Your SlideShare is downloading. ×
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Informe provincia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Informe provincia

828

Published on

Informe a la provincia

Informe a la provincia

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
828
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
21
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. CONTENIDO5 PRESENTACIÓN Prot. N. 192/20127 1. VISIÓN PANORÁMICA DE LA PROVINCIA 1.1. Presencia y realidad11 2. ANÁLISIS DE LA REALIDAD 2.1. Identidad y sentido de pertenencia 2.2. Comunidad orante y vida espiritual 2.3. Vida fraterna y comunidad 2.4. Comunidad consagrada a Dios 2.5. Formación 2.6. Comunidad apostólica y nueva evangelización 2.7. Gobierno de la Provincia 2.8. Economía y comunión de bienes37 3. RETOS Y NECESIDADES39 CONCLUSIÓN41 RELACIÓN DE RELIGIOSOS Y COMUNIDADES
  • 2. ORDEN DE AGUSTINOS RECOLETOSPROVINCIA DE NTRA. SRA. DE LA CONSOLACIÓN Prot. N. 192/2012 Orfeo, 1 – 28022 MADRID (ESPAÑA) Tel. 913 200 701 // 913 200 803 Correo E.: provincial@agustinosrecoletos.es www.agustinosrecoletos.es ESTIMADOS HERMANOS: El 1 de noviembre del presente año se inicia el periodo de preparación del XVII Capítulo provincial de Ntra. Sra. de la Consolación, que comenzará, Dios mediante, el 1 de mayo de 2013 en el Convento de Ntra. Sra. de Valentuñana, Sos del Rey Católico (Za- ragoza, España). Es una oportunidad más para revisar y analizar lo que el Señor nos pide en estos momentos históricos. Cumpliendo con lo que piden nuestras leyes (cf. Cód. adic. 387) ponemos en vuestras manos el INFORME SOBRE EL ESTADO DE LA PROVINCIA elaborado por el Prior pro- vincial con su Consejo. Sabido es que la Provincia es algo complejo puesto que está constituida por perso- nas con su historia personal y su modo de ver, vivir e interpretar a la luz de su personali- dad. Y esa misma impronta es la que nos lleva a cada uno a verla, vivirla e interpretarla desde esa visión personalista. Desde nuestra obligación de dar una visión de la Provincia para revisar aciertos y errores de cara a un proyecto de futuro, quisieramos tener la mayor objetividad posible. Para ello nos servimos, principalmente, de las visitas a las comunidades y de los diálogos mantenidos con todos y cada uno de los religiosos. El informe intenta reflejar la realidad de la Provincia, sus luces y sombras, sus problemas y necesidades, sus logros y realizacio- nes, sus proyectos y retos. Utilizamos el mismo esquema con el que se elaboró el informe anual que nos pidió el Consejo General, analizando las Fortalezas, las Debilidades y las Oportunidades para la revitalización, como respuesta a lo que Cristo y la Iglesia nos piden hoy como agusti- nos recoletos. No es tarea fácil hacer un diagnóstico de la situación actual de la Provincia de forma objetiva y cabal por las razones expuestas más arriba. Pedimos, por tanto, la comprensión de todos. Hemos celebrado nuestros 50 años como Provincia. Durante este tiempo se nos ha pedido, como religiosos y como Iglesia, ser valientes en la toma de decisiones y posturas evangélicamente radicales. Así lo vivieron y transmitido nuestros predecesores, y es un legado que con ilusión intentamos continuar. Nuestra presencia en los lugares confia- dos ha sido significativa. Y ello, gracias al esfuerzo personal y a la solidaridad de las 5
  • 3. comunidades de antes y de ahora, nos lanza hacia un futuro lleno de Esperanza. Tendre- mos que seguir mejorando la calidad de las relaciones fraternas e intercomunitarias, hacerlas más evangélicas y agustinianas, y lo conseguiremos con la vivencia y el testimo- nio de nuestro carisma. Que el Señor nos conceda la gracia de leer atentamente este informe que habla de nuestra familia, con ojos de misericordia. Que la Madre de la Consolación proteja a la Provincia y nos ayude a discernir qué es lo mejor en este camino de revitalización y rees- tructuración de Provincias y de Orden en las que estamos inmersos. Léase en comunidad y anótese en el libro correspondiente. Madrid, 31 de octubre de 2012. A TODOS LOS RELIGIOSOS DE LA PROVINCIA6
  • 4. 1. VISIÓN PANORÁMICA DE LA PROVINCIA.1.1. Presencia y realidad1. La Provincia está presente en cuatro países: España, República Dominicana,República de Guatemala y República de Panamá.1.1.1. Distribución de los religiosos. AÑO 2012 Novicios 0 0,00% Profesos simples 1 0,94% Religiosos hermanos 5 4,72% Profesos solemnes 3 2,83% Diáconos permanentes 1 0,94% Sacerdotes 89 83,96% Obispos 4 3,77% Situación irregular 3 2,83% Total 106 100,00%1.1.2. Comunidades y ministerios por países. Ministerios Casas Ministerios Ministerios Colegios Países Comunidades de Parroquias Colegios propios encomendados o atendidos formación ESPAÑA 9 12 1 0 0 PANAMÁ 6 6 1 1 0 REP. DOMINICANA 3 6 1 0 1 GUATEMALA 4 5 1 1 1 TOTAL 22 29 4 2 2 1 Los datos reflejados en este punto muestran la situación de la Provincia al 31 de octubre de 2012. 7
  • 5. Informe del Prior provincial 2010-2013 1.1.3. Religiosos por países y comunidades. ESPAÑA Diáconos Religiosos Profesos Profesos Comunidades Sacerdotes Novicios Total permanentes hermanos solemnes simples CURIA PROVINCIAL 4 0 0 0 0 0 4 COLEGIO AGUSTINIANO 3 0 2 3 0 0 8 LA CONSOLACIÓN 4 0 0 0 0 0 4 LA PAZ 5 0 0 0 0 0 5 SANTA MÓNICA 10 0 0 0 0 0 10 SOS DEL REY CATÓLICO 4 0 0 0 0 0 4 LA ESPERANZA 4 1 0 0 0 0 5 TORRENT 3 0 0 0 0 0 3 BENIGÁNIM 3 0 0 0 0 0 3 TOTAL 40 1 2 3 0 0 46 REPÚBLICA DE PANAMÁ Religiosos Profesos Profesos Comunidades Sacerdotes Novicios Total hermanos solemnes simples COLEGIO SAN AGUSTÍN 8 2 0 0 0 10 RÍO ABAJO 4 0 0 0 0 4 DAVID 4 0 0 0 0 4 CHANGUINOLA 4 0 0 0 0 4 ALMIRANTE 2 0 0 0 0 2 KANKINTÚ 3 1 0 0 0 4 TOTAL 25 3 0 0 0 28 REPÚBLICA DE DOMINICANA Religiosos Profesos Profesos Comunidades Sacerdotes Novicios Total hermanos solemnes simples SAN CRISTÓBAL 4 0 0 0 0 4 BAJOS DE HAINA 3 0 0 0 0 3 ASPIRANTADO 3 0 0 0 0 3 TOTAL 10 0 0 0 0 10 REPÚBLICA DE GUATEMALA Religiosos Profesos Profesos Comunidades Sacerdotes Novicios Total hermanos solemnes simples SAN JUDAS TADEO 4 0 0 0 0 4 POSTULANTADO 4 0 0 0 0 4 QUETZALTENANGO 3 0 0 0 0 3 TOTONICAPÁN 3 0 0 0 0 3 TOTAL 14 0 0 0 0 148
  • 6. Visión panorámica de la Provincia1.1.4. Religiosos por país de origen. ESPAÑA 81 76,42% REP. DE PANAMÁ 8 7,55% REP. DOMINICANA 10 9,43% REP. DE GUATEMALA 6 5,66% USA 1 0,84% TOTAL 106 100,00%1.1.5. Religiosos por tramos de edad. Edad Número Porcentaje (%) 18-25 2 0,71 26-30 4 1,67 31-35 4 1,93 36-40 3 1,69 41-45 6 3,82 46-50 4 2,90 51-55 7 5,50 56-60 4 3,45 61-65 7 6,58 66-70 22 22,19 71-75 19 20,55 76-80 9 10,29 81-85 10 12,18 86-90 4 5,18 91-100 1 01,36 Total 106 100,00 1.1.6. Personal por apostolados y promedio de edad. Apostolados Número Media de edad MINISTERIAL 47 64,53 MISIONAL 11 64,00 EDUCACIONAL 16 53,94 FORMACIÓN 6 58,00 OTROS 20 76,00 TOTAL 100 64,68 9
