Revista Igualdades 1ra-edición 2013 "Participación Política de las Mujeres"

647 views
573 views

Published on

resentamos el primer número de IGUALDADES con una enorme satisfacción, ya que es el producto de un largo trabajo colectivo. Observar la sociedad desde la perspectiva de género es tener un compromiso con los cuestionamientos al orden patriarcal y buscar nuevas vías para hacer y pensar, que rompan las formas tradicionales. Esta publicación pretende propiciar reflexiones y proponer el debate de diferentes posturas, analizando diversos temas.

La Organización Enfoque de Igualdad A.C. (EDIAC), trabaja mediante tres estrategias: investigación, capacitación y promoción de la perspectiva de género. Para alcanzar sus objetivos, EDIAC lleva a cabo una serie de actividades, como asistencia y organización de seminarios, conferencias, cursos, talleres, campañas y estudios sobre los temas de incorporación de la perspectiva de género que sean relevantes para la administración pública, la iniciativa privada y que beneficien a la sociedad en general. Es así como dentro del plan de trabajo de la asociación surge la inquietud de crear la presente revista buscando crear profundas reflexiones y consciencia sobre los temas que lanzará en cada publicación.

En esta primera publicación, el tema principal es la participación política de las mujeres, la cual se ha caracterizado por una ausencia generalizada en los espacios de decisión, debido a la tardía inclusión de los derechos ciudadanos de las mujeres, quienes no eran consideradas como ciudadanas, razón por la cual no existía el voto femenino ni mucho menos su acceso a puestos de elección popular.

les invitamos a la lectura de la presente publicación, esperando que este sea un espacio de diálogo en torno a las investigaciones y reflexiones generadas por las problemáticas de género en los diversos ámbitos sociales

El Debate: ¿Son o no adecuadas las cuotas de género?

El Análisis: Candidatas a la presidencia de la República, la distinción de la diferencia.

Conoce la Legislación: Sobre participación política de las mujeres.

La Referencia: Las mujeres en la política.

Recordando: Fechas conmemorativas en representación política.

Published in: News & Politics
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
647
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
13
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Revista Igualdades 1ra-edición 2013 "Participación Política de las Mujeres"

  1. 1. EL DEBATE ¿Son o no adecuadas las cuotas de género? EL ANÁLISIS Candidatas a la presidencia de la República: la distinción de la diferencia CONOCE LA LEGISLACIÓN Sobre participación política de las mujeres LA REFERENCIA Las mujeres en la política RECORDANDO Fechas conmemorativas en representación política 6 9 14 16 20 DIRECTORIO Lic. Ramón Ortiz García Presidente de Enfoque de Igualdad, A.C. Lic. María Julia Moreno Díaz de León Directora General de Enfoque de Igualdad, A.C. L.C.C. Mayra Patricia Torres Gutiérrez Coordinadora general de IgualdadES Lic. Karina Isabel Vázquez Hernández Lic. Rosalinda del Carmen Martínez Santos Comité Editorial Diseño Editorial Insignia Diseño www.insigniadiseno.com Contacto: Enfoque de Igualdad, A.C. EDIAC Investigación, capacitación y promoción de la perspectiva de género. Av. Tatanacho 175-A Col. Jardines del Estadio, C.P. 78280 San Luis Potosí, S.L.P. Comentarios y sugerencias: enfoquedeigualdad@gmail.com y en el tel. (444) 254 26 32
  2. 2. Editorial Presentamosel primer número de IGUALDADES con una enorme satisfacción, ya que es el producto de un largo trabajo colectivo. Observar la sociedad desde la perspectiva de género es tener un compromiso con los cuestionamientos al orden patriarcal y buscar nuevas vías para hacer y pensar, que rompan las formas tradicionales. Esta publicación pretende propiciar reflexiones y proponer el debate de diferentes posturas, analizando diversos temas. La Organización Enfoque de Igualdad A.C. (EDIAC), trabaja mediante tres estrategias: investigación, capacitación y promoción de la perspectiva de género. Para alcanzar sus objetivos, EDIAC lleva a cabo una serie de actividades, como asistencia y organización de seminarios, conferencias, cursos, talleres, campañas y estudios sobre los temas de incorporación de la perspectiva de género que sean relevan- tes para la administración pública, la iniciativa privada y que beneficien a la sociedad en general. Es así como dentro del plan de trabajo de la asociación surge la inquietud de crear la presente revista buscan- do crear profundas reflexiones y consciencia sobre los temas que lanzará en cada publicación. En esta primera publicación, el tema principal es la participación política de las mujeres, la cual se ha caracterizado por una ausencia generalizada en los espacios de decisión, debido a la tardía inclusión de los derechos ciudadanos de las mujeres, quienes no eran consideradas como ciudadanas, razón por la cual no existía el voto femenino ni mucho menos su acceso a puestos de elección popular. Enfoque de Igualdad A.C. les invita a la lectura de la presente publicación, esperando que este sea un espacio de diálogo en torno a las investigaciones y reflexiones generadas por las problemáticas de género en los diversos ámbitos sociales. Comité editorial IGUALDADES 5 IGUALDADESVol.1
