Violencia enla televisiónMedios de comunicación. Comportamiento mimético.Atractivo de la violencia. Mass Media. Escenifica...
ÍNDICEINTRODUCCIÓN ......................................................................página 2.2.COMPORTAMIENTO MIMÉTIC...
rigurosidad este fenómeno es imprescindible saber cuánta violencia emiten los mediosde comunicación, cómo influye la viole...
Hemos presenciado guerra reales, en directo, donde el horror y el dolor se han transformadoen un juego, donde el espectado...
Otro ejemplo, es un hecho bien conocido en donde los índices de suicidio aumentarondespués del suicidio de una celebridad ...
En definitiva, últimamente de la televisión podemos extrapolar que el motor de todo es eldinero, el egoísmo, la satisfacci...
consideración teorías activas o pasivas. Existe una teoría en la cuál se dice que la violenciaatrae a los mayores por el c...
RASGOS DE LA ESCENIFICACIÓN VIOLENTA ¿QUÉ ELEMENTOSAUMENTAN EL RIESGO DE EFECTOS PERJUCIALES EN LOSTELESPECTADORES?Hay que...
sabía apenas nada, no era un personaje famoso, sin embargo ,cuando atropello y mató a unapersona, se hizo un hueco en los ...
En 1992, por ejemplo, un periódico citaba las palabras de un asesino en serie que mató a suprimera víctima, imitando una e...
9. ¿ LA CULPA LA TIENE LOS DIRECTIVOS QUE PROGRAMAN LAVIOLENCIA EN LA TELEVISIÓN O QUIÉN ES EL RESPONSABLE?El entorno soci...
programadores, publicitas) que su mayor objetivo es lucrarse a costa de imponer unaprogramación con contenidos lascivos y ...
que los saca de actividades más provechosas como lo son el jugar con sus amigos, lainteracción familiar, el estudio y la l...
Se han elaborado algunas recomendaciones que harían depurar las imágenes más violentas,e inculcar a los niños una crítica ...
Se debería ser más conscientes de los riesgos que conlleva la televisión, sin hacer ningunaexcepción, a esto me refiero po...
En fin, esto no puede seguir así porque cada vez más se están extendiendo los efectosdeletéreos de la violencia en la tele...
Según esta investigación –la primera de este tipo en el país- es tan fuerte la presencia de noticiassobre Violencia que en...
estadísticas, Citas de Legislación y análisis de Políticas Públicas, son sólo el 6,2 por ciento de lasnotas.El resto, la i...
Al final de la presentación se entregarán ejemplares de la investigación.Más información: capituloinfancia@periodismosocia...
en la Ciudad de México no se ha encontrado, hasta el momento ningún niño que cuente conpor lo menos un televisor en casa. ...
"No es legitimo lamentar, en ocasiones histéricamente el crimen, si almismo tiempo exaltamos histéricamente el crimen, si ...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Violencia en la televisión

2,464

Published on

Se dice frecuentemente que vivimos en una época violenta. Y es obvio que es así, la violencia es un mal que corroe los cimientos de nuestra sociedad, para abordar con rigurosidad este fenómeno es imprescindible saber cuánta violencia emiten los medios de comunicación, cómo influye la violencia en los telespectadores, que efectos puede provocar ver reiteradamente imágen

1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,464
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
47
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Violencia en la televisión"

  1. 1. Violencia enla televisiónMedios de comunicación. Comportamiento mimético.Atractivo de la violencia. Mass Media. Escenificaciónviolenta. Efectos perjudiciales. Rasgos. Telespectadores.Niños. Aprendizaje de la agresión. Influencia. Soluciones
  2. 2. ÍNDICEINTRODUCCIÓN ......................................................................página 2.2.COMPORTAMIENTO MIMÉTICO POR LA VISIÓN DE LOSMEDIOS........................................................ página 3.3.¿CUÁNTA VIOLENCIA TRANSMITE LA TELEVISIÓN? LA TELEVISIÓNCOMO GENERADORA DE VIOLENCIA EN LOS NIÑOS..............................páginas3 y 4.4.EL ATRACTIVO DE LA VIOLENCIA....................................................páginas 4 y 5.5.LOS EFECTOS DE LA VIOLENCIA EXHIBIDA POR LOSMEDIOS...................página 5.6.RASGOS DE LA ESCENIFICACIÓN VIOLENTA ¿QUÉ ELEMENTOSAUMENTAN EL RIESGO DE EFECTOS PERJUCIALES EN LOSTELESPECTADORES?............................páginas 5, 6, 7.7.¿ INFLUYE LA VIOLENCIA DE LAS PANTALLAS EN LA VIOLENCIA REAL?TEORÍAS........................................................página 78.PERO, ¿ES VERDAD QUE LA VIOLENCIA INCREMENTA LAAUDIENCIA?.....página 7.9.¿ LA CULPA LA TIENE LOS DIRECTIVOS QUE PROGRAMAN LAVIOLENCIA EN LA TELEVISIÓN O QUIÉN ES ELRESPONSABLE?.........................página 810.¿ QUÉ PODEMOS HACER?¿ CUÁL ES LA SOLUCIÓN UN MEJOR COTROLPATERNAL, MÁS CONTROL GUBERNAMENTAL, ENTRENAR A LOS NIÑOSPARA QUE NO LES AFECTE LA VIOLENCIA DE LOS MEDIOS, CHIPSELECTÓNICOS QUE CORTEN LAS ESCENASVIOLENTAS?..................................páginas 9 y 10.11. CONCLUSIÓN Y RECOMENDACIONES A CADA UNO DE LOSPRÍNCIPALES RESPONSABLES DE LA VIOLENCIA EN LATELEVISIÓN........................................................páginas 10 y 11.LA VIOLENCIA EN LA TELEVISIÓNSe dice frecuentemente que vivimos en una época violenta. Y es obvio que es así, laviolencia es un mal que corroe los cimientos de nuestra sociedad, para abordar con
