!-1-
"        #                 " " $%                                    "       & " $%              &           ""# $ "      ...
!"# $   %          -3-
1.-CALENDARIO GRUPO PARA EL MES DE JUNIO DEL 2011                Sábado 4      Sábado 11          Sábado 18      Sábado 25...
COMENTARIO: El breve texto de san Marcos nos presenta de Jesús como un serllevado «al cielo», es decir, al lugar propio de...
Jesús en medio de ellos y les dijo: «La paz con vosotros». Dicho esto, les mostrólas manos y el costado. Los discípulos se...
pobres» (Lc 4,18). Y a los apóstoles les promete: «Recibiréis la fuerza del Espíritu yseréis mis testigos» (He 1,8). Jesús...
de amor, gratitud y donación. Y ese abrazo de amor entre el Padre y el Hijo es elEspíritu Santo.«El Espíritu todo lo sonde...
Pero mucho más que en los estudios científicos, aunque sagrados, se le veíaprogresar en la carrera de la santidad pues era...
SAN ANTONIO de PADUAPresbítero y Doctor(1195-1231)   "El Santo de todo el mundo" le llamó el Papa León XIII. Y no exagerab...
Serafín de Asís le llamaba cariñosamente "mi obispo". Le ordena que reciba elsacerdocio con estas palabras: "A mi querido ...
pasaba en la oración y en la maceración de su cuerpo. Con este género de vidaquería contrarrestar el lujo y vida fácil que...
(s. I)San Pedro, príncipe de los apóstoles, nació en Bethsaida y fue hermano de SanAndrés. Era pescador, cuando se present...
Refiriéndose a la espiritualidad carmelita de la Pontificia Facultad Teológica"Teresianum", el Papa subrayó "el vasto movi...
En su discurso, el Santo Padre señaló que "mientras los cristianos indios seesfuerzan por vivir en paz y armonía con sus v...
respeto del prójimo. La presentación del Evangelio en esas circunstancias, por lotanto, conlleva el delicado proceso de la...
Objeto de la Catequesis:Mostrar que en la venida del Espíritu Santo se realiza plenamente el designiosalvífico de Dios. Je...
riéndose: "¡Están llenos de mosto!". Entonces Pedro, presentándose con los Once,levantó su voz y les dijo: "Judíos y habit...
Después de la época de los patriarcas, el pueblo de Israel, esclavizado bajo elpoder egipcio recibe un nuevo mediador. Dio...
poder" (Hch 10, 38). Es Dios Padre, la fuente en la Trinidad, que envía al Espíritupara que descienda sobre la humanidad d...
La humanidad tiene carácter de mediación. Es tal la fuerza del Espíritu que suacción se transmite a través del cuerpo de J...
El ser humano, sin ser divino, tiene algo divino dentro que le hace capaz decomunicarse con Dios, de ser como Dios, de ent...
El don del Espíritu Santo se manifiesta de muchas maneras. Los "talentos" son lasgracias espirituales que cada uno recibe ...
El don de entendimiento es el impulso interior que procede del Espíritu paracomprender la revelación que acogemos por la f...
don de interpretarlas.- Alivio o consuelo: Carisma de fe, gracias de curaciones,poder de milagros, limosna, hospitalidad, ...
La semana pasada llevé a mis niños a un restaurante. Mi hijo de 6 años de edadpreguntó si podía dar las gracias. Cuando in...
obsequiaba la mejor de sus sonrisas. El trabajo de Carlos era bastantepesado, al igual que el de Daniel y el de Ramón, per...
En los Evangelios queda muy claro que María, con absoluta humildad, ha dejadoTODO el lugar para que sea Su Hijo Dios quien...
Como nos recomendó San Luis de Montfort: nosotros debemos ser losapóstoles de estos tiempos.No nos sorprendamos entonces d...
empezamos a vivir en unión con Dios. Y de a poco nuestra vida empezaránaturalmente a cambiar, ya que será muy difícil caer...
• ¿Por qué llevas medallas, tu Rosario y tu escapulario?. ¿No puedes pensar en  las cosas en que piensa todo el mundo y ac...
!"#                    $!                     %                                         %             &                   ...
#                                                                    )                                                    ...
"                +   .   (             )                                     &     !       #,+                     +   ,  ...
.      $       *+         9 #          99                                    (                   )                  *     ...
Jesús, elevado en la Cruz, nos regaló una Madre para toda la eternidad. Juan, elDiscípulo amado, nos representó a todos no...
Reina del Cielo, sé mi guía, sé mi senda de llegada al Reino. Toca con tu suavemirada mi duro corazón, llena de esperanza ...
DULCE CORAZÓN DE MARÍA, SÉD LA SALVACIÓN MÍA !!!                      - 38 -
SALVE    Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, Vida, dulzura y                   esperanza nuestra, Dios te salve....
- 40 -
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Jrc junio 2011

877 views
711 views

Published on

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
877
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Jrc junio 2011

  1. 1. !-1-
  2. 2. " # " " $% " & " $% & ""# $ " " " % " " % " (" " ) " " "* + " " $% , " - " " " $% "# $ " " " + " # " " " % ." # " / " % " " " " " 0 "1 " * " + " " "2 " " " "+3 " " "4 *+ " " " " #" $ " $ " / " % /- " *5 , 6 " 7 (" (" " " " % " " " "$" " " " / % & " Señor, dame un corazón sincero, un corazón humilde. Hazme un instrumento de Tu Viña, para que miceguera se desvanezca, dando paso a la Luz de Tu Presencia. Tu amor me purifica como el fuego al metal,Tu Amor quema mis impurezas, mis vanidades. Hazme nada, hazme una vasija de barro que contenga a Tu Santo Espíritu, Único artífice de la Verdad Suprema. -2-
  3. 3. !"# $ % -3-
  4. 4. 1.-CALENDARIO GRUPO PARA EL MES DE JUNIO DEL 2011 Sábado 4 Sábado 11 Sábado 18 Sábado 25 Hora Santa Vigilia de Retiro Formación Pentecostés Lugar: Lugar: Lugar: Lugar: San Miguel San Miguel Nules San Miguel (pte de confirmar )2.- EVANGELIOS MES DE JUNIO5 de junio. Domingo VII de Pascua: ASCENSIÓN DEL SEÑORSemana III del salterio.Día de Mundial de las Comunicaciones Sociales1ª lectura: Hch 1, 1-11Salmo responsorial: Sal 46, 2-9 (R: Dios asciende entre aclamaciones, elSeñor, al son de trompetas)2ª lectura: Ef 1, 17-23 Evangelio según san Mateo 28, 16-20En aquel tiempo, los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús leshabía indicado. Y al verle le adoraron; algunos sin embargo dudaron. Jesús seacercó a ellos y les habló así: «Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra.Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre delPadre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo oshe mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin delmundo». -4-
  5. 5. COMENTARIO: El breve texto de san Marcos nos presenta de Jesús como un serllevado «al cielo», es decir, al lugar propio de Dios, y un «sentarse» a la derecha deDios. Efectivamente, el misterio de la ascensión significa que el que por nosotrostomó la condición de siervo, pasó por uno de tantos y se humilló hasta la muerte decruz (Fil 2,6-10), ahora ha sido exaltado, enaltecido, constituido «Señor». Cristo encuanto hombre se ha sentado en el trono de su Padre (Ap 3,21), ha recibido todopoder en el cielo y en la tierra (Mt 28,18) y ha sido constituido Señor del Universoante el que toda rodilla se dobla.Sin embargo, ascensión no significa ausencia de Cristo. A renglón seguido denarrar la ascensión de Jesús, san Marcos subraya que «El Señor actuaba conellos». Ciertamente Cristo ha dejado su presencia visible, sensible. Pero siguepresente. Y lo manifiesta «cooperando» con la acción de los discípulos. En estasbreves palabras queda resumido todo misterio de la Iglesia. Toda acción de laIglesia –y de cada cristiano en ella– no es algo simplemente humano, sino acciónde Cristo a través de ella. Cuando alguien bautiza, es Cristo quien bautiza... Portanto, todo nuestro empeño ha de ser buscar la sintonía con Cristo para que realiceesa cooperación y nuestros actos sean también suyos y tengan un valor inmenso:«El que cree en mí hará las obras que yo hago y aún mayores» (Jn 14,22).De ahí la importancia de los signos, que indica el evangelio. Los signos manifiestanque la Iglesia es más que palabras, es hechos. Mediante ellos se ve la acción delSeñor. Ya no se tratará de coger serpientes en las manos, pero hay quepreguntarnos cómo hoy nosotros podemos ser «milagro» –es decir, signo que seve– para aquellos con los que vivimos.12 de junio. SOLEMNIDAD DE PENTECOSTÉSSemana IV del salterio.Día de la acción católica y del apostolado seglar VigiliaJn 7, 37-39: El último día de las fiestas, Jesús en pie gritaba: «El que tenga sed,que venga a Mí; el que cree en Mí que beba». (Como dice la Escritura: de susentrañas manarán torrentes de agua viva). Decía esto refiriéndose al Espíritu, quehabrían de recibir los que creyeran en Él. Todavía no se había dado el Espíritu,porque Jesús no había sido glorificado.Misa del día1ª lectura: Hch 2, 1-11Salmo responsorial: Sal 103, 1-2.24.34 (R: Envía tu Espíritu, Señor, y repueblala faz de la tierra)2ª lectura: 1Co 12, 3b-7.12-13 Evangelio según san Juan 20, 19-23Al atardecer de aquel día, el primero de la semana, estando cerradas, por miedo alos judíos, las puertas del lugar donde se encontraban los discípulos, se presentó -5-