  • 7. Informe del Prior provincial 2010-2013 1.1.7. Comunidades y religiosos por países. Países Comunidades Religiosos Media de edad ESPAÑA 9 46 69,74 REP. DE PANAMÁ 6 28 64,14 REP. DOMINICANA 3 10 50,20 REP. DE GUATEMALA 4 14 59,79 TOTAL 22 98 64,72 1.1.8. Casas y ministerios dejados. Países Casas Ministerios ESPAÑA 0 1 REP. DE PANAMÁ 1 2 REP. DOMINICANA 1 1 REP. DE GUATEMALA 0 0 TOTAL 2 410
  • 8. 2. ANÁLISIS DE LA REALIDAD.2.1. Identidad y sentido de pertenencia.  Doctrina. Los agustinos recoletos, «viviendo en comunidad de hermanos, desean seguir eimitar a Cristo, casto, pobre y obediente, según él lo propone en el evangelio para que loobserven sus discípulos; buscan la verdad y están al servicio de la Iglesia; se esfuerzanpor conseguir la perfección de la caridad según el carisma de san Agustín y el espíritude la primitiva legislación y, muy especialmente, de la Forma de vivir. El carisma agustiniano se resume en el amor a Dios sin condición, que une lasalmas y los corazones en convivencia comunitaria de hermanos, y que se difunde haciatodos los hombres para ganarlos y unirlos en Cristo dentro de la Iglesia» (Const. 6). «El carisma original de los fundadores se transmite a otros como experiencia delEspíritu para ser vivida, custodiada, profundizada y desarrollada constantemente poraquellos que, bajo la acción del mismo Espíritu, son llamados a ser partícipes de la ins-piración de los fundadores y continuadores de su misión eclesial» (Const. 2). Se trata de vivir con fidelidad creativa el carisma recibido, «reproduciendo convalor la audacia, la creatividad y la santidad de aquellos hermanos que nos han precedi-do, como respuesta a los signos de los tiempos que surgen en el mundo de hoy». (VC37).  Vida. Fortalezas. En nuestras comunidades se respira una buena identificación con el caris-ma agustino recoleto. El proceso de mentalización en la renovación y reestructu-ración es algo que está en boca de todos y que de algún modo se está avanzandoen una concepción de un mayor sentido de Orden. La reflexión y la comprensióndel carisma nos lleva a tener una idea más clara de nuestra identidad y, también,a que nuestra pertenencia a la Orden sea más sólida. Se constata, sobretodo en América, una gran preocupación por abrirse alos laicos en las Fraternidades Seglares, las JAR, las Madres Mónicas. Es de signifi-car el Encuentro de los dirigentes-animadores de las JAR en Panamá con una pre-sencia de 96 animadores acompañados por los correspondientes religiosos. En la mayoría de las parroquias están funcionando las Fraternidades Segla-res. Habrá que dar un impulso para implantarlas en España tanto unas comootras. Hay un mayor compromiso en participar en los acontecimientos agustino-recoletos en un número considerable de religiosos. Existe un interes creciente porlas cosas de la Orden (celebraciones, fiestas, conmemoraciones,…). 11
  • 9. Informe del Prior provincial 2010-2013 Ha aumentado el interés por dar a conocer lo que somos y vivimos en los diversos ministerios en los que estamos inmersos. Debilidades. Pero también están nuestras debilidades. Existen algunos religiosos, gracias a Dios los menos, que viven más su sacerdocio que la vida agustino-recoleta. Al- gunos, también los menos, en su vida y apostolado se consideran más «iglesia que Orden agustino-recoleta». Se aprecian ciertos «capillismos» o «regionalismos» o «parroquismos» a la hora de expresar nuestra vida agustiniana. No existe suficiente respuesta, en varios religiosos, a la hora de asistir a las convocatorias de formación o renovación religiosa, tanto a nivel de Provincia como de Orden. Desde luego que el ideal que marcan las Constituciones está muy lejos en el espíritu de la mayoría de los religiosos. Algunos religiosos ven un futuro incierto como Provincia: promedio de edad avanzada, pocos aspirantes, ministerios muchos y dispersos,… Oportunidades. Habrá que aprovechar las oportunidades de revitalización que nos ofrecen los documentos que están saliendo de la Comisión de revitalización y reestructu- ración de la Orden, para ahondar en el carisma y en el sentido de Orden. Están siendo de gran provecho, por desgracia no para todas las comunidades, porque facilitan una mayor identificación con el carisma y con la Orden. La conmemoración de los 100 años de nuestra vida como Orden, los es- fuerzos llevados a cabo deben ser un espaldarazo importante en nuestra identifi- cación con el carisma y con nuestra historia, tanto a nivel personal, como comu- nitario y pastoral. No se está explotando, en general, el momento histórico en todas nuestras comunidades. Los hay que están poniendo sus expectativas en la reestructuración de la Orden. 2.2. Comunidad orante y vida espiritual.  Doctrina. “La contemplación, o amor castus, tiene fuerza de unión y es de por sí comunita- ria; congrega a los hermanos, templos vivos de Dios, en comunidad de oración y de culto, dentro del cuerpo místico de Cristo. La comunidad religiosa, como la primitiva comunidad cristiana, alimenta con la palabra divina, la sagrada liturgia y especialmente con la eucaristía, persevera en la ora- ción y en la comunión de un mismo espíritu. La conversación de Jesús con el Padre es modelo de la conversación del religio- so con Dios: “La oración es una conversación con Dios: cuando lees, te habla Dios”.12
  • 10. Análisis de la realidadCuando oras, hablas tú a Dios. Cuanto más sincera e intensamente cultiva la comunidadel espíritu y la práctica de la oración, con más propiedad merece ser llamada comunidadorante y cultual y más eficazmente expresa la presencia de Cristo en el mundo» (Const.64). «La vida consagrada hoy necesita sobre todo de un impulso espiritual, que ayudea penetrar en lo concreto de la vida el sentido evangélico y espiritual de la consagraciónbautismal y de su nueva y especial consagración. La vida espiritual, por tanto, debe ocupar el primer lugar en el programa de lasFamilias de vida consagrada, de tal modo que cada Instituto y cada comunidad aparez-can como escuelas de auténtica espiritualidad evangélica. Debemos dejar que el Espírituabra abundantemente las fuentes de agua viva que brotan de Cristo» (CdC 20). Las ordenaciones proponían un objetivo: «revitalizar nuestra vida espiritual paraser testigos de Cristo», y marcaban unos medios: fomentar la vida espiritual, principal-mente la eucaristía, el sacramento de la reconciliación, el oficio divino, la oración men-tal y el rezo del rosario. Pedía fomentar la Lectio Divina como oración personal y co-munitaria. Y establecía que el Proyecto Comunitario mantuviera un equilibrio entre tra-bajo y vida contemplativa, asegurando la participación de los religiosos en los ejerciciosespirituales, retiros, cursos de renovación y actividades de formación permanente.  Vida. Fortalezas. En cuanto a la vida sacramental, la eucaristía constituye el acto central entodas nuestras casas de formación, colegios y casas «residentes». En los demásministerios se preparan con esmero para la participación de los fieles. La liturgia de las horas, en general, fuera de los seminarios y casas «resi-dentes», las demás casas cumplen con unos mínimos del rezo en común quemarcan nuestras Constituciones. La vida de oración mental, también se cumple en todas las comunidadescon unos mínimos de tiempo (unos 20 minutos diarios). En los seminarios secumple con lo que marcan nuestras leyes. Respecto a los retiros mensuales, fuera de los seminarios, en ninguna casase cumple con regularidad y en la mayoría de ellas no se tiene el retiro mensual,o se hace con los diocesanos o no se hace. Los retiros espirituales anuales se programan todos los años en España yasisten un reducido número de religiosos. Debilidades. En América no hay una programación anual de ejercicios espirituales. Seaprecia una dejadez en líneas generales. Hay religiosos, los menos, que llevanaños sin asistir a los ejercicios anuales, tanto en España como en América, y no espor no tener ofertas a nivel de Provincia y de Orden. 13
