Your SlideShare is downloading. ×
Resumen anatomía y fisiología del aparato digestivo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Resumen anatomía y fisiología del aparato digestivo

8,601
views

Published on


0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
8,601
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
136
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. El Aparato Digestivo Resumen Objetivo General: Reconocer la organización de las células en organismos pluricelulares y valorar las funciones que cumplen los tejidos, órganos y aparatos, así como la necesidad de contribuir a su mantenimiento y la prevención de acciones nocivas para la salud. Objetivos Específicos: 1. Describir el proceso digestivo que sufren los alimentos desde que son ingeridos hasta que se eliminan las sustancias de desecho. 2. Mencionar los órganos que constituyen el aparato digestivo. 3. Reconocer las funciones de cada uno de los órganos del aparato digestivo. 4. Tomar conciencia de como el estilo de vida de los hábitos alimentarios pueden beneficiar o perjudicar el buen funcionamiento del aparato digestivo. 5. Adquirir conocimientos de hábitos alimentarios que pueden mejorar la calidad de vida en general. 6. Reconocer enfermedades digestivas que sufre el ser humano. El ser humano siempre está preocupado por saber qué alimentos son los más sanos y convenientes para su salud, pero muchas veces se olvidan de la forma en que los consume y cuál es el proceso que conllevan los alimentos para que puedan ser incorporados a la célula. El proceso de digestión comienza en el cerebro, cuando este ordena al aparato digestivo iniciar el trabajo en el mismo instante en que la vista o el olfato son estimulados, incluso cuando únicamente se piensa en la comida. La energía que el cuerpo obtiene de los alimentos le permiten desarrollar todas las funciones vitales. El proceso digestivo como tal se inicia cuando los alimentos ingresan a la boca y son triturados por los dientes, hasta que el cuerpo absorbe lo que le sirve y desecha lo que no le sirve. Este proceso se basa principalmente en procesos químicos y físicos que permiten que los alimentos que ingerimos se transformen en sustancias asimilables por las células y que permiten que la vida se mantenga. Etapas de la alimentación humana • La primera, corresponde a la preparación de los alimentos. • La segunda corresponde una serie de acciones físicas (F) y químicas (Q) que se efectúan en la boca, el estómago y en el duodeno (primera parte del intestino delgado). • La tercera, las sustancias asimilables por las células (minerales, agua, vitaminas, monosacáridos, ácidos grasos, glicerol,
  • 2. aminoácidos, entre otros) se separan de los residuos e ingresan en la sangre para que sean distribuidas a todas las células. • La etapa final, los desechos son eliminados por el cuerpo en forma de heces. Estas etapas se desarrollan así: Cuando los alimentos se encuentran en la boca, los dientes se encargan de triturarlos (F) y la saliva (Q) los transforma en una masa llamada bolo alimenticio. La lengua (F) es la encargada de enviar el bolo a la faringe (parte de atrás de la boca). Luego esa masa pasa al esófago, que es el tubo muscular que conecta la faringe con el estómago. En el estómago, los jugos gástricos formados por ácidos y enzimas (Q) transforman el bolo en una masa líquida llamada quimo. En el intestino delgado, los nutrientes (Q) de los alimentos, forman una mezcla llamada quilo y son absorbidos y llevados a las células por medio de la sangre. Los desechos que el cuerpo no necesita son depositados en el intestino grueso y eliminados a través del ano. Órganos del Aparato Digestivo Boca: La digestión comienza en la boca, cuando los alimentos son ingeridos y se inicia la masticación por medio de los dientes (F) y la ensalivación de los alimentos (Q). Conforme los alimentos se van masticando, se mezclan con la saliva y los transforma en una pasta fácil de tragar, el bolo alimenticio. En la boca está la lengua que es un órgano musculoso que sirve para apreciar los sabores y mezclar los alimentos con la saliva. En la lengua se localizan los cinco sabores: en la punta el dulce, en la parte trasera el amargo, a los lados el ácido y el salado y por último, el picante que es una mezcla de los cuatro sabores. Los dientes que son orgános duros cuya función es triturar los alimentos. Estan medidos en las mandíbulas, en huecos llamados alvéolos dentarios. Un adulto posee 32 dientes: 8 incisivos (para cortar), 4 caninos ( para rasgar), 8 premolares (para triturar) y 12 molares ( para moler). Parte de las bacterias ingeridas con los alimentos son destruidas por la saliva, la cual contiene una enzima llamada tialina o amilasa (que digiere los almidones) y los convierte en azúcares (monosacáridos), así como maltosa y un agente antimicrobiano. Está formada por un 95% de agua y el resto de sustancias disueltas como sodio, potasio, cloro, bicarbonato y fosfatos, así como mucina, proteínas. Día a día se producen aproximadamente entre 1 L y 1,5 L de saliva. Faringe: Tiene aproximadamente 13 cm de longitud en un ser humano adulto y se conoce como garganta. Inicia en la base del cráneo, adentrándose en la cavidad nasal, cavidad bucal, la laringe y llegando hasta el esófago. Las paredes de la faringe están formadas por tres capas: mucosa, muscular y fibrosa.
