• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Neuroplasticidad
 

Neuroplasticidad

on

  • 2,305 views

La ciencia está en continua evolución. Hasta hace pocos años se creía que nuestro cerebro era estático e inmutable, que nacíamos con un número determinado de neuronas que iban perdiéndose con ...

La ciencia está en continua evolución. Hasta hace pocos años se creía que nuestro cerebro era estático e inmutable, que nacíamos con un número determinado de neuronas que iban perdiéndose con el paso del tiempo y que nuestros genes heredados condicionaban nuestra inteligencia. Actualmente, debido al progreso de los experimentos realizados por la moderna neurociencia, sabemos que existe la neuroplasticidad, una propiedad del sistema nervioso que le permite adaptarse continuamente a las experiencias vitales1. Nuestro cerebro es extraordinariamente plástico, pudiéndose adaptar su actividad y cambiar su estructura de forma significativa a lo largo de la vida. La experiencia modifica nuestro cerebro continuamente, fortaleciendo o debilitando las sinapsis que conectan las neuronas. Este proceso se conoce como aprendizaje2. Independientemente del declive natural que conlleva la vejez, el aprendizaje se puede producir a cualquier edad, somos capaces de generar nuevas neuronas3 y nuestra inteligencia no es fija ni inmutable.

Statistics

Views

Total Views
2,305
Views on SlideShare
2,305
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
64
Comments
1

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel

11 of 1 previous next

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
  • Interesante el funcionamiento de nuestro cerebro gracias a su plasticidad y a la estimulación que se le confiera es que desarrollaremos mejores áreas, mayores conexiones que nos permitan tener mejor calidad de vida.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Neuroplasticidad Neuroplasticidad Document Transcript

    • Neuroplasticidad, un nuevo paradigma para la educación (NOTAS) -Merzenich y neuroplasticidad Jesús C. Guillén La ciencia está en continua evolución. Hasta hace pocos años se creía que nuestro cerebro era estático e inmutable, que nacíamos con un número determinado de neuronas que iban perdiéndose con el paso del tiempo y que nuestros genes heredados condicionaban nuestra inteligencia. Actualmente, debido al progreso de los experimentos realizados por la moderna neurociencia, sabemos que existe la neuroplasticidad, una propiedad del sistema nervioso que le permite adaptarse continuamente a las experiencias vitales1. Nuestro cerebro es extraordinariamente plástico, pudiéndose adaptar su actividad y cambiar su estructura de forma significativa a lo largo de la vida. La experiencia modifica nuestro cerebro continuamente, fortaleciendo o debilitando las sinapsis que conectan las neuronas. Este proceso se conoce como aprendizaje2. Independientemente del declive natural que conlleva la vejez, el aprendizaje se puede producir a cualquier edad, somos capaces de generar nuevas neuronas3 y nuestra inteligencia no es fija ni inmutable.
    • Desde la perspectiva educativa, el concepto de plasticidad cerebral constituye una puerta abierta a la esperanza porque implica que todos los alumnos pueden mejorar. Aunque existan condicionamientos genéticos, sabemos que el talento se construye con esfuerzo y una práctica continua. Y nuestra responsabilidad como docentes radica en guiar y acompañar a los alumnos en este proceso de aprendizaje y crecimiento continuo, no sólo para la escuela sino, también y sobre todo, para la vida. El cerebro, un órgano plástico Las primeras evidencias sobre la neuroplasticidad provenían de estudios realizados con animales, personas ciegas o sordas de nacimiento y con otras que habían padecido lesiones cerebrales. Aunque estas investigaciones resultaron fundamentales en el proceso de comprensión de la plasticidad del sistema nervioso, se objetaba a menudo que estos experimentos correspondían a cerebros de animales o de personas con características excepcionales que podían diferir del comportamiento habitual. Como son muy conocidos el experimento de Eleanor Maguire con los taxistas de Londres4 (aumentaba su hipocampo al tener que memorizar un complejo callejero) o el de Thomas Elbert con los violinistas5 (se incrementaba la región de la corteza cerebral que controla los dedos de la mano izquierda) nos centraremos en dos estudios del científico español Álvaro Pascual-Leone que consideramos muy originales y significativos6. En el primero, se enseñó a la mitad de un grupo de voluntarios a tocar una pieza de piano con cinco dedos. Se observó que el entrenamiento continuo conllevó un aumento en la región correspondiente a la corteza motora que era responsable de mover esos dedos. Aunque ese resultado constituía una muestra clara de neuroplasticidad, no era novedoso porque otros experimentos habían llegado a conclusiones similares. Lo verdaderamente interesante resultó al analizar las imágenes cerebrales de la otra mitad de voluntarios a los que se puso a imaginar que tocaban la pieza. Se observó que la simulación mental de los movimientos activaba las regiones de la corteza motora que se requerían para la ejecución de los movimientos reales. Sorprendentemente, la práctica mental era suficiente para promover la neuroplasticidad7. El segundo estudio de Pascual-Leone que consideramos muy relevante es el llamado “experimento de la venda”. Durante cinco días, a un grupo de voluntarios sanos se les vendó los ojos. Durante ese período de tiempo se les mantuvo ocupados leyendo Braille (hay que desplazar los dedos sobre puntos impresos) y realizando tareas auditivas que consistían en diferenciar pares de tonos que escuchaban con unos auriculares. El análisis de los escáneres cerebrales mediante resonancia magnética funcional reveló que la corteza visual de los participantes, tras cinco días, modificó su función y pasó a procesar las señales auditivas y táctiles aumentando así su actividad. Después de retirar las vendas de los ojos, sólo debían transcurrir unas horas para que la actividad se redujera (ver figura 1).
