La transformación universitaria en venezuela

33,472 views

Published on

1 Comment
3 Likes
Statistics
Notes
  • alguna opcion para descargar?
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
33,472
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
77
Actions
Shares
0
Downloads
312
Comments
1
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La transformación universitaria en venezuela

  1. 1. LA TRANSFORMACIÓN UNIVERSITARIA EN VENEZUELA Debate en el CIM:Vicente Moronta UCV: "Queremos una universidad que sueñe, que piense, que revolucione elmundo" Fecha de publicación: 09/03/11 9 de marzo de 2011.- Durante estos 10 años se han dado un conjunto de luchas por la democratización de la universidad venezolana y, especialmente, la transformación de la educación universitaria. La lucha contra la privatización de la universidad, que se refleja y expresa a través de mecanismos de ingreso que se sustentan en la categoría de la calidadpara evitar el ingreso libre a la universidad de todas y todos los venezolanos y también elplanteamiento de una universidad que tenga un conocimiento con pertinencia social.En los últimos 2 o 3 años, todo lo que hemos venido trabajando por conquistar un ordenamientojurídico-político en materia universitaria, estudios que hemos venido haciendo, humilde y muymodesto pero que en definitiva buscan perfilar un propuesta programática que permiten trascenderalgunas consignas vacías, que permita trascender algunos panfletismos que han caracterizado almovimiento estudiantil en Venezuela y, particularmente, el movimiento estudiantil que cree en laconstrucción de una sociedad alternativa al capitalismo. En ese sentido, hemos venido haciendouna breve caracterización de la universidad, quizás, posteriormente a mi intervención, algunosprofesores aquí presente puedan corregir o debatir esas ideas en las cuales hemos indagado ytratado de constituir una racionalidad y un enfoque crítico de lo que es la universidad venezolana ylatinoamericana, en algunos estudios sobre algunos autores como Adriana Pudro, Adolfo SánchezVásquez, entre otros, encontrábamos una caracterización de la universidad latinoamericana.Hemos venido diciendo que la universidad, como por ejemplo la Universidad de Los Andes (ULA),la Universidad Central de Venezuela (UCV), es neoliberal y nos dimos cuenta que estábamosequivocados, el enfoque de estas universidades es de carácter elitista, escolástica, muy propia deAlemania, Europa y que de alguna u otra manera su fragmentación del conocimiento basado enlas ciencias sociales, humanidades, ciencias jurídicas, entre otras, todavía prevalecen resabios dela formación social feudal y que se reflejan en las relaciones de poder y que a su vez sematerializa en la forma de reproducir el conocimiento, una verticalidad exacerbada de reproducir elconocimiento. En segunda instancia, veíamos que en Venezuela y en otros países de AméricaLatina, en primer lugar y en primera etapa con la intervención militar de algunas universidades, enel caso de nuestro país “Operación Canguro”, la clausura académica y administrativa de algunasuniversidades elitistas, en este caso las universidades nacionales como la UCV y la ULA y laconformación del Consejo Nacional de Universidades se abre paso a un modelo universitarionuevo e insurgente que es la universidad neoliberal, un ejemplo de ello es la Universidad Simón
  2. 2. Bolívar (USB), institución a calco y copia de las universidades norteamericanas, no solo deinfraestructura y planta física reflejaban esa realidad, sino también en el tipo de carreras técnicasque dictaban y aparte de eso, el proceso de enseñanza-aprendizaje, la fragmentación de losgrupos, ya no anuales ni semestrales sino trimestrales; todo esto con un fin bien concreto, laexperimentación de un modelo de universidad que rompiese con la hegemonía que tenían lossectores democráticos y revolucionarios de Venezuela y que permitiese convertir la educación“superior”, llamada así en ese momento, ya no en un servicio público sino en una posiblemercancía.Con respecto a la universidad neoliberal, posteriormente después de la creación de lasuniversidades como la USB y la Unexpo, que son expresión concreta de este tipo de universidaden Venezuela, veíamos en América Latina, ya con la caída del muro de Berlín, del Socialismorealmente existente en Europa Oriental, los Estados nación en América Latina comenzaban adisminuir vertiginosamente la invención, el gasto social y público en educación y, particularmenteen educación universitaria. Para propiciar la privatización de la educación universitaria se crea elproyecto de Ley de Educación Superior y cobra suficiente fuerza la tesis de las pruebas internasde admisión, que constituyen una palanca importante en el cambio de correlaciones de fuerzas yclases en la composición social de la universidad venezolana.Posteriormente, encontrábamos un tercer tipo de universidad que aquí en la RevoluciónBolivariana la vemos con mucha frecuencia, como lo es la universidad populista. Estacaracterización se sustenta en este cotejo entre categoría de calidad y categoría de masificación.Esta universidad populista se encarga o tiene como objetivo fundamental masificar el acceso a laeducación universitaria, es lo que nosotros desde una perspectiva crítica hemos venido señalando,denunciando en la Revolución Bolivariana, la creación de nuevas universidades que no trastocanni las relaciones de poder ni mucho menos los cimientos epistemológicos que hoy caracterizan ala universidad bolivariana; entonces, esos tres tipos de universidad nos llevaron a pensar, a soñar,con que es posible conquistar en esta transición, la tentativa anticapitalista, anti-sistémica, que noshemos trazado algunos sectores de la sociedad bolivariana, de una universidad revolucionaria,porque creemos, primero, incluso habría que pensar si en el Socialismo debe existir la universidad,entendiendo que la universidad es un invento de la modernidad, que la universidad es un inventopara justificar, entre otras cosas, todo lo que ha sido la conquista de América, el amanecer de lasciencias naturales y sociales en el contexto del sistema mundo capitalista, etc.Entonces, nos planteamos para la transición una universidad revolucionaria que en Venezuelapermita: 1) romper con el modelo rentístico petrolero, la formación económico social venezolanaque constituye a Venezuela en un país primario exportador totalmente dependiente del mercado,de la lógica de la oferta y la demanda en el marco del petróleo mundial; independizarnos científicay tecnológicamente. Las universidades no están produciendo conocimiento, no están investigandopara estos fines, que es constituir una racionalidad, una subjetividad que dé cuenta de nuevosvalores, de nuevas relaciones humanas, de nuevas formas de convivir entre los seres humanos yconstituir un entramado social, unos sujetos sociales que permitan darle continuidad democrática alas transformaciones revolucionarias que hoy requiere la sociedad venezolana.En ese sentido, pensando en esa universidad revolucionaria, muy modestamente proponemos undebate de cinco puntos centrales que creemos que puede ser la transformación universitaria entérminos generales: Uno es el ingreso, nosotros hablábamos de la universidad populista, bueno, laRevolución Bolivariana ha saldado significativamente una deuda que todavía no ha concluido,tenemos todavía población flotante, quienes hemos hecho trabajo en los liceos vemos la situaciónque hay con la educación media con respecto a la educación universitaria, el desconocimiento de
  3. 3. las formas de ingreso, el sistema que ha creado el Gobierno Nacional, que hemos cuestionadoporque tiene que ver con parámetros fundamentalmente cuantitativos, excluyentes en los índicessocio económicos.Esta Revolución ha permitido el ingreso a quienes nunca tuvieron acceso a universidadestradicionales, la creación de la Misión Sucre y la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV), laampliación de las matrículas en universidades como la UNERG (Universidad “Rómulo Gallegos”),UNELLEZ (Universidad de los Llanos “Ezequiel Zamora”), son un ejemplo de ello, pero la columnavertebral de la política de ingreso no ha sido transformada realmente y estamos planteando quepara avanzar hacia un estado de universidad revolucionaria, que tenga como fiel expresión a lossectores populares, porque la universidad debe tener pertinencia con la realidad. Es el ingresolibre y planificado que se ha alcanzado en algunos momentos, la universidad cubana lo logró y enalgunas universidades experimentales en Argentina.Hay experiencias importantes con el ingreso libre e irrestricto. Decimos y no es demagogia políticaque si un niño de educación básica con camisa blanca, sale al liceo y no presenta prueba, asídebe ser del liceo a la universidad, es que esto debe ir acompañado de una política de estudiovocacional, de trabajo permanente durante toda la educación básica, debe ir acompañado de unpolítica multidimensional, que los medios de comunicación no propicien el afán de lucro, elindividualismo, la competencia, porque vemos hoy que las escuelas mayoritarias como en la UCV,son las carreras de Derecho, Administración y Contaduría, que son carreras que en definitivareproducirán la lógica perversa del capitalismo.El libre e irrestricto acceso debe ir de la mano con esa planificación. El Estado debe poner elEstado docente como planteamiento jurídica y políticamente establecido en las leyes del país, unaplanificación de cuáles son los Programas Nacionales de Formación esenciales y primordialespara independizarnos científica y tecnológicamente, diversificar el aparato productivo, constituirnuevos sujetos sociales en la nación y esa planificación, por supuesto, debe experimentar algunosindicios en este momento, no necesitamos una ley para hacerlo. Un ejemplo concreto es la políticaagraria venezolana, que tiene sus tropiezos, tenemos en el ámbito agrario la creación de la MisiónAgroVenezuela, que la política agraria de la Revolución ha sido realmente la mejor, pero lacreación de una nueva misión refleja que las políticas públicas en materia agraria no han sido lomejor ¿Qué debemos hacer frente a eso?, bueno poner la universidad a pensar, a producirconocimientos. Hoy vemos en la Facultad de Agronomía de la UCV, muchachas y muchachos quecreen en los transgénicos, que creen que la Monsanto es el Dios todopoderoso de la verdadcientífico técnica de lo que es el ámbito de la producción animal y de la producción agrícola.Entonces, este ingreso libre, irrestricto y planificado también debe garantizar la gratuidad y debepriorizar a los que son mayoría en el país, los sectores populares, los hijos de las trabajadoras ytrabajadores. Esto lo hemos venido planteando a través de la lucha de los bachilleres sin cupo,que no son luchas nuestras, son luchas históricas del movimiento revolucionario. El año pasadotuvimos una experiencia bien importante y este año estamos realizando un trabajo directamentecon los 5to año de algunos liceos pilotos.En el año 2009, la UNESCO, la organización de la educación de las Naciones Unidas establecióen Francia que la educación dejaba de ser un servicio público y se constituía en un bien público,claro, sabemos cual es la posición de las Naciones Unidas, pero nosotros podemos ampararnos yentre muchas otras cosas, nos amparamos en la ración histórica de que la educación no puedeser para unas minorías sino para todas y todos y por eso estamos planteando esta idea delingreso libre, irrestricto y planificado.
