Hospitales libios atacados. Tres aviones franceses derribados.Mahdi Darius NazemroayaGlobal ResearchTraducido del inglés p...
también una violación de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidasaprobada por EEUU y sus aliados...
¿Quién forma la oposición libia? Algunos han señalado la presencia de la antigua bandera de lamonarquía en las filas rebel...
acompañada de una liberalización política, imitando ahora la perestroika de Gorbachov después dehaber imitado la “revoluci...
fuerza de ocupación extranjera bajo cualquier forma y en cualquier parte del territorio libio.” Laresolución declara la “p...
intervención extranjera”. Allí la gente distingue entre “intervención extranjera” –entendiendo por ellola presencia de tro...
`dictadores´. Una de las medidas de presión al régimen del coronel Gaddafi va a ser el embargo dearmas, resulta hilarante ...
Il Fatto QuotidianoTraducido por Gorka Larrabeiti"Es probable que la zona de exclusión aérea en Libia conduzca a una invas...
logístico enorme, bases avanzadas como las de Sigonella, Gioia del Colle, Trapani, y otras enretaguardia como Aviano. En e...
sionismo con el propósito de que proteja sus intereses; particularmente, sus intereses en materia derutas marítimas y petr...
Aún más, por lo que se ve en los medios de comunicación, parecía que el Estado Anglo-sionista quegobierna la Casa Blanca s...
ofensiva que le permita ganar posiciones frente a la guerra comercial inter imperial con los imperiosde oriente. Estos ele...
juega al “cambio” para manipular el curso terrorista de la nueva estrategia imperialista para elmundo.Dentro de esta estra...
contribuye a que los norteamericanos, ingleses, franceses y alemanes compartan valores comuneses el equilibrio de poder fr...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La onu y el gendarme del mundo contra libia

790 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
790
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La onu y el gendarme del mundo contra libia

  1. 1. Hospitales libios atacados. Tres aviones franceses derribados.Mahdi Darius NazemroayaGlobal ResearchTraducido del inglés para Rebelión por Sinfo FernándezEEUU y sus aliados se han embarcado en otra operación de cambio de régimen. Antes de darcomienzo a sus ataques contra los libios, admitieron, con toda la desfachatez, que habría víctimasciviles. Afirman que actúan para salvar civiles, pero van a matarlos.“El Primer Ministro canadiense Stephen Harper dijo que la acción equivale a un „acto de guerra‟ quees fundamental para sacar a Moamar Gadafi del poder antes de que siga masacrando a su propiopueblo”, según el Edmonton Journal (1). Añadió también: “El Primer Ministro reconoció que laoperación militar será compleja y podría provocar víctimas entre los mismos civiles que las nacionesintentan proteger y quizás también entre el personal militar enviado a Libia (2).”Los criminales de guerra han vuelto de nuevo.Horas después de que se iniciaran los ataques, fuentes libias han informado que se hanbombardeado tres instalaciones médicas (3). Dos hospitales y una clínica sanitaria (4). Esas soninstalaciones civiles.Resultaron alcanzados el Hospital Al-Tajura y el Hospital Saladin, en Ain Zara. La clínicabombardeaba estaba también situada en las proximidades de Trípoli, la capital libia (5). No sólo eranestructuras civiles sino que también estaban lejos de la zona de los combates.Se han atacado también instalaciones aéreas civiles (6). Fuentes libias han declarado también quehan destruido todas las academias militares libias (7) para impedir que Libia pueda entrenar oficialespara su defensa.Las mismas fuentes han dicho que se han atacado también todas las bases militares libias, inclusolas que no tienen nada que ver con la imposición de una zona de exclusión aérea. La nueva“coalición de los dispuestos”, al viejo estilo Iraq, ha atacado las bases aéreas libias, las basesnavales y las bases terrestres. Además, EEUU y sus aliados han impuesto un inmenso bloqueonaval alrededor de Libia.Según fuentes internas libias (no confirmadas), el ejército libio derribó dos aviones franceses cercade Janzour (Janzur/Zanzur) (7). Según la misma fuente, los libios derribaron otro avión militarfrancés cerca de Anjile (8). El pueblo de Bengasi está también huyendo de la ciudad a causa de laguerra (9). Francia, EEUU, Gran Bretaña y sus aliados de la coalición han atacado también Surt(Sidra) y Misratah (10).EEUU y sus aliados son quienes están creando ahora un verdadero desastre humanitario. Hablande paz mientras arman a los rebeldes de la oposición que tienen su base en Bengasi a través de lajunta militar egipcia, un cliente militar al igual que su supuesto predecesor civil (11). Esto representa
