Your SlideShare is downloading. ×
  • Like
Erich Fromm
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Now you can save presentations on your phone or tablet

Available for both IPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Erich Fromm

  • 4,211 views
Published

Erich Fromm

Erich Fromm

Published in Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
4,211
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
71
Comments
0
Likes
2

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA ERICH FROMM SOCIEDAD, VIDA Y TEORÍA SU RELACIÓN CON LA ESCUELA DE FRANKFURTTrabajo de InvestigaciónMáster: Europa, Siglo XXI: Filosofía y Ciencias Sociales.Universidad Complutense de Madrid© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA - UCM
  • 2. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAPromoción 2005-2007Tutora: Blanca Muñoz LópezAutor: MANUEL PERIS VIDAL ERICH FROMM. SOCIEDAD, VIDA Y TEORÍA. SU RELACIÓN CON LA ESCUELA DE FRANKFURT ÍNDICE1.TU UT LA INFLUENCIA DE SUS ANTEPASADOS ........................................................................................3 TU UT2. JUVENTUD. LA IMPORTANCIA DE LOS MAESTROS JUDÍOS EN SUS INTERESESTU UT TUHUMANISTAS ..............................................................................................................................................6 UT3.TU UT EL ACERCAMIENTO AL PSICOANÁLISIS .........................................................................................8 TU UT3.1. EL DOGMA DE CRISTO ( DIE ENTWICKLUNG DES CHRISTUSDOGMAS, 1930). LA PSICOLOGÍA SOCIAL ANALÍTICA DE FROMM.TULA ELABORACIÓN ORIGINAL DEL CONCEPTO DE CARÁCTER SOCIAL ..................................................................................... 10 UT4. SU RELACIÓN CON EL INSTITUT FÜR SOZIALFORSCHUNG (INSTITUTO PARA LATU UT TUINVESTIGACIÓN SOCIAL, DE FRANKFURT). LA EMIGRACIÓN A ESTADOS UNIDOS .....................14 UT4.1. LAS PRINCIPALES DIFERENCIAS CON FREUD .............................................................................................................. 27TU UT4.2. EL MIEDO A LA LIBERTAD (ESCAPE FROM FREEDOM, 1941). DESARROLLO DEL CONCEPTO DE CARÁCTER SOCIAL. .......... 29TU UT4.2.1. LA RELIGIÓN PROTESTANTE ......................................................................................................................................................... 32TU UT4.2.2. EL CAPITALISMO MONOPOLISTA ................................................................................................................................................... 34TU UT4.2.2.1. La psicología del nazismo. La sumisión a un líder como forma colectiva de evasión del individuo aislado ............ 37TU UT4.2.2.2. El conformismo compulsivo automático como forma de evasión en los regímenes democráticos ........................... 38TU UT5. LA DISIDENCIA EN EL ENTORNO PSICOANALÍTICO. LA NATURALEZA HUMANA COMOTU UT TUBASE PARA LA CONDUCTA ÉTICA. ......................................................................................................39 UT5.1. ÉTICA Y PSICOANÁLISIS (MAN FOR HIMSELF, 1947) ................................................................................................... 40TU UT5.1.1. LA NATURALEZA HUMANA ............................................................................................................................................................ 41TU UT5.1.2. LA SOCIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO DE FROMM .......................................................................................................................... 42TU UT5.1.2.1. Las dicotomías existenciales .............................................................................................................................................. 42TU UT5.1.2.2. Las dicotomías históricas ................................................................................................................................................... 42TU UT5.1.3. LAS NECESIDADES BÁSICAS O EXISTENCIALES ............................................................................................................................. 43TU UT6.TU UT LA PRIMERA CRÍTICA DE LA RELIGIÓN ........................................................................................43 TU UT6.1. PSICOANÁLISIS Y RELIGIÓN (PSYCHOANALYSIS AND RELIGION, 1950) ......................................................................... 44TU UT7.TU UT LA BÚSQUEDA DE LA LIBERTAD CIENTÍFICA EN MÉXICO .........................................................45 TU UT7.1. PSICOANÁLISIS DE LA SOCIEDAD CONTEMPORÁNEA (THE SANE SOCIETY, 1955) .......................................................... 46TU UT© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 1
  • 3. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA7.1.1. LA SITUACIÓN HUMANA................................................................................................................................................................ 47TU UT7.1.1.1. Las necesidades del hombre a partir de las condiciones de su existencia ................................................................... 48TU UT7.1.2. SALUD MENTAL Y SOCIEDAD ........................................................................................................................................................ 50TU UT7.1.3. EL HOMBRE EN LA SOCIEDAD CAPITALISTA. EL CARÁCTER SOCIAL................................................................................................ 50TU UT7.1.3.1. La estructura del capitalismo y el carácter del hombre ................................................................................................... 51TU UT7.1.4. OTRAS OPINIONES CRÍTICAS SOBRE LA CULTURA OCCIDENTAL CONTEMPORÁNEA ......................................................................... 54TU UT7.1.5. LA SOLUCIÓN A LOS MALES DEL CAPITALISMO .............................................................................................................................. 55TU UT7.1.6. LA TEORÍA DEL MATERIALISMO HISTÓRICO DE MARX .................................................................................................................... 55TU UT7.1.7. CAMINOS HACIA LA SALUD MENTAL .............................................................................................................................................. 56TU UT8. EL COMPROMISO POLÍTICO DE FROMM. LA DIVULGACIÓN DE LA OBRA DE MARX ENTU UT TUESTADOS UNIDOS....................................................................................................................................58 UT8.1. MARX Y SU CONCEPTO DEL HOMBRE (MARX’S CONCEPT OF MAN, 1961) ..................................................................... 60TU UT8.2. MÁS ALLÁ DE LAS CADENAS DE LA ILUSIÓN. MI ENCUENTRO CON MARX Y FREUD (BEYOND THE CHAINS OF ILLUSION, 1962)TU UT.................................................................................................................................................................................... 668.3. LA UTILIDAD DE SU PRESTIGIO INTERNACIONAL PARA EL COMPROMISO POLÍTICO ........................................................... 67TU UT9. LA INFLUENCIA DE FROMM SOBRE LA TEORÍA SOCIOLÓGICA FEMINISTA ..............................69TU UT10.TU UT CONCLUSIONES ..............................................................................................................................70 TU UTBIBLIOGRAFÍA DE ERICH FROMM ..................................................................................................................................... 73TU UTBIBLIOGRAFÍA GENERAL ................................................................................................................................................. 74TU UTTU ARTÍCULOS ................................................................................................................................................................... 75 UTTU ARTÍCULOS DE ERICH FROMM ......................................................................................................................................... 76 UTINTERNET ...................................................................................................................................................................... 76TU UT© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 2
  • 4. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA1. La influencia de sus antepasadosErich Fromm nace el 23 de marzo de 1900 en Frankfurt am Main (Alemania). Suspadres provenían de familias rabínicas, aunque su padre Naftalí se dedicó al comerciode vinos y no siguió la línea de sus antecesores. De las propias palabras de Fromm, sedesprende el hecho de que el entorno en el que se desarrolló su infancia no tenía nadaque ver con el cliché del judío codicioso de fortuna y eficaz en los negocios, sino queera un mundo centrado en las fuerzas espirituales del hombre, buscando la salud delalma. Podemos apreciar la influencia de ese entorno sobre el pensamiento de Fromm,en la descripción que hace en una entrevista, de lo que él calificaba como pensamiento“precapitalista”, “premoderno” o “preburgués”, basado en la actitud de su bisabuelo, el“rav de Würzburg”. Su bisabuelo, erudito en las Escrituras e investigador del Talmud,tenía un pequeño comercio: “Un día le llegó un ofrecimiento por el cual, si viajaba unpoco, ganaría algo más. Tenía naturalmente muchos hijos, y eso no hacía más fácil suvida. Entonces su mujer le dijo: ¿No te parece que quizás sería bueno aprovechar laoportunidad? Estarías ausente sólo tres días por mes, y dispondríamos de un pocomás de dinero. Entonces él contestó: ¿Tú quieres decir que debería hacerlo ydesaprovechar más de tres días de estudio por mes? (...) se pasaba todo el díasentado en su negocio estudiando el Talmud; cuando entraba un cliente, se ponía enguardia un poco enojado y decía: ¿No hay ningún otro negocio adónde ir?. Ese era elmundo que constituía mi realidad. El mundo moderno me parecía extraño” 1 . Fromm TPF FPTreconoce que cuando tenía diez o doce años, “Si alguien decía que era comerciante uhombre de negocios me sentía perplejo y pensaba: Dios mío, este hombre debesentirse espantosamente por tener que consagrar toda su vida a no hacer nada másque ganar dinero. ¡Cómo puede ser ésa su única ocupación!” 2 . El mundo “moderno” TPF FPTtiene como meta la obtención de dinero, y, para Fromm, emplear sus fuerzas enobtener dinero habría sido desperdiciar su vida, perder la salud del alma. De hecho, noperdonó a su abuelo, el Dr. Seligmann Fromm, su decisión de renunciar, en 1875, alcargo de rabino del condado de Bad Homburg Vor der Höhe, para mudarse a Frankfurtcon el fin de ganar más dinero al servicio de un barón. Fromm reconoció que su visióndel mundo fue la de un hombre pre-moderno, reforzada por el estudio del Talmud, lalectura continua de la Biblia y por las historias de sus antepasados. Se sentía extraño1TPE. Fromm, El amor a la vida. Paidós, B. Aires. 5ª reimpr. España, 1994. pp. 160-161 ( Über die Liebe zum Leben, ed. Hans PTJürgen Schultz. Sttutgart (Deutsche Verlags-Anstalt), 1983).2TPIbid., p. 161. PT© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 3
  • 5. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAen la cultura burguesa, y a ello achaca su actitud crítica hacia el capitalismo y lasociedad burguesa: “(…) my ancestors, who had all lived in a world that predated theburgeois world. I’ve remained an alien in the bussiness or burgeois cultura, and thatexplains why I developed such a harshly critical attitude toward bourgeois society andcapitalism. I became a socialist.” 3 TPF FPTEsta añoranza por ciertas cualidades del mundo precapitalista se observa en toda laobra de Fromm. Podemos apreciarla en Ética y Psicoanálisis. Al preguntarse por elmotivo de que se haya perdido el concepto de la vida como un arte, en la era moderna,culpa a las aspiraciones a la consecución de poder, dinero y prestigio. A pesar de todoel énfasis que la sociedad moderna ha puesto en la felicidad, en la individualidad y enel propio interés, ha enseñado al hombre a sentir que no es su felicidad la meta de lavida, sino su éxito o el cumplimiento de su deber de trabajar. El dinero, el prestigio y elpoder se han convertido en sus incentivos y sus metas. Actúa bajo la ilusión de quesus acciones benefician a sus propios intereses, aunque de hecho sirve a todo lodemás, menos a los intereses de su propio ser. En su obra Psicoanálisis de la Sociedad Contemporánea, también critica el hecho de que el mundo “moderno” tenga como meta la obtención de dinero. Al describir los cambios caracterológicos en la sociedad del siglo XX, considera que la enajenación entre hombre y hombre provoca la pérdida de los vínculos generales y sociales característicos de la sociedad medieval y casi todas las sociedades precapitalistas. Aquí utiliza el concepto de Ferdinand Tönnies de “comunidad” por oposición al de “sociedad”. La sociedad moderna está formada por átomos, pequeñas partículas extrañas la una a la otra, pero que permanecen juntas por los intereses egoístas y la necesidad de usarse mutuamente. El hombre siente el proceso total del vivir de un modo análogo a una inversión provechosa de capital, y su vida y su persona son el capital invertido. Y en Anatomía de la Destructividad Humana, considera que la falta de estructura social, de vínculos comunes genuinos y de interés por la vida, son factores responsables de la agresión humana (y no el hacinamiento). Pone como ejemplo los kibbutzim de Israel, donde es escaso el espacio para el individuo y poca la oportunidad de retiro privado, y, a pesar de ello, hay una extraordinaria ausencia de agresión. Fromm asegura que el hombre necesita un sistema social en que tenga su lugar y en que sus relaciones con los demás sean relativamente estables y se sustenten en valores de aceptación general. Lo que ha sucedido en la sociedad industrial moderna es que las tradiciones, los valores comunes y los lazos sociales personales genuinos han desaparecido en gran parte (inspirado en la definición de sociedad moderna, de Tönnies). El hombre masa contemporáneo está aislado y solo, aunque forme parte de una muchedumbre; no tiene convicciones que compartir con los demás: sólo consignas e ideologías, que le proporcionan los medios de comunicación de masas. Se ha convertido en un á-tomo (equivalente griego de “in-dividuo” = indivisible), que se mantiene unido sólo por intereses comunes, que suelen ser antagónicos, y por el nexo del dinero. Cita a Durkheim, que denominaba a este fenómeno anomia, y que descubrió su aumento con el desarrollo de la industrialización. Aunque podría parecer un nostálgico de la sociedad medieval, Fromm mantiene una posición intermedia, al asegurar que “La imagen de la Edad Media ha sido deformada de dos maneras distintas. El racionalismo la ha considerado sobre todo como un3 E. Fromm, In the name of life. A Portrait Through Dialogue, en E. Fromm, For the Love of Life, ed. Por Hans Jürgen Schultz, N.TP PTYork. The Free Press 1986, pp. 96-97.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 4
  • 6. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAperíodo de oscurantismo (…) Por otro lado, la Edad Media ha sido idealizada, sobretodo por los filósofos reaccionarios, y en ciertos casos también por algunos críticosprogresistas del capitalismo. Se ha señalado el sentido de la solidaridad, lasubordinación de las necesidades económicas a las humanas, el carácter directo yconcreto de las relaciones entre los hombres, (…). Ambas imágenes son correctas: loque las hace erróneas es el considerar tan sólo una de ellas, cerrando los ojos ante laotra.” 4 . Y al tratar los dos aspectos de la libertad para el hombre moderno, en El Miedo TPF FPTa la Libertad, Fromm aclara que toda valoración crítica del efecto del sistema industrialsobre la libertad íntima debe reconocer el enorme progreso que el capitalismo haaportado al desarrollo de la personalidad humana. Porque, en caso contrario, ese juiciodemostrará estar arraigado en un romanticismo irracional. Aunque su padre, Naftalí Fromm, amaba el mundo ortodoxo tradicional judío en el que era posible el sentimiento de vida medieval, Erich valoraba la parte de ese mundo que proporcionaba un sentimiento de arraigo, de pertenencia, pero reconocía que, al mismo tiempo, impedía el desarrollo del hombre hacia una individualidad libre, capaz de crear. Ello es debido al carácter dialéctico del crecimiento de la libertad humana: la individuación creciente significa un aumento paulatino de su inseguridad y aislamiento, y una duda creciente sobre su papel en el universo, sobre el significado de la propia vida, y un sentimiento creciente de insignificancia. La solución creadora a esta situación pasa, según Fromm, por la solidaridad activa con todos los hombres, y la actividad, trabajo y amor espontáneos, capaces de volver a unir al hombre con el mundo, salvando su carácter de individuo libre e independiente (y no por medio de los vínculos primarios, propios de sociedades pre-modernas). De ahí sus conclusiones sobre el origen del apoyo por parte de grandes masas de población, a determinados movimientos totalitarios. La causa radica en que, si las condiciones económicas, sociales y políticas no ofrecen una base para la realización de la individualidad, al tiempo que se priva a los individuos de los vínculos que les otorgaban seguridad, ello transforma la libertad en una carga insoportable. Surgen tendencias que llevan al abandono de este género de libertad para buscar refugio en la sumisión o en alguna relación con el hombre y el mundo que prometa aliviar la incertidumbre. Fromm describió la problemática relación con su padre de este modo: “Mi padre era muy neurótico; estaba angustiado, terriblemente ansioso en lo que a mí concernía; no sentía temor por él mismo, pero experimentaba una ansiedad neurótica a mi respecto. Y, como hijo único, me encontraba en una situación muy difícil; me sobreprotegía y me exigía muy poca disciplina” 5 . También se refería a la actitud narcisista de su madre TPF FPT Rosa Krause, en estos términos: “Mi madre estaba muy ligada a su propia familia y yo realmente le gustaba en tanto era un Krause, que era su apellido de soltera, y todo lo bueno en mí era típicamente Krause y todo lo malo era Fromm”. 6 . TPF FPTSe reconoce a sí mismo como un muchacho solitario y mimado, con ansias detrascender el aislamiento emocional, propio de un niño judío en un ambiente cristiano,y de un hijo único dentro de un contexto familiar emocionalmente inestable. Confiesaque el ambiente parental ansioso-depresivo y sobreprotector, despertó su interés por lapsique humana, por las motivaciones del hombre. Este interés por la psicologíahumana cristalizó en un acercamiento a las teorías de Freud, hacia los veintidós años.4 E. Fromm. El miedo a la Libertad, Paidós, Barcelona. 6ª reimpresión en España, 1982. p. 62-63 (Escape from Freedom. NewTP PTYork: Farrar & Rinehart, 1941).5TP PT E. Fromm- Gérard Khoury, “Talmud à Freud”. Conversación con Gérard Khoury, inédita. p. 4.6TP PT E. Fromm- Gérard Khoury, “Talmud à Freud”. Conversación con Gérard Khoury, inédita. p. 5© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 5
  • 7. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAFromm recuerda, con especial énfasis, una experiencia que le sucedió hacia los doceaños. Se trata del suicidio de una joven de unos veinticinco años, amiga de la familia,como consecuencia de la muerte de su padre, y la petición de ser enterrada junto a él.Para el joven Erich, que nunca había oído nada relacionado con fijaciones incestuosasentre hija y padre, fue un acontecimiento que estimuló su interés psicológico, y pudoencontrarle una explicación años más tarde, mediante la teoría freudiana del Complejode Edipo.Pero el germen de su radical propuesta humanista tiene mucho que ver, según elpropio Fromm, con sus experiencias durante la Primera Guerra Mundial. En el capítuloautobiográfico de Más allá de las cadenas de la ilusión relata cómo un profesor deinglés se alzó, con sus comentarios, a favor del sentido común y en contra del odiogeneralizado contra los ingleses, reviviendo el espíritu del “rav de Würzburg”. Estemaestro señaló un camino para poder encontrar autonomía e identidad orientándosehacia una praxis de vida negadora. Inicialmente, Fromm encontró su propia identidad através de la praxis negadora que exalta lo auténtico y lo creativo. Y, a finales de lasegunda década del siglo XX, desarrolló su propia praxis de vida creativa, sin remitirseal marco de la cosmovisión de la praxis de vida religiosa de la ortodoxia judía.La guerra también marcó su interés por comprender la irracionalidad de la conducta delas masas. Cuando la guerra concluyó en 1918, Fromm se había convertido en “unjoven profundamente preocupado, obsesionado por la pregunta de cómo era posible laguerra, por el deseo de comprender la irracionalidad de la conducta de las masashumanas, por un deseo apasionante de paz y comprensión internacional”. 7 TPF FPT2. Juventud. La importancia de los maestros judíos en sus intereseshumanistasEntre sus primeros maestros del Talmud se encuentra el Dr. Jacob Horovitz, y su tíoabuelo Ludwig Krause. Entre los doce y los dieciséis años, Fromm se interesó más enlas lecturas del Antiguo Testamento, sobre todo las referentes a los relatos de ladesobediencia de Adán y Eva en el paraíso terrenal, y las lecturas sobre los escritosproféticos que anunciaban la idea de que el hombre habría de encontrar una respuestaa su existencia en el desarrollo de su razón, de su amor.Recibió durante su juventud una importante influencia del rabino Nehemia Anton Nobel,quien vivía una praxis de vida religiosa conservadora, al mismo tiempo que era unhumanista y un hombre de la Ilustración orientado en la dirección de Goethe y Kant. Yde Hermann Cohen, profesor de filosofía en Marburgo desde 1873 hasta 1912, opositordel nacionalismo judío y del sionismo, que redescubría en la tradición judía elpensamiento humanista de la Ilustración y los ideales universales y mesiánicos de lahumanidad.Fromm acabó el bachillerato en Frankfurt, y a partir de los 19 años, estudia sociología,psicología y filosofía en Heidelberg, donde obtiene el doctorado en 1922 con una tesissobre “La ley judía”, una contribución a la sociología de la Diáspora. El interés por lasociología se lo debe, principalmente, a Alfred Weber (sociólogo en Heidelberg),hermano de Max Weber. En palabras del propio Fromm, Alfred fue el único maestro nojudío al que admiró. Le influyó profundamente, entre otros motivos, porque, a diferenciade su hermano Max, era un humanista, no un nacionalista.7 E. Fromm. Más allá de las cadenas de la ilusión. Herrero Hermanos, 2ª ed. México, 1968. p. 17. (Jenseits der Illusionen. DieTP PTBedeutung von Marx und Freud, 1962)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 6
  • 8. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAEn Heidelberg, durante cuatro o cinco años, en la década de 1920, Fromm recibióclases del rabino Salman Baruch Rabinkow, en las cuales se dio prioridad a lainterpretación de las Escrituras de acuerdo con el Talmud. Lo que más atrajo a Frommdel rabino fue la combinación del estudio tradicional judío del Talmud con la culturamoderna, una postura que se podría denominar “radical humanista”. Veía la autonomíadel hombre profundamente arraigada en el judaísmo, pues en sus textos se puede leer,por ejemplo, que el hombre es un fin en sí mismo.En esta década, Fromm se alejaba del movimiento sionista, gracias a la visiónuniversalista de Cohen y Rabinkow. Para él, en el sionismo se cultivaba sobre todo elnacionalismo, contradictorio con la visión humanista del judaísmo. Además, entendíaque el sentimiento nacionalista estaba cargado de narcisismo, fundamento de todototalitarismo. Por todo ello, abandonó su militancia en el sionismo.Fromm recoge de Rabinkow la orientación humanista, condición de posibilidad para eldesarrollo de las facultades humanas creadoras y auténticas, pero introduciendo esapraxis de vida judía en lo antropológico y empírico, haciendo aceptables en términos deciencias humanas las determinantes de una praxis de vida religiosa. Ha universalizadoel contenido humano de una religión practicada en una comunidad de vida segregada,y lo ha vuelto comunicable entre todos los hombres de orientación humanista. Lainterpretación universalista y humanista del judaísmo, hecha por Rabinkow, fueesencial para que Fromm pudiera salir del judaísmo ortodoxo y se decantara por unhumanismo no teísta.Entre los filósofos que más influyeron en Fromm se encuentran: Aristóteles, Spinoza yMarx. Aunque, después de familiarizarse con el psicoanálisis, se relacionó con lafilosofía de un modo peculiar: qué y cómo piensa un hombre, qué es para él la razón,su filosofar está condicionado por el inconsciente. Éste, junto al ser social, son losdeterminantes de la conciencia. De aquí surge una de las principales aportaciones deFromm: suponer un inconsciente colectivo configurado por el ser social, combinandoasí las ideas de Freud y de Marx.Posiblemente por la perplejidad que le causaba el ascenso de la ideología nazi en supaís, Fromm se interesó por el estudio de la tradición de la Ética Humanista, basada enla opinión de que el conocimiento del hombre es la base para establecer normas yvalores. También, la facilidad con la que determinadas ideas inhumanas como las deHitler, llegaran a recibir tanto apoyo y legitimación, pudo suponer un aliciente para losataques de Fromm al relativismo, a lo largo de toda su obra. De hecho, cuando analizóla religión, se enfrentó con la teoría que sostiene que tener algún ideal religioso esvalioso en sí. Hay que juzgar el ideal de acuerdo con el grado en que ayudan aldesarrollo de las potencias humanas y responden a la necesidad de armonía. De Aristóteles recogió la idea de que virtud es actividad, referida esta última alejercicio de las funciones y actividades peculiares del hombre. El hombre libre, racionaly activo es el bueno, y, por tanto, la persona feliz. También se inspiró en la idea delracionalista Spinoza, de que la virtud es el desarrollo de las potencias específicas decada organismo. Por consiguiente, para el hombre, es el estado en el cual es máshumano. Potencia es lo mismo que virtud. La ética de Spinoza se funda en el carácterobjetivo del modelo de la naturaleza humana, el cual es, en su esencia, el mismo paratodos los hombres. Y se opone radicalmente a la Ética Autoritaria, al considerar alhombre como un fin en sí mismo. Esta consideración del hombre la amplía Fromm através de la recepción de la obra de Marx, quien consideraba que la humanidad en el© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 7
  • 9. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAhombre no debía convertirse en un medio, ni siquiera para su existencia individual (porconsiguiente, mucho menos para el Estado, la clase o la nación).3. El acercamiento al psicoanálisisEl acceso de Fromm al psicoanálisis se produjo a través de la psiquiatra FriedaReichmann, que poseía un centro terapéutico en Heidelberg, inaugurado en 1924,donde se ponía en práctica el psicoanálisis de Freud. Allí, gracias a su ambiente críticocon la ortodoxia judía, el psicoanálisis tenía a menudo el efecto de apartar a laspersonas analizadas, de la praxis religiosa. Este factor, junto a la influencia de la visiónuniversalista de Cohen y Rabinkow, y el contacto con el budismo, le llevaron alabandono de la praxis religiosa ortodoxa. A partir de su contacto con el budismo Zen,orientó su praxis religiosa hacia él, por ser “un modo de vida basado en la racionalidadpura, carente de toda mistificación irracional o llamado a la revelación o a laautoridad” 8 . TPF FPTLa relación terapéutica de Erich y Frieda terminó en boda en 1926. Ese mismo añocomenzó a practicar clínicamente, aunque no fue nunca formado médicamente comodoctor. La formación psicoanalítica de Fromm continuó con Karl Landauer, y la culminóen el en el Instituto Psicoanalítico de Berlín, a finales de la década de 1920. Allí recibióla influencia de Wilhelm Reich, Siegfried Bernfeld, y Theodor Reik. El concepto decarácter social de Fromm tiene mucha relación con las formas de carácter de las quehabla W. Reich en su obra Análisis del Carácter, en 1933. Éste afirma que todo ordensocial crea las formas de carácter que necesita para su preservación. En la sociedadde clases, la clase gobernante asegura su posición con la ayuda de la educación y lainstitución de la familia, haciendo de sus ideologías las ideologías que rigen a todos losmiembros de la sociedad. Las similitudes entre Reich y Fromm provienen del intento deambos de lograr una síntesis dialéctica de S. Freud y K. Marx. Pero una de lasprincipales diferencias radica en que, mientras Reich propone como solución para elproblema de la existencia del hombre, una liberación sexual, mecanicista y a ultranza,Fromm es partidario de la realización personal. Ésta implica la libre y espontáneaincorporación a la realidad humano-social, a través del ideal de un amor, unpensamiento y un trabajo “productivos”. De este modo, Fromm se aleja de Freud y deReich, al minimizar el papel de la sexualidad (no parte del presupuesto de que la únicafuente de la actividad psíquica sea la energía sexual). Para él, aunque la sexualidad esparte inevitable de la naturaleza humana, la satisfacción de esa necesidad instintiva nobasta para hacer feliz al hombre y para mantenerle mentalmente sano. No es la fuerzabásica que motiva las pasiones y los deseos humanos, pues aquélla hay que buscarlaen la “situación humana”, en las condiciones de la existencia del hombre. Reich, al efectuar una reducción mecánica de toda la dinámica psicológica a las vicisitudes de la pulsión sexual, al minimizar el mecanismo de la sublimación, al no referir toda la problemática humana a un esquema antropológico y a un orden de valores, establece una diferencia insalvable con el humanismo de Fromm. En 1929, Landauer acepta la dirección del Instituto Psicoanalítico de Frankfurt, instituto huésped en el Instituto de Investigación Social, dirigido por Max Horkheimer. El Instituto se convirtió en la primera institución freudiana oficial adscrita a una universidad alemana. Allí, Fromm habló sobre psicoanálisis y sociología. De esos8 E.S. Tauber y B. Landis. Erich Fromm: Some Biographical Notes en In the Name of Life. Essays in Honor of Erich Fromm, NuevaTP PTYork (Holt, Rinehart and Winston), 1971, p. 12.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 8
  • 10. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAcírculos psicoanalíticos de Frankfurt, Heidelberg y Berlín recibió la influencia de lapsicoanalista alemana Karen Horney, con quien coincidía en su crítica de lasignificación central del complejo de Edipo. Horney fue la primera en adoptar unenfoque crítico acerca de la psicología freudiana de las mujeres, y más tarde desarrollóun enfoque que prescindía de la teoría de la libido y subrayaba la importancia de losfactores culturales. Para ella, todos los conflictos que producen ansiedad básica en elniño, en la relación con los padres, pueden ser evitados si crece en un hogar en el quehaya seguridad, confianza, amor, respeto. A diferencia de Freud y Jung, no cree que elconflicto sea constitutivo de la naturaleza humana, sino que surge de las condicionessociales. Del médico y psicoanalista Georg Groddeck, recibió una importanteinfluencia para la crítica del psicoanálisis freudiano en tanto orientado por el sistemasocial patriarcal.La teoría de las relaciones interpersonales, formulada por el psiquiatra norteamericanoHarry S. Sullivan, fue un elemento decisivo en la vinculación entre Karen Horney,Margaret Mead, Frieda Reichmann y E. Fromm, entre otros, inspirando a lospensadores y clínicos agrupados bajo el concepto de “neofreudianos”. Sullivanconsideraba que la psiquiatría debía convertirse en una ciencia de las relacioneshumanas, no limitándose a funciones de glándulas, perturbaciones cerebrales, etc, sinoenglobando a la totalidad de los acontecimientos interhumanos. Fue pionero en lainterpretación sociopsicológica de la psiquiatría. Fromm reconoce su influencia: “(…) larelación del hombre con sus semejantes, con la naturaleza y consigo mismo. Sesostiene que esta sola relación gobierna y regula la energía manifiesta en los impulsospasionales del hombre. H. S. Sullivan, uno de los iniciadores de esta nueva opinión,definió, en consecuencia, al psicoanálisis, como un estudio de las relacionesinterpersonales” 9 . Para Sullivan, el individuo no puede existir al margen de sus TPF FPTrelaciones con otros individuos.Horney, Sullivan y Fromm son considerados como pertenecientes a la escuelaculturalista o neofreudiana. Esta nueva tendencia psicológico-social comenzó conAlfred Adler, quien en 1911 rompió con Freud, por el desacuerdo con el tema de lasexualidad. Las teorías psicoanalíticas de la personalidad formuladas por Freud yJung, se nutrieron del mismo clima positivista que caracterizó el avance de la fisica y labiología del siglo XIX. Pero durante los últimos años de ese siglo, empezaron aextenderse otras tendencias intelectuales que discrepaban de la concepciónpuramente biofísica del hombre, y la sociología y la antropología hicieron su primeraaparición como disciplinas independientes. De acuerdo con estas nuevas cienciassociales, el hombre es, fundamentalmente, el producto de la sociedad en que vive: supersonalidad es más social que biológica. Estas nuevas doctrinas culturales y socialesfueron infiltrándose en la psicología y en el psicoanálisis, atacando los fundamentosnaturalistas y físicos de esas ciencias. Los autores que dieron a la teoría psicoanalíticala orientación propia del siglo XX (la de la psicología social), diferían entre sí en cuantoal conjunto de variables sociales en las que se centraban. Fromm concentraba suatención en la descripción de las formas en que la estructura y la dinámica de unasociedad moldean a sus miembros. Horney se centró en los factores internos del grupofamiliar que conforman la personalidad, de modo parecido a Sullivan. Y Adler analizó lasociedad en todos sus aspectos. Ninguno de estos autores asume la radical posiciónambientalista, sino que creen que existe una determinada naturaleza humana, y quetanto ésta como la sociedad son maleables. Sostienen que la ansiedad no es algo9 E. Fromm. Ética y Psicoanálisis, Fondo de Cultura Económica, México. Decimosexta reimpresión, 1993. p.71 (Man for Himself,TP PT1947)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 9