  6. 6. Jesús en medio de ellos y les dijo: «La paz con vosotros». Dicho esto, les mostrólas manos y el costado. Los discípulos se alegraron de ver al Señor. Jesús les dijootra vez: «La paz con vosotros. Como el Padre me envió, también yo os envío».Dicho esto, sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo. A quienesperdonéis los pecados, les quedan perdonados; a quienes se los retengáis, lesquedan retenidos».13 de junio: COMIENZA EL TIEMPO ORDINARIOLiturgia de las Horas: tomo III (después del sábado XVII) Semana III del Salterio19 de junio. SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD Día pro orántibus (comtemplativos)1ª lectura: Ex 34, 4b-6.8-9Salmo responsorial: Sal Dn 3, 52-56 (R: A Ti gloria y alabanza por los siglos)2ª lectura: 2Co 12, 11-13 Evangelio según san Juan 3, 16-18En aquel tiempo, dijo Jesús a Nicodemo: «Tanto amó Dios al mundo que dio a suHijo único, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna.Porque Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para juzgar al mundo, sino para queel mundo se salve por Él. El que cree en Él, no es juzgado; pero el que no cree, yaestá juzgado, porque no ha creído en el Nombre del Hijo único de Dios».COMENTARIO: «Recibid el Espíritu Santo». El gran don pascual de Cristo es elEspíritu Santo. Para esto ha venido Cristo al mundo, para esto ha muerto y haresucitado, para darnos su Espíritu. De esta manera Dios colmainsospechadamente sus promesas: «Os daré un corazón nuevo, infundiré envosotros un Espíritu nuevo» (Ez 36,26). Necesitamos del Espíritu Santo, pues «elEspíritu es el que da la vida, la carne no sirve para nada» (Jn 6,63). El EspírituSanto no sólo nos da a conocer la voluntad de Dios, sino que nos hace capaces decumplirla dándonos fuerzas y gracia: «Os infundiré mi Espíritu y haré que caminéissegún mis preceptos y que guardéis y cumpláis mis mandatos» (Ez 36,27).«Sopló sobre ellos». Para recibir el Espíritu hemos de acercarnos a Cristo, pues esÉl –y sólo Él– quien lo comunica. Él mismo había dicho: «El que tenga sed quevenga a mí y beba» (Jn 7,37). Es preciso acercarnos a Cristo en la oración, en lossacramentos, sobre todo en la Eucaristía, para beber el Espíritu que mana de sucostado abierto. Y es preciso acercarnos con sed, con deseo intenso e insaciable.De esta manera, Cristo no nos deja huérfanos (Jn 14,18), pues nos da el Espírituque es maestro interior (Jn 14,26; 16,13), que consuela y alienta (Jn 14,16; 16,22).«Como el Padre me envió, así os envío yo». Jesús afirma al inicio de su ministerioque ha sido «ungido por el Espíritu del Señor para anunciar la Buena Noticia a los -6-
  7. 7. pobres» (Lc 4,18). Y a los apóstoles les promete: «Recibiréis la fuerza del Espíritu yseréis mis testigos» (He 1,8). Jesús nos hace partícipes de la misma misión deanunciar el evangelio que él ha recibido del Padre y lo hace comunicándonos lafuerza del Espíritu Santo. El Espíritu nada tiene que ver con la lentitud, la falta deenergías, la pasividad; es impulso que nos hace testigos enviados, apóstoles.26 de junio. SOLEMNIDAD DEL SANTÍSIMO CUERPO Y SANGRE DE CRISTO1ª lectura: Dt 8, 2-3.14b-16aSalmo responsorial: Sal 147, 12-15. 19-20 (R: Glorifica al Señor, Jerusalén)2ª lectura: 1Co 10, 16-17 Evangelio según san Juan 6, 51-58En aquel tiempo, Jesús dijo a los judíos: «Yo soy el pan vivo, bajado del cielo. Siuno come de este pan, vivirá para siempre; y el pan que yo le voy a dar, es micarne por la vida del mundo».Discutían entre sí los judíos y decían: «¿Cómo puede éste darnos a comer sucarne?». Jesús les dijo: «En verdad, en verdad os digo: si no coméis la carne delHijo del hombre, y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come micarne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y yo le resucitaré el último día. Porquemi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida. El que come mi carney bebe mi sangre, permanece en mí, y yo en él. Lo mismo que el Padre, que vive,me ha enviado y yo vivo por el Padre, también el que me coma vivirá por mí. Éstees el pan bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, y murieron; elque coma este pan vivirá para siempre».COMENTARIO: A muchos cristianos el misterio de la Trinidad les echa para atrás.Les parece demasiado complicado y prefieren dejarlo de lado. Y sin embargo laspáginas del Nuevo Testamento nos hablan a cada paso de Cristo, del Padre y delEspíritu Santo. Ellos son el fundamento de toda nuestra vida cristiana.Explicar el misterio de la Trinidad no es difícil, es imposible, precisamente porquees misterio. Pero lo mismo que un niño puede tener gran familiaridad con su padreaunque no sepa decir muchas cosas de él, nosotros podemos vivir también en unaprofunda familiaridad con el Padre, con Cristo, con el Espíritu y tener experienciade estas Personas divinas. No sólo podemos: estamos llamados a ello en virtud denuestro bautismo. No es un privilegio de algunos místicos. Podemos conocer al Padre como Fuente y Origen de todo, Principio sin principio,fuente última y absoluta de la vida, no dependiendo de nadie. El Hijo esengendrado por el Padre, recibe de Él todo su ser: por eso es Hijo; pero el Padre seda totalmente: por eso el hijo es Dios, igual al Padre. Nada tiene el Hijo que noreciba del Padre; nada tiene el Padre que no comunique al Hijo. El ser del Hijoconsiste en recibir todo del Padre y el Hijo vuelve al Padre en un movimiento eterno -7-
  8. 8. de amor, gratitud y donación. Y ese abrazo de amor entre el Padre y el Hijo es elEspíritu Santo.«El Espíritu todo lo sondea, incluso lo profundo de Dios» (1Cor 2,10). El Espíritunos da a conocer a Cristo y al Padre y nos pone en relación con ellos. LasPersonas divinas viven como en un templo en el hombre que está en gracia.Estamos habitados por Dios. Somos templo suyo. Vivimos en el seno de laTrinidad. ¿Se puede imaginar mayor familiaridad? Todo nuestro cuidado consisteen permanecer en esta unión.3.- ALGUNOS SANTOS DEL MES5 de JunioSAN BonifacioObispo y mártir(680-754) Se le conoce con el nombre de Bonifacio o Winfrido y su fama ha llegado hastanosotros, sobre todo, por haber sido el apóstol de Alemania. Nació por el 680 en territorio de Wessex, Inglaterra, de una familiaprofundamente cristiana. Fue siempre un perfecto anglosajón. Pasaron por allá unos monjes cuando tan sólo contaba cinco años y ya pidió asus padres que le permitieran irse a vivir con ellos y como ellos. Sus padres, alprincipio, pusieron alguna resistencia, pero cuando tenía siete añitos se lopermitieron. Con ellos -con los monjes- pasó siete años entregado a recibir unasólida formación cristiana. Tenía catorce cuando se trasladó al monasterio deNursinling, diócesis de Winchester, e ingresó ya como religioso benedictino en laOrden. Se entregó de lleno a su formación intelectual y religiosa. En cuanto a laprimera salió muy aventajado, pues después de cursar todos los estudios queexigía la época, con gran seriedad y aprovechamiento fue condecorado comoMaestro en Teología. -8-
  9. 9. Pero mucho más que en los estudios científicos, aunque sagrados, se le veíaprogresar en la carrera de la santidad pues era notorio a todos cuantos le tratabanlos progresos que hacía en toda la gama de virtudes y exigencias que lleva consigouna auténtica vida religiosa y monacal. Estaba dispuesto para la gran obra que el Señor le tenía preparada: Obra deevangelización y de coronamiento del martirio. Por aquellos tiempos era bastantecomún la salida desde Inglaterra de fervorosos misioneros que surcaban las másdiversas partes del mundo predicando el Mensaje de Jesucristo. Por aquellos díasera famoso el misionero que llenaba toda Holanda, entonces Frisia, llamadoWillibrordo. Continuamente llegaban a los Monasterios de Irlanda e Inglaterrallamadas urgentes de celosos misioneros. Nuestro santo se encontraba en laplenitud de la edad y estaba dispuesto a entregar su vida por Jesucristo y sushermanos. Así lo manifestó al Padre Abad del Monasterio y el 716 partía encompañía de otros dos hermanos de hábito a extender la Buena Nueva de Jesúspor tierras de Alemania, si esta era la voluntad del Papa San Gregorio II, a cuyasórdenes se ha puesto al llegar a visitarle a Roma. El Papa le acoge con gran bondad, pues además de las elogiosas cartascredenciales del Obispo de Winchester, pronto descubre en su alma cualidadesnada comunes para un fervoroso misionero. No se equivocó. Gregorio II le envió a Frisia para que continuase la obra comenzada por SanWillibrordo. Los benedictinos de Holanda quieren hacerlo Abad cosa que él rechazacon todas sus fuerzas y por ello vuelve a Roma para rogarle al Papa que le envíe aAlemania. El 719 le nombra el Papa Misionero apostólico y Legado suyo enAlemania: "... Ve a llevar el reino de Dios a cuantas naciones halles en tu camino, yque, en espíritu de virtud, sobriedad y caridad evangélica, derrames en las almas lapredicación de los Testamentos". Así comienza un fogoso apostolado y una maravillosa organización de cómodebe llevarse una evangelización con método y eficacia maravillosa. Una de lasmás bellas, sin duda, que cuenta la historia de la Iglesia en sus veinte siglos dehistoria. Recorre ciudad por ciudad, pueblo por pueblo y organiza, instituye la jerarquíaeclesiástica, funda Iglesias, monasterios de monjas y monjes, habla de Jesucristo aricos y pobres, reyes y labriegos. Su celo no tiene límites. Organizó concilios, fundóObispados. Por fin estaba maduro para el martirio. Fue el 5 de junio del 755, juntocon otros cincuenta y dos compañeros por el fanatismo de unos gentiles enemigosde Jesucristo. Fue sepultado en Fulda.13 de Junio -9-
