Cuento de navidad

707 views
589 views

Published on

Cuento para estimular el espíritu navideño

Published in: Entertainment & Humor
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
707
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cuento de navidad

  1. 1. EL VERDADERO SENTIDO DE LA NAVIDADLlego el invierno anunciado por el viento frio que choca en las mejillas rosadas de Juanito, unpequeño niño de 8 años que por circunstancias del destino, vivía con sus amigos en los callejonesfríos, obscuros y peligrosos, en el olvido y la pobreza de una pequeña ciudad llamada, Gualda-rio.Pero por una extraña razón la ciudad se empieza a revestir de luces de colores y canciones pocosonadas y una pizca de hermandad y alegría. Esto despierta la inquietud de Juanito por saber queestaba sucediendo en su ciudad.Él y sus amigos, caminaban por las calles, intrigados al ver que la gente iba de un lado a otro llenade bolsas con moños grandes, luces de colores, árboles y practicando algunos cantos que noconocían. La gente se veía alegre, entusiasmada y muy apurada, al parecer era algo importante, yaque eso irradiaba en sus caras. ¿Pero cuálsería ese suceso tan importante? Eso era lo que Juanito,quería descubrir.Pasaron frente al súper de su amigo el Señor Pavero, quien con mucho entusiasmo preparaba losmejores pavos, la tienda estaba abarrotada, había muchas personas apartando un pavo, algo muyextraño ya que durante el año él no recibía muchos clientes; Esa fue la primera pista que Juanitoencontró, lo que estaba pasando incluía un pavo, y en cuanto lo vio un poco desocupado, se acercóa preguntarle qué era lo que pasaba, él sabríaexplicarle todo.El señor Pavero les dijo:- Miren muchachos, todos los cambios tan bonitos que ven en la ciudad sedebe a un festejo que se celebra cada año, llamado “Navidad”-. A lo que ellos respondieronintrigados. –¿Pero qué es eso llamado Navidad?, ¿Por qué se celebra?-El señor, después de pensar muy bien les respondió: -Como les dije muchachos es un festejo en elque las familias se reúnen para convivir, compartir y divertirse al mismo tiempo que celebran elnacimiento del niño Dios, es decir Jesús. Aprovechan para dar regalos y adornar las casas de unaforma muy amena, por ejemplo algo indispensable es el arbolito de navidad, un pino con adornosalusivos al festejo.
  2. 2. Panchito uno de los amigos de Juanito pregunto: -¿Oiga Señor y porque tanta gente vienen aapartarle un pavo, se regalan también? –El respondió: - El pavo es lo que se preparatradicionalmentepara la llamada cena de navidad o noche buena el día 24 de diciembre para quelas familias esperen juntas el día 25, que es Navidad.Juanito dio un salto de emoción y gritó: -¡Celebremos Navidad!, ¡Nunca la hemos celebrado y estatiene que ser la primera vez!A todos los niños les agrado la idea, tanto, que juntos empezaron a brincar de gusto y emoción.Diego, uno de los niños con los que vivía Juanito, a pesar de ser muy serio y enojón, no pudo evitarsonreír con la propuesta, pero luego dijo muy serio - ¿y nosotros como le vamos a hacer paraconseguir todo eso si, para empezar, debe costar un dineral y no tenemos ni para comer? ¿Ademástodo suena un poco cursi no? Eso de compartir y de estar en familia.Juanito contesto- Sí Diego, tal vez sea todo un poco caro, pero nosotros celebraremos navidad dealguna manera, además, ¿quién dijo que íbamos a comprar todo?, nosotros mismos lo haremos, yaveremos cómo le hacemos, no te preocupes-.Después el señor Pavero continúo explicándoles sobre los elementos de la navidad, y quésignificaba cada uno de ellos, del nacimiento, las luces, las flores de noche buena, y todo lo demásque tiene que ver con navidad, mientras todos los niños lo escuchaban atentos mientras hacían unalista para que no les faltara nada.