  • 11. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIApropio de la naturaleza humana, sino un producto social. Y que el hombre no esdestructivo por naturaleza, como creía Freud. Excepto la de Sullivan, estas teoríassubrayan la idea de la singularidad del individuo y la del sí mismo creador, y fueronresponsables del auge de la psicología social. 3.1. El Dogma de Cristo ( Die Entwicklung des Christusdogmas, 1930). La psicología social analítica de Fromm. La elaboración original del concepto de carácter social La obra de Theodor Reik ( Dogma und Zwangsidee (El dogma y la idea obsesiva),1927), junto al interés del joven Erich por la psicología de la religión y la psicología social de orientación marxista, fueron los estímulos para escribir El Dogma de Cristo, publicado en 1930. En esta obra se evidencia su postura desde el freudismo ortodoxo, que desarrollaría en sus escritos hasta 1934, en que comienza a tomar distancia de los planteamientos instintivistas y sexuales. Esta distancia la ratifica con la publicación de El miedo a la libertad (1941).Fromm introduce una importante corrección metodológica en el estudio de lasideologías: en lugar de intentar comprender a la gente por sus ideas e ideologías,intenta comprender éstas por el estudio de la gente. Se analiza cómo unas condicionessocioeconómicas concretas actúan sobre la libido de unas gentes determinadas, ycómo tales gentes, así influidas, producen unas ideas religiosas determinadas. En ElDogma de Cristo y en Método y función de una psicología social analítica (1932),también empieza a elaborar un concepto clave para demostrar de qué manera setransforman las bases económicas, en superestructura ideológica: el concepto de“carácter social”. Lo definirá posteriormente como el “núcleo de la estructura delcarácter compartido por la mayoría de los individuos de la misma cultura” 10 . La TPF FPTestructura socioeconómica de una sociedad dada modela a los individuospertenecientes a ella, para que puedan funcionar siempre en la dirección que exija elsistema. En El Dogma de Cristo también presenta su filosofía marxista de la religión,haciendo derivar las ideas y pensamientos religiosos, de las estructuras económicas ysociales. Todavía utiliza en esa época la terminología freudiana, empleandohabitualmente el concepto “estructura libidinal de la sociedad”, antecesor del “caráctersocial”, y que define así: “Dicha estructura libidinal es el producto de la influencia de lascondiciones socioeconómicas sobre los impulsos humanos; a su vez, es un importantefactor que condiciona los desarrollos emocionales en los distintos planos de lasociedad, y los contenidos de la superestructura ideológica.” 11 . Nos permite ver cómo TPF FPTla interacción entre los instintos y el medio provoca cambios dentro del hombre.Inspirándose en las teorías freudianas, describe la función sociopsicológica de lareligión. Ésta es triple:- Consuelo para las privaciones que impone la vida.- Estímulo para aceptar emocionalmente la situación de clase- Para la minoría dominante, alivio para los sentimientos de culpa de aquellos aquienes se oprime.10TPE. Fromm. Psicoanálisis de la Sociedad Contemporánea, Fondo de Cultura Económica, México. p. 71. (The Sane Society, 1955) PT11TPE. Fromm, Método y función de una psicología social analítica, en La crisis del psicoanálisis, Paidós, Buenos Aires, 1971. p. 198. PT(Über Methode und Aufbage einer Analytischen Sozialpsychologie, publicado en la revista Zeitschrift für Sozialforchung. Hirschfeld-Leipzig, 1932)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 10
  • 12. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAAquí aplica su enfoque psicoanalítico a una investigación sociopsicológica de losfenómenos religiosos sobre el desarrollo de los comentarios sobre Jesús en los tresprimeros siglos de nuestra era. Trata de entender las orientaciones psíquicasinconscientes de los cristianos a partir de su situación espiritual, económica, social ypolítica. Comparte la teoría freudiana de las pulsiones, al considerar que lasmanifestaciones vitales de los hombres están condicionadas por el destino de laspulsiones, preponderantemente las sexuales.La sociedad dicta algunos renunciamientos para evitar que la satisfacción dedeterminados impulsos perjudique al grupo o a la clase dominante. Si las fuerzasproductivas de la economía no bastan para proveer a todos una satisfacción de susnecesidades materiales y culturales, la clase social más poderosa aspirará primero a lasatisfacción máxima de sus propias necesidades. Esa clase satisface de maneralimitada las necesidades de los dominados para que puedan seguir cooperando dentrode la sociedad. Pero hay otro elemento importante para lograr el sometimiento psíquicode las masas, relacionado con la peculiaridad de la estratificación social en clases. Eldesamparo del hombre frente a la naturaleza es una repetición de la situación en quese encontró el adulto cuando era niño. Por consiguiente, mientras la sociedad estédesamparada respecto de la naturaleza, el individuo debe repetir la situación psíquicade la infancia, transfiriendo parte de los amores y temores infantiles, y de la hostilidad,desde el padre o la madre, hacia una figura imaginaria, Dios. Existe también unahostilidad hacia representantes de la élite. En los que mandan ve a los poderosos, losfuertes y los sabios, y se siente contento cuando, a través de su docilidad, se gana suelogio. Es lo mismo que sentía, de niño, por su padre. La figura de Dios es uncomplemento de esta situación, pues Dios es siempre el aliado de los dominadores,utilizado por éstos para que, con su autoridad, confirme la autoridad de la clasedominante. La élite intenta mantener y reforzar en las masas su dependencia psíquicainfantil e imponerse en su inconsciente como una figura paterna. Y uno de susprincipales medios es la religión: su tarea consiste en impedir cualquier independenciapsíquica por parte del pueblo, y ofrecer a las masas cierta satisfacción que les haga lavida suficientemente tolerable como para impedir que intenten pasar de la actitud delhijo obediente a la del hijo rebelde. Freud atribuye a la religión el efecto de narcóticocapaz de traer algún consuelo para el hombre en su impotencia y desamparo frente alas fuerzas de la naturaleza.Las satisfacciones sustitutivas, inofensivas para las clases dominantes, pueden serrealizadas en fantasías colectivas, sobre todo. Éstas tienen una ventaja sobre lasfantasías individuales: en virtud de su universalidad, son percibidas por la menteconsciente como si fueran reales. La más antigua de estas satisfacciones fantaseadascolectivamente es la religión.En esta obra, Fromm intenta demostrar el grado de influencia que la realidad social deuna situación específica ha tenido sobre un grupo específico de hombres, y cómociertas tendencias emocionales encontraron expresión en ciertos dogmas, en ciertasfantasías colectivas, y mostrar cuál fue el cambio psíquico producido por un cambioocurrido en la situación social. Y cómo este cambio psíquico halló expresión en nuevasfantasías religiosas que dieron satisfacción a ciertos impulsos inconscientes.Fromm aplica el psicoanálisis para describir el modo en que las ideas o ideologíasmodelan a la sociedad, mostrando que el impacto de una idea (aquí, el cristianismo ensus diversas etapas) depende de su contenido inconsciente, que llama a ciertosimpulsos. La cualidad e intensidad de la estructura libidinal de una sociedad es la que© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 11
  • 13. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAdetermina el efecto social de una ideología. Tanto la fantasía cristiana primitiva como eldogma católico, produjeron un profundo impacto porque en ellos encontraron expresióndeterminados impulsos que formaban parte de la estructura libidinal de la sociedad decada uno de esos períodos históricos. Fromm pone en práctica las ideas que expusoen Método y función de una psicología social analítica, donde mencionaba que lacualidad e intensidad de la estructura libidinal de una sociedad es la que determina elefecto social de una ideología.Su conclusión consiste en que la fantasía cristiana primitiva era adecuada para lasmasas que aspiraban a derrocar a los dirigentes, y el dogma católico lo fue para lasmasas de la Edad Media. Y que la causa del desarrollo reside en el cambio en lasituación socioeconómica, reforzada por los ideólogos de las clases dominantes, alsugerir a las masas satisfacciones simbólicas y guiar su agresión por canalessocialmente inofensivos.Las gentes que prestaron apoyo al cristianismo primitivo fueron las masas de pobresanalfabetos, el proletariado de Jerusalén y los labradores del campo, quienes, movidospor la creciente opresión política y económica, sentían una progresiva necesidad decambiar las condiciones existentes. Su fuerza motivadora estaba en el odio a losopresores y la esperanza de cambio. En este contexto, el cristianismo primitivo aportala esperanza escatológica. Jesús predicó la proximidad del reino de Dios, con lo cual,en lugar de esperar la realización de sus deseos en la esfera de la realidad política, lesllevó a formular esos deseos en la fantasía que les proporcionaba el mensaje cristiano.Éste satisfacía de manera fantaseada, sus anhelos de esperanza y venganza.El motivo por el que la fantasía del próximo establecimiento del reino del Mesías,Jesús, en la tierra, conquistó el corazón de tantas personas, lo atribuye Fromm a losiguiente:Basándose en los estudios de Theodor Reik, considera que los dominadoresdesempeñaban el papel del padre severo, prohibitivo, amenazador, siendo Dios unaliado de estos opresores. El pueblo, como consideraba imposible derrocar a sus amospor la fuerza, satisfacía sus deseos en una fantasía. El odio consciente se dirigía a lasautoridades, pero el inconsciente, dirigido hacia Dios, encontró expresión en la fantasíade Cristo, pues, al ser hombre convertido en dios, era fácil identificarse con él.Representaba sus deseos edípicos, porque Dios quedaría así privado de suprivilegiada posición paterna de ser inalcanzable. Conclusión: la creencia en laelevación de un hombre a la dignidad de dios era la expresión de un deseoinconsciente de eliminar al padre divino.Fromm coincide con Kautsky en la importancia dada al odio de clases del proletariadocristiano, pero se aleja de él por su concepción del materialismo histórico, puesto queKautsky desprecia el significado histórico de las ideas religiosas.Fromm relaciona la transformación doctrinal del cristianismo, durante los tres siglossiguientes a su nacimiento, con los cambios sociales y con los cambios psíquicoscondicionados por aquéllos, junto a la influencia de la nueva función sociológica quedebía asumir el cristianismo. Los cambios sociales son:- Ampliación de las clases sociales que componen la comunidad cristiana.- Progresiva feudalización del sistema económico.- Sistema social regulado desde arriba, buscando imperativamente la conformidadde los estratos bajos con su situación.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 12
  • 14. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALos diversos cambios teológicos del cristianismo son la expresión del cambiosociológico, o sea, del cambio en la función social del cristianismo. Deja de ser unareligión de rebeldes y revolucionarios, para pasar a serlo de la clase dirigente, decididaa mantener a las masas en un estado de obediencia. Ese grupo dominante creó elnuevo dogma de Jesús, cambiando la idea del hombre que se convierte en Dios, por lade Dios que se convierte en hombre. Así desapareció la tensión entre Dios y su Hijo, yevitó el carácter revolucionario de la doctrina primitiva, al eliminar el concepto de queun hombre pudiera convertirse en Dios, el crimen de Edipo. Jesús mismo se convirtióen Dios sin destronarlo, pues siempre había sido un componente de Dios. El hecho demantener al Hijo de Dios como algo con lo que el pueblo oprimido podía identificarse,dio al cristianismo mayor fuerza frente al culto al emperador. Solo que la identificación,ahora, se producía para gozar del amor de Dios, rechazando la hostilidad hacia elpadre.Los cambios sociales transformaron la situación psíquica de las masas. Todaesperanza de derrocar a los dirigentes era tan remota, que habría sido vano persistiren la actitud de odio, de manera que el mejor escape psíquico era someterse al padre,amarlo y recibir su amor (a la autoridad). La agresividad dirigida contra el padre sevolvió contra el propio ser, puesto que las masas católicas ya no consideraban que lasautoridades eran gentes malvadas, sino que la responsabilidad de los sufrimientos erade los sufrientes. La Iglesia Católica lo que hizo fue acelerar ese proceso de cambiodel reproche contra Dios hacia el reproche de sí mismo, acrecentando el sentimientode culpa de las masas. De ese modo, logró dos fines: contribuyó a que los reproches yagresiones fueran desplazados de las autoridades y dirigidos hacia las masassufrientes; y se ofreció a esas masas como un padre bueno (pues los sacerdotesaseguraban el perdón para el sentimiento de culpa que ellos mismos provocaron). Latransformación del dogma cristológico, y de toda la religión cristiana correspondió, portanto, a la función sociológica de la religión en general, el mantenimiento de laestabilidad social preservando los intereses de la clase gobernante.-Significado inconsciente de la consideración de Jesús, Hijo de Dios, engendrado por elPadre antes de todo tiempo, de naturaleza una con el Padre: en la vida real, sólo tienesentido en la situación de la criatura en el vientre materno, donde son dos seres y almismo tiempo uno. El padre se ha convertido en la madre que da protección, y el hijo,se ha convertido en el niño pequeño. El significado de la divinidad materna se observaen el cristianismo católico, a partir del cuarto siglo, en el papel que desempeña laIglesia, como la Gran Madre, mediadora de la salvación, y en el culto a María. Paraobtener esta gratificación basada en la fantasía de la gran madre perdonadora, loshombres tenían que hacer una regresión a una actitud pasiva e infantil. Y esa fue laactitud psíquica del hombre medieval, dependiente de los gobernantes, esperandoobtener de ellos su mínimo de mantenimiento.Fromm considera que los dogmas son expresión de los intereses en conflicto degrupos con diferentes intereses sociales y psíquicos. Y que la victoria de un dogma esel resultado de un desarrollo histórico determinado por circunstancias externas, comola evolución de la economía.En El Dogma de Cristo, Fromm dio a conocer por primera vez su psicología socialanalítica. Ese mismo método lo volvió a formular en Politik und Psychoanalyse (Políticay Psicoanálisis), en 1931. Sitúa al destino de vida (relaciones económicas, sociales ypolíticas que determinan el modo de vida del grupo) como conformador de la estructurapulsional, que no necesariamente ha de ser libidinal. Tal como comenta en su siguiente© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 13
  • 15. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAobra, se habían creado los supuestos para una combinación del materialismo históricoy el psicoanálisis. “La psicología social analítica puede describir en forma empírica elproceso de producción de ideología, de interacción de los factores “naturales” ysociales. Por lo tanto, el psicoanálisis puede mostrar cómo la situación económica seconvierte en ideología por la vía de los impulsos del hombre.” 12 TPF FPTEl psicoanálisis puede mostrar que las ideologías del hombre son producto de ciertosdeseos, impulsos instintivos, intereses y necesidades, que por sí mismos, en granmedida, encuentran expresión como racionalizaciones, o sea, como ideologías.Con ello, Fromm hizo una contribución fundamental al materialismo histórico. Marx yEngels no explicaron cómo se daba la dependencia de lo ideológico respecto de lainfraestructura económica. No pudieron explicar cómo la base material se reflejaba enla cabeza y el corazón del hombre. Y Fromm, a través de la psicología social analítica,pudo mostrar cómo la situación económica, a través de la vida de las pulsiones, serevierte en ideología. Esto demuestra que Fromm, desde el principio, intentó obteneruna síntesis entre el freudismo y la sociología marxista. La “estructura libidinal de lasociedad” es un concepto perteneciente a un contexto freudiano, que posteriormente,con el cambio culturalista y sociológico que Fromm dio a la teoría de la libido de Freud,se transformó en el concepto de “carácter social”. No es extraño que Fromm intentara mostrar la compatibilidad entre psicoanálisis y materialismo histórico, si tenemos en cuenta que fue testigo de la grave situación que atravesaba el movimiento proletario alemán. Los hechos contradecían las predicciones del materialismo histórico, y parecían demostrar que las clases oprimidas no actúan siempre de acuerdo con lo que parece que son sus propios intereses. En 1914 las masas trabajadoras alemanas habían estado al lado del nacionalismo. Y la ortodoxia marxista, aferrada a un economicismo dogmático, era incapaz de comprender el arraigo progresivo de la ideología nazi en el pueblo alemán. Los psicoanalistas de orientación marxista, como Fromm y Reich, intuyeron que la explicación del hecho de que determinadas clases oprimidas actúen contra sus propios intereses, tendría que contar con el factor subjetivo. Fromm sistematizó su síntesis freudiano-marxista en 1932, con su trabajo Método y función de una psicología social analítica. 4. Su relación con el Institut für Sozialforschung (Instituto para la Investigación Social, de Frankfurt). La emigración a Estados Unidos Fromm, además de ser psicoanalista, había estudiado sociología, y, debido a ello, relacionó lo individual y lo social, la psicología y la sociología, en una psicología social analítica autónoma. Esta vocación tiene relación con el Instituto de Investigación Social y con el pensamiento de Karl Marx y Johann J. Bachofen. El vínculo profesional con el citado Instituto, abarcó desde 1930 hasta 1938. Fue contratado por mediación de Löwenthal, y el motivo fue el haber investigado sobre cuestiones sociopsicológicas en el Instituto Psicoanalítico de Frankfurt, siendo nombrado director del Departamento de Psicología Social. Gracias a Fromm, el trabajo del Instituto adquirió una dimensión de una investigación social dirigida, al mismo tiempo, analíticamente y hacia el marxismo. Los demás miembros se enriquecieron con sus ideas psicoanalíticas, y Fromm, por su parte, sacó provecho de las concepciones marxistas de otros miembros, principalmente12TPE. Fromm, Método y función de una psicología social analítica, en La crisis del psicoanálisis, Paidós, Buenos Aires, 1971. p 191. PT(Über Methode und Aufbage einer Analytischen Sozialpsychologie, publicado en la revista Zeitschrift für Sozialforchung. Hirschfeld-Leipzig, 1932)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 14
  • 16. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAde Horkheimer. Los intereses de Fromm hacia 1930 encajaban muy bien con los delInstitut, pues Horkheimer creía que el papel de los procesos psíquicos intermediosentre los procesos ideales y materiales, era la respuesta a la irracionalidad delcomportamiento del proletariado alemán en el siglo XX. Fromm encontró, en esteentorno investigador, un planteamiento metodológico y teórico muy similar al seguidopor él en el Dogma de Cristo. No tenía más que aplicar su método y su teoría de laestructura libidinal, a la acción de las ideologías sobre las masas proletarias. Elprograma que Horkheimer trazó para el Institut, al ser nombrado director, en 1931,tenía como objetivo estudiar interdisciplinariamente los problemas de la sociedadmoderna, con una orientación marxista y psicoanalítica. Se trataba de hermanar alempirismo con la filosofía, para liberar al hombre de la irracionalidad manipulada por elcapitalismo. A la comprensión marxista de la sociedad le faltaba algo: una teoría de losenlaces psíquicos mediadores entre la base y la superestructura. Para responder a lapregunta sobre la existencia de otros mecanismos, además del puro ejercicio delpoder, como explicación del conformismo de las conductas, Fromm formuló la teoría dela familia como representante de la sociedad, en base a la teoría freudiana. Freudhabía descubierto el alcance político de los análisis psicológicos, y Fromm no sóloesbozó esa psicología social analítica, sino que, junto con Horkheimer, la aplicó a unasunto tan significativo como eran los modelos de autoridad que tenían lostrabajadores alemanes. La familia, nudo en el que se entrecruzan las dimensionessociales y libidinales, era un punto especialmente adecuado para la interacción de losanálisis marxista y freudiano. Todo ello quedó plasmado en la investigación deHorkheimer Studien über Autorität und Familie (Estudio sobre la autoridad y la familia),de 1936. En esta obra también puede apreciarse la huella que dejó en Fromm elmaterialismo dialéctico, después de su contacto con el “grupo de Frankfurt”. En ella sereflejan algunas de las principales ideas que posteriormente desarrollará Fromm, comolas siguientes:- El superyo freudiano es la manifestación de la específica imposición social.- La sociedad presiona al individuo a través de la familia, que se convierte en laagencia psicológica de la sociedad.- El determinismo instintivo infantil, mencionado por Freud, ha de sustituirse porlas presiones derivadas de las estructuras socioeconómicas del entorno social,principales modeladoras de la persona. De este modo, las dimensiones biológico-individualistas del modelo freudiano son reemplazadas por determinantes sociológicos.- Las necesidades insatisfechas engendradas en el individuo por la represiónsocial pueden ser objeto de una transformación dinámica y racionalista, y quedarsublimadas en el seno de cualquier ideología.Pero este estudio también dio pie a un progresivo distanciamiento de Freud. Fromm seinteresó por los estudios antropológicos sobre el matriarcado, que le indujeron arestringir la validez del complejo de Edipo a las sociedades patriarcales, a acentuar lavinculación del esquema patriarcal con el capitalismo y la sociedad clasista, y a señalarque la sociedad matriarcal fomenta la solidaridad, el amor y la felicidad en vez de lacompetencia, el temor y el trabajo. En el modelo matriarcal el sexo, junto con el odio yla destrucción que lo acompañan, pasan a segundo plano, dejando el primero para elamor y el instinto de vida. Por ello la teoría freudiana de los instintos le resulta cada vezmás inaceptable. Según Fromm, Freud era prisionero de los valores patriarcales y lamoral burguesa y reproducía sus estructuras. Su modo de ser explica la insistencia enel instinto de muerte y en su fuerza destructiva, en la separación entre civilización y© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 15
  • 17. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAfelicidad, con el pesimismo que conlleva. Fromm concluye que Freud terminafrustrando la radicalidad inicial que había en el psicoanálisis y convirtiéndolo en unateoría de la adaptación y la resignación. La destrucción es reactiva y depende, enproporción inversa, del grado de satisfacción en las relaciones sociales. De ahí laimportancia de conformar un “carácter social” que gracias a la fuerza del amor y de laética haga posible la transformación en sentido optimista y humanista. Freud resultódemasiado duro y negativo para el joven Fromm y los demás revisionistas. En opiniónde Marcuse, Fromm acabó convirtiéndose en un predicador que pretende purificar yredimir la psique mediante un baño de moral y religión.Durante los primeros años en el Instituto, Fromm realizó una investigación empíricasobre la postura política de los trabajadores y empleados de la República de Weimar.Basándose en la estructura pulsional inconsciente de la estructura del carácter, Frommy sus colaboradores pudieron afirmar que los trabajadores educados en los partidos ylos sindicatos, a pesar de su profesión de fe revolucionaria, no encarnaban laresistencia contra un régimen autoritario y dictatorial que se les solía adjudicar, y de laque los mismos trabajadores estaban convencidos. La cuestión de la publicación deeste trabajo se convirtió en un punto de disputa que culminó con el abandono delInstituto por parte de Fromm en 1938. Había poca disposición por parte de Horkheimerpara su publicación, además de una importante presión por parte de la derecha.Finalmente, en 1980, Wolfgang Bonss pudo publicar los trabajos sobre los empleadosy obreros alemanes. (Arbeiter und Angestellte am Vorabend des Dritten Reiches. Einesozialpsychologische Untersuchung).Características de la obra frommiana en el contexto de la llamada Escuela deFrankfurt, surgida a partir de la fundación del Institut für Sozialforschung, en 1923:- Tanto la Teoría Crítica frankfurtiana como Fromm, compartían el menosprecio por elconocimiento pretendidamente aséptico (positivismo).- Humanismo: el de Fromm es de mayor alcance que el de la Teoría Crítica. Apuestamás por las capacidades y posibilidades del hombre, sin límites.- La influencia de Kant es evidente en toda la Teoría Crítica. Principalmente, en elintento de esclarecer la posibilidad de una fundamentación objetiva de la normatividadmoral.En el Instituto de Investigación Social de Frankfurt, Fromm tenía que luchar cada vezmás para que se comprendiera su planteamiento analítico-sociopsicológico. Pero elelemento que generó mayor discrepancia fue la crítica de Fromm a la teoría de la libidode Freud. Si el carácter está condicionado por las fuerzas económicas y sociales, y porlas fuerzas y necesidades psíquicas, ya no puede considerarse que el individuo es elmero resultado del destino determinado por las pulsiones de vida y muerte (sexuales yde autoconservación).La teoría freudiana del complejo de Edipo, piedra angular en el psicoanálisis ortodoxo,fue desposeída de los factores libidinales, reduciendo dicho complejo a un problema deautoridad. Se trataría de un proceso de rebelión filial, en el contexto autoritario de lasociedad patriarcal. El inconsciente no es estructurado por las fuentes originarias delas pulsiones, sino por la estructura económica, social y cultural. También mostró quela concepción freudiana de la sexualidad depende de la moral sexual burguesa. Frommreconoció que, al hallar el vínculo edípico con la madre, Freud descubrió uno fenómenomuy importante, que es el apego del hombre hacia su madre y su temor a perderla.Pero deformó ese descubrimiento al explicarlo como un fenómeno sexual,© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 16
  • 18. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAoscureciendo el hecho de haber comprendido que el anhelo por la madre es uno de losmás profundos deseos emocionales que se hallan en la raíz de la existencia humana.La otra parte del Complejo de Edipo, la rivalidad hacia el padre, mezclada conhostilidad, es también una observación válida, pero que no tenía necesariamente algoque ver con el apego a la madre. Freud concedió significado universal a un aspectoque sólo es característico de una sociedad patriarcal, donde el hijo está sometido a lavoluntad del padre.Ambas observaciones, el deseo no sexual de protección y seguridad (el deleiteparadisíaco) y el conflicto entre padre e hijo como subproducto necesario de lasociedad patriarcal, Freud las amalgama en una unidad.Su teoría sobre el Complejo de Edipo la desarrolló en su trabajo El complejo de Edipo ysu mito (1949), publicado en The Family (La Familia), una selección de ensayosdirigida por Ruth Nanda Anshen. Fromm reinterpretó la tragedia Edipo rey, de Sófocles,en la que se basó Freud para acuñar ese concepto, y las otras dos obras de la trilogía(Edipo en Colono y Antígona). Freud interpretó el antagonismo entre Edipo y su padrecomo una rivalidad inconsciente provocada por los deseos incestuosos de Edipo. Peroel análisis de la trilogía demuestra que la lucha contra la autoridad paterna es el temaprincipal, y que las raíces de esta lucha están en la antigua oposición entre lossistemas patriarcales y matriarcales. Esta interpretación la basa Fromm en DasMutterrecht (1861), de Johann Jakob Bachofen, en la que plantea la hipótesis de que,tras un largo período histórico, los hombres sometieron a las mujeres y asumieron elpredominio en la jerarquía social. Y demostró que la diferencia entre el orden matriarcaly el patriarcal abarcaba también la esfera de los principios sociales y morales. Y que elprincipio matriarcal constituye el principio del desarrollo de todas las virtudes y de losaspectos más nobles de la existencia humana, frente al patriarcado como forma inferiorde civilización. Fromm critica a Freud por ver, en la fijación incestuosa, solamente unelemento negativo patógeno, mientras que Bachofen vio los aspectos positivo ynegativo de la adhesión a la figura de la madre. El aspecto positivo es el sentido deafirmación de la vida, la libertad y la igualdad que impregna la estructura matriarcal. Elnegativo consiste en que el hombre se ve imposibilitado para desarrollar suindividualidad y su razón, al estar atado a la naturaleza, la sangre y el suelo. A partir deaquí, Fromm plantea la hipótesis de que la hostilidad entre padre e hijo es un ataquecontra el orden patriarcal triunfante por parte de los representantes del derrotadosistema matriarcal. Habría que denominar “complejo de Edipo”, a la rebelión del hijocontra la presión de la autoridad del padre, basada en la estructura patriarcal,autoritaria, de la sociedad. El niño establece contacto con la sociedad a través de suspadres, que son los órganos psicológicos de la sociedad. A través de ellos conoce laautoridad que prevalece en la sociedad patriarcal, que tiende a destruir su voluntad, suespontaneidad y su independencia. Pero el niño lucha contra la autoridad representadapor los padres, para gozar de la libertad de ser él mismo, de convertirse en un serhumano total y no en un autómata. Además, este complejo no es un fenómeno humanogeneral, y la rivalidad entre el padre y el hijo no se manifiesta en culturas donde no rigeuna fuerte autoridad patriarcal. El vínculo con la madre no es esencialmente sexual, yla dependencia patológica de la madre se debe a factores no sexuales.Freud creía que el conflicto provocado por los deseos incestuosos del hombre era deorden natural, y por tanto, inevitable. Pero Fromm afirma que, en una situación culturalen la que se respete de verdad la integridad de cada individuo, el complejo de Edipodesaparecerá. En un orden social matriarcal no habría un complejo así (patricéntrico,© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 17
  • 19. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAcaracterizado por sentimientos de culpabilidad, dependencia ansiosa de la autoridadpaterna, etc.), sino un orden caracterizado por sentimientos de confianza optimista enel amor incondicional de la madre, un superyó más débil y mayor capacidad para elplacer.Lo que hizo Fromm fue desexualizar la teoría freudiana, actualizarla en parte, ypuntualizar algunos aspectos, desde una perspectiva más sociológica.En otros trabajos, Fromm explica el deseo incestuoso, no a partir de la atracción sexualde la madre, como hizo Freud, sino a partir del anhelo profundo de seguir en el senomaterno, o de volver a él. La causa sería el temor ante los avatares de la vida (elelemento sexual puede estar presente también, pero no es la raíz de la fijación a lamadre), que provoca la tentativa de escapar a la plena individuación para vivir en lafantasía de la absoluta protección y seguridad. El anhelo de seguir siendo un niñosuele ser reprimido, es decir, es inconsciente. Esa fijación incestuosa es un obstáculopara el pleno desarrollo del individuo, incompatible con los ideales de la madurez quese le inculcan en la sociedad patriarcal, y tiene sus paralelismos en la evolución de laespecie humana. Un ejemplo de la fijación incestuosa es la nueva idolatría que suponeel nacionalismo, causado por el miedo a la nueva libertad conseguida por la liberaciónde las tradicionales ataduras de la comunidad medieval.Desde el Instituto le llegaron diversas críticas por su revisión del psicoanálisis. OttoFenichel consideró que, con esta revisión, Fromm niega los aspectos del psicoanálisiscuya aplicación a la sociología sería más fructífera. Reich lo atacó por sustraercompletamente el problema sexual de su relación con la búsqueda del autoritarismo delas masas.Max Horkheimer: también él se sentía incómodo ante la insistencia del viejo Freud,traumatizado por la enfermedad, la guerra y la barbarie nazi, en la intensidad yamplitud del instinto de muerte, que genera un fuerte pathos trágico y arrastra unaresignación insuperable. Pero su valoración de la metapsicología fue más dialéctica ycauta que la de Fromm. A su juicio el psicoanálisis aporta claves decisivas para eldesenmascaramiento no sólo de los comportamientos irracionales y de las ideologías,sino también de la razón instrumental y administradora, es decir, de la irracionalidadconvertida en orden social legitimado. Freud, además, comprende que una psicologíasin libido no es tal ni cambia nada en profundidad. El desacuerdo con la interpretaciónfreudiana de la estructura pulsional no impide reconocer su lucidez para diagnosticar lagravedad de las fuerzas destructivas desencadenadas en esta época. La libido no sedeja domesticar fácilmente y nos descubre un estrato de la existencia humana quetiende a escapar al control social. Freud había comprendido que la psicología consistíanecesariamente en el estudio del individuo, por lo que la libido era un conceptoindispensable. Así, era un error sociologizar al individuo, y también psicologizar culturay sociedad. Subyacente a esta negativa a subordinar la psicología a la sociología oviceversa, estaba el énfasis en la no identidad, fundamental en la Teoría Crítica.Para Horkheimer los desvíos del último Freud respecto a la orientación primera delpsicoanálisis son preferibles a la recaída de Fromm y Horney en la psicología vulgarprecrítica, que reblandece los mayores descubrimientos de Freud y se alía con la razóntrivial y el conformismo social en contra de la agudeza crítica y la afirmación de lalibertad.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 18
