Monsanto vs humanidad

538 views
415 views

Published on

MONSANTO vs HUMANIDAD
(NOTAS)
-Nuevo estudio: La toxina Bt de Monsanto mata las células humanas de riñón
-El herbicida RoundUp de Monsanto perjudica la fertilidad masculina
-Estudio reciente encuentra la toxina Bt de los cultivos transgénicos en la sangre humana
-Un estudio encuentra toxinas de transgénicos en un 93% de los bebés aún no nacidos
-Ya es oficial: el herbicida Roundup de Monsanto causa defectos de nacimiento
-La catástrofe de los transgénicos en Estados Unidos, una lección para el mundo

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
538
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Monsanto vs humanidad

  1. 1. MONSANTO vs HUMANIDAD (NOTAS) -Nuevo estudio: La toxina Bt de Monsanto mata las células humanas de riñón -El herbicida RoundUp de Monsanto perjudica la fertilidad masculina -Estudio reciente encuentra la toxina Bt de los cultivos transgénicos en la sangre humana -Un estudio encuentra toxinas de transgénicos en un 93% de los bebés aún no nacidos -Ya es oficial: el herbicida Roundup de Monsanto causa defectos de nacimiento -La catástrofe de los transgénicos en Estados Unidos, una lección para el mundo
  2. 2. Nuevo estudio: La toxina Bt de Monsanto mata las células humanas de riñón El “biopesticida” de Monsanto conocido como Bt no sólo desarrolla la mutación de insectos y requiere un uso excesivo de pesticidas, sino que además, nuevos hallazgos muestran que también mata las células humanas de riñón – incluso en dosis bajas. Sorprendentemente, las supermalezas que cría el Roundup de Monsanto también tiene el mismo efecto. Los científicos han demostrado en una reciente investigación que el pesticida Bt, además del herbicida Roundup de Monsanto, presenta una toxicidad directa a las células humanas. Los resultados se suman a la larga lista de efectos peligrosos presentados por las creaciones genéticamente modificadas de Monsanto. Estos peligrosos cultivos Bt llenan actualmente el 39% de los cultivos GM cultivados a nivel mundial, y Monsanto no parece estar disminuyendo su campaña para ampliar su uso. Dirigido por Gilles-Eric Séralini, un científico francés de la Universidad de Caen, Séralini y su equipo no son ajenos a los efectos tóxicos de Bt y el glifosato – el componente principal que se utiliza en el Roundup. Anteriormente, Séralini y otro grupo de científicos descubrieron que el Roundup está vinculado a la infertilidad, matando a las células testiculares en las ratas. El informe señala que en el plazo de 1 a 48 horas de exposición, las células de los testículos de las ratas maduras resultaron estar dañadas o muertas. A tan solo 100 partes por millón (ppm), el bioinsecticida de Monsanto lleva a la muerte celular. Además, descubrieron que el Roundup a 57.2ppm aniquiló a la mitad de la población celular – 200 veces por debajo del uso agrícola. Esto es preocupante ya que los investigadores previamente detectaron Roundup en el 41% de las 140 muestras de agua subterránea tomadas en Cataluña, España, que estaba realmente por encima del límite de cuantificación. Incluso en dosis muy pequeñas, la investigación indica que el Roundup parece estar atacando a su biología. También se ha divulgado que el Roundup es perjudicial para otras formas de vida aparte de los seres humanos, está disminuyendo la población de mariposas monarca por matar las mismas plantas de las que dependen las mariposas para su hábitat y alimentación. Un estudio de 2011 publicado en la revista Conservación de Insectos y Diversidadencontró que el uso creciente de maíz modificado genéticamente Roundup Ready y soja está contribuyendo significativamente a la disminución de las poblaciones de mariposas monarca en América del Norte debido a la destrucción del algodoncillo. La evidencia que el biopesticida Roundup de Monsanto está perturbando la naturaleza y la seguridad de las personas por igual está clara, sin embargo, poco se está haciendo al respecto. Incluso la EPA está siendo bombardeada con llamadas a la acción, 22 expertos académicos ahora advierten a la EPA que los cultivos transgénicos están devastando el futuro de la producción agrícola. ¿Cuándo rendirá cuentas el gigante corporativo Monsanto por la devastación de sus creaciones?. Traducción: elnuevodespertar Fuente: activistpost.com
