1
UNIVERSIDAD ODONTOLÓGICA DOMINICANA
DEPARTAMENTO DE ODONTOLOGÍA
Escuela de Odontología
Tema:
APORTE DE LA ODONTOLOGÍA FO...
2
APORTES DE LA ODONTOLOGÍA FORENSE EN EL ÁMBITO
CRIMINALISTA EN LA REPÚBLICA DOMINICANA
MAYO- AGOSTO 2012
3
INDICE
 AGRADECIMIENTOS
 DEDICATORIAS
 INTRODUCCIÓN
 MARCO TEÓRICO
CAPÍTULO I
ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA ODONTOLO...
4
CAPÍTULO IV
DIFERENTES MEDIOS DE PRUEBAS EN LA INVESTIGACIÓN
CRIMINALÍSTICA………………………………………………………………….….. 27
4.1 Los medi...
5
8.2.2 Mordidas………………………………………………………………………….. 38
8.2.3 Diagnóstico y pronóstico de las lesiones por maltrato…………………………… 4...
6
 OBJETIVO GENERAL Y ESPECÍFICOS
 METODOLOGÍA
 ANTECEDENTES DE TESIS
 CRONOGRAMA ANTEPROYECTO DE TESIS
 HIPÓTESIS
 ...
7
Agradecimientos
Nuestro agradecimiento a la Universidad Odontológica Dominicana, en especial a la
Escuela de Odontología...
8
Dedicatorias
La elaboración de una tesis doctoral, no sólo es producto del esfuerzo individual sino
también del colectiv...
9
En estas líneas tampoco dejaré de mencionar a mis dos queridos hijos, Robert
Anderson y Naiara Hernández, que fueron mi ...
10
Melina, Dr. Marcos, Dr. César, Dra. Josefina, Dra. Yineth, Dr. Norbert Puello en mis
primeros pasos en la investigación...
11
Dedicatorias
A ese Dios supremo dador de todas las cosas “Dios” merecedor de toda honra y toda
gloria.
A MI MADRE: Rutt...
12
A MIS AMIGOS: Agradezco de corazón tener estas personas en mi vida, porque cada
una de ellas representa un momento y un...
13
INTRODUCCIÓN
La Odontología Forense, es una especialidad de las ciencias odontológicas que se ha
desarrollado mucho más...
14
Marco Teórico
1
CAPÍTULO I
Antecedentes históricos de la Odontología Forense
Criminalística.
1.1 Antecedentes Internacionales
Según nues...
2
Quizá la forma más sencilla de conocer los precedentes y los principales hitos en el
desarrollo de la odontología forens...
3
1.2 Antecedentes en la República Dominicana
Según la investigación realizada sobre la Odontología Forense en la Repúblic...
4
CAPÍTULO II
La Odontología Forense
2.1 Concepto
Silva Silva, (1991: 9) define la Odontología Forense como la rama de la ...
5
Colaborar en la detección del Síndrome de Niño Maltratado, ya que en la gran
mayoría de los casos se encuentran lesiones...
6
El identoestomatograma permite a los peritos, contar con elementos de identidad para
poder compararlos con los datos que...
7
el levantamiento y fijación de dicha lesión así como también se intervendrá con el estudio y
valoración del presunto agr...
8
es o no requerida una autopsia; en casos en donde piense que es necesaria una investigación
pública para esclarecer mejo...
9
El dentista puede verse involucrado en estos menesteres, cuando en el asunto a investigar
se encuentran envueltas marcas...
10
En el interés de establecer la identidad, se ha incrementado el conocimiento de la
genética humana y la sucesión de gru...
11
puntos dudosos, la discusión de las conclusiones y la reducción de la fatiga que se produce
al alternar entre examen y ...
12
La Procuraduría General de la República, es el organismo que tiene finalmente el
derecho de dar la autorización para qu...
13
normalmente encontradas en el cuerpo de la víctima, del propio agresor, o hasta en los
alimentos dejados por este en el...
14
CAPÍTULO III
Metodología de la Identificación Odontológica en el Ámbito
Criminal
3.1 La identificación Criminalística
C...
15
D. La rugoscopia, o estudio cotejo y análisis de las rugas palatinas, que por su forma,
tamaño y posición en la zona an...
16
Manchas: pueden ser de color café, amarillas o grisáceas, ocasionadas por hábitos como
el de los fumadores, consumidore...
17
Las piezas dentales de una persona o de un animal, son diferentes, existe una gran
variedad en número y en morfología, ...
18
En estos casos, existen diferencias con respecto a las zonas anatómicas en donde se
producen. Las marcas de mordida son...
19
f. Transicionales en erotismo
a) Verdaderas Accidentales.
Carnívoros agresiva
defensiva
Animales
accidental
Herbívoros ...
20
Dentro de las mordeduras humanas también se puede encontrar la siguiente clasificación:
Genuina: el agresor clava sus d...
21
complicación infecciosa más seria que podría producirse es la rabia. Por este motivo se
trata siempre en todos los caso...
22
Alarcón y Cobo, (2001): Las letras indican la clase de dientes y las cifras situadas encima
y debajo de la línea dan el...
23
pueden incidir en la marca de mordida. Las radiaciones pueden ser por mal oclusión,
movilidad dentaria individual asoci...
24
Las lesiones anteriores a la muerte presentan las siguientes características:
a) Las equimosis antiguas se encuentran e...
25
Se llama "período de incertidumbre" al momento inmediato a la muerte. Para averiguar si
las lesiones se han producido a...
26
Labajo G., (2006:48).Siempre se ha de tener en cuenta, en la identificación de las marcas
de mordeduras, que las mismas...
27
CAPÍTULO IV
Diferentes Medios de Pruebas en la Investigación Criminalística
4. 1 Los medios de prueba
Albarracín, R. (1...
28
4. 2 Los indicios
Dotel Matos, Héctor (1999: 130-142), El primer medio de prueba que vamos a tratar, es
de una importan...
29
CAPÍTULO V
Conceptos Odontológicos útiles en la Práctica Forense
A continuación se presentan algunos conceptos odontoló...
30
alimentos. Se extiende desde el hueso hioides, en la parte posterior de la boca, hacia
los labios.
 Labios: pliegues c...
31
CAPÍTULO VI
Identificación Odontológica
Según Pegalajar, J. (2009) La identificación científico-criminalística de la mu...
32
CAPÍTULO VII
Autopsia Oral
7. 1 Objetivos
 Según Duque Piedrahitaa, Máximo (2004) Registrar y documentar la presencia ...
33
Al igual que la necropsia, se recomienda disponer de un lugar adecuado para el examen,
con buena luminosidad, y de ser ...
34
CAPÍTULO VIII
Aporte del Odontólogo Forense en las Distintas Investigaciones
Criminalística
8. 1 Aporte del odontólogo ...
35
8. 1.3 Examen de tejidos blandos
Examinar todos los tejidos blandos incluyendo los surcos muco-gingivales, las encías, ...
36
Cualquier lesión debe ser adecuadamente identificada, descrita y documentada en el
informe pericial. En las fracturas d...
37
Estos niños pueden manifestar síntomas de timidez, inseguridad en ellos mismos, como
también ser temerosos, retraídos y...
38
8.2.2 Mordidas
Determinados autores, como B.G. Sims (1973), consideran que en muchos casos de
niños maltratados existen...
39
2. Fracturas y luxaciones
Las lesiones más frecuentes son fracturas o luxaciones dentales, contusiones orales,
laceraci...
40
La radiografía como método de exploración odontológica puede ser de gran utilidad para
evidenciar lesiones antiguas, fr...
41
8.2.5 Metodología de trabajo del Odontólogo Forense.
Descripción de las marcas:
Datos generales: fecha, nombre, edad de...
42
Si la agresión es muy reciente, es posible recoger muestras utilizando una torunda, que
se impregnará en la saliva que ...
43
9. Recogida de muestras de saliva o sangre del sospechoso:
Cuando se hubieran recogido muestras de saliva en la víctima...
44
8.3 Colaboración del Odontólogo Forense en dictámenes de edad en
posibles delincuentes
La determinación de la edad cron...
45
8.4 Envergadura de un odontólogo en la Identificación de un cadáver
incinerado.
Ante la ausencia de un registro dactila...
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia

14,737

Published on

0 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
14,737
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
290
Comments
0
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Tesis para obtener el titulo de doctor en odontologia"

  1. 1. 1 UNIVERSIDAD ODONTOLÓGICA DOMINICANA DEPARTAMENTO DE ODONTOLOGÍA Escuela de Odontología Tema: APORTE DE LA ODONTOLOGÍA FORENSE EN EL ÁMBITO CRIMINALISTA EN LA REPÚBLICA DOMINICANA MAYO – AGOSTO 2012 Tesis para optar por el título de: DOCTOR EN ODONTOLOGÍA Sustentada por: Roberto A. Hernández C. 09-UOD-0063 Marlene E. Morizette M. 10-UOD-0020 Asesor Metodológico: Lic. Arsenio Villanueva Asesora científica: Dra. Yineth Hernández Santo Domingo Oeste, República Dominicana 2013 Los conceptos emitidos en esta tesis son de la exclusiva responsabilidad de los sustentantes.
  2. 2. 2 APORTES DE LA ODONTOLOGÍA FORENSE EN EL ÁMBITO CRIMINALISTA EN LA REPÚBLICA DOMINICANA MAYO- AGOSTO 2012
  3. 3. 3 INDICE  AGRADECIMIENTOS  DEDICATORIAS  INTRODUCCIÓN  MARCO TEÓRICO CAPÍTULO I ANTECEDENTES HISTÓRICOS DE LA ODONTOLOGÍA EN EL ÁMBITO FORENSE CRIMINALÍSTICO……………………………………………………….... 1 1.1 Antecedentes internacionales………………..………………………………………. 1 1.2 Antecedentes en la República Dominicana………………………………………….. 3 CAPÍTULO II LA ODONTOLOGIA FORENSE………………………………………….…………… 4 2.1 Concepto…………………………………………………………………………….. 4 2.2 El odontólogo forense……………………………………………………………….. 5 2.3 Aspecto legal del odontólogo forense……………………………………….………. 7 2.4 El Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF)………………….…………… 11 2.5 El Instituto Nacional de Patología Forense…………………………………………. 12 2.6 Importancia de la odontología forense en el ámbito criminal……………………….. 12 CAPÍTULO III METODOLOGÍA DE LA IDENTIFICACIÓN ODONTOLÓGICA EN EL ÁMBITO CRIMINAL……………………………………………………………………………… 14 3.1 La identificación criminalística……………………………………………….………14 3.2 Características dentales de importancia para la identificación………………….…… 15 3.3 La importancia de las huellas de mordedura en la odontología forense…………….. 16 3.4 Mordeduras: definición……………………………………………………………… 17 3.5 Clasificación de las mordeduras……………………………………………………... 18 3.6 Identificación de huellas de mordeduras…………………………………………….. 21
  4. 4. 4 CAPÍTULO IV DIFERENTES MEDIOS DE PRUEBAS EN LA INVESTIGACIÓN CRIMINALÍSTICA………………………………………………………………….….. 27 4.1 Los medios de prueba………………………………………………………….…..….27 4.2 Los indicios………………………………………………………………………..…. 28 CAPÍTULO V CONCEPTOS ODONTOLÓGICOS ÚTILES EN LA PRÁCTICA FORENSE…….…. 29 5.1 Estructuras del sistema estomatognatico………………………………………….…. 29 5.2 Región Ginvivo-Alveolo-Dentaria…………………………………………….….….. 30 CAPÍTULO VI IDENTIFICACION ODONTOLOGICA…………………………………………….…. 31 CAPÍTULO VII AUTOPISTA ORAL…………………………………………………………….………. 32 7.1 Objetivos…………………………………………………………………….……….. 32 7.2 Técnicas de autopsia oral…………………………………………………….………. 32 7.3 Procedimiento………………………………………………………………….…….. 33 CAPÍTULO VIII APORTE DEL ODONTÓLOGO FORENSE EN LAS DISTINTAS INVESTIGACIONES CRIMINALÍSTICAS……………………………………………. 34 8.1 Aporte del odontólogo forense en los delitos sexuales………………………………. 34 8.1.1 Examen de la cavidad oral………………………………………………………... 34 8.1.2 Recolección de evidencia traza…………………………………………………… 34 8.1.3 Examen de tejidos blandos………………………………………………………...35 8.1.4 Hallazgos sugestivos de abuso sexual, en paladar y frenillos……………………..35 8.1.5 Examen de estructuras dentales, procesos alveolares y maxilares……………….. 35 8.2 Participación del odontólogo forense en el síndrome del niño maltratado…….…….. 36 8.2.1 El abuso de menores en la odontología forense criminalista…………….……….. 36
  5. 5. 5 8.2.2 Mordidas………………………………………………………………………….. 38 8.2.3 Diagnóstico y pronóstico de las lesiones por maltrato…………………………… 40 8.2.4 Valoración de lesiones en el maltrato infantil……………………………………. 40 8.2.5 Metodología de trabajo del odontólogo forense…………………………………. 41 8.3 Colaboración del odontólogo forense en dictámenes de edad en posibles delincuentes……………………………………………………………... 44 8.4 Envergadura de un odontólogo en la identificación de un cadáver incinerado……… 45 8.4.1 La identificación odontológica…………………………………………………... 46 8.4.2 Identificación odontológica de cadáveres quemados en el área criminalista….…. 47 8.5 El odontólogo forense en la escena del crimen……………………………….……… 48 8.5.1 Concepto de la escena del crimen………………………………………….……... 48 8.5.2 Función del odontólogo forense en la escena del crimen………………………… 48 CAPÍTULO IX CASOS PRESENTADOS DE MAYO A AGOSTO DEL 2012 AL DEPARTAMENTO DE ODONTOLOGÍA FORENSE Y SUS RESPECTIVOS APORTES……….….……. 49 CAPÍTULO X CASO CLÍNICO: ESCLARECIMIENTO DE UN CASO POR LA ODONTOLOGÍA FORENSE; ANGINAS DE LUDWIG……………………………………………………53 10.1 Anginas Ludwig…………….………………………………….…………………..53 10.2 Manifestaciones clínicas………………………………………………….……….. 53 10.3 Consideraciones anatómicas……………………………………………….……… 54 10.4 Piso de la boca………………………………………………………………….......55 10.5 Espacio sublingual……………………………………………………………….... 55 10.6 Espacio submentoneano……………………………………………….…………...55 10.7 Espacio submandibular……………………………………………….…………… 55 10.8 Diagnóstico…………………………………………………………….………….. 56  MARCO METODOLÓGICO  PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA  JUSTIFICACIÓN Y MOTIVACIÓN
  6. 6. 6  OBJETIVO GENERAL Y ESPECÍFICOS  METODOLOGÍA  ANTECEDENTES DE TESIS  CRONOGRAMA ANTEPROYECTO DE TESIS  HIPÓTESIS  CONCLUSIONES  RECOMENDACIONES  BIBLIOGRAFÍA  ANEXOS
  7. 7. 7 Agradecimientos Nuestro agradecimiento a la Universidad Odontológica Dominicana, en especial a la Escuela de Odontología. A los Profesores y a los Doctores, que con su paciencia y dedicación nos guiaron por el mejor de los caminos. Agradecemos al Instituto de Patología Forense de la República Dominicana y de manera especial a la Dra. Yineth Hernández por su extensa colaboración, tanto científica como moral. De igual modo queremos agradecer al Lic. Arsenio Villanueva por sus recomendaciones y asesoramiento metodológico. Agradecemos a la Dra. Bienvenida Gutiérrez por su ayuda y colaboración con nuestras tesis, por mostrarnos qué importancia tiene la odontología forense en la justicia dominicana. A la Dra. Deschamps y a la Dra. Rivas por su apoyo incondicional y su dedicación y amor a los estudiantes.