  • 11. Informe del Prior provincial 2010-2013 Con relación al sacramento de la penitencia, como se deja a niveles perso- nales, no se puede saber el uso que de él hacen los religiosos. Domina la monotonía en el rezo diario. Hay poca innovación. En general, en las comunidades faltan momentos para rezar con reposo y tranquilidad. Algu- nas comunidades están demasiado condicionadas por el tipo de ministerio y por los trabajos desarrollados. Esto repercute en cómo viven y en cómo oran. Oportunidades. De cara a la revitalización, nuestros compromisos comunitarios no deber- ían obstaculizar los horarios que debemos dedicar a vivir nuestra consagración. La vida activa no debe sofocar la vida consagrada; y hay comunidades que viven más el Hacer que el Ser. Esto hace que cuando se destina algún religioso a esas comu- nidades la aceptación del mismo la cuestionen por el «qué va a hacer». En la revitalización de la Provincia y de la Orden habrá que priorizar nues- tro ser religioso sobre el ser sacerdote. No se deberían asumir ministerios que nos impidan vivir la vida religiosa-comunitaria-orante. Es de esperar que el proyecto, a nivel de Orden, de facilitar material y per- sonas para hacer mejor la oración y los ejercicios espirituales, vaya dando el fruto que ofrecen esas oportunidades. 2.3. Vida fraterna y comunidad.  Doctrina. Hemos sido convocados para compartir junto a otros hermanos la vida y la mi- sión de Jesús en el carisma agustino recoleto. El Espíritu Santo, por el amor de Dios derramado en los corazones, funde las almas y los corazones en uno, haciendo posible la comunión y la vida fraterna; y este mismo Espíritu es también la fuerza que nos impulsa al servicio de los hombres y de la Iglesia según el carisma de la Orden. La comunidad es el valor evangélico que san Agustín privilegia en su concep- ción de la vida religiosa y que sintetiza el proyecto de vida común descrito en su Regla: «os habéis reunido en comunidad para que viváis unánimes en la casa y tengáis una sola alma y un solo corazón dirigidos hacia Dios» (Regla 1, 2). La vida fraterna, la co- munidad, constituye el elemento central del carisma: es la plataforma que hace posible la contemplación y la estructura desde donde se realiza el apostolado. Asumir y realizar la vida, la oración y el apostolado desde la comunidad supone hacer posible cada día el paso del «yo» al «nosotros», de mi compromiso al compromi- so confiado a la comunidad, de la búsqueda de «mis cosas» a la búsqueda de las «cosas de Cristo» (VFC 39). Esta actitud crea fraternidad, da autenticidad a la oración y favo- rece la corresponsabilidad en el proyecto apostólico comunitario. «La comunidad, animada por el prior, una sus esfuerzos en la tarea común. Ayú- dense mutuamente los hermanos en diálogo constante y pongan sus trabajos, sus alegr- ías y sus dolores al servicio de todos. Así, la entrega a las obras apostólicas llevará el14
  • 12. Análisis de la realidadsello de la unidad fraterna, de apertura al mundo y de fidelidad a la Iglesia» (Const.280). El último Capítulo Provincial nos puso como objetivo: Fortalecer la vida fraternaen nuestras comunidades: Y marcaba unos medios: Elaborar el Proyecto Comunitario yevaluarlo: tener la reunión mensual de la comunidad. Y evitar los proyectos individua-les.  Vida. Fortalezas. En nuestras comunidades no se aprecian especiales conflictos. Se apreciauna buena aceptación del otro; somos bastante amables y acogedores. En gene-ral, los religiosos están contentos en donde viven y trabajan. Entre las nuevas ge-neraciones hay apertura, buena disposición y cierta fragilidad, pero deseos deconvivir bien con los hermanos. La atención a los religiosos mayores y enfermos es muy cuidadosa; diríaque, en líneas generales, es exquisita. En general, los trabajos se programan desde la comunidad, excepcional-mente se buscan proyectos propios. Al hacer el proyecto comunitario, se tieneen cuenta en no tomar trabajos que puedan entorpecer la buena marcha denuestros compromisos comunitarios. Alguna comunidad no acaba de centrar esteproyecto por el afán de abarcar demasiado. Debilidades. Como debilidades señalaríamos la falta de diálogo profundo y más perso-nal en nuestras comunidades. Nuestros diálogos son sobre lo periférico. Resultan difíciles las reuniones comunitarias porque cuesta hablar de te-mas serios y se convierten en reuniones en las que el diálogo deja paso a la discu-sión con frecuencia agria; esto hace que bastantes comunidades rehuyan dichasreuniones. En comunidades parroquiales es frecuente el descuido del uso de instru-mentos comunitarios como son: el retiro mensual, el capítulo de renovación y lasrecreaciones comunitarias. Es precisamente en este tipo de comunidades en lasque más fácilmente se dejan llevar del activismo en detrimento de la vida comu-nitaria. En general, se rehuye la responsabilidad del cargo de prior por las dificul-tades que conlleva el cargo como encargado de corregir, orientar, animar y en-cauzar la vida fraterna. Las diferencias generacionales y, a la vez, diferencias deinterculturalidad no deberían ser debilidades, pero crean alguna dificultad si noestamos al quite de los problemas que normalmente surgen. 15
