E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA                                         ERICH...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAPromoción 2005-2007Tutora: Blanca Muñoz LópezA...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA7.1.1. LA SITUACIÓN HUMANA.......................
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA1.        La influencia de sus antepasadosEric...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAen la cultura burguesa, y a ello achaca su act...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAperíodo de oscurantismo (…) Por otro lado, la ...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAFromm recuerda, con especial énfasis, una expe...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAEn Heidelberg, durante cuatro o cinco años, en...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAhombre no debía convertirse en un medio, ni si...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAcírculos psicoanalíticos de Frankfurt, Heidelb...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIApropio de la naturaleza humana, sino un produc...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAAquí aplica su enfoque psicoanalítico a una in...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAdetermina el efecto social de una ideología. T...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALos diversos cambios teológicos del cristianis...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAobra, se habían creado los supuestos para una ...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAde Horkheimer. Los intereses de Fromm hacia 19...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAfelicidad, con el pesimismo que conlleva. From...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAoscureciendo el hecho de haber comprendido que...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAcaracterizado por sentimientos de culpabilidad...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALa ruptura con Horkheimer la recuerda Fromm co...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAsobre la cultura matriarcal fueron usados para...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALa insistencia de los revisionistas en afirmar...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALa actitud del Institut hacia Freud y Fromm en...
E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIASi en Freud la personalidad y la identidad ind...
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Erich Fromm
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Erich Fromm

4,400

Published on

Erich Fromm

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
4,400
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
81
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Erich Fromm

  1. 1. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA ERICH FROMM SOCIEDAD, VIDA Y TEORÍA SU RELACIÓN CON LA ESCUELA DE FRANKFURTTrabajo de InvestigaciónMáster: Europa, Siglo XXI: Filosofía y Ciencias Sociales.Universidad Complutense de Madrid© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA - UCM
  2. 2. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAPromoción 2005-2007Tutora: Blanca Muñoz LópezAutor: MANUEL PERIS VIDAL ERICH FROMM. SOCIEDAD, VIDA Y TEORÍA. SU RELACIÓN CON LA ESCUELA DE FRANKFURT ÍNDICE1.TU UT LA INFLUENCIA DE SUS ANTEPASADOS ........................................................................................3 TU UT2. JUVENTUD. LA IMPORTANCIA DE LOS MAESTROS JUDÍOS EN SUS INTERESESTU UT TUHUMANISTAS ..............................................................................................................................................6 UT3.TU UT EL ACERCAMIENTO AL PSICOANÁLISIS .........................................................................................8 TU UT3.1. EL DOGMA DE CRISTO ( DIE ENTWICKLUNG DES CHRISTUSDOGMAS, 1930). LA PSICOLOGÍA SOCIAL ANALÍTICA DE FROMM.TULA ELABORACIÓN ORIGINAL DEL CONCEPTO DE CARÁCTER SOCIAL ..................................................................................... 10 UT4. SU RELACIÓN CON EL INSTITUT FÜR SOZIALFORSCHUNG (INSTITUTO PARA LATU UT TUINVESTIGACIÓN SOCIAL, DE FRANKFURT). LA EMIGRACIÓN A ESTADOS UNIDOS .....................14 UT4.1. LAS PRINCIPALES DIFERENCIAS CON FREUD .............................................................................................................. 27TU UT4.2. EL MIEDO A LA LIBERTAD (ESCAPE FROM FREEDOM, 1941). DESARROLLO DEL CONCEPTO DE CARÁCTER SOCIAL. .......... 29TU UT4.2.1. LA RELIGIÓN PROTESTANTE ......................................................................................................................................................... 32TU UT4.2.2. EL CAPITALISMO MONOPOLISTA ................................................................................................................................................... 34TU UT4.2.2.1. La psicología del nazismo. La sumisión a un líder como forma colectiva de evasión del individuo aislado ............ 37TU UT4.2.2.2. El conformismo compulsivo automático como forma de evasión en los regímenes democráticos ........................... 38TU UT5. LA DISIDENCIA EN EL ENTORNO PSICOANALÍTICO. LA NATURALEZA HUMANA COMOTU UT TUBASE PARA LA CONDUCTA ÉTICA. ......................................................................................................39 UT5.1. ÉTICA Y PSICOANÁLISIS (MAN FOR HIMSELF, 1947) ................................................................................................... 40TU UT5.1.1. LA NATURALEZA HUMANA ............................................................................................................................................................ 41TU UT5.1.2. LA SOCIOLOGÍA DEL CONOCIMIENTO DE FROMM .......................................................................................................................... 42TU UT5.1.2.1. Las dicotomías existenciales .............................................................................................................................................. 42TU UT5.1.2.2. Las dicotomías históricas ................................................................................................................................................... 42TU UT5.1.3. LAS NECESIDADES BÁSICAS O EXISTENCIALES ............................................................................................................................. 43TU UT6.TU UT LA PRIMERA CRÍTICA DE LA RELIGIÓN ........................................................................................43 TU UT6.1. PSICOANÁLISIS Y RELIGIÓN (PSYCHOANALYSIS AND RELIGION, 1950) ......................................................................... 44TU UT7.TU UT LA BÚSQUEDA DE LA LIBERTAD CIENTÍFICA EN MÉXICO .........................................................45 TU UT7.1. PSICOANÁLISIS DE LA SOCIEDAD CONTEMPORÁNEA (THE SANE SOCIETY, 1955) .......................................................... 46TU UT© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 1
  3. 3. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA7.1.1. LA SITUACIÓN HUMANA................................................................................................................................................................ 47TU UT7.1.1.1. Las necesidades del hombre a partir de las condiciones de su existencia ................................................................... 48TU UT7.1.2. SALUD MENTAL Y SOCIEDAD ........................................................................................................................................................ 50TU UT7.1.3. EL HOMBRE EN LA SOCIEDAD CAPITALISTA. EL CARÁCTER SOCIAL................................................................................................ 50TU UT7.1.3.1. La estructura del capitalismo y el carácter del hombre ................................................................................................... 51TU UT7.1.4. OTRAS OPINIONES CRÍTICAS SOBRE LA CULTURA OCCIDENTAL CONTEMPORÁNEA ......................................................................... 54TU UT7.1.5. LA SOLUCIÓN A LOS MALES DEL CAPITALISMO .............................................................................................................................. 55TU UT7.1.6. LA TEORÍA DEL MATERIALISMO HISTÓRICO DE MARX .................................................................................................................... 55TU UT7.1.7. CAMINOS HACIA LA SALUD MENTAL .............................................................................................................................................. 56TU UT8. EL COMPROMISO POLÍTICO DE FROMM. LA DIVULGACIÓN DE LA OBRA DE MARX ENTU UT TUESTADOS UNIDOS....................................................................................................................................58 UT8.1. MARX Y SU CONCEPTO DEL HOMBRE (MARX’S CONCEPT OF MAN, 1961) ..................................................................... 60TU UT8.2. MÁS ALLÁ DE LAS CADENAS DE LA ILUSIÓN. MI ENCUENTRO CON MARX Y FREUD (BEYOND THE CHAINS OF ILLUSION, 1962)TU UT.................................................................................................................................................................................... 668.3. LA UTILIDAD DE SU PRESTIGIO INTERNACIONAL PARA EL COMPROMISO POLÍTICO ........................................................... 67TU UT9. LA INFLUENCIA DE FROMM SOBRE LA TEORÍA SOCIOLÓGICA FEMINISTA ..............................69TU UT10.TU UT CONCLUSIONES ..............................................................................................................................70 TU UTBIBLIOGRAFÍA DE ERICH FROMM ..................................................................................................................................... 73TU UTBIBLIOGRAFÍA GENERAL ................................................................................................................................................. 74TU UTTU ARTÍCULOS ................................................................................................................................................................... 75 UTTU ARTÍCULOS DE ERICH FROMM ......................................................................................................................................... 76 UTINTERNET ...................................................................................................................................................................... 76TU UT© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 2
