Silvio gesell- EL ECONOMISTA SILENCIADO Y PROHIBIDO POR EL ESTABLISHMENT USURERO QUE CONTROLA LOS BANCOS CENTRALES DEL MUNDO.

  • 1,000 views
Uploaded on

SILVIO GESELL. 1862 -1930 …

SILVIO GESELL. 1862 -1930
EL ECONOMISTA SILENCIADO Y PROHIBIDO POR EL ESTABLISHMENT USURERO QUE CONTROLA LOS BANCOS CENTRALES DEL MUNDO.


SILVIO GESELL. 1862 -1930
EL ECONOMISTA SILENCIADO Y PROHIBIDO POR EL ESTABLISHMENT USURERO QUE CONTROLA LOS BANCOS CENTRALES DEL MUNDO.

“En abril de 1919 Gesell formó parte del efímero gabinete soviético de Baviera como Ministro de Hacienda, habiendo sido juzgado posteriormente por un Consejo de Guerra.” (Op. cit. pág. 313)

Ubicamos la época. En el año 1919 se firma el Tratado de Versailles que despedazó territorial y económicamente a la Alemania vencida en la primera guerra. Eso marca el inicio de la crisis total del Estado de Derecho liberal burgués. La consecuencia es que proliferan en toda Europa Oriental movimientos socialistas de distinto tipo que procuraron una solución a la miseria y al desempleo masivo. Cunde la desesperación por la falta de moneda y el cierre masivo de las industrias. Deuda externa imposible de pagar a los usureros dominantes. Manifestaciones masivas pidiendo pan y trabajo. Algo similar a la Argentina de diciembre de 2001 posterior al menemato de una década.

2) Las ideas económicas de Gesell se difunden velozmente en ese ámbito de la posguerra europea de 1914-18, “atrayendo (hacia Gesell) el fervor semirreligioso que antes había rodeado (en Estados Unidos) a Henry George... [4] y vino (Gesell) a ser el profeta reverenciado de un culto con muchos miles de discípulos en todo el mundo.” (Op. cit. pág. 313 )

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,000
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2

Actions

Shares
Downloads
6
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. SILVIO GESELL. 1862 -1930 EL ECONOMISTA SILENCIADO Y PROHIBIDO POR EL ESTABLISHMENT USURERO QUE CONTROLA LOS BANCOS CENTRALES DEL MUNDO. SILVIO GESELL. 1862 -1930 EL ECONOMISTA SILENCIADO Y PROHIBIDO POR EL ESTABLISHMENT USURERO QUE CONTROLA LOS BANCOS CENTRALES DEL MUNDO. “En abril de 1919 Gesell formó parte del efímero gabinete soviético de Baviera como Ministro de Hacienda, habiendo sido juzgado posteriormente por un Consejo de Guerra.” (Op. cit. pág. 313) Ubicamos la época. En el año 1919 se firma el Tratado de Versailles que despedazó territorial y económicamente a la Alemania vencida en la primera guerra. Eso marca el inicio de la crisis total del Estado de Derecho liberal burgués. La consecuencia es que proliferan en toda Europa Oriental movimientos socialistas de distinto tipo que procuraron una solución a la miseria y al desempleo masivo. Cunde la desesperación por la falta de moneda y el cierre masivo de las industrias. Deuda
  • 2. externa imposible de pagar a los usureros dominantes. Manifestaciones masivas pidiendo pan y trabajo. Algo similar a la Argentina de diciembre de 2001 posterior al menemato de una década. 2) Las ideas económicas de Gesell se difunden velozmente en ese ámbito de la posguerra europea de 1914-18, “atrayendo (hacia Gesell) el fervor semirreligioso que antes había rodeado (en Estados Unidos) a Henry George... [4] y vino (Gesell) a ser el profeta reverenciado de un culto con muchos miles de discípulos en todo el mundo.” (Op. cit. pág. 313 ) 3) Keynes recuerda que el primer congreso internacional del movimiento doctrinario de Gesell, se realizó en Basilea en 1923, al que concurrieron suizos, alemanes y representantes de las ideas y programas monetarios de varios países del mundo. Agrega Keynes que en Texas (Estados Unidos) el profesor Irving Fisher, fue el único economista académico que reconoció en esa época la “importancia” del pensamiento de Silvio Gesell. (Op. cit. pág. 313) 4) Continúa diciendo Keynes que el libro más importante de Gesell “The Natural Economic Order” (“El orden económico natural por libre tierra y libre moneda”) *5+ fue escrito en “lenguaje sereno y científico” aunque “está teñido por él (autor) por una devoción más pasional y emotiva hacia la justicia social de la que algunos encuentran que cuadra a un científico.” (Op. cit. pág. 314) 5) Ideológicamente Keynes califica al pensamiento de Gesell como “el establecimiento de un socialismo antimarxista, una reacción contra el laissez faire, edificada sobre bases teóricas totalmente distintas a las de Marx.” Keynes remarca de seguido la