  • 3. La función principal de la faringe es permitir el paso de los gases oxígeno, dióxido de carbono y alimentos. Esófago: Es un conducto muscular, que mide entre 20 y 25 cm de longitud y 3 cm de diámetro. Atraviesa el tórax y el diafragma y se ubica entre la tráquea y la columna vertebral. En el se produce una sustancia mucosa que atenúa el rozamiento de los alimentos. Su función principal es transportar el alimento hacia el estómago. Esto lo hace mediante un movimiento muscular involuntario llamada movimiento peristáltico. El bolo alimenticio se va desplazando hacia el estómago, gracias a una serie de contracciones y relajaciones del esófago. Entre el esófago y el estómago se ubica una válvula o esfínter llamada cardias, lo cual impide que el contenido gástrico se deuvuelva al esófago. Estómago: Es un saco membranoso (parte más ancha del tubo digestivo), tiene forma de “J”, se ubica debajo del diafragma y constituido de tejido muscular y epitelial, presenta las paredes cubiertas por una proteína que lo protegen de la acidez, tiene una capacidad de unos dos litros, produce mucus, enzimas digestivas y ácido clorhídrico que contribuye a fraccionar los alimentos en partes más pequeñas. La mezcla del bolo alimenticio con los jugos gástricos constituye una masa casi líquida llamada quimo, la cual es atacada por enzimas digestivas, principalmente la pepsina (digiere las proteínas), la lipasa (permite la digestión de las grasas), así como el ácido clorhídrico que impide la proliferación de bacterias por la descomposición de la materia orgánica, todo lo anterior se conocen como jugos gástricos. La mezcla del quimo se da por medio de movimientos peristálticos que revuelven el bolo alimenticio con los jugos gástricos. La digestión en el estómago puede durar varias horas, por lo que algunas veces los almidone y los azúcares se fermentan, dando lugar a los conocidos gases o flatulencias. El estómago tiene tres funciones principales: • Almacena el alimento y lo deja pasar gradualmente al intestino delgado. • Contribuye al desdoblamiento mecánico del alimento (por medio de movimientos de contracción y batidos). • Desdoblamiento químico del alimento (por medio de las enzimas), que se convierte en sustancias más simples y fáciles de digerir. Al final del estómago hay una válvula que comunica el estómago con el duodeno, la cual se abre y se cierra para regular el paso del quimo. Intestino delgado: Es un tubo de 6 m de largo y 2,5 cm de diámetro. El intestino delgado se divide en tres partes: duodeno, yeyuno e íleon y termina
  • 4. El duodeno (primera parte del intestino)posee uan longitud aproximada de 25 a 30 cm y tiene forma de “C”, envuelve la parte superior del páncreas. Aquí se lleva a cabo la mayor parte de la digestión, llegan los líquidos de las glándulas anexas al tubo digestivo, a saber: páncreas, vesícula biliar (produce la bilis que ayuda a digerir la grasa), hígado, así como los propios jugos intestinales. Todos estos líquidos permiten terminar de digerir los alimentos hasta convertirlos en moléculas pequeñas, sustancia que recibe el nombre de quilo y permiten que puedan ser absorbidas y llevadas al torrente sanguíneo. El yeyuno posee una longitud de 4 m, contiene una cantidad de pliegues con los cuales aumenta la superficie de absorción. Las vellosidades a la altura del yeyuno poseen forma redondeada. El yeyuno se encuentra suspendido en la cavidad abdominal. La absorción de los nutrientes se lleva a cabo por medio de las microvellosidades y la flora intestinal. El íleon es la parte terminal del intestino delgado, se encuentra en posición fija a las paredes abdominales, posee una longitud de 3 m. las vellosidades en el íleon poseen forma de masa. El intestino delgado