Your SlideShare is downloading. ×
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Eduardo samán hay que construir la izquierda radical en el psuv

613

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
613
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
8
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Eduardo Samán: "Reitero mi respeto y lealtad a nuestro Comandante Presidente" Por: Eduardo Samán / Aporrea.org Fecha de publicación: 17/02/10 Eduardo Samán 17 de febrero de 2010.- El ex-ministro de Comercio Eduardo Samán, en nota de prensa enviada a esta redacción agradeció el inmenso apoyo que a través de esta web se ha manifestado con innumerables artículos de opinión a raíz de su sustitución en el Ministerio de Comercio. La misiva dice textualmente lo siguiente: Quiero comenzar agradeciendo a los que manifestaron su apoyo y solidaridad a través de Aporrea.org, igualmente a quienes me enviaron correos y mensajes de texto, a raíz del anuncio en el cual nuestro comandante me releva de la responsabilidad que venía asumiendo en el Ministerio para el Comercio. No me imaginaba tanto amor de mi pueblo, a quién me debo, tanto sentimiento, tanta pasión. Confieso que nunca me imaginé el tamaño del aprecio colectivo del que soy objeto en este momento. Mil gracias a todas y todos. Así mismo quiero recordar que formo parte de un segmento en el Proceso Socialista, en el cual cumplía un rol, gracias al Comandante Chávez quién hizo posible esta Revolución. Agradezco a todos la solidaridad expresada y a la vez les recuerdo que las decisiones del presidente deben respetarse aun cuando no se compartan. De igual manera quiero agradecer a nuestro Comandante por la confianza depositada en mí y por haberme brindado la oportunidad de trabajar por mi pueblo. Quiero reiterarle al Comandante mi condición de soldado de esta Revolución, mi lealtad y mi disposición incondicional al combate, con o sin cargo en la Administración Pública. Patria Socialista o Muerte. Venceremos! Entrevistado por Gonzalo Gómez para Aporrea.org Eduardo Samán: “No voy para la Asamblea” Por: Aporrea.org Fecha de publicación: 22/03/10 Eduardo Samán Credito: Archivo
  • 2. 22 de marzo 2010.- En entrevista con Aporrea.org, el camarada Eduardo Samán ha salido al frente en torno a la situación presentada con su postulación y que ha originado una buena cantidad de artículos que han llegado a nuestra redacción sobre este tema; “No voy para la Asamblea, cumpliré una nueva misión que en su momento será anunciada” dijo a Gonzalo Gómez durante el diálogo. “No tengo aspiraciones personales para ir a la Asamblea, el dilema surgió ya que me postulé cumpliendo una orden de mi Comandante emitida al momento de la separación de la responsabilidad como ministro, luego surgieron otros elementos que modificarían la estrategia, sin embargo los canales de comunicación no funcionaron adecuadamente y se originó esta situación”, explicó Samán. “Reitero que soy un soldado de esta Revolución y enteramente leal al Comandante Chávez, la decisión responde a una estrategia. Igualmente quiero agradecer a todas y todos los compatriotas que se solidarizaron durante este interín, especialmente al portal Aporrea.org el cual, en mi opinión, pasó la prueba de fuego”. “Definitivamente no voy a las elecciones internas y mucho menos me postularé fuera del partido. El compromiso que tenemos con nuestro pueblo y los pueblos del mundo nos exige máxima unidad. Este es un momento crítico del proceso y es cuando debemos demostrar mayor cohesión y obediencia a nuestro líder... Ya conversé con el jefe y todo se aclaró.” “Chávez sabe lo que hace y debemos confiar en él”, sentenció nuestro camarada. Eduardo Samán "Desconozco el motivo de mi salida y no he podido hablar con Chávez" Por: Prensa La Cumbre. Oswaldo López G. Fecha de publicación: 18/10/10 El ex ministro de Comercio Eduardo Samán Credito: Luis Eduardo Baciao Eduardo Samán 18 de Octubre.- Durante muchos meses el ex ministro de Comercio y ex presidente del Instituto para Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis), Eduardo Samán, se encontraba de bajo perfil, hasta que decidió hablar. “Estaba esperando que pasarán las elecciones del 26 de septiembre (…) Yo no voy a hacer nada que dañe al proceso, y mucho menos me iré a la derecha, soy un revolucionario y acompaño al comandante Chávez porque creo que él es un factor esencial e imprescindible en este proceso…” Desde su sorpresiva salida del tren ministerial se despertaron muchas interrogantes en la opinión pública que apoya al Gobierno así como la adversaria a éste.
  • 3. Cientos de artículos de opinión, análisis y comentarios circularon por los diversos medios de comunicación, en especial los portales web, exigiendo una explicación del porqué de su salida. Y es que la gestión de Samán no pasó por debajo de la mesa, como en otros casos sucede. Durante su desempeño como ministro se ganó el afecto de muchos y el odio de otros. Las amenazas, improperios y maldiciones se fusionaban entre paquetazos de arroces en la cara con la admiración, el cariño y el respeto hacia el también profesor universitario. En la gestión de Samán se ejecutó, entre otras cosas, la nacionalización de la cadena de hipermercados Éxito y de la red de automercados CADA. Como dato curioso resalta que justo el día en que se inauguraban los hipermercados Bicentenario, el 10 de febrero de este año, el presidente Hugo Chávez, desde la capital larense, anunciaba la salida de Eduardo Samán del Ministerio de Comercio y del Indepabis, sin ofrecer más detalles de los que hasta ahora se conocían. “Yo sugerí la expropiación de Éxito, pero, la decisión la tomó el Presidente (Chávez). De igual forma, sugerí la expropiación de los CADA, y hubo una molestia de los compañeros por eso, diciéndome ‘tú no eres quién para decidir qué se nacionaliza o qué se expropia, esto es una decisión que toma el Presidente’”. —¿Quiénes se molestaron con usted? —Los compañeros que llevaban el sector de la agricultura y alimentación. Recuerda que yo dije lo de los CADA porque, entendiendo como funcionaba Cativen (Cadena de Tiendas Venezolanas), era imposible nacionalizar Éxito sin nacionalizar los CADA, porque la logística es común para ambos sistemas, Éxito-CADA; era la misma logística, los mismos camiones, los almacenes, y fue la decisión que toma el Presidente justo el día que me botó. —¿Y por qué sale del Ministerio de Comercio? —La única persona que sabe es el Presidente. —¿Y usted aún no sabe el porqué? —Lo desconozco. Es más, todos los ministros desconocen las causas de su salida; simplemente les mandan una carta o los llaman por teléfono, como fue mi caso, que me llamó el Vicepresidente (Elías Jaua) y me pidió que entregara el cargo, pero no me explicaron el porqué yo salgo. —Pero, ¿cuál es su hipótesis? —La que cobra mayor fuerza, visto todo lo que pasó y visto todo lo que ocurre, es una amenaza de desabastecimiento que aparecía en todos indicadores que recogía el Ministerio de Planificación, o por lo menos eso le hicieron creer al Presidente. —¿Esta amenaza a la que se refiere provenía de la burguesía?
  • 4. No, vale, qué burguesía; era la boliburguesía interna o, para llamarlos con respeto, los reformistas. —¿Puede dar los nombres? —No, vale, porque se me pude escapar mucha gente. Hipótesis de la salida Samán revela que, previo a su salida, se efectuó una reunión en la Vicepresidencia de la República, entre ministros y autoridades gubernamentales con altos ejecutivos de empresas agroindustriales y productoras de alimentos. “Creo que fue una celada que me tendieron los propios compañeros”. “Lo que sucedió en esa reunión es que yo asumí una posición de intransigencia, porque me parecía que era ilógico que se permitieran aumentos, como por ejemplo los de los helados, cuando no se había aumentado la electricidad, la leche ni el azúcar, ni en ese momento habían aumentado los salarios. Sólo habían aumentado unos emulsificantes que compraban en dólares a 2,15 y pasó a 2,60, pero ya los helados estaban sumamente caros y ellos se amparaban en que no eran productos de primera necesidad. Eso fue uno de los impases que hubo en la mesa con un representante de industrias Polar. “Yo fui muy duro con ellos, cuando otros compañeros les dijeron: ‘sí, aumenta, pero no mucho’. Ahí se dio todo un conflicto porque yo contradije a mi compañero, en plena reunión con los empresarios, y yo creo que eso lo usaron en mi contra”. —¿No ha tenido la oportunidad de hablar con el Presidente Chávez después de su destitución? Sí, yo hablé con el Presidente. Él me dijo que eso es un hecho de estrategia, que la política, como el béisbol, es un tema de jugar posiciones. Yo no puedo obligar al Presidente a que explique, él es libre de poner o sacar… Capitalismo y socialismo: ¿nueva burguesía? Samán se declara, sin ningún tipo de pudor, comunista “y de los más radicales”, por ello considera que trazar puentes al capitalismo para desde allí edificar las bases del socialismo, es un error. “Creer que tenemos que fortalecer una burguesía para desarrollar el capitalismo, para luego pasar al socialismo es dar tumbos. Yo creo que eso no es correcto porque ya tenemos una dosis y hay un retroceso. Aquí se fortaleció a una burguesía bolivariana y fíjate cuál ha sido el resultado”. —¿Usted dice que en la Quinta República se ha fortalecido una nueva burguesía? —¡Claro!, ahí no está, por ejemplo, (Ricardo) Fernández Barrueco. Esa fortuna no la hizo en la cuarta, la hizo en la quinta. —¿Y están vinculados al Gobierno?