    • Figura 1. Comparación de la activación del surco calcarino (V1) que se encuentra en el lóbulo occipital. A la izquierda, la imagen tras cinco días de privación visual y, a la derecha, una vez retirada la venda6. Desde el punto de vista educativo, resulta trascendental la demostración de que el mero pensamiento provoca la neuroplasticidad. La plasticidad cerebral permite, a través de un entrenamiento mental adecuado, que nuestro perfil emocional pueda cambiar y afectar de forma positiva a nuestra vida. Los docentes hemos de generar creencias adecuadas en nuestros alumnos que les permitan afrontar las dificultades como retos. Neuroplasticidad y atención La atención constituye uno de los factores críticos en el proceso de aprendizaje. Resulta un mecanismo imprescindible porque la capacidad de nuestro cerebro para procesar la información sensorial entrante es limitada. El equipo de investigación de Michael Merzenich realizó dos experimentos muy importantes que demostraron la plasticidad del córtex cerebral de los monos: uno el llamado experimento del “disco giratorio”8 y otro el de las vibraciones9. En ambos, se observó que el aprendizaje de una tarea concreta, en la que los monos utilizaban los tres dedos interiores de la mano, conllevaba un aumento de la región somatosensorial cerebral asociada a estos dedos10 (ver figura 2).
    • Figura 2. Representación en la que se muestra el aumento de la región cortical que corresponde al dedo central después del período de aprendizaje de la tarea8. En el segundo de los experimentos citados, se entrenó a un grupo de monos (dos horas al día, los siete días de la semana) para que pudieran distinguir con tres de sus dedos la frecuencia de oscilación de unas láminas vibratorias. Los monos, al cabo de un tiempo, ya eran capaces de detectar diferencias entre frecuencias. Los investigadores observaron que, como consecuencia del aprendizaje de esa tarea, las áreas sensoriales de la corteza cerebral correspondientes a los dedos de la mano
    • utilizada aumentaron. Aunque este experimento es relevante como indicador de la neuroplasticidad, desde la perspectiva educativa nos interesa una variante realizada11. Se repitió el experimento anterior con la novedad de que si, inicialmente se les dio zumo a los monos cada vez que acertaban para facilitar el aprendizaje de la tarea, en el nuevo experimento se les permitió beber todo el zumo que deseaban. El resultado fue que, en esta nueva situación, los monos no eran capaces de aprender la tarea y sus representaciones somatosensoriales no cambiaban. Al no existir la atención selectiva en la tarea desarrollada, no se daba la activación neuronal de las correspondientes regiones cerebrales que sí se activaban en el experimento inicial. Este experimento, aparte de relacionar los procesos atencionales con la neuroplasticidad, enlaza con los objetivos educativos. La atención sobre lo que se debe aprender requiere esfuerzo continuo, motivación para ser receptivo y contar con las emociones adecuadas. En ese orden, la dedicación constante requiere autocontrol, lo novedoso y lo relevante facilita nuestra motivación y en un estado relajado nuestra atención (también la memoria) se encuentra en una situación más beneficiosa para facilitar el aprendizaje. La neuroplasticidad como mecanismo de compensación: la dislexia La propiedad de la neuroplasticidad tiene una relación directa con la mejora en determinados trastornos del aprendizaje, siendo uno de los más conocidos la dislexia. Sabemos que diversas áreas cerebrales intervienen en la formación del lenguaje, por lo que su desarrollo requiere muchos años. La lectura, por ejemplo, necesita una óptima conexión entre estas regiones cerebrales y el niño, para que pueda leer con corrección, necesita una comprensión del lenguaje adecuada. En la dislexia, el principal impedimento para leer está relacionado con el habla y la memoria verbal. Para leer necesitamos captar la correspondencia existente entre los sonidos del lenguaje (fonemas) y los símbolos visuales que utilizamos para representarlo (grafemas) y es por ello que los niños disléxicos sufren trastornos estructurales en el procesamiento de sonidos y en algunas tareas visuales. Diversos estudios han demostrado la importancia de un entrenamiento intensivo para niños disléxicos12. Utilizando programas informáticos, se alargan artificialmente sonidos de consonantes para poder diferenciarlas. En pocas semanas, los niños procesan mejor los sonidos de palabras mostrando una clara integración auditivo-visual. Y es que, tras el entrenamiento, en las imágenes de resonancia magnética funcional se observan incrementos en la activación de regiones cerebrales que eran previamente hipofuncionales, como la corteza temporo-parietal (ver figura 3) que interviene en el procesamiento fonológico.
