Your SlideShare is downloading. ×
LA IGLESIA
Y LA EVANGELIZACIÓN
DE LOS POBRES,
EN HONDURAS,
(1965-2002)

+ Ángel Garachana Pérez, CMF
Obispo de San Pedro S...
2

Introducción
a) Conferencia de “pastor” y sobre la “memoria reciente”
“No soy historiador ni hago de historiador”. Y si...
3
El titulo del tema me da las tres palabras claves en torno a las que va a girar el discurso: Iglesia
– evangelización – ...
4
o Participación de los laicos en los organismos que expresan y hacen la Iglesia de
comunión: consejos locales, parroquia...
5
la dicha y vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda. Ella existe para evangelizar,
es decir, para predic...
6
“Pero la evangelización no sería completa si no tuviera en cuenta la interpelación recíproca que
en el curso de los tiem...
7
o “La justicia en Honduras” (2000).

2.3.

Finalidad de la evangelización

Conversión personal
“La finalidad de la evang...
8

3.1.

Los pobres en cuanto destinatario de la evangelización.

Flases de doctrina:
“Proclamar de ciudad en ciudad, sobr...
9
salvación alcanzó así los caseríos más apartados, disipando las tinieblas de la ignorancia
religiosa. Sembró por doquier...
10
o Porque no hay una respuesta pastoral eficaz.
• Es un nuevo reto a la pastoral:
o No estamos preparados, no tenemos pa...
11
• Para otros la causa de la pobreza está en Dios. Dios hace a los pobres. Es su voluntad
soberana la que ha establecido...
12
• menos mecanicista y más ético.
3.3.

Los pobres, sujetos activos de la evangelización.

De la evangelización de los p...
13

+ Ángel Garachana Pérez, CMF
Obispo de San Pedro Sula
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

La iglesia y la evangelizacion de los pobres en honduras

670

Published on

Documento realizado por el Obispo Mons. Ángel Pérez Garachana

Published in: Spiritual
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
670
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "La iglesia y la evangelizacion de los pobres en honduras"