  • 5. —No necesariamente. La Polar es más rica en este Gobierno y no está vinculada, para nada, al Gobierno, y ha tenido más ganancias durante este Gobierno. —¿A qué se debe eso? —Chávez ha sido el factor para que no desaparezca la burguesía en estos años de globalización feroz de capitalismo y neoliberalismo. En este país todavía existen las farmacias independientes; en otros países las grandes cadenas volaron con las farmacias independientes, aquí existen los negocios como zapaterías, mueblerías (…) esa era la gran amenaza en la Cuarta República: el pez grande se comía al pez pequeño, Chávez ha impedido eso. Entre pupitres y el “raquitismo” comunicacional En la actualidad, Samán continúa desempeñándose como profesor de la Facultad de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela (UCV), además de ser el responsable, ad honórem, de la sección de economía del Diario Vea. “Yo no estoy amarrado por un cordón umbilical a ningún cargo, ni al gabinete; yo soy un soldado de esta revolución y yo creo que desde aquí, desde Vea, puedo pelear y creo que soy más útil que como Ministro, porque en el tema comunicacional estamos muy débiles, muy raquíticos…” —¿A qué se debió el retiro de su candidatura en las internas del PSUV para optar a ser diputado por el circuito 5 de Caracas? —Si nosotros aceptamos estar en un partido es para obedecer las líneas del partido. El Presidente me explicó que había una estrategia determinada y mis aspiraciones personales no pueden entorpecer esa estrategia. Yo me inscribo porque el Vicepresidente (Elías Jaua), cuando me pide que deje el cargo, me dijo que el Presidente había dicho que yo evaluara la posibilidad de ir a la Asamblea Nacional, eso me lo dijo Elías, pero después hubo cambios de parecer. Gestiones al filo del cuchillo Samán cree que el desempeño de algunos gobernadores y alcaldes influyó en la abstención del chavismo en las pasadas elecciones. “Si tú ves la secretaria de un alcalde hoy, y mañana se compra una camioneta último modelo, entonces tú dices, ‘epa, y cómo es eso. Ella tiene un mes y ya anda en camionetas lujosas…’ “Hubo más de dos millones de los nuestros que no se movilizaron, que están descontentos. Yo digo que la corriente radical debe capitalizar ese descontento hacia adentro, o sea, no permitir que esta gente, que no se movilizó, se vaya a la derecha (…) La derecha es la muerte, es el fascismo, es el racismo, es el retroceso, es el entregar el país, entregar el petróleo, es la esclavitud…” En un recuadro
  • 6. ¿Un Indepabis blandengue? Samán asegura que el Indepabis, luego de su salida como presidente de esa institución, “no inspecciona las panaderías”, porque, según él, hubo un acuerdo de no agresión entre el Ministerio de Comercio y la Federación Venezolana de Industriales de la Panificación y Afines (Fevipan). “Para que ellos no fueran a huelgas y para que no se pararan el Indepabis acordó hacerse el loco con el aumento indebido del pan. Entonces, prohibieron a los fiscales que inspeccionaran las panaderías y que las cerraran. Que me lleven a la Fiscalía y me juzguen por lo que estoy diciendo, pero es la verdad. “Cuando los fiscales del Indepabis hacían una inspección, el panadero llamaba al de Fevipan, el de Fevipan llamaba a la viceministra (para el Comercio Exterior), Carlina Pacheco, y ella llamaba a la presidenta del Indepabis (Valentina Dos Querales Wolkow) para llamarle la atención de que se le estaba haciendo un acto a un panadero, y entonces tenían que deshacer eso…” Eduardo Samán: “Hay que construir una corriente radical dentro del PSUV” 6 de octubre de 2010.- El 10 de febrero del 2010 se le informó a Eduardo Samán que el Ejecutivo Nacional había decidido sustituirlo en el cargo de Ministro para el Poder Popular del Comercio. Samán era conocido en Venezuela cómo un ministro muy cercano al pueblo revolucionario, muy atento con sus problemas e inquietudes. Era además muy popular entre los trabajadores por el hecho de haber trabajado por el control obrero en fábricas como La Gaviota, Edo. Sucre. Sin embargo, su gestión creó un fuerte descontento entre los empresarios, a quienes Samán les atribuye parte de la culpa por su salida sorprendente. Lucha de Clases, sección venezolana de la Corriente Marxista Internacional, le entrevistó para saber sus opiniones sobre el pasado, presente y futuro de la Revolución Bolivariana. LC: En Venezuela usted es bien conocido, pero esta entrevista también tendrá muchos lectores a nivel internacional, ya que también será publicado en la página Marxist.com. ¿Podrías contarnos un poco de tí, de tu militancia, de la lucha que desarrollaste contra el sabotaje económico, etc? ES: Sí, con mucho gusto. Yo soy hijo de inmigrantes árabes y nací en el 1964, en el barrio popular de Catía, en el oeste de Caracas. A los 18 años, en 1982, tomé conciencia política por primera vez. Yo estuve en una lucha de bachilleres sin cupo. Queríamos entrar la universidad para tener una educación digna, para tener un futuro.
  • 7. Yo quería estudiar estudios farmacéuticos, pero la UCV (Universidad Central de Venezuela) era muy elitista en aquel periodo. Fue allí que me di cuenta por primera vez de la profunda desigualdad que existe. Los ricos sí lo saben, tienen su propia conciencia de clase. Pero los que venimos de familias humildes no lo percibimos en un primer momento, pensamos que todos somos iguales en la sociedad. Bueno, en el 1982 tuve que participar en una huelga de hambre que duró cuatro días. Al final logré entrar y me gradué en enero de 1989, justo antes del Caracazo. Estuve vinculado a la Juventud Comunista un tiempo, pero salí de allá el año antes de terminar la universidad, pues me di cuenta de que la dirección del partido había degenerado políticamente, cosa que se confirmó en el 1993 con su apoyo a la candidatura de Rafael Caldera. LC: ¿Y qué recuerdos tienes del Caracazo? ES: Esto fue un baño de sangre horrible. El 27 de febrero estuve en una escuela de medicina, dando clases. Yo no podía entrar al sector farmacéutico, pues cuando uno tenia una “mancha roja” no te dejaban entrar a la industria. El Caracazo fue un acontecimiento espontáneo, sin dirección. Era como un estallido de la frustración acumulado en el pueblo por mucho tiempo. Ese 27 de febrero yo decidí caminar desde la escuela de medicina en Altamira hasta mi casa en Catia. En la calle ya habían comenzado los saqueos, pero lo que sorprendía es que muchos policías también participaban en los saqueos. También vi los primeros actos de represión a nivel de calle. Pero fue el siguiente día cuando se militarizó toda la capital y mandaron soldados a los barrios para “controlar” la situación. Pero los soldados estaban gobernados por el miedo. No querían disparar contra sus hermanos de clase. Claro, nosotros tuvimos que deshacernos de todo el material político, para no ser detenidos o “desaparecidos” por la DISIP. Así que perdí toda mi colección de Marx, Engels y Lenin. El Caracazo fue un factor determinante para entender el panorama político de los veinte años que han transcurridos desde aquel entonces. LC: ¿Cómo llegaste a protagonizar la lucha contra el acaparamiento de alimentos y la especulación? Bueno, yo fui nombrado como director del INDECU por Adina Bastidas (vicepresidenta de Venezuela entre el 2000-2002), una mujer muy valiosa y del ala más de izquierdas del gobierno. INDECU era el Instituto para la Defensa y Educación del Consumidor, pero en el 2008 cambiamos el nombre al Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios. Nuestro criterio principal para cambiar tanto el nombre como la ley fue que la palabra “consumidor” viene de la propia terminologia capitalista. El “consumidor” es el que tiene dinero como para comprar y asi consumir determinados productos.
