Política económica bolivariana haiman el troudi 2010
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Política económica bolivariana haiman el troudi 2010

on

  • 2,764 views

 

Statistics

Views

Total Views
2,764
Views on SlideShare
2,764
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
27
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Política económica bolivariana haiman el troudi 2010 Política económica bolivariana haiman el troudi 2010 Document Transcript

  • Haiman El TroudiLA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB) Y LOS DILEMAS DE LA TRANSICIÓN SOCIALISTA EN VENEZUELA
  • © Haiman El Troudi, 2010www.haiman.com.vehaiman2@gmail.comPara esta edición© Centro de Estudios Políticos Económicos y Sociales (CEPES)y Monte Ávila EditoresCaracas-VenezuelaISBN: 978-980-12-4177-5Depósito Legal: lf2522010320389Portada: Francisco FernándezDiagramación: Lydia SolymárCorrección de estilo: Anies Jardines BlancoImpresión: Beta Print C.A.Impreso: República Bolivariana de Venezuela
  • A Sarah, pálpito de colmena henchida por los vientos de la imaginación infinita. El por venir aguarda… A Luis “El negro” Villafaña, por sus lecciones de humanidad, por suamistad, por el vibrante legado de su voz abierta a las calles por donde peregrinará la vida nueva.
  • Este texto se ha enriquecido con la generosa y comprometida contribución de Víctor Ríos.
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB) y los dilemas de la transición socialista en venezuela Índice temáticoINTRODUCCIÓN..................................................................................... 11PARTE PRIMERA: LOS ANTECEDENTES DE LATRANSICIÓN SOCIALISTA. BREVE REVISIÓN 191.Aclaratoria.................................................................................................... 192. Transición sin atajos: las lecciones del Capitalismo de Estado................. 213. Socialismo de Mercado: contexto y perspectivas del paradigmachino-vietnamita.............................................................................................. 244. La variante cubana: el socialismo planificado con apertura parcial almercado interno.............................................................................................. 285. Reforma versus revolución: la socialdemocracia en su laberinto.............. 326. Venezuela: airear el balance de la revolución............................................. 397. Retrato parcial de la economía venezolana................................................ 44PARTE SEGUNDA: LA POLÍTICAECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB) 661. Una política para la transición económica al socialismo bolivariano......... 662. Los dilemas de la Política Económica Bolivariana (PEB)........................... 703. Actualización del Proyecto Nacional Simón Bolívar................................... 774. La prioridad absoluta en la política social con arreglo al DesarrolloHumano Integral.............................................................................................. 795. Un nuevo modelo de propiedad y de relaciones sociales......................... 846. La precisión de los sectores económicos.................................................. 927. El carácter popular del nuevo sujeto.......................................................... 1008. Superación de la dicotomía clásica Estado-Mercado. La participaciónproductiva como arista de un triángulo virtuoso............................................ 1069. Políticas diferenciadas según el tipo de propiedad, emprendimiento ysector económico........................................................................................... 11010. El avasallamiento del rentismo................................................................. 12311. Colapso medioambiental y desarrollismo. El ecosocialismo comoimaginario societal.......................................................................................... 13212. Economía y geopolítica internacional....................................................... 141PARTE TERCERA: UN MAPA ESTRATÉGICOPARA LA TRANSICIÓN ECONÓMICA 1511. Desarrollo de las fuerzas productivas armonizadas con relacionessocialistas de producción............................................................................... 1512. Mercado democratizado, regulado y planificado con participaciónsocial............................................................................................................... 162 9
  • Haiman El Troudi3. Planificación democrática de la economía................................................. 1694. Subsunción de la macroeconomía en la esfera de la economía real......... 1875. Desarrollo nacional endógeno en línea con la ordenación del territorioy el sistema de ciudades................................................................................ 1986. Cambio de estructura económica.............................................................. 2097. Un cálculo económico socialista para la revolución bolivariana................ 2248. Control de los medios de producción verdaderamente estratégicos........ 2329. Márgenes de ganancia socialmente aceptables y tributación progresiva. 24310. Estado Socialista: rol económico y organización institucional................. 25711. Actualización legislativa............................................................................ 27812. Tejido Productivo Comunal....................................................................... 28213. Organización del Sistema financiero y orientación del crédito................ 29814. Estrategia científico-tecnológica............................................................... 32215. Sistema de indicadores que trasciendan la noción monetarista............. 33516. Relación capital – trabajo, seguridad social y sistema deremuneraciones .............................................................................................. 34217. Comercio y consumo................................................................................ 367EPÍLOGO.................................................................................................... 379REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS CITADASY CONSULTADAS.................................................................................... 385 10
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaINTRODUCCIÓN El presente ensayo aspira a propiciar debates teóricos-programáticos.Ahonda en la problematización sobre la naturaleza del modelo emancipatoriopor erigirse en Venezuela, sin fijar estereotipos. Como podrá apreciarseen las próximas líneas, existen dilemas por disipar en el plano económicoa fin de enrumbar una genuina locomoción socialista con característicaspropias. El lector podrá adentrarse en ellos, reflexionar respecto a lapolémica de las visiones encontradas y tomar posición acerca de los cursospropositivos sugeridos. El objetivo del ensayo es alertar sobre los riesgosestructurales de seguir avanzando hacia una transición al socialismo, sincontar con una Política Económica Bolivariana asumida y desarrollada ainstancias de un consenso activo, por lo menos entre los afectos al proyectorevolucionario. Desde otra perspectiva, los desafectos, los indiferentes, o quienesdemandan mayor información respecto al planteamiento socialistavenezolano, podrán encontrar en este texto algunas luces, al menos, dela polémica asociada a la implantación de un nuevo modo de producciónliberador. De seguro sobrevendrán estigmas y apelativos diversos, sobretodo dequienes hacen uso infantil del izquierdismo y edulcoran la ortodoxia delrecetario aprendido, tras la experiencia pretérita del socialismo científicoen otras naciones. Pero a medida que el lector acucioso se adentre enla esencia del ensayo irá advirtiendo como el socialismo del siglo XXI nopuede construirse con las armas melladas del dogma y el sectarismo dealgunos de los que se dicen socialistas. “En todos estos terrenos hay que operar de forma no dogmática, actuando sin la visión de poseer la verdad absoluta, la respuesta definitiva. La construcción del socialismo es un inmenso laboratorio de experiencias nuevas todavía indefinidas. Se debe aprender de la práctica, en primer lugar de la práctica de las mismas masas. Por esa razón, debemos estar abiertos al diálogo y a la discusión fraternal en el seno de toda la izquierda, defendiendo con firmeza lo que son los principios de cada corriente, de cada organización”1. Existen escépticos que habiéndose alejado del socialismo, hoyobservan con desdén las iniciativas y el interés de muchos pueblos porretomarlo. Desde los lugares comunes de la crítica que sólo amplificaerrores y omisiones de las experiencias “socialistas” del pasado reciente,se preguntan: ¿Se habrá de volver al lugar donde se le abandonó, o a otrositio? ¿Cuáles son los enfoques renovados y cuáles sus reivindicaciones?Tales interrogantes han sido abordadas por la revolución venezolana tras laactivación de su fragua emancipatoria. 1 Ernest Mandel. “Para restaurar la credibilidad del Socialismo” 11
  • Haiman El Troudi El socialismo bolivariano del Siglo XXI preserva la voluntad libertaria delas experiencias precedentes, pero se plantea no repetir sus errores trassu asimilación y procesamiento. Como tal, intenta construirse a la luz de laenseñanza del pasado sin adoptar esquemas predefinidos. Un socialismo que ha preferido sintetizar la herencia cultural, societal,histórica, y política de sus raíces y fuentes originarias (el socialismoindoamericano, la resistencia cimarrona afroamericana, la teología dela liberación, el bolivarianismo y la gesta independentista de nuestroslibertadores, el marxismo, el ecosocialismo, la perspectiva de género, lademocracia de la calle, y la revisión crítica de los postulados del socialismoreal) antes que cavilar sinuoso en la ya conocida incertidumbre de extrapolardisciplinas fundamentadas en visiones eurocéntricas o asiáticas de laorganización de la sociedad. Se trata del Calibán de Fernández Retamarreinterpretado como nuestro símbolo, como emblema de la Latinoaméricamulticultural, híbrida e insumisa frente a toda forma de colonización,edificadora de sus propios referentes y diversidad. No se sabe aún con certeza qué será el socialismo del siglo XXI, perolo que sí puede saberse es lo que no ha de ser: ni capitalista de Estado,ni populista – paternalista, ni mesiánico, ni armamentista, ni unipartidista,ni totalitario, ni extrapolador de modelos foráneos, ni practicante de unexcesivo centralismo “democrático”, ni auspiciante de la división entredirigentes y dirigidos, ni dogmático, ni estrictamente productivista -economicista en el sentido del abandono de la revolución cultural. Como puede apreciarse, el socialismo bolivariano, frente a concepcionesanteriores, tiene el privilegio -a poco más de dos décadas del derribo delmuro de Berlín y poco menos de la capitulación ideológica de quienesalucinaban con el fin de las ideologías y la historia- de haber acumulado laexperiencia histórica de la explotación y la exclusión, y fundamentalmentede asumir la obligación de inventar, de alejarse de las soluciones sencillasy las lógicas lineales; se sabe emprendedor y flexible, por ello se alimentade los enormes talleres de la creatividad popular. El socialismo en construcción reconoce de la tradición marxista unlegado, pero desde una perspectiva crítica; por tanto, el socialista renovadove en Marx, Engels, Lenin, Lukács, Bujarin, Gramsci, Rosa Luxemburgo,Mariátegui, el Che, Trotsky, Salvador de la Plaza, Orlando Araujo, LudovicoSilva, Núñez Tenorio,… una veta que lejos de agotarse multiplica susriquezas. Retomar el marxismo no sectario aviva la espiral histórica quenos trae de vuelta al punto donde se abandonó, pero habiendo avanzadoun peldaño más. Recomenzamos como quien añeja vinos para festejar lavida y sus enseñanzas. Estos esbozos iniciales, lejos de ser meros acomodos semánticos,adquieren una dimensión concreta en la agenda de trabajo para Venezuela,la cual centra su campo de actuación en la confianza plena en losciudadanos organizados, conscientes y movilizados, antes que en estatutos 12
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaimperturbables interpretados por clérigos de la teoría política que, por locomún, siempre distorsionan o canonizan las fuentes originales, tal comonos lo enseñan los horrendos episodios de la era estalinista infelizmentejustificados en la miope lectura del pensamiento socialista. Una vez más,como en casi todas las revoluciones, los pueblos no se sientan a esperara los teóricos. En Venezuela se ha iniciado la marcha gramsciana de lafilosofía de la praxis y en el molino del inventamos o erramos de SimónRodríguez se vierten los granos de la entusiasta y protagónica vinculacióndirecta de las comunidades en los temas públicos. Pocos años han transcurrido desde la proclama socialista en PortoAlegre en enero de 2005. Como bien se sabe y también lo sabe HugoChávez, no basta con decretar el signo socialista de la revolución para quetal aspiración se concrete. Hace falta la adopción de diversas medidas degobierno y políticas públicas para echarle a andar; pero fundamentalmente,hace falta la disposición colectiva y la voluntad de la sociedad en suconjunto, reflejada en actuaciones, formas, conductas, hábitos de vida,relaciones sociales y en la reorientación de las fuerzas productivas. La Revolución Bolivariana ha cubierto ya una etapa de conquistas yrealizaciones, que la legitiman como un proceso de liberación nacional afavor de las grandes mayorías del país. En el transcurso del período 1999-2009, se han elaborado distintos enfoques de desarrollo humano que hanfavorecido el objetivo supremo de enrumbar a la nación hacia metas deplena inclusión y erradicación de la pobreza. No todo está hecho, restauna amplia madeja de problemas sociales por resolver. Sin embargo porsí mismo, el caudal popular de la revolución nacionalista no superará elestrangulamiento de su fluir libertador mientras el trabajo siga siendoobjetivado, no se concrete la emancipación de la clase trabajadora, y no seeche a tierra el imperante modo de producción capitalista. Los desafíos del próximo período histórico 2010-2019, deben sintetizarel impulso de la transformación económica, social, política y cultural de lasociedad venezolana hacia el socialismo bolivariano, visto y entendido endos sentidos complementarios: el socialismo del buen gobierno, y el nuevomodo de producción socialista venezolano del siglo XXI. Estas ideas en general y sus realizaciones en particular constituyen laspremisas materiales e ideológicas, algunas de las condiciones de partida, enlas cuales se sustenta hoy la nueva etapa de consolidación de la revolucióny el proceso de transición. La opción bolivariana no puede buscar atajos al socialismo. Si se fijasecomo meta para alcanzar la nueva sociedad una fecha demasiado cercana,la vía socialista puede derivar exclusivamente en cambio de dueño de losmedios de producción, y ello por sí solo no es garantía para la realizaciónsocietaria. Se requiere por tanto, un período de transición en el cual se funden loscimientos políticos, culturales y económicos de un nuevo bloque histórico, 13
  • Haiman El Troudiy aprender, desde un amplio sentido crítico, del legado civilizatorio vertidopor los proyectos post-revolucionarios, de sus logros, omisiones, y fracasos.Sobre este respecto es preciso tener siempre presente el planteamiento deFidel Castro “(…) entre los muchos errores que hemos cometido todos,el más importante error era creer que alguien sabía de socialismo o quealguien sabía de cómo se construye el socialismo”2 . El enfoque socialista tradicional y el nuevo proyecto histórico del sigloXXI comparten idénticas concepciones humanistas y societarias. Noobstante, presentan diferencias en el orden instrumental e infraestructural.Si se hace una síntesis estructurada del nuevo modelo, se podrán apreciarlos matices, en algunos casos sutiles tonos diferenciadores, en otroscoincidentes y en los demás visiblemente diferentes. Así, se observa: En lo político; por ejemplo, al asumir la participación protagónica comofactor promotor del poder popular, centrado en la ciudadanía, sujetoplanificador, decisor, gestor y contralor de los asuntos públicos y noespectador pasivo de las funciones del politburó, y el Estado. En lo social;al procurar el desarrollo humano integral; el reconocimiento de los derechosoriginarios de los pueblos indígenas y las comunidades afrodescendientes;la abolición de cualquier forma de discriminación racial, género, minoríasexual, discapacidad. En lo territorial; con sus anclajes ecosocialistas y elrediseño de los nichos geoculturales donde mejor participe la gente. Enlo económico; con la irrupción de un nuevo sujeto económico más alládel Estado y el mercado: las comunidades propietarias y administradorasde medios de producción; asimismo, el adoptar un régimen de propiedadmixta, pero con condiciones y reglas claras, el asumir nuevas relacionessociales de producción, el entender la planificación desde una perspectivademocrática no totalitaria y finalmente, el fortalecimiento del Estado comoinstrumento para la redistribución de la riqueza nacional y el empoderamientopopular, entre otros rasgos distintivos del proyecto apenas en fase decincelado. De Trotsky, Gramsci, el Che… se ha aprendido que en la construccióndel socialismo, hay que empezar por lo concreto. Adaptado al presente,ello supone atender las necesidades básicas de la población; contrastar lagestión pública revolucionaria con los horrores de los gobiernos liberales,conservadores, socialdemócratas y neoliberales del pasado. En eseaccionar, la gestión pública participativa va forjando la cultura del trabajoproductivo como único asiento material para la realización humana y parala generación de riqueza social, redistribuida nuevamente en la cancelaciónde la deuda social acumulada. El capitalismo no está en riesgo de derrumbe final dada la configuraciónde la actual crisis global. Todavía, el umbral socialista se avizora enun horizonte distante, a pesar de los avances del multilateralismo, la 2 Ignacio Ramonet. “Cien horas con Fidel” 14
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezueladeterminación y la gestión política de innumerables pueblos y gobiernosdel mundo, sobre todo al sur del mapamundi. En todo caso, guarda sentidodebatir sobre el proceso en marcha como nuevo intento de autodepuracióndel capitalismo, para desde allí identificar vías de actuación coordinadastendentes a su superación. El neoliberalismo articuló un acuerdo de garantía del orden socialy un sistema de garantía de la reproducción económica. En términosgramscianos, logró articular un bloque histórico que garantizó la cohesiónde los grupos dominantes y, al tiempo, la confianza social. Se cohesionabaasí, el ámbito de las ideas y de la conciencia, el poder del Estado y laacumulación económica. Sin embargo, fue en América Latina dondeel esquema neoliberal empezó a hacer agua. El Presidente Chávez harepetido mil veces cómo el neoliberalismo era cada vez más un “tigre depapel”. Tigre y, por tanto, con capacidad de hacer daño en su delirio, perocrecientemente carente de garras y dientes. Ciertamente, la actual crisis global del capitalismo no significa su fininminente. No porque no se desee ni porque no haya otra alternativa,sino porque ya se ha demostrado que su capacidad de adaptación esenorme. Lo que sí se ha sepultado, parece, es la economía de casino, lamentira neoliberal, el magisterio de Milton Friedman, de los Chicago boys,de Wall Street, de las agencias de calificación de riesgo, del mercado noregulado, de los capitales golondrina, de todo ese fascismo financieroque ha condenado a tres cuartas partes de la población del mundo a laexclusión. La revolución debe ser entendida en términos de proceso. La movilizaciónpermanente se ha convertido en el axioma que anima la organizaciónsocial y el avance político de la revolución. Es común observar entre losvenezolanos y venezolanas afines al proceso de cambio, una disposicióncasi inagotable a través de la cual se canalizan respuestas a las amenazasdel imperialismo y se contrarrestan las embestidas de la oposición local.Este hecho es sin lugar a dudas sumamente enriquecedor en términosde la oxigenación permanente del torrente revolucionario; por cuanto,sólo los hombres al hacer se transforman, como enseñanza de Marx yposteriormente el Che. Sin embargo, una cosa es asumir la postura trotskista de la revoluciónpermanente bajo esos fines y otra diferir recurrentemente los debatescardinales, distraer la atención sólo en la coyuntura, en la táctica electoral,en la reacción política, y relegar el alcance de la direccionalidad estratégicaencaminado a la transformación estructural, soslayándose dicho sea depaso, el balance, la crítica y la autocrítica. En esa perspectiva, ¿puede la revolución venezolana buscar atajos alsocialismo? El proceso histórico y la configuración de la realidad nacionaldibujan, por el contrario, un camino plagado por las inconmensurablesdificultades generadas en la construcción de la nueva hegemonía 15
  • Haiman El Troudiemancipatoria. Para fijarlo en una sentencia: la vía venezolana opta por más Gramsci,y por menos dogmas. En la transición al socialismo es importante darun paso cada vez y no saltarse etapas. Controlar un territorio e ir a laconquista de otro. Sólo así; un nuevo bloque histórico desplaza al viejo;sólo así, la dominancia de las iniciativas transformadoras de la V Repúblicase concretarán por sobre las viejas prácticas y culturas heredadas delPuntofijismo, se logrará preparar las condiciones para la superación delcapitalismo. Esto no supone la imposibilidad e inconveniencia de tener variosfrentes abiertos en simultáneo, sino la puesta en marcha por cada frentede acciones a las que se les permita cubrir su ciclo natural de crecimiento,maduración y consolidación. Este consejo es particularmente pertinenteen los ámbitos de la construcción del poder popular, de la formación de lacultura y conciencia y del nuevo modo de producción. Los acontecimientos vividos al calor del proceso revolucionariovenezolano han demostrado que no es posible forzar las situacioneshistóricamente determinadas por la especificidad de cada realidad particular.En 2007 se intentó una vía para acelerar la construcción socialista que fuepercibida por amplios sectores populares como una huída hacia adelante.El balance de aquel revés electoral pone en evidencia la falta de madurezde las condiciones subjetivas y objetivas presentes hoy en Venezuelapara acometer, buscando atajos, un proyecto de tales proporciones. Unahipótesis por demostrar nos indica que entre los afines de la revoluciónbolivariana existen más chavistas que socialistas. A partir de esa lecturase derivan dos conclusiones y una reflexión: 1) los tiempos del líder y dela revolución no coinciden siempre con los de las clases populares; 2) lavisión de país y la propuesta societal de la revolución no está del todo clarani homologada por las mayorías, menos aún completamente compartida,por ahora; 3) es fundamental interpretar y asumir el planteamiento de laconstrucción contra-hegemónica de un nuevo bloque histórico. El desplazamiento del bloque hegemónico dominante, expresado entérminos de rentismo, consumismo, afán por el lucro individual, defensade la propiedad privada de los medios de producción, etc., en el marco deuna revolución democrática, demanda audacia e innovadores métodos delucha. Por ello, hay que tomarse tiempo para pensar el país y para definirpolíticas públicas certeras. Es preferible hacer menos, pero hacerlo bien y llevarlo a su fin, ainiciar muchas actuaciones que luego se desagüen por la inercia de lopoco planificado. La revolución bolivariana no sólo debe seguir pariendoextraordinarias iniciativas, sino debe también criarlas. Dejar de moverel blanco. Si se promueven decisiones que después se desinflan, no sefinalizan, motores que se apagan, etc., será difícil rebatir el argumento deque la revolución no experimenta, sino improvisa. 16
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela Otro aspecto determinante es la velocidad y el ritmo de la marcha.Cabría interrogarse si las mayorías sociales que respaldan el proceso ydeben empoderarse para protagonizarlo activamente, no acusan enocasiones la fatiga por el paso redoblado imprimido permanentemente aldiscurso revolucionario no acompañado de una práctica consecuente o,en otros casos, si todos comprenden lo que se está haciendo y por qué seestá haciendo. El peligro de marchar sin referentes ni direccionalidad es elextravío, la merma del entusiasmo. Visto así, el abordaje de la transición al socialismo debe atender tanto elámbito superestructural e histórico, como el plano material por medio delcual se ha de fundar el nuevo modo de producción. Toda transición al socialismo preserva por tiempo indeterminado, endiversos aspectos, el sello de la vieja sociedad. Por ello, la transición debeser entendida como un proceso, no como un acto único concebido en elconciliábulo de los administradores de la revolución. No es el fin, sino elmedio para edificar la nueva sociedad. El socialismo, hecho por socialistas,es concebido como el sentido común de la vida social en convivenciaarmoniosa, lograda cuando la misma sociedad asume la solidaridad comoun acto reflejo, en el que nadie es desamparado, no se discrimina ni explotaa los demás, y la filosofía y la metafísica del amor al prójimo invaden elsentimiento humano. Sería reduccionista conferirle a la teoría y al método marxista (soportecientífico del socialismo), una distinción meramente economicista que ladiferencia de su contrario, el capitalismo. Tal y como lo afirma Lukács, elmarxismo debe ser analizado en su dimensión integral, en la supremacíadel todo sobre las partes. Materialismo dialéctico, superestructura y baseeconómica, componen en su compleja y profunda interrelación y fusión,mucho más que la suma de las partes fragmentadas del todo socialista. Enel presente texto se hace énfasis en la base económica, como se ha dicho,pero conectada en ráfagas reiteradas al resto del todo. Hay quienes se dicen socialistas del siglo XXI y actúan como capitalistasdel siglo XIX. Particularmente, la lumpen burguesía que nace del seno dela propia revolución. La herencia cultural cuarta Republicana es abonoinfértil para el ideal libertario. La materialización de la consigna, ¡digámonossocialistas, comportémonos como tal!, obliga en consecuencia a arar enlos sobre poblados cementerios del capitalismo, y a depurar de verdadla militancia y al propio gobierno en sus variados niveles, modalidades yconexiones. Como se ha advertido, el lector tiene en sus manos un documentocentrado en la base económica de la transición al socialismo, en ese campose mueven las ideas y disquisiciones. Se ha ordenado un esquema basadoen dilemas respecto a la economía política de la transición que demandanatención urgente. El qué hacer en torno a cada dilema forma parte de unaagenda colectiva centrada en el diálogo de saberes y la democratización 17
  • Haiman El Troudide la información. En todo caso, por cada dilema formulado se ha vaciadoun compendio de interpretaciones y opiniones de diversos autores, y sehan mirado de cerca los referentes históricos vinculados. Finalmente,se presentan algunas iniciativas con la intención de coadyuvar en ladelimitación de las tesis sectoriales de la política. El autor espera con los brazos abiertos todos los juicios de la críticacientífica, política y de la sabiduría popular, y con especial agrado losque sean sobrellevados en un clima de tolerancia y búsqueda de laverdad colectiva. La idea es auspiciar el diálogo nacional sobre temasfundamentales, aclarar el panorama, despejar interrogantes. Es urgente lahomologación de las políticas para la transición y vital poner la políticaal mando de la acción estratégica. Con este ensayo se presenta unacontribución para la definición de la Política Económica Bolivariana, perose amerita más. Por ejemplo, las políticas educativas, del nuevo Estado,para la juventud, las territoriales, la del poder popular, etc. Hacer políticastransformadoras es desplegar velas de cara a un horizonte posible. Desde la posición de quienes no comparten el proyecto emancipador,sirva este material para visualizar el marco general de la propuestasocialista bolivariana en construcción. Guía inspiradora del estudio de labase programática auspiciada por las fuerzas revolucionarias, y a partirde allí, negar, compartir, complementar las ideas fuerza del pacto socialeconómico que inexorablemente hay que construir. El material sirve paraexcitar la confrontación en el plano de las ideas concretas, vale decir,hechas políticas públicas. Trascender el claro oscuro del debate bizantino,del debate sin contenido, del debate no propositivo. Lo contrario conducea avivar la confrontación de dos bloques históricos por otros medios. 18
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaPARTE PRIMERA: LOS ANTECEDENTES DE LATRANSICIÓN SOCIALISTA. BREVE REVISIÓN “Ningún ejército es más poderoso que una idea a la que le ha llegado ya la hora.” Víctor Hugo1. Aclaratoria En esta parte se aborda someramente el debate en torno a los modelosde transición socialistas precedentes, vigentes y en construcción, y se haceun balance-inventario de la marcha económica adelantada en las distintasetapas del proceso bolivariano. En la historia de las revoluciones sociales se conocen diversasexperiencias practicadas a tenor de las interpretaciones de la aplicacióndel ideario marxista, todas propugnantes de una verdad socialistaobservada y argumentada. En un primer plano de aparición se encuentra elsocialismo real, o socialismo de Estado, también conocido como socialismocentralmente planificado, desarrollado por la mayoría de los países del viejocampo socialista de la Europa Oriental. Con sus variantes y particularidadesestá la experiencia yugoslava y los “socialismos africanos”. Posteriormente,devino el socialismo de mercado, estructurado en China fundamentalmentey en Vietnam en menor grado. De otro lado, se ubica la socialdemocraciaoccidental. Más recientemente, el socialismo planificado con aperturaparcial al mercado interno en Cuba. Y en plena fase de conceptualización,el socialismo del siglo XXI referenciado en Latinoamérica. Al conocer los diversos modos de producción socialistas, antesimplementados, se posibilita una prospección integradora del modosocialista del siglo XXI, sobre todo si se conoce el empeño capitalista porneutralizar todo aquéllo que es producto del modelado histórico. Se persigue; por tanto, en las disquisiciones subsiguientes, identificarlos matices de los acontecimientos históricos en cada segmento de lostránsitos precedentes. Conocer los acontecimientos pretéritos para asíintervenir en el curso de la actualidad, máxime si ésta es oprobiosa einfausta. La humanidad es la meta, no es el punto de partida del proyectoemancipador. De allí, que sea pertinente preguntarse si en las experienciasrevolucionarias del siglo XX, hubo un correlato apropiado del ideal socialistay de los procesos históricos. A decir de Atilio Borón “las ideas no tienen unahistoria propia independiente de las condiciones sociales que les dieronorigen y las sostienen a lo largo del tiempo.”3 Sirva entonces la siguiente 3 Atilio Borón. “Por el necesario (y demorado) retorno al marxismo” 19
  • Haiman El Troudiindagación crítica para los fines del esclarecimiento y la contextualización,atributos necesarios para la formulación creadora. El lector también puede enontrar en este apartado dos segmentos dediagnóstico de la gestión bolivariana, sobre todo enfocados en lo atinenteal ámbito económico. Por una parte, se revisan los logros y por otra se haceuna valoración con sentido crítico de los principales indicadores de dichagestión en la realidad observada. La historia es más sabia que cualquier teoría, que cualquier teórico. Sedebe aprender de ella y del referente propio. La revolución es a la historia loque la teoría revolucionaria a la praxis emancipatoria. Por ello, la revoluciónbolivariana posee existencia propia; Así, en la búsqueda de la identidadcultural y los vínculos libertarios nos corresponde revisar su estado delarte, y el estado de la realidad social que determina su fluir dialéctico. Por lo que no existe una historia neutral, ella se transfigura en verboproblematizador; ignorarla es excusa de quienes no piensan y se limitan acontemplar el claroscuro matiz de la mano del titiritero. 20
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela2. Transición sin atajos: las leccionesdel Capitalismo de Estado Como se conoce, el sistema de producción desarrollado en la extintaURSS fue el socialismo centralmente planificado por el Estado, el cual sefundamentaba en: … la producción organizada con el Estado como el empleador universal, dueño de todo el aparato de producción. Los trabajadores no son más dueños de los medios de producción que bajo el régimen capitalista occidental. Reciben sus salarios y son explotados por el Estado que es el único mamut capitalista. De modo que el nombre de capitalismo de Estado puede aplicarse exactamente con el mismo significado. La totalidad de la burocracia que manda y dirige, compuesta por los funcionarios, es la dueña real de la fábrica, o sea la clase poseedora. No separadamente, cada uno como una parte, sino juntos, colectivamente, son los poseedores del conjunto. Su función y tarea consistía en hacer lo que la burguesía hizo en Europa occidental y los Estados Unidos: desarrollar la industria y la productividad del trabajo. Tenían que transformar a Rusia convirtiéndola de un país primitivo y bárbaro de campesinos en un país moderno y civilizado de gran industria. Y antes de que transcurriera mucho tiempo, en una lucha de clases librada a menudo con crueldad entre los campesinos y los gobernantes, las grandes empresas agrarias controladas por el Estado reemplazaron a las pequeñas granjas atrasadas .4 La revolución soviética logró un enorme progreso industrial, científicoy tecnológico, pero los trabajadores nunca llegaron a ser dueños de losmedios de producción. Lo era el Estado regentado por su burocraciafuncionarial, subordinada al politburó, y éste a la clase dirigente. El partidose hizo representante de los intereses de la población, cooptó la sociedaddemocrática y la participación ciudadana. Por decirlo de algún modo, ladictadura del partido comunista sustituyó a la “dictadura del proletariado”. Durante el período de la guerra fría, la tensión competitiva con laspotencias imperialistas occidentales se convirtió en el programa de desarrollo,descuidando progresivamente el sostenimiento y la profundización de loslogros sociales felizmente alcanzados. Para el combate al imperialismose llegaron a emplear las mismas armas expansionistas, guerreristasy colonizadoras. En términos económicos, la relación con los paísessocialistas de la Confederación de Repúblicas, o fuera de ella, se fundabaen un internacionalismo paternal. En la esfera de la producción, el modelo económico de la Unión Soviéticaen poco adaptó los presupuestos condensados en la obra de Marxrelacionados con: a) la modificación de las relaciones mercantiles fundadasen la Ley del Valor -dinero, precios, ganancia, salarios-; b) la superaciónde las relaciones sociales de producción basadas en la explotación deltrabajo, la división social del trabajo, la enajenación, etc.; c) la evoluciónde la sociedad en términos de una convivencia centrada en la solidaridady la satisfacción de necesidades sociales con arreglo al cambio de hábitosy costumbres pequeñoburguesas; d) la instauración de una revolución 4 Anton Pannekoek. “Los Consejos Obreros” 21
  • Haiman El Troudipermanente trascendente a la revolución por etapas (vía administrativarápida al socialismo). Antes de la adopción de los planes quinquenales, la URSS siguió elcamino indicado por Lenin en la Nueva Política Económica (NEP). La ideade expansión de las fuerzas productivas a instancias de la industrialización,la extensión del sistema cooperativo, y la autogestión empresarial obrera,fue diluida al tiempo que se fortaleció el Capitalismo de Estado con baseen el régimen salarial, concebido inicialmente como transitorio, expandidoincluso a las empresas agrícolas estatales. Con la muerte de Lenin, lacooperativización fue forzada en el campo5 para los pequeños productoressolamente y no se desarrolló en la industria, ni en los servicios. Ello derivóen el aumento de la centralización de la propiedad y de las decisiones enel Estado. Finalmente, se deroga la NEP y se inicia la centralización y elcontrol estatal. Sin desmeritar la significación histórica, heroica, referencial y simbólicade la revolución soviética, no se puede omitir la crítica frente a lasdesviaciones observadas, particularmente en cuanto a la adopción delreduccionista formato de Capitalismo de Estado, supresor de la revolucióncultural y la constitución de un orden productivo basado en el trabajo noobjetivado. Así los acontecimientos, el modelo de socialismo real implantado enel contexto de la URSS, no logró desterrar la lógica capitalista. “Como lodemostró el derrumbe del sistema del capital soviético, dado el poder delestado enormemente fortalecido en el país, era mucho más fácil fraguar unacontrarrevolución política desde arriba que concebir de manera realista unarevolución política desde abajo, como el correctivo de las contradiccionesdel orden establecido” .6 La dialéctica le confiere a la historia su atributo central de inagotabledesarrollo de contradicciones sociales; la historia no puede entenderse deotra forma que no sea la explicación de los modos de producción, en elque la base económica y los factores de la superestructura influyen en eldiscurrir de la luchas de clase a lo largo de diversos y siempre vinculadosacontecimientos de la humanidad. “No es la conciencia del hombre la quedetermina su ser sino, por el contrario, el ser social es lo que determina suconciencia” .7 Sobre el análisis de la experiencia de la Unión Soviética se vuelverecurrentemente a lo largo del presente documento. Por ahora, basta conmirar los pigmentos característicos de la experiencia en consideración, para 5 Entre otros Bujarin fue ejecutado por su oposición a la política de Stalin de colectivización agrícola forzada. 6 Itsvan Mészáros. “Más allá del Capital” 7 Marx, Carlos. “Contribución a la crítica de la economía política”. Prólogo. 22
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaponer en contexto el abordaje integrador que se propicia en las seccionesvenideras. En todo caso, tras haber visto con sentido crítico la experienciade la URSS, el punto de interés a resaltar es la manera como se quisoimplementar un enfoque instrumental, ejecutivo, a través del cual, sedispone un acortamiento a la transición al socialismo. El Estado soviéticoadministró las etapas, los ritmos, los controles, las interpretacionesideológicas políticas y económicas, sin comprender la dialéctica del procesode cambios, menospreciando el peso de creatividad popular, imponiendocriterios inflexibles. En este tipo de transición, indefectiblemente sedesarrollan junto a relaciones de carácter socialista, relaciones capitalistasa todos los niveles: económicos, políticas e incluso ideológicas; siendoestas categorías no residuos del pasado, sino formadas en las propiassociedades en transición. Por ello, ciertas sociedades, como la soviética,no tendieron hacia el socialismo, sino hacia el capitalismo, pues prevalecíanlas clases sociales y la plusvalía. El desenlace de la perestroika sin mayoresresistencias, da cuenta en parte, de la escasamente arraigada tradiciónigualitaria de Rusia; también habla en contra, la velocidad con que seprodujo la adaptación al capitalismo. Razón, tenían los marxistas críticos de la revolución rusa. ParticularmenteGramsci y Castoriadis, al entender la transición como un proceso históricodeterminado por el avance paulatino y sostenido de las fuerzas contra-hegemónicas de la revolución socialista: la transición al socialismo no puedeconducirse por caminos expresos, demanda un proceso de desenajenacióngradual de los individuos. Las formas como se reproducen las estructuras materiales y socialesde producción durante el ciclo de transición, están determinadas por losmodos de producción, de pensamiento, de acción personal o colectivaconstituidos a instancia de la realización societaria. En dicho tránsitoevolutivo no desaparecen de facto los viejos modos de producción que, porel contrario, han de coexistir durante un prolongado e inestimable tiempocon el nuevo modo en formación. Visto así, la transición se asemeja a unmovimiento incesante vertido en múltiples direcciones. 23
  • Haiman El Troudi3. Socialismo de Mercado: contextoy perspectivas del paradigma chino-vietnamita Bajo la teoría de que la planificación no es un monopolio del socialismo,así como tampoco la economía de mercado es un monopolio del capitalismo,el socialismo de mercado hace uso de ambos instrumentos para consolidarun modo de producción con características propias. Existen quienes valoran la interpretación del modo de producciónsocialista de mercado “como una variedad de capitalismo”8 . Los chinosy los vietnamitas9 opinan lo contrario. Asumen que se trata de un modelosocialista, pero a partir de las singularidades de sus respectivos países. Losalegatos en defensa de dicho modelo se concentran en: a) la conducción delproceso por un partido comunista; b) la proclama constitucional socialista;c) el sistema de propiedad mixto, con preponderancia de la propiedadpública (60%); d) la propiedad social sobre toda la tierra; e) la redistribuciónde la riqueza regido por el principio socialista a cada uno según su aporte,según su trabajo. f) el control y la regulación de la economía, aunquetambién funciona el mercado, ambas partes coexisten y se condicionan; g)la planificación estratégica y la propiedad de los sectores estratégicos enmanos del Estado. La idea de transformar el sistema de planificación centralizada en unaeconomía socialista de mercado fue propiciada por Deng Xiaoping afinales de la década del setenta. El criterio central adoptado por Xiaopingpartió de la tesis: “La planificación y el mercado, nada tienen que vercon las diferencias entre el socialismo y el capitalismo. La nuestra es unaeconomía mercantil donde prima la ley del valor.”10 Tal visión presupusola modernización vertiginosa de la sociedad china tomando como criteriogeneral avanzar hacia la descentralización de la economía utilizando elmercado y una apertura nacional al capital extranjero. Su idea central deavanzar hacia el socialismo se apoyaba en la articulación de las fuerzas delmercado, la privatización y la inversión extranjera directa dirigidas por elPartido Comunista. En el debate acerca de la relación del Plan y el Mercado predominarondiferentes puntos de vista. Por un lado, están quienes consideran que laeconomía planificada es el rasgo esencial del socialismo; y a pesar deque se requiera expandir las fuerzas productivas en la fase de transición 8 Bertell Ollman. “Market Socialism: the debate among Socialists” 9 La noción de socialismo de mercado de Viet Nam fue planteada por vez primera en la Conferencia Nacional Intermedia del Partido Comunista de Vietnam, en 1994. Sobre el socialismo de Mercado vietnamita no se abundará en el presente trabajo, dada la similitud de dicha experiencia con el modelo Chino. 10 Deng Xiaoping. PCCH. “China: Reforma o Apertura. Informes, documentos y discursos, política” 24
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelay por tanto se hace necesario desarrollar la producción de mercancías yel cambio, ello no necesariamente significa que el socialismo se equiparea la economía de mercado. De la otra parte, resaltan los argumentos entorno al carácter dual de la economía socialista, con rasgos presentes dela economía planificada y de mercado; lo cual condiciona la presencia derelaciones monetarias – mercantiles bajo circunstancias de planificación,pero con base en la producción y el intercambio; vale decir, con baseal reconocimiento de la economía mercantil como rasgo esencial delsocialismo. En ese contexto, la economía socialista se entiende como una modalidadde economía mercantil, regida por las leyes de la competencia y el dejarhacer al mercado.11 Desde ese punto de vista, la planificación operaba por medio delmercado, lo cual prefigura una sólida unidad entre los mecanismosplanificados y los del mercado.12 De ese modo, se llegó a un arreglo epistémico, el modelo planificadofue aplicado a las empresas y obras en construcción necesarias para elconjunto de la sociedad; por tener importancia para la economía nacionaly el nivel de vida de la población. De manera sintética, se pasa a mencionar los otros componentes delmodelo de socialismo de mercado : • Reducción de la planificación centralizada de la economía, en el sentido de determinar la estructura general y la dirección de la actividad económica. • Mantenimiento del control central de las empresas del Estado, y privatización de las no estratégicas. • Creación de nuevas formas de organización empresarial (pequeñas empresas privadas, empresas colectivas de propiedad comunal o municipal). • Industrialización del país en todos los niveles y tamaños de la industria, pero con un importante fomento y apoyo a la pequeña empresa. • Apertura de la economía nacional china a la inversión extranjera y al comercio exterior, pero supeditada a política de regulación y control estatal. • Apertura de zonas especiales a la inversión extranjera. • Políticas de liberalización no abruptas a diferencia de lo que sucedió con la ex Unión Soviética y su periferia: liberalización más controlada y más limitada del comercio y de las finanzas. • Libre oscilación de precios para la mayoría de bienes agrícolas y 11 Una discusión sobre el tema puede verse en: Al Campbel. “Socialism Without Markets: Democratic Planned Socialism” 12 Para mayor profundidad de los tips enunciados ver: Hart-Landsberg y Burkett. “China y el socialismo. Reformas de mercado y lucha de clases” 25
  • Haiman El Troudi de consumo; el gobierno sólo fija precios de productos esenciales industriales: petróleo, acero, etc. • Economía de consumo planificado: las empresas estatales ya no reciben financiamiento público, ni entregan sus ingresos al Estado, se financian por cuenta propia, pagan impuestos y solicitan créditos a la banca estatal; reducción o eliminación de diversos gravámenes que ponen freno al consumo interno. • Incentivos materiales en términos de remuneración a trabajadores con mayor tasa productiva, y en general estímulo a la eficiencia en todas las empresas (privadas y públicas). • Incremento de la exportación a instancias del aumento de la productividad. • Desarrollo y reorientación de la agricultura como sector estratégico de la economía nacional, pero con base en un nuevo modo de producción y comercialización. • Coexistencia de empresas de propiedad estatal con otras de propiedad colectiva o privada. • Combate a la extorsión y otros delitos económicos, y el cobro puntual de las contribuciones públicas. • Descentralización de empresas del Estado. • Aumento de la autonomía de las administraciones locales y la autonomía de los gestores de empresas. A los estados y municipios se les deja quedarse con una mayor recaudación y se les da autonomía de inversión sobre todo de cara a las empresas municipales y comunales. • Población laboral sometida a inseguridad social. • Fuerza laboral barata, altamente productiva y sobreexplotada. • Represión estatal ante intentos de auto-organización de los trabajadores. • Degradación medioambiental. • Creciente incremento de grupos privilegiados y acentuación de la división de clases sociales. Tales particularidades fueron coronadas en la década del noventa, yen menos de veinte años, China alcanzó tasas colosales de desarrolloeconómico, pero a qué precio. Jiang Zemin durante la presentación delinforme ante el XV Congreso Nacional del Partido Comunista de Chinaen septiembre de 1997, sintetizaba con fineza argumental su concepciónsocialista: …Construir una economía socialista con peculiaridades chinas implica desarrollar una economía de mercado bajo el socialismo y emancipar y desarrollar constantemente las fuerzas productivas. Más específicamente, debemos mantener y mejorar el sistema económico básico en el que la propiedad pública socialista es predominante y en el que diferentes tipos de propiedad se desarrollan lado a lado; debemos mantener y mejorar la estructura de economía de mercado socialista, de modo que el mercado tenga un papel básico en la asignación de los recursos bajo el control macroeconómico estatal, debemos mantener y mejorar diferentes modos de distribución con la distribución según el trabajo en un lugar dominante, permitiendo que algunas personas y algunas 26
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela regiones prosperen primero para que luego puedan estimular y ayudar a otras a hacer lo mismo y lograr la prosperidad común paso a paso… Distinción especial tiene el componente del socialismo de mercado chinovinculado a las “áreas de globalización”, o Zonas Económicas Especiales(ZEE), creadas en función de conceder a la inversión extranjera zonasabiertamente capitalistas, donde la mayoría de las prerrogativas antesdestacadas no son implementadas. En estas zonas costeras se aglutinó eldesarrollo industrial apalancado por la inversión estatal, lo cual desencadenóen el advenimiento de China como la principal potencia manufacturera delmundo, en los sectores de producción de electrodomésticos y textiles,particularmente apoyado en los bajos costos de la mano de obra. Shangháies el ejemplo más palpable. El Estado Chino con dos modelos de organización económica posee,más allá de las distorsiones e inequidades sociales y políticas descritas,una deuda histórica relacionada con el perfeccionamiento de las relacionessociales de producción y los sistemas de distribución bajo el principio dedistribución con arreglo al trabajo. En ese marco, el reto chino es hallar laprosperidad social y la reivindicación de la existencia humana subyugadapor el trabajo objetivado. Y es que “El hombre es por sí mismo elfundamento de su producción material, y de toda otra clase de producciónrealizada por él. Todo aquello que afecta al hombre modifica más o menosprofundamente sus funciones y actividades en cuanto creador de la riquezamaterial consistente en mercancías” 13. Las implicancias del socialismo de mercado más allá del enfoqueeconómico conlleva a la introducción del tema esencial de la naturalezade los seres humanos fundados en dicho modelo ¿Será ese hombre capazde forjar el socialismo o el capitalismo?, ¿será posible crear la sociedadnueva a partir de las modulaciones e interpretaciones de una sociedadinfinitamente subsumida en la lógica mercantil? Mandel en referencia a Marx establece que el socialismo es “una sociedadregida por los productores libremente asociados, en la que la producciónmercantil (economía de mercado), las clases sociales, y el estado se hanextinguido” 14. Desde esa interpretación el modelo chino no satisface talpostulado marxista, por lo que no debería ser catalogado como socialista,sino en tránsito al socialismo, ello hasta tanto la economía contenga aún“un sector regido por el dinero y el mercado”. 13 Carlos Marx. “Historia Crítica de la Teoría de la Plusvalía” 14 Ernest Mandel. “The Myth of Market Socialism” 27
  • Haiman El Troudi4. La variante cubana: el socialismo planificadocon apertura parcial al mercado interno La especificidad cubana ha dado cuenta de un modo propio deproducción socialista. A decir de González Arencibia, el SocialismoPlanificado con Apertura Parcial al Mercado Interno 15. Cuba, junto con China, Vietnam, Bielorrusia y Corea del Norte ha sidouno de los pocos países socialistas que ha traspasado el Rubicón delsiglo XX, y asimilado con determinación el derrumbe de la URSS. China yVietnam cobijados con el manto del Socialismo del Mercado, Bielorrusia yCorea muy cercanos al modelo del Socialismo Centralmente Planificado. El caso cubano es diferente. Se ha forjado un ejercicio económicosui géneris respecto a los otros referentes socialistas, particularmentemodelado por la condición de asedio y bloqueo económico impuesto ala isla por el imperio norteamericano; pero también por las característicasparticulares de aquella economía “tropical” a lo largo de su trayectoria pre-revolucionaria y propiamente revolucionaria, imbuida más recientementeen el desafío de la era globalizadora. Por las valoraciones históricas,culturales, políticas y geográficas, el análisis de dicha experiencia es desuma importancia para la procura socialista bolivariana. El modelo cubano, precursor del socialismo científico latinoamericanoha atravesado diversos períodos económicos sobre los cuales existesuficiente literatura referencial16. En las próximas líneas se caracteriza elproceso actual, matizado por el Presidente Raúl Castro y venido de finalesde los ochenta, a partir de la apertura parcial aplicada en la economía,sobre la base de la utilización de mecanismos de mercado a lo interno delpaís, acompañados de un reimpulso al conjunto de la planificación. El modelo está sembrado en el campo fértil de la innovación y laexperimentación creadora, y ahora mismo rinde frutos y destila resultadostempranos. Se puede recordar como la revolución durante décadaspracticó el enfoque de la planificación centralizada de la sociedad y laeconomía por parte del Estado, a tal punto que el Estado propietario delos medios de producción llegó a asumir roles de agricultor, productormanufacturero, banquero, etc. La condición de centralización macro- 15 Categoría desarrollada por Mario González Arencibia. “Estrategias alternativas frente a la globalización y al mercado” 16 Se puede agrupar en dos grandes bloques históricos, los cuales a su vez pueden ser sub-agrupados. 1959-1989: Inserción de Cuba en el sistema socialista internacional, con importantes índices de crecimiento económico, mejoría sustancial de la calidad de vida de la población, impulso al mercado interno, freno a la incidencia del mercado mundial. 1989 a la fecha: Crisis estructural tras el derrumbe del bloque soviético, y del CAME, búsqueda de nuevos operadores para el mercado interno e internacional, experimentación respecto al Socialismo Planificado con Apertura Parcial al Mercado Interno. 28
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelacefálica de la economía cubana en la actualidad está siendo revisada porla vanguardia revolucionaria. El ejemplo empleado por Raúl Castro acercade la distribución de la leche, da cuenta de las distorsiones que se puedenderivar tras la incorrecta armonización de las variables, parámetros, sujetosy flujos de actividad presentes en la economía. Hoy día, Cuba debate su modelo socialista desde las concepcionessobre la propiedad social, papel del mercado en el socialismo, participaciónciudadana en las decisiones y control de la política, construcción delconsenso, etc. Por lo que cabe la pregunta: ¿Ha influido la cercanía conVenezuela y con China al respecto, para acelerar el proceso que se vienemodulando en un denso fluir? Formalmente, el Gobierno Cubano no menciona ni asume públicamenteel modelo de Socialismo Planificado con Apertura Parcial al Mercado Interno,pero existen suficientes indicios institucionales, funcionariales, discursivos,testimoniales, de políticas públicas, documentales, estadísticos, etc., quearmonizan la esencia formal sistematizadas por González Arencibia. A continuación, las evidencias serán revisadas de forma somera: • El mercado funciona bajo la regulación estatal, pero proporcionaaperturas parciales en determinados espacios internos. • La economía es conducida por la Planificación Estatal y buscacorregir los desacoples estructurales no rectificados durante la CAME oCOMECON (Consejo de Asistencia Económica Mutua), en el marco de ladivisión internacional socialista del trabajo. • La interrelación del plan y el mercado se centra en el bienestar social con base a la distribución con justicia y equidad de los resultados del trabajo. • El plan establece y prioriza el alcance, las medidas, los momentos, y los ritmos de los flujos económicos en el mercado, de acuerdo con la coyuntura y la proyección estratégica. • Los controles estatales corrigen las distorsiones propias de los mecanismos de mercado. • La inversión extranjera participa sólo en cadenas productivas definidas por el Estado. • La política monetaria de competencia estatal reestructura la moneda local (el peso), y establece una regulación centralizada de la divisa de intercambios externos, sobre todo en su impacto en el mercado interno. • Adopción de una estructura económica heterogénea, basada en diferentes formas de propiedad: empresas públicas, empresas mixtas, asociaciones contractuales con capital extranjero, unidades básicas de producción cooperativas, cooperativas de producción agropecuaria, pequeños productores campesinos. 29
  • Haiman El Troudi • Legitimación de empresas capitalistas bajo regulación y control estatal. Tipos socioeconómicos diferenciados y consustanciados con la premisa de socializar los resultados y preservar la soberanía nacional. • Asociación mixta con privados internacionales en empresas capitalistas controladas por el Estado, tanto en los sectores productivos como en los servicios y comerciales. La presencia transnacional ha permitido “… incorporar conocimientos, y tecnología, han desempeñado un papel importante, en la rearticulación de la economía cubana en el contexto de la globalización, sirviendo como “muro” de contención del recrudecimiento del bloqueo norteamericano, a pesar, del carácter globalizante que imprime la ley Helms-Burton y de sus anteriores proyectos” 17. • Los diferentes tipos de propiedad cuentan con un particular esquema de funcionamiento, pero en atención a las directrices del plan y los controles estatales. • Esquema de autofinanciamiento descentralizado en diversas ramas de la economía: comprende la producción, gestión, y la administración económica. • Política de disminución del empleo público bajo el reemplazo por el emprendimiento privado centrado en las forma de propiedad antes enunciadas. • Diversificación del sistema financiero, orientado a su encajamiento con el contexto financiero internacional. • Políticas de reconversión industrial integral, asociadas para completar las cadenas productivas, la automatización de procesos, el impulso a la innovación tecnológica, y el aprovechamiento ambientalmente sustentable de los recursos. • La integración comercial con los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), bajo un esquema de cooperación y complementariedad de la actividad productiva. • Autonomía empresarial para los socios extranjeros, expresada en beneficios tales como la repatriación de utilidades, flexibilidad impositiva, delimitación de regímenes especiales para zonas turísticas, siempre que se garantice el criterio de priorizar la disposición de los bienes y servicios producidos en el mercado interno. Tras esa compilación, queda claro que “La idea del Estado cubano no esliberar las fuerzas del mercado en Cuba,18 -como es frecuente en muchospaíses subdesarrollados- sino su uso con fines sociales, con una planificación 17 Mario González Arencibia. Ibídem. 18 “Nosotros no podemos entregar nuestro desarrollo económico y social a las leyes ciegas del mercado. Las leyes ciegas del mercado no imperarán aquí, eso no quiere decir que no podemos aplicar algunas formas de mercado determinadas formas”. Fidel Castro Ruz. Clausura del V Congreso del PCC. Suplemento del periódico Granma, La Habana 1 de noviembre 1997 p.3., citado por Mario González Arencibia. Ibídem. 30
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaflexible y consensuada de manera democrática, de forma que ello permitacorregir las distorsiones del mercado, evitando las tendencias entrópicas yestableciendo líneas generales para el desarrollo socio-económico en tornoa la propiedad social sobre los medios de producción”19 El reenfoque del modelo cubano, como se ha dicho, está en plenoperíodo de gestación; queda de parte de aquella sociedad heroica concretarsu diseño del socialismo del siglo XXI, a partir de las nuevas condicionesnacionales e internacionales que les son inherentes a la nación caribeña. 19 Mario González Arencibia. Ibídem. 31
  • Haiman El Troudi5. Reforma versus revolución:la socialdemocracia en su laberinto La socialdemocracia, basada en el sistema de reformas, ha cambiadoconvenientemente sus ropajes desde su aparición como corriente ideológicaa principios del siglo XX. No existe por tanto, una identificación clara dedicho pensamiento que pueda referenciarse en la actualidad; mas bienexisten diversas derivaciones que abarcan desde gobiernos nacionaleshasta organizaciones políticas, agrupadas en una internacional socialistacaracterizada por el eclecticismo, el oportunismo, y el confusionismo. Para dimensionar con mayor nitidez el sentido del reacomodosocialdemócrata a lo largo de su historia, se recuerda como en sus inicios,el argumento inspirador de su ideología se centraba en darle respuestas alos paradigmas y teorías marxistas, relacionadas con el Estado, las clasessociales, la revolución del proletariado, la abolición de la propiedad privada,el derrumbe del modo de producción capitalista, etc. Genéricamentea esta corriente se denomina como “Socialdemocracia de la SegundaInternacional”. En alusión al vibrante debate que marcó el deslinde delsocialismo científico de la socialdemocracia. El socialismo científico encontró así dos gigantescos contrincantes, elliberalismo capitalista y el reformismo socialdemócrata. Particularmente, estapugnacidad programática-ideológica se trasladó a la esfera de las políticaspúblicas, tras el advenimiento al poder de gobiernos socialdemócratas enun importante grupo de países europeos, la expansión de la influencia delcapitalismo norteamericano, y el crecimiento de la órbita soviética en lasfederaciones que se aglutinarían en torno a la URSS. Siempre, la socialdemocracia ha pretendido mostrarse como la opciónde equilibrio, de encuentro entre corrientes antagónicas: el capitalismo yel socialismo-comunismo. No obstante, en el terreno de batalla, las tresvisiones se han confrontado mutuamente. Como se expone más adelante, la Socialdemocracia de la SegundaInternacional ha mutado, en dos formas diferenciadas, la Socialdemocraciadel Estado de Bienestar, y la Socialdemocracia de la Tercera Vía. Noobstante, las tres formas se han mantenido hasta la fecha. Para efectos de la presente revisión y análisis, se evalúan lascaracterísticas inherentes al modelo más próximo al socialismo, el cualincluso, es visto por algunos autores como una modalidad socialista. Setrata de la Socialdemocracia de la Segunda Internacional. No obstante,también se consideran los aportes del Estado de Bienestar logrado porlas luchas obreras en la Europa de la Postguerra, y que después, trasla cruenta embestida neoliberal ha venido perdiendo terreno a ritmosinsospechados. Pero antes, se analiza de forma esquemática cómo la socialdemocraciase ha transformado a través del tiempo en contestación a ciertos paradigmas 32
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelay en atención a distintas variables .20 La Socialdemocracia de la Segunda Internacional es la doctrina políticaque defiende una transición pacífica al socialismo -reformas gradualesdentro del sistema capitalista de mercado-, empleando los medios políticosde las democracias liberales, a saber, el parlamentarismo. En términos económicos, tal teoría asume que la emancipación de laclase trabajadora puede lograrse dentro de la misma sociedad capitalista;en consecuencia aceptan el sistema de economía de mercado, pesea que también reconoce que en él subyacen marcadas privaciones enla asignación de recursos. Por lo tanto, promueve la intromisión de lasinstituciones del Estado Burgués prevaleciente a fin de propiciar equilibrios,y con ello asegurar una cierta “libertad económica”. Por tanto, en términosde su ortodoxia: • No intenta destruir o bien superar al capitalismo como modo de producción como vía para la instauración de la nueva sociedad socialista. 20 En socialdemocracia.org, con añadidos y arreglos del autor. 33
  • Haiman El Troudi • Matiza las diferencias entre clases antagónicas, y por consiguiente no fomenta la lucha entre éstas. • Se deslinda de la interpretación materialista de la historia. • No comulga con la dictadura del proletariado. • Emplea la vía parlamentaria como instancia democrática correctora de los excesos del capitalismo. • No aboga por la extinción del Estado Burgués, por el contrario, busca a través de él alcanzar niveles de bienestar humanamente aceptables. Para abundar en el análisis de la socialdemocracia, es necesario precisarcon carácter previo algunos elementos históricos, políticos y económicosvinculantes, relacionados al liberalismo, al keynesianismo, y al socialismoreal. Se debe tener presente que la socialdemocracia plantea advenir elsocialismo mediante el empleo de otras estrategias, idearios y actores, yque al mismo tiempo se diluye en la democracia burguesa heredera delliberalismo; ahora veremos como el liberalismo progresivamente se alejade sus proclamas anti-absolutistas y “evoluciona” hacia formas todavíamás opresivas, el neoliberalismo. En dicho tránsito, la socialdemocraciatambién se adapta a los vaivenes capitalista, a tal punto que, el propioneoliberalismo antes de erigirse en contra del modelo keynesiano-liberal-capitalista, lo hace contra el Estado de Bienestar Socialdemócrata enaumento en Europa Occidental. El liberalismo es la filosofía política del capitalismo. Es una ideología quesirve a los intereses históricos de la burguesía. Se fue gestando conformela burguesía iba avanzando como clase en ascenso enfrentada a la noblezadel Antiguo Régimen (las monarquías absolutas) durante los siglos XVII yXVIII. Como nació frente al poder absoluto de los monarcas y frente alrégimen medieval de gremios que aún persistían, los valores que defendíael liberalismo, que eran los valores de la burguesía, tenían que ver con lalibertad y con la defensa de la propiedad privada. Para defender la libertad, algo que estaba en peligro por el absolutismode los reyes, desarrollaron la división de poderes. Montesquieu21 fue sumás claro articulador. Poco a poco, la burguesía emergente fue haciéndose con el aparato delEstado y convirtiéndolo en una máquina eficaz para sus fines. Era un Estadomínimo encargado de garantizar la propiedad privada (policías y jueces),las grandes obras (que servían a los grandes negocios) y la defensa de lasfronteras y las rutas marítimas (frente a los apetitos de otras burguesías).Pero en ese primer momento, todavía el peso de la iglesia y la defensade la propia sociedad –que mantenía muchos lazos sociales- servían para 21 En su obra “El espíritu de las leyes” 34
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaque el capitalismo no desarrollara todas sus potencialidades hasta hacerse“salvaje”. Pero conforme la ley del capital crecía y crecía, su comportamiento eramás de rapiña. La ley de la acumulación, que había sido brutal durante lacolonización y expoliación de América, África y Asia, pasaría a ser igualmentebrutal dentro de cada país, incluida Europa o Norteamérica. Es lo que sellamó “capitalismo salvaje”; es decir, un capitalismo sometido a sus propiasreglas sin ningún tipo de freno social o político, y que, bien caracterizado enlas novelas de Charles Dickens, tiene como rasgos jornadas interminables,trabajo infantil, accidentes laborales, enfermedades, fábricas inhumanas,desaparición de cualquier moralidad que frene las ganancias, represiónestatal, analfabetismo, prostitución, enfermedad, etc. Durante la Revolución Francesa, la burguesía, como clase en ascenso,pidió el apoyo popular contra el absolutismo en nombre de la libertad, laigualdad y la fraternidad pero, una vez logrados, no quisieron que el puebloparticipara de esos derechos de ciudadanía. Todo esto explica por qué Marx y Engels en el Manifiesto Comunistase refirieron al “papel revolucionario desempeñado por la burguesía en eltranscurso de la historia”, en el primer capitalismo, de la misma maneraque fueron claros en denunciar todos los problemas posteriores que trajoconsigo. El capitalismo era bueno para acabar con el Antiguo Régimen ypara desarrollar las fuerzas productivas, pero malo para casi todo lo demás,incluyendo el alto precio que se pagó para lograr sus objetivos. Por eso, elcapitalismo fue quien generó su propio sepulturero: en lo material el fin dela propiedad privada, en lo ideológico el socialismo (que debía conseguirun reino de libertad, no como lo que ocurrió en la URSS) y como nuevosujeto la clase obrera. El final del siglo XIX y los comienzos del siglo XX trajeron la participacióndel Estado en la economía, sobre todo a partir de que la clase obreraempezó a organizarse. La prensa obrera, que se empieza a generalizar afinales del siglo XIX, es esencial para esa organización. Como la presiónpopular era tan fuerte, la burguesía empezó a ceder. Además, a comienzosdel siglo XX empiezan a entrar en las Asambleas diputados obreros (tácticasocialdemócrata). Eso hace que el Estado, aunque seguía defendiendo losintereses capitalistas en última instancia, empezaba a poner en marchatareas de redistribución de la renta. La negativa del liberalismo a un Estado interventor y racionalizadorgeneró guerras inter-imperialistas (con abuso llamadas mundiales). Lapetición liberal de “nada Estado” generó, como en un péndulo, el “Estadototal” del socialismo y la reacción capitalista de clases medias que fue elfascismo y el nacional-socialismo. Durante los años 30 y 40 del pasado siglo, hay todo un abanico teóricoy práctico relativo a la intervención del Estado. Intervención del Estado eslo que hay detrás de la Primera y la Segunda Guerra Mundial, obligatoria 35
  • Haiman El Troudipara organizar el esfuerzo bélico. Intervención es el New Deal de Roosevelty los son los primeros Institutos Nacionales de Industria (como el creadopor Mussolini). También lo son los planes quinquenales de la URSS. El punto de inflexión teórico fue el libro de 1936 de John MaynardKeynes, Teoría general de la ocupación, el interés y el dinero, dondeformaliza la intervención del Estado en la economía, única manera, dice élmismo al final de la obra, de salvar al capitalismo (pese a que lo acusaronde socialista). Es frente a la intervención del Estado en la economía, frente al Estadosocial, donde surge el neoliberalismo, con la obra de Friedrich von HayekCamino de servidumbre como máximo exponente. En conclusión, el liberalismo nace para enfrentarse al absolutismo,mientras el neoliberalismo nace para enfrentarse al Estado social. Las teorías de Keynes rompieron con la abstención del gobierno enla marcha de la economía, demostrando que la intervención pública eracapaz de cambiar el ciclo económico. En momentos de ciclo bajo, el Estadoanimaba la economía estimulando la capacidad de compra, lograndocrecimiento económico y, por tanto, creación de empleo (aunque tambiéninflación). Cuando el ciclo era alto, reducía la inflación enfriando la economía,reduciendo el crecimiento, retirando dinero de la circulación y aumentandoel desempleo. Eso significaba que era posible influir en la economía a travésde los impuestos, el gasto público y la política monetaria. Ese Estado keynesiano, llamado en Europa, Estado social y en AméricaLatina, Estado desarrollista, fue hegemónico en el ámbito occidental hasta1973, donde el sistema se hundió al generarse al tiempo alta inflación yrecesión (se inventó el neologismo “estanflación”). En Europa comenzó laetapa conservadora (Thatcher, Reagan, Kohl) y en América Latina se frenóel desarrollo, llegaron gobiernos neoliberales o, donde no era posible,dictaduras militares. Previo a la crisis de sobreproducción capitalista, los gobiernos europeosoccidentales, asediados por la presión obrera y por la atracción ejercida porlos derechos sociales alcanzados en los países del socialismo real, matizaronel Estado social keynesiano, al emplear los instrumentos de intervenciónestatal en la economía para abrir paso a la opción socialdemócrata delEstado de Bienestar. Con el Estado de Bienestar, la socialdemocracia terminó por deslindarsepor completo del objetivo socialista. Fue el precio que aceptó pagar tras elpacto velado celebrado con el modelo liberal keynesiano, y con los PartidosLaboristas, cuya ideología guarda grandes concomitancias con las tesissocialdemócratas de la Segunda Internacional. Pues bien, los elementos constitutivos y las ideas-fuerza del Estado deBienestar pueden sintetizarse como sigue: • Composición de una economía mixta. 36
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela • El Estado subvenciona la educación, la salud universal, el cuidado infantil, y la provisión de servicios sociales para toda la ciudadanía. • Se instaura un amplio Sistema de Seguridad Social, a fin de compensar las secuelas de la pobreza, la pérdida de ingresos a causa de enfermedad, desempleo o jubilación. • La regulación estatal asegura el derecho a la organización sindical de los trabajadores, la defensa y protección de los consumidores, y la libre competencia de mercado. • Más recientemente se inscribe en la línea de defensa del medioambiente. • Establecimiento de impuestos progresivos para financiar los gastos de la seguridad social y demás programas sociales del gobierno, tanto como sus propios gastos. El argumento frecuentemente empleado por las corrientes comunistasy socialistas en contra de la socialdemocracia viene dado por su abandonode la tesis de transformación de la sociedad capitalista por otra igualitaria.Suficientemente, ha quedado demostrado que la abrumadora mayoría desociedades donde la socialdemocracia ha ejercido el gobierno, a la par de laaplicación de los programas de bienestar social, el capitalismo se expandepor medio de monopolios, apropiación del trabajo ajeno, concentración deriqueza en minorías privilegiadas, e incremento de la brecha de desigualdadsocial. Por si esto fuera poco, la tendencia de los últimos años, previoinclusive a la presente crisis del capitalismo global, ha supuesto que elEstado de Bienestar se ha venido desmantelando sistemáticamente, conel apoyo cómplice de los gobiernos de derecha que ahora mismo sumanmayoría en Europa, incluso en los países nórdicos. A la luz de los acontecimientos y las circunstancias económicas, políticas ysociales, se ha agotado el modelo formal del Estado del Bienestar (exponentemáximo de la socialdemocracia). Ha sido derrotado por la propia semillaautodestructiva contenida en su seno. Dicha derrota no supone negaciónde los derechos laborales, sociales y económicos de las clases populares,sino la imposibilidad de coexistencia de dos concepciones antagónicas,inevitablemente llamadas a colisionar, a prevalecer la una sobre la otra.En el caso del socialismo, las mayorías del planeta se beneficiarían; con elcapitalismo maquillado por la socialdemocracia revisionista, unos pocosseguirán oprimiendo a millones al tiempo que edulcoran su condición devida: esclavos pero bien atendidos. Por otra parte, el Estado de Bienestar, circunscrito dentro de las propiasfronteras nacionales de acuerdo con la especificidad de cada país, al serconcebido como sistema de derechos y beneficios ciudadanos, recibido pormedio del servicio de la Administración Pública, quien a su vez se nutre delmaná del mercado generador de riquezas, se enfrenta a dos circunstanciasinexistentes al momento de su gestación, la globalización económica, y el 37
  • Haiman El Troudicreciente empuje social demandante de mayor participación en los asuntospúblicos y en la producción de riquezas. El modelo de Estado de Bienestar en la socialdemocracia nórdica-báltica renunció a sacrificar el compromiso social al imperativo económico.Se asume el compromiso social a pesar del peso de éste en las cuentasde tesorería. Entender este hecho supone demarcar con fineza el umbraldonde hacen frontera común la economía y los aspectos morales y socialesde la socialdemocracia en países como Suecia y Noruega. La palanca económica de aquellos países sostenía el sector de laeconomía prestador de servicios sociales bajo financiamiento del Estado.Así, la economía productiva en términos mercantiles-financieros, seconvierte en captador de riqueza y, vía tributos, pagador de empleos delservicio social. A todas luces, este formato se volvió insostenible para lasburguesías nacionales, sumidas en la lógica del capital y el individualismo-egoísta del capitalismo. El costo cada vez incrementado volcado sobre aquel sector condicionaresistencias y por derivación burlas al control estatal y a las obligacionesfiscales. En una sociedad capitalista desacostumbrada a una praxis socialfraterna, el bienestar para todos se vuelve “imposición” atentatoria de losintereses de clase, con lo cual se configura inexorablemente un escenarioen el que los unos se vuelven contra los otros. 38
