Generación del 27
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Generación del 27

on

  • 2,404 views

Generacion 27

Generacion 27

Statistics

Views

Total Views
2,404
Views on SlideShare
2,404
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
12
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Generación del 27 Generación del 27 Document Transcript

  • Generación del 27La llamada generación del 27 se dio a conocer en el panorama cultural español alrededor del año1927, con el homenaje que se dio al poeta Luis de Góngora en el Ateneo de Sevilla, en el queparticipó la mayoría de los que habitualmente se consideran sus miembros.Clasificación del grupo El concepto de generación ha sido discutido, ya que es de naturalezahistoriográfica y los autores que engloba no cumplen los criterios que Julius Petersen asigna almismo; se trata más bien de un "grupo generacional", de una "constelación" o de una"promoción" de autores. Sin embargo, el marbete "generación" ha sido admitido por costumbre,aunque su delimitación ha sido ya más diversa y polémica, puesto que se ha propuesto llamarlade otras maneras: Generación Guillén-Lorca (nombres del mayor y más joven de sus autores);Generación de 1925 (media aritmética de la fecha de publicación del primer libro de cada autor);Generación de las Vanguardias; Generación de la amistad; Generación de la Dictadura;Generación de la República, etc. Los componentes del grupoMonumento a Gerardo Diego, en la calle Pío Baroja, delante de la Casa de Cantabria, Madrid.La nómina habitual del grupo poético del 27 se limita a diez autores: Jorge Guillén, Pedro Salinas,Rafael Alberti, Federico García Lorca, Dámaso Alonso, Gerardo Diego, Luis Cernuda, VicenteAleixandre, Manuel Altolaguirre y Emilio Prados, si bien hubo también muchos otros escritores,novelistas, ensayistas y dramaturgos que pertenecen a ella, desde Max Aub a otros más viejos,como Fernando Villalón, José Moreno Villa o León Felipe, y otros más jóvenes, como MiguelHernández, que más bien podría pertenecer a la primera generación de posguerra si no hubiesemuerto tan joven, pasando por autores como José María Quiroga Plá. Por otra parte, algunosotros han sido olvidados por la crítica, como Concha Méndez-Cuesta, poetisa y escritora deteatro, Juan Larrea, Mauricio Bacarisse, Juan José Domenchina, José María Hinojosa, JoséBergamín o Juan Gil-Albert. O la conocida como Otra generación del 27, según la denominaciónque le dio uno de sus integrantes, José López Rubio, y que estaría integrada por los humoristasdiscípulos de Ramón Gómez de la Serna, es decir, Enrique Jardiel Poncela, Edgar Neville, MiguelMihura y Antonio de Lara, «Tono», escritores que en la posguerra integraron la redacción de LaCodorniz... y son solo unos pocos.Ha de tenerse en cuenta, asimismo, que no toda la producción literaria del 27 está escrita encastellano; algunos de ellos son autores de textos literariamente estimables en otros idiomas,como Salvador Dalí u Óscar Domínguez, que escribieron en francés, o en inglés, como FelipeAlfau; es más, algunos escritores y artistas extranjeros tuvieron también mucho que ver en estaestética, como Pablo Neruda, Vicente Huidobro, Jorge Luis Borges o Francis Picabia.Igualmente cabe deshacer la idea de que la Generación del 27 fue un fenómeno exclusivamentemadrileño, lo que una crítica demasiado localista (y localizada) parece empeñarse en hacer, sinouna constelación de núcleos creativos repartidos a lo largo de toda la geografía nacional yestrechamente entrelazados. Aparte del madrileño, los más importantes se concentraron enSevilla (en torno a la revista Mediodía), Canarias (en torno a la Gaceta de Arte) y en Málaga (entorno a la revista Litoral); sin descontar otros muchos de menor filiación pero de no menorimportancia en Galicia, Cantabria, Cataluña y Valladolid.Del mismo modo, se suele olvidar que algunos miembros del grupo cultivaron otras ramas delarte, como Luis Buñuel, cineasta, K-Hito, caricaturista y animador, Salvador Dalí y los pintoressurrealistas, Maruja Mallo, pintora y escultora, Benjamín Palencia, Gregorio Prieto, ManuelÁngeles Ortiz, Ramón Gaya y Gabriel García Maroto, pintores, Ignacio Sánchez Mejías, torero, oRodolfo Halffter y Jesús Bal y Gay, compositores y musicólogo éste último también,pertenecientes al Grupo de los ocho, que se suele identificar en música como el correlato a laliteraria Generación del 27 y estaba integrado por el citado Bal y Gay, los Halffter (Ernesto yRodolfo), Juan José Mantecón, Julián Bautista, Fernando Remacha, Rosa García Ascot, SalvadorBacarisse y Gustavo Pittaluga, sin olvidar a otros músicos más o menos marginales como GustavoDurán. En Cataluña está el llamado grupo catalán, que hizo su presentación en 1931 bajo el
  • nombre de Grupo de Artistas Catalanes Independientes integrado por Roberto Gerhard, BaltasarSamper, Manuel Blancafort, Ricardo Lamote de Grignon, Eduardo Toldrá y Federico Mompou.Podrían añadirse también los componentes de la llamada Generación del 25 de arquitectos (queotros han propuesto llamar también generación del 27, para unirla a ésta), de la que formabanparte Agustín Aguirre, Teodoro de Anasagasti, Carlos Arniches Moltó, José de Aspiroz, RafaelBergamín (hermano del ensayista y poeta José Bergamín), Luis Blanco Soler, José Borobio,Martín Domínguez, Fernando García Mercadal, Luis Gutiérrez Soto, Casto Fernández Shaw,Manuel Muñoz Casayús, Luis Lacasa, Miguel de los Santos, Manuel Sánchez Arcas y RamónDurán Reynals. RevistasSu documento de entrada en la tradición literaria fue sin duda la primera edición de la Antologíapreparada por Gerardo Diego en 1932. Por otra parte, se hicieron notar publicando en