  4. 4. En segunda instancia se ha hablado mucho del voto paritario. Nosotros en ese segundo puntohablamos de la democracia universitaria y ponemos democracia universitaria, dos puntos, Consejodel Poder Popular. Creemos que la democracia procedimental, en términos de Norberto Bobbio,nos plantea precisamente la universalización del voto, la conquista de que las mujeres voten, eneste caso la universidad que es una lucha que se logró en el siglo XIX e inicio del siglo XX por elderecho de todas y todos en el caso de las universidades, los profesores, trabajadores yempleados administrativos y los estudiantes en calidad de igualdad. Nos parece positivo queconquisten la igualdad del voto, la universalización del derecho al voto, cuestión que no significa oque no es igual a paridad del voto. La paridad del voto para nosotros es una concepcióngremialista, donde habrá un porcentual para cada gremio que compone la comunidad universitaria.Creemos que debe ser cada persona un voto, la universalización del voto, pero esta debe sercomplementaria a la esencia de la nueva democracia que creemos las revolucionarias y losrevolucionarios, quienes apostamos de una democracia radical a una democracia participativa yprotagónica, una democracia que sustente nuevas relaciones de poder en el marco de unasociedad alternativa al capitalismo, la sociedad socialista. Creemos que la democracia no sesustenta en el voto, se sustenta en asamblea, se sustenta en nuevas formas de concebir laparticipación y los consejos del poder popular son expresión genuina de esa posible democracia,son el germen de esa nueva democracia.En la universidad venezolana deben estar consejo de trabajadores y los consejos estudiantiles.Creemos que ese era un avance muy importante, un avance sustantivo, una revoluciónepistemológica y una revolución política muy importante que reivindica las banderas de la igualdady la democracia puertas internas de la universidad, entonces, para nosotros esa democracia esprecisamente los consejos del poder popular y esa democracia, cuando hablamos del consejo delpoder popular y la complementariedad de estos consejos con la universalización del voto y lasasambleas permanentes de carácter vinculante, hablamos también que debemos desconcentrar elpoder. Hoy las universidades autónomas tiene los Consejos Universitarios, donde se concentrande manera medieval el poder, creemos que hay que desconcentrar ese poder, pero eso pasa poruniversalizar el voto, por configurar los consejos del poder popular y, por ende, constituir un nuevoentramado jurídico y político, a su vez, una nueva concepción de la participación (...)La lucha por un presupuesto justo, que ha sido concretado en esta Revolución, recordemos todaslas luchas por el presupuesto justo, por el reconocimiento a la autonomía que se dieron en losaños 80 y 90, hoy han sido materializados con una inversión mayor de 9 % del PIB (ProductoInterno Bruto) a la educación y particularmente, la educación universitaria. Insistimos que ese noes el debate central (...) el problema en cuanto al presupuesto es que no hay un control social y nohay una construcción de las políticas presupuestarias enfocadas en un nueva lógica, quetrascienda los tres parámetros tradicionales fundamentales que son la docencia, la investigación yla extensión.Creemos y los números lo dicen, que hay una desproporción en torno al presupuesto universitario.Vemos más de 53,87% del presupuesto destinado del año 2009, por ejemplo, a cincouniversidades autónomas que contemplan no más de 240 mil estudiantes y vemos la Unefa(Universidad de la Fuerza Armada) que recibe menos de 3,8 % y forma a más de estos 240 milestudiantes de las universidades autónomas. Proponemos que la política presupuestaria seconstituya y se configure por matrícula, que el Estado invierta por estudiante y eso implicareconocer cargas académicas, planta física, etc, es una idea que estamos construyendo,hablamos de homologación de presupuesto a través del control social.
  5. 5. Otro punto sería la territorialización. Hay algunos ejemplos muy importantes con respecto a lamunicipalización, creemos que no es suficiente, sin embargo, se han creado la UniversidadesPolitécnicas Territoriales, que son universidades que pueden sesionar, participar en el procesosocioproductivo en diferentes municipios de diferentes estados, en unas áreas geopolíticamentehablando, que tienen coincidencias geográficas, socioculturales; sin embargo, para nosotros laterritorialización de la educación universitaria significa la unión del estudio y el trabajo, es lasuperación de esa separación estupefaciente entre el trabajo intelectual y el trabajo manual, entrela teoría y la práctica, es decir, la territorialización para nosotros es la universidad en la calle, launiversidad ha tumbado sus murallas, ya no es un recinto, es la fábrica, es la unión del estudio conel trabajo.Un último punto es el conocimiento con pertinencia social. Creemos que es limitado ese conceptode pertinencia social, pero estamos en creación, en estudio y hemos venido para debatir,aprender, pero para nosotros el conocimiento de las universidades del país no debe centrarse eninterpretar el mundo sino en transformar el mundo, la premisa de Marx de la tesis número 11, quehablaba de esa noción antigua de que los filósofos se han dedicado a interpretar el mundo, pero loque se trata es de transformarlo, esa es la universidad que tenemos y no estamos de acuerdo conesa universidad, queremos una universidad que sueñe, que piense, que revolucione el mundo ypara eso el conocimiento debe tener pertinencia con la realidad. La transformación universitaria y el I Foro Mundial por la Transformación UniversitariaPor: Gustavo GamboaFecha de publicación: 09/03/11En la República Bolivariana de Venezuela desde hace muchos años, se viene luchando por launiversidad que involucre al pueblo soberano y que se incluya en el desarrollo del país. Esta luchaen su momento, ha tenido varios nombres, tales como, renovación, reforma, constituyente otransformación universitaria.Los casos más recientes son: el primero, en el año 1969 cuando en la presidencia de RafaelCaldera, allano la Universidad Central de Venezuela (UCV), con la finalidad de acallar losclamores de los revolucionarios de entonces y que muchos aún, continuamos luchando por unmundo mejor y posible, en socialismo. Este caso, desemboco en la aprobación de la Ley deEducación Superior en el año 1970, sin preguntarle ni debatir con nadie, la cual continúa vigenteen este año 2011. El segundo caso resaltante, ocurrió en marzo de 2001, cuando se hablo deconstituyente universitaria en la UCV, encabezada por estudiantes revolucionarios y laexvicepresidenta de la Republica, Adina Bastidas, en un acto heroico, para romper cadenas decoloniaje de los saberes y de las estructuras del poder en la universidad, pero no se llego a feliztérmino. Pero como todo acto revolucionario, se dejo sembrada la semilla de la transformaciónuniversitaria. Y el tercer caso, a finales de 2010, donde la Asamblea Nacional aprobó la Ley deEducación Universitaria (LEU), pero el comandante presidente Hugo Chávez la veto porconsiderar que no se había debatido suficientemente, con todo el pueblo venezolano.Ante ello, el gobierno revolucionario ha iniciado un gran debate nacional, encabezado por elMinisterio del Poder Popular para la Educación Universitaria (MPPEU), el cual se denomina:
  6. 6. transformación universitaria. Esto, con la finalidad de sentar algunas bases para la elaboración dela nueva LEU.El MPPEU, actualmente tiene pautado el I Foro Mundial por la Transformación Universitaria, en laciudad de Caracas. El inicio de este foro fue el 03-03-11 y terminará el 28-07-11, distribuido envarias sesiones. La temática, se ve interesante para un debate sobre la universidad. Al este foro,se han invitado intelectuales venezolanos y de otras partes de América. Recordemos, que laeducación en América, todavía lleva al conocimiento colonizado, por ello, la educación comparada,se debe manejar con cuidado.Lo curioso en este foro, es que se observa que el pueblo no anda por ninguno de esos lados de latemática y lo delicado de ello, es que deja entrever que todavía no hemos sabido interpretar elsentir del pueblo soberano, para volcarlo hacia la transformación universitaria. Es bueno recordar,que la gente de a pie, los obreros y trabajadores organizados, los campesinos organizados, lospescadores organizados y en fin, el pueblo en general, deben estar en los paneles de ese foro.Por qué de no ser así, se estaría coartando la opinión del pueblo soberano y por ende el poderpopular y su participación protagónica.No podemos ser exógenos con el pueblo, debemos ser endógenos, por qué el poder popular,como dice nuestro comandante presidente Hugo Chávez: es darle poder al pueblo. Pues démosleese poder, para que la transformación universitaria sea parida por el pueblo soberano,sinérgicamente con el gobierno revolucionario, bolivariano y socialista. Invitemos al pueblosoberano a este foro como ponentes y dejemos que ellos, interactúen con quien tengan queinteractuar. De allí, sí saldrá la verdadera transformación universitaria.Es importante, reflexionar en la transformación universitaria que ha hecho nuestro comandantepresidente Hugo Chávez, con la creación de la Misión Sucre, que el pueblo soberano tomo para sí.La creación de Medicina Integral Comunitaria (MIC) conjuntamente con nuestros hermanoscubanos, que le dio una nueva visión social a la medicina preventiva y curativa. Solo para nombraralgo transformador.Finalmente, debo señalar que la transformación universitaria, debe ser hecha con el pueblosoberano y que en los debate académicos con intelectuales, el pueblo debe estar presente, porque el pueblo es el verdadero transformador. Como lo dicen nuestros diputados revolucionarios yla Asamblea Nacional revolucionaria: Un Pueblo Legislador.¡SI A LA TRANSFORMACIÓN UNIVERSITARIA PERO CON LOS MANDATOS DEL PUEBLOSOBERANO!¡DÉMOSLE PODER AL PUEBLO SOBERANO PARA QUE SEA EL VERDADEROTRANSFORMADOR!¡NECESARIO ES VENCER COMPATRIOTAS!Reseña comentada sobre el cuarto Foro sobre la Transformación Universitaria, realizado el 2 de marzo en el CIMPor: Amaury González VileraFecha de publicación: 06/03/11
  7. 7. Desde el pasado mes de enero vienen realizándose en el CIM (Centro Internacional Miranda), unaserie de foros donde se vienen haciendo reflexiones y planteamientos sobre el neurálgico tema dela transformación universitaria, que sin duda han sacudido aspectos importantes de esta realidadtan importante para cualquier sociedad que se precie de estar enrumbada hacia unatransformación sustancial de su modo de organización. El realizado el día de hoy, 2 de marzo,contó con las participaciones de Ana Julia Bozo y Vladimir Acosta.Una de las ideas que pareció estar fuera de discusión, fue la de que el problema de fondo noconsiste en la aprobación de una ley, sino en la transformación real de la universidad: de susprácticas académicas, de sus procesos políticos internos, de su razón de ser; del viejo concepto oconcepción de universidad.Luego de las palabras iniciales del moderador, Ana Bozo dio inicio al foro destacando laimportancia de un tema cuya discusión –afirmó- se viene dando desde los años 90,particularmente desde la UNESCO; afirmación que seria la primera de una serie de reiteradasalusiones tanto al contexto como a instituciones internacionales. Dentro de este mismo preámbulo,Bozo se preguntó si el tema de la transformación de la educación universitaria era realmentenecesaria o, si en cambio era un tema de moda, para de inmediato dejar claro que, efectivamente,la actual situación cultural y civilizatoria por la que atraviesa el mundo, reclama el cambiouniversitario, particularmente por la evidente caducidad de las actuales perspectivas científicas.Haciendo alusión a lo que Rafael Correa ha llamado el cambio de época por el que atraviesa elmundo, Bozo afirmó que nuestra universidad ha ignorado el cambio que se está dando en el“ecosistema mundial”, destacando diversos aspectos relacionados a lo que hoy en día se conocepor los conceptos de sociedad de la información y sociedad del conocimiento, como lasposibilidades abiertas por la Internet, la democratización, fluidez y dinamismo del conocimiento,entre otros. No obstante el reconocimiento de estas realidades, ciertamente inobjetables, Bozoplanteó que existe una fuerte opinión –aunque no especificó quién la tiene ni de donde proviene-que defiende a la universidad como el lugar privilegiado de producción del conocimiento. Habríaque preguntarse, aunque sabemos que esta opinión es la opinión de las universidades del nortedesarrollado del mundo, si alguna vez las universidades han sido el lugar privilegiado delconocimiento o, considerando la aludida actual fluidez informacional mundial, si pueden y debenseguir siéndolo.Al preguntarse –con gran pertinencia- de que conocimiento hablamos, tal como se preguntaraEdgardo Lander en el ensayo “¿conocimiento para qué, conocimiento para quien?” aunque muylejos de ésta perspectiva, Bozo distinguió entre dos tipos de conocimiento: el académico y elextraacadémico. En este interesante punto de su exposición, la Dra. en Derecho reconoció que elconocimiento extraacadémico ha venido “cobrando importancia”, trayendo a colación el conceptodel diálogo de saberes como práctica impulsada en las universidades que han nacido en losúltimos años. No dejó de llamar mi atención, que con todo y este reconocimiento, el discursoterminara virando determinantemente hacia la apología de las universidades “en clave norte” y elclásico desarrollismo.Enmarcada en el discurso del desarrollo (Escobar), lo que es decir, partiendo de la visión modernadel conocimiento experto puesto al servicio de los procesos de modernización –entiéndaseindustrialización y crecimiento económico- Bozo destacó la idea de la universidad comoprotagonista en la superación del “sub-desarrollo” de nuestros países periféricos, subalternos,dependientes. En su prurito por enfatizar la idea de que nuestras instituciones de educaciónuniversitaria deben tener la capacidad de dialogar con las universidades en “clave norte”, la Dra.