  4. 4. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIA1. La influencia de sus antepasadosErich Fromm nace el 23 de marzo de 1900 en Frankfurt am Main (Alemania). Suspadres provenían de familias rabínicas, aunque su padre Naftalí se dedicó al comerciode vinos y no siguió la línea de sus antecesores. De las propias palabras de Fromm, sedesprende el hecho de que el entorno en el que se desarrolló su infancia no tenía nadaque ver con el cliché del judío codicioso de fortuna y eficaz en los negocios, sino queera un mundo centrado en las fuerzas espirituales del hombre, buscando la salud delalma. Podemos apreciar la influencia de ese entorno sobre el pensamiento de Fromm,en la descripción que hace en una entrevista, de lo que él calificaba como pensamiento“precapitalista”, “premoderno” o “preburgués”, basado en la actitud de su bisabuelo, el“rav de Würzburg”. Su bisabuelo, erudito en las Escrituras e investigador del Talmud,tenía un pequeño comercio: “Un día le llegó un ofrecimiento por el cual, si viajaba unpoco, ganaría algo más. Tenía naturalmente muchos hijos, y eso no hacía más fácil suvida. Entonces su mujer le dijo: ¿No te parece que quizás sería bueno aprovechar laoportunidad? Estarías ausente sólo tres días por mes, y dispondríamos de un pocomás de dinero. Entonces él contestó: ¿Tú quieres decir que debería hacerlo ydesaprovechar más de tres días de estudio por mes? (...) se pasaba todo el díasentado en su negocio estudiando el Talmud; cuando entraba un cliente, se ponía enguardia un poco enojado y decía: ¿No hay ningún otro negocio adónde ir?. Ese era elmundo que constituía mi realidad. El mundo moderno me parecía extraño” 1 . Fromm TPF FPTreconoce que cuando tenía diez o doce años, “Si alguien decía que era comerciante uhombre de negocios me sentía perplejo y pensaba: Dios mío, este hombre debesentirse espantosamente por tener que consagrar toda su vida a no hacer nada másque ganar dinero. ¡Cómo puede ser ésa su única ocupación!” 2 . El mundo “moderno” TPF FPTtiene como meta la obtención de dinero, y, para Fromm, emplear sus fuerzas enobtener dinero habría sido desperdiciar su vida, perder la salud del alma. De hecho, noperdonó a su abuelo, el Dr. Seligmann Fromm, su decisión de renunciar, en 1875, alcargo de rabino del condado de Bad Homburg Vor der Höhe, para mudarse a Frankfurtcon el fin de ganar más dinero al servicio de un barón. Fromm reconoció que su visióndel mundo fue la de un hombre pre-moderno, reforzada por el estudio del Talmud, lalectura continua de la Biblia y por las historias de sus antepasados. Se sentía extraño1TPE. Fromm, El amor a la vida. Paidós, B. Aires. 5ª reimpr. España, 1994. pp. 160-161 ( Über die Liebe zum Leben, ed. Hans PTJürgen Schultz. Sttutgart (Deutsche Verlags-Anstalt), 1983).2TPIbid., p. 161. PT© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 3
  5. 5. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAen la cultura burguesa, y a ello achaca su actitud crítica hacia el capitalismo y lasociedad burguesa: “(…) my ancestors, who had all lived in a world that predated theburgeois world. I’ve remained an alien in the bussiness or burgeois cultura, and thatexplains why I developed such a harshly critical attitude toward bourgeois society andcapitalism. I became a socialist.” 3 TPF FPTEsta añoranza por ciertas cualidades del mundo precapitalista se observa en toda laobra de Fromm. Podemos apreciarla en Ética y Psicoanálisis. Al preguntarse por elmotivo de que se haya perdido el concepto de la vida como un arte, en la era moderna,culpa a las aspiraciones a la consecución de poder, dinero y prestigio. A pesar de todoel énfasis que la sociedad moderna ha puesto en la felicidad, en la individualidad y enel propio interés, ha enseñado al hombre a sentir que no es su felicidad la meta de lavida, sino su éxito o el cumplimiento de su deber de trabajar. El dinero, el prestigio y elpoder se han convertido en sus incentivos y sus metas. Actúa bajo la ilusión de quesus acciones benefician a sus propios intereses, aunque de hecho sirve a todo lodemás, menos a los intereses de su propio ser. En su obra Psicoanálisis de la Sociedad Contemporánea, también critica el hecho de que el mundo “moderno” tenga como meta la obtención de dinero. Al describir los cambios caracterológicos en la sociedad del siglo XX, considera que la enajenación entre hombre y hombre provoca la pérdida de los vínculos generales y sociales característicos de la sociedad medieval y casi todas las sociedades precapitalistas. Aquí utiliza el concepto de Ferdinand Tönnies de “comunidad” por oposición al de “sociedad”. La sociedad moderna está formada por átomos, pequeñas partículas extrañas la una a la otra, pero que permanecen juntas por los intereses egoístas y la necesidad de usarse mutuamente. El hombre siente el proceso total del vivir de un modo análogo a una inversión provechosa de capital, y su vida y su persona son el capital invertido. Y en Anatomía de la Destructividad Humana, considera que la falta de estructura social, de vínculos comunes genuinos y de interés por la vida, son factores responsables de la agresión humana (y no el hacinamiento). Pone como ejemplo los kibbutzim de Israel, donde es escaso el espacio para el individuo y poca la oportunidad de retiro privado, y, a pesar de ello, hay una extraordinaria ausencia de agresión. Fromm asegura que el hombre necesita un sistema social en que tenga su lugar y en que sus relaciones con los demás sean relativamente estables y se sustenten en valores de aceptación general. Lo que ha sucedido en la sociedad industrial moderna es que las tradiciones, los valores comunes y los lazos sociales personales genuinos han desaparecido en gran parte (inspirado en la definición de sociedad moderna, de Tönnies). El hombre masa contemporáneo está aislado y solo, aunque forme parte de una muchedumbre; no tiene convicciones que compartir con los demás: sólo consignas e ideologías, que le proporcionan los medios de comunicación de masas. Se ha convertido en un á-tomo (equivalente griego de “in-dividuo” = indivisible), que se mantiene unido sólo por intereses comunes, que suelen ser antagónicos, y por el nexo del dinero. Cita a Durkheim, que denominaba a este fenómeno anomia, y que descubrió su aumento con el desarrollo de la industrialización. Aunque podría parecer un nostálgico de la sociedad medieval, Fromm mantiene una posición intermedia, al asegurar que “La imagen de la Edad Media ha sido deformada de dos maneras distintas. El racionalismo la ha considerado sobre todo como un3 E. Fromm, In the name of life. A Portrait Through Dialogue, en E. Fromm, For the Love of Life, ed. Por Hans Jürgen Schultz, N.TP PTYork. The Free Press 1986, pp. 96-97.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 4
  6. 6. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAperíodo de oscurantismo (…) Por otro lado, la Edad Media ha sido idealizada, sobretodo por los filósofos reaccionarios, y en ciertos casos también por algunos críticosprogresistas del capitalismo. Se ha señalado el sentido de la solidaridad, lasubordinación de las necesidades económicas a las humanas, el carácter directo yconcreto de las relaciones entre los hombres, (…). Ambas imágenes son correctas: loque las hace erróneas es el considerar tan sólo una de ellas, cerrando los ojos ante laotra.” 4 . Y al tratar los dos aspectos de la libertad para el hombre moderno, en El Miedo TPF FPTa la Libertad, Fromm aclara que toda valoración crítica del efecto del sistema industrialsobre la libertad íntima debe reconocer el enorme progreso que el capitalismo haaportado al desarrollo de la personalidad humana. Porque, en caso contrario, ese juiciodemostrará estar arraigado en un romanticismo irracional. Aunque su padre, Naftalí Fromm, amaba el mundo ortodoxo tradicional judío en el que era posible el sentimiento de vida medieval, Erich valoraba la parte de ese mundo que proporcionaba un sentimiento de arraigo, de pertenencia, pero reconocía que, al mismo tiempo, impedía el desarrollo del hombre hacia una individualidad libre, capaz de crear. Ello es debido al carácter dialéctico del crecimiento de la libertad humana: la individuación creciente significa un aumento paulatino de su inseguridad y aislamiento, y una duda creciente sobre su papel en el universo, sobre el significado de la propia vida, y un sentimiento creciente de insignificancia. La solución creadora a esta situación pasa, según Fromm, por la solidaridad activa con todos los hombres, y la actividad, trabajo y amor espontáneos, capaces de volver a unir al hombre con el mundo, salvando su carácter de individuo libre e independiente (y no por medio de los vínculos primarios, propios de sociedades pre-modernas). De ahí sus conclusiones sobre el origen del apoyo por parte de grandes masas de población, a determinados movimientos totalitarios. La causa radica en que, si las condiciones económicas, sociales y políticas no ofrecen una base para la realización de la individualidad, al tiempo que se priva a los individuos de los vínculos que les otorgaban seguridad, ello transforma la libertad en una carga insoportable. Surgen tendencias que llevan al abandono de este género de libertad para buscar refugio en la sumisión o en alguna relación con el hombre y el mundo que prometa aliviar la incertidumbre. Fromm describió la problemática relación con su padre de este modo: “Mi padre era muy neurótico; estaba angustiado, terriblemente ansioso en lo que a mí concernía; no sentía temor por él mismo, pero experimentaba una ansiedad neurótica a mi respecto. Y, como hijo único, me encontraba en una situación muy difícil; me sobreprotegía y me exigía muy poca disciplina” 5 . También se refería a la actitud narcisista de su madre TPF FPT Rosa Krause, en estos términos: “Mi madre estaba muy ligada a su propia familia y yo realmente le gustaba en tanto era un Krause, que era su apellido de soltera, y todo lo bueno en mí era típicamente Krause y todo lo malo era Fromm”. 6 . TPF FPTSe reconoce a sí mismo como un muchacho solitario y mimado, con ansias detrascender el aislamiento emocional, propio de un niño judío en un ambiente cristiano,y de un hijo único dentro de un contexto familiar emocionalmente inestable. Confiesaque el ambiente parental ansioso-depresivo y sobreprotector, despertó su interés por lapsique humana, por las motivaciones del hombre. Este interés por la psicologíahumana cristalizó en un acercamiento a las teorías de Freud, hacia los veintidós años.4 E. Fromm. El miedo a la Libertad, Paidós, Barcelona. 6ª reimpresión en España, 1982. p. 62-63 (Escape from Freedom. NewTP PTYork: Farrar & Rinehart, 1941).5TP PT E. Fromm- Gérard Khoury, “Talmud à Freud”. Conversación con Gérard Khoury, inédita. p. 4.6TP PT E. Fromm- Gérard Khoury, “Talmud à Freud”. Conversación con Gérard Khoury, inédita. p. 5© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 5
