Geopolítica del agua embotellada(NOTAS)

2,328 views
2,133 views

Published on

"Si las guerras de este siglo se libraron por el petróleo, las del siglo XXI se combatirán por el agua", vaticinó en 1995 Ismail Serageldin, vicepresidente del Banco Mundial. Un género especial de estas guerras del agua se libra ahora entre los grandes conglomerados en el mercado de la sed de los países más pobres.

Negocio gigante: agua envasada para los nueve millones de habitantes de Harbin (China) en 2005. FOTO: EPA/EFE
En Indonesia, sólo el 15% de los hogares están conectados a una red de abastecimiento de agua potable, según el Programa Conjunto de Supervisión de la OMS y Unicef. Y sin embargo, o precisamente por ello, es el segundo mayor consumidor de agua envasada del continente y el séptimo del planeta. En ese archipiélago, Danone controla el 75% del grupo Aqua, propietario de la primera marca de agua purificada. Nestlé y Coca-Cola ya controlan juntas el 68% de la segunda empresa del sector, según Kenth Kaerhoeg, director de Comunicación de Coca-Cola Asia.
India, que en pocas décadas tendrá más habitantes que China, es otro caramelo para las multinacionales. Saben que el agua envasada todavía no es una bebida mayoritaria en la mayor democracia del mundo, pero sí la que más crece, debido a la mala calidad del agua del grifo y a pesar de que cada metro cúbico cuesta unos 240 euros. Según la prensa nacional, tanto Nestlé como Danone intentaron comprar la marca líder, Bisleri, pero las negociaciones no dieron fruto, aunque las multinacionales no han querido confirmarlo ni desmentirlo. Y en 2002, Kinley, de Coca-Cola, se había hecho con el primer puesto en cuanto a venta individual. "Con una cuota de mercado superior al 25% en el mercado indio de venta al por menor, se ha revelado como una marca extremadamente fuerte en todos los mercados urbanos", sostiene Kaer- hoeg. Además, está pisando fuerte en el sector con más expectativas, los grandes envases para domicilios y oficinas, a través de una agresiva estrategia de compra de marcas locales, según la prensa nacional.

Published in: Education
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
2,328
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
46
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Geopolítica del agua embotellada(NOTAS)

  1. 1. GEOPOLÍTICA DEL AGUA EMBOTELLADA (Notas) -El titular de Nestlé pide privatizar el agua y no la considera un derecho -Danone y Nestlé pelean por los consumidores de agua Premium GEOPOLÍTICA DEL AGUA EMBOTELLADA Por Natalia Herráiz La mitad del planeta bebe agua insalubre o contaminada. La otra mitad derrocha y menosprecia el líquido de sus grifos. En ambos mundos, las empresas del agua embotellada quieren sacar provecho. Y,
  2. 2. a pesar del gran coste comparativo que supone frente al agua corriente, su consumo crece en algunos países en desarrollo hasta un 15% anual. Eau de Paris no es, a pesar del glamour que destila su nombre, un perfume fabricado en la capital francesa. Es sólo una botella de cristal vacía, pero de diseño, lanzada en marzo de 2005 por el Ayuntamiento parisino para recordar que el agua del grifo de la ciudad no tiene nada que envidiar a Evian o Perrier, las marcas preferidas del país, y resulta mil veces más barata. La idea se le ocurrió a Anne Le Strat, responsable de la compañía municipal de abastecimiento de agua, al enterarse de que la mitad de sus habitantes la bebían en botella. Mover un dedo y obtener (o desperdiciar) 12 litros de agua potable por minuto es un sueño para millones de seres humanos. A pesar de que la mayoría disfruta de ese lujo, los españoles beberán en 2006 unos 140 litros del preciado líquido en botella. Mientras, en Etiopía, cada mañana, miles de niñas caminarán durante horas para llevar a sus familias la cantidad imprescindible para sobrevivir. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de mil millones de personas no disfrutan de agua potable segura -un derecho reconocido por Naciones Unidas, entre otras instituciones-, lo cual les condena a la pobreza y la enfermedad y elimina de raíz sus esperanzas de desarrollo. Antes de que los ciudadanos del sediento Tercer Mundo hayan cruzado las puertas del paraíso del grifo y la cisterna, los envases de agua, omnipresentes en Europa desde hace décadas, y más recientemente en EE UU, se están introduciendo en sus vidas con toda la fuerza de multinacionales como Nestlé o Danone. Lo que, a primera vista, parece un negocio inocente y sin interés puede tener consecuencias de gran envergadura para todos. El coste, los daños medioambientales y los deficientes controles de calidad, en muchos lugares del planeta, hacen que la preocupación de Anne Le Strat sea global. "Incluso donde están reguladas, las plantas embotelladoras están peor vigiladas que las otras industrias alimenticias y las canalizaciones públicas", sostiene Peter Gleich, coordinador de The World's Water 2004-2005 y uno de los mayores expertos en la materia. "En cuestión de 30 años el agua embotellada ha pasado de no ser prácticamente nada a que se hable de ella como la segunda o tercera mercancía que más dinero mueve en el mundo, después del petróleo y el café", asegura Chris Middleton, director de la consultora australiana de marketing de bebidas Fountainhead. El resultado es que los habitantes del planeta beben 148.000 millones de litros anuales, según Nestlé, alrededor del doble que en 1996, y se gastan unos 84.000 millones de euros cada año, según Gleich.