  3. 3. FUENTE: http://elnuevodespertar.wordpress.com/2012/03/15/nuevo-estudio-la-toxina-bt-de-monsanto- mata-las-celulas-humanas-de-rinon/ -El herbicida RoundUp de Monsanto perjudica la fertilidad masculina En un inquietante estudio publicado el mes pasado (Dic. 2011) en la Revista de Toxicología in Vitro, los investigadores encontraron que el popular “herbicida” de Monsanto, conocido como Roundup, que ha sido vinculado a más de 25 efectos adversos para la salud, también es capaz de interferir y/o dañar el sistema reproductivo masculino. Los investigadores probaron el Roundup, un herbicida a base de glifosato, en células testiculares de ratas maduras en un rango de concentración entre 1 y 10.000 ppm, al que calificaron como “el rango de un poco de orina humana y el de los niveles en el medio ambiente en la agricultura”. Encontraron que en el plazo de 1 a 48 horas de exposición al Roundup las células testiculares resultaron estar dañadas o muertas. Lo que es más preocupante aún, es que incluso con el supuesto “no tóxico” de concentración de 1 ppm de Roundup, o el glifosato en sí mismo, se observó unadisminución en un 35% de las concentraciones de testosterona. Tenga en cuenta que 1 ppm de Roundup es una concentración infinitesimal. Agua destilada, como punto de referencia, contiene entre 5-10 ppm de sólidos disueltos. ¿Cómo puede una pequeña concentración de Roundup/glifosato causar una profunda ruptura de la actividad biológica en células de los testículos?. El fenómeno se conoce como disrupción endocrina.
  4. 4. Los disruptores endocrinos son sustancias químicas que interfieren con la “síntesis, secreción, transporte, acción de unión, o la eliminación de las hormonas naturales del cuerpo que son responsables del desarrollo, el comportamiento, la fertilidad, y el mantenimiento de la homeostasis (el metabolismo celular normal)”, y es capaz de interferir con la salud hormonal, incluso en concentraciones mínimas. Mientras que una mayor concentración de Roundup puede resultar la muerte celular inmediata, una mucho más baja puede alterar la expresión hormonal y genética de esa célula, tal vez tomando el camino hacia una disfunción patológica, o incluso el cáncer. En última instancia, el problema con Roundup/glifosato y la disrupción endocrina no es simplemente teórico. La mayoría de nosotros en el mundo industrializado ya estamos siendo expuestos a concentraciones significativas en nuestro aire, lluvia, agua potable y alimentos. La exposición a herbicidas es sólo una forma de precipitación a partir de lo que es quizás en ejemplo de la más grande experimentación humana en masa que se haya realizado nunca: la cooptación del sistema mundial de producción de alimentos de primera necesidad de las empresas químicas y de biotecnología. No dimos nuestro consentimiento para este experimento, ni tampoco fuimos plenamente informados de lo que podría pasarnos. Sólo a través de la sensibilización, seremos capaces de cambiar el rumbo en contra de la química y el incesante asalto biológico contra la salud representados por empresas como Monsanto y Dow AgroScience. Traducción: elnuevodespertar Fuente: activistpost.com FUENTE: http://elnuevodespertar.wordpress.com/2012/01/05/el-herbicida-roundup-de-monsanto- perjudica-la-fertilidad-masculina/ Estudio reciente encuentra la toxina Bt de los cultivos transgénicos en la sangre humana
