002 ped baja california 2008 2013
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

002 ped baja california 2008 2013

on

  • 661 views

Plan Estatal de Desarrollo del Estado de Baja California

Plan Estatal de Desarrollo del Estado de Baja California
Contiene 6 ejes de desarrollo planteados en el documento.

Statistics

Views

Total Views
661
Views on SlideShare
661
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
3
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

002 ped baja california 2008 2013 002 ped baja california 2008 2013 Document Transcript

  • PLAN ESTATAL DE DESARROLLO 2008-2013
  • MENSAJE DEL GOBERNADOR A cada generación le corresponde encontrar nuevas formas de organización que le permitan enfrentar con éxito los retos que, producto de cambios históricos, se manifiestan en su presente. En este sentido, la planeación se convierte en un instrumento que permite definir las estrategias para alcanzar los objetivos del desarrollo, identificando las prioridades de una agenda pública para nuestro estado. El Plan Estatal de Desarrollo 2008-2013, que tengo la satisfacción de presentar, es el producto de un esfuerzo coordinado de planeación participativa en el que se han involucrado tanto las instituciones de este gobierno como muchos bajacalifornianos proactivos y propositivos que ven en la unidad de gobierno y sociedad, la vía óptima para transformar nuestro estado. Es un documento de trabajo para todos: funcionarios públicos y ciudadanos, puesto que en él podemos identificarnos quienes asumimos la responsabilidad de actuar cada día, por la prosperidad de nuestras familias, por la seguridad de nuestras calles, escuelas y espacios públicos, y por la salud y la educación de nuestros hijos. Es un documento que enfatiza la transversalidad de la educación, como un tema nodal para forjar desde la más temprana infancia, el carácter, la entereza y el compromiso de los futuros ciudadanos de nuestra sociedad. Enfatiza además, la transversalidad de las acciones con soporte ético y comprometidas con las exigencias del paradigma de la sustentabilidad, puesto que estamos convencidos que es posible alcanzar cada vez mayores niveles de bienestar para la sociedad, buscando siempre un equilibrio entre la rentabilidad económica, el respeto a las diferencias y el bien común, y la racionalidad en el uso de nuestros valiosos recursos naturales. Hemos priorizado la presentación de propuestas realistas, que garanticen que en la búsqueda del desarrollo humano integral y sustentable para nuestros conciudadanos, cada individuo sea capaz de construir su propio destino a través de un proyecto de vida soportado por competencias que le permitan, no sólo comprender e interpretar el mundo en que vive, sino convertirse en agente activo de la transformación de su entorno, compartiendo sus anhelos y su visión del futuro con los demás miembros de su comunidad, y con el gobierno, en aras de alcanzar mejores niveles de bienestar. JOSÉ GUADALUPE OSUNA MILLÁN GOBERNADOR DEL ESTADO DE BAJA CALIFORNIA
  • Índice INTRODUCCIÓN EJE 1. SEGURIDAD Y JUSTICIA INTEGRAL 15 1.1 Prevención social 1.2 Sistemas de seguridad 1.3 Procuración de justicia 1.4 Sistema penitenciario 1.5 Justicia integral 7 2.1 Educación básica 2.2 Educación media superior 2.3 Educación superior y formación docente 2.4 Arte y cultura 2.5 Deporte y cultura física EJE 2. FORMACIÓN PARA LA VIDA EJE 3. DESARROLLO REGIONAL SUSTENTABLE 137 5.1 Familia y grupos prioritarios 5.2 Superación de la pobreza y grupos vulnerables 5.3 Desarrollo comunitario y participación social 5.4 Salud pública EJE 6. GOBIERNO AL SERVICIO DE LA GENTE 111 4.1 Política económica para la competitividad y el empleo 4.2 Empleo y trabajo 4.3 Campo, pesca y desarrollo rural 4.4. Desarrollo de las actividades industriales 4.5 Desarrollo del comercio y los servicios EJE 5. BIENESTAR Y DESARROLLO HUMANO 79 3.1 Planeación y desarrollo urbano regional 3.2 Sustentabilidad y medio ambiente 3.3 Agua potable y saneamiento 3.4 Infraestructura y equipamiento 3.5 Energía EJE 4. ECONOMÍA COMPETITIVA 43 165 6.1 Desarrollo institucional y buen gobierno 6.2 Estado de Derecho y desarrollo democrático 6.3 Relaciones y gestión intergubernamental Programas Para La Instrumentación Del Plan Estatal De Desarrollo 2008-2013 185 Documentos Consultados 187
  • Introducción destino al que se aspira. Existe claridad de que el camino no está exento de retos, como fácilmente puede constatarse en la actualidad. La inseguridad pública, condición esencial para la convivencia ordenada y productiva, sigue siendo un problema pendiente de solucionar. El ordenamiento del espacio urbano y su adecuación para la calidad de vida y la competitividad económica también es un aspecto que requiere intensa dedicación de recursos y de iniciativas planificadas. En relación con la salud, la educación, la vivienda y la dotación de servicios públicos, en general se han logrado importantes avances en cobertura, pero ahora afrontan el reto de alcanzar una mayor calidad y una cobertura total, con un ritmo similar o superior al que crecen la población y los centros urbanos. En este contexto, el Plan Estatal de Desarrollo de Baja California 2008-2013 es un instrumento para ordenar la acción de las instituciones del gobierno del estado en torno a un proyecto viable para el desarrollo de la entidad. En su concepción más amplia, se busca avanzar hacia una calidad de vida que nos permita alcanzar los mejores parámetros del país y de la sociedad global contemporánea. En el plan se plasma una imagen de futuro construida con base en la participa- 7 Plan Estatal de Desarrollo La sociedad y el estado de Baja California tienen una historia relativamente breve, pero al mismo tiempo excepcionalmente rica por su diversidad social, su dinamismo económico y su pluralidad política en todos los ámbitos de la vida pública. Se trata de una entidad que construye su futuro progresivamente y que por sus características sociales y económicas, y su posición geográfica en el mapa nacional y del mundo, tiene un destino de perfil vanguardista, innovador, capaz de anticipar dinámicas que en otro momento serán más extensas. El estado cuenta con una economía vinculada a los principales circuitos del mercado global, su integración social se basa en la diversidad cultural, se caracteriza por una intensidad de la vida política asentada en la pluralidad y en los valores de la democracia, y está expuesta a una enorme interacción fronteriza que vuelve a la relación con el exterior una práctica cotidiana en todos los ámbitos del hacer social y público, entre otros rubros. Baja California tiene así grandes oportunidades y un horizonte abierto, al cual es posible adentrarse de manera planeada. Dicho horizonte es compartido por todos los actores sociales y las instituciones de gobierno, teniendo clara conciencia de las metas y del
  • Plan Estatal de Desarrollo 8 ción democrática de los ciudadanos, y en la iniciativa responsable de la esfera gubernamental y sus instituciones, a partir de las cuales se convoca nuevamente a la sociedad bajacaliforniana, a los gobiernos federal y municipales, y a los poderes legislativo y judicial, para que de manera conjunta desarrollen iniciativas que se conviertan en estrategias coordinadas que traduzcan la imagen de futuro en una práctica cotidiana de construcción del desarrollo. El Plan Estatal de Desarrollo busca dar cumplimiento a lo establecido en la Ley de Planeación. De acuerdo con ésta, el gobierno estatal debe trazar los lineamientos que guíen sus esfuerzos durante todo el sexenio. Los planes de desarrollo de los municipios deben ser ajustados al plan del estado. Éste, a su vez, debe acoplarse a lo establecido en el Plan Nacional de Desarrollo (PND), el cual define los objetivos, estrategias y prioridades que deben regir las acciones de gobierno a escala nacional. Como premisa fundamental del PND 2007-2012 se propone avanzar hacia un desarrollo humano sustentable. El gobierno de Baja California comparte este ideal y se propone establecer los medios para hacerlo realidad en la entidad. En ese sentido, el plan estatal plantea como parte de la propuesta central de gobierno lograr avances significativos en el bienestar de la sociedad bajacaliforniana como guía de la acción pública durante los siguientes seis años. Para ello, se propone como acción central la reorganización del ejecutivo estatal y de sus instituciones, con miras a garantizar que sus recursos se distribuyan de manera justa y equitativa, y que los servicios se presten oportuna y eficientemente, en un marco de corresponsabilidad y participación ciudadana. Asimismo, la actual administración aspira a fortalecer un gobierno democrático y humanista, en el que predominen las instituciones transparentes y abiertas al ciudadano, y fuertemente proactivas para lograr el desarrollo sustentable. De igual forma, aspira alcanzar una economía competitiva que afronte creativamente los retos que plantean el entorno internacional y la pérdida de crecimiento en la economía de Estados Unidos. Elaboración del Plan Estatal de Desarrollo 2008-2013 La Constitución Política del Estado Libre y Soberano de Baja California y la Ley de Planeación para el Estado de Baja California establecen que el ejecutivo del estado cuenta con un plazo de seis meses a partir de su toma de posesión, para presentar ante la sociedad bajacaliforniana un plan estatal de desarrollo. En dicho documento rector, se identifican a través de un ejercicio diagnóstico y de consulta ciudadana los principales retos, áreas de oportunidad y las problemáticas que habrán de ser atendidas de manera prioritaria, a través de una agenda pública para el desarrollo. El presente plan es resultado de un esfuerzo colectivo en el que participó una gran cantidad de ciudadanos y organizaciones de la sociedad civil en un ejercicio de planeación participativa y democrática coordinado por el Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado (COPLADE), que comenzó desde el primer día de este gobierno y se extendió a lo largo de los seis meses siguientes. La actividad planificadora se nutrió con insumos sociales de diversa índole, que fueron vertidos y discutidos en los foros de consulta ciudadana que se llevaron a cabo en las ciudades de Mexicali, Tijuana, Tecate, Playas de Rosarito y Ensenada, y en las localidades de San Felipe, San Quintín y el Valle de Mexicali, organizados en coordinación con los cinco COPLADEM, participando un total de 1 041 personas. En forma paralela, en el mes de diciembre de 2007 el COPLADE inició la instalación de los 21 subcomités que lo integran y el 3 de enero de 2008 se llevó a cabo la Asamblea Plenaria presidida por el C. gobernador del estado en su calidad de presidente del COPLADE, dando inicio a un intenso trabajo que exigió de la coordinación de los diversos representantes de los tres órdenes de gobierno, del H. Congreso del Estado y de los distintos integrantes y representantes de organismos de la sociedad civil y de la iniciativa privada, quienes atendieron de manera específica las reuniones de comisiones de trabajo que llevaron a la integración de una estructura temática integral y a la construcción de un marco propositivo congruente con los diagnósticos realizados y con las expectativas de la ciudadanía. Los productos de estas comisiones,
  • INTRODUCCIón Contexto del desarrollo en Baja California Baja California se ha distinguido por su gran dinamismo y competitividad económica. Sin embargo, el crecimiento no termina de traducirse en un desarrollo integral que permita garantizar el bienestar de todos los ciudadanos. Sin duda, el crecimiento poblacional excede al económico y ello va creando una brecha que impide que la población ocupada cuente con los satisfactores necesarios para que el crecimiento se traduzca en bienestar. Para mejorar la calidad de vida de la población, se requiere que los indicadores sociales y de desarrollo regional y económico se incrementen sustancialmente, de tal forma que nos transformemos en una sociedad más humana, justa, moderna y competitiva. Baja California constituye una de las entidades más dinámicas de la frontera norte. Su colindancia con el estado de California, una de las regiones más ricas de Estados Unidos y el mundo, le ha impreso una dinámica económica y poblacional muy activa a la entidad. Lo anterior le confiere al estado un papel estratégico, dada su amplia vocación exportadora y de servicios al turismo internacional. En este contexto, aunque en el último periodo y a consecuencia de la desaceleración de la economía norteamericana la capacidad local para generar empleos se ha visto afectada, sigue estando por encima de los estándares nacionales. Por otra parte, no deja de ser significativo el nivel relativamente alto de ingreso que obtiene la población ocupada en el estado. Con todo, se requiere generar condiciones propicias para impulsar todavía más el crecimiento de los salarios, lo cual constituye uno de los principales retos de la presente administración. En los últimos años, Baja California ha recibido importantes flujos de inversión extranjera directa (IED). Sin embargo, desde el 2006 se advierte una disminución de los ritmos de captación, que exige reposicionar la competitividad de la entidad a fin de que recupere la capacidad histórica de atracción de capitales internos y externos. Por sectores, la mayor parte de la IED se concentra en la industria manufacturera, seguida del comercio y otros servicios, lo cual posibilita que Baja California destaque entre otros estados por la importancia de su sector industrial exportador. A pesar de la desaceleración económica, el desempeño de la actividad exportadora sigue siendo positivo. Si se examina la información de los últimos 10 años, puede concluirse que aún en los años en que declinaron las exportaciones el saldo comercial se mantuvo positivo, lo cual está asociado a los avances logrados en materia de diversificación de inversiones, a efectos de compensación sectorial y desde luego a una mejoría en cuanto a ventajas regionales. La falta de oportunidades de empleo ha atraído al estado a cientos de miles de connacionales procedentes de distintas regiones de México, que no sólo requieren emplearse, sino también satisfacer necesidades individuales y familiares de educación, vivienda, salud, recreación, cultura, etcétera. En el 2000, la 9 Plan Estatal de Desarrollo que contaron con los insumos generados en los foros de consulta y en los otros medios de captación de las inquietudes ciudadanas, fueron finalmente presentados en nueve reuniones plenarias de los subcomités sectoriales, especiales y regionales, las cuales tuvieron como propósito consensuar y validar las propuestas en torno a los seis ejes temáticos identificados en el proceso. Los mecanismos de apoyo al proceso de consulta comprendieron el acceso al portal de Internet dentro de la página del gobierno del estado, a través del cual la ciudadanía participó con 715 contribuciones. Con el apoyo de la red de dependencias y entidades del gobierno del estado, así como de las instituciones educativas públicas y privadas, se instalaron buzones para que la ciudadanía mediante el llenado de formatos impresos pudieran externar su opinión acerca de los diferentes temas de interés para la sociedad, recibiéndose un total de 3 402 propuestas. Adicionalmente se instaló un servicio telefónico 01800 sin costo, a través del cual se recibió un total de seis llamadas. Para la sistematización y análisis de la información resultante se crearon grupos de trabajo coordinados por El Colegio de la Frontera Norte, en los que participaron sus profesores-investigadores, y de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC). Este ejercicio permitió la elaboración de diagnósticos apegados a la realidad, los cuales aportaron insumos para generar nuevas estrategias y lineamientos de política incluidos en el presente documento.
  • Plan Estatal de Desarrollo 10 población estatal que no era originaria de Baja California fue de 43.6 por ciento, y el saldo migratorio neto entre inmigración y emigración fue de los más elevados del país: 41.1 por ciento. Lo anterior genera fuertes presiones sobre la oferta disponible de servicios públicos, que dificulta mantener un crecimiento de mayor envergadura en la región. De esta manera, la dinámica del crecimiento económico se encuentra en constante tensión con un rezago en infraestructura que parece autoreforzarse conforme la inversión pública atrae más inversión y población, poniendo en riesgo no sólo la capacidad de servicio que ofrecen algunos de los equipamientos urbanos más indispensables, sino también la sustentabilidad integral del desarrollo económico y social. Al respecto, es necesario subrayar los fuertes retos que en términos de accesibilidad al recurso agua enfrentará la entidad en los próximos años, de mantenerse los actuales ritmos de crecimiento poblacional. En virtud de lo anterior, para que resulten viables las metas de desarrollo socioeconómico que se ha trazado esta administración, se pretende articular todas las acciones de gobierno en torno a un proyecto que busca cristalizar una visión unificada a través de un esquema de estrategias compartidas e interrelacionadas, entre las que destacan: el fomento a la paz laboral a través de mecanismos de previsión social, procuración de justicia y atención a grupos vulnerables; el fortalecimiento de los niveles de educación formal de la población en edad escolar y la instrumentación de programas de capacitación en el trabajo, para aprovechar el potencial emprendedor y la relativa juventud de la sociedad bajacaliforniana; el posicionamiento estratégico de las vocaciones regionales estatales para alcanzar mejores estándares de competitividad; el impulso a políticas empresariales, financieras, tecnológicas, de infraestructura y de inversión, que hagan posible el florecimiento de las capacidades empresariales tanto entre empresas grandes como entre pequeños y medianos establecimientos con capacidad innovadora; la ordenación sustentable, territorial y productiva de los recursos naturales del campo y el mar, que coadyuve al arraigo y al desarrollo de las comunidades rurales. Se pretende que toda inversión produzca efectos positivos, no sólo entre empresarios, sino también sobre los nive- les de ingreso y bienestar de la población, tanto en el ámbito urbano como en el rural. Son varios los factores que tienden a inhibir el desarrollo económico y social de la entidad, entre los cuales destaca la inseguridad. Aun cuando los problemas que acarrea no son privativos de la entidad, e incluso podríamos señalar, que no se originan propiamente en Baja California, se han convertido en una amenaza grave para la región, particularmente para el ciudadano común, para los jóvenes y los niños. Es sumamente importante y prioritario mejorar la prevalencia del Estado de Derecho en la entidad, ya que la inseguridad puede llegar a vulnerar los esfuerzos que se realicen para fomentar el desarrollo educativo, regional, económico, social y de gobierno. Una gestión intergubernamental decidida y una participación ciudadana coordinada con las autoridades locales pueden constituir la base para la solución integral de los problemas asociados a la inseguridad: crimen organizado, secuestros y tráfico de drogas. Por otro lado, Baja California ha sido puntero de los cambios de apertura democrática en el país, al ser uno de los primeros estados que experimentaron la alternancia política. Esto ha fomentado la estabilidad política y la paz social, que son ingredientes esenciales para brindar certidumbre a la inversión y al desarrollo. En consecuencia, el estado debe redoblar los esfuerzos encaminados a mantener ese esquema de pluralidad, así como fortalecer sus instituciones, su marco de transparencia y su impulso decidido a la participación ciudadana. Principios de gobierno Para hacer frente a los retos y a las problemáticas que afronta la sociedad bajacaliforniana con la velocidad y eficacia requeridas, todas las políticas, programas y acciones de gobierno tendrán como guía de su actuación un conjunto de principios que den solidez y certeza a la intervención pública. En este sentido, el actual gobierno de Baja California se concibe a sí mismo como un complejo organizativo sustentado en convicciones firmes y estables; por ello, desde el inicio se han definido seis principios que orientan el desarrollo de nuestras funciones y responsabilidades, y que en el marco del presente Plan Estatal de
  • INTRODUCCIón plantea como una tarea permanente, que requiere de racionalidad y de equipos profesionales capaces de dirigir los cambios hacia fórmulas de gobierno más efectivas en la consecución de sus objetivos y más eficientes en la gestión de los recursos públicos. El quinto principio de base para las acciones de este gobierno se establece considerando que el enfoque hacia la sustentabilidad representa la única alternativa que puede permitir un crecimiento en todos los sentidos como sociedad, sin poner en riesgo el patrimonio social que representa el medio ambiente, tanto para la población actual como para las nuevas generaciones. Desde este punto de vista, habrán de tomarse las medidas conducentes para que las acciones gubernamentales, internas y externas, contribuyan al cuidado y aprovechamiento responsable de los recursos naturales, al ahorro de energía y agua, y al control de la contaminación en todas sus manifestaciones. Por último, como orden de gobierno local, la administración estatal se propone fortalecer su papel articulador de las políticas y programas que se promuevan en otros ámbitos públicos, ya sean federales, municipales o internacionales, o de iniciativas surgidas de los agentes privados y de la sociedad civil. Desde esta perspectiva, se buscará multiplicar los recursos y potenciar los resultados a través de la cooperación, la coordinación y la corresponsabilidad en la atención de las prioridades de la agenda pública para el desarrollo del estado. Desarrollo social incluyente, solidario, sustentable y competitivo El desarrollo social incluyente, solidario, sustentable y competitivo ubica al desarrollo humano como la máxima prioridad de este gobierno; en otras palabras, atendiendo a las definiciones sobre desarrollo humano propuestas por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), el gobierno de Baja California se propone lograr que todo ser humano tenga en la entidad las oportunidades de acceso a una vida prolongada, saludable y productiva, a adquirir conocimientos y a disponer de los recursos necesarios para lograr un nivel de vida decente, todo ello en un ambiente que garantice a las personas de hoy y a sus generaciones futuras el pleno disfrute de 11 Plan Estatal de Desarrollo Desarrollo seguirán rigiendo las acciones que lleven al logro de los compromisos adquiridos con la ciudadanía y las diferentes organizaciones sociales involucradas en este ejercicio de planeación participativa y democrática. El primero de estos principios ordenadores consiste en la consolidación de un gobierno con calidad humana, que tenga como fundamento y propósito de todas sus acciones alcanzar mejores niveles de bienestar social para los bajacalifornianos, particularmente de aquellas personas, familias o regiones que sufren rezagos, pobreza o exclusión. El humanismo público se funda en la democracia como forma de gobierno y en el reconocimiento de los derechos sociales, económicos y culturales de todo individuo; ello nos obliga, en un marco de respeto a los derechos y a las diferencias, a mantener y ampliar los canales de participación ciudadana en la toma de decisiones, así como en la formulación de iniciativas de beneficio colectivo. En segundo lugar, se reafirma nuestro compromiso irrestricto con el Estado de Derecho, con la defensa de la legalidad, con el combate a la impunidad y con el rechazo a cualquier acto, público o privado, que tienda a vulnerar el orden jurídico. Nuestra convicción es que ninguna sociedad y, por ende su gobierno, tiene futuro si no se respetan las reglas que posibilitan la convivencia, la paz social y el progreso. En tercer sitio, la administración del estado asume obligaciones explícitas con la ética pública, es decir, con la austeridad, la honestidad y la transparencia en el manejo de los recursos, y con el ejercicio responsable del poder gubernamental y la rendición de cuentas. Es y será un gobierno abierto al escrutinio de la sociedad, a la medición de su desempeño y a la evaluación externa e independiente de sus políticas, programas y proyectos, en congruencia con los lineamientos establecidos en el Plan Nacional de Desarrollo y en los comprometidos por México en el Marco de Cooperación de las Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDAF, por sus siglas en inglés) para la consecución de los Objetivos del Milenio. El cuarto principio alude a la capacidad de innovación de las estructuras de gobierno como una manera de adaptarse al dinámico y cambiante contexto social y económico de la entidad. La mejora y modernización de la administración pública del estado se
  • Plan Estatal de Desarrollo 12 sus libertades y derechos humanos, políticos, sociales y económicos. Para alcanzar esta plataforma de desarrollo, se propone avanzar conjuntamente con la participación de la sociedad bajacaliforniana en tres frentes principales: en primer lugar, se pretende la integración de todo bajacaliforniano a los beneficios del desarrollo, atacando toda forma o barrera que propicia la exclusión. En segundo término, considerando que la solidaridad social es un valor supremo en nuestra sociedad, se habrá de incidir en la reducción de las desigualdades en todas sus manifestaciones: económicas, sociales, intergeneracionales, de género y regionales. Finalmente, se busca que todo proceso de desarrollo económico y social sea productivo, competitivo y sostenible, y pueda darse privilegiando los criterios de sustentabilidad como garantía para el bienestar de las generaciones presentes y futuras. Atendiendo a estos fines, el gobierno del estado se propone llevarlos a cabo mediante el cumplimiento de los seis objetivos estratégicos siguientes: Seguridad y justicia integral. Hacer de la entidad un territorio seguro que garantice la convivencia social en un ambiente de tranquilidad, respeto, confianza y paz social, y que sirva de sustento al progreso de las actividades productivas y al desarrollo humano integral. Con este propósito habrá de impulsarse la participación proactiva y coordinada de todos los órdenes de gobierno y la colaboración de todos los sectores de la sociedad bajacaliforniana. Formación para la vida. Convertir a la educación en un medio fundamental para la formación del ser humano en sus responsabilidades y derechos sociales, económicos, políticos, culturales y de respeto al medio ambiente, ofreciendo oportunidades educativas a toda persona hasta el nivel que elija y dotando a los educandos de los conocimientos y las competencias básicas para el logro de una vida plena y socialmente productiva. Para lograrlo, las instituciones educativas, públicas y privadas, deberán promover una educación basada en el conocimiento científico acerca de la realidad social, económica y política del estado, la nación y del entorno internacional, a fin de enfrentar exitosamente los retos del desarrollo personal y colectivo en el marco de una economía competitiva y globalizada. Otros aspectos que complementan la labor educativa son la cultura y el deporte como elementos capaces de coadyuvar en la formación de los bajacalifornianos para la vida. Desarrollo regional sustentable. Propiciar un desarrollo regional integral basado en la perspectiva de la sustentabilidad, es decir, en el cuidado del medio ambiente y en el aprovechamiento racional de los recursos naturales, que además asegure la reducción de las desigualdades entre regiones, potencie sus vocaciones productivas y posibilite el acceso de todos los sectores de la sociedad bajacaliforniana a niveles de vida dignos, y a entornos rurales y urbanos saludables, seguros y perdurables. Para lograrlo se asumirá como premisa que la satisfacción de las necesidades actuales de la población no debe comprometer la atención de las necesidades de las generaciones futuras. Economía competitiva. Alcanzar un desarrollo económico que nos permita competir con éxito en la economía global y se refleje en igualdad de oportunidades para todos y en un mejoramiento significativo de la calidad de vida, dentro de una práctica sustentable, competitiva y regionalmente equilibrada. Para conseguirlo habrán de desplegarse acciones estratégicas coadyuvantes para aprovechar en forma más eficaz los recursos, talentos y capacidades locales actuales y potenciales de emprendedores y empresarios, con el fin de fomentar las dinámicas productivas, de innovación y de integración sectorial que se requieren detonar, para reposicionar las vocaciones regionales de la entidad en los mercados nacionales e internacionales, que la lleven a mantener ritmos de crecimiento sostenidos y estables de los que se deriven empleos suficientes, de calidad y bien remunerados. Bienestar y desarrollo humano. Impulsar una política social que facilite los medios para que los individuos, las familias y las comunidades eleven sus niveles de salud y bienestar, y en particular, que quienes viven en la pobreza mejoren sus condiciones de vida de manera sostenida, mediante la acción conjunta de gobierno y sociedad. En particular se dará atención a los grupos con necesidades especiales y se promoverá la equidad de género. Asimismo, se trata de una política social con enfoque de derechos, que se aleja del enfoque asistencial, y que pretende generar las condiciones para contribuir al desarrollo
  • INTRODUCCIón Estrategias para la instrumentación de las políticas públicas Junto con los principios de gobierno, se pondrán en la perspectiva de la instrumentación de las políticas públicas que se derivan de los seis ejes rectores, cuatro estrategias que, en conjunto, permitirán dar mayor consistencia, claridad y calidad a la intervención gubernamental. La solidaridad, como primera estrategia de gobierno, supone que la intervención pública habrá de generar los efectos redistributivos que sean necesarios para evitar la exclusión social y reducir las desigualdades económicas, de género, intergeneracionales, étnicas y regionales. La puesta en práctica de la solidaridad requerirá de la cooperación social y de su comprensión en el tratamiento diferenciado de las políticas y programas orientados a individuos, familias y comunidades que más lo necesiten. Para ciertos sectores o grupos sociales que requieren de atención especial por alguna razón específica (vejez, discapacidad, violencia doméstica, desprotección familiar, drogadicción) se aplicarán, como segunda estrategia, medidas subsidiarias que les permitan superar su condición de desventaja o vulnerabilidad. Como tercera estrategia se propone afrontar los retos y problemáticas sociales a través de actuaciones integrales y transversales en todos los ámbitos del desarrollo; mejorar las condiciones de bienestar general de la sociedad, especialmente de las personas, familias y regiones más desprotegidas, requiere de la creación de oportunidades de acceso a recursos, bienes y servicios en aspectos tan diversos como la educación, la salud, la vivienda, la seguridad pública, el empleo o los ingresos. Además de la transversalidad que conlleva la aplicación de los principios de gobierno a todos los ámbitos de la intervención pública en el estado (transparencia, rendición de cuentas, evaluación, sustentabilidad), como cuarta estrategia se habrán de identificar aquellos temas de la agenda que por su naturaleza requieran de actuaciones coordinadas entre diferentes dependencias del ejecutivo estatal o, 13 Plan Estatal de Desarrollo humano incluyente, solidario y sustentable de los bajacalifornianos. Gobierno al servicio de la gente. Consolidar un gobierno comprometido con el fortalecimiento de la democracia a partir de la incorporación de la sociedad en los distintos ámbitos de la actividad pública en el estado, la mejora en la calidad de la transparencia y acceso a la información y el apuntalamiento de los mecanismos de rendición de cuentas. Igualmente, atendiendo a la necesidad de construir una democracia efectiva y de calidad, es prioritario robustecer a las instituciones electorales en el marco de la Reforma del Estado. Estos compromisos básicos con la sociedad bajacaliforniana son el marco de referencia para la evaluación, la rendición de cuentas y el control de la gestión de la administración pública estatal. En el presente Plan Estatal de Desarrollo se establecen una serie de diagnósticos, objetivos, estrategias y lineamientos de política más puntuales en los temas que forman parte de la agenda de gobierno, la cual se formó a partir de las propuestas, preocupaciones, prioridades, sugerencias e ideas vertidas por la ciudadanía y las organizaciones de la sociedad civil en los foros de consulta, y que después fue consensuada en el marco de las plenarias de los subcomités del COPLADE. Todos estos elementos han sido estructurados en seis ejes rectores, que se constituyen en la columna vertebral de las acciones de este gobierno: 1. Seguridad y justicia integral; 2. Formación para la vida; 3. Desarrollo regional sustentable; 4. Economía competitiva; 5. Bienestar y desarrollo humano; 6. Gobierno al servicio de la gente Considerándolo en su conjunto, el plan presenta una propuesta de gobierno que contempla una visión integral del desarrollo de la entidad basada en el mejoramiento de las condiciones generales de bienestar de la población, y en el ejercicio pleno de los derechos económicos, sociales, políticos, culturales y ambientales de los bajacalifornianos. En este sentido, los seis ejes están estrechamente vinculados y en sus contenidos se advierten entrecruces y estrategias transversales y compartidas que habrán de potenciar, con la participación de la sociedad y la colaboración de los otros órdenes de gobierno, la eficacia, eficiencia y efectividad de la intervención pública en todos los ámbitos del desarrollo de la entidad.
  • entre agencias que pertenezcan a otros órdenes de gobierno; y concertadas con organismos intermedios de la sociedad civil. La naturaleza de la planeación para el desarrollo, su carácter cíclico y participativo, implica que este plan sea un documento de trabajo flexible, cuya continui- dad será garantizada con la elaboración de una serie de programas sectoriales, especiales y regionales en los que se atenderán de manera específica las prioridades de la agenda pública para el desarrollo de la entidad. Articulación de los seis ejes rectores del Plan Estatal de Desarrollo Plan Estatal de Desarrollo 14
  • Eje 1. Seguridad y justicia integral 1.1 Prevención social 1.1.1 1.1.2 1.1.3 1.1.4 1.1.5 Integración y corresponsabilidad ciudadana Coordinación sectorial y atención a grupos prioritarios Capacitación y profesionalización Derechos humanos Protección civil 1.2 Sistemas de seguridad 1.2.1 1.2.2 1.2.3 1.2.4 1.2.5 1.2.6 Fuerza policial preventiva Modernización institucional Sistemas de información Servicios de atención a la ciudadanía Servicios de seguridad privada Sistemas operativos de protección civil 1.3 Procuración de justicia 1.3.1 1.3.2 1.3.3 Reforma al marco legal Atención a víctimas del delito Modernización institucional 1.4 Sistema Penitenciario 1.4.1 1.4.2 1.4.3 Modernización institucional Readaptación y reinserción social Seguridad jurídica 1.5 Justicia integral 1.5.1 Sistema de justicia integral
  • 1 Seguridad y justicia integral Visión 17 Objetivo General Salvaguardar la integridad y los derechos de los habitantes de Baja California, así como sus libertades, el orden y la paz, mediante la aplicación de una política integral de seguridad pública y convivencia social, desarrollada bajo los ejes de coordinación intergubernamental, combate al crimen, reingeniería institucional y seguridad ciudadana, con la participación corresponsable de todos los sectores de la sociedad; así como la decidida instrumentación de estrategias que conlleven a la prevención de desastres y reducción de riesgos, reforzando los esfuerzos de sensibilización en derechos humanos en todas las áreas del servicio público, garantizando la vigencia del derecho para el desarrollo de la entidad. C onsolidar acciones que lleven a abatir los niveles de inseguridad en todas sus dimensiones constituye uno de los retos más importantes para el estado de Baja California. La misión del Plan Estatal de Desarrollo 2008-2013 en su eje seguridad y justicia integral es difundir el conocimiento y la observancia de los derechos humanos en el sector público y en la sociedad, atender los factores que dan origen a los problemas de inseguridad con objeto de lograr una reducción sostenible de los niveles delictivos, sancionar las conductas delictivas y fomentar estrategias integrales que permitan a la población prevenir y reducir su vulnerabilidad frente a los fenómenos destructivos. Lo anterior implica producir un cambio en las políticas públicas, mediante el impulso a una forma especial del ejercicio de las capacidades de influencia, asociación, adhesión, Plan Estatal de Desarrollo Baja California será un estado seguro en el que prevalezca la convivencia social en un ambiente de tranquilidad, respeto, confianza y paz social, sustentada en la participación eficiente y coordinada de todos los sectores intergubernamentales y en la participación activa y comprometida de la sociedad.
  • Tasa de delitos por cada 1000 habitantes en los municipios de Baja California, 2007 2.5 2 Robo 1.5 Homicidio 1 0.5 Plan Estatal de Desarrollo 18 0 Ensenada Mexicali Playas de Rosarito Tecate Tijuana Fuente: Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California. Jefatura de Informática; Subdirección de Información y Estadística. Secretaría de Seguridad Pública del Estado, 2007. convicción y concertación de voluntades, capaces de cruzar de manera transversal nuestras instituciones y nuestra cultura, actuar de manera coordinada, intergubernamental e intersectorialmente y fomentar un desarrollo social y económico que reduzca los factores de riesgo de las conductas antisociales. Se propone una gestión eficiente e integral de la política de seguridad e impartición de justicia, de derechos humanos y de protección civil, bajo un enfoque de transparencia, evaluación y mejora continua de sus objetivos, metas y resultados. Uno de los componentes fundamentales para la generación de estrategias que mitiguen la posibilidad de dañar la integridad física, la vida, las propiedades, la infraestructura y el medio ambiente, consiste en definir el conjunto de situaciones de violencia, delincuencia y vulnerabilidad de la población bajacaliforniana ante las consecuencias de los agentes perturbadores de la seguridad, sean éstos de carácter natural o social. Las estrategias que se formularán e implementarán contra el crimen organizado serán eminentemente institucionales sobre los ámbitos formales del estado, abordándose con inteligencia, tecnología y personal profesional. Las estrategias contra la violencia y la delincuencia común serán eminentemente sociales, con el apoyo de los diferentes programas de las diversas instancias estatales. Para el control de riesgos naturales y evitar o mitigar su impacto destructivo, las autoridades estatales conjuntamente con los municipios y el gobierno federal deberán instrumentar una estrategia integral que involucre a todos en las fases de prevención, auxilio y recuperación. Asimismo, la estrategia para promover el desarrollo humano hacia una ciudadanía activa exige transformar nuestros modos habituales de incorporar a los ciudadanos en las decisiones públicas; ello significa que deberán asumir el desafío de pasar de una conciencia de los derechos a una conciencia de los deberes y responsabilidades, reforzando los esfuerzos de sensibilización y capacitación en derechos humanos en todas las áreas del servicio público y garantizando la vigencia del Estado de Derecho para el desarrollo de la entidad. No podemos olvidar que la ubicación geográfica del estado exige atender otros elementos que afec-
  • Seguridad y justicia integral Delincuentes en reclusión por tipos de delitos del fuero federal por los que fueron procesados en Baja California, 2007 (%) 70.0 60.0 50.0 40.0 30.0 20.0 10.0 0.0 Delitos contra la salud Violación a la Ley General de Población Delincuencia organizada Homicidio Otros Fuente: Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del Estado de Baja California, Subsecretaría del Sistema Estatal Penitenciario, Dirección General de Centros de Readaptación Social, 2008. tan la seguridad nacional, como son el impacto del crimen organizado, el narcotráfico, tráfico de indocumentados, el lavado de dinero y el tráfico de armas. De igual modo habrá que evaluar los impactos regionales que implica para Baja California y para la región la nueva perspectiva de Estados Unidos de América acerca de la seguridad fronteriza. Uno de los componentes fundamentales de la política de seguridad es la prevención integral, que incorpora las medidas para atacar los factores causales del delito, incluidas las oportunidades para la comisión, por lo que tenemos: a) prevención primaria. Prevenir la violencia de grupos vulnerables actuando sobre los factores de riesgo; b) prevención secundaria. Medidas dirigidas a las personas que muestran los primeros signos de un estilo de vida delictivo; c) Prevención terciaria. Medidas para prevenir la reincidencia y dirigida a quienes han delinquido y requieren rehabilitación; d) prevención de la delincuencia ocasional u orientada hacia las víctimas. Procura hacer de la comisión de delitos una actividad más difícil, más riesgosa o menos satisfactoria para los infractores, e) prevención punitiva. Es el aseguramiento de personas en el intento o por la comisión, espacio en el que se involucran básicamente los organismos de control policial, procuración de justicia. Este enfoque de prevención para fortalecer la seguridad atiende a la preocupación planteada en el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 referente a la prevención social y a su importancia para eliminar los factores que puedan llevar a una persona a delinquir. Esto sólo será posible en la medida que haya mayores y mejores oportunidades de acceso a la educación, al deporte, a la cultura, a la recreación, a la capacitación y al empleo y se difundan entre la población los valores de respeto a la legalidad y al Estado de Derecho. Es por ello que en la estructura temática del presente eje se incorporan estrategias de prevención de la inseguridad a través de la atención al desarrollo social, la educación, la salud, la atención a jóvenes, a las mujeres, al deporte, a la cultura y al empleo, que en conjunto pueden propiciar un desarrollo humano sustentable. De la manera como estos programas se articulen eficazmente con la meta de prevenir los factores de riesgo en grupos vulnerables se estable- 19 Plan Estatal de Desarrollo Violación Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos
  • cerán las bases para promover una mayor seguridad ciudadana y una mejor calidad de vida. En el corto plazo, los elementos fundamentales de una gestión integral de prevención de la inseguridad y la impartición de justicia son los siguientes: Plan Estatal de Desarrollo 20 1. Voluntad institucional. Capacidad de generar consensos y conocimiento para fundamentar el diseño y la puesta en funciones de un programa integral de seguridad y convivencia social con los municipios y las dependencias estatales, con un enfoque estratégico y transversal. 2. Una política eficaz, eficiente y efectiva de seguridad, con justicia y respeto a los derechos humanos. 3. Una coordinación intergubernamental eficiente, destacando las relaciones con los municipios, el Ejército Mexicano, la Secretaría de Seguridad Pública Federal, con base en programas estratégicos de prevención y de seguridad pública. 4. Programas para el fortalecimiento profesional, capacitación, controles anticorrupción, evaluación, seguridad personal e incentivos —según su desempeño— a los distintos cuerpos policíacos. 5. Una eficaz, eficiente y efectiva procuración de justicia con base en un rediseño institucional y fortalecimiento del papel del ministerio público. 6. Un programa integral de readaptación social, fundamentado en una capacitación eficaz, valores, actividades deportivas y culturales. 7. Una asociación estratégica con dependencias policiales locales, estatales, federales e internacionales para fortalecer la eficacia en la implementación del programa integral de seguridad y convivencia social. 2. 3. 4. 5. 6. Bajo el contexto anterior, los objetivos específicos que orientan la transversalidad en los contenidos de este eje son los siguientes: 1. Fortalecer la coordinación entre los tres órdenes de gobierno, de acuerdo con los lineamientos de los artículos 9 y 10 de la Ley General que Establece las Bases de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública, sobre todo en lo que corresponde a programas de alcance federal, pero que deben actuar con estrecho apoyo entre 7. este nivel, el estatal y el municipal, atendiendo los contextos local, estatal y transfronterizo. Promover un programa eficaz de prevención social y seguridad, que implica acciones coordinadas de seguridad pública con las estrategias de desarrollo económico y social orientadas a resolver problemas de empleo, salario, vivienda, servicios públicos, educación, etcétera, con lo cual se intenta resolver el fenómeno delictivo desde sus causas estructurales. Optimizar la coordinación y planeación intersectorial e interinstitucional que promueve el desarrollo social integral. Promover la coordinación intergubernamental para resolver problemas donde autoridades federales tienen mayor injerencia, como es el caso de la seguridad nacional (crimen organizado, tráfico de armas, lavado de dinero y narcotráfico) y seguridad fronteriza (migración y terrorismo). En este sentido, es fundamental fortalecer una coordinación eficaz con dependencias federales, como la Secretaría de la Defensa Nacional, la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Seguridad Pública Federal y el Instituto Nacional de Migración. Fortalecer acuerdos transfronterizos y binacionales en materia de seguridad pública, seguridad fronteriza y procuración de justicia en el marco de la Conferencia de Gobernadores Fronterizos y de las Reuniones de los Procuradores de Justicia de los estados fronterizos del norte de México. Fortalecer la cooperación intergubernamental, transfronteriza y binacional en el marco de la Conferencia de Gobernadores Fronterizos, con la finalidad de prevenir y reducir la demanda de drogas ilícitas en el estado de Baja California y en la región, en particular mediante la educación, la prevención y el tratamiento para contribuir al combate de la oferta de las mismas y de la actividad criminal asociada con el narcotráfico transnacional y al menudeo. Diseñar un sistema integral de evaluación de la política de prevención y seguridad estatal en términos de resultados, indicadores de gestión e impactos de la política de prevención y seguridad, al igual que un papel proactivo del Consejo de
  • Seguridad y justicia integral Delincuentes en reclusión por tipos de delitos del fuero común por los que fueron procesados en Baja California, 2007 (%) 40.0 35.0 30.0 25.0 20.0 15.0 10.0 5.0 0.0 Robo Homicidio Violación Posesión Portación Secuestro Robo de Abuso Lesiones Daño en Otros y uso de de arma propiedad vehículo sexual vehículo prohibida ajena robado Evaluación del Desempeño de los Cuerpos Policíacos de la Secretaría de Seguridad Pública. Los contenidos que se articulan con la seguridad y la justicia integral se organizan en cinco grandes áreas de intervención: prevención social, sistemas de seguridad, procuración de justicia, sistema penitenciario y justicia integral. 1.1 Prevención social Por la importancia de la prevención, entendida como el conjunto de medidas de política criminal que tienen como finalidad limitar la aparición de actividades criminales haciéndolas imposibles, más difíciles o menos probables y con el objetivo de coordinar diversas acciones entre los diferentes órdenes de gobierno, se conforma el sistema de seguridad pública integrado por las instancias, instrumentos, políticas, servicios y acciones previstos en la Ley General que Establece las Bases para la Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública publicada en el Diario Oficial de la Federación el 11 de diciembre de 1995. El Programa Nacional de Seguridad Pública (PNSP) 2001-2006 estableció su actuación sobre la base de que la seguridad pública es una de las mayores preocupaciones de la ciudadanía. Las estrategias principales en materia de seguridad se asocian con la prevención del delito, la reforma integral al sistema de seguridad pública, el combate a la corrupción, la depuración y dignificación de cuerpos policiales, la reestructuración del sistema penitenciario, la promoción de la participación y organización ciudadana en la prevención de delitos y faltas administrativas y establecer los mecanismos de coordinación y cooperación con las instituciones integrantes del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Aunado a esas estrategias y para proteger y garantizar la libertad, la integridad física y el patrimonio de la población, se menciona en el PNSP la importancia de alcanzar un sólido desarrollo económico, político y social que permita obtener certidumbre, orden y estabilidad. La puesta en práctica de una política de prevención social colocaría a la entidad como líder en la implementación de un enfoque en materia de seguridad Plan Estatal de Desarrollo Fuente: Secretaría de Seguridad Pública del Gobierno del Estado de Baja California, Subsecretaría del Sistema Estatal Penitenciario, Dirección General de Centros de Readaptación Social, 2008. 21
  • pública que integra el fortalecimiento del Estado de Derecho, la cultura de la legalidad, el respeto a los derechos humanos y la participación ciudadana. En este esquema integral, la participación ciudadana a través del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública desempeña un papel esencial como parte del diseño, diagnóstico y evaluación de la prevención de la inseguridad. En esta gama de acciones pertinentes y de participación corresponsable, se plantea dentro de la visión integradora de la prevención de la inseguridad pública la incorporación de seis temas centrales: 1) integración y corresponsabilidad ciudadana, 2) coordinación sectorial y atención a grupos prioritarios, 3) capacitación y profesionalización, 4) derechos humanos, y 5) protección civil. Plan Estatal de Desarrollo 22 1.1.1 Integración y corresponsabilidad ciudadana Una sociedad organizada para la violencia en sus costumbres, en su cultura, en su estructura económica, en sus prácticas cotidianas, en el abandono de sus espacios públicos, en su definición de responsabilidades y roles sociales, en sus valores, en el espejo de sus medios de comunicación social, en el ejemplo de sus líderes o en el comportamiento de sus autoridades, no puede esperar que un cuerpo de profesionales: policías, fiscales y jueces, enfrenten y resuelvan el problema. En consecuencia, aparte de las reformas que se hagan a las leyes e instituciones para hacer eficiente y confiable el sistema de justicia penal, es imperativo un cambio de dirección hacia una mayor atención de los factores socioculturales en la formulación de las políticas y estrategias de seguridad ciudadana. El Plan Nacional de Desarrollo vigente incorpora la participación ciudadana reforzando la parte de la cultura de la legalidad y la denuncia, pero también alude al fortalecimiento de los consejos ciudadanos que deberán formar nuevos canales de comunicación y colaboración con las instituciones de seguridad. De esta manera, una política preventiva debe partir de un principio de acción conjunta entre gobierno y sociedad en una relación de corresponsabilidad, de apertura y, sobre todo, de transparencia. A partir de tres preceptos organizacionales básicos: primero, fomento de la formación o revitalización, remozamiento, saneamiento y legitimación de los liderazgos vecinales; segundo, convocar desde las primeras fases del trabajo a todo el vecindario, sin asumir de antemano que los líderes existentes son representativos, reconocidos, sanos y eficaces. Y por último, explorar e inducir la conciencia colectiva acerca de la posibilidad de hacer un vecindario o colonia más seguro desde la organización de la comunidad, sin esperar pasivamente a que las autoridades resuelvan los problemas de convivencia y seguridad. 1.1.1.1 Objetivo Incorporar un modelo ciudadanizado de participación y corresponsabilidad para la prevención del delito, la promoción de la participación ciudadana en la denuncia, así como en el diseño y la evaluación de estrategias de combate a la inseguridad. Subtemas y estrategias 1.1.1.1.1 Promoción de la participación ciudadana 1.1.1.1.1.1 Promover la organización y participación ciudadanas en torno a las acciones y programas de prevención y promoción de la cultura de la legalidad y la denuncia. 1.1.1.1.1.2 Propiciar nuevos mecanismos de participación e intervención de la comunidad en los programas de prevención y cultura de la legalidad. 1.1.1.1.1.3 Privilegiar la articulación de la ciudadanía con las fuerzas preventivas a través de programas que propicien su proximidad. 1.1.1.1.2 Cultura de la denuncia 1.1.1.1.2.1 Instrumentar acciones que promuevan la denuncia ciudadana y que garanticen su secrecía. 1.1.2 Coordinación sectorial y atención a grupos prioritarios La diversidad de grupos prioritarios y en situación de riesgo requiere una eficaz coordinación y planeación sectorial en lo que se refiere a la prevención social. En tal sentido, contar con acciones coordinadas es fortalecer el bienestar social de grupos prioritarios, como las mujeres, los jóvenes, personas con capa-
  • Seguridad y justicia integral los factores de riesgo para que disminuya la posibilidad de que la población bajacaliforniana en edad escolar se involucre en el consumo de drogas y en actividades delictivas. En lo que se refiere al desarrollo social, es importante otorgar prioridades a elementos tales como el mejoramiento de vivienda, fomento a la infraestructura deportiva y construcción de obras comunitarias, que en conjunto pueden contribuir en la disminución de la incidencia delictiva en zonas con rezagos de infraestructura y servicios. Los programas que favorecen el desarrollo comunitario de grupos en situaciones de riesgo apuntan a proyectos productivos de la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOE) y de la Secretaría de Desarrollo Económico del Estado (SEDECO), de esta manera se atiende el objetivo de apoyar a personas o grupos con iniciativa emprendedora en la integración de diversas unidades de producción de zonas populares y rurales. Es relevante mencionar el programa estratégico en materia de prevención social que atiende a grupos en situaciones de riesgo mediante el rescate de espacios públicos de la SEDESOE, el cual pretende, en primer lugar, fomentar la identidad comunitaria, la cohesión social y la generación e igualdad de oportunidades, así como la disminución de la pobreza urbana, la prevención de conductas antisociales y el mejoramiento de la calidad de vida de la población en condiciones de pobreza. Una segunda dimensión del programa es fomentar la participación social y la seguridad comunitaria mediante diferentes acciones a grupos en situaciones de riesgo. Otra acción de dimensión federal con la coordinación estatal se enmarca en la modalidad de Seguridad para las Mujeres y sus Comunidades (Programa Hábitat), donde la SEDESOE canaliza recursos para recuperar vialidades y sitios que han sido inseguros para el tránsito de mujeres y sus familias. Para el estado de Baja California es fundamental la creación y evaluación de estas iniciativas federales, ya que representan una fuente de recursos cuya participación con recursos estatales y locales pueden potenciar las capacidades financieras e institucionales en prevención y seguridad. La alta incidencia de adicciones y su vinculación con la delincuencia y con la violencia en el estado de 23 Plan Estatal de Desarrollo cidades diferentes y grupos étnicos, mediante la ejecución de programas en las áreas de cultura de la legalidad, prevención de adicciones, empleo, cultura y deporte, entre otros. La actividad en conjunto de las dependencias en las áreas mencionadas es fundamental para atender a la sociedad bajacaliforniana, la cual se ha transformado y tiene particularidades locales en sus contextos familiares, ya sean urbanos o rurales. Esto tiene implicaciones diversas acerca de los problemas que se deben atender para el óptimo desarrollo de la familia, la escuela y la comunidad. Entre las dependencias que tienen un papel estratégico en la prevención de conductas delictivas en grupos en situación de riesgo se encuentra la Secretaría de Educación y Bienestar Social, dado que la educación tiene un papel fundamental en la difusión de la cultura de la legalidad y de los valores cívicos de convivencia y respeto, así como de brindar la información necesaria para disminuir las adicciones y las conductas de riesgo en niños y jóvenes. Es por ello que un programa estratégico del sector educativo es el de la cultura de la legalidad. La enseñanza de valores es un esfuerzo compartido con la sociedad y se orienta a proporcionar la información necesaria a los jóvenes y a sus familias acerca de la importancia de respetar las leyes y las normas que favorecen el desenvolvimiento armónico de la sociedad. La posibilidad de que el estado de Baja California obtenga recursos internacionales y del gobierno federal para apoyar los programas que promueven la cultura de la legalidad representa una oportunidad para fundamentar un programa orientado a toda la sociedad, pero con especial atención a grupos en situación prioritaria. Otro programa importante para el estado en materia educativa es el de Escuela Segura, que proporciona recursos federales para la atención a grupos en situaciones de riesgo. El objetivo general del programa es que las escuelas primarias y secundarias públicas del país conformen escuelas seguras, es decir, que se constituyan en espacios libres de violencia, delincuencia y adicciones, donde los niños y los jóvenes reciban su educación en un ambiente que favorezca su desarrollo integral. En la medida en que los estados y municipios implementen de manera eficaz y eficiente este tipo de programas, se podrán reducir
  • Plan Estatal de Desarrollo 24 Baja California, y en general en el país, ha determinado que su combate y prevención sea una prioridad de los gobiernos federal y estatal. Es sabido que el uso de sustancias adictivas afecta a las personas sin distinción de edad, sexo o nivel socioeconómico, convirtiéndolo en un problema complejo; por tal razón, la dirección de las políticas de prevención y tratamiento de adicciones debe abordarse desde una perspectiva integral, entendiendo el problema en su heterogeneidad y visualizando una estrategia multidisciplinaria. La atención a las adicciones es importante porque el consumo de drogas, además de los daños a la salud en general, favorece el contagio de enfermedades virales, como tuberculosis, hepatitis y VIH mediante drogas inyectables, La integración de los programas de la SEP (Escuela Segura), de la SEDESOE (Espacios Públicos) y de la Secretaría de Salud (Adicciones), representa oportunidades para el estado de Baja California, en la medida en que sus objetivos se orienten hacia los grupos en situaciones de riesgo, que deben ser prioritarios en una agenda de prevención y seguridad. Otras dependencias del gobierno del estado con un papel fundamental en la prevención de grupos en situaciones de riesgo son: El Instituto del Deporte y Cultura Física (INDE), cuya diversidad de programas se orienta al alto rendimiento y la cultura del deporte en los municipios y representa una oportunidad para que niños y jóvenes disminuyan la posibilidad de involucrarse en situaciones de riesgo. Por ello, es fundamental rediseñar o adecuar un programa específico que integre el deporte, la salud, la cultura, la recreación y el desarrollo social en zonas con alta incidencia delictiva. El Instituto de Cultura de Baja California (ICBC) tiene un papel estratégico en este enfoque de prevención, sobre todo si se está convencido de que las prácticas artísticas y culturales contribuyen a reducir las conductas delictivas de poblaciones vulnerables. Además, el ICBC puede fomentar la impartición de talleres y actividades de recreación en los Centros de Readaptación Social y los Centros de Diagnóstico para Adolescentes y el Centro de Ejecución de Medidas para Adolescentes, apoyando de esta manera la readaptación de la población penitenciaria. El Instituto de la Mujer (INMUJER) desarrolla programas donde se promueven las condiciones que posibilitan la no discriminación, la equidad y la igualdad de oportunidades, el ejercicio pleno de los derechos de la mujer y de su participación equitativa en la vida política, cultural, económica y social de la entidad. Bajo el criterio de transversalidad en las políticas públicas y con un enfoque que permita identificar la desigualdad, discriminación y violencia hacia las mujeres, se puede contribuir para la generación de un cambio mediante estrategias y líneas de acción que propicien la equidad social. Referente a los jóvenes, el Instituto de la Juventud (INJUVEN) desempeña un papel estratégico en la prevención de la inseguridad y de la violencia. En ese sentido, los Centros Interactivos Poder Joven son una alternativa para difundir las acciones preventivas de conductas adictivas y delictivas, de las que sobresalen recreación, arte, educación, deporte y cultura. El DIF cumple un papel esencial en la atención de los problemas de vulnerabilidad que impiden el desarrollo de las personas, familias y comunidades; al igual que fomenta y promueve el sentido de corresponsabilidad social y participación ciudadana. La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) del estado es una dependencia que desempeña un papel estratégico en materia de prevención de factores de riesgo, por lo que uno de sus objetivos centrales consiste en promover la cultura de la prevención como parte de la vida cotidiana de la sociedad al fortalecer en la ciudadanía la convicción de prevenir el delito, así como también formar en la conciencia de los niños, jóvenes y adultos, los valores de orden, respeto y solidaridad social, en un marco de legalidad. Otro programa de la SSP es el de Prevención del Delito, que consiste en la impartición de pláticas en diferentes grupos sociales, escuelas y centros de trabajo, con el fin de trasmitir información acerca de las medidas de prevención aplicables a diferentes ámbitos de convivencia social. Estas pláticas abordan temáticas como cultura de legalidad, hablemos de drogas, aprendo a cuidarme, prevención en el jardín, violencia juvenil, pandillas, graffiti, entre otros. La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) cuenta con un programa de asesorías psicológicas orientado a la atención de víctimas de delitos;
  • Seguridad y justicia integral 1.1.2.1 Objetivo Crear, promover y ejecutar una política integral de seguridad pública que involucre de manera coordinada las diversas acciones en los tres órdenes de gobierno, así como en los diversos sectores que integran a la sociedad, como base estratégica para la atención de los factores económicos, sociales y de salud que inciden en la problemática de la inseguridad pública. Subtemas y estrategias 1.1.2.1.1 Prevención y desarrollo comunitario 1.1.2.1.1.1 Fomentar la cultura de la prevención del delito, de la seguridad y la legalidad mediante acciones multiplicadoras de orientación social en colaboración con diversos organismos públicos y privados. 1.1.2.1.1.2 Promover e instrumentar acciones interinstitucionales encaminadas a la recuperación del espacio físico, social y familiar de las personas asentadas en zonas y vecindarios de alta prioridad delictiva. 1.1.2.1.1.3 Coordinar los esfuerzos en diferentes sectores sociales e institucionales etiquetados como de prevención de la inseguridad, de prevención de adicciones y de desarrollo de grupos prioritarios, para aplicar los recursos de manera eficiente y obtener resultados óptimos de estas acciones, evitando el desarrollo de conductas delictivas futuras. 1.1.2.1.2 Atención y coordinación sectorial 1.1.2.1.2.1 Establecer y ejecutar estrategias de trabajo conjunto interdisciplinario en los tres órdenes de gobierno a efecto de consolidar una política rectora para la puesta en marcha de acciones en materia de seguridad pública. 1.1.2.1.2.2 Involucrar en la dinámica de atención integral de la seguridad pública a los diversos sectores que conforman la sociedad, como una estrategia de acción que estimule la participación ciudadana y consolide al interior de las comunidades las acciones y programas implementados. 1.1.2.1.2.3 Fortalecer la vinculación en corresponsabilidad con las instituciones asociadas al sistema educativo federal y estatal, el deporte, la cultura, la familia, los jóvenes, las mujeres y el desarrollo social y urbano en general, con la finalidad de promover estrategias de prevención social integral y de atención a conductas delictivas. 1.1.2.1.2.4 Coordinar acciones conjuntas de las diferentes instituciones que tienen a su cargo la prevención y el desarrollo social, así como el reordenamiento y la infraestructura urbana, encaminadas a la recuperación social de los espacios mediante actividades institucionales de barrio y comunidad, como las actividades recreativas, deportivas, de mejoramiento urbano, cultural, artístico e incluso productivo. 1.1.2.1.2.5 Establecer un esquema de trabajo que permita el seguimiento de acciones, evaluación de resultados y avances, y, en su caso, la definición de estrategias de trabajo para el fortalecimiento institucional. 1.1.3 Capacitación y profesionalización Hasta febrero de 2008, en Baja California se contaba con 9 119 elementos de seguridad pública, policía ministerial y custodia, correspondiendo 75 por ciento a policías preventivos municipales; cinco por ciento a policías preventivos estatales; 10 por ciento a agentes de seguridad y custodia penitenciaria, y 10 por ciento a policías ministeriales. Sin embargo, esta distribución no ha logrado repercutir en una mayor segu- 25 Plan Estatal de Desarrollo en este sentido, la Procuraduría mantiene un esfuerzo permanente para minimizar el daño a las personas que requieren de este servicio. De manera general, a la PGJE le compete velar por el respeto a la legalidad y a los derechos humanos en el ámbito de su competencia, así como promover la pronta, completa y debida procuración de justicia. Adicionalmente, protege los derechos e intereses de la sociedad con especial atención a menores y ancianos, así como también atender los asuntos de carácter individual o social en general, todo en los términos que determinen las leyes y reglamentos aplicables. Esta diversidad de programas de prevención social hacia los grupos vulnerables representa oportunidades para disminuir los factores de riesgo de conductas antisociales, por lo cual es fundamental fomentar una eficaz coordinación sectorial, focalizar prioridades en la prevención, unificar programas, evaluar sus impactos y, sobre todo, conceder un mayor apoyo institucional en materia de prevención, en particular hacia el personal que desempeña las tareas de prevención.
  • Plan Estatal de Desarrollo 26 ridad, puesto que se involucran la falta de incentivos suficientes al personal, la necesidad de una mejor capacitación y el acercamiento con la comunidad. Es por eso que en la entidad se requiere de programas para el fortalecimiento profesional, capacitación, controles anticorrupción, evaluación, seguridad personal e incentivos a los distintos cuerpos policíacos según su desempeño, incidiendo con ello en una política eficaz, eficiente y efectiva de seguridad pública y con respeto a los derechos humanos, considerando que un limitado fortalecimiento de las capacidades y del desempeño policial ha influido en la incidencia delictiva y en la inseguridad en general. El enfoque de la capacitación y profesionalización de los cuerpos policíacos está en función de los objetivos, metas y prioridades de la política de prevención y seguridad pública. La capacitación debe fundamentarse, entre otros aspectos, en un mayor entrenamiento técnico, capacitación física, manejo de armas, defensa personal y conocimiento de las estrategias diversas e impactos de la delincuencia en sus diversas manifestaciones. En materia de profesionalización, es necesario impulsar un programa estratégico de licenciatura y/o maestría en seguridad, con la finalidad de avanzar hacia la formación de una policía científica en el ámbito de seguridad estatal. El objetivo general de esta formación profesional es fortalecer el perfil de los cuerpos policíacos y de los actores administrativos, según los retos de las distintas dimensiones y riesgos de la seguridad (pública, nacional y fronteriza). Con ello se pretende promover una política eficaz, eficiente y efectiva de seguridad pública y con respeto a los derechos humanos. Tal propuesta de formación profesional se podría implementar a través de la homologación y validación de la currícula de las academias de policía, contando con la validación de la Academia Nacional de Seguridad Pública. Al igual que con la participación de los principales especialistas nacionales e internacionales en materia de prevención, seguridad y justicia. Igualmente es importante unificar criterios en el proceso de formación de los elementos policiales en Baja California con el objetivo de consolidar el servicio civil de carrera en el ámbito policial. Una acción permanente en materia del desempeño policial es aplicar procesos de evaluación de los cuerpos de seguridad pública del estado, con apego a la normatividad establecida por la Academia Nacional de Seguridad Pública, órgano rector del Servicio Policial de Carrera, al igual que con base en los criterios establecidos por el Consejo de Evaluación del Desempeño de los Cuerpos Policíacos del estado de Baja California. Un criterio fundamental de los procesos de evaluación será destacar los indicadores de eficacia, eficiencia, efectividad y calidad policial. Los esfuerzos en capacitación, profesionalización policial y control de la corrupción resultarán insuficientes si no se consideran los apoyos al personal para generar mayor eficacia y desempeño de los distintos cuerpos policíacos, incentivos que implican mayor seguridad personal de los policías y de sus familias en cuanto a seguros personales y familiares, becas académicas, vivienda, mejores condiciones salariales y prestaciones. 1.1.3.1 Objetivo Consolidar a Baja California como una entidad líder e innovadora en el reclutamiento, selección, formación y profesionalización de los cuerpos de seguridad, de acuerdo con los estándares oficiales certificados, validados y homologados, que lleven al estado a ser considerado como la opción para el fortalecimiento de los cuerpos de seguridad. Subtemas y estrategias 1.1.3.1.1 Formación policial y profesionalización 1.1.3.1.1.1 Consolidar la profesionalización de los cuerpos de seguridad pública homologando los programas de formación, actualización, sensibilización y especialización de acuerdo con los estándares oficiales en la materia orientados hacia el servicio de carrera policial. 1.1.3.1.1.2 Fomentar la capacitación y actualización permanente del personal con funciones no operativas adscritos a los cuerpos de seguridad, según las funciones en el ámbito de su competencia. 1.1.3.1.1.3 Incorporar contenidos que coadyuven a la formación de una cultura de servicio público con calidad, calidez e irrestricto respeto a los derechos humanos.
  • Seguridad y justicia integral 1.1.3.1.2 Evaluación y certificación 1.1.3.1.2.1 Actualizar e instrumentar de manera permanente los sistemas de evaluación del desempeño del personal sustantivo y operativo de las instancias de seguridad pública en el estado, aplicando los instrumentos necesarios para la certificación del servicio. 1.1.4 Derechos humanos 27 Plan Estatal de Desarrollo Desde 1990, por disposición presidencial, se establecieron en los distintos estados de la república los organismos públicos de procuración de derechos humanos. A partir de entonces, en Baja California se ha procurado el ejercicio de la gestión pública bajo una perspectiva en esencial humanista, teniendo como principio la dignidad y el respeto de las garantías individuales. La legislación estatal resalta que la participación de la comunidad es un elemento indispensable para el fortalecimiento municipal y garantizar la atención de las necesidades básicas de la población, del mejoramiento de la calidad de vida, la búsqueda de la igualdad de los derechos y de una sociedad con equidad y acceso al bienestar social, todo ello en el marco del respeto a las garantías individuales y a los derechos sociales. Sin embargo, la integración del campo de competencia de los organismos públicos de derechos humanos en la dinámica y en la actuación del servidor público, así como la materialización del perfil humanista de las acciones de gobierno, están inmersos en un proceso que día a día se desarrolla compleja y gradualmente. De lo anterior se desprende la necesidad de establecer estrategias mediante las cuales se busque y promueva la articulación de las acciones tanto de los órganos públicos y privados como de las instancias no gubernamentales encaminadas a fomentar la cultura de los derechos humanos en la entidad, acorde con el respeto a los derechos humanos como uno de los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, donde se asegura el respeto irrestricto a los derechos humanos y se pugna por su promoción y defensa. La visión que orienta esta administración se manifiesta en la importancia de la promoción, ejercicio y defensa de los derechos humanos, constituyéndose en el elemento subyacente del Programa Integral de Seguridad y Convivencia Social. Esta vertiente considera la dignidad de la persona, y se retoma para materializar los compromisos asumidos en lo que a formación para la vida y bienestar y desarrollo humano se refiere, pues como se ha reconocido, el respeto, cumplimiento y aplicación del Estado de Derecho solamente se logran bajo un clima de seguridad en una sociedad con valores. Esta administración comparte las prioridades planteadas por la Procuraduría de Derechos Humanos y Protección Ciudadana de Baja California acerca de que hoy más que nunca la seguridad debe vincularse a los derechos humanos, a potencializar y exaltar los derechos y las libertades de la comunidad. Este organismo ha emitido una serie de conclusiones con base en el ejercicio de su labor en 2007, trabajo que es pertinente retomar como gobierno de espíritu humanista y preocupado por el bienestar y desarrollo social. De entre estas conclusiones destaca reforzar los esfuerzos de sensibilización y capacitación en derechos humanos en todas las áreas del servicio público. La cultura del respeto a los derechos humanos, como se ha señalado, debe estar presente en todos los aspectos de la vida social, incluyendo la vigilancia en el ejercicio del presupuesto público para evitar la exclusión y garantizar la vigencia del derecho para el desarrollo de la entidad. En el contexto de una mayor participación del Ejército Mexicano en tareas de combate al crimen organizado, narcotráfico y tráfico de armas, el respeto de los derechos humanos debe mantenerse como una prioridad en la política de seguridad. De esta manera, una mayor eficacia policial y militar debe implicar el respeto a los derechos humanos y a la legalidad. Lo que viene a reforzar el planteamiento del fomento al desarrollo de una cultura de la legalidad en el que el respeto a la ley es un valor que se debe inculcar desde el nivel más elemental de convivencia social; para ello, el PND apunta a reforzar el diseño de estos contenidos en los programas de educación. En ese entorno será posible que las recomendaciones de la Procuraduría de los Derechos Humanos y Protección Ciudadana sean atendidas a cabalidad, con seguimiento puntual, y no sólo dar respuesta a la queja inicial, sino que sea capaz, como gobierno responsable, de prevenir posibles violaciones a los dere-
  • chos humanos, debido a que la violación al derecho a la legalidad y seguridad jurídica son prácticas que generan la pérdida de confianza hacia las autoridades. Se enfatiza la necesidad de que el ejercicio profesional de los servidores públicos en todas las áreas debe ser con pleno respeto a los derechos humanos e inculcar de esta forma y mediante todas las instituciones públicas la cultura de la legalidad. Este enfoque de legalidad se concibe como transversal no sólo para el funcionamiento del eje de seguridad y justicia integral, sino para el resto de los ejes que contempla el Plan Estatal de Desarrollo presente. Plan Estatal de Desarrollo 28 1.1.4.1 Objetivo Promover el fortalecimiento de una cultura de respeto y observancia hacia los derechos humanos en todos los sectores del estado de Baja California, en especial en los servidores públicos, que garantice una relación armónica de todos los ciudadanos a través de las instituciones gubernamentales y sociales. Subtemas y estrategias 1.1.4.1.1 Fortalecimiento interinstitucional 1.1.4.1.1.1 Fomentar la vinculación y gestión con los organismos de procuración de derechos humanos con el fin de atender oportunamente sus peticiones. 1.1.4.1.2 Difusión y sensibilización del conocimiento y la observancia de los derechos humanos 1.1.4.1.2.1 Promover la difusión del conocimiento y la observancia de los derechos humanos en el sector público y en la sociedad. 1.1.5 Protección civil La vulnerabilidad de la población bajacaliforniana ante las consecuencias de los agentes perturbadores de la seguridad, cualquiera que sea su origen, hace prioritaria la búsqueda y definición de estrategias que mitiguen la posibilidad de dañar la integridad física, la vida, las propiedades, la infraestructura y el medio ambiente. Es innegable que se ha tenido un avance en el ámbito de la prevención de desastres y reducción de riesgos. Los avances tecnológicos han permitido predecir algunos fenómenos y realizar el monitoreo de los mismos para obtener un pronóstico que coadyuve en la determinación de medidas de mitigación ante la posibilidad de daños en los asentamientos humanos. Asimismo, mediante programas específicos se han identificado zonas e instalaciones que significan riesgos concretos. Sin embargo, año con año la posibilidad de afectación directa a la población se ve incrementada por el crecimiento demográfico y de las zonas urbanas, con desarrollos habitacionales en zonas de alto riesgo o edificaciones que no cumplen con las características infraestructurales requeridas, condiciones que se originan básicamente por violaciones a los reglamentos de construcción de la entidad o a los ordenamientos territoriales de los ámbitos estatal o municipal y por la introducción o nulo mantenimiento de instalaciones de alto riesgo en zonas habitacionales, como las líneas de gas de las que ya se ha tenido alguna explosión en la ciudad de Tijuana durante 2007. Entre los riesgos de la región es necesario puntualizar que ante la posibilidad de presentarse un sismo de consideración, éste podría desencadenar una serie de efectos colaterales, manifestándose en otros agentes perturbadores de origen químico, sanitario y socio-organizativo, y que en este caso, al no ser predecible, obliga a la prevención. Los trabajos de investigación y estudios realizados permiten contar con parámetros para la evaluación de vulnerabilidad sísmica en general; pero en el caso de la infraestructura urbana, como las escuelas, no se cuenta con datos que reflejen su condición y es necesario, por tanto, revisiones y valoraciones continuas ante los requerimientos de protección civil. Los sismos ocurridos en Mexicali en febrero de 2008 pusieron de manifiesto los alcances y limitaciones de una política de prevención en materia de protección civil, la cual debe adoptar un enfoque fundamentado en el conocimiento científico, experiencia y capacidad de consenso con los distintos actores de la sociedad. Es de mencionar que mientras haya gran cantidad de edificaciones sin la adecuada regulación y este número continúe aumentando conforme al crecimiento de las ciudades se reduce la oportunidad de dar cobertura total, quedando de manifiesto la importancia de la coordinación entre los encargados de regular el diseño y la construcción de espacios y de
  • Seguridad y justicia integral quienes vigilan que éstos estén en óptimas condiciones de seguridad y mantenimiento. De tal manera que las autoridades estatales, conjuntamente con los municipios y el gobierno federal, deben asumir la corresponsabilidad de contar con información oportuna, realizar acciones y tomar las medidas necesarias para el control de riesgos y en la medida de lo posible, evitar o mitigar su impacto destructivo mediante una estrategia integral que involucre a todos en las fases de prevención, auxilio y recuperación. 1.1.5.1 Objetivo Establecer una estrategia integral de prevención enfocada en el riesgo y la reducción de la vulnerabilidad de la población de nuestra entidad frente a los fenómenos destructivos. 1.1.5.1.2 Análisis de riesgos 1.1.5.1.2.1 Establecer mecanismos para su valoración y con este análisis permitir la incorporación de medidas de prevención y mitigación. 1.1.5.1.3 Mitigación de riesgos y reducción de la vulnerabilidad 1.1.5.1.3.1 Desarrollar y aplicar acciones estratégicas para reducir la vulnerabilidad de la población expuesta a fenómenos destructivos. 1.1.5.1.4 Coordinación interinstitucional 1.1.5.1.4.1 Integrar mesas de trabajo enfocadas a la reducción de riesgos y prevención de desastres a nivel municipal. 1.1.5.1.4.2 Definir indicadores de resultados para la evaluación de las metas fijadas y la reducción de la vulnerabilidad, así como la reducción de desastres que pueden ser previstos. 1.1.5.1.5 Capacitación y adiestramiento en protección civil 1.1.5.1.6 Promoción de la cultura de protección civil 1.1.5.1.6.1 Promover la difusión y el aprendizaje sobre fenómenos destructivos recurrentes y las correspondientes medidas de prevención y autoprotección. 1.1.5.1.7 Normatividad actualizada 1.1.5.1.7.1 Impulsar la actualización del marco legal existente, así como el desarrollo de nuevas normas para dar coherencia a las acciones del Sistema Estatal de Protección Civil. 1.2 Sistemas de seguridad La importancia de contar con sistemas eficaces y eficientes de seguridad es una demanda generalizada de la sociedad bajacaliforniana. Por ello, una prioridad gubernamental es fortalecer la eficacia y el desempeño profesional de los sistemas de seguridad en la entidad con el fin de disminuir los impactos de la inseguridad pública, en lo que se refiere al aumento de robos y secuestros. Coordinar las acciones en seguridad nacional (crimen organizado, narcotráfico, lavado de dinero y tráfico de armas), y según el impacto de las medidas de seguridad fronteriza de Estados Unidos en materia de migración y terrorismo en las fronteras. La relevancia social de estos tres tipos de inseguridad es que afectan de múltiples maneras a los municipios del estado. Las ciudades de Mexicali y Tijuana concentran cerca de 80 por ciento de la población del estado y guardan igual proporción respecto a la victimización delictiva, según información proporcionada por la Encuesta Nacional sobre Inseguridad Urbana de 2006. Entre los delitos que más han aumentado está el robo de vehículos con 4.5 por ciento promedio anual en el periodo 2002-2005. Otros delitos han tenido un incremento de 3.5 por ciento, como el homicidio, que representa un nivel cercano al crecimiento de la población del estado. Otras aproximaciones a la realidad del delito en el estado revelan que alrededor de 50 por ciento de los robos y homicidios ocurre en Tijuana. Sin embargo, 29 Plan Estatal de Desarrollo Subtemas y estrategias 1.1.5.1.1 Identificación y monitoreo de riesgo 1.1.5.1.1.1 Fortalecer la infraestructura para el monitoreo de fenómenos destructivos de origen geológico, hidro-meteorológico, sanitario y biológico. 1.1.5.1.5.1 Impulsar la preparación de personal certificado en materia de prevención de desastres y protección civil.
