Principales plagas del cultivo de melon y sus enemigos naturales
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Principales plagas del cultivo de melon y sus enemigos naturales

on

  • 38,971 views

 

Statistics

Views

Total Views
38,971
Views on SlideShare
38,971
Embed Views
0

Actions

Likes
9
Downloads
979
Comments
8

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

15 of 8 Post a comment

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • interesante es te tema
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Gracias amigos por los comentarios.
    El proposito ha sido contribuir, aunque sea en una pequeña parte, con el MIP y con ello lograr un manejo mas responsable de los plaguicidas, para que sean la ultima alternativa de manejo y no la principal. Y de esa forma ayudar a nuestra agricultura y a nuestro medio ambiente.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • BUEN MATERIAL GRACIAS
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Buen aporte, gracias!!
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • lsjsiuwsd
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Principales plagas del cultivo de melon y sus enemigos naturales Document Transcript

  • 1. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES En el Valle de La Fragua, Zacapa, Guatemala Roberto Eduardo Dubón Obregón 2006
  • 2. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES En el Valle de La Fragua, Zacapa, Guatemala. Roberto Eduardo Dubón Obregón. Ingeniero Agrónomo Master Scientiae. Master en Productividad Agrícola. Post–graduado en Administración de Empresas Agrícolas. Post–graduado con Especialización en Protección de Plantas. PRESENTACIÓN Esta publicación nace como un proyecto académico de revisión bibliográfica como requisito previo a la aprobación del Post–grado de Especialización en Protección de Plantas de la Universidad Rafael Landivar de Guatemala y la Universidad de Vicosa de Brasil, siendo calificado con la máxima puntuación. El autor consciente de la necesidad de implementar con mayor intensidad el Manejo Integrado de Plagas en el cultivo de melón en el Valle de La Fragua, Zacapa, modificó el formato de la publicación y aumentó el contenido de la misma, tanto en texto como en fotografías, con el propóstio de que sirva como guía para los técnicos de protección vegetal y plagueros de las empresas meloneras de la región, para conocer, identificar y comprender la importancia de la entomofauna benéfica natural de la zona, la cual se debe proteger y recuperar. Este documento también es una fuente de consulta para estudiantes de las Ciencias Agrícolas interesados en incursionar sobre el control biológico de insectos plaga, ejercido por insectos depredadores, insectos parasitoides y microorganismos entomopatógenos dentro de un programa de Manejo Integrado de Plagas. Se distribuye esta publicación como un aporte a la agricultura nororiental, por lo que se autoriza plenamente la reproducción parcial o total del documento, siempre y cuando la misma no tenga objetivo de lucro. Dedicado a: P. Agr. Roberto Dubón Paredes. A mi esposa y mis hijos.
  • 3. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 5 Contenido INTRODUCCIÓN ............................................................ 13 CAPÍTULO I EL CULTIVO DE MELÓN ............................................. 15 CULTIVO DE MELÓN CANTALOUPE .......................................... 15 CLASIFICACIÓN BOTÁNICA .................................................................... 15 DESCRIPCIÓN MORFOLÓGICA ................................................................ 16 ECOLOGÍA DEL CULTIVO ......................................................................... 16 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 17 CAPÍTULO II EL MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS ..................... 21 MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS ............................................. 21 CONCEPTOS DE MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS .......................... 21 COMPONENTES DEL MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS .................. 22 NIVELES DE MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS ................................. 23 MÉTODOS DE CONTROL EN EL MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS ......................................................................................................................... 25
  • 4. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 6 CAPÍTULO III PLAGAS DE IMPORTANCIA ECONÓMICA DEL CULTIVO DE MELÓN ................................................... 27 MOSCA BLANCA ............................................................................ 27 CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA .............................................................. 28 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 28 ECOLOGÍA DE LA PLAGA ......................................................................... 30 DAÑOS ........................................................................................................... 30 CONTROL BIOLÓGICO............................................................................... 31 ÁFIDOS ............................................................................................. 32 CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA .............................................................. 32 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 33 Áfido de las Cucurbitáceas: Aphis gossypii Glover ........................................ 33 Áfido Verde: Myzus persicae Sulzer .............................................................. 33 ECOLOGÍA DE LA PLAGA ......................................................................... 33 DAÑOS ........................................................................................................... 34 CONTROL BIOLÓGICO............................................................................... 34 COMPLEJO DE GUSANOS SOLDADOS ........................................ 35 CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA .............................................................. 35 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 36 Gusano Soldado, Gusano de la Remolacha: Spodoptera exigua Hüebner ..... 36 Gusano Soldado, Gusano Cortador: Spodoptera albula Walker (= S. sunia) 36
  • 5. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 7 Gusano Soldado, Gusano Cogollero: Spodoptera frugiperda Smith .............. 37 ECOLOGÍA DE LA PLAGA ......................................................................... 38 DAÑOS ........................................................................................................... 38 CONTROL BIOLÓGICO............................................................................... 38 GUSANO DEL MELÓN Y GUSANO PERFORADOR DEL FRUTO ........................................................................................................... 39 CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA .............................................................. 39 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 40 Gusano del Melón: Diaphania hyalinata Linnaeus ........................................ 40 Gusano Perforador del Fruto: Diaphania nitidalis Stoll ................................. 40 ECOLOGÍA DE LA PLAGA ......................................................................... 41 DAÑOS ........................................................................................................... 42 CONTROL BIOLÓGICO............................................................................... 43 GUSANO DEL FRUTO O GUSANO ELOTERO ............................. 43 CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA .............................................................. 43 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 44 ECOLOGÍA DE LA PLAGA ......................................................................... 45 DAÑOS ........................................................................................................... 46 CONTROL BIOLÓGICO............................................................................... 46 MINADORES DE LAS HOJAS ........................................................ 47 CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA .............................................................. 47 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 47 ECOLOGÍA DE LA PLAGA ......................................................................... 48 DAÑOS ........................................................................................................... 49 CONTROL BIOLÓGICO............................................................................... 49
  • 6. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 8 CAPÍTULO IV INSECTOS DEPREDADORES ....................................... 57 NEURÓPTEROS ............................................................................... 57 LEÓN DE ÁFIDOS ........................................................................... 58 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 58 ECOLOGÍA DEL INSECTO ......................................................................... 59 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 60 FACTORES LIMITANTES ........................................................................... 60 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 60 COLEÓPTEROS................................................................................ 61 MARIQUITA DEPREDADORA DE ÁCAROS ................................ 62 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 62 ECOLOGÍA DEL INSECTO ......................................................................... 63 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 63 FACTORES LIMITANTES ........................................................................... 63 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 63 MARIQUITA DEPREDADORA DE ÁFIDOS .................................. 64 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 64 ECOLOGÍA DEL INSECTO ......................................................................... 64 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 64 FACTORES LIMITANTES ........................................................................... 65 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 65
  • 7. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 9 CATARINITA ................................................................................... 65 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 65 ECOLOGÍA DEL INSECTO ......................................................................... 67 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 67 FACTORES LIMITANTES ........................................................................... 67 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 67 HEMÍPTEROS................................................................................... 68 PEQUEÑA CHINCHE PIRATA........................................................ 69 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 69 ECOLOGÍA DEL INSECTO ......................................................................... 70 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 70 FACTORES LIMITANTES ........................................................................... 70 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 71 CHINCHE NABIS ............................................................................. 71 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 71 ECOLOGÍA DEL INSECTO ......................................................................... 71 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 72 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 72 CHINCHES ASESINAS .................................................................... 72 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 72 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 72 CHINCHE OJONA ............................................................................ 73 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 73 ECOLOGÍA DEL INSECTO ......................................................................... 73
  • 8. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 10 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 74 FACTORES LIMITANTES ........................................................................... 74 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 74 DÍPTEROS ........................................................................................ 75 MOSCAS SYRFIDAS ....................................................................... 75 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 75 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 77 CAPÍTULO V INSECTOS PARASITOIDES .......................................... 87 HYMENOPTERA: APHELINIDAE .................................................. 88 AVISPITA ENCARSIA ..................................................................... 88 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 88 ECOLOGÍA DEL INSECTO ......................................................................... 89 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 90 FACTORES LIMITANTES ........................................................................... 90 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 90 AVISPITA ERETMOCERUS ............................................................ 91 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 92 ECOLOGÍA DEL INSECTO ......................................................................... 92 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 92 FACTORES LIMITANTES ........................................................................... 93 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 93
  • 9. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 11 AVISPITA LYSIPHLEBUS .............................................................. 93 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 93 ECOLOGÍA DEL INSECTO ......................................................................... 94 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 94 FACTORES LIMITANTES ........................................................................... 95 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 95 HYMENOPTERA: TRICHOGRAMMATIDAE................................ 95 AVISPITA TRICHOGRAMMA ........................................................ 95 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 95 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 96 MÉTODOS DE APLICACIÓN...................................................................... 97 HYMENOPTERA: BRACONIDAE .................................................. 98 AVISPITA PARASITOIDE DE LARVAS DE LEPIDOPTEROS ..... 98 CICLO DE VIDA ........................................................................................... 98 PLAGAS QUE CONTROLA ......................................................................... 99 CAPÍTULO VI MICROORGANISMOS ENTOMOPATÓGENOS ....... 101 HONGOS ENTOMOPATÓGENOS .................................................101 Beauveria bassiana ...........................................................................101 CICLO DE VIDA Y ECOLOGÍA DEL HONGO ........................................ 102 PLAGAS QUE CONTROLA ....................................................................... 102 MÉTODOS DE APLICACIÓN.................................................................... 102
  • 10. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 12 Paecilomyces fumosoroseus ..............................................................103 CICLO DE VIDA ......................................................................................... 103 PLAGAS QUE CONTROLA ....................................................................... 103 MÉTODOS DE APLICACIÓN.................................................................... 103 BACTERIAS ENTOMOPATÓGENAS ............................................104 Bacillus thuringiensis (Bt) .................................................................104 BIOLOGÍA Y MORFOLOGÍA .................................................................... 104 PLAGAS QUE CONTROLA ....................................................................... 106 VIRUS ENTOMOPATÓGENOS......................................................106 VIRUS DE LA POLIEDROSIS NUCLEAR (VPN)..........................106 BIOLOGÍA Y MORFOLOGÍA .................................................................... 106 MÉTODOS DE APLICACIÓN.................................................................... 108 REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS............................ 111 ANEXOS ........................................................................ 117 Anexo 1. Toxicidad de los insecticidas y acaricidas hacia los enemigos naturales. ....................................................................................................... 117
  • 11. INTRODUCCIÓN El Valle de La Fragua, localizado en el oriente de Guatemala, es una región agrícola explotada en forma intensiva; principalmente en los cultivos de melón, sandía, okra, tabaco, tomate, chile y algunas especies de árboles frutales, como mango y cítricos. El cultivo de mayor importancia económica es el melón, que es destinado principalmente a los mercados internacionales, con alguna parte de la producción que se consume en el mercado local. La importancia del cultivo radica principalmente por la extensión de áreas cultivadas, la mano de obra necesaria para las labores culturales y de post-cosecha, así como la generación de divisas para el país. El cultivo se explota comercialmente en la región por más de tres décadas, período en el cual ha evolucionado tecnológicamente, estando a la vanguardia en los sistemas de cultivo, maquinaria y equipos. El manejo tradicional de las plagas se ha basado en el uso de plaguicidas químicos, principalmente de los grupos organoclorados, organofosforados, carbamatos, piretroides y neonicotinoides, para el control de los estados de adulto y ninfas de insectos chupadores como mosca blanca y áfidos; así como los estados larvarios de minadores de las hojas y lepidópteros, que tienen la mayor importancia económica en el cultivo de melón, en esta región agrícola. El uso de agroquímicos ha provocado un desbalance en el equilibrio entre las poblaciones de plagas y las poblaciones de organismos benéficos. Por lo tanto, las plagas se han incrementado a niveles inimaginables, seleccionándose poblaciones de insectos resistentes, ocasionando mayor dependencia de los plaguicidas químicos en dosis cada vez más altas. Aunado a lo anterior, se incrementan los costos de producción, se reduce la productividad del cultivo, se disminuye la rentabilidad para el productor y se aumenta la contaminación ambiental y el riesgo de la salud humana. Anteriormente, en los inicios de la explotación del melón en La Fragua, las principales plagas estaban constituidas por tortuguillas, áfidos y gusanos perforadores del fruto. El uso indiscriminado de agroquímicos provocó que las tortuguillas (Coleoptera: Coccinelidae) y los áfidos (Aphis gossipii y Myzus persicae), casi desaparecieran del cultivo y que las especies de larvas perforadoras del fruto (Diaphania spp), pasaran a un segundo plano en importancia económica. Sin embargo, se promovió el incremento desmedido de las poblaciones de mosca blanca (Bemisia spp), que después de ser un insecto sin importancia económica, surgió como una plaga muy importante, no solo para el melón sino para todas las hortalizas cultivadas en la región. Este insecto, además de succionar los nutrientes de las plantas, es un eficiente vector de virus, por lo que ha ocasionado importantes pérdidas al disminuir los rendimientos de exportación, llegando en ocasiones a pérdidas totales en los campos de producción. Además, ha habido
  • 12. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 14 disminución en la calidad de los frutos por el desarrollo de fumagina sobre la mielecilla que produce el insecto durante su alimentación. Asimismo, se incrementaron las poblaciones de diferentes especies de Spodoptera, que también se han convertido en una plaga de importancia económica, que además de alimentarse del follaje ocasiona daños directos en los frutos de melón. Últimamente están resurgiendo ambas especies de Diaphania como plagas de importancia económica en el cultivo. Los problemas ocasionados por las larvas de minadores se han incrementado, teniendo que aumentarse el uso de insecticidas diseñados para el control de esta plaga, con el consecuente aumento en los costos de producción. El aumento de las poblaciones de minadores es un reflejo de la poca presencia de organismos benéficos en el cultivo, ya que normalmente éstos mantienen regulada a esta plaga. En la región, existe el potencial para el uso de agentes biológicos para el control de las principales plagas de importancia económica, que puede consistir en la utilización de depredadores, parasitoides y entomopatógenos. Existe una fauna benéfica natural que puede ser aprovechada eficientemente, la cual se puede reforzar con la introducción y liberación de otras especies de insectos benéficos, que se pueden integrar en el manejo de plagas. Además, se puede involucrar la acción de los microorganismos entomopatógenos, que pueden regular las poblaciones de los insectos plaga causando enfermedades en los individuos, pudiendo inducir la formación de epizootias en la región. El uso comercial de agentes biológicos en el cultivo de melón en el valle de La Fragua ha sido escaso, el cual se ha limitado al uso de Bacillus thuringiensis para el control de larvas de lepidópteros y a algunas liberaciones de Chrysoperla spp, que hace algunos años realizaron todos los productores de melón. Los hongos entomopatógenos Beauveria bassiana y Paecilomyces fumosoroseus han demostrado tener potencial para el control de mosca blanca. Estos microorganismos necesitan de condiciones ambientales favorables para su establecimiento y distribución en las poblaciones de insectos. En el valle se han detectado cepas nativas de ambos hongos sobre ninfas de mosca blanca. Las poblaciones de Chrysoperla sp se han incrementado naturalmente en las áreas silvestres, emigrando ocasionalmente hacia los campos de producción. También se han detectado poblaciones nativas de los parasitoides Encarsia sp, Eretmocerus sp, Trichogramma sp y Lysiphlebus sp; así como de las chinches depredadoras Orius sp, Nabis sp, Sinea sp y Geocoris sp; la catarinita Hippodamia convergens, al igual que algunas especies de moscas syrfidas. Todos estos insectos tienen el potencial para ser integrados en un programa de Manejo Integrado de Plagas.
  • 13. CAPÍTULO I EL CULTIVO DE MELÓN GENERALIDADES CULTIVO DE MELÓN CANTALOUPE El melón es una planta cucurbitacea de ciclo corto, que se adapta a condiciones de climas cálidos y secos, características propias del Valle de La Fragua. En la actualidad es el cultivo de mayor importancia económica en la región, tanto por la generación de empleos directos e indirectos, como la generación de divisas al país, ya que es un cultivo que se explota con fines de exportación (Fotografías 1 y 2). CLASIFICACIÓN BOTÁNICA La clasificación botánica del melón es la siguiente: Reino Vegetal Subreino Embriobionta División Magnoliophyta Subdivisión Magnoliophytina Clase Magnoliopsida Subclase Dillidae Orden Violales Familia Cucurbitaceae Género Cucumis Especie Cucumis melo L.
  • 14. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 16 DESCRIPCIÓN MORFOLÓGICA El sistema radicular es abundante, muy ramificado y de rápido desarrollo. La raíz puede penetrar hasta 1.8 metros de profundidad, pero la mayor parte de las mismas se mantiene en los primeros 0.6 metros. La planta de melón es herbacea, con tallos rastreros o trepadores de varios metros de longitud (Fotografía 3). El tallo principal está recubierto de formaciones pilosas y presentan nudos en los que se desarrolla hojas, zarcillos y flores, brotando nuevos tallos de las axilas de las hojas. El limbo de las hojas es orbicular aovado, reniforme o pentagonal, dividido en 3-7 lóbulos con los márgenes dentados (Fotografía 4). Las hojas también son vellosas por el envés. Estas pueden alcanzar de siete a quince centímetros de largo, por otro tanto de ancho. Las flores son solitarias, unisexuales y de color amarillo. En la misma planta se producen las masculinas y femeninas, siendo monóica. Las flores masculinas (Fotografía 5), suelen aparecer, en primer lugar, sobre los entrenudos más bajos, aproximadamente a los catorce días después del trasplante. Mientras tanto, las flores femeninas aparecen más tarde en las ramificaciones de segunda y tercera generación, aunque siempre junto a las masculinas, entre los 22 y 24 días después del trasplante. Ambos tipos de flores se abren durante un día solamente. Las flores que fructifican usualmente son completas, tienen tanto estambres como pistilos. El polen es pegajoso y pesado, por lo que debe ser transportado de una flor a otra por insectos, siendo una polinización entomófila. Cuando se ha realizado la polinización, las flores pistiladas comienzan a crecer. Las flores mejor polinizadas se desarrollan más rápido y se vuelven dominantes; las otras se marchitan y caen. El fruto de melón cantaloupe puede ser de forma esférica, elíptica u ovalada, la corteza es de color verde, con rugosidad en la cáscara en forma de red (Fotografía 6). La pulpa es anaranjada o asalmonada. La placenta contiene las semillas y puede ser seca, gelatinosa o acuosa, en función de su consistencia (Fotografía 7). Resulta importante que sea pequeña para que no reste pulpa al fruto y que las semillas estén bien situadas en la misma para que no se muevan durante el transporte. La calidad de los frutos de melón cantaloupe se miden con respecto a la formación de la red, a las concentraciones de sólidos solubles (grados brix), al grosor y color de la pulpa y a las dimensiones de la cavidad que contiene las semillas. ECOLOGÍA DEL CULTIVO El melón cantaloupe es una planta nativa del trópico y subtrópico de África y cuenta con un centro de origen bien desarrollado en la India. Es un cultivo de clima cálido y se
  • 15. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 17 comporta mejor cuando se cultiva en clima caluroso y seco, o sea, bajo abundante luminosidad solar, baja humedad y poca lluvia. En estas condiciones de clima se producen plantas vigorosas, con frutos de alta calidad y firmeza, altos contenidos de sólidos solubles y excelente sabor. La temperatura mínima en la que se desarrolla el cultivo es de 15°C y la máxima de 38°C, estando la temperatura óptima en 32°C. Los frutos que maduran en temperaturas diurnas menores a los 21°C en promedio, son de menor calidad. Aún cuando los melones se desarrollan mejor en temperaturas calurosas, las temperaturas elevadas, de 43°C a 46°C, pueden causar marchitamientos temporales en las guías, quemaduras de sol en los frutos y falta de consistencia o firmeza en los frutos al momento de la cosecha (Cordón, 2000). El melón cantaloupe requiere de suelos bastante fértiles, bien drenados y que estén relativamente libres de nemátodos y de hongos patógenos. Las plantas son susceptibles a condiciones ácidas, pero se desarrollan bien en suelos ligeramente ácidos (pH 6.8) hasta moderadamente alcalinos (pH 8.0). Los rendimientos máximos se obtienen en suelos de textura media con gran capacidad de retención de humedad y drenaje interno (Cordón, 2000). CICLO DE VIDA Debido a las características climáticas propias del Valle de La Fragua, el ciclo de vida del melón cantaloupe es muy corto. Actualmente, el sistema de siembra se realiza por medio de trasplante de piloncitos, producidos en invernaderos, por lo que se requiere de un período de semillero que dura de 14 a 18 días, momento es que es traslado al campo definitivo. Al momento del trasplante, la planta cuenta con los dos cotiledones y dos hojas verdaderas. A partir de los 14 a 16 días comienza a desarrollar la guía principal, continuando con dos a tres guías secundarias. En este mismo período se comienzan a desarrollar las flores masculinas. A los 22 a 24 días después del trasplante se inicia la floración femenina, momento en que se deben ingresar abejas melíferas Apis melifera para que se realice eficientemente la polinización. Esta dura aproximadamente catorce días. El cuajado y crecimiento de frutos se inicia a los cuatro días después de la polinización, y continua hasta la cosecha. La formación de la redecilla se inicia a los doce a catorce días después del inicio del cuajado de los frutos. La cosecha, en condiciones de clima normales, o sea sin nubosidad excesiva, lluvias o días muy soleados y calurosos, inicia a los 54 a 56 días después del trasplante. Dependiendo de la variedad y del clima, se puede extender por catorce hasta dieciocho días.
  • 16. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 18 En resumen, se pueden definir claramente cuatro etapas fenológicas en el cultivo: 1) crecimiento vegetativo, 2) floración y polinización, 3) cuajado y crecimiento de frutos y 4) cosecha.