  • 13. Informe del Prior provincial 2010-2013 El egoismo, que acompaña a todo hombre, suele estar presente, y nos lleva a tomar posiciones inflexibles que perjudican la convivencia. Oportunidades. Se debería buscar componer las comunidades con un número ni pequeño ni excesivamente tan grande que sea difícil la convivencia. Habrá que evitar, en lo posible, formar unas comunidades que anulen el proceso madurativo de los pocos jóvenes que vienen a integrarlas. El desfase ge- neracional habrá que evitarlo por los inconvenientes que tiene para el diálogo sincero y comunitario. No se deberían asumir ministerios que rompan, por sistema, la vivencia comunitaria y el estar juntos en refecciones, recreaciones y celebraciones cultua- les. 2.4. La comunidad consagrada a Dios. «Mediante la profesión de los consejos evangélicos la persona consagrada no sólo hace de Cristo el centro de la propia vida, sino que se preocupa de reproducir en sí mismo, en cuanto es posible, “aquella forma de vida que escogió el Hijo de Dios al ve- nir al mundo”. Abrazando la virginidad, hace suyo el amor virginal de Cristo y lo con- fiesa al mundo como Hijo unigénito, uno con el Padre (cf. Jn 10, 30; 14, 11); imitando su pobreza, lo confiesa como Hijo que todo lo recibe del Padre y todo lo devuelve en el amor (cf. Jn 17, 7.10); adhiriéndose, con el sacrificio de la propia libertad, al misterio de la obediencia filial, lo confiesa infinitamente amado y amante, como Aquel que se com- place sólo en la voluntad del padre (cf. Jn 4, 34), al que está perfectamente unido y del que depende en todo» (VC 16). 2.4.1. Castidad consagrada.  Doctrina. «Por la castidad perfecta, el religioso ofrece a Dios íntegramente el cuerpo y el espíritu, toda su capacidad afectiva y el deseo natural de amar y sentirse amado en unión conyugal, y muestra su referencia radical a aquel que es la fuente y el fin de todo amor. La castidad es un sacrificio que deja libre el corazón para dedicarlo a las cosas de Dios, hace posible la vida común y, en consecuencia, da al religioso plena disponibilidad para el servicio y amor al prójimo, especialmente a los más necesitados» (Const. 39). Entre las ordenaciones se proponía: Crear lazos de comunión entre los hermanos para evitar el aislamiento o alejamiento de los religiosos y así facilitar la vivencia del voto de castidad.  Vida. Fortalezas. La vivencia de este voto va ligada a la vida fraterna en comunidad, que la fa- cilita, ayuda y protege. Creemos que en nuestras comunidades abunda la madurez,16
  • 14. Análisis de la realidadal menos en años, y esto facilita y protege al religioso que no necesita buscaramistades fuera, al margen de la comunidad, salvo mínimas excepciones. No hay errores de bulto; algunos pequeños errores se circunscriben aalgún religioso concreto. En general, no existen casos llamativos y nunca han sidofruto de problemas comunitarios o de conflictos entre religiosos. Como decimos, el ser acogidos en la vida comunitaria está favoreciendono desviar los afectos a otros objetivos. En la vida apostólica, la castidad se convierte en disponibilidad para el ser-vicio desinteresado y generoso. La castidad consagrada deja libre el corazón paradedicarlo a las cosas de Dios. Pensamos que, en general, vivimos este voto, asu-miendo con paz y gozo, desde la fe y el amor personal a Cristo, las exigencias queconlleva esta opción evangélica. Debilidades. En nuestros procesos formativos, quizás falte una formación más sólida enla afectividad; redundaría en beneficio de la convivencia y de los problemas rela-cionados con la sexualidad. Oportunidades. El hombre está hecho para amar y si no se educan y orientan los amoressabemos los problemas que suelen crear; por tanto, en todos nuestros procesosformativos, incluida la formación permanente, estos han de ser temas que jamáspodemos eludirlos y que en cierto modo lo hacemos.2.4.2. Pobreza consagrada.  Doctrina. «La pobreza consagrada, que hace todas las cosas comunes en Dios, es origen depaz, fraternidad y comunión: “Tenían una sola alma y un solo corazón en Dios” (Hech4,32). El que quiere hacer un lugar al Señor no debe alegrarse de su propio bien sino delcomún. Los primeros cristianos hicieron comunes sus cosas propias. Necesaria para lavida común, es signo y realización del amor ordenado, que constituye la comunidad. Esamor que no busca lo suyo propio sino lo de Jesucristo, y que hace al religioso solidariocon todos los hombres y, en especial, con los pobres, a quienes debe amar en las entra-ñas de Cristo» (Const. 46). «La pobreza del religioso no está solamente en tener cosa propia sino, princi-palmente, en no tener asido ni aficionado el ánimo a cosa ninguna, que es el fin para elque se ordena la pobreza exterior» (Const. 49). «No sólo los religiosos en particular sino Las mismas comunidades den testimo-nio colectivo de pobreza evangélica ante el pueblo de Dios» (Const. 51). Una de las ordenaciones nos recuerda: Elimínense todo tipo de ostentación a ni-vel personal y comunitario, llevando una vida austera y cercana a los más necesitados. 17
  • 15. Informe del Prior provincial 2010-2013  Vida. Fortalezas. En general, los religiosos vivimos la pobreza. La mayoría la entiende desde su trabajo. La vida es sencilla, no nos atreveríamos a decir que es austera sobre todo porque la austeridad debería ser más significativa y testimonial. La mayoría de nuestros ministerios de América están ubicados en zonas económicamente deprimidas y los religiosos que trabajan tanto en los ministerios de mayor pobreza como los que trabajan en ministerios de mayor solvencia, viven lo que podría considerar como aceptable austeridad. Debilidades. Como debilidades de nuestra vida de pobreza creemos que, aun no te- niendo riquezas, es verdad que no nos falta de nada; y en una situación de crisis económica, hay religiosos que reclaman todo tipo de comodidades, que no les falte de nada, sin opulencias pero sin las mínimas privaciones incluidos los desti- nos de trabajo. En algunos se da la tendencia a pedir la ayuda de la Provincia para paliar ciertas carencias que quizás los podrían resolver por si mismos. Oportunidades. Mirando al futuro, deberíamos trabajar la vivencia y el testimonio de bus- car más el SER que el TENER. Se lograrían mejores frutos testimoniales entre las personas con las que trabajamos. Hoy más que nunca se necesita que la vida religiosa sea testigo creíble para los que nos contemplan, viviendo nuestra vida consagrada con la austeridad que pide el voto de pobreza. 2.4.3. Obediencia consagrada.  Doctrina. «Con espíritu de fe y amor a la voluntad de Dios”, los hermanos obedezcan al superior como a padre, con una obediencia consciente, activa y responsable, cual con- viene a la libertad de los hijos de Dios. Mediante la obediencia, los religiosos alcanzan su madurez, robustecen su libertad, y consolidad la paz y la concordia en la comunidad» (Const. 59). «La autoridad y la obediencia, que implican mandar y obedecer, son un servicio para la paz y el bien común. Dado que el amor forma la comunidad, la autoridad se ha de fundar en el amor y en el respeto más que en la fuerza de la ley. Igualmente, la obe- diencia se presta con amor y libertad de hijos de Dios y no como siervos bajo la ley» (Const. 63). Nos pedía el último Capítulo Provincial: Úrjase la fidelidad al Proyecto comuni- tario, es la forma necesaria para evitar los proyectos individuales y facilitar la vivencia de la obediencia.18
