Your SlideShare is downloading. ×
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
 LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Revista monográfica editada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro

333

Published on

LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO …

LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO
Revista monográfica editada y publicada por el Blog Cultural de La Puebla de Castro.
Autor: Pedro Bardaji Suarez
Colaborador: Gregorio Bardaji Cajigos

En España, el actual sistema de Seguridad Social nació el año 1967, al entrar en vigor “La Ley General de la Seguridad Social”, en plena dictadura Franquista.
Sin embargo, en La Puebla de Castro, el invento de la Seguridad Social había nacido 69 años antes, en 1898; fue bautizado con el nombre de LA FRATERNIDAD PUEBLENSE.
Los objetivos de la Fraternidad Pueblense son: socorrer económicamente a los asociados en caso de incapacidad temporal o permanente para trabajar, prestarles dinero con fianza personal, sin garantía inmueble, y asegurar su vida por una cantidad en beneficio de la viuda o familiares. Su carácter es benéfico y no se mezclará en asuntos políticos, religiosos o sociológicos.
Pueden ser Socios los varones entre 20 y 50 años que gocen de buena salud; y, con 15 años, los hijos de los Socios difuntos. Se prohíbe la entrada a los que hubieran calumniado a la Sociedad.
La Fraternidad Pueblense asumió también otros servicios para sus Socios:
- Integró a los cofrades de “La Hermandad Nuestra Señora del Fuero”, asumiendo el objetivo caritativo y benéfico de acompañar, desde la casa mortuoria a la iglesia, los cadáveres de los Hermanos fallecidos, asistir a los funerales y conducirlos al cementerio.
- Custodió y administró el Capital de “La Regeneración Pueblense” Sociedad de crédito y ahorro que funcionaba en el Pueblo.
- Organizó una serie de conferencias sobre temas agrícolas para ilustrar a los agricultores de la Villa en el cultivo del almendro, de la vid y del olivo.
- Constituyó una Comisión de Abastos para comprar y distribuir, entre los socios, los artículos de sulfatos, azufres y abonos químicos para la sementera.
- Solicitó Subvenciones al Ministerio de Fomento.
- Apoyó el proyecto de la Instalación Eléctrica en el Pueblo.
puebladecastro.blogspot.com.es

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
333
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
4
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. LA FRATERNIDAD PUEBLENSE: LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO. Autor: Pedro Bardaji Suarez Colaborador: Gregorio Bardaji Cajigos puebladecastro.blogspot.com.es ÍNDICE : 1. LA FRATERNIDAD PUEBLENSE FUE LA SEGURIDAD SOCIAL DE LA PUEBLA DE CASTRO – Página 3 2. LAS JUNTAS GENERALES – Página 11 3. LAS JUNTAS DIRECTIVAS – Página 14 4. LISTADO DE JUNTAS DIRECTIVAS Y DE SOCIOS ADMITIDOS – Página 15 5. LA HERMANDAD NUESTRA SEÑORA DEL FUERO, LA FRATERNIDAD PUEBLENSE, Y LAS COSTUMBRES EN LOS ENTIERROS EN LA PUEBLA DE CASTRO – Página 22 6. CONCLUSIONES – Página 29 7. FUENTES CONSULTADAS Y ACCESO A LOS DOCUMENTOS ORIGINALES – Página 30 Fotografía de la Portada: Reglamento (Estatutos) de la Fraternidad Pueblense editado en 1899 por la Imprenta Faustino Gambón de Graus; este ejemplar fue propiedad de D. Román Carrera Gimenez y lo donó al archivo de la Iglesia Parroquial de La Puebla de Castro. Fotografía encabezado de páginas: Panorámica de La Puebla de Castro. Autora de la foto: Miryam Miguelez Fernandez.
  • 2. L a Seguridad Social es definida por la Organización Internacional de Trabajo como: “La protección que la sociedad proporciona a sus miembros, mediante una serie de medidas públicas, contra las privaciones económicas y sociales que, de no ser así, ocasionarían la desaparición o una fuerte reducción de los ingresos por causa de enfermedad, maternidad, accidente de trabajo, o enfermedad laboral, desempleo, invalidez, vejez y muerte; y también la protección en forma de asistencia médica y de ayuda a las familias con hijos.” En España, el actual sistema de Seguridad Social nació el año 1967, al entrar en vigor “La Ley General de la Seguridad Social”, en plena dictadura Franquista. Sin embargo, en La Puebla de Castro, el invento de la Seguridad Social había nacido 69 años antes, en 1898; fue bautizado con el nombre de LA FRATERNIDAD PUEBLENSE. Página El día 25 de Diciembre de 1898, día de Navidad, un grupo destacado de Pueblenses autodenominados “Junta Iniciadora y Directiva” firmaron los Estatutos de la Sociedad de Socorros Mutuos entre vecinos denominada “La Fraternidad Pueblense”; inspirándose en una establecida en Graus llamada “La Protectora Mutua”. Cuatro días después fue presentada en el Gobierno Civil de Huesca. 3 Detalle de los dos primeros artículos del Reglamento (Estatutos) de la Fraternidad Pueblense. Tomado del Libro de Actas de dicha Sociedad
  • 3. E l 1 de Enero de 1899, día de Año Nuevo, a las dos de la tarde, convocados todos los vecinos mediante bando de alcaldía y bajo la presidencia del Sr. Alcalde, se reunieron en la Casa Consistorial, dándose inicio a la Primera Junta General. Por unanimidad se aprobó que la “Junta Iniciadora y Directiva” quedara establecida como Primera Junta Directiva, quedando como sigue: Presidente: Antonio Trell Labrid; Vicepresidente: Domingo Arcarazo Arno; Tesorero: José Torres Ciutat; Secretario: Ramón Permisán Sesa; Vicesecretario: Vicente Burrel; Andador: Tomás Moliner Prat. Se decidió también entregar, gratuitamente, un ejemplar impreso del reglamento (los estatutos) a cada Socio en el momento de pagar la Cuota de Entrada, y cobrar al precio de 25 céntimos cualquier otra copia que solicite. Este primer librito de la Fraternidad que fue editado en 1899 por la Imprenta Faustino Gambón de Graus. Página Página 4 Reglamento (Estatutos) de la Fraternidad Pueblense editado en 1899 por la Imprenta Faustino Gambón de Graus; este ejemplar fue propiedad de D. Román Carrera Gimenez y lo donó al archivo de la Iglesia Parroquial de La Puebla de Castro.
  • 4. E n la Junta Directiva, sólo los cargos de Secretario y de Andador son retribuidos. El Andador está siempre al servicio de la Junta, es el cauce de comunicación entre ésta y los Socios, ejecuta las órdenes del Presidente y es quien recoge del Socio enfermo el documento firmado por el médico que justifica su enfermedad y que le dará derecho a recibir el socorro de la Sociedad. Los objetivos de la Fraternidad Pueblense son: socorrer económicamente a los asociados en caso de incapacidad temporal o permanente para trabajar, prestarles dinero con fianza personal, sin garantía inmueble, y asegurar su vida por una cantidad en beneficio de la viuda o familiares. Su carácter es benéfico y no se mezclará en asuntos políticos, religiosos o sociológicos. Pueden ser Socios los varones entre 20 y 50 años que gocen de buena salud; y, con 15 años, los hijos de los Socios difuntos (acuerdo del año 1917). Se prohíbe la entrada a los que hubieran calumniado a la Sociedad (acuerdo del año 1908). En 1911 la Fraternidad contaba ya con 90 Socios.  La cuota de entrada son 3 pesetas, pudiéndose pagar en tres meses (acuerdo del año 1915). En 1929 se fijaron las siguientes tarifas: 3 pts. los que ingresen con 20 años y antes de cumplir los 21; 5 pts. los que ingresen antes de los 25 años; 8 pts. los que ingresen antes de los 35 años; y 10 pts. los que ingresen antes de los 45 años. En aquellas familias en las que hubiera 2 Socios, el tercero no paga cuota de ingreso (por ejemplo: el padre y 2 hijos).  La cuota mensual es de 50 céntimos. En 1930 subió a 1 peseta. El Socio que podía y decidía cotizar más, por ejemplo, pagar dos recibos mensuales, tenía derecho a un incremento similar en su derecho de socorro o cobro (acordado en 1908).  Los tres primeros meses se denominan de purgación, durante los cuales no se podrá percibir ningún tipo de socorro. Página 5 Recibo del Socio D. Ramón Tapia Samblancat que acaba de incorporarse como nuevo Socio de la Fraternidad Pueblense en 1929. Recibo facilitado por Casa Teruel.