trascendencia futura de las ideas económicas y monetarias de Gesell, con estas palabras: “Creo que el porvenir aprenderá más de Gesell que de Marx.” (Op. cit. pág. 314 ) 6) Desarrollando el pensamiento de Silvio Gesell, Keynes continúa: “...Gesell... distingue claramente entre tasa de interés y eficiencia marginal del capital.” (Op. cit. pág. 314) 7) “Luego indica, dice Keynes, que la tasa de interés es un fenómeno puramente monetario y que la peculiaridad del dinero, del cual emana la importancia de la tasa monetaria de interés, reside en el hecho de que su propiedad como medio de atesorar riqueza, impone a quien lo tiene gastos de conservación despreciables...” “...y que formas de riqueza tales como la existencia de bienes... no tienen dichos gastos de conservación.” (Op. cit. pág. 314 ) “La estabilidad de la tasa de interés a través de los tiempos... es prueba de que la tasa de interés no depende de caracteres puramente físicos como el capital... sino que depende de caracteres psicológicos constantes...” “...en tanto que... la curva de la eficiencia marginal del capital no ha fijado la tasa de interés y... ha acrecentado las existencias de capital real (cosas).” (Op. cit. pág. 314)
  • 3. 9) Keynes dice a continuación que Gesell en su “diálogo entre Robinson Crusoe y un extranjero... demuestra que la tasa de interés puede resultar negativa... dado el costo que el prestatario debe realizar para conservarle el capital intacto al prestamista.” Pero Keynes aclara enseguida que él no comparte este concepto de Gesell y cuestiona a Gesell no haber tenido en cuenta la “preferencia por la liquidez.” Es decir, las cosas físicas convertidas en dinero, que es una masa monetaria (Op. cit. pág. 315) Nota: con este criterio Keynes justifica la usura. De ahí la promoción de las ideas de Keynes y la no publicidad o difusión de los sólidos conceptos de Gesell. 10) Expresa de seguido Keynes que “el crecimiento del capital real (físico no monetario) está refrenado por la tasa de interés.” “Si se eliminara este freno el crecimiento del capital real (físico no monetario) sería en el mundo moderno tan rápido que probablemente se justificaría una tasa igual a cero.” (Op. cit. pág. 315) Nota: con este criterio Keynes demuestra la exactitud matemática de los conceptos de Gesell. 11) Destaca Keynes el concepto central de Silvio Gesell: “La necesidad primaria consiste en reducir la tasa monetaria de interés, lo que puede lograrse, según indicó Gesell, haciendo que el dinero incurra en costos de conservación, del mismo modo que las otras existencias de bienes infecundos.” (Tal como una máquina o herramienta que se presta) 12) Lo predicho, continúa Keynes, lleva a la proscripción de Gesell del “dinero sellado” que ha “recibido la aprobación del profesor Irving Fisher, que hemos citado en el punto 3) de este estudio. “De acuerdo con esta proposición (de Gesell) los billetes circulantes (lo mismo que otras formas de dinero bancario) solamente retendrían su valor siempre que fuesen sellados mensualmente, como una tarjeta de seguro social, con estampillas compradas en una oficina de correos.” “El costo de estas estampillas podría fijarse... en función al excedente de la tasa monetaria de interés (fuera de las estampillas) sobre la eficiencia marginal del capital... en una ocupación plena.” Nota: es decir que el capital que no se convierte en cosas, sino que se mantiene como dinero líquido, debe depreciarse por su no uso productivo. Por lo tanto, con el sistema monetario de Gesell, toda especulación usuraria sobre la moneda líquida queda descartada y prohibida. Esto se complementa perfectamente con el concepto de Mariano Fragueiro del “servicio público de crédito público” para todos sin interés y a larguísimos plazos “para que sean las cosas las que respaldan el dinero” y no las monedas metálicas o con valor intrínseco de otros países. Esto está establecido en el Estatuto de Hacienda y Crédito de la Confederación Argentina sancionado por la
