Your SlideShare is downloading. ×
Lectura laflordelsexo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Lectura laflordelsexo

65

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
65
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. La flor del sexo Enviado por Carmen S. Ochoa cihuamiztli_@hotmail.com L a incertidumbre que invade mis recovecos es la certeza de un amor casi fulminado. Ya no puedo fingir que nada pasa, puesto que a cada alborada de un día naciente vienen a mí clichés de momentos vanos que me inventaste… Era mas fácil llegar al punto G a que emanara de tu boca un te quiero. Ahora no me digas que siempre no, que no fuiste medianamente feliz a mi entrega. Yo sé que con todo y tu carácter malo también disfrutaste de morar en mi cuerpo, de alojarte en mi alma y hallarte en mis ojos. Nos comprometimos y a mitad de un orgasmo nos olvidamos que la flor del sexo también requiere amor. A veces no basta la pasión para saciar las ga- nas de fundirse realmente en otro cuerpo. Esta vez ya nada nos vale aparentar, ya ningún sentido tiene hablar, he llegado al hastío de tu cuerpo, de tus falsedades y de mis ganas de pre- tender seducir a un perfecto desconocido de varios años. La ausencia que dejas en mi cama ya no es tan grave, ni tus olores que no respiro y el cuer- po que no rastreo. Ha sido todo tan de repente. De una vez devuélveme el amor y odio que me has arrebatado, con mis gemidos te llevas mi última esperanza de amar a alguien, con mis es- pasmos adjudico las ganas de tener fe en el amor, también te acarreas un saco de buenas intenciones que tuve para contigo. Quisiera borrarte de mí, dejar de recordar tus dedos de músico, tus besos de niño y tu cuerpo de hombre. No podré. Estamos lejos de poder ser amigos porque no seré partidaria de verte como si nada después de tantas tardes de café, de infinitas noches comunicándonos en un vaivén pasional. Mi depresión es tan normal en el otoño, como es normal tu silencio. Aún no comprendo por qué llegamos a este punto revolviéndonos y ha- ciéndonos daño. Ahora ya no hablamos, sólo nos desnudamos y hacemos nuevamente mal uso de la flor del sexo, no me preguntas, me tomas y ya, no te padezco ni pertenezco, nuevamente no emana de tu boca un te quiero, y es más difícil llegar al punto G. ¶ La Auténtica Página Blanca es el espacio de emeequis destinado a tus textos, fotos o ilustraciones. Esta página se imprimirá en blanco cuando no lleguen colaboraciones con la calidad esperada. Los materiales seleccionados se incluirán también en nuestro sitio de internet www.eme-quis.com.mx donde podrás publicar audios o videos. Envía a laautenticapb@m-x.com.mx62 | EMEEQUIS | 02 de febrero de 2009

×