  1. 1. LA IGLESIA Y LA EVANGELIZACIÓN DE LOS POBRES, EN HONDURAS, (1965-2002) + Ángel Garachana Pérez, CMF Obispo de San Pedro Sula
  2. 2. 2 Introducción a) Conferencia de “pastor” y sobre la “memoria reciente” “No soy historiador ni hago de historiador”. Y sin embargo me encomiendan una conferencia que tiene en el programa un título muy ambicioso: “La Iglesia y la evangelización de los pobres en Honduras”. El tema sólo puede ser desarrollado con conocimiento de causa por quien haya tenido capacidad, dedicación y tiempo para estudiarlo como historiador a lo largo de los 500 años, desde la 1ª misa en Honduras. O por quien, a partir de estudios particulares de diversos periodos y autores, haya podido enlazar y reflexionar sobre sus conclusiones desde esta óptica de la evangelización de los pobres. Semejante trabajo desborda mis posibilidades reales actuales. Ni soy historiador ni he tenido dedicación y tiempo para leer lo escrito en la clave asignada. Yo soy pastor muy absorbido por el trabajo cotidiano. Y, si quieren, hasta teólogo y es en este campo de la teología y pastoral donde me muevo con cierta soltura y seguridad. Conociendo esto, creo que los organizadores (y ustedes los oyentes) esperan de mi más una palabra de “pastor” que de “historiador”, una palabra, que apoyándose en la “memoria”, anime y oriente el futuro inmediato. Fíjense que a esta exposición mía no se la denomina ni “conferencia magistral” ni “ponencia” sino “conferencia de clausura”; y no se le asigna una hora (conferencia magistral) ni media hora (ponencia) sino 45 minutos. Y me voy a ceñir a hacer memoria y comentario de los últimos 40 años por tres razones: • Porque al no ser historiador y no manejar documentos del pasado estos son los años de los que tengo memoria fresca y experiencial. • Porque es a partir del Vaticano II y Medellín (década de los 60) cuando se plantea con más fuerza e incisión la evangelización de los pobres, tanto en la reflexión teológica como en las opciones pastorales. • Y finalmente porque estos últimos 40 años han sido años de gran dinamismo , renovación y vitalidad de nuestra Iglesia, actitudes que deseamos se mantengan para remar mar adentro en el nuevo milenio b) Tres palabras de siempre con renovada actualidad
  3. 3. 3 El titulo del tema me da las tres palabras claves en torno a las que va a girar el discurso: Iglesia – evangelización – pobres. Y no como tres realidades yuxtapuestas sino implicadas. Son palabras “primordiales”, “esenciales” en el mensaje cristiano, tanto en su predicación, como en su teología y en su moral, pero no siempre han tenido el mismo brillo y las mismas resonancias. A partir del Vaticano II y de su aplicación para A.L. en Medellín (y las siguientes Conferencias Generales) las tres palabras adquieren unos contenidos renovadores y una actualidad apasionante. En gran medida su enriquecimiento semántico y su actualidad palpitante vendrá de comprenderlas en esencial correlación: • La Iglesia no se entiende sino es para evangelizar y la evangelización es buena nueva para los pobres. • La evangelización no es derecho y deber de unos pocos sino de toda la Iglesia: acción eclesial. 1. La Iglesia toda: sujeto de evangelización de los pobres A partir del Concilio Vaticano II (1965) y de la Conferencia General de Obispos de A.L. en Medellín (1968) y bajo la inspiración e impulso de estos dos grandes acontecimientos eclesiales se inicia en nuestra Iglesia hondureña una amplia y profunda renovación eclesial. La renovación tiene lugar tanto en la forma de entender, comprender lo que es la Iglesia (Eclesiología) como en la forma de actuar y hacer Iglesia (eclesiopráxis). • Cambio eclesiológico: o Se pasa de una Iglesia entendida institucionalmente a una comprensión más teologal. o Principalmente identificada con la jerarquía, a una Iglesia pueblo de Dios y comunión de los bautizados. o Más a la defensiva ante el mundo moderno y sus cambios, a una Iglesia en el mundo y para el mundo en misión. • Cambio de la eclesiopráxis: o Crece la participación y responsabilidad del laicado desde una nueva conciencia de ser Iglesia. Pensemos en el cambio tan grande de la conciencia eclesial en miles de laicos.
