"Conviértete y cree en el Evangelio" ( Mc 1,15)Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como        lo esperamos ...
OFRECIMIENTOVen, Espíritu Santo, inflama nuestro corazón en las ansias redentoras delCorazón de Cristo; para que ofrezcamo...
1.- CALENDARIO LITÚRGICO MARZO DE 2011           - 4-2.-CALENDARIO GRUPO PARA EL MES MARZO DEL 2011   - 5-3.-EVANGELIOS ME...
1.- CALENDARIO LITÚRGICO MARZO DE 2011                        CALENDARIO LITÚRGICO DE MARZO DE 2011 1    Ma.   Feria. VIII...
Sol.=Solemnidad; F.=Fiesta; M.O.=Memoria Obligatoria; M.L.=Memoria Libre; T.O.=Tiempo Ordinario. Conm.= Para la Conmemorac...
3.-EVANGELIOS MES DE MARZO6 de marzo. Domingo IX del tiempo ordinarioSemana I del salterio.Día de Hispanoamérica1ª lectura...
hombre necio que edificó su casa sobre arena. Cayó la lluvia, crecieron los ríos, soplaron los vientos yrompieron contra l...
Conversión significa salir de nosotros mismos, romper con nuestra instalación y nuestras seguridades, dejarnuestros egoísm...
La Cuaresma y el Evangelio de hoy nos enseñan que la vida es un camino que nos tiene que llevar al cielo.Pero, para poder ...
los     escribas,    y     ser     matado      y       resucitar    al    tercer     día»      (Mt      16,21).Pero los di...
. Jesús le dice: «Yo soy, el habla contigo».En esto llegaron sus discípulos y se extrañaron de que estuviera hablando con ...
4.- ALGUNOS SANTOS DEL MES4 de marzo: San Casimiro (ML), príncipe de Polonia, Vilna, Lituania († 1483) Llamado por los pol...
Estas dos mujeres, la una rica e instruida y la otra humilde y sencilla sirvienta, jóvenes esposas y madres,que en la flor...
El señor obispo, admirado por la gran obra de caridad que Juan estaba haciendo, le añadió dos palabras a sunombre de pila ...
25 de marzo: Solemnidad de la Anunciación del SeñorHoy, en el «alégrate, llena de gracia» (Lc 1,28) oímos por primera vez ...
5.- SANTA SEDE:                            LAS PRINCIPALES ACTIVIDADES DEL PAPAMiércoles 2: El Vicario de Cristo celebró e...
La vivencia alegre de la vocación despierta el entusiasmo por Cristo: “ El testimonio fiel y alegre de lapropia vocación h...
determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre. Esto es válido tanto para elindividuo com...
2. Para emprender seriamente el camino hacia la Pascua y prepararnos a celebrar la Resurrección del Señor— la fiesta más g...
El recorrido cuaresmal encuentra su cumplimiento en el Triduo Pascual, en particular en la Gran Vigilia dela Noche Santa: ...
Renovemos en esta Cuaresma la acogida de la Gracia que Dios nos dio en ese momento, para que ilumine yguíe todas nuestras ...
7.- PARA REFLEXIONAR…                                   El precio de la salvación  Un párroco muy querido presento a su fe...
serenamente a los jóvenes, su rostro al mismo tiempo reflejaba dolor y un gran gozo. "De     verdad que no fue muy realist...
continuos de la vida, la dificultad para encontrar casa o trabajo. Quizá al inicio hemos afrontadocon valentía las dificul...
8.- MEDITACIÓN                                   La trampa de la falsa sinceridadTiempo para Dios de Jacques Philippe.Un r...
Sin embargo, esa aspiración no puede hacerse realidad dando libre curso a espontaneidad. Eso seriadestructivo, pues dicha ...
La Providencia de DiosAutor: P. Angel Peña O.A.R.Capítulo 16: Reflexiones. OracionesREFLEXIONESLa voluntad de Dios es, con...
madre de su hijo pequeño. Por eso, debes vivir cada día bajo la mirada amorosa de tu Padre Dios. Hacerlotodo bien, con alm...
quien de Ti aguarda toda las cosas, que he resuelto vivir en adelante sin cuidado alguno, descargandosobre Ti todas mis in...
LUCHA PACIENTE CONTRA LOS DEFECTOS   http://www.meditaciondiaria.com.ar/2010/03/lucha-paciente-contra-los-defectos.htmlEl ...
tanto cuidado ponen ellos en la pintura de una imagen corporal, con mayor razón nosotros, que tratamos deformar la imagen ...
9.- ENTREVISTA A UN MIEMBRO DEL GRUPO:¿Como conociste a Jesús?   •   Puedo darle muchas gracias a Dios, porque desde que t...
¿Como te imaginas a Dios? ¿y a la Virgen?   •   Es algo difícil de imaginar, pero pese a ello yo siempre me imagino a Dios...
10.- Breve Historia sobre CHARLES DE FOUCAULD                                    !                                    "Vag...
#                $                        %!        &           #               !(                          #             ...
Jrc marzo
Jrc marzo
Jrc marzo
Jrc marzo
Jrc marzo
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Jrc marzo

561 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
561
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Jrc marzo

  1. 1. "Conviértete y cree en el Evangelio" ( Mc 1,15)Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de Ti(Sal 32, 4-5. 18-22) -1-
  2. 2. OFRECIMIENTOVen, Espíritu Santo, inflama nuestro corazón en las ansias redentoras delCorazón de Cristo; para que ofrezcamos de veras nuestras personas y obras, enunión con El, por la redención del mundo.Señor mío y Dios mío Jesucristo: Por el corazón Inmaculado de María meconsagro a tu corazón, y me ofrezco contigo al Padre en tu santo sacrificio delaltar, con mi oración y mi trabajo, sufrimientos y alegrías de hoy, en reparaciónde nuestros pecados y para que venga a nosotros tu Reino.Te pido en especial:-- por el Papa y sus intenciones,-- por nuestro Obispo y sus intenciones,-- por nuestro Párroco y sus intenciones.General: Para que las naciones de América Latina puedan caminar en lafidelidad al Evangelio y sean pródigas en la justicia social y la paz.Misionera: Para que el Espíritu Santo dé luz y fuerza a las comunidadescristianas y a los fieles perseguidos o discriminados a causa del Evangelio entantas regiones del mundo.“Mientras interpretes con mala fe las intenciones ajenas, no tienes derecho a exigir comprensión para timismo». San Josemaría Escrivá, Surco, n. 635 -2-
  3. 3. 1.- CALENDARIO LITÚRGICO MARZO DE 2011 - 4-2.-CALENDARIO GRUPO PARA EL MES MARZO DEL 2011 - 5-3.-EVANGELIOS MES DE MARZO -6-4.- ALGUNOS SANTOS DEL MES -12-5.- NOTICIAS SANTA SEDE -16-6.-MENSAJE DEL SANTO PADRE SOBRE LA CUARESMA -18-7.- PARA REFLEXIONAR -22-8.- MEDITACIONES -25-9.- ENTREVISTA A UN MIEMBRO DEL GRUPO -32-10.- HISTORIA SOBRE CHARLES DE FOUCAULT - 34-11.- ...Y SIEMPRE CON MARÍA -36-12.- .ORACIÓN DAME UN CORAZÓN NUEVO -38- -3-
  4. 4. 1.- CALENDARIO LITÚRGICO MARZO DE 2011 CALENDARIO LITÚRGICO DE MARZO DE 2011 1 Ma. Feria. VIII semana del T.O. (Salterio, IV semana). 2 Mi. Feria. 3 Ju. Feria. 4 Vi. M.O. S. Casimiro. 5 Sa. Hasta nona: Feria o M.L. Sta. María en sábado. Después de nona: Domingo IX del T.O., I Vísperas. (Salterio, I semana). 6 Do. Domingo IX del T. O. Día de Hispanoamérica. 7 Lu. M.O. Sta. Perpetua y Sta. Felicidad, mártires. 8 Ma. Feria o M.L. S. Juan de Dios, religioso. 9 Mi. Comienza la Cuaresma. Miércoles de Ceniza. Ayuno y abstinencia de carne. 10 Ju. Feria. Jueves después de ceniza. 11 Vi. Feria. Viernes después de ceniza. Abstinencia de carne. 12 Sa. Hasta nona: Feria. Sábado después de ceniza. Después de nona: Domingo I de Cuaresma, I Vísperas. (Salterio, I semana). 13 Do. Domingo I de Cuaresma. 14 Lu. Feria. 15 Ma. Feria. 16 Mi. Feria. 17 Ju. Feria o Conm. S. Patricio, obispo. 18 Vi. Hasta nona: Feria o Conm. S. Cirilo de Jerusalén, obispo y doctor. Abstinencia de carne. Después de nona: Sol. S. José, esposo de la Virgen María, I Vísperas. 19 Sa. Hasta nona: Sol. S. José, esposo de la Virgen María. Día del Seminario. Después de nona: Domingo II de Cuaresma, I Vísperas. (Salterio, II semana). 20 Do. Domingo II de Cuaresma. 21 Lu. Feria. 22 Ma. Feria. 23 Mi. Feria o Conm. Sto. Toribio de Mogrovejo, obispo. 24 Ju. Hasta nona: Feria. Santo Padre: Aniversario de la ordenación episcopal de Mos. Joseph Ratzinger, Benedicto XVI (1977). Después de nona: Sol. La Anunciación del Señor, I Vísperas. 25 Vi. Sol. La Anunciación del Señor. Jornada Pro-Vida. Segorbe-Castellón: Aniversario de la ordenación episcopal de Mons. Casimiro López Llorente, obispo (2001) 26 Sa. Hasta nona: Feria. Después de nona: Domingo III de Cuaresma, I Vísperas. (Salterio, III semana). 27 Do. Domingo III de Cuaresma. 28 Lu. Feria. 29 Ma. Feria. 30 Mi. Feria. 31 Ju. Feria. -4-
  5. 5. Sol.=Solemnidad; F.=Fiesta; M.O.=Memoria Obligatoria; M.L.=Memoria Libre; T.O.=Tiempo Ordinario. Conm.= Para la Conmemoración.2.-CALENDARIO GRUPO PARA EL MES DE MARZO DEL 2011 Sábado Viernes 11 y Sábado Sábado 5 Sábado 19 26 12 Hora Santa Festival Formación Retiro Invocación Y Encuentro Diocesano Lugar: Lugar: Lugar: Lugar: San Miguel Seminario San Miguel Convento Mater y de Nules Auditorio 10h Cumple (9:30 Jaime desayuno) ¡Felicítalo! «No hay pecado ni crimen cometido por otro hombre que yo no sea capaz de cometer porrazón de mi fragilidad, y si aún no lo he cometido es porque Dios, en su misericordia, no lo ha permitido y me ha preservado en el bien» (San Agustín) -5-
  6. 6. 3.-EVANGELIOS MES DE MARZO6 de marzo. Domingo IX del tiempo ordinarioSemana I del salterio.Día de Hispanoamérica1ª lectura: Dt 11, 18.26-28.32Salmo responsorial: Sal 30, 2-4.17.25 (R: Sé la roca de mi refugio, Señor)2ª lectura: Rm 3, 21-25a.28Evangelio según san Mateo 7, 21-27Dijo Jesús a sus discípulos: «No todo el que me dice ‘Señor, Señor’ entrará en el reino de los cielos, sino elque cumple la voluntad de mi Padre que está en el cielo. Aquel día muchos dirán: ‘Señor, Señor, ¿no hemosprofetizado en tu nombre, y en tu nombre echado demonios, y no hemos hecho en tu nombre muchosmilagros?’. Yo entonces les declararé: ‘Nunca os conocí. ¡Alejaos de mí, malvados!’. El que escucha estaspalabras mías y las pone en práctica se parece a aquel hombre prudente que edificó su casa sobre roca. Cayóla lluvia, crecieron los ríos, soplaron los vientos y descargaron contra la casa; pero no se hundió, porqueestaba cimentada sobre roca. El que escucha estas palabras mías y no las pone en práctica se parece a aquel -6-
  7. 7. hombre necio que edificó su casa sobre arena. Cayó la lluvia, crecieron los ríos, soplaron los vientos yrompieron contra la casa, y se hundió totalmente».COMENTARIO: «No todo el que me dice ‘Señor, Señor’». Es uno de los textos más duros del evangelio.Nos advierte que puede haber una oración falsa e inauténtica («Señor, Señor»). Pero sorprende más quepuede haber personas que han profetizado y hecho milagros en nombre de Jesús y sin embargo sondefinitivamente rechazados («nunca os he conocido; alejaos de mí, malvados»). No nos salvan las accionesy prácticas externas, aun buenas y santas, sino la adhesión a la voluntad de Dios.«El que escucha... y pone en práctica...» Lo único firme y estable, lo único que perdura es lo que seconstruye sobre roca. Lo que da firmeza a nuestra vida es escuchar la palabra de Cristo, hacerla propia,ponerla en práctica y adherirse a lo que Dios quiere. Se hundió totalmente». Las dos casas son igualmente embestidas por los vientos y tempestades. En la vidade toda persona aparecen tormentas, antes o después. Y lo que se hunde demuestra que no estaba afianzadosobre roca. «¡Mire cada cual cómo construye!» (1Cor 3,10). Los zarandeos de la vida, las crisis diversasayudan a comprobar lo que en nosotros no tenía firmeza ni consistencia. La mayor necedad sería seguirconstruyendo en falso y no aprender cuando experimentamos un derrumbe. Cristo nos deja claro cómoconstruir con firmeza: tomar en serio su palabra, actuar según ella, plasmar nuestra vida según la voluntadde Dios. Pero si persistimos en la ceguera nos amenaza la ruina total y definitiva. Y esto vale tanto para losindividuos como para las comunidades, parroquias, diócesis...9 de marzo: Miércoles de ceniza, tiempo de cuaresma.Ayuno y abstinenciaLiturgia de las Horas: Tomo II, semana IV del salterio.Nos disponemos a recorrer de nuevo el camino cuaresmal, que nos conducirá a las solemnes celebracionesdel misterio central de la fe, el misterio de la pasión, muerte y resurrección de Cristo. Nos preparamos paravivir el tiempo apropiado que la Iglesia ofrece a los creyentes para meditar sobre la obra de la salvaciónrealizada por el Señor en la Cruz. El designio salvífico del Padre celestial se ha cumplido en la entrega librey total del Hijo unigénito a los hombres. "Nadie me quita la vida: sino que la doy por mí mismo", dice Jesús(cf. Jn 10,18), resaltando que Él sacrifica su propia vida, de manera voluntaria, por la salvación del mundo.Como confirmación de don tan grande de amor, el Redentor añade: "No hay amor más grande que dar lavida por los amigos" (Jn. 15,13). La Cuaresma, que es una ocasión providencial de conversión, nos ayuda acontemplar este estupendo misterio de amor. Es como un retorno a las raíces de la fe, porque meditandosobre el don de gracia inconmensurable que es la Redención, nos damos cuenta de que todo ha sido dadopor amorosa iniciativa divina.La Cuaresma, tiempo" fuerte" de oración, ayuno y atención a los necesitados, ofrece a todo cristiano laposibilidad de prepararse a la Pascua haciendo un serio discernimiento de la propia vida, confrontándose demanera especial con la Palabra de Dios, que ilumina el itinerario cotidiano de los creyentes. (Juan Pablo II) -7-