  7. 7. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAFromm recuerda, con especial énfasis, una experiencia que le sucedió hacia los doceaños. Se trata del suicidio de una joven de unos veinticinco años, amiga de la familia,como consecuencia de la muerte de su padre, y la petición de ser enterrada junto a él.Para el joven Erich, que nunca había oído nada relacionado con fijaciones incestuosasentre hija y padre, fue un acontecimiento que estimuló su interés psicológico, y pudoencontrarle una explicación años más tarde, mediante la teoría freudiana del Complejode Edipo.Pero el germen de su radical propuesta humanista tiene mucho que ver, según elpropio Fromm, con sus experiencias durante la Primera Guerra Mundial. En el capítuloautobiográfico de Más allá de las cadenas de la ilusión relata cómo un profesor deinglés se alzó, con sus comentarios, a favor del sentido común y en contra del odiogeneralizado contra los ingleses, reviviendo el espíritu del “rav de Würzburg”. Estemaestro señaló un camino para poder encontrar autonomía e identidad orientándosehacia una praxis de vida negadora. Inicialmente, Fromm encontró su propia identidad através de la praxis negadora que exalta lo auténtico y lo creativo. Y, a finales de lasegunda década del siglo XX, desarrolló su propia praxis de vida creativa, sin remitirseal marco de la cosmovisión de la praxis de vida religiosa de la ortodoxia judía.La guerra también marcó su interés por comprender la irracionalidad de la conducta delas masas. Cuando la guerra concluyó en 1918, Fromm se había convertido en “unjoven profundamente preocupado, obsesionado por la pregunta de cómo era posible laguerra, por el deseo de comprender la irracionalidad de la conducta de las masashumanas, por un deseo apasionante de paz y comprensión internacional”. 7 TPF FPT2. Juventud. La importancia de los maestros judíos en sus intereseshumanistasEntre sus primeros maestros del Talmud se encuentra el Dr. Jacob Horovitz, y su tíoabuelo Ludwig Krause. Entre los doce y los dieciséis años, Fromm se interesó más enlas lecturas del Antiguo Testamento, sobre todo las referentes a los relatos de ladesobediencia de Adán y Eva en el paraíso terrenal, y las lecturas sobre los escritosproféticos que anunciaban la idea de que el hombre habría de encontrar una respuestaa su existencia en el desarrollo de su razón, de su amor.Recibió durante su juventud una importante influencia del rabino Nehemia Anton Nobel,quien vivía una praxis de vida religiosa conservadora, al mismo tiempo que era unhumanista y un hombre de la Ilustración orientado en la dirección de Goethe y Kant. Yde Hermann Cohen, profesor de filosofía en Marburgo desde 1873 hasta 1912, opositordel nacionalismo judío y del sionismo, que redescubría en la tradición judía elpensamiento humanista de la Ilustración y los ideales universales y mesiánicos de lahumanidad.Fromm acabó el bachillerato en Frankfurt, y a partir de los 19 años, estudia sociología,psicología y filosofía en Heidelberg, donde obtiene el doctorado en 1922 con una tesissobre “La ley judía”, una contribución a la sociología de la Diáspora. El interés por lasociología se lo debe, principalmente, a Alfred Weber (sociólogo en Heidelberg),hermano de Max Weber. En palabras del propio Fromm, Alfred fue el único maestro nojudío al que admiró. Le influyó profundamente, entre otros motivos, porque, a diferenciade su hermano Max, era un humanista, no un nacionalista.7 E. Fromm. Más allá de las cadenas de la ilusión. Herrero Hermanos, 2ª ed. México, 1968. p. 17. (Jenseits der Illusionen. DieTP PTBedeutung von Marx und Freud, 1962)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 6
  8. 8. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAEn Heidelberg, durante cuatro o cinco años, en la década de 1920, Fromm recibióclases del rabino Salman Baruch Rabinkow, en las cuales se dio prioridad a lainterpretación de las Escrituras de acuerdo con el Talmud. Lo que más atrajo a Frommdel rabino fue la combinación del estudio tradicional judío del Talmud con la culturamoderna, una postura que se podría denominar “radical humanista”. Veía la autonomíadel hombre profundamente arraigada en el judaísmo, pues en sus textos se puede leer,por ejemplo, que el hombre es un fin en sí mismo.En esta década, Fromm se alejaba del movimiento sionista, gracias a la visiónuniversalista de Cohen y Rabinkow. Para él, en el sionismo se cultivaba sobre todo elnacionalismo, contradictorio con la visión humanista del judaísmo. Además, entendíaque el sentimiento nacionalista estaba cargado de narcisismo, fundamento de todototalitarismo. Por todo ello, abandonó su militancia en el sionismo.Fromm recoge de Rabinkow la orientación humanista, condición de posibilidad para eldesarrollo de las facultades humanas creadoras y auténticas, pero introduciendo esapraxis de vida judía en lo antropológico y empírico, haciendo aceptables en términos deciencias humanas las determinantes de una praxis de vida religiosa. Ha universalizadoel contenido humano de una religión practicada en una comunidad de vida segregada,y lo ha vuelto comunicable entre todos los hombres de orientación humanista. Lainterpretación universalista y humanista del judaísmo, hecha por Rabinkow, fueesencial para que Fromm pudiera salir del judaísmo ortodoxo y se decantara por unhumanismo no teísta.Entre los filósofos que más influyeron en Fromm se encuentran: Aristóteles, Spinoza yMarx. Aunque, después de familiarizarse con el psicoanálisis, se relacionó con lafilosofía de un modo peculiar: qué y cómo piensa un hombre, qué es para él la razón,su filosofar está condicionado por el inconsciente. Éste, junto al ser social, son losdeterminantes de la conciencia. De aquí surge una de las principales aportaciones deFromm: suponer un inconsciente colectivo configurado por el ser social, combinandoasí las ideas de Freud y de Marx.Posiblemente por la perplejidad que le causaba el ascenso de la ideología nazi en supaís, Fromm se interesó por el estudio de la tradición de la Ética Humanista, basada enla opinión de que el conocimiento del hombre es la base para establecer normas yvalores. También, la facilidad con la que determinadas ideas inhumanas como las deHitler, llegaran a recibir tanto apoyo y legitimación, pudo suponer un aliciente para losataques de Fromm al relativismo, a lo largo de toda su obra. De hecho, cuando analizóla religión, se enfrentó con la teoría que sostiene que tener algún ideal religioso esvalioso en sí. Hay que juzgar el ideal de acuerdo con el grado en que ayudan aldesarrollo de las potencias humanas y responden a la necesidad de armonía. De Aristóteles recogió la idea de que virtud es actividad, referida esta última alejercicio de las funciones y actividades peculiares del hombre. El hombre libre, racionaly activo es el bueno, y, por tanto, la persona feliz. También se inspiró en la idea delracionalista Spinoza, de que la virtud es el desarrollo de las potencias específicas decada organismo. Por consiguiente, para el hombre, es el estado en el cual es máshumano. Potencia es lo mismo que virtud. La ética de Spinoza se funda en el carácterobjetivo del modelo de la naturaleza humana, el cual es, en su esencia, el mismo paratodos los hombres. Y se opone radicalmente a la Ética Autoritaria, al considerar alhombre como un fin en sí mismo. Esta consideración del hombre la amplía Fromm através de la recepción de la obra de Marx, quien consideraba que la humanidad en el© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 7
  9. 9. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAhombre no debía convertirse en un medio, ni siquiera para su existencia individual (porconsiguiente, mucho menos para el Estado, la clase o la nación).3. El acercamiento al psicoanálisisEl acceso de Fromm al psicoanálisis se produjo a través de la psiquiatra FriedaReichmann, que poseía un centro terapéutico en Heidelberg, inaugurado en 1924,donde se ponía en práctica el psicoanálisis de Freud. Allí, gracias a su ambiente críticocon la ortodoxia judía, el psicoanálisis tenía a menudo el efecto de apartar a laspersonas analizadas, de la praxis religiosa. Este factor, junto a la influencia de la visiónuniversalista de Cohen y Rabinkow, y el contacto con el budismo, le llevaron alabandono de la praxis religiosa ortodoxa. A partir de su contacto con el budismo Zen,orientó su praxis religiosa hacia él, por ser “un modo de vida basado en la racionalidadpura, carente de toda mistificación irracional o llamado a la revelación o a laautoridad” 8 . TPF FPTLa relación terapéutica de Erich y Frieda terminó en boda en 1926. Ese mismo añocomenzó a practicar clínicamente, aunque no fue nunca formado médicamente comodoctor. La formación psicoanalítica de Fromm continuó con Karl Landauer, y la culminóen el en el Instituto Psicoanalítico de Berlín, a finales de la década de 1920. Allí recibióla influencia de Wilhelm Reich, Siegfried Bernfeld, y Theodor Reik. El concepto decarácter social de Fromm tiene mucha relación con las formas de carácter de las quehabla W. Reich en su obra Análisis del Carácter, en 1933. Éste afirma que todo ordensocial crea las formas de carácter que necesita para su preservación. En la sociedadde clases, la clase gobernante asegura su posición con la ayuda de la educación y lainstitución de la familia, haciendo de sus ideologías las ideologías que rigen a todos losmiembros de la sociedad. Las similitudes entre Reich y Fromm provienen del intento deambos de lograr una síntesis dialéctica de S. Freud y K. Marx. Pero una de lasprincipales diferencias radica en que, mientras Reich propone como solución para elproblema de la existencia del hombre, una liberación sexual, mecanicista y a ultranza,Fromm es partidario de la realización personal. Ésta implica la libre y espontáneaincorporación a la realidad humano-social, a través del ideal de un amor, unpensamiento y un trabajo “productivos”. De este modo, Fromm se aleja de Freud y deReich, al minimizar el papel de la sexualidad (no parte del presupuesto de que la únicafuente de la actividad psíquica sea la energía sexual). Para él, aunque la sexualidad esparte inevitable de la naturaleza humana, la satisfacción de esa necesidad instintiva nobasta para hacer feliz al hombre y para mantenerle mentalmente sano. No es la fuerzabásica que motiva las pasiones y los deseos humanos, pues aquélla hay que buscarlaen la “situación humana”, en las condiciones de la existencia del hombre. Reich, al efectuar una reducción mecánica de toda la dinámica psicológica a las vicisitudes de la pulsión sexual, al minimizar el mecanismo de la sublimación, al no referir toda la problemática humana a un esquema antropológico y a un orden de valores, establece una diferencia insalvable con el humanismo de Fromm. En 1929, Landauer acepta la dirección del Instituto Psicoanalítico de Frankfurt, instituto huésped en el Instituto de Investigación Social, dirigido por Max Horkheimer. El Instituto se convirtió en la primera institución freudiana oficial adscrita a una universidad alemana. Allí, Fromm habló sobre psicoanálisis y sociología. De esos8 E.S. Tauber y B. Landis. Erich Fromm: Some Biographical Notes en In the Name of Life. Essays in Honor of Erich Fromm, NuevaTP PTYork (Holt, Rinehart and Winston), 1971, p. 12.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 8