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela6. Venezuela: airear el balance de la revolución La gestión económica bolivariana no es fruto de la improvisación. En losprimeros diez años de Gobierno, se han dado importantes avances en posde desmantelar la trama neoliberal heredada, y ello nos coloca en mejorposición frente a la presente crisis económica mundial en relación a muchospaíses que basan su economía en la lógica del capitalismo global. Basta recordar cómo se actuó frente a los planes por privatizar PDVSA.También cabe recordar la intervención estatal que se hizo en su momentopara el rescate de los “créditos indexados” y el financiamiento de adquisiciónde vehículos denominado “cuota balón”. Así mismo, se acertó en tomar a tiempo la decisión de recolocar lasreservas internacionales de Venezuela fuera de las instituciones financierasde los Estados Unidos. También se acertó en la recuperación del controlde sectores estratégicos para la economía venezolana como la CompañíaAnónima Nacional Teléfonos de Venezuela (CANTV), las cementeras, laElectricidad de Caracas, que hasta hace poco se cotizaban en la Bolsa deNueva York; de no haberlas recuperado, se habrían encontrado a mercedde la tormenta financiera. Otra decisión correcta que hoy es difícil que no sea reconocida hasido la de exigir a los bancos la capitalización de las notas estructuradasque tenían. De un modo más general, las políticas de control bancario lehan permitido a la revolución actuar a tiempo y de forma responsable.Se han regulado las tasas de interés para viviendas, la agricultura, lasmanufacturas, el turismo y las microempresas; y el control cambiario hapermitido no estar a merced de los especuladores y de las veleidades delos “capitales golondrinas”. También cabe resaltar la decisión de fijar el tope de las reservasinternacionales en un nivel óptimo, que ha permitido contar con el Fondopara el Desarrollo Nacional (FONDEN) como instrumento de financiaciónde la inversión productiva. Se debe reconocer la importancia de tener unBanco Central dispuesto a alinearse con las políticas económicas públicassin someterse a la lógica ciega de los mercados. Todas estas medidas han ido a la par de una apuesta por una políticade crecimiento sostenido acompañada de amplios programas de inclusiónsocial. Dicho sea de paso, estas medidas han ido acompañadas de unesfuerzo continuado por avanzar en articular una estrategia de alianzasmultipolar. Los Fondos conjuntos establecidos con China, Rusia, Irán,Bielorrusia, son de gran ayuda para un financiamiento externo quecontribuya al impulso de la producción nacional. En el ámbito latinoamericano y caribeño se ha apostado por reforzarlas bases de una nueva arquitectura económica y financiera regionalsolidaria y al servicio de nuestros pueblos. El ALBA y Petrocaribe son yaexpresiones con fuerza creciente de esta nueva unión económica y social 39
  • Haiman El Troudien marcha. El Banco del Sur constituye también una pieza clave en estanueva arquitectura financiera ¡Qué distinta sería nuestra posición ahora silo hubiéramos concretado antes! Pero aún estamos a tiempo y ya estáncolocadas las bases sólidas para su definitivo y pronto despegue. El Proyecto Bolivariano ha dado siempre mucha importancia al papelclave del Estado. Con base a ello se han establecido controles y regulacionesen la economía que han permitido afrontar en mejores condiciones losembates de la actual crisis económica del capitalismo. Una crisis que tras estallar inicialmente en el sistema financierointernacional, ha llegado ya a la economía real de los países capitalistasmás desarrollados, alcanzando día a día una dimensión planetaria de laque ningún área regional puede quedar exenta. Venezuela no ha tenido que desdecirse de sus políticas para afrontarla crisis económica desatada. Son otros los que ahora improvisan, losque se ven obligados a hacer lo contrario de lo que pregonaban, con unpragmatismo que contradice su discurso y su proyecto estratégico. Al analizar las características de la crisis económica en curso yreflexionar sobre las medidas a tomar en Venezuela para paliar en todolo posible los efectos de la recesión mundial cuya duración es de inciertapredicción, se ha de hacer desde una convicción: la crisis financieray económica internacional hay que combatirla desde los valores y laspropuestas socialistas, hay que combatirla con más socialismo, con mayorprofundización del camino emprendido. Como dice Mészáros “…el patrón de medición de los logros socialistases hasta qué grado las medidas y políticas adoptadas contribuyenactivamente a la constitución y consolidación bien arraigada de un modosustancialmente democrático (es decir, verdaderamente no jerárquico ensu modo de operación en todas las esferas) de control social y autogestióngeneral…” 22 El desarrollo socialista tiene el desafío de que el futuro se conviertaen esperanza y se traduzca desde ahora en resultados en lo económico,social, político y cultural. Ello supone expandir las potencialidades de lossujetos económicos para lograr el pleno desarrollo de las capacidadeshumanas. Hoy en Venezuela se está en pleno desarrollo de la formulacióny la implementación de estas premisas materiales y culturales. Y sehacen asumiendo el reto de diseñar y empezar a implementar unapolítica económica y social bolivariana para sustentar esta nueva fase deconsolidación de la Revolución Bolivariana: la de la transición socialista,la del tránsito hacia este socialismo nuevo, venezolano, democrático ybolivariano. 22 István Mészáros. Ibídem. 40
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela Ahora bien, continuando con la revisión de la gestión bolivariana, puederesultar interesante dar un vuelo rasante sobre la amplia llanura de logrospreliminares y actuaciones emprendidas rumbo al socialismo. A tal fin, sirvael presente resumen no exhaustivo: 1. La participación protagónica, como factor promotor del poder popular, centrado en la ciudadanía, sujeto planificador, decisor, gestor y contralor de los asuntos públicos y no espectador pasivo de las funciones del Estado. Véanse23 los Consejos Comunales, los Presupuestos Participativos, los Consejos Locales de Planificación. 2. Los avances en materia de inclusión social. A instancia de las Misiones Sociales véanse los resultados en alfabetización, educación, sistema público de salud, alimentación, protección social, capacitación productiva y organización para el trabajo colectivo, etc. Revísese también los resultados en el cumplimiento anticipado de algunas de las Metas del Milenio fijadas por las Naciones Unidas, el incremento en la capacidad de ahorro y consumo de los estratos más bajos de la sociedad y el logro sublime de garantizar tres comidas por día a más del 92% de la población. Desde la llegada del Presidente Chávez al Gobierno en 199924, el pago de la deuda social se convirtió en una exigencia. Los logros sociales de la revolución forman parte del orgullo de todos los bolivarianos. La organización social y comunitaria, ese entramado que constituye la red que sostiene la Revolución Bolivariana, es la mejor vitrina de logros y esperanzas. 3. El inicio de la revolución agraria y el desarrollo rural integral, la guerra al latifundio y el otorgamiento de tierras a asociaciones de campesinos desde una perspectiva colectiva y no individual; a lo que se suman políticas de capacitación, acompañamiento técnico, financiamiento a bajo intereses… 4. El apuntalamiento (aún tímido) de un nuevo modelo productivo en el que se rompe con la explotación, la división técnica y la enajenación del trabajo. Véanse los ejercicios cogestionarios; las Empresas de Producción Social; la gestión de Empresas Recuperadas; la Corresponsabilidad Social Empresarial; la diversificación y masificación del trabajo cooperativo; el despliegue de un sistema micro financiero; la adopción de un modelo endógeno de desarrollo; la activación de una nueva estructura territorial; la redistribución de la riqueza nacional entre la mayorías… 23 Con defectos, pero cargados de un germen transformador irrefutable. 24 Lo que el pueblo decidió con su voto fue llevar a la Presidencia de la República un Nuevo Proyecto Histórico, basado en la atención prioritaria de las necesidades humanas de las grandes mayorías. 41
  • Haiman El Troudi 5. El reconocimiento de los derechos originarios de los pueblos indígenas y las comunidades afro-descendiente; la abolición de cualquier forma de discriminación racial, género, minoría sexual, discapacidad. 6. El impulso de un sistema multipolar y el freno al imperialismo. El carácter internacionalista y la determinación por la integración latinoamericana. Véase el ALBA, la Misión Milagro Internacional, el Banco del Sur, Telesur, Petrocaribe, la política “Petróleo para los pobres del mundo”, como signo inequívoco de la solidaridad desinteresada de dar a quien necesita sin esperar nada a cambio. 7. Los avances en la democratización de la información y la comunicación, ruptura de la hegemonía de los empresarios de medios de comunicación privados y la apertura a medios libres, comunitarios y alternativos que conciben la información como un bien público y no como una mercancía. 8. La reducción estructural de la tasa de desempleo. Cifra ésta contrastante con la significativa pérdida de empleo en las principales economías del mundo como consecuencia de la crisis económica mundial del capitalismo. Así mismo, la tendencia de incremento del empleo formal y descenso del empleo informal, en contraste con la situación existente antes de la revolución. 9. La política ininterrumpida de incremento salarial a lo largo del período revolucionario, alcanzando registros muy superiores a la media latinoamericana y en diversas ocasiones posicionándose en el primer lugar. 10. La ampliación considerable de la infraestructura agrícola asociada a sistemas de riego, y vialidad rural. 11. El fortalecimiento del Sistema Financiero Público venezolano, pese a la mala salud que estructuralmente goza el Banco Industrial de Venezuela. Se ha dado un salto importante en la diversidad, calidad, cobertura y cantidad de los créditos otorgados. 12. La política de inversión ha sido puntal para el proceso expansivo de las infraestructuras y el equipamiento. Se han acopiado recursos económicos y se han financiado un amplio número de iniciativas productivas. Resta la optimización de dicha inversión con prioridad en sectores de mayor empuje y arrastre, con arreglo a un de plan de inversión. Como puede apreciarse, el Proyecto Bolivariano ha dado siempremucha importancia al papel clave del Estado en la construcción de unmodelo económico, social y territorial equilibrado, incluyente, solidariotanto en el plano nacional como en el internacional. En los primeros añosde revolución, mientras el neoliberalismo combatía la función reguladoradel Estado en la economía como un cáncer a extirpar y fomentaba laprivatización de servicios públicos esenciales, Venezuela desplegaba 42
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezueladesde el Gobierno políticas públicas de inclusión en educación, salud,atención social…, y establecía controles y regulaciones en la economía quehan permitido afrontar en mejores condiciones la crisis que ahora estalló enel sistema financiero internacional y que ya se instaló en la economía realde los países capitalistas más desarrollados. 43
  • Haiman El Troudi7. Retrato parcial de la economía venezolana 25 De manera general, no exhaustiva, se revisan seguidamente algunosindicadores económicos del país, sobre todo los relacionados con eldireccionamiento de los propósitos socialistas. La selección de las variablesconsideradas no es neutra, apunta a componentes sustantivos donde seespera sean suscitados cambios en la estructura material presente, durantelos primeros años de la transición. Se hace poca interpretación valorativa de la información presentada, seintenta en lo posible ofrecer el panorama concreto.Diagnóstico de aspectos macroeconómicos Una vez derrotado el sabotaje petrolero, Venezuela inició un procesode crecimiento sostenido, generalizado, y significativo desde mediados delaño 2003 al cierre del 2008. En 2009 la economía entra en recesión porsegunda vez durante el gobierno bolivariano (pese a que la recesión del2002-2003 obedeció a la estridencia política vinculada al golpe de Estadoy el sabotaje petrolero). Las crisis cíclicas del capitalismo en consecuenciason recurrentes y seguirán siéndolo hasta tanto no se supere el modo deproducción imperante. Es necesario propiciar el crecimiento armónico de la oferta y la demandaagregada. Por una parte, el déficit neto de oferta se ha compensado conel crecimiento de las importaciones, hasta el punto que éstas han crecidocerca de doscientos por ciento entre 2004 y 2008; por otra parte los excesosde demanda que no pueden ser satisfechas con importaciones tienden apropiciar aumento de los precios. No se ha calculado, por tanto no se conoce la magnitud relativamentesuficiente de crecimiento sostenido del PIB a través de la cual se garanticela superación de los desequilibrios productivos y sociales. Se especula entorno a tasas fluctuantes entre 2 y 4 por ciento de crecimiento anual, perono se ha trascendido la barrera empírica a instancias de un procedimientocientíficamente valedero, que no atienda además a las condicionesimperantes de la economía monetarista, sino a las particularidades delas transformaciones estructurales adelantadas en los ámbitos sociales yproductivos. 25 Las fuentes no citadas por restricciones gráficas corresponden al BCV y al INE. 44
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaLo público y lo privado El dato de amplio interés para el análisis que nos ocupa está relacionadoa la composición de la incidencia de cada sector en el crecimiento. Enconsecuencia, se ha de tener siempre presente que lo privado (67%) incidemucho más en el resultado final del PIB que lo público (33%), aunque senota un incremento importante de lo público en los últimos años. El pesodel sector de la economía popular-comunal es casi imperceptible. 45
  • Haiman El Troudi Del desempeño público se observa que aún cuando la inversiónpública ha mantenido importantes incrementos en los últimos años, y haaumentado su contribución en la Inversión Total, no ha sido suficiente paraempujar el crecimiento global de la economía. El primer elemento a considerar en el desempeño privado es lamanufactura. Esta actividad ha sufrido un descenso muy importante. Comose ve más adelante, este hecho tiene varias causales de orden estructuralcomo por ejemplo la desinversión, la utilización de casi toda la capacidadinstalada y la sustitución de producción por importación. En el 2007 se destinó el 23,8% de las divisas liquidadas a la importaciónde bienes de capital; en el 2008, un 19,3%. Ello evidencia la menorimportancia que presenta la adquisición o reposición de maquinarias oequipos para empujar la producción nacional. En general, la tendencia de la inversión viene en descenso, medida entérminos de la formación bruta de capital, tanto en el sector público comoen el privado. Este aspecto se trata más adelante. Se observa la carencia de un plan de desarrollo por sectoreseconómicos.Diagnóstico de la capacidad adquisitiva de los trabajadores La fuerza de trabajo ha visto mejorar su capacidad adquisitiva entreel período 2004 y 2007; especialmente los sectores de menores ingresosquienes se han beneficiado del incremento sucesivo del salario mínimo yhan sido beneficiados por las transferencias directas en servicios gratuitos 46
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelade salud, educación y las misiones sociales. Al comparar el índice deremuneraciones al cierre de 2003 con el cierre de 2007 refleja una mejoríadel salario promedio real de 18,33 por ciento y el salario mínimo refleja unincremento real. Como consecuencia de la política económica del gobierno bolivarianola distribución del ingreso ha mejorado de manera continua durante dichoperíodo. En el año 1999 el coeficiente Gini se ubicaba en torno a 0,47 y al2009 se ubicaba por debajo de 0,42 reflejando con ello una mejoría relativadel ingreso en los dos quintiles más pobres de la población en relación alos más ricos de la población. Sin embargo, la persistente espiral inflacionaria pone en peligrocontinuar avanzando en la dirección de mejorar la distribución del ingresoy el salario real de la clase trabajadora. Si persiste un crecimiento delÍndice de Precios al Consumidor (IPC) superior al 20 por ciento, aunqueel índice de remuneración mantenga un mismo ritmo de crecimiento, seproducen efectos redistributivos que afectan de manera negativa a aquellostrabajadores con baja capacidad de negociación. Es conocido que cuando la inflación se incrementa quienes sonafectados en mayor medida son aquéllos que no pueden transferir el mayorcosto de los bienes y servicios a las remuneraciones que reciben. En esesentido son perjudicados especialmente quienes están desempleados oposeen un empleo precario. 47
  • Haiman El Troudi Se observa la carencia de una política integral de superación de lasdistorsiones en la relación capital-trabajo.Diagnóstico del control de precios A partir de la decisión de establecer un control de cambio en febrero de2003 se amplió de manera significativa el número de rubros sujetos a controlde precios ya que se hacía imperioso evitar que quienes tienen acceso a lasdivisas para adquirir insumos, maquinarias y equipos o bienes de consumofinal (importador) vendan los bienes y servicios a precios superiores al quereflejen los costos de producción. Durante los años 2003 al 2005 el índicede acatamiento del control de precios mostró niveles relativamente másbajos a los observados en los últimos años reflejando un excedente relativosobre el precio controlado promedio de 20 por ciento. No obstante en ciertas coyunturas, como la observada a finales del 2007y primer trimestre de 2008, el excedente relativo sobre el precio controladoalcanzó su nivel más alto ubicándose en 66 por ciento. Por otra parte, eldesabastecimiento de rubros de la canasta básica reflejó un crecimientoen los índices de escasez de bienes y servicios, lo que propició que elconsumidor aceptase pagar un precio sustancialmente superior al preciocontrolado. Durante los años 2007-2008 los precios de un conjunto de alimentosimportados que se transan en los mercados internacionales como esel caso del maíz amarillo, trigo, leche en polvo completa, avena, aceitecrudo de soya, azúcar cruda y azúcar refinada, torta de soya, han tenido 48
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelasignificativos incrementos de precios valorados en divisa estadounidensede manera que aunque sus precios deban mantenerse bajo control puedareconocerse que dichos aumentos afectan el costo final de colocarlos enel mercado nacional. Por otra parte, el crecimiento de la demanda interna en muchos rubroshacen necesario compensar la falta de producción interna, aumentandolas importaciones de productos que se comercializan a precios inclusoinferiores a los del mercado local, por lo que mantener el control de precioses necesario para evitar que quien tenga una licencia de importaciónespecule perjudicando el interés del pueblo. Es necesario revisar la estructura de costos de un conjunto de rubrosque han permanecido sin ajustes en el precio controlado por un períodosuperior a 12 meses y en algunos casos superior a 30 meses. Los controles de precios de cambios y de la asignación de divisas hantenido éxito relativo. Se han logrado avances y se viene poniendo cotoa los especuladores y establecer mecanismos de ordenación de lo quehubiera sido un desastre, un caos, que habría imposibilitado los avancesque acaban de citarse. En todo caso, deben mejorarse los mecanismos desupervisión, control y sanción. Está claro que esos controles, que han sido indispensables y hantenido un efecto positivo, han provocado –como todas las regulaciones-algunos efectos indeseados, como casos de corrupción o ineficiencias. Sinembargo, sin esos controles, sin el éxito que han conseguido, se hubieraestado en manos de los especuladores y de los acaparadores.Diagnóstico del sector agrícola El sector agrícola ha sido un sector ampliamente favorecido por lapolítica financiera del ejecutivo nacional. No obstante, el crecimiento delsector ha sido lento a excepción de los siguientes rubros: maíz, arroz,arvejas, pepino, leche fluida, pimentón, lechuga, berenjena, los cuales hancrecido en los últimos años. Por otra parte, la producción por habitante, ha disminuido al compararel año 2008 con 1998, en los siguientes rubros: cacao, tomate, naranja,quinchoncho, cambur, patilla, ajonjolí, mango, sisal, plátano, maní, tabaco,algodón en rama. Aunque en términos absolutos la producción de cabeza de bovinoscreció en el período 1998-2008, al considerar el crecimiento poblacionalde 1,8 por ciento en promedio, permite observar que la producción porhabitante se redujo en 0,4 por ciento en dicho período; de la mismamanera, la producción por habitante de caprino en 5,2 por ciento. Por suparte, la producción por habitante de huevos de consumo se redujo en 0,4por ciento y la de huevos fértiles en 3,4 por ciento. Aunque la cartera agrícola ha tenido un crecimiento significativo es 49
  • Haiman El Troudiconocido que parte de los recursos que aparecen registrados como créditosa dicha cartera tienden a desviar su uso a financiar otras actividadesproductivas y de consumo. Históricamente, este sector ha presentado deficiencias en sus canalesde distribución, los cuales encarecen de manera significativa los precios alconsumidor y dejan a los productores en una posición débil al momento devender sus cosechas. Una limitante importante del potencial de crecimiento del sector agrícolaes la deficiencia histórica que ha tenido la infraestructura social en el ámbitorural. Como es el caso de la insuficiente vialidad agrícola, los servicios detransporte y mecanización, e insuficiente inversión en sistemas de riegoentre otros. En estos aspectos se han producido importantes avances, noobstante el desempeño observado es insuficiente. Existe muy poca producción en ambientes controlados, lo que hacedepender la producción de factores estacionales. Pese al incremento del financiamiento, en términos de tendencia, existepoca correlación de éste con la producción, la cual crece a un ritmo muchomenor. Esta situación es todavía más marcada si se adiciona la inversiónrealizada en infraestructura agrícola. Como se verá en otras secciones, independientemente del esfuerzopúblico, traducido en financiamiento, inversión, y la participación agrícolapropia, dado el actual esquema y política de vinculación de la poblacióncampesina y de los pequeños y medianos emprendimientos, será difícilrevertir la cultura de agricultura de puertos imperante en el país desde eladvenimiento del rentismo petrolero. Se observa la carencia de una política integral agrícola concatenada a laactividad agroindustrial, así como una limitada política forestal.Diagnóstico de la industria manufacturera y la distribución26 El producto interno manufacturero muestra señales de desaceleraciónsostenida en su ritmo de crecimiento, de obsolescencia y lenta modernizacióntecnológica. La capacidad utilizada de la actividad industrial es de 92,5 porciento, en muchas actividades no existen señales de planes de inversiónorientados a incrementar dicha capacidad. El aparato productivo no estáorientado a sectores prioritarios, satisfactores de las necesidades básicasde la población. Se observa la falta de articulación en el tejido industrial de maneraque sectores con alto potencial de crecimiento sirvan para apalancar elcrecimiento de actividades conexas. Así mismo, Venezuela produce muypocos bienes de capital, estos son importados fundamentalmente de los 26 Epígrafe enriquecido con elementos extraídos del papel de trabajo “Plan Industrial de Producción, Distribución y Satisfacción de las Necesidades” 50
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaEstados Unidos y Europa, de la misma manera los bienes de consumointermedio son importados en gran medida. Desde la década de los años sesenta la industria nacional se orientó ala sustitución de importaciones. A la fecha no se han observado avancessignificativos; al contrario, se observa una tendencia de acentuación delpredominio de las importaciones. Desde el punto de vista de la producciónnacional, se registra una marcada dependencia, expresada en: a) el aparatoproductivo estatal se concentra fundamentalmente en la extracción dematerias primas, b) existe una muy baja capacidad de producción nacional,c) existe concentración oligopólica de la producción, por cuanto más del80% del total de la producción nacional la realizan 571 grandes empresas(12%), mientras que 4.254 pequeñas y medianas industrias sólo realizan el20%27. Se evidencia desequilibrio entre el sector secundario y terciario. Tambiénexiste una ocupación desequilibrada del territorio: para el año 2001, el53,73% de la población estaba concentrada en 7 entidades federales:Aragua, Carabobo, Distrito Capital, Lara, Miranda, Vargas, Zulia, lo querefleja la reproducción del modelo de desarrollo de la economía de puertos.Prevalece un desarrollo industrial desigual, ratificado en el análisis de laconcentración de la densidad industrial: Miranda, Aragua, Carabobo, Laray Táchira representan los 5 estados con alta densidad industrial. El esquema de distribución está enmarcado en la disposición dela división internacional del trabajo impuesta a Venezuela, en tanto paísexportador de materias primas y productos semi-elaborados; por tanto lared vial, la concentración de industrias, la distribución de mercancías y loscentros de formación técnica y universitaria están concentrados en el ejenorte costero, generando una alta densidad de población y concentracióndel poder adquisitivo que a su vez, en un círculo vicioso, fortalece elesquema de concentración de la industria y distribución hacia esta región. Existe un marcado predominio del sector privado en la red de distribución:aún cuando el Estado es propietario y tiene control administrativo de losmercados mayoristas, no posee el dominio sobre el resto de la red dedistribución (supermercados mayoristas y minoristas, abastos, bodegas),el cual se encuentra en muchos casos en manos de grupos oligopólicos. También existe una concentración de la oferta de empleo: la ocupaciónterritorial de las industrias, de los centros de formación técnica y universitaria,así como de las redes de distribución determinan una exclusión de ampliossectores de la población por razones geográficas. La migración de lapoblación joven, económicamente activa y estudiantil, hacia la región nortecostera fortalece el esquema de desarrollo industrial dependiente. 27 Datos al 2007. Encuesta industrial, INE. 51
  • Haiman El Troudi Adicionalmente, predomina el empleo de baja calificación: el 81% de lafuerza ocupada está constituido por personas con bajo nivel educativo (sinllegar al nivel medio y diversificado), lo cual implica un proceso productivomanufacturero básico, de operaciones repetitivas que requiere pocacalificación del personal en contraste con un alto desempleo profesional enáreas como ingeniería y ciencias básicas donde el 63% realiza actividadesdistintas a su profesión. Esto demuestra una alta dependencia de la industrianacional y una exclusión de la población en la oferta de capacitación técnicay en las posibilidades de empleo para quienes culminan estudios en estasáreas. En relación al conocimiento se observa una tendencia creciente defuga cerebros y conocimientos. Existe preeminencia del sector industrialextranjero en el registro de patentes de invención.Diagnóstico del sector construcción El sector construcción creció significativamente entre los años 2004y 2006; durante los año 2007-2008 y 2009 su crecimiento se desaceleróde manera significativa y esta tendencia se mantiene. Sin embargo, elimpulso del sector público (principal contratante de obras) puede en untiempo perentorio revertir tal tendencia. Lo importante acá es la asimilacióntardía de las enseñanzas de las críticas al desarrollismo, y el impulso pocoplanificado de las obras necesarias, atribuible a la falta de concrecionessobre el modelo de desarrollo territorial deseado. El año 2006 fue un período importante para la culminación de grandesobras, pero se observa poca sincronización en el inicio de nuevas obras. La conflictividad laboral y la actuación de mafias sindicales de laconstrucción han venido constituyendo un factor de perturbaciónparticularmente significativo en los últimos años, sin que se observe unapolítica congruente dirigida a erradicar tales distorsiones. Queda claro quetras la omisión de respuestas se configura un escenario de resignaciónpasiva y de adaptación cómplice a la cultura de la vacuna, la extorsión y laventa de cupos de trabajo. La producción corre el peligro de encontrar cuellos de botella por lalimitada disponibilidad de algunos insumos. La venta de productos largos (alambrón, cabilla, etc.), y de agregadospara la construcción (arena, piedra, asfalto, etc.) ha mermado su ritmo decrecimiento para satisfacer la demanda del sector, y las ventas de cementohan mantenido un nivel total estable con un incremento del consumonacional compensado por una reducción de las exportaciones, no obstantedicho actividad posee capacidad instalada ociosa. 52
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaDiagnóstico de la inflación El proceso inflacionario en Venezuela se inició hace tres décadas, lo quesugiere que la solución al mismo tiene que ver con transformar la estructuraproductiva en una que permita un crecimiento sostenido del aparatoproductivo, especialmente de la agricultura, industria y sector servicios. En la coyuntura actual, se debe tener en cuenta el factor político yaque las fuerzas que adversan al gobierno han venido desarrollando unacampaña propiciadora de escasez, creando un ambiente que estimulalas compras nerviosas y los continuos aumentos de precios de bienes yservicios. Por otra parte, el contrabando de extracción no solamente ha propiciadodesabastecimiento, también ha contribuido con el incremento de losprecios. Se debe tener claro que la inflación en Venezuela no es un fenómenoestrictamente monetario (tesis del neoliberalismo) por lo que es necesarioevitar una política que contraiga de manera excesiva la liquidez monetariay el gasto público; se recuerda que esa fue la medicina aplicada por elpaquete económico de Carlos Andrés Pérez (CAP), el cual propició unainflación de 81 por ciento en 1989 acompañado de una fuerte recesión. La inflación también se manifiesta como una pugna por la distribucióndel ingreso, la cual tiende a ser ganada por las oligarquías y las clasesdominantes; se debe recordar que como consecuencia de la crisisfinanciera la inflación ascendió a 103 por ciento en 1996 haciendo quela población empobrecida pagara el costo de dicha crisis, mientras quebanqueros responsables de la quiebra de los bancos se dieron a la fuga,sin pagar el daño que le hicieron a la sociedad venezolana. La estructura inflacionaria en Venezuela combina una fuente multi-causal, y con base a dicho complejo proceso debe formularse una estrategiaintegral que tienda a someter las tensiones inflacionarias, yendo a la raízdel asunto. En tal sentido, se identifican las aristas del problema: a) bajaproducción nacional de bienes y servicios, b) aparato productivo con altadependencia de insumos importados, c) desequilibrios y distorsiones en eldiferencial cambiario, d) expectativas económicas y políticas, e) factoresinerciales de alto arrastre y empuje de los hitos inflacionarios al resto delas cadenas de formación de precios, p.e., incremento salarial, escasespuntual de productos, etc., f) política de gastos e inversiones públicas,g) componentes especulativos, h) incremento del ingreso familiar y de lacapacidad de consumo, i) patrones consumistas presentes en el imaginariocolectivo, j) rigidez en la política de controles de precios. En suma, se observa la carencia de una política integralantiinflacionaria. 53
  • Haiman El TroudiA manera de epílogo preliminar: El poder adquisitivo de la población crece y el desempleo disminuye. Se está creando un sector socialista de la economía – cuyo exponente,pero no único, son las Empresas de Producción Social (EPS), las Unidadesde Producción Comunal, las Cooperativas, Las Empresas del Estado-. Losbeneficios del petróleo nacional se están dedicando a la redistribución dela riqueza. Ahora, la revolución está lo suficientemente organizada y aposentadaen una amplia base social como para dar un nuevo salto: a) seguir elevandoel nivel de vida de las clases populares, b) fortalecer el sector socialista dela economía, incrementando la eficiencia con la que gestiona y devuelvea la sociedad, incrementados, los recursos que ésta pone en sus manos,c) atraer a Venezuela capital y tecnología para elevar la competitividadinternacional de su producción, al tiempo que se rechaza el capitalespeculativo, d) crecer de una manera más equilibrada, no sólo -como yase hace- desde un punto de vista social, sino favoreciendo la exportaciónno tradicional, y reduciendo las tensiones en los precios –especialmentelos de los artículos más necesarios-. En el país con la gasolina más barata de América, las tensionesinflacionistas son las más graves. Y la inflación mata: se come las rentasmás bajas y la competitividad internacional. En el país que recibe más dólares de Latinoamérica, la moneda caerespecto al dólar y existe un amplio cambio paralelo. El problema de lospaíses de la región es el contrario: la revaluación actual de sus monedasfrente al dólar disminuye su competitividad -cierto, pero más dramático, esque Venezuela no exporta significativamente, por lo que la competitividadno es un problema del momento-. Recuérdese que la conjunción de untipo de cambio artificial junto al descontrol del gasto público –y la inflaciónsubsiguiente- produjo, no hace mucho, el “corralito” argentino. El crecimiento, alto en términos absolutos, es muy insuficiente en elsector no petrolero; y en éste crecen básicamente los sectores no transablesde la economía (comercio, sector financiero y comunicaciones), es decir,los bienes no comercializables internacionalmente (excepto, naturalmente,el petróleo). Los controles de precios y de divisas son indiscriminados y producenefectos negativos. Los propios informes ministeriales concluyen en que,demasiado a menudo, los precios fijados finalmente son menores que losinternacionales de compra y que la dotación de divisas no discrimina losfines -lo que ocurre constantemente con las importaciones de alimentos-. Los organismos estatales o paraestatales que inyectan dinero a laeconomía son dispersos y poco coordinados. Las importaciones crecen casi el 40%, las exportaciones no petrolerasson crecientemente irrelevantes. 54
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela La enorme extensión que se ha conseguido por la revolución de lasuperficie cultivable no se corresponde con un aumento significativo de laproducción agraria, tampoco la inversión agrícola pública y el financiamientoagrícola (público y privado) guarda correspondencia con la evolución de laproducción. Los precios de los alimentos son el motor de la inflación. Elcontrol de precios finales no tiene en cuenta los incrementos en los mercadosinternacionales y ello, junto con el retraso de los pagos por importación,provoca (entre otras causas) situaciones de desabastecimiento. No existe un sistema fiscal real, capaz de redistribuir por sí mismo lariqueza sin incremento de la masa monetaria. El gasto público real, agregado de todos los organismos que inyectanliquidez, puede estar superando el ritmo del 70%, lo cual no puedepermanecer sin crear una paralización fiscal e inflacionista. Desdehace 70 años las devaluaciones han cerrado en Venezuela el “gap”fiscal; y próximamente pudiera volver a ser así, a pesar del empleo que-afortunadamente- se da al petróleo. No hay síntomas de que se esté creando un mercado interno desdeabajo que supere el estrecho marco de la alimentación básica. El dineroque inyecta el Estado: a) tiene poco efecto multiplicador, b) el resultado desu aplicación a la economía social no posee métricas de rentabilización,también social, de recursos. Si el precio del petróleo se situara en torno a los 50 dólares (puntode equilibrio estimado de acuerdo con los modelos de simulación y deestimaciones), el sistema estaría en riesgo de quiebra, y la salud de laeconomía nacional se vería seriamente afectada. Existe una conciencia extendida sobre un alto grado de corrupción; yuna realidad de que quien tiene dinero hace grandes negocios.La recesión del 2009 Una ecuación general del Producto Interno Bruto (PIB) nos permiteanalizar el comportamiento de las variables que lo componen. En esesentido, para que se produzca crecimiento del PIB se requiere crecimientodel consumo, la inversión y las exportaciones, en tanto que disminución deimportaciones. PIB = Consumo (público + privado) + Inversión (p+p) + Exportaciones (p+p) – Importaciones (p+p) El crecimiento menos acelerado del PIB durante el año 2008, y larecesión del 2009 obedeció a la disminución de todas las variables queparticipan en su determinación: el consumo, la inversión, la exportación(tanto privada como pública), y la importación. Lo presentado hasta ahora da luces del comportamiento de la economía 55
  • Haiman El Troudireal venezolana. En un contexto de crisis del capitalismo global, en la queel gasto público ve reducida su capacidad apalancadora y dinamizadora;por ello, es preciso delimitar acciones que permitan sostener los avancessociales y el crecimiento económico. El gobierno debe hacer lo suyo, no obstante el sector privado marca unatendencia de desarraigo productivo. Se recuerda que el 80% del empleo esprivado, y que la participación de lo público en la participación del PIB, porahora, es sólo el 30%. Véase a continuación, algunos factores explicativos de los indicadorespresentados.Aumenta el deterioro de la capacidadproductiva de la economía nacional Las limitaciones estructurales de la capacidad productiva han venidoempeorando dado el carácter rentista de la economía nacional. En talsentido, para 1977, la inversión se ubicó en 70,6% del PIB (pública 13,1%del PIB, privada 57,5% del PIB). Para el año 2007 se ubicó en el 33,8%como porcentaje del PIB (pública 11,5% del PIB, privada 22,3 % del PIB)y para el año 2008 alcanzó el 31,5% (pública 13,0% del PIB, privada 18,6% del PIB). Con la revolución bolivariana se ha iniciado un leve repunte en lacapacidad productiva, impulsada fundamentalmente por la inversiónpública, la cual se viene recuperando desde el año 2005, cuando se ubicaba 56
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaen 11,4% hasta situarse en 13% durante el año 2008. Sin embargo, elsector privado ha asumido una suerte de “huelga de inversiones”, matizadapor componentes tanto políticos como económicos. De la revisión ya no de la estructura de la participación, sino la tasa decrecimiento de la Formación Bruta de Capital (FBK) en los últimos años, seaprecia una significativa tendencia de desaceleración. El Acervo de Capital mantiene tasas de crecimiento bajas, lo cualdebe afectar la producción para los años venideros, de mantenerse estatendencia.Capacidad utilizada al tope La capacidad utilizada en la industria manufacturera privada ha venidoen aumento. En tal sentido, para el primer trimestre de 2005 se ubicó en85,6% y para el primer trimestre de 2008 en 91,6%. Este indicador muestracomo la manufactura nacional ha llegado prácticamente a su techoproductivo, dando lugar a un estancamiento desde hace varios trimestres.No se observan inversiones orientadas a la expansión de la capacidadinstalada. 57
  • Haiman El Troudi Cuando la capacidad utilizada de las empresas toca techo se requiereampliar la capacidad operativa de las ya existentes y crear nuevas. Ennuestro país, estas dos vertientes no se vienen cumpliendo, tal como loconstatan las gráficas siguientes: Las limitaciones para expandir la producción interna quedan patentizadas,con la disminución de 6.424 empresas industriales entre 1999 y 2007. Ante este factor, se hace imprescindible, en pos del crecimiento,crear nuevos centros productivos tanto desde el sector público como delprivado. FONDEN ha contribuido al incremento de la inversión pública, a partirdel año 2005. Sin embargo, hay proyectos, especialmente los vinculados 58
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaa la actividad manufacturera no petrolera, que tienen recursos asignados yno han avanzado a un ritmo necesario. En todo caso, las iniciativas productivas del gobierno nacional soninsuficientes dado el tamaño de nuestra economía. Los esfuerzosrealizados por el gobierno nacional para fortalecer la actividad industrialmanufacturera, tanto por la vía directa, como a través del financiamientocrediticio, aún no han dado los frutos esperados.Desinversión privada por expectativas negativas La desaceleración del PIB, durante el año 2008 y la recesión de 2009en comparación con el período 2004-2007 están vinculadas con lasexpectativas económicas negativas, porque sectores del empresariadoprivado se sienten amenazados en sus intereses, lo que restringe supropensión a invertir. Esta aseveración se fundamenta en las encuestas deexpectativas económicas que realiza el Banco Central de Venezuela (BCV)– Instituto Nacional de Estadísticas (INE). En tal sentido, la percepción producida por la política de nacionalizacionesiniciada durante el año 2007, aumentó los niveles de incertidumbre deempresarios privados. Existen expectativas distorsionadoras en relación con el tema de lapolítica de nacionalizaciones. Es de hacer notar la reiterada manifestaciónde sectores empresariales sobre este tema, sobre todo pequeñosempresarios. Pareciera que la matriz mediática en torno a las amenazasa la propiedad privada, desarrollada durante la campaña del referéndum2007, no sólo surtió efectos negativos entonces, sino que sigue viva. Por ello, es necesario establecer reglas claras para el inversionista encuanto al espacio productivo fijado para los distintos agentes económicos(privado nacional e internacional, público internacional, economía comunaly otras formas de economía social y para el sector público). De esta manera,cada quien puede saber a qué atenerse y se podrían mejorar los índices denatalidad y permanencia empresarial. 59
  • Haiman El TroudiRestricción acentuada de la liquidez monetaria Las políticas monetarias y financieras instrumentadas desde mediadosde 2007 tuvieron efectos de contracción sobre la actividad económica. Latasa de crecimiento anualizada de la liquidez real se ubicó en mayo 2007en 50,69% y comenzó a desacelerarse hasta situarse en marzo 2008 en-3,72%, lo cual disminuyó los fondos disponibles dirigidos a financiar laactividad privada. Esta tendencia se mantiene al presente. La tasa de variación anualizada de la liquidez real comenzó a descenderen septiembre de 2007, y se hizo negativa desde mayo 2008 ocasionandoefectos negativos en el crecimiento de la actividad económica presente.Esta circunstancia obliga a la revisión permanente del Fondo de EncajeMarginal de la Banca, pautado por el BCV; así como a coordinar lasoperaciones de inyección y absorción de la Tesorería Nacional y del BCV.Política financiera y monetaria Aún cuando la cartera de crédito, en términos nominales, parecieramostrar un crecimiento sostenido, la tasa promedio intermensual seencuentra por debajo de la tasa promedio mensual de inflación, por lo cualse observa un estancamiento real del crédito. Aunado a la propensión de la 60
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelabanca en todo el mundo a disminuir riesgos y en consecuencia, disminuirel otorgamiento de créditos. El financiamiento disponible (cartera de créditos), para los agenteseconómicos, durante el año 2008 en términos reales comenzó a presentartasas de crecimiento descendentes a partir de abril de 2007, cuya tendenciase mantuvo decreciente, hasta presentar un crecimiento negativo enoctubre de 2008, al ubicarse en (5,7), con respecto a octubre de 2007. Producto de las distorsiones presentes en el Sistema FinancieroNacional (Bancos, Casas de Valores, y Empresas Aseguradoras), comoexpresión del apetito voraz por el lucro, las emisiones de Títulos Públicosson costeadas con créditos cedidos por los agentes del propio sistema.Toca no ser tan optimistas ni ingenuos ante los incrementos puntuales enlos registros del financiamiento bancario. Incluso las carteras de crédito obligatorias para los sectores, se hanvenido desacelerando desde enero de 2008, debido a la cautela con lacual la banca ha venido otorgando créditos en virtud de los aumentos de lamorosidad promedio del sistema. 61
  • Haiman El Troudi En enero 2008 se remontó al 24%, en lo cual incidió las expectativasgeneradas por la Reconversión Monetaria. Con tal aumento se encareció elcrédito dirigido a los sectores productivos, a tal punto que la tasa de interéspara el sector industrial se ubicó en 25,6% en enero de 2008. Esto condujo a que el Directorio del Banco Central, por iniciativadel Ejecutivo Nacional, adecuara las tasas de interés para el sectormanufacturero del 28% al 19%. Así mismo, se creó una gaveta obligatoriadel 10% para el sector. Con esta medida y con el incremento de la tasapasiva se logró disminuir el spread entre tasas del 13,47% en enero a3,19% al 12 de diciembre de 2008 62
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela A pesar, de las políticas de regulación de las tasas de interés activas,las mismas mantuvieron un nivel superior al del año 2008, lo cual afectóigualmente la demanda de crédito para actividades productivas.Política automotriz A partir de enero de 2008, el Ejecutivo Nacional restringió las importacionesde vehículos con el fin de propiciar el ensamblaje nacional. El ensamblajenacional cayó en los años siguientes en torno al 13% mientras que lasventas de vehículos importados lo hicieron en 60% aproximadamente. La política automotriz nacional debe orientarse decididamente a laeliminación de importaciones de vehículos, tal como sucedió durante 30años hasta 1998. Ello favorecería la industria nacional manufacturera yensambladora. En tanto esto no ocurra, lo ideal es priorizar la importación de vehículosrelacionados con bienes de capital (vehículos de carga, camiones,autobuses, tractores, etc.)Calidad del crecimiento experimentado Si bien hemos registrado 21 trimestres consecutivos de crecimientoeconómico, cabe preguntarse, ¿cuáles sectores han apalancado tal 63
  • Haiman El Troudicrecimiento? La respuesta salta a la vista: el sector terciario (serviciosbancarios y de aseguramiento, telecomunicaciones y comercio), los cualesexplican el 42% del crecimiento del PIB, durante el año 2008. El crecimiento de calidad del PIB debe centrarse en actividadesque generen empleo productivo y sean ahorradoras de divisas, esto esfundamentalmente, la construcción, la industria manufacturera y laagricultura. En ese sentido, se debe orientar la política de inversión públicay de incentivo a la producción privada hacia el desarrollo de los sectorestransables de la economía. Con base en lo señalado con anterioridad, para estimular el crecimientode la construcción se requiere orientar la inversión en torno a dicho sectory hacer uso eficiente de los recursos asignados. Es conveniente en esalínea supervisar la ejecución física de los recursos dotados a las obrasde infraestructura, al tiempo de comprobar los costos asociados a laconstrucción. Del mismo modo se requiere reimpulsar programas de financiamiento asectores productivos nacionalistas privados tipo Fábrica Adentro. Como se ha constatado, el camino de levantar por cuenta propiael aparato productivo nacional es muy complejo, si ello se asumeexclusivamente desde el lado público. Programas como las 200 FábricasSocialistas hay que reimpulsarlos con urgencia, pero ese esfuerzo por sísólo no basta. La escala de las necesidades nacionales supera con creceslos proyectos productivos del Estado previstos para el mediano plazo. La transición al socialismo tiene que delimitar cuál es el espacio que sedebe asignar a los sectores privados, fijando reglas claras, ordenando laeconomía y regulando las distorsiones monopólicas. Se trata en definitivade liberar las fuerzas productivas (como aconsejaba el viejo Lenin) en posde asegurar acumulación de riquezas sociales para la satisfacción delas necesidades de la población, vía reparto justo e igualitario de dichasriquezas.Efectos en el crecimiento futuro De continuar con la “huelga de inversiones” del sector privado nacionaly no aumentar la inversión en empresas públicas y Gran-nacionales, secorre el riesgo de que no se amplíe la capacidad productiva del país debienes transables, con lo cual se pone en riesgo el crecimiento de laeconomía en el mediano plazo. La inversión pública es insuficiente, porahora, para sostener la expansión de la economía y con ello la producciónde bienes y servicios necesarios para la satisfacción de las necesidades dela población. Al no expandirse la economía en los sectores transables, aumentanlas probabilidades de un deterioro en la Balanza Comercial, y con ello,se cierra el círculo de posibilidades de estimular actividades productivas 64
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelano petroleras que generen excedentes suficientes para la exportación debienes no tradicionales. La desaceleración del ritmo de crecimiento de la economía tiene efectosnegativos en la creación de nuevos puestos de trabajo compatibles conla oferta de empleo por parte de los hogares. Especialmente, cuandola economía se encuentra en niveles bajos de desempleo. La tasa dedesocupación se ha ubicado por debajo de 7% durante los últimostres años (2007, 2008, y 2009), con lo cual la economía venezolana seacerca al desempleo friccional (o a la “tasa natural del desempleo”). Sinembargo, este hecho se ve trastocado a causa de los desenlaces de larecesión venezolana en 2009. Al cierre del 2009 la tasa de desocupaciónse relativamente baja al compararla con otros países de la región e inclusodel mundo desarrollado. 65
  • Haiman El TroudiPARTE SEGUNDA: LA POLÍTICAECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB) “Los hombres hacen su propia historia, pero no la hacen arbitrariamente, bajo circunstancias elegidas por ellos mismos, sino bajo circunstancias directamente dadas y heredadas del pasado.” Carlos Marx, El dieciocho brumario de Luis Bonaparte1. Una política para la transición económicaal socialismo bolivariano. “la historia de la humanidad es la de la transición de formas de organización social sin clases a las sociedades de clases”. Carlos Marx, Carta a J. Weydemeyer Marx, en franca crítica al programa socialdemócrata del partido obreroalemán mantenía el criterio de una fase de transición entre el capitalismo y elcomunismo, a través de la cual el Estado en vías de extinción sería utilizadopor el proletariado para imponer su proyecto transformador a la burguesía.“Entre la sociedad capitalista y la sociedad comunista media el período dela transformación revolucionaria de la primera en la segunda. A este períodocorresponde también un período político de transición, cuyo Estado nopuede ser otro que la dictadura revolucionaria del proletariado”28 Tiempo atrás, junto a Engels, en el Manifiesto del Partido Comunista,ampliamente se habían referido a su explicación sobre la transiciónentendida como la sucesión de acontecimientos advenidos en tiemposde revolución, a través de los cuales se termina desplazando el modo deproducción capitalista por otro profundamente liberador en que la clasetrabajadora administra el poder. Fue Marx quien enfatizó sobre el hecho de que la transición sólopuede adquirir sentido en un marco teórico-práctico complejo del procesohistórico, el cual finaliza sólo en el momento en que se produce el cambiode dominación y se consolida el nuevo modo de producción. De hecho,el Estado, la organización del trabajo, la cultura y el imaginario popular,los medios de producción, las relaciones de convivencia social, etc.,constituyen aspectos centrales sobre los cuales se plasma la estrategiade transformación societal y ello demanda laboriosidad de orfebres ydeterminación revolucionaria. Para estos fines; figuran por su trascendencia, el ideario de Marxtanto como de Engels de pensar la historia encaminada a descubrir lasestructuras esenciales de la sociedad para, a través de sí, revelar susunidades evolutivas. 28 Carlos Marx. “Crítica al Programa de Gotha” 66
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela De esta forma, la teoría de la transición al socialismo debe entendersecomo un constructo multivariante, complejo, dotado de varias teoríastributarias, la teoría histórica de la transición, la teoría política, la teoríasocial, la sociológica, la cultural, la antropológica, y la teoría económica.Sobre esta última, como se ha dcho, se enfatiza en el presente texto. Desde hace varios años se están sentando las premisas del socialismo enVenezuela. Estas premisas son de variado signo. Por un lado, son históricas.En nuestro continente se pueden identificar características comunesque comparten la frustración de sus metas históricas de independencia,justicia social, desarrollo socioeconómico y democracia popular. Todavía alcomenzar el Siglo XXI continuaban inalcanzadas las metas de una mayorindependencia del capitalismo global y del imperialismo, una mayor igualdadsocial, un mayor desarrollo relativo o la superación de una concepción dedemocracia “restringida”, “limitada”, o “tutelada”. Pero las premisas parabuscar el socialismo también son políticas. De hecho, si algo significa elesfuerzo colectivo de la Revolución Bolivariana es poner a “la política en elpuesto de mando”. Esto conlleva a la necesidad de avanzar en el análisisde los diferentes “modelos de socialismo”, de la misma manera que dejaabierta la discusión acerca de la estrategia o modelo de transición. Laspremisas económicas reportan a su favor el nivel de desarrollo económicoy social alcanzado, y el creciente pago de la deuda social. La Revolución Bolivariana es un proceso de “características propias”,siguiendo el legado de Mariátegui de construir un socialismo que no fuera“calco ni copia” de los foráneos. De hecho, la confrontación con el imperioen América Latina y el Caribe ha sido bien diferente a la que tuvo lugar enEuropa. Si allí pudo denominarse “guerra fría”, aquí fue en realidad una guerracaliente que implicó golpes de Estado, invasiones, bloqueos, magnicidiosy todo un abanico de tareas de desestabilización. Es precisamente esecarácter el que ha dotado también de contenido a la actual integración,articulada, además de la identidad común de la historia y de la identidadcomún sembrada por los libertadores, con esa condición de víctima comúnque le han infligido durante más de un siglo los EEUU. Sin embargo, una de las enseñanzas legadas por el socialismo del SigloXX ha sido la certeza de que no existen modelos únicos que puedan serrepetidos en cada lugar. Ese error ha sido propio del pensamiento moderno(lineal y eurocéntrico) y alcanzó tanto al socialismo del Siglo XX como alcapitalismo empeñado, a través de las recetas universales del FondoMonetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial (BM), en homogeneizaral mundo para circular mejor en su modelo de mercado mundial libre. Muy al contrario, corresponde a cada país definir su transición haciamodelos de plena inclusión. Sólo cada país sabe cuáles son los pasosconvenientes para alcanzar sociedades más justas y libres, cuál laoportunidad de determinadas medidas o el acierto que debe suponeracumular fuerzas hasta que llegue un momento con mayores probabilidades 67
  • Haiman El Troudide éxito. No se olvide que, como se observa, la reconstrucción de lahegemonía dependerá de las condiciones que en cada país tenga el sectorpúblico (especialmente el Estado y las instituciones de regulación social),de las garantías existentes para la reproducción económica, y también deléxito a la hora de alcanzar un nivel de conciencia compartida acerca deltipo de sociedad que se quiere y se busca. Del discurrir de los procesos históricos en Latinoamérica se ve cómomodelos que habían ordenado la emancipación en Europa o en Asia noiban a servir sin más en América Latina. La irrupción de la teología de laliberación a partir de la obra del peruano Gustavo Gutiérrez29 sirvió paraentender que había un sujeto revolucionario que no se agotaba con la claseobrera. Es indudable que los trabajadores son los representantes de lacontradicción principal - la que constituye la confrontación capital/trabajo-, algo evidente si se considera que bastaría con que parasen todos lostrabajadores para que el capitalismo colapsara. Pero eso no significa quela subjetividad obrera, tal y como se ha construido durante el siglo pasado,sirva para representar a toda la población. Por eso, la Revolución Bolivariana prefiere hablar del pueblo organizado,consciente y movilizado como sujeto histórico y como el principal actor. Unpueblo partícipe de una identidad nueva que afecta a Venezuela, que vuelamás allá, que sueña el fin de la explotación, pero también una sociedademancipada de otras opresiones de raza, de género, de edad, geográficas,etc. Una de las tareas del socialismo bolivariano tiene que ver con lareconciliación del mundo del trabajo con todas las demás subjetividadespropias de su historia y sus rasgos como pueblo. En todo caso, el socialismo bolivariano ni se ha materializado ni podrádecretarse de un día para otro, sin un proceso de transformación delmodo de producción, distribución y consumo todavía dominante hoy enVenezuela, y sin cambios en la superestructura. …se observan algunos dilemas en cuanto a determinar teóricamente el tiempo que se requiere para pasar de una sociedad a otra: Mientras algunas corrientes, muy minoritarias por cierto, proponen una transición rápida del capitalismo al socialismo y a una economía totalmente centralizada, otras corrientes plantean la necesidad de un período de transición más o menos prolongado, caracterizado por la existencia de formas de producción complejas, donde se combinan modos y formas de producción variadas tales como las precapitalistas, capitalistas, y socialistas. El propósito de este período de transición sería el de reconstruir y reordenar la sociedad y su economía para poder avanzar hacia estadios superiores de producción y de vida donde dominen plenamente las relaciones social-socialistas30. Para avanzar y acelerar la construcción del modelo económico socialistabolivariano es necesario un cambio de estructura económica en la sociedad 29 Gustavo Gutiérrez. “Teología de la liberación-perspectivas” 30 Lapp M. Augusto N. “Razón y visiones del socialismo” 68
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelavenezolana. Dicho cambio se produce como fruto de un proceso para elque se requiere una estrategia de largo alcance. En lo atinente a la transformación de la base material, el procesorevolucionario venezolano hacia el socialismo amerita concreciones deorden programáticas, vale decir, una Política Económica Bolivariana (PEB)en la cual se fije la estrategia y se decanten decisiones. La PEB rumbo al socialismo del Siglo XXI implica abrir un camino nuevo,un camino aún inexplorado para avanzar hacia una sociedad más justa,más libre, con mayores cotas de igualdad y de bienestar, de inclusión socialy de prosperidad en el marco de una nueva concepción de las necesidadeshumanas que tenga en cuenta la sostenibilidad ecológica de nuestro modode vida, de producción y de consumo. Mucho de lo que se ha venido haciendo tras una década de gestión degobierno tiene rasgos socialistas, pero también se han acometido políticasy medidas diametralmente opuestas a la esencia básica del socialismo, portanto se debe hacer un balance crítico. Para ello, es preciso que tanto el Partido Socialista Unido de Venezuela(PSUV) como el Gobierno Bolivariano aborden y den respuesta común a losdilemas que se deben enfrentar en este período de transición en el ámbitoeconómico para la profundización socialista de su proceso revolucionario. 69
  • Haiman El Troudi2.Los dilemas de la Política Económica Bolivariana (PEB) La Revolución Bolivariana, al iniciar su nuevo período definido por laaceleración de la transición al socialismo, parte de siete ejes estratégicos: 1. El político: consolidación de una democracia popular, participativa,protagónica, directa. 2. El social: satisfacción de necesidades más urgentes y básicas delpueblo como vía hacia el pleno Desarrollo Humano Integral. 3. El económico: construcción del modo de producción socialistabolivariano. 4. El territorial: desarrollo endógeno, ecosocialismo, nueva geografíaadministrativa, económica y social. 5. El internacional: aportes para la edificación de un nuevo ordeninternacional y regional, pluripolar, integrado, solidario, complementario. 6. El Estado: nueva institucionalidad promotora de la autogestiónpopular-comunal de los asuntos públicos. 7. El Cultural: nuevo ser humano, nuevas ética y estética, nuevoimaginario y paradigma societal. Para acelerar la construcción del modelo económico socialistabolivariano se hace necesario avanzar en la definición de la economíapolítica para la transición. Economía política que, partiendo de la situaciónactual venezolana y de los retos planteados por la crisis capitalista mundial,responda a los grandes interrogantes y dilemas sobre las formas depropiedad, producción, distribución y consumo que han de caracterizaral socialismo bolivariano, y trace una estrategia para avanzar en ladireccionalidad delineada en procura de sus objetivos trascendentes. Recuérdese que Marx no fundó sus aportes teóricos a partir de lascondiciones materiales del capitalismo global que hoy se conoce; sumétodo de la ascensión de lo simple a lo complejo, de lo abstracto alo concreto se basó en la realidad histórica de su época, así como a lasíntesis de corrientes intelectuales de aquel entonces, a saber: la economíapolítica inglesa, la filosofía clásica alemana y el socialismo utópico francés.Corresponde a sus herederos, cifrar las fuerzas motrices de la dialécticaactual, y a partir de ella apuntalar las especificidades de su desafío socio-histórico. Desafío conectado con la revisión crítica de la economía política desdeel propio discurso marxista, fundamentalmente en sus dos dimensionesprimeras: la social y la histórica. La dimensión social vista como disciplinacientífica - así reclamada desde los tiempos de Smith y Ricardo-, tiene porobjeto de estudio las relaciones sociales de producción, es decir la relaciónentre hombres y entre clases para la producción de su vida material; ladimensión histórica, aborda el estudio de tales relaciones sociales como 70
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelauna fase transitoria en el devenir de la sociedad, en tanto la existencia ental etapa de formas específicas de producción, distribución, circulación yconsumo. A partir de tales referentes el socialismo del Siglo XXI ha de forjarsus propios conceptos de economía política, principalmente desde unavisión crítica, es decir, la denuncia a la cosificación del concepto comotal, desprovisto de instrumentos analíticos para comprender la realidadconcreta. Hasta tanto no se hayan clarificado los postulados axiomáticos delproceso de transición, sin pretender consumar recetarios ortodoxos, laacción emancipadora de los sujetos revolucionarios y particularmentede la vanguardia del proceso se encuentra signada de sinuosidades yel libre albedrío de quien interpreta a su manera el informe. Indefiniciónauspiciante tanto de la parálisis y la pérdida de oportunidad política, comode la exacerbación de contradicciones entre los agentes del cambio. Aún cuando no exista certeza académica ni un debate cerradorespecto del objeto de estudio de la economía política de la construccióndel socialismo, se puede acordar de manera general que en todo caso,lo compone la adopción y desarrollo de nuevas relaciones sociales deproducción a tenor de representaciones diversas de las relaciones depropiedad, de la organización del consumo para satisfacer necesidadeshumanas, y de las formas de la circulación y el cambio. Tales son los desafíos de la revolución bolivariana en tanto procesoabierto, en plena gestación: a la par encaminar cambios radicales en todoslos órdenes, agenciar la correlación de fuerzas con los sectores contrarios,recomponer el imaginario mercantilizado de la herencia capitalista, irsaldando la deuda social acumulada, preparar las bases materialespara situar al trabajo liberador en el centro de la realización humana, entanto palanca fundamental para el desarrollo. Se adiciona a lo anterior, laausencia de una profundización suficiente sobre los referentes estratégicosnecesarios, y las debilidades observadas en la formulación y ejecuciónde políticas para la acción direccionada de forma coherente, se llega ala conclusión de que el proceso venezolano corre riesgos de extravío ymenoscabo de su congruencia histórica. Por ello, es pertinente comenzar a delinear los primeros trazos de laPolítica Económica Bolivariana para la transición al socialismo, paraentonces buscar respuestas a las disyuntivas desagregadas de talesdirectrices. Al preparar el período de superación del modo de produccióncapitalista imperante en Venezuela durante décadas, se han de plantearabiertamente los dilemas que la revolución debe enfrentar y trascenderpara sentar las bases del desarrollo socialista del país: DILEMA 1. Renovación o reproducción socialista ¿Cuáles son losrasgos propios que van diseñando el carácter del socialismo venezolano? 71
  • Haiman El Troudi¿Qué experiencias del socialismo histórico debe asumir y cuáles debesuperar? ¿Qué estrategias va identificando la revolución bolivariana ydiferenciándola de procesos anteriores de transición al socialismo? ¿Existealgún referente decimonónico o ensayo socialista precedente al cualapelar? DILEMA 2. Plan y mercado ¿Qué papel tendrán respectivamente, elPlan y el Mercado en el nuevo modelo económico de transición? ¿Cómoparticipan los sujetos económicos en la conformación del plan? ¿Cómose evalúa y quién controla su ejecución? ¿Debe supeditarse la sociedad almercado? ¿Cómo se visibiliza la mano invisible del mercado? DILEMA 3. Cuánto Estado, cuánto mercado, cuánta comunidad.Los sectores de la economía definidos por sus formas de propiedad yde organización económica -el sector público, el capitalista privado, elcooperativo, el social comunitario- plantean diferencias importantes tantoen sus grados de socialización como en su lugar en las estrategias dedesarrollo ¿Cómo se reequilibrarán sus pesos relativos en la estructura de lapropiedad, en la composición del Producto Interno Bruto y en la estrategiade acumulación? ¿Qué instrumentos políticos, económicos y culturales seutilizarán al efecto? DILEMA 4. Sistema tributario y margen de ganancia ¿Quécaracterísticas ha de tener el nuevo sistema tributario socialista y conqué ritmo de implantación debe aplicarse? ¿Qué cotos deben fijarse a lasganancias? DILEMA 5. Economía, integración y globalización ¿Cuáles son losmodos de integración económica regional de nuestro proyecto socialista?¿Qué tipo relaciones de intercambio de equivalencias multilaterales ybilaterales se han de privilegiar? ¿Qué desafíos plantea el actual contextointernacional y cómo enfrentarlos; en particular, los derivados de la crisiseconómica capitalista global y de su impacto sobre el escenario de partidadel nuevo período de la Revolución Bolivariana? DILEMA 6. Relación capital – trabajo ¿Qué política laboral asume elsocialismo bolivariano? ¿Cómo se armoniza el sistema de remuneracionescon la seguridad social y la relación capital/trabajo? DILEMA 7. Clase trabajadora ¿Qué tipo de democracia sindical sedesea auspiciar, cómo se asume la gestión obrera, la participación en losConsejos de Trabajadores y Trabajadoras? ¿Cuál es el papel de la clasetrabajadora en la revolución socialista? 72
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela DILEMA 8. Diversificación productiva ¿Cómo se desarrollan lasfuerzas productivas de toda la sociedad? ¿Cuáles deben ser los objetivoscentrales de socialización en el nuevo período de la Revolución paraconsolidar el avance hacia una nueva estructura económica y socialen Venezuela? ¿Pueden coexistir el rentismo y el socialismo? ¿Cuálescadenas productivas con mayor integración deben desarrollarse aguasarriba y aguas abajo? ¿Cuáles eslabones de las cadenas productivasdebe controlar el Estado? ¿En qué rubros se debe asegurar la soberanía,cuáles importar, con qué países trazarse estrategias mancomunadas deproducción complementaria? DILEMA 9. Modelo de producción socialista bolivariano ¿Cómo sedebe configurar el nuevo modelo de producción socialista bolivariano paraque asegure el crecimiento, redistribuya la renta petrolera y no petroleraa favor de las grandes mayorías y eleve la eficiencia de la producción, ladistribución y el consumo de los recursos, bienes y servicios? Y, ¿cuál debeser su ritmo de implementación? DILEMA 10. El nuevo Estado ¿Cuál debe ser el papel del EstadoRevolucionario Bolivariano en la estrategia de desarrollo económico y socialdel país? ¿Cuál es la estrategia de desarrollo institucional que acompañaal desarrollo socio económico de esta etapa, sobre todo en lo referentea la articulación del ordenamiento político con el económico? ¿Cuáles el arquetipo del nuevo servidor social? ¿Cómo se instaura el Estadoautogestionario y comunal? DILEMA 11. Empresas públicas ¿Cómo debe desarrollarse la nuevared de empresas públicas socialistas? ¿Cuál ha de ser el modelo degestión? ¿Cómo asegurar la eficiencia social y productiva? ¿Cómo se hande superar las relaciones sociales de producción capitalistas? DILEMA 12. Economía popular-comunal ¿De qué manera se expresala participación productiva en los espacios comunales (intercambio deequivalencias locales, Bancos Comunales, propiedad y posesión demedios de producción, presupuestos participativos redistributivos yautogestionarios, etc.)? ¿Cómo desarrollar y articular el llamado sectorsocial comunitario de la economía? ¿De qué manera se constituyen lasredes de productores libres y asociados? DILEMA 13. Política social ¿Qué características y qué prioridad debe tenerla política social de la Revolución Bolivariana como fuente de lucha contra lapobreza y contra la desigualdad social en relación con los objetivos de desarrolloeconómico del próximo periodo? ¿Cómo democratizar la renta y auspiciar eltrabajo productivo sin reproducir clientelismo político ni paternalismo? 73
  • Haiman El Troudi DILEMA 14. Ciclo económico ¿Cuáles deben ser las prioridades dela política económica y social del país, en sus múltiples ejes productivo,distributivo y de consumo? ¿Cómo equilibrar el desarrollo de los sectoreseconómicos sin privilegiar la especulación comercial, la gestión financiera,la actividad bursátil y mercantil frente a lo productivo? DILEMA 15. Organización del trabajo ¿Cómo se definen y establecenlas relaciones de producción dentro de la revolución bolivariana? ¿Cómose desarrolla la gestión democrática y participativa de la producción? ¿Dequé forma se supera la división social del trabajo, el trabajo objetivado,y la enajenación? ¿Quién organiza y cómo se instituye la contabilidadsocialista? DILEMA 16. Macroeconomía y economía real ¿Qué políticasmonetarias, cambiarias y financieras se han de aplicar en pos de superarla lógica del capital? ¿Cómo se alinean tales políticas con el modeloproductivo bolivariano? ¿Cómo se logra la unidad del tesoro? DILEMA 17. Ciencia, tecnología e innovación ¿Cómo incrementar laproducción nacional de ciencia, tecnología e innovación hacia necesidadesy potencialidades del país? ¿Cómo se apropia y democratiza elconocimiento? ¿Cómo estimular la generación de nuevos conocimientos?¿Bajo qué estándares se acuerdan instrumentos multilaterales paraasegurar transferencia tecnológica? DILEMA 18. Precio y consumo ¿Hacia dónde debe orientarse la políticade precios, la política comercial y de distribución? ¿Cómo establecerpautas sociales para un consumo no alienado ni mercantilizado? ¿Puedeproducirse la distribución y circulación comercial de bienes y servicios sinque medien determinantes mercantiles? ¿Cómo se expresa la teoría delvalor en el modelo socialista venezolano? DILEMA 19. Cálculo económico ¿Cómo se planifica la producciónorientada a equilibrar la oferta y la demanda? ¿Cuál es la contribución delcálculo informático en la determinación de fórmulas donde se privilegie elintercambio equivalente? ¿Cómo se forman los precios y se determinan loscostos de producción? DILEMA 20. Medios de producción ¿Deben nacionalizarse todoslos medios de producción? ¿Cuáles son los sectores estratégicos de laeconomía que debe controlar el Estado? ¿Está planteada la asociaciónestratégica del Estado con privados, emprendimientos sociales y capitalesinternacionales públicos y privados? 74
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela DILEMA 21. Modelo de desarrollo ¿Cuál es el modelo de desarrollodel socialismo bolivariano? ¿Cómo se expresa el ecosocialismo? ¿Cómose supera la fijación eurocéntrica y el desarrollismo? ¿Cómo se integrael territorio dentro de una dinámica productiva nacional? ¿Qué alianzascomplementarias suscribir con otros países y qué planes conjuntosacometer en pos del desarrollo compartido? ¿Cuáles delimitaciones deordenación territorial convienen para el fomento productivo? DILEMA 22. Actualización jurídica ¿Cómo asegurar una legislaciónsocialista consustanciada con la realidad, y las expectativas ciudadanas?¿Cómo se instrumentan las leyes y los reglamentos? ¿Cuál legislación debeproducirse, cuál suprimirse, y cuál modificarse para apuntalar un modosocialista de producción con características venezolanas? DILEMA 23. Sistematización de experiencias ¿Quién se ocupade documentar las experiencias de edificación socialista? ¿Cuálesformatos metodológicos emplear? ¿Cómo se fundamenta la emulaciónsocialista, la reproducción y adaptación de las experiencias exitosas?¿Cómo se estructuran y difunden las vitrinas exhibidoras de las prácticasreproducibles? DILEMA 24. Sistema financiero ¿Debe la banca en esta fase serexclusivamente pública? ¿Cómo se orienta el crédito en pos del desarrolloproductivo nacional? ¿Cómo se mejora la eficiencia en el uso delfinanciamiento público? ¿Cómo se asume el sistema de garantías? ¿Cómolograr calidad y profundidad en el crédito? ¿Cuál es el tamaño óptimo dela banca? DILEMA 25. Indicadores socialistas ¿Qué tipo de indicadores incorporanla vocación social que no monetaria de la gestión pública socialista? ¿Cómose miden los satisfactores intangibles de la nueva sociedad? ¿Cómose construye un Sistema de Cuentas Nacionales que mida el desarrollohumano integral, sin sesgos de intereses gubernamentales, ni sustentadoen un paradigma neoclásico, al cuantificar de forma preponderante lasrelaciones económicas típicas de mercado? Dilema 26. Nacionalización socialista ¿Nacionalización para apalancarel neodesarrollismo o nacionalización popular socialista?¿Nacionalizacióno expropiación? ¿Cuándo y por qué deben ser tomadas las fábricas, quiéndebe tomarlas, gestionarlas y administrarlas? Éstas y otras interrogantes conforman los principales dilemas que laRevolución Bolivariana debe plantearse y superar en su nuevo períodohistórico 2010-2019. Al abordarlos, se debe tener presente, más allá dela claridad teórica y de las estrategias que se formulen para alcanzar 75
  • Haiman El Troudilos objetivos, que los avances concretos por conseguir y su ritmo debedepender sobre todo de la correlación de fuerzas sociales y políticas quese establezca en cada momento y en cada fase del proceso, fruto de lavoluntad y de la fuerza política que nuestro pueblo desarrolle. Ésta sinduda está relacionada con la capacidad y la eficacia del liderazgo políticoe ideológico que se sepa desplegar. Y la calidad de este liderazgo debealimentarse mediante la interacción permanente, dialéctica, de la teoría y lapraxis revolucionaria. Es por ello que se requiere con urgencia una elaboración teórica propiade la transición socialista, nacida al calor de la experiencia históricaacumulada y de la labor transformadora desplegada por las fuerzasrevolucionarias. Al esbozar los dilemas de la Política Económica Bolivarianase intenta estructurar un esquema de trabajo a partir del cual se abordanlas reflexiones en próximas secciones. 76
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela3. Actualización del Proyecto Nacional Simón Bolívar La dialéctica del proceso bolivariano demanda permanentes ajustestácticos y estratégicos, con arreglo a la cualificación del enfoque, y comoconsecuencia del discurrir de los acontecimientos socio-históricos. ElProyecto Nacional Simón Bolívar 2007-2013, en tanto que declaraciónde principios generales, constituyó un instrumento referencial de ampliautilidad enunciativa, pero en menor grado programática. El también denominado Primer Plan Socialista obedeció a unaespecificidad histórica concreta, y como tal recogió las disquisiciones deaquel entonces. El carácter socialista de la revolución bolivariana tienepoco tiempo de alumbrado; no fue sino en diciembre de 2006 cuando lamayoría de la población venezolana lo acoge tras el triunfo electoral dela opción socialista presentada por el entonces candidato a la reelecciónHugo Chávez. Como tal, no es de extrañar que aquel documento al día dehoy no exprese toda la arquitectura conceptual del proyecto emancipador,aún cuando sigue vigente como guía macro, susceptible a constantesadecuaciones y actualizaciones. En este período se imponen premisas como la consolidación de lasconquistas y realizaciones de los primeros años de Gobierno Revolucionario,la profundización de su orientación socialista, la experiencia acumulada deorganización, protagonismo y participación popular, y la existencia de ungobierno y de un partido revolucionarios al servicio de las grandes mayoríasvenezolanas. También la voluntad firme de superar los errores y corregir lasinsuficiencias aún presentes para avanzar con mayor eficacia y decisión enla construcción de una sociedad equitativa, justa y solidaria. Para enfrentar los desafíos y tareas de este período histórico, enel ámbito económico y social se debe, como se ha indicado, partir delProyecto Simón Bolívar, y plantear las estrategias necesarias para fijarel rumbo del proceso revolucionario hacia la construcción del modeloeconómico socialista bolivariano. Al profundizar en los contenidos del Primer Plan Socialista 2007-2013 seconstata la conveniencia de realizar un alcance al mismo en la perspectivadel mediano y largo plazo. Y ello por varias razones que pueden sintetizarseen: • La necesidad de inscribir los planteamientos y directrices del Plan 2007-2013 en el marco de la visión estratégica de todo el Tercer Período de la Revolución Bolivariana que debe alcanzar hasta el 2019. • La comprobación de que ya se han alcanzado algunos de los objetivos formulados en varias directrices del Plan, y ello permite plantearse una ampliación de dichos objetivos, acompañada de nuevas estrategias y políticas relacionadas con estos. Un buen ejemplo de ello sería el relacionado con la directriz correspondiente a la nueva geopolítica 77