  3. 3. BALLENAS Y 'PEZQUEÑINES' Este boom es, ante todo, un éxito de marketing, de acuerdo con el estudio de Catherine Ferrier Agua embotellada. Entender un fenómeno social, encargado por World Wide Fund for Nature (WWF) en 2001. Las campañas han convencido a muchos occidentales de que el agua mineral es de mejor calidad, más sana y que, además, supone ascender un peldaño en la escala social. Por ello, no es de extrañar que gigantes de los alimentos y bebidas como Nestlé, Danone, Coca-Cola y Pepsi lideren las ventas. "Dominan la producción, la distribución y la comunicación con el consumidor. Éste es un mercado de pocas ballenas y muchos pezqueñines", dice Middleton. La suiza Nestlé Waters copa alrededor del 17% del mercado mundial, con 27.600 empleados y 77 marcas, entre ellas las francesas Perrier y Vittel y las italianas San Pellegrino y Acqua Panna, que casi monopolizan los restaurantes italianos del mundo. Danone le pisa los talones, con algunas de las marcas más rentables, como Evian (la marca mineral más vendida del planeta) o Wahaha ("el niño sonriente"), una de las favoritas de los chinos. Aunque el crecimiento más acelerado del fenómeno se da en Suramérica y Asia, el mayor mercado nacional es el estadounidense, donde cada ciudadano bebe unos 85,5 litros al año, una afición sólo superada por su obsesión por los refrescos, de los que puede ingerir el doble. Sorprendentemente, sus marcas preferidas (Aquafina, de Pepsi, y Dasani, de Coca-Cola, según la Beverage Marketing Corporation [BMC]) no contienen agua mineral natural (de origen subterráneo profundo y mineralización constante) ni de manantial (de mineralización variable), sino potabilizada, también
  4. 4. llamada "preparada, tratada o purificada", que puede proceder, incluso, de la red pública. Nada que ver con el paladar europeo. Cuando se descubrió en 2004 que Coca-Cola comercializaba en el Reino Unido agua del grifo, se levantó un gran revuelo en el Viejo Continente. La costumbre de beber agua en botella está muy arraigada en Europa, y por ello es la región donde menos crece su consumo. Los europeos se beben el 29,5% del líquido que se envasa en el mundo, unos 64 litros anuales por persona, aunque casi el doble en sus Estados más ricos. Aun así, en los últimos 10 años las ventas se han duplicado en España, el cuarto país del continente en consumo por habitante, detrás de Italia, Alemania y Francia, según los datos más recientes de los que dispone la Asociación Nacional de Empresas de Aguas de Bebida Envasadas (ANEABE), que se refieren a 2004. Aquel año, cada español bebió, según esta organización, 120 litros, alrededor de 5.200 millones de litros en total. Las últimas cifras publicadas por la consultora de bebidas Canadean son otras: España fue en 2004 el tercer mercado de Europa por consumo, con muchas posibilidades de pasar al segundo puesto, y cada persona adquirió 136 litros. Un puñado de empresas se reparten cerca del 40% del mercado español (según cálculos a partir de las cifras aportadas por algunas de las organizaciones): Danone (en cabeza, con Font Vella y Lanjarón), seguida de la suiza Nestlé Waters (con Perrier, Vitel y Viladrau, y, sobre todo, Aquarel, cuya facturación se ha incrementado en un 5,5% desde 2002, hasta 22,2 millones de euros), el Grupo Pascual (Bezoya) y el Grupo Vichy Catalán (Vichy, Mondariz, Malavella…). Coca-Cola quiere popularizar Aquabona, y Pepsi aspira a seducir con Aquafina, un agua preparada, pero Font Vella no se deja alcanzar y mantiene el liderazgo indiscutible, con una cuota de mercado del 16,2% y una facturación neta de 187 millones de euros, según fuentes de la empresa. A diferencia de EE UU, la inmensa mayoría de los españoles sigue exigiendo agua mineral natural. Además, como la mayoría del planeta -salvo Europa del Norte y del Este-, la prefieren sin gas, en un 95%. Y si en Alemania o Austria la compran en botella de cristal retornable, debido a las medidas públicas a favor del reciclaje, España prefiere el plástico. Un detalle: al contrario que Italia o Francia, la producción española se centra (un 99,8%, según ANEABE) en el consumo interno, que crecen a un ritmo anual del 8%. Font Vella y Nestlé Waters afirman que sus productos no se exportan, mientras Vichy Catalán no ha querido facilitar datos al respecto para este artículo. Una vez que las ballenas se han consolidado en Europa y EE UU, sus esfuerzos se concentran en el Tercer Mundo, donde introducen sus marcas purificadas y adquieren las locales. Una estrategia que Nestlé ha seguido incluso en Cuba, donde ha comprado Ciego Monteiro y Los Portales. El mercado asiático crece a un ritmo vertiginoso: las ventas se duplicaron entre 1997 y 2002, y ya supone el 22,7% del total, según la BMC. La contaminación de los recursos hídricos, como el vertido químico que privó deoro potable a los habitantes de la ciudad china de Harbin durante cinco días el pasado noviembre, o el de diciembre en Sahoguan, en el sur del país, es un acicate más para la expansión del agua embotellada en los países en vías de desarrollo. El gigante asiático se ha convertido en el tercer mayor consumidor, con unos 10.000 millones de litros anuales. Por ahora, esto sólo significa una media de ocho litros por persona, pero si los 1.300 millones de chinos quisieran imitar a los españoles, beberían en total más de 150.000 millones de litros al año, es decir, más que el resto del planeta hoy. Es difícil imaginar los montones de plástico desechado que eso supondría para el medio ambiente. Afortunadamente, esta situación es aún consumo-ficción.
  5. 5. Futuro de maíz "Los envases, tanto si son de vidrio como de plástico, deben hacer varios ciclos y permanecer el mayor tiempo posible en circulación", afirma Leticia Baselga, de Ecologistas en Acción, organización que está intentando establecer en Barcelona un programa de retorno de garrafas de plástico de entre cinco y ocho litros, en colaboración con la Agencia de Residuos de Cataluña. Cada año se emplean 1,5 millones de toneladas de plástico para envasar agua en todo el mundo, pero sólo se recicla el 20%, lo que, para muchos defensores del medio ambiente, es insostenible. A día de hoy, el reciclaje es una buena alternativa, pero en el futuro el maíz puede ser la solución. Biota, una marca de agua de manantial de Colorado (EE UU), utiliza envases compostables fabricados a partir de maíz, que se descomponen fácilmente en agua, dióxido de carbono y material orgánico. De momento, el año pasado ganó el premio al mejor envase y diseño de la Asociación Internacional de Agua Embotellada, y se anuncia como "una empresa que cuida el planeta". -N.H. LUCHA DE TITANES "Si las guerras de este siglo se libraron por el petróleo, las del siglo XXI se combatirán por el agua", vaticinó en 1995 Ismail Serageldin, vicepresidente del Banco Mundial. Un género especial de estas guerras del agua se libra ahora entre los grandes conglomerados en el mercado de la sed de los países más pobres. En Indonesia, sólo el 15% de los hogares están conectados a una red de abastecimiento de agua potable, según el Programa Conjunto de Supervisión de la OMS y Unicef. Y sin embargo, o precisamente por ello, es el segundo mayor consumidor de agua envasada del continente y el séptimo del planeta. En ese archipiélago, Danone controla el 75% del grupo Aqua, propietario de la primera marca de agua purificada. Nestlé y Coca- Cola ya controlan juntas el 68% de la segunda empresa del sector, según Kenth Kaerhoeg, director de Comunicación de Coca-Cola Asia. India, que en pocas décadas tendrá más habitantes que China, es otro caramelo para las multinacionales. Saben que el agua envasada todavía no es una bebida mayoritaria en la mayor democracia del mundo, pero sí la que más crece, debido a la mala calidad del agua del grifo y a pesar de que cada metro cúbico cuesta unos 240 euros. Según la prensa nacional, tanto Nestlé como Danone intentaron comprar la marca líder, Bisleri, pero las negociaciones no dieron fruto, aunque las multinacionales no han querido confirmarlo ni desmentirlo. Y en 2002, Kinley, de Coca-Cola, se había hecho con el primer puesto en cuanto a venta individual. "Con una cuota de mercado superior al 25% Negocio gigante: agua envasada para los nueve millones de habitantes de Harbin (China) en 2005. FOTO: EPA/EFE