termina en la válvula ileocecal que posee dos pliegues gruesos que conforman dos esfínteres, los cuales regulan el paso entre el intestino delgado y el grueso. Este esfínter se encuentra unido a la pared abdominal. El íleon desemboca en el ciego (intestino grueso) el cual es una pequeña bolsa ciega, con una estructura semejante al colon. Intestino grueso: Es una extensión de aproximadamente 1.5 m constituido por tres segmentos: ciego, colon y recto. El ciego es la primera porción del intestino grueso, se inicia en el esfínter ileocecal, tiene una longitud de 5 a 7 cm. En su parte inferior se encuentra el apéndice vermiforme. El apéndice vermiforme o apéndice cecal, es un segmento que nace a 2,5 cm del esfínter ileocecal, posee gran cantidad de tejido linfático y ha perdido las funciones orgánicas por evolución. El colon es la parte del intestino que se encarga de la absorción de agua, en el se segrega gran cantidad de moco el cual sirve para lubricar la heces que comienzan a endurecerse por la pérdida de agua. El colon consta de cuatro partes: colon ascendente, colon transverso, colon descendente y colon sigmoides. El recto es la última parte del tubo digestivo, se ubica después del colon sigmoides. El recto recibe los materiales de desecho que quedan después de todo el proceso de digestión de la materia orgánica, con lo cual se forman las heces. Tiene una longitud de 17 cm y permite que las heces salgan del cuerpo a través del ano. Se encuentra dividido en dos partes: porción superior, porción inferior. • Porción superior: con una longitud de 12 a 14 cm, es muy similar al colon.
  • 5. • Porción inferior: tiene una longitud de 2,5 a 4 cm, posee numerosos pliegues de músculo liso y se le conoce como canal anal. El esfínter externo del ano está formado por músculo esquelético y se encuentra dentro del elevador anal. Las heces permiten la síntesis de vitamina B12, tiamina, riboflabina y vitamina K, por medio de las bacterias que se encuetran en ella. Se crean anticuerpos que protegen al organismo de posibles enfermedades. Las heces duran de 6 a 20 horas esperando para ser eliminadas, aunque hay casos en que el tiempo de retención puede ser mayor. El proceso de digestión completa puede durar entre 24 a 48 horas. Glándulas anexas al Aparato Digestivo: • Hígado: es el órgano interno más grande del cuerpo. Tiene forma de cuña y se encuentra dividido en dos lóbulos. Se encarga de producir colesterol y bilis a partir de la descomposición de los productos de la grasa dietética, fundamentales para la digestión. Usa aminoácidos, produce proteínas y almacena glucógeno, hierro y algunas bacterias. Además, es el responsable de eliminar de la sangre las sustancias que pueden resultar nocivas para el organismo, transformándolas en otras inofensivas. • Vesícula biliar: es un pequeño depósito en forma de saco, que se halla debajo del hígado e interviene en funciones como el almacenamiento de la bilis, el transporte de este líquido al intestino y la digestión de las grasas. • Páncreas: es una glándula que produce hormonas, se sitúa detrás del hígado y el estómago. Pesa unos 90 gramos y es una glándula de secreción interna y externa. Produce el jugo pancreático que descompone las proteínas, las grasas, los carbohidratos y los ácidos nucleicos, así como también produce la insulina, hormona que regula el metabolismo de los carbohidratos, ya que controla los niveles de glucosa en el cuerpo. TRANSTORNOS RELACIONADOS CON EL APARATO DIGESTIVO • Apendicitis: inflamación del apéndice. Sus síntomas son dolor en el lado derecho del vientre, vómitos, estreñimiento y algunas veces diarrea. • Peritonitis: inflamación en el peritoneo (membrana que recubre la cavidad abdominal), debida a la acción de bacterias o a la perforación del estómago. • Colon irritable: alteración motora del tubo digestivo producida por cuadros de tensión, angustia y estrés. Se caracteriza por dolor abdominal que se alivia después de las defecaciones. Puede presentarse estreñimiento, diarrea o bien períodos alternados de estos. Usualmente