  • 4. Asamblea General Constituyente el 9 de diciembre de 1853, y que sigue en vigencia porque no ha sido derogado. 13) Continúa Keynes con otros aspectos de la doctrina monetaria de Silvio Gesell y dice: “El gravamen sugerido por Gesell (a la moneda inactiva) era de 1 por mil semanario, equivalente al 5,2 por ciento anual.” (Op. cit. pág. 316) 14) Concluye Keynes: “La idea (de Gesell) del dinero sellado es sólida.” (Op. cit. pág. 316) Empero, agrega Keynes, “la preferencia de la liquidez” provocaría que gran cantidad de sucedáneos de la moneda sellada y con fecha de vencimiento, como ser “dinero bancario, deudas a la vista (o facturas a cobrar), dinero extranjero, alhajas y metales preciosos en general y así sucesivamente.” “Ha habido épocas en que la sed insaciable de posesión de la tierra –con independencia de su rendimiento- fue lo que sirvió para sostener la tasa de interés, y en el sistema de Gesell esa posibilidad habría sido eliminada por la nacionalización de la tierra.” III Hasta aquí la síntesis y la valoración futura del sistema de Silvio Gesell elaborada por John M. Keynes en el capítulo VI de “Notas sobre el mercantilismo, las leyes sobre la usura, el dinero sellado y del subconsumo” que integran el libro VI de la “Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero” de John Maynard Keynes (Lord Keynes). La comprobación exacta del sistema monetario de Silvio Gesell, se acreditó en Argentina en el transcurso de los años 2001-2002 y 2003. La ley 23.928 del 28 de marzo de 1991 (Menem-Cavallo) había impuesto el disparate de sobrevaluar el peso haciéndolo equivalente al dólar norteamericano. Argentina carecía de dólares billete permanentes para convertir en dólares su base monetaria o dinero de pesos en circulación y el art. 4° de la ley 23.928 establecía que las reservas de la convertibilidad estarían dadas por títulos públicos nacionales o extranjeros pagaderos en oro, dólares u otras divisas se similar solvencia. De esta manera, los dólares en efectivo de las reservas eran unos pocos provenientes del precio vil de las “privatizaciones” del patrimonio nacional y por títulos que se emitían a cuenta de permanentes y usurarios empréstitos. Así la situación, la convertibilidad no podía mantenerse. Por eso ante el vaciamiento doloso de los bancos que remitieron sus disponibilidades en dólares a sus casas matrices en el exterior a fines del año 2001, se produjo una corrida y se suspendió de hecho la convertibilidad de un peso (sobrevaluado) igual a un dólar norteamericano. El paso siguiente fue la devaluación que se instrumentó con las siguientes normas:
  • 5. Ø Ley 25.561 de Emergencia Pública y Reforma del Régimen Cambiario del 6 de enero del año 2002: derogó la ley de convertibilidad 23.928 dejando solamente en vigencia el art. 11, que es el que dispone que las obligaciones de dar moneda extranjera, son obligaciones de dar sumas de dinero y sólo se cancelan dando la especie de moneda prometida. Con este artículo 11, todas las monedas extranjeras adeudadas (por acuerdo de partes) pasaron a tener curso legal y ser exigibles. Ø Decreto 214 del 3 de febrero de 2001: · Por su artículo 2° estableció que los depósitos bancarios en dólares fuesen devueltos por los bancos a razón de $ 1,40 por cada dólar estadounidense. · Por su artículo 3° dispuso que todas las deudas en dólares norteamericanos con el sistema financiero (cualquiera fuese su monto o naturaleza) serán convertidas a pesos a razón de un peso por cada dólar norteamericano que adeude. La situación descripta generó una escasez de circulante en pesos en todo el ámbito del país. Para que no se produjese un caos por la recesión que sobrevino, dieciséis gobiernos provinciales emitieron bonos de cancelación con los que se pagaron los sueldos y jubilaciones. Fueron tales los patacones de la provincia de Buenos Aires y otras cuasi monedas de cambio que instrumentaron como circulante otras provincias. ¿Qué ocurrió entonces? Sencillamente que esos bonos llamados “patacones” en la provincia de Buenos Aires y otros similares en las demás provincias al tener fecha de vencimiento no podían darse en préstamo a interés ni depositarse como ahorros. Había que gastarlos para comprar cosas (bienes y servicios) con toda premura. Entonces la velocidad de circulación aumentó las transacciones y la economía física tuvo un auge productivo poniendo fin a la recesión. De esta manera la teoría de Gesell sobre los efectos multiplicadores de la economía física (cosas) por tener fecha de vencimiento los billetes circulantes, se demostró en Argentina con toda exactitud: más transacciones motivaron mayor reactivación de todo el aparato productivo. Se detuvo la especulación con el dinero. Otro caso análogo se había dado entre 1932 y 1933 en la ciudad austríaca de Wörgl. Allí se dispuso aplicar la moneda concebida por Gesell que estaba gravada con una tasa de utilización del 1% mensual (12% anual). ¿Y qué ocurrió?