  8. 8. explicó a grandes rasgos un proyecto universitario actualmente en desarrollo en China, queconsiste en la creación de diez universidades que tendrían un “perfil mundial”, para el año 2050.Esta preocupación por el contexto mundial –que por supuesto no hay que obviar- colocó muchasveces el discurso de Bozo en una situación subalterna, colonial, frente a las “tendenciascontemporáneas”.De tal manera, entre el conocimiento académico tradicional en crisis y el extraacadémico asociadoal diálogo de saberes, no resultó sorpresa la toma de partido de Bozo por las “torres de marfil”-frase utilizada generalmente para referirse críticamente al excesivo enclaustramiento académicoseparado de la realidad concreta-, que fueron calificadas de “necesarias” si queremos tener unacapacidad para dialogar –u ostentar esa capacidad- con las universidades del norte “desarrollado”,y para comprender y asimilar los “sofisticados conocimientos del norte”. Todo esto, por supuesto,desestimando el diálogo de saberes en la medida en que este “pone en peligro” la soberaníacientífico-tecnológica del país, al alejarnos de las mentadas tendencias mundiales, argumento querecuerda el debate entre las posturas que defienden la soberanía del Estado desde unaperspectiva nacionalista frente a las pretensiones intervencionistas, imperiales, y aquellas queplantean una nueva geopolítica interna a partir de los saberes ancestrales de nuestrascomunidades originarias, y que también pareciera que pone en cuestión la unidad interna delEstado-nación. Este es realmente un debate que da para mucho.En términos generales, pensamos que el discurso de Bozo tiende a supeditarse al ámbitointernacional, y que refleja jerarquías epistémicas propias del más crudo eurocentrismo. Empero,nos parece que no deja de ser cierto el carácter determinante de algunas tendencias depensamiento contemporáneas, frente a las cuales necesitamos gente que esté actualizada eincorporada, no tanto para “estar a la altura” como para, en función siempre del interés nacional,tomar de esas tendencias lo que nos sirva para la consecución de nuestros objetivos como país.De la misma forma, me parece que la promoción de un conocimiento contextualizado y por tantoútil y pertinente, no tiene ni debe entrar en contradicción con el diálogo de cara al contextomundial: nosotros tenemos que tener la capacidad de dialogar con ellos, pero ellos deben tenerlatambién para dialogar con nosotros.Vladimir Acosta, como siempre, fue bastante directo y preciso en su intervención. En acuerdo conBozo, pudo destacar en su preámbulo que, ciertamente, el debate sobre la transformaciónuniversitaria se viene dando desde hace tiempo, y no precisamente desde la UNESCO sino aquímismo en Venezuela. No es un tema nuevo ni que esté de moda. Eso sí, no todo el tiempo sepresentan oportunidades como ésta para dar esos debates de fondo, simplemente inplanteablesen otros contextos.“No se trata de reforma sino de revolución universitaria”, fue la frase que dio comienzo a laexposición de Acosta. De ahí que la transformación universitaria que se necesita, en el espíritu dela distinción que hace Dussel entre reforma y transformación, donde ésta última puede ser parcialo radical (revolución) sea de carácter radical. Es decir, hay que “replantearlo todo”. Hace falta,como diría Núñez Tenorio “renovar la renovación”.Acosta estuvo ubicado desde el principio en la línea radical, que es la que se necesita si es detransformación de lo que hablamos. Este propuso comenzar por el concepto de universidad,institución que fue ubicada en un grupo de cuatro instituciones no-democráticas, entre las cualesestán –no por casualidad- tres de los “controladores sociales del sistema” o, instituciones de lasociedad civil hacedoras de hegemonía:- La iglesia
  9. 9. - La FF.AA.- Los medios de comunicación- La universidadPlanteando desde el principio la relación universidad-sistema, Acosta recordó que desde la edadmedia (que es edad media europea), las universidades son instituciones que se han encargado deformar las élites dirigentes de la sociedad. A partir de aquí, la exposición estaría estructurada encinco puntos fundamentales:1- La estructura elitesca de las universidades.Llamadas por él también universidades pre-Montesquieu, en alusión a que no hay en launiversidad una minima división de poderes, aquí se señalo la escandalosa falta de democraciaque impera particularmente en las universidades autónomas, donde se especificó la granexclusión que hay en los procesos electorales, situación hartamente denunciada y puesta encuestión desde hace tiempo, y donde Acosta igualó al inveterado claustro universitario con elconvento medieval.2- Enseñanza y formación universitaria.Una de las consecuencias de la cartografía del poder mundial nacida con la modernidadcapitalista, donde Europa adquiría centralidad mundial desplegando su poderío e instaurandomaneras de hacer, ser y pensar, fue la subalternización de los conocimientos producidos en lospaíses no centrales, países (por ejemplo Colombia, Ecuador y Venezuela) donde la configuraciónsocial resultante fue una distinción entre élites urbanas, privilegiadas, identificadas con lasmetrópolis europeas, católicas, patriarcales y racistas de un lado, y mayorías pardas, indígenas,afroamericanas, excluidas, discriminadas, de otro. Herederos de tal colonialismo interno, secomprende la diferencia que Acosta plantea entre las élites del norte y las nuestras.En dos platos, las élites del norte trabajan para sus países, en su desarrollo, para fortalecer sudominación colonial y neo-colonial, y hasta para convertir sus invenciones en grandes negocios, adiferencia de nuestras élites tropicales que, sí, trabajan, muchas veces demostrando gran talento,pero no para sus países sino en función de intereses foráneos, antinacionales. Este aspecto deldebate resulta crucial; más aún luego de las palabras de Gustavo Pereira del pasado 2 de marzo,donde este enfatizó, para nuestra reflexión pero sobre todo para reaccionar y actuar, que a estasalturas no hemos logrado derrotar la penetración ideológica del imperialismo, ni hemos superadoel colonialismo intelectual.Efectivamente, Acosta destacó el carácter colonial de nuestros intelectuales (siempre con lashonrosas excepciones) y de las ciencias, particularmente de las ciencias sociales. Ludovico Silva,mofándose de los marxistas ortodoxos, decía que si los loros fueran marxistas fueran marxistasortodoxos. En ese mismo espíritu, Acosta afirma que nuestras élites se comportan como lorosintelectuales, repetidores exquisitos de las frases de los egregios representantes de la cienciaeuropea. Tal situación, resulta hasta tal punto insostenible y absurda, que si las ciencias socialesestán agotadas, como refiere Acosta, nuestros loros intelectuales quedarían como borregos de lapeor clase. Pero si tener una elite nacional colonial es ya un problema -y por lo menos esnacional-, tener unas élites eurocéntricas, alienadas de su realidad concreta y de la realidadinobjetable de que son los norteamericanos y europeos los que, en los últimos años, se hanvenido para acá a aprender y ver de cerca lo que aquí se hace, eso es mucho peor; pero siademás de eso el occidentalismo de estas elites ha entrado en crisis…
  10. 10. 3- Desplazamiento de las universidades por otras instancias formativas.Puede que la universidad en algún momento de nuestra historia, o de la historia del mundo, o deuna de sus regiones, haya sido como institución el lugar privilegiado para la producción deconocimientos. Ajá. Pero no deja de ser cierto, que la universidad nunca ha sido el único lugardonde se produce conocimiento, y si aquella ha sido el lugar privilegiado, por supuesto quetendríamos que preguntar ¿privilegiado por qué y por quien?Porque toda institución es entrópica, contingente, y cuando deja de ser el reflejo de los interesesde la sociedad donde nació, ésta tiene que transformarse para no convertirse en un engendro o,reducto político de una clase política reaccionaria. Para Acosta, la universidad actual esdecadente, mediocre, con una estructura que no permite pensar, pero que enseña muy bien arepetir. Entonces tenemos un país en transformación, donde los espacios alternativos deencuentro, discusión y formación se multiplicaron y proliferaron en talleres, conferencias, charlas,cines-foro, seminarios, gratuitos y de calidad, para no hablar de las nuevas universidades quesurgieron y del acceso masivo a los libros y la Internet. Evidentemente, hay otras instanciasformativas, hay otras formas de aprender, más libres, más democráticas, más profundas, másefectivas. De tal manera que, la centralidad que hoy algunos reclaman para la universidad comocentro de producción de conocimiento, como que no tiene mucha justificación ¿no?4- Definición y función de la universidad.Actualmente las universidades se definen como “buscadoras de a verdad”. En tal sentido, Acostaarremete contra tal definición porque la universidad –que como su nombre lo sugiere es un lugardonde confluye la universalidad de corrientes de pensamiento- es ante todo una comunidadhumana y social, donde se vive, se jode, se conoce gente y la gente se enamora y haceamistades, donde se forman grupos de interés y, en fin, un lugar donde se expanden loshorizontes de esas personas que muchas veces encuentran en la universidad, un lugar paraafirmar su personalidad y descubrir y realizar su potencial como ser humano. Nos preguntamos¿Esa es la universidad que tenemos?Acosta recordó aquí las palabras de Rigoberto Lanz, quien afirmó en su intervención que launiversidad debe ser el lugar donde se formen comunidades intelectuales críticas, reflexivas yrenovadoras, en constante formación y siempre promoviendo el debate. Acosta, en acuerdo con loanterior, sólo agregó que esas comunidades no son sólo intelectuales sino humanas, sociales y devida.Finalmente,5- Relación universidad-sociedad.Se sabe que los departamentos de extensión en las universidades son los que vinculan a éstascon el entorno comunitario, social. Pero para Acosta los departamentos de extensión son sólo unsaludo a la bandera. Si una universidad autónoma-tradicional, se encuentra en medio de unasociedad que se encuentra en un proceso de cambio pacífico-democrático hacia otro sistema omodo de organización social, esto no quiere decir que como la universidad debe estar al serviciode la sociedad a la que pertenece, ésta deba definirse como capitalista o socialista, aunque en elcaso de las instituciones dirigidas por elites colonial-dependientes, se sabe que en función de estola universidad es puesta al servicio de la producción y reproducción de un determinado sistema.Para Acosta la universidad debe ser abierta, debe formar profesionales críticos –lo que pone enentredicho la propia idea que se tiene de profesión-; pero sobre todo debe formar gente capaz de