  3. 3. Las mujeres se encuentran invisibles tanto en espacios públicos como de la iniciativa privada o en organismos de cualquier otra índole (medios de comunicación, religiosos, universitarios, sindicatos, etc.). Al respecto, la cuota de género en México ha sido un tema polémico y a veces indignante por la poca participación de mujeres en puestos de elección popu- lar. Aquí algunas interrogantes que surgen sobre el tema: ¿Existe igualdad de condiciones para que mujeres y hombres puedan incor- porarse a la vida política de nuestro país? ¿Las mujeres no están interesadas en ejercer puestos de elección popular? ¿Esta decisión es libre, o existen condiciones culturales que influyen en sus decisiones? El objetivo central de las cuotas de género es garantizar la presencia de las mujeres en puestos altos de gobierno y garantizar que éstas no queden margi- nadas de la vida política o tengan una presencia meramente decorativa. Sugie- ren que las mujeres deben constituir un número o porcentaje determinado de posiciones de un órgano, una lista de candidaturas, o una comisión. Este sistema coloca la carga de la selección no en las mujeres, sino en quienes controlan el proceso de selección. Las cuotas de género 6 1. http://www.unwomen.org/wp-content/uploads/2010/06/UNWomen_FactsAndFiguresOnWomen_20100702_es.pdf ¿Son o no adecuadas las cuotas de género?Por Ramón Ortiz García * Hoy en día, los sistemas de cuotas en todo el mundo buscan asegurar que las mujeres constituyan al menos una “minoría decisiva” del 30 al 40 por ciento. Además, las cuotas se pueden aplicar como una medida temporal, es decir, hasta que las barreras que impiden el acceso de las mujeres a la política sean eliminadas. Actualmente, “La aplicación de las cuotas y otras medidas especiales temporarias, aplicadas en áreas como los sistemas electorales y los procesos de contratación corporativos y de la administración pública, han desempeña- do un papel importante a la hora de aumentar el número de mujeres en la vida pública.” 1 ¿Por qué debe haber mujeres en espa- cios de toma de decisiones? ¿No sería mejor la presencia de perso- nas comprometidas con la igualdad? EL DEBATE * Politólogo. Maestrante en Políticas Públicas y Género. Presidente de Enfoque de Igualdad, A.C.
  4. 4. 7 ¿Por qué las mujeres no cuentan con las mismas condiciones que los hombres para acceder a altos mando? Aquí algunas razones: •Presencia de estereotipos negativos sobre la función de liderazgos de las mujeres: ¿Cuál es el primer pensamiento que pasa por la cabeza cuando vemos a un hombre con traje de chaqueta y corbata? Este hombre debe ser impor- tante, inteligente, independiente, le debe ir bien los negocios. Y, ¿qué pasa si se trata de una mujer con traje de chaqueta y bien maquillada? Es una mujer ambi- ciosa, con ansias de poder y de superar- se profesionalmente, prepotente y que descuida a su familia. • La falta de compromiso por parte de los partidos políticos: Lo ocurrido en 2009, cuando nueve diputadas federales (del PVEM, PRI, PRD, PT y PANAL) toma- ron posesión de su cargo, pero en segui- da pidieron licencia en beneficio de sus suplentes varones. • La omisión o precario financiamiento para la capacitación de las candidatas: Del presupuesto otorgado a cada partido, solamente se contempla el 2% para la capacitación, promoción y desarrollo del liderazgo político de las mujeres en base al COFIPE; en San Luis Potosí, ni siquiera se contempla presupuesto. • Los altos niveles de violencia e intimi- dación contra las mujeres en cargos públicos: La especialista en participación política femenina Dalia Barrera Bassols, en su investigación: "Mujeres en el cabildo. Síndicas y regidoras veracruza- nas" (2012), recopila testimonios sobre los desafíos que afrontan las mujeres para ejercer un cargo: "Durante mi campaña también hubo habladurías: me acostaban con uno y con otro, ya mero con todo mi municipio. Son las vivencias que una mujer pasa en la política. Ésa es mi experiencia amarga, que nos acuestan con quien se les viene en gana". “Lo más difícil fue convencer a mi partido, la candidatura la peleé con uñas y dientes. Mi propio presidente de partido me decía que estaba loca, que en Alto Lucero (municipio) jamás aceptarían que una mujer fuera la candidata, pero además tenía en contra a los ex alcaldes, quienes apostaron que no debía ser yo la candi- data". Desde 2011 se intensificó el tema y se volvió prioridad en la agenda pública, derivando en una reforma que prohíbe colocar como suplentes a varones cuando las titulares de candidaturas son mujeres y solo se colocan para cumplir con la cuota de género. Igualdad jurídica o igualdad sustantiva La igualdad de jure (o de derecho), es la que está enunciada en la ley, es recibir igual tratamiento y respeto, ser sujetos y objeto de igual valoración humana. Si “hombres y mujeres somos iguales ante la ley”, cualquiera puede llegar a ocupar un cargo de elección popular. Sin embargo, la existencia del derecho no supone automáticamente su ejerci- cio, por ello surge la igualdad sustanti- va (igualdad de hecho), como la efectuación real de los derechos consagrados como iguales para todas y todos. Es decir, para garantizar que mujeres y hombres puedan obtener cargos de elección popular de forma igualitaria es necesaria la implementa- ción de acciones compensatorias, ya que las condiciones de participación de las mujeres no las exime de las responsabilidades domésticas (por citar algunos ejemplos), del cuidado de infantes o personas dependientes. Visibilizar estas condiciones sociales de desigualdad son las que nos lleva a otra afirmación: “la igualdad no es lo mismo que la equidad”, no son sinóni- mos, ni intercambiables. Esta misma afirmación ha sido refrendada en numerosas recomendaciones hechas por el Comité CEDAW 2 . La equidad es lo que va a permitir dar trato diferente a quienes están en desventaja, para que tengan la posibi- lidad de lograr sus objetivos comunes en condiciones de igualdad frente a las otras personas. Por eso, la equidad supone trato diferencial a favor de quienes están en desventaja, tal como lo planteó hace más de treinta años John Rawls. 