  6. 6. en el mercado indio de venta al por menor, se ha revelado como una marca extremadamente fuerte en todos los mercados urbanos", sostiene Kaer- hoeg. Además, está pisando fuerte en el sector con más expectativas, los grandes envases para domicilios y oficinas, a través de una agresiva estrategia de compra de marcas locales, según la prensa nacional. AGUAS TURBULENTAS Peter Gleich ve peligros en este desembarco: "Temo que la disponibilidad de agua envasada como alternativa al agua limpia y segura municipal frene las presiones internacionales para proporcionar agua segura a todos los seres humanos (…). Por coste, por controles y por equidad [el agua embotellada] no debe dejar de ser una solución temporal y nunca debe sustituir al suministro público, porque quienes más problemas de acceso tienen, los países pobres, se verían obligados a pagar precios inflados por un agua proporcionada por vendedores privados o empresas de agua envasada". En 1998, Nestlé lanzó en Pakistán la línea Pure Life, un agua purificada para los países en desarrollo, que se comercializa desde Argentina y Brasil a Vietnam, pasando por Egipto, Uzbekistán, Indonesia o China. La propia empresa reconoce que "el agua tratada está disponible sobre todo en Asia, América Latina y Oriente Medio, donde su desarrollo está relacionado con las dificultades de acceso a los recursos naturales, junto con el enorme crecimiento de la urbanización". De hecho, más de la mitad del líquido que se vende en botella en el planeta es purificado, no mineral, según la Unesco. En la frontera de EE UU con México, los niños no beben agua corriente, sino coca-cola, pero el país latinoamericano consume más agua envasada por persona que la mayoría de europeos. En Brasil y Venezuela el consumo aumentó un 15,4% y un 12,8%, respectivamente, entre 1999 y 2004, según la BMC. En Latinoamérica (donde se han producido duros conflictos entre la población y las empresas concesionarias del agua corriente), la actividad de las multinacionales del agua embotellada no ha estado exenta de conflictos. Por dar sólo un ejemplo, en Brasil, Nestlé ha sido acusada por la organización ecologista brasileña Ciudadanía por las Aguas de sobreexplotar el Parque de São Lourenço, desmineralizar el líquido original para fabricar Pure Life y saltarse las leyes. La empresa siempre lo ha negado. Bebedores de élite En Europa y Estados Unidos, la gran paradoja es que, aunque las redes públicas nunca han sido más seguras, los consumidores aceptan pagar miles de veces más por una botella de agua mineral. En 2003, cada metro cúbico (1.000 litros) de agua embotellada costaba en España unos 340 euros, según el informe de GleichThe World's Water 2004-2005, mientras la misma cantidad del grifo cuesta FOTOS: CORTESÍA DE VOSS, LANDOR Y WAWALI BARCELONA
  7. 7. alrededor de 1,5 euros. En Italia ya superaba los 800 euros en 1999. En California (EE UU), se acercaba a los 900 euros en 2003, mientras la del suministro público no llegaba a 50 céntimos. Las envasadoras no venden sólo un líquido para la sed, sino un recipiente, que es mucho más caro que el contenido. "Como mínimo, el 90% del coste real de una botella de agua en una tienda se debe a elementos distintos al agua: embotellado, transporte, marketing, distribución...", sostiene Catherine Ferrier. "El mercado español de aguas de lujo está aún por desarrollar", asegura Steve Rowe, gerente de Wawali, que aspira a "proporcionar a los consumidores sobrados motivos para unirse a la emergente cultura del agua". Esta empresa de Barcelona comercializa marcas "súper premium, premium y especiales", a través de establecimientos gourmet, balnearios, tiendas de diseño, moda o restaurantes de lujo. Una de ellas es la neozelandesa Antipodes, cuyo nombre pretende evocar no sólo el otro lado del planeta, sino la inmersión en "otro mundo", según Simon Wooley, portavoz de la envasadora. No puede venderse en supermercados. "El diseño y el modo de distribución son ejemplos primordiales de por qué Antipodes es diferente", añade. La botella de un litro podría probarse por unos 7,50 euros, al menos ése es el precio recomendado por el productor. Una botella de la francesa Chateldon puede salir algo más barata, unos cinco euros. Es de esperar que pronto se podrán degustar en los bares de aguas, locales donde se sirve casi únicamente esta bebida, pero aún no han desembarcado en España. El bar de la tienda Colette, en París, ofrece 90 productos distintos, seleccionados por el diseño de su envase o la originalidad del contenido. Por ejemplo, Cloud Juice, que contiene en cada botella 7.800 gotas de agua de la isla australiana de Tasmania y cuesta unos ocho euros. Aqua Bar en Tokio, o 2 West, en el hotel Ritz-Carlton de Nueva York, con vistas a la Estatua de la Libertad, son otros ejemplos de cómo se puede transformar una necesidad vital en un placer, en una exhibición de estatus… y en un negocio muy lucrativo, en el que los márgenes de beneficio se acercan al 25%. -N.H. Y no hay que olvidarse de África, el continente con mayor escasez de agua dulce. Tras comprobar que el consumo de estas botellas había crecido un 15% entre 2001 y 2003, Coca-Cola introdujo Dasani en Ghana y Kenia, mientras Nestlé ya comercializa Pure Life en Egipto y Suráfrica, y el pasado mayo creó una sociedad con el grupo distruibuidor de la Mecca Cola, propietario de la la segunda marca de agua de Argelia. "Argelia jugará un papel muy importante en nuestra estrategia de desarrollo en África y Oriente Medio", afirma la empresa suiza. "Con (…) perspectivas de crecimiento de dos dígitos en el consumo, representa un verdadero transmisor de crecimiento que debería permitir [a la empresa] desarrollar sus posiciones en el norte de África". Aunque en las regiones más pobres del continente, salvo para turistas y expatriados, el choque se librará, con mayor probabilidad, por el agua importada en grandes cantidades o por el suministro de tanques de agua potable.
  8. 8. Mientras, en Occidente, los expertos en técnicas de ventas han sabido aprovechar la preocupación por la vida sana, el colesterol y el sobrepeso. Sin embargo, la OMS "no tiene pruebas convincentes que sustenten los efectos beneficiosos (…) de las aguas minerales". Incluso algunas sustancias contaminantes son más difíciles de controlar en la botella que en el grifo. Pero los consumidores lo ven de otra forma. Los estudios de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) muestran que algunas personas prefieren el agua embotellada por sabor, pureza y salud. Es cierto que las aguas minerales que se comercializan en España son de buena calidad y están libres de contaminantes, pero "sólo unas pocas marcas pueden tomarse para aliviar algunas dolencias". El futuro en los países más desarrollados son las aguas reforzadas -que pueden incluir vitaminas, aromas, sabores e incluso oxígeno extra- y las de lujo. Y si preocupa tanto la salud, ¿por qué iban a beber las mascotas agua del grifo? Marcas como Purely Pets H20 o Pet Pure solucionan el problema. Hasta ahora, el marketing ha triunfado, y en algunos restaurantes españoles ya se ofrece una carta de aguas junto con la tradicional de vinos. Pero la industria tiene aún un reto por delante: asegurarse la lealtad de los consumidores durante las crisis económicas. "¿Estarán dispuestos a pagar un extra por un bien que pueden obtener casi gratis?", se pregunta Chris Middleton. Mientras, algunos hacen campañas contra esta moda. Neau, que en inglés se pronuncia como no, es una botella pequeña de plástico que esconde un mensaje escrito: "Take Neau for an answer" (Responde bebiendo Neau o di no al agua embotellada). Con este juego de palabras, su promotora, una fundación holandesa, persigue un doble objetivo: concienciar a los ciudadanos del problema global del agua, animándoles a disfrutar del lujo de un suministro público de gran calidad, y financiar, con los ingresos, diversos proyectos de mejora de las infraestructuras de abastecimiento de agua potable en el Tercer Mundo. Una de las fuentes más completas sobre el agua embotellada, situación de los acuíferos del planeta, privatización del agua e incluso cambio climático es el informe bianual The World's Water 2004-2005 (El agua del mundo),cordinado por Peter Gleich, del Pacific Institute de California, EE UU (Island Press, diciembre de 2004). En la páginaweb del Programa Conjunto de Supervisión de la Cobertura del Suministro y la Sanidad del Agua de la OMS y Unicef (www.wssinfo.org) pueden descargarse perfiles detallados de cada país y valorar, incluso, las diferencias entre las áreas urbanas y rurales. En las páginas de las grandes empresas se puede obtener gran cantidad de información sobre sus marcas, productos novedosos y sus negocios internacionales: Nestle- waters.com, Danone.com, Cocacola. com y Pepsi.com. Hasta ahora, el 'marketing' ha triunfado en Occidente, pero la industria tiene un reto por delante: asegurarse la lealtad de los consumidores en las crisis económicas