  8. 8. Conversión significa salir de nosotros mismos, romper con nuestra instalación y nuestras seguridades, dejarnuestros egoísmos y comodidades... Llamada a la santidad significa ponernos en camino hacia la tierra queel Señor nos mostrará, con entera disponibilidad a su voluntad, a los planes que nos irá manifestando, paraque nos lleve a donde Él quiera, cuando y como Él quiera. La conversión es continua, hasta que quedeperfectamente restaurada en nosotros la imagen de Dios, hasta que Cristo sea plenamente formado ennosotros. Dejar de lado la conversión es olvidar que hemos sido llamados a una vida santa y es despreciar aCristo que nos llama a ella.13 de marzo. Domingo I de CuaresmaSemana I del salterio.1ª lectura: Gn 2, 7-9; 1-7Salmo responsorial: Sal 50, 3-6. 12-14 (R: Misericordia, Señor; hemos pecado)2ª lectura: Rm 5, 12-19Evangelio según san Mateo 4, 1-11Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo. Y después de ayunar cuarentadías con sus cuarenta noches, al fin sintió hambre. Y acercándose el tentador, le dijo: «Si eres Hijo de Dios,di que estas piedras se conviertan en panes». Mas Él respondió: «Está escrito: ‘No sólo de pan vive elhombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios’».Entonces el diablo le lleva consigo a la Ciudad Santa, le pone sobre el alero del Templo, y le dice: «Si eresHijo de Dios, tírate abajo, porque está escrito: ‘Encargará a sus ángeles que cuiden de ti, y en sus manos tellevarán, para que no tropiece tu pie en piedra alguna’». Jesús le dijo: «También está escrito: ‘No tentarás alSeñor tu Dios’».Después, el diablo lo lleva a un monte muy alto, le muestra todos los reinos del mundo y su gloria, y le dice:«Todo esto te daré si postrándote me adoras». Entonces le dijo Jesús: «Vete, Satanás, porque está escrito:‘Al Señor tu Dios adorarás, y sólo a Él darás culto’». Entonces lo dejó el diablo, y se acercaron los ángeles yle servían. : Celebramos el primer domingo de Cuaresma, y este tiempo litúrgico “fuerte” es uncamino espiritual que nos lleva a participar del gran misterio de la muerte y de la resurrección de Cristo.Nos dice Juan Pablo II que «cada año, la Cuaresma nos propone un tiempo propicio para intensificar laoración y la penitencia, y para abrir el corazón a la acogida dócil de la voluntad divina. Ella nos invita arecorrer un itinerario espiritual que nos prepara a revivir el gran misterio de la muerte y resurrección deJesucristo, ante todo mediante la escucha asidua de la Palabra de Dios y la práctica más intensa de lamortificación, gracias a la cual podemos ayudar con mayor generosidad al prójimo necesitado». -8-
  9. 9. La Cuaresma y el Evangelio de hoy nos enseñan que la vida es un camino que nos tiene que llevar al cielo.Pero, para poder ser merecedores de él, tenemos que ser probados por las tentaciones. «Jesús fue llevado porel Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo» (Mt 4,1). Jesús quiso enseñarnos, al permitir sertentado, cómo hemos de luchar y vencer en nuestras tentaciones: con la confianza en Dios y la oración, conla gracia divina y con la fortaleza.Las tentaciones se pueden describir como los “enemigos del alma”. En concreto, se resumen y concretan entres aspectos. En primer lugar, “el mundo”: «Di que estas piedras se conviertan en panes» (Mt 4,3). Suponevivir sólo para tener cosas. En segundo lugar, “el demonio”: «Si postrándote me adoras (…)» (Mt 4,9). Semanifiesta en la ambición de poder. Y, finalmente, “la carne”: «Tírate abajo» (Mt 4,6), lo cual significaponer la confianza en el cuerpo. Todo ello lo expresa mejor santo Tomas de Aquino diciendo que «la causade las tentaciones son las causas de las concupiscencias: el deleite de la carne, el afán de gloria y laambición de poder».La conversión es necesaria. Esta es la buena noticia que nos da la Iglesia, que quiere sacarnos de nuestrospecados, de la mentira, de la muerte. Pero además nos anuncia que donde Adán fracasó Cristo ha vencido(evangelio). También Él ha sido tentado, pero el pecado no ha podido con Él: Satanás y el pecado han sidoderrotados. Más aún, la victoria de Cristo es también la nuestra (segunda lectura). La conversión es posible.El pecado ya no es irremediable. No podemos seguir excusándonos diciendo que somos débiles y pecadores.La gracia de Cristo es más fuerte que el pecado. El pecado ya no debe dominar en nosotros. Entramos en laCuaresma para luchar y para vencer; pero no con nuestras solas fuerzas, sino con la fuerza y las armas deCristo.20 de marzo. Domingo II de CuaresmaSemana II del salterio.1ª lectura: Gn 12, 1-4aSalmo responsorial: Sal 32, 4-5. 18-22 (R: Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como loesperamos de Ti)2ª lectura: 2Tm 1, 8b-10Evangelio según san Mateo 17, 1-9Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan y se los llevó aparte a una montaña alta. Setransfiguró delante de ellos: su rostro resplandecía como el sol y sus vestidos se volvieron blancos como laluz. Y se les aparecieron Moisés y Elías que conversaban con Él. Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo aJesús: «Señor, ¡qué hermoso es estar aquí!. Si quieres, haré aquí tres tiendas, una para ti, otra para Moisés yotra para Elías».Todavía estaba hablando, cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra y de la nube salía una vozque decía: «Éste es mi Hijo amado, en quien me complazco; escuchadle». Al oír esto los discípulos cayeronrostro en tierra llenos de miedo. Jesús se acercó y tocándoles les dijo: «Levantaos, no temáis». Ellos alzaronsus ojos y ya no vieron a nadie más que a Jesús solo. Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: «Nocontéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre haya resucitado de entre los muertos».COMENTARIO: Hoy, camino hacia la Semana Santa, la liturgia de la Palabra nos muestra laTransfiguración de Jesucristo. Aunque en nuestro calendario hay un día litúrgico festivo reservado para esteacontecimiento (el 6 de agosto), ahora se nos invita a contemplar la misma escena en su íntima relación conlos sucesos de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor.En efecto, se acercaba la Pasión para Jesús y seis días antes de subir al Tabor lo anunció con toda claridad:les había dicho que «Él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho de parte de los ancianos, los sumos sacerdotes y -9-
  10. 10. los escribas, y ser matado y resucitar al tercer día» (Mt 16,21).Pero los discípulos no estaban preparados para ver sufrir a su Señor. Él, que siempre se había mostradocompasivo con los desvalidos, que había devuelto la blancura a la piel dañada por la lepra, que habíailuminado los ojos de tantos ciegos, y que había hecho mover miembros lisiados, ahora no podía ser que sucuerpo se desfigurara a causa de los golpes y de las flagelaciones. Y, con todo, Él afirma sin rebajas: «Debíasufrir mucho». ¡Incomprensible! ¡Imposible!A pesar de todas las incomprensiones, sin embargo, Jesús sabe para qué ha venido a este mundo. Sabe queha de asumir toda la flaqueza y el dolor que abruma a la humanidad, para poderla divinizar y, así, rescatarladel círculo vicioso del pecado y de la muerte, de tal manera que ésta —la muerte— vencida, ya no tengaesclavizados a los hombres, creados a imagen y semejanza de Dios.Por esto, la Transfiguración es un espléndido icono de nuestra redención, donde la carne del Señor esmostrada en el estallido de la resurrección. Así, si con el anuncio de la Pasión provocó angustia en losApóstoles, con el fulgor de su divinidad los confirma en la esperanza y les anticipa el gozo pascual.27 de marzo. Domingo III de CuaresmaSemana III del salterio.1ª lectura: Ex 17, 3-7Salmo responsorial: Sal 94, 1-2. 6-9 (R: Ojalá escuchéis hoy la voz del Señor: No endurezcáis vuestrocorazón )2ª lectura: 2Tm 1, 8b-10Evangelio según san Mateo 17, 1-9Llegó Jesús a un pueblo de Samaria llamado Sicar, cerca de la heredad que Jacob dio a su hijo José. Allíestaba el pozo de Jacob. Jesús, cansado del camino, estaba sentado junto al pozo. Era alrededor de la horasexta.Llega una mujer de Samaría a sacar agua. Jesús le dice: «Dame de beber». Pues sus discípulos se habían idoa la ciudad a comprar comida. Le dice a la mujer samaritana: «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber amí, que soy una mujer samaritana?» (Porque los judíos no se tratan con los samaritanos). Jesús le respondió:«Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: ‘Dame de beber’, tú le habrías pedido a él, y él tehabría dado agua viva». Le dice la mujer: «Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo; ¿de dónde,pues, tienes esa agua viva? ¿Es que tú eres más que nuestro padre Jacob, que nos dio el pozo, y de élbebieron él y sus hijos y sus ganados?». Jesús le respondió: «Todo el que beba de esta agua, volverá a tenersed; pero el que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le dé se convertiráen él en un sutidor de agua que salta hasta vida eterna».Le dice la mujer: «Señor, dame de esa agua, para que no tenga más sed y no tenga que venir aquí a sacarla».El le dice: «Vete, llama a tu marido y vuelve». Respondió la mujer: «No tengo marido». Jesús le dice: «Bienhas dicho que no tienes marido, porque has tenido cinco maridos y el que ahora tienes no es marido tuyo; eneso has dicho la verdad».Le dice la mujer: «Señor, veo que eres un profeta. Nuestros padres adoraron en este monte y vosotros decísque en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar». Jesús le dice: «Créeme, mujer, que llega la hora en que,ni en este monte, ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramoslo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero llega la hora (ya estamos en ella) en que losadoradores verdaderos adorarán al Padre en espíritu y en verdad, porque así quiere el Padre que sean los quele adoren. Dios es espíritu, y los que adoran, deben adorar en espíritu y verdad».Le dice la mujer: «Sé que va a venir el Mesías, el llamado Cristo. Cuando venga, nos lo explicará todo» - 10 -