  8. 8. 8 Dedicatorias La elaboración de una tesis doctoral, no sólo es producto del esfuerzo individual sino también del colectivo. Se debe reconocer el mérito propio por alcanzar los objetivos propuestos, aunque sin olvidar que se parte de cero, y que sólo se puede llegar más lejos porque otros antes han acumulado el conocimiento necesario para hacer progresar el nuestro. Este reconocimiento forma parte de ese sistema social que denominamos ciencia y es un requisito formal e ineludible en la literatura científica, y nuestra vida. Sin embargo, estos hombros no son los únicos en los que me he encaramado en este arduo y largo proceso. Desde aquí debo expresar mi agradecimiento a una gran cantidad de personas e instituciones: mis particulares gigantes. Algunos me han permitido ver más allá con sus orientaciones y consejos, otros me han llevado más lejos con sus enseñanzas y con su apoyo, unos pocos me han ayudado con su cariño. A todas les debo mi gratitud por su paciencia y consideración. Le agradezco a Dios ante todo, por darme la vida, guiarme hacia un camino correcto y estar siempre a mi lado. Dedico el presente trabajo de tesis a mi madre, Julia Cabrera Cruz, por estar siempre presente en todos los momentos buenos y malos que nos traza la vida, por su constante apoyo y consejos que me han servido en el transcurso de toda mi vida y sin dejar de mencionar también a mi querido padre Julián Hernández, quien hizo de mi una persona seria, responsable y trabajador desde muy joven, aunque ahora seguramente está viendo este gran paso de su hijo desde el cielo. Sin dudar en agradecer también, a Juan Carlos Basterrechea Serezo mi padrastro quien confió en todo momento en su nueva familia, desde que entró a nuestras vidas y siempre apoyarme incondicionalmente en mis proyectos, por el amor que le brinda a mi querida madre.
  9. 9. 9 En estas líneas tampoco dejaré de mencionar a mis dos queridos hijos, Robert Anderson y Naiara Hernández, que fueron mi inspiración en todo momento para seguir adelante con este proyecto tan importante en nuestras vidas. Ana Maribel Hernández, Julián Alfredo Hernández, Melvin Hernández, mis hermanos por mantenernos unidos en todas las adversidades que nos depara la vida y por confiar en mí. También debo agregar a este reconocimiento a mi amiga la Licda. Hane Lore King Montes de Oca, por recorrer todo este camino a veces con espina y ayudarme a elaborar esta tesis, que sin su esfuerzo este trabajo no sería lo mismo. Pero debo señalar que los mayores reconocimientos se los debo al asesor Metodológico Lic. Arsenio Villanueva y la asesora científica la Dra. Yineth Hernández, los verdaderos gigantes y de una altura aun mayor como personas Al profesor de Lengua Española el Lic. Pablo Salcedo, por ayudarme cómo afrontar el miedo en las exposiciones y continuar hacia delante sin temor a nada. En el entorno universitario, llega un momento en que resulta imposible separar la vida laboral de la personal. Aunque no es muy generoso por mi parte mencionar sólo a dos compañeros, los daños colaterales a este trabajo han contribuido a que mi admiración y respeto hacia ellos se torne infinita. El derroche de empatía, ingenio y elocuencia de Marlene y Luis Alexander, han hecho que las cosas no fueran susceptibles de empeorar y que siempre creyeran en la parte estable del sistema. Muchos otros amigos se han visto directamente implicados en este trabajo resolviendo dudas, localizando bibliografía o revisando, una y otra vez ante mi insistencia, distintas partes de la tesis. Aún a riesgo de olvidar a alguien, no sería justa la omisión de sus nombres en estos agradecimientos, muy especialmente a Dr. Norberto Puello, Dra.
  10. 10. 10 Melina, Dr. Marcos, Dr. César, Dra. Josefina, Dra. Yineth, Dr. Norbert Puello en mis primeros pasos en la investigación y me inculcaron el compromiso con el rigor científico. En este último año me ha permitido disfrutar de su integridad, sabiduría y sentido común, así como de la confianza demostrada al incorporarme en un grupo de investigación donde, además del espíritu de formación continua, impera la solidaridad y por encima de todo, la amistad. Por esto, debo agradecer también a todos los miembros académicos de la rectoría, archivo, registro, información de esta Universidad la consideración y comprensión mostradas durante mi paso por ella. Pero quienes han supuesto un verdadero apoyo en estos años han sido aquellos amigos que sin acabar de entender, en algunos momentos, la dedicación exclusiva a esta página, siempre han estado ahí. Gracias a mi pequeña familia de amigos, Nairobi Rubelys, Julio, Ruddy, Lubi, Omar Sharif, Merlín, María, Karina, Pedro, lo imposible se ha convertido en un, dulce paseo. Y gracias a Vanesa, Penélope, Gilbert, Stefano, Lander, etc. He comprobado que en este camino uno puede sentirse de mil maneras, pero nunca solo. Roberto Hernández C.
  11. 11. 11 Dedicatorias A ese Dios supremo dador de todas las cosas “Dios” merecedor de toda honra y toda gloria. A MI MADRE: Rutt O. Martínez, por ser más que una madre para mí, por tu amor, por tu paciencia, tu dedicación y esfuerzo constante para que yo pudiera lograr cada una de mis metas, por fomentaren mí, ideales y principios morales, las palabras no alcanzan para agradecerte todo tu amor y tus desvelos, apoyándome en los momentos buenos y malos, sin ti esto no hubiera sido posible. A MI PADRE: José Luis Morizette, por ser un padre ejemplar, el que todo hijo desea, papi gracias por enseñarme el valor y lo que significa el esfuerzo para lograr un objetivo, por ser mi ejemplo de que con dedicación y empeño todo es posible, gracias por tu apoyo y por ser mi soporte en este camino tan arduo. A MIS HERMANAS: Berenice, Jeannet, Luatany&Madeline por ser quienes se desvelaban para darme apoyo y ayudarme a seguir hacia delante, por estar siempre en los momentos más difíciles, por siempre creer en mi capacidad para conseguir esta anhelada meta. A ti F. Alberto Cruz por ser quien escuchaba cada una de mis historias, por darme esa motivación de superación cada día, cada una de tus palabras de apoyo, de aliento, de amor las llevo grabadas en mi corazón, te agradezco tu amor, tu cariño incondicional y sincero. A MIS SOBRINOS: Isaac, Erick y Camila, por darme la alegría e inocencia que solo ustedes saben brindar. A MIS FAMILIARES: A mi abuela Moraima Domínguez, mis tías Josefina Morizette, y Mariel Martínez, porque siempre recibí de ustedes palabras de aliento, la importancia de continuar y que las cosas siempre se consiguen con esfuerzo.
  12. 12. 12 A MIS AMIGOS: Agradezco de corazón tener estas personas en mi vida, porque cada una de ellas representa un momento y una vivencia diferente, por ser quienes me mostraban con sus hechos lo que es la verdadera amistad: Eduardo Vasquez, Rafael Ventura, Jenniffer del Rosario, Ericka Pérez, Francisco Acevedo, Ronny Mora. A MIS COMPAÑEROS DE LA UOD: Gracias por todos aquellos momentos de alegrías y de tristezas, por estar junto a mí en este camino tan bello que es el del aprendizaje: Karina, Alondra, Vianel, Nairoby, Merlyn, Pedro, Ana Delia, Cristina, Escarly, Jarinilca, Gilberth, Rubelis, América. A MI COMPAÑERO DE TESIS: A ti Roberto Hernández C. ( Ricky) porque desde que llegue a la Universidad fuiste mi amigo y siempre has apostado todo a mis conocimientos, por siempre creer en mí en cada momento, por darme la oportunidad de vivir esta experiencia de la tesis contigo, por darme tu confianza cuando más lo necesité. A LOS DOCTORES: Dra. Yineth Hernández, Dra. Carolina Simonó, Dr. Norberto Puello, Dra. Josefina Gonzales, Dr. Cástulo Valdez, Dra. Claudia Veriguette, Dr. Edgar De La Cruz, Dra. Patricia Paredes, Dr. Sandy Muñoz, Dr. Benito Núñez, Dr. Carlos De Los Ángeles y el Dr. Norbert Puello, por mostrarme siempre el valor del aprendizaje y por su paciencia y dedicación. Marlene Morizette
  13. 13. 13 INTRODUCCIÓN La Odontología Forense, es una especialidad de las ciencias odontológicas que se ha desarrollado mucho más en los últimos tiempos, debido al crecimiento de la criminalidad en la República Dominicana. A través de la misma se han podido identificar cadáveres, además de ser una herramienta de importantísima utilidad que va de la mano con la Justicia Dominicana. El presente trabajo se enfoca en el aporte de la Odontología Forense sobre casos de personas que fueron sometidas a exámenes por huellas de mordeduras e identificación en el área criminalística en el periodo de Mayo a Agosto del 2012. El objetivo del presente trabajo es brindar conocimientos de las ciencias forenses y criminalistas, para favorecer el incremento del aprendizaje de los profesionales de dichas áreas, además de que tengan la oportunidad de conocer los mínimos pasos a cumplir en un protocolo que les permite analizar cadáveres, frescos, en descomposición o esqueletizadas, en orden de determinación signos de tortura o abuso físico y así poder documentarlos. En los capítulos desarrollados en esta tesis, podemos conocer más afondo la importancia de la Odontología Forense en la criminalística, en la identificación de un cadáver, etc. Capítulo I: Antecedentes Históricos de la Odontología Forense; Capítulo II: Odontología Forense; Capítulo III: Metodología de la Identificación Odontológica en el Ámbito Criminal; Capítulo IV: Diferentes Medios de Pruebas en la Investigación Criminalística; Capítulo V: Conceptos Odontológicos en la Practica Forense; Capítulo VI: Identificación Odontológica; Capítulo VII; Autopsia Oral: Capítulo VIII; Aportes del Odontólogo Forense en las Distintas Investigaciones Criminalísticas; Capítulo IX: Casos Presentados de Mayo/Agosto 2012, al Departamento de Odontología Forense y sus Respectivos Aportes; Capítulo X: Caso Clínico: Esclarecimiento de un caso por la Odontología Forense; Anginas de Ludwig.
