Solacc 2012 web

1,941 views
1,845 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,941
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
105
Actions
Shares
0
Downloads
12
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Solacc 2012 web

  1. 1. ESTADO DE LAS CIUDADESDE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE 2012 Rumbo a una nueva transición urbana
  2. 2. ESTADO DE LAS CIUDADESDE AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE 2012 Rumbo a una nueva transición urbana
  3. 3. Copyright © Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos,ONU-Habitat, Agosto del 2012.Todos los derechos reservados.Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos,ONU-HabitatP.O. Box 30030, GPO Nairobi 00100, KeniaTel +254 20 762 3120Fax +254 20 762 3477 /4266/4267habitat.publications@unhabitat.orgwww.unhabitat.orgHS/053/12SISBN Serie 978-92-1-133397-8ISBN Volumen 978-92-1-132469-3EXENCIÓN DE RESPONSABILIDADLas designaciones empleadas y la presentación del material en el presente informe noimplican la expresión de ninguna manera de la Secretaría de las Naciones Unidas conreferencia al estatus legal de cualquier país, territorio, ciudad o área, o de sus autoridades,o relativas a la delimitación de sus fronteras o límites, o en lo que hace a sus sistemaseconómicos o grado de desarrollo. Los análisis, conclusiones y recomendacionesdel presente informe no necesariamente reflejan el punto de vista del Programa deAsentamientos Humanos de las Naciones Unidas o de su Concejo de Administración.Las imágenes publicadas en este informe fueron seleccionadas del concurso “Así veomi ciudad”, organizado por la Oficina Regional para América Latina y el Caribe deONU-Habitat, o realizadas por personal y colaboradores de esta organización.Creación y diseño: Frederico Vieira.Foto portada: Recife, Brasil. © Sergio Amaral.Impreso en Brasil
  4. 4. PrólogoAmérica Latina y el Caribe está núcleos de oportunidades, fuente deconsiderada la región más urbanizada desarrollo económico, social y político.del mundo. Es, también, una de las Nuestro futuro está en ellas, en loszonas en las que se ha trabajado de forma espacios que debemos ser capaces demás intensa en soluciones innovadoras planificar para las nuevas generaciones.para afrontar los diferentes retos quela gestión de una ciudad supone. En un contexto de nuevas realidadesUna revisión de ambos procesos, el urbanas, podemos afirmar que ende la urbanización y la innovación en América Latina y el Caribe se estánAmérica Latina y el Caribe, dota a este conformando las condiciones parainforme de una especial relevancia para una nueva transición urbana, tantoaquellos interesados en analizar los en lo que se refiere a recursos, comodesafíos y oportunidades del desarrollo a capacidad, creatividad y a ciertaurbano sostenible. voluntad política tanto de los gobiernos locales como nacionales. Para avanzarSu elaboración contó con el apoyo hacia un modelo de ciudades másde varios socios como la Alianza sostenibles, más compactas, que dotende las Ciudades, la CAF, Banco de a nuestras zonas urbanas de una mayor contribuya al perfeccionamiento deDesarrollo de América Latina, la movilidad y eficacia energética, es sistemas de monitoreo, como sería laComisión Económica para América preciso reafirmar el interés colectivo en creación de un observatorio regional queLatina (CEPAL), la Federación la planificación urbanística, trabajar en cuente con información actualizada yLatinoamericana de Ciudades, políticas de cohesión social y territorial, relevante para el desarrollo de políticasMunicipios y Asociaciones de en políticas nacionales urbanas y aplicar urbanas adecuadas.Gobiernos Locales (FLACMA), y los reformas al marco legal e institucional. La planificación urbana es la garantíaMinistros y Autoridades Máximas de El informe “Estado de las Ciudades del primer paso hacia la sostenibilidadla Vivienda y el Urbanismo de América de América Latina y el Caribe 2012” económica, social y medioambiental deLatina y el Caribe (MINURVI), entre concentra en un solo documento los espacios en los que la mayor parteotros. Nuestro agradecimiento a todos información actual y variada de los de la población va a convivir en lasellos por su inestimable contribución principales centros urbanos de la próximas décadas: las ciudades. Es elpara convertir el proyecto en realidad e región, ofreciendo una herramienta de momento de tomar partido y decidirinvertir en la difusión de conocimiento gran utilidad en el planteamiento de qué futuro urbano queremos.en un momento económico tancomplicado a nivel mundial. políticas públicas que permitan avanzar hacia ciudades del siglo XXI con unaLa primera transición urbana en mayor calidad de vida. Este informeAmérica Latina y el Caribe ha quedado también cuenta con innovaciones ycompletada. Ahora, con casi el 80% planteamientos interesantes en variosde su población viviendo en ciudades, aspectos. Desde el punto de vistaes necesario cambiar el actual modelo temático, muestra un renovado interésde urbanización y plantearnos el por cuestiones como la financiación Dr. Joan Closnuevo reto de lograr centros urbanos municipal, la planificación urbana y Secretario General Adjunto ymás inclusivos, más sostenibles, con la movilidad. Desde una perspectiva Director Ejecutivo del Programamayores espacios públicos y mejor metódica, agrupa, por primera vez, de las Naciones Unidas para lospensados para las personas. Las datos sobre temas urbanos de una forma Asentamientos Humanosciudades son creaciones humanas, sintetizada y accesible, que esperamos (ONU-Habitat) VII
  5. 5. AgradecimientosEste informe ha sido fruto de un proceso de colaboración entre (FLACMA, Ecuador), Jorge Torres (CENAC, Colombia) y Nurianumerosos individuos e instituciones, resaltando en particular Torroja (Presidencia de MINURVI de México).la cooperación entre el Programa de las Naciones Unidas paralos Asentamientos Humanos (ONU-Habitat), la Comisión Se contó con el apoyo especial de Fernando Carrión (FLACSO,Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), los Ministros Ecuador) para el tema de la gobernabilidad, Jon García (ONU-y Autoridades Máximas de la Vivienda y el Urbanismo de América Habitat Colombia) para el medio ambiente, y Laura OrtizLatina y el Caribe (MINURVI) y la Federacion Latinoamericana (Consultora, Chile) para el procesamiento y análisis de datosde Ciudades, Municipios y Asociaciones de Gobiernos Locales estadísticos.(FLACMA). Contribuyeron también con sus comentarios Patricia AcostaLa coordinación y redacción general estuvieron a cargo de Frédéric (Universidad del Rosario, Colombia), Irene Campos (MinistraSaliez, Oficial de Asentamientos Humanos en ONU-Habitat y de MIVAH, Costa Rica), Nora Clichevsky (Universidad de Buenoslas consultoras Ana Gerez y Claudia Acosta, con el apoyo de Diego Aires, Argentina), Edesio Fernandes (Consultor, Brasil), SalvadorHernández y Mariana García. Gomila (INV, Cuba), Paola Jirón (Universidad de Chile), Marco Kamiya (CAF, Venezuela), Robin King (World RessourceEl trabajo se benefició de la orientación de Alioune Badiane, Institute, Estados Unidos), Jorge Maguiña Ramírez (MIDUVI,Director de la Oficina de Proyecto, Eduardo López Moreno, Ecuador), Daniel Rodríguez (University of North Carolina atCoordinador del área de Investigación y Desarrollo de Capacidades, Chapel Hill, Colombia) y Julio Villalobos (consultor, Chile).y Jos Maseland, Oficial Principal de Asentamientos Humanosen la sede de ONU-Habitat. Cecilia Martínez y Alain Grimard, Desde la CEPAL, se contó con los insumos de Daniela González,respectivamente Ex directora y Director de la Oficina regional de Jorge Martínez, Paulina Rica y Jorge Rodrigues (CELADE); asíONU-Habitat para América Latina y el Caribe, supervisaron su como Mauricio Cuervo y Luis Riffo (ILPES).desarrollo. Desde las oficinas de ONU-Habitat, participaron ClaudioSe extienden agradecimientos especiales a Raquel