  • 16. Análisis de la realidad  Vida. Fortalezas. Respecto a la obediencia normalmente se obedece, y como suele ser dia-logada, hay religiosos muy resistentes para los traslados. Son los menos. No hahabido dificultades especiales en este sentido; y tras unas primeras pataletas, enalguno, ha regido la cordura, la comprensión del bien común y el sentido religio-so en todos. Debilidades. Es verdad que estamos donde nos han mandado, pero en varios casos de-masiado instalados. Hay religiosos que amparados en la edad, eluden todo tipo deresponsabilidades y, alguno, todo tipo de trabajo y movilidad. La disponibilidad escon demasiadas condiciones. No se obedece con la prontitud que exige el votode obediencia; y esto sí que es generalizado. En ciertos momentos y, con relación a ciertas leyes provinciales o genera-les, existe bastante resistencia, y si se pueden eludir, se rehúyen. Oportunidades. De Cara al futuro habrá que trabajar la disponibilidad para que el diálogo yel creerse importantes en lo que hacemos deje paso al «allá» donde me necesiteny pueda ser útil para los fines de la Provincia y de la vida consagrada. La vida reli-giosa se puede y se debe vivir a cualquier edad y en cualquier lugar. Sin este diálogoserá difícil practicar la obediencia tanto para quien tiene encomendado el serviciode la autoridad como para el resto de los miembros de la comunidad. El diálogonos permitirá limpiar la razón de razones personales y egoístas y ver la realidadde la comunidad y de la Provincia con claridad de Espíritu.2.5. Formación.2.5.1. Pastoral vocacional.  Doctrina. «Todos los religiosos considérense comprometidos a fomentar y cultivar las vo-caciones: El consagrado es también por naturaleza animador vocacional; quien ha sidollamado, no tiene que llamar» (Const. 156). «La llamada vocacional debe iniciarse siempre con una catequesis de anuncioque conduzca a la experiencia de Dios y subraye la belleza del seguimiento de Cristocon uno podrá apropiarse las palabras de San agustín: “Exhorto cuando puedo a los de-más a abrazar este propósito, y tengo hermanos en el Señor que, por ministerio mío, sehan decidido a hacerlo”» (Const. 156). Por tanto, «la primera tarea de todos los consagrados y consagradas consiste enproponer valerosamente, con la palabra y con el ejemplo, el ideal del seguimiento de 19
  • 17. Informe del Prior provincial 2010-2013 Cristo, alimentando y manteniendo posteriormente en los llamados la respuesta a los impulsos que el Espíritu inspira en su corazón» (VC 64). «Presten particular atención a esta pastoral vocacional los que están al frente de las parroquias, los dedicados a la educación, los responsables de movimientos pastora- les, especialmente juveniles, y los que trabajan en el campo de las misiones. Esta pasto- ral vocacional comprende el descubrimiento de las posibles vocaciones como también su debido acompañamiento» (Const. 157). El objetivo que nos proponía el último Capítulo Provincial decía así: «Promover la pastoral vocacional a través de nuestra vida testimonial de Agusti- nos Recoletos que posibilite el “ven y verás” del evangelio, desde una acción audaz en- tre los adolescentes y jóvenes, que los interpele a la vivencia de nuestro carisma como respuesta a la llamada». Y como medios nos señalaba: «La pastoral es obra de todos; nómbrese promotores, orientaciones vocacionales locales y equipos de pastoral voca- cional. Elabórese un plan realista y operativo; integren a los laicos y a las fraternidades en la promoción vocacional».  Vida. Fortalezas. En América, Guatemala y Dominicana se está trabajando bien y se están recogiendo los frutos; casi todas las vocaciones de la Provincia proceden de allí. Se han fortalecido los equipos de promotores vocacionales. Estamos en camino de afianzar y potenciar las casas de acogida, al mismo tiempo que los promotores están buscando nuevos caminos de promoción desde la potenciación de los gru- pos JAR que se están trabajando mucho en América. Si nos centramos en Guatemala, donde están surgiendo las vocaciones, el trebajo viene favorecido por el buen hacer de los religiosos, el sentido de familia y el apoyo de los padres de familia. En el altiplano, principalmente en Totoni- capán, casi no hay que hacer propaganda porque son los jóvenes los que se acer- can por su cuenta. Existe un grupo que se reúne cada 15 días, es mixto, y de él están surgiendo algunas vocacines para el postulantado y para las MAR. Todos los religiosos están trabajando o facilitando la promoción vocacio- nal. Los mismos postulantes trabajan en ella. Se está abriendo el campo a El Sal- vador. Están terminando de eleborar un material gráfico de promoción. Debilidades. Si apuntamos a las debilidades, tenemos que recordar que en Panamá, aun habiendo condiciones favorables, no estamos acertando ni con los equipos ni con los promotores. Últimamente se han hecho algunos esfuerzos. En Guatemala, lo que es una fortaleza puede ser también una debilidad, y es que algunos pueden acercarse más por una posibilidad de estudios que por sentirse llamados.20
  • 18. Análisis de la realidad Se acaba de cerrar, como internado, el colegio-seminario San José de losBenedictinos en Quetzaltenango y, por tanto, nos quedamos sin lugar concretopara llevar a los aspirantes. Se están viendo las posibilidades. Hay muchas posibilidades vocacionales pero no se ha llegado a todos losambientes ni se han puesto todos los medios. En España sufrimos la sequía total. No funcionan ni equipos, ni promoto-res; sólo constan nominalmente. En general, a nivel de Provincia, estamos corrigiendo el duro golpe quehan supuesto las defecciones en la vida religiosa de los que habían sido hasta en-tonces los promotores y animadores vocacionales. Oportunidades. Mirando al futuro, y siendo conscientes de que la pastoral vocacional esfundamental, se ha visto necesario plantearla con rigurosidad y se han puesto losmedios:  Personas en lugares claves.  Se han pedido planes para el trienio.  Se han puesto religiosos cualificados para acompañar el discernimiento. Hay un ambiente y unas condiciones favorables en la Delegación de Gua-temala como queda dicho. Menos, pero también, las condiciones son buenas enla Delegación de Dominicana. Algo se ha intentado en Panamá. En España no ve-mos luz. En Guatemala, al cerrarse el internado del colegio-seminario San José delos Benedictinos en Quetzaltenango, se nos abre la posibilidad de plantearnosotro sistema de atención a los aspirantes. Se está abriendo la promoción a una parroquia, propicia, de El Salvador. Yse tiene el proyecto de realizar una promoción más directa en la ciudad de Gue-mala. El video que se ha elaborado podrá ser un medio importante para la pro-moción. También el futuro colegio esperamos que sea un lugar privilegiado para lapromición y seguimiento de vocaciones. En Totonicapán, ya que son muchos los que se acercan a nosotros, se debehacer una selección y un segumiento más directo. 21