  14. 14. 14 Marco Teórico
  15. 15. 1 CAPÍTULO I Antecedentes históricos de la Odontología Forense Criminalística. 1.1 Antecedentes Internacionales Según nuestro punto de vista al leer el material, hemos comprendido que el empleo de la identificación dental, aparece en casos aislados a través de la historia escrita y pueden haberse usado en tiempos prehistóricos, formas primitivas de identificación dental. El interés en la odontología forense, aparentemente se elevó en la última parte del siglo XIX, lo que está indicado por el número de artículos que aparecieron en ese período. La Odontología Forense en una primera fase, se limitó a la resolución de problemas identificativos, habiendo producido a lo largo de su recorrido, una extensa característica, en la que se incluyen numerosos casos adecuadamente resueltos, muchos con valor histórico o con amplia resonancia social. Moya V, Roldán B y Sánchez JA. (1994: 7-10): La Odontología Forense, nació desde un punto de vista formal y científico a partir del año 1898 cuando Oscar Amoedo, destacó la importancia de esta especialidad, publicando su libro 'L’artdentaire en médecine légale", siendo el primer tratado de Odontología Legal. Esta obra recoge de una manera sistemática, los principales problemas odontológicos relacionados con el derecho y también se incluye una serie de casos judiciales o cuestiones concretas que ya habían sido planteadas ante los tribunales. Oscar Amoedo es conocido como el padre de la Odontología Legal. El Dr. Oscar Amoedo, nació en Cuba el 10 de noviembre de 1863. Nombrado en 1889 delegado al Primer Congreso Odontológico que tuvo lugar ese año en Paris, publicó más de 120 trabajos, abarcando varios aspectos de esta disciplina, adquiriendo así, notoriedad mundial.
  16. 16. 2 Quizá la forma más sencilla de conocer los precedentes y los principales hitos en el desarrollo de la odontología forense, sea el hacer un seguimiento de los problemas más importantes que fueron resueltos mediante la aplicación de datos odontológicos. La primera evidencia de datos dentales utilizados con fines forenses es asociada a Nerón, emperador de Roma (45-70 AD). Tácito, en los anales describe como Agripina, madre de Nerón, y Popea, amante de este, decidieron matar a Lolia Paulina celosas de su belleza. Lolia Paulina quien fue mandada a ejecutar por Agripina Madre de Nerón. Agripina mandó traer la cabeza de Lolia para asegurarse de su muerte y al encontrarse esta desfigurada, le abrió la boca y reconoció las restauraciones en oro puestas por un dentista de Alejandría. Joseph Warren, muerto en la batalla de Breed´s fue exhumado y exhibido para dar escarmiento a la gente y mostrar lo que podría pasar a los revolucionarios, posteriormente fue inhumado en una fosa común. Diez meses después sus amigos y familiares deciden buscarlo y fue identificado por su odontólogo Paul Reveré, quien le había realizado una prótesis fija. En 1849 el Dr. Parkman es asesinado por un químico de apellido Webster en el Colegio médico de Boston, Webster trató de ocultar la evidencia carbonizando el cuerpo. La identificación fue lograda por fragmentos carbonizados de dientes dentro de un trozo de oro fundido. Este es el primer caso en el que la evidencia dental es aceptada por las cortes en Estados Unidos. En 1897, la tragedia del Bazar de la Caridad significó el nacimiento de la odontología como ciencia forense. Los odontólogos de la zona, incluido el Doctor Oscar Amoedo, ayudaron a identificar a las víctimas por las características dentales. Amoedo es conocido como padre de la Odontología Forense.
  17. 17. 3 1.2 Antecedentes en la República Dominicana Según la investigación realizada sobre la Odontología Forense en la República Dominicana, en tiempos atrás no existía ningún órgano o autoridad que investigara identificaciones de cadáveres por catástrofe, secuestro o cuerpos descuartizados. Como evidencia en las noticias podemos corroborar que hace unos meses atrás hubo un secuestro de un niño llamado Rafael Eduardo Jourdain, que estuvo desaparecido por más de dos semanas y su cuerpo fue encontrado en el Rio Ozama, Santo Domingo, Distrito Nacional, sus padres fueron llamados para identificar al cadáver y tenían duda de que fuera su hijo. Esto demuestra la ineficacia de las autoridades competentes en Odontología Forense, ya que por falta de registros dentales, tuvieron que hacer una prueba de ADN que tardó más tiempo de lo previsto, aumentando el dolor y la agonía de los padres, cosa que se hubiese evitado si realmente en nuestro país existiera un buen manejo de la Odontología Forense. También en el 1er Congreso de Procuradores de la República Dominicana el cual comprendió entre los años 1930 y 1940 en celebración del primer decenio de la era del dictador Leónidas Trujillo, se le dio una gran importancia a la medicina legal y específicamente a la Odontología Legal. Pichardo, A. (1999: 9-10), En nuestro país la Odontología Forense da inicio para la época del dictador Rafael Leónidas Trujillo quien al enterarse de que en Cuba, el Dr. Jorge Alfredo Castillo impartía sus conocimientos de Odontología Forense a la Policía Judicial de ese país, invita al mismo a la República Dominicana para que enseñar esta ciencia. En 1999, se creó el Dpto. de Odontología Forense, siendo el Dr. Sergio Sarita Valdez quien tomo la iniciativa de preparar Odontólogos para la práctica de esta ciencia forense. Entrenando a los Doctores Rafael Cruz y Bienvenida Gutiérrez. Instituto Nacional de Patología Forense de la Rep. Dominicana (2006:3), Finalmente en el año 2003 por iniciativa propia se integra el Dr. Miguel Iván Marrero Pichardo, quedando avalados por Instituto Nacional de Patología Forense, como Odontólogos Forenses.
  18. 18. 4 CAPÍTULO II La Odontología Forense 2.1 Concepto Silva Silva, (1991: 9) define la Odontología Forense como la rama de la Medicina Forense que consiste en el estudio de las características y arreglos dentales, con el apoyo de la elaboración de moldes y fórmulas dentarias, a efecto de hacer comparaciones formales con fichas odontológicas testigos y establecer la identidad de las personas o restos humanos. La odontología forense está tomando mucha importancia, cosa que nadie podrá negar. Es de muchos conocido que hay una gran cantidad de técnicas para la identificación, entre ellas se encuentra la queiloscopia, la rugoscopia, la reconstrucción facial, la sobre posición de imágenes y hasta muestras del ADN tomadas de la dentina. Téllez Rodríguez, (2002: 362-364), establece que los métodos de la identificación odontológica se fundamentan principalmente, en la particularidad de la conformación de las arcadas dentarias, dientes, rugosidades palatinas, etc., que presentan cada individuo, con caracteres y formas propias; las que no son iguales a los de ningún otro. La Odontología Forense también presenta gran utilidad para: Indicar de quién es el cadáver que se ha encontrado. Determinar si la causa de la muerte tiene como origen algún acto delictivo. Conocer a la víctima y también al posible o probable victimario. Entregar el cuerpo a los familiares. Trámites de documentos de identidad en personas expósitas (abandonadas), o el trámite de adopción de menores gracias a que está en capacidad de emitir un dictamen de edad. En la tipificación del delito de lesiones personales, al determinar la naturaleza de la lesión. Además de ayudar en la detección del delito sexual y casos de responsabilidad profesional.
  19. 19. 5 Colaborar en la detección del Síndrome de Niño Maltratado, ya que en la gran mayoría de los casos se encuentran lesiones en cavidad oral y tejidos peribucales. La Odontología Forense es integral para investigaciones de crímenes, que involucren marcas de mordidas en victimas vivas como en abusos de menores, abusos sexuales y en victimas muertas sin identificación en desastres masivos. En definitiva,la Odontología Forense es el manejo correcto y el examen de la evidencia dental, en el interés de la justicia para que los hallazgos dentales puedan ser propiamente presentados y evaluados. 2.2 El Odontólogo Forense Podríamos decir que un odontólogo forense es un dentista con licencia completa, que se encarga de examinar los dientes de los cadáveres y marcas de mordeduras en los cuerpos. Por lo que entendemos que existen cuatro funciones principales de un odontólogo forense: servicios de consultoría, opiniones de expertos, la enseñanza y la investigación. Hay muy pocos odontólogos forenses, ya que esta es una habilidad muy especializada. Cuando un cuerpo humano es descubierto y no hay manera obvia de identificar a la persona, un odontólogo forense es llamado. Son responsables de tomar un molde de yeso o de los dientes y la mandíbula de los restos, y utilizar esto para identificar con precisión la persona de acuerdo a los registros dentales. Los registros dentales utilizados pueden variar ampliamente, de rayos X tomadas en los últimos diez años para los rellenos y otros trabajos que tiene una marca de identificación. Romo Pizarro, Osvaldo (1997: 241-242): Señala que la intervención del perito en materia de Odontología Forense se puede requerir para indagar sobre ciertas técnicas de cirugía bucal, conocer cuáles son las técnicas de alineamiento dental por métodos ortodónticosu ortopédicos buco dentales, aplicar la traumatología forense para clasificación dental, las bases de la fotografía clínica en una investigación de huellas de mordedura humana relacionadas con un delito; el aporte para quien requiere de esta disciplina puede ser bibliográfico, estadístico, clínico, instrumental, en el consultorio dental, en el laboratorio de prótesis o en el especializado de Criminalística.
  20. 20. 6 El identoestomatograma permite a los peritos, contar con elementos de identidad para poder compararlos con los datos que nos proporcionen los familiares que asisten al área de Identificación en busca de un familiar ausente, extraviado ó secuestrado. 2° Clasificación de Lesiones: En estos casos se interviene, a petición del juez directamente o por parte de los médicos peritos del servicio local o de los reclusorios, con personas que han sufrido lesiones en accidentes de tránsito, laborales, agresiones en riñas o asaltos, etcétera, en los cuales ha sido afectada la cavidad oral, principalmente los órganos dentarios; y que por medio de la revisión clínica y radiográfica de la cavidad oral podemos dictaminar acerca de los parámetros de gravedad, sanidad y consecuencias de dichas lesiones. 3° Determinación de Edad Clínica: Esta actividad se realiza a petición de los juzgados de Proceso de Justicia para adolescentes, en casos en que se duda de la edad del sujeto, ya que se carece de acta de nacimiento, cuando el infractor dice estar en situación de calle o pertenecer a poblaciones indígenas o rurales, así como en casos en que el acta de nacimiento es extemporánea y no existe forma de comprobar la legalidad de dicho documento Para este estudio se requiere de radiografías dentales de tipo periapical y/o Ortopantomografia (Panorámica), en las cuales observamos la erupción dental, la calcificación de las raíces, mal posiciones de los órganos dentales, generalmente los terceros molares. 4° Valoración de Huellas de Mordedura: Existen diferentes ilícitos en los cuales se pueden llegar a presentar la ó las lesiones producidas por los órganos dentarios humanos, casos como el maltrato a menores, riñas ó casos de agresiones sexuales en los que el sujeto en estudio este vivo ó bien sea un cadáver. La intervención del perito Odontólogo, primero se enfocará a determinar que realmente sea una mordedura humana para posteriormente realizar todos los estudios y técnicas para
  21. 21. 7 el levantamiento y fijación de dicha lesión así como también se intervendrá con el estudio y valoración del presunto agresor con estudios que permitan establecer que haya sido producida por él o los agresores. 2.3 Aspecto Legal del Odontólogo Forense Dotel Matos, (1999: 86-93), Desde el Principio de los tiempos han existido las mordidas y las marcas de mordidas, el estudio de ellas y la aplicación del conocimiento dental junto con la habilidad en el servicio de la justicia, es un desarrollo moderno. A esto se le añade la literatura internacional reconocida de la Odontología Forense principalmente la de origen escandinavo. El impacto de la Odontología Forense se debe al éxito obtenido en muchos casos por los abogados cuando han recibido una pequeña ayuda del odontólogo. En nuestro país se ha establecido mediante la Ley No. 136, la práctica obligatoria de la autopsia judicial en la Instrucción preparatoria del proceso penal, en estos casos de muerte sobrevenida por: a) Cuando se sospeche o haya sido provocada por medios criminales. b) Por cualquier forma de violencia criminal. c) Muerte repentina o inesperada, cuando la persona gozaba aparentemente de buena salud. d) Si la persona estuviere en prisión. e) Cuando proviene de un aborto o parto prematuro. f) Cuando fuera o se sospechará de suicidio. g) En cualquier otro caso en el que proceda el juicio de Procurador Fiscal. La autopsia tendrá como finalidad esencial, la causa médica de la muerte, de los estados patológicos preexistentes, de la forma médico legal del hecho y del momento en que se produjo. Las investigaciones sobre muertes sospechosas y repentinas se llevarán a cabo privadamente por la policía bajo la dirección del Procurador Fiscal, que es el que decide si
  22. 22. 8 es o no requerida una autopsia; en casos en donde piense que es necesaria una investigación pública para esclarecer mejor el problema sin importar lo que pueda ser ventilado, lo hará. Cuando aparece un cadáver es obligación de la justicia comparecer, con la finalidad de que los auxiliares judiciales, médicos legistas, procurador fiscal o juez de la instrucción, precedan a levantar el acta de defunción, rindiendo un informe de hallazgos en el lugar de los hechos. No podrá realizarse la autopsia sin previa certificación de muerte por el médico legista. Oficiales como el Procurador Fiscal, tiene el poder para requerir el personal calificado, quienes llevarán a cabo la autopsia, empleando así a expertos dentales u otro especialista para examinar el cuerpo y reportar el análisis. Los peritos médicos serán designados exclusivamente por el Procurador Fiscal o el Juez de la Instrucción, escogido de una lista oficial de facultativos elaborada por la Asociación Medica Dominicana y aprobada por el Secretario del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. Esta lista se envía a la Procuraduría General de la República para fines de distribución de los departamentos y Distritos Judiciales. Los Procuradores Fiscales y sus agentes locales controlan y guían la investigación del crimen y su seguimiento, si es necesario con la ayuda y consejo del Procurador General de la República o el Procurador General de la Corte de Apelación. Es obligación de la Policía actuar sobre una información directa del público o por instrucciones del Procurador Fiscal, para aclarar las circunstancias que envuelven cualquier crimen, reportando luego al Procurador Fiscal que decidirá si el resultado de la investigación justifica el proceso. Cuando el hecho que ocurriese fuese natural, no existe responsabilidad, ya que se trata de un hecho fuera de la voluntad del hombre.