  • 6. Que los 32.000 chelines libres que se emitieron con fecha de vencimiento y con gravamen del 1% mensual por su no uso, circularon en un año 463 veces creando bienes y servicios físicos por valor de 14.816.000 chelines. En cambio, el chelín común circuló tan sólo 21 veces. La existencia de un dinero, de simple intermediación en los cambios sin inflación ni tasa de interés posible es por consiguiente la moneda no especulativa usuraria que posibilitará otra humanidad para el siglo XXI y el tercer milenio de la historia. Todo es cuestión de comenzar y convencer. Es lo que estamos haciendo con este estudio. Nota: una monografía - tesis sobre un nuevo sistema monetario para multiplicar las transacciones económicas de bienes y servicios sin inflación y sin interés, que ponga fin inmediato a la recesión y al desempleo, es lo que hemos realizado en el segundo cuatrimestre del año 2003 con los alumnos de la cátedra de Estructura Económica Argentina a nuestro cargo, en la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Profundizando en estos estudios, el 17 de noviembre de 2003 se realizó una reunión conjunta de las cátedras de Macroeconomía a cargo del Dr. Juan Latrichano, Microeconomía a cargo del Dr. Jorge Putica y los alumnos de nuestra cátedra de Estructura Económica Argentina. La misma tuvo por objeto escuchar al Dr. Carlos Louge, quien fue becario durante dos meses en Alemania para estudiar el sistema monetario de Silvio Gesell. Esto indica el renacer del pensamiento de Silvio Gesell en las universidades europeas frente a la actual crisis terminal del sistema monetario y financiero del Fondo Monetario Internacional. El Orden Económico Natural 3 tomos. http://www.laeditorialvirtual.com.ar/pages/silviogesell/elordeneconomiconatural_t1.pdf *1+ “Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero” – Edición del Fondo de Cultura Económica – México 1974. [2] Se refiere al período posterior a la Primera Guerra Mundial de 1914-1918. *3+ Confr. Keynes:“Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero”, op. cit. pág. 313. *4+ Henry George (economista norteamericano, muerto en 1897) autor de “La cuestión de la tierra”, que propugna el establecimiento de un impuesto único y progresivo sobre la tierra. Fue la reactualización en el siglo XIX del programa agrario de la fisiocracia. Procuraba una reforma agraria mediante medidas fiscales. *5+ “El Orden Económico Natural por Libretierra y Libremoneda” - Tomo I “El dinero tal cual es” y Tomo II “El dinero como debe y puede y ser” – “La teoría libremonetaria de interés”, traducción castellana de la 7ª edición alemana, editados por Ernesto Fridolim Gesell (hijo de Silvio Gesell) en Buenos Aires, 1936
  • 7. SOLUCIONES CONTRA LA CRISIS MUNDIAL SISTEMICA: DINERO LOCAL, DINERO LIBRE, Silvio Gesell Publicado el 16 diciembre, 2011 A estas alturas deberíamos tener claro que ninguno de los vendidos gobiernos actuales camuflados tras las fraudulentas democracias existentes nos van a dar la más mínima solución a la actual y diseñada crisis mundial que padecemos fruto del plan preestablecido de los amos de aquellos que nos gobiernan. Por lo tanto, no queda otra opción que ponernos manos a la
