Generación del 27
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Generación del 27

on

  • 823 views

Presentación Generación del 27

Presentación Generación del 27

Statistics

Views

Total Views
823
Views on SlideShare
729
Embed Views
94

Actions

Likes
0
Downloads
8
Comments
0

3 Embeds 94

http://www.2pcpipradodesantodomingo.blogspot.com.es 58
http://2pcpipradodesantodomingo.blogspot.com.es 35
http://2pcpipradodesantodomingo.blogspot.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Generación del 27 Generación del 27 Presentation Transcript

  •  Mezcla de tradición y modernidad, originada por la pasión de la literatura clásica (Manrique, Garcilaso, Fray Luis de León, San Juan de la Cruz…), tanto culta como popular (Cancionero y Romancero) y por el influjo de los «ismos», corriente que se observa en libros de algunos de estos poetas (Manual de espumas (1924), de Gerardo Diego; Sobre los ángeles (1928), de Rafael Alberti; o Poeta en Nueva York (1930), de Federico García Lorca. Toman del Surrealismo:  Irracionalismo: lo onírico, lo ilógico.  Posibilidad de expresar conflictos íntimos.  Libertad formal.  Asociaciones subjetivas: metáforas Abundante utilización de la imagen y la metáfora, con el fin de crear un mundo sugerente separado de la realidad cotidiana.
  •  Contactos en la Residencia de Estudiantes de Madrid. Allí conocen al cineasta Luis Buñuel y al pintor Salvador Dalí. Pájaro putrefacto (Dalí)(en la siguiente diapositiva explico qué significa para el grupoel adjetivo «putrefacto») Composición surrealista con figuras invisibles (Dalí)
  •  Innovación métrica, mediante el uso del verso libre y el versículo (**) junto a estrofas tradicionales como el soneto, el romance, la seguidilla, etc. Ejemplo del uso del versículo en un poema de Luis Cernuda ;-) El gobierno francés, ¿o fue el gobierno inglés?, puso una lápida En esa casa 8 Great College Street, Camden Town, Londres, Adonde en una habitación Rimbaud y Verlaine, rara pareja, Vivieron, bebieron, trabajaron, fornicaron, Durante algunas breves semanas tormentosas. Al acto inaugural asistieron sin duda embajador y alcalde, Todos aquellos que fueran enemigos de Verlaine y Rimbaud cuando [vivían.
  • (**)La métrica tradicional se basa en el cómputo de sílabas,en la distribución de los acentos y en las rimas comomedios para crear el ritmo (es decir, reiteración deelementos fónicos)Verso libre, versículo: crean otras formas de conseguirese ritmo:• La medida de los versos y las pausas son variables.• Los acentos no aparecen con regularidad.• Reiteración de palabras, esquemas sintácticos en paralelismos (revisad las figuras retóricas)
  •  Utilizaban mucho el término «putrefacto», con el que se referían a lo convencional y con el que expresaban su espíritu desenfadado y provocador. En la Residencia, se entretenían en realizar «Anaglifos», poemas compuestos por tres versos, el segundo de los cuales siempre debía ser «gallina», y el tercero no tener ninguna relación con el primero. Ejemplo (que recuerda Alberti): El té, el té, la gallina y el Teotocópuli. Dalí, Moreno Villa, Buñuel, García Lorca, Rubio Sacristán
  •  Toma de partido con distinta intensidad. Poetas de «urgencia»: Primer romancero de la Guerra Civil (1936) y Romancero general de la Guerra de España (1937). Búsqueda de la perfección formal. Variedad de temas, echando mano de temas vanguardistas (la técnica, lo moderno) y de temas tradicionales (el amor, la muerte, el paisaje, la soledad, etc.) Influencia de Bécquer en la primera etapa de estos poetas. Posteriormente, influencia de JRJ y su «poesía pura» (¡ese concepto tan difícil!...). Dice León Felipe:
