Quemaduras

6,300
-1

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
6,300
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
58
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Quemaduras

  1. 1. QUEMADURAS Entre las alteraciones cutáneas producidas por medios físicos son muy frecuentes las lesiones por acción del calor o del frío. Las quemaduras son un tipo de lesión que con frecuencia originan secuelas funcionales o estéticas importantes y difíciles de tratar. La piel al ser él órgano más extenso del cuerpo, se encuentra propensa a sufrir distintos tipos de lesiones. Esta tiene varias funciones, la más importante es formar una barrera protectora contra el medio ambiente exterior, previniendo las infecciones. También previene la pérdida de líquido y ayuda a regular la temperatura corporal, está compuesta por tres planos titulares: EPIDERMIS, DERMIS Y TEJIDO SUBCUTANEO O SUB- DERMIS. * EPIDERMIS: Compuesta por células epiteliales sin bazos sanguíneos. * DERMIS: Compuesta por tejido conectivo que contiene vasos sanguíneos, terminaciones nerviosas, glándulas sebáceas y glándulas sudoríparas. * TEJIDO SUBCUTANEO: es una combinación de tejido fibroso, elástico y un depósito de grasas. Cuando las lesiones térmicas (calor – frío) afectan al tejido cutáneo, muchas o todas sus funciones son destruidas o severamente dañadas. CONCEPTO Denominamos QUEMADURAS a las lesiones corporales provocadas por agentes físicos externos, que pueden ser térmicos, químicos, eléctricos o radiactivos con un importante riesgo de infecciones cuando es más extensa la superficie lesionada. -1-
  2. 2. La severidad de una quemadura depende de: - PROFUNDIDAD DE LA HERIDA: A mayor profundidad, mayor severidad, las quemaduras superficiales se curarán espontáneamente, mientras que las profundas requerirán injertos de piel. - EXTENSIÓN: a mayor área dañada mayor severidad, teniendo en cuenta la profundidad. El resultado final (muerte o desfiguramiento) se relaciona estrechamente a la extensión de la quemadura. La cantidad de piel dañada puede ser estimada mediante “la regla de los nueves” (explicada en las páginas siguientes) - REGIÓN CORPORAL: una quemadura en un área “funcional”, (cara, manos, pies, articulaciones y periné), es más difícil de tratar y más propensa a discapacidades y /o desfiguramientos. - LESIÓN INHALATORIA: puede causar insuficiencia respiratoria severa como resultado de lesiones, edema, y obstrucción del árbol laringo-traqueo-bronquial y obstrucción alveolar. PROFUNDIDAD DE LAS QUEMADURAS Las diversas causas, la duración, la extensión y la intensidad determinan distintos grados de la profundidad CLASIFICACION * PRIMER GRADO: lesionan solamente la epidermis, sin producir pérdida de continuidad de la piel, son eritomatosas, con flictenas, dolor y descamación. El ligero edema limitado al área quemada es producido por una reacción inflamatoria celular. El tratamiento para dichas quemaduras sería sumergir el área afectada en agua fría por un lapso de 2 a 5 minutos y luego cubrirla con un apósito estéril o una tela limpia, seguir mojándola con agua fría hasta llegar a un centro asistencial. Estas lesiones tardarán en curarse entre 2 a 5 días, sin dejar secuelas. -2-
  3. 3. * SEGUNDO GRADO INTERMEDIA Aparece enrojecimiento de la piel se ve afectada la epidermis, y las capas más superficiales de la dermis, conservando los folículos pilosos y glándulas sebáceas y sudoríparas. Produciendo ampollas o flictenas que son muy dolorosas. Regeneración espontánea. Las ampollas son acumulaciones de fluido plasmático, de aspecto gelatinoso, de color amarillento y aparecen debajo del tejido desvitalizado (epidermis-dermis) por lo que no se consideran heridas cerradas. El manejo de estas depende del tamaño y su localización. Las ampollas pequeñas de hasta 3 centímetros de diámetro, pueden ser dejadas intactas, en cambio las de mayor diámetro o localizadas en áreas más sensibles o de roce, deben ser removidas por el médico. La regeneración de la piel es espontánea, tomará entre 2 a 5 días y no dejará secuelas. -3-