    • Figura 3. En las imágenes superiores (A) se compara la activación de regiones que intervienen en el procesamiento fonológico en niños normales y en niños disléxicos. En las inferiores (B) se muestra la mayor activación de estas regiones en los niños disléxicos después del período de entrenamiento13. La neuroplasticidad permite fortalecer las regiones cerebrales implicadas en el procesamiento del habla y así se pueden mejorar dificultades asociadas a la dislexia. Además, se ha comprobado que este tipo de entrenamientos mejoran la comprensión del lenguaje, la memoria y la lectura. Estos resultados muestran la importancia del tiempo dedicado a la comprensión del lenguaje oral y su relación directa con el aprendizaje de la lectura. Evidentemente se trata de ejercicios repetitivos
    • que han de ser a la vez motivadores porque de lo contrario no se pueden escuchar atentamente los inputs sonoros. Además, es importante que se utilice una gran variedad de estímulos verbales que permitan una mayor actividad del hemisferio izquierdo que funciona peor en los niños disléxicos. Aunque este tipo de aprendizajes compensatorios no puedan erradicar completamente los trastornos (no todos los neurocientíficos están de acuerdo), sí que garantizan grandes mejoras si existe el deseo de aprender, junto a la dirección adecuada del proceso de aprendizaje. Dopamina y plasticidad La dopamina es un neurotransmisor con importantes implicaciones educativas porque interviene en procesos de gratificación y motivación que son fundamentales en el aprendizaje. Se ha demostrado que el pensamiento positivo está asociado al córtex prefrontal del hemisferio izquierdo y que, en esta situación, se libera dopamina que activa los circuitos de recompensa. En niños con TDAH se ha observado una reducción en el tamaño del núcleo accumbens (ver figura 4), una región del sistema límbico relacionada con los circuitos dopaminérgicos, mostrando la influencia de los estados de ánimo en la atención14. Figura 4
    • En un estudio realizado con ratas15, se demostró que la estimulación directa del área tegmental ventral, constituida por vías de dopamina, cambió las representaciones corticales de los sonidos escuchados. Si las ratas sólo escuchaban los sonidos sin ninguna estimulación eléctrica no se producía ninguna variación. Tanto en el cerebro de las ratas como en el nuestro existe una región cortical en la que hay neuronas que pueden representar distintas frecuencias que no conllevan preferencias de representación. La importancia de este experimento radica en el hecho de que la neuroplasticidad se daba en el córtex auditivo al estimular el circuito de gratificación de la dopamina, es decir, el aprendizaje de la tarea sonora estaba ligado a la activación de un circuito en el que interviene un neurotransmisor que sabemos cómo afecta al aprendizaje. En la práctica educativa, los docentes hemos de saber activar este sistema de gratificación de la dopamina con gestos, miradas o conductas agradables. Nuestro lenguaje no verbal16 desempeña un papel importante en la transmisión de componentes emocionales. Además, como ya hemos comentado anteriormente, lo novedoso motiva y facilita el aprendizaje. Conclusiones finales La neurociencia ha demostrado la influencia de los factores ambientales, incluida la educación, sobre la estructura y función del cerebro. La neuroplasticidad constituye un nuevo paradigma educativo porque revela que el entrenamiento mental puede modificar el cerebro que no es fijo ni inmutable, sino maleable. Somos la única especie que utiliza la plasticidad para perfeccionar y evolucionar el cerebro por lo que eso es lo que nos hace diferentes y singulares. Pero, además, cada individuo de nuestra especie es único e imprevisible y participa de su propia evolución debido a la influencia de las experiencias vividas. Nuestro perfil emocional, que se forma mediante una serie de circuitos neuronales durante los primeros años de vida, puede modificarse como consecuencia de experiencias casuales o a través del esfuerzo consciente. Y nuestros propios pensamientos son capaces de generar la neuroplasticidad y condicionar nuestro comportamiento y aprendizaje. En el contexto educativo, la plasticidad del cerebro implica que todos podemos mejorar. Y los docentes tenemos la responsabilidad de conocer cómo funciona ese sistema biológico complejo llamado cerebro del que surge todo lo relacionado con la conducta y el pensamiento humano. Estudios recientes han demostrado que la meditación modifica patrones de actividad cerebral y puede fortalecer la empatía, el optimismo o la sensación de bienestar17. Linda Lantieri ha desarrollado proyectos en escuelas americanas, con resultados satisfactorios, en los que se utiliza la relajación corporal y la concentración para mejorar la atención de los niños. Todo