  • 19. Informe del Prior provincial 2010-2013 2.5.2. Formación inicial.  Doctrina. «“El objetivo central del proceso de formación es la preparación de la persona para la consagración total de sí misma a Dios en el seguimiento de Cristo al servicio de la misión”, según el carisma de la Orden. La formación, dentro de la Orden, tiende fundamentalmente a conseguir la ma- durez humana y la vocacional. Para ello, debe ser personalizada, de modo que tenga en cuenta y desarrolle los valores personales, procurando la integración en la comunidad; realista, que responda a las exigencias del modo y del lugar, activa, suscitando la inicia- tiva de la persona, de modo que ésta participe en la formación y en la planificación de su propia vida; integral, pues ha de desarrollar armónicamente la persona en todos sus aspectos fundamentales» (Cód. adic. 130). Las ordenaciones nos recuerdan el objetivo específico: «Incentivar la vida espiri- tual en los formandos para garantizar una formación integral en sintonía con las direc- trices de la Iglesia y nuestro carisma agustino recoleto, y consolidar los equipos y las comunidades formativas de la provincia». Como medios: «Constituir equipos estables; ver la posibilidad de trasladar la etapa de formación de los profesos; unificar las dos casas de formación de postulantazo filosófico; Tener, al menos un encuentro entre los formadores de las distintas etapas; Lleven a la práctica un itinerario de personalización espiritual de los formandos, y ter- minada la etapa de formación de los profesos simples tengan una experiencia de inser- ción, al menos de un año, en una casa de la provincia antes de emitir la profesión so- lemne».  Vida. Fortalezas. Ante la ordenación del capítulo pasado que pedía estudiar la posibilidad de unificar los dos seminarios filosóficos, se tomó la decisión de unificarlos y poner como sede del mismo en Guatemala. Creemos que es un acierto de cara a los candidatos y de cara al equipo de formación. Hemos concretado que los seminarios de Dominicana y el de Quetzalte- nango sean seminarios propedéuticos para preparar a los aspirantes y postulan- tes. Se han formado equipos estables y competentes para llevar a cabo el pro- ceso formativo. Se han tenido reuniones conjuntas para unificar criterios de cara a un iti- nerario común con la Orden. Hemos cerrado el seminario mayor-teológico de Torrent y, de momento, tenemos un teólogo estudiando con los de la Provincia de San Nicolás mientras se aclara la reestructuración de los seminarios Mayores a nivel de la Orden. Si22
  • 20. Análisis de la realidadésta no llegara, se piensa en hacer el noviciado y la teología en Colombia y uncurso de postgrado en Europa. Debilidades. Mirando a nuestras deficiencias, tenemos que reconocer que hemos tenidopoca estabilidad en los equipos de formación. La Provincia hizo un esfuerzo porpreparar religiosos para este ministerio y ha supuesto un duro golpe para la for-mación, la exclaustración de los principales formadores con las secuelas que handejado en los candidatos, tanto sus prefectos, como sus maestros de noviciado yteologado. Oportunidades. De cara al futuro, las fortalezas están clarificadas en el punto primero deeste apartado. Hemos afianzado los equipos y fundamentado todo el proceso deseguimiento en la formación y acompañamiento de los candidatos, después deunos años, queda dicho, de fracaso de los religiosos que se prepararon para esafunción y que han abandonado la vida religiosa.2.5.3. Formación permanente.  Doctrina. «La formación permanente constituye la etapa más larga y fecunda en la vida delreligioso y es la clave para entender todo proceso formativo. En efecto, la vida consa-grada es, por su misma naturaleza, un “itinerario de progresiva asimilación de los sen-timientos de Cristo hacia el Padre, que abarca toda la vida del religioso» (Const. 256). «La formación permanente es uno de los nombres de la renovación y de la con-versión religiosa. Pone especial interés en alimentar y proclamar los valores característi-cos de la vida consagrada, a los que están subordinados los medios técnicos, el trabajo ylas demás realidades» (Const. 257). «La formación permanente está encomendada principalmente al convencimientoe iniciativa del religiosos, que debe emplear los medios ordinarios y extraordinarios queseñalan para este fin el derecho universal y propio» (Cód. adic. 260). «Entre los medios para conseguir la finalidad de la formación permanente, sepueden señalar: el curso de renovación, el tiempo de estudio consignado en el ordo do-mesticus, el capítulo de renovación, semanas de estudio, de agustinología y de espiritua-lidad; reuniones a nivel comunitario, provincial e interprovincial. Además, los religiososasistan frecuentemente a conferencias, reuniones y recursos de pastoral y de teología,para profundizar en el conocimiento de las ciencias sagradas y de los métodos pastora-les, incluso con la adquisición de grados» (Cód. adic. 267). El Capítulo anterior ponía como objetivo: «Facilitar la formación permanente, alser una necesidad fundamental de toda persona consagrada».Y como medios señalabalos siguientes: «Elaborar un plan para el período que favorezca la actualización de losreligiosos; Los priores locales incluyan en las reuniones comunitarias temas de forma-ción; y se pedía al secretariado de espiritualidad que realizara dos jornadas de formación 23
  • 21. Informe del Prior provincial 2010-2013 permanente: una en España y otra en América en las que se estudie la forma de impulsar el carisma agustino recoleto en el apostolado ministerial y misional de la provincia».  Vida. Fortalezas. Anualmente se celebra el curso de formación permanente al que asisten los religiosos residentes en España y algunos de los que trabajan en América y están de vacaciones. El año 2010 se centró en la reestructuración y renovación de la Provincia y de la Orden. El año 2011 los temas fueron sobre los 50 años del nacimiento como Provincia, sobre los 100 años de nacimiento como Orden y los 400 años de nuestra llegada a Panamá. El año 2012 lo dedicamos al año de la fe. En Dominicana se convocan anualmente unas jornadas de formación según temas de actualidad. También en Guatemala se tiene, aunque menos formalmen- te, alguna jornada de formación y no es fácil reunir a todos lo religiosos. En Pa- namá asisten a congresos centroamericanos pero con escasa participación e im- plicación. Algunos religiosos dicen que se sirven del material ofrecido por la pági- na web de la Provincia y de la Orden. Debilidades. No tenemos un plan propiamente dicho a nivel provincial. Se va saliendo al paso con propuestas que quedan consignadas en el punto anterior. Eludir un plan trienal creo que viene determinado por la dificultad de llevarlo a cabo a ni- vel provincial en todas las naciones donde estamos. El reducido números de reli- giosos en las distintas naciones puede ser una de las causas por las que no se arremete con el proyecto. Como institución nos hemos limitado a España en las convocatorias anuales en Sos del Rey católico y las que se organizan en República Dominicana. No se está respondiendo a las expectativas de los capítulos pero hay buena voluntad en los religiosos para corregir esta deficiencia y se está, recibiendo con agrado y expectación todo el material que sale de la Curia General, y se participa en las actividades programadas por la Orden. Oportunidades. Como la Curia General organiza anualmente dos encuentros de Formación Permanente, habrá que incorporarse, como Provincia, a dicho plan gestionando recursos. 2.6. Comunidad apostólica y nueva evangelización. «La nueva evangelización exige de los consagrados y consagradas una plena conciencia del sentido teológico de los retos de nuestro tiempo. Estos retos han de ser24