  • Deshaced este verso.Quitadle los caireles de la rima,el metro, la cadenciay hasta la idea misma.aventad las palabras,y si después queda algo todavía,esoserá la poesía.Frente a esta «poesía pura», Pablo Neruda (poeta chileno quellega a Madrid en 1934, funda la revista Caballo verde para lapoesía y toma contacto con el grupo) alimentará la idea de«poesía impura»: la que está en contacto con lascircunstancias humanas y sociales concretas.
  •  Podemos identificar, entonces, tres periodos en la evolución de estos poetas (teniendo siempre en cuenta las peculiaridades de cada uno):  Periodo anterior a la Guerra Civil (años 20), clásico, temas y metros tradicionales.  Guerra Civil: poesía «de urgencia». Toman partido a través de su poesía. Metros populares, poesía combativa.  Tras la Guerra Civil: verso libre, versículo, temas de la realidad (el exilio, la tierra…)Vamos a ver algunos ejemplos de su poesía (el orden delos poetas es alfabético)
  •  DÁMASO ALONSO (1898-1990) (es el «crítico literario» de la Generación. Como autor lo veremos en la Generación de postguerra) RAFAEL ALBERTI (1902-1999) VICENTE ALEIXANDRE (1898-1984) LUIS CERNUDA (1902-1963) GERARDO DIEGO (1896-1987) FEDERICO GARCÍA LORCA(1898-1936) JORGE GUILLÉN (1893-1984) PEDRO SALINAS (1891-1951) MIGUEL HERNÁNDEZ (1910-1942) (por edad no le correspondería, pero sus amistades e influencias están en este grupo. Dámaso Alonso dijo que era «genial epígono» de la Generación)
  • ¡No pruebes tú los licores!¡Tú no bebas!¡Marineros bebedores,los de las obras del puerto,que él no beba!¡Que él no beba, pescadores!¡Siempre sus ojos abiertos,siempre sus labios despiertosa la mar, no a los licores¡Que él no beba!
  • El mar. La mar.El mar. ¡Sólo la mar!¿Por qué me trajiste, padre,a la ciudad?¿Por qué me desenterrastedel mar?En sueños la marejadame tira del corazón;se lo quisiera llevar.Padre, ¿por qué me trajisteacá? Gimiendo por ver el mar,un marinerito en tierraiza al aire este lamento:¡Ay mi blusa marinera;siempre me la inflaba el vientoal divisar la escollera!
  • Ese ángel, No en las calles, en todo,ese que niega el limbo de su fotografía indiferente, necio,y hace pájaro muerto me lo encuentro.su mano. ¡El ángel tonto!Ese ángel que teme que le pidan las alas,que le besen el pico, ¡Si será de la tierra!seriamente, —Sí, de la tierra sólo.sin contrato.Si es del cielo y tan tonto,¿por qué en la tierra? Dime.Decidme.
  • UN FANTASMA RECORRE EUROPA……Y las viejas familias cierran las ventanas,afianzan las puertas,y el padre corre a oscuras a los Bancosy el pulso se le para en la Bolsay sueña por la noche con hogueras,con ganados ardiendo,que en vez de trigos tiene llamas, Rafael Alberti y Mª Teresa Leónen vez de granos, chispas,cajas,cajas de hierro llenas de pavesas.¿Dónde estás,dónde estás?Los campesinos pasan pisando nuestra sangre.¿Qué es esto?
  • —Cerremos,cerremos pronto las fronteras.Vedlo avanzar de prisa en el viento del Este,de las estepas rojas del hambre.Que su voz no la oigan los obreros,que su silbido no penetre en las fábricas,que no divisen su hoz alzada los hombres de los campos.¡Detenedle!Porque salta los mares,recorriendo toda la geografía,porque se esconde en las bodegas de los barcosy habla a los fogonerosy los saca tiznados a cubierta,y hace que el odio y la miseria se subleveny se levanten las tripulaciones.
  • ¡Cerrad,cerrad las cárceles!Su voz se estrellará contra los muros.¿Qué es esto?—Pero nosotros lo seguimos,lo hacemos descender del viento Este que lo trae,le preguntamos por las estepas rojas de la paz y del triunfo,lo sentamos a la mesa del campesino pobre,presentándolo al dueño de la fábrica,haciéndolo presidir las huelgas y manifestaciones,hablar con los soldados y los marineros,ver en las oficinas a los pequeños empleadosy alzar el puño a gritos en los Parlamentos del oro y de la sangre.