    • ello fomentando la empatía y el trabajo cooperativo entre alumnos en entornos académicos alejados del estrés habitual. Y los resultados demuestran que este tipo de aprendizaje social y emocional resulta muy beneficioso18. Los estudiantes mejoran la atención, son menos agresivos y manifiestan más emociones positivas. Un aprendizaje no sólo académico, sino también para la vida. La pedagogía efectiva ha de aprovechar la plasticidad cerebral. El cambio es posible. Jesús C. Guillén 1 La neuroplasticidad constituye un concepto amplio que se puede concretar según los diferentes niveles del sistema nervioso: neuronas, sinapsis o mapas corticales. Antes se creía que la neuroplasticidad se restringía sólo al período del desarrollo del sistema nervioso. 2 El aprendizaje a nivel neuronal (se conoce como aprendizaje hebbiano) consiste en que las neuronas pueden instalar nuevo cableado en función de la experiencia. Se explica a partir de un mecanismo conocido como potenciación a largo plazo que conlleva un incremento duradero en la eficiencia sináptica como resultado de la actividad neuronal entrante. La conexión entre dos neuronas aumenta siempre de intensidad cuando la activación es simultánea. Se cree que el fortalecimiento de las sinapsis conllevaría el aprendizaje y la memoria. 3 Más información sobre la neurogénesis: http://escuelaconcerebro.wordpress.com/2011/12/16/generacion-de-neuronas-a-partir-de-otras- celulas/ http://escuelaconcerebro.wordpress.com/2011/12/17/mas-sobre-neurogenesis-relacion-entre-el- declive-cerebral-y-algunas-moleculas-de-la-sangre/ 4 Maguire, E. A. et al. (2000): “Navigation-related structural change in the hippocampi of taxi drivers”, PNAS 97. 5 Elbert, T. et al.(1995): “Increased cortical representation of the fingers of the left hand in string players”, Science 270. 6 El análisis completo de los dos experimentos de A. Pascual-Leone se puede encontrar en: Pascual-Leone, A.; Amedi, A.; Fregni, F.; Merabet, M.L.(2005): “The plastic human brain cortex”, Annu. Rev. Neuroscience 28. 7 Que el mero pensamiento promueva la neuroplasticidad justifica la escritura del último libro del reconocido psicólogo Richard J. Davidson, en el que explica sus investigaciones sobre el poder del
    • entrenamiento mental para modificar nuestro perfil emocional. Según identifica Davidson a partir de sus estudios, en el perfil emocional existen seis dimensiones: resiliencia, actitud, intuición social, autoconciencia, sensibilidad al contexto y atención. Davidson, Richard, Begley, Sharon, El perfil emocional de tu cerebro, Destino, 2012. 8 Jenkins W. M. et al. (1990): “Functional reorganization of primary somatosensory cortex in adult owl monkeys after behaviorally controlled tactile stimulation”, Journal of Neurophysiology 63. 9 Recanzone, G.H. et al. (1992): “Topographic reorganization of the hand representation in cortical area 3b of owl monkeys trained in a frequency-discrimination task”, Journal of Neurophysiology 67. 10 Más información sobre la representación del cuerpo en la corteza somatosensorial: http://escuelaconcerebro.wordpress.com/2012/06/03/la-escritura-con-la-mano-izquierda/ 11 Manfred Spitzer lo explica en su sensacional libro Aprendizaje: neurociencia y la escuela de la vida, Omega, 2005. 12 Tallal, P. et al. (1996): “Language comprehension in language-learning impaired children improved with acoustally modified speech”, Science 271. 13 Temple, E. et al. (2003): “Neural deficits in children with dyslexia ameliorated by behavioral remediation: Evidence from functional MRI”, PNAS 100. 14 Para más información: http://escuelaconcerebro.wordpress.com/2012/03/04/la-atencion-un-recurso-limitado/ 15 Bao, S.; Chan, V.T.; Merzenich M.M.(2001): “Cortical remodeling induced by activity of ventral tegmental dopamine neurons”, Nature 412. 16 Para más información sobre la importancia del lenguaje no verbal: http://escuelaconcerebro.wordpress.com/2012/02/16/comunicacion-no-verbal-y-evaluacion-del- profesorado-segun-ambady-y-rosenthal/ 17 Lutz, A. et al. (2009): “Mental training enhances attentional stability: neural and behavioral evidence”, Journal of Neuroscience 29. Para más información sobre el entrenamiento mental:
    • http://escuelaconcerebro.wordpress.com/2012/02/17/gimnasia-mental-4/ 18 Para más información: http://www.innerresilience-tidescenter.org/ Para saber más: -Conferencia de Michael Merzenich sobre el aprovechamiento de la plasticidad cerebral para mejorar destrezas y recuperar funciones perdidas: http://www.ted.com/talks/lang/es/michael_merzenich_on_the_elastic_brain.html -Spitzer, Manfred, Aprendizaje: neurociencia y la escuela de la vida, Omega, 2005. -Blakemore, Sarah-Jayne, Frith, Uta, Cómo aprende el cerebro, las claves para la educación, Ariel, 2011. -Davidson, Richard, Begley, Sharon, El perfil emocional de tu cerebro, Destino, 2012. -Kandel, Eric, En busca de la memoria, Katz, 2007. -Ramachandran, V. S., Lo que el cerebro nos dice: los misterios de la mente humana al descubierto, Paidós, 2012. -Ansermet, François, Magistretti, Pierre, A cada cual su cerebro: Plasticidad neuronal e inconsciente, Katz, 2006. -Ortiz, Tomás, Neurociencia y educación, Alianza Editorial, 2009.´ -Marina, José Antonio, El cerebro infantil: la gran oportunidad, Ariel, 2011 -Jensen, Eric, Cerebro y aprendizaje: competencias e implicaciones educativas, Narcea, 2004. -Lantieri, Linda, Inteligencia emocional infantil y juvenil, Aguilar, 2009. FUENTE: -http://escuelaconcerebro.wordpress.com/2012/12/27/neuroeducacion-estrategias- basadas-en-el-funcionamiento-del-cerebro/ http://escuelaconcerebro.wordpress.com/2012/10/04/neuroplasticidad-un-nuevo-paradigma- para-la-educacion/
    • Neurogénesis: 7 alternativas para crecer nuevas células en el cerebro y volverse más inteligente ¿Tienes el cerebro un poco dañado? No temas, existen numerosas alternativas para ti. El cerebro es un órgano dinámico en constante transformación, capaz de regenerarse a través de cosas tan dispares como la meditación, los aerobics, la ayahuasca o las zarzamoras. Por: Alejandro de Pourtales The brain is designed to design realities. If you operate your own brain skillfully, you can learn to design your own realities, learn how to communicate in the language of the brain: electrons and