  • Plan Estatal de Desarrollo 30 su tasa de incidencia por cada 100 habitantes deja ver que el verdadero peso del delito que concentran los municipios depende de su tamaño poblacional. Ejemplo de ello es que el problema mayor respecto de su población se ubica en Playas de Rosarito, seguido por el municipio de Tijuana en lo que respecta a homicidios dolosos. Por tipo de delito del fuero común, el robo de vehículos se encuentra en primer lugar de incidencia, seguido por el robo con violencia y en tercer sitio el robo a comercios. Si se considera que esta cantidad de delitos registrados corresponde a las averiguaciones previas, el registro puede estar sesgado porque existe la necesidad de levantar un acta de robo de vehículo para evitar ser inculpado en caso de mal uso del automotor, condición que motiva a realizar la denuncia y a su mejor registro. En este caso, la protección de la víctima es la ganancia inmediata que obtiene el denunciante, lo que no ocurre necesariamente para los otros delitos. El resto de los delitos representa costos más altos por denuncia para la víctima y escasos incentivos para promoverla. La motivación para realizar la denuncia del delito en cada caso es distinta, pero la impunidad con la que ocurren incrementa el costo y anula la posibilidad de denuncia. Los sectores productivos también se han visto vulnerados. El secuestro constituye para estos grupos incluso la necesidad de cambiar su lugar de residencia al vecino país del norte. Estos problemas determinan la necesidad de contar con mayor profesionalización, transparencia, controles anticorrupción, incentivos y seguridad personal, que deberían impactar en una mayor eficacia, eficiencia y efectividad de los cuerpos policíacos. Una parte importante de la confianza del ciudadano en los sistemas de seguridad del estado se tiene respecto a la cantidad de autos recuperados: del total de denuncias por robo de autos en 2002 se recuperó 41.26 por ciento, y en 2003 la cifra ascendió a 43.12 por ciento. Para el año siguiente, sin embargo, descendió a 33.56 por ciento, y posteriormente se ha mantenido en el mismo nivel. Por ello es fundamental aumentar la eficacia en el seguimiento de las denuncias para llevarlas a buen término y a la reparación del daño. Otro rubro relevante que vulnera la seguridad de Baja California es la incidencia de accidentes de tránsito y su relación con conductas delictivas asociadas a las muertes violentas. El municipio más afectado actualmente por las muertes en accidentes vehiculares es Mexicali, con un deceso por cada 100 accidentes en promedio, seguido por Ensenada y Playas de Rosarito con cerca de una defunción por cada 200 accidentes. Tijuana se ubica en cuarto lugar, pues en promedio ocurre una muerte por cada 300 accidentes. El impacto de la muerte violenta asociada a los accidentes de tránsito exige una mayor eficacia del conjunto de instancias involucradas en la prevención del problema, sobre todo si se considera que los factores determinantes son diversos, como el consumo de bebidas alcohólicas y drogas, el robo de autos, el uso de vehículos en ilícitos, la circulación de vehículos sin placas, entro otros. La tendencia al incremento de estos problemas en el estado obliga a implementar una gestión y política integral de seguridad vial, cuyo principal componente es la prevención, con base en estrategias donde se atienda la ingeniería vial, la planeación urbana, el tránsito y la seguridad pública. Respecto a los delitos de orden federal, estadísticas judiciales en materia penal señalan que dos de cada cinco delitos fueron catalogados como delitos contra la salud en 2007, seguido de la posesión de armas prohibidas con uno de cada cinco y violaciones a la Ley General de Población con 5.44 por ciento. Esta distribución nos indica que los delitos contra la salud pueden tener prioridad en el ámbito de la intervención federal, por cuanto significa el tráfico de sustancias adictivas. Sin embargo, al analizar la composición de este delito resulta que cuatro de cada cinco presuntos delincuentes son aprehendidos por posesión y sólo uno de cada cinco es detenido por delitos de transporte, comercio, tráfico de sustancias relacionadas con enervantes; esto es, que alrededor de 80 por ciento de los presuntos delincuentes tiene problemas de adicciones y no necesariamente se trata de crimen organizado. Lo anterior implica la necesidad de una mayor coordinación entre las diferentes corporaciones para aumentar la eficacia de las instancias federales en el estado asociadas a la investigación y detención de los grupos delictivos. Es de destacar la participación
  • Seguridad y justicia integral 1.2.1 Fuerza policial preventiva En las ciudades de Mexicali y Tijuana dos de cada cinco delitos son denunciados, mientras que el promedio a nivel nacional es de uno de cada cinco. Esto coloca a las urbes bajacalifornianas como las de mayor porcentaje de denuncia de todas las registradas en la Cuarta Encuesta sobre Inseguridad Urbana en el 2006 realizada por el Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad, A.C. Tal dato permite considerar la oportunidad de aprovechar que en Baja California se tiene mayor confianza en las instituciones de seguridad que en el resto del país. Esto significa la urgente necesidad de aprovechar una de las fortalezas en la entidad que se refiere a que la ciudadanía desea colaborar y participar en una cultura de la denuncia, legalidad y valores sociales ejercidos a través de su acción conjunta con las autoridades de la entidad. Para lograr lo anterior, se requiere contar con personal policíaco más profesional, capacitado y mejor remunerado, así como disponer de una moderna infraestructura, vehículos, equipos de protección policíaca y tecnología. De esta forma, incorporar un enfoque policial reactivo, pero eficaz y respetuoso de los derechos humanos, sobre todo si el papel de los policías es evaluado de acuerdo con su eficacia e impacto avanzando de esta manera hacia un esquema integral de seguridad. Los cuerpos policíacos, por tanto, se deben conducir éticamente, con respeto a los derechos humanos y con transparencia en la rendición de cuentas, garantizando el escrutinio, el seguimiento y la evaluación de su desempeño, contribuyendo de esta forma con el combate a la corrupción y a la impunidad. A la par, se reitera que una política de incentivos y de seguridad personal y para las familias de los cuerpos policíacos, es determinante para consolidar una policía profesional y más eficaz en el desarrollo de sus funciones. La Secretaría de Seguridad Pública del estado es la encargada de encaminar esta acción coordinada con los cuerpos de seguridad en los tres órdenes de gobierno, así como con la sociedad. Esta coordinación comprende a los cuerpos de seguridad en atención al combate de los delitos de los fueros común y federal, destacando la participación conjunta de las fuerzas estatales y municipales para promover una coordinación eficaz con la SEDENA, la PGR, la Policía Federal y el Grupo Beta de Atención a Migrantes, dependiente del Instituto Nacional de Migración. La evaluación de coordinación intergubernamental y sectorial tendrá que reflejarse en la denuncia como práctica cotidiana, en el éxito de operativos 31 Plan Estatal de Desarrollo del Ejército Mexicano que ha efectuado importantes detenciones, lo que representa la necesidad de generar mecanismos de coordinación, con la finalidad de consolidar los sistemas de seguridad con un enfoque intergubernamental y sectorial. Respecto al combate al crimen organizado y al narcotráfico, Baja California se coloca entre las ocho entidades consideradas prioritarias para su atención por la presente administración federal. En tal sentido, el Operativo Baja California se ha caracterizado por una amplia participación del Ejército Mexicano en contra del crimen organizado y del tráfico de armas. Cabe destacar que las acciones efectuadas por los militares son altamente valoradas por la ciudadanía, en particular en zonas donde la atención policial no ha sido la adecuada. Este contexto debe concebirse como una oportunidad para la acción coordinada de los diferentes cuerpos policíacos y de seguridad del estado y de la federación para fortalecer su eficacia e impacto. En este contexto la inseguridad puede concebirse como el producto del impacto de tres dimensiones: seguridad pública (incidencia delictiva y adicciones), seguridad nacional (crimen organizado, narcotráfico, lavado de dinero y tráfico de armas) y seguridad fronteriza (migración y terrorismo). Todas ellas afectan de manera particular a los municipios fronterizos, obligando a fortalecer la eficacia policial, la observancia de los derechos humanos y la implementación de una política de prevención social integral, transversal a todos los ejes del desarrollo de la entidad y con una visión de gestión estratégica. En esta línea se pueden establecer los temas pertinentes para derivar una atención integral de prevención delictiva según ámbitos de actuación: 1) fuerza policial preventiva, 2) modernización institucional, 3) sistemas de información, 4) servicios de atención a la ciudadanía, 5) servicios de seguridad privada y 6) sistemas operativos de protección civil.
  • contra el crimen en general pero, básicamente, en la reducción de la delincuencia en general y en los delitos de alto impacto en particular, así como en la respuesta más rápida y eficaz a las llamadas de apoyo al ciudadano. 1.2.1.1 Objetivo Prevenir la comisión de conductas delictivas mediante la aplicación de estrategias y acciones operativas coordinadas entre los sectores público, privado y social, a fin de propiciar una nueva cultura de prevención del delito en el marco de los principios rectores del Sistema Nacional de Seguridad Pública. Plan Estatal de Desarrollo 32 Subtemas y estrategias 1.2.1.1.1 Fuerza policial preventiva 1.2.1.1.1.1 Impulsar la coordinación interinstitucional y de los tres órdenes de gobierno para el diseño de programas y acciones integrales preventivas y operativas que inhiban la comisión de delitos. 1.2.1.1.2 Sistemas de inteligencia estratégicos contra la delincuencia 1.2.1.1.2.1 Fortalecer la prevención del delito y el combate a la delincuencia a través del desarrollo de sistemas de inteligencia policíaca, investigación preventiva e instrumentación de operativos estratégicos en atención a las zonas de alta potencialidad delictiva. 1.2.2 Modernización institucional Es de gran importancia contar con una plataforma tecnológica y de infraestructura de vanguardia para crear o en su caso consolidar las redes de apoyo para el intercambio técnico y de información delictiva con otros órdenes de gobierno y con organismos internacionales, así como el diseño de estrategias conjuntas que le permitan a la población de Baja California gozar de la tranquilidad y convivencia social necesaria para su desarrollo. En materia tecnológica, es importante que los sistemas de seguridad incorporen la innovación tecnológica de vanguardia mundial. Para ello, es necesario mantener una mayor colaboración con las instituciones científicas de la entidad, como alternativa para consolidar acciones eficaces. La modernización institucional implica el mejoramiento de las capacidades de los distintos cuerpos policíacos para desarrollar de manera más eficaz, eficiente y efectiva sus labores de prevención, vigilancia, investigación e inteligencia. Estas capacidades se fortalecerán con una mejor capacitación y formación profesional de los cuerpos policíacos bajo un esquema de coordinación intergubernamental y de cooperación transfronteriza e internacional en materia de seguridad y prevención del delito. A nivel nacional, la modernización de sistemas de información unificada y compartida y las acciones coordinadas y conjuntas pueden fortalecer las capacidades institucionales de los cuerpos de seguridad en los tres órdenes de gobierno. Ejemplo de ello se tiene en los operativos militares en la entidad, en donde la cooperación y coordinación intergubernamental con el Ejército Mexicano ha sido fundamental para garantizar una mayor eficacia policial tanto para enfrentar el crimen organizado como para contribuir con la prevención del delito común. La evaluación de las propuestas en el marco de la modernización institucional quedará plasmada tanto en el éxito de las operaciones tácticas como en la relevancia que la modernización de infraestructura, equipamiento y sistemas de información hayan tenido para el éxito de las acciones. El estado y los municipios de Baja California han generado una diversidad de mecanismos de cooperación y comunicación transfronteriza en materia de intercambio de información sobre tráfico de autos, personas, secuestros, entrenamiento policial, tecnología. Un ejemplo de experiencia exitosa en lo que a modernización institucional se refiere es el sistema binacional de intercambio de información, infraestructura y entrenamiento para el combate a delitos transfronterizos reportado en el seno de la Conferencia de Gobernadores Fronterizos México-Estados Unidos de América llevada a cabo en septiembre de 2007 y recientemente en el mes de marzo del año en curso, en la Reunión Anual de Procuradores Fronterizos, en las que se plantearon iniciativas de coordinación en el marco de la Iniciativa Mérida. Estos acuerdos de cooperación internacional a través de la Iniciativa Mérida pueden contribuir a que
  • Seguridad y justicia integral los estados fronterizos del norte de México, como zona prioritaria para la seguridad nacional y de las fronteras compartidas, cuenten con programas estratégicos que coadyuven con la reducción de la inseguridad y violencia fronteriza. Quedará a cargo de la Secretaría de Seguridad Pública del estado de Baja California la coordinación con el resto de instancias y la puesta en marcha de estrategias y acciones eficaces para lograr los objetivos que se exponen a continuación. 1.2.2.1 Objetivo Contar con los elementos necesarios para la mejor actuación institucional, tanto en recursos materiales, procedimientos y tecnológicos. 1.2.3 Sistemas de información A nivel estatal, la presente administración ha dado relevancia a la modernización institucional y a su impacto en la seguridad pública integral. Para ello se fortalece la plataforma tecnológica para la prevención del delito y se avanza en la consolidación del Sistema Único de Información Criminológica en la entidad. Este sistema incorpora información del personal que labora en el sector, con el fin de enfrentar la corrupción, al tiempo que sienta las bases para la formación de una red regional de información sobre inseguridad y violencia. Otros rubros que son cubiertos por la propia Secretaría de Seguridad Pública son los sistemas de comunicación y de localización automatizada de vehículos que deberán también ser incluidos en el sistema unificado de información en red. 1.2.3.1 Objetivo Lograr una mayor coordinación interinstitucional de los diferentes niveles de gobierno mediante herramientas tecnológicas que permitan el intercambio expedito de información en materia de seguridad pública y administración de justicia. Subtema y estrategia 1.2.3.1.1 Sistema único de información criminológica 1.2.3.1.1.1 Integrar y administrar el Sistema Estatal de Información sobre Seguridad Pública con la finalidad de contar con un sistema único de información criminal que apoye de manera eficaz y expedita las acciones que en materia de seguridad se lleven a cabo. 1.2.4 Servicios de atención a la ciudadanía Respecto a brindar a la comunidad servicios eficientes y eficaces de denuncia y auxilio policial, esta administración los ha colocado en un lugar prioritario debido a la desconfianza de la ciudadanía en el sistema de seguridad, el cual se refleja en la reducción de la denuncia junto con el incremento en la impunidad y la inseguridad. Por ello, es indispensable que además de agilizar los sistemas de asistencia telefónica 066 y 089, se consolide el sistema alternativo de presentación de denuncias y el servicio a la ciudadanía en general. En este caso el gobierno estatal abre módulos cercanos a la gente para la presentación de denuncias. Sin embargo, la utilización de otros recursos de equipamiento y tecnología también cercanos a la ciudadanía puede hacer más eficaz la denuncia y la secrecía de la información para alentar la cultura de la legalidad. Tales recursos incorporan el uso de equipamiento público como los buzones de correo pos- 33 Plan Estatal de Desarrollo Subtema y estrategias 1.2.2.1.1 Infraestructura y sistemas de seguridad 1.2.2.1.1.1 Contar con la infraestructura, equipamiento y sistemas especializados necesarios para la ejecución efectiva de acciones operativas que inhiban la comisión de conductas delictivas. 1.2.2.1.1.2 Promover la revisión, actualización y mejora permanente de los sistemas y procedimientos de seguridad y operación, así como vigilar su debido cumplimiento. La evaluación de estos sistemas se dará en la medida en que realmente sean utilizados y alimentados por las diferentes corporaciones para lograr sus objetivos de prevención y combate a la inseguridad, pero también en la medida en que esta información sirva de base para el análisis de la inseguridad en la entidad y sustente un proceso de planeación estratégica.
  • tal, la Internet, o buzones en dependencias públicas en general, bajo la coordinación de la Secretaría de Seguridad Pública del estado para canalizar el acercamiento que por estos medios puede tener la ciudadanía con los cuerpos de seguridad. La evaluación de estas iniciativas debe ir encaminada a conocer el nivel de denuncias realizado por estos medios y su impacto en la persecución del delito y en la prevención del mismo. Plan Estatal de Desarrollo 34 1.2.4.1 Objetivo Fortalecer la coordinación de los cuerpos de seguridad pública de los tres órdenes de gobierno por medio de la operación conjunta de los centros de control, comando, comunicación y cómputo, desde los cuales se brindará a la población el servicio de asistencia telefónica 066 y el de denuncia anónima 089. Subtemas y estrategias 1.2.4.1.1 Servicios de asistencia telefónica 066 y 089 1.2.4.1.1.1 Consolidar los servicios de asistencia telefónica y de denuncia anónima en el estado, promoviendo la eficiencia y eficacia en la respuesta de los cuerpos de seguridad pública y protección civil. 1.2.4.1.2 Sistemas y control de mando eficientes 1.2.4.1.2.1 Implementar y promover tecnologías de información en apoyo de los cuerpos de seguridad pública y de protección civil. 1.2.4.1.2.2 Consolidar la información y procedimientos que se generan en materia de seguridad pública y poder compartirla con todas las corporaciones de seguridad pública, que participan en los centros de control, comando, comunicación y cómputo de la entidad. 1.2.5 Servicios de seguridad privada El clima de inseguridad que prevalece en nuestra región ha dado por resultado que la ciudadanía busque alternativas para proteger su patrimonio y su integridad personal. De esta forma las agencias de seguridad plantearon una oferta para la prestación de servicios en materia de seguridad privada. Es así como la proliferación de las agencias privadas de seguridad representan ahora una opción para el resguardo de las personas y de sus bienes. Los servicios de seguridad ofertados incluyen guardias personales, equipos, sistemas electrónicos, perros guardianes, traslado y resguardo de valores, blindajes y demás modalidades que requiere la población y que deben ser regulados por la normatividad estatal. Corresponde al gobierno del estado a través de la Secretaría de Seguridad Pública la regulación, supervisión y control de la prestación de servicios privados de seguridad en la entidad. Resulta importante que los servicios de seguridad privada mantengan una estrecha coordinación y cooperación con los cuerpos policíacos y ministerios públicos, ya que estas empresas han visto un aumento considerable en la demanda de sus servicios de parte de la ciudadanía. 1.2.5.1 Objetivo Regular y controlar la prestación de los servicios de seguridad privada en el estado, con el fin de coadyuvar y favorecer el orden público y el respeto a las normas. Subtema y estrategia 1.2.5.1.1 Regulación y control de los servicios de seguridad privada 1.2.5.1.1.1 Promover el registro y autorización de la prestación de servicios de seguridad privada, fortaleciendo, además, los mecanismos necesarios para el cumplimiento y el desarrollo de sus actividades dentro del marco jurídico que las regula. 1.2.6 Sistemas operativos de protección civil El Sistema Estatal de Protección Civil se concibe como una organización que articula la operación de numerosas entidades de los sectores público, privado y social, estableciendo los criterios básicos de participación y responsabilidad durante las etapas de auxilio y recuperación de la población afectada por un desastre. Actualmente opera el Centro Estatal de Operaciones de Emergencia (CEOE), que es activado ante cualquier situación de riesgo posible y que pueda exceder la respuesta municipal donde se requiera la intervención estatal o federal. Esta articulación debe incrementarse y fortalecer los trabajos binacionales bajo un esquema organi-
  • Seguridad y justicia integral zado y dirigido por el Consejo Estatal de Protección Civil, tanto en su actividad ordinaria como en su activación de respuesta ante la amenaza de eventos destructivos, incorporando esta visión integral de la prevención de la inseguridad como un elemento que pueda impedir los efectos de eventos que vulneren gravemente la vida de la comunidad. Su actuación está en manos de la Secretaría General de Gobierno para coordinar acciones con diversos sectores sociales e institucionales para adquirir el equipo y la especialización y capacitación actualizada del personal de protección civil. Subtemas y estrategias 1.2.6.1.1 Preparación de recursos especializados 1.2.6.1.1.1 Contar con personal y equipo especializado necesario para dar respuesta y auxilio a la población afectada por fenómenos destructivos. 1.2.6.1.2 Operación del Sistema Estatal de Protección Civil 1.2.6.1.2.1 Contar con la infraestructura necesaria para la operación del Sistema Estatal de Protección Civil. 1.2.6.1.2.2 Establecer los mecanismos necesarios para asegurar la respuesta coordinada en situaciones de emergencia y desastre. 1.2.6.1.3 Apoyo y coordinación nacional e internacional 1.2.6.1.3.1 Fomentar el establecimiento de acuerdos y convenios de cooperación binacional para la atención de desastres, bajo un marco de respeto a la soberanía. 1.3 Procuración de justicia Una sociedad fundamentada en el Estado de Derecho y que se destaca por su avance en la cultura de la legalidad debe mantener actualizado su marco legal con el fin de que la seguridad y la justicia integral se aborden proactivamente, es decir, no sólo reaccio- 1.3.1 Reforma al marco legal Esta administración ha asumido el compromiso de proponer las reformas constitucionales y legales que permitan reestructurar el marco jurídico de la procuración de justicia para propiciar un Ministerio Público más eficaz y que cumpla adecuadamente su función de defensor con especial atención en resguardar los intereses de los grupos más desprotegidos. Ajustar los marcos legales para incorporar elementos de la nueva dinámica del delito, así como los instrumentos necesarios para garantizar el acceso con equidad y respeto de sus derechos individuales y sociales a las víctimas e indiciados, es un compromiso que se asume para recuperar la confianza en las instituciones de justicia. Para mejorar este ámbito de impartición de justicia, se considera la necesidad de contar con una policía científica, caracterizada por su alta capacidad técnica en tareas de inteligencia, investigación y con recursos de tecnología de punta que puedan utilizarse para todo tipo de delitos. El impacto de esta formación policial es crear un cuerpo policial y científico de elite, 35 Plan Estatal de Desarrollo 1.2.6.1 Objetivo Fortalecer el Sistema Estatal de Protección Civil para que responda a las situaciones de desastre, con auxilio inmediato a la población afectada y recuperación planificada de infraestructura básica y sectores productivos. nando ante la flagrancia, sino a través de una modernización continua de la normatividad competente en materia de procuración de justicia. Ante esta exigencia, es importante mantener la coordinación entre el estado, la federación y los municipios con la finalidad de ajustar y validar la actualización de los marcos legales, permitiendo un esquema legal actualizado y donde la federación y los municipios permitan promover los principios de certeza jurídica y legalidad, dándole prioridad a la dignidad humana y al respeto de los derechos humanos. Un ejercicio pleno de procuración de justicia que permee todas las esferas de la función pública estatal, respaldado por el compromiso ciudadano de asumir su corresponsabilidad en una visión integral de seguridad pública, será el mejor antídoto contra la desconfianza ciudadana hacia los órganos de prevención, reacción e impartición de justicia. Entre los lineamientos que orientan este diseño de estrategia en la procuración de justicia están: 1) reforma al marco legal, 2) atención a víctimas del delito y 3) modernización institucional.
  • Plan Estatal de Desarrollo 36 con funciones en el estudio, investigación y desarrollo de técnicas científico-policiales dirigidas a la investigación del delito y a la identificación del delincuente. Otro de los procesos de cambio que se deben promover para contribuir con la procuración de justicia es un rediseño institucional, cuya finalidad es fortalecer el desempeño de la dependencia y de su personal. Esta tarea es fundamental porque la Procuraduría atiende a una gran diversidad de grupos vulnerables, para los cuales la impartición de justicia ha sido una tarea pendiente. En consecuencia, el objetivo institucional de elevar la efectividad y calidad de la procuración de justicia, de manera que satisfaga la demanda prioritaria de la ciudadanía, tiene pendiente aún una agenda de estrategias y acciones que permitan alcanzar los principales objetivos institucionales. De ahí que la Procuraduría requiera de una gestión más eficaz en sus distintos procesos y de un mayor fortalecimiento institucional, particularmente en materia de: • Delitos sexuales • Violencia doméstica • Delitos patrimoniales • Delitos contra la vida y la seguridad de las personas 1.3.1.1 Objetivo Proponer las reformas constitucionales y legales que permitan reestructurar el marco jurídico de la procuración de justicia para propiciar un Ministerio Público sólido que cumpla adecuadamente su función de tutelar de los intereses de la sociedad. Subtema y estrategias 1.3.1.1.1 Reestructuración del marco jurídico y organizacional 1.3.1.1.1.1 Revisar y analizar el marco legal conforme a la dinámica del comportamiento delictivo. 1.3.1.1.1.2 Considerar en su modernización las lagunas jurídicas que inhiben la procuración de justicia. 1.3.1.1.1.3 Instrumentar acciones necesarias tendientes a lograr la reestructuración orgánica de la procuración de justicia. 1.3.2 Atención a víctimas del delito Buscando mejorar el sistema de atención a las víctimas del delito de forma personalizada y tendiente a orientar jurídica, psicológica y socialmente a las víctimas y sus familiares, se apunta hacia un modelo integral, confiable, profesional y con una clara visión interinstitucional, donde se proyecten las siguientes líneas de trabajo. En primer término, se enfatiza la atención integral (jurídica, psicológica y social) y procuración urgente de las instancias necesarias para el resarcimiento del daño. Este es uno de los grandes pendientes que debe ser expresado en una actualización al marco jurídico, y que en definitiva consolidará una vertiente más de la administración de justicia. El tratamiento integral de las víctimas del delito es la respuesta de un gobierno comprometido con el bienestar de los ciudadanos y que resalta su firme compromiso de colocar en el centro de toda la gestión, y en particular de la procuración de justicia, el respeto a la dignidad de la persona. Para la materialización de este trabajo, dependencias estatales como el DIF, el Instituto de la Mujer y el de la Juventud entre otros, se coordinarán con la Secretaría de Seguridad Pública para facilitar la atención de la víctima. Al respecto, ya se han puesto en marcha cursos para el personal de la PGJE en materia de atención a víctimas, donde además de las instituciones señaladas, se buscará vincular también al sector salud en la entidad. Con la misma finalidad, se promoverá la coordinación intersectorial e interinstitucional para la atención de víctimas del delito. Este objetivo requiere de la modernización del marco jurídico que sirve de base para la interacción y colaboración entre los distintos niveles de gobierno y con las diferentes dependencias. La Constitución estatal y los diferentes reglamentos competentes deberán ser continuamente revisados para disponer de los elementos necesarios que sustenten su vigencia y actualización en función de la apremiante necesidad de reparación del daño. También es importante la inclusión de medidas específicas que tengan el propósito de incorporar elementos que llevarán al resarcimiento del daño y a la reintegración social de la víctima; recuperando
  • Seguridad y justicia integral con ello la confianza en las instituciones a partir de la eficaz procuración de la justicia, garantizando en todo momento la protección de la integridad, dignidad e identidad de la víctima. 1.3.2.1 Objetivo Mejorar el sistema de atención a las víctimas del delito con un interés personalizado tendiente a orientar jurídicamente y proporcionar apoyo psicológico y social a las víctimas y a sus familiares de manera integral, efectiva, confiable, profesional y con una clara visión interinstitucional. 1.3.3 Modernización institucional Con el propósito de lograr la dignificación de la institución, mediante el rediseño de algunos aspectos de su estructura, apoyo tecnológico, profesionalización y mejoramiento de los procesos de atención, se promueve hacer más eficiente la investigación y los servicios prestados a la ciudadanía por medio de la dignificación institucional de las dependencias de seguridad, procuración de justicia, de respuesta y de apoyo a las víctimas, buscando, además de la persecución del delito el resarcimiento del daño. Una tarea prioritaria para ello es incrementar los sistemas de información y bases de datos homologables en los ámbitos federal y estatal, e incorporar los datos municipales a fin de coadyuvar con la eficacia de la investigación. 1.3.3.1 Objetivo Lograr la dignificación de la institución, mediante una nueva estructura, apoyo tecnológico, profesionalización y mejoramiento de los procesos de atención para Subtema y estrategias 1.3.3.1.1 Dignificación institucional 1.3.3.1.1.1 Incrementar los sistemas de información y bases de datos homologables en los ámbitos federal y estatal, e incorporar los municipales a fin de coadyuvar en la eficacia de la investigación. 1.3.3.1.1.2 Dar continuidad al sistema de monitoreo y evaluación de la Procuraduría General de Justicia del Estado. 1.3.3.1.1.3 Otorgar transparencia y rendición de cuentas siempre que no se vulnere la secrecía de la investigación. 1.4 Sistema penitenciario El fortalecimiento del sistema penitenciario que garantice el respeto de la ley, de los derechos humanos y de la readaptación social de manera eficaz, se logrará mediante la modernización institucional del sistema penitenciario, que brinde programas de readaptación y rehabilitación eficaces en materia de salud mental, salud en general, atención a las adicciones, potenciar las capacidades laborales, personales, familiares y sociales, todo en correspondencia con un esquema de atención y gestión integral de la prevención. Esta gestión ha incorporado la idea de fortalecer las capacidades del sistema penitenciario existentes y modernizarlo para potenciar sus fortalezas, además de permitir la continuidad de experiencias exitosas y el diseño de una visión de largo plazo y de apertura en la coordinación y hacia la continuidad. Las condiciones actuales de adolescentes ingresados en los Centros de Diagnóstico para Adolescentes y en el Centro de Ejecución de Medidas para Adolescentes reflejan a febrero de 2008 que las causas de mayor incidencia fueron por delitos del orden común. En primer lugar se ubicó el robo con 62.28 por ciento, el homicidio 20.83 por ciento, la violación 6.14 por ciento y el secuestro con 2.19 por ciento. En relación con el orden federal se encuentra en primer lugar el delito contra la salud con 5.26 por ciento, las violaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego y 37 Plan Estatal de Desarrollo Subtema y estrategias 1.3.2.1.1 Atención y seguimiento a víctimas del delito 1.3.2.1.1.1 Atender integralmente (jurídica, psicológica y social) y canalizar a las instancias necesarias para el resarcimiento del daño. 1.3.2.1.1.2 Promover la coordinación intersectorial e interinstitucional para la atención de víctimas del delito. 1.3.2.1.1.3 Contar con elementos para conocer tanto el resarcimiento del daño como su reintegración social. hacer más eficiente la investigación y los servicios prestados a la ciudadanía.
  • Plan Estatal de Desarrollo 38 Explosivos 1.54 por ciento, y por violaciones a la Ley General de Población 1.10 por ciento. Respecto a la población en los penales, reportada para 2007, cuatro de cada cinco internos fueron procesados por robo, homicidio o violación. En cuanto al fuero federal, nueve de cada 10 tienen cargos por delitos contra la salud o violaciones a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. Debido a esta distribución, dos son los aspectos básicos a considerar para reducir la conducta delictiva, el primero se refiere a la necesidad de buscar oportunidades no sólo de recreación y deporte para los jóvenes, sino de acceso a mínimos de bienestar e ingreso para permitir mayores y mejores oportunidades de desarrollo de niños y jóvenes. El segundo aspecto es la necesidad de fortalecer la política de prevención de adicciones en toda la población de la entidad y de la región fronteriza que comparte con el país vecino. Ambos aspectos de la prevención reflejan la importancia de una política de prevención social integral, prioritaria en la agenda gubernamental en el estado de Baja California. Respecto al sistema penitenciario, la situación de los centros de readaptación es un tema fundamental para incidir en todo el sistema de seguridad y prevención en todos los niveles, pues en él confluyen los logros de todo el aparato de justicia, de tal manera que los apoyos materiales y humanos utilizados en este sistema también deben encaminarse a promover los preceptos de la legalidad: educación, capacitación, prevención de la reincidencia, es decir, la integración de programas eficaces para la readaptación y, finalmente, velar por la certeza de la reinserción. El sistema penitenciario tiene la responsabilidad de reinsertar al delincuente a la vida productiva de su comunidad cuando se tenga derecho a alcanzar el beneficio de la libertad. En otro sentido, el presupuesto del sector generalmente se ha canalizado a la infraestructura e incremento del personal, otorgándose escasa atención a programas coordinados de prevención integral. Actualmente, los recursos están etiquetados en los rubros de infraestructura penitenciaria, edificios y locales para la seguridad pública. Estas asignaciones son importantes para la modernización institucional, pero insuficientes para obtener los resultados en la reducción de la inseguridad, pues la oportunidad no está en abrir más espacios para la reclusión solamente, sino en impedir que las personas delincan, lleguen a la reclusión y sean readaptados en caso de tener que ser privadas de su libertad por conductas delictivas. De ahí la importancia de que la política pública en materia de seguridad conceda mayor prioridad a un enfoque de prevención social como la mejor alternativa para disminuir la población en situaciones de riesgo. Por ello, los retos de la Secretaría de Seguridad Pública del estado se centran en las siguientes áreas estratégicas: fortalecer la modernización institucional, promover una eficaz readaptación y reinserción social y fortalecer la seguridad jurídica. 1.4.1 Modernización institucional En términos del sistema penitenciario, la modernización institucional tiene tres vertientes: mejoramiento de la infraestructura, seguridad penitenciaria y simplificación de los procedimientos administrativos. Un desafío de todos ellos es responder al perfil de la delincuencia en Baja California. Las condiciones actuales del sistema estatal penitenciario son un gran reto para contribuir con la reducción de la inseguridad, la violencia y las adicciones en general, y es por ello que se proponen líneas de acción específicas que puedan contribuir con la prioridad de readaptar y reinsertar en las mejores condiciones físicas y mentales de la población penitenciaria. 1.4.1.1 Objetivo Propiciar un entorno con las condiciones necesarias de profesionalización, infraestructura, tecnología, seguridad, orden, control y simplificación de procedimientos administrativos que garanticen una reclusión digna y de respeto a los derechos humanos de la población penitenciaria en el estado de Baja California. Subtemas y estrategias 1.4.1.1.1 Infraestructura penitenciaria 1.4.1.1.1.1 Fortalecer los programas de infraestructura penitenciaria para mejorar el entorno y las condiciones de vida de los internos. 1.4.1.1.1.2 Incrementar la capacidad instalada adecuando los centros de readaptación con instalaciones que permitan el desarrollo de programas de readaptación.
  • Seguridad y justicia integral aquellas personas que han violentado la ley se readapten y reinserten socialmente, para que en su contexto sean productivas y posean la capacidad de vivir en su comunidad, respetando la normatividad que prevalecen. 1.4.1.1.3 Simplificación de los procedimientos administrativos 1.4.1.1.3.1 Brindar al ciudadano un servicio eficiente y expedito que reduzca costos y tiempos en la tramitación y expedición de la diversa documentación que por ley le corresponde emitir a la autoridad. Subtemas y estrategias 1.4.2.1.1 Modelo estratégico de tratamiento de readaptación social 1.4.2.1.1.1 Dar seguimiento a la aplicación del modelo de tratamiento para readaptar a internos sentenciados y reeducar a adolescentes en conflicto con la ley desde los ámbitos educativo, cultural, deportivo, laboral, psicológico y de salud. 1.4.2.1.1.2 Fortalecer y promover el vínculo social y emocional del interno con su familia, como parte de su tratamiento de readaptación social. 1.4.2.1.1.3 Propiciar y promover la participación de la comunidad, de instituciones públicas, privadas y de organismos sociales y de derechos humanos a fin de brindar una atención integral de calidad a la población interna. 1.4.2.1.1.4 Mantener y fortalecer los programas interinstitucionales de deshabituamiento y rehabilitación de adicciones con el fin de brindar herramientas que favorezcan el proceso de readaptación y reinserción social. 1.4.2 Readaptación y reinserción social El sistema de reclusión tiene como objetivo la prevención de la reincidencia delictiva a través de programas de readaptación y reinserción social luego de mantener una situación de reclusión. El modelo que lleva este precepto es denominado Modelo Estratégico de Tratamiento y Reinserción Social, el cual debe incluir, a lo largo del tiempo y de la experiencia en la entidad, las mejoras necesarias para lograr el objetivo de la reinserción social, de acuerdo con las oportunidades de empleo y capacidades adquiridas como parte de la aplicación del programa. Buscar condiciones de reclusión parcial o trabajo en la comunidad es una alternativa que puede contribuir con el objetivo general del sistema y lograr con ello la reinserción antes de concluida la sentencia. El tratamiento para la readaptación busca proponer las condiciones al sentenciado para no volver a delinquir a través del uso de técnicas cognitivo-conductuales, de competencia social, que sean estructuradas, claras y directas. La atención a grupos prioritarios es una tarea importante. Entre la población penitenciaria vulnerable se puede identificar a mujeres y adolescentes, sin embargo, existen otros grupos, como los que presentan alguna adicción y los que tienen problemas de salud, para quienes se requiere programas de readaptación y reinserción distintos, así como apoyos en el sentido integral de la readaptación. 1.4.2.1 Objetivo Asegurar que mediante la aplicación del modelo estratégico del tratamiento de readaptación social en 1.4.2.1.2 Atención a personas liberadas 1.4.2.1.2.1 Promover la oferta de oportunidades de desarrollo integral para liberados ampliando sus posibilidades de reinserción en la sociedad. 1.4.2.1.2.2 Elaborar e implementar un programa intersectorial de proyectos productivos para favorecer la reinserción social de los liberados. 1.4.3 Seguridad jurídica Como parte imprescindible de los programas de readaptación y reinserción, es importante que tanto el recluso como sus familiares conozcan el contenido de los programas, tanto sus objetivos como sus derechos jurídicos y las características de su proceso. Esto con el fin de apoyar la readaptación y reinserción social de la población reclusa. Para contribuir con la eficiencia y la eficacia del sistema penitenciario es importante considerar las condiciones físicas del interno, la infraestructura con la que cuenta y atender el hacinamiento que genera 39 Plan Estatal de Desarrollo 1.4.1.1.2 Seguridad penitenciaria 1.4.1.1.2.1 Promover la revisión, actualización y mejora permanente de los sistemas y procedimientos de seguridad y operación en los centros penitenciarios, así como vigilar su debido cumplimiento.
  • conductas violentas y problemas en el desarrollo de la persona. Por ello, mejorar las condiciones de la infraestructura es relevante para llevar a cabo la mejor aplicación de los programas de rehabilitación de las personas en reclusión. 1.4.3.1 Objetivo Fortalecer los programas de seguridad jurídica de la población penitenciaria mediante la actualización e implementación de procedimientos que fomenten la eficacia jurídica. Plan Estatal de Desarrollo 40 Subtema y estrategias 1.4.3.1.1 Seguridad jurídica de internos 1.4.3.1.1.1 Garantizar al interno sentenciado y sus familiares el cumplimiento de la normatividad relativa a la vida en reclusión. 1.4.3.1.1.2 Implementar acciones legales para abatir el hacinamiento con la participación de las autoridades correspondientes. 1.5 Justicia integral El Sistema de Justicia Penal que actualmente se aplica en el estado de Baja California es ineficiente, con saturación de trabajo del Ministerio Público y de los órganos jurisdiccionales; además, las condiciones normativas actuales que hacen que el Ministerio Público ofrezca opciones limitadas a la víctima u ofendidos sobre todo para que sean resarcidos los daños que les han sido ocasionados. En consecuencia, el modelo tradicional de justicia penal se considera obsoleto, excesivamente formalista, moroso y produce desconfianza en la sociedad respecto de su eficacia. Por tal motivo, recientemente el Congreso Local dio inicio a una nueva política pública a través de la expedición de las reformas constitucionales a las normas rectoras del Poder Judicial Local y de un nuevo Código de Procedimientos Penales para el Estado de Baja California, que busca la reestructuración y eficacia de los sistemas de procuración y administración de justicia de Baja California, basado en los principios de un estado constitucional y democrático de derecho moderno. Dentro de esta política pública, el nuevo Sistema de Justicia Penal implicó un cambio de paradigma respecto del sistema tradicional, que inhibe la materialización de las características negativas del antiguo modelo, tales como posible parcialidad, lentitud e ineficiencia de los procesos. De igual manera, se erige en un esfuerzo legislativo extraordinario que debe ser aprovechado y consolidado para su plena eficacia, con la acción decidida, coordinada, comprometida y profesional de los poderes públicos del estado. El nuevo Sistema de Justicia Penal tiene entre otras las siguientes finalidades: a) Que el juzgador se aproxime a verdad histórica; b) Que los juicios sean más rápidos y expeditos; c) Que las controversias penales se resuelvan, en lo posible, a través de salidas alternas de solución de conflictos; d) Que la justicia se encuentre más cercana a la gente, y e) Que la justicia sea más humana y transparente. Con la entrada en vigor del nuevo Sistema de Justicia Penal se establecerá una metodología de audiencias orales que sirvan de base para conformar expedientes en donde las partes tengan igualdad de oportunidades de presentar pruebas y agilizar el proceso. Asimismo, el nuevo Código Penal consagra un sistema acusatorio que obliga a que se fortalezcan los métodos de investigación y los servicios periciales que ejecuta el Ministerio Público, consolidar y recuperar la esencia del defensor de oficio, para que la audiencia oral asegure la defensa profesional a los imputados que carezcan de ella. 1.5.1 Sistema de justicia integral En la búsqueda de una verdadera justicia integral se proyecta el compromiso de modernizar y hacer más eficaz y transparente la procuración y administración de la justicia en el estado de Baja California. En este sentido, las líneas de política de esta administración van dirigidas a la justicia integral en materia penal mediante la aplicación de un esquema de seguimiento legislativo y administrativo a efecto de tener una participación activa con los actores involucrados en la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal en Baja California.
  • Seguridad y justicia integral De la misma manera en que la federación ha manifestado este compromiso, el gobierno estatal se interesa en estas reformas proporcionando certeza jurídica y predictibilidad en la aplicación de la ley, fomentando en los ciudadanos la seguridad de que la norma se haga cumplir y de que éstos conozcan los criterios básicos bajo los cuales se aplicará. Esto implica que ni la autoridad administrativa ni la judicial puedan hacer distinciones en cuestiones personales, políticas o económicas. 1.5.1.1 Objetivo Modernizar y hacer más eficaz y transparente la procuración y administración de la justicia en el estado. 41 Plan Estatal de Desarrollo Subtema y estrategias 1.5.1.1.1 Sistema de justicia integral en materia penal 1.5.1.1.1.1 Impulsar la vinculación con los poderes le- gislativo y judicial del estado para la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal en Baja California. 1.5.1.1.1.2 Establecer convenios y programas de colaboración con instituciones y sectores de la sociedad para fortalecer el nuevo Sistema de Justicia Penal. 1.5.1.1.1.3 Adecuar el orden jurídico local para el nuevo Sistema de Justicia Penal 1.5.1.1.1.4 Desarrollar programas de capacitación dirigidos a los actores involucrados en el nuevo Sistema de Justicia Penal. 1.5.1.1.1.5 Promover la reingeniería de procesos administrativos para la implementación del nuevo Sistema de Justicia Penal. 1.5.1.1.1.6 Promover obras de infraestructura y equipamiento para el nuevo Sistema de Justicia Penal. 1.5.1.1.1.7 Establecer campañas de sensibilización y difusión del nuevo Sistema de Justicia Penal.
  • Eje 2. Formación para la vida 2.1 Educación básica 2.1.1 2.1.2 2.1.3 2.1.4 2.1.5 2.1.6 Calidad Equidad Cobertura Gestión educativa Evaluación educativa Valores y sociedad 2.2 Educación media superior 2.2.1 2.2.2 2.2.3 2.2.4 2.2.5 2.2.6 Calidad Equidad Cobertura Gestión educativa Evaluación educativa Vinculación educativa 2.3 Educación superior y formación docente 2.3.1 2.3.2 2.3.3 2.3.4 2.3.5 2.3.6 2.3.7 Calidad Equidad Cobertura Gestión educativa Evaluación educativa Vinculación educativa Investigación 2.4 Arte y cultura 2.4.1 2.4.2 2.4.3 2.4.4 2.4.5 2.4.6 Atención a la comunidad Comunidad artística Patrimonio y cultura popular Infraestructura cultural Fomento, promoción y difusión cultural Gestión cultural y artística 2.5 Deporte y cultura física 2.5.1 2.5.2 2.5.3 2.5.4 2.5.5 Gestión y promoción del deporte Detección y seguimiento de prospectos Desarrollo de talentos deportivos Alto nivel de competencia Infraestructura deportiva
  • 2 Formación para la vida Visión 45 Objetivo General Proporcionar y promover los servicios de educación, cultura y deporte con equidad, calidad y sentido humano, en la formación para la vida de todos los habitantes de Baja California. E l eje Formación para la vida es una política de gobierno que toma como base a la persona, que promueve el desarrollo de las capacidades humanas de manera integral a todos los habitantes del estado. En su conjunto, se compone de tres áreas: la educación, el deporte y la cultura. En el ámbito educativo el desarrollo de competencias en todos los niveles se constituyen en el foco de atención para favorecer el aprendizaje sistemático y continuo a lo largo de la vida; asimismo, se busca impulsar y promover los elementos necesarios para ejercer con plenitud la ciudadanía, que posibiliten la transformación de la sociedad, contribuyendo a una cultura de paz y protección del medio ambiente, así como el desarrollo de la investigación, la ciencia y la tecnología. En lo cultural se persigue preservar las tradiciones y costumbres, así como el desarrollo y el aprecio de las artes. La promoción del deporte tiene como reto estimular la participación de un mayor número de personas en la práctica de las actividades deportivas y elevar el nivel de competencia de los atletas bajacalifornianos. Una de las principales líneas de trabajo de este plan pretende atender la demanda educativa en todos los ámbitos, modalidades y niveles educativos; por ello, en este Plan Estatal de Desarrollo Baja California será un estado que ofrecerá educación de calidad con equidad a sus habitantes, cuyo centro será la persona; una entidad que promoverá el desarrollo humano y la formación para la vida, que enriquecerá los procesos educativos gracias a formas innovadoras de intervención educativa, cuyas actividades culturales y deportivas se regirán con un sentido ético y democrático, mediante la conjunción de esfuerzos, transparencia y corresponsabilidad social.
  • cación con los efectos socioeconómicos. Es claro que un año adicional de educación no produce los mismos resultados en cualquier lado o, en otras palabras, un año de escolaridad en las distintas escuelas de un país o región no garantiza los mismos aprendizajes de los niños y, por ende, en el largo plazo no puede tener los mismos efectos para todos. La escolaridad de los bajacalifornianos llega hoy a 8.7 años, el reto está en lograr los 11 años, que hoy implica la educación básica obligatoria. Una de las principales apuestas para lograr esta escolaridad se basa en una mejor preparación de los docentes de todos los niveles y modalidades educativas. Si bien en los últimos años ha habido un avance considerable en la ampliación de la cobertura, aún subsisten debilidades que disminuyen la capacidad para obtener buenos resultados. Entre ellas destacan dos que se retroalimentan entre sí: la notable desigualdad y la falta de calidad en los servicios educativos, de manera que los alumnos no alcanzan el logro educativo esperado. Algunas poblaciones de origen indígena, que viven en comunidades con mayor rezago económico o que son migrantes, tienen un acceso más limitado al sistema educativo. Se hacen esfuer- Evolución de la matrícula del sistema educativo por nivel en Baja California, 2002-2007 800 000 700 000 600 000 500 000 Alumnos Plan Estatal de Desarrollo 46 gobierno Formar para la vida implica una educación pertinente, vista como la gran herramienta para enfrentar las exigencias y transformaciones del siglo XXI; con esto se busca calidad y equidad en la formación de los habitantes del estado de Baja California. Actualmente, Baja California tiene una población de 2 844 469 habitantes y crece a una tasa de tres por ciento anual; esto significa un aumento de 415 mil habitantes más en los últimos seis años, a un promedio de 63 mil habitantes por año. Tomando lo anterior como base, se entienden las propuestas donde se afirma que para cualquier país, región o entidad federativa, una inversión pública eficaz y rentable es justamente invertir en educación pública. El tema de cobertura —que se tratará con amplitud en cada subeje— y los años de escolaridad que los niños logran cursar desplazaron a un segundo plano hasta principios de la década de 1990 la atención que requería la calidad del proceso mismo, considerando lo que los estudiantes aprenden en realidad en el aula. Recientemente se ha reconocido en estudios internacionales que ignorar el componente de calidad distorsiona la imagen de cómo se relacionan la edu- 400 000 300 000 200 000 100 000 0 2002-03 2003-04 2004-05 2005-06 2006-07 2007-08 Ciclos Escolares Educación Básica Fuente: Sistema Educativo Estatal, Baja California, 2008. Educación Media Superior Educación Superior
  • Formación para la vida Evolución de la matrícula de educación básica en Baja California, 1997-2007 450 000 400 000 350 000 Alumnos 300 000 250 000 200 000 150 000 100 000 50 000 0 1997-98 1998-99 1999-00 2000-01 2001-02 2002-03 2003-04 2004-05 Ciclos Escolares Preescolar Fuente: Sistema Educativo Estatal, Baja California, 2008. Primaria Secundaria 2005-06 2006-07 2007-08 47 Plan Estatal de Desarrollo dinámica de la oferta y la demanda educativa es impactada por condiciones socioculturales de deserción escolar; entrada tardía a la escuela; no aprobación de un nivel o grado; discontinuidad en la escolarización con el abandono temprano de la escuela por el capital cultural de los padres, así como por su origen étnico y cultural. La entidad cuenta con 603 comunidades escolares en situación de riesgo, en donde la población migrante, indígena y/o con necesidades educativas especiales no asisten con regularidad a la escuela. Dependiendo del tipo de asentamiento de la población, en colonias o poblados 12.8 por ciento de la población no asiste a la escuela; y en campamentos, la población que no asiste a la escuela asciende a 32.9 por ciento. De acuerdo con un estudio realizado sobre atención educativa, los índices de reprobados y deserción son importantes en secundaria y preocupantes en educación media superior, donde además se observan niveles muy bajos de eficiencia terminal (50 por ciento). En educación superior persiste el antiguo problema de la baja cobertura que tradicionalmente se ha dado en este nivel, a pesar de los avances logrados al respecto y del monto considerable de re- zos porque logren inscribirse y reciban una educación de calidad; aunque por sus condiciones poblacionales, de mayor movilidad, resulta más costoso su acceso a los niveles educativos más altos. De acuerdo con las evaluaciones nacionales e internacionales, los estudiantes de educación básica del estado se ubican por encima del promedio nacional en cuanto a la medición del aprovechamiento escolar; la demanda por educación básica se atiende casi por completo y las matrículas de educación media superior y superior muestran una tendencia creciente en los últimos años. El mayor porcentaje de aumento se ha dado en media superior. Asimismo, en los últimos 20 años se abrieron 16 nuevas instituciones de educación superior (IES) en el estado: cuatro públicas y 12 privadas. Estas últimas absorben 26.1 por ciento del total de la matrícula estatal en educación superior; y a pesar de que la matrícula de las instituciones privadas en la formación de técnicos superiores es muy pequeña (1.9 por ciento), es muy significativa en licenciatura (25.2 por ciento), normal (26.3 por ciento), maestría (47.2 por ciento) y doctorado (48.5 por ciento). Por todo lo anterior, es necesario aclarar que la
  • Matrícula en la educación superior en Baja California, 2007-2008 87.2% 62 004 70 000 60 000 50 000 40 000 30 000 20 000 10 000 0 Plan Estatal de Desarrollo 48 3.4% 1.8% 7.6% 2 442 1 273 5 430 Normal Licenciatura Técnico Superior Licenciatura Posgrado Fuente: Sistema Educativo Estatal, Principales Cifras Estadísticas Ciclo Escolar 2007-2008. cursos que se destinan al programa de becas para estudiantes de educación superior. En apoyo al desarrollo regional integral de Baja California, el gobierno del estado se ha comprometido firmemente a impulsar la investigación científica y tecnológica que realizan las distintas instituciones de educación superior y centros públicos de investigación en la entidad. Aunque una parte importante del financiamiento a la actividad de investigación científica y tecnológica proviene de los fondos federales, por el solo hecho de que estas instituciones se asientan aquí, el estado recibe los beneficios de su actividad, ya que el conocimiento generado por ellas no sólo busca apoyar al sector productivo, sino también al sector social y gubernamental, mediante la investigación científica y la innovación de procesos de gestión gubernamental. El desarrollo de políticas orientadas a la cultura en el estado tiene como motivación que las actividades artístico-culturales contribuyan al desarrollo humano y al bien común, fortalezcan la identidad, la confianza y la cohesión social entre sus ciudadanos. Se busca que la cultura sea promovida en un marco de equidad, transparencia y respeto a la diversidad cultural que caracteriza a Baja California, concebida como derecho fundamental y patrimonio social. Una de las características culturales de Baja California es su diversidad. En esta región coinciden las tradiciones de sus pueblos nativos, la de otros grupos procedentes de diversos países y la de connacionales de diferentes estados de la república; todo ello como resultado del flujo migratorio que desde el siglo pasado se ha orientado hacia el norte del país. Su situación de frontera con Estados Unidos, a través de la cual se establecen diariamente vínculos culturales y sociales, además de políticos y económicos, requiere de particular atención, ya que éste constituye un espacio natural de oportunidades para el diálogo intercultural, intercambio de información y la actualización de los creadores y promotores culturales locales. Además de la diversidad cultural que se presenta como mosaico de connacionales en nuestro estado, se ha arraigado el gusto por la actividad deportiva, la recreación y la competencia, sobre todo de nivel internacional. El desarrollo deportivo en el estado ha ido en los últimos años de la mano de una sociedad que busca la oportunidad de encaminar a la nueva
  • Formación para la vida por consiguiente, que el rendimiento sea mayor, de ahí que en nuestro estado el desarrollo de infraestructura y la adquisición de equipamiento son tareas primordiales. Se concibe a la educación, en este contexto, como un medio fundamental para la formación del ser humano en sus responsabilidades y derechos sociales, económicos, políticos, culturales y de respeto al medio ambiente, que debe dotar a los bajacalifornianos de los conocimientos y las competencias básicas para el logro de una vida personal plena y socialmente productiva. Este eje engloba los siguientes subejes: Educación básica, Educación media superior, Educación superior y formación docente, Arte y cultura y Deporte y cultura física, los cuales se desglosan a continuación junto con sus respectivos temas, objetivos y estrategias, con el propósito de aportar los elementos que guíen la elaboración del Programa Sectorial de Educación 2008-2013 de Baja California. 2.1 Educación básica Las discusiones sobre políticas educativas en la mayoría de los países al comenzar el siglo XXI promueven el diálogo acerca de la calidad para elevar el logro educativo. Se afirma que la enseñanza formal es uno de los factores que contribuyen de manera importante en la formación de las habilidades y competencias de un individuo y, por tanto, del capital humano en una sociedad. Otros elementos y agentes que contribuyen en este ámbito son: el contexto, los conocimientos previos, los padres de familia y la sociedad en su conjunto. La educación básica es el primer contacto formal de la niñez con los procesos educativos, comprende los niveles y modalidades de preescolar, primaria y secundaria; atiende a niños y jóvenes de cuatro a 14 años de edad; favorece el aprendizaje sistemático y continuo, así como las disposiciones, hábitos, actitudes y valores que permitan al individuo una participación democrática y ciudadana en condiciones básicas de bienestar. En esta etapa educativa, que inicia a temprana edad, la influencia de dichos procesos sistemáticos es fundamental en la formación del 49 Plan Estatal de Desarrollo generación en el gusto por la cultura física, y tener más y mejor oferta deportiva. De esta manera, se han establecido como atractivos la práctica de disciplinas deportivas con las que antes no contaba la entidad; tales son los casos del remo, el canotaje, la halterofilia, la gimnasia de trampolín, los clavados y la gimnasia rítmica, entre otros. Además, con un gran resultado en el deporte de competencia, pero sobre todo brindando la oportunidad de que más ciudadanos se integren a la práctica deportiva, incidiendo principalmente en los más jóvenes, a quienes se les da la oportunidad de contar con una oferta más rica y variada. La gente de Baja California tiene carácter y vocación hacia la actividad deportiva, muestra de ello es el extraordinario avance de los últimos seis años, logrando pasar del décimo segundo al tercer lugar nacional, sobresaliendo siempre en las categorías menores. En los programas que se establecieron a nivel federal nuestro estado recibe el reconocimiento como mejor programa del país en 2004, ya que en materia de desarrollo de infraestructura deportiva, capacitación, desarrollo de talentos, promoción de la actividad física, realización de eventos internacionales y logro deportivo, Baja California ocupó el lugar número uno, como lo reconocieron la Confederación Deportiva Mexicana y la CONADE, entregando el Trofeo Gobernador por primera ocasión a nuestra entidad. El deporte de alto rendimiento es ya una realidad en la entidad, y con orgullo contamos con uno de los espacios mejor equipados del país, el Centro de Alto Rendimiento, único en su tipo en México, y que hoy por hoy es el espacio idóneo para la práctica deportiva de alto nivel, además de que cuenta con certificación internacional. Con el objetivo de desarrollar y elevar el nivel de competencia de los atletas del estado, se elaboran programas deportivos y objetivos claros, que se consoliden, pero sobre todo que se sustenten en el desarrollo de especialistas de las áreas de las ciencias del deporte. El fortalecimiento de la infraestructura y su equipamiento son determinantes para promover en el menor tiempo posible las cualidades y capacidades de un individuo; esto es fundamental en el trabajo del entrenador, pues además brinda la oportunidad de trabajar en las mejores condiciones y,
  • Plan Estatal de Desarrollo 50 desarrollo de la personalidad del individuo. En este sentido, es compromiso de la actual administración, favorecer las oportunidades de los alumnos para alcanzar el perfil de egreso de la educación básica. Los servicios de educación básica apoyan el desarrollo social, físico y cognitivo, es por ello que el reto de la educación es garantizar las condiciones adecuadas para el desarrollo pleno de las habilidades del pensamiento, así como de capacidades y potencialidades de sensibilidad artística, cultura física, creatividad e innovación en el uso de las tecnologías, la investigación y la ciencia. Con el desarrollo de competencias se fortalecen los cuatro pilares de la educación: aprender a ser, aprender a hacer, aprender a aprender y aprender a convivir en un ambiente de respeto, libertad y solidaridad en democracia por una vida digna; formando así una mejor sociedad que reconozca la equidad al ponderar la atención a los sectores más desprotegidos y vulnerables, donde los servicios educativos tiendan al mejoramiento continuo en beneficio de la sociedad bajacaliforniana. En el estado, la educación básica presenta el mayor nivel de atención dentro del sistema escolarizado, ya que en él se concentran 671 440 alumnos, que significa 78.0 por ciento. Asimismo, este tipo de servicio concentra a 29 524 docentes y 3 469 escuelas ubicadas en los cinco municipios del estado. Como resultado de las últimas aplicaciones del Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés), México se ubicó entre los últimos lugares en aprovechamiento escolar; por tanto, este gobierno se compromete a propiciar el desarrollo de competencias orientadas a incentivar la capacidad de aprendizaje en los alumnos, a promover la igualdad de oportunidades de acceso y la participación corresponsable de la sociedad para elevar la calidad y el logro educativo. 2.1.1 Calidad La calidad educativa es un proceso amplio y complejo que se debe reflejar de manera cotidiana y contundente en los alumnos y en la comunidad escolar en general. La calidad educativa se refiere a un proceso amplio y complejo que se refleja en los alumnos y en la comunidad escolar cotidianamente; esta asociada al proceso que evalua y genera información sustantiva a los actores educativos en la toma de decisiones, para la planeación institucional del sistema educativo que se oberva en las escuelas. Dentro de las acciones de este tipo aplicadas en 2007 destacan ENLACE (Evaluación Nacional de Logro Académico de Centros Escolares) que proporciona información para conocer el nivel de aprendizaje de los niños, así como el logro del cumplimiento de los planes y programas de estudio oficiales vigentes, en las asignaturas de español y matemáticas. Aun cuando los resultados presentan incrementos, el reto para la presente administración no sólo es continuar elevando estos puntajes sino promover el uso de este instrumento como eje fundamental para la toma de decisiones y fortalecer con ellas a las comunidades educativas impulsando la calidad. Baja California ha tenido una activa participación en las reformas curriculares de los niveles de educación preescolar y secundaria, las cuales han sido diseñadas bajo el enfoque de desarrollo de competencias que son necesarias para desenvolverse en un mundo en permanente cambio. Cabe señalar que a partir del ciclo escolar 2005-2006 se implementó la propuesta en 100 por ciento de los jardines de niños del estado, actualmente se encuentra en la fase de seguimiento y evaluación de las acciones. En el ciclo escolar 2008-2009 las acciones de la reforma impactarán a nivel primaria; iniciando un diagnóstico a nivel nacional y la revisión de la currícula con la finalidad de promover la articulación de los contenidos formativos de secundaria con los de sexto y quinto grado de primaria, y los de preescolar con los de primero y segundo grado de primaria. Los procesos de implementación de las reformas curriculares en el estado han implicado acciones de capacitación de directivos, asesores y docentes, así como la reproducción de programas, materiales diversos de información, antologías y guías didácticas. Lo expuesto consolidará un modelo articulado de educación básica, cuyos rasgos fundamentales permitirán que los alumnos al egresar utilicen el lenguaje oral y escrito, desarrollen la capacidad de argumentación y razonamiento; que interpreten y expliquen procesos sociales, económicos, culturales y naturales; que en el cuidado de los mismos, conozcan los derechos hu-
  • Formación para la vida moderna y una estructura organizacional distinta a los servicios de educación básica, quedando pendiente el diseño del modelo pedagógico por competencias. 2.1.1.1 Objetivo Elevar la calidad y el logro educativos mediante una educación básica integral, orientada a la formación para la vida, en una estrecha vinculación escuelafamilia-sociedad. Subtemas y estrategias 2.1.1.1.1 Reformas curriculares 2.1.1.1.1.1 Incorporar y fortalecer en el estado los procesos de reforma curricular en preescolar, primaria y secundaria. 2.1.1.1.1.2 Institucionalizar el currículo integral de educación inicial, promovido por la federación como apoyo para el logro educativo de educación básica. 2.1.1.1.1.3 Promover la articulación curricular entre los niveles de educación básica. 2.1.1.1.2 Modelo de educación y desarrollo de competencias 2.1.1.1.2.1 Centrar en el alumno la construcción de los procesos didácticos y pedagógicos en el aula, para desarrollar sus competencias. 2.1.1.1.2.2 Fortalecer los procesos pedagógicos, a través de nuevos métodos, auxiliares didácticos y materiales educativos, así como brindar las condiciones pedagógicas a los actores educativos para optimizar el desarrollo por competencias. 2.1.1.1.2.3 Ampliar la cobertura con el modelo de Centros Educativos Integrales y su propuesta formativa en relación con el logro del aprendizaje y la articulación de la educación básica. 2.1.1.1.3 Actualización y capacitación docente 2.1.1.1.3.1 Implementar y diseñar un sistema de formación continua, actualización y capacitación docente pertinente para atender las necesidades educativas específicas. 2.1.1.1.3.2 Impulsar las actividades extracurriculares, mediante la conexión entre los programas educativos para la mejora de la práctica docente. 2.1.1.1.3.3 Promover el aprendizaje colaborativo como estrategia educativa. 51 Plan Estatal de Desarrollo manos y valores que fortalecen la vida democrática; que aprecien y participen en diversas manifestaciones artísticas y deportivas y asuman con responsabilidad las consecuencias de sus acciones. Entre los elementos que inciden con mayor fuerza en el mejoramiento de la calidad educativa se encuentra la actualización y formación permanente de los docentes, la cual se atiende en nueve centros de maestros en Baja California. Estos centros brindaron servicios de formación continua a 24 mil 336 docentes, concentrándose 43 por ciento en Tijuana; 32 por ciento en Mexicali, 18 por ciento en Ensenada y el restante siete por ciento en Tecate y Playas de Rosarito. Algunos de los retos que enfrentan actualmente los centros de maestros son: a) la elaboración inmediata de un plan de desarrollo institucional que permita identificar las diferentes necesidades; b) la dotación de infraestructura física y equipamiento adicional (aulas, equipos de cómputo, espacios de almacenamiento, bibliotecas), y c) el diseño de un programa de desarrollo profesional para los asesores que laboran en coordinación y en los centros de maestros, a fin de que contribuyan adecuadamente en la capacitación de los docentes de educación básica. Resulta imperativo implementar un sistema innovador de actualización y formación que desarrolle en los docentes y en todos los actores del sistema educativo las competencias necesarias para realizar sus funciones. A pesar de los esfuerzos realizados en el rubro de infraestructura educativa, persisten retos importantes por atender, como abatir el rezago en la dotación y acondicionamiento de la infraestructura, así como de mobiliario acorde con los requerimientos de las nuevas propuestas pedagógicas. Asimismo, es necesaria la adecuación de los espacios educativos para hacerlos accesibles a los alumnos con capacidades diferentes, a fin de proveer una educación especial de calidad. El modelo de Centro Educativo Integral es una alternativa innovadora que atiende de manera integral la demanda de preescolar, primaria y secundaria en un mismo espacio educativo, que funciona bajo una nueva visión de la escuela pública, y los servicios de educación básica. Actualmente se opera el modelo en un centro escolar ubicado en el fraccionamiento Los Portales, el cual cuenta con una infraestructura
  • 2.1.1.1.4 Tecnología e innovación educativa 2.1.1.1.4.1 Fortalecer los procesos educativos con el uso de tecnologías de la información y la comunicación. 2.1.1.1.4.2 Propiciar el desarrollo y la difusión del trabajo de las escuelas de jornada completa para la mejora del logro educativo. 2.1.1.1.5 Infraestructura y equipamiento educativo 2.1.1.1.5.1 Mejorar la infraestructura de los espacios educativos para su funcionamiento, en beneficio de los usuarios de las escuelas públicas. 2.1.2 Equidad Plan Estatal de Desarrollo 52 Un factor que condiciona fuertemente la asistencia de los alumnos a la escuela y, sobre todo, a que permanezcan o no en ella, es que sus padres cuenten con los recursos necesarios para sostener sus estudios y que no tengan que abandonarlos. Para ello está el Programa de Becas para Educación Básica, que incluye becas de inicio de ciclo escolar, becas bimensuales, becas de impulso educativo y becas de uniforme escolar. Gracias a este programa en el ciclo escolar 2006-2007 se benefició a nueve mil 427 alumnos. A través del Programa de Atención Preventiva y Compensatoria (APyC), el cual tiene por objetivo atender a los estudiantes en riesgo de reprobar y los que se encuentran en situación de extraedad (fuera de su edad cronológica con relación al grado que cursan), en el ciclo escolar 2007-2008 se apoya a 21 mil 75 alumnos. De igual manera, otros programas de apoyo educativo que impactan en la igualdad de trato y oportunidades de permanencia a los servicios educativos son: Ver Bien para Aprender Mejor, Salud Escolar, Becas para Hijos de Madres Solteras Trabajadoras, Becas para Madres Jóvenes y Jóvenes Embarazadas, Programas Compensatorios de Atención al Rezago Educativo, Programa Nacional de Lectura, los cuales deberán fortalecer las acciones diferenciadas para atender a las comunidades escolares en situación de riesgo. Mediante las Unidades de Servicios de Atención a la Escuela Regular (USAER), en el ciclo escolar 2007-2008 se proporciona servicio de educación especial a 17 mil alumnos con capacidades diferentes. No obstante, en la prestación de este servicio se requiere fortalecer las estrategias de trabajo de los docentes, a fin de garantizar la calidad de los servicios, así como elaborar una normatividad más precisa para mejorar su funcionamiento y operación, y contribuir a que este grupo de población continúe sus estudios y promover su adecuada integración social y laboral. Con los programas de Educación Primaria para Niñas y Niños Migrantes y de Educación Indígena Intercultural Bilingüe se brinda atención a los niños de entre seis y 14 años de edad que acompañan a sus padres en su proceso de migración. Durante el ciclo 2006-2007 se atendieron a 1 235 niños en 23 campamentos agrícolas, con 30 docentes y cinco asesores técnico-pedagógicos, ubicados en el Valle de San Quintín, Ojos Negros, Valle de la Trinidad, en Ensenada, y en el Valle de Mexicali. En relación con la educación indígena nativa y migrante, su población escolar es de 11 099 educandos en inicial, preescolar y primaria, atendida por 450 docentes en 57 escuelas. En coordinación con el gobierno federal se desarrolla el programa de fortalecimiento académico Albergues Escolares Indígenas, cuyo plan es la jornada completa en tres albergues indígenas en las localidades de Maneadero y San Quintín, con la participación de siete instructores de apoyo académico, que atienden a 350 educandos en actividades curriculares y actividades académicas, recreativas, sociales y culturales. El reto de la equidad educativa es asegurar el acceso y permanencia a la educación básica en la población demandante de las localidades con mayor grado de marginación, rezago social y menor grado de desarrollo de los cinco municipios del estado de Baja California. 2.1.2.1 Objetivo Impulsar la atención de necesidades educativas en las comunidades escolares, para promover la igualdad de oportunidades entre los alumnos y los diferentes grupos sociales. Subtemas y estrategias 2.1.2.1.1 Comunidades escolares en situación de riesgo 2.1.2.1.1.1 Impulsar la implementación de programas
  • Formación para la vida y proyectos preventivos, compensatorios, innovadores, culturales y deportivos en apoyo a la educación. 2.1.2.1.1.2 Generar oportunidades de permanencia para la población en situación de riesgo. 2.1.2.1.2 Innovación y atención a la diversidad 2.1.2.1.2.1 Generar información estratégica, actualizada y oportuna de los proyectos y programas para la equidad educativa de acuerdo con las condiciones de cada comunidad escolar. 2.1.2.1.2.2 Proporcionar la conectividad necesaria para la creación de una “comunidad virtual” en educación. 2.1.3 Cobertura La gratuidad de los servicios de educación básica, garantizado en el artículo 3º constitucional, puede contribuir a una mayor atención de la demanda y a la promoción de la equidad educativa si es efectiva. En Baja California no ha sido del todo posible garantizar plenamente la gratuidad de los servicios de educación básica, lo que ha ocasionado que a los grupos vulnerables o en desventaja se les dificulte el acceso o la permanencia en la escuela; asimismo, los requerimientos para el mantenimiento y la conservación de los planteles educativos de educación básica va en incremento, debido al rezago de atención, a los actos vandálicos, infraestructura en deterioro o mal estado, sumado a las necesidades cotidianas de cada escuela, por lo que se complica contar con condiciones adecuadas para brindar una educación de calidad. La matrícula de educación básica es la más numerosa del sistema educativo estatal, pues tan sólo en el ciclo 2007-2008 se atiende a 671 440 alumnos, cifra que representa 78 por ciento del total de estudiantes del estado, quienes son atendidos por 29 524 docentes en 3 469 escuelas. La mayor parte de la matrícula se concentra en primaria, ya que en este nivel se atiende a 408 909 alumnos, representando alrededor de 60.9 por ciento 53 Plan Estatal de Desarrollo 2.1.2.1.3 Educación especial, educación indígena y educación migrante 2.1.2.1.3.1 Fortalecer los programas de educación especial, educación indígena y educación migrante, a fin de incrementar su capacidad de atención. del total de alumnos de educación básica, seguido de secundaria, donde se atiende a 159 064 alumnos, es decir, 23.7 por ciento, y en preescolar se da atención a 103 467 niños, que equivale a 15.4 por ciento; desde la perspectiva de su crecimiento, la importancia porcentual de cada modalidad de educación básica se invierte, pues en este caso se observa que la matrícula de preescolar fue la que más creció entre los ciclos escolares 2001-2002 al 2006-2007, con 36.9 por ciento; secundaria, con alrededor de 22.8 por ciento, y primaria, con 14.1 por ciento. El índice de reprobación en primaria no sólo disminuyó en años recientes, sino que en el último ciclo escolar se ubica muy por debajo de la media nacional, disminuyendo dicho índice en 2.2 puntos porcentuales entre los ciclos 2001-2002 y 2006-2007; en el ciclo escolar 2006-2007 fue de 1.9 por ciento, que lo colocó por debajo de la media nacional, la cual fue de 4.1 por ciento en ese ciclo. Por su parte, en 20012002 la deserción escolar pasó de 1.1 a 0.8 por ciento en el ciclo 2006-2007. En cuanto a la absorción, en el ciclo escolar 2006-2007 se inscribieron a primero de secundaria 97.3 por ciento de la demanda real. Por último, con una eficiencia terminal en primaria de 95.2 por ciento en el ciclo 2006-2007, Baja California se ubicó por arriba de la media nacional, que fue de 92.1 por ciento. Cabe destacar que en secundaria es preocupante el índice de reprobación; sin embargo, ha venido disminuyendo significativamente en los últimos años, del 20.6 por ciento en el ciclo 2001-2002 se pasó a 14.1 por ciento en el último ciclo escolar, 2006-2007, colocándose en una posición menos desfavorable respecto de la media nacional. Los datos antes descritos reflejan logros significativos del sistema educativo estatal, tanto en la atención del crecimiento de la demanda como por grupos de edad de la población, lo que en sí mismo representa un esfuerzo loable de las instituciones educativas del estado. Lo anterior se debe valorar aún más en un contexto regional de fuerte crecimiento de la población, debido al alto flujo migratorio hacia la entidad, ya que en 2005 alrededor de ocho por ciento de la población estatal se clasificaba como de reciente migración, y actualmente la proporción de alumnos nacidos fuera del estado es de 23 por ciento en primaria y 25 por ciento en secundaria, lo que implica
  • que mientras en las demás entidades la matrícula de educación básica tiende a disminuir, en Baja California el crecimiento es constante. Adicional a ello, está en vigor el compromiso constitucional de atender los tres grados de preescolar, que de mantenerse vigente, y si la población demanda el servicio, implicaría atender aproximadamente a 20 244 alumnos adicionales en segundo grado y un estimado de 60 mil en primer grado en el ciclo escolar 2008-2009. 2.1.3.1 Objetivo Atender oportuna y eficazmente la demanda de la población en edad escolar de la entidad, así como ampliar de manera sustantiva la cobertura de los servicios de educación básica. Plan Estatal de Desarrollo 54 Subtemas y estrategias 2.1.3.1.1 Gratuidad efectiva de la educación pública 2.1.3.1.1.1 Proveer de insumos básicos para mejorar el funcionamiento de las escuelas y generar procesos efectivos de mantenimiento preventivo y correctivo, erradicando el cobro de cuotas escolares. 2.1.3.1.2 Atención a la niñez y a la preadolescencia 2.1.3.1.2.1 Promover la atención educativa de la población de entre cuatro y 14 años de edad, proporcionándole educación preescolar, primaria y secundaria. 2.1.3.1.3 Atención a la matrícula de niveles precedentes 2.1.3.1.3.1 Regular de manera adecuada los procedimientos para la atención a la matrícula en los diferentes grados y niveles educativos. 2.1.3.1.4 Fortalecimiento de la retención e incremento de la eficiencia terminal 2.1.3.1.4.1 Establecer mecanismos de organización escolar para atender la demanda, con énfasis en el impulso de acciones orientadas a los problemas de eficiencia terminal. 2.1.4 Gestión educativa Parte sustantiva de la gestión educativa es la actualización de la normatividad, en donde ya se cuenta con los reglamentos internos y manuales de operación y de procedimientos de la Secretaría de Educación y Bienestar Social (SEBS) y del Instituto de Servicios Educativos y Pedagógicos (ISEP) de Baja California —como dos instituciones pilares del sistema educativo estatal (SEE)—, los cuales ya están debidamente validados y definen el marco de atribuciones de las instancias administrativas, normativas y delegacionales del sistema educativo en cada municipio. Lo anterior necesita complementarse con la elaboración de los manuales de operación por áreas específicas (delegaciones y áreas normativas). También es necesario actualizar la ley de creación del ISEP, donde se precisen sus atribuciones y se le faculte para el otorgamiento de todos los servicios que por obligación le corresponden, como el manejo y funcionamiento de los centros escolares y del sistema educativo escolar, la articulación entre todos los ámbitos del sistema educativo, la compatibilidad entre las atribuciones formalmente establecidas y las atribuciones que de facto ha ido adquiriendo el ISEP desde su creación, y la validación de los manuales administrativos (de organización, de procedimientos y de servicios). La gestión escolar es un área que ha carecido de una visión de largo plazo, con enfoque integral y de permanencia de su personal técnico, y vinculado por supuesto a su profesionalización y actualización constante. Por ello, se implementa el modelo estatal de planeación escolar desde una perspectiva estratégica, de coordinación interinstitucional y de mejora continua, donde se observa que los docentes trabajan de manera colegiada y colaborativa y se diseñan estrategias diversificadas en el campo académico y organizacional del centro y sobre trayectos formativos de los docentes. Además, se involucra a los actores sociales como soporte a la gestión institucional, la intervención directa en apoyo al proceso de aprendizaje y la conformación de grupos de trabajo en torno al proyecto escolar. Sin embargo, este modelo requiere de un compromiso renovado, propositivo e innovador de inspectores y supervisores para el acompañamiento de las actividades del proyecto escolar, ya que el alto grado de movilidad de directivos y docentes, por ejemplo, afecta el desarrollo del proyecto escolar, así como la aún escasa participación y compromiso en algunos centros educativos de los consejos escolares de participación social.
