Trabajoquintero pawer point

293 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
293
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Trabajoquintero pawer point

  1. 1. REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DE EDUCACIÓN SUPERIOR UNIVERSIDAD POLITECNICA TERRITORIAL ANDRES ELOY BLANCO UPTAEB BARQUISIMETO E D IC S T EO LAS US Y M S S A O CI L N C IEAutor:RICHARD QUINTERO: C.I. 12,170,149Sección: 1300
  2. 2. INTRODUCCIÓNLas Tecnologías de la Información y la Comunicación(TIC) han transformado el panorama comunicativo denuestra sociedad. Las diferentes instituciones, en sulucha por sobrevivir ante la avalancha de informaciónque día a día bombardea al ciudadano, son conscientesde la necesidad de ellas e intentan actualizarseconstantemente. Nuestro objeto de estudio, los museosde ciencia (en adelante MC y en los que incluimos losmuseos de historia natural, los de ciencia y tecnología ylos centros de ciencia en sus vertientes virtual ypresencial), no son una excepción y han sabido entenderla importancia de las TIC. El trabajo es una breverevisión del museo tradicional hasta su evolución a lavirtualidad, seguido de una caracterización como mediode comunicación. Queremos recalcar que no se trata deun estudio exhaustivo de la evolución del museo sinouna aproximación que nos ayudará a contextualizar eltema que nos ocupa. Esperamos contribuir al debate deeste grupo teniendo en cuenta el aporte de los MC y,especialmente, a través de sus usos digitales, a ladifusión científica.
  3. 3. DEL MUSEO VITRINA A LA VITRINA VIRTUALLa evolución del museo como institución ha sido lenta einfluenciada por el desarrollo económico de la sociedad en la queha estado inmerso.El ser humano tiene vocación de coleccionista y precisamente esesta característica la que permite que surjan los museos. Desde elmuseion griego consagrado al estudio de las musas hasta lacreación del dominio "museum", han pasado muchos siglos.En cuanto a los MC, en primer lugar, tenemos a los de historianatural. Fueron los primeros en destacar el rol educativo y deinvestigación de la institución, aunque la mayoría de ellos conservala forma del museo tradicional. Son herederos de los llamadosgabinetes de curiosidades y han entrado en la carrera por lavirtualidad creando sus respectivas páginas web. El uso de las TICtambién se refleja en la elaboración de interactivos que intentanactualizar las técnicas utilizadas para presentar el contenido alpúblico.
  4. 4. LAS ESTRATEGIAS DE LOS MUSEOSCada museo, según su intención hacia el público, utiliza unaestrategia. Los investigadores canadienses Schiele, Perraton yBoucher (1991) insistieron en que, según fuera la estrategia decada museo (instruir, educar o participar), le correspondía "un tipode museo, o mejor dicho, un museo-tipo". Veamos:Museo Memoria o didáctico: En este tipo de museos el objetohabla de sí mismo. La comunicación se centra en el contexto.Museo espectáculo o pedagógico: Busca asegurar la transmisióndel saber. Intenta convencer, persuadir. La comunicación se centraen el destinatario.Centro Exploratorio o interactivo: Más preocupado por elproyecto de dar el gusto de aprender que por el de comunicarsaberes. Se propone sensibilizar al público de los problemas ligadosal desarrollo de la ciencia y la tecnología. Busca que el usuario seapropie de los objetos técnicos a partir de los dispositivosinteractivos. El siguiente esquema representa el planteamiento deSchiele y Boucher.
  5. 5. PRIMEROS PASOS HACIA LA INTERACTIVIDADA pesar de que el boom de las Tecnologías de laInformación y la Comunicación (TIC) es de desarrolloreciente, el concepto de interactividad comenzó atrabajarse en la década de los 20 del siglo pasado. En1925, el Deutsches Museum de Munich abrió sus puertas alpúblico y a la par comenzó a investigar acerca de lastécnicas que más atraían al usuario y le hacían partícipe delas exposiciones. Aquí ya apareció el concepto"Participación" y se evidenció el deseo de extender el"conocimiento". El Deutsches incorporó dos elementosimportantes: El histórico-cultural, al brindar elementos que permitíancontextualizar la ciencia en el ámbito histórico. El científico, mediante el que se mostró al visitante losprincipios de funcionamiento de las máquinas y la tecnología.
  6. 6. En este museo ya se vislumbró el interéseducativo mediante el uso de espacios yelementos científicos y tecnológicos quepretendían aclarar al público las dudas respecto alos novedosos inventos. El aporte más significativode este museo fue construir elementos autónomosde las piezas técnicas, que a su vez sirvieron paramostrar principios científicos. En las exposicionescolocaban pequeños montajes para que el públicoentendiera cómo funcionaban las máquinas.(Castellanos, P. 1999)Intentando estimular al visitante para que seimplicara en las exposiciones y que ademáscontribuyera con la comprensión de la ciencia, elSciene Museum de Londres creó en 1931 laChildrens Gallery, que pretendía que los niñosjugaran y exploraran con los experimentos yaparatos que se diseñaron especialmente paraellos y que explicaban sencillos conceptoscientíficos, siguiendo el espíritu del DeutschesMuseum.
