Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Las rosas de la vida
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Las rosas de la vida

  • 250 views
Published

www.reflejosdeluz.net

www.reflejosdeluz.net

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
250
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. ¡Las rosas más hermosas!                                    
  • 2. Una santa tuvo una visión. Vio que la Virgen Santísima se le aparecía con el manto lleno de rosas muy hermosas: “Señora – le dijo- qué rosas tan bellas se cultivan en el cielo”. Y la Virgen le respondió: “Estas rosas no son del cielo. Estas flores son las oraciones que me dicen mis devotos”.                                    
  • 3. “ ¿Y por qué hay una clase de rosas más bellas que las otras?”, añadió la santa. Nuestra Señora le dijo: “Estas rosas que superan en belleza a todas las demás son las Avemarías, porque ésa es la oración más bella que me pueden decir, ya que la compuso el mismo Dios, se la enseñó a un ángel y me fue dicha en el día más bello de mi existencia, el día en que empecé a ser Madre de Dios”.                                    
  • 4. ¿Cuántas rosas de éstas colocamos cada día en el manto de Nuestra Señora? ¿Serán de veras rosas muy bellas, Avemarías dichas con mucho fervor y atención?                                    
  • 5. Madre mía: ¡Ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte! Amén.