revistascomo La Gaceta Literaria dirigida por Ernesto Giménez Caballero, en Cruz y Raya (1933), dirigidapor José Bergamín, en Litoral, impresa por Manuel Altolaguirre y Emilio Prados en Málaga desde1926; Carmen, creada en Santander (1927) por Gerardo Diego y con un suplemento festivo,Lola; en el Suplemento Literario del diario murciano La Verdad (1923–1926), que mantenían suredactor José Ballester Nicolás y Juan Guerrero Ruiz, y que después pasó a ser revista Verso yprosa (1927), dirigida por Juan Guerrero Ruiz y Jorge Guillén; Mediodía (Sevilla); Meseta, deValladolid; en Revista de Occidente, cuya editorial imprime varios libros del grupo; en Caballoverde para la poesía (1935), dirigida por Pablo Neruda, y en Octubre, dirigida por Rafael Alberti. Estética y evoluciónEn los autores del 27 es muy significativa la tendencia al equilibrio, a la síntesis entre polosopuestos (Lázaro), incluso dentro de un mismo autor:Entre lo intelectual y lo sentimental. La emoción tiende a ser refrenada por el intelecto. Prefiereninteligencia, sentimiento y sensibilidad a intelectualismo, sentimentalismo y sensiblería(Bergamín).Se observa muy bien en Salinas.Entre una concepción romántica del arte (arrebato, inspiración) y una concepción clásica(esfuerzo riguroso, disciplina, perfección). Lorca decía que si era poeta «por la gracia de Dios (odel demonio)» no lo era menos «por la gracia de la técnica y del esfuerzo».Entre la pureza estética y la autenticidad humana, entre la poesía pura (arte por el arte; deseode belleza) y la poesía auténtica, humana, preocupada por los problemas del hombre (máshabitual tras la guerra: Guillén, Aleixandre...).Entre el arte para minorías y mayorías. Alternan el hermetismo y la claridad, lo culto y lo popular(Lorca, Alberti, Diego). Se advierte un paso del «yo» al «nosotros». «El poeta canta por todos»,diría Aleixandre.Entre lo universal y lo español, entre los influjos de la poesía europea del momento (surrealismo)y de la mejor poesía española de siempre. Sienten gran atracción por la poesía popular española:cancioneros, romanceros...Entre tradición y renovación. Se sienten próximos a las Vanguardias (Lorca, Alberti, Aleixandre yCernuda poseen libros surrealistas; G.Diego, creacionistas); próximos a la generación anterior(admiran a Juan Ramón, Unamuno, los Machado, Rubén Darío...); admiran del XIX a Bécquer(Alberti: «Homenaje a Bécquer», Cernuda: «Donde habite el olvido»...); sienten auténtico fervorpor los clásicos: Manrique, Garcilaso, San Juan, Fray Luis, Quevedo, Lope de Vega y, sobretodos, Góngora. InstitucionesLa mayoría de estos autores, principalmente líricos, entraron en contacto con la tradición literariaa través del Centro de Estudios Históricos dirigido por el padre de la filología española, RamónMenéndez Pidal, y con las Vanguardias a través de los viajes, la divulgación llevada a cabo porRamón Gómez de la Serna y otros novecentistas y, sobre todo, las actividades y conferenciasprogramadas por la Residencia de Estudiantes, institución inspirada en el Krausismo de laInstitución Libre de Enseñanza y dirigida por Alberto Jiménez Fraud. Historiografía sobre el 27
  • Por otra parte, y para reconstruir la memoria viva de lo que se ha venido a llamar la Edad dePlata, hay que leer una serie de libros de memorias escritos por diversos autores más o menosvinculados a esta promoción. La arboleda perdida, de Alberti, por ejemplo. Es también el caso dePablo Neruda, quien por entonces vino a Madrid y reforzó el grupo surrealista con algunas de suscontribuciones, en particular con la edición de su libro Residencia en la tierra I y II y que en susdos libros de memorias, Confieso que he vivido y Para hacer he nacido, dio testimonio y noticiassobre las actividades del grupo durante esos años y el exilio posterior, en particular sobre Lorca yAlberti. Los encuentros, de Vicente Aleixandre, narra las primeras veces que vio a cada una delas figuras relevantes de la generación; Mi último suspiro, de Buñuel, publicado primitivamenteen francés, incluye numerosas anécdotas sobre los poetas del 27, etc. Las corrientes del 27En realidad, la llamada generación del 27 fue un grupo poco homogéneo; habitualmente se lesha solido ordenar por parejas o tríos. Así, por ejemplo, los poetas del Neopopularismo oneopopularistas, Rafael Alberti y Federico García Lorca, dentro de una nómina que fueparticularmente bien nutrida, intentan acercarse a la poesía de Gil Vicente y del Romancero, o ala lírica cancioneril, buscando fuentes populares y en el folclore de la lírica tradicional; algo deello hay también en la aproximación que hizo Gerardo Diego, después de su etapa Creacionista, ala lírica de Félix Lope de Vega gracias a la edición que hizo en ese tiempo José FernándezMontesinos.Por otra parte, hay dos catedráticos de Filología hispánica que comparten intereses comunes yque incluso fueron amigos y tuvieron trayectorias muy parecidas, pues no en vano su poética esfundamentalmente afirmativa y optimista; se trata de Jorge Guillén, cuya obra poética se recogebajo el título Aire nuestro y está marcada por la poesía pura a lo Paul Valéry y formada por cincolibros (Cántico, Clamor, Homenaje, ...Y otros poemas y Final) y Pedro Salinas, el gran poeta delamor del 27.El grupo surrealista está más nutrido, pero destaca especialmente el premio nobel VicenteAleixandre, seguramente el más original, ya que, según Cernuda, «su verso no se parece anada», y el que ha venido a ser el poeta más influyente de la generación durante la última mitaddel siglo XX, el ya citado Luis Cernuda. Sin embargo, hubo otros poetas del 27 que notaron elimpacto surrealista y que poseen etapas en su evolución marcadas