  • 5. U na vez cumplidos los 60 años y con 30 años como Socio activo, se dejaba de pagar la cuota mensual conservando los mismos beneficios que los demás Socios. En cuanto a los subsidios o dietas por enfermedad se establece:  1 peseta diaria: Los enfermos de medicinas, con un máximo de 60 días; los de cirugía mayor, hueso roto o dislocado, con un máximo de 30 días; los de cirugía menor, con un máximo de 20 días.  50 céntimos diarios: Si la enfermedad perdura más tiempo del establecido en el párrafo anterior o si dejara impedido al Socio para trabajar. Medidas anti picaresca:  El enfermo sólo podrá salir de casa en casos de cirugía menor y previa autorización por escrito que emitirá el Presidente de la Junta Directiva una vez haya recibido el pase de paseo expedido por el médico.  El Andador visitará, al menos 2 veces por semana, al enfermo, dando cuenta al Presidente de la Junta Directiva si dudase de la enfermedad, en cuyo caso se enviará a un médico para comprobarlo. En 1932 se nombró una Comisión encargada de vigilar a los enfermos durante el plazo de dietas reglamentario, cito textualmente según consta en Acta, “para evitar todo fraude o estafa a la Fraternidad por medio de enfermedad simulada”; fueron nombrados para esta Comisión los socios: Antonio Trell y Luis Ferrer.  Si al enfermo se le encontrara en los Cafés, se le sancionará sin cobrar las dietas que le correspondieran (acuerdo del año 1927). En el Acta Nº 56 del año 1927 se hace referencia explícita a uno de los cafés del pueblo, denominado “Café de los Naipes”.  Si al enfermo se le encontrara ocupado en algún trabajo, será expulsado de la Fraternidad Pueblense sin derecho a reclamación alguna. Página 6 El Socio que hubiese recibido socorro, dietas por enfermedad, no podrá abandonar la Sociedad hasta que hayan transcurrido 12 meses desde su último socorro (acuerdo del año 1909). Página El Socio enfermo solo podrá cobrar socorro si su enfermedad excede de 3 días, en cuyo caso se le concederá desde el primer día de la enfermedad (acuerdo del año 1909).  Página 
  • 6. E n cuanto al seguro de vida. Al fallecer el Socio, su viuda y en su defecto sus herederos, percibirán, de una vez, 30 pesetas ó 20 pesetas si las dietas de socorro percibidas en su última enfermedad fueron mayores a 6. Este dinero no podrá ser embargado por tribunales para el pago de deudas, su destino es exclusivo para la viuda o herederos. En cuanto a los préstamos. Todo Socio tendrá crédito hasta un límite máximo de 50 pesetas por 1 año a un interés del 4 %. Para solicitar este préstamo tendrá que presentar dos fiadores solidarios o avalistas. El Socio que se ausente de la Villa, siempre que no salga al extranjero o a ultramar (en este caso sus derechos quedarán en suspenso hasta su vuelta) y siempre que deje un representante que pague sus mensualidades, disfrutará de los mismos beneficios que los Socios que permanezcan en la localidad. Página 7 En cuanto a las Juntas Generales. Todos los Socios tienen obligación de asistir a las dos Juntas Generales o Asambleas Generales de Socios que se celebran al año, en Enero y en Agosto, siendo el local de reunión el salón de la Casa Escuela de niñas; multando con 1 peseta al que faltare sin causa justificada. Esta multa pasó a ser de 2 pesetas a partir de 1929. Si el que falta Sello de la es un miembro de la Junta Directiva, se le Fraternidad aplica una multa doble. Solo quedan Pueblense. dispensados de acudir a Juntas y otros actos obligatorios: el cura párroco, los coadjutores, el maestro de instrucción primaria, los peones camineros, el practicante en cirujia menor y el médico. El objetivo principal de estas reuniones es el discutir y, en su caso, aprobar las cuentas de la Sociedad en el periodo comprendido entre la anterior Junta General y la actual, así como tratar otros asuntos de interés. El Tesorero, que guarda el arca de hierro de la Sociedad con las existencias en caja (dinero en metálico, pagarés y préstamos, 6 acciones de la Eléctrica Pueblense, Títulos de la Deuda del Estado), la abre, coloca los bienes sobre la mesa y los muestra a los Socios; de este modo todos podían comprobar que el contenido del arca coincidía con las cuentas presentadas. Dicha arca tiene dos compartimentos; el Tesorero tiene en exclusiva la llave de uno de ellos que contiene como máximo 250 pesetas, el otro compartimento, protegido por 3 cerraduras, guarda el resto del metálico y demás valores de la Sociedad, las 3 llaves necesarias para abrirlo están en poder del Presidente, del Secretario y del Tesorero. En 1899 las existencias en caja ascendían a 305‟90 pesetas; en 1936 a 5.195‟25 pesetas; alcanzándose el pico mayor en 1922 con 8.214‟75 pesetas. En la Junta General de Enero se lleva a cabo la renovación anual de la Junta Directiva y el nombramiento de los 4 Socios encargados de acarrear cadáveres.