  9. 9. FUENTE: http://www.esglobal.org/geopolitica-del-agua-embotellada Martes, 23 de abril de 2013 El titular de Nestlé pide privatizar el agua y no la considera un derecho "El agua debe tener un precio y ser privatizada", dijo el presidente de la firma líder en la venta de agua mineral. "Muchos tienen la percepción de que el agua es gratuita hace que se malgaste", agregó. Agua que no has de beber. El empresario austríaco Peter Brabeck-Letmathe desató la polémica con su teoría. Exigen a Argentina apurar el inventario de glaciares Peter Brabeck-Letmathe, empresario austríaco que desde el año 2005 es presidente del grupo Nestlé, señaló que "se debería privatizar el suministro de agua para que la sociedad tome consciencia de su importancia y se acabe con el consumo que se produce en la actualidad". Nestlé es el líder mundial en la venta de agua embotellada. Un sector que le reporta el 8 por ciento de sus ingresos totales, que en 2011 ascendieron hasta los 68.580 millones de euros. Las declaraciones de Brabeck explotaron en las redes sociales cuando se conoció un video en el que desarrolla su pensamiento. Señala que "mucha gente que tiene la percepción de que el agua es
  10. 10. gratuita hace que en demasiadas ocasiones no se le dé el valor que tiene y se malgaste. De ahí que sostenga que los gobiernos deben garantizar que cada persona disponga de 5 litros de agua diaria para beber y otros 25 litros para su higiene personal, pero que el resto del consumo se tendría que gestionar siguiendo "criterios empresariales". A pesar del rechazo que provocan sus postulados, hace tiempo que los defiende sin miramientos, con entrevistas en la que califica de extremistas a las organizaciones no gubernamentales que sostienen que el agua debería ser un derecho fundamental. En su opinión, "el agua debería ser tratada como cualquier otro bien alimenticio y tener un valor de mercado que viniera establecido por la ley de la oferta y la demanda. Sólo de esta manera, apunta, emprenderíamos acciones para limitar el consumo excesivo que se da en estos momentos". Bracbeck-Letmathe nació en una familia con sus orígenes en Iserlohn-Letmathe, en el noroeste de Alemania. Después de completar sus estudios en economía en la Vienna University of Economics, se inició en Nestlé en 1968 en Austria como vendedor, se convirtió en un especialista para nuevos productos y pasó diez años en Chile (1970-1980), como director nacional de ventas y después como director de marketing. Firma condenada. Nestlé vive un momento especial. En la semana recibió dos condenas internacionales muy duras, una por manipulación de precios en Alemania, junto con la empresa Ritter, en el mercado de chocolates. La segunda condena fue directamente en Suiza, donde nació la empresa y tiene que ver con que Nestlé y su empresa de seguridad Securitas fueron acusadas de infiltrarse en la organización no gubernamental Attac y realizar espionaje. El tribunal dictaminó que Securitas espió a la entidad anti-globalización por orden de Nes-tlé, luego de que Attac acusara a la multinacional de origen suizo de violar regulaciones laborales en países del Tercer Mundo y de generar actividades dañinas para el medio ambiente. Pero la peor condena a Nestlé explotó en las redes sociales, cuando se conoció un video de su CEO reconociendo que el agua no debe ser de acceso público. Por otra parte, el empresario ha sostenido que "el agua debe tener un valor como cualquier otro producto alimenticio". Además no ha dudado en afirmar a renglón seguido que "Nestlé es parte de la solución a la pobreza en el mundo ya que emplea a muchas personas". Preservación En 2010 se aprobó la ley de preservación de glaciares y del ambiente periglaciar, que restringe la actividad minera en zonas cercanas a los hielos. FUENTE: http://www.lacapital.com.ar/informacion-gral/El-titular-de-Nestle-pide-privatizar-el-agua-y- no-la-considera-un-derecho-20130423-0011.html
  11. 11. "El Agua no es un Derecho", dice el CEO de Nestlé El CEO de la corporación transgénica Nestlé, socia de Monsanto, busca controlar el suministro de agua mundial y lo manifiesta efectuando declaraciones contrarías a cualquier perspectiva sobre los Derechos Humanos. Otra vez, vos enriqueciste a esta empresa, y seguís haciéndolo. Esto es grave. El avance del totalitarismo mundial hacia un nuevo orden tiránico con un gobierno único controlado por banqueros trillonarios, cuya cabeza es la familia Rothschild, se hace palpable mientras el 80% de la humanidad sueña. Se parece al argumento de Matrix, de verdad. La estupidización masiva mediante películas, televisión, revistas, radios, "educación", las drogas y la industria discográfica, funciona. Ya tenemos aprobada la Ley de Protección a Monsanto y el control de armas de fuego para desarmar a la humanidad, que está en marcha mientras la tecnología militar con drones, robots y sistemas de vigilancia extrema aumenta. Al mismo tiempo el Gobierno de Estados Unidos respaldado y obligado por las corporaciones busca implementar la Ley CISPA, que violará la privacidad de millones, permitiendo a los Estados leer las cuentas de mail y cualquier otro dato particular, y la industria de las vacunas sigue adelante aniquilando niños, jóvenes y adultos. La élite bancaria persiste con maniobras de bandera falsa como el auto atentado de Boston, para justificar más guerras, tapar información y justificar más vigilancia. Aún viviendo este escenario orwelliano (Leer "1984" de Orwell), la gente sigue sin activar ni despertar, un fenómeno similar al de los drogadictos cuando sentencian que son dueños de sus vidas mientras son esclavizados. Los comentarios recientes de CEO de Nestlé, Peter Brabeck, implican que el agua mundial pronto se hallará bajo control de empresas como la suya. Brabeck hizo la sorprendente afirmación de que el agua NO ES UN DERECHO HUMANO, sino que debe ser administrada por hombres de negocios y órganos rectores. La bancocracía quiere agua controlada, privatizada (como en el laboratorio de pruebas Chile), y delegó en una forma que sostiene el planeta. Mirá la entrevista al sionista Peter Brabeck aquí. Esto significa que los planes futuros de Brabeck, Goldman Sachs, Rockefeller, Morgan Chase, y los Rothschild, incluyen el seguimiento y control de la cantidad de agua que la gente utiliza. Llegado un
  12. 12. día, las ciudades y los pueblos podrían ser obligados por Derecho Internacional a limitar su consumo, y las corporaciones o el Gobierno determinarían una cantidad fija de agua para cada hogar. Las personas deberían obtener un permiso para cavar pozos de agua y pagar multas si recogieran agua de la lluvia. Aunque suene a ciencia ficción leyes como estas ya están en movimiento en los Estados Unidos. Más información aquí. El CEO de Nestlé cree que toda el agua debe tener un precio En la entrevista, Brabeck pregona que su compañía es la mayor empresa de alimentos del mundo, con más de $ 65 mil millones en ganancias cada año. Afirma con orgullo que millones de personas dependen de él y de su empresa. ¿Este tipo se cree un dios? Dice que el agua es un "alimento" y que por lo tanto necesita un valor asignado. ¿Quién controlará el precio del agua? Brabeck basa sus proyectos de sostenibilidad en el hecho de que un tercio de la población mundial podría enfrentar escasez de agua dentro de 15 a 20 años. Poniendo un precio y controlando el agua, además proclama que salvará al planeta conservando alimentos y previniendo la escasez de agua en los próximos años. ¿Con la presunta y no probada científicamente amenaza de una futura escasez de agua, es necesario despojar a todos los seres humanos de su libertad natural al agua, como sugiere Brabeck? Para empezar el Agua no es nativa de la Tierra. Se llovió sobre el planeta gracias a los asteroides de hielo que aún hoy siguen disolviéndose en la atmósfera en un ciclo continúo. Numerosos estudios realizados por la NASA apoyan los planteamientos de Tobias, Mojzsis y Scienceweek quienes afirman que el agua llegó a la Tierra en forma de hielo, en el interior de numerosos meteoritos, que al impactar