  2. 2. también una violación de la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidasaprobada por EEUU y sus aliados el pasado jueves, que afirma que no se enviarán armas a Libia.Hillary Clinton se desplazó tanto a Túnez como a Egipto en una visita relacionada con lasoperaciones dirigidas contra Libia. Tanto el régimen de Túnez como la junta militar de El Cairo estánabierta y secretamente apoyando la guerra contra Libia. Los autócratas del Consejo de Cooperacióndel Golfo (CCG) han indicado también que enviarán fuerzas militares para atacar Libia.NOTAS:(1) Mark Kennedy: “Canada joins UN coalition aerial mission on Libya”, Edmonton Journal, 19 demarzo de 2011.(2) Ibid.(3) Fuentes internas libias.(4) Ibid.; Sin duda, en EEUU, Canadá y la UE se informará, al estilo israelí y para tratar de justificarlos ataques contra instalaciones civiles, que Gadafi colocó elementos militares cerca de colegios yhospitales.(5) Ibid.(6) Ibid.(7) Ibid.(8) Ibid. La trascripción del nombre árabe puede variar según la fuente.(9) Ibid.(10) Ibid.(11) Giles Elgood: “Egypt arming Libya rebels, Wall Street Journal reports”, ed. Andrew Roche,Reuters, 18 de marzo de 2011.Mahdi Darius Nazemroaya es especialista en temas de Medio Oriente y Asia Central. Esinvestigador asociado del Centre for Research and Globalización (Centro de Investigaciones sobre laGlobalización).Fuente: http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=23801Entrevista a Gilbert Achcar tras la resolución de la ONU sobre Libia“En Libia la gente no quiere que vayan tropas extranjeras. Es consciente de los peligros ydesconfían sabiamente de las potencias occidentales”Stephen R. ShalomZnet
  3. 3. ¿Quién forma la oposición libia? Algunos han señalado la presencia de la antigua bandera de lamonarquía en las filas rebeldes.Esta bandera no se utiliza como símbolo de la monarquía, sino como la bandera que adoptó elEstado libio cuando se independizó de Italia. La utilizan los insurrectos para manifestar su rechazode la bandera verde impuesta por Gadafi paralelamente a su Libro Verde, cuando imitó a MaoZedong y su Pequeño Libro Rojo. La bandera tricolor no expresa en modo alguno un sentimiento denostalgia por la monarquía. Según la interpretación al uso, simboliza las tres regiones históricas deLibia, y la media luna y la estrella son los mismos símbolos que aparecen en las banderas de lasrepúblicas de Argelia, Túnez y Turquía, no son símbolos monárquicos.¿Quién constituye la oposición? Su composición, al igual que en todas las demás revueltas quesacuden la región, es muy heterogénea. Lo que une a todas las fuerzas dispares es el rechazo de ladictadura y el ansia de democracia y derechos humanos. Más allá de esto hay muchos puntos devista diferentes. En Libia, particularmente, hay una mezcla de defensores de los derechos humanos,demócratas, intelectuales, elementos tribales y fuerzas islámicas, en suma: un abanico muy amplio.La fuerza política más destacada en la revuelta libia es la Juventud de la Revolución del 17 deFebrero, que defiende una plataforma democrática y reivindica el Estado de derecho, libertadespolíticas y elecciones libres. El movimiento libio incluye además a sectores de las fuerzas armadas ygubernamentales que han desertado y se han unido a la oposición, cosa que no ocurrió en Túnez nien Egipto.Por tanto, la oposición libia está formada por un conjunto variopinto de fuerzas y la conclusión esque no hay motivo para mantener una actitud distinta ante ellas que ante todas las demás revueltasde masas en la región.¿Es o ha sido Gadafi una figura progresista?Cuando Gadafi llegó al poder en 1969 representó una manifestación tardía de la ola nacionalistaárabe que siguió a la segunda guerra mundial y la nakba de 1948. Trató de imitar al líder egipcioGamal Abdel Nasser, a quien consideraba su modelo y fuente de inspiración. Así, cambió lamonarquía por la república, abanderó la unidad árabe, forzó el cierre de la base aéreaestadounidense de Wheelus en territorio libio y puso en marcha un programa de cambio social.Después, el régimen siguió su propia dinámica en la senda de la radicalización, inspirándose en unaespecie de "maoísmo islamizado". A finales de los años setenta hubo amplias nacionalizaciones,que abarcaron casi todos los sectores. Gadafi se ufanó de haber instituido la democracia directa ycambió formalmente el nombre de la república, que pasó a denominarse Estado de las Masas (Yamahiriya ). Pretendió haber realizado en el país la utopia socialista con democracia directa, perofueron pocos los que se dejaron engañar. Los “comités revolucionarios” actuaban en realidad comoun aparato gubernamental dedicado, junto con los servicios de seguridad, al control del país. Almismo tiempo, Gadafi también desempeñó un papel especialmente reaccionario en la revitalizacióndel tribalismo, para utilizarlo en beneficio de su propio poder. Su política exterior se tornó cada vezmás temeraria y la mayoría de árabes acabaron tomándolo por loco.Con la Unión Soviética en crisis, Gadafi abandonó sus pretensiones socialistas y volvió a abrir laeconomía del país a las empresas occidentales. Afirmó que la liberalización económica vendría
  4. 4. acompañada de una liberalización política, imitando ahora la perestroika de Gorbachov después dehaber imitado la “revolución cultural” de Mao Zedong, pero fue una promesa vacía. Cuando EE UUinvadió Irak en 2003 so pretexto de buscar las “armas de destrucción masiva”, Gadafi, preocupadopor la posibilidad de que él fuera el siguiente en la lista, operó un cambio súbito y sorprendente desu política exterior, ganándose espectacularmente la categoría de estrecho colaborador de lospaíses occidentales, cuando hasta poco antes era calificado de “Estado canalla”. Colaboróespecialmente con EE UU, prestándole ayuda en la llamada guerra contra el terrorismo, e Italia,llevando a cabo el trabajo sucio de repatriar a los inmigrantes potenciales que trataban de pasar deÁfrica a Europa.A lo largo de todas estas metamorfosis, el régimen de Gadafi siempre ha sido una dictadura. AunqueGadafi hubiera aplicado al comienzo algunas medidas progresistas, en la última fase no quedaba niun soplo progresista o antiimperialista en su régimen. Su carácter dictatorial quedó demostrado porla manera en que respondió a las protestas populares: tratando de aplastarlas por la fuerza desde elprincipio. No hubo ningún intento de ofrecer