  23. 23. 9 El dentista puede verse involucrado en estos menesteres, cuando en el asunto a investigar se encuentran envueltas marcas de mordidas y es necesario definir investigación de su dueño, mediante un estudio comparativo de la boca, los tejidos blandos, mandíbulas y dientes de uno o más sospechosos. Si la investigación es positiva la finalidad es, dar evidencia al Tribunal que conozca el asunto como un testigo experto, estableciendo factores y opiniones especializadas. Antes de entrar en acción el odontólogo deberá asesorarse legalmente para evitar problemas posteriores. El concepto de identificación es lo principal en el proceso, el cual envuelve tres estados: 1) La obtención de registros precisos basados en el examen directivo, fotografía, radiografías o las tomas de impresiones. 2) Comprobación con las propiedades conocidas de los sujetos descubiertos. 3) Evolución del significado de la similitud y la no similitud revelada. La ley reconoce que cada individuo posee una personalidad legal. La personalidad se inicia probablemente desde el punto mismo de la concepción, extendiéndose a través de la vida y terminándose con la muerte. Cuando una persona desaparece por un espacio de cuatro años, sin tener noticias de su paradero, es posible declararle muerto jurídicamente, de acuerdo al procedimiento que establece el Código Civil, dando por terminado así con sus derechos personales. El estado tiene necesidad de establecer la identidad a las personas fallecidas para prevenir fraudes, reconciliar registros, para establecer la causa de la muerte y para ser posible las observaciones religiosas apropiadas. Es posible que la evidencia dental pueda jugar un papel fundamental en establecer identidad de personas con amnesia o la identificación de un crimen violento donde la odontología forense ha establecido por sí misma la mayor asistencia.
  24. 24. 10 En el interés de establecer la identidad, se ha incrementado el conocimiento de la genética humana y la sucesión de grupos sanguíneos y otras características sanguíneas hereditarias así mismo serán importantes la condición bucal, las rugosidades palatinas y las fisuras labiales para el uso de evidencia dental. La evidencia dental es científica y puede ser presentada en la Corte, solo por un experto o testigo habilidoso. Puede por sí sola ser soporte de una convicción criminal, al igual que, el resultado de una autopsia puede ser rechazado o acogido por el juez, ya que en derecho existe un principio que dice “el perito no ata al juez”. El juez tiene la libertad de acoger o no, las pruebas del perito y los testimonios que le son presentados por las partes en proceso. El perito científico dental debe permanecer en la corte de principio a fin para escuchar todas las evidencias y dar su opinión sobre los hechos probados, de acuerdo a su arte, oficio o habilidad, también en preguntas hipotéticas, el testimonio debe suplir independientemente sobre los beneficios del flujo científico. El INACIF en nuestro país, actúa como organismo que vela porque el peritaje autopsia sea realizado conforme a los conocimientos científicos de los peritos que participen en la autopsia. El dentista debe elaborar un reporte a consecuencia, cuando es custodiado para un examen de una persona con propósito de exponerlos en la corte, su trabajo ha de ser claro y lógico, acompañado de radiografía, fotografía e impresiones, a esto se le llamará evidencia y es de donde preparara su declaración o reporte formal para la corte. Este material puede ser llamado escrutinio por la corte o por la parte opositora, teniendo por tanto que ser cuidadoso preciso y exacto. Idealmente estos reportes son preparados por dos expertos, un odontólogo que examina y otro que realizara los hallazgos. Este método, permite la verificación, consulta, respecto a
  25. 25. 11 puntos dudosos, la discusión de las conclusiones y la reducción de la fatiga que se produce al alternar entre examen y registro. Serán abiertos con los nombres completos, edades, direcciones, designaciones y calificaciones profesionales, una breve declaración de la misión remitida a ellos, los detalles de las personas examinadas, el motivo de sus consentimiento a cada examen y un completo detalle de fechas, lugares y tiempo de los exámenes. La parte central del reporte debe contener una declaración de los hallazgos, especialmente aquellos en los cuales basó sus conclusiones. Estas deben ir más allá de los hechos que puedan ser justificados, serán usados términos razonables y precisos al expresar probabilidades. 2.4 El Instituto Nacional de Ciencias Forense (INACIF) Decreto No. 5889 de 17 de Febrero del 1989: Crea al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) y el organismo que tiene a su cargo, tiene como fin la realización de las necropsias en el territorio nacional, conforme se establece en la Ley No. 136 de 23 de mayo del 1980. Esta ley, establece, que es obligatoria la práctica de la autopsia judicial en la instrucción del proceso penal de todo caso de muerte sobrevenida, cuando existan indicios o sospecha de que haya sido provocada por medios criminales. El INACIF, es una dependencia de la Procuraduría General de la República, el personal técnico y administrativo del instituto, es designado por conducto del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social. Los proyectos de Reglamento del INACIF como de la ley No. 136 del 23 de mayo de 1980, son elaborados por la Procuraduría General de la República y la Secretearía de Salud Pública y Asistencia Social, los cuales son sometidos al Poder Ejecutivo para su aprobación.
  26. 26. 12 La Procuraduría General de la República, es el organismo que tiene finalmente el derecho de dar la autorización para que se practiquen las autopsias judiciales. El INACIF, realiza las necropsias, en distintos lugares del país, siendo muchas de ellas, exhumaciones que se realizan en cementerios de la capital y del interior del país. A pesar de que la ley No.136 hace la práctica de las necropsias judiciales obligatorias en la instrucción preparatoria del proceso penal, es con la creación del INACIF, que las autopsias se popularizaron, o más bien comenzaron a cumplir las disposiciones de la fecha de su creación, el 17 de febrero del 1989, hasta 31 de diciembre de dicho año. 2.5 El Instituto Nacional de Patología Forense El Instituto de Patología Forense, fue creado por Decreto No.58-89 del 17 de Febrero del 1989, recibiendo una modificación con el Decreto No.26-99 de fecha 29 de Enero del 1999, pasando a llamarse INSTITUTO NACIONAL DE PATOLOGIA FORENSE. Este tiene como objeto la realización de Autopsia Judicial, conforme a lo que establece la Ley 136, de fecha 23 de Mayo de 1980. 2.6 Importancia de la Odontología Forense en el ámbito Criminal Somos de la opinión, que hoy en día la odontología forense es un área de gran importancia desarrollada en conjunto con la medicina legal. El amplio campo que abarca esta disciplina en la actualidad, comprende exámenes del cuerpo del delito en víctimas de agresiones, accidentes de tránsito y otras circunstancias en que este comprometida la cavidad bucal (movilidad y fracturas dentarias, pérdidas de elementos dentales) y del complejo máxilo mandibular (fracturas óseas, desordenes de la articulación témporo - mandibular), exámenes de identificación de cadáveres y osamentas, exámenes de estimativa de sexo, estatura, color de piel, estimativa de la edad (donde los arcos dentales pueden ofrecer informaciones de real valor y muchas veces con una precisión superior a otros métodos), en casos de violencia sexual (malos tratos contra la mujer y la niñez), donde no es rara la presencia de mordidas dejadas por el agresor. Estas marcas de mordidas son
  27. 27. 13 normalmente encontradas en el cuerpo de la víctima, del propio agresor, o hasta en los alimentos dejados por este en el lugar del crimen. Las impresiones dentales son localizadas, descritas y debidamente fotografiadas, para que por medio de tales vestigios, sea realizada la confrontación con un posible sospechoso, con la tentativa de excluir o identificar al autor. Además, la odontología forense abarca temas relevantes para las investigaciones judiciales tales como: dictámenes de edad, recolección de evidencia odontológica en delitos sexuales, maltrato infantil, responsabilidad profesional, entre otros. En la muerte, la actividad penal resultaría de la investigación de las lesiones efectuadas al cadáver por medio de la boca, pudiendo de esta forma determinar si han sido lesiones pre mortem o post mortem, la tipología de la lesión (pasional, de género, menores etc.) e incluso ayudando a establecer el lugar donde se ha producido la agresión y el tiempo transcurrido desde ésta. Instituto Nacional de Patología Forense. Santo Domingo, R.D.
  28. 28. 14 CAPÍTULO III Metodología de la Identificación Odontológica en el Ámbito Criminal 3.1 La identificación Criminalística Correa Ramírez, A. (2011: 116) La identificación científico-criminalística de la muerte requiere una metodología de trabajo integrado, el cual incluye, entre otros aspectos, la compilación, análisis, interpretación e intercambio de información por parte de los investigadores, fiscales, funcionarios de enlace y peritos forenses. De igual forma, el aseguramiento de la prueba exige una adecuada preservación, documentación y custodia de todas las evidencias, desde la escena del delito hasta la etapa del juicio. El examen minucioso de los tejidos blandos y duros que conforman el sistema estomatognático, en busca de evidencia física y/o lesiones que documentadas, podrán contribuir a establecer la identidad de un individuo, desvirtuar o confirmar un testimonio, o vincular de manera objetiva a un victimario con la víctima y con la escena, no es ajeno a las condiciones mencionadas, pues hace parte del estudio forense integral del cadáver y de otros elementos relacionados, dentro del contexto específico de cada caso. Reyes Calderón, José Adolfo (2009: 106): Señala que para el éxito de una identificación odontológica, se realizan cotejos de información premortem y postmortem. Las técnicas usadas para el logro de esta identificación son: A. La autopsia oral, que documenta el estado y características morfológicas de las estructuras dentales, de los tejidos periodontales, de los tejidos blandos, de la oclusión y en general, todas las estructuras que conforman el sistema estomatognático, así como de otras evidencias asociadas. B. El estudio de huellas de mordedura humana, en donde se observa, coteja y analiza la forma, tamaño y posición de las estructuras dentales y arcadas maxilares a partir de un registro sobre superficies resilentes y/o duras. C. La queiloscopia, o estudio, cotejo y análisis de las huellas labiales, únicas en cada individuo, que permiten la individualización e identificación de cada ser humano.