  • 8. obra lapoblación decente y honrada y buscar soluciones para construir un mundo diferente en el que podamos vivir en paz y ausente de carencias. Siguiendo este camino, continuamos aportando en DESPERTARES ideas y planteamientos que puedan sembrar semillas que nos ayuden a todos a superar esta debacle planetaria en la que nos tienen sumidos aquellos parásitos que continúan enquistados en el poder mundial. Si rebuscamos un poco atrás en la HISTORIA no oficial, encontraremos que otras personas inteligentes ya han pasado anteriormente por situaciones casi tan descalabradas como la actual y han propuesto ideas y planteamientos que han permitido florecer a pequeñas comunidades funcionando de forma autóctona. Vean este breve reportaje y descubran cómo un pequeño pueblo de Austriallamado Wörgl consiguió prosperar en mitad de otra terrible crisis hace casi un siglo funcionando de forma local con un sistema monetario autóctonoindependiente de la mafia financiera mundial. DESPERTARES Enviado por Felip Molina: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=jbeGcySdQQ FUENTE: http://teatrevesadespertar.wordpress.com/2011/12/16/soluciones-contra-la-crisismundial-sistemica-dinero-local-dinero-libre-silvio-gesell/
  • 9. EL ORDEN ECONÓMICO NATURAL Silvio Gesell Descargar en PDF Índice Sinopsis Las características de la moneda metálica de nuestra época son completamente iguales a las de la moneda que ya en la antigüedad facilitaba el intercambio de las mercancías. Así se explica que las monedas encontradas entre los escombros de Atenas, Roma y Cartago equivalgan a las que circulan actualmente en Europa o América. Haciendo caso omiso de posibles diferencias de quilate, un kilogramo de monedas con el sello de los césares romanos equivale a un kilogramo de monedas terminadas de acuñar en Europa o América. Todas las cualidades de aquella moneda que Licurgo dé Esparta condenó, las tiene en forma idéntica nuestra moneda, y esta es, quizás, la única institución del Estado que desde la antigüedad más remota se ha conservado intacta hasta nuestra época. Índice TOMO I Introducción 1. De cómo se nos revela la existencia del dinero 2. La necesidad imprescindible del dinero y la indiferencia del público frente a la materia del mismo 3. El supuesto “Valor” 4. ¿Por qué puede hacerse dinero de papel? 5. La seguridad y el respaldo del papelmoneda 6. ¿Qué precio ha de alcanzar el dinero? 7. La determinación exacta del precio del dinero 8. ¿Cómo se obtiene el precio del papel moneda? 9. Influencias que actúan sobre la oferta y la demanda 10. La oferta de dinero 11. Las leyes que rigen la circulación monetaria actual 12. Las crisis económicas y la manera de evitarlas 13. La reforma de la emisión fiduciaria 14. ¿Intercambio sin dinero efectivo? 15. La medida para la bondad del dinero 16. ¿Por qué falla frente al dinero la llamada Teoría Cuantitativa Primitiva? 17. ¿Oro y Paz?