  3. 3. rigurosidad este fenómeno es imprescindible saber cuánta violencia emiten los mediosde comunicación, cómo influye la violencia en los telespectadores, que efectos puedeprovocar ver reiteradamente imágenes violentas y que soluciones o recomendacionespuede haber a este problema.INTRODUCCIÓNActualmente vivimos en una sociedad consumista en donde los medios de comunicacióndevoran la actualidad y la desechan; a información pierde la posibilidad de formación y seconvierte en una noticia que envejece rápido.Estamos saturados de información y faltos de conocimiento. Sin embargo, el poder desocialización de los medios es inconmensurable, sobre todo de la televisión que tiene unefecto demoledor y sutil, ya que moldea día a día nuestras creencias y actitudes y nos hacea su imagen y semejanza. Ya nadie pone en duda de que la televisión es la principal fuentede socialización, aunque más que socializar y humanizar desinforma y deshumaniza. Elpoder de socialización de los medios( no solamente de la televisión) viene al multiplicarseal convertirse en tema de comunicación en la familia, amigos...Se lee poco, se escribe menos, se reflexiona escasamente. Vivimos en la inmediatez, lasuperficialidad de la imagen momentánea y, aunque criticamos a los medios decomunicación, les demandamos una ración, cada día mayor, de sensaciones. Por eso en lacultura televisiva, la violencia constituye la regla, no la excepción; se transmite laidealización de la supervivencia y admiración hacia el más fuerte, el más insensible, el(educadamente o no) depredador. Llegado a este punto y consciente de que los medios decomunicación reflejan en gran medida nuestro modelo cultural y nuestro sistema devalores, la conclusión que se deriva de ello es que son un problema social. Un problemasería la incidencia que sobre los niños tiene el hecho de que, por ejemplo, durante cualquiersemana sin salir de casa hayan podido ver 770 asesinatos, 47 torturas, 28 secuestros.. Y quédecir sobre las películas que transmiten una justicia vengadora como Rambo o Batman odel tipo Freddy Kruder. Sin embargo, es la falta de supervisión por parte de los padres ytutores lo que permite que haya niños con una exposición a la violencia extrema. Confrecuencia se culpa a los medios de comunicación, desplazando así la responsabilidad,cuando en realidad un gran número de personas encuentran la violencia atractiva: laviolencia es el disfrute de su contemplación(la violencia no es sólo física, sino tambiénverbal), además la violencia también queda implícita en dibujos animados. Podemos tenerel peligro de que los niños, jóvenes e incluso adultos imiten lo que los medios decomunicación nos muestren, sobre todo si se presenta como algo deseoso y de lo que seobtiene beneficios.Hoy la televisión nos muestra en directo guerras, catástrofes y atrocidades. No hay métodopara dañar, matar o humillar que no sea expuesto, absorbemos una violencia que parecesimulada; leemos, vemos y escuchamos noticias de violencia con tal normalidad que lohacemos mientras comemos. Parece como si nos resultara necesario devorar desastres ysufrimientos.
  4. 4. Hemos presenciado guerra reales, en directo, donde el horror y el dolor se han transformadoen un juego, donde el espectador pasivo vibra como si de un deporte se tratara ante la estelade un misil que impacta sobre una ciudad.A veces la TV es ese ojo que nos permite entrar en la tragedia de los otros, que nosaproxima la sangre, los celos. Eso explica el éxito de los sensibleros y morbosos reality-shows así como los actuales programas de corazón.Obviamente sabemos que la violencia actualmente no se conceptualiza ni como algopositivo ni negativo, no tiene valor en sí misma, sino sólo como fin. Por consiguiente, si laviolencia permite obtener resultados positivos será valorada positivamente, pero si no lopermite será negativa. Sin duda este hecho es un buen ejemplo de la necesidad que tenemoshoy en día de socializar a niños y jóvenes postmodernos en otros valores.COMPORTAMIENTO MIMÉTICO POR LA VISIÓN DE LOS MEDIOS.El 20 de abril de 1999 un par de jóvenes, vestidos como el protagonista de matriz, entraronen el instituto Columbia de Denver y dispararon contra sus compañeros y profesores, elresultado fue escalofriante ya que mataron a trece personas. La reacción inmediata deEEUU fue mirar hacia la televisión y el cine , y responsabilizarlos de lo sucedido.” Ahídemasiada violencia en nuestras pantallas”, vinieron a decir.A favor de esta hipótesis se han realizado una serie de estudios, uno de ellos es el“Columbia Country”, en la que se cogió una muestra de 800 niños de Nueva York. Lorepitieron diez años más tarde con 184 individuos de la misma muestra, que por entoncestenían 18 años. Se encontró que en la variable “ver muchos programas violentos entelevisión a la edad de 8 años” y la variable “ ser violento a la edad de 18 años” había unacorrelación positiva; desde la visión de la violencia al comportamiento real.Parece ser que estos jóvenes se pasaban diez horas al día enfrascados con videojuegosviolentos y películas de asesinos en serie y parece que se basaron en la película de Matix yen la película Diario de rebelde( en la cuál el protagonista vestido con un gabán negro entraen una clase y dispara a discreción contra profesores, alumnos, aunque todo era un sueño).Antes de estigmatizar la televisión como principal, cuando no único, responsable de laviolencia de nuestra sociedad, es necesario analizar el entorno social en que se mueve.Vivir en un hogar en que se padezcan u observen malos tratos, en el que el alcohol o ladroga estén presentes, haya relaciones aversivas entre padres e hijos, no se tenga el apoyofamiliares o de amigos, son circunstancias que pueden crear un entorno favorable en el quela chispa de la televisión prenda con gran facilidad, incrementando creencias, actitudes ycomportamientos violentos ya existentes.Los niños son miméticos y la televisión presenta la violencia como natural y cotidiana; nosacerca a un modelo de sociedad donde la vida del otro tiene escaso valor. Hemos de educara los niños haciéndoles activamente críticos ante la avalancha de mensajes publicitarios yde programas donde la violencia se recrea en sí misma.