  • 7. E n cuanto a los entierros. Se establece la obligación a todos los Socios de asistir al entierro de los Socios que fallezcan, sin distinción alguna de clase ni de ideología (acuerdo del año 1933), multándose con 1 peseta al que faltare sin causa justificada. Esta multa pasó a ser de 2 pesetas a partir de 1929. Se comenzó pasando lista de asistencia en La Plaza de la Cruz, al regreso del cementerio (acuerdo del año 1930); posteriormente se acordó pasar lista en el cementerio (acuerdo del año 1935); y finalmente se decidió, para evitar la espera del Socio mientras se pasa lista, rellenar una tarjeta de asistencia y entregarla al salir del acto (acuerdo del año 1936). 8 Página Página Página Como he comentado, en la Junta General anual de Socios del mes de Enero se designan a los 4 Socios acarreadores de cadáveres que, revestidos con capa, son los encargados de conducir el féretro desde la casa a la iglesia y luego de llevarlo hasta el cementerio. Los primeros Socios que realizaron este servicio, año 1889, fueron: Simón Llarden Latres, Calixto Marro Gros, Ramón Guillén Ferrer y Agustín Sopena Aventín. Se les pagaba 50 céntimos a cada uno por fallecido que conducían. Otros acarreadores fueron: en 1925, Antonio Mazana Miranda, Victoriano Subias Cortina, Andres Doz y Angel Espuña; en 1926, Antonio Girón Buiro; en 1929, Gregorio Girón Llacera; en 1931, Sebastián Visar Sopena y José Balaguer Menal; en 1932, Julio Espuña y José Subias. En un artículo publicado en el libré de las fiestas de 1998, Román Carrera Gimenez nos recuerda que estos 4 Socios acarreradores de cadáveres también se encargaban de llevar a hombros el Santo Sepulcro en la Procesión del Viernes Santo. Pago de dietas al acarreador de cadáveres D. José Balaguer Menal
  • 8. S e consideran motivos para expulsar a un Socio de la Fraternidad Pueblense, perdiendo cuantos derechos hubiera adquirido:  Simular enfermedad  Simular insolvencia para no devolver un préstamo solicitado  Dejar de pagar 3 mensualidades seguidas y agotar los 8 días de moratoria que le dará la Junta Directiva después de exhortarle al pago.  Faltar 3 veces seguidas, sin causa justificada, a la Junta General  No pagar la multa por no asistir al entierro de un Socio El día de San Román se celebraba una misa de aniversario en memoria de todos los Socios difuntos. La asistencia de los Socios a la misma era libre. En cuanto a la disolución de la Fraternidad Pueblense. Se establece que ésta no podrá disolverse mientras haya 10 Socios que se opongan, contando en este número a los ausentes. Al disolverse, todos los bienes con que cuente la Sociedad serán repartidos a partes iguales entre todos los Socios que entonces cuente la Sociedad. La Fraternidad Pueblense asumió también otros servicios para sus Socios:  En 1913 pasó a custodiar y administrar el Capital de “La Regeneración Pueblense” Sociedad de crédito y ahorro que funcionaba en el Pueblo.  Se solicitó una serie de conferencias al Ingeniero Agrónomo de la Provincia sobre temas agrícolas para que ilustrara a los agricultores de la Villa en el cultivo del almendro, de la vid y del olivo (año 1913).  Se Constituyó una Comisión de Abastos para comprar y distribuir los artículos de sulfatos, azufres y abonos químicos para la sementera. Constituían esta Comisión en el año 1921 los Socios: Francisco Fuster, Antonio Vistuer Santaliestra y Pablo Nacenta Escanilla.  Se solicitó y le fueron concedidas del Ministerio de Fomento dos Subvenciones por importe de 750 pesetas cada una, los años 1915 y 1916.  En el año 1916, dada la penuria y escasez que se sufrió, se acordó que, solo por ese año, los Socios pudieran solicitar crédito por el doble de lo establecido.  Se apoyó el proyecto de la Instalación Eléctrica en el Pueblo. En 1915 se destinaron 1.500 pesetas para la compra de 6 acciones de la Eléctrica Pueblense que permanecieron como bienes de la Sociedad hasta que se decidió venderlas en 1936. 9 En 1899 la Fraternidad integró a los cofrades de “La Hermandad Nuestra Señora del Fuero”, a propuesta del cura párroco Francisco Trell Labrid, asumiendo su objetivo caritativo y benéfico de acompañar, desde la casa mortuoria a la iglesia, los cadáveres de los Hermanos fallecidos, asistir a los funerales y conducirlos al cementerio. Página 
  • 9. Página Página 10 Una de las 6 Acciones que la Fraternidad tenía de la Eléctrica Pueblense. Dimensiones: 45 x 32 cm. Su valor era 250 pesetas. El resto de acciones, hasta completar un total de 261 de La Eléctrica Pueblense, las poseían los 10 vecinos siguientes: D. José Trell Labrid 121 acciones; Dª María Teresa Escanilla 109 acciones; D. Ramón Castillón Noguero 8 acciones; D. Juan Antonio Salinas Bergua 4 acciones; Dª Agustina Vidal viuda de Plana 4 acciones; D. Ignacio de Mur Cirera 2 acciones; D. Valentín Augusto Ferrer 2 acciones, D. Mariano Serena Lecina 2 acciones; Dª María Pardo Roca 2 acciones; y D. José Moliner Guillén 1 acción
  • 10. L as Juntas Generales o Asambleas Generales de Socios de la Sociedad denominada “La Fraternidad Pueblense” eran dos al año, la primera en el mes de Enero y la segunda en Agosto. Las convocaba el Presidente de la Junta Directiva, en día festivo, por medio de papeleta que entregaba el Andador, en persona, a cada socio (excepcionalmente en 1904 solo se celebró la Junta General del mes de Enero). El objetivo principal de la Junta General era el de discutir y, en su caso, aprobar las cuentas de la Sociedad en el periodo comprendido entre la anterior Junta General y la actual, así como el tratar otros asuntos de interés. En la Junta General de Enero se llevaba a cabo la renovación anual de la Junta Directiva y el nombramiento de los 4 socios encargados de acarrear cadáveres. El protocolo era el siguiente: Como local de reunión utilizaba el salón de la Casa Escuela de niñas; excepcionalmente las 6 primeras Juntas Generales se celebraron en la Casa Consistorial.  La sesión daba comienzo habitualmente a las 2 de la tarde (otros horarios utilizados fueron 10:30 de la mañana, 1 de la tarde, 2 y cuarto de la tarde y 3 de la tarde). En un principio se dejaba un margen de 30 minutos para la llegada de los Socios, pero dada la falta de puntualidad de algunos, a partir de 1905 se acordó que a la hora señalada para el inicio de la Junta General se cerraran las puertas del local, seguidamente el Secretario pasaba lista y a los Socios que en ese momento estuvieran ausentes sin causa justificada se les impone una multa de 1 peseta o de 2 pesetas si se trataba de un vocal de la Junta Directiva; la cuantía de estas multas se duplicó a partir de 1924. Página Papeleta mediante la que el Presidente de la Junta Directiva convoca personalmente a cada Socio a la Junta General. En la que aquí mostramos, en su anverso y reverso, el Socio D. Pedro Moliner justifica, en el reverso de la papeleta, su falta de asistencia para no ser multado 11 
  • 11.  Se leía Acta de la última Junta General para su aprobación por la Asamblea. Detalle del Libro de Actas de la Fraternidad Pueblense. Acta número 1, correspondiente a la Junta General celebrada el día 1 de Enero de 1899.  La Junta Directiva presentaba sobre la mesa las cuentas, invitando a todos los Socios a examinarlas. Como no solía acercarse ninguno, la Asamblea, a propuesta de la Junta Directiva, designaba a 1 ó 2 de los Socios presentes, a los que se les denominaba “oidoresinterventores”, que procedían a examinarlas. El Secretario leía en voz alta todas las partidas que habían producido ingresos y gastos, dando las oportunas explicaciones, e informando también de los préstamos devueltos y del pago de intereses. 12  En la Junta General de Enero se renovaban los vocales de la Junta Directiva. La vigencia y mandato de la nueva Junta Directiva era de 1 año. En general, los socios propuestos para ocupar estos cargos eran aprobados por unanimidad. A partir de 1925 se aprovechaba también esta Junta General de Enero para nombrar a los 4 socios acarreadores de cadáveres, encargados de conducir al difunto al cementerio. Página Página  El Tesorero exhibía y dejaba sobre la mesa las existencias de caja, de este modo los Socios podían comprobar que el contenido del arca de la Sociedad coincidía con las cuentas presentadas. En el arca se guardaba el metálico, los prestamos, los pagarés en papel del banco, los títulos de deuda del estado (el valor de uno de estos títulos era de 500 pts., en 1925 la Sociedad poseía dos), y las acciones de la Eléctrica Pueblense (En 1915 se destinó 1.500 pesetas para la compra de 6 acciones de la Eléctrica Pueblense también llamadas “del Molino” que permanecieron como bienes de la Sociedad hasta que se decidió venderlas en 1936)
  • 12.  La Junta Directiva informaba a la Asamblea de las solicitudes que ha recibido de ingreso de nuevos socios, seguidamente la Asamblea votaba la admisión de los mismos; en las 73 Actas que se conservan de las Juntas Generales, estas admisiones se aprobaron siempre por unanimidad.  La reunión terminaba con la discusión de algún tema de interés para la Sociedad propuesto por uno o varios socios y con un turno de ruegos y preguntas. El Sr. Alcalde de La Puebla de Castro D. Antonio Sahún, comunica al Presidente de La Fraternidad Pueblense D. Antonio Bardaji Trell, la autorización del Gobernador Civil de la Provincia para celebrar la que sería la última Junta General de la Fraternidad Pueblense, el día 2 de Febrero de 1936. Página 13 .