Szalachman, Acioly, Victor Arroyo, Jean-Yves Barcelo, Celia Bedoya, MatteoOficial de Asuntos Económicos en la CEPAL, y a los ex funcionarios Cinquemani, Alvina Erman, Eliane Faerstein, Rayne Ferretti,de ONU-Habitat Roberto Ottolenghi y Alberto Paranhos, Matthew French, Ivanova Galan, María Ibarra, Manuel Manrique,que acompañaron el trabajo con sus insumos y comentarios, así Diana Medina, Daniel Mulé, Mariana Nissen, Julio Norori, María-como a Dirk Jasper, Director de CELADE en la CEPAL, por sus Alejandra Rico, Leila Sirica, Raf Tuts, Elkin Velasquez y Erikorientaciones y por haber facilitado el acceso a su banco de datos. Vittrup (sede y Oficina Regional); Claudia Vargas (Bolivia); André Longhi, Fernando Marmolejo, Fernando Patiño, Lisandra RochaLa preparación de este documento incluyó la realización de (Brasil); Edgar Cataño, Patricia Guzmán, Alfredo Manrique,un Comité Editorial, en el cual participaron los siguientes Myriam Merchán (Colombia); Patricia Jiménez, Ileana Ramírez,funcionarios, académicos y consultores: Claudia Acosta (Costa Rica); Marilyn Fernández (Cuba); Mónica Quintana(Consultora, Colombia), Soraya Azan (CAF, Colombia), (Ecuador); Josué Gastelbondo, Eduardo Rodríguez (El Salvador);Alioune Badiane (ONU-Habitat, sede), Julio Calderón (Lincoln Lorena Pereira (Guatemala); Jean-Christophe Adrian, GwendolineInstitute, Perú), Fernando Carrión (FLACSO, Ecuador), Diego Mennetrier (Haití); María-Dolores Franco, Gabriela Grajales,Erba (Lincoln Institute, Argentina), Ana Gerez (Consultora, Diana Siller (México), y Jane Olley (Nicaragua); con el apoyoEspaña), Alain Grimard (ONU-Habitat, ALC), Diego Hernández técnico y administrativo de Rosa Azambuja, Carolina Chiappara(Consultor, Uruguay), Mariana Kara José (Cities Alliance, Brasil), y Bruno Mendes.Eduardo López Moreno (ONU-Habitat, sede), Pablo López (CAF,Argentina), Jos Maseland (ONU-Habitat sede), Asad Mohamed(University of West Indies, Trinidad y Tobago), Alberto Paranhos El documento contó con el apoyo financiero de la Alianza de las(Consultor, Brasil), Augusto Pinto (DNP, Colombia), Martha Ciudades, de la CAF, banco de desarrollo de América Latina y delSchteingarth (Colegio de México), Frédéric Saliez (ONU-Habitat, Gobierno de Noruega.ALC), Raquel Szalachman (CEPAL, Chile), Guillermo Tapia
  6. 6. Tabla de contenido Rumbo a una nueva transición urbana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . XI CAPÍTULO 1 Población y urbanización . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17 1.1 Desaceleración del crecimiento demográfico y urbano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18 1.2 Nuevos patrones migratorios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 1.3 Importancia de las ciudades secundarias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 25 1.4 Patrón de crecimiento urbano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32 CAPÍTULO 2 Desarrollo económico y equidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 39 2.1 Desempeño económico y pobreza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40 2.2 Ciudades, motor económico y espacio de oportunidades . . . . . . . . . . . . . . . . . . 50 CAPÍTULO 3 Vivienda, espacios públicos y convivencia . . . . . . . . . . . . . . . . 61 3.1 Vivienda . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 62 3.2 Espacios públicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 70 3.3 Convivencia y seguridad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75 CAPÍTULO 4 Servicios básicos urbanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79 4.1 Agua y Saneamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 80 4.2 Residuos Sólidos Urbanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94 4.3 Movilidad en el espacio urbano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 99 CAPÍTULO 5 Medio ambiente y gestión del riesgo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 111 5.1 Ciudades y su entorno ambiental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112 5.2 Cambio climático . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 116 5.3 Amenazas naturales y gestión del riesgo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 121 CAPÍTULO 6 La Gobernabilidad urbana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131 6.1 Consolidación democrática . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132 6.2 Descentralización fiscal y administrativa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137 6.3 Nuevas formas de gobernanza urbana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 145 Abreviaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152 Índice de gráficos, recuadros, tablas, mapas y anexos . . . . . . . . . . . . . . . . . . 153 Anexos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157 Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 187 IX
  7. 7. La Paz, Bolivia. © Pablo Poeta.X
  8. 8. Rumbo a una nueva transición urbanaAmérica Latina y el Caribe es una de población urbana es inferior al y regional, y los escenarios sonregión fundamentalmente urbana, 2%, una cifra que corresponde al igualmente favorables en muchos deaunque cuenta con grandes espacios crecimiento demográfico natural. los países más pequeños.poco poblados. Casi el 80% de Además, varios países se benefician Todo ello se traduce en un renovadosu población vive actualmente en actualmente de un bono demográfico, dinamismo de las ciudades existentesciudades, una proporción superior en el sentido de que la población activa y en el surgimiento de nuevas áreasincluso a la del grupo de países más es proporcionalmente mayor que en de crecimiento económico, fruto dedesarrollados, por lo que la región está el pasado y supera ampliamente la de las transformaciones en los procesosconsiderada como la más urbanizada niños y ancianos. Es una situación productivos y la globalización.del mundo. privilegiada, que no durará más de Más de dos tercios de la riqueza deEn general, el proceso que ha llevado treinta años y ofrece la oportunidad la región procede de las ciudadesal subcontinente hasta ese grado de realizar grandes inversiones y, si bien la mayor parte del valorde urbanización ha sido positivo y para preparar a los países a los retos agregado producido está concentradoha generado grandes esperanzas, futuros, apoyándose en el dinamismo en un puñado de grandes áreaspero también amargas desilusiones. actual de la población activa. metropolitanas, se ha ampliado elMuchas de sus ciudades han abanico de ciudades que contribuyen La desaceleración del crecimientoconocido una transformación urbana a esa riqueza y aumentado el potencial urbano, bien aprovechada, permitetraumática y a veces violenta por su productivo de centros urbanos eludir los problemas típicamenteceleridad, marcada por el deterioro secundarios. asociados a su rapidez, como eldel entorno y, sobre todo, por una déficit de viviendas y servicios En el área social, los países de laprofunda desigualdad social. básicos, y concentrar los esfuerzos región han demostrado un mayorHoy, las ciudades de América Latina en la mejora de los espacios, las compromiso para abordar losy el Caribe se encuentran en un infraestructuras y servicios existentes. problemas persistentes de la pobreza ypunto de inflexión. Después de Los avances logrados en acceso la desigualdad. Se ha logrado reducirdécadas en las que los Gobiernos a agua, saneamiento, transporte, la proporción de personas viviendo encentrales y las autoridades locales comunicación y otros servicios situación de pobreza en las ciudades yparecían incapaces de hacer frente han aumentado el atractivo de las mejorar las condiciones de vida paraa un proceso de cambio demasiado ciudades intermedias, lo que apunta la mayoría de sus habitantes.rápido, están reunidos, en principio, a un mayor equilibro del sistema de En general, existe en la regióntodos los requisitos para lograr un ciudades de los países. abundante conocimiento, experienciadesarrollo urbano con sostenibilidad Desde el punto de vista económico, el y capacidades institucionales paraen los años y décadas futuras. panorama es también alentador. Los impulsar políticas urbanas orientadasDesde el punto de vista demográfico, países de América Latina y el Caribe al desarrollo económico y la inclusiónse puede decir que la explosión han salido de un largo periodo de social en los sectores de la vivienda,urbana ya es asunto del pasado. espiral de deuda y parecen estar de los espacios públicos, de losTras varias décadas de éxodo rural, mejor preparados para resistir a las servicios de agua y saneamiento, asílos procesos de urbanización están crisis mundiales. La región cuenta como del transporte. Las ciudadesvirtualmente cerrados en casi todos con grandes economías que están cuentan también con una sociedadlos países de la región. Desde el año asumiendo un papel cada vez más civil muy activa, organizada y2000, el crecimiento promedio anual importante en el contexto global comprometida con la reducción de XI