  • 20. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALa ruptura con Horkheimer la recuerda Fromm como provocada por el hecho de queaquél hubiera descubierto un Freud más revolucionario. Como él hablaba desexualidad, Horkheimer pensó que Freud tenía más de materialista real que Fromm. Esposible que las diferencias personales también jugaran un importante papel.El primer conflicto se dio cuando Fromm cuestionó la concepción funcionalista de lasociedad que lleva a Horkheimer, Adorno y Marcuse a suponer que la cultura es unelemento que mantiene unida a la sociedad, reproduciendo a través de la psicologíasocial las tendencias macroestructurales que dominan a los grupos o clases socialesdominados. Manteniendo intacta la afirmación marxiana de que lo determinante es labase económica, sólo añadieron la cultura como medio de reproducción social deaquello que se crea en la base económica. De este modo, la familia se estudia comoaparato cultural encargado de reproducir la dominación a través de la gestación que seproduce en ella del carácter autoritario. El carácter autoritario resultaría de lainteriorización de estructuras autoritarias que la familia, a través de la figura del padre,contiene y reproduce. Esta suposición la discute Fromm, para quien este proceso esmás complejo y contradictorio, pues la familia sería una instancia de la psicologíasocial de una sociedad fundada en la dominación y especialmente en la dominaciónmasculina. La rebelión a la autoridad que tiene lugar dentro de la familia, es la formaque adopta la resistencia de la mujer y los hijos a ser reducidos a una condiciónsubordinada. Por sí misma, la familia no es un lugar de reproducción del consenso dela dominación, sino un espacio de confrontación en el que sus actores luchan portransformar las tendencias macroestructurales que una sociedad intenta imponerles.En la década de 1940, Fromm había dejado atrás no sólo el Institut, sino también sufreudismo ortodoxo. Pero no abandonó todos los aspectos de su posición anterior.Reconocía que había criticado siempre la ortodoxia freudiana y los métodosburocráticos de la organización internacional freudiana, pero también que toda su obrateórica estaba basada en los hallazgos más importantes de Freud, con la excepción desu metapsicología. Sin embargo, para otros observadores, el abandono de la teoría dela libido y otros elementos fundamentales en el pensamiento de Freud, como elcomplejo de Edipo, significó que Fromm se había distanciado bastante de loselementos esenciales en una teoría ortodoxa como para justificar que se lo consideraracomo un revisionista. La distinción de Fromm entre los hallazgos clínicos de Freud y sumetapsicología (que incluía las especulaciones sobre los instintos de vida y de muertey su teoría de la libido) no satisfizo a quienes veían una vinculación más íntima entrelas dos, incluidos sus colegas del Institut. El cambio de actitud de Fromm hacia laanalidad y la teoría de la libido de Freud se debió casi exclusivamente a susobservaciones clínicas. Pero había también una fuente intelectual: a mediados de ladécada de 1920, Fromm se interesó por la obra de Bachofen, un teórico antropológicosuizo del siglo XIX. Sus estudios sobre la cultura matriarcal, que aparecieroninicialmente en la década de 1860, habían sufrido un relativo eclipse en las dosdécadas posteriores a su muerte (en 1887). Antes de este declive, Bachofen y otrosteóricos del matriarcado, como Lewis Morgan, ejercieron gran influencia en los círculossocialistas: El Origen de la Familia (1884) de Engels, y La Mujer y el Socialismo (1883)de Bebel, estaban en deuda con ellos.En la década de 1920 la teoría matriarcal despertaba una renovada excitación envarios sectores diferentes. Los críticos derechistas y antimodernistas de la sociedadburguesa, tales como Alfred Bäumler y Ludwig Klages, se sentían atraídos hacia ellapor sus implicaciones antiintelectuales, naturalistas y románticas. En círculosantropológicos más ortodoxos, en Inglaterra, los estudios de Bronislaw Malinowski© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 19
  • 21. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAsobre la cultura matriarcal fueron usados para socavar la universalidad del complejo deEdipo de Freud. Como Malinowski, Fromm usaba la teoría matriarcal para negar launiversalidad del complejo de Edipo.Con el creciente interés de Fromm hacia Bachofen, se produjo una disminución delentusiasmo por el freudismo ortodoxo. Escribió en 1935 que Freud era un prisionero desu moralidad burguesa y de los valores patriarcales. Como alternativas superiores aFreud, Fromm señalaba a Georg Groddeck y Sandor Ferenczi. Lo que los hacíamejores era su innovación terapéutica de ubicar al analista frente al paciente en unarelación más igualitaria. Al mismo tiempo que crecía la desilusión de Fromm con Freud,también aumentaba su distanciamiento de los otros miembros del Institut.Su conexión con el Institut se cortó en 1939, y Fromm se consagró másexclusivamente al trabajo clínico.En Escape from freedom denunció el pesimismo y el instinto de muerte de Freud másfuertemente que antes. Equiparaba el instinto de muerte con la necesidad dedestrucción: si ello fuese correcto, tendríamos que suponer que la cantidad dedestructividad contra los demás o contra uno mismo es más o menos constante. Perose observa lo contrario: la destructividad varía mucho entre individuos en nuestracultura y entre grupos sociales.La noción de alienación estaba en la raíz de su nuevo enfoque. Ahora los dos polos desu pensamiento eran: aislamiento y vinculación. La neurosis tendía cada vez más adefinirse en términos de ciertos tipos de relaciones interpersonales; el sadismo y elmasoquismo, por ejemplo, dejaban de ser fenómenos derivados sexualmente y seconvertían en impulsos que tendían a ayudar al individuo a escapar de sussentimientos intolerables de soledad y desvalimiento. Su verdadero propósito era lasimbiosis con los otros, disolviendo el yo en el otro (pérdida de individualidad).Ante la acusación de que se había convertido en una persona absurdamente optimista,Fromm replicó que siempre había sostenido la misma opinión: la capacidad del hombrepara la libertad, para el amor, etc, depende casi totalmente de las condicionessocioeconómicas dadas, y que sólo excepcionalmente puede hallarse amor en unasociedad cuyo principio es el opuesto. No obstante, Fromm defendía una posición másoptimista que Horkheimer y los otros miembros del círculo interior del Institut.Durante los primeros años de la emigración, Horkheimer compartió el disgusto deFromm por el instinto de muerte. Afirmaba Horkheimer que la creencia de Freud en unimpulso destructivo era como la atribución medieval del mal a un demonio mítico. Alpasar por alto el componente histórico en la opresión, Freud había absolutizado el statuquo y se había resignado ante la necesidad de una élite permanente para controlar alas masas destructivas.A finales de la década de 1930, además de Fromm, sólo Walter Benjamin expresó ungran interés en la obra de Bachofen.Theodor W. Adorno: su presencia favoreció la recepción de los elementos másradicales del psicoanálisis. Reaccionó con dureza contra los revisionistas queacusaban a Freud de mecanicista, autoritario, dogmático y conformista, mientras ellosreintroducían categorías que eran una verdadera guarida ideológica para el statu quopsicológico del individuo. Insistían en que el componente fundamental no es lasexualidad, sino la cultura y la socialización.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 20
  • 22. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALa insistencia de los revisionistas en afirmar la identidad, reducir la violencia acompetitividad, separar el amor de la sexualidad, más que ofrecer resistencia a labarbarie, domestica y neutraliza la fuerza crítica del psicoanálisis. Si el psicoanálisisrenuncia a la teoría de la libido o niega la vinculación entre placer y prohibición, sereduce a mera cura destinada a resolver saludablemente, mediante el ajuste social, losconflictos del yo.En una sociedad que divide y fragmenta a los hombres, el atomismo psicológico deFreud resulta ser una expresión más adecuada que una psicología humanista, que alsuponer que la conducta es determinada por el yo íntimo de los individuos, recubre unarealidad inhumana con el resplandor de lo humano. En un mundo de hombresdañados, lo revolucionario es negarse a aceptar las sustracciones o a convivir con lasheridas.La denuncia del instintivismo de Freud equivale a negar que la cultura, al imponerrestricciones sobre los impulsos libidinales, particularmente sobre los destructivos,resulta fundamental en la producción de represiones, sentimientos de culpa ynecesidad de autocastigo.Al minimizar el rol de las experiencias infantiles, los revisionistas habían construido unateoría totalista del carácter. El énfasis sobre la totalidad como opuesta a los impulsosfragmentarios, únicos, implica la creencia armonizadora en la unidad de lapersonalidad. Una unidad que nunca se realiza en nuestra sociedad. La categorizaciónde tipos de carácter que hizo Fromm suponía la aceptación de caracteres integrados,lo cual es un disfraz ideológico para el statu quo psicológico de cada individuo.La corrección sociológica de Freud equivaldría a poco más que la omisión de lascontradicciones sociales. La desexualización del psicoanálisis era parte de unanegación del abismo entre una gratificación verdadera y la pseudofelicidad de lacivilización contemporánea.El creciente moralismo de los revisionistas: no había excusa para absolutizar lasnormas morales cuando éstas resultaban sospechosas desde que Nietzsche criticó susraíces psicológicas.Según Adorno, Freud pertenecía a la tradición hobbesiana de teóricos burgueses cuyaabsolutización pesimista del mal en la naturaleza humana reflejaba la realidadprevaleciente mucho mejor que el optimismo afirmativo de los revisionistas.Los antagonismos sociales no pueden superarse por obra de la voluntad; debenconsumarse, lo cual significa sufrimiento para alguien.El Institut había criticado a Fromm por la reconciliación prematura de psicología ysociología en su obra durante la década de 1940. Adorno consideraba que los factoressocioeconómicos son ideas motivadoras, antes que fuerzas psicológicas compulsivas.Y que el término psicológico debe reservarse para rasgos irracionales. Por tanto, losanálisis psicológicos deben abstenerse de referencias a factores socioeconómicosracionales y obvios.Los revisionistas conciben acríticamente la separación de individuo y sociedad:mientras que hablan de la influencia de la sociedad sobre el individuo, olvidan que nosólo éste, sino hasta la categoría de la individualidad, son productos de la sociedad.Hablar de influencias sociales en general es algo muy cuestionable; en la mayoría delos casos, los influjos exteriores sólo refuerzan y hacen aparecer tendencias que yaestán preformadas en el individuo.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 21
  • 23. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALa actitud del Institut hacia Freud y Fromm en la década de 1940: un crecientepesimismo acerca de la posibilidad de una revolución fue de la mano con una másintensa valoración de la importancia de Freud. En una sociedad en la que lascontradicciones sociales parecían insalvables y paradójicamente se estaban haciendomás oscuras, las antinomias del pensamiento de Freud aparecían como un baluartenecesario contra las ilusiones armonizadoras de los revisionistas.Tanto Adorno como Marcuse denunciaron el positivismo de los neofreudianos, al hacerpasar la teoría freudiana por la prueba clínica para asegurar resultados terapéuticoseficientes. La teoría freudiana, así, debe ajustarse al control rígido de la constataciónempírica, quedando eliminado el bloque conceptual más especulativo de Freud. Comola terapia psicoanalítica pasa por el acoplamiento del individuo a su medio en orden aléxito de la cura terapéutica, el resultado final supone la aceptación del principio derealidad que configura a la sociedad.Herbert Marcuse: trató de rescatar al “Freud revolucionario” al que Fromm habíadesechado como un mito. En la década de 1950, Marcuse retomó el hilo delpsicoanálisis allí donde lo había dejado Adorno. Como Adorno, Marcuse reivindica lateoría del instinto y critica la mutilación que de ella hacen los revisionistas, pero elacento refuerza ahora a Eros. El psicoanálisis ofrece la posibilidad de liberarse delmiedo al placer y la felicidad en una sociedad que sólo permite una felicidadcontrolada. A la vez denuncia la función represiva que en esa sociedad tienen tanto lasofertas de felicidad individual como las terapias de integración. Para Marcuse, lametapsicología de Freud ofrecía una explicación de la esencia del hombre capaz defundamentar una revolución total y no una mera reforma política. Además, leproporcionaba la convicción de que la felicidad o la desgracia no eran asuntos quepudieran quedar disueltos entre los problemas de la lucha de clases. Y le descubríaque la explotación de la estructura pulsional es la forma más sutil y eficaz dedominación y represión. Los neofreudianos, al subordinar la teoría metapsicológica a laterapia psicoanalítica, claudican ante las presiones metodológicas positivistas quegobiernan nuestras sociedades. Además, el esfuerzo por conexionar el psicoanálisiscon la moral, la sociología, la antropología, etc, lo convierte en un instrumento más enla defensa de la racionalidad imperante en el sistema. La crítica neofreudiana esideológica porque la mayor parte de sus ideas y valores son aquellos provistos por elsistema. A Marcuse le interesa la sociología y la psicología por sus elementos críticos:cuanto más se alejan de la metodología empírica y se aproximan a la especulaciónfilosófica crítica, y por tanto, cuanto más permiten trascender los marcos inflexiblesestablecidos por el statu quo.Según Marcuse, el cambio fundamental en Fromm se produjo con su crecientedevoción a la práctica clínica. Al abogar por el tipo de terapia conducente a la felicidaddesarrollada por Ferenczi y Groddeck, Fromm había sucumbido a la ideología de quepodía alcanzarse la verdadera felicidad en esta sociedad.Los revisionistas combinan, según Marcuse, la “guía en la creación de una sociedadmás constructiva” con el funcionamiento normal de la sociedad establecida. Estafilosofía se logra dirigiendo la crítica contra los fenómenos superficiales, mientras seaceptan las premisas básicas de la sociedad criticada. Se deja al lector con laconvicción de que los valores más altos pueden y deben ser practicados dentro de lasmismas condiciones que los traicionan (porque el filósofo revisionista los acepta en suforma ajustada e idealizada, según los términos del principio de la realidad aceptado).© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 22
  • 24. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIASi en Freud la personalidad y la identidad individual están trastornadas por un principiode realidad represivo, en Fromm estos elementos contrapuestos se entremezclan enun mar de ambigüedades. Inviste el principio de la realidad establecido con la grandezade promesas que pueden cumplirse sólo más allá de este principio de la realidad.Marcuse compara la idea de Fromm y Freud del amor: considera que, frente a laformulación ideológica de Fromm, en el análisis freudiano, la sexualidad con toda supolimorfa perversidad es diluida e inhibida hasta que finalmente se hace susceptible ala fusión con la ternura y el afecto. El amor puede ser practicado en nuestra culturacomo una “sexualidad inhibida”, con todos los tabúes y restricciones colocados por unasociedad patriarcal monogámica. Más allá de sus manifestaciones legítimas, el amores destructivo y no conduce a la productividad y al trabajo constructivo. No hay lugaren la vida dentro de la civilización actual para un amor simple, natural, entre dos sereshumanos. Pero para los revisionistas, el amor, la felicidad y la salud emergen enarmonía, y la civilización no provoca entre ellos ningún conflicto que la persona madurano pueda resolver sin mayores prejuicios. La mutilación, por parte de los revisionistas,de la teoría del instinto, provoca la disminución del papel de la sociedad en lareglamentación del hombre. Y, a pesar de la crítica a ciertas instituciones sociales, lasociología revisionista acepta los cimientos sobre los que estas institucionesdescansan. La neurosis aparece esencialmente como un problema moral y se hace alindividuo responsable del fracaso de su realización personal. Marcuse repitió el ataque de Adorno contra la noción de los revisionistas de una personalidad integrada. En la sociedad contemporánea, la posibilidad de un genuino individualismo era prácticamente nula. Frente al moralismo de los revisionistas, “Freud destruye las ilusiones tradicionales de la ética idealista: la “personalidad” no es más que un individuo “roto” que ha internalizado y utilizado con éxito la represión y la agresión”. 13 TPF FPTMarcuse atacó la mutilación de la teoría del instinto de Freud llevada a cabo por losrevisionistas. Al realzar la libido, Freud había desarrollado un concepto materialista degratificación que se oponía a las ideas espirituales y represivas de los revisionistas.Si la sexualidad no juega el papel constitucional que Freud le atribuye, no hay ningúnconflicto fundamental entre el principio del placer y el principio de realidad. Lanaturaleza instintiva del hombre es purificada y adaptada para alcanzar, sin mutilación,utilidad social y felicidad reconocida. Para Freud, un mundo entero separa a la libertady la felicidad auténticas de sus falsos sinónimos que son practicados y predicados enuna civilización represiva, y por ello considera catastrófica una civilización orientadahacia la realización de la felicidad. Pero los revisionistas no tienen ese problemaporque espiritualizan la libertad y la felicidad. En lo que respecta al complejo de Edipo, la tentativa de Fromm de trasladarlo desde la esfera del sexo a la de las relaciones interpersonales, significaba una inversión del impulso crítico del pensamiento freudiano. Para Freud, el deseo de Edipo no era sólo una protesta contra la separación de la madre y la libertad dolorosa, que era lo que significaba para Fromm. Expresaba también un anhelo profundo de gratificación sexual de la mujer madre, lo cual amenaza la base psíquica de una civilización. Ello convierte el conflicto de Edipo en el prototipo de los conflictos instintivos entre el individuo y su sociedad. La interpretación ideológica de Fromm de este complejo implica la aceptación de la infelicidad en la libertad, de su separación de la satisfacción. La teoría13TPH. Marcuse. Eros y Civilización, Seix Barral (Biblioteca Breve Bolsillo), Barcelona, 1968. p. 235 (Eros and Civilization. A PTphilosophical inquiry into Freud, 1953).© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 23
  • 25. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAde Freud implica que el deseo edipiano es la eterna protesta infantil contra estaseparación (protesta dirigida, no contra la libertad, sino contra la libertad dolorosa,represiva). El deseo edipiano tiene por objeto natural a la madre en tanto que mujer,porque si fuera en esencia sólo un deseo de protección y seguridad, el complejo deEdipo presentaría un problema básicamente educacional.El instinto de muerte: Marcuse llega más lejos que Horkheimer y Adorno, que loconsideraban como una consecuencia de la sensibilidad de Freud ante la profundidadde los impulsos destructivos en la sociedad moderna. Aunque aceptaba esainterpretación, Marcuse no consideraba que el objetivo del instinto de muerte fuera ladestrucción per se, sino la eliminación de la necesidad de destrucción. La finalidad realno es la agresión, sino el fin de la tensión en que consistía la vida, con lo que estaríarelacionado con el principio del Nirvana, que expresaba un anhelo de la tranquilidad dela naturaleza inorgánica. De este modo, resulta muy similar al instinto de vida, puesambos buscaban una gratificación al final del deseo mismo. Este supuesto permitió aMarcuse orientar las conclusiones aparentemente pesimistas del último Freud en unadirección utópica. La muerte no necesitaría ejercer un dominio si la vida se liberara através de la reerotización no represiva de las relaciones del hombre y la naturaleza.Esto demandaría un retorno a la perversidad polimorfa del niño. Sólo si todo el cuerpofuera reerotizado, podría superarse el trabajo alienado, basado en la reificación de lasáreas no genitales del cuerpo. La sublimación no represiva, es decir, la gratificacióntotal de un Eros libre, puede ser el único remedio que nos salve de la catástrofe de unacivilización sustentada sobre un principio de realidad destructivo al servicio de ladominación. Por tanto, el conflicto del principio del placer y el principio de realidad noes, como sostiene Freud, un problema insoluble e inviable.Fromm contestó a Marcuse en Dissent. Buscó desacreditar su visión al rechazar sutendencia a reunir a los revisionistas en un mismo grupo. Por ejemplo, la nociónfrommiana de “carácter productivo” tenía mucho más de desafío a la sociedad actualde lo que Marcuse le reconocía. También le acusó de no ser dialéctico, por suinsistencia de que, bajo las condiciones actuales, no era posible que se produjeranpersonalidades integradas. Si hoy no fuese posible superar el modelo dominante depersonalidad, no habría sido posible nunca, y difícilmente podría haber habidoprogreso humano. La revolución habría fracasado totalmente en sus fines humanos (nosólo parcialmente, como ha ocurrido casi siempre) porque habría sido hecha porgentes que seguían siendo esclavos. El desarrollo de la persona ocurre en lascircunstancias más adversas, que, en realidad, le sirven de estímulo, aunque esto sóloes cierto para una minoría que puede liberarse parcialmente de la forma social depensar y sentir y reacciona en contra. Marcuse no niega esto en el caso del radical,quien puede creer lo que es generalmente increíble en su sociedad. El intento dealcanzar la vida del “hombre nuevo” lo han de llevar a cabo quienes se oponen a lasociedad actual y luchan por un mundo habitable para el hombre.Por otro lado, Fromm trató de restaurar el inevitable conflicto entre gratificación sexualy civilización, subrayado por el propio Freud. Ciertas perversiones sexuales nuncapodrían reconciliarse con cualquier civilización real. El objetivo marcusiano de unagratificación inmediata y completa convertiría al individuo en un sistema de estímulos ydeseos fácilmente manipulados.Las necesidades humanas: para Fromm, brotan de la peculiaridad de la existenciahumana. Para Marcuse, pasan por la mediación instintiva. Para este último, el© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 24
  • 26. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAelemento básico es el material (el aspecto biológico), mientras que para Fromm es elespiritual.La naturaleza humana: para Fromm, el hombre es siempre una manifestación de lanaturaleza humana, pero determinada, en su forma específica, por la organizaciónsocial en la que vive. Marcuse afirma que la naturaleza humana fue mutilada desde elcomienzo de la humanidad, y su configuración queda pendiente como una conquistahistórica futura.Propuestas de cambio: Fromm y Marcuse coinciden en señalar la urgencia de uncambio radical, revolucionario, de la sociedad industrial avanzada. Pero discrepan en elmedio para conseguirlo: Fromm opta por la vía pacífica reformista, por la humanizacióndel sistema; Marcuse no desprecia ninguna posibilidad, incluyendo la revoluciónviolenta. La misma tendencia revolucionaria puede imponer, en distintascircunstancias, prácticas diferentes. Así, al afrontar la realidad de Estados Unidos,Marcuse opta por la vía subversiva extraparlamentaria, dado que no existe unaoposición legal que contenga un programa mínimo de cambio cualitativo sobre el statuquo. El fin último de la revolución es la liberación total del ser humano.Fromm abandonó el Instituto hacia finales de 1938, momento en que mantenía unaestrecha relación con los psicoanalistas revisionistas, particularmente con KarenHorney, con quien mantuvo una íntima amistad, pasando juntos sus vacaciones ennumerosas ocasiones. Por mediación de Horney, que había emigrado a EstadosUnidos en 1930, fue invitado como conferenciante, en el otoño de 1933, a Chicago, yya no regresó a Alemania, debido a que, desde enero, Hitler había conseguido elpoder. Había comenzando la era nazi. En otoño de 1934 se mudó a Nueva York, parareanudar el trabajo en el Instituto de Investigación Social de Frankfurt, ya en el exilio,que desarrollaba su labor en la Universidad de Columbia; también abre un nuevoconsultorio para el ejercicio del psicoanálisis. Allí se reencontró con Horkheimer,Marcuse, Löwenthal, Pollock y Wittfogel.El interés que compartían Horney y Fromm por las influencias culturales y sociológicassobre el psiquismo, es decir, sobre el carácter, se reflejaba en el contacto quemantenían, tanto con miembros de la Sociedad Psicoanalítica de Nueva York, comoKardiner y H. Lasswell, como con antropólogas como Margaret Mead y Ruth Benedict.En América, Fromm recibió influencias de las tres principales corrientes socio-culturales que prevalecían allí, al mismo tiempo que influyó sobre ellas. La primera fueel ambientalismo, reacción contra el instintivismo americano de principios de siglo.Particularmente, el filósofo pragmático John Dewey, con su obra de 1922, Humannature and conduct, le ofreció importantes argumentos, que Fromm utilizó contraFreud. Principalmente, el ataque al instintivismo, que suponía una concepción delhombre como entidad cerrada a su ambiente, y un concepto del individuo constituidopor su propio bagaje biológico, explicación última de toda acción. En contraste, paraDewey, es el ambiente social el que configura al individuo, aunque haya una mínimaentidad biológica originaria. También en esta línea, George Herbert Mead,interaccionista simbólico, asignaba prioridad al mundo social, e intentaba explicar laconducta del individuo en términos de la conducta organizada del grupo social, y no alrevés. Para Mead, en la psicología social, el todo (la sociedad) debe ser anterior a laparte (el individuo), y se debe partir de un todo social determinado de complejaactividad social, dentro del cual se debe analizar la conducta de cada uno de losindividuos que lo componen. También hay similitudes con la teoría frommiana, encuanto a la contraposición entre el hombre y los animales, pues el hombre es el único© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 25
  • 27. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAcapaz de utilizar la inteligencia reflexiva; o la caracterización del hombre comoautoconciencia; o la perspectiva histórica que aplican. Se puede apreciar la influenciasobre Fromm, si analizamos el conductismo social de Mead: reconocía la importanciade la conducta observable, pero creía que había también procesos mentalesencubiertos de la conducta, ignorados por los conductistas radicales; y, frente a laimagen pasiva del actor propia de éstos, Mead tenía, como Fromm, una concepciónmás dinámica y creativa del actor, en la que éste no aparecía como un títere. Podemosver la estrecha relación de esto último, con el pensamiento frommiano, en sus propiaspalabras: “Al tratar de evitar los errores de los conceptos biológicos y metafísicos, nodebemos abandonarnos a la equivocación igualmente grave de un relativismosociológico, en el que el hombre no es más que un títere movido por los hilos de lascircunstancias sociales” 14 . Aunque Fromm otorga a la psique humana mucho más TPF FPTdinamismo que Mead. La segunda corriente con la que se relacionó en América fue la del psicoanálisis revisionista, aunque ya en Alemania mantenía esa línea acorde con Adler, Horney y Sullivan. La tercera corriente era la antropología psicológica o “cultura y personalidad”, consistente en el estudio de la variación en los rasgos psicológicos y en las características de la personalidad entre culturas. En esta corriente destacaba Margaret Mead, que intentó mostrar que los rasgos psicológicos varían ampliamente de unas culturas a otras. Y que las sociedades infunden valores diferentes entrenando a los niños de forma diferente. Malinowski, también en esta línea, sugirió modificaciones en la teoría freudiana de la universalidad del complejo de Edipo, en base a sus estudios sobre los individuos trobiandeses del Pacífico Sur. A Fromm, los estudios de estos antropólogos, le sirvieron para confirmarle en sus propias hipótesis: la extrema plasticidad del aparato biológico humano, fácilmente moldeable por la cultura. En lo que se diferenció Fromm de las tendencias de la sociología americana mayoritaria, fue en el rechazo absoluto de la sociedad de masas, originado en Alemania, por sus contactos con Reich y Horkheimer. Éste último pretendía que la sociología desvelase el carácter de dominio internalizado que la mediación social ha asumido, en la sociedad de masas, sobre el individuo. También se puede apreciar la crítica social frommiana, en las múltiples referencias hechas en su obra, a Durkheim (anomia), Weber (con sus ideas sobre la burocracia), Tönnies (con la distinción entre comunidad y sociedad), Troeltsch, Mannheim, etc. El desprecio por la cultura burguesa estuvo muy marcado, en Horkheimer y Fromm, por la experiencia hitleriana. Desde principios de los años 30, Fromm vivió en un ambiente de terror, racismo, persecuciones, provocados por el ascenso del partido nacionalsocialista. Había sido testigo, ya, del comunismo de guerra en Rusia, de la constitución de la URSS y de su evolución desde Lenin a Stalin; del nacimiento del fascismo italiano; de la guerra civil española. Todos estos acontecimientos contribuyeron a su radicalización humanista, que se vio completada por el acercamiento de Fromm a Marx y Engels. Particularmente la experiencia directa de la evolución nazi de Alemania, le marcó profundamente, llevándole a desarrollar un análisis de la psicología del nazismo, que plasmaría en 1941 en El miedo a la libertad. Ante el debate existente en el mundo entre las tendencias hacia la alienación y la violencia, y las tendencias, constantemente reprimidas, hacia la paz y la justicia, podría14TP PT E. Fromm. El miedo a la libertad , Paidós, Buenos Aires, 6ª reimp. España, 1982. p. 316 (Escape from Freedom, 1941)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 26
  • 28. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAhaberse desarrollado en Fromm un espíritu de amargo pesimismo, como fueron loscasos de Freud o Marcuse. Pero se desarrolló en él un espíritu humanista universal,optimista y de tremenda fe en el hombre.4.1. Las principales diferencias con FreudEntre 1934 y 1939, desde el Instituto Internacional de Investigaciones Sociales, enNueva York, Fromm consolidó una de las principales ideas de su pensamiento: larelativización de la importancia concedida a los instintos en el psicoanálisis ortodoxo yla posterior sustitución de esos instintos por los factores socio-culturales. Lasdiferencias más importantes con el punto de vista de Freud son las siguientes:- La sexualidad y su satisfacción no son las fuerzas dominantes que motivan laspasiones y los deseos humanos. Esta fuerza hay que buscarla en la situación humana,en las condiciones mismas de la existencia del hombre.- La teoría freudiana de los instintos asumió como factores explicativos de la conducta,ciertos impulsos biológicamente determinados, aceptando el supuesto de una“naturaleza humana” fija e invariable, y colocando al hombre en una relaciónpuramente mecánica con la sociedad. Por ello se elevó a la categoría de “hombre engeneral”, el modelo específico de hombre que le fue dado observar. El neopsicoanálisisconsidera, en su lugar, al hombre de una determinada época, cultura y grupo social, yestudia el porqué de las diferencias y cambios entre los distintos tipos de hombre quenos muestra la historia. Es un hombre dotado de una constitución biológicaextremadamente maleable, pero reconociendo sus mecanismos psicológicosuniversales.- Freud considera al hombre como una entidad cerrada, dotada de tendenciasbiológicamente condicionadas. Según Fromm, hay que considerar la personalidadhumana por medio de la comprensión de las relaciones del hombre con los demás, conel mundo, con la naturaleza y consigo mismo. El hombre es primariamente un sersocial, y no autosuficiente. La psicología individual es esencialmente psicología social(o de las relaciones interpersonales, en términos de Sullivan).- Freud, sobre la base de su orientación instintivista y de una profunda convicción en lamaldad de la naturaleza humana, interpretaba todos los motivos “ideales” del hombrecomo originados en algo vil (el sentimiento de justicia como resultado de la envidiaoriginal del niño respecto a todos los que tienen más que él, por ejemplo). Fromm creeque ideales como los de libertad o verdad pueden representar tendencias genuinas.- Al centrarse en la libido, el gran descubrimiento de Freud (lo inconsciente y larepresión) perdió mucho de su carácter verdaderamente crítico y revelador. Puso demoda aplicar el concepto de represión exclusivamente a la sexualidad. La falta derepresión de los deseos sexuales no significa que la mayor parte de lo inconsciente sehaya hecho consciente, como evidencian los grupos sociales que practican yexperimentan libremente la sexualidad en todas sus formas, sin la carga de lostradicionales sentimientos de culpa. La satisfacción sexual se ha convertido en unartículo de consumo, al que mueven, sobre todo, el aburrimiento, la depresión oculta,siendo el acto de la satisfacción en sí vano y superficial. El seguir a Freud lleva asobreestimar la sexualidad y a despreciar el eros y el amor. La liberación sexual no hahecho perder a sus beneficiarios la mayoría de sus represiones, sino que ha hechomás difícil descubrir otras experiencias inconscientes.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 27