  5. 5. Otro ejemplo, es un hecho bien conocido en donde los índices de suicidio aumentarondespués del suicidio de una celebridad a causa de darle un gran cubrimiento. El tanpublicitado suicidio de Kurt Cobain, principal cantante del grupo de rock Nirvana, dio porresultado muchos suicidios de adolescentes, especialmente varones, que buscaban imitar asu ídolo. "Cuando Kurt Cobain murió, yo morí con él", decía la nota que dejó un joven dedieciocho años, que había hecho un pacto con dos amigos para suicidarse cuando Cobainmuriera . Esto no significa que hubiera sido mejor no cubrir esta noticia; pero la ciencia hapuesto a nuestro alcance suficientes resultados de investigación como para poder predecirque el cubrimiento sensacionalista e incesante del suicidio de Cobain, estaba destinado aproducir un aumento en el número de suicidios entre adolescentes. Los padres deben estarconscientes de que el cubrimiento sensacionalista de los crímenes y suicidios de jóvenescelebridades puede ser emocionalmente devastador para los adolescentes vulnerables. Latoma de conciencia y la supervisión de los padres, así como la discusión, son variablesesenciales para prevenir más tragedias.3 ¿CUÁNTA VIOLENCIA TRANSMITE LA TELEVISIÓN? LA TELEVISIÓNCOMO GENERADORA DE VIOLENCIA EN LOS NIÑOS.A escala internacional puede aseverarse sin exageración que más de la mitad de losprogramas de la televisión contienen algún tipo de violencia. Normalmente se trata deviolencia física, pues es la más gráfica y fácil de representar. En el caso concreto deEspaña, los niños de primaria ven la televisión 930 horas al año y van a clase 900 horas,muchas son las imágenes violentas que ven los niños en la pantalla de la televisión.La violencia existe en la sociedad y la televisión así lo transmite, incluso agranda, ya quelos niveles de audiencia son más elevados ante las informaciones morbosas que expresan lamaldad de los hombres. ¿Pero qué diferencia hay entre el público de los primeros tiempostelevisivos y el público actual? En los primeros tiempos, los espectadores visualizaban latelevisión menos horas al día, había cierta tendencia a pensar de que el abuso de la mismapodría ser malo para la salud, además pocas familias se podrían permitir el lujo de tener unatelevisión y otra característica fundamental era que la televisión nació como un entemoralista, donde determinados valores estaban prohibidos y otros eran ensalzados. Latelevisión se concebía como una fuente de beneficios y aprendizaje. Desde el comienzo dela televisión y durante muchos años, la violencia en ese medio se encontrabaexclusivamente, en series y películas de ficción.De poco tiempo a la fecha, gran parte del contenido violento está en programas de noticiaso de reportajes, algunos de los cuales, precisamente, tienen como tema principal laexposición de hechos dominados por acciones agresivas.Actualmente, sobrepasamos la media de ver la televisión, se ha perdido la vivencia de lacalle, barrio, donde los niños crecían educados y cuidados por todos, surge un mayorindividualismo que se podía considerar como antisocial donde hay poca comunicaciónfamiliar y donde surge la televisión como “ niñera educativa”. Hoy en día la televisiónrefleja los aspectos fundamentales de la democracia donde prima la libertad de expresión(se habla de todo, se puede ver todo y nada se oculta).
  6. 6. En definitiva, últimamente de la televisión podemos extrapolar que el motor de todo es eldinero, el egoísmo, la satisfacción individual.Por otra parte, se han realizado diversas investigaciones en las cuales los resultadosobtenidos muestran que la agresión con arma de fuego es la más habitual, ya que aparece enuno de cada tres programas con contenido violento. Este estudio concuerda con estudiosrealizados en Suecia en el que los niños señalaban como principal fuente de mortalidadrecibir un disparo en la cabeza. Los niños son los receptores de los programas másviolentos, los dibujos animados son el tercer bloque en importancia de programas violentos.El mayor nivel de violencia se manifiesta en las películas y telefilmes, espacios visionadostambién por los niños. Los deportes y en concreto el fútbol, son el segundo bloque encuanto a contenidos violentos.Pero más grave, es el problema de las consecuencias de esa violencia que ven los niños. Noexisten consecuencias,.o lo que es aún peor, la violencia es gratificada, posee consecuenciaspositivas porque el agresor alcanza sus objetivos.EL ATRACTIVO DE LA VIOLENCIAEn el mundo actual nos bombardean con anuncios, ofertas, informaciones, modas ydistracciones desde las pantallas televisivas y el cine, desde las páginas de las revistas,desde fax o Internet. Para impactarnos, para despertarnos de nuestro sueño colectivo, losmedios de comunicación recurren a estímulos cada vez más fuertes y provocadores. Laviolencia figura entre ellos. La violencia es muy eficaz a la hora de captar la atención; pero,como cualquier otro estímulo, pierde su efecto con la repetición.Según numerosos estudios, las representaciones mediáticas de la violencia tienen unarelación compleja con la ansiedad. Las personas que padecen ansiedad prefieren verprogramas violentos. Ver programas violentos les aplaca la ansiedad por un tiempo corto,tras el cual caen en estados todavía de mayor ansiedad. Así es cómo estar personas sevuelven adictas a la violencia.Por otra parte, la estructura de muchas obras actuales nos permite ponernos en el lugar deuna malhechor perseguido por la justicia, hecho que nos devuelve a nuestro papel usual deciudadanos buenos, este aspecto de la violencia suele, además, reconfortarnos, ya queparece confirmar que nuestros prejuicios personales son correctos, aunque en realidad no losean.El alejamiento de las estructuras reales de nuestra sociedad, originando una civilizaciónartificial y al mismo tiempo alejada del entorno natural o biológico hace algunas personasrecurran a la violencia con el fin de sentirse más vivas.Pero, ¿ por qué nos gusta la violencia? L a respuesta es difícil de responder, ya que porejemplo la literatura refleja opiniones para todos los grupos, según se tome en
  7. 7. consideración teorías activas o pasivas. Existe una teoría en la cuál se dice que la violenciaatrae a los mayores por el componente ilusorio que conlleva: vemos reflejado en la pantallaaquello que no existe, lo que sólo unos desalmados serían capaces de hacer. Llama laatención cómo algunas personas son capaces de realizar lo que nadie sería capaz de hacer.Todos tenemos unos llamados sentimientos, que no son sino la inculcación de valoresmorales y éticos necesarios para que podamos sobrevivir y necesarios para el progreso de lahumanidad, sin embargo, el aumento excesivo de la violencia hace que ésta misma deje deser algo excepcional para convertirse en la norma.LOS EFECTOS DE LA VIOLENCIA EXHIBIDA POR LOS MEDIOS.La creación de un ambiente violento en los medios de comunicación tiene sus efectos en elmundo real. Un reciente estudio realizado con una muestra de 600 personas puso demanifiesto que los más agresivos habían aprendido ciertas estratégicas cognitivasanormales, entre ellas la propensión a pensar y reaccionar violentamente, a pensar que lasreacciones violentas son eficaces. Todas estas reacciones responden a conclusiones que unniño puede obtener lógicamente a partir del hecho de haber visto muchos programas detelevisión, incluido dibujos animados.En la población general los efectos de una ambiente más violento incrementan sutilmente lapredisposición a responder de forma violenta, siendo ese incremento mayor en las personasque ya tienden hacia la agresión. Se supone que las personas que los medios decomunicación pueden incitar a cometer crímenes violentos,son más susceptibles desde elpunto de vista psíquico, aunque todavía no se ha podido corroborar científicamente.Estudios científicos hechos por el National Institute of Mental o la Academy of Sciencie,señalan que ver la violencia es un factor que contribuye de forma importante a la apariciónde la violencia y la agresión en el mundo real. Hay tres tipos de efectos provocados por laviolencia televisada en los medios; 1/ El aprendizaje de actitudes y conductasagresivas.2/ Insensibilidad ante la violencia. 3/ Temor a ser víctima de la violencia.Por contraposición, no toda manifestación violenta en televisión tiene el mismo riesgo deperjudicar a los espectadores. La investigación científica ha fijado de forma clara queexponerse a la violencia televisada es algo que contribuye a la aparición de una serie deefectos antisociales o agresivos. Pero los efectos de la violencia no son uniformes, en elcaso de todas las representaciones,ya que la violencia puede aparecer de forma explícita ygráfica en la pantalla, o aparecer implícita. Hay diferencias entre los personajes quecometen actos y entre las razones que les llevan a actuar así. Y existen , finalmente,diferencias al presentar las consecuencias de esa violencia, incluyendo entre ellas el dolor yel sufrimiento de las víctimas.Las investigaciones han permitido identificar que algunas representaciones violentasincrementan el riesgo de que se produzcan efectos antisociales, mientras que otras lodisminuyen. Por eso es importante analizar el contexto de las escenificaciones violentas,con el fin de estimar el impacto en las audiencias.