por esta estética: RafaelAlberti, por ejemplo, compuso la última sección de Sobre los ángeles y Sermones y moradas enversículo surrealista y Federico García Lorca asimiló su impacto en Llanto por Ignacio SánchezMejías, Poeta en Nueva York y los Sonetos del amor oscuro. Una etapa surrealista posee, porejemplo, José María Hinojosa con su La flor de Californía (con acento en la i) y Emilio Prados.Son éste último y Manuel Altolaguirre quienes constituyen el llamado grupo de Málaga o de lospoetas presuntamente menores, constituido alrededor de la revista Litoral editada porAltolaguirre y su colección de libros poéticos. Dámaso Alonso y Gerardo Diego vienen a ser, porotra parte, el llamado grupo de los que se quedaron en España, de mala gana y pasando algunosapuros el primero y más a gusto el segundo, y más o menos pactaron con el régimen victoriosoen la Guerra Civil (Alonso, que se consideró a sí mismo dentro de la Generación del 27 comocrítico, pero dentro de la primera generación de posguerra como poeta) o lo apoyaronabiertamente (Diego). Este último realizó una larga trayectoria poética donde combinó a la veztradición y vanguardia, muy variada en su temática (desde el toreo a la música y las inquietudesreligiosas, el paisaje y los contenidos existenciales); sin embargo, algunos se quedaron,ignorados por el régimen, viviendo en un llamado exilio interior (Juan Gil-Albert) o convirtiéndosede hecho en maestro y guía de toda una nueva generación de poetas (Vicente Aleixandre).También la homosexualidad es tema ocasional, como lo es en la obra de poetas como LuisCernuda, Aleixandre, Federico García Lorca, Gil-Albert o Emilio Prados, como también en la obradel pintor Gregorio Prieto. NóminaIntegrantes de la generación del 27, por orden cronológico:Rogelio Buendía (1891–1969, 78)Valentín Andrés (1891–1982, 91)
  • Pedro Salinas (1891–1951, 60)Juan Guerrero Ruiz (1893–1955, 62)Jorge Guillén (1893–1984, 91)Miguel Valdivieso (1897–1966, 69)Josep Moreno Gans (1897–1976, 79)Antonio Espina (1894–1972, 78)Mauricio Bacarisse (1895–1931, 36)Rafael Laffón (1895–1978, 83)Juan Larrea (1895–1980, 85)Gerardo Diego (1896–1987, 91)Antonio de Lara (1896–1978, 82)José Fernández Montesinos (1897–1972, 75)Agustín Espinosa (1897–1939, 42)Amado Alonso (1897–1952, 55)Gregorio Prieto (1897–1992, 95)Dámaso Alonso (1898–1990, 92)Juan José Domenchina (1898–1959, 61)Concha Méndez (1898–1986, 88)Federico García Lorca (1898–1936, 38)Vicente Aleixandre (1898–1984, 86)Ernesto Giménez Caballero (1899–1988, 89)Edgar Neville (1899–1967, 67)Paulino Masip (1899–1963, 64)Rafael Porlán (1899–1945, 46)Emilio Prados (1899–1962, 63)Rafael Dieste (1899–1981, 82)Francisco Madrid (1900–1952, 52)Juan Chabás (1900–1954, 54)Guillermo de Torre (1900–1971, 71)Alejandro Collantes de Terán (1901–1933, 32)Enrique Jardiel Poncela (1901–1952, 50)Pedro Garfias (1901–1967, 66)Ramón J. Sender (1901–1982, 81)Andrés Carranque de Ríos (1902–1936, 34)Pedro Pérez-Clotet (1902–1966, 64)Rafael Alberti (1902–1999, 97)Luis Cernuda (1902–1963, 61)Felipe Alfau (1902–1999, 97)Luis Amado-Blanco (1903-1975, 71)Agustín de Foxá (1903–1959, 56)Max Aub (1903–1972, 69)José López Rubio (1903–1996, 93)Antonio Oliver (1903–1968, 65)Alejandro Casona (1903–1965, 62)José María Hinojosa (1904–1936, 32)Juan Gil-Albert (1904–1994, 90)Joaquín Romero Murube (1904–1969, 65)José María Souvirón (1904–1973, 69)José María Luelmo (1904–1991, 87)Ernestina de Champourcín (1905–1999, 94)Miguel Mihura (1905–1977, 72)Pedro García Cabrera (1905–1981, 76)Emeterio Gutiérrez Albelo (1905–1969, 64)
  • Manuel Altolaguirre (1905–1959, 54)Francisco Ayala (1906-2009, 103)Rafael de León (1908–1982, 74)Miguel Hernández (1910–1942, 31)Poesía de la Generación del 27Destacamos entre los autores:Pedro SalinasNació en Madrid, fue profesor de literatura en varias universidades. Influido por la obra de JuanRamón Jiménez, cultiva la poesía pura. Al igual que Juan Ramón intenta entrar en la esenciaoculta de las cosas, con una poesía intelectualizada, aparentemente sencilla. Su obra sediferencia en tres etapas:1ª etapa: mezcla la poesía pura y temas futuristas (bombilla, automóvil,…). Destacan:Presagios,Seguro azar y Fábula y signo.2ª etapa: es la más importante. Presta atención al mundo íntimo y al amor como experienciagozosa. Predomina el diálogo y un lenguaje conceptual. Es característico el verso cortoheptasílabo y silvas sin rima. Destacan:La voz a ti debida, extrae el título de la Égloga III de Garcilaso. El amor aparece esencializado enlos pronombres yo y tú para referirse a la pareja tu-yo, cuyo centro es la mujer.Razón de amor, continuación del libro anterior, donde prosigue la racionalización del procesoamoroso.Largo lamento, poemario sobre el desamor y la muerte del amor, que vive con resignación yagradecimiento de lo vivido.3ª etapa: escrita ya en América. El contemplado’ alude al mar que es su interlocutor. Todo másclaro, angustia que le provoca la civilización tecnológica contemporánea y los horrores de laGuerra Civil y la 2ª Guerra Mundial, y Confianza, que cierra su obra poética.Jorge GuillénNació en Valladolid. Se exilió a los Estados Unidos y fue, como su amigo Pedro Salinas, con quiensostuvo un prolongado epistolario, profesor de literatura española. Regresó tras la muerte deFranco y obtuvo el premio Cervantes. Su singularidad reside en haberse mantenido fiel al ideal depoesía pura, y ofreció una visión optimista y serena del mundo, con lo que se constituye en laantítesis del pesimismo cosmológico de Vicente Aleixandre.Toda su obra se agrupa bajo el título general de Aire Nuestro, que integra cinco libros: Cántico,Clamor, Homenaje, ...Y otros poemas y Final. Su lenguaje