Your SlideShare is downloading. ×
0
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
La leyenda de etsa
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

La leyenda de etsa

28,454

Published on

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
28,454
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
9
Actions
Shares
0
Downloads
70
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. LA LEYENDA DE ETSA
  • 2. Esto es una leyenda shuar.
  • 3. Decimos los shuar…
  • 4. Que Iwia era un demonio terrible que siempre tu- vo la costumbre de atrapar a los shuars, …
  • 5. meterlos en su enorme shigra, para des- pués comérselos. Iwia los cazaba de diversas formas para devorarlos. Te- nía muchas artes para atrae r los y meterlos en su shi- gra:
  • 6. Una vez bajo su poder los iba absorbiendo hasta hacerlos desapa- recer, anulando, des- truyendo su existencia
  • 7. Una de esas víctimas, entre los miles y miles, fueron los padres de Etsa
  • 8. ETSA, en shuar, quiere decir SOL, el generoso SOL, capaz de hacer bro- tar la vida y derretir los hielos
  • 9. Iwia raptó a Etsa y lo tuvo bajo su dominio haciéndole creer que era hijo suyo
  • 10. Así lo tuvo a su servicio en su afán destructor de la vida: Todos los días, al Amanecer, tenía que salir a cazar para el insaciable Iwia que siempre pedía pájaros
  • 11. a manera de postre. El muchacho regresaba con su shigra repleta de aves de todas las especies
  • 12. Pero una mañana, Etsa, apenas salio a cazar, descubrió que la selva estaba en silencio. Ya no había pájaros, ni colorido por ninguna parte.
  • 13. Sólo quedaba la paloma Yápankam posada sobre la rama de una malitagua
  • 14. Se vieron y se miraron largamente.
  • 15. ¿Me vas a matar a mi también? - preguntó la paloma Yápankam
  • 16. No- dijo Etsa- ¿De qué me serviría? Parece que he dejado toda la selva sin pájaros. ¡Este silencio es terrible!
  • 17. Etsa sintió que se le iban las fuerzas y se dejó caer sobre las hojas del suelo. Yápankam voló hasta su lado y, desde esa proximidad, se sintieron amigos
  • 18. Entonces la paloma Yá- pankam ayudó a Etsa a descubrir como Iwia iba destruyendo la vida, so- metiendo, bajo su domi- nio todo lo vivo. Lo más duro fue enfrentarlo con la realidad de que Iwia había matado a sus verdaderos padres y a él lo estaba aniquilando .
  • 19. Aunque al principio Etsa se negaba a aceptarlo, poco a poco fue despertando mientras de sus ojos brota- ban lágrimas de ra- bia y tristeza y su puño golpea- ba el tronco es- pinoso de la enor- me malitagua. Pero, ¿qué hacer? – decía a su amiga la paloma
  • 20. Yápankam entonces dijo: Introduce en la cerbatana la pluma de los pájaros que has matado y sopla.
  • 21. El muchacho lo hizo de inmediato. Desde su larga cerbatana empezaron a salir miles y millones de pájaros de todos los colores
  • 22. que levantaron el vuelo y poblaron nuevamente la selva con la alegría de sus cantos y su colorido F I N
  • 23. Realización del Taller de Audiovisuales Escuela Inti Fundación INTIRUNA Quito

×