  • 13. L a Junta Directiva, como ya hemos dicho, se renovaba cada año durante la Junta General o Asamblea General de Socios que se celebraba en el mes de Enero, siendo la mayoría de socios la que aprobaba su nombramiento. Estaba compuesta por seis personas: Presidente, Vicepresidente, Secretario, Vicesecretario, Tesorero o Depositario y Andador. Se reunían el último domingo de cada mes para pasar cuentas y tratar los temas de la Sociedad. Sólo los cargos de Secretario y Andador eran remunerados. Esto explica que en las sucesivas renovaciones anuales de la Junta, sean las personas que ocupan estos dos cargos las que suelen repetir y permanecer durante más tiempo en el mismo. En 1906 Secretario y Andador cobraban, cada uno, una paga anual de 25 pesetas; en 1921, la Junta General de Enero acordó incrementarles la paga anual a 40 Pesetas; y en 1925 se les subió a 50 pts. El Secretario llevaba las cuentas, las inversiones y los trámites legales de la Sociedad y levantaba Acta de las Juntas Generales. En 1908 se autorizó, en Junta General, a que la Junta Directiva pudiera invertir parte del capital de la Sociedad en Papel del Estado para obtener un rédito que sería utilizado en los fines benéficos de la Asociación. El Andador estaba siempre al servicio de la Junta, era el cauce de comunicación entre ésta y los Socios, ejecutaba las órdenes del Presidente y recogía del Socio enfermo el documento firmado por el médico que justificaba su enfermedad dándole derecho a recibir el socorro de la Sociedad. El Tesorero era el depositario custodio del arca de hierro de la Sociedad. Este arca estaba dividida en dos compartimentos; el Tesorero tenía en exclusiva la llave de uno de ellos que contenía como máximo 250 pesetas, el otro compartimento, protegido por 3 cerraduras, guardaba el resto del metálico y demás valores de la Sociedad, las 3 llaves necesarias para abrirlo estaban en poder del Presidente, del Secretario y del Tesorero. En 1907 se compró también una caja de caudales con dos llaves que guardaba una el Presidente y otra el Tesorero. A partir de 1923 los cargos de Secretario y Tesorero fueron asumidos por la misma persona. Página Página 14 En un artículo publicado en el libré de las fiestas de 1998, el señor Román Carrera Gimenez (nacido en 1917 y fallecido en 2007) comparte sus recuerdos sobre la Fraternidad Pueblense; nos cuenta, cito textualmente „‟…En mi infancia, por los años veinte del siglo XX, cuando se celebraba Junta General, era para mí un espectáculo ver desde la ventana de mi casa cuando pasaban los hombres endomingados hacia la Escuela Nacional de Niñas donde tenía lugar la reunión, pasando con ellos el Cura Párroco, quien infundía tanto respeto, rigurosamente ensotanado, amplio manteo sobre sus hombros y sobre su cabeza el clerical sombrero‟‟.
  • 14. L istado de Juntas Directivas desde 1899 y de Socios admitidos, por unanimidad, en Juntas Generales desde 1905: 1899. Junta Directiva: Presidente, Antonio Trell Labrid; Vicepresidente, Domingo Arcarazo Arno; Secretario, Ramón Permisan Sesa; Vicesecretario, Vicente Burrel; Tesorero, José Torres Ciutat; Andador, Tomás Moliner Prat. 1900. Junta Directiva: Presidente, José Mur Lacasa; Vicepresidente, José María Laplana Vidal; Secretario, Ramón Permisan Sesa; Vicesecretario, Joaquín Sopena Raso; Tesorero, Manuel Garuz Palacin; Andador, Tomás Moliner Prat. 1901. Junta Directiva: Presidente, José María Laplana Vidal; Vicepresidente, Mariano de Mur Castillon; Secretario, Ramón Permisan Sesa; Vicesecretario, Román Castarlenas Faro; Tesorero, Francisco Cama Fuster; Andador, Tomás Moliner Prat. 1902. Junta Directiva: Presidente, Manuel Asin Ferraz; Vicepresidente, Alberto Lacasa y Cera; Secretario, Ramón Permisan Sesa; Vicesecretario, Francisco Llone Cosialls; Tesorero, José Suils Angusto; Andador, Tomás Moliner Prat. 1903. Junta Directiva: Presidente, Vicente Gode Viola; Vicepresidente, Vicente Bistuer Blanco; Secretario, Ramón Permisan Sesa; Vicesecretario, Francisco Llone Cosialls; Tesorero, Gregorio Bardaji Subias; Andador, Tomás Moliner Prat. 1904. Junta Directiva: Presidente, Francisco Cama Fuster; Vicepresidente, José Serena Santaliestra; Secretario, Ramón Permisan Sesa; Vicesecretario, Manuel Asin Ferraz; Tesorero, Francisco Llone Cosialls; Andador, Luís Torres Miranda. 1905. Nuevos Socios: Pablo Asín Vidal y José Cornel Tellet. Página 15 Junta Directiva: Presidente, Alberto Lacasa Cera; Vicepresidente, Tomás Lasierra Giron; Secretario, José Asin Lecina; Vicesecretario, Manuel Asin Ferraz; Tesorero, Román Castarlenas Faro; Andador, Luís Torres Miranda.
  • 15. 1906. Junta Directiva: Presidente, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Vicepresidente, Simón Llarden Latres; Secretario, José Asin Lecina; Vicesecretario, Manuel Asin Ferraz; Tesorero, Antonio Sierra Sahun; Andador, Pedro Salamero Arroyo. 1907. Nuevos Socios: Antonio Sopena Faro, Joaquín Salamero Sanz, Francisco Trell Vidal, José Bardaji Obis, Manuel Noguera Colomina y Joaquín Mur Lasierra. Junta Directiva: Presidente, José Serena Santaliestra; Vicepresidente, Antonio Tellet Sallan; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Vicesecretario, Manuel Asin Ferraz; Tesorero, José Lecina Castan; Andador, Pablo Asin Vidal. 1908. Nuevos Socios: José Nacenta Subias, Macario Sanblancat Nacenta, Victoriano Subias Cortina, Antonio Guillén Girón, Antonio Bruballa Trell, Antonio Salamero Suarez, Vicente Noguera Colomina, Juan Miranda Sopena y Joaquín Torres Llacera. Junta Directiva: Presidente, Manuel Garuz Palacin; Vicepresidente, Santiago Sarrablo Badel; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Vicesecretario, Francisco Carrera Laplana; Tesorero, Pedro Torres Peña; Andador, Pablo Asin Vidal. 1909. Nuevos Socios: Antonio Trillo Labrid, Julian Vidal Arroyo, Francisco Serena Nacenta y Mariano Oncino Marro. Junta Directiva: Presidente, José Suils Angusto; Vicepresidente, Joaquín Sopena Raso; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Tesorero, Francisco Cama Fuster; Andador, Pablo Asin Vidal. Página Página Junta Directiva: Presidente, Simón Llarden Latres; Vicepresidente, Agustín Sopena Aventin; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Tesorero, José María Laplana Vidal; Andador, Pablo Asin Vidal. 16 1910. Nuevos Socios: José Lacasa Gudel, Manuel Mas Guardia, Antonio Mas Guardia, Joaquín Bardaji Plana, Joaquín Menal Boira, José Suils, José Giral Gil, Manuel Garuz Torres, Tomás Giral Morancho, Francisco Suiles Labazuy, Joaquín Cambra Solana y Mariano Martinez.