  4. 4. 4 o Participación de los laicos en los organismos que expresan y hacen la Iglesia de comunión: consejos locales, parroquiales, diocesanos, nacionales; comisiones diversas, etc. o Participación activa no sólo en los aspectos cultuales, piadosos sino en la misión de la Iglesia en el mundo: catequesis, obras sociales, evangelización de la familia, visita a los hogares, celebración de la Palabra y animadores de comunidades, formación y concientización. o Además de los laicos, como lo más nuevo en el cambio, quiero recordar la creciente incorporación de la Vida Religiosa en Honduras, con todo su trabajo evangelizador especialmente hacia los pobres. Se da un gran crecimiento en estos años, de manera que hoy son (800) religiosas en Honduras y 276 religiosos (el número de sacerdotes entre seculares y religiosos es de 400. La conclusión más importante es que la Iglesia toda se convierte en el sujeto de la evangelización de los pobres. La evangelización no se reduce a la actividad de los sacerdotes o frailes sino que es derecho y deber de todos los fieles. Y no de manera aislada sino en cuanto Iglesia. La evangelización de los pobres es acción eclesial: de cada uno en cuanto miembro de la Iglesia y de la Iglesia en cuanto comunidad. Por este camino se ha transitado en estos 40 años y por aquí debemos continuar. Todos los que escriben sobre la nueva evangelización subrayan que su credibilidad y eficacia estará basada en cuanto sea acción de toda la Iglesia y en favor de los pobres. Aún queda mucho por hacer: • Considero que hoy en Honduras uno de los problemas eclesiológicos más importantes es: la no comprensión y valoración de vivir la fe siendo Iglesia, en el verdadero sentido dogmatico, y espiritual de la tradición cristiana. • Y esto por doble defecto: o Por escaso o nulo sentido de pertenencia, católicos indiferentes, alejados. o Por identificar verdad eclesial con gusto personal, o por confusión. Me cambio de Iglesia a mi gusto ¡Que distinta Santa Teresa cuando dice: “muero hija de la Iglesia!” 2. Pero. y ¿qué es evangelizar? 2.1. Prioridad hoy “Nosotros queremos confirmar, una vez más, que la tarea de la evangelización de todos los hombres constituye la misión esencial de la Iglesia; una tarea y misión que los amplios y profundos de la sociedad actual hacen cada vez más urgentes. Evangelizar constituye, en efecto,
  5. 5. 5 la dicha y vocación propia de la Iglesia, su identidad más profunda. Ella existe para evangelizar, es decir, para predicar y enseñar, ser canal del don de la gracia, reconciliar a los pecadores con Dios, perpetuar el sacrificio de Cristo en la Santa Misa, memorial de su Muerte y Resurrección gloriosa”. (EN 14). Pero hasta ahora se ha contado principalmente con una pastoral de conversión, basada en una sacramentalización con poco énfasis en una previa evangelización. Pastoral apta, sin duda, en una época en que las estructuras sociales coincidían con las estructuras religiosas, en que los medios de comunicación (familia, escuela y otros); estaban impregnados de valores cristianos y donde la fe se transmitía casi por la misma inercia de la tradición. Hoy hay un proceso de transformación cultural y religiosa. La evangelización del continente experimenta serias dificultades, que se ven agravadas por la explosión demográfica, las migraciones internas, los cambios socio-culturales, la escasez de personal apostólico y la deficiente adaptación de las estructuras eclesiales. (Cfr. Medellín, 6. Pastoral popular, n. 1). • El diagnostico de Medellín vale también para Honduras y por eso se está haciendo una revisión de esa pastoral: o Sino se llegaba al pueblo y al pueblo pobre campesino por falta de personal apostólico, surgirán los delegados de la palabra en las comunidades rurales. o Si la fe no impregnaba la vida y se daba una dicotomía fe-vida se invita a MCC para que por el anuncio y el testimonio de un equipo de sacerdotes y laicos se lleve a una conversión de vida. o Si se vive una fe muy individualista se promueve la Misión Popular renovada que suscita comunidades eclesiales en las parroquias. o Si la piedad popular se alimentaba de aspectos devocionales, a veces secundarios se insistirá en la difusión de la Palabra de Dios y en impregnar la religiosidad popular de la Palabra Evangélica o Así hemos pasado de una pastoral más conservadora y sacramentalista a una pastoral más evangelizadora y en los últimos años acogemos el llamado del Papa a “La Nueva Evangelización”. 2.2. El contenido de la Evangelización Centro del mensaje: La salvación en Jesucristo “La evangelización también debe contener siempre —como base, centro y a la vez culmen de su dinamismo— una clara proclamación de que en Jesucristo, Hijo de Dios hecho hombre, muerto y resucitado, se ofrece la salvación a todos los hombres, como don de la gracia y de la misericordia de Dios”. (E.N. 27). Un mensaje que afecta a toda la vida