  29. 29. 15 D. La rugoscopia, o estudio cotejo y análisis de las rugas palatinas, que por su forma, tamaño y posición en la zona anterior del maxilar superior, son únicas en cada individuo. 3.2 Características dentales de importancia para la identificación Una consideración importante es el tipo de material utilizado en las restauraciones, del cual depende el conocimiento clínico y la posibilidad económica del paciente. Correa Ramírez, A. (2011: 3,128-135): Igualmente, se debe evaluar el estado en que se encuentran los tratamientos efectuados, observando cuidadosamente áreas fracturadas, de desgaste o de corrosión en amalgamas, y de pigmentación en resinas. Esto refleja la antigüedad aproximada de este tratamiento en la boca. Ausencias: cuando el diente no está presente en la boca, puede tratarse de una pérdida antigua, de una pérdida reciente o de un diente sin erupcionar. Para hacer un buen diagnóstico diferencial, se deben tener en cuenta las características de la mucosa y/o el alvéolo, la posición del diente ausente, la edad de la persona examinada y la cronología de la erupción. Para descartar que se trate de un diente incluido o sin erupcionar, se debe tomar una radiografía periapical o panorámica. Anomalías de posición: hacen referencia a la manera como está ubicado el diente dentro del alvéolo, teniendo en cuenta la relación de sus superficies con las estructuras vecinas. Pueden ser: inclinación, rotación o giroversión y migración. Para diferentes entre sí, se hacer a partir de la superficie vestibular de los dientes. Inclinación: desviación de la posición vertical del diente, el cual queda angulado. Rotación: el diente rota sobre su propio eje; será rotación mesial cuando la superficie vestibular queda mirando hacia la línea media y, rotación distal cuando la superficie vestibular queda mirando al lado contrario de la línea media. Migración: en ausencia de dientes adyacentes, el diente en mención puede usurpar el lugar de un diente ausente. Es así como el diente migra con toda su estructura anatómica (corona y raíz) para ocupar un lugar que no le corresponde, ya sea más hacia la línea media (mesial) o hacia a fuera de la línea media (distal). Apiñamientos: los dientes están superpuestos unos sobre otros.
  30. 30. 16 Manchas: pueden ser de color café, amarillas o grisáceas, ocasionadas por hábitos como el de los fumadores, consumidores de cítricos y café, o por tratamientos de conductos. Atrición: es el desgaste fisiológico de las superficies cortantes y de trituración de los dientes anteriores y posteriores. Se hace notoria, clínicamente, a partir de los 30 años. Desgaste patológico: es el desgaste que se genera por causas diferentes de la atrición fisiológica, por ejemplo, debido al roce inconsciente o consciente entre los dientes del maxilar superior y los del maxilar inferior por estrés o durante el sueño. Clínicamente se observa el desgaste del esmalte, e incluso hasta de la dentina, en los bordes incisales de los incisivos y las caras oclusales de los molares. Diastemas: son espacios fisiológicos notorios entre uno y otro diente. Fractura: es la ruptura o solución de continuidad de un diente; puede ser completa o incompleta, reciente (con borde cortante) o antigua (con borde romo). 3.3 La importancia de las huellas de mordedura en la Odontología Forense. Ortiz, A. (2007: 290-295), La importancia de las huellas de mordeduras en las ciencias forenses radica en su potencial como elemento probatorio de una acción criminal, como también en su calidad como elemento identificatorio. Estas singulares huellas presentan características bien definidas y diferentes clasificaciones según los autores que se han dedicado a su estudio. ¿Y por qué es necesario reconocer una persona? Porque algunas veces hay que tener una identificación positiva para los procesos legales. En caso de crimen la identificación puede ser individual, o puede ser en casos de desastres en masa en el cual muchas personas mueren y se tiene que identificar a todas aquellas personas que fueron víctimas. En caso de fraude la odontología legal es muy importante porque una persona puede hacer fraude para parecer que es otra persona. También en casos en que el fraude es del odontólogo, que quiso cobrar más en el seguro, por lo tanto aparecen unas cuantas restauraciones que no se hicieron. En los casos de mordidas y trauma, en el cual la persona sufre un daño al complejo oro-facial y hay que recompensar por el problema que tuvo que puede tener como origen el trabajo en el que se desempeñaba, por ejemplo.
  31. 31. 17 Las piezas dentales de una persona o de un animal, son diferentes, existe una gran variedad en número y en morfología, por lo que juegan un papel muy importante cuando se trata de descubrir la identidad de una persona. Pero además, los dientes son capaces de contener valiosísima información sobre las características del individuo en cuestión, como así también sobre su estilo de vida. A través de las piezas dentales podemos obtener datos como: la edad, a través de la erupción y evolución dentaria, el sexo, la talla, y factores hereditarios, entre otros. También los dientes se distinguen por haber sufrido ciertas alteraciones de color, de esmalte. Algunas posiciones dentarias pueden llegar a develar hábitos culturales, profesionales o individuales. Los hábitos alimenticios podrán ser reconocidos a partir del desgaste y la abrasión que presenten las piezas dentales. Otra cuestión de interés se refiere a los trabajos realizados por el odontólogo que se encuentran en las piezas del individuo, como por ejemplo: ortodoncias, obturación de caries, reconstrucciones estéticas, distintos tipos de prótesis fijas o removibles, cirugías, etc. Estos datos, cotejados con una ficha odontológica pueden ayudar a la identificación de un individuo. Si bien las piezas dentales son los únicos elementos óseos que no se encuentran protegidos por tejido ni por piel, ofrecen una gran resistencia al paso del tiempo, por lo cual se convierten en una fuente clave a la hora de la identificación humana. La identificación de restos dentales es particularmente útil cuando el occiso está esqueletizado, descompuesto, quemado, o desmembrado. Asimismo, las piezas dentales prestan gran utilidad al momento de identificas lesiones causadas por mordeduras. 3.4 Mordeduras: Definición. Vázquez Fanego (2003, 258-265), define la mordedura como las lesiones contusas o inciso contusas, que en algunos casos son acompañadas por arrancamiento, producidas por las piezas dentarias en distintas partes del cuerpo. Pueden ser intencionales, pero también pueden funcionar como arma de ataque o de defensa.
  32. 32. 18 En estos casos, existen diferencias con respecto a las zonas anatómicas en donde se producen. Las marcas de mordida son causadas por uno o varios dientes solos o en combinación con otras partes de la boca. Pueden estudiarse en la piel de la víctima o en la del agresor y en restos de comida localizados en el lugar del crimen. Achával, (1962:249). La mordedura es el medio de lucha, tanto en la agresión como en la defensa, de los animales carnívoros. Pero el hombre, también, cuando carece de armas y necesita atacar o defenderse recurre a la utilización de sus dientes. "Cuando un individuo es atacado por otro, trata de interponer su antebrazo entre él y su agresor, de modo que le sirva de protección y de palanca de fuerza para apartarlo. En ese instante en que la víctima presenta el borde cubital o defensivo del antebrazo, si el que ataca tiene ocupadas sus manos en otra acción ofensiva, recurrirá a la mordedura como medio para oponerse al esfuerzo de su víctima. En otras oportunidades el agresor trata de estrangular o sofocar a su víctima y ésta usa la mordedura como medio defensivo". La utilización de las mordeduras dentro de la medicina legal y de la criminología resulta eficaz a la hora de determinar si se ha cometido maltrato infantil, delito sexual, sabotaje. También pueden ayudar a descubrir la presencia o no de una determinada persona en la escena del crimen, y como decíamos en el capítulo anterior, son fundamentales para realizar trabajos de identificación humana. 3.5 Clasificación de las mordeduras Achával, A. (1962: 248-249), Las mordeduras pueden clasificarse dentro de dos grandes grupos: Las mordeduras verdaderas, es decir las que son causadas por dientes, y las falsas mordeduras como las descriptas por Carrara, o seudomordeduras. A continuación describimos la clasificación hecha por Achával: a. De ofensa b. Agresivas por sadismo c. Por masoquismo d. Humanas Defensivas e. Accidentales
  33. 33. 19 f. Transicionales en erotismo a) Verdaderas Accidentales. Carnívoros agresiva defensiva Animales accidental Herbívoros agresiva defensiva b) Falsas o mordeduras de Carrara. Uno de los caracteres de diferenciación entre la mordedura humana y la animal es que la mordedura humana es producida en zonas descubiertas del cuerpo, es decir, en donde no hay ropas. Las mordeduras ofensivas tienden no sólo a lesionar, sino a "marcar", por lo que con cierta frecuencia, ciertas deformaciones del rostro tienen su origen en ataques efectuados con los dientes. Las defensivas se dan generalmente durante riñas, tienden casi siempre a protegerse de un golpe, un arma o de una compresión torácica, y se localizan en las manos, las piernas, y sobre todo en los antebrazos. Las mordeduras llamadas transicionales en erotismo en general se asientan en los labios, senos, partes genitales o regiones paragenitales y en la cara interna de los muslos. Alarcón y Cobo. (2001), Otras clasificaciones sobre mordeduras se refieren a diferentes particularidades de las mismas, como por ejemplo, el hecho de si son mordeduras totales o parciales. Las totales son aquellas donde la arcada superior e inferior se unen desprendiendo una porción de la superficie huelloreceptora. Las parciales son aquellas donde el movimiento de las mordida se detiene por algún factor determinante y queda generalmente en la superficie del instrumento huelloreceptor la impresión volumétrica de ambas arcadas dentarias. Las primeras son huellas dinámicas en las que la disposición de los trazos responden a la amplitud del ángulo de encuentro de la superficie de trabajo de los dientes, mientras que las últimas pueden ser superficiales (por ejemplo hematomas) o volumétricas (en las que se reflejan las características del área de contacto de las diferentes piezas dentarias).