  5. 5. Han surgido nuevas dudas sobre la seguridad de los cultivos modificados genéticamente, informes de un reciente estudio reporta la presencia de la toxina Bt en la sangre humana por primera vez, toxina utilizada ampliamente en los cultivos transgénicos. Los cultivos genéticamente modificados incluyen genes extraídos de bacterias para hacerlas resistentes a los ataques de plagas. Estos genes hacen que los cultivos sean tóxicos para las plagas pero se arguye que no representan ningún peligro para el medio ambiente y la salud humana. La berenjena genéticamente modificada, cuyo lanzamiento comercial fue detenido hace un año, tiene una toxina derivada de una bacteria del suelo llamada Bacillus thuringiensis (Bt). Hasta ahora, los científicos y las corporaciones multinacionales que promueven los cultivos transgénicos han mantenido que la toxina Bt no representa ningún peligro para la salud humana, la proteína se descompone en el intestino humano, pero la presencia de esta toxina en la sangre humana muestra que esto no es así. Científicos de la Universidad de Sherbrooke, Canadá, han detectado la proteína insecticida, Cry1Ab, que circulan en la sangre de las mujeres embarazadas, así como las mujeres no embarazadas. También han detectado la toxina en la sangre fetal, lo que implica que podría pasar a la siguiente generación. El trabajo de investigación ha sido revisado por expertos y aceptado para su publicación en la revista Reproductive Toxicology. El estudio abarcó a 30 mujeres embarazadas y 39 mujeres que habían venido de ligadura de trompas en elCentro Hospitalario Universitario de Sherbrooke (CHUS) en Quebec. Ninguna de ellas había trabajado o vivido con un cónyuge que trabajara o estuviera en contacto con los pesticidas. Todas estaban consumiendo una dieta típica canadiense que incluye los alimentos modificados genéticamente como la soja, el maíz y las patatas. Las muestras de sangre fueron tomadas antes del parto para las mujeres embarazadas y en la ligadura de trompas para las mujeres no embarazadas. Después del nacimiento se realizó una toma de muestras de sangre del cordón umbilical. La toxina Cry1Ab se detectó en el 93 por ciento y 80 por ciento de las muestras de sangre materna y fetal, respectivamente, y en 69 por ciento de las muestras de análisis de sangre de las mujeres no embarazadas. Estudios anteriores habían encontrado rastros de la toxina Cry1Ab en el contenido gastrointestinal de los animales alimentados con maíz transgénico. Esto dio lugar a temores de que las toxinas no pudieran ser eliminadas con eficacia en los seres humanos y que podría llegar a haber un alto riesgo de exposición a través del consumo de carne contaminada. “Los datos de creación ayudará a las agencias reguladoras encargadas de la protección de la salud humana a tomar mejores decisiones”, señaló Aziz investigadores Aris yLeblanc Samuel. Dada la posible toxicidad de estos contaminantes del medio ambiente y la fragilidad del feto, se necesitan más estudios, especialmente aquellos que utilizan el enfoque de transferencia placentaria, agregaron los expertos que han advertido de graves consecuencias para la India. El aceite de semilla de algodón se hace a partir de semillas de algodón genéticamente modificadas y por tanto la toxina Bt puede ya haber entrado en la cadena alimentaria en la India.
  6. 6. “Reguladores indios deben detallar inmediatamente los estudios toxicológicos para conocer el grado de contaminación de la sangre humana con las toxinas Bt provenientes de aceite de semilla de algodón, así como determinar sus efectos de salud a largo plazo”, dijo Sharma. Traducción: elnuevodespetar Fuente: indiatoday FUENTE: http://elnuevodespertar.wordpress.com/2011/05/16/estudio-reciente-encuentra-la-toxina-bt-de- los-cultivos-transgenicos-en-la-sangre-humana/ Un estudio encuentra toxinas de transgénicos en un 93% de los bebés aún no nacidos Las empresas de GM afirmaron que las toxinas serían destruidas en el intestino Las toxinas que se implantan en los cultivos de alimentos transgénicos para matar plagas están llegando al torrente sanguíneo de las mujeres y a los bebés no nacidos, ha revelado una alarmante investigación. Un estudio señala que en el 93 por ciento de las muestras de sangre tomadas de mujeres embarazadas en el 80 por ciento de los cordones umbilicales dieron positivo por rastros de toxinas. Millones de hectáreas en América del Norte y del Sur están plantadas con maíz transgénico que contiene las toxinas, que se alimenta en grandes cantidades a la granja de ganado en todo el mundo – incluyendo a Gran Bretaña.