  11. 11. . Jesús le dice: «Yo soy, el habla contigo».En esto llegaron sus discípulos y se extrañaron de que estuviera hablando con una mujer, aunque ninguno ledijo: «¿Qué le preguntas?», o «¿Qué hablas con ella?». La mujer, dejando su cántaro, corrió a la ciudad ydijo a la gente: «Venid a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho. ¿Será éste el Mesías?».Salieron del pueblo y se pusieron en camino donde estaba Él.Mientras tanto, los discípulos le insistían diciendo: «Maestro, come». Pero Él les dijo: «Yo tengo porcomida un alimento que vosotros no conocéis». Los discípulos se decían unos a otros: «¿Le habrá traídoalguien de comer?». Les dice Jesús: «Mi alimento es hacer la voluntad del que me ha enviado y llevar acabo su obra. ¿No decís vosotros que faltan todavía cuatro meses para la cosecha? Yo os digo esto: Alzadvuestros ojos y ved los campos, que están ya dorados para la siega; el segador ya está recibiendo su salario yalmacenando fruto para la vida eterna, de modo que el sembrador se alegra igual que el segador. Con todo,tiene razón el proverbio: uno siembra y otro siega. Yo os he enviado a segar donde vosotros no habéissudado. Otros sudaron y vosotros recogisteis el fruto de sus sudores».Muchos samaritanos de aquella ciudad creyeron en Él por las palabras de la mujer que atestiguaba: «Me hadicho todo lo que he hecho». Cuando llegaron donde Él los samaritanos, le rogaron que se quedara conellos. Y se quedó allí dos días. Y fueron muchos más los que creyeron por sus palabras, y decían a la mujer:«Ya no creemos por lo que tú dices, nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que éste es verdaderamenteel Salvador del mundo».COMENTARIO: «Dame de beber». Con sorpresa de los discípulos y de ella misma, Cristo inicia eldiálogo con la samaritana. Él toma la iniciativa. No tiene inconveniente en mendigar de ella un poco de aguapara entrar en diálogo. Cristo desea ardientemente establecer este diálogo con cada uno de nosotros. Elpecado rompe este diálogo. El pecado no consiste ante todo en hacer el mal, sino en romper este diálogo,dejar que se enfríe esta amistad. Por eso, el primer fruto de la Cuaresma debe ser un diálogo renovado conCristo, una oración más viva, más consciente y personal, más abundante; un diálogo que impregne todanuestra vida.«Si conocieras el don de Dios...» Es admirable como Jesús va conduciendo el diálogo con esta mujerpecadora, suscitando en ella el atractivo por lo bello, por lo grande, por lo eterno. El que ha empezadopidiendo se revela en seguida como el que ofrece y es capaz de dar lo infinito, lo divino. Poco a poco se vadando a conocer a ella, para que al final termine aceptándole como «el Salvador del mundo». El diálogo conCristo –también para nosotros es siempre un diálogo de salvación, un diálogo que nos dignifica y nos hacedescubrir el sentido de nuestra vida, los horizontes sin fin de una vocación eterna.«En aquel pueblo, muchos creyeron en Él por el testimonio que había dado la mujer». El que nota queCristo ha entrado en su vida y experimenta el gozo de su salvación, él mismo hace que continúe para otroseste diálogo de salvación. Es lo que hace la samaritana: «Venid a ver... me ha dicho todo lo que he hecho...»Su testimonio suscita en otros el atractivo por Cristo y hace que entren en la órbita de Cristo. De esa maneraacaban también ellos experimentando la salvación: «Ya no creemos por lo que tú dices, pues nosotrosmismos hemos oído y sabemos...» ¿Será tan difícil que cada uno de nosotros dé testimonio de lo que Cristoha hecho en su vida? - 11 -
  12. 12. 4.- ALGUNOS SANTOS DEL MES4 de marzo: San Casimiro (ML), príncipe de Polonia, Vilna, Lituania († 1483) Llamado por los polacoscomo "el pacificador", fue el tercero de los trece hijos de Casimiro IV, rey de Polonia y de Isabel de Austria.Muy devoto desde la infancia, Casimiro se consagró a la oración y penitencia, rechazando toda blanduraconsigo mismo. Casimiro vivía siempre en la presencia de Dios y era tranquilo, alegre y simpático a todos.Su amor a Dios se traducía en amor a los pobres, que son miembros de Cristo. Por obediencia a su padre,Casimiro tuvo que partir a la frontera con Hungría, como cabeza de ejército para defender a los nobles deese país de su antiguo y tirano rey, sin embargo no tuvo mucho éxito y ante el temor de iniciar una nueva einjusta guerra, el santo prefirió entregarse nuevamente al estudio y la oración y renegar de tomar las armas,pese a los ruegos de su padre y de los nobles. Asimismo, en la corte se habló de casarlo con la hija delemperador Federico III, pero Casimiro no quiso ni pensar en renunciar al celibato que se había impuesto.Las austeridades que practicaba agravaron la enfermedad de los pulmones que padecía y Casimiro murió en1484, cuando no tenía sino 23 años de edad.7 de marzo: Santas Perpetua y Felicidad mrs (MO)Estas dos santas murieron martirizadas en Cartago (África) el 7 de marzo del año 203. Perpetua era unajoven madre, de 22 años, que tenía un niñito de pocos meses. Pertenecía a una familia rica y muy estimadapor toda la población. Mientras estaba en prisión, por petición de sus compañeros mártires, fue escribiendoel diario de todo lo que le iba sucediendo. Felicidad era una esclava de Perpetua. Era también muy joven yen la prisión dio a luz una niña, que después los cristianos se encargaron de criar muy bien. Lasacompañaron en su martirio unos esclavos que fueron apresados junto a ellas, y su catequista, el diáconoSáturo, que las había instruido en la religión y las había preparado para el bautismo. A Sáturo no lo habíanapresado, pero él se presentó voluntariamente.El año 202 el emperador Severo mandó que los que siguieran siendo cristianos y no quisieran adorar a losfalsos dioses tenían que morir. Perpetua estaba celebrando una reunión religiosa en su casa de Cartagocuando llegó la policía del emperador y la llevó prisionera, junto con su esclava Felicidad y los esclavosRevocato, Saturnino y Segundo. Todos fueron juzgados por su fe e instigados a renunciar a ella por laconversión a los falsos dioses, pero sin ningún éxito. El juez decretó que los tres hombres fueran llevados alcirco y allí delante de la muchedumbre serían destrozados por las fieras el día de la fiesta del emperador, yque las dos mujeres fueran echadas amarradas ante una vaca furiosa para que las destrozara.Antes de llevarlos a la plaza los soldados querían que los hombres entraran vestidos de sacerdotes de losfalsos dioses y las mujeres vestidas de sacerdotisas de las diosas de los paganos. Pero Perpetua se opusofuertemente y ninguno quiso colocarse vestidos de religiones falsas.A Perpetua y Felicidad las envolvieron dentro de una malla y las colocaron en la mitad de la plaza, ysoltaron una vaca bravísima, la cual las corneó sin misericordia. Perpetua únicamente se preocupaba por irsearreglando los vestidos de manera que no diera escándalo a nadie por parecer poco cubierta. Y se arreglabatambién los cabellos para no aparecer despeinada como una llorona pagana. La gente emocionada al ver lavalentía de estas dos jóvenes madres, pidió que las sacaran por la puerta por donde llevaban a losgladiadores victoriosos. Perpetua, como volviendo de un éxtasis, preguntó: ¿Y dónde está esa tal vaca quenos iba a cornear?Pero luego ese pueblo cruel pidió que las volvieran a traer y que les cortaran la cabeza allí delante de todos.Al saber esta noticia, las dos jóvenes valientes se abrazaron emocionadas, y volvieron a la plaza, donde lescortaron la cabeza de un machetazo. - 12 -
  13. 13. Estas dos mujeres, la una rica e instruida y la otra humilde y sencilla sirvienta, jóvenes esposas y madres,que en la flor de la vida prefirieron renunciar a los goces de un hogar, con tal de permanecer fieles a lareligión de Jesucristo, ¿qué nos enseñarán a nosotros? Ellas sacrificaron un medio siglo que les podía quedarde vida en esta tierra y llevan más de 17 siglos gozando en el Paraíso eterno. ¿Qué renuncias nos cuestanuestra religión? ¿En verdad, ser amigos de Cristo nos cuesta alguna renuncia? Cristo sabe pagar muy bienlo que hacemos y renunciamos por El.8 de marzo: San Juan de DiosNació y murió un 8 de marzo. Nace en Portugal en 1495 y muere en Granada, España, en 1550 a los 55 añosde edad. De familia pobre pero muy piadosa. Su madre murió cuando él era todavía joven. Su padre muriócomo religioso en un convento.En su juventud fue pastor, muy apreciado por el dueño de la finca donde trabajaba. Le propusieron que secasara con la hija del patrón y así quedaría como heredero de aquellas posesiones, pero él dispusopermanecer libre de compromisos económicos y caseros pues deseaba dedicarse a labores más espirituales.Estuvo de soldado bajo las órdenes del genio de la guerra, Carlos V en batallas muy famosas. La vidamilitar lo hizo fuerte, resistente y sufrido.Salido del ejército, quiso hacer un poco de apostolado y se dedicó a hacer de vendedor ambulante deestampas y libros religiosos.Cuando iba llegando a la ciudad de Granada vio a un niñito muy pobre y muy necesitado y se ofrecióbondadosamente a ayudarlo. Aquel "pobrecito" era la representación de Jesús Niño, el cual le dijo:"Granada será tu cruz", y desapareció.Estando Juan en Granada de vendedor ambulante de libros religiosos, de pronto llegó a predicar una misiónel famoso Padre San Luis de Avila. Juan asistió a uno de sus elocuentes sermones, y en pleno sermón,cuando el predicador hablaba contra la vida de pecado, Juan de Dios se arrodillo y empezó a gritar:"Misericordia Señor, que soy un pecador", y salió gritando por las calles, pidiendo perdón a Dios. Teníaunos 40 años. Se confesó con San Juan de Avila y se propuso una penitencia muy especial: hacerse el locopara que la gente lo humillara y lo hiciera sufrir muchísimo.Repartió entre los pobres todo lo que tenía en su pequeña librería, empezó a deambular por las calles de laciudad pidiendo misericordia a Dios por todos su pecados. La gente lo creyó loco y empezaron a atacarlo apedradas y golpes. Al fin lo llevaron al manicomio y los encargados le dieron fuertes palizas, pues ese era elmedio que tenían en aquel tiempo para calmar a los locos: azotarlos fuertemente. Pero ellos notaban queJuan no se disgustaba por los azotes que le daban, sino que lo ofrecía todo a Dios. Pero al mismo tiempocorregía a los guardias y les llamaba la atención por el modo tan brutal que tenían de tratar a los pobresenfermos. Juan, en ese manicomio, se dio cuenta del gran error que es pretender curar las enfermedadesmentales con métodos de tortura. Y cuando quede libre fundará un hospital, y allí, enseñará con su ejemploque a ciertos enfermos hay que curarles primero el alma si se quiere obtener después la curación de sucuerpo. Sus religiosos atienden enfermos mentales en todos los continentes y con grandes y maravillososresultados, empleando siempre los métodos de la bondad y de la comprensión, en vez del rigor de la tortura.Juan alquila una casa vieja y allí empieza a recibir a cualquier enfermo, mendigo, loco, anciano, huérfano ydesamparado que le pida su ayuda. Durante todo el día atiende a cada uno con el más exquisito cariño,haciendo de enfermero, cocinero, barrendero, mandadero, padre, amigo y hermano de todos. Por la noche seva por la calle pidiendo limosnas para sus pobres.Pronto se hizo popular en toda Granada el grito de Juan en las noches por las calles. El iba con unosmorrales y unas ollas gritando: ¡Haced el bien hermanos, para vuestro bien! Las gentes salían a la puerta desus casas y le regalaban cuanto les había sobrado de la comida del día. Al volver cerca de medianoche sededicaba a hacer aseo en el hospital, y a la madrugada se echaba a dormir un rato debajo de una escalera. - 13 -