  11. 11. pensar con cabeza propia y –agrego en este caso- gente con conciencia transformadora que consu trabajo sea capaz de incidir en la realidad, propiciando las rupturas necesarias para que fluya laenergía creativa anquilosada y reprimida por el sistema, para abrir paso así a los cambios socialesnecesarios.La Transformación integral de la educación universitaria es uno de los debates de la época, dondedeben participar todas las generaciones encontradas, asociado intrínsecamente al debate delsistema educativo en todos sus niveles –como bien lo dijo un compañero profesor de escuelaprimaria-, vinculado además al tema del quiebre de la hegemonía del capitalismo en el mundo, yasociado a factores subjetivos que resulta importante traer a colación porque, como afirmó laprofesora María Egilda Castellanos, se podrá tener la ley de educación universitaria más avanzadadel mundo, pero eso no significaría nada si no cambiamos nosotros.Sin duda que la expresión cambiar nosotros, lleva explícitamente la necesidad del cambio culturalsin el cual no podemos pensar en una transformación social estructural que incluya la de launiversidad; la transformación de la educación en general. En tal sentido, se encuentran aquí unaserie de cuestiones relacionadas con el poder, la tradición, los patrones de éxito, los sentimientosde superioridad y de trascendencia, la idea de vocación y de profesión, entre otros aspectos ysituaciones que seguramente tengan que ser debatidas a fondo por las nuevas generaciones.Debates de fondo pues, que hoy tenemos la oportunidad de dar.http://amauryagoracaracas.blogspot.comamauryalejandro@gmail.com ¿Una Universidad? ¿Dos Universidades? El fin de la UniversidadPor: José FortiqueFecha de publicación: 25/02/11¿Una Universidad? ¿Dos Universidades? El fin de la UniversidadEl debate educativo no sólo abre la posibilidad de interpretar el marco jurídico que regula laactividad universitaria en el país, implica también, una profundización del papel que deben asumirlos universitarios en la construcción republicana, expresada de forma clara en la constitución de1999 y contrariada en la antigua Ley de Universidades. Recuerdo que uno de los debates quesosteníamos en el pasado, implicaba la simple alusión a la división ministerial en materiaeducativa, de un Ministerio de Educación Superior y el resto del sistema de educación, en síntesisasomar la posibilidad de una educación superior expresaba el carácter soterrado de unaeducación inferior asignada a la escuela básica y el bachillerato. Sin dudas, las palabras y sussignificados no pueden ser obviados al intentar conducir una nueva política educativa, por ello lasexpresiones de inclusión y democratización del sector educativo se han convertido en la demandaconstante para desenclaustrar el viejo modelo “feudal” del acto educativo.Seguimos atentos por la señal de la Asamblea Nacional, al debate sobre el proyecto de LeyOrgánica de Universidades, hasta la madrugada, a quienes nos preocupa el oficio de la Educacióny quienes además tenemos responsabilidades en este sector, pensamos que el veto de la Ley aposteriori, nos lleva a plantear una seria reflexión sobre la actuación no sólo de los actoreseducativos, sino interpretar la política y la cotidianidad de la universidad venezolana. En primera
  12. 12. instancia, debo aclarar que no iniciaré mi exposición de la precitada ley y la realidad universitaria,por el tema más mediático, cual es las condiciones laborales de los docentes universitarios,plantearé el aspecto del cómo hemos constituido a partir de ciertos errores estratégicos la pérdidade espacios y consolidación de una masa acrítica.Uno de esos problemas claves es creer que la UCV es la única Universidad venezolana, propio dela dinámica espacial “petrolizada”, las relaciones entre el centro y el interior se dan desde unahegemonía en el discurso que no sólo centraliza los recursos económicos, sino también el debatey la confrontación, es un hecho curioso que la sede principal de la UBV esté a escasos metros dela UCV. Suponer de forma convincente que el sector universitario es contra – revolucionario yestigmatizarlo como una única clase social apegada a los intereses pequeños burgueses, es unburdo recurso de una retórica que impide analizar las fallas concretas que han impedido unaprofundización de la transformación universitaria. En un análisis detallado pudiéramos tener mayorinformación que de forma contundente nos arroje la variación en la tendencia en los últimos añosen la educación universitaria, un hecho interesante, partiendo desde la UCV, es que, justo en el2001 se gestó al interior de esta casa de estudio un movimiento combinado de trabajadores,profesores y estudiantes en una importante toma que evidenció la crisis estructural del modeloeducativo, corrompido como el resto de las estructuras públicas en el modelo adeco – copeyano.Eso nos da una señal clara, esta Universidad aún en el 2001, albergaba una importante fuerzaestudiantil revolucionaria capaz de movilizar y hacer resentir el viejo andamiaje del claustro. Y esque la pregunta del cuándo se remonta mucho antes de esta década, cuando analizamos comomuchos universitarios en la etapa más dura de la represión contra la guerrilla fueron acribillados alas puertas de esta Universidad.Las cifras pueden ser manipuladas, pero en términos concretos no podemos negar que la pérdidade espacios políticos por parte del movimiento estudiantil revolucionario ha sido evidente en esacasa de estudios, hasta las declaraciones de algunos voceros de la izquierda terminan dándose enlos espacios de la UBV. Lo curioso es que pareciese que esto indica una erosión del apoyo a latransformación y la consolidación de una élite, algunos sostendrán que los centros de estudianteson una representación del pasado, una estructura estalinista o simplemente un modelorepresentativo, pero hasta ahora este ha sido el principal indicador en las UniversidadesAutónomas, se expresan en la movilización y apuesta por dos proyectos políticos claramentediferenciados, uno sostener el claustro heredado hasta hoy, o romper definitivamente con launiversidad “feudal”.Esta expresión nos lleva al mapa político del país, algunos pretendían creer que la llegada de laoposición a algunas municipalidades de la Gran Caracas era la derrota del Chavismo, nuevamentese equivocaban al leer que sólo Caracas representa la realidad nacional, y que lo llamadodespectivamente “provincia” decide en el conjunto nacional, así los resultados electorales enregiones como los llanos han sido abrumadores, y como en este país todos somos venezolanos,un voto del llano, del sur u oriente equivale igual al de la Capital. Esto nos explica el por qué deuna realidad contradictoria en la Universidades del interior, donde el Chavismo no sólo ha logradomantener una hegemonía en algunos centros de estudiantes, sino que incluso ha tomado espaciosal interior de algunas facultades tradicionalmente conservadoras. Lo que deben llamarnos adetallar los casos, y considerar que no todo el conjunto universitario se opone a la transformación,en ese plano, la pregunta en el transcurrir de diversos ministros de educación universitaria, estáclara, ¿cuál es la política hacia la Universidad venezolana?.Los que participamos en el Censo de Misión Sucre inicialmente, nos encontramos con un logroabrumador, convocar y movilizar a un contingente importantísimo de venezolanos que habían
  13. 13. incluso perdido toda esperanza de ingresar a la educación universitaria, significó que la expresiónde afirmación del “Yo sí Puedo” de la Misión Robinson, que reafirmara el carácter humanista de unmodelo político de transformación preocupado por los excluidos venezolanos. Es que este procesode convocatoria nos llevó a la importante misión de aumentar la matrícula escolar, vincular a laeducación con los retos del país y abrir el compás de una discusión sobre el papel de laUniversidad venezolana para el Siglo XXI. A diferencia de la educación básica y el bachillerato, loscambios al interior de las Universidades no se pudieron gestar con la participación activa delGobierno nacional, la autonomía universitaria que permitió en los 60 salvar la vida de muchosuniversitarios, se convirtió en el rostro Janico de la corrupción y fortalecimiento de una élite“ilustrada”, dicho así pareciera simple, pero esta formación sólo fue posible con la pérdida deapoyo en el sector profesoral activo y la consolidación de un marco legal excluyente de lossectores estudiantiles y trabajadores. Hace un par de años los sectores de la izquierda, llegaron aganar incluso algunas organizaciones gremiales de profesores en las Universidades autónomas,algunos decanos y pocos rectores, por supuesto en las universidades del interior del país, pero sindudas, la piedra angular residía en el marco normativo que impedía la participación de actores“activos” de la Universidad, recuerdo que en mi caso, mientras cursaba estudios, la logísticaimpresionante de movilidad de los jubilados por los sectores opositores aplastaba en una relacióndesproporcionada el voto estudiantil. Así, el resultado mayoritario terminaba en un país donde elChavismo es victorioso en las urnas electorales, derrotado al interior de las Universidades, perouna de las causas se explica allí, lo que también explica la situación de deterioro al interior de lasuniversidades autónomas.En días reciente, la Ministra de Educación Universitaria, expresaba en una entrevista televisadaque el salario no podía ser el único atractivo a la carrera docente, por supuesto, la ministra esUniversitaria, y coincido con su apreciación, pero lo que se ha demostrado es que hay una políticade desacierto en ciertos aspectos, pareciera en una lectura que quizás se vea simple, que enalgunos momentos la propuesta ha estado reducida a un contrapunteo con el Rector de turno de laUCV, o en otros, parece que el grifo del diálogo se ha abierto. Mientras esto ocurre existe unarealidad innegable, una pérdida significativa de espacios en las Universidades Autónomas y enalgunos momentos una especie de claudicación frente a esa realidad, el refugio ha sido obvio, lasexperimentales y las de reciente data, esto lleva a una interpelación profunda, por ejemplo en elcampo de la Educación Misión Sucre – UBV a través del PNFE forman un importante número demaestros, pero en ningún momento la UPEL y el resto de Autónomas han cerrado sus puertas enesta Área. Conclusiones: tenemos definitivamente dos tipos de maestros en Venezuela, conrealidades curriculares diametralmente opuestas, estamos formando para dos Venezuela distintasen la línea de tiempo, ¿se puede sostener esto en el transcurrir de los días?.Uno de los puntos importante a superar es el estancamiento del debate Universitario, el debateque incluya a todos los sectores, pero fundamentalmente, que cree las condiciones paraderrumbar definitivamente el muro de la autonomía “perversa” que permite el usufructo de losrecursos del Estado en provecho de pequeñas élites y refuerza el estado actual de las cosas. Laautonomía no es un salvo conducto, implica responsabilidades y parece que hasta allí el brazo delEstado ha quedado corto. El debate no puede quedar secuestrado entre autoridades ministerialesy autoridades Universitarias, debe profundizarse en la base. Eso implica desde el bibliotecario,obreros, profesores convencionales, estudiantes y una metodología factible que permita involucraral poder comunal y no como simple enunciado. Diferenciar la autonomía y establecer nuevosmarcos de competencia es ineludible, pero centrarse a debatir sólo no funciona sino se acompañade condiciones materiales que permitan gestar condiciones de transformación interior.