  9. 9. las desigualdades, gracias, entre otros Todo lo anterior permite afirmar que Esa división se manifiesta de manerafactores, a los avances históricos en la América Latina y el Caribe tiene la flagrante en el alto coeficienteemancipación de la mujer. posibilidad de salir de los círculos de desigualdad de ingreso en las de subdesarrollo, inequidad e ciudades, así como en la existenciaVeinte años después de la primera insostenibilidad ambiental en los que de asentamientos informales. Aun-Cumbre de la Tierra en Río de ha estado inmersa durante décadas. que, a nivel regional, ha bajado laJaneiro, es evidente que existe una En este sentido, la región esta a punto proporción de población viviendo enmayor conciencia de las relaciones de vivir un nuevo ciclo de transición tugurios en las dos últimas décadas,entre la ciudad y el medio ambiente. urbana, pero esta vez, no para ha aumentado la cantidad absoluta aEn muchas ciudades, se observan acomodar más personas llegando 111 millones de personas. Los paísesiniciativas prometedoras en las del campo, sino para garantizar una de la región han adoptado políticasáreas de protección ambiental, mejora fundamental de la calidad de de vivienda diversas, algunas conreducción de las emisiones de gases vida en las ciudades. Lo que se perfila bastante éxito, pero, por lo general,de efecto invernadero, recuperación en el horizonte es una transición no han logrado responder a lasde ríos y áreas costeras, creación de hacia la calidad, la equidad y la necesidades de los sectores más pobrescorredores biológicos, así como para sostenibilidad. ni asegurado la plena integración dela prevención y la respuesta a los los barrios precarios a la ciudad.desastres. Sin embargo, el alentador análisis que emerge de las tendencias descritas no En los últimos veinte años, laFinalmente, se han logrado avances es, por sí mismo, garantía de que se política pública relacionada consignificativos en la gobernabilidad, pueda mantener el círculo virtuoso los asentamientos informales se haprincipalmente mediante un impulso de desarrollo o de que los benefi- caracterizado por un proceso deal proceso de democratización y cios puedan extenderse de manera aceptación, legitimación, legalizacióndescentralización. equitativa. y mejoras en diferentes grados.La participación femenina en la Salvo algunas excepciones, atrás han Si bien es cierto que el salto cualitativopolítica refleja el progreso en otras quedado las invasiones de tierras y las es posible, no es menos verdad queáreas, algo que se manifiesta en la expulsiones forzadas a gran escala. necesitaría una profunda reflexióncreciente proporción de mujeres La ciudad informal ha llegado a sobre los modelos de crecimientoen los órganos legislativos locales. disfrutar de una especie de seguridad urbano promovidos hasta ahora, queLa elección de alcaldes mediante de la tenencia de facto. Sin embargo, han estado marcados por un altosufragio universal se ha generalizado. en muchos casos esto también ha grado de insostenibilidad. Sin unaSe han reforzado los mecanismos significado estancamiento, falta revisión del modelo de desarrollopara asegurar la participación de desarrollo y continuidad de la urbano, existe un gran riesgo deciudadana en los asuntos de gobierno, segregación social y espacial. ver las ciudades de la región revivirincluyendo la revocación de mandato, los demonios del pasado, ya que los La cantidad y calidad de viviendasel presupuesto participativo y las desafíos que persisten son de grandes disponibles no son suficientes parajuntas vecinales. proporciones. garantizar condiciones mínimasAdemás, se ha alcanzado una mayor a todos los hogares. Varios paísesresponsabilidad, tanto en el manejo apoyan financieramente a las familias Desigualdad que lo necesitan para la comprade los recursos por parte de lasautoridades locales como respecto Las ciudades de la región, vistas en su o la mejora de viviendas, pero losa la necesidad de contribuir por conjunto, son y se mantienen como mecanismos adoptados son raramenteparte de los ciudadanos. Se han las más inequitativas del planeta. accesibles a los más pobres y, entransferido competencias importantes Pese a los avances económicos y las varios países, han dado lugar a una nivel local, lo que ha favorecido iniciativas para combatir la pobreza, importante número de viviendas quela emergencia de una cultura de no ha habido mejoras significativas permanecen desocupadas. Planteangobernanza urbana más fuerte y, en en materia de equidad. Las ciudades además desafíos importantes para lamuchos países, los gobiernos de las latinoamericanas y del Caribe son calidad y localización de las viviendasprincipales ciudades han ganado un ciudades “duales”, “divididas”, “se- que se construyen, la oferta deespacio considerable en la política gregadas”, algo que se expresa tanto servicios y, en general, el modelo denacional. espacial como socialmente. ciudad que genera.XII
  10. 10. La oferta de espacios públicos de incentivos y desincentivos en el en el uso de la tierra y de otrostambién es inequitativa. Los barrios uso de vehículos individuales, que, recursos naturales. Existe pocaperiféricos o marginales cuentan con muchas veces, no logran sus objetivos conciencia de cómo la urbanizaciónescasos espacios públicos y son de porque no fueron adoptados como mal pensada puede incrementar losmuy baja calidad. El énfasis ha estado, parte de una visión integral de la factores de riesgo a desastres, conlógicamente, en lograr la seguridad de ciudad, incluyendo la expansión de la las consecuentes pérdidas materialesla tenencia y en proporcionar servicios mancha urbana. y humanas. Desafortunadamente,básicos, percibidos unánimemente en muchos países de la región, se A pesar de la importantecomo la prioridad; pero, en la desconocen las medidas para reducir participación del transporte público,mayoría de los casos, el proceso no la vulnerabilidad, no se consideran o la caminata y la bicicleta en losha ido más lejos. No se han abordado no se fiscalizan. desplazamientos, muchas ciudadesdeficiencias originarias, como la falta sufren altos niveles de congestión y,de instalaciones sociales y estructurasproductivas. Es más, el enfoque de a veces, de paralización, problemas Expansión urbana que conllevan importantes costosmejoramiento del “asentamiento por A pesar de la desaceleración del económicos, sociales y ambientales.los asentados” ha forzado a ignorar crecimiento demográfico, el espaciocuestiones como la conectividad Según las encuestas, la violencia edificado sigue en expansión. Coninterurbana y la integración con el es la principal preocupación de la construcción de nuevos complejostejido urbano más amplio. los ciudadanos, por delante de la residenciales, centros comerciales, movilidad y del empleo. De hecho, zonas industriales y con la apariciónIniciativas como el rescate de zonas las ciudades