Your SlideShare is downloading. ×
Ordinarieces
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Ordinarieces

578
views

Published on

Mis espacios en Málaga

Mis espacios en Málaga

Published in: Education

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
578
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. MIS ESPACIOS EN MÁLAGA
  • 2. En tus barrios me crié, Málaga ciudad bravíaN ací en Málaga y casi siempre he vivido aquí, así que voy a contar algo de mi vida relacionado con esta ciudad y en especial en la zona de Huelin a la Estación donde he permanecido diría casi 55 años ydonde siempre recuerdo haber estado ocupada haciendo cualquier cosa menosestar ociosa. Hace años, muchas mujeres llevaban en el bolso siempre el crochet o elpunto y tejían en todos los lugares (en las colas, en las visitas al médico,mientras veían la tele, incluso en las escuelas algunas maestras) pero yosiempre he tenido otros “crochets” como ahora estudiar ingles, leer libros,rezar, etc. Mi “crochet” de estos días es escribir en los ratos perdidos, por ej.cuando mi ordenador se entretiene en grabar, o cuando espero a mi hermanaque no me permite ni un segundo de demora y que me obliga a estar siemprepreparada para cuando llegue... pero mientras como ¡No puedo estar quieta!escribo algo de mi historia de vida, con el deseo de que pueda servirme a mimisma como reflexión y considerando que mi sencilla historia pueda en algúnmomento ser ayuda para otros. Mi madre me parió cuando ella solo tenía 20 años en el hospital del 18de Julio. Mis 2 o 3 primeros años los pasé en la casa de mi abuela paterna, enC/ Cañaveral de donde recuerdo un balcón lleno de macetas con flores... (PorMálaga abundan las pinturas que me recuerdan ese balcón) y yo siempre quelas veo pienso que son “el balcón de mi abuela”. Ni que decir tiene que era lamejor de todas las abuelas del mundo. De ella recuerdo los vestidos quecompraba para que “estrenásemos“ mi hermana y yo el Domingo de Ramos yel día del Corpus y su especial cariño hacia mí, algo que contrastaba de formaintensa con el modo de ser arisco de mi madre. Desde C/ Cañaveral nos mudamos a C/ Ermitaño, a una casa muy pobreque se inundaba frecuentemente con lo que nuestros escasos trastosacababan siendo irrecuperables en cada una de las acostumbradas riadas. 2
  • 3. Hacia el año 1956 nos trasladamos a Huelin a una vivienda protegida,que dieron a los trabajadores de la industria donde trabajaba mi padre y que amí en principio me pareció extraordinaria: aún recuerdo el patio con hierbasaltas y doradas y el olor a campo que allí se respiraba así como el intenso,delicado y borroso perfume de los “don pedros” en las noches de verano. Y portoda la calle Ayala pasaba el tranvía... y en las tardes de calor sólo pasaba uncarro de vez en cuando y no se oía nada más que el cantar de los grillos, lascigarras o el piar de algún pájaro despistado. ¡No había ruidos!, ahora haycoches y voces toda la noche, pero yo vivo aquí todavía y así el asfalto-confortde mi casa y el vecindario ruidoso constituyen para mí el paraíso perdido aligual que la Industria Malagueña, la industria perdida de Málaga. En los años 50-60 Málaga era zona industrial, en Huelin estaban laIndustria Malagueña (IMSA), fábrica textil enclavada en un solar que habíapertenecido a los Marqueses de Larios, donde trabajaron mis abuelos paternos,mis padres y por último mi hermana; en la actualidad es el maravilloso Parquede Torrijos (abarca lo que era Industria Malagueña, la CAMPSA y parte de laplaya de San Andrés) adonde a veces voy a tomar fotos, lástima que esta llenode indigentes, suciedad y gatos: un espacio que podría ser idílico, pero que nolo es, creo que en parte por “nuestra estúpida Alianza de Civilizaciones y otrasmierdas sociatas”. Yendo hacia Huelin desde este parque, teníamos las industrias de laCROSS que pienso se dedicaban a la fundición de metales y la VERS dondeahora se encuentra Echeverría, que construía maquinaria de trenes; frente a laBarriada Girón estaba la Fábrica del Tabaco (hoy Ayto. de Málaga). Hacia elotro lado de la Carretera de Cádiz y junto a La Isla estaba la fábrica del“Colorao” (donde ahora tenemos el puente nuevo que une la carretera con lazona Cruz de Humilladero) y la Fábrica de la Nieve. Más para la estación de RENFE estaban La Aceitera del Mediterráneo(Aceites y jabones), Bevan, Mandulken y Adexpasa (Exportación de almendras,pasas... Castell (Fábrica de harinas) y Taillefer (fábrica de madera y autos).,ubicada esta última donde ahora se encuentra la barriada de los Arcos.Enfrente, en el lugar donde hoy se hallan Hipercor y el hotel Puerta de Málaga,estaba La Peira que se dedicaba a envases de lata. 3