es muy elaborado, en busca de lamáxima y concisión; prefiere el verso corto y el endecasílabo. Su obra es fruto de un rigurosoproceso de selección (de palabra), en el que se suprime lo accesorio para comunicar la idea osentimiento esencial.Sus temas son la afirmación jubilosa del ser; la plenitud, el tiempo que pasa e invita a gozar de lavida; el azar y el caos, que producen inseguridad o sufrimiento.Gerardo DiegoNació en Santander y desempeño la cátedra de Literatura en un Instituto de Enseñanzas Mediasde Soria. Recibió el premio Nacional de Literatura, junto con Rafael Alberti, y el de Cervantes. Supoesía se desarrolla paralelamente en dos vertientes: la tradicional y la vanguardista (casisiempre creacionista). A su vertiente creacionista se adscriben: Imagen y Manual de Espumas.De su estética tradicional destacamos: Versos Humanos, Soria y Alondra de Verdad, colección desonetos. Los temas de esta segunda vertiente son: el amor, Dios, la música, la naturaleza, lostoros, la forma, la iconografía, la belleza…Dámaso AlonsoNació en Madrid, dirigió la RAE. En él se fundieron tres vocaciones: la de poeta, lingüista y críticoliterario de la estilística. Entre sus libros sobre literatura destaca La lengua poética de Góngora yuna serie de estudios admirables sobre líricos modernos (desde Bécquer hasta los escritores desu época) que constituyen Poetas españoles contemporáneos. Editó las obras de Góngora y seconsideró a sí mismo dentro del 27 solamente como crítico, y como poeta más bien dentro de laPrimera generación poética de posguerra, en lo que él mismo llamó Poesía desarraigada.
  • La guerra de 1936 le hizo aborrecer la pureza propugnada por Juan Ramón. Sus obras másimportantes se sitúan en la posguerra con: Hijos de la ira (1944), muy influida por elExistencialismo y por la poesía bíblica de los Salmos penitenciales, que hace surgir en España lacorriente poética de la poesía desarraigada.Vicente AleixandreSevillano, cuya amistad con Dámaso Alonso despertó su vocación poética. En 1935, su libro Ladestrucción o el amor obtiene el Premio Nacional de Literatura. Es elegido miembro de la RAE. yen 1977 obtiene el premio Nobel.La mayor parte de su producción sigue los pasos del Surrealismo y se constituye en el gran poetade esta estética; utiliza el versículo y la imagen visionaria en Espadas como labios y Ladestrucción o el amor. Evoluciona hacia una «poesía de comunicación», en consonancia con latendencia social vigente en la lírica de los años 50. Sombra del paraíso (1944), inaugura juntocon Hijos de la ira de Dámaso Alonso, la corriente desarraigada de la posguerra. Con Historia delcorazón inició una poesía solidaria. Y con la gran trilogía de senectute Poemas de laconsumación, Diálogos del conocimiento y En gran noche volvió a un peculiar surrealismo, conprofundas implicaciones filosóficas y dejes conceptistas.Federico García LorcaNació en Granada, en 1898. Sus estudios de Letras y Derecho no le interesaron tanto como lamúsica; fue amigo entrañable de Manuel de Falla, de quien luego se distanció. Se instaló en laResidencia de Estudiantes, donde convivió con numerosos artistas (Salvador Dalí y Luis Buñuelen especial). Tras vivir una temporada en Nueva York, regresa a España y en 1932 funda LaBarraca, grupo teatral universitario con el que recorre nuestro país representando obras clásicas.Participa en ciertas actividades públicas de signo izquierdista y muere asesinado por losnacionalistas en Viznar (Granada). Su asesinato produjo gran conmoción mundial.En la obra de Lorca se aúnan lo culto y lo popular, lo tradicional y lo vanguardista. Conocía loscancioneros tradicionales y la poesía oral del pueblo andaluz. Su tema era la frustración en dosvertientes, la ontológica y la social; desarrolla este tema en un rico estilo poético, con uno de lossistemas simbólicos más complejos de la literatura española, formado por elementos extraídossobre todo de tres fuentes: la superstición popular, Shakespeare y la Biblia. Le obsesionan temascomo la soledad o el destino trágico, y la lucha de los seres marginados (el homosexual, lamujer, el niño, el deforme, el viejo impotente, la solterona, la estéril, el gitano, el negro...) contrauna sociedad opresiva basada en los convencionalismos. Su obra se separa en dos etapas, unaneopopularista y otra en que se acerca al Surrealismo.De la primera etapa destacan:Poema del cante jondo, que se inscribe dentro de la línea neopopularista de la G. 27 y utilizavarios poemas cortos que pueden leerse como poemas independientes o como fragmentos deuno largo encadenados. Se utiliza el pie quebrado.Romancero gitano, en la misma línea neopopularista, está compuesto por 18 romances. Elprotagonista es el gitano que simboliza el hombre puro e inocente, enemistado con las leyes ynormas sociales, representadas por la Guardia Civil (su antagonista).De la segunda destacan:Poeta en Nueva York, el poeta se ahoga en aquel mundo que convierte al hombre en una piezade un gran engranaje. Con procedimientos claramente surrealistas, Lorca alza el grito en plenoCrack del 29 y su protesta contra aquella colmena inhumana; los negros, en especial, merecen supiedad.Llanto por Ignacio Sánchez Mejías, planto compuesto a la muerte de un torero amigo suyo.Sonetos de amor oscuro, publicados póstumos, son la expresión de un erotismo homosexualdramático.Rafael AlbertiDel Puerto de Santa María (Cádiz). Con su familia se traslada a Madrid. Abandona el Bachilleratoy se dedica a la pintura. Se afilio al partido comunista y tuvo una activa participación política enla guerra. Al acabar esta se exilió a Argentina. Restablecida la democracia vuelve, y le seráconcedido el Premio Cervantes.