  • Formación para la vida 2.1.4.1 Objetivo Promover una gestión intra e interinstitucional para articular y hacer corresponsables a los diferentes actores sociales y educativos en beneficio de la comunidad escolar. Subtemas y estrategias 2.1.4.1.1 Gestión institucional 2.1.4.1.1.1 Crear el marco normativo de la gestión escolar, precisando las funciones y atribuciones de los actores del proceso educativo. 2.1.4.1.1.2 Promover la gestión de los programas educativos y otros programas sociales, focalizando acciones de acuerdo con las regiones de la entidad. 2.1.4.1.1.3 Promover la profesionalización de los directivos. 2.1.4.1.1.4 Innovar la relación laboral hacia la mejora y bienestar educativo. 2.1.4.1.1.5 Promover la práctica de la rendición de cuentas en el ámbito escolar. 2.1.4.1.2 Gestión escolar 2.1.4.1.2.1 Promover la reestructuración y una mayor descentralización de la gestión escolar. 2.1.4.1.2.2 Impulsar el mejoramiento del servicio educativo y las condiciones escolares para el logro educativo. 2.1.4.1.2.3 Impulsar el trabajo colaborativo para la formación de la comunidad escolar. 2.1.4.1.2.4 Crear espacios de comunicación directa entre las autoridades educativas y la comunidad escolar. 2.1.4.1.3 Gestión pedagógica 2.1.4.1.3.1 Promover que el colectivo escolar sea el gestor de las iniciativas y acciones orientadas al seguimiento del desarrollo de competencias. 2.1.4.1.3.2 Impulsar la mejora permanente de los procesos educativos en el aula. 2.1.4.1.3.3 Propiciar la cultura de la evaluación de los procesos en el logro del aprendizaje de los alumnos en el aula. 2.1.5 Evaluación educativa La calidad educativa está asociada directamente con el proceso de evaluación, principalmente por la información sustantiva que provee a los actores en apoyo a la toma de decisiones para la mejora de los proce- 55 Plan Estatal de Desarrollo Con un fuerte impulso al Programa Escuelas de Calidad (PEC) se incrementó el número de escuelas participantes, de 48 en 2002 a 966 en 2007, destacándose una importante aportación de los padres de familia en el financiamiento de hasta 25 por ciento de las acciones programadas en los proyectos escolares promovidos. Por lo anterior, es importante que este programa se consolide en la totalidad de las escuelas de educación básica. En el ámbito de la gestión pedagógica, se inserta la implementación de sistemas y mecanismos que posibilitan la programación, control y evaluación en la aplicación del currículo, así como la apropiación y mejoramiento constante del seguimiento y evaluación de los procesos en el desarrollo de competencias de los alumnos. En ese orden de ideas, es preponderante la planeación didáctica, la reorientación y la evaluación, la participación social en el logro de los aprendizajes relacionados con la profesionalización de los docentes y el grado de resultados de las evaluaciones internas y externas. Respecto a la planeación didáctica, la información disponible muestra un nivel escaso en el trabajo colegiado de los docentes, por debajo de la media nacional, por lo que es importante apoyar a los docentes en su capacitación, acompañamiento y necesidades que se presenten vinculados con la planeación de las actividades didácticas en el aula, poniendo énfasis en elaborar un plan de clases de acuerdo con los nuevos requerimientos curriculares de la reforma de la educación básica para alcanzar las metas propuestas por los directivos en la institución educativa. Para apoyar el desarrollo profesional del docente y mejorar su práctica de manera efectiva, algunos de los requerimientos importantes hacia el logro del perfil de egreso deseado de los alumnos de educación básica son la actualización y la capacitación diferenciada, el fortalecimiento de la capacitación en planeación didáctica, el trabajo por proyectos y el liderazgo académico. Con lo anterior se intenta impactar en el proyecto de formación para la vida, enfatizando sobre todo su desempeño en las asignaturas de matemáticas, español y ciencias.
  • Plan Estatal de Desarrollo 56 sos de planeación institucional del sistema educativo y académica en los centros escolares. Durante la última década se han constituido en los ámbitos internacional, nacional y estatal, organismos especializados en la materia, que están desarrollando metodologías e instrumentos de evaluación del proceso de enseñanza-aprendizaje. Así, para el ciclo escolar 2006-2007 se evaluaron a 302 910 alumnos, y 20 025 docentes. Dentro de las acciones de este tipo destaca el examen ENLACE, donde los resultados arrojados en la evaluación de las asignaturas de español y matemáticas presentan un puntaje promedio superior al obtenido en el año anterior; para primaria, en español se pasó de 498.2 a 512.2 puntos; mientras que en matemáticas se registró un crecimiento de 495.9 a 507.8 puntos. En secundaria, en la asignatura de español se logró un incremento de 480.1 a 519.8 puntos; en matemáticas se aumentó de 486.6 a 504.7 puntos. En la mayoría de los grados se registraron puntajes por encima de la media nacional. La evaluación externa en los sistemas educativos permite encontrar patrones del desempeño de los estudiantes entre países, así como medir competencias de acuerdo con estándares internacionales en un contexto globalizador. En ese ámbito, el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA) es un proyecto evaluativo en el que participan los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), a fin de evaluar el grado de adquisición de conocimientos y habilidades necesarias para la vida adulta, en estudiantes de 15 años que estén terminando la escolaridad obligatoria. En ese sentido, en las dos últimas aplicaciones de PISA realizadas en 2003 y 2006 en México, los estudiantes del estado no sólo estuvieron por encima de la media nacional, sino que mejoraron su posición del lugar 17 al 12, entre una evaluación y otra. Si bien los resultados de la evaluación nacional e internacional colocan favorablemente al estado, es necesario que se establezca una política de gobierno que busque mejorar los niveles alcanzados hasta ahora o cuando menos que se mantengan, sobre todo para tratar de cumplir con una de las metas que México estableció con la UNESCO, en el sentido de que se debe lograr que la mayoría significativa de los alumnos de primaria y secundaria alcancen, confor- me a los estándares internacionales, niveles satisfactorios en español y matemáticas. 2.1.5.1 Objetivo Impulsar la cultura de la evaluación para elevar el logro educativo de los alumnos de educación básica mediante acciones orientadas a la eficiencia de la gestión escolar y a la mejora del proceso de aprendizaje. Subtemas y estrategias 2.1.5.1.1 Perfil ingreso-egreso 2.1.5.1.1.1 Elaborar un diagnóstico de las competencias previas de los alumnos que ingresan a la educación básica para encauzar adecuadamente el proceso de aprendizaje, en función del perfil de egreso. 2.1.5.1.2 Evaluación interna y externa 2.1.5.1.2.1 Realizar un análisis comparativo de la evaluación interna y externa acerca de las condiciones educativas. 2.1.5.1.2.2 Innovar en el seguimiento de los procesos escolares para la obtención de conocimientos educativos. 2.1.5.1.2.3 Fortalecer los procesos de aplicación y difusión de resultados de los instrumentos de evaluación externa mediante la coordinación y colaboración con las instituciones educativas de evaluación de los ámbitos federal y estatal. 2.1.5.1.3 Modelos de evaluación para el aprendizaje 2.1.5.1.3.1 Promover la claridad y la transparencia de la información en un sistema de indicadores de evaluación del desarrollo de competencias y del aprendizaje de los alumnos. 2.1.5.1.4 Evaluación del desempeño docente y de la gestión, mediante logros educativos 2.1.5.1.4.1 Evaluar y autoevaluar las funciones de la gestión que fortalezcan la incidencia de las competencias profesionales en el logro educativo. 2.1.5.1.4.2 Poner en práctica una política de participación evaluativa que oriente la formación del perfil del quehacer docente en el aula. 2.1.5.1.4.3 Impulsar acciones de reconocimiento al logro de los alumnos, así como el desempeño profesional del personal adscrito a las instituciones educativas en educación básica.
  • Formación para la vida 2.1.6 Valores y sociedad 2.1.6.1 Objetivo Fomentar y reafirmar los valores cívicos y éticos en Subtemas y estrategias 2.1.6.1.1 Formación de valores 2.1.6.1.1.1 Realizar acciones que favorezcan el desarrollo humano, integral y valoral. 2.1.6.1.1.2 Fortalecer los programas formativos en educación valoral. 2.1.6.1.2 Participación social 2.1.6.1.2.1 Fortalecer la participación social a través del los Consejos de Participación Social y Asociaciones de Padres de Familia. 2.1.6.1.2.2 Promover la actualización del marco normativo de la participación social. 2.1.6.1.3 Vinculación escuela-familia-sociedad 2.1.6.1.3.1 Promover una mayor vinculación entre la escuela y los padres de familia con la comunidad. 2.1.6.1.3.2 Promover la creación de espacios de corresponsabilidad social. 2.2 Educación media superior La educación media superior en México tiene como propósito fundamental preparar a los jóvenes de entre 16 y 18 años de edad para su ingreso a las instituciones de educación superior, a través del bachillerato general, bachillerato tecnológico y profesional técnico terminal. Constituye un espacio educativo valioso para que los jóvenes enriquezcan su proceso de formación. La adquisición de conocimientos, lenguajes y formas de trabajo de naturaleza diversa en este nivel permite a los jóvenes avanzar hacia mejores expectativas de vida, incorporarse al mundo del trabajo, o una formación suficientemente sólida, para continuar sus estudios en educación superior. Sin embargo, la educación media superior aún enfrenta serios desafíos dentro del sistema educativo nacional, sobre todo en cuanto a mejorar su nivel de cobertura, calidad y equidad. En el último ciclo escolar, sólo 58 de cada 100 jóvenes en edad de cursar el bachillerato asistieron a la escuela en el país. Al pro- 57 Plan Estatal de Desarrollo Con el propósito de ofrecer una educación con sentido de pertinencia social y partiendo del principio de corresponsabilidad social en la tarea educativa, las acciones orientadas a la formación de valores en la sociedad se incrementaron en alrededor de 90 por ciento entre 2001 y 2007, con 16 942 y 32 100 acciones, respectivamente. Por la importancia que tiene la formación integral del alumno, en el mismo periodo se incrementó en 70 por ciento el número de alumnos que participan en el Programa por una Cultura de la Legalidad, el cual se orienta a consolidar en la formación de los jóvenes de tercer grado de secundaria la concepción de una sociedad sustentada en el respeto por la dignidad humana y en las normas e instituciones sociales, pues de 20 222 alumnos, en 2001, aumentó a 34 565 en 2007. Para el ciclo escolar 2007-2008 se proyecta la atención a 101 268 alumnos; cinco mil padres de familia y 513 docentes frente a grupo. En los talleres de desarrollo humano, foros, encuentros y conferencias se atendieron a 38 860 docentes, entre el ciclo escolar 2001-2002 y el 20032004. Asimismo, en acciones de vivencia de valores se involucraron en 2007, a 31 113 padres de familia, 47 791 docentes y 159 763 alumnos, y en apoyo a estas actividades se entregaron anualmente 20 mil calendarios de valores a la totalidad de los grupos escolares de educación básica. Sin duda, las acciones de participación social proporcionan de manera organizada y permanente el vínculo entre los niveles educativos y las asociaciones de padres de familia y sectores sociales integrados en los consejos de participación social en la educación. Sin embargo, sigue siendo poco el interés, en una parte considerable de padres de familia, por involucrarse activamente en la mejora del aprovechamiento escolar de sus hijos; las autoridades educativas y docentes aún suponen que la participación podría promoverse como parte de la labor docente e implicar así el trabajo colaborativo, sin que ésta sea una carga administrativa que entorpezca el trabajo en las aulas. los alumnos para fortalecer las propuestas curriculares de la educación básica y propiciar una mayor participación organizada y corresponsable de los actores sociales en apoyo a la calidad educativa.
  • Plan Estatal de Desarrollo 58 blema de la baja cobertura, se suma el de la deserción, pues 40 de cada 100 alumnos abandonaron sus estudios de educación media superior en el último ciclo escolar. Las principales causas del abandono escolar son la reprobación y la escasez de recursos en el hogar. La desigualdad económica impacta de manera dramática en el nivel de escolaridad, ya que mientras que el decil de la población con mayores recursos tiene un nivel promedio de escolaridad de 10 años y está inscrito en el bachillerato; la población del decil más pobre difícilmente llega a los cuatro años de escolaridad. En Baja California el servicio de educación media superior es formativo y terminal en su caso y comprende las modalidades de bachillerato general y tecnológico, así como capacitación para el trabajo, mediante el profesional técnico terminal. Este nivel se compone de tipos y modalidades escolarizados y no escolarizados, en los primeros están las de bachillerato general, tecnológico y profesional técnico terminal, organizados en instituciones descentralizadas estatales e instituciones federales y particulares. Al subsistema estatal pertenecen el Colegio de Bachilleres (COBACH), el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado (CECYTE) y el Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (CONALEP); al federal pertenecen los Centros de Bachillerato y de Estudios Tecnológicos, Industriales y de Servicios (CEBETIS) y los Centros de Ciencia y Tecnología del Mar y Agropecuarios (CETMAR). En la segunda modalidad está la preparatoria abierta y a distancia. En la entidad, este nivel educativo tiene por objetivo instrumentar acciones orientadas a ofrecer una educación media superior de calidad, centrada en el desarrollo de competencias del alumno; diversificada, que cumpla con las expectativas de relevancia y pertinencia que la sociedad demanda, así como generar las condiciones para el ingreso en igualdad de oportunidades y la permanencia de los estudiantes en este nivel educativo. 2.2.1 Calidad El aprovechamiento escolar refleja la calidad de los logros del aprendizaje. En Baja California el promedio de aprovechamiento de los alumnos de bachille- rato general en los últimos tres ciclos escolares fue de 7.45, 7.55 y 7.35, respectivamente. Para elevar los niveles de aprovechamiento escolar en este nivel es necesario analizar los factores que inciden en el proceso y poder determinar su grado de influencia, sin dejar de tener en cuenta que lo importante es garantizar que un mayor número de alumnos permanezca en las aulas y que concluya sus estudios en este nivel. Uno de los elementos importantes de la calidad de la educación es la formación integral del alumno compuesta por conocimientos, habilidades y valores para el desarrollo de las actitudes necesarias para la vida. En los últimos tres ciclos escolares participaron en promedio 23 715 alumnos al año en acciones de formación valoral. Así también lo hicieron 13 027 estudiantes en la materia de cultura de la legalidad, que forma parte de la currícula de educación media superior. También es importante que los estudiantes participen en actividades extracurriculares, las cuales crecieron notablemente, al pasar de 9 800 a 47 445 estudiantes involucrados en acciones culturales, deportivas, de cultura física y recreación. En promedio, asisten 28 053 estudiantes por año y el reto es incrementar tanto el número de participantes como ampliar las acciones a un mayor número de programas orientados a este fin. La actualización y capacitación permanente del docente muestra un crecimiento importante en los últimos tres ciclos escolares, al pasar de 826 a 2 256 profesores que participaron en estas actividades. Además de que le permite al docente mantener vigentes sus conocimientos, habilidades y actitudes, potenciando sus competencias en el mercado de trabajo e incrementando sus posibilidades de tener mejores ingresos, también es un factor asociado de manera directa al mejoramiento de la calidad educativa, condicionado obviamente a que se den los contextos necesarios para que, en efecto, ponga en práctica en el aula las estrategias pedagógicas adquiridas. El material didáctico de apoyo desempeña un papel importante en el cumplimiento de los objetivos de los programas educativos y para que éstos impacten realmente en el aprendizaje del alumno. Por esta razón, durante los tres últimos ciclos escolares se ha dotado un promedio anual de 295 952 de diferentes tipos de material de apoyo, lo que permite establecer
  • Formación para la vida 2.2.1.1 Objetivo Fortalecer las acciones enfocadas a mejorar la calidad y el logro educativo del alumno, así como mejorar las condiciones de apoyo pedagógico y de infraestructura que potencien dichas acciones en este nivel educativo. Subtemas y estrategias 2.2.1.1.1 Incremento del índice de aprovechamiento 2.2.1.1.1.1 Fortalecer el proceso educativo mediante el dominio y la aplicación de enfoques pedagógicos centrados en el aprendizaje, acordes con los modelos educativos vigentes orientados al desarrollo de competencias para la vida y el trabajo en el alumno, así como en el uso de la tecnología de la información y la comunicación. 2.2.1.1.2 Formación valoral y cultura de la legalidad 2.2.1.1.2.1 Impulsar la realización de acciones centradas en la formación integral del alumno, mediante asignaturas y programas de desarrollo humano y valoral, y sobre cultura de la legalidad. 2.2.1.1.3 Actividades extracurriculares 2.2.1.1.3.1 Fortalecer el desarrollo de actividades cívicas, culturales, deportivas, así como de cultura física, recreación, ambientales y de creatividad tecnológica en la formación integral del alumno. 2.2.1.1.4 Actualización educativa 2.2.1.1.4.1 Promover acciones que tengan como fin homogeneizar los valores curriculares de los diferentes subsistemas del nivel educativo, para facilitar la movilidad estudiantil entre las distintas instituciones de educación media superior. 2.2.1.1.5 Infraestructura y equipamiento 2.2.1.1.5.1 Instrumentar acciones dirigidas a consolidar y modernizar la infraestructura y el equipamiento con que se cuenta, así como aquellas orientadas a la creación de nuevos planteles, de conformidad con la demanda social del servicio. 2.2.1.1.6 Certificación en sistemas de calidad 2.2.1.1.6.1 Promover acciones para garantizar el reconocimiento externo a los procesos administrativos y académicos de los subsistemas. 2.2.2 Equidad Las condiciones sociales de vida de los jóvenes generan situaciones de riesgo para su retención en el nivel de educación media superior, por lo que uno de los principales aspectos a considerar es la equidad de oportunidades de acceso y permanencia de los alumnos en este nivel educativo. Por ello, en cada ciclo escolar se ha incrementado el número de becas para apoyar al estudiante con alto aprovechamiento 59 Plan Estatal de Desarrollo el compromiso de dotar a la totalidad de los estudiantes con estos recursos. Para atender la creciente demanda de servicios educativos en este nivel, se fortaleció la infraestructura educativa de 2002 a 2007, con una inversión acumulada de poco más de 448 millones de pesos. Los recursos se destinaron a la construcción, ampliación, mantenimiento, rehabilitación y equipamiento de nuevos y mejores espacios educativos en todo el estado. Destaca, en este caso, la construcción de nuevos planteles en el subsistema CECYTE, que construyó en la ciudad de Mexicali el plantel “Compuertas”, y en el municipio de Tijuana los planteles “Tijuana” y “Zona Río”; en el COBACH los planteles “Nueva Tijuana” y “Siglo XXI”, en Tijuana, y en Playas de Rosarito se construyó el plantel “Primer Ayuntamiento”. Asimismo, se ampliaron los planteles “Xochimilco” por parte del CECYTE y “Baja California” y “José Vasconcelos” del COBACH, en Mexicali. A pesar de estos esfuerzos, aún hay mucho por hacer en cuanto a infraestructura educativa y equipamiento en el estado; por ejemplo, es necesario fortalecer con acciones de mantenimiento algunos planteles de los subsistemas CONALEP, DGETI, DGETA y COBACH, edificios con un promedio mayor de 30 años de funcionamiento y que cuentan con mobiliario y equipo obsoletos, así como la insuficiencia de laboratorios de usos múltiples y funcionales, limitando la prestación adecuada del servicio. Por ello, el gran reto sigue siendo incrementar los recursos destinados a la creación de nueva infraestructura y a la rehabilitación de la existente y el reemplazo de mobiliario y equipo obsoletos.
  • Plan Estatal de Desarrollo 60 escolar, pero que sus escasos recursos económicos les pone en riesgo de no continuar sus estudios. En promedio se han entregado poco más de 13 202 becas por año, y durante el periodo 2002-2007, un total de 80 396 becas. Los alumnos también requieren de una atención personalizada para resolver los problemas de aprendizaje que arrastran desde la educación básica y aquellos asociados a su propia conducta. Por lo anterior, se han brindado programas de apoyo compensatorios para el estudiante mediante asesorías en orientación educativa y atención conductual personalizada para prevenir la reprobación y la deserción. En promedio, se han atendido a 52 874 alumnos por año, lo que representa un crecimiento promedio anual de 1.9 por ciento en los últimos tres ciclos. Otra dimensión importante de la equidad en este nivel educativo es la educación para adultos, sobre todo tratándose de la educación para jóvenes con edad superior a la establecida para cursarlo. Es por ello que este servicio se ofreció en dos centros a un poco más de 394 jóvenes mayores a la edad ideal para este nivel durante el ciclo 2004-2005. Con el fin de ampliar y diversificar la oferta educativa, así como de brindar atención a los jóvenes que viven en comunidades alejadas de las zonas urbanas, se fortaleció la modalidad de educación a distancia —como otro de los elementos de la equidad educativa en este nivel—, mediante los Centros de Educación Media Superior a Distancia (CEMSAD). Desde 2002, con siete centros se brindó servicio a una matrícula de 537 alumnos, y para 2007, ya con 13 centros funcionando, se atendió a 2 399 estudiantes; tres centros se ubican en las zonas urbanas de Mexicali, Tecate y Tijuana; y 10 en las localidades rurales de Estación Coahuila y Ejido Nayarit, en el valle de Mexicali; El Hongo y Valle de las Palmas, en Tecate; Valle de Guadalupe, Valle de la Trinidad, Punta Colonet, El Rosario, Real del Castillo y San Vicente, en Ensenada. La demanda social por educación a distancia muestra una tendencia de crecimiento anual de 1 176 alumnos en promedio por ciclo, por lo que hay que seguir incrementando la capacidad de atención a dicha demanda. En el subsistema de preparatoria abierta se atiende a la población que rebasa la edad escolar para el nivel de educación media superior. En 2001 se registró una inscripción de 4 221 estudiantes, y para 2007 se atendieron a 14 162, quienes en su mayoría compaginaron sus estudios con otras actividades de tipo laboral y personal. 2.2.2.1 Objetivo Promover un mayor acceso y la generación de la igualdad de oportunidades educativas a los grupos de población que demanda este nivel educativo. Subtemas y estrategias 2.2.2.1.1 Promoción del otorgamiento de becas 2.2.2.1.1.1 Fortalecer las acciones orientadas a favorecer el ingreso y la permanencia del alumno, a través del otorgamiento de apoyos educativos de diversa índole. 2.2.2.1.2 Impulso al apoyo en transporte escolar 2.2.2.1.2.1 Promover la instrumentación de acciones orientadas al otorgamiento de transporte a los alumnos del nivel medio superior, sobre todo para aquellos vulnerables a la deserción. 2.2.2.1.3 Apoyos compensatorios y tutorías 2.2.2.1.3.1 Promover y fortalecer las acciones enfocadas a la asesoría personal del alumno con problemas de aprendizaje, mediante el otorgamiento de tutorías, así como las de tipo personal con apoyos compensatorios. 2.2.2.1.4 Educación para adultos, a distancia y no escolarizada 2.2.2.1.4.1 Impulsar y consolidar los servicios educativos dirigidos a prever el rezago en los jóvenes con edad superior a la normativa para este nivel, con las modalidades no escolarizada, a distancia, además de para la vida y el trabajo. 2.2.2.1.5 Promoción de la participación estudiantil en acciones comunitarias 2.2.2.1.5.1 Impulsar la formación integral del alumno mediante la realización de acciones de carácter participativo, orientadas al beneficio comunitario.
  • Formación para la vida 2.2.3 Cobertura 2.2.3.1 Objetivo Atender las necesidades de la población que demanda este nivel educativo y mejorar los indicadores de eficiencia de la oferta educativa. Subtemas y estrategias 2.2.3.1.1 Incremento de la matrícula y crecimiento del índice de absorción 2.2.3.1.1.1 Promover acciones orientadas a mantener el nivel de atención a la demanda y los índices de absorción, así como propiciar la mejora de la infraestructura de los centros escolares. 2.2.3.1.2 Fortalecer los indicadores educativos 2.2.3.1.2.1 Fortalecer las acciones enfocadas a incrementar el logro de los indicadores educativos de aprobación, retención y eficiencia terminal. 2.2.4 Gestión educativa En educación media superior es bajo el índice de 61 Plan Estatal de Desarrollo La demanda de la población en edad para cursar el nivel de educación media superior ha sido creciente en cada ciclo escolar, como se observa en el comportamiento de la matrícula que se incrementó de 69 220 alumnos inscritos en las diferentes modalidades educativas en el ciclo 2001-2002, a 103 215 alumnos en el ciclo 2007-2008. Esto representa un aumento de 33 925 alumnos en el periodo, que en términos porcentuales fue de un poco más de 30 por ciento. Si bien la cobertura creció al pasar de 45.2 por ciento de la demanda al 52.4 por ciento en los últimos cuatro ciclos escolares, el reto para el sistema sigue siendo importante, ya que sólo cinco de cada 10 jóvenes que tienen edad para estudiar este nivel educativo se inscriben en la escuela. Esto requiere de un esfuerzo considerable en cuanto al desarrollo de la infraestructura y el equipamiento, contar con personal docente y administrativo necesario y, sobre todo, mantenerlo actualizado en los conocimientos y prácticas pedagógicas; además de incrementar los apoyos para asegurar la permanencia del alumno en el aula. En el mediano plazo se prevé que la demanda mantenga su ritmo de crecimiento, por lo que sigue siendo un gran reto para las instituciones educativas de este nivel brindar a los jóvenes la oportunidad de tener un espacio donde estudiar. Por diversos factores es difícil que la totalidad de los alumnos que egresan de secundaria ingresen a alguna modalidad de educación media superior; por ejemplo, la imposibilidad real de adecuar automáticamente los espacios disponibles al ritmo del crecimiento de la demanda, la presencia de factores asociados a las expectativas y al entorno social y familiar del estudiante, etcétera. El índice de absorción continúa creciendo, como lo ha hecho en los últimos tres ciclos escolares, al pasar de 89.6 a 92.6 por ciento, de ahí que hay que fortalecer las acciones orientadas a apoyar adecuadamente la transición de los alumnos de secundaria a educación media superior. Por otra parte, el índice de retención decrece al pasar de 91.3 al 88.6 por ciento en los tres últimos ciclos escolares. Se incrementará la permanencia del alumno en este nivel en la medida en que se desarrollen las acciones pertinentes, de tal manera que se logre superar la retención por arriba de la tasa pro- medio anual de 89.8 por ciento, observado en los tres últimos periodos. Por tanto, se tienen que fortalecer los apoyos diferenciados para asegurar que un mayor número de alumnos permanezca en la escuela hasta concluir sus estudios en el tiempo reglamentario. El índice de aprobación registra un incremento en los últimos tres ciclos escolares, al pasar de 64.6 a 66.7 por ciento, por lo que se tienen que incrementar las acciones orientadas a mejorar el logro educativo en todas las áreas de estudio de los planes y programas, es decir, lograr que un mayor número de alumnos apruebe la totalidad de sus materias en los tiempos establecidos. La eficiencia terminal ha descendido en los últimos tres ciclos, al pasar de 55.7 a 55.6 por ciento en este periodo. Cabe mencionar que en cada ciclo escolar es mayor el número de alumnos que inician sus estudios en el nivel de educación media superior y los concluyen tres años después. Hoy, seis de cada 10 alumnos cumplen con el total del programa de estudios, lo que significa que a mayor aprobación mayor retención y, por tanto, mayor eficiencia terminal. Esto plantea como reto seguir fortaleciendo las acciones que garanticen incrementar el número de alumnos que terminen sus estudios.
  • Plan Estatal de Desarrollo 62 aprobación y de eficiencia terminal, cuya explicación debe buscarse principalmente en cómo se lleva a cabo el proceso de enseñanza en el estado, ya que éste se ha caracterizado por limitarse a cumplir con esquemas tradicionales, desde cómo se organiza la clase diaria por asignatura hasta cómo se evalúa. Que 50 por ciento de los alumnos que ingresan en este nivel no lo concluyan es la mejor señal de alerta de que es urgente atender lo que sucede en el aula; el alumno no está recibiendo los conocimientos ni la práctica adecuada para desarrollar sus capacidades comunicativas, así como el pensamiento lógico matemático. El joven debe tener elementos para ser un estudiante analítico, que en su formación se le provea de herramientas adecuadas para potenciar sus competencias, las cuales le permitan procesar información y promover iniciativas de cambio y orientarse a una cultura de educación continua, es decir, debe aprender a aprender. Como componente de la gestión, la planeación de las actividades sustantivas es de mayor aporte a la calidad educativa, ya que es el instrumento mediante el que se garantiza que planes y programas de estudio tengan como fundamento la realidad social y productiva de la entidad, y con ello, el perfil apropiado del egresado de este nivel o de educación superior. Por esta razón, es importante subrayar que los planes y programas de las instituciones del nivel deben ser pertinentes a la transición del alumno a otros escenarios, conforme a sus inquietudes de formación profesional y a las condiciones del desarrollo económico y social del estado. Para consolidar una educación de calidad se promovió el mejoramiento de los procesos y servicios que proporcionan las instituciones educativas. Por ello, en 2007 se recertificaron en la Norma Internacional ISO a 10 Centros de Educación Media Superior de Atención a Distancia (CEMSAD) ubicados en los municipios de Mexicali y Ensenada. En el CONALEP se logró para 2007 implantar un modelo institucional de calidad acreditada y certificada, acompañada de la reforma académica, lo anterior en beneficio de ocho mil alumnos y 988 trabajadores en activo. Si bien son importantes, con estas acciones apenas se da inicio a una tarea mucho más amplia, que debe proyectarse con una visión de largo plazo y que se oriente a una revisión profunda del funcionamiento de las instituciones de educación media superior en el estado, sobre todo por los indicadores tan bajos de eficiencia terminal observados en este nivel educativo, sin obviar por supuesto la importancia de los otros elementos condicionantes de la cobertura, equidad y calidad educativa descritos en los temas anteriores. Finalmente, es evidente la dependencia normativa, operativa y financiera del sistema educativo estatal respecto a las instancias reguladoras nacionales, lo que limita a nivel local la solución de problemas diversos y dificulta la coordinación entre los subsistemas estatales de media superior. 2.2.4.1 Objetivo Mejorar el logro educativo, a través de una gestión educativa más eficiente y eficaz. Subtemas y estrategias 2.2.4.1.1 Planeación institucional 2.2.4.1.1.1 Promover acciones en las instituciones de los subsistemas de educación media superior centradas en el proceso de aprendizaje del alumno, mediante la planeación didáctica, el dominio curricular y de los enfoques pedagógicos. 2.2.4.1.2 Actualización y capacitación docente 2.2.4.1.2.1 Dar prioridad a las acciones enfocadas a formar, actualizar y capacitar al docente, para estimular el desarrollo de sus competencias profesionales y superación personal. 2.2.4.1.3 Articulación educativa 2.2.4.1.3.1 Instrumentar acciones dirigidas a la articulación entre los niveles educativos para definir el perfil del egresado, con base en la demanda de los sectores social y productivo. 2.2.5 Evaluación educativa Para promover la calidad de los servicios de educación media superior es necesario conocer los niveles del logro educativo alcanzado, tanto por los docentes como por los alumnos de cada institución del nivel educativo, lo que debe centrarse en el dominio por parte del estudiante de los contenidos curriculares definidos en los planes y programas de estudio y el desarrollo de competencias para la vida, así como indicadores
  • Formación para la vida 2.2.5.1 Objetivo Mejorar el logro educativo mediante acciones sustentadas en los resultados de las evaluaciones educativas nacionales e internacionales a docentes y alumnos. Subtemas y estrategias 2.2.5.1.1 Promoción de la mejora en los indicadores de gestión 2.2.5.1.1.1 Promover en los subsistemas del nivel, acciones centradas en el desarrollo de procesos de evaluación educativa, así como el establecimiento de indicadores de desempeño. 2.2.5.1.2 Alumnos y docentes evaluados 2.2.5.1.2.1 Impulsar acciones de reconocimiento al logro de los estudiantes, así como el desempeño profesional del personal adscrito a las instituciones educativas públicas del nivel, con base en los resultados de las evaluaciones educativas. 2.2.6 Vinculación educativa Una vinculación entre la oferta y la demanda es fundamental en una economía de mercado, aunque aquí es necesario definir si esta vinculación debiera ser un medio o un fin para el alumno. Por ello, es importante definir una política en esta materia, que asegure al alumno un acercamiento con las fuentes de trabajo en los ámbitos social y productivo, y que además le sirva de motivación para continuar sus estudios en el nivel superior. La corresponsabilidad de la comunidad y la familia en la tarea educativa también forma parte fundamental para el desempeño académico del alumno. Actualmente el padre de familia está muy poco involucrado en los aspectos formativos de sus hijos, lo que se retroalimenta con el hecho de que las instituciones de educación media superior no han creado las condiciones necesarias para incentivar su participación. No obstante, aunque aún está en ciernes, ya hay algunas experiencias destacables al respecto, pues durante el ciclo escolar 2004-2005 se contó con la presencia de 10 287 padres de familia, que participaron de manera corresponsable en el proceso de aprendizaje y en una mayor atención a los aspectos formativos del educando. Como ya se ha mencionado, en la corresponsabilidad del quehacer educativo es importante la vinculación con el sector productivo. En este sentido, para asegurar la pertinencia de los planes y programas de estudio, se dio la vinculación con los sectores social y productivo. Sin embargo, en la práctica aún se realizan esfuerzos dispersos en la tarea de revisión, análisis y sugerencias por parte de éstos. Falta visión en las organizaciones privadas instaladas en el estado para aprovechar a los estudiantes como recurso humano y apoyar, así, la necesidad de que los alumnos puedan realizar sus estancias de formación en sus empresas. Una de las tareas básicas de la educación media superior es inculcar en los jóvenes la mística de su participación en la solución de los problemas de carác- 63 Plan Estatal de Desarrollo de desempeño docente. A partir de lo anterior, es necesario entender la evaluación educativa como una herramienta útil que provea de información para un ejercicio prospectivo de las cualidades a desarrollar en los estudiantes y sobre las fortalezas y debilidades de la labor docente. Es prioritario definir los procesos, indicadores de eficacia y eficiencia y las metodologías para la instrumentación de una evaluación educativa con estas características en este nivel educativo. Con la finalidad de consolidar las políticas de calidad enfocadas al alumno como principal usuario, a partir de 2003 se realizaron evaluaciones internas y externas de los programas y procesos que se realizan para la formación académica y valoral del educando, permitiendo obtener información que ha facilitado la función de control y acreditación del aprendizaje. Para finales del ciclo escolar 2007-2008, por primera vez se aplicará en los centros escolares de educación media superior la prueba ENLACE. En este momento se trabaja en la sensibilización a docentes y alumnos acerca de la importancia de este evento para el sistema educativo estatal. Además de proveer de información valiosa sobre el logro en el aprendizaje de los alumnos, con estas acciones se buscará desarrollar la autoevaluación institucional, en la cual se incluyan los aspectos básicos del funcionamiento de las instituciones para, de esta manera, conocer los avances en la divulgación y uso de los resultados que orienten la labor del docente y las tareas propias de la administración escolar.
  • ter comunitario como parte de su formación integral. Durante la pasada administración, los alumnos de las instituciones de este nivel desarrollaron diversas acciones orientadas a mejorar el entorno de las colonias populares y comunidades rurales de la entidad. Así, el reto es incrementar el número de acciones que se desarrollan en beneficio de la comunidad. 2.2.6.1 Objetivo Promover acciones orientadas a fomentar la participación social y del sector productivo en el proceso educativo para asegurar la relevancia y pertinencia del aprendizaje de los alumnos. Plan Estatal de Desarrollo 64 Subtema y estrategia 2.2.6.1.1 Participación social y privada 2.2.6.1.1.1 Promover acciones enfocadas a impulsar la vinculación con el sector social y productivo en un compromiso de corresponsabilidad de la tarea educativa. 2.3 Educación superior y formación docente La educación superior comprende los estudios posteriores a la educación media superior, se imparte en instituciones públicas y privadas, y tiene por objeto la formación de niveles de técnico superior universitario, licenciatura (universitaria, tecnológica y normal), especialidad, maestría y doctorado. En el ciclo escolar 2007-2008 la matrícula de educación superior alcanzó a 71 129 estudiantes. La matrícula crece de forma rápida y sostenida, en especial en licenciaturas. En 15 años, de 1991 a 2006, el número de estudiantes de licenciatura universitaria del estado se duplicó, pasando de 22 385 inscritos en 1991 a 57 941 en 2006. En el mismo periodo, el posgrado (especialidad, maestría y doctorado) se multiplicó por seis, pasando de 801 en 1991 a 5003 alumnos en 2006. En Baja California, este nivel está compuesto por 37 instituciones, 11 de ellas  públicas y  26 privadas. En ellas se ofrece una gran diversidad de programas educativos (técnico superior universitario, licenciaturas, especialidades, maestrías y doctorados) que totalizan 612 programas en donde se habilitan recursos humanos altamente capacitados en todos los campos del conocimiento científico. La matrícula en instituciones públicas representa 72.2 por ciento, y en las privadas es de 26.8 por ciento. La distribución de la población por niveles se plantea de la siguiente manera: técnicos superiores, la matrícula es 1.8 por ciento; en licenciatura se ubica en 90.5 por ciento, y en posgrado en 7.6 por ciento. El aumento en la matrícula se plantea como un reto para la sociedad bajacaliforniana, pues a pesar de los cuantiosos recursos que se han aplicado en el pasado reciente, persiste el requerimiento de cobertura y equidad, aun considerando los recursos cada vez mayores que el estado dedica a su programa de becas para estudiantes de educación superior. Para hacer frente a estas demandas, el gobierno del estado, en apoyo al gobierno federal, ha impulsado una cultura de evaluación, acreditación y rendición de cuentas en las instituciones de educación superior (IES). A partir del año 2000, cuando se creó el Consejo de Acreditación de la Evaluación Superior (COPAES), las IES del estado han acreditado programas educativos en los diferentes organismos autorizados. También se ha extendido en estas instituciones el uso de evaluaciones externas para estudiantes de todos los grados. Aunque no es obligatorio, algunas IES de Baja California han adoptado el uso de los exámenes del Centro Nacional de Evaluación (CENEVAL) para sus procesos de ingreso y titulación de licenciatura. El gran reto para Baja California es mantener el ritmo de crecimiento de la matrícula y renovar y diversificar la oferta de planes y programas para extender los beneficios de la educación superior a quienes la demanden, y garantizar una educación de calidad que cumpla adecuadamente las expectativas de la sociedad. La llamada sociedad del conocimiento exige a las instituciones de educación superior ajustar su oferta educativa a tasas de innovación social nunca antes experimentadas. Esto significa un esfuerzo de renovación constante de los procesos didácticopedagógicos, así como de la complementariedad que plantean las nuevas tecnologías de la información y la comunicación como apoyo a los procesos de aprendizaje. La economía tiende a utilizar de modo más intensivo el conocimiento y necesita por tanto más graduados de educación superior, pero exige a éstos una base de competencias profesionales más sólida y un esfuerzo sostenido de actualización permanen-
  • Formación para la vida nismo descentralizado (COPAES). El conjunto de evaluación y controles que rigen a cada una de las instituciones de educación superior se resume en indicadores de insumo (porcentaje de profesores con posgrado, acervo en biblioteca) y resultados (aprovechamiento, egresados, titulados) del proceso de enseñanza-aprendizaje. El sistema dispone de múltiples posibilidades de modelos educativos, no obstante, el conjunto de IES coinciden en sus idearios, en la preocupación por formar competencias profesionales, el aprendizaje continuo de los estudiantes, el desarrollo de la creatividad y el espíritu emprendedor, el manejo de lenguajes y el pensamiento lógico y la formación en valores, entre otros aspectos. La idea es que los programas educativos reflejen los cambios que ocurren en las profesiones, las ciencias, las humanidades y la tecnología. Hasta ahora, los resultados de los esfuerzos por la calidad de la educación superior en el estado son alentadores. La mayoría de los programas de licenciatura que se ofrecen en Baja California están registrados en un organismo acreditador reconocido por COPAES. Medido en alumnos inscritos, los programas acreditados incluyen 40.4 por ciento de la matrícula estatal en licenciatura. 2.3.1 Calidad La búsqueda y el aseguramiento de la calidad de los programas educativos en Baja California es un reto constante que se debe asumir con responsabilidad por parte de todos los actores participantes. Para asegurar la calidad de la educación superior sin afectar la libertad académica y la autonomía de las instituciones, el gobierno federal ha realizado importantes acciones para promover la cultura de la evaluación, acreditación y certificación. Estas acciones las realiza con el apoyo de diversas instancias: un organismo no gubernamental que evalúa el aprendizaje de los estudiantes con exámenes de aprovechamiento (CENEVAL); un organismo colegiado de evaluación de programas educativos (CIIES); dos asociaciones de universidades que acreditan instituciones (ANUIES y FIMPES); y un conjunto de organismos colegiados (CACECA, COMAEA, CACEI, ACCECISO, CNEIP, entre otros) que acreditan programas educativos bajo la supervisión de un orga- 2.3.1.1 Objetivo Instrumentar estrategias enfocadas a mejorar la calidad de la educación superior, con el fin de que los estudiantes desarrollen las competencias que les permitan resolver analítica y lógicamente los retos que genera una economía sustentada en la globalización y la sociedad del conocimiento. Subtemas y estrategias 2.3.1.1.1 Actualización curricular 2.3.1.1.1.1 Fomentar en las instituciones de educación superior la pertinencia y vigencia de la oferta educativa mediante procesos sistemáticos de actualización curricular. 2.3.1.1.2 Acreditación de planes de estudio 2.3.1.1.2.1 Fortalecer las acciones enfocadas a favorecer el reconocimiento de la calidad de los programas que ofertan las instituciones de educación superior, a través de procesos e instancias de evaluación. 65 Plan Estatal de Desarrollo te. Por supuesto que ampliar la matrícula, mejorar la calidad de la educación y renovar la oferta de programas, requiere revisar las actuales estructuras de planeación y coordinación estatal y quizá crear otras nuevas, además de continuar compartiendo la misma agenda de trabajo con autoridades municipales y federales. Es una tarea de gran complejidad, pues las instituciones de educación superior en el estado son muy diversas, incluyendo universidades, centros universitarios, institutos tecnológicos, universidades tecnológicas, escuelas normales y centros de investigación y posgrado, lo que implica diferentes reglas de funcionamiento. Para el gobierno del estado de Baja California lo importante es promover una educación superior de calidad y pertinente, que responda a las expectativas sociales, con una oferta educativa diversificada e incluyente, acorde con las demandas del conocimiento y al desarrollo regional sustentable. Para cumplir con este compromiso y lograr la educación superior que el estado requiere, este plan fija varios objetivos en temas de cobertura, equidad, calidad, evaluación, gestión, vinculación e investigación educativa.
  • 2.3.1.1.3 Tecnologías de la información y comunicación 2.3.1.1.3.1 Impulsar acciones dirigidas a promover el uso de las tecnologías de la información y la comunicación en la educación superior. 2.3.1.1.4 Ampliación y modernización de la infraestructura y equipamiento 2.3.1.1.4.1 Promover la mejora de los espacios educativos de las instituciones del nivel superior en función de su oferta; impulsar la ampliación y modernización de la infraestructura y el equipamiento existente. 2.3.2 Equidad Plan Estatal de Desarrollo 66 Además de ampliar y diversificar la oferta educativa, es necesario acercarla a los grupos sociales con menores posibilidades de acceso, de tal manera que su participación en la educación superior corresponda a su presencia en el conjunto de la población. En Baja California, la equidad es un interés permanente de gobierno. El principio que rige la política estatal es mejorar las oportunidades de educación superior de los grupos desprotegidos o vulnerables para elevar la cobertura, facilitando el ingreso de quienes, de otro modo, no podrían hacerlo y evitando que los que ya cursan una carrera abandonen sus estudios por falta de recursos. Con la intención de asegurar la permanencia de los alumnos en situación económica adversa y con deseos de continuar con su formación académica, durante la pasada administración estatal se entregaron cuatro mil 826 becas del Programa Nacional de Becas (PRONABES). En las instituciones públicas formadoras de docentes se otorgaron 372 becas en el periodo 2006-2007, así como 604 becas de apoyo a la práctica intensiva y el servicio social a los alumnos en el último año de estudios. Obviamente, la demanda de este tipo de apoyos es mayor, lo que plantea la necesidad de incrementar los recursos disponibles para beneficiar a mayor número de personas. 2.3.2.1 Objetivo Promover acciones que incrementen las oportunidades para el acceso a la educación superior, con el fin de asegurar la permanencia de los estudiantes en las instituciones educativas. Subtemas y estrategias 2.3.2.1.1 Promoción del otorgamiento de becas y apoyos educativos 2.3.2.1.1.1 Fortalecer las acciones que propicien el ingreso y la permanencia de estudiantes en el nivel superior mediante el otorgamiento de becas y otros apoyos educativos. 2.3.2.1.2 Apoyos compensatorios y tutorías 2.3.2.1.2.1 Favorecer acciones dirigidas a fortalecer esquemas de tutorías, apoyo compensatorio y acompañamiento académico dirigido a los estudiantes, que propicien la permanencia y conclusión de sus estudios. 2.3.2.1.3 Generación de un esquema de financiamiento educativo 2.3.2.1.3.1 Coordinar y operar un sistema de financiamiento educativo complementario para alumnos de los diferentes niveles de educación superior con el fin de favorecer la permanencia y conclusión de sus estudios. 2.3.3 Cobertura Sólo uno de cada cinco jóvenes bajacalifornianos entre los 19 y 24 años de edad asiste a una institución de educación superior. Las razones son varias; en primer lugar, el rezago en la cobertura de la educación superior es provocado por las elevadas tasas de crecimiento demográfico que registra el estado, debido sobre todo a los flujos migratorios provenientes de todo el país. El gran aumento de matrícula registrado en los últimos años fue minimizado por un aumento equivalente de la población en edad de demandar el servicio. El incremento de la matrícula registrado entre 2001 y 2006 provocó un aumento de cuatro puntos porcentuales en la cobertura de la educación superior en el estado (16 por ciento en el ciclo 2001-2002 y 20 por ciento en el ciclo 2006-2007). El porcentaje de jóvenes con educación media superior concluida que ingresan a una institución de educación superior ganó dos puntos porcentuales,
  • Formación para la vida 2.3.3.1 Objetivo Promover acciones dirigidas a impulsar la apertura de nuevos programas de educación superior para diversificar la oferta y responder de forma más adecuada a las demandas del desarrollo regional. Subtemas y estrategias 2.3.3.1.1 Incremento de la matrícula 2.3.3.1.1.1 Impulsar la ampliación de la oferta educativa de las instituciones de educación superior en la entidad 2.3.3.1.2 Crecimiento del índice de absorción 2.3.3.1.2.1 Propiciar el ingreso a la educación superior a un mayor número de estudiantes egresados de educación media superior. 2.3.3.1.3 Incremento al número de egresados 2.3.3.1.3.1 Promover acciones de seguimiento al desempeño académico de los estudiantes en educación superior, que posibiliten el incremento en el índice de egresados. 2.3.3.1.4 Fortalecimiento al índice de eficiencia terminal 2.3.3.1.4.1 Propiciar al interior de las instituciones de educación superior acciones dirigidas a la diversificación de opciones de titulación y la mejora de los mecanismos propios de este proceso. 2.3.3.1.5 Diversificación de la oferta educativa 2.3.3.1.5.1 Promover acciones que impulsen la apertura de nuevos programas de educación superior para diversificar la oferta y responder de forma más adecuada a las demandas del desarrollo regional. 2.3.4 Gestión educativa En el estado estudian licenciatura normal un total de 2 851 jóvenes, 305 para servir como maestros en educación secundaria, 1 151 en educación primaria, 885 en educación preescolar, 128 en educación física y 382 en educación especial. Otros 2 761 jóvenes estudian una licenciatura en educación y humanidades, y 1 173 un posgrado en la misma área. La formación de estos futuros profesores, directores y planificadores de la educación de todos los niveles del estado es uno de los retos más importantes del sistema educativo estatal, así como la renovación de los modelos educativos, la incorporación de tecnologías digitales en la práctica educativa y la capacitación de maestros en nuevos enfoques y pedagogías. Enfrentar estos retos educativos mejorará la gestión escolar de las instituciones formadoras de 67 Plan Estatal de Desarrollo pasando de 83 por ciento en ciclo escolar 2001-2002 a 85 por ciento en el ciclo 2006-2007. Tendencia similar registró el índice de retención, esto es, el porcentaje de alumnos que permanece de uno a otro ciclo escolar. Este índice creció uno por ciento durante la pasada administración, pasando de 94 a 95 por ciento en los seis años del periodo. Una condición generalizada de la educación superior es que predomina la modalidad escolarizada, lo que reduce las posibilidades de estudiar a las personas que trabajan y que por ello no disponen de tiempo completo. Otra causa importante de la baja cobertura es la falta de recursos que obliga a los jóvenes a dejar de estudiar, al terminar sus estudios de educación media superior, para trabajar y proporcionarse a sí mismos y a sus familias los medios de vida necesarios. Por otro lado, es necesario realizar esfuerzos extraordinarios que contemplen estrategias diferenciales para atender la problemática de deserción y eficiencia terminal que registra la educación superior en el estado, pues por cada 100 jóvenes que ingresan a educación superior, 49 se gradúan y 27 se titulan. Por las razones descritas, no basta aumentar la matrícula para elevar la cobertura, también hace falta hacerlo a un ritmo mayor al crecimiento demográfico y, al mismo tiempo, se requiere multiplicar las alternativas en programas y modalidades educativas a disposición de los jóvenes interesados en cursar una carrera profesional. Asimismo, es fundamental apoyar a quienes carecen de recursos, y que muestran disposición y talento para continuar estudiando. Más lugares disponibles, más apoyos compensatorios, nuevos programas y modalidades educativas abrirán opciones para los jóvenes que de otra forma no podrían seguir estudiando.
  • docentes, garantizando de este modo una adecuada realización del proceso educativo, en un contexto organizativo del aprendizaje. 2.3.4.1 Objetivo Promover la práctica de una gestión escolar orientada a fortalecer los procesos de enseñanza y aprendizaje en beneficio de la calidad educativa. Subtemas y estrategias 2.3.4.1.1 Planeación institucional 2.3.4.1.1.1 Fortalecer los procesos de planeación y organización didáctico-pedagógico apegados a los modelos educativos vigentes. Plan Estatal de Desarrollo 68 2.3.4.1.2 Formación, actualización y capacitación docente 2.3.4.1.2.1 Promover acciones dirigidas a fomentar la elaboración de planes de estudio permanentes, pertinentes y sistemáticos dirigidos a los docentes y académicos de las instituciones de educación normal de sostenimiento público. 2.3.4.1.3 Fortalecimiento institucional 2.3.4.1.3.1 Fomentar las acciones enfocadas a la integración e instrumentación del Plan Estatal para el Fortalecimiento de la Educación Normal, por cada centro escolar de esta modalidad. 2.3.5 Evaluación educativa La Comisión Estatal para la Planeación de la Educación Superior (COEPES-BC) es el organismo que tiene a su cargo el diseño permanente de políticas y lineamientos para el desarrollo de la educación, y es la que evalúa a las IES del estado. Este ejercicio se realiza para orientar sus trabajos y asegurar que las instituciones de este nivel, se integren a los procesos de desarrollo económico y social de la entidad. Sin embargo, la evaluación que se realiza de sus propios procesos de enseñanza-aprendizaje, requiere de más acciones de fortalecimiento, en las que tienen mayor tiempo ofreciendo el servicio educativo. 2.3.5.1 Objetivo Promover la evaluación educativa al interior de las instituciones de educación superior, como insumo indispensable para el desarrollo institucional. Subtemas y estrategias 2.3.5.1.1 Promoción de la mejora en los indicadores de gestión 2.3.5.1.1.1 Fortalecer acciones de evaluación educativa que apoyen la toma de decisiones y los procesos de planeación al interior de las instituciones de educación superior. 2.3.5.1.2 Alumnos y docentes evaluados 2.3.5.1.2.1 Impulsar acciones de evaluación del desempeño académico de alumnos y docentes de las instituciones de educación normal en el estado. 2.3.6 Vinculación educativa En los últimos años se ha producido un cambio en la relación de las IES con la sociedad. La vinculación es un medio a disposición de las IES para mejorar su pertinencia. Este concepto en su sentido amplio incluye en su definición a los proyectos de servicio social; de asesoría, capacitación y servicios a la micro y pequeña empresa; estancias de académicos y estudiantes en el sector productivo; estancias de técnicos y profesionales del sector productivo en las instituciones educativas; servicios de consultoría y asesoría para los sectores sociales que lo soliciten; apoyo a programas de capacitación de empresas e instituciones; de investigación en forma conjunta con el sector productivo y/o con organizaciones diversas, y apoyo a la innovación y a la transferencia tecnológicas. En este punto, es preciso recuperar el fecundo y continuado trabajo de las IES y los diferentes organismos empresariales. En el estado hay varios comités de vinculación interinstitucionales creados a instancias de cámaras empresariales, así como los agrupamientos industriales y de servicio que facilitan la vinculación IES-mercado, en ellos participan productores, proveedores, prestadores de servicio, universidades y centros de capacitación. Estas organizaciones son favorables para trabajar colegiadamente en la identificación de las ocupaciones y profesiones necesarias para el desarrollo regional, en el mercado profesional que les corresponde.
  • Formación para la vida 2.3.6.1 Objetivo Promover una mayor vinculación de la educación superior con los distintos sectores de la sociedad, para garantizar la pertinencia de la oferta educativa de las instituciones de educación superior. Subtemas y estrategias 2.3.6.1.1 Participación de los sectores social y productivo 2.3.6.1.1.1 Consolidar mecanismos de vinculación de las instituciones de educación superior con los distintos sectores de la sociedad para propiciar la pertinencia de la oferta educativa y favorecer el acercamiento del estudiante al contexto laboral. 2.3.7 Investigación El reciente repunte económico de los países del sudeste asiático y de India, entre otros, representa sin duda una prueba fehaciente de que la investigación científica y el desarrollo tecnológico constituyen una palanca fundamental del desarrollo. En el caso de México, pese a los esfuerzos realizados en las instituciones de investigación y desarrollo científico de nuestro país en las últimas décadas, aún enfrentamos grandes retos al respecto, principalmente en cuanto al fortalecimiento de la política científica nacional, la asignación de mayores recursos a la investigación científica y desarrollo tecnológico, la consolidación de grupos interdisciplinarios de investigación, entre otras prioridades. En Baja California, si bien cuenta con instituciones de educación superior y de investigación, cuyos grupos de investigación ya gozan de prestigio nacional e internacional, es necesario seguir fortaleciendo los programas y mecanismos estatales de apoyo al desarrollo de la investigación en dichas instituciones en todos los campos de la ciencia, lo que no sólo fortalecería el vínculo entre el gobierno del estado y dichas instituciones, sino también potenciaría el desarrollo de la entidad. 2.3.7.1 Objetivo Impulsar la investigación al interior de las instituciones de educación superior y apoyar la difusión del conocimiento científico y tecnológico. Subtema y estrategias 2.3.7.1.1 Desarrollo de investigación 2.3.7.1.1.1 Estimular la creación y consolidación de programas de posgrado relacionados con las necesidades educativas y de investigacion de la entidad. 2.3.7.1.1.2 Apoyar la investigación científica y tecnológica en las universidades y centros de investigación, así como propiciar el desarrollo de la investigación aplicada en los ámbitos social y público. 2.3.7.1.1.3 Impulsar la difusión de los avances en el conocimiento científico y tecnológico generado por las instituciones de educación superior y centros de investigación en el estado. 2.3.7.1.1.4 Promover la generación y desarrollo de procesos de investigación sobre la realidad y evolución de la educación en el estado. 2.4 Arte y cultura El desarrollo de políticas orientadas a la cultura en el estado busca que las actividades artístico-culturales contribuyan al desarrollo humano y al bien común, fortalezcan la identidad, la confianza y la cohesión social entre sus ciudadanos. Se busca que la cultura sea promovida en un marco de equidad, transparencia y respeto a la diversidad cultural que caracteriza a Baja California. La complejidad de los procesos culturales plantea el reto de diseñar estrategias que promuevan las expresiones artísticas y culturales, la historia y las 69 Plan Estatal de Desarrollo 2.3.6.1.2 Participación del sector educativo 2.3.6.1.2.1 Favorecer la consolidación de esquemas de interacción e intercambio académico con los niveles de educación básica y media superior, que posibilite el desarrollo de procesos formativos integrales. Los grandes desafíos que enfrenta la sociedad de Baja California demandan del sistema educativo un mayor impulso a las acciones que en materia de investigación y desarrollo tecnológico deben desarrollar las instituciones de educación superior, en estrecha coordinación entre éstas, el gobierno y las empresas usuarias de tecnología de punta de la entidad, así como de las organizaciones sociales que requieran del apoyo científico y tecnológico en la realización de sus actividades.
  • Plan Estatal de Desarrollo 70 tradiciones, de manera incluyente; mientras que la atención a los procesos sociales de la historia reciente de la región plantea el reto de fortalecer el sentido de comunidad y pertenencia. Con ese horizonte se vislumbran bajacalifornianos que, desde la perspectiva de igualdad de oportunidades, sin importar su origen o condición económica, son sensibilizados por medio de la creación y la participación en actividades artístico-culturales, involucrados en la preservación de los bienes y costumbres populares de amplio colorido en nuestra región, que expresan sus valores y permiten el desarrollo, superación y el bienestar de la persona. En este contexto, es fundamental contribuir por medio del arte y la cultura al combate a las adicciones desde una edad temprana y establecer programas de atención a la comunidad por medio de la colaboración de instituciones educativas y culturales. Según el Consejo Nacional de Población (CONAPO), la población de 0 a 14 años representa 28.6 por ciento en el estado, mientras se estima que para 2008 una población de 3 079 363 habitantes en la entidad. En 2005 se registraron en la entidad 3 966 localidades, de las cuales 98.79 por ciento son rurales y 1.21 por ciento urbanas. Ofrecer bienes y servicios culturales a una población con estas características es una tarea difícil, en la cual intervienen casas de la cultura, centros comunitarios y espacios independientes, instituciones fundamentales para fomentar el crecimiento colectivo e individual, a través del descubrimiento y desarrollo de la creatividad. Se han impulsado de manera conjunta aquellas iniciativas orientadas al desarrollo y la consolidación de programas, a la ampliación de la oferta cultural y a la profesionalización. La colaboración entre los sectores educativo y cultural, la vinculación con instituciones públicas y privadas, así como la participación ciudadana han contribuido a conservar, rescatar y promover el patrimonio cultural y las culturas populares, vinculados con la continuidad de valores y tradiciones históricas, sociales y culturales en el estado. Para alcanzar estos propósitos se ha trabajado en la elaboración de propuestas alternativas para un mayor número de ciudadanos. A través del Programa Académico y Artístico del Centro Estatal de las Artes (CEART) se realizaron poco más de mil actividades dirigidas a 228 449 niños, jóvenes y adultos que apreciaron diferentes manifestaciones artísticas, a través de las disciplinas de música, danza, literatura, artes plásticas y escénicas. Una de las características culturales de Baja California es su diversidad. En esta región coinciden tradiciones procedentes de todos los estados de la república como resultado del flujo migratorio que desde el siglo pasado se dirige hacia el norte. Su situación de frontera con Estados Unidos mediante la cual se establecen diariamente vínculos culturales y sociales, además de políticos y económicos, requiere de particular atención, puesto que constituye una oportunidad para el intercambio de información y para que creadores y promotores culturales se actualicen. Con este propósito se ha diseñado un plan para atender los retos y las oportunidades de manera integral y sustentable relacionados con la cultura en el estado, a través de la atención a la comunidad, la comunidad artística, el patrimonio y la cultura popular, la infraestructura cultural, el fomento, la promoción y la difusión, así como la gestión cultural y artística. El Instituto de Cultura de Baja California es la entidad responsable de realizar esta tarea en coordinación con el Sistema Educativo Estatal, con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y otras instancias públicas, así como con la sociedad civil. 2.4.1 Atención a la comunidad Los programas dirigidos hacia la atención a la comunidad plantean la tarea de ofertar bienes y servicios culturales. De manera particular, se enfatiza la atención a las poblaciones infantil y juvenil. En este sentido, el Programa de Educación Artística en la Escuela Primaria tuvo un crecimiento de 205 por ciento en las escuelas atendidas durante el periodo 2002-2007, al pasar de 60 escuelas atendidas en el ciclo escolar 2003-2004 a 119 en 2006-2007. Dentro de este mismo programa se beneficiaron 10 570 alumnos en el ciclo escolar 2006-2007, mientras que fueron tres mil alumnos en el ciclo 2003-2004. Asimismo, por medio del Programa Desarrollo Cultural Infantil “Alas y Raíces”, a más de 398 172 niños bajacalifornianos se les brindó acceso a bienes y servicios culturales, orientando la realización de 3 288 actividades en el mismo
  • Formación para la vida periodo. Estas cifras apuntan hacia una mayor cobertura del programa a nivel estatal y hacia la necesidad de la consolidación de programas que lleguen a todas las comunidades, así como el fortalecimiento de la colaboración interinstitucional. 2.4.1.1 Objetivo Intensificar los programas y las acciones que faciliten el acceso a la sociedad en general a los bienes y servicios culturales mediante la instrumentación de programas destinados a niños, jóvenes, público en situación especial y habitantes de zonas periféricas. 2.4.1.1.2 Jóvenes 2.4.1.1.2.1 Fortalecer y promover las actividades culturales dirigidas al sector juvenil. 2.4.1.1.3 Público en situación especial y de zonas específicas 2.4.1.1.3.1 Involucrar de forma constante a las personas en situación especial y de zonas periféricas en actividades artístico culturales. 2.4.2.1 Objetivo Elevar la calidad de la práctica artística, a través del impulso a la formación de los creadores y la creación y difusión de las artes en espacios institucionales y alternativos. Subtemas y estrategias 2.4.2.1.1 Capacitación y formación 2.4.2.1.1.1 Reafirmar los programas académicos y artísticos de los centros estatales de las artes. 2.4.2.1.2 Apoyos a espacios alternativos 2.4.2.1.2.1 Apoyar la consolidación de los espacios culturales independientes, como espacios de creación y promoción artística y gestionar la exención fiscal de sus actividades. 2.4.2.1.3 Fondos de apoyo 2.4.2.1.3.1 Incrementar los fondos de apoyo con los ya se cuenta en beneficio de la comunidad artística. 2.4.2 Comunidad artística 2.4.3 Patrimonio y cultura popular Los programas de atención a la comunidad artística se dirigen a la formación, promoción y apoyo a los creadores y su obra dentro y fuera del estado. Esta tarea constituye un área fundamental para el desarrollo integral de los creadores que les permita realizar proyectos artísticos competentes por medio de los cuales pueda expresarse la diversidad cultural y discursiva de la población del estado. El Centro Estatal de las Artes se ha asumido como un espacio para la profesionalización dentro del estado, por lo cual el fortalecimiento de sus programas es una tarea prioritaria. En el anterior periodo de gobierno los recursos permitieron que se apoyaran 304 proyectos artísticos culturales a través de los programas del gobierno es- El tema del patrimonio cultural tangible e intangible del estado plantea el reto de actualizar la normatividad para su protección y conservación, esto debido a que la norma vigente limita su acción a la preservación de inmuebles y pone poco interés en los elementos vivos de nuestra cultura local, como el rescate de la lengua, las tradiciones de las etnias nativas y el reconocimiento de las etnias migrantes. La defensa del patrimonio cultural reclama una política integral que la respalde, requiere trabajar en el marco legal que ampare estas acciones y el desarrollo de planes y programas concretos para la defensa del patrimonio. Se han canalizado recursos del Fondo de Apoyo a Comunidades para la Restauración de Monumentos y Bienes Artísticos de Propiedad Federal (FO- 71 Plan Estatal de Desarrollo Subtemas y estrategias 2.4.1.1.1 Niños 2.4.1.1.1.1 Intensificar la operación de los programas ya establecidos que permitan el desarrollo artístico y cultural de los niños. tatal. Uno de los retos es gestionar nuevos fondos para la creación artística, así como el apoyo y vinculación con los espacios culturales alternativos. Es una prioridad para esta administración el impulso a los proyectos culturales, el aprecio de las mayorías por el arte y los artistas por un reconocimiento social de sus obras.