  10. 10. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAcírculos psicoanalíticos de Frankfurt, Heidelberg y Berlín recibió la influencia de lapsicoanalista alemana Karen Horney, con quien coincidía en su crítica de lasignificación central del complejo de Edipo. Horney fue la primera en adoptar unenfoque crítico acerca de la psicología freudiana de las mujeres, y más tarde desarrollóun enfoque que prescindía de la teoría de la libido y subrayaba la importancia de losfactores culturales. Para ella, todos los conflictos que producen ansiedad básica en elniño, en la relación con los padres, pueden ser evitados si crece en un hogar en el quehaya seguridad, confianza, amor, respeto. A diferencia de Freud y Jung, no cree que elconflicto sea constitutivo de la naturaleza humana, sino que surge de las condicionessociales. Del médico y psicoanalista Georg Groddeck, recibió una importanteinfluencia para la crítica del psicoanálisis freudiano en tanto orientado por el sistemasocial patriarcal.La teoría de las relaciones interpersonales, formulada por el psiquiatra norteamericanoHarry S. Sullivan, fue un elemento decisivo en la vinculación entre Karen Horney,Margaret Mead, Frieda Reichmann y E. Fromm, entre otros, inspirando a lospensadores y clínicos agrupados bajo el concepto de “neofreudianos”. Sullivanconsideraba que la psiquiatría debía convertirse en una ciencia de las relacioneshumanas, no limitándose a funciones de glándulas, perturbaciones cerebrales, etc, sinoenglobando a la totalidad de los acontecimientos interhumanos. Fue pionero en lainterpretación sociopsicológica de la psiquiatría. Fromm reconoce su influencia: “(…) larelación del hombre con sus semejantes, con la naturaleza y consigo mismo. Sesostiene que esta sola relación gobierna y regula la energía manifiesta en los impulsospasionales del hombre. H. S. Sullivan, uno de los iniciadores de esta nueva opinión,definió, en consecuencia, al psicoanálisis, como un estudio de las relacionesinterpersonales” 9 . Para Sullivan, el individuo no puede existir al margen de sus TPF FPTrelaciones con otros individuos.Horney, Sullivan y Fromm son considerados como pertenecientes a la escuelaculturalista o neofreudiana. Esta nueva tendencia psicológico-social comenzó conAlfred Adler, quien en 1911 rompió con Freud, por el desacuerdo con el tema de lasexualidad. Las teorías psicoanalíticas de la personalidad formuladas por Freud yJung, se nutrieron del mismo clima positivista que caracterizó el avance de la fisica y labiología del siglo XIX. Pero durante los últimos años de ese siglo, empezaron aextenderse otras tendencias intelectuales que discrepaban de la concepciónpuramente biofísica del hombre, y la sociología y la antropología hicieron su primeraaparición como disciplinas independientes. De acuerdo con estas nuevas cienciassociales, el hombre es, fundamentalmente, el producto de la sociedad en que vive: supersonalidad es más social que biológica. Estas nuevas doctrinas culturales y socialesfueron infiltrándose en la psicología y en el psicoanálisis, atacando los fundamentosnaturalistas y físicos de esas ciencias. Los autores que dieron a la teoría psicoanalíticala orientación propia del siglo XX (la de la psicología social), diferían entre sí en cuantoal conjunto de variables sociales en las que se centraban. Fromm concentraba suatención en la descripción de las formas en que la estructura y la dinámica de unasociedad moldean a sus miembros. Horney se centró en los factores internos del grupofamiliar que conforman la personalidad, de modo parecido a Sullivan. Y Adler analizó lasociedad en todos sus aspectos. Ninguno de estos autores asume la radical posiciónambientalista, sino que creen que existe una determinada naturaleza humana, y quetanto ésta como la sociedad son maleables. Sostienen que la ansiedad no es algo9 E. Fromm. Ética y Psicoanálisis, Fondo de Cultura Económica, México. Decimosexta reimpresión, 1993. p.71 (Man for Himself,TP PT1947)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 9
  11. 11. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIApropio de la naturaleza humana, sino un producto social. Y que el hombre no esdestructivo por naturaleza, como creía Freud. Excepto la de Sullivan, estas teoríassubrayan la idea de la singularidad del individuo y la del sí mismo creador, y fueronresponsables del auge de la psicología social. 3.1. El Dogma de Cristo ( Die Entwicklung des Christusdogmas, 1930). La psicología social analítica de Fromm. La elaboración original del concepto de carácter social La obra de Theodor Reik ( Dogma und Zwangsidee (El dogma y la idea obsesiva),1927), junto al interés del joven Erich por la psicología de la religión y la psicología social de orientación marxista, fueron los estímulos para escribir El Dogma de Cristo, publicado en 1930. En esta obra se evidencia su postura desde el freudismo ortodoxo, que desarrollaría en sus escritos hasta 1934, en que comienza a tomar distancia de los planteamientos instintivistas y sexuales. Esta distancia la ratifica con la publicación de El miedo a la libertad (1941).Fromm introduce una importante corrección metodológica en el estudio de lasideologías: en lugar de intentar comprender a la gente por sus ideas e ideologías,intenta comprender éstas por el estudio de la gente. Se analiza cómo unas condicionessocioeconómicas concretas actúan sobre la libido de unas gentes determinadas, ycómo tales gentes, así influidas, producen unas ideas religiosas determinadas. En ElDogma de Cristo y en Método y función de una psicología social analítica (1932),también empieza a elaborar un concepto clave para demostrar de qué manera setransforman las bases económicas, en superestructura ideológica: el concepto de“carácter social”. Lo definirá posteriormente como el “núcleo de la estructura delcarácter compartido por la mayoría de los individuos de la misma cultura” 10 . La TPF FPTestructura socioeconómica de una sociedad dada modela a los individuospertenecientes a ella, para que puedan funcionar siempre en la dirección que exija elsistema. En El Dogma de Cristo también presenta su filosofía marxista de la religión,haciendo derivar las ideas y pensamientos religiosos, de las estructuras económicas ysociales. Todavía utiliza en esa época la terminología freudiana, empleandohabitualmente el concepto “estructura libidinal de la sociedad”, antecesor del “caráctersocial”, y que define así: “Dicha estructura libidinal es el producto de la influencia de lascondiciones socioeconómicas sobre los impulsos humanos; a su vez, es un importantefactor que condiciona los desarrollos emocionales en los distintos planos de lasociedad, y los contenidos de la superestructura ideológica.” 11 . Nos permite ver cómo TPF FPTla interacción entre los instintos y el medio provoca cambios dentro del hombre.Inspirándose en las teorías freudianas, describe la función sociopsicológica de lareligión. Ésta es triple:- Consuelo para las privaciones que impone la vida.- Estímulo para aceptar emocionalmente la situación de clase- Para la minoría dominante, alivio para los sentimientos de culpa de aquellos aquienes se oprime.10TPE. Fromm. Psicoanálisis de la Sociedad Contemporánea, Fondo de Cultura Económica, México. p. 71. (The Sane Society, 1955) PT11TPE. Fromm, Método y función de una psicología social analítica, en La crisis del psicoanálisis, Paidós, Buenos Aires, 1971. p. 198. PT(Über Methode und Aufbage einer Analytischen Sozialpsychologie, publicado en la revista Zeitschrift für Sozialforchung. Hirschfeld-Leipzig, 1932)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 10
  12. 12. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAAquí aplica su enfoque psicoanalítico a una investigación sociopsicológica de losfenómenos religiosos sobre el desarrollo de los comentarios sobre Jesús en los tresprimeros siglos de nuestra era. Trata de entender las orientaciones psíquicasinconscientes de los cristianos a partir de su situación espiritual, económica, social ypolítica. Comparte la teoría freudiana de las pulsiones, al considerar que lasmanifestaciones vitales de los hombres están condicionadas por el destino de laspulsiones, preponderantemente las sexuales.La sociedad dicta algunos renunciamientos para evitar que la satisfacción dedeterminados impulsos perjudique al grupo o a la clase dominante. Si las fuerzasproductivas de la economía no bastan para proveer a todos una satisfacción de susnecesidades materiales y culturales, la clase social más poderosa aspirará primero a lasatisfacción máxima de sus propias necesidades. Esa clase satisface de maneralimitada las necesidades de los dominados para que puedan seguir cooperando dentrode la sociedad. Pero hay otro elemento importante para lograr el sometimiento psíquicode las masas, relacionado con la peculiaridad de la estratificación social en clases. Eldesamparo del hombre frente a la naturaleza es una repetición de la situación en quese encontró el adulto cuando era niño. Por consiguiente, mientras la sociedad estédesamparada respecto de la naturaleza, el individuo debe repetir la situación psíquicade la infancia, transfiriendo parte de los amores y temores infantiles, y de la hostilidad,desde el padre o la madre, hacia una figura imaginaria, Dios. Existe también unahostilidad hacia representantes de la élite. En los que mandan ve a los poderosos, losfuertes y los sabios, y se siente contento cuando, a través de su docilidad, se gana suelogio. Es lo mismo que sentía, de niño, por su padre. La figura de Dios es uncomplemento de esta situación, pues Dios es siempre el aliado de los dominadores,utilizado por éstos para que, con su autoridad, confirme la autoridad de la clasedominante. La élite intenta mantener y reforzar en las masas su dependencia psíquicainfantil e imponerse en su inconsciente como una figura paterna. Y uno de susprincipales medios es la religión: su tarea consiste en impedir cualquier independenciapsíquica por parte del pueblo, y ofrecer a las masas cierta satisfacción que les haga lavida suficientemente tolerable como para impedir que intenten pasar de la actitud delhijo obediente a la del hijo rebelde. Freud atribuye a la religión el efecto de narcóticocapaz de traer algún consuelo para el hombre en su impotencia y desamparo frente alas fuerzas de la naturaleza.Las satisfacciones sustitutivas, inofensivas para las clases dominantes, pueden serrealizadas en fantasías colectivas, sobre todo. Éstas tienen una ventaja sobre lasfantasías individuales: en virtud de su universalidad, son percibidas por la menteconsciente como si fueran reales. La más antigua de estas satisfacciones fantaseadascolectivamente es la religión.En esta obra, Fromm intenta demostrar el grado de influencia que la realidad social deuna situación específica ha tenido sobre un grupo específico de hombres, y cómociertas tendencias emocionales encontraron expresión en ciertos dogmas, en ciertasfantasías colectivas, y mostrar cuál fue el cambio psíquico producido por un cambioocurrido en la situación social. Y cómo este cambio psíquico halló expresión en nuevasfantasías religiosas que dieron satisfacción a ciertos impulsos inconscientes.Fromm aplica el psicoanálisis para describir el modo en que las ideas o ideologíasmodelan a la sociedad, mostrando que el impacto de una idea (aquí, el cristianismo ensus diversas etapas) depende de su contenido inconsciente, que llama a ciertosimpulsos. La cualidad e intensidad de la estructura libidinal de una sociedad es la que© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 11