  10. 10. SAN ANTONIO de PADUAPresbítero y Doctor(1195-1231) "El Santo de todo el mundo" le llamó el Papa León XIII. Y no exageraba, ya queSan Antonio es sin duda alguna, el Santo más popular de la Iglesia. Pero, sobretodo, es venerado por la gente humilde que sabe descubrir en él la ayuda y elejemplo en las cosas ordinarias y sencillas. Bien podía el Papa Pío XII, en 1946, en declararle Doctor de la Iglesia, felicitar aPortugal por haber regalado al mundo esta magnífica flor y a Padua por haberlorecibido en su tierra donde realizó toda clase de prodigios. Pero ¿por qué esfamoso San Antonio? El mismo Pío XII lo declaraba al afirmar que esta fama levenía, "por la santidad de su vida, por la insigne fama de sus milagros y por elesplendor de su doctrina... Por todo ello iluminó y sigue ahora iluminando a todo eluniverso...". Nació en Lisboa y le fue impuesto el nombre de Hernando o Fernando con elque se le conocerá hasta los veintiocho años cuando ingresó en la Orden Seráficaque cambiará por el de Antonio. Sus padres se llamaron Martín Bullones y Teresa Tavera. Dieron una sencilla ycristiana educación a su hijo. A los 15 años se entregó a una vida de fervor religioso y estudio concienzudo.Los Canónigos Regulares de San Agustín forjaron aquella inteligencia y modelaronaquel corazón que tanto supo amar a Dios y a las criaturas. Estudió primero enLisboa y después pasó a la célebre ciudad de Coimbra. Mientras estaba en estaciudad presenció la llegada de los cuerpos de los cinco primeros mártiresfranciscanos muertos por su fe en Jesucristo, en Marruecos. Fernando recibiócomo un aldabonazo muy fuerte en su corazón y como una llamada a ser Mártircomo aquellos valientes religiosos. Ni corto ni perezoso corre a la portería de losFrailes Menores, al convento de San Antonio de los Olivares, y le dice al P.Guardián a quemarropa: -"Padre, si me prometéis enviarme a tierra de moros, osruego que me deis vuestro hábito". Es el verano de 1220. Antonio tiene 25 años. Su noviciado fue breve pero bienaprovechado. Asimila las virtudes y la Regla del Padre San Francisco. El P.Guardián sabe que debe cumplir la promesa hecha a Antonio de enviarlo en cuantohaya ocasión a tierra a moros, y, así lo hace en la primavera del 1221. Llegando yaa Marruecos una enfermedad le hace volver hacia España, pero una tormentaarrastra la embarcación hasta Sicilia y allí desembarcan. Su encuentro con SanFrancisco fue digno de quedar grabado para siempre en la historia franciscana. El - 10 -
  11. 11. Serafín de Asís le llamaba cariñosamente "mi obispo". Le ordena que reciba elsacerdocio con estas palabras: "A mi querido hermano Antonio, saluda en Cristo elhermano Francisco: Paréceme que leas a los frailes la teología; -con tal de que, porel demasiado estudio, no apagues en ti ni en ellos el fervor y el espíritu de la santaoración, según en la Regla se contiene". Se entrega a predicar por Italia y Francia. Durante diez años lleva el mensajepor todas partes y lo confirma con ruidosos milagros hasta llegar a ser el mayordramaturgo de todos los tiempos.Hablaba a los hombres, a los pájaros y a los peces. Estos le obedecían y cantabanlas glorias del Creador. Mereció ser canonizado al año de su muerte y es conocidocomo "El Doctor evangélico". "El Santo de los milagros". "El Arca del Testamento"."El Santo de todo el mundo". El 13 de junio de 1231, con las palabras "Ya veo a Dios", volaba a la eternidad.21 de JunioSAN LUIS GONZAGAjoven religioso(1568-1591)"Hago saber a vuestra señoría reverendísima, que le entrego lo que más quiero eneste mundo y la mayor esperanza que tenía para la conservación de esta micasa...". Así escribía el Marqués de Castiglione y conde de Tanasentena, padre deljoven Luis Gonzaga, al General de la Compañía de Jesús, Padre Claudio Aquaviva,al ingresar nuestro Santo joven en el noviciado de San Andrés de Roma.Fue Luis el mayor de los ocho hijos nacidos del matrimonio Ferrante Gonzaga. Demuy niño parecía que su camino iba a ser el de las armas, ya que le encantabatratar con los soldados y hasta tomar en su mano alguna de las armas que podía.En cierta ocasión hasta llegó a quemarse su rostro por estar demasiado cerca deun cañón al disparar. Trataba con los soldados y criados y de ellos aprendióalgunas palabrotas que pronto el ayo hubo de corregir con dureza. Su padre, el Sr.Marqués, estaba contento pensando en que haría ilustre su apellido y su rango enla carrera militar. Pero otros eran los designios de Dios.Pronto Luis demostró lo que iba a ser: la oración y la vida de dura mortificaciónllenaban todo su día. Su padre, para quitarle de la cabeza aquella vida demasiadopiadosa, lo envió a Florencia para que con su hermano Rodolfo que era el que leseguía en edad, pudiera ser atraído por la vida fastuosa que llevaban los Médicis.Aquí hace Luis, en la Iglesia de los Servitas, el voto de castidad para siempre alSeñor.Vuelto a Castiglione se entregó a la oración y vida ascética más todavía que enFlorencia. Los criados le atisbaban para quedar admirados de las horas que - 11 -
  12. 12. pasaba en la oración y en la maceración de su cuerpo. Con este género de vidaquería contrarrestar el lujo y vida fácil que estaba obligado a llevar. Bien podíanllamarle las gentes "el ángel de Castiglione", "el lirio de Italia" o "el ángel concuerpo o cuerpo hecho de ángel".Tendría doce añitos cuando dicen los autores que ya llegó a la cumbre de lacontemplación. Pasaba largas horas ensimismado en la oración y trato divino. Huíasiempre que podía de todos los pasatiempos mundanos y de todos los festejos queera natural que abundaran en su ambiente y en su misma casa. Durante toda suvida llorará lo que él llamaba pecados de su juventud y no fueron otros que algunaspalabrotas que aprendió de la soldadesca sin entender siquiera su significado.Cuenta un criado que cuando le llamaban con su título de príncipe y señor, lesdecía con gran amabilidad: "Servir a Dios es harto más glorioso que poseer todoslos principados de la tierra".Era el heredero del Principado de Mantua y Príncipe del Sacro Imperio. Con suvirtud extraordinaria había dejado atónitas a las cortes de Madrid, Florencia, Pavía,Mantua... y a pesar de ello no se sentía atraído por tantas vanidades, y solíarepetir: ¿"Qué es todo esto para la eternidad? Señor, ayúdame a no olvidar nuncael fin para el cual me has creado".Mientras estaba en Madrid, como paje en la corte de Felipe II, ante el altar deNuestra Señora del Buen Consejo, se siente llamado a ingresar en la Compañía deJesús en el mismo día de la Asunción de 1583. Consigue el permiso de su padreque tanto se resistía y abdica el Principado en favor de su hermano. Se entrega deltodo en el noviciado a adquirir las virtudes religiosas. No pierde nunca la presenciade Dios. Hasta quiere despertar a cada hora durante la noche para renovarla. Hacegrandes progresos en los estudios, pero antes de llegar al sacerdocio, a sus 23años, volaba al cielo, fruto de su gran caridad. Era el 21 de junio de 1591. 27 de JunioNUESTRA SEÑORA del PERPETUO SOCORRO Bajo este glorioso título se venera en Roma una imagen bizantina de laSantísima Virgen María que data del siglo XII o del XIV. Conservada en otrostiempos en la iglesia de San Mateo en el Esquilino, la milagrosa imagen habíacaído poco a poco en el olvido, cuando, en 1866, el papa Pío IX la confió a losredentoristas que celebraban su fiesta. La mayoría de las iglesias de Occidente invocan hoy a Nuestra Señora delPerpetuo Socorro.29 de JunioSANTOS PEDRO y PABLOApóstoles y mártires - 12 -
  13. 13. (s. I)San Pedro, príncipe de los apóstoles, nació en Bethsaida y fue hermano de SanAndrés. Era pescador, cuando se presentó con su hermano a Jesucristo, quien ledijo que había de ser piedra fundamental de su Iglesia. Días después, hallándose elSeñor en las riberas del mar, le vio con su hermano Andrés, y, llamándolos, les dijo:"Venid en pos de Mi, para ser pescadores, no de peces, sino de hombres."Obedeciendo la voz del Señor, lo dejaron todo y siguieron a Cristo con alegría.Habiendo tenido Pedro la debilidad de negar a su divino Maestro, reparó su caídacon dolorosa contrición.Luego que recibió al Espíritu Santo, recorrió el Asia, y, de vuelta en Jerusalén, fuebuscado por San Pablo para aprovecharse de sus luces. Preso el santo apóstol porHerodes Agripa, un ángel del Señor le sacó de la prisión.Finalmente, hallándose en Roma, fue preso con San Pablo de orden de Nerón, y alos nueve meses murió crucificado cabeza abajo, y San Pablo degollado. Fue elmartirio de estos dos gloriosos príncipes de los apóstoles el día 29 de Junio año 68.4.- SANTA SEDE:NOTICIAS DE INTERES El Papa recomienda dirección espiritual a católicosPara amar y servir con pasión a la IglesiaVATICANO, 19 May. 11 (ACI/EWTN Noticias)Al recibir este mediodía (hora local) a los alumnos de la Pontificia FacultadTeológica "Teresianum" de Roma en ocasión de su 75° aniversario, el PapaBenedicto XVI exhortó a la práctica de la dirección espiritual para que todos loscatólicos crezcan cada vez más en "apasionada capacidad de amar y servir a laIglesia".En su discurso en italiano el Santo Padre señaló que "como nunca ha dejado dehacer, también hoy la Iglesia sigue recomendando la práctica de la direcciónespiritual, no solo a quienes desean seguir al Señor de cerca, sino a todo cristianoque quiere vivir con responsabilidad el propio Bautismo, es decir la vida nueva enCristo".El Santo Padre afirmó que "cada uno, y de modo particular quienes han acogido lallamada de Dios para seguirle más de cerca, tienen necesidad de ser acompañadospersonalmente por un guía seguro en la doctrina y experto en las cosas de Dios".Este guía debe estar en la capacidad de "ayudar a protegerse de subjetivismossimples, poniendo a disposición la propia riqueza de conocimientos y experienciasvividas en el seguimiento de Jesús". - 13 -