2. Comité para la eliminación de la discriminación contra la mujer, sus siglas en inglés (CEDAW) IGUALDADESVol.1
  5. 5. La igualdad exige considerar, valorar y favorecer en forma equivalente las diferencias en necesidades, intereses, comportamientos y aspiraciones de mujeres y hombres respecto a los mismos e iguales derechos. 3 Lo anterior implica trato justo o equivalente de acuerdo con las respectivas y diferencia- les necesidades. Por ende, el trato, a veces podrá ser igual o diferente según las necesidades de cada género. Así, trato igual es trato equivalente en térmi- nos de derechos, beneficios, obligacio- nes y oportunidades. “La cuota de género se convierte en un absurdo cuando partidos y coaliciones deben, literalmente, inventar mujeres con aspiraciones políticas que en su momen- to no participaron de contiendas internas o se inscribieron a las convenciones. La representación de género no puede suplantar el trabajo político”4 Arturo Rueda, columnista. La Quinta Colum- na de Puebla, marzo 2012. Necesario reconocer la cantidad de "responsabilidades" que las mujeres mexicanas tienen. Esto agrava el proble- ma que enfrentamos porque imaginen la disyuntiva que tendría una mujer de decir voy a separarme de mi familia, de mis hijos y de mi trabajo durante 90 días para buscar ganar una elección al Senado de la República" 5 , Jorge Herrera Martínez, Diputado Federal del PVEM, marzo 2012. Declaración para el Periódico El Universal. “El que nosotras, como mujeres optemos por los puestos por la capa- cidad que demostremos, por los talentos que nos acompañan y por la preparación y no porque hacen falta mujeres”. Mercedes del Carmen Guillén Vicente, Subsecretaria de Población, migración y Asuntos Religiosos la Secretaría de Gobernación, enero 2013. Declaración hecha para conexióntotal.mx “Las cuotas de género son para promover el adelanto de las mujeres y su derecho legítimo de ser postuladas como candidatas, en ese sentido la cuota de género no busca privilegiar a las mujeres, sino lograr un equilibrio (de oportunidades).” Martha Subiñas Abad, politóloga y profesora-investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales- México (Flacso) 6 Las opiniones A manera de conclusión, podemos mencionar que vivimos en una sociedad que tiene una gran deuda con las muje- res, respecto a su posición, situación y condición sociocultural. Estamos presen- tes en un régimen de género en donde la población es habitada por el 52% de mujeres (una mayoría), pero representa- da por menos de 10% en muchos espa- cios de representación popular. Enarbo- lamos la idea de una democracia sin que existan coutas de género y empujando procesos en donde la elección de las mejores personas de cualquier organi- zación sea sin importar su sexo. Sin embargo, la aplicación de las cuotas de género favorece la presencia de un número considerable de mujeres juntas en una comisión o asamblea, lo cual minimiza la presión y el estrés que a menudo experimentan cuando se encuentran en tales cargos. Además, lo que se busca no es únicamente la presencia de mujeres sino que ésta se traduzca en normas y políticas en favor de la igualdad de género. ¿Son o no adecuadas las cuotas de género? 3. García Prince, Evangelina (2008). Políticas de Igualdad, Equidad y Gender Mainstreaming. ¿De qué Estamos Hablando? Proyecto Regional de PNUD “América Latina Genera: Gestión del Conocimiento para la Equidad de Género en Latinoamérica y El Caribe”. San Salvador. 4. http://www.quintacolumna.com.mx/columnas/tiempos/2012/marzo/colum-tiempos-290312.php 5. http://www.redpolitica.mx/ruta-electoral/partidos-muestran-resistencia-para-cumplir-cuota-de-genero 6. http://www.cimacnoticias.com.mx/node/60599 8
  6. 6. El Mucho se habla de la posibilidad de que México sea gobernado por una mujer. Esta cuestión se incrementó en la elecciones del 2012 con la candidatu- ra de Josefina Vázquez Mota quien, según diversas apreciaciones, contaba con importantes posibilidades para ganar. Aunque existen avances en cuanto a la participación de las mujeres en la política mexicana, en Latinoaméri- ca se han conseguido logros mayor- mente significativos en esta materia, encontrando el caso de países gober- nados por mujeres, tales como Argenti- na, con Cristina Fernández; Brasil, con Dilma Rousseff; Costa Rica, con Laura Chinchilla; así como de países del Caribe como Trinidad y Tobago, Bermu- das y Jamaica, estos últimos con la figura de primeras ministras. Cinco han sido las mujeres que han aspirado a la presidencia de la República. En 1982 Rosario Ibarra de la Piedra se convirtió en la primera candidata a la presidencia por el Partido Revolucionario de