Final proyecto apnea del sueño kon abstract

  • 1,981 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,981
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2

Actions

Shares
Downloads
42
Comments
0
Likes
2

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. 4229100157480114300157480<br />UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE GUERRERO<br />UNIDAD ACADÉMICA DE CIENCIAS QUÍMICO-BIOLÓGICAS<br />“INTERCAMBIO GASEOSO EN PERSONAS ADULTAS CON SINDROME DE APNEA OBSTRUCITIVA DEL SUEÑO”<br />PRESENTAN:<br />AMPARO BRITO SUASTEGUI<br />REMBERTO CONDE CAMPOS<br />ALMA JULIET ORTEGA NAVA<br />AUGUSTO ROJAS APARICIO<br />LIZBETH TEHUITZIN ACEVEDO<br />REPORTE FINAL DE INVESTIGACIÓN<br />SEGUNDO TRIMESTRE DE LA CARRERA DE QBP<br />GRUPO: 202<br />CHILPANCINGO, GRO. A DE ABRIL DEL 2011<br />ÍNDICE GENERAL<br />Índice de figuras………………………………………………………………………I Figura 1, 2. Pacientes preparados para realización de polisomnografía. Figura 3. Trazado polisomnográfico. Figura 4. Trazado poligráfico. Figura 5. Pacientes portando una CPAP. <br />Índice de tablas………………………………………………………………………II Tabla 1. Escala de somnolencia diurna Epworth. Tabla 2. Factores de implicados en la colapsabilidad de la vía aérea superior.<br />Resumen y Abstract…………………………………………………………1<br />Introducción………………………………………………………………….2<br />Marco teórico………………………………………………………………...3<br />II.1 Intercambio gaseoso...............................................................................3 II.2 Definición de apnea del sueño................................................................4 II.3 Manifestaciones clínicas.........................................................................4 II.3.1 Clasificación......................................................................................4-5 II.3.2 Síntomas.....…...………………………………………………………...5-7 II.4 Diagnóstico………………………………………………………………...8-9 II.5 Epidemiología…………………………………………………………….9-10 II.6 Tratamiento……………………………………………………………..10-11<br />Problema…………………………………………………………………....12<br />Justificación…….…………………………………………………………..12<br />Objetivos….……………………………………....…..…...........................12<br />Metodología……………….…………………………………………..........13 VII.1 Material………..………………………………………......………….13 VII.2 Método…………….……………………………………………..…...13 VII.3 Diagrama de trabajo…………………………………………………14<br />Conclusión………………………………………………………………….15<br />Comentarios y sugerencias...…….………………………….……………16<br />Anexos……………………………………………………..…………....17-21 <br />XI.1 Glosario.....................................................................................20-22<br />Referencias………………………………………………………..……23-24 <br />RESUMEN<br />Uno de los trastornos respiratorios humanos menos conocidos es la apnea del sueño; el síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) es causado por una obstrucción intermitente y repetitiva de las vías respiratorias superiores durante el sueño, lo que lleva a un bloqueo del flujo de aire completo (apnea) o parcial (hipopnea). Es bastante frecuente, se observa en 4-6% de los varones y 2% de las mujeres. La hipersomnia, los ronquidos y episodios de apnea son los tres síntomas fundamentales de padecer esta enfermedad. El diagnóstico se basa en la polisomnografía, que puede ser sustituido por una poligrafía cardiorrespiratoria nocturna. En este proyecto se analizarán los factores y las consecuencias que se presentan en las personas adultas las cuales viven con SAOS y como afecta al intercambio gaseoso en ellos.<br />ABSTRACT<br />One of the least known breathing human disordered is sleep apnea; the Obstructive Sleep Apnea Syndrome (OSAS) is caused by an intermittent and repetitive obstruction of the upper respiratory tract during sleep, which leads to a complete (apnea) or partial (hypopnea) block of air flow. It’s quite prevalent, being seen in 4-6% of males and 2% of females. Hypersomnia, snoring and episodes of apnea are the 3 basic symptoms to have that disease. The diagnosis is based on polysomnography, which can be substituted for a night cardiorespiratory polygraphy. In this project it will be analyze the factors and the consequences that it presents in the adult people which live with OSAS and how it affects the gas exchange in them.