  • Haiman El Troudi internacional, sobre la que ya pueden formularse nuevos objetivos, estrategias y políticas. • La formulación, durante el tiempo transcurrido desde la presentación del Plan hasta la fecha de hoy, de nuevos enfoques y objetivos que tienen la relevancia suficiente como para ser incorporados al Plan sin demora. Es el caso de propuestas como las Comunas, la nueva geometría del poder, las Empresas de Propiedad Social y Comunal, el impulso del modelo de gestión socialista de las empresas públicas vinculado a la nueva institucionalidad pública socialista. • La conveniencia de reformular algunos enfoques y estrategias a la luz de las experiencias de la propia práctica social y política del periodo transcurrido desde su aprobación y de las reflexiones realizadas en aplicación de la revisión, rectificación y reimpulso de todos los ámbitos de la acción política del Gobierno Bolivariano. 78
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela4. La prioridad absoluta en la política socialcon arreglo al Desarrollo Humano Integral Independientemente de los matices y directrices adoptados por laPEB, su fin último ha de estar consustanciado con el aseguramiento delbienestar a las mayorías nacionales. En línea con el ideal “nada humanonos es ajeno”. Ningún modelo socialista asegura su sedimentación en el imaginariociudadano si no resuelve los problemas esenciales de la población. Enesa vena, la labor substancial de los gobiernos socialistas del Siglo XXIconstituye el restablecimiento de la “confianza y la credibilidad por elsocialismo” en la percepción, emoción y conciencia de las multitudes comoúnico vía de realización de la especie humana. El camino para la obtenciónde tal resultado parte del reconocimiento de las principales ansiedades dela muchedumbre popular, y en correspondencia acompañarle eficiente yeficazmente en la materialización de sus expectativas y solución de susnecesidades. Se ha dicho acompañamiento, no usurpación o sustitución de unafunción que le es inherente a la propia sociedad, en franca alusión a lacontribución a la política de Marx citada por Mandel 31“… la liberación de lostrabajadores no puede ser más que la obra de los trabajadores mismos. Nopuede ser obra de Estados, gobiernos, partidos, dirigentes supuestamenteinfalibles, o de expertos de cualquier tipo”. Poner la agenda social en primacía supone poner en manos de lamultitud el instrumental apropiado para completar el ciclo de vida del poderpopular: comprensión del entorno, priorización de problemas, planificaciónde la acción, formulación de presupuesto, toma de decisiones, gestión,control, evaluación y seguimiento. Con especial énfasis en la delegación ydemocratización del proceso de toma de decisiones. En la fase de asimilación del ideario socialista, mientras se vayanmadurando las condiciones materiales e intangibles, la adhesión de lasclases populares a la lucha por la revolución emancipadora se inscribeinicialmente en la formulación de manera llana de una agenda reivindicativacomún. El principal desafío histórico de la revolución socialista, más allá dealcanzar y preservar el poder político, es el ejercicio eficiente de dichopoder en el sentido del logro de las metas más urgentes de la sociedad. Establecer la prioridad absoluta de la política social supone enconsecuencia, fijar las prioridades del uso del excedente en la satisfacciónde las necesidades básicas, la generación de capacidades societales yel cumplimiento de los derechos ciudadanos, expresados en una política 31 Ernest Mandel. “Para restaurar la credibilidad del Socialismo” 79
  • Haiman El Troudisocial integral que garantice la calidad y reproducción de la vida, mediantela provisión de bienes públicos fundamentales: salud, educación, seguridadciudadana, asistencia social, deporte, recreación, cultura y otros, basada enlos principios de necesidad, universalidad, igualdad, calidad y gratuidad. En el período de la transición al socialismo, la provisión universal debienes públicos y el libre acceso de todos los ciudadanos a los mismosconstituyen el núcleo duro de la Revolución Bolivariana y el primero de susrasgos socialistas. El desarrollo de un sistema de provisión de bienes públicos y prestacionesdebe implicar la institucionalización, crecimiento y especialización delcorrespondiente sector estatal; la prioridad del gasto social en el Presupuestode Estado; el desarrollo de la capacidad comunitaria de gestión de lascorrespondientes redes de servicios; y la participación organizada de lapoblación en términos liberadores. La expansión de la política social debe dar lugar a un incremento de lademanda pública de bienes y servicios en apoyo a dicha política. Ello hacenecesario prever el desarrollo de la producción de los correspondientesbienes y servicios en el sector socializado de la economía, así como suplanificación integrada. La Política Social de la Revolución Bolivariana supone una estrategiaespecífica en la lucha y superación de la pobreza, tanto estructural comosituacional. La Política Económica Bolivariana para el período de latransición socialista supone dar prioridad total a la lucha acelerada contrala pobreza en tanto impedimento orgánico del desarrollo nacional. En todocaso, tal enunciación del desarrollo ha de centrarse en la especie humanay en el medio ambiente. Su rasgo preponderante reside en el logro de unmejor vivir para todos y todas. El capitalismo promueve la segregación social e impide el desarrollointegral del ser humano. La noción del desarrollo capitalista se basa en elcrecimiento económico. El ascenso social de las personas se mide en basea su ingreso material; las naciones desarrolladas registran un elevado PIBper cápita, estabilizan sus variables macroeconómicas, se autoabasteceno poseen los medios para importar todo lo que requieren, su voracidaddesarrollista condena al Medio Ambiente a una muerte progresiva… Estaconcepción imposibilita la realización humana tanto a hombres comoa mujeres, al confinar la satisfacción de las necesidades a un planomercantil. En contraste, el desarrollo integral del ser humano supone dignidad;derecho al trabajo sin restricciones en tanto instrumento para laemancipación de la especie y como satisfactor de necesidades materialesbásicas; ejercicio pleno del derecho al descanso, deleite del tiempo libre pormedio de la recreación y la creatividad; despliegue de las potencialidadesmateriales, intelectuales, emocionales y espirituales. La Política Económica Bolivariana no niega la importancia del progreso 80
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaeconómico, siempre que vaya aparejado a un desarrollo integral de todoslos seres humanos y a la preservación de la vida futura de la madre tierra.Desarrollo integral medido en dos planos, la satisfacción material de lasnecesidades y la realización existencial de la esencia humana. Un desafío para la PEB, vale decir, para quienes formulan la política,radica en la construcción de indicadores para la medición de loscomponentes intangibles del Desarrollo Humano Integral: medir laparticipación, la felicidad, el disfrute del tiempo libre, el ocio creador, la vidadigna, etc. Del mismo modo, el sistema de indicadores de la PEB debe abrirlíneas de investigación orientadas a la diversificación de las dimensionesreduccionistas de medición empleadas por la Organización de las NacionesUnidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) para el Índicede Desarrollo Humano (IDH), basadas exclusivamente en el ingreso percápita, la tasa de alfabetismo, la matrícula escolar, y la esperanza devida al nacer. Algunas dimensiones a considerar pueden ser: los nivelesde ocupación laboral, la posesión de medios básicos para la vida comovivienda y su equipamiento, el disfrute de servicios básicos, la movilidadciudadana y el transporte público, el deleite de espacios recreacionales, elacceso oportuno a la alimentación de calidad, etc. Se ha dicho que la PEB se supedita a lo social, de allí que la planificacióndel desarrollo integral del ser humano abarque cuatro elementosfundamentales: el ambiental, el económico, el social, y la subjetividadhumana; de manera que debe existir un perfecto equilibrio entre susunidades constitutivas. Vale decir, lograr satisfacer las necesidadesbásicas de salud, educación, vestido y calzado, cultura, alimentación,trabajo, vivienda, justicia, arte, ocio creador, apresto ecológico, recreación,participación, organización, solidaridad, comunicación, autoestima, etc.sin menoscabo de las posibilidades de las generaciones por venir de teneracceso a lo mismo. La PEB realza el valor de la ciudadanía, por tanto asume el principiode desplegar mecanismos productivos y de compensación al servicio deseres humanos. La inversión más relevante para la PEB siempre ha de serla obtención de seres humanos libres, dignos y realizados. Tal inversión presupone consumar algunos requerimientos, a saber:modificación de las organizaciones políticas y socio-productivas,profundización de las vetas democráticas participativas, impulso ético yeducativo en la ciudadanía. En esta vena, los centros educativos han demodificar su rol como meros prestadores de servicios educativos, al asumirun abierto compromiso de soporte en el fomento de procesos de desarrollohumano y comunitario, incluida la organización de la base económicacomunal. El diseño de las políticas sociales con cargo al soporte económico, noson asumidas en la PEB únicamente como ejercicio distribuidor de renta,sino como praxis social, proceso humano integral. Si bien los presupuestos 81
  • Haiman El Troudipúblicos se encaminan a la mejora progresiva en la calidad de vida, tambiénel trabajo particular y social de la ciudadanía coadyuva en la constitución deuna nueva cultura productiva en la que se incluyan y armonicen propósitospolíticos, éticos y económicos. Una nueva ética económica asociada a la nueva cultura política debefundamentarse en valores socialistas contrapuestos a los dominantesen la economía capitalista. Donde el capitalismo dice competencia, elsocialismo postula cooperación; donde uno reclama al mercado, el otro ala planificación; donde algunos promueven el crecimiento per se, otros eldesarrollo endógeno y sustentable; donde el capitalismo impone la lógicade la ganancia privada, el socialismo se orienta a la satisfacción de lasnecesidades humanas, etc. La nueva cultura productiva socialista debe asentarse sobre cuatropilares institucionales: el fortalecimiento del papel rector del Estado enla economía; los proyectos modelos de empresas públicas socialistas; laregulación y democratización del mercado puesto al servicio de la sociedad;y la creciente transferencia de la gestión económica a los colectivos quesean expresión del Poder Popular – grupos comunales organizados,cooperativas inspiradas en los principios socialistas…-. De tal suerte que la Política Económica Bolivariana debe convertirse enel instrumento para: a) Asegurar bienestar a las mayorías nacionales mediante objetivos sectorizados, por ejemplo: • Garantizar la inversión social: fortalecimiento de las Misiones; fiscalización del desempeño del gasto social; programa masivo de trabajo voluntario … • Mantener y optimizar el programa de subsidios: profundidad en lo agrícola; disminución del subsidio a la gasolina a cambio, por ejemplo, de nuevos subsidios a productos en Mercal… • Estimular el consumo necesario: asegurar el incremento salarial; política de financiamiento gratuito y créditos al consumo; emisión de Bono Público dirigido a trabajadores (Pagos deducibles del salario); hasta tanto no se produzcan en el país, masiva importación pública de electrodomésticos comercializados a bajos costos a través de la red pública comercial… • Generar conciencia en contra del despilfarro y estimular el ahorro energético, etc. b) Programar y ejecutar un plan de transferencia de competencias y recursos a las comunidades organizadas para poner en sus manos un creciente número de actividades generadoras de producción y empleo que actualmente se ejecutan, a través de contratistas particulares. c) Fortalecer las competencias del Estado sobre el conjunto de la 82
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela economía, tanto para regular el accionar del sector privado de acuerdo al interés social, como para promover el desarrollo y la eficiencia de los sectores público, privado y social comunitario de la economía. La gestión económica debe basarse siempre en la utilidad social, laeficiencia y la sustentabilidad. El carácter socialista del trabajo debeexpresarse en la motivación, la voluntariedad, la disciplina laboral, laproductividad, la satisfacción del trabajador y en el cumplimiento del debersocial. Por otra parte, una nueva cultura ética tiene como tarea primordialla erradicación de todas las formas de corrupción, entendidas comoincompatibles con una conciencia y una práctica socialista. 83
  • Haiman El Troudi5. Un nuevo modelo de propiedad y de relaciones sociales Cierta “ortodoxia” revolucionaria emplea absolutismos dogmáticos paradefinir su modelo socialista. Su rasgo primordial lo representa la obcecaciónpor entender como social todo tipo de propiedad pública sobre los mediosde producción. Tal interpretación reduccionista equivale a desconocer lasenseñanzas de la historia sobre ese respecto, particularmente la observaciónde las distorsiones derivadas del capitalismo de Estado y el totalitarismousurpador de la participación ciudadana en los asuntos públicos. El socialismo es más que la suma de las pertenencias públicas,trasciende la propiedad social de los medios de producción. Existenotros factores determinantes y/o sustitutivos para la elaboración propiadel formato socialista que cada país decida darse, al asumir relacionesde producción, distribución y consumo trascendentes al capitalismo y alcapitalismo de Estado. Hasta tanto no se convalide al seno de la franja revolucionaria militante delproyecto bolivariano, el modelo socialista con características venezolanasdel Siglo XXI, nadie debe ser calificado de revisionista, reformista, dogmático,conservadurista, etc., a menos que su actuación y argumentación convalidenun cierto retoque cosmético del capitalismo; en cuyo caso no podría serconsiderado siquiera un revolucionario. Pese a que la política económicadel Gobierno Bolivariano a la fecha se ha caracterizado por un eclecticismopragmático (mezcla de monetarismo liberal, relaciones de producción deltipo capitalistas de Estado, aperturismos del tipo socialismo de mercado,y nueva experimentación económica vía participación productiva de lascomunidades, etc.), existe quienes se obsesionan a la idea de presuponerconstituido un modo de producción del tipo socialismo real. De allí quecualquier interpretación fuera de dicha realidad-estanco sea estigmatizadacomo contrarrevolucionaria o reformista. Quienes así piensan demandan la nacionalización inmediata de todoslos medios de producción, comenzando por la banca, la industria y latierra. A su entender, el socialismo debe ser así y sólo así, lo contrario esrevisionismo. Pues bien, ignoran por completo tanto las características suigéneris como los problemas a los que se enfrenta hoy la revolución socialista:proyecto advenido por la vía electoral; vinculado a las reglas de una nuevademocracia que busca superar el modelo democrático representativoburgués; con una correlación de fuerzas políticas nada desestimable; conun imaginario popular en su mayoría anclado en el fetichismo mercantil;con un modelo económico rentístico dependiente y una precaria culturadel trabajo productivo tras décadas de influjo paternalista-clientelar; conescasa, sino inexistente planificación económica; con condiciones demercado abierto y vibrante; con serias limitaciones tecnológicas y detalento humano; con el germen de la corrupción enquistado en casi todoslos ámbitos nacionales (público, privados y comunitarios); con agudas 84
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaindefiniciones programáticas respecto al socialismo por construir. Quienes propugnan la estatización generalizada olvidan los aprendizajesdel “socialismo real”; pretenden implantar un modelo ajeno a la realidadvenezolana; ignoran las especificidades históricas y asumen el cambio derégimen económico y cultural en términos administrativos; desconocen lateoría de la transición en la que un bloque contra-hegemónico desplaza a lahegemonía opresiva; no dimensionan las amenazas reales del imperialismoy el capitalismo global; no son capaces de asimilar que, por ejemplo, lasalianzas estratégicas en la Faja Petrolífera del Orinoco con transnacionalesprivadas y públicas obedecen a una visión de geopolítica internacional enaras de complicar el escenario de pretensiones imperialistas; son ingenuosal creer que con el cambio de dueño, las empresas nacionalizadas liberaránel trabajo objetivado; creen que únicamente con la autogestión obrera32 sefundan automáticamente nuevas relaciones sociales de producción. El socialismo bolivariano, en sus trazos iniciales, implica un modo deproducción fundado en relaciones sociales de producción liberadoras, unaplataforma superestructural (orden jurídico, político e ideológico) signadapor la solidaridad y la ética, un alto desarrollo científico técnico abocado a lademocratización del saber, el desarrollo llevadero de las fuerzas productivasvigentes y la incorporación del emprendimiento popular, la asociatividadhumana, su solidaridad, cooperación y complementación, la planificaciónparticipativa de la economía, el uso del mercado reglado como instrumentopara el intercambio, el control de los medios de producción estratégicos, ladelimitación social de los márgenes de ganancia, entre otras característicasque se van desgranando a lo largo de las secciones venideras. Si el objetivo central del socialismo bolivariano es el de satisfacer cadavez más las crecientes necesidades de la población, es de fundamentalimportancia en el período de transición expandir las fuerzas productivas dela sociedad para garantizar la base material necesaria de su sostenibilidadeconómica a largo plazo. Igualmente, generar y acumular riqueza fundadaen el trabajo, y con tales excedentes hacer una distribución justa y equitativaa favor del Desarrollo Humano Integral. Si en el capitalismo las relaciones sociales se basan en la propiedadprivada de los medios de producción y en la explotación del trabajador; laformación de los precios obedece a criterios más centrados en la oferta yla demanda que en el interés del colectivo y en las necesidades humanas;y los propietarios de los medios de producción se apropian de la totalidaddel excedente. El socialismo se basa en la propiedad social de los medios 32 Sin desmeritar la importancia y la alta significación de tal mecanismo de organización del trabajo. 85
  • Haiman El Troudide producción y circulación, en condiciones sociales justas y equitativas,para lo cual es necesario tener en cuenta los siguientes aspectos: a) Nuevas modalidades de propiedad o posesión de los medios deproducción. Caso de la propiedad social mediante la que las comunidadesorganizadas pueden disponer de los medios y recursos para llevar adelantelos procesos productivos que hagan sustentable su vida comunitaria y susubsistencia de largo plazo. Pero también la propiedad individual, colectiva,pública o mixta, puesta en función de lo social. b) Nuevas formas de división del trabajo. Todas las personas debenasumir el trabajo en condiciones de equidad, de seguridad y rumbo a lasuperación de la explotación. c) Compromiso con la eficiencia, la productividad y la calidad. El nivelde satisfacción de las necesidades sociales debe estar en función de ladisponibilidad, calidad y acceso a los bienes y servicios públicos, de todala población. Todo sistema emergente tiene que demostrar que los cambiosproducidos en las relaciones sociales y con la naturaleza, aseguran lasatisfacción de esas necesidades humanas. d) Gestión democrática de los procesos económicos. Todos lostrabajadores, individuales o colectivos, tienen igual derecho a participary protagonizar en la planificación y mandato de los procesos inherentesa su actividad económica, particularmente mediante la autogestión, lacogestión, las comunidades de aprendizaje organizativo y demás formasque la inteligencia colectiva, la innovación y el aprendizaje organizacionalpuedan aportar. e) Conciencia ecológica. La utilización racional de los recursosmedioambientales, el empleo de tecnologías no contaminantes… Como se aprecia, la Política Económica Bolivariana no ha de santificarcerradas ecuaciones relativas al régimen de propiedad. Parte de unadefinición más detallada a la plasmada en la Constitución Venezolanavigente (1999, enmendada en 2009), y se consustancia con el espíritu dela reforma constitucional planteado por el Presidente Chávez en 2007. Unarepresentación más llana de concebir las diversas formas de propiedadequivaldría a: 1. Propiedad Pública, la cual se subdivide en: a) propiedad socialindirecta (estatal, estadal y municipal); b) propiedad social directa (comunal,ciudadana); y c) posesión de una propiedad pública por parte de (unacomunidad, colectivo ciudadano organizado o individualidad), para suusufructo por un tiempo determinado. 2. Propiedad privada, conformada por: a) la propiedad individual delas personas (naturales o jurídicas); b) colectiva (cooperativa, ONG, fondosmutuales); y c) autogestionaria (propiedad pública cedida a los trabajadores) 86
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela 3. Propiedad mixta, delimitada por: a) propiedad pública (en todas susvariantes) y propiedad privada nacional, b) propiedad pública (en todas susvariantes) y propiedad privada o pública extranjeras. La especificidad del proyecto socialista bolivariano ha aprendido de lasexperiencias históricas del campo socialista, tanto de sus aciertos, comoerrores y omisiones. Tiene frente a sí el descomunal compromiso de nosucumbir ante la lógica capitalista y levantar vuelo de entre los escombrosde la lección aprendida. Sus instrumentos de política ameritan demostrarque las formas socialistas de satisfacción de necesidades superan concreces a las capitalistas. Tanto la PEB como las demás políticas de la revolución bolivarianaproyectan el desbordamiento del capitalismo33 Desbordamiento a partir deuna mayor eficiencia sobre la base de postulados de acción encaminadasa cubrir las necesidades sociales. El socialismo bolivariano del Siglo XXI,diferente del socialismo del siglo pasado, basado meramente en la prohibiciónde la propiedad privada y la producción particular de mercancías, debe sercapaz de satisfacer las necesidades populares conforme a sus deseos,impulsando nuevas relaciones de producción, asentadas en la primacíadel interés general y la justicia social, y sobre la base de nuevas formas depropiedad que tendrán que convivir con las capitalistas, al menos mientrasperdure la fase de transición, para demostrar finalmente su superioridadmaterial y moral en el medio plazo. La causa bolivariana por la transformación social está determinada porsu talante profundamente democrático y, por tanto, se mete en los espaciospolíticos y sociales por medio de elecciones y participación popular pacífica.Con la correlación de fuerzas existentes en Venezuela, bien la disidencia,o los millones que se han posicionado al margen de la revolución –y queen modo alguno, tal como lo caracterizó Fidel, son todos oligarcas- tienenderecho a encontrar también su espacio en la edificación del formatosocialista venezolano. Ganar a esa importante porción de compatriotas alproyecto socialista supone abrir el debate respecto a los temas inherentesa la economía, el desarrollo social y la organización política de la sociedadfutura. En suma, el socialismo renovado del Siglo XXI debe ser la resultantede un nuevo contrato social, debe ser lo que todos decidan que sea. No existe un recetario socialista por aplicar, por tanto se debe irconstruyendo su teoría y praxis de manera colectiva e inclusiva, porqueaún cuando subyazca la lucha de clases como telón de fondo, mientrasla revolución bolivariana siga proclamándose pacífica, la búsqueda deconsensos es un imperativo de primer orden. De tal forma que el modelo de desarrollo para la construcción plural del 33 Haiman El Troudi y Juan Carlos Monedero. “Empresas de producción social. Instrumento para el socialismo del siglo XXI.” 87
  • Haiman El Troudisocialismo debe orientarse a reequilibrar el peso en la estructura económicade las distintas formas de propiedad sobre los medios de producción yde los sectores, conformados por: empresas estatales (públicas y mixtas);empresas sociales (cooperativas y comunales); y empresas privadas,fortaleciendo de este modo la soberanía nacional, el poder popular,y el derecho democrático de todos los venezolanos y venezolanas alemprendimiento productivo en pos del desarrollo integral de la sociedad. Cuando la propiedad es monopolizada por el Estado, se corre el riesgo dereproducir la división social del trabajo o sustituir la explotación y enajenacióndel trabajo a manos de particulares por una nomenclatura funcionarial.Los trabajadores no son dueños de su trabajo, sino los funcionarios quecontrolan tanto la producción como el producto. Es decir, los trabajadoressiguen percibiendo salario a cambio de su trabajo. Bajo la propiedadpública (social indirecta) de los medios de producción, los trabajadoressiguen estando sujetos a una clase dominante y eventualmente deben serexplotados por ésta. Tal propiedad pública indefectiblemente se convierteen un programa de una clase media (administradora del poder político)propugnante de una forma modernizada y encubierta de capitalismo. La clase trabajadora en respuesta a tal circunstancia debe propugnarpor la propiedad autogestionaria en manos de los productores como únicavía para su liberación. No obstante, las enseñanzas de la autogestión y lacogestión yugoeslava son aleccionadoras34. Del mismo modo, si la revolución bolivariana ahora mismo se plantearael formato de nacionalización de todos los medios de producción, (producirdesde lápices hasta satélites, hojillas hasta fertilizantes) no existe certezaalguna de que no se reproduzca la explotación de la masa trabajadora, aménque no se han madurado eficientemente las experiencias de planificaciónde la producción, no se dispone de un sistema de cálculo socialista quebalancee producción y consumo, no se ha delimitado el modelo de gestiónproductiva al seno de las fábricas y empresas, no se cuenta con el personalsuficiente, capacitado tecno-políticamente para poner al frente de losprocesos gerenciales, no se controla el mercado (circulación de bienes ycapitales), no se ha tejido un sólido bloque regional para el intercambiode complementariedades, no se cuenta con un plan de industrialización,tampoco se tiene un sistema de producción de ciencia y tecnología en líneacon los requerimientos de inversión para la diversificación y el crecimiento,entre otras debilidades de orden estructural. Ponerse al día en los aspectos referidos supone un proceso demaduración (transición socialista). La impulsividad en este sentido esmala consejera. Sólo con el concurso de todos los sectores productivos 34 En referencia a Michael Lebowitz. “Siete preguntas difíciles: Problemas de la autogestión yugoslava” 88
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelanacionales (Estado, Comunidades organizadas, y Privados) se hallan lasrespuestas a los desafíos indicados. En tanto, discurre el tiempo histórico de la transición, en la esferaproductiva pública, la revolución tiene por delante la labor de delimitar losformatos empresariales en el socialismo bolivariano: 1. Empresas de Producción Social (privadas); 2. Empresas de Propiedad Social (públicas); 3. Empresas de Producción Socialistas (públicas estatales y comunitarias); 4. Empresas Comunales (comunales); 5. Cooperativas (privadas, comunitarias); 6. Unidades de Producción (públicas, privadas, comunitarias), etc. Transversalmente cada modalidad empresarial ha de apuntalarrelaciones de producción socialistas (con matices de diferenciación segúncada caso); y una organización del trabajo que supere la lógica capitalista dela alienación y la división del trabajo, tanto como la explotación del hombre.Para ello se requiere la preparación de un baremo referencial. Un EquipoPolítico Técnico bajo la tutela de la Comisión Central de Planificación (CCP)pudiera ser designado para tal fin, al tiempo que acompañe los procesosde constitución de las Empresas de Propiedad y Producción Socialistas yla transición de las Empresas Públicas Capitalistas de Estado en EmpresasSocialistas. Asimismo, la revolución en tránsito al socialismo debe ocuparse de laformación en valores socialistas y de la experticia técnica de la nueva oleadade gerentes y trabajadores de las diversas modalidades de empresas.Ocuparse de igual modo de la estandarización referencial (aplicaciónobligatoria) de los procedimientos de vinculación de las empresas con suentorno, atendiendo la dimensión social, política y económica de cadarealidad particular. La construcción de una propuesta socialista supone lainstauración de un nuevo modo de producción esencialmente socialista,a decir de Meszaros “la autogestión social coordinada”35 que supone latransformación de los patrones de comportamiento de los productores yde sus circunstancias, empleando para ello estrategias combinadas degestión social y autogobiernos populares. 35 István Meszaros. “Más allá del capital” 89
  • Haiman El Troudi La sociedad socialista del futuro ha de doblegar los influjos heredados dela vieja sociedad; así, por ejemplo, ha de enfatizar en la producción en tantointercambio de actividades determinado por las necesidades comunitarias ypor los fines comunitarios, tal como lo refería Marx, vale decir, una sociedaddonde no se intercambian mercancías sino actividades en función de lasnecesidades y los propósitos comunales. Si esa es una premisa validadapor nuestro modelo socialista, entonces, independientemente del régimende propiedad, hay que prefijar tal condicionante a las diversas modalidadesempresariales. De vuelta a uno de los aspectos más sustantivos del nuevo modo deproducción socialista, las relaciones sociales de producción, se observaque el modelo productivo ha de centrarse en dar respuesta primordial a lasatisfacción de las necesidades humanas. Para ello se han de plantear laprioridad de dos objetivos: 1. La construcción y potenciación de capacidades individuales, grupales, comunitarias y societales, de productores y consumidores para que la creación de riqueza se oriente a satisfacer, de manera sustentable, las necesidades básicas de toda la población. 2. La actividad económica organizada de manera que asegure a la vez, el desarrollo de las fuerzas productivas y el máximo desarrollo humano. En el período de transición al socialismo, la Política EconómicaBolivariana de cara a los objetivos arriba descritos ha de considerar: Socialización: la transición socialista debe orientarse a la superaciónde la dependencia del trabajo al capital, rasgo inherente a la formacióncapitalista, lo mismo que la mercantilización de la vida social, la divisiónsocial clasista del trabajo, la enajenación de los productores, etc. Para ellose deben impulsar procesos de participación consciente de los individuosy de la sociedad en la producción y distribución de los bienes y servicios. Relaciones mercantiles: la construcción del socialismo bolivarianoen el período de transición ha de basarse en una economía con mercadoregulado. El gran desafío del gobierno bolivariano se encuentra en impulsarla democratización y el control del mercado, en su orientación haciala superación de la contradicción capital-trabajo, de manera que sea eltrabajo y no el capital quien organice y dirija el proceso productivo. Nuevo modelo productivo: el proceso de construcción del socialismobolivariano parte de la realidad misma, de tal manera que la transformaciónde la economía venezolana se hace cargada de historia, saberes y distintosmodos de producción. El socialismo del Siglo XXI no debe ser el resultadode un modelo teórico que se aplique a la realidad, sino fruto de un conjunto 90
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelade estrategias de transición hacia una nueva sociedad, en el cual lodeterminante es el cambio de la realidad social en favor de las grandesmayorías. En tal sentido, algunas condiciones del nuevo modelo productivoson: la más amplia participación popular, directa e indirecta; y el pluralismode las formas de propiedad y de gestión. 91
  • Haiman El Troudi6. La precisión de los sectores económicos La Política Económica Bolivariana ha de asumir la creación heroicacomo eje articulador de su accionar. Desde la irrupción de las Misionessociales36, el afán innovador ha estado presente en casi todos los órdenesde la gestión pública revolucionaria. Prácticamente todo está impregnadocon la procura robinsoniana37 del inventar o errar. La fase actual (mixturaentre formas innovadores -bolivariana- de formulación y gestión de políticaspúblicas, Capitalismo de Estado, Socialismo de Mercado, y liberalismoeconómico heredado del metabolismo capitalista aún latente) está guiadapor la fundamentación heterodoxa de concebir al modelo económico comola interrelación sinérgica entre tres actores (Estado, Mercado y Comunidad),superando la hidráulica del cuánto Estado o cuánto mercado. Un sujeto social productivo emerge de las bases comunales y esvisibilizado tanto en el diseño de las políticas públicas, y en la legislaciónvigente, como en la participación activa en la toma de decisiones. Su praxisasociada a un ciclo de vida del poder comunal: organización, conciencia,diagnóstico, planificación, gestión y control, en pos de satisfacer susnecesidades reales. El Proyecto Nacional “Simón Bolívar” viabiliza la activación del triángulovirtuoso aludido y sienta las bases para la instauración de un modeloproductivo socialista, centrado en la creación de riquezas a partir del trabajopara la satisfacción de las necesidades humanas. Tal Proyecto propendea proyectar una situación futura en la que se equilibre la participaciónde los tres actores fundamentales de la economía. En la actualidad laparticipación en la composición del PIB de cada sector es abiertamentedesigual: Privados 65%, Público 31%, Economía Popular 4%. El sectorprivado aporta el 80% del empleo y subempleo. En la traza del Proyecto Nacional “Simón Bolívar” se inscribe la PolíticaEconómica Bolivariana, donde el Estado se reserva el control de lasactividades productivas de valor estratégico para el desarrollo del país y elDesarrollo Humano Integral. En tal sentido, fija, entre otras, las siguientesestrategias y políticas: 1. Mejorar sustancialmente la distribución de la riqueza y el ingreso 2. Expandir la Economía Social cambiando el modelo de apropiación y distribución de excedentes 36 Programas sociales cuya característica fundamental es la participación protagónica del pueblo organizado en los asuntos públicos para encaminar soluciones a sus necesidades más sentidas. 37 Samuel Robinson se hacía llamar Simón Rodríguez, uno de los maestros de Simón Bolívar. Fue él quien acuñó la frase “inventamos o erramos”. 92
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela 3. Fortalecer los sectores nacionales de manufactura y otros servicios 4. Asegurar una participación eficiente del Estado en la economía 5. Consolidar el carácter endógeno de la economía Desde la perspectiva de una transición socialista, cada uno de estossectores se ubica en una estrategia de desarrollo económico diferente,acorde al lugar previsto para cada uno en el nuevo proyecto de sociedad. Estaprevisión supone políticas específicas que modifiquen las desproporcionesexistentes hoy con respecto a: participación en el PIB; participación en elempleo; participación en el capital social; número de empresas; etc. Empresas Comunales- Populares Empresas Empresas de de Producción Propiedad Social Social-Estatal 93
  • Haiman El Troudi La participación de los distintos sectores en la estructura económica sedebe modificar en el mediano y largo plazo, a través de la aplicación de unconjunto de políticas al efecto -determinación de actividades productivas,proceso inversionista, formas de organización, escala, potenciación delos sujetos económicos, viabilidad política, etc.-. En cada uno de esossectores le corresponde a las entidades económicas o empresas públicas,sociales o privadas el desempeño de un rol particular en la transiciónsocialista venezolana. Para ello, es necesario definir y proyectar en el mediano y largo plazo,el crecimiento relativo y absoluto de cada sector hasta alcanzar lasproporciones requeridas, así como identificar los instrumentos que sedeben utilizar para su promoción. Como se observa, la apuesta estratégica de la Política EconómicaBolivariana intenta aproximarse a una participación equilibrada de todoslos sectores económicos en el acontecer productivo y comercial. Un actorinvisibilizado por la dinámica capitalista (la economía solidaria, comunal,popular) debe emerger del letargo impuesto. El fomento de su baseeconómica está determinado, tanto por la organización del trabajo comunaly la motivación productiva comunitaria, como por el fomento proyectadodesde el sector público y privado. Las distintas formas de propiedad sobre los medios de producciónadmitidos en la Carta Constitucional tanto como en la propuesta dereforma adelantada en 2007, dan lugar a los diversos sectores de laeconomía nacional, que tiene hoy distinto peso en la estructura económicavenezolana, a saber: Sector Rasgos distintivos Rasgos distintivos al día de hoy proyectados 1.Regulado. Escasa planifi- 1.Altamente regulado Ob- cación directiva; poca sub- jeto de planificación di- ordinación a las prioridades rectiva; subordinado a las del Plan. prioridades del Plan. 2.Basado en las formas de 2.Basado en las formas Público propiedad pública y mixta de propiedad pública y sobre los medios de pro- mixta sobre los medios de ducción y circulación; y en producción y circulación; y el trabajo asalariado. en el trabajo asalariado. 3.Relaciones sociales de 3.Relaciones socialistas de producción capitalistas. producción. 4.Apropiación social direc- 4.Apropiación social de la ta y privada indirecta de la plusvalía. plusvalía. 5.Pleno control de los me- 94
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela 5.Comprende actividades dios estratégicos; aso- económicas estratégicas, ciaciones mixtas en con grandes requerimien- determinadas actividades. tos de inversión, vinculadas 6.Articula a entidades del al procesamiento de las sector público, del social- materias primas básicas; y comunal y del privado, aquellas actividades dirigi- mediante la mutua demanda das hacia el forta-lecimiento de bienes y servicios. de las cadenas productivas 7.Sus entidades pueden de alta integración aguas estar gestionadas por abajo. Administraciones desig- 6.Articula a entidades del nadas al efecto, por sector público, del social- Consejos Cooperativos, o por comunal y del privado, me- instancias coges-tionarias. diante la mutua demanda 8.Participan activa y regu- de bienes y servicios. larmente en el mejoramiento 7.Gestión dirigida por fun- de las condiciones de las cionarias públicos. comunidades. 8.Participación coyuntural 9.Su principal producto en la atención de los pro- es el Desarrollo Humano blemas del entorno. Integral. 9.Su principal producto es 10.Nacen para suplir el bienestar social. una necesidad social en 10.Nacen a partir de un plan correspondencia con el de inversiones sectoriales. plan de desarrollo integral. 1.Baja regulación y planifi- 1.Regulado y objeto en buna cación indicativa. parte de la planificación 2.Basado en la propiedad indicativa. privada sobre los medios de 2.Basado en la propiedad producción y circulación; y privada sobre los medios de en el trabajo asalariado. producción y circulación con Capitalista 3.Relaciones sociales de condiciones y regulación de producción capitalistas. la ganancia; admite formas 4.Apropiación privada de la de cogestión obrera; amplia plusvalía; orientación al lu- vinculación con su entorno. cro particular. 3.Relaciones socialistas de 5.Comprende principal- producción. mente las actividades fi- 4.Apropiación colectiva de nancieras, manufactureras, la plusvalía, con arreglo de comercio y de servicios. al reconocimiento del 95
  • Haiman El Troudi 6.Alta dependencia de la trabajo ajeno y a favor renta nacional; escasa di- de la satisfacción de las ferenciación interna acorde necesidades sociales. a la magnitud del capital, 5.Comprende las acti- la escala de explotación, la vidades financieras, manu- actividad, etc., no se distin- factureras, de comercio y de guen claramente subsecto- servicios, integradas a una res. cadena de valor controlada 7.Escasa articulación a las por el Estado. entidades capitalistas de 6.Diversificación económica este sector con el sector con base a la soberanía público. productiva; alta diferen- 8.Sus entidades son gestio- ciación interna acorde a nadas por sus propietarios la magnitud del capital, la o administradores designa- escala de explotación, la dos. actividad..., etc., lo que 9.Poca vinculación con el permite distinguir sub- entorno. sectores. 10.Su principal producto 7.Articula a las entidades viene determinado por las capitalistas de este sector leyes de la oferta y la de- con el sector público. manda. 8.Administración designada 11.Nacen en pos de la ga- por los propietarios; en nancia. ciertos casos cogestión. 12.Su compromiso social 9.Participan activa se materializa vía impositi- y regularmente en el va; desarrollan acciones de mejoramiento de las responsabilidad social. condiciones de las comunidades. 10.Sus productos se ori- entan al bienestar social. 11.Nacen para suplir una necesidad social; la ganancia está asegurada por el equilibrio del mercado condicionado por el plan. 12.Materializan su com- promiso social en obras concretas, a través de la llamada OFERTA SOCIAL (aporte social a la comunidad aparte de la producción principal). 96
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela 1.Moderadamente regulado 1.Regulado y objeto en y con poca planificación in- parte de planificación dicativa. indicativa. 2.Basado en la propiedad 2.Basado en la propiedad colectiva sobre los medios colectiva sobre los medios de producción y circulación; de producción y circulación; y en el trabajo cooperado. y en el trabajo cooperado. 3.Relaciones sociales de 3.Relaciones socialistas de producción capitalistas. producción. 4.Apropiación colectiva 4.Apropiación colectiva de de la plusvalía (aunque se la plusvalía. constatan distorsiones). 5.Comprende princi- 5.Comprende relativamente palmente las actividades actividades de comercio y manufactureras, de de servicios. comercio y de servicios. 6.Baja diferenciación inter- 6.Baja diferenciación inter- na acorde a la magnitud del na acorde a la magnitud capital, la escala de explo- del capital, la escala de Cooperativo tación, la actividad, etc. lo explotación, la actividad, que también permite distin- etc. lo que también permite guir subsectores. distinguir subsectores. 7.Escasa articulación de las 7.Articula a las entidades entidades cooperativas de cooperativas de este sector este sector con el sector con el sector público. público. 8.Sus entidades son au- 8.Sus entidades son auto to gestionadas por sus gestionadas por sus miem- miembros y administradas bros y administradas por un por un consejo coope- consejo cooperativo (se ob- rativo. servan distorsiones). 9.Participan activa y regu- 9.Poca vinculación con el larmente en el mejoramiento entorno. de las condiciones de las 10.Su principal producto comunidades. viene determinado por las 10.Su principal producto es leyes de la oferta y la de- el bienestar social. manda. 11.Nacen para suplir 11.Nacen para atender una una necesidad social en necesidad colectiva y en correspondencia con el pos de la rentabilidad finan- plan de desarrollo. ciera y el beneficio social. 12.Materializan su 11.No están obligadas a en- compromiso social por tregar aportes específicos a medio de articulación 97
  • Haiman El Troudi la comunidad. comunal; ponen su es- tructura al servicio de la comunidad. 1.Moderado acompaña- 1.Acompañamiento no miento público; baja plani- tutelaje del protagonismo ficación indicativa. popular; sujeto a regulación 2.Productores mercantiles y planificación indicativa; simples de bienes y servi- cooperación del sector cios. Gestores de obras re- privado; nacen de la queridas por la comunidad. identificación popular de las 3.Propiedad estatal de los necesidades inmediatas. medios de producción y de 2.Productores simples de circulación; en ciertos ca- bienes esenciales; gestión sos propiedad delegada en de servicios públicos cooperativas comunitarias locales. (se observan distorsiones). 3.Propiedad comunal, en 4.Relaciones sociales de ciertos casos posesión producción pre-socialistas comunal, colectiva o aso- 5.Apropiación colectiva de ciativa, sobre los medios los productores delegados de producción y de cir- por la comunidad. culación. Social- 6.Comprende principalmen- 4.Relaciones socialistas de comunitario te actividades financieras producción. de base, de infraestructura 5.Apropiación colectiva local y servicios de deman- de los productores y co- da comunitaria. munitaria de la población. 7.Diferenciación por sus 6.Comprende principal- formas de asociación vo- mente actividades de pro- luntaria y de cooperación. ducción, financieras de ba- 8.Articula a las entidades se, y de servicios de deman- de la comunidad y con la da comunitaria. población. 7.Diferenciación por sus 9.Sus entidades son auto formas de asociación volun- gestionadas por los traba- taria y de cooperación. jadores asociados. 8.Articula a las entidades 10.Están comprometidas de la comunidad y con la socialmente con su entorno población. inmediato. 9.Sus entidades son au- 11.Su principal producto es to gestionadas por los la conquista de reivindica- trabajadores asociados. ciones comunales. 10.Están comprometidas 98
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela 12.Nacen a partir de una productiva y socialmente necesidad puntual de la co- con su entorno inmediato. munidad. 11.Su principal producto es el bienestar social. 12.Nacen para suplir una necesidad social en correspondencia con el plan de desarrollo. A tenor de lo expuesto, todos los sectores de la economía se constituyenobjeto de aplicación de nuevas relaciones sociales de producción, haciala sustitución de las relaciones de producción capitalistas, referidas a laadopción de nuevos patrones de organización del trabajo, lo cual demandaorientación pública y evaluación permanente del comportamiento de lasempresas públicas, las privadas, comunitarias y cooperativas (sobre estovolveremos en próximas secciones). 99
  • Haiman El Troudi7. El carácter popular del nuevo sujeto El tiempo de la revolución bolivariana, surgida contra el capitalismoneoliberal e imperial, se ha abierto al Siglo XXI. Y ello ha traído consigo laépoca de la sublevación de sujetos antaño enajenados. Son diversas lasexpresiones de rebeldía que, de a poco, vienen dando lugar a una nuevacultura que reivindica la esencia humana: la reconstrucción del sujetosocial. El sujeto social es aquel que logra asociar su experiencia real (vivenciaconcreta), su conciencia histórica (acumulado referencial) y su pensamientocrítico (conocimiento liberador) a su praxis emancipadora. “La sublevacióndel ente enajenado es, desde su inicio, vida social. El pensamiento críticoque deberá acompañarlo no podrá, en consecuencia, nunca, perder sucarácter viviente y social”38. El capitalismo deforma a los sujetos y de una parte los convierte enmercancías: les aísla, individualiza y enajena, objetiva al trabajo. De la otra,les convierte en “hombre económico”: sujeto ejecutante, no pensante;individuo propietario insaciable de sus intereses. Esta “organización” dela sociedad capitalista se funda en la denominada ética de los interesesmateriales, y configura a la postre una lógica autodestructiva, en tantolas instituciones que sirven de amparo a la propiedad individualizada, soninexorablemente negadas por el resto de la sociedad privada de su derechosen pos del aseguramiento de sus necesidades fisiológicas-existenciales.El ciclo de la lucha de clases se filtra por entre las fisuras de la legalidadburguesa y el pensamiento moderno; por su parte el capitalismo mantienesu pulsión reproductora. La PEB debe ir sustituyendo al sujeto enajenado por un sujeto social apartir de las convivencias socializantes de las comunidades locales (entornovital), las cuales invierten una buena parte de su esfuerzo colectivo en larecuperación o construcción de su identidad cultural territorial, así como enel desarrollo de su propia visión del mundo, a partir de su bagaje cotidiano,de su patrimonio y de sus satisfacciones, de sus esparcimientos y de susactividades laborales. Pero, para que la metamorfosis del sujeto enajenado se produzca, laPEB debe dotar al ser humano de herramientas fácticas orientadas haciala transformación de su entorno inmediato y al “bien común” del que noshabla Hinkelammert Cuando hoy hablamos de la vuelta del sujeto reprimido y aplastado, hablamos del ser humano como sujeto de esta racionalidad, que se enfrenta a la irracionalidad de lo racionalizado. En esta perspectiva, la liberación llega a ser la recuperación del ser 38 Salazar, Gabriel. “Transformación del sujeto social revolucionario: desbandes y emergencias” 100
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela humano como sujeto. Lo hace al enfrentar la acción según intereses calculados con el hecho, que hay un conjunto, en el cual esta acción parcial tiene que ser integrada en forma constante… El llamado a ser sujeto se revela en el curso de un proceso. Por eso el ser sujeto no es un a priori del proceso, sino resulta como su a posteriori… En este sentido, el ser humano es parte del sistema en cuanto actor o individuo calculante. En cuanto sujeto está enfrentado al sistema, lo trasciende. Esta respuesta es el bien común. Es propuesta o alternativa, que surge a partir del sujeto. Interpela al sistema, para transformarlo 39. Esa acción cultural, con sus propios mecanismos de producción yreproducción de conocimiento, permite que el sujeto social asuma unaposición frente al mundo, ya no como sujeto subordinado, sino como sujetosocial autónomo, capaz de establecer sus propios códigos y símbolosde comprensión del mundo para lograr así asumirlo de otra manera, sinintermediarios, sino a través de relaciones directas entre él y los demás, yde todos con el entorno. Sobre este aspecto escribió Marx: Toda emancipación es la ‘reducción’ del mundo humano, del mundo de las relaciones sociales, al ‘hombre mismo’…sólo cuando el individuo real recobra dentro de sí al ciudadano abstracto y se convierte, como hombre individual, en ‘ser genérico’, en su trabajo individual y en sus relaciones individuales; sólo cuando el hombre ha sabido reconocer y organizar sus ‘forces propres’ como fuerzas ‘sociales’ y cuando, por tanto, no desgaja ya de sí mismo la fuerza social bajo la forma de fuerza ‘política’, podemos decir que se lleva a cabo la emancipación humana40. La revolución bolivariana en vías hacia el socialismo del Siglo XXIpropugna la emancipación humana, para lo cual se ha de reconstruir unsujeto social capaz de fundir contenidos dialécticos sobre la cuestión dela existencia: (1) en la posibilidad histórica de un sujeto social que vivaen condiciones existenciales óptimas; (2) en el hecho histórico de haberperdido (ante la dominación del capitalismo mundial) esas condicionesexistenciales óptimas, con alienación grave de su naturaleza humanaesencial, y (3) en el imperativo humano de crear las condiciones sociales,culturales e históricas necesarias para subvertir la alienación y recuperar elcontrol y la integración de la naturaleza humana esencial. En este contexto, es sin duda fundamental que la revolución bolivarianaalineada bajo el paraguas de la PEB se plantee no sólo la cuestión de lapropiedad privada y la socialización de los medios de producción, sino,sobre todo, la recuperación del sujeto social o “genérico” (como preferíallamarlo Marx) del hombre mismo, superando todo rasgo individualista yegoísta. Esta tarea será realizable si y sólo si las comunidades organizadas 39 Franz J. Hinkelammert. “El sujeto y la ley. El retorno del sujeto reprimido” 40 Carlos Marx. “La cuestión judía” 101
  • Haiman El Trouditoman partido y elevan su conciencia social. Sobre esta base, la transición económica socialista en Venezuela tienesu mayor recurso y fuerza en la construcción de un nuevo sujeto popular,más consciente, organizado y combativo. A él le corresponde ser el principalactor en la creación de una nueva sociedad de ciudadanos más librese iguales, solidarios y participativos. Para ello, es fundamental conectarla elaboración e implementación de una Política Económica Bolivarianarumbo al socialismo con la consolidación del Poder Popular mediante elfortalecimiento de los Consejos Comunales, la creación de las ComunasSocialistas, y la constitución de su arquitectura productiva. Para la PEB, profundizar las formas de participación popular implicamayor protagonismo y capacidad decisiva en la medida de lo posibledel pueblo organizado, consciente y movilizado, en todos los procesosmedulares de la economía. Los defensores de las tesis liberales también desarrollan la categoríasujeto social, en este caso brindando mayor esmero al trasfondo valorativodel precepto capitalista y a la disposición de un marco de valores queabonen en la seguridad y permanencia de dicho orden. Su concepción del nuevo sujeto social propaga la generalidadindividualizadora del ser social, centrada en la perspectiva expuesta porHayek ...debe dejarse a cada individuo dentro de límites definidos, seguir sus propios valores y preferencias antes que los de otro cualquiera, que el sistema de fines de individuo debe ser supremo dentro de estas esferas y no estar sujeto al dictado de los demás. El reconocimiento del individuo como juez supremo de sus fines, la creencia en que, en lo posible, sus propios fines deben gobernar sus acciones, es lo que constituye la esencia de la posición individualista41. El carácter popular del nuevo sujeto exalta sin arreglos soterrados laesencia social del ser humano, la vocación trascendente de la convivenciacomo vínculo instintivo-racional en pos de la supervivencia de la todaespecie. Sentido común que ha procurado, desde los inicios de la historiahumana, la unidad de lo diverso. Unificación de fuerzas como salvoconductopara la prolongación de la existencia. La propuesta socialista hoy renovada, como crítica derivada de laactitud filosófica, reivindica la perspectiva anti-positivista y el particularismoanti-totalizador. Vale decir, frente al monopolio del saber, la castración deldebate, la intolerancia a la disidencia, y la conculcación democrática de lapoblación, confronta el ejercicio pleno de la democracia directa. A diferencia de los socialismos del Siglo XX, la democracia reside enun nuevo sujeto social colectivo que emerge de las propias dinámicashistóricas del ámbito donde se determina su especificidad: comunidades 41 Friedrich Hayek: “Camino de servidumbre” 102
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaorganizadas, trabajadores, campesinos, mujeres, ecologistas, teología dela liberación, estudiantes, etc.; no en una cúpula corrupta y burocratizadaque se abroga el control político de la sociedad bajo modalidades deintermediación, representación o “dictadura del proletariado”. La democracia de la calle, la democracia participativa y protagónica, lademocracia socialista del Siglo XXI, se asume como el sistema donde losciudadanos participan directamente en el proceso de toma de decisiones;sin menoscabo de ejercicios combinados de democracia directa conrepresentatividad. La democracia revolucionaria es el instrumento, a travésdel cual el pueblo se organiza en pos de un estadio de realización superior:el socialismo. En la mayoría de los casos, en tantos como sean posibles, la PolíticaEconómica Bolivariana ha de implementar dispositivos de acción yparticipación directa de la ciudadanía: delimitación de presupuestoslocales, municipales, estadales y nacionales; administración de entidadescrediticias tales como las unidades administrativas comunales; diagnósticoscomunitarios; formulación de proyectos, programas y planes; ejecución deobras; delimitación y administración de actividades productivas, etc. Del mismo modo, la PEB, guía de navegación económica para elsocialismo, entiende la democracia económica en términos del poderpopular, como la participación del sujeto social popular en los asuntosque tradicionalmente le eran ajenos: la gestión productiva liberadora. Deallí que interrogarse si es necesaria una “burguesía nacional bolivariana”equivaldría a asignarle a la clase burguesa la exclusiva capacidadempresarial para conducir el proceso de industrialización y las demásactividades productivas. Esto pudo ser cierto para la Revolución Industrialeuropea, pero no lo ha sido en Latinoamérica. En Venezuela no se le puedeatribuir a la burguesía existente el papel impulsor de las fuerzas productivas,por cuanto ha sido una burguesía parasitaria y dependiente, cuyo auge haestado históricamente vinculado a la renta petrolera y a los mecanismosinstrumentados para apropiársela, así como a su dependencia del capitaltransnacional. No se trataría por tanto, de apelar a la conformación de una nueva clasesocial burguesa “nacional-bolivariana”, sino de determinar cuáles son lascompetencias históricas de ésta que la Revolución requiere buscar o crearen el seno de su base social, en lugar de favorecer la reproducción deuna clase social burguesa dominante. No obstante, una Política EconómicaBolivariana podría explorar entre el empresariado pequeño o mediano,quiénes poseen las competencias exigidas por los planes de desarrolloeconómico y evaluar la posibilidad de establecer ciertas alianzas, sobre labase de su cooperación en proyectos específicos desde unas reglas clarasy, en su caso, en colaboración con el sector público y con el sector socialcomunitario. Como se ha dicho anteriormente, en la transición rumbo al socialismo 103
  • Haiman El Troudibolivariano del Siglo XXI todos los sujetos económicos participan en eldesarrollo de las fuerzas productivas. A cada cual se le ha de delimitar suámbito de actuación, el alcance y la cobertura del mismo. Todos debensaber su papel y reconocer la orientación de la política sectorial trazada porel Plan de Desarrollo Nacional, y se espera que actúen en consecuencia.El Estado debe constituirse en el garante del cumplimiento de tales fines, yparticularmente auspiciante del desarrollo de la economía social-comunal. Un marco referencial que permita identificar algunos instrumentos depolítica en aras de que cada uno de esos sectores (entidades económicaso empresas públicas, sociales o privadas) reconozca el desempeño de supapel particular en la transición, sería el siguiente: Equiparación de sectores En relación con la temática abordada, cabe un cuerpo de interrogantesfinales respecto a la delimitación del sujeto histórico de la revolución:¿Es la clase trabajadora venezolana el sujeto histórico de la revolución?,¿podemos pensar una revolución socialista sin la participación de lostrabajadores y las trabajadoras? 104
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela En el Siglo XXI, la revolución en fragua del socialismo es un hecho demasas, en tanto práctica de voluntad colectiva de poder antagónico al bloquehistórico hegemónico (dominante). En consecuencia, las heterogéneasexpresiones del bloque contra-hegemónico (poder obrero y popular) han delevantarse sobre la base de sus referentes autónomos (sindicatos, consejosde trabajadores, centros estudiantiles, consejos comunales, movimientosfeministas, etc.), y desde allí tejer las redes organizativas sinérgicas y auto-referenciadas de la clase popular. Esta dinámica posibilita el avance en ladireccionalidad estratégica delimitada, al coadyuvar en la coordinación y launidad de las organizaciones fragmentadas y dispersas. Pasan los diversoscolectivos (trabajadores, comunidad organizada, estudiantes, campesinos,mujeres, LGTB, afro-descendientes, indígenas, personas con discapacidad,etc.) a ser un conjunto armónico, y dejan de ser mero auditorio, “masa demaniobra”, para ser sujeto histórico de la hechura revolucionaria. 105
  • Haiman El Troudi8. Superación de la dicotomía clásicaEstado-Mercado. La participación productivacomo arista de un triángulo virtuoso Recuérdese el viejo debate: 1) Argumento liberal burgués: “tantomercado como sea posible, tanto Estado como sea necesario”, refinadadoctrina auspiciante del cuanto más mercado mejor. 2) Argumento dela transición al “socialismo real”: “¡Extender el poder del Estado, reduciral mercado!”, consigna auspiciante del Estado regulador, dirigente,distributivo, desburocratizado. De un lado o del otro, detractores y defensores han pretendido sostenery/o reeditar un debate amplificado desde las declaratorias de muerte, alinsistir que la antinomia Estado vs Mercado es insalvable. Tal disyuntivaha permeado las interpretaciones sobre la economía y en casi todas laslatitudes invade los umbrales de la política. Este hecho fue denominadorcomún de la contradicción de clases en el siglo pasado y se proyecta aeste tiempo. La disyuntiva se ha enardecido producto de los aparentes fracasos deambas concepciones en oposición. Las disquisiciones de las prácticasdel ejercicio estatistas o pro mercado propendieron a simplificar lascontradicciones sustantivas en el interés de declarar la supremacía deluno sobre el otro. Tal circunstancia ha imposibilitado la elaboración, sinoobtención de mecanismos complementarios a ambas concepciones. Losrelatos históricos descritos por cada lado adjudicándose triunfos en laaplicación de su ecuación han propiciado interpretaciones sesgadas, y enconsecuencia, poco valor científico en el cotejo. La experiencia latinoamericana ofrece un movimiento oscilante entrepolíticas proteccionistas y neoliberales. En la Venezuela de la cuartaRepública el reflejo de ello se desprende del análisis de las relacionescoyunturales entre el gobierno de turno y el empresariado nacional. Elprimero, sometido a las determinaciones de los organismos del capitalismoglobal y el segundo, (altamente politizado), en busca del amparo paternalrentístico estatal. La coyuntura actual latinoamericana ha cambiado. Podría decirse quese ha desamarrado la camisa de fuerza personificada por el Consenso deWashington y sus variopintas maneras de introducir reformas a los mercados.Corrientes progresistas, anti neoliberales, han irrumpido con vigor en laesfera del control político de la mayoría de los países latinoamericanos ycaribeños. El estatismo con diversos matices ha reaparecido en mayor omenor grado de acuerdo con las características y posibilidades de cadanación. No se trata de un retorno puro y lineal. Un rasgo particular en casi todoslos casos es la búsqueda de nuevos mecanismos de equilibrio, examinandoformas diversas y más beneficiosas de intervención del Estado en función de 106
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaapalancar un mejor funcionamiento del merca¬do. Entendiendo al mercadono como agente ordenador de la economía, sino como instrumento puestoal servicio de las personas y del plan de desarrollo nacional. La PEB ha de resolver el dilema en cuestión, y fijar posición clara.Habrá de caracterizar la participación del Estado en la economía ydelimitar los mecanismos para enmendar las insuficiencias del mer¬cado,democratizando su metabolismo, regulando su funcionamiento, ymoralizando su papel auxiliar en la esfera de la circulación y el cambio.Estas ideas se profundizan en secciones posteriores. Lo cierto es que ni el Estado ni el mercado son infalibles y perpetuos,erigiéndose al final de la conflagración uno por encimo del otro comoopción única; lo único perdurable en el tiempo son sus instituciones. De tal suerte que el Estado ha de puntualizar un acumulado dedisposiciones y reglamentaciones ordenadoras de su actuación interventora.Su sostenimiento y el desarrollo nacional dependen en grado sumo dela eficacia de las instituciones económicas y políticas que disponga. Alrespecto, Pradhan fija tres componentes institucionales básicos paraoptimizar las ca¬pacidades del Estado, a saber: 1) Limitaciones y normas (…); 2) Voz y participación para las empresas y la sociedad civil en las actividades del Estado; y 3) presiones competitivas a través de la competencia en la selección del personal que se desempeñará en cargos públicos y un régimen de ascensos para formar una burocracia profesional y motivada42. El desarrollo de la capacidad institucional estatal no es indicativo de sutamaño, ni su control sobre medios estratégicos de producción, ni al valorde tales activos, sino a la estabilidad de sus cimientos institucionales y lacalidad de su conglomerado funcionarial. Por su parte, el desarrollo de lacapacidad institucional del mercado está asociado con la democratizaciónplena de la información entre todos los agentes económicos, sociales ypolíticos. Lo anterior sólo es posible si se produce un adecuado acoplamientocientífico-técnico del Estado al mejorar el funcionamiento discriminador yoprobioso del mercado por vía del cálculo económico socialista. La oscilación pendular de los argumentos a favor o en contra, de uno uotro extremo (Estado – Mercado), advenido el siglo XXI, carece de validez.De un tiempo para acá, (tras el desplome neoliberal y la derrota del consensode Washington) se ha producido un reacomodo táctico, particularmenteen países de Latinoamérica con gobiernos progresistas43, a favor de unrol activo de los gobiernos en la dirección del desarrollo nacional. No 42 Sanjay Pradhan. “Improving the State’s Institutional Capabili¬ty” 43 Incluso las políticas keynesianas adoptadas como respuesta a la crisis económica mundial por parte del presidente Obama, son blanco de ataque de la derecha radical norteamericana, al asociarlas con medidas de corte socialista. 107
  • Haiman El Troudiobstante, prevalecen los señalamientos en lo relativo a la efectividad de lasactividades del Estado, lo que traslada el debate al plano de la eficiencia yefectividad del Estado. Situado el contexto, la revisión de la tendencia actual reporta cambiossustanciales en el andamiaje institucional político, social y económico,encauzado al establecimiento de diseños de mutua reciprocidad no sóloentre los dos extremos dicotómicos, sino entre éstos y el conjunto dela sociedad históricamente marginada por ambas partes: los sectoressociales-comunales como sujeto económico. Es preciso renunciar (en el caso de los socialistas bolivarianos) a laarrogancia de creerse los únicos, en la historia humana, capaces de instituirun régimen estatista perfecto. Del mismo modo, deben deslastrarse (losliberales, moderados o capitalistas) del dogma secular del mercado comoespacio insustituible para el equilibrio de la oferta y la demanda. Sobreese común punto de partida sería posible estremecer las raíces al árboldel progreso nacional, impactado por la acción acompasada de todos lossectores intervinientes en la esfera económica. Las comunidades organizadas, conscientes y movilizadas en tanto sujetohistórico de la revolución, participante protagónico, poder constituyente delnuevo orden, rompen la bipolaridad imperante entre el Estado y el mercado,y se incorporan como tercera arista en una suerte de triángulo virtuoso. LaPEB, cual espiral ascendente, succiona lo sustantivo y reivindicable de labipolar diatriba, convirtiendo el claroscuro en un triángulo virtuoso (Estado,Mercado, Comunidad). Para promover tal intencionalidad hay que reformular el papel delEstado y de las comunidades organizadas como delegados del interéspúblico. Se ha analizado la experiencia tanto del socialismo real comode la socialdemocracia y se ha concluido en la necesidad de poner fina los Estados ultra estatistas-centralistas para superar las distorsionestotalitarias, clientelares, burocráticas y de corrupción. Lo propio se ha dichodel neoliberalismo privatizador, ineficiente y amplificador de la exclusión yla explotación. Trascender el dilema Estado contra mercado sólo es posible mediantela implementación de políticas públicas contra hegemónicas, en la que elEstado asume un rol de interventor-asegurador de que las necesidadessociales materiales e inmateriales (incluida la cultura, la información,el esparcimiento, la ciencia y la innovación) no se sometan al provechomercantil. Esta visión compartida del desarrollo integral, Estado-mercado-comunal,es predominantemente política y, en suma, soporte de la razón económica.Una comunidad organizada, consciente y movilizada es el motor propulsorde los derechos ciudadanos, condición sine qua non de la democracia.Sólo la organización de la base social empuja la transformación del Estado,y la supresión del clientelismo político por un sistema de provisión y 108
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaaseguramiento de derechos. La Política Económica Bolivariana reivindica la asimilación de que existencapacidades públicas, capacidades privadas y capacidades populares, yque además es posible desarrollar concordancias, complementariedadesy beneficio mutuo entre estos sectores, y en provecho de las mayorías.La PEB reconoce que el Estado no cuenta con capacidades ilimitadas, ypor tanto no tiene necesariamente que hacerlo todo; además existen áreasdonde la comunidad organizada o el emprendimiento privado lo hace mejor.Y por tanto, la asociación público-privada-comunal es viable. Siendo así, es una asignatura pendiente de la revolución bolivarianaprofundizar las formas de participación popular. Participación protagónicadel pueblo soberano en todos los procesos medulares -políticos,económicos y sociales- para la maduración socialista. El Poder PopularLocal como base política de esa participación, los Consejos Comunalessu marco organizacional, las Comunas su concreción gubernamental, y elemprendimiento popular la realización trascendente del trabajo liberador. A manera de conclusión, se exponen las opiniones de Chávez sobre eltema abordado en el presente epígrafe: la democratización de la economía es uno de los lineamientos fundamentales del proyecto de gobierno… nosotros no negamos el mercado, sería como negar el sol, lo que sí nos negamos es a la tesis neoliberal, de que el mercado debe imponer sus reglas y que el Estado no debe tener ninguna actividad en lo económico… Esa es, precisamente, la trampa del neoliberalismo, la del Consenso de Washington, que los Estados nos reduzcamos a nuestra mínima expresión, para que las leyes del mercado se impongan y lograr los grandes designios de la especie humana… el Estado debe participar de manera activa en la economía y eso es lo que estamos haciendo hoy, para darle forma en una alianza entre el Estado, el sector privado productivo y un elemento que va más allá del Estado y el mercado, que es fundamental y que es la comunidad, con la participación comunitaria en el proceso económico44. 44 Hugo Chávez, abril 2005, durante el acto de entrega de certificados de compromiso a los representantes de cooperativas y PYMES, que participaron en la V Rueda de Negocios del Estado venezolano. 109
  • Haiman El Troudi9. Políticas diferenciadas según el tipo depropiedad, emprendimiento y sector económico Como parte del proceso de reequilibrio del papel de los sujetoseconómicos rumbo al socialismo bolivariano, la Política EconómicaBolivariana debe proyectar el peso relativo que alcancen las distintasformas de propiedad y organización empresarial en los distintos sectoresde la economía nacional, como resultado del proceso de socialización dela economía. Una aproximación del tipo de propiedad y empresa por sector de laeconomía podría ser: 110
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela La situación actual engloba relaciones sociales de producción basadasen la explotación y enajenación del trabajo asalariado. En la proyecciónfutura se aspira a superar tal distorsión; el formato empresarial capitalistaasume patrones de gestión y compromiso social acoplados al modelosocialista bolivariano (cambian su concepción de empresas capitalistaspor el formato de Empresas de Producción Social). La lógica capitalistaimperante en el entramado empresarial venezolano cambia sus resortesparadigmáticos del lucro, lo privado es un componente más de una nuevaarquitectura estructural centrada en la satisfacción de las necesidadestangibles e intangibles y en la realización humana. El desarrollo económico y social de estas diferentes esferas o conjuntosempresariales supone políticas diferenciadas para cada uno de ellos. LaPolítica Económica Bolivariana debe tener en cuenta: A. El papel de las empresas públicas como locomotoras de la economía política del país. Para ello se deberán desempeñar como: el centro de los nuevos polos o proyectos de desarrollo territorial; la cabeza de cadenas productivas con alto contenido integrador; y el ente articulador de los demás sectores. Corresponde a Petróleos de Venezuela Sociedad Anónima (PDVSA) el papel de vanguardia en esta estrategia. B. Las diferencias de capital y escala entre las empresas capitalistas, que pueden ser clasificadas en grandes, medianas y pequeñas empresas. Las pequeñas y medianas empresa del sector deben ser objeto de una política diferenciada orientada a su articulación con el sector público y social comunal. El fomento de la economía productiva debe tomar en cuenta la experiencia acumulada por los pequeños productores agrícolas e industriales. En este sentido, se debe considerar la posible vinculación de pequeños y medianos empresarios a los proyectos de desarrollo nacional y territorial, considerándolos potenciales aliados del proyecto socialista bolivariano. C. La definición, promoción y organización de las empresas comunales como el sector emergente de la nueva economía socialista y base del desarrollo local y territorial. D. La clasificación de las cooperativas con base a la organización del trabajo y al cumplimiento de sus fines sociales. Ello supondrá un tratamiento diferenciado por parte del Estado. Por otra parte, cada uno de estos sistemas empresariales plantearáretos y problemas específicos, tales como: • La articulación de las empresas en cadenas productivas o redes de intercambio. • El modelo de organización empresarial predominante, definiendo el carácter de la empresa, así como de las unidades subordinadas que la 111
  • Haiman El Troudi integran. • El nivel de subordinación de las empresas: nacional, regional, estadal, municipal o comunal. La ratificación o revocación de las actuales adscripciones de empresas. • Los objetivos y mecanismos de socialización de la gestión. El desarrollo económico y social, así como el institucional, se deben orientar a la realización de estos objetivos de socialización, teniendo en cuenta, entre otros: los derechos económicos y sociales, el tipo de propiedad y de gestión, la apropiación del excedente, la participación de los productores directos y la integración en cadenas productivas y en redes de intercambio socialistas. La aspiración de convertir a Venezuela en una potencia sólo puedematerializarse en la medida en que se logre un consenso activo en lapoblación, y se focalicen las fuerzas productivas de todos los sectoreseconómicos en dicho objetivo. Hacerse potencia desarrollada con enérgicavocación social amerita identificar los trenes productivos a impulsarprioritariamente. Cadenas de valor con alta integración de procesoscorrectamente alineados con el modelo de desarrollo asumido. Un listadopreliminar de dichas cadenas vendría dado por: 1. construcción de viviendas, 2. metalmecánica, partes y piezas, y en general producción de bienes de capital aguas abajo de la industria siderúrgica y del aluminio, 3. agroindustria para el provecho humano y animal, 4. industria automotriz y ferroviaria para carga y transporte, 5. petroquímica, e industria de los fertilizantes, 6. industria naval y portuaria, 7. generación eléctrica, a partir de petróleos extra pesados. El Estado es el principal auspiciante de la transición al socialismo.Sobre la base de la caracterización de la realidad presente, el GobiernoRevolucionario debiera diseñar e implementar nuevas políticas públicasdirigidas al contexto empresarial, tales como: 1. Plan especial y permanente de formación tecnopolítica de trabajadores, gerentes y funcionariado público. 2. Participación de los trabajadores en la gestión. 3. Reestructuración de la jornada laboral. 4. Vinculación con el entorno organizado (Consejos Comunales, Comu- nas, Núcleos de Desarrollo Endógeno (NUDES), etcétera). 5. Contabilidad auditable por la contraloría social de trabajadores. 6. Contraloría pública que garantice la rentabilidad social de las em- presas. 112
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela 7. Desde el sector público, contratación de servicios y adquisición de insumos preferentemente y siempre que sea posible a EPS y cooperativas nacionales. 8. Política de compras de insumos nacionales, aún cuando ello suponga mayores costos, acompañándolo de exigencias de incremento de la productividad social. 9. Destino de un considerable porcentaje de las ganancias a la in- vestigación y al desarrollo, así como a mejorar la calidad de vida de los trabajadores y del entorno inmediato de la empresa. 10. Desarrollo de programas de responsabilidad social. 11. Democracia directa en la organización interna del trabajo (revocabilidad del mandato, rendición de cuentas, rotación de funciones…) 12. Orientación de la producción en función de la satisfacción de nece- sidades, no para alimentar voracidades consumistas. 13. Fomento de redes de distribución y comercio justo. Ahora bien, sin olvidar que el proyecto socialista responde a la lógicaeconómica de la satisfacción de necesidades y el Desarrollo HumanoIntegral, existen interrogantes que deben ser consideradas en el períodode transición ¿Cómo deben funcionar las empresas del Estado en latransición? ¿Qué se espera de las empresas capitalistas? ¿Qué tipo depolíticas debe el gobierno implementar para estimular la generación deempleos en la producción privada de empresarios y cooperativistas?¿Cómo se enfrenta el problema de la productividad y el de los incentivosen un modelo socialista? La manera de incorporar nuevas políticas socialistas varía según elsector de la economía y su correspondiente modalidad empresarial. En elcaso de las empresas estatales, estas políticas se introducen por mediode orientaciones desde arriba; indicación de metas a alcanzar segúncondiciones específicas. A las empresas populares y comunales a travésde programas de acompañamiento, asistencia y financiamiento. En elcaso de las empresas privadas capitalistas y las cooperativas, que, porsu lógica, maximizan respectivamente a las ganancias o a los ingresospor trabajador, se introducen estas políticas por medio de una mezcla deincentivos y sanciones. Para apalancar las políticas descritas y promover cambios en lasrelaciones de producción en todos los casos citados, se amerita adelantaracciones generales y específicas. Empresas estatales: auspicio de experiencias piloto de cogestiónsin que ello suponga necesariamente participación accionaria de lostrabajadores; fomento de los Consejos de Trabajadores; articulación conlas comunidades a fin de determinar y superar necesidades; mejora de laadministración y derrota del burocratismo. 113