    • photons.- Tim Leary Hace algunos años se creía que el cerebro era un sistema relativamente estático —nuestras conexiones neurales podían desligarse y nuestras neuronas destruirse pero no transformarse, regenerarse o formar nuevas conexiones sinápticas. Esta creencia hizo que muchos creciéramos bajo un extraño paradigma en el que se nos decía que debíamos de atesorar nuestras neuronas —porque jamás podríamos recobrarlas— y en este sentido ingerir drogas era un acto severo, contranatural, digno de la más abyecta estupidez. Bajo esta impronta uno incluso podía experimentar una nostalgia por neuronas perdidas, una especie de efecto de miembro fantasma entre los tallos neurales de flores decapitadas. Evidentemente el daño cerebral es una realidad —pero es una realidad dinámica y reversible. Por suerte para aquellos que exploraron quizás un poco demasiado las dimensiones psiconáuticas, también es una realidad la neuroplasticidad —la capacidad de transformarse estructuralmente que tiene el cerebro adulto—, y la neurogénesis —la capacidad que tiene el cerebro adulto de regenerar células o generar nuevas neuronas. El cerebro se comporta como un sistema abierto (por no decir holístico) que puede ser cincelado lo mismo por estímulos químicos que por estímulos emocionales o meméticos y nuestras neuronas, particularmente las del hipocampo y la zona subventricular, son como salamandras que transmutan en el fuego electroquímico de la sinapsis. Investigación científica reciente muestra que la neurogenésis y la neuroplasticidad podrían tener un papel importante en el aprendizaje y la memoria en el cerebro adulto, así como ser un factor vital en la reducción del estrés y en el tratamiento de la depresión. Un estudio incluso sugiere que nuestro estado de ánimo podría ser regulado por la plasticidad —por el movimiento dinámico de nuestras neuroconexiones—– más que por la química. Emerge un nuevo paradigma, un nuevo mapa —y el mapa no es el territorio porque el territorio se está moviendo siempre. La neuroplasticidad sugiere que las conexiones individuales en el cerebro están siempre recreándose, según cómo se usan. En inglés se dice “neurons that fire together, wire together”/”neurons that fire apart, wire apart” (las neuronas que disparan al mismo tiempo se conectan entre sí, las que disparan o se encienden por separado conectan aparte). Esto significa que constantemente están emergiendo nuevas relaciones sinápticas, nuevos mapas corticales — colectivos que desempeñan funciones específicas pero que pueden estar separados. La sinfonía cerebral actúa de manera global, continentes aparentemente inconexos llegan a sincronizarse para ejecutar operaciones complejas al unísono. La capacidad neuroplástica del cerebro puede ejemplificarse en el desarrollo de la capacidad de ecolocación que algunas personas ciegas logran recableando su cerebro. Resonancias magnéticas muestran que estas personas adaptan áreas de procesamiento visual para esta nueva habilidad de ecolocación, en la que intervienen áreas de procesamiento auditivo.
    • De la neuroplasticidad y de la neurogénesis surge la posibilidad de tomar control de los procesos neurales y, como si nuestro cerebro fuera una etérea plastilina, esculpir estados mentales de diseño. Según Michael Merzenich, uno de los pioneros en el campo de la neuroplasticidad, los ejercicios mentales pueden ser tan útiles como las drogas para tratar padecimientos tan severos como la esquizofrenia (pero, ¿quizás la gimnasia mental podría curar no sólo enfermedades del cerebro sino de todo el organismo?). De este nuevo acercamiento se atisba toda una gama de posibilidades: la dirección de orquestas neurales, el self-hacking, la reingeniería de neuronas y la manipulación de mapas corticiales para el aumento de funciones específicas o, por supuesto, para la sanación de daño cerebral —así que nunca es demasiado tarde para hacer de tus neuronas, especialmente de los astrocitos, vitales en la neurogénesis, nuevas y brillantes constelaciones en tu propio firmamento. 1. Ejercicio físico Un estudio realizado por el Dr. Kwok Fai So de la Universidad de Hong Kong mostró un correlación entre personas que solían correr frecuentemente y la neurogenésis. “Investigación ha demostrado que el ejercicio puede mejorar el estado de ánimo y la cognición y también se ha demostrado que un
    • déficit en la neurogénesis adulta puede resultar en una depresión”. El estrés, especialmente la depresión, llegan a encoger el hipocampo —una de las zonas en la que ocurre la neurogénesis. Científicos creen que existe una relación entre el ejercicio, y en general aquello que reduce el estrés, con la neurogénesis. 2. Meditación Uno de los líderes en el campo de la investigación neurocientífica de la meditación, el Dr. Herbert Benson, de la Universidad de Harvard, ha estudiado lo que llama “la respuesta de relajación”, la cual induce una serie de cambio bioquímicos en el cerebro. Benson sugiere que la meditación renera células cerebrales, reduciendo de esta manera el estrés. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oregon indica que la técnica de meditación conocida com IBMT (entrenamiento integral de mente cuerpo) puede facilitar la neurogenésis. 3. Comida /Antocianinas Consumir antocianinas, pigmentos hidrosolubles que pueden encontrarse en las zarzamoras, arándanos, frambuesas y hasta en el vino, parece tener propiedades neuroregenerativas. Comer este tipo de moras silvestres es recomendado para prevenir el Alzheimer y podría tener un efecto positivo en la función del hipocampo. Otros alimentos que se cree podrían fomentar la nuerogénesis son los alimentos ricos en Omega-3 o fitonutrientes como la oroxilina. 4. Reducción de calorías /ayuno Un estudio publicado en el Journal of Molecular Science muestra que la restricción de calorías produce estados favorables para la neurogénesis: ratas a dieta desarrollaron nuevas neuronas en el hipocampo. Diferentes tradiciones, particularmente en Oriente, hablan sobre la importancia de celebrar ayunos con cierta regularidad para restaurar las funciones corporales y cognitivas. Es posible que una ciencia del ayuno pueda llevar a la neurogénesis. 5. Tener (mucho) sexo Como hemos visto la neurogénesis —y en general la salud— está ligada a la reducción del estrés y a