<br />INTRODUCCIÓN<br />En la actualidad nuestra sociedad ha ido creciendo respecto al desarrollo de los avances tecnológicos que el hombre ha inventado con la finalidad de mejorar su calidad de vida, sin embargo estos avances la han modificado claramente volviéndola más sedentaria y automática. Esto ha propiciado la aparición de nuevas enfermedades que han generado que las condiciones de salud no sean óptimas y que algunos problemas clínicos son desconocidos y frecuentemente no tienen cura. <br />La apnea es un síndrome que presenta un cuadro clínico cuyo principal factor predisponente es la obesidad, esto es debido a la mala alimentación, sedentarismo y a la vida tan agitada de las personas, este síndrome interviene en el mal funcionamiento del intercambio gaseoso del organismo, la apnea se clasifica en apnea central, apnea obstructiva, la apnea mixta y la hipopnea. Una de las más comunes es la apnea obstructiva del sueño la cual se ha diagnosticado en personas que tienen de 40 a 60 años, con más frecuencia en los hombres que en las mujeres, presentando síntomas que pueden pasar desapercibidos como parte de un síndrome.<br />Este síndrome es prácticamente desconocido, ya que algunos de los síntomas y signos que se presentan es el ronquido, cefalea e insomnio los cuales son normalmente confundidos por cansancio, estrés o por tener una postura incorrecta al dormir.<br />El descubrimiento de esta enfermedad , aportaciones e investigaciones que hasta el día de hoy existen han hecho posible la apertura de clínicas del sueño donde se tratan a pacientes con este síndrome ya que solo es controlado por qué no se ha encontrado un tratamiento que cure este síndrome.<br />MARCO TEÓRICO<br />III.1 INTERCAMBIO GASEOSO<br />La respiración es el proceso por el que obtenemos el O2 necesario para las necesidades metabólicas, a la vez que desechamos el CO2 procedente de los procesos de respiración celular que se producen en las células que componen los tejidos. El proceso consta de tres partes:<br />La ventilación pulmonar. Es la renovación de aire en los conductos respiratorios, facilitada por los movimientos respiratorios.<br />Difusión de gases. Es el intercambio de O2 y CO2 entre los alvéolos con los capilares pulmonares.<br />Transporte de O2 desde los alvéolos hasta la sangre, y transporte de CO2 desde la sangre hasta los alvéolos. <br />El intercambio gaseoso se produce entre el aire inspirado y la sangre. Tiene lugar a través de la mucosa de los alvéolos y la pared de los capilares que forma una red alrededor, aproximadamente en una fracción de segundo. El oxígeno se extiende en el torrente sanguíneo donde es captado por la hemoglobina de los hematíes que se transforma en oxihemoglobina. A la vez se libera anhídrido carbónico, recogido por la sangre en los tejidos y disuelto en el plasma. Así en un estado natural de reposo se ponen en contacto al mínimo 5 litros de sangre con 4 litros de aire.<br />El oxígeno penetra en nuestras vías aéreas por las fosas nasales para seguir su camino a través de faringe, laringe, tráquea, bronquios, bronquíolos hasta los alvéolos, donde se realiza el intercambio gaseoso. El proceso de intercambio gaseoso que ocurre a nivel capilar en los alvéolos tiene lugar gracias a un mecanismo de difusión simple, en el que existe un intercambio de gases en función de su concentración dependiendo del lugar desde donde se encuentra cada gas. En cambio, en el capilar encontramos una mayor concentración de CO2 que se intercambia por el O2 y sale hacia el alvéolo para ser expulsado hacia el exterior. (Campbell, N.A.; Reece, J. B. 2007)<br />III.2 DEFINICIÓN DE APNEA DEL SUEÑO<br />El interés por la apnea del sueño ha aumentado estos últimos años debido a los estudios que se han llevado a cabo y que demuestran que se trata de una patología muy común, que no tratada puede asociarse a graves trastornos cardiovasculares. <br />Apnea del sueño significa "dejar de respirar”. Su síntoma cardinal es la somnolencia diurna excesiva que, junto a la alteración del ánimo y deterioro cognitivo, producen un deterioro progresivo en la calidad de vida de las personas. (Culebras, A. 2006)<br />El síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) es la más común de las apneas del sueño; consiste en la ausencia de flujo aéreo nasal y oral a pesar de los esfuerzos respiratorios. Se caracteriza por episodios repetidos de obstrucción de la vía respiratoria alta durante el sueño y generalmente se asocia a la disminución de la saturación de oxígeno en la sangre. Ello se debe principalmente al desplazamiento de la lengua hacia atrás y al colapso de las paredes faríngeas. <br />Cuando la persona deja de respirar, el oxígeno transportado en la sangre disminuye, lo que puede ser mucho mayor en pacientes obesos. Al caer el oxígeno en la sangre, la persona se despierta. Como esto es muy breve, no es percibido por el individuo, que tendrá una gran somnolencia durante el día, producto de este continuo despertar. (Contreras S., Andrea 2009)<br />III.3 MANIFESTACIONES CLÍNICAS<br />III.3.1 CLASIFICACIÓN <br />Las apneas del sueño se clasifican dependiendo de la presencia o ausencia del estímulo central del cerebro para la respiración:<br />Apnea obstructiva. Es la ausencia o reducción >90% de la señal respiratoria de >10 segundos de duración en presencia de esfuerzo respiratorio detectado por las bandas toraco-abdominales.