  • Se funden lo popular y lo culto, lo escueto y lo barroco, lo tradicional y lo frenéticamente nuevo.Su libro más temprano, Marinero en tierra, se inscribe en una línea del neopopularismo. Soncanciones que evocan un paraíso perdido, que el poeta identifica con el Cádiz de su infancia, y elmar, las salinas, los momentos más jubilosos de la misma. Le siguen El alba de alhelí y Cal ycanto, del más difícil neogongorismo o culteranismo. En 1929 publica su obra maestra, Sobre losángeles, inducida por una profunda crisis de perdida de fe; es un libro en tres partes; las dosprimeras son de inspiración becqueriana; la última utiliza ya un pleno surrealismo en que desatael versículo. Utiliza símbolos como los ángeles, los fantasmas y los duendes. Libros de susegunda época, destaca El poeta en la calle, de literatura comprometida. Otras obras, ya en elexilio publicará Baladas y canciones del Paraná.Luis CernudaFue alumno de Pedro Salinas y profesor de varias universidades europeas y americanas. Reuniósu obra poética bajo el título general de La realidad y el deseo, colección de libros a la quepertenecen: Perfil del aire, Égloga, elegía, oda, Los placeres prohibidos, Donde habite el olvido,Un río, un amor, y Las nubes, ya en el exilio, Desolación de la quimera. Es también importante sulabor como crítico literario y ensayista, con los dos volúmenes de Poesía y literatura, etcétera.Su poesía rehuye el énfasis formal y busca lo indefinible, lo aéreo. Por eso repugna de estrofismoy de rima, y cuando utiliza alguna es la asonante, que es la que ofrece más libertad. Se centra enla experiencia humana, pero rehuye lo más específico y propio para que el lector puedaidentificarse con el poeta. Canta el choque entre el deseo y la realidad, que deja al poeta solo elconsuelo elegíaco del recuerdo o unos pocos instantes, que el llama acordes, de gozo intemporal. FuentesMainer, José-Carlos, La Edad de Plata (1902–1936). Ensayo de interpretación de un procesocultural. Madrid: Cátedra, 1983.Díez de Revenga, Francisco Javier, Panorama crítico de la generación del 27, Madrid, Castalia,1987.Alonso, Dámaso, «Una generación poética (1920–1936)», Poetas españoles contemporáneos,Madrid, Gredos, 1965, págs. 155–177.Anderson, A., El Veintisiete en tela de juicio, Madrid, Gredos, 2006.Diego, Gerardo, Antología de Gerardo Diego. Poesía española contemporánea, Ed. de A. SoriaOlmedo, Madrid, Taurus, 1991.Cano, José Luis, La poesía de la generación del 27, Madrid, Guadarrama, 1970.González Muela, Joaquín, El lenguaje poético de la generación Guillén-Lorca, Madrid, Ínsula,1954.González Muela, Joaquín y Rozas, Juan Manuel, La generación del 27. Estudio y antología,Madrid, Istmo, 1986, 30 ed.Gullón, Ricardo, «La generación poética de 1925», La invención del 98 y otros ensayos, Madrid,Gredos, 1969, págs. 126–161.Rozas, Juan Manuel, La generación del 27 desde dentro (Textos y documentos), Madrid, Alcalá,1974.Rozas, Juan Manuel, El 27 como generación, Santander, La Isla de los Ratones, 1978.Torre, Guillermo de, Literaturas europeas de vanguardia, Ed. de J. M. Barrera López, Sevilla,Renacimiento, 2001.Ilie, Paul, Los surrealistas españoles, Madrid, Taurus, 1972.Geist, A. L., La poética de la generación del 27 y las revistas literarias: de la vanguardia alcompromiso (1918–1936), Barcelona, Labor, 1980.Cernuda, Luis, «Generación de 1925», Estudios sobre poesía española contemporánea, Madrid,Guadarrama, 1957, págs. 181–196.Cirre, J. F., Forma y espíritu de una lírica española (1920–1935), México, Gráficas Panamericana,1950. Enlaces externosArchivo virtual de la Edad de Plata (colección de documentos para el estudio del 27 de laResidencia de Estudiantes)
  • Poéticas de la generación del 27 (los poetas del 27 reflexionan sobre la creación poética en susversos)Portal consagrado al 27Portal de la Junta de Andalucía consagrado al 27«La generación del 27» (artículo)Webquest sobre la Generación del 27Ver esta página en Wikipedia estándar | Disable images on mobile siteDesactivar permanentemente el sitio móvilEl texto está disponible bajo la Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0;podrían ser aplicables cláusulas adicionales. Lee los términos de uso para más información. Wikipedia® es una marca registrada de la Fundación Wikimedia, Inc., una organización sinánimo de lucro.ContactoLa Generación del 27Teoría-ActividadesTeoría:Generación del 27Una generación literaria es un grupo de escritores que, nacidos en fechas cercanas y movidos porun acontecimiento de su época, se enfrentan a los mismos problemas y reaccionan de modosemejante ante ellos.Generación literariaGeneración del 27- Un grupo de escritores.- Los principales representantes del grupo son Pedro Salinas, Jorge Guillén, Gerardo Diego,Federico García Lorca, Rafael Alberti, Dámaso Alonso, Vicente Aleixandre, Miguel Hernández yLuis Cernuda.