    • promoción de la relajación —la salud es tranquilidad en movimiento. Evidentemente uno de los actos que mayor reduce el estrés —en diversas capas— es el sexo. Un estudio científico realizado por la doctora Benedetta Leuner muestra que mientras el estrés reduce la neurogénesis adulta y restringe la arquitectura dendrítica en el hipocampo, la copulación tiene el efecto opuesto, promoviendo la generación de nuevas células cerebrales. Explica Leuner: Ratas adultas fueron expuestas a una hembra sexualmente receptiva una vez (aguda) o una vez diariamente por 14 días (crónica) y se midieron sus niveles de circulación glucorticoide [...]. Los resultados mostraron que experiencias sexuales agudas incrementaron los niveles de circulación corticoide y el número de neuronas en el hipocampo. La experiencia sexual crónica dejó de producir un incremento en los niveles corticoides pero continuó promoviendo la neurogénesis y estimuló el crecimiento de la espinas dendríticas y la arquitectura dendrítica. La experiencia sexual crónica también redujo el comportamiento relacionado con la ansiedad. 6. Fotoestimulación /casco de luz infrarroja Uno de los campos de investigación más interesantes pero menos probados es el de la estimulación de ciertas zonas cerebrales a través de la luz o el magnetismo. Las populares máquinas de luz y sonido —LEDs programados a cierta frecuencia para emular ondas cerebrales y sonidos binaurales— llegan a generar estados similares a la meditación, por lo cual podrían también inducir estados de neurogénesis. El incipiente campo de la medicina biomagnética, basada en los pares magnéticos descubiertos por el Dr. Isaac Goiz, es un novedoso tratamiento para diferentes enfermedades, incluyendo la depresión, y quizás podría estimular las células del cerebro a regenerarse. Un casco desarrollado por el Dr. Gordon Dougal, de la empresa Virulite, asegura revertir la demencia senil, regenerando neuronas a través de la estimulación de luz infrraroja. 7. Ayahuasca/antidepresivos Se sabe que algunos antidepresivos, inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina, facilitan la neurogénesis. Sin embargo, producen numerosos efectos secundarios, entre ellos la falta de libido (lo cual resulta un tanto contradictorio). Una alternativa a esto parece ser la ayahuasca, el cada vez más popular brebaje medicinal psicoactivo del Amazonas, utilizado con particular efectividad en el tratamiento de adicciones pero que podría tener aplicaciones incluso en la cura de enfermedades como el cáncer. A diferencia de los antidepresivos, la ayahuasca, una medicina que algunos llaman un psicointegrador, ofrece una experiencia integral en la que los beneficios químicos son complementados por beneficios emocionales y hasta espirituales que redondean el tratamiento y
    • permiten una asimilación más profunda. Estudios con personas que han tomado ayahuasca por un periodo sostenido de tiempo muestran una mayor recaptación de serotonina. Según la investigadora Jace Callaway, esto se podría deber a la tetrahidroharmina que contiene la ayahuasca. Luego de dosificarse con esta molécula por seis semanas y realizarse una tomografía computarizada por emisión de fotones individuales, Callaway descubrió un incremento en su recapatación de serotonina, algo que disminuyó cuando la dejó de utilizar. Otro estudio, realizado por Stuckey y Echenhofer en el California institute of Integral Studies, mostró que la ayahusca incrementa la coherencia en la banda de ondas gamma. Según el Dr. Luis Eduardo Luna: “La coherencia es una medida de la similitud del electroencefalograma en dos sitios distintos y puede considerarse una medida de comunicación entre dos regiones del cerebro. Una hipercoherencia distribuida ampliamente parece razonable dado los intensos y sinestéticos fenómenos que suelen ocurrir durante una experiencia de toma de ayahuasca”. Esta misma alta actividad de coherencia gamma ha sido observada en monjes zen en estados profundos de meditación. Existen ciertamente otras opciones que no alcanzamos a cubrir aquí. Entre ellas la neurogénesis provocada por ambientes estimulantes —algo que ha sido demostrado en ratas. Ejercicios mentales orientados al aprendizaje, juegos de memoria, aplicaciones electroencefalográficas (como podrían ser las que desarrolla NeuroSky) y terapias alternativas como la hipnosis. Algunas otros psicodélicos como la psilocibina, (de la familia de las triptaminas), el DMT (ingrediente activo de la ayahuasca y molécula similar a la serotonina) o la ketamina, han sido utilizados prometedoramente para tratar la depresión y, como hemos, visto existe posiblemente una relación entre las cosas y las sustancias que logran combatir la depresión y la regeneración neuronal. A considerarse también está la filosofía y la religión, en general un sistema de ideas y creencias puede llevar, siendo el cerebro tan maleable, a un estado de “bienaventuranza” neuronal (o de neuro-gnosis). Estados de éxtasis religioso han sido supuestamente reproducidos en el laboratorio por el Dr. Michael Persinger, con su llamado “casco de dios” (estimulación transcraneal). Pero lo más interesante de esto sería ensamblar un sistema ideológico funcional a la manera de un autoplacebo, un placebo consciente de ser placebo, capaz de generar neuronas a sabiendas de que estas se generan cuando uno piensa ciertas cosas —por ejemplo, en constelaciones brillantes de neuronas que se disparan unánimes llenando el espacio de filamentos de luz entrelazados como la alarma de un museo, en una inteligente acupuntura digital. Twitter del autor: @alepholo FUENTE: http://pijamasurf.com/2013/02/neurogenesis-7-alternativas-para-crecer-nuevas-celulas- en-el-cerebro-y-volverte-mas-inteligente/