  14. 14. El señor obispo, admirado por la gran obra de caridad que Juan estaba haciendo, le añadió dos palabras a sunombre de pila ,y empezó a llamarlo "Juan de Dios", y así lo llamó toda la gente en adelante. Luego, comoeste hombre cambiaba frecuentemente su vestido bueno por los harapos de los pobres que encontraba en lascalles, el prelado le dio una túnica negra como uniforme; así se vistió hasta su muerte, y así han vestido susreligiosos por varios siglos.Después de tantísimos trabajos, ayunos y trasnochadas por hacer el bien , y resfriados por ayudar a susenfermos, la salud de Juan de Dios se debilitó totalmente. El hacía todo lo posible porque nadie se dieracuenta de los espantosos dolores que lo atormentaban día y noche, pero al fin ya no fue capaz de simularmás. Sobre todo la artritis le tenía sus piernas retorcidas y le causaba dolores indecibles. Entonces unavenerable señora de la ciudad obtuvo del señor obispo autorización para llevarlo a su casa y cuidarlo unpoco. El santo se fue ante el Santísimo Sacramento del altar y por largo tiempo rezó con todo el fervor antesde despedirse de su amado hospital. Al llegar al la casa de la rica señora, exclamó Juan: "OH, estascomodidades son demasiado lujo para mí que soy tan miserable pecador". Allí trataron de curarlo de sudolorosa enfermedad, pero ya era demasiado tarde. El 8 de marzo de 1550, sintiendo que le llegaba lamuerte, se arrodilló en el suelo y exclamó: "Jesús, Jesús, en tus manos me encomiendo", y quedó muerto derodillas.19 de marzo: Solemnidad de san José, esposo de la Virgen MaríaDía del seminarioLa celebración de esta solemnidad de San José, el esposo de María, es como un paréntesis alegre dentro dela austeridad de la Cuaresma. Pero la alegría de esta fiesta no es un obstáculo para continuar avanzando enel camino de conversión, propio del tiempo cuaresmal.Bueno es aquel que, elevando su mirada, hace esfuerzos para que la propia vida se acomode al plan de Dios.Y es bueno aquel que, mirando a los otros, procura interpretar siempre en buen sentido todas las accionesque realizan y salvar la buena fama. En los dos aspectos de bondad, se nos presenta a San José en elEvangelio de este día.Dios tiene sobre cada uno de nosotros un plan de amor, ya que «Dios es amor» (1Jn 4,8). Pero la dureza dela vida hace que algunas veces no lo sepamos descubrir. Lógicamente, nos quejamos y nos resistimos aaceptar las cruces.No le debió ser fácil a San José ver que María «antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta porobra del Espíritu Santo» (Mt 1,18). Se había propuesto deshacer el acuerdo matrimonial, pero «en secreto»(Mt 1,19). Y a la vez, «cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños» (Mt 1,20), revelándole que éltenía que ser el padre legal del Niño, lo aceptó inmediatamente «y tomó consigo a su mujer» (Mt 1,24).La Cuaresma es una buena ocasión para descubrir qué espera Dios de nosotros, y reforzar nuestro deseo dellevarlo a la práctica. Pidamos al buen Dios «por intercesión del Esposo de María», como diremos en lacolecta de la misa, que avancemos en nuestro camino de conversión imitando a San José en la aceptación dela voluntad de Dios y en el ejercicio de la caridad con el prójimo. A la vez, tengamos presente que «toda laIglesia santa está endeudada con la Virgen Madre, ya que por Ella recibió a Cristo, así también, después deElla, San José es el más digno de nuestro agradecimiento y reverencia» (San Bernardino de Siena). - 14 -
  15. 15. 25 de marzo: Solemnidad de la Anunciación del SeñorHoy, en el «alégrate, llena de gracia» (Lc 1,28) oímos por primera vez el nombre de la Madre de Dios:María (segunda frase del arcángel Gabriel). Ella tiene la plenitud de la gracia y de los dones. Se llama así:"keharitoméne", «llena de gracia» (saludo del Ángel).Con unos 15 años y sola, María tiene que dar una respuesta que cambiará la historia entera de la humanidad.San Bernardo suplicaba: «Se te ofrece el precio de nuestra Redención. Seremos liberados inmediatamente, sitú dices sí. Todo el orbe está a tus pies esperando tu respuesta. Di tu palabra y engendra la Palabra Eterna».Dios espera una respuesta libre, y "La llena de gracia", representando a todos los necesitados de Redención,responde: "génoitó", hágase! Desde hoy ha quedado María libremente unida a la Obra de su Hijo, hoycomienza su Mediación. Desde hoy es Madre de los que son uno en Cristo (cf. Gal 3,28).Benedicto XVI decía: «[Quisiera] despertar el ánimo de atreverse a decisiones para siempre: sólo ellasposibilitan crecer e ir adelante, lo grande en la vida; no destruyen la libertad, sino que posibilitan laorientación correcta. Tomar este riesgo —el salto a lo decisivo— y con ello aceptar la vida por entero, estoes lo que desearía trasmitir». María: ¡he aquí un ejemplo!Tampoco San José queda al margen de los planes de Dios: él tiene que aceptar recibir a su esposa y darnombre al Niño (cf. Mt 1,20s): Jesua, "el Señor salva". Y lo hace. ¡Otro ejemplo!La Anunciación revela también a la Trinidad: el Padre envía al Hijo, encarnado por obra del Espíritu Santo.Y la lglesia canta: «La Palabra Eterna toma hoy carne por nosotros». Su obra redentora —Navidad, ViernesSanto, Pascua— está presente en esta semilla. Él es Emmanuel, «Dios con nosotros» (Is 7,15). ¡Alégratehumanidad! - 15 -
  16. 16. 5.- SANTA SEDE: LAS PRINCIPALES ACTIVIDADES DEL PAPAMiércoles 2: El Vicario de Cristo celebró en el Aula Pablo VI la audiencia general. Por la tarde presidió lasVísperas con motivo de la Fiesta de la Presentación de Jesús en el Templo y Jornada de la Vida Consagrada.Domingo 6: El Papa dirigió el tradicional rezo del Ángelus ante miles de peregrinos congregados en laPlaza de san Pedro.Lunes 7: El Papa Benedicto XVI recibió a los participantes en la asamblea plenaria de la Congregación parala Educación Católica.Jueves 10: El obispo de Roma, en su mensaje para la 48° Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones,afirmó que todo católico está llamado a promover las vocaciones en la Iglesia.Viernes 11: El Vicario de Cristo escribió un mensaje para la celebración de la Jornada Mundial delEnfermo en ocasión de la fiesta de la Virgen de Lourdes.Sábado 12: Su Santidad Benedicto XVI dirigió un discurso a los participantes de la asamblea general de laFraternidad Sacerdotal de los Misioneros de San Carlos Borromeo en ocasión de su 25° aniversario. LA VOZ DEL PAPALas vocaciones, muestra de vitalidad eclesial: “ La gran tarea de la evangelización requiere un númerocada vez mayor de personas que respondan generosamente al llamado de Dios y se entreguen de por vida ala causa del Evangelio. […] Una acción misionera más incisiva trae como fruto precioso, junto alfortalecimiento de la vida cristiana en general, el aumento de las vocaciones de especial consagración. Dealguna manera, la abundancia de vocaciones es un signo elocuente de vitalidad eclesial, así como de lafuerte vivencia de la fe por parte de todos los miembros del Pueblo de Dios” .El sentido profundo de la vocación cristiana: “ La vocación no es fruto de ningún proyecto humano o deuna hábil estrategia organizativa. En su realidad más honda, es un don de Dios. […] Hay que tener siemprepresente la primacía de la vida del espíritu como base de toda programación pastoral. Es necesario ofrecer alas jóvenes generaciones la posibilidad de abrir sus corazones a una realidad más grande: a Cristo, el únicoque puede dar sentido y plenitud a sus vidas. […] Pero al mismo tiempo, el fortalecimiento de nuestra vidaespiritual nos ha de llevar a una identificación cada vez mayor con la voluntad de Dios, y a ofrecer untestimonio más limpio y transparente de fe, esperanza y caridad” . - 16 -
  17. 17. La vivencia alegre de la vocación despierta el entusiasmo por Cristo: “ El testimonio fiel y alegre de lapropia vocación ha sido y es un medio privilegiado para despertar en tantos jóvenes el deseo de ir tras lospasos de Cristo. Y, junto a eso, la valentía de proponerles con delicadeza y respeto la posibilidad de queDios los llame también a ellos. Con frecuencia, la vocación divina se abre paso a través de una palabrahumana, o gracias a un ambiente en el que se experimenta una fe viva. […] El mundo tiene necesidad deDios, y por eso siempre tendrá necesidad de personas que vivan para él y que lo anuncien a los demás” .Rasgos de la espiritualidad carmelitana: “ Santa Teresa propone las virtudes evangélicas como base detoda la vida cristiana y humana: en particular, el desapego de los bienes o pobreza evangélica (y esto nosconcierne a todos); el amor de unos a otros como elemento esencial de la vida comunitaria y social; lahumildad como amor a la verdad; la determinación como fruto de la audacia cristiana; la esperanza teologal,que describe como sed de agua viva” .La grandeza de la oración cristiana: “ La Santa subraya después cuán esencial es la oración: rezarsignifica “ frecuentar con amistad, pues frecuentamos de tú a tú a Aquel que sabemos que nos ama” (Vida 8,5). La idea de santa Teresa coincide con la definición que santo Tomás de Aquino da de la caridad teologal,como amicitia quaedam hominis ad Deum, un tipo de amistad del hombre con Dios, que ofreció primero suamistad al hombre (Summa Theologiae II- I, 23, 1). La iniciativa viene de Dios. La oración es vida y sedesarrolla gradualmente al mismo paso con el crecimiento de la vida cristiana: comienza con la oraciónvocal, pasa por la interiorización a través de la meditación y el recogimiento, hasta llegar a la unión de amorcon Cristo y con la Santísima Trinidad” .El reto de la vida consagrada en la encrucijada actual: “ Hoy vivimos, sobre todo en las sociedades másdesarrolladas una condición marcada a menudo por una pluralidad radical, por una marginación progresivade la religión de la esfera pública, por un relativismo que toca los valores fundamentales. Todo ello exigeque nuestro testimonio cristiano sea luminoso y coherente y que nuestro esfuerzo educativo sea siempreatento y generoso. […] Orientad con la sabiduría de vuestra vida y con la confianza en las posibilidadesinagotables de la verdadera educación, la inteligencia y el corazón de los hombres y mujeres de nuestrotiempo hacia la vida buena del Evangelio” .Eliminar a Dios significa romper el círculo del saber: “ El beato John Henry Newman hablaba de "círculodel saber", circle of knowledge, para indicar que existe una interdependencia entre las diversas ramas delsaber; pero Dios y sólo Él tiene relación con la totalidad de lo real; en consecuencia, eliminar a Diossignifica romper el círculo del saber. En esta perspectiva las Universidades católicas, con su identidad bienprecisa y su apertura a la “ totalidad” del ser humano, pueden llevar a cabo una obra preciosa para promoverla unidad del saber, orientando a estudiantes y profesores a la Luz del mundo, la “ luz verdadera que iluminaa todo hombre” .La espiritualidad cristocéntrica de San Pedro Canisio: “ En la espiritualidad cristocéntrica de san PedroCanisio hay un profundo convencimiento: no hay alma cuidadosa de la propia perfección que no practiquecada día la oración mental, medio ordinario que permite al discípulo de Jesús vivir la intimidad con elMaestro divino. Por esto, en los escritos destinados a la educación espiritual del pueblo, nuestro santo insisteen la importancia de la Liturgia con los comentarios a los Evangelios, de las fiestas, del rito de la santa Misay de los otros Sacramentos, pero, al mismo tiempo, tiene cuidado de mostrar a los fieles la necesidad y labelleza de que la oración personal diaria acompañe y permita la participación en el culto publico de laIglesia” .Los enfermos deben estar al centro de nuestra atención: “ Si cada hombre es hermano nuestro, conmayor razón el débil, el que sufre y el necesitado de cuidados deben estar en el centro de nuestra atención,para que ninguno de ellos se sienta olvidado o marginado [...] La grandeza de la humanidad está - 17 -