  • Plan Estatal de Desarrollo 72 REMOBA), para la restauración de las misiones de Santa Gertrudis la Magna y San Francisco de Borja, mientras que se produjo un video sobre el patrimonio cultural dirigido a los estudiantes de secundaria. Sin embargo, es necesario intensificar la procuración de recursos y la promoción del patrimonio. Además, es fundamental sensibilizar a la población sobre la trascendencia de los bienes patrimoniales de la entidad, como valores históricos que estimulen el sentido de pertenencia y arraigo, así como promover las diversas manifestaciones de la cultura popular como valores simbólicos mediante campañas en los medios de comunicación y en el sistema educativo que contribuyan a fortalecer el respeto por la diversidad cultural que caracteriza a esta región. En este sentido, un estimado de 140 667 personas asistieron a 614 actividades dirigidas hacia la promoción del patrimonio y la diversidad cultural durante el periodo 2002-2007. 2.4.3.1 Objetivo Sensibilizar a la población sobre patrimonio y cultura popular. Subtemas y estrategias 2.4.3.1.1 Patrimonio 2.4.3.1.1.1 Actualizar el catálogo y la legislación del patrimonio cultural con el fin de impulsar su conservación y difusión. 2.4.3.1.2 Cultura popular 2.4.3.1.2.1 Alentar la participación de las diversas etnias nativas y migrantes en la difusión y conservación de sus tradiciones. 2.4.4 Infraestructura cultural Entre 2002 y 2007 se invirtieron 204.6 millones de pesos en la creación, remodelación, rehabilitación y equipamiento de bienes culturales, de los cuales 79.4 millones de pesos fueron destinados al Centro Estatal de las Artes (CEART), en Mexicali, y 28.6 millones de pesos al CEART Unidad Ensenada. La construcción de estos espacios marcó un desarrollo sin precedentes en la infraestructura cultural del estado. Si bien hubo un incremento en los recursos desti- nados a fortalecer la infraestructura, los retos se dirigen hacia la gestión de recursos para la construcción del CEART en Tijuana y la segunda etapa en Ensenada, ello con el objetivo de consolidar este proyecto como una plataforma de desarrollo cultural en la entidad, así como la procuración de fondos para estimular y promover la creación artística dentro y fuera de la entidad. También es necesario atender las gestiones de apoyo que se presentan en Tecate, Playas de Rosarito, San Quintín, así como en los museos y centros culturales comunitarios con el fin de ampliar la oferta de servicios culturales. 2.4.4.1 Objetivo Gestionar la apertura de nuevos centros y fuentes de cultura y arte que respondan a las iniciativas y a los procesos socioculturales del estado. Subtema y estrategia 2.4.4.1.1 Infraestructura cultural y apoyos 2.4.4.1.1.1 Ampliar la infraestructura cultural y el apoyo a la creación artística cultural. 2.4.5 Fomento, promoción y difusión cultural El fomento, la promoción y la difusión cultural buscan estimular el interés de la población hacia los bienes y servicios artísticos culturales, así como desarrollar estrategias que propicien el acercamiento de la población al hábito de la lectura y el impulso a los creadores, a través de la publicación y difusión de sus obras, así como la actualización de los servicios bibliotecarios. Durante el periodo 2002-2007 se publicaron 64 libros. Durante la administración pasada se llevaron a cabo 2 681 actividades de promoción y difusión de diversas manifestaciones regionales, nacionales e internacionales del arte y la cultura, con una asistencia de más de dos millones de personas. Mientras que los servicios prestados por la Red Estatal de Bibliotecas Públicas tuvo un incremento de 22.6, alcanzando el número de 93 instalaciones bibliotecarias en el 2007, y mediante el Programa de Acceso a Servicios Digitales, 90 275 usuarios tuvieron acceso a las nuevas tecnologías de la información y comunicación a
  • Formación para la vida través de los 407 equipos de cómputo ubicados en 69 bibliotecas de todo el estado. Los avances en infraestructura en este tema constituyen una oportunidad para consolidar los programas existentes y llegar a nuevos públicos. 2.4.5.1 Objetivo Fomentar, promover y difundir el arte y la cultura en la población, así como fortalecer los programas de lectura y las bibliotecas públicas del estado. Subtemas y estrategias 2.4.5.1.1 Difusión cultural 2.4.5.1.1.1 Difundir la cultura bajacaliforniana para fomentar el interés en la población y destacar el trabajo de los artistas locales. 2.4.5.1.3 Publicación y promoción a la lectura 2.4.5.1.3.1 Estimular y propiciar el fomento a la lectura y apoyo a los creadores literarios. 2.4.5.1.4 Apoyo a bibliotecas 2.4.5.1.4.1 Incrementar acervos y reorientar el uso de las bibliotecas para su mejor funcionamiento. 2.4.6 Gestión cultural y artística Durante el sexenio pasado, el Fondo Especial de Cultura de Baja California consolidó los programas de Estímulo a la Creación y Desarrollo Artístico, Apoyo a las Culturas Populares y Comunitarias y Fomento a la Lectura. La gestión de recursos tuvo un incremento de 117 por ciento, lo cual permitió que se difundiera la actividad de los creadores a través de la realización de 304 proyectos con una inversión de dos millones de pesos en 2002, alcanzando la cifra de 4.3 millones de pesos en 2007. Los retos principales se originan en la necesidad de fortalecer los vínculos interinstitucionales y binacionales, así como de reorganización administrativa. Subtemas y estrategias 2.4.6.1.1 Reestructuración administrativa y redistribución de la oferta cultural 2.4.6.1.1.1 Realizar las acciones conducentes para una efectiva descentralización de la oferta de bienes y servicios culturales en el estado. 2.4.6.1.2 Vinculación interinstitucional y con la sociedad civil 2.4.6.1.2.1 Fortalecimiento de la vinculación interinstitucional en la promoción cultural y artística. 2.4.6.1.3 Intercambio binacional de cultura 2.4.6.1.3.1 Difusión y promoción de la creación cultural y artística en el espacio binacional. 2.5 Deporte y cultura física El deporte es una actividad física que ha contribuido a mejorar la calidad de vida de quienes la practican y también contribuye a la diversión de los espectadores, estimula el desarrollo integral de las personas y la salud en el ámbito comunitario, fortalece la identidad y el sentido de pertenencia. El deporte constituye una alternativa para alcanzar un estilo de vida saludable, así como para crear valores de solidaridad dirigidos hacia toda la población, pero de manera particular a los niños y jóvenes. Es una pieza fundamental en el desarrollo integral de las personas. En los últimos años, el deporte en Baja California ha tenido una evolución considerable, destacando el deporte de competencia, y de manera particular las categorías infantil y juvenil. Los programas permanentes dirigidos hacia los menores han establecido un modelo de desarrollo deportivo en el país; una muestra de ello fue el ascenso al número tres que a nivel nacional se obtuvo en las mencionadas categorías en un periodo relativamente corto de cinco años. Por esta razón, la detección y el desarrollo de 73 Plan Estatal de Desarrollo 2.4.5.1.2 Promoción 2.4.5.1.2.1 Impulsar la participación ciudadana en la generación de proyectos y actividades artísticas y culturales. 2.4.6.1 Objetivo Promover la reestructuración organizativa y funcional orientada a la redistribución de la oferta de bienes y servicios culturales, así como el intercambio y la vinculación interinstitucional para una gestión cultural y artística competente.
  • Plan Estatal de Desarrollo 74 talentos deportivos en el estado es uno de los retos por alcanzar. Para elevar el nivel de competencia de los atletas bajacalifornianos, se requiere del fortalecimiento y la consolidación de los programas deportivos sustentados en el apoyo técnico calificado, en métodos y procedimientos especializados que permitan potenciar sus habilidades y su rendimiento deportivo. Por estos motivos, el fortalecimiento de la infraestructura constituye una de las principales necesidades de la comunidad deportiva, que se refiere a la creación de nuevos espacios, mejora de las instalaciones, equipamiento y al mantenimiento de los centros deportivos para fortalecer programas dirigidos al alto rendimiento deportivo. El Centro de Alto Rendimiento (CAR) en Tijuana forma parte de la primera etapa de un proyecto orientado a la formación y promoción de deportistas competentes que alcancen niveles de excelencia. Fue construido durante la gestión anterior y tuvo una inversión de 370 millones de pesos. Cuenta con instalaciones y equipo para desarrollar varias disciplinas deportivas, de acuerdo con la normatividad establecida a nivel internacional. Este complejo deportivo se compone de velódromo, centro acuático, área de lanzamiento de disco, de martillo y de jabalina, un campo de béisbol, campo de tiro con arco, canchas de voleibol de playa, de hockey y de futbol rápido; además de un gimnasio de usos múltiples, que cuenta con áreas para deportes de conjunto, deportes de combate y de fortalecimiento físico. También se construyeron instalaciones para medicina del deporte y una Villa Atlética con capacidad para 224 usuarios y un comedor. El CAR forma parte de un reto de largo plazo en el deporte estatal, que se dirige hacia el desarrollo de talentos deportivos y del deporte de competencia de alto nivel. Este proyecto demanda la detección temprana de prospectos deportivos para dirigir el desarrollo de sus aptitudes desde los primeros años. El desarrollo de programas como el de Centros Deportivos Escolares y Municipales y el de Detección de Talentos estimulan la práctica de la actividad física, a través de los centros de enseñanza básica, media y media superior, lo que ha permitido realizar actividades dirigidas hacia la identificación de futuros deportistas de alto rendimiento. En este sentido, la formación de entrenadores con competencias para alcanzar estas metas debe fortalecerse y considerarse como una parte que sustenta la realización de estos objetivos. Durante la administración pasada, la promoción y gestión del deporte en el estado logró el reconocimiento del Comité Olímpico Mexicano al hacer realidad la certificación del Centro de Alto Rendimiento, que es único en su tipo a nivel nacional. Así pues, la Confederación Deportiva Mexicana reconoció las gestiones realizadas por el gobierno del estado con el “Premio Gobernador”, conformándose en el mejor programa deportivo a nivel nacional. Estos reconocimientos al deporte estatal plantean el reto de consolidar los programas e identificar las áreas de oportunidad, ya que a nivel estatal la promoción del deporte es una pieza clave dentro del proyecto de largo plazo orientado a la consolidación del deporte y la cultura física, ambos como actividades integrales del desarrollo competente de la población del estado. Este reto implica la realización de eventos de competencia nacional e internacional como un medio para estimular la activación física y el deporte local. Pero también requiere de fortalecer los programas deportivos que se desarrollan en la educación básica, media y media superior, mediante los cuales se busca la detección temprana de talentos deportivos. Para alcanzar estas metas es necesaria la gestión de recursos y apoyos para el impulso de programas de educación para el deporte, para la detección de talentos, para el apoyo a los deportistas de alto rendimiento, así como para fortalecer la infraestructura deportiva y la promoción. Uno de los retos es la vinculación entre los tres órdenes de gobierno para hacer coincidir puntos de acuerdo que permitan la consolidación de los programas y el fortalecimiento de la infraestructura deportiva. El objetivo es promover y establecer la actividad físico-deportiva como un hábito que coadyuve en el desarrollo de los niveles técnico-deportivos y de competencia brindando las condiciones, los recursos y la infraestructura adecuados. Para alcanzar este objetivo se ha establecido un plan de atención al deporte que incluye la gestión de recursos y la promoción del deporte, la detección y seguimiento de prospectos a temprana edad, el desarrollo de talentos deportivos,
  • Formación para la vida el impulso a la competencia de alto nivel, así como el fortalecimiento de la infraestructura deportiva. En esta tarea se involucran el Instituto del Deporte y Cultura Física de Baja California, como entidad responsable, el Sistema Estatal del Deporte, los institutos municipales del deporte, así como el Sistema Educativo Estatal, entre otras instancias públicas y organizaciones de la sociedad civil. La realización de programas interinstitucionales y el trabajo coordinado entre las entidades involucradas es un punto clave para alcanzar los objetivos trazados para la atención al deporte y la cultura física en el estado. 2.5.1 Gestión y promoción del deporte 2.5.1.1 Objetivo Influir en la sociedad para que el deporte sea herramienta de integración y desarrollo comunitario, promotor de la buena salud y la prevención del delito, proyectando esta imagen hacia el resto del país y en el extranjero. Subtemas y estrategias 2.5.1.1.1 Desarrollo de eventos deportivos de alto nivel 2.5.1.1.1.1 Promover la realización de eventos deportivos nacionales e internacionales, que tengan un impacto favorable en la sociedad y que permitan el desarrollo del deporte local. 2.5.1.1.2 Establecer convenios e intercambio internacional 2.5.1.1.2.1 Establecer mecanismos que impulsen el establecimiento de acciones para promover permanentemente atletas y entrenadores en intercambio con países de alto desarrollo deportivo. 2.5.1.1.3 Implementación de la mercadotecnia deportiva 2.5.1.1.3.1 Implementar acciones que permitan la obtención de recursos materiales y financieros como apoyo al desarrollo deportivo. 2.5.2 Detección y seguimiento de prospectos La detección y el seguimiento de prospectos deportivos se han desarrollado gracias al Programa de Centros Deportivos Escolares y Municipales, mediante el cual se atendieron durante la administración pasada 523 527 alumnos, mismos que participaron en distintas actividades deportivas como futbol, béisbol, voleibol, basquetbol y atletismo. El reto es continuar con esta acción para identifi- 75 Plan Estatal de Desarrollo La promoción del deporte a nivel estatal tiene como reto atender las necesidades que responden a las características e intereses de cada región con el fin de estimular la participación de un mayor número de personas en la práctica de actividades deportivas. Durante la administración anterior y dentro del Programa Nacional de Activación Física puesto en marcha en el estado, el número de personas que se involucraron en eventos deportivos y de recreación pasó de 23 479 en 2002 a 851 391 personas en 2007. En estas actividades participaron niños, jóvenes, mujeres, adultos mayores y personas con discapacidad, así como la población de los Centros de Readaptación Social de Mexicali, El Hongo y Ensenada. Se logró, también, estimular la participación de la ciudadanía en actividades recreativas y campeonatos deportivos que se realizaron a partir de la vinculación con la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (CONADE), el gobierno del estado y los gobiernos municipales. En estas actividades se atendió a 143 949 personas, lo que implica el desafío de lograr una mayor cobertura a nivel estatal para involucrar a un mayor número de personas en la práctica deportiva. En la administración pasada se invirtieron en estas actividades 12.2 millones de pesos en la realización de 15 eventos de nivel internacional, mismos que lograron la asistencia de 395 927 personas. La realización en el estado de eventos nacionales e internacionales contribuye a estimular el deporte local y la activación física de las personas, así como a la recreación y al fortalecimiento de los vínculos sociales en la región. Mientras tanto, gracias a los convenios con instituciones nacionales e internacionales, se beneficiaron los entrenadores del estado con cursos de actualización en varias disciplinas, los cuales fueron impartidos por especialistas de Cuba, Chile, China y de nuestro propio país, esto último mediante un intercambio de 76 entrenadores.
  • car a los niños y jóvenes con aptitudes sobresalientes en las prácticas deportivas, esto por medio de la ejecución de programas que se desarrollen en el espacio escolar en tres niveles educativos (básico, medio y medio superior). 2.5.2.1 Objetivo Promover el desarrollo de actividades físico-deportivas para mejorar la calidad de vida, fortaleciendo el proceso de detección de niños y jóvenes con aptitudes para el desarrollo del deporte de alto nivel. Plan Estatal de Desarrollo 76 Subtemas y estrategias 2.5.2.1.1 Deporte estudiantil 2.5.2.1.1.1 Promover la participación de estudiantes de los tres niveles educativos (básico, medio superior y superior) en la actividad física. al cien por ciento. El fortalecimiento de esta política es una de las áreas de oportunidad de este gobierno. 2.5.3.1 Objetivo Consolidar los niveles técnico-deportivos y de competencia de los niños y jóvenes con talentos deportivos, mediante la organización, el fomento y la promoción de las técnicas deportivas. Subtemas y estrategias 2.5.3.1.1 Talentos deportivos 2.5.3.1.1.1 Impulsar el desarrollo de talentos deportivos y su promoción. 2.5.3.1.2 Deporte asociado 2.5.3.1.2.1 Promover la actualización, aplicación y operación de la normatividad en el deporte federado. 2.5.2.1.2 Programa Estatal de Detección 2.5.2.1.2.1 Establecer la evaluación permanente de niños y jóvenes con aptitudes para incorporarlos a un programa de desarrollo de talentos deportivos. 2.5.3.1.3 Medicina deportiva y ciencias aplicadas 2.5.3.1.3.1 Fomentar el desarrollo y la utilización de las ciencias aplicadas para el desarrollo de atletas en condiciones óptimas. 2.5.2.1.3 Capacitación 2.5.2.1.3.1 Implementar acciones para el fomento de la capacitación y actualización de los recursos humanos. 2.5.3.1.4 Olimpiada Nacional 2.5.3.1.4.1 Impulsar el desarrollo de talentos y del deporte de alto nivel mediante el desarrollo de un sistema permanente de competencias. 2.5.2.1.4 Activación física y deporte municipal 2.5.2.1.4.1 Fortalecer la coordinación con los gobiernos municipales para el fomento, promoción y desarrollo del deporte masivo. 2.5.3 Desarrollo de talentos deportivos El desarrollo de talentos deportivos se propone a partir de la formación técnica de entrenadores y especialistas en diversas disciplinas. Al respecto, cabe mencionar que durante los últimos seis años fueron capacitados 16 429 entrenadores y especialistas por medio del Sistema de Capacitación y Certificación para Entrenadores Deportivos (SICCED) y de la realización de congresos de actualización y cultura física. Se desarrollaron, además, estrategias para promover el deporte asociado, a través de la asesoría, el seguimiento y el apoyo para que la normatividad en cuanto al registro de estas asociaciones se cumpliera 2.5.4 Alto nivel de competencia El deporte de alto rendimiento y la construcción de espacios especializados es una de las principales áreas por consolidar, ya que en los últimos años el estado se ha distinguido por la calidad de su participación en competencias deportivas a nivel nacional e internacional. Por ello, la formación y la capacitación se dirigen hacia la profesionalización de la práctica deportiva con el fin de alcanzar un alto nivel de competencia y lograr la proyección de nuestros deportistas dentro y fuera del país. En el periodo 2002-2007 se promovió la organización de 56 campamentos deportivos fuera de México, con el fin de fortalecer el alto nivel de competencia donde participaron 13 903 deportistas. Éstos se llevaron a cabo en Estados Unidos, Puerto Rico, Cuba, Venezuela, España, Alemania y China.
  • Formación para la vida Cabe destacar el avance logrado a través del nivel de competencia de los deportistas del estado en la Olimpiada Nacional. En estas competencias la cantidad de medallas refleja el impulso al deporte estatal, ya que en 2002 se obtuvieron 111 medallas, y en las competencias realizadas en 2007 se alcanzó un total de 388 medallas. La construcción del Centro de Alto Rendimiento en la ciudad de Tijuana constituye la primera etapa de un proyecto a largo plazo que se buscará consolidar durante este gobierno mediante el intercambio deportivo nacional e internacional. 2.5.4.1 Objetivo Desarrollar localmente aquellos atletas con logro y expectativa internacional para su participación en eventos selectivos oficiales. 2.5.4.1.2 Excelencia deportiva 2.5.4.1.2.1 Promover la participación de deportistas en eventos oficiales y competencias como representantes locales a justas internacionales. 2.5.4.1.3 Centros de alto rendimiento y equipamiento 2.5.4.1.3.1 Apoyar el desarrollo de los centros de alto rendimiento para el intercambio deportivo de alto nivel nacional e internacional. 2.5.5 Infraestructura deportiva El fomento a la conservación, mantenimiento y rehabilitación de las instalaciones con que se cuenta y la creación de nuevos espacios deportivos es una tarea fundamental para estimular la práctica del deporte en el estado. Su fortalecimiento contribuye al desarrollo de los programas deportivos, así como a la consolidación del deporte de alto nivel. Durante el periodo del gobierno anterior se invirtieron en el estado 196 millones de pesos en infraestructura deportiva en Mexicali, Tijuana, San Felipe, Ensenada y Playas de Rosarito, con lo cual fueron 2.5.5.1 Objetivo Fortalecer la infraestructura deportiva básica y seguir desarrollando la infraestructura deportiva especial de competencia y su equipamiento para el logro de la excelencia deportiva. Subtemas y estrategias 2.5.5.1.1 Construcción de nuevos espacios 2.5.5.1.1.1 Promover la construcción de infraestructura deportiva básica y especial. 2.5.5.1.2 Rehabilitación y mantenimiento de los espacios disponibles 2.5.5.1.2.1 Establecer mecanismos de prevención y mejora de la infraestructura deportiva con que se cuenta. 2.5.5.1.3 Equipamiento deportivo 2.5.5.1.3.1 Promover el equipamiento y la adquisición de material deportivo adecuados para el desarrollo del deporte en general. 77 Plan Estatal de Desarrollo Subtemas y estrategias 2.5.4.1.1 Fomento y estímulo 2.5.4.1.1.1 Establecer un sistema de estímulos y apoyo a la actividad deportiva. beneficiados cerca de 60 mil usuarios. Entre éstos, 57.1 millones de pesos fueron invertidos en obras de rehabilitación y mantenimiento, atendiéndose las necesidades de la Ciudad Deportiva de Mexicali, de la Unidad Deportiva Municipal de Tecate y de la Unidad Deportiva Lázaro Cárdenas. Mientras que se invirtieron 45 millones de pesos en la adquisición de equipo especializado y de alta tecnología, con lo que se benefició a más de nueve mil atletas, se hizo una inversión de 370 millones de pesos en la construcción del Centro de Alto Rendimiento (CAR) en Tijuana. La realización de este proyecto beneficia a más de siete mil deportistas del estado, a través de sus programas y campos deportivos. En este sentido, los principales retos son el fortalecimiento de la colaboración entre los tres niveles de gobierno, esto con el fin de hacer coincidir los intereses locales con los proyectos estratégicos a nivel estatal y la ampliación de la cobertura que en materia de infraestructura demanda la entidad, lo anterior a partir del impulso que desde hace varios años se ha dado al deporte de alto rendimiento. Sin embargo, los objetivos deben orientarse también hacia la atención de las necesidades relacionadas con el deporte de competencia y el deporte comunitario a nivel estatal.
  • Eje 3. Desarrollo regional sustentable 3.1 Planeación y desarrollo urbano regional 3.1.1 3.1.2 3.1.3 3.1.4 3.1.5 3.1.6 Desarrollo regional Planeación urbana Gestión gubernamental Administración urbana Reservas territoriales Vivienda 3.2 Sustentabilidad y medio ambiente 3.2.1 3.2.2 3.2.3 3.2.4 3.2.5 Fortalecimiento institucional Normatividad ambiental Aprovechamiento sustentable de los ecosistemas Protección al medio ambiente Investigación, conocimiento y educación ambiental 3.3 Agua potable y saneamiento 3.3.1 3.3.2 3.3.3 3.3.4 3.3.5 3.3.6 Agua potable Desalación Alcantarillado sanitario y saneamiento Alcantarillado pluvial Reuso de agua residual Administración del agua 3.4 Infraestructura y equipamiento 3.4.1 3.4.2 3.4.3 3.4.4 3.4.5 Infraestructura vial Equipamiento y servicios Infraestructura de transporte Administración institucional y financiamiento Cruces fronterizos 3.5 Energía 3.5.1 3.5.2 3.5.3 3.5.4 3.5.5 Gestión gubernamental Fuentes convencionales de energía Fuentes renovables Eficiencia energética Tarifas eléctricas
  • 3 desarrollo regional sustentable Visión 81 Objetivo General Incrementar la disponibilidad, cobertura y calidad de la vivienda, de servicios básicos, infraestructura y energía que permitan un desarrollo planificado de los centros de población, en un marco de armonía con el medio ambiente. B aja California ha conformado polos de desarrollo que se diferencian por su carácter regional. Las de mayor importancia se presentan en el área metropolitana de Tecate-Tijuana-Playas de Rosarito y en la región de Mexicali y su Valle, aunque de manera particular se han desarrollado 10 corredores que cubren el territorio estatal. Sin embargo, también cuenta con dos zonas de influencia binacional, una que parte de Los Ángeles, California, y llega a la zona conurbada transfronteriza de San Diego-Tijuana, y otra con potencial sobre el Golfo de California, que parte de Arizona y alcanza las costas del estado de Sonora, incluyendo Mexicali y San Felipe. Una de las características que presenta el estado respecto de otras regiones del país, e incluso con otros estados fronterizos, es su fuerte vínculo transfronterizo. Se identifica como zona funcional binacional a la comprendida entre Baja California y California, puesto que está conformada por las ciudades de Tecate-Tijuana-Playas de Rosarito en Baja California, y por las ciudades de Calexico, San Diego y Los Ángeles, en el estado de California. Esta zona es la más densa en interacciones transfronterizas de las que se presentan en la frontera norte, donde el polo dominante es el área metropolitana de Los Ángeles, y en el ámbito estatal destacan Mexicali y Tijuana. Plan Estatal de Desarrollo Baja California cuenta con un entorno urbano, rural y regional concentrado en polos de desarrollo eficazmente planificado, orientados hacia un crecimiento equilibrado y ordenado, propicio al desarrollo de las actividades económicas y sociales, a la preservación de las condiciones que aseguran la calidad de vida de sus habitantes y en armonía con el medio ambiente y sus recursos naturales.
  • De manera particular, la meta de la planeación del estado conlleva un fuerte compromiso con la sustentabilidad de la región. El desarrollo sustentable debe ser el enfoque que determine los procesos innovadores que continúen destacando a Baja California como una entidad con visión de futuro y que establezca nuevos retos de crecimiento en infraestructura, servicios, equipamiento y generación de energía para continuar atendiendo a los bajacalifornianos, y con la experiencia en el aprovechamiento de los recursos naturales y la generación de energía, ya sea desde fuentes convencionales o alternas. El Plan Estatal de Desarrollo 2008-2013 se sustenta en los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 referentes a las políticas en infraestructura para el desarrollo y la sustentabilidad ambiental. Estos factores, muchas veces entendidos como incompatibles, deben ser considerados como una dualidad que requiere una visión de largo plazo para alcanzar un desarrollo integral y ambientalmente sustentable. De esta manera, la planeación regional es el eje articulador de las políticas de desarrollo del estado que se orientan al mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes Baja California, 2005 Participación de la población urbana y rural 100 90 80 70 Porcentajes Plan Estatal de Desarrollo 82 En el proceso de consolidación del estado en la región, es indudable el desarrollo económico y el crecimiento urbano de los principales centros de población de la entidad en los últimos 10 años. Sin embargo, se debe continuar con el desarrollo en infraestructura urbana, protección ambiental, equipamiento y servicios y la cogeneración de energía eléctrica, que deberán ser prioridad para la integración del desarrollo urbano y regional. En este contexto hay situaciones que deberán atenderse en el corto plazo, como los corredores costeros y los valles agrícolas al sur de los municipios de Tecate y Ensenada, además de los corredores San Felipe-Puertecitos, el Valle de la Trinidad, el Valle de Guadalupe y Bahía de los Ángeles. El proceso de planeación en Baja California, desde la perspectiva de la sustentabilidad, requiere continuar fundamentándose en la generación de un desarrollo regional integral que asegure la inclusión de todos los sectores de la sociedad bajacaliforniana, que garantice un desarrollo social mediante la planeación urbana, el desarrollo de la infraestructura y equipamiento, la dotación de servicios públicos y el aprovechamiento racional de sus recursos naturales. 60 50 40 30 20 10 0 Mexicali Ensenada Tijuana Urbana Fuente: Elaboración a partir del conteo de población 2005, INEGI. Tecate Rural Playas de Rosarito Baja California
  • desarrollo regional sustentable ción de los ecosistemas estatales y binacionales; c) mejorar y diversificar los sistemas de captación, potabilización y distribución del agua potable, así como los sistemas de tratamiento de aguas residuales; d) consolidar la infraestructura y el equipamiento regional de las poblaciones urbanas y rurales, y e) integrar la política energética de Baja California. Para alcanzar los objetivos del desarrollo regional sustentable es necesaria la articulación lógica de una serie de subejes y temas que deberán orientarse a la optimización y crecimiento de la infraestructura actual, ubicar el crecimiento de los centros de población en una perspectiva de conservación del ambiente y promover el uso de energía sustentable. El eje se divide en cinco subejes: Planeación y desarrollo urbano regional; Sustentabilidad y medio ambiente; Agua potable y saneamiento; Infraestructura y equipamiento, y Energía. La planeación del desarrollo urbano regional conlleva la conservación y crecimiento de los centros de población de manera ordenada, donde los planes y programas sectoriales estén vinculados entre sí para lograr el desarrollo armónico de las regiones. Los pro- Producción de agua por principales fuentes de abastecimiento en los municipios de Tijuana y Rosarito, 2003-2007 Miles de metros cúbicos Pozos Tijuana 2003 Pozos La Misión 2004 2005 2006 2007 Presa A.L. Rodríguez ARCT 0 20 000 Fuente: Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana, 2008. 40 000 60 000 80 000 100 000 83 Plan Estatal de Desarrollo en aspectos como la generación de empleos, seguridad social, bienestar y desarrollo humano, así como la formación para la vida. Para alcanzar los objetivos de este plan se requiere congruencia de las políticas públicas estatales y de la coordinación con los órdenes municipal, federal y el ámbito transfronterizo. Asimismo, requiere especial atención la transversalidad de los temas, objetivos y estrategias en la escala estatal para potenciar los recursos económicos, materiales y profesionales, cuya meta sea fomentar el desarrollo de las regiones de la entidad. En lo que respecta al desarrollo regional sustentable, Baja California debe considerar su propia condición de frontera, su fuerte desarrollo urbano en el área de Tecate-Tijuana-Playas de Rosarito, la creciente actividad comercial e industrial y la necesidad de generación de energía para sostener el crecimiento poblacional e industrial. En consecuencia, los objetivos estratégicos de este eje son: a) fortalecer la planeación del desarrollo de las subregiones y de los centros de población bajo un enfoque de sustentabilidad; b) articular el desarrollo regional con la protec-
  • Plan Estatal de Desarrollo 84 conservación del medio ambiente. Sin embargo, primero se debe incorporar la perspectiva de la planeación estratégica ambiental como una herramienta que integre las iniciativas de desarrollo de infraestructura y equipamiento regional, crecimiento urbano y desarrollo industrial. El propósito de esto es garantizar a las actuales y futuras generaciones de bajacalifornianos un medio ambiente adecuado y, al mismo tiempo, alcanzar un mejor desarrollo económico y social para aumentar la calidad de vida de la población. Un tema de vital importancia para el desarrollo regional sustentable es el agua y su saneamiento; para ello se pretende vincular las políticas de desarrollo para ofrecer el servicio a los diferentes sectores sociales, pero desde la perspectiva del manejo integral, donde intervenga el gobierno, la sociedad y los empresarios. Aunado a ello, la propia condición de frontera en la que se encuentra el estado debe considerar que el agua es un recurso compartido entre dos naciones, por lo cual, su planeación deberá incorporar los acuerdos de cooperación entre México y Estados Unidos en materia de dotación y saneamiento del recurso. Las estrategias en materia de infraestructura y equipamiento buscan potenciar la capacidad ya ins- cesos de urbanización en el estado, en especial de las cabeceras municipales, han experimentado cambios sustantivos debido a la construcción de vivienda y al crecimiento industrial. Aunado a ello, se ha presentado un dinamismo tal que se requiere de seguir impulsando aún más el desarrollo en infraestructura y equipamiento. Entre los principales problemas asociados a la sustentabilidad del desarrollo urbano se encuentran el crecimiento desordenado del desarrollo inmobiliario, áreas verdes limitadas y la saturación del sistema vial, que han incrementado considerablemente la contaminación del aire en Tijuana y Mexicali. Entre los objetivos de la planeación del desarrollo urbano regionales se contempla realizar obras estratégicas con sentido humano y el afianzamiento del desarrollo urbano con infraestructura moderna, que fomente la competitividad y que atienda a la gente de la entidad. Uno de los subejes transversales al desarrollo de las regiones y demás ejes contenidos en el presente Plan Estatal de Desarrollo, lo representan la sustentabilidad y el cuidado del medio ambiente; estos elementos vinculados al desarrollo deberán considerarse para lograr el óptimo crecimiento económico, urbano e industrial, con la política de preservación y Cobertura de alcantarillado sanitario al 31 de diciembre del 2007 (zonas urbanas) Mexicali 94.4% Tecate 92.9% Tijuana/ Rosarito Ensenada 0% Fuente: Comisión Estatal de Servicios Públicos. 80.6% 84.4% 20% 40% 60% 80% 100%
  • desarrollo regional sustentable 3.1 Planeación y desarrollo urbano regional Baja California presenta un alto grado de urbanización y su población se concentra mayormente en localidades urbanas, ya que 85 por ciento reside en localidades de más de 15 mil habitantes asentadas en la zona fronteriza. Los polos de desarrollo fronterizos en la entidad, como la zona metropolitana de Tecate-Tijuana-Playas de Rosarito y Mexicali y su Valle, se han fortalecido en sus actividades fronterizas, no así en sus mercados internos y en la infraestructura que demanda los niveles alcanzados en su desarrollo económico. Lo mismo ocurre con los corredores costeros de San Felipe-Puertecitos y Tijuana-Playas de RosaritoEnsenada, cuyos componentes fronterizos, en particular el desarrollo inmobiliario de los litorales y los servicios ligados a la actividad turística mantienen un crecimiento poco relacionado con el resto de la entidad. El impulso de la actividad turística e inmobiliaria refleja, entonces, la necesidad de mayor urbanización de San Felipe y Playas de Rosarito. Los valles agrícolas presentan bajos índices en la diversificación y transformación de sus productos. Son los casos del Valle de Guadalupe, Mexicali y San Quintín, que requieren de mayor urbanización para aumentar sus niveles de desarrollo. En lo que respecta a la región del Mar de Cortés (antes conocida como Escalera Náutica), se avanza en un esquema de desarrollo que requiere de su integración territorial con el noroeste que demanda una de las regiones de mayor biodiversidad en nuestro país. Los procesos de urbanización de las cabeceras municipales se han modificado de manera sustantiva con la construcción de viviendas y el arribo de comercios e industrias nacionales. Frente a esta situación es amplia la necesidad de infraestructura y mayor control urbano para respetar los usos y destinos de los planes aprobados. La afectación a la sustentabilidad del desarrollo por el crecimiento de la actividad inmobiliaria, y la saturación de la estructura vial, sobre todo en Tijuana y Mexicali, hace necesaria la creación de más áreas verdes. En la cuestión binacional destacan los niveles de integración económica de la franja fronteriza de Baja California y California, frente al aislamiento de los corredores económicos nacionales y la competitividad de otras zonas en la frontera norte. Dentro de este contexto el movimiento transfronterizo demanda la atención de necesidades comunes en los cruces fronterizos, transporte, medio ambiente, migración, seguridad e infraestructura. En términos conceptuales, las estrategias para reposicionar la planeación y el desarrollo regional deben incluir: confiar más en las redes de infraestructura que en el comportamiento de los mercados para impulsar el desarrollo; modificar en la legislación el concepto del desarrollo urbano enriqueciéndolo con el amplio espectro de objetivos de desarrollo social; condicionar las políticas sectoriales con criterios de distribución territorial, incluyendo el desarrollo económico de las ciudades, la protección ambiental y el desarrollo urbano; fortalecer la institucionalización de 85 Plan Estatal de Desarrollo talada, proyectar las necesidades a largo plazo y proponer mecanismos para solventarlas. De manera general, se pretende mantener en buen estado la infraestructura vial urbana, rural y de comunicaciones regionales; ampliar la cobertura de equipamiento y de servicios a las poblaciones que aún faltan por atender y mejorar el sistema de transporte regional. Un elemento clave para lograr lo anterior será contar con mecanismos eficientes de cooperación entre el gobierno estatal y los gobiernos municipal y federal e instancias binacionales. Por último, la importancia de la energía para el desarrollo regional sustentable representa una nueva ventana para impulsar una política de estado que esté orientada a la búsqueda de nuevos esquemas para la cogeneración y distribución de energía eléctrica, ya sea desde la infraestructura actual o con el uso de fuentes renovables. En el subeje de energía se establecen los objetivos y las estrategias para promover la autosuficiencia energética del estado, mediante la gestión gubernamental y participación de la iniciativa privada para contribuir al desarrollo de los recursos energéticos de Baja California; con ello se pretende apoyar la planta productiva y el consumo de las familias bajacalifornianas a través de fuentes convencionales de generación de energía, energías renovables y una mayor eficiencia energética.
  • los organismos de gestión y fomento del desarrollo; y, finalmente, hacer explícito en el instrumental de los planes y programas la distribución equitativa de los beneficios del desarrollo. Esta propuesta de desarrollo urbano regional comprende los temas siguientes: Desarrollo regional, Planeación urbana, Gestión gubernamental, Administración urbana, Reserva territorial y Vivienda. En cada uno de los temas se establecen las condiciones actuales y las áreas prioritarias, señalando las estrategias principales del subeje. 3.1.1 Desarrollo regional Plan Estatal de Desarrollo 86 El desarrollo urbano-regional es impulsado por factores internos y externos, los cuales influyen de manera desigual en el desarrollo de las subregiones; por ende, se implementarán políticas de desarrollo que logren sus objetivos especificando para cada subregión el peso específico de los factores interno y externo, porque éstos marcan el rumbo del desarrollo de una subregión. En las áreas donde el peso externo es mayor, la política debe orientarse a facilitar la operación económica de ese factor; y para efecto de consolidar la aplicación de las políticas de desarrollo, es necesario contar con la legislación atendiendo al desarrollo urbano sustentable. 3.1.1.1 Objetivo Identificar las aptitudes regionales para planificar las acciones gubernamentales de fomento del desarrollo de acuerdo con las condiciones particulares de la región, así como establecer mecanismos para una mayor y mejor comunicación y delegación de responsabilidades entre las diferentes instancias, orientadas a alcanzar un mejor desarrollo regional y contar con un marco jurídico que promueva el desarrollo urbano regional para el estado. Subtemas y estrategias 3.1.1.1.1 Aptitudes regionales 3.1.1.1.1.1 Actualizar la matriz de potencialidades regionales. 3.1.1.1.1.2 Elaborar diagnósticos para identificar y potenciar las capacidades regionales. 3.1.1.1.2 Agentes institucionales y sociales 3.1.1.1.2.1 Fortalecer el proceso de descentralización en la toma de decisiones. 3.1.1.1.2.2 Promover la coordinación entre los tres órdenes de gobierno y la sociedad en el desarrollo regional. 3.1.1.1.2.3 Fortalecer la cooperación transfronteriza como instrumento del desarrollo regional. 3.1.1.1.3 Marco jurídico urbano 3.1.1.1.3.1 Actualizar la legislación urbana estatal. 3.1.1.1.3.2 Promover la integración de los conceptos urbano y ecológico en la legislación para impulsar el desarrollo sustentable. 3.1.1.1.3.3 Elaborar normas urbanas para la realización de las acciones de urbanización en el estado. 3.1.1.1.3.4 Promover la elaboración y actualización del reglamento en materia urbana en el estado. 3.1.2 Planeación urbana Desde finales de la década de 1990 se ha incorporado el concepto de regionalización a las propuestas de desarrollo urbano sustentable, favoreciendo la integración con el desarrollo económico, lo anterior ha implicado el diseño de nuevas metodologías y esquemas de ordenamiento territorial que den forma al concepto de lo regional. A partir de este concepto se han establecido las siguientes zonas como prioritarias y estratégicas para el desarrollo integral. El primero de ellos, al norte del estado, es el espacio fronterizo de naturaleza binacional y la conformación de corredores económicos que trascienden los límites estatales y el territorio nacional. Segundo, la zona metropolitana, conformada por los municipios de Tecate, Tijuana y Playas de Rosarito. La costa este del estado hacia el Mar de Cortés, caracterizado por el aislamiento de sus localidades y por su potencial turístico. El Valle de San Quintín, por el contraste del desarrollo económico alcanzado y el rezago social, con las implicaciones que esto conlleva en el proceso de urbanización. La zona poco integrada de La Rumorosa y El Hongo. El corredor costero de Tijuana-Ensenada, altamente dinámico y con una fuerte tendencia a la urbanización. Dichas áreas cuentan con sustento de planeación urbana por medio de documentos como el Plan Estatal de Desa-
  • desarrollo regional sustentable 3.1.2.1 Objetivo Ordenar de manera integral los asentamientos poblacionales y sus actividades en el territorio estatal, así como impulsar y fomentar la coordinación institucional de los tres órdenes de gobierno para una aplicación acorde y efectiva de las políticas de planeación urbana, buscando elevar la calidad del ejercicio de la planeación y la administración del desarrollo urbano. Subtemas y estrategias 3.1.2.1.1 Ordenamiento territorial 3.1.2.1.1.1 Actualizar el Plan Estatal de Desarrollo Urbano. 3.1.2.1.1.2 Fomentar el crecimiento ordenado de las ciudades del estado. 3.1.2.1.1.3 Fomentar la adopción del enfoque de ordenamiento territorial en los programas sectoriales y municipales en materia de desarrollo urbano. 3.1.2.1.1.4 Impulsar por parte del gobierno del estado la implementación de la planeación de la zona fronteriza. 3.1.2.1.1.5 Coordinar con los gobiernos municipales el diseño de un programa de conurbación TijuanaTecate-Playas de Rosarito para el ordenamiento de la zona metropolitana. 3.1.2.1.2 Coordinación institucional 3.1.2.1.2.1 Institucionalizar, regular y normar la planeación urbana y regional. 3.1.2.1.2.2 Implementar una política de desarrollo urbano a nivel estatal, en coordinación con el orden federal, que refuerce la capacidad local de gestión. 3.1.2.1.2.3 Instrumentar políticas sectoriales integradas entre sí y respondiendo a una política general de desarrollo urbano y calidad de vida. 3.1.2.1.3 Profesionalización 3.1.2.1.3.1 Profesionalizar al personal para elevar la calidad del ejercicio de la planeación y la administración del desarrollo urbano. 3.1.3 Gestión gubernamental La gestión gubernamental es una de las etapas en la planeación territorial, siendo de gran importancia en la generación de consensos para hacer eficiente la asignación de recursos en temas de interés común. La zona metropolitana de Tecate-Tijuana-Playas de Rosarito es un claro ejemplo para enfatizar la importancia de la gestión gubernamental. La magnitud y la dinámica de la zona metropolitana demanda un esquema claro de coordinación y gestión bajo la cual haya coherencia en la acción de gobierno, de la iniciativa privada y de la sociedad en su conjunto. Esta zona metropolitana destaca además, por su condición fronteriza, considerada a nivel nacional como una de las regiones más importantes con proyección metropolitana. La gestión territorial de esta zona requiere atender de manera conjunta, entre los tres centros de población, el control urbano, los proyectos de desarrollo, el medio ambiente, los energéticos, las vialidades y el transporte, el agua y su saneamiento. De igual manera, es importante aplicar acciones de gestión gubernamental a otra escala. La evolución del espacio urbano ha tenido como efecto la desintegración y devaluación de ciertos espacios estratégicos de las ciudades. Es de vital importancia atender este problema bajo una política de coordinación y suma de esfuerzos de todos los actores involucrados, sean empresarios, comerciantes, residentes o autoridades gubernamentales, para la elaboración de propuestas de solución y su ejecución. 87 Plan Estatal de Desarrollo rrollo Urbano, los programas regionales y directrices generales. Con base en estas prioridades regionales se han elaborado planes y programas en coordinación con los municipios, para la promoción del desarrollo urbano y regional sustentable en la mayoría de las zonas económicas del estado y, al mismo tiempo, se han iniciado proyectos que actualizan y determinan la normatividad del desarrollo urbano (como el Código Urbano y el Sistema Estatal de Información Geográfica). A pesar de los avances logrados, falta concluir e iniciar estudios y proyectos de planeación urbana y regional en los valles agrícolas, en la zona metropolitana de Tijuana-Tecate-Playas de Rosarito, Isla de Cedros y en los centros de población (Mexicali, Ensenada, San Felipe y Tecate). Es importante recalcar que los planes y los programas deberán observar y ajustarse a los nuevos lineamientos que la federación ha establecido en el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012.
  • 3.1.3.1 Objetivo Establecer las condiciones necesarias para ejercer una gestión gubernamental más efectiva y amplia que permita construir consensos entre las distintas instancias gubernamentales, la iniciativa privada y la sociedad para elaborar instrumentos y propuestas que impulsen el desarrollo regional y urbano. Plan Estatal de Desarrollo 88 Subtema y estrategias 3.1.3.1.1 Gestión gubernamental efectiva y amplia 3.1.3.1.1.1 Fortalecer el marco institucional estatal en materia de desarrollo urbano. 3.1.3.1.1.2 Establecer estrategias de coordinación transfronteriza como instrumento de planeación urbana, tanto con las entidades de gobierno como con la sociedad organizada. 3.1.3.1.1.3 Impulsar la regeneración urbana de espacios estratégicos. 3.1.4 Administración urbana El factor común de las diferentes regiones del territorio estatal, y el de las ciudades en particular, es que están en constante evolución. Controlar y dirigir la dinámica urbana requiere el registro permanente de los cambios y las tendencias que tienen lugar en el espacio urbano. La información requerida es tan diversa por los temas que se tratan y por la fuente que la crea. Diversas dependencias han realizado esfuerzos para sistematizar su información; sin embargo, se requiere unificar los procesos y establecer mecanismos para hacerla más disponible y manejable. Ante estas circunstancias es necesario fomentar la creación de sistemas de integración sectorial de información común y veraz que permitan diagnosticar con tiempo y calidad las características de la evolución urbana, así como programar e impulsar adecuadamente las formas de crecimiento del espacio urbano. 3.1.4.1 Objetivo Establecer mecanismos de coordinación y apoyo con los municipios para sistematizar información cartográfica y alfanumérica del territorio para un mejor control, promoción e impulso de la dinámica urbana y normalización del estado legal del uso del suelo urbano y rural. Subtemas y estrategias 3.1.4.1.1 Dinámica urbana 3.1.4.1.1.1 Controlar, impulsar y promover la dinámica urbana. 3.1.4.1.1.2 Ampliar la cobertura de las acciones de regularización de la tenencia de la tierra. 3.1.4.1.1.3 Dar seguimiento y evaluar las acciones de control urbano y regularización de la tenencia de la tierra de los ayuntamientos. 3.1.4.1.1.4 Coordinar entre organismos competentes las prescripciones de terrenos estatales, federales y particulares. 3.1.4.1.1.5 Crear un banco de datos a nivel estatal para el control de la información catastral. 3.1.4.1.1.6 Crear equipos de trabajo para revisar terrenos nacionales y procesos de desincorporación y dominio pleno. 3.1.4.1.2 Tenencia de la tierra 3.1.4.1.2.1 Continuar con la regularización de la tenencia de la tierra urbana y rural. 3.1.4.1.2.2 Impulsar la modernización tecnológica y administrativa del RPPC y de los catastros municipales. 3.1.4.1.2.3 Impulsar en coordinación con los municipios para que ejerzan firmemente acciones de control urbano, para terminar con los asentamientos irregulares, previniendo su regularización. 3.1.5 Reservas territoriales En los últimos años la población de las cabeceras municipales del estado ha mantenido una alta tasa de crecimiento, adicionalmente los altos costos de la infraestructura y la falta de aplicación de estrictas políticas públicas para la utilización de reservas territoriales, ha provocado entre otras situaciones un incremento en la demanda de suelo apto para el desarrollo urbano y en consecuencia se han ocupado zonas de riesgo y sin servicios, resultando en asentamientos irregulares de difícil acceso y factibilidad de servicios. Con base en lo anterior, es importante establecer una política estatal de promoción de la adquisición de reserva territorial en condiciones adecuadas para ser desarrolladas en el corto y mediano plazo, primordialmente como uno de los principales insumos para el desarrollo urbano sustentable. Para el cumplimiento
  • desarrollo regional sustentable de este objetivo es importante hacer copartícipe a la sociedad, sobre todo al sector privado, de tal manera que se puedan unificar esfuerzos y recursos para incrementar la reserva territorial que impacte en el fomento de la actividad económica en la ciudad, así como desarrollar suelo urbano para uso habitacional. 3.1.5.1 Objetivo Contar con reserva territorial suficiente y en condiciones para el crecimiento urbano. 3.1.6 Vivienda La dinámica poblacional de las ciudades de Baja California ha creado una demanda constante de suelo urbanizado y vivienda, proveniente de los diferentes sectores de la sociedad. El estado actual de la vivienda sigue presentando problemas relacionados con la falta de espacios que cubran las necesidades elementales de la familia, lo que ocasiona que cerca de 35 por ciento de las viviendas del estado presentan problemas de hacinamiento. Por otro lado, sólo 60 por ciento de las viviendas en la entidad están construidas con muros de ladrillos. Sin embargo, se siguen realizando esfuerzos para mejorar esta situación y conforme se desglosa esta problemática se definen nuevas estrategias de atención. Los diferentes órganos fiduciarios del sector público para la vivienda han otorgado en Baja California, entre 2002 y 2007, un promedio anual de 33 mil créditos para la compra o mejoramiento de la vivienda. Esta oferta de créditos debe por lo menos mantenerse constante para cubrir las necesidades de la población a corto plazo. Tan importante es contar con recursos financieros para atender a la demanda de créditos como mantener y mejorar la calidad de la vivienda de interés social. El 3.1.6.1 Objetivo Asegurar la producción de vivienda acorde con la demanda actual. Mejorar la calidad del espacio construido en las nuevas unidades habitacionales y su entorno. Consolidar y fortalecer al sector de vivienda en el estado optimizando recursos. Subtemas y estrategias 3.1.6.1.1 Producción de vivienda 3.1.6.1.1.1 Dar seguimiento al Programa Estatal de Vivienda. 3.1.6.1.1.2 Crear oferta de suelo urbanizado para la dotación de predios con servicios a la población de bajos recursos. 3.1.6.1.1.3 Continuar con la oferta de vivienda económica a sectores de la población que pueden ser beneficiados con créditos de organismos públicos estatales y federales. 3.1.6.1.1.4 Impulsar la oferta de vivienda en coparticipación con el sector privado. 3.1.6.1.2 Desarrollo habitacional sustentable 3.1.6.1.2.1 Mejorar la calidad de la vivienda y de los desarrollos habitacionales. 89 Plan Estatal de Desarrollo Subtema y estrategias 3.1.5.1.1 Reserva territorial urbana 3.1.5.1.1.1 Asegurar la reserva territorial para el crecimiento urbano. 3.1.5.1.1.2 Habilitar la reserva territorial actual para su incorporación a la estructura urbana a corto plazo. 3.1.5.1.1.3 Impulsar la reserva territorial en coparticipación con el sector privado. diseño de estos proyectos habitacionales debe poseer una visión más integral para garantizar la satisfacción que una familia encuentra en su entorno inmediato, como educación, esparcimiento, comercio, servicios, etcétera. El estado actual de la normatividad para la vivienda no ha coadyuvado en el mejoramiento de la calidad de la vivienda y los fraccionamientos. Respecto a los programas que se pusieron en marcha, se puede decir que hasta hoy la aplicación de las estrategias y acciones definidas en el Programa Sectorial Estatal de Vivienda han logrado los objetivos esperados; sin embargo, es necesario garantizar que éstos sigan cumpliendo con las metas definidas para años posteriores. Ante esta situación es indispensable promover, gestionar e incentivar la oferta de vivienda económica de calidad, así como las reservas de suelo de acuerdo con las políticas de ordenamiento territorial, con una visión de elemento detonador del desarrollo económico y social, en coordinación con los tres órdenes de gobierno y el sector privado.
  • 3.1.6.1.2.2 Impulsar la calidad de vivienda en coparticipación con el sector privado. 3.1.6.1.2.3 Complementar y actualizar la normatividad relativa a la vivienda de acuerdo con el Plan Estatal de Vivienda. 3.1.6.1.3 Fortalecimiento de la estructura administrativa del gobierno del estado en apoyo a la vivienda 3.1.6.1.3.1 Crear el Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda. 3.2 Sustentabilidad y medio ambiente Plan Estatal de Desarrollo 90 Baja California debe enfrentar retos en los aspectos más importantes de la agenda ambiental. Por ser una zona naturalmente árida, donde se desarrollan ecosistemas únicos a nivel nacional y en su carácter fronterizo y costero, tiene que priorizar la conservación y uso racional del agua, del suelo y la vegetación, así como la preservación de su muy particular biodiversidad. Por el desarrollo urbano concentrado al norte del estado, también con una fuerte relación binacional, tiene que considerarse la mitigación del cambio climático, la reforestación y, en términos de planeación regional, debe aplicarse el ordenamiento ecológico de su territorio y la gestión ambiental, siguiendo las líneas de acción a nivel nacional: normatividad ambiental, aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, protección del medio ambiente, y educación y conocimiento para la sustentabilidad. El estado es reconocido mundialmente por la riqueza y singularidad de sus ecosistemas. Importantes ecosistemas desérticos, costeros, boscosos, humedales y riparios se encuentran aún en un estado de excelente calidad. Sin embargo, están seriamente amenazadas la vegetación y la fauna asociada, en especial en zonas cercanas a los centros de población. El origen de esta problemática en parte se asocia al crecimiento desordenado, tanto de los núcleos urbanos como de las pequeñas poblaciones, y de carreteras, caminos y veredas de la zona rural. Aunado a esto, las políticas ambientales y las de desarrollo son generales cuando se requiere que se diferencien territorialmente. Es decir, los problemas ambientales pueden apreciarse lo mismo en la zona urbana que en la rural, pero presentándose de diferentes formas en suelo, aire y cuerpos de agua. En algunos casos, además, tienen un carácter binacional. La contaminación por residuos sólidos, en las zonas metropolitanas de Tijuana-Tecate-Playas de Rosarito y Mexicali y su Valle, se debe a la mala disposición de basura doméstica, llantas y residuos industriales no peligrosos, provocado por la falta de rellenos sanitarios que cumplan con la normatividad ambiental. Además, el problema se acentúa porque el sistema de recolección es deficiente, generándose basureros clandestinos, sobre todo en cauces de arroyos y zonas conurbadas que propician focos de infección y proliferación de fauna nociva que representa un riesgo constante para la salud de la población, además del deterioro al ambiente. La falta de infraestructura local para el confinamiento de residuos peligrosos y los altos costos que representa su disposición provocan que las empresas generadoras los acumulen en sus almacenes o patios al aire libre, concentrando grandes volúmenes de residuos tóxicos, inflamables, corrosivos o explosivos. En las crecientes zonas metropolitanas, el problema es atender la demanda del agua. Hasta ahora no se ha reconocido que la limitante principal para el desarrollo de un territorio árido y dependiente del agua de la cuenca arriba de otro país, es crucial para el desarrollo sustentable. El constante abasto de agua para consumo humano, agrícola e industrial se complica por la falta de infraestructura suficiente para la conducción y saneamiento de aguas residuales, lo cual resulta en un problema ambiental de primer orden. El rezago en el drenaje público es un excelente pretexto para generar descargas clandestinas provenientes de industrias, comercios, servicios y zonas habitacionales, las cuales se vierten sin control en arroyos, canales y directamente en el suelo, facilitando su infiltración al subsuelo y provocando contaminación al manto freático en algunas zonas. El crecimiento urbano sin control y la falta de regulaciones en actividades productivas, agrícolas, ganaderas y turísticas son factores permanentes para la deforestación y pérdida de flora y fauna, provocando un constante deterioro de los ecosistemas que aumentan los riesgos a la población, además de incrementar la erosión del suelo por la acción del viento y la deser-
  • desarrollo regional sustentable uso agrícola, que ha inducido la degradación del suelo por intrusión salina y el abandono de tierras deforestadas propiciando la desertificación y la apertura de nuevas áreas agrícolas susceptibles nuevamente a esos efectos de contaminación y degradación. En las zonas desérticas y montañosas que cubren la mayor parte de la superficie estatal y que en gran parte son Áreas Naturales Protegidas es importante reconocer que hay al menos 15 tipos de vegetación relativamente bien conservados donde habitan cerca de 3 000 especies de flora, de las cuales 700 son endémicas, es decir, no se encuentran en ningún otro lado del mundo, y 507 especies de fauna, de las cuales 25 son endémicas de Baja California y 23 son endémicas de México. Las dunas y los matorrales costeros están seriamente amenazados, así como algunas especies de flora y fauna están en peligro de extinción. Las causas de esta situación son la tala y el desmonte inmoderados, así como el sobrepastoreo por actividades ganaderas, como en el Área de Protección de Flora y Fauna Valle de Los Cirios, Parque Nacional San Pedro Mártir y Constitución de 1857, donde es posible encontrar ganado dentro de las áreas naturales protegidas ubicadas en la Sierra de Juárez y San Pedro Mártir, que pone en riesgo la sobrevivencia de plántulas de especies de pinos del ecosistema de bosque. Las cactáceas endémicas son especies sometidas a depredación por los turistas, comerciantes de adornos florales, o por efecto del acelerado cambio de uso del suelo no regulado. En general, este panorama de tala clandestina, de sobreexplotación de los recursos, de pérdida de biodiversidad se repite en distintas localidades y se incrementa por la falta de programas permanentes de inspección y vigilancia, provocando el aumento de zonas desmontadas y alteradas que promueven la erosión de los suelos y la desertificación. La caza furtiva es una práctica que promueve la disminución de las poblaciones de especies endémicas, que aunado al otorgamiento de tasas de aprovechamiento sujetas a una evaluación temporal sin base en inventarios poblacionales han disminuido la densidad de las poblaciones, sin haber hasta el día de hoy un inventario que muestre el estado real de las especies. 91 Plan Estatal de Desarrollo tificación, lo cual convierte a los accesos o brechas en caminos polvorientos con alto grado de dispersión de partículas junto con la contaminación atmosférica. Otros factores contaminantes son: el flujo vehicular, las calles sin pavimento, las superficies sin cubierta vegetal, las ladrilleras, alfarerías, fábricas de muebles, que son fuentes emisoras de gases, humos, polvos y malos olores. Por otra parte, los movimientos de tierra para relleno, preparación y acondicionamiento de terrenos, además de contaminación atmosférica por la disgregación de los materiales que se emiten en forma de polvos y partículas en suspensión que provocan erosión y cambios de las condiciones naturales de los suelos poniendo en situación de riesgo a la población por deslaves, derrumbes e inundaciones. Las distintas actividades productivas del puerto de Ensenada, como la industria cementera local, pesquera, astilleros de mantenimiento y pintado de barcos son fuentes importantes de contaminación a la atmósfera por emisiones de humos, polvos, vapores y olores fétidos. La contaminación del suelo en la zona rural es provocada por el manejo inadecuado de residuos sólidos que afectan a la salud humana. Es común observar basura dispersa y una gran cantidad de basureros a cielo abierto, que son focos de infección y proliferación de fauna nociva, así como del empobrecimiento de los hermosos y singulares paisajes rurales. La actividad agrícola en los valles de Mexicali, Guadalupe, Maneadero y San Quintín ha traído consecuencias negativas a la salud pública por la dispersión de partículas al aplicar de forma aérea y local compuestos agroquímicos en los cultivos, sin existir reglamentación alguna para su aplicación. Los agroquímicos, además, afectan a la fauna residente y migratoria del estado. Por otra parte, las quemas agrícolas para la preparación de los campos de cultivos y los polvos dispersos de campos abandonados propician el proceso de desertificación. La extracción de agua de los acuíferos en volúmenes mayores a su capacidad de recarga natural ha provocado un desequilibrio entre el abatimiento del nivel del acuífero y la presión subterránea del agua de mar, produciéndose la intrusión del agua de mar hacia los acuíferos. Esto ha originado el desuso de tierras cultivables por la mala calidad del agua para
  • Plan Estatal de Desarrollo 92 En las zonas rurales de todos los municipios, las actividades de aprovechamiento de recursos naturales, como los materiales pétreos, generan un deterioro irremediable en las condiciones geomorfológicas del suelo; asimismo, alteran la calidad del aire y provocan la pérdida definitiva de la flora y hábitats de fauna silvestre circundantes. Es necesaria la aplicación de programas de restauración o compensación a los efectos negativos al ambiente. En el caso de aprovechamientos de pétreos en cauces de arroyos, la alteración presenta mayor incidencia, ya que en diversos proyectos se amplía el lecho de los arroyos a zonas colindantes y se desmonta la vegetación riparia. La función principal de los ecosistemas riparios es vital en zonas áridas como Baja California porque mantienen el equilibrio en el proceso de recarga de agua al manto freático y, a su vez, regulan la velocidad de las corrientes temporales. Es importante resaltar que el estado de Baja California no se exime de la vulnerabilidad a los inminentes cambios del clima mundial y regional. Según los escenarios que presenta el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de la Organización de las Naciones Unidas, la región noroeste de nuestro país tendrá una disminución del 10 al 20 por ciento en su precipitación total anual, mientras que la temperatura media anual aumentará entre 1.5 y 2.5 grados centígrados en los próximos 50 años. Ante las posibles anomalías en los regímenes de precipitación y temperatura, en el estado de Baja California se presentará una situación crítica por la presión del recurso agua, a la vez que observará los índices más altos de sequía, que transcurrirán de fuerte a muy severa; incrementándose las zonas secas en 30 por ciento. En este contexto, el crecimiento de los centros urbanos del estado podrían incrementar los efectos del cambio climático, así las condiciones de vulnerabilidad estarían ligadas a una alta concentración demográfica, procesos de industrialización, incremento de vehículos automotores, e incrementos de población con niveles de pobreza altos. 3.2.1 Fortalecimiento institucional El éxito del desarrollo regional se basa en la sustentabilidad ambiental, por lo que el fortalecimiento ins- titucional en materia de protección ambiental se convierte en un tema prioritario. Por otro lado, muchas funciones federales en materia ambiental están en un proceso de descentralización, por ello el gobierno del estado deberá anticipar y tomar las medidas pertinentes para responder a las responsabilidades que se avecinan. 3.2.1.1 Objetivo Fortalecer y ampliar las capacidades institucionales de la Secretaría de Protección al Ambiente. Subtema y estrategias 3.2.1.1.1 Capacidad institucional 3.2.1.1.1.1 Fortalecer la capacidad de gestión estatal en materia de protección ambiental. 3.2.1.1.1.2 Adecuar la estructura administrativa de la Secretaría de Protección al Ambiente de acuerdo con la descentralización de nuevas funciones que le sean transferidas desde la federación. 3.2.1.1.1.3 Impulsar la aplicación de las evaluaciones ambientales de acuerdo con la legislación federal. 3.2.2 Normatividad ambiental La normatividad ambiental constituye la base de regulación de las actividades económicas para enmarcarlas dentro del desarrollo sustentable. En materia ambiental, donde los bienes son comunes e intangibles, se ha probado que los instrumentos no punitivos y que crean una cultura ecológica con responsabilidades compartidas son muy importantes. Algunos aspectos normativos de las actividades que se desarrollan en el estado no están consideradas de manera explícita por la normatividad federal. En tal sentido, es necesario que el marco normativo federal sea complementado con normas ambientales estatales que permitan tanto a la autoridad ambiental estatal como a las correspondientes municipales disponer del marco normativo pertinente para la regulación de actividades para las cuales no se tienen normas oficiales. 3.2.2.1 Objetivo Contar con un marco normativo adecuado que asegure la sustentabilidad.
  • desarrollo regional sustentable Subtemas y estrategias 3.2.2.1.1 Marco legal 3.2.2.1.1.2 Promover el fortalecimiento/modernización del marco legal en materia de protección al ambiente y los recursos naturales. 3.2.2.1.2 Política ambiental 3.2.2.1.2.1 Fomentar y desarrollar instrumentos de política ambiental. 3.2.3 Aprovechamiento sustentable de los ecosistemas 3.2.3.1 Objetivo Propiciar el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales y la conservación de los ecosistemas. Subtemas y estrategias 3.2.3.1.1 Vida silvestre y recursos naturales 3.2.3.1.1.1 Fomentar el aprovechamiento de ecosistemas terrestres y especies de flora y fauna (UMA). 3.2.3.1.1.2 Promover y fomentar la implementación de acciones orientadas a preservar y proteger los recursos naturales y la vida silvestre. 3.2.3.1.2 Servicios ambientales 3.2.4 Protección al medio ambiente Dentro de lo que se conoce como agenda gris, donde se incluyen básicamente los temas ambientales relacionados con la contaminación del aire, suelo y agua, se tienen dos enfoques para enfrentar su problemática. Uno de ellos radica en el control en la que se sanea, se reduce y se minimizan los efectos de la contaminación una vez producida. El otro, basado en la prevención, fomenta las prácticas productivas ambientalmente más amigables y la mayor participación ciudadana a través de la educación ambiental. Asimismo, se propone la elaboración de un minucioso Inventario de Gases de Efecto Invernadero (GEI), así como el desarrollo e implementación de un Plan de Acción Climática para el estado de Baja California; enfocados a la reducción de los GEI, identificando y proponiendo estrategias para la mitigación y la adaptación de los efectos del cambio climático en esta región. 3.2.4.1 Objetivo Orientar la política ambiental para prevenir, controlar y abatir el deterioro ambiental. Subtemas y estrategias 3.2.4.1.1 Saneamiento ambiental 3.2.4.1.1.1 Promover el saneamiento ambiental de sitios contaminados. 3.2.4.1.2 Infraestructura ambiental 3.2.4.1.2.1 Promover la adecuación y el fortalecimiento de la infraestructura ambiental necesaria. 3.2.4.1.3 Prevención y control de la contaminación 3.2.4.1.3.1 Prevenir y controlar la contaminación generada por las actividades productivas. 3.2.4.1.3.2 Coordinar con las autoridades municipales las gestiones necesarias para la construcción de rellenos sanitarios. 3.2.4.1.3.3 Proponer el desarrollo e implementación de un Plan de Acción frente al Cambio Climático. 93 Plan Estatal de Desarrollo Los recursos naturales y ecosistemas de Baja California están considerados como prioritarios a nivel mundial; su importancia radica no sólo en su valor directo, sino en los servicios que en su conjunto prestan a los habitantes del estado. Este tema corresponde a lo que se conoce como agenda verde. Baja California es básicamente costero, semiárido y árido, por lo que es de suma importancia incorporar la idea de que la conservación del agua y los otros recursos naturales están asociados al manejo adecuado de las cuencas hidrológicas y las costas, y que prestan un servicio prioritario para el desarrollo de la entidad. Además, por su carácter fronterizo, las grandes concentraciones de la población al norte del estado dependen por completo de las cuencas hidrológicas de Estados Unidos. Para impulsar estas acciones es necesario la participación de todos los sectores, niveles de gobierno, instituciones académicas y sociedad civil. 3.2.3.1.2.1 Promover la valoración de los servicios ambientales.
