Your SlideShare is downloading. ×
Incidencia de Violencia
Doméstica en Puerto Rico
MATH 6400 (4505) Estadística Avanzada


19 de mayo de 2009
Dr. BALBINO GA...
ESTADÍSTICA

                   Incidencia de Violencia Doméstica en Puerto Rico



       Luego que el reloj despertador ...
coacción, amenazas, intimidación, aislamiento, y/o abuso emocional o económico para

controlar a la víctima. Cualquier per...
En la gráfica anterior se puede visualizar que los varones representaron, en promedio, el

10% de las víctimas. El número ...
Anteriormente expuse que este problema puede afectar la economía del país, y de

hecho, este delito les cuesta a los patro...
completamente la habilidad de una persona para ejecutar sus funciones eficientemente, por

ende para la economía de una em...
Para el 1990 se reportaron 13,528 incidentes de la Isla, en el 1994 se reportaron 18,079

incidentes, en el 1998 se report...
comportamiento de ascenso para el período de 2002 hasta el 2006 en donde alcanzó la cifra

más alta reportada con 22,951 i...
- PUERTO RICO -


                    RELACIÓN ENTRE EL TIPO DE DELITO COMETIDO Y EL ARMA UTILIZADA
                      ...
moretones, lucir distraída la mayor parte del tiempo, tener problemas de ausentismo en el

trabajo o estudios, recibir lla...
Debido a la incrementación en el número de casos de violencia doméstica, el estado

Libre Asociado de Puerto Rico ha promu...
persona con quien sostuviere o haya sostenido una relación consensual, o la persona con

quien haya procreado un hijo o hi...
el conocimiento de la víctima. Por último, la agresión conyugal sexual ocurre cuando se ha

compelido a incurrir en conduc...
Este crimen se ha convertido en un problema de mucho peso, tanto a nivel social

como económico. Como antes mencioné, cual...
Incidencia de Violencia Domestica en Puerto Rico (Ensayo Final)
Incidencia de Violencia Domestica en Puerto Rico (Ensayo Final)
Incidencia de Violencia Domestica en Puerto Rico (Ensayo Final)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Incidencia de Violencia Domestica en Puerto Rico (Ensayo Final)

31,661

Published on

Incidencia de Violencia Domestica en Puerto Rico (Ensayo Final)

Published in: Education
2 Comments
6 Likes
Statistics
Notes
  • Hace par de años también hice un trabajo investigativo sobre este tema y descubrí que son muchos más casos de los que se presentan en los medios noticiosos y reportados a la policía de lo que se habla. Muchas mujeres callan y optan por creer que su pareja va a cambiar: y más interesante aún es que también existen más hombres maltratados de lo que revelan las encuestas y también callan. L;egué a la conclusión que estos callan por verg:uenza, orgullo....Es muy lamentable pero es el Puerto Rico de hoy. No basta con quejarnos y llorar sobre nuestros muertos...debemos actuar y educar a nuestro hijos para que no se conviertan en víctimas ni victimarios.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • parece mentira hace 5 anos tuve un caso en el casi pierdo la vida con una bestia que estando yo embarazada de 7 meses me pego en la cabeza y me dejo inconciente por un buen rato gracias a Dios lo someti y lo deportaron a la republica dominicana y ahora consiguio mi telefono y me esta amenazando con el nino y con vengarse por la deportecion,pero eso no es todo,necesito el recor y nisiquiera aparece en puerto rico.por Dios que alguien me ayude,necesito mi recor para seguir un proceso,por favor,!
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total Views
31,661
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
619
Comments
2
Likes
6
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Incidencia de Violencia Domestica en Puerto Rico (Ensayo Final)"