  6. 6. 6 “Pero la evangelización no sería completa si no tuviera en cuenta la interpelación recíproca que en el curso de los tiempos se establece entre el Evangelio y la vida concreta, personal y social, del hombre. Precisamente por esto la evangelización lleva consigo un mensaje explícito, adaptado a las diversas situaciones y constantemente actualizado, sobre los derechos y deberes de toda persona humana, sobre la vida familiar sin la cual apenas es posible el progreso personal sobre la vida comunitaria de la sociedad, sobre la vida internacional, la paz, la justicia, el desarrollo; un mensaje, especialmente vigoroso en nuestros días, sobre la liberación”. (E.N 29). Un mensaje de liberación “Es bien sabido en qué términos hablaron durante el reciente Sínodo numerosos obispos de todos los continentes y, sobre todo, los obispos del Tercer Mundo, con un acento pastoral en el que vibraban las voces de millones de hijos de la Iglesia que forman tales pueblos. La Iglesia, repiten los obispos, tiene el deber de anunciar la liberación de millones de seres humanos, entre los cuales hay muchos hijos suyos; el deber de ayudar a que nazca esta liberación, de dar testimonio de la misma, de hacer que sea total. Todo esto no es extraño a la evangelización”. (E.N. 30) En conexión necesaria con la promoción humana “Entre evangelización y promoción humana (desarrollo, liberación) existen efectivamente lazos muy fuertes. Vínculos de orden antropológico, porque el hombre que hay que evangelizar no es un ser abstracto, sino un ser sujeto a los problemas sociales y económicos. Lazos de orden teológico, ya que no se puede disociar el plan de la creación del plan de la redención que llega hasta situaciones muy concretas de injusticia, a la que hay que combatir y de justicia que hay que restaurar. Vínculos de orden eminentemente evangélico como es el de la caridad: en efecto, ¿cómo proclamar el mandamiento nuevo sin promover, mediante la justicia y la paz, el verdadero, el auténtico crecimiento del hombre?” (E.N. 31). Este es el concepto integral, vigoroso e impelente que llevó en la década del 65-75 a: • 1966: creación de los delegados de la Palabra: hombres del pueblo que unían el servicio a la Palabra y a las necesidades de la comunidad. • 1967-1969: a editar aquellos folletos de C.P. de D. que anunciaban a Jesucristo e iluminaban las duras condiciones de los campesinos. • A la construcción de Centros de formación y concientización como Santa Clara, La Fragua, la Colmena, Las Milpas. • A impartir infinidad de cursos a campesinos y profesionales sobre la D.S.I. • A los obispos a escribir exhortaciones pastorales sobre: o “El actual momento político” en Honduras (1980). o “Algunos aspectos de la realidad nacional (1982)”. o “Reflexiones éticas con motivo del actual proceso electoral” (1997).
  7. 7. 7 o “La justicia en Honduras” (2000). 2.3. Finalidad de la evangelización Conversión personal “La finalidad de la evangelización es por consiguiente este cambio interior y, si hubiera que resumirlo en una palabra, lo mejor sería decir que la Iglesia evangeliza cuando, por la sola fuerza divina del Mensaje que proclama, trata de convertir al mismo tiempo la conciencia personal y colectiva de los hombres, la actividad en la que ellos están comprometidos, su vida y ambiente concretos”. (E.N. 18). … y sectores de la humanidad “Sectores de la humanidad que se transforman: para la Iglesia no se trata solamente de predicar el Evangelio en zonas geográficas cada vez más vastas o poblaciones cada vez más numerosas, sino de alcanzar y transformar con la fuerza del Evangelio los criterios de juicio, los valores determinantes, los puntos de interés, las líneas de pensamiento, las fuentes inspiradoras y los modelos de vida de la humanidad, que están en contraste con la Palabra de Dios y con el designio de salvación”. (E.N. 19). Evangelización de las culturas “Posiblemente, podríamos expresar todo esto diciendo: lo que importa es evangelizar —no de una manera decorativa, como un barniz superficial, sino de manera vital, en profundidad y hasta sus mismas raíces— la cultura y las culturas del hombre en el sentido rico y amplio que tienen sus términos en la Gaudium et spes, tomando siempre como punto de partida la persona y teniendo siempre presentes las relaciones de las personas entre sí y con Dios” (E.N. 20). 