  • 3.2.5 Investigación, conocimiento y educación ambiental Gran parte del éxito de los programas gubernamentales radica en la información y análisis disponibles. Baja California cuenta con centros de educación superior e investigación que producen gran cantidad de información poco aprovechada. Por ello, la vinculación con las universidades y los centros de investigación necesitan de mayor impulso. Asimismo, los temas ambientales requieren de una alta participación para lo cual se hace necesario fomentar el acceso a la información gubernamental ambiental, la educación en materia de ambiente y buscar un mecanismo de difusión más certero sobre la problemática ambiental a la que tienen derecho todos los ciudadanos. Plan Estatal de Desarrollo 94 3.2.5.1 Objetivo Contar con una cultura ambiental de participación corresponsable. Subtemas y estrategias 3.2.5.1.1 Educación ambiental 3.2.5.1.1.1 Fortalecer los programas de difusión y educación de la población respecto al cuidado y preservación del ambiente, así como promover su participación en la solución de la problemática ambiental. 3.2.5.1.2 Acceso a la información 3.2.5.1.2.1 Impulsar la generación y acceso a la información ambiental para la toma de decisiones. 3.2.5.1.3 Vinculación con centros de investigación y escuelas de nivel superior 3.5.5.1.3.1 Promover la vinculación entre el gobierno y los centros de investigación y/o escuelas de nivel superior para realizar estudios o investigaciones relacionadas con la protección al ambiente y el aprovechamiento sustentable de los recursos naturales. 3.3 Agua potable y saneamiento Para Baja California, el agua significa un recurso estratégico ante su escasa disponibilidad, tanto de aguas superficiales como subterráneas, factores como el clima y el crecimiento demográfico y económico que se ha dado en las últimas décadas en la región marcan una compleja situación de incertidumbre a futuro que requerirá de una visión integrada y sustentable en el manejo del recurso, sobre todo por la gran dependencia hacia el río Colorado, cuyo volumen representa 85 por ciento del total asignado por la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) para el estado, además de constituir una fuente superficial internacional demandada por ambos países y a la vez entre sectores usuarios del recurso. Los municipios que muestran una mayor dependencia son Mexicali en 100 por ciento, Tecate en 70 por ciento y TijuanaPlayas de Rosarito en 93 por ciento. Son los municipios de la zona costera los que observan una mayor problemática, ya que el agua que se consume debe ser conducida por grandes distancias. La principal preocupación entre los tres órdenes de gobierno se enfoca en las alteraciones del balance entre la oferta y la demanda, lo que se refleja en los esfuerzos por diseñar y aplicar sistemas integrales de gestión que respondan al derecho colectivo a contar con agua de calidad que garantice condiciones de bienestar a la mayoría de los segmentos de la población. En respuesta a este gran reto y a las crecientes demandas de agua, se han construido obras de infraestructura de gran magnitud, como presas, acueductos y plantas potabilizadoras, entre otras de menor envergadura que en su conjunto han sido parte de políticas de gestión esenciales para hacer frente a las necesidades del desarrollo regional, sumando esfuerzos para culminar proyectos especiales como la ampliación del Acueducto Río Colorado-Tijuana (ARCT) que conduce el volumen que se consume en los municipios de Tecate, Tijuana y Playas de Rosarito; la instalación de plantas desaladoras en Tijuana y Ensenada, e incluso la posibilidad de construir un segundo acueducto desde Mexicali a la región costera. Sin embargo, los ritmos de crecimiento poblacional y económicos actuales indican que cada vez se requerirán mayores inversiones en la obtención de nuevas fuentes de abastecimiento que impactarán la sustentabilidad estatal, y a su vez, la capacidad de negociación binacional, dadas las condiciones actuales de demanda entre regiones de ambos países. Baja California es uno de los estados que presentan mayores niveles de cobertura de agua potable. Según datos del segundo Conteo de Población
  • desarrollo regional sustentable tores, incidiendo en la concientización del carácter de escasez y altos costos en la distribución del recurso en zonas urbanas y suburbanas; aplicación de proyectos de desalación de agua de mar; aumento en la eficiencia agrícola e industrial; reuso de aguas con tratamiento secundario para riego agrícola y áreas verdes, así como en usos industrial y ecológico en la inyección de acuíferos; preservación de humedales y áreas recreativas. Con base en lo anterior, es fundamental asegurar y ampliar el abastecimiento y cobertura, así como mejorar la calidad de los servicios de agua potable, alcantarillado y saneamiento urbano regional de manera eficiente, logrando un manejo integrado y sustentable del recurso en el estado y que están contemplados en el Programa Estratégico de Agua 2030. La estructura que se pretende seguir va de acuerdo con el proceso de un manejo integral del agua como recurso natural que se traduce en un servicio público, desde su captación a partir de diversas fuentes de abastecimiento, su distribución a través de infraestructura hidráulica, la recolección de las aguas residuales, su saneamiento, hasta el desalojo a diversos cuerpos receptores. Otro aspecto importante en el proceso es la búsqueda de nuevas fuentes que incrementen la disponibilidad en la región. Así, la desalación y el reuso de agua residual se convierten en temas clave en el manejo del recurso. Por otro lado, la manera de administrar los recursos adquiere relevancia, ya que constituye un factor esencial en el logro de objetivos y metas, en poder contar con marcos jurídicos y sistemas de planeación acordes con las necesidades reales, así como tener un eficiente manejo de los recursos económicos y humanos, que junto con la activa participación social, pueden ser factores que marquen la diferencia en el avance hacia el desarrollo regional. Los temas en los que se subdivide el subeje son: agua potable; desalación; alcantarillado sanitario y saneamiento; alcantarillado pluvial; reuso de agua residual, y administración del agua. 3.3.1 Agua potable La situación general del agua potable en el estado se encuentra enmarcada por una falta de fuentes seguras a largo plazo. Prácticamente se cuenta con una 95 Plan Estatal de Desarrollo y Vivienda realizado por el INEGI en 2005 contaba con 92.7 por ciento del servicio. A finales de 2007, Baja California cubría 97.1 por ciento de la población de las zonas urbanas. Sin embargo, aún se registran áreas marginadas del servicio en aquellas zonas inaccesibles de municipios como Tijuana y en pequeñas localidades dispersas y alejadas de los centros urbanos de los municipios. Uno de los grandes retos que enfrentan las autoridades competentes para el manejo integral del agua es la introducción del alcantarillado sanitario correspondiente a la recolección y alejamiento de las aguas residuales; técnicamente se requiere de fuertes inversiones para brindar estos servicios, que junto con el suministro de agua potable resultan básicos para garantizar niveles adecuados de calidad de vida para la población. Hay una estrecha relación entre agua limpia y segura con la salud humana; los niveles de cobertura de este tipo de servicios que son brindados de manera diferenciada en zonas urbanas y con menor presencia en las periferias de las ciudades donde la incidencia de enfermedades relacionadas con el agua proliferan de manera poco perceptible para la población, ya que en muchas ocasiones se adolece de registros puntuales. Es el caso de las áreas periféricas de Tijuana, donde las malas condiciones de la vivienda y la irregularidad en la tenencia de la tierra hacen que la introducción de estos servicios sea poco factible. En términos generales, se han logrado avances en esta situación. No obstante, se requiere de grandes esfuerzos para ampliar la cobertura en zonas donde las condiciones geográficas y económicas representan factores limitantes en la ampliación de la cobertura. A finales de 2007, en las zonas urbanas del estado se tenía una cobertura de drenaje conectado a la red pública de 88.06 por ciento. El manejo del recurso deberá dirigirse a reducir la demanda, así como mantener y mejorar la oferta, aplicando una visión integrada de gestión entre los tres niveles de gobierno y tratando de llenar los espacios vacíos en los marcos jurídicos y administrativos. Se requerirá considerar propuestas de acción que puedan contribuir de manera importante en el equilibrio entre la oferta y la demanda, y que traerían resultados más duraderos a largo plazo, como la promoción de la racionalización en el consumo en todos los sec-
  • Plan Estatal de Desarrollo 96 fuente segura de abastecimiento, de la cual se beneficia la mayor parte de la población y las actividades productivas. Hay otras fuentes complementarias provenientes de la explotación de algunos acuíferos y de la escasa captación de precipitación pluvial que conforman las corrientes superficiales locales. En cuanto a la cobertura, se tiene una situación privilegiada en comparación a otros estados fronterizos. Al concluir 2007 las zonas urbanas de la entidad contaban con 97.1 por ciento de población beneficiada. En primer lugar se encuentra el municipio de Mexicali con 99.3 por ciento, le sigue Tecate con 98.76, después Ensenada con 96.5 y, al final, Tijuana y Playas de Rosarito con 93.41 por ciento. A pesar de los escasos recursos con que cuentan los organismos institucionales operadores de los sistemas de agua, es necesario vincular esfuerzos con otros niveles y sectores del gobierno y de la sociedad para introducir las redes de distribución de agua potable a todas aquellas zonas intraurbanas y localidades dispersas, que no cuentan con el servicio. En la ciudad de Mexicali las plantas potabilizadoras son suficientes para subsanar la demanda para los próximos 20 años, en tanto que las redes de distribución tienen que ampliarse para brindar el servicio a zonas marginadas y de crecimiento. En las localidades de su Valle se tienen sistemas integrados que sirven a varios poblados, donde el horizonte de proyección es suficiente para los próximos 15 años; pero también hay algunos sistemas, que dada su lejanía respecto a otros poblados son operados de manera individual, lo que provoca gran variedad de problemas. Las potabilizadoras y pozos son suficientes en el mediano plazo, siendo necesario desarrollar infraestructura en los poblados que se vayan anexando al sistema del organismo operador. En San Felipe es necesario encontrar nuevas fuentes de abastecimiento, toda vez que las existentes se encuentran al límite de su capacidad y ya resultan insuficientes para abastecer la demanda del puerto en periodos de alto consumo al corto plazo. En Tecate se requiere continuar con el crecimiento de las redes de agua potable, para seguir ofreciendo un servicio de calidad y eficiencia. El río Colorado constituye la fuente principal de abastecimiento de agua para la mayoría de la pobla- ción de las ciudades, complementada con otras fuentes locales, como pozos perforados en los acuíferos y la escasa captación de corrientes superficiales. El problema más importante en la distribución de agua en las localidades de la zona costa es el crecimiento acelerado de las manchas urbanas, y con ello el aumento de la demanda, a esto se añaden la distancia y la topografía para llevar agua del río Colorado. En este sentido, además de las fuentes locales se necesita ampliar la capacidad de conducción del acueducto Río Colorado-Zona Costa, y desarrollar nuevas fuentes, para complementar la futura demanda de la población. Debido a la sobreexplotación de los acuíferos, en Ensenada el abasto es insuficiente, por lo que deberán buscarse el máximo aprovechamiento de las fuentes actuales y explotar alternativas como la desalación de agua de mar. 3.3.1.1 Objetivo Lograr la ampliación en el abastecimiento y cobertura del servicio de agua potable, mejorando su calidad y con una visión sustentable en las localidades. Subtemas y estrategias 3.3.1.1.1 Fuentes de abastecimiento 3.3.1.1.1.1 Impulsar el desarrollo sustentable mediante el uso racional del agua; integración de nuevas fuentes de abastecimiento y ampliación y mantenimiento de las existentes. 3.3.1.1.2 Potabilización 3.3.1.1.2.1 Implementar acciones para rehabilitar, conservar, ampliar y desarrollar los sistemas de potabilización. 3.3.1.1.2.2 Promover el desarrollo de la infraestructura necesaria para atender las necesidades actuales y futuras de servicios de agua potable en el estado. 3.3.1.1.2.3 Promover el desarrollo, difusión y aplicación de nuevas tecnologías de potabilización. 3.3.1.1.3 Sistemas de distribución 3.3.1.1.3.1 Implementar acciones de mejoramiento, ampliación y consolidación de infraestructura de agua potable. 3.3.1.1.3.2 Implementar mejores medidas de manteni-
  • desarrollo regional sustentable miento para prevenir y evitar fugas de agua que afectan la red de distribución y desperdicio en los sistemas. 3.3.1.1.3.3 Impulsar la modernización tecnológica en los sistemas. 3.3.1.1.3.4 Contar con las instalaciones suficientes y necesarias para garantizar la distribución de agua potable en cantidad, oportunidad y calidad. 3.3.1.1.4 Cobertura 3.3.1.1.4.1 Incrementar y/o mantener la cobertura del servicio de agua potable en las zonas urbana y rural. 3.3.1.1.4.2 Asegurar la capacidad suficiente en infraestructura para garantizar el suministro y calidad del agua potable. 3.3.1.1.4.3 Implementar acciones de ampliación de la infraestructura de agua potable. 3.3.2 Desalación 3.3.2.1 Objetivo Promover e implementar acciones relativas a la desalación de agua de mar, para ser aprovechada como fuente de abastecimiento en el sistema de distribución de agua potable. Subtema y estrategias 3.3.2.1.1 Captación y potabilización 3.3.2.1.1.1 Promover la planeación y ejecución de proyectos de desalación de agua de mar, para integrarlas como nuevas fuentes de abastecimiento. 3.3.2.1.1.2 Impulsar el desarrollo sustentable y preservación del medio ambiente, mediante el uso racional del agua. 3.3.3 Alcantarillado sanitario y saneamiento Los sistemas de recolección, alejamiento y tratamiento de aguas residuales en los municipios del estado son insuficientes, y presentan una cobertura menor a la del agua potable. En cuanto al drenaje conecta- 97 Plan Estatal de Desarrollo Con la finalidad de satisfacer las crecientes demandas de agua dulce de las regiones limitadas en recursos hidrológicos, que corresponden a las de climas secos desérticos y semidesérticos que caracterizan a la entidad, se han realizado numerosas investigaciones centradas en obtener métodos eficaces y de bajo costo para eliminar o rebajar las sales minerales del agua de mar y de las aguas salobres. La mayoría de los métodos incluye la evaporación seguida de la condensación del vapor, proceso que requiere de altas cantidades de energía, por lo que se evalúa la factibilidad de aplicar métodos de desalación en aguas con menor cantidad de sales minerales, como las salobres que corresponden a las aguas de mantos freáticos cercanos a la costa y que presentan intrusión salina. En el estado se cuenta con la experiencia de la Planta Desaladora en Playas de Rosarito, que funcionó bajo los auspicios de la Comisión Federal de Electricidad a través de la Central Termoeléctrica, con el propósito de generar electricidad y agua potable para Tijuana; en ella se generaron 28 millones de litros diarios durante 17 años a partir de 1969. En 2003 se puso en operación una planta desaladora piloto en Playas de Rosarito, con el fin de experimentar para hacer factible la planeación de este tipo de alternativas para cubrir las crecientes demandas de agua de la región costera, en particular de las localidades de Tijuana y Playas de Rosarito. Los esfuerzos conjuntos de coordinación entre las diferentes instancias estatales, nacionales e internacionales, por parte de la CEA, CESPT, CONAGUA y autoridades del agua en el condado de San Diego, han dado resultados importantes; a principios de 2005 se presentó el reporte del Estudio de Factibilidad para el Desarrollo de Oportunidades de Desalación de Agua de Mar para la región de Tijuana-San Diego. Aún se analiza la factibilidad de ubicación de las instalaciones de la planta en las inmediaciones de la línea fronteriza, ya que se plantea abastecer de agua a ambas regiones fronterizas mediante entregas entre alguno de ambos países; asimismo, se evalúan escenarios para que los dos países participen en una posible instalación conjunta de desalación, capacidad conjunta de tratamiento requerido y las necesidades de la demanda de ambas partes. En este sentido, para la región se propone promover y desarrollar estrategias relacionadas con la desalación de agua de mar y/o salobres y aprovecharlas como fuentes alternativas y complementarias en el abastecimiento de agua para la región.
  • Plan Estatal de Desarrollo 98 do a la red pública, las zonas urbanas menos favorecidas son Tijuana y Playas de Rosarito con 80.56 por ciento, siguiéndoles Ensenada con 84.36, Tecate con 92.9, y Mexicali que presenta la mayor cobertura, 94.4 por ciento. En algunos casos la recolección del agua residual es mayor a la capacidad de tratamiento de las plantas, por lo que el excedente es vertido sin tratar a cuerpos de agua receptores. Aun cuando el agua tratada cumpla con los estándares de calidad para su depósito final, ésta se deteriora causando riesgos para la salud y el medio ambiente. En Tijuana la mayor parte del área de servicio del sistema de alcantarillado se ubica dentro de la cuenca del río Tijuana, el cual atraviesa la ciudad y se interna hacia Estados Unidos, para finalmente desembocar en aguas costeras de San Diego, lo que en reiteradas ocasiones ha sido causa de conflictos binacionales por la contaminación que se produce. Otro de los factores atenuantes que intervienen en la poca eficiencia de este sistema es la topografía del territorio, lo que ocasiona que la ciudad drene de manera natural hacia el río Tijuana y, posteriormente, a Estados Unidos. Sin embargo, hay varias obras que procuran la intercepción de parte de los flujos de agua en territorio mexicano, para su posterior conducción a la planta de tratamiento de aguas residuales de San Antonio de los Buenos, ubicada al sur de Tijuana. El resto del agua residual recolectada dentro de la cuenca del río Tijuana, aproximadamente mil cien litros por segundo, fluye hacia el vecino país para su posterior tratamiento en la Planta Internacional de Tratamiento de Aguas Residuales (PITAR), ubicada en la ciudad de San Diego. El mayor reto en este sentido se presenta en Mexicali donde se observa la necesidad de expandir las redes a la zona de crecimiento del oriente, mediante el sistema Mexicali IV. En la zona del Valle es preciso continuar con el desarrollo de sistemas integrales de recolección y alejamiento de aguas negras en diferentes localidades, toda vez que son asentamientos y zonas que tienen problemas con los sistemas de fosas sépticas y letrinas. Actualmente la entidad cuenta con diferentes instalaciones de plantas de tratamiento de aguas residuales, que en gran medida subsanan las necesidades de las zonas que actualmente cuentan con alcantarillado sanitario. Sin embargo, la incorporación de diferentes zonas al servicio de alcantarillado requerirán, necesariamente, la ampliación de algunas plantas de tratamiento de aguas residuales ubicadas estratégicamente en la región. Ante esta situación, los programas y proyectos que se proponen requieren de esfuerzos conjuntos que permitan lograr la ampliación en la cobertura de servicios de alcantarillado sanitario y saneamiento, mejorando su calidad con un verdadero enfoque de sustentabilidad que incida en la calidad de vida de los habitantes y en la conservación del medio ambiente regional e internacional fronterizo. 3.3.3.1 Objetivo Lograr la ampliación en la cobertura de los servicios de alcantarillado sanitario y saneamiento, mejorando su calidad con una visión sustentable en las localidades. Subtemas y estrategias 3.3.3.1.1 Sistemas de recolección y alejamiento 3.3.3.1.1.1 Brindar el servicio de alcantarillado sanitario y saneamiento, al mayor número de habitantes, mediante el mejoramiento, ampliación y consolidación de infraestructura, para mejorar la calidad de vida y prevenir problemas de salud y/o ambientales. 3.3.3.1.1.2 Desarrollar sistemas integrales de recolección y alejamiento de aguas residuales de origen municipal. 3.3.3.1.1.3 Fortalecer los programas y proyectos de mantenimiento y rehabilitación de la infraestructura de redes de alcantarillado sanitario en prevención de derrames que pongan en riesgo la salud y la calidad de vida. 3.3.3.1.2 Plantas de tratamiento y disposición 3.3.3.1.2.1 Incrementar la infraestructura de tratamiento de aguas residuales en zonas rurales y urbanas, mejorando su eficiencia y tecnología. 3.3.3.1.2.2 Reforzar y ampliar los sistemas de mantenimiento y rehabilitación de las plantas de tratamiento y elevar la calidad de sus afluentes. 3.3.3.1.2.3 Actualizar y elaborar, así como iniciar obras de mantenimiento y rehabilitación de las plantas de tratamiento y lograr una mejoría en la calidad de los flujos de disposición que impactan la salud y el ambiente.
  • desarrollo regional sustentable 3.3.3.1.3 Cobertura 3.3.3.1.3.1 Incrementar la cobertura del servicio de alcantarillado sanitario en las zonas urbana y rural. 3.3.3.1.3.2 Implementar acciones de mejoramiento, ampliación y consolidación de infraestructura de alcantarillado sanitario. 3.3.4 Alcantarillado pluvial Subtemas y estrategias 3.3.4.1.1 Sistema de recolección 3.3.4.1.1.1 Promover la ampliación y consolidación de alcantarillado pluvial. 3.3.4.1.2 Disposición 3.3.4.1.2.1 Realizar las funciones de mantenimiento, reposición y rehabilitación de la infraestructura de alcantarillado pluvial de manera eficiente y con calidad. 3.3.4.1.3 Cobertura 3.3.4.1.3.1 Brindar el servicio de alcantarillado de aguas pluviales a la mayor extensión posible de las localidades del territorio atendidas por el organismo operador. 3.3.5 Reuso de agua residual En la medida en que el consumo de agua se incrementa, las aguas residuales producidas por las comunidades urbanas y las industriales también lo hacen, por lo que plantean problemáticas potenciales para la salud y el medio ambiente. Cada vez se buscan métodos más seguros, inocuos para el medio ambiente y eficaces en función de los costos para la depuración y eliminación de las aguas residuales. En Baja California se tienen pocas experiencias en materia de reuso de esta agua. Actualmente, es primordial desarrollar acciones que permitan ampliar el conocimiento sobre las posibilidades de estas prácticas y mejorar de manera sustantiva las condiciones del medio ambiente y la salud humana, ampliando las cantidades en el volumen de agua potable disponible. Algunos estudios que se han realizado centran la atención en los usos de riego de áreas verdes, agrícolas, industriales y ecológicos. Con el fin de contribuir en una gestión integral de nuestros recursos hidráulicos, en los municipios de Tijuana y Playas de Rosarito se han implementado algunas acciones para reutilizar los efluentes 99 Plan Estatal de Desarrollo La infraestructura hidráulica destinada a la recolección, conducción y retención de los flujos de agua proveniente de la precipitación pluvial, no ha recibido la importancia que merece, en el sentido de que en el estado se cuenta con climas variados entre la región costera húmeda con periodos de altas precipitaciones, y la región de planicie en el municipio de Mexicali, donde los niveles de precipitación son menores. Las consecuencias de inundaciones, derrumbes de laderas y destrucción de edificaciones en las áreas bajas de zonas urbanas en los municipios de Tijuana y Playas de Rosarito muestran las grandes necesidades de contar con sistemas eficientes y de calidad que hagan frente a la problemática, y también apliquen las políticas de prevención requeridas. Durante mucho tiempo han sido las autoridades de los ayuntamientos las encargadas de operar y coordinar estos sistemas; sin embargo, en términos de normatividad entre los niveles de gobierno municipal y estatal, en el caso particular de Mexicali la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE) ha transferido a la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali (CESPM) la responsabilidad de atender el mantenimiento y la reposición del sistema de alcantarillado pluvial. Actualmente la atención a esta problemática ha correspondido a los ayuntamientos de acuerdo con sus capacidades técnica y financiera. En el caso de Mexicali, el organismo operador se ha encargado del mantenimiento y la ampliación de la infraestructura pluvial existente. Así, lograr la ampliación de la cobertura y consolidación de la infraestructura de alcantarillado pluvial requiere del mejoramiento de su calidad y de considerar una visión preventiva de desastres en las localidades donde los retos son mayores. 3.3.4.1 Objetivo Lograr la ampliación en la cobertura y consolidación de infraestructura de alcantarillado pluvial, mejorando su calidad y de manera preventiva los desastres en las localidades.
  • Plan Estatal de Desarrollo 100 de algunas plantas de tratamiento, sobre todo en las plantas Rosarito I y Rosarito Norte; además se practica el reuso en el sector privado en los clubes Campestre y Real del Mar. Actualmente se está terminando el proyecto de la planta de tratamiento del Centro de Alto Rendimiento de la UABC, con el fin de utilizar su efluente en el riego de las áreas verdes de sus instalaciones. También se cuenta con la experiencia del proyecto ECOPARQUE de El Colegio de la Frontera Norte, a partir del cual se riega la ladera donde se ubican sus instalaciones, y asimismo, se utiliza como sitio de observación en programas de educación ambiental a estudiantes de distintos niveles educativos. En el caso del agua residual de Mexicali se ha tomado un valor preponderante, como recurso viable para usos industriales y ecológicos. El programa de reuso en riego de áreas verdes públicas ha tenido una gran aceptación y permitirá la recuperación de volúmenes de agua potable. En Tecate, el porcentaje de agua tratada reusada es casi nulo, por varias razones, entre las más importantes están la ausencia de infraestructura y la falta de cultura del reuso. En Ensenada también se aprovecha parte de las aguas residuales tratadas en riego de áreas verdes y en la industria de la construcción; además, se encuentra en proceso el sistema de reuso que permitirá el aprovechamiento en riego agrícola del efluente de la planta de tratamiento El Naranjo. Por lo anterior es importante promover y ampliar la infraestructura, así como las prácticas que faciliten el reuso de agua residual tratada para ser utilizada en diversos sectores de usuarios de agua en las localidades. 3.3.5.1 Objetivo Promover y coordinar el reuso de agua residual tratada para facilitar su utilización en diversos sectores de usuarios en la región. Subtemas y estrategias 3.3.5.1.1 Áreas verdes 3.3.5.1.1.1 Promover el desarrollo de sistemas de distribución de agua residual tratada para brindar el servicio de agua residual a las áreas verdes, camellones, parques, centros recreativos, etcétera. 3.3.5.1.2 Agricultura 3.3.5.1.2.1 Promover ante los módulos de riego el uso de agua residual tratada y el intercambio por agua rodada. 3.3.5.1.2.2 Promover el uso de agua residual tratada para el aprovechamiento en el sector agrícola. 3.3.5.1.3 Industria 3.3.5.1.3.1 Promover ante cámaras, dependencias e instituciones, el uso de agua residual en lugar de agua potable para procesos industriales. 3.3.5.1.3.2 Elaborar programas y buscar mecanismos que incentiven el uso de agua tratada por parte del sector industrial, para aumentar la disponibilidad de agua potable en otros renglones productivos. 3.3.5.1.4 Ecológico 3.3.5.1.4.1 Apoyar el mejoramiento de los ecosistemas de los cuerpos receptores de agua, así como áreas de humedales y recreativas, suministrando agua tratada de buena calidad. 3.3.5.1.4.2 Contribuir al mejoramiento de la calidad del aire por medio de la forestación de las áreas aledañas a las plantas de tratamiento. 3.3.5.1.4.3 Implementar programas de control ambiental para minimizar el impacto al medio ambiente. 3.3.5.1.4.4 Promover e implementar programas de agilización en la gestión de permisos ante las autoridades competentes, para el reuso de agua residual tratada en la agricultura, industria, áreas verdes y mejoramiento ecológico. 3.3.6 Administración del agua Dentro de las principales funciones de los organismos e instituciones encargadas de administrar los recursos hidráulicos en los municipios del estado, se encuentra la de brindar bienestar común e individual a los pobladores. Las políticas nacionales de descentralización han favorecido a la administración del agua; sin embargo, se requiere de un manejo político y administrativo que contemple una gestión integradora de distintos niveles de gobierno y sectores de la sociedad. En el estado se continúa reforzando la vinculación realista entre la Comisión Estatal del Agua, la
  • desarrollo regional sustentable Comisión Nacional del Agua y los organismos operadores, en los aspectos de normatividad y planeación, organizacionales, de investigación y capacitación como instrumentos esenciales para un desarrollo institucional acorde con las actuales condiciones locales, regionales y de globalización en torno a los recursos hidráulicos. Por lo anterior, es imprescindible fomentar el fortalecimiento de una administración del agua eficiente y efectiva en el aprovechamiento de los recursos financieros, técnicos y humanos de manera integrada y que garantice el adecuado desarrollo en los ámbitos jurídico, de planeación y con una participación social efectiva, que coadyuve a brindar los servicios públicos relacionados con el agua con calidad y de manera sustentable en las localidades. Subtemas y estrategias 3.3.6.1.1 Actualización del marco jurídico 3.3.6.1.1.1 Promover y coordinar la actualización del marco jurídico en materia de normatividad del uso y disposición del agua. 3.3.6.1.1.2 Impulsar iniciativas para la actualización de la normatividad técnica en materia de agua potable, alcantarillado sanitario, alcantarillado pluvial y saneamiento. 3.3.6.1.2 Planeación general 3.3.6.1.2.1 Promover y coordinar los programas de planeación de proyectos y obras anuales. 3.3.6.1.2.2 Formular y actualizar planes y programas hidráulicos con visión de largo plazo, acordes con los planes y programas de desarrollo urbano regional, incluyendo el ámbito binacional. 3.3.6.1.2.3 Desarrollar planes y programas estratégicos para utilizar de la mejor manera posible los di- 3.3.6.1.3 Fuentes de financiamiento 3.3.6.1.3.1 Gestionar la obtención de recursos para el logro de los objetivos. 3.3.6.1.3.2 Optimizar el aprovechamiento de los recursos financieros, técnicos y humanos, y buscar nuevas fuentes de financiamiento para brindar con calidad y oportunidad los servicios de agua potable, alcantarillado sanitario y saneamiento a los diferentes sectores de la población. 3.3.6.1.3.3 Asegurar el financiamiento de recursos necesarios para la operación, mantenimiento y construcción de los sistemas de agua. 3.3.6.1.3.4 Solicitar y consolidar recursos con fuentes de financiamiento nacionales y extranjeras para el desarrollo de la infraestructura hidráulica. 3.3.6.1.4 Atención al usuario 3.3.6.1.4.1 Dar buena atención al usuario mediante mejoras a los sistemas y procedimientos respectivos. 3.3.6.1.4.2 Fortalecer y difundir los programas de cultura del agua, para concienciar y sensibilizar a la población para su buen uso y ahorro. 3.3.6.1.4.3 Eficientar los recursos financieros, técnicos y humanos para brindar mejores servicios a la población. 3.3.6.1.5 Desarrollo institucional 3.3.6.1.5.1 Optimizar las estructuras organizacionales con la finalidad de que atiendan todas las áreas de oportunidad de los organismos, ubicando al personal de tal manera que sea el adecuado para cada puesto. 3.3.6.1.5.2 Optimizar la operación de los organismos a través de la innovación tecnológica y sistematización de procesos. 3.3.6.1.5.3 Eficientar los recursos financieros, técnicos y humanos, para brindar mejores servicios a la población. Implementar programas que contribuyan al fortalecimiento de las instituciones. 101 Plan Estatal de Desarrollo 3.3.6.1 Objetivo Fomentar el fortalecimiento de una administración del agua eficiente y efectiva en el aprovechamiento de los recursos financieros, técnicos y humanos de manera integrada, que garantice el adecuado desarrollo en los ámbitos jurídico, de planeación y con una participación social efectiva, que coadyuve a brindar los servicios públicos relacionados con el agua con calidad y de manera sustentable en las localidades. versos recursos en beneficio de la organización y la ciudadanía. 3.3.6.1.2.4 Priorizar las acciones técnicas y administrativas en coordinación con los tres órdenes de gobierno, sociedad organizada y otras instancias, para el desarrollo ordenado en materia hidráulica.
  • 3.4 Infraestructura y equipamiento Plan Estatal de Desarrollo 102 El acelerado crecimiento de las poblaciones urbanas y rurales, el aumento del tráfico comercial y turístico en las principales carreteras, así como la creciente demanda para satisfacer las necesidades de la población, requiere de modernizar y ampliar la infraestructura y el equipamiento con que cuenta actualmente el estado. Las estrategias a seguir en esta materia deberán vincularse con los lineamientos nacionales que son elevar la cobertura, calidad y competitividad con soporte de la infraestructura para promover el desarrollo regional equilibrado e impulsar el desarrollo sustentable de las regiones. La infraestructura vial requiere que el Sistema Carretero Estatal se modernice, conjuntamente con aquellas estrategias necesarias para prestar un mejor servicio para el transporte de uso particular, de mercancías y de los turistas. Para ello, en los últimos años se han financiado proyectos con este objetivo, como es la ampliación de la carretera a cuatro carriles Mexicali-San Felipe y de la carretera Tijuana-Tecate. Sin embargo, se requiere gestionar una mayor inversión en estos rubros, especialmente donde la actividad comercial, industrial y agrícola lo requieren. Por lo que respecta a los sistemas viales urbanos, las dinámicas productivas, el aumento en el parque vehicular y el crecimiento de las ciudades representan retos para el gobierno del estado, los municipios, los sectores de la economía y la población, que deben ser solucionados. Ante ello, es necesario mejorar los tiempos de traslado, de seguridad y de conexión entre las áreas habitacionales y los centros de trabajo. De igual manera, se deben implementar obras que estén encaminadas a la solución de problemas viales con una visión de largo plazo y, con ello, orientar futuros crecimientos urbanos. En el rubro de infraestructura social, el equipamiento en salud representa para las autoridades estatales un reto para cubrir necesidades actuales y prever las futuras. En los últimos años, el equipamiento en salud en el estado se ha visto rebasado por el crecimiento de la población atendida, por lo que resulta imperativo mejorar el equipamiento y ampliar sus servicios a la población no atendida. Uno de los aspectos que se debe atender de manera inmediata para cubrir la demanda es la ampliación o construcción de aulas escolares en el estado, en especial en aquellas ciudades y centros de población con altas tasas de crecimiento. Para cubrir las necesidades del estado en lo que se refiere a un equipamiento escolar eficiente, se deberá mantener la colaboración con el sector educativo. Las necesidades en materia de equipamiento para el fomento a la cultura requieren la consolidación de las instalaciones de museos, salas de usos múltiples, bibliotecas y centros culturales para el desarrollo de la sociedad. De igual manera, la infraestructura deportiva necesita mantener y aumentar su oferta que brinda a la población del estado, en coordinación con los gobiernos municipales. Por su ubicación geográfica, Baja California mantiene ventajas de transporte regional comparado con otros estados fronterizos mexicanos. En el noroeste de México y suroeste de Estados Unidos, son cuatro los puertos que ofrecen el servicio de carga: Long Beach y San Diego, en California; Ensenada, Baja California, y Guaymas, Sonora. La saturación de los principales puertos de California ofrece la oportunidad para que Baja California desarrolle la infraestructura y el equipamiento necesarios para la movilización de mercancías. En este sentido, la construcción del Puerto Punta Colonet, la ampliación de los puertos de Ensenada y El Sauzal, y la construcción del ferrocarril que conecte estos puntos, desarrollará nuevas economías de escala en la región. Para ello, se requiere que dichas iniciativas se enmarquen en el Programa Sectorial de Transporte, el cual deberá incorporar las aportaciones de los distintos sectores sociales y económicos. La inversión pública enfocada a proveer la infraestructura y el equipamiento debe considerar que las soluciones en el corto plazo estarán sustentadas en los principios de planeación estratégica que oriente el crecimiento sobre vías de sustentabilidad, tomando en cuenta las dinámicas urbana, ambiental y regional. Para alcanzar un desarrollo sostenido que considere la conservación de los ecosistemas, la creación de infraestructura y equipamiento incluirá a toda la población del estado de manera integral, con el fin de mejorar sus condiciones de salud, educación, transporte, deportes, esparcimiento y cultura. El subeje de infraestructura y equipamiento en este Plan Estatal de
  • desarrollo regional sustentable Desarrollo 2008-2013 se articula en cuatro temas específicos: infraestructura vial; infraestructura de transporte; equipamiento y servicios, y administración institucional y financiamiento. A través de estos temas se pretende consolidar y aumentar el potencial del estado en cuanto a producción, comercio, servicios y desarrollo humano. Para ello, se debe considerar la actualización, ampliación y proyección de la infraestructura necesaria para el desarrollo integral de Baja California. 3.4.1 Infraestructura vial 3.4.1.1 Objetivo Aumentar y mejorar la infraestructura vial del estado y de los centros de población. Subtemas y estrategias 3.4.1.1.1 Sistema estatal carretero 3.4.1.1.1.1 Construir y modernizar vialidades. 3.4.1.1.1.2 Llevar a cabo la rehabilitación y mantenimiento de la red carretera. 3.4.1.1.1.3 Equipar y realizar obras complementarias en la red carretera. 3.4.1.1.2 Sistema vial urbano y regional 3.4.1.1.2.1 Construir y modernizar vialidades primarias. 3.4.1.1.2.2 Llevar a cabo la rehabilitación y mantenimiento de vialidades. 3.4.1.1.2.3 Impulsar la urbanización de los centros de población. 3.4.1.1.2.4 Impulsar la pavimentación de accesos a centros de población y zonas urbanas. 3.4.2 Equipamiento y servicios El aumento de la población, en parte debido a la migración hacia las ciudades más grandes del estado, ha obligado al gobierno estatal a invertir en el mantenimiento y creación de infraestructura y servicios. Debido a la fuerte concentración demográfica, comercial y de la administración pública, las ciudades de Mexicali y Tijuana centralizan la mayor parte del equipamiento y los servicios del estado, por lo que se requiere formular estrategias de desarrollo para consolidar el equipamiento con que ya se cuenta y atender a las regiones menos favorecidas, como el sur del estado, el corredor económico San Felipe-Puertecitos y las áreas urbanas de reciente creación. En materia de equipamiento urbano las principales localidades del estado disponen de instalaciones suficientes para su desarrollo. En lo que a servicios se refiere, continúan faltando hospitales de especialidades en el estado. Tanto Mexicali, Tijuana y Los 103 Plan Estatal de Desarrollo El desarrollo de la infraestructura vial de la entidad ha estado bajo la influencia de los vaivenes económicos y sociales que no sólo competen a la administración estatal, sino a los municipios y a la federación. En los últimos años se han ejercido importantes inversiones para ampliar a cuatro carriles los tramos carreteros Mexicali-San Felipe y Tijuana-Tecate. De igual modo, se han construido grandes obras en infraestructura vial, sobresaliendo la reconstrucción y mantenimiento de los tramos de las carreteras del Valle de Mexicali, El Centinela-La Rumorosa y La Rumorosa-Tecate. El aumento del parque vehicular, el crecimiento de los centros de población, el deterioro de las vialidades, etcétera, han obligado al gobierno del estado a destinar recursos importantes para el mantenimiento de las vialidades en zonas urbanas. El congestionamiento vial de ciudades como Tijuana y Mexicali, así como el tráfico en las principales vías de acceso al puerto de San Felipe y a Ensenada, obliga a que se tomen medidas integrales que permitan solucionar estos problemas, y que a su vez orienten el crecimiento y desarrollo de estos centros de población. Algunas acciones de urbanización de los centros de población del estado, necesarias para brindar a los ciudadanos mejores vialidades, nuevos accesos, seguridad para los peatones y disminución de enfermedades provocadas por la contaminación del aire, han estado vinculadas particularmente con el Programa Integral de Pavimentación y Calidad del Aire (PIPCA). Este programa de urbanización de colonias populares ha beneficiado a 207 500 personas en los últimos años, en coordinación con los gobiernos federal y municipal y la ciudadanía. Sin embargo, a pesar de estos logros, se requiere que dicho programa se amplíe a aquellas zonas que presentan rezagos en la materia y que se oriente parte de estos esfuerzos al mantenimiento de las principales vialidades urbanas y rurales.
  • Algodones muestran una demanda considerable de servicios, originados por el aumento de la población. En esta misma perspectiva se encuentra el sector educativo, el deporte y esparcimiento, los servicios gubernamentales y la cultura, etcétera. 3.4.2.1 Objetivo Dotar y consolidar el equipamiento de los centros de población con una visión de largo plazo. Plan Estatal de Desarrollo 104 Subtema y estrategias 3.4.2.1.1 Equipamiento urbano y regional 3.4.2.1.1.1 Impulsar la elaboración del Programa Estatal de Equipamiento Urbano y Regional en todos sus subsistemas. 3.4.2.1.1.2 Promover la adquisición de terrenos necesarios para el desarrollo del equipamiento. 3.4.2.1.1.3 Impulsar la oferta de equipamiento estatal y regional. 3.4.2.1.1.4 Promover la creación de parques y jardines 3.4.2.1.1.5 Promover el rescate de espacios públicos (como plazas, alamedas, áreas verdes, parques, playas, jardines, espacios deportivos y culturales, camellones, centros de las ciudades, entre otros). 3.4.3 Infraestructura de transporte La política pública de dotación de infraestructura para el transporte debe relacionarse con la planificación territorial y urbana, y para que sea efectiva tiene que visualizarse en los organigramas de la administración pública local. Es necesario implicar a los ciudadanos a través de fórmulas participativas donde éstos no sólo puedan aportar sus puntos de vista e impresiones, sino que participen de la complejidad en la toma de decisiones. Los pactos y mesas de trabajo dentro del Consejo Estatal de Infraestructura, creado recientemente, son buenas acciones para desarrollar iniciativas comunes entre distintos colectivos ciudadanos que a menudo tienen opciones y percepciones diferentes sobre la infraestructura. Un estado competitivo, productivo y ordenado, conformado a partir de un sistema de ciudades bien comunicadas entre sí y con el resto de los territorios con los que se mantenga una relación funcional y económica, se logra mediante una infraestructura de transporte acorde con sus necesidades, desarrollando ciudades habitables con espacios públicos urbanos en condiciones seguras e iluminadas en las que todos sus habitantes tengan acceso a los centros de equipamiento, trabajo y servicios, que eleven su potencial de desarrollo humano. El objetivo de cubrir las necesidades de enlaces intermunicipales que permitan la vinculación de ciudades fronterizas y zonas rurales con actividades agropecuarias, agroindustriales y turísticas se logrará mediante la construcción de un sistema de libramientos carreteros. En el contexto fronterizo, el acceso a los mercados de California y con los países de la Cuenca del Pacífico, obliga a que la infraestructura de transporte se amplíe y modernice. Uno de los problemas centrales que se presenta en las ciudades fronterizas respecto al transporte de personas y mercancías es la falta de agilidad en el cruce por las garitas internacionales. Esta situación demandará a las autoridades de México y Estados Unidos la coordinación de esfuerzos para lograr una solución integral y de largo plazo. 3.4.3.1 Objetivo Ampliar y modernizar la infraestructura estratégica de transporte de personas y mercancías para el impulso a la competitividad internacional de la economía regional. Subtema y estrategias 3.4.3.1.1 Sistema estatal de transporte y movilidad 3.4.3.1.1.1 Coordinar esfuerzos y construcción de consensos con el Consejo Estatal de Infraestructura. 3.4.3.1.1.2 Fortalecer e impulsar el Programa Estatal de Transporte y Movilidad Urbana en coordinación con la iniciativa privada y gobiernos federal y municipales. 3.4.3.1.1.3 Ampliar y modernizar los puertos terrestres, marítimos y aéreos, así como la infraestructura ferroviaria. 3.4.4 Administración institucional y financiamiento El proceso de planeación regional y gestión de los recursos para el desarrollo de infraestructura estratégica en el estado obliga a la formación de cuadros
  • desarrollo regional sustentable organizativos que maximicen los recursos financieros limitados. Para ello, se deben articular mecanismos eficaces de cooperación en los diferentes niveles de gobierno, con el fin de lograr un desarrollo humano para todos los habitantes de Baja California. En este sentido, para potenciar los esfuerzos del gobierno estatal, conjuntamente con los niveles municipal, federal y, en su caso, con los binacionales, se deberán formular esquemas de participación desde un enfoque de transversalidad de las decisiones. Lo anterior deberá focalizar entre los agentes clave de la administración pública, los proyectos estratégicos que más demanda la sociedad bajacaliforniana para conjuntar recursos y esfuerzos, y así ampliar el impacto social de la administración institucional y de la aplicación del presupuesto fiscal y privado. Subtemas y estrategias 3.4.4.1.1 Fomento al desarrollo 3.4.4.1.1.1 Impulsar el desarrollo de infraestructura de manera eficiente, eficaz y sectorial. 3.4.4.1.2 Inversión en infraestructura 3.4.4.1.2.1 Planear a corto plazo la inversión pública y su distribución equitativa. 3.4.4.1.3 Coordinación integral 3.4.4.1.3.1 Gestionar una coordinación dinámica entre los tres órdenes de gobierno y la sociedad organizada. 3.4.4.1.3.2 Promover la participación pública de los tres órdenes de gobierno y la iniciativa privada. 3.4.4.1.3.3 Promover la creación de mecanismos de cooperación financiera entre gobierno estatal, federal, municipal y desarrolladores. 3.4.5 Cruces fronterizos Entre Baja California y California los cruces fronterizos favorecen el intercambio de bienes y servicios, así como el paso de 100 millones de personas al año. 105 Plan Estatal de Desarrollo 3.4.4.1 Objetivo Crear mecanismos de colaboración interinstitucional y de cooperación intergubernamental para eficientar la administración pública y el financiamiento de infraestructura y equipamiento. Esta infraestructura es una de las bases del desarrollo económico, social y urbano de diversas comunidades que conforman la región binacional fronteriza de Los Ángeles, San Diego, Tijuana, Tecate, Mexicali, Playas de Rosarito y Ensenada; con una población proyectada al 2025 de más de 25 millones de habitantes. El contexto fronterizo del estado, así como su accesibilidad con los mercados de California y la Cuenca del Pacífico obligan a que la infraestructura del transporte se amplíe y actualice. Uno de los problemas centrales que se presenta en las ciudades fronterizas del estado respecto al transporte de personas y mercancías son los tiempos de espera por los cruces fronterizos con Estados Unidos. Para lograr mayor eficiencia en los cruces, las autoridades de México y las de Estados Unidos deberán coordinar sus esfuerzos para lograr una solución integral y de largo plazo. Un estudio reciente elaborado por el Departamento de Transporte de California arroja pérdidas económicas anuales derivadas de los tiempos de espera en los cruces fronterizos de Baja California-California por 3 320 millones de dólares en el condado de San Diego, mientras que en Tijuana-Tecate-Playas de Rosarito se presentan pérdidas por 1 770 millones de dólares. En el mismo concepto, en el Valle Imperial las pérdidas anuales son por 350 millones de dólares, y en el municipio de Mexicali 450 millones de dólares. En cuanto a empleos perdidos por los tiempos de espera, en el condado de San Diego se tiene un total de 41 678; en el área de Tijuana-Tecate-Playas de Rosarito 9 892; en el Valle Imperial 3 935, y en el municipio de Mexicali 2 690. El estudio reporta además que los estados de Baja California y California pierden al año un total de 4.36 millones de horas hombre de trabajo debido a tiempos de espera en los cruces fronterizos, y se menciona que los impactos económicos en la frontera se duplicarán en los próximos 10 años. El aumento en el número de vehículos que cruzan la frontera en los distintos puertos de entrada internacional, así como el tiempo de espera para los usuarios de los cruces fronterizos, requiere de mecanismos de colaboración binacional. Para favorecer este objetivo, se deberá institucionalizar la relación binacional mediante la conformación de un nuevo organismo administrativo.
  • Plan Estatal de Desarrollo 106 En este sentido, los gobiernos estatales de Baja California y California trabajan en la elaboración de un Plan Maestro Fronterizo que incremente el entendimiento de la planeación de los cruces fronterizos y el transporte en ambos lados de la frontera, y ofrezca un plan de trabajo para priorizar y avanzar en los puertos fronterizos, así como en los proyectos de transporte, recomienda la aplicación de las metodologías identificadas en este plan en los respectivos procesos de planeación de los organismos participantes, y establece un proceso para institucionalizar el diálogo entre los actores de infraestructura fronteriza en México y Estados Unidos. Ante el grupo binacional México-Estados Unidos sobre Puentes y Cruces Internacionales tenemos identificados el desarrollo de nuevos cruces fronterizos: Chaparral-Puerta México, cuya fecha de inicio es a finales de 2008; Otay II, ampliación de patios de la aduana de Tecate, Mexicali-Río Nuevo, carril Sentri en Mexicali II y Los Algodones, cuyos inicios de acciones están contemplados para 2010. 3.4.5.1 Objetivo Desarrollar y modernizar la infraestructura de cruces fronterizos, así como la movilidad peatonal, vehicular y el transporte de carga. Subtemas y estrategias 3.4.5.1.1 Modernización de la infraestructura de cruces fronterizos 3.4.5.1.1.1 Continuar con la gestión interinstitucional de carácter regional transfronterizo ante los gobiernos de México y Estados Unidos para la modernización, agilización y eventual ampliación de los cruces fronterizos. 3.4.5.1.1.2 Promover la creación, ampliación y mejoramiento de cruces fronterizos con la finalidad de lograr una mayor integración económica y social binacional. 3.4.5.1.1.3 Mejorar los accesos de las ciudades hacia los cruces fronterizos y puntos de conexión con otros modos de transporte. 3.4.5.1.1.4 Dar seguimiento en coordinación con la federación y los municipios al estudio del Plan Maestro Fronterizo Baja California-California. 3.4.5.1.2 Fomento a la coordinación en infraestructura binacional 3.4.5.1.2.1 Fomentar la coordinación binacional para el impulso y la consolidación de la región transfronteriza Baja California-California en el marco de un esquema de desarrollo económico y social que permita la inserción competitiva de la región en la dinámica global. 3.4.5.1.2.2 Crear un organismo que atienda la agenda de coordinación y la problemática de los cruces fronterizos. 3.4.5.1.2.3 Institucionalizar el Plan Maestro Fronterizo Baja California-California. 3.4.5.1.2.4 Crear un banco de datos binacional para la evaluación permanente de indicadores económicos. 3.4.5.1.2.5 Fomentar la coordinación con la federación en temas de cruces fronterizos. 3.5 Energía El sector energético en Baja California se constituye por sí mismo en parte importante e imprescindible para la vida cotidiana de los ciudadanos, ya que incorpora un valor estratégico innegable al resto de los sectores económicos de la entidad. El sector energía en Baja California cubre un amplio espectro en la actividad económica, desde la explotación de los recursos naturales hasta su utilización final en el sector industrial, servicios, residencial y transporte. Actualmente la planeación y gestión de recursos energéticos fomentan el uso de las energías renovables y las tecnologías emergentes, permitiendo un suministro energético seguro y eficiente, con criterios de rentabilidad mediante la diversificación de las fuentes y de su procedencia geográfica. Históricamente el problema clave en México en esta materia ha sido satisfacer la demanda interna de energía, basándose en el criterio de que el desarrollo económico es frenado por la escasez de los energéticos. La planeación, construcción y operación de los sistemas energéticos han estado orientados por criterios del lado de la oferta. El dinamismo del sector energético ha requerido de grandes inversiones para su constante ampliación, tanto en generación, transmisión como distribución. Recientemente, como respuesta a la aparición de dos fenómenos, la continua
  • desarrollo regional sustentable La energía hidráulica en el estado no es tan relevante por razones propias de la zona, pero aun así es importante que el estado establezca los esfuerzos necesarios para realizar proyectos pertinentes en esta forma de generación, mientras que se tienen considerados proyectos de biogás y de algunos combustibles para la producción de vapor de agua en Mexicali y su valle. Por otra parte, el Golfo de California es considerado como uno de los 40 lugares del mundo con condiciones favorables para la producción de energía mareomotriz. En materia de gas natural, Baja California se ha aprobado la construcción de terminales de GNL ubicadas sobre la costa norte. De igual manera, se construye un oleoducto en Baja Norte que conecta con un sistema de ductos en Estados Unidos. Durante 2008 se pretende llevar gas natural desde la terminal energía Costa Azul de Sempra, cerca de Ensenada, hasta plantas de electricidad en el norte de México, California y Arizona. Con esto cambia el flujo del ducto Baja Norte que será revertido para llevar gas a California. En términos de energía eléctrica, aunque Baja California se encuentra aislado de la fuente principal energética y del sistema nacional interconectado de México, tiene conexión al sistema de transmisiones de California, por lo que ha logrado exportar energía eléctrica a California desde principios del presente siglo. De los temas de mayor importancia para el estado se encuentra la gestión gubernamental, considerando siempre las fuentes convencionales de energía y las fuentes renovables. De igual manera, la eficiencia energética ha tomado relevancia considerando los precios actuales de la energía; por lo que la gestión estatal con el gobierno federal en materia de tarifas eléctricas es una de las prioridades para el estado. 3.5.1 Gestión gubernamental Una de las bases para lograr la autosuficiencia energética del estado es mediante la gestión gubernamental, para ampliar la contribución de energéticos de Baja California a la planta productiva y al consumo doméstico del país con fuentes convencionales de energía, energías renovables y una mayor eficiencia energética. 107 Plan Estatal de Desarrollo reducción de los recursos primarios y haber tomado relevancia las consideraciones ambientales surge por el lado de la demanda el criterio de ahorro de energía mediante el uso eficiente de los recursos, ante la evidencia de que las fuerzas del mercado tienen limitaciones para operar sobre estos dos fenómenos. Las energías renovables ofrecen la oportunidad de obtener energía útil para diversas aplicaciones; su aprovechamiento tiene menores impactos ambientales que el de las fuentes convencionales y poseen el potencial para satisfacer las necesidades de energía futura en el estado. Además, su utilización contribuye a conservar los recursos energéticos no renovables y propicia el desarrollo regional sustentable en Baja California. La integración en el sistema energético fomenta el uso de las energías renovables, como la eólica, solar o biomasa. En Baja California se cuenta con el campo geotérmico de Cerro Prieto, en el municipio de Mexicali, como una de las principales fuentes de energía del estado. El aprovechamiento del vapor endógeno permite un ahorro de recursos naturales convencionales empleados para generar energía, equivalentes a una central termoeléctrica de la misma capacidad que consume cerca de 10 millones de barriles de petróleo al año. La generación de energía eléctrica en el estado se complementa con la planta termoeléctrica Presidente Juárez, en Playas de Rosarito, y las plantas de turbogas en Mexicali, Tijuana y Ensenada. La aplicación de la energía solar se encuentra a nivel de investigación, con vistas a la instalación de nuevas plantas en el norte del Golfo de California. En tanto, la energía eólica se utiliza para generar energía eléctrica de uso doméstico en pequeñas poblaciones del sur del estado. Sobre el potencial eólico, se tiene identificado a La Rumorosa como un sitio ideal para este tipo de proyectos de energía. De igual manera, se desarrollan proyectos de energía renovable en ambos lados de la frontera, iniciando con un parque eólico en las inmediaciones del lugar mencionado. Con estos proyectos será posible la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, además de contribuir al desarrollo sustentable e incrementar la capacidad de generación eléctrica, ampliando la disponibilidad de fuentes renovables, ya que se cuenta con zonas de alta intensidad de vientos.
  • 3.5.1.1 Objetivo Promover la gestión gubernamental y la planeación estratégica del sector energético mediante la creación de la Comisión Estatal de Energía de Baja California. Subtemas y estrategias 3.5.1.1.1 Planeación estratégica en materia energética 3.5.1.1.1.1 Crear la Comisión Estatal de Energía de Baja California. 3.5.1.1.1.2 Elaborar el Programa Estatal de Energía. 3.5.1.1.1.3 Realizar estudios de factibilidad en materia energética. Plan Estatal de Desarrollo 108 3.5.1.1.2 Gestión gubernamental estatal 3.5.1.1.2.1 Producir energía eléctrica para autoabastecimiento. 3.5.1.1.2.2 Gestionar recursos en materia de generación de energía. 3.5.2 Fuentes convencionales de energía El uso de fuentes convencionales en el sector energético del estado continuará en los siguientes años, por lo que es necesario extender su cobertura en coordinación con el gobierno federal y la sociedad civil organizada. De igual manera, se dará seguimiento al Programa Estatal de Electrificación. 3.5.2.1 Objetivo Electrificar y promover las fuentes convencionales de energía. Subtema y estrategias 3.5.2.1.1 Electrificación y promoción de fuentes de energía 3.5.2.1.1.1 Gestionar inversiones para la generación de fuentes de energía. 3.5.2.1.1.2 Extender la cobertura en coordinación con los tres ordenes de gobierno y la sociedad civil. 3.5.2.1.1.3 Dar seguimiento al Programa Estatal de Electrificación. 3.5.3 Fuentes renovables El uso de las fuentes renovables es de vital importancia para lograr un desarrollo regional sustentable, por lo que se fomentará en el estado el uso de energía a partir de fuentes eólicas, solares e hídricas. 3.5.3.1 Objetivo Impulsar el uso de fuentes renovables de energía. Subtema y estrategias 3.5.3.1.1 Energías eólica, solar e hídrica 3.5.3.1.1.1 Producir energía a partir de fuentes eólicas e hídricas en el estado. 3.5.3.1.1.2 Promover el uso de energía solar en los centros de población y en el medio rural. 3.5.4 Eficiencia energética Uno de los retos durante los próximos años será incrementar la eficiencia energética del estado en los nuevos desarrollos de vivienda. 3.5.4.1 Objetivo Ahorro de energía y eficiencia energética en localidades urbanas. Subtemas y estrategias 3.5.4.1.1 Ahorro de energía 3.5.4.1.1.1 Promover programas de ahorro de energía. 3.5.4.1.2 Eficiencia energética 3.5.4.1.2.1 Promover e impulsar acciones de eficiencia energética en nuevos desarrollos de vivienda en general y equipamiento urbano. 3.5.5 Tarifas eléctricas El incremento de los precios de los energéticos es un tema de gran interés para los bajacalifornianos, por lo que la gestión de mayores subsidios en las tarifas eléctricas ante las dependencias y entidades federales es fundamental para tener un desarrollo regional sustentable. 3.5.5.1 Objetivo Promover el establecimiento de tarifas de energía competitivas para la atracción de la inversión y para mejorar la calidad de vida de la población del estado.
  • desarrollo regional sustentable Subtema y estrategias 3.5.5.1.1 Gestión gubernamental de las tarifas eléctricas 3.5.5.1.1.1 Gestionar ante las dependencias y entidades de la administración pública federal encargadas de la formulación de las tarifas de energía subsidios al consumo de energía eléctrica. 3.5.5.1.1.2 Gestionar la eliminación de la tarifa en horario punta. 3.5.5.1.1.3 Gestionar nuevas tarifas para uso comercial. 109 Plan Estatal de Desarrollo
  • Eje 4. Economía competitiva 4.1 Política económica para la competitividad y el empleo 4.1.1 4.1.2 4.1.3 Desarrollo empresarial y fomento a las MIPyMES Atracción de inversión y generación de empleos Financiamiento y vinculación del desarrollo empresarial y tecnológico 4.2 Empleo y trabajo 4.2.1 4.2.2 4.2.3 4.2.4 Capacitación y vinculación para el empleo Previsión social Cultura de la legalidad laboral Impartición y procuración de justicia laboral 4.3 Campo, pesca y desarrollo rural 4.3.1 4.3.2 4.3.3 4.3.4 4.3.5 Desarrollo del capital humano Desarrollo integral del campo Sustentabilidad de las actividades primarias Fortalecimiento institucional Pesca y acuacultura 4.4 Desarrollo de las actividades industriales 4.4.1 4.4.2 Industria Minería 4.5 Desarrollo del comercio y los servicios 4.5.1 4.5.2 4.5.3 Comercio Logística y cruces fronterizos Turismo
  • 4 Economía competitiva Visión 113 Objetivo General Promover la competitividad del estado con base en los recursos y vocaciones económicas regionales, aprovechando las ventajas competitivas para lograr el desarrollo económico y una mayor distribución de sus beneficios, de manera que mejore sustancialmente la calidad de vida de la población. T omando como base lo anterior se busca contribuir de manera primordial al logro de los objetivos de competitividad, crecimiento y generación de empleos plasmados en el Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, los cuales deben ser recuperados para una entidad que en lo económico tiene una relevancia en el plano nacional. Baja California se ubica en el décimo lugar en su contribución al PIB nacional, y en los primeros lugares cuando se le considera por su dinámica de crecimiento económico. En periodos de relativa estabilidad suele crecer por en- cima de la media nacional. Este dinamismo es una de las principales fortalezas de la entidad, lo cual ha contribuido a mantener tasas relativamente bajas de desempleo. Sin embargo, la desaceleración económica mundial de los últimos cinco años y la competencia con países de reciente industrialización, con una cada vez mayor presencia de sus bienes en el comercio mundial, sobre todo en el estadounidense, influyeron en la disminución del ritmo de crecimiento económico estatal promedio, al pasar de 6.76 por ciento entre 1996-2001 a 4.45 por ciento en el periodo 2002-2007. Plan Estatal de Desarrollo Baja California cuenta con un sistema económico dinámico y competitivo, reposicionado regional, nacional e internacionalmente; que potencia las capacidades, vocaciones y ventajas de la entidad, garantiza la igualdad de oportunidades para todos y promueve permanentemente el mejoramiento significativo de la calidad de vida de la población, basado en prácticas sustentables y territorialmente equilibradas.
  • Millones de pesos Producto interno bruto de Baja California, 1993-2006 (miles de millones de pesos a precios de 1993) 70 60 50 40 30 20 10 0 Plan Estatal de Desarrollo 114 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 Fuente: INEGI, Dirección General de Contabilidad Nacional y Estadísticas Económicas. Parte de las debilidades que caracterizan a la economía estatal derivan de la endeble articulación de sus sectores más dinámicos con el mercado interno. Al respecto, destaca la ausencia e incapacidad de la industria regional para proveer de insumos domésticos al sector industrial, en particular a la industria maquiladora, donde cuatro de cada diez personas en el estado se emplean en ese ramo. El nuevo episodio de desaceleración económica que resiente la economía norteamericana desde hace dos años empieza a resentir de manera adversa en los niveles de captación anual de inversión extranjera, la cual da cuenta de poco más de la mitad de la inversión estatal total. Por otra parte, a través de los efectos directos e indirectos de la desaceleración, su impacto negativo está alcanzando de manera particular a las actividades manufactureras y turísticas. En lo interno, también se observan cambios que apuntan a la necesidad de orientar en un sentido distinto la política económica estatal. El avance de la desgravación arancelaria en el país está diluyendo las ventajas relativas que en dicha materia poseían las ciudades fronterizas de la entidad, por tanto, el desempeño competitivo de Baja California frente a California es ahora mucho más sensible ante las variaciones de los precios. El carácter interdependiente de la economía estatal con la estadounidense, junto con el avance del proceso de desregulación, exigen desplegar una política activa que estimule al mismo tiempo la productividad y la articulación del mercado interno. Para tal fin, en el plano económico el objetivo estratégico principal será el fomento sustentable de una competitividad sectorial y regional que genere empleos calificados y mejor remunerados. El eje de economía competitiva se estructura a partir de los siguientes cinco subejes: política económica para la competitividad y el empleo; empleo y trabajo; campo, pesca y desarrollo rural; desarrollo de las actividades industriales, y desarrollo del comercio y los servicios. En los primeros dos subejes se presentan las principales acciones transversales, que de manera coordinada e interrelacionada, se llevarán a cabo para impulsar la competitividad, el empleo y el crecimiento. En los demás, se plantea la problemática por la que atraviesan los sectores económicos y las
  • Economía competitiva Inversión extranjera directa en Baja California, 2000-2007 1 200 Millones de dólares 1 000 800 600 400 200 0 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 acciones verticales que se requieren para alcanzar los objetivos de desarrollo correspondientes. Para atender los temas de competitividad, empleo y crecimiento de la entidad, no sólo se requieren los objetivos y estrategias que se plantean en este eje, sino también las que de manera concurrente con la mayoría de sus propósitos temáticos se plasman en los cinco ejes restantes de este plan de desarrollo. El eje seguridad y justicia integral, por ejemplo, contiene estrategias que impactan de manera directa en la capacidad del estado para atraer y conservar inversiones, para fomentar el turismo y facilitar el movimiento interno e internacional de mercancías, personas y capitales. El contenido del eje formación para la vida permea a todos los sectores económicos, pues de él se desprenden implicaciones para fortalecer el capital humano, las capacidades empresariales, la innovación, y en general, la productividad y el empleo de calidad. De los propósitos contenidos en el eje desarrollo regional sustentable, se infieren políticas y estrategias en materia de infraestructura, las cuales es imprescindible que se lleven a cabo para facilitar el acceso de consumidores y productores a los mercados de bienes y servicios, para fortalecer la conectividad interregional y la cohesión de los mercados, para abaratar los costos de energéticos y asegurar el abasto de agua y otros insumos básicos, y en definitiva, para generar las economías externas que resultan del desarrollo de sistemas logísticos e infraestructurales competitivos. Aunque estas cuestiones no se tratan en detalle en el eje económico, no se debe olvidar que cada eje del plan se interrelaciona en mayor o menor medida con el propósito sistémico de la competitividad. Hay que subrayar que se requiere desplegar acciones estratégicas coadyuvantes para aprovechar en forma más eficaz los recursos, talentos y capacidades locales actuales y potenciales de empresarios, a fin de fomentar las dinámicas productivas y de integración sectorial que es necesario detonar para reposicionar las vocaciones regionales de la entidad en los mercados nacionales e internacionales, que la lleven a mantener ritmos de crecimiento sostenidos y estables del que se deriven empleos suficientes, de calidad y bien remunerados. Plan Estatal de Desarrollo Fuente: INEGI, Estadísticas de la IME (EME). 115
  • Población ocupada en Baja California por trimestre, 2005-2007 1 350 Miles de personas 1 300 1 250 1 200 1 150 1 100 1 050 Plan Estatal de Desarrollo 116 1 000 2005 (I) 2005 (II) 2005 (III) 2005 (IV) 2006 (I) 2006 (II) 2006 (III) 2006 (IV) 2007 (I) 2007 (II) 2007 (III) 2007 (IV) Trimestre Fuente: INEGI, Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. 4.1 Política económica para la competitividad y el empleo En el contexto nacional, el desempeño económico de Baja California es sin duda sobresaliente. No obstante, el nivel de competitividad alcanzado por el estado aún debe superar rezagos significativos en distintos campos, entre los que destacan: infraestructura urbana y energética, desarrollo institucional, seguridad pública, funcionalidad de los mercados de factores y manejo sustentable del medio ambiente. Además, subsisten desequilibrios aún considerables entre los niveles de competitividad y desarrollo humano que han alcanzado los municipios, los cuales se deben atender con el fin de conseguir un desarrollo armónico entre las distintas regiones de la entidad. El estado se compromete a promover la competitividad con base en los recursos y las vocaciones económicas regionales, a fin de avanzar en el desarrollo de ventajas competitivas y en el mejoramiento de la calidad de vida que ello conlleva. Dado que la competitividad responde a múltiples factores que suelen operar en forma simultánea a distintas escalas geográficas y sectoriales, se requiere sumar y coordinar los esfuerzos de los distintos niveles y órganos de gobierno en correspondencia con sus facultades, a fin de obtener sinergias favorables entre las instancias involucradas en estimular la competitividad estatal. En lo que corresponde al gobierno estatal y en apego a sus atribuciones, se realizarán diversas acciones coordinadas de impacto horizontal, encaminadas a mejorar la calidad de los factores que influyen para que las empresas operen con altos niveles de eficiencia, los cuales se enmarcan en las siguientes políticas: de atracción de inversiones y generación de empleos; de desarrollo empresarial; de promoción a las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPyMES); de financiamiento para el desarrollo, y de innovación y desarrollo tecnológico. 4.1.1 Desarrollo empresarial y fomento a las MIPyMES Si bien Baja California ocupó en 2006 el cuarto lugar en competitividad a nivel nacional, no debe olvidarse que el país en su conjunto se halla muy rezagado en el ámbito internacional. En este contexto, la entidad
  • Economía competitiva La política de desarrollo empresarial tiene un alcance horizontal en todos los sectores y ha resultado relativamente exitosa. A la fecha se han identificado poco más de 15 ramas estratégicas con potencial para posicionarse como clusters competitivos. Se ha avanzado además, en el establecimiento de diversos grupos de trabajo responsables para la operación e impulso de planes estratégicos específicos para cada cluster, donde tienen cabida empresarios, gobierno, instituciones académicas y otros organismos intermedios, que de manera coordinada y atendiendo a sus facultades, apoyan de manera sistémica los clusters. Un estrato empresarial que requiere especial impulso a través de la PDE son las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPyMES). En el año 2003, este tipo de establecimientos representaban 98.7 por ciento del total de unidades productivas. En consecuencia, es importante impulsar el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas como alternativa para acelerar el desarrollo económico de la región, ofreciéndoles condiciones favorables para que se consoliden y crezcan como fuentes productivas formales. En virtud de su potencial e importancia, las MIPyMES deberán recibir atención prioritaria para integrarlas a los beneficios institucionales y encauzarlas hacia un mayor crecimiento. En este contexto, la PDE se plantea al menos dos grandes retos: en primer término, se requiere avanzar de manera más decidida en la transformación competitiva de las empresas más rezagadas, sobre todo de las MIPyMES, de modo que puedan desarrollar capacidades para su inserción competitiva en el mercado nacional e internacional; en segundo lugar, resulta necesario seguir identificando las oportunidades de desarrollo productivo con potencial, en regiones y sectores, a fin de reposicionar la vocaciones productivas de la entidad. Finalmente, un factor de competitividad que habrá de recibir especial atención es el abasto suficiente y de calidad de electricidad, gas natural y combustóleo. En los últimos años estos insumos se han hecho cada vez más indispensables, pero sus precios no han alcanzado los niveles requeridos para que las empresas operen de manera competitiva en los mercados internacionales. Al respecto, es importante que 117 Plan Estatal de Desarrollo requiere mejorar su posición y aprovechar las oportunidades que se le abren en los mercados internacionales, sobre todo en los países con los que México tiene firmados acuerdos comerciales. Se parte de la premisa de que la competitividad sólo provendrá de la calidad de los factores que influyen para que las empresas puedan funcionar con altos niveles de eficiencia. Se buscará operar sin regulaciones económicas excesivas, con menor costo de servicios, con infraestructura amplia y diversificada, y, desde luego, con políticas promotoras y pro-activas de la actividad empresarial. Es primordial mejorar los estímulos e incentivos que se ofrecen a las empresas para desenvolverse y crecer en los mercados, e impulsar una infraestructura ágil y moderna que imprima velocidad a los flujos de materias primas y favorezca una mayor concurrencia a los mercados. La consolidación de agrupamientos y clusters empresariales como una estrategia de integración y asociación de procesos productivos se debe seguir intensificando, ya que las empresas podrán alcanzar economías de escala y aprovechar las economías de aglomeración que las propician. Este y otros objetivos se abordarán mediante diversas estrategias concurrentes, entre ellas destacan las contenidas en la política de desarrollo empresarial (PDE). La política de desarrollo empresarial de Baja California, se encuentra integrada principalmente por dos estrategias básicas: el estímulo de las vocaciones productivas y el fomento y desarrollo de clusters. La PDE plantea mecanismos para fomentar la competitividad y el desarrollo económico a través del fortalecimiento y promoción de las vocaciones regionales, con base en la asignación de prioridades y la generación de criterios de selección, para detectar y aprovechar al máximo las inversiones productivas presentes y futuras en las regiones de la entidad. Constituye además, un conjunto articulado de políticas, estrategias, acciones e instrumentos de corto, mediano y largo plazo que apoyan a las empresas y a los emprendedores bajacalifornianos en las diversas regiones del estado, dentro de un marco participativo en el que se encuentran involucrados principalmente, organismos empresariales, instituciones de gobierno e instituciones educativas y de investigación.
  • los proveedores ofrezcan precios a niveles competitivos de éstos y otros insumos básicos. 4.1.1.1 Objetivo Mantener y elevar la competitividad del estado y de la actividad empresarial, con especial apoyo a las MIPyMES. Plan Estatal de Desarrollo 118 Subtemas y estrategias 4.1.1.1.1 Política de desarrollo empresarial 4.1.1.1.1.1 Promover un mayor aprovechamiento entre las empresas de los estímulos y apoyos que ofrece la Ley de Fomento a la Competitividad y Desarrollo Económico. 4.1.1.1.1.2 Revisar la legislación aplicable para incentivar el otorgamiento de estímulos a inversionistas y empleadores en la entidad. 4.1.1.1.1.3 Promover en el ámbito empresarial la mejora regulatoria, la coordinación interinstitucional y la gestión para la eficiencia. 4.1.1.1.1.4 Impulsar el fortalecimiento de agrupamientos empresariales. 4.1.1.1.1.5 Promover proyectos de alta tecnología. 4.1.1.1.1.6 Promover proyectos productivos, formación de emprendedores y cultura empresarial. 4.1.1.1.1.7 Fortalecer sistemas de información para la toma de decisiones. 4.1.1.1.2 Promoción de MIPyMES 4.1.1.1.2.1 Ampliar el número de trámites que se gestionan por Internet, incluyendo el pago de servicios en línea. 4.1.1.1.2.2 Incrementar la participación de las MIPyMES regionales en la proveeduría de los sectores público y privado. 4.1.1.1.2.3 Ampliar la cobertura de los Centros de Atención Empresarial. 4.1.1.1.2.4 Promover la creación de la Ley Estatal para el Desarrollo y Fomento de la Micro y Pequeña Empresa para el estado. 4.1.1.1.2.5 Reestablecer la red de Consultoría Empresarial Integral Especializada en MIPyMES (CRECE). 4.1.1.1.2.6 Impulsar la integración de las MIPyMES a cadenas productivas y a la política de desarrollo empresarial y tecnológico. 4.1.1.1.2.7 Promover la capacitación y asistencia técnica para las MIPyMES. 4.1.1.1.2.8 Crear el Consejo Estatal para la Competitividad de las MIPyMES. 4.1.1.1.3 Abastecimiento de insumos de calidad 4.1.1.1.3.1 Promover mejores precios y tarifas de servicios. 4.1.1.1.3.2 Promover una mejor distribución del agua entre los diversos usos alternativos. 4.1.1.1.3.3 Garantizar un mejor abasto y sistema de distribución. 4.1.1.1.3.4 Proponer la creación de una unidad en materia de energía. 4.1.1.1.3.5 Impulsar una mejor conectividad de las fuentes de energéticos. 4.1.2 Atracción de inversión y generación de empleos En las últimas décadas la competencia por atraer inversiones nacionales y extranjeras se ha revitalizado. México debe competir ahora con países que ofrecen costos de mano de obra competitivos y que han desarrollado sistemas logísticos relativamente eficientes para enfrentar las tradicionales ventajas de localización de nuestro país. Entre dichos países destaca China, que en los últimos años se convirtió en el primer receptor mundial de inversión extranjera. En lo que concierne a Baja California, durante el periodo 2002-2007 la entidad atrajo 11 167 millones de dólares por concepto de inversión. Una cantidad importante que generó 143 877 empleos que, sin embargo, no fueron suficientes para cubrir la demanda laboral. Hay que agregar, además, que pese a que los niveles salariales del estado se ubican por encima del promedio nacional, un porcentaje significativo del empleo bajacaliforniano es aún de carácter temporal. Vale comentar que si bien en los últimos años Baja California se ha mantenido en el quinto lugar en cuanto a captación de inversión extranjera directa en el país, desde 2005 se visualiza una reducción consecutiva de los montos que tradicionalmente captaba el estado. Además, la entidad ha pasado en los últimos siete años del tercero al quinto lugar en lo referente a inversión extranjera por habitante.