  • 17. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 19 1 2 3 4 5 7 6 FOTOGRAFÍAS: 1) Plantación de melón cantaloupe (Oirsa). 2) Frutos de melón cantaloupe (Sakata Seed America, Inc.). 3) Plantación de melón cantaloupe en donde se manifiesta su porte rastrero (Oirsa). 4) Morfología de las hojas de melón cantaloupe (Infoagro). 5) Flor masculina de melón (Infoagro). 6) Apariencia externa del fruto de melón cantaloupe (Infoagro). 7) Apariencia interna del fruto de melón cantaloupe, mostrando color de la pulpa y la placenta con semillas (Sakata Seed America, Inc.).
  • 18. CAPÍTULO II EL MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS CONCEPTOS BÁSICOS MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS El manejo integrado de plagas (MIP) no es un simple método de control de plagas, es más bien una estrategia que combina el pensamiento en la evaluación y la decisión de aplicar una variedad de métodos de control de plagas para alcanzar resultados que sean económica y medio-ambientalmente efectivos. CONCEPTOS DE MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS Según el Instituto Nacional de Investigación Agrícola (2003), el manejo integrado de plagas se puede definir como la estrategia que utiliza diferentes técnicas de control (biológicas, culturales, físicas y químicas), complementarias entre sí y que tiene como prioridad evitar o reducir el daño que ocasiona una o más plagas sobre un determinado cultivo. Se le da prioridad a los métodos que, siendo más seguros para la salud humana y el medio ambiente, permiten la producción económica de productos de calidad para el mercado. Para Flint y Doane (2003), el concepto de manejo integrado de plagas se basa en el reconocimiento que para controlar las plagas no hay un solo enfoque que ofrezca una solución universal y que la mejor protección del cultivo se puede suministrar por medio de una fusión de varias tácticas y prácticas que tienen base en principios ecológicos sensatos. De acuerdo con Naturalmente Puresa (2003), el manejo integrado de plagas consiste en utilizar todas las estrategias disponibles para regular las poblaciones de insectos plaga a
  • 19. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 22 niveles que no causen daños económicos a los cultivos agrícolas, respetando el medio ambiente y a los insectos benéficos que van a ayudar a controlarlos. Conforme a Agrícola El Sol (2003), el manejo integrado de plagas es un sistema de manejo de plagas que utiliza todos los métodos de control de plagas, compatibles con la conservación del medio ambiente, para mantener las poblaciones de las plagas en cantidades que no causen pérdidas a los agricultores. La National Academy of Sciences (1992), indica que manejo integrado de plagas es la utilización de todas las técnicas adecuadas para reducir y mantener la población de las plagas por debajo del nivel en que causan daño de importancia económica a la agricultura y a los bosques. Es un sistema que se debe basar en principios y métodos ecológicos simples. Meister Publishing Company (2003), define el manejo integrado de plagas como un programa montado en muchas tácticas acerca de la prevención y/o prevención del desarrollo de plagas que resulte en un sistema de cultivo sostenible. COMPONENTES DEL MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomienda utilizar cuatro componentes en un programa de manejo integrado de plagas que son: prevenir, evitar, monitorear y suprimir. La prevención es la primera línea de defensa en cualquier programa de manejo integrado de plagas. En esta práctica se mantiene alejadas a las poblaciones de plagas para evitar la infestación en un campo de cultivo. Esto incluye algunas tácticas como el uso de semillas sanas y trasplantes, prevención de la reproducción de malezas, programa de irrigación para evitar situaciones que conduzcan al desarrollo de enfermedades, limpieza de equipos de mecanización entre operaciones de un campo a otro, uso de procedimientos de sanitización en el campo y eliminación de hospederos alternos o sitios de insectos plaga y organismos enfermos. El evitar se puede practicar cuando las poblaciones de plaga existen en un campo, pero el impacto de la plaga en el cultivo puede evitarse a través de algunas prácticas culturales. Estas tácticas incluyen la rotación de cultivos en donde el cultivo escogido no sea hospedero de la plaga, elegir cultivares con resistencia genética a las plagas, utilizar cultivos trampa o trampas de feromonas, elegir variedades con días de maduración que permitan cosechar antes del desarrollo de las poblaciones de la plaga, aplicación de programas de fertilización que promuevan el rápido desarrollo del cultivo, y simplemente no sembrar cerca de áreas o campos donde las poblaciones de plagas sean probablemente la causa de pérdidas en el cultivo. Algunas tácticas dirigidas a prevenir y a evitar se pueden traslapar en muchos sistemas de manejo integrado de plagas.
  • 20. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 23 El monitoreo y apropiada identificación de las plagas a través de programas de inspecciones y muestreos, incluyendo trampeo, monitoreo del clima y pruebas de suelo donde sea apropiado, deben ejecutarse como la base para cualquier actividad de supresión. Los registros de la incidencia y distribución de la plaga en cada campo deben ser guardados. Los registros forman la base para la selección de rotación de cultivos, umbrales económicos y acciones de supresión. La supresión de las poblaciones de plaga debe de llegar a ser necesaria para evitar pérdidas económicas si las tácticas aplicadas para prevenir y evitar son agotadas o no exitosas. Las tácticas de supresión pueden incluir prácticas culturales como el espaciamiento estrecho en las hileras de cultivo o la optimización de la población de plantas en las líneas de cultivo, labranza alternativa como sistema de no – labranza, cultivos de cobertura o mulches, o el uso de cultivos con alelopatía potencial en la rotación. Las tácticas físicas de supresión pueden incluir el uso de cultivadoras para el control de malezas. También se pueden incluir tácticas como el uso de feromonas para ciertos insectos, el control biológico y el control químico. NIVELES DE MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS Existen cuatro niveles de manejo integrado de plagas, que se clasifican de acuerdo a las tácticas aplicadas en cada caso. Nivel Básico de Manejo de Plagas (NO MIP) En este nivel de manejo de plagas no existe un manejo integrado de plagas y únicamente se aplican las siguientes tácticas: a. Sanitización apropiada, mantenimiento y calibración de equipos de aplicación. b. Muestreos regulares para evitar aplicaciones innecesarias en ausencia de plagas primarias. c. Confianza en las detecciones visuales y ciclos calendarizados de programación de aplicación de plaguicidas. Nivel Bajo de Manejo Integrado de Plagas En este nivel se aplican algunas tácticas relacionadas con los componentes del manejo integrado de plagas: a. Uso de algunas medidas preventivas. b. muestreos sistemáticos, trampeo y mantenimiento de registros para reforzar el momento de las medidas de control.
  • 21. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 24 c. Utilización de umbrales de acción para indicar la aplicación de plaguicidas. d. Uso de plaguicidas selectivos y empleo de técnicas de manejo de resistencia. Nivel Medio de Manejo Integrado de Plagas En este nivel se refuerzan algunas actividades aplicadas en el nivel bajo y se agregan otras tácticas: a. Incremento del uso de medidas preventivas. b. Uso de modelos de pronóstico de insectos y enfermedades como refuerzo adicional. c. Ajuste de los umbrales de acción de acuerdo a la actividad benéfica. d. Manipulación física del hábitat de la plaga, como la remoción de los sitios de invernación. e. Uso de plaguicidas bioracionales. f. Suplementar las poblaciones de insectos y ácaros benéficos. Manejo Integrado de Plagas Biointensivo En este nivel se aplica el sistema completo de manejo integrado de plagas, que incluye las siguientes tácticas: a. Confianza en las medidas preventivas. b. Muestreos para determinar el momento de liberación de benéficos. c. Los umbrales determinan la liberación de benéficos y el uso de bioplaguicidas. d. Aumento del enfoque en la salud de la planta y calidad del suelo. e. Uso de plaguicidas bioracionales y microbiales. f. Aumento de la confianza en los benéficos, incluyendo la conservación de los habitat.
  • 22. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 25 MÉTODOS DE CONTROL EN EL MANEJO INTEGRADO DE PLAGAS Los métodos de control que se aplican en un programa de manejo integrado de plagas son: legal, cultural, físico y mecánico, etológico, autocida, biológico y químico. Control Legal Este método consiste en mandos gubernamentales o intergubernamentales que señalan el empleo de ciertas técnicas o la prohibición del uso de otras. Entre estas prácticas se puede incluir las cuarentenas y la legislación que exija el control de determinados insectos. Control Cultural El control cultural comprende múltiples prácticas que pueden utilizarse en el manejo de plagas. Este método no elimina el problema pero sí contribuye a reducirlo. Las medidas aplicadas se refieren al uso de variedades resistentes, a la rotación de cultivos, a la destrucción de rastrojos, al arado del suelo, a la alteración de la época de siembra y/o cosecha, a la poda, a la aplicación de abonos, a la limpieza del cultivo, al manejo del agua (riego y drenaje), al uso de cultivos trampa y al manejo y destrucción de hospederos alternos. Control Físico y Mecánico Este tipo de control incluye la destrucción o eliminación manual de insectos, el uso de barreras físicas, la aplicación de calor, frío, humedad, energía, sonido y radiación ionizante. Control Etológico El control etológico consiste en el uso de distintos dispositivos químicos o físicos que afectan el comportamiento de los insectos. Entre ellos se mencionan las trampas con feromonas, el uso de atrayentes y el uso de repelentes. Control Autocida Este método consiste en la liberación masiva de insectos estériles o de poblaciones genéticamente degradadas para reducir la reproducción y sobrevivencia de las poblaciones de las plagas.
  • 23. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 26 Control Biológico En este tipo de control se hace referencia al uso de enemigos naturales para el manejo de las plagas. Estos organismos benéficos pueden ser depredadores, parasitoides y entomopatógenos. Entre las actividades que se pueden realizar se mencionan: protección y estímulo de las poblaciones de enemigos naturales; introducción, aumento artificial y colonización de depredadores y parasitoides; propagación y diseminación de bacterias, hongos, virus y protozoarios entomopatógenos. a. Depredadores Los depredadores son insectos que atacan, matan y se alimentan en varios o en muchos otros individuos, denominados presas, durante su tiempo de vida. Algunos depredadores están especializados en alimentarse en solo uno o en pocas especies cercanamente relacionadas, pero muchos depredadores son mas generalizados y se alimentan en una variedad similar de organismos. Los depredadores son económicamente importantes en el control de insectos plaga e incluye insectos de los ordenes Coleoptera, Hemiptera, Diptera y Neuroptera, así como ácaros de la clase Archnida. b. Parasitoides Los parasitoides son organismos que viven y se alimentan dentro o en un hospedero más grande. A diferencia de los depredadores, los organismos parasitoides tienen una prolongada y especializada relación con sus huéspedes. Usualmente parasitan solo un hospedero individualmente durante su vida. c. Entomopatógenos Los entomopatógenos son microorganismos que causan enfermedades en los insectos, causándoles la muerte. Pueden ser hongos, bacterias, virus, rickettsias, protozoos y nematodos. Control Químico Según Salguero (1993), el control químico es la práctica más usada para el control de plagas. Este consiste en la aplicación de insecticidas. Los insecticidas son compuestos químicos o biológicos que son letales para los insectos en dosis pequeñas (Nakano, 2003).
  • 24. CAPÍTULO III PLAGAS DE IMPORTANCIA ECONÓMICA DEL CULTIVO DE MELÓN VALLE DE LA FRAGUA MOSCA BLANCA Bemisia tabaci Gennadius Bemisia argentifolii Bellows & Perring En el Valle de La Fragua, el género más importante de aleyrodidos en el cultivo de melón es Bemisia, plaga que ha ocasionado serios daños no solo a este cultivo, sino a todas las hortalizas que se desarrollan en la región. Ocasionalmente, se han encontrado algunos inmaduros de la mosca blanca de los invernaderos (Trialeurodes vaporariorum Westwood) en algunas malezas, ubicadas en quebradas y ambientes silvestres, pero en el cultivo de melón no se ha reportado esta especie (Fotografía 8). En décadas anteriores King y Saunders (1984), reportaban que en América Central la mosca blanca Bemisia tabaci era una plaga importante en el cultivo de frijol, como vector del virus del mosaico dorado del frijol, siendo una especie de importancia menor en el resto de cultivos anuales (Fotografía 9). Hace algunos años en Arizona, la mosca blanca de la batata (B. tabaci) cambió de ser una plaga secundaria vectora de virus a ser una plaga primaria en los vegetales de otoño, melones y algodón del suroeste. Este cambio en la situación de plaga se debió al desarrollo de una nueva raza de esta especie, que algunas veces ha sido referida como la mosca blanca de la hoja plateada. Muchas especies de mosca blanca infestan los cultivos de cucurbitáceas, siendo las más importantes la mosca blanca de los invernaderos (T. vaporarioum) y la mosca blanca de
  • 25. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 28 la hoja plateada (B. argentifolii). En California, B. argentifolii (Fotografía 10), ha desplazado a B. tabaci, por lo tanto, la apropiada identificación de estas especies es importante ya que la primera es más hábil como vector de virus. CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA La clasificación taxonómica de la mosca blanca es la siguiente: Phylum Arthropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea Superorden Paraneoptera Orden Hemiptera Suborden Sternorrhyncha Superfamilia Aleyrodoidea Familia Aleyrodidae Subfamilia Aleyrodinae Género Bemisia Especies B. tabaci Gennadius B. argentifolii Bellows & Perring CICLO DE VIDA Ambas especies de Bemisia son muy similares en la apariencia; además, los estados por los que atraviesan durante su ciclo de vida son los mismos, por lo que la descripción se realiza en forma conjunta, haciendo la distinción respectiva en caso de obtenerse diferencias. La mosca blanca se puede reproducir de forma sexual, con la intervención del macho y la hembra, y de forma partenogenética del tipo arrenotoquia, en donde la hembra desarrolla huevos que dan origen a nuevas generaciones de machos únicamente. Las moscas blancas presentan metamorfosis incompleta, pasando por los estados de huevo, ninfa y adulto.
  • 26. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 29 Los huevos son colocados en forma individual o en grupos, formando círculos o semicírculos, quedando insertados en el tejido de la hoja por un pedicelo. Son diminutos (0.2 mm), de forma oval con punta en el ápice, dando la apariencia de una punta de lanza, el color es blanco verdoso al momento de la postura, posteriormente toma un color amarillento y se oscurece hasta tornarse café claro. El promedio de duración del estado de huevo en B. tabaci es de 5.1 ± 2.4 días (Fotografías 11 y 12). El estado ninfal pasa por cuatro estadíos. Al salir del huevo el primer estado ninfal posee piernas y antenas y es móvil. Se le denomina “crawler” (gateador) ya que camina sobre el tejido vegetal hasta que encuentra el sitio apropiado para alimentarse, por lo que inserta el estilete y comienza a succionar la savia del vegetal. En B. argentifolii las ninfas son de 0.2 a 0.3 mm de largo, de color amarillento y apariencia oval y achatada. En B. tabaci las ninfas son de color blanco verdoso, de forma elíptica con una ligera angostura en la parte distal. El período de duración es de 2.4 a 7.1 días, después del cual realiza la muda para pasar al segundo instar (Fotografía 13). El segundo y tercer estadios son similares y no sufren mayores cambios entre uno y otro. Ambos se encuentran fijos en las hojas y no tienen movimiento de traslación. La forma es ovalada con una leve constricción en el tercio proximal, el color es blanco verdoso y cristalino al principio y opaco al final. El segundo instar dura de 2.4 a 6.7 días y el tercer instar dura de 2.6 a 8.0 días (Elchelkraut, 1987; Hilje, 1995; Palumbo y Kerns, 1998; Salguero, 1990). En el cuarto instar a las ninfas se les distinguen los ojos rojos, por lo que son llamadas “ninfas de ojos rojos” (Fotografía 14). En este instar se dan dos fases: en la primera el insecto aún se alimenta y en la segunda ya no se alimenta, sufriendo algunos cambios morfológicos. A esta segunda fase se le conoce como “estado de pupa”. En B. argentifolii la pupa tiene forma de domo y en su contorno es de forma ovalada, tienen una longitud de 0.7 a 0.8 mm. En B. tabaci la ninfa en la primera fase tiene forma plana y transparente y dura de 2.5 a 8.5 días. En la segunda fase (pupa) es de forma abultada y opaca y dura de 3.1 a 9.2 días (Elchelkraut, 1987; Hilje, 1995; Palumbo y Kerns, 1998; Salguero, 1990). El adulto emerge rompiendo la cápsula “pupal” en forma de “T” invertida, que comienza desde la cabeza hasta la separación del torax y abdomen (Fotografía 15). El cuerpo del adulto recién emergido es de color amarillo pálido, posteriormente el cuerpo y las alas son cubiertas por un fino y ceroso polvo blanquecino, dándole una apariencia blanca a todo el insecto (Elchelkraut, 1987; Godfrey et al, 2002; Palumbo y Kerns, 1998; Salguero, 1990). Las alas tienen una inclinación vertical con apariencia de tejado, pero éstas no se juntan sobre la espalda existiendo una pequeña separación entre ellas. B. argentifolii (Fotografía 16), tiene una longitud corporal de 1.0 a 1.5 mm y las puntas de las alas más juntas, mientras que en B. tabaci las alas están más separadas y la longitud del cuerpo es de 1.0 a 2.0 mm.
  • 27. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 30 ECOLOGÍA DE LA PLAGA Las moscas blancas se distribuyen mundialmente en las áreas tropicales y subtropicales. Colonizan el envés de las hojas. Los adultos y huevos se encuentran frecuentemente en las hojas jóvenes, en las partes intermedias de las plantas se encuentran ninfas de todos los instares y en las hojas viejas se localizan los estados ninfales más avanzados, pupas y cubiertas ninfales vacías o exuvias. Los adultos de mosca blanca se establecen en los cultivos siguiendo un patrón agregado, influenciado principalmente por el viento. En el Valle de la Fragua, en donde predominan los vientos que ingresan por el Norte y Este, se han encontrado mayores poblaciones de adultos en estas posiciones en los campos, mientras que los estados inmaduros han sido encontrados en mayores cantidades en las áreas centrales de las plantaciones. Las moscas blancas presentan un amplio rango de hospederos, incluyendo más de quinientas especies vegetales. Los cultivos más afectados en el Valle de La Fragua son tomate, melón, sandía, tabaco, chile pimiento, pepino y okra. El metabolismo de B. tabaci depende de la temperatura ambiental. Las temperaturas óptimas de desarrollo son de 20°C a 30°C, aunque se puede desarrollar a partir de los 15°C. Asimismo, la humedad relativa también es determinante en la sobrevivencia de la mosca blanca. A humedades relativas del 21% la sobrevivencia de los adultos es baja y a humedad relativa del 90% es alta. En caso contrario, los huevos y ninfas jóvenes tienen baja sobreviviencia a humedades relativas del 80% y 90%, mientras que al 31% ésta es alta. Por lo tanto, las disminuciones de las poblaciones de la plaga en la época lluviosa se deben al efecto mecánico de mortalidad causado por la lluvia sobre los adultos y al de la alta humedad relativa sobre los estados inmaduros jóvenes. DAÑOS La mosca blanca causa tres tipos de daños en los cultivos: 1) succión de nutrientes en las plantas, al insertar el estilete y succionar la savia, 2) transmisión de virus y 3) la producción de excreciones mielosas que causan dos tipos de problemas: interferencia en el proceso fotosintético y/o el favorecimiento de la proliferación de fumaginas. Con poblaciones moderadas a altas de este insecto ocurren desecaciones en las plantas, éstas se vuelven improductivas y los frutos pierden el valor comercial. B. tabaci ha sido históricamente un problema serio en las cucurbitáceas por la transmisión del lettuce infectious yellows virus y el squash leaf curl virus. Recientemente B. argentifolii se ha convertido en una especie dañina, que con poblaciones bajas a moderadas las hojas no presentan síntomas distintivos como respuesta a su alimentación, pero altas cantidades de mielecilla son depositadas en las hojas observándose con una apariencia pegajosa y brillosa. Igualmente, es una plaga importante debido a su alta capacidad de reproducción, al amplio rango de hospederos, al alto índice de alimentación y los exudados de
  • 28. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 31 mielecilla pegajosa. Cuando se alimenta en calabacitas, causa que las hojas se tornen de color blanquecino o plateado, derivándose de allí su nombre común (Fotografía 17). Los adultos y ninfas al alimentarse insertan el estilete tubular en el tejido vascular de las hojas y extraen los asimilados de las plantas, como carbohidratos y aminoácidos. También afectan el desarrollo de las plantas al destruir la clorofila y reducir la actividad fotosintética. Altas poblaciones del insecto en plantas jóvenes pueden causar desecación en las hojas y la muerte de la planta. Las poblaciones de mosca blanca causan serios daños económicos en el cultivo de melón, al reducir la calidad y el tamaño de la fruta. La calidad también es impactada por las bajas concentraciones de sólidos solubles en los frutos y por la contaminación de los frutos con la fumagina. Los geminivirus transmitidos por mosca blanca causan más de cuarenta enfermedades en los cultivos agrícolas, siendo considerados en algunas regiones como el grupo viral más numeroso y expandido. En sandía se han identificado los geminivirus squash leaf cur y watermelon curly mottle. CONTROL BIOLÓGICO Muchas avispas, incluyendo especies de los géneros Encarsia y Eretmocerus parasitan las moscas blanca. Las ninfas de mosca blanca también son víctimas de depredadores como la chinche ojona Geocoris sp, el león de áfidos Chysoperla carnea y la catarinita Hippodamia convergens. En California, B. argentifolii es una plaga introducida y ha escapado a los enemigos naturales. Algunos parasitoides y depredadores nativos la han atacado pero no mantienen bajos los niveles de daño. La catarinita Delphastus pusillus ha sido introducida en el sur de California para ayudar en el control biológico. El hongo entomopatógeno Aschersonia aleyrodis es específico para el control de aleyrodidos. El hongo generalista Paecilomyces fumosoroseus ha sido el patógeno más estudiado para el control de mosca blanca. El hongo Beauveria bassiana se formula bajo diversos nombres comerciales. El hongo Verticillium lecanii funciona sobre moscas blancas pero requiere de alta humedad para actuar. Los hongos B. bassiana, P. fumosoroseus y Synnematium spp han presentado resultados promisorios en el control de ninfas de mosca blanca en el Valle de La Fragua.
