Your SlideShare is downloading. ×
Introduccion A La Filosofia Para Unmsm
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Introduccion A La Filosofia Para Unmsm

5,795
views

Published on

clase dedicada a la facultad de sociales

clase dedicada a la facultad de sociales

Published in: Education

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
5,795
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
241
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. INTRODUCCIÓN (UNIVERSITARIA) A LA FILOSOFÍA RAFAEL FELIX MORA RAMIREZ AYUDANTE DE CÁTEDRA DE LA FACULTAD DE SOCIALES DE LA UNMSM
  • 2. ¿QUÉ ES LA FILOSOFÍA?
    • La filosofía no es una historia. La historia es un relato de sucesos continuos que sólo tienen la característica de estar en una relación temporal de anticipación el primero con el segundo, el segundo con el tercero y así sucesivamente. La filosofía no es una sucesión. Aunque siempre es bueno saber qué fue lo que pensaron otros, ello no debe significar una reducción de la enseñanza de la filosofía a una lista de ideas.
    • Si aceptamos que la filosofía se puede enseñar, podemos afirmar que es como un lenguaje. La filosofía se aprende como se aprende un idioma. Necesitamos aplicar los 4 pilares de la lengua: el leer (reading), el escuchar (listening), el hablar (speaking) y el escribir (writting). Una vez que hayamos leido, escuchado y hablado podemos escribir y sustentar ideas propias así como criticar las ajenas. La Filosofía sistemática, racional, universal, crítica, metódica será lenguaje de paradojas cuando logremos la autenticidad de pensamiento.
    • La filosofía no es un ni un sistema de ideas ni un estudio de la realidad. La primera posibilidad no explicaría la continua discusión que, por lo general, nunca es acrítica (los sistemas tienden a ser dogmáticos); la segunda posibilidad no explicaría el hecho de que la filosofía no es ciencia (aunque siempre está en relación temporal con ella). La filosofía es un análisis de las creencias que tenemos acerca de la realidad . Ella es método y resultado, medio y fin en sí mismo. Veamos cómo así la filosofía es análisis de la ciencia.
  • 3. ¿QUÉ ES LA FILOSOFÍA?
    • La filosofía es un trabajo intelectual anterior y posterior a la ciencia. Es anterior cuando la discusión filosófica motiva ciertas investigaciones de orden científico. Por ejemplo, la alquimia, que fue una seudo-ciencia y que se convirtió en Química cuando adoptó el método científico, tiene sus orígenes en las filosóficas discusiones de los presocráticos acerca de la esencia de la realidad (teoría de los 4 elementos).
    • Es posterior cuando ante el conocimiento de los fenómenos de cualquier tipo la filosofía se cuestiona cual fiscal de la validez si es que estamos interpretando adecuadamente tal o cual teoría científica o si podríamos enfocar de otros modos el conocimiento. Por ejemplo, en el siglo XIX cuando las preguntas filosóficas revisionistas fueron aplicadas a la geometría de Euclides tuvo lugar un revuelo general en la comprensión de la ciencia matemática de las formas ideales: el quinto postulado de Euclides es innecesario para constituir cualquier geometría.
  • 4. ¿QUÉ ES LA FILOSOFÍA?
    • Tenemos que notar, entonces, que la filosofía es consciente de sus limitaciones: la mente puede juzgar los contenidos de la realidad pero ¿a quién le compete juzgar los contenidos de la mente?
    • Es necesario, comprender el nivel del entendimiento en el que nos movemos: ya no nos enfrentaremos con la realidad de la ciencia sino con la realidad intelectual del sujeto cognoscente, esta es la realidad de las creencias.
    • Y las creencias filosóficas constituyen la totalidad de la realidad, pues es a través del descubrimiento de nuestras creencias como descubrimos todo lo que conocemos, sentimos, deseamos, imaginamos, etc. La meta-creencia o creencia de creencias es el área de la filosofía. Entrenémonos en ella sin caer en falacias no formales.
  • 5. ¿QUÉ FENÓMENOS PRETENDE EXPLICAR LA FILOSOFÍA?
    • Nosotros no solo queremos satisfacer nuestras ansias de saber: no somos un programa de computadora destinado al almacenamiento de datos. También buscamos saber qué significa para nosotros esa información, cómo debemos entenderla e interpretarla.
    • La ciencia se preocupa por el cómo, el qué y el porqué de las cosas (metodiza, describe y explica), en cambio, la filosofía se pone a reflexionar sobre cómo cuenta para nosotros esa información.