  • 8. Nosotros queríamos romper estos esquemas. Pensamos que no se podría construir la Venezuela que necesitamos con los viejos códigos de comercio del capitalismo y por lo tanto hicimos un análisis de porqué se fortalecen los monopolios. El problema principal es que no se puede industrializar a Venezuela con un estándar capitalista. Ya se ha intentado muchas veces, pero la oligarquía no está interesada. Condenaron a Venezuela a ser un país “rentista”, que solo producía petróleo e importaba todos los demás productos. Tenemos petroquímica, pero no hay juguetes producidos enteramente en Venezuela. LC: ¿Cuál era el eje de su gestión? ¿Cómo benefició al pueblo? Hay gente que han dicho que “Samán quería quebrar la Polar (la mayor compañía de alimentos de Venezuela)” ¿Y que les puedo responder? ¡Claro que sí! No es justo que una compañía tenga el monopolio del comercio, y no es justo que pueda utilizar sus bienes para decidir cuándo hay abastecimiento y cuándo no. El control de precio era nuestro arma en la lucha de clases. Así, lo utilizamos en el Marzo de 2009 cuando, bajo mi gestión y con la aprobación del presidente Chávez, decidimos inspeccionar las plantas arroceras de la Polar y descubrimos que solo producían arroz de lujo para poder evitar los controles de precio. Fue en esta lucha que el presidente decidió nombrarme Ministro de Comercio. Desde el primer día en el cargo intenté romper el poder económico de la oligarquía venezolana y las multinacionales. Establecimos la Arepera Socialista en Caracas, dónde el pueblo puede almorzar con un descuento del 40 por ciento o más. Investigamos el comercio y la producción en varios sectores, entre ellos la industria cafetera. Allí descubrimos que Café Madrid y Café Fama de América tenían el 80% del mercado por varias trabas y ventajismos en el intercambio de materia prima para la producción. Se decidió intervenir en Café Fama de América y nacionalizar a la Cafea, una planta en Rubio, Edo. Táchira. LC: Usted ha trabajado intensamente con colectivos de trabajadores al largo y ancho del país. Una experiencia particularmente importante fue con los camaradas de La Gaviota, en el Edo. Sucre. ¿Puedes contarnos de ella? La Gaviota es una fábrica que enlata las sardinas y está ubicada cerca de Cumaná. Durante los meses de enero y febrero se dio una huelga por parte de los trabajadores, pues el patrono estaba incumpliendo casi todos los reglamentos y la Ley Orgánica del Trabajo. Decidimos intervenir allí para reactivar la planta. Pero, claro, las máquinas estaban desgastadas, el personal eran trabajadores mayores, y el proyecto del patrono era liquidar la fábrica. Pero eso significaba un desastre para las comunidades de alrededor, pues una buena parte de las familias dependían del funcionamiento de la fábrica. La fábrica tenía 300 trabajadores, la mayor parte de ellos eran de dos urbanizaciones cercanas.
  • 9. Lo primero que hicimos era explicar a los trabajadores que nosotros no éramos unos nuevos patronos. Envié gente a la planta que, más bien, acompañaron los trabajadores como camaradas políticos, aprendiendo y enseñando a la misma vez. Lo primordial en la primera etapa era romper la división entre trabajo manual y administración de la empresa. En cualquier empresa capitalista es lo normal que el patrono quiere separar a los trabajadores y los empleados, evitar a máximo costo que tengan una cercanía. Esto no es coincidencia, pues el manejo de los libros de cuenta, los presupuestos, la contabilidad, etc. revelan todos los secretos comerciales y muestran las cifras crudas. El patrono desea mantener todo esto oculto para los trabajadores. El 19 de mayo, dos semanas después la intervención del estado, la fábrica ya estaba produciendo a 50% de su capacidad, que es decir entre 25 y 30 toneladas semanales. Los excedentes eran mínimos, pero la fábrica no dió perdida. Efectivamente, se mostró que éramos capaces de pagar los salarios, el mantenimiento y todo con la venta de los productos. El órgano superior en todo este periodo fue la asamblea de trabajadores. En los primeros cuatro meses celebramos 40 asambleas con la participación de toda la plantilla. También se eligió un Consejo de Trabajadores, pero no era algo contrapuesto al sindicato. Al contrario, los dos organismos se complementaron, el Consejo manejaba la dirección diaria de la planta y el Sindicato luchaba por las reivindicaciones de los trabajadores. De hecho, es muy significativo que la mitad de los integrantes de la Dirección sindical, la parte más combativa, fueran también elegidos como voceros en el consejo. Se inició además un profundo trabajo político-cultural con los trabajadores. Se creó un teatro obrero, se estableció una biblioteca para promover la lectura de los trabajadores y se dio espacio a las misiones educativas: Misión Robinson y Misión Ribas. Esta fue una experiencia maravillosa que desafortunadamente se liquidó cuando sali del ministerio. Pero, no obstante, el ejemplo de la Gaviota muestra que el Control Obrero no es un “espejismo” como afirma Toby Valderrama y otros analistas, sino algo real que muestra cómo los trabajadores son perfectamente capaces de gestionar las empresas. LC: ¿Por qué cree usted que le sustituyeron en el cargo como Ministro de Comercio? ES: Muchas veces ha ocurrido que las decisiones poco populares se toman justo antes de vacaciones para intentar calmar a la gente. Así también fue en mi caso, me sustituyeron justo antes de los carnavales. A mí no me dieron una razón y, claro, el presidente puede sustituir los cargos como desee. Pero puedo sospechar que los empresarios del sector agro-alimentario tenían su mano metida. Creo que ellos pedían mi cabeza como garantía para, en cambio, no generar desabastecimiento de alimentos en un año electoral. Ellos hicieron una amenaza y yo era el obstáculo que querían mover.
  • 10. Lo primero que hizo el nuevo Ministro de Comercio, Ricardo Canán, era dar luz verde para un aumento de precio de productos tan importantes como el tomate, la margarina y la mayonesa. Yo jamás hubiera permitido eso. LC: Después de los resultados electorales del 26 de septiembre, ¿Cuáles son las perspectivas para la Revolución Bolivariana? ES: Hay dos escenarios factibles en la coyuntura actual. El primero es que haya una radicalización de la revolución. Para ir por esta via es necesario una rectificación interna en el seno del PSUV. Esto significa una lucha sin cuartel contra la burocracia y la corrupción. El otro escenario es algún tipo de reconciliación del proceso con la derecha, o incluso podría haber un status quo, pero sin un avance significativo. Allí tendríamos una agonía, que es decir una muerte lenta de la revolución. La contrarrevolución no va a apostar por lanzarse inmediatamente contra el presidente. A ellos no les interesa un referéndum revocatorio, pues necesitan los dos años hasta el 2012 para crear la suficiente apatía en los barrios, entre los trabajadores y los campesinos. Su arma fundamental es que el descontento se convierta en abstención, lo que sería mortal para la revolución. Aunque los portavoces de la oposición hablan bonito, como si realmente quisieran resolver los problemas como la inseguridad, la alta inflación, etc, en realidad no les interesa desarrollar Venezuela como nación. Ellos ni siquiera controlan su propia política, son controladas desde los EE.UU. Su motivo real es devolver el petróleo al imperialismo norteamericano. Fíjese, es como si hubiera una gran maquinaria contra un hombre, el presidente Chávez ¿Usted se recuerda de la primera computadora que jugaba ajedrez contra el hombre? Algo parecido está ocurriendo ahora y, en realidad, el camarada Chávez está luchando solo contra este maquinaria. LC: Hemos hablado de muchos de los problemas que enfrentan la revolución. Pero ¿qué mensaje final quiere enviar a nuestros lectores? ¿Qué salida hay en la coyuntura actual? ES: Mira, la única manera de avanzar es con un profundo debate en nuestro partido, en el PSUV. Hay que construir una corriente radical en el PSUV. No para fraccionar y dividir el partido, sino para contribuir como una corriente de pensamiento al debate vivo, a la discusión de ideas. El presidente Chávez tiene que reconocer la existencia de una corriente radical en su movimiento. Dicha corriente puede salvar la revolución de una derrota aplastante, pues puede capitalizar el descontento y orientarlo hacia adentro. En lugar de tener gente valiosa que vaya a la casa, decepcionada con la burocracia y el lento avance para abandonar la política, podrían organizarse en una corriente radical si lo ven como una alternativa viable, como una esperanza.