  • 29. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAPor otro lado, Fromm considera que el concepto de homo sexualis de Freud legitima elcapitalismo. Porque toda la teoría de Freud sobre el sexo está concebida sobre lapremisa antropológica de que la competencia y la hostilidad mutua son inherentes a lanaturaleza humana. Darwin dio expresión a este principio en la esfera de la biología.Economistas como Ricardo y los de la escuela manchesteriana lo trasladaron a laesfera de la economía. Freud lo aplicó a la esfera de los deseos sexuales. Tanto elhomo economicus como el homo sexualis son creaciones útiles cuya supuestanaturaleza (aislada, asocial, insaciable y competidora) hace que el capitalismo parezcael régimen que corresponde perfectamente a la naturaleza humana (y lo pone fuera delalcance de la crítica). Freud coincide con Hobbes en el supuesto de la hostilidadfundamental entre los hombres. Según Freud, aunque parte del impulso agresor puedecanalizarse contra sí mismo (mediante el superego), la agresividad no se puedeextirpar. Los hombres competirán siempre entre sí. Como Freud supone que el amores, en esencia, deseo sexual, supone una contradicción entre el amor y la cohesiónsocial. El amor, según él, es por naturaleza egoísta y antisocial, y los sentimientos desolidaridad y de amor fraternal no son sentimientos primarios, enraizados en lanaturaleza humana, sino deseos sexuales desviados. A base de su concepto delhombre, de su concepto del deseo innato de goce sexual ilimitado y de sudestructividad, Freud tiene que llegar al cuadro del conflicto inevitable entre civilizaciónde un lado y salud mental y felicidad de otro. El concepto de Freud de la naturalezahumana como esencialmente competitiva (y asocial) es el mismo que en la mayoría deautores que creen que las características del hombre en el capitalismo moderno sonsus características naturales.Fromm, al analizar la obra de Freud y de otros autores, utiliza una máxima común:cada pensador es prisionero de su época. Aunque es capaz de concebir ideastotalmente nuevas que trascienden el pensamiento del pasado y de suscontemporáneos, no le es posible liberarse totalmente de las maneras de pensar queestán en boga en su época. La tarea de descubrir lo que es esencial y lo que esmarginal en el sistema del autor, sólo puede efectuarla un pensador que hayacomprendido ese sistema, pero que viva en un período histórico distinto, en el que laspremisas anteriores hayan perdido su poder.Entre las teorías de Freud que son el resultado del clima específico filosófico y culturaldel siglo XIX, destacan tres:- La teoría de la libido: su énfasis en el sexo se produjo por la ignorancia dedescubrimientos posteriores. También, a causa de la filosofía del materialismomecanicista, dominante en su época, que buscaba en una base somática y fisiológicala causa de todo fenómeno mental, en lugar del principio dialéctico, aplicado pormuchos investigadores de la época de Fromm. Un tercer factor histórico fue lainfluencia del tabú sobre el sexo y la represión de los deseos sexuales, característicosde la clase media del siglo XIX y principios del siglo XX.- El concepto del hombre como máquina aislada, reglamentada por la necesidad dereducir sus tensiones internas, de naturaleza sexual. Resultado de la influencia delconcepto prevaleciente, desde el siglo anterior a Freud, del individuo aislado yautosuficiente.- La suposición de que todas las tendencias irracionales en el adulto sonesencialmente la repetición de experiencias infantiles. La vida, para la clase media delsiglo XIX, era segura y tranquila, y era inconcebible que un hombre adulto pudierasufrir de ansiedad. Pero después de asistir a dos guerras extremadamente destructivas© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 28
  • 30. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAen el siglo XX, podemos concluir que la ansiedad no es una característica exclusiva delniño, sino que se trata de un aspecto originado en la situación existencial del hombreen el mundo.4.2. El miedo a la libertad (Escape from Freedom, 1941). Desarrollo del conceptode carácter social.Erich Fromm se inspira en un estudio de Karl Kautsky para desarrollar el tema de lapsicología del fascismo. Kautsky, teórico marxista checo (1858-1938), profundiza enlas ideas de Engels acerca de que, el cristianismo, en sus orígenes, fue un movimientode la gente oprimida. Dice que “cuanto más impotente se siente un individuo, mástímidamente procura un soporte firme en alguna personalidad que reside fuera de laexperiencia ordinaria y, cuanto más desesperada resulta su situación diaria, másnecesita el milagro para salvarse, más proclive está a dar crédito a la persona que, conel acontecimiento del milagro, él ve como un salvador, como un rescate”15 . TPF FPTLa base teórica del trabajo de Fromm está basada en su concepto de carácter social:el carácter social es el núcleo esencial de la estructura del carácter común a la mayoríade los miembros de un grupo. Núcleo que se ha desarrollado como resultado de lasexperiencias básicas y los modos de vida comunes del grupo.El carácter social surge de la adaptación dinámica de la naturaleza humana a laestructura social. Los cambios en las condiciones sociales originan cambios en elcarácter social, o sea, dan lugar a nuevas necesidades, nuevas angustias. Éstasoriginan nuevas ideas o ideologías (filosóficas, religiosas o políticas), o hacen a loshombres susceptibles de ser afectados por ellas; estas nuevas ideas tienden aestabilizar e intensificar el nuevo carácter social y a determinar las acciones humanas.Los rasgos del carácter llegan a ser factores importantes del desarrollo económico,influyendo en el proceso social. La dinámica del carácter social es inconsciente. El hombre, al adaptarse a las condiciones sociales, desarrolla los rasgos que le hacen experimentar el deseo de obrar del modo en que debe hacerlo. Si el carácter social está adaptado así a las tareas objetivas que el individuo debe llevar a cabo en la comunidad, las energías resultan moldeadas de manera que constituyen las fuerzas productivas indispensables para el funcionamiento de la sociedad. Ello se consigue a través de: - El sistema educativo, que prepara al individuo para la tarea que más tarde le tocará realizar en la sociedad, consiguiendo aproximar su carácter al carácter social. - La familia, que es un sector especial de todo el proceso educativo. La sociedad moldea al niño a través de la familia porque los padres aplican las normas educativas de la sociedad en la que viven, con pocas excepciones. Y porque los padres, por medio de sus propias personalidades, son portadores del carácter social de su sociedad o clase. El carácter social internaliza las necesidades externas, enfocando así la energía hacia las tareas requeridas. Pero, cuando surgen nuevas condiciones económicas, las fuerzas psicológicas pueden transformarse en un elemento utilizable por grupos deseosos de destruir las estructuras económica y política. Las ideas pueden ser fuerzas poderosas sólo en la medida en que satisfagan las necesidades humanas específicas que se destacan en un carácter social dado.15TP PT Kautsky, Karl, Foundations of Christianity (1908), Nueva York, Monthly Review Press, 1972. pp. 130-131.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 29
  • 31. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAEn este proceso hay modificaciones en el carácter: se crea una matriz caracterológicacomún a todos los individuos de la sociedad, como fiel reflejo de las exigencias deésta; surgen nuevas necesidades, acordes con el proceso social, que se internalizan yacaban operando eficientemente desde el interior de los individuos. Se crea así unhombre concreto, el hombre idóneo para la pervivencia del sistema, que funciona comoun autómata que resulta útil al sistema socio-político-económico. El otro intermediarioentre base económica y superestructura ideológica sería el “inconsciente social”, quesustenta y apoya la función del carácter social. Se refiere a aquella parte específica dela experiencia humana que una sociedad determinada no permite llegar a percibir; esaquella parte de la humanidad dentro del hombre que su sociedad ha apartado de él.Es la parte socialmente reprimida, psique universal. Esta represión se produce a travésdel sistema de la comunicación humana. Pues para advertir cualquier experiencia esnecesario que ésta sea comprensible de acuerdo con las categorías en que estéorganizado el pensamiento consciente. Algunas de esas categorías son culturales,como la percepción de las cosas en función de su valor comercial, en una culturamercantil. Toda sociedad elabora un sistema que determina los tipos de percatación,que opera como un filtro socialmente condicionado. Permite que ciertas experienciassean permeables a la conciencia, mientras que impide el paso a otras. El filtro socialestá compuesto por el lenguaje, la lógica y los tabúes sociales, y determina en cadacultura lo inconsciente social, evitando que éste llegue a la conciencia, para reprimirideas e impulsos que obstaculizarían el funcionamiento de la sociedad. Frente a lo quehabitualmente denominamos “conciencia”, que es un estado mental determinado pornuestra necesidad de dominar la Naturaleza para sobrevivir, hay otra conciencia,totalmente liberada de obligaciones externas, que es “lo inconsciente”. Aunque sepresenta como lo arcaico y lo irracional desde el punto de vista del pensamiento de laacción práctica, desde el punto de vista de la libertad, no es menos racional niordenado que la conciencia. Para Fromm, inconsciencia equivale a desconocimientode la verdad.El “inconsciente social” de Fromm posee semejanzas con el “inconsciente colectivo” deJung, que abandonó la ortodoxia freudiana en 1913. Carl Gustav Jung consideró que elinconsciente personal freudiano (amalgama de irracionalidad, de deseos y sentimientosindeseables) es sólo una fracción insignificante de la masa total del materialinconsciente. Lo que queda por debajo del inconsciente personal es el inconscientecolectivo, que es un depósito de recuerdos de hechos y temas fundamentales de laespecie (una herencia arcaica que contiene los arquetipos y creencias colectivas).Posee las potencialidades humanas ignoradas o insuficientemente desarrolladas, quedeben ser elevadas hacia la conciencia, para lograr la realización del “Sí-Mismo”. Perola concepción frommiana, influenciada también por Otto Rank, desprovee alinconsciente del carácter espiritualista que le confirió Jung, y pone un mayor énfasis enlos factores socio-culturales. Para Rank, la adaptación al medio social conllevaba,frecuentemente, un insuficiente desarrollo de la personalidad, una represión de laautonomía y de la creatividad. Pero el elemento innovador de Fromm consistió enseñalar que el inconsciente está muy condicionado por la experiencia de la concretarealidad sociocultural que le toca vivir al hombre, y que puede ser, o no, propicia parael desarrollo de las potencialidades humanas. Y que es el origen de las represionesque hemos de imponer a nuestro yo. Nuestras potencialidades y experiencias másíntimas se hacen inconscientes y quedan cubiertas tras una estructura del carácterimpuesta por la presión social.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 30
  • 32. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAEl concepto frommiano se opone al del estructuralista Jacques Lacan. Para Fromm, elinconsciente representa al hombre total, universal, y percatarse del propio inconscientesignifica estar en contacto con la humanidad plena que el individuo lleva dentro,abandonando las barreras impuestas por la sociedad dentro de cada hombre y entreellos. Según Lacan, no existe más experiencia humana que la que posibilita ellenguaje, por lo que el inconsciente no puede ser más que una parte de ese lenguaje,que es el discurso del Otro, la Ley del Orden, de la Cultura.Fromm trató de describir las raíces emocionales del protestantismo y del autoritarismomoderno.La tesis que expuso es la siguiente:La libertad posee un doble significado para el hombre moderno. Éste se ha liberado delas autoridades tradicionales y ha llegado a ser un individuo; pero, al mismo tiempo, seha vuelto aislado e impotente, convirtiéndose en un instrumento de propósitos que nole pertenecen. Además, tal estado debilita su yo y lo dispone a aceptar la sumisión anuevas especies de vínculos. Correspondió al capitalismo crear la base material parael desarrollo de un genuino individualismo y de la libertad positiva, pero paraconseguirlo hace falta que el hombre llegue a dominar la sociedad, a subordinar elmecanismo económico a los propósitos de la felicidad humana, y a participaractivamente en el proceso social.Fromm, a lo largo de todo el trabajo, reitera los ataques al relativismo sociológico, quedefiende la postura de que el hombre no es más que un títere movido por los hilos delas circunstancias sociales. Después de haber vivido el ascenso de ideologíasirracionales como el nazismo, y de haber vivido en una sociedad conformista como lanorteamericana, Fromm hace un llamamiento hacia la búsqueda de la realización plenade las potencialidades del hombre, y una defensa del dinamismo de la naturalezahumana como factor activo en la evolución del proceso social.Su posición se opone a las principales corrientes existentes en la época, referentes a lainterpretación de la base humana de la cultura:- Se opone al punto de vista psicologista, que caracteriza el pensamientofreudiano. Los fenómenos culturales arraigarían en factores psicológicos derivados deimpulsos sensitivos que sólo son influidos por la sociedad a través de algún grado derepresión.- Al punto de vista económico, tal como es presentado en las aplicacioneserróneas de la interpretación marxista de la historia. Los intereses económicossubjetivos serían la causa de los fenómenos culturales, como la religión y las ideaspolíticas.- A la posición idealista, representada por el análisis de Max Weber sobre elespíritu del capitalismo. Sostiene que el desarrollo de un nuevo tipo de conductaeconómica y de un nuevo espíritu cultural se deben a la renovación de las ideasreligiosas (aunque no exclusivamente).Fromm utiliza aquí su concepción de la naturaleza humana, para centrarse en una delas necesidades básicas, fundamentales, surgidas de la peculiar situación humana: lanecesidad de relacionarse, de evitar el aislamiento. La necesidad de relación surge delhecho de que, el hombre, al llegar a ser tal, ha perdido la íntima interdependencia delanimal con la naturaleza, y ha sustituido los lazos instintivos de esta unión, por otrasrelaciones creadas por el hombre. Estas necesidades básicas deben ser satisfechas© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 31
  • 33. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIApara que el hombre se mantenga mentalmente sano y feliz, y no están fisiológicamentecondicionadas. Con este planteamiento, Fromm sustituye la orientación biológica deFreud, por una orientación existencial y socio-cultural.Deja también clara su posición sociobiológica al considerar que la naturaleza humana,ni está prefijada, ni es infinitamente maleable. Es producto de la evolución histórica,pero al mismo tiempo, posee mecanismos y leyes inherentes. Así, Fromm se opone,en cuanto a la concepción del proceso social, a:- Freud, por interpretar la historia como el resultado de fuerzas psicológicas nocondicionadas socialmente.- Las teorías, principalmente la de Durkheim y su escuela, que desprecian eldinamismo del factor humano en el proceso social (deifican la sociedad).Para Fromm, hay un proceso por el que las energías humanas se convierten enfuerzas productivas que forjan el proceso social, junto al proceso por el que el hombrees creado en la historia.Dado que el aislamiento y la soledad, particularmente la soledad moral, conducen a ladesintegración mental, existen varios refugios contra el aislamiento. Los másimportantes son la religión y el nacionalismo. Ambos los va a estudiar en esta obra:4.2.1. La religión protestanteFue un refugio contra el aislamiento provocado por el cambio en las condicioneseconómicas, sociales y políticas ocurrido a finales de la Edad Media, que propició unapérdida de los vínculos que otorgaban seguridad al individuo.Fromm describe la sociedad medieval como aquélla en la que el individuo no existíatodavía, y donde la persona estaba encadenada a una determinada función dentro delorden social, con la que se identificaba. Ello le daba un sentimiento de seguridad, depertenencia. Pero con el individualismo creciente, el hombre perdió seguridad. Lasmasas que no tenían poder, porque fueron víctimas de la explotación; y los ricos o losciudadanos, porque, aun teniendo libertad, habían perdido el sentimiento depertenencia anterior, y se sentían más libres pero más solos (aunque, en general, entrelos capitalistas sí que predominaba el sentimiento positivo de la libertad). Junto alpapel protagonista del capital y la industria, psicológicamente apareció un espíritu dedesasosiego. El trabajo se transformó en el valor supremo, y el principio de eficienciaen alta virtud moral.El individuo fue dejado solo, y su seguridad, destruida. Todo pasaba a depender de suesfuerzo.En ese momento histórico surgieron el luteranismo y el calvinismo. Entrañaban unllamamiento a la clase media urbana, a los pobres urbanos y a los campesinos, alexpresar ese nuevo sentimiento de libertad e independencia, así como de impotencia yangustia, que había penetrado en sus miembros, con el desarrollo del capitalismo.Pero, además, ofrecieron soluciones capaces de permitir al individuo hacer frente alsentimiento de inseguridad. Esta religión acabó dirigiéndose principalmente a lasclases medias urbanas porque los más pobres tenían tendencias revolucionarias.Método: Fromm distingue dos problemas de cara al análisis del significado psicológicode las doctrinas religiosas y políticas:- El estudio de la estructura del carácter del individuo que crea una nueva doctrina.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 32
  • 34. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA- El estudio de los motivos psicológicos del grupo social hacia el cual la doctrina orientasu llamada.La influencia de toda doctrina o idea depende de la medida en que responde a lasnecesidades psíquicas propias de la estructura de carácter de aquellos a quienes sedirige. La teología de Lutero expresó los sentimientos de la clase media que luchabacontra la autoridad de la Iglesia, y que se mostraba resentida contra la nueva claseadinerada, al verse amenazada. Lutero proporcionó una solución: hallar la certidumbrepor medio de la eliminación del yo individual aislado, tornándose un instrumento enmanos de un fuerte poder subyugante (Dios), exterior al individuo, y al que se rendíailimitada sumisión.El miembro de la clase media estaba tan indefenso frente a las nuevas fuerzaseconómicas, como el hombre descrito por Lutero, en sus relaciones con Dios, puestoque su salvación estaba decidida antes de su nacimiento. El problema es que Lutero,aunque liberaba al pueblo de la autoridad de la Iglesia, lo obligaba a someterse a unaautoridad mucho más tiránica, la de un Dios que exigía el aniquilamiento de lapersonalidad individual del hombre.Fromm establece un paralelismo con el fascismo, pues la condición de someterse parapoder ser amado, propia del luteranismo, tiene mucho que ver con el principio decompleta sumisión del individuo, al Estado o al líder.La teología de Calvino muestra el mismo espíritu, salvo que, según ella, Dios no sólopredestina a algunos, sino que también decide la condenación eterna de otros. Comoconsecuencia, propugna el principio de la desigualdad básica entre los hombres, entrelos salvados y los condenados. Esta idea resurgirá en la ideología nazi. En elpensamiento moderno, la doctrina según la cual los hombres son desiguales según suestrato social, es una racionalización del principio calvinista de la desigualdad.Otra diferencia con Lutero radica en que el esfuerzo moral del hombre, para Calvino,aunque no cambie su destino, supone un signo de pertenencia al grupo de elegidos.La consecuencia psicológica del calvinismo es la compulsión hacia el trabajo y elesfuerzo incesantes. Es irracional, porque no se dirige a cambiar el destino del actor.La actividad y el trabajo son considerados como fines en sí mismos, lo cual esconsiderado por Fromm, como la transformación psicológica de mayor importancia quehaya experimentado el hombre desde el final de la Edad Media. La compulsión internahacia el trabajo tenía mayor eficacia que la compulsión externa, de modo que, de noser por este principio de actuación, el capitalismo no podría haberse desarrollado.Conclusión: las nuevas doctrinas religiosas aumentaron y reforzaron la actitud típicadel miembro común de clase media, caracterizada por su hostilidad y resentimientoreprimidos, porque racionalizaron y sistematizaron tal actitud; y porque mostraron alindividuo una manera de acallar su angustia, mediante una completa sumisión. Lanueva estructura del carácter derivada de los cambios sociales y económicos, yacentuada por las nuevas doctrinas religiosas, se convirtió en un importante factorformativo del desarrollo económico y social posterior. Esta estructura del carácter(tendencia compulsiva hacia el trabajo, ascetismo, pasión por el ahorro, entrega de lapropia vida como instrumento de un poder externo) se convirtió en una fuerza eficientede la sociedad capitalista.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 33
  • 35. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA4.2.2. El capitalismo monopolistaFromm quiso demostrar que la fase monopolista del sistema industrial modernoconduce al desarrollo de un tipo de personalidad impotente y angustiada. Analizó dossituaciones:1) Las condiciones en Alemania después de la Primera Guerra Mundial, queconvirtieron a parte de su población en un suelo fértil para el desarrollo de la ideologíanazi.2) La situación en las democracias occidentales, donde la insignificancia eimpotencia del individuo, constituye una base propicia para el surgimiento del fascismo.La obra iniciada por el protestantismo, al liberar espiritualmente al hombre, ha sidocontinuada por el capitalismo. La estructura de la sociedad moderna afectasimultáneamente al hombre de dos maneras:- lo hace más independiente y más crítico, dándole mayor confianza en sí mismo.- lo convierte en un ser más solo, aislado y atemorizado.La economía capitalista, al favorecer la “libertad de”, también contribuyó a cortar todoslos vínculos existentes entre los individuos, aislándolos entre ellos. En el mundomedieval, el capital era siervo del hombre, siendo la actividad económica un mediopara un fin: la vida misma. Con el capitalismo, la actividad económica, el éxito y lasganancias materiales se han convertido en fines en sí mismos. El capital es el dueñodel hombre, que es un engranaje de la maquinaria económica.Fromm considera que esta disposición del hombre para someter su yo a finesexteriores, fue preparada por el protestantismo, porque, una vez que el hombre estuvodispuesto a reducirse a un medio para la gloria de un Dios tirano, ya estaba preparadopara aceptar la función de sirviente de la maquinaria económica y, con el tiempo, la dealgún Führer.Aquí Fromm ya avanza la idea de la enajenación, que desarrollará en Marx y suconcepto del hombre, en 1961. Porque el principio del deber de trabajar con el único finde la acumulación de capital, ha transformado al hombre en esclavo de la máquina queél mismo construyó.El efecto psicológico sobre los que no poseían capital fue el mismo que sobre loscapitalistas, pues, en cada sociedad, el espíritu de toda la cultura está determinado porel de sus grupos más poderosos.Para el hombre moderno, el mayor dominio sobre la naturaleza ha supuesto unaumento del vigor del yo individual, lo cual es positivo. Pero, junto a ello, el hombre seha visto apartado del producto de sus propias manos. Este mundo, que es su obra, seha transformado en su dueño. El sentimiento de insignificancia e impotencia delhombre se ve acrecentado por el carácter de sus relaciones sociales, que han perdidoel carácter humano. En las relaciones entre competidores, y entre patrón y empleado,cada uno es un medio para un fin; un instrumento para el otro. El carácter deextrañamiento se da en todas las relaciones, económicas o personales, llegando aafectar a la relación del individuo con el propio yo, que se considera como unamercancía.Ante el aislamiento y la inseguridad del hombre moderno, existen elementos queayudan a superar esos sentimientos, como son: la familia; la posesión de propiedades;el prestigio y el poder; el orgullo nacional. Pero sólo le ayudan de modo pasajero y© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 34
  • 36. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAsuperficialmente. Frente a ellos, otros factores, como las efectivas libertades políticas yeconómicas, la oportunidad brindada a la iniciativa individual, o el avance de laIlustración racionalista, sí que contribuyeron a fortificar el yo y condujeron al desarrollode la individualidad, la independencia y la racionalidad. Esa tendencia hacia la libertadhumana, en sentido positivo, alcanzó su culminación durante la segunda mitad del sigloXIX y comienzos del siglo XX. Sin embargo, con la fase monopolista del capitalismo, sedebilitó el yo individual, siendo la situación análoga a la de los siglos XV y XVI, yaanalizada.Fromm describe los numerosos factores que contribuyen a la impotencia del individuoen las sociedades modernas, como los métodos de propaganda política y comercial,con la repetición de “slogans” y otros métodos irracionales. O la enorme complejidadde las esferas económica y política, o la amenaza de la guerra.Este sentimiento de aislamiento individual e impotencia es algo de lo que el hombrecomún no tiene conciencia, porque se lo oculta la rutina de sus actividades, las formasde distracción, etc. Pero, ante lo insoportable de la carga impuesta por la “libertad de”,si no logra progresar hacia la libertad positiva, el hombre utiliza varias formascolectivas de evasión:- La sumisión a un líder (en los países fascistas)- El conformismo compulsivo automático (en nuestras democracias)Para comprender plenamente el significado psicológico del fascismo y de laautomatización del hombre, Fromm analiza los mecanismos psicológicos de evasión dela libertad:A) El AutoritarismoEs la tendencia a abandonar la independencia del yo individual propio para fundirsecon algo o alguien exterior, y así conseguir la fuerza de la que el yo individual carece.Las formas más nítidas de este mecanismo son las tendencias compulsivas hacia lasumisión y la dominación (impulsos masoquistas y sádicos). Frente a lasinterpretaciones de Freud, que consideraba al masoquismo y al sadismo, comoresultado de la fusión del instinto sexual con el instinto de muerte, Fromm entiende queestos impulsos tienden a ayudar al individuo a evadirse de su insoportable sensaciónde soledad e impotencia, y son el resultado de la estructura total del carácter (de sustendencias psíquicas).Basándose en algunos psicoanálisis y otras pruebas empíricas, Fromm describe lasreacciones del individuo masoquista. Al descubrir que es libre en el sentido negativo(está solo con su yo frente a un mundo extraño y hostil), busca algo o alguien a quienencadenar su yo (convertirse en parte de alguna entidad más poderosa, como unainstitución, Dios, la nación, etc). Se esfuerza por librarse de su libre personalidad yvolver a sentirse seguro eliminando el yo. A veces, esos impulsos obtienen un éxitorelativo, al hallar formas culturales capaces de satisfacerlos, como la sumisión al líderen la ideología fascista. Aunque de este modo, el individuo no logra suprimir el conflictode base ni su infelicidad. El individuo pierde su integridad como individuo y se despojade la libertad, pero gana seguridad y se libra de la necesidad de tomar decisiones, y dela duda acerca del sentido de su vida.La voluntad de poder, que es la expresión más significativa del sadismo, arraiga en laincapacidad del yo individual, de mantenerse solo y subsistir.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 35
  • 37. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIATanto en el caso de los impulsos masoquistas como en el de los sádicos, se pierde laintegridad del yo, la individualidad y la libertad.Con todos estos datos, Fromm utilizó el carácter sadomasoquista (propio del individuocuya personalidad está dominada por los rasgos sádicos y masoquistas),principalmente en los casos en que caracteriza a personas que no son neuróticas, sinonormales en determinadas culturas. Lo denominó “carácter autoritario”, queconstituyó la base humana del fascismo. Para grandes estratos de la baja clase mediade Alemania y otros países de Europa, el carácter sadomasoquista era típico, y fuesobre este tipo de carácter, donde incidió con más fuerza la ideología nazi.Rasgos del carácter autoritario:- Fascinación por el poder. Surge automáticamente la admiración y disposiciónpara el sometimiento, cuando está en presencia del poder. Y surge el desprecio hacialas personas o instituciones carentes de poder.- Convencimiento de que la vida está determinada por fuerzas exteriores al yoindividual, a sus intereses y deseos. Gusta de someterse al destino.- La virtud más alta consiste en sufrir lo que el destino o su líder le ha asignado,sin lamentarse.- Convencimiento de que no existe la igualdad. El mundo se compone depersonas con poder y otras que no lo tienen. Las diferencias (de sexo, raza) son signosde superioridad o inferioridad.B) La DestructividadSu origen también radica en la imposibilidad de resistir la sensación de aislamiento eimpotencia, pero se dirige a la eliminación del objeto, no a la simbiosis, como elcarácter autoritario. Intenta fortificar al individuo atomizado, anulando toda amenazaexterior. El impulso de la vida (tendencia de la vida a extenderse, a ser vivida), cuantomás se ve frustrado, tanto más fuerte resulta el impulso dirigido a la destrucción.Ejemplos:- La hostilidad de la clase media de la época de la Reforma halló su expresión enciertos conceptos religiosos del protestantismo.- La destructividad de la baja clase media constituyó un importante factor en elsurgimiento del nazismo (que usó esos impulsos para luchar contra sus enemigos). C) Conformidad AutomáticaEl individuo deja de ser él mismo, adoptando el tipo de personalidad que leproporcionan las pautas culturales. Es la solución adoptada por la mayoría de losindividuos normales de la sociedad moderna. Desaparece la discrepancia entre el yo yel mundo, despojándose de su yo individual y transformándose en un autómata, alprecio de la pérdida de su personalidad. Una serie de “pseudoactos” sustituyen a lospensamientos, sentimientos y decisiones originales, conduciendo, finalmente, alreemplazamiento del yo original por un “pseudoyó”, que representa la función que seespera que deba cumplir la persona. Esto provoca un intenso estado de inseguridad,viéndose abocado a la búsqueda de la conformidad más estricta. Busca la identidad enel reconocimiento y aprobación de los demás.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 36
  • 38. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA4.2.2.1. La psicología del nazismo. La sumisión a un líder como forma colectivade evasión del individuo aisladoFromm intenta analizar la base humana del nazismo, estudiando la estructura delcarácter de los individuos a quienes se dirigió su llamamiento, y las característicaspsicológicas de esa ideología.Hubo una parte de la población que, aunque no admiraba la ideología nazi, no opusomucha resistencia: principalmente, la clase obrera y la burguesía liberal y católica.Psicológicamente, Fromm lo achaca a un estado de cansancio y resignación íntimos, y,particularmente en la clase obrera, además, a un sentimiento de desconfianza en suslíderes y de duda sobre la utilidad de la actividad política, consecuencia de lasrecientes derrotas de la clase obrera alemana. Otro elemento importante fue el hechode la generalizada identificación del gobierno de Hitler con Alemania.Otra parte de la población, acogió con gran entusiasmo la ideología nazi: las capasinferiores de la clase media (pequeños comerciantes, artesanos y empleados). Elmotivo de su apoyo estaría en la estructura de su carácter social. Históricamente, susrasgos son: amor al fuerte, odio al débil, mezquindad, hostilidad, avaricia, ascetismo;concepción de la vida estrecha, con odio al extranjero. Estos rasgos fueron acentuadospor los acontecimientos posbélicos, pues antes de 1919, estos individuosexperimentaban un sentimiento de pertenencia a un sistema social y cultural estable.Su sumisión y lealtad a las autoridades constituían una solución satisfactoria para susimpulsos masoquistas. La autoridad de la religión y de la moralidad tradicional sehallaba firmemente arraigada. La familia era un refugio seguro contra el mundo hostil.Pero el período posbélico provocó la decadencia económica. Junto a ella, factorespsicológicos determinantes fueron: con la derrota en la guerra y la caída de lamonarquía, se tambalea la solidez de la base psicológica de la pequeña burguesía,que suponían el Estado y la monarquía. La inflación provocó inestabilidad ydesconfianza. El prestigio social de la baja clase media también declinó frente al delproletariado. Y la familia se quebró también.Así, la vieja generación de la baja clase media se fue haciendo cada vez másamargada y resentida. Los jóvenes también estaban resentidos, por sus problemaseconómicos, laborales, y por el trato recibido a cambio de haber luchado en la guerra.Esta creciente frustración social condujo a una forma de proyección, decisiva en elorigen del nacionalsocialismo. La vieja clase media identificó su destino con el de sunación, transformando la derrota nacional y el tratado de Versalles en símbolos a losque trasladar la frustración existente (surgida de su decadencia social).Conclusión: el resentimiento nacionalista contra el Tratado de Versalles era unaracionalización por la que se proyectaba la inferioridad social de la baja clase mediacomo inferioridad nacional.Además de este sentimiento de la clase media, la mayor parte del resto de la poblacióntambién cayó presa del sentimiento de insignificancia individual y de impotencia típicosdel período del capitalismo monopolista.Estas condiciones psicológicas no fueron la causa del nazismo, pero representaron labase humana necesaria para su desarrollo.Hitler poseía, por un lado, características (resentimiento y odio) con las que podíaidentificarse la baja clase media, y por otro, características como el oportunismo,dispuesto a servir los intereses de los grandes industriales.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 37