  14. 14. Refiriéndose a la espiritualidad carmelita de la Pontificia Facultad Teológica"Teresianum", el Papa subrayó "el vasto movimiento de renovación que se originóen la Iglesia fruto del testimonio de los santos Teresa de Jesús y Juan de la Cruz.Suscitó el resurgimiento de ideales y de fervor de vida contemplativa que en el sigloXVI, inflamó, por decir así, Europa y el mundo entero".Dirigiéndose a los estudiantes, el Santo Padre resaltó que "en la estela de estecarisma se sitúa el trabajo de profundización antropológica y teológica, la tarea depenetrar en el misterio de Cristo, con la inteligencia del corazón, que es a la vez unconocer y un amar; esto exige que Jesús se sitúe en el centro de todo, de vuestrosafectos y pensamientos, de vuestro tiempo de oración, de estudio y de acción, detoda vuestra vida"."Tened en cuenta que estos años estudio son un precioso regalo de la Providenciadivina, un don que debe ser acogido con fe y vivido diligentemente, como unaoportunidad irrepetible para crecer en el conocimiento del misterio de Cristo".Seguidamente el Papa recordó que "reviste gran importancia en el contexto actualel estudio profundo de la espiritualidad cristiana a partir de sus presupuestosantropológicos. La preparación específica que proporciona es sin duda importanteporque capacita para la enseñanza de esta disciplina, pero es una gracia aún másgrande por el bagaje sapiencial que trae consigo para la delicada tarea de ladirección espiritual".El Papa pidió luego a los alumnos que aprovechen lo que han aprendido en estosaños de estudio "para acompañar a los que la Providencia divina os confíe,ayudándoles a discernir los espíritus y a seguir las mociones del Espíritu Santo, conel objetivo de conducirlos a la plenitud de la gracia".Comentando el hecho de encontrarse en Roma, Benedicto XVI animó a losestudiantes a "abrirse a la dimensión universal de la Iglesia, a "sentire cumEcclesia", en profunda sintonía con el Sucesor de Pedro" y los exhortó a "vivirsiempre una mayor y más apasionada capacidad de amar y servir a la Iglesia".Trabajar por respeto a libertad religiosa y de culto, pide el Papa a ObisposVATICANO, 16 May. 11 (ACI/EWTN Noticias)Al recibir esta mañana a un grupo de Obispos de la India en su visita ad limina, elPapa Benedicto XVII destacó la urgencia de trabajar por el respeto a la libertadreligiosa y de culto, ya que es un derecho humano fundamental. - 14 -
  15. 15. En su discurso, el Santo Padre señaló que "mientras los cristianos indios seesfuerzan por vivir en paz y armonía con sus vecinos de otras creencias, vuestraguía prudente es crucial en la misión cívica y moral de acción para salvaguardar losderechos humanos fundamentales de la libertad de religión y de culto".Estos derechos, dijo el Papa a los Prelados en cuyo país los cristianos suelen serperseguidos por parte de extremistas hindúes, "se basan en la común dignidad detodos los seres humanos y son reconocidos por el concierto de las naciones"."La Iglesia Católica se esfuerza por promover estos derechos para todas lasreligiones en todo el mundo" y animó a los obispos a "trabajar con paciencia paraestablecer las bases comunes necesarias para disfrutar armoniosamente de estosderechos básicos en las comunidades"."Si los cristianos encuentran oposición, su caridad y paciencia deberían servir paraconvencer a los otros de la justicia de la tolerancia religiosa, de la que se beneficianlos seguidores de todas las religiones".Benedicto XVI explicó también que "la revelación definitiva de Dios, que viene anosotros en Jesucristo y que los creyentes en todo el mundo proclaman conalegría, se expresa de una manera particular en las Sagradas Escrituras y en lavida sacramental de la Iglesia"."Cuando la revelación cristiana es aceptada libremente y por la acción de la graciade Dios, transforma a los hombres y mujeres desde dentro y establece una relaciónmaravillosa, redentora con Dios nuestro Padre celestial, por medio de Cristo, en elEspíritu Santo. Este es el corazón del mensaje que enseñamos, este es el granregalo que ofrecemos en la caridad al prójimo: una participación en la vida mismade Dios"."Dentro de la Iglesia, los primeros pasos de los creyentes en el camino de Cristodeben estar acompañado siempre por una catequesis sólida que les permitaprosperar en la fe, en la caridad y en el servicio"."Reconociendo que la catequesis es distinta de la especulación teológica, lossacerdotes, religiosos y catequistas laicos necesitan saber cómo comunicar conclaridad y devoción amorosa la belleza de la vida y enseñanza cristiana quetransforma, que permite y enriquece el encuentro con Cristo mismo. Esto esespecialmente cierto en la preparación de los fieles al encuentro con nuestro Señoren los sacramentos".Refiriéndose a la particularidad de la India, donde "hay varias religiones antiguas,incluido el cristianismo", Benedicto XVI subrayó que "la vida cristiana en estassociedades exige siempre honestidad y sinceridad sobre las propias creencias, y - 15 -
  16. 16. respeto del prójimo. La presentación del Evangelio en esas circunstancias, por lotanto, conlleva el delicado proceso de la inculturación"."Requiere que los sacerdotes, religiosos y catequistas laicos empleencuidadosamente los lenguajes y costumbres adecuadas de las personas que sirvenal presentar la Buena Nueva". Por ello pidió a los obispos que supervisen esteproceso "con fidelidad al depósito de la fe que se nos ha entregado paramantenerlo y transmitirlo".Sobre el diálogo interreligioso, el Papa comentó que con frecuencia los cristianosdeben afrontar "situaciones desafiantes con los miembros de otras creenciasreligiosas, mientras tratáis de fomentar un ambiente de interacción tolerante"."Vuestro diálogo se debe caracterizar por una atención permanente a lo que esverdadero, con el fin de fomentar el respeto mutuo, evitando la apariencia desincretismo", concluyó.ORACIÓN POR EL PAPAOh Jesús, Rey y Señor de la Iglesia: renuevo en tu presencia mi adhesión incondicional a tuVicario en la tierra, el Papa. En él tú has querido mostrarnos el camino seguro y cierto quedebemos seguir en medio de la desorientación, la inquietud y el desasosiego. Creo firmementeque por medio de él tú nos gobiernas, enseñas y santificas, y bajo su cayado formamos laverdadera Iglesia: una, santa, católica y apostólica. Concédeme la gracia de amar, vivir ypropagar como hijo fiel sus enseñanzas. Cuida su vida, ilumina su inteligencia, fortalece suespíritu, defiéndelo de las calumnias y de la maldad. Aplaca los vientos erosivos de la infidelidady la desobediencia, y concédenos que, en torno a él, tu Iglesia se conserve unida, firme en elcreer y en el obrar, y sea así el instrumento de tu redención. Así sea.5.- CATEQUESIS PREPARATORIA JMJ:Nos da su Espíritu, que nos une a Él y nos consagra Jesús nos envía el Espíritu Santo para mostrar el amor de Dios - 16 -
  17. 17. Objeto de la Catequesis:Mostrar que en la venida del Espíritu Santo se realiza plenamente el designiosalvífico de Dios. Jesús envía el Espíritu del seno del Padre para mostrar el amorde Dios, que se manifiesta de un modo privilegiado en el corazón humano. Serconscientes de que el Espíritu sigue actuando hoy en la Iglesia. El único Espíritu semanifiesta en los distintos dones y carismas realizando la unidad de la Iglesia através de diferentes ministerios.Síntesis:1. El acontecimiento de Pentecostés2. El Espíritu Santo en el Antiguo Testamento3. Jesús es el Cristo, el Ungido por el Espíritu Santo4. El cristiano recibe la unción del Espíritu Santo a imagen de Cristo5. El Espíritu en la vida de la IglesiaTexto:1. El acontecimiento de PentecostésEs San Lucas, el autor del libro de los Hechos de los Apóstoles, el que describe loque sucedió en Pentecostés:Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar. Derepente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, quellenó toda la casa en la que se encontraban. Se les aparecieron unas lenguas comode fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos; quedaron todosllenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritules concedía expresarse. Había en Jerusalén hombres piadosos, que allí residían,venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo. Al producirse aquel ruido lagente se congregó y se llenó de estupor al oírles hablar cada uno en su propialengua. Estupefactos y admirados decían: "¿Es que no son galileos todos estos queestán hablando? Pues ¿cómo cada uno de nosotros les oímos en nuestra propialengua nativa? Partos, medos y elamitas; habitantes de Mesopotamia, Judea,Capadocia, el Ponto, Asia, Frigia, Panfilia, Egipto, la parte de Libia fronteriza conCirene, forasteros romanos, judíos y prosélitos, cretenses y árabes, todos les oímoshablar en nuestra lengua las maravillas de Dios". Todos estaban estupefactos yperplejos y se decían unos a otros: "¿Qué significa esto?". Otros en cambio decían - 17 -