  • 11. Con una corriente organizada en el partido se podría desafiar la burocracia. No es cierto que la quinta columna sea la oposición venezolana, esto es un intento de confundir el término. La verdadera quinta columna es una burocracia que existe en nuestro propio movimiento bolivariano y debemos organizarnos para quitarle el puesto dirigente que ha asumido. Solo asi se puede rectificar, que es decir aplicar la tesis de los tres Rs a la revolución para poder salir adelante. Por: Lucha de Clases Fecha de publicación: 06/10/10 Eduardo Samán Credito: Archivo VTV http://www.luchadeclases.org.ve Buena propuesta de Eduardo Samán de construir una tendencia radical en el PSUV Por: (*) Juan Martorano Fecha de publicación: 07/10/10 Sin ánimo de desprestigiar ni desmeritar los análisis y los temas que aún quedan por desentrañar luego de conocidos los resultados de las Elecciones Parlamentarias del 26 de Septiembre, creo que es bueno ir archivando y guardando esos resultados, esos numeritos que nos servirán como referencia de próximas batallas electorales que se nos avecinan, y que los mismos constituirán una referencia importante y obligada, y una campanada de alerta que no podemos ni debemos obviar, pero que tampoco podemos permanecer anclados y seguir haciendo teoricísmo sin ejecutar acciones concretas. De alguna manera, unos días antes del proceso electoral parlamentario, señalé de que debíamos luego de superada la coyuntura electoral, de que debíamos dar la depuración lo interno, de que las autoridades del PSUV, a excepción del Comandante- Presidente Chávez que si ha manifestado como siempre, el de realizar una evaluación crítica y autocrítica de los resultados del 26 de Septiembre, pero esto hoy en día, más que una recomendación o una consigna, es una urgente necesidad sino queremos que el líder indiscutido e indiscutible de nuestra revolución bolivariana y socialista, y por ende, este proceso revolucionario, bolivariano y socialista se pierda. Pongo como ejemplo mi querido Estado Bolívar. Los factores que hacen vida en el PSUV, se agrupan fundamentalmente en dos grandes bloques o grupos, porque no están signados por la identificación de las corrientes de pensamiento político o ideológico, sino en base al control de factores de poder económico y de toma de decisiones políticas en el Estado Bolívar. Uno es el bloque que dirige el actual Gobernador del Estado Bolívar, del General Francisco Rángel Gómez, con presencia por razones obvias en toda la geografía
  • 12. del Estado Bolívar, y es obvio que haya psvistas que se identifiquen y se asocien a este grupo. El otro tiene que ver con el alcalde del Municipio Caroní, Municipio éste que incide de manera bien importante en los resultados electorales en el Estado Bolívar y asiento principal de las empresas básicas de Guayana y de la CVG, ya que habita más del 50% de las personas que votan en el Estado Bolívar, y que es controlado por el compatriota y camarada José Ramón López, y un tercer bloque, en donde están todos los psvistas de buena voluntad que no se identifican con uno y otro, pero que no se le figura un dirigente con carisma y liderazgo, amén de que se ve muy disperso, y con falta de guía. Particularmente, yo me identificó con el bloque psuvista que no esta bajo la égida de Francisco Rángel Gómez y José Ramón López, me identificó más con el tercer bloque psuvista, que no está identificado ni alineado con ninguno de los dos anteriores, pero que tampoco los niega, porque queramoslo o no, son una realidad en el Estado Bolívar, con mucho poder de parte y parte. Pero por otro lado, están las genuinas y verdaderas bases de nuestro PSUV en nuestro Estado Bolívar, que ya lo expresaba en otros artículos, se sienten pateadas, se sienten excluidas, y disculpándome de antemano por la palabrota que voy a señalar, SE SIENTEN ARRECHAS por parte de nuestros dirigentes regionales del Partido y exigen ser escuchadas y tomadas en cuenta.Se sienten también un tanto desorientadas y que alguien las oriente y señale el camino a seguir dentro del marco de la fórmula perfecta que nos planteó el Presidente Chávez en su columna del día domingo, en sus "Líneas de Chávez", 3R2, que Carlos Lanz le agregó una cuarta R, y yo apoyo esa iniciativa, que es la R de RAPIDITO. El grupo, o corriente ideológica que asuma ese trabajo de oír y logre interpretar el verdadero sentimiento de las bases psuvistas, y por ende, el sentimiento del pueblo revolucionario y bolivariano que sigue creyendo en Chávez, colocando nuevamente el ejemplo del Estado Bolívar, que fomente la radicalización de nuestro proceso revolucionario, que decida y coadyuve en el proceso de rectificación interna dentro del PSUV, que dé y libré una lucha sin cuartel en contra del burocratismo y la corrupción, que se anime a construir una alianza verdadera y genuina desde las bases, junto a aliados estratégicos como el PCV,UPV,MEP, TUPAMAROS, etc, movimientos sociales sin militancia partidista pero que creen y simpatizan con las ideas de Hugo Chávez Frías, que se dedique a sumar y multiplicar, pero no a restar ni dividir, será un factor que, más temprano que tarde debe convertirse en una corriente que cada vez más tendrá mayor incidencia no solo dentro del PSUV, sino dentro del control de instancias de toma de decisiones, no sólo en el Estado Bolívar, sino en Venezuela toda, porque sé que esta situación se da, en unos más y en otros menos, en todos los Estados y a lo largo y ancho de la geografía nacional. Reproduzco algunas de las declaraciones que el camarada y compatriota Eduardo Samán dió para la web http://www.luchadeclases.org.ve/ y www.aporrea.org, que expresa mejor que yo lo que quiero compartir a través de estas líneas: "El otro escenario es algún tipo de reconciliación del proceso con la derecha, o incluso podría haber un status quo, pero sin un avance significativo. Allí tendríamos una agonía, que es decir una muerte lenta de la revolución".
  • 13. "La contrarrevolución no va a apostar por lanzarse inmediatamente contra el presidente. A ellos no les interesa un referéndum revocatorio, pues necesitan los dos años hasta el 2012 para crear la suficiente apatía en los barrios, entre los trabajadores y los campesinos. Su arma fundamental es que el descontento se convierta en abstención, lo que sería mortal para la revolución". "Aunque los portavoces de la oposición hablan bonito, como si realmente quisieran resolver los problemas como la inseguridad, la alta inflación, etc, en realidad no les interesa desarrollar Venezuela como nación". "Ellos ni siquiera controlan su propia política, son controladas desde los EE.UU. Su motivo real es devolver el petróleo al imperialismo norteamericano". "Fíjese, es como si hubiera una gran maquinaria contra un hombre, el presidente Chávez ¿Usted se recuerda de la primera computadora que jugaba ajedrez contra el hombre? Algo parecido está ocurriendo ahora y, en realidad, el camarada Chávez está luchando solo contra este maquinaria". Por eso es que, tomando las palabras de un hombre de la calidad y claridad de Eduardo Samán, estoy plenamente convencido de que la única manera de avanzar dentro del PSUV es con un profundo debate y acciones concretas dentro de nuestro PSUV. Apostar por la construcción de una corriente radical dentro del PSUV. No con el ánimo de fraccionar ni dividir el Partido, sino para contribuir como una corriente de pensamiento al debate vivo, a la discusión de ideas y a la toma del poder. Nuestro Presidente Chávez debe reconocer la existencia de una corriente radical en su movimiento. Esta corriente será la que podrá salvar a nuestra Revolución de una derrota aplastante, pues podrá capitalizar el descontento de nuestras bases y orientarlo hacia adentro de nuestra revolución, no hacia afuera. En lugar de tener gente valiosa que vaya a la casa, decepcionada con la burocracia y el lento avance para el final terminar abandonando la política, la política que se escribe con P mayúscula, podrá organizarse en una corriente radical si lo ven como una alternativa viable, como una esperanza. Con una corriente como ésta organizada dentro de nuestro partido, se podría desafiar a la burocracia inútil, de hecho los burócratas y reformistas tiemblan con este tipo de iniciativas. No es cierto que la quinta columna sea la "oposición venezolana", esto es un intento de confundir el término. La verdadera quinta columna tiene que ver con toda una burocracia, todo un conjunto de negociados y de posturas que existe dentro de nuestro propio movimiento bolivariano, y por ello es que debemos organizarnos para quitarle y arrebatarle el puesto dirigente que ha asumido. Solo así se podrá rectificar, es decir, aplicar las 3R a la revolución para poder salir adelante. Apoyo esta idea de Eduardo Samán y de antemano, me uno a él en la construcción de esa corriente dentro del PSUV desde el Estado donde resido, el Estado Bolívar o donde me corresponda hacerlo. Ojalá haya otros camaradas que podamos hacer otro tanto. ¿Quiénes se nos suman?.