  • 39. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAFromm intenta demostrar cómo la personalidad de Hitler y el sistema nazi, expresanuna forma extrema de la estructura del carácter autoritario, y que, por este motivo,logró influir en los sectores de la población que poseían la misma estructura delcarácter.Aunque el deseo de poder sobre las masas es lo que impulsa al miembro de la élitenazi, también las masas disfrutan de las satisfacciones de tipo sádico. Su objetivo sonlas minorías raciales y políticas de Alemania, y el pueblo de otras naciones. Hitler tratade racionalizar y justificar su apetito de poder: la dominación de otros pueblos comobeneficiosa para la cultura mundial; el deseo de poder como algo arraigado en lanaturaleza humana; el dominio como una forma de defensa frente a ataques ajenos.Fromm cita los múltiples ejemplos del desprecio al débil presentes en los discursos deHitler. El amor al poderoso y el odio al débil, tan típicos del carácter sadomasoquista,explican gran parte de la acción política de Hitler y sus adeptos. Hitler odiaba a laRepública de Weimar porque era débil, y admiraba a los dirigentes industriales ymilitares porque disponían de poder.El aspecto masoquista de la ideología hitlerista: existe el deseo de someterse a unpoder de fuerza abrumadora, de aniquilar su propio yo. A las masas les repitencontinuamente el mensaje de que el individuo no es nada, y que debe aceptar suinsignificancia personal y disolverse en el seno de un poder superior, y luego sentirseorgulloso de participar en tal poder. Sacrificar al individuo significa renunciar a afirmarla opinión, los intereses y la felicidad individuales. El fin de su predicación delautosacrificio es la resignación de las masas y su sometimiento. Pero también en Hitlerhay un anhelo masoquista: él se somete al poder superior de Dios, el Destino, laNecesidad, la Historia, la Naturaleza. Todos ellos son símbolos de un poder de fuerzaabrumadora. Pero el poder que ejerce una mayor influencia sobre Hitler es laNaturaleza. Su idea era la de someterse a la Naturaleza y ejercer nuestro dominiosobre otros seres vivientes.Las ideas de Hitler y la ideología nazi resultan de la misma personalidad de aquél, que,con sus sentimientos de inferioridad, odio a la vida, ascetismo y envidia hacia quienesdisfrutan de la existencia, constituye la fuente de los impulsos sadomasoquistas, y sedirigía hacia gente que, a causa de su similar estructura de carácter, se sentía atraídapor tales enseñanzas. Además, la práctica política realizaba las promesas de laideología. Se creó una jerarquía en la que cada uno tenía algún superior a quiensometerse y algún inferior sobre quien ejercer poder. El hombre que se hallaba en lacumbre tenía sobre él al Destino, la Historia, la Naturaleza.La ideología y prácticas nazis satisfacían los deseos procedentes de la estructura delcarácter de una parte de la población y proporcionaban orientación a quienes, sinexperimentar goce con el poder o el sometimiento, se habían resignado a abandonarsu fe en la vida y en sus propias decisiones.4.2.2.2. El conformismo compulsivo automático como forma de evasión en losregímenes democráticosEn nuestra cultura, la educación conduce frecuentemente a la represión de lossentimientos espontáneos. En el niño, pronto se reprimen los sentimientos dehostilidad y aversión, y las emociones espontáneas, como las sexuales. Elpensamiento original también es desaprobado, llenando la mente con pensamientos yahechos. Otro modo de desalentar el pensamiento original es la consideración de toda© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 38
  • 40. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAverdad como relativa. En cuanto a la voluntad, el hombre moderno vive bajo la ilusiónde saber lo que quiere, pero, realmente, desea únicamente lo que se suponesocialmente que ha de desear.La pérdida del yo ha aumentado la necesidad de conformismo, dado que origina unaprofunda duda acerca de la propia identidad. La identidad sólo es un reflejo de lo quelos otros esperan que yo sea, pero esta forma de adaptación a las expectativas de losdemás, genera algo de seguridad al precio del abandono de la espontaneidad y laindividualidad. Ello conlleva la infelicidad del “autómata”, que busca la sustitución de laactividad espontánea en cualquier cosa que le pueda causar excitación, con elconsiguiente peligro de su disposición a aceptar cualquier ideología o líder queprometa una excitación emocional y que ofrezca una estructura política y simbólica,que den orden a su vida. Es un suelo fértil para los propósitos políticos del fascismo.El hombre aislado en la sociedad moderna no tiene ningún punto firme para suorientación, y, tratando de esquivar la libertad negativa lograda, halla una frágilseguridad a expensas del sacrificio de su yo individual. Fromm propone una soluciónpara evitar que la libertad de los vínculos primarios no obligue al hombre a refugiarseen nuevos vínculos. Se trata de un estado de libertad positiva en el que el hombrerealiza su yo, siendo lo que realmente es, e implica la afirmación de que no existeningún poder superior al del yo individual. Consiste en la actividad espontánea de lapersonalidad total integrada (de sus potencialidades emocionales e intelectuales). Através de la espontánea realización del yo, el individuo vuelve a unirse con el hombre,con la naturaleza y consigo mismo.5. La disidencia en el entorno psicoanalítico. La naturaleza humana comobase para la conducta ética.La publicación de las últimas obras culturalistas de Horney (La personalidad neuróticade nuestro tiempo (1937)) y Fromm, junto a The Individual in Society, de Kardiner,originaron agrias discusiones entre Horney y algunos miembros ortodoxos del Institutode Nueva York. En 1941, en la reunión anual de la Sociedad Psicoanalítica de NuevaYork, se priva a Horney de sus cargos de analista didacta y de docente. Ella, junto aotros disidentes, fundan la Asociación para el Progreso del Psicoanálisis, y comoentidad formativa de ésta, se funda el Instituto Norteamericano de Psicoanálisis, en elque figura Fromm como miembro honorario. Pero éste tuvo problemas con el Consejode la Facultad, por no dejarle dictar seminarios técnicos. El origen de este conflictopodría estar en los problemas entre Horney y Fromm a causa de la popularidad deéste, y de que Horney le culpara de la rebeldía de su hija Marianne, a raíz de haberrealizado un análisis didáctico con Fromm. Al serle retirados los cargos docentes,abandona el citado instituto, en 1943, y funda el Instituto William Alanson White dePsiquiatría, Psicoanálisis y Psicología, donde el estudio del psicoanálisis también fuevinculado con otras ciencias sociales y humanas. Otros fundadores fueron FriedaFromm-Reichmann, Clara Thompson y Sullivan. Pero surgieron controversias porqueallí se formaban psicólogos, es decir, no médicos. La causa era la tradicional posturaestadounidense, muy restrictiva con el hecho de que sólo los médicos podían serpsicoanalistas. Cuando Fromm descubrió, en 1953, que no figuraba como miembro dela Asociación Psicoanalítica Internacional (API), se le comunicó que, si deseaba volvera figurar, sería objeto de una investigación para ver hasta qué punto era fiel a los“principios básicos del psicoanálisis”. No podía hablar en los congresos de la API, y seveía obligado a hacerlo en los Foros Internacionales de Psicoanálisis.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 39
  • 41. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAFromm siguió manteniendo una postura autónoma, a pesar de los muchos puntos encomún que había entre los revisionistas del psicoanálisis: los neofreudianos oculturalistas. A pesar de tener ciertos enfoques en común, como la actitud crítica haciala teoría de la libido, para Fromm las diferencias eran mayores que las semejanzas,sobre todo en lo referente al enfoque “cultural”.El pensamiento de Fromm estuvo muy determinado por su experiencia comopsicoanalista en ejercicio. Intentó integrar su posición teórica en el debate científico através de la docencia y las publicaciones. Ejerció la docencia en el InstitutoInternacional de Investigación Social de la Universidad de Columbia, Nueva York, yentre 1940 y 1941 dio conferencias como invitado en esa universidad. También fuedocente en el Instituto Norteamericano de Psicoanálisis y en el Instituto W. Alanson, yentre 1942 y 1953, en la Facultad Bennington, en Vermont.En julio de 1944, ya con la nacionalidad norteamericana, se casa con Henny Gurland,de soltera Schönstädt. Ella era una ciudadana alemana que tuvo que huir por sucondición de judía y sus actividades izquierdistas.5.1. Ética y Psicoanálisis (Man for Himself, 1947)Su contacto pleno con la deshumanización del capitalismo norteamericano se apreciaen esta obra, en la que expresa, dentro de la línea de pensamiento de la Teoría Crítica,la pérdida de las esperanzas en el triunfo de los ideales de la Ilustración. El hombremoderno, conforme ha llegado a ser el amo de la naturaleza, se ha transformado enesclavo de la máquina que construyó. E ignora los problemas más importantes de laexistencia humana: lo que el hombre es, cómo debe vivir, y cómo liberar las energíasque existen dentro de él, y usarlas productivamente. Las ideas de la Ilustraciónenseñaron al hombre que puede confiar en su propia razón como guía para establecernormas éticas válidas y que puede depender de sí mismo sin necesitar de la revelaciónni de la autoridad de la Iglesia para saber lo que es bueno y malo. Pero la crecienteduda sobre la autonomía humana y la razón ha creado un estado de confusión moralcuyo resultado es la aceptación de una posición relativista que propone que los juiciosde valor y las normas éticas son exclusivamente asunto de preferencia arbitraria, y queen este campo no se puede hacer ninguna afirmación objetivamente válida. Pero,como el hombre no puede vivir sin normas ni valores, este relativismo lo convierte enpresa fácil de sistemas irracionales de valores y lo hace regresar a una posición que elRenacimiento y la Ilustración habían superado. Las exigencias del Estado, elentusiasmo por las cualidades mágicas de líderes poderosos, los triunfos materiales,se han convertido en fuentes de sus normas y juicios de valor.Fromm plantea una solución a este problema: la razón humana puede elaborar normaséticas válidas. La tradición de la Ética Humanista nos ha legado los fundamentos desistemas de valor basados en la autonomía y en la razón del hombre. Estos sistemasestaban basados en la premisa de que, para saber lo que es bueno o malo para elhombre, debe conocerse primero la naturaleza humana. Por consiguiente, elpsicoanálisis, y en general, la psicología moderna, deben ser grandes estímulos para eldesarrollo de esa Ética. Freud fue el primero en estudiar empíricamente los impulsosinconscientes, estableciendo los fundamentos para una teoría de las motivacioneshumanas; la teoría psicoanalítica fue la primera en centrarse en la personalidad totaldel hombre, y no en aspectos aislados, accediendo a fenómenos no susceptibles deser observados; además, la caracterología psicoanalítica permite eliminar laambigüedad de las actitudes al relacionarlas con la estructura del carácter. Pero el© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 40
  • 42. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIApsicoanálisis se limitó a demostrar que los juicios de valor y las normas éticas sonracionalizaciones de deseos y temores irracionales a menudo inconscientes, y separóa la psicología de los problemas de la filosofía y de la ética. No aumentó nuestroconocimiento acerca de cómo debe vivir el hombre.Fromm escribió este libro para reafirmar la validez de la Ética Humanista. Y paraseñalar que las fuentes de las normas para una conducta ética han de encontrarse enla propia naturaleza humana. Quiso demostrar que la estructura del carácter de lapersonalidad integrada y madura (carácter productivo) es la fuente de la virtud. Haceuso del psicoanálisis para solucionar problemas tradicionales de las teorías éticas másimportantes acerca del placer y de la felicidad. El Hedonismo recalcó la importancia delindividuo y postuló un concepto específico del placer, pero estuvo limitado por elcarácter subjetivo de su principio. Gracias al psicoanálisis, se confirma que laexperiencia subjetiva de satisfacción es en sí misma engañosa y no constituye uncriterio válido de valor. Los deseos masoquistas (atracción por todo lo nocivo para lapersonalidad total) son un ejemplo de deseos inconscientes que son dañinosobjetivamente, demostrando que el placer puede ser contradictorio con los verdaderosintereses del hombre.A través del psicoanálisis, conociendo profundamente la dinámica inconsciente de laexperiencia del placer, Fromm llega a la conclusión de que la felicidad (gozo) y elplacer irracional son experiencias de importancia ética. El placer irracional, señal decodicia, indica el fracaso en la resolución del problema de la existencia humana. Y lafelicidad es la prueba del éxito en el arte de vivir; es la respuesta de la personalidadtotal del hombre a una orientación productiva hacia sí mismo y hacia el mundo exterior.La Ética Humanista puede así postular a la felicidad y al gozo como sus virtudessupremas, demandando del hombre el pleno desarrollo de su productividad. Lo “bueno”sería la afirmación de la vida, el despliegue de los poderes del hombre.5.1.1. La naturaleza humanaEste concepto subyace a toda la obra frommiana. En Man for Himself, comienza pordistinguir la existencia humana de la animal:- En el hombre hay una ausencia relativa de regulación instintiva en el proceso deadaptación al mundo exterior, frente al modo de adaptación invariable del animal, quele hace ser parte fija e invariable de su mundo. La debilidad biológica del hombreprovoca que surja dotado de nuevas cualidades:a) La advertencia de sí mismo como entidad separada.b) La capacidad para recordar el pasado, vislumbrar el futuro, y denotar objetoscon símbolos.c) Su razón para concebir y comprender el mundo.d) Su imaginación para llegar más allá del alcance de sus sentidos.- Debido a estas cualidades, se ha roto en el hombre la armonía de la existenciaanimal. Es parte de la naturaleza, pero trasciende al resto de la naturaleza. Se dacuenta de las limitaciones de su existencia, y vislumbra su propio fin. Como no puederetornar al estado prehumano de armonía con la naturaleza, desarrolla su razón paracrear un mundo en el que pueda sentirse como en su hogar. El hombre experimenta suvida como contradictoria, y como expresión de esas experiencias de contradicción© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 41
  • 43. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA(dicotomías), en todo hombre hay necesidades psíquicas, que, al igual que lasfisiológicas, deben ser satisfechas.5.1.2. La sociología del conocimiento de FrommFromm intenta desenmascarar el proceso por el que el pensamiento consciente sería,en realidad, tan sólo una ilusión ideológica, una racionalización, consecuencia delintento de negar y armonizar las contradicciones de la vida.5.1.2.1. Las dicotomías existencialesEl hombre no las puede anular pero sí reaccionar ante ellas según su carácter ycultura.1. Dicotomía de la vida y la muerte. El hombre tiene conciencia del hecho de quetiene que morir y ello influye profundamente en su vida.2. La brevedad de la vida entra en conflicto con la exigencia del individuo de lograrla plena realización de todas sus potencialidades.3. El hombre está solo por ser una entidad única y consciente de su yo comoentidad separada, y al mismo tiempo, no puede soportar estar solo, desvinculado desus semejantes.De las reacciones ante estas dicotomías, sólo hay una que no deja al hombreinsatisfecho: enfrentarse con la verdad, admitiendo su soledad en medio de ununiverso indiferente a su destino; reconocer que no existe ningún poder que lotrascienda, capaz de resolverle su problema. El único significado de la vida es el que elhombre le da al desplegar sus poderes dentro de las limitaciones de la existencia. Laúnica tarea importante del hombre es alcanzar la felicidad por la realización plena desus facultades peculiares: la razón, el amor y el trabajo productivo. Otras reaccionesfrente a las dicotomías existenciales, que dejan al hombre inquieto, son: las ideologíasarmonizantes, y el tratar de escapar de la ansiedad mediante una actividad incesanteen los negocios o en los placeres.El hombre ha tratado de negar la dicotomía de la vida y la muerte por medio de lasideologías, como el concepto de inmortalidad en el cristianismo. Y otra de lasdicotomías ha sido negada por ideologías que defienden, por ejemplo, que el sentidode la vida no hay que buscarlo en la realización de las potencialidades, sino en losdeberes sociales.5.1.2.2. Las dicotomías históricasNo son una parte necesaria de la existencia humana, sino que son obra del hombre, ysusceptibles de ser resueltas. Aquellos que han estado interesados en perpetuar lascontradicciones históricas quisieron probar que se trataba de dicotomías existencialesy, por consiguiente, inalterables. Armonizar, y por consiguiente, negar lascontradicciones es la función de las ideologías (racionalizaciones socialmentemodeladas) en la vida social.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 42
  • 44. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA5.1.3. Las necesidades básicas o existencialesLas necesidades de arraigo, de marco de orientación y objeto de devoción, de vínculoscon otros seres vivos, de sentimiento de identidad, y de trascendencia, necesitan sersatisfechas, y van más allá de las explicaciones mecánico-naturalistas de Freud,basadas en la fuerza de los instintos. Estas necesidades trascienden las necesidadesderivadas del origen animal del hombre. Para satisfacer estas necesidades, hay una amplia gama de posibilidades, y es en la orientación de la estructura de carácter donde se decide de qué modo alguien reacciona respecto de esas necesidades. El carácter representa un sustituto de la orientación de los instintos. Frente al temperamento, que es heredado, el carácter es modificable por el conocimiento de uno mismo y por nuevas experiencias, y tiene significado ético. La principal diferencia con Freud está en que Fromm no considera como base fundamental del carácter a los tipos de organización de la libido, sino a los modos de relación de la persona con el mundo: los procesos de asimilación (adquiriendo y asimilando objetos) y de socialización (relacionándose con otras personas y consigo mismo). Estos dos procesos son abiertos y no instintivamente determinados.Fromm define el carácter como “la forma (relativamente permanente) en la que laenergía humana es canalizada en los procesos de asimilación y socialización”. 16 TPF FPTAdemás de permitir al hombre obrar consistente y razonablemente, es la base para suajuste a la sociedad. Para demostrar hasta qué grado los patrones sociales y culturalesforman el carácter, Fromm se basa en el hecho de que la mayoría de miembros de lamisma clase o cultura comparten elementos significativos del carácter (carácter social). En la tipología de caracteres, hay orientaciones improductivas (la receptiva, la explotadora, la acumulativa y la mercantil). A la mercantil le adjudicó un papel predominante como carácter social y la explicó a partir de los recientes cambios en los modos y técnicas de producción. La orientación productiva es un modo de relacionarse productivamente, es decir, realizando las potencialidades características del hombre. La caracterología de Fromm pretendía investigar el inconsciente de los grupos sociales y así volver operativa a la psicología social analítica. 6. La primera crítica de la religión A causa de la artritis reumática de su esposa Henny, ella y Fromm buscaron remedio en las fuentes radiactivas de México, en 1949, donde Henny murió en 1952. A pesar del traslado a la ciudad de México, Fromm continuó con sus obligaciones docentes en Estados Unidos, y entre 1949 y 1950 se hizo cargo de las Conferencias Terry sobre religión, en la Universidad de Yale, donde formuló por primera vez su crítica de la religión, separándose de Freud y Jung. Fueron publicadas con el título Psychoanalysis and Religion, en 1950.16TP E. Fromm, Ética y Psicoanálisis. Fondo de Cultura Económica, México, Decimosexta reimpresión, 1993. p. 72 (Man for Himself, PT Rinehart & Co., N. York, 1947)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 43
  • 45. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA6.1. Psicoanálisis y Religión (Psychoanalysis and Religion, 1950)Fromm intenta demostrar que el psicoanálisis está en posición de estudiar la realidadhumana existente detrás de la religión, como detrás de los sistemas simbólicos noreligiosos. El psicoanálisis, al desenmascarar las racionalizaciones, ha demostrado laambigüedad de los procesos de pensamiento, la dicotomía entre razón e intelectoracionalizador. Fromm considera el estudio del proceso de racionalización como lamayor contribución del psicoanálisis al progreso humano, al dar una nueva dimensiónal concepto de verdad, pues ha demostrado que el que alguien crea sinceramente enalgo (la convicción subjetiva) no basta para determinar su sinceridad. Sólo elentendimiento de los procesos inconscientes nos puede decir si racionaliza o dice laverdad. Una persona puede creer que la guía el deber, aunque su principal motivaciónes la vanidad. El psicoanálisis, al abordar el estudio de la religión, se interesaprincipalmente por la realidad social que hay detrás de las doctrinas religiosas, queserá esencialmente la misma en las enseñanzas de Buda, Cristo, Sócrates o Spinoza:la búsqueda de amor, verdad y justicia. Y detrás de la teología calvinista y de lossistemas políticos autoritarios estará el espíritu de sumisión al poder y la falta derespeto por el individuo.Para Freud, la religión tiene su origen en la impotencia del hombre para enfrentarsecon las fuerzas naturales exteriores y con las fuerzas instintivas interiores, surgiendoen una etapa primitiva en la que el hombre todavía no podía usar la razón paraenfrentarse con esas fuerzas. En lugar de usar la razón, desarrolla una “ilusión” delmismo modo que de niño se valió de su padre, al sentirse inseguro. Para Freud, lareligión es una neurosis infantil colectiva, causada por condiciones similares a las queproducen la neurosis infantil. Además, considera que la religión es un peligro porquetiende a santificar instituciones humanas malas, y contribuye al empobrecimiento de lainteligencia, además de hacer depender la validez de las normas éticas, de la creenciaen Dios, pues aquéllas son los mandamientos de Dios. Fromm ve el origen de lareligión en la ruptura de la armonía característica de la existencia animal, por laconciencia de sí, la razón y la imaginación propias del hombre. Ello engendranecesidades, y el hombre busca restablecer la unidad entre él y el resto de lanaturaleza. Intenta construir un cuadro mental total del mundo, para hallar respuesta alas preguntas referentes a “dónde está” y “qué debe hacer”. Y también, intenta crear unsistema de devoción a un fin, una idea o un poder que le trasciendan. La religión sería,pues, “cualquier sistema de pensamiento y acción compartido por un grupo, que dé alindividuo una orientación y un objeto de devoción”. 17 El hombre no es libre de elegir TPF FPTentre tener o no ideales, pero es libre de elegir entre distintas clases de ideales. Puedeelegir entre formas satisfactorias o destructoras de las religiones y las filosofías. Noexiste nadie sin una necesidad religiosa. Fromm invierte el planteamiento de Freud, einterpreta la neurosis como una forma de religión, particularmente, como una regresióna formas primitivas de religión, como la adoración totémica, la adoración de losantepasados, etc. Distingue entre: a) religión humanista, caracterizada por tener comocentro al hombre y su fuerza. La fe es la firme convicción basada en la propiaexperiencia de pensamiento y sentimiento. Cuando la religión humanista es teísta, Dioses el símbolo de los poderes del hombre, no un símbolo de poder sobre el hombre: elbudismo primitivo, las enseñanzas de Jesús, Spinoza, la religión de la Razón de laRevolución Francesa, etc.; b) religión autoritaria: basada en la entrega a un poder quetrasciende al hombre. La principal virtud es la obediencia, y la deidad es omnipotente y17TP E. Fromm, Psicoanálisis y Religión. Ed. Psique, B. Aires, 1976. pp. 39-40 (Psychoanalysis and Religion, New Haven (Yale PT University Press, 1950))© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 44
  • 46. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAomnisciente, frente a la impotencia e insignificancia del hombre. Ejemplos: la teologíade Calvino, y, en el terreno secular, la veneración al Führer, al Estado, a la Raza, etc.El concepto de Jung se aproxima a la esencia de las enseñanzas luteranas ycalvinistas. Para él, la esencia de la experiencia religiosa es la sumisión a poderessuperiores a nosotros, ya se llame Dios o inconsciente. Porque el inconsciente lointerpreta como si fuera un concepto religioso: una potencia más allá de nuestrodominio. El dogma religioso y el sueño serían ambos fenómenos religiosos, por serpresas de una potencia al margen de nosotros.Fromm relaciona el proceso de romper las barreras del yo organizado (ego) y decontactar con el inconsciente, propio del proceso psicoanalítico, con la experienciareligiosa de quebrantar la individualidad y fundirse con el Todo. Pero su concepto deinconsciente difiere del de Freud y de Jung. Para Freud, el inconsciente es lo malo ennosotros, lo reprimido, incompatible con las exigencias de nuestra cultura y nuestrosuperego. Para Jung, es un símbolo de Dios mismo. El concepto en Fromm se refiere aalgo que contiene lo mejor y lo peor, y tenemos que acercarnos a él humildementepero sin miedo. No debemos acercarnos como si fuera un dios a quien debemosvenerar. Al entrar en contacto con el disociado mundo del inconsciente, uno reemplazael principio de represión por el de la penetración e integración, y sentimos el procesode la vida.La obra de socialistas humanistas y existencialistas como Fromm o Martin Buber estádentro de la tradición de Feuerbach, pues intentaron conservar el ethos de la tradiciónjudeocristiana sin su fe, y su humanismo sin su teísmo.7. La búsqueda de la libertad científica en MéxicoEl traslado a México en 1949 no sólo suponía el experimento de erigir un institutopsicoanalítico, sino que encontraba allí la distancia suficiente con respecto a lasociedad norteamericana y a la cultura industrial, vislumbrando mejor las relacionesentre la economía y el orden social capitalistas por una parte y el American way of life,por otra.Fromm compaginaba sus compromisos docentes en México con sus actividades comoconferenciante en institutos y universidades norteamericanas, realizando tareas comoprofesor en la Universidad Estatal de Michigan hasta 1961, y en la Universidad deNueva York, a partir de 1962. Pero se quedó a vivir en México, entre otras razones,porque allí tenía la posibilidad de acercar su interpretación del psicoanálisis ageneraciones de psicoanalistas. En 1951 fue nombrado profesor extraordinario, en laFacultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México, para formar elGrupo Mexicano de Estudios Psicoanalíticos. Este proyecto duró hasta 1956, y tenía lafinalidad de formar psicoanalistas. Mientras tanto, se había casado con lanorteamericana Annis Freeman en 1953, trasladándose ambos a una casa enCuernavaca, en las afueras de México, tres años más tarde. Al concluir la primerapromoción de formación, Fromm abordó el proyecto de la fundación de la SociedadMexicana de Psicoanálisis, con la finalidad de contribuir al estudio y a la investigaciónen el campo psicoanalítico, dentro de un espíritu de la mayor libertad científica, ypromover el desarrollo del psicoanálisis en México. Se intentó una humanización dedisciplinas como la psiquiatría, la psicología o la medicina, según los principioshumanísticos del psicoanálisis de Fromm.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 45
  • 47. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAFromm comenzó a publicar la serie “Biblioteca de Psicología” en la editorial Fondo deCultura Económica, con la intención de difundir el pensamiento psicoanalítico en elámbito hispanoparlante. La inauguró en 1956 con la versión castellana de The SaneSociety.7.1. Psicoanálisis de la sociedad contemporánea (The Sane Society, 1955)Esta obra es continuación de Escape from Freedom. Se propone mostrar que la vidaen las democracias del siglo XX constituye, en muchos aspectos, otra huida de lalibertad, como aquella que se produjo al librarse de las ataduras medievales. Tambiéntrata de desarrollar, de un modo más sistemático, los conceptos fundamentales delpsicoanálisis humanístico. La tesis principal del psicoanálisis humanístico es lasiguiente: las pasiones fundamentales del hombre no están enraizadas en susnecesidades instintivas, sino en las condiciones específicas de la existencia humana,en la necesidad de hallar una nueva relación entre el hombre y la Naturaleza, una vezperdida la relación primaria de la fase prehumana.Pero, después del análisis puramente crítico de Escape from Freedom, aquí pasa asugerir soluciones para el funcionamiento de una sociedad sana. Una sociedad sana,según Fromm, es la que corresponde a las necesidades del hombre. No a lo que élcree que son sus necesidades (pues hasta los objetivos más patológicos pueden sersentidos subjetivamente como lo que más necesita el individuo), sino a lo queobjetivamente son sus necesidades, descubiertas a partir del estudio del hombre. Sepropone, como primera tarea, averiguar cuál es la naturaleza del hombre y quénecesidades nacen de esa naturaleza.Decir que una sociedad carece de salud mental implica un supuesto discutible contrarioa la actitud de relativismo sociológico que sustentaban, en la época de esta obra, lamayoría de los sociólogos científicos que defendían que una sociedad es normal porcuanto que funciona. Suponer que puede haber una sociedad que no es sana, implicaque hay criterios universales de salud mental válidos para la especie humana como tal.La especie “humana” puede definirse no sólo anatómica y fisiológicamente: losindividuos de esa especie tienen en común unas cualidades psíquicas básicas, unasleyes que gobiernan su funcionamiento mental y emocional, y las aspiraciones deencontrar una solución satisfactoria al problema de la existencia humana.Fromm adopta un punto de vista que no es biológico ni sociológico, sino que trasciendeesa dicotomía por el supuesto de que las principales pasiones y tendencias del hombreson el resultado de la existencia total del hombre. Para él son insostenibles tanto laposición reaccionaria como la liberal. La primera llamó “naturaleza humana” a algo quesólo es una de sus múltiples manifestaciones, con el fin de defender un tipo particularde sociedad, a la que se consideraba resultado necesario de la constitución mental delhombre. Desde el siglo XVIII, los liberales han señalado la maleabilidad de esanaturaleza, lo que condujo a muchos sociólogos a suponer que la constitución mentaldel hombre es una hoja de papel en blanco, en la que escriben sus textos la sociedad yla cultura (sin cualidades intrínsecas).Para Fromm, el problema consiste en inferir el núcleo común a toda la especia humanaa partir de las innumerables manifestaciones de la especie humana en los diferentesindividuos y culturas; y reconocer las leyes inherentes a la naturaleza humana y lasmetas adecuadas para su desarrollo y despliegue.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 46
  • 48. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAA partir de la actitud del humanismo normativo, de que hay soluciones acertadas yerróneas del problema de la existencia humana, Fromm define la salud mental: se dacuando el hombre llega a la plena madurez de acuerdo con las características y leyesde la naturaleza humana.Si una persona no llega a alcanzar la libertad, la espontaneidad y una expresiónauténtica de sí misma, puede considerarse que tiene un defecto grave. Si la mayoríade los individuos de una sociedad no alcanza tales metas, se trata de un defectosocialmente modelado. Al compartirlo con muchas personas, el individuo no loconsidera un defecto y su confianza no se ve amenazada por la experiencia de serdiferente. Su mismo defecto puede haberse convertido en virtud por su cultura. En lassociedades occidentales avanzadas de mediados de siglo, Fromm consideraba quemillones de personas obraban y sentían como autómatas, sin espontaneidad niindividualidad. Pero gracias a elementos como la televisión, los cines o los eventosdeportivos, que actuaban como opiáceos contra el defecto socialmente modelado, laenfermedad no se hacía manifiesta. El problema de estas situaciones radica en que, siel hombre vive en condiciones contrarias a su naturaleza y a las exigencias básicas dela salud y el desenvolvimiento humanos, reacciona: o bien degenera, o bien creacondiciones más acordes con sus necesidades.7.1.1. La situación humanaLa existencia animal es una existencia armónica entre el animal y la naturaleza, porqueaquél está equipado para hacer frente a las mismas circunstancias que va a encontrar.Pero en determinado momento la acción dejó de ser esencialmente determinada por elinstinto, por mecanismos transmitidos hereditariamente. Cuando el animal trasciende alpapel puramente pasivo de la criatura, cuando se convierte en el animal más desvalido,nace el hombre. La vida adquirió conciencia de sí misma. La autoconciencia, la razón yla imaginación rompieron la armonía que caracteriza a la existencia animal. Como tieneconciencia de sí mismo, se da cuenta de las limitaciones de su existencia, y prevé supropio fin: la muerte.La existencia humana está en un estado de desequilibrio constante e inevitable. Lavida del hombre no puede ser vivida repitiendo el patrón o modelo de su especie: tieneque vivirla él. Por otro lado, no puede regresar el estado prehumano de armonía con lanaturaleza, sino que tiene que seguir desarrollando su razón hasta hacerse dueño dela naturaleza y de sí mismo.Cuando el hombre nace, tanto en cuanto especie como en cuanto individuo, esdesplazado de una situación definida (tan definida como los instintos), a una situaciónindefinida, incierta y abierta. Sólo hay certidumbre en cuanto al pasado, y en cuanto alfuturo, en lo referente a la muerte.Cada paso en su nueva existencia humana, tanto ontogenética comofilogenéticamente, es temeroso: significa siempre la renuncia a un estado seguro,relativamente conocido, por un estado nuevo y que uno todavía no domina.A partir de esta situación humana incierta, Fromm llega a unas conclusiones que leseparan de Freud: la necesidad de encontrar soluciones siempre nuevas para lascontradicciones de su existencia, de encontrar formas cada vez más elevadas deunidad con la naturaleza, con sus prójimos y consigo mismo, es la fuente de todas lasfuerzas psíquicas que mueven al hombre, de todas sus pasiones, afectos y© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 47
