Guaicaipuro y la resistencia indígena
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Guaicaipuro y la resistencia indígena

on

  • 13,764 views

Guaicaipuro luchador indigena de Venezuela

Guaicaipuro luchador indigena de Venezuela

Statistics

Views

Total Views
13,764
Views on SlideShare
13,764
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
61
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Guaicaipuro y la resistencia indígena Guaicaipuro y la resistencia indígena Document Transcript

  • Guaicaipuro Monumento al Cacique Guaicaipuro en el punto más alto de la ciudad de Los Teques. Guaicaipuro o Guaicaipuró (n. actualmente Los Teques, Venezuela, alrededor de 1530; m. 1568), fue un nativo indígena, jefe de varias tribus Caribes, con el título ‘Guapotori’ —Jefe de jefes— originario del grupo Teques. A pesar de ser conocido hoy como Guaicaipuro, en los documentos del tiempo su nombre fue escrito como «Guacaipuro».BiografíaGuaicaipuro formó una coalición de gran alcance en contra de la conquista española del territoriode la actual Venezuela, con diversas tribus que él condujo durante el siglo XVI (16) en la regióncentral del país, especialmente en Valle de Caracas. Él dirigió, entre otros, a los CaciquesNaiguatá, Guaicamacuto, Chacao, Aramaipuro, Paramaconi y a su propio hijo Baruta.Guaicaipuro en la actualidad es uno de los Caciques más famosos e ilustres. El área ocupada ennuestros días por la ciudad de Los Teques, fue poblada por varios grupos indígenas, los cualescontaban cada uno con su propio cacique. La tribu de Guaicaipuro, que abarcaba un área desdeTurgua al este, hasta donde hoy se encuentra San José de los Altos, al oeste, era una de las másgrandes. Uno de sus hijos varones, Baruta, se convirtió también en Cacique y dominaba el áreadel actual municipio de igual nombre. Otras hijas de Guaicaipuro eran, al parecer, Tiora yCaycape.Los españoles descubrieron oro en el área de Los Teques hacia 1560, y como comenzaron apoblar el sitio de las minas para extraerlo, Guaicaipuro, sintiendo su tierra invadida, les atacó,junto a otros caciques aliados, entre ellos Terepaima, forzando a los españoles a abandonar ellugar. Después del ataque, el gobernador de la provincia de Venezuela, Pablo del Collado, envióa Juan Rodríguez Suárez en 1561 para pacificar el área. Rodríguez Suárez, creyendo que habíaalcanzado su tarea al repeler a Guaicaipuro de la zona, deja el área al cuidado de algunosmineros y de tres de sus hijos, mientras exploraba los términos de Caracas. Una vez que lossoldados españoles se marcharon del lugar, Guaicaipuro asaltó de nuevo las minas y mató atodos los trabajadores, así como a los hijos de Rodríguez Suárez.Inmediatamente después de eso, Rodríguez Suárez, que estaba en camino a la ciudad deValencia, con el propósito de reunirse con los españoles leales al rey, que intentaban detener alcaudillo rebelde Lope de Aguirre (conocido en Venezuela como El Tirano, de los conquistadoresdel Perú, venido por el Amazonas en 1561 y alzado contra la Corona), fue emboscado porGuaicaipuro y el cacique Terepaima, que le dieron muerte durante su trayecto. Iba con uncontingente reducido de seis soldados..Después de estos sucesos, Guaicaipuro se convirtió en la figura principal y central en lasublevación de todas las tribus nativas de la provincia de Caracas, y logra unirlas a todas bajo sumando. En 1562 Terepaima derrota a una fuerza expedicionaria conducida por el capitán Luis deNarváez, matándolo a él y a 150 de los expedicionarios. Debido a los ataques feroces por partede los indígenas, los españoles se retiraron lejos del área durante varios años.