  1. 1. Incidencia de Violencia Doméstica en Puerto Rico MATH 6400 (4505) Estadística Avanzada 19 de mayo de 2009 Dr. BALBINO GARCIA BERNAL Por: Rafael Vega
  2. 2. ESTADÍSTICA Incidencia de Violencia Doméstica en Puerto Rico Luego que el reloj despertador sonara varias veces, me levanté de la cama y encendí la televisión para ver las noticias matutinas. “Mujer muere de ocho puñaladas a manos de su ex concubino” fue lo primero que escuché en la voz de Cyd Marie Flemming. A este titular le siguieron las imágenes captadas por las cámaras en las cuales presentaban el levantamiento del cuerpo y al homicida siendo arrestado por las autoridades. De camino al trabajo me invadieron muchas preguntas: ¿qué está ocurriendo en mi país?, ¿a qué se debe tanto odio y tanta violencia?, ¿por qué una persona que dice amar a su pareja es capaz de causarle un daño irreversible? Aún, después de todo un día con la mente ocupada, llegué a mi casa y decidí buscar más información sobre este tema. Al finalizar mi investigación sobre la incidencia de este mal social en Puerto Rico, no pude creer lo común que se ha tornado. Es absurdo cómo el número de mujeres asesinadas por sus parejas ha incrementado en los últimos años según lo que revelan las cifras oficiales del Departamento de la Policía de Puerto Rico y la Oficina de la Procuradora de la mujer. La violencia doméstica, como todo tipo de violencia, tiene repercusiones negativas tanto para la víctima como para todo lo que la rodea: sus capacidades, su autoestima, su familia, sus amigos, su trabajo y otras actividades; Inclusive la economía del estado se puede ver afectada. Antes de analizar los datos numéricos se debe aclarar qué es la violencia doméstica cuando nos referimos a ésta como un delito. El término legal que se refiere como violencia doméstica se define como un patrón de comportamiento en el cual pareja o ex pareja utiliza violencia física y/o sexual,
  3. 3. coacción, amenazas, intimidación, aislamiento, y/o abuso emocional o económico para controlar a la víctima. Cualquier persona puede ser receptora de maltrato conyugal, sin importar edad, raza, orientación sexual, status social, preferencia religiosa o género, sin embargo, los números oficiales en Puerto Rico revelan que a través de estos últimos dieciséis años un 89 % de las víctimas son féminas.
  4. 4. En la gráfica anterior se puede visualizar que los varones representaron, en promedio, el 10% de las víctimas. El número de mujeres víctimas de violencia doméstica aumentó desde 1990 hasta el 1999 y luego descendió entre los años 2000 y 2001. Para los años 2002 hasta el año 2006, la conducta fue de aumento. El número de hombres víctimas de violencia doméstica presentó un patrón constante de aumento leve, sin descensos significativos. En contraste con las víctimas de incidentes de violencia doméstica, las personas agresoras fueron en su mayoría varones (89%). El número de ofensores varones fue en aumento desde 1990 hasta 1997, con un descenso hasta el año 2001 y luego un ascenso hasta el año 2006. El número de mujeres ofensoras aumentó levemente a través de los últimos años como puede observarse en la siguiente gráfica.
  5. 5. Anteriormente expuse que este problema puede afectar la economía del país, y de hecho, este delito les cuesta a los patrones estadounidenses entre tres y cinco billones de dólares anuales. Dicha cifra resulta de días de trabajo perdidos y una notable reducción en la productividad y calidad ya que las mujeres maltratadas no dejan en su casa la preocupación que le causa su desesperante situación. Por esta razón, el maltrato conyugal se tiene que empezar a mirar como uno de los tantos problemas económicos que puede enfrentar el sector laboral puertorriqueño. El encontrarse en esta situación afecta