  34. 34. 20 Dentro de las mordeduras humanas también se puede encontrar la siguiente clasificación: Genuina: el agresor clava sus dientes en la víctima pudiendo producir heridas por punción, desgarros o desprendimientos de tejidos, particularmente en el lóbulo de la oreja, lengua o pirámide nasal. Automordedura: generalmente de lengua o labios, que suelen acontecer en caídas o crisis convulsivas. Aquí cabe mencionar también las mordeduras provocadas por automutilación, de evidente contenido psicopático o psicótico (Bonnet, 1967:116). La mordedura autoinferida se observa en el Síndrome de LeschNylan. Se trata de una manifestación mórbida transmitida recesivamente y de herencia cruzada que se manifiesta entre otro signo por la inestabilidad de dolor y mutilación al morderse los labios. Es una enfermedad rara y generalmente afecta a los niños y adultos que han sufrido abuso sexual. Estas personas pueden morderse sus propios brazos o manos ante la angustia y tratando de evitar gritar mientras son traumatizados. Las lesiones por puñetazos: deben ser consideradas como mordeduras, con abrasión y laceración de los nudillos y las manos. No podemos dejar de recalcar que un tipo muy común de mordedura es la que ocurre entre los niños, generalmente representan una forma de expresión cuando existe falta de comunicación entre ellos. Es frecuente ver este tipo de lesiones durante juegos o competencias deportivas, ocurren, en muchos casos, en centros o guarderías infantiles. Con respecto a las lesiones provocadas por mordeduras, ya sean humanas o animales, además de la lesión en sí misma, trae aparejada complicaciones relacionadas con diversas infecciones. A través de una lesión por mordedura se pueden transmitir infecciones como: tétano, sífilis, actinomicosis y algunas de responsabilidad de estáfilo y estreptococo. Asimismo, es posible la transmisión de enfermedades virales como la hepatitis B, herpes simple, y citomegalovirus, entre otros. En cuanto a los animales, específicamente, la
  35. 35. 21 complicación infecciosa más seria que podría producirse es la rabia. Por este motivo se trata siempre en todos los casos, de identificar al animal responsable. 3.6 Identificación de huellas de mordeduras 1) En primer lugar habrá que asegurarse si la huella dejada pertenece a una verdadera mordedura o si se trata de otro tipo de huella. Caballo: 2 (I 3/3 C 1/1 P 3 ó 4/3 M 3/3) = 40 o 42. Buey: 2 (I 0/4 C 0/0 P 3/3 M 3/3) = 32. Cerdo: 2 (I 3/3 C 1/1 P 4/4 M 3/3) = 44. Perro: 2 (I 3/3 C 1/1 P 4/4 M 2/3) = 42. Cada fórmula responde a la clasificación de los dientes de acuerdo con su forma y ubicación como sigue: Incisivos: están situados delante e implantados en el premaxilar y la mandíbula. Caninos: están situados un poco más atrás e interrumpen el espacio intralveolar. Premolares y molares: constituyen los lados de la arcada dental. Los premolares se hallan en primer término. Como los dientes de los dos lados de la mandíbula o quijadas son normalmente iguales, lo mismo en número que en carácter, la dentición completa puede expresarse en una fórmula, que en el hombre es: 2 (I 2/2 C 1/1 P 2/2 M 3/3) = 32
  36. 36. 22 Alarcón y Cobo, (2001): Las letras indican la clase de dientes y las cifras situadas encima y debajo de la línea dan el número de dientes en cada lado de la mandíbula inferior y superior. Es por ello que la confrontación de las características generales de una huella de diente con las fórmulas conocidas de cada animal nos puede ayudar a identificar la especie de procedencia. 3) Si es animal observar si es pequeño o grande. 4) Si la mordedura es estimulada. 5) Localización topográfica en el cuerpo: cuando las mordeduras son efectuadas como una acción de ataque durante una riña, es muy común que las lesiones aparezcan en nariz, orejas, mejillas, labios y cara posterior del tórax (Ver Anexos: Fotografías de mordeduras, págs. 39 y 40). En el caso de los delitos sexuales existe una diferenciación de localización entre heterosexuales y homosexuales. En los primeros, la ubicación de la lesión será en las mamas, muslos, glúteos, clítoris y pene. En los segundos, la localización suele estar en el dorso, brazos, hombros, axilas y escroto. Cuando las lesiones por mordeduras se efectúan con el fin de agredir a un menor, las mismas se encuentran en partes ocultas del cuerpo, ya que el agresor lo que busca es disfrazarlas y simularlas para que no se entere el entorno. Las marcas pueden aparecer en el tórax, espalda, glúteos, abdomen, genitales, mucosa oral y en general suelen asociarse a otras lesiones y a diferentes tiempos de producción. 6) Características de la mordida: el tipo más característico de modelo de marcas de mordida es aquel en el cual la marca dejada es del conjunto de dientes e impresionan ambas arcadas. En estos casos se pueden observar diversas modalidades: redondas, ovoides, o elípticas. Asimismo varían los arcos que pueden ser cuadrados, afilados o de forma triangular. Existe la posibilidad de que un solo arco contacte con la superficie, en este caso, se formará una media luna. En cuanto a su medida, podemos decir que la mayor dimensión de una marca de mordida humana adulta no excede de 4 cm. Según el Dr. Jaime Mery: "Las características clásicas de un modelo de mordida son generadas por grupos de dientes específicos. La dinámica de la oclusión y funciones musculares deben ser consideradas y
  37. 37. 23 pueden incidir en la marca de mordida. Las radiaciones pueden ser por mal oclusión, movilidad dentaria individual asociada con enfermedad dental y por movimientos de la musculatura facial al morder. Mal oclusión II puede determinar que las superficies palatinas de los dientes superiores anteriores contacten antes que sus bordes incisales con el material mordido, resultando impresiones en forma de escudo producidas por las superficies palatinas en la marca de mordida, en lugar del patrón rectangular habitual asociado con estos dientes. Fuerzas musculares aberrantes asociadas con el empuje de la lengua pueden alterar el trayecto con el diente que hace contacto con la superficie mordida" Además de estas cuestiones deberemos prestar atención a las características del conjunto, es decir, cual es la disposición de las arcadas dentarias, si es curva, trapezoidal o triangular y ver si las marcas pertenecen al conjunto de los dientes o si falta la marca de alguna pieza dentaria. Por otro lado están las características individuales, que se relacionan con ciertas anomalías en forma y volumen, número de dientes que han dejado impronta, alineación de las piezas impresionadas, etc. Es interesante resaltar, que no siempre se podrán observar con precisión las marcas dejadas por una mordida. Algunas veces sólo queda una contusiónque se extiende a los tejidos vecinos, lo que dificulta la mensura de la lesión en sí. 7) Si hay continuidad en el trazo: cuando el sujeto está vivo, en el caso de mordeduras superficiales, no se encuentra solución de continuidad en la piel del individuo, pero se puede diferenciar un heritema o hematoma si se produce una hemorragia subcutánea, con cambios de coloración según el paso de los días. 8) Si es profunda o superficial, potencia de mordida: cuando la intensidad de la lesión es mayor, quedará marcada la arcada dentaria en la piel imprimiendo sus características, permitiendo así identificar a la agresión por la comparación de su arcada dentaria. 9) Si la mordida fue producida en vida o post mortem.
  38. 38. 24 Las lesiones anteriores a la muerte presentan las siguientes características: a) Las equimosis antiguas se encuentran en vías de reparación. b) En las causadas inmediatamente antes de la muerte se advierte lo siguiente: 1- Si el traumatismo ha sido muy débil, la coloración de los tegumentos no se produce. 2- Si el traumatismo es violento y hay hemorragia profunda, se puede provocar un embolsamiento sanguíneo, y es posible que los tegumentos lleguen a romperse y se produzca una extravasación al exterior. 3- En un caso de violencia mayor, puede haber desgarramiento de los tejidos, separándose incluso, el fragmento (ejemplo: lóbulo de la oreja). Si la herida produce un estiramiento de vasos, estos sangran débilmente. 4- El hecho de que aparezca un microcoágulo sobre la herida nos habla del principio de la reorganización de los tejidos lesionados, este coágulo se adhiere a las paredes fuertemente y se despega con dificultad con el lavado de la herida. 5- Si hay retracción de los tejidos, la herida es vital. La retracción es máxima si la herida es perpendicular a las fibras elásticas. Esta propiedad desaparece con la muerte, aunque en algunos casos se mantiene la retracción hística durante un breve período. 6- El aspecto histológico advierte una desaparición de la estructura hística, existencia de una lámina de glóbulos rojos (infiltración), y tejido fibroso (coagulación). Este proceso culmina con una cicatrización más o menos avanzada según la producción de la muerte. En cambio en las lesiones post mortem las heridas responden, en la mayor parte de los casos, a agresiones sexuales de individuos psicóticos, también coinciden con sentimientos de venganza en el ánimo del criminal que muerde a su víctima creyéndola aún viva. Las características de estas mordeduras son: a. Ausencia de hemorragia. b. Ausencia de coagulación. c. Ausencia de retracción de los tejidos.
  39. 39. 25 Se llama "período de incertidumbre" al momento inmediato a la muerte. Para averiguar si las lesiones se han producido antes o después de la muerte, cuando el estudio morfológico de la herida arroja dudas, se harán las siguientes pruebas: 1- Reacción leucocitaria: se basa en que toda lesión produce una reacción inflamatoria, vascular, con producción de edema hístico y un aflujo masivo de leucocitos que atraviesan la membrana basal de las células endoteliales por diapédesis. Estas células serán principalmente polimorfonucleares, eosinófilos y macrófagos. Por lo tanto, cuando se encuentran en el foco de la lesión, revelarán que esta fue vital. 2- Cambios en la hemoglobina: mediante pruebas como la reacción de Perlo la de azul de Prusia, se comprobará si la hemoglobina del foco de la lesión se transforma en hemosiderina, virando a un azul intenso o verde azulado a causa de las granulaciones pigmentarias que indican que la lesión fue provocada en vida. 3- Variación en la trama vascular: los vasos son destruidos y hay formación de anastomosis, lo cual indica que las lesiones fueron inferidas durante la vida. 4- Cambios en la actividad enzimática: con pruebas histoquímicas se podrá demostrar una alteración enzimática en los bordes de una herida provocada una hora antes de la muerte. La zona central de la lesión presenta una disminución de la actividad enzimática, poniendo de manifiesto la necrosis que se está gestando, en tanto la zona periférica muestra un aumento de la actividad enzimática, como mecanismo de defensa de las células del tejido conectivo. 5- Alteraciones bioquímicas: pueden aparecer en los bordes de la herida producida momentos antes de la muerte, siendo de gran utilidad para ello, determinar la histamina, serotonina, catecolamidas, iones, ácidos nucleicos y prostaglandinas.
  40. 40. 26 Labajo G., (2006:48).Siempre se ha de tener en cuenta, en la identificación de las marcas de mordeduras, que las mismas sufren ciertas distorsiones, ya que ni al producirse, ni con el tiempo, las marcas son estables. En este sentido existen dos tipos de distorsiones: "La distorsión primaria tiene lugar en el momento en que se produce la marca de mordida. Está producida por la modificación de los tejidos y el movimiento de la misma durante el momento del mordisco. La distorsión secundaria tiene lugar después de darse la mordedura, y se produce en los tejidos como consecuencia del paso del tiempo, modificando las dimensiones y los detalles de la marca"
  41. 41. 27 CAPÍTULO IV Diferentes Medios de Pruebas en la Investigación Criminalística 4. 1 Los medios de prueba Albarracín, R. (1971:67-75) La prueba, en nuestro diccionario, encontramos una definición categórica en términos generales, que dice: La prueba, es la razón o medio con que se demuestra la verdad o falsedad de una cosa; muestra o indicio que se da algo. Esto aplicando al campo de la investigación criminalista podríamos decir que los medios de pruebas, son todos los mecanismos científicos y herramientas adecuadas utilizadas para la determinación de hechos violentos con implicaciones mortales. En la investigación de hechos presuntamente delictuosos, se deben aplicar principalmente métodos de observación, para descubrir, reconocer y registrar los instrumentos u objetos utilizados y los indicios producidos en el escenario del suceso. Evidencias físicas que de manera científica nos van a ilustrar, para determinar la forma de producción del hecho entre otras informaciones de acuerdo al estudio y velicación. Para los criminalistas y policías, siempre se presenta la importancia de reconocer y verificar las evidencias materiales que se producen en los casos de muertes violentas, en virtud de que son de una gran utilidad científica para efectuarse las aclaraciones pertinentes sobre interrogantes que surgen a medida de su presencia: interrogantes de vital importancia que nos cuestionan sobre los fenómenos que se desarrollen en la forma de muerte, la que de acuerdo con su realización podrían ser con características suicidas, homicidas o accidentales. Los criminalistas en la investigación de los hechos presuntamente criminosos, para su comprobación, y de acuerdo con las necesidades científicas requeridas, aplican para la determinación de los hechos y pruebas de los mismos, metodología convenientes y sistemáticamente estructuradas, con base en su experiencia y conocimientos, y de acuerdo con la problemática que se va a resolver.
  42. 42. 28 4. 2 Los indicios Dotel Matos, Héctor (1999: 130-142), El primer medio de prueba que vamos a tratar, es de una importancia capital en un sentido amplio, en la iniciativa de toda investigación científica. Diccionario, proviene del latín indiciun, y significa signo aparente y probable de que existe alguna cosa y a su vez, es sinónimo de seña, muestra o indicación. Nuestro diccionario, nos señala que indicio: es señal que da a conocer lo oculto. Los indicios en el orden criminalística, es lo mismo que evidencias físicas, evidencias materiales o material sensible. Desde el punto de vista criminalista, se entiende por indicios, todo objeto, instrumento, huella, marca, señal o vestigio, que se usa y se produce respectivamente en la comisión de un hecho. La criminalística inicia las investigaciones preliminares de manera general hasta llegar a seis (6) objetivos y significativo del pequeño detalle, razón suficiente para que en la búsqueda de indicios, que en algunas cosas resulten pequeñas e insignificantes, se requiere de personal preparado científicamente, experimentado y con vocación sincera. Deber recordarse que no hay delincuente que a su paso por el lugar de los hechos no deje tras de sí alguna huella aprovechable, y cuando no se recogen evidencias útiles en la investigación, la verdad es que no se ha sabido buscarlas, en virtud de que casi siempre se manifiesta un intercambio de indicio entre el autor, la víctima y el lugar de los hechos. Como consecuencia, en un tiempo prudente será necesario disponer de expertos mejor preparados en las ramas criminalísticas y dedicarse exclusivamente a la localización, estudio y análisis de los indicios.
