Las Obligaciones En Derecho Romano

88,440 views
87,940 views

Published on

Introduccion a las Obligaciones, Clasificaciones y Fuentes en Derehco Romano

Published in: Education, Travel, News & Politics
1 Comment
15 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total views
88,440
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
519
Actions
Shares
0
Downloads
885
Comments
1
Likes
15
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Las Obligaciones En Derecho Romano

  1. 1. LAS OBLIGACIONES
  2. 2. 1. Concepto. <ul><li>Etimológicamente la voz obligación procede del latín obligatio, que, a su vez deriva de obligare, es decir, “ligar” o “atar alrededor”, y aunque la palabra obligare es relativamente antigua, el sustantivo obligatio apareció tardíamente. </li></ul><ul><li>En el derecho romano sólo aparecían dos definiciones de obligación, una de ellas pertenecía al jurista Paulo y otra se hallaba en las Instituciones de Justiniano. Paulo definía la sustancia de una obligación como “Constreñir a otro a darnos, hacernos, o prestarnos alguna cosa” y Justiniano, por su parte, definía a la obligación como un “Vinculo de derecho por el que somos constreñidos por necesidad a pagar alguna cosa según los derechos de nuestra ciudad” o “ iuris vinculum, quo necesítate adstringimur alicuius solvendae rei, secundum nostrae civitatis iura.” [1] </li></ul><ul><li>[1] Inst. 3.13. pr.: “La obligación es un vinculo jurídico por el cual quedamos constreñidos a cumplir, necesariamente, de acuerdo con el derecho de nuestra ciudad.” </li></ul>
  3. 3. 2. Elementos de la Obligación. <ul><li>La obligación crea un lazo de derecho (“vinculum”), que tiene dos extremos, supone dos sujetos: uno activo, otro pasivo. La obligación tiene el efecto de sujetar a dos personas, en cierta medida la una de la otra, quitándole algo de su libertad natural y haciendo adquirir a la otra una cierta ventaja que no está contenida en el simple ejercicio de la suya. La persona ligada es el “debitor o reus” (deudor o reo), la dueña del lazo recibe el nombre de “creditor” (acreedor). La ley pone a la disposición d el acreedor determinados medios coactivos (las acciones y las vías de ejecución) para lograr que el deudor preste la conducta debida. </li></ul><ul><li>La obligación tiene un objeto determinado – prestación - (“debitum o res debita”) que consiste en una determinada conducta que el deudor debe prestar a su acreedor (“alicuius solvendae rei”). El objeto de la obligación siempre debe ser apreciable en dinero. </li></ul>
  4. 4. Clases de Prestacion <ul><li>Dare: la prestación de dare era aquella que podía consistir en: </li></ul><ul><ul><li>Dare rem: es decir, constituir en dueño de una cosa a otra persona, mediante el acto apropiado a tal fin. </li></ul></ul><ul><ul><li>Dare ius: esto es, constituir en titular de un derecho real a otra persona.. </li></ul></ul><ul><li>Facere: genéricamente la prestación facere comprende todo hacer que no conduzca a constituir dominio o derechos reales (dare), tales como: </li></ul><ul><ul><li>Opus facere: vale decir, hacer una cosa o realizar una obra material. </li></ul></ul><ul><ul><li>Praestare operas: esto es, prestar ciertos servicios inmateriales. </li></ul></ul><ul><ul><li>Tradere (factum tradendi): a saber, entregar cosas (materialmente y sin constituir dominio o derechos reales). </li></ul></ul><ul><ul><li>Non facere: los juristas entendían que dentro del facere se comprendía también el no hacer, vale decir, las abstenciones obligatorias.. </li></ul></ul><ul><li>Praestare: individualmente esta prestación correspondía a las que en cierto modo envolvían una garantía (de allí que hoy se habla de “prestar fianza”), y comprendía las de: </li></ul><ul><ul><li>Responder por deudas ajenas como garante. </li></ul></ul><ul><ul><li>Garantizar otorgando cauciones personales. </li></ul></ul><ul><ul><li>Responder por la integridad de una cosa, tal como “prestar custodia”. </li></ul></ul>
  5. 5. Requisitos de la Prestación: <ul><li>Posibilidad: la prestación debía ser posible objetivamente. </li></ul><ul><li>Licitud: la prestación no podía adolecer de ilicitud, considerándose ilícitas: a) las contrarias a las buenas costumbres; b) las contrarias a las disposiciones públicas. </li></ul><ul><li>Identificabilidad: la prestación debía ser identificada o identificable. </li></ul><ul><li>Estimación en dinero: la prestación ha de ser estimable en dinero, supuesto que toda pretensión deducida en juicio conduce en el procedimiento formulario a una condena pecuniaria. </li></ul>
  6. 6. Clasificación de las Obligaciones: <ul><li>Obligaciones unilaterales y obligaciones sinalagmáticas. En la obligación unilateral, los deberes corren a cargo de una sola de las partes. </li></ul><ul><li>En las obligaciones sinalagmáticas, ambas partes tienen deberes para con la otra parte (y también derechos). </li></ul><ul><li>Además existen obligaciones sinalagmáticas imperfectas (u obligaciones eventualmente sinalagmáticas), que normalmente producen deberes para una sola parte, pero en caso de determinadas eventualidades, también pueden dar origen al nacimiento de deberes para la otra parte. </li></ul>