  6. 6. completamente la habilidad de una persona para ejecutar sus funciones eficientemente, por ende para la economía de una empresa, ya sea grande o pequeña, esto puede resultar en pérdidas significativas. Los costos que puede abarcar este problema van desde la falta de producción hasta los gastos debido a la utilización constante del plan médico y las campañas para la prevención de este tipo de casos alcanzan la cifra de 100 millones anuales. Por razones obvias, una empresa no puede darse el lujo de no suplir a cabalidad la demanda de sus clientes ya que esto puede dar lugar a una bancarrota, recordando que las contribuciones por ingresos que estas mujeres pagan al gobierno forman una parte cuantiosa del presupuesto anual, aun teniendo en cuenta los incentivos que le son concedidos para fomentar empleos. Además, si a pesar de todas las medidas tomadas y las ayudas brindadas, sigue el conflicto de poco rendimiento por parte de la abusada, su empleo puede verse amenazado hasta el punto de perderlo. Irremediablemente, esta persona se convertirá en un caso más en las filas del desempleo. Es muy probable que en casi todas las áreas del trabajo haya, al menos, una víctima; por lo tanto es importante identificar a las mismas. En la gráfica a continuación se puede palpar claramente cómo los Informes de la Policía de Puerto Rico sobre los incidentes de violencia doméstica muestran que estos casos aumentaron durante el período de 1990 a 2006 para tener una idea de la seriedad del asunto.
  7. 7. Para el 1990 se reportaron 13,528 incidentes de la Isla, en el 1994 se reportaron 18,079 incidentes, en el 1998 se reportaron 21,084 incidentes y en el 2002 se reportaron 20,059. Para el año 2006, se habían reportado 22,951 incidentes. Como puede observarse en el gráfico, de los años 1990 a 1997 la tendencia de los incidentes de violencia doméstica en Puerto Rico fue de aumento, alcanzando el pico máximo en el año 1997 con 21,217 incidentes. Luego de 1997, las cifras sufrieron descensos hasta el 2001, este último con cifras bastante similares a las reportadas para el 1993. Luego se observó nuevamente un
  8. 8. comportamiento de ascenso para el período de 2002 hasta el 2006 en donde alcanzó la cifra más alta reportada con 22,951 incidentes de violencia doméstica. El estudio de los orígenes de la violencia de todo tipo sigue en auge. Debido a que cada persona tiene sus propias experiencias, son muchas las causas que pueden llevar a una persona a ser maltratante, pero estudios sicológicos han establecido algunas como las más comunes. La razón que encabeza la lista, ya que el 65% de los casos se debe a esto, es el sentido erróneo de la posesión o los celos descontrolados que llegan a ser obsesivos. Este tipo de persona no entiende que su pareja goza de libertad y juicio para tomar decisiones y reacciona de manera violenta cuando tienen que enfrentar esta situación. De igual manera, una persona que ha sido maltratada desde temprana edad, inconscientemente, asimila este hecho como la alternativa principal para resolver un problema. Este fenómeno se convierte en un círculo vicioso ya que la conducta es aprendida, o sea, que cuando un ser humano recibe maltrato por parte de sus padres, puede inferir esto como una forma de proteger y demostrar amor. El sistema capitalista tiene sus desventajas, y en este caso, el factor económico es el botón de activación para el 22 % de los casos. Cuando una pareja comienza a enfrentar problemas monetarios, el clima de su relación se puede convertirse en uno hostil, y posiblemente reducirse a agresión y violencia de todo tipo. Son varios los actos que pueden considerarse como violencia doméstica, como se mencionó anteriormente en la definición del delito. La siguiente tabla presenta los números de incidencia para cada tipo de maltrato.