  18. 18. riéndose: "¡Están llenos de mosto!". Entonces Pedro, presentándose con los Once,levantó su voz y les dijo: "Judíos y habitantes todos de Jerusalén: Que os quedeesto bien claro y prestad atención a mis palabras: No están éstos borrachos, comovosotros suponéis, pues es la hora tercia del día, sino que es lo que dijo el profeta:Sucederá en los últimos días, dice Dios: Derramaré mi Espíritu sobre toda carne, yprofetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros jóvenes verán visiones yvuestros ancianos soñarán sueños. Y yo sobre mis siervos y sobre mis siervasderramaré mi Espíritu. Haré prodigios arriba en el cielo y señales abajo en la tierra"(Hch 2, 1-19).En Pentecostés se manifiesta el Espíritu Santo a los apóstoles. Es el Espíritu queJesús había prometido que enviaría del seno del Padre: "Yo pediré al Padre y osdará otro Paráclito, para que esté con vosotros para siempre" (Jn 14,16). Lapromesa de Jesús "yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo" (Mt28,20) se cumple en su Espíritu. El Padre, que había enviado a Jesús en laencarnación, envía en Pentecostés al Espíritu Santo (Gal 4,4-6) que lleva acumplimiento lo que Jesús había manifestado.El Espíritu que aparece en Pentecostés con dones extraordinarios es el mismoEspíritu que se ha manifestado en toda la historia de la salvación: desde la creaciónhasta hoy. En el Antiguo Testamento ya se manifiesta este Espíritu, pero es enCristo cuando el Espíritu se muestra en plenitud.2. El Espíritu Santo en el Antiguo TestamentoHay unidad entre el Antiguo y el Nuevo Testamento. Lo que se manifiestaclaramente en la Nueva Alianza, a partir de la venida de Jesús a la tierra, yaaparece veladamente en la Antigua.En el Génesis Dios crea el cosmos por su Espíritu "que aleteaba sobre las aguas"(Gn 1,2). Este mismo Espíritu es el que interviene, junto con el Padre y el Hijo, en lacreación del hombre a imagen y semejanza de Dios (Gn 1,26), es el Espíritu queYahvé sopla sobre el barro modelado según el segundo relato de la creación delhombre (Gn 2,7).El Espíritu se manifiesta en el Antiguo Testamento a través de personajes elegidospor Dios para ser los mediadores de su acción y de su vida. En los patriarcas elEspíritu se revela por medio de la bendición que reciben y transmiten degeneración en generación. Abrahán, el primero de los patriarcas, es bendecido porel Dios que cumple con su promesa de una gran descendencia. Él recibe, a su vez,la vocación de bendecir a la posteridad. - 18 -
  19. 19. Después de la época de los patriarcas, el pueblo de Israel, esclavizado bajo elpoder egipcio recibe un nuevo mediador. Dios elige a Moisés para salvar a supueblo, para que haga de puente entre Dios y el pueblo. Además, Moisés unge conel óleo santo a los sacerdotes de la tribu de Leví para que sirvan a Dios y a losisraelitas a través del culto. En la Ley Dios manifiesta su Amor por el pueblo. Peroson los profetas los que reciben la inspiración del Espíritu Santo de un modoespecial. El Espíritu viene y manifiesta a través de los profetas un mensaje(palabra) o les encomienda una acción (obra). Encontramos muchas veces que sedice: "Vino el Espíritu sobre." (p. ej. en 2Cro 15, 1; 20, 14; Jc 3, 10; 11, 29; 15, 14);"el espíritu de Yahvé revistió a." (Jc 6, 34; 1Cro 12, 19; 2Cro 24, 20). El Espírituviene al elegido, lo reviste y le comunica un mensaje o le encomienda una misiónconcreta, que puede ser temporal o permanente.Los profetas anuncian a Cristo y preparan el camino para su venida. El últimoprofeta, gozne entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, es Juan Bautista, elPrecursor. Su nacimiento singular de una estéril (Isabel) será principio de susingular misión: señalar al Mesías. "Ve a Jesús venir hacia él y dice: He ahí elCordero de Dios, que quita el pecado del mundo" (Jn 1,29).3. Jesús es el Cristo, el Ungido por el Espíritu SantoLas profecías se cumplen en Jesús. Él es el Mesías anunciado por los profetas.Sus rasgos se manifestaron en los Cantos del Siervo de Yahvé (Is 42,1-9; 49,1-6;50,4-10 y 52,13-53,12). Jesús se apropia la profecía de Is 61,1ss:El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar a lospobres la Buena Nueva, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y lavista a los ciegos, para dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de graciadel Señor. Enrollando el volumen lo devolvió al ministro, y se sentó. En la sinagogatodos los ojos estaban fijos en él. Comenzó, pues, a decirles: "Esta Escritura, queacabáis de oír, se ha cumplido hoy". Y todos daban testimonio de él y estabanadmirados de las palabras llenas de gracia que salían de su boca (Lc 4, 18-22).Cristo es el Profeta escatológico. Es profeta pero más que profeta. Es el Hijo deDios que recibe también como hombre el Espíritu Santo. La misión de Jesúsconsiste en manifestar el amor del Padre a través de la predicación y de sus obras,signos y milagros . Así se manifiesta su designio de salvación: anunciar la BuenaNoticia, liberar, curar. El poder del Espíritu Santo capacita a la humanidad de Jesúspara ser cauce de la salvación de Dios.Jesús es el Mesías, el Cristo, el "Ungido". Mesías (en hebreo ) es lo mismo queCristo (en griego) y significa "Ungido". El Padre unge a Jesús con el Espíritu Santo,como asegura Pedro: "Dios a Jesús de Nazaret le ungió con el Espíritu Santo y con - 19 -
  20. 20. poder" (Hch 10, 38). Es Dios Padre, la fuente en la Trinidad, que envía al Espíritupara que descienda sobre la humanidad de Jesús.El Hijo de Dios ha recibido desde siempre la unción del Espíritu Santo por el Padre.La novedad, de la que habla Pedro en el texto de los Hechos de los Apóstoles, esque también Jesús, en cuanto hombre, recibe la unción del Espíritu. Por tanto enJesucristo podemos distinguir dos unciones: la unción como Hijo de Dios, querecibe desde toda la eternidad, y la unción en su humanidad. Él es Cristo (=Ungido)desde siempre como Dios y, es Cristo (=Ungido) también como hombre desde laencarnación. A su vez, en su existencia humana, es ungido en distintos momentospor el Espíritu Santo.El proceso de glorificación de la naturaleza humana se da en la propia carne deJesús a través de toda su vida. San Lucas nos habla de este crecimiento de gracia:"Jesús progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante loshombres" (Lc 2, 52; cf. Lc 2, 40). Desde niño Jesús crece no sólo físicamente, sinotambién en la acogida del Espíritu en su humanidad. Si bien la vida de Cristo desdesu concepción es un ir recibiendo el Espíritu para que Éste vaya poseyendo lacarne humana, hay momentos clave de ese progreso: la encarnación, el bautismoen el Jordán, la muerte y la resurrección.En la encarnación el Verbo de Dios, sin dejar su divinidad, asume la carne humanapor la acción del Espíritu Santo. El credo apostólico lo dice así: "concebido por obray gracia del Espíritu Santo". De manera que el Hijo de Dios, tomando la carne y sinperder su condición divina, se hace hombre. Por la encarnación, en Jesús estápresente y actuante el Espíritu Santo. Lo está en su divinidad (ahí no hay cambios)y comienza a hacerse presente en su humanidad: hay una presencia incipiente delEspíritu que ha intervenido en su concepción de María Virgen. Al encarnarse elVerbo asume la humanidad, toma la carne humana para divinizarla. Por tanto, elVerbo encarnado, en cuanto hombre, no tiene desde el principio la plenitud delEspíritu (en cuanto Dios sí, pero no como hombre). El Verbo divino toma la carnepara ungirla con el Espíritu y llevarla a la gloria del Padre.Después del bautismo en el Jordán recibe la unción del Espíritu con vistas a sumisión de mediación entre Dios y los hombres. El Espíritu Santo se manifiesta através de la humanidad de Jesús revelando su inmenso poder. La carne de Cristo,como también la letra de la Sagrada Escritura, es mediación privilegiada de lamanifestación del Espíritu Santo. A través de la humanidad de Jesús el hombre defe descubre la fuerza del Espíritu Santo, así como mediante la Escritura el creyenteaccede a comprender la Palabra de Dios desde el Espíritu Santo. Sólo desde la fese puede acoger al Espíritu, escondido bajo los límites de la carne de Cristo yvelado bajo la letra de la Sagrada Escritura. - 20 -
  21. 21. La humanidad tiene carácter de mediación. Es tal la fuerza del Espíritu que suacción se transmite a través del cuerpo de Jesús, de todos sus miembroscorporales, llegando incluso a la orla de su manto . El poder salvífico de Jesús serealiza a través de su humanidad, que es, en este sentido, sacramento (signo) de laacción de salvación de Dios con su pueblo.La última etapa de la vida de Jesús es el misterio pascual. Solamente cuandoJesús resucita es glorificado plenamente también en su cuerpo. Cristo esplenificado por el Espíritu en la resurrección después de ser perfeccionado por lapasión y la cruz.Todo esto tiene un sentido. El Verbo asume la carne para que el ser humano puedaser glorificado por el Espíritu Santo y así participar de la condición divina. Si la"carne" (humanidad) de Cristo se va "espiritualizando", recibiendo progresivamentela efusión del Espíritu hasta la glorificación total, lo hace con el fin de que tambiéntodo hombre pueda ser glorificado en Cristo por la acción del Espíritu Santo.4. El cristiano recibe la unción del Espíritu Santo a imagen de CristoCristiano quiere decir ser discípulo de Cristo, ser "ungido" como Cristo, marcadocon el sello del Espíritu Santo con una marca indeleble. Así la hizo el bautismo yluego la confirmación la consolidó.¿Quién soy yo? Mi identidad viene dada por ser hombre y cristiano. Como serhumano he sido creado a imagen de Dios: soy hijo del Padre a imagen del Hijo porel Espíritu Santo. Como cristiano, por el bautismo soy hijo de Dios, miembro deCristo al participar de su misterio pascual (muerte y resurrección), soy parte de suCuerpo (la Iglesia) y soy Templo del Espíritu Santo.Al ser creado he recibido una gracia natural: el don de ser moldeado por el Padrecon sus manos (con el Hijo y el Espíritu Santo). Con el bautismo he sido re-creado.He recibido la gracia santificante. Es un nuevo don que se añade al de la creación.Es tanto el amor de Dios conmigo que ha querido asociarme más hondamente a supropia vida, no sólo concediéndome una naturaleza capaz de comunicarse con Él,sino también me hace posible ser otro Cristo, a imagen del Verbo encarnado.Es el Espíritu Santo el que nos hace hijos en Cristo y sólo por su acción podemosllamar a Dios "Padre": "Como sois hijos, Dios envió a nuestros corazones el Espíritude su Hijo que clama: ¡Abbá, Padre!" (Gal 4,6). El lugar donde el Espíritu esenviado para habitar es el corazón humano, el alma, el espíritu, es decir: lo másprofundo de nuestro ser. Dirá San Agustín que Dios es más íntimo que nuestramisma intimidad. - 21 -