  • 29. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 32 ÁFIDOS Aphis gossypii Glover Myzus persicae Sulzer Existen varias especies de áfidos que atacan a los cultivos anuales en Centroamérica, pero en el cultivo de melón únicamente están reportados el áfido de las cucurbitáceas Aphis gossypii Glover y el áfido verde Myzus persicae (Sulzer). En los últimos años, esta plaga ha ido perdiendo importancia económica en el cultivo de melón en el Valle de La Fragua, ya que ha sido controlada eficientemente como consecuencia de los tratamientos aplicados para la mosca blanca. Además, se ha observado una fuerte actividad de insectos benéficos que de alguna forma han mantenido reguladas las poblaciones de esta plaga en las áreas con plantas silvestres. CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA Los áfidos están clasificados taxonómicamente de la siguiente manera: Phylum Arthropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea Superorden Paraneoptera Orden Hemiptera Suborden Sternorrhyncha Superfamilia Aphidoidea Familia Aphididae Subfamilia Aphidinae Géneros Aphis Mizus Especies Aphis gossypii Glover Myzus persicae Sulzer
  • 30. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 33 CICLO DE VIDA Los áfidos son insectos que cumplen un ciclo de metamorfosis incompleta, pasando por los estados de huevo (que efectúan su período dentro del abdomen de la hembra), ninfa (que nace viva) y adulto. Áfido de las Cucurbitáceas: Aphis gossypii Glover Cucurbitáceas: ucurbitáceas El ciclo de vida está conformado por los estados de ninfas y adultos. Los áfidos de las cucurbitáceas se reproducen por partenogénesis en los climas cálidos, pero también sexualmente en las regiones templadas. El color de todos los estadios es verde pálido a verde amarillento o negro verdoso. Las articulaciones de las patas y los sifones son más oscuros, los ojos son rojos o negros. Dependiendo de la fuente de alimentación, se pueden encontrar adultos alados y sin alas. Los adultos alados tienen alrededor de 1.5 mm de largo pero no son tan robustos como los adultos ápteros (Fotografía 18). Una generación de áfidos puede tomar únicamente cinco días y se adaptan mejor a las condiciones secas. Áfido Verde: Myzus persicae Sulzer Verde erde: En su ciclo de vida pasan por los estados de ninfas y adultos, los cuales pueden ser alados o ápteros. Las ninfas y los adultos son de tamaño pequeño. Las ninfas amarillas, rosadas o verde pálido. Los adultos alados tienen cabeza y torax de color café/negro. El abdomen es verde claro o rojo con moteado café/negro. Los adultos ápteros son de color verde pálido o brillante y no tienen la cobertura cerosa. Las ninfas parecen pequeñas versiones de los adultos sin alas (Fotografía 19). En esta especie solo existe la reproducción partenogenética y no se producen machos en los climas cálidos. Las hembras, tanto aladas como ápteras, son vivíparas. Una hembra puede producir hasta cien ninfas. La duración de una generación depende de la temperatura, que puede ser de diez días o menos en climas cálidos. ECOLOGÍA DE LA PLAGA Los áfidos son insectos cosmopolitas que viven en el envés de las hojas, en los brotes florales y tallos, a menudo en grandes colonias. A. gossypii produce altas cantidades de melaza en el proceso de alimentación de las plantas, por lo que son atendidas por hormigas que se alimentan de la melaza y a la vez protegen a las colonias de áfidos de los depredadores. M. persicae produce menores cantidades de melaza. Las hormigas pueden trasladar a las ninfas a otras plantas que no están infestadas y se pueden establecer otras colonias. Las formas aladas se producen en respuesta a condiciones de hacinamiento y/o falta de alimentos y a la senescencia de los tejidos.
  • 31. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 34 En Arizona, el áfido del melón A. gossypii aparece en altas cantidades en los meses más frescos de la primavera, pero a excepción del áfido verde M. persicae, se pueden encontrar poblaciones infestando melones cuando las temperaturas son calurosas. M. persicae produce las formas migratorias (aladas) para moverse a otro hospedero (malezas o cultivos), en respuesta a las aglomeraciones de otros áfidos o a la disminución de la calidad de la planta hospedera. Esto ocurre regularmente en los inicios de la primavera. En California, al igual que en Arizona, las poblaciones de A. gossypii no disminuyen con las altas temperaturas. Pueden estar alteradas al final de la temporada (septiembre y octubre), particularmente en el Valle de San Joaquín y en el norte de California. Las poblaciones de M. persicae tienden a empezar en las hojas bajas y de allí se mueven hacia las partes superiores de las plantas. El áfido verde está distribuido por toda California en un amplio rango de hospederos. DAÑOS El áfido de melón A. gossypii puede ser un mayor problema en las plantas jóvenes cuando se alimenta cerca de las guías o puntos de crecimiento de las plantas de melón. Ellos se reúnen en grande números en el envés de las hojas en crecimiento, distorsionando y enrollando las hojas, produciendo grandes cantidades de mielecilla. Los frutos comienzan a recubrirse de las secreciones pegajosas, creando un ambiente favorable para el desarrollo de la fumagina. Adicionalmente, este áfido puede transmitir los virus cucumber mosaic virus, zucchini yellow virus y watermelon mosaic virus, además de otros. Estas enfermedades virales pueden ser más destructivas a los cultivos que la alimentación directa de los áfidos. Los daños por alimentación pueden causar pérdida de vigor, disminución del crecimiento o, eventualmente, la muerte de las plantas. Los virus watermelon mosaic virus, zucchine yellow mosaic y papaya ringspot virus son transmitidos principalmente por el áfido verde M. persicae. Este áfido se mueve en los campos de melón en grandes cantidades desde la vegetación aledaña a los campos, acarreando virus al moverse y alimentarse de una planta a otra. La incidencia de estos virus causan reducciones significativas en los rendimientos de melón y las infecciones severas de virus pueden resultar en pérdidas totales de los rendimientos. Las altas poblaciones de áfidos verdes pueden reducir el crecimiento de las plantas al remover los fluidos nutritivos, pero raramente las altas poblaciones de este áfido son suficientes para causar daños económicos. CONTROL BIOLÓGICO Las poblaciones naturales de la catarinita H. convergens puede proveer un control efectivo. Las liberaciones de este insecto no han sido efectivas. Otros depredadores como el león de áfidos, las larvas de syrfidos, Ceratomegilla maculata, Brachycantha dentipes, Scymnus spp y Cycloneda sanguinea; así como las avispas parasitoides,
  • 32. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 35 incluyendo especies de Lysiphlebus, Aphidius, Diaeretiella y Aphelinus, pueden atacar áfidos (Fotografía 20). El control biológico no es efectivo en la reducción de la transmisión de virus por estos áfidos. El hongo entomopatógeno Verticillium lecanii en condiciones de humedad puede controlar las poblaciones de áfidos. COMPLEJO DE GUSANOS SOLDADOS Spodoptera exigua Hüebner, Spodoptera albula Walker, Spodoptera frugiperda Smith En este documento se menciona como gusanos soldados a las diferentes especies que están incluidas dentro del género Spodoptera. En el cultivo de melón, en el Valle de La Fragua, se ha determinado la presencia de tres especies que afectan al cultivo, siendo estas S. exigua, S. albula y S. frugiperda. CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA Los gusanos soldados están clasificados taxonómicamente de la siguiente manera: Phylum Arthropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea Superorden Oligoneoptera Orden Lepidoptera Suborden Glossata Superfamilia Noctuoidae Familia Noctuidae Subfamilia Amphipyrinae Género Spodoptera
  • 33. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 36 Especies S. exigua Hüebner S. albula Walker S. frugiperda Smith CICLO DE VIDA Los lepidópteros son insectos que cumplen un ciclo de metamorfosis completa, pasando por los estados de huevo, larva, pupa y adulto. Gusano Soldado, Gusano de la Remolacha: Spodoptera exigua Soldado, Remolacha emolacha: Hüebner Los huevos son de color verde claro y son colocados por la hembra en masas de 50 a 150 sobre las hojas, cubiertos con escamas de color gris provenientes del abdomen de la hembra al momento de la oviposición. El período de desarrollo dura de tres a cinco días. La larva pasa por cinco o seis estadios, mide de 25 a 35 mm de largo cuando está madura. El color de las larvas puede variar, pero generalmente tienen color gris verdoso en el dorso, con una línea amarilla media dorsal quebrada y una banda subdorsal pálida por debajo. En la fase gregaria es de color verde oscuro a negro total (Fotografías 21 y 22). Las larvas empupan en el suelo después de un período de prepupa de uno a dos días. La pupa es de color café y se forma en un capullo suelto. Este estado dura de seis a siete días. Los adultos tienen una envergadura de 5 mm. Las alas delanteras son de color gris con una mancha central pálida o anaranjada en forma circular. Las alas traseras son blancas con venas de color café (Fotografía 23). Gusano Soldado, Gusano Cortador: Spodoptera albula Walker (= Soldado, Cortador ortador: S. sunia) La hembra es capaz de ovipositar masas de 60 a 600 huevos cada una; durante su ciclo de vida pone un promedio de 2,200 huevos. La oviposición ocurre en el envés de las hojas y las masa de huevos son cubiertas con un filamento gris claro característico, los huevos son semiesféricos y se tornan oscuros antes de la eclosión, las larvas emergen de tres a cuatro días después de la postura, alimentándose primeramente de la cáscara de la masa de los huevos y luego se alimenta de las hojas más tiernas. Las larvas en los dos primeros estadíos son gregarias pero al llegar al tercer estadío se dispersan hacia toda la planta; durante el día las larvas no se alimentan y se encuentran escondidas entre los rastrojos o entre los follajes, alimentándose por la noche.
  • 34. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 37 Después del tercer estadío se caracterizan por ser de color gris-negruzco a gris-parduzco, con una línea dorsal de pares negros a oscuros; cada triangulo tiene un punto central que puede ser blanco, amarillo o naranja brillante con marcas negras. El máximo desarrollo de las larvas ocurre de los 12 a los 14 días después de la eclosión y llegan a medir de 30 a 40 mm de largo. Finalizando su estado larval, se dejan caer al suelo y se entierran para empupar. Las pupas son de color café brillante y miden de 19 a 20 mm de longitud, en este estado dura de 8 a 15 días. Entonces, el adulto emerge caracterizándose por una banda negra delgada en su dorso en la posición de la cabeza y por un punto negro en cada una de sus alas. Son grisáceos y tienen una vida como adultos de alrededor de 4 a 8 días (Fotografías 24 y 25). Durante un ciclo del cultivo del melón (alrededor de dos meses), se presentan dos generaciones de Spodoptera albula, la primera posiblemente como producto de la inmigración del insecto de los alrededores y la segunda generación como resultado de la inmigración y de la autoinfestación. Gusano Soldado, Gusano Cogollero: Spodoptera frugiperda Smith Soldado, Cogollero ogollero: La hembra coloca los huevos en grupos de hasta 300, en cualquier superficie de la hoja, los cuales son cubiertos con escamas de color gris rosadas provenientes del abdomen de la hembra al momento de la oviposición. La duración de los huevos es de tres a cinco días (Fotografía 26). Las larvas pasan por cinco a seis estadios y miden de 35 a 40 mm de largo cuando están maduras. El ciclo de larva dura de 14 a 21 días, dependiendo de la temperatura y el tipo de alimento. Los primeros estadios larvales son de color verde con manchas y líneas negras dorsales, después se vuelven verdes con líneas espiraculares y dorsales negras, café beige o casi negras. Se caracterizan por poseer una “Y” invertida en la cabeza, pináculos dorsales negros y cuatro puntos negros en cuadro (::) sobre el último segmento abdominal (Fotografía 27). La pupa es de 18 a 20 mm de largo y dura de 9 a 13 días. Empupa en el suelo en un capullo suelto o en una celda en el suelo. El adulto tiene una envergadura de 32 a 38 mm. Las alas delanteras de la hembra son de un uniforme color gris a café gris (Fotografía 28). En el macho (Fotografía 29), las alas son beige con marchas oscuras y rayas pálidas en el centro del ala. Las alas traseras son blancas.
  • 35. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 38 ECOLOGÍA DE LA PLAGA Las especies de gusanos soldados se distribuyen mundialmente y cuentan con un amplio rango de cultivos hospederos. Las malezas también constituyen un medio importante en el desarrollo de las larvas, dificultando su control, ya que estas se movilizan de los cultivos a las malezas y viceversa, por lo que es importante realizar monitoreos frecuentes. En climas cálidos el ciclo de vida se reduce, pudiendo encontrarse todos los estadios larvales en el cultivo, mientras que en días frescos y fríos la tasa de desarrollo se reduce. S. frugiperda en climas cálidos puede completar su ciclo de vida en 30 días, pero en temperaturas frías, este se puede extender hasta los 80 y 90 días. DAÑOS Inicialmente, las larvas de los primeros instares se alimentan en forma gregaria en el envés de las hojas (Fotografía 30). Cuando las larvas están más desarrolladas se alimentan en solitario. En condiciones de altas poblaciones de la plaga pueden causar defoliaciones severas en los cultivos (Fotografía 31). Las plantas jóvenes pueden ser debilitadas e incluso destruidas. También causan daños en las flores y en los frutos de melón cantaloupe, disminuyendo los rendimientos y la calidad de los frutos. En el monitoreo de esta plaga es importante muestrear visualmente el daño en las plantas y las cantidades de larvas presentes en el cultivo, debiendo realizarse dos muestreos semanalmente. En algunos cultivos en el sur de Texas, se ha utilizado exitosamente un umbral de acción de 0.3 larvas por planta. CONTROL BIOLÓGICO El control biológico de esta plaga se basa en los parasitoides de los huevos y de las larvas. Entre los parasitoides de huevos se pueden mencionar a algunas especies de Trichogramma. Entre los parasitoides de larvas están Apanteles spp, Chelonus spp, Cotesia marginiventris Cresson y Meteorus augraphae Muesbeck. También se pueden mencionar los depredadores de huevos como Geocoris spp y Orius spp; así como los depredadores de larvas como Chrysopa spp, Nabis sp y Zelus spp. Las bacterias entomopatogenas Bacillus thuringiensis var. aizawai y B. thuringiensis var. kurstaki, causan mortalidad en las larvas pequeñas de los gusanos soldados. Además, se reporta el virus de la poliedrosis nuclear como agente patógeno de las especies de Spodoptera.
  • 36. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 39 GUSANO DEL MELÓN Y GUSANO PERFORADOR DEL FRUTO Diaphania hyalinata Linnaeus, Diaphania nitidalis Stoll El gusano del melón y el gusano perforador del fruto, ambos del género Diaphania, son plagas que afectan a los cultivos de cucurbitáceas, siendo muy importantes en los melones de Centroamérica. Estos insectos afectan el follaje de las plantas y los frutos de melón, causando daños externos que disminuyen la calidad del producto, así como daños internos, ocasionando una pérdida total del fruto afectado. CLASIFICACIÓN CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA El gusano del melón y el gusano perforador del fruto tienen la siguiente clasificación taxonómica: Phylum Arthropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea Superorden Oligoneoptera Orden Lepidoptera Suborden Glossata Superfamilia Pyraloidea Familia Pyralidae Subfamilia Pyraustinae Género Diaphania Especies D. hyalinata Linnaeus D. nitidalis Stoll
  • 37. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 40 CICLO DE VIDA Los gusanos del melón y perforadores del fruto son insectos de metamorfosis completa, pasando por los estados de huevo, larva, pupa y adulto. Ambas especies de Diaphania pueden completar su ciclo de vida en treinta días. Gusano del Melón: Diaphania hyalinata Linnaeus Melón: elón hyalinata Los huevos son de forma oval y aplanados. La hembra adulta los deposita en pequeños grupos en el envés de las hojas, flores y frutos. Inicialmente, los huevos son blancos o verdosos, pero pronto cambian a color amarillo. Las dimensiones son alrededor de 0.7 mm de largo y 0.6 mm de ancho. La eclosión puede ocurrir después de los tres a cuatro días, pudiendo llegar a cinco días (Fotografías 32 y 33). Las larvas pasan por cinco estadios. El desarrollo total de la larva se realiza en alrededor de catorce días, pudiendo llegar a 21 días. Los rangos de duración de cada instar son de 2–3 días para el primero, 2–3 días para el segundo, 1–3 días para el tercero, 1–3 días para el cuarto y 3–8 días para el quinto instar. El largo de las larvas para cada estadio es de 1.5 mm para el primero, 2.6 mm para el segundo, 4.5 mm para el tercero, 10.0 para el cuarto y 16 mm para el quinto instar. Las larvas completamente desarrolladas pueden medir hasta 20 mm de longitud. Las larvas recién emergidas del huevo no tienen color, pero en el segundo instar adquieren un color amarillo verdoso pálido. Construyen una frágil estructura de seda debajo de las hojas, en donde se protegen durante las horas de luz. En el quinto instar, las larvas tienen líneas subdorsales a lo largo de todo el cuerpo, siendo la característica más importante de la larva. Estas líneas pueden desaparecer justo antes de iniciar el estado de pupa (Fotografía 34). Previo a empupar, la larva teje un frágil capullo en la planta hospedera o, lo que es más común, en la hojarasca, doblando una sección de la hoja para agregar protección. La pupa mide de 12 a 15 mm de largo y alrededor de 3 a 4 mm de ancho. Es de color café claro a café oscuro. El estado de pupa dura de cinco a diez días. El adulto tiene una envergadura de 23 a 30 mm. Las alas son de color blanco perla en el centro, con una banda marginal café oscuro o negra, excepto en el interior de las alas traseras. Frecuentemente presentan una brocha al final del abdomen. El último segmento y el mechón anal son negros (Fotografía 35). Gusano Perforador del Fruto: Diaphania nitidalis Stoll Fruto ruto: Los huevos son pequeños y miden únicamente de 0.4 a 0.6 mm de ancho por 0.8 mm de largo. La forma varía de esférica a aplanada. Inicialmente el color de los huevos es blanco pero cambia a amarillo después de 24 horas. Los huevos se distribuyen en
  • 38. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 41 pequeños grupos, usualmente de dos a siete por grupo. Son depositados principalmente en los brotes florales, flores y en cualquier punto de crecimiento activo de la planta. La eclosión de los huevos ocurre alrededor de los cuatro días. Se estima que cada hembra puede producir de 300 a 400 huevos. La larva pasa por cinco estadios. El promedio de desarrollo total de las larvas es de 14 días, pero puede durar hasta 21 días. El rango de duración medio de cada estadio es de 2– 3 días para el primero, 1–3 días para el segundo, 1–3 días para el tercero, 2–3 días para el cuarto y 4–7 días para el quinto instar. Las longitudes promedio del cuerpo para cada estadio es de 1.6 mm para el primero, 2.5 mm para el segundo, 4.0 mm para el tercero, 10 mm para el cuarto, y 15 mm para el quinto instar. Las larvas maduras pueden medir de 20 a 25 mm cuando están completamente desarrolladas. Las larvas jóvenes tienen un color amarillo pálido a blanco verdoso con numerosos puntos gris oscuro o negros, que permanecen hasta el cuarto instar. Las manchas oscuras se pierden en la muda hacia el quinto instar. El color de las larvas durante el último estadio larvario es variable y depende de la cantidad en la fuente de alimentación del insecto. El color en el quinto estadio es verde pálido, regularmente. Previo a empupar las larvas cambian a rosado o cobre oscuro (Fotografías 36 y 37). La pupa regularmente se ubica en una hoja doblada, comúnmente usa material muerto y seco. Hace un débil capullo con poco hilo. La pupa es de forma elongada con medidas de 13 mm de largo, pudiendo llegar hasta 18 mm de largo, y 4 mm de ancho. El color es café claro a café oscuro. Este estado dura de cinco a diez días. Los adultos son claramente distintivos en su apariencia. La parte central de las dos alas frontales y las alas ocultas es de color amarillo semi-transparente. Las alas tienen un borde café oscuro. Las alas tienen una envergadura de 25 a 30 mm. Ambos sexos presentan una brocha al final del abdomen (Fotografía 38). ECOLOGÍA DE LA PLAGA El gusano del melón D. hyalinata y el gusano perforador del fruto D. nitidalis se limitan a alimentarse en cucurbitáceas, tanto en plantas silvestres como cultivadas. Los melones cantaloupes, así como todas las especies de cucumis, son atacados pero no son preferidos con relación a otras cucurbitáceas. La sandía raramente es hospedada. Los adultos de D. hyalinata permanecen dentro del cultivo durante las horas luminosas del día, estando generalmente inactivas durante el día. Vuelan cortas distancias cuando son molestadas. Los adultos de D. nitidalis, cuando emergen de la pupa, vuelan durante las horas de la tarde, pero la mayor actividad de vuelo ocurre de tres a cinco horas después de ocultarse el sol, pero el pico de vuelo sucede aproximadamente a la media noche. La hembra adulta
  • 39. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 42 produce una feromona que atrae a los machos, con picos de producción de cinco a siete horas después de la puesta de sol. Los adultos no se encuentran en los campos durante las horas luminosas del día, por lo que probablemente se dispersen en las áreas de árboles y malezas adyacentes durante las horas de calor del día. Las hembras adultas no producen huevos hasta después de tener varios días de edad. DAÑOS Las larvas de D. hyalinata se alimentan de las hojas, pueden causar defoliación. También minan los tallos causando la muerte de la porción distal. Se pueden alimentar de las flores y minan las frutas causando su caída o pudrición. Cuando las larvas se alimentan de las hojas, regularmente las venas quedan intactas, dándole a la planta una apariencia de cordón (Fotografía 39). Asimismo, si la disponibilidad del follaje se reduce o la planta es menos preferida, como el melón cantaloupe, entonces la larva se puede alimentar de la superficie del fruto o, bien, socavar adentro del fruto. Algunos productores algunas veces se refieren a este insecto como “gusano de la cáscara”, porque causan cicatrices en la superficie del melón. Los daños indirectos ocasionados por el gusano del melón D. hyalinata son del 23% en pérdidas de rendimiento por daño al follaje. Mientras, el daño directo se considera que es del 9 al 10% en la reducción de los rendimientos por el daño a los frutos. Se cree que este insecto es la plaga de mayor importancia en las cucurbitáceas de Florida. Las larvas de D. nitidalis se alimentan dentro de las flores, de los estigmas y de otros tejidos tiernos. También pueden minar los tallos y los peciolos de las hojas. Las larvas mayores taladran las frutas. La presencia de las larvas adentro de los frutos se puede reconocer por uno o varios agujeros que exudan un excremento de color naranja. Cuando las larvas están bien metidas en la fruta cierran esta entrada con una tela de seda (Fotografía 40). Los brotes florales son el sitio favorito de alimentación, especialmente para las larvas jóvenes (Fotografía 41). En las plantas con muchos brotes florales, como la calabacita, las larvas pueden completar su desarrollo sin entrar a los frutos. También se pueden mover de brote a brote, alimentándose y destruyendo la capacidad de producción de la planta. La presencia de la larva hace que el fruto sea rechazado en el mercado y que se desarrollen enfermedades fungosas o bacterianas una vez la perforación haya ocurrido. Cuando todos los brotes florales y los frutos hayan sido destruidos, entonces la larva atacará las guías, especialmente el meristemo apical. En Florida, como el melón cantaloupe no es un hospedero preferido, pareciera que las larvas no están dispuestas a barrenar adentro de la fruta, por lo que se alimentan en la superficie o cáscara, causando cicatrices.