  • En 1567, poco después de vencer en la Batalla de Maracapana, el capitán Diego de Losada entraal valle de San Francisco y ese año o el siguiente, puebla la ciudad de «Santiago de León deCaracas». Los españoles se preocuparon por la cercana presencia de Guaicaipuro y de sushombres y, dada la fama de sus ataques hacia los conquistadores, decidieron no esperar unataque de él, con lo que, como movimiento preventivo, Diego de Losada encomendó al alcaldede la ciudad, Francisco de Infante emprender la misión de capturar a Guaicaipuro y ‘pacificar’ alos otros Caciques.A fines de 1567 o inicios de 1568, Francisco Infante y sus hombres, conducidos por guías nativosque habían sido chantajeados, dieron con el paradero de la choza de Guaicaipuro, en lascercanías de Paracotos. Según la leyenda, Guaicaipuro prendió fuego a su choza y se suicidóantes de permitir que los españoles lo encontraran con vida. Sin embargo, la otra versión sobresu muerte, que es la que ofrece el historiador José de Oviedo y Baños en su obra publicada en1723, narra que tras una larga batalla por su vida, los españoles, imposibilitados de entrar a lachoza, decidieron lanzarle una bomba de fuego sobre el techo de paja, obligando con ello a salira Guaicaipuro que perece luchando con la espada que le había ganado a Rodríguez Suárez.Todos estos datos son tomados de la obra de Oviedo y Baños, Historia de la conquista ypoblación de la Provincia de Venezuela, quien es el único que ofrece estos detalles deGuaicaipuro. Pues sobre la existencia o no de Guaicaipuro como líder de la ConfederaciónIndígena de Caracas no hay hasta hoy pruebas documentales ciertas. Existen algunos escasosdocumentos copiados de otros de 1585, que mencionan de pasada a Guaicaipuro como simplecacique de los Teques, pero su papel de líder heróico de la resistencia indígena de Caracas essólo sustentado por la narración del historiador José de Oviedo y Baños, que escribe sobre esoshechos en 1723, y en cuya obra se han descubierto numerosos errores históricos.De hecho, Oviedo es el que inicia narrativamente la supuesta existencia histórica de Guaicaipurocomo líder de la resistencia indígena, pues en los amplios archivos documentales que hablan delperíodo entre 1568 y 1723 no se menciona esta gesta descrita por Oviedo en ninguna forma.LegadoEl Legado de Guaicaipuro esta muy latente en la zona central del país, específicamente enCaracas y el Estado Miranda.Los restos de Guaicaipuro fueron trasladados al Panteón Nacional de manera simbólica, el 8 dediciembre de 2001, asignándole un espacio junto a los próceres de Venezuela, encabezados porSimón Bolívar, el Libertador.El municipio Guaicaipuro del estado Miranda, Venezuela fue así nombrado en su honor.En 2003, por iniciativa del Gobierno nacional, se crea la Misión Guaicaipuro, la cual se encargade reivindicar social, política y económicamente a todas las etnias dentro del territoriovenezolano.Por otro lado el presidente Hugo Chávez señaló cuando abolió el Día de la Raza y decretó el Díade la resistencia indígena, que no se tendría que enaltecer nombres de conquistadores como elde Cristóbal Colón, sino el del Cacique Guaicaipuro por su determinación al resistir al imperioEspañol.Aparece en en la cara frontal del billete de diez Bolívares.