  14. 14. En una revisión urgente, está claro que son las demandas “legitimas” del sector Universitario, y,aclarado el contexto general, éstas se extienden a lo largo del país, es curioso, pero en nuestraspropias casas de estudios de reciente data la autocrítica se confunde y en algunos caso seinterpreta como expresión “contra – revolucionaria” que impide avanzar, al señalar algunasmaterias pendientes, por ejemplo, la situación de infraestructura de algunas casas de estudios yaldeas, que requieren de forma urgente una revisión sobre la inversión que se ha hecho para elmejoramiento, es una idea poca adaptada a la realidad creer que se puede fundar una Universidadsobre la sombra de un árbol. La inversión en el sector de investigación, el modelo de nuestrasuniversidades ha estado abocado a la docencia, incluyendo el caso de la UBV, donde se haconfundido la crítica contra el positivismo con una ausencia en temas puntuales que hoy requiereel país, por ejemplo, elevar la producción agrícola requiere de una participación activa delPrograma de Agroecología que no puede limitarse a la simple formación sociopolítica delproductor, es necesaria la articulación en el mejoramiento de semillas, de suelos y la sustituciónde las prácticas depredadoras de los transgénicos, pero eso no se logra con una simple charla,requiere tecnología e investigación para alcanzar un objetivo mayor como lo es la soberaníaalimentaria. Es necesario revisar en que han servido programas como el PPI, sus impactos y haciadónde se direccionarán los recursos que permitan la formación de una Universidad que contribuyeen las áreas de ciencia y tecnología, por ello no se puede plantear una absurda negociación depresupuesto universitario, si este no va acompañado de una metodología que incluya las regionesde menos “desarrollo” y potencie el proyecto nacional, elementos que no son nuevos, estánestablecidos en Plan Nacional de Desarrollo Simón Bolívar.La inclusión no basta, pero es un síntoma positivo de un cambio de realidad, el sistema deingresos a la educación universitaria en las Universidades Autónomas no ha variado, las excusasmiles, pero lo cierto es que las condiciones de aulas y relaciones de docente han superado loesperado, creando en algunos casos algunas perversiones que deben ser analizadas a detalle,“docentes convencionales”, una figura comodín que se usa en Universidades Autónomas pero queha sido replicada también en la Misión Sucre – UBV con el nombre se “colaborador”, en algunoscasos la aparición de “jubilados” que terminan siendo una pesada carga financiera y evitan elingreso y formación de nuevos profesores Universitarios. Debe haber consonancia entre elaumento de la matrícula universitaria y el ingreso de profesores “ordinarios” que en teoríaconstituyen la parte sensible de la investigación, docencia e interacción socio-comunitaria,ampliado a las ofertas de estudios de posgrado que permiten elevar las posibilidades de formaciónde cuarto nivel, cosa imposible en profesores que deben compartir una alta carga horaria con otrasresponsabilidades laborales ante la incertidumbre o poco atractivo salarial. Esto reviste uninteresante debate, ¿Cómo se ingresa por concurso de oposición en una Universidad Autónoma?,las denuncias a la vista, muchas archivadas y sin jamás ser respondidas, la otra quién controla la“calidad” de los posgrados nacionales. El número de Doctorados, Maestrías y Especializacionesha crecido al mismo paso que la recaudación de ingresos propios de las UniversidadesAutónomas y Experimentales, y por supuesto, los notorios “centros de asesorías para proyectos ytesis”, que florecen cercanos a las inmediaciones de las universidades o simplemente se lespuede encontrar en la prensa con un paquete variado de productos pre-fabricados y que explicanel poco nivel de seriedad con que toma la carrera educativa.Retomando las palabras de la Ministra, es cierto que el tema salarial no es el único atractivo parael ingreso a la vida universitaria, pero tampoco es menos cierto que muchos de los que hoylaboran en el sector lo hacen por convencimiento más que por salarios, acusar al sectoruniversitario de “burgués” es una chanza, porque se generaliza tanto a Administrativos, Obreros yProfesores Universitarios, una cosa distinta es la Rectora de la UCV y sus privilegios, al manejar
  15. 15. uno de los presupuestos más grandes de Universidad Nacional alguna, y otra, un profesor adedicación exclusiva u otra, en una Aldea Universitaria, en alguna barriada venezolana. Este temano es exclusivo de las Autónomas, involucra también al resto de las Universidades y es parte delas “demandas justas” que aspiramos sean priorizadas por la Ministra, uno de los errores a debatir,es la viabilidad de superar las actuales condiciones laborales en el sector universitario, sacarlo dela matriz mediática del simple “aumento salarial” de la FAPUV y llevarlo al terreno de la sinceridadde las condiciones inflacionarias y el ajuste de las Normas de Homologación, pero tambiénalgunos cuestionamientos que involucran mejorar la condición de vida del docente universitario,que insisto no sólo involucra las autónomas y que se plantean más allá del ajuste salarial.Avanzar en el modelo universitario alternativo requiere más esfuerzo, a la par se debe incluir unaposición estratégica sobre las autónomas, de fortalecimiento de los sectores progresistas, nopodemos dar por pérdida esa batalla, el diálogo directo y el mejoramiento de las condiciones deesos sectores son imprescindible, lo que no puede seguir sosteniendo es una asfixia, sin opcionessobre la mesa, que involucra a todo el sector universitario y permite ser terreno fértil de lascorrientes más reaccionarias. Cuando un laboratorio, un aula, un gimnasio, una beca, un salario esirregular, no son los intereses del sector empresarial ni de la élite directiva Universitaria la quesufre el desgaste, es nuestra credibilidad frente a los sectores “activos” que hacen vida en laUniversidad y en el caso de las Autónomas han ido perdiéndose, el papel de un Ministro no puedeser sólo la confrontación con la autoridad de turno en la UCV, en otras palabras “el sur tambiénexiste”.Mientras escribo este artículo, los movimientos afectos a la izquierda iban divididos a eleccionesde Centro de Estudiantes en la UPEL Maturín, de forma paradigmática, ambos alcanzabanmayoría absoluta por encima de la plancha 100% que ha identificado a la derecha universitaria enuna Universidad de 14 mil Estudiantes, por supuesto, estos son los líderes universitarios de la“provincia” los que no tienen cerca las plantas televisivas, ni el aparato mediático. En unauniversidad fundada por las corrientes más reaccionarias y con autoridades de derecha, un simplecambio en las reglas del juego sincerarían las relaciones de fuerza. Esto no es la realidad común,pero nos da un indicativo que aún hay espacios para posibilitar la transformación en la UniversidadAutónoma.Los “manos blancas” se constituyeron como fuerza estudiantil en estos 10 años, no son laexpresión de un pasado de la organización estudiantil, pudiera ser cierto el alegato de querepresentan a un sector privilegiado del país, pero ha existido un “vaciamiento” y abandono aestos espacios, en algunos casos ha parecido más fácil hacer la política sólo desde lasUniversidades Experimentales y ceder definitivamente el terreno a la “burocracia universitaria” quese ha anclado en la Autonomía. La historia política reciente nos ha demostrado en diversosmomentos, que ante un agotamiento de los partidos políticos, la emergencia de nuevos actoresson claves para la consolidación de sectores reaccionarios en las llamadas “revoluciones decolores”, la Iglesia y las Universidades han venido a ocupar estos espacios en Venezuela, lo queha radicalizado la desmovilización del ser universitario a la “partidización” que ha dado losresultados ya conocidos en el país.Uno de los errores más comunes es responder a este proceso desde la misma lógica, constituiruna Universidad diferente no significa hacer una extensión del PSUV, la tarea del partido estádefinida, (entiéndase ésta (la tarea) con casos interesantes de analizar como el modelo cubano) laUniversidad no es un partido, ni un otorgamiento masivo de “títulos” por militancia, estasperversiones no pueden generalizarse y hacen un terrible daño a los esfuerzos enormes que seinvierten para constituir un nuevo modelo educativo y de inclusión universitaria, por eso la nueva