  8. 8. RASGOS DE LA ESCENIFICACIÓN VIOLENTA ¿QUÉ ELEMENTOSAUMENTAN EL RIESGO DE EFECTOS PERJUCIALES EN LOSTELESPECTADORES?Hay que tener en cuenta nueve rasgos; 6. 1/ la naturaleza del agresor, 6.2/ la naturalezade la víctima, 6.3/la justificación de la violencia, 6.4/ la presencia de armas, 6. 5/ laextensión y carácter gráfico de la violencia, 6. 6/ el grado de realismo de la violencia, 6. 6/la recompensa o castigo de la violencia,6. 7/ el humor con que se da la violencia.6.1/ Agresor atractivo; La investigación científica ha puesto de manifiesto que los niños,incluso adultos prestan más atención y aprenden de aquellos modelos que perciben comoatractivos. Por ello, el agresor atractivo tiene más probabilidades de que influya más sobrelos espectadores que una personaje neutro o no atractivo.6.2/ Víctima atractiva: igualmente tienen más probabilidad que los espectadoresexperimenten una mayor reacción ante las víctimas que perciben como agradables oatractivas, no es lo mismo que en una película tiroteen a un policía que protagoniza BradPitt que a un criminal malévolo que nadie lo conoce, las reacciones de la audiencia entre uncaso u otro diferirán muchísimo.6.3/ Violencia justificada: La investigación científica considera que la violencia televisiva,motivada por el intento de proteger a alguien o por venganza, podría provocar violencia enlos espectadores en la medida en que parezca estar justificada. Por el contrario, la violenciainjustificada o simplemente malévola haría que fuera menor el riesgo de que losespectadores la imitasen o aprendiesen de ella.6.4/ Presencia de armas: La investigación científica ha puesto de manifiesto, que armastales como las pistolas o los cuchillos, producen en los espectadores más violencia porqueesos recursos están asociados con sucesos violentos anteriores almacenados en la memoria.6.5/ Violencia generalizada: La violencia frecuente y reiterada aumenta la insensibilidaddel espectador, sus temores y la posibilidad de que aprenda a comportarse agresivamente.6.6/ Violencia realista: Hay numerosos estudios que ponen de manifiesto que para losespectadores son más peligrosas las representaciones realistas de la violencia que lasirreales, retratar de forma realista actos violentos puede incrementar el sentimiento detemor entre los espectadores. La violencia de los dibujos animados, puede llevar a un niño aparecerle completamente real, aunque para un espectador maduro fuese irreal.6.7/ Premios y castigos: En concreto, la violencia premiada o la violencia que no esabiertamente castigada favorecen el aprendizaje de actitudes y comportamientos agresivosentre los espectadores. Por el contrario, castigar la violencia es algo que puede servir parainhibir o reducir el aprendizaje de la agresión.El espectáculo y la fama en la televisión puede lograr que un personaje que ha cometido unacto violento pueda llegar a ser más famoso, es el caso de ”Farruquito”, de este chico no se
  9. 9. sabía apenas nada, no era un personaje famoso, sin embargo ,cuando atropello y mató a unapersona, se hizo un hueco en los medios de comunicación, que empezaron a interesarse máspor él. Da miedo que la televisión pueda premiar acciones violentas gratificando a susagresores, ya que puede incitar a la sociedad acometer actos violentos para llegar a serfamoso.6.8/ Dolor y Daño; Varios estudios sugieren que los espectadores consideran que lasescenas que contienen muestras de dolor y daño son más serias y más violentas queaquellas otras en las que no aparecen consecuencias de este tipo. Parece lógico pensar quela presencia explícita de sangre y dolor inhiba el mimetismo de comportamientos violentos.6.9/ Humor: Es frecuente encontrar en escenas de violencia en televisión que tengan algúntono de humor, por lo general, varios estudios muestran que la presencia del humorcontribuye al aprendizaje de la agresión.Cada uno de los factores expuestos influyen en todos los espectadores, ya sean niños oadultos. Por lo que respecta a la insensibilidad y el temor ante la violencia, el conjunto derasgos contextuales es algo distinto. En lo que concierne a la insensibilidad ante laviolencia, el mayor peligro lo encierran aquellas escenificaciones que contienen accionesviolentas reiteradas e impregnadas de humor.En lo que se refiere a inducción de temores en la audiencia, el mayor peligro lo tienenaquellas escenificaciones en las que la violencia no está justificada, queda sin castigo y seejerce contra una víctima atractiva o agradable.Gracias a los estudios de NTVS( estudio de la violencia en la televisión nacional),empezamos a saber cuál es la escenificación de la violencia que parece más susceptible deser aprendida. Se trata de aquélla con un agresor atractivo, que actúa con razonesmoralmente adecuadas, se ve recompensado por sus actos violentos, usa armasconvencionales, tiene sentido de humor y sus acciones no llevan aparejadas consecuenciasvisibles que resulten desagradables.¿ INFLUYE LA VIOLENCIA DE LAS PANTALLAS EN LA VIOLENCIAREAL? TEORÍASExisten diversas teorías que se posicionan con que realmente si que tiene influencia. Esainfluencia puede ser de diversos tipos;La violencia de escenas violentas en las pantallas puede activar en el espectadoremociones, pensamientos o incluso, conductas instintivas que estén asociadas con el actovisto. (teoría de la asociación).La visión de escenas violentas en las pantallas, puede producir la identificación delespectador con el modelo violento y la imitación de la conducta observada (teoría delmodelado simbólico).