de América Latina y de nuevos barrios informales, lascentrales o abandonadas, la creación del Caribe están consideradas, en su ciudades se expanden físicamente ade ciclovías y los programas de mejora conjunto, como las más peligrosas un ritmo que puede llegar a ser dos ointegral de barrios han destacado del planeta. Este aspecto de la vida tres veces superior al del incrementomundialmente, pero no son la en la ciudad tiende a convertirse en de población, lo que provocatendencia general. Son muchos más el principal criterio a la hora de elegir una reducción de su densidadfrecuentes los casos de ciudades que un lugar para vivir o para trabajar. demográfica.crecen con urbanizaciones de bajacalidad, centradas en sí mismas, sin Aunque la violencia no se da en La dispersión de las ciudades en elque nadie parezca preocuparse por el todas las ciudades ni es homogénea territorio plantea grandes desafíosentorno general, ni por la creación de en una misma ciudad, la población para su gestión y sostenibilidad.espacios de socialización que no estén de menor ingreso es siempre la más La pérdida de densidad significa eltotalmente dedicados al consumo. expuesta a la violencia y la que más aumento de los costos de todas las sufre sus consecuencias. Son también infraestructuras y su mantenimiento.Si bien se ha logrado una amplia los pobres quienes, en general, más Las ciudades más extensas requierencobertura de los servicios de agua sufren el impacto de fenómenos más carreteras, más tuberías, cables yy saneamiento, en general, los naturales y los inducidos por el más sistemas de transporte, y hacenpobres siguen pagando más por un cambio climático, aun cuando por que disminuyan las economías deservicio de agua de menor calidad, su patrón de consumo son los que, escala y las ventajas de aglomeración.que a menudo reciben de forma en general, menos contribuyen a esteintermitente. Existen limitaciones Existe además una tendencia a crear fenómeno.severas en cuanto a la asequibilidad barrios y condominios cerrados,y sostenibilidad financiera de los La ocurrencia de fenómenos natu- urbanizaciones periurbanas y zonasservicios que se prestan, aspectos rales destructivos no es nueva, pero residenciales monofuncionales. Sonque no parecen haber recibido la la frecuencia y la escala de su impacto modelos enfocados a la gananciasuficiente atención. sí lo son. Esto se debe, en parte, a los de corto plazo y que derivan de pobres resultados obtenidos, hasta una visión de la sociedad en la queEl número de vehículos individuales ahora, con la gestión y el desarrollo la comodidad individual siemprese ha más que duplicado en un urbanos. prevalece sobre el interés colectivo operiodo de 10 años, sin aportar la búsqueda de cohesión social. Almuchas respuestas a los desafíos de la La urbanización caótica ha incre- mantener o reforzar la segregaciónmovilidad urbana. Existen programas mentado inevitablemente el abuso XIII
  11. 11. espacial, estos modelos alimentan la las municipalidades. En la región otros dependen enormemente dereproducción de las desigualdades también existen ciudades que están los gobiernos centrales. Tampoco sey contribuyen a la percepción de creciendo en áreas fronterizas, lo que han creado capacidades suficientesinseguridad. añade aún más complejidades. a nivel local, ni se han modificado los mecanismos regulatorios, lo que,A mayor escala, se observa en la Finalmente, destaca en la región en muchas ocasiones, impide a lasregión la emergencia de nuevas la existencia de ciudades pequeñas autoridades municipales superar suformas urbanas. La concentración o intermedias que han reforzado escasa capacidad recaudatoria, dede las inversiones en las grandes su competitividad y su atractivo financiamiento y de inversión.ciudades ha ejercido un poder de como lugares para vivir. Esto haatracción demográfica y empresarial, influido en la nueva importancia Una oportunidad perdida paray una demanda adicional de espacio de las migraciones entre ciudades, financiar el desarrollo urbano es laurbano. La expansión urbana que constituye sin duda un desafío captación de las plusvalías del sueloha hecho que muchas ciudades para las autoridades locales. Algunas urbano devengadas como resultadodesborden los límites administrativos ciudades pequeñas o intermedias de las inversiones o decisionesde sus municipios y absorban otros experimentan un crecimiento muy públicas. Pocos países tienen losnúcleos urbanos en un proceso de acelerado debido a inversiones mecanismos legales apropiadosconurbación. El resultado ha sido industriales de gran escala y, en para esto, pero, también en estela aparición de áreas urbanas de general, tienen poco margen de caso, su aplicación sistemática se vegrandes dimensiones territoriales, negociación con las entidades obstaculizada por la oposición dea veces formalizadas en una región inversoras y escasa capacidad técnica grupos de interés particulares. Enmetropolitana, integradas por para liderar un proceso de desarrollo general, el proceso queda frustradomúltiples municipios, y con una urbano de gran envergadura. Sin el en su implementación por falta deintensa actividad en todos los apoyo técnico y político adecuado, voluntad política a nivel local enámbitos. y a pesar de la oportunidad que nombre de la conveniencia política. representa la inversión, lo másEstas nuevas formas urbanas Hace veinte años se estimaba que los probable es que asistamos a lapresentan muchas ventajas desde impuestos sobre la propiedad eran multiplicación de asentamientosel punto de vista económico, pero inferiores al uno por ciento de los precarios en estas ciudades, con lastambién conllevan toda una gama ingresos gubernamentales. Si bien consecuencias que ya se conocen.de nuevos desafíos. En general, son no hay datos concretos, se reconoceinexistentes los mecanismos que que ha habido mejoras substancia-permitirían la gestión integrada de Financiamiento y les, aunque se mantiene la esenciaestas áreas, con las consecuentes planificación estratégica del problema: catastros obsoletos,ineficiencias y contradicciones en las sistemas de valoración deficientes ypolíticas de desarrollo y la prestación La evolución de las ciudades desde el cobertura de cobro inadecuada, entrede servicios. punto de vista físico, político, social otras trabas. y económico plantea nuevos desafíosLa gestión de las regiones de gobernabilidad. Si bien se ha El paradigma de desarrollo urbanometropolitanas, ya difícil de por avanzado en la democratización y la de las dos últimas décadas ha sidosí, se hace más compleja cuando adopción de métodos innovadores el de la ciudad que, como resultadoregiones adyacentes se encuentran de participación ciudadana, existe de una mayor descentralizacióny se unen en megarregiones un fenómeno preocupante, que es administrativa, y en ocasionesy otras hiperconcentraciones una tendencia a la captura de las financiera, estaría en mejor posi-urbanas. Todavía hay muy poca instituciones por grupos no estatales ción que en el pasado de atraerexperiencia en el mundo sobre e intereses privados, a veces ilegales. directamente inversiones en uncómo gestionar estos sistemas clima de competitividad abierta. Lasurbanos regionales policéntricos, La descentralización de competencias autoridades locales parecen decididasmultinucleares y mutimunicipales no siempre se ha acompañado de a incrementar la calidad de losde reciente aparición, o sobre cómo las necesarias transferencias de servicios, la eficiencia administrativa,armonizar los, a menudo, intereses recursos y capacidades. Solo los la seguridad, la conectividad y, enconflictivos del conjunto de actores municipios más poblados logran resumen, todas las características queinstitucionales de más bajo nivel, autofinanciarse, mientras que losXIV