  • 16. 1911. Nuevos Socios: Francisco Cama Arnal, Antonio Sanz Lecina, Gregorio Carruesco, Cecilio Noguera y Antonio Cera Laplana. Junta Directiva: Presidente, Antonio Tellet Sallan; Vicepresidente, Gregorio Bardaji Subias; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Tesorero, Joaquín Bardaji Plana; Andador, Francisco Trell Vidal. 1912. Nuevos Socios: Joaquín Boira Arnal, José Pano Consul, Antonio Vistuer, José Mur Castillón, Juan Antonio Salinas Bergua, José Tellet Lasierra, José Palacín Oncino, Mariano Serena Lecina, Santiago Martinez Castelar, Ramón Trell Salamero, Sebastián Visac Sopena y Francisco Giral Gil. Junta Directiva: Presidente, Román Castarlenas Faro; Vicepresidente, Francisco Carrera Laplana; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Tesorero, Joaquín Bardaji Plana; Andador, Francisco Trell Vidal. 1913. Nuevos Socios: Ramón Carrera Mur, Miguel Torres Colomina y José Faro Benabarre. Junta Directiva: Presidente, Antonio Vistuer Santaliestra; Vicepresidente, Juan Antonio Salinas Bergua; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Vicesecretario, José de Mur Castillon; Tesorero, Joaquín Bardaji Plana; Andador, Francisco Trell Vidal. 1914. Junta Directiva: Presidente, José Nacenta Sanchez; Vicepresidente, Sebastián Lalueza Toda; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Tesorero, Benigno Arnal Bardaji; Andador, Francisco Trell Vidal. 1915. Nuevos Socios: Pedro Ricoll Puy, Mariano Latorre Romeo, José Arnal Vidal, José Cera Salis, Antonio Mur Claveria y Miguel Lecina. Junta Directiva: Presidente, Joaquín Mur Lasierra; Vicepresidente, Santiago Sarrablo Badel; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Vicesecretario, Francisco Llone Cosialls; Tesorero, Joaquín Bardaji Plana; Andador, Francisco Trell Vidal. Página 1917. Junta Directiva: Presidente, Juan Antonio Salinas Bergua; Vicepresidente, Antonio Badel Torres; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Tesorero, José Torres Miranda; Andador, Francisco Trell Vidal. 17 1916. Junta Directiva: Presidente, Paulino Mora Nevot; Vicepresidente, José Giron Campo; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Tesorero, Isidro Salamero Vidal; Andador, Francisco Trell Vidal.
  • 17. 1918. Nuevos Socios: Antonio Pueo Llaquet, Francisco Gil Larruy Jovellar, José Mur Espuña, José Sahun Asin, Ramón Rami Guillen, Matías Ferraz Miranda, Julián Laplana Español y Pedro Moliner Bruballa. Junta Directiva: Presidente, Julián Vidal Arroyo; Vicepresidente, Antonio Badel Torres; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Tesorero, José Torres Miranda; Andador, Francisco Trell Vidal. 1919. Nuevos Socios: Antonio Gros Escanilla, Joaquín Cambra Rausa, Macario Samblancat, Antonio Trell Tobeña, Marcelino Cama Arnal, Pablo Nacenta Castarlenas y Vicente Latorre Torres. Junta Directiva: Presidente, Joaquín Bardaji Plana; Vicepresidente, Antonio Lecina Torres; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Tesorero, Antonio Badel Torres; Andador, Francisco Trell Vidal. 1920. Nuevos Socios: José Suarez Serena, Ramón Arnal Vidal, Ramón Sopena Sanmartin, Gregorio Lasierra Torres, Blas Cornel Gode, Mariano Arnal Gros, Ramón Espuña Pascual, Rafael Franco Cosialls, Benito Mur Campo y Paulino Antonio Bruballa Trell. Junta Directiva: Presidente, Joaquín Bardaji Plana; Vicepresidente, Antonio Lecina Torres; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Vicesecretario, Francisco Llone Cosialls; Tesorero, Antonio Badel Torres; Andador, Francisco Trell Vidal. 1921. Nuevos Socios: Antonio Riva Galindo y Joaquín Piniello Latorre. Junta Directiva: Presidente, Paulino Mora Nevot; Vicepresidente, Pedro Moliner Bruballa; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Vicesecretario, José María Laplana Vidal; Tesorero, Antonio Lecina Torres; Andador, Antonio Badel Torres. 1922. Nuevos Socios: Teodoro Ricoll Moliner (hijo del Socio Pedro Ricoll Puy) y José Lacasa Guardia. Junta Directiva: Presidente, Antonio Trell Tobeña; Vicepresidente, Mariano Subias Marro; Secretario, Francisco Trell Labrid (cura párroco de La Puebla de Castro); Tesorero, Antonio Lecina Torres; Andador, Antonio Badel Torres. 18 Junta Directiva: Presidente, Antonio Trillo Labrid; Vicepresidente, José Suarez Serena; Secretario y Tesorero, Antonio Lecina Torres; Andador, Pio Vidal Subias. Página Página 1923. Nuevos Socios: José Subias Rausa, José Balaguer Menal y Ramón Doz Raso.
  • 18. 1924. Nuevos Socios: Gregorio Giron Llacera, José Marro Doz y Ramón Giral Morancho. Junta Directiva: Presidente, José Torres Miranda; Vicepresidente, Manuel Mas Guardia; Secretario y Tesorero, Antonio Lecina Torres; Vicesecretario, Pablo Nacenta Castarlenas; Andador, Martín Tapia Giral. 1925. Nuevos Socios: Jaime Sarroca Moliner, José Lasierra y Jesús Vidal Subias. Junta Directiva: Presidente, Francisco Trell Vidal; Vicepresidente, Gregorio Lasierra Torres; Secretario y Tesorero, Antonio Lecina Torres; Vicesecretario, Pablo Nacenta Castarlenas; Andador, José Lacasa Guardia. 1926. Nuevos Socios: Pedro Sin Mir. Junta Directiva: Presidente, Mariano Ciutat Costa; Vicepresidente, Francisco Suiles Labazuy; Secretario y Tesorero, Antonio Lecina Torres; Vicesecretario, Pablo Nacenta Castarlenas; Andador, José Lacasa Guardia. 1927. Nuevos Socios: Jesús Latorre Meler y Francisco Suiles Enseñat. Junta Directiva: Presidente, Pio Vidal Subias; Vicepresidente, Francisco Suiles Labazuy; Secretario y Tesorero, Antonio Lecina Torres; Vicesecretario, Pablo Nacenta Castarlenas; Andador, José Marro Doz. 1928. Nuevos Socios: Manuel Arnal Esforzado (cura párroco de La Puebla de Castro), Antonio Mora Llacera, Pascual Moliner Latre, Miguel Pau Pueo, Luis Ferrer Garreta, José Lecina Gudel, José Bardaji Oncino, Martín Nadal Sanz, Francisco Trell Palacin y José Noguera Torres. Junta Directiva: Presidente, Pio Vidal Subias; Vicepresidente, Francisco Suiles Labazuy; Secretario y Tesorero, Antonio Lecina Torres; Vicesecretario, Pablo Nacenta Castarlenas; Andador, Ramón Rami Guillen. Página Junta Directiva: Presidente, Blas Cornel Gode; Vicepresidente, Antonio Cera Laplana; Secretario y Tesorero, Antonio Lecina Torres; Vicesecretario, Pablo Nacenta Castarlenas; Andador, Ramón Rami Guillen. 19 1929. Nuevos Socios: Gregorio Bardaji Trell, Antonio Bardaji Trell, Francisco Vidal Ciutat, José Sopena Mora, José Serena Torres, Manuel Menal Lecina, Joaquín Portella Guardia, Manuel Guillen Torres, Julio Trell Torres, Pablo Francisco Cosialls, Juan Franco Clemente, Julio Espuña Sanz, José Pano Raluy, Rafael Rami y Ramón Tapia Samblancat.