  3. 3. Diego volvió a tomar la voz. – Pues sigo pensando que eso de la navidad no es para nosotros lospobres, es una tontería- Dijo algo molesto.Pensaron que sería buena idea no hacerle caso a Diego y se fueron a la calle donde solían dormir, elcorazón de Juanitolatía de emoción solo de pensar que celebraría primera vez aquello que sonabatan bonito, todos tendieron sus camitas de cartón y se acostaron para al día siguiente comenzarcon la misión de su primera navidad. Hasta Bruno, un perro que seguía a los niños para todos ladosestaba movía la cola emocionado.A la mañana siguiente Bruno despertó con un lengüetazo a Diego, y el grito algo molesto: -Brunoque asco ya me babeaste toda la cara- todos escucharon y comenzaron su día con una carcajada,pero Diego estaba tan serio, que no le salió risa alguna ni siquiera fingida.Juanito pidió ayuda a los niños para ir por el primer elemento en la lista: Un arbolito de Navidad ysus adornos, pero no tenían ni la másmínima idea de dónde sacarlo, a lo que Panchito dijo: - yo digoque vallamos al vivero, seguro ahí han de tener pinos- se pusieron en marcha, la misión ya habíaempezado y en unos minutos llegaron al vivero, y comenzaron a observar y buscar pinos denavidad, había unos muy grandes y frondosos, pero cuando preguntaban por el precio sedesanimaban porque no tenían más que 7.50 para comprar su arbolito, era su alcancía pero parecíano ser suficiente ni para el más pequeño de los árboles, entonces vieron a Bruno mover la colaoliendo unas ramitas secas que había en la esquina del vivero, como si alguna vez hubieran sido unpino, entonces a Juanito se le ocurrió una idea y pregunto al dueño: - ¿oiga cuánto cuestan esasramitas?- y el señor le respondió ¿Cuáles esas de la esquina? Nada, si las quieres llévatelas, ya sonbasura para mí, pero Diego muy enojado dijo: -Eso no tiene forma de árbol de navidad? Como se teocurre que con esas ramas vas a lograr que parezca navidad, ¡estás loco!
  4. 4. Entonces Juanito dijo - ya veras, tomaron aquellas ramitas y Juanito compro un pliego de papel deChina color verde y con ayuda de los niños lo corto para con el cubrir aquellas ramas, que despuésde tener la decoración que sacaron de un basurero de un tianguis navideño, aquel arbolito lucía enverdad hermoso. Ya tenían el arbolito, pero faltaba la estrella. Juanito alentó diciendo: despuésencontraremos una hermosa estrella que ponerle.Pero pasaban los días y nada de estrella.Seguían buscando los demás elementos que necesitaban, y encontraron tirada en la esquina unaserie con unos cuantos focos fundidos, que conectaron a la casa de la viejecita que vivía a un ladoera lo que adornaba junto con el árbol aquella noche, la calle fría donde vivían los niños.Panchito hizo un dibujo con un marcador viejo color rojo, que tenía a Santa Claus y unos muñecosde nieve.Perfecto! -Dijo emocionado Juanito- La siguiente cosa en la lista es el nacimiento, pero ese si va aestar difícil y ya quedan solo 3 días para navidad, y no tenemos ni dinero ni nada, buscaron portodos lados pero nada. Al día siguiente fueron con el señor pavero y su esposa la señora Paviana apreguntarle cómo era un nacimiento para ver si podían hacer uno por que no tenían, y nohabíanpodido conseguirlo, el señor Pavero les dijo que lo principal eran las piezas de María, José, elniño Dios que se pone hasta el día 25, el Ángel y los pastores.A panchito se le ocurrió una idea, había visto una vez a la señora Paviana, haciendo unas figuritascon hojas de maíz, y pensó que sería buena idea hacer uno así.Pusieron manos a la obra, el señor les consiguió las hojas y su esposa les ayudo con elprocedimiento, todos ayudaron menos Diego que se la paso criticando el trabajo, estaba algofrustrado pero al fin terminaron las piezas, el señor Pavero se acercó a Diego para preguntarle porqué tenía esa actitud -¿Diego porque estas tan molesto?- preguntoy diego contesto: - porque la navidad es solo para los ricos, usted nos dijo que se dan regalos y dedonde vamos a sacar nosotros para dar regalos, ¿quién nos va a comprar a nosotros un juguete?
