• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Adiós pañales!: orientaciones para padres sobre el proceso de control de esfínteres
 

Adiós pañales!: orientaciones para padres sobre el proceso de control de esfínteres

on

  • 3,064 views

Nuestra Escuela para Padres del mes de abril: "Adios Pañales!" orientaciones para lograr con éxito el proceso de dejar el pañal, respetando el ritmo de los niñ@s y sus familias.

Nuestra Escuela para Padres del mes de abril: "Adios Pañales!" orientaciones para lograr con éxito el proceso de dejar el pañal, respetando el ritmo de los niñ@s y sus familias.

Statistics

Views

Total Views
3,064
Views on SlideShare
2,867
Embed Views
197

Actions

Likes
0
Downloads
49
Comments
0

3 Embeds 197

http://mestreacasa.gva.es 193
http://www.blogger.com 3
http://jgquitarp.blogspot.com.es 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Adiós pañales!: orientaciones para padres sobre el proceso de control de esfínteres Adiós pañales!: orientaciones para padres sobre el proceso de control de esfínteres Document Transcript

    • Adiós a los pañales! Cuando los niños empiezan a dar los primeros pasos vemos cómo caminan, exploran y se hacen autónomos! Caminar es una señal de independencia, y de una etapa en la que continuamente quieren hacerlo todo sin ayuda. Los adultos que estamos cerca pasamos casi todo el tiempo apoyándolos para que puedan lograr comer solos, vestirse solos, peinarse solos… Cuando quitamos los pañales estamos promoviendo su autonomía, y si lo hacemos con seguridad y amor, evitamos que dude de si mismo y de nuestro afecto.Señales que podemos observar para saber si está preparado Se siente seguro al subir escaleras,  Se siente incómodo cuando el pañal aunque todavía necesite ayuda. está sucio y lo hace saber. Es capaz de decir que va a hacer  Cuando ve a un hermano mayor o a “pis” o “caca” o que ya lo ha hecho. sus padres en el váter siente curiosidad de saber qué hacen. Se da cuenta de lo que sucede en su cuerpo: evacuaciones, mocos, etc.  Cuando juega a hacer pis es capaz de pasar un par de minutos sentado. Es capaz de quitarse el pantalón y de ayudar a vestirse.  Cuando se le propone dejar de usar pañal se muestra interesado, curioso Mantiene el pañal seco durante tres y motivado. horas o más.¿cuándo empezar?Entre los dos y los tres años, es decir:entre los 24 y los 48 meses es buenmomento. Siempre estos datos son unareferencia, ni más ni menos que eso. Taller para Padres: “Adiós a los pañales!” - material creado para padres de niños entre 20 y 36 meses www.psicologiaparacrecer.com – info@psicologiaparacrecer.com - 670721809
    • Antes de empezar – algunos tips útiles para preparar al niño  Recuerde que los niños necesitan explicaciones, con palabras adecuadas para su edad, sobre lo que van a hacer. Explíquele lo que espera de él, de lo contrario será una situación confusa para el niño y muy frustrante para Ud.  Anímele a ser mayor, y asócielo con ir al baño solo, tener ropa interior y dejar los pañales.  Permítale que le vea en el baño (a Ud. o a su hermano/a mayor) y que vea cuando baja el váter, para que observe el proceso completo, y sin prisa.  Inmediatamente después lávese las manos y que vea que ahora “está limpio”  Déjelo un rato sin pañal, antes del baño por ejemplo, para que pruebe esa sensación que es nueva para el niño.Antes de empezar – algunos tips útiles para preparar a la familia • Todos los adultos de la casa deben estar de acuerdo en la forma y el momento, en caso contrario espere para comenzar hasta que todos se sientan “listos”. • Hágase la vida fácil: tenga a mano mudas de ropa sencilla, quite la alfombra… • Evite que coincida con cambios importantes o con momentos en los que algún miembro de la familia esté pasando por un momento estresante (en el trabajo, en la escuela…) • El pañal en esta etapa es muy cómodo… vienen días de incomodidad, pero una vez logrado será aun más cómodo que antes! • Avise con naturalidad a personas cercanas que suele ver con frecuencia: abuelos, tíos para que animen al niño sin forzarlo y para que sean comprensivos ante cualquier escape. • Acuerde previamente con los adultos significativos la reacción inmediata ante los “escapes”: sobre todo evite avergonzarlo con frases como “otra vez!, yo pensaba que lo pillarías más rápido”, “tu hermano se tardó menos”, “Pedrito con 14 meses ya lo hacía solito”… los niños no comprenden cada palabra pero entienden su sentido. La vergüenza es un sentimiento complejo y genera ansiedad y duda. • Comparta con otros padres su experiencia en esta etapa… se sorprenderá de las anécdotas que pueden tener todas las familias, al final todos hemos dejado los pañales! Taller para Padres: “Adiós a los pañales!” - material creado para padres de niños entre 20 y 36 meses www.psicologiaparacrecer.com – info@psicologiaparacrecer.com - 670721809