alguna salida democrática a la población. Amenazó alos manifestantes con un discurso tragicómico que se ha hecho famoso: “Avanzaremos centímetro acentímetro, casa a casa, calle a calle… Os encontraremos en vuestras madrigueras. No tendremospiedad ni compasión.” No debe extrañar, si se recuerda que Gadafi fue el único gobernante árabeque criticó públicamente al pueblo tunecino por haber derrocado a su dictador Ben Alí, de quien dijoque era el mejor gobernante que podían encontrar los tunecinos.Gadafi recurrió a las amenazas y a la represión violenta, afirmando que los manifestantes se habíanvuelto drogadictos por obra de Al Qaeda, que les introducía sustancias alucinógenas en el café.Atribuir el levantamiento popular a Al Qaeda fue su manera de intentar ganarse el apoyo deOccidente. Si hubiera habido cualquier ofrecimiento de ayuda por parte de Washington o Roma, nocabe duda de que Gadafi la habría aceptado con los brazos abiertos. De hecho, expresó su amargadecepción ante la actitud de su compinche Silvio Berlusconi, el primer ministro italiano, con quiencompartía fiestas, y se quejó de que sus otros “amigos” europeos también le hubieran traicionado.En los últimos años, Gadafi se había hecho amigo, en efecto, de varios gobernantes occidentales yotras figuras del sistema que, por un puñado de dólares, se habían prestado a hacer el ridículointercambiando abrazos con él. El propio Anthony Giddens, distinguido teórico de la “tercera vía” deTony Blair, siguió los pasos de su discípulo y visitó a Gadafi en 2007; luego describió en el Guardiancómo Libia estaba aplicando las reformas e iba camino de convertirse en "la Noruega de OrientePróximo".¿Cómo valoras la resolución nº 1972 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas del pasado17 de marzo?La resolución como tal está redactada de manera que hace suya y aparentemente responde a lapetición de establecer una zona de exclusión aérea. En efecto, la oposición libia ha solicitadoexplícitamente esta medida, con la condición de que no se desplieguen tropas extranjeras enterritorio libio. Gadafi cuenta con el grueso de las fuerzas armadas de élite, con aviones y tanques, yla exclusión aérea neutralizaría efectivamente su principal ventaja militar. Esta petición de losrebeldes está reflejada en el texto de la resolución, que autoriza a los Estados miembros de la ONUa “tomar todas las medidas necesarias… para proteger a los civiles y las zonas pobladas por civilesfrente a la amenaza de ataque en la Yamahiriya Árabe Libia, incluida Bengasi, descartando toda
  5. 5. fuerza de ocupación extranjera bajo cualquier forma y en cualquier parte del territorio libio.” Laresolución declara la “prohibición de todos los vuelos en el espacio aéreo de la Yamahiriya ÁrabeLibia para ayudar a proteger a los civiles.” Ahora bien, en el texto de la resolución no hay suficientesgarantías que impidan su uso con fines imperialistas. Aunque el objetivo de toda acción essupuestamente la protección de la población civil, y no un “cambio de régimen”, la determinación desi una acción cumple este objetivo o no queda en manos de las potencias que intervienen y no enlas de los insurrectos, ni siquiera en las del Consejo de Seguridad. La resolución esasombrosamente confusa, pero dada la urgencia de impedir la masacre que se habría producido silas fuerzas de Gadafi tomaran Bengasi y ante la ausencia de cualquier medio alternativo paraconseguir el objetivo de protección de los civiles, nadie puede oponerse razonablemente a ella.Podemos entender las abstenciones; algunos de los cinco países que se han abstenido en lavotación del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas querían expresar su desconfianza y/oincomodidad ante la falta de una supervisión adecuada, pero sin asumir la responsabilidad depermitir una masacre inminente.La respuesta occidental, desde luego, tiene sabor a petróleo. Occidente teme un conflictoprolongado. Si se produjera una masacre importante, tendría que imponer un embargo sobre elpetróleo libio, con lo que el precio se mantendría en un nivel alto, y esto, tal como está actualmentela economía mundial, tendría importantes consecuencias adversas. Algunos países, inclusive EstadoUnidos, han actuado con desgana. Únicamente Francia se ha mostrado decididamente a favor deuna acción contundente, lo que puede tener mucho que ver con el hecho de que este país –adiferencia de Alemania (que se ha abstenido en la votación del Consejo de Seguridad), GranBretaña y, sobre todo, Italia– no tiene una participación significativa en el negocio del petróleo libio ysin duda espera conseguir aumentarla en la Libia de después de Gadafi.Todos sabemos qué hay detrás de los pretextos de las potencias occidentales y del doble raseroque aplica. Por ejemplo, su supuesta preocupación por los civiles bombardeados desde el aire nopareció aplicarse a la población de Gaza en 2008-2009, cuando centenares de no combatientesmurieron bajo el fuego de los aviones israelíes. O el hecho de que EE UU permita que el régimen deBahrein, donde hay una importante base naval norteamericana, reprima violentamente la revueltalocal con ayuda de otros vasallos regionales de Washington.El caso es que si se deja que Gadafi prosiga con su ofensiva militar y tome Bengasi, habrá unaimportante masacre. Estamos en una situación en que la población corre realmente peligro y noexiste ninguna alternativa plausible para protegerla. El ataque de las fuerzas de Gadafi se habríaproducido en cuestión de horas o a lo sumo de un par de días. Uno no puede oponerse, en nombrede los principios antiimperialistas, a una acción que evitará la masacre de civiles. De modo parecido,aunque conozcamos muy bien la naturaleza y el doble rasero de la policía en el Estado burgués, unono puede oponerse, en nombre de los principios anticapitalistas, a que alguien la llame cuando estáa punto de ser violada y no hay otra alternativa para impedirlo.Dicho esto, y sin estar en contra de la zona de exclusión aérea, debemos expresar nuestradesconfianza y defender la necesidad de vigilar muy de cerca las acciones de los países queintervengan, a fin de asegurar que no vayan más allá de la protección de los civiles con arreglo almandato de la resolución del Consejo de Seguridad. Al ver en la televisión a la muchedumbre enBengasi aplaudiendo la aprobación de la resolución, vi un gran cartel que decía en árabe “No a la