<br />Apnea central. Es la ausencia o reducción >90% de la señal respiratoria de >10 segundos de duración en ausencia de esfuerzo respiratorio detectado por las bandas toraco-abdominales.<br />Apnea mixta. Es un evento respiratorio que, habitualmente, comienza con un componente central y termina en un componente obstructivo.<br />Hipopnea Reducción discernible (>30% y <90%) de la amplitud de la señal respiratoria de >10 segundos de duración que se acompaña de una de saturación (≥3%) y/o un microdespertar en el encefalograma. (Eguía, V. M. y Cascante J. A. 2007)<br />III.3.2 SÍNTOMAS <br />Ronquido Es un ruido respiratorio patológico, predominantemente inspiratorio, de intensidad variable, causado por la vibración de los tejidos blandos faríngeos. El ronquido es un fenómeno acústico que traduce la existencia de una obstrucción de la VAS. Es pues, un fiel reflejo de la lucha intensa que mantienen los músculos de la VAS para permitir el paso del aire y evitar el colapso total. El ronquido constituye el síntoma principal de los pacientes con trastornos respiratorios del sueño, en donde su prevalencia es de alrededor del 95%. Los pacientes apneicos roncan más ruidosamente y más frecuentemente que los no apnéicos.<br />Actividad motora anormal<br />Los pacientes pueden presentar durante la noche una conducta agitada, caracterizada por la presencia de movimientos bruscos, entre los que se suele incluir los movimientos de las piernas, movimientos del tronco, movimientos de extremidades superiores que suelen coincidir con el final de la apnea y la aparición del microdespertares e incluso pacientes que presentan sonambulismo, con períodos de confusión y desorientación.<br />Paradas respiratorias <br />El enfermo presenta durante la noche un incremento de los esfuerzos respiratorios intercalados por paradas respiratorias y ronquidos intensos y explosivos al final de las mismas. Las pausas apnéicas nocturnas junto con la hipersomnia representan el motivo fundamental de consulta médica en este tipo de pacientes.<br />Somnolencia diurna excesiva<br />Aunque la causa de somnolencia diurna excesiva en los sujetos con trastornos respiratorios del sueño no está claramente establecida, se ha relacionado fundamentalmente con el grado de fragmentación del sueño y con la aparición de hipoxemia nocturna. La hipersomnia se correlaciona pobremente con el grado de severidad de los trastornos respiratorios del sueño, como consecuencia de la influencia de diversos factores. La presencia de múltiples microdespertares parece jugar también un papel importante en la génesis de somnolencia diurna excesiva<br />, ya que habitualmente a lo largo de la noche en un paciente con trastornos respiratorios del sueño, pueden aparecer entre 300-500 episodios. <br />Alteraciones del comportamiento <br />La fragmentación del sueño junto con la hipersomnia, pueden producir marcados cambios en la personalidad. Así, conductas agresivas, desinterés, deterioro intelectual y depresión reactiva, a menudo son presentados por los enfermos con trastornos respiratorios del sueño. Las alteraciones cognitivas también han sido extensamente estudiadas en los pacientes con trastornos respiratorios del sueño pudiéndose confundir con demencias de aparición precoz. Las alteraciones relacionadas con el lóbulo frontal (déficit en funciones ejecutivas, disminución de la habilidad para iniciar nuevos procesos mentales e inhibir conductas automáticas, junto con la tendencia a evitar errores) son más específicamente relacionados con la hipoxemia, mientras que los déficit de la memoria están relacionados con el número de eventos respiratorios por hora de sueño, incluida la fragmentación del sueño. (Arnedillo Muñoz, A. 2005).<br />Neuropatía faríngea<br />La disminución de la sensibilidad térmica faríngea sugiere neuropatía de fibras sensoriales. La úvula de pacientes con apnea obstructiva grave presenta una degeneración focal de las fibras nerviosas mielinizadas. Las lesiones neuromusculares debilitan la pared faríngea y serian uno de los factores a su colapso en los síndromes de apnea graves.