- Nacidos en fechas cercanas.- Entre el más joven, que es Cernuda, y el mayor, Salinas, sólo hay nueve años de diferencia.- Movidos por un acontecimiento.- El acontecimiento que los unió y les dio el nombre fue el homenaje que el grupo hizo a Luis deGóngora en el año 1927 en Sevilla, al conmemorarse el tercer centenario de su muerte. Hay quedestacar la influencia ejercida por Juan Ramón Jiménez.- Reacción semejante.- Todos sienten la necesidad de encontrar un lenguaje poético que exprese mejor los temas quetratan.Características del la Generación del 27Tradición y vanguardismo.Aunque desean encontrar nuevas fórmulas poéticas, no rompen con nuestras tradiciones ysienten admiración por el lenguaje poético de Góngora, por nuestros autores clásicos y por lasformas populares del Romancero.A la par que lo tradicional, las corrientes de vanguardia, sobre todo el surrealismo, ejercen graninfluencia en el grupo del 27. Los escritores surrealistas exploran el mundo de lo inconsciente ypretenden alcanzar la belleza absoluta, que está por encima de la realidad.Intención estéticaIntentan encontrar la belleza a través de la imagen. Pretenden eliminar del poema lo que no esbelleza y, así, alcanzar la poesía pura.Quieren representar la realidad sin describirla; eliminando todo aquello que no es poesía.
  • Versos de León FelipeDeshaced este verso. Quitadles los caireles de la rima, el metro, la cadencia y hasta la idea misma. Aventad las palabras, y si después queda algo todavía, eso será poesía.TemáticaSienten especial interés por los grandes asuntos del Hombre, como el amor, la muerte, eldestino... y los temas cargados de raíces populares.Canción del jinete (Federico García Lorca)En la luna negra de los bandoleros, cantan las espuelas.Caballito negro. ¿Dónde llevas tu jinete muerto?...Las duras espuelas del bandido inmóvil que perdió las riendas.Caballito frío. ¡Qué perfume de flor de cuchillo!En la luna negra, sangraba el costado de Sierra Morena.Caballito negro.¿Dónde llevas tu jinete muerto?La noche espolea sus negros ijares clavándose estrellas.Caballito frío. ¡Qué perfume de flor de cuchillo!En la luna negra, ¡un grito! y el cuerno largo de la hoguera.Caballito negro. ¿Dónde llevas tu jinete muerto?EstiloSe preocupan fundamentalmente de la expresión lingüística y buscan un lenguaje cargado delirismo.VersificaciónUtilizan estrofas tradicionales (romance, copla...) y clásicas (soneto, terceto...). También utilizanel verso libre y buscan el ritmo en la repetición de palabras, esquemas sintácticos o paralelismode ideas.La paloma (Rafael Alberti)Se equivocó la paloma se equivocaba.Por ir al norte, fue al sur; creyó que el trigo era agua. Se equivocaba.Creyó que el mar era el cielo; que la noche la mañana.
  • Se equivocaba.Que las estrellas rocío; que la calor, la nevada. Se equivocaba.Que tu falda era su blusa; que tu corazón su casa. Se equivocaba.(Ella se durmió en la orilla. Tú, en la cumbre de una rama.)AutoresGerardo DiegoNació en Santander en 1896 y murió en Madrid en 1987. Fue catedrático y miembro de la RealAcademia de la Lengua. Fue galardonado con el Premio Nacional de Literatura en 1925.Una gran parte de su extensa producción poética gira en torno a la temática tradicional. Cultivólos más variados temas: el amor, lo religioso, la música... en forma de romances y sonetos.Son obras suyas: El romancero de la novia, Imagen, Manual de espumas, Versos humanos,Versos divinos, Paisaje con figuras, Odas morales, Poesía de creación.El romance del Duero (Gerardo Diego)Río Duero, río Duero nadie a acompañarte baja, nadie se detiene a oír tu eterna estrofa de agua.Indiferente o cobarde, la ciudad vuelve la espalda. No quiere ver en tu espejo su muralla desdentada.Tú, viejo Duero, sonríes entre tus barbas de plata, moliendo con tus romances las cosechas mal logradas.Y entre los santos de piedra y los álamos de magiapasas llevando en tus ondas palabras de amor, palabras.Quién pudiera como tú, a la vez quieto y en marcha, cantar siempre el mismo verso pero con distinta agua.Río Duero, río Duero, nadie a estar contigo baja, ya nadie quiere atender tu eterna estrofa olvidada.Sino los enamorados que preguntan por sus almas y siembran en tus espumas palabras de amor, palabras.Pedro SalinasNació en Madrid en 1892. Fue catedrático de Literatura española en la Universidad de Sevilla y enla de Murcia. También enseñó durante un año en Cambridge y trabajó como Secretario Generalde la Universidad de Verano de Santander. Durante la guerra civil se exilió y enseñó en variasuniversidades norteamericanas. Entre 1943 y 1946 fue profesor en San Juan de Puerto Rico.Murió en Boston en 1951; pero sus restos descansan en el cementerio de hombres ilustres dePuerto Rico, por deseo personal del autor.