  10. 10. En 1992, por ejemplo, un periódico citaba las palabras de un asesino en serie que mató a suprimera víctima, imitando una escena de la película Robocop II:"En la película vi cómo lecortó la garganta a una persona, luego tomó un cuchillo y la rajó desde el pecho hasta elestomago y dejo el cuerpo en cierta posición. A la primera persona que asesiné le hiceexactamente lo que percibí en la película" .La visión de la violencia en las pantallas puede reforzar conductas violentas previas delespectador (teoría del refuerzo).La visión de violencia en las pantallas puede generar en el espectador un “embotamientoemocional” o indiferencia ante la violencia(teoría de la desensibilización).PERO, ¿ES VERDAD QUE LA VIOLENCIA INCREMENTA LA AUDIENCIA?Los programadores de televisión suelen recurrir al tópico de que ellos le dan a la audiencialo que la audiencia quiere ver, y que eso es lo que se debe hacer en puridad democrática.No creo que esta afirmación sea correcta, todo lo contrario la democracia exige educaciónen las formas, la educación siempre requiere sacrificios.Lamentablemente durante estos últimos años, la programación televisiva se ha conducidopor senderos tortuosos de mal gusto, en los que han surgido programas donde la violenciaverbal más delirante ha sido el marco en que airear los pasajes más escabrosos de la vidapública y privada de supuestos ídolos sociales, cuyos méritos más relevantes han estadoprincipalmente ligados a su presunta capacidad amatoria.Estos espectáculos, que despiertan nuestra curiosidad más morbosa, están enseñando aniños y adolescentes, que para ganar dinero, todo vale, incluso vender en público losaspectos más sórdidos y rastreros de la propia existencia. Están enseñando que elperiodismo del corazón es un oficio cotizado, y que hablar a gritos, descalificando al otrocon insultos, es un medio adecuado para intercambiar opiniones.En España estos programas han llegado a reemplazar la programación infantil vespertina,es la antítesis del servicio que las pantallas deberían prestar.Cabe decir, que es verdad que hay que defender el derecho a la libertad de expresión , peroa la vez hay que proteger la infancia.En definitiva, se pone en duda que la violencia vende ya que se han hecho experimentos enFinlandia donde se ha emitido un mismo filme con y sin cortes(eliminando la violencia) ylas audiencias han sido muy parecidas. Por otra parte, hay que decir que la violencia en losmedios de comunicación es un negocio financiero de grandes dimensiones: atraeespectadores y la forma de producir las películas violentas es muy barata por la pocainversión que se hace en ellas, y porque se trata de historias vulgares, mundanas ypobremente escenificadas. Por otra parte , las historias espectaculares de éxito cuestanmucho más y requieren más talento.
  11. 11. 9. ¿ LA CULPA LA TIENE LOS DIRECTIVOS QUE PROGRAMAN LAVIOLENCIA EN LA TELEVISIÓN O QUIÉN ES EL RESPONSABLE?El entorno social y la existencia real de violencia cotidiana, la falta de contexto explicativoque sería especialmente pertinente para los espectadores jóvenes, la gana de lucro fácil quesupone la divulgación de programas de contenido violento y la ausencia de reglassuficientes para ubicar y acotar la transmisión de esos mensajes son elementos que,sumados, contribuyen a que la violencia ya existente en el entorno social se exacerbe en supropagación mediática. La culpa, después de todo, no es sólo de los medios. Pero ellos, enese proceso de propagación de imágenes, no son precisamente inocentes.Sin embargo, los directivos de las cadenas de televisión son muy hábiles a la hora deexplotar nuestra sensación de que la televisión es una especie de pegamento cultural quenos aglutina como sociedad. En una entrevista de TV Guía, Judy Price, vicepresidente deprogramación infantil de la CBS, dijo: "Ningún niño puede ser el único de su grupo que novea los Power Rangers". Esta afirmación pone de relieve uno de los objetivosfundamentales de la publicidad en los medios de comunicación. Además de hacer que lascosas parezcan conocidas y deseables, los medios deben crear la sensación de que existeuna necesidad social. "Ningún niño puede ser el único de su grupo que no vea los PowerRangers" implica que si a un niño se le impide participar de esta experiencia, al mismotiempo se le estará impidiendo tomar parte en la vida social de su grupo..Esa manipulación de los directivos de la industria del espectáculo es preocupante peroreveladora. Los ejecutivos de los medios de comunicación exigen que los padres se"responsabilicen" más por sus hijos a la hora de ver televisión.Pero los productores de películas y programas de televisión no pueden obviar suresponsabilidad y esperar, así , que sean los padres, gobiernos y otros los que ejerzan elcontrol de las emisiones. El argumento de que se le da a la gente lo que quiere ver no esválido en una sociedad consciente y moderna. No es realista esperar que los padrescontrolen completamente lo que los niños ven en una sociedad en la que cada casa tienemúltiples aparatos de televisión, vídeos, etc, y en la que los dos progenitores trabajan.Pero los padres también tienen su cuota de responsabilidad, ya que en los últimos tiemposlos padres han dejado de lado a sus hijos, para dejarlos al cuidados de entidades tercerascomo la televisión, que educa a sus hijos a la vez que los entretiene. Pero el niño no tiene asu lado a nadie que le haga comentarios críticos acerca de las imágenes que ve en latelevisión.. Por otra parte las escuelas y universidades deberían orientar a los alumnosacerca de las consecuencias que trae consigo la visualización de imágenes de violencia.Tampoco se salvan los políticos que suelen considerar que a mayor telebasura y violenciahabrá mayor audiencia, por ello deberían fomentar la educación crítica y organizar consejosformados por personas intelectuales que fueran capaz analizar contenidos televisivos y quedieran las recomendaciones pertinentes.Como conclusión, se puede entender que existen tres responsables; los políticos, lospadres de los niños que los dejan al cuidado del televisor y la industria(directores,