  6. 6. intervención extranjera”. Allí la gente distingue entre “intervención extranjera” –entendiendo por ellola presencia de tropas sobre el terreno– y la zona de exclusión aérea con fines de protección. Noquiere que vayan tropas extranjeras. Es consciente de los peligros y desconfían sabiamente de laspotencias occidentales.Así, para resumir, creo que desde una perspectiva antiimperialista uno no puede ni debe oponerse ala zona de exclusión aérea, dado que no existe ninguna alternativa plausible para proteger a lapoblación amenazada. Dicen que los egipcios están suministrando armas a la oposición libia, cosaque está muy bien, pero solamente esta ayuda no podía haber salvado Bengasi a tiempo. Noobstante, una vez más, hay que mantener una actitud muy crítica ante lo que puedan hacer laspotencias occidentales.¿Qué ocurrirá ahora?Es difícil saber qué va a ocurrir ahora. La resolución del Consejo de Seguridad no preconiza uncambio de régimen, sino la protección de los civiles. El futuro del régimen de Gadafi está en lacuerda floja. La clave está en si asistiremos a la reanudación de la revuelta en la parte occidental deLibia, incluida Trípoli, provocando así la desintegración de las fuerzas armadas del régimen. Si estoocurre, tal vez Gadafi tenga las horas contadas. Pero si el régimen logra mantener el control en laparte occidental, entonces se producirá, de hecho, la división del país, por mucho que la resoluciónafirme la integridad territorial y la unidad nacional de Libia. Tal vez sea esto lo que haya decidido elrégimen, que acaba de anunciar su acatamiento de la resolución de las Naciones Unidas yproclamado un alto el fuego. Entonces habrá seguramente una prolongada situación de empate, enla que Gadafi controlará la parte occidental y la oposición, la parte oriental. Está claro que laoposición necesitará tiempo para sacar provecho de los suministros de armas que recibe de Egipto ya través de Egipto hasta el punto de ser capaz de derrotar militarmente a las fuerzas de Gadafi.Dada la naturaleza del territorio libio, ésto solo podrá ser una guerra regular, una guerra demovimiento sobre vastas franjas de territorio, más que una guerra popular,. De ahí que sea difícilpredecir el resultado. La conclusión, en todo caso, es que deberíamos apoyar la victoria de larevuelta democrática libia. Su derrota a manos de Gadafi supondría un grave revés que afectaríanegativamente a la ola revolucionaria que recorre actualmente Oriente Próximo y el norte de África.Gilbert Achcar es profesor en el School of Oriental and African Studies, University of London, y autorde Les Arabes et la Shoah: la guerre israélo-arabe des récits (Actes Sud, coll. Sindbad).Fuente: http://www.zcommunications.org/libyan-developments-by-gilbert-achcarTraducción: VIENTO SUR: http://www.vientosur.info/articulosweb/noticia/?x=3729Una "guerra humanitaria" con sed de petróleoFrancesc CasadóRebeliónNos encontramos ante una `guerra humanitaria´ para proteger al pueblo libio que es como llamaahora nuestra clase política a las intervenciones militares y los bloqueos económicos contra
  7. 7. `dictadores´. Una de las medidas de presión al régimen del coronel Gaddafi va a ser el embargo dearmas, resulta hilarante cuando el gobierno de J.L. Zapatero ha vendido durante el periodo 2006-2010 el importe de 23 millones de euros en armamento -misiles, bombas, armamento ligero ymaterial de apoyo- al mismo país que ahora prohibe su comercio (1).Los preparativos para poner en práctica la zona de exclusión aérea por los países miembros de laUnión Europea han sido liderados en todo momento por el presidente francés Nicolás Sarkozi, elexceso de celo demostrado por el gobernante solo se puede entender en clave xenófoba. En unareciente entrevista el filósofo Noam Chomsky (2) hacía estas declaraciones respecto al cariz racistaen política:"(...) Siempre he sentido que Europa es mucho más racista que Estados Unidos. (...)Tomemos a Francia por ejemplo. La negación del Holocausto recibe una publicidad enorme,acompañada por muchas posturas con pretensión de superioridad moral, pero seríaincomparablemente peor que la negación del Holocausto si Francia estuviera deportando judíos a lamiseria y la opresión, como de hecho lo está haciendo, con pocas protestas detectables dentro deFrancia."Egipto es el anfitrión elegido por la CIA y el Pentágono para la intervención militar, después de lassangrientas revueltas este país es gobernado por los sectores más intransigentes del ejército -elConsejo Supremo Militar- que ha orquestado un plebiscito reformista para maquillar a un Mubarakque continua en su residencia de invierno en la costa del Sinaí. Se afirma que existe una relaciónentre los servicios de inteligencia y el ejército