  • 40. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 43 En el Valle de La Fragua se han observado todos los daños descritos anteriormente, pero el mayor temor hacia esta especie de Diaphania es la perforación de los frutos, ya que el melón es el cultivo de cucurbitáceas prevaleciente en la región, por lo que no se da este tipo de selectividad o preferencia, con relación a otras especies de esta misma familia. CONTROL BIOLÓGICO Las larvas de las dos especies de Diaphania son parasitadas por las avispitas Apanteles sp. y los huevos son parasitados por Trichogramma spp. En realidad existe una amplia variedad de enemigos naturales para Diaphania spp.. Las aplicaciones de Bacillus thuringiensis, en adición a otros insecticidas químicos, son comúnmente recomendadas para la supresión de las poblaciones de D. hyalinata. En el caso de D. nitidalis, la bacteria matará a las larvas, pero usualmente no se recomienda debido al comportamiento de alimentación interna en los frutos, ya que el punto de alimentación de la larva está más allá del rango de actividad estomacal de la toxina. GUSANO DEL FRUTO O GUSANO ELOTERO Heliocoverpa zea Boddie (= Heliothis zea) El gusano del fruto o gusano elotero es una plaga que ataca al cultivo de melón, que aunque no se ha definido o dimensionado el daño real al cultivo en el Valle de La Fragua, es un insecto que se encuentra en el follaje, flores y frutos, por lo que se realizan los controles necesarios para mantener las poblaciones bajas, constituyéndose en una plaga que genera costos en su manejo. CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA El gusano del fruto o elotero se clasifica taxonómicamente así: Phylum Arthropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea
  • 41. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 44 Superorden Oligoneoptera Orden Lepidoptera Suborden Glossata Superfamilia Noctuoidae Familia Noctuidae Subfamilia Heliothinae Género Heliocoverpa Especie H. zea Boddie CICLO DE VIDA El gusano del fruto es un insecto que cumple un ciclo de vida de metamorfosis completa, pasando por los estados de huevo, larva y adulto. Los huevos son depositados en forma individual. Son de color blanco opaco recién ovipositados, luego de veinticuatro horas desarrollan un anillo de color café oscuro a rojo oscuro. La forma es esférica a semi-esférica, siendo ligeramente aplandos en la parte superior, presentando doce a más aristas, que van desde la parte superior a la base. Miden de 0.5 a 0.6 mm de diámetro y 0.5 mm de alto. Los rangos de fecundidad de las hembras varían de 500 a 3,000 huevos por hembra. Los huevos eclosionan entre los tres y cuatro días. Una vez eclosionado el huevo, surge la larva que se encuentra en sitios confortables para la alimentación, normalmente en las estructuras reproductivas de las plantas. Éstas pasan por cinco a seis estadios. Las larvas jóvenes no son caníbales, por lo que muchas larvas se pueden encontrar comiendo juntas. Las larvas maduras son muy agresivas y pueden matar y comer otras larvas de la misma especie. El tamaño promedio de las larvas para cada instar es de 1.5 mm para el primero, 3.4 mm para el segundo, 7.0 mm para el tercero, 11.4 mm para el cuarto, 17.9 mm para el quinto y 24.8 mm para el sexto estadio. El período promedio de desarrollo es de 3.7 días para el primero, 2.8 días para el segundo, 2.2 días para el tercero, 2.2 días para el cuarto, 2.4 días para el quinto y 2.9 días para el sexto instar. Las larvas recién eclosionadas presentan varias hileras de tubérculos oscuros a lo largo del dorso, llevando cada uno dos cerdas. Este rasgo es característico y distingue a las larvas jóvenes del gusano de la fruta de otras pequeñas larvas de otras especies de lepidópteros, principalmente del genero Spodoptera. El color de la larva varía entre los colores verde claro, rosado y café oscuro, presentado franjas longitudinales de dos o tres colores distintos. El color de las rayas es amarillo o
  • 42. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 45 rojo con puntos negros (Fotografías 42 y 43). La larva puede medir hasta cuatro centímetros de largo cuando está completamente desarrollada. La larva madura deja el sitio de alimentación y se tira al suelo, introduciéndose de tres a veinte centímetros debajo de la superficie del suelo, en donde empupan. La pupa es de color café brillante o café rojizo y las medidas son de 17 a 22 mm de largo y 5.5 mm de ancho (Fotografía 44). La duración del estado de pupa es aproximadamente de 13 días, siendo el rango de 10 a 25 días, dependiendo de la temperatura. El adulto es una palomilla de colores variables. Las alas delanteras usualmente son de color café amarillento y regularmente presenta una pequeña mancha oscura centralmente. Las alas también pueden ser de color verdoso o café con machas transversales más oscuras. El margen de las alas delanteras no es oscuro. Las alas traseras son de color blanco cremoso en la parte basal y negrusco en la parte distal. Usualmente presenta una pequeña mancha oscura centralmente (Fotografía 45). Las medidas de las palomillas son de 32 a 45 mm de envergadura en las alas. Se ha reportado que los adultos viven de cinco a quince días, pero pueden sobrevivir sobrevivir sobre los 30 días bajo condiciones óptimas. ECOLOGÍA DE LA PLAGA La temperatura del ambiente es un factor determinante en la duración del ciclo de vida, reportándose períodos totales en el desarrollo de las larvas de 31.8 días a 20°C, de 28.9 días a 22.5°C, de 22.4 días a 25.0°C, de 15.3 días a 30.0°C, de 13.6 días a 32.0°C y 12.6 días a 34.0°C. Esto indica que temperaturas mayores influyen directamente en la disminución del periodo de duración del estado de larva. Las palomillas son de hábito nocturno y se mantienen activas durante los períodos de oscuridad. Durante las horas luminosas del día se ocultan entre la vegetación, pero algunas veces se pueden observar alimentándose de néctar. Las oviposiciones comienzan alrededor de los tres días después de la emergencia de la hembra adulta, continuando hasta su muerte. La fecundidad varía de los 500 a 3,000 huevos, pero la alimentación es un prerrequisito para los altos niveles de producción de huevos. Las hembras pueden depositar arriba de 35 huevos por día. En las plantas de melón, los huevecillos se pueden localizar entre los tricomas de las hojas, principalmente en los brotes tiernos de las guías, o sea, en los puntos de crecimiento de las plantas. También se pueden encontrar pequeñas larvas en los brotes tiernos, en las flores masculinas y femeninas, así como en la superficie de los frutos. Los adultos pueden ser atraídos por trampas luminosas, que capturan ambos sexos, y con trampas de feromonas que atraen a los adultos machos. Ambos pueden ser utilizados como métodos de muestreo, así como la observación directa sobre la planta de melón.
  • 43. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 46 DAÑOS En el cultivo de melón, las larvas se pueden alimentar del follaje y perforar los tallos, pero el sitio de mayor alimentación es el fruto. La larva comúnmente comienza a hacer madrigueras dentro de la fruta, pero no son túneles como los que ocasiona D. nitidalis, sino más bien son excavaciones abiertas. CONTROL BIOLÓGICO Se ha identificado un alto número de enemigos naturales de H. zea, pero usualmente no son efectivos para causar altos niveles de mortalidad o prevención de los daños ocasionados por esta plaga en el cultivo de maíz. Sin embargo, los huevos pueden ser fuertemente parasitados. Los parasitoides comunes de huevos de H. zea son Trichogramma spp y en menor grado Telenomus spp. los parasitoides de larvas incluyen Apanteles marginiventris Cresson, Bracon hebetor Say, Chelonus antillarum Marsh, C. Insularis Cresson, Cotesia spp, Euplectus comstokii How., E. plathypenae How., Eucelatoria armigera Croquillett y Archytas marmoratus Townsend. Alrededor de cien especies de insectos se han observado como depredadores de huevos y larvas del gusano del fruto. Entre los depredadores más comunes se menciona a las catarinitas Hippodamia convergens Guerin-Meneville y Coleomegilla maculata DeGeer; así mismo, el león de áfidos Chrysoperla spp, la chinche pirata diminuta Orius tristicolor White y la chinche ojona Geocoris punctipes Say. En Texas, se ha encontrado el nematodo Steinerma riobravis (Nematoda:Steinermatidae), causando una importante mortalidad en las prepupas y pupas de H. zea, pero este parásito aún no está generalmente distribuido. Similarmente, Heterorhabditis heliothidis (Nematoda:Heterorhabditidae) ha sido encontrado parasitando al gusano del fruto en Carolina del Norte, pero no ha sido encontrado ampliamente. Ambas especies han sido redistribuidas y se pueden producir comercialmente, por lo que en el futuro pueden asumir una gran importancia en la regulación natural de las poblaciones de H. zea. El hongo entomopatógeno Nomurea rileyi y el virus de la poliedrosis nuclear de Heliocoverpa zea están comúnmente involucrados en los brotes de enfermedades, pero también se ha observado al protozoo Nosema heliothidis y otros hongos y virus causando enfermedades en H. zea. Las aplicaciones de la bacteria Bacillus thuringiensis han sido efectivas para el control de las larvas jóvenes del gusano del fruto.
  • 44. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 47 MINADORES DE LAS HOJAS Liriomyza spp. Generalmente, los minadores de las hojas son plagas de poca importancia económica en el cultivo de melón, pero en condiciones de altas poblaciones pueden disminuir significativamente el área foliar de las plantas. Además, son un buen indicador de la actividad benéfica de los insectos depredadores y parasitoides en los campos de producción, ya que poblaciones altas de esta plaga indican poca actividad de la fauna benéfica. CLASIFICACIÓN TAXONÓMICA Los minadores de las hojas se clasifican taxonómicamente así: Phylum Arthropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea Superorden Oligoneoptera Orden Diptera Suborden Cyclorrhapha Superfamilia Opomyzoidea Familia Agromyzidae Género Liriomyza Especies L. sativae Blanchard L. trifolii Burgess CICLO DE VIDA Los dípteros son insectos que cumplen un ciclo de vida con metamorfosis completa, pasando por los estados de huevo, larva, pupa y adulto. Las hembras adultas insertan los huevos de uno en uno en el tejido de las hojas, por medio de pinchaduras. Muchas pinchaduras son realizadas en el follaje, pero solo un
  • 45. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 48 pequeño porcentaje contiene huevos. La mayoría sirve como sitio de alimentación para los machos adultos, que se alimentan de los exudados de las hojas. Los huevos son ovales y de color blanco y duran de dos a cuatro días. Las larvas cuando son pequeñas, de color amarillo claro y de 2 mm de longitud cuando emergen de las hojas para empupar. El período larval dura de siete a diez días (Fotografía 46). La pupa tiene la apariencia de un pequeño grano de arroz de color café. Generalmente, empupan en el suelo, pero puede estar dentro de una hoja o pegada a la superficie de la hoja. Este estado tiene una duración de ocho a quince días. El adulto del minador de la hoja es una mosca pequeña negra y amarilla, de 1.5 mm, que tienen un escutelo amarillo brillante, con una mancha triangular en la parte superior posterior del tórax. Las especies más comunes se pueden diferenciar por la composición de los ojos, los que pueden ser observados fácilmente con una lupa de mano. Los ojos de L. trifolii están casi completamente circundados de amarillo con solo una pequeña porción negra en la parte posterior del ojo(Fotografía 47). En cambio, L. sativae tiene aproximadamente un cuarto a un tercio de los ojos bordeados en negro en la parte posterior (Fotografía 48). Asimismo, la parte superior del tórax es de un color negro brillante, mientras que en L. trifolii este es de un color gris oscuro más deslustrado. ECOLOGÍA DE LA PLAGA Los minadores de las hojas están distribuidos desde Estados Unidos hasta América del Sur y el Caribe. Afecta a una amplia gama de hospederos, siendo una plaga muy importante en los cultivos ornamentales. Si se logra un nivel de parasitismo del 50% o más, la probabilidad de mantener las poblaciones de minadores de la hoja por debajo del nivel económico es excelente. Una vez la larva se encuentra dentro de la hoja, es muy difícil su control con insecticidas. Además, L. trifolii es mucho más resistente a muchos controles químicos. El umbral para el desarrollo de los huevos, larvas y pupas de L. sativae están estimados a 9°C y 12°C. El tiempo combinado requerido para el desarrollo de los estados de huevos y larvas es sobre siete a nueve días en días cálidos (25°C a 30°C). Asimismo, se requieren de siete a nueve días para el desarrollo de las pupas a esas temperaturas. Los estados de huevo a pupa se desarrollan en 25 días a 15°C. En temperaturas óptimas (30°C), el insecto cumple su ciclo de huevo a adulto en 15 días. El ciclo de vida de L. trifolii es relativamente corto. A 25°C, el crecimiento es constante y se requieren 19 días desde la oviposición hasta la emergencia del adulto. La tasa de desarrollo se incrementa con temperaturas mayores a los 30°C y temperaturas menores a
  • 46. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 49 los 30°C son usualmente desfavorables y se reporta alta mortalidad de larvas. El umbral para el desarrollo de varios estados es de 6°C a 10°C, excepto para los huevos que requieren alrededor de los 12°C. DAÑOS La larva desarrolla minas o galerías entre la superficie superior e inferior de la hoja, creando serpenteados. Inicialmente, los túneles blanquecinos son angostos, pero al desarrollarse la larva se van anchando. El daño puede causar que las hojas se sequen, provocando quemaduras de sol en los frutos y reducciones en el rendimiento del cultivo y calidad de la fruta. En infestaciones severas, los minadores de las hojas pueden reducir el rendimiento o causar la muerte de la planta (Fotografía 49). CONTROL BIOLÓGICO Los minadores de las hojas son atacados por varios insectos benéficos. Entre los parasitoides de las larvas se pueden mencionar Opius insularis Ashmead, Brachymeria sp, Diglyphus spp, Chrysocharis spp y Halticoptera spp, entre otros.
  • 47. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 51 8 9 10 11 12 13 14 15 FOTOGRAFÍAS: 8) Adultos y ninfas de Trialeurodes vaporariorum Westwood (Universidad de California). 9) Individuos de Bemisia tabaci Gennadius en diferentes estados biológicos (Universidad de California). 10) Adulto y huevecillos de B. argentifolii Bellows & Perring (Universidad de Florida). 11) Huevos y adultos de Bemisia spp. Los huevecillos claros acaban de ser ovipositados y los huevecillos oscuros están próximos a eclosionar (Universidad de Florida). 12) Vista aumentada de huevos de Bemisia spp (Universidad de Florida). 13) Diferentes estadios de ninfas de Bemisia ninf spp. (Universidad de Florida). 14) Ninfa de “ojos rojos” de Bemisia spp. (Universidad de Florida). 15) Exuvia de Bemisia spp con la característica “T” invertida que indica la emergencia de un adulto (izquierda). Exuvia de Bemisia spp con un hoyo redondo que indica la emergencia de un parasitoide (Universidad de Florida).
  • 48. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 52 16 17 18 19 20 21 22 23 FOTOGRAFÍAS: 16) Adulto de Bemisia argentifolii Bellows & Perring (Universidad de California). 17) Hoja sana de calabacita (izquierda) y planta enferma con síntomas de hoja plateada (silvering leaf) causada por B. argentifolii Bellows & Perring (derecha). 18) Áfidos de las cucurbitáceas Aphis gossypii Glover en diferentes estadios y momias parasitadas (Universidad de California). 19) Colonia de áfidos verdes Myzus persicae Sulzer (Universidad de California). 20) Áfidos verdes M. persicae Sulzer parasitados por Aphelinus sp (Universidad de California). 21) Larvas de Spodoptera exigua Hüebner en crecimiento. Se muestran diferentes tonalidades en el color de las larvas (Universidad de Florida). 22) Larva desarrollada de S. exigua Hüebner (Universidad de Florida). 23) Adulto de S. exigua Hüebner (Universidad de Florida).
  • 49. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 53 24 25 26 27 28 29 30 31 FOTOGRAFÍAS: 24) Adulto de Spodoptera albula Walker (Papillon). 25) Punto negro en el ala que caracteriza a S. albula Walker (Papillon). 26) Masa de huevos de S. frugiperda Smith (Universidad de Florida). 27) Larva de S. frugiperda Smith (Universidad de Florida). 28) Adulto hembra de S. frugiperda Smith (Universidad de Florida). 29 Adulto macho de S. frugiperda Smith (Universidad de Florida). 30) Larvas de S. frugiperda Smith recién emergidas alimentándose en forma gregaria (Universidad de Florida). 31) Larva de S. exigua Hüebner alimentándose del tejido de las hojas de melón cantaloupe (Universidad de Florida).
  • 50. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 54 32 33 34 35 36 37 38 FOTOGRAFÍAS: 32) Huevos de Diaphania hyalinata Linnaeus en el envés de una hoja (Universidad de Florida). 33) Vista aumentada de los huevos de D. hyalinata Linnaeus (Universidad de Florida). 34) Larva desarrollada de D. hyalinata Linnaeus (Universidad de Florida). 35) Adulto de D. hyalinata Linnaeus (Universidad de Florida). 36) Larva joven de D. nitidalis Stoll alimentándose de un fruto de pepino (Universidad de Florida). 37) Larva madura de D. nitidalis Stoll (Universidad de Florida). 38) Adulto de D. nitidalis Stoll (Universidad de Florida).
  • 51. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 55 39 40 41 42 43 44 FOTOGRAFÍAS: 39) Defoliación severa en una planta de calabacita ocasionada por larvas del gusano del melón Diaphania hyalinata Linnaeus (Universidad de Florida). 40) Materia fecal sobresaliente de las larvas de D. nitidalis Stoll en un fruto de calabaza (Universidad de Florida). 41) Evidencia de la presencia de larvas de D. nitidalis Stoll alimentándose de los brotes florales de calabacita (Universidad de Florida). 42) Larva oscura o forma café de Heliocoverpa zea Boddie (Universidad de Florida). 43) Larva de color claro o forma verdosa de H. zea Boddie (Universidad de Florida). 44) Pupa de Heliocoverpa zea Boddie en una mazorca de maíz. Este no es el sitio habitual para empupar, ya que regularmente este estado se desarrolla debajo de la superficie del suelo (Universidad de Florida).
  • 52. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 56 45 46 47 48 49 FOTOGRAFÍAS: 45) Adulto de Heliocoverpa zea Boddie (Universidad de Florida). 46) Larva de Liriomyza spp. (Universidad de California). 47) Adulto de L. trifolii Burgess (Universidad de California). 48) Adulto de L. sativa Blanchard (Universidad de California). 49) Galerías ocasionadas por las larvas minadoras de las hojas (Universidad de California).
  • 53. CAPÍTULO IV INSECTOS DEPREDADORES NEURÓPTEROS La clasificación taxonómica de las especies depredadoras de neurópteros presentadas en esta ocasión es la siguiente: Phylum Artropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea Infraclase Neopterata Superorden Oligoneoptera Orden Neuroptera Familia Chrysopidae Subfamilia Chrysopinae Tribu Chrysopini Género Chrysoperla Especies C. carnea C. rufilabris
  • 54. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 58 LEÓN DE ÁFIDOS Chrysoperla carnea, C. Rufilabris (= Chrysopa spp.) CICLO DE VIDA Las chrysopas, leones de áfidos o lacewings cumplen un ciclo de vida completo, pasando por los estados de huevo, larva, pupa y adulto (Figura 1). Figura 1. Ciclo de vida de Chrysopa spp (Universidad de California). Los adultos son de cuerpo suave y de color verde, tienen cuatro alas membranosas con forma de encaje y son muy vistosas. Los ojos son grandes y dorados, las antenas son largas y delgadas (Fotografía 50). Se alimentan del nectar y el polen de las flores, polinizando indirectamente las flores. Los adultos pueden medir de 12 a 20 mm de longitud.