  12. 12. hacen de una ciudad atractiva para la región tanto necesitan. Se puede supone cambios radicales en loslos inversores y para los habitantes. impulsar un modelo de ciudad patrones actuales de crecimientoSin embargo, una vez más, la con mayores niveles de calidad y urbano, incluso en el sector de laevolución no es igual para todos y, sostenibilidad implementando otras movilidad. Prevenir los desastressin mecanismos compensatorios que políticas de planificación, diseño y de carácter ambiental requiere ungeneren más armonía en el desarrollo regulación. enfoque verdaderamente intersecto-urbano regional, algunas ciudades rial y niveles de coordinación mucho Para ello, hace falta reconocer queparecen tener más éxito en este más avanzados que los que se aplican el parámetro fundamental delproceso que otras. La concentración actualmente. desarrollo urbano debe ser el interésde las inversiones en las áreas mejor colectivo de la comunidad urbana y, Es urgente acelerar el ritmo deposicionadas comparativamente ame- por lo tanto, encontrar la voluntad y las reformas urbanas, un términonaza con profundizar las disparidades la manera de poner fin a prácticas que que abarca la revisión de lassociales y de ingreso. benefician a unos pocos y amenazan normas y procedimientos legales,Hay límites obvios a la capacidad que con una mayor marginación de institucionales, operativos y detienen los Gobiernos de determinar o muchos. planificación para promover unincluso guiar las inversiones. Uno de desarrollo y una gestión urbanos Esto también implica fortalecer losellos es la persistencia de una cultura sostenibles y equitativos. Los meca- mecanismos redistributivos y dede resolución de problemas de forma nismos de planificación, gestión y cohesión social y territorial. En lafragmentada y ad hoc, cuando sería gobierno requieren ser adaptados a región, todavía está abierto el debatenecesario un enfoque sistemático las nuevas realidades de la expansión sobre las funciones devolutivas yy general de la planificación urbana. redistributivas de las transferenciasestratégica. Las agendas sectoriales económicas y de capacidades entre Finalmente, muchos de los obstáculosasignadas a diferentes departamentos niveles de gobierno. Considerando en el camino hacia la nueva transicióno secretariados municipales son la heterogeneidad que existe entre urbana están relacionados con lararamente coordinadas, con los países y en su interior, parece poca disponibilidad de información,frecuencia resultan ineficientes y en indispensable promover políticas de una carencia detectada en casi todosciertos casos conflictivas. También armonización y cohesión territorial los capítulos de esta publicación. Parafalta, a menudo, una dimensión que garanticen el desarrollo superarlo, seria necesario invertirestratégica que incluya un marco equitativo de todas las ciudades y su más esfuerzos en el monitoreoespacial acordado para el desarrollo articulación en el ámbito regional. de las ciudades y el análisis de sude la ciudad y su articulación en el comportamiento, tanto a nivel localespacio regional, que pueda inspirar, Frente a las limitaciones presupues- como nacional e internacional.guiar y coordinar acciones de tarias, es fundamental generalizar lasdesarrollo individuales. políticas de planificación y gestión del No cabe duda de que en América suelo que permitan aprovechar el valor Latina y el Caribe, que ha sido el que genera la inversión pública. Es laboratorio de muchas innovacionesHacia el futuro necesario fortalecer los mecanismos en los temas relacionados conLo anterior demuestra que, si bien es que permiten orientar los mercados la planificación y gestión deposible una nueva transición urbana inmobiliarios en función del interés las ciudades, existen recursos yen América Latina y el Caribe, su colectivo, potenciarlos y, sobre todo, capacidad que permitirían impulsaraplicación aún enfrenta importantes aprovechar las plusvalías urbanas un modelo de desarrollo urbano paraobstáculos. De la capacidad de los para reinvertirlas en el desarrollo de el siglo XXI, un modelo centrado agobiernos locales y nacionales para nuevos servicios e infraestructuras. la vez en el bienestar de las personassuperarlos depende el futuro de las y su inclusión en la sociedad, un La nueva conciencia ambiental de losciudades de la región. modelo que privilegie el empleo países de la región requiere acciones local, la diversidad social y cultural,El análisis realizado permite identi- concretas en todos los sectores. La la sostenibilidad ambiental y laficar algunas de las claves que harían transformación de la ciudad hacia un reafirmación de los espacios públicos.posible el cambio que las ciudades de modelo ambientalmente sostenible XV
  13. 13. Bogotá, Colombia.© ONU-Habitat/Rafael Forero
  14. 14. CAPÍTULO 1Población y urbanización En pocas palabras 1. América Latina y el Caribe es la región más urbanizada del mundo, aunque también es una de las menos pobladas en relación a su territorio. Casi el 80% de su población vive actualmente en ciudades, una proporción superior incluso a la del grupo de países más desarrollados. El crecimiento demográfico y la urbanización, procesos que en el pasado fueron muy acelerados, han perdido fuerza. Actualmente, la evolución demográfica de las ciudades tiende a limitarse al crecimiento natural. 2. El número de ciudades se ha multiplicado por seis en cincuenta años. La mitad de la población urbana reside hoy en ciudades de menos de 500.000 habitantes y el 14% en las megaciudades (más de 222 millones en las primeras y 65 millones en las segundas). Los avances logrados en acceso a agua, saneamiento y otros servicios han aumentado el atractivo de las ciudades intermedias, lo que apunta a un mayor equilibrio del sistema de ciudades de los países. 3. El éxodo migratorio del campo a la ciudad ha perdido peso en la mayoría de los países. Las migraciones son ahora más complejas y se producen fundamentalmente entre ciudades, a veces traspasando las fronteras internacionales. También son relevantes los movimientos de población dentro de las ciudades, entre el centro de la ciudad y su periferia, así como entre centros urbanos secundarios. 4. La expansión urbana ha hecho que muchas ciudades desborden los límites administrativos de sus municipios y terminen absorbiendo físicamente otros núcleos urbanos en un proceso de conurbación. El resultado ha sido la aparición de áreas urbanas de grandes dimensiones territoriales, a veces formalizadas en un área metropolitana, integradas por múltiples municipios y con una intensa actividad en todos los ámbitos. Claves para el cambio 5. La estabilidad demográfica conlleva oportunidades y desafíos. Por un lado, tener una población activa proporcionalmente más importante que en el pasado ofrece la oportunidad de realizar grandes inversiones y preparar a los países para afrontar los retos futuros. La disminución del ritmo de crecimiento urbano también permite eludir los problemas resultantes del crecimiento acelerado y concentrar los esfuerzos en la mejora de los espacios, las infraestructuras y servicios existentes. 6. Por otro lado, es preocupante observar que la mancha urbana sigue expandiéndose, a pesar de la desaceleración demográfica. Las ciudades crecen cada vez menos compactas y se expanden físicamente a un ritmo que supera el incremento de su población, un patrón que no es sostenible. 7. Es posible impulsar un modelo de ciudad con mayores niveles de calidad y sostenibilidad implementando otras políticas de planificación, diseño y regulación. Para ello, sería necesario fortalecer los mecanismos que permiten orientar los mercados inmobiliarios, potenciarlos y, sobre todo, aprovechar las plusvalías urbanas para reinvertirlas en el desarrollo de nuevas infraestructuras. 8. La región necesita impulsar una política territorial y un planeamiento urbano que mejoren los actuales patrones de crecimiento urbano, eviten una expansión dispersa de la ciudad y propicien la densificación, con un mejor aprovechamiento del espacio, evitando, así, una mayor segmentación física y social.