  22. 22. El ser humano, sin ser divino, tiene algo divino dentro que le hace capaz decomunicarse con Dios, de ser como Dios, de entrar en comunión con Él. Gracias ala presencia del Espíritu en el corazón el hombre pertenece a la familia de Dioscomo hijo suyo.El Espíritu habita en nuestros corazones que han quedado sellados, pero ennuestra historia hay otras experiencias que quedan impresas en nuestrasensibilidad. Son experiencias que pueden revelar el sello espiritual o velarla. ¿Quéexperiencias revelan el don de Dios? Las que tienen que ver con la esencia deDios: las vivencias de amor, acogida, entrega, comunión. En cambio velan lapresencia del Espíritu en nosotros las experiencias de desamor, rechazo,desprecio, que vividas como fracasos, frustraciones y desengaños nos llevan acomplejos, miedos, dudas. La experiencia del amor nos hace sentirnos seguros,pero las de desamor nos llevan a la inseguridad. Dios nos ha dado el don delEspíritu Santo para que vivamos en la seguridad- confianza de un amorincondicional.5. El Espíritu en la vida de la IglesiaEl texto de los Hechos de los Apóstoles manifiesta la sorpresa de los que ven eseacontecimiento: "La gente se congregó y se llenó de estupor al oírles hablar cadauno en su propia lengua. Estupefactos y admirados.". El Espíritu se manifiestacumpliéndose la profecía de Joel: "Derramaré mi Espíritu sobre toda carne, yprofetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros jóvenes verán visiones yvuestros ancianos soñarán sueños. Y yo sobre mis siervos y sobre mis siervasderramaré mi Espíritu" (Joel 3,1-5).Esta promesa se cumple en la Iglesia desde los principios. El Espíritu Santo es eldon de Dios para la Iglesia: "Convertíos y que cada uno de vosotros se hagabautizar en el nombre de Jesucristo, para remisión de vuestros pecados; yrecibiréis el don del Espíritu Santo" (Hch 2,38). El don del Espíritu es la entregaamorosa del Padre y el Hijo. Hablar de don es hablar de gracia, amor, donación,entrega, que es la que desea Pablo a los corintios: "La gracia de nuestro SeñorJesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo estén con todosvosotros" (2Co 13,13). El Espíritu Santo es la gracia, el amor de comunión que Diosentrega como don gratuito para nuestra salvación.El don del Espíritu Santo tiene, como todo regalo, un donante y un receptor. Eldador es la Trinidad. El receptor es todo hombre. ¿Y qué dona? La gracia, que noes una cosa, sino una presencia personal, la presencia de la tercera persona de laSantísima Trinidad, que es el mismo Espíritu del Padre y del Hijo, que es el EspírituSanto.a) Los dones del Espíritu Santo - 22 -
  23. 23. El don del Espíritu Santo se manifiesta de muchas maneras. Los "talentos" son lasgracias espirituales que cada uno recibe "según su capacidad" (Mt 25,15). El dondel Espíritu es único, pero multiforme. Inspirados en Is 11,1-3 , la Iglesia haconcretado el único don del Espíritu en siete dones, que Dios concede para lasantificación personal:La vida moral de los cristianos está sostenida por los dones del Espíritu Santo.Estos son disposiciones permanentes que hacen al hombre dócil para seguir losimpulsos del Espíritu Santo. Los siete dones del Espíritu Santo son: sabiduría,inteligencia, consejo, fortaleza, ciencia, piedad y temor de Dios. Pertenecen enplenitud a Cristo, Hijo de David. Completan y llevan a su perfección las virtudes dequienes los reciben. Hacen a los fieles dóciles para obedecer con prontitud a lasinspiraciones divinas. Tu espíritu bueno me guíe por una tierra llana (Sal 143,10).Todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios... Y, si hijos,también herederos; herederos de Dios y coherederos de Cristo (Rm 8,14.17) .La docilidad a la vida en el Espíritu es una gracia que nos impulsa interiormente albien, que nos mueve a abrirnos a Dios. Pero no siempre es fácil ser dócil al EspírituSanto, porque hay tentaciones y también resistencias que tienen que ver connuestras heridas del pasado. A veces aparecen bloqueos que imposibilitan laapertura. Es la experiencia de querer y no poder (querer abrirse al Espíritu, querercreer, esperar, amar, perdonar. pero no poder). Estas dificultades no impiden lavivencia de los dones, que nos permiten ser santos a imagen del que es el Santo.Veamos brevemente el significado de cada uno de estos dones.El don de piedad es la gracia de saberse hijo de Dios, como Jesús (cf. Lc 3,21s).Este don nos lleva a la confianza, la audacia y la familiaridad con Dios. Laconciencia de ser hijo lleva a la infancia espiritual del que se abandona y se entregaconfiadamente (como Santa Teresa del Niño Jesús).El don de sabiduría es el impulso del Espíritu para gustar de las cosas de Dioscomo por connaturalidad, por una especie de instinto y de gusto por las cosas deDios. Al igual que hay una sintonía entre, por ejemplo, el azúcar y las papilasgustativas que detectan el gusto dulce, así este don nos da la facultad de sintonizarcon Dios. Esto en Jesús se daba de un modo espontáneo: gustaba en cualquierrealidad de la presencia de Dios.El temor de Dios es el don del Espíritu por el que reconocemos su misterio y nospostramos en adoración ante Él como criaturas. Es la actitud de Moisés aldescalzarse en la tierra sagrada (Ex 3,5.6). El temor ante Dios se refiere al misteriotrascendente, que hace temblar y llena de reverencia, y al mismo tiempo que atraeirresistiblemente y fascina. - 23 -
  24. 24. El don de entendimiento es el impulso interior que procede del Espíritu paracomprender la revelación que acogemos por la fe. Este don consiste en la ayudadel Espíritu para penetrar en las verdades divinas y así irlas comprendiendo más.Sin perder su carácter de misterio el don de entendimiento nos permite entrar en larazonabilidad de las cosas divinas.El don de ciencia es la luz que el Espíritu da para entrar más en profundidad en elconocimiento de las cosas humanas. Mientras que el don de entendimiento nosayuda a penetrar en las realidades divinas, el don de ciencia nos conduce a unconocimiento desde Dios de las realidades humanas. Este don nos ayuda a ir másallá de lo aparente, teniendo una mirada desde Dios.El don de consejo es una luz por la cual el Espíritu Santo muestra lo que se debehacer en el lugar y en las circunstancias presentes. Ilumina la conciencia en lasopciones de la vida diaria. Ayuda para las decisiones y el discernimiento (delestado de vida, pero también ante qué hacer en un momento determinado).El don de fortaleza es la fuerza de Dios para combatir frente a las tentaciones delmal espíritu, nos capacita para hacer el bien y evitar el mal y nos alienta para dartestimonio de la fe, incluso hasta la ofrenda final de la vida con el martirio. Con eldon de fortaleza podemos realizar lo que hemos recibido en el don de consejo.b) Los carismasJunto con los dones desde los comienzos de la vida eclesial aparecen los carismas."Carisma" significa en sí don gratuito de Dios , pero en San Pablo tiene un caráctertécnico que designa manifestaciones extraordinarias del Espíritu (1Co 12, 4. 9; 28.30; Rm 12, 6). Desde este sentido, mientras que el don es una ayuda para lasantificación personal, los carismas son gracias que uno recibe con vistas a laedificación de la Iglesia .Los carismas son dados para el bien de la comunidad, la construcción del CuerpoMístico. Sin embargo, afecta al sujeto siendo para él fuente de fervor y, endefinitiva, de santificación. Pero éste no es su fin primordial, sino unaconsecuencia. No están ligados al mérito personal: el Espíritu Santo los distribuye aquien quiere (1Co 12,11), según la utilidad de la comunidad y no las cualidades delsujeto. Suelen ser pasajeros, pero algunos constituyen una cualidad más o menosestable del sujeto (apóstol, profeta, doctor.).Desde este sentido más técnico San Pablo enumera 4 listas de carismas: 1 Co 12,8-10; 12,28-30; Rm 12, 6-8; Ef 4,11, que podemos estructurar en 3 categorías:- Instrucción: carisma de apóstol, profeta, doctor, evangelista, exhortador, palabrade sabiduría, palabra de ciencia, discernimiento de espíritus, hablar en lenguas, - 24 -
  25. 25. don de interpretarlas.- Alivio o consuelo: Carisma de fe, gracias de curaciones,poder de milagros, limosna, hospitalidad, asistencia.- Gobierno: carisma de pastor, ministerio.c) Los frutos del Espíritu SantoJunto con los dones y carismas, están los frutos a través de los cuales semanifiesta la acción del Espíritu: "Los frutos del Espíritu son perfecciones que formaen nosotros el Espíritu Santo como primicias de la gloria eterna. La tradición de laIglesia enumera doce: caridad, gozo, paz, paciencia, longanimidad, bondad,benignidad, mansedumbre, fidelidad, modestia, continencia, castidad (Ga 5,22-23,vg.)" .Estos frutos son los efectos concretos de la gracia del Espíritu. Nos permitendiscernir si llevamos una "vida en el Espíritu" o "una vida en la carne", segúndescribe San Pablo en Rm 8.Dios nos quiere felices, alegres, optimistas y esperanzados. ¿Qué duda cabe?. Es conocido el buen ánimo yhumor de muchos santos, como el de San Pío de Pietrelcina. Tener una actitud que estimule un clima alegrees parte fundamental del amor que debemos emanar hacia los demás. El humor sano, sencillo e infantil une a todos en la inocencia de descubrirnos pequeños hijos de Dios.6.- PARA REFLEXIONAR… Helado para el Alma - 25 -