  43. 43. 29 CAPÍTULO V Conceptos Odontológicos útiles en la Práctica Forense A continuación se presentan algunos conceptos odontológicos de índole morfológico y topográfico del sistema estomatognático cuya finalidad es orientar al profesional perito, cuando vaya a elaborar un dictamen odontológico forense. 5. 1 Estructuras del Sistema Estomatognático Duque Piedrahitaa, Máximo (2004) El sistema estomatognático se encuentra ubicado en el tercio inferior de la cara y está constituido por las siguientes estructuras: Tejidos duros  Dientes o estructuras dentales: con una parte visible en la cavidad oral que corresponde a la corona, recubierta a nivel del cuello por una pequeña porción de la encía o gíngiva, formando el surco fisiológico por vestibular y lingual, y las papilas interdentales por proximal. La parte no visible ubicada dentro del hueso se llama raíz. En la dentadura permanente encontramos 32 dientes, y en la temporal 20.  Hueso alveolar: formado por los rebordes alveolares, que forman unas cavidades óseas llamadas alvéolos dentales, donde va alojada la raíz del diente. Se le llama proceso alveolar al conjunto de alvéolos.  Maxilares: son dos, uno superior y otro inferior. En el maxilar superior encontramos la región palatina y en el inferior la región sublingual. Tejidos blandos  Encía: parte de la mucosa de la cavidad oral que recubre el hueso y alrededor del cuello del diente, formando el surco o saco fisiológico y las papilas interdentales.  Mucosa: tejido que recubre la parte intraoral del sistema estomatognático, como los rebordes alveolares, el paladar, la lengua y el vestíbulo de la cavidad oral.  Lengua: órgano musculoso de la boca recubierto por mucosa, asiento principal del gusto y parte importante en la fonación, la masticación y la deglución de los
  44. 44. 30 alimentos. Se extiende desde el hueso hioides, en la parte posterior de la boca, hacia los labios.  Labios: pliegues carnosos que bordean la entrada de la cavidad oral.  Músculos masticatorios, arterias y nervios que participan en la función masticatoria. Tejido mixto  Articulación témporo - mandibular: es una de las estructuras que participan en la realización de los movimientos mandibulares, ubicada en la parte inmediatamente anterior de las orejas. 5. 2 Región Gíngivo-Alvéolo-Dentaria La región gíngivo-alvéolo-dentaria está constituida por varios elementos anatómicos:  El diente: con una parte visible en la cavidad oral que corresponde a la corona, recubierta a nivel del cuello por una pequeña porción de la encía o gíngiva formando el surco fisiológico por vestibular y lingual y las papilas interdentales por proximal.  Hueso alveolar: formado por los rebordes alveolares, llamados alvéolos dentales.  Encía o gíngiva: parte de la mucosa de cavidad oral que tapiza el hueso y alrededor del cuello del diente forma el surco gingival y las papilas interdentales.  Ligamento periodontal: estructura que une el diente al alvéolo.
  45. 45. 31 CAPÍTULO VI Identificación Odontológica Según Pegalajar, J. (2009) La identificación científico-criminalística de la muerte requiere una metodología de trabajo integrado, el cual incluye, entre otros aspectos, la compilación, análisis, interpretación e intercambio de información por parte de los investigadores, fiscales, funcionarios de enlace y peritos forenses. De igual forma, el aseguramiento de la prueba exige una adecuada preservación, documentación y custodia de todas las evidencias, desde la escena del delito hasta la etapa del juicio. El examen minucioso de los tejidos blandos y duros que conforman el sistema estomatognático, en busca de evidencia física y/o lesiones que documentadas, podrán contribuir a establecer la identidad de un individuo, desvirtuar o confirmar un testimonio, o vincular de manera objetiva a un victimario con la víctima y con la escena, no es ajeno a las condiciones mencionadas, pues hace parte del estudio forense integral del cadáver y de otros elementos relacionados, dentro del contexto específico de cada caso. Para el éxito de una identificación odontológica se realizan cotejos de información premortem y postmortem. Las técnicas usadas para el logro de esta identificación son: 1) La autopsia oral, que documenta el estado y características morfológicas de las estructuras dentales, de los tejidos periodontales, de los tejidos blandos, de la oclusión y, en general, todas las estructuras que conforman el sistema estomatognático, así como de otras evidencias asociadas. 2) El estudio de huellas de mordedura humana, en donde se observa, coteja y analiza la forma, tamaño y posición de las estructuras dentales y arcadas maxilares a partir de un registro sobre superficies resilentes y/o duras. 3) La queiloscopia, o estudio, cotejo y análisis de las huellas labiales, únicas en cada individuo, que permiten la individualización e identificación de cada ser humano. 4) La rugoscopia, o estudio, cotejo y análisis de las rugas palatinas, que por su forma, tamaño y posición en la zona anterior del maxilar superior, son únicas en cada individuo.
  46. 46. 32 CAPÍTULO VII Autopsia Oral 7. 1 Objetivos  Según Duque Piedrahitaa, Máximo (2004) Registrar y documentar la presencia (o ausencia) de lesiones o huellas de violencia en el sistema estomatognático y establecer una secuencia aproximada de ocurrencia de los hechos.  Recolectar y preservar, para posterior análisis, muestras y/o evidencias físicas útiles para la investigación.  Documentar las características morfológicas de las estructuras dentales, los tratamientos odontológicos presentes y otras particularidades (carta odontológica).  Estimar la edad.  Identificar fehacientemente a un individuo, o contribuir a orientar el proceso de identificación fehaciente, especialmente cuando no se puede lograr por cotejo odontológico o dactiloscópico, y se requiere utilizar procedimientos de mayor complejidad y costo (análisis de ADN). 7. 2 Técnicas de Autopsia Oral La autopsia oral nunca debe efectuarse de manera aislada; requiere el análisis previo de toda la información disponible sobre la historia del hecho, las circunstancias del hallazgo del cuerpo, la escena, etc., así como de la correlación de los resultados del examen del sistema estomatognático, con los demás hallazgos de necropsia y el estudio de otras evidencias asociadas. La interpretación de la información aportada por la autopsia oral, enmarcada dentro de la investigación criminal y forense, tiene especial importancia en casos de trauma que comprometa las áreas anatómicas bucales y peri-bucales, cuando se sospecha delito sexual, maltrato infantil o violación a los derechos humanos, para la estimación de la edad y en cadáveres sin identificar.
  47. 47. 33 Al igual que la necropsia, se recomienda disponer de un lugar adecuado para el examen, con buena luminosidad, y de ser posible, realizar la autopsia oral a cuatro manos. 7. 3 Procedimiento Se aconseja realizar el procedimiento de autopsia oral durante la necropsia, y registrará cada uno de los hallazgos en el formato que a continuación se presenta: 1. Examine el tercio inferior de la cara y valore los tejidos blandos y duros, tanto externa como internamente, para evaluar lesiones que puedan tener representación en el sistema estomatognático. 2. Recolección de muestras intraorales. a. Recoja muestras liquidas contenidas en el surco muco-gingival, el surco gingival o en la zona retromolar. Si el cuerpo esta rígido, no debe vencerse la rigidez hasta haber realizado aspiración del líquido contenido allí, con pipeta o gotero seco; esto es particularmente importante en delitos sexuales y en cuerpos en los cuales se sospecha violación a los derechos humanos. b. Recoja evidencias traza, como sangre, pelos, tierra, insectos, fibras textiles, residuos alimentarios, fragmentos metálicos, etc. c. Recoja muestras para espermatozoides.
  48. 48. 34 CAPÍTULO VIII Aporte del Odontólogo Forense en las Distintas Investigaciones Criminalística 8. 1 Aporte del odontólogo forense en los delitos sexuales Según Fernández Sánchez J. I (2009) Con frecuencia es posible encontrar un patrón de lesión que permita identificar un elemento específico que puede estar relacionado con el agresor, con la escena o con un modus operandi. Esto es fundamentar para orientar la investigación del hecho. Por lo cual el Odontólogo Forense realiza los siguientes procedimientos dependiendo de la situación que se presenta en la victima y en el agresor: 8. 1.1 Examen de la cavidad oral Siempre debe ser evaluado el sistema estomatognático en busca de lesiones traumáticas, fluidos y células del agresor, así como para establecer la presencia (o ausencia) de signos clínicos compatibles con infecciones de transmisión sexual y, cuando sea del caso, estimar criterios odontológicos para valoración de edad, de ser posible con el apoyo de un profesional de esta área. 8. 1.2 Recolección de evidencia traza Ante la sospecha de un delito sexual que involucre la boca de la víctima, con o sin lesiones en la cavidad oral, tomar un frotis con escobillón en la zona retromolar y surco mucogingival, tanto superior como inferior, así como muestras de los espacios interdentales, utilizando seda dental, para buscar semen, espermatozoides u otras evidencias. El cepillado dental previo al examen, no descarta su presencia en un hecho reciente.
  49. 49. 35 8. 1.3 Examen de tejidos blandos Examinar todos los tejidos blandos incluyendo los surcos muco-gingivales, las encías, la zona retromolar, los carrillos, el paladar, el piso de la boca, la lengua, los labios y el área perilabial, con el fin de establecer o descartar la presencia de lesiones como equimosis, hematomas, edemas y heridas, entre otras, que sugieran traumas ya sea infligidos por el agresor, que puedan estar asociados con la obstrucción manual de boca y nariz, o que se hayan producido durante el forcejeo. 8. 1.4 Hallazgos sugestivos de abuso sexual, en paladar y frenillos. La presión del miembro viril contra el interior de la boca puede producir lesiones como desgarros, equimosis, edema, petequias o cicatrices en estructuras que por sus características son especialmente lábiles. Es importante revisar detalladamente el paladar (incluyendo el paladar blando); si se encuentra alguna lesión reciente, se tomarán muestras de frotis de paladar para su envío al laboratorio en busca de espermatozoides y semen. Igualmente se debe observar el estado en que se encuentran, tanto los frenillos labiales y vestibulares superiores e inferiores, como el frenillo lingual. Cualquier lesión presente en los tejidos blandos de la cavidad oral, debe ser identificada; muy bien descrita en cuanto a su forma, tamaño, color, gravedad y si se trata de una lesión reciente o antigua. Además, correctamente ubicada, recordando especificar si está en la estructura superior o inferior (cuando sea del caso) y en cuál lado (derecho o izquierdo), y documentada. Determinar la presencia (o ausencia) de signos clínicos que hagan sospechar la existencia de una infección de transmisión sexual. 8. 1.5 Examen de estructuras dentales, procesos alveolares y maxilares Establecer (o descartar) la presencia de cualquier lesión que sugiera trauma en estas estructuras (fracturas, luxaciones, exarticulaciones o avulsiones totales, etc.). Dependiendo del concepto odontólogo examinador, si se cuenta con el recurso, se tomará o no radiografía de la zona afectada.
  50. 50. 36 Cualquier lesión debe ser adecuadamente identificada, descrita y documentada en el informe pericial. En las fracturas dentales se deben tener en cuenta sus bordes (si son bordes cortantes e irregulares se trata de fracturas recientes, en cambio los bordes romos y lisos nos orientan a una fractura antigua) y registrar el tercio del diente en que se encuentran. Para la correcta ubicación de las lesiones, se debe identificar correctamente la(s) pieza(s) dental(es) comprometida(s), ya sea con el nombre y especificando si es temporal o permanente, superior o inferior y derecha o izquierda (vg.: incisivo central superior derecho temporal; primer molar inferior izquierdo permanente), o utilizando la nomenclatura dígito dos. Cuando sea del caso, evaluar los criterios odontológicos para valoración de edad, siguiendo los lineamientos establecidos en el Reglamento Técnico Forense para la Determinación de Edad en Clínica Forense. La recolección y manejo de muestras y/o evidencias se realizará de acuerdo a lo establecido en el “Instructivo de manejo del kit para la toma de muestras en la investigación del delito sexual”. Los hallazgos del “Examen de la Cavidad Oral”, así como los elementos (documentación), evidencias y/o muestras recolectadas, se registrarán en los apartes correspondientes del informe pericial. 8.2 Participación del Odontólogo Forense en el Síndrome del Niño Maltratado 8.2.1 El abuso de menores en la Odontología Forense Criminalística Según Nossintchouk RM. Morsures(1991) nuestro parecer los niños no deseados o rechazados no solo sufren la falta de amor y afecto, sino que pueden ser tratados con brutalidad y violencia, llegando a ser víctimas hasta de sus propios padres, que descargan sus frustraciones en ellos. Esta agresión puede manifestarse como agresión física, torturas o brutalidades sexuales.
  51. 51. 37 Estos niños pueden manifestar síntomas de timidez, inseguridad en ellos mismos, como también ser temerosos, retraídos y hasta pueden desarrollar desinterés por las cosas, agresividad y rechazo hacia la sociedad que los rodea. Nuestra profesión puede llegar a jugar un papel importante en la identificación de dicho mal, ya que la cabeza y en ella la vida bucal, son partes del cuerpo con mayores probabilidades de ser afectados. El odontólogo se encuentra en la obligación moral de determinar y denunciar a las autoridades pertinentes las lesiones que manifiesten haber ocurrido en circunstancias violentas y se determine que no provienen de origen accidental o conductual del niño. Para lograr esto resaltamos la importancia que poseen las historias clínicas; el indagar la condición física del niño, no solo interrogar a la madre o al padre que lo acompañe, para tratar de obtener una información valiosa, además de observar el comportamiento del niño con los padres, ya que al momento de realizar la denuncia este debe poseer pruebas validas en la que se fundamenten los hallazgos. Entre las lesiones comúnmente encontradas en el caso de abuso de menores son las que siguen: Marcas de mordidas y magulladuras: pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo, en especial brazos y piernas, estas son características en niños maltratados. Laceraciones e inflamaciones labiales: Producidas al golpear al niño con las manos, algún, objeto o al caer y golpearse en una superficie dura. Pueden llegar aparecer ulceraciones. Laceraciones linguales: provocadas al quedar la lengua atrapada entre los dientes al momento del golpe o producida por piezas fracturadas. Fracturas dentarias: generalmente ocurre en las piezas anteriores.