  18. 18. determinada esencialmente por su relación con el sufrimiento y con el que sufre. Esto es válido tanto para elindividuo como para la sociedad. Una sociedad que no logra aceptar a los que sufren y no es capaz decontribuir mediante la compasión a que el sufrimiento sea compartido y sobrellevado también interiormente,es una sociedad cruel e inhumana (Spe Salvi)” . MENSAJE DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI PARA LA CUARESMA 2011 «Con Cristo sois sepultados en el Bautismo, con él también habéis resucitado» (cf. Col 2, 12)Queridos hermanos y hermanas:La Cuaresma, que nos lleva a la celebración de la Santa Pascua, es para la Iglesia un tiempo litúrgico muyvalioso e importante, con vistas al cual me alegra dirigiros unas palabras específicas para que lo vivamoscon el debido compromiso. La Comunidad eclesial, asidua en la oración y en la caridad operosa, mientrasmira hacia el encuentro definitivo con su Esposo en la Pascua eterna, intensifica su camino de purificaciónen el espíritu, para obtener con más abundancia del Misterio de la redención la vida nueva en Cristo Señor(cf. Prefacio I de Cuaresma).1. Esta misma vida ya se nos transmitió el día del Bautismo, cuando «al participar de la muerte yresurrección de Cristo» comenzó para nosotros «la aventura gozosa y entusiasmante del discípulo» (Homilíaen la fiesta del Bautismo del Señor, 10 de enero de 2010). San Pablo, en sus Cartas, insiste repetidamente enla comunión singular con el Hijo de Dios que se realiza en este lavacro. El hecho de que en la mayoría delos casos el Bautismo se reciba en la infancia pone de relieve que se trata de un don de Dios: nadie merecela vida eterna con sus fuerzas. La misericordia de Dios, que borra el pecado y permite vivir en la propiaexistencia «los mismos sentimientos que Cristo Jesús» (Flp 2, 5) se comunica al hombre gratuitamente.El Apóstol de los gentiles, en la Carta a los Filipenses, expresa el sentido de la transformación que tienelugar al participar en la muerte y resurrección de Cristo, indicando su meta: que yo pueda «conocerle a él, elpoder de su resurrección y la comunión en sus padecimientos hasta hacerme semejante a él en su muerte,tratando de llegar a la resurrección de entre los muertos» (Flp 3, 10-11). El Bautismo, por tanto, no es unrito del pasado sino el encuentro con Cristo que conforma toda la existencia del bautizado, le da la vidadivina y lo llama a una conversión sincera, iniciada y sostenida por la Gracia, que lo lleve a alcanzar la tallaadulta de Cristo.Un nexo particular vincula al Bautismo con la Cuaresma como momento favorable para experimentar laGracia que salva. Los Padres del Concilio Vaticano II exhortaron a todos los Pastores de la Iglesia a utilizar«con mayor abundancia los elementos bautismales propios de la liturgia cuaresmal» (SacrosanctumConcilium, 109). En efecto, desde siempre, la Iglesia asocia la Vigilia Pascual a la celebración delBautismo: en este Sacramento se realiza el gran misterio por el cual el hombre muere al pecado, participa dela vida nueva en Jesucristo Resucitado y recibe el mismo espíritu de Dios que resucitó a Jesús de entre losmuertos (cf. Rm 8, 11). Este don gratuito debe ser reavivado en cada uno de nosotros y la Cuaresma nosofrece un recorrido análogo al catecumenado, que para los cristianos de la Iglesia antigua, así como para loscatecúmenos de hoy, es una escuela insustituible de fe y de vida cristiana: viven realmente el Bautismocomo un acto decisivo para toda su existencia. - 18 -
  19. 19. 2. Para emprender seriamente el camino hacia la Pascua y prepararnos a celebrar la Resurrección del Señor— la fiesta más gozosa y solemne de todo el Año litúrgico— , ¿qué puede haber de más adecuado quedejarnos guiar por la Palabra de Dios? Por esto la Iglesia, en los textos evangélicos de los domingos deCuaresma, nos guía a un encuentro especialmente intenso con el Señor, haciéndonos recorrer las etapas delcamino de la iniciación cristiana: para los catecúmenos, en la perspectiva de recibir el Sacramento delrenacimiento, y para quien está bautizado, con vistas a nuevos y decisivos pasos en el seguimiento de Cristoy en la entrega más plena a él.El primer domingo del itinerario cuaresmal subraya nuestra condición de hombre en esta tierra. La batallavictoriosa contra las tentaciones, que da inicio a la misión de Jesús, es una invitación a tomar conciencia dela propia fragilidad para acoger la Gracia que libera del pecado e infunde nueva fuerza en Cristo, camino,verdad y vida (cf. Ordo Initiationis Christianae Adultorum, n. 25). Es una llamada decidida a recordar quela fe cristiana implica, siguiendo el ejemplo de Jesús y en unión con él, una lucha «contra los Dominadoresde este mundo tenebroso» (Ef 6, 12), en el cual el diablo actúa y no se cansa, tampoco hoy, de tentar alhombre que quiere acercarse al Señor: Cristo sale victorioso, para abrir también nuestro corazón a laesperanza y guiarnos a vencer las seducciones del mal.El Evangelio de la Transfiguración del Señor pone delante de nuestros ojos la gloria de Cristo, que anticipala resurrección y que anuncia la divinización del hombre. La comunidad cristiana toma conciencia de que esllevada, como los Apóstoles Pedro, Santiago y Juan «aparte, a un monte alto» (Mt 17, 1), para acogernuevamente en Cristo, como hijos en el Hijo, el don de la gracia de Dios: «Este es mi Hijo amado, en quienme complazco; escuchadle» (v. 5). Es la invitación a alejarse del ruido de la vida diaria para sumergirse enla presencia de Dios: él quiere transmitirnos, cada día, una palabra que penetra en las profundidades denuestro espíritu, donde discierne el bien y el mal (cf. Hb 4, 12) y fortalece la voluntad de seguir al Señor.La petición de Jesús a la samaritana: «Dame de beber» (Jn 4, 7), que se lee en la liturgia del tercer domingo,expresa la pasión de Dios por todo hombre y quiere suscitar en nuestro corazón el deseo del don del «aguaque brota para vida eterna» (v. 14): es el don del Espíritu Santo, que hace de los cristianos «adoradoresverdaderos» capaces de orar al Padre «en espíritu y en verdad» (v. 23). ¡Sólo esta agua puede apagar nuestrased de bien, de verdad y de belleza! Sólo esta agua, que nos da el Hijo, irriga los desiertos del alma inquietae insatisfecha, «hasta que descanse en Dios», según las célebres palabras de san Agustín.El domingo del ciego de nacimiento presenta a Cristo como luz del mundo. El Evangelio nos interpela acada uno de nosotros: «¿Tú crees en el Hijo del hombre?». «Creo, Señor» (Jn 9, 35.38), afirma con alegríael ciego de nacimiento, dando voz a todo creyente. El milagro de la curación es el signo de que Cristo, juntocon la vista, quiere abrir nuestra mirada interior, para que nuestra fe sea cada vez más profunda y podamosreconocer en él a nuestro único Salvador. Él ilumina todas las oscuridades de la vida y lleva al hombre avivir como «hijo de la luz».Cuando, en el quinto domingo, se proclama la resurrección de Lázaro, nos encontramos frente al misterioúltimo de nuestra existencia: «Yo soy la resurrección y la vida... ¿Crees esto?» (Jn 11, 25-26). Para lacomunidad cristiana es el momento de volver a poner con sinceridad, junto con Marta, toda la esperanza enJesús de Nazaret: «Sí, Señor, yo creo que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, el que iba a venir al mundo» (v.27). La comunión con Cristo en esta vida nos prepara a cruzar la frontera de la muerte, para vivir sin fin enél. La fe en la resurrección de los muertos y la esperanza en la vida eterna abren nuestra mirada al sentidoúltimo de nuestra existencia: Dios ha creado al hombre para la resurrección y para la vida, y esta verdad dala dimensión auténtica y definitiva a la historia de los hombres, a su existencia personal y a su vida social, ala cultura, a la política, a la economía. Privado de la luz de la fe todo el universo acaba encerrado dentro deun sepulcro sin futuro, sin esperanza. - 19 -
  20. 20. El recorrido cuaresmal encuentra su cumplimiento en el Triduo Pascual, en particular en la Gran Vigilia dela Noche Santa: al renovar las promesas bautismales, reafirmamos que Cristo es el Señor de nuestra vida, lavida que Dios nos comunicó cuando renacimos «del agua y del Espíritu Santo», y confirmamos de nuevonuestro firme compromiso de corresponder a la acción de la Gracia para ser sus discípulos.3. Nuestro sumergirnos en la muerte y resurrección de Cristo mediante el sacramento del Bautismo, nosimpulsa cada día a liberar nuestro corazón del peso de las cosas materiales, de un vínculo egoísta con la«tierra», que nos empobrece y nos impide estar disponibles y abiertos a Dios y al prójimo. En Cristo, Diosse ha revelado como Amor (cf. 1 Jn 4, 7-10). La Cruz de Cristo, la «palabra de la Cruz» manifiesta el podersalvífico de Dios (cf. 1 Co 1, 18), que se da para levantar al hombre y traerle la salvación: amor en su formamás radical (cf. Enc. Deus caritas est, 12). Mediante las prácticas tradicionales del ayuno, la limosna y laoración, expresiones del compromiso de conversión, la Cuaresma educa a vivir de modo cada vez másradical el amor de Cristo. El ayuno, que puede tener distintas motivaciones, adquiere para el cristiano unsignificado profundamente religioso: haciendo más pobre nuestra mesa aprendemos a superar el egoísmopara vivir en la lógica del don y del amor; soportando la privación de alguna cosa — y no sólo de losuperfluo— aprendemos a apartar la mirada de nuestro «yo», para descubrir a Alguien a nuestro lado yreconocer a Dios en los rostros de tantos de nuestros hermanos. Para el cristiano el ayuno no tiene nada deintimista, sino que abre mayormente a Dios y a las necesidades de los hombres, y hace que el amor a Diossea también amor al prójimo (cf. Mc 12, 31).En nuestro camino también nos encontramos ante la tentación del tener, de la avidez de dinero, que insidiael primado de Dios en nuestra vida. El afán de poseer provoca violencia, prevaricación y muerte; por esto laIglesia, especialmente en el tiempo cuaresmal, recuerda la práctica de la limosna, es decir, la capacidad decompartir. La idolatría de los bienes, en cambio, no sólo aleja del otro, sino que despoja al hombre, lo haceinfeliz, lo engaña, lo defrauda sin realizar lo que promete, porque sitúa las cosas materiales en el lugar deDios, única fuente de la vida. ¿Cómo comprender la bondad paterna de Dios si el corazón está lleno de unomismo y de los propios proyectos, con los cuales nos hacemos ilusiones de que podemos asegurar el futuro?La tentación es pensar, como el rico de la parábola: «Alma, tienes muchos bienes en reserva para muchosaños... Pero Dios le dijo: “ ¡Necio! Esta misma noche te reclamarán el alma” » (Lc 12, 19-20). La práctica dela limosna nos recuerda el primado de Dios y la atención hacia los demás, para redescubrir a nuestro Padrebueno y recibir su misericordia.En todo el período cuaresmal, la Iglesia nos ofrece con particular abundancia la Palabra de Dios.Meditándola e interiorizándola para vivirla diariamente, aprendemos una forma preciosa e insustituible deoración, porque la escucha atenta de Dios, que sigue hablando a nuestro corazón, alimenta el camino de feque iniciamos en el día del Bautismo. La oración nos permite también adquirir una nueva concepción deltiempo: de hecho, sin la perspectiva de la eternidad y de la trascendencia, simplemente marca nuestros pasoshacia un horizonte que no tiene futuro. En la oración encontramos, en cambio, tiempo para Dios, paraconocer que «sus palabras no pasarán» (cf. Mc 13, 31), para entrar en la íntima comunión con él que «nadiepodrá quitarnos» (cf. Jn 16, 22) y que nos abre a la esperanza que no falla, a la vida eterna.En síntesis, el itinerario cuaresmal, en el cual se nos invita a contemplar el Misterio de la cruz, es «hacermesemejante a él en su muerte» (Flp 3, 10), para llevar a cabo una conversión profunda de nuestra vida:dejarnos transformar por la acción del Espíritu Santo, como san Pablo en el camino de Damasco; orientarcon decisión nuestra existencia según la voluntad de Dios; liberarnos de nuestro egoísmo, superando elinstinto de dominio sobre los demás y abriéndonos a la caridad de Cristo. El período cuaresmal es elmomento favorable para reconocer nuestra debilidad, acoger, con una sincera revisión de vida, la Graciarenovadora del Sacramento de la Penitencia y caminar con decisión hacia Cristo.Queridos hermanos y hermanas, mediante el encuentro personal con nuestro Redentor y mediante el ayuno,la limosna y la oración, el camino de conversión hacia la Pascua nos lleva a redescubrir nuestro Bautismo. - 20 -