  13. 13. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAdetermina el efecto social de una ideología. Tanto la fantasía cristiana primitiva como eldogma católico, produjeron un profundo impacto porque en ellos encontraron expresióndeterminados impulsos que formaban parte de la estructura libidinal de la sociedad decada uno de esos períodos históricos. Fromm pone en práctica las ideas que expusoen Método y función de una psicología social analítica, donde mencionaba que lacualidad e intensidad de la estructura libidinal de una sociedad es la que determina elefecto social de una ideología.Su conclusión consiste en que la fantasía cristiana primitiva era adecuada para lasmasas que aspiraban a derrocar a los dirigentes, y el dogma católico lo fue para lasmasas de la Edad Media. Y que la causa del desarrollo reside en el cambio en lasituación socioeconómica, reforzada por los ideólogos de las clases dominantes, alsugerir a las masas satisfacciones simbólicas y guiar su agresión por canalessocialmente inofensivos.Las gentes que prestaron apoyo al cristianismo primitivo fueron las masas de pobresanalfabetos, el proletariado de Jerusalén y los labradores del campo, quienes, movidospor la creciente opresión política y económica, sentían una progresiva necesidad decambiar las condiciones existentes. Su fuerza motivadora estaba en el odio a losopresores y la esperanza de cambio. En este contexto, el cristianismo primitivo aportala esperanza escatológica. Jesús predicó la proximidad del reino de Dios, con lo cual,en lugar de esperar la realización de sus deseos en la esfera de la realidad política, lesllevó a formular esos deseos en la fantasía que les proporcionaba el mensaje cristiano.Éste satisfacía de manera fantaseada, sus anhelos de esperanza y venganza.El motivo por el que la fantasía del próximo establecimiento del reino del Mesías,Jesús, en la tierra, conquistó el corazón de tantas personas, lo atribuye Fromm a losiguiente:Basándose en los estudios de Theodor Reik, considera que los dominadoresdesempeñaban el papel del padre severo, prohibitivo, amenazador, siendo Dios unaliado de estos opresores. El pueblo, como consideraba imposible derrocar a sus amospor la fuerza, satisfacía sus deseos en una fantasía. El odio consciente se dirigía a lasautoridades, pero el inconsciente, dirigido hacia Dios, encontró expresión en la fantasíade Cristo, pues, al ser hombre convertido en dios, era fácil identificarse con él.Representaba sus deseos edípicos, porque Dios quedaría así privado de suprivilegiada posición paterna de ser inalcanzable. Conclusión: la creencia en laelevación de un hombre a la dignidad de dios era la expresión de un deseoinconsciente de eliminar al padre divino.Fromm coincide con Kautsky en la importancia dada al odio de clases del proletariadocristiano, pero se aleja de él por su concepción del materialismo histórico, puesto queKautsky desprecia el significado histórico de las ideas religiosas.Fromm relaciona la transformación doctrinal del cristianismo, durante los tres siglossiguientes a su nacimiento, con los cambios sociales y con los cambios psíquicoscondicionados por aquéllos, junto a la influencia de la nueva función sociológica quedebía asumir el cristianismo. Los cambios sociales son:- Ampliación de las clases sociales que componen la comunidad cristiana.- Progresiva feudalización del sistema económico.- Sistema social regulado desde arriba, buscando imperativamente la conformidadde los estratos bajos con su situación.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 12
  14. 14. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALos diversos cambios teológicos del cristianismo son la expresión del cambiosociológico, o sea, del cambio en la función social del cristianismo. Deja de ser unareligión de rebeldes y revolucionarios, para pasar a serlo de la clase dirigente, decididaa mantener a las masas en un estado de obediencia. Ese grupo dominante creó elnuevo dogma de Jesús, cambiando la idea del hombre que se convierte en Dios, por lade Dios que se convierte en hombre. Así desapareció la tensión entre Dios y su Hijo, yevitó el carácter revolucionario de la doctrina primitiva, al eliminar el concepto de queun hombre pudiera convertirse en Dios, el crimen de Edipo. Jesús mismo se convirtióen Dios sin destronarlo, pues siempre había sido un componente de Dios. El hecho demantener al Hijo de Dios como algo con lo que el pueblo oprimido podía identificarse,dio al cristianismo mayor fuerza frente al culto al emperador. Solo que la identificación,ahora, se producía para gozar del amor de Dios, rechazando la hostilidad hacia elpadre.Los cambios sociales transformaron la situación psíquica de las masas. Todaesperanza de derrocar a los dirigentes era tan remota, que habría sido vano persistiren la actitud de odio, de manera que el mejor escape psíquico era someterse al padre,amarlo y recibir su amor (a la autoridad). La agresividad dirigida contra el padre sevolvió contra el propio ser, puesto que las masas católicas ya no consideraban que lasautoridades eran gentes malvadas, sino que la responsabilidad de los sufrimientos erade los sufrientes. La Iglesia Católica lo que hizo fue acelerar ese proceso de cambiodel reproche contra Dios hacia el reproche de sí mismo, acrecentando el sentimientode culpa de las masas. De ese modo, logró dos fines: contribuyó a que los reproches yagresiones fueran desplazados de las autoridades y dirigidos hacia las masassufrientes; y se ofreció a esas masas como un padre bueno (pues los sacerdotesaseguraban el perdón para el sentimiento de culpa que ellos mismos provocaron). Latransformación del dogma cristológico, y de toda la religión cristiana correspondió, portanto, a la función sociológica de la religión en general, el mantenimiento de laestabilidad social preservando los intereses de la clase gobernante.-Significado inconsciente de la consideración de Jesús, Hijo de Dios, engendrado por elPadre antes de todo tiempo, de naturaleza una con el Padre: en la vida real, sólo tienesentido en la situación de la criatura en el vientre materno, donde son dos seres y almismo tiempo uno. El padre se ha convertido en la madre que da protección, y el hijo,se ha convertido en el niño pequeño. El significado de la divinidad materna se observaen el cristianismo católico, a partir del cuarto siglo, en el papel que desempeña laIglesia, como la Gran Madre, mediadora de la salvación, y en el culto a María. Paraobtener esta gratificación basada en la fantasía de la gran madre perdonadora, loshombres tenían que hacer una regresión a una actitud pasiva e infantil. Y esa fue laactitud psíquica del hombre medieval, dependiente de los gobernantes, esperandoobtener de ellos su mínimo de mantenimiento.Fromm considera que los dogmas son expresión de los intereses en conflicto degrupos con diferentes intereses sociales y psíquicos. Y que la victoria de un dogma esel resultado de un desarrollo histórico determinado por circunstancias externas, comola evolución de la economía.En El Dogma de Cristo, Fromm dio a conocer por primera vez su psicología socialanalítica. Ese mismo método lo volvió a formular en Politik und Psychoanalyse (Políticay Psicoanálisis), en 1931. Sitúa al destino de vida (relaciones económicas, sociales ypolíticas que determinan el modo de vida del grupo) como conformador de la estructurapulsional, que no necesariamente ha de ser libidinal. Tal como comenta en su siguiente© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 13
  15. 15. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAobra, se habían creado los supuestos para una combinación del materialismo históricoy el psicoanálisis. “La psicología social analítica puede describir en forma empírica elproceso de producción de ideología, de interacción de los factores “naturales” ysociales. Por lo tanto, el psicoanálisis puede mostrar cómo la situación económica seconvierte en ideología por la vía de los impulsos del hombre.” 12 TPF FPTEl psicoanálisis puede mostrar que las ideologías del hombre son producto de ciertosdeseos, impulsos instintivos, intereses y necesidades, que por sí mismos, en granmedida, encuentran expresión como racionalizaciones, o sea, como ideologías.Con ello, Fromm hizo una contribución fundamental al materialismo histórico. Marx yEngels no explicaron cómo se daba la dependencia de lo ideológico respecto de lainfraestructura económica. No pudieron explicar cómo la base material se reflejaba enla cabeza y el corazón del hombre. Y Fromm, a través de la psicología social analítica,pudo mostrar cómo la situación económica, a través de la vida de las pulsiones, serevierte en ideología. Esto demuestra que Fromm, desde el principio, intentó obteneruna síntesis entre el freudismo y la sociología marxista. La “estructura libidinal de lasociedad” es un concepto perteneciente a un contexto freudiano, que posteriormente,con el cambio culturalista y sociológico que Fromm dio a la teoría de la libido de Freud,se transformó en el concepto de “carácter social”. No es extraño que Fromm intentara mostrar la compatibilidad entre psicoanálisis y materialismo histórico, si tenemos en cuenta que fue testigo de la grave situación que atravesaba el movimiento proletario alemán. Los hechos contradecían las predicciones del materialismo histórico, y parecían demostrar que las clases oprimidas no actúan siempre de acuerdo con lo que parece que son sus propios intereses. En 1914 las masas trabajadoras alemanas habían estado al lado del nacionalismo. Y la ortodoxia marxista, aferrada a un economicismo dogmático, era incapaz de comprender el arraigo progresivo de la ideología nazi en el pueblo alemán. Los psicoanalistas de orientación marxista, como Fromm y Reich, intuyeron que la explicación del hecho de que determinadas clases oprimidas actúen contra sus propios intereses, tendría que contar con el factor subjetivo. Fromm sistematizó su síntesis freudiano-marxista en 1932, con su trabajo Método y función de una psicología social analítica. 4. Su relación con el Institut für Sozialforschung (Instituto para la Investigación Social, de Frankfurt). La emigración a Estados Unidos Fromm, además de ser psicoanalista, había estudiado sociología, y, debido a ello, relacionó lo individual y lo social, la psicología y la sociología, en una psicología social analítica autónoma. Esta vocación tiene relación con el Instituto de Investigación Social y con el pensamiento de Karl Marx y Johann J. Bachofen. El vínculo profesional con el citado Instituto, abarcó desde 1930 hasta 1938. Fue contratado por mediación de Löwenthal, y el motivo fue el haber investigado sobre cuestiones sociopsicológicas en el Instituto Psicoanalítico de Frankfurt, siendo nombrado director del Departamento de Psicología Social. Gracias a Fromm, el trabajo del Instituto adquirió una dimensión de una investigación social dirigida, al mismo tiempo, analíticamente y hacia el marxismo. Los demás miembros se enriquecieron con sus ideas psicoanalíticas, y Fromm, por su parte, sacó provecho de las concepciones marxistas de otros miembros, principalmente12TPE. Fromm, Método y función de una psicología social analítica, en La crisis del psicoanálisis, Paidós, Buenos Aires, 1971. p 191. PT(Über Methode und Aufbage einer Analytischen Sozialpsychologie, publicado en la revista Zeitschrift für Sozialforchung. Hirschfeld-Leipzig, 1932)© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 14