  26. 26. La semana pasada llevé a mis niños a un restaurante. Mi hijo de 6 años de edadpreguntó si podía dar las gracias. Cuando inclinamos nuestras cabezas el dijo:"Dios es bueno, Dios es grande. Gracias por los alimentos, yo estaría aún másagradecido si Mamá nos diese helado para el postre. Libertad y Justicia para todos.Amén"Junto con las risas de los clientes que estaban cerca, escuché a una señoracomentar: "Eso es lo que está mal en este país, los niños de hoy en día no sabencomo orar, pedir a Dios helado... ¡Nunca había escuchado esto antes!" Al oír esto,mi hijo empezó a llorar y me preguntó: "¿Lo hice mal? ¿Está enojado Diosconmigo?Sostuve a mi hijo y le dije que había hecho un estupendo trabajo y Diosseguramente no estaría enojado con él.Un señor de edad se aproximó a la mesa. Guiñó su ojo a mi hijo y le dijo: "Llegué asaber que Dios pensó que aquella fue una excelente oración".¿En serio? - Preguntó mi hijo. - ¡Por supuesto! Luego en un susurro dramáticoañadió, indicando a la mujer cuyo comentario había iniciado aquel asunto: "Muymal, ella nunca pidió helado a Dios. Un poco de helado, a veces es muy buenopara el alma".Como era de esperar, compré a mis niños helado al final de la comida. Mi hijo sequedó mirando fijamente el suyo por un momento y luego hizo algo que nuncaolvidaré por el resto de mi vida. Tomó su helado y sin decir una sola palabraavanzó hasta ponerlo frente a la señora. Con una gran sonrisa le dijo: "Tómelo, espara usted. El helado es bueno para el alma y mi alma ya está bien"."ESPERANZA" - Dimas, Gestas o JesúsEste cuento trata de tres obreros que día a día laboran, cada uno enel puesto que ocupaban en una hacienda.Daniel, quien se encargaba de cuidar los caballos se pasaba todo eldía lamentándose de cuan duras eran sus tareas y que poca pagarecibía. A Ramón le tocaba ordeñar y llevar a pastar las vacas.Siempre se le escuchaba maldecir, y en ocasiones muy frecuentesestallaba en cólera dándole punta pies a todo lo que encontraba a sualrededor. Por último, estaba Carlos quien se encargaba de cuidar loscerdos.Carlos, lo primero que hacia antes de comenzar sus labores era darlelos buenos días a cada uno de sus compañeros de trabajo, y de paso le - 26 -
  27. 27. obsequiaba la mejor de sus sonrisas. El trabajo de Carlos era bastantepesado, al igual que el de Daniel y el de Ramón, pero a diferencia deestos últimos dos, Carlos nunca maldecía, ni se quejaba. cuando lacólera amenazaba con dominarlo. Carlos suavemente desliza su manohasta introducirla en uno de los bolsillos de su pantalón dondeguardaba una cruz de madera, la sacaba, la contemplaba por uninstante, luego la guardaba y continuaba su labor con una gran calma.Esta acción llenó de mucha curiosidad a sus compañeros de trabajo.Un día, mientras estaban todos los empleados almorzando, Daniel tomóla palabra y dirigiéndose a Carlos le dice: - ¡Oye Carlos! ¿Por quésiempre llevas una cruz de madera en el bolsillo de tus pantalones?Ramón entra en la conversación y de forma burlona comenta losiguiente: - De seguro que es su amuleto de buena suerte. Carlosintroduce la mano en el bolsillo de sus pantalones, saca la cruz ysosteniéndola en sus manos dice: - Esta cruz que yo fabriqué con mispropias manos y que esta vacía (o sea que no tiene un Cristo), tieneun gran significado para mí. Esta cruz representa la cruz que a mi meha tocado cargar en esta vida. Cada vez que la miro, a mi mente llegael recuerdo del calvario y veo en ese recuerdo a tres personas llevarsus respectivas cruces. La primera persona que veo es a Dimas llevandosu cruz obligado, porque no le queda mas remedio; la otra persona queveo es a Gestas (el mal ladrón) que la lleva maldiciendo y renegando;por ultimo veo a Jesús que se abraza a su cruz mientras camina. Cuandola cólera amenaza con robarme la paz, tomo esta cruz en mis manos y mehago la siguiente pregunta: ¿cómo quiere Dios que lleve esta cruz queme ha dado? ¿Cómo Dimas? ¿Cómo Gestas? ¿O cómo Jesús?De ti depende como quieres llevar esa cruz la llevaras como Dimas,como Gestas, o como Jesús.7.- MEDITACIONES La indisoluble unión de Jesús y María: - 27 -
  28. 28. En los Evangelios queda muy claro que María, con absoluta humildad, ha dejadoTODO el lugar para que sea Su Hijo Dios quien nos regale con Su Vida y SuPalabra, el ejemplo y el testimonio necesarios para entender como tenemos quevivir nuestra vida. Por eso es que hay tan escasas referencias a la Madre de Diosen las escrituras.¿Porqué entonces María ha acentuado en los últimos siglos su influencia sobrenosotros, con sus diversas apariciones y manifestaciones?. ¿Porqué éste cambio,frente a la reducida participación directa que Ella tiene en las Escrituras?.La clave está en la Santa Biblia: desde el Génesis al Apocalipsis (del inicio al fin delas Escrituras) se hace permanente referencia a la Mujer que vencerá a la serpienteantigua, al dragón. Parece muy claro que en el plan de Dios María es una puertafundamental en el camino de lucha contra el mal que invade al mundo. MientrasSatán lucha por arrancarnos de nuestro destino de realeza, como hijos legítimosdel Padre, es un misterio el porqué es una Criatura “asunta” al Reino de los Cielos(por el poder de Dios) quien debe liderar semejante batalla.Es que Jesús y María están unidos en el plan celestial desde el mismo Fíat de laCreación.Jesús es Dios hecho hombre, mostrándonos cómo debe ser vivida la vida, comoejemplo supremo a imitar. El nos redimió con Su muerte en la Cruz. Y con SuResurrección, nos reafirmó en la esperanza de la vida eterna, derrotando al mal.María, entregada desde su propia Inmaculada Concepción a la Voluntad de Dios,venció al mal manteniéndose pura en su paso por la vida de criatura. Así, lo queAdán y Eva no pudieron hacer en el paraíso terrenal (obedecer a la Voluntad deDios) lo logra María, como señal de triunfo en la entrega de la Criatura al querer delDios Creador.Así María es la Criatura perfecta que nos muestra como desde un origen humano,se llega a vivir una vida de total entrega a la Voluntad de Dios, derrotando al mal.Ambos, inseparablemente, nos muestran un lado Divino que da testimonio denuestra Realeza como hijos de Dios, y un lado humano a través del cual debemosencontrar el sendero de regreso a la Patria Celestial. Nos muestran como derrotaral mal.No hay que olvidar que después de la Ascensión de Cristo, María tuvo un liderazgopoco visible pero efectivo sobre los apóstoles. Después del Cenáculo, cuandodescendió el Espíritu Santo, todos quedaron unidos en la nueva Iglesia alrededorde la figura de la Madre de Dios. ¡Como no estarlo!. - 28 -
  29. 29. Como nos recomendó San Luis de Montfort: nosotros debemos ser losapóstoles de estos tiempos.No nos sorprendamos entonces de ver a Jesús y María indisolublemente unidos yactivamente presentes en estos tiempos. Y tampoco de ver a María comoincansable trabajadora, ya que Ella es, por mandato Celestial, Capitana del Ejércitode Luz en la lucha contra las tinieblas que intentan oscurecer los corazones.María es nuestra embajadora ante la Santísima Trinidad. Es nuestra intercesora yabogada, defensora de nuestras almas, tolerante frente a nuestras debilidades,Madre de la Misericordia.Jesús es Dios, pero desde su lado humano: ¿como puede resistirse a lospedidos de Su Mamá?. Ora y laboraLa oración y el trabajo son la forma en que Dios nos pide vivir la vida, en términosprácticos. Pero es importante ampliar el sentido de ambos términos, ya que llegadoun punto oración y trabajo se funden hasta formar un mismo dialogo con Dios.Orar no es sólo el acto de dedicar un espacio de nuestra vida diaria para dialogarcon Dios en forma directa, o por medio de sus intercesores (la Virgen María, losángeles y los santos). Si bien es cierto que las oraciones que cada uno denosotros realiza son la base del diálogo con Dios, no olvidemos que la Santa Misaes la oración perfecta. Tener la Presencia Eucarística del Señor es un regalo queno podemos desaprovechar: debemos buscar expandir nuestra necesidad delCuerpo de Jesús más allá del día domingo, ya que El no nos pone limitaciones adarse en forma diaria a nosotros.Pero orar tiene un sentido más amplio aún: Dios espera que tengamos concienciapráctica de Su Presencia durante todo nuestro día, ya que El se manifiesta desde lopequeño hasta lo grande. Cuando tomamos conciencia durante el día de que unatentación se apodera de nosotros (¡y ocurre muy a menudo!) debemos detenernosy ver la situación desde los ojos de Dios. Ese simple gesto es una poderosa oraciónal Señor. Si además podemos hacer en ese instante una oración interior (yo suelorezar un Ave María, la oración a San Miguel Arcángel o una invocación a la ayudadel Padre Pío o San Benito), entonces tendremos un doble gesto de unión con laVoluntad Divina, la Voluntad de Dios.¿Cuantas veces al día podemos, de este modo, pensar en Dios?. Una vez más,Dios no nos pone límites, somos nosotros los que acotamos nuestras acciones. Sillegamos al extremo de poder vivir repitiendo muchas veces al día lospensamientos hacia Dios, o las invocaciones a Su ayuda, nos daremos cuenta que - 29 -