  7. 7. Sin embargo, ahora está claro que las toxinas para matar plagas de los cultivos están llegando a los seres humanos y a los bebés en el vientre materno – al parecer por los alimentos. No se sabe lo que, en su caso, el daño que esto causa, pero se especula que podría llevar a las alergias, el cáncer de anomalías o incluso aborto involuntario. Hasta la fecha la industria siempre ha argumentado que si estas toxinas fueron comidas por animales o seres humanos que serían destruidas en el intestino y pasarían fuera del cuerpo, no causando daño alguno. Autoridades de inocuidad de los alimentos en Gran Bretaña y Europa han aceptado estas garantías sobre la base de que los cultivos transgénicos efectivamente no son diferente a los producidos con métodos convencionales. Pero este estudio reciente parece que abrió un agujero en estas afirmaciones y ha provocado llamadas por la prohibición de las importaciones y una revisión total del régimen de seguridad para los cultivos y alimentos transgénicos. La mayor parte de la investigación mundial que se ha utilizado para demostrar la seguridad de los cultivos transgénicos ha sido financiado por la propia industria. El nuevo estudio fue llevado a cabo por médicos independientes en el Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Sherbrooke Centro Hospitalario en Quebec, Canadá. Tomaron muestras de sangre de 30 mujeres embarazadas y 39 mujeres que no estaban teniendo un bebé. Fueron en busca de restos de los plaguicidas asociados con el cultivo de alimentos transgénicos. Estas incluyen las toxinas llamadas Bt, que se implantan mediante técnicas de modificación genética en el maíz y otros cultivos.
  8. 8. Huellas de la toxina Bt se encontraron en la sangre del 93 por ciento de las madres embarazadas – 28 de un total de 30. También se encontró en el 80 por ciento de los cordones umbilicales – 24 de los 30. En el grupo de no embarazadas, los rastros se encontraron en la sangre del 69 por ciento – 27 de los 39. Se cree que la toxina entra en el cuerpo humano como resultado de comer carne, leche y huevos de animales de granja alimentados con maíz GM. El equipo canadiense dijo a la revista científica Toxicología reproductiva: “Este es el primer estudio para poner de relieve la presencia de los plaguicidas asociados a los alimentos modificados genéticamente en la sangre de las mujeres materna, fetal y no embarazadas.” Dijeron que la toxina Bt fue “claramente detectable y parece cruzar la placenta hacia el feto. Llamando a la acción, el equipo dijo: “Teniendo en cuenta la potencial toxicidad de estos contaminantes del medio ambiente y la fragilidad del feto, se necesitan más estudios.” El director de GM Freeze, que reúne a la comunidad, organizaciones de consumidores y del medio ambiente frente a la agricultura GM, describió la investigación como «muy grave». Pete Riley, dijo: “Esta investigación es una gran sorpresa ya que muestra que las proteínas Bt han sobrevivido al sistema digestivo humano y pasó a la fuente de la sangre – algo que los reguladores dijeron que no podría suceder. “Los reguladores necesitan volver a evaluar urgentemente sus opiniones, y la UE debería utilizar las cláusulas de salvaguardia en la normativa para evitar aún más los cultivos transgénicos Bt se cultivan o importan para la alimentación animal o alimentos hasta que las consecuencias potenciales para la salud hayan sido evaluadas por completo.”
  9. 9. El Consejo de Agricultura de la Biotecnología, que habla en nombre de la industria de los transgénicos, puso en duda la fiabilidad y el valor de la investigación. Su presidente, el Dr. Julian Little, dijo: “El estudio se basa en el análisis que se ha utilizado en estudios de alimentación anterior y ha demostrado ser poco fiables.” Dijo que las toxinas que se encuentran también se utilizan en otros sistemas de cultivo y la jardinería “, sin daño para la salud humana”. El Dr. Little dijo: “Los cultivos biotecnológicos están rigurosamente probado para la seguridad antes de su uso y más de dos billones de comidas hechas con ingredientes modificados genéticamente se han consumido con seguridad en todo el mundo durante los últimos 15 años sin un solo problema de salud justificado.” Traducción: elnuevodespertar Fuente: dailymail.co.uk FUENTE: http://elnuevodespertar.wordpress.com/2011/05/27/un-estudio-encuentra-toxinas-de- transgenicos-en-un-93-de-los-bebes-aun-no-nacidos/ Ya es oficial: el herbicida Roundup de Monsanto causa defectos de nacimiento
  10. 10. Un nuevo informe por parte de algunos científicos de alto nivel lo han clavado, y Monsanto no será feliz. La Agro-gigante ha construido su modelo de negocio, incluidos los cultivos genéticamente modificados (OGM) que dominan el mercado de los EE.UU. en torno a su herbicida de la marca Roundup, y lo último que querrá admitir es que causa defectos de nacimiento. Pero eso es precisamente lo que un diverso grupo de científicos – incluyendo de laUniversidad de Cambridge, King’s College London School of Medicina, y el Instituto de Biología, UNICAMP, São Paulo, Brasil – han encontrado. Las principales conclusiones: -La industria (incluyendo Monsanto) ha conocido desde la década de 1980 que el glifosato causa malformaciones en animales de experimentación en dosis elevadas. -La industria ha sabido desde 1993 que estos efectos también puede ocurrir con dosis bajas y medias. -El gobierno alemán conocía al menos desde 1998, que el glifosato provoca malformaciones. -El panel de la Comisión de Expertos Científicos de la UE ya sabía en 1999 que el glifosato provoca malformaciones.