  • 19. 1930. Nuevos Socios: Pablo Trell Palacin, Adolfo Cemeli Enjuanes, Francisco Riva Galindo y Francisco Altemir Lanau. Junta Directiva: Presidente, Pascual Moliner Latre; Vicepresidente, Antonio Bruballa Trell; Secretario, Antonio Gros Escanilla; Tesorero, Gregorio Bardaji Trell; Andador, Ramón Rami Guillen. 1931. Nuevos Socios: José Sanmartin, Antonio Lecina Nadal, Manuel Arnal Boira y Joaquín Baldellou Toveña. Junta Directiva: Presidente, Pedro Moliner Bruballa; Vicepresidente, José Lacasa Guardia; Secretario, Antonio Gros Escanilla; Tesorero, Gregorio Bardaji Trell; Andador, Julio Espuña Sanz. 1932. Nuevos Socios: Paulino Mora Salamero. Junta Directiva: Presidente, José Faro Benabarre; Vicepresidente, Manuel Guillen Torres; Secretario, Antonio Gros Escanilla; Tesorero, Gregorio Bardaji Trell; Andador, Julio Espuña. 1933. Junta Directiva: Presidente, Gregorio Bardaji Trell; Vicepresidente, Manuel Menal Boira; Secretario, Antonio Gros Escanilla; Tesorero, Pablo Trell Bardaji; Andador, Julio Espuña Sanz. 1934. Nuevos Socios: Félix Buatas. Junta Directiva: Presidente, Joaquín Baldellou Toveña; Vicepresidente, Manuel Ferraz Garuz; Secretario, Antonio Gros Escanilla; Tesorero, Pablo Trell Palacin; Andador, Julio Espuña Sanz 1935. Junta Directiva: Presidente, José Sopena Mora; Vicepresidente, Manuel Mas Guardia; Secretario, Antonio Gros Escanilla; Tesorero, Manuel Menal Lecina; Andador, Julio Espuña Sanz 1936. Nuevos Socios: Leandro Salinas. 20 Página Página Junta Directiva: Presidente, Antonio Bardaji Trell; Vicepresidente, Antonio Bruballa Trell; Secretario, Antonio Gros Escanilla; Tesorero, Juan Antonio Salinas Bergua; Andador, Julio Espuña Sanz
  • 20. E l curioso caso del Socio que no asistía nunca a las reuniones. En el acta de la Junta General del 17 de Enero de 1902, se refleja lo siguiente: “Habiéndose suscitado moción referente a que el Socio D. Mariano Raso Guardia, faltaba a casi todas las reuniones de la Junta General y que por más que en las papeletas de convocatoria alegaba causas para dejar de asistir y entendiendo que sus alegaciones eran injustas o engañosas, se propuso la Asamblea proceder a la votación de acuerdo al artículo 16 del Reglamento (…es motivo de expulsión faltar 3 veces seguidas sin motivo justificado a la Junta General) por si acordaba su expulsión, más como para que dicha votación fuera válida procedía la previa citación y audiencia del interesado, fue éste citado de inmediata comparecencia por el Andador y manifestó éste que el indicado D. Mariano Raso le había contestado que no quería acudir a la Asamblea y que dijera a la misma que había decidido no querer continuar en la Sociedad de referencia. En su virtud la Junta General dio por excluido de dicha Sociedad al repetido D. Mariano Raso Guardia, declarando no tiene derecho a fondos ni beneficio alguno de la misma”. Socios destacados: Antonio Trell Labrid, impulsor del proyecto y primer Presidente de la Junta Directiva de la Fraternidad. Ocupó diversos cargos en la misma y se le confiaron determinados servicios como la inversión de capitales, etc.  Francisco Trell Labrid, cura párroco de La Puebla de Castro. Ejerció el cargo de Presidente de la Junta Directiva en 1906 y el de Secretario desde 1907 hasta 1922, año en que fue nombrado Canónigo de la Catedral de Barbastro y pasó a vivir en dicha ciudad. Propició la fusión de la Cofradía “Hermandad Nuestra Señora del Fuero” con la Fraternidad Pueblense. Como anécdota y muestra de su espíritu caritativo y altruista consta en acta su renuncia a su derecho a dietas de socorro que le correspondían por enfermedad.  José Bestué Laplana, médico de La Puebla de Castro. En 1905 hizo la generosa donación de 12 pesetas de sus honorarios a favor de la Sociedad.  Antonio Gros Escanilla, fue Secretario de la Fraternidad desde 1929 a 1936. Página Papeleta mediante la que el Presidente de la Junta Directiva convoca personalmente a cada Socio a la Junta General. En la que aquí mostramos, en su anverso y reverso, el Socio D. Mariano Serena justifica, en el reverso de la papeleta, su falta de asistencia para no ser multado 21 
  • 21. L a Cofradía denominada “Hermandad Nuestra Señora del Fuero”, de origen mucho más antiguo que la “Fraternidad Pueblense”, tenía como principal objetivo, benéfico y caritativo, acompañar desde la casa mortuoria a la Iglesia, los cadáveres de los Hermanos fallecidos, asistir a los funerales y conducirlos al cementerio. Interior de la Iglesia de Santa María donde se venera la Virgen del Camino Fuero. Autor de la foto: Rafael Franco Suiles Al constituirse en 1898 “La Fraternidad Pueblense” muchos de los Cofrades o Hermanos de la “Hermandad Nuestra Señora del Fuero” se hicieron Socios de la “Fraternidad Pueblense” y siendo que ésta última, entre sus objetivos incluía en gran medida los mantenidos por la “Hermandad Nuestra Señora del Fuero”, parecía inevitable la fusión de la antigua “Hermandad” en la “Fraternidad”. Página Página 22 El propulsor de esta fusión fue D. Francisco Trell Labrid, cura párroco de La Puebla de Castro y Socio de la Fraternidad Pueblense. Ejerció el cargo de Presidente de la Junta Directiva del la Fraternidad en 1906 y el de Secretario desde 1907 hasta 1922 en que fue nombrado Canónigo de la Catedral de Barbastro y pasó a residir habitualmente en dicha ciudad.
