Heraclito

3,489 views

Published on

Published in: Travel, Entertainment & Humor
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,489
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
36
Actions
Shares
0
Downloads
44
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Heraclito

  1. 1. Heraclito
  2. 2. BIOGRAFIA <ul><li>Filósofo griego. Uno de los filósofos y pensadores más destacados de la escuela jónica. Aristócrata, desprecia a muchos de sus conciudadanos. Diógenes Laercio, historiador griego que da a conocer la obra de Heráclito, lo presenta como un hombre interesado en las ciencias, la astronomía y la meteorología </li></ul><ul><li>. Siguió los pasos de Hesíodo, Pitágoras, Jenófanes y Hecatreo. Su concepción cosmológica se acerca mucho al moderno concepto de la relatividad del universo. </li></ul>
  3. 3. <ul><li>El mundo no es creado por los dioses, sino que ha existido y existirá para siempre, es fuego eterno que se mueve, prende y apaga según principios o leyes regulares. El cosmos es un constante cambio entre ignición, combustión y enfriamiento. Sus principios teóricos lo acercan a los filósofos jónicos y constituyen una antítesis a las soluciones dadas por la escuela de Elea. </li></ul>
  4. 4. <ul><li>Su pregunta sobre el ser de las cosas lo conduce a establecer la solución del movimiento. Afirma que sólo existe y es real el devenir, todo fluye y nada permanece estático. Plantea el cambio constante de la materia en su aforismo &quot;no nos bañamos dos veces en el mismo río&quot;. El universo está en permanente transformación y el sustrato de la realidad es su continuo devenir. </li></ul>
  5. 5. <ul><li>Según Heráclito, la sustancia primordial o Arjé no es el agua ni el aire ni el apeirón, sino el fuego, que por esencia es movimiento y cambio. En su obra, Heráclito trata De la natura sobre el universo, la política y la teología. Cratilo fue uno de sus más importantes seguidores. También las escuelas estoicas y las escépticas aceptaron y propagaron la doctrina de Heráclito de Efeso. </li></ul>
  6. 6. PENSAMIENTO <ul><li>Respecto a los contenidos esenciales de su interpretación de la naturaleza, siguiendo la línea abierta por los filósofos de Mileto, podemos destacar: </li></ul><ul><li>la afirmación del cambio, o devenir, de la realidad, (&quot;Este cosmos [el mismo de todos] no lo hizo ningún dios ni ningún hombre, sino que siempre fue, es y será fuego eterno, que se enciende según medida y se extingue según medida.”) que se produce debido a: </li></ul>
  7. 7. <ul><li>la oposición de elementos contrarios, que es interpretada por Heráclito como tensión o guerra entre los elementos. (&quot;Conviene saber que la guerra es común a todas las cosas y que la justicia es discordia y que todas las cosas sobrevienen por la discordia y la necesidad.&quot;) Ahora bien, esa &quot;guerra&quot; está sometida a: </li></ul><ul><li>una ley universal, el Logos, (que podemos interpretar como razón, proporción...) que regula todo el movimiento de la realidad conduciéndolo a la armonía, y unificando así los elementos opuestos; de donde se sigue la afirmación de la unidad última de todo lo real. (&quot;No comprenden cómo esto, dada su variedad, puede concordar consigo mismo: hay una armonía tensa hacia atrás, como en el arco y en la lira&quot;.) </li></ul>
  8. 8. <ul><li>La identificación del cosmos con un fuego eterno probablemente no deba ser interpretada en el sentido de que el fuego sea una materia prima original, del mismo modo en que lo eran el agua para Tales o el aire para Anaxímedes. El fuego sería la forma arquetípica de la materia, debido a la regularidad de su combustión, que personifica de un modo claro la regla de la medida en el cambio que experimenta el cosmos. Así, es comprensible que se le conciba como constitutivo mismo de las cosas, por su misma estructura activa, lo que garantiza tanto la unidad de los opuestos como su oposición, así como su estrecha relación con el Logos. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>La idea de que el mundo nos ofrece una realidad sometida al cambio no es original de Heráclito: a todos los pensadores presocráticos les impresionó dicha observación. Las afirmaciones de que &quot;todo fluye&quot; y &quot;no se puede bañar uno dos veces en el mismo río&quot; se las atribuye Platón libremente en sus diálogos, sugiriendo la correspondiente consecuencia: &quot;nada permanece&quot;. </li></ul><ul><li>Probablemente Platón se dejara influir por las exageraciones sofísticas del siglo V, y por las de los seguidores de Heráclito, como Cratilo, quien al parecer afirmaba que ni siquiera era posible bañarse una vez en el mismo río; pero sus consideraciones transmitieron a la posteridad una imagen deformada del pensamiento filosófico de Heráclito, en la que abundará posteriormente Aristóteles, quien acusará a Heráclito de negar el principio de contradicción (“Una cosa no puede ser ella misma y su contrario, en el mismo aspecto y al mismo tiempo.”) al afirmar que los opuestos son &quot;uno y lo mismo&quot;. </li></ul>

×