egipcio en la frontera con Libia para impulsar lasoperaciones contra el régimen de Gaddafi.Según los expertos una zona de exclusión aérea impuesta por mar y aire no logrará evitar lacontinuación de los combates terrestres entre tropas leales e insurgentes. Apostando por la paz laopinión pública mundial y las protestas de los pueblos árabes podrían presionar la OTAN a norealizar una acción terrestre con un contingente internacional, en este supuesto se vería obligada arearmar y entrenar a las fuerzas rebeldes con el objetivo de ejecutar el grueso de las operacionesmilitares para atacar al ejército libio. La ofensiva corre el riesgo de ampliarse a países vecinos yaliados de Gaddafi como Argelia, Niger y Chad o convertirse en una guerra de posición y desgastepara controlar el área petrolífera.1. http://www.elmundo.es/blogs/elmundo/elblogdesantiagogonzalez/2011/03/19/no-es-la-guerra-es-otra-mision.html2. Noam Chomsky: "Europa es mucho más racista que Estados Unidos"Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de CreativeCommons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.Entrevista con Fabio Mini, antiguo Comandante de la Fuerza Internacional de Paz en Kosovo"La zona de exclusión aérea conducirá a una invasión por tierra"
  8. 8. Il Fatto QuotidianoTraducido por Gorka Larrabeiti"Es probable que la zona de exclusión aérea en Libia conduzca a una invasión por tierra. Además, lazona de exclusión aérea es un acto militarmente determinante. Puede imponérsele a un país duranteaños, sin tocar para nada su fuerza militar". El general Fabio Mini, antiguo comandante de la fuerzainternacional de paz en Kosovo y Jefe de Estado Mayor OTAN en el Sur de Europa ve osucurosnubarrones de guerra formándose en Libia. La zona de exclusión aérea, explica, podría ser elcomienzo de "una escalada militar de resultados imprevisibles y potencialmente destructivos".Comencemos por la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de la ONU. ¿Qué prevéexactamente? ¿Sólo el control del espacio aéreo de Libia o algo más?Se han de considerar dos aspectos. El primero es que para aplicar la zona de exlusión aérea hayque tener la capacidad de atacar objetivos en tierra que dan apoyo a la fuerza aérea: bases aéreas,bases misilísticas, artillería contraaérea, radares, toda la instrumentación que debe quedarinutilizada antes de controlar el espacio aéreo. Luego está la segunda cuestión, la resolución 1973votada por el Consejo de Seguridad de la ONU anteayer, que no instituye simplemente la zona deexclusión aérea, sino que da a la comunidad internacional el derecho de usar todos los mediosposibles para proteger a la población civil.Así pues, ¿se trata de algo más que de una mera zona de exclusión aérea?Exactamente. La Resolución otorga a la comunidad internacional no solamente el derecho depresidiar el espacio aéreo sin también el de intervenir cada vez que la seguridad de los civiles estéen peligro. Ello significa que si las tropas de Gadafi decidieran bombardear Bengasi o cualquier otraciudad, los ejércitos extranjeros tendrían el derecho de bombardear. Con riesgos para los civiles quepodemos imaginar. ¿Qué haremos si Gadafi y sus mercenarios decidieran llevar a cabo operacionesmilitares contra los rebeldes y sus familias en las ciudades reconquistadas? ¿Bombardearemos? ¿Aquién le caerán nuestras bombas? En Kosovo bombardeamos tranquilamente objetivos civilespensando que eran militares.¿Una zona de exclusión aérea ofrece la posibilidad de resultar determinante para detener las tropasde Gadafi y acabar con la matanza?Absolutamente no. Saddam Hussein tuvo dos zonas de exclusión aérea durante 12 años buenos.Para reprimir a los chiíes y los curdos le bastó con reptar: no tuvo necesidad del espacio aéreo. Porabsurdo que parezca, la prohibición de volar puede aumentar la disposición de un tirano sanguinariode hacer en tierra lo que no puede hacer desde el aire. Sucedió con Saddam, pero sucediót tambiéncon la operación Deny Flight en Bosnia-Herzegovina, que impedía volar a los serbios, cosa que noimpidió que ocurriera Srebrenica ni otras masacres.Desde un punto de vista militar, ¿qué hace falta para imponer una zona de exclusión aérea?De un montón de cosas. Aviones interceptadores que efectúen las patrullas, vigilancia radar, avionesde abastecimiento en vuelo, AWACS para las operaciones de identificación de objetivos, apoyo
  9. 9. logístico enorme, bases avanzadas como las de Sigonella, Gioia del Colle, Trapani, y otras enretaguardia como Aviano. En el caso de Libia, se necesita también cobertura naval. Con los radaresde los buques se puede controlar el territorio, con los misiles de los buques, sobre todo con lostierra-aire se puede debilitar la resistencia del ejército libio. Pero sobre todo se necesita unaextraordinaria cohesión política y diplomática. Todos los países que limitan con Libia deben estarimplicados. Mauritania, Chad y el resto de Estados africanos que tienen tradicionalmente vínculosestrechos con Gadafi, y hacia los cuales el raís podría desplazar parte de su fuerza militar.Una última pregunta, general Mini. ¿Cuál puede ser el resultado de esta zona de exclusión aérea?La ocupación militar. Según la experiencia previa, no hay ni un solo experimento de zona deexclusión aérea que haya terminado sin recurrir a la intervención de tropas terrestres. Es obvio quesucede esto. Los países a los que se les impone la zona de exclusión aérea suelen seguirmasacrando a sus enemigos, reprimiendo a los civiles, produciendo fenómenos migratorios. Lasfuerzas extranjeras se ven obligadas