3. Evangelización de los pobres Para una reflexión más ordenada voy a desglosar el tema en varios apartados: • • • • • Los pobres en cuanto destinatario de la Evangelización. Los pobres en cuanto dramático interrogante: por qué. Los pobres en cuanto sujetos de la evangelización. Los pobres como motivo y opción teocéntrica-teologal. La pastoral social-caritas en cuanto catalizadora de esta opción preferencial.
  8. 8. 8 3.1. Los pobres en cuanto destinatario de la evangelización. Flases de doctrina: “Proclamar de ciudad en ciudad, sobre todo a los más pobres, con frecuencia los más dispuestos, el gozoso anuncio del cumplimiento de las promesas de la Alianza propuesta por Dios, tal es la misión para la que Jesús se declara enviado por el Padre; todos los aspectos de su Misterio – la misma Encarnación, los milagros, las enseñanzas, la convocación de sus discípulos, el envío de los Doce, la cruz y la resurrección, la continuidad de su presencia en medio de los suyos – forman parte de su actividad evangelizadora”. (E.N. 6). “Los gozos, las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo” (G.S., 1). “El Episcopado Latinoamericano no puede quedar indiferente ante las tremendas injusticias sociales existentes en América Latina, que mantienen a la mayoría de nuestros pueblos en una dolorosa pobreza cercana en muchísimos casos en la inhumana miseria”. “Un sordo clamor brota de millones de hombres, pidiendo a sus pastores una liberación que no les llega de ninguna parte. “No estáis ahora escuchando en silencio, pero oímos el grito que sube de nuestro sufrimiento”, ha dicho el Papa de los campesinos en Colombia”. “Por todo eso queremos que la Iglesia en América Latina sea evangelizadora de los pobres y solidaria con ellos, testigo del valor de los bienes del Reino y humilde servidora de todos los hombres de nuestros pueblos. Sus pastores y demás miembros del Pueblo de Dios han de dar a su vida y sus palabras, a sus actitudes y su acción, la coherencia necesaria con las exigencias evangélicas y las necesidades de los hombres latinoamericanos”. (Medellín, 14 Pobreza de la Iglesia, 1, 2, 8). Acogida en Honduras: unos testimonios a) El Evangelio llega a los pobres: Delegados de la Palabra de Dios “A los enviados del Bautista que le preguntaban acerca de su misión, Jesús contestó: “Vayan y cuéntenle a Juan lo que han visto y oído: que los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan sanos, los sordos oyen, los muertos resucitan y se predica el Evangelio a los pobres” (Mt. 11, 4-5). “Durante toda su vida pública, el Señor manifestó una predilección por los desvalidos y los más pobres (Lc. 4, 18). Inspira en este Modelo, la Celebración de la Palabra se proyectó desde un comienzo, con particular esmero, hacia los sectores más desfavorecidos. El anuncio gozoso de la
  9. 9. 9 salvación alcanzó así los caseríos más apartados, disipando las tinieblas de la ignorancia religiosa. Sembró por doquier un interés creciente por la Palabra de Dios y una ansia de liberación cristiana. Poco a poco, de una religión de prácticas exteriores a menudo rutinarias, conformistas y sin contenido espiritual, se ha pasado a un compromiso personal de fe, con fuerte proyección hacia la comunidad”. (C.E.H, “Diez años por nuevos caminos”, 19-4-1976) b) Feminización de la pobreza: Las amas de casa se organizan “A la vez que merma el “machismo”, se viene superando también el prejuicio tradicional que mantiene a la mujer encerrada en la casa, ajena a la vida de la comunidad y en condición de sujeción, a veces humillante, cara al marido y a los hijos. En los últimos años, como un fruto rico y sazonado de la Celebración de la Palabra, lo clubes de Amas de