  • 22. Análisis de la realidadexaminados con cuidadoso y común discernimiento, para lograr una renovación de lamisión» (VC 81). «La misión es el modo de ser de la Iglesia y, en esta, de la vida consagrada; for-ma parte de nuestra identidad; nos impulsa a llevar el Evangelio a todos, sin fronteras.La misión, sostenida por una fuerte experiencia de dios, por una robusta formación ypor la vida fraterna en comunidad, es una clave para comprender y revitalizar la vidaconsagrada». (Benedicto XVI, Disc. a los superiores generales, Roma, 22 de noviembrede 2010).2.6.1. Apostolado ministerial.  Doctrina. «Los hermanos que ejercen el ministerio parroquial, siguiendo el ejemplode san Agustín, pongan su empeño para que la parroquia a ellos encomendada sea unacomunidad de fe, de liturgia y de caridad, en la que tanto los religiosos como los fielesse consideren miembros de una familia, dentro de la Iglesia, y den testimonio de unidady de caridad, reflejando nuestra identidad agustino-recoleta» (Const. 301). «La renovación de las parroquias al inicio del tercer milenio exige reformu-lar sus estructuras, para que sea una red de comunidades y grupos, capaces de articular-se logrando que su miembros se sientan y sean realmente discípulos y misioneros deJesucristo en comunión. Desde la parroquia hay que anunciar lo que Jesucristo “hizo yenseñó” (Hch 1, 1) mientras estuvo con nosotros,… Toda parroquia está llamada a ser elespacio donde se recibe y se acoge la Palabra, se celebra y se expresa en la adoracióndel Cuerpo de Cristo, y así es la fuente dinámica del discipulado misionero. Su propiarenovación exige que se deje iluminar siempre de nuevo por la Palabra viva y eficaz»(Doc. Aparecida 172). Pedía el Capítulo provincial que se refuerce nuestra vida espiritual pararesponder más fielmente como agustinos recoletos a la misión apostólica que la Provin-cia realiza en los ministerios parroquiales. Y pedía, como medios, una profunda revitali-zación de nuestra vida espiritual en las comunidades de nuestros ministerios parroquia-les que asegure a sus religiosos los momentos de oración que establecen nuestras nor-mas. Pedía, también, que para dar sentido comunitario a nuestra acción pastoral, quetodos los religiosos participen en la elaboración del proyecto pastoral y que la comuni-dad lo evalúe. Se pedía trabajar por la promoción humana y el desarrollo para ofreceruna acción integral que ayude a mejorar la calidad de vida de las personas a las que sesirven. Pedía, también, comprometerse responsablemente con el aprendizaje e imple-mentación de nuevas formas de acción pastoral, para integrarnos más plenamente a lalínea pastoral de las Iglesias locales en las que servimos.  Vida. Fortalezas. La Provincia tiene a su cargo 29 parroquias, 6 de ellas en propiedad, unasmuy extensas, otras de número menor. Algunas, sobre todo en América, tienen asu cargo varios campos, barrios o cantones. Es mucho y bien lo que en ellas setrabaja. El trabajo en las parroquias es plural, desde la mera sacramentalidad 25
  • 23. Informe del Prior provincial 2010-2013 hasta el compromiso social con notable participación de laicos. En América son parroquias de compromiso misionero y de obra social con notable participación de laicos. Debilidades. En general, se hace descansar casi toda la labor, sobre todo decisoria, en el párroco responsable final de todo. Hay párrocos tan celosos de su misión que no dejan lugar a otros y se apropian de la vida pastoral y en especial de la económi- ca. Esto hace que exista un cierto «parroquismo» que no favorece ni la vida pas- toral ni, sobre todo, la vivencia carismática y comunitaria. Hay ministerios que no dejan margen a los espacios comunitarios por excesivo activismo. Oportunidades. Habría que comprometerse con ministerios que nos permitan vivir lo pri- mero nuestro carisma y nuestra vida comunitaria. Los superiores-párrocos de- berán hacer primar la vida religiosa sobre la sacerdotal. 2.6.2. Apostolado misional.  Doctrina. «La Orden, como parte de la Iglesia peregrinante, es misionera; además, por tra- dición y derecho de herencia, difunde su caridad para implantar la Iglesia entre los pue- blos que todavía no creen en Cristo, o para desarrollarla en aquellas regiones en las que no hay jerarquía propia, ni madurez de vida cristiana, ni suficiente predicación evangé- lica» (Const. 286). «Los misioneros evangelicen y establezcan los fundamentos de la fe y las cos- tumbres cristianas con su vida ejemplar, con su caridad y con el ministerio de la palabra. Según las directrices del ordinario del lugar, instauren el catecumenado y formen la comunidad cristiana; esfuércense en cultivar las vocaciones eclesiásticas, de modo que cuanto antes se forme suficientemente clero autóctono; promuevan la formación de seglares para la catequesis y otros ministerios y trabajen denodadamente para preparar un verdadero laicado» (Const. 293). «Fomenten entre los nativos las vocaciones para la vida religiosa, incluso la con- templativa» (Const. 293). “La Iglesia solicita a los religiosos trabajar en la tarea de la inculturación» (Const. 294). La voz del Capítulo pedía como objetivo reforzar nuestra vida espiritual para responder más fielmente como agustinos recoletos a la misión apostólica que la Provin- cia realiza en la Prelatura-Misión de Bocas del Toro. Como medios le señalaba: una profunda revitalización de nuestra vida espiritual que asegure a los misioneros los momentos de oración que establecen nuestras normas. Encomendaba, también, a los misioneros que trabajan en la Prelatura-Misión de Bocas del Toro que, en los proyectos pastorales de sus respectivos ministerios, se priorice el trabajo con los jóvenes, las mujeres y los pobres. Y animaba el Capítulo a los misioneros26