<br />Hipertensión arterial<br />Los episodios de apnea terminan con un despertamiento que se asocia con un aumento del tono simpático, esta eleva la tensión arterial de forma paroxística. En el sueño REM se han medido durante los despertamientos presiones arteriales por encima de 200 mm Hg sistólica y 100 mm Hg diastólica. La prevalencia de la apnea del sueño aumenta considerablemente cuando se trata pacientes hipertensos. Diversos estudios señalan que pacientes hipertensos dan estimaciones promedio de cerca de 30% de apnéicos.<br />Trastorno cardiovascular<br />La respuesta cardiaca al trastorno de la apnea es una disminución del flujo y el volumen cardíacos, enlentecimiento del ritmo cardiaco y disritmias cuando la saturación de oxigeno disminuye por debajo del 65%, sobre todo en el sueño REM y en personas mayores. <br />Trastorno cerebrovascular<br />La velocidad del flujo sanguíneo cerebral disminuye en el territorio de la arteria cerebral media durante apneas obstructivas. La velocidad disminuye como consecuencia de las intensas presiones negativas intratorácicas que alteran la hemodinámica cardiovascular.<br />Es aceptable sospechar que en los pacientes con apnea grave del sueño, el riesgo de enfermedad cerebrovascular aumente como resultado de la hipertensión arterial sostenida, una respuesta patológica cardíaca y una alteración hemodinámica cerebral.<br />III.4 DIAGNÓSTICO<br />Debe sospecharse la existencia del síndrome cuando están presentes, la mayoría de las veces de forma simultánea, sus tres síntomas fundamentales: hipersomnia diurna, ronquidos y pausas de apnea. La especificidad diagnóstica de esta triada es muy alta, superior al 90%, aunque su sensibilidad es baja. En realidad, la mayoría de las veces el cuadro clínico es muy llamativo, por lo que no suele ser difícil sospechar el diagnóstico.<br />La aplicación de la escala de somnolencia diurna de Epworth, es un instrumento útil en el diagnóstico de la hipersomnolencia diurna, que debe aplicarse en los pacientes con sospecha de SAOS. La radiografía lateral de cráneo, es otro examen importante en la evaluación de hipertrofias y espacios faríngeos, que debe ser recomendado en estos pacientes. (Carrillo Alduenda, J. L.; Arredondo del Bosque, F. M.; Reyes Zúñiga, M.; Castorena Maldonado, A.; Vázquez García, J. C. y Torre-Bouscoulet, L. 2010)<br />El diagnóstico definitivo debe llevarse a cabo en una clínica del sueño mediante un estudio respiratorio nocturno. La polisomnografía nocturna convencional es considerada como prueba reina (Gold-Standar). Este examen analiza simultáneamente las variables neurofisiológicas y cardiorrespiratorias durante el sueño nocturno bajo tres criterios: electroencefalograma, electrooculograma y electromiograma. La polisomnografía es el método diagnóstico más preciso, aunque también es el más laborioso, complejo y costoso, no sólo por los equipos utilizados para el diagnóstico, sino también, porque requiere la presencia constante de personal especializado para supervisar y atender el estudio durante toda la noche. (Álvarez-Sala Walther, J. L. y González Mangado, N. 2004)<br />Pueden considerarse dos tipos fundamentales de registros poligráficos:<br />La polisomnografía convencional, en la que se analizan simultáneamente las variables neurofisiológicas y las cardiorrespiratoria, en la que la vigilancia del enfermo durante la noche es continúa. Se trata de una técnica que permite evaluar la repercusión de las apneas y de las hipopneas sobre la función cardiorrespiratoria y la organización del sueño. <br />La poligrafía cardiorrespiratoria nocturna, en la que se monitorizan el flujo aéreo nasobucal, los movimientos respiratorios toraco-abdominales, la saturación transcutánea de oxígeno, la posición corporal, el electrocardiograma y, en ocasiones, el ronquido.<br />Cuando un estudio poligráfico es positivo es necesario efectuar un segundo registro nocturno (prueba terapéutica). En él deben evaluarse los efectos de la CPAP y han de ajustarse los niveles mínimos de presión necesarios para que desaparezcan las apneas e hipopneas, los despertares subconscientes y las de saturaciones. (Alonso, M. L.; Bosch, M.; Casero, L.; Castañón, C.; Fernández, M. J.; García, M. L.; et al. 2006)<br />III.5 EPIDEMIOLOGÍA<br />El ronquido aumenta con la edad, aproximadamente 40% de hombres y 25% de mujeres mayores de 65 años roncan. La obesidad aumenta en siete veces la probabilidad de desarrollar desórdenes de la respiración durante el sueño y, las personas que roncan, tienen dos a tres veces más probabilidad de tener hipertensión y de tener diabetes.