  • 14. En mi próximo artículo, complementaré la idea de Saman en cuanto a algunos números, el por qué la oposición venezolana no se atreve a recoger las firmas y a convocar el referendo revocatorio contra Hugo Chávez. Patria Socialista o Muerte!!! Estamos Venciendo!!! *Militante del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Moderador del Programa "Micrófono Abierto" transmitido de 12 m a 2 pm de lunes a viernes por la Emisora Comunitaria de Ciudad Guayana "Llovizna" 104.7 FM. http://juanmartorano.blogspot.com/ www.juanmartorano.blogspot.com http://www.juanmartorano.tk/. jmartoranoster@gmail.com , j_martorano@hotmail.com , juan_martoranocastillo@yahoo.com.ar . @juanmartorano30 (Cuenta en twitter) 6 de octubre de 2010.- El 10 de febrero del 2010 se le informó a Eduardo Samán que el Ejecutivo Nacional había decidido sustituirlo en el cargo de Ministro para el Poder Popular del Comercio. Samán era conocido en Venezuela cómo un ministro muy cercano al pueblo revolucionario, muy atento con sus problemas e inquietudes. Era además muy popular entre los trabajadores por el hecho de haber trabajado por el control obrero en fábricas como La Gaviota, Edo. Sucre. Sin embargo, su gestión creó un fuerte descontento entre los empresarios, a quienes Samán les atribuye parte de la culpa por su salida sorprendente. Lucha de Clases, sección venezolana de la Corriente Marxista Internacional, le entrevistó para saber sus opiniones sobre el pasado, presente y futuro de la Revolución Bolivariana. LC: En Venezuela usted es bien conocido, pero esta entrevista también tendrá muchos lectores a nivel internacional, ya que también será publicado en la página Marxist.com. ¿Podrías contarnos un poco de tí, de tu militancia, de la lucha que desarrollaste contra el sabotaje económico, etc? ES: Sí, con mucho gusto. Yo soy hijo de inmigrantes árabes y nací en el 1964, en el barrio popular de Catía, en el oeste de Caracas. A los 18 años, en 1982, tomé conciencia política por primera vez. Yo estuve en una lucha de bachilleres sin cupo. Queríamos entrar la universidad para tener una educación digna, para tener un futuro. Yo quería estudiar estudios farmacéuticos, pero la UCV (Universidad Central de Venezuela) era muy elitista en aquel periodo. Fue allí que me di cuenta por primera vez de la profunda desigualdad que existe. Los ricos sí lo saben, tienen su propia conciencia de clase. Pero los que venimos de familias humildes no lo percibimos en un primer momento, pensamos que todos somos iguales en la sociedad. Bueno, en el 1982 tuve que participar en una huelga de hambre que duró cuatro días. Al final logré entrar y me gradué en enero de 1989, justo antes del Caracazo. Estuve vinculado a la Juventud Comunista un tiempo, pero salí de allá el año antes de terminar la
  • 15. universidad, pues me di cuenta de que la dirección del partido había degenerado políticamente, cosa que se confirmó en el 1993 con su apoyo a la candidatura de Rafael Caldera. LC: ¿Y que recuerdos tienes del Caracazo? ES: Esto fue un baño de sangre horrible. El 27 de febrero estuve en una escuela de medicina, dando clases. Yo no podía entrar al sector farmacéutico, pues cuando uno tenia una “mancha roja” no te dejaban entrar a la industria. El Caracazo fue un acontecimiento espontáneo, sin dirección. Era como un estallido de la frustración acumulado en el pueblo por mucho tiempo. Ese 27 de febrero yo decidí caminar desde la escuela de medicina en Altamira hasta mi casa en Catia. En la calle ya habían comenzado los saqueos, pero lo que sorprendía es que muchos policías también participaban en los saqueos. También vi los primeros actos de represión a nivel de calle. Pero fue el siguiente día cuando se militarizó toda la capital y mandaron soldados a los barrios para “controlar” la situación. Pero los soldados estaban gobernados por el miedo. No querían disparar contra sus hermanos de clase. Claro, nosotros tuvimos que deshacernos de todo el material político, para no ser detenidos o “desaparecidos” por la DISIP. Así que perdí toda mi colección de Marx, Engels y Lenin. El Caracazo fue un factor determinante para entender el panorama político de los veinte años que han transcurridos desde aquel entonces. LC: ¿Cómo llegaste a protagonizar la lucha contra el acaparamiento de alimentos y la especulación? Bueno, yo fui nombrado como director del INDECU por Adina Bastidas (vicepresidenta de Venezuela entre el 2000-2002), una mujer muy valiosa y del ala más de izquierdas del gobierno. INDECU era el Instituto para la Defensa y Educación del Consumidor, pero en el 2008 cambiamos el nombre al Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios. Nuestro criterio principal para cambiar tanto el nombre como la ley fue que la palabra “consumidor” viene de la propia terminologia capitalista. El “consumidor” es el que tiene dinero como para comprar y asi consumir determinados productos. Nosotros queríamos romper estos esquemas. Pensamos que no se podría construir la Venezuela que necesitamos con los viejos códigos de comercio del capitalismo y por lo tanto hicimos un análisis de porqué se fortalecen los monopolios. El problema principal es que no se puede industrializar a Venezuela con un estándar capitalista. Ya se ha intentado muchas veces, pero la oligarquía no está interesada. Condenaron a Venezuela a ser un país “rentista”, que solo producía petróleo e importaba todos los demás productos. Tenemos petroquímica, pero no hay juguetes producidos enteramente en Venezuela. LC: ¿Cuál era el eje de su gestión? ¿Cómo benefició al pueblo?
  • 16. Hay gente que han dicho que “Samán quería quebrar la Polar (la mayor compañía de alimentos de Venezuela)” ¿Y que les puedo responder? ¡Claro que sí! No es justo que una compañía tenga el monopolio del comercio, y no es justo que pueda utilizar sus bienes para decidir cuándo hay abastecimiento y cuándo no. El control de precio era nuestro arma en la lucha de clases. Así, lo utilizamos en el Marzo de 2009 cuando, bajo mi gestión y con la aprobación del presidente Chávez, decidimos inspeccionar las plantas arroceras de la Polar y descubrimos que solo producían arroz de lujo para poder evitar los controles de precio. Fue en esta lucha que el presidente decidió nombrarme Ministro de Comercio. Desde el primer día en el cargo intenté romper el poder económico de la oligarquía venezolana y las multinacionales. Establecimos la Arepera Socialista en Caracas, dónde el pueblo puede almorzar con un descuento del 40 por ciento o más. Investigamos el comercio y la producción en varios sectores, entre ellos la industria cafetera. Allí descubrimos que Café Madrid y Café Fama de América tenían el 80% del mercado por varias trabas y ventajismos en el intercambio de materia prima para la producción. Se decidió intervenir en Café Fama de América y nacionalizar a la Cafea, una planta en Rubio, Edo. Táchira. LC: Usted ha trabajado intensamente con colectivos de trabajadores al largo y ancho del país. Una experiencia particularmente importante fue con los camaradas de La Gaviota, en el Edo. Sucre. ¿Puedes contarnos de ella? La Gaviota es una fábrica que enlata las sardinas y está ubicada cerca de Cumaná. Durante los meses de enero y febrero se dio una huelga por parte de los trabajadores, pues el patrono estaba incumpliendo casi todos los reglamentos y la Ley Orgánica del Trabajo. Decidimos intervenir allí para reactivar la planta. Pero, claro, las máquinas estaban desgastadas, el personal eran trabajadores mayores, y el proyecto del patrono era liquidar la fábrica. Pero eso significaba un desastre para las comunidades de alrededor, pues una buena parte de las familias dependían del funcionamiento de la fábrica. La fábrica tenía 300 trabajadores, la mayor parte de ellos eran de dos urbanizaciones cercanas. Lo primero que hicimos era explicar a los trabajadores que nosotros no éramos unos nuevos patronos. Envié gente a la planta que, más bien, acompañaron los trabajadores como camaradas políticos, aprendiendo y enseñando a la misma vez. Lo primordial en la primera etapa era romper la división entre trabajo manual y administración de la empresa. En cualquier empresa capitalista es lo normal que el patrono quiere separar a los trabajadores y los empleados, evitar a máximo costo que tengan una cercanía. Esto no es coincidencia, pues el manejo de los libros de cuenta, los presupuestos, la contabilidad, etc. revelan todos los secretos comerciales y muestran las cifras crudas. El patrono desea mantener todo esto oculto para los trabajadores. El 19 de mayo, dos semanas después la intervención del estado, la fábrica ya estaba produciendo a 50% de su capacidad, que es decir entre 25 y 30 toneladas
  • 17. semanales. Los excedentes eran mínimos, pero la fábrica no dió perdida. Efectivamente, se mostró que eramos capaces de pagar los salarios, el mantenimiento y todo con la venta de los productos. El órgano superior en todo este periodo fue la asamblea de trabajadores. En los primeros cuatro meses celebramos 40 asambleas con la participación de toda la plantilla. También se eligió un Consejo de Trabajadores, pero no era algo contrapuesto al sindicato. Al contrario, los dos organismos se complementaron, el Consejo manejaba la dirección diaria de la planta y el Sindicato luchaba por las reivindicaciones de los trabajadores. De hecho, es muy significativo que la mitad de los integrantes de la Dirección sindical, la parte más combativa, fueran también elegidos como voceros en el consejo. Se inició además un profundo trabajo político-cultural con los trabajadores. Se creó un teatro obrero, se estableció una biblioteca para promover la lectura de los trabajadores y se dio espacio a las misiones educativas: Misión Robinson y Misión Ribas. Esta fue una experiencia maravillosa que desafortunadamente se liquidó cuando sali del ministerio. Pero, no obstante, el ejemplo de la Gaviota muestra que el Control Obrero no es un “espejismo” como afirma Toby Valderrama y otros analistas, sino algo real que muestra cómo los trabajadores son perfectamente capaces de gestionar las empresas. LC: ¿Por qué cree usted que le sustituyeron en el cargo como Ministro de Comercio? ES: Muchas veces ha ocurrido que las decisiones poco populares se toman justo antes de vacaciones para intentar calmar a la gente. Así también fue en mi caso, me sustituyeron justo antes de los carnavales. A mí no me dieron una razón y, claro, el presidente puede sustituir los cargos como desee. Pero puedo sospechar que los empresarios del sector agro-alimentario tenían su mano metida. Creo que ellos pedían mi cabeza como garantía para, en cambio, no generar desabastecimiento de alimentos en un año electoral. Ellos hicieron una amenaza y yo era el obstáculo que querían mover. Lo primero que hizo el nuevo Ministro de Comercio, Ricardo Canán, era dar luz verde para un aumento de precio de productos tan importantes como el tomate, la margarina y la mayonesa. Yo jamás hubiera permitido eso. LC: Después de los resultados electorales del 26 de septiembre, ¿Cuáles son las perspectivas para la Revolución Bolivariana? ES: Hay dos escenarios factibles en la coyuntura actual. El primero es que haya una radicalización de la revolución. Para ir por esta via es necesario una rectificación interna en el seno del PSUV. Esto significa una lucha sin cuartel contra la burocracia y la corrupción.