  5. 5. El señor Pavero se quedó pensando, en lo que le dijo Diego, y en eso llego la hora de regresar a lacalle donde dormían para poner el nacimiento en su lugar, quedaban 2 días para navidad y un díapara noche buena. – Mañana es noche buena- Dijo Paulina, que emoción!Llegaron a la calle y colocaron el nacimiento de hojas de maíz bajo su arbolito, todo estaba listosalieron por unas velas y cuando regresaron se encontraron con que Bruno había mordido laspiezas del nacimiento del niño Dios y el angelito. Diego se rio, y los demás estaban muy tristes porque habían perdido las piezas de su nacimiento, pero Juanito los animo, diciéndoles, no sepreocupen ya veremos cómo le hacemos.Se llegó la noche y se fueron a dormir, al día siguiente tenían todos la preocupación de como haríanpara conseguir lo que les faltaba, llego entonces muy temprano el señor Pavero que les llevo unnuevo niño Dios y un ángel decorados con listón dorado y lucían hermosos, el junto con su esposales dejaron una linda noche y se fueron a su casa, todos se pusieron muy contentos, y así esperaronansiosos la noche, y así se dieron las 9, el reloj avanzaba y se dieron las 10, pero a pesar de ya tenertodo su navidad no tenía sentido, todos se encontraban confundidos.Juanito no sabía que hacer pensaba “pero si ya tenemos todo porque no se siente navidad” ¿porqué si están los focos, el árbol, el nacimiento, y estamos juntos, no entiendo?” se decía a sí mismo,hasta que todos empezaron a preguntarse ¿por qué no era tan bonito como lo habían dicho? DijoPanchito.
  6. 6. Paulina y teresa y las demás niñas, estaban tan tristes que dijeron, - no pasa nada mejor vámonos adormir- hasta Bruno mejor se puso a olfatear por ahí de lo aburrido que estaba. Diego hablo- se losdije que la navidad no es para nosotros, que aburrido, estamos asíporque no tenemos regalos, ¡quéhorror!- les dijo a todos, entonces Juanito se sintió triste y culpable de haber ilusionado a todos connavidad para que no fuera nada emocionante como todos lo creían, entonces cuando ya estabantodos tan desilusionados, llego el señor Pavero con su pavo cocinado, les dijo -¿Por qué estas carastristes? Y saco su pavo con un aroma delicioso.Entonces Teresa dijo: pues porque navidad no es para nada lo que nos habían contado, es horriblehasta estamos más tristes que otros días- y Juanito añadió –Si señor Pavero, mire, yo emocionandoa todos para lo tristes que estamos, tenemos todo arbolito, nacimiento, luces, y todo lo demás peroya mejor nos vamos a dormir esto no tiene ningún sentido--pero es que la navidad no se trata de las cosas, de lo que haya o de lo que no, sino que se trata decompartir, de estar juntos y de sacar de sus corazones los sentimientos más bonitos paracompartirlos con los demás- dijo el señor Pavero – no es lo que creías Diego, no son los juguetes, esel compartir-¿Entonces no era todo eso de los regalos y los juguetes? Como eso es lo que yo veía eso fue lo quecreí- dijo Diego.Juanito salto de gusto y dijo:-entonces si vamos a tener una bonita navidad-, lleno de gusto le dioun abrazo a Diego, y don Pavero respondió - Claro que si niños y vamos a cenar Pavo!!!!, regresoBruno con la nariz pintada de rojo y unas ramas atoradas en su cabeza que hasta se parecía aRodolfo el reno, entonces Juanito dijo – y hasta llego uno de los renos de Santa que nos contóusted- entre risas y carcajadas , Juanito, Panchito, Diego, Paulina, Teresita y todos los demás niñosde la calle Junto con el Señor Pavero y su esposa Paviana compartieron lo poco que tenían, Laseñora Paviana, le dio a Diego una hermosa estrella que colocaron en la punta de su arbolito,Juanito coloco en el nacimiento al niño Dios, y todos pasaron una maravillosa noche, encendieronuna fogata para calentarse, cenaron pavo y tuvieron una hermosa navidad, en la calle de Gualda-riodonde compartieron más que lo material, su bonita amistad bajo la luz de la luna y las estrellas.

×