  11. 11. -La Comisión Europea conocía desde 2002 que el glifosato provoca malformaciones. Este fue el año en que la división de la Dirección General de la DG SANCO publicó su informe final del examen, por el que se sientan las bases para la aprobación actual de glifosato. El informe incluye una buena cantidad de detalles técnicos para mostrar cómo los reguladores se inclinaron hacia atrás para descontar esos estudios, y hacer que pareciese que no había problemas con Roundup. Cómo ocultarse detrás de la mala ciencia Un problema importante es que los estudios se realizan de una forma barata y con muy pocos animales, por lo que para observar resultados completos, los investigadores se ven obligados a usar dosis muy altas, así Monsanto puede alegar que las dosis eran muy altas y que por supuesto, serían de gran toxicidad, y que … “No hay evidencia de toxicidad en dosis bajas”. Sin embargo, estudios independientes (como Suresh, 1993) si muestran toxicidad con dosis bajas. Los reguladores ignoraron por completo estos estudios … El grupo señaló que, aun cuando aumenta la presión sobre Europa para permitir la venta de semillas transgénicas Roundup Ready (en particular de las de Monsanto infestadas de la administración Obama), la UE ha pospuesto una revisión de la seguridad del Roundup de junio de 2011 a … 2015. ¿Cuánto Roundup estamos comiendo? Se han detectado residuos sustancial en la soja, los trabajadores agrícolas están expuestos en los campos, como también los propietarios que lo utilizan en sus jardines y los transeúntes que respiran cuando es rociado en las carreteras para reducir las malas hierbas. La cosa es segura, ¿verdad? Se usa en todas partes. Puede leer el informe completo en aquí. Traducción: elnuevodespertar Fuente: redgreenandblue.org FUENTE: http://elnuevodespertar.wordpress.com/2011/06/11/ya-es-oficial-el-herbicida-roundup-de- monsanto-causa-defectos-de-nacimiento/ La catástrofe de los transgénicos en Estados Unidos, una lección para el mundo
  12. 12. Imagen de referencia | Foto: AD 15 Agosto, 2013 Según el biologo Mae-Wan Ho, está a punto de estallar la bomba de relojería ecológica asociada a los trangénicos. Al cabo de varios años de aplicación constante de herbicidas patentados de glifosato, como el muy famoso Roundup de Monsanto, han evolucionado nuevas "super malas hierbas" resistentes a los herbicidas como una respuesta de la naturaleza ante los intentos del hombre de violarla. Para controlar a las super malas hierbas se necesita mucho más, no menos, herbicida. Los no elegidos potentados de la Comisión de la Unión Europea en Bruselas han tratado de invalidar recientemente lo que repetidamente ha demostrado ser la abrumadora oposición de la población de la UE a que se propaguen los organismos modificados genéticamente (OMG) por la agricultura de la UE. El presidente de la Comisión de la UE tiene ahora un contable maltés como comisionado de sanidad y medio ambiente para dar el visto bueno a la adopción de los OMG. El anterior comisionado de medio ambiente de la UE procedente de Gracia se oponían ferozmente a los OMG. El gobierno chino también ha señalado que puede aprobar una variedad de arroz OMG. Antes de que las cosas vayan demasiado lejos, harían bien en observar atentamente el mayor laboratorio de OMG del mundo, Estados Unidos. Ahí los cultivos OMG son todo menos beneficiosos. Todo lo contrario. Lo que se elimina cuidadosamente de la propaganda de Monsanto y de otras agroindustrias a la hora de promocionar cultivos modificados genéticamente como una alternativa a los cultivos convencionales es el hecho de que en todo el mundo hasta el presente las cultivos de OMG han sido manipulados y patentados sólo por dos razones: la primera, ser resistentes o "tolerantes" al patentado herbicida químico glifosato altamente tóxico que Monsanto y los demás obligan a comprar a los agricultores como condición para comprar sus patentadas semillas. La segunda característica es que las semillas OMG han sido modificadas genéticamente para resistir a insectos específicos.