  15. 15. CAPÍTULO 1Población y urbanizaciónAmérica Latina y el Caribe experimentaron en el 1.1 Desaceleración delsiglo pasado un proceso de crecimiento demográficoy aumento veloz de la cantidad de población en áreas crecimiento demográficourbanas1 que fueron determinantes para las condiciones y urbanode vida y la configuración actual de sus ciudades. Desde inicios del siglo pasado, la población de AméricaLa región tiene actualmente una tasa de urbanización2 Latina y el Caribe se ha multiplicado por ocho, pasandode casi el 80%, la más elevada del planeta, prácticamente de 60 millones de habitantes a cerca de 588 millonesel doble de la existente en Asia y África y superior a la del en el 20103. La participación de la región en el total degrupo de países más desarrollados. Una característica población mundial es del 8,5%, una proporción que,del fenómeno en la región es que el giro rural-urbano según las proyecciones, disminuirá ligeramente hasta else produjo en menos de 40 años (1950-1990), con año 2030.un ritmo tan acelerado que se ha podido calificar de“explosión urbana”. Dentro de la región, la distribución demográfica es desigual. Se da una elevada concentración de poblaciónHoy, la transición urbana de la región está en dos países, México y Brasil, que suman más de la mitadprácticamente consolidada y la población urbana crece de la población regional (18,5% y 33% de poblacióna un ritmo mucho menor, pero se están dando nuevos respectivamente). Centroamérica y el Caribe representan,fenómenos como el aumento de las migraciones entre cada una, el 7% de los habitantes, mientras que elciudades, la emergencia de las ciudades secundarias y la denominado Cono Sur reúne al 12% y los países del arcoconformación de megarregiones y corredores urbanos. andino-ecuatorial el 22% (véase el recuadro 1.1 de este mismo capítulo sobre la división en áreas adoptada paraAsistimos también a un amplio movimiento de este informe).dispersión de la mancha urbana en el territorio, asociadacon densidades poblacionales más bajas, lo que conlleva El peso demográfico relativo de cada una de esas áreas hanumerosos desafíos para la prestación de servicios y experimentado pocas variaciones desde 1970 y tampocola sostenibilidad económica, social y ambiental del debería sufrir grandes transformaciones en el futuro. Lasmodelo de desarrollo urbano. proyecciones indican que, para el año 2030, Brasil y el Cono Sur perderán algo de participación en beneficio de Centroamérica y el arco andino-ecuatorial, mientras queGráfico 1.1 México se mantendrá estable.América Latina y el Caribe. Distribución demográficapor subregiones y países de gran tamaño, 2010 El vertiginoso crecimiento de la población de América Latina y el Caribe en el último siglo no ha sido constante Caribe y, desde la década de 1960, tiende a la moderación. Al comenzar esa década, la población regional aumentaba en Centroamérica promedio un 2,75% anual; actualmente, se estima en el 1,15%, una tasa similar a lo que se observa a nivel mundial. Cono Sur Las proyecciones indican que la desaceleración continuará en el futuro, de manera que la población regional crecerá México menos del 1% anual hacia el año 2030, con la excepción de El Salvador, donde se prevé una tendencia opuesta Arco andino- hasta el año 20254. ecuatorial Brasil Dos elementos clave en la evolución demográfica de la región han sido el drástico descenso de la tasa de fecundidad, que ha pasado de 5,8 hijos por mujer en 1950Fuente: elaborado con datos de UNDESA (2010). Consultados en mayode 2011. a 2,09 en 20105, y la mejora notable de la esperanza de18 Estado de las ciudades de América Latina y el Caribe • 2012
  16. 16. vida, que en ese mismo lapso ha aumentado de los 51,4 de fecundidad y la esperanza de vida ha sido muy rápidaaños a los 74,5. y, por tanto, ha dejado poco espacio para la adaptación. Al mismo tiempo, los sistemas de protección social estánLa evolución de ambos indicadores explica un menor poco desarrollados en América Latina y el Caribe, dondecrecimiento demográfico y el envejecimiento de la además se dan índices de pobreza y desigualdad elevados.población en las últimas décadas, un fenómeno que Dentro de dos o tres décadas, cuando la poblaciónprevisiblemente será aún más pronunciado en el futuro. activa de hoy llegue a la edad de jubilación, existirá unaEn promedio, en América Latina y el Caribe, hay mayor presión sobre los sistemas de pensiones y de saludproporcionalmente más personas de 15 a 64 años (65% por las necesidades propias de una población ancianade la población), que niños menores de 14 años (28%) y cuantitativamente en crecimiento.mayores de 65 años (7%).Esa estructura de población, con más personas en edadproductiva que dependiendo de ellas, hace que la región Fin de la explosión urbanaatraviese en la actualidad una coyuntura favorable para El proceso de urbanización, entendido como elimpulsar el desarrollo y destinar recursos financieros al crecimiento de la proporción de la población residiendoahorro y a la inversión pública en áreas sociales, incluida en ciudades, ha conocido una dinámica similar a la della lucha contra la pobreza. El fenómeno, conocido como crecimiento demográfico. En América Latina y el Caribe,bono demográfico, está lejos de ser homogéneo y, mientras la urbanización fue muy acelerada entre 1950 y 1990. Laen países como Cuba o Chile se acerca al final del región pasó de tener 40% de la población residiendo enperíodo, en otros, como Guatemala, Paraguay o Bolivia, ciudades al inicio de ese periodo, a 70% cuarenta añosprácticamente acaba de comenzar. después. A partir de los años noventa, la proporciónLa transición demográfica descrita anteriormente plantea de población urbana siguió aumentando, pero de unadesafíos importantes en la región. La evolución de las tasas manera progresivamente más lenta. Las proyecciones Recuadro 1.1 América Latina y el Caribe, una región y muchas realidades Población, superficie, condiciones climáticas y geográficas hacen de América Latina y el Caribe una región heterogénea. Los países de la región están unidos por fuertes lazos históricos y culturales, pero, al mismo tiempo, su distinta evolución y la diversidad de influencias recibidas hacen que presenten condiciones y realidades diversas. Dividir a los países de América Latina y del Caribe en subgrupos es un ejercicio arriesgado considerando tanto los aspectos políticos, económicos y culturales como la variación en tamaño y población. Para los efectos de este informe, se ha adoptado una agrupación híbrida basada principalmente en criterios geográficos, que permite visualizar algunas tendencias y sintetizar en cierta medida situaciones complejas. Para evitar que los países más grandes oculten a los más pequeños en las estadísticas, se ha separado a Brasil y México, que juntos representan más de 50% de la superficie y población de la región. Argentina, Chile, Paraguay y Uruguay se han agrupado en el denominado “Cono Sur”, que representa el 20% del territorio regional. Otro 25% de superficie reúne un conjunto de países continentales de tamaño intermediario que va desde Surinam a Bolivia. Son los países del oeste-noroeste de Sudamérica, al se ha denominado “Arco andino-ecuatorial”. El grupo de “Centroamérica” abarca, naturalmente, desde Guatemala a Panamá (3%) mientras que “el Caribe” incluye a todas las islas (apenas 1% del territorio estudiado, pero 7% de su población).Población y urbanización 19