  • Haiman El Troudi A la fecha, la mayoría de las empresas del Estado venezolano se rigenpor patrones mercantiles, tanto en sus mecanismos de producción, comode distribución y de consumo. Su lógica se centra en la ganancia individual(pública) y no en la ganancia social. Sus relaciones sociales de producción se basan en estructurasfordistas-tayloristas; la contabilidad y los procesos administrativos siguenenclavados en la lógica de la rentabilidad productivista sin saldos sociales;la producción no se planifica en función de la satisfacción de necesidadeshumanas; la vinculación con el entorno es casi nula; la articulación entreellas o con los otros sectores de la economía es de poca profundidad. Bajoel esquema de la división del trabajo se reproducen prácticas autoritariasy se atesoran privilegios para las jerarquías. En el marco de la PEB, lasempresas estatales se ocuparían del aprovechamiento de los recursosestratégicos de la nación en pos del aseguramiento de la redistribuciónequitativa de los excedentes, con énfasis en mejoras populares ydisminución de la desigualdad, indicadores claros que afirman el avancereal del proyecto socialista. En este sentido, debe darse una delimitaciónclara del inventario de recursos estratégicos que el Estado se reservará,a fin de despejar expectativas respecto a la propiedad en determinadossectores de la economía. Tema que se tratará en otra sección. Es indudable que el Estado, por su importancia, y también por susdebilidades históricas, sigue formando parte tanto del problema como de lasolución. La debilidad de la clase empresarial venezolana, incapaz de invertir(por el contrario, estimulada por la idea de rápida generación de riqueza,comúnmente asociada a actividades como la especulación financiera,importaciones, ventas al Estado, contrataciones de obras públicas,etcétera), no siempre es cubierta con un Estado poco acostumbrado asalirse de su papel de gestor de la riqueza petrolera. La desinversión seconvierte así en un problema. La razón capitalista inhibe los emprendimientos particulares enáreas poco lucrativas y de elevado riesgo; desde las lecturas liberales,comúnmente se deja en manos del Estado tal tipo de operaciones. Para elSocialismo del Siglo XXI, la eficiencia se mira con lentes propios, por ello,es absolutamente necesario que el Estado invierta en áreas poco atractivas(visto con fines de lucro) pero también lo hagan comunidades y comunasa las cuales se les ha transferido la propiedad de determinados mediosde producción. Así mismo, los privados podrían participar de este tipo detareas como parte de sus políticas de corresponsabilidad social. Empresas privadas: los privados se pueden o no adherir a la modalidadsocialista en sus relaciones de producción y en su lógica de acumulación ariesgo de quedar proscritos por la inminente realidad social y política del paísen transformación. Es papel del Estado en tiempos de transición hacer usoracional y eficiente de su capacidad instalada, bien para incentivar inversión 114
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaparticular, como para romper estructuras monopólicas y oligopólicas. Si enel mercado prima la competencia, en el Estado socialista debiera primar laeficiencia social. Hasta la fecha, el sector privado se ha beneficiado con el uso deincentivos públicos a propios y extraños, sin que medie criterio algunode selección. Empresas visiblemente opuestas no sólo al gobierno, sinoal sistema de transformaciones nacionales, han resultado favorecidasdirecta o indirectamente por exoneraciones arancelarias, créditos blandos,exoneración de impuestos, compra de sus bienes o contratación de susservicios por parte del Estado, suministro de divisas al tipo de cambiooficial, financiamiento de maquinaria, capital de trabajo, equipos y materiasprimas, etcétera. Tal arsenal de incentivos deben ser empleados para ordenar laparticipación del sector privado. Aquellos empresarios dispuestos a asumirla agenda socialista deben cumplir con una serie de compromisos paraacceder a los estímulos estatales. Quienes se nieguen quedan relegadosa su actividad mercantil y reciben del Estado un trato conforme a lalegalidad vigente (no necesariamente afable y cordial, ni mucho menospreferencial). Para el caso del sector privado, las empresas capitalistas deben dereformatearse en (EPS) Empresas de Producción Social45. Esto es, laactividad privada contribuye corresponsablemente con la SoberaníaProductiva Nacional, cumple con un conjunto de prerrequisitos dispuestospor el Estado, y en esa medida puede acceder a incentivos que éste ofrece,al tiempo que se adapta al formato de nueva organización socioeconómicaenunciada por el socialismo bolivariano. Si bien las EPS son dueñas de ciertos y determinados medios noestratégicos de producción, se comportan bajo una lógica solidaria,ganando lo razonable y colaborando con el Estado y las comunidadesen la instauración de una sociedad justa, inclusiva e igualitaria. No sonempresas cuyo único fin es la acumulación desmedida, tienen concienciasocial, organizan su actividad corporativa en función de los requerimientosde las mayorías. En las delimitaciones de la Política Económica Bolivariana, debenperfilarse los rasgos característicos que toda empresa capitalista privadadebe ir incorporando progresivamente, los nuevos atributos funcionales 45 En 2005 el presidente Chávez formuló la propuesta de las Empresas de Producción Social “EPS”. Posteriormente el término fue matizado en dos vertientes diferentes: Empresas de Propiedad Social “EPS-2” y Empresas de Producción Socialista “EPS-3”. En franca alusión a los emprendimientos estatales y comunales. Las Empresas de Producción Social originarias, a decir del autor, son el instrumento empresarial por excelencia a adoptar por los privados para su inserción al proyecto socialista. 115
  • Haiman El Troudiy organizativos en razón de su reformateo o conversión a Empresas deProducción Social (EPS). Una aproximación a los rasgos característicos deesta modalidad empresarial pudieran esquematizarse como sigue, segúnlo expuesto por El Troudi y Monedero 1. Responsabilidad Social Empresarial: los empresarios disponen obras sociales en beneficio de la comunidad; 2. vinculación con los problemas del entorno: coadyuvan a la organización social y en la búsqueda de soluciones, articulación con los Consejos Comunales, etcétera; 3. producen para satisfacer necesidades sociales no para vender por vender e incrementar sus ganancias: no estimulan el consumismo de productos innecesarios o suntuosos, se concentran en la manufactura de los artículos fundamentales para el sustento humano; 4. distribución de los excedentes entre los propietarios de las empresas, sus trabajadores y la sociedad: no se enriquecen a expensas de la explotación del trabajo ajeno, sino que comparten los márgenes de ganancia; 5. disminución de los beneficios particulares y aumento de los beneficios sociales: ganan lo suficiente y reducen los costos de las mercancías al mínimo, en beneficio de la población; 6. tejen relaciones de Comercio Justo: rompen las cadenas y las roscas de la distribución y la especulación, al intercambiar mercancías con la menor intermediación posible; 7. se incorporan en los planes de formación de los trabajadores y trabajadoras: ayudan en la elevación de su cultura y conciencia; 8. fomentan relaciones de democracia directa a lo interno de los centros laborales: elección de representantes y administradores, rendición de cuentas, contralorías de trabajadores, revocabilidad de mandatos; 9. lo que producen se rige por los principios del valor de uso de la mercancía: no se produce por el valor comercial de determinados productos, amén de que la rentabilidad empresarial no riñe con la calidad, producción con cifras azules; 10. da una remuneración digna y regular a sus trabajadores: a cada cual según sus necesidades y trabajo; 11. destinan la producción entre quienes más la necesitan: se incorporan desinteresadamente en Planes de Protección Social para quienes están en condiciones de extrema exclusión y miseria; 12. tienen un compromiso ecológico con el medioambiente y con las generaciones futuras; 13. se articulan con los Planes Gubernamentales de Desarrollo tales como los Núcleos de Desarrollo Endógeno, los Presupuestos Participativos, los Gabinetes Móviles…; 14. fomentan y/o tutelan nuevas empresas, cooperativas o asociaciones productivas sin ánimo de lucro y sin que medien intereses; 15. asumen nuevos protocolos de atención al público: trato digno a los trabajadores, clientes y en general a todas las personas, superación de las prácticas burocráticas clientelares y el mal trato al que nos mal acostumbró la Cuarta República46. Los órganos de la administración pública, responsables de la relacióndel Estado con las empresas capitalistas, han de diseñar un sistema deseguimiento, verificación y control para garantizar el cumplimiento detales compromisos. La inobservancia de tales prerrogativas comportauna indisposición en los emprendedores privados por incorporarsevoluntariamente en el circuito de las transformaciones nacionales. No 46 Haiman El Troudi, Juan Carlos Monedero. Ibídem. 116
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaobstante, como se ha insistido, quien no esté interesado en reformatearseno debe aspirar a obtener incentivos públicos, y en ese sentido tienenque someterse a la opinión pública nacional, cada vez más consciente ymovilizada en función de construir la propuesta socialista. Pero, ¿qué razones pueden motivar a un “próspero empresario” dela economía capitalista para migrar a una forma socialista tipo EPS? Sepueden afirmar que existen tres argumentos: i. Por una convicción racional de que la inclusión social construye sociedades más armónicas que, en última instancia, hacen la vida más placentera. ii. Por ideología (que asuma la igualdad como una exigencia ligada a la dignidad humana) o por convicciones religiosas (si todos somos hijos de Dios, ¿por qué vidas tan extremadas?) iii. Por presión popular. Por otra parte, y como determinación de política pública, la PEB hade poner trabas al capital internacional no productivo al tiempo que seincentive el capital productivo nacional. Así mismo, dentro de las políticasde tratamiento que el Estado ha de adelantar con los privados, se debieraprestar especial atención a dos sectores en particular, cuya dinámicaespeculativa ameritan un urgente control gubernamental, a saber, la bancay el comercio importador. En relación a la banca, la orientación central entiempos de transición se circunscribe a las ideas de: a) fortalecer la bancaestatal, b) maximizar la intermediación crediticia; en cuanto a comercioimportador: a) como apuesta estratégica la sustitución de importaciones,b) establecimiento de presupuesto de divisas y un sistema de preciosreferenciales internacionales. Sobre la banca y el comercio se tratadetalladamente más adelante. La somera revisión del escenario empresarial venezolano hace visiblesal menos tres grandes conjuntos, 1) por una parte aquéllos que se niegana cualquier tipo de cambio y dificultan el rumbo de las transformacionesnacionales poniendo obstáculos en el camino, 2) están también quienes,sin tener esa mala voluntad, necesitan más datos que les permitan tomaruna decisión racional en la nueva dirección, 3) quienes ya están dispuestosa caminar en la perspectiva socialista. En el contexto del régimen de propiedad mixto planteado en la ideabolivariana para el socialista del Siglo XXI, la PEB ha de delimitar las pautasde actuación esperadas de cada uno de los actores intervinientes en eldesempeño productivo nacional: Estado, Comunidades Organizadas yEmprendimientos Privados. Cada cual ha de poseer por así decirlo, más alláde su compromiso social y del cumplimiento de las regulaciones vigentes,la cartilla contentiva de las reglas del juego que le corresponde asumir. 117
  • Haiman El Troudi Cooperativas: las cooperativas, nacidas dentro del capitalismo, entanto formas de organización caracterizada por la propiedad privadacolectiva, son el sistema de trabajo llamado a sustituir el régimen de trabajoasalariado del propio capitalismo. Estas modalidades de “autogestión administrativa” por su estructura yfuncionamiento, pueden trabajar bajo cualquier sistema económico, políticoy social. No obstante no hay lugar a dudas en cuanto a que constituyenun avance en relación a la propiedad privada individual. Como se sabe,su constitución nace a partir de la unión de un colectivo para satisfacernecesidades individuales, comunitarias o ambas. Particularmente, puedenser de gran utilidad para el desarrollo de actividades productivas depequeño calado y para la prestación de servicios. De un tiempo para a acá, existen dos fuertes tendencias en lasgrandes corporaciones y holding industriales capitalistas por: a) emplearel cooperativismo sin control de la propiedad y del excedente por éstos(tercerización); b) estimular un mayor compromiso de los trabajadoresmediante formas de organización “superiores” de producción, mediante laparticipación masiva de pequeños accionistas47, como vía segura para lareproducción y metamorfosis del capital. Con la PEB se impone tratar de concordar una mezcla de incentivos ysanciones a las cooperativas al igual que lo dispuesto con las empresasprivadas. Del mismo modo, se deben subsanar distorsiones observadas enla estructuración y funcionamiento de tales asociaciones. Subsanar el hecho de la proliferación de cooperativas sin que medieen paralelo una cultura cooperativista tanto entre los integrantes de lasmismas como por parte de la sociedad, lo cual trajo como consecuenciael que se distorsionara dicho espíritu asociativo, registrándose muchoscasos de flexibilización laboral, externalización de procesos, maquila yexplotación del trabajo ajeno. Revertir la tendencia a través de la cual, los integrantes de lascooperativas prefieren renunciar a su condición de emprendedores acambio de un salario. Claro está que tal actitud surge como consecuenciade la reproducción de las condiciones de explotación a las que son objetopor parte de las instituciones y empresas del Estado, o de sí mismos. Otras distorsiones observadas y algunos cursos de solución posiblesdentro del mundo cooperativo son: a) Cooperativas que tienen dueños y contratan trabajadores a cambio de un pago, sin beneficios, utilidades, seguridad social, etcétera, reproductoras de las condiciones de explotación de las empresas puramente capitalistas. 47 Véanse p.e., los casos de la IBM y Protinal. 118
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela b) Funcionarios públicos que favorecen determinadas cooperativas constituidas vía tráfico de influencias con amigos y familiares. c) Pequeños y medianos empresarios que cambian su denominación mercantil por cooperativas para acceder a los incentivos del Estado, pero reproduciendo dentro de su “cooperativa” relaciones de producción idénticas a las que realizaba con su empresa capitalista. d) Falsas cooperativas, o cooperativas de maletín que tras beneficiarse de una contratación pública la revenden. e) Cooperativas que una vez favorecidas por créditos o bienes muebles o inmuebles, reparten entre sus integrantes tales activos. f) Cooperativas en su mayoría conformadas por trabajadores no calificados. g) Servicios susceptibles de transferir a cooperativas prestados por empresas privadas, que obtienen ganancias extraordinarias de los contratos de obras, suministros y servicios que le prestan al Estado. Estos contratos generalmente están sobre-preciados, lo cual favorece el cohecho y genera resistencia de los empleados públicos contra el proceso de transferencia. Las obras públicas son una importante fuente de empleo no calificado,generalmente local, de modo que su transferencia a cooperativas contribuiríaa la redistribución descentralizada del ingreso. La figura específica de Cooperativas de Mano de Obra ha sidoestudiada a fondo por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), comoherramienta para la generación de empleo no calificado. Se asegura porejemplo que el mantenimiento de 50 km de vialidad genera 10 empleosfijos, siendo éste un empleo local. Toda cooperativa debe tener una sección de ahorro y crédito y cadaasociado debe ahorrar el diez por ciento de sus ingresos, lo cual aliviaríala carga de los entes crediticios populares (Banco del Pueblo, Banco de laMujer, Fondemi). Los contratos con cooperativas deben mantener las mismascondiciones que se les brinda a las empresas privadas, a fin de que puedancapitalizarse, equiparse y financiar la capacitación de sus asociados, asícomo disponer de los recursos para contratar profesionales y técnicos, paralas actividades que lo requieren, subordinados al órgano administrativo dela cooperativa. De hecho, los contratos contemplan los montos tabuladospara la contratación de tales servicios profesionales. Con base a la situación anteriormente descrita, se podrían implementarlas siguientes medidas: a) Impulso de una fuerte campaña de constitución de una cultura cooperativista arraigada en la tradición socialista. b) Implementación de un sistema de contraloría social de las 119
  • Haiman El Troudi comunidades, dirigido a las cooperativas que residan en el ámbito de competencia de los Consejos Comunales, todo ello en coordinación con la SUNACOOP. c) Depuración a fondo del Registro Nacional de Cooperativas. d) Reglamentación del artículo 184 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV) (1999), a fin de hacer efectiva la descentralización y transferencia de servicios estadales y municipales, a las comunidades y grupos vecinales organizados, mediante la realización, por parte de las gobernaciones y alcaldías, de un inventario de las actividades susceptibles de descentralizar y transferir, así como un cronograma que establezca las actividades, las etapas y los plazos del proceso de transferencia. e) Desarrollo del mismo proceso de descentralización y transferencia en los órganos y entes de la administración pública central. f) Establecimiento de una tutela a las cooperativas sujetas de la descentralización y transferencia, por un período prudencial (1 a 3 años), durante el cual se les proporcionará asistencia técnica, administrativa, contable, gerencial y organizativa, a fin de garantizar su capacitación para asumir con autonomía el control de sus actividades. g) Establecimiento de un Servicio Automatizado Nacional, con oficinas estadales y municipales, que preste los servicios de contabilidad, auditoría y asesoría administrativa a las cooperativas, a precios regulados, para facilitar el orden contable y administrativo de las cooperativas y tener a disposición de la Superintendencia Nacional de Cooperativas la información consolidada, para ahorrarle a las cooperativas los costos de presentación trimestral y anual de cuentas. h) Establecimiento de un servicio nacional de impresión de libros de contabilidad y de actas, talonarios de comprobantes de pago y recibo y demás, papelería a utilizar por las cooperativas, a fin de abaratar y uniformizar los formatos. i) Creación de las cuentas bancarias cooperativas en bancos del Estado, exentas de cobro de comisiones, a fin de centralizar los depósitos y demás operaciones y así avanzar hacia la creación del sistema financiero cooperativo.Empresas comunales-populares No existen definiciones categóricas en la PEB referidas al sectorde la economía popular-comunal. En grado sumo, la resultante delapalancamiento de este segmento guarda relación con los aciertos en laexperimentación creadora y la innovación. A la fecha existe un importante número de experiencias en cursovinculadas con la gestión del estatuto productivo comunal; repasemosalgunos sus componentes medulares, y describamos otros potenciales 120
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelacursos de actuación: Se ha puesto énfasis en el acompañamiento, no en el tutelaje, delprotagonismo popular; la asistencia pública se asume en términos defavorecer la participación activa de la comunidad en la toma de decisionesde inversión que le son inherentes. En ese sentido se requiere desarrollarun amplio programa de transferencias de competencias locales a lascomunidades organizadas con énfasis en gestión de servicios públicos.También, transferir en posesión y/o en propiedad a las comunidadesorganizadas diversos medios de producción y de servicio (ejemploEstaciones de servicio, fábricas recuperadas del abandono, etc.), bajo lafigura de la asociación mixta con el Estado. Así mismo, continuar institucionalizando el apoyo a la base económicapopular y ensancharlo a través de la cooperación del ámbito privado:constitución de un Fondo ampliado de Promoción para la Economía Popular,con aportes públicos, privados y comunitarios; creación del Banco mixtoMicro-financiero Nacional; creación de Entidades Financieras Comunales,de un Banco de Proyectos Comunales, de una Oficina de AsistenciaTécnica a los emprendimientos populares, y una Oficina de Aseguramientoy Reaseguramiento. Mantener el estímulo constante a la organización de consejos comunales,asambleas de ciudadanos y otras formas de participación comunitaria enlos asuntos públicos. En tal dirección, diseñar mecanismos de enlace entrelos ciudadanos y la Administración Pública Central, Estadal y Municipal, ylas demás expresiones del gobierno local, en aras a generar espacios decogestión administrativa, y promover el control social sobre el ejercicio delas políticas públicas. Fomentar el emprendimiento y el asociacionismo en la economíacomunal, estimulando el protagonismo de las cooperativas, cajas deahorro, empresas familiares, microempresas y otras formas de asociacióncomunitaria para el trabajo, el ahorro y el consumo, bajo el régimen depropiedad comunal sustentada en la iniciativa popular. Del mismo modo,promover intercambios equivalentes locales donde la base del cálculoeconómico lo permita. Ampliar el financiamiento público-privado orientado a la satisfacciónde necesidades de las comunidades (énfasis en créditos cedidos conacompañamiento técnico y aseguramiento financiero). Bien pudieralegislarse a fin de obligar y regular el micro-financiamiento a empresascomunitarias, cooperativas, microempresas, etc., también para fijargavetas obligatorias, orientar el financiamiento, obligar la asistencia técnicay regular tasas de interés. Innovar y experimentar en las formas de asociación para el emprendimientoproductivo local tales como: unidades de producción social, unidades depropiedad social, cogestión y autogestión comunal de empresas, etc. Asímismo, promover la integración vertical y horizontal de las cadenas de 121
  • Haiman El Troudivalor desde los medios de producción hasta las comunidades, y de lascomunidades entre éstas (tipo rizomas productivos-comunales: redes deemprendedores libres asociados, etc.) Evitar la tercerización de los emprendimientos populares por lasinstituciones y empresas públicas y privadas. Las compras del Estadodeben estimular la economía popular, dando prioridad a las comprasde bienes servicios que estas ofrecen, e incentivando la producción deaquéllos que sólo ofrecen los privados. Mantener el énfasis en la capacitación técnica y política: culturacooperativista, cultura empresarial-social antes de formar y financiarcooperativas y emprendimientos populares… también enseñar oficios,contabilidad socialista, de acuerdo al mapa de necesidades elaborado portodos los sectores productivos. Estimular el trabajo voluntario de los funcionarios públicos, comunidadesy trabajadores del sector privado. En ese marco, constituir sistemas deestímulos tangibles e intangibles a las comunidades con mayor grado deorganización, mística de trabajo, resultados eficientes, etc. Normar las prácticas de corresponsabilidad empresarial participativa,enlazadas con las prioridades comunitarias identificadas en los diagnósticoscomunales participativos. Del mismo modo, normar la gestión de las obrasa cargo de las unidades de producción comunal, la rendición pública decuenta y la contraloría social en todo el ciclo de vida del proyecto. Organizar la filosofía de la praxis comunal, esto es, documentación ysistematización de las experiencias de base para la posterior emulaciónsocialista. Promover los presupuestos participativos autogestionarios distribuidoresdel excedente del trabajo comunitario, y los presupuestos participativosco-gestionarios distribuidores de la renta nacional48. 48 Las experiencias de presupuesto participativo dan cuenta de la organización popular para la toma de decisiones respecto al destino de recursos económicos entregados por algún nivel de gobierno (nacional, estadal, municipal). En el presupuesto participativo autogestionario, la comunidad decide el destino de los excedentes obtenidos de la actividad productiva de la empresa comunal. 122
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela10. El avasallamiento del rentismo “Los venezolanos nos hemos acostumbrado a pedir, y a pedir, pero no a producir” Rosa González, militante de base del PSUV. Chapellín, Caracas, 2009. Independientemente de las determinantes históricas o la concepciónparticular dado al socialismo, es imperativo enfrentarse gradual y contra-hegemónicamente al individualismo mezquino engendrado por el influjo deldinero y la irracionalidad mercantil. Es ilusorio aguardar la evolución moralde la sociedad en su conjunto (comunidades, Estado, y privados), sin ladisminución tajante de las economías dependientes del libre mercado y delpeso del dinero en la estructura social. El socialismo no es una teoría para la escasez, ni pretende serlo, por elcontrario defiende la premisa de la distribución equilibrada de la abundancia.Existen suficientes recursos materiales en el planeta para sostener laevolución de la especie, bastaría la confiscación y democratización del80% de la riqueza mundial en manos del 5% de la población humana paraalcanzar el precitado objetivo. En el extremo opuesto se ubica la metafísicadel capital basada en la defensa de la insuficiencia. A su entender, “no existetanto para enriquecer a todos”, los inventarios de recursos disponibles ypotenciales son suficientes únicamente para garantizar la riqueza a unaminoría privilegiada y dispendiosa. Los procesos de acumulación originaria de casi todas las experiencias deconstitución socialista a lo largo de Siglo XX se supeditaron a la expropiaciónde la fortuna de monopolistas (zares, terratenientes, industriales, iglesias,etc.). Al no contar con la fortaleza económica, aquellos incipientes Estadossocialistas se procuraron de ese modo los recursos para atender el dramasocial de sus respectivas sociedades. Pero, ¿es acaso posible hacer convivir el Socialismo del Siglo XXIcon una economía basada en la exportación del petróleo? La respuestaes estridentemente afirmativa. De hecho, tal condición particular deabundantes recursos hidrocarburíferos venezolanos le brinda un ribete suigéneris a la revolución. La riqueza petrolera y gasífera lejos de ser obstáculo para el tránsitohacia el socialismo, lo cataliza ¿Acaso no disponemos de mayores recursospara el apalancamiento productivo nacional y la lucha contra la miseria?¿Qué hizo la también petrolera ex URSS es sus años de auge? ¡Redistribuirla riqueza!, lo propio debe hacerse en el caso venezolano. De tal manera que el desafío es vencer la cultura tutelar-paternalista,clientelar, asistencialista y populista heredada del consenso puntofijista. Eldesafío es deslastrar la lógica capitalista alimentada durante la época delas vacas gordas y la Venezuela Saudita, aquélla que todo lo compraba conel petro-dinero. 123
  • Haiman El Troudi El proceso de acumulación originaria en Venezuela en el sentido antesdescrito es sui generis; el Estado goza de ingentes recursos proporcionadospor la renta petrolera49. Como se sabe, la renta es una categoría pre-capitalista, en consecuencia, de acuerdo a una interpretación dogmáticay lineal del marxismo, se tendrá que superar tal encuadre rentístico, paradesarrollar las fuerzas productivas capitalistas y abrir paso posteriormenteal socialismo… No asumir tal interpretación supone una interrogante,¿puede existir un socialismo rentista? Difícil, si no se atienden aspectoscardinales del entramado sociológico de un país radiado durante décadaspor el clientelismo: 1) canalizar parte de la renta hacia la cancelación de la deuda social sin exacerbar el paternalismo, ni conculcar las vetas participativas del pueblo en revolución, 2) emplear la otra parte de la renta para la industrialización nacional, y 3) fomentar un modelo productivo alternativo basado en la cultura del trabajo. Sobre este elemento fundamental para la superación del rentismo, se hacen referencias en todo el documento y se profundiza en la sección (relación capital-trabajo). Se trata de la administración ética, política y económica de la renta. Pero la herencia rentista proyectada continúa a la fecha empleando lariqueza petrolera como distorsionante de la composición social y la economíaproductiva del país. En su transición al socialismo, Venezuela recoloca lalucha de clases en el plano de la apropiación del la renta petrolera, no en laobtención de la plusvalía producida por el trabajo objetivado. La burguesíanacional ensaya diversos modos de infiltración del Estado (financiamientode campañas, presión parlamentaria, chantaje mediático, testaferros,complicidades corruptas, promoción de tecnócratas en altos puestos degobierno, etc.) para hacerse de una porción de la renta, en tanto “negocio”más lucrativo y de rápida locomoción. El proyecto burgués es la retoma delpoder para continuar el festín. Los efectos de una economía rentista petrolera son apreciables:enriquecimiento de una minoría, desarraigo de la producción agrícola eindustrial, subsecuentemente, tasa de cambio anclada a las volatilidades delmercado internacional del crudo, en épocas de abundancia, importacionesbaratas, seguridad alimentaria de puerto; distribución de pequeñasporciones de renta entre la población y reforzamiento de la cultura de la 49 En el período de la revolución bolivariana hizo falta ordenar el negocio petrolero; para ello se cristalizó una suerte de “segunda nacionalización petrolera”. Participación mayoritaria del Estado en todos los negocios, cobro de impuestos, incremento del canon de regalías, etc. 124
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezueladependencia paternal, apertrechamiento de la cultura de la corrupción, porderivación, ensanchamiento de la brecha entre pobres y ricos, y aunqueresulte paradójico, amplificación de la pobreza en un país con semejanteriqueza. Desde la aparición y explotación del petróleo, el ingreso de dicha rentaha superado con creces la capacidad de producción nacional, tanto comosus capacidades gerenciales. La revolución bolivariana debe reorientar elrol del Estado burgués heredado en el sentido de no seguir reproduciendola secuencia descrita. Rechazar toda práctica sustitutiva, paternalista,verticalista. La PEB debe ser reflejo de la concepción marxista, a través dela cual se sitúa a los trabajadores en el papel protagónico de su liberación;la mediación del Estado, los partidos y el gobierno se han de centrar en elfortalecimiento de dicha obra. Preocupa a estas alturas que la inmensa mayoría de la poblaciónvenezolana, simpatizante o no del proceso bolivariano, siga reproduciendolos hábitos clientelares y de dependencia estatal para su realización material,el “ponme donde haya”… de la cultura popular clientelar. La revolucióndebe encontrar fórmulas para dejar de lado todo rastro de comportamientopopulista, ubicando la actuación del nuevo Estado socialista comoacompañante de los procesos sociales. Ni el paternalismo, ni el asistencialismo pueden ser la única respuestaque se le dé a la deuda social acumulada. Una cosa es redistribuir lariqueza nacional y otra es hacerlo por vía populista, otorgando recursossin planificación, ni orientación estratégica, ni obtención de saldosorganizativos de la comunidad, apuntando a la corresponsabilidad socialpara la resolución de necesidades de la población. Por cierto, que lasmisiones sociales son un buen instrumento de corresponsabilidad y desubsanamiento de deuda social. pero no son suficientes para corregir lasprofundas distorsiones heredadas. No pueden entenderse los rasgos de la transición bolivariana al socialismosin partir de la condición rentista de la economía venezolana. Pese a que elsector público sólo participa en torno al 30% del PIB, la lógica petrolera haimpregnado toda la economía del país. Esto implica la inexistencia de unaburguesía nacional –por el contrario, existe una burguesía rentista-. Sólo el 12% de la fuerza laboral está afiliada a los sindicatos, al tiempoque aún queda mucho para poder afirmarse que la fuerza sindical bolivarianacamina de la mano y fortalece el avance revolucionario. De la mismamanera, y como bien se demostró en los sucesos del 11 y 12 de abril, existeen Venezuela un sindicalismo vertical ligado al antiguo aparato estatal y alos sectores económicos rentistas. Igualmente, se aprecia todavía una altainformalidad laboral, escasa cultura de cualificación permanente, fuerteslagunas en los ámbitos de salud e higiene en el trabajo, y alargamientoartificial de la jornada laboral que supone el desplazamiento desde el lugarde residencia al lugar de trabajo. 125
  • Haiman El Troudi Esta condición rentista de Venezuela tiene virtudes y vicios,potencialidades y riesgos. Por un lado, permite solventar problemas deacumulación originaria que existen en otros países. Por otro, la falta devinculación entre el mundo tradicional del trabajo y la riqueza del país,así como la creación de un imaginario colectivo de “país rico”, debilita elasociacionismo, la conciencia de clase y las posiciones socialistas (que aveces se confunden con un consumismo colectivizado). Los manejos distributivos de la renta pública como de los excedentesdel trabajo comunal son de especial interés para la PEB, puesto que es desuma importancia poder propiciar mejoras en la planificación del excedentey la distribución del ingreso. Para corregir la disparidad en la distribución del ingreso se hacenecesario lograr un sector público cuyo tamaño se aproxime a nivelescercanos al 50 por ciento del PIB. También es necesario que el GobiernoRevolucionario tenga control de los recursos naturales, que son base deingresos de rentas a las finanzas públicas y al mismo tiempo mantenga unaPolítica Social que incremente la distribución de bienes públicos entre lasgrandes mayorías del país. Al mismo tiempo, el Estado revolucionario, mediante sus actividadespresupuestadas, demanda bienes y servicios tanto nacionales comoimportados. Ese “pedido estatal” le permitiría impulsar una política dedesarrollo de las formas de gestión no capitalista; ejemplo de ello puedeser el ámbito de las pólizas de seguro médico. La Política EconómicaBolivariana debe utilizar esa demanda cautiva o “pedido estatal” paraimpulsar el desarrollo de entidades socialistas –empresas y entidades deservicios públicos- que la satisfagan. Esta revolución debe incidir en la variación de la cultura de losvenezolanos, una ética económica socialista. Se debe pasar de un Estadopaternalista a un Estado corresponsable. No todo lo puede hacer elEstado, el potencial creador de la gente se adormece en el facilismo deesperar a que sean los gobernantes quienes resuelvan los problemas delas comunidades. En el plano productivo es obvio que ningún país logra desarrollarseúnicamente con la acción del Estado en solitario. Se precisa elapalancamiento tanto de empresarios, comunidades organizadas, ademásde los agentes de gobierno. Para ello se requiere impulsar una campaña de educación masiva entorno a la constitución de actitudes corresponsables. El desarrollo nacionalcentrado en el desarrollo humano parte de la acción compartida entregobierno y sociedad. Se pueden explorar formas de corresponsabilidadsocial ciudadana a través de la constitución de brigadas de voluntariadodesplegados, en pos del trabajo social de base (apoyo a las casas dealimentación, conformación de casas de abrigo, realización de censo denecesidades, etcétera.) 126
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela Otra manera de exaltar la corresponsabilidad es a través de los Fondosde Ahorro y Crédito Popular. La idea es simple, por cada bolívar que cadaciudadano aporte en el fondo, hasta un máximo de un 5% de su ingresoreal, el Estado aporta otro Bolívar. Los recursos obtenidos pueden seradministrados por los entes financieros comunitarios y destinados a obrasde inversión local como a proyectos productivos. Aunque se ha generado un consenso activo en torno a la idea de“sembrar el petróleo”50, al día de hoy no se ha podido realizar tal aspiraciónhistórica, bien por falta de voluntad política, por la indiferencia empresarialprivada, por ineficiencia pública, por ausencia de planes, por el poco gradode cohesión nacional alrededor del ideal… La renta petrolera permitió a los gobiernos puntofijistas ensayar formatosa la usanza del Estado de Bienestar socialdemócrata europeo, pero con lascaracterísticas inherentes a la economía nacional. Al día de hoy, prevalecensecuelas de aquellas prácticas gubernamentales. Como se ha referido, enSuecia un sector productivo de la economía financia vía tributación fiscalla prestación de servicios sociales, generador de una elevada fuente deempleos. En Venezuela, la tesorería nacional vía ingresos petroleros asumetales costos. Tanto la limitada política social de la cuarta República comola extendida distribución de la renta en una pródiga madeja de misionessociales fueron y son posibles gracias al ingreso petrolero. En el caso del Estado de Bienestar socialdemócrata, la insostenibilidaddel modelo (imponer a los sectores productivos la carga de financiar laeconomía de los servicios sociales) condicionó el giro hacia la derechay en algunos caso, hacia la extrema derecha que han dado aquellassociedades. Ahora bien, Venezuela en su tránsito socialista ha de adoptar correctivosen pos de trascender el modelo del seudo-Estado de Bienestar heredado. Los correctivos pueden ser adoptados a partir de la implementación detres iniciativas, en línea con los tres aspectos cardinales antes descritos.Una asociada a un agregado de disposiciones económicas y educativasque ampliasen el acceso social a participar en el ámbito de la economíaproductiva. Otra, basada en la apertura de múltiples formas participativas,descentralizadas y experimentales de asociaciones entre el Estado,la iniciativa privada y la base económica comunal. Esta modalidad deasociacionismo se enfocaría en innovar nuevas maneras productivas y deservicio (incorpora agregados tecnológicos y de organización de trabajo ydivulga prácticas de competencia y complementación cooperativa). La última iniciativa contenida en la “energía societal”, esto es, transformarla economía de los servicios sociales (misiones, servicios públicos,protección social, etc.) en participación corresponsable; toda la sociedad 50 Empleo de la renta petrolera para la diversificación económica del país. 127
  • Haiman El Troudiinterviene, no es atribución exclusiva del funcionariado, de las ONGs, o degrupos sociales remunerados en torno a tal actividad. Toda la sociedadparticipa concurrentemente en la producción de bienes y servicios y enla organización práctica de la solidaridad social, sea mediante estímulosvoluntarios, o a través de un sistema de prestación social obligatoria. Las propuestas han de desplegarse fruto de la mixtura de tres espaciosde actuación social y política: la democracia participativa, la democraciarepresentativa, y el ámbito de la vida asociativa. En definitiva, se trata de la Planificación del excedente. Vale decir, lacreación y destino del excedente es la base de la transformación materialde una sociedad capitalista a una sociedad socialista. Ello requiere tomardecisiones que jerarquicen las prioridades en la asignación y uso de losrecursos. La renta petrolera debe ser la base de la transformación socialy de la transformación productiva. El excedente petrolero y el excedenteprivado captado por vía impositiva deben financiar el desarrollo de unanueva política social que abarque la salud, la educación, la seguridad socialy otros. Las decisiones de gran importancia en la conformación de unaestructura económica que transita al socialismo deben ser el resultadode la planificación del uso de dicho excedente; ello implica la definiciónde un conjunto de prioridades basadas en los criterios y principios delmodelo económico socialista que se quiere construir. Para ello, la PolíticaEconómica Bolivariana debe priorizar las inversiones en proyectos quecuenten con las siguientes características: i. Proyectos que puedan lograr su autonomía financiera en el menor tiempo posible. ii. Proyectos que posean los más elevados impactos sociales. iii. Proyectos que propicien la creación de empresas públicas o de capital mixto. iv. Proyectos que propicien el desarrollo de las nuevas formas cooperativas y asociativas con valores socialistas. v. Proyectos que sean capaces de apalancar la presencia de inversiones privadas con elevado impacto en la creación de puestos de trabajo. El uso del excedente no puede estar sujeto al comportamiento casuísticode los precios del petróleo. Por ello, es necesario el diseño de una políticatributaria que evite la dependencia excesiva de los precios del petróleo,contando con un ingreso fiscal no petrolero que reduzca su impacto. Así,la volatilidad del ingreso petrolero puede contrarrestarse con un fondode ahorros creado en los períodos de bonanza para ser utilizado en losperíodos de menor ingreso. La labor articuladora en lo interno del gobierno bolivariano no halogrado producir sinergias entre el archipiélago de islas inconexas de la 128
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaAdministración Pública. Cada coto despliega sus estrategias de acuerdocon la interpretación que le da a las líneas generales del liderazgo central.Por poner dos ejemplos: a) de cara al Mercado Común del Sur (MERCOSUR)no existe un plan de industrialización que integre el potencial nacional.Cada organismo asociado a dicho tema acomete políticas y lineamientosparticulares; b) la gama de requisitos exigidos a las EPS para contratar conel gobierno o para solicitar financiamiento público varía de acuerdo con elente de que se trate, evidenciándose interpretaciones antagónicas acercade la noción de EPS. Serían muchos los ejemplos de este tipo, todos atribuibles,fundamentalmente, a la falta de coordinación institucional, pero tambiénsocial y política. Claro está que en tanto diseño innovador y tras lamultiplicidad de iniciativas creadoras desatadas, es normal extraviarel camino de cuando en cuando. Para comprender la dimensión de lacompleja red que se ha venido entrelazando asociada con la constituciónde un Nuevo Modelo Productivo, se enumeran algunas de las “partes ypiezas” del todo en gestación: Desplegadas con vigor: a) Expansión del modelo de desarrollo endógeno (ejes, polos y núcleos de desarrollo) b) Activación de la economía social (Núcleos de Desarrollo Endógeno, pueblos socialistas, etcétera) c) Recuperación de tierras ociosas, eliminación del latifundio d) Proliferación del Cooperativismo e) Aparición de las Empresas de Producción Social f) Financiamiento público a empresas, y Pymes g) Microcréditos y créditos a microempresarios h) Decretos de aseguramiento de suministro de materia prima al sector transformador nacional i) Alianzas estratégicas con naciones aliadas (Plantas de procesamiento de alimentos, de manufactura de productos, etcétera) j) Transferencia tecnológica de las empresas inversoras extranjeras k) Recuperación de parques industriales l) Soberanía energética (recuperación y expansión de la industria petrolera, desarrollo petroquímico, gasífero, ahorro energético, etcétera) m) Organización de la clase trabajadora clasista n) Vuelvan Caras, hoy Che Guevara, (Educación y capacitación para el empleo productivo, financiamiento productivo, asistencia y acompañamiento técnico, equipos y maquinarias, etcétera) o) Búsqueda de rentabilidad productiva de las empresas básicas del Estado p) Incremento de la recaudación fiscal por vía de la disminución de la 129
  • Haiman El Troudi evasión de las grandes empresas, también del cobro del IVA q) Planes de compras del Estado (ruedas de negocio) r) Responsabilidad social empresarial s) Incremento del índice de desarrollo humano t) Fortalecimiento de las redes de intercambio de cooperación mutua en el ámbito internacional Entre las desplegadas con bajo desempeño se encuentran:aseguramiento de la soberanía alimentaria (planes de siembra, cría deanimales, procesamiento de alimentos, etcétera); expansión de la inversiónprivada; maduración de las experiencias de autogestión y cogestión, y lasexperiencias con empresas recuperadas; la construcción de viviendas;la generación de empleos productivos y dignos; la sustitución deimportaciones y la reactivación industrial; el cambio del modelo capitalistaen empresas públicas y privadas; el quiebre de privilegios a empresascapitalistas desafectas al proceso bolivariano tales como exoneracionesfiscales, financiamiento público, compras del Estado, políticas cambiarias,etc.; el manejo de la deuda interna y externa; la puesta en funcionamientodel Banco del Sur; la lucha contra la corrupción; la integración de redesproductivas, de comercio y distribución; la consolidación de los sectorespotenciales de cada región en las áreas de metalúrgica, forestal yagroindustria; el control del gasto público para lograr su máxima eficaciay óptima ejecución; la descentralización de los servicios financieros,mediante la creación de oficinas municipales y regionales interconectadas;la capacitación y desarrollo en innovación tecnológica; la recuperación deejidos y baldíos, mediante un política de catastro y ordenación territorial; lamejora de la eficiencia en la ejecución de la inversión pública; la mejora enel desempeño gubernamental en cuanto a la atención pública, eficiencia,ética, etc.; la carencia de políticas para el aprovechamiento racional deotras riquezas no observadas o relativizadas de la especificidad venezolana,tales como el fondo genético y de biodiversidad. A pesar de la complejidad y diversidad de nodos integrantes de lared antes enumerada, no se justifica la ausencia de un plan integral queposibilite la armonización de las partes del todo. Por ello, se requiere unaPolítica Económica Bolivariana para la transformación productiva. La fragua del Nuevo Modelo Productivo Nacional, precisa la búsquedade una visión compartida, la cual sea producto de un puntual diseñoelaborado de forma colectiva, recogiendo las voces de la opinión públicanacional, las observaciones técnicas, y las políticas de los agentes degobierno. Como se ve, el tema de la superación de la cultura rentista rumbo alsocialismo es complejo. Sería interesante sondear con franqueza la posiciónde la vanguardia del proceso respecto a este tema. Es muy probable queen un alto grado prevalezca la influencia de la razón teórica acunada por 130
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaalgunas corrientes de la izquierda que han creído que el socialismo es laresolución a los problemas sociales a partir de la obra benevolente delEstado, en una repartición más justiciera de la renta nacional administradapor éste. Este juicio reduce la solución de los nudos substanciales de la economía,a la noción del justo reparto del ingreso nacional, sobre la base de la buenavoluntad y la probidad de los administradores, la masa proletaria y direcciónpolítica del proyecto revolucionario. Olvidando aspectos sustantivos en elplano estructural como el trabajo, la relaciones sociales de producción,la circulación, y el orden superestructural dispuesto por las costumbres,la ética, la organización del Estado, la correlación de fuerzas políticas, lacultura. En todo caso, teniendo presente que, en palabras de Mészáros“predicar la necesidad —y la justeza ética— de una elevada disciplina deltrabajo, como trató de hacerlo Lukács, evade (en el mejor de los casos)la cuestión de quién está realmente al mando de las determinacionesproductivas y distributivas del proceso del trabajo posrevolucionario”51. 51 István Mészáros. Ibídem. 131
  • Haiman El Troudi11. Colapso medioambiental y desarrollismo.El ecosocialismo como imaginario societal Desde las formas originarias de organización humana al modo deproducción capitalismo, han existido diversos enfoques, modalidades ydebates acerca de la significación del territorio como factor unificador dela sociedad. Del modelo de sociedad autocentrada: la producción entendida para lasatisfacción de necesidades con prevalencia del principio de reciprocidad,y de intercambios regulares; al modo de producción capitalista en el quela coerción y violencia estructural implícita rompe el legado simbólico deproducción para el bienestar colectivo. Se suscita la concentración enlas ciudades expresándose una suerte de oposición entre el campo y laciudad. Para el ciudadano, el territorio local deja de ser un espacio de identidadgeo-sociocultural, al romperse la unidad hombre-biósfera. Según El Troudiy Bonilla “La noción de animal superior y no de animal diferente generó lanecesidad artificial de subyugar la naturaleza”52. El auge capitalista fordista-taylorista sentó las bases materiales para laproducción en masa basado en el auge del consumo inducido y cosificado.La expansión del capitalismo impactó el orden mundial. Las variaciones deldesarrollo dieron origen a un “selecto grupo” de países del primer mundoy una gruesa capa de naciones pertenecientes al tercer mundo. La divisióninternacional del trabajo ordenó la especialización de cada cual. El centrodesarrollado explota los recursos y riquezas de su periferia, en detrimentodel medio ambiental. A la postre mana la globalización económica, elimperialismo y la mundialización cultural. El “capitalismo triunfante” instaura el paradigma del desarrolloeconómico apoyado en el aprovechamiento ilimitado del medio ambiente.El aclamado “Milenio del Desarrollo” ha sido una adaptación minimalista dela noción de progreso. Pero como sabemos, el crecimiento económico noresuelve los problemas esenciales del hombre, por el contario, cada vez sonmás las necesidades sociales y las presiones ecológicas desencadenadaspor la voracidad expansionista del capital: la explotación del hombrepor el hombre, ahora reforzada por la explotación del hombre sobre lanaturaleza. El modelo de desarrollo capitalista convencional, caracterizado porser un voraz consumidor de energía fósil, amplificador de desperdicios eimpactos ambientales negativos, riñe con las visiones de sostenibilidad del 52 Haiman El Troudi, Luis Bonilla. “Sistema Nacional de Planificación Participativa” 132
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezueladesarrollo con énfasis en el ser humano. Los mismos El Troudi y Bonillaexponen que Mientras autores como Goldsmith centran su esfuerzo en el cuestionamiento de la propia idea de desarrollo, el movimiento antiglobalización se esfuerza por modos de transición hacia otra realidad distinta a la actual. A partir del movimiento antiglobalización (2001) la sostenibilidad se asocia a la localidad como centro de relocalización económica. Relocalización que se funda en la valoración de una nueva forma de producción autogestionaria que promueve muchos de los valores y prácticas avasalladas por el capitalismo y el imperio. Eso sí, actualizadas, contextualizadas y produciendo el necesario recentramiento de la armonía entre el hombre y la naturaleza53. La Política Económica Bolivariana en contraste a la teoría de ladependencia centro-periferia y a la lógica depredadora capitalista; poneel acento en la constitución de un modelo socioeconómico endógeno,productivo, humanista y autogestionario. La transición a un nuevo modelo de desarrollo socialista tiene comoreferente el desarrollo endógeno, buscando potenciar las capacidadesinternas del país y sus regiones, para fortalecer a la sociedad y sueconomía desde adentro hacia afuera, subordinando a dichos objetivos,las determinaciones de la macroeconomía. En lo concerniente a la soberanía productiva, el fortaleciendo de laautonomía nacional en los países del Sur se traduce en triunfo de algunasbatallas al neoliberalismo y al capitalismo global. Para la PEB, el modelo de desarrollo endógeno toma distancia deldesarrollismo. Ello supone superar el flirteo residual que caracterizadeterminadas acciones gubernamentales encaminadas a reeditar laexperiencia del “desarrollismo nacionalista” al estilo Pérez Jiménez, Perón,Caamaño, Lázaro Cárdenas, etc. El desarrollismo entendido como corriente teórica traspasa los límitesdel industrialismo. Entre sus características fundamentales se observan:ampliación del mercado para los grupos “modernizantes” del capitalmonopolista. Vale decir, obtención desmedida de bienes materialesa través de la explotación del trabajo y la naturaleza, y el señoreo delconsumo excesivo bajo estímulos del mercado; supuesta superación delatraso y la dependencia supeditada a la edificación de infraestructuras aimagen y semejanza de los patrones arquitectónicos del norte; crecimientourbano acelerado (megalópolis); favorecimiento a la penetración del capitalextranjero y sus socios locales; industrialización establecida en la expansiónde la producción de bienes de capital demandados por las burguesíasnacionales, y producción industrial de bienes de consumo masivodeterminados por los dictámenes del mercado; producción dependiente 53 Ibídem. 133
  • Haiman El Troudide la tecnología extranjera; “modernización” impuesta por la vía autoritaria,sin vocación social ni ecológica. El desarrollismo capitalista patrocina el progreso como escalónimprescindible para ascender a la modernidad. Este formato de supuestodesarrollo, enunciado en términos del crecimiento del Producto InternoBruto per cápita, no ha conseguido, ni conseguirá, honrar sus promesas,habida cuenta que los objetivos estratégicos de desarrollo han derivado enparaísos artificiales amplificadores de la exclusión y los desequilibrios. En consecuencia, la PEB ha de reexaminar las características inherentesal desarrollo venezolano, clarificando las oposiciones entre desarrollo ycrecimiento. Del mismo modo, ha de salirse al paso a las pretensiones delreimpulsar las nuevas corrientes desarrollistas. Por otra parte, la opción Neodesarrollista, en tanto heterodoxia económicalatinoamericana, no desconoce la inequidad capitalista, la plusvalía, etc.;es una reacción de las clases económicas dominantes que toman distanciadel neoliberalismo, tras la sistemática envestida sobrellevada… Nuevosgrupos empresariales privados nacionales y regionales se han afianzadoen el crecimiento económico de los últimos años y se han planteado hacernegocios autónomos: Techint, Odebrecht, Polar, Univisión, Carlos Slim,entre otros grupos transnacionales latinoamericanos54… El neodesarrollismo no significa mejoramiento de las condiciones devida de las mayorías, significa reforzamiento de la burguesía local queno necesariamente se interesa en el crecimiento y desarrollo nacional yel bienestar colectivo. De allí que el dilema de la nacionalización para elSocialismo del Siglo XXI se expresa en direccionar los recursos públicos paraestimular los sectores económicos privados nacionales ó nacionalizaciónpopular a instancias de favorecer a las mayorías. Con base a tal dicotomía¿Cómo se avanza entonces en Latinoamérica hacia el socialismo sorteandolas amenazas del neoliberalismo y del neodesarrollismo? La respuesta viene dada por la capacidad endógena de desarrollo delos países dependientes. En ese sentido, Venezuela precisa preguntarsecuál va a ser el Modelo de Desarrollo que debe adoptar la RevoluciónBolivariana para alcanzar al socialismo con características venezolanas. El punto de partida sugiere aplicar los indicativos de la teoría sobreel desarrollo endógeno, donde se logre crear un sector empresarialnacional orientado a la producción y la eficiencia social; el Estadoorganiza la plataforma del desarrollo desde adentro, moviliza los recursosinternos eficientemente, corrige bajo regulación los desequilibrios delmercado, incentiva la ampliación de la productividad y suscita el avancetecnológico. 54 Naciones Unidas señala que de las 100 empresas transnacionales de los países en desarrollo que invierten en el extranjero, al menos 12 provienen de América Latina. 134
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela Lo anterior comulga con la línea discursiva del modelo de desarrollodesde dentro plasmado por Sunkel, a partir de su conocida estrategiaindustrial…“empieza estableciendo las industrias que se consideran lospilares imprescindibles para crear lo que hoy llamaríamos un núcleo básicode desarrollo endógeno para la industrialización, acumulación; la generacióny divulgación del progreso técnico y el incremento en la productividad”55. Este enfoque fue claramente aplicado por la mayoría de los países delsureste asiático poseedor de amplios holding industriales y un empresariadoproductivo56, a partir del modelo de Sunkel, “… la desagregación de laactividad económica en dos sectores: el sector que produce bienes decapital y el que produce bienes de consumo”57. A diferencia de aquella experiencia, Venezuela cuenta con pocossectores empresariales nacionalistas, abocados al ámbito productivo deltrabajo como generador de riquezas. Para de la Plaza: la penetración imperialista, al conllevar consigo la succión de la riqueza producida y su exportación al exterior, impidió la acumulación de esa riqueza en el país, en forma de capital; desfiguró nuestro desarrollo económico convirtiéndonos en apéndice de la economía imperialista, en colonia disfrazada. De allí que cuando se habla de industrias básicas, de industrialización, tengamos que hacernos esta pregunta, ¿en beneficio de quién? y, por tanto, para que la industrialización se realice en beneficio de Venezuela, tengamos que plantear en acción concomitante, sincronizada, la destrucción de la estructura atrasada…58 La burguesía nacional es resultado de tal organización histórica. Lainversión generadora de riqueza estuvo asociada a la explotación petroleraen manos de transnacionales, luego por parte del Estado. Los sectoreseconómicos privados han medrado a la sombra de dicho proceso rentistaen consecuencia, la virtud para el desarrollo nacional, al parecer, esdistinta al neodesarrollismo latinoamericano y al productivismo asiático. Sucaracterística primordial se centra en el desarrollo desde adentro. El desarrollo endógeno venezolano posee ribetes particulares: laconstrucción del socialismo. La transición rumbo al socialismo estáindefectiblemente signada por la combinación de rasgos del Capitalismode Estado, Socialismo de Mercado, Liberalismo Económico, y NuevosProcesos Autorreferenciales basados en la participación productiva de lasmayorías. El desarrollo endógeno es sin dudas un enfoque conveniente parala revolución venezolana. Sin embargo, el matiz adoptado para este 55 Osvaldo Sunkel. “El desarrollo desde adentro: un enfoque Neoestructuralista para la América Latina” 56 Aún cuando depredador del medio ambiente y maquilador del trabajo semi- esclavizado. 57 Osvaldo Sunkel, Pedro Paz. “El subdesarrollo latinoamericano y la teoría del desarrollo” 58 Salvador de la Plaza. “Desarrollo económico e industrias básicas” 135
  • Haiman El Troudicaso ha de tener connotaciones heterodoxas que le diferencian deotros ensayos históricos. La PEB tiene consecuentemente que construirsu propia concepción de desarrollo endógeno. El punto de partida loconstituye un estudio histórico organizado en cuatro vertientes: 1) balancecrítico del socialismo real, 2) balance del aprendizaje de las experienciaslatinoamericanas (en especial, revolución mexicana 1910, boliviana 1952,cubana 1959 y sandinista 1978 y experiencia chilena de Allende 1970-73),3) lectura interpretativa de nuestra especificidad nacional, 4) revisión críticade la historia contemporánea de la revolución bolivariana (comprendeel recorrido cronológico de la planificación en Venezuela, las críticas aldesarrollismo “Cepalino”, a los planes de la nación, y al propio ProyectoNacional Simón Bolívar). El nuevo modelo de desarrollo endógeno venezolano plasmado en laPEB ha de garantizar una huella humana en la biosfera que no comprometael futuro. Dicho modelo demanda una nueva estructura político territorialdistinta a la existente, donde el centro de acción sea el área de influenciade las comunas, constituidas a partir del reconocimiento de un mapasocietario local: potenciamiento de identidades culturales, económicas ehistóricas. Desarrollo Endógeno basado en las comunidades y el protagonismopopular, entendido como la utilización de los recursos aprovechableslocalmente y la territorialización de la acción económica, sin que elloentrañe algún tipo de autarquía o encapsulamiento nacional desvinculadode la economía mundial. Según El Troudi y Fernández La imagen-objetivo corresponde a un desarrollo basado en el trabajo calificado y generador de valor agregado y autonomía territorial; a un desarrollo económico territorialmente equilibrado y policéntrico, estructurado en forma de red; todo ello gracias a la proactividad y espíritu cooperativo y de innovación de entidades locales, empresas, sindicatos, gremios profesionales, sistemas de formación y capacitación, la nueva institucionalidad, etc. Corona la imagen-objetivo el desarrollo y consolidación de un sistema integrado de pequeñas metrópolis y ciudades intermedias (sin megalópolis)59. En esa vena, la Política Económica Bolivariana ha de exaltar el granactivo que constituye el territorio en su conjunto. Los mismos autoresproponen: El territorio es la síntesis de los movimientos profundos y superficiales de la sociedad, conjugando tradición y dinámica presente para conformar una realidad relacional específica, es el lugar donde se materializa un instante del desarrollo de toda sociedad. Desde la perspectiva de la nueva política regional, la planificación debe actuar como un catalizador de la toma de conciencia general acerca del valor intrínseco de la dimensión territorial, en tanto que base del desarrollo endógeno, lo que implica, entre otras cosas, oponerse decididamente a que el territorio venezolano se fusione con el mercado global, como lo postulan los que defienden a ultranza la globalización60. 59 Haiman El Troudi, Fausto Fernández. Coordinadores. “Venezuela Potencia” 60 Ibídem. 136
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela La experimentación socialista ha dado importantes aportes en la procurade un modelo propio: Consejos Comunales, Comunas, conformaciónde redes productivas locales, Núcleos de Desarrollo Endógeno, DistritosProductivos, Saraos, etc. No obstante, al carecer de referentes estratégicosy políticos indicativos, y al no articularse las actividades asociadas entérminos de economía de escala la acción productiva ha tendido, ydesafortunadamente aún tiende, a diluirse en voluntarismo revolucionario.En todo caso, el punto de partida ha sido el indicado: repensar el territoriocomo nicho del protagonismo popular en lo social, político y productivo. El socialismo necesita reconstruir las fronteras en donde la políticapuede expresarse al alcance de la mano de las mayorías. Si se apuestapor procesos locales de planificación que alimenten a un sistema nacionalde planificación participativa, entonces se debe repensar el territorio,redefinir estados, municipios y parroquias. Crear nuevos espacios, fusionarotros, achicar algunos, etcétera. No puede existir el socialismo de lasgrandes ciudades. Es una antinomia. Por eso también hay que zonificarciudades como Caracas para posibilitar que las personas puedan asumirsu responsabilidad local, y por agregación, comunal, parroquial, municipal,regional, nacional, y mundial. Los históricos desequilibrios territoriales signan la actividad productivavenezolana. La producción nacional se concentra en las cinco ciudadesque albergan las tres cuartas partes de la población; las demás regioneso están despobladas o carecen de las condiciones necesarias para elaprovechamiento de sus recursos y potencialidades, cuando no se registrala ausencia del Estado. La ambivalencia entre grandes centros poblados con servicioscolapsados y amplios territorios desaprovechados y carentes de serviciose infraestructura, dan cuenta de la necesario revisión de la disposiciónterritorial del país y de los planes de inversión productiva. El escenarioóptimo se traduce en el desarrollo armónico y proporcional de todo elpaís. A la luz de las especificidades geográficas, culturales, productivas ysociales que determinan el aprovechamiento pleno de los recursos ypotencialidades de cada zona, se ordenaría el territorio a partir de unidadesproductivas base o Poligonales productivas geo-socioculturales. Cadacomuna constituye en esencia una poligonal. Este aspecto se desarrolla enla sección correspondiente al tejido productivo comunal. La PEB debe en consecuencia delimitar en el contexto de la geografíanacional el número de estas poligonales. El sentido concreto de losmunicipios depende de su vocación productiva, dada por el número deparroquias que posea. Del mismo modo se han de analizar los estados. El período de transición hacia este nuevo modelo de desarrollo socialistatendrá como referente el desarrollo endógeno, buscando potenciar lascapacidades internas del país y sus regiones, para fortalecer a la sociedad y 137
  • Haiman El Troudisu economía desde adentro hacia afuera, subordinando a dichos objetivoslas políticas macroeconómicas. Del mismo modo, acentuar el modelosocioeconómico endógeno, productivo, humanista y autogestionariosupone reequilibrar el peso en la estructura económica de las distintasformas de propiedad sobre los medios de producción y de los sectores,conformados por: las empresas estatales, “públicas” y “mixtas”; lasempresas “sociales”, cooperativas y comunales, y las empresas privadas. Para acelerar el proceso de transición, la PEB ha de auspiciar desdeel Estado -gran distribuidor de la renta- la inversión en los sectores nopetroleros de la economía, al tiempo que ha de promover el ir debilitandolas conductas económicas centradas en la búsqueda de privilegios yexpeditivos beneficios; las prácticas de favorecer a ciertos proveedores nocomprometidos con el interés colectivo; de otorgar créditos preferencialesa redes empresariales históricamente parasitarias; de la colocación dedepósitos y títulos públicos o bonos en bancas privadas; de desregulacionessectoriales, etc. La debilidad de las instituciones políticas y económicas ha favorecidoque los Gobiernos distribuyan la renta petrolera de tal modo, que se creeuna poderosa red de actividades improductivas. Esta situación ha servidopara que el Estado haya transferido históricamente y de diversas formas,ingentes cantidades de recursos al sector privado, nacional e internacional,sin las correspondientes contraprestaciones productivas y sociales parabeneficio de la población y de la soberanía económica del país. La perspectiva socialista de esta Revolución Bolivariana en el períodode transición implica que el uso de esa renta debe centrarse en profundizaren: • La inversión social: abarca la inversión en educación, alimentación, salud y vivienda, así como el acceso a la cultura; con el fin de romper, mediante la provisión de bienes públicos, con los patrones históricos de inequidad y promover una movilidad social ascendente que apunte a la construcción de una estructura social más incluyente. • La inversión productiva: incluye la inversión para el fortalecimiento de la capacidad productiva de los sectores primarios e industrial de nuestra economía, así como la expansión del sector de servicios en actividades como el turismo, transporte y otros. • La inversión para la profundización de la industria petrolera: no sólo para expandir su potencial como proveedora de fuentes de energía, sino también para desarrollar la utilidad no energética del petróleo; para lo cual es fundamental invertir en la investigación y desarrollo que genere innovación tecnológica para esa industria. • La inversión extranjera: siempre condicionada a los intereses del país y de sus estrategias de desarrollo; y en general, manteniéndose asociada a la inversión pública como capital mixto. • La inversión energética y ambiental: referida al fortalecimiento y 138
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelasostenibilidad creciente de largo plazo de la energía eléctrica, los sistemasambientales y los recursos naturales, con especial énfasis en el agua. Inversión ambiental soportada en el pensamiento ecosocialista queauspicia una sociedad mundial en armonía ecológica con la naturaleza, locual es impensable bajo las condiciones de la voracidad capitalista. La crisis medioambiental y la mengua social mundial están íntimamenteinterrelacionadas; ambas expresiones disímiles de una idéntica fuerzaestructural: el capitalismo global. La primera, originada por la premisadesarrollista de la industrialización enfocada en la amplificación delconsumo, sin atender a la capacidad de la biósfera de asimilar y aguantarsu irracional sobreexplotación. La segunda, consecuencia directa del afánproductivista: el crecimiento de la tasa de ganancia y la valorización delcapital en desmedro del la vida humana. El capitalismo global no está sinceramente interesado en resolver losproblemas medioambientales “Kioto y Copenhague dan fe de ello”. Nopuede solventar la crisis ecológica, por cuanto hacerlo requiere ponerlímites a la tasa de ganancia. Su idea de pretender fijar arreglos políticos a lacrisis ecológica es por lo demás absurda: quien contamina paga; comprarpermisos de contaminación… La solución estructural apunta en la dirección de la reorganización dela sociedad mundial: la realización humana sin mediaciones consumistas,ni manipulaciones fetichistas de la mercancía; nuevo modo de producciónfundado en la satisfacción de necesidades reales de la población mundial;cuidado de la naturaleza como imperativo para la sobrevivencia humanay su continuidad como especie, planificando las políticas de desarrolloen atención a los ciclos naturales largos; economía moral en el entendidode que la política económica se fundamente sobre razones sociales no-monetaristas; etc. La PEB en tanto ecosocialista ha de deslastrarse del maniqueísmofabulador de quienes defienden el cálculo económico del “precio demercado” como contabilizador del daño ecológico, por cuanto reconoceque ésta es una variable inconmensurable desde el punto de vistamonetario. El sentido medioambiental correcto se asienta en estrictasregulaciones; por ejemplo, la eliminación de todos los gases causantes delefecto invernadero, la obligatoriedad de fijar cronogramas de sustitucióndel uso del automóvil por sistemas poco contaminantes de transportepúblico, o la inversión en tecnologías ambientalmente sustentables para elprocesamiento del petróleo que apunten hacia un cambio real del patrónenergético auspiciante del uso de gasolinas y diesel… En suma, el modelo de desarrollo endógeno con características propiasapuesta por la opción ecosocialista. Desarrollo con énfasis en los estilos ycaracterísticas propias de la vida local-comunal. Concepción que promuevela organización de la sociedad en función del uso racional de sus respectivos 139
  • Haiman El Troudiecosistemas, valorizando el acogimiento y uso de tecnologías adecuadas,el esfuerzo colectivo y la recuperación de los valores tradicionales, y laautodeterminación comunitaria. Los procesos que se congelan involucionan, los que se radicalizanavanzan. El salto radical al socialismo es un creciente proceso de controlde la producción por parte de la población y en la toma de decisioneseconómicas. La revolución bolivariana corre el peligro de perder la ofensivaemancipatoria, si opta por esquematizar el diseño socialista sin contenidosy sin acicates reales, al no consustanciar la teoría con la filosofía de lapraxis auspiciada desde la participación popular. 140
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela12. Economía y geopolítica internacional Lenin afirmó: Mientras subsistan diferencias nacionales y estatales entre los pueblos y los países -y estas diferencias subsistirán incluso mucho después de la instauración universal de la dictadura del proletariado-, la unidad de la táctica internacional del movimiento obrero comunista de todos los países no exigirá la supresión de la variedad, ni la supresión de las particularidades nacionales…, sino una aplicación tal de los principios fundamentales del comunismo… que modifique acertadamente estos principios en sus detalles, que los adapte, que los aplique acertadamente a las particularidades nacionales y nacional-estatales. Investigar, estudiar, descubrir, adivinar, captar lo que hay de particular y de específico, desde el punto de vista nacional, en la manera en que cada país aborda concretamente la solución del problema internacional común61. Se evidencia la posición de Lenin respecto a la construcción socialistaen cada país; para él no existen recetas universales para la instauracióndel socialismo-comunismo sino principios fundamentales adaptables deacuerdo a cada realidad nacional. Por tanto, la constitución del Socialismo de Siglo XXI se presenta comouna idea regional y no sólo nacional, pero bajo un detallado apego a lasparticularidades propias de cada Estado-nación. El eslabón que conecta laregionalización del Socialismo del Siglo XXI es la Alianza Bolivariana paraAmérica Latina y el Caribe “ALBA”. Con el ALBA prevalece la referencia: el socialismo en un solo país esimposible. Ello lo ha tenido presente la revolución bolivariana y por tanto,ha sido una constante en su formulación estratégica. En el primer PlanNacional de Desarrollo 2001-2007, lo internacional constituía un vértice delos cinco equilibrios para el desarrollo; además de lo político, económico,lo social y lo territorial. En el Proyecto Nacional Simón Bolívar 2007-2013 laNueva Geopolítica Internacional se convierte en una de las siete directricesrumbo al socialismo. Como desagregado de políticas y estrategia, estadirectriz contempla: A. Mantener relaciones soberanas ante el bloque hegemónico mundial ejecutando políticas para estimular relaciones económicas autodeterminadas, defender la soberanía nacional y promover internacionalmente la protección de los derechos humanos y el ambiente. B. Desarrollar la integración con países de América Latina y El Caribe, al favorecer alianzas para el crecimiento económico social y equilibrado, impulsar selectivamente la Alternativa Bolivariana para América, como alternativa al Área de Libre Comercio de las Américas, y reforzar la integración social, cultural y ambiental. 61 V.I. Lenin. “La enfermedad infantil del “izquierdismo” en el comunismo” 141
  • Haiman El Troudi C. Desarrollar la integración con países de América Latina y El Caribe, cumpliendo con las políticas de favorecer alianzas para el crecimiento económico social y equilibrado. D. Favorecer relaciones solidarias con otros países en desarrollo, al fortalecer relaciones con grupos de países en desarrollo y el intercambio Sur – Sur, Promover relaciones solidarias entre los pueblos, y promover relaciones solidarias entre los pueblos. E. Avanzar en la transformación de los sistemas multilaterales de cooperación e integración, mundial, regional y local, con el propósito de avanzar en una acción decidida por la transformación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), junto con diversos movimientos internacionales que propugnen esta iniciativa, y formar el recurso humano necesario para la atención de las áreas de interés geoestratégico. F. Construir la institucionalidad de un nuevo orden de integración financiera y el establecimiento del comercio justo, al impulsar nuevos esquemas de cooperación económica y financiera para el apalancamiento del desarrollo integral y el establecimiento del comercio justo. G. Profundizar el intercambio cultural y la independencia científica y tecnológica, al Formar los recursos humanos que requieren nuestros países para alcanzar su desarrollo e independencia económica, Desarrollar una plataforma de investigación y conocimiento para el soporte técnico de las iniciativas de transformación en el marco de la nueva geopolítica mundial. Ahora bien, fijado el marco general, en lo adelante se presenta losaspectos económico inherentes a la dinámica de integración, con énfasisen los procesos regionales y bilaterales. La expansión geográfica y la evolución cualitativa del socialismo portodo el continente pasa, necesariamente, por una alquimia de formatoseconómicos de complementación, planificación compartida, comerciojusto, intercambios equivalentes, cooperación e integración. El asiento económico constituye el pilar de apoyo de la alternativapolítica supranacional de nuestras naciones. Para que el mensaje de lavoluntad política sea continental y se concrete, es necesario, por tanto,dirigirlo a: 1. el empleo compartido de los recursos, trasvasando las limitaciones de los Estados nacionales, lo cual posibilitaría el desarrollo del dinero mundial propuesto por Marx, eventualmente basado en una bolsa de monedas regionales ancladas en reservas probadas de recursos naturales (oro, petróleo, cobre, diamante, etc.), 2. la incorporación de programas y proyectos de índole regional dentro de los planes de desarrollo nacional, como avance preliminar a un esquema de planificación regional conjunta, (el ideal humano debe apuntar en la 142