    • Es con el rostro de sabiduría que la filosofía aspira a comprender la integridad de la totalidad , desplazándose en zig-zag desde el objeto de nuestro conocimiento, hasta nosotros, los sujetos cognoscentes, para luego entrar en el ámbito de lo real-para-nosotros y volver al objeto inicial. Y esto ocurre cuando nuestra mente piensa o tiene creencias con respecto al mundo: dadas estas condiciones pueden darse creencias de segundo grado que versen acerca de otras creencias.
  • 6. ¿QUÉ FENÓMENOS PRETENDE EXPLICAR LA FILOSOFÍA?
    • La ciencia divide la realidad en regiones fragmentando y especializando el saber, mientras que la filosofía se empeña en relacionar todo con la totalidad, porque pretende sistematizar y fundamentar nuestros conocimientos en nuestra vida.
    • La creencia filosófica tiene cierto estatus de duda cartesiana. La filosofía no se construye sobre cimientos seguros a los que cualquiera pueda acceder y continuar desarrollándola. La creencia de segundo grado no constituye conocimiento sino análisis y en ese sentido no puede pretender cerrar el tema en debate: el análisis es cuestionable por muchos flancos.
    • La filosofía se cultiva en la mente del filósofo, meditando los problemas, filosofando. “No se aprende Filosofía sino a filosofar”. Mientras que los científicos tienen como objetivo mejorar nuestro conocimiento acerca de la realidad, el filosofar ayuda a ampliar y transformar la visión personal del mundo de quien se dedica a esta tarea.
    • Es por este motivo que filosofar es un método, un camino para el pensamiento, una forma de mirar y de argumentar, a partir del sujeto que conoce y no a partir del mundo por conocer. El desarrollo o progreso en filosofía consiste en la implementación de métodos para resolver los problemas de nivel filosófico. Es necesario reformular y clarificar el problema inicial. Esta tarea es repetible de tantos modos como seres humanos existan.
  • 7. ¿QUÉ ES UN PROBLEMA FILOSÓFICO?
    • Siempre que existen dudas o cuando se suscitan conceptos de manera borrosa surgen en la mente racional del ser humano, de manera natural, interrogantes necesariamente hambrientas de respuestas que buscan cual necesidades ser satisfechas.
    • Un barman puede preguntarse ¿qué es el vino, cómo se hizo, por qué el vino embriaga, dónde se originó?, y estas preguntas pueden ser respondidas con una sola respuesta cada una (estableciéndose una relación biunívoca entre la pregunta y la respuesta)… el vino es tal cosa, se hizo de esta manera, embriaga por este motivo, se originó en tal lugar, tales preguntas se responden consultando libros o por Internet o por algún otro método. Ahí queda la curiosidad inocente.
  • 8. ¿QUÉ ES UN PROBLEMA FILOSÓFICO?
    • Pero qué sucede con otro tipo de preguntas como ¿Qué es el universo?, ¿Cuál es el propósito de nuestra existencia? ¿Cómo podemos saber que existe una realidad? ¿Por qué tienes que ir a trabajar? ¿Por qué si somos tan pobres pagamos impuestos? ¿Qué relación hay entre una computadora y el mundo virtual? ¿Por qué tengo una familia? ¿Quién me trajo a esta realidad? ¿Cuál es la razón que justifica tu creencia? ¿Por qué tenemos algunas proposiciones por verdaderas? ¿De qué magnitud será el impacto causado por nuestro descubrimiento de la real situación, acerca del valor de verdad de nuestras creencias? ¿Acaso nos costará la vida responder todas esas preguntas?
    • Este tipo de preguntar es el que incomoda a la mayoría de hombres. Su reacción ante este tipo de preguntas se reduce a repetir errores ajenos: “Es que así es la vida”.  Es así que la filosofía es tomada como un juego de niños, porque muchas de las preguntas que responde tienen un cierto aire infantil, una actitud felina de curiosidad innata y de sospecha sobre fundamentos generales que quiere ser confirmada o refutada, de manera apasionada, buscando la verdad por ella misma, a riesgo de burla o humillación pública.
  • 9. ¿QUÉ ES UN PROBLEMA FILOSÓFICO?
    • Alguien puede pensar “Bueno, para preguntas de niños siempre habrá respuestas de niños. Así que la respuesta es ésta y punto”. O “haz esto porque creo que te conviene”. Pero con esto lo que hace es desviar la atención sobre lo que se pregunta para responderla con argumentos propios de un capítulo de un libro lógica dedicado a las falacias no formales (Ver Diapositivas en www.slideshare.net ) .