  12. 12. programadores, publicitas) que su mayor objetivo es lucrarse a costa de imponer unaprogramación con contenidos lascivos y sin control.10.¿ QUÉ PODEMOS HACER?¿ CUÁL ES LA SOLUCIÓN UN MEJOR COTROLPATERNAL, MÁS CONTROL GUBERNAMENTAL, ENTRENAR A LOS NIÑOSPARA QUE NO LES AFECTE LA VIOLENCIA DE LOS MEDIOS, CHIPSELECTÓNICOS QUE CORTEN LAS ESCENAS VIOLENTAS?Todo ello puede ser necesario. En cualquier caso , ya es hora de que cada sociedad tome enserio este problema y actúe en consecuencia.La televisión, en sí misma, no debe ser satanizada. Puede ser un instrumento eficaz para eldesarrollo y enriquecimiento humano. Programas excelentes han demostrado que latelevisión les puede enseñar a los niños nuevas habilidades, ampliar su visión del mundo ypromover actitudes y conductas prosociales. Sin embargo, la televisión comercial tieneobjetivos diferentes del desarrollo personal y cultural. Su objetivo es hacerse a la audienciaa los publicistas.Por otra parte en EEUU se ha inventado un aparato llamado Chip- V que conectado a latelevisión evita la visión de imágenes violentas, pero como todo aparato tecnológicopresenta sus ventajas y sus inconvenientes; lo malo es que se transmite a través de un canalde transmisión a través del cuál se subtitulan los programas, por lo que no ha dado unresultado convincente. Aunque no hay que desestimar esta medida, parece más lógicoeducar moralmente a los niños para que ellos mismos sean críticos con los contenidos queobservan. Para eso la labor educativa de los padres debe ser indispensable. Algunasconsideraciones que deberían tener los padres para proteger a los niños del exceso de laviolencia son;Prestando mayor atención a los programas que ven los niños.Estableciendo límites en el tiempo que pasan viendo televisión.Evitando que vean aquellos programas conocidos como violentos. Deben cambiar elcanal, o apagar el televisor cuando aparecen escenas ofensivas, y explicarle al niñoaquello que consideran malo o inadecuado del programa.Señalar al niño que aunque el actor no se lastimó, hirió o murió durante elprograma, la violencia puede producir dolor o muerte si sucede en la vida real.Desaprobando los episodios violentos que suceden frente a los niños, enfatizando elhecho de que esa no es la mejor forma de resolver un problema.Los padres deben utilizar estas medidas para prevenir los efectos dañinos que la televisiónpuede tener en otras áreas como el estereotipo racial o sexual. Aparte del contenido delprograma de televisión el tiempo que los niños dedican a esta actividad debe limitarse ya
  13. 13. que los saca de actividades más provechosas como lo son el jugar con sus amigos, lainteracción familiar, el estudio y la lectura.Lo que nunca debe ocurrir es que los padres dejen desatendidos a sus hijos por la televisión,una muestra de ello se publicó en el periódico ABC en una carta que un niño escribió aldirector en la cuál decía;Señor, Vos que sois bueno y protegéis a todos los chicos de la Tierra, quiero pedirle ungran favor: transformándome en un televisor. Para que mis padres me cuiden como locuidan a él, para que me miren con el mismo interés con que mi mamá mira su telenovelapreferida o papá el noticiero.Quiero hablar como algunos animadores, que cuando lo hacen, toda la familia calla, paraescucharles con atención y sin interrumpirles. Quiero sentir sobre mí la preocupación quetienen mis padres cuando la tele se rompe y rápidamente llaman al técnico. Quiero sertelevisor para ser el mejor amigo de mis padres y su héroe favorito. Señor, por favor,déjame ser televisor, aunque sólo sea por un día.Parece mentira que un niño fuese capaz de querer ser un televisor sólo para que sus padresle prestasen atención y le dieran un mayor cuido, esto es lo que está ocurriendoactualmente,la sociedad está amnésica o hipnotizada con los programas de televisión, sinprestar atención al cuidado de sus hijos.Por consiguiente, los medios de comunicación deberían de ser utilizados para difundir a losciudadanos sus conocimientos referidos a la prevención de los malos tratos y a la mejora dela vida.La violencia ha saltado de la sección de sucesos a la de sociedad y, ciertamente en muchasocasiones a los violentos no les pasa nada. Se debe ser intolerante ante cierto tipo detolerancia y dar una respuesta penal( buscando la socialización, no la represión) frente a losdelitos, sobre todo los violentosNo hay que silenciar la violencia, los medios de comunicación han de realizar funciones deprevención: desenmarañando la falsa conjunción de sexo y violencia; denunciandoinmediata y sistemáticamente las agresiones sexuales; haciendo saber que el grado dereincidencia es muy alto, en especial hasta la primera condena.Deben explicar a los observadores de la violencia( vista en el televisor, escuchada en laradio, leída en los periódicos) que no aprecian el castigo, por la lógica demora en losprocesos legales, pero que la respuesta penal finalmente llega.No han de transmitir que la violencia es normal, o convertir su información en unespectáculo.CONCLUSIÓN Y RECOMENDACIONES A CADA UNO DE LOSPRÍNCIPALES RESPONSABLES DE LA VIOLENCIA EN LA TELEVISIÓN
  14. 14. Se han elaborado algunas recomendaciones que harían depurar las imágenes más violentas,e inculcar a los niños una crítica de los programas televisivos más violentos.Recomendaciones para la industria:Producir más programas sin escenas violentas y aumentar la programación cultural,haciendo reportajes, series con mayor valor educativo que fomenten valores positivos paranuestra sociedad.Procurar que todo programa que contenga violencia cumpla ciertas normas;El agresor de la película o serie no debe quedar sin castigo, se debe inculcar quetodo acto violento conlleva una serie de demoras.No debería de transcurrir mucho tiempo entre la acción violenta que ha cometido unpersonaje y su castigo, ya que si no puede descolocar al espectador y puede llegar adisociar la escena violenta con el castigo por ella.El protagonista bueno no debería ser aún más violento que el protagonista malo, yha de recurrir a alternativas distintas de la violencia para resolver el conflicto, esdecir, se debe dialogar primero, la violencia no se debe justificar nunca, aunquehaya sido para proteger o defender a alguien.-Se deberían mostrar las consecuencias negativas que la violencia puede llegar a tener acorto y a largo plazo, se debería mostrar como el camino de la violencia conlleva malasconsecuencias en un futuro.- No se debe embellecer ni depurar la violencia, tampoco se deberían hacer programasdonde la violencia y el humor están unidos, la violencia se debe tratar como un granproblema donde la risa no tiene cabida.Se debería tener en cuenta la hora en que se emiten los programas con más escenasviolentas, yo pienso que se deberían marcar unas franjas horarias para adultos y otrapara niños, por ejemplo que las escenas o series más violentas o fuertes se emitierana partir de las doce. También cada película o cada serie debería poner lasindicaciones pertinentes para recomendar hasta que edad es viable que la vean.Se debería evitar todo tipo de escenificación violenta que, demás incluya elementosdiscriminatorios contra grupos minoritarios, étnicos o raciales.Recomendaciones para los padres;Se debería procurar ver la televisión con los hijos, haciéndoles las observacionespertinentes con respecto a las escenas que consideren más fuertes o que se exime algún tipode violencia ya sea física como verbal, y cuando sea el caso se debería contrarrestar suinfluencia negativa en la sociedad.