  21. 21. Renovemos en esta Cuaresma la acogida de la Gracia que Dios nos dio en ese momento, para que ilumine yguíe todas nuestras acciones. Lo que el Sacramento significa y realiza estamos llamados a vivirlo cada díasiguiendo a Cristo de modo cada vez más generoso y auténtico. Encomendamos nuestro itinerario a laVirgen María, que engendró al Verbo de Dios en la fe y en la carne, para sumergirnos como ella en lamuerte y resurrección de su Hijo Jesús y obtener la vida eterna.Vaticano, 4 de noviembre de 2010 BENEDICTUS PP. XVI ORACIÓN POR EL PAPA Oh Jesús, Rey y Señor de la Iglesia: renuevo en tu presencia mi adhesión incondicional a tu Vicario en la tierra, el Papa. En él tú has querido mostrarnos el camino seguro y cierto que debemos seguir en medio de la desorientación, la inquietud y el desasosiego. Creofirmemente que por medio de él tú nos gobiernas, enseñas y santificas, y bajo su cayado formamos la verdadera Iglesia: una, santa, católica y apostólica. Concédeme la gracia de amar, vivir y propagar como hijo fiel sus enseñanzas. Cuida su vida, ilumina su inteligencia, fortalece su espíritu, defiéndelo de las calumnias y de la maldad. Aplaca los vientos erosivos de la infidelidad y la desobediencia, y concédenos que, en torno a él, tu Iglesia se conserve unida, firme en el creer y en el obrar, y sea así el instrumento de tu redención. Así sea. - 21 -
  22. 22. 7.- PARA REFLEXIONAR… El precio de la salvación Un párroco muy querido presento a su feligresía un señor, explicando que era su amigo mas querido de la infancia y que deseaba darle unos minutos para que les saludara y compartiera con ellos lo que él sintiera que fuese apropiado. El señor miró con cariño a todos y comenzó: "Un padre, su hijo, y un amigo del hijo navegaban en el Pacífico, cuando una tormenta los sorprendió haciendo imposible todos los intentos de regresar a la costa. Las olas eran tan altas que, aunque el padre era un navegante experimentado, no pudo dominar el velero y los tres fueron arrastrados mar adentro." El invitado titubeó por un momento, haciendo contacto de ojo con dos jóvenes, que por primera vez desde que el servicio comenzó, empezaron a lucir un poco más interesados en su historia. Continuó con su historia: "Después de unas 4 horas de intensa lucha por mantenerse a flote, una gigantesca ola barrió la cubierta con una fuerza brutal. Los dos jóvenes fueron echados al mar. El padre, agarrando la soga de rescate, tuvo que hacer la decisión más difícil de su vida: A cual de los dos muchachos le iba a tirar la soga. Tenía nada más unos segundos para hacer su decisión. El padre sabía que su hijo era Cristiano y que su amigo no. La agonía de su decisión era mayor que el ímpetu de las olas. El padre le gritó a su hijo, amo, hijo mío!y le tiró la te , soga de rescate al amigo. Cuando volvió por su hijo, este había desaparecido bajo las olas en la noche oscura. Por más que lo buscaron, nunca apareció. Ni siquiera se encontró jamás su cuerpo." Mientras los jóvenes sentados derechitos en el banco, estaban ansiosamente esperando las próximas palabras. "El padre," continuó, "sabía que su hijo iba a estar en la eternidad con Jesús pero temía por el destino del otro joven que no conocía a Jesucristo. Es por eso que decidió entregar a su hijo para salvar la vida del amigo de su hijo. ¡Que grande es el amor de Dios que hizo lo mismo por nosotros!. Nuestro Padre Celestial sacrificó su Hijo único para nuestra salvación. Yo les suplico que acepten la oferta de rescate y agarren la soga de vida que El les está ofreciendo en este mismo momento." La Iglesia quedó en profundo silencio. A la salida, los dos jóvenes se acercaron al anciano y uno le dijo: "Fue una bonita historia, comprendo que ayuda a entender el amor de Dios al entregar a Su único Hijo por cada uno de nosotros. Pero no creo que fue muy realista, que un padre entregase la vida de su hijo con la esperanza que el otro se convirtiera al Cristianismo." "Bueno, comprendo lo que dices", el anciano replicó. Quedó entonces en silencio mientras de su mejilla corría una lágrima. "No parece muy realista", continuó diciendo. Miró entonces - 22 -
  23. 23. serenamente a los jóvenes, su rostro al mismo tiempo reflejaba dolor y un gran gozo. "De verdad que no fue muy realista, ¿cierto?" pero tengo algo mas que decirles. Queridos amigos, yo soy ese padre, y vuestro párroco era el amigo de mi hijo. LA BARCA ZARANDEADA POR LAS OLAS Fusión de un pasaje del evangelio con dos obras literarias:Aportado por Jesús AlmelaA continuación mostramos un corto fragmento donde se conjuga un pasaje del evangelio bien conocido portodos, con dos obras literarias. Este texto fue escrito por un conocido mío, estudiante del seminario de SanVicente de Cañete, Perú. Los hechos del Evangelio no han sido escritos sólo para ser contados, sino también para ser revividos. A quien les escucha se le invita cada vez a entrar dentro de la página del Evangelio, a convertirse de espectador en actor, a ser parte en causa. La Iglesia primitiva nos da el ejemplo. La manera en que se cuenta el episodio de la tempestad calmada muestra que la comunidad cristiana lo aplicó a su propia situación. En aquella tarde, cuando había despedido a la multitud, Jesús había subido solo al monte para rezar; ahora, en el momento en el que Mateo escribe su Evangelio, Jesús se ha despedido de sus discípulos y ha ascendido al cielo, donde vive rezando e "intercediendo" por los suyos. En aquella tarde echó mar adentro la barca; ahora ha echado a la Iglesia en el gran mar del mundo. Entonces se había levantado un fuerte viento contrario; ahora la Iglesia vive sus primeras experiencias de persecución. En esta nueva situación, ¿qué les decía a los cristianos el recuerdo de aquella noche? Que Jesús no estaba lejos ni ausente, que siempre se podía contar con él. Que también ahora daba órdenes a sus discípulos para que se le acercaran "caminando sobre las aguas", es decir, avanzando entre las corrientes de este mundo, apoyándose sólo en la fe. Es la misma invitación que hoy nos presenta: aplicar lo sucedido a nuestra vida personal. Cuántas veces nuestra vida se parece a esa barca "zarandeada por las olas a causa del viento contrario". La barca zarandeada puede ser el propio matrimonio, los negocios, la salud... El viento contrario puede ser la hostilidad y la incomprensión de las personas, los reveses - 23 -
  24. 24. continuos de la vida, la dificultad para encontrar casa o trabajo. Quizá al inicio hemos afrontadocon valentía las dificultades, decididos a no perder la fe, a confiar en Dios. Durante un tiemponosotros también hemos caminado sobre las aguas, es decir, confiando únicamente en la ayudade Dios. Pero después, al ver que nuestra prueba era cada vez más larga y dura, hemos pensadoque no podíamos más, que nos hundíamos. Hemos perdido la valentía.Este es el momento de acoger y experimentar como si se nos hubieran dirigido personalmente anosotros las palabras que Jesús dirigió en esta circunstancia a los apóstoles: "¡Ánimo!, que soyyo; no temáis". Es famosa la frase con la que el sacerdote Abundio, en Los novios (I promessisposi), justifica su miedo y cobardía: "Quien no tiene valentía no se la puede dar". Tenemos quedesterrar precisamente esta convicción. ¡Quien no tiene valentía se la puede dar! ¿Cómo? Con lafe en Dios, con la oración, basándose en la promesa de Cristo.Alguno dirá que esta valentía, basada en la fe en Dios y en la oración, es un pretexto, una huidade las propias posibilidades y responsabilidades. Una manera de descargar en Dios los propiosdeberes. Es la tesis de fondo de la obra de teatro de Bertolt Brecht, ambientada en Alemania entiempos de la guerra de los Treinta Años, que tiene como protagonista a una mujer del pueblollamada, por su capacidad de decisión y valor, "Madre Coraje". En plena noche, las tropasimperiales, tras haber matado a los guardias, avanzan contra la ciudad protestante de Halle paraquemarla. En los alrededores de la ciudad, una familia de campesinos, que acoge a la MadreCoraje con la hija muda, Kattrin, sabe que lo único que puede hacer para salvar a la ciudad de laruina es rezar. Pero Kattrin, en lugar de ponerse a rezar, sube al techo de la casa, y se pone atocar desesperadamente el tambor hasta que ve que los habitantes se han despertado y están depie. Es asesinada por los soldados, pero la ciudad se salva.Con esta crítica, que es la clásica crítica del marxismo, se ataca a quien pretende quedarse conlos brazos cruzados, en espera de que Dios lo haga todo. Pero esto no tiene nada que ver con laverdadera fe y la verdadera oración, que es lo contrario de la resignación pasiva. Jesús dejó quelos apóstoles remaran contra el viento durante toda la noche y que utilizaran todo su recursoantes de intervenir personalmente.Autor: Paul Carbajal Castañeda - 24 -
  25. 25. 8.- MEDITACIÓN La trampa de la falsa sinceridadTiempo para Dios de Jacques Philippe.Un razonamiento que aparece con frecuencia y que puede impedir nuestra fidelidad a la oración es elsiguiente: en un siglo como el nuestro, imbuido del concepto de libertad, de autenticidad, oímos decir: “ Yoencuentro que la oración es muy agradable, pero solo rezo cuando me apetece. Rezar sin ganas sería unacosa artificial y obligada, sería hasta una fata de sinceridad y una forma de hipocresía. Rezare cuando meapetezca...”A esto podemos responder que, si esperamos que nos entren las ganas, podemos esperar hasta el día deljuicio. El deseo es algo muy hermoso pero versátil. Existe un motivo igualmente legítimo, pero masprofundo y mas constante, que nos impulsa a encontrarnos con Dios en la oración: el sencillo hecho de queDios nos invita a ello. El evangelio nos lo pide: “ orad sin desfallecer” (LC 18,1). También aquí nos ha deguiar la fe, y no el estado de ánimo.Las nociones de libertad y de autenticidad descritas mas arriba tan del gusto de nuestra época son, sinembargo, de lo más ilusorias. La verdadera libertad no consiste en dejarse llevar por el impulso delmomento; todo lo contrario: el hombre libre es el que no vive prisionero de sus cambios de humor, sino elque toma decisiones según unas opciones fundamentales que no varían con las circunstancias.La libertad es la capacidad de dejarse guiar por lo que es verdadero y no por la parte epidérmica de nuestroser. Debemos tener la humildad de reconocer que somos superficiales y variables. Una persona que ayerencontrábamos encantadora, mañana nos resulta insoportable porque han cambiado las condicionesatmosféricas, nuestro talante... Lo que deseábamos locamente un día, nos deja fríos el siguiente. Si nuestrasdecisiones son de este estilo, vivimos trágicamente prisioneros de nosotros mismos, de nuestra sensibilidaden lo que tiene de mas superficial.No nos hagamos tampoco ilusiones sobre lo que es la verdadera autenticidad. ¿Cual es el amor masauténtico? ¿Aquel cuyas manifestaciones varían según los días, según el humor, o el amor fiel y estable queno se desdice jamás?La fidelidad a la oración es, pues, una escuela de libertad. Es una escuela de sinceridad en el amor, porquenos enseña poco a poco a situar nuestra relación con Dios en un terreno que ya no es el vacilante e inestablede nuestras impresiones, de nuestros cambios de humor, de nuestro fervor sensible en dientes de sierra, sinoel sólido sillar de nuestra fe, en el fundamento de una fidelidad a Dios inamovible como la roca: “ Jesucristoes el mismo ayer y hoy, y lo será siempre” (Heb 13,8) porque “ su misericordia pasa degeneración engeneración” (Lc 1,50). Si perseveramos en esta actitud, veremos como las relaciones con el prójimo, tansuperficiales y cambiantes También ellas, llegan a ser mas estables, mas profundas, mas fieles y, por lotanto, mas felices.Un último aspecto para terminar con esta cuestión. La aspiración de todo hombre a obrar de un modoespontáneo, libre, sin presiones, es una aspiración perfectamente legitima: el hombre no esta hecho paraentrar en conflicto permanente consigo mismo, para vivir violentando siempre su naturaleza. Y si en algunaocasión tiene que hacerlo será como consecuencia de la división interna que crea el pecado. - 25 -