    • Quitar los pañales cuando sentimos que el niño está preparado tiene la gran ventaja de serun proceso natural, y que favorece su gran búsqueda de autonomía. Le brinda la seguridadde saberse capaz de lograr lo que los mayores esperamos de él y le da la bienvenida a unmundo de niños en la que ya no es el “bebé”.¿qué usamos?, ¿adaptadores al váter de los adultos?,¿orinales tradicionales?Lo que utilicemos da igual, lo importante es que el niño se familiarice con él, que sepa paraqué se usa, cuándo y cómo se usa. El protagonista del proceso es el niño y no el recipiente.Durante el proceso  Elógielo sinceramente, por sus logro y por cómo está creciendo  Una vez logrados los primeros aciertos es muy importante recordarle que debe ir al baño, es muy normal que lo olvide por estar entretenido jugando o que no desee detener el juego para ir al baño. Si observa que no logra llegar a tiempo por no parar de jugar explíquele la situación: “ahora no podrás seguir jugando porque hay que limpiarlo todo y cambiarte, detenerse a hacer pis un momento es más rápido…”  Recuerde que en esta etapa nos enfrentamos a lo sucio… cuide su reacción emocional frente a los escapes: trate de mantenerse firme, no lo avergüence, ni le quite importancia. Simplemente haga lo que hay que hacer en ese caso: limpiarle, recordarle dónde debe hacerlo con firmeza y dándole ánimos.  Es muy importante mantener comunicación permanente con las personas que cuiden al niño (familiares y/o guardería) para mantener una estrategia similar en cada sitio que le brinde seguridad al niño.Las noches: El control de esfínteres comienza siendo diurno, y el nocturno tarda un poco más. Es normal que muchos niños continúen usando pañal de noche sobre todo si suelen dormir muchas horas, muy profundamente. Si ve que durante tres o más días el niño se despierta con el pañal seco podría ser buen momento de quitarlo. Para ello es importante avisarle antes de dormir que no tiene pañal, y que si siente ganas de hacer pis, puede llamar a mamá o papá. Recordemos que todo este proceso se trata de ser consciente del cuerpo y poder controlarlo, para ello necesitan ser informados de lo que les pasa. Taller para Padres: “Adiós a los pañales!” - material creado para padres de niños entre 20 y 36 meses www.psicologiaparacrecer.com – info@psicologiaparacrecer.com - 670721809
    • ¿Qué pasa cuando apresuramos este proceso? Todos estamos programados para no usar pañal, lo hemos conseguido todos y nuestro hijo no será la excepción. Cuando empezamos este proceso antes de tiempo exponemos al niño a un fracaso continuo y a aciertos debidos al azar, creando situaciones que le provocan dudas sobre si mismo, y a la vez vergüenza y confusión por hacer algo que no entiende por qué ahora es incorrecto. Por otra parte genera mucha frustración en los padres que comienzan con toda la buena voluntad de tener paciencia y se agotan en un camino largo que se inició antes de tiempo. La consecuencia es clara: padres que empiezan amorosos ante los escapes, y después de muchos fracasos tienen reacciones emocionales duras que el niño no alcanza a comprender y sin embargo sabe que es por algo que “hizo mal” Sin duda cada niño tiene su tiempo, si comenzó este proceso lo lógico es tener paciencia y perseverancia hasta que logre controlar del todo sus esfínteres, pero si observa que el niño después de muchos intentos no entiende lo que se espera de él o que ha entrado en una lucha de poder con su hijo , es momento de conversar con los adultos cercanos (padre, pediatra, guardería.) si es mejor suspender el proceso¿Y si esperamos “demasiado”? Cuando por el contrario esperamos demasiado para dejar los pañales, estamos limitando las posibilidades de autonomía de nuestros hijos. Somos los padres los responsables de darles a nuestros hijos la posibilidad de ser mayores, y podríamos exponer a nuestro hijo a situaciones con otros niños y/o adultos en la que es tratado como “bebé” cuando él se siente capaz como los otros de ser “mayor”. Es oportuno revisar qué nos impide comenzar a dejar los pañales, ¿comodidad?, ¿inseguridad sobre si el momento adecuado ha llegado?, ¿temor a no hacerlo “bien?. Recordemos que todas estas preguntas y dudas son nuestras y es importante resolverlas nosotros sin impedir el desarrollo de nuestros hijos Taller para Padres: “Adiós a los pañales!” - material creado para padres de niños entre 20 y 36 meses www.psicologiaparacrecer.com – info@psicologiaparacrecer.com - 670721809