  • 10. 18. ¿Es el oro compatible con la Paz Social e Internacional? 19. ¡Grandes esperanzas dan grande tranquilidad! TOMO II SEGUNDA PARTE: El dinero como puede y debe ser Introducción 1. Libremoneda 2. Cómo el Estado pone la libremoneda en circulación 3. Como se administra la libremoneda 4. Los fundamentos estadísticos del sistema monetario absoluto 5. Las leyes que rigen la circulación de la libremoneda 6. Conclusiones 7. Cómo es juzgada la libremoneda a. El tendero b. El cajero c. El exportador d. El industrial e. El usurero f. El especulador g. El ahorrador h. El cooperativista i. El acreedor j. El deudor k. En la Oficina de Seguros contra la desocupación l. Los partidarios del mutualismo (Proudhon) m. El catedrático del interés n. El teórico de la crisis o. El teórico en cuestiones de salario p. El comercio internacional 1) El Mecanismo del intercambio 2) La estabilización del comercio internacional 8. La Unión Universal de Cambio La Libre Moneda TERCERA PARTE: La teoría libremonetaria del interés 1. Robinsonada 2. El interés basico (puro) 3. La aplicación del interés básico a las mercancías 4. La aplicación del interés básico al llamado capital real (bienes materiales) 5. Complemento de la teoría libremonetaria del interés 6. Cómo se intentó hasta el presente explicar el interés
  • 11. 7. Los componentes del interés bruto 8. El interés puro (básico) del capital, una magnitud constante Apéndice FUENTE: http://www.eumed.net/cursecon/textos/2013/silvio-gesell/ Silvio GESELL (1862-1931) : El Orden Económico Natural. En español: http://es.wikipedia.org/wiki/Silvio_Gesell “Nada de estancarse, de retroceder; abrámonos camino a través del capitalismo, en el cual estamos sumidos, hacia la libertad”. Clara postura ante los partidos políticos “que se mantienen sólo a fuerza de frases”. (Del Prólogo a la cuarta edición alemana, 1920.) "No stagnating, no going back, let us open our way through this capitalism in which we find ourselves submerged, towards liberty." A clear posture against political parties "that maintain themselves only through the power phrases possess." (From the Prologue to the fourth German edition, 1920.) ----------------------------------PRÓLOGO A LA CUARTA EDICIÓN ALEMANA A la propaganda activa de los ya numerosos amigos del orden económico natural se debe que a la tercera gran edición de esta obra tenga ya que seguir la cuarta. En cuanto a su contenido he de manifestar que la guerra no me reveló ninguna novedad como para modificar un solo punto de él; que los hechos acaecidos entonces y durante la revolución han confirmado completamente cuanto había yo escrito antes de la guerra. Esto no sólo se refiere al contenido teórico, sino también a las conclusiones políticas de estas teorías. La guerra dio mucho
  • 12. que pensar a los capitalistas, comunistas y marxistas. Muchos han llegado a la dudar de su program y están desconcertados. La gran mayoría no sabe ya a qué partido afiliarse. Todo esto viene a confirmar la exactitud de las tesis sobre las que se asienta el orden económico natural. Los partidos políticos, todos sin excepción, carecen de programa económico; se mantienen sólo a fuerza de frases. Que el capitalismo debe modificarse, lo reconocen ya los mismos capitalistas. El bolcheviquismo o comunismo es posible tal vez en un ambiente cultural embrionario, como el que predomina en gran parte de Rusia; pero para una economía bien desarrollada, cimentada en la división del trabajo, tales fórmulas prehistóricas son inaplicables. El europeo, en su desarrollo, escapa ya a a tutela inseparable de comunismo; quiere verse libre, no sólo de la explotación capitalista, sino también de la ingerencia oficial, que es inevitable en la convivencia basada en el comunismo. Por la misma razón, experimentaremos únicamente grandes fracasos con la nacionalización de las industrias que ya se está ensayando. Si el comunista al defender la comunidad de bienes se ubica en la extrema derecha, en el punto de partida del desenvolvimiento social, significando así su programa el último paso reaccionario, entonces deberá ocupar el Orden Económico Natural, como programa de la acción y del progreso, la extrema izquierda. Todo lo que está n el medio no son sino distintas etapas del desarrollo. La transformación de la grey humana del hombre de rebaño en hombre completo e independiente, en individuo, es decir, en persona que rechaza todo yugo por parte de sus semejantes se inicia con los primeros ensayos de la división del trabajo. Esta evolución se habría cumplido hace tiempo si no hubiese tropezado con las fallas retardatarias de nuestro régimen territorial y de nuestro sistema monetario, fallas que dieron origen al capitalismo y que a su vez, para defensa propia, creó el Estado tal cual es hoy, vale decir, un engendro híbrido de comunismo y de libre-economía. No podemos quedar estancados en esta etapa evolutiva; las contradicciones que crearon este estado de cosas nos conducirán también a nosotros a la ruina, tal como les ocurrió a los pueblos de la antigüedad. “Avanzar o sucumbier”, tal es la divisa del momento. Nada de estancarse, retroceder; abrámonos camino a través del capitalismo, en el cual estamos sumidos, hacia la libertad. El Orden Económico Natural no es ningún orden nuevo, combinado artificialmente. El desarrollo de este sistema que tiene por punto de partida la división del trabajo, no es otra cosa que librar de sus fallas orgánicas a nuestro sistema monetario y territorial. No tiene nada de común con utopías, con fantasías irrealizables. El Orden Económico Natural que surge por sí mismo, sin necesidad de medidas legales, que no necesita del Estado, de las autoridades, ni de tutela alguna, y que respeta las leyes de la selección natural, proporciona a todo hombre progresista la posibilidad de desarrollar pleenamente su “yo”. Su ideal es liberar al hombre de toda dominación ajena y formar la personalidad responsable ante sí mismo, el ideal de Schiller, Stirner, Nietzche y Landauer. Silvio Gesell 5 de mayo, 1920.