<br />El SAOS es más común en hombres con una relación de 3:1 con respecto a las mujeres. Se ha estimado que la prevalencia del apnea obstructiva de sueño entre los adultos de 30 y 60 años, sea del 24% en hombres y del 9% en mujeres. Las disomnias (hipersomnolencia y apnea obstructiva de sueño) frecuentemente aparecen en niños preescolares. Las parasomnias (pesadillas, sonambulismo, enuresis) aparecen en gran parte en niños de edad escolar. Uberto, V. (2002)<br />El SAOS es un factor de riesgo significativo para el desarrollo de hipertensión, ha sido relacionado con la diabetes mellitus tipo 2, enfermedad cerebrovascular y arterial coronaria, y puede llevar a un deterioro significativo de la calidad de vida.<br />El síndrome de apnea ocurre con mayor frecuencia en los grandes roncadores, es más frecuente en hombres y especialmente cuando hay sobrepeso o franca obesidad, cuando el cuello es corto y mide más de 17 pulgadas (43.2 cm) en el hombre y 16 pulgadas (40.6 cm) en la mujer. En la mujer el ronquido y la apnea del sueño tienden a aumentar después de la menopausia. La apnea del sueño también puede desarrollarse durante el embarazo, particularmente en mujeres roncadoras. El alcohol, el tabaco y el uso de sedantes agravan las apneas. (Sociedad Ecuatoriana de Medicina Familiar N.d.)<br />III.6 TRATAMIENTO<br />El primer tratamiento que se debe hacer es adquirir hábitos de vida saludables.<br />Debe indicarse bajar de peso a todo paciente al que se le diagnostica SAOS, ya que existe una relación entre la reducción de peso y la disminución de los eventos respiratorios, ronquidos y disminución de la hipersomnia diurna. En los pacientes con eventos respiratorios predominantemente en decúbito dorsal, con IAH en decúbito lateral dentro de los límites normales, está indicada la terapia postural. En los pacientes con rinitis o congestión nasal debe efectuarse un tratamiento adecuado para evitar el aumento de resistencia al aire. Por otra parte existe el tratamiento farmacológico, aunque para este caso no se ha mostrado eficacia. <br />En situaciones específicas, como el SAOS asociado a hipotiroidismo, puede intentarse un tratamiento con tiroxina. La acetazolamida puede ser eficaz en apneas centrales y respiración periódica, pero puede empeorar los fenómenos obstructivos. El uso de O2 puede prolongar los episodios de apnea, retardando los despertares inducidos por la hipoxemia. Deben evitarse drogas depresoras del sistema nervioso central como benzodiazepinas, hipnóticos, relajantes musculares, barbitúricos, narcóticos, así como el alcohol, ya que acentúan los ronquidos y las apneas. (Vila Morales, D.; Garmendía Hernández, G.; Morales García, N. y Correa Mozo, B. 2001)<br />Se dispone del uso de la presión positiva continua en la vía aérea (CPAP), que consiste en una turbina que genera y transmite una presión predeterminada a lo largo un tubo corrugado hacia una mascarilla nasal adaptada a la nariz del sujeto y fijada con un arnés. <br />La presión positiva se trasmite a toda la vía aérea superior (VAS) e impide su colapso, tanto estático (apneas) como dinámico (hipopneas) durante el sueño. La CPAP no actúa provocando ningún reflejo; es simplemente un fenómeno mecánico dando lugar a un incremento de la sección de la VAS.<br />A la presión adecuada, corrige las apneas obstructivas, mixtas y, en algunas ocasiones, las centrales (muchas de ellas porque, aunque aparentemente centrales, son en origen obstructivo), elimina las hipopneas y suprime el ronquido. Evita la desaturación de oxígeno, los microdespertares (arousal) secundarios a los eventos respiratorios y normaliza la arquitectura del sueño. (Eguía, V. M. y Cascante J. A. 2007)<br />Se puede recurrir al uso de cirugía, dependiendo de la causa que produzca la apnea se tienen varias cirugías como:<br />Reducción volumétrica por métodos quirúrgicos o físicos (laser, radiofrecuencia) de los tejidos blandos que circundan el velo del paladar. <br />Uvulopalatofaringoplastia. Consiste en resecar parcialmente el paladar blando y la úvula lo que a menudo se asocia a una amigdalectomía y una pequeña modificación de las paredes laterales de la faringe. <br />Uvulopalatoplastia mediante láser.<br />Amigdalectomía y/o adenoidectomía.<br />Traqueotomía. <br />Reconstrucción de las deformidades de la mandíbula inferior. (Verástegui Quintero, S. 2003)<br />PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA<br />¿Cómo afecta la apnea del sueño en el intercambio gaseoso de las personas mayores de 40 años?