  • 4. Quiero hacer especial referencia a “La faena” adonde la mayoría de lasmujeres de nuestro entorno acudían a trabajar en tareas de exportación defrutos secos y hortalizas y “Al pescao”...: Muchos días una mujer vociferaba porlas calles “Ha entrao pescao, ha entrao pescao”. Entonces todas lastrabajadoras, entre ellas mi madre, cogían su delantal y corrían a envasaranchoas, boquerones, arencas, atún, o lo que el capataz mandaba. De las huertas que había por aquí recuerdo vivamente la del Jardín de laAbadía donde había un campo de algodón (Cultivo de Algodón Parcela deExperiencia, Sexta Zona Algodonera). Con mis 10 años miraba con asombrolas espléndidas rosas amarillas o blancas que en poco tiempo setransformaban en hermosos copos de algodón destinados a la fabrica donde mipadre trabajaba. Otro enorme campo era el que ocupa ahora la barriada 25 Años de Paz.Cruzábamos este campo hundiendo nuestros pies en los barros, para ir aesperar a las maestras y recuerdo que por las estupideces que estas nosaconsejaban, dejábamos que nos pincharan las ortigas para hacer penitencia...por los chinitos... por los negritos y por los infieles, ¡Como si el entrenamientoen los avatares de la vida no nos hubiera proporcionado ya a nuestra tempranaedad suficientes dolores y sufrimientos! Pero no todo eran sufrimientos pues la fábrica había cedido tanto a mipadre como a otros trabajadores un solar para huerto, ubicado donde ahora seencuentra el recinto “Jardines de Huelin”; las cosechas de hortalizas eranabundantes junto con los granos de maíz para nuestras gallinas, durante años,llenaron alegremente nuestra despensa y la de algunos de nuestros amigos. Las zonas habitadas de mi entorno eran La Industria, El Martinete(delante de donde está ahora el Cotolengo), las playas de San Andrés, ElBulto, La Alamedilla (desde la vía del tren hasta las Hermanitas de los Pobres),La Isla y la Carretera de Cádiz. En el barrio había algunas iglesias que últimamente y a pesar delenorme crecimiento de Málaga han aumentado muy poco: solo San Juan deÁvila es nueva en la zona, al igual que la barriada La Princesa donde seencuentra. El resto permanece como hace años: S. Patricio, Virgen del Carmeny San Ignacio. 4
  • 5. No había comercios, sólo el mercado de Huelin y alguna pequeña tiendaque daba “fiao”. Hoy abundan los supermercados que para algunos son losnuevos templos de nuestra sociedad. Hacia los años 70 se construyeron en el barrio las iglesias Ntra. Sra. dela Paz (en el Jardín de la Abadía) y el Santo. Ángel. Esta parroquia estuvoubicada en los 60 en la Iglesia de S. Manuel y después pasó a ocupar un solarque en los 50, había albergado una guardería de las Hijas de la Caridad (allítrabajaba mi madre como lavandera) y en los 60 había sido la fábrica delcolchón Flex. Los colegios de la zona sí han aumentado considerablemente. En lasdécadas 50 y 60 teníamos S. Manuel, S. Patricio, Sta. Luisa de Marillac, Virgendel Carmen, Padre Jacobo, Ave María, Laboral Textil (hoy José MaríaHinojosa) y el colegio de la playa de S. Andrés (antes colegio del Carmen yahora IFES). Posteriores fueron Hogarsol, Luis de Góngora, Eduardo Ocón y elIES Huelin. He vivido en otros sitios y pueblos de Málaga pero quiero destacarespecialmente que Málaga ha aumentado considerablemente su población enlos últimos años lo que no me agrada. Me apena pasar por la Alameda y verque tiene infraestructuras para mí parecidas a las de Madrid, y el que se hayaconvertido en una ciudad ruidosa hormiguero de gente extranjera. Málaga siempre ha sido una ciudad en mi opinión “ordinaria” y para míhoy lo sigue siendo, aunque con matices distintos; del dicho “Málaga ciudadbravía que de antiguas y modernas tiene doscientas tabernas y una solalibrería ha pasado quizás a mas de 2000 tabernas (miento una puerta si y otrano) y cultura poquita. Hay muchos piraos, mucho supermercado y pocailustración, mucha alianza de civilizaciones lo que conlleva muchas putas conéxito pues como dice mi amiga Patricia: “Los hombres por probar adondemeterla...”. Como digo siempre ha tenido Málaga muchas putas. Recuerdo a mifamilia comentar de una nuera: “Puta la madre, puta la hija y puta la manta quelas cobija. Cómo quieres que te quieras, si eres de la putería ..Puta tu madre,puta tu “agüela” y puta tu tía. Realmente lo eran. Hay también mucha ordinariezy se pueden oír expresiones como “Déjame que no tengo hoy el coño pa dosfarolillos” o “No tengo el coño pa un nío de avispas” y otras más..., solo hay quesubir al autobús, formar parte de alguna tertulia de jubilatas o ir a un bar de 5
  • 6. desayunos de barrio donde además de comer tejeringos se oyenconversaciones entre borrachos como la que cuento. Decía un borracho a otro“Po si yo mentero que se están follándo a mi mujer la mato” y el otro borrachoun poco más sensato para mi entender pero con la misma ordinariez quecaracteriza a muchos malagueños le respondía “Pos yo la mando a tomar porculo”. 6