  17. 17. Gráfico 1.2 América Latina y el Caribe. Estructura de la población por sexo y grupo etario, 1970 y 2010 80 y más 75 - 79 70 - 74 65 - 69 60 - 64 55 - 59 Hombres Mujeres 50 - 54 45 - 49 40 - 44 35 - 39 30 - 34 25 - 29 20 - 24 15 - 19 10 - 14 5-9 0-4 20 15 10 05 0 5 10 15 20 Hombres 1970 Hombres 2010 Mujeres 1970 Mujeres 2010 Fuente: elaborado con datos de CEPALSTAT y UNDESA (2010). Consultados en mayo de 2011. indican que esa desaceleración continuará en el futuro y ha experimentado una urbanización particularmente que la proporción de población urbana se acercará al 90% rápida. El Caribe y Centroamérica muestran tasas hacia el 2050. de urbanización inferiores al resto de la región, pero igualmente en progresión constante. Como en otros aspectos, existen diferencias en la velocidad del proceso de urbanización entre subregiones y países. Cabe mencionar que la hetero-geneidad descrita a escala Dos grandes áreas siguen muy de cerca el patrón general: subregional se da también al interior de cada grupo. En México y el conjunto de países del arco andino-ecuatorial. Centroamérica, las tasas de urbanización oscilan entre el Según este análisis por áreas geográficas, los habitantes 50% de Guatemala y el 74% de Panamá. El Caribe es del Cono Sur, son los más urbanizados, seguidos de cerca más peculiar puesto que reúne un conjunto de Estados por la población de Brasil, país que, desde los años 70, y territorios de pequeña superficie, con definiciones Gráfico 1.3 Gráfico 1.4 América Latina y el Caribe. Evolución y proyección América Latina y el Caribe. Población urbana y rural de la tasa de urbanización, 1970-2050 por subregiones y países de gran tamaño, 2010 100 100 90 90 80 80 70% población % población 70 60 50 60 40 50 30 20 40 10 30 — 1970 1980 1990 2000 2010 2020 2030 2040 2050 ria - to no l ua di ec an Caribe Centroamérica co Ar Cono Sur Arco andino-ecuatorial México Brasil Población rural Promedio ALC ALC Población urbana Fuente: elaborado con datos de UNDESA (2010). Consultados en mayo Fuente: elaborado con datos de UNDESA (2010). Consultados en mayo de 2011. de 2011. 20 Estado de las ciudades de América Latina y el Caribe • 2012
  18. 18. variadas de población urbana y Mapa 1.1niveles de desarrollo socioeconómico América Latina y el Caribe. Tasa de urbanización, 1950 y 2010muy dispares. Si bien, en promedio,el 66% de la población caribeñaes urbana, la situación también esmixta, con variaciones que van del30% de Antigua y Barbuda hastael 84% de Bahamas (en territorioscomo Anguila y las Islas Caimán seconsidera urbana a toda la población).Existen también diferencias signifi-cativas en las otras áreas, y, porejemplo, Uruguay, Argentina yVenezuela ya contaban con unamayoría urbana (muy amplia en losdos primeros casos) en la décadade 1950, mientras que Paraguay oEcuador no la tuvieron hasta uncuarto de siglo después.El análisis de las tasas de urbanizacióndebe relativizarse por la diversidad queexiste en la definición de áreas ruralesy urbanas. La calificación de unazona como urbana es una decisión decarácter meramente administrativo,que presenta variaciones considerablesentre países6. Dependiendo de loscasos, la definición aplica criteriosnuméricos censales, cualitativos ouna combinación de ambos. En laregión, un criterio común, aunquemuy parcial, es considerar comourbanos los asentamientos de más de2.000 o 2.500 habitantes.Es importante destacar que el áreaedificada –que intuitivamente llama-mos “ciudad”– no suele coincidircon los límites administrativos. Escomún, por un lado, que el áreaadministrativa de ciudades pequeñassea mucho más extensa que su “cascourbano” y, por otro, que los límitesfísico-espaciales de ciudades que hancrecido mucho desborden su propiomunicipio. Los procesos de ajuste,sea del área administrativa o de loscriterios que se aplican para definirel nivel de urbanización, puedengenerar variaciones significativasen los niveles de urbanización queaparecen en las estadísticas, sin queesto se corresponda necesariamentecon cambios de la realidad objetivade un territorio. Kilómetros Fuente: elaborado con datos de UNDESA (2010). Consultados en mayo de 2011.Población y urbanización 21
  19. 19. Finalmente, si bien América Latina y el Caribe se presenta 1.2 Nuevos patronescomo la región más urbanizada del planeta, tambiéndebe mencionarse que es una de las menos pobladas. migratoriosLa densidad demográfica media es de 29 habitantespor kilómetro cuadrado (hab/km2), una cifra inferior Otro componente fundamental de las transformacionesal promedio mundial7, fundamentalmente por la muy demográficas de la región son las migraciones.baja ocupación de la zona Amazónica. Una vez más, se América Latina y el Caribe, que históricamente fue undestacan diferencias entre las regiones, entre los países y subcontinente receptor de inmigrantes, pasó a ser, aen el interior de estos. Brasil y los países del arco andino- partir de la segunda mitad del siglo XX, una región deecuatorial tienen poblaciones bastante conformes con el emigración. La búsqueda de mayores ingresos, servicios ypeso relativo de su territorio, mientras que la densidad oportunidades de vida, los conflictos sociales y políticos,demográfica es significativamente baja en el Cono Sur (17 las violaciones de los derechos humanos y desastreshab/km2) y muy superior en Centroamérica (83 hab/km2) causados por fenómenos naturales han motivado diversosy, sobre todo, en el Caribe (167 hab/Km2). flujos migratorios internacionales en la región.Las diferencias subregionales en materia de urbanización Se estima que, en 2010, más de 30 millones de ciudadanosy en el ritmo del proceso plantean desafíos diversos que latinoamericanos y caribeños (5,2%) residían fuera derequieren de políticas adaptadas a los requerimientos su país de origen8, tanto dentro de la región como en elde cada país. Los países que todavía atraviesan procesos exterior. Los principales destinos de esa emigración hanactivos de crecimiento urbano necesitan prepararse para sido los Estados Unidos de América, donde han fijadouna mayor demanda de suelo y la extensión de redes residencia una mayoría, España y Canadá9.de infraestructura y servicios que serán necesarios paracubrir las necesidades de los que lleguen a la ciudad. México se distingue por ser el país con mayor númeroEn los países que presentan un proceso de urbanización de emigrantes del mundo (casi 12 millones de mexicanosmás consolidado, el principal desafío está relacionado residen en el exterior, lo que equivale al 10,7% decon la mejora de las condiciones de vida actuales de sus su población)10 y por ser territorio de tránsito parahabitantes y la presión para la creación y la mejora de emigrantes de otras nacionalidades que se dirigen a losinfraestructura, servicios sociales y equipamientos para Estados Unidos. Después de México, los países de lalas nuevas familias. región con mayor cantidad de emigrantes (en números absolutos) son en orden descendente: Colombia, Brasil, El Salvador, Cuba, Ecuador, Perú, República Dominicana, Haití y Jamaica. El caso de Brasil destaca porque, si bien es uno de los principales emisores latinoamericanos en Caracas, Venezuela. Contraste entre las torres del parque central y el barrio Charneca. © Frahydel Falczuk22 Estado de las ciudades de América Latina y el Caribe • 2012
  20. 20. Gráfico 1.5 Emigrantes e inmigrantes en los principales países receptores de la región (en miles y como porcentaje de la población total) 12000 12Miles de emigrantes 8000 8 4000 4 % población total 0 0Miles de inmigrantes 4000 4 8000 8 Emigrantes Inmigrantes 12000 12 % Emigrantes sobre población total % Inmigrantes sobre población total Fuente: elaborado con datos de Banco Mundial (2011). cifras absolutas, los emigrantes brasileños son una porción violencia y razones económicas han motivado también la muy pequeña de la población del país (apenas el 0,4%) y salida del país de un número importante de colombianos. sus principales puntos de destino están fuera de la región (Estados Unidos, Japón y España). Especial mención merece la emigración de Haití hacia República Dominicana, donde el 64% de los extranjeros Por su parte, los países de América Latina y el Caribe acogen proceden de ese país. Al mismo tiempo, el 10% de a un total de 7,5 millones de inmigrantes internacionales la población dominicana ha emigrado a otros países, (el 1,3% de la población regional)11, una cifra que, desde principalmente a los Estados Unidos. el año 2000, ha aumentado en 1 millón de personas12, lo que refleja una mayor movilidad internacional. Argentina La Comunidad del Caribe (CARICOM)15 presenta y Venezuela son los