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela dirección de conformar un sistema de planificación planetario que exalte la vida plena y digna de todas las especies del planeta) a partir del cual, constituir estructuras económicas que se compartan y complementen, trascendentes del formato de las empresas transnacionales y los capitales golondrinos, 3. la implementación de zonas comunes de inversión, comercio de intercambio libre compensado, y políticas arancelarias de mutuo beneficio. En tal sentido, la conformación de un área común regional del libre tránsito, migración y trabajo, 4. el intercambio de equivalencias entre los países, tanto por parte de los Estados como de los demás sectores económicos de cada país, y el desarrollo de cadenas productivas interregionales, aprovechando las ventajas comparativas de cada nación, con énfasis en bienes y servicios de mayor integración, 5. la constitución de una instancia de coordinación de los Bancos Centrales del ALBA y progresivamente del resto de los países de la región, y en la mismo tenor, la creación de un Sistema de Banca Pública Integrado, a cargo del financiamiento de proyectos de desarrollos nacionales, principalmente en el sector público, tales como el Banco del Sur, el Banco Agroalimentario. Así mismo, institución de mecanismos concertados de prohibición de funcionamiento regional de gigantes financieros incapaces de manejar los riesgos potenciales, 6. el establecimiento de un orden agrícola regional a fin de asegurar la derrota del hambre y la soberanía alimentaria latinoamericana-caribeña; de la misma forma, la Creación de un Fondo Regional Especial de Crisis, alimentado en cada país por un gravamen excepcional del patrimonio y la renta, y de un impuesto adicional de 1% sobre las ganancias de las firmas financieras. Una parte de ese fondo debe servir para compensar los efectos de las crisis alimentarias y el aumento de las materias primas, 7. la cooperación binacional en cuanto al intercambio de experiencia exitosas, nuevos formatos de organización del trabajo, y la capacitación del talento humano; así mismo, la cooperación en el manejo compartido de tecnologías, el diálogo de saberes para la generación de una masa crítica de ciencia y tecnología entre los comprensiones ancestrales y lo sobresaliente de los avances occidentales, para el desarrollo de líneas de investigación complementarias, la generación de medicamentos genéricos de uso y distribución masiva, etc., 8. la construcción de una matriz energética común, y una matriz ambiental compartida; el desarrollo de Infraestructuras para la integración con mínimo impacto sobre la biósfera, lo cual requiere la conformación de una nueva arquitectura financiera regional para el financiamiento de tales proyectos civiles, 9. el despliegue de altos contenidos de justicia social a la integración, 143
  • Haiman El Troudi lo cual supone la recuperación del control público sobre los recursos naturales de la región y sobre los grandes medios de producción, y en la medida de lo posible, del crédito y de la comercialización. Convenio de cancelación de la privatización de los sistemas de seguridad y protección social, así como de los servicios básicos, tales como energía, agua, transporte, e incluso renacionalizar lo que ha sido privatizado bajo el neoliberalismo, 10. el favorecimiento de transformaciones institucionales a lo interno de cada país pero también en los espacios de integración económica, a fin de fomentar las redes regionales de producción como factores de desarrollo, y la gestión de proyectos compartidos para la integración cultural, informativa, educativa y comunicacional, 11. la concordancia impositiva, a decir de una tasa o impuesto a todo tipo de transferencia financiera, incluyendo las transacciones en divisas, a fin de reducir la especulación, disminuir la voracidad de los mercados y reducir la tendencia a privilegiar el corto plazo, estimulando al mismo tiempo el comercio y un consumo equitativo y sustentable, 12. la introducción coordinada de gravámenes progresivos al ingreso del capital. En ese sentido, adopción de acuerdos en la implementación de políticas económicas que permita una distribución equitativa del ingreso nacional y del trabajo, y adopción de un sistema regional de monitoreo del flujo de capitales, el establecimiento de controles de los márgenes de ganancia, y el apalancamiento de programas de financiamiento de la economía popular, y las Pymes, 13. la promoción coordinada de la condonación de las deudas del Sur, la eliminación del FMI y el BM, el control de los movimientos de capitales, la erradicación del secreto bancario y de los paraísos fiscales, 14. La creación de una o varias Agencia Públicas Regionales que financien los inventarios de sobreproducciones básicas, con vista a convertirlas en reservas destinadas a la lucha contra el hambre, la pobreza y las emergencias naturales. Estas reservas constituirán grandes inventarios regionales sacados del mercado y convertidos en ayuda pública, 15. En la línea anterior, creación de una Agencia Pública Regional a cargo de proyectos de colonización planificada de la frontera agrícola de países de la región; una Agencia Pública Regional de lucha contra el hambre, la cual mediante Fondos de Emergencia, Bancos de Fomento y Servicios Técnicos, apoyen los Proyectos nacionales de “Hambre Cero”; y del mismo modo, conformación de Agencias Públicas Regionales o Subregionales de: lucha contra el SIDA, lucha contra el analfabetismo y en apoyo a la educación primaria, para la formación y desarrollo de la enseñanza universitaria y especializada, para la producción editorial y distribución de libros de textos y revistas especializadas, para la producción y distribución de la obra cinematográfica de la región, para la protección del patrimonio cultural, tangible e intangible de los países 144
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela de la región o subregiones, incluido el derecho de los creadores, para la detección, salvaguarda y recuperación de los cataclismos naturales, para el estudio y elaboración de proyectos cooperados en la lucha contra el cambio climático, y para la protección del medio ambiente y protección de la biodiversidad. Como se observa, casi toda la base axiomática antes enumerada suponeun recorrido de medio y largo plazo, por ello es impostergable activar sumovimiento de inmediato. En tanto, el formato socialista latinoamericanocaribeño tiene una cita más urgente en lo inmediato relacionada con elmundo del trabajo bajo el capitalismo aún imperante en los respectivosperíodos de transición. La estrategia presenta diversos componentes como diversos son losfrentes de actuación. En lo atinente al combate al imperialismo en todas susmanifestaciones, la estrategia del multilateralismo ha venido asentándose,tanto en el imaginario universal, como en la propia práctica cotidiana.Hágase énfasis en algunos de los axiomas en consideración. Por ejemplo, el precitado reconocimiento de la teoría del valor con baseen el intercambio equivalente entre naciones. Aún cuando es compleja lainstauración de un sistema global de trueque, incluso en el orden de laseconomías nacionales62, sin embargo las experiencias adelantadas porVenezuela bilateralmente con otras naciones, de intercambio de bienes yproductos, a cambio de petróleo, prefiguran un ensayo asertivo en dichadirección. (Vacas uruguayas, o equipos médicos argentinos, soja boliviana,o servicios de médicos cubanos, a cambio de petróleo). En cuanto a los planes conjuntos de desarrollo, o la planificacióncompartida regional o binacionalmente, vale la pena revisar la iniciativabrasileña-venezolana de activación de un Centro Binacional de Desarrollo(Fernández, Pacheco y El Troudi, 2008)63 en un punto de su frontera común(específicamente en la población de Santa Elena de Uairén, al sur deVenezuela). El Centro Binacional debe convertirse en la plataforma de lanzamientode un nuevo modelo de desarrollo para la Región Amazónica, cuyo “efectodemostración” permita proyectarlo a escala de ambas naciones e inclusiveinternacionalmente. Así pues, la actividad del Centro Binacional debecontribuir a prefigurar un sistema multilateral de cooperación e integraciónque sirva de marco al proceso de desarrollo de toda la Región Amazónica.Se trata de abordar el desarrollo de Amazonía rompiendo el paradigma 62 No obstante, es posible que el trueque y la circulación de moneda local se pueda instaurar en pequeños espacios, por ejemplo en nuevas ciudades federales socialistas, en NUDES, entre cooperativas y EPS, en comunas, etcétera, tal como parte de la experiencia Argentina lo ha demostrado. 63 Véase Fausto Fernández, Raúl Pacheco, Haiman El Troudi. “Desarrollo amazónico e integración fronteriza brasileño-venezolana” 145
  • Haiman El Troudique ha prevalecido hasta el presente, basado en una lógica extractiva yde producción primaria y/o maquinizada, y proyectar el modelo que selogre generar a partir de la actividad del Centro Binacional como modoalternativo de producción y de gestión de la Amazonía en su conjunto. Amás largo plazo, el objetivo sería lograr que el modelo de desarrollo aplicadoen la Amazonía se convierta en un nuevo paradigma, que informe tanto elproceso de desarrollo nacional a largo plazo de ambos países como el dela región en su conjunto. Esta experiencia de integración binacional estaría circunscrita a unperímetro territorial acordado entre las autoridades competentes de cadapaís. Se estima sin embargo que el ámbito de acción del Centro Binacionaldebería extenderse a toda la franja noreste de Brasil y sur de Venezuela. Su objetivo general está asociado a la intención de planificar, de maneraconjunta entre los dos países, la ordenación del territorio y el desarrollosocioeconómico en el perímetro territorial demarcado como ámbito deacción del Centro Binacional, con vistas a sentar las bases de un nuevomodelo de desarrollo, endógeno, sustentable e incluyente en ese territorio,que se proyecte al conjunto de la cuenca amazónica. Del mismo modo,gestionar y coordinar la ejecución de proyectos productivos basados enla cooperación y la complementariedad, desarrollar la infraestructura detransporte, vialidad, telecomunicaciones, energía y servicios públicos entrelos dos países, así como promover la cooperación transfronteriza a nivelpúblico y privado. Por otra lado, se persigue la conformación de una red de centros deenseñanza e investigación, de empresas y de organizaciones nacionalese internacionales, cuya acción sea susceptible de contribuir al desarrollosostenible de la Amazonía; incorporar a las comunidades organizadas yparticularmente a las poblaciones indígenas en la planificación y gestióndel Centro Binacional, y finalmente dinamizar la actividad educativa, socialy cultural en su área de influencia. La planificación del desarrollo territorial corresponde la actividad medulardel Centro Binacional. Parte de la definición de los usos primordiales yprioritarios a que deben destinarse las áreas del territorio involucrado, deacuerdo con sus potencialidades económicas, condiciones específicascon énfasis en el aspecto sociocultural y capacidades ecológicas; laindicación de áreas de patrimonio cultural, histórico, arqueológico, y conpotencial escénico y turístico; la definición del esquema de integraciónterritorial: sistema de ciudades, regiones, espacios funcionales, y ejesde integración y desarrollo territorial; la localización de las principalesactividades económicas y de servicios; la definición de la normativa parael uso, aprovechamiento y conservación de los recursos hídricos y de labiodiversidad en general. Hasta una época reciente, los países latinoamericanos estabanconectados según un patrón radial con los grandes centros capitalistas, 146
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelamanteniendo pocas relaciones entre sí. Ello contribuyó a deprimir aún máslas zonas fronterizas. Las doctrinas de seguridad y defensa nacionaleshicieron el resto. La Política Económica Bolivariana, en ese sentido, advierte la necesidadde globalizar la hegemonía de la solidaridad en respuesta al postuladode hegemonía económica, territorial, política y cultural impuesta por elcapitalismo en su fase neoliberal y globalizadora. La proyección geopolítica de Venezuela debe avanzar sostenidamenteen la consecución de sus objetivos de reequilibrio del sistema internacionaly a favor de un mundo multipolar. La contribución inmediata en la creaciónde un mundo multipolar orbita en torno a la integración soberana delos países del ALBA, Unasur y Petrocaribe. La unión latinoamericana ycaribeña, así como la diversificación de las relaciones internacionales,serán prioridades reforzadas de la política exterior, propiciando que el paísprosiga un importante desempeño y posicionamiento estratégico, en elescenario internacional. Mal pudiera asumirse al ALBA y ulteriormente a la UNASUR como lareimplantación del Consejo de Asistencia Económica Mutua, “COMECON”,entretejido por la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas amediados del Siglo XX, como instrumento de facilitación del comercio,y la asistencia financiera y tecnológica. Las bondades de los recursoseconómicos de Venezuela jamás han de ser empleados como instancianeo-imperialista socialista. Esta máxima se ha mantenido a pesar del apoyo solidario dado por larevolución bolivariana a Repúblicas hermanas con mayores dificultades ymenores posibilidades que Venezuela. La máxima internacionalista “todoslos recursos del planeta le pertenecen a la humanidad” se ha venidopracticando con meridiana nitidez, pese, inclusive, a la crisis económicadel capitalismo global. Crisis suscitada a consecuencia de la imposición de un pensamientoúnico globalizado por cuenta del capitalismo extendido y del régimende acumulación basado en la financiarización. La doctrina basada en lasistemática práctica de desregulación financiera, la prevalencia de políticaseconómicas monetaristas y de flotación cambiaria fuera de la esfera de laeconomía real, la embestida contra los sindicatos, la maquila como dinámicapara la gestión abierta de deslocalización industrial, la proliferación y elamparo supra-estatal de paraísos fiscales, la apertura indiscriminada de lacuenta de capitales y la desgravación arancelaria generalizada, constituyenlos principalísimos aditivos del formulario implementado. Pero, la coyuntura de crisis no tomó por sorpresa a la gran mayoríade los países latinoamericanos regentados por gobiernos progresistas. Detal suerte que existen condiciones fácticas para la implementación de unaNueva Arquitectura Financiera Regional como herramienta del cambio, yel aprovechamiento de la oportunidad histórica derivada de la actual crisis 147
  • Haiman El Troudieconómica mundial. La correlación de fuerzas internacional muestra dos vertientesfundamentales, a saber, de un lado el capitalismo observa un cambio de suesencia interna. Sus capacidades reales, en los planos económico, políticoe ideológico, de absorber las reformas son menores; de otro, el pesopolítico que podrían tener las iniciativas progresistas de diversos signos,tanto en el centro como en la periferia, se orientan mayoritariamente haciaun horizonte incipientemente post-capitalista. La concreción de tal alternativa progresista se constituye desde lasalvaguardia de la capacidad de los pueblos de decidir. Las fuerzas socialesen el Sur ameritan, por tanto, instauración plural de una soberanía alternativa,no necesariamente apoyada en la idea tradicional del Estado-nación, sino enel reforzamiento de identidades supranacionales, continentales y regionales,como pilares constituyentes de un mundo más democrático y multipolar. Hasta el presente, la supremacía del dólar64 y la dependencia delseñoreaje imperial han organizado los agentes determinantes de la autoridadde una oligarquía especulativa internacional. En contraposición a ello, sefundamenta la irrupción de una nueva soberanía de los pueblos, la cual,en el contexto de la actual crisis, pasa por la conformación de una NuevaArquitectura Financiera que desde las regiones redefina las capacidadesde decisión en el planeta de manera desconcentrada y democrática, altiempo que sea capaz de promover políticas contra-cíclicas para el sur,como palanca propulsora de una alternativa de desarrollo. Esta Nueva Arquitectura Financiera demanda como medida urgente poruna parte, una Banca de Desarrollo de Nuevo Tipo (apoyo a la economíacomunal, la producción de alimentos y medicamentos, etc.), y un reformateode los Bancos Centrales (medios de pago alternativos, moneda regional,conformación de Fondos de Estabilización y Desarrollo, etc.). Desdetodo punto de vista, el nuevo formato financiero busca su anclaje en laproducción material de bienes y servicios. Pero las respuestas de las izquierdas y derechas mundiales a la crisisglobal han sido variadas, pueden agruparse a manera de síntesis en cuatrograndes apartados: (1) La salida neoliberal, basada en la reducción delsector productivo del Gobierno a través de privatizaciones, la desregulaciónlaboral que incrementara la tasa de ganancia empresarial, y la liberalizaciónaduanera que permitiera crear un gran mercado mundial al servicio delas transnacionales. (2) el modelo neocorporativo, propio de países como 64 En cuanto al dólar como referencia obligada para los intercambios comerciales y como moneda de reserva, se sabe que ambos factores han tenido un peso decisivo en haber otorgado hasta ahora a los Estados Unidos una posición hegemónica en el ámbito militar y geopolítico, que no se corresponde con su situación económica crecientemente agravada por el tamaño de su deuda y su imposibilidad de respaldarla. 148
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaAlemania, que si bien pusieron en marcha procesos de cuestionamiento delEstado social, abrieron procesos de concertación social y de negociaciónpara suavizar los efectos, al tiempo que el Estado se convertía en un socioempresarial y protegía sectores clave de la economía; (3) el modelo neo-estatista, que podría entenderse como un capitalismo de Estado, queincluye la protección del núcleo económico del país pero que tambiénestablece criterios de eficiencia en el sector público; (4) y el llamadoneo-comunitarista (que coincide con lo que estamos desarrollando enVenezuela) y que apuesta por una vía contraria al neoliberalismo, empoderaa la población y fomenta la libre asociación de trabajadores, crea propiedadsocial, apuesta por el valor de uso, cree en el comercio equitativo y sientalas bases para un sistema fiscal justo (donde se pague en virtud a la riquezaque se posee)65. En este escenario, el conflicto con los EEUU es inevitable, pero ya nopuede ser bélico. Sólo desde la más estricta demencia y desesperaciónpodría ocurrírsele a los grupos de interés y control político norteamericanoponer en marcha una invasión al país. Sin embargo, y como ya se ha visto,no hay que descartar otro tipo de desestabilizaciones en países de la regiónque logren romper este nuevo rumbo. De ahí que los avances alcanzadosen la integración regional sean el mejor escudo contra cualquier arremetidadel imperialismo herido. Es ahora cuando se ve con nitidez la lúcida tareainternacional del Presidente Chávez, así como el esfuerzo generoso queha conducido a la creación de la UNASUR, a la reformulación de la OEA,y, por supuesto, los acuerdos y principios de intercambio sobre el quedescansa el ALBA. El proyecto de integración auspiciado por la PEB apoya una uniónlatinoamericana caribeña superior al modelo europeo (política por etapas),dominado por el gran capital, con la ilusoria esperanza de darle mástarde un contenido socialmente emancipador. Asimismo la integraciónbolivariana debe ir acompañada de una desvinculación parcial del mercadocapitalista mundial. Esto permite ampliar considerablemente el mercadointerior y favorecerá el desarrollo de los productores locales bajo diferentesformas de propiedad. Por descontado, ello implica el desarrollo, p.e., deuna política de soberanía alimentaria. Los países miembros del grupo bolivariano también deberían retirarse deinstituciones tales como el Banco Mundial, el FMI y la OMC, promoviendoal mismo tiempo la creación de nuevas instancias mundiales democráticasy respetuosas de los derechos humanos indivisibles. De igual manera, la PEB ha de propiciar entre los países del sur laconformación de un Nuevo Orden Económico Internacional basado unapropuesta de la ONU (1974)66 65 Bob Jessop. “El futuro del Estado capitalista” 66 Resolución 3.201 de las Naciones Unidas, mayo 1974. 149
  • Haiman El Troudi “en la equidad, la igualdad soberana, la interdependencia, el interés común y la cooperación entre todos los estados cualesquiera que sean sus sistemas económicos y sociales, que corrija las desigualdades y repare las injusticias entre los países desarrollados y los países en desarrollo, y asegure a las generaciones presentes y futuras, la paz, la justicia y un desarrollo económico y social que se acelere a ritmo sostenido”. Este ha de convertirse en el punto de partida para la refundación de lasNaciones Unidas. En este Nuevo Orden, los pueblos del Sur, de África, Asiay América Latina, hemos de tender la mano a los pueblos del Norte paraavanzar juntos hacia una humanidad justa y libre en un planeta habitabley en Paz. 150
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaPARTE TERCERA: UN MAPA ESTRATÉGICOPARA LA TRANSICIÓN ECONÓMICA “Sólo es definible lo que no tiene historia”67 Nietzsche (1887)1.Desarrollo de las fuerzas productivas armonizadascon relaciones socialistas de producción En tanto medio de trabajo, y expresión de la relación existente entreel ser humano y los objetos, las fuerzas productivas representan lafuente concreta de creación de bienes materiales necesarios para lasubsistencia; por ende, y como escribió Marx (1875) “cada generaciónposterior se encuentra en posesión de las fuerzas productivas adquiridasde la generación precedente, que le sirven de materia prima para la nuevaproducción”68. Cada nueva sociedad nace inexcusablemente de una sociedadprecedente. Por tratarse de un organismo-sistema viviente, se produceuna trasmisión genética, lo cual condiciona una estructuración inicial dela nueva sociedad a partir de rasgos constitutivos de la antigua, talesrasgos imperceptibles en un elevado número de casos. La huella genéticaeconómica, social, cultural y política eventualmente cambia de base deasiento y gradualmente prefigura el nuevo arquetipo societal. Así, el procesode edificación de la sociedad socialista ha de reconocer sus insuficienciasiniciales y precisa subsecuentemente enfocar su carga histórica en lasuperación de las imperfecciones heredadas. La teoría marxista se fundamenta en el impulso material de las fuerzasproductivas como fuerza motriz del ascenso histórico, en el sentido de lamejora del bienestar de la humanidad. La revolución socialista debe hacerposible la socialización de los medios para la producción de la riqueza unavez éstos se hayan desarrollado, por cuanto el desarrollo de las fuerzasproductivas implica la evolución de la clase trabajadora y de toda lasociedad, y el progreso de los medios técnicos para el despliegue de lascapacidades productivas del ser humano. La superación del modo de producción capitalista en su transicióna otro socialista no se resuelve subjetivamente, se fundamenta en lasnecesidades de la propia producción. Si bien la superestructura, lavoluntad emancipadora, la ideología y la conciencia de la clase popular soncomponentes indispensables para la realización socialista y posee un efectotrascendente sobre la producción, en última instancia, el desarrollo de la 67 Nietzsche, Friedrich. “La genealogía de la moral” 68 Carlos Marx. “Carta a Wilhelm Bracke”, 5 de mayo de 1875. 151
  • Haiman El Troudiproducción es lo determinante. El socialismo no se construye únicamentedesde la retórica, la declaratoria de intenciones, o la conciencia del debersocial. El socialismo está llamado a satisfacer las necesidades materiales einmateriales de la sociedad a partir del trabajo socialmente necesario, deltrabajo emancipado. Venezuela, país subdesarrollado, dependiente económicamente dela renta petrolera, sin producción de bienes y servicios necesarios parala satisfacción de sus necesidades propias, impregnado de la resacapaternalista-rentista-clientelar, acostumbrado en grado sumo a la gananciafácil, rápida y con el mínimo esfuerzo, ¿podrá hacerse socialista bajo estascondiciones? Vale decir, ¿podrá forjar la nueva sociedad en términos de unafamilia humana, donde la emancipación de todos es condición supremapara la liberación de cada cual? ¡Sí!, pero una condición indispensable para alcanzar tal aspiraciónsupone el desarrollo de las fuerzas productivas. El aumento suficiente de laproducción y productividad, la internalización de la cultura del trabajo, y elrefinamiento de una equitativa distribución de los excedentes. Lo anterior, sin mayores dificultades recibe la aprobación de la masacrítica de las diversas corrientes socialistas, y en parte, también por algunossectores de la burguesía productiva. Por un lado, prevalece el interés porpropiciar los axiomas marxistas, por el otro, el fomento productivo comobase material de desarrollo. Al respecto, se retoman las conclusiones de Marx respecto a lacomprensión de las relaciones jurídicas y las formas de Estado, establecidasen las condiciones materiales de vida: …en la producción social de su vida los hombres establecen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una fase determinada de desarrollo de sus fuerzas productivas materiales. El conjunto de estas relaciones de producción forma la estructura económica de la sociedad, la base real sobre la que se levanta la superestructura jurídica y política y a la que corresponden determinadas formas de conciencia social. El modo de producción de la vida material condiciona el proceso de la vida social política y espiritual en general… Al llegar a una fase determinada de desarrollo las fuerzas productivas materiales de la sociedad entran en contradicción con las relaciones de producción existentes o, lo que no es más que la expresión jurídica de esto, con las relaciones de propiedad dentro de las cuales se han desenvuelto hasta allí. De formas de desarrollo de las fuerzas productivas, estas relaciones se convierten en trabas suyas, y se abre así una época de revolución social... Ninguna formación social desaparece antes de que se desarrollen todas las fuerzas productivas que caben dentro de ella, y jamás aparecen nuevas y más elevadas relaciones de producción antes de que las condiciones materiales para su existencia hayan madurado dentro de la propia sociedad antigua… Las relaciones burguesas de producción son la última forma antagónica del proceso social de producción; antagónica, no en el sentido de un antagonismo individual, sino de un antagonismo que proviene de las condiciones sociales de vida de los individuos. Pero las fuerzas productivas que se desarrollan en la sociedad burguesa brindan, al mismo tiempo, las condiciones materiales para la solución de este antagonismo. Con esta formación social se cierra, por lo tanto, la prehistoria de la sociedad humana69. 69 Carlos Marx. “Prólogo a la crítica de la Economía Política” 152
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela El legado marxista recuerda que ninguna sociedad trasciende hastatanto no han sido agotadas todas las posibilidades inherentes en ella.Vale decir, el advenimiento del socialismo sólo es posible si se alcanzaun estadio en que las fuerzas productivas ya no pueden desarrollarse, entérminos absolutos, bajo el capitalismo. El modo de producción capitalista, una vez desarrolladasformidablemente las fuerzas productivas de la sociedad, se convierte enun obstáculo ingente para el progreso social. Se generan contradiccionesobjetivas entre el trabajo y el capital, entre la producción social y laapropiación privada, la proletarización creciente por causa de la extensiónde las relaciones asalariadas. Al ampliarse las relaciones capitalistas y suproceso de acumulación, se da origen a condiciones objetivas, políticas ysociales, para la revolución socialista. Bajo el socialismo, las contradicciones emanadas entre las fuerzasproductivas en vehemente crecimiento y ciertos resabios de las relacionesde producción basadas en la lógica capitalista de la objetivación deltrabajo, se superan creando nuevas relaciones socialistas de producción,con lo cual se asegura el desarrollo incesante y planificado de las fuerzasproductivas en interés de toda la sociedad. Marx (1957) expresa esta idea de un modo particular: Lo que distingue a las épocas económicas unas de otras no es lo que se hace, sino el cómo se hace, con qué instrumentos de trabajo se hace. Los instrumentas de trabajo no son solamente el barómetro indicador del desarrollo de la fuerza de trabajo del hombre, sino también el exponente de las condiciones sociales en que se trabaja70. La Política Económica Bolivariana en la presente época de transicióndel capitalismo al socialismo, ha de fijar las directrices en aras de resolverel conflicto entre las fuerzas productivas y las relaciones capitalistas deproducción, para con ello liberar las vigorosas expresiones de la relaciónexistente entre el ser humano y los objetos, utilizadas en bien de toda lasociedad. La PEB en síntesis reafirma la necesidad de Desarrollar las FuerzasProductivas (DFP) para la plena producción de los bienes esenciales para lavida, y por tanto, para el logro material de la satisfacción de las necesidadeshumanas. Para la excitación del ciclo contradictorio del modo de produccióncapitalista, entrado en crisis de valorización producto de la evolución delas fuerzas productivas al máximo de su capacidad reproductiva, y parala ulterior planificación de la actividad económica, en pos de asegurar lasocialización de los medios de producción y la tasa de ganancia. Pero por sí solo, el desarrollo de las fuerzas productivas, a decir deGuevara (1979) y de un significativo número de autores, no determinan de 70 Carlos Marx. “Trabajo asalariado y capital” 153
  • Haiman El Troudimanera directa, mecánica y cuantitativa, la naturaleza y transformación delas relaciones de producción. Ciertamente, en su debate con Bettelheim, elChe describía: deducir… una correlación mecánica entre la evolución de las fuerzas productivas en el período de transición y las formas sucesivas de relaciones de producción, que permanecen cualitativamente indiferenciadas, ya que el camarada Bettelheim de todas maneras pretende que no haya diferentes modos de producción y diferentes estructuras económicas que se suceden en la marcha del capitalismo hacia el socialismo, una vez derribado el capitalismo…71 En efecto, el economicismo positivista ha impelido a una corrienterevolucionaria ennoblecer las fuerzas productivas como el componentecardinal de la nueva infraestructura socialista, obviando el hecho de que talcategoría ha sido auspiciada en parte por el propio pensamiento heterodoxoy neoclásico de la teoría capitalista, por cuanto, por sí solas, las fuerzasproductivas de la sociedad antigua capitalista reproducen relacionessociales de producción centradas en la explotación, la enajenación y ladivisión social del trabajo. La PEB ha de auspiciar la producción cultural y política en igual cuantíaque el desarrollo de la infraestructura económica. Ha de trascender laconcepción estática de las relaciones sociales de producción, ancladasen los formatos heredados del entramado capitalista. Ha de articular lasdinámicas entre las relaciones sociales pasadas y presentes, y representara las fuerzas productivas sólo como expresión de estas. Las fuerzasproductivas, por ende no se asumen neutras, sino como expresión de lasrelaciones capitalistas que las generó en un momento dado. Para que cadacual reciba de acuerdo con su contribución y sus necesidades, es precisodesgajar la pútrida envoltura capitalista y erradicar sus relaciones socialesde producción. El legado marxista aporta claras pistas en torno a la caracterización delrégimen de explotación del hombre a instancias del modo de produccióncapitalista: enajenación del trabajo, mercantilización del mundo y por endedel trabajo asalariado, disgregación de la masa trabajadora de los mediosde producción tanto como del trabajador individual de su sustento material,división social del trabajo. La traza estratégica de superación del trabajo como subordinado alos imperativos materiales del capital delimita con claridad meridiana loimperioso de desarrollar nuevas relaciones de producción, como derivaciónindefectible de la revolución socialista. Desde esa posición, la agendacontentiva de nociones generalistas para la actuación transformadora estáa la orden del día: a) supresión de la naturaleza mercantil extendida en todos los ámbitos de la configuración social; 71 Ernesto (Che) Guevara. “El socialismo y el hombre nuevo” 154
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela b) control de determinados medios de producción vía posesión ó propiedad directa por parte de los nuevos sujetos sociales de la revolución; c) gestión directa o cogestionada de la producción a manos de los propios trabajadores, y revocabilidad de los mandatos de los equipos gerenciales; d) regulación de las funciones del dinero y donde sea posible sustitución de los valores de cambio por valores de uso; e) planificación participativa de la producción en línea con las directrices del plan nacional, en pos de la satisfacción de necesidades sociales, y vinculación efectiva con la comunidad; f) presupuestos participativos fabriles para la toma de decisiones de inversión, fomento productivo, compensación salarial, proyectos sociales, etc.; g) rendición de cuentas, ejercicio de la contraloría social proletaria, y contabilidad abierta y auditable; h) reducción de la jornada laboral y diversificación de los medios, instrumentos y fines de la recreación y el ocio; i) democratización del saber, y democratización participativa del trabajo concreto y el trabajo abstracto orientado a la formación y capacitación profesional permanente en múltiples habilidades, la rotación de funciones, el ascenso horizontal y vertical, entre otras modalidades de superación del trabajo manual y el intelectual; j) unidad en la diversidad entre las diversas corrientes de pensamiento; k) auspicio de la cultura del debate como medida de comunicación transparente y convivencia laboral fraterna, y auspicio también del trabajo en equipo y el trabajo voluntario como referencia activa a la praxis transformadora; l) labor social cooperativa no competitiva en la distribución y consumo de la producción; m) freno a la burocratización laboral vía simplificación de trámites y delegación de funciones, y erradicación de la burocratismo sindical y el reivindicativismo como fin en sí mismo, y como mecanismo reproductor de la voracidad capitalista pequeñoburguesa. Las nuevas relaciones de producción socialistas del Siglo XXIhan de imponer el principio de la democracia directa en todas lasesferas empresariales. De cara a la implementación de los postuladosconstitucionales es preciso ser consecuentes con las nociones departicipación protagónica de los sujetos sociales, en todos los ámbitos dela gestión pública y privada. Como se sabe, la democracia participativa combina protagonismo conrepresentatividad, sólo que la delegación se asume en términos funcionales,al fijárseles pautas y límites a los representantes. 155
  • Haiman El Troudi En la búsqueda de equilibrio y reciprocidad entre representación yprotagonismo popular, se cuenta con los siguientes instrumentos: i. Debe existir un reglamento de remoción de autoridades, de revocación del mandato y control político de las autoridades (el que actúe de espaldas a las mayorías se va) ii. Debe haber elección directa de autoridades (elección por la base de los cargos) iii. Debe existir un sistema de rotación de autoridades, responsables y vocerías (nadie se atornilla en las posiciones de poder) iv. Debe entenderse la delegación como funcional (se manda obedeciendo) v. Debe existir un estatuto para la democracia del saber (la información es patrimonio del colectivo) vi. Debe funcionar la rendición de cuentas (no existen cajas negras, todo es transparente y auditable) vii. Debe haber debate permanente (se estimula la cultura del debate sin censuras ni temas tabúes; existe además tolerancia con las opiniones divergentes y el respeto de todas las ideas). Claro está, estas consideraciones pueden ser aplicables en mayor omenor grado, en su totalidad o parcialmente, de acuerdo con contextos yespecificidades de cada ámbito empresarial y fabril. Adicionalmente, en el marco de la democracia directa, se vinculanaspectos relacionados con la planificación participativa, la toma dedecisiones en manos de quienes están al frente de la actividad, lagestión colectiva y el control social de todos los procesos. La gerenciaparticipativa, incluso en el capitalismo, ha demostrado mejor desempeñoque la centralizada y autoritaria. Los planes de las empresas comunaleshan de someterse a la consideración de las asambleas de ciudadanos,propietarios todos de los medios de producción. La participación de los trabajadores en la gestión administrativa delas empresas representa una fuente de estímulo moral. La motivaciónpuede también venir dada por el involucramiento de la masa laboral en losprocesos de toma de decisiones respecto a la distribución de los ingresosy la organización de la producción. Con el advenimiento del socialismo real y la socialización de los mediosde producción bajo la plena y total administración a manos del Estado,se cambió de dueño, pero no se cambiaron las relaciones de produccióninherentes al sistema capitalista, a saber, el patrón taylorista y fordista dela razón productiva. Aquella experiencia histórica dejó claro que no bastaasegurarse el control social de los medios de producción si ello no estáacompañado de nuevas relaciones de producción. En la transición al socialismo bolivariano, el régimen de propiedad debe 156
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaser diverso, y bajo la hegemonía de la propiedad social, pero más allá delas delimitaciones de las relaciones de propiedad, es imperativo avanzaren la superación de las formas de producción basadas en la subsunciónde los trabajadores en el seno de la producción bajo el capital. Bajoestas condiciones, la manufactura interna de cada centro productivo sedetermina por la afirmación consciente de la interdependencia objetivaentre los productores. El vínculo entre sus disímiles trabajos se apoya ensu propio plan y expresa su propia voluntad; de esta forma lo afirma Marx(1981) “el lazo de unión entre sus funciones individuales y su unidad comocuerpo productivo [ya no] se encuentra fuera de ellos”72. En la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) senacionalizó la propiedad privada sobre los medios de producción, entreotras razones por cuanto un grueso grupo de “empresarios” se dedicóa sabotear el programa de transformación económica-social. Ya Lenincon la Nueva Política Económica (NEP) había delimitado el espacio -muyamplio por lo demás- en el que los privados intervendrían en la actividadeconómica. El propio Stalin era partícipe de la participación privada, fue lafuerza de las circunstancias históricas indicadas quienes le determinaron aerradicar de tajo aquella actividad. La bandera roja a 5 estrellas de la China comunista representa a losobreros, campesinos, burguesía nacional, intelectuales, y el PartidoComunista Chino. En el contexto de la Tercera Internacional, Maoestableció la táctica del “frente popular” en oposición a la noción de “clasecontra clase” a fin de intensificar la unión, ya no sólo con los campesinos,sino también con la burguesía nacional para la lucha contra el fascismojaponés. Esta unión ha prevalecido hasta el presente. La burguesía nacionalse ha alineado a los postulados del modelo socialista con característicaschinas. El pleno desarrollo de la sociedad socialista, no se sustenta en lapropiedad, sino en los nuevos medios materiales de producción y en laorganización del trabajo emancipado. La conciencia de clase suscita bajoesta nueva composición laboral, la interdependencia de los trabajadoresen el seno de la producción y en sus relaciones como ciudadanos auto-gobernados consagrados a servir a la clase y la sociedad es su conjunto.Tal situación expresa la dialéctica de sí mismos y del cambio permanentede sus circunstancias; la toma de conciencia se fortifica a medida quese constatan las carencias de la sociedad alienada a la propiedad ensus variadas modalidades, se desprende en consecuencia, la accióntransformadora del carácter de la producción alineada a las necesidadeshumanas, surge la nueva sociedad de productores libreas asociados. La PEB ha de mostrar el sendero indicativo de lucha contra la enajenacióndel trabajo, cambiando los puntos de vista y paradigmas técnicos, 72 Carlos Marx. “El capital” 157
  • Haiman El Troudiasumiendo la gestión reestructurada de las empresas públicas, otorgandonuevo sentido a las diversas disciplinas del conocimiento, a la planificación,al control, y la administración. Ello pasa por la superación de la subsuncióndel trabajo en el capital, y el parcelamiento de las responsabilidades ytareas; la trascendencia del trabajo rutinario y poco creativo impuesto porla diferenciación entre la actividad manual e intelectual; el mejoramientohumanizado y digno de las condiciones laborales, de la seguridad y lahigiene; la erradicación de todo tipo de alienación: respecto al salario y laactividad productiva, respecto al producto elaborado o al servicio prestado,respecto a sus compañeros de trabajo, y respecto a su propio potencialhumano. La conciencia social es el punto de partida para la liberación de lostrabajadores y trabajadoras al saberse sujetos sociales promotores de supropia emancipación. La alienación es uno de los mecanismos con que loscapitalistas logran mantener aletargados e ignorantes de su condición deexplotados a la masa laboral, lo expresó oportunamente Marx (2004) …el trabajo es externo al trabajador, es decir, no pertenece a su ser; en que en su trabajo, el trabajador no se afirma, sino que se niega; no se siente feliz, sino desgraciado; no desarrolla una libre energía física y espiritual, sino que mortifica su cuerpo y arruina su espíritu. Por eso el trabajador sólo se siente en sí fuera del trabajo, y en el trabajo fuera de sí. Está en lo suyo cuando no trabaja y cuando trabaja no está en lo suyo. Su trabajo no es, así, voluntario, sino forzado, trabajo forzado. Por eso no es la satisfacción de una necesidad, sino solamente un medio para satisfacer las necesidades fuera del trabajo…73 En torno al desarrollo de las fuerzas productivas, se ha suscitado unapolémica entre las teorías de la Economía Planificada y Socialismo deMercado. De este debate devienen argumentos y contraargumentos útilespara el proceso constitutivo de la especificidad socialista bolivariana. En la extinta URSS y en el campo socialista de los países de Europadel Este, se procuraron varios atajos al socialismo, como se ha dicho, porcuanto fue instaurada un modelo Capitalista de Estado y por haber brincadola fase de desarrollo completo de las fuerzas productivas y establecerdirectamente una economía planificada sobre las bases de lo que aún era,en alto grado, una economía natural. Aquella economía planificada fundadade esa forma ahogó el desarrollo posterior de las fuerzas productivas. Nopudo ser mantenida en el largo plazo y por tanto se volcó a una economíade mercado. Lo que ocurrió tras el derribo del Muro de Berlín es unamuestra fehaciente de que la economía planificada no logra encaminarsemeramente por decreto o deseo subjetivo de la vanguardia política. La enseñanza del materialismo histórico de Marx ilustra sobre eldesarrollo de la formación económica de toda sociedad, entendido como 73 Carlos Marx. “Manuscritos Económicos y filosóficos”. 158
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaun proceso de sucesivos reemplazos, desde la economía natural pre-capitalista a una economía capitalista mercantil y luego, a una economíasocialista planificada. Lo anterior indica un tránsito sinuoso en el que a través del desarrollocompleto de la economía natural, puede establecerse el desarrollo plenode las fuerzas productivas, para ulteriormente, y sólo a través del referidodesarrollo y del surgimiento de sus contradicciones inmanentes puedeimplantarse la economía planificada. Esta lección ha sido aprendida por la vanguardia dirigente de lospaíses socialistas de mercado. La economía de mercado en estos paísesse ha desarrollado sobradamente y tiende a convertirse en una trabapara el desarrollo ulterior de las fuerzas productivas. En el contextopresente, los problemas que estos países afrontan74, difícilmente podránremediarse prorrogando la economía de mercado, sino sustituyéndolapor la planificación. Al parecer los socialistas de mercado apuntan en esadirección, al tiempo que han acelerado el énfasis en la atención de lasasimetrías sociales, y la exclusión. Con base en las rutas trazadas por las experiencias socialistas analizadas,se pudiera esquematizar el flujo seguido en cada caso, y contrastarse conla visión propuesta en el marco de la PEB para Venezuela: URSS: Economía pre-capitalista-> Economía Planificada -> Desarrollo de las Fuerzas Productivas -> Bienestar Humano China: Economía de mercado -> Desarrollo de las Fuerzas Productivas -> Economía Planificada -> Bienestar Humano Venezuela: Economía rentista (pre-capitalista) -> Mercado democratizado y regulado -> Desarrollo de las Fuerzas Productivas (con relaciones sociales de producción socialista y fomento del triángulo virtuoso de los tres sectores de la economía) -> Economía Planificada (democrática y participativamente) -> Desarrollo Humano Integral Algunos de los componentes del formato venezolano (regulación ydemocratización del mercado y planificación socialista democrática-participativa) y (el triángulo virtuoso) se desarrollan en secciones posteriores,los otros aspectos ya han sido tratados en discernimientos anteriores. 74 Precarización del trabajo, pasivos ambientales, crisis de valorización del capital, industrialización desenfrenada, bloqueo competitivo entre empresas, planificación indicativa productivista. 159
  • Haiman El Troudi En todo caso, en lo atinente al proyecto socialista venezolano, ya hasido clarificado suficientemente que la reflexión marxista no se circunscribemeramente a la idea de que “ninguna formación social desaparece antesde que se desarrollen todas las fuerzas productivas que caben dentro deella”. Ello se volvería un reduccionismo, si no se antepone un procesode planificación de tal desarrollo, en el que se documenten las diversasevoluciones y se controle el flujo de las determinaciones del mercado. El programa de transición al socialismo debe también incluir un análisisdel estancamiento del desarrollo de las fuerzas productivas dentro de ladinámica económica capitalista imperante, una vez se hayan desarrolladolos medios de producción. En pos de asegurar la obtención de losbienes y servicios necesarios para la subsistencia y el desarrollo humanointegral, la disyuntiva a resolver es si ese desarrollo incorpora a todos losemprendimientos o resulta monopolio exclusivo del Estado ¿Puede unEstado por si solo producir lo necesario para satisfacer las demandasnacionales? Otro aspecto a considerar es el referido al desarrollo de las fuerzasproductivas teniendo en cuenta los límites del planeta. Independientementeque los avances de la técnica y el conocimiento sobre la naturaleza seincrementen permanentemente, ello no puede constituir una excusa parajustificar la obtención de bienes y servicios irrespetando el equilibrioecológico en la naturaleza. En el plano propositivo, la Política Económica Bolivariana para latransformación productiva supone: 1. Concretar y gestionar un plan de Industrialización Nacional: creación de Nuevas Empresas Públicas a la luz de revisar cartera de proyectos, y estimulo a la utilización del capital privado internamente. 2. Centralización del presupuesto de las empresas públicas socialistas. 3. Plan por rubros para avanzar en la soberanía nacional en la producción de bienes esenciales de la canasta básica. (Por cada bien o producto organizar una agenda al decisor en la que se especifique cuáles eslabones de la cadena productiva se reserva el Estado (inversión pública), a qué sectores y para qué proyectos otorga financiamiento, y cuáles actividades se dejan a la actividad privada y comunal. Este aspecto se retoma más adelante. 4. Priorizar la inversión pública: política de gastos programados y no dispendiosos. Selección de proyectos de inversión bajo planificación (Uso y cumplimiento del Plan de Inversiones Públicas, sujeto a revisión y actualización permanente) 5. Manejo de expectativas en los distintos sectores de la economía nacional. Delimitación de las áreas de interés estratégico susceptibles a nacionalizaciones. Acatamiento de los componentes jurídico-político asociados al tema de las expropiaciones. 160
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela 6. Política de incentivos a la producción y la inversión privada y comunal. (Fiscales, crediticios, asociaciones estratégicas, etc.) Especial énfasis en las PYMES. 7. Delimitación de las actividades económicas donde se considere útil la inversión privada en este periodo. Construcción del plan de inversiones entre todos los sectores de la economía nacional. Política de diálogo con las bases empresariales de sectores productivos con propensión nacionalista para la búsqueda de soluciones a problemáticas concretas. 8. Política audaz de intercambio permanente ante los gremios y empresarios con vocación socialista. Fijación de metas institucionales y productivas esperadas, delimitación de políticas de acción coordinada, plan de vocería colectiva ante el país. 9. Tratamiento claro y adecuado de la conflictividad sindical. Combate al radicalismo y a la voracidad capitalista en las convenciones colectivas, trabajo político a lo interno del PSUV de cara a mitigar la alta conflictividad entre las corrientes sindicales que se proclaman chavistas. 10. Delimitación y puesta en práctica de nuevas relaciones de producción con espíritu socialista a lo interno de las empresas públicas, privadas y comunales. 11. Diferenciación de la política de incentivos por tipo de inversión (reimpulso de Fábrica Adentro para apoyar la expansión de capacidades instaladas, y retomar la iniciativa del Fondo de Fomento Productivo para la creación de nuevas empresas, con asociaciones mixtas incluidas) 12. Debilitar al capitalismo nacional apátrida, lo cual supone dejar de favorecer a sectores capitalistas extranjeros, beneficiados por las compras del Estado en el exterior, o la entrega en concesión vía asociación mixta con el Estado de determinadas actividades. En línea con la experiencia soviética y china, se trata de neutralizar a los agentes económicos dedicados a franco-tirotear los planes nacionales de desarrollo. Se requiere una clara identificación de los grupos económicos sobe los cuales actuar. a. Nacionalización de los bancos y casas de valores dedicados a la especulación cambiaria. b. Nacionalización de las casas de cambio en tanto exista control cambiario. c. Inteligencia financiera a las empresas importadoras de maletín. d. Mayores controles en el otorgamiento de licencias de importación. e. Saneamiento de mafias mineras, incluye componentes de la FANB y creación de Casas Públicas o Bolsas de Oro y Diamante en pueblos mineros. f. Inteligencia financiera a las empresas contratistas constructoras de maletín y a financiadoras de planes sediciosos. 161
  • Haiman El Troudi2. Mercado democratizado, reguladoy planificado con participación social La ortodoxia socialista se erige sobre la economía planificada comomodelo económico donde el Estado determina los intercambios de bieneso servicios. Bajo su criterio, el control estatal sobre cualquier intercambiocomercial garantiza la distribución de la riqueza de forma equitativa, porcuanto en el mercado capitalista las empresas y las personas no cesan ensu intención de acumular riqueza y poder. Esta concepción ha sido la más extendida en el campo socialista desdelos utópicos a las experiencias científicas del bloque soviético; sin embargo,existe una interpretación heterodoxa en ascenso que busca compatibilizarla planificación económica y el mercado. En todo caso, el maximalismo se ha apoderado del precitado debate. Losjuicios respecto de la concordancia entre plan y mercado en el bastimentosocialista son asincrónicos; de una parte se ubica la ortodoxia aferradaal plan centralizado y a la negación del mercado; en extremos opuestola opción neoliberal y su proclama de auto-regulación del libre mercadosin interferencia estatal. En la bisectriz de tales posiciones se ubica laheterodoxia socialista auspiciante de la composición entre regulaciónplanificada y mercado. La Política Económica Bolivariana no es ajena a tales discernimientos.A juicio del autor la opción del Socialismo Venezolano del Siglo XXI ha deestar signada por un modelo combinado adaptado a las particularidades delproceso emancipador. Así, el plan fija pautas de control sobre el mercado,pero dicho plan se construye con participación popular, y simultáneamenteel mercado es democratizado. Sobre estas variantes adaptativas de laconcepción heterodoxa a la realidad venezolana se hilvana el discurso delas próximas líneas. Es importante tener presente que el mercado, a decir de las enseñanzasdel materialismo histórico, es el lugar socioeconómico de disposición,reparto, comercialización y asignación de recursos finitos. Los modos deproducción socialista le asignan un peso específico en la conformacióndel ciclo económico: propiedad-producción-distribución-consumo-satisfacción de necesidades, pero de forma alguna constituye el centroneurálgico. Una economía con mercado, es distinta a una economía de mercado. Parala PEB, la reflexión socialista de la relación entre el plan y el mercado reconoceque el mercado tiene un papel fundamental en la distribución de recursos.Se trata en consecuencia, de delimitar la epistemología del “mercado enel socialismo del Siglo XXI”, no de incorporarse a las disquisiciones sobreel “socialismo de mercado”. Tal concepto, el de mercado en el socialismo,trata de unir bloques estáticamente inconciliables a medida que comience 162
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaa modificarse la compleja y combinada dinámica de la economía pública,la economía autogestionaria, la economía de las empresas privadasde producción social, la economía de los emprendimientos populares-comunales, la economía del movimiento cooperativo, todas subsumidasen la complementariedad y competitividad en arreglo al intercambio yasignación de recursos finitos destinados a la satisfacción de necesidades.La viabilidad de la empresa socialista no se da en términos de rentabilidad,sino de eficiencia socioeconómica. Lenin (1986) interpretó (en su contexto) las condicionantes a consideraren la anexión del mercado en la economía socialista. La médula de sureflexión orbitó en torno a la noción del control. “… un Estado proletario,sin variar su esencia puede admitir la libertad de comercio y el desarrollode relaciones capitalistas de producción, sólo hasta ciertos límites, yúnicamente a condición de una regulación por parte del Estado (vigilancia,control, determinación de formas, orden)”75. Básicamente, la propuesta para la transición al socialismo formuladapor Lenin no niega la eventualidad de servirse de los instrumentos delmercado, sujetas a regulaciones y controles por parte del Estado. Para elloadvierte en torno a la importancia de la conciencia de los sujetos socialesde la revolución, preparados técnica, política, ideológica y organizadamentepara asumir los desafíos intrínsecos: …se trata no de terminar con la vieja estructura económica y social, el comercio, la pequeña empresa, el capitalismo, sino de reanimar el comercio, la pequeña empresa, el capitalismo; dominándolos con precaución y en forma gradual someterlos a la regulación estatal. … aún cuando se efectúe con todo éxito tal regulación, subsiste indiscutiblemente el antagonismo de los intereses de clase entre el trabajo y el capital 76. Desde su punto de vista, el mercado forma una extensión de la funciónde planificación. Por tanto, la regulación planificada en la PEB en la fase detransición puede ser caracterizada de dos formas: 1) planificación y regulación directa e indirecta sobre las actividadesde las empresas públicas, y de propiedad comunal, vale decir, sobre losprototipos predominantemente socialistas de la economía, y 2) regulación indirecta sobre las empresas privadas de producciónsocial, las cooperativas, y el resto de organizaciones de la economía envías al socialismo. La planificación y regulación directa se entiende como la fijación de metasde producción, tipos, estándares de calidad, etc.; des-mercantilización 75 V.I Lenin. “Obras Escogidas: La importancia del oro ahora y después de la victoria total del socialismo” 76 V.I. Lenin. “Obras escogidas: Acerca del papel y las tareas de los sindicatos en las condiciones de la nueva política económica” 163
  • Haiman El Troudide los bienes y servicios producidos vía distribución gratuita, subsidiadao a bajos costos, intercambios equivalentes donde sea posible; cálculoeconómico orientado para la justa determinación de precios y márgenesde ganancia; promoción del valor de uso a través de la disposición derelaciones de intercambio basada en índices materiales; fomento de redesde productores libres asociados. Mientras que la regulación indirecta se entiende como el estudiocolegiado de las estructuras de costos y la fijación de márgenes de gananciasocialmente aceptados como base para la fijación flexible de preciosmáximos de venta y precios sugeridos; incentivos positivos y según sea elcaso, incentivos negativos a los agentes económicos vía medidas fiscales,financieras, cambiarias y monetarias. Para ambas características de utilización y sometimiento delmercado, el rol de organización social es fundamental. La regulaciónplanificada expresa los lazos económicos de distribución creados, bajofundamentaciones científicas, entre productores y la sociedad, a fin deequilibrar las proporciones que originen una masa de riquezas en cantidady calidad, de tal modo que sean satisfechas las necesidades crecientespersonales y productivas de la sociedad. La edificación de ese tipo de mercado exige la democratización delpoder adquisitivo de las mayorías populares, por lo tanto, la redistribuciónjusta y proporcional de la renta y la riqueza nacional entre la ciudadanía. Delmismo modo, durante el período de transición, amerita el acompañamientono tutelado del Estado para la promoción, organización y financiamientode una base económica productiva comunal, tanto como la conformaciónde una institucionalidad pública participativa abocada al control social delmercado. Se trata de vigorizar los instrumentos disponibles, o en su defecto crearnuevos, a fin de que la sociedad conozca los alcances de sus deberesy derechos. Conformar una cultura ciudadana beligerante, contestataria,corresponsable para la democratización del mercado, y en suma, para laprofundización de la democracia directa. El Estado, por su parte, asume la rectoría en lo atinente a la nivelaciónde los derechos y posibilidades de todos los agentes económicos. Ello sóloes posible si se abarcan dos vertientes: la concertación social basada enel bienestar del colectivo, y la reconstitución de las instituciones llamada aredefinir el mercado en el socialismo del siglo XXI. La política industrial dentro de la PEB debe enfocarse en las pequeñas ymedianas empresas (públicas, mixtas, privadas, cooperativas o comunales),por cuanto representan el sector más dinámico, generador de empleo,distribuidor de la riqueza, y con mejores características para ir adoptandonuevas relaciones socialistas de producción. El Estado está llamado aorganizar dicho modelo industrial en coordinación estratégica entre los 164
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezueladiversos actores institucionales, productivos, laborales y empresariales,atendiendo al modelo de desarrollo endógeno, y trabajado de formaparticipativa, pluralista, desconcentrada, incorporando a todos los nivelesde gobierno y las redes empresariales. Para que la democratización del mercado sea efectiva se han deestablecer instituciones que promuevan una rica activación popular, y unamovilización política entre la ciudadanía. Por ello, la PEB requiere suscitarprácticas de concurrencia cooperativa entre los diversos emprendimientosproductivos. Así, todos los sectores y actores económicos productivospueden auxiliarse, complementarse, y al mismo tiempo competir,encadenando los eslabones aguas arriba y aguas abajo en la producciónde los diversos bienes y servicios, esto es, generando economías deescala tendentes, primordialmente, a favorecer a la población, antes que albeneficio individual. Así, la cuestión del mercado para el Socialismo del Siglo XXI se apoya ennuevas reglas, nuevas instituciones, nuevos métodos de cálculo económicoy de distribución social, visibilidad protagónica de nuevos sujetosproductivos, nuevos patrones éticos, nuevas relaciones intersectoriales,etc. y no limitarse a responder a la interrogante reduccionista del, ¿más omenos mercado? La actuación del Estado por el lado de la oferta ha de orientarse endirección del fomento productivo, con arreglo a las determinacionesexpuestas y la constitución de extensas redes de fondos y de unidadesde soporte y capacitación (tipo INCES), para apoyar a los emprendedoresemergentes; del lado de la demanda, la intervención supone democratizaciónde la información a las redes de consumidores, políticas de subsidio dirigidasa la protección de los sectores sociales más vulnerables, llegando inclusoa otorgar un ingreso directo universal de ciudadanía. La democratizacióndel mercado halla su regla en el fortalecimiento de las capacidades y delas oportunidades productivas, tanto en la organización y defensa de losconsumidores. El fomento productivo ha de asociarse, por su parte a políticaseconómicas e industriales combinadas, pero también a la capacitación delos individuos para la producción y para el mercado, lo cual supone accesoal crédito, a las tecnologías y al conocimiento. Cada productor cooperantede los demás, encuentra nichos para su diversificación productiva en lamedida en que transfiere experiencias y encadena ramas productivas,en la medida en que presta servicios y asume ejercicios de aprendizajecolectivo. Se trata de prácticas de experimentación participativas auto-referenciadas por el Estado, las comunidades y los privados, las cualeshabrían de documentarse para su posterior difusión. Por otra parte, hacer eficiente socialmente al mercado supone lasocialización oportuna de la información. En ese sentido, la PEB debecoadyuvar sistemáticamente en la conformación de instituciones 165
  • Haiman El Troudisociales de comercialización directa, procurando acercar a productoresy consumidores. De igual forma, promover el cambio en determinadospatrones de consumo, sobre la base de la generación de conciencia delconsumo necesario. Visto así, el mercado bajo el auspicio de la planificaciónestatal y la corresponsabilidad ciudadana teje redes de comercio solidario.Comercio que pone frente a frente a consumidores y productores y eliminaen lo posible cadenas intermedias. Sobre este tema, se pueden citarlas distorsiones de los precios al menor de los productos agrícolas. Unproductor del campo, digamos merideño, vende su papa (p.e.) en 10 Bs.por guacal a un camionero que lo trasporta al mercado, digamos de Coche,para vender el mismo guacal en 100Bs. Devine77, citado por Harnecker y Piñeiro, sugiere al respecto el modelode la “Coordinación Negociada”: en grado sumo, la distribución derecursos se produce como resultado de convenios entre productores yconsumidores, además de otros sectores interesados (el Estado p.e.), enun marco de las decisiones generales respecto las prioridades económicas,todo ello realizado democráticamente tanto en el ámbito nacional como enel internacional. En ese mismo curso discursivo se ha vertido la noción aportada porHahnel (2005) de la planificación participativa78, donde la institucionalidadascendente de los Consejos de Productores y Consumidores planificantanto la producción como el consumo, bajo una lógica de cálculo equilibradofundamentada en el ganar – ganar. La PEB debe auspiciar las constituciones de canales de interlocuciónque posibiliten la toma de decisiones colectivas de la sociedad sobrecómo deben ser producidos, distribuidos y vendidos los bienes y servicios.Decisiones consensuadas, a tal punto, que se consigue compatibilizar losintereses particulares con los del conjunto social. En este orden de ideas, la esencia de una auténtica economíaparticipativa debe ser capaz de compatibilizar tres componentes: lasolidaridad, el bienestar común, tanto de productores como consumidores,y la efectividad. La Economía Participativa o Parecon79, por sus siglas eninglés, posee dos instituciones características: 1) Consejos de Productoresy de Consumidores autogestionados en su toma de decisiones, efectuadosen términos de democracia directa en varios niveles; y 2) ComplejosBalanceados de Tareas, que posibilitan la superación de la separaciónentre el trabajo manual y el intelectual (Albert, 2005). Adicionalmente, es importante convenir en que un sistema deplanificación democrática del mercado no planifica las cantidades a producir 77 Pat Devine. “Planificación y democracia económica”, resumido por Marta Harnecker y Camila Piñeiro. 78 Robin Hahnel. “Economic Justice and Democracy: From Competition to Cooperation” 79 Michael Albert. “Parecon” 166
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelade todos los productos, sino sólo de aquéllos considerados estratégicos.Del mismo modo, no implica formatos empresariales estandarizados, porel contrario, admite todos los tipos de emprendimiento productivo, a la luzde los parámetros considerados en secciones precedentes. La experiencia yugoslava demostró cómo el control autónomo de losmedios de producción a manos de los trabajadores, sin la mediaciónde un plan de producción centralizado conduce a la competencia entreempresas “socialistas”, potenciándose el espíritu del beneficio corporativoy desdibujándose el sentido social de la producción ¿Qué hicieron lostrabajadores-propietarios yugoslavos cuando sus mercancías no lograbanvenderse en el mercado socialista? La respuesta ya fue dada por la historiatras el lamentable descalabro de aquella bien ponderada experienciasocialista. Eventualmente, el mercado del socialismo puede excluir de la librecirculación algunos productos considerados estratégicos para el consumoy para la exportación. La comercialización o distribución de tales productosestarían bajo el monopolio de la administración pública. Tanto más pertinenteesta medida si dichos productos provienen de la importación. En los ámbitos comunales se pueden crear espacios de comercialización,organizada, supervisada y controlada por el propio gobierno comunal o lasinstancias de gestión comunitarias. Son instituciones del poder popular quefuncionan bajo las premisas de la autogestión económica y financiera. En esta red de establecimientos se practica el libre juego de la oferta y lademanda, sobre la base de precios acordados libremente entre vendedores-productores y compradores-consumidores. La espontaneidad reguladorapopular debe ser quien imponga la racionalidad colectiva, manada de lanegociación participativa y del propósito supremo del bienestar social. En la misma línea propositiva, dos iniciativas concurrentes a las anterioresla constituyen, a) Estímulo al Consumo no alienado, a través de sostenidascampañas de concientización, y b) Programa para profesionales y técnicosdispuestos a convertirse en nuevos emprendedores. En suma, el Socialismo del Siglo XXI debe ser visto en términosde proceso: interpreta la dialéctica de las contradicciones, no imponeestereotipos. Su ideal: establecer nuevas relaciones de convivencia humanabasadas en la igualdad, la justicia social y la solidaridad, instaurando paraello un nuevo modo de producción, distribución y consumo. Concretarese ideal supone un largo recorrido, por los teóricos conocido como latransición. La transición al socialismo puede durar muchos años, quizá seauna fragua generacional. El reto en transición está en mediar consensos. Recuérdese que la revoluciónbolivariana aspira a conducirse por los derroteros de la paz, y transformara Venezuela en paz supone diálogo de saberes y respeto a la pluralidad depensamientos ¿Qué sucedería en el país si se decidiese abruptamente estatizaro nacionalizar todas las empresas privadas y el comercio? 167
  • Haiman El Troudi Ello no ha de estar planteado en la Política Económica Bolivariana.Rumbo al socialismo puede, sin dificultad alguna, desarrollarse la iniciativaprivada siempre que acepte las nuevas reglas del juego y reconozcanque el socialismo es nuestra realidad renovada. La empresa privada tieneinexorablemente que sumergirse en las aguas de las transformacionesnacionales, en su nomenclatura y en su convicción; han de hacersecomunes términos como beneficios colectivos, responsabilidad social,planificación y participación. Los sectores empresariales que persistan en la línea capitalista ortodoxade la máxima ganancia, más temprano que tarde han de adaptarsevoluntaria y conscientemente o estarán destinados a su desaparición comoagentes económicos. Ojalá el espíritu obcecado de algunos no les ubiqueen el terreno de la desestabilización política y económica. Ello puede darleargumentos a la línea ortodoxa socialista que clama por su nacionalizaciónsin compensaciones. 168
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela3. Planificación democrática de la economía La planificación es inherente al socialismo, como el libre mercado alcapitalismo. En la sección precedente se ha considerado la superación deesa dualidad sobre la base de la planificación del mercado. En el presenteepígrafe se reflexiona respecto al tipo de planificación a ser desplegadaen el contexto de transición al Socialismo del Siglo XXI con característicasvenezolanas. La experiencia de la ex-URSS, y en grado sumo, un amplio grupo demodos socialistas del siglo XX, estuvo signada por el carácter centralizadode la planificación. Los factores y medios de producción yacían bajo elcontrol del Estado como único agente económico, los planes centralesplurianuales detallaban las cantidades, y la disposición de la producción,la forma de organización y los métodos del trabajo, la fijación de salarios yprecios, la priorización sectorial, la inversión, etc. La fuerte regulación de la economía centralizada, en el bloque de paísessocialistas de la Europa del Este, permitió una rápida acumulación y luchacontra la pobreza, pero no consiguió prolijamente dotar a la poblaciónde una base material productiva que le permitiese coadyuvar al Estadoen la generación de mayor riqueza social, con lo cual se habría podidosortear las asimetrías microeconómicas generadas por los desequilibriosmacroeconómicos de la política estatal. Los planes quinquenales recibieronel apelativo de planes agregados, por cuanto la práctica totalitaria noconseguía ejecutar un plan para cada uno de los más de 12 millones debienes y servicios que origina, en promedio, una sociedad industrial. En el interior de las fábricas la dinámica productiva se basaba en ladesmotivante práctica de la orden y la subordinación. Además, de incorporarprocedimientos fordistas – tayloristas en sus relaciones sociales deproducción, no existían instancias democráticas en la que los sindicatos olos soviets eventualmente pudieran verter denuncias o desarrollar esquemasde contraloría obrera-popular. Los planes agregados se convertían en merosinstrumentos para el cumplimiento de las disposiciones generales del plan,dejando a potestad de los administradores (designados por el politburódel partido) el cumplimiento a como diera lugar de metas discrecionales,lo que degeneraba en baja productividad, intencional en mucho casos, porcuanto, por citar un ejemplo, era habitual solicitar más materias primasque las requeridas para la producción y con ello alimentar los circuitos delmercado negro y claro está, las arcas particulares de gerentes corruptos. Otro agravante, derivado de la planificación central agregada, loconstituyó la ausencia de un efectivo sistema de cálculo económico quepermitiera que los ingresos efectivos de las fábricas lograsen costear loscostos fijos y variables. El Estado debía socorrer a menudo a un gran númerode unidades productivas para el pago de nómina. El desabastecimiento deproductos básicos era usual y el deseo de compra (socialmente necesaria) 169
  • Haiman El Troudide la población no era satisfecho pese a la disponibilidad de dinero corrientey ahorros. Ni los socialismos del pasado ni las variantes del capitalismo han creídoen la gente como sujetos participantes en el diseño de políticas públicas.En ambos extremos, la masa se disponía expectante mientras por un ladoel Estado decidía prácticamente todos los asuntos de interés público, y porotro, el mercado arrebataba la renta del trabajo a los explotados. Suficientemente se conocen las críticas a las iniquidades del libre juegode la oferta y la demanda del mercado capitalista, tanto más de los errores,fracasos y desviaciones de la planificación centralizada de las experienciasde “capitalismo de Estado”. Sobre esta última, los argumentos esenciales de la crítica seencuentran en: a) el enfoque de planificación socialista se apoyó en una concepción desarrollista, b) se planificó una economía de capitalismo de Estado, no una auténtica economía socialista, c) el politburó determinaba las necesidades del Estado, el Estado las del pueblo, a quien poca veces se le consultaba apenas acerca de su visión del desarrollo y los cursos de satisfacción de las necesidades de todos y todas, d) el Estado era dueño de la verdad, sus políticas eran la única e incuestionable línea correcta, se instituyó una visión monolítica del mundo distante del mundo real, e) sólo los mandos estatales, el funcionariado y sus técnicos ocupaban los puestos públicos y tomaban las decisiones, f) a la postre, la conculcación de los derechos democráticos del pueblo y la intolerancia al disenso derivaron en desmotivación, apatía y pérdida de identidad de la multitud en los asuntos públicos, g) se impuso la división social del trabajo, los intelectuales planificaban el futuro, los trabajadores y las comunidades construían un porvenir incierto y ajeno a su especificidad e identidad, h) los apelativos al dogmatismo metodológico de las “probadas” técnicas de planificación, dieron lugar a la reproducción en serie y a escala de planes homologados en situaciones, ámbitos y contextos diferentes, i) existía temor a la innovación, la cual podía ser vista como traición o desacato a la línea oficial y falta de disciplina, j) era absurdo pretender planificar todo el comportamiento social y menos las infinitas variables de la dinámica económico-productiva (planificar y controlar la producción de alfileres, hasta cohetes espaciales). Sin menoscabo del hecho planificador del legado socialista, el retopara el Socialismo del Siglo XXI se centra en la combinación creativa entre 170
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelael protagonismo popular y la experticia técnica. La primera, incorpora ala muchedumbre organizada, consciente y movilizada en el diseño deplanes locales y; la segunda, alude a la experticias científico – técnicas deacadémicos, teóricos y especialistas del funcionariado público. Este enfoque no parte de cero, apela a los referentes y acumuladossembrados en la acción revolucionaria de la Venezuela bolivariana. Ademáses consistente con el rasgo más esencial del proceso de cambios, laparticipación del pueblo. Salvo la República de Corea del Norte, y en menor medida Bielorrusia,ningún país bajo régimen socialista venido del siglo pasado, mantiene unesquema de planificación centralizada. Cuba ha adoptado un conjuntode reformas y adaptaciones del modelo de economía centralizada, comoconcesiones turísticas, producción agrícola privada o cooperativizada, etc.,China ensaya un equilibrio entre el plan y el mercado. El proyecto bolivariano aún no ha adoptado un formato propio deplanificación de la economía. En todo caso no existen condiciones paraasumir un esquema centralizado, por cuanto el Estado no monopoliza laactividad económica del país. Lo que sí queda claro es que el modelobolivariano no ha de erigirse innovando sobre los viejos pilares deltotalitarismo y la planificación burocrática-normativa. El carácter creativo de la experimentación bolivariana descansa en losprincipios de concurrencia popular en la gestión pública: la participaciónciudadana, la corresponsabilidad, el control social y la cooperación. Lamuchedumbre consciente, organizada, y movilizada en uso de su soberaníaasume el servicio público, a instancias del diagnóstico comunal, el diseño,la ejecución y evaluación de políticas a fin de favorecer la elevación de sucalidad de vida. La experiencia de construir el socialismo de arriba hacia abajo hafracasado, pero ello no supone que el Estado debe abandonar su rol dearticulador y cohesionador social. Se deben combinar ejercicios popularesde planificación de base con prácticas centralizadas de direccionalidadestratégica. Un desafío de tal enunciación lo supone la falta de experienciacomunal de autogobierno, pero también, la falta de cultura de planificaciónimperante en los estratos gubernamentales. En el modelo de la planificaciónsocialista participativa, los propietarios sociales han de tomar el mandode las decisiones sobre los asuntos públicos de su interés. Se impone unproceso de concientización y de educación en torno a los componentes dela planificación renovada. Desde todo punto de vista, la revolución ha dejado a la deriva los novelesintentos de la planificación de base. Los Consejos Locales de PlanificaciónPública (CLPP) florecieron con la misma velocidad con que se marchitaron.La falta de acompañamiento político facilitó la cooptación de tales espaciosa los intereses residuales de Alcaldes y “líderes” populares y partidistas.Las ideas fundacionales de los CLPP estaban muy adelantadas para la 171