  • Economía competitiva 4.1.2.1 Objetivo Promover mayor inversión local, nacional y extranjera que fomente la apertura de empresas y la creación de empleos de calidad. Subtema y estrategias 4.1.2.1.1 Promoción de inversión y creación de empleos 4.1.2.1.1.1 Reposicionar a Baja California en los ámbitos nacional e internacional. 4.1.2.1.1.2 Atraer mayor inversión para la actividad productiva. 4.1.2.1.1.3 Promover un nuevo marco jurídico para el fomento de las inversiones público-privada. 4.1.2.1.1.4 Generar empleos de calidad bien remunerados, sostenibles y sustentables en el medio ambiente. 4.1.2.1.1.5 Atraer empresas de alto valor agregado que impulsen el desarrollo local de tecnología, susceptible de ser aprovechada por las empresas y empresarios locales. 4.1.2.1.1.6 Promover la coordinación institucional para que los municipios otorguen estímulos e incentivos a las empresas. 4.1.3 Financiamiento y vinculación del desarrollo empresarial y tecnológico El financiamiento es un factor básico para fomentar el desarrollo empresarial y la competitividad, ya que un amplio porcentaje de empresas carece de capital para establecerse, consolidarse, crecer y modernizarse. La falta de acceso al crédito afecta lo mismo a empresas establecidas que a pequeños, medianos y grandes emprendedores, que pese a contar con proyectos productivos viables, no disponen de los recursos financieros para iniciar o consolidar sus negocios, perdiéndose así oportunidades invaluables para generar empleos. Las necesidades de financiamiento detectadas son sobre todo de capital de trabajo, refaccionario y avío. Para impulsar aún más la competitividad, es necesario apoyar financieramente a proyectos estratégicos en términos del desarrollo tecnológico que involucran o pueden detonar. Al respecto, es necesario primero fomentar la vinculación de los centros de investigación y desarrollo tecnológico con las empresas. En la actualidad, tal vinculación se efectúa básicamente a través de cuatro vías. La primera, mediante la firma de convenios que permiten el establecimiento de alianzas con el sector productivo, donde los estudiantes de educación superior participan a través de residencias, prácticas profesionales y estancias de aprendizaje y/o de servicio social. La segunda vía ha presentado una demanda constante por parte del sector productivo, 119 Plan Estatal de Desarrollo Es preciso impulsar la capacidad de Baja California para atraer inversión nacional y extranjera, así como reforzar el sistema de estímulos y de infraestructura que da soporte a la misma. Se estima, que el PIB estatal crecerá sólo por encima del cinco por ciento anual, si la inversión privada supera los dos mil millones de dólares anuales. De esta manera se alcanzará más fácilmente la meta de empleo que se ha trazado este gobierno: 50 mil empleos por año. No sólo se deberá poner atención a la labor de atracción de inversiones por estar vinculada de forma directa con la creación de nuevas plazas de trabajo, sino también a la generación de empleos de calidad; es decir, que los mismos sean bien remunerados, permanentes y asociados a procesos productivos de alto valor agregado, de tal manera que el trabajador alcance estabilidad en sus ingresos y un futuro familiar seguro que le permita elevar su nivel de bienestar. Para alcanzar estas metas, la instrumentación de políticas pro-activas de atracción de inversiones nacionales y extranjeras se tornan sumamente necesarias en un contexto en que la competitividad internacional se acrecienta y los ritmos de captación estatal de inversión externa tienden a declinar. La política estatal de atracción de inversiones se concibe como un componente más, de una compleja serie de acciones concurrentes y coordinadas de los distintos órdenes de gobierno, que harán posible generar entornos socioeconómicos más favorables para canalizar capitales a las distintas regiones del estado. Además, dicha política deberá ser congruente con el conjunto de medidas que se están tomando para avanzar en el desarrollo integral de la entidad, entre ellas destacan las encaminadas a fortalecer y articular los mercados internos de bienes y servicios, impulsar el escalamiento tecnológico, y asegurar un crecimiento regional ordenado y sustentable.
  • Plan Estatal de Desarrollo 120 la cual consiste en los servicios tecnológicos que las instituciones ofrecen a los empresarios en cuanto a cursos, capacitación, asesoría técnica, análisis de materiales y estudio de factibilidad, entre otros. La tercera forma de vinculación se lleva a cabo por medio de proyectos de investigación que impulsan de manera conjunta a los sectores científico y productivo, a través de fondos federales y estatales para ciencia y tecnología que financian necesidades específicas de desarrollo tecnológico en el estado. Este mecanismo de vinculación presenta un desarrollo pausado pero creciente en la entidad. La cuarta vía de vinculación es una de las más ambiciosas y prometedoras. Tiene lugar mediante el establecimiento de centros de innovación y desarrollo tecnológico que se conciben como “fabricas de empresas tecnológicas” o “incubadoras de productos de alta tecnología”, las cuales se forman, desde su origen, como organizaciones en la que participan empresas interesadas en aprovechar tecnología disponible o en desarrollar tecnología propia. Para aprovechar los mecanismos más eficaces que hay para detonar la innovación y el desarrollo tecnológico, es preciso fortalecer algunos fondos como el INNOVA, el FOINFRA y el Fondo para el Fomento al Desarrollo de Clusters y promover una reorientación hacia proyectos productivos del Fideicomiso Empresarial. Además, es necesario impulsar el cabildeo ante los diversos fondos federales de apoyo, a fin de obtener recursos complementarios a los fiscales que permitan brindar mayor apoyo a proyectos de inversión tecnológica y a otros de máxima prioridad para el desarrollo de la entidad. 4.1.3.1 Objetivo Apoyar financieramente, para su fortalecimiento, crecimiento y desarrollo tecnológico, al mayor número de empresas así como su vinculación con las instituciones de educación superior y centros de investigación. Subtemas y estrategias 4.1.3.1.1 Apoyos financieros 4.1.3.1.1.1 Fortalecer el Sistema Estatal de Financiamiento (SEFIDE). 4.1.3.1.2 Impulso a la innovación tecnológica 4.1.3.1.2.1 Gestionar y promover la obtención de mayores recursos federales e incrementar los apoyos a las actividades de alta tecnología e investigación y desarrollo. 4.1.3.1.2.2 Promover mayores recursos para la investigación, innovación y desarrollo tecnológico. 4.1.3.1.2.3 Inducir la creación de Centros de Innovación y Desarrollo Tecnológico. 4.1.3.1.2.4 Integrar el Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (COCYT) a la estructura de la Secretaría de Desarrollo Económico. 4.1.3.1.2.5 Promover programas de incubación de empresas. 4.1.3.1.2.6 Fomentar la autogestión del sector privado para la inversión y uso de la tecnología. 4.1.3.1.2.7 Fomentar la articulación entre las necesidades de desarrollo tecnológico del sector productivo y la investigación aplicada. 4.1.3.1.3 Agrupamientos industriales 4.1.3.1.3.1 Mayor apoyo financiero a los programas de agrupamientos industriales. 4.2 Empleo y trabajo Baja California se ubica entre las cinco entidades que muestran los niveles de desocupación más bajos del país. En los últimos tres años la entidad ha resentido una ligera elevación de su tasa de desocupación abierta (TDA), la cual pasó de 1.2 por ciento en 2005 a 2.07 en el último trimestre de 2007. Lo anterior se asocia con diversos factores, entre los que destacan la pérdida de dinamismo industrial, la alta tasa de retención de los flujos migratorios en la entidad y la desaceleración de la economía estadounidense. Este escenario amenaza la capacidad del mercado de trabajo para generar empleos suficientes que permitan no sólo abatir la demanda natural de trabajo, sino también los aún preocupantes niveles de informalidad laboral. La ENOE, por ejemplo, identificó durante el cuarto trimestre de 2007, que 16.4 por ciento de la población ocupada en Baja California se ubicaba en el sector informal. En cuanto a los niveles de remuneración, el estado también se ubica dentro de los primeros lugares en el país. De acuerdo con el salario promedio de
  • Economía competitiva 4.2.1 Capacitación y vinculación para el empleo En los últimos años, los gobiernos federal y estatal han trabajado, por un lado, en la implementación de programas de capacitación para desempleados o subempleados que desean mejorar sus habilidades y certificar sus competencias para insertarse en el mercado laboral formal. Por otro lado, también se han impulsado programas de capacitación para trabajadores en activo y empleadores que laboran en micro, pequeñas y medianas empresas, con la finalidad de mejorar los niveles de productividad laboral y la competitividad de este importante estrato empresarial. Entre el primer conjunto de programas destacan los que se integran bajo el Programa de Apoyo al Empleo (PAE), como es el caso de BÉCATE, y entre los segundos, destaca el Programa de Apoyo a la Capacitación (PAC). De manera adicional, un instrumento clave para alcanzar mejores niveles de remuneración en el trabajo ha sido el impulso a la certificación de las competencias laborales que promueve la federación. De manera paralela, y en coordinación con la federación, se han impulsado distintos programas y mecanismos para crear condiciones que faciliten la articulación entre oferentes y demandantes de trabajo, y entre la formación para el trabajo y las necesidades del aparato productivo. En esta línea, se requiere fortalecer la coordinación interinstitucional a fin de obtener las sinergias favorables esperadas en la operación de los distintos instrumentos con los que cuenta el Sistema Estatal de Empleo para vincular el empleo con calidad. Se continuará con la difusión e implementación de programas para y en el trabajo, en coordinación con los sectores productivos, académicos y organismos intermedios, dando especial atención a los mecanismos institucionales para fomentar la formalidad laboral, el autoempleo, la equidad e inclusión en el trabajo, la permanencia y la estabilidad laboral, y, en general, a todos los componentes de la dinámica laboral que fortalecen la capacidad de las personas para alcanzar empleos suficientes, dignos, de calidad y bien remunerados. 4.2.1.1 Objetivo Contribuir a la reducción del desempleo y al mejoramiento de la productividad laboral mediante la capacitación para y en el trabajo, y a través de las tareas de vinculación. Subtemas y estrategias 4.2.1.1.1 Capacitación para y en el trabajo 4.2.1.1.1.1 Fomentar la capacitación y las habilidades laborales para y en el trabajo. 4.2.1.1.1.2 Fomentar la vinculación con calidad, entre la oferta y la demanda de trabajo. 4.2.1.1.2 Fomento a la vinculación laboral 4.2.1.1.2.1 Impulsar la orientación y vinculación laboral de los buscadores de empleo de acuerdo con el perfil y expectativas laborales. 4.2.1.1.2.2 Brindar apoyos a proyectos de micro y pequeños negocios. 4.2.1.1.2.3 Apoyar a la población desplazada del mercado formal de trabajo en su búsqueda de empleo. 121 Plan Estatal de Desarrollo cotización que registra el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en 2007 Baja California se destacó como la quinta entidad con los mejores niveles salariales en México. Sin embargo, en la última década la proporción de trabajadores eventuales respecto del total de asegurados por dicha institución, pasó de seis a 17 por ciento. Durante el periodo 2006-2007, el IMSS registró en el estado 13 mil nuevas plazas permanentes contra 14 mil de carácter eventual. Frente a la dimensión de esta problemática, el gobierno se ha trazado el objetivo de fomentar la capacitación y la vinculación para el empleo de calidad, y procurar el equilibrio entre los factores de la producción mediante la previsión social y la procuración e impartición de justicia laboral. Por otro lado, es fundamental coordinar la creación de puestos de trabajo en las empresas promovidas mediante la política de desarrollo empresarial, con las políticas de empleo y trabajo, para evitar la precarización e informalidad del trabajo. De ahí la necesidad de involucrar en este subeje la coordinación interinstitucional a nivel federal y municipal, en sus vertientes económica, laboral, social y educativa.
  • 4.2.1.1.3 Impulso integral a la experiencia y capacidad laboral 4.2.1.1.3.1 Promover la formación para el autoempleo y/o desarrollo de actividades productivas. 4.2.1.1.3.2 Fortalecer los conocimientos y las aptitudes laborales de acuerdo con las necesidades del mercado. 4.2.1.1.3.3 Apoyar la capacitación requerida por el sector empresarial. Plan Estatal de Desarrollo 122 4.2.1.1.4 Alianzas estratégicas productivas para el empleo. 4.2.1.1.4.1 Promover la integración de los diversos sectores empresariales, gubernamentales y sociales para impulsar políticas de vinculación del empleo dirigidas a jóvenes y grupos vulnerables de la población. 4.2.1.1.4.2. Impulsar la vinculación gubernamental con las áreas empresariales de selección y reclutamiento de personal para el fortalecimiento de la oferta laboral. 4.2.2 Previsión social La política de previsión social se estructura a partir de un conjunto de acciones coadyuvantes para el fortalecimiento de las condiciones de trabajo que aseguren un empleo digno. Entre ellas destacan la seguridad social, becas para trabajadores y sus hijos, becas educacionales para el trabajador y sus hijos, fondos de ahorro, guarderías infantiles, actividades culturales y deportivas, y otras de naturaleza análoga. Entre las diversas acciones que pueden implementarse para fomentar la previsión en el trabajo se encuentran también las encaminadas a brindar atención a grupos que por sus características sociodemográficas están relativamente más expuestos a que se vulneren sus derechos humanos y laborales. Respecto a la previsión social, se impulsará un modelo que privilegie el desarrollo humano de las personas en el trabajo, donde las acciones encaminadas a fomentar la productividad en el trabajo sean compatibles con la búsqueda de estabilidad, preservación de la dignidad y crecimiento personal. Se continuará fortaleciendo el cumplimiento de la normatividad laboral, y de seguridad e higiene, mediante programas de autorregulación y de certificación, como es el caso del Programa de Empresa Segura. No obstante, se reconoce la necesidad de redoblar esfuerzos para reducir la tasa de incidencia de riesgos de trabajo, que en el caso de los municipios bajacalifornianos oscila entre dos y cuatro trabajadores por cada cien personas ocupadas. En cuanto a la atención a grupos vulnerables, se tiene que independientemente de los factores económicos que influyen en su importancia en el estado, el elemento demográfico tiene un peso especial en cuanto a su significativa composición. Por ocupar el segundo lugar a nivel nacional en cuanto a tasa de retención de migrantes (42 por ciento), en Baja California se deben reforzar los programas que atienden las condiciones de trabajo de migrantes, ya que sus condiciones socioeconómicas suelen ser menos favorables. Casi un tercio de la población del estado se encuentra en los estratos de edad de mayores de 65 años y entre 15 a 29 años, por lo que no se debe descuidar la atención laboral que merecen los adultos mayores y los jóvenes desempleados o subempleados en situación de vulnerabilidad laboral. Una tercera fuente de vulnerabilidad en el trabajo a destacar lo constituye el crecimiento desproporcionado de los empleos temporales y de las ocupaciones informales. No hay que olvidar la necesidad de mejorar las condiciones en las que se inserta la mujer al mercado laboral, sobre todo en el ramo de la maquila, donde tiene una participación ligeramente superior a la mitad del personal ocupado. Por último, se requiere desalentar cualquier forma de trabajo infantil. 4.2.2.1 Objetivo Fortalecer la equidad e inclusión en el trabajo y fomentar la previsión social mediante la vigilancia del cumplimiento de la normatividad laboral y la cultura de legalidad. Subtema y estrategias 4.2.2.1.1 Cumplimiento de las normas y políticas de previsión social 4.2.2.1.1.1 Promover la autorregulación sobre seguridad, salud e higiene. 4.2.2.1.1.2 Promover la atención prioritaria a grupos vulnerables de trabajadores. 4.2.2.1.1.3 Promover en los centros de trabajo la me-
  • Economía competitiva joría de las condiciones físicas en que se desempeña el trabajo, mediante el Programa Empresa Segura. 4.2.2.1.1.4 Promover el desarrollo humano laboral centrado en la persona para mejorar el clima organizacional y elevar la productividad y competitividad en los centros de trabajo. 4.2.2.1.1.5 Promover el bienestar social de los trabajadores y apoyo a grupos vulnerables, para mejorar sus condiciones de vida. 4.2.2.1.1.6 Difundir las normas de seguridad e higiene mediante la impartición de cursos en los diversos centros de trabajo. 4.2.2.1.1.7 Promover la certificación en normas de seguridad e higiene en los centros de trabajo. 4.2.2.1.1.8 Fomentar la cultura de la prevención en materia de seguridad e higiene para mejorar la competitividad en los centros de trabajo. En el estado se vive una paz laboral; sin embargo, es necesario continuar con la inspección de las normas laborales que nos indican el cumplimiento de los derechos y las obligaciones de los trabajadores y patrones, a fin de mantener el equilibrio y la justicia social. De igual manera, la inspección del cumplimiento en la normatividad laboral es una necesidad permanente para vigilar la aplicación de la ley en beneficio de los trabajadores. 4.2.3.1 Objetivo Vigilar el cumplimiento de la normatividad laboral respecto de los derechos y obligaciones de los trabajadores. Subtema y estrategia 4.2.3.1.1 Inspección a empresas en normas laborales 4.2.3.1.1.1 Realizar visitas de inspección a centros de trabajo para constatar el cumplimiento de la Ley Federal del Trabajo. 4.2.4 Impartición y procuración de justicia laboral Baja California cuenta con dos juntas locales de Conciliación y Arbitraje, una en Mexicali y otra en Tijua- 4.2.4.1 Objetivo Contribuir a la conservación de la paz laboral y al equilibrio entre los factores de la producción mediante la atención oportuna a trabajadores y empleadores. Subtemas y estrategias 4.2.4.1.1 Impartición de justicia laboral, pronta y expedita 4.2.4.1.1.1 Mejorar la atención a las demandas laborales mediante la eficiencia administrativa, con base en la aplicación de las tecnologías de la información. 4.2.4.1.1.2 Promover la conciliación de los conflictos individuales y colectivos dentro del servicio de impartición de justicia laboral del estado. 4.2.4.1.1.3 Promover la capacitación y profesionalización del personal, para acrecentar su criterio jurídico en la impartición de justicia. 123 Plan Estatal de Desarrollo 4.2.3 Cultura de la legalidad laboral na, las cuales se encargan de dirimir los conflictos obrero-patronales de naturaleza individual y colectiva; un Tribunal de Arbitraje del estado que dirime las controversias entre los trabajadores que prestan sus servicios en los tres poderes del estado (ejecutivo, legislativo y judicial) y en los ayuntamientos del estado, y una Procuraduría de la Defensa del Trabajo que se encarga de asesorar, orientar y representar ante las autoridades jurisdiccionales a los trabajadores. Dado el aumento y la complejidad de los asuntos concernientes al mundo laboral, se requiere reforzar la capacidad operativa de las instituciones que los atienden y promover las adecuaciones reglamentarias que faciliten la tarea de procuración e impartición de justicia, pronta y expedita. Aún persiste una desproporción entre la capacidad de servicio de los tribunales laborales y las necesidades de atención, lo cual se ha acentuado por el alto crecimiento económico y poblacional de la entidad. Afortunadamente, la amenaza de un eventual aumento de los conflictos laborales se encuentra superada gracias a los avances que se han logrado en materia de profesionalización de las juntas de Conciliación y Arbitraje, procuración de justicia y previsión social. De hecho, sólo una proporción reducida de los emplazamientos se convierte en una huelga efectiva en el estado.
  • 4.2.4.1.2 Procuración de justicia laboral 4.2.4.1.2.1 Promover la capacitación y profesionalización del personal para acrecentar sus competencias de conciliación de intereses y actualizar su acervo jurídico, así como mejorar la defensa en los juicios laborales. 4.3 Campo, pesca y desarrollo rural Plan Estatal de Desarrollo 124 El desarrollo rural encuentra su contenido real en el contacto directo con la población rural en sus múltiples ámbitos regionales, en relación con su dinámica de crecimiento y, en especial, a través de los problemas, condiciones, retos y oportunidades que involucra. Constituye un proceso en el cual la población y el gobierno orientan sus acciones hacia el objetivo de establecer las bases sociales organizativas que propicien el mejoramiento de las condiciones económicas, socioculturales y políticas que permitan a la población rural, en su propio ámbito, generar beneficios, superar retos y concretar oportunidades. En 2005 Baja California registró más de medio millón de habitantes en las zonas rurales (18.6 por ciento de la población total), distribuidos en más de cuatro mil localidades. En el medio rural los niveles de ingreso suelen ser sensiblemente menores a los de las grandes zonas urbanas. La pobreza es mayor en la sociedad rural que en la urbana, estimándose, para el caso de Baja California, que 55 por ciento de la población ocupada en actividades agropecuarias reciben dos salarios mínimos o menos, mientras que en la industria y los servicios la población con ese rango de ingreso representa 38 por ciento. El estado cuenta con dos grandes zonas de producción primaria: el Valle de Mexicali y la Zona Costa. La primera cuenta con una superficie agrícola bajo riego de más de 182 mil hectáreas. Las actividades agrícolas y pecuarias son intensivas, destacando la producción de trigo, algodón y alfalfa por la superficie sembrada, y cebollín por su alto valor de comercialización. En esta región se encuentra la mayor parte de la agroindustria de la entidad, y en materia de pesca sobresale el puerto de San Felipe, en el Golfo de California. La Zona Costa cuenta con alrededor de 25 mil hectáreas de riego y 58 mil de temporal, destaca el municipio de Ensenada y comprende también los de Tecate, Playas de Rosarito y Tijuana; sobresale la producción de hortaliza en la región de San Quintín; la ganadería extensiva y la producción de leche altamente tecnificada en los municipios de Playas de Rosarito, Tijuana y Tecate. Ensenada concentra la mayor parte de la actividad pesquera y acuícola del estado, así como los principales recursos forestales que se encuentran básicamente en tres áreas naturales protegidas. Estas dos grandes zonas de producción primaria poseen un amplio potencial económico de dimensión internacional. El reto de su desarrollo consiste en traducir el crecimiento económico socialmente equilibrado de sus regiones, en un mejoramiento sustantivo de la calidad de vida de su población. De ahí que el objetivo principal de la intervención pública sea el desarrollo integral del campo bajacaliforniano, mismo que deberá tener como base el aprovechamiento sustentable de sus recursos naturales; la generación de empleos bien remunerados que propicien desarrollo y arraigo en el medio rural, y el fortalecimiento de la cooperación para elevar la productividad y la competitividad. Aquí se desarrollan dos temas: campo y desarrollo rural, y pesca y acuacultura. El primero plantea las medidas estratégicas para el medio rural, en el ámbito agropecuario y silvícola, orientadas al mejoramiento de las condiciones organizativas, de infraestructura, de apoyo, de uso racional de los recursos naturales y de fortalecimiento institucional. En el segundo se exponen las estrategias de desarrollo y mejoramiento del ingreso de quienes se dedican a las actividades pesqueras y acuícolas, que garantizan el uso sustentable de los recursos y la preservación y restauración de los ecosistemas marinos. Es crucial destacar la transversalidad de las estrategias que coadyuvan al desarrollo rural. De ahí que para afrontar los retos del desarrollo rural estatal sea necesaria la cooperación interinstitucional de las dependencias que tienen a su cargo la atención al desarrollo económico, educativo, de infraestructura, social, laboral, ambiental, turístico y de gobierno. En el medio rural del estado, la organización con fines productivos aún es un factor crítico, al punto de que todavía no ha permeado entre estratos amplios de
  • Economía competitiva Para el gobierno del estado es una prioridad estratégica el apoyo presupuestal para infraestructura, producción y comercialización regional y nacional de alimentos básicos, ya que con ello se podrá preparar mejor a los productores y a la planta productiva estatal frente a la competencia internacional. El rezago que presenta el Valle de Mexicali, en cuanto a infraestructura hidroagrícola y de drenaje, limita seriamente el aprovechamiento eficiente del recurso agua. Lo anterior se ha agravado, por la severa afectación que sufren los suelos por ensalitramiento en una superficie de más de 25 mil hectáreas, y por la pérdida de millones de metros cúbicos de agua que no pueden ser aprovechados debido a la construcción de un canal revestido, alterno a una sección del Canal Todo Americano de la franja fronteriza de Estados Unidos y México. Por su parte, en la Zona Costa resulta evidente la sobreexplotación de acuíferos y la falta de obras de retención, captación y aprovechamiento de escurrimientos pluviales. A estos problemas se agregan siniestros forestales que afectan el ciclo del agua en las zonas altas, así como el sobrepastoreo y los recurrentes periodos de sequía que disminuyen severamente la capacidad de carga de los agostaderos y la biodiversidad de los ecosistemas. Por último, es imperativo fortalecer las instituciones públicas estatales y locales con el fin de que ganen funcionalidad y capacidad para responder de manera oportuna y eficaz a la problemática social del campo. 4.3.1 Desarrollo del capital humano Se propone impulsar una visión en términos de lo que la modernidad exige, fomentar una nueva cultura de corresponsabilidad y confianza redimensionando las actividades económicas en función de la perspectiva empresarial, de los mercados y de la globalización, involucrando a los productores del campo, pequeños y medianos, que por el tamaño de sus unidades y por la falta de asociación entre ellos les es altamente costoso producir y se encuentran desfasados de los procesos tecnológicos y económicos, y al principio de encadenamientos con pocas posibilidades de integrarse a otros eslabones. Por lo tanto, es necesario fomentar entre los productores la creación de figuras organizativas que les 125 Plan Estatal de Desarrollo productores, principalmente entre pequeños y medianos. De acuerdo con el último censo, en Baja California 72 por ciento de las unidades agrícolas, ganaderas y de aprovechamiento forestal no emplean a más de 10 trabajadores. Al rezago organizativo y productivo que esto implica, se suman las restricciones en cuanto al apoyo financiero, el cual aún es insuficiente, con requisitos excesivos e inoportunos que representan altos costos de transacción para los pequeños productores. En contraste, existen grandes agroempresarios orientados a los principales mercados, con mayor capital, nivel organizativo y conocimiento para aprovechar las oportunidades internas y externas. Las características específicas de las empresas del sector agropecuario y rural se deben incorporar a la política de desarrollo empresarial para que ésta cuente con mecanismos de respuesta adecuados para ellas. En este sentido, se plantean como retos fundamentales: elevar la productividad, fomentar la diversificación e impulsar la innovación orientada a la reestructuración de actividades. Como consecuencia de los acuerdos internacionales, en los últimos años se han ampliado las opciones de comercialización externa. En estas condiciones de apertura es de vital importancia que a nivel institucional se implementen políticas y sistemas que certifiquen la calidad de procesos y productos. En particular, se requiere fomentar y fortalecer el nivel sanitario, así como la calidad e inocuidad de las actividades agropecuarias. Aunque el estado cuenta con un buen sistema de sanidad fitopecuaria —lo que le ha permitido aprovechar nichos nacionales e internacionales de mercado—, el crecimiento absoluto de la producción y el avance de la apertura exige fortalecer las estaciones estatales de vigilancia y control. Por otro lado, es necesario reconocer la grave desventaja que significa para los productores de la región los altos volúmenes de subsidios públicos que se otorgan en los países desarrollados con los que compiten, lo cual sólo beneficia a empresarios del exterior y a intermediarios. Debe ponerse atención a este hecho, pues los beneficios de los productores son de por sí bajos, debido a que no se retribuye con justicia a quienes aportan la fuente original de la riqueza que se genera a lo largo de las cadenas productivas.
  • permita dar viabilidad a sus actividades y hacerlas rentables. 4.3.1.1 Objetivo Mejorar las condiciones de vida en el medio rural del estado, de una manera integral. Subtema y estrategias 4.3.1.1.1 Fomento al desarrollo rural 4.3.1.1.1.1 Impulsar el desarrollo del capital humano y social. 4.3.1.1.1.2 Impulsar y apoyar la diversificación de actividades económicas en el medio rural. 4.3.1.1.1.3 Integrar al desarrollo rural a las comunidades marginadas. 4.3.1.1.1.4 Promover el desarrollo inter e intra regional. Plan Estatal de Desarrollo 126 4.3.2 Desarrollo integral del campo La competitividad es un factor clave en el entorno de una economía globalizada. Buena parte de la competitividad se da en función de la integración de las cadenas de valor, lo cual, asociado a otros componentes, permite que los productores del campo sean más exitosos. Baja California cuenta con un sector moderno y dinámico con una reconocida experiencia en el ámbito de la competencia, pero también hay un sector social muy amplio de agricultores y ganaderos, con diferentes grados de productividad, los cuales enfrentan condiciones adversas que afectan sus ingresos y que tienen limitaciones importantes para acceder a los mercados. Este subtema está enfocado, por un lado, a consolidar lo que horticultores, vitivinicultores, los industriales de la leche y cárnicos de bovino, entre otros, han logrado en esta materia; por otro, procura atender al sector social con viabilidad para sostenerse en su actividad. 4.3.2.1 Objetivo Elevar los ingresos de los productores rurales mediante el desarrollo de actividades agrícolas y ganaderas con sustentabilidad y mejores prácticas en el campo. Subtema y estrategias 4.3.2.1.1 Mejoramiento de las condiciones de producción 4.3.2.1.1.1 Fomentar esquemas y mecanismos de inversión y financiamiento. 4.3.2.1.1.2 Fomentar la producción agropecuaria de alta rentabilidad. 4.3.2.1.1.3 Impulsar la comercialización de productos agropecuarios. 4.3.2.1.1.4 Sostener y mejorar el nivel fitozoosanitario en el estado. 4.3.2.1.1.5 Apoyar el mejoramiento sustancial de la infraestructura y equipamiento para la producción agropecuaria. 4.3.3 Sustentabilidad de las actividades primarias Parte fundamental en el desarrollo de las actividades agropecuarias lo representan los factores productivos suelo y agua. No sólo es importante disponer de estos recursos naturales, sino primordialmente hacer un uso racional y eficiente de ellos con el propósito de garantizar la sustentabilidad de la agricultura y la ganadería y de elevar la productividad de los cultivos y especies animales que se practican en la entidad. Por otro lado, la ganadería de cría que se desarrolla en las zonas de agostadero del estado, en las últimas dos décadas ha estado sujeta a prolongados periodos de sequía que afecta los pastos naturales, fuente principal de ingesta de los bovinos que nacen en las praderas y que posteriormente pasan al proceso de engorda en corral y a su sacrificio para el consumo humano. Conservar nuestros recursos forestales ubicados en las cadenas montañosas de la entidad resulta de vital importancia porque su biodiversidad vegetal posibilita la recarga de los mantos acuíferos, sobre todo en la zona costa donde el abastecimiento de agua para uso doméstico, industrial y agropecuario depende de las corrientes del subsuelo. 4.3.3.1 Objetivo Garantizar el manejo sustentable de los recursos naturales del estado.
  • Economía competitiva Subtema y estrategias 4.3.3.1.1 Sustentabilidad de los recursos naturales 4.3.3.1.1.1 Promover la concertación interinstitucional y con productores para la aplicación de acciones de recuperación y mejoramiento de suelos y agostaderos. 4.3.3.1.1.2 Coadyuvar en el esfuerzo interinstitucional para la preservación y recuperación de áreas boscosas. 4.3.3.1.1.3 Coadyuvar en el esfuerzo institucional para garantizar la recarga de acuíferos. 4.3.3.1.1.4 Fomentar el uso eficiente del agua. 4.3.4 Fortalecimiento institucional 4.3.4.1 Objetivo Fortalecer las instituciones públicas estatales de desarrollo agropecuario y rural para la descentralización y federalización de recursos presupuestales y atribu- Subtema y estrategias 4.3.4.1.1 Fortalecimiento de las instituciones públicas estatales de desarrollo agropecuario y rural 4.3.4.1.1.1 Mejorar los procesos de planeación y ejecución de programas públicos. 4.3.4.1.1.2 Reestructurar las instancias públicas estatales relacionadas con el sector rural. 4.3.4.1.1.3 Capacitar y actualizar constantemente a funcionarios y técnicos del campo. 4.3.4.1.1.4 Promover la coordinación interinstitucional para el desarrollo rural sustentable. 4.3.5 Pesca y acuacultura La pesca y la acuacultura constituyen temas de seguridad nacional y parte relevante del quehacer económico y social del país. En el ámbito estatal, las actividades pesqueras y acuícolas se han convertido, además, en un componente fundamental del ingreso directo de poco más de seis mil personas, y en una fuente de divisas que ha contribuido a mantener una balanza comercial históricamente superavitaria en el ramo. Pero, sobre todo, representan actividades complejas que requieren especial atención, por la biodiversidad de los hábitats y la riqueza de los ecosistemas marinos, costeros, continentales y oceánicos donde tienen lugar. Baja California se encuentra en una situación geográfica y oceanográfica privilegiada. Cuenta con 1 280 kilómetros de litorales que representan 11.6 por ciento del total nacional. Dispone, por un lado, de un sistema marino con zonas de surgencias en el Pacífico y, por otro, de aguas cálidas con características intermedias en un sistema oceanográfico casi cerrado en el Golfo de California. En este contexto natural, cada pesquería responde a dinámicas propias que se derivan de las características biológicas de los recursos que explotan y, por tanto, demandan tecnologías, infraestructuras y sistemas de administración de recursos que resulten adecuados a sus especificidades. La pesca en el estado se clasifica de ribera, de mediana altura y de altura. El 90 por ciento de la pro- 127 Plan Estatal de Desarrollo Es de vital importancia que las instituciones que tienen relación directa con la problemática rural se fortalezcan para brindar la atención adecuada a la problemática agropecuaria. Dicho fortalecimiento se dará mediante una reestructuración, tanto en su organización como en sus procesos, de las distintas instancias públicas relacionadas directamente con el sector agropecuario. En lo referente a la planeación es un elemento que dará certidumbre a la actividades que se desarrollan en el ámbito rural. En este tema se plantea el ejercicio de una planeación en dos sentidos. El primero en relación con la planeación institucional, diferenciada por regiones y por estratos de productores, expresada en los instrumentos que prevé la ley como la estatal, sectorial, regional y especial, con el añadido de que se procura sea de largo aliento, acompañada de un presupuesto multianual. El segundo tiene que ver en específico con la planeación agrícola y pecuaria por cuyo conducto sea factible el reordenamiento de la producción. Pero este ejercicio no será posible si no alentamos los espacios de participación democrática donde productores, gobierno y otras instancias determinen con base en el diálogo las políticas a seguir y la toma de decisiones correcta. ciones, así como para el mejoramiento de la funcionalidad gubernamental.
  • Plan Estatal de Desarrollo 128 ducción proviene de un reducido número de especies, entre las que destacan sardina, algas y sargazos, túnidos, tiburón, cazón y macarela. Se cuenta con una flota de 181 embarcaciones mayores para la captura de especies oceánicas y de la plataforma continental, cuya capacidad de acarreo varía entre 50 y 1 250 toneladas. Las embarcaciones menores conforman un universo de 2 384 unidades que operan básicamente en la franja costera, con una capacidad promedio de 500 kilogramos. La pesca se ha visto afectada por las deficiencias en la inspección y vigilancia de las explotaciones, lo cual ha contribuido a la pesca y comercialización ilegal de productos pesqueros. Se observa, además, una baja inclusión social en el otorgamiento de permisos, excesivas regulaciones federales que dificultan gravemente la obtención de concesiones, y falta de infraestructura de apoyo para la producción, almacenamiento y distribución. La acuacultura, por su parte, se ha convertido en los últimos años en una alternativa real e importante para ampliar la oferta alimentaria del estado y crear fuentes permanentes de empleo, así como un medio para disminuir la presión sobre los recursos pesqueros, en particular los de las riberas. Al respecto, se han tenido avances significativos, tanto en el desarrollo biotecnológico como en lo social. La producción acuícola en el estado se ha incrementado de 441 toneladas en 1991 a 4 871 en 2006, destacando, por su volumen de producción, atún aleta azul, ostión, camarón, mejillón, abulón y almeja. En cuanto a los problemas que padece la acuacultura destacan, entre otros: el difícil acceso al mercado en virtud de las distancias que hay entre los centros de producción y consumo; la falta de organización y capacitación de los productores; la reducida disponibilidad de semillas, crías y larvas; el aún insuficiente acceso a proyectos de investigación y desarrollo, y la escasez de créditos y apoyos para la inversión, particularmente para los productores de más bajos ingresos. Es importante que la nueva estructura pesquera del estado se oriente a la vinculación de los actores de la pesca y la acuacultura en los diversos eslabones de la cadena productiva. Además, se requiere garantizar un desarrollo integral, donde se tomen en cuenta los factores ambientales, económicos, científicos, tecnológicos, sociales e institucionales que permitan el ordenamiento sustentable y productivo de la actividad pesquera y acuícola. El objetivo fundamental de las estrategias de desarrollo pesquero y acuícola es mejorar las condiciones de producción y de aprovechamiento de recursos. En particular, se busca contar con un sector rentable, respetuoso de derechos legales y de los recursos naturales, que sea fuente de sustento digno para quienes se dedican a estas actividades, donde la cooperación y corresponsabilidad de productores y gobierno permita capitalizar las oportunidades de los mercados y favorezca el uso de tecnología de punta, que hagan posible el desarrollo, una mejor calidad de vida y el arraigo de la población en sus comunidades. 4.3.5.1 Objetivo Establecer políticas para el aprovechamiento sustentable de los recursos pesqueros y acuícolas. Subtema y estrategias 4.3.5.1.1 Ordenar la actividad pesquera y acuícola 4.3.5.1.1.1 Administrar el recurso pesquero y acuícola. 4.3.5.1.1.2 Facultar al estado para la administración de los recursos pesqueros y acuícolas. 4.3.5.1.1.3 Fortalecer la inspección y vigilancia. 4.3.5.2 Objetivo Mejorar las condiciones de aprovechamiento, producción y comercialización pesquera y acuícola. Subtema y estrategias 4.3.5.2.1 Desarrollo sustentable de la actividad pesquera y acuícola 4.3.5.2.1.1 Organizar y capacitar a los productores. 4.3.5.2.1.2 Desarrollar la infraestructura básica y productiva. 4.3.5.2.1.3 Fomentar esquemas y mecanismos de inversión y financiamiento. 4.3.5.2.1.4 Consolidar procesos de comercialización. 4.3.5.2.1.5 Promover la diversificación de las actividades del sector. 4.3.5.2.1.6 Promover el cumplimiento de las normas de la sanidad e inocuidad de los productos pesqueros y acuícolas.
  • Economía competitiva 4.4 Desarrollo de las actividades industriales 129 Plan Estatal de Desarrollo La rama manufacturera de Baja California aporta tres cuartas partes del PIB industrial y se caracteriza por ser la más dinámica. Sin embargo, en los últimos siete años dicha rama ha experimentado un crecimiento inestable, con una clara tendencia a declinar. Este balance es preocupante, si consideramos que durante cuatro décadas la industria maquiladora ha sido el sector más dinámico del estado en cuanto a generación de empleos y atracción de inversiones. En la actualidad, las empresas maquiladoras contribuyen con 85 por ciento del empleo manufacturero de la entidad. Después del breve periodo recesivo de principios de la presente década, la tasa de crecimiento del empleo maquilador en 2004 alcanzó 8.5 por ciento. A partir de entonces y hasta 2006, la tasa referida no superó los 3.5 puntos porcentuales. Visto en retrospectiva, desde febrero de 2001 hasta noviembre de 2003, la entidad resintió una disminución gradual del número de plantas en operación, al pasar de 1 280 a 854 establecimientos. Desde entonces y hasta 2006, el número de empresas se ha mantenido en un rango fluctuante entre 860 a 915; es decir, no se han superado los mil establecimientos. La desaceleración de la actividad maquiladora se ha extendido con distinta intensidad a lo largo de la frontera norte. Desde 2005, tal hecho se ha reflejado en un agudizamiento del déficit comercial del país, debido a que casi 60 por ciento de las exportaciones manufactureras son por concepto de maquila. De allí la relevancia estratégica que tiene para México la implementación de medidas que reposicionen desde una perspectiva distinta a las actividades manufactureras del norte. Entre las causas más inmediatas del declive industrial que padece la entidad está la desaceleración reciente de la economía estadounidense, la participación creciente de un mayor número de países con capacidad para atraer inversiones externas y un proceso de reestructuración industrial, que en principio no necesariamente está favoreciendo a los países intensivos en mano de obra. A estos factores externos se añade un escenario macroeconómico con bajo creci- miento y la pérdida gradual de las ventajas preferenciales que hasta hace pocos años ofrecían las entidades fronterizas en materia impositiva y arancelaria, frente al resto de los estados del interior del país. A escala estatal, la lentitud del cruce fronterizo, el congestionamiento evidente que presentan algunas de las principales vías de acceso entre los dos países y la incidencia de la delincuencia, contribuyen también a reducir las ventajas más representativas que caracterizan a Baja California en cuanto a ubicación estratégica, disponibilidad de mano de obra, estándares educativos aceptables, flexibilidad del mercado laboral y un perfil industrial heterogéneo, donde tienen cabida nichos de especialización de importancia mundial. En este contexto, se plantea una política industrial de la que se destacan tres componentes. Por una parte, se debe impulsar el crecimiento de la industria a partir de la política de atracción y conservación de inversiones, poniendo especial atención en aquellas industrias que por su contenido tecnológico y valor agregado contribuyen de manera directa a los requerimientos más urgentes del desarrollo del estado. Por otro lado, se requiere integrar al dinamismo industrial, a las micro, pequeñas y medianas industrias mediante el desarrollo de competencias empresariales que les permitan crecer o reorganizarse como agrupamientos empresariales competitivos. Por último, es preciso reformular estratégicas coadyuvantes que permitan una expansión industrial sin descuidar el necesario fortalecimiento de las vocaciones productivas regionales. Sobre esto último, se seguirán impulsando aquellos clusters industriales que la política de desarrollo empresarial ha identificado como los de mayor potencial para detonar la competitividad de las distintas regiones de la entidad. Lo anterior es aplicable a la actividad minera de Baja California, misma que no ha logrado consolidarse como un renglón económico de importancia, a pesar de los recursos potenciales que al respecto encierra el estado. El auge industrial que se produjo después de la firma del TLCAN, hizo disminuir aún más la importancia que el sector de la minería representaba para la entidad. Respecto al resto de las entidades del país, Baja California ocupó en 2004 la vigésima quinta posición en cuanto a valor de producción minera.
  • En este campo hay varias tareas a emprender, entre ellas destaca la necesidad de articular la política de desarrollo empresarial con los retos que enfrenta la minería, ya que la empresarialidad en el ramo es aún incipiente. Tan es así, que tres cuartas partes del valor agregado que generaron las 46 unidades mineras que registró el censo en 2003 lo aportaron micro y pequeñas empresas. 4.4.1 Industria Plan Estatal de Desarrollo 130 La industria es una importante fuente de generación de empleos que aporta casi una cuarta parte del valor del PIB estatal. En 2007 registró 414 930 empleos, equivalente a 31 por ciento del total de la población ocupada del estado. Dentro de este ramo destaca la maquila, la cual da cuenta de 90 por ciento del superávit de la balanza comercial de la entidad. Dada su importancia estratégica, es prioritario atender los principales problemas que inhiben el desarrollo y crecimiento de la industria de transformación. Entre ellos destaca la excesiva regulación económica, el rezago en materia de infraestructura, los altos costos de la electricidad y la sobrerregulación fiscal y aduanera, entre otros. 4.4.1.1 Objetivo Elevar la eficiencia de la actividad industrial para mejorar su competitividad. Subtemas y estrategias 4.4.1.1.1 Capacitación 4.4.1.1.1.1 Ampliar la red de asesoría y promoción industrial. 4.4.1.1.1.2 Promover la capacitación, consultoría y asistencia técnica. 4.4.1.1.1.3 Impulsar la formación empresarial y desarrollo de emprendedores. 4.4.1.1.2 Mejora regulatoria 4.4.1.1.2.1 Fortalecer el Sistema de Apertura Rápida de Empresas de Bajo y Mediano Riesgo. 4.4.2 Minería En los últimos años el impulso minero se ha centrado en la explotación de minerales no metálicos, los cua- les son de escasa densidad económica, razón por la que el valor monetario de la misma no ha sido relevante. En 2006 la minería apenas aportaba 0.15 por ciento del PIB estatal. En cuanto a las estrategias a posicionar, destaca la necesidad de apoyar los grandes proyectos de exploración y explotación de minerales metálicos, como oro, plata y cobre, que ya están localizados y evaluados por inversionistas privados. Asimismo, es prioritario atender a la minería social, ya que una proporción significativa de la población rural depende de ella. 4.4.2.1 Objetivo Impulsar el desarrollo y crecimiento de la actividad minera en la entidad mediante practicas sustentables. Subtema y estrategias 4.4.2.1.1 Actividad minera 4.4.2.1.1.1 Impulsar la infraestructura para el acceso a las regiones mineras. 4.4.2.1.1.2 Fortalecer el sistema de información geológica-minero. 4.4.2.1.1.3 Mejorar la información estadística y el conocimiento de mercados. 4.4.2.1.1.4 Promover la capacitación, consultoría y asistencia técnica para los pequeños mineros. 4.4.2.1.1.5 Atraer mayor inversión a la actividad minera. 4.5 Desarrollo del comercio y los servicios El sector terciario de Baja California contribuye con poco más de la mitad del empleo y con tres cuartas partes del Producto Interno Bruto estatal. Pese a su indiscutible importancia, generalmente se le asocia con actividades que dependen de la industria y de la producción de bienes primarios. Sin embargo, conforme se introducen innovaciones tecnológicas y se avanza en el proceso de liberalización comercial, el comercio y los servicios han adquirido relevancia estratégica no tanto por su peso económico sino por el papel que desempeñan para detonar dinámicas competitivas en otros sectores. Entre ellos destacan los servicios de transporte en sus distintas modalidades, la prestación de servicios profesionales y financieros y los de telecomunicación, entre otros.
  • Economía competitiva 4.5.1 Comercio El comercio contribuye con la cuarta parte del PIB estatal y aporta la quinta parte de la población ocupada en la entidad. En este sentido, su importancia en la formación de riqueza es significativa. En los últimos años esta actividad ha captado importantes inversiones que han estimulado su crecimiento, sobre todo entre los estratos empresariales mayores. En el comercio coexisten dos estratos bien diferenciados, las microempresas, por un lado, y las medianas y grandes empresas, por otro. El primero de esos estratos es numeroso, disperso y atomizado, y capta un pequeño porcentaje de las ventas totales; en contraste, los establecimientos comerciales más grandes tienden a ser muy dinámicos y a concentrar la mayor parte de las nuevas inversiones. En los estratos comerciales más pequeños se ha observado una tendencia depresiva en cuanto a la evolución del número de establecimientos, debido a la insuficiente capacidad para competir con el comercio del país vecino. Las causas de esta situación son varias, entre ellas destacan las altas cuotas compensatorias que se han aplicado a la importación de mercancías asiáticas, las cuales imposibilitan que el comercio local disponga de suficientes stocks para su venta. En estas condiciones, el consumidor se ve obligado a desplazarse “al otro lado” de la frontera para adquirir las mercancías que no encuentra en la región, lo cual provoca fuga de divisas y toda una serie de efectos negativos. Por otra parte, en esta actividad hay un estrato de informalidad muy significativa, que representa fuga de impuestos para el estado y privación de beneficios sociales para los trabajadores que ocupa. Es necesario promover la incorporación de ese tipo de actividades a la economía formal, a fin de abatir la alta tasa de puestos de trabajo informales que prevalece en la entidad: 16.4 por ciento de la población ocupada. 4.5.1.1 Objetivo Fortalecer un comercio interno y externo que beneficie al consumidor y genere divisas. Subtemas y estrategias 4.5.1.1.1. Formalización de la economía 4.5.1.1.1.1 Elaborar un programa de promoción de la formalidad económica. 4.5.1.1.2 Promoción del comercio interno 4.5.1.1.2.1 Fomentar y diversificar el acceso de las empresas locales al mercado nacional. 4.5.1.1.2.2 Fomentar la concurrencia de productos nacionales al mercado de Baja California. 4.5.1.1.2.3 Promover centrales de abasto. 4.5.1.1.3 Promoción del comercio exterior 4.5.1.1.3.1 Fomentar y diversificar el acceso de las empresas locales a los mercados internacionales. 4.5.1.1.3.2 Desarrollar una cultura empresarial exportadora. 131 Plan Estatal de Desarrollo Son igualmente importantes los servicios que se orientan al consumidor, ya que satisfacen necesidades fundamentales en materia de educación, salud y esparcimiento. Respecto a estos últimos destaca el turismo y los servicios médicos, por su dinamismo, función social y fuente de divisas para el estado. La articulación de la infraestructura con servicios complementarios para la gestión integral de cadenas de suministro de bienes es una de las fuentes potenciales de competitividad que presenta el sector terciario, la cual conviene impulsar para aprovechar mejor las necesidades de logística que hoy enfrenta la entidad. Desafortunadamente, la infraestructura del estado adolece aún de serias limitaciones que restringen las funciones de logística que se orientan a facilitar los procesos de producción, comercialización y distribución de bienes y servicios. Es el caso de los seis cruces fronterizos y las aduanas, donde su capacidad de servicio ha sido rebasada por la creciente dinámica exportadora estatal. La lentitud y congestionamiento de los cruces fronterizos no sólo ha elevado los costos de transacción de las empresas, también ha mermado su competitividad. Dada la heterogeneidad de las actividades que componen el sector comercial y de servicios es indispensable asegurar su desarrollo integral mediante la participación coordinada de las distintas instancias gobierno, en las vertientes de seguridad, economía, turismo, medio ambiente e infraestructura, entre otras.
  • 4.5.1.1.3.3 Promover y diversificar productos regionales para la exportación. 4.5.1.1.3.4 Fomentar la normalización de los productos para la exportación. 4.5.1.1.3.5 Proporcionar consultoría, asistencia técnica y financiamiento para el exportador directo e indirecto. 4.5.2 Logística y cruces fronterizos Plan Estatal de Desarrollo 132 La creciente liberalización económica en nuestro país ha puesto de relieve que para posicionarse en los mercados internacionales es necesario fortalecer la infraestructura y los servicios de soporte a la producción y comercialización, ya que éstos se han convertido en un factor fundamental, tanto para la atracción de inversiones como para consolidar la competitividad regional e internacional. En esta línea, el desarrollo de servicios logísticos de apoyo a la exportación merece especial atención. Desde la puesta en marcha del TLCAN, el comercio bilateral entre México y Estados Unidos prácticamente se cuadruplicó. La presión que este hecho ejerce sobre los sistemas de transporte y las infraestructuras de las economías de la frontera norte ha sido enorme, sobre todo si consideramos que en México tres cuartas partes de la movilización de mercancías se sigue efectuando por carretera. Dada su colindancia con el estado más rico del mundo y su cercanía con la ruta transpacífico, la entidad podría convertirse en un centro de distribución de servicios logísticos de alcance regional; e incluso internacional. Para tal fin, se requieren cuantiosas inversiones para desarrollar mega proyectos portuarios como el de Punta Colonet que al realizarse, ubicará al estado en uno de los corredores multiomodales más importantes del Pacífico y del mundo. Las dificultades para posicionar a Baja California como centro de distribución de servicios logísticos son diversas y complejas. No sólo se requiere de fuertes inversiones en infraestructura urbana, carretera, portuaria, ferrocarrilera y energética, sino que además debe avanzarse en la modernización de los distintos modos de transporte, en el marco institucional y regulatorio de los mismos, en la profesionalización de los actores involucrados en las cadenas de suministro y, sobre todo, en el desarrollo de agrupamientos logísti- cos estratégicos eficientes. Es necesario abordar estos retos, si se desea contribuir de manera decidida a la reducción de los costos de transporte, de almacenamiento y logística, los cuales son mucho más elevados en México que en los otros países miembros de la OCDE. Consciente de las oportunidades y los riesgos que lo anterior implica, se ha venido impulsando el cluster de logística, cuyo objetivo es desarrollar una estructura organizacional sólida de todos los actores que participan en la cadena de suministro, de forma que se facilite su gestión integral. El cluster de logística es además, un soporte para los demás clusters que se han identificado a través de la política de desarrollo empresarial por lo que su desarrollo y consolidación tendrá un impacto directo en las ventajas competitivas de todos los sectores económicos de Baja California. Uno de los factores que impiden la articulación eficiente y ágil de los actores que participan en las cadenas de suministro de bienes es la lentitud de los cruces fronterizos. Se pondrá especial atención a este “cuello de botella” que no sólo impide el desarrollo de corredores internacionales eficientes para el intercambio transfronterizo de mercancías, sino que, además, tiende a anular las ventajas de la desregulación arancelaria, y a desalentar de manera directa a la industria de exportación, al turismo, a la inversión y al comercio. En comparación con el resto de los puertos fronterizos de la franja México-Estados Unidos, en Baja California tiene lugar el mayor cruce de pasajeros. Además, ocupa el tercer lugar en cuanto al valor comercial de las mercancías que se intercambian en sus garitas internacionales. Implementar acciones coordinadas y consensadas entre ambos países para agilizar estos intercambios representa sin duda un gran reto. 4.5.2.1 Objetivo Mejorar la infraestructura e impulsar el cluster de logística para fortalecer la capacidad competitiva de la región. Subtema y estrategias 4.5.2.1.1 Fomento a la infraestructura y al cluster de logística
  • Economía competitiva 4.5.2.1.1.1 Promover el equipamiento de infraestructura para la actividad empresarial. 4.5.2.1.1.2 Impulsar la infraestructura de apoyo a la distribución y producción (puertos marítimos, puertos aéreos, parques industriales, garitas internacionales, etcétera). 4.5.2.1.1.3 Mejorar la conectividad de los puertos marítimos con la red de transportes del estado (carreteras, ferrocarriles, etcétera). 4.5.2.1.1.4 Fomentar la modernización de la infraestructura ferroviaria. 4.5.2.1.1.5 Impulso al cluster de logística y servicios. 4.5.3 Turismo 133 Plan Estatal de Desarrollo La actividad turística es compleja y dinámica, generadora de desarrollo económico y social, promueve la cultura, la integración familiar y el desarrollo de comunidades. La importancia que tiene el turismo para la entidad se puede resumir en las contribuciones de esta actividad al logro de los siguientes objetivos del desarrollo estatal: como creador de empleos en el sector servicios y de manera indirecta en la construcción; como impulsor del desarrollo urbano al propiciar la formación de distritos turísticos urbanos asociados a la aglomeración de establecimientos comerciales y de servicios que constituyen puntos desde los cuales se articula la vida urbana en las principales ciudades del estado; como base de encadenamientos entre las actividades de servicio y comercio en el ámbito regional e internacional, y como agente promotor del cuidado, apreciación y valorización del patrimonio natural y cultural. Dentro de los objetivos generales del Programa Nacional de Turismo 2007-2012 se menciona que deberá haber una “regionalización en la aplicación de los instrumentos de la política turística, entre los que destacan: inversión pública en infraestructura, fomento a la inversión privada y social, promoción, coordinación, información, y capacitación mediante planes maestros de desarrollo turístico regionales y de destino, de largo plazo y con carácter de obligatoriedad”. Por tal motivo, Baja California deberá establecer las bases para la adecuada coordinación de esfuerzos con todas aquellas instancias y órdenes de gobierno con los que se requiera actuar de manera conjunta para el logro de dicho objetivo. En lo económico, el turismo continúa siendo una de las principales actividades en Baja California, lo cual se refleja en su significativa contribución al PIB estatal (10.24 por ciento). A pesar de esto, no se tiene aún una visión integral y de largo plazo que potencie su desarrollo. Esta situación debe atenderse, pues la frontera norte de México es considerada como una de las más dinámicas y complejas del mundo, tanto por la intensidad como por el número de cruces que se registran en ambos sentidos. Este dinamismo se corrobora al observar que en 2006 llegaron a Baja California 27.1 millones de visitantes internacionales, que representaron 34.5 por ciento del total que arribó a la frontera norte. De estos visitantes, 83.3 por ciento fueron excursionistas, y el restante 16.7 por ciento, turistas. Los mismos aportaron una derrama de 1 248.2 millones de dólares, lo cual significa que Baja California captó 45.2 por ciento de las divisas generadas por concepto de visitas internacionales a la región fronteriza. En cuanto a la oferta hotelera del estado, ésta asciende a 20 925 habitaciones, de las cuales Tijuana concentra 52.2 por ciento. En orden de importancia, le siguen Ensenada con 18.7 por ciento, Mexicali con 16.1, Playas de Rosarito contribuye con el 10.6, y en Tecate se concentra solamente 2.3 por ciento de la oferta. Baja California cuenta con gran potencial turístico, y aunque ofrece una amplia variedad de servicios en sus zonas urbanas y rurales, la falta de competitividad del producto turístico y los bajos niveles de calidad en la prestación de algunos de los servicios que le son complementarios no ha permitido la adecuada consolidación de los mismos. Esto, a su vez, ha impedido sentar las bases necesarias para la diversificación y el fortalecimiento de la oferta actual. Para abordar esta problemática se requiere atender varios factores. Por una parte, aún es de gran importancia atender los problemas que involucra la tenencia de la tierra, el ordenamiento urbano y ecológico, los usos del suelo y la integración de las comunidades a proyectos turísticos sustentables, con el fin de cubrir las expectativas de los residentes locales, del gobierno e inversionistas.
  • Plan Estatal de Desarrollo 134 Por otra parte, se requiere propiciar el desarrollo integral de la actividad turística en el estado en coordinación con la acción decidida de los tres órdenes de gobierno, mediante acciones esenciales en cuanto a inculcar la cultura del respeto y la preservación de los patrimonios de la entidad; facilitar información al turista; traducir a valor los atractivos naturales para su explotación racional y sustentable, facilitando su acceso, proporcionado servicios especializados de guías e incorporando una educación ambiental como estrategia de concientización y sensibilización. Una necesidad plenamente identificada que ya es indispensable para el desarrollo futuro de la actividad turística en el estado es la integración de productos diversificados en los lugares de destino, incluyendo actividades alternativas que propicien la captación de un turismo de larga estancia. Es prioritario también promover e impulsar la competitividad de la oferta turística del estado, mediante una cultura empresarial que genere nuevos productos de alto valor agregado y que redunde en una derrama económica de beneficio para las localidades receptoras. Para llevar a cabo éstas y otras tareas, se deben fortalecer los mecanismos de fomento a la inversión que genera impactos favorables en el largo plazo, en cuanto al desarrollo de una oferta turística sustentable que complemente los servicios inmobiliarios con que cuenta el estado. En cuanto a normatividad, el desconocimiento de las leyes y los reglamentos que regulan la actividad turística y la excesiva tramitología que involucran, se han convertido en un factor que inhibe el desarrollo y la inversión en el ramo del turismo. Al respecto, es necesario que los esfuerzos de los tres órdenes de gobierno se encaminen a impulsar programas especiales que permitan la simplificación de los trámites de naturaleza federal y estatal, que en materia fiscal, aduanera y migratoria afectan de manera adversa al turismo. Enfrentar los problemas de seguridad constituye una de las principales prioridades para el sector turismo y el estado. Sobre el particular, el país parece encontrarse inmerso en una situación delicada de inseguridad, que lo coloca en desventaja respecto a varios de sus competidores. Para el caso de la entidad, cabe reconocer que si bien los esfuerzos hasta ahora emprendidos para enfrentar el crimen han sido considerables, aún resta un largo camino por recorrer. Aun cuando la incidencia de cierto tipo de delitos ha declinado, el efecto negativo que tienen algunas noticias sobre la percepción del turista nacional y extranjero respecto al clima de seguridad que prevalece en Baja California es considerable. En los últimos años, este fenómeno ha resultado consistente con la disminución paulatina del número de turistas que se aloja en establecimientos en la entidad. Se observa, por ejemplo, que de 1999 a 2006 las cifras correspondientes pasaron de cuatro millones 561 mil a tres millones 532 mil. En este contexto, las autoridades involucradas, en coordinación con las dependencias de turismo y la sociedad civil, deberán reforzar su compromiso de brindar seguridad integral a las personas y a su patrimonio para coadyuvar a revertir la percepción negativa que se tiene del estado en cuanto a seguridad. La autoridad en materia turística deberá coordinar acciones que ayuden a garantizar la seguridad de los turistas y visitantes que se internan al estado, proporcionándoles la información y la asistencia adecuadas, tanto en carreteras como en los propios destinos. 4.5.3.1 Objetivo Fomentar el desarrollo de la actividad turística en el estado de manera sustentable y competitiva, impulsando la implementación e integración del sector turístico, sumando productos turísticos de calidad y la promoción de proyectos estratégicos que estimulen la participación de la sociedad y el respeto al medio ambiente, y promuevan la consolidación de una cultura turística que contribuya a posicionar a Baja California como uno de los principales destinos turísticos del país. Subtemas y estrategias 4.5.3.1.1 Política turística coordinada e integral 4.5.3.1.1.1 Promover la coordinación institucional permanente de los actores del sector turismo. 4.5.3.1.1.2 Sensibilizar a los distintos sectores de la población sobre la importancia económica, social y cultural que representa para el desarrollo del estado. 4.5.3.1.1.3 Actualizar el marco jurídico e institucional para el sector y apoyar las iniciativas de concurrencia legal y normativa intersectoriales.
  • Economía competitiva nal para la gestión de proyectos de imagen urbana y obras de infraestructura y superestructura de impacto turístico. 4.5.3.1.4.2 Impulsar la elaboración y aprobación de reglamentos municipales de imagen urbana y protección al patrimonio cultural y natural. 4.5.3.1.2 Seguridad y confianza al turista 4.5.3.1.2.1 Implementar mecanismos de información y asistencia al visitante. 4.5.3.1.2.2 Coordinarse con autoridades y organismos turísticos para la implementación de medidas para brindar seguridad a los turistas. 4.5.3.1.2.3 Gestionar la facilitación de la internación y desplazamiento de los turistas en el estado. 4.5.3.1.5 Oferta turística competitiva y ramos emergentes 4.5.3.1.5.1 Fomentar los servicios turísticos competitivos y de alta calidad. 4.5.3.1.5.2 Fortalecer las micro y pequeñas empresas turísticas. 4.5.3.1.5.3 Fomentar la inversión turística privada, garantizando la compatibilidad entre los proyectos de inversión y la sustentabilidad ambiental social. 4.5.3.1.5.4 Impulsar el desarrollo de la industria fílmica en el estado. 4.5.3.1.5.5 Desarrollar programas integrales de promoción y comercialización de productos turísticos orientados a los diferentes segmentos de mercado. 4.5.3.1.5.6 Fomentar una política de incentivos para inversiones detonadoras de clusters turísticos. 4.5.3.1.5.7 Impulsar la competitividad de los distintos productos turísticos que se ofrecen en la entidad. 4.5.3.1.5.8 Elaborar una reingeniería de productos turísticos. 4.5.3.1.3 Turismo y sustentabilidad 4.5.3.1.3.1 Impulsar la política turística estatal y su sustentabilidad en el largo plazo. 4.5.3.1.3.2 Desarrollar estrategias de aprovechamiento y protección ambiental para destinos con potencial turístico. 4.5.3.1.3.3 Promover la actualización de programas de ordenamiento territorial integrales para zonas turísticas. 4.5.3.1.4 Imagen urbana e infraestructura estratégica de impacto al turismo 4.5.3.1.4.1 Promover la coordinación interinstitucio- 135 Plan Estatal de Desarrollo 4.5.3.1.1.4 Generar y difundir información estadística del sector turístico que permita apoyar la toma de decisiones. 4.5.3.1.1.5 Incrementar los niveles de concurrencia de las políticas públicas y las sinergias entre actores públicos y privados.
  • Eje 5. Bienestar y desarrollo humano 5.1 Familia y grupos prioritarios 5.1.1 5.1.2 5.1.3 5.1.4 5.1.5 5.1.6 5.1.7 Población Fortalecimiento familiar Mujeres Jóvenes Niños, niñas y adolecentes Adultos mayores Personas con discapacidad 5.2 Superación de la pobreza y grupos vulnerables 5.2.1 5.2.2 5.2.3 5.2.4 5.2.5 5.2.6 5.2.7 5.2.8 5.2.9 5.2.10 5.2.11 Plan de vida digna Empleo e ingreso familiar Zonas de atención prioritaria Infraestructura social básica Vivienda Gestión intergubernamental Asistencia social Grupos étnicos Jornaleros agrícolas Migrantes Familias de presos 5.3 Desarrollo comunitario y participación social 5.3.1 5.3.2 5.3.3 5.3.4 Organización y desarrollo comunitario Sociedad solidaria Plan de Acción Socio-Espacial Profesionalización de la promoción social 5.4 Salud pública 5.4.1 5.4.2 5.4.3 5.4.4 5.4.5 5.4.6 Acceso universal a servicios integrales de salud Modelo de atención a la salud Prevención y control de enfermedades Atención a las adicciones Calidad y seguridad en los servicios de salud Protección contra riesgos sanitarios
  • 5 Bienestar y desarrollo humano Visión 139 Objetivo General Mejorar las condiciones de bienestar de la población e incrementar las oportunidades y opciones de los grupos más necesitados, con el propósito de que superen digna y permanentemente su situación de vulnerabilidad social, contando para ello con criterios de solidaridad y subsidiariedad. L a política social de este gobierno facilitará los medios para que los individuos, las familias y las comunidades eleven sus niveles de salud y bienestar, y en particular, que quienes viven en la pobreza mejoren sus condiciones de vida de manera perdurable, mediante la acción conjunta de gobierno y sociedad. Se dará atención especial a los grupos con necesidades específicas y se promoverá la equidad de género. Asimismo, bajo un enfoque de derechos, se pretende generar las condiciones para contribuir al desarrollo humano incluyente, solidario y sustentable de los bajacalifornianos, en un proceso permanente de interacción del gobierno y los ciudadanos que permita el desarrollo social sustentable con una visión de largo alcance. Para mejorar las condiciones de vida y de salud de la población más necesitada, dicha política social estará estrechamente vinculada con la política económica y la educación como herramienta fundamental de cambio social y con una visión integradora que permita el autodesarrollo sostenido de los ciudadanos, así como propiciar la Plan Estatal de Desarrollo El gobierno de Baja California cuenta con las instituciones y los mecanismos adecuados para la promoción y realización de acciones coordinadas, que conduzcan a mayores niveles de bienestar social y desarrollo personal, fomentando la participación de los ciudadanos en corresponsabilidad para la solución de problemas comunes, para enfrentar, con criterios de sustentabilidad y con garantías en la igualdad de oportunidades de desarrollo, los retos que le impone la inserción dinámica del estado en la globalidad.