  • 55. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 59 La hembra adulta oviposita sus huevecillos sobre un pedicelo largo en el envés de las hojas, para protegerlos de la luz directa del sol. El huevo se forma por una secreción de las glándulas genitales en forma de gotita acuosa, elevando el abdomen y estirando el filamento o pedicelo delgado que se solidifica. En el ápice de este filamento coloca el huevo que es de color verde hialino, pero que se vuelve oscuro antes de eclosionar. Dependiendo de la especie, los huevos pueden ser colocados en posturas simples o en grupos, pero cada uno separado (Fotografías 51 y 52). Los huevos miden menos de un milímetro. Cada hembra puede ovipositar más de 300 huevos. Los huevos eclosionados son de color blanco. El período de incubación del huevo es de cuatro a cinco días. Al eclosionar el huevo, emerge una pequeña larva de color gris o café, con patas bien desarrolladas. Inmediatamente, las pequeñas larvas caminan en busca de alimento, pudiendo caminar hasta once kilómetros sobre las plantas en busca de sus presas. Las larvas pasan por tres estadios larvales, que en total dura de doce a quince días. Las larvas poseen un aparato bucal sujetador-chupador en forma de hoz con el que atrapan a sus presas; las maxilares se unen formando unos canales alimenticios que le permiten succionar la hemolinfa de los insectos que le sirven de alimento (Fotografía 53). A partir del segundo estadio la larva manifiesta gran voracidad. Entre el noveno y doceavo día de vida, una larva se puede alimentar de hasta dieciséis áfidos en cinco horas, pudiendo totalizar de 100 a 600 áfidos durante el ciclo larval. Esto confirma el excelente trabajo de éste insecto entomófago. Las larvas miden de 3 a 20 mm de largo. Las larvas maduras forman un capullo sedoso, esférico e individual, que puede estar adherido a las plantas, ya sea en las hojas o en los tallos (Fotografía 54). Este estado dura aproximadamente cinco días. Los adultos pueden vivir hasta 30 días. ECOLOGÍA DEL INSECTO Los adultos de Chrysoperla son voladores activos, principalmente durante la noche. En algunas especies, los adultos también son depredadores, pero en otras se alimentan únicamente del néctar y polen de las hojas. Habita en los cultivos de papa, maíz, col, tomate, pimiento, berenjena, espárrago, manzana, espinaca, fresa y otros cultivos infestados con áfidos. Las larvas son susceptibles a la deshidratación, por lo que se debe contar con una fuente de humedad. Además, los adultos necesitan néctar, polen o mielecilla como alimento antes de colocar sus huevos, por lo que es importante tener plantas con flores cerca de los cultivos. La especie C. carnea se adapta mejora a las áreas secas, en cambio C. rufilabris se acondiciona mejor en áreas húmedas.
  • 56. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 60 PLAGAS QUE CONTROLA Las larvas de Chrysoperla son consideradas como depredadoras generalistas, pero se les conoce como depredadoras de áfidos, principalmente. Controla ácaros, trips, moscas blancas, chinches, cochinillas, minadores de las hojas, larvas pequeñas de lepidópteros y huevos de insectos. El hábito nocturno del insecto lo convierte en un depredador muy efectivo. FACTORES LIMITANTES Las larvas se pueden ver afectadas por falta de humedad y los huevecillos por la acción directa del sol. Todos los estados del insecto pueden sobrevivir al invierno en California y pueden ser encontrados durante todo el año en muchas áreas de cultivo. Aparentemente, C. carnea presenta una tolerancia natural a varios insecticidas químicos, pero la variación existente es considerable. Algunas poblaciones son tolerantes a las aplicaciones de piretroides, otras a los productos organofosforados y otras al carbaryl. APLICACIÓN MÉTODOS DE APLICACIÓN Las especies de Chrysoperla se comercializan en forma de huevos, larvas, pupas y adultos. Siendo más común la liberación de huevos. Los huevecillos se pueden liberar cuando están a punto de emerger, mezclándolos con aserrín o salvado de trigo. La mezcla se debe distribuir uniformemente en el campo o en los invernaderos, debiéndose iniciar las liberaciones cuando la incidencia de las plagas es baja, de tal manera que se mantenga una relación plaga:depredador de 10:1. La dosis por hectárea varía de tres a cinco centímetros cúbicos de huevos. Al emerger las larvas se alimentan de sus presas por espacio de tres semanas antes de alcanzar el estado de adulto. Los huevos de Chrysoperla también se pueden mezclar con granza de arroz, agregándoles huevos de Sitotroga cerealella para que las larvitas al emerger inicien su alimentación antes de liberarlas, minimizando el canibalismo. Los huevos no deben exponerse directamente al sol, ya que se provocaría la deshidratación de los mismos. Las larvas tardan de dos a tres días en nacer. Al tenerse más o menos un 60% de eclosión se liberan en el campo, tratando de hacerlo de la forma más uniforme posible y aprovechando la dirección del viento, de ésta manera la granza de arroz sirve de vehículo para su dispersión. Deben dejarse caer directamente sobre el cultivo. Se debe tomar en consideración que la larva puede caminar hasta once kilómetros en busca de comida, por lo tanto si ésta cae al suelo encontrara rápidamente una planta para buscar alimento. La liberación debe hacerse preferiblemente en la mañana o por la tarde; lo que se debe de buscar son las horas más frescas del día.
  • 57. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 61 Otra manera de preparar los huevecillos de Chysoperla, es colocando hasta 15,000 huevecillos o 3 centímetros cúbicos, por vasito plástico con capacidad de una onza, se deben abrir unos agujeros con una aguja de coser en la tapadera. Se espera a que hayan eclosionado el 40% de los huevos y se procede a hacer la liberación. COLEÓPTEROS La clasificación taxonómica de las especies depredadoras de coleópteros presentadas en esta ocasión es la siguiente: Phylum Artropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea Infraclase Neopterata Superorden Oligoneoptera Orden Coleoptera Suborden Polyphaga Infraorden Cucujiformia Superfamilia Cucujoidea Familia Coccinellidae Subfamilia Scymninae Tribu Stethorini Género Stethorus Especies S. picipes, S. punctum, S. punctillum
  • 58. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 62 Subfamilia Coccinellinae Tribu Coccinellini Géneros Coccinella Harmonia Especies C. septempunctata, C. quinquepunctata, C. undecimpunctata Tribu Hippodamiini Géneros Hippodamia Especie H. convergens MARIQUITA DEPREDADORA DE ÁCAROS Stethorus picipes, S. punctum, S. punctillum Aún, cuando los ácaros no se describen en este documento como una plaga de importancia económica en el cultivo de melón en el valle de La Fragua, es una plaga potencial que en cualquier momento puede cobrar importancia en el cultivo. Las mariquitas depredadoras de ácaros se han encontrado en las áreas silvestres aledañas a los cultivos de melón en Zacapa. CICLO DE VIDA Las mariquitas depredadoras de ácaros o mite–feeding lady beetles cumplen un ciclo de vida de metamorfosis completa, pasando por los estados de huevo, larva, pupa y adulto. El ciclo de huevo a adulto dura 23 días. El adulto de Stethorus picipes y S. punctum mide 1.5 mm de largo o menos. Al principio, cuando los adultos recién emergen son de color rojo – anaranjado, posteriormente el color se vuelve negro brillante y esta cubierto de una pubescencia fina de color amarillento a blanco. La forma es oval y convexa (Fotografía 55). Los huevos miden menos 0.5 mm, son de forma oval y de color blanco; cuando están a punto de eclosionar, se tornan negruzcos (Fotografía 56). Los huevos son puestos de uno a uno en el envés de las hojas, cerca a la nervadura principal. También son colocados en medio de las colonias de ácaros. Las hembras adultas pueden colocar de uno a diez huevos por hoja, dependiendo de la cantidad de ácaros.
  • 59. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 63 La larva es de color gris a gris-negro, posee 13 segmentos y su cuerpo está cubierto de pelos de color claro; conforme madura, se vuelve de color rojo (Fotografía 57). Las larvas atraviesan por cuatro estadios, que tienen una duración de 12 días. Antes de empupar, las larvas permanecen inactivas de 24 a 48 horas. La pupa es de color negro y tiene una forma aplanada; el cuerpo está cubierto de pelos amarillos en su totalidad. ECOLOGÍA DEL INSECTO En condiciones adversas de clima, el estado adulto pasa bajo la hojarasca y otra materia orgánica. El insecto se encuentra en todos los cultivos que son atacados por ácaros. PLAGAS QUE CONTROLA Las mariquitas de Stethorus son depredadoras estrictas de ácaros fitófagos, particularmente del ácaro rojo europeo Panonichus ulmi y del ácaro de los cítricos Tetranychus urticae. Las mariquitas de Stethorus son uno de los depredadores más importantes y frecuentes que tienen los ácaros. Estos escarabajos se alimentan de todas las etapas de desarrollo de los ácaros. Los adultos pueden consumir de 75 a 100 ácaros por día y las larvas consumen 75 ácaros por día. Por lo menos, debe haber una densidad de 2 a 5 ácaros por hoja para mantener a S. punctum en un cultivo, y de 8 a 10 ácaros por hoja para que pueda reproducirse. FACTORES LIMITANTES Se ha determinado que Stethorus punctum es susceptible a las aplicaciones de los siguientes insecticidas: fenoxycarb, abamectina, teflubenozuron y metomil. En cambio, se demostrado la tolerancia de este insecto a las aplicaciones de tebufenozide y a todos los organofosforados probados. MÉTODOS MÉTODOS DE APLICACIÓN Las especies de Stethorus no se encuentran disponibles comercialmente, por lo que se debe proteger a los individuos silvestres para facilitar su reproducción natural.
  • 60. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 64 MARIQUITA DEPREDADORA DE ÁFIDOS Coccinella septempunctata, C. quinquepunctata, C. undecimpunctata La mariquita de siete manchas Coccinella septempunctata fue introducida en Norteamérica desde Europa para el control biológico de áfidos, ya que esta especie es un depredador más efectivo que las especies nativas de mariquitas, llegando a desplazarlas en algunas áreas. CICLO DE VIDA Las mariquitas depredadoras de áfidos o aphid–feeding lady beetles cumplen un ciclo de vida de metamorfosis completa, pasando por los estados de huevo, larva, pupa y adulto. El desarrollo de huevo a adulto toma de dos a tres semanas. Los adultos de C. septempunctata miden de 7.0 a 8.0 mm de longitud, poseen una mancha de color blanco a cada uno de los lados de la cabeza. El cuerpo es oval y tiene forma de domo. El patrón o distribución de las manchas es usualmente 1-4-2. Las manchas son de color negro, y los élitros de color rojo o anaranjado (Fotografía 58). Las larvas son de color oscuro y tienen la forma de un pequeño lagarto. Posee tres pares de patas muy prominentes que miden de 7.0 a 8.0 mm. Las larvas crecen de 1.0 mm a 4.7 mm en un período de 10 a 30 días, dependiendo del suministro de áfidos. Los huevos son de forma oval alargados y miden aproximadamente 1.0 mm de longitud. La etapa pupal dura de 3 a 12 días. ECOLOGÍA DEL INSECTO Los adultos pasan el invierno en sitios protegidos del frío cerca de los campos en los que se alimentaron y reprodujeron. En la primavera, los escarabajos recién emergidos se alimentan de áfidos antes de empezar a depositar sus huevos. Las hembras pueden poner de 200 a más de 1,000 huevos en un período de uno a tres meses. Los huevos son depositados cerca de su presa, usualmente en pequeños grupos en hojas y tallos. Las larvas más grandes pueden transladarse hasta 12 metros por día en busca de su presa. Los adultos pueden vivir de semanas a meses dependiendo del clima y la disponibilidad de la presa. PLAGAS QUE CONTROLA Este depredador ataca a los áfidos que afectan al cultivo de melón: Myzus persicae y Aphis gossypii, entre otros.
  • 61. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 65 FACTORES LIMITANTES C. septempunctata es una especie que se está dispersando hacia nuevas áreas cada año. Al igual que con todos los insectos depredadores y parasitoides, se recomienda no abusar de la aplicación de insecticidas de amplio espectro, especialmente cuando las poblaciones de adultos son más altas. La tolerancia a algunos plaguicidas puede darse, siempre y cuando, se apliquen a las dosis recomendadas. Los adultos en estado de hibernación son menos susceptibles que los adultos y larvas en actividad. MÉTODOS DE APLICACIÓN Esta especie ha sido reproducida en grandes cantidades para usos experimentales o particulares, pero todavía no se encuentra disponible de forma comercial. CATARINITA Hippodamia covergens La catarinita es un depredador de áfidos, pero también consume otros hemípteros de cuerpo blando, como moscas blancas, así también huevos de insectos. En el valle de La Fragua es común encontrar poblaciones de insecto depredando áfidos y ninfas de mosca blanca en ambientes silvestres. CICLO DE VIDA Las catarinitas o convergent lady beetles cumplen un ciclo de vida de metamorfosis completa, pasando por los estados de huevo, larva, pupa y adulto (Figura 2). El desarrollo desde el estado de huevo al estado adulto dura alrededor de tres a seis semanas. Los adultos de catarinita se reconocen fácilmente por ser brillantes, convexos, con forma de medio domo y antenas cortas. Los adultos miden de 4.0 a 7.0 mm de longitud y tienen un color anaranjado a rojo en las alas delanteras. Poseen trece manchas negras, aunque algunos tienen menos manchas y otros no presentan ninguna. El tórax es negro con dos líneas blancas convergentes hacia adentro. Los márgenes del tórax también son blancos. Las líneas blancas que convergen detrás de la cabeza son comunes para todos los individuos (Fotografía 58).
  • 62. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 66 Figura 2. Ciclo de vida de Hippodamia convergens (Universidad de California). Los huevos son de forma oblonga, de color amarillo, miden alrededor de 1.0 mm de longitud y son colocados en grupos sobre las hojas y tallos, cercanos a las poblaciones de áfidos (Fotografía 59). Las larvas son de color oscuro con forma de lagarto, poseen tres pares de patas prominentes. Las larvas crecen hasta 7.0 mm de longitud y son negruzcas con manchas de color naranja (Fotografía 61). Las pupas se encuentran en lugares como tallos o en otros sustratos (Fotografía 62). Tanto los adultos como las larvas de H. convergens son depredadores. Las larvas jóvenes succionan los contenidos de sus presas y las larvas desarrolladas y los adultos consumen totalmente a sus presas.
  • 63. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 67 ECOLOGÍA DEL INSECTO Las catarinitas pueden ajustar su ciclo de vida de acuerdo a la disponibilidad de áfidos. Las hembras pueden depositar de 200 a más de 1,000 huevos en un período de uno a tres meses. Estos insectos se encuentran en la mayoría de cultivos que son atacados por áfidos. En Estados Unidos, las poblaciones de H. convergens mantienen su actividad en la primavera y en el verano. En condiciones adversas, los adultos buscan lugares protegidos para hibernar. El período de vida de una adulto puede durar de pocas semanas a varios meses, dependiendo de la temperatura y de la abundancia de sus presas. Desafortunadamente, las catarinitas tienen la tendencia a dispersarse una vez son liberadas, aún cuando la comida sea abundante. PLAGAS QUE CONTROLA Tanto los adultos como las larvas se alimentan de los áfidos que atacan al cultivo de melón, como Aphis gossypii y Myzus persicae, entre otros. Pero también se alimentan de moscas blancas y de otros insectos de cuerpo blando. Asimismo, consumen huevos de insectos y ácaros. Ocasionalmente, se alimentan del néctar y la mielecilla producida por los áfidos. FACTORES LIMITANTES Se recomienda no abusar de las aplicaciones de insecticidas de amplio espectro, especialmente cuando las poblaciones de adultos y larvas se encuentran en actividad. La tolerancia a algunos plaguicidas puede darse, dependiendo de las dosis de los productos aplicados. Los adultos en estado de hibernación son más susceptibles que los adultos y larvas en actividad. MÉTODOS DE APLICACIÓN Los comercializadores de Hippodamia recolectan los individuos en los sitios de hibernación, por lo que se distribuyen las catarinitas recolectadas. Como se indicó anteriormente, las catarinitas al ser transportadas y liberadas en los campos, usualmente tienden a migrar (este es un comportamiento obligatorio), antes de alimentarse y reproducirse, aún en cultivos infestados de áfidos. Por lo tanto, las liberaciones de adultos recolectados puede ser una pérdida de tiempo y dinero. Los recolectores alimentan a los adultos con una dieta especial luego de la recolección, para minimizar el comportamiento migratorio. Por eso mismo, estos insectos se deben adquirir únicamente cuando los individuos han sido preacondicionados.
  • 64. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 68 HEMÍPTEROS La clasificación taxonómica de las especies depredadoras de hemípteros presentadas en esta ocasión es la siguiente: Phylum Artropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea Infraclase Neopterata Superorden Paraneoptera Orden Hemiptera Suborden Prosorrhyncha Infraorden Cimicomorpha Superfamilia Cimicoidea Familia Anthocoridae Género Orius Especie O. tristicolor O. insidiosus Familia Nabidae Género Nabis Especie Nabis spp. Superfamilia Reduvioidea Familia Reduviidae Géneros Zelus Sinea
  • 65. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 69 Especies Zelus renardii Sinea diadema Superfamilia Lygaecoidea Familia Lygaeidae Género Geocoris Especies G. punctipes G. pallens G. bullatus G. uliginosus PEQUEÑA CHINCHE PIRATA Orius tristicolor, O. insidiosus Este insecto se encuentra en altas poblaciones sobre el cultivo de melón en el valle de La Fragua, cuando no se han aplicado insecticidas, y es considerado como un importante depredador de insectos que atacan al cultivo. CICLO DE VIDA Las pequeñas chinches piratas cumplen un ciclo de vida de metamorfosis incompleta, pasando por los estados de huevo, ninfa y adulto (Figura 3). Figura 3. Ciclo de vida de Orius spp. (IICA).
  • 66. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 70 El adulto de la pequeña chinche pirata es pequeño y mide de 2.0 a 5.0 mm de longitud, es de forma oval y las alas son de color negro con marcas blancas. Las alas se extienden más allá del cuerpo. La cabeza es de forma triangular (Fotografía 63). Las hembras ponen los huevos insertándolos dentro de los tejidos de la planta, en donde son difíciles de detectar. Estos eclosionan luego de tres a cinco días de la oviposición. Las hembras pueden colocar un promedio de 129 huevos durante su vida, que es de 35 días. Las ninfas son pequeñas, ápteras, de color amarillo – anaranjado y café con los ojos rojos. El estado ninfal atraviesa por cinco estadios (Fotografía 64). A diferencia de otras chinches que requieren de seis semanas o más para completar una generación, ésta se desarrolla de huevo a adulto en sólo tres semanas en condiciones óptimas. ECOLOGÍA DEL INSECTO Las pequeñas chinches piratas se desarrollan con un rango ideal de temperatura de 17°C a 29°C y una humedad relativa de 60 a 85 %. Siendo un factor más importante la abundancia de comida. Necesitan de un fotoperíodo de catorce horas diarias, sino entran en un período de diapausa. En condiciones de suficiente comida, tanto de insectos como de polen, se logra que se establezcan fácilmente. Si las poblaciones de trips son altas, exterminarán más individuos de los que necesitan para sobrevivir. PLAGAS QUE CONTROLA Las pequeñas chinches piratas son muy voraces, tanto en su estado ninfal como adulto. Atrapan a su presa con sus patas delanteras y le insertan el estilete en forma de aguja, succionando de ésta manera los fluidos de los diferentes insectos de los que se alimentan. El cuerpo blando es vaciado y solo queda el exoesqueleto. Se alimentan de varias presas, incluyendo trips, ácaros, áfidos, moscas blancas, pequeñas larvas de lepidópteros, escamas, así como de huevos de insectos. Consumen entre 5 a 20 thrips diarios. Los adultos son excelentes voladores, por lo que se diseminan rápidamente en el área tratada. FACTORES LIMITANTES Las aplicaciones foliares de insecticidas reducen considerablemente las poblaciones de pequeñas chinches piratas. Incluso la aplicación de insecticidas sistémicos reducen el
  • 67. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 71 número de individuos, ya que estos se alimentan de la savia de las plantas cuando escasean sus presas. Se recomienda la rotación de cultivos, policultivos, el uso de insecticidas microbiológicos como el Bacillus thuringiensis y la aplicación de umbrales económicos en el uso de insecticidas. También se pueden sembrar plantas con flores para proveerles alimento durante los períodos de escasez de sus presas. MÉTODOS DE APLICACIÓN Las pequeñas chinches piratas se encuentran disponibles comercialmente, pero aún no existen recomendaciones específicas para su uso. Se comercializan los adultos, que van mezclados en sustratos de vermiculita, cascarilla de arroz o afrecho, junto con una fuente de alimento. Bioagro (s.f.), recomienda liberar de 2,800 a 5,400 adultos por hectárea, realizando de dos a tres liberaciones cada dos semanas. CHINCHE NABIS Nabis sp. Estas chinches son depredadoras de una amplia variedad de insectos pequeños. En el valle de La Fragua se ha determinado la presencia de algunos individuos de este insecto en áreas silvestres y en cultivos con poco o ningún manejo fitosanitario. CICLO DE VIDA El adulto de esta chinche es delgado y de color amarillento, gris o café apagado. Mide alrededor de 10 mm de largo y tiene la cabeza elongada y antenas largas. Las patas delanteras están adaptadas para capturar a sus presas (Fotografía 65). El insecto cumple un ciclo de vida de metamorfosis incompleta, con estadios ninfales de apariencia similar a los adultos (Fotografía 66). Tanto los adultos como las ninfas se mueven rápidamente cuando son molestados. Las hembras insertan los huevos dentro de los tejidos de la planta, en donde son muy difíciles de detectar. ECOLOGÍA DEL INSECTO Las chinches de esta especie se aparean al final de la temporada, al igual que otros depredadores.