a intensificar los ataques. El paso siguiente es la guerra total,con invasión de tropas de tierra. Boots on the ground, con las botas en el suelo, como se dice enjerga. Ocurrió en Bosnia, ocurrió en Kosovo, ocurrió en Iraq. Hará falta otra resolución ONU, peroeste es el resultado más probable.Fuente:http://fwbox.fastwebnet.it/webmail/spSystem/lcIt/Static/linkWindow.html?page=http://www.ilfattoquotidiano.it/2011/03/19/crisi-libica-il-generale-mini-la-no-fly-zone-portera-a-uninvasione-di-terra/98755/ Geopolítica, lucha de clase e islamismo Egipto, Tunez y LibiaNéstor AponteRebeliónLos medios de comunicación del imperio Euro- norteamericano han mantenido, en estos primerosmeses del 2011, la atención del planeta sobre el mundo árabe. Con ello pretenden “reducir”,intencional y oportunamente, el impacto social (la lucha de clase) que la ejecución de su políticaeconómica está generando sobre los trabajadores y campesinos de Europa y Estados Unidos;particularmente, en lo que respecta al desencadenamiento de esta nueva fase de crisis financiera ysocial que recorre Europa. En este contexto, llama a la reflexión el comportamiento que desarrolla elGobierno norteamericano (por su carácter histriónico, policíaco y cara visible del imperialismo Euro-norteamericano- sionista) al “pujar por querer cambiar la configuración política” de un mundo árabeque tanto esfuerzo le llevó instaurar.Sólo debemos recordar que la crisis del mundo árabe se agudiza hacia finales de la segunda guerramundial luego que el imperio Ingles (con apoyo de los Estado Unidos) impone en la región el Estado
  10. 10. sionismo con el propósito de que proteja sus intereses; particularmente, sus intereses en materia derutas marítimas y petróleo. La imposición del Estado sionista le permite controlar el comercio demercadería desde oriente; así como, las fuentes y transporte de energía vital (petróleo y gas) para eldesarrollo de su país y de Europa. Por otra parte, la imposición del Estado Sionista en la regiónárabe le permite al imperio anglo- norteamericano resolver el problema de una secta religiosaaltamente belicosa y poderosa financieramente que andaba errante por Europa creando problemaseconómicos y políticos internos en los distintos imperios. Esta defensa a los intereses anglo-norteamericano se da a cambio de la creación, financiamiento y apoyo militar del Estado sionista.Con las crisis políticas y guerras del medio oriente entre los años 50- 70 del siglo pasado,provocadas y apoyadas por Ingles y Norteamericano, la fuerza política y económica ganada por elEstado sionista le permite consolidarse como gendarme del imperio ingles- norteamericano en laregión: le permite constituirse en la manzana de la discordia, en el polo que subvierte la unidadárabe y le impide ser dueños y disponer de sus riquezas. Este planteamiento geopolítico,geoeconómico y geomilitar de carácter neocolonial del imperio anglo- norteamericano fue,intencionalmente, opacado y relegado a un segundo plano cuando, en la estrategia del imperio deborrar sus huellas para imponer su Estado sionista (su gendarme), se vinculó la limpieza étnica (elexterminio de un pueblo) contra el pueblo palestino con la perspectiva religiosa (justificadora demasacres) y se centró el problema no como un asunto neocolonial sino como una guerra religiosa dejudío contra árabes musulmanes. A partir de esta perspectiva religiosa (judíos contra árabes) elimperio anglo- americano ha dominado en la región (a través del sionismo) y ha justificado elterrorismo contra el mundo árabe. El beneficio como se dijo ha sido el control de rutas navieras conoriente y disposición de las riquezas naturales del mundo árabe. El costo ha sido financiar a unEstado policial, diezmar poblaciones, aterrorizar a 850 millones de personas (el mundo árabe) ycompartir el poder mundial con el sionismo.Sin embargo, la inestabilidad geopolítica en el mundo árabe, generada por la estabilidad económicadel imperialismo anglo- franco- norteamericano, no se ve estabilizada y viabilizada (o controlada porlos imperios inglés y norteamericano) hasta que se imponen a los árabes los acuerdos de campDavid que reconocían (bajo la filosofía o estrategia de divide, mata y vencerás) la legitimación, podery dominio del sionismo sobre el mundo árabe. Para ello se toma control sobre la dirección del paíssímbolo del panarabismo, asesinando a su líder Nasser y anulando a todos los líderes que losseguían en el resto de los países árabes. Los acuerdos de Camp David declaran la derrota político-militar del panarabismo en esta etapa histórica y definen la arquitectura política actual del mundoárabe: son el esquema de dominación y acuerdo inter- neocolonial de los imperios anglo-franco-norteamericano sobre el centro norte de áfrica y oriente medio.Bajo este contexto, de esfuerzo continuado (por más de 60 años), pareciera raro que el gobiernonorteamericano sea el principal impulsor de la salida del poder de quien es su fiel lacayo en suestrategia de dominación sobre el mundo árabe: su esbirro. Pareciera que el ex- gobernante egipcio,después de 20 años, ya no era necesario a los intereses y objetivos del imperio Euro-norteamericano en su labor de dividir los intereses árabes frente al gran agresor Ingles y sugendarme en el medio oriente: el Sionismo. O, será que las contradicciones internas de los paísesárabes no podían seguir siendo manejadas por los viejos esbirros políticos del imperialismo; enparticular, la lucha de clase entre la burguesía egipcia (con el apoyo de las transnacionales) y lostrabajadores egipcios.