    • Merzenich y neuroplasticidad ¿Por qué necesitamos Entrenadores personales del cerebro - Dr. Michael Merzenich y neuroplasticidad Copyright (c) 2010 SharpBrains Recientemente he tenido la fortuna de entrevistar al Dr. Michael Merzenich, un pionero en la investigación de la plasticidad del cerebro, en su oficina en la UCSF. Puede que haya aprendido acerca de su trabajo en uno de los especiales de televisión PBS, múltiples apariciones en los medios, o libros relacionados con la Neuroplasticidad. Fue elegido miembro de la Academia Nacional de Ciencias en 1999 y al Instituto de Medicina de este año. AF (Álvaro Fernández): Estimado Miguel, muchas gracias por tu tiempo. ¿Cuáles son, en su mente, las posibles consecuencias de su trabajo? en concreto, ya que hay tecnología libre de muchos diferentes enfoques para el aprovechamiento de la neuroplasticidad, lo que es el único valor de la tecnología? MM (Michael Merzenich): Se trata de la eficiencia, la escalabilidad, personalización y eficacia garantizada. La tecnología apoya la aplicación de casi óptima eficiencia de entrenamiento cerebral estrategias. A través de Internet, que permite la distribución de bajo costo de estas nuevas herramientas, en cualquier lugar en el mundo. La tecnología también permite la personalización de la formación del cerebro de la salud, proporcionando maneras simples de medir y tratar las necesidades individuales en la experiencia de cada persona la formación del cerebro de la salud. Que permite la evaluación de sus habilidades que se puede afirmar que sus propios problemas de salud del cerebro tienen una solución eficaz. Por supuesto una mejora sustancial también se podría lograr mediante la organización de sus actividades cotidianas que crecen sus capacidades neurológicas y mantener su salud cerebral. Sin embargo, si el ciudadano de a pie es para tener alguna posibilidad real de mantener su aptitud del cerebro, que van a tener que pasar mucho tiempo en el gimnasio del cerebro! Dicho esto, hay obstáculos evidentes. Uno principal, en mi mente, es la falta de comprensión de lo que estas nuevas herramientas se puede hacer. Programas de entrenamiento cognitivo, por ejemplo, parecer contradictorio a los consumidores y profesionales de muchos -, ¿por qué un intento para mejorar la velocidad de procesamiento, si todo lo que uno le importa es la "memoria"? Un segundo problema evidente es conseguir que las personas a comprar en el esfuerzo necesario para cambiar realmente sus cerebros para mejor. Eso buy-in se ha logrado para muchas personas que se aplica a su salud física, pero no hemos llegado tan lejos en la educación de la persona promedio mayores que el entrenamiento De ejercicio cerebral es un negocio igual con esfuerzo!
    • AF: Conducción segura parece ser un área donde los beneficios son más intuitivos, lo que podría explicar por qué. MM: Sí, vemos un gran potencial e interés entre las compañías aseguradoras para mejorar la seguridad en la conducción, tanto para las personas mayores y adolescentes. Apropiado entrenamiento cognitivo puede disminuir la culpa los índices de accidentes. Usted puede medir claros beneficios en plazos relativamente cortos, por lo que no pasará mucho tiempo para las aseguradoras para ver una racionalidad económica, no sólo para ofrecer programas a bajo costo o gratis, pero para incentivar a los conductores para su realización. Allstate, State Farm y otras compañías de seguros están empezando a darse cuenta de este potencial. Es importante tener en cuenta que los accidentes típicos entre los adolescentes y los ancianos son diferentes, por lo que las metodologías de formación tendrá que ser diferente para diferentes poblaciones de alto riesgo. Sin embargo, la mayoría de las iniciativas de seguridad de conducción de hoy todavía se centran en educar a los conductores, en lugar de que ellos la formación neurológica. Medimos la visión, por ejemplo, pero ignoran por completo las capacidades de atención de control, o en el campo útil de un conductor de vista. Espero que esto cambie significativamente en los próximos años. Cuidado a largo plazo y las compañías de seguros de salud en última instancia, beneficios similares, y creemos que van a seguir un curso de acción similar. De hecho, muchas comunidades para personas mayores son uno de los pioneros en este campo. AF: principales medios de comunicación cubre esta categoría emergente con miles de historias. Pero la mayoría de la cobertura parece todavía se centra en "¿Funciona?" más que "¿cómo se define", "lo que funciona esto?" o "trabajo para quién y para qué?" ¿Puede resumir lo que la investigación reciente sugiere? MM: Hemos visto tendencias claras en la aplicación de nuestros programas de formación, algunos de ellos publicados (como IMPACT), algunas inéditas, algunas de ellas con adultos sanos, y algunos de ellos con las personas con deterioro cognitivo leve o principios de Enfermedad de Alzheimer (AD). Lo que vemos en todos los casos: 1) a pesar de la edad, el funcionamiento del cerebro se puede mejorar, a menudo con una mejora impresionante en un marco de corto plazo y un tiempo limitado invertido (10, 20 o 30 o 40 horas durante un período de pocas semanas hasta 2 o 3 meses). 