  4. 4. * TERCER GRADO: Destrucción de todo el espesor de la cubierta cutánea. Formación de escaras y necesidad de injertos de piel, no son dolorosas ya que han lesionado nervios. EXTENSIÓN DE LAS QUEMADURAS Puede medirse en centímetros cuadrados de piel afectada, o bien en porcentaje de superficie corporal lo cual permite generalizar conceptos. Un método práctico y rápido de calcular la extensión de las quemaduras es emplear la llamada REGLA DE LOS NUEVE. Esta regla muy fácil de recordar, le asigna valor de nueve a los distintos segmentos del cuerpo: • Cabeza y cuello -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.- 9% • Cada miembro superior-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. 9% • Parte anterior del tronco.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. 18% • Parte posterior del tronco.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. 18% • Cada extremidad inferior.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.- 18% • La región perineo genital -.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-. 1% -4-
  5. 5. LOCALIZACION DE LAS QUEMADURAS Existen en el cuerpo humano zonas llamadas ESPECIALES, por las secuelas estéticas o funcionales que pueden dejar una quemadura cuando asienta en ellas. Esas zonas son: • Cara y cuello • Axilas • Plano de flexo extensión articular de los miembros • Manos • Pies • Zona genital -5-
  6. 6. EDAD DEL PACIENTE Entre los doce y quince años la respuesta parece ser la misma pero no sucede así cuando nos aproximamos a los extremos de la vida. Esto determina que, a igual superficie quemada, las posibilidades de recuperación sean menores. DIAGNOSTICO DE GRAVEDAD DE QUEMADURAS. GRUPO 1 GRUPO 2 GRUPO 3 GRUPO 4 Leves Moderadas Graves Críticas 1GRADO HASTA 10 A 30 % 30 A 60 % MAS DE Superficial 10 % 60 % 2 GRADO HASTA 5 A 15% 15 A 40 % MAS DE Intermedias 5% 40 % 3 GRADO HASTA 1 A 10% 10 A 20 % MAS DE Profundas 1% 20% MANEJO DE QUEMADURAS DE PRIMER, SEGUNDO Y TERCER GRADO El tratamiento de las quemaduras de primer y segundo grado se inicia en la escena del accidente, la primera medida a tener en cuenta es sacar a la persona de la fuente de calor, lavar y enfriar la parte quemada con agua de la canilla, por un período de dos a cinco minutos, procurando no reventar las ampollas. Colocar apósitos estériles húmedos con Pervinox, en caso de no disponer Pervinox, humedezca los apósitos con agua o suero. Nunca se debe colocar algodón o ningún tipo de tejido que deje hilos (frazada, -6-
  7. 7. toallas ásperas) porque al hacerlo existiría la posibilidad de que las pelusas o las fibras contaminarán el área afectada. En caso de quemaduras más extensas debemos considerar la posibilidad de que haya dificultad respiratoria, especialmente si existen quemaduras en la cara o en el cuello, o si la persona ha inhalado aire o gases calientes. Si se presentan complicaciones del tipo respiratorio mantenga las vías aéreas abiertas. Si pies o manos han sufrido quemaduras separe los dedos unos de otros con almohadillas de gasa esterilizadas y humedecidas en agua estéril. En caso de que encuentre quemaduras alrededor de los ojos utilice igualmente Almohadillas húmedas de gasas para cubrirlos. Mojar con agua esterilizada los vendajes que cubren las quemaduras para aliviar el dolor. Trasladar al paciente a un centro asistencial y durante el trayecto continuar manteniendo la humedad en la zona dañada. En caso de calor excesivo (sofocación) Cuando el calor ambiental es excesivo pueden presentarse dos tipos de situaciones: La insolación y el agotamiento. La insolación Se presenta por la exposición al sol durante un tiempo largo, produciéndose además de una quemadura de primer grado, dolor de cabeza, mareos, fiebre, deshidratación, calambres y delirio. El agotamiento Se presenta a causa del calor excesivo, sin que la exposición al sol haya sido prolongada; es frecuente en personas que tienen que realizar largas caminatas o jornadas de trabajo cuando el calor es intenso. En estos casos las manifestaciones que se presentan son las mismas de la insolación, con excepción del color de la piel, que en lugar de roja está pálida. -7-
  8. 8. En cualquiera de estos casos haga lo siguiente: Lleve a la persona a un lugar fresco y aireado. Afloje la ropa ajustada, y retire la que esté empapada en sudor. Abanique a la víctima. Aplique toallas, paños húmedos ó compresas frías en todo el cuerpo. Cubra las lesiones con vendas o compresas húmedas. Déle de beber suero oral o agua fresca. Si presenta calambres NO le dé masajes. Estire ligeramente el músculo afectado. Si la temperatura corporal no le baja y aumenta la deshidratación, llévela rápidamente a un centro asistencial. Antes de hacer cualquier otra cosa, asegúrate de eliminar la fuente de calor que ha causado la quemadura (tapar la sartén si ha cogido fuego, desenchufar la plancha, etc.). Enfriar la quemadura inmediatamente, colocando la zona afectada bajo un suave chorro de agua fría, durante al menos 10 minutos, o más si persiste el dolor. Podemos encontrar