  16. 16. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAde Horkheimer. Los intereses de Fromm hacia 1930 encajaban muy bien con los delInstitut, pues Horkheimer creía que el papel de los procesos psíquicos intermediosentre los procesos ideales y materiales, era la respuesta a la irracionalidad delcomportamiento del proletariado alemán en el siglo XX. Fromm encontró, en esteentorno investigador, un planteamiento metodológico y teórico muy similar al seguidopor él en el Dogma de Cristo. No tenía más que aplicar su método y su teoría de laestructura libidinal, a la acción de las ideologías sobre las masas proletarias. Elprograma que Horkheimer trazó para el Institut, al ser nombrado director, en 1931,tenía como objetivo estudiar interdisciplinariamente los problemas de la sociedadmoderna, con una orientación marxista y psicoanalítica. Se trataba de hermanar alempirismo con la filosofía, para liberar al hombre de la irracionalidad manipulada por elcapitalismo. A la comprensión marxista de la sociedad le faltaba algo: una teoría de losenlaces psíquicos mediadores entre la base y la superestructura. Para responder a lapregunta sobre la existencia de otros mecanismos, además del puro ejercicio delpoder, como explicación del conformismo de las conductas, Fromm formuló la teoría dela familia como representante de la sociedad, en base a la teoría freudiana. Freudhabía descubierto el alcance político de los análisis psicológicos, y Fromm no sóloesbozó esa psicología social analítica, sino que, junto con Horkheimer, la aplicó a unasunto tan significativo como eran los modelos de autoridad que tenían lostrabajadores alemanes. La familia, nudo en el que se entrecruzan las dimensionessociales y libidinales, era un punto especialmente adecuado para la interacción de losanálisis marxista y freudiano. Todo ello quedó plasmado en la investigación deHorkheimer Studien über Autorität und Familie (Estudio sobre la autoridad y la familia),de 1936. En esta obra también puede apreciarse la huella que dejó en Fromm elmaterialismo dialéctico, después de su contacto con el “grupo de Frankfurt”. En ella sereflejan algunas de las principales ideas que posteriormente desarrollará Fromm, comolas siguientes:- El superyo freudiano es la manifestación de la específica imposición social.- La sociedad presiona al individuo a través de la familia, que se convierte en laagencia psicológica de la sociedad.- El determinismo instintivo infantil, mencionado por Freud, ha de sustituirse porlas presiones derivadas de las estructuras socioeconómicas del entorno social,principales modeladoras de la persona. De este modo, las dimensiones biológico-individualistas del modelo freudiano son reemplazadas por determinantes sociológicos.- Las necesidades insatisfechas engendradas en el individuo por la represiónsocial pueden ser objeto de una transformación dinámica y racionalista, y quedarsublimadas en el seno de cualquier ideología.Pero este estudio también dio pie a un progresivo distanciamiento de Freud. Fromm seinteresó por los estudios antropológicos sobre el matriarcado, que le indujeron arestringir la validez del complejo de Edipo a las sociedades patriarcales, a acentuar lavinculación del esquema patriarcal con el capitalismo y la sociedad clasista, y a señalarque la sociedad matriarcal fomenta la solidaridad, el amor y la felicidad en vez de lacompetencia, el temor y el trabajo. En el modelo matriarcal el sexo, junto con el odio yla destrucción que lo acompañan, pasan a segundo plano, dejando el primero para elamor y el instinto de vida. Por ello la teoría freudiana de los instintos le resulta cada vezmás inaceptable. Según Fromm, Freud era prisionero de los valores patriarcales y lamoral burguesa y reproducía sus estructuras. Su modo de ser explica la insistencia enel instinto de muerte y en su fuerza destructiva, en la separación entre civilización y© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 15
  17. 17. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAfelicidad, con el pesimismo que conlleva. Fromm concluye que Freud terminafrustrando la radicalidad inicial que había en el psicoanálisis y convirtiéndolo en unateoría de la adaptación y la resignación. La destrucción es reactiva y depende, enproporción inversa, del grado de satisfacción en las relaciones sociales. De ahí laimportancia de conformar un “carácter social” que gracias a la fuerza del amor y de laética haga posible la transformación en sentido optimista y humanista. Freud resultódemasiado duro y negativo para el joven Fromm y los demás revisionistas. En opiniónde Marcuse, Fromm acabó convirtiéndose en un predicador que pretende purificar yredimir la psique mediante un baño de moral y religión.Durante los primeros años en el Instituto, Fromm realizó una investigación empíricasobre la postura política de los trabajadores y empleados de la República de Weimar.Basándose en la estructura pulsional inconsciente de la estructura del carácter, Frommy sus colaboradores pudieron afirmar que los trabajadores educados en los partidos ylos sindicatos, a pesar de su profesión de fe revolucionaria, no encarnaban laresistencia contra un régimen autoritario y dictatorial que se les solía adjudicar, y de laque los mismos trabajadores estaban convencidos. La cuestión de la publicación deeste trabajo se convirtió en un punto de disputa que culminó con el abandono delInstituto por parte de Fromm en 1938. Había poca disposición por parte de Horkheimerpara su publicación, además de una importante presión por parte de la derecha.Finalmente, en 1980, Wolfgang Bonss pudo publicar los trabajos sobre los empleadosy obreros alemanes. (Arbeiter und Angestellte am Vorabend des Dritten Reiches. Einesozialpsychologische Untersuchung).Características de la obra frommiana en el contexto de la llamada Escuela deFrankfurt, surgida a partir de la fundación del Institut für Sozialforschung, en 1923:- Tanto la Teoría Crítica frankfurtiana como Fromm, compartían el menosprecio por elconocimiento pretendidamente aséptico (positivismo).- Humanismo: el de Fromm es de mayor alcance que el de la Teoría Crítica. Apuestamás por las capacidades y posibilidades del hombre, sin límites.- La influencia de Kant es evidente en toda la Teoría Crítica. Principalmente, en elintento de esclarecer la posibilidad de una fundamentación objetiva de la normatividadmoral.En el Instituto de Investigación Social de Frankfurt, Fromm tenía que luchar cada vezmás para que se comprendiera su planteamiento analítico-sociopsicológico. Pero elelemento que generó mayor discrepancia fue la crítica de Fromm a la teoría de la libidode Freud. Si el carácter está condicionado por las fuerzas económicas y sociales, y porlas fuerzas y necesidades psíquicas, ya no puede considerarse que el individuo es elmero resultado del destino determinado por las pulsiones de vida y muerte (sexuales yde autoconservación).La teoría freudiana del complejo de Edipo, piedra angular en el psicoanálisis ortodoxo,fue desposeída de los factores libidinales, reduciendo dicho complejo a un problema deautoridad. Se trataría de un proceso de rebelión filial, en el contexto autoritario de lasociedad patriarcal. El inconsciente no es estructurado por las fuentes originarias delas pulsiones, sino por la estructura económica, social y cultural. También mostró quela concepción freudiana de la sexualidad depende de la moral sexual burguesa. Frommreconoció que, al hallar el vínculo edípico con la madre, Freud descubrió uno fenómenomuy importante, que es el apego del hombre hacia su madre y su temor a perderla.Pero deformó ese descubrimiento al explicarlo como un fenómeno sexual,© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 16
  18. 18. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAoscureciendo el hecho de haber comprendido que el anhelo por la madre es uno de losmás profundos deseos emocionales que se hallan en la raíz de la existencia humana.La otra parte del Complejo de Edipo, la rivalidad hacia el padre, mezclada conhostilidad, es también una observación válida, pero que no tenía necesariamente algoque ver con el apego a la madre. Freud concedió significado universal a un aspectoque sólo es característico de una sociedad patriarcal, donde el hijo está sometido a lavoluntad del padre.Ambas observaciones, el deseo no sexual de protección y seguridad (el deleiteparadisíaco) y el conflicto entre padre e hijo como subproducto necesario de lasociedad patriarcal, Freud las amalgama en una unidad.Su teoría sobre el Complejo de Edipo la desarrolló en su trabajo El complejo de Edipo ysu mito (1949), publicado en The Family (La Familia), una selección de ensayosdirigida por Ruth Nanda Anshen. Fromm reinterpretó la tragedia Edipo rey, de Sófocles,en la que se basó Freud para acuñar ese concepto, y las otras dos obras de la trilogía(Edipo en Colono y Antígona). Freud interpretó el antagonismo entre Edipo y su padrecomo una rivalidad inconsciente provocada por los deseos incestuosos de Edipo. Peroel análisis de la trilogía demuestra que la lucha contra la autoridad paterna es el temaprincipal, y que las raíces de esta lucha están en la antigua oposición entre lossistemas patriarcales y matriarcales. Esta interpretación la basa Fromm en DasMutterrecht (1861), de Johann Jakob Bachofen, en la que plantea la hipótesis de que,tras un largo período histórico, los hombres sometieron a las mujeres y asumieron elpredominio en la jerarquía social. Y demostró que la diferencia entre el orden matriarcaly el patriarcal abarcaba también la esfera de los principios sociales y morales. Y que elprincipio matriarcal constituye el principio del desarrollo de todas las virtudes y de losaspectos más nobles de la existencia humana, frente al patriarcado como forma inferiorde civilización. Fromm critica a Freud por ver, en la fijación incestuosa, solamente unelemento negativo patógeno, mientras que Bachofen vio los aspectos positivo ynegativo de la adhesión a la figura de la madre. El aspecto positivo es el sentido deafirmación de la vida, la libertad y la igualdad que impregna la estructura matriarcal. Elnegativo consiste en que el hombre se ve imposibilitado para desarrollar suindividualidad y su razón, al estar atado a la naturaleza, la sangre y el suelo. A partir deaquí, Fromm plantea la hipótesis de que la hostilidad entre padre e hijo es un ataquecontra el orden patriarcal triunfante por parte de los representantes del derrotadosistema matriarcal. Habría que denominar “complejo de Edipo”, a la rebelión del hijocontra la presión de la autoridad del padre, basada en la estructura patriarcal,autoritaria, de la sociedad. El niño establece contacto con la sociedad a través de suspadres, que son los órganos psicológicos de la sociedad. A través de ellos conoce laautoridad que prevalece en la sociedad patriarcal, que tiende a destruir su voluntad, suespontaneidad y su independencia. Pero el niño lucha contra la autoridad representadapor los padres, para gozar de la libertad de ser él mismo, de convertirse en un serhumano total y no en un autómata. Además, este complejo no es un fenómeno humanogeneral, y la rivalidad entre el padre y el hijo no se manifiesta en culturas donde no rigeuna fuerte autoridad patriarcal. El vínculo con la madre no es esencialmente sexual, yla dependencia patológica de la madre se debe a factores no sexuales.Freud creía que el conflicto provocado por los deseos incestuosos del hombre era deorden natural, y por tanto, inevitable. Pero Fromm afirma que, en una situación culturalen la que se respete de verdad la integridad de cada individuo, el complejo de Edipodesaparecerá. En un orden social matriarcal no habría un complejo así (patricéntrico,© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 17