los Trabajadores, repitiendo su postu- lación en 1988. Su apuesta de campaña fue la denuncia de las condiciones marginales de gran parte de la población. En 1994 se postularon dos candidatas: Cecilia Soto, por el Partido del Trabajo y Marcela Lombardo, del Partido Popular Socialista. La primera apostó por repre- sentar una alternativa diferente frente el partido gobernante; mientras Lombardo enfatizó los derechos de la clase traba- jadora. En 2006, Patricia Mercado Castro fue candidata por el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina, convir- tiéndose hasta entonces en la mujer con más votos obtenidos en una elección (1, 128, 850). En 2012, Josefina Vázquez Mota se convierte en la primera candida- ta a la presidencia por el Partido Acción Nacional. Las preferencias electorales la ubicaron al inicio de la contienda en segundo lugar, finalizando en tercero con un total de 12 473 106 votos 1. Las campañas de estas dos candidatas presentaron un sello distintivo, pues ambas resaltaron su condición de mujer, apostando por desatacar lo que las hacía diferentes de los otros aspirantes. 1 Datos del programa de resultados electorales preliminares del IFE, PREP Candidatas a la presidencia de la República: la distinción de la diferencia Análisis 9 Por Mayra Patricia Torres Gutiérrez * * Comunicóloga. Maestrante en Políticas Públicas y Género. Directora de Comunicación Social de Enfoque de Igualdad, A.C. IGUALDADESVol.1
  7. 7. Patricia Mercado: Palabra de mujer En el año 2000 participó en la elección interna para la candidatura presiden- cial del Partido Democracia Social, la cual perdió ante Gilberto Rincón Gallardo. En 2002 formó el Partido México Posible, del cual fue presiden- ta hasta 2003. Con esta experiencia, constituyó en 2005 el Partido Alterna- tiva Socialdemócrata y Campesina, siendo su primera presidenta y candi- data a la presidencia en 2006. Fue la primera de las aspirantes presi- denciales en señalar la necesidad de reconocer los derechos de diversos grupos, entre ellos las mujeres. Simbólicamente, inició su campaña en el cementerio de Ciudad Juárez, en recuerdo de las mujeres asesinadas en esa ciudad. Se destacó por plantear propuestas únicas y diferen- tes como la despenalización del aborto, la igualdad de género y el respeto por la diversidad sexual. La frase con la que se distinguió su campaña fue “palabra de mujer”, con la cual se resaltaba, no sólo el hecho de ser la única candidata en la elección presidencial, sino que afirma- ba simbólicamente que las mujeres, a comparación de los hombres, sí cumplen con lo que prometen. Estas aseveraciones se repitieron constante- mente en sus spots televisivos. Con frases como: ¡créeme, confía en mí, porque la alternativa está en tus manos!; ¡tenemos a favor lo principal, la fuerza de nuestras convicciones, créeme, confía en mí!, palabra de mujer; Mercado apelaba en su discurso a la confianza del electorado y a su posición como agentes de cambio con ideologías disímiles a las de los demás. Con su slogan Patricia Mercado acen- tuaba su condición de mujer, compro- metiendo su palabra para representar una opción distante de las viejas prácti- cas políticas, definidas por ella misma en sus spots publicitarios como una cultura autoritaria y machista, lo mismo de siempre. La candidata también usó frases en su campaña televisiva como “recuerda, somos diferentes, porque no todos somos iguales”, deslindándose de la homogeneidad existente en las fuerzas políticas contendientes. La campaña estuvo dirigida principal- mente a jóvenes, mujeres y personas con ideas progresistas, con lo que Patricia Mercado se colocó como una política moderna, conciliadora y distinta, en palabras de su ex coordinador de campaña, Luciano Pascoe. Con una fuerte ideología feminista, Mercado se distinguió por plantear como estandarte de su campaña el trabajo a favor de garantizar los derechos de las mujeres y la igualdad de género, situación distinta de la última aspirante a la presidencia, Josefina Vázquez Mota. Sólo seis entidades federativas de las 32 que conforman el país han sido gobernadas por mujeres: Colima por Griselda Álvarez; Tlaxcala por Beatriz Paredes; Yucatán por Dulce María Sauri e Ivonne Ortega; el Distrito Federal por Rosario Robles y Zacatecas por Amalia García. Cuatro de estas seis mujeres fueron dirigentes nacionales de sus partidos. Sabías que… * Fuente: Mujeres, Participación Política en México 2012. PNUD. IGUALDADES10
  8. 8. IGUALDADESVol.1 Josefina Vázquez Mota: Josefina diferente Fue diputada federal en la LVIII y LXI Legislatura. En 2000 fue designada titular de la Secretaría de Desarrollo Social. En 2006 se integró al equipo de campaña de Felipe Calderón. En ese mismo año fue nombrada Secretaria de Educación Públi- ca, cargo que ocupó hasta el 2009. Se convirtió en la candidata del PAN a la presidencia en 2012 tras vencer en la contienda interna de su partido a Santia- go Creel y Ernesto Cordero. En su mensaje inicial de campaña, resal- tó la necesidad de “transformar a México”, asegurando que el país no deseaba volver al pasado. Su propuesta giraba en torno a cuatro grandes ejes: la seguridad, la igualdad, avances en la productividad, así como mejorar la imagen de México en el mundo. En ese mismo discurso, Vázquez Mota destacó que su partido era diferente, con “raíces democráticas y amantes de la libertad”, por lo que la