  7. 7. Seis años después, esta línea de investigaciónfue seguida por el Palais de la Découverte, queen un intento porque el visitante participara enla vida del centro incluyó actividadescomplementarias a las exhibiciones comoconferencias, o exhibiciones de experimentoscientíficos hechas in situ. Hasta ese entonces,los MCT habían cumplido dos metas claramentediferenciadas en los dos continentes dondeexistían: en Europa eran vitrinas de la ciencia yen América, concretamente en los EstadosUnidos, un medio para complementar laeducación (BUTLER, 1982).
  8. 8. Este deseo de revitalizar la relación con el usuario seextendió a otros museos y en 1970 la AsociaciónAmericana de Museos (AAM) estableció una nuevadefinición de la institución refiriéndose a ella como unaentidad organizada, con propósitos educativos oestéticos gracias a un equipo de apoyo de profesionalesencargados de cuidar las colecciones y organizar lasexposiciones. Para llegar a esta redefinición hicieronfalta muchos años de transformación en los museos queiban de la mano con los cambios sociales y culturales.Los autores canadienses lo ubican entre 1950 y nuestrosdías. Es una época marcada por el auge de lasTecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ysu vocación para permitir a los usuarios participar.Pregunta clave: ¿cómo funciona?La irrupción de las TIC en la vida de los museos esimportante para fortalecer la relación objeto-concepto-visitante y de manera especial con los niños pues alpermitirles manipular un objeto se estimula su actividadmotriz y el pequeño puede apropiarse de manera mássencilla de la pieza/concepto (Guichard, Lechaudel yMageot, 2004:4).
  9. 9. CONCLUSIÓNLos diferentes teóricos interesados en eldesarrollo de los museos y su presencia en lavida social, empezaron a plantear diferenteslíneas de investigación entre ellas el estudio delvínculo de la sociedad con el museo y de éstecon la educación. La relación entre el museo yla comunicación empezó a despertar interésgracias a que en 1968 Cameron publicó Aviewpoint: the museum as a communicationssystem and implications for museum education.En este artículo, Cameron analizó a lainstitución museística como un sistema globalde comunicación centrado en un lenguaje noverbal y destacó el uso que hacían los museosde fenómenos observables, abordados gracias aun lenguaje visual (Cameron, D., 1992).ón.
  10. 10.  Verón y Levasseur (1989) también vieron el museo como un medio de comunicación y afirmaron que la aprehensión de los contenidos en cualquier soporte requerían la negociación entre emisor y receptor. Veamos un esquema que al respecto plantean los dos autores y que sirve para ilustrar la anterior afirmación: Es así como el Museo es un emisor de mensajes científicos cuyo interés es difundirlos a su visitante-receptor que busca respuestas, explicaciones sobre fenómenos físicos, químicos y naturales y que las recibe a través de un determinado canal. Es precisamente la confluencia de la función educativa, claramente marcada en los MC, y la comunicativa la que posibilita la irrupción de las TIC en estas instituciones. En este entramado de relaciones las TIC entran a mediar entre los visitantes y los conceptos científicos a través de diferentes usos y tipologías, por ejemplo, de webs, como señala Piacente, 1999: Folletos electrónicos: Similar a su homólogo presencial. El museo en el mundo virtual: Se trata de una reconstrucción física del museo presencial mediante planos, mapas, imágenes de la colección y de las exposiciones. Reales interactivos: Son una creación absolutamente independiente del contenido presencial, aunque lógicamente relacionado con él.
  11. 11.  Estos tres modelos buscan afirmar de una u otra forma su función educativa, que han priorizado los museos desde mediados del siglo XX. Otros usos se hacen de las TIC a nivel museológico: itinerarios, bases de datos... que buscan aplicar al patrimonio una tecnología que, en el caso concreto de los MC, la interactividad "puede tener un particular significado (...), en la ′participación′ del público, la ′atribución del poder′ y la ′responsabilidad′ y en cuestiones más específicas sobre la manera adecuada de tender un puente entre la cultura popular y el mundo de la ciencia y la tecnología" (Barry, 2003: 98).
  12. 12.  Tres museos fueron especialmente importantes para el posterior desarrollo de nuevas técnicas educativas y de comunicación en los museos: el Deutsches Museum, el Science Museum, y el Palais de la Découverte. Estos fueron también los embriones de lo que después se conocerían como science centers que durante la década de los 50, entraron con fuerza en los Estados Unidos y que, hoy día, al lado de los museos de ciencias y los museos de ciencia y tecnología, son vistos como herramientas imprescindibles para la educación no formal y, por supuesto, para la consolidación y difusión de la cultura científica.
  13. 13. BIBLIOGRAFÍA AMERICAN ASSOCIATION OF MUSEUMS (AAM), 1984, Museums, adults and the humanities. A guide for educational programming, s2ª ed. Washington: American Association of Museums. BARRY, Andrew, 2003, « On interactivity. Consumers, citizens and culture », en Sh. MACDONALD, The politics of display, London and New York: Routledge: pp. 98-117.
  14. 14. ANEXO

×