  11. 11. Aún más, por lo que se ve en los medios de comunicación, parecía que el Estado Anglo-sionista quegobierna la Casa Blanca se pusiera del lado del Pueblo (los trabajadores) egipcio en su lucha declase contra su propio esbirro e imperio hambreador. Pareciera que el Presidente Obama (el MichaelJackson de la política norteamericana) defendiera más los intereses de los trabajadores egipciosque los intereses de los trabajadores norteamericanos, ahora cada vez más pobres. Sin embargo,tanto “pareciera” nos resulta extraño; más y cuando tanta solicitud de “libertades económicas”, masno políticas, lo hace la burguesía (europea, norteamericana y sionista) más rancia, poderosa,discriminadora, racista, inescrupulosa y asesina que haya existido en el globo terráqueo.Un análisis que mescle geopolítica, economía política y lucha de clases nos puede dar algunas lucesrespecto a la verdadera amenaza que se cierne sobre el mundo árabe y del cual el ex- presidenteegipcio sigue siendo una ficha. Egipto, a partir de mediados de los años 70, con la muerte delnacionalismo arábigo que simbolizaba Nasser, se convirtió en el segundo gran aliado delimperialismo anglo-norteamericano en la región y en el lugarteniente del sionismo. El objetivo deesta “alianza” impuesta, como ya se dijo, era estabilizar (dividir) políticamente un mundo árabe quepermitiera garantizar en la región los intereses comerciales de ingleses, franceses ynorteamericanos, mediante la legitimación del poder y control sionista; y por la otra, contener lasfuerzas del panarabismo que pugnaban por una integración geopolítica que le permitiera el ejercicioautónomo de sus riquezas, el control del transporte de mercancías en su región y en consecuenciala unión económica arábiga y en general islámica. Una geopolítica árabe no sumisa a los aliados dela segunda guerra mundial constituía una amenaza importante para el imperio inglés, francés ynorteamericano.Por otra parte, desde el punto de vista económico el mundo islámico representa un mercado cautivode 850 millones de personas, poco desarrollado desde el punto de vista del intercambio capitalistaneocolonial; pero “perfecto” en cuanto a su dimensión para la colocación y comercio de mercancíaeuropea y norteamericana de un imperialismo occidental que realiza esfuerzos para reconstituirproductivamente sus economías. Con semejante perspectiva es visto el mercado Latinoamericano,con los tratados de libre comercio; e incluso, negociado con los imperios Ruso y Chino paraneutralizar su participación en otras aventuras de conquista como la arábiga.Bajo este contexto las “libertades económicas”, (más no políticas) clamadas por el PresidenteObama para el mundo árabe marcan el inicio de la estrategia de penetración del capitalismoimperialista sobre las economías islámicas, por una parte, y por la otra, la manipulación de la opiniónpública mundial para hacer ver como “lógica” que se estarían “desatando” las fuerzas políticas delislamismo. Fuerzas que le permiten justificar en un futuro cercano dos tipos de terrorismo: por unlado un supuesto terrorismo árabe a escala mundial (planificado y dirigido por el imperio Euro-norteamericano) y por el otro un efectivo y devastador terrorismo de Estado contra los trabajadoresy/o funcionarios y campesinos norteamericano y europeos, mesclando lucha de clase con unasupuesta “rabia del mundo islámico contra occidente”. Todo este terrorismo de cara a unaagudización de la lucha de clase en Europa y Estados Unidos debido a la gran crisis del capitalismoque despoja a los trabajadores y campesinos de sus pertenencias e inclusive medios desubsistencia para entregársela al imperialismo financiero en esta masiva acumulación de capital.El desarrollo de la circulación capitalista de mercancías en el mercado islámico le permitiría alimperialismo, no sólo, la reactivar las economías euro- norteamericanas; sino, establecer una
  12. 12. ofensiva que le permita ganar posiciones frente a la guerra comercial inter imperial con los imperiosde oriente. Estos elementos determinan el desarrollo de una nueva dinámica en la geopolítica y en laeconómica política de la región del norte de áfrica y del medio oriente. Ya no se trata de garantizar,como ocurrió después de la segunda guerra mundial, el control de las fuentes y rutas de tránsito depetróleo y mercadería, del oriente y del oriente medio, mediante una arquitectura del poder quecoloque a su gendarme (el sionismo) en una posición de supremacía frente a un humillado mundoárabe. Ahora, finalizando el siglo XX y comenzando del siglo XXI la nueva estrategia delimperialismo occidental para el mundo árabe consiste en penetrar las economías islámicas, a travésdel mundo árabe, y sustituirla por una economía capitalista (neocolonial) que cumpla varios objetivosestratégico: Primero: desarrollar un mercado para las mercancías euro- norteamericanas, Segundo:controlar directamente las fuentes de energía, Tercero: atacar políticamente y económicamente elislamismo, particularmente IRAN, Cuarto: desarrollar una ofensiva política y comercial contra losimperios Ruso y Chino y Quinto justificar el terrorismo imperial contra sus trabajadores y campesinosalegando la “ira islámica”.El mundo Islámica no se circunscribe al ámbito religioso y político sino que se extiende y tiene sufundamento en la estructura económica que gobierna el centro- norte de Africa, el mediterraneo(excluyendo a Israel), se conecta con el mundo turco y persa y llega hasta los países que formaronparte de la extinta Unión Sovietica (Kazakhstan, Uzbekistan, entre otros) finalizando en Afganistan,Pakistan y una porción importante de la china comunista. Este mercado, si bien poco homogéneo ymuy diferente al capitalismo imperialista, por cuento está adecuado a la realidad económica eideológica islámica, abre enorme expectativas en el desarrollo económico del imperialismoOccidental e inclusive Oriental. Esta ofensiva, podría convertirse en la piedra angular de lageopolítica Imperialista occidental para amenazar la estructura económica e ideológica islámica deIrán, punto duro del islamismo. Y por otra parte, la región islámica le permite al imperio Occidentalnegociar este y otros mercado con el imperio Oriental. Como fin último, la ofensiva imperialistaOccidental, en el mundo islámico, pretende horadar