  • 49. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAansiedades. No es suficiente con la satisfacción de sus necesidades fisiológicas, paraalcanzar la felicidad ni para mantenerse sano.7.1.1.1. Las necesidades del hombre a partir de las condiciones de su existenciaFreud creyó haber encontrado la fuerza básica que motiva las pasiones y los deseoshumanos, en la libido. Pero, aunque el impulso sexual y sus derivaciones son muypoderosos, no son las fuerzas más poderosas que actúan en el hombre, y sufrustración no es la causa de perturbaciones mentales. Las fuerzas más poderosas quemotivan la conducta del hombre nacen de las peculiares condiciones de su existencia,de la “situación humana”. Cada cultura proporciona un sistema en el que predominanciertas soluciones. De ahí que todas las culturas sean religiosas, considerando comoreligión el intento de encontrar una solución al problema de la existencia humana.A) Necesidad de relaciónEl hombre, al tener razón e imaginación, se da cuenta de su soledad, impotencia eignorancia, y de la accidentalidad de su nacimiento y muerte, todo ello consecuenciade la ruptura de la unión con la naturaleza característica de la existencia animal. Parahacer frente a este estado, necesita nuevos vínculos con su prójimo, que sustituyan alos antiguos, regulados por los instintos. De las maneras de buscar esa unión, sólo hayuna que proporciona la sensación de integridad e individualidad: el amor. Las otrasson:- La sumisión a una persona, grupo, institución, o a Dios. Trasciende el aislamiento desu existencia individual convirtiéndose en parte de algo más grande que él.- El dominio o poder sobre el mundo.El resultado de estas dos pasiones es la derrota, pues la persona dominada por ellasse hace dependiente de los demás, y no desarrolla su ser individual. En cambio, elamor es un sentimiento de coparticipación, de comunión, que permite el plenodespliegue de la actividad interna del individuo. El amor es un aspecto de la orientaciónproductiva.La consecuencia de la falta de toda clase de relaciones es el narcisismo, esencia demuchas enfermedades psíquicas graves, porque sólo se percibe la realidad de lospropios pensamientos, sentimientos y necesidades.B) Necesidad de trascendenciaEl hombre, al estar dotado de razón e imaginación, no puede contentarse con el papelpasivo de la criatura, y se siente impulsado por el apremio de trascender ese papel, yhacerse creador. Si no puede crear, tiene otra alternativa para satisfacer esa necesidadde trascendencia: la destructividad (es una potencialidad secundaria).C) Necesidad de arraigoAl perder sus raíces naturales, el hombre se volvería loco si no pudiera encontrarnuevas raíces humanas. Aun en el adulto maduro, no desaparece nunca por completoel anhelo de seguridad y arraigo que le proporcionaba anteriormente la relación con su© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 48
  • 50. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAmadre. Pero el vínculo con la madre es sólo la forma más elemental de todos losvínculos naturales de la sangre que dan sensación de pertenencia a un grupo humano.La familia y el clan, y después el Estado, la nación o la Iglesia, asumen la mismafunción que la madre individual desempeñó para el niño. Si bien Freud vio la enormeimportancia de la fijación en la madre, inutilizó su descubrimiento con la peculiarinterpretación que le dio. Al conceder la mayor importancia al aspecto sexual del deseoincestuoso, explica ese deseo como algo racional y evita el verdadero problema: laintensidad del vínculo afectivo irracional con la madre, el deseo de volver a su órbita.Fromm describe las fases de arraigo que se observan en la historia de la humanidad.En la infancia histórica, el hombre intenta hallar seguridad regresando al mundo de lasplantas y los animales (se observa en los mitos y ritos religiosos primitivos). Al adorarárboles y animales, el individuo encuentra su sentido de identidad y de vinculacióncomo parte de la naturaleza. Posteriormente, su relación pasó a ser activa, sufriendosus dioses los correspondientes cambios: hizo ídolos de madera, de oro. Tras nuevosdesarrollos, sus dioses tomaron la forma de seres humanos (primero, en la forma de la“Gran Madre”). Finalmente adoró dioses paternales. Este alejamiento del arraigo en lanaturaleza y de la dependencia de una madre amorosa parece comenzar con laaparición de las grandes religiones racionales y patriarcales: la religión mosaica enPalestina, Confucio en China, Buda en la India. Llegó a la cima con el cristianismo y elestoicismo en el Imperio Romano, Quetzalcóatl en México, y más tarde con Mahoma.Nuestra cultura occidental está erigida sobre dos bases: la cultura judía y la griega. Lajudía, fundamentada en el Antiguo Testamento, que es una elaboración del principiopatriarcal. La igualdad cede a la jerarquía. Además, postula un tabú estricto del incestoy la prohibición de la fijación al suelo. Se produce un cambio con el catolicismo, quefusionó elementos matriarcales y patriarcales, con lo cual ejerció gran influencia sobrelas masas oprimidas, que podían recurrir a la madre amorosa. El protestantismo y elcalvinismo retornaron al espíritu puramente patriarcal del Antiguo Testamento. Elhombre estaba solo frente a un Dios severo, y el príncipe y el Estado se hicieronomnipotentes. A pesar del renacimiento del espíritu patriarcal desde el siglo XVI, consus aspectos positivos y negativos, no desapareció el complejo matriarcal. Susaspectos positivos encontraron expresión en el humanismo, la filosofía de laIlustración, o en los objetivos del socialismo democrático. Pero los aspectos negativos,como la fijación a la sangre y el suelo, se reflejaron en una nueva idolatría: elnacionalismo y el racismo. Frente al nacionalismo, que pone a la nación por encima dela humanidad, Fromm considera como forma humana de arraigo, el sentimiento defraternidad universal.D) Necesidad de identidadA causa de haber perdido la unidad originaria con la naturaleza, el hombre tieneconciencia de sí mismo, y tiene que ser capaz de sentirse a sí mismo como sujeto desus acciones. Tras la caída del régimen feudal, la cultura occidental se desarrolló conel fin de crear las bases del sentimiento pleno de individualidad, pero la mayoríafracasó y se buscaron sustitutos del verdadero sentimiento del yo, en la nación, lareligión, la clase, la ocupación.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 49
  • 51. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAE) Necesidad de una estructura que oriente y vinculeEl hombre, por estar dotado de razón, tiene que procurar entender los innumerablesfenómenos enigmáticos que le rodean. Como el hombre está dotado de cuerpo y alma,un sistema satisfactorio de orientación debe contener, además de elementosintelectuales, elementos sensoriales y sentimentales, que se manifiestan en la relacióncon un objeto de devoción o vinculación afectiva. Hay diversos sistemas de orientacióny objetos de devoción: animismo y totemismo, sistemas no deístas (budismo), sistemasfilosóficos, sistemas religiosos monoteístas. Pero todos ellos responden a estanecesidad de tener, no sólo un sistema de ideas, sino también un objeto de devociónque dé sentido a su existencia y a su situación en el mundo.7.1.2. Salud mental y sociedadPara conseguir una buena salud mental y el equilibrio mental, el hombre debesatisfacer las necesidades y pasiones humanas nacidas de las condiciones de lasituación humana.Salud mental: “se caracteriza por la capacidad de amar y de crear, por la liberación delos vínculos incestuosos con el clan y el suelo, por un sentimiento de identidad basadoen el sentimiento de sí mismo como sujeto y agente de las propias capacidades, por lacaptación de la realidad interior y exterior a nosotros, es decir, por el desarrollo de laobjetividad y la razón.” 18 TPF FPTFromm se distancia de muchos psicólogos modernos y de la filosofía materialista delsiglo XIX, que suponen que todos los fenómenos psíquicos importantes tienen susraíces en procesos somáticos o fisiológicos correspondientes. Como es el caso deFreud, que creía haber encontrado ese sustratum fisiológico de las pasiones humanas,en la libido. Por el contrario, en el psicoanálisis humanístico de Fromm, ese sustratumno es físico, sino que es la personalidad humana total en su interacción con el mundo,con la naturaleza y con el hombre.Como hemos llegado al concepto de salud mental a través del examen de la situaciónhumana y de sus necesidades, se ha de definir la salud mental como adaptación de lasociedad a las necesidades del hombre, y se debe valorar el papel de la sociedad enimpulsar o impedir el desarrollo de la salud mental. Ello contradice la idea relativista, ytambién contradice las siguientes: la idea de que la sociedad occidentalcontemporánea corresponde a las necesidades más profundas de la naturalezahumana y que la adaptación a ella significa salud mental y madurez; y el punto de vistade Hobbes y Freud, que consideran inevitable el conflicto entre naturaleza humana ysociedad. Las dos posiciones implican la defensa de la sociedad contemporánea, eignoran que la sociedad, no sólo está en conflicto con los aspectos asociales delhombre, sino también con sus cualidades humanas más valiosas, que más bienreprime. 7.1.3. El hombre en la sociedad capitalista. El carácter social Si queremos estudiar el estado de la salud mental del hombre occidental contemporáneo, hemos de estudiar la influencia de las condiciones del modo de producción y de la organización social y política sobre la naturaleza humana.18TP E. Fromm, Psicoanálisis de la sociedad contemporánea, F.C.E. México, Decimoquinta reimpresión, 1981, p. 63 (The Sane PT Society, Rinehart & Co. Inc, 1955)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 50
  • 52. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIACada sociedad está estructurada y opera de determinadas maneras requeridas por losmétodos de producción y distribución, que a su vez dependen de las materias primas,el clima, el volumen de población, factores políticos y geográficos, etc. Los individuos ylas clases deben comportarse de modo que puedan funcionar en el sentido requeridopor el sistema social. La función del carácter social es moldear las energías de losindividuos de manera que su conducta no sea asunto de decisión consciente en cuantoa seguir o no seguir la norma social, sino asunto de querer obrar como tienen queobrar, encontrando placer en obrar como requiere la cultura. La sociedad industrialmoderna, para alcanzar sus fines, tuvo que producir un carácter social al que fueraninherentes los impulsos interiores hacia hábitos de disciplina, puntualidad, etc.Si las condiciones objetivas de la sociedad y de la cultura permanecen estables, elcarácter social tiene una función predominantemente estabilizadora. Si cambian, y noencajan bien con el carácter social tradicional, el carácter social se convierte en unelemento de desintegración, en dinamita.Según Fromm, atendiendo exclusivamente a los métodos educativos, nunca podremosexplicarnos el carácter social, porque aquéllos sólo tienen importancia comomecanismo de transmisión, y sólo se les puede comprender entendiendo qué tipos depersonalidades son deseables y necesarias en una cultura dada. Así, se opone aKardiner, Gorer y otros, cuyas premisas ortodoxas freudianas les llevan a considerar alos métodos de educar a los niños como la causa de la formación peculiar de unacultura.7.1.3.1. La estructura del capitalismo y el carácter del hombreMientras que durante el capitalismo de los siglos XVII y XVIII la sociedad y la economíaexistían para el hombre, y no el hombre para ellas, en el siglo XIX el hombre deja deser la medida de todas las cosas en la esfera económica, y la ley suprema pasa a serla lucha de la competencia despiadada e ilimitada. El mercado, libre de todos loselementos restrictivos tradicionales, descansa sobre la competencia de muchosindividuos que venden sus mercancías, servicios o trabajo. Esta necesidad decompetencia condujo a una actitud caracterológica cada vez más competitiva. Elindividuo se sentía impulsado por el deseo de sobrepasar a su competidor (frente a laestabilidad social del régimen medieval). En este proceso se quiebran las reglassociales y morales de la solidaridad humana, modificando las formas de explotación,de manera que el obrero se convierte en mercancía que compra el propietario decapital. Así, el hombre sirve a otro para fines que no son los suyos, sino los delpatrono. El hombre deja de ser un fin en sí mismo, y el capital ocupa, en la jerarquía devalores, un lugar más elevado que el trabajo. El carácter social del siglo XIX era unamezcla de autoridad racional e irracional. El hombre se había liberado de las atadurasde la superstición medieval, sintiéndose como un individuo, sujeto únicamente a lasleyes de la razón. Pero la autoridad irracional condujo a la represión de ideas ysentimientos. Frente a ello, los movimientos de reforma, desde el socialismo (buscandoabolir la explotación), pasando por Freud (aspirando a la disminución de la represiónsexual), hasta los liberales, deseaban la liberación de esas autoridades irracionales.Pero afirma Fromm que, medio siglo después, a pesar de la prosperidad material y dela libertad política y sexual, el mundo está mentalmente más enfermo que el demediados del siglo XIX. No nos sometemos a ninguna personalidad, no tenemosconflictos con la autoridad, pero tampoco convicciones personales propias; y casi notenemos individualidad, ni sensación de identidad.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 51
  • 53. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIACon el siglo XX, desaparecen los rasgos feudales, y con ellos, la autoridad irracional(nadie puede explotar a otro en virtud de un derecho natural, ni nadie es superior a otropor nacimiento). El milagro de la producción lleva a que todo pueda comprarse yconsumirse. Y los hombres producen, consumen y gozan juntos, los mismosproductos.¿Cuál es, por tanto, el carácter social adecuado al capitalismo del siglo XX?Necesita hombres que cooperen sin rozamientos, en grandes grupos, que deseenconsumir cada vez más, y cuyos gustos estén estandarizados y fácilmente puedan serinfluidos y previstos. Hombres que se sientan libres, pero que quieran ser mandados,hacer lo que se espera de ellos.Hay dos rasgos económicos fundamentales del capitalismo: la cuantificación y laabstractificación. Todos los incidentes económicos tienen que ser estrictamentecuantificables, y cada hombre puede ser representado por una entidad abstracta, comouna cifra. Pero estos procesos han trascendido el campo de la producción económica yhan invadido la actitud del hombre hacia las cosas, las personas y hacia sí mismo. Enla cultura occidental contemporánea hay un olvido de la relación con la concreción ysingularidad de los objetos. Tanto las personas como las cosas son estimadas comoencarnaciones del valor de cambio cuantitativo, como mercancías. Estos procesosconducen al resultado central de los efectos del capitalismo sobre la personalidad: laenajenación.La enajenación. Marx la definió como un estado en el que los actos del hombre seconvierten en una fuerza extraña, situada sobre él y contra él, en vez de ser gobernadapor él. Pero el concepto “enajenación” es mucho más antiguo, ya que es el mismo alque se referían los profetas del Antiguo Testamento con el nombre de idolatría. Éstosacusan a las religiones paganas de hacer un ídolo y después adorarlo, a pesar de quees sólo el resultado de su propio esfuerzo humano. Pero asegura Fromm que lasreligiones monoteístas también han retrocedido a la idolatría, porque el hombreproyecta sus capacidades de amor y de razón en Dios, y ya no las siente comopropias, pidiéndole luego que le devuelva parte de lo que el hombre proyectó: son loscasos del protestantismo y del calvinismo. Fromm cita más casos de enajenación oidolatría:- El amor, cuando la persona amante proyecta todo su amor y fuerza en la otrapersona, hallando satisfacción en la adoración y sumisión completas.- El culto sumiso a un jefe político o al Estado. En la teoría del estado de Rousseau yen el totalitarismo contemporáneo, el individuo abdica de todos sus derechos y losproyecta en el Estado como único árbitro. En el fascismo y el stalinismo, el individuoenajenado rinde culto ante al altar de un ídolo: estado, clase, grupo.En todos los casos, el hombre no se siente a sí mismo como portador activo de suspropias capacidades y riquezas, sino como una cosa empobrecida, que depende depoderes exteriores a él, en los que ha proyectado su sustancia vital. Dice Fromm queen la sociedad moderna encontramos una enajenación casi total: impregna lasrelaciones del hombre con su trabajo, con las cosas que consume, con sussemejantes, con el Estado y consigo mismo. El trabajador es un átomo económico, sincapacidad creadora. El director trata con gigantes impersonales, y el propietario estáenajenado de su propiedad. El acto de consumo es la satisfacción de fantasíasartificialmente estimuladas, y no intervienen nuestros sentidos, nuestras necesidadesorgánicas. El consumo se ha convertido en un fin en sí mismo. La actitud enajenada© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 52
  • 54. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAdetermina el empleo del tiempo libre, en el que el individuo no participa activamente.Su consumo de tiempo disponible está determinado por la industria, que manipula sugusto.El hombre también está enajenado de las fuerzas sociales que determinan nuestravida. Somos los productores de nuestra estructura económica y social, al tiempo quedeclinamos toda responsabilidad y confiamos en lo que nos traerá el futuro.En la relación con nuestros semejantes, todo el mundo es una mercancía para todo elmundo. La sociedad moderna está formada por átomos, pequeñas partículas extrañasla una a la otra, pero mantenidas juntas por los intereses egoístas y por la necesidadde usarse mutuamente.Relacionados con la enajenación, se dan estos aspectos del carácter social del sigloXX:- Autoridad anónima-conformidad. Son resultado del modo de producción que exigerápida adaptación a la máquina, disciplina, gustos comunes y obediencia sin fuerza. Laautoridad es anónima, invisible, enajenada. Nadie da órdenes, pero todos nossometemos. La única autoridad es el mercado, la ganancia, el sentido común, laopinión pública. La autoridad anónima opera mediante la conformidad: debo hacer loque todo el mundo hace, para adaptarme, y no ser diferente. Ello produce una moralnueva, un nuevo super-ego, que considera que la virtud está en adaptarse y en sercomo los demás.- Principio de la no-frustración. Un aspecto de nuestro sistema económico, lanecesidad del consumo en masa, ha tenido un papel instrumental en la creación deeste rasgo: el principio de que todo deseo debe ser satisfecho inmediatamente. Estolleva a convertir al hombre en un sistema de deseos y satisfacciones, en el que tieneque trabajar para satisfacer sus deseos, siendo esos deseos constantementeestimulados y dirigidos por la máquina económica.- Asociación libre y charla libre. La asociación libre, que pretendía originariamentedescubrir los sentimientos e ideas inconscientes, a través del psicoanálisis, degeneróhasta tener como finalidad hacer olvidar al hombre quién es, y que desaparezca en éltoda tensión (y con ella todo sentido de identidad). La psiquiatría y la psicología seestán convirtiendo en instrumentos para manipular al hombre, determinando qué es lapersona normal e inventando métodos para ayudar a adaptarse. Los psicólogos estánhaciendo con la personalidad lo mismo que hizo Taylor con el trabajo industrial.- Debilitamiento de la razón, que, al contrario que la inteligencia, se esforzaba pordescubrir lo que está detrás de la superficie, la esencia de la realidad que nos rodea. Elhombre enajenado toma su realidad por cosa dada.- Debilitamiento de la conciencia. Debido al conformismo, el individuo no puede oír lavoz de su conciencia, ni actuar de acuerdo con ella.- Extensión de una nueva religión cuyos dioses son la máquina y la idea de eficacia.- El trabajo en el siglo XX ha dejado de ser una obligación moral y religiosa en elsentido de los siglos anteriores, y la producción se ha convertido en un fin en sí misma,en un nuevo ideal. El trabajo se ha enajenado de la persona que trabaja. El trabajadorrealiza una pequeña función aislada en un proceso complicado, en el que no leconcierne el producto acabado. Mientras Taylor se interesó por una mejor organizacióndel uso técnico de la fuerza física del trabajador, la mayoría de psicólogos industrialesse interesan por la manipulación de su psique, para aumentar su productividad.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 53
  • 55. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA- La expresión de la voluntad del votante en la democracia moderna es una expresiónenajenada, porque sus gustos y opiniones son manipulados por las grandesmaquinarias condicionantes. Los partidos políticos se asemejan a las grandesempresas comerciales.Fromm se distancia, desde el punto de vista del humanismo normativo, de lasdefiniciones psiquiátricas corrientes de la salud mental, pues subrayan determinadascualidades que para él, forman parte del carácter social enajenado: adaptación,cooperativismo, agresividad, tolerancia, ambición, etc. Incluso Sullivan, al que admiró,entiende que estuvo influido en sus ideas por la enajenación: en primer lugar, alconsiderar que la carencia de un sentimiento de personalidad era parte de lanaturaleza humana; y en la formulación de las necesidades fundamentales del hombre,que Fromm analizó críticamente: la seguridad personal, entendida por la psiquiatríacomo la actitud de intentar sentirse continuamente seguros psíquicamente, y queconduce habitualmente al anhelo de conformidad, sólo se consigue, según Fromm, através de una orientación productiva; en lo que respecta al concepto de amor, Frommrelaciona las definiciones de Freud y Sullivan, con sus experiencias personales en susrespectivos contextos sociales: el concepto freudiano describe la experiencia del varónpatriarcal según el materialismo del siglo XIX; y el de Sullivan se refiere a lapersonalidad mercantil del siglo XX (el amor como egoísmo de dos personas quejuntan sus intereses comunes).Concepto de salud mental desde el punto de vista del humanismo normativo: secaracterizaría por la capacidad para amar y para crear; la liberación de los vínculosincestuosos con la familia y la naturaleza; el sentido de la identidad basado en elsentimiento del yo que uno tiene como sujeto y agente de sus potencias; desarrollo dela objetividad y la razón; ser capaz de amar la vida, y, sin embargo, aceptar la muerte.7.1.4. Otras opiniones críticas sobre la cultura occidental contemporáneaFromm utiliza las formulaciones de autores de las más diversas opiniones filosóficas ypolíticas, para demostrar su coincidencia en cuanto a las críticas de la cultura moderna.En el siglo XIX, el conservador Burckhardt, el radical religioso Tolstoi, Baudelaire,Thoreau y Karl Marx coincidieron esencialmente en prever la posibilidad de una era debarbarie. Fromm destaca principalmente el diagnóstico de Durkheim sobre la sociedadindustrial moderna: el individuo, libre de todas las ligaduras auténticamente sociales, sesiente abandonado, aislado y desmoralizado. La sociedad se convierte en “un polvodesorganizado de individuos”.Respecto a los diagnósticos de los pensadores del siglo XX, Fromm reconoce larelación de las ideas de este libro con las del socialista inglés Richard Henry Tawney.Se aprecia la influencia de Tawney, quien señaló que el principio sobre el que se basala sociedad capitalista es el dominio del hombre por las cosas, y que el capital se haconvertido en un ídolo, a pesar de no tener vida. Dijo que es necesario asignar a laactividad económica su lugar como servidora, y no como ama, de la sociedad.También Elton Mayo, fundador de la sociología industrial, es un referente continuo enla obra de Fromm. Basándose en su trabajo sobre los obreros de Hawthorne, Mayollegó a la conclusión de que su incapacidad para comprender su trabajo, la idea deinutilidad personal, es común a todo el mundo civilizado. Y que, con la desaparición dela creencia del individuo en su función social y la solidaridad grupal, se desvanece lasensación de bienestar. Las coincidencias de Fromm con Lewis Mumford se aprecian© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 54
  • 56. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAen la definición del “hombre masa” producido por la civilización moderna: incapaz deactividades espontáneas, dócil y disciplinado para el trabajo, pero cada vez másirresponsable, y gobernado por sus reflejos condicionados.7.1.5. La solución a los males del capitalismoFromm considera que las concepciones socialistas representan el intento másimportante para hallar solución a los males del capitalismo. Pero antes, examina lassoluciones totalitarias y la del supercapitalismo.- La idolatría autoritaria: el fascismo, el nazismo y el stalinismo ofrecieron al individuoatomizado un refugio y una seguridad nuevos. Son la culminación de la enajenación,enseñando al individuo a proyectar todas sus potencias humanas en la figura del jefe,en el estado, en la patria, a los cuales debe someterse. Escapa de la libertad hacia unanueva idolatría.- Supercapitalismo: es una filosofía expuesta en Incentive Management, de James F.Lincoln. Critica el olvido del hombre en relación a la máquina, pero, frente a las ideassocialistas, cree que el desenvolvimiento del individuo sólo puede darse en el juego dela dura competencia por la vida, porque el egoísmo es la fuerza motriz que hace a laespecie humana lo que es.Socialismo: Fromm lleva a cabo aquí una defensa a ultranza del humanismo existenteen las ideas marxistas, que más tarde desarrollará en Marx y su concepto del hombre.Critica las reacciones irracionales que suscitan las palabras socialismo y marxismo, engran medida debidas a la ignorancia y al desconocimiento de la obra marxista. Si selee objetivamente a los escritores socialistas, se advierte que critican al capitalismo porsu materialismo, por su efecto mutilador sobre las facultades genuinamente humanasdel hombre. El sistema stalinista, aprovechando la atracción de la idea socialista en lasgrandes masas, implantó un modelo cercano a las primeras formas puramenteexplotadoras del capitalismo occidental.Para demostrar los ideales humanistas de los precursores del socialismo, cita a CarlosFourier (s. XIX), quien defendió que una sociedad sana debe servir, sobre todo, alobjetivo de la realización de nuestra pasión básica, el amor fraternal. Proudhon se diocuenta de los peligros del dogmatismo y basó su pensamiento en una concepción éticacuya primera máxima es el respeto de sí mismo, y Roberto Owen relacionó unascondiciones sociales de vida satisfactorias con el desarrollo de las virtudes inherentesal hombre.Como para todos los demás socialistas, el elemento básico para Marx es el hombre. Lalibertad, para Marx, no es sólo la libertad respecto de los opresores políticos, sino laliberación del hombre del dominio de las cosas y de las circunstancias. Y la naturalezadel hombre no puede deducirse de la manifestación específica de la naturalezahumana tal como la engendró el sistema capitalista.7.1.6. La teoría del materialismo histórico de MarxSu premisa consiste en que, antes de que el hombre pueda dedicarse a cualquier tipode actividad cultural, tiene que producir los medios para su subsistencia física. Marxpostulaba que las condiciones materiales del hombre determinan su modo deproducción y de consumo, y que éste, a su vez, determina su organización socio-© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 55
  • 57. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIApolítica, su modo de vivir y su modo de pensar y de sentir. La incomprensióngeneralizada de esta teoría consistió en interpretarla como si Marx hubiera dicho que lalucha por la ganancia era el principal móvil del hombre. Para Marx, la importancia delfactor económico no era psicológica (como motivación económica en sentidosubjetivo), sino sociológica, por ser el desenvolvimiento económico la condiciónobjetiva del desenvolvimiento cultural. Pero Fromm critica a Marx por habersubestimado la complejidad de las pasiones humanas, al no haber reconocidosuficientemente que la naturaleza humana tiene sus necesidades y leyes propias queestán en constante interacción con las condiciones económicas que moldean eldesenvolvimiento histórico. No se dio cuenta de que, aunque el hombre es moldeadopor la forma de la organización social y económica, él, a su vez, la moldea a ella.Otra crítica se refiere a que gastó la mayor parte de su trabajo científico en el análisiseconómico, y la crítica del capitalismo y la finalidad socialista en términos humanosfueron rebasados cada vez más por las consideraciones económicas.También destaca la influencia del ingenuo optimismo característico del siglo XVIII,sobre Marx y Engels. En el concepto del hombre de Marx estaba implícito el supuestode su bondad natural, que se reafirmaría en cuanto se librara de las mutiladorascadenas económicas. Para Fromm, además de las cadenas, tiene que perder todas lasnecesidades y satisfacciones irracionales que nacieron mientras llevaba las cadenas.Marx no prestó atención a la necesidad de una orientación moral nueva, sin la cualserían inútiles los cambios políticos y económicos. Engels y Marx creyeron en eladvenimiento inmediato de la sociedad buena, sin sospechar la posibilidad de unanueva barbarie (fascismo, guerras).Así como Freud creyó que la liberación del hombre de los tabúes sexualesantinaturales produciría la salud mental, Marx creyó que la emancipación de laexplotación produciría automáticamente seres libres y cooperativos. Fue tan optimistacomo los enciclopedistas del siglo XVIII, y no estimó suficientemente el poder de laspasiones irracionales y destructoras que no podían transformarse de repente.Al igual que hizo con Freud, también relaciona los errores de Marx y Engels, con sucontexto social. En este caso, con su arraigo en la tradición de la clase media de lossiglos XVIII y XIX, frente al mayor distanciamiento de Fourier, Owen, Proudhon oKropotkin.Fromm quiere acentuar la necesidad de que el socialismo democrático vuelva a losaspectos humanos del problema social, restaurando al hombre como fin supremo de lavida social.7.1.7. Caminos hacia la salud mentalEl concepto de la enajenación frommiano coincide con la mayoría de análisis críticosdel capitalismo: orientación receptiva y mercantil, pérdida del sentido de lapersonalidad (dependiente de la aprobación de los demás), ansiedad, aburrimiento,razón debilitada y excelente inteligencia. Pero en las causas de la situación haydiscrepancias, y Fromm es partidario de estudiar cómo los diferentes aspectos(socioeconómicos, espirituales y psicológicos) se relacionan entre sí, sin explicacionesparciales, como la freudiana, que busca la causa de los males del capitalismo en laexcesiva represión de los impulsos instintivos. La salud mental, para Fromm, sólopuede conseguirse mediante cambios simultáneos en la esfera de la organizaciónindustrial y política, en la estructura del carácter y en las actividades culturales. El© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 56