    • La meta de esta represión es común: dejar callado al oponente con un discurso aparentemente infalible. Y como si no fuera suficiente de paso se desprestigia a la filosofía, como algo que produce molestias y que, en consecuencia, no es útil. Pero estas preguntas (filosóficas en su origen, antes que infantiles, y por supuesto, nada inocentes sino muy entrometidas con lo real) no son preguntas cualesquiera, en principio, pueden tener muchas respuestas.
    • Es decir, que en principio una pregunta filosófica nunca se responde de una vez y para siempre. Todos los esfuerzos que se reúne para responder a preguntas multivalentes van dirigidos a esclarecerlas, limitarlas, ver los pros y los contras, sin sugerir a uno o a otro como más relevante.
    • La filosofía nunca se satisface. Su sospecha es “neurótica”, “auto-neurótica”. Sospecha de que sus sospechas no son sospechas. Ella está inconforme consigo misma. No quiere que la llamen “filosofía”.
  • 10. ¿QUÉ ES UN PROBLEMA FILOSÓFICO?
    • Una de las funciones de la filosofía (como ciencia humana) es revelar y criticar los modelos que suministran la estructura oculta de nuestros pensamientos. Así como revisar, verificar y poner en tela de juicio gran parte de lo que tenemos por cierto, indiscutible, o incognoscible es también tarea de la filosofía.
    • El filósofo interesado en este preguntar intenta penetrar en las presuposiciones de nuestro pensamiento; investigar, descubrir y aclararnos cuales son las suposiciones que subyacen ocultos en nuestros términos primitivos.
    • La tarea del filósofo es enfrentar a la gente con sus problemas, a la gama de los posibles caminos de acción; explicarle qué podrían escoger, y por qué. Su tarea no es predicar ni exhortar sino solo iluminar, de esta manera puede ayudar; pero entonces toca a cada individuo o grupo a la luz de lo que creen y de lo que buscan, decidir por sí mismos.
    • No es tarea de un filósofo decirle cómo actuar a alguien, pero si le compete explicarle cuáles son las cuestiones y los valores que están en juego; examinar y juzgar los argumentos a favor y en contra de diversas conclusiones; esclarecer qué es lo que se encuentra en conflicto, y quizá los costos entre los que tiene que elegir. La trascendencia de este tipo de discusiones puede incluso poner en juego la vida del otro, así como desatar revoluciones y hasta desterrar ideologías e imponer, sin decirlo, otras. Recordemos la etapa de apogeo del marxismo, que queriendo ser filosofía en sus inicios, terminó como paradigma de vida práctica.
    • Por esto las ideas filosóficas están conectadas con la vida real, en tanto esta dependa de la vida mental. Vida mental en la que el filósofo está entrenado para poner al descubierto fallas que todos cometen inconscientemente. Al fin y al cabo errare humanum est .
  • 11. ¿QUÉ ES UNA RESPUESTA FILOSÓFICA?
    • Hoy en día, con tanto desarrollo tecnológico, es difícil comprender y aceptar la importancia de la filosofía. Y es que la ciencia lo acapara todo , desde un despertador que controla nuestras horas de sueño hasta pastillas anti-insomnio para poder dormir. 
    • Así, la ciencia responde a muchas preguntas y satisface, por medio de la tecnología, casi todas las necesidades. En esto se aparta de la filosofía de la que insoslayablemente es un saber antagónico, ya que ésta última es adjetivada ofensiva y prejuiciosamente como inaplicable, nada práctica y hasta desorientadora. (Recordemos Las Nubes de Aristófanes; pueden ver el fragmento básico de su obra en esta dirección: (pueden ir Google, seleccionar “Libros”, buscar “aristófanes nubes” e ir a la página 45)     
    • En esta etapa de nuestra civilización conocida como la era de la información , donde priman las verdades de la razón y las verdades de hecho, la filosofía ha vuelto a ser dejada de lado. Sucede que las preguntas que están teniendo mayor demanda de respuesta son la pregunta formal y la pregunta empírica.
    • Recordemos que la pregunta formal es una pregunta que se responde con el solo análisis de las palabras o signos que la constituyen (oración analítica), mientras que la pregunta empírica es una pregunta acerca de los hechos que se verifica o refuta con la realidad externa (oración sintética).
    • Las otras preguntas las situaremos en el conjunto de las preguntas filosóficas. Aquéllas no tienen respuesta, ya que nunca habrá filósofos (que sean auténticos filósofos) que puedan dar respuestas de tal manera que cualquier ser racional que esté siguiendo su razonar pueda obedecer. Esto significa que el punto de partida de la filosofía es la posesión de una pregunta molesta sin tener la idea clara de cómo encontrar la respuesta. Esta especie de cuarto excluido (es decir que una pregunta puede ser o formal o empírica o filosófica) es lo que trae como consecuencia un corte entre ciencia y filosofía.