  16. 16. universidad no es una simple respuesta electoral como pretenden algunos querer ver, réplica quese ha gestado en la dirigencia de ciertas Universidades Autónomas. La formación de los nuevos“cuadros tecno-políticos” no puede confundirse con la formación integral del militante y sumovilización a efectos electorales. Estas observaciones las coloco como una auto – crítica en miejercicio docente en una Universidad nueva como la UBV, donde a veces el simple comentariogenera el surgimiento del “Comisariato Político” otra de las perversiones de las que debemosdeslastrarnos.Coincido en algunos aspectos, con algunos articulistas de Aporrea en la crítica a la UBV, perotambién creo importante rescatar las historias y tramas cotidianas que se tejen en el proceso deformación, que han permitido más que la titulación de un importante número de venezolanos yvenezolanas, abrir la educación a los sectores más depauperados por el proceso dereestructuración neoliberal de los años 90 y permitirle construir su propio proceso deemancipación, esto es invaluable en términos de la sensibilidad y elevación de la calidad de vida.Las auto – críticas no llevan a la anulación, por ello la posibilidad de constituir un nuevo modelo deeducación universitaria, debe pasar por la revisión de la gestión académica, el fortalecimiento delcuerpo profesoral y una definición clara de las áreas estratégicas de investigación que permitanarticular al Estado y la Universidad, no puede existir una Universidad desconectada del desarrolloterritorial.En última instancia, estas cortas líneas llevan a plantear el papel de la educación privada, como sunombre lo indica, sociedades mercantiles operando sobre la educación. Un tema delicado, quesuma un tercer tipo de Universidad, involucradas en pleno en los procesos de desestabilizacióndel país, a estas se aplica el criterio de miles de denuncias, fraude en algunos casos académicosen otros económico, auténticas maquinas laborales para el sector profesoral, son escasas lasUniversidades Privadas que hacen aportes serios al campo de la investigación. ¿Si la educaciónes un derecho inalienable cómo se permite su comercialización?, el Estado no puede reducirse alsimple establecimiento de reglas para el intercambio, en un tema como el educativo, el papel delEstado es indudable en la defensa de los intereses nacionales, eso involucra su realidad curriculary la pertinencia con el Proyecto País, la Universidades Privadas se han volcado a la producción enserie, en la mayoría de los casos, acaso también representan, el refugio de los sectores másconservadores. Algunos acusan a la UBV de ser una universidad de pensamiento único, pero lasprácticas del terrorismo académico y persecución son aplicadas en Autónomas y Privadas, lo quees menester aclarar, aunque se haya hecho hincapié en este artículo en el papel de lainvestigación. No sólo basta aumentar y mejorar las demandas necesarias, que amplié “usando”de punto de partida la UCV, hasta el resto de la comunidad Universitaria que no logra disfrutar deun prepuesto justo. Comparto las apreciaciones de un profesor de mi posgrado que sostenía quela principal crisis de la Universidad era su Pensamiento, la formación de un pensamiento crítico,más que el aumento de presupuesto, pero la realidad nos dice que debemos ser cuidadosos, puesesta crisis del debate se extiende hasta las nuevas estructuras universitarias y se vuelve volátilcuando se articula a las ausencias materiales.Prof. jfortique@yahoo.es Sobre la Transformación Universitaria y la LEU¡Se abrió el debate!Por: Plural, Año 3. Número 24
  17. 17. Fecha de publicación: 08/02/11Caracas, 25 de enero de 2011PLURALUn espacio para disentir y consentirNOTICIAS, INFORMACIÓN NOTAS Y OTROS DESDE EL FRENTE SOCIALISTAUNIVERSITARIO¡SE ABRIÓ EL DEBATE!EDITORIALEl 04 de enero del presente de año, el Presidente Hugo Rafael Chávez Frías nos dio poradelantado un regalo por el día de Reyes, que fue el de colocar en la palestra pública el temaeterno de la Universidad, al vetar la Ley de Educación Universitaria (LEU) aprobada por laAsamblea Nacional en diciembre pasado. Algunas de sus palabras expresadas para ese momentofueron: "Hay que recordar para la batalla de ideas, cómo y en qué circunstancias fue aprobada laLey de Universidades vigente. La aprobaron con la Universidad Central tomada por los tanques deguerra, durante el gobierno del presidente Rafael Caldera…Yo no voy a darle luz verde a unconjunto de disposiciones que debe ser discutida por todos los sectores del país". Palabras queserán recordadas por muchos años en la futura historia de la Universidad venezolana, por susimplicaciones, por la transcendencia que van a tener, por reflejar la apertura democrática que tienenuestro Presidente.El colectivo Proyecto Socialista UCV, consciente del significado político de esas palabras, y delveto de la LEU en sí, ha comenzado a ejercer toda una serie de acciones para que estaoportunidad histórica de debatir una nueva LEU, se realice en diversos espacios, dentro y fuera delas paredes de la Universidad. Nunca en la vida republicana había pasado algo igual, losuniversitarios discutiendo su propia Ley con el pueblo, obligando a encontrarnos a tirios y atroyanos, de vernos, de escucharnos, de dejar nuestras trincheras y buscar los principios quedeben regir a la Universidad venezolana, volviendo a las raíces de nuestro Libertador, es decir, detener una universidad que esté disponible a la causa republicana, a las mayorías que siempre hansido excluidas. Queremos rescatar algunos de esos principios, a pesar del corto espacio denuestro editorial.El primero es la autonomía de la Universidad, característica y esencia sine qua non de la misma,cuyo contenido de la LEU vetada estaba garantizado en su artículo 17, a pesar que sectores de laoposición esgrimieron como argumento para estar en contra de la LEU, el que a pesar de esa“supuesta” autonomía que daba la LEU, el articulo 11 de esa misma ley le daba tantasatribuciones (más de 70) al ministerio del poder popular de la Educ. Universitaria, que talautonomía era ficticia.Sin embargo, de esas atribuciones, lo importante no era el número sino de su contenido, y he aquíel detalle que faltaba, como decía nuestro querido Cantinflas. En esas atribuciones, todas estabanrelacionadas con el Estado Docente, otro principio que debe estar en una futura LEU, el cual, ledaba autoridad a la rectoría en Educación que debe ejercer el gobierno, como representanteejecutivo del Estado. Principio que nunca ha sido posible que se ejerza en la educación de lahistoria republicana, a pesar de los intentos que realizaron numerosos venezolanos yvenezolanas, destacando el que realizó el maestro Luis Beltrán Prieto en la década de los 40 del
  18. 18. siglo pasado. Las clases dominantes y/o conservadoras nunca han querido que en las leyesrelacionadas con la Educación, esté presente este concepto, imprescindible para el desarrollo dela Educación laica y popular de cualquier país. Conscientes que al aplicarse el concepto de Estadodocente, la República regirá la planificación, el control y la supervisión de la Educación del país, yno por algunos sectores privados, la iglesia católica o de otra religión, los cuales perderían susprivilegios que siempre han disfrutado. En pocas palabras, tal como muchos opositores exclaman:la autonomía debe ser absoluta, que hagamos nosotros los universitarios, los que nos dé la ganacon la Universidad, el Estado dentro del Estado, práctica que se está haciendo desde hace variasdécadas en el seno de nuestras universidades, conscientes que la autonomía, así como la libertadabsoluta no existen en ninguna latitud del planeta y de la realidad humana.Finalmente, otro principio que queremos destacar en este número de Plural (tocaremos otros enlos siguientes números), es el de la democratización de la comunidad universitaria de susderechos políticos, consagrados en la Constitución de 1999, y no estamos hablando solamente delvoto electoral, eso es una menudencia, a lo que implicaba el artículo 86 de la LEU. Queremospartir que la universidad venezolana, todas, son autónomas, lo dice la vigente ley de educación de1970, pero el problema es que esa misma ley, dividió a las universidades en “autónomas yexperimentales”, donde estas últimas no pueden elegir sus autoridades, pero pueden practicar suautonomía en otros niveles: su planificación, administración e ingreso estudiantil y personal, similara lo que ocurre en las mal llama-das universidades “autónomas”. La LEU no sólo le daba esederecho político a todas las universidades, sino a todos sus miembros de la comunidaduniversitaria, tal como lo exige el artículo 34 de la LOE, es decir a profesores, estudiantes ytrabajadores, incluso la “cuantificación de un voto por cada votante para la determinación de losresultados electorales”, según reza el artículo 86 de la LEU. Esto provocó un shock no solamenteen el sector opositor de la Universidad, sino, incluso, en algunos miembros universitarios delsector chavista. Este artículo coloca el punto sobre la i, o hay democracia plena en la instituciónuniversitaria, que se dice democrática, o no hay, es un principio esencial de la prácticademocrática que se respeta. No existe una mujer medio embarazada, así como tampoco existeuna democracia parcial. Las decisiones que se toman cada semana en el Consejo universitario, yen el seno del poder de las autoridades rectorales, afectan a todos los sectores de la comunidaduniversitaria, cuyos obreros y personal administrativo queda en una indefensión política y laboralconsiderable. Y un último detalle, los chavistas que creemos en ese principio democrático, no sebasa tal creencia en que ganáramos las futuras elecciones que se efectúen en la Universidad, lamayoría son de oposición, es sólo porque somos democráticos…Educación popular: investigación y conocimiento para la transformación de la sociedad venezolana(II)Por: Lusmery AlvaradoFecha de publicación: 09/03/11La ciencia y la tecnología, deben estar al servicio de la liberación permanente de laHUMANIZACIÓN del hombre. Paulo Freire.El principio básico de la investigación participativa es, “CONOCER PARA TRANSFORMAR”,transformar con conciencia en pro de un colectivo.