  9. 9. - PUERTO RICO - RELACIÓN ENTRE EL TIPO DE DELITO COMETIDO Y EL ARMA UTILIZADA en incidentes de violencia doméstica Relation between the type of crime commited and the weapon used in incidents of domestic violence Fuente (Source): Policía de Puerto Rico, División de Estadísticas 2008 Incidentes, by type Aggravated Threatenin Deprivation Conjugal Total incidents Battery Others of weapon Battery g behavior of Liberty Violence Mediante Restricció Agresión Total de Maltrat Maltrato Incidentes, por amenaza n de sexual Otros incidentes o agravado tipo de arma s Libertad conyugal None Ninguna 16,912 6330 965 759 9 5 8844 Firearm Arma de Fuego 74 3 32 1 1 0 37 Bladed weapon Arma Cortante 370 7 173 4 1 0 185 Dangerous weapon Arma Peligrosa 46 2 20 1 0 0 23 Physical force Fuerza Fisica 16,546 7328 759 173 4 9 8273 Others Otras 612 293 10 0 0 0 309 Total Puerto 13,963 1,959 938 15 14 17,671 Rico Total Puerto Rico 34,560 Tabla preparada por (Table prepared by) Para ver más tablas de Violencia www.tendenciaspr.com presione aquí De los incidentes de violencia doméstica reportados, el 47% correspondió al Art. 3.1 (Maltrato) de la Ley Núm. 54, el 28.6% al Art. 3.2 (Maltrato agravado), el 16.2% al Art. 3.3 (Maltrato mediante amenaza), el 0.4% al Art. 3.4 (Maltrato mediante restricción de libertad) y el 0.3% al Art. 3.5 (Agresión sexual conyugal). En el 51% de los incidentes de violencia doméstica se utilizó la fuerza física, seguido por ningún arma/fuerza (41%), el 3.4% se cometió usando armas cortantes, el 2% usó otras armas, el 1.2% utiliza arma peligrosa y el 0.8% utiliza armas de fuego. Este patrón de maltrato puede tener consecuencias funestas, por esta razón, es importante poder detectar una víctima antes que sea demasiado tarde. Los síntomas de una mujer que pudiera estar experimentando episodios de violencia doméstica son: aparición de
  10. 10. moretones, lucir distraída la mayor parte del tiempo, tener problemas de ausentismo en el trabajo o estudios, recibir llamadas telefónicas que le alteran los nervios o la conducta, parecer ansiosa o molesta, deprimirse fácilmente, fluctuar en su calidad de trabajo, que su pareja se presente al trabajo sorpresivamente o llama para indagar sobre el comportamiento de la misma, se muestra solitaria y no participa de actividades. Son muchas las muertes que han sido causadas como consecuencia de violencia doméstica. En la siguiente tabla se muestra las cifras de muertes desde 2006 – 2008. En el 2006 hubo veintisiete muertes (cuatro varones y veintitrés féminas), en el 2007 hubo diecinueve muertes (cuatro varones y quince féminas) y en el 2008 hubo veintisiete muertes, igual al 2006 (un varón y veintiséis féminas). Un punto muy importante que las víctimas deben tomar en consideración si quieren librarse de una cadena de maltrato es que el agresor las buscará en los lugares que éstas suelen frecuentar. El 79% de los incidentes de violencia doméstica reportados ocurrieron en la residencia de la víctima, seguido por otros lugares (10%), en las vías públicas (6.5%) y en la residencia de un familiar (1.5%).
  11. 11. Debido a la incrementación en el número de casos de violencia doméstica, el estado Libre Asociado de Puerto Rico ha promulgado varias leyes para la prevención y el castigo de éstos. La más conocida e importante es la Ley para la Prevención e Intervención con la Violencia Doméstica, o mejor conocida como la Ley 54 del 15 de agosto de 1989. La misma responsabiliza a la Policía de Puerto Rico de intervenir en cualquier situación de violencia doméstica de la cual tenga conocimiento. Esta ley establece los cinco delitos o medidas criminales que se consideran para estas situaciones: maltrato, maltrato agravado, maltrato mediante amenaza, restricción de libertad y agresión sexual conyugal. El maltrato se define como el empleo de fuerza física o violencia psicológica, intimidación o persecución en la persona de su cónyuge, ex cónyuge, o la persona con quien cohabita o haya cohabitado, o la