  • Enlaces externosVenezuela Tuya Pequeña biografía de Guaicaipuro.Contraloría de Guaicaipuro Vida de GuaicaipuroMisión GuaicaipuroMonedas de Oro de Guaicaipuro LA RESISTENCIA DEL CACIQUE GUAICAIPURO El levantamiento indígena que contó con la participación de todas las tribus y jefes indígenas,comprendió el Valle de Caracas desde Cúpira hasta el Lago de Valencia. Los Caciques Naiguatá,Guaica macuto, Aramaipuro, Chacao, Baruta, y Paramaconi reconocieron a Guaicaipuro comolíder.La resistencia al despojo y robo en las minas de oro iniciado por el español Pedro de Miranda, entierras de los Teques, pronto tuvo el rechazo de las tribus indígenas, logrando la salida de loscolonizadores. Juan Rodríguez Suárez, fundador de Mérida, en 1558, sustituyó a Miranda, quientras de algunos combates, creyó haber pacificado la región, dejando en las minas a variosobreros y a sus tres hijos. Guacaipuro asalta las minas y los mata. Posteriormente en Valencia,embosca y asesina al mismo Juan Rodríguez Suárez y 6 soldados.Luego de estos sucesos, Guacaipuro se constituye en líder de un gran levantamiento en el queparticipan todas las tribus y jefes indígenas del Valle de Caracas. La fuerza de esta acción deresistencia puso en riesgo la existencia misma de la ciudad de Santiago de León de Caracas,fundada en 1567.Diego de Lozada, fundador de Caracas, ordenó la captura de Guacaipuro. Localizado en el bohíoo caney, en el pueblo de Suruapo donde habitaba, los españoles le prenden fuego para obligarloa salir. En trance de perecer, el valiente guerrero salta fuera, encontrando la muerte a manos delos soldados españoles. Los restos del cacique Guaicaipuro, están en el Panteón Nacional deCaracas, junto al libertador Simón Bolívar "un lugar de honor entre los héroes de la patriavenezolana".La resistencia indígena ante el colonialismo impuesto hace 512 años, ha sido una resistenciacultural e ideológica. Silenciada históricamente por las élites -y aún hoy por el aparato educativo,la iglesia y sobre todo por los medios de difusión masivos-, la resistencia contra el colonialismo ycontra todas las ideologías dominantes es un proceso, una práctica que debe ser asumida portodos y todas las personas que quieren un mundo mejor.INTRODUCCION.A sangre y fuego se inició el periodo de la conquista, con violencia, cometiendo un atrozgenocidio. Desconociendo todo lo existente impusieron sus ideas, su modo de vida, un sistemapolítico, económico, social, ideológico y cultural, lo controlaron todo a través de su superioridadmilitar.
  • En nombre de la supremacía occidental y cristiana, por la fuerza les arrebataron a los pueblosindígenas sus tierras, su cultura y su religión, justificando sus acciones con la matriz ideológicade la dominación occidental:"La negación del derecho del colonizado comienza por la afirmación del derecho del colonizador;lo es de un derecho colectivo por un derecho individual”. Los intentos de someterlos a laesclavitud fracasaron, los indígenas se resistieron de diversas formas, la mayoría de los quesobrevivieron al genocidio se retiraron, en el caso de Venezuela, al sur del Orinoco, Apure,Amazonas y noreste del Zulia.La dificultad de conseguir mano de obra da origen a una monstruosidad: la migración forzada dehabitantes del continente africano. Se calcula que en dos siglos alrededor de cien millones depersonas fueron desarraigadas para ser convertidas en esclavos, de los cuales entre un tercio ola mitad perecieron en el trayecto.Los herederos culturales de los conquistadores europeos, lo consideran el inicio de la"civilización" en estas tierras. En cambio, para los pueblos indios fue el comienzo de una guerrade exterminio que impuso un régimen colonial, al que se opusieron de manera directa osoterrada. Más de 500 años después, muchos pueblos originarios preservaron su identidadcomunitaria, vigorizada por constantes rebeliones y la resistencia cultural. Esta fecha recuerdahoy el nuevo ciclo de movimientos indígenas que asumieron un papel como forjadores de suporvenir.MARCO TEORICO.La defensa de su territorio, las creencias religiosas y la defensa de lo que los indígenas llamabanlas tierras sagradas, llevaron a los pobladores de la época colonial a organizarse y agruparsepara establecer una fuerte