  • Haiman El Troudiépoca. La iniciativa era fantástica, su implementación estuvo marcada porsignos clientelares, sus resultados no fueron los deseados. En ese caso se reiteró una vez más la práctica del “parir y no criar”bolivariano. La legislación asociada no fue gradualmente adaptada a larealidad concreta, el órgano público responsable de brindar acompañamientotecno-político incumplió su atribución, la articulación horizontal y verticalde los CLPP no se produjo, los Consejos Estadales de Coordinación dePolíticas Públicas no se conformaron, y menos aún, integraron en su senoa los CLPP. Un brillante parto creativo no recibe los cuidados primigenios yse sentencia a morir de mengua. La revolución se ha vuelto especialista en parir brillantes iniciativas que,tras su efímera efervescencia se van quedando orilladas, víctimas de lainconstancia, la falta de sistematización y documentación metodológica,la carencia de planes de implementación y seguimiento; mártires de laequívoca noción de quienes pretenden imponer esquemas socialistas sindejar márgenes para la asimilación y la maduración. La revolución bolivariana precisa preservar su alta capacidad deconvocatoria, el ensayo y error de la experimentación socialista no debeconfundirse con la improvisación, la carencia de método, y el voluntarismoincondicional. Son habituales las estampidas humanas excitadas por losanuncios de políticas públicas que involucran actuación protagónica dela ciudadanía ¿En cuántos casos se ha iniciado un ambicioso proyectodejado a la deriva? Se ha dicho que la revolución socialista del Siglo XXI no ha de apelar aatajos para su concreción. El proceso histórico socialista amerita canalesde navegación, a través de los cuales transitar en el fermento contra-hegemónico de ir conquistando pequeñas victorias y nuevos territorios enla super e infraestructura. Quienes optan por los acortamientos, por lo general, no ponderan losriesgos de mover el blanco regularmente. Convocar a la conformación decooperativas; NUDES para luego desalentarlos; lanzamiento de un motor deconcientización masivo en valores ciudadanos (Moral y Luces) para luegodesalentarlo; Empresas de Producción Social para luego desalentarlas;Comisión Central de Planificación para luego desalentarla; CLPP, CírculosBolivarianos, Unidades de Batallas Electorales y Sociales (UBEs), Saraos,Fundos Zamoranos, Zonas Económicas Especiales de Desarrollo (ZEDES),Distritos Productivos, etc., para luego desalentarlos, equivale a pedirle aun francotirador que impacte en un blanco contradictorio, pues tras haberestimado la velocidad del viento, regulado su respiración, alistado su ángulode tiro y mentalizado el objetivo, intempestivamente le mueven el blancode posición. La planificación del Socialismo del Siglo XXI se centra en la orientaciónestratégica del Estado y cree en la gente como actor participante delproceso, pero amerita un episteme colectivo, una hoja de ruta llana y 172
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelamétodo gubernamental. La planificación democrática bolivariana ha de anclarse en una renovaday fortalecida Cultura de la Planificación. Es común observar vectoresviciados en el ejercicio de planificación en todos los órdenes de la vidanacional. Por ejemplo. La práctica “copia y pega”: metas copiadas deplanes anteriores y reiteradas en la formulación del Plan Operativo Anualcorrespondiente a un nuevo ejercicio fiscal. Se podría verter un sin númerode ejemplos asociados, no obstante es evidente la falta de sensibilidadgeneralizada respecto a la importancia de la planificación en el socialismo.La cultura de planificación internalizada en el imaginario colectivo es unaasignatura pendiente por la revolución. Al respecto, sólo la praxis posibilitatal aprendizaje, pero se requiere voluntad política y disciplina. La planificación no es labor de especialistas, sino un hecho social. Entodo caso, se ha dicho que el Estado debe dar la pauta de orientaciónestratégica para el desarrollo nacional. No obstante, el desarrollo nacionalno puede ser planificado con vista al cerro el Ávila (Guaraira Repano) yde espaldas al país. Ello se hizo durante la cuarta república puntofijista yse continúa haciendo en la V República bolivariana. La planificación deldesarrollo nacional que deja ausente al pueblo da como resultados planes,programas y proyectos inviables y descontextualizados. Es inconsistente desarrollar la democracia participativa sin que seauspicien mecanismos para la planificación, también participativa. Nopuede dejarse sólo en manos de especialistas la responsabilidad dediseñar los planes de desarrollo de las comunidades, entre otras razonespor cuanto se estaría apelando a delimitaciones teóricas sin conexión conla realidad concreta y porque se estaría negando la sapiencia popular delreconocimiento de su entorno. El Socialismo del Siglo XXI que quiere abrirle paso al poder populardebe centrar su acción en el poder local. Es inconsistente desarrollar lademocracia participativa, sin que se auspicien mecanismos tambiénparticipativos de la planificación. La arquitectura del poder de base, o delos poderes locales, sólo se cristaliza desde las comunidades. Poder delcual debe manar el flujo de políticas que corresponda al gobierno nacional:sistematizar y sintetizar. El modelo se fundamenta en la inversión de la concepción tradicional dela planificación concentrada a manos de “expertos”, esto es, se invierte elorden centralista y se sustituye por instancias de participación desde la basede los actores sociales en el diseño de los planes de desarrollo. Partiendode lo local, en orden ascendente se alimentan los planes municipales,estadales, regionales y finalmente los grandes planes de la nación. Esterecorrido es complejo, pero mucho más legítimo y viable. El Estado debe dar la pauta de orientación estratégica para el desarrollonacional sin frustrar las iniciativas de los actores sociales, ni imponerautoritaria y arbitrariamente criterios de actuación. 173
  • Haiman El Troudi El desafío, articular ambos extremos en torno a un Sistema Nacionalde Planificación Participativa, que combine la imprescindible orientación,control y rectoría del Estado y su visión holística, con la activación popularen la planificación local. Ambos, aportes complementarios y auspiciantesde una nueva manera de asumir el nuevo hecho planificador. Existen quienes entienden la planificación participativa como el ejerciciode recolección de propuestas y/o consultas de iniciativas a la base, porparte de los agentes gubernamentales. Esta práctica es una variantesolapada de la planificación normativa, acostumbrada a imponer el formatode metas, acciones y sanciones, bajo el predominio de lo tecnocrático;esto es, convirtiendo el hecho planificador en una tecnología que orientalas formas de intervención social. El Sistema Nacional de Planificación Participativa (SNPP) constituyela síntesis teórica, operativa y de gestión pública estratégica para eldevelamiento del Estado, la desmitificación de los procesos de planeacióncomo conocimiento de estricto manejo de versados, la democratizaciónde la información contenida en las “cajas negras” de la planificación yel desarrollo de la democracia participativa y protagónica en materia dedesarrollo. Animar la participación para el ejercicio de la democracia directa esel referente axiológico del SNPP. Participación que se inscribe en laconstrucción de la nueva República, el ecodesarrollo nacional sustentabley la generación de la institucionalidad fundada y referenciada desde laslocalidades. En un modelo socialista renovado, la planificación es tarea de todos: elgobierno delimita la direccionalidad estratégica, pone en marcha programasestructurantes, da seguimiento, armoniza el crecimiento equilibrado,diseña e implementa políticas públicas, etc., en tanto, las comunidadesdefinen la vocación de sus localidades, auspician el ordenamientoterritorial a instancias de la geografía radical, gestionan proyectos víaConsejos Comunales, elaboran sus planes locales de desarrollo de formaconsensuada a través de los Consejos Locales de Planificación Pública yhacen contraloría social. El modelo combina lo particular con lo general. En orden ascendentese van ensamblando planes locales con los municipales, éstos con losestadales, éstos con los regionales y finalmente estos últimos con losgrandes planes de la Nación. Teniendo presente que todos estos planesatienden a la visión de país y al rumbo estratégico delimitado por el EstadoNacional. El punto de partida de este diseño encuentra su asiento en las premisasdel Diagnóstico y el Presupuesto Participativo. El Consejo Federal de Gobierno “CFG”, los Consejos Estadales deCoordinación de Políticas Públicas “CECPP”, los Consejos Locales dePlanificación Pública “CLPP” y los Consejos Comunales “CC” disponen 174
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelael flujo en cascada que da asiento a lo que se podría denominar el“Sistema de Planificación Participativa”. A la fecha no se ha implementadopolítica alguna en torno a la articulación de este sistema ordenado por laConstitución de 1999. En consecuencia, se requiere: a) instalar el referido sistema, activary articular el CFG, los CECPP y los CLPP, b) vincular a los ConsejosComunales con el mismo, convirtiéndolo en base de la pirámide, c) fortalecery darle mayor operacionalidad a la Comisión Central de Planificación, d)adelantar iniciativas de diálogo territorial para planes regionales, estadalesy municipales (planes que convoquen la participación de todos lossectores). Visto desde un enfoque integral, la Venezuela Bolivariana ha propiciadolas condiciones necesarias para repensar y reinventar la planificaciónsocialista, para deconstruir y reconstruirla. El punto de partida fue la Agenda Alternativa Bolivariana, en la cual setrazan las primeras líneas de plan para el desarrollo nacional y se afianzala reivindicación del Estado Nacional desde una perspectiva soberana eindependiente. Con la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (1999)se delimita el andamiaje institucional para acometer el plan nacional, asaber: rediseño del Estado (nacimiento de los poderes moral y electoral);corresponsabilidad, articulación pública para el hecho planificador (ConsejoFederal de Gobierno, Consejo Estadal de Coordinación de Políticas 175
  • Haiman El TroudiPúblicas, Consejo Local de Planificación Pública). En la línea de la acción central, los 10 objetivos del mapa estratégicode la Nueva Etapa, las 7 directrices del Proyecto Simón Bolívar, y los5 motores constituyentes rumbo al socialismo, amén de los planesplurianuales, sectoriales y operativos, delimitan el curso a través del cual,la obra revolucionaria ha orientado su visión de país. Con la recuperación de la industria petrolera se pone en evidencia elpotencial que implica el control real de medios de producción estratégicasen manos del Estado. Así mismo, se desmitifica el argumento de ineficienciaestatal en la administración de bienes y servicios. Con las misiones se expresa el empuje creativo y la capacidadresolutiva del pueblo; y con las políticas de micro financiamiento se dainicio a la promoción de iniciativas productivas de la población asociadacolectivamente. Con los primeros proyectos comunitarios financiados por el ejecutivoy gestionados por la propia gente, con los gabinetes móviles y con lasdiversas iniciativas de presupuesto participativo, se inspira la activación delos Consejos Comunales. Entre otros, los elementos enunciados disponen el mapa situacionalVenezolano en lo relativo a la planificación del desarrollo nacional, centradoen el desarrollo integral del ser humano. El desafío, articularlos en torno a un Sistema Nacional de PlanificaciónParticipativa, el cual combine la imprescindible orientación, control y rectoríadel Estado a instancias de su visión holística, con la activación popularen la planificación local. Ambos, aportes complementarios y auspiciantesde una nueva manera de asumir el nuevo hecho planificador socialista.En el espíritu de la modificación constitucional bien pudiera proponersela reformulación del Consejo Federal de Gobierno, a fin de lograr mayoresniveles de integración con la Comisión Central de Planificación; tal cambioeventualmente demanda reforma constitucional, la cual podría aprovecharsepara la inclusión del Sistema Nacional de Planificación Participativo. De forma esquematizada, la mezcla de los niveles de la planificaciónimplica tres ámbitos: 1. Planificación Centralizada (PC): agrupa al Gobierno central, las gobernaciones y alcaldías y se expresa en: • Planes de desarrollo • Planes sectoriales • Planes de encadenamiento industrial • Planes por rubros 2. Planificación Intermedia Agregada (PIA): (sinergia Estado, órganos y entes descentralizados, poderes regionales y locales, trabajadores, 176
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela comunidad), por vía de los CECPP, los CLPP, y las Comunas, su expresión viene dada por: • Planes de producción y expansión fabril • Planes de desarrollo del entorno • Nuevas tecnologías populares • Presupuestos participativos bajo el financiamiento público (PP redistribuidor de la renta nacional) 3. Planificación Local de Base (PLB): asocia a los Consejos Comunales, los Consejos de trabajadores, vendría dada por: • Presupuesto participativo distribuidor de renta pública • Presupuesto participativo autogestionario • Plan comunal El flujo representativo de las dinámicas de planificación inter-niveles seasume en términos de la interacción dinámica entre todos los ámbitos.Así, el Plan Local de Base encuentra vínculos de articulación tanto conlos Planes Intermedios Agregados, como con los Planes Centrales y éstoscon el resto del conjunto. Se pone en contacto la dermis popular con lagubernamental. Son múltiples los campos de aplicación de flujo contenido en elSistema Nacional de Planificación Participativa: la asignación de recursospúblicos desde los Órganos del Ejecutivos, priorizados por la localidad víapresupuestos participativos distributivos de la renta (PC-PLB; PIA-PLB); laarticulación o encadenamiento de una dinámica productiva comunal conlos circuitos de transformación, distribución y circulación de las instanciasgubernamentales estadales, regionales y/o nacionales; el ejerciciocoordinado en la prestación de ciertos servicios públicos transferidos alas comunidades; la constitución de confederaciones de productores yconsumidores a fin de establecer acuerdos de producción armonizadoscon cuotas de consumo socialmente necesario; etc. Nótese que en los ejemplos empleados, el plan no es impuestosobre las comunidades, ni sobre los administradores de las unidades de 177
  • Haiman El Troudiproducción local, ni sobre las empresas y consumidores, lo que permitepropiciar una suerte de identidad con un plan que no le es ajeno a susejecutantes, en tanto en cuanto el plan ha sido formulado por los propiosfactores involucrados. En todo caso, la planificación participativa tiene sentido si el hechoplanificado se centra en la eficiencia socialista (productividad y satisfacciónde necesidades sociales); si los sujetos planificadores atienden con lacorresponsabilidad social sin trasladar costos artificiales de la produccióno el servicio a la población atendida. La instancia que ha de fungir de paraguas para todos los ejercicios deplanificación es la Comisión Central de Planificación (CCP), mediante elestablecimiento de políticas y directrices universales. En tal sentido, seamerita darle un reimpulso a la CCP, a partir de la revisión crítica de sufuncionamiento a la fecha: a) La Comisión ha de definir objetivos estratégicos orientados al logro de las metas fijadas en la propuesta nacional contenida en el Plan Económico y Social de la Nación. b) Los temas revisados han de ser considerados y atendidos de acuerdo con un orden temático o a una priorización previa; evitando caer en una dinámica contingente-coyuntural-inmediatista de acción, más propia de un gabinete económico o territorial. La CCP está llamada a orientar, impulsar y garantizar un nuevo modelointegrado de planificación que combine la centralización y la participación,que tenga, contenga y armonice al mismo tiempo al sector público, alsocial-solidario y al privado. La planificación centralizada propia del llamado “socialismo real” superóa la llamada planificación indicativa llevada a cabo en algunos países bajoel capitalismo. Pero no superó en lo esencial el dominio del capital sobreel trabajo. Y adoleció casi por completo de un carácter participativo. LaCCP constituye el basamento instrumental para asegurar el correcto fluirdel Sistema Nacional de Planificación Participativo. En la actualidad práctica venezolana se carece de una planificacióncentral hacia las empresas públicas existentes, que tienen un elevadogrado de autonomía y en bastantes casos se comportan como empresasque no han trascendido la lógica capitalista. Y subsiste un elevado gradode descoordinación entre las actuaciones impulsadas por el Gobierno dela Nación y las de otros niveles del sector público. Esto se ve acentuado sise enfoca en la actuación de otros sectores, como el social cooperativo yel privado. Por ello, la principal rectificación en cuanto a los objetivos propuestospara la actividad de la Comisión Central de Planificación consiste enalinear a los distintos actores mediante el establecimiento de unos Planes 178
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelade Trabajo que permitan estimular, organizar y ordenar la actuación detodos los sectores decisivos que intervienen en la vida social y económicanacional en una visión de conjunto orientada hacia el tránsito al Socialismodel Siglo XXI. En la formulación y despliegue de los Planes correspondientes a cadauno de los sectores se deben tener en cuenta las características de cadauno de ellos de modo que se han de fijar: a) lineamientos de obligatorio cumplimiento para el sector público en su conjunto. Los planes sectoriales deben ser sometidos a la CCP para su aprobación. b) lineamientos al sector de la economía social y solidaria prevista y ejecutada en alianza con éste. c) lineamientos acordados con el sector privado, incorporando al sector en grados distintos según su afinidad con el proyecto de nación establecido. Con todo ello se trata de estructurar un conjunto de acciones quecontribuyan a la obtención de resultados a corto plazo que respondan a lasnecesidades más sentidas por los ciudadanos y, a la vez, estén conectadase inscritas en una visión estratégica que permita generar procesosfortalecedores de la perspectiva y la práctica de una transición hacia elSocialismo del Siglo XXI. El funcionamiento de la CCP no debe limitarse a vehicular proyectos deinversión. La CCP debe tener una función orientadora, definidora –junto alos propios actores- de las líneas de actuación político-institucionales encada sector. Facilitando, además, la creación de los espacios y condicionespara los diálogos sectoriales que se consideren convenientes para el diseñoy ejecución de los Planes de Acción. Por ello su funcionamiento debe: • Estimular la reflexión sobre el papel de cada uno de los actores con respecto al Plan de Desarrollo de la Nación. • Velar por el cumplimiento de las directrices estratégicas de la transición socialista. • Conseguir que el Plan de cada sector se inscriba y oriente a la adopción de medidas enmarcadas en la perspectiva del proyecto socialista. • Hacer cumplir el Plan acordado con los actores, instruyendo a realizar las modificaciones necesarias en el transcurso de su ejecución. Para el logro de estos objetivos en su trabajo, el funcionamiento de laCCP ha de regirse por pautas predefinidas, tales como: i. La CCP debe solicitar la información pertinente sobre el asunto a tratar, en relación con la pauta estratégica delimitada, a los diversos entes y 179
  • Haiman El Troudi actores responsables de su presentación y posterior ejecución. ii. Los equipos responsables de la presentación de cada uno de los temas a abordar por la CCP presentan un informe previo para la consideración de todos los integrantes de la Comisión. iii. La CCP fija las pautas metodológicas para abordar cada asunto: metas a cubrir, problemas detectados, soluciones recomendadas… iv. La CCP debe considerar la conveniencia de formar Comisiones ad hoc con la responsabilidad de la ejecución de las propuestas de acción acordadas. v. Tras este proceso, se realizan las reuniones con el Presidente y la CCP para evaluar las exposiciones planteadas en los informes iniciales. vi. Una vez establecidas las líneas de acción a ejecutar la CCP establece los mecanismos para el seguimiento y la medición de los impactos de las acciones acordadas. vii. Para ello, la CCP se debe conectar con el Sistema de Seguimiento de la Administración Pública Nacional que ha de liderar la Vicepresidencia Ejecutiva de la República, a los efectos de evaluar permanentemente el desempeño de los distintos Planes en el curso del año. La CCP debe convertirse en el ámbito de reflexión e intercambio conlos distintos actores institucionales, sociales y privados sobre el papel quele corresponde desempeñar a cada uno en el proyecto de transición alsocialismo. Tras definir el rol de cada actor socio-productivo, cada cualdebe preparar su correspondiente Plan Estratégico. Concomitantemente, la CCP fija la agenda temática para la acción enel corto, medio y largo plazo. Como muestra, se pudieran ir abordando lossiguientes tópicos: a. Regionalización. Creación e impulso de una nueva geometría regional. b. Distritos productivos. Valoración de las propuestas de constitución e identificación de los entes responsables. c. Conformación de nuevas fábricas socialistas. Priorización de proyectos y cronograma de ejecución. d. Comunas Socialistas. Validación del Plan de experimentaciones piloto. e. Consejos Comunales. Constitución de base económica local. f. Seguimiento a las Misiones Sociales. g. Proyectos, medidas y cronograma para avanzar hacia la Soberanía alimentaria. Plan de Abastecimiento y soberanía alimentaria: importaciones y subsidios; Centro de Balance; Empresa Importadora Nacional; reservas estratégicas; Redes de Comercio Justo. h. Revisión de los Planes de Inversión y del papel de la Banca en la financiación de los proyectos. 180
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela i. Evaluación y priorización de los Proyectos Estructurantes. j. Políticas y medidas para avanzar hacia una industrialización que fortalezca un tejido productivo endógeno. k. Propuestas de lineamientos para avanzar en la transformación del Estado rumbo al Nuevo Estado Socialista. l. La contribución de los distintos actores a la Soberanía y Defensa Nacional. m. Medidas para el logro de transformaciones en la ética y la eficiencia de la Administración Pública Nacional. n. Evaluación de los retos en el ámbito geopolítico internacional. o. Propuestas y cronograma para avanzar en el cumplimiento de las Metas de la Revolución, las cuales con creces trascienden los extremos fijados por Naciones Unidas para el milenio. p. Investigación y tecnologías para el Nuevo Modelo Productivo. En síntesis, la CCP ha de convertirse en el instrumento de aseguramientodel rumbo estratégico de la transición socialista. Cualquier desvío supondríael soslayo de las políticas y directrices emanadas del programa diseñadopara la transición (El Primer Plan Socialista ó Proyecto Nacional SimónBolívar). Al momento en que estas notas se escriben, ya han transcurrido 11años de revolución situándose en su fase de transición al socialismo.El nuevo período venidero tiene como premisas la consolidación de lasconquistas y realizaciones de estos años de Gobierno Revolucionario, laprofundización de su orientación socialista, la experiencia acumulada deorganización, protagonismo y participación popular, y la existencia de ungobierno y de un partido revolucionarios al servicio de las grandes mayoríasvenezolanas. También, la voluntad firme de superar los errores y corregirlas insuficiencias aún presentes para avanzar con mayor eficacia y decisiónen la construcción del socialismo bolivariano. La CCP ha de partir del Proyecto Simón Bolívar para afrontar losdesafíos y tareas de la siguiente década que se inicia, en el ámbitoeconómico y social; en consecuencia, se debe verificar que tal instrumentode orientación estratégica esté en sintonía con los postulados societales ycon los planteamientos colectivos en pos de orientar el rumbo del procesorevolucionario hacia la construcción del modelo económico socialistabolivariano. Ahora bien, tanto el Sistema Nacional de Planificación Participativo,como la Comisión Central de Planificación, como el Proyecto NacionalSimón Bolívar, en tanto aprestos de la Política Económica Bolivariana,son útiles, sólo si son puestos al servicio de la democratización del sabery de la información. Si trascienden la ritualidad en el cumplimiento delos formalismos indicativos-normativos y se abren al dominio públicoy por agregación, se convierten en nichos del poder popular. Poder 181
  • Haiman El Troudipopular emponderado desde los referentes de un Estado fuerte, máspor su capacidad de aglutinar voluntades sociales en pos de la causaemancipadora, que por la administración de la violencia institucional. De tal manera que, el manejo de la información de forma oportunapor parte de todos los agentes de planificación supone un eje trasversalen la búsqueda de la soberanía productiva nacional. Todos (Estado,productores, consumidores) han de saber qué bienes son socialmentenecesarios producir, tanto en especificaciones de calidad y precio, comode cantidad. Rumbo al Socialismo del Siglo XXI se precisa organizar un sistemacomunal-estatal-privado de producción, distribución y consumo, basadoen un intercambio en función de las necesidades. La reorientación delintercambio de mercancías a un intercambio basado en las necesidadeso propósitos comunitarios es lo que permite el desarrollo de la genuinaplanificación democrática, no de una planificación impuesta desde arriba,sino de la autogestión reorganizada desde la propia sociedad. Por emanación subsecuente se precisa construir un vigoroso “Sistemade información para la producción, la distribución y el consumo”. Sistemaque eventualmente debe manejar todas las variables que intervienen enmateria productiva. Desde esta perspectiva, se debe instruir a los órganoscorrespondientes para elaborar tal instrumento de planificación; para lacompilación de las necesidades básicas de cada comunidad se puedenconstituir brigadas de voluntarios por cada Consejo Comunal. Una vez levantado el inventario, se debe ensamblar el mapa de losrequerimientos nacionales; esto es, estructurar un estudio que correlacionehábitos de consumo nacional, importaciones y reales necesidades socialesde la población. La planificación sin información es un ejercicio improductivo. Lossistemas de información estadística se hacen relevantes al ser útiles. Suutilidad viene dada cuando son un instrumento de planificación y de gestiónde políticas públicas. Todo decisor requiere información estadística eindicadores, para disponer cursos de acción. Los sistemas de informacióntienen una razón tecno-política. En Venezuela existe poca cultura estadística. Son pocos los entespúblicos, las organizaciones de base comunitaria, y las empresas queoperan guiados por la estructuración prospectiva, la evaluación detendencias y la estimación estocástica. Es común la reincidencia de errorescomo resultado del pragmatismo y el empirismo. Las estadísticas facilitan la comprensión de los fenómenos sociales yeconómicos, apoyan la toma de decisiones y posibilitan la formulación deplanes y políticas. No obstante, las prácticas de los agentes revolucionariospoco se interesan en registrar los acontecimientos y ejercicios sociales,menos se preocupan por sistematizar las experiencias exitosas, los fracasosy omisiones a fin de provocar análisis y aprendizajes. 182
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela Lo anterior, configura un cuadro de riesgo, toda vez que eventualmentelos indicadores dejen de producirse, y por tanto pierdan vigencia y sentidode la oportunidad. Por ello, la PEB requiere reforzar los compromisos éticosde quienes sean delegados en la tarea de documentar, registrar, sistematizarla información y producir indicadores. Se necesita ordenar el caos para planificar el Nuevo Modelo Productivo.Para ello la PEB precisa diferenciar actuaciones en dos niveles de tarea:1) medidas urgentes de escasa complejidad y gran carencia; 2) medidasestructurales de gran complejidad e implementables a mediano plazo. Las primeras, son territorio esencial de las comunidades y de su propioanálisis de necesidades. Es lo que tradicionalmente debiera haber cubiertoel presupuesto participativo, si estuviera implementado en todo el país. Lassegundas, requieren planificación y cualificación, así como la aplicación dela participación en espacios que implican estructuras especializadas. Para todo esto, la información es obligatoria. Sumidos en múltiples fallasde coordinación horizontal y comunicación, las instituciones del Estadointercambian poco entre ellas, menos con los demás sujetos productivos.En este tópico se incluyen insumos, la socialización de la información y laplanificación de forma articulada. Como consecuencia, el máximo decisordebe hacer un esfuerzo mayor de síntesis e integración y, al mismo tiempo,pierde un valioso tiempo en solicitar reportes e informes que debieranproducirse de manera regular. Otra consecuencia de tal desconexión se asocia a la redundancia defunciones, al solapamiento de procesos y la pérdida de tiempo. En cuanto a la información contable sobre producción es poca la datadisponible ¿Cuánto se produce por rubros?, ¿quién, de qué manera y dóndese produce?, ¿cuánto se consume?, ¿cuáles son los hábitos de consumodel venezolano promedio?, ¿qué se producía y se ha dejado de producir,por qué?, ¿cómo y quiénes distribuyen y comercializan las mercancías?,¿cuánto cuesta producir cada rubro?, ¿qué estamos en capacidad deproducir?, ¿qué importamos, desde cuándo, quiénes lo consumen, quiénesimportan?, ¿cuáles son las necesidades sociales reales de la poblaciónvenezolana?, etcétera, etcétera. Venezuela no puede lograr su soberanía productiva, si no ordena sucontabilidad nacional, si no cuenta con un sistema de información veraz yactualizado que le permita al Estado, en coordinación con el conjunto dela sociedad, planificar, gestionar y controlar la producción. Sin contabilidadnacional, no puede existir planificación nacional. Por ende, la planificación nacional caracterizada por la PolíticaEconómica Bolivariana ha de contener: • Un plan de desarrollo industrial que permita alcanzar el listado de empresas que deben constituirse o fortalecerse, dónde instalarse, qué alianzas estratégicas amarrar con gobiernos amigos, qué tipo de 183
  • Haiman El Troudi tecnología usar, lo que implicará alcanzar también el listado de proyectos de inversión por municipio, elaborados tanto por los gobiernos locales y regionales, como por las comunidades, los privados y por los ministerios y sus entes adscritos. • El inventario territorializado de recursos y potencialidades locales; ¿con qué comunidades organizadas se cuenta; qué mano de obra calificada se encuentra ociosa, dónde está y qué sabe hacer, qué infraestructura existe y está disponible en las comunidades (abastos, talleres, panificadoras…)?, etc. • El inventario de empresarios privados dispuestos a integrarse a un plan nacional de soberanía productiva; el listado de aquellos empresarios que han recibido apoyo estatal; el listado de las empresas que son susceptibles de reorientar sus renglones de producción (en aras de satisfacción de necesidades); el listado de empresas por recuperar; el listado de las empresas que pueden capacitar para el trabajo en una porción del tiempo destinado a la actividad productiva. • El diagnóstico real de la situación productiva de las empresas estatales disponibles, silos, parques industriales, NUDES, etc. • Un modelo de análisis, implementación y evaluación que pueda sustituir la información que otorga el mercado respecto de las necesidades y capacidades productivas, de manera que la planificación no se convierta en un manantial de ineficiencias y errores. Los Centros de balance sectorial representan la síntesis de acopioy disposición de la información. Por tanto, por cada sector productivoha de constituirse un Centro especializado. Estos centros deben a suvez interactuar horizontalmente mediante ejercicios de coordinación yarticulación interinstitucionales. Con toda esta información recopilada, organizada, sistematizaday analizada se ha de producir un Plan Nacional de Producción (PNP), elcual parte de las comunidades, el sector empresarial privado, y de loslineamientos centralizados de acción que los diversos actores institucionaleshan de implementar. Plan de producción que integra los diversos planessectoriales y el propio Plan de Inversiones Públicas (PIP). El PIP80 orienta el esfuerzo estatal, en cuanto a optimizar el uso delos recursos públicos en pos del Desarrollo Nacional para el períodocorrespondiente; armonizar los cronogramas de inversiones sectoriales,plasmando en un único tablero de decisiones, la disposición articuladay sincronizada de todos los proyectos nacionales, que respondan con eldireccionamiento estratégico del desarrollo planificado. El PIP ha de estimarlos ingresos nacionales y requerimientos de endeudamiento para atender 80 Raúl Pacheco, Haiman El Troudi. “Plan de Inversiones Públicas 2009-2019” 184
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelala inversión propuesta. Lo anterior, permite mantener la visión integral delas inversiones en todo momento rompiendo la lógica sectorial que hapredominado en la solicitud de recursos por cuenta de los Órganos y Entesde la Administración Pública Nacional. (Pacheco y El Troudi, 2009). Los proyectos no incluidos en la programación de inversiones hande conformar el Banco de Proyectos, de tal manera que este Bancosea tributario del Fondo de pre inversión que a los efectos del PIP debeconstituirse. Toda la configuración presentada conforma un Tablero de Inversionesque permite trabajar sobre los elementos esenciales para la toma dedecisiones en la asignación de recursos a propósitos públicos. Por su parte, el PNP ha de ser elaborado en labor conjunta entrelos ministerios involucrados con la actividad productiva nacional, lasgobernaciones, las alcaldías y los emprendimientos productivos privados ycomunales. La CCP debiera ser la instancia responsable de su evaluación yseguimiento. Para tal fin, se debiera conformar un equipo técnico - ejecutivoque administre el sistema de información y permanentemente monitoreeavances, detecte fallas del plan, al tiempo que mantenga enterado a lasinstancias decisoras. El PNP debe de fijar metas delimitadas en espacio y tiempo en funcióndel logro del objetivo nacional de auto sostenimiento productivo. Dichocronograma debe sincronizarse con el Plan de Desarrollo Nacional, losdemás planes sectoriales, las proyecciones de recaudación fiscal petroleray no petrolera, con los planes Científicos Tecnológicos, así como los Planesde Inversión Públicos y Privados. Desde el punto de vista espacial, la delimitaciones de regionesproductivas (granero, galpón, Zulia, centro y andes) constituyen el trazogrueso, a través del cual se tiene una idea global para la inversión porvía de proyectos estructurantes que viabilizan los planes y programas dedesarrollo endógeno articulados sobre ejes, polos y núcleos. Sin embargo, el Plan Nacional Productivo amerita mayor nivel de detalle.Si bien la acción productiva debe centrarse en torno a NUDES, asociadasen polos distribuidos a lo largo de ejes, no debe despreciarse el potencialcautivo presente en los municipios. Dada la complejidad del PNP, se ha desegmentar un plan por cada rubro. El Plan por Rubros, concita un enfoquedirecto, integrador, que brinda una visión holística al decisor. Sobre esteenfoque se abundará en otras secciones. En el municipio el diseño de proyectos posibilita una escala de fácilcomprensión. En esencia es sobre su territorio donde se concretan laspolíticas públicas; en el municipio la gente se involucra y compromete encuanto visualiza en la práctica las ideas. Por ello, es recomendable plantearse un esquema de “Producciónlocal por metas”, o metas de producción estratificadas por municipios yestados, en el ideal de que pueda hacer seguimientos concretos y locales 185
  • Haiman El Troudia los avances y/o demoras. Las metas por municipios y estados facilitan el control de los planesnacionales. La idea es fijar metas claras tanto a las comunidades, comoa empresarios y organismos públicos de cada localidad, una vez validadosu plan productivo, a fin de que se active un dispositivo de estímulo,autoestima colectiva y sana competencia entre quienes desean llegar deprimeros en el logro de las metas. A tal fin, se pudiera otorgar incentivos a aquellos municipios cuyosresultados denoten un ejemplar rendimiento. El PNP posibilita la constitución de una visión compartida en cuanto a lanoción de país que se desea forjar. En consecuencia, el ordenamiento deltablero de juego nacional facilita la comprensión del papel que cada cualdebe interpretar, en pos del apalancamiento productivo del país. Cada ministerio, cada ente adscrito, cada empresa del Estado, cadaempresa particular, EPS, Comuna Productiva, y cooperativa sabe qué roldebe desempeñar a la luz de las metas establecidas. Nada más positivopara identificación de las personas con un sentido de pertenencia. Nadamás valioso que hacerle saber a cada quien cuál es el grano de arena quele corresponde aportar en aras del desarrollo nacional. El territorio condensa la acción del plan y sus actores. Si se pasa deun extremo al otro, vale decir, si se desata una nutrida gama de planesen contraste a la parálisis planificadora, se corre el riego de saturar lacapacidad asimilativa de los sujetos del cambio. El plan no ha de auspiciaruna función ritual, ni declaratorias de buenas intenciones. El curso de la planificación contiene el control y la evaluación de laejecución; esto es, la mensuración de los impactos alineados con los finestrazados. Por tanto, la planificación supone un proceso flexible, potable ycomprensible para todos y todas. En aras de tal flexibilización y simplificación, el PNP, basado en los planespor rubros, subsume los aspectos relativos al ordenamiento territorial, alequilibrio regional y al desarrollo urbano local81. Según Fernández (2009): A fin de acelerar el desarrollo endógeno y garantizar la equidad territorial, se propone la creación de “Regiones programa”, que pueden eventualmente no coincidir con la división político-territorial en vigor, y para la cuales se formularían planes especiales, negociados y concertados con todos los involucrados, en cuyo financiamiento y ejecución participarían los cuatro niveles de gobierno, incluyendo los Consejos Comunales. El horizonte temporal de tales planes sería como mínimo de 6 años y su ejecución estaría garantizada mediante Contratos Intergubernamentales. La coordinación de la formulación, ejecución, seguimiento y evaluación de los Contratos Intergubernamentales estaría a cargo de las nuevas Autoridades Regionales82. 81 Al respecto, Fausto Fernández, propone eliminar las figuras del Plan Nacional de Desarrollo Regional y del Plan de Ordenación del Territorio, reemplazándolas por un Plan Nacional de Desarrollo Territorial (PNDT), que correspondería a una espacialización del Plan Nacional de Desarrollo Económico y Social (Plan Simón Bolívar). Notas manuscritas. 2009 82 Ibídem. 186
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela4.Subsunción de la macroeconomíaen la esfera de la economía real Se ha visto como la planificación económica en el interior de larevolución bolivariana ha sido una suerte de guía referencial con pocacapacidad de influencia y condicionamiento del marco de las decisionesde política adoptadas. La planificación se ha desligado de su talanteintegrador, de su mirada de largo aliento, de su función de pensar el país entérminos de proceso histórico-material, y ha sido convertida en argamasadel pragmatismo economicista, grava para el corto y medio plazo dedeterminantes y programas macroeconómicos. Tras 11 años, la revolución económica venezolana (afianzada en unaextendida y masificada redistribución de la renta petrolera, con preeminenciaen la atención de la agenda social, y atravesada por constantes sobresaltose inestabilidades impuestas por la sinopsis política), se ha centrado en elmanejo de categorías macroeconómicas, ancladas insustancialmente apolíticas productivas poco efectivas y coherentes. En estos años, se han presenciado los estertores del liberalismo enlo económico tras la atención casi exclusiva de las determinantes supra-estructurales de la economía: así el acento se ha puesto en la demandaagregada, en la inflación, la inversión bruta total, los niveles de reservasinternacionales, la balanza de pagos, las tasas de interés, el consumoprivado, el régimen de administración de divisas, el tipo de cambio, elrégimen de precios administrados, el Producto Interno Bruto, las políticasimpositivas, el presupuesto público, los déficits o superávits fiscales, la tasade retorno petrolera, etc. Vale decir, los ámbitos cambiarios, monetariosy fiscales de la economía han prefigurado el epicentro de atención de lapolítica pública, en tanto, el sustento productivo ha sido campo infecundotras políticas diversas, contradictorias, y ambivalentes, aún cuando bienintencionadas. Cuando se ha atendido el ámbito productivo, se ha hecho desdeuna perspectiva exclusivamente reguladora, con amplios prejuicios a losemprendimientos privados, o bajo esquemas de Capitalismo de Estado.Se ha llegado a creer que la producción se decreta, y se han dispuestotímidas campañas de producción estatal de bienes (básicos, intermedios yelaborados) con bajo rendimiento a la fecha. Aparentemente, en los últimos años se ha impuesto la tesis de unaespecie de desarrollo de las fuerzas productivas a partir del monopolioestatal de los medios de producción. Pese a que el Proyecto Simón Bolívarprocura un crecimiento equilibrado y equiparable de tres sectores de laeconomía, los hechos apuntan en otra dirección. No se ha partido de la caracterización real de la economía rentistanacional, en la que el Estado aporta cerca del 20% del empleo y 30% delPIB; donde existe poca cultura productiva particularmente en los sectores 187
  • Haiman El Troudicooperativos y los emprendimientos comunales; importantes atrasostecnológicos; desinversión y huelga de capitales; desindustrialización yalta dependencia importadora; dependencia del ingresos de divisas por víaexclusiva de la producción petrolera; incapacidad pública de desarrollar alpaís por cuenta propia; entre otras consideraciones. Ha hecho falta más realismo fáctico en lo económico, y menossobreestimación del tablero de mando macroeconómico83. No se controlala inflación o se generan empleos estables graduando únicamente los flujosmonetarios desde la Tesorería Nacional o el Banco Central; no se asegura unaintermediación crediticia de calidad graduando exclusivamente las tasas deinterés o los topes de las gavetas obligatorias; etc. Se podría apelar a un sinfin de ejemplos y caracterización de situaciones, no obstante, lo importantees dejar en claro que para la PEB, el uso de las teclas macroeconómicasdebe entenderse como un componente complementario de la economía,no el centro gravitacional de todo el hecho económico. Lo fundamental es atender a la economía productiva, tal como ha sidoplasmado por Marx en su contribución a la crítica de la economía política:la evolución histórica de una sociedad descansa en las leyes que rigen elfuncionamiento de su base económica. Esto es, la producción de bienesy servicios socialmente necesarios para la satisfacción de las demandasfisiológicas y emocionales de la humanidad. Pero la promoción de la economía real amerita: 1. Consenso productivo concertado entre los sujetos económicos del triángulo virtuoso (Estado, privados, comunidad). 2. Reglas fijadas con claridad: áreas económicas donde cada sujeto económico puede intervenir. Cada sujeto sabe cuál papel desempeña en el entramado productivo nacional. 3. Corrección de la demanda laboral y las causas de la conflictividad. 4. Estímulo a la producción y la productividad vía diversificación económica. 5. Planificación democrática de la economía. 6. Innovación tecnológica. 7. Talento humano, etc. 8. Y además, ajustes macroeconómicos. Se ha dicho que sobre la economía real descansa la sociedad, puestoque sólo en ella se produce tasa de ganancia. Véase a continuación cómola desconexión entre el ámbito productivo y el macroeconómico-financiero 83 Sin desmeritar la importancia del control macroeconómico por parte del Estado. 188
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelacondiciona ciclos de crisis económicas en el capitalismo, y en los períodosde transición de éste al socialismo. En efecto, la plusvalía no retornada al circuito productivo-explotadordel trabajo asalariado, sino multiplicada exponencialmente por mediode circuitos especulativos del mercado financiero, provoca una escisiónentre la economía real (gravitando en torno al estancamiento) y la esferade la economía financiera. Sin plusvalía real, a largo plazo, no hay cicloespeculativo sostenible. De allí, que detrás una burbuja especulativa, existauna nueva, reciclándose en consecuencia nuevas crisis económicas. Las crisis son campo fértil para las mutaciones capitalistas. Así que enel contexto de la crisis global del capitalismo, es imperioso el fomento deltejido productivo. Una de las lecciones aprendidas de la trama de la crisisactual del capitalismo global ha sido dimensionar las consecuencias de laaplicación de economías basadas en circuitos financieros, asegurados porel dumping comercial, social y medioambiental, que a la postre debilitaronlos nichos industriales de los países industrializados. Lo que se origina en la esfera de las finanzas se reubica en breve enel ámbito de la economía real, con lo cual se retroalimenta la devastaciónfinanciera y con ello se aceleran los giros de la espiral de crisis centrifugandoa su paso millones de empleos y miles de industrias. Tiempo atrás, Lenin (1961) advertió tal tendencia, al asumir que eldesarrollo del capitalismo habría de llegar a un punto tal que, … aunque la producción mercantil sigue “reinando” como antes y es considerada la base de toda la economía, en realidad se halla ya quebrantada, y las ganancias principales van a parar a los genios de las maquinaciones financieras. Estas maquinaciones y estos chanchullos tienen su asiento en la socialización de la producción; pero el inmenso progreso de la humanidad, que ha llegado a esa socialización, beneficia a los especuladores84. Producto de la crisis de sobreproducción capitalista, a comienzosde los setenta, disminuyó la capacidad de crear ganancias a través dela economía real. El capitalismo experimentó todas las salidas posibles,pero el proceso de expansión del capital financiero fue prioritariamenteprivilegiado, particularmente soportado por el auge de las tecnologíasde comunicación e información, a través de las cuales se dio paso a laglobalización de los nichos de mercado especulativos. La PEB ha de tomar en cuenta todas las variantes y negaciones internasdel capitalismo para lograr establecer sus relaciones orgánicas, y a partir deallí apreciar sus facetas e implicaciones. Después de toda recesión devieneuna recuperación económica, aunque sea fluctuante, poco profunda, y derelativa duración. A la superproducción en los sectores clave de la economía 84 V. I. Lenin. “El Imperialismo, fase superior del capitalismo”. 189
  • Haiman El Troudide escala, a la sobreproducción de mercancías y la sobre-acumulación, lesigue una caída de la tasa media de ganancia, desocupación en rápidoascenso, merma del salario, hundimiento del sistema bancario, sub-consumo, acrecimiento de las tendencias especulativas e inflacionistas,etc. Por sí solos, la observancia acuciosa de los efectos macroeconómicosno explica las crisis cíclicas del capitalismo. La experiencia neoliberal ha dejado claro que la capacidad de gestiónmacroeconómica no fue capaz de procurar un eficiente mecanismode sustitución de importaciones en términos de la sostenibilidad delmercado exterior, y el fortalecimiento de la balanza de pagos. El Consensode Washington que prometía un panorama de mercados financierosglobalizados proveedores de recursos para la periferia, por el contrario,suscitó una punzante lesión a las economías nacionales y la ampliación delas fronteras de exclusión social. Pese a los favorables precios de las materias primas en los añosprecedentes a la reciente crisis, las distintas formas de regulaciónmacroeconómicas usadas en Latinoamérica no beneficiaron laindustrialización, la diversificación económica y la soberanía de nuestrospaíses. La inconsistencia del diseño económico se vio reforzada pordecisiones tales como el apego a las disposiciones de la OrganizaciónMundial del Comercio; la no utilización de las reservas internacionalescomo instrumento de respaldo regional, al ser depositadas en los circuitosfinancieros transnacionales; el anclaje de las operaciones de comercioe intercambio regional en divisas extranjeras; la gestión de instrumentosasociados a la devaluación de la moneda. El panorama derivado de laproyección macroeconómica influenciado por las tendencias neoclásicas,devino en el reforzamiento de la división internacional del trabajo. Porahora, América Latina sigue sometida a la relación centro – periferia, y al rolde exportador de commodities. En el marco de la PEB, lo macroeconómico se subsume en la esferade la economía real, y procura la sostenibilidad del desarrollo basado enla orientación de las políticas monetarias, fiscales y cambiarias en pos degarantizar la estabilidad económica, a través de un nivel adecuado de losagregados monetarios, la relocalización del tejido productivo a una escalaavalada por el respeto a los derechos sociales y medioambientales, elfinanciamiento oportuno al plan de desarrollo nacional y de inversiones amediano y largo plazo, así como el fortalecimiento de la moneda nacionaldentro un esquema de administración de divisas, en la perspectiva de unanueva arquitectura financiera regional y mundial. Para la PEB prima la producción sobre la mercantilización delmundo humano, el trabajo sobre la financiarización de la economía. Lafinanciarización limita el comportamiento económico productivo realy desestabiliza la dinámica macroeconómica a expensas de burbujasespeculativas no administrables por la propia política macroeconómica, 190
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelapor cuanto el capital financiero es el eje de la apropiación de la tasa deganancia, más que un factor de su generación. En tanto que la producciónes la plataforma para la reproducción del valor, al contener como factordeterminante a la fuerza de trabajo. Por cuanto la financiarización se traduce en la colocación de capitalesen las soluciones económicas más rentables y sólidas, disminuyendo losciclos de inversión, ordenación y desarrollo de mercados embrionarios,poco rentables o arriesgados (bastaría observar la conducta del mercadopermuta de divisas en el país para evidenciar este comportamiento), seconstituye en una palanca para la especulación tras el aprovechamientode vacíos legales y los desequilibrios de los sistemas de regulaciónfinanciera. Así las cosas, sólo a través de la producción se concretan el desarrolloeconómico y social de la nación. La égida capitalista propugnó la nocióndel desarrollo supeditada a un sistema jerárquico proclive al acceso ala modernidad. Desarrollo expresado en términos de crecimiento delProducto Interno Bruto per cápita. Tras años de retórica desarrollista se haacrecentado la estela de desigualdades y desequilibrios. El modelo de desarrollo propuesto ha de asegurar un justificadoy atenuado impacto humano en el medio ambiente, al punto de nocomprometer el proyecto societal de las futuras generaciones. Ello suponediseñar nuevos patrones de consumo universal que frenen el derrocheextendido de recursos en pos del crecimiento económico. Para partir por el comienzo, todo fomento de la economía real debeapoyarse en la delimitación primera de un modelo de desarrollo, lacaracterización de la ordenación del territorio con arreglo a la protecciónde la biósfera, la enunciación de la política económica, la formulaciónde los planes de producción sectorial y del plan de inversiones, seguidodel estímulo de las fuerzas productivas y a la postre, la alineación de laspolíticas sectoriales con las orientaciones macroeconómicas. En la experiencia bolivariana se ha desatendido tal curso de actuación,por cuanto el modelo endógeno de desarrollo adoptado no se expresa entérminos de políticas y de asimilación social; hemos reprobado en materiade ordenación territorial; no se ha delineado y consensuado una políticaeconómica que resuelva los dilemas inherentes al modo de producciónsocialista con características venezolanas; el plan de inversiones elaboradoen 2008 no ha sido marco referencial de la gestión pública y los incompletosy escasos planes sectoriales no se articulan entre sí; las fuerzas productivaspreeminentemente duermen la resaca rentística y; la macroeconomía hasido el eje medular sobre el cual se han pivoteado ajustes, en la mayoría delos casos, sin coordinación con los lineamientos de políticas productivas ycomerciales. Sobre el modelo de desarrollo, la ordenación territorial y el sistemade ciudades se profundiza en el siguiente segmento. A continuación se 191
  • Haiman El Troudipresentan, a modo de ejemplo y sin pretensiones exhaustivas, algunas ideasrelacionadas con la compatibilización de las variables macroeconómicascon la economía productiva. 1. Establecimiento de un nivel óptimo de endeudamiento para promoverla producción No existe estrategia inter-temporal de ampliación del “espacio fiscal” enVenezuela, lo cual se ha traducido en incremento del gasto público sin unaestrategia de endeudamiento a mediano y largo plazo. Al respecto, la PEB ha de fijar un nivel endeudamiento interanual,atado a los incrementos de la recaudación no petrolera con el objetivode sostener un nivel de gasto público óptimo. Sobre esta base, se hade evaluar flexiblemente el incremento de recompra de deuda externacon dos objetivos estratégicos: absorción de liquidez para aminorar laspresiones inflacionarias (cuando aplique) y ganancia de espacio futuro decolocaciones externas, en un escenario petrolero menos favorable. La PEB ha de auspiciar la constitución de planes especiales deendeudamiento para la inversión productiva, no para el gasto corriente. Víaincremento programado del endeudamiento público interno, la gestión definanciamiento para proyectos estructurantes ante organismos multilaterales(CAF, BID, FIDA, etc.), y la gestión de líneas de crédito a Empresas Públicas,a través de la banca nacional o internacional según el caso 2. Activación del Fondo de Ahorro Estratégico (FAES) Frente a las amenazas de las crisis cíclicas del capitalismo, y ante ladependencia nacional del ingreso de divisas por vía de la venta petrolerasujeta a la volatilidad de los precios internacionales, la PEB ha de prever unFondo de Ahorro Estratégico, el cual, a diferencia del Fondo de DesarrolloNacional (FONDEN) diseñado para el apalancamiento de la inversiónpública, sería concebido como portafolio de reserva para el aseguramientode la continuidad de las políticas sociales en épocas de bajos ingresosfiscales. Para ello bien podría ahorrarse en el FAES el 20% de los ingresos fiscalesque se generen por un precio del barril que supere los 50 dólares. 3. Estímulo y orientación del financiamiento productivo El financiamiento público se ha caracterizado por actuar como taquillareceptora de solicitudes de créditos para proyectos de diversa índole,desarticulados entre sí, y sin apego a los lineamientos de políticassectoriales. En ese sentido, la PEB ha de orientar el financiamiento público,lo cual supone el otorgamiento de créditos a una cartera de proyectos 192
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelapreviamente delimitada y que guarden relación con los planes de producciónpor rubros. El financiamiento privado ha de obligarse a dar cumplimiento de lascarteras dirigidas, pero en línea con los planes de desarrollo sectoriales. Delmismo modo, se ha de estimular y exigir incremento del crédito privado encantidad y calidad, sobre la base de balancear la intermediación crediticiacon las inversiones financieras. La PEB en ese orden de ideas ha de estimular la constitución de losFondos Mixtos (Público – Privado) para el financiamiento productivo,fortalecer el sistema micro-financiero, prestar asistencia técnica, darseguimiento, al tiempo que auspicie el reimpulso de las Sociedades deGarantía a través de su capitalización. 4. Implementar un programa de regulación macroeconómica alineadocon las políticas de fomento productivo La política monetaria debe servir de instrumento para fortalecer prácticasde consumo responsable con énfasis en la obtención de mercancíassocialmente necesarias, al respecto, la adecuación de Tasas de Interésha de fortalecer la capacidad de ahorro y desestimular el consumismo;del mismo modo, la política monetaria debe propender a coadyuvaren la producción a bajos costos por medio de créditos asequibles, y almantenimiento de niveles de liquidez equilibrados. La Tesorería Nacional yel BCV deben armonizar sus políticas de inyección y absorción monetaria.Se ha de implementar un sistema de precios que actúe como patrónregulador de la ganancia socialmente aceptada. La política cambiaria debe ordenarse en dirección de la política comercial.Las importaciones deben obedecer a una estrategia productiva nacional,privilegiando la selectividad de bienes de capital, e insumos; por el ladosocial el orden de prioridades plasmado en alimentos y medicamentos.El presupuesto de divisas debe basarse en parte en los comportamientoshistóricos de demanda de divisas de los sectores importadores, tantocomo en la propia capacidad de absorción de determinados productospor la economía nacional (televisores requeridos por el consumo nacional,harina de trigo, etc.). Las casas de cambio deben ser nacionalizadas entanto exista control cambiario. El Estado debe asumir el monopolio de laimportación de determinados productos, particularmente alimenticios. La política fiscal debe apuntalarse con base en un esquema tributarioprogresivo, que trascienda la lógica capitalista de impuestos indirectos,vale decir, los que más tienen más deben aportar. La PEB ha de fomentarla cultura tributaria y organizar incentivos fiscales a nuevas inversiones.El gasto público debe ordenarse y programarse con base al tamañoproyectado del sector en términos del PIB. El establecimiento de sistemade incentivos negativos y positivos a los emprendimientos productivos 193
  • Haiman El Troudiha de fundamentarse en las variables asociadas al financiamiento, lasexoneraciones y exenciones fiscales, y los cánones arancelarios. La PEB ha de atender con especial énfasis la constitución de unafuerte y estable unidad del tesoro: PDVSA no debe intervenir en el ámbitomonetario ni cambiario; los depósitos públicos deben reposar en la bancapública; las asignaciones presupuestarias para obras e incluso para gastocorriente no deben ser remuneradas; la banca pública no debe intervenir eninversiones financieras; se debe gravar la renta financiera para promover laproducción y la economía real, por ejemplo cobro de impuesto a los títulosde valor. Debe implementarse un mecanismo de centralización de pagos detodos los órganos y entes de la Administración Pública Nacional a través dela Tesorería Nacional, establecer una diferenciación clara entre ordenadordel pago del pagador. Las aduanas deben ser agilizadas y particularmentesaneadas. El Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera yTributaria (SENIAT) debe convertirse en el agente único recaudador deimpuestos municipales, estadales y nacionales. La PEB ha de fomentaren definitiva una política fiscal que impliquen sostenibilidad fiscal,anticiclicidad del gasto, fondo de estabilización macroeconómica y controlde la volatilidad del gasto. 5. ¿Control de cambios versus régimen de flotación por bandas flexiblescon tasa Tobin? Es preciso concitar un serio debate (desarraigado de las sinuosidadespolíticas) respecto al sistema cambiario que necesita Venezuela en elmarco de la transición socialista. Dos posiciones antagónicas en fricciónvierten sus alegatos desde los prismas de afectos o desafectos al procesorevolucionario. En cada lado se escuchan pronunciamientos a favor o encontra del régimen del control cambiario o la liberalización del tipo decambio. El control cambiario es una medida forzada por los desenlaces de lossobresaltos políticos. Sin él, las reservas internacionales del país estaríanseriamente amenazadas producto de los movimientos de capital al exterior.Desde el boom petrolero de la década de los setenta, en Venezuela sereproducen tasas de ganancia extraordinarias y en breve tiempo, a partir deentonces, la tasa de ganancia busca refugio “seguro”, lejos de las tensionessociales y políticas que han imperado en el país desde la mitad del siglopasado; comienza a configurarse una tendencia de fuga de capitales, lacual se remonta a la actualidad. Sin especificar detalles, se debe reconocer que existe un cuadro dedesconfianza entre los revolucionarios y la porción de la población que noacompaña los postulados del cambio. Particularmente, la clase media (unabuena parte de ella formada por derivación de las políticas económicas-sociales del gobierno bolivariano) se desenvuelve en un ambiente plagado 194
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelade incertidumbres, dicha clase media incluso migra sus ahorros al extranjeropor el canal paralelo especulativo; las campañas más mediáticas y lasinterpretaciones interesadas y descontextualizadas de grupos económicoscontribuyen en la configuración de dicho clima. En los últimos cinco años continuos, luego de la superación del golpede Estado y el sabotaje de la industria petrolera, se ha presenciado uncrecimiento sostenido y significativo atribuible fundamentalmente al vigordel sector terciario de la economía. Crecimiento poco productivo y dealto contenido especulativo, si se correlacionan los índices de precios ytasas, con las curvas de crecimiento comercial, financiero y asegurador. Elsector manufacturero y el primario se han supeditado a mantener un flujoconstante, con poca inversión y por ende poca expansión. El anclaje del tipode cambio oficial y las tensiones del cambio permuta han desestimulado ymermado la oferta nacional, la importación de productos terminados haceotro tanto. Por otra parte, los circuitos paralelos del dólar han encontrado altasprovisiones de oxígenos insuflado por la política de emisiones públicas.No hay lugar a dudas que tras de tal inconsistencia existen interesescorruptos de algunos operadores públicos y privados. Agentes emisores,casas de bolsa, banca pública y privada, etc. En el festín cambiario hanparticipado unas quinientas personas (naturales y jurídicas), quinientascontra veintiocho millones. En economía, los cambios súbitos de sistema fomentan la aparicióntemporal de monopolios; ello ocurre mientras el resto de los proveedoresse acopla a la nueva situación para aumentar su oferta, y esto crea preciosaltos. Tal ha sido el fenómeno suscitado por el control cambiario. De allí 195
  • Haiman El Troudique el recuerdo del “Chino de RECADI” bulle, con razón, en los imaginariosciudadanos. Flexibilización del control de cambio, cambio dual, importacionesselectivas, devaluación… son opciones que están a la orden del día enel portafolio de la adaptabilidad de la medida. Lo cierto es que mientrasno exista un panorama productivo claro, mientras no cese la huelga deinversiones, no exista confianza en las políticas económicas implementadaspor el Ejecutivo Nacional, mientras no se desarrollen las fuerzas productivas,no se revalorice el ahorro en Bolívares, mientras los pequeños y medianosemprendimientos no retomen el sentido de pertenencia nacional, noexistirán condiciones para levantar el control cambiario. En el contexto actual de crisis capitalista, y con base al amarre de laeconomía nacional a la divisa norteamericana, sería una maniobra pocoprovechosa la devaluación del Bolívar. No sólo por sus efectos sobre losprecios, o por la motivación de estimular la oferta interna, sino por losriesgos asociados a la configuración de una nueva burbuja, ahora en tornoal Dólar. Si hipotéticamente se devaluara hoy la moneda venezolana, y enuna semana el Gobierno Norteamericano también devaluara el Dólar (directao indirectamente), entonces se estaría devaluando por partida doble. De esta manera, no existe otra salida que afrontar los desafíos deconsensuar una Política Económica Bolivariana entre todos los agenteseconómicos y la sociedad en su conjunto. El Gobierno Bolivariano nopuede por cuenta propia (así tome control de todas las empresas privadas)convertir a Venezuela en potencia de mediano o gran tenor. Necesarioes el concurso de todos y todas, particularmente apoyado en una nuevacultura del trabajo y en las capacidades productivas de las comunidadesorganizadas, y de los pequeños y medianos propietarios. Quienes defienden85 el empleo de la “tasa Tobin” contra los movimientosde capitales especulativos son partidarios de cambiar el régimen de controlde cambios por un sistema de bandas de flotación limpia, con fuerteimpuesto de Tobin en las bandas, y pequeño dentro de las bandas. A suparecer, el impuesto en las bandas debe ser de un 100%, para hacer elrégimen robusto a shocks políticos. El impuesto dentro de las bandas debeser muy pequeño, de alrededor de 1 a 0,5%. La fórmula establece que la separación entre la cota superior e inferiorde las bandas deben ser de alrededor de un 7,5% por encima y por debajode la flotación central. Deben ser calculadas sobre la base de un promediomóvil de unos 45 días previos. Desde su punto de vista, ello valida las fuerzasdel mercado que reflejan las fuerzas reales de la economía (dentro de labanda), por un lado, y no permite cambios súbitos en la flotación. Además, 85 Al respecto ver aportes de Felipe Pérez “Acerca del modelo venezolano de desarrollo ´Creciendo desde abajo´, y la Economía Social”, y Bruno Jetin. “La Tasa Tobin. Un arma para detener la expoliación financiera”. 196
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaestablece un sistema dinámico que toma en cuenta el plazo inmediato, yunos dos meses atrás, que es un horizonte apropiado para una variablefinanciera altamente adaptable y flexible, como lo es la tasa de cambio. Enalrededor de un año, cuando el sistema se estabilice, puede considerarseampliarse la longitud de la cola a unos 65 a 70 días. Las bandas inicialesdeberían establecerse sobre la base del comportamiento teórico de la tasacentral de equilibrio que ha de ser calculada con una metodología sólida. Al momento de la aplicación de la medida, debe considerarse unperíodo de transición con fuerte inyección de reservas a fin de eliminar lasdistorsiones de precio por compras nerviosas de dólares, desabastecimientoforzado, represamiento artificial de importaciones. Las ofertas deben hacerse diariamente, en subastas, de manera eficientey evitando la monopolización de los compradores de divisas. La medidadebe ser completamente transparente, para no generar informaciónasimétrica en el mercado de divisas Un impuesto de Tobin se aplica a las transacciones financieras solamente.No se aplica a las importaciones de bienes y servicios no financieros. Anunciar el target de tipo de cambio a un valor XX Bs por dólar, debetraer consigo una baja inmediata del tipo de cambio del mercado paralelo,por razones de las denominadas “operaciones forward”: la gente anticipaeste precio menor, y no sigue comprando a precios altos. Quienes tienendólares, tratan de venderlos cuanto antes, para no perder valor. Los dosefectos impulsan la baja del tipo de cambio. Sobre todo si el anuncio delconjunto de medidas es creíble, y nuestro cálculo de tipo de cambio escreíble por los economistas. Con ello se eliminarían los mecanismos perversos, como el de importarbienes a tipo de cambio controlado para exportar al tipo de cambio libre;importar a tipo de cambio controlado grandes cantidades de bienes, paraluego vender a precios caros al mayorista, que a su vez vende a precioscaros, incluso al equivalente a tipo de cambio más caro. Control endógeno de la fuga de capitales y de la entrada súbita decapitales, garantizado por el sistema de bandas protegido por un nivelóptimo de reservas que incluyan la provisión para controlar las fugassúbitas, por un lado, y por el fuerte impuesto de Tobin las bandas, porotro. Adicionalmente, la política fiscal de sostenibilidad, de control de lavolatilidad externa, de sinceración de las fuerzas productivas internas, y deestímulo a la inversión productiva interna, se deben establecer las basespara fortalecer el Bolívar y evitar la fuga especulativa. El debate está servido, faltan los argumentantes y contra-argumentantes. 197
  • Haiman El Troudi5. Desarrollo nacional endógeno en líneacon la ordenación del territorio y el sistema de ciudades Para compatibilizar la macroeconomía como la economía real, comose ha dicho, se requiere partir por temas poco atendidos y debatidos porla revolución: el modelo de desarrollo y su implementación, la ordenaciónterritorial y el modelo de ciudad del socialismo. Hágase un rápido repaso acada uno de estos temas, en el ánimo de concitar debate y reflexión. 1. Sobre el modelo de desarrollo endógeno. Hemos dicho que no ensaya la revolución bolivariana los preceptosdel viejo formulario desarrollista, pero existen evidencias contradictoriasen ese sentido. A la fecha los patrones de consumo siguen intactos, hansurgido extremos consumistas alarmantes (p.e., Venezuela es el primerpaís de cambio per cápita de celulares al año); mucha de la inversiónen infraestructuras reproduce el esquema de profundización de lasmegalópolis; etc. La constitución de un modelo de desarrollo concebido de formademocrática y soberana requiere generar sucesiones productivasintegradoras de la actividad agrícola con la industrial; acrecentar lacapacidad adquisitiva de la población local orientada hacia la satisfacciónde necesidades socialmente necesarias; democratizar los procesos detoma de decisiones y favorecer la generación de ingresos propios de laciudadanía; ampliar la obtención local de alimentos; optimizar la prestaciónde servicios públicos esenciales; etc. Se trata de reducir la dependenciade insumos y bienes finales provenientes del exterior para generar unmercado interno, activando así una dinámica propia orientada al desarrolloendógeno. La enunciación del modelo de desarrollo venezolano pasa por propiciarmayor igualdad, justicia y solidaridad en la sociedad y entre la sociedad.Asimismo demanda la formulación de un esquema de acceso a nivelescientíficos tecnológicos apropiados y en suma a un vigoroso estado debienestar. Ello supone poner límites al crecimiento, claro está, sin aplazar losderechos de los excluidos, por cuanto el patrón de prosperidad económicaequivale al Desarrollo Humano Integral. Según El Troudi y Fernández(2009): El Desarrollo Endógeno se podría definir muy sintéticamente como la explotación de los recursos disponibles localmente y la territorialización de la actividad económica, sin que ello connote ningún tipo de autarquía o de aislamiento de cara a la economía mundial. La imagen-objetivo corresponde a un desarrollo basado en el trabajo calificado y generador de valor agregado y autonomía territorial; a un desarrollo económico territorialmente equilibrado y policéntrico, estructurado en forma de red; todo ello gracias a la proactividad y espíritu cooperativo y de innovación de entidades locales, empresas, sindicatos, gremios profesionales, sistemas de formación y 198
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela capacitación, la nueva institucionalidad, etc. Corona la imagen-objetivo el desarrollo y consolidación de un sistema integrado de pequeñas metrópolis y ciudades intermedias (sin megalópolis)86. 2. Sobre la ordenación del territorio. A la fecha, el Estado no ha desarrollado “una política de ordenaciónterritorial atendiendo a las realidades ecológicas, geográficas, poblacionales,sociales, culturales, económicas, de acuerdo con las premisas del desarrollosustentable”, acorde a lo dispuesto en el artículo 128 de la Constitución dela República Bolivariana de Venezuela (1999). Está aún en vigor el Plan deOrdenación del Territorio formulado durante el segundo gobierno de RafaelCaldera. Las competencias en esta materia están divididas entre los Ministerios dePlanificación y Ambiente. Existen instancias estadales que discrecionalmenteagencian permisologías en atención a criterios estrictamente ambientales.El sistema dispuesto no permite que la gestión territorial respondaconsecuentemente a una efectiva estrategia de desarrollo nacional. La PEB precisa pensar el territorio como el espacio de convergencia delas políticas públicas socialistas, en donde la unidad de mando se ejerce,cada sujeto conoce el papel que le corresponde, y la acción de todas laspartes se coordina bajo el paraguas del plan común. Ello requiere cambiospolíticos e institucionales como condición necesaria para el impulsocoherente de los postulados del desarrollo endógeno en el territorio. El territorio es la suma de la actuación sustancial y cotidiana de lasociedad, es la madeja de interrelación económica, social, política y cultural.El potente activo que encarna el territorio en su conjunto se sintetizaen la materialización del desarrollo de toda sociedad. El tratamiento delterritorio precisa unificar el bagaje de tradiciones, hábitos y costumbrescon la especificidad presente, a fin de condescender un entorno relacionalconcreto. Por ello, se requiere superar el estatismo heredado al calor de la divisiónpolítico territorial. Innovar en los modos de organizar el territorio suponeliberar las vetas imaginativas. Al respeto, se ha debatido sin resultadosvarias iniciativas, sobre las cuales no ha habido decisión firme: Una nueva regionalización nacional, fundamentada en las potencialidadesy funcionalidades del territorio en pro de una mejor organización del espacionacional, y en atención a la nueva geometría de poder. Para la definición de las regiones, se ha de reparar en los siguientescriterios: 1) características socio-culturales, históricas y económicas, 2)componentes físico naturales: relieve, suelos, vegetación e hidrografía, 86 Haiman El Troudi, Fausto Fernández. Ibídem. 199
  • Haiman El Troudi3) Potencialidades de desarrollo, 4) Condiciones de accesibilidad, 5)reingeniería de los límites municipales, y 6) Políticas nacionales. Como incitación para el debate, y en atención a un escrupuloso estudio87realizado por Aguillón, Pacheco y El Troudi (2008), se ha propuesto lareorganización regional como sigue: 1. Amazonas 9. Llanos Occidentales 2. Andes 10. Llanos Centrales 3. Capital 11. Llanos del Sur 4. Central 12. Marítima Occidental 5. Centro – Occidental 13. Marítima Oriental 6. Delta 14. Oriental 7. Faja del Orinoco 15. Nor-Occidental 8. Guayana 16. Esequibo (Zona en Recla- mación). 87 Estudio y propuesta elaborado por Carlos Aguillón, Raúl Pacheco y Haiman El Troudi, en el documento “Reimpulso a las Corporaciones de Desarrollo” 200
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela Constitución de Distritos Productivos como espacios geográficosestratégicamente definidos conforme a sus características históricas,socio-económicas, culturales y a sus potencialidades productivas, dondese focalizan esfuerzos institucionales, económicos, políticos y sociales,dirigidos a garantizar su desarrollo integral y sustentable. Designación de Autoridades Regionales con base en la Ley Orgánica dela Administración Pública, con competencia para: 1. Diseñar, coordinar y ejecutar bajo los lineamientos de la Comisión Central de Planificación en su ámbito de competencia. 2. Hacer seguimiento en todas sus etapas a todos los planes, programas y proyectos de la Administración Pública Nacional, en la región que le corresponda. 3. Ejercer el control funcional y operacional sobre los órganos y entes de la Administración Pública Nacional con competencia en la región correspondiente, a los efectos de coordinar la ejecución y el seguimiento de las políticas públicas orientadas al desarrollo de la región. 4. Coordinar la acción de los órganos y entes de la Administración Pública central, descentralizada y otras formas de organización comunal, para la ejecución de políticas, planes y proyectos de ordenación y desarrollo del territorio en la región. 5. Velar por la compatibilidad y coherencia de los planes nacionales con los planes regionales, estadales, locales y comunales. 6. Dar seguimiento al Plan Regional de Ordenación y Desarrollo del Territorio, así como las actividades de importancia nacional definidas por el Ejecutivo Nacional. 7. Ejercer la representación de la Comisión Regional de Ordenación y Desarrollo del Territorio. 8. Gestionar y establecer un sistema de información geográfica de la región (SIG). 9. Proponer ante la máxima autoridad del órgano o ente correspondiente, el nombramiento y remoción de las funcionarias y funcionarios del Ejecutivo Nacional, en la respectiva región. 10. Coordinar con las autoridades competentes de la región, el diseño de medidas para prevenir y enfrentar situaciones de emergencia y catástrofe 11. Intermediar en las relaciones de los distritos productivos, órganos integrados y demás entes bajo su adscripción, con las distintas instituciones del Poder Público Estadal y Municipal, salvo aquellas actuaciones que por su naturaleza y otras consideraciones procedentes deban ser realizadas ordinariamente ante la autoridad estadal o municipal. 12. Realizar el seguimiento y control estadístico de las actividades y 201