  • 22. E n el curso de la 2ª Junta General de la Fraternidad Pueblense celebrada el día 27 de Agosto de 1899, el mencionado D. Francisco Trell Labrid tomó la palabra y propuso a la Asamblea la citada fusión; cito textualmente parte de su discurso recogido en el Acta de dicha reunión: “… puesto que la inmensa mayoría de los Socios de la Fraternidad Pueblense pertenecían también a la Hermandad Nuestra Señora del Fuero y, además, la nueva Sociedad defiende en su reglamento la conservación de las buenas costumbres de acompañamiento, asistencia a los funerales y demás actos que la Cofradía tenía establecidos.” Discutida la moción se acordó por unanimidad, cito textualmente, “…que la Fraternidad Pueblense acogerá a los Cofrades de la Hermandad Nuestra Señora del Fuero que quisieran adherirse y tuvieran más de 50 años y/o no contaran de buena salud; así como la fusión o refundición de ambas en una sola a los efectos exclusivos de conservar las laudables costumbres relativas a funerales y que dicha Hermandad tenia establecidas, cuyo deber será mutuo y recíproco entre Socios y Hermanos”. 23 Página D. Francisco Trell Labrid, Socio de la Fraternidad Pueblense y Canónigo de la Catedral de Barbastro. Foto facilitada por Antornio Torres Rausa Con esta fusión, 4 Socios pagados con fondos de la Fraternidad Pueblense quedaron encargados de conducir al cementerio no solo a los Socios y a los Hermanos Cofrades adheridos, sino también a esposas de unos y otros y demás individuos adultos de sus respectivas familias que fallecieran dentro del término municipal de la villa de La Puebla de Castro.
  • 23. V eamos algunos acuerdos tomados en Junta General y recogidos en la correspondiente Acta de la misma:  15 de Agosto de 1905. Se acuerda, por unanimidad, la prestación de sábanas para entierros: gratis para el funeral de los Socios; se cobrará 2 pts. para los funerales de los familiares de los Socios y 3 pts. para los no Socios.  15 de Enero de 1910. Se acuerda hacer 4 ó 6 capas para que las lleven los Socios que conducen los cadáveres al cementerio.  23 de Enero de 1911. Se acuerda que La Sociedad no asista a los entierros que se produzcan en aquellas casas donde viva un Hermano Cofrade y un joven que pudiendo ser Socio de la Fraternidad no lo sea.  25 de Enero de 1920 se acuerda pagar a los conductores de cadáveres 2 pesetas a cada uno cuando, cito textualmente, “fueranlo en el poblado” y 2‟50 pesetas “cuando sea en despoblado”.  18 de Enero de 1925. Se nombran como acarreadores de cadáveres a los Socios: Antonio Mazana Miranda, Victoriano Subias Cortina, Andrés Doz y Angel Espuña; pagándoles 7 pts. a cada uno. En años sucesivos será en ésta primera Junta General del año, que se celebra en Enero, en la que se acordarán el nombramiento de los Socios que ocuparan durante ese año el cargo de “acarreadores de cadáveres”.  24 de Enero de 1926. El Socio Antonio Girón Buiro sustituye como acarreador de cadáveres al Socio Victoriano Subias Cortina.  20 de Enero de 1928. Se acuerda que serán los Socios acarreadores de cadáveres los encargados de gestionar el alquiler de sábanas, capas y cirios para los entierros, estableciéndose el siguiente baremo de precios para los que no son Socios y/o no tengan derechos adquiridos: alquiler de sábanas 5 pts.; alquiler de sábanas, capas y cirios 10 pts.; los cuatro acarreadores con las sábanas, las capas y los cirios (servicio completo) 20 pts. Página Página  24 de Agosto de 1930. La Junta Directiva apercibe a la Asamblea que si no se corrige el desorden que se ha visto en los últimos entierros, se procederá a imponer una multa. 24  20 de Enero de 1929. Se acuerda elevar a 2 pesetas la multa para el Socio que no asista al entierro de otro Socio sin causa justificada. No pagar esta multa se considera motivo de expulsión de la Sociedad. El Socio Gregorio Giron Llacera sustituye como acarreador de cadáveres a Antonio Giron Buiro.
  • 24.  25 de Enero de 1931. Dimiten los acarreadores de cadáveres Antonio Mazana Miranda y Ángel Espuña; y entran en sustitución: Sebastián Visar Sopena y José Balaguer Menal; acordándose pagarles 10 pts. por conducir cadáveres de las familias de los Socios y 12 pts. para los no Socios. Pago de dietas al Socio acarreador de cadáveres D. Sebastián Visar Sopena. Página  23 de Agosto de 1931. Se acuerda que la Misa de Aniversario en memoria de los Socios difuntos que se celebra anualmente el día de San Román, sea de asistencia libre para todos los Socios. 25 
  • 25.  24 de Enero de 1932. Se discute si llevar los cadáveres directamente de casa al cementerio. El Socio y ya Canónigo de la Catedral de Barbasto, Francisco Trell Labrid, se opone. Tras la discusión y deliberación se acuerda que La Fraternidad Pueblense no se entrometerá en estos asuntos, quedando a voluntad del interesado o familiares.  22 de Enero de 1933. Se acuerda que los acarreadores de cadáveres sigan obligados a llevar el uniforme (capa) en los entierros de los Socios, y libres en su vestimenta en los entierros de los no Socios.  20 de Agosto de 1933. Se recuerda que es obligación de los Socios acompañar a todos los Socios difuntos sin distinción alguna de clases ni de ideologías. Solo a la familia le corresponde el derecho de distinguir y exteriorizar los ideales y forma de pensar del difunto.  20 de Enero de 1935. Se acuerda que a partir de ahora, en vez de pasar lista de los Socios que acuden a los entierros en la Plaza de la Cruz al finalizar el acto, se realizará ahora en el cementerio, en el lugar que resulte más apropiado para ello.  2 de Febrero de 1936. Se acuerda hacer tarjetas de asistencia para los entierros que ha de cumplimentar el Socio y entregar a la salida del acto. De este modo se evitará el tener que esperar mientras se pasa lista hasta que aparezca el nombre de uno para poder abandonar el acto. Página Página 26 Tarjeta de asistencia a entierros del Socio D. Juan Antonio Salinas Bergua. Entró como Socio de la Fraternidad Pueblense en 1912.
  • 26. E l médico y humanista D. Manuel Clemente Cera (nacido el 15 de noviembre de 1927 y fallecido en 2013), en su libro de memorias titulado “Memorias de un Médico Internista”, recuerda que los entierros en La Puebla de Castro en tiempos de la República, a pesar del agnosticismo ambiental, conservaban el aspecto severo, emotivo y espiritual tradicional. Se permitía la salida del párroco desde la iglesia al domicilio del difunto, iba revestido con capa pluvial negra y bonete, asistido por dos monaguillos revestidos con sotana negra y roquete blanco, con cruz alzada. En el patio de la casa mortuoria, adornada con crespones negros, tapices negros y bordes plateados, se encontraba el féretro. Después del rezo de un responso, era conducido en andas sobre los hombros de cuatro varones vestidos con blusón negro hasta el pórtico del templo, en cuyo interior se oficiaba la misa de “corpore insepulto”. Al término de la misa se iniciaba el sepelio, presidido por el sacerdote y sus acólitos, seguido de los hombres y detrás las mujeres, y en riguroso orden, se llegaba hasta el cementerio. Doblaban las campanas tocando a muertos. En un artículo publicado en el libré de las fiestas de 1998, el señor Román Carrera Gimenez (nacido en 1917 y fallecido en 2007) comparte sus recuerdos sobre la Fraternidad Pueblense y las costumbres en los entierros; nos cuenta que:  Los 4 Socios acarreradores de cadáveres también se encargaban de llevar a hombros el Santo Sepulcro en la Procesión del Viernes Santo.  Estos 4 Socios, tanto para los entierros como para la procesión, se ponían una túnica negra rodeada de una franja amarilla y, una especie de bonete de los mismos colores, siendo estas prendas propiedad de la Sociedad al igual que los paños fúnebres que media hora antes del entierro se colocaban en el patio de la casa del fallecido.  Para acompañar al difunto desde casa a la iglesia, cada Socio de la Fraternidad Pueblense portaba una vela encendida que, a la llegada, depositaba en una gran cesta blanca de mimbre allí en el pórtico. Página 27  Al llegar al cementerio solo entraban, acompañando al difunto, los que formaban el duelo, el Cura y los Monaguillos, estos últimos portando la cruz alzada, el acetre con el hisopo y la naveta con el incensario. Los demás acompañantes se quedaban fuera y en el camino ya que por entonces esa era la costumbre. Mientras tanto, el Secretario de la Fraternidad Pueblense, subido sobre la pared del camino, con una libreta y un lápiz en mano, iba pasando lista nombrando uno a uno en voz alta a los Socios, los cuales contestaban con la voz de ¡presente!