resistencia indígena, para evitar que los colonizadores se apoderarande sus territorios.A pesar de no poseer, en comparación a los españoles, grandes armas ni ningún tipo deinstrucción militar, los aborígenes de la zona protagonizaron grandes batallas, con una capacidadde organización muy eficaz, que llevaron a lograr ganar muchos enfrentamientos con losespañoles, representando así un gran conflicto a los colonizadores; El armamento utilizado porlos colonizadores, eran los siguientes: bombardas, culebrinas, falconetes, ballestas, cuchillos,puñales, espadas, lanzas, picas, alabardas, partesanas, perros de presa, caballería, a lo quedebemos añadir dos factores minimizados por “historiadores” de todos los tiempos: los vicios ylas enfermedades de los recién llegados de Europa, tan devastadoras como sus aparatos deexterminio.Mientras que nuestros caciques nativos de isla y tierra firme, de raíz Caribe, tribus de laresistencia, utilizaban flechas, macanas, cerbatanas, varas de punta afilada, piedras, garrotes y elmortal veneno del curare, usado para la defensa, como usaban las emboscadas y los saltosnocturnos.Esta lucha encarnizada duró varios años de enfrentamientos; hubo episodios de heroísmo,destacando el ímpetu y gallardía de valientes caciques como: Aramaipuro, Guaicaipuro, Baruta,Chacao, Tamanaco, Sorocaima entre otros.Aramaipuro
  • Este cacique fue uno de los jefes de los temibles mariches. Formó parte de la coalición decaciques que se enfrentó a Losada en Maraca pana. Bajo su mando actuaron los caciquesChacao y Baruta, y como una especie de jefe de estado mayor participó el cacique Aricabuto.Según Oviedo y Baños, Aramaipuro se presentó con un ejército integrado por tres mil flecheros.Fue la más grande concentración indígena en una batalla concebida para destruir al invasor. Laestrategia fue tan bien planeada que Diego de Losada sólo se enteró del peligro cuando ya lamayor parte de las tribus se había reunido.Aramaipuro y sus hombres esperaron a Guaicaipuro, pero al no llegar éste tomaron la decisiónde retirarse sin presentar batalla. Sólo Tiuna y sus bravos se quedaron, pelearon y murieron.Aramaipuro siguió peleando muchos años y ya viejo se retiró con sus hombres hacia la costaoriental, en donde se enfrentó a Sir Walter Raleigh, que en 1595 asaltó Cumaná, donde murió.Los piratas atraparon a su hija Urimare que fue destinada como trofeo de guerra para Raleigh,pero la agilidad y coraje de la muchacha la ayudaron a fugarse del bergantín inglés, ganando anado la costa, pero al llegar a la playa los españoles la hicieron prisionera. Varios meses estuvoUrimare esclavizada por los íberos, hasta que un día, ante el intento de violación de uno de lossoldados, Urimare lo hiere mortalmente y huye. Llega a las tierras de Guaicamacuto. El viejocacique la hace su hija adoptiva. Cuenta la leyenda que Urimare, la hija del gran Aramaipuro,consiguió que la tribu de su padre la obedeciera y se convirtió en la primera mujer en gobernar eneste territorio. Al principio, combatió a los españoles, pero aconsejada por su padre adoptivodecide hacer la paz.GuaicaipuroGuaicaipuro formó una coalición de gran alcance en contra de la conquista española del territoriode la actual Venezuela, con diversas tribus que él condujo durante el siglo XVI( 16 ) en la regióncentral del país, especialmente en Valle de Caracas. Él dirigió, entre otros, a los CaciquesNaiguatá, Guaicamacuto, Chacao, Aramaipuro, Paramaconi y a su propio hijo Baruta.Guaicaipuro en la actualidad es uno de los Caciques más famosos e ilustres. El área ocupada ennuestros días por la ciudad de Los Teques, fue poblada por varios grupos indígenas, los cualescontaban cada uno con su propio cacique. La tribu de Guaicaipuro, que abarcaba un área desdeTurgua al este, hasta donde hoy se encuentra San José de los Altos, al oeste, era una de las másgrandes. Uno de sus hijos varones, Baruta, se convirtió también en Cacique y dominaba el áreadel actual municipio de igual nombre. Otras hijas de Guaicaipuro eran, al parecer, Tiora yCaycape.Los españoles descubrieron oro en el área de Los Teques hacia 1560, y como comenzaron apoblar el sitio de las minas para extraerlo, Guaicaipuro, sintiendo su tierra invadida, les atacó,junto a otros caciques aliados, entre