quemaduras que no son tan frecuentes las cuales requieren una atención inmediata y especializada debido a que, además de afectar a la piel, compromete a otros órganos vitales. Estas son: Quemaduras Químicas Los obreros que trabajan en las industrias están expuestos a sufrir quemaduras producidas por ácidos y álcalis fuertes. Si bien es cierto que cualquier producto puede causar quemaduras en el cuerpo, las que provocan los álcalis suelen ser más severas porque penetran más profundamente y actúan durante más tiempo. Los obreros industriales que en su trabajo emplean productos químicos corrosivos generalmente reciben instrucciones a cerca de cómo deben actuar en caso de urgencia, y normalmente sus áreas de trabajo cuentan con duchas a presión para su seguridad. Gracias a estas instalaciones con frecuencias se eliminan los productos químicos peligrosos del cuerpo, aún antes de la llegada de la ambulancia. Pero esto no ocurre siempre, por eso esté preparado para encontrarse ante situaciones en las cuales no se ha hecho nada por las personas que han recibido salpicadura o quizás fueron rociadas con algún líquido corrosivo. En estos casos resulta esencial actuar en forma rápida. Tan pronto como sea posible, colocar bajo el agua corriente la parte que estuvo en contacto con el producto químico. No se debe tratar de quitar las ropas -8-
  9. 9. antes de exponerlas al agua, hacerlo mientras el agua lava la parte afectada. Quitar también los zapatos y las medias, ya que los zapatos a menudo se convierten en depósito del producto químico derramado. Recordar que la corriente de agua debe ser copiosa, pero no con mucha fuerza, debido a que podría dañar las savias que se encuentran muy quemadas. Las quemaduras químicas no se consideran térmicas, pero el daño tisular corresponde a la reacción química nociva de agentes oxidantes, reductores, corrosivos e irritantes que también generan exotermia o endotermia al reaccionar con los tejidos. En general las injurias químicas son más profundas que su apariencia inicial. Existen ciertas sustancias específicas para uso industrial y militar, donde está indicada la neutralización. Este tratamiento debe dejarse a cargo del personal especializado. Es importante hacer notar que existe una excepción con respecto a la recomendación de lavar con agua abundante las partes afectadas, esta se da cuando una víctima se encuentra cubierta con cal seca, ya que el agua al mezclarse con la cal da lugar a la formación de un líquido corrosivo. En este caso se debe eliminar la cal seca de la piel y de la ropa de la víctima y recurrir al agua si el área afectada puede lavarse en forma rápida y continúa. Resulta difícil decidir cuanto tiempo debe exponerse al agua corriente la superficie del cuerpo afectada. La corriente de agua debería mantenerse hasta haber eliminado completamente la presencia del producto químico. Esto en muchos casos se hace evidente por la disminución del dolor y la irritación. Una vez que se ha terminado de lavar el área quemada, cubrirla con apósitos estériles con pervinox, agua o suero. Establecer y mantener vías aéreas, circulación. -9-
  10. 10. Quemaduras con productos químicos QUEMADURAS POR ELECTRICIDAD Las quemaduras eléctricas pueden ocurrir en cualquier parte, algunas fuentes de energía eléctrica son los cables eléctricos, los relámpagos, los aparatos eléctricos defectuosos y los enchufes sin protección. El contacto con cualquiera de estas fuentes puede hacer que la electricidad recorra el cuerpo de una persona ocasionándole a su paso graves lesiones, incapacidad o muerte. Las quemaduras eléctricas casi siempre son de tercer grado, con un sitio de entrada y uno o varios de salida, en donde se pueden apreciar áreas carbonizadas y de explosión, generalmente no sangran y son indoloras. Lo más importante a tener en cuenta son las lesiones internas que se pueden producir como paro respiratorio, paro cardio- respiratorio y shock, producidas por el curso de la corriente entre el punto de entrada y el punto de salida. La electricidad de los cables de alta tensión puede saltar o describir un "arco" de hasta 1 metros y matar a una persona. Por consiguiente, NO se - 10 -