continuidad en el gobierno representaría trabajar a favor de un “México diferente”, lo que representaba una gran contradicción en su discurso. Como en el caso de Patricia Mercado, el sello de la campaña de Vázquez Mota fue la diferencia, distinguiéndose con el lema Josefina Diferente. Sin embargo, muchas de las críticas en su contra señalaban que nunca se entendió a qué se refería esta diferencia. La primera inferencia se asociaba con los sexenios panistas, los cuales estuvieron plagados de señalamientos, principalmente acerca de las acciones en materia seguridad. En palabras del analista Lorenzo Meyer, aunque Josefina se asumía diferente, esta diferencia no quedó clara, pues en el tema del narcotráfico, por ejemplo, ella señaló que la política a implementar seguiría siendo la misma que la de Felipe Calderón, “nada más que mejor”. La segunda asociación de la frase diferente es la que hace referencia a su condición de única candidata en las elecciones. Analistas recalcaron que la apuesta del partido fue destacar su condición de mujer como un adjetivo positivo de su intención presidencial. Aunque la misma Josefina destacó en su primer mensaje de campaña el hecho histórico que representaba que el PAN tuviera por primera vez una candidata a la presidencia, su aspira- ción no representó un avance en la agenda a favor de las mujeres. La investigadora Marta Subiñas Abad señaló que el discurso de Josefina Vázquez Mota era ciego a la perspecti- va de género, pues en sus propuestas se preponderaban los roles tradiciona- les de las mujeres, sin considerarlas “libres e iguales”, es decir, como sujetas de derechos. En su campaña televisiva, los spots utilizaron diversas frases como: ¡Quiero construir un México diferente, con tu ayuda, sí es posible!; ¡Tu voz es mi voz, hagamos juntos una historia diferente! Sin embargo, el spot que más llamó la atención fue el referente al tema de seguridad; en él, Vázquez Mota afirma- ba que no pactaría con el crimen organizado, asegurando inclusive, que en caso de que existieran políticos involucrados, pediría para ellos la pena máxima. La atención de este anuncio recayó en el cierre, cuando Josefina afirmó: “yo voy a ser una presidenta con falda, pero eso sí, con muchos pantalo- nes…” Para muchas voces, esta frase representó una expresión machista, pues señalaba que, de llegar a la presi- dencia, gobernaría siendo más “mascu- lina” que los hombres, demostrando firmeza y seguridad, rasgos atribuidos, desde la lógica machista, al pantalón. Josefina apostó por subrayar lo que la hacía diferente de los otros aspirantes, representado simbólicamente con la falda, pero quiso mostrar que goberna- ría con firmeza y carácter al mencionar que lo haría “con muchos pantalones”. Para alcanzar uno de los aspectos de la igualdad entre los sexos es necesario trabajar en una mayor representación política de las mujeres. Sin embargo, las acciones deben ir encaminadas no sólo a aumentar el número de mujeres en puestos de decisión política, sino que quienes aspiren y consigan uno de estos espacios cuenten con una agenda de trabajo donde los derechos de las mujeres, la igualdad y la no discri- minación sean ejes rectores de sus acciones. Referencias Páginas web consultadas en febrero de 2013: www.ife.org.mx , http://hogar.actitudfem.com, http://yopolitico.redpolitica.mx,www.elsiglodetorreon.com.mx, www.cimacnoticias.com.mx, http://noticias.starmedia.com, www.adnpolitico.com, www.terra.com.mx 11
  9. 9. 12
  10. 10. 13 IGUALDADESVol.1 l
  11. 11. Por Karina Isabel Vázquez Hernández * 14 Existe una serie de tratados internacionales en materia de derechos humanos que mencionan aspectos relacionados con la participación política de las mujeres; los cuales han sido ratificados por el estado mexicano y se mencionan a continuación: Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer “Ningún paíspuede decir que está totalmente libre de discriminación de género. Esta desigualdad se manifiesta en... la baja representación de mujeres en los puestos de liderazgo en la arena pública y en el sector privado”. Michelle Bachelet. Ex Directora Ejecutiva de ONU Mujeres. II. “Las mujeres serán elegibles para todos los organismos públicos electivos establecidos por la legislación nacional, en condiciones de igualdad con los hombres, sin discriminación alguna”. III. “Las mujeres tendrán derecho a ocupar cargos públicos y a ejercer todas las funcio- nes públicas establecidas por la legislación nacional, en igualdad de condiciones con los hombres, sin discriminación alguna”. Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos III. “Los Estados Partes en el presente Pacto se comprometen a garantizar a hombres y mujeres la igualdad en el goce de todos los derechos civiles y políticos enunciados en el presente Pacto”. Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) Art. 7 “Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la vida política y pública del país y, en particular, garantizarán a las mujeres, en igualdad de condiciones con los hombres, el derecho a: a) Votar en todas las elecciones y referéndums públicos y ser elegibles para todos los organismos cuyos miembros sean objeto de elecciones públicas; Fuente: http://www.un.org/es/ * Sobre participación política de las mujeres Legislación Conoce la * Licenciada en Comercio Exterior. Consultora-investigadora de Enfoque de Igualdad, A.C.