  15. 15. Se debería ser más conscientes de los riesgos que conlleva la televisión, sin hacer ningunaexcepción, a esto me refiero por los dibujos animados ya que actualmente muchos de ellosconllevan contenidos violentos e impropios para los niños.Recomendaciones para los políticos;Deberían seguir respectando la libertad de expresión, sin fomentar ninguna censura,aunque si deberían censurar algunas imágenes que son muy violentas y en las que no serecibe el castigo y en las que se puede herir los sentimientos de los telespectadores.Se debería impulsar la creación de algún consejo presidido por personas intelectuales, queanalizaran los contenidos de cada programa, que velaran por la calidad, los contenidos y lomoralmente ético que se visualiza en cada programa.Se debería imponer una serie de multas o sanciones para quién incumpla las normas, esdecir, que pongan programas violentos en una franja horaria tildada para los niños o ponerimágenes violentas que hieran la sensibilidad de los telespectadores, entonces se deberíamultar.Las instituciones dedicadas a la enseñanza tal como colegios, institutos y universidadesdeberían promover un espíritu crítico acerca de los programas televisivos, impulsando másla lectura, las vida con los amigos, y además deberían capacitar a los alumnos para elegirracionalmente una programación adecuada.A través de la Fiscalía o del Defensor del menor se debería potenciar la labor de vigilanciade los productos que los medios de comunicación ofrecen a los menores para su consumo.Como conclusión, resaltar que es hora que se tenga en cuenta el problema que contrae laviolencia en la televisión, todas las recomendaciones y prevenciones anteriormente citadasson pocas para las consecuencias a largo plazo e incluso a corto que puede llevar a un niñoa asimilar imágenes violentas sin las críticas pertinentes al respecto y de forma reiterativa.Se debe de actuar ya, poner solución a este problema. Los padres necesitan tener un mayorcontrol de sus hijos y no dejarlos al cuidado de la “canguro televisión”. También lasociedad que es en general el público que ve la televisión debería presionar a losproductores, directores y legisladores para que se ocupen de la violencia en la televisión.El futuro de nuestros niños y de la sociedad esta en nuestras manos, la televisión puedellegar a ser un aparato tecnológico que nos sirva de provecho, es decir, que nos de cultura,que nos enseñe y nos de una serie de valores que nos hagan mejor ciudadanos, pero lo queno se puede consentir es la disparidad de programas basura, como programas del corazón,really- shows que nos enseñan las atrocidades amorosas de unos y otros, los insultos...estosprogramas han llegado a quitar el espacio dedicado a los niños, ahora los programasculturales y de más aprendizaje se muestran a altas horas de la madrugada, se ha llegado auna televisión para el entretenimiento y el espectáculo.
  16. 16. En fin, esto no puede seguir así porque cada vez más se están extendiendo los efectosdeletéreos de la violencia en la televisión.BIBLIOGRAFÍA SOBRE LA VIOLENCIA EN LA TELEVISIÓN-Clemente, M y Vidal Vázquez(1997): Investigación de contenidos violentos emitidospor Tele Madrid y Onda Madrid susceptibles de afectar a los menores( Estudiosolicitado por la Institución del Defensor del Menor)- Clemente Díaz, Miguel y Vidal Vázquez, Miguel Ángel. Violencia y televisión.Editorial Noesis, Madrid 1996.-Fagoaga, Concha. La violencia en medios de comunicación. Dirección General de laMujer, CAM, Madrid, 1999.-Mander, Jerry. Cuatro buenas razones para eliminar la televisión. Gedisa,Barcelona, 1981.-Sanmartín, José. La violencia y sus claves. Editorial ARIEL, Barcelona 2000.-Sontog, Susan. Ante el dolor de los demás. Alfaguara. Madrid 2003.-Sanmartín, José. Ética y televisión. Editorial ARIEL . 1998-Urra, Javier (1995) Menores: la transformación de la realidad, editorial siglo XXIFUENTE: http://html.rincondelvago.com/violencia-en-television.html27 de octubre de 2011En la televisión las noticias violentasduplican a las de los diariosLa violencia es el tema más tratado en los noticieros argentinos a la hora de hablar deniños, niñas y adolescentes: ocupa el 43,2 por ciento de las noticias y duplica lo queocurre en la prensa gráfica, donde el mismo tema representa en promedio el 25 %. Asísurge de la investigación “La niñez en los noticieros”, realizada por el Capítulo Infanciade Periodismo Social y el Observatorio de Televisión de la Universidad Austral
  17. 17. Según esta investigación –la primera de este tipo en el país- es tan fuerte la presencia de noticiassobre Violencia que en algunos noticieros el promedio es aún mayor: en América Noticias,representa el 54,5 por ciento de las noticias, unos puntos más que en Telefe Noticias y Telenueve,que le dedican el 50 por ciento. En Telenoche, el número baja a 45 por ciento y, en Visión Siete -elnoticiero que menos espacio ocupa con estos temas-, la Violencia sólo llega al 20 por ciento de lasnoticias.El monitoreo –que será presentado el jueves 3 de noviembre, a las 11 hs en la Universidad Austral(Garay 125)- fue realizado entre los meses de septiembre y noviembre de 2010, sobre losnoticieros que se emiten entre las 19 y las 21 horas en los cinco canales de aire.Se analizaron más de 600 noticias en más de 20 categorías distintas.Los resultados de la investigación son presentados en en un documental que contiene lasprincipales noticias analizadas, entrevistas a periodistas, especialistas y académicos que analizan lacobertura de los temas de infancia y adolescencia en los principales medios. Además, estánexplicados en un cuadernillo de 24 páginas que resume los principales datos, además de detallar lametodología utilizada y las categorías de análisis, entre otros.Algunos de los resultados obtenidos:Pocas noticias. Apenas el 12,4 por ciento del total de noticias emitidas en los noticieros hacenalguna referencia a niños, niñas y adolescentes. Pese a representar en promedio el 35 por cientode la población, chicos y chicas no tienen representación en las noticias. En las noticias generales,tampoco se incluye una perspectiva que analice cómo los distintos temas los afectan o involucran.La violencia descontextualizada. Los Informes Especiales referidos a Violencia, que profundizan enla problemática y presentan al público una información más contextualizada, con diferentes voces,