    •  
  • 12. ¿QUÉ ES UNA RESPUESTA FILOSÓFICA?
    • Pero, el problema filosófico que surge de una determinada pregunta filosófica puede ser confrontado con una respuesta que satisfaga los requisitos mínimos de la discusión filosófica: no ofendas a nadie y no rehúses auto-refutarte. Esta respuesta surge de un filosofar que con análisis y argumentos le hace frente a la pregunta filosófica. El argumento es clave en filosofía.
    • Pero, ¿qué es un argumento en términos lógicos? Todo argumento consta de tres partes: premisas, pasos deductivos y conclusión. Una premisa es una proposición cuya afirmación sirve para afirmar otra proposición (llamada conclusión ) en el contexto de un argumento. Una premisa desarrolla el mismo papel que el axioma. La proposición es aquello que uno afirma o niega, es decir, aquello que creemos. Son o verdadera o falsas (son descripciones objetivas).
    • El argumento es un conjunto de proposiciones, en el cual se dice que una es consecuencia de las demás en virtud de cierta inferencia. La consecuencia es una relación de implicación entre premisas y conclusiones.
    • La inferencia es el proceso sicológico que lleva de las premisas a la conclusión. Pueden ser de dos clases: deducción e inducción. En el caso de la deducción la implicación es necesaria. Ejemplo: “Todo peruano es latino” y “Todo latino es sudamericano”. Por lo tanto, “Todo peruano es sudamericano”. En el caso de la inducción la implicación no es necesaria, sino probable. Ejemplo: “Ayer llovió. Hoy llueve. Por lo tanto, mañana lloverá”.
  • 13. ¿QUÉ ES UNA RESPUESTA FILOSÓFICA?
    • Entonces, si la argumentación es la piedra angular de la filosofía, ella se convertirá en la actividad más importante. En ese sentido, un conjunto de argumentos bien estructurados y escritos constituirán las defensas de ciertas proposiciones dadas.
    • Para fundamentar cierta postura actitud o parecer se ofrece un argumento a su favor. No se limita a reportarlo como mera opinión, ni a dar cuenta de lo que dicen otros (eso es historia, es decir, fábula, cuento, caricatura de la realidad). Tengamos en cuenta las palabras de Descartes:  
    • "Así como no debe llamárseme matemático por saber de memoria la demostración de todos los teoremas, sino únicamente cuando estoy en capacidad de realizar uno por mi propio juicio, así tampoco debe llamárseme filósofo porque sé de memoria los razonamientos de Platón y Aristóteles, sino tan sólo cuando estoy en capacidad de declararme respecto de ellos; de lo contrario, no tendré ciencia, sólo historia". (Descartes, Reglas para la dirección del espíritu, III, 2).
  • 14. ¿QUÉ ES UNA RESPUESTA FILOSÓFICA?
    • No basta con decir “para mí es p.” Se tiene que dar razones para creer en p. Esto es, se tiene que argumentar a su favor. “Para mí es p porque q.” Esto es lo que hacen los discursos filosóficos. De hecho, hay una multiplicidad de cosas que un texto o discurso filosófico puede pretender. Por lo general, empieza presentando alguna tesis o argumento para su consideración. Entonces, puede continuar realizando una o más de las siguientes tareas:
    • A . Criticar ese argumento; o mostrar que ciertos argumentos a favor de esa tesis no son válidos.
    • B . Defender el argumento o tesis en contra de la crítica de alguien más.
    • C . Ofrecer razones para creer en la tesis.
    • D . Ofrecer contra-ejemplos a la tesis.
    • E . Contrastar la fuerza o debilidad de dos concepciones opuestas sobre la tesis.
    • F . Dar ejemplos que ayuden a explicar la tesis, o que puedan hacerla más verosímil.
    • G . Sugerir que ciertos filósofos están comprometidos con esa tesis a causa de sus otras concepciones, aunque no hayan afirmado aquélla de manera explícita.
    • H . Discutir las consecuencias que tendría la tesis de ser verdadera.
    • I . Revisar la tesis a la luz de alguna objeción.
    • No importa a cuál tarea en particular de las anteriores se dedique uno, siempre tendrá que presentar de manera explícita razones a favor de las afirmaciones que haga. Se supone que la audiencia no ha asumido la verdad de lo que se propone y que sólo lo hará luego de que se le haya ofrecido suficientes razones para creerla. Si este conjunto de argumentos llega a ser discutido con vigor y continuidad se llega al rango de una teoría filosófica compleja. Si argumentamos “bien”, tendremos aceptación. Sólo quedaría la labor de difusión de la actitud lograda.