  12. 12. Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer "Convención de Belém do Pará" Art. 4 “Toda mujer tiene derecho al reconoci- miento, goce, ejercicio y protección de todos los derechos humanos y a las libertades consagradas por los instrumentos regionales e internacionales sobre derechos humanos.” Estos derechos comprenden, entre otros: j. el derecho a tener igualdad de acceso a las funciones públicas de su país y a participar en los asuntos públicos, incluyendo la toma de decisiones. En México, durante los últimos años, el incremento de la presencia de las mujeres en la vida pública se ha convertido en un asunto que demanda mayores recursos y acciones, así como la definición de políticas concretas que garanticen una agenda favorable hacia la equidad y la transición hacia un régimen igualitario. Desde 1993, el Código Federal de Institu- ciones y Procedimientos Electorales (COFIPE), ha incorporado diversas modifi- caciones tendientes a incentivar la partici- pación política de las mujeres dentro de los procesos electorales. b) Participar en la formulación de las políticas gubernamentales y en la ejecución de éstas, y ocupar cargos públicos y ejercer todas las funciones públicas en todos los planos guber- namentales; c) Participar en organizaciones y en asocia- ciones no gubernamentales que se ocupen de la vida pública y política del país”. Art. 8 “Los Estados Partes tomarán todas las medidas apropiadas para garantizar a la mujer, en igualdad de condiciones con el hombre y sin discriminación alguna, la oportunidad de representar a su gobierno en el plano internacional y de participar en la labor de las organizaciones internacionales”. * 1993 Art. 175-Fr. III: Los partidos políticos promo- verán en los términos que determinen sus documentos internos, una mayor participa- ción de las mujeres en la vida política del país, a través de su postulación a cargos de elección popular. *1996 Transitorio Vigésimo Segundo: Los partidos políticos nacionales considerarán en sus estatutos que las candidaturas a diputados y senadores no excedan el 70 por ciento para un mismo género. Asimismo promoverán la mayor participación política de las mujeres. *2002 Art. 175-A: De la totalidad de solicitudes de registro, tanto de diputados como de senado- res que presenten los partidos políticos o las coaliciones ante el IFE, en ningún caso incluirán más del 70% de candidatos propie- tarios de un mismo género. Art. 175-B Las listas de representación proporcional se integrarán por segmentos de tres candidaturas. En cada uno de los tres primeros segmentos de cada lista habrá una candidatura de género distinto. Lo anterior sin perjuicio de lo que señale la normatividad interna y el procedimiento de cada partido político. Art. 175-C: 1.- Hecho el cierre de registro de candidaturas, si un partido político o coalición no cumple con lo establecido en los artículos 175-A y 175-B, el Consejo General del IFE le requerirá en primera instancia para que en el plazo de 48 horas, contadas a partir de la notificación, rectifique la solicitud de registro de candidaturas y le apercibirá de que, en caso de no hacerlo, le hará una amonestación pública. 2.- Transcurrido el plazo al que se refiere el párrafo anterior, quien no realice la sustitución de candidatos será acreedor a una amonestación pública. En caso de reincidencia se sancionará con la negativa del registro de las candidaturas correspondien- tes. 3.- Quedan exceptuadas las candidaturas de mayoría relativa que sean resultado de un proceso de elección mediante el voto directo. *2008 Art. 219.1: De la totalidad de solicitudes de registro, tanto de las candidaturas a diputados como de senadores que presenten los partidos políticos o las coaliciones ante el Instituto Federal Electoral, deberán integrarse con al menos el cuarenta por ciento de candidatos propietarios de un mismo género, procurando llegar a la paridad. 2. Quedan exceptuadas de esta disposición las candidaturas de mayoría relativa que sean resultado de un proceso de elección democrático, conforme a los estatu- tos de cada partido. Art. 220. 1. Las listas de representación proporcional se integrarán por segmentos de cinco candidaturas. En cada uno de los segmentos de cada lista habrá dos candidatu- ras de género distinto, de manera alternada. Art. 221: 1.- Hecho el cierre del registro de candidaturas, si un partido político o coalición no cumple con lo establecido en los artículos 219 y 220, el Consejo General del Instituto Federal Electoral le requerirá en primera instancia para que en el plazo de 48 horas, contadas a partir de la notificación, rectifique la solicitud de registro de las candidaturas y le apercibirá de que, en caso de no hacerlo, le hará una amonestación pública. 2.- Transcu- rrido el plazo al que se refiere el párrafo anterior, el partido político o coalición que no realice la sustitución de candidatos, será acreedor a una amonestación pública y el Consejo General del Instituto Federal Electoral le requerirá, de nueva cuenta, para que en un plazo de 24 horas, contadas a partir de la notificación, haga la corrección. En caso de reincidencia se sancionará con la negativa del registro de las candidaturas correspondientes. Sin duda, la implementación de medidas concretas en la legislación ha sido hasta ahora una alternativa viable para atender a los instru- mentos internacionales. Sin embargo, estas reformas deben ir acompañadas de políticas integrales tendientes a garantizar los derechos de participación política de las mujeres, poten- cializar su ciudadanía, así como fortalecer su organización y liderazgo, ello implica la incorporación de la perspectiva de género de manera transversal en todos los programas y acciones del gobierno y de la sociedad civil. 15 Fuente: Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales, México.