  • El tema central de su obra es el amor. Su obra más importante, La voz a ti debida, es un extensopoema de amor en el que el poeta busca a la amada más allá del mundo real, más allá de laamada misma. El mundo y la amada reales son negados por el poeta para crear la imagen idealde mujer. La amada se convierte así en un concepto puro. Escribió también otros libros depoemas como El contemplado, Razón de amor, Confianza...Detrás, más allá (Pedro Salinas)Puedes leer un fragmento de "La voz a ti debida". El poeta busca a la amada por detrás de las gentes, por detrás de ella misma e incluso por detrás del poeta, pues no busca a una persona concreta, sino un ideal, un concepto.Sí, por detrás de las gentes te busco. No en tu nombre si lo dicen, no en tu imagen, si la pintan. Detrás, detrás, más allá. Por detrás de ti te busco. No en tu espejo, no en tu letra, ni en tu alma. Detrás, más allá.También detrás, más atrás de mí te busco. No eres lo que yo siento de ti.No eres lo que me está palpitando con sangre mía en las venas, sin ser yo. Detrás, más allá te busco.Por encontrarme, dejar de vivir en ti, y en mí, y en los otros. Vivir ya detrás de todo, al otro lado de todo -por encontrarme- como si fuese morir.Rafael AlbertiNació en Puerto de Santa María, Cádiz en 1902 y murió en 1999. A los quince años se trasladócon su familia a Madrid. Se afilió al partido comunista y participó activamente en la políticadurante la guerra civil. Al acabar dicha guerra se exilió, viviendo en Argentina y en Italia. Con elcambio político de España después de la muerte de Franco, regresó a España, llegando a serdiputado del Congreso por Cádiz. En 1983 recibió el Premio Cervantes por el conjunto de su obraliteraria.En 1925 publica Marinero en tierra en el que refleja la nostalgia de su tierra natal, que recuerdadesde Madrid. En esta línea escribió también: El alba del alhelí, La amante.En 1928 aparece su obra Sobre los ángeles, donde rompe con el lenguaje poético tradicional yutiliza técnicas surrealistas.Poemas (Rafael Alberti)-¿Qué piensas tú junto al río, junto al mar que entra en tu río?-Aquellas torres tan altas, no sé si torres de iglesias son, o torres de navío.-Torres altas de navío.Mi corza, buen amigo,
  • mi corza blanca. Los lobos la mataron al pie del agua. Lo lobos, buen amigo, que huyeron por el río. Los lobos la mataron dentro del agua.Federico García LorcaNació en Fuentevaqueros (Granada) en 1898. Estudió Letras y Derecho en la Universidad deGranada y también Música. En 1929 marchó a Nueva York con la intención de aprender inglés,pero el conocimiento de aquella civilización fue para él como caer en el infierno. Al año siguienteregresó a España. En 1932 fundó La Barraca, grupo de teatro formado por estudiantesuniversitarios, que recorrió el país dando funciones clásicas por los pueblos. También viajó aBuenos Aires, ya que sus obras dramáticas estaban teniendo mucho éxito por aquellas tierras. Enagosto de 1936 fue asesinado en Viznar, cerca de Granada.Fue un hombre de una personalidad arrolladora y de una capacidad creativa fuera de lo normal.A pesar de su enorme simpatía y gracia, a pesar de su capacidad para vivir intensamente en todomomento, predomina en su obra el tono trágico y la presencia de la muerte ronda su poesíacomo un presentimiento. Crea metáforas e imágenes de una gran originalidad y fuerza expresiva;aunque a veces difíciles de explicar. En sus temas aparecen constantemente elementos delfolklore andaluz reelaborados por el poeta, que casi siempre prefiere los rasgos más tristes otrágicos.Sus obras líricas más importantes son Canciones, Poemas del cante jondo y Romancero gitano.En este último libro, Lorca manifiesta una especial simpatía por los seres marginados yperseguidos, gitanos y bandoleros. Su producción teatral toca dos temas: lo popular, con obras como Mariana Pineda, y laspasiones amorosas femeninas, como Bodas de sangre, La casa de Bernarda Alba y Doña Rosita lasoltera.La reyerta (Federico García Lorca)En la mitad del barranco las navajas de Albacete, bellas de sangre contraria, relucen como los peces. Una dura luz de naipe recorta en el agrio verde, caballos enfurecidos y perfiles de jinetes. En la copa de un olivo lloran dos viejas mujeres. El toro de la reyerta se sube por las paredes. Ángeles negros traían pañuelos de agua y de nieve. Ángeles con grandes alas de navajas de Albacete. Juan Antonio el de Montilla rueda muerto la pendiente, su cuerpo lleno de liriosy una granada en las sienes. Ahora monta cruz de fuego, carretera de la muerte. El juez, con guardia civil, por los olivares viene.