  • 68. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 72 PLAGAS QUE CONTROLA Las chinches Nabis son comunes en muchos cultivos, incluyendo árboles en donde depredan trips, ácaros, afidos, otras chinches, pequeñas larvas de lepidópteros y minadores de hojas (Fotografía 67). MÉTODOS DE APLICACIÓN Según la Universidad de California (2003), este insecto no se encuentra disponible comercialmente. CHINCHES ASESINAS Zelus renardii, Sinea diadema Ambas especies de chinches asesinas se han observado en los campos de producción y en las áreas silvestres del valle de La Fragua. CICLO DE VIDA Los adultos y las ninfas de las chinches asesinas son delgados. Son insectos coloridos, algunas veces negruzcos, rojizos o de color café. Tienen las patas largas y la cabeza es angosta y extendida. Los ojos son redondos y parecen gotas. Los adultos de Zelus renardii son pobres voladores (Fotografías 68 y 69). Las ninfas son muy pequeñas y miden 5.0 mm de largo cuando acaban de emerger del huevo y crecen hasta ser adultos con un tamaño aproximado de 2.0 centímetros de largo (Fotografía 70). Estos insectos cumplen un ciclo de vida de metamorfosis incompleta. Tanto los adultos como las ninfas se mueven rápidamente cuando son molestados. Los huevos de Zelus tienen forma de barril, son de color café oscuro con una tapadera blanca. Estos son colocados en grupos sobre la superficie de las plantas (Fotografía 71). PLAGAS QUE CONTROLA Todas las chinches asesinas son depredadoras. Algunas especies devoran insectos que se alimentan de la sangre de mamíferos. Las especies depredadoras comen una amplia
  • 69. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 73 variedad de insectos presa de tamaño pequeño y mediano, incluyendo larvas de lepidópteros, otras chinches y áfidos. También se alimentan de especies benéficas como los leones de áfidos Chrysoperla spp. Las ninfas y los adultos cazan al acecho a sus presas, a las cuales les inyectan un veneno al tenerlas capturadas. Las chinches asesinas con enemigos naturales comunes en muchas plantas, incluyendo cultivos en hileras y cultivos de árboles. CHINCHE OJONA Geocoris punctipes, G. pallens, G. bullatus, G. uliginosus La chinche ojona Geocoris spp es un insecto que se observa comúnmente en el valle de La Fragua. Se encuentra en cultivos poco manejados y en las áreas silvestres. CICLO DE VIDA Las chinches ojonas cumplen un ciclo de vida de metamorfosis incompleta, pasando por los estados de huevo, ninfa y adulto. Los adultos miden 7.6 mm de longitud y son de color gris plateado, acafesado o amarillento. El cuerpo es de forma oval y la cabeza es amplia. La característica más sobresaliente de esta chinche es el gran tamaño de sus ojos (Fotografías 71 y 72). Las ninfas, al igual que los adultos, poseen cuerpos de forma oval y parecen adultos de tamaño pequeño. La diferencia es que carecen de alas completamente desarrolladas. Estas chinches se caracterizan por su peculiar forma de caminar, ya que lo hace meneándose o agitándose. Además, emiten un olor desagradable cuando son molestados. La ninfa pasa por cinco estadios, cada uno de los cuales dura de cuatro a seis días (Fotografía 73). Los adultos y las ninfas tienen los ojos ampliamente separados, lo que les permite tener una visión extensiva de los campos para el reconocimiento de sus presas. Los huevos son de forma cilíndrica u obloga, son de color pálido y se caracterizan porque al desarrollarse presentan los ojos rojizos, que se manifiestan como una mancha, antes de eclosionar. Las hembras pueden poner hasta 300 huevos durante toda su vida, que dura un mes (Fotografía 75). ECOLOGÍA DEL INSECTO Los huevos son colocados sobre el follaje y tallos, eclosionando en una semana. Los adultos y ninfas, además de depredar insectos, se alimentan de las plantas pero sin
  • 70. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 74 ocasionar daños económicos. Debido a esto, se recomienda sembrar cultivos de refugio para mantener altas las poblaciones de este insecto. El girasol es una buena alternativa vegetal. En condiciones adversas de clima, como frío, sobreviven en estado adulto. PLAGAS QUE CONTROLA Las chinches ojonas son depredadores importantes de huevos de insectos, otras chinches, pequeñas larvas de lepidópteros, pulgas, escarabajos y ácaros (Fotografías 76 y 77). Las especies de chinche ojona G. punctipes y G. uliginosus son importantes depredadores de huevos de Heliocoverpa zea Boddie. El lado negativo de este insecto, es que ocasionalmente se alimenta de algunas especies benéficas, como Orius spp. El potencial de Geocoris como agente de control biológico es excelente. Tanto adultos como ninfas pueden consumir docenas de presas por día. Sin embargo, debido a su tamaño pequeño, la cuantificación del nivel de depredación en el campo es difícil de determinar. Es un importante depredador de todas las etapas de moscas blancas, áfidos y ácaros. FACTORES LIMITANTES Las chinches ojonas son muy susceptibles a los insecticidas de amplio espectro, por lo que su conservación y el uso de estos insecticidas no son compatibles. Se recomienda el uso de umbrales económicos y el empleo de insecticidas específicos. MÉTODOS DE APLICACIÓN Según Bolaños (2003), no existe disponibilidad comercial de Geocoris. Sin embargo, existe un enorme potencial para la producción en masa de esta chinche. La primera dieta artificial para la producción de estos insectos depredadores se elaboró para G. punctipes, por lo que la disponibilidad comercial de esta especie depende de la automatización y producción masiva de esta dieta.
  • 71. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 75 DÍPTEROS La clasificación taxonómica de las moscas syrfidas es la siguiente: Phylum Artropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea Infraclase Neopterata Superorden Oligoneoptera Orden Diptera Suborden Cyclorrhapha Infraorden Aschiza Superfamilia Syrphoidea Familia Syrphidae MOSCAS SYRFIDAS Diptera: Syrphidae Las moscas, del orden díptera, son pequeños insectos de cuerpo blando que se distinguen de otros grupos por poseer un simple par de alas. Al menos veinte familias tienen especies de larvas o adultos que son depredadores. Las moscas syrfidas se encuentran en forma abundante en el valle de La Fragua, observándose como depredadores voraces de áfidos. CICLO DE VIDA Los dípteros cumplen un ciclo de vida de metamorfosis completa, pasando por los estados de huevo, larva, pupa y adulto (Figura 4).
  • 72. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 76 Los adultos son de tamaño grande a mediano y muchos adultos se alimentan del néctar y polen de las flores, por lo que pueden ser importantes polinizadores de plantas. Comúnmente, los adultos se mantienen alrededor de las flores y muchas especies parecen abejas melíferas. Tienen el abdomen de color negro y amarillo en bandas (Fotografías 78 y 79). Figura 4. Ciclo de vida de las moscas syrfidas (Universidad de California). Las hembras colocan los huevos individualmente en los sitios cercanos a las poblaciones de áfidos u otras presas. Los huevos son de color gris, de forma oblonga y de 1.0 mm de longitud. Tienen la superficie cubierta con hilos cruzados o líneas (Fotografía 80). Las larvas pasan por tres instares. Varían en el patrón de color pero muchas tienen una línea longitudinal a lo largo del cuerpo. Se distinguen de las larvas de lepidópteros porque la cabeza va en disminución, carecen de patas y la piel es opaca. Además, los órganos internos se pueden observar. Las larvas varían en longitudes de 1.0 a 13.0 mm, dependiendo del estado de desarrollo y de la especie (Fotografías 81). La pupa es de forma oblonga y parece pera, el color puede ser verde o café oscuro. Esta estado puede ocurrir sobre la planta o en la superficie del suelo (Fotografía 82).
  • 73. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 77 PLAGAS QUE CONTROLA Las larvas de muchos syrfidos se alimentan casi exclusivamente de insectos, principalmente hemípteros, especialmente de áfidos. También se alimentan de otros insectos de cuerpo blando y juegan un rol importante en la supresión de las poblaciones de insectos fitófagos (Fotografía 83). Las larvas se mueven sobre la superficie de la planta, levantando la cabeza para encontrar a sus presas. Atrapa a su víctima y la succiona hasta dejarla seca, descartando la piel. Una sola larva de syrfido puede consumir cientos de áfidos en un mes. No todas las larvas de syrfidos son depredadoras, algunas especies se alimentan de hongos. Según la Universidad de California (2003), las moscas syrfidas no se encuentran disponibles comercialmente.
  • 74. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 79 50 51 52 53 54 55 56 57 FOTOGRAFÍAS: 50) Adulto de Chrysoperla spp (Universidad de California). 51) Huevo de Chrysoperla spp. sobre el pedicelo (Universidad de California). 52) Huevos de Chrysoperla spp colocados en grupos (Universidad de Idaho). 53) Larva de Chrysoperla spp alimentándose de un áfido (Universidad de California). 54) Pupa de Chrysoperla spp (Universidad de California). 55) Adulto de Stethorus punctum (IICA). 56) Huevos de S. punctum (IICA). 57) Larva de S. punctum (IICA).
  • 75. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 80 58 59 60 61 62 63 64 FOTOGRAFÍAS: 58) Adulto de Coccinella septempunctata (IICA). 59) Adulto de Hippodamia convergens alimentándose de áfidos (Universidad de California). 60) Huevos de H. convergens colocados en grupos sobre las hojas (Universidad de California). 61) Larva depredadora de H. convergens (Universidad de California). 62) Pupa de H. convergens (Universidad de California). 63) Adulto de Orius tristicolor alimentándose de áfidos (Universidad de California). 64) Ninfa de la pequeña chinche pirata Orius spp (Universidad de California).
  • 76. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 81 65 66 67 68 69 70 FOTOGRAFÍAS: 65) Adulto de la chinche Nabis sp. (Universidad de California). 66) Adulto (izquierda) y ninfa (derecha) de Nabis sp (Universidad de California). 67) Ninfa de Nabis sp. alimentándose de un áfido (Universidad de Idaho). 68) Adulto de chinche asesina Zelus renardii (Universidad de California).69) Adulto de la chinche asesina Sinea diadema (Universidad de California). 70) Ninfa de chinche asesina, Familia Reduviidae (Universidad de California).
  • 77. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 82 71 72 73 74 75 76 77 FOTOGRAFÍAS: 71) Huevos de Zelus sp. (Universidad de California). 72) Adulto de la chinche ojona Geocoris sp. (Universidad de California). 73) Adultos de tres especies de chinches ojonas. De izquierda a derecha, G. bullatus, G. punctipes y G. uliginosus (Universidad de Florida). 74) Ninfas de tres especies de chinches ojonas. De izquierda a derecha, G. bullatus, G. punctipes y G. uliginosus (Universidad de Florida). 75) Huevo de Geocoris sp. con su característica mancha roja (Universidad de California). 76) Ninfa de Geocoris sp alimentándose de un huevo de Heliocoverpa zea Boddie (Universidad de California). 77) Adulto de Geocoris spp. alimentándose de ninfas de mosca blanca Bemisia spp. (Universidad de Florida).
  • 78. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 83 78 79 80 81 82 83 84 85 FOTOGRAFÍAS: 78) Adulto de mosca syrfida. Por el color del abdomen se confunde fácilmente con una abeja melífera (Universidad de California). 79) Adulto de mosca syrfida. La apariencia y el color varía según la especie (Universidad de California). 80) Huevo de mosca syrfida (Universidad de California). 81) Larva de mosca syrfida. El color y el tamaño de la larva varía según la especie (Universidad de California). 82) Pupa de mosca syrfida (Universidad de California). 83) Larva de mosca syrfida alimentándose de áfidos (Universidad de California). 84) Adulto de Encarsia formosa (IICA). 85) Adulto de E. formosa parasitando una ninfa de mosca blanca Bemisia spp. (Universidad de California).
  • 79. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 84 86 87 88 89 90 91 92 FOTOGRAFÍAS: 86) Hembra de Encarsia formosa emergiendo de una ninfa de mosca blanca (Universidad de California). 87) Ninfas de Bemisia spp. parasitadas por E. formosa. En la ninfa de la izquierda y en la de arriba se puede observar el orificio de salida realizado por la hembra al emerger (Universidad de California). 88) Ninfas de Trialeurodes vaporariorum parasitadas por E. formosa. A la izquierda, ninfa que presenta el orificio de salida de la hembra adulta; centro, ninfa parasitada; derecha, ninfa sana (Universidad de California). 89) Adulto macho de Eretmocerus eremicus (Universidad de California). 90) Adulto hembra de E. eremicus (Universidad de California). 91) Adulto de Lysiphlebus testaceipes sobre momias de áfidos. En uno de ellos se observa el orificio de salida que provoca el adulto al emerger de la momia (Universidad de California). 92) Hembra de Trichogramma spp ovipositando dentro de un huevo de Heliocoverpa zea.
  • 80. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 85 93 94 95 96 97 98 99 100 FOTOGRAFÍAS: 93) Huevos de Heliocoverpa zea parasitados por Trichogramma spp. 94) Larva del primer instar de Cotesia marginiventris (Universidad de Florida). 95) larva del último instar (Universidad de Florida). 96) Capullo o pupa de C. marginiventris (Universidad de Florida). 97) Adulto macho de la avispa parasitoide C. marginiventris (Universidad de Florida). 98) Adulto hembra de la avispa parasitoide C. marginiventris (Universidad de Florida). 99). Orificio de salida hecho por la larva de C. marginiventris en una larva de Spodoptera exigua (Universidad de Florida). 100) Acercamiento sobre el orificio de salida hecho por la larva de C. marginiventris en una larva de S. exigua (Universidad de Florida).
  • 81. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 87 CAPÍTULO V INSECTOS PARASITOIDES Los insectos parasitoides de otros insectos con potencial de acción en el valle de La Fragua pertenecen al orden Hymenoptera, que se clasifican taxonómicamente de la siguiente forma: Phylum Artropoda Subphylum Mandibulata Superclase Insecta Clase Euentomata Subclase Pterygogenea Infraclase Neopterata Superorden Oligoneoptera Orden Hymenoptera Superfamilia Chalcidoidea Familia Aphelinidae Géneros Encarsia Eretmocerus Lysiphlebus Especies Encarsia formosa Eretmocerus eremicus Lysiphlebus testaceipes Familia Trichogrammatidae Género Trichogramma Especies Trichogramma minutum T. pretiosum
  • 82. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 88 Superfamilia Ichneumonoidea Familia Braconidae Género Cotesia Especies Cotesia marginiventris HYMENOPTERA: APHELINIDAE AVISPITA ENCARSIA Encarsia formosa Las avispitas Encarsia formosa son utilizadas para el control de moscas blancas. Tienen una distribución cosmopolita, por lo que se desconoce su lugar de origen (Bolaños, 2003). En el valle de La Fragua se ha determinado cierto grado de parasitismo en ninfas de mosca blanca, posiblemente provocado por Encarsia. CICLO DE VIDA Encarsia formosa en un avispa endoparásita que vive a expensas de las ninfas de mosca blanca. Este insecto ataca al menos a quince especies de mosca blanca de ocho géneros (Bolaños, 2003, Universidad de California, 2003). Las hembras de E. formosa son pequeñas con una longitud aproximada de 0.6 mm. La cabeza y el tórax son de color negro, mientras que el abdomen es amarillo. Los machos son de color oscuro, pero son raros (Fotografía 84). La avispita emplea pistas olfativas y visuales para localizar al hospedero en las plantas infestadas. El parasitoide no muestra preferencias con relación a la localización de las hojas en la planta. La hembra deposita de 8 a 10 huevos por día (Fotografía 85). Los adultos se alimentan de la mielecilla y de la hemolinfa de los hospederos en los que no se han depositado huevos. E. formosa se alimenta de todos los estados preemergentes de Trialeurodes vaporariorum, excepto el huevo y el primer estadio móvil, por lo que
  • 83. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 89 prefiere las ninfas en segundo estadío y pupas. Para alimentarse de su huésped, el parasitoide introduce su ovipositor en el cuerpo de la víctima para hacer un orificio, el cual es agrandado con sus mandíbulas. Las ninfas que han sido utilizadas para la alimentación no son empleadas para la oviposición. Figura 5. Ciclo de vida del parasitoide Encarsia formosa y la mosca blanca Trialeurodes vaporariorum (Universidad de California). Las avispitas también se alimentan en todas las etapas de Bemisia tabaci, excepto en las ninfas del primer estadio. E. formosa prefiere ovipositar en las etapas de tercero y cuarto estadios, y en las ninfas prepupa. Las avispitas cultivadas en T. vaporariorum pueden producir cinco huevos por día (la hembra oviposita un total de 59 huevos antes de su muerte), puede alimentarse de tres ninfas de mosca blanca por día, y matar un promedio de 95 ninfas en un período de 12 días. Las hembras adultas perforan un orificio en la porción dorsal de las ninfas en cuarto estadio antes de emerger. El tiempo transcurrido desde la oviposición hasta la emergencia es de 25 días aproximadamente (Fotografía 86). ECOLOGÍA DEL INSECTO Las avispitas se utilizan en varios cultivos bajo invernaderos, como tomate y pepinillo. Además, se utiliza en cultivos como berenjena, fresas y floricultura. Se desconoce la ecología de E. formosa en cultivos al aire libre.
  • 84. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 90 Las hembras se reproducen por partenogénesis, produciendo hembras debido a las infecciones provocadas por la bacteria Wolbachia. Cuando las hembras son expuestas a antibióticos o a altas temperaturas (31°C), durante dos o más generaciones, se suprime la actividad microbial, lo que permite que las hembras produzcan machos. La fecundidad se reduce una vez que los simbiontes son eliminados. Los machos se desarrollan como endoparásitos primarios de las moscas blancas. Los machos son incapaces de inseminar exitosamente a las hembras. PLAGAS QUE CONTROLA Las avispas parasitan una gran cantidad de especies de mosca blanca, incluyendo la mosca blanca de los invernaderos T. vaporariorum, la mosca blanca de la batata B. tabaci y la mosca blanca de la hoja plateada B. argentifolii. FACTORES FACTORES LIMITANTES Según Bolaños (2003), se han publicado cerca de 70 artículos que examinan la interacción entre E. formosa y uno o más plaguicidas, tanto en pruebas de laboratorio como bajo condiciones prácticas en invernadero. Se han desarrollado métodos estandarizados para determinar los efectos de los plaguicidas sobre E. formosa; del mismo modo, también han sido determinados los efectos de más de 100 compuestos diferentes sobre estos parasitoides. Existen materiales selectivos que posiblemente pueden ser combinados con las liberaciones de las avispitas, como: jabón agrícola, buprofezín, azadirachtina y abamectina. MÉTODOS DE APLICACIÓN Actualmente se sugieren cuatro diferentes métodos de liberación de E. formosa en los invernaderos. Los primeros tres de estos son inoculativos naturalmente, estableciéndose poblaciones reproductivas del parasitoide, luego de las cuales, las liberaciones son discontínuas. El cuarto método, en el cual el parasitoide es liberado repetidamente a lo largo del ciclo del cultivo, es utilizado cuando no se espera una población reproductiva del parasitoide, debido a que la temporada de cultivo es demasiado corta. Método 1: La plaga primero. Se realiza una introducción deliberada de moscas blancas adultas en los invernaderos en un rango preestablecido (p. ej, dos moscas blancas por cada planta de tomate). Luego se introduce a E. formosa de una a tres veces a un rango estándar (p. ej., ocho ninfas parasitadas por cada planta de tomate), a intervalos regulares que coincidan con la disponibilidad del hospedero en las etapas convenientes para el parasitismo. Este método no ha sido mayormente adoptado debido al problema que representa la liberación de la plaga en los cultivos.
  • 85. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 91 Método 2: Goteo o llovizna. La introducción E. formosa comienza en la época de siembra, antes del desarrollo natural de las poblaciones de la mosca blanca. Las liberaciones del parasitoide en rangos bajos (p. ej. una ninfa parasitada por planta) debe continuar hasta que se encuentren ninfas parasitadas en todo el cultivo. Método 3: Planta banquera. En este sistema se utilizan colonias reproductivas establecidas de moscas blancas y de parasitoides en plantas en estado temprano de desarrollo, de las cuales, las avispas y las moscas blancas se dispersan dentro del cultivo. Las plantas banqueras son introducidas en un rango establecido (p. ej. una planta banquera por cada 352 plantas). Los programas inundativos requieren de liberaciones regulares de un alto número de E. formosa. No se espera que la población se establezca ni se reproduzca. Este método es aplicado frecuentemente en cultivos ornamentales. Los tres métodos de liberación mencionados anteriormente, han garantizado un control exitoso de T. vaporariorum en cultivos de pepinillo y tomate. El éxito, en estos casos, ha sido definido en relación a los niveles del hongo Cladosporium encontrados en el follaje y en los frutos. Si al momento de la cosecha, los niveles de Cladosporium están dentro de los parámetros aceptados comercialmente, se considera que el control de T. vaporarium ha sido un éxito. Método 4: Aplicaciones en el ciclo de cultivo. En cultivos de flores, la presencia de moscas blancas, incluso a niveles muy bajos (p. ej. 0.02 a 0.03 ninfas por cm2) es considerado riesgoso. Los estándares de mercado para las flores requieren de niveles inferiores de moscas blancas en relación a los estándares de los cultivos de hortalizas (p. ej. 7 ninfas por cm2 en tomate). Consecuentemente, el empleo de E. formosa ha sido más extensivo en los cultivos de hortalizas que en los cultivos de flores. Las liberaciones masivas o inundativas de E. formosa han sido exitosas en algunos casos para controlar a T. vaporariorum en cultivos de flores. El control de B. argentifolii, con liberaciones semanales de más de tres adultos parasitoides por planta, no ha sido satisfactorio. Sin embargo, se ha reportado el control de estas especies de mosca blanca con rangos menores de liberación (menos de dos parasitoides por planta). En un estudio, se demostró que mientras se incrementa el número de parasitoides por planta, su eficacia disminuye. Por lo tanto, la supervivencia de B. argentifolii se incrementa. AVISPITA ERETMOCERUS Eretmocerus eremicus Eretmocerus eremicus es una pequeña avispa que parasita moscas blancas. En el valle de La Fragua se ha determinado la presencia de este insecto benéfico.