  • 18. El otro escenario es algún tipo de reconciliación del proceso con la derecha, o incluso podría haber un status quo, pero sin un avance significativo. Allí tendríamos una agonía, que es decir una muerte lenta de la revolución. La contrarrevolución no va a apostar por lanzarse inmediatamente contra el presidente. A ellos no les interesa un referéndum revocatorio, pues necesitan los dos años hasta el 2012 para crear la suficiente apatía en los barrios, entre los trabajadores y los campesinos. Su arma fundamental es que el descontento se convierta en abstención, lo que sería mortal para la revolución. Aunque los portavoces de la oposición hablan bonito, como si realmente quisieran resolver los problemas como la inseguridad, la alta inflación, etc, en realidad no les interesa desarrollar Venezuela como nación. Ellos ni siquiera controlan su propia política, son controladas desde los EE.UU. Su motivo real es devolver el petróleo al imperialismo norteamericano. Fíjese, es como si hubiera una gran maquinaria contra un hombre, el presidente Chávez ¿Usted se recuerda de la primera computadora que jugaba ajedrez contra el hombre? Algo parecido está ocurriendo ahora y, en realidad, el camarada Chávez está luchando solo contra este maquinaria. LC: Hemos hablado de muchos de los problemas que enfrentan la revolución. Pero ¿qué mensaje final quiere enviar a nuestros lectores? ¿Qué salida hay en la coyuntura actual? ES: Mira, la única manera de avanzar es con un profundo debate en nuestro partido, en el PSUV. Hay que construir una corriente radical en el PSUV. No para fraccionar y dividir el partido, sino para contribuir como una corriente de pensamiento al debate vivo, a la discusión de ideas. El presidente Chávez tiene que reconocer la existencia de una corriente radical en su movimiento. Dicha corriente puede salvar la revolución de una derrota aplastante, pues puede capitalizar el descontento y orientarlo hacia adentro. En lugar de tener gente valiosa que vaya a la casa, decepcionada con la burocracia y el lento avance para abandonar la política, podrían organizarse en una corriente radical si lo ven como una alternativa viable, como una esperanza. Con una corriente organizada en el partido se podría desafiar la burocracia. No es cierto que la quinta columna sea la oposición venezolana, esto es un intento de confundir el término. La verdadera quinta columna es una burocracia que existe en nuestro propio movimiento bolivariano y debemos organizarnos para quitarle el puesto dirigente que ha asumido. Solo asi se puede rectificar, que es decir aplicar la tesis de los tres Rs a la revolución para poder salir adelante. Por: Lucha de Clases Fecha de publicación: 06/10/10 Eduardo Samán Credito: Archivo VTV
  • 19. http://www.luchadeclases.org.ve “Es hora de poner en pie una corriente de izquierda radical en el partido y el proceso” Fecha de publicación: 18/10/10 18 de octubre de 2010.- El debate en relación a los resultados de la elecciones del 26/9 continúa entre los militantes de la revolución. En realidad después de veinte días de pasadas las elecciones este debate recién ha comenzado. Pero ya se perfilan posiciones. Algunos dirigentes políticos como el ex ministro Eduardo Samán que ha hecho públicas sus opiniones, o diputados recién electos aunque desde el anonimato, plantean cambios grandes en el partido. Pero el fenómeno más importante es que centenares de anónimos camaradas lo vienen exigiendo con sus análisis y propuestas fundamentalmente desde el espacio de aporrea.org. También lo hacen dirigentes sociales, obreros, estudiantiles, del movimiento popular. Prensa Marea Socialista conversó sobre esto con Stalin Pérez, Coordinador Nacional de la UNION NACIONAL DE TRABAJADORES y editor del periódico Marea Socialista. ¿Cuál es tu opinión del debate que se ha abierto sobre el balance de los resultados obtenidos por el PSUV en las elecciones del 26/9? Nosotros sostuvimos el mismo lunes 27 que el papel de la burocracia estatal había debilitado enormemente la voluntad de participación de nuestra gente. Dijimos entonces que así no se podía seguir. Que había que realizar profundos cambios en el partido e insistimos con nuestra propuesta de construir una corriente de izquierda en el partido y en el proceso, para dar la batalla política de las ideas. Y además luchar desde la calle por imponer las medidas que necesita el pueblo trabajador y que la burocracia no ha cumplido. Por ejemplo una nueva Ley Orgánica del Trabajo revolucionaria, o un aumento de salarios de emergencia teniendo en cuenta el nivel de inflación actual, entre muchas otras incluso algunas que tienen que ver con la necesidad de avanzar en la demolición del estado burgués y que sea el pueblo con sus organizaciones el que tenga verdadera participación democrática en el proceso, recuperando el protagonismo del poder constituyente. De la misma manera que impulsamos la movilización convocada por la UNION NACIONAL DE TRABAJADORES para el 9 de noviembre para reclamar por estas cosas entre otras. Nosotros que venimos desde nuestra creación planteando la necesidad de poner en pie una corriente política de izquierda dentro del partido y el proceso, creemos también que ha llegado la hora de redoblar los esfuerzos para hacerlo. ¿Por qué cree que ha llegado la hora de construir esa corriente de izquierda radical? La necesidad existía desde hace tiempo, mucho tiempo diría yo. Pero el debate que se ha instalado entre cuadros y militantes del proceso y del partido, gran parte de él reflejado por aporrea.org, expresa sin dudas las inquietudes de grandes sectores del pueblo revolucionario. Y es interesante ver como hay una coincidencia entre todos esos diagnósticos y hasta en muchas de las propuestas. Creemos que hay un proceso objetivo nuevo, disparado por los resultados electorales: por un lado existe preocupación frente al
  • 20. avance de la derecha y la perspectiva de que no si se corrige el rumbo y se profundiza la revolución para el lado de las necesidades populares existe el riesgo de perder el proceso de la peor manera de todas, por derrota electoral. Lo que nosotros percibimos es que hay un sentimiento de que todavía estamos a tiempo pero si no hay cambios profundos se profundizará la decepción con la burocracia y la apatía. Pero por otro, está la reacción positiva de centeneras de cuadros y militantes que han hecho escuchar su voz. Al mismo tiempo se ha producido una novedad política. La aparición pública de Eduardo Samán expresándose en el mismo sentido. Nosotros durante meses nos hemos preguntado por su silencio, sobre todo porque, un importante sector del pueblo revolucionario lo considera como a uno de los mejores ministros que el presidente Chávez ha tenido y nunca se explicó porque lo despidieron. Creemos que Samán vuelve a hablar ahora, se integra al debate político que se viene desarrollando, diría yo por lo menos desde nuestra derrota en el Referéndum del 2/12 de 2007, como una expresión emergente, aunque individual, de esa corriente que nosotros denominamos objetiva y que tiene mucha fuerza y está extendida nacionalmente, aunque esta desarticulada. ¿Sobre esta aparición pública de Samán casi diariamente en la prensa, cuál es su valoración…? En primer lugar saludar su ingreso al incomodo espacio de los que firmando con nombre y apellido proclamamos libremente nuestras opiniones, entramos en debates, criticando muchas veces al gobierno y a funcionarios y a veces, cuando corresponde polemizamos con Chávez, y actuamos en consecuencia con nuestras ideas. Por supuesto, lo hacemos con el sano interés revolucionario de hacer las propuestas que creemos son mejores para que tal o cual política sirva para profundizar la revolución y entendemos que el camarada Samán lo hace en el mismo sentido. En un momento estuvimos muy preocupados por su silencio. Parecía que estaba avalando las políticas que se venían aplicando. Por eso nos alegra, y le damos la bienvenida a la batalla, nosotros, como centenares de otros camaradas anónimos, que estamos en esta lucha hace tiempo, valoramos positivamente que se haya decido hablar, recogiendo propuestas que desde el movimiento social y popular se han venido haciendo durante tres años. Y aquí, como paréntesis, quiero destacar un ejemplo de la necesidad de actuar con valor, por la calle del medio, diciendo lo que uno piensa como verdaderos revolucionarios: la actitud valiente y decidida de un grupo de intelectuales revolucionarios en junio de 2009 que cumpliendo con la obligación que todo cuadro revolucionario tiene, expresaron sus posiciones y por eso en un primer momento fueron atacados duramente desde el poder. Sin embargo, sin ese debate no hubiera sido posible señalar al menos la necesidad de corregir ciertos rumbos equivocados. Hoy creo que si se hubieran contemplado una parte mayor de las propuestas que en ese debate se hicieron el resultado electoral del 26/S hubiera sido otro y tendríamos en la Asamblea la mayoría de 2/3 que fuimos a buscar en el combate electoral y por cierto no obtuvimos. ¿Pero cómo crees tú que se puede superar esa dispersión que señalas hay entre los que coinciden en la necesidad de articular esa corriente?