  • Haiman El Troudi proyectos ejecutados en la región. Equilibrar y articular el territorio en el sentido de superar el modeloterritorial actual basado en la concreción espacial de un patrón de relacionesdependiente y rentista que originó una concentración de la población hacialas zonas de manejo de poder que no provenía de un tejido productivonacional, sino de la renta88 (Pacheco y El Troudi, 2008). Actualmente, las actividades en el territorio se organizan a través delsistema de ciudades. La articulación de dichas actividades con el territoriose realiza a través de las infraestructuras. Entre las características principales de la configuración territorialpresente tenemos: las migraciones guardaban relación con la localizaciónde centros de poder y con los centros de extracción primaria: en primertérmino la Capital de la República, en segundo término ciudades del interiordel país ligada a la extracción (incluida Ciudad Guayana). Un rol complementario lo jugaron los principales puertos (Maracaibo,Puerto Cabello, La Guaira, Guanta) dada la naturaleza importadora denuestra economía, reforzaron a las ciudades a las que servían, y apoyarona centros emergentes para la industria del ensamblaje como sucedió conValencia. Las actividades productivas se encuentran desconectadas entre sí, aligual que el territorio. Inexistencia de redes en los ámbitos estratégicos:transporte, alimentos, medicinas, energías primarias, etc. El transporte 88 Estudio y recomendaciones formuladas por Raúl Pacheco y Haiman El Troudi, en el documento “Apurinoco” 202
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelapresenta un predominio casi total del vehículo automotor y posee un patrónradial partiendo de la Capital y de enlaces hacia los puertos de importación(para carga general); las industrias estratégicas funcionan como enclaves; yla dinámica productiva-territorial orientó un patrón basado en un entramadode relaciones funcionales sub-regionales. La visión a futuro proyecta el equilibrio y la articulación territorial vendríarepresentada por el siguiente mapa. Formulación de un plan de desarrollo territorial, que comprenderíatanto la ordenación territorial-ambiental como la estrategia de desarrolloeconómico-social acordada para el país89 (Fernández, Pacheco y El Troudi,2008). El plan en cuestión incluiría: a. Estudio del medio físico: paisaje natural, clasificación de suelos, riquezas naturales, meteorología, espacios acuáticos. b. Definición de los usos primordiales y prioritarios a que deben destinarse las áreas del territorio involucrado, de acuerdo con sus potencialidades económicas, condiciones específicas con énfasis en el aspecto sociocultural y capacidades ecológicas. 89 En el documento “Desarrollo amazónico e integración fronteriza brasileño- venezolana”, preparado por Fausto Fernández, Raúl Pacheco y Haiman El Troudi. 203
  • Haiman El Troudi c. Indicación de áreas de patrimonio cultural, histórico, arqueológico, y con potencial escénico y turístico. d. Análisis de la problemática espacial y dimensionamiento del potencial de desarrollo territorial. e. Definición de los objetivos de desarrollo territorial. f. Definición de las prioridades territoriales de inversión pública de las políticas sectoriales. g. Definición del esquema de integración territorial: sistema de ciudades, regiones, espacios funcionales, y ejes de integración y desarrollo territorial. h. Indicación de las zonas prioritarias de desarrollo económico y social. i. Lineamientos generales del proceso de urbanización y del sistema de centros poblados. j. Localización de las principales actividades económicas y de servicios k. Política de incentivos que coadyuve a la ejecución de los planes de ordenación y desarrollo del territorio. l. Localización de las áreas para grandes obras de infraestructura, relativas a energía, hidrocarburos y petroquímica, transporte terrestre, marítimo, lacustre, fluvial y aéreo; comunicaciones y aprovechamiento de las aguas, saneamiento de grandes áreas, corredores de servicio y minería. m. Indicación de los espacios que constituyan el hábitat y las tierras de los pueblos y comunidades indígenas, demarcados según la ley de la materia. n. Definición de la normativa para el uso, aprovechamiento y conservación de los recursos hídricos y de la biodiversidad en general. o. Señalamiento de las áreas sujetas a riesgos asociados a fenómenos naturales, tecnológicos, así como los mecanismos adecuados para disminuir su vulnerabilidad y salvaguardar la vida y seguridad de la población. p. Definición de las áreas que deban ser objeto de Planes Especiales. q. Definición de las áreas en las cuales se deban establecer limitaciones derivadas de las exigencias de seguridad y defensa, y la armonización de los usos del espacio con los planes que a tal efecto se establezcan. r. Estimación del costo global de implementación del Plan de Desarrollo Territorial formulado y definición de las fuentes de financiamiento (Plan de Inversiones). s. Metodología de seguimiento y evaluación del Plan. 3. Sobre el ordenamiento de las ciudades90, según (Bernardo, Fernández, y El Troudi, 2009). 90 En el documento “Ciudad socialista” preparado por José Luis Bernardo, Nirvant Fernández, y Haiman El Troudi. 204
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela Venezuela ha heredado un modelo de concentración territorial con unaperiferia estancada y un centro dinámico en crecimiento, con marcadasincompatibilidades entre sí. Las migraciones que históricamente hanacaecido hacia el centro del país, la localización de la mayoría de lasactividades industriales en el centro y la desigual distribución del ingresopesan de manera determinante sobre nuestras ciudades, sin contar con lospasivos ambientales creados. Venezuela pasó de tener un 49,9% de población urbana en 1950, a71,6% en 1970 y 86,9% en 2000, estimándose que alcance 91,9% en2030. Como en otras regiones del mundo este crecimiento urbano tiendea concentrarse en pocas ciudades que adoptan la forma de metrópolis,convergiendo la concentración poblacional y la dispersión de la ocupaciónterritorial, en lo que se ha dado por llamar “ciudad difusa” o “ciudaddispersa”, con el caso muy preponderante en Venezuela de Caracas, cuyocrecimiento y expansión tiende a conformar una región metropolitana, conimportantes relaciones de interdependencia sobre su área de influencia. Como nota complementaria, Venezuela es el segundo país delsubcontinente – Uruguay por encima – y uno de los 12 países másurbanizados del mundo con 87% de sus habitantes viviendo en áreasurbanas. La característica de la ciudad venezolana es fruto de la imposición de unmodelo capitalista dependiente. Esto es, se ha “adoptado” el modelo urbanodifuso norteamericano o anglosajón, estructurado en islas conectadaspor autopistas. La estructura y morfología urbana inherente a ese modeloconsiste en zonas donde se localizan servicios especializados, zonasresidenciales exclusivas para los sectores medios y altos, grandes centrosde esparcimiento y consumo, “barrios” en las zonas de alto riesgo, cuyocomún denominador es una dinámica de ordenación territorial dominadapor el capital, que cada vez con mayor fluidez determina la declinación deunas áreas y el ascenso de otras. Ciertamente, la ciudad venezolana actual, como hecho histórico, expresay reproduce en su seno los fenómenos de exclusión social, relaciones dedominación, lucha de clases y lógica de acumulación propios del capitalismoperiférico dependiente. Esta situación se manifiesta de distintas formas: i. Las ciudades venezolanas se expanden de forma indiscriminada yanárquica. Los límites de las ciudades se van propagando frente a la ausencia deordenamiento y planificación urbanística, bajo la mirada indiferente, y enalgunos casos, complaciente de las autoridades locales reguladoras delespacio urbano. Esta expansión indiscriminada y anárquica se da bajoel influjo de dos tendencias opuestas, la primera es la de las invasionesurbanas u “ocupaciones ilegales”, producto del déficit de tierras urbanashabilitadas dentro del perímetro de la ciudad para la realización de nuevos 205
  • Haiman El Troudidesarrollos urbanísticos que respondan a las necesidades de crecimientopoblacional, especialmente de los sectores pobres91. La segunda, es la delos desarrollos inmobiliarios que se realizan al margen de toda regulación,y que encuentran en la falta de ordenación pública, el ambiente propiciopara la realización de proyectos altamente rentables, sin tomar en cuentalos requerimientos de servicios para recibir y atender la nueva demandade población, afectando la disponibilidad de agua, electricidad, vías,transporte, etc., y acentuando los déficits ya existentes y el caos reinanteen las principales ciudades del país. El crecimiento anárquico eleva los costos de dotación, incrementalos déficits de servicios urbanos, genera la ocupación desordenada delespacio, y acentúa la pérdida de suelos de alto potencial agrícola. Todaesta anarquía en el crecimiento urbano es favorable a los intereses de lossectores que se lucran indiscriminadamente del negocio inmobiliario, enun contexto propicio a la corrupción. Igualmente, reproduce y amplía lasegregación social y espacial. ii. El sistema de ciudades en Venezuela expresa las más notablesinequidades sociales y territoriales Más allá del ámbito limitado de las ciudades, estas integran unsistema de interrelaciones que expresa, en el ámbito territorial nacional,desequilibrios y asimetrías. Este sistema contiene un número limitado degrandes aglomeraciones que constituyen áreas metropolitanas como sonlos casos de Maracaibo, Barquisimeto, Valencia, Maracay, Puerto La Cruz-Barcelona y Puerto Ordaz-San Félix, y el caso de Caracas que tiende aconstituir una Región Metropolitana. En todas estas urbes se concentra la mayor parte de la población delpaís, los principales servicios de escala regional o nacional, las principalesinversiones públicas y privadas, el poder político, los mejores beneficiosinmobiliarios y las mejores condiciones de vida. En contraste, existeuna gran cantidad de pequeñas ciudades o pueblos, donde los nivelesgenerales de vida de la población son inferiores, presentan mayoresdéficits de servicios, la población tiende a emigrar, etc. Estos desequilibriosy asimetrías tienen orígenes históricos en la inserción dependiente deVenezuela en el sistema capitalista mundial, pero se sintetizan en la altaconcentración y dependencia del sistema de ciudades en torno a pocospolos, en especial Caracas, bajo un modelo de ocupación que tiende aagudizar la concentración y las asimetrías sociales y territoriales. Entre los casos extremos que se ha señalado, se encuentra un conjuntoamplio e interesante de ciudades intermedias que pudiesen ser objeto 91 En muchos casos tal déficit obedece a la concentración en pocas manos de terrenos ociosos dentro de los límites de la ciudad. 206
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelade ordenamiento y fortalecimiento con miras a constituir un sistemainterconectado, capaz de atraer población y ofrecer mejores condicionesde vida, lejos de la aglomeración y convulsión característica de las grandesurbes. En este contexto, el concepto de ciudad que prima es el de la ciudadconcentrada, articulada y autosustentable, lo cual se logra a partir depropuestas de densificación en las ciudades existentes incorporadas en losplanes de reordenamiento urbanístico, tratando de optimizar las poligonalesurbanas actuales (no incrementarlas), apoyándose en la primacía deltransporte público masivo (sistemas ligeros de superficie y electrificados),fortaleciendo prioritariamente a los centros poblados localizados en losEjes de Desarrollo y en los Corredores de Desconcentración. Para tal propósito se han de fijar lineamientos para un urbanismosocialista asociados a: Una rigurosa planificación urbana. Vale decir, la ciudad debe convertirseen el centro de convergencia de diferentes intereses y grupos sociales quepuedan vivir de una forma armoniosa y concertada, en consecuencia seprecisa frenar el caos en las ciudades, las invasiones sin planificación ypropósitos. Promover el desarrollo urbano hacia la ciudad compacta; lo cual setraduce en concebir el espacio en función de las necesidades de sushabitantes, concebir la ciudad con zonas residenciales claramente definidas,con servicios fácilmente accesibles a pie, con una economía diversificada,evitar grandes desplazamientos para llegar al lugar de trabajo, y con laseconomías de aglomeración coadyuvar al incremento de la articulaciónsocial. Asumir la ciudad socialista como continua. Esto es, una ciudad que nodescuartiza el territorio, sin hiatos o vacíos inertes; donde se privilegien losespacios públicos para la relación humana y comunitaria, se rescaten lasáreas de circulación y encuentro de los ciudadanos, se promueva el tránsitoseguro de los ciudadanos por las calles y avenidas, y se favorezca el libretránsito de los ciudadanos por aceras y avenidas evitando la “expropiación”del espacio urbano. Favorecer los medios de transporte, colectivos y eficientes, donde sepueda convertir a los centros poblados en lugares en los cuales la marchahumana sea agradable y saludable, sin ruidos molestos y contaminación. La ciudad socialista preserva el medio ambiente: evitando las emisionestóxicas de la industria y los automóviles, tratando las aguas residuales paraevitar la contaminación de los cuerpos de agua; manteniendo y creandoparques y sitios de recreación naturales, disminuyendo la contaminaciónsónica y favoreciendo la industria del reciclaje. La ciudad socialista da impulso al desarrollo tecnológico. Propende aun alto aprovechamiento tecnológico cónsono con la superación material yespiritual de los ciudadanos. 207
  • Haiman El Troudi Del mismo modo, se privilegia el desarrollo de redes policéntricas, lascuales se traducen en la estrecha relación existente entre cada población yel resto del territorio; así las ciudades y centros poblados conforman redesbasadas en la cooperación y complementación funcional. En ese sentido,se trata de estructurar las ciudades con base a una configuración de tipopolinuclear. Este modelo permite utilizar las potencialidades de desarrollode las ciudades y simultáneamente servir como centros de servicio. En lared policéntrica las funciones de cada ciudad se deben complementar deforma de actuar conjuntamente como una ciudad de mayor jerarquía paraevitar fortalecer algunas ciudades en detrimento de otras. 208
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela6. Cambio de estructura económica Si el énfasis de la Política Económica Bolivariana se centra en la esferade la economía real, proveedor insustituible de satisfactores fisiológicos delas sociedades, debe en consecuencia estructurarse un renovado modeloproductivo sobre el cual apoyar las bases materiales del bienestar y lafelicidad social. Tal disposición estructural supone, en grado sumo, la liberación de lasfuerzas productivas armonizadas con audaces formas de organización deltrabajo, concomitantemente, como apuntara Marx (1980), “el conjunto detales relaciones de producción constituye la estructura económica de lasociedad, la base real, sobre la cual se eleva la superestructura jurídica ypolítica”92. Un punto de inflexión ha de producirse en el ámbito de la estructuraeconómica venezolana. Quiebre en línea con la configuración de la históricanacional, armonizado con los dos períodos antecesores, los orígenesagrícolas y el modelo basado en la producción y exportación petrolera. Este nuevo contexto ha de suponer un salto evolutivo, caracterizadopor la conformación de un período en el que se consolida el caráctermultiproductor de la economía venezolana. El desarrollo petrolerodiversifica sus vetas de valor agregado; comienza a consolidarse unasólido sector industrial y manufacturero; la inversión extranjera se involucracon el desarrollo nacional en términos de asociaciones estratégicas parael mutuo beneficio; la apropiación social del conocimiento estimula lainnovación científica tecnológica; la agricultura y la minería empujan laspalancas del encadenamiento productivo; la soberanía alimentaria asegurala satisfacción de las necesidades nacionales; el talento humano secapacita permanentemente y posee conciencia social de su compromisofrente al colectivo, en diversos órdenes de la economía real se generanexcedentes exportables destinados al comercio internacional por unaparte, y al intercambio equivalente, y complementario con otras nacionesdel mundo, por la otra. La visión objetivo arriba referida se inscribe en una visión socialista entanto en cuanto: a) Sean redistribuidos entre las mayorías nacionales el plus valor generado tanto por el trabajo de los venezolanos y venezolanas como de las rentas públicas sobrevenidas de las riquezas naturales, b) se privilegie el Desarrollo Humano Integral de toda la ciudadanía al desarrollismo copiado del modelo de vida de los países del norte, 92 Carlos Marx. “Contribución a la crítica de la economía política” 209
  • Haiman El Troudi c) se provea de un ingreso básico universal a toda la población, seguridad social de calidad, retiro digno a los adultos mayores, trabajo, educación, salud y recreación durante toda la vida, etc., d) se haga uso racional de los recursos de la biosfera a favor de la calidad de vida de las generaciones futuras, e) se haya equilibrado la participación del emprendimiento público, privado y social-popular en los diversos sectores de la actividad económica que integran bienes y servicios transables en la economía venezolana. El socialismo bolivariano no puede concretarse en el corto plazo,vale decir, sin que antes medie un proceso de transformación del modode producción, distribución y consumo imperante en Venezuela, sin undecidido impulso de nuevos modos de propiedad social y comunal en tantobase hegemónica, y sin la clarificación del lugar y el papel de la propiedadprivada en el proceso de transición. Así mismo, es fundamental asegurar la educación, formacióny capacitación permanente de la población, especialmente de lostrabajadores, puesto que el cambio de la estructura económica durantela transición al socialismo, con empresas aún funcionando bajo patronesde producción enajenantes y explotadores, debe suponer en el medianoplazo que los puestos de trabajo empiecen cada vez más a depender deuna alta cualificación y del nivel de educación. Se produciría por tanto un“Gap” de productividad entre trabajadores cualificados y trabajadorespoco cualificados. Rivalidad caracterizada por Marx como alienación de untrabajador respecto a los demás trabajadores. Para El Troudi y Monedero(2007): El capitalismo no admite la solidaridad y cooperación en la sociedad y menos aún entre compañeros de una empresa privada. El trabajador sumido en su individualismo y rutina padece una profunda sensación de soledad. Así mismo y por extensión, la lógica capitalista propicia rivalidades entre trabajadores en función de estimular mayor eficiencia y efectividad en el trabajo. Aquellos a los que les rinda más el tiempo y su trabajo serán los más agraciados por los jefes, generándose de esta forma discordia entre compañeros. Se trata de un sistema que exalta el espíritu de competencia en contraposición a relaciones de cooperación entre iguales93. Es posible asociar la evolución vertiginosa de las condiciones sociales deun país (importantes transformaciones en la prestación de salud, educción,ingreso familiar, inclusión…) con el paso de una sociedad dependiente delas importaciones a una de producción diversificada. Tal nexo supeditadoa la condición de que la evolución social trae consigo cambios de valores,actitudinales, y paradigmáticos, con prevalencia a la superación social no 93 Haiman El Troudi, Juan Carlos Monedero. Ibídem. 210
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaindividualizada. Claro está que los cambios tecnológicos y demográficosson factores intervinientes de alto tenor en la diversificación económica,pero el torbellino del cambio social es el condicionante superlativo para elprogreso nacional. Los cambios de la estructura económica comportan un reordenamientode la estructura poblacional, por lo cual se deben evaluar las indefectiblesimplicaciones suscitadas en diversos órdenes de la vida nacional. En el campo social, se pueden suscitar consecuencias tanto respectode la composición de clases (aumento del proletariado industrial yconsolidación de una burguesía industrial) como geográficas y sectoriales,como el deterioro de los ámbitos campesinos-rurales frente al avasallanteempuje de los avances industriales, o la concentración urbana. El emergente tejido industrial, eventualmente debe pujar por asaltarlos ámbitos del poder económico y político. La PEB debe asegurar queesta nueva clase burguesa industrial, venida a más como resultado de sutransvase del sector agrícola al comercial, se anote en el formato de lasEPS, de lo contrario, se estarían alimentando las condiciones favorables dereflotamiento a un futuro capitalismo neo-desarrollista. En el campo de la ecología, se pueden apreciar varios signos en que elproceso industrial afectaría el equilibrio medioambiental. La PEB a instanciade las estrategias de ordenación territorial-ambiental ha de intervenir enlas etapas del proceso de industrialización. En la fase de extracción dematerias primas renovables y no renovables, poner límites a la explotaciónpor cuanto una sobreexplotación de los recursos facturará consecuenciaasociadas al aumento de plagas, cambios micro-climáticos, erosión,gases invernaderos, etc. Paralelamente, deben cumplirse las regulacionesdirigidas a la protección de los trabajadores de la industria extractiva dematerias primas y las condiciones de seguridad industrial. Durante la fase de transformación las políticas de preservación se hade mitigar la afectación de la población aledaña tanto como de la biosfera,en cuanto al control de las emisiones y disposición de los residuos ydesechos industriales. En la fase de la distribución ha de privilegiarse eluso de medios de transporte con bajo impacto ambiental y de menorescostos, por ejemplo el uso de la navegación fluvial, lacustre y marítima, oel uso de ferrocarriles. Otro componente a considerar en el cambio de la estructura económicaguarda relación con la necesidad de propugnar una Nueva CulturaProductiva. No pueden entenderse los rasgos de la transición bolivariana al socialismosin partir de la condición rentista de la economía venezolana. Pese a que elsector público, sólo participa en torno del 30% del PIB, la lógica petroleraha impregnado toda la economía del país. Esto implica la inexistencia deuna burguesía nacional –por el contrario, existe una burguesía rentista-.Sólo el 12% de la fuerza laboral está afiliada a los sindicatos, al tiempo que 211
  • Haiman El Troudila fuerza sindical bolivariana no ha logrado cohesionarse alrededor de unprograma unitario. De la misma manera, y como bien se demostró en lossucesos del 11 y 12 de abril, existe en Venezuela un sindicalismo verticalligado al antiguo aparato estatal y a los sectores económicos rentistas.Igualmente, se ve todavía una alta informalidad laboral, escasa cultura decualificación permanente, fuertes lagunas en los ámbitos de salud e higieneen el trabajo, o el silencio cómplice ante el alargamiento artificial de lajornada laboral que supone el desplazamiento desde el lugar de residenciaal lugar de trabajo. La condición rentista de Venezuela tiene virtudes y vicios, potencialidadesy riesgos. Por un lado, permite solventar problemas de acumulaciónoriginaria que existen en otros países. Por otro, la falta de vinculación entreel mundo tradicional del trabajo y la riqueza del país, así como la creaciónde un imaginario colectivo de “país rico”, debilita el asociacionismo, laconciencia de clase y las posiciones socialistas (que a veces se confundencon un consumismo colectivizado). Todos estos aspectos, hacen del modelo económico socialistabolivariano, un proceso de construcción permanente. Algunos de loselementos, sobre los que tiene que pivotar este modelo en transición,pueden ser vertidos en los centros de debate y círculos de investigación,los dilemas desatendidos terminan grabándose en el alto relieve de la losaque guarda los restos de las revoluciones fallidas. Una vez más se reiteran los dilemas económicos vinculados al cambiode estructura económica: por una parte, la socialización de la propiedad y laapropiación por parte de la clase trabajadora de los medios de producción;relaciones de producción que trasciendan el capitalismo de Estado (y quese logran no a través de la nacionalización de las fuerzas productivas, sino através de su socialización). Esto lleva directamente a la discusión acerca delas formas de propiedad (social directa, social indirecta, comunitaria, mixta,privada) y los diferentes derechos y deberes que incorpora cada una deellas. Nótese que se dice “derechos y deberes”, desde la óptica de que lasformas de propiedad que tienen origen público, deben mantener algún tipode control que garantice el uso correcto de un bien que originariamente,pertenece a la nación (piénsese, p.e., en formas de usufructo en vez de enformas de propiedad). Se ha visto más de una ocasión en que la entregade propiedad pública a trabajadores, lejos de generar conciencia socialista,ha generado egoísmo de nuevos propietarios. El Socialismo del Siglo XXIdebe trascender esa limitación propia de lo que usualmente se calificacomo conducta pequeña-burgués. Ahora bien, habiéndose completado el importante trayecto del recorridoinicial revolucionario vinculado a la distribución de la renta obtenida de laapropiación pública de la tasa de ganancia petrolera, así como el impulsoinicial dado a la activación de la participación y el protagonismo popularen los asuntos públicos; a la vez que se ha trabajado en la creación de la 212
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelainfraestructura necesaria en obras hidráulicas, viales y otras construccionescon el propósito de crear la base y las condiciones para llevar a cabo elproceso de industrialización, la tarea central de los planes de desarrollo yfomento de la economía nacional, a partir del próximo período de transiciónsocialista; ha de ser la industrialización del país, a instancias de un PlanNacional de Producción. La ocupación cardinal de la industrialización en esta etapa, en laperspectiva de la PEB ha de: 1. Formar una base de datos nacional de proyectos industriales, a partir de la demanda agregada nacional y las ventajas comparativas. Los proyectos de fábricas nuevas no pueden organizarse de espaldas al país bien por los agentes gubernamentales, las empresas privadas o las corporaciones transnacionales. 2. Dotar de la infraestructura básica productiva, en términos de dotación eléctrica, redes férreas y carreteras, sistemas de riego e hidráulicos, acueductos, puertos, aeropuertos, entre otros. El sector privado y las comunidades organizadas deben coadyuvar en tales propósitos, bien mediante aportes de trabajo voluntario o cofinanciamiento económico. 3. Promover el desarrollo de la investigación científica, el uso de las tecnologías y la apropiación social del conocimiento. El esfuerzo estatal por obtener transferencia tecnológica a cuenta de la solidaridad internacional, debe ser acompañado por el aporte privado en cuanto a la democratización del conocimiento encapsulado en patentes industriales, o en la intensificación de la labor investigativa en aras del beneficio social. 4. Impulsar la industria de materiales de la construcción, y de la propia actividad constructiva. Tanto el sector privado como el comunitario en menor proporción han gestionado las grandes, medianas y pequeñas obras de infraestructura. El Estado debe ser propietario de los medios de producción constructivos (cemento, yeso, cal, concreto, grava, canteras, acero, agregados, etc.), no debe volverse constructor, sino facilitador de la autoconstrucción de viviendas por parte de las comunidades y estricto asegurador de los estándares de calidad en las obras. 5. Generar desarrollos industriales y agroindustriales con alto componente integrar, priorizando en rubros que integran el mayor número de procesos, sectores y actividades: industria básica de fertilizantes, industrias abastecedoras de la producción agrícola (envases, piensos, alambres de púas, medicinas veterinarias, arados, equipos y piezas), industria de navegación (puertos, barcos, acero naval), etc. 6. Empleo productivo de las tierras subutilizadas y ociosas. La erradicación total del latifundio debe aparejarse con la superación de relaciones pre-capitalistas de producción en el campo. La 213
  • Haiman El Troudi productividad apuntalada con la mecanización, la especialización de las técnicas de cultivo y la capacitación. De nada vale repartir tierras a cooperativas si éstas no están consustanciadas con el trabajo. La PEB ha de promover la pequeña y media actividad del productor agrícola privado (de las familias de agricultores) puesto que en ellos descansa un amplio bagaje productivo y la tradición de la cultura del campo. La participación del Estado en la agricultura debe reducirse a controlar los eslabones medulares de las cadenas productivas (genética, fertilizantes, alambrones, alimentos balanceados, etc.), no así la siembra y la cría. Basta mirar la experiencia del campo socialista en ese sentido para aprender las lecciones de la historia. La tierra recuperada al latifundio, así como toda la tierra pública no debe privatizarse, sino cederse para el usufructo bien a cooperativas, empresas comunales, o pequeños y medianos productores del campo con vocación y tradición agrícola. 7. Fundar nuevos sistemas de contabilidad y estadística. El manejo de inventarios, el balance y equilibrio entre la oferta (producción nacional, bienes importados) y la demanda en relación con la seguridad y soberanía que satisface de necesidades nacionales, demanda sistemas de cuentas complejos y dinámicos. 8. Orientación de la inversión, el crédito, el presupuesto y la investigación científica tecnológica. Todos los esfuerzos focalizados en el cumplimiento de los planes productivos. El país todo debe caminar disciplinadamente al ritmo y en la dirección acordada. 9. Prevalencia del desarrollo social y los intereses colectivos por sobre los intereses sectoriales y empresariales. Las interrelaciones necesarias en la economía no deben afectar negativamente la satisfacción de necesidades sociales. 10. Cohesión productiva en torno al plan. Integralidad en la planificación del desarrollo económico y social como base de auspicio del proceso de industrialización. La sincronía de la actuación es vital: no puede pensarse en instalar una nueva fábrica en una determinada población, por ejemplo al sur del país bajo la pretensión de desconcentración territorial, si antes no se asegura la prestación eléctrica, o no se verifican los impactos laborales en la zona, o no se dota de infraestructura social básica para asentar la fuerza de trabajo. Retomando el tema de la importancia de la priorización de ladiversificación, valga la reflexión de Guevara (1964), quien reflexiona entono autocrítico sobre una de las causalidades de los errores cometidos enlos intentos de diversificación económica en Cuba “…en la interpretaciónque dimos al término diversificación, en lugar de llevar el proceso entérminos relativos, se llevó en grado absoluto”94, lo cual hace clara mención 94 Ernesto (Che) Guevara. “Cuba, su economía, su comercio exterior, su significación en el mundo actual” 214
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaa la dispersión de los recursos escasos, insuficientes para poder abarcar lamúltiple gama de actividades desplegadas.Plan por Rubros En este punto reside la importancia del orientar la política industrial conbase a un Plan por Rubros, el cual permita clarificar la interrogante ¿Encuáles rubros priorizar para evitar extravíos en un mar de aspiraciones conpocos medios de navegación? Con el Plan por Rubros se pretende identificar los principales procesosy agentes productivos que intervienen en cada uno de los eslabones de lascadenas productivas seleccionadas, con el objeto de fomentar líneas depolíticas y proyectos concretos para su desarrollo sólido y sostenido. El punto de partida se ubica en la selección priorizada de bienesesenciales de la cesta alimentaria. Seguidamente, se debe analizar laproblemática y potencialidades asociadas a los productos prioritariosy elaborar una agenda al decisor, a ser sometida a consideración de lasinstancias que correspondan para su aprobación y ejecución. Los criterios para la selección de rubros guardan relación con: a) productosde consumo final con alto peso en el consumo familiar, o materias primas einsumos utilizados en su elaboración, b) alta dependencia de importacionesde materias primas u otros insumos, que tienen alta incidencia en laestructura de costos de producción, y c) alta concentración económica enalguna de las fases del proceso de producción o de comercialización. De forma detallada, el Plan por Rubros persigue: I. Identificar los factores y cuellos de botellas, en cada proceso y eslabón de la cadena productiva. II. Identificar las externalidades negativas que limitan la mejora de la eficiencia productiva del sector. III. Identificar los procesos o eslabones de la cadena productiva donde, por razones estratégicas o de seguridad, se requiere la participación del Estado. IV. Evaluar la formación de precios de los bienes en toda la cadena productiva, identificando el valor agregado de cada uno de los eslabones, al igual que los factores que componen la estructura de costo de producción. V. Elaborar la agenda de decisiones respectivas, donde se establezcan las acciones de políticas públicas en materia de asistencia técnica, financiamiento, capacitación, investigación y desarrollo, entre otras. VI. Establecer los planes de seguimiento y de evaluación de impacto a las líneas de acciones establecidas en la agenda del decisor. 215
  • Haiman El Troudi La hoja de ruta para la preparación del plan viene dada por el siguienteesquema: 1. Determinación de rubros priorizados, como se ha dicho, a partir de la determinación de la canasta de bienes alimenticios de mayor consumo e impacto nutricional. 2. Por cada rubro se elabora el diagrama-esquema de la cadena productiva. 3. Levantamiento del diagnóstico nacional de cada producto en cuanto a la producción, procesamiento, distribución y comercialización. Incluye insumos y financiamiento. Dicho diagnóstico del rubro especifica (problemas observados, nudos críticos, indicadores, limitaciones propias de ese sector, y también el efecto que las limitaciones de otras cadenas productivas o de servicios. También incluye Estructuras de costos de producción en cada eslabón de la cadena productiva de los rubros seleccionados y el inventario de los proyectos que ejecutan los diferentes organismos del Estado en los sectores en estudio). 4. Formulación de los planes nacionales específicos por productos (contiene metas de producción, zonificaciones, eslabones estratégicos reservados al Estado, mapa de eslabones de la cadena destinados a privados y a la economía popular). 5. Agenda al decisor (contiene plan de inversiones públicas, orientación del financiamiento público, orientación de la investigación (pública y privada), programas de estímulo a productores privados y lineamientos de financiamiento a la banca privada, gerentes responsables del proyecto, procesos donde los sectores de la economía social y empresarios privados pueden intervenir. En dichos casos se delimita cuáles actividades se amerita financiamiento público ó privado y en cuáles incentivar la inversión privada. El espíritu de esta iniciativa apunta a concentrar esfuerzos en toda lacadena productiva de forma coordinada y planificada, a fin de garantizar laplena producción. Por otra parte, el impulso del cambio de estructura económica estásupeditado a la diversificación de las exportaciones no petroleras, locual amerita una robusta política de promoción de PYMES, el incrementode la productividad de las empresas básicas, y de la actividad agrícola-agroindustrial pública y privada; del mismo modo se requiere propiciaracuerdos entre el sector público y aquellos sectores del capital privado quese muestren dispuestos para la producción nacional de bienes esenciales,pudiéndose incluir asociaciones estratégicas y encadenamientosproductivos concertados. Se trata de lograr el incremento de la produccióny de la productividad en todos los ámbitos con el concurso de todos lossectores económicos. 216
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela El impulso a la producción no petrolera es visto por la PEB como unaoportunidad para promover el nuevo modelo de producción socialista. Estasituación abre espacios para la construcción del socialismo productivocomunal. El bajo grado de industrialización de la economía venezolana ameritael concurso del potencial humano disponible, para ello bien pudieraseleccionarse las ramas industriales y cadenas productivas con mayorpotencial de crecimiento, tanto para la sustitución selectiva de importaciones,como en actividades con potencial exportador. A partir de allí implantarprogramas de modernización tecnológica, a través de financiamientoy exoneraciones fiscales, y el establecimiento de condiciones para lacreación de empresas universitarias que incorporen las capacidades deinvestigación y desarrollo de dichas casas de estudio. Se requiere concentrar el fuego de artillería de inversión pública en laculminación de Proyectos de Infraestructura Estratégicos. Los proyectosdel FONDEN, el Fondo Chino, y de los demás mecanismo de inversióndeben ser abiertos a la contraloría social, como mecanismo de presión queposibilite el avance de la diversidad de proyectos con baja o nula ejecuciónfísica y financiera. Como se sabe desde hace décadas, el modelo dependiente permite lavulnerabilidad. Hecho recientemente constatado por la crisis del capitalismoglobal, particularmente por la afectación de los precios de los commoditiesy de los productos semi-elaborados y subsecuentemente el agravamientode la situación de insolvencia de las empresas básicas de Guayana. Esta situación se explica por el modelo de desarrollo impuesto aVenezuela en el marco de la división internacional del trabajo de la economíacapitalista mundial. Venezuela aún mantiene un modelo extractivo, las empresas básicastienen prioritariamente vocación exportadora de materias primas y,en menor grado, productos intermedios y finales. Por si fuera poco, lasempresas venezolanas (incluso las privadas) arrastran el problema de laobsolescencia tecnológica y consumen cuantiosos recursos energéticos. Hasta tanto no se alcance a expandir el monumental potencial deproducción de las empresas básicas, como soporte de la industrializacióny transformación productiva del país, a instancias del fortalecimiento delos ciclos productivos, aguas debajo de las cadenas del hierro, la bauxita,el petróleo, etc. y la agregación de valor a la manufactura, envolviendola imprescindible innovación tecnológica, no es posible apalancar ladiversificación y la independencia económica. Por tal consideración, la PEB ha de dibujarse el objetivo indeclinable de lautilización plena de la producción de las empresas básicas para aprovisionarla demanda nacional y disponer de un volumen para la manufactura debienes finales destinado al mercado mundial de exportaciones. Aprovechar el potencial del mercado interno supone el desarrollo de las 217
  • Haiman El Troudiindustrias de Guayana bajo un formato socialista emancipador, dirigiendotodos los esfuerzos a la obtención de bienes elaborados, equipamientos,por medio de la integración con otros sectores de la economía: partesy piezas para la industria, autopartes para vehículos, bienes de capital,metalmecánica, soporte industrial petrolero, edificación de viviendas,industria naval, militar, ferroviaria, petroquímica, equipamiento agropecuarioy agroindustrial… Todo lo precedente pasa por la actualización tecnológica de lasempresas básicas. Adaptación tecnológica cimentada en la apropiacióndel desarrollo e innovación tecnológica, para que éstas aumenten suscapacidades, pero al mismo tiempo sean menos consumidoras de energíay menos contaminantes. En el futuro próximo se debe abandonar laidea de la extracción de minerales ad infinitum, y apostar por el reciclajeespecialmente del aluminio, con lo cual se realizaría un cuantioso ahorroenergético y se disminuiría el impacto ambiental. La viabilidad de la gestión de las empresas de Guayana supone uncosto político laboral alto: la sinceración de la nómina industrial. El países consciente de que el clientelismo político y la presión sindical llevaronhasta niveles insostenibles la capacidad de absorción obrera dentrode las industrias básicas. Esta reflexión se formula sin desconocer lasresistencias corporativas que, disfrazadas de justificaciones ideológicaspseudorrevolucionarias, pueden presentarse desde algunos sectoressindicales. Pero, debe ser parte del debate nacional. Si prima el deseocolectivo de desarrollar al país y de brindarle la mayor suma de felicidadposible a toda la población, no se puede justificar el sacrificio de talpropósito amparándose en los derechos laborales de unos miles detrabajadores a los que habrá que buscar una alternativa justa. Existensuficientes espacios de recolocación laboral; aguas debajo de las cadenasde valor que se vayan constituyendo, en empresas concomitantes, en elcampo del emprendimiento comunal, del cooperativismo, etc. siempre queello, claro está, no suponga externalización ni terciarización del trabajo. La región de Guayana debe convertirse definitivamente en un Polode Desarrollo, dejando atrás su papel extractivista. Polo de Desarrolloentendido como el espacio-plan donde la intervención planificada delEstado mediante políticas públicas en una zona determinada, promuevela utilización del agregado de ventajas comparativas a partir de la nociónde irradiación económica95 (Perroux, 1950), esto es, las derivacionesaguas arriba y aguas abajo originadas tras el potenciamiento de trenesindustriales, a fin de que los beneficios del Polo sean retroalimentados ensu propio entorno y de esta manera forjar un crecimiento articulado96, lo 95 François Perroux, “Les espaces économiques” 96 Ibídem. 218
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelacual a la postre no debe permitir que el Polo fuere convertido en enclavegenerador de tasas de ganancia de otros países. Otro aspecto que debe ser abordado en el tratamiento estratégico dela diversificación económica está relacionado con el incremento de lascapacidades nacionales de fabricación de bienes de capital. Vera (S.F.)afirma: …un buen indicador para medir el desarrollo tecnológico de un país es su capacidad para producir bienes de capital. Ello tiene que ver con el hecho que éstos contienen buena parte del patrimonio tecnológico de la humanidad, así como de la experticia y conocimientos que se van desarrollando en los centros de investigación y desarrollo; y por otra parte, son los instrumentos (maquinarias y equipos) para la producción de la totalidad de bienes intermedios y de consumo97. De tal manera que, en el caso de los países dependientes ysubdesarrollados los bienes de capital determinan de manera preponderantela erogación de divisas. En el caso venezolano, los bienes de capital están en el rango mayordentro de la matriz de las importaciones. Si a ello se le suma el hechode que por un lado, se incrementa el proceso de inversiones proyectadopor el gobierno nacional para la industria petrolera, petroquímica,comunicaciones, etc., y eventualmente se reactiva el aparato productivoprivado, ello debe demandar en los próximos años muchos más bienes decapital y consecuentemente mayor erogación de divisas. La PEB ha de estimular la proliferación de pequeñas y medianasempresas fabricantes de bienes de capital en sintonía con las demandasdel plan de industrialización nacional. Manufacturar partes y repuestos,“fábricas de fábricas”, es clave para darle vigoroso impulso a la ampliaciónde las capacidades instaladas. Las asociaciones estratégicas con gobiernosaliados, las transferencias tecnológicas que se vayan adquiriendo, elfomento del talento humano abocado a la investigación y la innovacióncientífico-tecnológica, la reingeniería y la ingeniería reversa que se logreproducir, entre otros componentes, son banderas prioritarias para larevolución industrial. Al respecto, tal como ha sido comentado, no existen antecedentes enVenezuela vinculados a la elaboración de un Plan de Producción Nacionalpensado como herramienta capaz de evolucionar el viejo aparato industrial,promover la generación de nuevas industrias y al mismo tiempo integrar lossectores productivos con la organización económica popular-comunal. Setrata de un Plan Industrial concebido para la inclusión socio-productivade la población, al incorporarla al mundo del trabajo y a la impostergablesatisfacción de sus necesidades básicas. 97 Antonio Vera. “Metodología de desagregación modular de proyectos industriales” 219
  • Haiman El Troudi La revolución industrial bolivariana, en el marco de la PEB se inscribeen el lineamiento de privilegiar las necesidades del pueblo y no las delcapital; el nuevo sistema de producción y distribución ha de promover ygenerar nuevos patrones de conducta basados en valores y determinantesculturales socialistas desapegados de la lógica mercantil; se trata de unarevolución construida con la participación económica del pueblo organizado;el núcleo fundamental del plan debe estar en la generación y el dominio delconocimiento como elemento clave para alcanzar la soberanía tecnológicay la independencia productiva; los sujetos y sectores económicos deltriángulo virtuoso han de asumir la eficiencia y la productividad comopatrones productivos maximizadores de la ganancia social. La revolución industrial bolivariana ha de contribuir a la conformación deun nuevo modelo de ocupación geopolítica y geo-productiva del territorionacional, esto es, ocupación equilibrada y democrática del territorio, conacento en el emplazamiento del sector transformador en el Eje Norte-Llanero propiciando intercambios interregionales para dinamizar el Eje. ElEje Norte-Llanero sirve de bisagra a los ejes Apurinoco y Norte-Costero. Los distintos subespacios que componen los Ejes Apurinoco y Norte-Llanero poseen vocaciones productivas diferenciadas y complementarias.De esta manera se hace posible realizar intercambios a lo largo de éstos ejesapoyándose en la red multimodal de transporte propuesta (red ferroviaria,fluvial y terrestre). En una primera aproximación se visualiza el Eje subdividido en tressectores98, según Pacheco y El Troudi (2008): En el sector oriental han de predominar las actividades vinculadas a laminería (hierro/acero, hidrocarburos) e industrias básicas. En el sector occidental han de predominar las actividades agrícolas yagroindustriales. En el sector central han de predominar las actividades de transformaciónde insumos provenientes de oriente y occidente, así como todo el trenproductivo del aluminio. Otra actividad a destacar es la Refinación en SantaRita que debería proveer combustible a todo el Eje. La visualización de la organización del Eje se da a partir de losespacios funcionales, utilizándolos como unidad de análisis. Los espaciosfuncionales constituyen sub regiones que se articulan a través, de uncentro urbano dominante y que a la vez contienen otras ciudades. El centro 98 Estudio y recomendaciones formuladas por Raúl Pacheco y Haiman El Troudi, en el documento “Apurinoco”. 220
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelafuncional es concentrador de actividades básicas y de servicio que ejercensu influencia sobre un espacio geo-económico que atiende. Por otra parte, la revolución industrial bolivariana ha de favorecerla estrategia de integración regional, a través de la adopción de planesde desarrollo binacionales o subregionales. Para la complementariedadeconómica regional y mundial se han de orientar nuestras fortalezasproductivas en pro del desarrollo integral de los pueblos de AméricaLatina y de los otros pueblos del mundo que comparten, junto a susgobiernos, modelos de integración económica, política y cultural, basadosen la solidaridad, la complementariedad, el respeto y apoyo mutuo y laautodeterminación. Finalmente, a manera de síntesis, el plan industrial bolivariano ha deasegurar: 1) La constitución de nuevas empresas estatales de producción socialista que aseguren el dominio público de un conjunto de bienes de carácter estratégico para la industria y para la satisfacción de necesidades básicas del pueblo. 2) La creación de empresas de propiedad y producción social asociadas al ámbito comunal. 221
  • Haiman El Troudi 3) La recuperación con participación activa de los trabajadores de las empresas abandonadas. 4) Un acuerdo marco de corresponsabilidad con los emprendimientos privados y comunitarios para la Transformación Industrial. 5) La conversión de las Empresas Capitalistas Privadas en Empresas de Producción Social. 6) La creación de empresas mixtas en asociación con otros países; y la creación de Empresas Gran-nacionales en el marco del ALBA. 7) La formación de un cuerpo profesional requeridos por el plan industrial. 8) La creación de un Centro de Balance Industrial y Comercial. 9) La adecuación institucional de los Ministerios encargados el hecho productivo; la fundación de Centro Nacional de Ingeniería Industrial basados en los postulados del socialismo; el combate el dumping mediante la constitución del Instituto de Defensa a la Producción; y la reforma del Código de Comercio, de las leyes de Impuesto a los Activos Empresariales Improductivos, la de Sustitución de Importaciones, del Sistema Venezolano para la Calidad, de Derecho de Autor, de Economía Social y Desarrollo Endógeno, del Servicio Público Industrial, entre otras. 10) La orientación del crédito público, y el aseguramiento de los suministros para la industria. 11) La garantía de la formación de precios en el mercado interno en función de maximizar la capacidad adquisitiva del salario y racionalizar los márgenes de ganancias. 12) La gestación de una nueva cultura de consumo necesario. 13) El desarrollo de planes para el mejoramiento del material genético y de establecimiento de nuevos manejos tecnológicos para el incremento de la productividad. 14) La elaboración de un inventario nacional de las caracterizaciones y potencialidades de uso de las tierras a grande, mediana y pequeña escala; el aumento del parque de maquinarias y equipos agrícolas; el establecimiento de un sistema de seguro y reaseguro agrícola. 15) La priorización de la producción con base en una política de sustitución de importaciones proclive a suplir el déficit presente en el país. Al respecto se muestran a continuación el cuadro del comportamiento en las redes prioritarias (Encuesta Industrial Cuantitativa, 2004). 222
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela 223
  • Haiman El Troudi7. Un cálculo económico socialistapara la revolución bolivariana En las sociedades de libre mercado, los precios se modificancontinuamente por la acción propia de los agentes económicos imbuidosen la espiral competitiva, en un indetenible afán de descubrir y propiciarrepetitivas oportunidades para la apropiación de excedentes. La ley de la oferta y la demanda se muestra como ordenadora de ladisposición de mercancías al alcance de quienes cuentan con los mediosmateriales para su adquisición. No obstante, pese a que la teoría económicaclásica hace ver que la demanda y la oferta se adaptan recíprocamente paradeterminar los precios, lo usual es que los compradores se adecuan tanto ala variedad de bienes y servicios producidos por las empresas como a losprecios que ellas asignan. Visto así, la formación de precios no es un resultado espontáneosobrevenido del equilibrio entre la oferta y la demanda, si no una expresiónantidemocrática viabilizada por los oferentes de acuerdo con el poderejercido sobre el mercado mediante cartelizaciones, disposición monopólicay oligopólica, control político, manejo publicitario, o alta demanda cautiva. En el mercado capitalista, la demanda personifica exclusivamente lacapacidad de consumo para quienes el ingreso individual o su capacidadde endeudamiento brinden posibilidades materiales para ello. Lasnecesidades de consumo individual no están alineadas socialmente conlas capacidades de consumo de la población. Esto es, la maximización dela tasa de ganancia de los oferentes guía la dinámica de mercado, no asíla satisfacción de las necesidades reales de consumo de la población. Esapremisa hace inviable un equilibrio estático entre oferta y demanda, portanto no existe neutralidad alguna, o condiciones de “asepsia armónica”,sino movimientos invisiblemente interesados de la mano del mercado. Se pudiera hacer énfasis en un análisis más profundo sobre esteparticular, sin embargo, lo que se busca es repasar someramente algunoselementos que contradicen los argumentos de la neutralidad del libremercado. A título enunciativo revísese el influjo de la publicidad y lapropaganda, el diseño de obsolescencias programadas, la exacerbacióndel fetiche consumista, la oferta de productos con consideraciones éticas,de salud o medioambientales... Si el mercado no es concebido como espacio donde se propicia lasatisfacción de necesidades sociales, la competencia siempre será suparadigma de enunciación. En tanto, los oferentes centran su atención enla acumulación de ganancias para su sobrevivencia, la vía más sencillapara lograrlo siempre es la razón competitiva, la disminución de costosvía externalización, en detrimento del salario de los trabajadores y de lascondiciones de trabajo. Otro factor de afectación también viene dado entérminos de la degradación de la biósfera. La estrategia de reducir precios 224
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelavía incremento de la producción y en sacrificio de la calidad, sino es bienllevada a la postre termina afectando a los propias masas consumidoras.Del lado liberal, el capitalismo ha ambicionado remediar estos fallos delmercado instaurando regulaciones tales como la fijación de estándares decalidad y cuidados medioambientales, o bien a través de la aplicación depolíticas impositivas, de subsidios o financiamiento. Por el lado del “socialismo real”, basado en la propiedad social delos medios de producción, la planificación centralizada fijaba cuotas deproducción y control de precios. Por el lado del socialismo de mercado,basado en un sistema mixto de libre mercado y planificación centralizadaparcial, el control de precios es aplicado flexiblemente a algunos productos;en dependencia de la tendencia y/o la coyuntura se regulan o se excluyende la regulación de precios determinados productos. Como se ha dicho y como se repasará más adelante, la planificacióncentralizada no rindió los frutos deseados, entre otras razones, por cuantoel cálculo económico no fue implementado dado su complejidad. Independientemente de quien sea, el propietario o administrador delas empresas (capitalistas, representantes del Estado, o trabajadores en elcaso de empresas auto-gestionadas), la lógica de su motivación les llevaa tratar de evadir cualquier regulación o compromiso social que disminuyasus ganancias. En la experiencia yugoslava del control obrero sobre la propiedad yproducción, tal como explicita Guezennec99 (1961), los consejos obreroseran responsables de fijar la cuota de producción, el Estado al no contarcon el control total de los medios de producción vio reducida su capacidadde gestión del plan centralizado; como expresión de la solidaridad obrerano se concebía el paro a ningún integrante de las fábricas, inclusive enmomentos de merma de las ventas. Surgió la competencia entre fábricaspor el control de los nichos de mercado, y esa competencia representó unfactor determinante que a la postre distorsionaría el espíritu socialista, alentronizarse la lucha entre empresas pobres y empresas ricas, las primerasa merced de los créditos bancarios, y las segundas, explotando a lostrabajadores provenientes de las regiones de Macedonia. La planificación centralizada fue desplazada por la competencia entreempresas auto-gestionadas por los trabajadores. Se produjo un desequilibrioterritorial producto de la localización de las fábricas que el Estado no pudocompensar vía presupuestaria, entre otras razones por cuanto su capacidadrecaudadora fue disminuida; ello derivó en el debilitamiento de la unidadfederal yugoslava, las regiones se volvieron las unas contra las otras, a lapostre, el factor étnico coronó el desenlace hoy conocido. Según análisis 99 Georges Guezennec. “La Yougoslavie autogestionnaire” 225
  • Haiman El Troudide Lebowitz (2005): Pero Yugoslavia también demostró que el interés personal dentro de una empresa individual no es suficiente. Demostró que la solidaridad dentro de una empresa puede no significar solidaridad con la sociedad y que la incapacidad de resolver problemas en esa relación puede poner límites reales al desarrollo de la gestión obrera. El interés individual dominaba hasta las conexiones que intentaron crear entre los obreros de distintas empresas, entre obreros de varios sectores, entre productores y comunidades. Lo que hacía falta era la solidaridad dentro de la sociedad entera100. Como se aprecia, las consideraciones del mercado trascienden encomplejidad las nociones “elementales” de la oferta y la demanda. El temade los precios, en tanto expresión fáctica del mercado, en tanto síntesis derelaciones económicas-productivas-mercantiles, está entrelazada en unamadeja enmarañada de caracterizaciones y operaciones financieras queameritan rigurosos cálculos matemáticos. La respuesta capitalista está ligada al desarrollado de métodosmatemáticos para el manejo de inventarios en función de optimizarganancias, o para prestar apoyo al proceso de toma de decisiones deproducción y marketing. La respuesta del socialista real se fundamentó en la regulación de laoferta a instancias de un plan centralizado de producción, delimitador delos niveles óptimos de producción, y la fijación de precios, para atender losfines sociales de la demanda necesaria. En la economía de mercado, China emplazada hacia el socialismo, tantolas empresas privadas como las públicas del ámbito productivo, comercialy financiero recurren a los métodos matemáticos capitalistas copiadosde Occidente o hechos autónomamente. Se ha configurado un escenariopropicio para que la ideología capitalista (acumulación de ganancias)invada los límites del compromiso socialistas entre los administradores yeconomistas. Conscientes de ese riesgo tendencial, China creó la Academiadel Marxismo en 2006, dedicada al estudio de la economía y del cálculoeconómico para el Siglo XXI. La Política Económica Bolivariana ha de orientar sus esfuerzos en lamaterialización de un cálculo económico con características venezolanas,tomando como referentes históricos la experiencia del campo socialistadel Siglo XX independientemente de que no haya resuelto los elementoscentrales inherentes a la formación de precios, y el modelo de trazaexperimental chino con su dilatada experiencia, no obstante no existancaracterizaciones concluyentes a la fecha. Independientemente de su origen, la experiencia socialista precedenteofrece evidencias incontrovertibles de que la base del cálculo económicose apoya en la información. Como se ha señalado, en toda economía, en 100 Michael Lebowitz. “Siete preguntas difíciles: Problemas de la autogestión yugoslava” 226
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelacualquier economía, la obtención de la información se dificulta debido ala complejidad de la estructura de formación del valor de las mercancías;tanto mayor el desafío en la etapa de transición al socialismo, donde secombinan corrientes económicas plurales entradas en contradicción. Es menester entonces, hilar tramas de levantamiento, documentación,sistematización, y organización de datos en todos los ámbitos y órdenesde la dinámica económica nacional. Si la información está disponible, esfiable, oportuna y además es socializada, entonces es posible el cálculoeconómico socialista. Precisamente ese es el desafío de la PEB: organizarsistemas de información plurales y democráticos; idear métodos decuantificación; disponer centro de balances por renglones; formar unidadesde costos y precios… Como lo indica la óptica liberal de Mises (1961), son los propios agenteseconómicos los que en ejercicio de su función empresarial (bien sea comoproductores o como consumidores), modifican los precios de maneracontinua queriendo aprovecharse de los escenarios creados por ellosmismos dentro del mercado, y sin que se observe ninguna tendencia a unpseudo-equilibrio surgido por el cruce de unas ilusorias curvas de oferta ydemanda. Este mismo autor expone que si los medios de producción sonpropiedad del Estado, no se puede efectuar cálculo económico por cuantose impide el libre ejercicio de la función empresarial. Igualmente, Huerta deSoto101 (1952) lo ratifica, afirmando que: es un conocimiento que se crea“ex nihilo de la nada”, esto es, es imposible que el Estado englobe, demanera omnipotente y omnipresente, una información, un conocimientoque no se ha creado. Básicamente, aduce que es imposible el desarrollo dela economía, ya que la ausencia de empresarios y de cálculo económico,hace que el Estado se mueva a tientas y a ciegas a la hora de planificar laeconomía, pues con la desaparición del mercado desaparece también elmecanismo de los precios monetarios, que es el que podría guiar a una“asignación óptima” de los recursos. El argumento liberal alega que bajo la égida del control social de todoslos medios de producción y la planificación centralizada, el Estado porcuenta propia no puede hacerse con una información que no existe, queno se ha creado: las mercancías no producidas, los factores originadoresy propagadores de la inflación, la demanda potencial insatisfecha, laexistencia de materias prima e insumos, las condiciones laborales, etc. Las mercancías están todas interrelacionadas, figura esto que el ÓrganoCentral de Planificación mal podría dejarse regir por la escasez o demasíade las mercancías particularmente consideradas, al contrario, tendría queestar al tanto y intervenir en las circunstancias de escasez o abundancia de 101 Jesús Huerta de Soto. “Socialismo, Cálculo Económico y Función Empresarial” 227
  • Haiman El Trouditodos los bienes y servicios considerados en su conjunto e interconectadosentre sí, lo cual imposibilita el empleo de manera aislada y particular paracada bien y servicio. Éste es el argumento central de los detractores del cálculo económicode tipo socialista… pero, el socialismo bolivariano no plantea la supresiónde la propiedad privada sobre todos los medios de producción, por elcontrario la democratiza al incorporar nuevos propietarios (las comunas)dentro del triángulo virtuoso, a través del cual trascender la dicotomíaEstado.-Mercado. En efecto, tres actores intervienen productivamenteen la economía, por tanto, éstos son corresponsables de la captura ysuministro de la información necesaria para el cálculo económico y conél, la planificación económica de la sociedad. Por cierto, una planificaciónde tipo participativa, democrática, dialógica, maximizadora de la relaciónsujeto-sujeto, a través de la cual se supera la función contemplativa de lasociedad en la formulación de políticas públicas. La PEB hurga en el pasado para buscar interrogantes, no respuestas, deallí que la lección está asimilada: la propiedad de los medios de producciónpor parte del Estado per se no garantiza la obtención de la informaciónrequerida para el cálculo económico. La ineficacia, la corrupción, laescasa cultura recolectora de datos, la poca conciencia e insensibilidaddel recolector, el burocratismo, las fallas en la supervisión (individual ocolectiva), etc. configuran parte del caudal dispuesto a contracorriente dela pretensión Estatal. En un contexto de organización social con diversas modalidades depropiedad, los emprendimientos privados y comunales deben articularse alEstado en el rizoma centrípeto del acopio de la información. Es cierto que el cálculo económico en una sociedad de tipo socialistaes muy complejo, particularmente por tratarse de un trámite regido porfenómenos humanos. A diferencia del comportamiento relativamentesistemático de la naturaleza, el comportamiento del ser humano en tantoque aleatorio puede llegar a ser imprevisible. No obstante, como bienlo prefigura la teoría del caos, un fractal se armoniza a medida que secomplejiza; dicho de otro modo, a medida que se introducen múltiplesdatos, un teorema mana, se auto-referencia. Se trata de entender el ordende la sociedad, no como eslabones secuenciales, sino como nodos-vectores interconectados en múltiples combinaciones. El cálculo económico del Siglo XXI no requiere papel y grafito. Losavances computacionales permiten resolver complejos algoritmos yprocesar gigantescos sistemas de información. Las tecnologías de lainformación facilitan el intercambio de información. Las redes de losmovimientos sociales posibilitan la emulación de experiencias exitosas. El cálculo económico en el marco de la PEB ha de orientarse en la justadeterminación de precios y márgenes de ganancia socialmente aceptada,no ha de ser vista como elemental base para el intercambio equivalente. 228
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaAún cuando está por verse si es posible formular complejos algoritmoscomputacionales procesados por supercomputadoras para obtenerponderaciones de trabajos equivalentes por cada mercancía, y a partir deallí armar patrones de intercambio y trueque. En sí misma la idea no esdescartable, no obstante, el tiempo histórico presente nos obliga a diseñarun modo de producción, distribución y consumo socialista basado en losmedios disponible y una acotada especificidad social y material. Una vez más se reitera la posición concordante, por ahora con la validezdel trueque en mercados reducidos, artesanales, de bajo calado, conmercancías finitas y escasas. Así también, la validez probada del truequeen los intercambios entre Estados nacionales. De vuelta a la idea anterior, el cálculo económico del socialismobolivariano en su fase de transición ha de pensarse como herramientademocrática para la determinación de costos y precios. En una perspectivade largo plazo, circunstancialmente el formato socialista bolivarianopodría adentrarse en intentos más desarrollados que busquen respuestastrascendentales, respecto del cálculo económico para todas las variablesque intervienen en la economía, más allá de la formación de precios. En aquel contexto deben existir condiciones ya maduradas de experienciaeconómica en el caso venezolano; para involucrarse en el debate sobre labúsqueda de equilibrios estáticos versus equilibrios dinámicos. En efecto,se ha de recorrer un largo camino antes de implicarse con alguna de lascorrientes que intentan llevar la teoría de la planificación central más alládel argumento del equilibrio estático. Véase la rama de la economía socialista moderna conocida comoplanometría, la cual intenta implementar medios matemáticos interesadosen alcanzar que los precios se aproximen a sus valores de equilibrio. Véasetambién la rama conocida como la macroplanificación, la cual procuraexplorar los medios reservados a regular y mejorar el canon de crecimientogeneral de la economía e influir en las políticas macroeconómicas paraorientar la producción a favor del crecimiento; ésta concepción se contrastaa las corrientes que promueven la eficiencia microeconómica estática. Para afrontar el desafío de organizar un método de cálculo económicopara la determinación de precios, la PEB puede emplear como referentes,mas no como punto de partida, los aportes de Schumpeter, Barone,Mandelbaum, Mayer, Lange y Taylor, entre otros. Vale decir, bien puedenreivindicarse los aporte del modelo sobre la base de los “preciosparamétricos” empleado por los socialistas de mercado, los métodos de“prueba y error”, “solución de ecuaciones”, y “la solución competitiva”, etc.,pero reconociendo que la “teoría económica” ha de ser considerada comoun análisis diferenciado de las concepciones del equilibrio estrictamenteestático. En suma, la PEB para la transición socialista no ha de plantear lasustitución de los precios de los bienes y servicios por relaciones de 229
  • Haiman El Troudiintercambio equivalente (trueque), ni la regulación inflexible de precios;tampoco se asume al Estado como propietario de todos los medios deproducción, ni éste concentra toda la función planificadora; tampocoasume exclusivamente y por cuenta propia la recolección y organización dela información necesaria para la formación de precios, ni realiza el cálculoeconómico de espaldas a la sociedad en su conjunto. En todos estosprocesos interviene el emprendimiento privado y comunal. Claro está, larazón última de este descomunal esfuerzo se fija en el beneficio socialantepuesto al individual, en la supremacía del trabajo sobre el capital, yen el privilegio (en tanto sea posible) del valor de uso sobre el valor decambio. La regulación de precios sintetiza un cálculo económico elaboradocolectivamente; la fijación de precios no se asume estática, por el contrariose revisa flexiblemente al alza o a la baja. La introducción de estructurade costos dependientes de los precios internacionales (productosintermedios importados) está sujeta a un esquema de precios referencialesinternacionales, no a la especulación. Una política de adecuación de precios flexible, con base en un cálculomatemático, amerita una revisión al menos semestral. La experienciasoviética muestra como el Estado fijaba precios en el marco del PlanQuinquenal, sobre la base del promedio entre el comportamiento de losprecios del último quinquenio y la evolución internacional de éstos. Así, losprecios resultantes asumían una permanencia establecida anticipadamentede cinco años, salvo condiciones coyunturales excepcionales quecondicionasen alguna rectificación en la aplicación del plan. Los resultados de la distorsión de la economía son obvios, por cuantono se atiende a una situación de precios cambiantes por la acción delos agentes económicos nacionales e internacionales. En el caso de unaeconomía mixta como la venezolana, rumbo al socialismo, la capacidad decontrol del Estado es todavía inferior a la de las experiencias del socialismoreal. Durante el 2008 se corrigió el rezago de precios que se mantenía desdela puesta en práctica de la actual política de control de precios (precioscongelados hasta por cuatro años), lo cual si bien tuvo efecto en losregistros puntuales de los índices de inflación, contribuyó a mejorar losniveles de producción y combatir el desabastecimiento. Por tal razón, laconformación de una Unidad de Precios y Costos es un imperativo delGobierno Bolivariano. Unidad encargada de la evaluación permanente delas estructuras de costos, en coordinación con los Centros de BalancesSectoriales102, a fin de proponer oportunamente las adecuaciones 102 Centro de Balance de Alimentos, Industrial y Comercial, Energético, de Construcción, entre otros. Los Centros de Balance han de ser las unidades públicas encargadas de levantar la información sectorial necesaria para el cálculo matemático de los equilibrios respectivos, en labor coordinada con los demás sectores de la economía. 230
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelanecesarias de precios a que haya lugar. Al respecto, y en concordancia con las estimaciones de costos y precios(Unidad de Costos y Precios), se han de adecuar los precios empleandopara ello una fórmula matemática obtenida de un modelo de simulaciónelaborado para tal fin. Claro está, tal cálculo matemático no puede efectuarseatendiendo únicamente a variables de orden macroeconómica (IPC, tipo decambio, etc.)… también se han de incorporar condicionantes de la políticade precios tales como el margen de ganancia socialmente aceptable; laproporcionalidad entre productor, mayorista, detallista y consumidor;la planificación de la producción nacional en correspondencia con lasimportaciones alineada con la satisfacción de la demanda socialmentenecesaria; el comportamiento de referencial de los precios internacionales,etc. Como contribución final, se presentan a continuación una serie deiniciativas complementarias, relacionadas al tema de la movilizaciónnacional en pos de alcanzar un esquema de precios que coadyuve en ladisminución de la brecha social en términos de ingresos: • Establecimiento de Precio Sugerido de Venta al Público para el resto de los productos de primera necesidad que no estén sujetos al control de precios. • Movilizar a la población organizada contra la inflación, para ello piénsese en la conformación de comités de consumidores– productores anti especulación, y en la constitución de Brigadas de Apoyo al INDEPABIS (PSUV-Madres del Barrio, Reserva, Consejos Comunales, etc.) • Establecimiento de la Unidad de Precios y Costos, y de un Sistema de precios referenciales internacionales (asegurar que lo importado sea vendido en el país con base a su patrón de costo). • Diseño de espacios masivos de divulgación de los orígenes de la inflación, sus efectos propagadores y los intereses de clase subyacentes. (Cartilla popular explicando de manera sencilla los conceptos centrales de la inflación y las formas de combatirla; programa educativo en TV; campaña comunicacional oficial y a través de medios alternativos, etc.) 231
  • Haiman El Troudi8. Control de los medios de producciónverdaderamente estratégicos En secciones anteriores se hecho una caracterización de los sectoreseconómicos, se ha delimitado el tipo de propiedad y empresa por dichossectores de la economía, y se ha referido la necesidad de adoptar políticasdiferenciadas según el tipo de propiedad y empresa. Ahora, se desea poneren tierra, de forma concreta, la identificación de los medios de producciónconsiderados estratégicos y por tanto reservados al monopolio estatal. Tal delimitación permitiría ordenar el mapa de inversiones y departicipación económica de los privados, y de la economía social. Constituiríauna fuente de confianza, estabilidad y generación de expectativas positivaspara los emprendimientos individuales, colectivos, asociativos y comunales.En tanto reglas claras que darían cuenta de una estructura jurídica congarantías, reconociendo a todos los sujetos productivos como sujetos dederecho supeditados al interés nacional. La PEB, en tanto instrumento de planeación de la transición socialistaestá llamada a despejar el horizonte en pos del desarrollo de las fuerzasproductivas, y ello supone, como se ha afirmado, la celebración deun consenso socio-productivo activo, que abra las compuertas de ladiversificación económica. En aquellos ámbitos donde el Estado no interviene directamente a travésde la propiedad pública, deben existir andamiajes regulatorios, fiscales,y de supervisión capaces de asegurar el cumplimento de los objetivossocioeconómicos trazados en el plan de desarrollo económico y social dela nación. Además, se deben realizar actividades de alto contenido estratégico quepor su naturaleza, admitan participación de otros sectores económicos, víaasociaciones mixtas con el Estado. La transferencia tecnológica, el knowhow o conocimiento del negocio, y la experiencia de integración de cadenas,etc., constituyen algunos ejemplos justificadores de dichas asociaciones.En todo caso, la mayoría accionaria quedaría reservada al Estado. La nacionalización de determinados medios de producción debedemostrar su efectividad expresada en la eficiente satisfacción denecesidades, el control real de la actividad productiva, la emancipación deltrabajo objetivado, y el manejo de la gestión con cifras azules. El dilemasobre la socialización de los medios de producción está suficientementeclarificado al interior de los postulados de la revolución bolivariana, y talfundamentación no ha sido copiada del formato totalitario. En la ex Uniónde Repúblicas Socialistas Soviéticas, el Estado fue el regente exclusivoen el manejo y la distribución del trabajo colectivo, lo cual supuso agrupary ordenar las energías comunales, en tanto que la burocracia estatalfungió como clase privilegiada. Asimismo, aquel Estado practicó la enteraestatización de los instrumentos de producción, incluso en pequeñas 232
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaactividades de menudeo microeconómico. Se quiso, sin éxitos, organizar laplanificación centralizada en todas las cadenas y sectores de la economía,pero dado la complejidad de aquel entramado, la planificación integralsólo fue aplicada en donde se verificaba una concentración geográficade la población laboral, esto es, exclusivamente en los centros del poderpolítico103 (Wittfogel, 1966). En contraste, la revolución bolivariana por órgano de la PEB ha defomentar la combinación de diferentes formas de organización productivaa fin de desarrollar las diferentes ramas de la economía nacional. Ladiversificación del capital, en actividades productivas que se organizan enpequeña escala, puede propiciar la conformación de estructuras productivasmás democratizadas. En el período de transición no es posible presuponerque todas las empresas públicas dejen de operar en condiciones deCapitalismo de Estado. En suma, la PEB ha de propiciar el desmontaje de las estructurasmonopólicas y oligopólicas, a través de la combinación de tres instrumentos:nacionalizaciones, regulaciones y creación de redes alternas de propiedadsocial. El control de determinados medios de producción a manos del Estadomás allá de las valederas razones y determinantes de auspicio del desarrollonacional, ha de interpretarse primordialmente bajo los parámetros delbienestar colectivo y no mercantil. Esto implica que en épocas de crisis, losdéficit son absorbidos y balanceados por las propias empresas públicas, ysalvo en condiciones de excepcionalidad invocar a la inyección de capitalestatal, a fin de garantizar el empleo de sus trabajadores. En contraste, elcomportamiento de las empresas privadas durante las situaciones de crisisdestruye puestos de trabajo a objeto de preservar su tasa de ganancia, lalógica capitalista les impide la absorción de pérdidas, aún cuando por añoshayan disfrutado de ganancias espléndidas. El colmo de esta situación secorona con la invocación de la quiebra para rehuir de las obligaciones consus acreedores y trabajadores. Ahora bien, de vuelta al ámbito de la propiedad social de los medios deproducción, se requiere realizar una selección quirúrgica de los sectores yactividades que el Estado debe tener bajo su mando. Lo contrario supondríadiluir fuerzas y capacidad fuego. El Estado no posee la experticia, ni loscuadros gerenciales, ni la plataforma institucional de control, ni los recursosfinancieros, ni el know how, ni la experiencia, ni los recursos tecnológicos,para intervenir en todos los frentes productivos. Si se toma conciencia delo anterior, el desafío es seleccionar con tino las áreas productivas dondeinvolucrar la gestión pública, a fin de minimizar el encausamiento deesfuerzos y recursos vitales en trayectos poco relevantes. 103 Karl Wittfogel. “Despotismo Oriental. Estudio comparativo del poder totalitario” 233