  13. 13. sobre la superficie terrestre liberaron este compuesto y llenaron los océanos (o al menos parte de ellos). Posteriormente, científicos de la NASA expusieron evidencias solidas sobre este hecho: El análisis del cometa S4 LINEAR mostró una similitud muy grande entre la composición y estructura química de éste con el agua actual de los océanos en la Tierra. ¿Qué pasaría si las fuentes de agua fueran controladas por organismos internacionales dictatoriales que brindaran permisos sólo a grupos selectos de poder sobre el suministro de agua? ¿Puede un pueblo libre y próspero encontrar mejores formas de conservar y respetar el agua haciendo uso de sus Derechos Humanos, en lugar de permitir que las corporaciones criminales lo hagan? El CEO de Nestlé aplaude la agricultura OGM de Monsanto y critica las prácticas orgánicas Permitir que una persona como Brabeck controle el agua crearía un monopolio tiránico sobre un elemento que estaba destinado a ser libre. Si las corporaciones influyentes ponen un candado a las fuentes de agua, entonces podrían dictaminar que cultivos merecen agua y cuales no. Sin dudas Nestlé protegería la agricultura OGM. De hecho, Nestlé y Monsanto colaboraron con millones de dólares en la campaña norteamericana contra el etiquetado de transgénicos. Brabeck dijo que los alimentos orgánicos "no son los mejores", y continuó diciendo que los alimentos genéticamente modificados son perfectamente seguros y no causan enfermedades. Con esta filosofía, la economía Brabeck destruiría la agricultura ecológica privándola del suministro de agua y permitiendo que los alimentos cancerígenos genéticamente modificados reinen sobre la Tierra. Trabajando juntos para preservar nuestro derecho al agua Todos los ciudadanos libres de la Tierra debemos trabajar juntos para preservar nuestro derecho natural al agua. Cualquier ser humano tiene derecho a obtener su propia agua, ya sea cavando un pozo o recolectándola de ríos arroyos o lagos. La vida en la Tierra corre peligro por culpa de las corporaciones, una vez más. Si alguien quiere recoger agua de lluvia para mantener su jardín, entonces que así sea. Si una persona prefiere utilizar filtros para purificar el agua de su propia fuente en lugar de comprar agua mineral industrial con arsénico, está en su derecho. ¿Es hora de rechazar la industria del agua embotellada que lava el cerebro a las personas y pone un precio controlado al agua? Los humanos pueden sostenerse y trabajar juntos, gestionando su propia agua. Los codiciosos CEOs corporativos no son la respuesta. Nadie depende de ellos, nadie los necesita. El agua debe mantenerse pura, libre y disponible como un derecho de todos. Firmá una petición para detener Nestlé y sus pretensiones de dominar el suministro de agua a nivel mundial: http://stopnestlewaters.org/about Las fuentes de este artículo son: http://americanlivewire.com http://www.marketwatch.com http://www.sodahead.com http://kat5dotpostfix.wordpress.com
  14. 14. Diego Ignacio Mur Twitter: @DiegoMur BWN Argentina - See more at: http://bwnargentina.blogspot.com.ar/2013/04/el-agua-no-es-un-derecho-dice-el-ceo- de.html#sthash.JViXjWre.dpuf FUENTE: http://bwnargentina.blogspot.com.ar/2013/04/el-agua-no-es-un-derecho-dice-el-ceo- de.html Actualizado: 04/04/2013 Agua embotellada sustituirá a soda en EEUU, dice titular de Nestlé Waters El agua embotellada será la bebida preferida de los estadounidenses "en cinco o seis años", dijo este jueves en Washington el presidente de la compañía Nestlé Waters North America. El agua embotellada será la bebida preferida de los estadounidenses "en cinco o seis años", dijo este jueves en Washington el presidente de la compañía Nestlé Waters North America. El agua embotellada será la bebida preferida de los estadounidenses "en cinco o seis años", dijo este jueves en Washington el presidente de la compañía Nestlé Waters North America.
  15. 15. "Las ventas (de agua) treparon 7% el año pasado, el alza más fuerte en seis años", afirmó Kim Jeffery durante una conferencia de prensa, mientras las de sodas cayeron paralelamente 1%. "La tendencia se refuerza y se acelera puesto que el consumo de soda atraviesa un mal momento", agregó. Alrededor del 70% del aumento de las ventas de agua embotellada en los diez últimos años se produjo en detrimento de las sodas, indicó. Jeffery minimizó por otra parte el impacto de una campaña promovida por defensores del medio ambiente para prohibir la venta de agua embotelladas en los campus universitarios, por considerar nocivo el envase de plástico. En las escuelas, los maestros donan botellas reutilizables a los alumnos, que éstos pueden llenar en las fuentes. El 1 de enero pasado, la ciudad de Concord, cercana a Boston, en el estado de Massachusetts (noreste), se convirtió en la primera de Estados Unidos en prohibir el agua embotellada. Nestlé Waters North America, filial del gigante suizo de la alimentación Nestlé, representa la mitad del agua embotellada vendida en Estados Unidos. VIDEO: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=NOweUuxdD3M Fuente: http://noticias.ar.msn.com/tecnologia/agua-embotellada-sustituir%C3%A1-a-soda-en-eeuu- dice-titular-de-nestl%C3%A9-waters-5 Danone y Nestlé pelean por los consumidores de agua premium 06-03-2007 Una sofisticación cada vez más aguda en usuarios que frecuentan ciertos ámbitos gastronómicos potencian el auge de ventas de aguas importadas Última actualización: 06/03/2007 A pesar de que en el mundo la participación de mercado de estas bebidas premium está muy atomizada, en la Argentina sólo compiten por ese segmento comercial dos grandes empresas europeas: la suiza Nestlé Waters (responsable de la comercialización de las etiquetas italianas San Pellegrino y Acqua Panna y de la francesa Perrier) y el grupo galo Danone, distribuidor de la marca francesa Evian. Tal como viene ocurriendo en el segmento de las aguas minerales de marcas nacionales, como Eco de los Andes y Villavicencio, o en el de las saborizadas producidas en el país, como Ser y Pureza Vital, desde el año pasado Nestlé y Danone se disputan un nicho mucho más
  16. 16. lujoso que los tradicionales. Un segmento que factura cerca de $1,5 millón por año con la venta de más de 200.000 botellas de agua importada en supermercados premium, hoteles cinco estrellas, restaurantes y bares de categoría de todo el país. El dato del crecimiento es innegable. En el último año, el volumen de ventas de aguas importadas en el país se triplicó. Y, según datos del mercado, para los próximos tres años se espera que ese crecimiento siga en alza. "Del 2005 al 2006, San Pellegrino, el agua finamente gasificada de Nestlé Waters, triplicó sus ventas en el país", dijo Elisa Pozzi, gerenta de Marketing de San Pellegrino y Acqua Panna. Según la ejecutiva, Acqua Panna, la marca italiana de agua de terma no gasificada, superó incluso los niveles de San Pellegrino en el mercado local. "Acqua Panna ingresó en el mercado argentino en mayo del 2006, y en ese período igualó los valores de comercialización de San Pellegrino", indicó Pozzi, quien trabaja en el reposicionamiento de las marcas y en el asesoramiento del maridaje de la mejor opción de agua para acompañar al plato y al vino elegidos en lugares de categoría. Esas dos etiquetas italianas, comercializadas mundialmente por el grupo suizo, controlan 60% del share de aguas premium local. En el mercado internacional, Nestlé Waters tiene 17%, con setenta y siete marcas que monopolizan el consumo en los restaurantes en el mundo. Danone, cuyos ejecutivos no respondieron los llamados de BAE, le pisa los talones, con etiquetas como Evian o Wahaha, una de las favoritas de los chinos. Consumo El consumo anual per cápita de aguas minerales en el país alcanza los 25 litros y se estima que aumente 25% para el 2007, una cifra baja si se la mide con los valores de los mercados europeos o del norteamericano. Si bien en países de Europa están muy habituados a beber agua embotellada –sobre todo en Italia, con un consumo por persona de 55 litros al año– los EE.UU. son el mayor consumidor de agua mineral, con 85,5 litros anuales per cápita. Las etiquetas nacionales, con más ventas En la actualidad, la participación de las marcas de agua mineral representa 9,1% del mercado total de bebidas sin alcohol, una cifra que revela un crecimiento de 40%, comparado con el 2005, que implica una producción de 1.000 millones de litros anuales. Según un estudio elaborado por la consultora Claves Información Competitiva, las gasificadas tienen 32% del share market total, las no gasificadas con 48% y las saborizadas, 20 por ciento. El análisis del share por segmento muestra que en las aguas minerales, el liderazgo corresponde a Villavicencio. La demanda en la Argentina todavía no tiene el grado de sofisticación que existe en Europa por ejemplo, donde se elige por distintos grados de gasificación, contenidos de calcio, minerales y otros elementos, además de cualidades reservadas para los vinos, como "cuerpo" y "carácter". La cantidad de empresas que participan en este sector llegó el año pasado a sesenta y nueve, que con todo representan apenas 3% en el concierto de la industria de bebidas sin alcohol. Se trata de un mercado fuertemente concentrado, que es dominado por Danone y el joint venture firmado entre Nestlé Waters y Quilmes. Estas tres grandes compañías acaparan 85% del negocio de aguas