  26. 26. Sin embargo, esa aspiración no puede hacerse realidad dando libre curso a espontaneidad. Eso seriadestructivo, pues dicha espontaneidad no siempre esta orientada hacia el bien: tiene necesidad de curación yde una profunda purificación. Nuestra naturaleza esta dañada, lo que significa que hay una falta de armoníaen nosotros, un desequilibrio frecuente entre aquello a lo que tendemos espontáneamente y aquello paro loque estamos hechos, entre nuestros sentimientos y la voluntad de Dios a la que hemos de ser fieles y queconstituye nuestro autentico bien.Por tanto, la aspiración a la libertad solo puede encontrar su autentica realización en la medida en que elhombre se deja sanar por la gracia divina. En este proceso de curación la oración desempeña un papel muyimportante. Y este proceso, hay que decirlo, tiene lugar a través de unas pruebas y unas purificaciones, esas“ noches” cuyo profundo sentido ha explicado tan acertadamente San Juan de la Cruz. Una vez culminado,ordenadas nuestras tendencias, el hombre llega a ser completamente libre: ama, desea espontáneamente loque esta de acuerdo con la voluntad de Dios y con su propio bien. Puede seguir sin problemas sus tendenciasespontáneas, pues han sido rectificadas y armonizadas con la sabiduría divina. Puede “ obedecer” a sunaturaleza, ahora restaurada por la gracia. Esta armonización no es completa en nuestra vida, por supuesto, ysolo lo será en el Reino, lo que explica que aquí abajo tengamos que resistirnos siempre a algunas denuestras tendencias. Pero ya en esta vida, quien practica la oración se hace cada vez más capaz de amar y deobrar espontáneamente el bien, mientras que al principio le costaba grandes esfuerzos. Gracias a la accióndel Espíritu Santo, la virtud le resulta cada vez mas fácil y natural, “ Allí donde está el Espíritu del Señor,allí esta la libertad” dice San Pablo. LA VERDAD HACE LIBRES Por Héctor GallardoLa persona humana es moralmente buena y camina hacia su perfección y salvación cuando quiere elverdadero bien y trata de realizarlo en cada una de sus acciones. Puede conocer la verdad sobre su destino ysobre el bien moral y, una vez conocida, debe vivirla libremente y con corazón agradecido, pues se trata delcamino que la conduce a su perfección y a la felicidad eterna.Según la fe cristiana y la doctrina de la Iglesia, "solamente la libertad que se somete a la verdad conduce a lapersona humana a su verdadero bien. El bien de la persona consiste en estar en la verdad y en realizar laverdad.Existe un vínculo esencial entre verdad y libertad: "o bien van juntas o juntas perecen miserablemente".-Sin libertad difícilmente se puede conocer la verdad. La persona que no quiere dominar sus pasiones seconvierte en esclava del pecado y se vuelve ciega para "reconocer" la verdad moral y religiosa.-Sin verdad no hay libertad, pues ésta consiste esencialmente en el poder del hombre de realizar el bien: nocualquier bien, sino el que de verdad lo perfecciona como persona y como hijo de Dios. Por eso, si se niegala verdad, "la libertad pierde su consistencia y el hombre queda expuesto a la violencia de sus pasiones y acondicionamientos patentes o encubiertos. - 26 -
  27. 27. La Providencia de DiosAutor: P. Angel Peña O.A.R.Capítulo 16: Reflexiones. OracionesREFLEXIONESLa voluntad de Dios es, con frecuencia, incomprensible para nosotros. Nosotros quisiéramos que el amor deDios se manifestara en nuestra vida de una manera suave y pacífica. Deseamos que todo nos salga bien y asíse lo pedimos en nuestras oraciones. Pero… Dios ve las cosas desde una perspectiva de eternidad. Él ve loque más nos conviene espiritualmente y no sólo materialmente. Para Él lo más importante no es la saludfísica, sino nuestra santificación. Por eso, muchas veces, no podemos comprender que rompa nuestrosplanes humanos y se lleve a un ser querido, cuando todavía es joven y lo necesitamos junto a nosotros; oque permita que nos roben todos nuestros ahorros, acumulados en toda una vida; o que nos muerda un perroo que tengamos que sufrir una enfermedad muy dolorosa.¿Por qué, preguntamos, si yo soy bueno? ¿Por qué Dios permite todo eso? Y podemos llegar a dudar de subondad y de su cuidado vigilante sobre nosotros. En esos momentos difíciles, no faltan quienes rechazan aDios y dicen que Él no existe o no oye nuestra oración o simplemente que no se preocupa de nosotros. Y,entonces, buscamos al culpable de nuestras desgracias y sobre él descargamos toda nuestra cólera y leguardamos rencor. De esta manera, nuestra existencia se vuelve triste y amargada, porque todos nuestrosideales se evaporaron y porque fracasamos en nuestros proyectos humanos.Dime,¿Crees que Dios es bueno y te ama? ¿Por qué crees que eres tan poca cosa como para que no se cuidede ti? ¿Acaso crees que no tiene tiempo para ti? ¿Qué clase de Dios crees que es? Él es un Dios omnipotentey omnipresente y Él vela sobre ti, porque eres su hijo querido.Si crees realmente que es bueno y te ama, levanta tu cabeza y observa el mundo que te rodea. Todo lo quesucede es por tu bien. Disfruta de las pequeñas cosas de cada día: una mañana tranquila, el sol, las nubes, losárboles, las flores, los pájaros. Ninguna de estas pequeñas cosas deben escapar de tu vista. Y, cuando acabeel día y vayas a dormir, observa la noche, eleva los ojos al cielo, admira las estrellas y eleva una oración deagradecimiento por esos magníficos tesoros que ha derramado a lo largo del día para ti.Dios es como el alfarero que va modelando el barro informe de tu vida y le da forma, de acuerdo a un planpreviamente fijado. Déjate llevar por Él. No digas, como alguno, que tu vida está ya escrita en las estrellas,como si no tuvieras ya nada que hacer. Dios tiene su plan para ti, pero para realizarlo, necesita de tucolaboración libre y consciente. Dios va construyendo tu historia, a veces, con los trozos rotos de tuserrores, pero todo lo reconduce hacia el bien. Agradece su amor por ti y su providencia amorosa sobre ti. Élnunca se cansa de amarte. ¿Te cansarás tú de Él?Si las cosas no te salen bien, a tu gusto, dite a ti mismo: Dios es mi Padre y tiene un plan mejor para mí. Yono lo comprendo, pero lo comprenderé en la eternidad. Por eso, confiando en mi Padre Dios, acepto suvoluntad sobre mí.Dios, como un Padre amoroso, no te pierde de vista y está siempre pendiente de ti y cuida de ti como una - 27 -
  28. 28. madre de su hijo pequeño. Por eso, debes vivir cada día bajo la mirada amorosa de tu Padre Dios. Hacerlotodo bien, con alma, vida y corazón por amor a Él. Soportar con paciencia las dificultades de cada momento,como venidas de sus manos. No busques tanto quién es el culpable de tus problemas o sufrimientos paraecharle la culpa, rechazarlo de mala manera o gritarle sin compasión. Debes aceptar con calma lo que sepresente en cada momento, aunque sea de modo intempestivo y, por tanto, fastidioso, porque rompe tusplanes. Busca, en cada momento, cómo puedes hacer el bien a todos los que se acerquen a ti. Y Dios estarácontento de ver que, permaneciendo atento a su mirada y sonriéndole, de vez en cuando, eres cómplice de subondad para llevar alegría a todos los que te rodean.Y ahora dile con amor:Señor, haz de mí lo que creas mejor para mí. Si quieres que esté en tinieblas, bendito seas; y si quieresque esté en la luz, también bendito seas. Si te dignas consolarme, bendito seas; y si me quieres dartribulaciones, también seas bendito… Señor, de buena gana padeceré por Ti todo lo que desees para mí.Quiero recibir de tu mano, lo bueno y lo malo, lo dulce y lo amargo, lo alegre y lo triste, y darte siempregracias por todo. Porque con tal de no apartarme de Ti, nada podrá hacerme daño (Kempis, libro 3, 17).ORACIONESOración a la Divina Providencia¿Qué me sucederá hoy, Dios mío? Lo ignoro. Lo único que sé es que nada me sucederá que no lo hayáisprevisto, regulado y ordenado desde la eternidad. ¡Me basta esto, Dios mío, me basta esto! Adoro vuestroseternos e imperecederos designios; me someto a ellos con toda mi alma por amor vuestro. Lo quiero todo,lo acepto todo, quiero haceros de todo un sacrificio. Uno este sacrificio al de Jesús, mi Salvador, y os pidoen su nombre y por sus méritos infinitos, la paciencia en mis penas y una perfecta resignación en todo loque os plazca que suceda. Amén. (Beata Isabel de Francia, siglo XIII). Dios conoce tu AYER. Confíale tu HOY. Él cuidará de tu MAÑANA.Oh divina providencia, Oh Dios del amor y de la misericordia, que recompensas a cuantos hacen de padre,de madre o de hermanos para los más necesitados, Oh Dios providente, Oh amor providencial, que cuidasde cada uno de tus hijos con amor de Padre, dame la gracia de vivir siempre abandonado en los brazos detu providencia amorosa, sabiendo que Tú cuidas de mí en cada momento y que Tú velas por mí. Gracias,Dios amoroso y providente, porque en Cristo, tu Hijo, me has dado un ejemplo para que pueda confiar enTi y dormir tranquilo en tus brazos divinos, sabiendo que Tú cuidas de mi futuro y te preocupas de todosmis asuntos. Pongo en tus manos mi salud y mi trabajo, mi familia y mi futuro. Todo lo pongo en tus manos.Guíame como buen Padre y dame paz y tranquilidad en todo momento. Amén.Acto de confianza en DiosDios mío, estoy tan persuadido de que velas sobre todos los que en Ti esperan y de que nada puede faltar a - 28 -
  29. 29. quien de Ti aguarda toda las cosas, que he resuelto vivir en adelante sin cuidado alguno, descargandosobre Ti todas mis inquietudes. Mas yo dormiré en paz y descansaré, porque Tú ¡Oh Señor! y sólo Tú, hasasegurado mi esperanza.Los hombres pueden despojarme de los bienes y de la reputación; las enfermedades pueden quitarme lasfuerzas y los medios de servirte; yo mismo puedo perder tu gracia por el pecado; pero no perderé miconfianza; la conservaré hasta el último instante de mi vida y serán inútiles todos los esfuerzos de losdemonios del infierno para arrancármela. Dormiré y descansaré en paz.Que otros esperen su felicidad de su riqueza o de sus talentos; que se apoyen sobre la inocencia de su vida,o sobre el rigor de su penitencia, o sobre el número de sus buenas obras, o sobre el fervor de sus oraciones.En cuanto a mí, Señor, sólo Tú, eres mi confianza. En Ti, Señor, he confiado y no seré defraudado parasiempre. (San Claudio de la Colombière). AMA, ADORA Y CONFÍA No te inquietes por las dificultades de la vida, por sus altibajos, por sus decepciones, por su porvenir más o menos sombrío. Quiere lo que Dios quiere. Ofrécele, en medio de las inquietudes y dificultades, el sacrificio de tu alma sencilla que, a pesar de todo, acepta los designios de su providencia. Piérdete confiado ciegamente en ese Dios, que te quiere para sí. Y que llega hasta ti, aunque jamás lo veas. Piensa que estás en sus brazos, tanto más fuertemente abrazado, cuanto más decaído y triste te encuentres. Haz que brote, y conserva siempre en tu rostro, una dulce sonrisa, para todos sin excepción, y recuerda, cuando estés triste: Ama, adora y confía. Dios vela por ti y su Amor empapa tu vida. Métete en el océano infinito de su divino amor. Vuela como un pájaro por el cielo de su luz y sonríe a la vida, porque Dios es tu Padre y te AMA. http://es.catholic.net/biblioteca/libro.phtml?consecutivo=480&capitulo=6022 - 29 -