  • Haiman El Troudi Si se elabora un plan por rubros104, p.e., de la cadena del pollo, notiene sentido el control público de los mataderos, los centros de crianza,el transporte, la producción de todos los insumos, y la comercialización.Tales eslabones pueden perfectamente ser atendidos por emprendimientosprivados, cooperativos y comunales bajo claras pautas gubernamentales yuna estricta regulación. El Estado ha de controlar los eslabones medularesde la genética (abuelas y bisabuelas) y la producción de alimentosbalanceados. Con tal control, se estaría “tomando el sartén por el mango”y el Estado aseguraría la gobernanza de toda la cadena. Si se considera otros rubros, p.e., el caso de la cadena cerealera y granos,los eslabones medulares a ser controlados por el Estado bajo propiedadsocial pública estarían relacionados con la producción y distribución defertilizantes y semillas, al manejo de todos los silos del país, la provisión ymantenimiento del equipamiento agrícola (sistemas de riego, vialidad, etc.),y la administración de las políticas de aseguramiento de precios justos.En casi todos los demás eslabones de la cadena agrícola y agroindustrialpueden participar las otras modalidades de emprendimientos por tipo depropiedad. La matriz de requerimientos directos de producción industrial porindustria permite describir la estructura de la economía en términosestáticos y representar cuál actividad económica emplea la producción deotra actividad económica. El análisis de dicha matriz ha de ser el punto departida sobre el cual identificar las actividades en las que el Estado debeasegurar control. En esa vena, se revisan los tipos de sectores de la economía105 y lostipos de encadenamientos presentes en la Matriz de Insumo Producto106, afin de poder formarse una idea en cuanto a las dinámicas sustantivas de laeconomía, donde el Estado amerita participar. Sectores Económicos: I. Sectores estratégicos107: presentan baja demanda de insumos y su producción está dirigida predominantemente al consumo intermedio de otros sectores. 104 En el 2008 el Ministerio de Planificación y Desarrollo organizó el mencionado plan, como parte de formulación de los planes específicos para todos y cada uno de los rubros de la canasta alimentaria venezolana. 105 Banco Central de Venezuela, 2009. 106 Ibídem. 107 No debe confundirse sectores estratégicos con medios de producción estratégicos. Tales medios de producción pueden pertenecer a cualquiera de las categorías definidas por el BCV, en dependencia al interés particular que se tenga. 234
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela II. Sectores impulsores: presentan alto consumo intermedio y su producción está dirigida predominantemente al consumo final. Pueden afectar en mayor cuantía al crecimiento global de la economía, debido a que tienen alta posibilidad de inducir otras actividades. III. Sectores independientes: presentan baja demanda de insumos, y su producción está dirigida predominantemente a la demanda final. IV. Sectores claves: demandan y ofrecen grandes cantidades de insumos intermedios. Son parte importante del flujo de toda la economía. Encadenamientos productivos: A. Encadenamiento hacia atrás: actividades que generan la elaboración de insumos para su utilización, es decir, inducen al desarrollo de otras actividades productoras de insumos. B. Encadenamiento hacia delante: actividades que responden a la tipificación de productos intermedios o finales, es decir, por un lado requieren de insumos y a la vez pueden ser insumos intermedios de otras actividades o productos finales. Si se revisa la participación del sector público y privado en la distribuciónde valor de la producción (BCV, 2009), se observan las debilidades nosólo de la economía nacional, sino de la participación pública en dichaeconomía. Sumado a tal cuadro desfavorable, nótese la ausencia delaporte comunal. 235
  • Haiman El Troudi El debate, sobre cuál debe ser el acotamiento de los medios deproducción estratégicos, debe propiciarse. La razón primera por la cualempresarios capitalistas de otros países han accedido a ingentes contratospúblicos en Venezuela, con la venia del Gobierno Nacional es la nointromisión de éstos en los asuntos políticos internos. En línea contraria seubica una alta porción de empresarios nacionales, financistas de campañasde desestabilización política, auspiciantes de algunos de los intentos demagnicidio contra el Presidente Chávez, partícipes del golpe de Estadode 2002, colaboradores de campañas mediáticas incitadoras del odio,disociaciones sicóticas, etc. Si buena parte del emprendimiento privado venezolano, en una altaproporción dependiente de la renta petrolera, se dedica a la política, resultadifícil demarcar los límites diferenciadores que eviten el pago de “justospor pecadores” ¿Cómo pedirle al Gobierno Revolucionario que no asumauna actitud defensiva y de contraataque, si se disponen francotiradores alo largo de toda la línea frontal del lado empresarial? Por otra parte, está la resistencia obstruccionista de algunos empresariosprivados que desacatan disposiciones de ley, bien animados por finesinteresados relacionados con la dinámica del negocio y el incremento de sutasa de ganancia, o por motivaciones políticas. Se conocen suficientemente,las operaciones propiciadoras de desabastecimiento de alimentos,adelantadas por particulares durante los meses inmediatamente anterioresy posteriores al referéndum nacional para la reforma constitucional en el año2007: ocultamiento de mercancías, ventas desplazadas a supermercadosenclavados en zonas de clase media, desvío de barcos con alimentos haciaotros países, etc. También existen empresarios capitalistas que ignoran intencionalmentela realidad de cambio empujada por las mayorías nacionales. Pese aque como nunca, la clase burguesa del país ha obtenido gananciaseconómicas y ha logrado importantes niveles de prosperidad, se observanmayoritariamente actitudes proclives a la maximización del metabolismodel capital: • véase p.e., el caso del agente económico receptor de divisas preferenciales, importador de ciertos bienes, vendiendo sus mercancías a precios muy por encima, inclusive, del valor nominal de la tasa permuta del dólar negociado en el mercado paralelo; • véase el caso del empresario privado, o la cooperativa beneficiada del subsidio público y el financiamiento agrícola, que venden su cosecha a monopolios agroindustriales muy por encima del precio acordado con los entes públicos correspondientes; • véase el caso de un grueso número de bancos privados al agotar toda su cartera de créditos obligatorios exclusivamente a clientes oliogopólicos tradicionales, los cuales, a su vez, se dedican a financiar 236
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela cosechas (vía maquinarias, fertilizantes, insumos, semilla, etc.) a tasas de interés superior a las fijadas por el BCV y de obligatorio cumplimiento bancario; • véase el caso de la especulación registrada en los últimos años en la venta de vehículos nuevos y usados; • véase el caso de las agencias especializadas en organizar viajes chárter con turistas ficticios a fin de aprovecharse de la asignación de divisas para viajeros; etc., etc., etc. Al respecto, el presidente Chávez ha insistido en reiterados espacios públicosque la propiedad privada puede ser objeto de supresión cuando atente contra losintereses de la comunidad para la cual desempeña labores. En concordancia conla CRBV (1999), se demanda a la propiedad privada estar sujeta al interés social;es decir, ha de ponerse al servicio del pueblo. Otra opción de nacionalizacióndirecta, en este caso, a instancias de la declaratoria previa de utilidad pública, esla relacionada a la recuperación de empresas abandonadas. En tanto la revolución goce de la aceptación mayoritariamente delpueblo venezolano, en el marco del ordenamiento democrático, afectos ydesafectos a la causa bolivariana están obligados a someterse a la voluntadpopular. Quien se resista a ello, debe ser más temprano que tarde sometidopor la ley, por la acción popular (vía presión sindical, boicot de compras,etc.), o por alguna acción gubernamental ajustada a derecho (ocupacióntemporal, expropiación, etc.) Mientras la escena descrita permanezca inalterada, seremos testigos deprocesos de nacionalización de empresas privadas, aún cuando por sentidocomún algunos medios de producción no sean propiamente reconocidoscomo estratégicos. O se acata el mandato popular de renovar la patriabajo un patrón de beneficio colectivo sobre el particular, o se profundizanlas contradicciones de clase con las consecuencias, que ello implica entérminos de inestabilidad política. Se trata de una acción biunívoca, por un lado la política opositora se dejaa los partidos políticos y a la organización social de la denominada sociedadcivil, y por el otro el Gobierno Bolivariano delimita la discrecionalidad delproceso de nacionalizaciones. Del lado de las corrientes revolucionarias sedemanda un debate de altura sobre este respecto, todas las visiones sobreel sentido del la propiedad social en el socialismo deben ser respetadas ydefendidas por sus patrocinantes, pero en definitiva hay que concretar unregistro validado por la mayoría en el que se delimite cuáles son los mediosde producción cuyo carácter estratégico imponga el control social sobresu propiedad. Desde la perspectiva autoral, se ofrece un listado aproximado (noexhaustivo) de sectores y actividades estratégicos que a su juicio han deser asumidos bajo el monopolio estatal. En todo caso, pese al desagrado olas simpatías que el listado pueda concitar, valga la sistematización como 237
  • Haiman El Troudipapel de trabajo que posibilite un debate ordenado sobre el tema. Listados de medios de producción y actividades estratégicas: 1) El suelo, el subsuelo, el reino animal y vegetal constituyen el patrimonio inalienable del pueblo que habita en el territorio venezolano 2) Las manifestaciones culturales e históricas que constituyan patrimonio nacional 3) Todas las reservas de activos esenciales (el agua, el aire, la reservas de biodiversidad, los bosques, selvas, páramos naturales, playas y costas) 4) El sistema cósmico 5) Los fondos de seguridad y otros fondos (de reserva, de inversión, de compensación macroeconómica, etc.) 6) Los recursos presupuestales; el Banco Central y otros bancos públicos 7) Las reservas internacionales, y otras reservas y fondos de ahorro nacional 8) Las instituciones de educación popular, y de educación universitaria de importancia para la nación 9) Toda la cadena de energía. Toda la actividad petrolera, gasífera, petroquímica (con algunas modalidades de asociaciones estratégicas para asegurar transferencia tecnológica, supeditadas siempre a la amplia mayoría accionaria del Estado) 10) Toda la cadena de extracción minera (hierro, bauxita, caolín, carbón, níquel, oro, piedras preciosas, etc.). Incluye todos los minerales de alto contenido radioactivo 11) El cemento, la cal, el yeso, canteras, saques de arena y demás materiales y agregados para las infraestructuras, y la actividad extractiva de los minerales no metálicos 12) Toda la industria del acero y aluminio primario 13) Los eslabones medulares de las cadenas agroindustriales (determinación basada en los planes por rubros, p.e., en la cadena del pollo, el Alimento Balanceado para Animales y la genética) 14) Las industrias intermedias fabricantes de materias primas fundamentales para el sector transformador (el plan por rubro determinará los eslabones estratégicos dentro de las cadenas productivas) 15) Productos metálicos para uso estructural, excepto maquinarias y equipos 16) La fabricación de papel y productos de papel 17) La fabricación de plásticos en formas primarias 18) La fabricación de productos farmacéuticos esenciales (con modalidades de asociaciones estratégicas) 19) La fabricación de productos de limpieza y aseo personal 238
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela indispensables para el consumo humano (con modalidades de asociaciones estratégicas) 20) La fabricación de sustancias y productos químicos básicas (con modalidades de asociaciones estratégicas) 21) La fabricaciones de abonos y fertilizantes 22) La fabricación de vehículos automotores para la agricultura, transporte de carga y pasajeros (con modalidades de asociaciones estratégicas) 23) Trenes, metros, puertos, aeropuertos y vías terrestres 24) La tierra ociosa 25) El espectro radioeléctrico 26) La telefonía fija 27) El comercio importador de alimentos esenciales 28) Las casas de cambio 29) El aseguramiento social universal 30) Las cuencas hidrográficas, la captación, depuración y distribución de agua; y la disposición de aguas residuales y el saneamiento 31) La elaboración de alimentos preparados para animales de cría con fines agroindustriales… En aquellos casos donde se produzca abandono de empresas noestratégicas, el Estado en coordinación con los trabajadores debe asumirel control bajo formatos cogestionarios. El ideal es transferir en propiedad oposesión de los activos a los trabajadores y la comunidad, en determinadosepisodios, a particulares, siempre que medie un claro compromiso deproducción para la satisfacción de necesidades sociales y la participaciónde los trabajadores en la gestión. El emprendimiento privado debe atender a los intereses sociales. Si bienel control de medios de producción no estratégicos en manos del capitalprivado es aceptado en el esquema socialista del Siglo XXI, ello no suponereproducción del formato explotador, alienante y discriminatorio del cual sevalen las empresas capitalistas convencionales para exacerbar su tasa deganancia. Nuevos formatos de emprendimiento privado, mixto y asociativohan de emerger de la experimentación bolivariana. En secciones anteriores: “políticas diferenciadas según el tipo depropiedad, empresa y sector económico”, extraída del libro Empresas deProducción Social (EPS)108, se presentaron los rasgos distintivos de esenuevo formato empresarial. En suma, en donde no exista control del Estadosobre los medios de producción, no ha de existir estructuras monopólicasni oligopólicas, ha de producirse un claro mecanismo de democratización,con regulaciones eficientes y formatos emergentes de organización deltrabajo en los nichos de emprendimiento no estatal. 108 Haiman El Troudi, Juan Carlos Monedero. Ibídem. 239
  • Haiman El Troudi Es preciso conectar la socialización de los medios de producciónestratégicos con el comercio y la manufactura; esto es, alinear el régimende propiedad con la política productiva, la política comercial y la cambiaria.Sobre este tema volveremos más adelante. Como puede notarse del listado ofrecido, la producción agrícola noforma parte del conglomerado estratégico donde el Estado pasa a tomarcontrol. No se trata de un descuido u omisión involuntaria, sino de unainterpretación de la experiencia histórica. Salvo, en parte, la experienciapolaca, ningún país socialista en el siglo pasado ni en lo que va delpresente siglo, exhibe un saldo favorable de Estado agricultor. El Estadosoviético abandonó el campo décadas antes de su disolución, Cuba haceun poco menos de dos décadas, China ha dado un recorrido plagado desinuosidades al respecto, pero recientemente liberó la producción agrícolaa manos del campesinado. La PEB ha de reivindicar la propiedad de la tierra por parte del Estado,no la propiedad sobre la producción ni sobre los medios de producciónagrícolas. No obstante, desde el 2008, el Gobierno Bolivariano inició unambicioso programa de siembra y producción pecuaria bajo control delEstado. Se han destinado aproximadamente para tal propósito unas146.000 hectáreas para la producción vegetal y 350.000 hectáreas para lacría animal. Se confía como una decisión correcta, en la liberación de las fuerzasproductivas de los campesinos, pequeños y medianos productores,quienes de antemano poseen vocación agrícola y una cultura agropecuaria.Es posible volver a la época de autosuficiencia alimentaria nacional.Durante décadas, productores del campo venezolano proporcionaronoportuna y suficientemente los requerimientos de alimentación y sustento,en casi todos los casos, sin apoyo gubernamental. Ahora están dadaslas condiciones para que la revolución socialista estimule la organizaciónde los productores libres asociados, y para que el Estado revolucionariointervenga determinantemente en áreas medulares de la agricultura: Rol del Estado en la agricultura: 1. Afectación del latifundio 2.Propietario de la tierra 3. Ordenación del territorio (vocación agrícola, preservación de suelos, política medioambiental, manejo de los ciclos del agua, manejo de bosques, sistemas de pesca, etc.) 4. Entrega en posesión para su usufructo de las tierras recuperadas a pequeños y medianos productores; a cooperativas en la medida que adopten una auténtica cultura cooperativa y sean formadas para las labores agrícolas; comunas organizada en torno al hecho productivo, sin importar que no estén establecidas en la propia localidad donde 240
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela reciben la posesión de la tierra 5. Entrega de crédito a largo plazo y bajos intereses, subsidios y aseguramiento público de la cosechas y el rebaño 6. Política de precios agrícolas estables, que garanticen beneficios para el productor, con subsidio público en caso de los precios del mercado estén por debajo del valor de venta acordado previamente 7. Constitución de una Reserva Nacional de Alimentos 8. Aseguramiento del desarrollo agrario (sistemas de riego, vialidad agrícola, etc.) 9. Prestación de servicios agrícolas públicos (mecanizado, agrotiendas, asistencia técnica) 10. Política de regulaciones (transporte, comercio al mayor, mercados, precios de insumos agrícolas, etc.) 11. Control de la producción de alimentos balanceados para animales (ABA) 12. Apuntalamiento de un poderoso y soberano Banco de Semillas Nacionales 13. Genética, investigaciones (con participación mixta de privados nacionales y extranjeros, así como de emprendimientos comunales) 14. Constitución de un Centro de Balance de Producción Agrícola (qué, cuánto, dónde, quienes producen y para quienes se produce) 15. Monopolio de la importación de alimentos esenciales. Cada vez son más los economistas venezolanos que bajo elreconocimiento subjetivo que la teoría económica es incompetente parajuzgar al modo de producción capitalista en contraposición al sistemasocialista, recurren a argumentos éticos y psicológicos, tales como acusarde burócratas a los funcionarios públicos, o carentes de incentivos paracumplir su servicio ante la desmotivación de trabajar en un área que no lepromete inmensas ganancias individuales. Esta nota, permite realizar una reflexión final sobre la eficienciasocialista. El capitalismo se muestra como eficiente, de allí que justifica a travésdel neoliberalismo la “necesaria” privatización de las empresas del Estado.Dicho mito se ha generalizado, por ello se pretende medir la eficiencia detodas las gestiones (pública, comunitaria, privada, etc.) a partir de eserasero. No es lo mismo la eficiencia para el socialismo que para el capitalismo, entérminos de la gestión de las empresas. Para el capitalismo la eficiencia setraduce en alta productividad (cifras azules) y maximización de ganancias,esto es, mayor apropiación del excedente del trabajo ajeno. En contraste,para el socialismo, la eficiencia se guía por la productividad (cifras azules) enaras de satisfacer las necesidades reales de la población. Por eso, hay quecambiar de lentes para evaluar la eficiencia en las empresas socialista. 241
  • Haiman El Troudi Hay empresas, como los ferrocarriles, que no tienen y difícilmentepueden generar beneficios de capital. Cumplen una tarea social y si esecometido lo cumplen en términos de satisfacer las necesidades de sususuarios, entonces son empresas eficientes. Con este aspecto convieneser cuidadosos. El mercado capitalista identifica con enorme claridad lasempresas que no son rentables desde sus criterios de maximización delbeneficio. Las empresas del socialismo tienen que complejizar ese análisis,pues hay costos y retornos que el capitalismo nunca mide y que tienenque ver con la vida digna. Por ejemplo, la medición de la eficiencia entérminos ambientales (cifras verdes) o desde una perspectiva de género(cifras violetas) o con base al nivel de participación popular asociada (cifrasnaranja), etcétera. Este mismo razonamiento es extensible a las empresas públicas ycomunitarias y a las empresas privadas. Las empresas públicas soportanlas cargas de otros objetivos económicos y políticos, como crear empleoo las políticas sociales, además de favorecer la creación de capital fijo,buscan beneficio general. En la dimensión del Socialismo del Siglo XXI las empresas deben sereficientes desde el punto de vista social y creadoras, principalmente, devalores de uso. Sin embargo necesitan indicadores que les permitan sabersi están operando con principios económicos. La eficiencia no sería medida por la ganancia, sino por el impulso dadoa la potenciación de la productividad del entorno. De manera que nonecesariamente habría excedente del ejercicio o si lo hubiera se destinaría apromover otras actividades. Incluso, algunas empresas deberían liquidarsepaulatinamente, porque no son sostenibles ambientalmente o porque no sonredireccionables a que satisfagan necesidades sociales (por ejemplo, lasde producción de artículos de lujo). Entonces, se programaría su eutanasia,para que los restos aprovechables permitan financiar la empresa sustituta.Aquí, las pérdidas estarían justificadas por la conversión, de modo que noserían realmente pérdidas. Por ejemplo, convertir una fábrica de tanquesde guerra en fábrica de tractores agrícolas. El compromiso con la eficiencia de las empresas de propiedad socialforma parte de su protocolo de funcionamiento. De la misma manera,cualquier debilitamiento de la conciencia socialista dentro de las empresaspúblicas, algo nada difícil en la fase actual de transición, pone en peligrola existencia de esas empresas como palancas para la emancipacióncolectiva. Esto no significa que las empresas públicas entren en círculos novirtuosos y se acostumbren a producir con pérdidas. Hace falta una estrictacontabilidad social que castigue la ineficiencia. 242
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela9. Márgenes de ganancia socialmenteaceptables y tributación progresiva La revisión de la literatura económica de períodos pasados invocaplanteamientos asociados a tasas relativamente sensatas de ganancias delcapital oscilantes entre el (3 y 10) %. Al día de hoy, la media internacionalcapitalista propende a demandar un canon no menor al (25-30) %. Aúncuando no exista, que se sepa, un estudio riguroso acerca del promediode dicha tasa a escala venezolana, se conocen extremos que sobrepasancon creces el 200%. Con toda seguridad, el menor análisis empírico debecoincidir en que la tasa de ganancia en Venezuela es groseramente superiora la ya elevada tasa promedio de ganancia internacional. Esta característica encuentra justificación en la concepción rentística dela economía nacional. Ingentes recursos monetarios ingresados al TesoroNacional, sin mayor esfuerzo asociado (exportación de crudos y productossemi-elaborados de la cadena de valor del petróleo, del hierro y el aluminio),supuso un mecanismo de distribución social de la renta, pero también deapropiación por parte de sectores vinculados a los gobiernos de turno y ala burguesía parasitaria. La sostenida época de abundancia afianzó la cultura de la dependenciay la condición pre-capitalista de la organización económica del país. Hacerfortuna con un mínimo trabajo y de la forma más expedita posible eracomún entre quienes vinculaban su negocio, directa o indirectamente, bienal Estado que a la propia industria petrolera. Al existir altos ingresos, sepodía pagar al precio que fuera las mercancías nacionales o importadas.De esta manera, la “solvencia generalizada” fue caldo de cultivo para laadaptación consumista: el Estado compraba, la ciudadanía consumíabajo el influjo fetichista de la mercancía y el mito del patrón de consumooccidental, la competencia empresarial se repartía los amplios espacios deun mercado en conformación y rápida expansión, los costos se trasladabana los consumidores, la regulación estatal era casi inexistente, no existíanrazones entre el empresariado para no incorporarse al circuito de altosprecios y ganancias desproporcionadas. ¿Cuál ha de ser el nivel normal de ganancia requerido por el capital paragarantizar su actividad productiva y sus inversiones? Desde la perspectivasocialista la respuesta viene dada por la posibilidad real de asegurar lareproducción de la vida humana, hecho entendido en la organizaciónciudadana tendente a suplir los requerimientos materiales, a través de laproducción socialmente necesaria y el intercambio utilitario de bienes yservicios. Desde la lógica capitalista, la respuesta se ubica en el propiometabolismo del capital, esto es, desde la formas de la rentabilidaddescomunal del valor de cambio. Valdría la pena revisar la configuración actual de la referida situaciónheredada: ¿Hasta qué punto no continúa la tendencia de sobrefacturación 243
  • Haiman El Troudide los productos importados?, ¿se ha erradicado el sobreprecio en lascontrataciones públicas?, ¿PDVSA no mantiene el mismo esquema delograr sus metas sin miramiento de costos?, ¿quién no ha comparadoprecios entre un mismo bien ofrecido en un establecimiento dentro del país,con la oferta del mismo producto en un portal Web, y no se ha percatadodel sobreprecio, p.e., de hasta 400%?, ¿cuál es la tasa de interés mensual,o tasa de usura de los prestamistas? Sobran los ejemplos, y la indolencia,la desidia, la indiferencia tanto social como gubernamental, escasean lasacciones transformadoras. Sólo a través del desarrollo de las fuerzas productivas y con eladvenimiento de un modo de producción socialista se supera la culturarentista y se materializa la tesis pos-capitalista, relacionada con laproducción de valores de uso, de satisfactores en la perspectiva de lacontinuación de la vida humana y planetaria. Sin embargo, el incremento de la producción y de la productividad deltrabajo, traducida en la multiplicación de mercancías, empleando tiemposde trabajo similares, no puede concebirse como explotación del trabajo(apropiación del plusvalor) o del consumo de la población (confiscaciónde ingresos por vía de los mecanismos del valor de cambio), tal como lodispone la ley de la caída de la tasa de ganancia con el aumento de laproductividad del trabajo y de la composición orgánica del capital. En los inicios de la era industrial del modo de producción capitalista,el dueño de un medio de producción presuponía el uso balanceado de lafuerza de trabajo y de la mercancía producida, en una relación uno a uno(1 por 1). Con el incremento de la tecnificación productiva, la proporciónperdió su centro de gravedad, una fuerza de trabajo se traducía ahora enmuchas mercancías (1 por n). Dada la circunstancia de mantenimiento delmargen de ganancia respecto al valor de la mercancía vendida, la gananciase eleva tantas veces como el número de bienes incorporados tras latecnificación; en todo caso, para ello sería necesario asegurar el mercadode compradores. En el mundo industrializado del mercado global de la modernidad, losempresarios capitalistas se conforman con una “tasa de ganancia” menora la descrita en la ecuación anterior (1 por n), a tal punto que las tendenciassocialdemócratas, intentan humanizar el capitalismo vía aumento dela remuneración de los trabajadores, sobre la base del incremento de laplusvalía, adoptando al mismo tiempo políticas de disminución de preciosde venta de bienes y servicios. En contracorriente la disposición socialista plantea la supremacía deltrabajo vivo sobre el trabajo objetivado, muerto; el aumento de la produccióny la productividad para la satisfacción de necesidades de los excluidos, aprecios justos, el mejoramiento de las condiciones laborales, y la reducciónde la jornada de trabajo. Un empresario sumido en la racionalidad capitalista, habituado a 244
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelamanejarse en un esquema de “mayores ganancias con el menor esfuerzo” noencuentra atractivo este planteamiento. A tenor de la realidad revolucionariase tiene que reenfocar su esquema de acumulación, orientado a rehacer suprototipo individualista-mercantilista y fundar el paradigma de la gananciasocial, de la vida digna para todos y todas. Por vía del perfil macroeconómico o por medio de medidas de ordenmicroeconómico pueden ser regulados los flujos del dinero en el mercado.En el primer caso, a través de impuestos progresivos sobre la rentaempresarial, vale decir, quien más beneficios consigue en el mercado,más sufraga al Presupuesto Nacional. En el caso de la microeconomía,la regulación se establece mediante la ley del margen de ganancia en lascadenas de precios. De esta forma, si el canon de ganancia posee un topesocialmente establecido, eventualmente ello comprime las secuelas deldesequilibrio competitivo en el mercado. Como se ha dicho, el mercado no es entelequia autonómica capaz defuncionar como perfecto regulador de la economía en menoscabo de lascapacidades de la intervención estatal. Sobre la hidráulica de este dilemaya se ha reflexionado. En el caso de la regulación del margen de gananciaempresarial, se presencia una situación donde el mercado puede funcionarcomo instrumento al servicio social, y esto se logra por acción de dostributarios: 1) en la medida en que se disponga de información suficientepara establecer pautas de equilibrio entre el costo de producción y el preciode venta de las mercancías, más allá de las expectativas especulativasde los dueños de los medios de producción y; 2) sobre la base de lascapacidades de elevación de la productividad. En el corto y medio plazolas ganancias propenden a expresar la correspondencia (costo social deproducción - valor de uso del producto) y no la relación mercantilista(precio de mercado - beneficio). En Venezuela, la productividad es la excepción dentro del conglomeradoempresarial, no la regla. Desde las aciagas sombras de las décadasneoliberales y aún entrada la fase revolucionaria, se experimenta undesmontaje tendencial de la trama industrial. La mayoría de las empresasque se han mantenido, lo han hecho minimizando la inversión, y los saldosal día de hoy se expresan en una marcada obsolescencia tecnológicadel parque industrial. Obsolescencia que se traduce en ineficiencia,alta demanda energética, y poca competitividad frente a los mercadosinternacionales. Aunque las tarifas de energía sean significativamente bajas enVenezuela, dada la oportunidad de trasladar la improductividad a los costosde producción en perjuicio de los consumidores y el medioambiente, laprecaria fiscalización estatal y casi inexistente aplicación de sanciones, noexiste motivación alguna para la reconversión industrial. De cara a ello, laPEB ha de formular directrices inevitablemente compulsivas, dirigidas aobligar la modernización tecnológica tanto para reducir pasivos ecológicos, 245
  • Haiman El Troudicomo para disminuir costos de producción y subsecuentemente reducirprecios finales de mercancías, tanto para adecuar la base productiva a losplanes de diversificación económica. Del mismo modo, como la PEB ha de combatir las prácticas monopolistas,también tiene que regular la arbitrariedad de los márgenes de ganancia, entanto, instrumentos empresariales para la extorsión a los consumidores ymecanismo de conquista de posiciones dominantes en el mercado. La regulación de los flujos de dinero en el mercado en la perspectivasocialista evoca la creación de relaciones de equidad social. Lamicroeconomía distribuye los beneficios del trabajo, la macroeconomíaredistribuye la renta bajo la tutela estatal. En ese sentido, el gravamenprogresivo del patrimonio empresarial guarda íntima relación con losbeneficios que en el mercado obtienen las empresas, y se interpreta comola contribución al patrimonio económico común objeto de redistribuciónsocial. En dirección contraria, la arquitectura del Estado burgués certifica yreproduce el acaparamiento excluyente del capital. Para tal fin se analizala estrategia capitalista de la “diversidad de las mercancías” y el “preciode la novedad”. Variadas presentaciones de un mismo producto invadenanaqueles, vitrinas, mostradores… detrás de cada nueva presentación sepromete un novedad tecnológica incorporada, tras la cual se asocia unvalor superior al de productos similares. El oferente del nuevo productose aprovecha de la gracia estacional competitiva y obtiene un margen deganancia a merced de su criterio y de la elasticidad de la demanda. Un ejemplo bastante difundido en los últimos tiempos es el del arrozsaborizado y parbolizado. Ciertos productores interesados en burlar laregulación del precio del arroz blanco de consumo, agregaban un supuestovalor a dicho arroz blanco, normalmente con bajos costos asociados,incrementando el precio del “nuevo producto” no regulado en proporcionesexorbitantes. De la observación de la propia dinámica capitalista se puede apreciarcómo los mismos dueños de medios de producción son a su vez víctimasde los abusivos márgenes de ganancia con que los intermediariosmercadean sus bienes o servicios, en tales circunstancias conforman uncoro de voces exigiendo regulación estatal de los márgenes de gananciapara la comercialización. Véase el caso de los productores de verduras de la región andina (uncaso de estudio cualquiera). Quienes han vertido sus fuerzas productivasy asumido los riesgos climatológicos, obtienen bajos precios por susproductos, en tanto, en los mercados (p.e., el Mercado de Coche enCaracas) incrementan los precio de venta al por menor por lo menos aldoble del precio cedido al productor. Este tipo de relaciones mercantilesson inconfundibles manifestaciones de las cadenas de precios capitalistas,e infelizmente abarcan todos los ámbitos de la economía. 246
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela La mencionada relación marxista de la “apetencia y la oferta” sefigura en una tasa de ganancia determinada de acuerdo con los costosde producción tanto a la finalidad social de la mercancía. Para ello, en lafase de transición al socialismo, la PEB ha de fijar márgenes de gananciadiferenciados por utilidad social y tipo de producto. No se pueden fijar raseros inapelables. No es lo mismo produciralimentos a producir carteras, lápices a motores diesel. Existen clarasparticularidades relacionadas con el servicio social y el uso del producto,tanto como con la rapidez y la masificación de la tasa de ganancia. La vía propositiva de la PEB en cuanto a la fijación de topes a la gananciase puede complementar mediante las siguientes anotaciones: 1. Compatibilizar el margen de ganancia de los productores, mayoristas y comerciantes 2. Fijación de precios con base a un estudio concertado de estructura de costos 3. Regulación de precios con base a un criterio flexible, que atienda las especificidades coyunturales y estructurales de la economía 4. Para la determinación de precios de bienes importados (bienes de capital, productos finales o insumos intermedios), se ha de constituir un Sistema de Precios Referenciales de Importación (aspecto retomado más adelante) 5. El Presupuesto de Divisas debe de constituir el instrumento de planificación de importaciones (aspecto retomado más adelante) 6. El plan Nacional de Balance de Importaciones y Producción Nacional para el aseguramiento de la satisfacción de los requerimientos nacionales, ha de ser el instrumento de equilibrio de mercado, proveedor de información para la toma de decisiones relacionadas con la disposición mesurada de bienes en el mercado, evitándose la sobreproducción y sobresaturación de la oferta 7. Capítulo aparte corresponde la determinación del margen de ganancia a las actividades financieras Para la realización del estudio concertado de las estructura de costos laPEB ha de administrar la gestión de una Unidad de Costos y Precios. En 2008fue coordinado un esfuerzo desde el Ministerio de Planificación y Desarrollorespecto al establecimiento de dicha unidad, la cual se encargaría de laevaluación y el establecimiento de las estructuras de costos inicialmentede los productos de la canasta básica, lo cual serviría de base para laadministración efectiva de la política de control de precios. El programa,infortunadamente se ha detenido, pero hasta entonces se logró avanzar enel análisis de las estructuras de los productos alimenticios. El sistema interinstitucional ha de actualizar los principales componentes 247
  • Haiman El Troudique conforman la estructura de costos de los bienes y servicios de laeconomía real del país, a fin de identificar la formación de los precios delos mismos en todos los eslabones de la cadena productiva. La metodología empleada para la elaboración de las estructuras decostos de producción y comercialización se basó en: i. La formación del precio del producto a partir del primer eslabón de la cadena productiva. ii. Fueron considerados sólo los agentes económicos que agregan valor al producto en cualquiera de las fases de la cadena productiva. iii. En los casos de requerimiento de materias primas u otros insumos importados para la producción del bien o servicio, se contempló la formación del precio de los mismos hasta su desaduanamiento. iv. La identificación de los subproductos de las materias primas e insumos utilizados en cada fase de la cadena y la identificación de valores de venta de los mismos. v. La identificación de valores, categorías o parámetros referenciales utilizados en cada partida presupuestaria o componente de la estructura de costos. vi. La estimación de la estructura de costos por nivel de la cadena, regionales y por tamaño de establecimiento. Diferentes naturalezas y efectos de diferentes intensidades. La tabla abajo presentada ofrece un ejemplo del flujo sintético de laformación del precio en el mercado a partir de los eslabones de la cadenaproductiva. 248
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela Para todos los casos (importador, productor primario, industrial,mayorista y minorista) se discriminan costos asociados, a partir de estamatriz combinada se posibilita la asignación de topes a las ganancias.Como se aprecia, la coordinación interinstitucional-empresarial-social esindispensable para completar la información demandada por el sistema.El diseño de una base computacional de cómputo dinámico facilitaría elproceso. Otra medida redistributiva imprescindible en período de la transiciónrevolucionaria radica en la formulación de una Política Tributaria Progresivaque permita incrementar los ingresos fiscales no petroleros, estableciendoimpuestos que pechen la renta (ISRL) e impuestos sobre la riqueza conprogresividad de las tasas, según el nivel de ingresos del contribuyente.En la actualidad, el aporte fiscal no petrolero se aproxima al 13 % del PIB,un bajo nivel de carga impositiva si se le compara con otros países dela región latinoamericana; ello implica que hay espacios para incrementardicho aporte hasta niveles cercanos al 20-30 % del PIB para lo cual serequiere la consiguiente reforma tributaria. Avanzar hacia un Sistema Tributario más justo y eficiente en Venezuelasupone, desde el punto de vista de política económica y social, dos retoscoligados: 1. Elevar en el corto y mediano plazo la recaudación no petrolera, de 13 puntos del Producto Interno Bruto (PIB) registrada en el año 2008, a los mejores estándares de la región (20 puntos del PIB) y del mundo (30 puntos del PIB). (CEPAL, 1998). 249
  • Haiman El Troudi 2. Lograr el incremento en la recaudación, a través de un sistema tributario que priorice la equidad. Para contribuir al logro de estos objetivos, la PEB ha de organizarla revisión del Impuesto Sobre la Renta (ISLR) a las personas naturalesy jurídicas, ordenar la profundización de la reestructuración del enterecaudador (SENIAT), introducir progresividad en los impuestos indirectoscomo el Impuesto al valor Agregado (IVA), y relacionar la recaudación delISLR a las personas naturales y el incremento estimado en la recaudaciónproducto del ajuste en la progresividad del IVA, a programas en inversión encapital humano (Educación, Salud, Créditos Hipotecarios) y capital social(comunas). Un sistema tributario socialista ha de basarse en los impuestos directos,en el caso venezolano el ISLR. Al término de la década del noventa, la CEPALcon base en los resultados de un estudio sobre los sistemas tributarioslatinoamericanos puso al desnudo la primacía de los impuestos indirectossobre los directos en Latinoamérica. Los impuestos directos sólo sumabanel 25% de la recaudación en 1996. En contraposición en los países de laOCDE109 el 65% de la recaudación proviene de los impuestos directos. La tendencia a una menor recaudación en materia de impuestos directosguarda relación con: a) la disminución de la tasa de Impuestos Sobre laRenta para personas naturales, b) el aumento del nivel de exención (medido 109 Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. 250
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelacomo múltiplo del PIB per cápita), lo cual deja por fuera una gran cantidadde contribuyentes, y c) la reducción de las tasas del Impuesto Sobre laRenta para las personas jurídicas. En Venezuela, la recaudación por concepto de ISLR110 sigue siendomuy baja. Si bien es cierto que se nota una mejora desde el año 2006,la recaudación de este impuesto en términos del PIB sólo alcanzó 3.2%,representando apenas un 25% de la recaudación no petrolera. En elsiguiente Cuadro se presenta la evolución del ISLR en términos del PIB111. 110 Datos tomados de: Ministerio de Planificación y Desarrollo. “Análisis del Sistema Tributario venezolano”. 2008, y Shome, “La Tributación en América Latina: Tendencias Estructurales e Impacto en la Administración”. 1999. 111 Fuente: Ministerio de Economía y Finanzas. 2009. 251
  • Haiman El Troudi Algunos cursos de actuación propositivos en la perspectiva del nuevoesquema tributario con arreglo a la progresividad, pueden ser abordadospor la PEB: En materia de ISLR a las personas naturales bien se pudiese simplificar elpago del impuesto, estableciendo que las personas sujetas al impuesto sólopuedan descontar un desgravamen único de ochocientas (800) UnidadesTributarias (UT) anuales, fijando por ejemplo las siguientes tasas: En materia de ISLR a las personas jurídicas, se habría de estableceruna sobre tasa a las ganancias extraordinarias de la banca (elevar a 50%el ISLR para las ganancias que superen el umbral del 15% de rentabilidadsobre el patrimonio); se ha de eliminar la exención a la banca del beneficiode no reconocimiento de los ingresos por bonos del tesoro como rentagravable. El sistema financiero venezolano se caracteriza por elevadas tasas derentabilidad, producto de una estructura oligopólica que le permite abusarde su posición de dominio. La Unidad Neta sobre el Patrimonio de la bancavenezolana supera el 30%, mientras la utilidad neta patrimonial promedioen Latinoamérica ronda cerca del 10% aproximadamente (FELABAN,2002). Cuando se analizan los datos extraídos del análisis de los estadosfinancieros de la banca venezolana de acuerdo con la información recientepublicada por la Superintendencia de Bancos (SUDEBAN), se aprecia elbajo nivel de ISLR que efectivamente están pagando los bancos, lo cualamerita una exhaustiva regulación y revisión del SENIAT y SUDEBAN ainstancias de claros principios tributarios delimitados por la PEB. Para incrementar los aportes de la Banca al Fisco se requiere unamodificación del Código Orgánico Tributario basada en la implementaciónde un esquema impositivo progresivo que grave de modo efectivo las altascapacidades contributivas de Bancos y Loterías. El aporte al Fisco Nacional por parte de la Banca Privada, representasolamente el 14.7% de su ganancia bruta, muy por debajo de la máximaalícuota fijada por Ley en 35%. Entre otras razones, ello se debe a la 252
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelaexoneración del pago de impuestos sobre las ganancias que poseenlos títulos valores, lo cual incentiva la inversión de la banca en dichosinstrumentos, en lugar de la realización de actividades de intermediación. Como referencia comparativa se debe tener en cuenta que paísescomo Brasil, China, Perú, etc. cobran tasas (relativamente moderadas) ala ganancia sobre títulos, logrando minimizar el posible desestímulo de loscompradores de sus papeles. La actualización del esquema de exoneraciones y exenciones suponeuna evaluación de las exoneraciones otorgadas a fin de eliminar aquéllasque ya cumplieron su cometido o no se ajustan a las necesidades actualesde las políticas económicas y sociales del Gobierno, ni a las previsioneseconómicas para los años venideros. Existen 26 decretos vigentes de exoneraciones y 61 solicitudes entránsito. El sacrificio fiscal para 2008 en materia de exenciones se estimaen aproximadamente 3.3 millardos de dólares, y las exoneraciones, sóloen el caso de los impuestos aduaneros alcanzan el monto de 3.6 millardosdólares. Tanto las exenciones como las exoneraciones incluyen importaciónde alimentos; la resultante de la revisión de la política ha de tomar enconsideración la no afectación de los productos de primera necesidad. La PEB ha de privilegiar una política de exoneraciones y no de exencionespor cuanto, por un lado las exenciones son otorgadas por el legislador,en muchos casos por razones políticas o por presiones de los sectoresbeneficiados, la exención estratifica el sistema tributario, pues no se puedemodificar la ley con facilidad y, en muchos casos, el beneficio es otorgadoindefinidamente, lo cual no se justifica cuando el sector beneficiado ya se harecuperado, y en un escenario de no control revolucionario de la AsambleaNacional, las exenciones pueden ir en contrasentido de la política oficial yafectar negativamente las decisión económica del Ejecutivo Nacional. En cambio, las exoneraciones son otorgadas por el Ejecutivo Nacional,permiten al gobierno hacer del tributo un instrumento ágil y efectivo depolítica económica y social, privilegiando la actuación oportuna. Latendencia mundial es a otorgar los beneficios tributarios por decreto y nopor ley. Además de los argumentos y cursos propósitos descritos, la PEB hade encaminar en materia tributaria otras acciones tendentes a crear unsistema tributario socialista, las cuales se pasan a enunciar: 1.Disminuir gradualmente la tributación indirecta que afecta a los sectores populares y especialmente a la población en situación de pobreza. El objetivo de largo plazo es impuesto indirecto cero o muy bajo, diferenciado por bien y servicio. Correlativamente, incrementar la tributación directa para gravar efectivamente al capital, la renta y al patrimonio. 253
  • Haiman El Troudi 2. Gravar la rentabilidad de las inversiones especulativas, y los intereses de los títulos de valor. 3. Establecer un control efectivo y directo de las multinacionales que funcionan en el país (precios de transferencia, repatriación de dividendos, pago de intereses, y regalías). En ese sentido, revisión permanente de los Convenios internacionales suscritos para Evitar la Doble Tributación, y suscripción de convenios de intercambio de información con las administraciones tributarias de otros países asociados. 4. Lograr una Administración Tributaria altamente eficiente, saneada y modernizada. A tal efecto, establecer un único centro de información y estadísticas tributarias que auspicie la coordinación y armonización tributaria. 5. Reformar el Código Orgánico Tributario112, la Ley de Impuesto Sobre la Renta (establecer el sistema cedular), la Ley de Impuesto al Valor Agregado (disminución de alícuotas), y la Ley Orgánica de Aduanas: hacia su codificación. Del mismo modo, crear la Ley de Impuesto al Patrimonio113, la Ley de Impuesto selectivo al consumo, la Ley de Impuesto sobre la legitimación de actos públicos, la Ley de Impuesto al Comercio Electrónico, la Ley de Impuesto al valor agregado especulativo, la Ley del Impuestos a las loterías, y la Ley de Coordinación y Armonización Tributaria. 6. Crear un Taquilla Única de Aduanas para lograr la agilización de los procedimientos administrativos relacionados con la nacionalización de las importaciones. A objeto de agilizar las importaciones, bien puede establecerse el mecanismo internacional de control aduanero en destino, ello para agilizar las importaciones de materias primas y bienes de primera necesidad. De esta manera se evitan pérdidas de tiempo y de mercancías (esto enfrenta efectivamente el robo de mercancías en las aduanas). Esta autorización debe ser otorgada únicamente para ciertas empresas y sectores previamente definidos y evaluados por su sensibilidad y carácter estratégico. Del mismo modo se ha de modernizar y equipar a los puertos. Los puertos venezolanos están en un estado de gran retardo en cuanto a infraestructura y equipamiento, por lo que constituyen actualmente un obstáculo al comercio internacional y al 112 El Código Orgánico Tributario vigente es permisivo. La defraudación y su sanción son establecidas de modo tal que se hace prácticamente imposible la sanción penal por este delito. Además, el esquema procesal no está actualizado de conformidad con el nuevo ordenamiento constitucional venezolano. 113 Por cuanto existe inequidad en el pago de tributos. No existe un mecanismo legal que permita que las personas jurídicas tributen un monto mínimo (base) de ISLR. Del mismo modo, los sectores sociales de mayores ingresos no cancelan impuestos anuales por los activos personales que poseen. 254
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela avance logrado en las aduanas. 7. Designar como contribuyentes especiales a profesionales de alto nivel, públicos y privados, con grandes ingresos de más de Bs. 690.000 al año, que no pagan el ISLR (p.e., Magistrados, gerentes de bancos y multinacionales, profesionales de libre ejercicio, registradores y notarios, etc.), para que puedan ser objeto de fiscalización permanente y no evadan el pago de impuestos. 8. Fiscalización y aplicación de la tributación nacional a la explotación minera. 9. Recuperación de los derechos o deudas pendientes, por parte de los importadores, ya que las cifras de deudas pendientes por el pago de impuestos atrasados, tributarios y aduaneros, son significativas. 10. Fiscalización y exigencia del aporte tributario de las Empresas del Estado: IVA e ISLR por dividendos. Normalmente las empresas del Estado no declaran ganancias para no pagar los impuestos. A grandes rasgos, el mensaje general de la PEB en materia tributaria setraduce en señalar que no se requieren más impuestos en Venezuela, peroes imperativo actualizar y recaudar efectivamente los existentes. Vale decir,eliminar la evasión tributaria en este país. Los nuevos principios tributarioscontenidos en la PEB han de incentivar la producción nacional. Incentivosasociados al suministro de materias primas, arancelarios para la supresiónde la competición desleal, compras públicas, formación y capacitacióntécnica y la innovación, exoneraciones, créditos, asistencia técnica, y parade asignación de divisas. La evolución de la política fiscal venezolana da cuentas de un incrementode los ingresos. El sector petrolero ha realizado ajustes y ha creado nuevosimpuestos que fortalecen los aportes de esta industria al fisco nacional(aumento de la tasa de regalía de las empresas mixtas del 1% al 30%,impuesto de la extracción, y la Ley de Contribución Especial de PreciosExtraordinarios del Mercado Internacional de Hidrocarburos). Por su parte, en el sector no petrolero, se han eliminado o se hadisminuido la tasa impositiva de algunos impuestos (eliminación al Impuestoal Débito Bancario, eliminación del Impuesto a las Transacciones. Por otrolado, el impuesto sobre la renta y otros impuestos han crecido respecto alPIB durante los últimos años. 255
  • Haiman El Troudi En materia del Impuesto al Valor Agregado, durante la década de losnoventa se produjo una tendencia creciente en el valor de su tasa en lospaíses de la región, tal como lo impuso el esquema neoliberal. Desde elinicio del Gobierno Bolivariano, Venezuela revirtió esta tendencia y ha idoreduciendo la tasa gradualmente, salvo en determinadas coyunturas. El IVA Venezolano es el más bajo de toda Latinoamérica, y esta tendenciade disminución programada debe mantenerse, hasta tocar por lo menosuna cota inferior al 5%, pese a los argumentos monetaristas de quienesconsideran al IVA exclusivamente desde su efecto inflacionario. Ciertamente, la disminución de la alícuota del IVA no ha disipado lastensiones inflacionarias tal como los técnicos y expertos en macroeconomíasuponían. Este comportamiento era de esperarse por cuanto lacomposición inflacionaria en Venezuela no se centra únicamente en lagradualidad monetaria (véanse también la baja producción nacional debienes, las expectativas económicas-políticas, la voracidad especulativa,la inercia tendencial, entre otros factores causales y propagadores). Si bienla inflación debe dominarse a favor de las clases populares, no debe ser,en todo caso, el objetivo buscado con la Política Tributaria Progresiva dereducción radical del IVA. 256
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela10. Estado Socialista: rol económicoy organización institucional Se vive un momento decisivo para la historia de la humanidad yVenezuela no se aparta de esta situación. Un momento con dos caras:una, la del deterioro creciente de una civilización capitalista caduca,presidida por una lógica económica egoísta al servicio de los poderosos yuna cultura basada en el despilfarro y el consumismo, que ha puesto a lahumanidad y al planeta al borde del abismo. Otra, la del nacimiento de unanueva civilización socialista, basada en una lógica que pone el desarrolloeconómico al servicio de las mayorías sociales, con arraigo en valoresculturales de solidaridad, cooperación y armonía entre los seres humanosentre sí y con la naturaleza. La Venezuela Bolivariana está hoy a la vanguardia del alumbramientode este nuevo mundo. El proceso revolucionario se encuentra hoy ante ungran reto: dotarse de instrumentos apropiados para consolidar los logrosobtenidos hasta el momento actual y avanzar en la creación de la nuevainstitucionalidad aseguradora de la continuidad socialista. Una nuevainstitucionalidad basada en el impuso de la ética y la formación de unnuevo concepto de servicio público. La vida social sólo se funda en la confianza y la reciprocidad. Todas lasreligiones del mundo comparten la regla de oro “no hagas a los demás lo queno quieres que te hagan a ti”. Dicha regla es el principio de la supervivenciaen grupo de los animales sociales. Lo contrario es el egoísmo, la lucha detodos contra todos. En el capitalismo, el ser humano recupera aquella frasedel romano Plauto que popularizaría Hobbes en el Leviatán: homo hominilupus, el hombre es un lobo para el hombre. En el espacio de lo colectivo, en la sociedad y en la legitimación delas instituciones del Estado, es donde se representan los intereses delconjunto. Pero también se sabe que a partir de las enseñanzas de Marx(1965) que “el poder estatal moderno no es sino la Junta que administra losintereses comunes del conjunto de la clase burguesa”114. La burguesía, encuyas manos estaba el Estado, lo justificaba con argumentos universalespero lo usaba para sus propios fines. Marx había sido un seguidor de las doctrinas de Hegel, y para Hegelel Estado era la representación de “la máxima eticidad”, el lugar donde sesolventaban los problemas egoístas que tenían lugar en la esfera enfrentada,lo que él llamaba la “sociedad civil”. La sociedad civil era el espacio delinterés privado, el lugar de la confrontación de intereses, donde funcionabael mercado y se guiaba por el egoísmo. En la usurpación del Estado por la burguesía, ese lugar de representaciónde los intereses de todos, se convertía en el espacio de defensa de los 114 Carlos Marx, Federico Engels. “Manifiesto del Partido Comunista” 257
  • Haiman El Troudiintereses de la burguesía como clase. Los privilegios de los propietarioseran defendidos por los policías, los jueces, los militares, la iglesia, laescuela, cada uno en su ámbito reproduciendo ese privilegio y presentandolos intereses de las minorías como los intereses de todo el país. Lenin115 (2006), contrario a la interpretación de Bernstein y Kautsky paraquienes la revolución encarnaba implícitamente el “desplazamiento defuerzas” al interior del aparato del Estado, por lo que bastaba controlarel poder del Estado burgués para su uso en beneficio de la causa delproletariado, defendían la tesis de Marx según la cual era imperativo ladestrucción del Estado existente como “excrecencia parasitaria” de lasociedad. De ese modo, concluye que el Estado es la consecuencia delacontecimiento revolucionario, es el producto de la sociedad en un estadiodeterminado de su desarrollo. Esta interpretación comporta extraordinarios desafíos tanto de ordenmaterial como superestructural. Mészáros cita a Lenin quien junto a otroshablaban de la ineludible necesidad de … demoler el Estado burgués” como la tarea inmediata de la dictadura del proletariado “… La dificultad radica, sin embargo, en que la conquista del poder del Estado está muy lejos de equipararse con el control de la reproducción metabólica social. En verdad es posible demoler el Estado burgués mediante la conquista del poder político, al menos en grado significativo. Sin embargo, es casi imposible “demoler” la dependencia estructural del capital heredada por el trabajo. Porque esa dependencia está materialmente asegurada por la división estructural jerárquica del trabajo establecida. Puede ser alterada para mejorar, tan sólo mediante la reestructuración radical de la totalidad de los procesos reproductivos sociales, es decir, mediante la progresiva reconstrucción del edificio heredado en su totalidad116. Fue Gramsci, un gran renovador del marxismo, quien entendió conclaridad, mucho antes que Mészáros claro está, que el Estado tambiénse había metido dentro de la sociedad civil y la construía a su antojo. EseEstado trabajaba para unos pocos, pero presentaba su tarea como algobeneficioso para el conjunto. Así, los libros de texto, la formación, el ingreso en la universidad, el controlde lo que se publicaba, el derecho de asociación y de voto, la defensa dela propiedad privada, la tarea de policías y jueces, todo se controlaba y,al tiempo, se presentaba como que ese control y esa orientación se hacíapara el bien del país. El avance socialista, desplegado en los años de la post-guerra,suscitó una reacción liberal-keynesiana por parte de la institucionalidadburguesa. Las concesiones y el reconocimiento de las reivindicaciones ala clase obrera intentaron frenar las aspiraciones igualitarias y justicieras,y en buena medida lo consiguió. Logrado el objetivo, con el tiempo se 115 Lenin, V.I. “El Estado y la revolución” 116 István Mészáros. Ibídem. 258
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuelafueron constituyendo las bases del desmantelamiento gradual del Estadobenefactor y el intervencionismo del Estado en la economía. En los años 70, el capitalismo entró en una de sus regulares crisis: crisisdel modelo financiero y monetario de Bretton Woods, fuertes presionespopulares exigiendo subidas salariales, la apertura de las economías... Larespuesta entonces dada por el sistema fue la globalización neoliberal. Los Estados nacionales se habían convertido en corsés para lavalorización del capital. De ahí, que los Estados abandonaran su condiciónde Estados sociales y recuperaran su condición de juntas de administraciónde los intereses del capital transnacional financiero y de las multinacionales.El Estado nacional se veía desbordado por una estatalidad supranacional. Se lanzó una idea falsa que golpeó muy fuerte a los Estados de AméricaLatina, que se debilitaban antes de haberse consolidado: había querecortar el Estado, pasar a un “Estado mínimo”. Así, se introdujeron enla Administración criterios empresariales. Se empezó a hablar de clienteen vez de ciudadano; se puso a competir entre ellas a las instancias de laAdministración (a hospitales, universidades, medios de transporte) como sifueran empresas, de manera que empezaron a reducir gastos y a empeorarel servicio, se privatizaron muchas empresas y servicios públicos. Sin embargo, como es natural en toda negación dialéctica, la fuerzade los acontecimientos (en este caso, el contexto de crisis global), seocupó de restituir en parte el papel decisor del Estado en la economía. Seha puesto en evidencia el talante de un neoliberalismo fallido tanto en laperiferia como en el interior de los países “puramente capitalistas”. En la presente trama, el Norte desarrollado ha revivido viejos episodiosde contracción de los mercados internos, y por ende la imposibilidad desostener su industriosa acumulación afirmada en el aparato productivo. Lafunción estatal del manejo macroeconómico y de las políticas de desarrolloretoma su carácter fundamental, en contracorriente al recetario impuesto.Como se sabe, la doctrina neoliberal, sobre todo en los países del Sur,propiciaba el desmantelamiento sistemático de la capacidad decisoradel Estado en la política económica. El bloque de países desarrolladosorganizaron disposiciones bajo diferentes ensayos de regulación, todosfracasados desde las perspectivas domésticas; el proceso de globalizaciónhizo el resto, implicado en este régimen de acumulación post-fordista, obien mediante la financiarización de la economía. En todo caso, la intervención de aquellos Estados en la economíasiempre ha mantenido un doble discurso y un doble proceder: alta dosisneoliberal para los países subdesarrollados, y políticas neoliberalesambivalentes dentro de sus fronteras. En menor o mayor grado, laeconomía de los países ricos y desarrollados siempre ha dependido delas administraciones gubernamentales, sustentada a través de métodosdirectos como indirectos. En definitiva, el Estado Burgués sigue siendo unaherramienta irreemplazable a favor del capital. 259
  • Haiman El Troudi Los astronómicos dividendos de las empresas transnacionalescapitalistas, en la era global se originan producto del trabajo coordinadocon los gobierno del Norte: acceso a comercios internacionales, a materiasprimas, control de los medios de transporte, o bien la disuasión política-militar... El complejo militar industrial norteamericano y los gastos en defensaguardan una correlación estrecha con la tasa de crecimiento económicodoméstico en los Estados Unidos de Norteamérica. El presupuesto engastos militares de aquel país constituye una gestión de subsidio encubiertoa las empresas privadas. En el mismo tenor, revísese la historia de la lucha por el control de losmercados, categorizada como asunto de interés nacional. Las agenciasde inteligencia nacionales están misionadas para contrarrestar el afán deintereses foráneos de acceder a informaciones comerciales, industrialesy de investigación, catalogados como estratégicos, mientras en paraleloadelantan labores de espionaje industrial en otras latitudes. Otros ámbitos de intervención de los gobiernos del norte en la economía,a favor de los intereses corporativos de su burguesía nacional, se muestranen: el financiamiento de las investigaciones científico—técnicas por partedel Estado; la protección de las patentes bajo el amparo de la propiedadintelectual; la captura de cerebros fugados de los países subdesarrolladosvía políticas inmigratorias; los subsidios a la agricultura; el empleo delpoderío militar a favor del aseguramiento de materias primas; etc. 260
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela El Estado burgués ha sido un instrumento político por excelencia. Elneoliberalismo, pese a su retórica anti-estatista, utilizó al Estado paragarantizar la tasa de beneficio del capital, en especial del capital financiero.En el nuevo sistema económico venezolano, le corresponden al Estado, sinduda, funciones reguladoras. El mito del mercado auto-regulado está roto,cayendo los escombros encima de todo el mundo. Pero el Estado no sóloregula, sino que también aplica políticas activas. Son precisamente esaspolíticas públicas donde Venezuela ha demostrado una gran versatilidad, através de las misiones (políticas públicas participadas popularmente). ParaBensaid (2006): …no se trata de decretar abstractamente la extinción del Estado, sino de ponerlo concretamente bajo el control autogestionado en vistas a generalizarse, iniciando una transformación social y cultural a través de la cual la colectividad asociada pueda re- apropiarse concretamente del ejercicio de las funciones administrativas y políticas117. En el marco de la Política Económica Bolivariana, el nuevo EstadoSocialista ha de ser el gran regulador económico, así como el granplanificador. Ha de interactuar con aquella propiedad privada que tengacompromisos nacionales, y va a sentar las bases para que las diferentesformas de economía social vayan tomando un espacio preponderante.No debe ser un Estado paternal que ahogue la iniciativa popular ni caigaen comportamientos dirigistas que no escuchen las orientaciones de lasclases populares, sino de un Estado maternal que organice, planifique,cuide, pero que deja crecer. En ese sentido, nos convoca la interpretación que Lenin dio a laeconomía y al Estado socialista: el reconocimiento del carácter de clasedel Estado. De donde el Estado Socialista Bolivariano pueda asumirsecomo Estado Comunal, ámbito de apropiación popular de la funciónpública, de protagonismo activo y corresponsable, pero también esfera delautogobierno comunitario. La convicción de que el Estado (proletario) Comunal debe ser por suesencia diferente del capitalista, supone indefectiblemente la demoliciónde la maquinaria estatal burguesa heredada, y la constitución del nuevoentramado institucional, lo cual es una tarea prioritaria, sujeta a laparticipación de las clases populares. Y es que las clases populares y trabajadoras requieren del Estado paraconseguir la superación de la sujeción del capital y sus agentes, y paramaterializar la obra socialista. En consecuencia, se precisa el diseño deun plan de transición, y altas dosis de voluntad política para desanudarlas madejas de intereses velados de quienes por desconocimiento o porconveniencia, preservan intactos los soportes formales del estatus quo. 117 Bensaid, Daniel. “Clases, plebes, multitudes” 261
  • Haiman El Troudi Pero las iniciativas políticas y aportes de Lenin, o las visiones de lafilosofía hegeliana, las bases dialécticas de Marx, y más recientemente laperspectiva contra-hegemónica gramsciana, respecto a la problemática delEstado en el capitalismo y de la transición al socialismo, fueron interpretadasy confiscadas por una supuesta ortodoxia marxista, en buena parte de lasexperiencias socialistas del siglo pasado. El aporte sobre las formas de señorío y sometimiento que podíansolapar las instituciones complejas del Estado, fueron gradualmenteadecuadas a los intereses de los politburó de los partidos comunistas ysocialistas. Una suerte de ilustración marxista ungía a los intelectuales yal funcionariado estatal, autoproclamados representantes de los interesespopulares. Se diluyó progresivamente la concepción del Estado entendidocomo la resultante de la división de la sociedad en clases antagónicas,fundada sobre instituciones y leyes bajo las cuales los individuos de laclase dominante hacen valer sus intereses comunes. El Estado burgués, bajo el mando del capitalista o los socialistas, debesubsistir mientras exista la división de la sociedad en clases. Pero, si dentrode la propia clase popular, asida del poder estatal, se entronizan modosy prácticas sustitutivas del protagonismo de la sociedad en los asuntospúblicos, el Estado se vuelve contra sus propios “regentes”. Una nuevaclase emerge de la ebullición social y de la cultura burguesa reproducida yse hace dueña de las posiciones de poder y de las decisiones. El cuadro se ve agravado si la “clase vanguardia-revolucionaria” seasume autosuficiente y centraliza bajo su mando todas las determinacionesde la acción emancipadora. Cuando todo se quiere hacer desde arriba,el Estado se convierte en agente tutelar y no motor coadyuvante deldesarrollo organizativo, político, cultural y económico de la clase popular.Progresivamente, se reeditan los sucesos acontecidos bajo la sombradel socialismo en el Siglo XX: el desalojo de los Soviets en la URSS, eldesmontaje de las Comunas Populares en China. La revolución bolivariana exhibe importantes avances en cuanto alogros sociales, maduración política de la sociedad (conciencia social,participación ciudadana, etc.), y extraordinario progreso en términos delinternacionalismo antiimperialista, solidario e integrador; pero la transiciónsocialista demanda atención integral al complejo entramado de variablesintervinientes en el proceso societal, a saber: delimitación de una estrategiaeconómica clara, construcción de un instrumento político, y construccióndel Estado Socialista. La debilidad de la revolución bolivariana referida a la ausencia deavances significativos en la edificación de un solvente Estado Socialista,se expresa en las siguientes dimensiones: i. Los problemas de ineficiencia pública. ii. La carencia de sistemas exitosos de control y regulación del mercado 262
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela capitalista. iii. La propagación de la estructura clientelar, rentista y paternal del Estado heredado. iv. La precaria planificación económica, institucional, territorial y social. v. La prevalencia de cultura funcionarial sin vocación de servicio, adquirida de la tradición pública precedente. vi. Las limitaciones en la creación de la nueva institucionalidad derivada de las experiencias sociales exitosas. vii. La limitada participación social y protagónica de la ciudadanía en la gestión pública. viii. El marginal esfuerzo en la formación de una nueva generación de servidores públicos centrados en actitudes éticas, solidarias, inclusivas y fraternas. ix. La insolvencia en la constitución del sistema de personal que reivindique la seguridad social y enaltezca la condición de los servidores de la Administración Pública. x. El escaso establecimiento de una nueva relación entre Estado y Sociedad. El socialismo debe ser expresión de “buen gobierno”, por ello el diseñodel Estado dentro de la PEB ha de superar la noción, a través de la cual seagiganta y retoca el Estado como instrumento de dominación de clase, y encontraposición se promueve una reconciliación de éste con la Sociedad. Locontrario conduce indefectiblemente a la transferencia del poder a la “clasevanguardia-revolucionaria”, en tanto nuevo estrato dominante emergente. La reconciliación del Estado con la Sociedad demanda unatransformación penetrante que cree un nuevo Estado accesible, fuertey empoderador. Estado regente pero aliado, desprovisto de sesgosautoritarios y socialmente legitimado. Para ello, se requiere la presenciaactiva de la institucionalidad estatal en todos los espacios donde la dinámicasocial lo permita. El servicio público ha de entenderse como facilitación delos procesos ciudadanos sobre el propio terreno, acompañamiento en lasolución de los problemas sociales. Tal como lo ha demostrado la evidencia suscitada tanto en los paísesdesarrollados del norte capitalista, como en países socialistas, tan sólola gestión gubernamental bañada de participación asegura la dotaciónde servicios públicos a la población. En el caso venezolano, la funciónprestacional de los servicios públicos, si bien se ha visto incrementaday mejorada a instancias del Gobierno Bolivariano, no se ha logrado, porahora, alcanzar estándares internacionales en cuanto a cobertura territorialy poblacional. Las fallas en estos servicios al día de hoy, son reflejo dela gigantesca deuda acumulada, a la desinversión e insensibilidad de losgobiernos neoliberales de la Cuarta República, tanto como del metabolismocapitalista estatal aún latente. 263
  • Haiman El Troudi Tan sólo un Estado fuerte, y responsable posibilita la integración social yla materialización de un Proyecto Nacional. El “Socialismo del mal gobierno”no asegura servicios públicos de calidad, vigoriza la segmentaciónsocial, y en definitiva torna inviable la activación de consensos sociales,imprescindibles para la forja del nuevo mundo humano. Estado fuerte no totalitario; fuerte en capacidades productivas propias, yen control de las variables determinantes de la economía. Estado accesiblepor medio del desmontaje del estructuras reproductoras del burocratismo.Estado empoderador en tanto Estado Comunal. Un Estado empoderador posibilita el control de la vida social reasumidopor las clases populares, bajo la guía estratégica del Estado y en laborcoordinada con éste y los demás sujetos sociales-productivos. La Comuna Socialista Bolivariana representa sin dudas una de las salidashistóricas a la práctica del campo socialista en el siglo pasado respectoal “estatismo tecno-burocrático de los expertos”. Vale decir, superar lareduccionista determinación del Estado proletario gestionado desde arribapor el partido revolucionario único, la idea de que el Estado deba tributardesde arriba el socialismo a las masas, y la interpretación de la relación dela población con el Estado como una relación de exterioridad, en cuanto elEstado es el único poseedor-detentor del poder transformador. La experiencia socialista ha aleccionado en cuanto a que no seconstruye el socialismo únicamente tomando control del Estado por partede los revolucionarios. El cambio en las relaciones de fuerza es apenasuna parte del proceso emancipador, dicho cambio en el poder del Estadono es suficiente para trasformar las bases materiales del aparato estatal,reproductor del sistema de opresión heredado. La PEB ha de asumir el Estado Comunal, el Estado participativo dondela función pública descansa en la corresponsabilidad del protagonismopopular. El Estado para la tradición socialista es custodio de los interesessociales, y administrador de la Renta Pública y el Tesoro Nacional. Para elSocialismo Bolivariano el Estado es una suerte de entelequia política dadaa sí misma por la propia sociedad organizada, consciente y movilizada, afin de asegurar la armonía entre la multiplicidad de intereses parciales yla equidad del desarrollo humano integral. Con la fibra insustituible quefructifica del poder popular, el Estado abona la economía del conjunto ysalvaguarda la soberanía nacional. Kant entendía al Estado como la coalición de personas dispuesta aconvivir bajo cánones de ley y coacciones universales. Sobre esa tesis sehan apilado diversas proyecciones, p.e., la concepción del Estado comoun ciudadano común, en tanto ensanchamiento del sistema de libertadesque posee una sociedad. Desde luego, el Estado contemporáneo, surcadode intereses y concepciones, trasciende el formato idealista plasmado porKant, sobre todo cuando alude su función económica, independientementedel modo de producción adoptado por una determinada sociedad. 264
  • LA POLÍTICA ECONÓMICA BOLIVARIANA (PEB)y los dilemas de la transición socialista en venezuela Para la PEB, la “Función Económica del Estado Socialista” se expresaen la metamorfosis de la economía capitalista en economía socialista, conbase en la realización de la producción social; la orientación planificada de laeconomía sin apelativos al principio leninista del centralismo democrático;la construcción de la base material y técnica durante el período de transiciónal socialismo; al control sobre la medida del trabajo, sobre la medida delconsumo, y la orientación del movimiento de la masa fundamental demercancías; en la formación de una nueva conducta laboral basada en lavocación social del trabajo; en la orientación del desarrollo de la ciencia, latecnología y la técnica. Para la revolución bolivariana la actividad económica del Estadotrasciende la ecuación ortodoxa de la concentración en sus manos detodos los medios de producción. En el período de transición del capitalismoal socialismo, el Estado socialista crea la palanca fundamental para elestablecimiento de nuevas relaciones de producción, dirige el proceso deindustrialización del país y la socialización de la agricultura, a instancias dela asociación de los pequeños y medianos productores libres asociados,propietarios o usufructuantes de la tierra y de determinados medios deproducción agrícola-campesina. Así mismo, ejerce el monopolio estatal de las operaciones del comercioexterior fundamentales para la soberanía nacional; organiza la colaboracióncomplementaria y la ayuda mutua con otros países en pos de la edificaciónde un mundo pluripolar solidario; establece el sistema de finanzas y lacirculación monetaria en el país, instituye el sistema de salarios y el modode afianzarlos en proporción con el principio de la distribución con arregloal trabajo. La “Función Económica del Estado Socialista” apoyada sobre basesrigurosamente científicas, si bien se asume bajo la dirección de lavanguardia revolucionaria gubernamental y el partido, en tanto instrumentopolítico y fuerza dirigente y orientadora de la sociedad y la revolución, amedida que van madurando la condiciones materiales y la conciencia de laclase popular, se van incorporando las fuerzas y movimientos sociales, asícomo a las amplias masas populares-comunales. Se pone de manifiesto elproceso de evolución progresiva de la organización estatal socialista pura,en gestión estatal-comunal compartida. Así mismo, el nuevo Estado Bolivariano ha de ser capaz de mediarentre los actores sociales, regular t