  17. 17. FUENTE: http://www.iprofesional.com/notas/41964-Danone-y-Nestl-pelean-por-los-consumidores-de- agua-premium Negociar con la pobreza: Las miserables estrategias de NESTLE Dario 7 febrero, 2013 “El agua desempeña un papel fundamental en el desarrollo sostenible, incluida la reducción de la pobreza. Dada la importancia del agua en el alivio de la pobreza y en la salud humana y del ecosistema, la gestión de los recursos hídricos adquiere una enorme relevancia”. Con este párrafo demagógico, estratégicamente seleccionado de un documento clave del PNUD (Programa de Naciones Unidas para el desarrollo) comienza uno de los Informes de la multinacional Nestlé sobre el agua. La compañía, que ostenta un record en cuanto a denuncias efectuadas por organizaciones y agencias de consumidores, inicia un informe plagado de mentiras y de información
  18. 18. tendenciosa, que pretende ser el señuelo para que gobiernos y políticos le abran, aún más, sus puertas y poder eternizar sus prácticas, tan escandalosas como rentables. El triple escudo elegido por la compañía es perfecto: el nido en el que dos aves nutren a su cría y la ayudan a “crecer”, un aestudiada imagen de marca; el símbolo de las Naciones Unidas y un discurso, que apela a la solidaridad, centrado en describir, desde la superioridad de un mundo “civilizado” que tiene el estómago lleno, la miseria y las penurias de los “pobres”. Nestlé elaboró ese informe como una herramienta de marketing, a petición de nadie, en un intento de captar “enamorados de su misión solidaria con los pobres” y como argumentario escrito destinado a limpiar una imagen dañada, aunque no lo suficiente como para que, por fin, se investiguen, se hagan públicas y se sancionen sus prácticas, siempre abusivas y muy frecuentemente ilegales. El informe no tarda en tender pronto una de sus trampas. En las primeras páginas del texto puede leerse una justificación de su misión “ecológica”: “¿Por qué un informe Nestlé sobre el agua? Tres son los motivos por los que Nestlé ha publicado este informe. El primero, porque en nuestra condición de primera empresa mundial de alimentación y bebidas, nuestra actividad y la elaboración de productos de calidad para nuestros consumidores se basan en el acceso al agua limpia. Nos preocupa el estado del agua en el mundo, ahora y en el futuro. Esto afecta tanto a nuestra propia actividad como al futuro de las personas cuyo acceso al agua limpia se encuentra en peligro. El segundo motivo porque queríamos dejar constancia de las medidas que hemos tomado en relación con nuestra actividad de elaboración de alimentos, sobre la que tenemos control directo, y de los esfuerzos que hemos realizado para aumentar el acceso al agua limpia, de forma indirecta, fuera de nuestra actividad principal. El tercero porque deseamos contar con aportaciones de las partes interesadas y explorar los caminos que vamos a seguir en el futuro para contribuir a las mejoras del acceso al agua limpia en todo el mundo” Con diagramas de barras y colores vistosos, el informe trata de impactar sobre el lector para asegurarse que deja un tatuaje de cifras tendenciosas en su mente. Se trata de cifras que, aún suponiéndose ciertas, no constituyen en absoluto toda la información que deberíamos conocer: ●El número de litros ahorrados en la franja que va desde 2002 a 2006 fueron de 47 millones; ● Respecto a los litros de agua adicional empleados para producir un litro de agua embotellada, el ahorro en el mismo periodo fue de 8 millones de litros. ●Los litros de agua residual generada en la producción de 1kg de producto han descendido un 37%, lo que supone 35 millones de litros ahorrados. ●Los gramos de material de envasado utilizado por litro de agua embotellada por Nestlé han descendido en un 26%, es decir, se ha producido un ahorro de 354 millones de toneladas de material PLÁSTICO. Si el lector, como pretende Nestlé, centra su atención sobre la palabra descenso, no reparará en las cifras gigantescas y en el significado que se oculta tras ellas. Nestlé habla de ahorro de millones de toneladas de agua, pero ¿qué sucedía antes de ese logro? El supuesto ahorro, que debemos aceptar en un acto de fe, puede ser considerado un despilfarro o, al menos, un gasto innecesario, máxime cuando hay otra cifra sangrantemente cruel: más de 783 millones de personas, en la actualidad, no
  19. 19. tienen acceso al agua potable y las previsiones para 2015 son que algo más de dos tercios de la población mundial viva en zonas geográficas caracterizadas por la escasez de agua. Otro término que sospechosamente se expresa sin ahondar en su implicación es el de “agua adicional”. Poco nos permiten saber las empresas que dominan el monopolio de la producción del agua mineral, Nestlé a la cabeza, sobre la procedencia real del agua (el lugar de procedencia no es en general un manantial cristalino rodeado de naturaleza viva y verde sino aguas subterráneas o agua potable tratada simplemente con ósmosis); quién la fiscaliza o analiza; qué procesos reales se siguen para “purificarla” ni, un aspecto tremendamente importante, el daño real que producen, a nuestra salud y a la del planeta, los millones de toneladas del plástico de los envases que utilizan, plástico llamado eufemísticamente por Nestlé en su informe “gramos de material de envasado”. Nestlé coloca en el mercado unos 148.000.000.000, 148 MIL MILLONES DE LITROS DE AGUA ENVASADA. Se trata de envasar agua para negociar y lucrarse con ella y hacerlo con el agua que se roba a quienes no tienen posibilidad de beber: los mismos de siempre, los que no son rentables, los pobres. A ellos, a los más de 783 millones de seres humanos, se les impide, por acción u omisión, el acceso a un derecho irrefutable, admitido oficialmente por la ONU, aunque, cosa que como es habitual en las entidades que supuestamente velan por cualquier tipo de intereses del ciudadano, cuando se trata de temas tras los que hay empresas multinacionales ambiciosas y mercantilistas, lo hizo imperdonablemente tarde, en julio de 2010. El acto en el que este derecho, que a cualquiera que no negociase con el agua le parecería indiscutible, reflejó los trapicheos y los negocios, con intereses políticos y mercantilistas, que hay tras la industria del agua embotellada: la propuesta partió de Bolivia y fue avalada por 33 estados miembros de la ONU, especialmente por Venezuela. Resulta curioso que los pueblos menos vestidos con el traje falso del emperador, el capitalismo y su consumismo voraz, los pueblos que sufren presiones para evitar su progreso y el despegue de su economía, como Bolivia y Venezuela, hayan luchado tanto por el acceso libre al agua mientras que el resto de países, los ricos, se abstuviesen, con una actitud vergonzosa: 41 países, encabezados por Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Suecia, Dinamarca, Japón y Australia, entre otros, se encogieron de hombros. Nestlé lidera el grupo de empresas e intereses que impiden sin tapujos el acceso libre al agua, aquellos que defienden la gestión privada empresarial del agua potable y del saneamiento, los que favorecen una dicotomía letal que utiliza el agua como fiel de una balanza que no debería estar en manos de ninguna empresa: quienes vivirán y sobrevivirán a la situación actual -los que pueden acceder al agua- y quienes mueren y morirán, los no rentables pobres, que fallecen y morirán masivamente, como moscas, al no tener a su alcance recursos hídricos. Todas esas empresas, con la multinacional que promete hidratarnos con un agua de nombre sugerente, Nestlé Pure Life, utilizan estrategias demostradas de inducción a la dependencia del consumo de agua mineral, entre las que destacan el bombardeo de estudios efectuados por supuestos laboratorios independientes, que demuestran que el agua no embotellada no es de calidad, y el enunciado reiterativo de las supuestas ventajas nutricionales y médicas que nos prometen si consumimos más de 2 litros de agua mineral diarios y si evitamos el agua no embotellada, sobre la que solo basta sembrar la semilla de la duda ante una posible contaminación para lograr su criminalización pública.