  13. 13. Por Mayra Patricia Torres Gutiérrez En esta ocasión les ofrecemos una recomendación cinematográfica y otra bibliográfica para ahondar en el tema de representación política de las mujeres. La primera sugerencia es la película La Dama de Hierro (The Iron Lady), la cual narra la historia de Margaret Thatcher, única mujer que ha ocupado el puesto de Primera Ministra del Reino Unido, quien duró 11 años consecutivos en el cargo. La famosa política británica es interpretada por Meryl Streep, quien ganó el Óscar como mejor actriz en 2012 por esta actuación. La historia muestra a una Margaret Thatcher de avanzada edad que vive entre el presente y el pasado; entre la realidad, los recuerdos y las alucinacio- nes. Sus remembranzas evidencian los momentos decisivos de su vida perso- nal y profesional, en los que desde muy joven mostró interés por incursionar en un espacio hasta entonces exclusivo de los hombres: la política. Decidida a romper los modelos establecidos para las mujeres en aquella época, Thatcher participó en las elecciones de 1950 y 1951 para ocupar un escaño en el Parla- mento, y aunque no ganó, atrajo la atención de la opinión pública, no sólo por su juventud sino por ser la única candidata. En el recuento de su vida, su esposo Denis Thatcher, juega un papel crucial, distinguiéndose tanto por el apoyo brindado en la carrera política de Marga- ret, pero también por los reproches a causa de sus excesivas cargas de traba- jo y el alejamiento de su familia, como cuando le reclamó a Margaret sus aspiraciones de convertirse en Primera Ministra: -No lo llames tu deber. Es la ambición lo que te ha llevado tan lejos. La ambición. Y el resto de nosotros, yo, los niños, podemos irnos al infierno-. Sin embargo, el impulso de Denis Thatcher es determinante para que Margaret fuera elegida miembra del Parlamento en 1959. Posteriormente, siendo minis- tra de Educación y Ciencia en 1970, y dispuesta a ganar la Presidencia del Partido Conservador, modifica su imagen y su tono de voz, logrando el triunfo en 1975, para finalmente obtener la mayoría en las elecciones de 1979, ocupando el cargo de Primera Ministra hasta 1990. La Dama de Hierro refleja algunos de los obstáculos con los que se pueden enfrentan las mujeres que incursionan en la política. Al priorizar su vida profe- sional sobre la personal, las mujeres son criticadas por “abandonar” a su familia; tachándoles de egoístas al desatender las necesidades de sus hijas, hijos y sus parejas. Margaret tuvo siempre claro que deseaba ser más que una esposa o madre: -Nunca seré una de esas muje- res, Denis. Que permanecen bellas y calladas del brazo de su marido. O lejos y solas en la cocina haciendo el lavado como si les importara-. Cabe mencionar que esta crítica no sucede con los hombres, pues ellos pueden desenten- derse fácilmente de la esfera privada para incursionar en el ámbito público. la Dama de Hierro IGUALDADES16
  14. 14. Hoy en día, Australia y Tailandia tienen primeras ministras: Julia Gillard y Yingluck Shinawatra. Fuente: Sitio web oficial del gobierno australiano y sitio oficial de la Embajada de México en Tailandia. Sabías que… IGUALDADESVol.1 De igual forma, las mujeres que ocupan espacios políticos afrontan la invisibilización de sus aportes, el juicio de sus decisiones y el señalamiento de sus acciones, por el simple hecho de ser mujeres. Las críticas de las que son objeto las políticas recalcan regularmente su “naturaleza femenina”, subrayando que las mujeres gobiernan con los sentimientos, no con los pensamientos. Otro obstáculo para las políticas, es encajar con el estereotipo de gobernante, pues se les impone un modelo con rasgos masculinizados, por lo que se ven forzadas a modificar sus atributos personales como su voz y sus ademanes, los cuales deben mostrar fuerza y seguridad, tal como se demuestra en la película cuando Thatcher asegura: -No importa cuánto he tratado ¡y sí que he tratado de encajar! Yo sé que nunca seré realmente uno de ellos-. El sobrenombre de “Dama de Hierro” es un término utilizado frecuentemente para referirse a jefas de gobierno que destacan por su fortaleza, voluntad y determinación. En el caso de Margaret Thatcher, este apodo fue impuesto por los medios de comunicación, por la dura oposición que mostró frente al comunismo; -a mí me interesan más los pensamientos e ideas que los sentimientos-, aseguraba Thatcher. Sin embargo, el análisis de este mote muestra que las mujeres que se destacan en su labor política por manifestar cualidades como la seguridad y la fuerza, son vistas en una doble dimensión: la de damas, es decir, de mujeres educadas, distinguidas y débiles; y la de mujeres enérgicas, duras e inquebrantables, es decir, de hierro. La película nos invita a la reflexión, no sólo de las limitaciones con las que las mujeres se enfrentan al ocupar un espacio todavía considerado como masculino, sino a la forma en que las críticas y los señalamientos desde el exterior se multiplican para las mujeres por efecto de la cultura y las prácticas androcéntricas que permean aún en la sociedad. 17