ellos Terepaima, forzando a los españoles a abandonar ellugar. Después del ataque, el gobernador de la provincia de Venezuela, Pablo del Collado, envióa Juan Rodríguez Suárez en 1561 para pacificar el área. Rodríguez Suárez, creyendo que habíaalcanzado su tarea al repeler a Guaicaipuro de la zona, deja el área al cuidado de algunosmineros y de tres de sus hijos, mientras exploraba los términos de Caracas. Una vez que lossoldados españoles se marcharon del lugar, Guaicaipuro asaltó de nuevo las minas y mató atodos los trabajadores, así como a los hijos de Rodríguez Suárez.Inmediatamente después de eso, Rodríguez Suárez, que estaba en camino a la ciudad deValencia, con el propósito de reunirse con los españoles leales al rey, que intentaban detener alcaudillo rebelde Lope de Aguirre (conocido en Venezuela como El Tirano, de los conquistadores
  • del Perú, venido por el Amazonas en 1561 y alzado contra la Corona), fue emboscado porGuaicaipuro y el cacique Terepaima, que le dieron muerte durante su trayecto. Iba con uncontingente reducido de seis soldados.Después de estos sucesos, Guaicaipuro se convirtió en la figura principal y central en lasublevación de todas las tribus nativas de la provincia de Caracas, y logra unirlas a todas bajo sumando. En 1562 Terepaima derrota a una fuerza expedicionaria conducida por el capitán Luis deNarváez, matándolo a él y a 150 de los expedicionarios. Debido a los ataques feroces por partede los indígenas, los españoles se retiraron lejos del área durante varios años. Durante años estaalianza se mostró triunfadora, pero Guaicaipuro perdió su oportunidad en Maracapana, en 1568,batalla clave en la que participaron todas las tribus aliadas. Derrotados por el ejércitoconquistador en forma contundente, la coalición se disuelve y los jefes regresan a sus tierrasEn 1568, poco después de vencer en la Batalla de Maracapana, el capitán Diego de Losada entraal valle de San Francisco y ese año o el siguiente, puebla la ciudad de «Santiago de León deCaracas». Los españoles se preocuparon por la cercana presencia de Guaicaipuro y de sushombres y, dada la fama de sus ataques hacia los conquistadores, decidieron no esperar unataque de él, con lo que, como movimiento preventivo, Diego de Losada encomendó al alcaldede la ciudad, Francisco Infante emprender la misión de capturar a Guaicaipuro y ‘pacificar’ a losotros Caciques.A fines de 1567 o inicios de 1568, Francisco Infante y sus hombres, conducidos por guías nativosque habían sido chantajeados, dieron con el paradero de la choza de Guaicaipuro, en lascercanías de Paracotos. Según la leyenda, Guaicaipuro prendió fuego a su choza y se suicidóantes de permitir que los españoles lo encontraran con vida. Sin embargo, la otra versión sobresu muerte, que es la que ofrece el historiador José de Oviedo y Baños en su obra publicada en1723, narra que tras una larga batalla por su vida, los españoles, imposibilitados de entrar a lachoza, decidieron lanzarle una bomba de fuego sobre el techo de paja, obligando con ello a salira Guaicaipuro que perece luchando con la espada que le había ganado a Rodríguez Suárez y diomuerte a los que lo atacaron. Pero como eran demasiado prefirió entrar de nuevo en su choza ymorir quemado.BarutaHijo de Guaicaipuro y de Urquía, Baruta recibe de manos de su madre el penacho con plumasrojas, que había usado su padre, al tiempo que le decía:"Sean estas plumas rojas el símbolo de la sangre de tu padre y de tu pueblo derramadas por elinvasor que viene a arrebatarnos nuestra tierra. Defiéndelas con honor."Baruta no solo atacaba al enemigo, sino que con frecuencia establecía pactos y alianzas conotras tribus rebeldes y obtenía grandes victorias. Sin embargo, en un enfrentamiento contra losespañoles es hecho prisionero y conducido ante García González de Silva, que para esemomento era el Regidor del Cabildo, y le explica el plan que tiene España para desarrollar lazona y darle mayor bienestar a sus pobladores. Le ofrece la libertad a cambio de la firma de untratado de paz aceptado por el cacique.Baruta fue un gran jefe en la paz, gozó de la máxima consideración de los españoles, respetaronsu autoridad y sus tradiciones, cooperaron con él, enseñándole nuevas técnicas ganaderas y decultivos.