  • 13. [Anterior a los conceptos anti-desarrollistas (en principio, bien fundamentados) de Iván Illich, Gesell le apuesta al poder liberador de un “desarrollo” desvinculado del aparato burocrático estatal: en efecto, a una desactivación de los mecanismos del estado tal cual lo conocemos que se traduciría en una desaparición fundamental de sus funciones en pro de un gobierno despojado de los poderes impositivos del estado actual en contumacia con la banca y sus secuaces --ejército, propaganda/iglesia(s)-- engendradores de la burda ficción de una “soberanía nacional” y de una” banca nacional”, pantalla embrutecedora para su clientela de parte de los consorcios banqueros internacionales, del interés positivo y del sometimiento a los devaneos de una moneda completamente disfuncional para un intercambio justo del producto de nuestras labores: otro medio convertido en un fin en sí incompatible con la función que se suponía tener. Por medio de su sistema “natural” pasaríamos de un “capitalismo sin libertad de empresa” a una “libertad de empresa sin capitalismo”, que es lo que recomienda Charles Eisenstein en Sacred Economics: Economía sagrada. Sus convergencias y algunas aparentes discrepancias con el modo de percibir de Simone Weil serán señaladas en su momento. Para ayudarnos a entrar en materia, añado otros prólogos de su propia mano a las demás ediciones de El Orden Económico Natural por Libremoneda y Libretierra publicadas antes de su muerte cuando aún se encontraba en plena juventud creativa. ] PROLOGO A LA QUINTA EDICION ALEMANA Al editar la 5ª . edición no puedo menos que señalar el hecho de que esta obra, destinada desde luego a la publicidad, deba atraerse todavía la atención de la prensa "a hurtadillas", a pesar de que el movimiento libre-economista, creado por este libro, está en vías de asumir el carácter de un movimiento popular. La gran prensa sirve únicamente a los partidos, y fuera de ella, casi no existe otra. Quien tenga que decir algo que no sea política partidaria, no encuentra prensa para ello en el Estado democrático. Los pocos periódicos que empeñosamente tratan de mantenerse imparciales, están todavía bajo la sugestión del espíritu de clase. Pero como este libro no ha sido escrito para partidos y clases, resulta que toda la prensa nacional y extranjera no sabe que hacer con él. No puede atacarlo ni debe ampararlo. Si lo combate, se descubrirá de inmediato la inconsistencia de su programa político que no tolera la autocrítica. Si lo acepta surgirían desavenencias dentro del partido. Efectivamente, no hay ningún partido político que pueda combatir las doctrinas del "Orden Económico Natural" sin poner en peligro su integridad. No se requiere mucha perspicacia para prever que el día en que los partidos políticos se vean
  • 14. obligados a tomar posición ante los principios de nuestra teoría, se disolverán todos y del caos surgirían dos nuevos partidos que se combatirían a muerte; serían los adversarios y los partidarios del Orden Económico Natural. ¿Qué puede hacer en semejante situación un político hábil? ¡Callar! Hacer el complot del silencio. ¿Qué se logra hoy sin la prensa? Por algo se dice: “quien tiene la prensa, tiene el poder”. Y, sin embargo, se me dice que esto marchará lo mismo, aunque tarde algo más. De acuerdo; pero, ¿acaso tenemos todavía mucho tiempo disponible? Es necesario concluir con las palabras y mostrar hechos, hechos conscientes, si se quiere proteger a la nación contra la disolución social, económica y política, y si se quiere impedir la gran mortandad; precisamente estos hechos concretos, precisos incuestionables, presentados en esta obra y para cuya realización apelamos a la colaboración del pueblo. ¿Qué hacer? ¡Cuán impotente se siente quien tiene que dirigirse a las masas sin contar con la prensa! Pero, no importa. La claridad del fin perseguido, la rectitud de los medios, el