casa se han multiplicado por doquier, abriendo a la mujer del campo y de los barrios marginados nuevas y halagüeñas perspectivas de promoción personal y comunitaria. (EL mismo documento). Bajo diversas formas y organizaciones la Iglesia sigue evangelizando a la mujer, pobre entre los pobres. Se habla de la feminización de la pobreza. Hoy existe la comisión nacional de pastoral de la mujer. c) Los pobres de las ciudades: urbanización En pocos años se ha pasado de una nación predominantemente rural (70% en los 80) a una nación en proceso de predominio urbano: hoy se calcula en torno al 50% urbano. La pobreza en la ciudad tiene nuevas características y rasgos, señalamos alguno: • Los derivados del desarraigo de la migración y la socialización en un nuevo lugar y grupo. • En la aldea se tiene algunos animalitos, frutas, etc. En la ciudad solo el ingreso por algún tipo de trabajo o de venta. • Dificultad de adquirir terrenos para vivienda medianamente digna. • Se siente más fuerte el contraste riqueza-pobreza. d) Asalariados industriales • Un fenómeno nuevo y creciente es la migración para vivir y/o trabajar en la ciudad, especialmente en el área de la maquila. Son los asalariados industriales. • Lo señalo por: o Su número de empleados jóvenes. o Su carácter provisorio. o Los efectos a mediano plazo, cuando se llega a una edad en la que ya no serán contratados para un trabajo en serie y no hayan estudiado.
  10. 10. 10 o Porque no hay una respuesta pastoral eficaz. • Es un nuevo reto a la pastoral: o No estamos preparados, no tenemos pastoral. o No hay respuesta en el interior de los mismos trabajadores católicos. o Me dicen “yo trabajo en cualquier otra pastoral pero no me pida formar grupos en la maquila. No quiero problemas”. Yo intenté algo en la línea de la JOC. • ¿Cómo ser “buena nueva”? o Para el “corazón” de las personas: empresarios y trabajadores. o Y para las estructuras de producción. e) “La pobre Honduras”. • En la última década se ha puesto claramente de manifiesto la dependencia del país de las directrices económicas supranacionales. • El modelo económico predominante del neoliberalismo está mostrando su verdadera naturaleza y sus efectos de inequidad social, crece la lucha entre pobres y ricos, y el callejón sin salida al que conduce. • Ante esta nueva teoría y praxis, no ha faltado la reflexión, las denuncias, la concientización. Creo que en la Iglesia es, en estos momentos, la que más está haciendo por los pobres, al insistir en la dimensión ética de la economía, al trabajar por la condonación total y parcial de la deuda externa, al tiempo que insiste en los fines del dinero condonado y en la transparencia de su manejo. • En Honduras y fuera del país, ha resonado la voz de Mons. Oscar en torno a estas cuestiones. Su presencia en el CELAM, ha sido también buena oportunidad para ampliar el eco de sus palabras. • La situación actual nos pide seguir manteniendo, como está haciendo el magisterio del Papa., la opción preferencial por los pobres, aunque hoy no corran vientos favorables en el ambiente dominante de indiferencia. 3.2. Los pobres en cuanto dramático interrogante. La pobreza ha sido objeto de preocupación, estudio y de estrategias para suprimirla o al menos atenuarla. Pero los pobres no desaparecen de la escena social. ¿Por qué hay pobres? Las respuestas pueden reducirse a tres tipos: • Para unos la causa está en los pobres mismos, en sus vicios, en sus pocas ganas de trabajar. Es cierto que hay algunos pobres por esta causa pero no sirve para explicar la pobreza de las grandes mayorías de pobres. Esta respuesta tranquiliza la conciencia para que todo siga igual.