principales receptores de la región, una dinámica propia, movida, en gran parte, por las con 1,4 y 1 millón de inmigrantes respectivamente oportunidades laborales en el sector turístico y el mayor (aproximadamente 3,5% de sus poblaciones). México se desarrollo socioeconómico relativo de algunos países. coloca en el tercer lugar, seguido por Brasil13, y, aunque los Hacia 1990, se estimaba en más del 50% la población números absolutos de estos pueden parecer considerables, inmigrante procedente de la propia subregión16. Los apenas representan el 0,7 y el 0,4 de la población respectiva. datos más recientes también indican que los porcentajes de emigrantes en relación a la población total del país de Esos movimientos de población se producen tanto con origen son especialmente elevados en este grupo17. países ajenos a la región como en su interior. La migración intrarregional se apoya en la proximidad geográfica, histórica y cultural, incluida la facilidad que representa Migración entre ciudades para muchos el hecho de compartir un mismo idioma. Las migraciones no se dan solamente entre países. La Existen corrientes entre Estados fronterizos motivadas por velocidad de la transición urbana analizada en el apartado consideraciones económicas o políticas. En Guatemala, anterior se explica en gran medida por el éxodo masivo de El Salvador y Nicaragua, la violencia política de los años población del campo a la ciudad ocurrido en los últimos setenta y ochenta motivó movimientos migratorios hacia cincuenta años. Es un flujo que va perdiendo importancia Belice y Costa Rica14, los dos mayores receptores de la para el crecimiento demográfico de las ciudades de región en términos porcentuales junto con Antigua y América Latina y el Caribe, aunque todavía es un factor Barbuda, y Granada. A las causas políticas se han agregado determinante en algunos países18, especialmente en posteriormente razones económicas y las consecuencias de aquellos con una transición urbana menos avanzada19. desastres por fenómenos naturales. La situación política, la Población y urbanización 23
  21. 21. Gráfico 1.6 Emigrantes e inmigrantes en países del Caribe seleccionados (en miles y como porcentaje de la población total) 1000 100 900 800 80Miles de emigrantes 700 % población total 600 60 500 400 40 300 200 20 100 0 0Miles de inmigrantes 100 200 20 Emigrantes Inmigrantes % emigrantes sobre población total % inmigrantes sobre población total Fuente: elaborado con datos de Banco Mundial (2011). Si en la década de 1980, la migración desde el campo En términos generales, esta migración se produce desde contribuyó con un 36,6% al crecimiento de la población las ciudades menos atractivas desde el punto de vista urbana en el conjunto de la región, en la década de 1990 económico, laboral y social (áreas expulsoras), hacia las esa participación había bajado al 33,7%20, una cifra que más dinámicas y con mayor potencial en esos aspectos esconde comportamientos atípicos en algunos países (áreas receptoras). Pero esta explicación es insuficiente (esto se puede apreciar en el gráfico 1.7). En Brasil, que para abarcar su pluralidad. Al factor del atractivo por su tamaño demográfico distorsiona los promedios económico, hay que agregar otros, que van desde las regionales, sigue habiendo una corriente importante del ventajas de comunicación y localización –por ejemplo, campo a la ciudad de gran volumen en números absolutos, las que brindan ciudades secundarias situadas cerca de pero inferior en porcentaje a otros países de la región. una ciudad principal– hasta las externalidades negativas, reales o percibidas, vinculadas con muchas grandes Más novedoso, diverso y difícil de analizar es el flujo aglomeraciones urbanas (entre ellos, mayores índices migratorio entre ciudades, que se ha convertido en la de violencia, la congestión del tráfico, altos niveles de corriente más importante cuantitativamente en la región21, contaminación o un coste de vida y del suelo urbano más un aspecto que distingue a América Latina y el Caribe del elevado). resto del mundo emergente y en desarrollo. Gráfico 1.7 Contribución de la migración campo-ciudad al crecimiento de la población urbana en países seleccionados (1980-1990 y 1990-2000) 70 60 50Porcentaje 40 30 20 10 0 .) t. Plu (Es ia liv Bo 1980-1990 1990-2000 Fuente: CEPAL (2010d). 24 Estado de las ciudades de América Latina y el Caribe • 2012
  22. 22. Los datos correspondientes a un grupo de diez países las áreas expulsoras, crece el nivel de dependencia debido analizados en los estudios de población de CEPAL a una mayor presencia proporcional de niños y ancianos, muestran que la mayoría de las ciudades más grandes con el riesgo de profundizar el rezago económico y social. de la región todavía atraen más población que la que expulsan (inmigración neta). Sin embargo, hay indicios En cuanto a la posible relación entre las migraciones y de un cambio en el comportamiento migratorio, ya que se la composición étnica en la región, los datos de las tres daba emigración neta (el número de emigrantes superaba aglomeraciones principales de diez países muestran al de inmigrantes) en una de cada tres ciudades del grupo comportamientos migratorios similares entre la población analizado22. Es una tendencia perceptible, sobre todo, en indígena y no indígena en la mayoría de esas urbes, pero las ciudades de más de 5 millones habitantes. hay excepciones, como Asunción, Ciudad de México, Cochabamba, Guadalajara, La Paz y Tegucigalpa. Son Esa evolución, poco estudiada todavía, podría explicarse, ciudades en países con una alta proporción de población como se verá en el capítulo 2, por el desplazamiento de indígena, que, en el caso específico de Bolivia y México, las inversiones y la actividad económica a otras áreas, y reciben inmigrantes de este grupo de población al tiempo por movimientos de población desde el área central hacia que pierden población no indígena 25. zonas periféricas, fuera de los límites administrativos del municipio de origen. De mantenerse esa tendencia, podría propiciar una disminución de la centralidad de algunas grandes urbes y mudanzas en las jerarquías urbanas, especialmente por el crecimiento y las nuevas funciones de ciudades de tamaño intermedio. 1.3 Importancia de las En grandes áreas metropolitanas, como en São Paulo, ciudades secundarias Río de Janeiro, Quito y Guatemala 23, se ha observado América Latina y el Caribe se caracterizaron siempre por un patrón migratorio denominado de “desconcentración la concentración de la población en unas pocas ciudades, concentrada”. Una parte de la población de la ciudad ha que, por lo general, acaparaban también la riqueza, los fijado residencia en otros municipios, que, por lo general, ingresos, las funciones socioeconómicas y administrativas se encuentran cerca del área principal. Esta, a su vez, ha y, en la mayoría de los casos, la capitalidad política. seguido recibiendo inmigrantes llegados de otras regiones Durante el proceso de urbanización, se ha mantenido un del país. modelo urbano en el que una o dos ciudades principales Según los casos, las migraciones pueden alterar la predominaban sobre el resto. distribución demográfica y eventualmente las disparidades Sin embargo, en las últimas décadas, las ciudades territoriales24, positiva o negativamente. La prevalencia de intermedias y pequeñas, donde reside la mayor parte de jóvenes entre los migrantes puede aumentar la cantidad la población urbana, han crecido a un ritmo algo más de población activa en áreas receptoras, mientras que, en Gráfico 1.8 Mundo, América Latina y el Caribe y áreas geográficas. Población urbana por tamaño de aglomeración, 2010 100 9 14 90 19 23 20 18 27 7 33 6 80 3 9 10 millones o más 22 70 25% población urbana 11 24 25 25 13 6 60 5 a 10 millones 10 9 7 9 50 5 17 40 1 a 5 millones 30 62 61 47 48 50 52 48 20 500 mil a 1 millón 36 10 Menos de 500 mil 0 l - ria o to din ua an ec rco A Fuente: elaborado con datos de UNDESA (2010). Consultados en mayo de 2011. Población y urbanización 25

×