  30. 30. LUCHA PACIENTE CONTRA LOS DEFECTOS http://www.meditaciondiaria.com.ar/2010/03/lucha-paciente-contra-los-defectos.htmlEl Señor está siempre dispuesto a escucharnos y a darnos en cada situación aquello que necesitamos. Subondad supera siempre nuestros cálculos; pero quiere nuestra correspondencia personal, nuestro deseo desalir de aquella situación, que no pactemos con los defectos o los errores, y que pongamos esfuerzo parasuperarlos. No podemos «conformarnos» nunca con deficiencias y flaquezas que nos separan de Dios y delos demás, excusándonos en que forman parte de nuestra manera de ser, en que ya hemos intentadocombatirlos otras veces sin resultados positivos.La Cuaresma nos mueve precisamente a mejorar en nuestras disposiciones interiores mediante la conversióndel corazón a Dios y las obras de penitencia, que preparan nuestra alma para recibir las gracias que el Señorquiere darnos.Jesús nos pide perseverancia para luchar y recomenzar cuantas veces sea necesario, sabiendo que en la luchaestá el amor.Nuestro amor a Cristo se manifestará en la decisión y en el esfuerzo por arrancar lo antes posible el defectodominante o por alcanzar aquella virtud que se presenta difícil de conseguir. Pero también se manifiesta enla paciencia que hemos de tener en la lucha interior: es posible que nos pida el Señor un período largo delucha, quizá treinta y ocho años, para crecer en determinada virtud o para superar aquel aspecto negativo denuestra vida .Es necesario saber esperar y luchar con paciente perseverancia, convencidos de que con nuestro interésagradamos a Dios. «Hay que sufrir con paciencia –decía San Francisco de Sales– los retrasos en nuestraperfección, haciendo siempre lo que podamos por adelantar y con buen ánimo. Esperemos con paciencia, yen vez de inquietarnos por haber hecho tan poco en el pasado, procuremos con diligencia hacer más en loporvenir»Ser paciente con uno mismo al desarraigar las malas tendencias y los defectos del carácter, significa a la vezhuir del conformismo y aceptar el presentarse muchas veces delante del Señor como aquel siervo que notenía con qué pagar, con humildad, pidiendo nuevas gracias. En nuestro caminar hacia el Señor, sufriremosabundantes derrotas; muchas de ellas no tendrán importancia; otras sí, pero el desagravio y la contrición nosacercarán todavía más a Dios. Este dolor y arrepentimiento por nuestros pecados y deficiencias no sontristes, porque son dolor y lágrimas de amor. Es el pesar de no estar devolviendo tanto amor como el Señorse merece, el dolor de estar devolviendo mal por bien a quien tanto nos quiere.Además de ser pacientes con nosotros mismos hemos de ejercitar esta virtud con quienes tratamos conmayor frecuencia, sobre todo si tenemos más obligación de ayudarles en su formación, en una enfermedad,etcétera. Hemos de contar con los defectos de quienes nos rodean. La comprensión y la fortaleza nosayudarán a tener calma, sin dejar de corregir cuando sea oportuno y en el momento más indicado. El esperarun poco de tiempo para corregir, dar una buena contestación, sonreír..., puede hacer que nuestras palabraslleguen al corazón de esas personas, que de otra forma permanecería cerrado, y les podremos ayudar muchomás, con mayor eficacia.La impaciencia hace difícil la convivencia y también vuelve ineficaz la posible ayuda y la corrección.«Sigue sacando las mismas exhortaciones –nos recomienda San Juan Crisóstomo–, y nunca con pereza;actúa siempre con amabilidad y gracia. ¿No ves con qué cuidado los pintores unas veces borran sus trazos,otras los retocan, cuando tratan de reproducir un bello rostro? No te dejes ganar por los pintores. Porque si - 30 -
  31. 31. tanto cuidado ponen ellos en la pintura de una imagen corporal, con mayor razón nosotros, que tratamos deformar la imagen de un alma, no dejaremos piedra por mover a fin de sacarla perfecta.Debemos ser particularmente constantes y pacientes en el apostolado. Las personas necesitan tiempo y Diostiene paciencia: en todo momento da su gracia, perdona y anima a seguir adelante. Con nosotros tuvo y tieneesta paciencia sin límites, y nosotros debemos tenerla con los amigos que queremos llevar hasta el Señor,aunque en ocasiones parezca que no escuchan, que no se interesan por las cosas de Dios. No lesabandonemos por eso. En estas ocasiones será necesario intensificar la oración y también nuestra caridad ynuestra amistad sincera.»Señor: que nunca me quede indiferente ante las almas», le pedimos nosotros.Examinemos hoy en nuestra oración si nos preocupan las personas que nos acompañan en el camino de lavida; si nos preocupa su formación, o si, por el contrario, nos hemos ido acostumbrando a sus defectos comosi fueran algo irremediable, y al mismo tiempo si somos pacientes. - 31 -
  32. 32. 9.- ENTREVISTA A UN MIEMBRO DEL GRUPO:¿Como conociste a Jesús? • Puedo darle muchas gracias a Dios, porque desde que tengo conciencia que lo conozco. Mis padres me bautizaron con menos de dos meses. Yo recuerdo ir desde pequeña todos los domingos a misa con mi hermana. En el 2000 fui a la vigilia de fin de año y con el santísimo delante me di cuenta de por que amaba tanto a Jesús. La primera pascua que pase fuera de casa me unió mucho a Jesús, en ella me di cuenta de que el verdadero amor era Jesús, que murió en la cruz por nosotros. Nunca olvidare ese viernes Santo. En el 2004 ya conocí a algunos de vosotros y empecé a venir a las reuniones y oraciones de JRC. Desde entonces de una forma más consciente, ya tomando decisiones por mi misma dejando de ser una niña, unas veces con mas dificultades, otras de forma muy fácil, vivo mi día a día con Jesús.¿Por que piensas que la gente cada vez conoce su vocación más tardíamente? • Mónica, Mónica, que pregunta más difícil me pones. En cuanto a la vocación a vivir como cristianos, habría una larga lista. La sociedad en la que vivimos en su mayoría no está cerca de Dios, no trasmite la fe cristiana y esto tiene sus consecuencias en la vocación a ser hijos de Dios. Una vez has conocido la vocación a la vida cristiana, conocer la vocación del sacerdocio, la vida consagrada o el matrimonio no es tan difícil. No todos los cristianos conocemos nuestra vacación tarde. Hay personas que la conoce a los 15 años, otros mas mayores, todo depende de el Señor. Él nos va guiando en nuestra vida hasta que llega el momento de estar preparados, para hacer lo que Él nos pida.¿Que aportaciones puede hacer una cristiana como tu a al sociedad actual? • Uff, Los cristianos tenemos muchas cosas que aportar a nuestra sociedad. Ésta esta vacía, le falta cariño, amor y felicidad. Una cosa muy importante que tiene que aportar el cristiano es la felicidad, por que solo con Dios se es verdaderamente feliz, por lo tanto los que conocemos a Dios tenemos que mostrar esa felicidad. Ya sea con una sonrisa durante todo el día o ayudando a superar a tus compañeros sus problemas con alegría, que si Dios le ha dado una preocupación seguro que al final será para su bien. El cariño y el amor lo hemos de mostrar pasando tiempo con los que nos rodean ya sean los niños, jóvenes, adultos o ancianos, nosotros conocemos al verdadero amor infinito, y tenemos que ser capaces de repartirlo, ya que el amor es la única cosa que crece cuando se reparte. A parte de sentimientos también debemos ayudar a los que nos rodean, ya sea a una persona mayor a cruzar la calle, como a un amigo a superar un suspenso o un desengaño amoroso, que de todo hay. Una aportación es evangelizar a la sociedad sobretodo las personas de tus mismas edades que no conocen e incluso niegan a Dios.(cosa que a veces cuesta y mucho). Pero la aportación más grande que puede hacer el cristiano es pedir a Dios por todas las personas en especial por aquellas con las que pasa más tiempo, que es a los que puede ayudar de forma más directa a conocer a el Señor.¿Cual es tu mayor deseo personal? - Mi mayor deseo personal es alcanzar la gloria eterna (que bien suena. Jaja) Un poco más material, yo siempre decía que quería descubrir la vacuna contra el Sida, pero me han ganado, aunque creo que aun no se aplica en clínica. Pero pese a ello deseo terminar mis carreras y poner mis conocimientos al servicio de Dios. - 32 -
  33. 33. ¿Como te imaginas a Dios? ¿y a la Virgen? • Es algo difícil de imaginar, pero pese a ello yo siempre me imagino a Dios como un abuelo, de estos que tienen poco pelo blanco y con la cara llena de arrugas, en la cual siempre hay una maravillosa sonrisa que transmite ternura y felicidad. A la virgen María me la imagino una mujer esbelta, con el pelo largo y los ojos claros. La imagino la mejor de las Madres que siempre esta atenta a lo que sus hijos hacen o dejan de hacer.¿Algo que no soportes? • La falsedad de las personas. El sonido del lápiz al apretar o el de la tiza.Una virtud • Que yo misma diga mis virtudes no queda demasiado bien pero de las 54 alguna te pondré: Suelo ser puntual, soy bastante constante y en muchas ocasiones tengo paciencia. Aunque las 54 virtudes las aplico en alguna ocasión, sobretodo las tres primeras (fe, esperanza y caridad). JajajaUn defecto • Solo uno, eso es imposible. Soy un poco desordenada, por eso pierdo algunas cosas. Me pongo nerviosa cuando hablo delante de la gente. También me muerdo las uñas y eso queda fatal. La verdad es que no se que más decir, porque sacarme mis defectos es un poco difícil.Una canción. - He ahí ese Corazón que tanto ha amado a los hombres, que en la cruz se quiso entregar por amor Ti. Él ahora te da el Espíritu de la verdad, te sigue amando y tu corazón quiere cambiar. Arrancaré tu corazón de piedra, un corazón de carne te voy a dar. Míralo, es el Corazón herido por mi pecado. Ámalo, es el Corazón que tanto ama y Él no es amado. Y tiene sed de tu amor. Caminando por la vida desorientado, sin saber que desde un leño Él ya me amaba. Con los brazos en cruz yabierto en su Costado, que mana sangre y agua y me purifica de mi pecado.Una afición. • Me gusta tocar en la banda. También me encanta pasear, ya sea por la montaña o por medio de la gran ciudad, todo tiene su encanto.Un libro. • Parece que no me conozcas... La verdad es que no leo muchos libros, Pero leí hace algún tiempo uno que me gusto mucho (aunque en verdad no sé si lo terminé) Las cartas del diablo a su sobrino de CS Lewis.¿Cita favorita? • Con esto te referirás a una cita bíblica no?? Me gusta mucho: Si no os volviereis e hiciereis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. ( Mt 18, 3.) - 33 -
  34. 34. 10.- Breve Historia sobre CHARLES DE FOUCAULD ! "Vagabundo, pródigo, solitario y sediento de amistades, Charles de Foucauld, desciende de una familianoble, pierde a sus padres a los seis años y la fe cuando solo es un adolescente. Siendo muy joven, inicia lacarrera militar, pero, hacia los 25 años, la abandona para ponerse en camino, primero en Francia y luego enMarruecos, en busca de un sentido para su vida. Lo encuentra en Dios y en el servicio a sus hermanos.” Encuanto crei que Dios existia –dira luego siendo sacerdote-, comprendi que no podia vivir sino para Él”Se establece en el desierto del sahara, en Beni-Abbès un oasis cercano a Marruecos, con la intención deayudar a los pequeños agricultores que viven continuamente bajo amenazas, en estado de esclavitud.Construye una capilla y hace de ella un lugar de hoispitalidad, su obra se reparte entre oración y obras demisericordia.Se da todo a todos. Su vida es un continuo ofertorio, hasta el 1 de diciembre de 1916. Esa tarde elofrecimiento de sí es total. Una banda de personas a sueldo de los poderosos le tiende una emboscada y lomata.Encuentran su cuerpo en una zanja, encogido en torno al pequeño ostensorio que llevaba consigo. La hostiaconsagrada y el cuerpo inmolado de Charles de Foucauld forman una sola cosa, en la tierra y en el cielo, enla gloria de los buscadores de la verdad, la justicia y la verdadera fraternidad.Actualmente existen muchos movimientos seguidores de Foucauld, conocido como Fraternidad deCarlos de Foucauld. Su carisma implica: -Una inserción dinámica en el mundo (vida de Nazareth) -Una disponibilidad hacia todos (intentar llegar a ser "hermano universal) -Una preferencia por los más pobres (todas las pobrezas) -Una mirada contemplativa, alimentada por la Eucaristía. -Una lectura asidua de la escritura y especialmente del Evangelio.Podemos encontrar más información sobre en: http://www.carlosdefoucauld.org/, quees la web oficial de la Asociación familia Carlos de Foucauld en España. - 34 -
  35. 35. # $ %! & # !( # !) ( )* + # , ! - #. /! # #! ! + # % /! # * # #! 0 #,) ) # # # # # !# ! * !1 ! ! 1 ! #! - 35 -

×