  20. 20. A finales de 1997, la compañía suiza, después de costosos estudios de mercado e investigaciones de marketing, inició el desarrollo de un producto nuevo que no respondía al concepto tradicional de agua mineral. Se trataba de un tipo de agua mineral que se anunciaba como el agua embotellada que mayores ventajas ofrecía, en términos de producción y de beneficios para la salud del consumidor. Su elaboración se realizaba a partir de agua tratada con una mezcla hídrica que provenía de la mezcla de diferentes aguas minerales. De este modo, la división de agua de la compañía multinacional iniciaba un ventajoso proceso de estandarización del sabor: una vez determinado el sabor del agua mineral que era el preferido por el mayor número de consumidores, la mezcla estándar aseguraba que todas las remesas de agua, dirigidas a cualquier punto del planeta, poseían ese sabor, hecho que, con la composición variable del agua mineral tradicional, no podía garantizarse. Res Gehringer, un concienciado periodista suizo, ha investigado el fenómeno del agua embotellada, recogiendo información muy interesante en EE.UU, Pakistán y Nigeria, que revela la certeza de las sospechas sobre las prácticas empresariales y productoras de Nestlé. Cuando el periodista solicitó una entrevista con directivos de la marca, ésta, como era de esperar, se negó a cooperar sin dar muchos argumentos. Él ha sido el impulsor del rodaje de la película-documental, dirigida por URS SCHNEL, titulada BOTTLED LIFE. Su contenido desvela una trama de prácticas que se alejan de la legalidad para acercarse a la posesión de un lugar privilegiado en el monopolio del agua. No interesa que se visione y, de hecho, únicamente se ha estrenado en Suiza, pero no deberíamos permitir que el documental pasase desapercibido. Nestlé ha descubierto un nuevo filón económico más, fabricar agua mineral: el agua mineral tratada, agua que procede de aguas subterráneas NO TIPIFICADAS o que se produce a partir de agua potable de la red, tratada con ósmosis, de la que no describen sus efectos peligrosos sobre la salud. Beneficios altísimos, los económicos, para Nestlé y una mentira envasada en peligrosísimos envases de plástico para los consumidores engañados. Cada vaso de agua mineral que bebemos, de Nestlé y su Pure Life o de otras empresas, es algo más que un simple sorbo de agua, es el robo de la esperanza de subsistencia de aquellos a los que la multinacional deja sin un derecho y un recuso INNEGOCIABLE. Cada vaso de agua es un paso más que damos para no evitar la verdadera guerra que, en un futuro no muy lejano, nos enfrentará a unos y a otros: la guerra por el agua, por la supervivencia. Pero ese es otro tema… VIDEO: http://www.youtube.com/watch?&v=BqY5pOSqbJA Artículo publicado por Pura María García y Joan Martí . Segunda parte del artículo “Nestlé y el agua: la apoteosis del capitalismo inhumano y el cinismo de los depredadores del planeta” sindicado en http://joanmarti.wordpress.com/ y http://lamoscaroja.wordpress.com/ - See more at: http://codigosecretos.com.ar/negociar-con-la-pobreza-las-miserables-estrategias-de- nestle#sthash.wmqMM1UI.dpuf FUENTE: http://codigosecretos.com.ar/negociar-con-la-pobreza-las-miserables-estrategias-de-nestle
  21. 21. Nestlé se esfuerza por convertirse en el principal vampiro acuífero del mundo Dario 12 agosto, 2013 Según un estudio del sitio Hang The Bankers, Nestlé encuentra una región económicamente débil, compra un terreno que rodee una fuente de agua y luego negocia con los gobiernos locales, quienes ven de buen grado la inversión extranjera, las fuentes de empleo y la riqueza local. El problema es que no hay riqueza local, pues eventualmente las fuentes de agua se agotan y Nestlé simplemente muda sus operaciones a otra parte. Como si la galería de monstruos corporativos no estuviera suficientemente plagada de horrores con Monsanto, Nestlé amenaza con convertirse en el primer vampiro acuífero del mundo; a pesar de que la compañía suiza tiene una imagen mucho más familiar y cercana a los consumidores que Monsanto, podría rebasarla en su desproporcionado abuso de los recursos naturales. El antiguo CEO de Nestlé, Peter Brabeck-Letmathe, afirmó en el 2005 que el agua no debería ser considerada un derecho humano, sino por el contrario, que el agua debería venderse siempre. Sus declaraciones fueron alarmantes, aunque podemos darle la razón si vemos el contexto de sus declaraciones: más del 98% del agua potable se desperdicia, así que si la gente efectivamente pagara por ella tal vez la apreciarían más. Pero algunos años han pasado y la estrategia de Nestlé parece
  22. 22. encaminarse precisamente a la privatización y comercialización de los bienes más preciados para la gente. Según un estudio del sitio Hang The Bankers, Nestlé encuentra una región económicamente débil, compra un terreno que rodee una fuente de agua y luego negocia con los gobiernos locales, quienes ven de buen grado la inversión extranjera, las fuentes de empleo y la riqueza local. El problema es que no hay riqueza local, pues eventualmente las fuentes de agua se agotan y Nestlé simplemente muda sus operaciones a otra parte. Lo anterior no ha ocurrido solamente en países del llamado Tercer Mundo, sino también en las ciudades estadunidenses de Denver, Sacramento, Fryeburg y Mecosta. ¿Los gobiernos locales no deberían limitar la cantidad de agua de la que Nestlé puede disponer? Tal vez en un mundo ideal: los residentes de Hillsburg, un pequeño pueblo canadiense cerca de Ontario, pensaron que los 1.1 millones de litros de agua que la compañía extraía diariamente permitiría un abasto suficiente tanto para la operación de Nestlé como para el consumo del pueblo. Sin embargo, después de algunas “negociaciones”, Nestlé consiguió que no limitaran su acceso al agua. “Encontramos muy problemático que el gobierno de Ontario haya llegado a ese acuerdo con Nestlé”, afirma Maude Barlow del Council of Canadians. “Ontario debe dar priorizar el derecho al agua de las comunidades por sobre la sed de ganancias de una compañía privada. Nuestro gobierno debe pensar en la disponibilidad de agua para nuestros nietos, bisnietos y demás.” Y las declaraciones sobre la sed de ganancias no son en absoluto exageradas: Nestlé paga al gobierno $3.71 dólares por cada millón de litros que extrae de los mantos freáticos; luego de empacarla en botellas de plástico y venderla al público, por cada millón de litros la compañía se embolsa hasta $2 millones de dólares, lo que implica una ganancia para Nestlé de 53,000,000. Pensemos que en este caso se trata de un país de Primer Mundo, con educación y conciencia ambiental. ¿Qué pasa en los países de menores ingresos que buscan desesperadamente formas de contribuir al desarrollo económico de sus poblaciones? Monsanto puede parecer una compañía con prácticas corporativas y ética a largo plazo detestable, pero Nestlé literalmente está dejando seco al planeta. Comprar agua embotellada no sólo genera un excedente extra de basura que probablemente terminará en el mar, sino que contribuye a que compañías que navegan con banderas socialmente responsables se enriquezcan a costa de los recursos no renovables del planeta. Fuente: Eco Portal.net Visto en: La Verdad Oculta - See more at: http://codigosecretos.com.ar/nestle-se-esfuerza-por-convertirse-en-el-principal- vampiro-acuifero-del-mundo#sthash.tWzWcuCu.dpuf FUENTE: http://codigosecretos.com.ar/nestle-se-esfuerza-por-convertirse-en-el-principal-vampiro- acuifero-del-mundo enero 30, 2013