  19. 19. En este momento histórico que vive nuestro país, es importante conocer los paradigmas de lainvestigación social; abordemos algunos de ellos como base para la transformación de nuestrasociedad.Pero, ¿Que es un paradigma?, según consulta web, un paradigma, se define desde laepistemología, como la ciencia del conocimiento, como aquel gran conjunto de creencias quepermiten ver y comprender la realidad de determinada manera. Hasta el momento, la realidad quenos mostraban era la realidad de la dominación, en la cual solo un grupo privilegiado de personastenían acceso al conocimiento, es decir, que el conocimiento era visto como un capital que no sepodía compartir ni generar. En pocas palabras un paradigma, es un modelo, un ejemplo que poseecaracterísticas y patrones a seguir, es la manera como es entendido el mundo.En las ciencias sociales la investigación puede ser vista como un conjunto de proposicionesteóricas y metodológicas que intentan explicar una realidad; cuando nos referimos a UNA realidad,es por que depende de la apreciación de la persona que investiga, o de las personas que tienen elpoder de la dominación.Señalemos paradigmas de investigación social como:El Positivismo: corriente DOMINANTE en las ciencias humanas; es una concepción de la sociedadque tiene como objetivo legitimar y reproducir el orden capitalista existente.El Funcionalismo: modelo teórico que explica la sociedad como si fuera un organismo. Como unorganismo vivo que cumple determinadas funciones para sobrevivir, adaptarse y reproducirse.El Marxismo: Desarrollado a partir del pensamiento de Carlos Marx y Federico Engels, dossocialistas alemanes del siglo XIX, parte de la premisa que EL OBJETIVO DE CONOCER LASOCIEDAD ES TRANSFORMARLA.Después de conocer en líneas gruesas estos paradigmas de investigación social, se genera lasiguiente interrogante: ¿Cómo investigar?, como señalamos en la primera parte, el investigar erasolo para un grupo reducido de personas, llamados INVESTIGADORES, pero en los momentosactuales, se ha demostrado que el pueblo soberano es un investigador por naturaleza y queinvestiga constantemente con el objeto de transformarse a si mismo y a la sociedad en la que sedesenvuelve.La construcción de la nueva patria requiere que el pueblo sea capaz de investigar sistemática ycolectivamente la realidad, para aprender de ella y transformarla.La investigación es una herramienta fundamental en la construcción de la nueva patria, de lasociedad socialista, por ello, el proceso revolucionario requiere que cada una de las personasseamos un investigador activo, critico y comprometido con nuestra sociedad socialista.¡PATRIA SOCIALISTA O MUERTE! ¡¡VENCEREMOS!!lusmeryalvarado@gmail.com http://confrontacionxxi.blogspot.com/Transformación universitaria debe contar con la anuencia de todos los sectoresPor: Prensa MPPEUFecha de publicación: 04/03/11
  20. 20. Foros por la Transformación Universitaria continúan en el CIMCredito: Prensa MPPEU(04.03.11).- En las instalaciones del Centro Internacional Miranda (CIM) se realizó este miércolesel 4to Foro - Debate hacia la Transformación Universitaria que promueve el Ministerio del PoderPopular para la Educación Universitaria (Mppeu), con la participación de la coordinadora delPensamiento Universitario sobre la Reforma de la Educación Universitaria de La Universidad delZulia (LUZ), Ana Bozo y del historiador y profesor en sociología de la Universidad Central deVenezuela (UCV), Vladimir Acosta.Al respecto, Bozo comentó que el debate es necesario y afortunadamente el Presidente HugoChávez en lugar de dar un paso atrás dio mil hacia adelante cuando decidió devolver la ley parasometerla a más discusión y debate nacional.Opinó que las universidades no pueden ser tomadas desde ningún gobierno, porque para sertransformadas tienen que contar no sólo con la anuencia y actuación de quienes trabajan en suinterior, sino también de todas la demás estructuras o sectores, ya que todos tenemos que ver conla universidad.La investigadora de LUZ centró su ponencia en la conservación de la universidad parael alojamiento emblemático de la producción de conocimiento, porque “es la única plataforma quenos puede acompañar para lograr una soberanía científica, tecnológica, alimenticia, farmacéutica ypor esa vía, lograr dignificar la vida de los pueblos”.Bozo manifestó sentirse complacida porque el debate se da a todo lo largo y ancho del territorionacional, especialmente en el estado Zulia, en donde desde el Consejo Legislativo se creó unacomisión para la discusión de este tema. “Hago un llamado para que el debate no se pierda y seaproveche esta rica producción que se da, que sea tomado en cuenta, estudiado e incorporado,porque sería muy triste que los resultados no fueran sistematizados ni incorporados a la realidad”.Para el profesor Vladimir Acosta “no se trata sólo de hacer una transformación universitaria sinouna revolución universitaria, que no se hace en un día sino que supone un proceso que deberesultar de varias discusiones al respecto y, por otro lado, tiene que expresarse en unareformulación de la ley, corrigiendo las fallas de la ley actual y sirviendo de base para nuevastransformaciones, porque las leyes no pueden ser creadas sino hay una fuerza que las respalde yque luche por profundizarlas”.Su intervención se basó en demostrar por qué la universidad no es una institución democráticasino formadora de élites que de alguna manera reproducen el modelo dominante en una sociedad.Agregó que justamente se trata de democratizar la universidad para que pueda ampliarse losuficiente y deje de ser meramente elitista y “sobretodo, formadora de unas élites que ni siquiera lesirven al país”.En este sentido, comentó que a diferencia de las universidades de los países ricos ydesarrollados, las nacionales forman élites al servicio de esos países, ni siquiera vinculadas aldominio del país sino a intereses y naciones extranjeras. “Hoy tenemos muy poco que aprender dela ciencia de los europeos y de los Estados Unidos, porque tenemos la capacidad de formar teoríaen base a una práctica rica como las que estamos viviendo ahora. Las transformaciones másimportantes del mundo se viven en nuestros países ¿cómo vamos a estar pendiente de los
  21. 21. científicos europeos cuando tenemos la posibilidad de crear teoría con lo que tenemos en frente”,aseveró.Entre otros temas que planteó el profesor Acosta para la profundización del debate sobre latransformación universitaria se encuentran la estructura vertical de la universidad - que a su juicio -puede definirse como Pre-Montesquieu, ya que concentra todos los poderes en una élite,transformándose en mecanismo excluyente para docentes, estudiantes y obreros y generando unaestructura cerrada que tiene que ser modificada para convertirla en una democrática.Finalmente, discutió sobre la vinculación integral que debe tener la universidad con la sociedad,con los sectores populares y excluidos, más allá del complemento de la extensión universitaria,para convertirse en un instrumento de progreso social para el desarrollo de la justicia, la igualdad,la solidaridad, el nacionalismo latinoamericano “y sobre esa base, podrá ser una universidaddistinta como la que pensamos debe construirse y estamos contribuyendo de alguna manera aconstruir”, dijo.Debate en el CIMPonencia de Víctor Álvarez: “Debate hacia la transformación universitaria, graduados paraemprenderlo” Por: Prensa CIM Fecha de publicación: 03/03/11 3 de marzo de 2011.- La transformación universitaria tiene que sintonizarse justamente con la transformación del modelo capitalista rentista en un nuevo modelo productivo que libere a la sociedad venezolana de los flagelos del desempleo, de la pobreza, de laexclusión social; entonces, he allí una de las grandes líneas a las cuales debe responder eseproceso de transformación universitaria.Venezuela tiene una densidad empresarial por cada mil habitantes de 0.3 establecimientosmanufactureros; Colombia tiene por cada mil habitantes 1.2 establecimientos manufactureros;México tiene 1.7 establecimientos manufactureros, y me refiero a aquellos establecimientos dondese transforma materias primas, insumos industriales en productos de mayor valor agregado, enproductos de consumo final que necesitamos para satisfacer las necesidades básicas dealimentación, calzado, vestido y medicina y que es muy importante la construcción y el desarrollode una base productiva que nos dé soberanía y que asegure que esas necesidades claves paracualquier personas puedan ser satisfechas.Si estuviéramos aquí y no solo las empresas manufactureras sino las empresas comerciales,financieras, de telecomunicaciones, según los datos de las empresas que declaran ImpuestosSobre La Renta y las empresas activas que cotizan al Seguro Social, tenemos 400.000 empresas,cifra muy superior a los 7.800 establecimientos industriales que tenemos. Si hacemos un cálculode un indicador de densidad tendríamos 1.4 empresas por mil habitantes, cifra muy inferior a laque tienen los países anteriormente nombrados para solamente establecer un análisiscomparativos con ellos y no compararlos con Francia, Alemania, Japón o Corea del Sur, donde ladensidad empresarial es mayor ¿Por qué planteo esto?, porque uno de los grandes retos que
  22. 22. tiene planteado este proceso de transformar la universidad tiene que ver con el desarrollo delespíritu emprendedor del egresado universitario.Tenemos un sistema de educación universitaria que gradúa gente que una vez que tiene eldiploma sale a buscar trabajo, o sea, el mapa mental que gobierna al egresado y a la propiauniversidad es la formación de empleado más no de emprendedores y entonces tenemos que conesta atrofia en el aparato productivo son muy pocas las empresas que pueden generar puestos detrabajo estables y bien remunerado para la gente.Entonces, si uno de los grandes retos que tiene planteado la transformación del capitalismorentístico en un nuevo modelo productivo es justamente erradicar las causas del desempleo por lacausalidad y el impacto que tiene sobre la pobreza y la exclusión, empieza a quedar claro que unode los propósitos de esta transformación tiene que estar orientado en el desarrollo de esaspotencialidades emprendedoras que cada venezolano y venezolana tiene en mayor o menormedida, por eso puse como título a este aporte “Debate hacia la transformación universitaria,graduados para emprenderlo”, y esa es la línea que desarrollaré.La transformación universitaria debe responder, entonces, a los mandatos constitucionales paraimpulsar la democracia participativa y protagónica en la dimensión económica y productiva,entendiendo que el proceso democrático no es solamente político sino que tiene que darsetambién en otras esferas y dimensiones de la vida social, entre ellas, lo que tiene que ver con laactividad económica y productiva, y además con los lineamientos generales plasmados en elProyecto Nacional Simón Bolívar, primer Plan Socialista de la Nación.Romper la inercia, ir más allá de simples reformas cosméticas implica cuestionar las teoríaseconómicas neoliberales que todavía predominan en los programas de estudio, particularmente enlos de Economía. Uno revisa los programas de estudio y encuentra que esa es la lógica quemarca, que sella el perfil de ese egresado.Pero no solamente en los programas de Economía, cuando uno ve que un médico se gradúa ennuestras universidades y sale a montar un consultorio privado con la mentalidad de enriquecerse apartir de la práctica y del ejercicio de la Medicina. O un abogado que sale con la idea de montar unbufete o un ingeniero que sale con la idea de montar una constructora y en poco tiempo hacerserico, no habrá pasado por la escuela de Economía y no habrá sido formado a la luz de estosprogramas, pero al final de cuentas es un reproductor justamente de ese sistema generador dedesempleo, de pobreza, de exclusión, que es la gran transformación que el país está planteando.Esos enfoques predominantes, en todo caso, rinden culto al comportamiento egoísta y a lacompetencia de todos contra todos que caracteriza la sociedad capitalista, tras la falsa creenciaque así todos se desarrollarán y progresarán. Semejantes teorías le atribuyen a la competencia yno a la solidaridad y a la cooperación, la fuerza motriz del desarrollo económico y social.Es la ideología neoliberal que considera al egoísmo, a la competencia y al deseo de vencer comoexpresión de la verdadera esencia del ser humano. Según este enfoque, cualquiercomportamiento diferente a ese egoísmo y afán de lucro, como sería por ejemplo la solidaridad yla cooperación, es considerado absurdo y hasta contrario a la naturaleza humana, por eso noconsiguen otra manera de organizar la actividad productiva y económica que no sea en torno alafán de lucro, de la maximización de la ganancia y la rentabilidad del capital; ese es el mapamental que todavía implanta la mayoría de las universidades a los egresados universitarios.