  • Baja California: población total, 2000-2013 4 000 000 3 500 000 3 000 000 2 500 000 2 000 000 1 500 000 1 000 000 500 000 Plan Estatal de Desarrollo 140 0 2000 2005 2008 2013 Fuente: INEGI, "XII Censo General de Población y Vivienda, 2000", "II Conteo de Población y Vivienda, 2005". Estimaciones de CONAPO. transparencia en el uso de los recursos, y la implementación de sistemas de evaluación y seguimiento para medir los resultados de la política social en el bienestar de la población y mejorar continuamente los programas que deberán ajustarse a los cambios generados por ésta. A partir de estos principios, las propuestas contenidas en este eje se articulan en cuatro subejes, que en conjunto y mediante estrategias transversales y el trabajo coordinado de los tres órdenes de gobierno, pretenden alcanzar los propósitos de mejorar las condiciones de vida de los bajacalifornianos, generar esquemas que permitan la superación de la pobreza, cumpliendo además con los objetivos de desarrollo del milenio propuestos por la ONU en concurrencia con los objetivos del gobierno federal y los gobiernos locales. Con base en lo anterior, se formulan la visión, objetivos y estrategias del eje, los cuales se estructuran en cuatro subejes: familia y grupos prioritarios, superación de la pobreza y grupos vulnerables, desarrollo comunitario y participación social y salud pública. 5.1 Familia y grupos prioritarios La familia desempeña un papel básico en la formación y desarrollo de los individuos. A lo largo del tiempo el cambio socioeconómico provoca transformaciones que afectan su estructura y organización, teniendo como resultado su diversidad, dinamismo y desigualdad. En Baja California, los efectos de la globalización, los flujos migratorios, la interacción con poblaciones vecinas de Estados Unidos y las características demográficas y sociales de la entidad imprimen estructuras y dinámicas especiales a las familias, por lo cual un desafío para el gobierno es definir políticas que enfaticen el ejercicio de derechos con enfoques alternativos al asistencialismo, y sobre todo en las que se resalte la participación social, garantizando la atención de la familia en su conjunto, así como las necesidades específicas de los niños, mujeres, jóvenes, adultos mayores y personas con discapacidad. Para lograrlo se seguirán propósitos específicos como impulsar el crecimiento ordenado de la población del estado, mediante la promoción de una cultura demográfica basada en valores universales y de
  • Bienestar y desarrollo humano Baja California: Pirámide de población por edad y sexo, 2007 5 576 85 y más 80-84 72 009 90 719 40-44 94 104 113 990 35-39 120 000 133 769 137 188 136 852 135 391 138 534 139 096 141 566 145 120 147 527 153 475 153 024 159 050 148 143 150 000 153 159 100 000 50 000 0 50 000 100 000 150 000 200 000 Fuente: Estimaciones de CONEPO. respeto a la libertad que tienen los individuos para decidir informada y conscientemente acerca de sus comportamientos demográficos. Se implementarán políticas que permitan la provisión necesaria para el desarrollo y fortalecimiento familiar, considerando los valores de equidad y democracia, que contribuyan a elevar su calidad de vida y a reducir su vulnerabilidad. Se pretenden crear las condiciones para el logro de igualdad de oportunidades en todos los ámbitos de la vida social, a través del combate a las múltiples formas de discriminación, a fin de que tanto las mujeres como los hombres logren un desarrollo humano equitativo y sostenible. Se impulsará el proceso formativo de manera integral en los jóvenes, brindándoles igualdad de oportunidades de educación y empleo, así como creando espacios de expresión y participación en actividades sociales, deportivas y culturales que permitan afirmar su identidad como bajacalifornianos. Los niños requieren políticas de protección especial a sus derechos, en particular aquellos que se encuentran en situación vulnerable. Además de fortalecer la provisión de servicios de cuidado, atención y nutrición infantil, se impulsará la plena participación de los niños en la vida familiar, social y cultural, a fin de garantizar su desarrollo integral. De nuestra población de adultos mayores se aprovechará su experiencia para generar políticas que permitan su participación productiva, además de ofrecerles oportunidades de atención a la salud y cuidado que eleven su calidad de vida en condiciones de dignidad y respeto. La población de discapacitados también requiere de apoyo integral para su incorporación a la vida productiva, social y cultural, así como de acceso a servicios de salud, con respeto a sus derechos y fomento de su autonomía. Lo anterior supone estrategias coordinadas con el resto de los subejes y que presten especial atención a los grupos de población que viven en condiciones de pobreza y vulnerabilidad, contando para ello con la participación organizada de la sociedad. 5.1.1 Población Como resultado del dinamismo demográfico experimentado por Baja California, en especial durante la 141 Plan Estatal de Desarrollo 200 000 55 110 71 155 45-49 0-4 39 295 56 262 50-54 5-9 30 528 40 967 55-59 10-14 21 777 32 984 60-64 15-19 15 496 23 736 65-69 20-24 10 034 16 664 70-74 25-29 5 851 10 998 75-79 30-34 3 796 6 866
  • Porcentaje de la población según su situación de pobreza en Baja California, 2005 87% 13% Plan Estatal de Desarrollo 142 Población no pobre Población pobre Fuente: Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (CONEVAL). segunda mitad del siglo XX, en 2008 se contará con una población superior a los tres millones de habitantes, creciendo en promedio 2.8 por ciento. La reducción en la mortalidad y la fecundidad observada como consecuencia del acceso social a mejores condiciones de vida y a servicios de salud, educación, alimentación, entre otros, ha provocado grandes transformaciones en la composición por edad de la población, reflejándose en el incremento de los jóvenes, así como en el paulatino pero sostenido envejecimiento. En la actualidad la edad mediana de la población es de 25 años, mientras que la esperanza de vida es de casi 76 años. El crecimiento de la población de jóvenes representa un bono demográfico para la entidad; sin embargo, para tomar ventaja de este potencial se requiere de políticas que orienten a los jóvenes para la toma de decisiones informadas y responsables acerca de la formación familiar, el comienzo de la vida sexual, el embarazo, que les permita aprovechar las oportunidades educativas y de inserción productiva. La tasa global de fecundidad en Baja California es de 2.9 hijos por mujer, y en el año 2000 se registraron más de 62 mil nacimientos. La entidad enfrenta el problema del embarazo adolescente, ya que mientras las mujeres de 20 a 24 años sumaron 30.1 por ciento, las adolescentes de 15 a 19 años representaron 15.1 por ciento. Debido a los intensos flujos migratorios provenientes de otras entidades del país en busca de empleo y condiciones de vida favorables, la migración es el componente demográfico que ha determinado el modelo de crecimiento de la entidad. De acuerdo con el Censo 2000, los inmigrantes en el estado que no residían aquí desde hacía cinco años registraron 12.8 por ciento, lo que refleja la atracción de flujos migratorios. La llegada de connacionales ha acelerado el crecimiento de la población bajacaliforniana, sobre todo en algunos centros urbanos y comunidades rurales. Aproximadamente cuatro de cada 10 residentes no nació aquí, siendo la migración de otros estados de la república uno de los principales retos para la entidad en materia de política de población. 5.1.1.1 Objetivo Impulsar el desarrollo armónico de la población de Baja California, promoviendo coordinadamente una
  • Bienestar y desarrollo humano cultura demográfica basada en valores universales y respeto a la persona, que permita la toma de decisiones individuales, familiares y sociales, de manera consciente e informada. Subtemas y estrategias 5.1.1.1.1 Políticas de población 5.1.1.1.1.1 Elaborar y dar cumplimiento al Programa Estatal de Población 2008-2013, con la participación de los diversos sectores del estado. 5.1.1.1.1.2 Impulsar la firma de convenios de coordinación en asuntos de población entre instituciones públicas, sociales y privadas, tanto nacionales, estatales y municipales. 5.1.1.1.3 Estudios de población 5.1.1.1.3.1 Impulsar la realización coordinada de investigaciones sociodemográficas. 5.1.1.1.3.2 Estimular el conocimiento y uso de la información poblacional mediante su divulgación por los diferentes canales de comunicación. 5.1.2 Fortalecimiento familiar Si bien la familia es la célula básica de la sociedad, ésta también se ve afectada por los valores que promueven en los individuos la globalización y el modelo de desarrollo imperantes, que en el contexto fronterizo conllevan consecuencias para la estructura y dinámica interna de las familias, motivando su diversidad. Así, el Anuario Estadístico 2007 indica que Baja California contaba con 697 250 hogares, de los cuales 88.6 por ciento eran hogares familiares y el restante 11.3 por ciento eran hogares no familiares. A su vez, los primeros se dividen en nucleares (74.1 por cien- 5.1.2.1 Objetivo Brindar a las familias programas y servicios, que en el contexto de su diversidad y complejidad permitan desarrollar las capacidades de todos sus miembros para construir y fortalecer a la familia como institución básica de la sociedad. Subtema y estrategias 5.1.2.1.1 Formación y orientación para la labor de padres de familia 5.1.2.1.1.1 Apoyar con capacitación la labor de los padres en la formación de los hijos. 5.1.2.1.1.2 Impulsar la profesionalización de capacitadores y orientadores familiares. 5.1.2.1.1.3 Brindar apoyo a los padres de familia que se encuentren en situaciones de crisis. 5.1.3 Mujeres En Baja California las mujeres constituyen 49.6 por ciento de la población y se concentran en el grupo de 0-14 años que representa 30.05 por ciento, y el de 15 a 64 años representa 65.9 por ciento. Cada vez un número mayor de mujeres, entre las que se cuentan aquellas unidas y con hijos pequeños, se incorporan al trabajo extradoméstico para contribuir a la economía de sus hogares, así como por satisfacción con el trabajo y deseos de crecimiento personal. De cada 10 empleos, tres eran ocupados por mujeres, lo que indica su importancia en el sector productivo de la entidad. Las principales ocupaciones que desempeñan las mujeres son como obreras de la maquiladora con 143 Plan Estatal de Desarrollo 5.1.1.1.2 Promoción de la cultura demográfica 5.1.1.1.2.1 Fortalecer la realización coordinada de acciones educativas con contenidos poblacionales que favorezcan el conocimiento de los beneficios de una toma de decisiones responsable e informada. 5.1.1.1.2.2 Integrar campañas de comunicación y educación en población con información que estimule actitudes críticas, participativas y responsables de acuerdo con los roles sociales que desempeña cada persona. to), ampliados (23.4 por ciento) y compuestos (1.5 por ciento); en tanto que los hogares no familiares consideran a hogares unipersonales (9.8 por ciento) y de coresidentes (1.0 por ciento). En lo que se refiere a las jefaturas femeninas, éstas mostraron un aumento al pasar de 20.2 en 2000 a 24.2 por ciento en 2005, en tanto que las masculinas disminuyeron. Esta clasificación da cuenta de la diversidad y complejidad de las estructuras familiares y sus formas de organización, por lo que se requiere contar con políticas específicas para los distintos tipos de familias.
  • Plan Estatal de Desarrollo 144 19.3, oficinistas con 13.6 y comerciantes con 13.2 por ciento respectivamente. Uno de los principales problemas que enfrentan las mujeres trabajadoras de la entidad es la carencia de guarderías infantiles. Una encuesta reciente señala que 26 por ciento de las madres en la entidad cuenta con el apoyo de un familiar o utiliza el servicio de guardería, y 93 por ciento de las mujeres ha utilizado el servicio de una guardería principalmente debido a la necesidad de trabajar. Por tanto, el cuidado infantil debe formar parte de las políticas de apoyo para que las mujeres puedan conciliar sus actividades productivas y reproductivas. A pesar de que la brecha educativa entre hombres y mujeres ha disminuido, otro de los problemas que enfrentan las mujeres y niñas es la violencia de género. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (2006) 62.2 por ciento de las mujeres bajacalifornianas declaró haber sufrido algún incidente de violencia en cualquiera de los siguientes contextos: comunitaria, familiar, patrimonial, escolar, laboral y de pareja. En Baja California todavía hay muchas mujeres que desconocen sus derechos ciudadanos, por lo que es necesaria la revisión del marco jurídico, la armonización de las distintas legislaciones, así como la constante difusión de los derechos humanos y la promoción de una cultura que impulse su reconocimiento social y su vigencia, en el marco de las convenciones internacionales. Es compromiso del gobierno eliminar la violencia y discriminación hacia las mujeres, así como garantizar la igualdad de oportunidades para hombres y mujeres, razón por la cual se adopta la perspectiva de género en las políticas públicas y se tratará el tema con la transversalidad requerida en las acciones de gobierno, toda vez que la vulnerabilidad de la mujer bajacaliforniana así lo demanda. 5.1.3.1 Objetivo Crear condiciones que promuevan la equidad de género e igualdad entre mujeres y hombres para lograr un adecuado desarrollo en todos los aspectos de la vida social en condiciones de libertad, igualdad, seguridad y dignidad humana. Subtemas y estrategias 5.1.3.1.1 Autonomía económica de las mujeres 5.1.3.1.1.1 Impulsar la creación de estancias o guarderías con diversidad de horarios de atención de acuerdo con las necesidades de las madres jefas de familia. 5.1.3.1.1.2 Fortalecer los programas de microcréditos para mujeres jefas de familia con la finalidad de mejorar la economía familiar, así como su capacitación sobre técnicas para desarrollar autoempleo de las mujeres. 5.1.3.1.2 Participación en la toma de decisiones en la esfera pública 5.1.3.1.2.1 Promover la aplicación de la ley y normas que regulen el principio de equidad de género en materia de recursos humanos para la administración pública centralizada del poder ejecutivo del gobierno del estado de Baja California y la norma para el reclutamiento, selección, contratación y capacitación de los servidores públicos. 5.1.3.1.3 Violencia de género 5.1.3.1.3.1 Combatir la violencia de género en los ámbitos doméstico, laboral y público, y en todas sus formas, fomentando la cultura de la denuncia con programas integrales de prevención y orientación dirigidos a la comunidad del estado. 5.1.3.1.4 Derechos humanos de la mujer 5.1.3.1.4.1 Garantizar mediante reformas legislativas el respeto a los derechos de la mujer ya sea en el ámbito civil, penal o familiar, así como la aplicación de los instrumentos internacionales de combate y eliminación de la violencia hacia la mujer. 5.1.3.1.5 Equidad de género 5.1.3.1.5.1 Promover la capacitación y sensibilización sobre la equidad de género en los funcionarios de los tres órdenes de gobierno para su incorporación en los planes y programas del gobierno estatal a través de la transversalidad. 5.1.3.1.5.2 Implementar acciones de sensibilización a través de la difusión sobre la importancia de la igualdad entre mujeres y hombres en los medios masivos de comunicación.
  • Bienestar y desarrollo humano 5.1.3.1.6 Fortalecimiento y desarrollo institucional con perspectiva de género 5.1.3.1.6.1 Utilizar la perspectiva de género como base para desarrollar criterios programáticos transversales que reconocen las diferencias y las desigualdades sociales económicas, políticas y culturales entre mujeres y hombres. 5.1.4 Jóvenes 5.1.4.1 Objetivo Impulsar el desarrollo integral de los jóvenes a través de estrategias que les proporcionen igualdad de oportunidades en el acceso a educación y empleo, así como la participación en actividades políticas, culturales y recreativas que fortalezcan su identidad bajacaliforniana. Subtemas y estrategias 5.1.4.1.1 Mejoramiento de la calidad de vida 5.1.4.1.1.1 Ampliar las oportunidades educativas de los jóvenes, en igualdad de oportunidades, a fin de contribuir al desarrollo de sus capacidades y mejorar su bienestar. 5.1.4.1.1.2 Proporcionar a los jóvenes espacios de 145 Plan Estatal de Desarrollo Los jóvenes representan el grupo de edad entre los 12 y los 29 años y constituyen la tercera parte de la población total del estado. De este grupo 50.43 por ciento son hombres y 49.47 por ciento son mujeres. La juventud es una etapa crucial en la que se toman decisiones sobre la escuela, el trabajo y la sexualidad, lo que tiene gran trascendencia a nivel individual, familiar y social. La población juvenil del estado representa 44 por ciento de la población económicamente activa y se considera como un sector estratégico para el estado por su potencial de adaptación al cambio social, tecnológico y laboral; además, una proporción significativa de jóvenes estudia y trabaja para sostener sus estudios, así como para contribuir al ingreso familiar. Respecto de la participación social, se necesitan desarrollar estrategias que estimulen a los jóvenes como actores centrales de su desarrollo, con capacidad para construir un proyecto de vida con beneficio personal y social. El desafío de atender a la población joven requiere de la acción coordinada del gobierno con la sociedad civil organizada, a fin de definir y articular proyectos colectivos que impulsen a los jóvenes como actores estratégicos en la entidad. La salud reproductiva es un aspecto central, ya que en la entidad se observa un aumento de la tasa de fecundidad en adolescentes. La tasa global para mujeres jóvenes excede la tasa a nivel nacional, y la situación se acentúa en el grupo de 15 a 19 años, en el que la tasa nacional es de 0.064, y en el estado es de 0.0839. Al respecto, un estudio reciente afirma que la proporción de mujeres que tiene a sus hijos en edades más tempranas es cada vez mayor en los estados fronterizos del norte del país. El embarazo en adolescentes suele posponer o detener su proyecto de vida, lo que lleva implicaciones para la salud. Lo- grar la disminución del embarazo adolescente constituye un reto para la entidad; para ello se requiere revisar las prácticas de educación sexual y fomentar el autocuidado como estrategia de salud integral en los jóvenes. Las adicciones son otro grave problema que enfrentan los jóvenes bajacalifornianos. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Adicciones, en la región noroeste las edades de inicio se concentran principalmente entre los 11 y los 18 años. Por ejemplo, 53.7 por ciento de los consumidores de marihuana lo hicieron en este periodo de edad, así como también 77 por ciento de los usuarios de inhalables y 65.2 por ciento de los fumadores, manifestándose el consumo persistente de la marihuana como droga de inicio, de ahí le sigue la heroína y cocaína, lo que hace urgente fortalecer estrategias de prevención, atención y de rehabilitación. Existe la tendencia de ver y valorar al joven a partir de las problemáticas que afectan a los adultos, vandalismo, drogadicción, VIH, embarazos en adolescentes, enfocados en las estrategias que se dirigen a los resultados de los problemas y no a los factores que los generan. Como sociedad es necesario identificar y modificar dichos factores, creando ambientes positivos que en igualdad de oportunidades permitan a los jóvenes desarrollarse en forma asertiva, comunicativa y solidaria, con un compromiso integral con su entorno.
  • expresión, programas para actividades culturales, de esparcimiento y participación social. 5.1.4.1.1.3 Formar líderes con actitud de servicio para efectuar mejoras en sus comunidades y concretar proyectos de participación social. 5.1.4.1.2 Orientación e impulso de hábitos y valores a jóvenes y adolescentes 5.1.4.1.2.1 Promover valores universales en los jóvenes con el propósito de mejorar su convivencia en la familia. 5.1.4.1.2.2 Fortalecer los programas de terapia para jóvenes en crisis. 5.1.4.1.2.3 Proporcionar herramientas para transformar conductas nocivas en los jóvenes. Plan Estatal de Desarrollo 146 5.1.4.1.3 Cultura laboral 5.1.4.1.3.1 Promover los valores sobre el trabajo en los jóvenes y el desarrollo de sus habilidades para facilitar su incorporación a la vida productiva. 5.1.4.1.4 Sexualidad y noviazgo 5.1.4.1.4.1 Elevar la calidad de la salud sexual y reproductiva de la población juvenil. 5.1.4.1.5 Adicciones 5.1.4.1.5.1 Prevenir y combatir las adicciones en los jóvenes. 5.1.4.1.6 Acercamiento y acceso a nuevas tecnologías 5.1.4.1.6.1 Facilitar el alcance a nuevas tecnologías de información y educación, para ser competitivo en el mundo globalizado. 5.1.5 Niños, niñas y adolescentes En Baja California la población menor de 12 años fue de 657 564 personas y representó 26 por ciento de la población total. La cifra de menores de un año fue de 49 675, mientras que los niños en edad preescolar, de uno a cuatro años, sumaron 222 314 y los de edad escolar, de cinco a nueve años, fueron 432 240 (17 por ciento de la población total). De acuerdo con el estudio de las 100 ciudades de UNICEF, Baja California es el principal estado re- ceptor de niños trabajadores de seis a 17 años. Sin embargo, a la fecha no sabemos cuál es la situación para nuestro estado, por lo que sería conveniente realizar estudios para documentar este fenómeno a fin de formular políticas y programas específicos para la atención de niños y adolescentes. Un estudio de Casa Tepopin y DIF-Estatal en Baja California señala que había 12 850 menores de y en la calle. Otro estudio reciente señala que en 2004 en la ciudad de Tijuana seis mil niños trabajaban en la calle, cuyas actividades eran de limpiacoches, venta de chicles y dulces, y alrededor de mil 200 niños se empleaban como empacadores en los supermercados. Otro sector importante lo constituyen los niños que trabajan en los campos agrícolas de San Quintín. Datos de la Encuesta Sociodemográfica a Migrantes en el Valle de San Quintín indican que casi 20 por ciento de los niños trabaja en la agricultura. La explotación sexual y comercial infantil es otro problema que enfrenta la entidad. Tijuana está considerada como una de las ciudades con mayor índice de prostitución infantil, ya que más de mil niños y niñas son víctimas de este delito. Hay un número creciente de niños migrantes-repatriados. De acuerdo con el cónsul alterno de México en San Diego, en 2005 se dio atención a 6 714 niños en esta condición. Los fenómenos anteriores requieren de políticas y programas de prevención y atención, así como de una legislación efectiva que permita su combate. Aunque la familia supone ser un ámbito de protección y afecto para los niños, una serie de condiciones económicas y sociales han creado en algunos hogares situaciones de violencia emocional, física y sexual, que afectan a los niños y que constituyen uno de los principales factores que determinan la niñez en la calle. Al respecto, la encuesta ENDIREH 2003 señala que la violencia de las mujeres hacia los niños ha crecido en 33.7 por ciento, siendo todavía mucho mayor la violencia que la pareja ejerce hacia los hijos. El diagnóstico anterior proporciona situaciones que en distintas dimensiones económica, emocional y física, afectan a los niños, los expone a riesgos y vulnerabilidad que se alejan de los derechos de la infancia, razón por la cual es urgente formular polí-
  • Bienestar y desarrollo humano ticas que garanticen estos derechos y otorguen protección. 5.1.5.1 Objetivo Proteger la integridad de los niños, niñas y adolescentes víctimas de alguna vulnerabilidad social y buscar su reincorporación a la sociedad a través de un ambiente familiar sano. 5.1.6 Adultos mayores Los adultos mayores son aquellas personas que rebasan los 65 años, y dejan de ser considerados como población económicamente activa. Las personas que llegan a esta edad adquieren derechos específicos, con frecuencia requieren de atenciones especiales que les permitan vivir con decoro, bienestar y de preferencia, dentro de la esfera familiar. La proporción de adultos mayores está aumentando en la entidad; según proyecciones del CONEPO, en 2007 representaban 6.2 por ciento de la población total, y se estima que para 2030 esta cifra se habrá duplicado, por lo que uno de los principales retos es proporcionar atención y cuidado a esta población dentro de un esquema de integración social y de respeto a sus derechos. En el estado, el IMSS prestaba sus servicios a 72.2 por ciento de la población de derechohabientes de adultos mayores, el ISSSTE atendía a 12.6 por ciento; por medio del Seguro Popular se atendía a 5.1.6.1 Objetivo Brindar atención integral a los adultos mayores y a sus familias con la finalidad de que este grupo de la población pueda vivir con dignidad, equidad, igualdad de oportunidades y respeto a sus derechos. Subtema y estrategias 5.1.6.1.1 Programa de atención integral para adultos mayores 5.1.6.1.1.1 Sensibilizar a la familia, a la comunidad y a la sociedad sobre los efectos del envejecimiento en nuestra población, así como sobre la necesidad de que las personas se preparen durante su vida para la vejez. 5.1.6.1.1.2 Impulsar programas recreativos, culturales y de esparcimiento para aumentar la autoestima y valoración personal de los adultos mayores. 5.1.6.1.1.3 Proporcionar a los adultos mayores apoyos económicos con el propósito de elevar su calidad de vida. 5.1.6.1.1.4 Impulsar la capacitación laboral de los adultos mayores a fin de facilitar su reincorporación a la vida laboral. 5.1.6.1.1.5 Proporcionar asistencia social a los adultos mayores y sus familias. 5.1.6.1.1.6 Promover la participación de los adultos mayores en el ámbito familiar y social a fin de que se mantengan activos y contribuir a mejorar su salud física y mental. 5.1.6.1.1.7 Garantizar servicios de salud y seguridad social al adulto mayor. 5.1.7 Personas con discapacidad Las personas discapacitadas constituyen el 1.4 por ciento de la población total de la entidad, y es importante diferenciarlas en términos de los distintos tipos de discapacidad, así como de sus edades a fin de for- 147 Plan Estatal de Desarrollo Subtema y estrategias 5.1.5.1.1 Protección a menores víctimas 5.1.5.1.1.1. Proporcionar a menores víctimas, niños, niñas y adolescentes, protección jurídica, psicológica y médica. 5.1.5.1.1.2. Brindar protección a menores migrantes y repatriados. 5.1.5.1.1.3 Brindar atención y prevención de las vulnerabilidades sociales que afectan a los niños, niñas y adolescentes. 5.1.5.1.1.4 Crear el programa de atención a niños víctimas de explotación sexual y comercial. 5.1.5.1.1.5 Poner en marcha programas de atención a familias en crisis y de prevención y atención de violencia intrafamiliar. 7.3 por ciento. Es importante anotar que la población de 65 años y más es el grupo que cuenta con mayor cobertura de servicios de salud, en comparación con los niños y jóvenes. Por otra parte, dadas las proyecciones de crecimiento de esta población, habrá un aumento de la demanda de servicios de salud y presiones sobre el sistema de jubilaciones y pensiones.
  • mular políticas que permitan su integración productiva, social y cultural. Por otra parte, la discapacidad motriz es la que ha recibido más atención, por lo que es necesario establecer políticas que atiendan al resto de las discapacidades. Las discapacidades tienen su origen en bajos niveles de bienestar, educación y atención médica, así como en el aumento de enfermedades crónico-degenerativas, además de enfermedades transmisibles, condiciones hereditarias, lesiones por accidentes diversos y violencia y condiciones nocivas de contaminación y deterioro ambiental. Es importante tomar en cuenta estos factores para el diseño de políticas de prevención de discapacidad. Plan Estatal de Desarrollo 148 5.1.7.1 Objetivo Brindar a las personas con discapacidad y sus familias servicios que faciliten su incorporación social y potencien su capacidad de autodesarrollo. Subtemas y estrategias 5.1.7.1.1 Red Estatal de Atención de la Discapacidad 5.1.7.1.1.1 Proporcionar a la población discapacitada servicios de medicina física, rehabilitación, terapia física y psicológica y de trabajo social. 5.1.7.1.1.2 Impulsar el programa de autocuidado de la salud, así como el de prevención de accidentes. 5.1.7.1.2 Incorporación social 5.1.7.1.2.1 Impulsar el respeto a los derechos de los discapacitados. 5.1.7.1.2.2 Promover la incorporación social de personas con discapacidad. 5.1.7.1.2.3 Gestionar la evaluación de las capacidades, así como la incorporación de las personas con capacidad a puestos laborales. 5.2 Superación de la pobreza y grupos vulnerables El actual gobierno asume que hay elementos fundamentales para considerar a Baja California como lugar donde la magnitud de la pobreza es mayor a lo que oficialmente se ha señalado. Los datos muestran al estado con altos niveles de crecimiento económico, bajas tasas de desempleo, alto ingreso per cápita, bajo nivel de marginación y alto grado de desarrollo humano. Estos indicadores posicionan en un lugar privilegiado a esta entidad federativa en comparación con la media nacional; sin embargo, existen también altos niveles de desigualdad y polarización que dejan ver un escenario de pobreza en los municipios y las localidades de esta región. La población en condiciones de pobreza se encuentra expuesta a mayores riesgos estructurales y sociales; de este conjunto, las personas y familias en pobreza extrema, los grupos étnicos nativos, los jornaleros agrícolas, los migrantes y las familias de los presos son de los grupos sociales más vulnerados. No obstante, algunos estudios nos indican que la pobreza en nuestra entidad va más allá de los indicadores que la cuantifican a nivel federal, es decir, los niveles de ingreso familiar. En Tijuana, por ejemplo, la marginación urbana (expresada en carencia de servicios como pavimentación, agua potable, drenaje, seguridad pública, etc.) impone costos adicionales a las familias en transporte público o aprovisionamiento de agua, por mencionar algunos, pero sobre todo reduce drásticamente la calidad de vida de los residentes en las colonias marginadas. En las ciudades y regiones más calurosas (Mexicali, San Felipe, San Quintín, entre otras), el consumo de energía eléctrica implica costos familiares onerosos. Éstas y otras peculiaridades que modulan los estándares de calidad de vida de los bajacalifornianos deben ser consideradas para hacer cálculos más precisos sobre pobreza, marginación y bienestar, que además permitan formular políticas y programas más eficaces en la superación de la pobreza y en la reducción de las desigualdades. Desde los inicios de nuestro gobierno (21 de diciembre de 2007), un paso avanzado en este sentido es la creación del Consejo Consultivo de Evaluación para el Desarrollo Social de Baja California, que entre sus facultades se encuentra sugerir los lineamientos y criterios para la definición, identificación y medición de la pobreza, además de otras relacionadas con la promoción de investigaciones en materia de desarrollo social. Los principales retos que enfrenta el estado de Baja California para crear las condiciones que permitan la superación de la pobreza de manera sostenida son disminuir los niveles de desigualdad en sus mani-
  • Bienestar y desarrollo humano festaciones económica, de género, intergeneracional y regional; consolidar políticas públicas que permitan reducir los rezagos en el acceso a los servicios sociales y urbanos básicos, y coordinar la política económica con la social para elevar el ingreso y el empleo. Para lograr tales propósitos se propone desarrollar objetivos más específicos y estrategias de intervención en los siguientes temas: plan de vida digna; empleo e ingreso familiar; zonas de atención prioritaria; infraestructura social básica; vivienda; gestión intergubernamental; asistencia social, y atención a grupos vulnerables (grupos étnicos nativos, jornaleros agrícolas, migrantes y familias de presos). 5.2.1 Plan de vida digna 5.2.1.1 Objetivo Promover que las personas y familias en condiciones de pobreza, con el apoyo subsidiario y solidario del gobierno, identifiquen problemas estructurales y sociales que generan tal condición y, a la vez, desarrollen capacidades y actitudes tendientes a alcanzar la autonomía socioeconómica y sociocultural a través de la elaboración de un plan de vida digna. Subtemas y estrategias 5.2.1.1.1 Atención a población en situación de pobreza 5.2.1.1.1.1 Desarrollar procesos de intervención individualizada y familiar a través de la construcción de un plan de vida digna para alcanzar la autonomía económica y sociocultural. 5.2.1.1.2 Coordinación interinstitucional 5.2.1.1.2.1 Articular acciones entre los diferentes órdenes de gobierno que permitan a la población en situación de pobreza acceder a un mejor nivel de bienestar a través de la aplicación del modelo de plan de vida digna. 5.2.1.1.3 Mejoramiento del ingreso y economía social 5.2.1.1.3.1 Ofrecer las alternativas de ingreso familiar que permitan a las personas y familias su autonomía financiera. 5.2.2 Empleo e ingreso familiar En el estado de Baja California, las estadísticas oficiales reportan bajas tasas de desempleo y desocu- 149 Plan Estatal de Desarrollo Tradicionalmente la participación del estado y de los programas dirigidos a la población en condiciones de pobreza han sido diseñados para mejorar sus condiciones de vida materiales; es decir, las estrategias y acciones han estado encaminadas a dotar de servicios públicos, generar fuentes de empleo, subsidiar necesidades básicas relacionadas con la alimentación, el vestido o los medicamentos a través de la asistencia social. Sin embargo, para lograr superar la pobreza se requiere que las personas y las familias incorporen en su vida mecanismos para ser corresponsables en este proceso, de tal suerte que puedan potenciar sus capacidades. Dada la clasificación y perfil socioeconómico y demográfico del beneficiario, se diseña un plan de vida digna ajustado a las capacidades y voluntades particulares del beneficiario con el objetivo específico de superar permanente y sustentablemente su situación de vulnerabilidad. Los elementos y apoyos necesarios del plan de vida digna no sólo serán provistos por la SEDESOE, sino también por las dependencias del gobierno estatal, municipal o federal que dispongan de los apoyos y/o programas requeridos parea el éxito del plan individualizado, convirtiéndose con ello en un programa eminentemente horizontal con la participación de todas las dependencias gubernamentales. Para dar sustentabilidad al programa se determinará la voluntad, capacidades y habilidades del solicitante para superar digna, permanente y sustentablemente la situación de pobreza. La propuesta del plan de vida presenta por lo menos tres retos a enfrentar: en primer lugar, contar con el personal profesional preparado para desarrollar este tipo de procesos en las personas y las familias en condiciones de pobreza; en segundo término, que existan las condiciones para que las personas y familias en pobreza logren involucrarse y comprometerse; y, finalmente, disponer de los recursos institucionales y sociales para dar atención y seguimiento individualizado a las personas y las familias en condiciones de pobreza.
  • Plan Estatal de Desarrollo 150 pación en comparación con la media nacional, pero la mayoría de las fuentes de trabajo son frágiles e inestables y con bajos salarios. A nivel familiar, la cantidad de ingresos es determinada por el tipo de trabajo disponible, por la capacitación calificada, por la disponibilidad de fuentes de trabajo, por el número de personas que trabajan, pero también por los aportes que cada uno de los integrantes de la familia hacen al presupuesto común. Al ser el empleo la principal fuente de ingresos monetarios para las familias en condiciones de pobreza, la escasez y precariedad de éste ha ocasionado mayores niveles de vulnerabilidad. Se ha observado que la incorporación de las mujeres jefas de familia, de los hijos aún menores de edad y de los jóvenes al mercado laboral han sido estrategias que los sectores pobres de la población han tenido que poner en práctica para diversificar y aumentar las fuentes de recursos. El desempleo y la falta de ingresos monetarios indudablemente restringen a la población para lograr cubrir sus necesidades relacionadas con la alimentación, la salud, la educación y la vivienda, lo que las posiciona en condiciones de mayor pobreza. Ante tal panorama, el gobierno de Baja California consciente de que el empleo constituye la principal y la mayoría de las veces la única fuente de ingresos para la población pobre asume la responsabilidad de coadyuvar en la generación de igualdad de oportunidades, por lo que se propone identificar, desarrollar y fortalecer las capacidades y actitudes de las personas y familias pobres para que superen permanente y sustentablemente su vulnerabilidad social. 5.2.2.1 Objetivo Ampliar las oportunidades de empleo de las personas y familias pertenecientes a los grupos prioritarios y vulnerables de la sociedad mediante el desarrollo de capacidades individuales y de la promoción y vinculación a programas institucionales de generación de empleos e ingresos. Subtemas y estrategias 5.2.2.1.1 Mejoramiento del ingreso 5.2.2.1.1.1 Vincular a las personas y familias pertenecientes a los grupos prioritarios y vulnerables de la sociedad con los programas de capacitación generados en los diferentes programas institucionales del estado, así como a las bolsas de trabajo del sector público y privado. 5.2.2.1.1.2 Diversificar las opciones y oportunidades para el incremento del ingreso familiar. 5.2.2.1.2 Programa de economía social 5.2.2.1.2.1 Formular e instrumentar un programa de economía social que permita desarrollar proyectos productivos comunitarios. 5.2.2.1.3 Proyectos productivos 5.2.2.1.3.1 Apoyar la generación de oportunidades formales de empleo e ingresos a través de la promoción de proyectos productivos. 5.2.3 Zonas de atención prioritaria Al ser considerada Baja California una entidad con bajos niveles de marginalidad, pobreza y desempleo, ha tenido como consecuencia no acceder a fuentes de recursos públicos federales suficientes para atender las necesidades que presenta la población que habita en zonas no consideradas dentro del catálogo de los polígonos de pobreza; esta situación se presenta tanto en zonas de nueva creación como en aquellas comunidades con varias décadas de haberse establecido en la entidad. Por las características propias del estado, en donde prevalece el tema de la migración como factor de crecimiento poblacional, con tasas superiores a la media nacional, la presión sobre la demanda de vivienda, suelo y servicios básicos ha ido en aumento entre los sectores populares, por lo que surge la necesidad de promover estudios con perspectiva regional para determinar la magnitud y ubicación espacial de la pobreza y de los grupos vulnerables. Para ello, será una prioridad estimular y apoyar, a través del Consejo Consultivo de Evaluación para el Desarrollo Social de Baja California, la generación de investigaciones que determinen la magnitud, especificidades y localización de la pobreza en la entidad. 5.2.3.1 Objetivo Determinar los segmentos pobres de la población y los polígonos de pobreza bajo un enfoque multidi-
  • Bienestar y desarrollo humano mensional que considere las condiciones y dinámicas socioeconómicas y demográficas muy particulares de Baja California. Subtema y estrategia 5.2.3.1.1 Ubicación espacial de la población en situación de pobreza. 5.2.3.1.1.1 Determinar los lineamientos y criterios para la definición, identificación y medición de la pobreza, así como de su distribución espacial de las zonas de atención prioritaria. 5.2.4 Infraestructura social básica 5.2.4.1 Objetivo Promover en coordinación con las organizaciones vecinales y comités de colonos, así como entre los diferentes órdenes de gobierno, el acceso a la infraestructura social básica entre la población marginada. Subtemas y estrategias 5.2.4.1.1 Obra comunitaria 5.2.4.1.1.1 Construir y complementar obras de infraestructura social comunitaria, como electrificaciones, rehabilitación de parques públicos, etcétera, que impacten en la calidad de vida de las personas. 5.2.4.1.1.2 Fortalecer el programa de rehabilitación y 5.2.4.1.2 Pavimentación integral y calidad del aire 5.2.4.1.2.1 Impulsar integralmente la infraestructura vial comunitaria para fomentar la salud pública, en un ambiente de colaboración activa y solidaria a través del Programa Integral de Pavimentación y Calidad del Aire. 5.2.5 Vivienda La vivienda es un reflejo de las condiciones de quien la habita. En este sentido, es entendida como bien de uso a través del cual las personas se protegen del medio ambiente, se preparan alimentos, se asean y socializan; en momentos de crisis la vivienda también se puede convertir en un recurso tangible. Para las familias en condiciones de pobreza constituye su principal recurso material. Por la dinámica de los cambios económicos y sociales, a nivel estatal prevalece una gran demanda insatisfecha de vivienda popular, así como condiciones de precariedad en las casas habitadas por familias pobres. Debido a la escasez y poco impacto de los programas institucionales públicos dirigidos a la construcción y financiamiento de vivienda popular, la autoconstrucción ha sido la estrategia más instrumentada, la cual se ha tornado en un proceso largo y costoso debido al desempleo, a los ingresos insuficientes y a la poca disponibilidad de tiempo y de conocimientos. Los esfuerzos de los sectores pobres para construir y mantener una vivienda digna son estimulados 151 Plan Estatal de Desarrollo El crecimiento poblacional de Baja California así como los altos flujos migratorios generan mayores demandas de suelo urbano, vivienda, servicios públicos y de infraestructura social básica; su escasez y precariedad generan ambientes de exclusión y desintegración comunitaria. Se ha observado que si la población cuenta con servicios suficientes y un entorno urbano digno se favorece la integración de grupos y personas en situación de marginalidad. En este sentido, habrá de ponerse el acento en el desarrollo de las regiones y comunidades rurales y urbanas que presentan mayores rezagos, así como recuperar, proteger, conservar, aprovechar y ampliar los espacios públicos, entendidos como aquellas áreas de servicio y uso comunitario como plazas, alamedas, áreas verdes, parques, playas, jardines, espacios deportivos y culturales, camellones, centros de las ciudades, entre otros. habilitación de instalaciones deportivas, culturales y de salud. 5.2.4.1.1.3 Impulsar acciones de rehabilitación y equipamiento en planteles educativos que mejoren sus condiciones físicas y que por consiguiente permitan brindar un mejor servicio educativo. 5.2.4.1.1.4 Fomentar la participación y el interés de las comunidades en la realización de las acciones de desarrollo social (construcción, recuperación, remozamiento y rehabilitación de espacios públicos), que les permitan acceder a mejores niveles de vida. 5.2.4.1.1.5 Establecer normatividad para la coordinación de las dependencias ejecutoras de obra social básica y su vinculación con la comunidad.
  • Plan Estatal de Desarrollo 152 y apoyados por algunos miembros de la familia, de la comunidad y de algunas organizaciones de la sociedad civil (OSC). En este sentido, trabajar coordinadamente con organizaciones de la sociedad civil es una alternativa viable para ampliar los programas gubernamentales a fin de que las familias en condición de pobreza tengan la oportunidad de contar con una vivienda que cubra las mínimas condiciones de comodidad y protección. El material de construcción utilizado por estas familias es principalmente de desecho (láminas de cartón, fibra de vidrio y asbesto, lonas de plástico, pedazos de madera, llantas, etc.). A su vez, el equipamiento de las casas (aparatos electrodomésticos, muebles, accesorios hidráulicos y sanitarios) es adquirido en un bazar de artículos usados, en los mercados sobrerruedas o recibidos como donaciones. En este marco, el gobierno del estado en coordinación con los otros órdenes de gobierno, asume el reto de ampliar las oportunidades de acceso de la población a viviendas de tipo popular, así como a contribuir en la dignificación de las ya existentes, mediante la integración de programas estatales, el apoyo a las organizaciones de la sociedad civil interesadas en la materia y de la gestión intergubernamental de recursos y programas de vivienda. 5.2.5.1 Objetivo Fomentar y poner al alcance de las familias más necesitadas las facilidades para que cuenten con vivienda digna. Subtemas y estrategias 5.2.5.1.1 Vivienda digna 5.2.5.1.1.1 Implementar programas que impulsen la construcción de vivienda económica que reúna las condiciones de habitabilidad necesarias. 5.2.5.1.1.2 Brindar apoyo a las familias de escasos recursos para que puedan acceder a una vivienda propia. 5.2.5.1.1.3 Impulsar la construcción de desarrollo de vivienda que integren desde su inicio la construcción de espacios de convivencia y desarrollo comunitario como canchas deportivas, guarderías, escuelas, centros comunitarios. 5.2.5.1.1.4 Impulsar un marco regulatorio integral que favorezca la participación social comprometida en el desarrollo y mantenimiento de la vivienda. 5.2.5.1.2 Dignificación de la vivienda 5.2.5.1.2.1 Apoyar la construcción y autoconstrucción de vivienda popular. 5.2.5.1.2.2 Promover la dignificación de la vivienda de la población que se encuentra en condiciones desfavorables. 5.2.6 Gestión intergubernamental En Baja California hay importantes avances en el desarrollo económico, social y humano; sin embargo, grandes sectores de la población no han logrado acceder a niveles adecuados de bienestar social, por lo que viven en condiciones de pobreza, exclusión y vulnerabilidad social. En este contexto, los recursos locales resultan insuficientes para contrarrestar la falta de condiciones materiales adecuadas, dignas y suficientes en infraestructura social básica, servicios públicos, vivienda, empleo e ingreso familiar. Aunque se han logrado recursos adicionales para la operación de programas federales como Hábitat, Recuperación de Espacios Públicos, Infraestructura Básica Social, Proyectos Productivos y el Programa Integral de Atención al Adulto Mayor, se requiere potenciar el impacto social de los mismos y que se fortalezcan los mecanismos de coordinación para garantizar que los programas y acciones se complementen y eviten la duplicidad. 5.2.6.1 Objetivo Establecer mecanismos de coordinación para impulsar acciones adicionales, integradas y complementarias para garantizar que los programas de los gobiernos federal, estatal y municipal coadyuven en la superación de la pobreza. Subtema y estrategias 5.2.6.1.1 Coordinación interinstitucional 5.2.6.1.1.1 Establecer mecanismos de coordinación interinstitucional con el gobierno federal para acceder a los recursos públicos de los programas de desarrollo social y humano. 5.2.6.1.1.2 Establecer mecanismos de coordinación interinstitucional con los ayuntamientos para transfe-
  • Bienestar y desarrollo humano rir recursos y coincidir en la gestión e implementación de programas de desarrollo social y humano. 5.2.6.1.1.3 Coadyuvar en acciones adicionales, integradas y complementarias para la gestión de recursos privados. 5.2.7 Asistencia social 5.2.7.1 Objetivo Brindar apoyo de manera expedita a los problemas urgentes por los que atraviesan los ciudadanos y las familias en situación económica desfavorable y de vulnerabilidad. Subtemas y estrategias 5.2.7.1.1 Apoyos y ayudas diversas a población en desamparo 5.2.7.1.1.1 Apoyar a la población en situaciones de riesgo por motivos climáticos o geográficos. 5.2.7.1.2 Asistencia social alimentaria y orientación de prácticas saludables 5.2.7.1.2.1 Distribuir en los sectores marginados esquemas de apoyo alimentario (desayunos y despensas). 5.2.7.1.2.2 Brindar orientación alimentaria para prevenir los efectos de la mala nutrición. 5.2.7.1.2.3 Generar política pública encaminada a erradicar la desnutrición y reducir la obesidad infantil. 5.2.8 Grupos étnicos En un estudio reciente se indica que la población indígena de Baja California es de 148 489 (6.4 por ciento de la población total). De acuerdo con su localización geográfica hay una concentración de 76.4 por ciento de la población indígena en los municipios de Ensenada y Tijuana. Respecto a la población indígena nativa, ésta se constituye aproximadamente por 1 963 personas, que se localizan en los pueblos: cochimí (483) en Ensenada, kumiai (585) en Tecate y Playas de Rosarito, pai-pai (508) en Ensenada, cucapá (300) en Mexicali y la comunidad kiliwa ( 87) en Ensenada, todos descendientes del tronco yumano. En el caso de la población indígena migrante, estudios recientes estiman que en Baja California se asientan más de 55 mil indígenas migrantes y residentes, que pertenecen mayoritariamente a los pueblos mixtecos, triques, zapotecas, pero también nahuas, que se asientan principalmente en el Valle de San Quintín y Maneadero y en algunas colonias de Tijuana. Estos grupos étnicos (inmigrantes y nativos) se caracterizan por tener indicadores bajos de condiciones de vida. En la mayoría de las colonias donde 153 Plan Estatal de Desarrollo La asistencia social es el conjunto de acciones tendientes a modificar y mejorar las circunstancias de carácter social que impiden el desarrollo integral de la familia, así como la protección física, mental y social de personas en estado de necesidad, desprotección o desventaja física y mental, hasta lograr su incorporación a una vida plena y productiva. Atendiendo a este mandato, el gobierno del estado fortalecerá la canalización de recursos y apoyos para solventar las necesidades de personas vulnerables, en condiciones de pobreza y en situación adversa. Se mantendrán los apoyos a las OSC con perfil asistencialista y educacional, procurando promover la participación y solidaridad en las tareas gubernamentales, para así obtener una mayor cobertura y mejor atención a los grupos vulnerables o en situación de riesgo. La educación en sus más diversas modalidades, será una herramienta fundamental para potenciar las capacidades de estos grupos de la población en búsqueda de su autonomía económica y social. De igual manera se generarán los indicadores de gestión para evaluar el acierto de la política asistencial y procurar su mejoría permanente, involucrando tanto a dependencias de gobierno como a las organizaciones de la sociedad civil que participen en el programa. 5.2.7.1.1.2 Proporcionar apoyos a población en desamparo. 5.2.7.1.1.3 Otorgar poyos complementarios para eventos comunitarios y proyectos especiales. 5.2.7.1.1.4 Dar apoyo en útiles e implementos educativos, así como becas educativas. 5.2.7.1.1.5 Apoyar a familias de escasos recursos con servicios funerarios de calidad en los momentos de desgracia.
  • residen existen problemas de regularización de la tenencia de la tierra, las viviendas son construidas con material de segunda y carecen de servicios públicos, lo que provoca focos de contaminación e infecciones diversas. Esta población se encuentra en desventaja respecto a los inmigrantes, ya que es notoriamente menos escolarizada. Por ejemplo, los niños no asisten a la escuela por razones de pobreza o porque carecen de actas de nacimiento. Plan Estatal de Desarrollo 154 5.2.8.1 Objetivo Proporcionar a las poblaciones indígenas nativas y migrantes las oportunidades de acceso a servicios, empleos y proyectos productivos a fin de mitigar su condición de vulnerabilidad, promover el desarrollo de sus capacidades y mejorar sus niveles de bienestar. Subtemas y estrategias 5.2.8.1.1 Atención integral a los pueblos indígenas nativos y migrantes 5.2.8.1.1.1 Generar oportunidades de empleo temporal para indígenas en áreas rurales y urbanas. 5.2.8.1.1.2 Impulsar proyectos productivos para pueblos indígenas. 5.2.8.1.1.3 Ofrecer opciones de acceso a servicios de asistencia y bienestar para mejorar la calidad de vida de las poblaciones indígenas. 5.2.8.1.1.4 Contribuir a mejorar las condiciones de vida de la población indígena (servicios e infraestructura básica, vivienda). 5.2.8.1.2 Preservación de la cultura 5.2.8.1.2.1 Garantizar el respeto al derecho de libre tránsito de los grupos étnicos y promover el fortalecimiento a sus organizaciones. 5.2.8.1.2.2 Difundir y preservar la cultura nativa de Baja California. 5.2.9 Jornaleros agrícolas La región de San Quintín cuenta con una población estable de aproximadamente 60 mil habitantes, entre los cuales sobresalen los jornaleros agrícolas que se distinguen por su condición étnica y origen migratorio. De acuerdo con un estudio reciente el 85.9 por cien- to de la población que habla una lengua indígena en esta región proviene de otros estados de la república. Además, la población hablante de lengua indígena tiene el porcentaje más alto de ocupación en el sector agropecuario (85.9 por ciento), de los cuales 58.7 por ciento son inmigrantes. Debido a su posición como jornaleros o peones, este grupo es altamente vulnerable a los cambios en el proceso del trabajo agrícola, la dinámica de las empresas, y las políticas laborales del gobierno. Según reporta el estudio mencionado, más del 80 por ciento de la población de 15 años y más sabe leer y escribir, pero entre los inmigrantes hay menos personas alfabetizadas. Se reporta además, que de cada 100 personas entre 6 y 14 años, 13 no asisten a la escuela, siendo mayor el valor de asistencia escolar de la población nativa. Respecto al nivel de instrucción, 39.8 por ciento de la población de 15 años y más cuenta con instrucción media superior y superior, 26.1 por ciento tienen educación media básica y 14.12 por ciento solo tienen instrucción primaria. En general, los inmigrantes presentan un alto rezago educativo. En lo que se refiere al ámbito de salud se cuenta con seis unidades del Instituto de Servicios de Salud Pública del Estado, además del IMSS Solidaridad, que sin embargo resultan insuficientes para cubrir las necesidades de salud de los jornaleros agrícolas. Por otra parte, 79 por ciento de los hogares de la región están encabezados por un hombre, y 20 por ciento por una mujer. En lo que se refiere a sus condiciones de vida, en San Quintín más de la mitad de las viviendas no tienen servicio de drenaje, y alrededor de 13 por ciento son compartidas en vecindad. 5.2.9.1 Objetivo Promover el desarrollo de los jornaleros agrícolas, sus familias y comunidades propiciando condiciones que les permitan impulsar su bienestar y desarrollo humano, considerando los factores socioeconómicos y demográficos propios de su cultura, a fin de facilitar el cambio planeado y perdurable. Subtema y estrategias 5.2.9.1.1 Atención a jornaleros agrícolas 5.2.9.1.1.1 Impulsar programas de infraestructura so-
  • Bienestar y desarrollo humano 5.2.10 Migrantes Al ser Baja California un estado de tránsito, recepción y retorno de flujos migratorios, se enriquece día a día con la conjugación de factores sociales, económicos, políticos y culturales. En la entidad hay una mayor proporción de población originaria de otros estados de México e incluso de otros países. Las principales causas por las que esta población inmigra son: la búsqueda de trabajo, para reunirse con la familia, por un cambio de su lugar de trabajo, etcétera. Debido a la cercanía con Estados Unidos, los migrantes llegan a la entidad con la intención de cruzar al vecino país; sin embargo, las políticas antimigrantes y la crisis financiera norteamericana han propiciado que un mayor número de personas se queden a radicar permanentemente en la entidad. Los riesgos a que se ven expuestos los migrantes los convierten en un grupo altamente vulnerable. En la búsqueda de mejor empleo e ingresos los migrantes sufren la separación familiar, extorsión, abandono, asaltos, secuestros, violación de sus derechos humanos, discriminación, maltrato, drogadicción, abuso sexual, condiciones climáticas extremas, hambre, cansancio, fracturas y problemas de salud, por mencionar algunos. Por sus características geográficas, Baja California es el estado de la frontera norte en donde se da con mayor fuerza el fenómeno migratorio. Todos los días son deportados por las autoridades migratorias de Estados Unidos decenas de hombres, mujeres y niños, afectados física y emocionalmente por la situación que enfrentaron durante el proceso. En este contexto habrán de fortalecerse los apoyos a los centros de acogida de migrantes, a los comedores populares y a los servicios de asesoría psicológica, legal y de atención médica. A pesar de las oportunidades laborales de la región, por su condición de recién llegados a muchos connacionales al principio se les dificulta obtener un empleo que les permita solventar sus necesidades básicas y establecerse en alguno de los municipios. También están quienes pasan a formar parte de la población flotante mientras consiguen recursos para regresar a su lugar de origen o para realizar nuevos intentos de cruzar hacia Estados Unidos, lo que genera diversos efectos sociales, económicos y políticos que repercuten de manera directa en las poblaciones de tránsito, así como en las que establecen su nuevo hogar. Es fundamental para este gobierno reconocer la invaluable aportación que han hecho los migrantes en la construcción y desarrollo de nuestro estado. En este sentido, es una prioridad para la actual administración reducir los riesgos y niveles de vulnerabilidad social que experimentan los migrantes que llegan a esta entidad, por lo que será necesario instrumentar mecanismos que apoyen, protejan e impulsen el bienestar y desarrollo social de los migrantes en tránsito y aquellos que decidan quedarse a radicar. 5.2.10.1 Objetivo Dar apoyo a migrantes deportados para facilitar su estancia en la entidad y su reincorporación a sus estados. Subtema y estrategias 5.2.10.1.1 Atención integral a migrantes 5.2.10.1.1.1 Trabajar en una agenda conjunta entre el gobierno de Baja California, el de California, autoridades migratorias de ambos lados de la frontera y organizaciones de la sociedad civil, con el fin de 155 Plan Estatal de Desarrollo cial básica que mejoren el nivel de bienestar de los jornaleros agrícolas. 5.2.9.1.1.2 Promover la participación ciudadana y el desarrollo comunitario. 5.2.9.1.1.3 Impulsar proyectos productivos que permitan incrementar los ingresos a las familias de los jornaleros agrícolas. 5.2.9.1.1.4 Ampliar la cobertura de acciones de asistencia social a jornaleros agrícolas. 5.2.9.1.1.5 Implementar un programa de vivienda nueva y dignificación de la vivienda. 5.2.9.1.1.6 Incrementar las jornadas médicas en los temas de prevención de enfermedades, erradicación de las existentes y educación para la salud. 5.2.9.1.1.7 Establecer un programa de prevención y seguimiento de violencia intrafamiliar. 5.2.9.1.1.8 Establecer un programa de educación para la vida, escuela para padres, desarrollo de valores y fortalecimiento familiar.
  • implementar políticas públicas que velen por la dignidad y los derechos fundamentales de los migrantes en ambos lados de la frontera. 5.2.10.1.1.2 Desarrollar y fortalecer mecanismos que apoyen la integración social de los migrantes que llegan a Baja California. 5.2.11 Familias de presos Plan Estatal de Desarrollo 156 5.2.11.1.1.1 Integrar a las familias de presos al plan de vida digna con el propósito de lograr su autodesarrollo y aminorar el riesgo social (fortalecimiento familiar, mejoramiento de infraestructura social básica, asistencia social, empleo, incremento del ingreso familiar y proyectos productivos). 5.3 Desarrollo comunitario Actualmente, la población sentenciada por delitos comunes y federales es de 7 931 internos, de los cuales 7 633 son hombres y los restantes 298 son mujeres. A través de programas de readaptación y reinserción social se realizan actividades con las familias de los internos para fortalecer los lazos familiares, promover cambios en la dinámica familiar y afectiva del interno. Una considerable cantidad de familias dependen económicamente de los presos, lo que genera la búsqueda de nuevos mecanismos para cubrir sus necesidades básicas. Está problemática se acentúa por los gastos que requieren los procesos legales, la lejanía de las instalaciones carcelarias o las faltas al trabajo. Las organizaciones de la sociedad civil que trabajan directamente con las familias de los presos han observado extremadas condiciones de vulnerabilidad social. Entre los problemas detectados se encuentran la condición de pobreza, la baja escolaridad, la precariedad en el empleo, la carencia de redes de apoyo social y familiar, la falta de identidad jurídica, la deserción escolar. Asimismo, se ha observado que las familias, ante la imposibilidad de cubrir los altos costos económicos y de tiempo en el traslado, optan por cambiarse a vivir cerca de las instalaciones penitenciarias. Sin embargo, los lugares que habitan se caracterizan por condiciones de precariedad. 5.2.11.1 Objetivo Generar las condiciones para que los familiares que dependen económicamente de quienes se encuentren privados de su libertad por causas penales y queden en estado de abandono tengan alternativas para alcanzar su autodesarrollo. Subtema y estrategia 5.2.11.1.1 Atención integral a familias de presos y participación social El desarrollo comunitario es un proceso que busca la transformación de las estructuras sociales en sus dimensiones políticas, económicas y culturales. Según los expertos en el tema coinciden en que el desarrollo comunitario tendrá resultados satisfactorios en la medida en que el interés de implementar este tipo de estrategias surja de la comunidad; es decir, tiene que ser un proceso participativo donde se tomen en cuenta las aspiraciones, deseos, valores, costumbres, actitudes y comportamientos de la población. En este sentido, la participación de los ciudadanos deberá ser permanente. En Baja California existen importantes experiencias y aportaciones para hacer frente a la pobreza; de hecho, la participación social se ha convertido en un instrumento relevante para promover la integración y fortalecimiento de valores comunitarios, solidarios y participativos. La participación de todos los actores gubernamentales y de la sociedad civil es central para seguir apoyando a la población que se encuentra en situación de mayor desventaja social, por lo que el gobierno estatal, de manera permanente, fortalecerá la estrategia de coordinación y concertación para realizar obras y acciones para con los que menos tienen. Es fundamental destacar que el desarrollo de la comunidad y la participación social son temas transversales que deberán atravesar diferentes programas y acciones de este gobierno; es decir, en este subeje se proponen las estrategias de intervención para trabajar conjuntamente con los ciudadanos; a su vez, es una propuesta integradora, ya que pretende recurrir a todos los recursos gubernamentales y sociales. De ahí que la participación de los actores gubernamentales debe ser permanente, tendiente a fortale-
  • Bienestar y desarrollo humano 5.3.1 Organización y desarrollo comunitario A través del desarrollo comunitario se instrumentan procesos de educación y promoción social con el fin de que los ciudadanos desarrollen habilidades para formar parte activa en la solución de los problemas de sus comunidades. Este proceso busca lograr la autogestión de la población mediante cuatro fases: sensibilización, motivación, capacitación y concientización. En las comunidades se desarrollan formas de agrupación de acuerdo con las características propias de la región, de la ciudad, del sector y de la colonia, donde influye el género, la edad, el lugar de origen, pero sobre todo las preocupaciones comunes. En este tema se pretende reconocer y estimular la organización vecinal como uno de los principales mecanismos que la sociedad bajacaliforniana ha venido implementando para hacer frente a los problemas. 5.3.1.1 Objetivo Instrumentar el proceso de desarrollo comunitario que facilite la participación activa de los ciudadanos y de la sociedad civil organizada. Subtema y estrategias 5.3.1.1.1 Organización vecinal 5.3.1.1.1.1 Rescatar y fortalecer la organización comunitaria. 5.3.1.1.1.2 Propiciar la participación de la comunidad en cada una de las etapas del proceso de desarrollo comunitario con el fin de que se apropien del trabajo y de sus logros, y a la vez, desarrollen habilidades para la autogestión. 5.3.1.1.1.3 Elaborar conjuntamente con los grupos organizados de vecinos diagnósticos y proyectos comunitarios. 5.3.1.1.1.4 Coordinar esfuerzos y recursos gubernamentales y de la sociedad para ejecutar, conjuntamente con los grupos organizados de vecinos, actividades y acciones específicas tendientes a mejorar los niveles de bienestar y desarrollo humano. 5.3.1.1.1.5 Desarrollar procesos de supervisión y evaluación participativa de las acciones emprendidas por las instituciones públicas conjuntamente con los grupos organizados de vecinos. 5.3.1.1.1.6 Brindar cursos y talleres comunitarios enfocados a desarrollar hábitos y valores humanos. 5.3.1.1.1.7 Brindar cursos y talleres para desarrollar las habilidades productivas. 5.3.2 Sociedad solidaria De acuerdo con el directorio de las organizaciones de la sociedad civil se encuentran registradas 688; no se cuenta con un catálogo completo y actualizado debido a la volatilidad, surgimiento y desaparición de algunas OSC. En Tijuana hay registradas 296, en Mexicali 187, en Ensenada 123, en Tecate 39, en Playas de Rosarito 24 y en San Quintín 19. La problemática que atienden son principalmente: drogadicción, asistencia social, mujeres, derechos humanos, salud, etcétera. La tradición de las organizaciones de la sociedad civil se centra en la intervención operativa por lo que tienen un acercamiento directo con las comunidades generando procesos de gestión social para la solución de problemas. Debido a que buscan el cambio 157 Plan Estatal de Desarrollo cer los lazos de cooperación entre los ciudadanos y la sociedad civil organizada en acciones de bienestar y desarrollo comunitario. Reconocer y estimular la participación organizada de la sociedad civil es el mejor camino para superar la pobreza. Para lograr tal propósito se propone trabajar en tres grandes vertientes. En la primera, se impulsará la organización vecinal con la intención de contar con espacios para la participación comunitaria y democrática. En la segunda, se trabajará conjuntamente con las organizaciones de base de la sociedad civil, con la intención de reforzar las bases institucionales y de interacción para consolidar esquemas de participación y organización social. Como instrumento de planeación participativa y rediseño comunitario integral se propone el Plan de Acción Socio-Espacial que tiene como propósito planear conjuntamente con las organizaciones de base el mejoramiento del entorno urbano, contando con el apoyo técnico y económico de instancias de gobierno, organizaciones de la sociedad civil y empresas interesadas en participar en el programa. Finalmente, se establece como una prioridad para este gobierno la profesionalización la promoción social y comunitaria.
  • Plan Estatal de Desarrollo 158 social, también han luchado por conseguir espacios para participar en el diseño, elaboración, ejecución y planeación de políticas públicas. Al gobierno de Baja California le interesa reconocer y fortalecer el trabajo comprometido de las organizaciones de la sociedad civil en beneficio de la población prioritaria y en condiciones de vulnerabilidad; en ese sentido, esta administración fortalecerá los mecanismos necesarios para facilitar y coordinar su labor para que coadyuven a una mejor utilización de los recursos públicos, respetando en todo momento la autonomía de las mismas. En resumen, el propósito aquí es implementar acciones de corresponsabilidad que involucren la participación social y privada, orientadas a atender el desarrollo del entorno en su colectividad, para lo cual será necesario trabajar en cuatro vertientes: organizaciones de la sociedad civil en torno a problemas específicos para su solución y tratamiento; participación subsidiaria y responsable en el combate a la pobreza; consejos consultivos y de evaluación, y construcción y fortalecimiento del padrón único de beneficiarios. 5.3.2.1 Objetivo Crear un esquema de coordinación con la sociedad civil que fomente su organización y sume sus recursos de voluntad, compromiso y trabajo para lograr la solución sustentable de problemas propios de la comunidad. Subtemas y estrategias 5.3.2.1.1 Organizaciones de la sociedad civil 5.3.2.1.1.1 Promover y fortalecer las organizaciones de la sociedad civil en torno a problemas específicos para su solución y tratamiento. 5.3.2.1.1.2 Otorgar y tramitar en favor de las organizaciones de la sociedad civil las exenciones y estímulos fiscales, así como subsidios y demás facilidades y beneficios económicos y administrativos que en los ámbitos federal, estatal o municipal establezca la normatividad aplicable. 5.3.2.1.1.3 Generar indicadores de gestión de las organizaciones de la sociedad civil que reciben recursos públicos. 5.3.2.1.1.4 Participar responsable y subsidiariamente con las organizaciones de la sociedad civil en progra- mas dirigidos a la superación de la pobreza, así como en otros temas tendientes a lograr el bienestar y el desarrollo social. 5.3.2.1.1.5 Promover la participación de la iniciativa privada para sumar recursos para la atención de problemas. 5.3.2.1.2 Consejo de Fomento a las Actividades de Bienestar y Desarrollo Social 5.3.2.1.2.1 Promover y coordinar las acciones que en materia de bienestar y desarrollo social realicen las organizaciones sociales. 5.3.2.1.3 Evaluación de los programas sociales 5.3.2.1.3.1 Promover la eficiencia y optimización de recursos, mediante la elaboración de un padrón único de beneficiarios que involucre a los tres órdenes de gobierno y a la sociedad civil, y que permita la focalización de programas especiales para la atención de comunidades, familias y ciudadanos más necesitados. 5.3.3 Plan de Acción Socio-Espacial Para aquellas colonias clasificadas como prioritarias, se diseña y ejecuta el Plan de Acción Socio-Espacial ajustado al perfil socioeconómico, demográfico y político del área. En este plan no sólo participa la SEDESOE, sino de forma coordinada e integrada las demás dependencias del gobierno estatal, así como las dependencias de los gobiernos federal y municipal. Se realizarían consultas ciudadanas para que los mismos residentes identifiquen, jerarquicen y programen en el tiempo sus problemas comunitarios a ser atendidos y se integran con los criterios técnicos necesarios para el desarrollo urbano integral con una perspectiva de rescate de espacios públicos que permita potenciar las relaciones de convivencia al tiempo de reducir los espacios urbanos generadores de delincuencia. 5.3.3.1 Objetivo Rediseñar el entorno urbano de las zonas de atención prioritaria con el propósito de elevar el nivel de vida y reducir los espacios urbanos generadores de delincuencia.
  • Bienestar y desarrollo humano Subtema y estrategias 5.3.3.1.1 Plan de Acción Socio-Espacial 5.3.3.1.1.1 Realizar reuniones de autodiagnóstico comunitario para priorizar necesidades de acuerdo con la visión de los vecinos. 5.3.3.1.1.2 Realizar la planeación del entorno urbano con perspectiva de rescate de espacios públicos, integrando espacios, vialidades y zonas habitacionales, de convivencia social y comercios. 5.3.3.1.1.3 Incorporar a empresas privadas para que aporten recursos para el desarrollo de programas de mejoramiento del entorno urbano. 5.3.4 Profesionalización de la promoción social 5.3.4.1 Objetivo Incidir en la profesionalización de promotores institucionales a través de la gestión de programas de educación y formación, que propicien el aprendizaje de conocimientos, habilidades y valores que mejoren Subtema y estrategias 5.3.4.1.1 Profesionalización de promotores comunitarios 5.3.4.1.1.1 Fortalecer la coordinación entre las instituciones y dependencias estatales con la finalidad de contar con un diagnóstico que incluya una relación de los promotores institucionales, su formación académica, su experiencia laboral, los motivos que los impulsaron a esta actividad, las expectativas de su trabajo, sus compromisos hacia su labor y necesidades de formación y educación para la intervención comunitaria. 5.3.4.1.1.2 Propiciar la coordinación con las instancias públicas, académicas y de la sociedad civil organizada con experiencia en el desarrollo comunitario y en la educación y formación de promotores comunitarios. 5.3.4.1.1.3 Establecer convenios institucionales con cada una de las dependencias del gobierno del estado en los que se comprometan a asumir la responsabilidad de participar en las acciones para que se desarrolle satisfactoriamente la profesionalización de los promotores institucionales y comunitarios. 5.3.4.1.1.4 Apoyar iniciativas de las organizaciones de la sociedad civil que busquen la educación y formación de promotores comunitarios. 5.3.4.1.1.5 Desarrollar acuerdos de colaboración entre instituciones gubernamentales e instituciones académicas con el propósito de crear una currícula especializada para certificar a los promotores sociales. 5.4 Salud pública La salud es un componente central para el desarrollo humano integral de las sociedades. Una población y un entorno sano propician el desarrollo de las potencialidades de los individuos y por ende el crecimiento armónico social y económico al que aspira cualquier gobierno. Baja California por su condición geográfica, así como la frecuencia e intensidad de las relaciones económicas, sociales y culturales, constituye una de las 159 Plan Estatal de Desarrollo El grado de participación de los ciudadanos también depende, por una parte, del personal encargado de propiciar del desarrollo de la comunidad y, por otra, de los niveles de participación que los ciudadanos estén dispuestos a comprometerse. Expertos en el tema construyeron una escala de participación comunitaria que permite a los ciudadanos a través de procesos de educación y formación pasar de un nivel a otro: espectadores, simpatizantes, prometedores, inconstantes, voluntarios y promotores. En Baja California, los promotores voluntarios han sido actores que inciden directamente en los temas que afectan a sus comunidades. Su participación ha sido constante, ya sea de manera independiente o a través de su colaboración en organizaciones de la sociedad civil. Uno de los principales objetivos que desarrollará este gobierno estatal será estimular la formación profesional de promotores comunitarios (institucionales y voluntarios); ello permitirá abrir un espacio de oportunidad para desarrollar procesos de educación y formación de promotores que realicen labores en beneficio de la población prioritaria y vulnerable en Baja California. su intervención en la instrumentación de programas y proyectos sociales.
  • Plan Estatal de Desarrollo 160 zonas más dinámicas del país, cobrando importancia la salud pública, debido a las repercusiones derivadas del alto flujo de personas e intercambios comerciales fronterizos, contexto ante el cual se requiere implementar estrategias anticipatorias que fortalezcan la lucha contra riesgos sanitarios, favorezcan la cultura de la prevención en salud y el desarrollo de oportunidades, que permitan a los bajacalifornianos la elección de estilos de vida saludables que incidan en los determinantes de la salud, orientados a reducir el impacto de enfermedades y lesiones físicas y mentales. En nuestro estado, el proceso salud-enfermedad se ve determinado principalmente por la composición de la estructura demográfica, la migración, la industrialización acelerada y la urbanización, estratificando el panorama epidemiológico en dos grandes sucesos. Por un lado, el incremento en la esperanza de vida a 76.6 años, superior a la media nacional junto con una tasa de fecundidad de 2.1 hijos por mujer en el año 2006, sitúan a la entidad ante el envejecimiento gradual de la población y a la disminución en la proporción de niños y jóvenes, lo que permite visualizar que en un periodo de 30 años la población de Baja California, como en la mayor parte del país será eminentemente adulta y adulta mayor. Por otro lado, el desarrollo económico del estado, la continua migración, la concentración de la población en zonas urbanas y una creciente ocupación de los sectores económicos secundario y terciario, incrementa la exposición a situaciones de riesgo como accidentes de tráfico, contaminación y stress, propiciando el desarrollo de estilos de vida no saludables, como el sedentarismo, las relaciones sexuales tempranas y las adicciones. La conjunción de ambos sucesos permite observar cómo las enfermedades no transmisibles y lesiones se ubican por encima de las infecciosas, problemas reproductivos y padecimientos asociados a la desnutrición, que en el pasado ocuparon los primeros lugares como causas de morbi-mortalidad. Actualmente, de la totalidad de la población en el estado, 2 627 467 habitantes son derechohabientes del IMSS, ISSSTE, ISSSTECALI, SEDENA, SEMAR y Seguro Popular; el resto de la población que se re- gistra en 333 542 habitantes carecen de seguridad social. La mortalidad general en el país para el 2006 registró 460 decesos por cada 100 mil habitantes y en Baja California 416. La esperanza de vida al nacer en el estado se encuentra entre las más altas con un promedio de 76.84 años, mientras que a nivel nacional fue de 75.7 en el mismo año. Durante el periodo de 2000 a 2006 la tasa de mortalidad en el estado disminuyó en siete por ciento. En Baja California, al igual que en el resto del país, la principal causa de muerte registrada es por enfermedades del corazón con 79.23 defunciones por 100 mil habitantes, le siguen los tumores malignos con 57.30, los accidentes con 52.38, la diabetes mellitus con 48.49 y las enfermedades cerebro-vasculares con 25.66 decesos por 100 mil habitantes. Las principales causas de muerte por grupos de edad corresponde: para los menores de un año la principal causa de muerte es la mortalidad perinatal por prematurez, mientras que del año de vida hasta los 44 años son los accidentes y de los 45 años en adelante las enfermedades cardiovasculares. Lo anterior coincide para ambos sexos excepto para las mujeres de entre 25 y 59 años, en los que los tumores malignos son la principal causa de muerte. En cuanto a la morbilidad, el Sistema Único Automatizado de Vigilancia Epidemiológica (SUAVE) registra que las enfermedades más frecuentes hasta el año 2006 fueron las infecciones respiratorias agudas con 16 224 casos por cada 100 mil habitantes; en segundo lugar están las infecciones intestinales con 3 592; en tercer lugar se observan las infecciones de las vías urinarias con 2 218, y la cuarta causa la constituyen úlceras, gastritis y duodenitis con 1 003. Las enfermedades crónico-degenerativas ocupan un lugar preponderante dentro de la morbilidad que se presenta en el estado. Tal es el caso de la hipertensión arterial y la diabetes mellitus, las cuales se ubican en el quinto y sexto lugar de la tabla general al registrar una tasa de 711 y 447 casos por cada 100 mil habitantes, respectivamente. Asimismo, dentro del comportamiento de la morbilidad en el estado, destaca la tuberculosis pulmonar, al registrar una tasa de 49.44 casos por 100 mil habitantes, en 2006 muy superior a la registrada a
  • Bienestar y desarrollo humano A continuación se describen para cada uno de los temas los objetivos y las líneas estratégicas, para concluir con los proyectos estratégicos que forman parte de las principales acciones a desarrollar en materia de salud pública. 5.4.1 Acceso universal a servicios integrales de salud El fin que persigue todo sistema de salud es impactar positivamente en las condiciones de la población. El derecho a la protección de la salud de las personas implica, por una parte, la accesibilidad universal a los servicios y, por otra, la garantía de protección a la economía de los usuarios de los servicios de salud. 5.4.1.1 Objetivo Garantizar el derecho a la protección a la salud, mediante la cobertura universal de los servicios y el impulso de mecanismos de protección financiera para que las familias reciban servicios médicos en función de sus necesidades de salud y no de su capacidad de pago. Subtemas y estrategias 5.4.1.1.1 Cobertura 5.4.1.1.1.1 Garantizar el derecho a la salud mediante la cobertura universal. 5.4.1.1.2 Atención a la salud de la población vulnerable 5.4.1.1.2.1 Fortalecer las acciones de atención a la salud de las etnias y pueblos indígenas en el estado. 5.4.1.1.2.2 Fortalecer la prevención, atención y rehabilitación integral a discapacitados. 5.4.1.1.3 Protección financiera 5.4.1.1.3.1 Reducir el gasto de bolsillo por la atención a la salud. 5.4.2 Modelo de atención a la salud La salud es un proceso complejo de cambios continuos, su atención requiere de la implementación de modelos de atención innovadores y flexibles que incidan directamente en los factores determinantes de 161 Plan Estatal de Desarrollo nivel nacional, la cual fue de 38.3. El SIDA es otro padecimiento con alta prevalencia en el estado, según datos del Registro Nacional de Casos de VIH/SIDA, la incidencia acumulada al 15 de noviembre de 2007 fue de 169.6 por cada 100 mil habitantes, mientras que a nivel nacional la incidencia se registró en 106.2 por 100 mil. Uno de los retos más importantes que persigue cualquier sistema de salud es disminuir las tasas de mortalidad de la población e impactar en la incidencia de enfermedades susceptibles de ser prevenidas. En ese sentido, el presente Plan Estatal de Desarrollo enmarca tres dimensiones en la conducción de la política pública en materia de salud. La primera dimensión se refiere a la protección financiera en salud, es decir, a la incorporación de las familias bajacalifornianas al Sistema de Protección Social en Salud, a través del acceso universal a servicios de salud que respondan al perfil epidemiológico de la entidad, como garantía de cumplimiento a su derecho constitucional, con el objeto de que la población deje de postergar la atención a su salud por falta de recursos económicos. La segunda contempla la protección a la salud, desde una perspectiva individual en la que la cultura de la prevención toma un lugar estratégico para preservar y evitar el daño a la salud, que en un contexto de protección a la salud colectiva se impulse el fomento de la normatividad y procedimientos sanitarios y la ejecución de actos regulatorios a fin de propiciar entornos saludables para los individuos. La tercera dimensión se centra en la calidad, desde una perspectiva humana en la que los servicios se presten con calidad, calidez y seguridad, con respeto a los derechos de los pacientes, y desde una perspectiva técnica, en la que se monitoricen indicadores de eficiencia y se mejore de forma continua la prestación de los servicios. El marco propositivo que integra la política pública en materia de salud para el estado de Baja California emana de las necesidades manifiestas en la consulta pública, las áreas de oportunidad que se identifican conforme a los documentos técnicos en la materia publicados por instituciones oficiales y a las prioridades nacionales que responden a la problemática estatal.