  • 21. Cuando leímos la entrevista que Samán le otorgó a Lucha de Clases en Aporrea.org, sentimos una inmensa alegría, por fin encontrábamos un interlocutor con peso propio y quizás hasta con algo de orgánica que lo acompañe, que hablaba en nuestro propio idioma, que expresaba una propuesta fundamental que venimos sosteniendo. Pero lo más importante quiero insistir es que son cientos los cuadros y militantes no tan conocidos como alguien que ha sido ministro que le vienen echando bola a esto en una pelea del día a día. Por eso creemos que es necesario juntarnos a debatir. En nombre de la militancia de Marea Socialista y creyendo que expresamos una necesidad de todos aquellos sinceramente preocupados por el rumbo del proceso. Queremos proponer, en primer lugar a Samán, pero a todos esos camaradas que no tienen espacio en los medios que organicemos un encuentro debate entre todos los que estamos por la construcción de esa corriente de izquierda radical dentro del partido y del proceso, para ver cuáles son los puntos de coincidencia con los que podemos dar pasos a conformarla. Este es un momento histórico. Las propuestas no son para lanzarlas al aire, son para hacer todos los esfuerzos por concretarlas. ¿Pero cómo se organizaría ese debate, ese intercambio? Nosotros creemos que no corresponde a una corriente de las existentes ni a una persona apropiarse de la idea. Ni nosotros que venimos hace años planteándola, ni Samán que la empieza a plantear ahorita. Creemos que quien tiene la capacidad y el derecho de hacer la convocatoria son los camaradas de Aporrea.org. Aporrea, se lo ha ganado al ser la expresión más plural de los medios de este país. Un lugar sin censura y donde los que no tenemos voz ni siquiera en los medios oficiales del proceso que defendemos y defenderemos con nuestra propia vida, encontramos la posibilidad de ver reflejados nuestras opiniones y posiciones. Ojalá los compañeros se monten en esta propuesta, que insisto, es una urgente necesidad. Si no habrá que explorar otros caminos. Pero el debate viene, organizado o como ahora, desorganizado y cada uno por nuestro lado, lo que sería triste, pero es evidente que apareció algo nuevo en la realidad. Es la hora de construir una corriente de izquierda. Stalin Pèrez Borges Credito: Marea Socialista 6 de octubre de 2010.- El 10 de febrero del 2010 se le informó a Eduardo Samán que el Ejecutivo Nacional había decidido sustituirlo en el cargo de Ministro para el Poder Popular del Comercio. Samán era conocido en Venezuela cómo un ministro muy cercano al pueblo revolucionario, muy atento con sus problemas e inquietudes. Era además muy popular entre los trabajadores por el hecho de haber trabajado por el control obrero en fábricas como La Gaviota, Edo. Sucre.
  • 22. Sin embargo, su gestión creó un fuerte descontento entre los empresarios, a quienes Samán les atribuye parte de la culpa por su salida sorprendente. Lucha de Clases, sección venezolana de la Corriente Marxista Internacional, le entrevistó para saber sus opiniones sobre el pasado, presente y futuro de la Revolución Bolivariana. LC: En Venezuela usted es bien conocido, pero esta entrevista también tendrá muchos lectores a nivel internacional, ya que también será publicado en la página Marxist.com. ¿Podrías contarnos un poco de tí, de tu militancia, de la lucha que desarrollaste contra el sabotaje económico, etc? ES: Sí, con mucho gusto. Yo soy hijo de inmigrantes árabes y nací en el 1964, en el barrio popular de Catía, en el oeste de Caracas. A los 18 años, en 1982, tomé conciencia política por primera vez. Yo estuve en una lucha de bachilleres sin cupo. Queríamos entrar la universidad para tener una educación digna, para tener un futuro. Yo quería estudiar estudios farmacéuticos, pero la UCV (Universidad Central de Venezuela) era muy elitista en aquel periodo. Fue allí que me di cuenta por primera vez de la profunda desigualdad que existe. Los ricos sí lo saben, tienen su propia conciencia de clase. Pero los que venimos de familias humildes no lo percibimos en un primer momento, pensamos que todos somos iguales en la sociedad. Bueno, en el 1982 tuve que participar en una huelga de hambre que duró cuatro días. Al final logré entrar y me gradué en enero de 1989, justo antes del Caracazo. Estuve vinculado a la Juventud Comunista un tiempo, pero salí de allá el año antes de terminar la universidad, pues me di cuenta de que la dirección del partido había degenerado políticamente, cosa que se confirmó en el 1993 con su apoyo a la candidatura de Rafael Caldera. LC: ¿Y que recuerdos tienes del Caracazo? ES: Esto fue un baño de sangre horrible. El 27 de febrero estuve en una escuela de medicina, dando clases. Yo no podía entrar al sector farmacéutico, pues cuando uno tenia una “mancha roja” no te dejaban entrar a la industria. El Caracazo fue un acontecimiento espontáneo, sin dirección. Era como un estallido de la frustración acumulado en el pueblo por mucho tiempo. Ese 27 de febrero yo decidí caminar desde la escuela de medicina en Altamira hasta mi casa en Catia. En la calle ya habían comenzado los saqueos, pero lo que sorprendía es que muchos policías también participaban en los saqueos. También vi los primeros actos de represión a nivel de calle. Pero fue el siguiente día cuando se militarizó toda la capital y mandaron soldados a los barrios para “controlar” la situación. Pero los soldados estaban gobernados por el miedo. No querían disparar contra sus hermanos de clase. Claro, nosotros tuvimos que deshacernos de todo el material político, para no ser detenidos o “desaparecidos” por la DISIP. Así que perdí toda mi colección de Marx, Engels y Lenin. El Caracazo fue un factor determinante para entender el panorama político de los veinte años que han transcurridos desde aquel entonces.