  • 6. se presentan deseos de defecar después de comer, aumento en la producción de gases e inflamación abdominal. • Úlcera gastrointestinal: son heridas que se producen en la mucosa del estómago o del duodeno, debido a un aumento en las secreciones gástricas estimuladas por tensiones nerviosas, bebidas alcohólicas, estrés y comidas abundantes o muy condimentadas. • Vómito: consiste en la expulsión brusca, por la boca, del contenido gástrico y algunas veces, también del intestino. Los músculos del abdomen se contraen con fuerza, elevando la presión abdominal que empuja el contenido estomacal, lo impulsa hacia el esófago y luego es expulsado por la boca. El vómito prolongado puede provocar deshidratación grave. • Estreñimiento o Estitiquez: retardo de la defecación. La causa de esta demora pueden ser tumores o inflamaciones de la pared intestinal, aunque dentro de los orígenes más frecuentes, se puede citar el estrés, la dietas incorrectas, la ingestión de medicamentos como antidepresivos y la vida sedentaria. • Diarrea: es la defecación frecuente de materias fecales generalmente líquidas. Se debe al paso rápido de las haces por el intestino grueso, sin tener el tiempo suficiente para la absorción del agua. Las causas pueden ser bacterias patógenas, sustancias químicas, trastornos nerviosos o una irritación provocada en las paredes intestinales por los alimentos ingeridos. Una diarrea que dure varios días puede provocar deshidratación grave. • Gastritis: se produce al consumir alimentos irritantes o presencia de bacterias, lo que provoca inflamación estomacal. • Colitis: inflamación del colon • Caries: perforación del esmalte de los dientes o su destrucción paulatina. • Cáncer: destrucción de las células o tejidos en diferentes regiones del tubo digestivo. CUIDADOS PARA MANTENER EL BUEN FUNCIONAMIENTO DEL APARATO DIGESTIVO • Masticar y ensalivar debidamente los alimentos, pues facilita su paso por todo el proceso digestivo. • Evitar el uso de cinturones o fajas que eviten las presiones en la zona abdominal. Mantener la espalda recta pues facilita una buena digestión. • Evitar ver televisión y estarse levantando a la hora de comer.
  • 7. • El orden digestivo del metabolismo indica que los carbohidratos se digieren mejor y con mayor rapidez que las proteínas. En caso de que se consuman juntos se deben masticar muy bien para facilitar al máximo la digestión. • Ingerir diariamente entre 6 u 8 vasos de agua. • Cepille los dientes superiores hacia abajo y los inferiores hacia arriba y las muelas en movimientos circulares, esto para evitar la acumulación de bacterias en la boca. • Consuma alimentos variados, especialmente legumbres, verduras, frutas y mucha fibra pues permite el barrido de los intestinos. • Evite el uso de condimentos y prefiera el chile dulce, el culantro, el ajo, la cebolla, el apio, el orégano para saborizar las comidas. • Visite al gastroenterólogo por lo menos una vez al año. • Evite el consumo de bebidas alcohólicas, así como alimentos grasosos como natilla, chicharrones, maní, embutidos y comida fría. • Trate de comer con un horario fijo, es decir, a las mismas horas todos los días y dividiendo la comida del día en cinco momentos. • Realizar actividad física, mínimo cuatro veces por semana, esto ayuda a tener una buena digestión. • Evite el fumado. • Lavar las manos antes de consumir los alimentos. • Moderar el consumo de sal y de azúcar.