<br />JUSTIFICACIÓN<br />La apnea del sueño tiene relevancia por ser poco conocida, esto se debe a que los síntomas ocurren durante las horas de sueño y regularmente es diagnosticada en pacientes mayores de cuarenta años con problemas de obesidad y los recién nacidos. Los factores principales para el desarrollo de este síndrome son la mala calidad de vida y la falta de cuidado en los hábitos alimenticios. El desarrollo del presente problema es importante porque abarca la salud humana y reacciones químicas que se relacionan con el intercambio gaseoso.<br /> <br />OBJETIVOS<br />GENERAL<br />Conocer cómo afecta la apnea del sueño obstructiva en el intercambio gaseoso de las personas.<br />OBJETIVOS ESPECIFICOS<br />Dar a conocer a los alumnos y directivos de la UACQB las causas y consecuencias que provocan la apnea del sueño obstructiva.<br />Distinguir los diversos síntomas que se presentan en la apnea del sueño.<br />Conocer los posibles tratamientos de esta enfermedad.<br />METODOLOGÍA<br />Se realizó un estudio documental tipo transversal analítico el cual consistió en conocer a fondo como afecta el síndrome de la apnea obstructiva del sueño a adultos mayores de 40 años, mediante la consulta de artículos referentes al tema y que contenían estadísticas las cuales mostraban que la población más afectada por este síndrome son las personas adultas.<br />Este trabajo se realizo en dos periodos de tiempo, el primero consistió en la recolección de información mediante el análisis de documentos científicos: como revistas, libros y páginas de internet<br /> El segundo fue organizar la información recopilada para su análisis y estudio. Esta consistió en aplicar el modelo gavilán: delimitando el tema, investigando todo lo relacionado con él, seleccionando la información más relevante y desechando artículos innecesarios<br />.<br />VII.1 MATERIAL Y MÉTODOS<br />En lo que se refiere al material utilizado se puede mencionar lápices, lapiceros, borradores, hojas blancas, laptops, USB y referencias bibliográficas. <br />El método utilizado fue descriptivo analítico ya que se describen los hechos realizados de acuerdo con la redacción escrita para la elaboración del reporte final. <br />VII.2 DIAGRAMA DE TRABAJO <br />center857087<br />CONCLUSIÓNES<br />El síndrome de la apnea del sueño afecta de manera directa al intercambio gaseoso, ya que obstruye el paso de oxigeno en el organismo.<br />El factor más importante que afecta al desarrollo de la apnea del sueño es la obesidad y es más frecuente en los adultos mayores de 40 años.<br />La apnea obstructiva es la más frecuente en comparación con la apnea mixta y central.<br />Los principales síntomas relacionados con el padecimiento de SAOS son hipersomnia diurna, ronquidos y pausas de apnea.<br />Existen métodos para detectar el SAOS, como son la polisomnografía, que se trata de una técnica que permite evaluar la repercusión de las apneas sobre la función cardiorrespiratoria y la organización del sueño y la poligrafía respiratoria, que es una prueba diagnóstica más simplificada.<br />Los tratamientos conocidos para el SAOS son principalmente adquirir hábitos de vida saludable, tener una buena higiene de sueño, posición corporal (decúbito lateral), CPAP o cirugías médicas.<br /> <br />COMENTARIOS Y SUGERENCIAS<br />Realizar periódicos murales, carteles o trípticos en donde se dé a conocer la enfermedad de la apnea del sueño y el principal factor para ser propensos a adquirirla, qué es la obesidad.<br />Impulsar alternativas y nuevas ideas para el cuidado de la alimentación del alumnado, trabajadores y directivos de la UACQB.<br />Hacer una petición a los directivos de la apertura de un comedor estudiantil en las instalaciones de esta unidad académica el cual sea administrado por los directivos y supervisado por los mismos, dicho comedor ofrecerá alimentos y menús nutritivos y balanceados.<br />Realizar encuestas antes de realizar la apertura de el comedor estudiantil y posteriormente cada año para ver el avance que se ha tenido en la disminución de personas con obesidad en la UACQB.<br />Fomentar la práctica de deporte a los alumnos, maestros y directivos, realizando eventos deportivos como partidos de futbol, basquetbol, voleibol, caminatas, carreras en las canchas e instalaciones del INDEG, así mismo a los eventos ya existentes apoyarlos para que sigan creciendo.<br />ANEXOS<br />X.1 Escala de somnolencia diurna de Epworth (Tabla 1) (Eguía, V. M. y Cascante J. A. 2007)<br />¿Cómo es de fácil que dé una cabezada o se quede dormido en las siguientes situaciones? <br />Use la siguiente escala y elija el número más apropiado a cada situación según esta escala:<br />0= Nunca me duermo<br />1= Pocas posibilidades de dormir<br />2= Bastantes posibilidades de dormir<br />3= Casi siempre me duermo<br />SITUACIÓNNUMERACIÓNSentado y leyendoViendo la TVSentado e inactivo en un lugar públicoDe pasajero en el coche durante 1 h sin pausasDescansando a media tardeSentado hablando con alguienSentado, tranquilo tras una comida sin alcoholEn el coche, si para unos momentos por el tráficoPUNTUACIÓN<br />Figura 1 y 2. <br />3089275444501714544450<br />Pacientes preparados para realización de polisomnografía en la Unidad de sueño. (Eguía, V. M. y Cascante J. A. 2007)<br />Figura 3.