  11. 11. acerque al accidentado a no ser que le informen oficialmente que la corriente eléctrica ha sido suspendida. Los aparatos eléctricos y los cables de baja tensión provocan lesiones de menor intensidad. Antes de dar atención de primeros auxilios, interrumpa el contacto, cortando la corriente de la conducción principal en caso de que sea accesible. Si no es posible cortar el fluido eléctrico haga lo siguiente: Párese en una superficie seca de caucho o madera. Retírela de la fuente eléctrica con un objeto de madera o plástico ya que no son conductores de electricidad. NO la toque con sus manos porque usted va a recibir la descarga eléctrica. Valore la respiración y pulso; si no están presentes, dé Reanimación cardio-pulmonar. Cubra el área o áreas lesionadas con una compresa o tela limpia y seca. Trasládela lo más rápido posible a un centro asistencial. - 11 -
  12. 12. Quemaduras por Congelación Las bajas temperaturas producen quemaduras o lesiones en la piel, igual que el calor y sobre todo en partes dístales como: Pies, manos, nariz u orejas. Si hay congelación usted debe hacer lo siguiente: Retire a la víctima del lugar. Aflójele las ropas para facilitar la circulación. Si están congelados los pies, no le permita caminar. Eleve gradualmente la temperatura de los sitios de lesión, usando para ello agua tibia (36ºC a 37 ºC), teniendo la precaución de no aplicar calor directo sobre la parte congelada. Deje la zona en remojo hasta que la zona vuelva a calentarse. Para calentar la nariz y las orejas cúbralas con sus manos. Si está consciente déle bebidas calientes dulces. No le de bebidas alcohólicas. Abríguela lo mejor posible. NO use calentadores. Eleve la parte afectada para disminuir la inflamación y el dolor. No aplique ungüentos, ni otros medicamentos. No de masajes en el área afectada. Si hay ampollas, NO las rompa. Después de que la víctima haya entrado en calor, vende el área con apósitos estériles; coloque gasa entre los dedos de las manos o los pies antes de colocar la venda. - 12 -
  13. 13. Consejos Básicos sobre Quemaduras 1.- Autocontrol. No dejarse ganar por el pánico (Para ayudar a los demás es necesario protegerse uno mismo) 2.- Autoprotección. La persona que presta los primeros auxilios tiene que saber protegerse de las llamas, del humo, de los gases tóxicos, de la caída de escombros y de cualquier situación que pueda comprometer su integridad. 3.- Reducir la acción del fuego. Alejar a las personas que puedan correr peligro. Retirar recipientes con materiales inflamables. Desconectar los interruptores de luz, accionar las instalaciones anti-incendios. Utilizar de modo adecuado los extintores portátiles. No utilizar agua para apagar el fuego en cercanías de instalaciones de alta tensión. 4.- Incendio en un lugar cerrado. Traslado de la víctima al exterior. Autoprotegerse. Entrar gateando, evitar ascensores, antes de abrir una puerta tocar la manecilla, cuidado con superficie de vidrio. Tratar de quedarse en un lugar cerrado el menor tiempo posible; no sentirse excesivamente seguro y no cometer imprudencia. 5.- Que hacer si los vestidos están en llamas. Para apagar la propia ropa es necesario abrazarse con fuerza al tórax, tirarse al suelo y rodar. Para apagar la ropa de otra persona es necesario que esté en el suelo, envolverla en una manta y hacerla rodar. Si la persona se mantiene en pie, las llamas tenderán a dirigirse hacia la cara e inevitablemente inhalará calor, humo, y sufrirá importantes quemaduras faciales. No apagar la ropa con violentos chorros de agua: esto podría aumentar el dolor y el estado de shock. Tener presente que los chorros de agua conteniendo mucho oxígeno pueden alimentar la combustión de productos de origen petrolíferos de los cuales están hechos los vestidos. 6.- Cómo quitar al herido la ropa quemada. Delicadamente. Sacar anillos, brazaletes y todo aquello que pueda presionar. La ropa impregnada de líquido hirviendo debe ser quitada inmediatamente y mejor si se ha enfriado previamente. 7.- Tratamiento de urgencia en el lugar de las quemaduras. Enfriar las partes quemadas con agua no más de 20 minutos. Envolver las partes quemadas en toallas o sábanas limpias. No hacer vendajes que con el edema produzca estrangulación. Evitar aplicar pomadas o sustancias que - 13 -
  14. 14. dificulten el cuadro real de las quemaduras. No reventar las ampollas hasta llegar a un centro sanitario. 8.- A la espera de la atención médica adecuada. Observar si existe otra patología asociada. Evitar que la víctima pase frío. Dar ánimos al herido. 9.- Quemaduras químicas. Antes que nada lavar con grandes cantidades de agua, quitar los vestidos y seguir lavando. 10.- Quemaduras eléctricas. Interrumpir la alimentación de corriente eléctrica. Alejarlo de la fuente eléctrica utilizando palos, pedazos de madera o material aislante. Evaluar estado del quemado y de ser necesario iniciar maniobras de R.C.P. - 14 -

×