  • 58. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAhombre es una unidad, y no puede tener libertad de pensamiento si carece de libertademocional; ni libertad emocional si en su modo de vivir es un ser dependiente y sinlibertad en sus relaciones económicas y sociales.Para el tratamiento de la patología social, propone el mismo principio que en los casosde las enfermedades mentales individuales, y considera al socialismo como la únicasolución constructiva al problema actual de la locura: tiende a una reorganizaciónfundamental del régimen económico y social en el sentido de liberar al hombre de serusado como medio para fines ajenos a él; de crear un orden social en que lasolidaridad humana, la razón y la productividad son fomentadas y no trabadas. Frommresponsabiliza del fracaso en la aplicación del socialismo, a la importancia concedidapor el marxismo a la socialización de los medios de producción, causada a su vez porla influencia del capitalismo del siglo XIX, al ser los derechos de posesión y depropiedad las categorías centrales del mismo. Marx, al estar situado dentro de esaestructura, definió el socialismo como la inversión del régimen capitalista de propiedad.Tanto en este aspecto, como en el de la orientación hacia los factores políticos frente alos sociales, Marx y Engels fueron muy influidos por el espíritu burgués. Pero el“socialismo comunitario” ha sido consciente de esas carencias y ha defendido unaorganización industrial en la que todos serían participantes activos y responsables, enla que el trabajo sería atractivo y en la que el trabajo emplearía capital. Una de lasprincipales objeciones a esta propuesta es la consideración del hombre como holgazánpor naturaleza. Fromm explica esta creencia por el hecho de que el trabajo enajenadoes aburrido e insatisfactorio y conduce a la aversión al trabajo, lo cual lleva alconvencimiento en la indolencia natural del hombre. Fromm también considera falsa laidea de que el dinero es la única motivación para trabajar más, puesto que el deseo deganar dinero es fomentado por la industria misma, mediante la publicidad, el sistemade ventas a plazos, etc.Fromm utiliza los datos de los estudios de Georges Friedmann para demostrar que lapropia estructura laboral del capitalismo favorece la enajenación, pues la mayoría detrabajos requieren poca pericia y escasos talentos especiales, cuyo resultado es eltedio, el disgusto y la apatía. Es un síndrome patológico socialmente moldeado,normalmente no advertido por la gente. A través de los datos que revelan que lasneurosis y las enfermedades psicogénicas son las principales causas de absentismo, yde los elevados porcentajes de fatiga y cambio de tarea, Fromm deduce que lainsatisfacción inconsciente es muy elevada entre los trabajadores. A través de estudiosde C.W. Mills, se aprecia también la elevada insatisfacción consciente. Ante todo ello,Fromm propone un cambio en la situación total de trabajo, que puede ofrecer gransatisfacción, aunque el aspecto técnico del trabajo carezca de interés. Ello lodemuestra a través de las conclusiones de la escuela de las Relaciones Humanas.Concretamente por los estudios de Elton Mayo en los talleres Hawthorne, donde secomprobó que la producción aumentó cuando las trabajadoras tuvieron la sensación departicipar en el trabajo, ya que había cambiado el aspecto social del trabajo, a pesar deseguir siendo monótono.Fromm propone crear, para toda la sociedad, condiciones análogas a las delfuncionamiento de las Comunidades de Trabajo. Con trabajadores bien informadossobre su trabajo y sobre la empresa en su conjunto; y dentro del principio decodirección y de participación de los obreros, pero mirando más allá de su empresa,dentro de una auténtica orientación social de solidaridad con la humanidad. Perotambién se debe dirigir la producción a campos en los que existan necesidades realestodavía no satisfechas. Las desigualdades de ingreso no deben rebasar el punto en el© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 57
  • 59. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAque las diferencias en el ingreso conducen a diferencias en la experiencia de vida. Elsistema de seguros sociales debe extenderse hasta constituir una garantía universal desubsistencia. Ante la objeción de que esta ayuda mínima provocaría que la gente notrabajara, Fromm responde que sólo una minoría neuróticamente holgazana, y algúnotro caso aislado, se conformaría con ese ingreso mínimo.En cuanto al sistema político, propone organizar la población en pequeños grupos bieninformados, en los cuales se discutirían las principales cuestiones políticas.La transformación cultural pasa por que el hombre se relacione con el mundoartísticamente y no sólo filosófica o científicamente, y por la práctica del espíritu delamor fraterno, de la verdad y de la justicia.8. El compromiso político de Fromm. La divulgación de la obra de Marx enEstados UnidosDespués de The Sane Society, sus aportaciones a la sociología, psicología, ética yantropología son escasas. Fromm se limitó a repetir ideas conocidas o a elaborarlasposteriormente.En agosto de 1957 tuvo lugar una primera cumbre cultural sobre psicoanálisis ybudismo Zen en la forma de un seminario conjunto con Daisetz T. Suzuki, que tuvolugar en la casa de Fromm en Cuernavaca. Este seminario tenía por objeto mostrarque entre la experiencia mística y la religiosa existía un íntimo parentesco. A partir delcontacto con Suzuki en los años 40, Fromm consideró al budismo Zen como una víahacia la experiencia religiosa, la cual posee una gran semejanza con la experienciapsicoanalítica.En 1960 Fromm consiguió que la formación de los psicoanalistas se incluyera en elplan de estudios de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma deMéxico, quedando institucionalizada la tarea conjunta que realizaban la SociedadPsicoanalítica Mexicana y la Facultad de Medicina de la Universidad. El plan deestudios lleva totalmente la huella de Fromm. La parte teórica comenzaba con Freud, yposteriormente se estudiaba la teoría de Fromm, bajo el título de “psicoanálisishumanístico”, y las teorías de otros autores como Jung, Adler, Rank, Horney y Sullivan.También había un curso de filosofía donde se estudiaba a Aristóteles y Spinoza, aHegel, Marx, Heidegger y Sartre.El interés de Fromm por la cultura mexicana fue creciendo desde el momento en que,utilizando métodos empíricos y hermenéuticos, comenzó a investigar, con susalumnos, en 1957, el carácter de una aldea campesina mexicana. Ello llevó a lapublicación de la obra, en colaboración con Michael Maccoby, Sociopsicoanálisis delcampesino mexicano, en 1970.Con la publicación de Psicoanálisis de la sociedad contemporánea, Fromm habíaentrado en la escena política del ámbito público norteamericano, y al poco tiempoapoyó al Partido Socialista de los Estados Unidos, y llegó a formular un nuevoprograma partidario en 1960, aprobado por la dirección del partido. Pero más tardehubo oposición al mismo por parte de las bases, y cuando Fromm se dio cuenta de losproblemas de sus propuestas entre la burocracia el partido, dejó de trabajar en elmismo, y posteriormente se desafilió.Pero no se retiró del escenario político, sino que se dedicó a otras formas de actividadpolítica. Una de ellas era la formulación y difusión de tomas de posición sobre© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 58
  • 60. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAproblemas políticos de actualidad. Surgió la idea de hacer una carta circular mediantela cual se comunicaban las tomas de posición a las personas interesadas de la vidapolítica (diplomáticos, senadores y periodistas).Una segunda forma de actividad política fue la fundación y la participación enmovimientos políticos. Aparecieron los movimientos por la paz y las iniciativas para ladistensión y el desarme nuclear, a los que Fromm aportó mucho tiempo, energía ydinero entre 1957 y 1968. En 1957 trabajó en la fundación de la Comisión Nacionalpara una Política Nuclear Sana, movimiento pacifista que abogaba contra la carreraarmamentística atómica y, más tarde, contra la guerra de Vietnam. En la declaraciónde principios de este movimiento, Fromm volvió a su visión de una “sociedad sana”.Estas dos formas de compromiso político demuestran la coherencia de Fromm con suspropias propuestas teóricas hechas en la obra The Sane Society, en lo referente a lastransformaciones políticas necesarias para alcanzar un mayor nivel de democracia enlas sociedades avanzadas. A través de la extensión de la información sobre temas deinterés público, por medio de cartas o de conferencias, como llevó a cabo Fromm, seconsigue que la población pueda adoptar decisiones racionales y ejercer sus derechospolíticos sin que influyan en sus mentes factores demagógicos e irracionales.Otra forma de compromiso político la ejerció a través de sus artículos y libros. A travésde ellos llevaba a cabo una tarea de esclarecimiento y participaba en la situaciónpolítica de actualidad. Fromm dedicó mucha energía al análisis del anticomunismonorteamericano. En 1961 se publica en Nueva York la primera versión norteamericanade los Manuscritos económico-filosóficos de Marx. Esta versión va precedida por unaintroducción de Fromm: Marx y su concepto del hombre. Ello se debió al interés deFromm por dar a conocer los Manuscritos, y, en general, los escritos juveniles de Marx,en Estados Unidos, dada la admiración por su obra. Porque Fromm le debe a Marxalgunas de sus ideas básicas: su visión global de la historia; la noción de caráctersocial, que es la versión psicológica del hombre como conjunto de relaciones sociales;pero, sobre todo, le fascinó el humanismo de Marx. Con este libro, Fromm por primeravez pone en conocimiento del público norteamericano a un Marx que tenía muy pocoque ver con la ideología de partido del comunismo.Fromm se situó en la tendencia “crítica” del marxismo, junto a autores como Lukacs,Gramsci, Sartre, Marcuse, adoptando una visión más historicista y humanista de lostextos de Marx, y mostrándose bastante críticos con respecto a la ciencia y latecnología modernas. La otra interpretación, el marxismo “científico” (Poulantzas,Althusser), reniega de la dimensión humanista de Marx, y defiende un marxismoestructural, que, llevado al extremo, cae en un materialismo positivista y mecanicista.Althusser defiende la existencia de una ruptura radical entre el joven Marx, enzarzadoen la ideología hegeliana, y el Marx maduro, más centrado en la ciencia pura. Afirmaque los escritos del joven Marx no deberían considerarse, porque es un autor todavíaideológico, que defiende las aspiraciones del sujeto como persona individual, comotrabajador individual. Consideran que la pretensión del sujeto de ser quien da sentido ala realidad es una ilusión, y el concepto de alienación en el joven Marx es ideológico.Fromm intentó restaurar el marxismo a su vocación original, universal y humanista.Acusó a los marxistas de haber degenerado en sus ideales y vio la necesidad delredescubrimiento del auténtico marxismo que había sido perdido en su transformaciónen dogmatismo por parte de Stalin. Consideró a Marx como uno de los arquitectos dela edad moderna, junto con Freud y Einstein, y uno de los grandes humanistas quehabían contribuido al bienestar y al desarrollo de la humanidad.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 59
  • 61. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA8.1. Marx y su concepto del hombre (Marx’s Concept of Man, 1961)Fromm analiza los malentendidos sobre la obra de Marx. El principal de ellos es lasuposición de que Marx creía que la principal motivación psicológica del hombre es sudeseo de ganancias y de bienestar económico. Y que Marx descuidó la importancia delindividuo, y no respetó las necesidades espirituales del hombre, siendo su ideal, lapersona bien alimentada y vestida, pero sin alma. Otro rasgo que asignan a Marx es sudeseo de un mundo con millones de hombres sometidos a la todopoderosa burocraciaestatal, sin libertad, transformados en autómatas uniformados, conducidos por unapequeña élite de líderes. Fromm explica que esta imagen del materialismo de Marx esfalsa porque el fin de Marx era la emancipación espiritual del hombre, su liberación delas cadenas del determinismo económico, el encuentro de una unidad y armonía consus semejantes y con la naturaleza.Para Fromm la filosofía de Marx constituye un existencialismo espiritual en lenguajelaico, y se opone a la filosofía materialista de nuestra época. Achaca losmalentendidos, en parte a la ignorancia sobre su obra, y en parte a la apropiación desu obra por parte de los comunistas rusos. Además, Occidente aceptó que la posiciónde Marx correspondía a la concepción y prácticas rusas. Fromm explica lamalinterpretación, en parte, porque concebían el comunismo o el socialismo con elespíritu del capitalismo. Para comunistas y socialistas reformistas, el socialismo es unaforma de capitalismo en la que la clase trabajadora ha alcanzado un alto nivel. Comorazones irracionales de la malinterpretación, cita el hecho de que la Rusia Soviética fueconsiderada como la encarnación de todo mal.Fromm comparte la teoría evolutiva de Marx, que afirma que la progresivaindependencia que alcanza el hombre con respecto a la naturaleza, lo hace más élmismo. Coinciden ambos en la perfectibilidad del hombre, frente al escepticismo deFreud, que consideraba que cuanto más civilizado, el hombre es más culto y sabio,pero también más frustrado y menos feliz.Fromm menciona algunas ideas desarrolladas en La ideología alemana y El capital,similares a la idea frommiana de la emergencia del individuo, según la cual la historiasocial del hombre se inició al emerger de un estado de unidad indiferenciada delmundo natural, para adquirir conciencia de sí mismo como entidad separada. Frommconsidera que la idea fundamental de Marx es que el hombre puede hacer su propiahistoria: es su propio creador. El hombre se crea a sí mismo en el proceso de lahistoria. En el principio de su historia, está ciegamente atado a la naturaleza, y en elproceso de la evolución, transforma su relación con la naturaleza y, por tanto, setransforma a sí mismo. Para Marx, el ser social es lo que determina la conciencia delhombre. Marx, como Spinoza y Freud, creía que la mayor parte de lo que los hombrespiensan conscientemente es conciencia falsa, ideología y racionalización. Que lasverdaderas fuentes de los actos del hombre son inconscientes. Según Marx, seoriginan en toda la organización social del hombre, que dirige su conciencia endeterminadas direcciones y le impide que cobre conciencia de determinados hechos yexperiencias.Las necesidades: según Marx, sólo si tenemos conciencia de la realidad, en vez dedeformarla mediante racionalizaciones y ficciones, podemos cobrar conciencia tambiénde nuestras necesidades humanas reales y verdaderas. Podemos observar aquí unafuente de inspiración para la aspiración de Fromm de hacer consciente lo inconsciente.Marx, al igual que Fromm, creía en la existencia de una naturaleza del hombre. Perodistingue entre una naturaleza humana en general y la expresión específica de esa© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 60
  • 62. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAnaturaleza en cada cultura. Distingue dos tipos de impulsos humanos: los constantes yfijos, como el hambre; y los relativos, que deben su origen a ciertas estructurassociales y a ciertas condiciones de producción y comunicación. La necesidad de dineroes la necesidad real creada por la economía moderna.El comunismo: para Marx, es la abolición positiva de la propiedad privada, de laautoenajenación humana, y por tanto, la apropiación real de la naturaleza humana através del hombre y para el hombre. El comunismo es la resolución definitiva delantagonismo entre el hombre y la naturaleza y entre el hombre y el hombre. Estarelación activa con el mundo objetivo es llamada por Marx “vida productiva”.Marx dice que la propiedad privada nos ha hecho tan estúpidos y parciales que unobjeto es sólo nuestro cuando lo poseemos, cuando existe para nosotros como capitalo cuando es directamente comido, bebido, usado como vestido, etc, o sea, utilizado dealguna manera. Todos los sentidos físicos e intelectuales han sido sustituidos por lasimple enajenación de todos estos sentidos: el sentido de tener. Para Marx la cienciade la economía capitalista tiene como tesis principal, la renuncia a la vida y a lasnecesidades humanas. Cuanto menos bebas, compres libros, etc, más podrás ahorrary mayor será tu tesoro que no se deteriorará: el propio capital. A medida que seasmenos, tendrás más, más enajenada será tu vida. Fromm, en su obra ¿Tener o ser?(1976), diferencia el modo de existencia de tener, en el cual la relación con el mundoes de posesión y propiedad, deseando convertir en propiedad propia todas las cosas, yel modo de ser, que significa una relación viva y auténtica con el mundo.Fromm quiere resaltar la importancia de entender la auténtica postura de Marx, queperseguía la conquista de la pobreza y la lucha contra el consumo como fin supremo.No hay que confundir el fin de superar la pobreza abismal que interfiere con una vidadigna, con el fin de un consumo siempre creciente, que se ha convertido en el valorsupremo del capitalismo y del jruschovismo. La mayoría de comunistas y socialistas dela época en que escribió Fromm (principios de los 60) habían aceptado el principio queconstituye la base de todos los sistemas capitalistas, es decir, que la producción y elconsumo máximos son los fines incuestionables de la sociedad.La independencia y la libertad, para Marx, se basan en el acto de autocreación. El serindependiente es el que es dueño de sí mismo, y sólo lo es cuando su existencia sedebe a sí mismo. Para Marx, el fin del socialismo era el desarrollo de la personalidadindividual. Por eso, lo que habría pensado del comunismo soviético estaría expresadoen su definición del “comunismo vulgar”: el dominio de la propiedad material es tangrande que tiende a destruir todo lo que no es susceptible de ser poseído por todoscomo propiedad privada. La posesión física inmediata le parece la única meta de lavida y la existencia. El papel del trabajador no es abolido, sino que se extiende a todoslos hombres. Los pensamientos de toda propiedad privada individual se dirigen, almenos, contra toda propiedad privada más rica, en forma de envidia y deseo de reducirtodo a un nivel común. El comunismo vulgar es sólo la culminación de esta envidia ynivelación sobre la base de un mínimo preconcebido. La comunidad es sólo unacomunidad de trabajo de igualdad de salarios, pagados por el capital comunal, por lacomunidad como capitalista universal.El trabajo: no es sólo un medio para lograr un fin -el producto-, sino un fin en sí. De ahíque la crítica principal de Marx al capitalismo no sea la injusticia en la distribución de lariqueza, sino la perversión del trabajo en un trabajo forzado, enajenado, sin sentido,que transforma al hombre en un monstruo tullido. Marx persigue la transformación enun trabajo productivo, libre. Los comunistas soviéticos, los socialistas reformistas y los© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 61
  • 63. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAopositores capitalistas del socialismo, suponen que Marx sólo quería el mejoramientoeconómico de la clase trabajadora y que quería abolir la propiedad privada para que elobrero pudiera poseer lo que ahora tiene el capitalista. Por el contrario, para Marx, lasituación de un trabajador en una fábrica socialista rusa, una fábrica británicapropiedad del Estado o una fábrica norteamericana como la General Motors,equivaldría esencialmente a lo mismo. Para demostrarlo, Fromm remite a la lectura delos Manuscritos económico-filosóficos.La enajenación: en la obra marxiana, significa que el hombre no se experimenta a símismo como el factor activo en su captación del mundo, sino que el mundo permaneceajeno a él. La naturaleza, los demás y el hombre mismo, están por encima y en contrasuya como objetos, aunque puedan ser objetos de su propia creación. Fromm alude aque el concepto de la enajenación encontró su primera expresión en el pensamientooccidental en el concepto de idolatría del Antiguo Testamento, reconociendo que PaulTillich ya había subrayado la relación entre enajenación e idolatría. Los ídolos puedenser una figura que represente a la divinidad, el Estado, la Iglesia, una persona. Laidolatría es siempre el culto de algo en lo que el hombre ha colocado sus propiasfacultades creadoras y a lo que después se somete, en vez de reconocerse a sí mismoen su acto creador.Para Marx, el proceso de la enajenación se expresa en el trabajo y en la división deltrabajo. El trabajo es, para él, la relación activa del hombre con la naturaleza, lacreación de un mundo nuevo, incluyendo la creación del hombre mismo. Pero,conforme se desarrollan la propiedad privada y la división del trabajo, el trabajo pierdesu carácter de expresión de las facultades del hombre; el trabajo y sus productosasumen una existencia separada del hombre, su voluntad y su planeación. El objetoproducido por el trabajo se opone ahora a él como un ser ajeno, como un poderindependiente del productor. Este producto es una objetivación del trabajo. El trabajoestá enajenado porque ha dejado de ser parte de la naturaleza del trabajador. Éste nodesarrolla libremente sus energías mentales y físicas. No se realiza en su trabajo.Está extendida la creencia de que Marx hablaba sobre todo de la explotacióneconómica del trabajador y del hecho de que su participación en el producto no fueratan grande como debiera o de que el producto debiera pertenecerle. Pero el Estadocomo capitalista (URSS) no habría sido mejor acogido por Marx que el capitalistaprivado, pues lo que le preocupaba esencialmente no era la igualación del ingreso. Lepreocupaba la liberación del hombre de un tipo de trabajo que destruye suindividualidad, que lo transforma en cosa y que lo convierte en esclavo de las cosas.Fromm considera de vital importancia advertir cómo el concepto de la enajenación eray siguió siendo el punto central del pensamiento del joven Marx (Manuscritoseconómico-filosóficos) y del viejo Marx (El Capital). Este concepto se acerca alprincipio kantiano de que el hombre debe ser siempre un fin en sí mismo y nunca unmedio para realizar un fin. Pero amplía este principio afirmando que la esencia delhombre nunca debe convertirse en medio para la existencia individual. El contrasteentre la visión de Marx y el totalitarismo comunista es radical: la humanidad en elhombre, dice Marx, no debe convertirse siquiera en medio para su existencia individual;mucho menos podría considerarse un medio para el Estado, la clase o la nación.Marx advirtió lo que sucede con las necesidades humanas en un mundo enajenado.Mientras que en una perspectiva socialista, se atribuiría la principal importancia a lariqueza de las necesidades humanas y a un nuevo modo de producción y a un nuevoobjeto de producción, a una nueva manifestación de las capacidades humanas y un© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 62
  • 64. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAnuevo enriquecimiento del ser humano, en el mundo enajenado del capitalismo lasnecesidades no son expresiones de las potencialidades latentes del hombre, es decir,no son necesidades humanas. “Dentro del sistema de la propiedad privada (…) todohombre especula con la creación de una nueva necesidad en otro para obligarlo ahacer un nuevo sacrificio, para colocarlo en una nueva dependencia y atraerlo a unnuevo tipo de placer y, por tanto, a la ruina económica. (…) Todo nuevo producto esuna nueva potencialidad de engaño y robo mutuos. (…) La necesidad de dinero es,pues, la necesidad real creada por la economía moderna. (…) La cantidad de dinero seconvierte en su única cualidad importante (…) La propiedad privada no sabe cómoconvertir la necesidad burda en necesidad humana; su idealismo es fantasía, caprichoe imaginación (…) (Todo producto es un cebo, mediante el cual el individuo trata deatraer la esencia de la otra persona, su dinero. Toda necesidad real o potencial es unadebilidad que hará caer al pájaro en la trampa: la explotación universal de la vidahumana en común (…)). El empresario accede a las fantasías más depravadas de suprójimo, desempeña el papel del alcahuete entre él y sus necesidades, le despiertaapetitos insanos y está en espera de cualquier debilidad para, después, reclamar laremuneración por esta obra de amor” 19 TPF FPTFromm cita una única corrección hecha por la historia al concepto de enajenaciónde Marx: Marx creía que la clase trabajadora era la clase más enajenada, de ahí que laemancipación de la enajenación partiera necesariamente de la liberación de la clasetrabajadora. Marx no previó la medida en que la enajenación había de convertirse en lasuerte de la gran mayoría de la gente, especialmente del sector cada vez mayor de lapoblación que manipula los símbolos y los hombres, más que las máquinas. Elempleado, el vendedor, el ejecutivo están actualmente todavía más enajenados que eltrabajador manual calificado, cuyo funcionamiento todavía depende de la expresión deciertas cualidades personales como la destreza, y no se ve obligado a vender en elcontrato su personalidad, su sonrisa, que los convierten en atractivas cajas depersonalidad, fáciles de manejar. Pero, por lo que se refiere al consumo, no existediferencia alguna entre los trabajadores manuales y los miembros de la burocracia.Todos ansían cosas, nuevas cosas, para poseerlas y usarlas. Son los receptorespasivos, los consumidores, encadenados y debilitados por las cosas mismas quesatisfacen sus necesidades sintéticas. No se relacionan con el mundoproductivamente, captándolo en su plena realidad y haciéndose uno con el mundo eneste proceso. Adoran las cosas, las máquinas que producen las cosas, y, en esemundo enajenado, se sienten como extraños. La concepción del socialismo en MarxEl socialismo no es una sociedad de individuos regimentados, automatizados,independientemente de la existencia de igualdad de ingresos y de que estén bienalimentados y vestidos; ni en la que el individuo esté subordinado al Estado, a lamáquina, a la burocracia. No sería una situación en la que el Estado fuera el patrono,como capitalista abstracto.El fin del socialismo es el hombre. Es crear una forma de producción y unaorganización de la sociedad en que el hombre pueda superar la enajenación de suproducto, de su trabajo, semejantes, de sí mismo y de la naturaleza; en la que puedavolver a sí mismo y captar al mundo con sus propias facultades, haciéndose uno con elmundo.19TP K. Marx, Manuscritos económico-filosóficos, 1844, en E. Fromm, Marx y su concepto del hombre, F.C.E., México, 3ª reimpresión, PT 1970, pp. 149-150. (Marx’s Concept of Man, Frederick Ungar Publis, N. York, 1961)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 63
  • 65. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIASegún Fromm, la visión de Marx se basa en su fe en el hombre. Y consideraba alsocialismo como la condición de la libertad y la creatividad humanas, y no como el finde la vida humana.El socialismo (o el comunismo) no es una vuelta empobrecida a la simplicidad primitivay antinatural. Es una sociedad que permite la actualización de la esencia del hombre, alsuperar su enajenación. Marx distingue entre las verdaderas necesidades del hombre ylas necesidades sintéticas, artificialmente producidas. Las verdaderas necesidadesestán arraigadas en la naturaleza del hombre. Son aquellas cuya satisfacción esnecesaria para la realización de su esencia como ser humano. Sólo sobre la base deuna concepción específica de la naturaleza del hombre puede establecer Marx ladiferencia entre las necesidades verdaderas y falsas del hombre. La tarea delestudioso de la sociedad es despertar al hombre para que pueda cobrar conciencia delas falsas necesidades ilusorias y de la realidad de sus necesidades verdaderas. El finprincipal de socialismo, para Marx, es el reconocimiento y realización de lasverdaderas necesidades del hombre, que será posible cuando la producción sirva alhombre y el capital deje de crear y explotar las necesidades falsas del hombre.Según Fromm, el socialismo de Marx es la realización de los impulsos religiosos másprofundos, comunes a las grandes religiones humanistas del pasado. Llegaremos aesa conclusión si comprendemos que Marx, Hegel, y otros muchos, expresan supreocupación por el alma del hombre no en términos teístas sino filosóficos. Marxcombatió la religión porque no satisface las verdaderas necesidades del hombre. Alcombatir a Dios está combatiendo, en realidad, al ídolo llamado Dios. El ateísmo deMarx es la forma más avanzada de misticismo racional.Fromm relaciona la filosofía de la historia y del socialismo de Marx con la esperanzamesiánica de los profetas del Antiguo Testamento, que muestran al hombre una visiónde cómo debe ser y lo confrontan con las alternativas entre las cuales debe escoger.La mayoría de ellos comparten la idea de que la historia tiene un sentido, de que elhombre se perfecciona en el proceso de la historia y de que, eventualmente, creará unorden social de paz y justicia. Pero la principal corriente de pensamiento mesiánico nose expresó, después de la Reforma, en el pensamiento religioso, sino en elpensamiento filosófico, histórico y social, como el pensamiento de los filósofos de laIlustración. Y encontró su última y más completa expresión en el concepto delsocialismo de Marx. Lo que es común al pensamiento cristiano del siglo XIII, a laIlustración del siglo XVIII y al socialismo del siglo XIX es la idea de que el Estado (lasociedad) y los valores espirituales originados en la revelación y la razón, no puedendivorciarse entre sí.Así, el marxismo y otras formas del socialismo profético son herederas del mesianismoprofético, del sectarismo cristiano quiliástico, del utopismo del Renacimiento, y de laIlustración.La continuidad en el pensamiento de MarxSegún Fromm, no hay un cambio básico entre las ideas del joven Marx, contenidas enlos Manuscritos económico-filosóficos, y las ideas del viejo Marx, expresadas en Elcapital. Para demostrarlo, analiza quiénes son los que consideran que haycontradicciones entre las visiones del joven Marx y el viejo Marx. Principalmente, loscomunistas rusos. Pero éstos defienden un planteamiento en el que el hombre es elsiervo del Estado y la producción, en lugar de ser el fin supremo de toda laorganización social. El fin de Marx (el desarrollo de la individualidad de la persona) esnegado en mayor medida que en el capitalismo contemporáneo. El materialismo de los© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 64
  • 66. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAcomunistas está más cerca del materialismo mecanicista de la burguesía del s. XIXque del materialismo histórico de Marx.También explica la razón de que los intérpretes clásicos de Marx (Bernstein, Kautsky,Plejanov, Lenin o Bujarin), no interpretasen a Marx como centrado en torno a suexistencialismo humanista. Primero, los Manuscritos económico-filosóficos, no sepublicaron hasta 1932 y eran desconocidos hasta entonces. Segundo, La ideologíaalemana no se publicó en su totalidad hasta 1932. A pesar de ello, podrían haberdescubierto el humanismo marxista en otras obras como El capital o Crítica a lafilosofía del derecho de Hegel (1844). Por tanto, el motivo más probable del descuidosería el hecho de que el pensamiento filosófico de la época, desde la muerte de Marxhasta la segunda década del siglo XX, estuvo dominado por ideas positivistas-mecanicistas, que influyeron en pensadores como Lenin y Bujarin. Junto a ello, losmarxistas clásicos (como el propio Marx) eran alérgicos a los términos que olieran aidealismo y religión, puesto que eran conscientes de que estos términos se utilizaban,en gran medida, para ocultar realidades económicas y sociales básicas.La tradición espiritual-humanista, en la que Marx vivía aún y que fue casi ahogada porel espíritu mecanicista-materialista del industrialismo en auge, experimentó unrenacimiento en pequeña escala en los pensadores individuales, a finales de la 1ªGuerra Mundial, y en mayor escala durante y después de la 2ª Guerra Mundial. Ladeshumanización del hombre demostrada en las crueldades de los regímenes stalinistay hitleriano, en la brutalidad de la matanza indiscriminada durante la guerra y en lacreciente deshumanización del nuevo consumidor preocupado sólo por los nuevosproductos, condujeron a esta expresión renovada de las ideas humanistas. La protestacontra la enajenación, expresada por Marx, Kierkegaard y Nietzsche, elevó su voznuevamente después del fracaso humano del sistema dominante y condujo a unareinterpretación de Marx y de su filosofía humanista. Fromm destaca, junto a losescritores comunistas más notables en ese revisionismo humanista (G. Lukács, y ErnstBloch con Das Prinzip Hoffnung), a los comunistas yugoslavos, que han atacado elideal ruso de centralización y de burocratización absoluta, y han defendido al individuofrente a la maquinaria del Estado.Fromm destaca como obras del socialismo humanista, en Alemania, los trabajoscontenidos en Marxismusstudien, escritos sobre todo por teólogos alemanes. EnEstados Unidos, la obra más importante que considera que ha iniciado unacomprensión del humanismo de Marx es Reason and Revolution (1941), de HerbertMarcuse. Otra importante contribución al pensamiento marxista-humanista es Marxismand Freedom (1958), de Raya Dunayevskaya.Fromm defiende la continuidad en el pensamiento de Marx, al afirmar que en Laideología alemana continúa la principal tendencia de pensamiento de los Manuscritoseconómico-filosóficos, y define la enajenación en los mismos términos. También, en Elcapital, escrito por el Marx viejo y maduro, habla de la misma idea que en losManuscritos, referente a que el fin de la evolución humana es el desenvolvimiento delhombre, la creación del hombre “rico” que ha superado la contradicción entre él mismoy la naturaleza y ha logrado la verdadera libertad.Fromm intenta demostrar la falsedad de la posición de Daniel Bell, quien afirmó queMarx, en sus escritos maduros, habría repudiado la idea de la enajenación en susentido humano y la habría transformado en una categoría puramente económica. Paraello afirma que “Marx no repudió nunca la idea de la enajenación en su sentidohumano, pero sostuvo que no puede divorciarse del proceso concreto y real de la vida© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 65