2) Básico capacidades neurológicas de 60 a 90 años de edad que están sometidas directamente a la formación (por ejemplo, la velocidad de procesamiento de precisión o de procesamiento) puede mejorar el nivel de rendimiento de la media de 20 o 30 o 40 años de edad, a través de 10.3 horas de capacitación, en esa habilidad específica. 3) Mejoras a generalizar las medidas más amplias cognitivas, y los índices de calidad de vida. 4) Las mejoras son sostenibles en el tiempo (en diferentes estudios controlados, documentados en todas las referencias posteriores a la capacitación conjunto entre 3 y 72 meses después de completar la formación). Un obstáculo importante es que no hay fondos suficientes investigaciones para los estudios apropiados para hacer frente a todas estas cuestiones, especialmente en lo que se aplican para el deterioro cognitivo leve (pre-AD) o la DC, las poblaciones. Nos daría la bienvenida no sólo más fondos
    • para la investigación, sino también una mayor participación de la FDA, para ayudar a aclarar las afirmaciones hechas. AF: Un elemento clave para la madurez del campo será el uso generalizado de las evaluaciones objetivas. ¿Qué ve usted en esa área? MM: Por desgracia, la mayoría de los investigadores y las iniciativas políticas están todavía aferrados a las evaluaciones relativamente rudimentaria. Por ejemplo, recientemente he participado en reuniones destinadas a ayudar a definir una iniciativa de muy buen apoyo de la UE sobre cómo la ciencia cognitiva puede contribuir al desarrollo de drogas, en la que la mayoría de las evaluaciones aplicadas y la mayoría de las evaluaciones de desarrollo todavía en papel. Esta es una gran oportunidad perdida, dado el desarrollo de rápido crecimiento y la disponibilidad de evaluaciones automatizadas. FA: Ha sido una conversación fascinante. ¿Qué otras cosas crees que va a ocurrir en los próximos años? MM: En primer lugar, creo que tendrá que centrarse en la educación pública, que la gente entienda el valor de las herramientas con "valor nominal" limitada. Un aspecto importante de esto es la necesidad de encontrar un equilibrio entre lo que es "divertido" y lo que tiene valor como un potenciador cognitivo - que requiere que las actividades a ser muy específicas, repetitivas y de progresión lenta. No siempre lo más divertido - ". Juegos de" la gente tiene que pensar en "fitness", como tanto o más que En segundo lugar, creo que el papel de proporcionar la supervisión, asesoramiento, apoyo, saldrá a ser crítico. Pensar en la necesidad de tener un profesor de piano, si quieres aprender a tocar el piano y mejorar con el tiempo. La tecnología puede ayudar a llenar este papel, o poder y riqueza de apoyo real "entrenadores" que lo hacen. Mi sueño de todo esto es contar con herramientas estandarizadas y creíble para entrenar a los 5-6 principales dominios neurocognitivas para la salud cognitiva y el rendimiento a través de la vida, junto con las evaluaciones de la derecha para identificar las propias necesidades individuales y medir el progreso. Por ejemplo, me gustaría saber cuáles son las 10 cosas que tengo que arreglar, y por dónde empezar. AF: Mike, muchas gracias una vez más por su tiempo y conocimientos. MM: Es un placer. FUENTE: http://es.prmob.net/michael-merzenich/de-ejercicio-cerebral/enfermedad-de-alzheimer- 410191.html
    • Cambia tu realidad, empezando por tu cerebro Hasta hace tan sólo unos años se creía, que nuestro cerebro funcionaba de una forma de todo o nada. Nacíamos con un número de neuronas y conexiones entre ellas, que aumentaba hasta la adolescencia, y la edad adulta. A partir de ese momento comenzábamos a perderlas de una forma irremplazable. Gracias a las técnicas de neuroimagen que nos permiten ver a nuestro cuerpo “por dentro”, se ha hecho un descubrimiento que abre un abanico infinito de posibilidades: la neuroplasticidad neuronal. La plasticidad neuronal o neuroplasticidad, es la capacidad que tiene el cerebro para formar nuevas conexiones nerviosas, a lo largo de toda la vida, en respuesta a la información nueva, a la estimulación sensorial, al desarrollo, terapias… La neuroplasticidad es conocida como la “renovación del cableado cerebral”. Nuestro cerebro es como una plastilina con una capacidad eterna, de crear y recrear nuevas conexiones, con lo que implica todo ello. Esta capacidad nos da la posibilidad de modificar nuestros comportamientos, emociones, creencias, etc. Nuetra realidad.
    • Según Michael Merzenich, uno de los pioneros en el campo de la neuroplasticidad, los ejercicios mentales pueden ser tan útiles como los fármacos, para tratar padecimientos tan severos como la esquizofrenia o la ceguera. Ya se han conseguido muy buenos resultados enseñando a personas invidentes a “ver”, utilizando nuevas conexiones neuronales. Pero, ¿quizás el entrenamiento o gimnasia mental podría curar no sólo enfermedades del cerebro sino de todo el organismo? Solo el tiempo y las investigaciones podrán responder esta esperanzadora pregunta. Nunca es demasiado tarde para hacer de tus neuronas, especialmente de los astrocitos, vitales en la neurogénesis, nuevas y brillantes constelaciones en tu propio firmamento, en tu propia realidad. En próximas publicaciones descubriremos como potenciar el funcionamiento de nuestro cerebro y mejorar nuestra salud mental, emocional y física. Aquí os dejo una vista previa de "El cerebro que se cambia", un libro que explica muchos de los estudios que demuestran esta maravillosa capacidad: http://www.prisaediciones.com/uploads/ficheros/libro/primeras-paginas/200805/primeras-paginas- cerebro-se-cambia-si-mismo.pdf Publicado 27th February por p.ej FUENTE: http://autoconicimientoysaludmental.blogspot.com.ar/2013/02/cambia-tu- realidad-empezando-por-tu.html