  • Al morir Baruta fue enterrado con su rito. Más tarde, en 1620, el Gobernador Francisco de La HozBerríos, constituyó en su honor, en el sitio donde vivió el cacique, una parroquia con el nombrede San Francisco de Paula de Baruta.ChacaoChacao, llamado el Hércules americano, de raza caribe, gobernaba justamente en la regióncaraqueña que hoy lleva su nombre, pero su dominio iba mucho más allá, acercándose a LosTeques. Su aspecto físico era impresionante, era de gran tamaño, tenía audacia y una capacidadmuy especial para preparar ataques tipo comando.Su cacicazgo lo ejercía con sentido democrático y no se recuerda ninguna injusticia cometidacontra su gente. Era respetuoso de las normas y de las tradiciones que regían a su pueblo,inclinándose fuertemente por la ayuda a los más débiles, especialmente niños y mujeres.Su territorio lo defendió con tesón y empuje. Se alió con Guaicaipuro y participó en la coalición dejefes que durante siete años mantuvieron el control sobre todo el valle de los Caracas y la regiónmontañosa de los indios Teques. En 1567 el indio Chacao se enfrenta a Juan de Gámez, oficialde Diego de Losada, quien lo reduce a prisión. Al saber Losada que el bravo Chacao es suprisionero, decide dialogar con él y recobró su libertad. En 1568 renueva su alianza conGuaicaipuro y con sus hombres acude al sitio de Maracapana, serranía adyacente a Caracas.Conocida su inclinación a ayudar a los débiles, especialmente a los niños y mujeres, se le hacesaber que un capitán llamado Catario había secuestrado a dos indiecitos y que los teníaesclavizados, juró rescatarlos y devolverlos sanos y salvos a su familia. Chacao fue a rescatar alos niños, entró con gran destreza al campamento español y los liberó. Los hombres de Chacaoobservaron que su jefe estaba gravemente herido, fue atendido de inmediato por su piache, peroya no había nada que hacer, el cacique había perdido mucha sangre. Su muerte causó unprofundo dolor en su pueblo.TamanacoDos años después de la muerte del gran Cacique Guaicaipuro, surge Tamanaco, cacique de losindios mariches y de los quiriquires.Su misión, al igual que Guaicaipuro, era la de propiciar una alianza entre las diferentes tribus. El5 de diciembre de 1570, llegó a Coro, capital de la provincia de Venezuela, el gobernador ycapitán general Diego de Mazariegos, pacta con los enemigos de Tamanaco. Nombra alavanzado Francisco Calderón para pacificar el valle de Caracas y lo designa teniente general dela recién fundada ciudad de Santiago de León de Caracas.Calderón envía al capitán Pedro Alonso Galeas a rendir a Tamanaco. Galeas lo persigue y entraen tratos con el cacique Tapiaracay, enemigo de Tamanaco y del pacificado cacique Aricabuto,quien le ofrece ayuda a cambio de que le entregue a este último. El trato no se consolida yGaleas se mide con Tamanaco en una pelea en la que participa Garci González de Silva y elindio Aricabuto, que les sirve de guía. El combate no tuvo vencedor. Tamanaco decide atacar aCaracas, los españoles retroceden hasta las orillas del río Guaire. El capitán Hernando de laCerda, se enfrenta con Tamanaco y este vence. Los indios no advirtieron la llegada de unacaballería española, Tamanaco y sus hombres quedaron atrapados y fueron hechos prisioneros.Guaicaipuro fue condenado a morir en la horca, luego su cabeza sería exhibida para que sirvierade escarmiento a los rebeldes. Garci González, que había sido elegido Regidor del Cabildo de