    • ¿Deciden los niños el momento en que están “preparados” osomos los adultos los que decidimos el momento?Tradicionalmente estamos habituados a escuchar que “le quitamos” el pañal al niño aunquecada vez más se dice que es el niño el que ha “dejado el pañal”. El niño acabará sin pañal,porque estamos biológicamente diseñados para ello, y el procedimiento para lograr este hitodel desarrollo requiere de la intervención de los padres. Sin embargo el “cómo” y el “cuándo”lo hagamos puede ser más o menos sencillo y respetuoso en función de cómo identifiquemoslas señales claras que nuestro hijo nos da. Si somos capaces de ser empáticos con nuestrosniños podremos identificar el momento, y ayudarle en este proceso. Podremos tambiénreconocer si nos hemos apresurado y no forzar una situación frustrante sólo porque nosotrosdecimos que es “ahora” cuando está listo o cuando es más cómodo. La clave está en escuchary observar al niño y no sólo a las presiones externas que nos empujan a hacer lo que siemprese ha hecho, cuando siempre se ha hecho.¿Cuándo buscar ayuda?  Si observamos que después del primer intento de dejar los pañales el niño sigue sin comprender qué es lo que intentamos que haga. ¿Tienes dudas?  Si vemos que al intentar dejar los pañales el niño ha cambiado su conducta ante el juego Puedes solicitar tu cita de o los otros niños mostrándose ansioso o Escuela de Padres Blossom temeroso, o empieza a retroceder en otras áreas (dormir toda la noche, comer solo, Estamos disponibles previa desvestirse, etc.). cita! 670721809  Si vemos que los “escapes” del niño nos producen reacciones desproporcionadas de info@psicologiaparacrer.com frustración, rabia o vergüenza a nosotros como padres o al propio niño.  Cuando nuestro hijo habiendo logrado exitosamente el proceso, empieza a tener dificultades para controlar esfínteres relacionadas con situaciones estresantes. Taller para Padres: “Adiós a los pañales!” - material creado para padres de niños entre 20 y 36 meses www.psicologiaparacrecer.com – info@psicologiaparacrecer.com - 670721809
    • Mi experiencia como mamá. Victoria dejó de usar pañal el 29 de marzo de 2012. Se despertó con el pañal seco y le pregunté: - ¿quieres hacer pis en el váter? - si! Y corrió al baño, yo corrí detrás de ella a colocar el adaptador que tenía meses llevando polvo esperando este momento, y Victoria hizo pis en el váter, muy contenta. Yo canté, la cargué, hice mimos y ella corrió a su cuarto a vestirse y ponerse unas “braguitas de princesa”, que también estaban en el cajón esperando este día. Yo insistí en ponerle pañal, al fin y al cabo me parecía todo muy rápido. Pataleó, gritó y se lo arrancó. - Vas a decirle a mami cuando quieras a hacer pis? - Si Le creí, y así fue. Pero eso fue el segundo intento, el del éxito, con poquísimos escapes, contenta, segura y muy consciente de su cuerpo. El primero fue mucho más frustrante. Os contaré cómo fue...Es noviembre, y ya hace frío. Victoria, mi Fui muy clara en que a los niños no se lespequeña de dos años y medio ha decidido que puede presionar, ni obligar. Debe ser unla psicología de mamá no es suficiente para proceso natural y sobretodo requiere deconvencerla de dejar el pañal, y que ella de paciencia y de evitar reacciones emocionalesbebé está muy bien. Ha dicho muy claramente negativas. Todo esto lo mantengo, y es porque “Vitoya no quere se mayor”. Dicho así eso que meses más tarde seguí respetando laparece una broma, pero no lo es. Os cuento decisión de mi hija que me dijo con claridadcómo comenzó todo que aun no estaba preparada.Justo en los inicios de verano en 2011, recién Hecho el taller en junio, me dispuse acumplidos los dos añitos y con calor de junio comenzar. Un fin de semana en casa, fregonahicimos el primer intento. Curiosamente, y a mano, un camión de braguitas y pantalones,para que quede claro que