  • Un fantasma recorre Europa,el mundo.Nosotroslo llamamos camarada.
  • Se ha de ver en tus manos el viento, y tómate en élanclado en tus dedos, y viérteme el cuerpo,alzarse y prenderte.De llama en tu pelo antes que mi frente,—crepúsculo—, tú y el viento lejos,se enrosca a mi cuerpo sea sólo roce,y se yergue memoria del viento.hecho cinta y reflejo,de cobre en tus ojos,de carne en mis dedos.Si te das al viento,date toda hechaviento contra viento,
  • Eres hermosa como la piedra,oh difunta;oh viva, oh viva; eres dichosa como la nave.Esta orquesta que agitamis cuidados como una negligencia,como un elegante biendecir de buen tono,ignora el vello de los pubis,ignora la risa que sale del esternón como una gran batuta.Unas olas de afrecho,un poco de serrín en los ojos,o si acaso en las sienes,
  • o acaso adornando las cabelleras;unas faldas largas hechas de colas de cocodrilos;unas lenguas o unas sonrisas hechas con caparazones de cangrejos.Todo lo que está suficientemente vistono puede sorprender a nadie.Las damas aguardan su momento sentadas sobre una lágrima,disimulando la humedad a fuerza de abanico insistente.Y los caballeros abandonados de sus traserosquieren atraer todas las miradas a la fuerza hacia sus bigotes.Pero el vals ha llegado.Es una playa sin ondas,es un entrechocar de conchas, de tacones, de espumas o de [dentaduras postizas.Es todo lo revuelto que arriba.
  • Pechos exuberantes en bandeja en los brazos,dulces tartas caídas sobre los hombros llorosos,una languidez que revierte,un beso sorprendido en el instante que se hacía «cabello [de ángel»,un dulce «sí» de cristal pintado de verde.Un polvillo de azúcar sobre las frentesde una blancura cándida a las palabras limadas,y las manos se acortan más redondeadas que nunca,mientras fruncen los vestidos hechos de esparto querido.
  • Las cabezas son nubes, la música es una larga goma,las colas de plomo casi vuelan, y el estrépitose ha convertido en los corazones en oleadas de sangre,en un licor, si blanco, que sabe a memoria o a cita.Adiós, adiós, esmeralda, amatista o misterio;adiós, como una bola enorme ha llegado el instante,el preciso momento de la desnudez cabeza abajo,cuando los vellos van a pinchar los labios obscenos que saben.Es el instante, el momento de decir la palabra que estalla,el momento en que los vestidos se convertirán en aves,las ventanas en gritos,las luces en ¡socorro!
  • y ese beso que estaba (en el rincón) entre dos bocasse convertirá en una espinaque dispensará la muerte diciendo:Yo os amo.
  • Se querían.Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada,labios saliendo de la noche dura,labios partidos, sangre, ¿sangre dónde?Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz.Se querían como las flores a las espinas hondas,a esa amorosa gema del amarillo nuevo,cuando los rostros giran melancólicamente,giralunas que brillan recibiendo aquel besos.
  • Se querían de noche, cuando los perros hondoslaten bajo la tierra y los valles se estirancomo lomos arcaicos que se sienten repasados:caricia, seda, mano, luna que llega y toca.Se querían de amor entre la madrugada,entre las duras piedras cerradas de la noche,duras como los cuerpos helados por las horas,duras como los besos de diente a diente solo.Se querían de día, playa que va creciendo,ondas que por los pies acarician los muslos,cuerpos que se levantan de la tierra y flotando…Se querían de día, sobre el mar, bajo el cielo.
  • Mediodía perfecto, se querían tan íntimos,mar altísimo y joven, intimidad extensa,soledad de lo vivo, horizontes remotosligados como cuerpos en soledad cantando.Amando, Se querían como la luna lñucida,como ese mar redondo que se aplica a ese rostro,dulce eclipse de agua, mejilla oscurecida,donde los peces rojos van y vienen sin música.Día, noche, ponientes, madrugadas, espacios,ondas nuevas, antiguas, fugitivas, perpetuas,mar o tierra, navío, lecho, pluma, cristal,metal, música, labio, silencio, vegetal,mundo, quietud, su forma. Se querían, sabedlo.