  12. 12. persona con quien sostuviere o haya sostenido una relación consensual, o la persona con quien haya procreado un hijo o hija, para causarle daño físico a su persona, a los bienes apreciados por ésta, excepto aquellos que pertenecen privativamente al ofensor, o a la persona de otro o para causarle grave daño emocional. El maltrato agravado ocurre cuando se penetra en la morada de la persona o en el lugar donde esté albergada y se comete allí maltrato, en el caso de cónyuges o cohabitantes, cuando éstos estuvieron separados o hubo una orden de protección ordenando el desalojo de la residencia a una de las partes; cuando se infiriere grave daño corporal a la persona; cuando se comete con arma mortífera en circunstancias que no revistiesen la intención de matar o mutilar; cuando se cometiere en la presencia de menores de edad; cuando se comete luego de mediar una orden de protección o resolución contra la persona acusada expedida en auxilio de la víctima del maltrato; cuando se induce, incita u obliga a la persona a drogarse con sustancias controladas, o cualquier otra sustancia o medio que altere la voluntad de la persona o a intoxicarse con bebidas embriagantes; cuando se cometiere y simultáneamente se incurriere en maltrato de un menor. El maltrato mediante amenaza ocurre cuando se amenaza a su cónyuge, ex cónyuge, a la persona con quien cohabita o con quien haya cohabitado o con quien sostiene o haya sostenido una relación consensual, o la persona con quien haya procreado un hijo o hija, con causarle daño determinado a su persona, a los bienes apreciados por ésta, excepto aquellos que pertenecen privativamente al ofensor, o a la persona de otro. El maltrato mediante restricción de libertad se aplica cuando se utilice violencia o intimidación en la persona de su cónyuge, ex cónyuge, de la persona con quien cohabita o haya cohabitado, o con quien sostiene o haya sostenido una relación consensual, o la persona con quien haya procreado un hijo o hija, o que utilice pretexto de que padece o de que una de las personas antes mencionadas padece de enfermedad o defecto mental, para restringir su libertad con
  13. 13. el conocimiento de la víctima. Por último, la agresión conyugal sexual ocurre cuando se ha compelido a incurrir en conducta sexual mediante el empleo de fuerza, violencia, intimidación o amenaza de grave e inmediato daño corporal; se ha anulado o disminuido sustancialmente, sin su consentimiento, su capacidad de resistencia a través de medios hipnóticos, narcóticos, deprimentes o estimulantes o sustancias o medios similares; si por enfermedad o incapacidad mental, temporal o permanente estuviere la persona incapacitada para comprender la naturaleza del acto en el momento de su realización; o si se obliga o induce mediante maltrato y/o violencia psicológica al cónyuge o cohabitante a participar o involucrarse en relación sexual no deseada con terceras personas. Mientras el proceso de esta ley se lleva a cabo, la víctima puede solicitar una orden de protección. La misma se solicita y se emite ante los tribunales para asegurar que el agresor no se acerque a la víctima a una distancia no menor de 500 metros, para así controlar las prácticas de violencia. No es necesario presentar cargos criminales para solicitar dicha orden. Las siguientes tablas nos presentan los números de las órdenes de restricción solicitadas en el 2006 y el 2009.
  14. 14. Este crimen se ha convertido en un problema de mucho peso, tanto a nivel social como económico. Como antes mencioné, cualquier persona puede estar sufriendo ataques físicos y sicológicos por parte de su pareja. Está en cada uno de nosotros poner fin a esta situación tan desalentadora para todos, podemos ayudar de muchas maneras a estas personas que se encuentran sucumbidas en un ciclo de violencia y maltrato. La vida en esencia posee un valor incalculable, y si podemos salvar una habremos descubierto uno de los grandes tesoros del mundo. Nadie merece trato semejante, y sin importar las circunstancias que encierre esta relación, hay que romper la misma inmediatamente. No se puede permitir que una conducta tan inhumana traiga implicaciones tan notables en la sociedad y en la economía, que por cierto no se encuentra en su momento cumbre. El mundo no está en peligro por las malas personas, sino por aquellas que permiten la maldad” dijo una vez Albert Einstein, una de las mentes más prodigiosas que ha producido la humanidad.

×