  52. 52. 38 8.2.2 Mordidas Determinados autores, como B.G. Sims (1973), consideran que en muchos casos de niños maltratados existen marcas de mordida en sus cuerpos, que permitirían inculpar a los autores de la agresión, que en la mayoría de los casos pueden ser sus propios padres o tutores. Son producidas por varios mecanismos: Abrasión producida por el diente al morder. Presión de la lengua y labios en la zona mordida. Por la suma de las acciones del diente al morder y la succión. Además de equimosis, pueden reproducir heridas contusas, desgarramientos, etc. Debe ocupar un apartado especial la marca de mordida, por su valor demostrativo de los malos tratos existentes. Se habla de marca de mordida a la causada por uno o varios dientes, solos o en combinación con otras partes de la boca. Se pueden encontrar en cualquier parte del cuerpo. Además de las lesiones señaladas en los apartados descritos, hacemos mención especial a las que afectan al campo estomatológico, que en muchas ocasiones pueden pasar desapercibidas, pero que merecen también atención: 1. Mordeduras Se habló de ellas en un apartado anterior, por lo cual no incidimos nuevamente, salvo en recordar su clasificación dentro de aquellas cuya investigación puede ser competencia del estomatólogo.
  53. 53. 39 2. Fracturas y luxaciones Las lesiones más frecuentes son fracturas o luxaciones dentales, contusiones orales, laceraciones, fracturas mandibulares y quemaduras orales. Las luxaciones son de tipo intrusivo y lateral. El mecanismo de producción es por golpes directos con objetos o puño. Suelen aparecer también hematomas peribucales y luxaciones del grupo antero-superior. 3. Contusiones, quemaduras bucales Normalmente aparecen hematomas peribucales unidos a lesiones óseas. Pueden encontrarse lesiones intrabucales, como laceraciones en la mucosa interna del labio superior, resultantes de la introducción forzada de chupetes o distintos instrumentos, para parar el llanto del niño. Estos daños pueden terminar con la rotura de frenillo y otras lesiones en labios. A veces el resultado de la agresión es una gran quemadura por la ingestión forzada de líquidos hirviendo. 4. Lesiones dentarias También podemos añadir otras lesiones secundarias que aparecen por el abandono de que son objeto los niños maltratados (algunos autores lo denominan “maltrato odontológico”). El niño presenta numerosas caries profundas sin tratar, con numerosas infecciones de repetición, abscesos, dolores dentales continuados. Carrotte P.V. narraba en el British Dental Journal, en 1990, un caso de maltrato curioso. Citaba a tres niños de una familia de seis hijos que presentaban ausencia de incisivos permanentes, descubriendo que los padres les extraían esos dientes como castigo por su mal comportamiento. Este autor hace hincapié en la necesidad de los estomatólogos, de investigar aquellos casos extraños de lesiones en niños que observe en su consulta.
  54. 54. 40 La radiografía como método de exploración odontológica puede ser de gran utilidad para evidenciar lesiones antiguas, fracturas radiculares, obliteraciones pulpares, alteraciones en dientes permanentes. 8.2.3 Diagnóstico y Pronóstico de las lesiones por maltrato. La mayoría de los autores consultados coinciden en algunas circunstancias que se dan en los niños maltratados y que hacen obligatoria la investigación detallada: Aparentes signos de violencias múltiples. Diversidad de las lesiones observadas. Variación en la antigüedad de esas lesiones. Se observan heridas recientes, junto a otras en vías de cicatrización. Lugares particulares donde asientan las lesiones: orejas, cabeza, nariz, labios, etc. Respecto al pronóstico de las lesiones por malos tratos, debemos recordar que el porcentaje de fallecimientos en niños de corta edad es más elevado de lo que cabría esperar. Una gran proporción de las víctimas quedan con secuelas físicas o cerebrales que cursan con incapacidad permanente, parálisis cerebral o trastornos psíquicos de mayor o menor gravedad. También quedan secuelas graves oftalmológicas y otológicas. 8.2.4 Valoración de lesiones en el maltrato infantil. En la valoración de estos casos el Odontólogo Forense debe ser bien meticuloso al observar, para no dejar ningún hallazgo o lesión que nos pueda orientar en estos casos. De León, Giovanna (2001: 3): Establece que resulta indispensable examinar los tejidos blandos, en especial si hay desgarros en frenillos, equimosis en el paladar, especialmente el blando; tomar frotis en los surcos mucogingivales, en las zonas retromolares, y con seda dental, muestras de las zonas interdentales para la búsqueda de espermatozoides. Inspeccionar si hay facetas notorias de desgaste en las estructuras dentarias, y determinar las condiciones de salud oral en que se encuentre el menor. Igualmente, se deben describir las lesiones traumáticas que se encuentren, aplicando los aspectos vistos en el dictamen de lesiones personales.
  55. 55. 41 8.2.5 Metodología de trabajo del Odontólogo Forense. Descripción de las marcas: Datos generales: fecha, nombre, edad de la víctima, raza, sexo. Localización corporal de la marca. Descripción anatómica, contorno de la superficie, forma, características del tejido. Color: rojo, púrpura, azulado. Daño causado: petequias, contusión, abrasión, incisión, laceración. 1. Obtención de fotografías: con testigo métrico, de conjunto y detalles. Deben obtenerse desde un plano frontal, con un testigo métrico, preferentemente mediante escala circular. La visión de la mordedura depende mucho de su coloración, hemorragia cutánea o lesión epidérmica y de la conservación de depresiones que conforman sombras. Estas sombras se pueden acentuar en la fotografía mediante una fuerte iluminación lateral. Los estudios fotográficos deben efectuarse con una ampliación al tamaño real. Las películas para luz ultravioleta o luz infrarroja pueden ser útiles para aumentar la visión de las marcas. 2. Impresiones de estudio: aunque es difícil, cuando sea factible obtendremos impresiones de la marca, preferentemente utilizando materiales de impresión dentales: silicona fluida y escayola blanca. 3. Estudio de ADN. Recogida de muestras: para el estudio de ADN buscaremos muestras de saliva, especialmente cuando la agresión se produce a través de alguna prenda de vestir o cualquier tejido. El agresor normalmente deposita restos de saliva sobre la superficie corporal de la víctima y en las ropas que lo cubren.
  56. 56. 42 Si la agresión es muy reciente, es posible recoger muestras utilizando una torunda, que se impregnará en la saliva que rodea la zona lesionada. Cuando existe alguna ropa que ha sido mordida por el agresor, la muestra se manejará según se describe: Evitar la manipulación con las manos. Remitir la prenda de vestir completa al laboratorio encargado de la investigación de ADN. Protegerla de la humedad. Mantenerla en ambiente seco. Utilizar recipientes de papel o cartón, nunca de plástico, que aceleran la destrucción de la muestra. Dejar secar a temperatura ambiente, evitando la exposición al sol. 5. Resección de tejidos en caso necesario: este es cometido exclusivo del médico forense. 6. Dibujo de los bordes incisales de dientes en papel de acetato: sobre el tejido lesionado se sitúa un papel transparente de acetato y con rotulador indeleble se dibujan las siluetas de las marcas dejadas por los bordes incisales de los dientes. 7. Obtención de modelos de escayola del sospechoso: De acuerdo con las instrucciones recibidas del juez, y después de que el sospechoso consienta por escrito, se obtendrán modelos de escayola, que servirán para ver los bordes incisales coincidentes con las marcas recogidas de la víctima. Podemos sustituir los modelos de escayola por la obtención de negativos, haciéndole morder sobre una tira de cera moyco. Esto puede dar mejores resultados. 8. Dibujo de los bordes incisales dentarios del sospechoso: se obtienen del modelo sacado en escayola, utilizando papel transparente de acetato.
  57. 57. 43 9. Recogida de muestras de saliva o sangre del sospechoso: Cuando se hubieran recogido muestras de saliva en la víctima o sus ropas, debemos comparar los resultados con el perfil genético del sospechoso. Esta prueba será definitiva para su inculpación. El estudio se hace habitualmente con muestras de sangre líquida o saliva. Para recogermuestras de saliva del sospechoso se impregna una torunda o bastoncillo frotando en el interior de la cavidad bucal. Pero debemos recordar que, según la legislación vigente, esta muestra se debe obtener con la orden del juez y el permiso escrito del interesado. En caso contrario, carece de valor la prueba. Actualmente se tiende a lograr una normativa similar a la que impera en el Reino Unido, donde la toma de estas muestras a delincuentes peligrosos no precisa de su consentimiento, siendo suficiente la orden judicial. 10. Comparación de las muestras recogidas a la víctima y al sospechoso: la investigación finaliza con el estudio comparativo de las marcas de mordida y muestras de ADN. 11. Evaluación de resultados: la ADA (Asociación Dental Americana) señalaba unos baremos para determinar los resultados, aplicando puntuaciones desde 1a 3 a cada una de las coincidencias encontradas, dependiendo de su carácter individual. Se analizan: Coincidencia en la forma y tamaño de los dientes. Anomalías. Forma de la arcada en conjunto. Posición individual de cada diente. Apiñamientos. Abrasiones. Lesiones visibles. Rotaciones. Inclinaciones.
  58. 58. 44 8.3 Colaboración del Odontólogo Forense en dictámenes de edad en posibles delincuentes La determinación de la edad cronológica de un posible delincuente, es una actividad frecuentemente solicitada al Odontólogo Forense. Este indicador de madurez, se define como el tiempo que transcurre desde el nacimiento hasta el momento en que se requiere su estimación, ó hasta la muerte. Para su cálculo, los expertos forenses investigan la edad fisiológica, la cual mide los cambios que se producen a lo largo del crecimiento y el desarrollo, como por ejemplo: la edad mental, la edad dental y la edad ósea. También pueden calcular la edad patológica, que comprende el estudio de aquellos trastornos y enfermedades que causan deterioro en los tejidos a medida que avanza la edad, tal y como ocurre con el desgaste dental, la transparencia de la raíz y la artrosis de la articulación témporo-mandibular. Una de las importancias mayores de la determinación de la edad del presunto delincuente, es en la pena que se le ha imputado, dependiendo del rango que establece la ley. Los asuntos de menores en la República Dominicana se encuentran regulados en el Código del Menor, en lo que las penas oscilan entre 1 a 10 años de prisión a los menores de 13 a 15, y de 1 a 15 años de prisión a los menores de 16 a 18 años. Además que los actos infraccionales para privar a los menores de libertad son solo: los de homicidios, lesiones físicas permanentes, violación y agresión sexual, robo agravado y secuestro. Muy diferente a los aplicados de cuando se tiene la mayoría de edad. Por lo que la evaluación que realice el Odontólogo Forense en cuanto a la edad que tiene el presunto delincuente ayuda a identificarlo, ya que se le aplique la condena que realmente le corresponde de acuerdo a su edad.
  59. 59. 45 8.4 Envergadura de un odontólogo en la Identificación de un cadáver incinerado. Ante la ausencia de un registro dactilar previo o si el cadáver no tiene dedos o los tiene destruidos, la identificación mediante las huellas de los dedos de las manos por reconocimiento directo o por medios accesorios no es fiable y las técnicas analíticas y otras complementarias son solamente indiciarias. Además, está admitido por todos los especialistas que «no existen dos dentaduras iguales» y que «aún los dientes de gemelos idénticos presentan variaciones» y adicionalmente, se conoce la resistencia de los dientes a la destrucción por el fuego, lo cual demuestra su alto valor para la correcta identificación de individuos quemados o carbonizados, se basa sobre el número de dientes presentes, procesos patológicos detectables en los mismos, restauraciones, materiales odontológicos empleados y prótesis e implantes que hacen infinito el número de combinaciones posibles. Por ello es evidente que si de un cadáver no quedan dientes, difícilmente se podrá disponer de otros datos de valor en la identificación. Aunque el fuego produzca daños irreversibles en los tejidos que conforman el sistema estomatognático y reduzca la cantidad de información disponible en muchas ocasiones son los únicos restos reconocibles del organismo, lo cual puede permitir, en determinados casos, la comparación de datos antemortem-postmortem para llegar a la identificación fehaciente de un individuo. Es por ello que los dientes, sus rasgos morfológicos y los tratamientos odontológicos que presentan, son considerados como unas de las características más valiosas del cuerpo humano con las que la odontología puede proporcionar su experiencia científica y habilidad técnica a las ciencias forenses, experiencia científica y habilidad técnica, necesarias para identificar cadáveres y/o restos humanos que han sido afectados por la acción del fuego.

×