  23. 23. Nestlé y el agua: la apoteosis del capitalismo inhumano y el cinismo de los depredadores del planeta Por pura maria garcia Artículo publicado por Joan Martí y Pura María García, sindicado en http://joanmarti.wordpress.com/ y http://lamoscaroja.wordpress.com/ Peter Brabeck-Letmathe está considerado uno de los ideólogos más preclaros del capitalismo de rapiña, al tiempo que uno de los más bocazas, y lanza sus frases para la historia sin escrúpulo alguno cuando viene al caso . Aun así, como el mundo es de los que mandan, no resulta sorprendente la benevolencia que mantienen los falsimedio con este botarate, ya que, además de oficiar de bocazas-vocero del invento del capitalismo cínico, como digo, es Presidente y ex director General de Nestlé Group, y delfín y sucesor previsto del Ecclestone, ejerciendo de presidente in péctore de la “Fórmula 1” que nos congrega ante la tele en domingos alternos. Así funciona el rol del poder social al uso: capitalismo rapaz en la realidad, saqueando economías familiares y esquilmando recursos de territorios y países, teorizado con insultante desparpajo por sus ideólogos, los mismos que posan con glamour ante los flashes del falsimedio en el paddock y Pit-lane de Silverstone o Montecarlo junto a Alonso, Felipe Massa o Hamilton.
  24. 24. El tipo ha hecho su carrera en Nestlé, la multinacional de la alimentación satinada basura, de las pastas, el chocolate y confitería, los helados y los alimentos para mascotas, (que de esto ni los perros se escapan), aromas y similares. Ha resultado un lince en eso del marketing, ya digo, y ha engañado a medio mundo vendiendo sus bodrios. Un día apareció en el documental Nosotros alimentamos al mundo (impresionante, para verlo o bajárselo quien pueda) y en unos minutos (a partir del 1:29:00) dijo la suya; una de las apologías más señeras del invento del capitalismo, la misma que se recoge en este retazo: Este gurú de la rapiña y el expolio, nos espeta todo un tratado ideológico del capitalismo, sin ambages ni escrúpulos ni mala conciencia, y resumido en unos gloriosos minutos. En concreto, nos dice que “la idea del agua como un derecho humano básico es “extrema” y que “el agua debe tener un valor como cualquier otro producto alimenticio”, afirmando a renglón seguido que “Nestlé es parte de la solución a la pobreza en el mundo ya que emplea a muchas personas...” (Buena idea sería dejarlo en el desierto con una cantimplora y tiempo para afinar sus convicciones) Con estos antecedentes, no es de extrañar que al individuo le concedieran en 2007 el “Premio Planeta Negro” de la Fundación para la Ética y Economía, galardón reservado para los campeones de la destrucción del planeta, señalando como sus méritos más notables (y los de Nestlé) la proliferación de alimentos contaminados para bebés, el intento de monopolio de los recursos hídricos y el uso del trabajo infantil en las fábricas de la multinacional. Sabido es que la biología, en términos de pura física, es esencialmente egoísta y que lo humano, tristemente, no escapa a esa premisa. La historia de la humanidad, de hecho, es la de los crímenes y las guerras por la conquista de los recursos y bienes; desde un rebaño a unas tierras, un regadío, unas minas, unos territorios, unas colonias, petróleo, fosfatos, determinaron las guerras y la muerte de miles de personas en aras de la rapiña y el saqueo. Así lo hizo Alejandro Magno, los romanos, los bárbaros, y a ello iban los ejércitos de Napoleón y las pretensiones de Hitler. En lo más moderno y reciente, en ello andan los USA IV Reich y las democracias occidentales (UK, Alemania, Francia) colonizando Irak, Libia, Siria, Mali o donde se tercie que existan “recursos” naturales o humanos susceptibles de explotación input-output a cuenta de resultados. Sin embargo, como elemento cultural, indicativo de la evolución y el progreso humano, de la civilización en suma, se venía manteniendo como valor la idea de unos elementales derechos humanos mínimos, y así consta en la Declaración Universal de Derechos Humanos, siendo uno de ellos el
  25. 25. recogido en su “artículo 25: 1. Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación”. Así se dice y desarrolla en la Declaración universal sobre la erradicación del hambre y la malnutrición, aprobada el 16 de noviembre de 1974 por la Conferencia Mundial de la Alimentación y que hizo suya la Asamblea General de la ONU en su resolución de 17 de diciembre de 1974. Todos dábamos por bueno, que dentro de los males terrenales y de nuestra desdicha económica, al menos el aire y el agua eran libres hasta hartarse uno y, si el agua estaba saturada de nitratos u otras impurezas o sabía mal, siempre cabía el recurso de irse a beber al pueblo de al lado o acarrearla en garrafas de la Font l’Olm de La Dova. Pero ahora resulta que no, porque en eso llegó Nestlé y entonces el agua ya no es libre.. porque es de Nestlé..
  26. 26. Es el sino de los tiempos, el artificio del consumo por el consumo, el sustituir con el marketing la necesidad real por el deseo inducido, cuando son cosas diferentes, y en eso hace Nestlé su agosto. La destrucción del planeta y sus recursos sirven a estos farsantes para llenarse los bolsillos a costa de los sufridos consumidores. Ese y no otro es el mensaje del tipejo cínico que da origen al post; Udes. cómprenlo, idiotas!! que nosotros primero se lo quitamos y luego se lo vendemos!!. Para l@s incrédul@s, vean en imágenes de qué va la $$$$$estafa embotellada$$$$$ Ahora, de momento, andan entretenidos con el agua, pero el próximo paso de estos caraduras será vendernos el aire, el sol, las nubes… FUENTE: http://lamoscaroja.wordpress.com/2013/01/30/nestle-y-el-agua-la-apoteosis-del- capitalismo-inhumano-y-el-cinismo-de-los-depredadores-del-planeta/

×