  19. 19. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAcaracterizado por sentimientos de culpabilidad, dependencia ansiosa de la autoridadpaterna, etc.), sino un orden caracterizado por sentimientos de confianza optimista enel amor incondicional de la madre, un superyó más débil y mayor capacidad para elplacer.Lo que hizo Fromm fue desexualizar la teoría freudiana, actualizarla en parte, ypuntualizar algunos aspectos, desde una perspectiva más sociológica.En otros trabajos, Fromm explica el deseo incestuoso, no a partir de la atracción sexualde la madre, como hizo Freud, sino a partir del anhelo profundo de seguir en el senomaterno, o de volver a él. La causa sería el temor ante los avatares de la vida (elelemento sexual puede estar presente también, pero no es la raíz de la fijación a lamadre), que provoca la tentativa de escapar a la plena individuación para vivir en lafantasía de la absoluta protección y seguridad. El anhelo de seguir siendo un niñosuele ser reprimido, es decir, es inconsciente. Esa fijación incestuosa es un obstáculopara el pleno desarrollo del individuo, incompatible con los ideales de la madurez quese le inculcan en la sociedad patriarcal, y tiene sus paralelismos en la evolución de laespecie humana. Un ejemplo de la fijación incestuosa es la nueva idolatría que suponeel nacionalismo, causado por el miedo a la nueva libertad conseguida por la liberaciónde las tradicionales ataduras de la comunidad medieval.Desde el Instituto le llegaron diversas críticas por su revisión del psicoanálisis. OttoFenichel consideró que, con esta revisión, Fromm niega los aspectos del psicoanálisiscuya aplicación a la sociología sería más fructífera. Reich lo atacó por sustraercompletamente el problema sexual de su relación con la búsqueda del autoritarismo delas masas.Max Horkheimer: también él se sentía incómodo ante la insistencia del viejo Freud,traumatizado por la enfermedad, la guerra y la barbarie nazi, en la intensidad yamplitud del instinto de muerte, que genera un fuerte pathos trágico y arrastra unaresignación insuperable. Pero su valoración de la metapsicología fue más dialéctica ycauta que la de Fromm. A su juicio el psicoanálisis aporta claves decisivas para eldesenmascaramiento no sólo de los comportamientos irracionales y de las ideologías,sino también de la razón instrumental y administradora, es decir, de la irracionalidadconvertida en orden social legitimado. Freud, además, comprende que una psicologíasin libido no es tal ni cambia nada en profundidad. El desacuerdo con la interpretaciónfreudiana de la estructura pulsional no impide reconocer su lucidez para diagnosticar lagravedad de las fuerzas destructivas desencadenadas en esta época. La libido no sedeja domesticar fácilmente y nos descubre un estrato de la existencia humana quetiende a escapar al control social. Freud había comprendido que la psicología consistíanecesariamente en el estudio del individuo, por lo que la libido era un conceptoindispensable. Así, era un error sociologizar al individuo, y también psicologizar culturay sociedad. Subyacente a esta negativa a subordinar la psicología a la sociología oviceversa, estaba el énfasis en la no identidad, fundamental en la Teoría Crítica.Para Horkheimer los desvíos del último Freud respecto a la orientación primera delpsicoanálisis son preferibles a la recaída de Fromm y Horney en la psicología vulgarprecrítica, que reblandece los mayores descubrimientos de Freud y se alía con la razóntrivial y el conformismo social en contra de la agudeza crítica y la afirmación de lalibertad.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 18
  20. 20. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALa ruptura con Horkheimer la recuerda Fromm como provocada por el hecho de queaquél hubiera descubierto un Freud más revolucionario. Como él hablaba desexualidad, Horkheimer pensó que Freud tenía más de materialista real que Fromm. Esposible que las diferencias personales también jugaran un importante papel.El primer conflicto se dio cuando Fromm cuestionó la concepción funcionalista de lasociedad que lleva a Horkheimer, Adorno y Marcuse a suponer que la cultura es unelemento que mantiene unida a la sociedad, reproduciendo a través de la psicologíasocial las tendencias macroestructurales que dominan a los grupos o clases socialesdominados. Manteniendo intacta la afirmación marxiana de que lo determinante es labase económica, sólo añadieron la cultura como medio de reproducción social deaquello que se crea en la base económica. De este modo, la familia se estudia comoaparato cultural encargado de reproducir la dominación a través de la gestación que seproduce en ella del carácter autoritario. El carácter autoritario resultaría de lainteriorización de estructuras autoritarias que la familia, a través de la figura del padre,contiene y reproduce. Esta suposición la discute Fromm, para quien este proceso esmás complejo y contradictorio, pues la familia sería una instancia de la psicologíasocial de una sociedad fundada en la dominación y especialmente en la dominaciónmasculina. La rebelión a la autoridad que tiene lugar dentro de la familia, es la formaque adopta la resistencia de la mujer y los hijos a ser reducidos a una condiciónsubordinada. Por sí misma, la familia no es un lugar de reproducción del consenso dela dominación, sino un espacio de confrontación en el que sus actores luchan portransformar las tendencias macroestructurales que una sociedad intenta imponerles.En la década de 1940, Fromm había dejado atrás no sólo el Institut, sino también sufreudismo ortodoxo. Pero no abandonó todos los aspectos de su posición anterior.Reconocía que había criticado siempre la ortodoxia freudiana y los métodosburocráticos de la organización internacional freudiana, pero también que toda su obrateórica estaba basada en los hallazgos más importantes de Freud, con la excepción desu metapsicología. Sin embargo, para otros observadores, el abandono de la teoría dela libido y otros elementos fundamentales en el pensamiento de Freud, como elcomplejo de Edipo, significó que Fromm se había distanciado bastante de loselementos esenciales en una teoría ortodoxa como para justificar que se lo consideraracomo un revisionista. La distinción de Fromm entre los hallazgos clínicos de Freud y sumetapsicología (que incluía las especulaciones sobre los instintos de vida y de muertey su teoría de la libido) no satisfizo a quienes veían una vinculación más íntima entrelas dos, incluidos sus colegas del Institut. El cambio de actitud de Fromm hacia laanalidad y la teoría de la libido de Freud se debió casi exclusivamente a susobservaciones clínicas. Pero había también una fuente intelectual: a mediados de ladécada de 1920, Fromm se interesó por la obra de Bachofen, un teórico antropológicosuizo del siglo XIX. Sus estudios sobre la cultura matriarcal, que aparecieroninicialmente en la década de 1860, habían sufrido un relativo eclipse en las dosdécadas posteriores a su muerte (en 1887). Antes de este declive, Bachofen y otrosteóricos del matriarcado, como Lewis Morgan, ejercieron gran influencia en los círculossocialistas: El Origen de la Familia (1884) de Engels, y La Mujer y el Socialismo (1883)de Bebel, estaban en deuda con ellos.En la década de 1920 la teoría matriarcal despertaba una renovada excitación envarios sectores diferentes. Los críticos derechistas y antimodernistas de la sociedadburguesa, tales como Alfred Bäumler y Ludwig Klages, se sentían atraídos hacia ellapor sus implicaciones antiintelectuales, naturalistas y románticas. En círculosantropológicos más ortodoxos, en Inglaterra, los estudios de Bronislaw Malinowski© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 19
  21. 21. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIAsobre la cultura matriarcal fueron usados para socavar la universalidad del complejo deEdipo de Freud. Como Malinowski, Fromm usaba la teoría matriarcal para negar launiversalidad del complejo de Edipo.Con el creciente interés de Fromm hacia Bachofen, se produjo una disminución delentusiasmo por el freudismo ortodoxo. Escribió en 1935 que Freud era un prisionero desu moralidad burguesa y de los valores patriarcales. Como alternativas superiores aFreud, Fromm señalaba a Georg Groddeck y Sandor Ferenczi. Lo que los hacíamejores era su innovación terapéutica de ubicar al analista frente al paciente en unarelación más igualitaria. Al mismo tiempo que crecía la desilusión de Fromm con Freud,también aumentaba su distanciamiento de los otros miembros del Institut.Su conexión con el Institut se cortó en 1939, y Fromm se consagró másexclusivamente al trabajo clínico.En Escape from freedom denunció el pesimismo y el instinto de muerte de Freud másfuertemente que antes. Equiparaba el instinto de muerte con la necesidad dedestrucción: si ello fuese correcto, tendríamos que suponer que la cantidad dedestructividad contra los demás o contra uno mismo es más o menos constante. Perose observa lo contrario: la destructividad varía mucho entre individuos en nuestracultura y entre grupos sociales.La noción de alienación estaba en la raíz de su nuevo enfoque. Ahora los dos polos desu pensamiento eran: aislamiento y vinculación. La neurosis tendía cada vez más adefinirse en términos de ciertos tipos de relaciones interpersonales; el sadismo y elmasoquismo, por ejemplo, dejaban de ser fenómenos derivados sexualmente y seconvertían en impulsos que tendían a ayudar al individuo a escapar de sussentimientos intolerables de soledad y desvalimiento. Su verdadero propósito era lasimbiosis con los otros, disolviendo el yo en el otro (pérdida de individualidad).Ante la acusación de que se había convertido en una persona absurdamente optimista,Fromm replicó que siempre había sostenido la misma opinión: la capacidad del hombrepara la libertad, para el amor, etc, depende casi totalmente de las condicionessocioeconómicas dadas, y que sólo excepcionalmente puede hallarse amor en unasociedad cuyo principio es el opuesto. No obstante, Fromm defendía una posición másoptimista que Horkheimer y los otros miembros del círculo interior del Institut.Durante los primeros años de la emigración, Horkheimer compartió el disgusto deFromm por el instinto de muerte. Afirmaba Horkheimer que la creencia de Freud en unimpulso destructivo era como la atribución medieval del mal a un demonio mítico. Alpasar por alto el componente histórico en la opresión, Freud había absolutizado el statuquo y se había resignado ante la necesidad de una élite permanente para controlar alas masas destructivas.A finales de la década de 1930, además de Fromm, sólo Walter Benjamin expresó ungran interés en la obra de Bachofen.Theodor W. Adorno: su presencia favoreció la recepción de los elementos másradicales del psicoanálisis. Reaccionó con dureza contra los revisionistas queacusaban a Freud de mecanicista, autoritario, dogmático y conformista, mientras ellosreintroducían categorías que eran una verdadera guarida ideológica para el statu quopsicológico del individuo. Insistían en que el componente fundamental no es lasexualidad, sino la cultura y la socialización.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 20