<br />Trazado polisomnográfico en el que se puede apreciar un microdespertar (rectángulos verdes) asociado a una apnea obstructiva (rectángulos morados) y mixtas (rectángulos azules). (Eguía, V. M. y Cascante J. A. 2007)<br />Figura 4.<br />Trazado poligráfico realizado mediante doble sensor de flujo aéreo (por termistor y gafas nasales conectado a un traductor de presión) en el que se constatan 2 tipos de apnea: mixtas (cabeza de flecha) y obstructivas (flecha). Obsérvese que cada apnea acaba con un ronquido explosivo asociado a una descarga actimétrica que corresponde probablemente con un microdespertar. (Eguía, V. M. y Cascante J. A. 2007)<br />Tabla 2.<br />“FACTORES DE IMPLICADOS EN LA COLAPSABILIDAD DE LA VÍA AÉREA SUPERIOR” (Jorquera Arreola, J. 2007)<br />1.- Factores anatómicos que determinan una cavidad faríngea pequeña: hipertrofia amigdaliana, micrognatia, macroglosia, etcétera. La obesidad contribuye a la reducción del diámetro por depósito de grasa en la zona retrofaríngea.2.- Aumento de la resistencia a nivel de la zona nasal, que contribuye al colapso por aumento de la presión subatmosférica generada en la faringe durante la inspiración.3.- Disminución de la fuerza de los músculos dilatadores de la faringe: hipotiroidismo, distrofias musculares, uso de relajantes musculares o benzodiacepinas.4.- Descoordinación entre la activación de los músculos dilatadores de la faringe y el diafragma, la cual debe producirse antes de la contracción diafragmática para mantener preparada a la faringe antes que la generación de la presión negativa se produzca en el tórax.<br />Figura 5.<br />Paciente portando una CPAP en el curso de un estudio de titulación. (Eguía, V. M. y Cascante J. A. 2007)<br />X.2 GLOSARIO<br />ADENOIDECTOMÍA: Extirpación de las vegetaciones adenoideas. <br /> ALVÉOLO PULMONAR: son los divertículos terminales del árbol bronquial, en los que tiene lugar el intercambio gaseoso entre el aire inspirado y la sangre.<br />AMIGDALECTOMÍA: Consiste en la remoción quirúrgica de las amígdalas<br />APNEA: Es una enfermedad que viene definida por el cese completo de la señal respiratoria de al menos 10 segundos de duración.<br />CEFALEA: Hace referencia a los dolores y molestias localizadas en cualquier parte de la cabeza, en los diferentes tejidos de la cavidad craneana, en las estructuras que lo unen a la base del cráneo, los músculos y vasos sanguíneos que rodean el cuero cabelludo, cara y cuello.<br />DIAFORESIS: Es el término médico para referirse a una excesiva sudoración profusa que puede ser normal, resultado de la actividad física, una respuesta emocional, una temperatura ambiental alta, síntoma de una enfermedad subyacente o efectos crónicos de las anfetaminas.<br />DIFUSIÓN: Es un proceso físico irreversible, en el que partículas materiales se introducen en un medio que inicialmente estaba ausente, aumentando la entropía del sistema conjunto formado por las partículas difundidas o soluto y el medio donde se difunden o disolvente.<br />ÍNDICE DE ALTERACIÓN RESPIRATORIA (IAR): Consiste en la suma del número de apneas e hipopneas por hora de sueño (IAH) y del número de ERAM por hora.<br />ÍNDICE DE APNEAS-HIPOPNEAS (IAH): Número de apneas más hipopneas dividido por las horas de sueño. Se considera que un IAH ≥5-10 es patológico.<br />EL SUEÑO REM: Durante esta fase los ojos se mueven rápidamente y la actividad de las neuronas del cerebro se asemeja a la de cuando se está despierto, por lo que también se le llama sueño paradójico.<br />ELECTROENCEFALOGRAMA: Es una exploración neurofisiológica que se basa en el registro de la actividad bioeléctrica cerebral en condiciones basales de reposo, en vigilia o sueño, y durante diversas activaciones (habitualmente hipopnea y estimulación luminosa intermitente) mediante un equipo de electroencefalografía (producto sanitario). <br />ELECTROMIOGRAMA: Es una técnica para la evaluación y registro de la actividad eléctrica producida por los músculos esqueléticos.<br />ELECTROOCULOGRAMA: Es un examen que consiste en colocar pequeños electrodos cerca de los músculos de los ojos para medir el movimiento de éstos.