  13. 13. Contrariamente a los mitos de relaciones públicas promovidos en su propio interés, no existe una sola semilla OMG que proporcione un mayor rendimiento en la cosecha que las convencionales, ninguna que requiera menos herbicidas químicos tóxicos, por la simple razón de que no hay beneficio en ello. La plaga de las super-semillas gigantes Como ha señalado el destacado opositor a los OMG y biólogo, el dr. Mae-Wan Ho del Instituto de Ciencia de Londres, las compañías como Monsanto incorporan a sus semillas una tolerancia a los herbicidas gracias a una forma de insensibilidad al glifosato del gen codificado para el enzima atacado por el herbicida. El enzima deriva de la bacteria del suelo Agrobacterium tumefaciens. La resistencia a los insectos se debe a una o más toxinas derivadas de la bacteria del suelo Bt (Bacillus thuringiensis). Hacia 1997 Estados Unidos empezó a cultivar a gran escala plantes OMG por motivos comerciales. En este momento las cosechas de OMG ocupan entre el 85% y el 91% de las zonas plantadas con los principales cultivos de Estados Unidos, soja, maíz y algodón, en casi 171 millones de acres. Según Ho, está a punto de estallar la bomba de relojería ecológica asociada a los OMG. Al cabo de varios años de aplicación constante de herbicidas patentados de glifosato, como el muy famoso Roundup de Monsanto, han evolucionado nuevas "super malas hierbas" resistentes a los herbicidas como una respuesta de la naturaleza ante los intentos del hombre de violarla. Para controlar a las super malas hierbas se necesita mucho más, no menos, herbicida. ABC Television, una importante cadena nacional de televisión estadounidense, elaboró hace poco un documental sobre las super malas hierbas titulado "No se puede acabar con las super malas hierbas" [1]. Entrevistaron a agricultores y científicos de toda Arkansas que describían los campos invadidos por gigantescas malas hierbas de Amaranthus palmeri que podían soportar todas las pulverizaciones de glifosato que les hicieran los agricultores. Entrevistaron a un agricultor que había gastado 400.000 € en sólo tres meses en un intento frustrado de acabar con las malas hierbas. Las nuevas super malas hierbas son tan robustas que las cosechadoras no pueden cosechar los campos y las herramientas manuales se rompen al tratar de cortarlas. Sólo en Arkansas esta nueva plaga biológica mutante ha invadido al menos 400.000 hectáreas de soja y algodón. No se dispone de datos detallados de otras zonas agrícolas pero se cree que son similares. Se ha informado de que el pro-OMG y pro-agroindustria Departamento de Agricultura de Estados Unidos ha mentido acerca del verdadero estado de las cosechas estadounidenses, en parte para ocultar la nefasta situación y para evitar que estalle una revuelta contra los OMG en el mayor mercado de estos del mundo. Una variedad de super mala hierba, la Amaranthus palmeri, puede alcanzar hasta 2,4 metros de altura, soporta fuertes calores y prolongadas sequías, y produce miles de semillas con un sistema de raíces que agota los nutrientes de los campos. Si se la deja crecer libremente, ocupa todo un campo en un año. Algunos agricultores se han visto obligados a abandonar sus tierras. Hasta el momento, además de en Arkansas, también en Georgia, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Tennessee, Kentucky, Nuevo México, Mississippi y más recientemente, en Alabama y Missouri se ha detectado la invasión de Amaranthus palmeri en regiones de cultivos de OMG. Los especialistas en malas hierbas de la Universidad de Georgia calculan que sólo dos plantas de Amaranthus palmeri por cada 6 metros de largo en las filas de algodón pueden reducir el rendimiento en al menos un 23%. Una sola planta de mala hierba puede producir 450.000 semillas [2].