en casa de herrero y el kit completo. Para comenzar acertó muycuchillo de palo, coincidió con un taller que bien las primeras 4 horas. “Felicidad! Oh! Lo vaofrecí a padres sobre el proceso de dejar los a lograr!” Pero mi pequeñita aun no estabapañales. lista. Lo difícil fue ver que los desaciertos la iban frustrando al punto de que el lunes,De tal manera que un numeroso grupo de cuando llegamos a buscarla a la guardería, supadres y madres, con hijos de edades similares carita de “no puedo” me dio a entender quea la de Victoria, escucharon la información que me había apresurado. Y quizás, sin querer, lacomo “especialista” pude ofrecer. Un buen habíamos presionado demasiado.resumen está en el material que entregué a lospadres, está disponible en mi web. Taller para Padres: “Adiós a los pañales!” - material creado para padres de niños entre 20 y 36 meses www.psicologiaparacrecer.com – info@psicologiaparacrecer.com - 670721809
    • Pasan los meses, los tiempos no son propicios usan pañal) esto último la convence, ella nopor la cantidad de cambios en casa. Y quiere ser tan pequeña! Ella quiere ser mayor!aplazamos todo hasta noviembre, ya tenía dosaños y medio. Hacía frío, pero estamos en Justo antes de esto había pasado un par deCádiz y la ropa se seca muy rápido por obra y semanas pidiendo que le quitaran al pañalgracia del Levante y decimos: “este fin de cada vez que hacía pis y esto también nos diosemana estamos listos, No compramos más pistas sobre su nivel de consciencia de supañales!” Tenemos toda la semana hablando proceso y lo incómodo que le resulta jugar consutilmente del tema. Victoria va a ser mayor! el pañal.Sábado por la mañana. Victoria admite El primer día necesitó que le recordaraquedarse sin pañal con la super braguita de continuamente que debía ir al váter. Un par de veces se negó a interrumpir el juego, y tuvo unprincesas. Nos complace en un acto generososentándose en el váter, como una hija par de “escapes”, ante esta situación paramoscomplaciente. Espera. Y cuando le parece la actividad, observó que no podía seguirconveniente, se levanta, va directo a la jugando, la cambié y le pedí que mecómoda, saca un pañal y dice: “Vitoya quere acompañara a limpiar antes de seguir,pañal”. Insistimos: “Vas a ser mayor, como explicándole que toma más tiempo hacer todopapá, mamá (y un largo etc.)” y ella se planta esto que parar un momento para ir al váter.“Vitoya quere pañal!”. Seguimos, decimos que Esto también me sirvió a mi para conocerlas braguitas son de mayores, que mamá tiene realmente cada cuanto tiempo necesita hacerbraguitas y que los pañales son de bebe… pis, que en su caso es más o menos cada dosVictoria se queda muy seria: “ete pañal es de horas, de esta manera me relajé un poco y nobebé” (nos miramos, estamos a punto de estaba cada momento presionándola para ir allograrlo) se queda pensando, coge el pañal y baño sino entendiendo su ritmo habitual.hace como que lo arruga, lo tira y va a la Se sintió muy orgullosa cuando sus maestrascómoda “ete pañal e de mayor!”. Dicho esto, mi reconocieron su logro y la elogiaron con cariñomarido y yo nos miramos, la abrazamos, y y la forma en la que ellas estuvieron losentendemos que está muy conectada con sus primeros días fue muy coherente con la quenecesidades, y que presionarla para hacer lo asumimos en casa.que no quiere y no puede va en contra denuestro estilo de crianza, respetuosa de sus Victoria se levantó un día directo a lograr unaritmos y necesidades. meta que deseaba y para la que se siente lista, con el apoyo de los adultos que la queremosAplazamos “hasta nuevo aviso”. Un nuevo (no sólo papá y mamá, sino también susaviso de ella, claro. Entrada la primavera, hace maestras), y en conexión con su cuerpoun par de semanas, le proponemos que enSemana Santa podemos pasar unos días sinpañal, y se encienden sus ojitos, le decimos Rosario Vásquez R.que pronto podrá ser mayor (nombramos a susamiguitos “mayores”) y que ya no tendrá queser bebé (y nombramos a los bebés de laguardería que son mucho mas pequeños y Taller para Padres: “Adiós a los pañales!” - material creado para padres de niños entre 20 y 36 meses www.psicologiaparacrecer.com – info@psicologiaparacrecer.com - 670721809
    • Taller para Padres: “Adiós a los pañales!” - material creado para padres de niños entre 20 y 36 meses www.psicologiaparacrecer.com – info@psicologiaparacrecer.com - 670721809