  • 67. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAdel individuo enajenado” 20 . Al tratar de demostrar que Marx no se interesaba en el TPF FPTindividuo, sino sólo en la masa, y que no le interesaban los factores humanos, sino sólolos económicos, Bell no se da cuenta de que Marx criticaba al capitalismoprecisamente porque destruye la personalidad individual. Bell también dice que Marxafirma que no hay una naturaleza humana inherente a cada individuo, sino únicamenteclases. Pero Fromm afirma que Marx nunca renunció a su concepto de la naturalezahumana, aunque no es puramente biológica ni una abstracción, sino que es unanaturaleza que sólo puede entenderse históricamente, porque se desenvuelve en lahistoria. La naturaleza (esencia) del hombre puede inferirse de sus distintasmanifestaciones en la historia.8.2. Más allá de las cadenas de la ilusión. Mi encuentro con Marx y Freud(Beyond the Chains of Illusion, 1962)En esta obra dio a conocer el origen de su interés por las ideas de Marx. Educado en elseno de una familia judía observante, le conmueve la promesa de paz universal queanuncian los profetas en los textos bíblicos. Él lo atribuye a su deseo de trascender elaislamiento emocional de un muchacho solitario y mimado.Cuando comienza la guerra de 1914, se pregunta con perplejidad cómo era posibleque estallase una guerra cuando todo el mundo proclamaba que no la deseaba. A losdieciocho años, escéptico, está convencido de que hay que dudar de todo, y alencontrarse con las ideas de Marx y Freud, su pensamiento queda ligado a ellos. Peroconsidera superior la importancia de Marx: “Marx es una figura de significaciónhistórica mundial con quien Freud no puede compararse” 21 . “(…) considero a Marx, el TPF FPTpensador, de mucha mayor profundidad y alcance que Freud” 22 . TPF FPTFromm también manifiesta su interés por relacionar las teorías de ambos autores y sumutua influencia. Los fundamentos comunes a Marx y Freud son los siguientes:- La duda, que supone empezar de nuevo con el punto de partida cartesiano. Actitudcrítica dirigida a la idea que el hombre tiene de sí mismo y de los otros, idea quesiempre está determinada -según Marx- por la organización socio-económica de lasociedad, y –según Freud- por la estructura libidinal del individuo.- La convicción de que la verdad libera al individuo y pone las cosas en su lugar. Lequita las ilusiones que lo enajenan. Marx y Freud podrían suscribir juntos estaafirmación: el hombre vive de ilusiones porque estas ilusiones le hacen llevadero eldolor de la vida real. El programa marxista y la terapéutica freudiana se basarían porigual en la desvelación de la realidad que no es sino un parcial ocultamiento.- Ambos son humanistas. Para los dos, cada hombre representa a toda la humanidad.Marx entroncaría con lo más representativo de la tradición humanista occidental,mientras que Freud merecería este calificativo por su concepto del inconsciente: todoslos hombres comparten los mismos deseos inconscientes.- El enfoque dinámico y dialéctico de la realidad. Consiste en comprender las fuerzasque, detrás de los meros hechos, crearon la pauta de una conducta determinada. Es el20TP E. Fromm, Marx y su concepto del hombre, F.C.E, México, 3ª reimpresión, 1970, p. 87 (Marx’s Concept of Man, 1961) PT21TP E. Fromm. Más allá de las cadenas de la ilusión. Mi encuentro con Marx y Freud. Ed. Herrero Hermanos, SUCS, S.A., México, PT1971, 4ª edición, p. 19 (Beyond the Chains of Illusion. My encounter with Marx and Freud, 1962).22TP Ibid., pág. 20. PT© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 66
  • 68. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAúnico medio que permitiría una predicción científica de la conducta futura del individuoy de la sociedad.Divergencias entre Marx y Freud:- La evolución humana. Para Marx, la progresiva independencia que alcanza el hombrecon respecto a la naturaleza, lo hace más él mismo. Marx tiene una enorme fe en laperfectibilidad del hombre, mientras que Freud se muestra escéptico: retroceder esperder sabiduría, y avanzar supone mayor vulnerabiliad. Fromm está de parte de Marx.- La enfermedad psíquica. Aunque Fromm señala una estrecha vinculación entre laalineación y la transferencia (términos marxista y freudiano), para Marx la raíz de lapatología está en ciertas cualidades de la organización social, y para Freud, en lascaracterísticas del grupo familiar. Fromm corrige a Freud porque no tiene en cuentaque la familia es el agente y representante de la sociedad.- El concepto de salud mental. Para ambos, significa independencia. Pero para Freud,sano es sólo el hombre primitivo, y para Marx, es el hombre independiente, activo yproductivo, concebido por Spinoza, Goethe y Hegel. Los dos consideran que la religiónes la manifestación principal de la enajenación humana, posición suscrita por Fromm,que define al hombre sano como el hombre independiente de todo, pero principalmentede Dios.- El inconsciente social. Tanto Freud como Marx piensan que la conciencia del hombrees falsa, aunque Freud pensaba que las fuerzas que operan al margen de laconciencia son de orden fisiológico o biológico, mientras que Marx pensaba que eransociales y económicas. Además, coinciden en admitir la posibilidad de la liberación dela cadena de las ilusiones, pero Freud piensa que se puede vencer la represión sinnecesidad de transformaciones sociales (aspecto que Fromm critica). Marx venecesarios los cambios sociales. El hombre puede llegar a ser libre, bien por ladesvelación del inconsciente (Freud) o por la destrucción de la estructura socialalienante (Marx).8.3. La utilidad de su prestigio internacional para el compromiso políticoEn 1961 también se había publicado su libro ¿Podrá sobrevivir el hombre?, dondeintenta dar respuesta a las cuestiones fundamentales de la humanidad y poner aldescubierto las respectivas ficciones de la política exterior norteamericana y soviética.Con la ficción de que la Unión Soviética aspira al dominio del mundo, se legitima lalucha por la supremacía y la carrera armamentística norteamericana, además dedesviar la atención de las cuestiones realmente decisivas. Fromm queríadesenmascarar el potencial destructivo del anticomunismo norteamericano, y, gracias aeste y otros esfuerzos, consiguió el apoyo del senador James W. Fullbright, que en1974 requirió la opinión de Fromm sobre la política de desarme. A medida queaumentaba el prestigio de Fromm, resultaban más eficaces las peticiones que hacía apolíticos y estadistas, y sus participaciones en movimientos políticos y en iniciativas.Intervino decisivamente en la liberación de Heinz Brandt, condenado en la RepúblicaDemocrática de Alemania en 1962. Fromm organizó también un simposio a mediadosde los años 60, sobre Humanismo socialista, donde consiguió reunir a los másdestacados socialistas de orientación humanista. Los participantes documentaron que,más allá del modelo de socialismo capitalista y del modelo de capitalismo de Estado,existe un socialismo humanista, cuyo postulado principal es la afirmación de un hombrelibre, racional y capaz de amar. Ernst Bloch, Bertrand Russell, Marcuse, Bottomore,© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 67
  • 69. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIADanilo Dolci, entre otros, contribuyeron con un pensamiento orientado en el mismosentido.Las actividades concretas que llevó a cabo tuvieron que ver con la Ayuda a losRefugiados Españoles, la cuestión de los refugiados árabes (en 1957 intentó fundar uncomité para hacer retornar a los palestinos a sus tierras), ayudas a la OrganizaciónInternacional por el Desarme y la Paz. Además, propició la “Campaña para el desarmenuclear”, y colaboró con el Instituto de Investigaciones para la Paz, de Washington. Enlos años 70, con motivo de la detención y posterior muerte de los miembros de laorganización terrorista Baader Meinhof, tuvo la oportunidad de dejar clara su posturasobre la lucha antiterrorista: aunque manifestó a los miembros de esta organización suoposición radical a su estrategia política, también declaró que los métodos de luchacontra el terrorismo implicaban una amenaza a la libertad en Alemania mucho mayorque la que representaban los terroristas mismos. En 1968 se lanzó activamente en lacampaña por la nominación a la presidencia del senador humanista EugeneMacCarthy. Pero, debido en parte al exceso de trabajo político e intelectual, sufrió uninfarto ese mismo año, que le obligó a abandonar la actividad política.En lo referente a su actividad en México, en 1963 la Sociedad Mexicana dePsicoanálisis se convirtió en el Instituto Mexicano del Psicoanálisis, en el que sebrindaba la posibilidad de terapias a los pacientes sin recursos suficientes. Así seevitaba la tendencia de Estados Unidos, donde los psicoanalistas ortodoxos seconvierten en sacerdotes del capitalismo. El aislamiento de la Sociedad PsicoanalíticaMexicana, totalmente configurada por Fromm, disminuyó en 1962 con la fundación dela Federación Internacional de Sociedades Psicoanalíticas, que promovió elintercambio de conocimientos.A partir de 1968, Fromm se concentró en la investigación de la agresión, publicando en1973 el trabajo Anatomía de la destructividad humana, en el que desarrolló sudescubrimiento de la orientación caracterológica necrofílica. La causa de su interés porla necrofilia como carácter social, que presentó en 1964 en El corazón del hombre,estuvo en el hecho de vivir en un clima marcado por la carrera armamentística atómica.Los individuos necrofílicos, aunque odian la vida en la mayoría de casos, lo haceninconscientemente y el odio es racionalizado con fundamentos adecuados. Aunqueinspirado para su descubrimiento en las pulsiones de vida y muerte freudianas, labiofilia (amor a la vida, al desarrollo) es para Fromm un fenómeno normal, mientrasque la necrofilia es un fenómeno psicopatológico resultante de un crecimientofrustrado. La intelectualización, la cuantificación, la abstracción y la cosificación(propias de la sociedad industrial moderna), cuando son aplicadas a los hombres,provocan que se vuelvan indiferentes a la vida, y aun más, se sientan atraídos por lamuerte.En el verano de 1974, Fromm decide pasar sus últimos años con su mujer en Tessin(Suiza), llevando a la práctica su propio principio humanista en todos los ámbitos de suvida. A través de su praxis religiosa, experimentaba en sí mismo las potencias de lasfuerzas latentes de la razón, el amor y la actividad productiva, que hacen posible laexperiencia de unidad con la realidad exterior e interior, de modo que esa realidad yano es algo extraño, sino algo propio.Poco después de completar Tener o ser, en 1977, sufrió un segundo y un tercer infarto,que limitaron seriamente su creatividad, aunque siguió concediendo entrevistas quesirvieron para difundir su obra y su pensamiento. En marzo de 1980, Fromm falleció acausa de un nuevo infarto, en Muralto (Suiza).© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 68
  • 70. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA9. La influencia de Fromm sobre la teoría sociológica feministaFromm fue uno de los pocos miembros de la Escuela de Frankfurt que se comprometióseriamente con el estudio de los problemas de género y las diferencias entre hombresy mujeres. En algunos aspectos, anticipó posteriores intentos de desarrollar unmarxismo feminista. Sus ensayos sobre el matriarcado contienen algunas perspectivasprovocadoras sobre la cuestión del patriarcado y la dominación masculina queproyectan visiones positivas de las mujeres y de las cualidades matricéntricas. Fue elprimer teórico crítico en resaltar la cuestión del género y de la diferencia sexual y llevóa cabo importantes contribuciones a la teoría de la familia, el patriarcado, y la opresiónde la mujer en las sociedades contemporáneas. En el análisis frommiano delmatriarcado, enfatiza las cualidades positivas de la mujer y las cualidades negativasdel patriarcado, proporcionando un vínculo entre la teoría feminista y la Teoría Crítica.Además, sugirió que la teoría de Bachofen sobre la sociedad matriarcal revela unaestrecha afinidad con las ideas del socialismo. La cuestión crucial para Fromm radicaen que la teoría del matriarcado representa un conjunto de instituciones, actitudes yvalores, opuestos a la sociedad patriarcal capitalista, y por ello recibió una ampliaaprobación de aquellos socialistas que buscaban, no una reforma, sino un profundocambio de las estructuras social y psíquica de la sociedad. Se podría leer el ensayo deFromm sobre Bachofen como una anticipación de la síntesis entre marxismo yfeminismo, y como el primer intento de desarrollar una dimensión feminista dentro de laTeoría Crítica. Fromm consideró a la familia nuclear burguesa como un espacio deconfrontación en el que los actores luchan por transformar las tendenciasmacroestructurales de carácter patriarcal que la sociedad intenta imponer, al reducir auna condición subordinada a la mujer y los hijos. De este modo, se convirtió en unanticipador teórico de las críticas que, más tarde, realizará el movimiento feminista a lasociedad capitalista y al psicoanálisis.Fromm formó parte de grupos a favor del desarme y que se oponían a la intervenciónamericana en Vietnam; además, en sus obras criticó los mitos de la Guerra Fría. Estosaspectos, junto a sus análisis de la biofilia y la necrofilia, lo vincularon con importantestendencias dentro del movimiento feminista, que se centraban en la búsqueda de lapaz, el análisis de la agresión y las posibilidades de limitar la destructividad humana.En su obra tardía, se observa un regreso a las perspectivas progresistas sobre elgénero y referencias positivas al movimiento de liberación de la mujer. En el ensayo Laimportancia de la teoría del derecho materno en la actualidad, dentro de La Crisis delPsicoanálisis (1970) argumenta que los principios del matriarcado destacados porBachofen son la base del principio de libertad e igualdad universales, de paz y tiernahumanidad. Y la base para la preocupación por el bienestar material y la felicidadterrenal. Estos principios son relevantes para analizar los siguientes hechos: el fracasodel sistema patriarcal-autoritario en el cumplimiento de su función; la revolucióndemocrática; la liberación de la mujer; la revolución de los niños y los adolescentes; lavisión del paraíso del consumidor; las tendencias matriarcales de la juventudextremista. En estas revoluciones, en las que están latentes los principios matriarcales,la lucha contra la autoridad patriarcal parece buscar la destrucción de sus principios, locual sugiere un retorno a un principio matriarcal en forma regresiva y no dialéctica.Para Fromm, una solución progresista consiste en una nueva síntesis de principios, enla que se complementen el amor materno, por la justicia y la racionalidad, y el amorpaterno, por la piedad y la igualdad.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 69
  • 71. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIANuestro concepto de naturaleza humana siempre ha oscilado entre dos extremos, unooptimista y otro pesimista. El optimista está bien representado por Rousseau, paraquien el hombre es básicamente bueno, pero corrompido por la sociedad. El pesimistaestá representado por Hobbes, que creía en la agresividad innata del hombre. Laviolenta historia del hombre parece confirmar la visión hobbesiana. Y, hasta hace poco,la teoría de la evolución de Darwin, también parecía confirmar ese punto de vista.Freud también era pesimista en su visión de la naturaleza humana. Sin embargo,Fromm se comprometió con la visión alternativa: aunque reconoció el hecho extendidode la agresividad destructiva, lo vio como el efecto de un ambiente cultural contrario ala naturaleza, inhumano. Fromm compartía la idea de Bachofen sobre el enormecambio ocurrido en nuestra evolución cultural, con el paso del matriarcado alpatriarcado. Y utilizó el término “matriarcado”, rechazado por la antropología moderna,en su estudio sobre el complejo de Edipo, donde lo describió como un orden basado enel amor, la colaboración, la libertad y la igualdad, frente al patriarcado, caracterizadopor el temor, la jerarquía y la competencia. Fromm fue pionero, siguiendo a Bachofen,en subrayar la connotación de género de los dos modelos de sociedad descritos. Estamisma distinción entre modelos dominados por hombres y mujeres, fue desarrolladapor la socióloga feminista Riane Eisler en los años 80, pero, a pesar de la convergenciacon Fromm, no lo nombra en ninguno de sus libros.10. ConclusionesErich Fromm ha construido a lo largo de su vida una antropología humanista, cuyosdos polos son el psicoanálisis de Sigmund Freud y el materialismo dialéctico de KarlMarx y Friedrich Engels. Aunque su teoría es una psicología social analítica deinspiración marxista.Al compararlo con el resto de los miembros de la Escuela de Frankfurt, se aprecia laimportancia de su entorno familiar rabínico, porque aquéllos, aunque nacieron enfamilias judías de clase media, insistieron en negar toda significación a sus raícesétnicas, a su identidad judía. Sólo Lowenthal y Fromm evidenciaron algún interés enlos temas teológicos judíos, frente al resto, para quienes el judaísmo era un librocerrado. Ese ambiente intensamente religioso en el que se educó, llevó a Fromm asentirse muy atraído por los aspectos mesiánicos en el pensamiento judío: por la visiónde una paz y armonía universales entre las naciones. Porque, el concepto bíblico deltiempo mesiánico es aquel en el que el hombre habrá nacido plenamente y podrádesarrollar todas sus potencialidades en armonía; y la paz bíblica conlleva la armonía yla unión entre los hombres. De ahí que, a pesar de haber sufrido el mismo ambiente deterror, racismo, persecuciones, provocados por el ascenso del partidonacionalsocialista, que el resto de colegas del Institut, Fromm desarrolló un espírituhumanista universal, optimista y de tremenda fe en el hombre. Frente a esta actitud,estuvo el espíritu de amargo pesimismo de Marcuse, y el convencimiento, en Adorno yHorkheimer, de que la humanidad retrocede y se hunde en un nuevo género debarbarie, en lugar de avanzar hacia el reino de la libertad. Fromm desea reconstruir laimagen del hombre del pensamiento ilustrado, basada en la fe en la razón.La motivación que le llevó a encontrarse con Freud y Marx fue su interés por el hombrey sus problemas más específicos, dentro de su mundo. En el fondo de ese interéssubyace la circunstancia frommiana: su circunstancia familiar dio lugar a dosmotivaciones importantes. El contacto, desde la infancia, con el Antiguo Testamento, yla asimilación, cada vez más crítica, de la orientación antropológico-humanista de la© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 70
  • 72. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIABiblia. Y las costumbres e ideas judaicas de su familia, dentro de un clima socialantisemítico, debieron de constituir una fuerte motivación a favor de la igualdad detodos los hombres, de la justicia, de la paz y de la fraternidad, haciendo más radical supretensión humanista. Su circunstancia socio-cultural: la vivencia, desde suadolescencia, de acontecimientos culturales y sociopolíticos, irracionales e inhumanos,debió de ser un factor decisivo para despertar su interés por comprender lairracionalidad de la conducta de las masas humanas. Pero, sobre todo, debió de influiren Fromm la experiencia directa de la evolución nazi de Alemania, que, junto al influjode Marx y Engels, contribuyeron decisivamente a su radicalización humanista. Desdela emigración a Estados Unidos, fue testigo de la Segunda Guerra Mundial, de lapolítica imperialista norteamericana, de guerras como la de Corea, la de Vietnam, etc, ytambién de la carrera armamentística, del hambre, del subdesarrollo y de la constanteamenaza de destrucción termonuclear. Todo ello le lleva a proponer una salida: launión de la humanidad entera, fraternalmente, a favor de la supervivencia.Entre las aportaciones más importantes de Fromm, destacaría la reinterpretación de laobra de Marx, para quien el fin principal de socialismo sería el reconocimiento yrealización de las verdaderas necesidades del hombre, que será posible cuando laproducción sirva al hombre y el capital deje de crear y explotar las necesidades falsasdel hombre. Frente a quienes reducen los planteamientos marxianos a intentar lamejora económica de la clase trabajadora y la abolición de la propiedad privada, paraque el obrero pudiera poseer lo que ahora tiene el capitalista, Fromm describe la ideaque tenía Marx sobre el “comunismo vulgar”: los pensamientos de toda propiedadprivada individual se dirigen, al menos, contra toda propiedad privada más rica, enforma de envidia y deseo de reducir todo a un nivel común. Esto supondría solamentela culminación de esa envidia y nivelación sobre la base de un mínimo preconcebido.La verdadera intención de Marx sería crear una forma de producción y unaorganización de la sociedad en que el hombre pueda superar la enajenación de suproducto, de su trabajo, semejantes, de sí mismo y de la naturaleza; en la que puedavolver a sí mismo.Frente a la interpretación reductivista de la obra de Marx, que considera que sólo seocupó de los fenómenos económicos, Fromm replica que en su discurso seentremezclan la filosofía, la economía, la sociología, la ética, etc.Occidente aceptó que la posición de Marx correspondía a la concepción y prácticasrusas. Fromm explica la malinterpretación, en parte, porque concebían el comunismo oel socialismo con el espíritu del capitalismo. Para comunistas y socialistas reformistas,el socialismo es una forma de capitalismo en la que la clase trabajadora ha alcanzadoun alto nivel. Además, la Rusia Soviética fue considerada como la encarnación de todomal.Otra aportación que me parece de extraordinaria vigencia es la descripción que lleva acabo Fromm, de cómo determinados grupos interesados en perpetuar lascontradicciones históricas (modificables, por ser obra del hombre), las intentan hacerpasar por dicotomías existenciales, que son inalterables. Armonizar, y porconsiguiente, negar las contradicciones es la función de las ideologías(racionalizaciones socialmente modeladas) en la vida social. Si aplicamos estaconsideración de las ideologías, podríamos comprender el discurso dominante en elmundo occidental, acerca de la muerte del comunismo y de Marx, con sus esperanzas,sus teorías y sus prácticas. A partir de la caída de los regímenes comunistas europeos,el pensamiento dominante intenta convencernos de que las desigualdades entre los© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 71
  • 73. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAhombres son algo inalterable, por existir un único sistema político-económico viable: elliberalismo económico y político, el libre mercado capitalista.Fromm se basa en la filosofía del materialismo dialéctico o histórico: en base a ello,intenta encontrar las fuentes más profundas de las pasiones humanas en la totalidadde la existencia del hombre, de la que provienen ciertas necesidades, comunes a todoslos hombres.Otra premisa fundamental de su concepto psicoanalítico es la obligación de abandonarla separación entre la psicología y la ética. La psicología y el psicoanálisis no puedensepararse de la filosofía y e la ética, pues vivir significa tener preferencias, y se debeaveriguar qué circunstancias conducen a elecciones ventajosas, y cuáles a laenfermedad mental.Fue uno de los grandes pioneros de la interdisciplinariedad en el mundocontemporáneo. Hace coincidir el saber sociológico, el saber económico, el saber ético,el saber psicológico, etc, siempre que sean relevantes para la comprensión de toda larealidad humana. Pero, sin renunciar a la síntesis ecléctica e interdisciplinaria, halla enla psicología el punto más fuerte de referencia.Fromm opina que es posible demostrar que los valores humanistas comunes a todaslas grandes religiones y filosofías humanistas concuerdan con las naturaleza delhombre y sus necesidades. El psicoanálisis puede demostrar que las normashumanistas de amor, razón y libertad son al mismo tiempo las normas para laintegración y para una verdadera salud mental.Otra función positiva del psicoanálisis consiste en la superación de la falsa separaciónentre psicología y sociología, y la toma de conciencia de que la salud mental dependede la creación de una sociedad sana, de un sistema económico y político queconduzca a la libertad humana y al desarrollo de la vida como único objetivo legítimo.El factor sociológico, al fusionarse con el psicoanálisis, trae la psicología social. Elanálisis de la sociedad desde la vertiente psicoanalítica abre nuevas perspectivas en elcampo de la sociología, de modo especial en la sociología crítica.En su búsqueda de nuevas formas de existencia más acordes con la condiciónhumana, Fromm halla en el ámbito de la religión humanista, las formas más limpias dela realización humana. Para él, el camino de la emancipación total ha de pasar por lasescuelas de religiosidad humanista que hicieron del hombre y sus “salvación” sumáxima preocupación.Fromm, a lo largo de toda su trayectoria, huye de los dogmatismos. Reconoce lafrecuencia con que una burocracia se apodera de un sistema de pensamiento ydetermina cuál es su contenido verdadero (como ejemplos, cita el caso de la Iglesia,cuando pretendió tener el derecho de determinar cuál era la revelación de Dios y elpensamiento de Cristo, y formuló dogmas; o el caso de la teoría de Marx, cuando unaburocracia política en la URSS y en China, pretendieron decidir cuál era el verdaderopensamiento de Marx). En el caso del psicoanálisis, Fromm se situó fuera de cualquierescuela, aunque en determinados momentos de su vida estuviera en estrecho contactocon la tendencia culturalista. Él mismo describe cómo una burocracia profesionalpretendió tener el derecho de decidir cuál era la esencia del pensamiento de Freud,formulando un dogma al respecto. Aquellos que no aceptaron el dogma, desarrollaronteorías “revisionistas”, pero también tendieron a formar “contraburocracias”. Entre estasnuevas escuelas psicoanalíticas destacaban la de Jung y la de Adler, que acabaronconvirtiéndose en contra-ortodoxias ligadas al culto a la personalidad de su dirigente.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 72
  • 74. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAFromm se considera perteneciente a una corriente alejada de la ortodoxia y de lasdiversas contra-ortodoxias, que sigue un criterio científico de constante autocrítica y demodificación de sus hipótesis. Bibliografía de Erich FrommDIE ENTWICKLUNG DES CHRISTUSDOGMAS, en Imago. Zeitschrift für Anwendung derPsychoanalyse auf die Natur-und Geisteswissenschaften, Wien (Internationaler PsychoanalytischerVerlag), Band 16, 1930. pp. 305-373. (El Dogma de Cristo, Paidós, B. Aires, 1964)Über Methode und Aufbage einer Analytischen Sozialpsychologie: Bemerkungen überPsychoanalyse und historischen Materialismus, en Zeitschrift für Sozialforchung. Hirschfeld-Leipzig,1932 (pp. 28-54). (Método y función de una Psicología Social Analítica, en La Crisis del Psicoanálisis,pp. 166-200, Paidós, Buenos Aires, 1971)Die psychoanalytische Characterologie und ihre Bedeutung für die Sozialpsychologie, enZeitschrift für Sozialforchung. Hirschfeld-Leipzig, 1932 (pp. 253-277). (La caracterología psicoanalítica ysu pertinencia para la psicología social, en La Crisis del Psicoanálisis, pp. 201-233, Paidós, B. Aires1971)ESCAPE FROM FREEDOM. New York: Farrar & Rinehart, 1941. (El miedo a la libertad, Paidós, B.Aires, 1947)Sex and Character (1943), en: Psychiatry. Journal for the Study of Interpersonal Process, Washington(The William Alanson Psychiatric Foundation), Vol. 6 (1943) pp. 21-31. Y en R.N. Anshen (Ed.), TheFamily: Its Functions and Destiny, New York (Harper and Bros.) 1949, pp. 375-392. (Sexo y Carácter, enLa Familia, pp. 195-215, Península, 1970)MAN FOR HIMSELF. AN INQUIRY INTO THE PSYCHOLOGY OF ETHICS, New York (Rinehart andCo.) 1947. (Ética y Psicoanálisis, F.C.E., México, 1953)The Oedipus Complex and the Oedipus Myth (1949), en: Ruth Nanda Anshen (Ed.): TheFamily. Its Function and Destiny, New York (Harper and Bros) 1949, S. 334-358. (El complejo de Edipo ysu mito, en La Familia, pp. 217-245, Península, 1970)PSYCHOANALYSIS AND RELIGION, New Haven (Yale University Press) 1950. (Psicoanálisis yReligión, Psique, B. Aires, 1956)THE SANE SOCIETY, New York (Rinehart and Winston, Inc.), 1955. (Psicoanálisis de la SociedadContemporánea, F.C.E., México, 1956)THE ART OF LOVING. AN INQUIRY INTO THE NATURE OF LOVE, New York (Harper and Row),1956. (El Arte de amar, Paidós, B. Aires, 1966)MARX’S CONCEPT OF MAN. Con una traducción de Economic and Philosophical Manuscripts, deMarx, hecha por T.B. Bottomore, New Cork (F. Ungar Publisher Co.), 1961. (Marx y su concepto delhombre, F.C.E., México, 1962)BEYOND THE CHAINS OF ILLUSION. MY ENCOUNTER WITH MARX AND FREUD (CredoPerspectives, editado por Ruth Nanda Anshen), New York (Simon and Schuster), 1962. (Más allá de lascadenas de la ilusion, Herrero Hermanos, México, 1964)THE CRISIS OF PSYCHOANALYSIS. ESSAYS ON FREUD, MARX AND SOCIAL PSYCHOLOGY,New York (Holt, Rinehart and Winston) 1970. (La crisis del psicoanálisis, Paidós, B. Aires, 1971)THE ANATOMY OF HUMAN DESTRUCTIVENESS, N. York (Holt, Rinehart and Winston), 1973.(Anatomía de la destructividad humana, Siglo XXI, México, 1975)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 73
  • 75. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIATO HAVE OR TO BE? (World Perspectives Vol. 50, ed. por Ruth Nanda Anshen), N. York (Harper andRow), 1976. (Tener o Ser, F.C.E., México, 1978)GREATNESS AND LIMITATIONS OF FREUD’S THOUGHT, N. York (Harper and Row), 1979.(Grandeza y limitaciones del pensamiento de Freud, Siglo XXI, México, 1979)DIE ENTDECKUNG DES GESELLSCHAFTLICHEN UNBEWUSSTEN. ZUR NEUBESTIMMUNG DERPSYCHOANALYSE. Ed. por Rainer Funk, Weinheim/Basel (Beltz Verlag), 1990 (Lo inconsciente social.Paidós, B. Aires, 1992) Bibliografía general- ADORNO, T.-HORKHEIMER, M. Sociologica, II, Europäische Verlagsanstalt, Frankfurt amMain, 1962. (Sociologica, Taurus, Madrid, reimpres. 1989).- BASABE Barcala, José, Síntesis del pensamiento de Fromm, Barcelona, Nova Terra, 1974.- CAPARRÓS, Antonio. El carácter social según Erich Fromm. Estudio crítico de su obra, Ed.Sígueme, Salamanca, 1975.- CORTINA, Adela. Crítica y Utopía: La Escuela de Francfort, Cincel. Madrid, 1985.- FEUERBACH, L., The Essence of Christianity, Nueva York, Harper, 1957.- FRIEDMAN, George. The Political Philosophy of the Frankfurt School, Cornell University,1981 (La Filosofía Política de la Escuela de Frankfurt, Fondo de Cultura Económica, México,1986).- FROMM, HORKHEIMER y otros. The Family: Its Functions and Destiny, (dir. Ruth NandaAnshen). Harper and Bros., N. York, 1949. (ed. cast. La Familia, ed. peninsula, Barcelona,1970)- FUNK, Rainer. Erich Fromm. Mit Selbstzeugnissen und Bilddokumenten dargestellt vonRainer Funk, Rowohlt Taschenbuch Verlag GmbH, Alemania, 1984 (Ed. Cast. Fromm. Vida yobra, Ed. Paidós SAICF, B. Aires, 1987).- HALL, Calvin S. – LINDZEY, Gardner. Theories of Personality, N. York, John Wiley & Sons,Inc., 1970. (Ed. cast. Las teorías psicosociales de la personalidad, Buenos Aires, Ed. Paidós,1974).- HORKHEIMER, Max. Anhelo de Justicia. Teoría Crítica y Religión. Edición de Juan JoséSánchez. Ed. Trotta. Madrid, 2000.- HORKHEIMER, Max. Notizen 1950 bis 1969, Fischer Verlag GMBH. (Max Horkheimer.Apuntes 1950-1969, Monte Avila editores, 1976)- IBÁÑEZ, Tomás. Contra la dominación, Gedisa, Barcelona, 2005.- ISOARDI, A.- POLAINO, A. Erich Fromm: Más allá de las cadenas de la ilusión y Larevolución de la esperanza, Madrid, Editorial Magisterio Español, S.A., 1975.- JAY, Martin. The dialectical Imagination. Little, Brown and Co., Boston & Toronto, 1973( La Imaginación dialéctica, Taurus, Madrid, reimpres. 1989).- KAUTSKY, Karl, Foundations of Christianity (1908), Nueva York, Monthly Review Press,1972.- KOTTAK, Conrad Phillip, Anthropology. The Exploration of Human Diversity, McGRAW-HILL,Inc. U.S.A., 1993. (ed. castellano: Antropología. Una exploración de la diversidad humana,McGRAW-HILL, 1994).© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 74
  • 76. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA- LAMO DE ESPINOSA, Emilio. La teoría de la cosificación: De Marx a la Escuela de Francfort.Alianza. Madrid, 1981.- LANDIS, B.-TAUBER, E.S. In the name of life. Essays in honor of Erich Fromm, Holt, Rinehart& W., N.York, 1976. (Erich Fromm-Psicoanálisis y Sociedad, Paidós, B.Aires).- MANDOLINI Guardo, Ricardo G. Historia General del Psicoanálisis. De Freud a Fromm, Ed.Ciorda, S.R.L. B. Aires, 1969.- MARCUSE, Herbert, Eros and Civilization. A Philosophical Inquiry into Freud. Beacon Press,Boston, 1953 (Eros y Civilización, Seix Barral, Barcelona, 2ª ed. 1968).- MARX, Karl: Capital (1867), comp., G.D.H. Cole, vol. 1, Londres, Dent, 1957 (trad. cast: El Capital,Barcelona, Crítica, 1980). Economic and Philosophic Manuscripts of 1844, Moscú, Progress, 1959- MARX, K. y F. ENGELS, The German Ideology (1846), Londres, Lawrence & Wishart, 1965(trad. cast.: La ideología alemana, Barcelona, EINA, 1988).- MORENO, Florentina, Hombre y sociedad en el pensamiento de Fromm, México, FCE, 1981.- MORRIS, Brian. Anthropological studies of religion. An introductory text, Cambridge UniversityPress, Cambridge, Nueva York, 1987 (Edición en castellano: Introducción al estudioantropológico de la religión, Paidós, Buenos Aires, 1995).- OLTRA, Benjamín, y otros. Sociedad, vida y teoría. La Teoría Sociológica desde unaperspectiva de Sociología narrativa, CIS, Madrid, 2004.- RICOEUR, Paul. Lectures on Ideology and Utopia, Columbia University Press, N. York, 1996(Ideología y Utopía, ed. Gedisa, Barcelona, 2001).- RITZER, George. Contemporany Sociological Theory. McGraw-Hill, Inc., 1992 (TeoríaSociológica Contemporánea. McGraw-Hill, 3ª ed. Madrid, 1999).- SABIOTE NAVARRO, DIEGO. El problema del humanismo en Erich Fromm y HerbertMarcuse. Una confrontación, Universidad Pontificia de Salamanca, 1987.- SCHULTZ, Hans Jürgen. Über die Liebe zum Leben.. Deutsche Verlags-Anstalt, Sttutgart.1983. (Edición en castellano: Erich Fromm. El amor a la vida. Paidós, Buenos Aires, 2ªreimpresión en España, Barcelona, 1985).- TABERNER Guasp, José - Rojas Moreno, Catalina, Marcuse, Fromm, Reich: Elfreudomarxismo, Madrid, Ed. Cincel, 1985. ArtículosBacciagaluppi, Marco. Fromm’s Concern with Feminine Values. Presentado en el XIInternational Forum of Psychoanalysis, 2000. Publicado en The Journal of the AmericanAcademy of Psychoanalysis, Vol. 29, nº 4, 2001, pp. 619-626Farfán Hernández, Rafael. Metacrítica de la Teoría Crítica. Política y Sociedad, 38 (2001),Madrid (pp. 217-227).Fernández García, Eugenio. La recepción de Freud en la Escuela de Frankfurt. Anales delSeminario de Metafísica, XXII. 1987-88. Ed. Universidad Complutense. Madrid.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 75
  • 77. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALio, Enzo. Alienation as a Central Concept in Marxist and Frommian Humanism. Presentado enun seminario germano-italiano sobre Die Marx-Rezeption Erich Fromms, Feb.17-19, 1989,Bologna. Artículos de Erich FrommLos fundamentos y el desarrollo del psicoanálisis. Revista de Psicoanálisis, Psiquiatría yPsicología, México, nº 1 (1965), pp. 10-19.Bases filosóficas del Psicoanálisis. Gaceta del Fondo de Cultura Económica, diciembre 1955. Yen Revista de Psicología, México, vol. 1 (nº 2, 1956) pp. 59-66. InternetInternationale Erich Fromm Gesellschaft http://www.erich-fromm.de HTU UTHKellner, Douglas. Erich Fromm, Feminism, and the Frankfurt Schoolhttp://www.gseis.ucla.edu/faculty/kellner/kellner.htmlTU UTRuano de la Fuente, Yolanda. Para una teoría crítica de la sociedad en E. Fromm. Anales delSeminario de Metafísica, XXII, 1987-88. Ed. U.Complutense Madrid.http://www.ucm.es/BUCM/revistas/fsl/15756866/articulos/ASEM8788110107A.PDFTU Delahanty, Guillermo. Fromm el profeta analista.http://www.cartapsi.org/mexico/profeta.htmTHU UHValencia, 16 de mayo de 2007© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 76