  • Caracas en 1573, estuvo en desacuerdo con la medida, ya que admiraba el valor, el temple y ladignidad demostrada por el guerrero. En el medio de estas consideraciones intervino un capitánde apellido Mendoza, que era propietario de un perro y sugirió que le dieran a Tamanaco laoportunidad de escoger entre la muerte en la horca o la posibilidad de salvar su vida si vencía alperro. Garci González estuvo de acuerdo, al igual que el resto de los miembros del Consejo deGuerra, Tamanaco acepto.Tamanaco fue desatado y colocado en la Plaza Mayor (hoy Plaza Bolívar) Mendoza, soltó elperro, Tamanaco recibió varias mordeduras que le causaron la muerte.SorocaimaAlgunos historiadores afirman que era guajiro o tequeño de clase guerrera y que llegó a la regiónde los indios Teques por problemas que tuvo en su propia tribu. Llegò a convertirse en hombre deconfianza y uno de los lugartenientes del gran Guaicaipuro y a la muerte de éste, quedó comojefe guerrero bajo el mando de ConopoimaEn 1570 participó en los ataques contra la recién fundada Santiago de León de Caracas, bajo elmando de Conopaima y Terepaima. En 1572, Garci González de Silva apresó a Sorocaima,Conopaima seguía resistiendo. Ante este hecho y deseoso de terminar la batalla rápidamente,González decide utilizar a Sorocaima como carnada y dice en alta voz, para que lo escuchen losotros guerreros, que el jefe indio perdería su mano derecha, que le sería amputada, a menos quese rindieran. En este último caso, se perdonaría la vida a todos. Es allí cuando el Jefe Sorocaima,le dice a los guerreros:Ataquen con fuerza, mis valientes, que los españoles no tienen mucha gente.Y luego, sin vacilar, estira el brazo para que le amputen la mano derecha, lo cual fue llevado acabo por oficiales al servicio de Garci González. Sorocaima, en un gesto que reflejaba por igual elvalor y la grandeza de su raza, tomó con su izquierda la derecha y, levantándola la ondeó enseñal de triunfo. Luego, avanzó hacia sus hombres. Garci González había ordenado su libertad.Sin embargo, al dar la espalda al enemigo uno de los soldados le disparó a traición, quitándole lavida.CONCLUSION.Ante los hechos que nos narran la historia sobre la resistencia indígena deberíamos tomar comolección el valor que tuvieron los primeros pobladores de éstas tierras para defender sus modosde vida, sus libertades y sus derechos.Deberíamos comprender el enorme error que cometieron quienes, en los tiempos de la conquista,pretendieron imponer a sangre y fuego sus ideas, sus creencias, sus ideologías y sus sistemasde vida.Deberíamos tener presente que somos, en gran medida, confluencia de distintos gruposhumanos, en donde el concepto de “razas” no es válido, y más bien llegamos a ser Americanos,Asiáticos, Africanos, Australianos, Europeos..., somos el punto de llegada de una cosmologíauniversal.Deberíamos buscar modos de convivencia, en donde las diferencias culturales no sean sino unpuente al entendimiento de los distintos grupos humanos, y así evitar las masacres, losgenocidios, las guerras, las discriminaciones y la violaciones a los derechos humanos.
  • Deberíamos mirar al futuro con la visión de quienes a han aprendido las lecciones que el pasadonos ha dejado y, quizás, así caminemos todos en la tierra en paz con nuestros semejantes.Deberíamos ante todo respectar los derechos humanos y, éste respecto, nos librará de cometerlos errores que siempre se cometen en contra del espíritu humano, en contra de la humanidad.