política y económicamente a los imperios Ruso yChino.Combatir la economía islámica es tan crucial y necesario para la economía imperialista de occidentecomo desvanecer toda esperanza socialista: toda unidad política y económica de los trabajadoresdel mundo. La diferencia con el socialismo es que los planteamientos colaborativos del islam tienenuna base económica e ideológica centrada en la religión que le da una gran estabilidad política. Deallí la necesidad de crear un caos y un terror que mine tal estabilidad, de allí la necesidad desatanizar el islam como religión y debilitar la fe de sus creyentes. El debilitamiento de la fe en elislam hace presas fáciles a los creyentes de la cultura de la inconsciencia que promueve y sustentaal capitalismo como modo de dominación mental de los trabajadores y campesinos.Egipto es el país que tiene la mayor concentración de población árabe. Si bien la lucha de clases noes nueva en ese país, la política económica del imperialismo para Egipto produce por un lado laextraordinaria riqueza de las transnacionales Euro- Norteamericanas y de sus lacayos nacionales ypor la otra la miseria, la explotación y la desesperanza del pueblo Egipcio. Resulta pues,extravagante que se pretenda “salir” comunicacionalmente de Alí baba de manera tan diplomática ycortes, arguyendo la búsqueda de “libertades económicas” y se deje a los cuarenta ladrones paragarantizar la hegemonía de las transnacionales y el sionismo en la región; así como, la continuaciónde la explotación del pueblo Egipcio. Estamos frente a una telenovela gatopardiana en la que se
  13. 13. juega al “cambio” para manipular el curso terrorista de la nueva estrategia imperialista para elmundo.Dentro de esta estrategia la manera de iniciar la agresión político- económico sobre los mercadosIslámico se justificó ante la opinión pública mundial mediante la teoría de las “epidemia” de revueltasen el mundo árabe. En este sentido se promovieron de manera controlada las contradiccionesinternas de países como Túnez y Egipto para crear la apariencia del inicio del efecto dominó oepidemia que le permitiera ir incorporando paulatinamente a Yemen, Argelia y el resto de los paísesarábigos hasta llegar a IRAN como tercera avanzada, para continuar luego hacia Rusia y China.Cabe acotar que todos los países que iniciaron el supuesto efecto dominó son controlados por elimperio Euro norteamericano y sobre los que les resulta fácil manejar (controlar) las contradiccionesinternas, que ellos mismos provocan con sus políticas neocoloniales, para dar apariencia de cambiossin que se permita el desarrollo de las verdaderas fuerzas de liberación nacional y panarábigas.La segunda avanzada del imperio Anglo- Franco- Norteamericano ha sido Libia. Aquí la oferta deuna jubilación segura y de reyes para sus dignatarios no ha encontrado cabida por la idiosincrasiade su líder y por los fundamentos panarábicos de la historia de ese país. En este caso el desplieguede fuerzas al interior del país ha sido abiertamente apoyada por acciones militares y diplomáticas delos imperios inmiscuidos con el fin deponer no al líder sino deponer la primera gran barrera en suestrategia de dominación para aislar a IRAN y apoderar de todo el mercado islámico.Sin embargo, aunque libia esté resistiendo el imperio Anglo- Franco- Norteamericano está ejerciendopresión política y milita sobre todo el mundo árabe (sobre los líderes y la clase trabajadora) al obligarque estos mantengan una posición neutral frente a un ataque de esta naturaleza. Con esta acciónmilitar sobre Libia se cae la careta del “efecto domino o epidemia” y se pone al desnudo la ofensivamilitar del imperio sobre el mundo árabe. Seguramente, superado este asunto el imperio arremeterásobre IRAN, el núcleo duro del islam y sus inmensas riquezas petroleras, para iniciar su cuarta faseque es la apertura de los mercados islámicos.En esta caza de los imperios por el control de las riquezas naturales y de los mercados regionales secircunscriben la lucha imperialista; así como, directa o indirectamente la lucha de clase de lostrabajadores contra los imperios. En este momento, la unidad árabe, como unidad de lostrabajadores árabes y del mundo son la única herramienta que poseen los trabajadores paracombatir la rapiña de los imperios anglo- franco- norteamericano. El mundo islámico debe hacerseconsciente de esta amenaza contra su modo de vida y su subsistencia. Los trabajadores debenempujar el carro de la historia hacia la revolución socialista en el mundo árabe e islámico y nopermitir que sean tontos útiles en un show gatopardiano para su propia dominación y las de otrospaíses.Para finalizar, la geopolítica del imperio Occidental en la región árabe permite dibujar cuáles son losvalores que comparten los imperios norteamericano, inglés, francés y alemán para realizar estasacciones conjuntas. A todas luces los une la acumulación de riquezas, la explotación de mercadospoco desarrollados y su propia subsistencia frente a lucha que sostiene contra los trabajadores ycampesinos, empobrecidos y con hambre del mundo. Es la lucha de clase, agudizada por el modelocapitalista imperial norteamericano, la que explica las acciones de terrorismo imperial contra lostrabajadores y campesino del mundo, desatadas con motivo de otro de sus actos terrorista, el 11deseptiembre del 2001 o las explosiones en Inglaterra y España ese mismo año. Otro elemento que
  14. 14. contribuye a que los norteamericanos, ingleses, franceses y alemanes compartan valores comuneses el equilibrio de poder frente a los imperios Ruso y Chino para repartirse los mercados y áreas deinfluencia del mundo. Como se puede ver la agresión contra el mundo árabe responde a unmovimiento dentro de un plan de dominación que refleja un equilibrio de poder en el mundo y el cualdebemos combatir como un solo trabajador. Unidad, Unidad y Unidad de los árabes y trabajadoresdel mundo.Rechazamos esta agresión de los imperios norteamericano, inglés y francés contra los trabajadoresárabes e islámicos porque es una agresión contra la clase obrera mundial. La tarea es fortalecer launidad árabe, el panarabismo y el islamismo contra la agresión imperial.Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de CreativeCommons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

×