  • 86. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 92 CICLO DE VIDA En esta especie, los machos y las hembras se desarrollan como parasitoides primarios de moscas blancas. Las hembras son de color amarillo limón pálido, con los ojos verdes y las antenas como remos. Las avispas machos tienen las antenas más largas y en forma de codo y son de color café amarillento (Fotografías 89 y 90). La hembra coloca sus huevos entre las ninfas de mosca blanca y la superficie de la hoja. Las hembras ovipositarán debajo de todos los estados inmaduros de mosca blanca, excepto los huevos, pero las ninfas del segundo estadio pueden ser preferidas. Los huevos eclosionan alrededor de los cuatro días después de su postura, el tiempo exacto depende de la temperatura. La larva se desarrolla como un parasitoide externo – interno. La nueva larva emergida ataca con sus partes bucales con forma de gancho en la parte inferior de la ninfa de mosca blanca y mastica formando un pequeño hoyo adentro de la mosca blanca. Después de tres a cuatro días de que la larva mastica y entra en el huésped permanece en latencia hasta que la mosca blanca empupa. Una vez que el estado de pupa es alcanzado en la mosca blanca, la larva de la avispa libera enzimas digestivas y comienza a injerir las partes semilíquidas del cuerpo de la pupa. La larva pasa a través de tres instares, requiriendo alrededor de doce días para completar su desarrollo. La avispa adulta mastica el cadáver de la mosca blanca. Las avispas hembras pueden vivir de seis a doce días a 27°C. la longevidad depende de la temperatura y la disponibilidad de comida, así como la mielecilla que producen las moscas blancas. Las hembras ponen de tres a cinco huevos por día. Las avispas hembras también pueden matar a las ninfas de mosca blanca al probar repetidamente con el ovipositor sobre ellas y se alimentan de la hemolinfa que emana de las heridas. ECOLOGÍA DEL INSECTO Las avispas E. eremicus son buscadoras agresivas, cubriendo 1.3 mm por segundo en algunas plantas. Las hembras inspeccionan todas las etapas de desarrollo de las ninfas de mosca blanca. Aproximadamente, el 74% de las ninfas que son probadas con el ovipositor son parasitadas. El rango óptimo de temperatura para el desarrollo de los huevos es de 25 a 29°C. En ambientes bajo invernadero se puede manipular la temperatura para asegurar un desarrollo más rápido de la avispa. PLAGAS QUE CONTROLA Las avispas E. eremicus atacan a las moscas blancas, incluyendo a la mosca blanca de los invernaderos T. vaporariorum, a la mosca blanca de alas manchadas T. abutilonea, la mosca blanca de la batata B. tabaci y la mosca blanca de la hoja plateada B. argentifolii.
  • 87. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 93 FACTORES LIMITANTES Estas avispas son susceptibles a los residuos de plaguicidas y fumigantes. Las liberaciones de E. eremicus son más efectivas en cultivos en los que no se han aplicado plaguicidas de 10 a 14 días de antelación. MÉTODOS DE APLICACIÓN La especie E. eremicus se encuentra disponible comercialmente. Cuando se realizan liberaciones masivas con la mosca blanca de los invernaderos T. vaporariorum como hospedero, la relación de sexo de la avispita es de 1:1 (hembra:macho). Pero en los campos abiertos la relación de sexo está a favor de la hembra. En invernaderos de flores, la liberación de tres hembras de E. eremicus por planta por semana, ha resultado en una mortalidad mayor al 98% de B. argentifolii, durante las primeras seis a ocho semanas del cultivo. AVISPITA LYSIPHLEBUS Lysiphlebus testaceipes Estas avispas atacan a los áfidos exclusivamente. El signo característico de la actividad de este insecto parasitoide es la presencia de áfidos momificados en cuyo interior se encuentra la avispa inmadura en período de desarrollo. En el valle de La Fragua se han observado los áfidos con esa característica, así como a las avispitas adultas. CICLO DE VIDA El adulto es una avispa pequeña de color negro con menos de tres milímetros de tamaño. Son muy difíciles de observar, pero los áfidos momificados que quedan sobre el follaje después de que la avispa se ha desarrollado en su interior, son muy fáciles de detectar. La "momia" consiste en la piel del pulgón, la cual, ha sido transformada en una armazón protectora, luego de que la avispa en desarrollo se ha alimentado de la parte interior del insecto. Los áfidos parasitados por Lysiphlebus testaceipes son de color beige o dorado y tienen una forma redonda e hinchada (Fotografía 91). La hembra oviposita un huevo en el interior del cuerpo blando del áfido; luego de dos días, el huevo eclosiona y la larva se empieza a alimentar de los órganos internos del áfido. La larva demora en consumir la totalidad del interior del áfido de seis a ocho días.
  • 88. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 94 La forma redonda e hinchada del áfido momificado se debe al intenso movimiento de la larva de la avispa en su interior. Una vez que la larva ha terminado de alimentarse, corta un orificio en la parte inferior del áfido y lo fija a la hoja con una sustancia parecida a un pegamento; el color del áfido cambia de verde a beige o dorado. Luego de esto, la larva se transforma en pupa. Luego de cuatro a cinco días, la avispa emerge haciendo un orificio circular en la parte superior del áfido momificado. A una temperatura de 21°C el desarrollo de huevo a adulto toma 14 días. Las avispas se dispersan mediante su vuelo o son llevadas dentro de áfidos alados parasitados. ECOLOGÍA DEL INSECTO Las avispas de L. testaceipes pasan el invierno en forma de pupa dentro del áfido parasitado. Una vez que empieza la primavera, ocurre la emergencia; casi enseguida, la hembra se aparea y empieza a buscar nuevos áfidos para parasitar. La actividad parasítica de L. testaceipes contribuye al control de los áfidos de dos maneras: la mortalidad directa de los áfidos causada por el parasitismo, y la reducción de los niveles de reproducción en los áfidos parasitados. Los pulgones parasitados detienen su reproducción en un rango de uno a cinco días, mientras que un áfido saludable puede dar nacimiento de tres a cuatro crías por día durante un período de 25 a 30 días. La actividad del parasitoide en el campo puede ser monitoreada buscando áfidos momificados en el follaje del cultivo. Como regla general, una infestación de áfidos declina rápidamente cuando el 20% de la población está momificada. En este punto, la mayoría de áfidos ya han sido parasitados, pero todavía no se convierten en momias. Normalmente, las momias aparecen de ocho a diez días luego de la oviposición por parte de las avispas. La temperatura es un factor de importancia que influye en la eficacia de las avispas como agentes de biocontrol de los áfidos. Estas se desarrollan a mayor velocidad cuando la temperatura es superior a los 18°C. Los adultos se encuentran inactivos a temperaturas inferiores a los 13°C. Sin embargo, los áfidos son más tolerantes a las temperaturas más bajas, continúan reproduciéndose incluso a temperaturas de 4°C. PLAGAS QUE CONTROLA Las avispitas se alimentan exclusivamente de áfidos. Las dos especies plagas más importantes en el cultivo de melón como M. persicae y A. gossypii son controlados por L. testaceipes.
  • 89. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 95 FACTORES LIMITANTES El empleo de plaguicidas en los cultivos de trigo y sorgo puede disminuir la actividad de L. testaceipes. La aplicación de insecticidas mata a las avispas adultas y a las inmaduras que se encuentran en el interior de los áfidos. Investigaciones en Texas han demostrado que el metil paration y el chlorpyrifos son más tóxicos para los adultos e inmaduros que los insecticidas sistémicos como el dimethoato. Sin embargo, la mínima residualidad del metil paration permite a los parasitoides recolonizar el campo luego del tratamiento. El fungicida triadimefon, utilizado para controlar la roya del trigo también es muy tóxico para las avispas adultas. L. testaceipes es susceptible al ataque de hiperparásitos. MÉTODOS DE APLICACIÓN Según Bolaños (2003), las avispas de L. testaceipes se encuentran disponibles comercialmente. HYMENOPTERA: TRICHOGRAMMATIDAE AVISPITA TRICHOGRAMMA Trichogramma minutum, T. pretiosum Este pequeño insecto pertenece al orden Hymenoptera y es capaz de parasitar los huevos de gran numero de insectos plaga, más de 400 especies en 203 géneros de 44 familias y 7 ordenes de insectos dañinos en cultivos comerciales, lo que le permite ser considerarlo como un parásito polífago. CICLO DE VIDA La avispa adulta mide de 0.3 a 0.5 milímetros, la cabeza es un poco corta y cóncava en la parte posterior, las patas tienen tarso de tres artejos y las alas exhiben un arreglo en hileras de pelos microscópicos. Estos parasitoides diminutos son de color amarillo oscuro, copulan a las pocas horas de emerger, ya que viven únicamente de 36 a 48 horas en estado adulto, periodo en el cual, las hembras ovipositan entre 20 y 30 huevos de manera individual, en cada huevo de los insectos hospederos.
  • 90. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 96 Figura 6. Ciclo de vida de Trichogramma spp. La hembra busca los huevos de su huésped y oviposita dentro de cada uno, pudiendo colocar más de un huevecillo por cada huevo localizado (Fotografía 92). Al eclosionar, emerge la larva del parasitoide y se alimenta del contenido del huevo hospedero. el empupado se realiza dentro del huevo. Al emerger el adulto se realiza un orificio de escape (Fotografía 93). La avispa Trichogramma tiene la habilidad de diferenciar huevos parasitados y no parasitados, evitando el superparasitismo. El huevo parasitado por Trichogramma se torna oscuro, cuando el adulto de este parasitoíde esta próximo a emerger, lo que sucede entre los 7 a 8 días, periodo en el cual se desarrolla todo el proceso biológico, permitiendo así la formación de una nueva generación. Aparentemente estas avispitas no toleran las bajas temperaturas. Con una temperatura constante de 27°C, el período de huevo a la emergencia del adulto es de diez días. PLAGAS QUE CONTROLA Las plagas de los cultivos más importantes que atacan las avispas Trichogramma spp son: Diaphania hyalinata, D. nitidalis, Spodoptera exigua, S. frugiperda, entre otras, Heliocoverpa zea, que son las principales especies de lepidópteros que atacan al cultivo de melón. Además, se reportan las especies Diatraea saccharalis, D. lineolata, Heliothis virescens, Alabama argilacea, Mocis latipes y Trichoplusia ni.
  • 91. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 97 MÉTODOS DE APLICACIÓN Las liberaciones de Trichogramma deben de iniciarse desde que el cultivo tiene sus primeras hojas verdaderas, espaciándose cada liberación en cada 7 días. La cantidad a liberarse depende directamente de la cantidad de huevos y palomías de las diferentes plagas encontradas en el campo de cultivo. La cantidad de Trichogramma a liberar puede variar entre 200,000 a 280,000 adultos de Trichogramma por hectárea por liberación. Las avispas Trichogramma son comercializadas de las siguientes formas: Adheridas a una tarjeta de papel color negro de 30 pulgadas cuadradas cada una. Cada pulgada cuadrada contiene aproximadamente 4,000 pupas de Trichogramma. A granel para que éstas sean colocadas dentro de vasitos plásticos, bolsas plásticas, o cualquier envase transparente. Las avispas Trichogramma que se comercilizan en tarjetas se pueden preparar de la siguiente manera: En una mesa se coloca un pedazo de papel blanco a efecto de poder golpear la tarjeta contra la mesa, para que las pupas que están sueltas caigan sobre el papel y no se pierdan. Lo que quede en el papel debe colocarse dentro de las bolsas que se utilizarán para su liberación. La Trichogramma viene en un cartón de 30 pulgadas cuadradas y debe cortarse en tiras de 2 pulgadas cada una. Se coloca cada tira de estas en una bolsa de papel de media libra, cerrando en forma sesgada, haciendo tres dobleces en la parte superior y doblándose hacia adentro las esquinas, a efecto de que la bolsa quede inflada. Una tira de 2 pulgadas se debe meter en un frasco de vidrio, el cual se tapa con un pañuelo o tela fina, a efecto de que la Trichogramma tenga oxigeno y pueda eclosionar normalmente. El frasco de vidrio con la muestra de Trichogramma se pone con las bolsas y se colocan sobre una mesa, en un lugar no expuesto directamente al sol. Debe asegurarse que las patas de la mesa estén dentro de un recipiente con agua, para evitar que las hormigas suban y se coman las avispitas. Cuando en el frasco de vidrio se observe que la mayoría de los adultos ya ha emergido; es el momento de liberarlos en el campo. La liberación es preferible hacerla en horas frescas, ya sea en la mañana o en la tarde, pero nunca entre las 10:00 a.m. y 3:00 p.m. Hay que tratar de hacer las liberaciones lo mas uniforme posible, tomando en cuenta la dirección del viento.
  • 92. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 98 Al llegar al campo con las bolsas, estas se abren y se busca una hoja o planta, dependiendo del cultivo, y se coloca dejando el fondo hacia arriba, a efecto de que si lloviera el agua no se meta dentro de la bolsa, ya que adentro de ella debe quedar la tira de cartón con la Trichogramma, para que las que no hayan emergido aún puedan hacerlo y salir de la bolsa normalmente. Otra manera que manipular las tarjetas, es la siguiente: Colocar las tarjetas en un envase plástico transparente o de vidrio de 2.0 litros o de 4.0 litros y esperar que emerjan las avispas para liberarlas directamente en el campo. Colocar directamente en el campo ya sean las tiras o tarjetas. La gran desventaja de hacerlo de ésta manera es que están sujetas a que sean depredadas por las hormigas. Además, se deben de colocar a la sombra para que no les afecte el sol directamente, y así evitar que se deshidraten. Cualquiera que sea el método de liberación que se utilice, siempre se debe esperar a que haya emergido un 50 % de las Trichogramma, antes de liberarlas en el campo de cultivo. La Liberación debe de hacerse temprano en la mañana o en las ultimas horas de la tarde, también se debe de tomar en consideración el viento al momento de su liberación, ya que es un insecto tan pequeño, que es fácilmente arrastrado. HYMENOPTERA: BRACONIDAE AVISPITA PARASITOIDE DE LARVAS DE LEPIDOPTEROS Cotesia marginiventris CICLO DE VIDA Los huevos son tres veces más anchos que largos y poseen una pequeña proyección. Son limpios y brillantes, teniendo la apariencia de un pedazo de vidrio. El tamaño se incrementa después de que el huevo es colocado. Las larvas emergen después de dos días después de la oviposición del adulto. Las larvas se localizan en la parte posterior del huésped. El primer instar larvario tiene solamente 0.6 mm de largo, mientras que al madurar (tercer instar) la larva tiene 5.5 mm
  • 93. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 99 de longitud. Cuando emergen del huésped, son mucho más vigorosas e inmediatamente comienzan a hilar un capullo sedoso compacto (Fotografías 94 y 95). El capullo o pupa es de color blanco, compacto y mide 4.0 mm de longitud (Fotografía 96). El adulto es un pequeño insecto de aproximadamente 3.0 mm de largo. Las hembras presentan un pequeño ovipositor y parasitan solo larvas jóvenes o huevos. En condiciones de laboratorio, los adultos viven más de una semana, pero son más efectivos como parasitoides entre los dos y cuatro días de edad (Fotografías 97 y 98). A temperaturas de 25°C, el desarrollo del estado de huevo a adulto dura 13 días. PLAGAS QUE CONTROLA La avispa C. marginiventris es un parasitoide general de lepidópteros de la familia Noctuidae. Ataca principalmente las larvas muy jóvenes, o sea del primer y segundo estadio. Los huevos son colocados en forma individual y únicamente uno en cada larva de noctuido. La pupa eclosiona de siete a diez días. El hospedero se alimenta poco a través de su vida y muere rápidamente después de la emergencia del parasitoide. Esto ocurre un día después de la emergencia del parasitoide de la larva hospedera. El orificio de salida a un lado de la larva es solo un signo superficial del daño actual que ocurre en el hospedero. Prácticamente todos los órganos internos fueron consumidos por el parasitoide (Fotografías 99 y 100).
  • 94. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 101 CAPÍTULO VI MICROORGANISMOS ENTOMOPATÓGENOS HONGOS, BACTERIAS, VIRUS Los microorganismos entomopatógenos con potencial para el control de plagas en el valle de La Fragua son hongos, bacterias y virus. HONGOS ENTOMOPATÓGENOS Los hongos entomopatógenos (Fotografía 101), que se han aplicado experimental y semi– comercialmente en el cultivo de melón en el valle de La Fragua son Beauveria bassiana y Paecilomyces fumosoroseus. Beauveria bassiana El hongo entomopatógeno Beauveria bassiana es usado para el control de varios insectos plaga. Como todos los hongos entomopatógenos, Beauveria produce conidias resistentes a las condiciones extremas del medio ambiente y éstas son el estado infectivo en el ciclo de vida del hongo.
  • 95. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 102 CICLO DE VIDA Y ECOLOGÍA DEL HONGO Las conidias infectan directamente a través de la piel externa de los insectos. Una conidia adherida a la cutícula del insecto hospedero germinará bajo condiciones favorables de temperatura y humedad. La hifa del hongo se desarrolla de la conidia que secreta enzimas que atacan y disuelven la cutícula, permitiendo que la hifa penetre la piel y se desarrolle adentro del cuerpo del insecto (Fotografía 102 a 106). Una vez adentro del insecto se produce una toxina llamada beauvericin que debilita el sistema inmunológico del hospedero. Después el insecto muere. Se produce el antibiótico oosporina que facilita que el hongo compita con las bacterias intestinales. Eventualmente, la cavidad entera del cuerpo es llenada con la masa fungosa. Cuando las condiciones son favorables, el hongo crecerá a través de las partes suaves del cuerpo del insecto, produciendo el característico aparecimiento del micelio blanco (Fotografías 107 y 108). La humedad relativa debe ser del 92% o más para que B. bassiana se desarrolle afuera del insecto. Estas hifas externas producen conidias que maduran y son liberadas al ambiente para completar el ciclo. Adicionalmente a las infecciones en los insectos, B. bassiana puede colonizar las plantas de maíz, teniendo la capacidad de vivir en el tejido vascular de ciertas variedades de maíz. PLAGAS QUE CONTROLA El hongo B. bassiana controla moscas blancas y áfidos, entre otros insectos; especialmente bajo condiciones de humedad en el ambiente. MÉTODOS DE APLICACIÓN El hongo B. bassiana formulado para aspersiones sobre los cultivos actúa por contacto. Las conidias germinan y penetran en la cutícula de los insectos susceptibles, los cuales mueren entre los cuatro y siete días. Los cadáveres presentan el crecimiento fungoso blanco en las articulaciones, que posteriormente cubre todo el cuerpo. El hongo se comercializa en concentraciones de 1 x 1011 esporas por bolsa de 300 gramos de producto comercial. El producto se debe almacenar en la sombra, evitando la exposición directa al sol. Las temperaturas deben ser inferiores a los 35°C. La vida de almacenamiento de las esporas varía según la temperatura; a 10°C duran 445 días, a 20 – 25°C viven 85 días y a 45°C se reduce a menos de un día.
  • 96. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 103 Se recomienda utilizar aspersoras de alto volumen, dirigiendo la aplicación directamente hacia la plaga que se desea controlar. El pH de la mezcla se debe mantener entre 6.0 y 7.0. El producto se debe aplicar en las horas frescas de la mañana, al atardecer o en la noche. Paecilomyces fumosoroseus El hongo Paecilomyces fumosoroseus es considerado como un agente de control biológico muy promisorio debido al extenso rango de hospederos que incluyen insectos en más de 25 familias, incluyendo mosca blanca. El ciclo de infección de este hongo entomopatógeno incluye la producción de enzimas sobre la cutícula de los insectos. CICLO DE VIDA El hongo se encuentra normalmente en el suelo. En condiciones ambientales favorables, las esporas atacan y penetran en la cutícula del insecto. Una vez adentro, el hongo crece dentro del insecto causando su muerte. Posteriormente, el hongo emerge del insecto muerto, esporula y libera más esporas para infectar a otros insectos (Fotografía 109 a ). PLAGAS QUE CONTROLA P. fumosoroseus controla moscas blancas y áfidos, entre otros insectos, principalmente en condiciones ambientales húmedas. MÉTODOS DE APLICACIÓN En la aplicación del producto formulado se recomienda mezclar el hongo con la cantidad de agua necesaria. Se debe aplicar directamente sobre los insectos, en los estados de huevo, larva, ninfa y adulto, y sobre el follaje de las plantas, principalmente en el envés de las hojas. Las aplicaciones se deben hacer al final de la tarde. Para mayor efectividad, se debe mantener el cultivo siempre húmedo, debido a que este ambiente húmedo facilita la proliferación del hongo. El producto formulado se debe almacenar en refrigeración con temperaturas comprendidas entre los 4 – 6°C. No se debe utilizar el producto después de 36 horas de haberse abierto el envase y de estar expuesto a la temperatura ambiente.
  • 97. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 104 BACTERIAS ENTOMOPATÓGENAS La bactería utilizada comúnmente para el control de insectos en el valle de La Fragua es Bacillus thuringiensis, la cual es comercializada con diferentes marcas registradas. Bacillus thuringiensis (Bt) Uno de los grupos de patógenos que se ha estudiado con mayor amplitud es el Bacillus thuringiensis, que incluye varias subespecies siendo kurstaki y aizawai las más importantes en el cultivo de melón. Ambas especies controlan los estadios larvarios de lepidópteros. BIOLOGÍA Y MORFOLOGÍA Según la National Academy of Sciences (1992), estas bacterias producen, cuando menos, cuatro sustancias tóxicas para los insectos. Estas son: Un cuerpo paraesporal cristalino, proteínico, capaz de paralizar el intestino de casi todas las larvas de lepidópteros. Una molécula dializable, pequeña, que es estable al calor y es soluble. Se produce fuera de la celdilla bacteriana, en el medio que la circunda, la cual afecta a la larva y a la pupa de los dípteros y también mata a algunos lepidópteros. La enzima fosfolipasa C que produce la célula en desarrollo y que destruye los fosfolípidos esenciales en la celdilla del insecto. Otra fosfolipasa que afecta los fosfolípidos liberando los ácidos grasos de la molécula. Los cristales tóxicos delta endotoxina oscilan entre 0.5 y 1.0 micrón de diámetro y están compuestos por una proteína cristalizada que es sintetizada durante el proceso de esporulación de la bacteria B. thuringiensis. Las larvas susceptibles poseen en el sistema digestivo una combinación de pH alcalino, sales y enzimas que disuelven estos cristales tóxicos, los cuales causan abrasiones en la pared estomacal, permitiendo el escape de las esporas y demás contenido alcalino del intestino hacia el hemocelo. Las esporas de la bacteria B. thuringiensis son de forma esférica y de un diámetro de 0.5 a 1.0 micrón. Cuando las esporas se encuentran en un medio apropiado en el interior de
  • 98. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 105 las larvas, éstas germinan produciendo bacterias en forma de bastón que oscilan entre 1.0 y 5.0 micrones. Estas bacterias se multiplican rápidamente en el interior de la larva, produciendo billones de nuevas bacterias durante un período de sólo horas. Las larvas de lepidópteros al ingerir las bacterias al alimentarse del follaje tratado con B. thuringiensis, dejan de comer a los pocos minutos y cesan los daños al follaje. La pared , intestinal se paraliza debido a la acción de los cristales delta endotoxina. Los cristales tóxicos atacan las paredes del intestino medio de la larva, causando la ruptura en el balance osmótico y abrasión en la pared intestinal. Figura 7. Modo de acción de Bacillus thuringiensis (Universidad de Cornell).