  15. 15. Otra de nuestras recomendaciones sobre el tema es la publicación: Las mujeres pueden hacerlo. Manual de capacitación política para instructoras, editada por el Instituto Estatal de las Mujeres de Nuevo León en 2005. La Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, mejor conocida como CEDAW por sus siglas en inglés, señala en su artículo 7 el derecho de las mujeres a participar, en igualdad de condiciones con los hombres, en la vida política y pública de la sociedad. México, como estado firmante de este mandato, incluye en la Ley General para la igualdad entre mujeres y hombres, un capítulo exclusivo sobre la necesidad de equilibrar la participación y representación política de ambos sexos. Sin embargo, y citando solamente un ejemplo, datos del 2013 revelan que de 2456 gobiernos municipales en el país, sólo 168 estaban encabezados por una mujer . 1 La clara marginación de las mujeres en el ámbito público, específicamente en los puestos de elección popular, así como en los espacios de toma de decisión política, es el origen de Las mujeres pueden hacerlo. La escasa presencia de las mujeres en la política tienen diversas causas, pero responde en gran medida a los estereotipos que acentúan su rol de cuidadoras y protectoras, lo que las mantiene ligadas la mayor parte de su tiempo a actividades relacionadas con el hogar y la familia, atribuyéndoles desin- terés e incompatibilidad con la vida política. La primera reflexión a la que invita este manual es eliminar los prejuicios sobre los roles que se consideran “propios” de las mujeres. Esta deconstrucción contri- buirá a puntualizar el análisis en las estructuras sociales, culturales y norma- tivas dominantes como las causas de la insuficiente presencia de las mujeres en el espacio político. En dichas estructuras se encuentra también el coste que repre- senta para las mujeres su participación en la vida política, el cual es mucho mayor que el de los hombres, pues ellas invierten más recursos personales (tiempo, esfuerzo, etc.), para demostrar su capacidad en este ámbito. La equidad en la participación política entre mujeres y hombres debe represen- tar una tarea conjunta entre diversos sectores como el gubernamental, las organizaciones políticas, los organismos de la sociedad civil y la ciudadanía en general. El Instituto de las Mujeres del Estado de Nuevo León responde a esta obligación retomando el manual Las mujeres pueden hacerlo, el cual se ha replicado en diversos países como una importante herramienta para encausar la capacidad política de las mujeres. La propuesta principal del manual de capacitación política para instructoras, es propiciar la reflexión de las mujeres presentes en el espacio político para lograr nuevos modelos y estrategias de acción; analizar los posibles escenarios a los que las mujeres se enfrentan al participar políticamente, para identificar obstáculos y áreas de oportunidad; promover nuevos modelos de liderazgos femeninos; formular prácticas que coadyuven a aumentar su participación; así como resaltar la importancia del trabajo con perspectiva de género de las mujeres en cargos públicos. El manual ofrece a las instructoras de la capacitación la metodología, las técni- cas y las estrategias para promover en las mujeres su derecho a participar equitativamente en la vida política. Divido en 19 capítulos, el manual incor- pora, tanto contenidos teóricos como prácticos, donde se proponen además diversos ejercicios y dinámicas para lograr una reflexión más completa de cada tópico. El manual expone temas como: lenguaje es poder, técnicas para el discurso y el debate, campañas e inicia- tivas políticas, cómo construir alianzas y negociar, cómo impulsar una propuesta, entre otros, los cuales promueven un aprendizaje integral de las participantes. Resulta impensable alcanzar una demo- cracia sin la participación equitativa de las mujeres en la vida política. El desa- rrollo y empoderamiento de las mujeres en este rubro representa en gran medida un avance para lograr la igualdad, la prosperidad, la cooperación y la inclusión en la sociedad. Si te interesa consultar este manual escribe al correo de Enfoque de Igualdad, A.C., donde con gusto te lo proporciona- remos: enfoquedeigualdad@gmail.com 1 Fuente: Gobiernos estatales y locales. Consejos e Institutos Estatales Electorales. Sistema Nacional de Información Municipal. IGUALDADES18
  16. 16. Recordando Fechas conmemorativas en representación política Por Rosalinda del Carmen Martínez Santos * En estasección se recopilan aquellas fechas que han incidido en la vida política de las mujeres, acontecimientos que a lo largo de la historia han sido importantes tanto en el plano internacional como en el nacional y estatal. Se han considerado estas fechas conmemorativas con el objetivo de tenerlas presentes, que no se olviden y recordar la necesidad de desa- rrollar acciones para mejorar la situación de las mujeres, en un ambiente de equidad, democracia y respeto de los derechos políticos. 1789: Se produce el primer hecho histórico más importante del feminismo duran- te la Revolución Francesa, cuando las mujeres de París exigieron por primera vez su derecho al voto. 1791: La activista francesa Olympia de Gouges redacta y presenta la Declara- ción de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, ante la Asamblea Nacional Francesa. En este documento se afirma por primera vez la necesidad de recono- cer la dignidad de las mujeres y el garantizar sus derechos y libertades fundamentales. * Licenciada en Comercio y Negocios Internacionales. Consultora-investigadora de Enfoque de Igualdad, A.C. IGUALDADES20

×