  14. 14. Se está encubriendo el peligro de la toxicidad del Roundup El glifosato es el herbicida más utilizado en Estados Unidos y en todo el mundo. Patentado y vendido por Monsanto desde la década de 1970 bajo el nombre comercial de Roundup, es un componente obligato rio al comprar las semillas OMG de Monsanto. Usted no tiene usted más que ir a la tienda de jardinería local, pedirlo y leer la etiqueta cuidadosamente. Como detallo en mi libro, Seeds of Destruction: The Hidden Agenda of Genetic Manipulation, unas compañías que eran fundamentalmente compañías químicas (Monsanto Chemicals, DuPont and Dow Chemicals) desarrollaron en la década de 1970 las cosechas OMG y las semillas patentadas, con un importante apoyo financiero de la pro-eugenista Fundación Rockefeller. Las tres compañías se vieron implicadas tanto en el escándalo del muy tóxico Agente Naranja utilizado en Vietnam, como en el de la dioxina en la década de 1970, y mintieron para ocultar el verdadero daño infligido tanto a sus propios empleados como a poblaciones civiles y militares expuestos a ellos. Sus semillas OMG patentadas se consideraron un medio inteligente de obligar a comprar cada vez más sus productos químicos agrícolas, como el Roundup. Los agricultores tenían que firmar un contrato con Monsanto en el que se estipulaba que sólo se podía usar el pesticida Roundup de Monsanto. De esta manera los agricultores están atrapados y obligados a comprar nuevas semillas de Monsanto en cada cosecha, además del tóxico glifosato. En un equipo dirigido por el biólogo molecular Gilles-Eric Seralini, la Universidad de Caen, Francia, realizó un estudio que demuestra que el Roundup contenía un ingrediente, el polyethoxylated tallowamine, o POEA. El equipo de Seralini demostró que el POEA en el Roundup era incluso más mortífero para los embriones humanos y para las células de la placenta o del cordón umbilical que el propio glifosato. Aparte del glifosaro, Monsanto se niega a dar a conocer detalles del contenido de su Roundup alegado que es objeto de una patente [3]. El estudio Seralini encontró que los ingredientes inertes del Roundup amplifican los efectos tóxicos sobre las células humanas, ¡incluso en concentraciones mucho más diluidas que las utilizadas en granjas y pastos! El equipo francés estudió múltiples concentraciones de Roundup, desde la dosis típica de cultivos o pastos hasta concentraciones 100.000 veces más diluidas que los productos que se venden en el mercado. Los investigadores encontraron que era dañino para las células en todas las concentraciones. La propaganda del glifosato y del Roundup señala que son "menos tóxicos que la sal de mesa" en un panfleto del Instituto de Biotecnología que promueve las cosechas de OMG como 'combatientes de las malas hierbas'. Trece años de cosechas de OMG en Estados Unidos han aumentado el uso total de pesticidas en 318 millones de libras en vez de reducirlo como prometían los Cuatro Jinetes del Apocalipsis OMG. La carga extra de enfermedades en la nación a causa de ello es considerable. En todo caso, tras la introducción comercial de las semillas OMG de Monsanto en Estados Unidos, el uso de glifosato ha aumentado más del 1.500% entre 1994 y 2005. En Estados Unidos se utilizan al año aproximadamente 100 millones de libras de glifosato en pastos y granjas, y en los últimos 13 años se han utilizado en más de mil millones de acres. Según se ha informado, cuando se le preguntó al director de desarrollo técnico de Monsanto, Rick Cole, afirmó que los problemas eran "manejables". Aconseja a los agricultores alternar cosechas y utilizar diferentes tipos de herbicidas elaborados anteriormente por