  • 99. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 106 Inmediatamente después de las rupturas en la pared intestinal, las esporas de la bacteria se escapan hacia el hemocelo, en donde los tejidos son bañados por la hemolinfa del insecto en un sistema circulatorio abierto. Durante sólo doce horas, una sola espora de B. thuringiensis puede producir 69 billones de nuevas bacterias. Como resultado del alto número de bacterias en la hemolinfa del insecto, estas compiten con el insecto por los nutrientes contenidos en la sangre, causando un debilitamiento total que causa la muerte del insecto. Cuando las larvas quedan afectadas por la parálisis intestinal, éstas dejan de comer y se mudan desde los sitios normales de alimentación hacia otras áreas del follaje donde se hacen más visibles. Las larvas se mueven torpemente, cambian de color, exhiben características similares a vómitos y diarreas, y finalmente mueren (Figura 5). PLAGAS QUE CONTROLA La bacteria B. thuringiensis controla las larvas de Diaphania spp, Spodoptera spp y Heliocoverpa zea en el cultivo de melón. ENTOMOPATÓGENOS VIRUS ENTOMOPATÓGENOS Dentro de esta categoría, el único agente de control biológico utilizado comercialmente para el control de insectos en el valle de La Fragua es el virus de la poliedrosis nuclear. VIRUS DE LA POLIEDROSIS NUCLEAR (VPN) Los virus de la poliedrosis nuclear (VPN) son agentes selectivos de control que se encuentran presentes en la naturaleza, causado mortalidad en las larvas de lepidópteros susceptibles. BIOLOGÍA Y MORFOLOGÍA Las partículas infecciosas del virus o viriones se encuentran ocluidos dentro de las matrices cristalinas protéicas llamadas cuerpos de inclusión poliédrica. Los viriones son partículas elogadas cilíndricas que contienen ADN viral en arreglo helicoidal, recubiertas por una membrana llamada cápsula.
  • 100. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 107 Los virus de la poliedrosis nuclear de los insectos son morfológica y biológicamente oliedrosis diferentes a los virus que afectan a los vertebrados y las plantas, en consecuencia no pueden causar enfermedades a las personas o a las plantas sobre las cuales son aplicados. Electron micrographs (A&B) by Jean Adams, graphic © by V. D'Amico. Electro Figura 8. Vírus de la Poliedrosis Nuclear (Universidad de Cornell). A) Partículas de baculovirus o poliedros; B) Sección transversal de un poliedro;C) Diagrama de la sección transversal del poliedro. El virus de la poliedrosis nuclear debe ser ingerido por la larva para poder infectarla y causar mortalidad. A los pocos segundos de la ingestión, los cristales poliédricos pierden la capa cristalina que rodea al ADN viral; las partículas virales o viriones liberados pasan a través de las células epiteliales del intestino medio de la larva hacia el citoplasma y núcleo de las células susceptibles, en donde se replican. Posteriormente, se inicia la lísis y desintegración de las células de los tejidos de la larva. La muerte de las larvas pequeñas de se presenta a los tres días o menos después de la ingestión. La muerte de las larvas más grandes se observa entre los cuatro y nueve días dependiendo del tamaño de la larva y de la cantidad de virus ingerida. Antes de morir, las larvas se hinchan y su actividad Antes disminuye. Éstas se tornan flácidas y el integumento se rompe, causando que la larva cambie a una coloración oscura y que se escurra sobre la planta. Las larvas enfermas tienden a subir hacia las partes altas de las plantas antes de morir, esto permite que se altas liberen millones de cuerpos virales de inclusión que se han replicado dentro de la larva muerta, pudiendo infectar a otras larvas en el campo. Según la National Academy of Sciences (1992), cuando el ácido nucleico del virus entre ácido en la célula huésped susceptible durante la infección puede:
  • 101. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 108 Integrarse al material genético de la célula, multiplicándose simultáneamente con el material genético del huésped. Multiplicarse en la celdilla a velocidad moderada para preservar la integridad de la célula huésped o causar una condición infecciosa sin síntomas externos. Multiplicarse con más rapidez, tomando el control genético completo de la célula y dando lugar a la virosis aguda y a la muerte (virosis típica). O bien, permanecer estático en la célula, con su potencial completo para ocasionar cualesquiera de los tres fenómenos antes mencionados. MÉTODOS DE APLICACIÓN Se recomienda iniciar las aplicaciones al aparecer las primeras posturas o larvas recién emergidas, con intervalos de tres a cinco días. Se deben realizar en las últimas horas de la tarde, tratando de lograr una buena cobertura del follaje. El producto formulado se debe almacenar en un lugar ventilado y son sombra, evitando los rayos directos del sol.
  • 102. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 109 101 102 103 104 105 106 107 108 FOTOGRAFÍAS: 101) Mosca blanca muerta por hongo (Universidad de Cornell). 102) Conidia de Beauveria bassiana. 103) Micelio de B. bassiana 104) Micelio y conidias de B. bassiana bassiana. bassiana 105) B. bassiana desarrollado en cultivo PDA. 106) Vista aumentada del medio de cultivo. 107) Exporulación externa de B. bassiana 108) Insecto muerto bassiana. por B. bassiana [102 a 108: http://fruit.naro.affrc.go.jp]. bassiana.
  • 103. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 110 109 110 111 112 113 114 115 FOTOGRAFÍAS: 109) Micelio de Paecilomyces fumosoroseus desarrollado en medio de cultivo PDA. 110) Acercamiento del medio de cultivo. 111) Conidias de P. Fumosoroseus. 112) Micelio y conidias de P. Fumosoroseus. 113) Larva de Lepidoptero muerta por Bacillus thuringiensis. 114) Larva de falso medidor enferma por Virus de la Poliedrosis Nuclear. 115) Larva de falso medidor muerta por Virus de la Poliedrosis Nuclear. [109 a 112: http://fruit.naro.affrc.go.jp y 113 a 115: Universidad de Cornell].
  • 104. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 1. Abbott (1989). Dipel: el insecticida biológico con 20 años protegiendo a un frágil planeta. Boletín informativo. Estados Unidos: Abbott Laboratories. 16 p. 2. Agrícola El Sol (s.f.). VPN 80 y VPN 82. Información técnica. Guatemala: Agrícola El Sol. 4 p. 3. ––––– (2003). MIP: manejo integrado de plagas. Guatemala: Agrícola El Sol. www.agricolaelsol.com.gt 4. Agrobiologicals (2003). Products pest control. www.agrobiologicals.com 5. Alonso, M. (2002). El reino animal en la península ibérica y las islas baleares: Phylum arthropoda. España: Museo Nacional de Ciencias Naturales. www.fauna–iberica.mncn.csic.es 6. Bioagro (s.f.). Insectos depredadores y parasitoides. Información técnica. Guatemala: Bioagro, S.A. 7. Bolaños, J. (2003). Guía de enemigos naturales en norte américa. Ecuador: IICA. www.iicasaninet.net 8. Capinera, J. (2000). Corn earworm Heliocoverpa zea (Boddie) (Lepidoptera: Noctuidae). Estados Unidos: Universidad de Florida. www.ifas.ufl.edu 9. ––––– (2001). Vegetable leafminer Liriomiza sativae Blanchard and american serpentine leafminer Liriomyza trifolii Burgess (Insecta: Diptera: Agromyzidae). Estados Unidos: Universidad de Florida. www.ifas.ufl.edu 10. ––––– (2003). Beet armyworm Spodoptera exigua Hübner (Insecta: Lepidoptera: Noctuidae). Estados Unidos: Universidad de Florida. www.ifas.ufl.edu 11. CATIE (1990). Guía para el manejo integrado de plagas del cultivo de tomate. Costa Rica: Centro Agronómico de Investigación y Enseñanza. 138 p.
  • 105. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 112 12. Cave, R. (1994). Es viable el control biológico de un vector de geminivirus, como Bemisia tabaci?. Costa Rica: Manejo Integrado de Plagas. 32:18-22. 13. Chem Tica Internacional (2003). Spodoptera sunia (Lepidoptera: Noctuidae): Un sistema de manejo integral con feromonas. Costa Rica: Chem Tica Internacional. www.pheroshop.com 14. Cordón, C. (2000). Evaluación de siete tratamientos con ácido giberélico sobre producción de melón tipo cantaloupe, Cucumis melo L., Estanzuela, Zacapa. Tesis de grado, Facultad de Ciencias Agrícolas y Ambientales. Guatemala: Universidad Rafael Landívar. 75 p. 15. Cornell University (2005). Biological control: A guide to natural enemies in north america. Weeden, Shelton and Hoffmann (eds.). www.nysaes.cornell.edu 16. Domínguez, M. (1994). Evaluación de la preferencia que tiene la mosca blanca (Bemisia tabaci Genn.) en especies cultivables en comparación al tomate (Lycopersicum esculentum), La Fragua, Zacapa. Tesis de grado, Facultad de Ciencias Agrícolas y Ambientales. Guatemala: Universidad Rafael Landívar. 35 p. 17. Dubón, R.; Salguero, V; Pareja, G. (1993). Metodología para muestrear mosca blanca en tomate. En: V. Salguero, R. Fisher y D. Dardón (eds.). Manejo Integrado de Plagas en Tomate, Fase I: 1991–1992. Guatemala: Proyecto MIP– ICTA–CATIE–ARF. P. 53-74. 18. Dubón, R. (1997). Efecto de la patogenicidad de siete microorganismos sobre poblaciones ninfales de B. tabaci Genn. en el cultivo de sandia (Citrullus vulgaris L.), La Fragua, Zacapa. Tesis de grado, Facultad de Ciencias Agrícolas y Ambientales. Guatemala: Universidad Rafael Landívar. 47 p. 19. ––––– (2000). Efecto de tres dosis de entomopatógenos sobre el control de ninfas de mosca blanca. En: Informes Técnicos de Investigación, Temporada de Produccón 1999 – 2000, Tomo III. Guatemala: Productos de la Tierra, S.A. 314 p. 20. Edifarm (2001). Vadeagro 2001. Ecuador: Edifarm Internacional. 668 p. 21. Elchelkraut, K. (1987). Biología, aspectos ecológicos y cría masal de Bemisia tabaci (Gennadius) (Hemiptera: Aleyrodidae). Colombia: Centro Internacional de Agricultura Tropical. 89 p. 22. Entomopatogenic Fungi Database (2005). http://fruit.naro.affrc.go.jp/kajunoheya/epfdb/index.htm
  • 106. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 113 23. Flint, H. y Doane, C. (2003). Comprensión de los semioquímicos con énfasis en feromonas sexuales de los insectos en programas de manejo integrado de plagas. Estados Unidos: Universidad de Minnesota. http://ipmworld.umn.edu 24. Flint, M. y Dreistadt, S. (1998). Natural enemies handbook: The ilustrated guide to biological pest control. Estados Unidos: Universidad de California. 154 p. 25. García, C. (1990). Comparación de métodos calendarizados y métodos basados en conteo de huevos y/o frutos en el manejo de poblaciones del gusano del fruto (Heliothis sp.) en el cultivo de tomate (Lycopersicum esculentum) en el valle de La Fragua, Zacapa. Tesis de grado, Centro Universitario de Occidente. Guatemala: Universidad de San Carlos de Guatemala. 52 p. 26. Godfrey, L; Coviello, R.; Summers, C.; Stapleton, J.; Murria, M.; Natwick, E. (2002). UC IPM Pest management guidelines: cucurbits. Estados Unidos: Universidad de California. www.ipm.ucdavis.edu 27. Hilje, L. (1995). Aspectos bioecológicos de Bemisia tabaci en mesoamérica. Costa Rica: Manejo Integrado de Plagas. 35:46–54. 28. Hoddle, M. (2003). Eretmocerus eremicus (=Eretmocerus sp. nr. californicus, Arizona strain) (Hymenoptera: Aphelinidae). Estados Unidos: Universidad de California. www.ipm.ucdavis.edu 29. INIA (2003). Manejo Integrado de Plagas – MIP. Chile: Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas. www.inia.cl/hortalizas/entomologia/mip.htm 30. King, A. y Saunders, J. (1984). Las plagas invertebradas de cultivos alimenticios anuales en América Central. Londres: Overseas Development Administration. 171 p. 31. Larefabe (s.f.). información técnica y de uso sobre la Chrysopa. Trifoliar informativo. México: Laboratorio Reproductor de Fauna Benéfica, S.A. de C.V. 32. Mead, F. (2001). Bigeyed bugs Geocoris spp. (Insecta: Hemiptera: Lydaeidae). Estados Unidos: Universidad de Florida. www.ifas.ufl.edu 33. Meister Publishing Company (2003). Crop protection handbook 2003: Formerly farm chemicals handbook. Estados Unidos: Meister Publishing Company. 34. Menezes, E.; Salgado, L.; Zuppi, M. (2003). Manejo integrado en la protección fitosanitaria. V. Salguero (ed.). Brasilia: Asociación Brasileña de Educación Agrícola Superior.
  • 107. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 114 35. Nakano, O. (2003). Nociones básicas sobre plagas y métodos para su control. D. Dardón (Ed.). Brasilea: Asociación Brasileña de Educación Agrícola Superior. 36. National Acedemy of Sciences (1992). Manejo y control de plagas de insectos. En: Control de plagas de plantas y animales. Tomos 5 y 6. 3ª. Reimpresión de la 1.a edición. México: Editorial Limusa.522 p. 37. Naturalmente Pureza (2003). Vademécum 2003. México: Naturalmente Pureza. 18 p. 38. Palumbo, J. y Kerns D. (1998). Melon insect pest management in Arizona. Estados Unidos: Universidad de Arizona. http://ag.arizona.edu 39. Paz, M. (2001). Incidencia y métodos de manejo de enfermedades bacterianas en el cultivo de melón (Cucumis melo L), en la finca de producción de Protisa, Estanzuela, Zacapa. Práctica Agrícola Supervisada, Escuela de Agricultura del Nororiente. Guatemala, EANOR. 38 p. 40. Rivas, G. (1994). Geminivirus: Virus transmitidos por la mosca blanca. Hoja Técnica MIP No. 10. Costa Rica: Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza. 4 p. 41. Rodríguez, C.; Hernández, J.; Morales, E. (1994). La evolución del control biológico de insectos en cultivos de Costa Rica. Costa Rica: Manejo Integrado de Plagas. 28:43–56 . 42. Salguero, V. (1990). La mosca blanca (Bemisia tabaci Genn.). Nota Técnico – Científica No. 4. Disciplina de Protección Vegetal. Guatemala: Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas. 2 p. 43. ––––– (1993). Mosca blanca: La plaga del siglo. En: I Convención Centroamericana de Agronomía y VIII Congreso Nacional de Ingenieros Agrónomos. Guatemala. 19 p. 44. Sourakov, A. y Mitchell, E. (2000). Avispa parasitoide Cotesia marginiventris (Cresson) (Insecta: Hymenoptera: Braconidae). Estados Unidos: Universidad de Florida. http://creatures.ifas.ufl.edu 45. Trujillo, R. (2000). Evaluación de seis cultivares de melón cantaloupe Cucumis melo L., en tres densidades poblacionales, San José, Teculután, Zacapa. Tesis de grado, Facultad de Ciencias Agrícolas y Ambientales. Guatemala: Universidad Rafael Landívar. 73 p.
  • 108. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 115 46. Universidad de California (2003). Pest management and identification: Natural enemies gallery. Estados Unidos: Universidad de California. www.ipm.ucdavis.edu 47. Vásquez, V. (2001). Estudio de insectos que dañan el cultivo de melón (Cucumis melo L.), en la finca de producción de Protisa, Estanzuela, Zacapa. Práctica Agrícola Supervisada, Escuela de Agricultura del Nororiente. Guatemala, EANOR. 44 p. 48. Webb, S.; Stansly, P.; Schuster, D; Funderburk, J. (2003). Insect management for tomatoes, peppers, and eggplant. Estados Unidos: Universidad de Florida. www.ifas.ufl.edu
  • 109. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 117 ANEXOS Anexo 1. Toxicidad de los insecticidas y acaricidas hacia los enemigos naturales. INGREDIENTE ACTIVO CLASE RANGO DE IMPACTO DURACIÓN DEL ACTIVIDAD INMEDIATO IMPACTO Abamectin M Moderado Alto para ácaros Largo para ácaros depredadores, bajo depredadores e para muchos insectos afectados insectos Acephate OF Amplio Alto Intermedio Aldicarb C Amplio Moderado Moderado (siembra) (siembra) Bajo (cobertura de Bajo (cobertura de semilla) semilla) Azinophosmethyl OF Amplio Alto Largo Azadirachtin B, IGR Amplio Moderado Corto Bacillus thuringiensis ssp M Estrecho Ninguno Ninguno kurstaki Bacillus thuringiensis ssp M Estrecho Ninguno Ninguno israeliensis Bacillus thuringiensis ssp san M Estrecho Ninguno Ninguno diego o tenebrionis Bendiocarb C Amplio Alto Alto Bifenthrin P Amplio Alto Largo Carbaryl C Amplio Alto Largo Carbofuran C Amplio Alto Intermedio Chlorpyrifos OF amplio alto Intermedio Cobre CON Estrecho Ninguno Ninguno
  • 110. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 118 INGREDIENTE ACTIVO CLASE RANGO DE IMPACTO DURACIÓN DEL ACTIVIDAD INMEDIATO IMPACTO Cryolite I Estrecho Bajo a Ninguno Bajo a Ninguno Cyfkuthrin P Amplio Alto Intermedio Cypermethrin P Amplio Alto Intermedio Diazinon OF Amplio Alto Intermedio a Alto Dichlorvos OF Amplio Alto Intermedio a Alto Dicofol HC Estrecho Alto en ácaros Largo en ácaros benéficos benéficos Dimethoate OF Amplio Alto Largo Fenbutatin – Oxide OT Estrecho Bajo Corto Fenpropathrin P Amplio Alto Intermedio Fenitrothion OF Amplio Alto Intermedio Formetanate Hydrochloride C Amplio Alto Largo, a menos que sea lavado Gossyplure F Estrecho Ninguno Ninguno Imidacloprid N Estrecho Bajo Corto Jabón Agrícola CON Amplio Moderado Bajo a ninguno Kinoprene IGR Intermedio Moderado a bajo Bajo Malathion OF Amplio Alto Intermedio Metaldehyde A Estrecho Ninguno, excepto Ninguno, excepto en caracoles en caracoles Methamidopos OF Amplio Moderado Intermedio Methidathion OF Amplio Alto Moderado a Largo Methomyl C Amplio Alto Intermedio Naled OF Amplio Alto Intermedio Oil (aceite) CON Amplio Moderado Bajo a ninguno Oxamil C Amplio Alto Intermedio
  • 111. PRINCIPALES PLAGAS DEL CULTIVO DE MELÓN Y SUS ENEMIGOS NATURALES 119 INGREDIENTE ACTIVO CLASE RANGO DE IMPACTO DURACIÓN DEL ACTIVIDAD INMEDIATO IMPACTO Oxydemeton – Methyl OF Estrecho Alto en ácaros Intermedio en benéficos ácaros Bajo en insectos Bajo a ninguno en insectos Permethrin P Amplio Alto Largo Profenofos OF Amplio Moderado Corto Propargite OS Estrecho Bajo a ninguno Corto a ninguno Pyrethrum + Piperonyl B Amplio Alto Corto Butoxide Resmethrin P Amplio Alto Intermedio Rotenone B Estrecho Moderado a Largo a ninguno ninguno Ryania B Estrecho Bajo a ninguno Corto a ninguno Sabadilla B Estrecho Bajo a ninguno Corto a ninguno Sulprofos OF Amplio Ato en insectos Intermedio a corto benéficos Sulfotep OF Amplio Alto Intermedio a alto Sulfur I Estrecho Moderado en Intermedio en ácaros benéficos ácaros FUENTE: Croft, 1990; Grafton – Cardwell et al, 1996; Asan et al, 1994; Jepson, 1989; citados por Flint y Dreistadt, 1998. REFERENCIAS: A Acetaldehído B Botánico C Carbamato CON Contacto HC Hidrocarburo I Inorgánico clorinado IGR Regulador de M Microbial N Nitroguanidina crecimiento Cloronicotinilo OF Organofosforado OS Organosulfurado OT Organotin P Piretroide F feromona
  • 112. ROBERTO EDUARDO DUBÓN OBREGÓN 120 NOTAS: El impacto inmediato de los plaguicidas en los enemigos naturales es la mortalidad resultante de la aplicación (toxicidad de contacto). La duración del impacto en los enemigos naturales se refiere a los residuos persistentes que matan a los enemigos naturales que migran y entran en contacto con las áreas previamente tratadas (toxicidad residual). La toxicidad de los químicos específicos depende de las condiciones medioambientales, la dosis de aplicación y exposición y la especie de enemigo natural. Las especies de enemigos naturales más ampliamente probadas son Phytoseiulus permisilis que es un depredador de ácaros, varios depredadores como catarinitas convergentes (Hippodamia convergens) y leones de áfidos (Chrysoperla spp); y las avispas parasitoides Aphytis, Encarsia y Trichogramma spp.