  • Sangre resbalada gime muda canción de serpiente. Señores guardias civiles: aquí pasó lo de siempre. Han muerto cuatro romanos y cinco cartagineses. La tarde loca de higueras y de rumores calientes cae desmayada en los muslos heridos de los jinetes. Y ángeles negros volaban por el aire del poniente. Ángeles de largas trenzas y corazones de aceite.Vicente AleixandreNació en Sevilla el 26 de abril de 1898. A los dos años se fue con su familia a Málaga. El marMediterráneo estará presente siempre en su obra. Su afición por la lectura fue enorme y muytemprana, aumentando con la edad. Estudió Derecho y Comercio, pero se dedicó por entero a lapoesía. Después de muchas lecturas llegó a sus manos una antología de Rubén Darío quedespertó en él el gusto por la poesía e hizo brotar su vena artística. Fue miembro de la RealAcademia y obtuvo el Premio Nobel de Literatura en 1977. A partir de 1925 una graveenfermedad va a marcar su vida para siempre: períodos de actividad se ven interrumpidos porotros de reposo para recuperar su salud. Así vivió, retirado en su casa de Madrid hasta sumuerte, ocurrida en 14 de diciembre de 1984.Toda su obra gira en torno al hombre, al que concibe como un ser pesimista y angustiado. Estavisión del hombre hace que en su poesía se traten temas como el amor, la vida, las pasiones, lossentimientos y la muerte. Sus libros de poemas más famosos son: La destrucción o el amor,Sombra del Paraíso, Historia del corazón.Es el más pequeño (Vicente Aleixandre)Es el más pequeño de todos, el último. Pero no le digáis nada; dejadle que juegue. Es más chico que los demás, y es un niño callado. Al balón apenas si puede darle con su bota pequeña. Juega un rato y luego pronto le olvidan. Todos pasan gritando, sofocados, enormes, y casi nunca le ven. Él golpea una vez, y después de mucho rato otra vez, y los otros se afanan, brincan, lucen, vocean. La masa inmensa de los muchachos, agolpada, rojiza. Y pálidamente el niño chico los mira y mete diminuto su pie pequeño, y al balón no lo toca. Y se retira. Y los ve. Son jadeantes, son desprendidos quizá de arriba, de una montaña, son quizá un montón de roquedos que llegó ruidosísimo de allá, de la cumbre.Y desde el quieto valle, desde el margen del río,el niño chico no los contempla.Ve la montaña lejana. Los picachos, el cántico de losvientos.Y cierra los ojos, y oyeel enorme resonar de sus propios pasos gigantes por las
  • rocas bravías.Miguel HernándezNació en Orihuela en 1910. Pertenecía a una familia humilde, y de niño se ocupó de los trabajospropios del campo. Más tarde trabajó en una tienda y en una notaría. Recibió las primerasenseñanzas en la escuela de su pueblo, pero casi toda su cultura la recibió a través de la lecturay sus ansias de saber. En 1934 se fue a Madrid donde trabajó como secretario y conoció agrandes poetas como Aleixandre y Neruda. Tomó parte en la guerra civil del lado republicano. Alterminar el conflicto fue condenado a muerte, aunque se le rebajó la pena a treinta años. Acausa de una tuberculosis, murió en la cárcel de Alicante en 1942.La poesía de Miguel Hernández es apasionada, llena de ardor y vehemencia que contagian allector.Dentro de sus obras podemos destacar:El rayo que no cesa, donde se concibe el amor como una tortura y un sentimiento trágico.Viento del pueblo. Libro de poemas de tipo político.Elegía a Ramón Sijé que le dedicó después de su muerte.Cancionero y romancero de ausencias. Colección de poemas escritos en la cárcel, con unlenguaje nuevo inicio de un cambio de estilo que truncó su muerte prematura.Tristes... (Miguel Hernández)Tristes guerras si no es amor la empresa. Tristes, tristes.Tristes armas si no son las palabras. Tristes, tristes.Tristes, hombres si no mueren de amores. Tristes, tristes.Actividades:Comentario de textosRecuerda que un comentario de textos no consiste solamente en explicar con tus palabras lo queescribe el autor; sino profundizar en el estudio del texto de que se trate.Lectura y comprensión del texto1ª.- Lee con mucha atención el texto que va a continuación hasta que lo entiendasperfectamente. Utiliza el diccionario si es necesario.El ciprés de Silos (Gerardo Diego)Enhiesto surtidor de sombra y sueño que acongojas al cielo con tu lanza. Chorro que a las estrellas casi alcanza devanando a sí mismo en loco empeño.Mástil de soledad, prodigio isleño: flecha de fe, saeta de esperanza. Hoy llegó a ti, riberas del Arlanza, peregrina al azar, mi alma sin dueño.Cuando te vi, señero, dulce, firme, qué ansiedades sentí de diluirme y ascender como tú, vuelto en cristales.Como tú negra torre de arduos filos, ejemplo de delirios verticales, mudo ciprés en el fervor de Silos.Ver el texto2ª.- Escribe el significado de las siguientes palabras.EnhiestoSurtidor
  • AcongojarDevanarMástilDiluirSeñeroCiprésAutor3ª.- Escribe un resumen de la vida y la obra del autor del poema.Tema4ª.- Busca información sobre el Monasterio de Silos y después escribe el tema del poema.Justifica tu respuesta con palabras del texto.Tema:Justificación:5ª.- Escribe el número de versos que ocupa cada una de las dos partes del poema y lo queaparece en ellas.PartesNº de versosTema1ª parte2ª parteCanal6ª.- Analiza la medida y la rima del poema, colocando en cada verso el número y la letracorrespondientes.Enhiesto surtidor de sombra y sueñoClase de rima:que acongojas al cielo con tu lanza.Chorro que a las estrellas casi alcanzadevanando a sí mismo en loco empeño.Mástil de soledad, prodigio isleño:flecha de fe, saeta de esperanza.Nombre de las estrofas:Hoy llegó a ti, riberas del Arlanza,
  • peregrina al azar, mi alma sin dueño.Cuando te vi, señero, dulce, firme,qué ansiedades sentí de diluirmey ascender como tú, vuelto en cristales.Como tú negra torre de arduos filos,ejemplo de delirios verticales,Nombre del poema:mudo ciprés en el fervor de Silos.Código7ª.- Escribe todas las metáforas de la primera parte que expresan la verticalidad del ciprés.Metáforas8ª.- Escribe los versos de la segunda parte en los que se produce el encuentro del poeta con elciprés y en los que el poeta desea fusionarse y ascender con él.Encuentro:Fusión y ascensión:Receptor9ª.- Escribe la impresión que te ha causado el poema: si el vocabulario te parece adecuado, si seproduce en ti la sensación de verticalidad y ese deseo de espiritualidad. Opina sobre si se pareceel ciprés del poema al de la foto.Teoría-Actividades