  • Hermoso es, hermosamente humilde y confiante, vivificador y profundo,sentirse bajo el sol, entre los demás, impelido,llevado, conducido, mezclado, rumorosamente arrastrado.No es buenoquedarse en la orillacomo el malecón o como el molusco que quiere calcáreamente [imitar a la roca.Sino que es puro y sereno arrasarse en la dichade fluir y perderse,encontrándose en el movimiento con el que el gran corazón de los [hombres palpita extendido.
  • Como ése que vive ahí, ignoro en qué piso,y le he visto bajar por unas escalerasy adentrarse valientemente entre la multitud y perderse.La gran masa pasaba. Pero era reconocible el diminuto corazón afluido.Allí, ¿quién lo reconocería? Allí con esperanza, con resolución o con fe, [con temeroso denuedo,con silenciosa humildad, allí él tambiéntranscurría.Era una gran plaza abierta, y había olor de existencia.Un olor a gran sol descubierto, a viento rizándolo,un gran viento que sobre las cabezas pasaba su mano,su gran mano que rozaba las frentes unidas y las reconfortaba.
  • Y era el serpear que se movíacomo un único ser, no sé si desvalido, no sé si poderoso,pero existente y perceptible, pero cubridor de la tierra.Allí cada uno puede mirarse y puede alegrarse y puede reconocerse.Cuando, en la tarde caldeada, solo en tu gabinete,con los ojos extraños y la interrogación en la boca,quisieras algo preguntar a tu imagen,no te busques en el espejo,en un extinto diálogo en que no te oyes.Baja, baja despacio y búscate entre los otros.Allí están todos, y tú entre ellos.Oh, desnúdate y fúndete, y reconócete.
  • Entra despacio, como el bañista que, temeroso, con mucho amor y recelo [al agua,introduce primero sus pies en la espuma,y siente el agua subirle, y ya se atreve, y casi ya se decide.Y ahora con el agua en la cintura todavía no se confía.Pero él extiende sus brazos, abre al fin sus dos brazos y se entrega [completo.Y allí fuerte se reconoce, y crece y se lanza,y avanza y levanta espumas, y salta y confía,y hiende y late en las aguas vivas, y canta, y es joven.Así, entra con pies desnudos. Entra en el hervor, en la plaza.Entra en el torrente que te reclama y allí sé tú mismo.¡Oh pequeño corazón diminuto, corazón que quiere latirpara ser él también el unánime corazón que le alcanza!
  •  Luis Cernuda agrupó todos sus libros de poesía bajo un título único: La realidad y el deseo. Esta obra incluye los siguientes títulos:  Perfil del aire (1924-1927)  Égloga, elegía, oda (1927-1929)  Un río, un amor (1929)  Los placeres prohibidos (1931)  Donde habite el olvido (1932-1933)  Invocaciones (1934-1935)  Las nubes (1937-1940)  Como quien espera el alba (1941-1944)  Vivir sin estar viviendo (1944-1949)  Con las horas contadas (1950-1956)  Desolación de la quimera (1956-1962)
  • El amor mueve al mundo, La palabra esperadaQue descansa perdido Ilumina los ámbitos;A la mirada. Y esta Un nuevo amor resurgeTernura sin servicio. Al sentido postrado.Ya las luces emprenden Olvidados los sueñosEl cotidiano éxodo Los aires se los llevan.Por las calles, dejando Reposo. ConvertidaSu espacio solo y quieto. La ternura se deja.Y el ángel aparece;En un portal se oculta.Un soneto buscabaPerdido entre sus plumas
  • Como el viento a lo largo de la noche, Como él mismo extranjeroAmor en pena o cuerpo solitario, Como el viento huye lejos.Toca en vano a los vidrios, Y sin embargo vine como luz.Sollozando abandona las esquinas;O como a veces marcha en la tormenta,Gritando locamente,Con angustias de insomnioMientras gira la lluvia delicada;Sí, como el viento que al que un alba le revelaSu tristeza errabunda por la tierra,Su tristeza sin llanto,Su fuga sin objeto;