  • riesgos y que respondan con mayor eficiencia a las necesidades de salud e incrementen la capacidad resolutiva de los servicios, mediante el fortalecimiento de las acciones rectoras y normativas que conduzcan y evalúen el desarrollo de la política pública en salud ante los distintos actores públicos, sociales y privados. 5.4.2.1 Objetivo Reorganizar los servicios de salud para incrementar su capacidad de respuesta, mediante el fortalecimiento de la infraestructura y la articulación de redes de establecimientos médicos que por una parte garanticen el acceso a servicios efectivos, seguros y continuos, y por otra permitan el monitoreo, la evaluación y la rendición de cuentas sobre las acciones de salud. Plan Estatal de Desarrollo 162 Subtemas y estrategias 5.4.2.1.1 Sistema Estatal de Salud 5.4.2.1.1.1 Consolidar el Sistema Estatal de Salud con base en el principio de separación de funciones, de rectoría, de financiamiento y prestación de servicios. 5.4.2.1.1.2 Fortalecer el Sistema Estatal de Información en Salud. 5.4.2.1.2 Infraestructura en salud 5.4.2.1.2.1 Fortalecer la inversión en infraestructura, equipamiento y capital humano, con criterios de racionalidad, eficiencia y seguridad. 5.4.2.1.3 Innovación tecnológica 5.4.2.1.3.1 Ampliar el acceso, la efectividad, calidad y continuidad de la atención médica a través del uso de la tecnología. 5.4.2.1.4 Investigación, capacitación y profesionalización 5.4.2.1.4.1 Fortalecer y generar investigación y la enseñanza en salud para el desarrollo del conocimiento y los recursos humanos. 5.4.3 Prevención y control de enfermedades La transición epidemiológica por la que atraviesa el país está asociada al desarrollo de riesgos relaciona- dos con comportamientos poco saludables, dentro de los que se incluyen la mala nutrición, la falta de actividad física, el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol, el consumo de drogas ilícitas y las prácticas sexuales inseguras. En Baja California se ha logrado avanzar en el control de las infecciones comunes, los padecimientos reproductivos y los padecimientos relacionados con la desnutrición. Sin embargo, resulta indispensable atender los riesgos relacionados con las enfermedades no transmisibles y las lesiones. Una forma de abordar y controlar algunos de estos riesgos es mediante la promoción de la salud, fomentando comportamientos relacionados con algunos determinantes positivos críticos como la alimentación, la higiene y la actividad física, cuyo deterioro o descuido es común a varias de las principales causas de daños a la salud. 5.4.3.1 Objetivo Atender el proceso de salud-enfermedad de la población, poniendo énfasis en el acto preventivo, mediante acciones de promoción sobre el autocuidado de la salud, detección oportuna, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de enfermedades que presenta la población bajacaliforniana. Subtemas y estrategias 5.4.3.1.1 Reducir las desigualdades en salud 5.4.3.1.1.1 Fortalecer las políticas de salud para la prevención y atención de padecimientos en menores de cinco años. 5.4.3.1.2 Mejorar las condiciones de salud de la población 5.4.3.1.2.1 Fortalecer las políticas de prevención y atención a la salud de la mujer. 5.4.3.1.2.2 Impulsar acciones integrales para la prevención y control de enfermedades crónico- degenerativas. 5.4.3.1.2.3 Reforzar las acciones sectoriales e intersectoriales de prevención y control de enfermedades infecto-contagiosas. 5.4.3.1.2.4 Impulsar acciones permanentes de prevención, tratamiento y rehabilitación de personas con problemas de salud mental, que faciliten su reinserción social.
  • Bienestar y desarrollo humano 5.4.3.1.2.5 Inducir medidas de promoción de una vialidad segura que eviten lesiones por accidente de tránsito. 5.4.3.1.3 Coordinación interinstitucional 5.4.3.1.3.1 Coordinar acciones con el sector público, social y privado, para potenciar esfuerzos y lograr mayor impacto en la salud de la población. 5.4.3.1.3.2 Fortalecer los vínculos binacionales para la prevención y control de enfermedades. 5.4.4 Atención a las adicciones 5.4.4.1 Objetivo Disminuir la incidencia y prevalencia de las adicciones en el estado, contribuyendo positivamente en el impacto social, económico y de salud de la población. Subtemas y estrategias 5.4.4.1.1 Prevención 5.4.4.1.1.1 Privilegiar y fortalecer las acciones de prevención indicada y prevención selectiva, en un marco basado en evidencia. 5.4.4.1.2 Detección oportuna 5.4.4.1.2.1 Consolidar el desarrollo de sistemas de monitorización en el grupo poblacional de niños y jóvenes tanto en la esfera escolar como fuera de ella. 5.4.4.1.3 Diagnóstico y tratamiento 5.4.4.1.3.1 Fortalecer las políticas para el acceso a tratamientos de rehabilitación integrales y seguros. Mejorar las condiciones de salud de la población implica contar con servicios de salud pública, social y privada, efectivos, seguros y de calidad, que respondan a las expectativas de los usuarios, tomando en cuenta su diversidad cultural, con pleno respeto a sus derechos humanos y que promuevan en todo momento la participación ciudadana. 5.4.5.1 Objetivo Impulsar la mejora continua de los servicios de salud, bajo criterios de calidad, calidez y seguridad, dentro de un marco que garantice el respeto a los derechos de los pacientes y favorezca la participación ciudadana. Subtemas y estrategias 5.4.5.1.1 Calidad y seguridad 5.4.5.1.1.1 Mejorar continuamente los servicios de salud para elevar la satisfacción de los usuarios por la calidad y seguridad de los servicios recibidos. 5.4.5.1.2 Abasto de medicamentos e insumos 5.4.5.1.2.1 Mejorar los procesos de distribución de medicamentos e insumos médicos. 5.4.5.1.3 Conciliación y arbitraje médico 5.4.5.1.3.1 Promover el arbitraje médico como primera instancia en la atención del conflicto entre prestadores y usuarios de los servicios de salud. 5.4.6 Protección contra riesgos sanitarios Una de las principales tareas de los sistemas de salud es proteger a la población contra los llamados riesgos sanitarios, que se definen como aquellos eventos exógenos que ponen en peligro la salud o la vida humana como resultado de la exposición, casi siempre involuntaria, a factores biológicos, químicos o físicos presentes en el medio ambiente, o a productos o servicios que se consumen, incluyendo los servicios publicitarios. 5.4.6.1 Objetivo Proteger a la población contra riesgos sanitarios, me- 163 Plan Estatal de Desarrollo El uso y abuso de sustancias nocivas para la salud se ha convertido en un fenómeno global que afecta a todos los países, con consecuencias adversas en la salud individual, la integración familiar y la estabilidad social. En Baja California, por esta repercusión social, las adicciones constituyen un problema de salud pública de situación prioritaria que nos obliga a los gobernantes y gobernados a buscar alternativas para proteger la salud de las personas, en particular de los jóvenes, ya que es la población predominante y la que ocupa un porcentaje significativo dentro del sector social y productivo, además de que de ellos depende el futuro inmediato de nuestra entidad. 5.4.5 Calidad y seguridad en los servicios de salud
  • diante acciones de fomento y control sanitario a establecimientos públicos, sociales y privados que inciden en la salud de la población. Subtemas y estrategias 5.4.6.1.1 Fomento sanitario 5.4.6.1.1.1 Impulsar y promover el cumplimiento de la normatividad sanitaria mediante acciones de fomento sanitario, que promuevan una cultura sanitaria de prevención. 5.4.6.1.1.2 Fortalecer los vínculos internacionales en las ciudades fronterizas del estado para la prevención de riesgos sanitarios. Plan Estatal de Desarrollo 164 5.4.6.1.2 Evidencia y manejo de riesgo 5.4.6.1.2.1 Identificar y evaluar los riesgos sanitarios, proponer alternativas para su manejo y definir las medidas de prevención y control. 5.4.6.1.3 Regulación sanitaria 5.4.6.1.3.1 Ejercer el control sanitario mediante la aplicación del marco normativo vigente.
  • Eje 6. Gobierno al servicio de la gente 6.1 Desarrollo institucional y buen gobierno 6.1.1 6.1.2 6.1.3 Servicios al ciudadano Eficiencia e innovación gubernamental Planeación estratégica del desarrollo y políticas públicas 6.2 Estado de Derecho y desarrollo democrático 6.2.1 6.2.2 6.2.3 6.2.4 Estado de Derecho Gobernabilidad democrática Gobierno democrático y promotor de la iniciativa social Transparencia y rendición de cuentas 6.3 Relaciones y gestión intergubernamental 6.3.1 Federalismo y fortalecimiento municipal 6.3.2 Gobierno con iniciativas de desarrollo fronterizo
  • 6 Gobierno al servicio de la gente Visión 167 Objetivo General Garantizar el progreso de Baja California con base en esfuerzos institucionales encaminados a hacer un gobierno al servicio de la gente y un gobierno certificado en sus procesos, innovador, de profunda convicción y calidad humana, participativo y corresponsable con el sector social, público y privado; privilegiando la atención ciudadana y garantizando el Estado de Derecho, con un ejercicio gubernamental de transparencia y rendición de cuentas, que promueva el desarrollo sustentable en beneficio de todos los ciudadanos del estado. U n Gobierno al servicio de la gente tiene sus pilares en una administración pública con calidad humana, una actuación basada en principios y valores democráticos, un funcionamiento innovador, estratégico en la definición de políticas públicas, eficaz y eficiente en el logro de los objetivos, articulador de los recursos y fortalezas de todos los actores sociales y gubernamentales para mejorar el bienestar y calidad de vida de las personas. En su etapa actual, el estado de Baja California ha demostrado un perfil innovador en la gestión pública, estimulado en parte por una sociedad participativa que demanda mayor calidad y eficiencia de las funciones y servicios públicos y por el acelerado crecimiento de la población, que exige el incremento permanente de los recursos y servicios públicos para responder al desafío del desarrollo. En tales condiciones, para esta administración es fundamental llevar a cabo Plan Estatal de Desarrollo En Baja California ejercemos un gobierno democrático, eficiente y eficaz en el manejo de su administración, transparente en sus acciones y centrado en el progreso y en la atención integral de las necesidades de los ciudadanos, con apoyo en la implementación de procesos innovadores y el uso de tecnología de punta. Un gobierno que propicia y actúa en un marco de respeto, comunicación, colaboración y corresponsabilidad con los poderes del estado, los municipios, la federación y con todos los sectores y organismos de la sociedad.
  • Evaluación de la calidad de los servicios públicos en Baja California 100 Calidad de los servicios (Porcentaje ponderado) 95 90 85 Central 80 Desarollo Social Educación 75 SIDUE 70 Salud 65 60 55 Plan Estatal de Desarrollo 168 50 2005 2006 2007 Años Fuente: Sistema de Evaluación de la Gestión Pública, Contraloría General del Estado de Baja California, 2007. la mejora continua de sus procesos administrativos, definir las políticas públicas y ejecutar las obras programadas, así como gestionar la calidad en todas sus áreas para garantizar respuestas oportunas, efectivas y con equidad social para satisfacer las necesidades más apremiantes de la gente. El gobierno del estado ha diseñado su gestión tomando en cuenta tres grandes escenarios: el contexto regional, el contexto nacional y el escenario global en el que se encuentra posicionada nuestra entidad. En el primer caso, desde la perspectiva del marco gubernamental, se fortalece a las instancias de la administración para que sistematicen y promuevan los objetivos y metas del desarrollo de la entidad. En el segundo, frente a la agenda nacional, esta administración incrementa su capacidad de interacción ante el gobierno federal para coordinar esfuerzos y estimular la agenda regional de desarrollo, de manera cooperativa y subsidiaria. Paralelamente, ante los retos del escenario global, la administración estatal se convierte en un promotor del desarrollo regional al impulsar inversiones de valor estratégico que mejoran la economía de la entidad y el bienestar de sus habitantes, además de promover el desarrollo sustentable. Los avances en materia de descentralización efectuados como parte del fortalecimiento del federalismo mexicano han revigorizado las relaciones y la gestión intergubernamental entre los distintos órdenes de gobierno. Por ello, otro escenario fundamental en la gestión del gobierno del estado se presenta en la relación con los municipios y sus respectivos gobiernos. El fortalecimiento de la gestión intergubernamental, partiendo de los principios de cooperación y de coordinación, son los criterios fundamentales para el desarrollo en Baja California de una gestión moderna, descentralizada y federalista, susceptible de realizar objetivos y programas de manera conjunta, multiplicando recursos y potenciando resultados. En congruencia con los objetivos delineados en el eje democracia efectiva y política exterior responsable del Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012, la propuesta de un gobierno al servicio de la gente plantea fortalecer la democracia en el estado a partir de la incorporación de la sociedad en los distintos ámbitos de la actividad gubernamental, la mejora en la trans-
  • Gobierno al servicio de la gente pacidad de respuesta en materia de servicios públicos y elevar el desempeño de la administración gubernamental para atender con mayor oportunidad y eficacia las necesidades y requerimientos de los ciudadanos. El primer gran reto al que se enfrenta la administración estatal en Baja California es el de materializar un gobierno innovador, comprometido y sensible a las crecientes necesidades de sus pobladores, y que sea capaz de promover el desarrollo humano sustentable, económico y social. Si bien durante las administraciones anteriores se realizaron grandes esfuerzos por rediseñar los procesos administrativos e incorporar tecnologías de la información para hacer más eficiente la gestión del gobierno, es necesario consolidar una cultura de la innovación y de la mejora continua. Por otro lado, las restricciones presupuestarias que enfrenta el gobierno del estado hacen imprescindible orientar el proceso de innovación administrativa hacia una mayor eficiencia en el uso de los recursos públicos. De igual manera, la necesidad de atender los complejos problemas que limitan el desarrollo de la entidad conlleva a impulsar un enfoque estratégico en la planeación para garantizar la continuidad de las políticas públicas; es decir, la administración estatal Estructura del presupuesto de egresos del Gobierno de Baja California según su distribución funcional, 2008 66.5% 15.2% 7.8% 1.1% Gasto social Procuración y seguridad Deuda pública 3.7% Poderes y autónomos 2.8% Participaciones Administración y aportaciones y finanzas a municipios Presupuesto de egresos de 2008: 25 082.5 millones de pesos Fuente: Secretaría de Planeación y Finanzas del Gobierno de Baja California. 1.9% 1.1% Desarrollo económico Gobierno 169 Plan Estatal de Desarrollo parencia y acceso a la información y el fortalecimiento de los mecanismos de rendición de cuentas. Igualmente, atendiendo a la necesidad de construir una democracia efectiva y de calidad, es prioritario que todos los sectores que conforman la sociedad procuren el fortalecimiento de las instituciones electorales en el marco de la Reforma del Estado. En un entorno político plural, el diálogo seguirá siendo un pilar fundamental para lograr los acuerdos que conduzcan al desarrollo de Baja California; es por ello que se reconoce la importancia de mantener una constante interacción con los poderes del estado en un marco de respeto, equilibrio y corresponsabilidad, que ayude a concretar las reformas y acciones necesarias para afrontar las problemáticas públicas. Se reconoce la trascendencia institucional del Poder Legislativo como representante de las fuerzas políticas del estado y del Poder Judicial como árbitro y garante del Estado de Derecho; además de valorar el papel imprescindible que ambos cumplen para la vida republicana de la entidad. Los vertiginosos cambios que acontecen en Baja California, producto de la dinámica económica, urbana y de los flujos de migración, exigen hoy una mayor ca-
  • Plan Estatal de Desarrollo 170 trabaja para obtener parámetros de eficiencia y eficacia, de calidad en su desempeño y de coordinación interna entre sus dependencias. El segundo gran reto se relaciona con un reclamo genuinamente democrático: mejorar los mecanismos de representación política, de participación ciudadana y de rendición de cuentas bajo un Estado de Derecho garante de la legalidad y del respeto a las normas. Para el fortalecimiento de la democracia en Baja California es imprescindible una adhesión estricta al Estado de Derecho en todos los actos del gobierno y de la misma sociedad. Por eso, el gobierno del estado se compromete a que todos los actores respeten el orden jurídico, cumpliendo y haciendo cumplir la ley sin distinción y estimulando una cultura de la legalidad, lo que otorgará mayor confianza y certidumbre a las personas y a las empresas y establecerá las bases para la convivencia armónica, el desarrollo humano sustentable y la competitividad económica del estado. Consolidar la efectividad de la democracia supone también revisar la eficacia y calidad del régimen político. Si bien en el país los esfuerzos en materia de democracia electoral han sido significativos en los últimos años, tal como lo evidencia la reforma legislati- va electoral de 2007, en Baja California quedan varias asignaturas pendientes que es necesario resolver para mejorar la calidad de la representación política en el estado y fortalecer la confianza en las instituciones electorales y en el sistema de partidos existente. Un gobierno verdaderamente democrático tiende a impulsar políticas que promuevan la prosperidad económica y el bienestar social, generando condiciones favorables para que los ciudadanos participen en los asuntos públicos de manera igualitaria y corresponsable. Por ello, resulta necesario mejorar y seguir innovando los instrumentos que promueven la participación ciudadana, la transparencia en todos los actos del gobierno y la rendición de cuentas de las dependencias y entidades de la administración pública. Finalmente, el tercer reto se refiere a la necesidad de fortalecer las relaciones intergubernamentales con las dependencias y entidades de los diferentes órdenes de gobierno y colaborar con diversos organismos para gestionar el desarrollo del estado. La transferencia de programas y funciones desde el gobierno federal a raíz del fortalecimiento del federalismo ha vigorizado la soberanía estatal; no obstante, se trabaja para superar un enfoque vertical de Estructura del presupuesto de egresos del Gobierno de Baja California según grupos de gasto, 2008 44.8% 29.3% 15.2% 5.7% 1.9% Materiales y suministros 2.1% 1.1% Ayudas, subsidios y transferencias Inversión pública Participaciones y aportaciones a municipios Deuda pública Servicios personales Presupuesto de egresos de 2008: 25 082.5 millones de pesos Fuente: Secretaría de Planeación y Finanzas del Gobierno de Baja California. Servicios generales
  • Gobierno al servicio de la gente 6.1 Desarrollo institucional y buen gobierno El principio y fin de las instituciones gubernamentales es el bien común de los individuos que integran la comunidad, pues éstas han nacido de la voluntad colectiva. La administración pública es el instrumento del que se vale el gobierno de Baja California para responder a las demandas de la ciudadanía, y su función sustantiva es atender de manera prioritaria los requerimientos que le plantea la sociedad. En ese sentido, los recursos públicos y los esfuerzos institucionales deben encaminarse a incidir directa o indirectamente en la promoción del bienestar de las personas. El gobierno debe continuar con sus actividades cotidianas al tiempo que va mejorando sus estructuras y procedimientos administrativos para incrementar su capacidad de respuesta a las demandas sociales. La innovación y el desarrollo institucional deben tener como objetivos mejorar los servicios públicos, orientar la actuación del gobierno hacia los ciudadanos y satisfacer sus necesidades con oportunidad y eficacia, consolidando una cultura organizacional que permita hacer mejor las cosas para elevar la calidad de vida de la población. Durante casi 20 años, en Baja California se ha gestado un modelo de administración pública en el cual, valores como la eficiencia, eficacia y transparencia en las prácticas gubernamentales adquieren cada vez mayor presencia. El compromiso de hoy es la modernización gubernamental, que implica abandonar los esquemas de gestión arcaicos y opacos que aún persistan, sustituyéndolos por un paradigma de gobierno democrático basado en la innovación, la calidad y la eficiencia. El reto de mejorar la producción y provisión de servicios públicos obliga a construir una administración que esté en mejor sintonía con la sociedad, que se caracterice por su buen trato a las personas, por su capacidad para atender con oportunidad las demandas sociales, por la eficiencia en el uso de los recursos públicos y por la creación de canales permanentes de comunicación con la sociedad. Esta administración deberá hacer de la planeación estratégica una práctica indispensable para promover el desarrollo y de las políticas públicas los instrumentos sustantivos para atender integralmente los problemas que afectan a la sociedad, consultando a los ciudadanos sobre sus necesidades y prioridades para convertirlas en acciones de gobierno. El subeje desarrollo institucional y buen gobierno contempla tres grandes temas: servicios al ciudadano, eficiencia e innovación gubernamental y planeación estratégica del desarrollo y políticas públicas. Estos temas agrupan un conjunto de estrategias de observancia general para las diferentes dependencias y entidades de la administración pública estatal, a través de las cuales se construirá un gobierno al servicio de la gente que será la base institucional para promover el desarrollo sustentable, humano y económico de Baja California. 171 Plan Estatal de Desarrollo relaciones intergubernamentales y a replantear el esquema de coordinación con la administración pública federal y municipal. Ante tal situación, es imperativo consolidar un esquema de gestión intergubernamental basado en la coordinación y colaboración con los otros órdenes de gobierno y enfocado en incentivar la autonomía municipal. En síntesis, el objetivo general del eje gobierno al servicio de la gente es consolidar un gobierno democrático, innovador, moderno y con calidad humana, capaz de dirigir a la sociedad en la búsqueda del bien común y de su propio desarrollo, así como de colaborar con los diversos agentes de gobierno y actores sociales; todo ello mediante la promoción de instituciones eficientes, sólidas, transparentes y receptivas al ciudadano, que operen dentro de un marco de legalidad y respeto al Estado de Derecho. La construcción de un gobierno al servicio de la gente que promueva un desarrollo económico y humano sustentable se enfrenta a los retos ya mencionados. Para superarlos, en el presente eje se establecen los objetivos y estrategias que deben llevar a cabo las diferentes dependencias y entidades de la administración pública del estado. Estos objetivos y estrategias se agrupan en tres subejes que marcan las grandes directrices del gobierno: desarrollo institucional y buen gobierno, Estado de Derecho y desarrollo democrático y relaciones y gestión intergubernamental, a través de las cuales se establecerán las bases administrativas e institucionales para promover el desarrollo de Baja California.
  • 6.1.1 Servicios al ciudadano Plan Estatal de Desarrollo 172 La acción de gobernar tiene como función central brindar bienestar a los ciudadanos. Por ello, el gobierno del estado de Baja California reconoce que la gestión pública del bienestar implica brindar una gama amplia y variada de bienes y servicios de calidad a la sociedad, atendiendo a un escenario de cambios. Para hacer frente a la demanda de proporcionar servicios de calidad es necesario ofrecer una administración integrada. Así, el primer desafío está relacionado con la noción de integralidad y velocidad de la administración pública estatal. Si bien los esfuerzos anteriores impulsados por el Programa Sectorial para la Innovación y Calidad Gubernamental han generado avances relevantes, es necesario seguir armonizando la administración central y las 57 entidades paraestatales para que funcionen como “un solo gobierno” en la percepción ciudadana. En un mundo cada vez más globalizado, la oportunidad es un valor indispensable. Por ello, para mantener la competitividad económica del estado y la productividad de sus habitantes es necesario simplificar y agilizar los trámites y servicios, y concentrar grandes esfuerzos en mejorar las prácticas y la infraestructura física para los servicios de atención al público. Se han realizado esfuerzos por mejorar la calidad en los servicios mediante la implementación y certificación de sistemas de calidad ISO 9001:2000. Pero si bien estos esfuerzos son relevantes, es necesario complementar el enfoque de calidad en un sentido bidireccional, por ello, resulta prioritario mejorar la evaluación de la atención y promover mecanismos que hagan valer los derechos de la ciudadanía en la prestación de los servicios, mediante instrumentos de medición sencillos, continuos y precisos en sus indicadores. Las grandes transformaciones producto de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el estado han alterado las condiciones en las que tradicionalmente se brindaban los servicios públicos a la población. Los avances tecnológicos han hecho de la telefonía, la computadora, la digitalización de imágenes y de Internet medios imprescindibles para la gestión pública y la vida social. Esta situación ha generado un desafío para la presente administración por la manera en que se deben ofertar los servicios a la población. Un gran reto es extender y consolidar el proceso de modernización para facilitar a los contribuyentes el pago de sus obligaciones a través de los sistemas electrónicos, para la prestación de servicios en línea y para la incorporación de las TIC en una plataforma multicanal de atención ciudadana. Todo lo anterior mejorará los procesos administrativos de las dependencias y entidades del gobierno estatal y los hará más eficientes en beneficio del ciudadano. Para seguir mejorando la calidad de la atención a la ciudadanía se debe continuar incorporando la tecnología a los procesos administrativos de las dependencias y entidades gubernamentales, la cual sumada a los nuevos conocimientos permite desarrollar modelos alternativos de provisión con mejor capacidad de respuesta. Considerando la situación anterior, el gobierno de Baja California tiene como objetivo consolidar una administración pública con la capacidad de producir y proveer servicios orientados al ciudadano, con una vocación de mejora continua y modernización tecnológica para satisfacer las expectativas de la población. 6.1.1.1 Objetivo Acercar al ciudadano trámites y servicios gubernamentales sencillos, prácticos, simplificados y con un alto nivel de calidad a través de una plataforma multicanal integrando los tres niveles de gobierno. Subtemas y estrategias 6.1.1.1.1 Eficientización de trámites y servicios gubernamentales con calidad 6.1.1.1.1.1 Simplificar los requisitos, trámites y procedimientos en los servicios gubernamentales para agilizar la respuesta y la atención a los ciudadanos. 6.1.1.1.1.2 Generar trámites y servicios gubernamentales mediante una plataforma multicanal de atención ciudadana. 6.1.1.1.1.3 Integrar los tres niveles de gobierno para brindar trámites y servicios eficientes. 6.1.1.1.1.4 Atender de forma especializada a usuarios masivos. 6.1.1.1.1.5 Impulsar el uso de medios electrónicos para acercar los servicios a la población. 6.1.1.1.1.6 Desarrollar programas especiales de ca-
  • Gobierno al servicio de la gente pacitación para el personal que presta atención directa al público con el fin de elevar la calidad y calidez del servicio. 6.1.1.1.1.7 Ampliar los programas de certificación de calidad ISO 9000 en las dependencias que así lo requieran para mejorar su desempeño administrativo, reducir las incidencias en la prestación de servicios, incrementar la productividad y establecer un mayor compromiso con las exigencias del ciudadano y la mejora continua. 6.1.1.1.1.8 Fortalecer los esquemas de evaluación ciudadana para conocer la percepción y el grado de satisfacción de los usuarios respecto a los procesos de la gestión pública y los servicios recibidos. 6.1.2 Eficiencia e innovación gubernamental La administración pública del estado enfrenta grandes retos como consecuencia de la complejidad de los fenómenos que se presentan en su entorno y de las dinámicas organizacionales internas que limitan su actuación. El constante incremento de la demanda de servicios públicos exige un gobierno eficiente en el uso de los recursos y capaz de innovar en los procesos administrativos. Es necesario un proceso que permita modificar gradualmente el comportamiento organizacional en diferentes espacios de la administración pública y redimensionar la burocracia mediante la innovación gubernamental, la gestión estratégica de recursos humanos y la modernización de las estructuras organizacionales. Por otro lado, a pesar de la buena situación en la que se encuentran las finanzas públicas del estado, los recursos económicos disponibles no han sido suficientes para abatir el rezago en materia de servicios 6.1.2.1 Objetivo Conformar una administración moderna, donde se fortalezca el desarrollo profesional de los servidores públicos, con finanzas sanas, con un modelo de gobierno eficiente y de resultados, cercana a la gente, que privilegie la rendición de cuentas y garantice el impacto social de sus acciones. Subtemas y estrategias 6.1.2.1.1 Optimización organizacional de la administración pública 6.1.2.1.1.1 Llevar a cabo un redimensionamiento y rediseño organizacional en las entidades y dependencias de la administración pública del estado. 6.1.2.1.2 Funcionalidad del marco de actuación 6.1.2.1.2.1 Impulsar la reingeniería de procesos y el establecimiento de estructuras basadas en unidades y puestos de trabajo con responsabilidades asignadas y procedimientos para la coordinación de sus actividades, además de actualizar el marco de actuación de las dependencias y entidades para asegurar la instrumentación del Plan Estatal de Desarrollo. 6.1.2.1.3 Fortalecimiento de los ingresos por fuentes federales y estatales 173 Plan Estatal de Desarrollo 6.1.1.1.2 Uso y adopción de la tecnología por parte del ciudadano y los sectores productivos del estado 6.1.1.1.2.1 Difundir el uso de trámites y servicios gubernamentales a través de medios electrónicos. 6.1.1.1.2.2 Fomentar el uso de las tecnologías de la información en los diferentes sectores productivos y sociales. públicos e infraestructura. Si bien Baja California se ubica por encima de la media nacional en cuanto a la generación de ingresos propios, aproximadamente 88 por ciento de los ingresos proviene de la federación. Esta situación plantea la necesidad de incrementar el esfuerzo fiscal en el estado y buscar nuevas alternativas de financiamiento para ampliar la capacidad de acción del gobierno estatal. Se requiere de una actuación innovadora, eficiente y eficaz por parte de la administración pública para superar las limitaciones financieras y liberar de ataduras el desempeño organizacional, pues sólo así se logrará fortalecer la capacidad de acción del gobierno. Con este propósito, se propone dotar a la administración pública estatal de las capacidades organizacionales y humanas necesarias para hacerla más eficiente y eficaz en la atención de las demandas sociales y en la promoción de la competitividad económica del estado.
  • 6.1.2.1.3.1 Gestionar el incremento de ingresos fiscales federales para enfrentar las necesidades sociales y promover el desarrollo del estado. 6.1.2.1.3.2 Incrementar la eficacia en la captación de ingresos tributarios mediante el fortalecimiento de la gestión tributaria en el estado. 6.1.2.1.4 Generación de recursos alternativos 6.1.2.1.4.1 Identificar mecanismos innovadores para financiar el desarrollo del estado. Plan Estatal de Desarrollo 174 6.1.2.1.5 Programas de gobierno basados en resultados 6.1.2.1.5.1 Implementar esquemas de evaluación de la gestión pública por resultados con la finalidad de mejorar el desempeño de las dependencias y entidades del gobierno del estado. 6.1.2.1.5.2 Establecer un modelo de gestión estratégica entre la administración del estado y las paraestatales para evaluar su desempeño en el cumplimiento de los objetivos del gobierno. 6.1.2.1.5.3 Consolidar un sistema que integre la planeación, la programación y la presupuestación para garantizar el uso eficaz y eficiente de los recursos públicos en el cumplimiento de los compromisos establecidos en el Plan Estatal de Desarrollo. 6.1.2.1.5.4 Establecer una gestión presupuestaria que promueva la eficiencia en el uso de los recursos públicos en las dependencias y entidades de la administración pública del estado. 6.1.2.1.6 Inversión pública de calidad sustentada en planeación 6.1.2.1.6.1 Planear la inversión pública atendiendo a la compleja realidad municipal y a las especificidades regionales del estado. 6.1.2.1.7 Uso eficiente de los recursos públicos 6.1.2.1.7.1 Promover un uso eficiente de los recursos públicos, mediante acciones enfocadas a la reducción del gasto corriente y de operación del gobierno, realizando un consumo racional de los servicios generales, con la finalidad de generar ahorros que puedan ser utilizados en programas sociales e inversión pública. 6.1.2.1.8 Desempeño profesional de los servidores públicos 6.1.2.1.8.1 Promover la profesionalización y el desarrollo de capacidades de los recursos humanos para mejorar la calidad y calidez de atención a la ciudadanía y el rendimiento del gobierno del estado, atendiendo las necesidades sustantivas de las dependencias. 6.1.2.1.8.2 Promover la cultura de evaluación del desempeño orientada al logro de resultados y al desarrollo de las competencias requeridas para el ejercicio adecuado de las funciones. 6.1.3 Planeación estratégica del desarrollo y políticas públicas Las transformaciones que experimenta la entidad han generado un conjunto de necesidades sociales en materia de seguridad pública, educación, infraestructura, salud, desarrollo humano y vivienda, que plantean a la administración pública estatal el reto de modernizar y fortalecer el proceso de planeación estratégica para fomentar el desarrollo de Baja California. La ausencia de un enfoque estratégico y transversal en la planeación ha provocado que los esfuerzos gubernamentales en materia de desarrollo resulten insuficientes y no siempre eficaces. La falta de coordinación y diálogo entre las dependencias de los diferentes sectores del gobierno ha hecho que las políticas públicas carezcan de un enfoque integral y que no se aproveche todo el potencial de los recursos públicos; tal situación obliga a fortalecer los mecanismos de coordinación intersectorial con la finalidad de que la planeación y las políticas aborden los problemas de manera integral. Aunque la planeación en el estado ha registrado avances importantes, aún no se logran satisfacer de manera integral las necesidades contemporáneas de Baja California. Actualmente se cuenta con un Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado (COPLADE) y con una Ley de Planeación del Estado; sin embargo, el marco jurídico del Sistema Estatal de Planeación del Desarrollo se sujetó a las prácticas centralistas homogeneizantes de la década de 1980 promovidas por el Sistema Nacional de Planeación, y no llegó a definir los principios de la planeación que exige el nuevo escenario estatal. Las limitaciones del
  • Gobierno al servicio de la gente tras de agotamiento y reflejan un desinterés de la sociedad bajacaliforniana por involucrarse en esquemas tradicionales. La debilidad de los mecanismos e instancias de participación limita la acción cívica en los ejercicios de planeación impulsados por el gobierno. El compromiso del gobierno del estado es fortalecer el proceso de planeación del desarrollo a partir de un enfoque estratégico y de un ejercicio democrático de participación ciudadana. 6.1.3.1 Objetivo Asegurar el funcionamiento estratégico y coordinado del Sistema Estatal de Planeación del Desarrollo para hacerlo más moderno y funcional y para propiciar la participación ciudadana en el quehacer gubernamental. Subtemas y estrategias 6.1.3.1.1 Modernización del Sistema de Planeación 6.1.3.1.1.1 Promover la reforma a la Ley de Planeación para el Estado de Baja California, con la finalidad de crear un marco jurídico e institucional moderno que garantice un ejercicio estratégico y democrático de la planeación del desarrollo. 6.1.3.1.2 Fortalecimiento institucional 6.1.3.1.2.1 Promover la creación de un órgano técnico, profesional y permanente que se encargue de la formulación, actualización, evaluación y continuidad de los instrumentos de planeación del estado. 6.1.3.1.2.2 Redimensionar el funcionamiento del Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado (COPLADE) para adecuar su estructura a los retos actuales en materia de desarrollo económico y social. 6.1.3.1.3 Implementación de un modelo de planeación estratégica 6.1.3.1.3.1 Implementar un modelo de planeación gubernamental participativo que asegure la coordinación de las acciones de la administración pública estatal con las dependencias y entidades del orden federal y municipal, y con las entidades privadas y del sector social en su vertiente de concertación. 6.1.3.1.3.2 Impulsar la inclusión de un enfoque estra- 175 Plan Estatal de Desarrollo marco jurídico repercuten también en las acciones que el gobierno del estado y los municipios instrumentan para alcanzar los objetivos y las metas enunciadas en los planes, dificultando la definición de un horizonte en el largo plazo e imposibilitando el ejercicio estratégico de los recursos públicos. Por lo anterior, resulta prioritario consolidar un modelo de planeación que permita establecer una estrategia integral basada en la formulación y coordinación objetiva de políticas públicas que conjunte esfuerzos gubernamentales y ciudadanos y promueva la evaluación permanente de su efectividad. Otro de los desafíos consiste en garantizar la continuidad de dichas políticas independientemente de los cambios de gobierno, por lo que es necesario reformar la Ley de Planeación para modificar la vigencia y obligatoriedad de los planes y programas más allá de los periodos constitucionales de gobierno; además de crear un nuevo marco institucional que garantice la continuidad, solidez técnica y profesionalismo en el proceso de planeación. Un tema que no ha sido puesto en su justa dimensión en el proceso de planeación del estado es la evaluación. Si bien existen algunos avances como los ejercicios de actualización de los planes estatales, hace falta fortalecer los esquemas de seguimiento, control y evaluación del propio Plan Estatal de Desarrollo (PED), de los programas sectoriales y de las políticas públicas consecuentes. El esquema de seguimiento actual no contempla el monitoreo del avance de los programas, del impacto regional de las obras, ni de la percepción de la ciudadanía sobre las acciones implementadas. Por ello, resulta imprescindible consolidar una metodología de evaluación y establecer e impulsar mecanismos participativos de seguimiento y evaluación del impacto alcanzado en el bienestar social. Para fortalecer la planeación democrática en el estado es necesario replantear los esquemas con los que tradicionalmente se ha operado. La estructura vigente tiene limitaciones tanto en el proceso consultivo como en la expectativa de involucrar continua y efectivamente a los distintos actores de la sociedad en las fases de implementación y evaluación de los planes, programas y políticas. Las instancias institucionales de participación ciudadana vigentes han dado mues-
  • tégico en la planeación del desarrollo del estado para garantizar que los objetivos establecidos tengan continuidad en las siguientes administraciones. 6.1.3.1.4. Fortalecimiento de los mecanismos de evaluación en la planeación del desarrollo 6.1.3.1.4.1 Fortalecer los esquemas de seguimiento, control y evaluación de las políticas públicas y de los programas gubernamentales diseñados para cumplir con los objetivos establecidos en el proceso de planeación del desarrollo, todo ello para garantizar la atención integral de las demandas prioritarias de la sociedad. Plan Estatal de Desarrollo 176 6.2 Estado de Derecho y desarrollo democrático La transición democrática en México es un proceso que no termina de asentarse en todas sus dimensiones. El estado de Baja California es considerado pionero en este proceso al ser la primera entidad federativa en experimentar la alternancia política en 1989; desde ese año hasta la actualidad el diálogo entre los diferentes partidos con presencia política en el estado ha sido un factor necesario para la gobernabilidad, como también lo ha sido el balance entre poderes y el respeto a la autonomía municipal. Sin embargo, a pesar del avance democrático, la complejidad de problemas que se presentan en la entidad, principalmente los relacionados con la inseguridad, ameritan intensificar los esfuerzos de las instituciones y fortalecer la coordinación y colaboración entre los órdenes de gobierno y los diferentes actores políticos de la sociedad a fin de responder eficiente y oportunamente a la ciudadanía, lo que elevará su confianza en las instituciones. Es importante reiterar que la construcción de una gobernabilidad democrática en Baja California debe basarse en una eficaz articulación de las instituciones de gobierno y las organizaciones sociales lo que fortalecerá a las autoridades para que éstas garanticen el Estado de Derecho y el desarrollo democrático, porque el gobierno debe ser, en todo momento, el garante de la legalidad y del bien común, asegurando las condiciones básicas para promover el desarrollo humano sustentable y la competitividad de la economía. No obstante que México cuenta con una democracia electoral sólida, en algunos miembros de la sociedad existe la percepción de que la democracia no ha generado las condiciones propicias para el desarrollo y el bienestar de la sociedad. Tal situación hace necesario que el gobierno y los diferentes actores políticos reconozcan y se corresponsabilicen de la necesidad de fortalecer la calidad de la democracia para hacerla más efectiva en la solución de las problemáticas que afectan a la sociedad. Hay que tener presente que la transición democrática en el estado permitió la alternancia política pacífica en los diferentes espacios del gobierno, de manera que para acentuar los consensos en un entorno de pluralidad, esta administración debe impulsar las políticas necesarias para promover el desarrollo. Es deseable que en todo momento se estimule esa pluralidad y se capitalice como fuente de información para captar las demandas de amplios sectores de la sociedad para que éstas se vean reflejadas en políticas públicas integrales y democráticas. Además, el desarrollo humano y económico del estado debe fundamentarse en un orden político en el que existan incentivos para que los poderes gubernamentales y los partidos políticos generen acuerdos e impulsen reformas y legislaciones modernas para potenciar el atractivo de la entidad y recibir la inversión interna y externa, a la vez que se eleva la calidad de vida. Se trata también de un orden político con responsabilidad, que acuerde leyes y normas para promover la transparencia y la rendición de cuentas; en suma, se trata de consolidar la democracia como un logro político de orden social.  El subeje Estado de Derecho y desarrollo democrático contempla cuatro temas: Estado de Derecho, gobernabilidad democrática, gobierno democrático y promotor de la iniciativa social y transparencia y rendición de cuentas, en los cuales se agrupan un conjunto de objetivos y estrategias con las que se pretende establecer las condiciones para garantizar la gobernabilidad, teniendo a la democracia como un sistema de vida para todos los habitantes del estado y como práctica cotidiana en las instituciones.
  • Gobierno al servicio de la gente 6.2.1 Estado de Derecho 6.2.1.1 Objetivo Desarrollar un gobierno democrático que garantice, promueva y actúe dentro del Estado de Derecho, otorgando mayor confianza y certidumbre a las personas y las empresas, con la finalidad de establecer las bases para el desarrollo humano y la competitividad económica. Subtemas y estrategias 6.2.1.1.1 Legalidad y seguridad jurídica al ciudadano 6.2.1.1.2 Confianza en las instituciones públicas 6.2.1.1.2.1 Modernización del marco jurídico vigente a efecto de dar certeza, claridad y agilidad a los procedimientos, trámites y servicios que la ciudadanía demanda de la administración pública estatal. 6.2.1.1.2.2 Difusión oportuna de la información pública gubernamental a la ciudadanía. 6.2.1.1.2.3 Aplicación de mecanismos que promuevan el cumplimiento estricto de la ley por parte de los servidores públicos, así como una cultura de ética profesional y valores en la función pública. 177 Plan Estatal de Desarrollo La democracia como forma de gobierno está respaldada por un conjunto de leyes que brinda seguridad jurídica a los ciudadanos; la libertad e igualdad de las personas sólo puede ser garantizada por un cuerpo de leyes efectivo que regule la actuación de todos los actores. El dinamismo económico y social que caracteriza al estado lo obliga a mantener una constante actualización del marco legal para garantizar un pleno ejercicio de los derechos sociales y un desarrollo ordenado de la actividad económica. Sin embargo, el incumplimiento del orden jurídico por parte de algunas personas ha limitado la convivencia armónica en nuestra sociedad, por lo que como gobierno estamos obligados a promover la renovación de la cultura de la legalidad y sus valores, haciendo que la ley y las instituciones sean la vía privilegiada para ordenar la coexistencia y armonía entre ciudadanos. El gobierno tiene la responsabilidad de cumplir y hacer cumplir la ley sin distinciones entre gobernantes y gobernados. En suma, consolidar la democracia hace imprescindible una adhesión estricta al Estado de Derecho en todos los actos del gobierno y de la propia sociedad. Con la finalidad de establecer las bases para el desarrollo humano y la competitividad económica, el gobierno del estado tiene como objetivo impulsar una democracia que garantice, promueva y actúe dentro del Estado de Derecho, otorgando mayor confianza y certidumbre a las personas y a las empresas, asegurando y preservando la convivencia pacífica y civilizada de los ciudadanos. 6.2.1.1.1.1 Procurar la debida defensa del patrimonio, la familia y la libertad, mediante asesoría jurídica y representación legal gratuita en materia penal, civil, familiar y administrativa de calidad. 6.2.1.1.1.2 Garantizar el acceso al goce de derechos y servicios a los habitantes del estado, mediante la consolidación de mecanismos de coordinación entre los municipios que faciliten el otorgamiento de una identidad y la regularización de su estado civil. 6.2.1.1.1.3 Establecer sistemas modernos de control de legalidad notarial que fortalezcan su desempeño, custodia y vigilancia. 6.2.1.1.1.4 Promover e impulsar la actualización del marco legal existente para permitir un mejor desempeño de la función notarial en beneficio del ciudadano. 6.2.1.1.1.5 Promover e instrumentar acciones interinstitucionales para garantizar seguridad jurídica en la regularización de la tenencia de la tierra social en el estado. 6.2.1.1.1.6 Consolidar y acercar los servicios legales a los ciudadanos de los municipios que integran el estado de Baja California. 6.2.1.1.1.7 Brindar al ciudadano un servicio eficiente y expedito para garantizar el apego a la normatividad en la validación oficial de documentos y autorización de solicitudes presentadas al ejecutivo. 6.2.1.1.1.8 Coordinar acciones de regulación jurídicoadministrativas y de defensa jurídica que garanticen la observancia de los principios de constitucionalidad y legalidad en el marco de actuación de las dependencias y entidades.
  • 6.2.2 Gobernabilidad democrática Plan Estatal de Desarrollo 178 La magnitud y complejidad de las problemáticas sociales actuales implican un enorme reto para las autoridades del estado, ya que ante la limitante de los recursos presupuestales para hacerles frente se hace necesario instrumentar políticas públicas innovadoras y verdaderamente eficientes en sus funciones y eficaces en sus resultados en el corto plazo. En la sociedad actual, que tiene a la gobernabilidad democrática como premisa fundamental, es indispensable la participación corresponsable de los diferentes actores, organismos e instituciones públicas y privadas que contribuyan, junto con el gobierno, a promover, fomentar y detonar programas orientados a mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, y que apoyen en la promoción del crecimiento económico y del desarrollo humano sustentable. La búsqueda del bien común es una premisa para el desarrollo del estado y éste se fortalece principalmente con la coordinación, comunicación y participación armoniosa entre los poderes gubernamentales y el respeto a la división que hay entre ellos. La actividad democrática en Baja California enfrenta hoy nuevos retos, principalmente los relacionados con la necesidad de incorporar principios y valores orientados a consolidar una democracia de segunda generación. Por un lado, la dinámica de cambio político que permitió la alternancia política en 1989, actualmente requiere de un ajuste para garantizar que los procesos electorales sigan siendo el fundamento de la práctica democrática. La existencia de una intensa competencia en un sistema de pluralidad política exige que los procesos electorales se desarrollen en un marco que garantice plenamente la competencia abierta y la legitimidad. Sin embargo, el régimen electoral vigente opera con reglas que lo hacen costoso, complejo e institucionalmente deficiente, además de que no garantiza la transparencia en el uso de recursos públicos por parte de los partidos políticos. De igual modo, los órganos electorales del estado tienen limitaciones, principalmente relacionadas con la falta de atribuciones para la fiscalización y por la insuficiencia de una estructura que la posibilite. Esta situación, aunada a la falta de rendimiento del sistema democrático por los constantes conflictos entre los partidos, ha generado inconformidad y desilusión entre los ciudadanos. Esta administración propone perfeccionar la gobernabilidad democrática basándose en el diálogo y acuerdo entre los poderes del estado y retomando la agenda democrática de todos los actores sociales y políticos, con el propósito de impulsar verdaderas reformas encaminadas al bien común y al perfeccionamiento de nuestra democracia. 6.2.2.1 Objetivo Construir una gobernabilidad democrática basada en el diálogo entre los poderes del estado, que permita impulsar las reformas políticas necesarias para generar el bien común garantizando el desarrollo económico y social. Subtemas y estrategias 6.2.2.1.1 Equilibrio y colaboración entre poderes 6.2.2.1.1.1 Privilegiar el respeto, la comunicación y colaboración con los poderes del estado para propiciar la coordinación de esfuerzos que conlleve al bien común. 6.2.2.1.1.2 Consolidar una agenda legislativa que permita promover leyes modernas y reglas claras y transparentes que faciliten el desarrollo armónico del estado. 6.2.2.1.1.3 Fomentar en un marco de respeto la relación institucional y participación conjunta que garantice a la población el acceso a un sistema de justicia eficaz. 6.2.2.1.2 Reforma integral en materia electoral 6.2.2.1.2.1 Fortalecimiento del sistema y procesos electorales para promover el desarrollo político del estado. 6.2.2.1.2.2 Impulsar acciones que fortalezcan la participación ciudadana. 6.2.2.1.2.3 Creación de un nuevo marco jurídico electoral que reduzca los plazos y costos de campañas y precampañas, fortalezca la transparencia y fiscalización de los recursos públicos y permita el empate con las elecciones federales, entre otros.
  • Gobierno al servicio de la gente 6.2.3 Gobierno democrático y promotor de la iniciativa social 6.2.3.1 Objetivo Desarrollar una cultura que promueva la participación ciudadana en la esfera pública para consolidar un gobierno democrático abierto a la sociedad. Subtemas y estrategias 6.2.3.1.1 Participación ciudadana en el ejercicio público 6.2.3.1.1.1 Fomentar mecanismos que posibiliten la participación social en aspectos fundamentales del quehacer público. 6.2.3.1.1.2 Incorporar sistemática y ordenadamente la participación ciudadana en el estado para que los habitantes intervengan en los procesos de gestión y políticas públicas mediante el establecimiento de esquemas de diálogo permanente entre el gobierno y la ciudadanía. 6.2.3.1.2 Reformas al marco jurídico 6.2.3.1.2.1 Revisar, actualizar y mejorar un marco jurídico que promueva una ciudadanía más participativa y comprometida. 6.2.4 Transparencia y rendición de cuentas Afianzar el desarrollo humano sustentable de los ciudadanos en Baja California es la finalidad principal del gobierno del estado. Un gobierno democrático debe ser transparente en su gestión y someterse a la evaluación de los ciudadanos. Desde esta perspectiva, la transparencia es el pilar básico para el escrutinio público, pues ésta permite que la información pueda ser revisada, analizada y, en su caso, utilizada como un mecanismo para mejorar las acciones de gobierno. Un gobierno democrático también debe rendir cuentas para reportar y evaluar sus acciones y asumir la 179 Plan Estatal de Desarrollo La tarea de lograr el desarrollo humano sustentable de la población en el estado implica tender vínculos entre la política social, la política económica y el fortalecimiento de la democracia con la finalidad de consolidar la efectividad y la calidad del régimen político. Un requisito indispensable de todo gobierno democrático es ubicar en el centro de su actuación a los ciudadanos. Consolidar la esencia pública del gobierno es el compromiso de la actual administración al desempeñarse como un gobierno promotor de la iniciativa social y creador de espacios de concertación y acuerdos entre las autoridades estatales y la sociedad civil, para definir el rumbo de la acción pública en aras del desarrollo integral y el bien común. En Baja California la participación de los ciudadanos es muy activa en el proceso político. La intervención responsable de los ciudadanos en el quehacer público ha sido fundamental para incorporar los diversos objetivos que han surgido de la complejidad social del estado, producto de las múltiples transformaciones incentivadas por la migración y la particular dinámica económica de esta región fronteriza. Si bien existe un marco jurídico e institucional en el estado que garantiza la participación ciudadana en la vida pública, éste es insuficiente. En particular, la Ley de Participación Ciudadana del Estado de Baja California, vigente desde 2001, no ha estimulado los cambios esperados, por lo que es necesario evaluar nuevamente las figuras y procedimientos con el fin de incorporar nuevos mecanismos o crear instancias complementarias de participación que enriquezcan la toma de decisiones en las dependencias y entidades de la administración pública del estado. La meta es mejorar y ampliar los espacios e instancias de participación ciudadana, captando la multiplicidad de demandas sociales a través de modalidades más simples y ágiles que permitan la participación de los ciudadanos en el diseño, implementación y evaluación de programas y políticas, en la vigilancia del ejercicio de la función pública y en las decisiones relativas al ejercicio de los recursos; en este aspecto, la participación vecinal es parte importante del tejido social. En general, es necesario extender la participación ciudadana a nuevas áreas, más allá de los temas de infraestructura y programas sociales, modificando el enfoque utilizado tradicionalmente. La nueva etapa de la participación ciudadana debe conducir a consolidar una población madura, civilizada y activa, capaz de influir constructivamente en las autoridades para definir el rumbo del desarrollo.
  • Plan Estatal de Desarrollo 180 responsabilidad de las mismas, además de mejorar su desempeño de manera continua. Uno de los proyectos estratégicos del actual gobierno es la transparencia y la rendición de cuentas, que incluye la participación de los órganos de control interno en la racionalización de la conducta de los servidores públicos, así como una mayor participación de organismos de la sociedad civil. La transparencia permite el escrutinio de la gestión gubernamental, se contrapone a la discrecionalidad en la toma de decisiones y previene la corrupción al favorecer la vigilancia y participación informada y responsable de la ciudadanía. La rendición de cuentas exige que los servidores públicos se responsabilicen de sus actos y evita que tengan un poder desproporcionado en acciones que afectan a la ciudadanía. El acceso a la información se convierte así en un requisito básico de la rendición de cuentas, en la medida en que refuerza los mecanismos de responsabilidad e incide directamente en una mayor calidad de la democracia. Los avances en materia de transparencia y acceso a la información en el estado tienen un momento clave con la publicación de la Ley de Acceso a la Información Pública para el Estado de Baja California en 2005, misma que permitió contar con un marco regulador para el acceso a la información del gobierno. Para atender estos temas, la legislación estatal cuenta con dos estructuras administrativas: la Unidad Concentradora de Transparencia del Gobierno de Baja California y el Consejo Ciudadano de Acceso a la Información. Cabe reconocer que a pesar de los avances alcanzados en esta materia, el acceso a la información pública debe mejorarse y ampliarse continuamente con la finalidad de ofrecer a los ciudadanos las aclaraciones e información correspondientes en la materia o rubro solicitados. En particular, se reconoce que hay demanda sobre la transparencia fiscal, para explicar la forma como se asignan e invierten los recursos públicos y cuál es su impacto en términos sociales. Un gran desafío en materia de rendición de cuentas es la consolidación de una cultura cívico-política que permita reforzar los procesos y mecanismos para que los servidores públicos y los representantes de los ciudadanos observen en su actuación los valores éticos de la función pública, de manera estricta, con responsabilidad y, en su caso, aplicando las sanciones correspondientes. En esta tarea es prioritario fortalecer a los órganos de supervisión y control, especialmente orientados por un enfoque preventivo y complementando la labor de vigilancia con mecanismos de contraloría. Considerando lo anterior, el gobierno del estado impulsa un gobierno transparente y responsable ante los ciudadanos a través del acceso a la información pública de calidad y mediante mecanismos que favorezcan la responsabilidad de la administración pública, con la finalidad de mejorar el desempeño de las instituciones públicas. 6.2.4.1 Objetivo Fortalecer la cultura de transparencia y rendición de cuentas de tal forma que se establezca una mejor relación entre el gobierno y la sociedad al reducir los espacios para la discrecionalidad y la corrupción, y permitir la participación informada de la ciudadanía. Subtemas y estrategias 6.2.4.1.1 Honestidad y legalidad en la actuación del servidor público 6.2.4.1.1.1 Evaluar el desempeño mediante la verificación del ejercicio correcto de los recursos públicos, el cumplimiento de los programas de trabajo y la obtención de resultados. 6.2.4.1.1.2 Evaluar el cumplimiento de la normatividad en materia de inversión en obras públicas y adquisiciones. 6.2.4.1.1.3 Investigar actos u omisiones de los servidores públicos que puedan constituir responsabilidades administrativas y, en su caso, presentación de denuncias ante las agencias del ministerio público. 6.2.4.1.2 Implantación de acciones de contraloría social 6.2.4.1.2.1 Promover la intervención de organismos de la sociedad civil para que participen en acciones de vigilancia y evaluación del gasto y obra pública, de los servidores públicos y la calidad de los servicios. 6.2.4.1.3 Información al alcance de la gente 6.2.4.1.3.1 Fortalecer los mecanismos de acceso a
  • Gobierno al servicio de la gente la información pública que se ponen a disposición de los ciudadanos a través del uso de las tecnologías de la información y de la comunicación, con la finalidad de garantizar la transparencia del quehacer gubernamental. 6.2.4.1.3.2 Fortalecer los órganos y organismos encargados de facilitar y garantizar el acceso a la información pública gubernamental y de protección de los datos personales, y fomentar la cultura de transparencia en la sociedad. 6.3 Relaciones y gestión intergubernamental 6.3.1 Federalismo y fortalecimiento municipal La complejidad de los asuntos públicos ha demostrado que la fórmula que tradicionalmente ha caracterizado al federalismo mexicano genera áreas sin delimitar y ámbitos propicios para la concurrencia intergubernamental. Esta situación se presenta frecuentemente en Baja California como consecuencia de la localización fronteriza, la dinámica económica y demográfica, así como por la existencia de grandes extensiones de costa y reservas naturales en territorio del estado. El marco constitucional federal contempla la coordinación como un mecanismo clave para establecer las relaciones intergubernamentales entre los tres órdenes de gobierno, lo cual inhibe cualquier esquema que plantee la subordinación de una instancia de gobierno a otra. Con este fin fue establecido el Sistema Nacional de Planeación Democrática sin que a la fecha se hayan materializado satisfactoriamente la suma de esfuerzos de los gobiernos para aumentar la eficiencia en el logro de los objetivos públicos. La evolución del federalismo en el estado hace necesario el replanteamiento de la distribución de 181 Plan Estatal de Desarrollo El fortalecimiento del federalismo mexicano ha permitido que los actores estatales y municipales asuman roles estratégicos para el desarrollo del país. El reconocimiento de tres órdenes de gobierno en el sistema federal mexicano planteó un cambio en el marco jerárquico de relaciones intergubernamentales. La participación de múltiples unidades de gobierno y diversos agentes locales y regionales en la promoción del desarrollo genera una situación de interdependencia que revoluciona la tradicional visión de jerarquía vertical de la acción de gobierno. Aunado a lo anterior, la apertura económica que se experimenta en todos los espacios del país, así como la alternancia política en los tres órdenes de gobierno plantean un nuevo escenario para el funcionamiento de la administración pública. La existencia de unidades de gobierno pertenecientes a distintos órdenes, así como de diversos agentes que intervienen en los asuntos públicos, es un reflejo de la complejidad de las problemáticas urbanas, sociales, económicas y ambientales de la región. La acelerada dinámica económica y social que experimenta nuestra entidad, por su condición de frontera, genera una serie de problemas que, en algunos casos, rebasan la capacidad de actuación de los distintos órdenes de gobierno. Por eso la insistencia en que la solución de estas problemáticas que limitan el desarrollo de Baja California demanda una constante participación de los diversos actores gubernamentales y sociales en la planeación y ejecución de políticas públicas. En este escenario, no es posible definir a un único responsable de las políticas públicas, ya que es imprescindible la colaboración y coor- dinación de los tres órdenes de gobierno en un marco de subsidiariedad y corresponsabilidad, así como la participación comprometida de la propia sociedad. Los esfuerzos de las administraciones estatales para mejorar la capacidad de respuesta a las problemáticas compartidas se han enfocado en promover una moderna distribución de competencias entre los tres órdenes de gobierno. A pesar de la colaboración entre el gobierno del estado, dependencias federales y municipales para promover acciones conjuntas en materia de protección del ambiente y planeación territorial, los procesos de gestión de políticas públicas entre los diferentes actores deben fortalecerse para permitir una acción eficaz. El subeje relaciones y gestión intergubernamental contempla el tema: federalismo y fortalecimiento municipal, en el cual se integra el objetivo y estrategias que llevará a cabo esta administración para articular los esfuerzos de los diferentes actores gubernamentales en la promoción del desarrollo de la entidad en los diferentes ámbitos.
  • Plan Estatal de Desarrollo 182 competencias entre los tres órdenes de gobierno y el fortalecimiento de las relaciones intergubernamentales para enfrentar los retos comunes del desarrollo. Así como el estado reconoce su capacidad para adquirir nuevas funciones que le permiten atender de mejor manera las demandas ciudadanas, también considera transferir las funciones que los ayuntamientos pueden desempeñar de forma más eficaz y eficiente. La subsidiariedad como principio básico del federalismo inspira las políticas públicas que promueve esta administración con la finalidad de que la gestión del desarrollo tenga como plataforma las necesidades de los municipios; el impulso de políticas públicas en materia de desarrollo regional y municipal contempla la diversidad de lo local. Esta situación representa una demanda expresa de los municipios y se materializa en los procesos de planeación que promueve el estado, así como en la formulación e implementación de las políticas públicas. Con la finalidad de mejorar el funcionamiento del federalismo esta gestión se propone contribuir activamente a la modernización del sistema federal mexicano para fortalecer las relaciones de coordinación y colaboración con el gobierno federal en áreas estratégicas para el desarrollo del estado, en un marco de corresponsabilidad y subsidiariedad. 6.3.1.1 Objetivo Promover la gestión de políticas y programas que requieran la concurrencia de los tres órdenes de gobierno, consolidando al municipio como principal promotor y ejecutor de las demandas sociales a partir del fortalecimiento político y administrativo de sus instituciones. Subtemas y estrategias 6.3.1.1.1 Coordinación y colaboración intergubernamental 6.3.1.1.1.1 Promover el establecimiento de vínculos de comunicación, colaboración y cooperación con la federación en la gestión de políticas y programas que fortalezcan el desarrollo del estado y sus municipios. 6.3.1.1.2 Fortalecimiento municipal 6.3.1.1.2.1 Promover disposiciones legales que for- talezcan la autonomía y las capacidades de los municipios a través de la ampliación y transferencia de competencias, atribuciones y funciones en un marco de subsidiariedad y corresponsabilidad. 6.3.1.1.2.2 Fortalecer las capacidades institucionales y políticas de los ayuntamientos con la finalidad de garantizar un mejor desempeño gubernamental y la democratización de su funcionamiento 6.3.1.1.2.3 Promover un esquema de diálogo, concertación y focalización de esfuerzos y recursos con óptica municipalista. 6.3.1.1.2.4 Fortalecer la gestión intergubernamental de programas y políticas públicas que requieran de la participación coordinada de la administración pública estatal y los gobiernos municipales. 6.3.2 Gobierno con iniciativas de desarrollo fronterizo En el escenario fronterizo de Baja California las relaciones intergubernamentales adquieren una mayor complejidad, debido a la multiplicidad de actores de los tres órdenes de gobierno y a la incorporación de diferentes agencias e instituciones gubernamentales y privadas norteamericanas. La existencia de importantes asuntos públicos de carácter transfronterizo implica que las autoridades de ambos lados de la frontera tengan que emprender acciones conjuntas que permitan potenciar las ventajas de la relación y disminuir las externalidades negativas que genera la intensidad de la dinámica económica y social de la región. Si bien los diversos actores involucrados reconocen la necesidad de definir e implementar políticas públicas de forma coordinada no se ha desarrollado el marco institucional pertinente para potenciar las relaciones intergubernamentales bilaterales. La atención de los asuntos transfronterizos ha adquirido un carácter coyuntural y en algunos casos de buenas intenciones; sin embargo, no ha terminado de definirse una agenda binacional clara que sea el punto de partida de una efectiva gestión del desarrollo transfronterizo. 6.3.2.1 Objetivo Establecer las bases jurídicas, institucionales y técnicas para la coordinación y gestión intergubernamental
  • Gobierno al servicio de la gente transfronteriza que permita promover de forma más efectiva y estratégica el desarrollo del estado. Subtemas y estrategias 6.3.2.1.1 Mecanismos de gestión intergubernamental transfronteriza 6.3.2.1.1.1 Establecer mecanismos institucionales que propicien las relaciones intergubernamentales binacionales para atender los temas fronterizos. 6.3.2.1.1.2 Promover una participación más activa y estratégica en las instancias y organismos binacionales existentes. 6.3.2.1.2 Programas y políticas públicas de carácter binacional enfocadas a promover el desarrollo de la región fronteriza 6.3.2.1.2.1 Impulsar la planeación y gestión de políticas públicas transfronterizas, basadas en la colaboración con las instituciones locales fronterizas, las entidades de gobierno norteamericano y las agencias público-privadas de la región. 6.3.2.1.2.2 Promover la construcción de una agenda de políticas públicas estratégicas para la región transfronteriza en coordinación con las administraciones públicas municipales y las entidades de gobierno norteamericanas. 6.3.2.1.2.3 Gestionar los recursos necesarios para llevar a cabo la ejecución de las políticas públicas y programas transfronterizos, así como esquemas de financiamiento con aportaciones de los diferentes actores involucrados. 183 Plan Estatal de Desarrollo
  • Programas para la instrumentación del plan estatal de desarrollo 2008-2013 Programas y políticas Eje 1 • Programa integral de seguridad pública y convivencia social. Eje 2 • Programa educación de vanguardia para todos • Programa integral de infraestructura educativa. Eje 3 • Programa integral de infraestructura para la competitividad de Baja California. Eje 4 • Programa integral para el desarrollo económico regional. Eje 5 • Programa integral para la ampliación de las opciones de vida de la ciudadanía. Eje 6 • Política de diálogo y coordinación permanente con la federación, los municipios y los poderes legislativo y judicial. • Política de modernización y eficientización de las finanzas públicas. • Política de transparencia y de rendición de cuentas. • Política permanente de concertación y de fortalecimiento de la participación ciudadana. • Reforma integral del sistema de justicia penal. • Agenda pública fronteriza para el desarrollo. • Reforma del Estado. 185 Plan Estatal de Desarrollo Como ha quedado establecido en la parte introductoria, el Plan Estatal de Desarrollo tiene por características principales, el ser un documento de trabajo, rector y flexible, en el cual se establecen las grandes prioridades para la agenda del desarrollo de la entidad. Asimismo, es un documento que define las estrategias que servirán de guía para establecer los programas específicos de trabajo para los próximos años. En ese sentido, de acuerdo con lo establecido en el Artículo 15 y en la Fracción II del Artículo 16 de la Ley de Planeación para el Estado de Baja California, el Plan Estatal de Desarrollo habrá de derivar, en su etapa de instrumentación, en una serie de programas Sectoriales, Especiales, Subregionales y Operativos Anuales, en los que se plasmarán tanto los objetivos específicos, las metas y líneas de acción necesarias para atender puntualmente, de manera coordinada con los otros órdenes de gobierno y los otros poderes, así como concertadamente con la sociedad, cada tema específico de la agenda gubernamental. Para dar una orientación precisa a estas tareas, se propone un grupo de programas integradores, así como algunas políticas concretas que, desde la perspectiva de cada área prioritaria, servirán para fortalecer la visión unificada y una serie de estrategias compartidas para cada Eje Rector del Plan.
  • Esquema de transversalidad e interrelación de políticas y programas derivados de ejes rectores Seguridad Formación y justiciA Eje Rector Desarrollo la vida sustentable para integral 1 2 regional 3 Economía competitiva Desarrollo Gobierno integral de la gente humano 4 al servicio 5 6 Seguridad y justicia integral Programa integral de seguridad pública y convivencia social 1 Formación Programa Educación de vanguardia para todos para la vida Programa integral de infraestructura educativa 2 Desarrollo Programa integral de infraestructura para la competitividad de Baja California regional sustentable 3 Economía Programa integral para el desarrollo económico regional competitiva 4 Desarrollo humano Programa integral para la ampliación de las opciones de vida de la ciudadanía integral 5 Gobierno • de la gente • • • • • • al servicio 6 Política de diálogo y coordinación permanente con la federación, los municipios y los poderes legislativo y judicial Política de modernización y eficientización de las finanzas publicas Política de transparencia y de rendición de cuentas Política permanente de concertación y de fortalecimiento de la participación ciudadana Reforma integral del sistema de justicia penal Agenda pública fronteriza para el desarrollo Reforma del Estado
  • Documentos consultados Naciones Unidas (8 de junio, 2007), Marco de cooperación de las Naciones Unidas para el Desarrollo. México 2008-2012, Ciudad de México. OECD, Education at a Glance 2007: OECD Indicators, Organisation for Economic Co-operation and Development, Paris. OCDE, Revisión Nacional de Investigación y Desarrollo Educativo, Reporte de los Examinadores sobre México, 2005. Procuraduría de los Derechos Humanos y Protección Ciudadana de Baja California (15 de noviembre, 2007), II Informe de Actividades 2007. Programa Regional de Ordenamiento Ecológico del Corredor San Antonio de las Minas-Valle de Guadalupe (2006), Periódico Oficial del Estado de Baja California, núm. 37, tomo CXIII. UABC-Sedesoe (2006), Proyectos “Pobreza y niveles de bienestar en Mexicali” y “Pobreza y niveles de bienestar en Tijuana”, Mexicali, B.C. Secretaría de Economía (2001), Programa de Desarrollo Empresarial 2001-2006, Gobierno de la República, México, D.F. UNESCO (9 de octubre, 1998), Declaración Mundial sobre la Educación Superior en el Siglo XXI: visión y acción. Instituto Ciudadano de Estudios sobre la Inseguridad (2006), Encuesta Nacional Sobre Inseguridad Urbana, disponible en www.icesi.org.mx 187 Plan Estatal de Desarrollo Comisión Estatal del Agua (CEA) (2003), Programa Estatal Hidráulico 2003-2007, Mexicali, Baja California, pp. 44 y 95. CONEPO (2006), Apuntes de población de Baja California: Baja California y sus municipios: perfil sociodemográfico. Conteo 2005, año IX, vol. 5, junio. Gobierno del Estado de Baja California (2007), Plan 100 acciones, 100 días. Gobierno de la República (2007), Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012. INEGI (2005), Segundo Conteo de Población y Vivienda, México. INEGI (2006), “Localidades y su población por municipio según tamaño de localidad”, II Conteo de Población y Vivienda 2005. Resultados definitivos. Tabulados básicos. Ley de Planeación para el Estado de Baja California (23 de noviembre, 2001), Periódico Oficial, núm. 52, sección I, tomo CVIII, artículo VIII. Ley Estatal de Educación de Baja California (29 de septiembre, 1995), Periódico Oficial, núm. 48, sección I, tomo II, Mexicali, B.C., pp. 18-19. Ley de Fomento a la Competitividad y Desarrollo Económico para el Estado de Baja California (2005), Periódico Oficial, núm. 27, 10 de junio, Mexicali, p. 5. Naciones Unidas (13 de septiembre, 2000), Declaración del Milenio, Nueva York.