  15. 15. Monsanto. Monsanto está animando a los agricultores a mezclar glifosato con otros herbicidas, como el 2,4-D, prohibido en Suecia, Dinamarca y Noruega por su relación con el cáncer y con daños reproductivos y neurológicos. El 2,4-D es un componente del Agente Naranja, producido por Monsanto para ser utilizado en Vietnam en la década de los 1960. Los agricultores estadounidenses se cambian a los cultivos biológicos Según se informa, en todo Estados Unidos los agricultores están volviendo a los cultivos tradicionales no OMG. Según un nuevo informe del Departamento de Agricultura de Estados Unidos, las ventas al por mayor de comida orgánica aumentaron hasta 21.100 millones de dólares en 2008 desde los 3.600 millones en 1997[4]. El mercado es tan floreciente que las granjas orgánicas a veces compiten por producir una oferta suficiente capaz de seguir el rápido ascenso de demanda de los consumidores, lo que lleva a una escasez periódica de productos orgánicos. La nueva coalición liberal-conservadora en el Reino Unido está apoyando enérgicamente que se levante la prohibición de facto de los OMG en este país. El Consejero Científico Jefe de Reino Unido, Prof. John Beddington, escribió recientemente un artículo en el que erróneam ente afirmaba: "La próxima década verá el desarrollo de combinaciones de rasgos deseables y la introducción de nuevas características como la tolerancia a la sequía. Para mitad de siglo puede que sean factibles opciones más radicales relacionadas con rasgos altamente poligénicos". Continuaba prometiendo "animales clonados con una inmunidad innata a las enfermedades gracias a la ingeniería genética" y más cosas. Muchas gracias, pero creo que podemos prescindir de eso. Un reciente estudio de la Universidad Estatal de Iowa y del Departamento de Agricultura de Estados Unidos que evalúa los resultados en granjas durante los tres años de transición que cuesta cambiar de producción convencional a producción orgánica certificada demostraba unas ventajas notables de la agricultura orgánica sobre las cosechas OMG e incluso sobre las cosechas convencionales no OMG. En un experimento que ha durado cuatro años (tres de transición y el primer año orgánico) el estudio demuestra que aunque los rendimientos cayeron inicialmente, se equipararon en el tercer año y para el cuarto los rendimientos superaron a los convencionales tanto para la soja como para el maíz. Del mismo modo, se ha publicado recientemente la Evaluación Internacional de Conocimientos Agrícolas, Ciencia y Tecnología para el Desarrollo (IAASTD, en sus siglas en inglés), [que es] el resultado de tres años de deliberaciones por parte de 400 científicos y representantes no gubernamentales procedentes de 110 países de todo el mundo. Llega a la conclusión de la agricultura orgánica a pequeña escala es la vía que hay que seguir para luchar contra el hambre, las desigualdades sociales y los desastres medioambientales [5]. Como argumenta el dr Ho, se necesita urgentemente un cambio fundamental en la práctica agrícola antes de que la catástrofe agrícola se extienda más a tra vés de Alemania y el resto de la UE hasta el resto del mundo [6]. F. William Engdahl es autor de Seeds of Destruction: The Hidden Agenda of Genetic Manipulation. Fuente: http://www.globalresearch.ca/ Notas:
  16. 16. [1] Super weed can't be killed, abc news, 6 de octubre de 2009. Véase también, Jeff Hampton, N.C. farmers battle herbicide-resistant weeds, The Virginian-Pilot, 19 de julio de 2009, http://hamptonroads.com/2009/ 07/nc-farmers-battle- herbicideresistant-weeds [2] Clea Caulcutt, 'Superweed' explosion threatens Monsanto heartlands, Clea Caulcutt, 19 de abril de 2009,http://www.france24.com/en/ 20090418-superweed-explosion- threatens-monsanto-heartlands- genetically-modified-US-crops [3] N. Benachour and G-E. Seralini, Glyphosate Formulations Induce Apoptosis and Necrosis in Human Umbilical, Embryonic, and Placental Cells, Chem. Res. Toxicol., Article DOI: 10.1021/tx800218n. Fecha de publicación (en la web): 23 de diciembre de 2008. [4] Carolyn Dimitri y Lydia Oberholtzer, Marketing U.S. organic foods: recent trends from farms to consumers, USDA Economic Research Service, septiembre de 2009, http://www.ers.usda.gov/ Publications/EIB58/ [5] International Assessment of Agricultural Knowledge, Science and Technology for Development, IAASTD, 2008, http://www.agassessment.org/ index.cfm?Page=Press_ Materials&ItemID=11 [6] Ho MW.UK Food Standards Agency study proves organic food is better. Science in Society 44, 32-33, 2009. http://olca.cl/oca/transgenicos/transgenicos053.htm FUENTE: http://canal311.com/index.php/analisis/item/378-catastrofe-trasngenicos-eeuu

×