entusiasmo hasta el sacrificio por la realización de los ideales libre-economistas, unido a la desorientación en los círculos gubernamentales, y a la presión constante y creciente de la miseria, llenarán el vacío de la prensa. Si el tiempo no apremiara tanto, si no se me clamase: "La tormenta se avecina. ¿No ves, acaso, cómo el horizonte se cubre de tinieblas?", hubiera revisado el libro sistemáticamente, compendiándolo. Mas la última edición está completamente agotada y la avalancha de pedidos no declina. Por lo tanto, dejo el libro tal cual está. Circulará también así. En lo que respecta al contenido no necesito cambiar nada en esta edición. La nueva doctrina resistió victoriosamente a los curanderismos y experimentos de los últimos tiempos. Y quizás sea la última edición que me vea precisado a lanzar. Implantado el Orden Económico Natural, no habrá ya que estudiarlo en libros; todo será entonces, claro, evidente, lógico. Y llegará pronto también el tiempo en que se compadecerá al autor, pero no, como sucede hoy, por haber proclamado utopías, sino porque ha dedicado sus afanes a la difusión de
  • 15. una teoría constituida por una serie de cosas perfectamente naturales. Silvio Gesell. Rehbrücke, Noviembre 30 de 1921. ________ PROLOGO A LA SEPTIMA EDICION ALEMANA (Fragmento) Escrito probablemente en 1929 Frente a la perplejidad de los círculos dirigentes alemanes vemos la desesperanza de las grandes masas. El gobierno, los partidos, los hombres de ciencia, bajo la dirección de los profesores, han llegado al fin de su sabiduría que, evidentemente, nunca fué otra cosa que charlatanismo. El orden económico, el orden social, el Estado, están basados - por fin se reconoce esto sobre el sistema monetario, sobre la moneda. El Estado se levanta y cae con el sistema monetario, y no solamente el Estado erigido por la clase dirigente con fines de predominio, sino el Estado en sí, el de los burócratas, el de los socialistas y hasta el "Estado" de los anarquistas. Porque con el derrumbe del sistema monetario cesa toda manifestación superior de vida social y retrocedemos a la barbarie, donde no se lucha por formas de Estado. Para definir lo que nos aguarda, a menos que suceda algo extraordinario, inesperado, suele repetirse hoy al vocablo "cataclismo", que muchos imaginan como un acontecimiento repentino, breve y por eso incruento, como una generalización del fin, que nuestros jubilados suelen elegir para sí como solución del problema. Pero por más tranquilizadora que resulte una concepción semejante de la catástrofe, ella no refleja la realidad; debemos destruir este dulce "sueño" y despertar con ruda voz a quienes se entregan a él. Es también el único remedio para animar, reunir y acrecentar las fuerzas indispensables para la obra salvadora. A la esperanza en el cataclismo ha de suceder el horror a él, y esto sucederá cuando levantemos la cabeza y contemplemos con los ojos abiertos el desarrollo de las cosas tal cuál se producirán
  • 16. lógicamente. Pues lo que hemos de esperar del futuro, si seguimos contemplando pasivamente los sucesos, no será el cataclismo pero sí la consunción paulatina, la tisis con todos sus horrores, que, si la providencia nos ayuda, será galopante, pero, en caso contrario, nos llevará a la muerte por un largo camino de dolor y martirio. Si nos mantenemos incapaces para resolver el problema que se nos ha planteado, perderemos poco a poco nuestra independencia política; las revueltas y los actos de desesperación se precipitarán y abarcarán sectores cada vez más amplios, exigiendo sacrificios cada vez mayores. Las "marchas" de hambre serán interminables, el gobierno oscilárá de izquierda a derecha y viceversa y con cada movimiento aumentará el caos, la perplejidad y el desconcierto. Silvio Gesell. FUENTE: http://www.institutosimoneweil.net/index.php/index.php?option=com_content&view=article &id=452