<br />ENURESIS: Es un término médico que se define como la persistencia de micciones incontroladas más allá de la edad en la que se alcanza el control vesical (4-5 años como edad extrema).<br />ESFUERZOS RESPIRATORIOS ASOCIADOS A MICRODESPERTARES (ERAM): Período >10 segundos de incremento progresivo del esfuerzo respiratorio (habitualmente detectado mediante medición de presión esofágica) que acaba, con un microdespertar. Opcionalmente, también pude detectarse el esfuerzo mediante el empleo de una cánula nasal y/o el sumatorio de las bandas<br />toracoabdominales.<br />HIPERTROFIA: Es el nombre con que se designa un aumento del tamaño de un órgano cuando se debe al aumento correlativo en el tamaño de las células que lo forman.<br />HIPOPNEA: Reducción objetiva de la señal respiratoria mayor del 30% y menor del 90% (habitualmente en torno al 50%) que cursa con una disminución de la saturación ≥ 3% y/o un microdespertar en el electroencefalograma.<br />HIPOXEMIA: es una disminución anormal de la presión parcial de oxígeno en sangre arterial.<br />MICRODESPERTAR (AROUSAL): Despertar electroencefalográfico habitualmente no consciente. Puede tener múltiples causas, entre ellas los trastornos respiratorios durante el sueño.<br />NICTURIA: Es una afección en la cual la persona se despierta varias veces durante la noche para orinar.<br />PAROXISTICA: Enfermedad que se caracteriza por episodios explosivos como la epilepsia.<br />POLISOMNOGRAFÍA: Es una prueba usada en el estudio del sueño.<br />RONQUIDO: Vibración de las partes blandas de la velo y orofaringe que produce ruido. No necesariamente debe acompañarse de limitación al flujo aéreo.<br />SOMNOLENCIA: se refiere a sentirse anormalmente soñoliento durante el día, a menudo, con una fuerte tendencia a quedarse dormirse realmente en situaciones o momentos inapropiados.<br />TRAQUEOTOMÍA: Consiste en una apertura artificial de la tráquea para que funcione como vía respiratoria (permanente o temporal) y permitir la extracción de secreciones de los pulmones.<br />TRASTORNO: Molestia, problema o perturbación que altera la vida de una persona o su estado de ánimo. Es la alteración leve en el funcionamiento de un órgano corporal.<br />REFERENCIAS<br />Álvarez-Sala Walther, J. L. y González Mangado, N. (2004) Trastornos respiratorios del sueño. Vol. IV. Madrid, ES: NEUMOMADRID. Pp. 9-215<br />American Academy of Pediatrics. Uberto, V. (2002) Guía para la práctica clínica: diagnóstico y manejo del síndrome de apneas obstructivas del sueño. Correo de la SAP. No. 109. Pp. 704-712. <br />Campbell, N. A.; Reece, J.B. (2007) Biología. Madrid, ES: Médica panamericana. Pp. 833-840<br />Carrillo Alduenda, J. L.; Arredondo del Bosque, F. M.; Reyes Zúñiga, M.; Castorena Maldonado, A.; Vázquez García, J. C. y Torre-Bouscoulet, L. (2010). Síndrome de apnea obstructiva del sueño en población adulta. Neumol Cir Torax (NTC). No. 2. Pp. 103-115.<br />Clínica de Neumología Dr. Arnedillo (Cádiz). Arnedillo Muñoz, A. (2005). Síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS). Obtenida 16 de marzo del 2011. Página electrónica: http://www.arnedillo.info/<br />Colegio Oficial de Psicólogos de Las Palmas. Verástegui Quintero, S. (2003) LA APNEA DEL SUEÑO: Complicaciones, interacciones y tratamiento. Hojas informativas de los psicólogos de Las Palmas. No. 62. Pp. 56-62.<br />Contreras S., Andrea (2009) Síndrome de apnea obstructiva del sueño: diagnóstico y tratamiento. Revista Medica Clínica CONDES. No. 20. Pp. 458-469.<br />Culebras, A. (2006) Síndrome de apnea del sueño: soluciones a corto plazo y riesgo cerebrovascular a largo plazo. Revista Neurológica. No. 42. Pp. 34-41.<br />Eguía, V. M. y Cascante J. A. (2007) Síndrome de apnea-hipopnea del sueño. Concepto, diagnóstico y tratamiento médico. Anales del sistema sanitario de Navarra. No. 30. Pp. 53-74.<br />Fundación Española del Pulmón (SEPAR). Alonso, M. L.; Bosch, M.; Casero, L.; Castañón, C.; Fernández, M. J.; García, M. L.; et al. (2006) Controlando apnea del sueño… Área de enfermería y fisioterapia. Pp. 7-45.<br />Hospital Pediátrico Docente “Juan Manuel Márquez”. Vila Morales, D.; Garmendía Hernández, G.; Morales García, N. y Correa Mozo, B. (2001) Nuevo enfoque terapéutico en el síndrome de apnea obstructiva del sueño. No. 16. Pp. 76-82.<br />Pontificia Universidad Católica de Chile. Jorquera Arreola, J. (2007) Síndrome de apnea obstructiva del sueño. Boletín de escuela de medicina, U.C. No. 2. Pp. 83-88.<br />Sociedad Ecuatoriana de Medicina Familiar (SEMF) (N.d.) “Ronquido y síndrome de apnea obstructiva del sueño”. Obtenida 16 de marzo del 2011. Página electrónica:<br />http://www.saluddealtura.com/fileadmin/PDF/PROTOCOLOS/ronquido_y_saos.pdf<br />