  23. 23. Obviamente, esta es una ideología contraria al socialismo, pero es superable a partir de la difusióny adopción de una ética socialista y de nuevos contenidos programáticos guiados por nuevosvalores que orienten la noción del egresado, de allí la necesidad de repensar el perfil del egresadopara que sea portador de los principios de solidaridad, colaboración, complementación,reciprocidad, equidad y sustentabilidad que deben gobernar el nuevo modelo productivo socialistay comunal que en la República Bolivariana de Venezuela se aspira a construir como una de lasgrandes transformaciones.A qué debe responder esa transformación universitariaAlgunas ideas sobre los elementos que articulan el rol de la universidad con el desarrollo local,regional y nacional:La articulación de la universidad con el desarrollo local debe ser un objetivo básico de launiversidad productiva, de allí la importancia y el papel del emprendedor universitario en laidentificación de las vocaciones y las necesidades de la comunidad, la organización y desarrollode las potencialidades económicas y productivas, así como el abordaje inteligente y la resolucióneficaz de las tensiones y conflictos que se generan en el periodo de transición de una lógica quepodía estar muy centrada en el individualismo y en el afán de lucro personal hacia otra lógicabasada en la solidaridad y el interés colectivo.El estímulo de ese espíritu emprendedor del egresado universitario debe estar dirigido a confrontarla lógica explotadora y depredadora del capital, a través del impulso de nuevos proyectosproductivos que respondan a las aspiraciones de los trabajadores y la comunidad, cuya finalidadsea la prosperidad social, el fin de la pobreza y la miseria, la preservación de la naturaleza,elevación del nivel de vida y, por supuesto, la autorrealización de las amplias mayorías, eldesarrollo humano integral.Esta orientación permitirá formar a los emprendedores socialistas en función de resolverproblemas concretos de la comunidad, inventando e innovando soluciones originales acordes conlas características concretas de la comunidad, en lugar de rebuscar y pretender extrapolar oaplicar mecánicamente recetarios extraídos de libros escritos para sociedades capitalistas o paraentornos con problemas y desafíos muy diferentes a los que tenemos nosotros y a los que tieneesta transición de una economía capitalista a una economía socialista.Es así como la nueva universidad contribuirá a la transformación de la economía capitalista a unnuevo modelo productivo socialista que haga posible la apropiación y reapropiación colectiva de lariqueza producida por el conjunto de la sociedad, la cual está llamada a participar de forma activay protagónica en la transformación de esas viejas relaciones de explotación y exclusión paradesarrollar otras nuevas relaciones de inclusión sobre la base de los principios antes planteados.Parámetros para el desarrollo de la educación universitariaDe cara a la transformación productiva, que es el eje de la reflexión que expongo, el desarrollo deuna educación universitaria con calidad y pertinencia pasa por la formación de ese egresado concapacidad para diseñar nuevas formas, no solo de producción sino también de distribución ycomercialización en función del interés colectivo.Esto exige no solamente calidad académica sino claridad conceptual, política e ideológica parapoder encarar estos problemas. Requiere en consecuencia una formación diferente a la de lasescuelas de Economía tradicionales, pues el egresado debe ser consciente de la diferencia entrelos problemas comunitarios y sociales que debe afrontar y superar en comparación con lo que es
  24. 24. la agenda de prioridades que ocupa la atención del emprendedor con un perfil más bien denaturaleza capitalista.El egresado de la nueva universidad debe ser formado para que su principal inspiración ymotivación sea el necesario compromiso con el pueblo al que debe servir, en lugar de reproducirlos valores egoístas del viejo modo capitalista de producción, que es justamente el que queremostransformar. De allí, entonces, que la transformación universitaria en este plano debe apuntar aapoyar la transformación de ese capitalismo rentístico en un nuevo modelo productivo socialista.El desarrollo de la universidad productiva debe tener como eje orientador la construcción de esenuevo modelo productivo de amplia y creciente participación popular, un modelo productivo queesté en manos de los trabajadores directos y de la comunidad. La universidad productiva estállamada a ser también una gran promotora de ese modelo económico; en consecuencia, losenfoques para el desarrollo de la universidad deben estar orientados a desarrollar distintas formasde propiedad social, que incluyan pero trasciendan la clásica, pero cada vez más agotadapropiedad estatal, es decir, Venezuela se plantea la construcción del socialismo venezolano, elSocialismo del siglo XXI.Pero una de las grandes críticas que de esta construcción se le hacen al Socialismo del siglo XXfue justamente la exagerada presencia de la propiedad estatal sobre todos los medios deproducción, distribución y comercialización, donde desde una tintorería, una bodega, un tallermecánico, una gran siderúrgica, una cadena hotelera, todo era del Estado y ya sabemos como eseabsolutismo estatal sirvió de fermento para que poderosísimas élites burocráticas quesecuestraron la propiedad pública, secuestraron la propiedad estatal y la administraron como si setratara de una propiedad privada y lograron apropiarse de una parte importante del plus valorsocial, a partir de todas las prebendas y de todos los privilegios que lograron poner a su favor. Enconsecuencia, se trata aquí de desarrollar nuevas y diferentes formas de propiedad social que setraduzcan en un nuevo empoderamiento de los trabajadores directos y de la comunidad.En consecuencia, este enfoque tiene que estar planteado también en el desarrollo y la concreciónde los mandatos que están en la constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Latransformación universitaria debe contribuir a desarrollar plenamente los mandatos de nuestraConstitución e igualmente a concretar las grandes orientaciones, las grandes líneas de los planesde desarrollo nacional, particularmente del Proyecto Nacional Simón Bolívar que es el Primer PlanSocialista de la Nación y de todo el marco legal que se ha ido aprobando a la luz de esosmandatos, particularmente los que tienen que ver con el desarrollo de los consejos comunales, delpoder comunal, de los consejos de fábrica y del poder obrero.La universidad productivaCon base en los mandatos de los artículos 3 y 5 de la Constitución de la República Bolivariana deVenezuela, que plantean la garantía de la educación y el trabajo como bases para alcanzar elejercicio de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, lapromoción de la prosperidad y el bienestar del pueblo; la nueva universidad tiene que plantearse,desde mi perspectiva:1. Impulsar la transformación del capitalismo rentístico en un nuevo modelo productivosocialista en manos de los trabajadores directos y de la comunidad, asumiendo la capacitacióntécnico productivo, así como también el desarrollo de ese espíritu emprendedor en la formaciónsociopolítica y la educación como los medios más eficaces para lograr ese objetivo.
  25. 25. 2. Priorizar el interés del trabajo por encima del interés del capital, favoreciendo la elaboraciónde políticas y estrategias que apoyen la vinculación universidad-comunidad, ya no solamenteaquella vinculación universidad-empresa de la que siempre hablamos, sino ahora universidad-comunidad a través de la organización, capacitación, formación y educación de los trabajadores ymiembros de la comunidad para que asuman el control directo, sin mediaciones burocráticas deningún tipo, de los procesos de producción, distribución y comercialización de los bienes yservicios imprescindibles para satisfacer lo que son las necesidades básicas y esenciales de lagente.3. Contribuir con el desarrollo del espíritu emprendedor y del potencial creativo paraacompañar el desarrollo humano integral de todas las personas en la construcción de unasociedad democrática, basada en la ética del trabajo y en la participación activa y protagónica delpueblo trabajador. Una cosa es formar capitalistas y otra cosa muy distinta es formar empresarioscomprometidos con su comunidad y el pueblo, que promuevan la propiedad social y comunitariacomo expresión de las nuevas relaciones sociales de producción, por eso es necesario que enesta transformación se diferencia el emprendedor socialista del empresario capitalista, sediferencia la empresa de propiedad social promovida por la propia universidad de las empresas depropiedad privada, incluso de muchas cooperativas que terminan operando con la lógica de lasempresas privadas y analizar por supuesto la vocación económica y las necesidades de lacomunidad para identificar posibles proyectos productivos hacia los cuales orientar la contribuciónque la universidad pueda dar.Respondiendo la pregunta que planteaba la Ministra: la conexión de la transformación universitariacon la conexión de esa gran transformación que vive el país, apunta por ahí y tenemos queprocurar que el egresado universitario salga a crear esas nuevas empresas que son expresión deesas nuevas formas de propiedad social, porque de lo contrario seguiremos con una estructura deltrabajo como la que tenemos ahora, que es uno de los elementos que termina atizando yacentuando las expresiones inflacionarias.Si uno analiza la población económicamente activa de Venezuela, se da cuenta que buena partede los venezolanos trabajan en el sector público, en alcaldías, gobernaciones y ministerios ytenemos cada vez un número creciente de venezolanos que están allí en ese sector, que todos los15 y último cobran un sueldo y se van al mercado a demandar en bienes y servicios. Entonces,ese es un tipo de remuneración que resulta altamente inflacionaria, porque rompe un equilibrioelemental básico que debe haber en la economía, que es el equilibrio entre el mercado monetarioy el mercado de bienes socialistas, entonces, cuando se le inyecta mucha plata a la economía ensueldos y salarios y estos van teniendo un respaldo o un correlato en el aumento de laremuneración que termina siendo muy inflacionaria y es uno de los fenómenos que el GobiernoBolivariano no ha podido conjurar.Distinto sería si tuviéramos buena parte de la población trabajando en empresas productivas,comunitarias y que son propiedad de los trabajadores, generando una abundante oferta de bienesy servicios para satisfacer esas necesidades básicas y, sobre todo, asegurando que losexcedentes que se generen en esas empresas de propiedad social no serán distribuidos comoganancia capitalista sino que serán invertidos como ganancia social, en función de mejorar lascondiciones de vida de los trabajadores y en el entorno comunitario, ese es uno de los grandesretos que tiene planteado la transformación universitaria.Foro en el CIM sobre transformación universitaria
  26. 26. (VIDEO) Ponencia de Miguel Ángel Pérez Pirela: Soberanía teórica hacia la universidadindisciplinariaPor: Prensa CIMFecha de publicación: 26/02/11Foto de archivoNo existe soberanía plausible en la práctica si antes no hay una soberanía teórica. Elconocimiento, es un lugar común, es el arma fundamental y es el poder en este espacio-tiempoque nosotros lamamos Siglo XXI, de allí entonces la necesidad de plantear el tema de lainvestigación como uno de los temas a discutir en pro de la construcción, de la estructuración deuna futura ley, es una cita que nosotros tenemos pendiente. Haré una brevísima introducción filosófica del tema precisamente del conocimiento y su relacióncon la universidad, y es que nosotros en Venezuela podríamos llamarnos paradigma negativo delo que ha sido la monopolización del conocimiento por un grupo de personas, antes que todo lamonopolización de un conocimiento científico que los griegos llamaban epísteme y que oponían ala doxa. El espíteme era ese conocimiento que Aristóteles llegó a estructurar bien a partir de lascausas, si, nosotros hacemos ciencia cuando tratamos de buscar la explicación de un fenómeno xa partir de sus causas, la causalidad, y este fenómeno se diferencia de la doxa, que podría enmuchos casos ser interpretado como mero mito, como media explicación subjetiva de las cosas:llueve por que los angelitos están haciendo pipi o los angelitos están llorando, eso es una opiniónque los griegos llamaban doxa. En oposición a esto está entonces la espíteme.La epísteme pues, pasó a ser un conocimiento científico, un conocimiento elaborado a partir deuna metodología precisa que quería buscar la verdad a través de la explicación plausible de larealidad precisamente que nos circunda y las causas que la estructuran.No hay nada más democrático que el conocimiento, o no debería haber nada más democráticoque el conocimiento científico ¿Por qué? Porque si yo tiro este lápiz aquí en Caracas desde dondeestamos nosotros reunidos, lo tiro en Tokio, o lo tiro en París y en todos los casos cae, estadebería ser entonces una ley universal que se llama la Ley de Gravedad.Resulta que en Venezuela no es así, en Venezuela si hay algo que ha sido monopolizado por ungrupo de personas es precisamente el conocimiento, que ha sido encapsulado en grupos de podery que pareciese que en muchos casos estos grupos de poder científico y del conocimiento, inclusopudieran transmitir genéticamente su sabiduría a hijos y nietos, más aún, este conocimientocientífico se convirtió en muchos casos en un fortín epistemológico, en un fortín del conocimientoque tiene demarcados los límites de la universidad, y que muchos protegen bajo la figura deautonomía, es decir, la autonomía mal interpretada que junto con el lenguaje se convirtió en losgrandes protectores de este conocimiento elitista.¿Y hablo por qué de lenguaje? porque nosotros estamos llegando incluso a un nivel deatomización y dictadura del conocimiento a través precisamente de las disciplinas, de lasfacultades que ya no nos deja ni siquiera que se puedan entender bien un biólogo con unmatemático o un físico con un filósofo.La ciencia como ideologíaEl lenguaje se convirtió en el instrumento de separación y de poder más grande que existe,entonces estos que son ya desvaríos de la ciencia moderna en Venezuela no fueron desvaríos, no

×