  18. 18. estadísticas, Citas de Legislación y análisis de Políticas Públicas, son sólo el 6,2 por ciento de lasnotas.El resto, la inmensa mayoría (78,1 por ciento), son crónicas que informan sobre un hecho puntualy que desaparecen de la agenda mediática al otro día o poco después de ocurrido el hecho que seinforma.Salud, Educación: la otra agenda. Luego de Violencia, los otros dos temas más tratados sonEducación y Salud, en ese orden. Educación, concentra el 21,6 por ciento de las notas y Salud, el13,5 %. Como queda claro, entonces, los dos temas sumados no llegan a igualar el porcentaje quetiene Violencia.Los temas invisibles. Bastante más lejos, hay dos temas que no superan el 5 por ciento de lasnoticias: Accidentes, con un 5,4 %, y Cultura, con el mismo porcentaje. Con un promedio de unopor ciento, aparecen las notas sobre chicos con discapacidad y con el mismo número las que serefieren a Pobreza y, también, las que hacen mención a situaciones en las que los chicos expresanun posicionamiento político, cultural, social o educativo. Al final del ránking, casi sin menciones oen algunos casos sin siquiera llegar al uno por ciento, varios temas que los afectan e involucran:Trabajo Infantil, Medio Ambiente, el Derecho a la Identidad, Deportes.Sin estadísticas ni legislación. Casi el 92 por ciento de las notas no usa estadísticas y más del 90por ciento no cita legislación de ningún tipo (general o específica de infancia).El derecho a la intimidad y a la identidad. Como indicadores positivos, la mayoría de las notasrespetan el derecho a la intimidad y a la identidad de los chicos y chicas (78,3 y 86,4 por cientorespectivamente).Perspectiva de género, ausente. Sólo el 9,5 por ciento de las noticias sobre chicos y chicas tieneperspectiva de género: es decir, hacen una mención de cómo una misma realidad afecta en formadiferenciada a hombres y mujeres.Presentación de los resultados:La Niñez en los noticieros – 2010Los resultados de la investigación La Niñez en los Noticieros serán presentados públicamente elpróximo jueves 3 de noviembre.Será en la sede de la Universidad Austral en Garay 125, de Capital Federal, a partir de las 11 horas.La presentación de la investigación será seguida por un panel de especialistas y periodistas quereflexionarán sobre los temas de infancia y adolescencia en los medios.Estará integrado por:Damián Pedemonte, decano de la Universidad AustralPablo Sirvén (secretario de redacción diario La NaciónLiliana Hendel, psicóloga y periodista (Telefe Noticias)Juan Miceli, periodista (Visión Siete – Televisión Pública)
  19. 19. Al final de la presentación se entregarán ejemplares de la investigación.Más información: capituloinfancia@periodismosocial.netFuente:Periodismo Socialhttp://seniales.blogspot.com.ar/2011/10/en-la-television-las-noticias-violentas.htmlLos niños mexicanos ven televisión unpromedio de tres a cuatro horas diarias.La televisión puede ser una influencia poderosa en el desarrollo de un sistema de valores yen la formación del comportamiento. Desgraciadamente, una gran parte de la programaciónactual es violenta. Estudios sobre los efectos de la violencia en la televisión en los niños ylos adolescentes han encontrado que los niños pueden:Volverse "inmunes" al horror de la violencia;Gradualmente aceptar la violencia como un modo de resolver problemas;Imitar la violencia que observan en la televisión;Identificarse con ciertos caracteres, ya sean víctimas oagresores.Los niños que se exponen excesivamente a la violencia en latelevisión tienden a ser más agresivos. Algunas veces, el verun sólo programa violento puede aumentar la agresividad.Los niños que ven espectáculos en los que la violencia esmuy realista, se repiten con frecuencia, o no recibe castigo,son los que más tratarán de imitar lo que ven.El impacto de la violencia en la televisión puede ser evidentede inmediato en el comportamiento del niño o puede surgiraños más tarde y la gente joven puede verse afectada auncuando la atmósfera familiar no muestre tendencias violentas.Esto no indica que la violencia en la televisión es la únicafuente de agresividad o de comportamiento violento, pero esun contribuyente significativo.Podría preguntarse como ha llegado la televisión a convertirse en una forma deentretenimiento tan atractiva para la población, en especial para niños y jóvenes. En unanálisis realizado por el CENTRO DE INVESTIGACIÓN SOBRE SALUDPOBLACIONAL, de mas de 200 niños residentes en zonas de bajos y medianos ingresos
  20. 20. en la Ciudad de México no se ha encontrado, hasta el momento ningún niño que cuente conpor lo menos un televisor en casa. Han invadido toda la casa: hay televisores en la sala, elcomedor, la cocina y especialmente en las recamaras. Por su parte la industria de latelevisión ha logrado una cobertura impresionante de eventos sociales, deportivos,noticiosos y de espectáculos que, aunada a la programación habitual, la hacen por si mismamuy atractiva. El manejo de estereotipo de popularidad en la programación hace casi unrequerimiento social el ver televisión.CONCLUSIONES:La televisión, es hoy en día el medio masivo de comunicación por excelencia, pues junto asus características, que combinan en un mismo instante imagen y sonido en movimiento,tiene una enorme capacidad de penetración, de difusión de valores y generación deconsumo.Como auditorio, debemos aprender a distinguir entre la noticia objetiva y real de lasensacionalista, cargada de ruido y espectacularidad, que como se ha dicho anteriormenteprovoca imágenes distorsionadas de la realidad.Los padres pueden proteger a los niños de la violencia excesiva en la televisión de lasiguiente manera:Prestándole atención a los programas que los niños ven en la televisión y viendoalgunos con ellos.Estableciendo límites a la cantidad de tiempo que pueden estar viendo televisión;señalándoles que aunque personaje se ha hecho daño y se ha muerto, tal violenciaen la vida real resulta en dolor o en muerte.Negándose a dejar que los niños vean programas que se sabe contienen violencia, ycambiando el canal o apagando la televisión cuando se presenta algo ofensivo,explicándoles qué hay de malo en el programa.No dando su aprobación a los episodios violentos frente a sus hijos, enfatizando lacreencia de que tal comportamiento no es la mejor manera de resolver un problema;contrarrestando la presión que ejercen sus amigos y compañeros de clase,comunicándose con otros padres y poniéndose de acuerdo para establecer reglassimilares sobre la cantidad de tiempo y el tipo de programa que los niños puedenver.Se ha dicho muchas veces que los criterios de contenido son manejados por el dueño de laemisora, sin embargo, ante los requerimientos comerciales de la actualidad, un programaque no tiene suficiente auditorio es retirado del aire, dando un poder al auditorio paraseleccionar los programas de su interés. Los cambios vendrán cuando la sociedad en suconjunto fomente la producción de programas televisivos tendientes a difundir valoreséticos, sociales, políticos y familiares, con información objetiva, veraz y de calidad en sucontenido.
  21. 21. "No es legitimo lamentar, en ocasiones histéricamente el crimen, si almismo tiempo exaltamos histéricamente el crimen, si al mismo tiempoexaltamos con particular fuerza los hechos criminales. Tenemos todos quepromover una cultura de respeto a la legalidad, tenemos que mostrarle, escierto, la realidad a la sociedad; pero tenemos que mostrarle lo que esnecesario para combatir el crimen, no para exaltarlo" (Dr. Ernesto Zedillo,Presidente de México, junio 14 de 1999).FUENTE: http://vazbul.tripod.com/confgvb.html

×