  • Diré cómo nacisteis, placeres prohibidos,Como nace un deseo sobre torres de espanto,Amenazadores barrotes, hiel descolorida,Noche petrificada a fuerza de puños,Ante todos, incluso el más rebelde,Apto solamente en la vida sin muros.Corazas infranqueables, lanzas o puñales,Todo es bueno si deforma un cuerpo;Tu deseo es beber esas hojas lascivasO dormir en ese agua acariciadora.No importa;Ya declaran tu espíritu impuro.
  • No importa la pureza, los dones que un destinoLevantó hacia las aves con manos imperecederas;No importa la juventud, sueño más que hombre,La sonrisa tan noble, playa de seda bajo la tempestadDe un régimen caído.Placeres prohibidos, planetas terrenales,Miembros de mármol con sabor de estío,Juego de esponjas abandonadas por el mar,Flores de hierro, resonantes como el pecho de un hombre.Soledades altivas, coronas derribadas,Libertades memorables, manto de juventudes;Quien insulta esos frutos, tinieblas en la lengua,Es vil como un rey, como sombra de reyArrastrándose a los pies de la tierraPara conseguir un trozo de vida.
  • No sabía los límites impuestos,Límites de metal o papel,Ya que el azar le hizo abrir los ojos bajo una luz tan alta,Adonde no llegan realidades vacías,Leyes hediondas, códigos, ratas de paisajes derruidos.Extender entonces la manoEs hallar una montaña que prohíbe,Un bosque impenetrable que niega,Un mar que traga adolescentes rebeldes.Pero si la ira, el ultraje, el oprobio y la muerte,Ávidos dientes sin carne todavía,Amenazan abriendo sus torrentes,De otro lado vosotros, placeres prohibidos,
  • Bronce de orgullo, blasfemia que nada precipita,Tendéis en una mano el misterio.Sabor que ninguna amargura corrompe,Cielos, cielos relampagueantes que aniquilan.Abajo, estatuas anónimas,Sombras de sombras, miseria, preceptos de niebla;Una chispa de aquellos placeresBrilla en la hora vengativa.Su fulgor puede destruir vuestro mundo.
  • Luis Cernuda y Serafín Ferro
  • Donde habite el olvido,en los vastos jardines sin aurora;Donde yo sólo seaMemoria de una piedra sepultada entre ortigasSobre la cual el viento escapa a sus insomnios.Donde mi nombre dejeAl cuerpo que designa en brazos de los siglos,Donde el deseo no exista.En esa gran región donde el amor, ángel terrible,No esconda como aceroen mi pecho su ala,Sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.
  • Allá donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,Sometiendo a otra vida su vida,Sin más horizonte que otros ojos frente a frente.Donde penas y dichas no sean más que nombres,Cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;Donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,Disuelto en niebla, ausencia,Ausencia leve como carne de niño.Allá, allá lejos;Donde habite el olvido.
  • No me queréis, lo sé, y que os molestaCuanto escribo. ¿Os molesta? Os ofende.¿Culpa mía tal vez o es de vosotros?Porque no es la persona y su leyendaLo que ahí, allegados a mí, atrás os vuelve.Mozo, bien mozo era, cuando no había brotadoLeyenda alguna, caísteis sobre un libroPrimerizo lo mismo que su autor: yo, mi primer libro.Algo os ofende, porque sí, en el hombre y su tarea.¿Mi leyenda dije? Tristes cuentosInventados de mí por cuatro amigos(¿Amigos?), que jamás quisisteis
  • Ni ocasión buscasteis de ver si acomodabanA la persona misma así traspuesta.Mas vuestra mala fe los ha aceptado.Hecha está la leyenda, y vosotros, de mí desconocidos,Respecto al ser que encubre mintiendo doblemente,sin otro escrúpulo, a vuestra vez la propaláis.Contra vosotros y esa vuestra ignorancia voluntaria,Vivo aún, sé y puedo, si así quiero, defenderme.Pero aguardáis al día cuando ya no me encuentreAquí. Y entonces la ignorancia,La indiferencia y el olvido, vuestras armasDe siempre, sobre mí caerán, como la piedra,Cubriéndome por fin, lo mismo que cubristeisA otros que, superiores a mí, esa ignorancia vuestraPrecipitó en la nada, como al gran Aldana.