  • 23. LC: ¿Cómo llegaste a protagonizar la lucha contra el acaparamiento de alimentos y la especulación? Bueno, yo fui nombrado como director del INDECU por Adina Bastidas (vicepresidenta de Venezuela entre el 2000-2002), una mujer muy valiosa y del ala más de izquierdas del gobierno. INDECU era el Instituto para la Defensa y Educación del Consumidor, pero en el 2008 cambiamos el nombre al Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a Bienes y Servicios. Nuestro criterio principal para cambiar tanto el nombre como la ley fue que la palabra “consumidor” viene de la propia terminologia capitalista. El “consumidor” es el que tiene dinero como para comprar y asi consumir determinados productos. Nosotros queríamos romper estos esquemas. Pensamos que no se podría construir la Venezuela que necesitamos con los viejos códigos de comercio del capitalismo y por lo tanto hicimos un análisis de porqué se fortalecen los monopolios. El problema principal es que no se puede industrializar a Venezuela con un estándar capitalista. Ya se ha intentado muchas veces, pero la oligarquía no está interesada. Condenaron a Venezuela a ser un país “rentista”, que solo producía petróleo e importaba todos los demás productos. Tenemos petroquímica, pero no hay juguetes producidos enteramente en Venezuela. LC: ¿Cuál era el eje de su gestión? ¿Cómo benefició al pueblo? Hay gente que han dicho que “Samán quería quebrar la Polar (la mayor compañía de alimentos de Venezuela)” ¿Y que les puedo responder? ¡Claro que sí! No es justo que una compañía tenga el monopolio del comercio, y no es justo que pueda utilizar sus bienes para decidir cuándo hay abastecimiento y cuándo no. El control de precio era nuestro arma en la lucha de clases. Así, lo utilizamos en el Marzo de 2009 cuando, bajo mi gestión y con la aprobación del presidente Chávez, decidimos inspeccionar las plantas arroceras de la Polar y descubrimos que solo producían arroz de lujo para poder evitar los controles de precio. Fue en esta lucha que el presidente decidió nombrarme Ministro de Comercio. Desde el primer día en el cargo intenté romper el poder económico de la oligarquía venezolana y las multinacionales. Establecimos la Arepera Socialista en Caracas, dónde el pueblo puede almorzar con un descuento del 40 por ciento o más. Investigamos el comercio y la producción en varios sectores, entre ellos la industria cafetera. Allí descubrimos que Café Madrid y Café Fama de América tenían el 80% del mercado por varias trabas y ventajismos en el intercambio de materia prima para la producción. Se decidió intervenir en Café Fama de América y nacionalizar a la Cafea, una planta en Rubio, Edo. Táchira. LC: Usted ha trabajado intensamente con colectivos de trabajadores al largo y ancho del país. Una experiencia particularmente importante fue con los camaradas de La Gaviota, en el Edo. Sucre. ¿Puedes contarnos de ella?
  • 24. La Gaviota es una fábrica que enlata las sardinas y está ubicada cerca de Cumaná. Durante los meses de enero y febrero se dio una huelga por parte de los trabajadores, pues el patrono estaba incumpliendo casi todos los reglamentos y la Ley Orgánica del Trabajo. Decidimos intervenir allí para reactivar la planta. Pero, claro, las máquinas estaban desgastadas, el personal eran trabajadores mayores, y el proyecto del patrono era liquidar la fábrica. Pero eso significaba un desastre para las comunidades de alrededor, pues una buena parte de las familias dependían del funcionamiento de la fábrica. La fábrica tenía 300 trabajadores, la mayor parte de ellos eran de dos urbanizaciones cercanas. Lo primero que hicimos era explicar a los trabajadores que nosotros no éramos unos nuevos patronos. Envié gente a la planta que, más bien, acompañaron los trabajadores como camaradas políticos, aprendiendo y enseñando a la misma vez. Lo primordial en la primera etapa era romper la división entre trabajo manual y administración de la empresa. En cualquier empresa capitalista es lo normal que el patrono quiere separar a los trabajadores y los empleados, evitar a máximo costo que tengan una cercanía. Esto no es coincidencia, pues el manejo de los libros de cuenta, los presupuestos, la contabilidad, etc. revelan todos los secretos comerciales y muestran las cifras crudas. El patrono desea mantener todo esto oculto para los trabajadores. El 19 de mayo, dos semanas después la intervención del estado, la fábrica ya estaba produciendo a 50% de su capacidad, que es decir entre 25 y 30 toneladas semanales. Los excedentes eran mínimos, pero la fábrica no dió perdida. Efectivamente, se mostró que eramos capaces de pagar los salarios, el mantenimiento y todo con la venta de los productos. El órgano superior en todo este periodo fue la asamblea de trabajadores. En los primeros cuatro meses celebramos 40 asambleas con la participación de toda la plantilla. También se eligió un Consejo de Trabajadores, pero no era algo contrapuesto al sindicato. Al contrario, los dos organismos se complementaron, el Consejo manejaba la dirección diaria de la planta y el Sindicato luchaba por las reivindicaciones de los trabajadores. De hecho, es muy significativo que la mitad de los integrantes de la Dirección sindical, la parte más combativa, fueran también elegidos como voceros en el consejo. Se inició además un profundo trabajo político-cultural con los trabajadores. Se creó un teatro obrero, se estableció una biblioteca para promover la lectura de los trabajadores y se dio espacio a las misiones educativas: Misión Robinson y Misión Ribas. Esta fue una experiencia maravillosa que desafortunadamente se liquidó cuando sali del ministerio. Pero, no obstante, el ejemplo de la Gaviota muestra que el Control Obrero no es un “espejismo” como afirma Toby Valderrama y otros analistas, sino algo real que muestra cómo los trabajadores son perfectamente capaces de gestionar las empresas.
  • 25. LC: ¿Por qué cree usted que le sustituyeron en el cargo como Ministro de Comercio? ES: Muchas veces ha ocurrido que las decisiones poco populares se toman justo antes de vacaciones para intentar calmar a la gente. Así también fue en mi caso, me sustituyeron justo antes de los carnavales. A mí no me dieron una razón y, claro, el presidente puede sustituir los cargos como desee. Pero puedo sospechar que los empresarios del sector agro-alimentario tenían su mano metida. Creo que ellos pedían mi cabeza como garantía para, en cambio, no generar desabastecimiento de alimentos en un año electoral. Ellos hicieron una amenaza y yo era el obstáculo que querían mover. Lo primero que hizo el nuevo Ministro de Comercio, Ricardo Canán, era dar luz verde para un aumento de precio de productos tan importantes como el tomate, la margarina y la mayonesa. Yo jamás hubiera permitido eso. LC: Después de los resultados electorales del 26 de septiembre, ¿Cuáles son las perspectivas para la Revolución Bolivariana? ES: Hay dos escenarios factibles en la coyuntura actual. El primero es que haya una radicalización de la revolución. Para ir por esta via es necesario una rectificación interna en el seno del PSUV. Esto significa una lucha sin cuartel contra la burocracia y la corrupción. El otro escenario es algún tipo de reconciliación del proceso con la derecha, o incluso podría haber un status quo, pero sin un avance significativo. Allí tendríamos una agonía, que es decir una muerte lenta de la revolución. La contrarrevolución no va a apostar por lanzarse inmediatamente contra el presidente. A ellos no les interesa un referéndum revocatorio, pues necesitan los dos años hasta el 2012 para crear la suficiente apatía en los barrios, entre los trabajadores y los campesinos. Su arma fundamental es que el descontento se convierta en abstención, lo que sería mortal para la revolución. Aunque los portavoces de la oposición hablan bonito, como si realmente quisieran resolver los problemas como la inseguridad, la alta inflación, etc, en realidad no les interesa desarrollar Venezuela como nación. Ellos ni siquiera controlan su propia política, son controladas desde los EE.UU. Su motivo real es devolver el petróleo al imperialismo norteamericano. Fíjese, es como si hubiera una gran maquinaria contra un hombre, el presidente Chávez ¿Usted se recuerda de la primera computadora que jugaba ajedrez contra el hombre? Algo parecido está ocurriendo ahora y, en realidad, el camarada Chávez está luchando solo contra este maquinaria. LC: Hemos hablado de muchos de los problemas que enfrentan la revolución. Pero ¿qué mensaje final quiere enviar a nuestros lectores? ¿Qué salida hay en la coyuntura actual?
  • 26. ES: Mira, la única manera de avanzar es con un profundo debate en nuestro partido, en el PSUV. Hay que construir una corriente radical en el PSUV. No para fraccionar y dividir el partido, sino para contribuir como una corriente de pensamiento al debate vivo, a la discusión de ideas. El presidente Chávez tiene que reconocer la existencia de una corriente radical en su movimiento. Dicha corriente puede salvar la revolución de una derrota aplastante, pues puede capitalizar el descontento y orientarlo hacia adentro. En lugar de tener gente valiosa que vaya a la casa, decepcionada con la burocracia y el lento avance para abandonar la política, podrían organizarse en una corriente radical si lo ven como una alternativa viable, como una esperanza. Con una corriente organizada en el partido se podría desafiar la burocracia. No es cierto que la quinta columna sea la oposición venezolana, esto es un intento de confundir el término. La verdadera quinta columna es una burocracia que existe en nuestro propio movimiento bolivariano y debemos organizarnos para quitarle el puesto dirigente que ha asumido. Solo asi se puede rectificar, que es decir aplicar la tesis de los tres Rs a la revolución para poder salir adelante. Por: Lucha de Clases Fecha de publicación: 06/10/10 Eduardo Samán Credito: Archivo VTV http://www.luchadeclases.org.ve

×