  11. 11. 11 • Para otros la causa de la pobreza está en Dios. Dios hace a los pobres. Es su voluntad soberana la que ha establecido la diferencia entre ricos y pobres. Resignación. Todo sigue igual. • Otra respuesta apuesta a la organización del trabajo, de la distribución de los bienes y de la propiedad. Pero los efectos y estructuras resultantes no son fruto de la ignorancia, de falta de acierto, no saber encontrar solución sino del misterio del pecado personal y social. El problema es social y económico, cierto, pero aún mas es problema humano y ético. La novedad en Medellín y en la teología y pastoral de América Latina no es solo la irrupción del pobre en la conciencia de la Iglesia y en su evangelización sino en el estudio de las causas de la pobreza. Y este era el planteamiento que se hacía en la primera década postconciliar en Honduras (19651975), en reuniones, cursos, celebraciones: no nos contentemos con conocer la realidad de nuestra pobreza sino busquemos las causas, el por qué. Este fue el planteamiento que llevó, en esa década, a que los pobres campesinos tomaran conciencia de su situación y de las causas que la originaban y empezaran a organizarse para defender sus legítimas aspiraciones. Esta es la pregunta que saca de la resignación, lleva a cuestionar las situaciones y a buscar soluciones más allá que el mero asistencialismo. Don Heder Cámara comentaba: “Si doy comida a los pobres me dicen que soy un santo. Si pregunto por qué hay pobres me llaman comunista y obispo rojo”. Proceso que se ha dado en el señalamiento de las causas: • Quizá en su primer momento el acento se puso más en las causas económicas. • Posteriormente, sin olvidar este causal, se ha profundizado en las causas de tipo cultural: imagen de la persona, de la realidad, de los valores, idiosincrasia de los pueblos, educación. • Quedaría aun por señalar el causal político. La CEH ha publicado varios mensajes con motivo de las elecciones: o denunciando la grave responsabilidad de la clase política en la pobreza del país, o invitando a los políticos a no buscar los puestos públicos para hacer dinero, o motivando al pueblo para que “no vote su voto”. En estos tiempos de neoliberalismo orgullosamente dominante, es preciso proseguir esa evangelización de los pobres que busca las causas de la pobreza para no caer en el engaño de creer que el único modelo es el dominante, que con el hemos llegado “al final de la historia”. Hemos de sentir y afirmar que el desarrollo de Honduras puede y debe ser de otra manera: • menos excluyente y más incluyente, • menos egoísta y más solidario,
  12. 12. 12 • menos mecanicista y más ético. 3.3. Los pobres, sujetos activos de la evangelización. De la evangelización de los pobres a los mismos pobres como evangelizadores. Los pobres son sujetos y destinatarios de la evangelización. Se aplica también a ellos la dinámica de la exhortación apostólica de Pablo VI, EN: evangelizados-evangelizadores-en proceso de evangelización permanente. Ofrezco unos indicadores de cómo los pobres evangelizan en Honduras: • Las comunidades católicas en las zonas rurales que ayudan a sus miembros a realizar la interacción palabra-vida. Tenemos aquí el trípode: comunidad – palabra – vida. • Asambleas familiares o comunidades eclesiales de base en las zonas suburbanas, animadas por miembros de la propia comunidad que sacan del anonimato a las personas, dan calor y valor a las personas, en su proceso de conversión y de misión. • Delegados de la Palabra de Dios, una prueba palmaria que el pobre evangeliza al pobre, el campesino al campesino, el evangelizado se convierte en evangelizador. • Mujeres sencillas y humildes de La Legión de María que visitan casa por casa evangelizando, orando, consolando. • Diversas formas de ejercicio de la caridad en favor de los pobres de la comunidad: promotores populares de salud, voluntariados de maestro en casa… • Presos que evangelizan y enseñan a otros presos, que forman comunidad cristiana en la cárcel. Estas son solo unas muestras del pobre evangelizador del pobre. De esta forma los pobres evangelizan a la Iglesia ya que ellos son sacramento de Cristo, palabra personalizada, que la llaman a ser pobre con los pobres. “Los pobres me han evangelizado”, es la expresión de muchos misioneros. Conclusión • Muchas cosas quedan por decir. Podríamos sacar tesoros del filón de la espiritualidad y los pobres, del filón de la pastoral social-caritas. Queda trabajo para quienes quieran proseguir el estudio y la reflexión. • El gran teólogo Karl Rahner ha afirmado que el cristiano del año 2000, o será un místico o no será cristiano Yo añado que el cristiano del año 2000 o será un solidario con los pobres o no será cristiano. • Un binomio inseparable: Dios y los pobres (fe), los pobres y Dios (Caridad). Ni a Dios sin los pobres ni a los pobres sin Dios.
  13. 13. 13 + Ángel Garachana Pérez, CMF Obispo de San Pedro Sula

×