  30. 30. empezamos a vivir en unión con Dios. Y de a poco nuestra vida empezaránaturalmente a cambiar, ya que será muy difícil caer en las tentaciones queirreversiblemente el mundo nos pone en el camino, como prueba. De este modo,tendremos una vida de completa oración, ya que tener a Dios presente es orar, y esuna oración muy poderosa para nuestra sanación interior,¿Pero que hacemos primordialmente nosotros durante el día?. ¡Trabajamos!.Nuestra vida cotidiana es trabajo. De este modo, si tenemos a Dios presente, orarse transforma en trabajar y trabajar se transforma en orar.Para aquellos a quienes por sus responsabilidades de trabajo o estudio no quedanmuchos momentos disponibles para la oración formal, va la tranquilidad de saberque trabajar con Dios presente, ¡es orar también!.Y para aquellos que dedican varias horas del día a la oración, y sienten quecontribuyen poco a las cosas cotidianas del mundo, va la tranquilidad de saber queorar con el corazón es trabajar. ¡y nada menos que para la Viña del Señor!.De este modo se unen el trabajo y la oración, ya que cuando se vive para y porDios, conscientes de Su Presencia en lo cotidiano, entregándonos totalmente a El,todo lo que se hace es un diálogo permanente con el Señor.Así, conscientes vivamente de la acción sensible de Dios en cada acto de nuestravida, orar es trabajar y trabajar es orar.¡Ora y labora, la unión perfecta de nuestra vida a la Voluntad de Dios, la uniónindisoluble a los corazones de Jesús y María!. Cuando el mundo grita: ¡No te conviertas!.Mucha gente, en algunos casos hasta con supuestas buenas intenciones, obra defreno a la conversión de quieres descubren de forma fulminante la necesidad devivir para y por Dios. Y se escuchan argumentaciones que confunden y muchasveces frenan el camino del crecimiento espiritual. Hemos recogido algunas frasesque deseamos compartir, a modo de advertencia y consuelo, a quienes luchan porsostenerse en el camino de la fe:• ¿Porqué rezas tanto? Con un poco es suficiente, eso no es normal.• Estás cambiado, tu vida es distinta. Ya no haces las cosas que hacías antes, nos has dejado solos, solo hablas de Dios, ¡eso no es normal!.• No hables así, casi nadie lo hace. Tendrás problemas en tu trabajo si tu jefe se da cuenta que piensas de ese modo, ¡eso no es normal!. - 30 -
  31. 31. • ¿Por qué llevas medallas, tu Rosario y tu escapulario?. ¿No puedes pensar en las cosas en que piensa todo el mundo y actuar normal?.• ¿Por qué estás tan preocupado por tu alma?. Dios es un papá bueno, nada malo nos puede pasar, solo debemos vivir.• ¿Por qué hablas del demonio y del infierno?. ¡Dios no podría permitir la existencia de cosas tan espantosas!.• ¿Cómo que ayunas?. ¡Debes cuidar más tu cuerpo!.• Tú no haces mal a nadie, ¿por qué te preocupas tanto de tu salvación?. ¡Que me quedaría a mi entonces!.• ¿Por qué vas a Misa tan seguido y oras tanto?. ¿Estás acaso enfermo, te pasa algo malo?.• A ti que rezas tanto e igual te acosan los problemas, ¿no te protegen desde arriba?.• Oye, me da mucho miedo verte así, ¿Qué te pasa?. ¡Ya no eres el de antes!.• No te veo normal, tengo miedo que estés en algo raro, ¿con qué personas te estás reuniendo últimamente?.Esta fuerza que trata de frenar la conversión, planteándola como algo anormal yajeno a lo que la gente espera de uno, puede minar las mejores intenciones.Pero algo nos debe quedar en claro: en un mundo que se ha alejado totalmente deDios, no hay cabida sencilla para vivir entregando la Voluntad al Creador. Laexistencia de dificultades es una evidencia clara que indica que el camino pareceser el correcto, y ello debe fortalecernos. Nada que se haga para la obra de Dios esfácil, siempre encuentra resistencias. ¡Solo Dios basta!Cuanto más buenos los efectos salvíficos, más dificultades pondrá el mundo.Cuanto el acoso amenace con tumbar tu brote de fe renovada, mírate en tu interiory observa:Oro, amo, imploro, pido perdón y me esfuerzo por hacer lo que Dios espera de mi,aunque muchas veces no esté seguro de estarlo haciendo realmente. Buscoconocer a Dios, sobre Sus revelaciones, leo sobre los santos como modelo aseguir, gozo la Eucaristía como encuentro renovado en Cristo. Me beneficio delSacramento de la Confesión. Sin dudas puedo cometer errores, pero:¿Acaso puede Dios no estar contento con mis esfuerzos?No te dejes confundir, sigue adelante. Solo busca trabajar y orar. Ora y labora, lascosas del mundo no son importantes, son temporales y perecederas.8.- ENTREVISTA A UN MIEMBRO DEL GRUPO: - 31 -
  32. 32. !"# $! % % & ( ) & ) ) ! "# * ( + % $! # $ % - 32 -
  33. 33. # ) *# ), - -# ! + ! ) + + . ( ( / + ) + &0 ( & ))) 1 ) 2 3 4+ & # (& ( 3 ) 5 + % ( # $ () * *# ))) + # - 33 -
  34. 34. " + . ( ) & ! #,+ + , # 6 -7 & )) 5 *.4 6. $8 " *.5 - 34 -
  35. 35. . $ *+ 9 # 99 ( ) * *. ( * ) : 4 ; < 5 . " . ( 4 5 / / 2 -$ 01 Él nos amó primero. (1 Juan 4-10)9.- TESTIMONIO:He vivido con una gran emoción interior la beatificación de Juan Pablo II y tambiéndando gracias a Dios por haberme permitido estar presente durante el rito debeatificación y en la Santa misa.Juan Pablo II ha sido como una roca en la cual me he podido apoyar, me daseguridad su fe robusta, nada le hacía dudar (pese a todas sus dificultades), de queDios está con nosotros, Él dirige nuestra vida. El beato ha sido un claro ejemplo defidelidad a Dios, a quien en su oración le hablaba de los hombres y el Señor lollenaba de fuerzas para poder hablar con gran alegría a los hombres de Dios.El momento en el que Benedicto XVI proclamo la beatificación (aunque no meenteraba muy bien de lo que decía) fue un momento de gran emoción, saber queJuan Pablo II está entre los bienaventurados, viendo a Dios rodeado de los Santos.Él verazmente lo mereció, fue un Santo en su vida.10.- ...Y SIEMPRE CON MARÍA Reina del Cielo - 35 -
  36. 36. Jesús, elevado en la Cruz, nos regaló una Madre para toda la eternidad. Juan, elDiscípulo amado, nos representó a todos nosotros en ese momento y luego se llevóa María con él, para cuidarla por los años que restaron hasta su Asunción al Cielo.María se transformó así no sólo en tu Madre, sino también en la Madre de nuestrapropia madre terrenal, de nuestro padre, hijos, de nuestros hermanos, amigos,enemigos, ¡de todos!.Una Madre perfecta, colocada por Dios en un sitial muchísimo más alto que el decualquier otro fruto de la Creación. María es la mayor joya colocada en el alhajerode la Santísima Trinidad, la esperanza puesta en nosotros como punto máximo dela Creación. La criatura perfecta que se eleva sobre todas nuestras debilidades ytendencias mundanas. ¡Por eso es nuestra Madre!.La Reina del Cielo es también el punto de unión entre la Divinidad de Dios ynuestra herencia de realeza. Nuestro legado proviene del primer paraíso, cuandocomo hijos auténticos del Rey Creador poseíamos pleno derecho a reinar sobre elfruto de la creación, la cual nos obedecía. Perdido ese derecho por la culpa original,obtuvimos como Embajadora a una criatura como nosotros, elevada al sitial de serla Madre del propio Hijo de Dios.¡Y Dios la hace Reina del Cielo, y de la tierra también!. Allí se esconde el misteriode María como la nueva Arca que nos llevará nuevamente al Palacio, a adorar elTrono del Dios Trino. María es el punto de unión entre Dios y nosotros. Por eso Ellaes Embajadora, Abogada, Intercesora, Mediadora. ¿Quién mejor que Ella paracomprendernos y pedir por nuestras almas a Su Hijo, el Justo Juez?. María es laprueba del infinito amor de Dios por nosotros: Dios la coloca a Ella paradefendernos, sabiendo que de este modo tendremos muchas más oportunidadesde salvarnos, contando con la Abogada más amorosa y misericordiosa que puedajamás haber existido. ¿Somos realmente conscientes del regalo que nos hace Diosal darnos una Madre como Ella, que además es nuestra defensora ante Su Trono?.Si tuvieras que elegir a alguien para que te defienda en una causa difícil, una causaen la que te va la vida. ¿A quien elegirías?.Dios ya ha hecho la elección por ti, y vaya si ha elegido bien: tu propia Madre esReina y Abogada, Mediadora e Intercesora.¿Qué le pedirías a Ella, entonces?. - 36 -
  37. 37. Reina del Cielo, sé mi guía, sé mi senda de llegada al Reino. Toca con tu suavemirada mi duro corazón, llena de esperanza mis días de oscuridad y permite quevea en ti el reflejo del fruto de tu vientre, Jesús. No dejes que Tus ojos se apartende mi, y haz que los míos te busquen siempre a ti, ahora y en la hora de mi muerte. El tierno amor de nuestra MadreMaría nos ama, y nos quiere llevar a su Hijo. Y lo hace con el amor de Dios, que através suyo desciende sobre nuestros corazones. Es como si ella nos dijera al oído,tiernamente:¡Cuánto anhelo que estemos juntos! Todos mis pequeños estarán conmigo comoramillete de pequeñas aves a mi alrededor. Qué duda cabe que mi amor por cadauno de ellos es como un girasol que se abre y busca con su rostro al Buen Dios.¡Como un campo de girasoles, así sois! Buscando seguir al sol, al Buen Dios. Y yoestoy allí, diligente en mi Maternidad Celestial, cuidando cada pétalo, regando conel agua de la Misericordia el campo de mis pequeños elegidos.Cuánta seguridad debéis tener en que estoy a vuestro lado, cuidando vuestro día, yvuestra noche también. Con luz u oscuridad me tejo un manto de estrellas sobrevosotros, y los puntos de mi tejido son mis ángeles, custodios y protectores de mirebaño. ¡Luz de Dios, reflejo de la única fuente de Amor! De allí viene todo lo quenecesitáis, como agua viva que brota del manantial de Mi Corazón Inmaculado.¡Así os cuido, así os amo, así os tengo en mi regazo!Nuestra Madre es el refugio en el que debemos encontrar el consuelo, el amor, lapaz. Si ella está con nosotros, llevándonos de la mano a la Santísima Trinidad,¿qué podemos temer?, ¿qué nos puede faltar? - 37 -
  38. 38. DULCE CORAZÓN DE MARÍA, SÉD LA SALVACIÓN MÍA !!! - 38 -
  39. 39. SALVE Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, Vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva, a ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas.Ea pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos,y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Amén. Unidos por la oración en los Sagrados Corazones de Jesús y María!! - 39 -
  40. 40. - 40 -

×