  • De ahí mi paradoja, por lo demás involuntaria,Pues la imponéis vosotros: en nuestra lengua escribo,Criado estuve en ella y, por eso, es la mía,A mi pesar quizá, bien fatalmente. Pero con mis expresas excepciones,A vuestros escritores de hoy ya no los leo.De ahí la paradoja: soy, sin tierra y sin gente,Escritor bien extraño; sujeto quedo aún más que otrosAl viento del olvido que, cuando sopla, mata.Si vuestra lengua es la materiaQue empleé en mi escribir y, si por eso,Habréis de ser vosotros los testigosDe mi existencia y su trabajo,En hora mala fuera vuestra lenguaLa mía, la que hablo, la que escribo.
  • Así podréis, con tiempo, como venís haciendo,A mi persona y mi trabajo echar afueraDe la memoria, en vuestro corazón y vuestra mente.Grande es mi vanidad, diréis,Creyendo a mi trabajo digno de la atención ajenaY acusándoos de no querer la vuestra darle.Ahí tendréis razón. Mas el trabajo humanocon amor hecho, merece la atención de los otros,Y poetas de ahí tácitos lo dicenEnviando sus versos a través del tiempo y la distanciaHasta mí, atención demandando.¿Quise de mí dejar memoria? Perdón por ello pido.
  • Mas no todos igual trato me dais,Que amigos tengo aún entre vosotros,Doblemente queridos por esa desusadaSimpatía y atención entre la indiferencia,Y gracias quiero darles ahora, cuando amargoMe vuelvo y os acuso. Grande el númeroNo es, mas basta para sentirse acompañadoA la distancia en el camino. A ellosVaya así mi afecto agradecido.Acaso encuentre aquí reproche nuevo:Que ya no hablo con aquella ternuraConfiada, apacible de otros días.Es verdad, y os lo debo, tanto comoA la edad, al tiempo, a la experiencia.A vosotros y a ellos debo el camino. Si queréis
  • Que ame todavía, devolvedmeAl tiempo del amor. ¿Os es posible?Imposible como aplacar ese fantasma que de mí evocasteis.
  •  Representante español del Creacionismo. Dos direcciones en su obra:  Poesía de vanguardia: Imagen (1922) y Manual de espumas (1924). Poesía de libre imaginación, al margen de la lógica y de cualquier referencia a la realidad.  Poesía «clásica» o «tradicional». Temas: el amor, el paisaje, los toros, la religión… Romances, sonetos, cantarcillos populares. Versos humanos (1925), Alondra de verdad (1941)
  • El mantel jirón del cieloes mi estandartey el licor del ponienteda su reflejo al arteYo prefiero el mar cerradoy al sol le pongo sordinaMi poesía y las manzanashacen la atmósfera más finaEn medio la guitarra Amémosla
  • Ella recoge el aire circundanteEs el desnudo nuevovenus del siglo o madona sin infanteBajo sus cuerdas los ríos pasany los pájaros beben el agua sin mancharlaDespués de ver el cuadrola luna es más precisay la vida más bellaEl espejo doméstico ensaya una sonrisay en un transporte de pasióncanta el agua enjaulada en la botella
  • Picasso, Naturaleza muerta
  • Río Duero, río Duero,nadie a acompañarte baja;nadie se detiene a oírtu eterna estrofa de agua.Indiferente o cobarde,la ciudad vuelve la espalda.No quiere ver en tu espejosu muralla desdentada.Tú, viejo Duero, sonríesentre tus barbas de plata,moliendo con tus romanceslas cosechas mal logradas.
  • Y entre los santos de piedra sino los enamoradosy los álamos de magia que preguntan por sus almaspasas llevando en tus ondas y siembran en tus espumaspalabras de amor, palabras. palabras de amor, palabras.Quién pudiera como tú,a la vez quieto y en marcha,cantar siempre el mismo versopero con distinta agua.Río Duero, río Duero,nadie a estar contigo baja,ya nadie quiere atendertu eterna estrofa olvidada,