  22. 22. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALa insistencia de los revisionistas en afirmar la identidad, reducir la violencia acompetitividad, separar el amor de la sexualidad, más que ofrecer resistencia a labarbarie, domestica y neutraliza la fuerza crítica del psicoanálisis. Si el psicoanálisisrenuncia a la teoría de la libido o niega la vinculación entre placer y prohibición, sereduce a mera cura destinada a resolver saludablemente, mediante el ajuste social, losconflictos del yo.En una sociedad que divide y fragmenta a los hombres, el atomismo psicológico deFreud resulta ser una expresión más adecuada que una psicología humanista, que alsuponer que la conducta es determinada por el yo íntimo de los individuos, recubre unarealidad inhumana con el resplandor de lo humano. En un mundo de hombresdañados, lo revolucionario es negarse a aceptar las sustracciones o a convivir con lasheridas.La denuncia del instintivismo de Freud equivale a negar que la cultura, al imponerrestricciones sobre los impulsos libidinales, particularmente sobre los destructivos,resulta fundamental en la producción de represiones, sentimientos de culpa ynecesidad de autocastigo.Al minimizar el rol de las experiencias infantiles, los revisionistas habían construido unateoría totalista del carácter. El énfasis sobre la totalidad como opuesta a los impulsosfragmentarios, únicos, implica la creencia armonizadora en la unidad de lapersonalidad. Una unidad que nunca se realiza en nuestra sociedad. La categorizaciónde tipos de carácter que hizo Fromm suponía la aceptación de caracteres integrados,lo cual es un disfraz ideológico para el statu quo psicológico de cada individuo.La corrección sociológica de Freud equivaldría a poco más que la omisión de lascontradicciones sociales. La desexualización del psicoanálisis era parte de unanegación del abismo entre una gratificación verdadera y la pseudofelicidad de lacivilización contemporánea.El creciente moralismo de los revisionistas: no había excusa para absolutizar lasnormas morales cuando éstas resultaban sospechosas desde que Nietzsche criticó susraíces psicológicas.Según Adorno, Freud pertenecía a la tradición hobbesiana de teóricos burgueses cuyaabsolutización pesimista del mal en la naturaleza humana reflejaba la realidadprevaleciente mucho mejor que el optimismo afirmativo de los revisionistas.Los antagonismos sociales no pueden superarse por obra de la voluntad; debenconsumarse, lo cual significa sufrimiento para alguien.El Institut había criticado a Fromm por la reconciliación prematura de psicología ysociología en su obra durante la década de 1940. Adorno consideraba que los factoressocioeconómicos son ideas motivadoras, antes que fuerzas psicológicas compulsivas.Y que el término psicológico debe reservarse para rasgos irracionales. Por tanto, losanálisis psicológicos deben abstenerse de referencias a factores socioeconómicosracionales y obvios.Los revisionistas conciben acríticamente la separación de individuo y sociedad:mientras que hablan de la influencia de la sociedad sobre el individuo, olvidan que nosólo éste, sino hasta la categoría de la individualidad, son productos de la sociedad.Hablar de influencias sociales en general es algo muy cuestionable; en la mayoría delos casos, los influjos exteriores sólo refuerzan y hacen aparecer tendencias que yaestán preformadas en el individuo.© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 21
  23. 23. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIALa actitud del Institut hacia Freud y Fromm en la década de 1940: un crecientepesimismo acerca de la posibilidad de una revolución fue de la mano con una másintensa valoración de la importancia de Freud. En una sociedad en la que lascontradicciones sociales parecían insalvables y paradójicamente se estaban haciendomás oscuras, las antinomias del pensamiento de Freud aparecían como un baluartenecesario contra las ilusiones armonizadoras de los revisionistas.Tanto Adorno como Marcuse denunciaron el positivismo de los neofreudianos, al hacerpasar la teoría freudiana por la prueba clínica para asegurar resultados terapéuticoseficientes. La teoría freudiana, así, debe ajustarse al control rígido de la constataciónempírica, quedando eliminado el bloque conceptual más especulativo de Freud. Comola terapia psicoanalítica pasa por el acoplamiento del individuo a su medio en orden aléxito de la cura terapéutica, el resultado final supone la aceptación del principio derealidad que configura a la sociedad.Herbert Marcuse: trató de rescatar al “Freud revolucionario” al que Fromm habíadesechado como un mito. En la década de 1950, Marcuse retomó el hilo delpsicoanálisis allí donde lo había dejado Adorno. Como Adorno, Marcuse reivindica lateoría del instinto y critica la mutilación que de ella hacen los revisionistas, pero elacento refuerza ahora a Eros. El psicoanálisis ofrece la posibilidad de liberarse delmiedo al placer y la felicidad en una sociedad que sólo permite una felicidadcontrolada. A la vez denuncia la función represiva que en esa sociedad tienen tanto lasofertas de felicidad individual como las terapias de integración. Para Marcuse, lametapsicología de Freud ofrecía una explicación de la esencia del hombre capaz defundamentar una revolución total y no una mera reforma política. Además, leproporcionaba la convicción de que la felicidad o la desgracia no eran asuntos quepudieran quedar disueltos entre los problemas de la lucha de clases. Y le descubríaque la explotación de la estructura pulsional es la forma más sutil y eficaz dedominación y represión. Los neofreudianos, al subordinar la teoría metapsicológica a laterapia psicoanalítica, claudican ante las presiones metodológicas positivistas quegobiernan nuestras sociedades. Además, el esfuerzo por conexionar el psicoanálisiscon la moral, la sociología, la antropología, etc, lo convierte en un instrumento más enla defensa de la racionalidad imperante en el sistema. La crítica neofreudiana esideológica porque la mayor parte de sus ideas y valores son aquellos provistos por elsistema. A Marcuse le interesa la sociología y la psicología por sus elementos críticos:cuanto más se alejan de la metodología empírica y se aproximan a la especulaciónfilosófica crítica, y por tanto, cuanto más permiten trascender los marcos inflexiblesestablecidos por el statu quo.Según Marcuse, el cambio fundamental en Fromm se produjo con su crecientedevoción a la práctica clínica. Al abogar por el tipo de terapia conducente a la felicidaddesarrollada por Ferenczi y Groddeck, Fromm había sucumbido a la ideología de quepodía alcanzarse la verdadera felicidad en esta sociedad.Los revisionistas combinan, según Marcuse, la “guía en la creación de una sociedadmás constructiva” con el funcionamiento normal de la sociedad establecida. Estafilosofía se logra dirigiendo la crítica contra los fenómenos superficiales, mientras seaceptan las premisas básicas de la sociedad criticada. Se deja al lector con laconvicción de que los valores más altos pueden y deben ser practicados dentro de lasmismas condiciones que los traicionan (porque el filósofo revisionista los acepta en suforma ajustada e idealizada, según los términos del principio de la realidad aceptado).© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 22
  24. 24. E-Books · Universidad Complutense de Madrid · Grupo de Investigación THEORIASi en Freud la personalidad y la identidad individual están trastornadas por un principiode realidad represivo, en Fromm estos elementos contrapuestos se entremezclan enun mar de ambigüedades. Inviste el principio de la realidad establecido con la grandezade promesas que pueden cumplirse sólo más allá de este principio de la realidad.Marcuse compara la idea de Fromm y Freud del amor: considera que, frente a laformulación ideológica de Fromm, en el análisis freudiano, la sexualidad con toda supolimorfa perversidad es diluida e inhibida hasta que finalmente se hace susceptible ala fusión con la ternura y el afecto. El amor puede ser practicado en nuestra culturacomo una “sexualidad inhibida”, con todos los tabúes y restricciones colocados por unasociedad patriarcal monogámica. Más allá de sus manifestaciones legítimas, el amores destructivo y no conduce a la productividad y al trabajo constructivo. No hay lugaren la vida dentro de la civilización actual para un amor simple, natural, entre dos sereshumanos. Pero para los revisionistas, el amor, la felicidad y la salud emergen enarmonía, y la civilización no provoca entre ellos ningún conflicto que la persona madurano pueda resolver sin mayores prejuicios. La mutilación, por parte de los revisionistas,de la teoría del instinto, provoca la disminución del papel de la sociedad en lareglamentación del hombre. Y, a pesar de la crítica a ciertas instituciones sociales, lasociología revisionista acepta los cimientos sobre los que estas institucionesdescansan. La neurosis aparece esencialmente como un problema moral y se hace alindividuo responsable del fracaso de su realización personal. Marcuse repitió el ataque de Adorno contra la noción de los revisionistas de una personalidad integrada. En la sociedad contemporánea, la posibilidad de un genuino individualismo era prácticamente nula. Frente al moralismo de los revisionistas, “Freud destruye las ilusiones tradicionales de la ética idealista: la “personalidad” no es más que un individuo “roto” que ha internalizado y utilizado con éxito la represión y la agresión”. 13 TPF FPTMarcuse atacó la mutilación de la teoría del instinto de Freud llevada a cabo por losrevisionistas. Al realzar la libido, Freud había desarrollado un concepto materialista degratificación que se oponía a las ideas espirituales y represivas de los revisionistas.Si la sexualidad no juega el papel constitucional que Freud le atribuye, no hay ningúnconflicto fundamental entre el principio del placer y el principio de realidad. Lanaturaleza instintiva del hombre es purificada y adaptada para alcanzar, sin mutilación,utilidad social y felicidad reconocida. Para Freud, un mundo entero separa a la libertady la felicidad auténticas de sus falsos sinónimos que son practicados y predicados enuna civilización represiva, y por ello considera catastrófica una civilización orientadahacia la realización de la felicidad. Pero los revisionistas no tienen ese problemaporque espiritualizan la libertad y la felicidad. En lo que respecta al complejo de Edipo, la tentativa de Fromm de trasladarlo desde la esfera del sexo a la de las relaciones interpersonales, significaba una inversión del impulso crítico del pensamiento freudiano. Para Freud, el deseo de Edipo no era sólo una protesta contra la separación de la madre y la libertad dolorosa, que era lo que significaba para Fromm. Expresaba también un anhelo profundo de gratificación sexual de la mujer madre, lo cual amenaza la base psíquica de una civilización. Ello convierte el conflicto de Edipo en el prototipo de los conflictos instintivos entre el individuo y su sociedad. La interpretación ideológica de Fromm de este complejo implica la aceptación de la infelicidad en la libertad, de su separación de la satisfacción. La teoría13TPH. Marcuse. Eros y Civilización, Seix Barral (Biblioteca Breve Bolsillo), Barcelona, 1968. p. 235 (Eros and Civilization. A PTphilosophical inquiry into Freud, 1953).© Manuel Peris Vidal & Grupo de Investigación THEORIA – UCM 23

×