  • 27.  La buena costumbre de entrar todos en el cementerio, la introdujo en el año 1947, el entonces recién llegado Cura Párroco Mosén Antonio Olivera, diciendo que igual que entraba él debían entrar los demás.  El día de San Román se celebraba una ceremonia en recuerdo de todos los Socios de la Fraternidad Pueblense que habían fallecido. El rito era el siguiente. A continuación de la solemne Misa, el Cura se cambiaba la casulla y estola de color rojo por capa y estola de color negro, avanzaba hacia la grada del presbiterio y, ante el túmulo y la Cruz parroquial, que se acababan de colocar en el centro de la iglesia, entonaba el solemne responso „‟Libérame Domine‟‟, que era cantado por el coro. Al finalizar el canto, el Sacerdote rodeaba dos veces el túmulo, una con el hisopo, otra con el incensario. Página Página 28 Cementerio de La Puebla de Castro. Autor de la foto: Pedro Bardaji Suarez
  • 28. L a Fraternidad Pueblense, inició su andadura en 1898. Se trataba de una Sociedad de socorros mutuos, formada por varones entre 20 y 50 años, de carácter benéfico, cuya finalidad era la de socorrer a los asociados en caso de enfermedad que los incapacitara para trabajar, el prestarles dinero con la correspondiente fianza personal, sin garantía inmueble, asegurar su vida por una cantidad en beneficio de la viuda o familiares, y asistir y acompañar en los entierros a los Socios difuntos. La Fraternidad Pueblense no fue un caso aislado en la Provincia; en el año 1915, dieciséis años después de que se fundara La Fraternidad Pueblense, en la Provincia de Huesca aparecen recogidas por el Ministerio de Fomento de España, en la Memoria Descriptiva-Estadística de las Entidades Agrícolas y Pecuarias del País, las siguientes Sociedades de Socorros Mutuos: “La Fraternidad Pueblense” de La Puebla de Castro, “La Caridad” y “La Esperanza” de Barbastro, “La Protectora Mutua” de Boltaña, “La Benéfica” de Naval, “La Caritativa” de El Grado, “La Protectora Mutua Gradense” de Graus, y otras en Fonz y Cofita, Estadilla, Almunia de San Juan, Olvena y en Secastilla. Página La Fraternidad Pueblense supuso un gran beneficio para La Puebla de Castro. Recuperar el recuerdo de esta institución nos tiene que llenar de orgullo. Es ejemplo de tolerancia, de concordia, de honradez, de unión, de hermandad, de búsqueda del beneficio común por encima del personal. El Pueblo unido para el bien del pueblo. Hemos de ser dignos merecedores de este legado de nuestros antepasados y mantener vivo su espíritu en las instituciones establecidas, en la creación de nuevas organizaciones, y desde cualquier acción tanto colectiva como individual, todo para el bien y el progreso de nuestro Pueblo, que es, sin duda, la forma más directa de alcanzar el beneficio personal. 29 La Fraternidad Pueblense finalizó su andadura abruptamente en 1936, al estallar la Guerra Civil, víctima de los convulsos acontecimientos que sacudieron las instituciones, las costumbres y el orden en el Pueblo. Destacados Socios de la Fraternidad, que habían compartido y convivido en la paz y el respeto que la misma les exigía y proporcionaba, tomaron bandos diferentes en la contienda civil, algunos de ellos murieron fusilados por los de ideología contraria.
  • 29. L os datos utilizados en este artículo han sido obtenidos del Libro de Actas de la Sociedad denominada “La Fraternidad Pueblense” y de dos ejemplares del reglamento de la misma, el publicado en 1899 y el modificado y publicado en 1922; los dos primeros documentos se guardan en el archivo de la Iglesia parroquial de La Puebla de Castro y he podido consultarlos por gentileza del cura párroco, Mosén José Mairal Villellas; el ejemplar del reglamento de 1922 me lo ha facilitado Casa Teruel. Y también del artículo titulado „‟La Fraternidad Pueblense‟‟ escrito por Román Carrera Gimenez y publicado en el Libré de las Fiestas de La Puebla de Castro de 1998. Y del libro “Memorias de un Médico Internista”, escrito por Manuel Clemente Cera, publicado en 2006, La Busca ediciones S.L. Y del libro "Memoria Descriptiva-Estadística de Entidades Agrícolas y Pecuarias del País" del año 1915 editado por el Ministerio de Fomento de España. P ueden consultar, en las siguientes direcciones de Internet, el Reglamento (Estatutos) de la Fraternidad Pueblense editado en 1899 por la Imprenta Faustino Gambón de Graus; este ejemplar fue propiedad de D. Román Carrera Gimenez y lo donó al archivo de la Iglesia Parroquial de La Puebla de Castro: http://puebladecastro.blogspot.com.es Página Página 30 http://www.slideshare.net/puebladecastro.blogspot/reglamento-estatutos-de-la-fraternidad-pueblense-editato-en-1899
  • 30. P ueden consultar, en las siguientes direcciones de Internet, el Reglamento (Estatutos) de la Fraternidad Pueblense editado en 1922 en Barbastro por la Imprenta A. Santamaría; este ejemplar fue propiedad de D. Ramón Tapia Samblancat y ha sido facilitado por sus herederos de Casa Teruel: http://puebladecastro.blogspot.com.es http://www.slideshare.net/puebladecastro.blogspot/reglamento-de-la-fraternidad-pueblense-editado-en-1922 http://www.slideshare.net/puebladecastro.blo gspot/libro-de-actas-de-la-fraternidadpueblensedesde-1898-a-1936 Página http://puebladecastro.blogspot.com.es Detalle del Libro de Actas de la Fraternidad Pueblense. Acta número 1, correspondiente a la Junta General celebrada el día 1 de Enero de 1899 31 P ueden consultar, en las siguientes direcciones de Internet, el Libro de Actas de las Juntas Generales de La Fraternidad Pueblense; el original se encuentra en el archivo de la Iglesia Parroquial:
  • 31. La Fraternidad Pueblense supuso un gran beneficio para La Puebla de Castro. Recuperar el recuerdo de esta institución nos tiene que llenar de orgullo. Es ejemplo de tolerancia, de concordia, de honradez, de unión, de hermandad, de búsqueda del beneficio común por encima del personal. El Pueblo unido para el bien del pueblo. Hemos de ser dignos merecedores de este legado de nuestros antepasados y mantener vivo su espíritu en las Reglamento (Estatutos) de la Fraternidad Pueblense editado en 1922; este ejemplar fue propiedad de D. Ramón Tapia Samblancat y ha sido facilitado por sus herederos de Casa Teruel instituciones establecidas, en la creación de nuevas organizaciones, y desde cualquier acción tanto colectiva como individual, todo para el bien y el progreso de nuestro Pueblo, que es, sin duda, la forma más directa de alcanzar el beneficio personal.

×