  7. 7. Cont. Clasificacion de las Obligaciones <ul><li>Obligaciones “stricti iuris” y obligaciones “bonae fidei”. En caso de una obligación stricti iuris (de derecho estricto), el sujeto pasivo está obligado únicamente a lo estrictamente pactado, sin que el sentido común o la equidad puedan agravar o atenuar el contenido de su deber. En caso de una obligación bonae fidei (de buena fe) el deber del sujeto pasivo debe interpretarse a la luz de las circunstancias especiales del caso, de las practicas comerciales y de la intención de los contratantes. Como consecuencia de la anterior surgen, por primera vez en el campo de las obligaciones bonae fidei, figuras como la compensación, la culpa, el dolo por omisión y el derecho del juez a fijar soberanamente los daños y perjuicios. </li></ul><ul><li>Las obligaciones nacidas de contratos unilaterales eran stricti iuris; las que provenían de contratos bilaterales eran bonae fidei. En el derecho civil moderno, las obligaciones son todas bonae fidei. </li></ul>
  8. 8. Cont. Clasificación de las Obligaciones <ul><li>Obligaciones civiles y obligaciones naturales. La obligación civil proporciona al acreedor la posibilidad de acción, en caso de incumplimiento del deudor. La obligación natural, por el contrario, no crea un derecho procesalmente eficaz. Si el deudor no cumple, el acreedor no encontrará acción alguna a su disposición para forzarle a cumplir o a entregar el equivalente monetario del objeto de la obligación, más daños y perjuicios. </li></ul>
  9. 9. Cont. Clasificación de las Obligaciones <ul><li>Obligaciones divisibles y obligaciones indivisibles. Las obligaciones indivisibles son: </li></ul><ul><ul><li>Las que por la naturaleza de su objeto indirecto son indivisibles, o sea, las obligaciones en las que la división del objeto indirecto haría peder, parcial o totalmente, a éste su valor. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las que en virtud de una disposición especial del derecho positivo son indivisibles, como las servidumbres reales. </li></ul></ul><ul><ul><li>Las que por convenio especial o testamento han recibido el carácter de indivisibilidad. </li></ul></ul>
  10. 10. Cont. Clasificación de las Obligaciones <ul><li>Obligaciones específicas y obligaciones genéricas. En el primer caso, el deudor debe un objeto específicamente determinado; en el segundo, un objeto solo determinados en términos de cuantía y de género. La importancia de esta clasificación se manifiesta, sobre todo, en caso de perdida del objeto por fuerza mayor, antes de la entrega. Como regla general, en una obligación especifica,, el objeto se pierde para el acreedor; si se trata de una obligación genérica, se pierde para el deudor. </li></ul>
  11. 11. Cont. Clasificacion de las Obligaciones <ul><li>Obligaciones de dar, de hacer, de prestar y de no hacer. </li></ul><ul><li>Obligaciones de dar (“dare”) son aquellas cuyo objeto consiste en la transmisión de la propiedad de una cosa o en la constitución de otro derecho real sobre la misma. </li></ul><ul><li>Obligación de hacer (“facere”). Papiniano dice: “ el término hacer comprende toda clase de hacer: dar, pagar, entregar dinero, pasear. Las obligaciones de hacer conllevan la realización de un hecho por parte del obligado, como cavar un foso, pintar una casa. </li></ul><ul><li>Obligación de prestar. (“praestare”), son aquellas cuyo objeto no consiste en transferir la propiedad de una cosa o en constituir un derecho real sobre la misma, sino tan sólo en conceder el simple uso de una cosa a una persona, como en el caso del comodato o la locación. </li></ul><ul><li>Obligación de no hacer (“non facere”) consisten en una abstención, en un no hacer por parte del deudor, es decir, que se cumple con esta obligación. </li></ul>
  12. 12. Las Fuentes de las Obligaciones. <ul><li>El contrato puede definirse como un acuerdo entre varias personas, que tiene por objeto producir una o más obligaciones civiles. </li></ul><ul><li>El delito es un hecho human contrario al derecho y castigado por la ley. Es un hecho jurídico, ya que produce un cambio en el mundo del derecho; pero no es un “acto jurídico”, ya que el cambio en el mundo del derecho; pero no es un “acto jurídico”, ya que el cambio que resulta (el deber del autor del delito de sufrir un castigo) no es precisamente el efecto deseado por el delincuente. </li></ul><ul><li>El cuasicontrato es una figura parecida al contrato por su licitud y sus consecuencias, pero en el cual no se encuentra el consentimiento entre los sujetos como elemento constitutivo, lo cual separa los cuasicontratos de los contratos. Son actos de voluntad unilaterales, esencialmente lícitos, que producen obligaciones. </li></ul><ul><li>El cuasidelito es un acto ilícito, pero que el derecho romano no clasificaba entre los delitos. Produce una obligación entre el autor del acto y el perjudicado (en algunos casos, el denunciante). La diferencia entre delitos y cuasidelitos no reside, como en la doctrina moderna, en la existencia o ausencia de la intención de causar un daño. </li></ul>

×