  • 24. Análisis de la realidadde Bocas del Toro a continuar y consolidar el trabajo que se viene haciendo en el campode la evangelización inculturada y en la profundización de la teología india.  Vida. Fortalezas. La Provincia trabaja en la Prelatura de Bocas del Toro (Panamá). En estosmomentos tenemos tres comunidades. Aunque no está catalogada como misiónla zona indígena de Totonicapán (Guatemala), bien podría ser considerada comotal por el trabajo que allí se realiza. Se sigue con la opción por los indígenas; y hay que destacar el trabajo delos religiosos en la evangelización, la promoción social, educativa y erradicaciónde la desnutrición, garantizando una comida diaria a todos los estudiantes. Debilidades. Tenemos que anotar que la edad de los misioneros es alta, el tiempo demisión que llevan es de muchos años y no se ven relevos. La preocupación de losreligiosos que trabajan en la misión es la garantía de continuidad. Se espera en lareestructuración de la Orden. El Obispo está abriendo la misión a otras congrega-ciones. Oportunidades. Mirando al futuro, si consideramos fundamental la obra misional, habráque afrontar, como Provincia o como Orden, el relevo generacional para seguirlos proyectos y aumentar el número de religiosos para poder abarcar zonas quequedan desasistidas. Es una labor que merece la pena tenerla en cuenta a nivel deOrden si como Provincia no respondemos.2.6.3. Apostolado educativo.  Doctrina. «El fin que persigue el apostolado educativo es procurar la “educación integralde la persona humana a través de un claro proyecto educativo que tiene su fundamentoen Cristo”. A ella contribuyen, entre otros medios, una evangelización kerigmática, reli-zada a través de la instrucción catequética, la dirección espiritual, la participación en alvida litúrgica y la creación de grupos especiales de apostolado. Prepárense catequistas y docentes para el área de la educación religiosa, y pararealizar un fructífero diálogo entre fe y cultura, partiendo de los elementos culturales.Los centros docentes de la Orden serán así fermento renovador de la sociedad» (Const.309). «El apostolado educativo de la Orden hace presente a la Iglesia en el campo es-colar, presencia que se manifiesta especialmente por medio de la escuela católica. “Laescuela es, para las personas consagradas, el lugar de la misión, donde se actualiza elpapel profético otorgado por el bautismo y vivido según la exigencia de radicalidad 27
  • 25. Informe del Prior provincial 2010-2013 propia de los consejos evangélicos”. “La Iglesia ha sido siempre consciente de que la educación es un elemento esencial de su misión”. Además, la escuela católica y, en cuanto tal, nuestra presencia en la comunidad educativa, ha de concurrir a afinar la sensibilidad de todos por la pobrezas que afligen, también hoy, a los jóvenes, las familias y pueblos enteros; debe contribuir a transformar las lógicas de excelencia y superioridad en las del servicio y la preocupación por los demás, organizándose en función de los últimos y constituyéndose así en la voz de los excluidos y necesitados» (Const. 308). La voz del Capítulo propuso como objetivo: «Fomentar una oferta educativa de calidad con carácter propio agustiniano y potenciar el trabajo en equipo de toda la co- munidad educativa, dando testimonio de los valores del evangelio». Eran varios los me- dios que se nos proponían: Desde el departamento de pastoral del centro se pedía poten- ciar la acción evangelizadora, promoviendo y desarrollando proyectos y actividades encaminadas a que la comunidad religiosa, nuestros alumnos, profesores, padres de fa- milia, tutores legales y personal de servicio crezcan en la fe y en el compromiso social. Se pedía, también, dar a conocer y compartir con la comunidad educativa nuestro ca- risma agustino-recoleto y promover la pastoral juvenil y vocacional. Se pedía al Provin- cial y su Consejo que, en la medida de lo posible, incorpore algunos jóvenes religiosos a los ministerios educativos y que en lo posible, el Director General, el administrador y el encargado de la Pastoral sean religiosos agustinos recoletos.  Vida. Fortalezas. La proyección de la Provincia está en esta línea de apostolado educativo. Llevamos tres colegios y está en construcción un cuarto: Madrid, Panamá, San Cristóbal y, pronto, en Guatemala. Además, colaboramos con otros dos colegios de obra social en San Judas Tadeo (Guatemala) y Kankintú (Panamá). Muchos se han preguntado por el nuevo colegio en Guatemala. Ha sido fruto de escuchar a la Delegación de Guatemala. Los religiosos de Guatemala plantearon al Consejo la posibilidad de un colegio en Ciudad. Dieron sus razones: Tendríamos un colegio propio en cada nación que trabajamos; están surgiendo vocaciones nativas; muchas se quedaban en el camino al no poder con los estu- dios por el estrato familiar de procedencia; se está trabajando con vocaciones de la ciudad pasando la invitación a colegios de otras órdenes (con un colegio pro- pio se podrán cultivar más fácilmente) de cara a una reestructuración no se tiene más propiedad que el seminario y la parroquia de San Judas; las parroquias de Totonicapán y Quetzaltenango están a expensas del Obispo de turno y llevamos mucho tiempo muy cuestionados; llegado el momento podríamos prescindir de esas parroquias y centrarnos en la ciudad con el Seminario, la parroquia de San Judas y el colegio; no es necesaria una nueva comunidad porque se llevaría el colegio desde las otras comunidades. Pues bien, en Consejo se analizaron los pros28
  • 26. Análisis de la realidady los contras, se hizo presente el Provincial y el Ecónomo provincial para estudiar“in situ” las ofertas y se procedió a seguir adelante con el proyecto. De momento y mientras funciona el colegio y, a expensas de la reestructu-ración de la Orden, se ha renovado nuestro compromiso para seguir atendiendolas parroquias de Totonicapán y Quetzaltenango durante tres años. Las circuns-tancias de ser nombrado Arzobispo Mons. Mario Alberto Molina, como de todoses sabido, agustino recoleto, han hecho que le demos un respiro para que élpueda organizar su arquidiócesis. El anterior compromiso era de 15 años, lohemos dejado en 3 años hasta ver por dónde respira la Orden. También se hizo la petición para construir un nuevo colegio en RepúblicaDominicana y, con alguna variante, las razones que daban venían a ser las mismas.¿Por qué no se aceptó?; porque allá, ya tenemos un colegio propio, Santa Rita, yporque los religiosos de la Delegación, en su mayoría, no estaban conformes conla propuesta. El prestigio de nuestros colegios es notorio en los países en los que traba-jamos. Es cierto que hacemos un buen servicio a la Iglesia y a la sociedad ofre-ciendo una educación cristiana y de calidad. Son colegios de prestigio y suponenunos ingresos económicos que nos permiten mantener los seminarios, la residen-cia de ancianos y los ministerios económicamente pobres. Debilidades. El personal dedicado a este apostolado es escaso y de avanzada edad. Senecesita renovación y rejuvenecer el personal de los colegios. No se invierte eco-nomía y personal suficientes para preparar líderes laicos. Siguiendo las directricesdel último capítulo provincial, se está intentando preparar algunos jóvenes quepuedan asumir dicho apostolado. Quizás por la escasez de personal, la edad y la falta de preparación delíderes laicos, no se esté llevando a la práctica en su plenitud, el Carácter Propioque debe ser el dinamizador de todo el Proyecto Educativo del Centro. Se estáintentando poner los medios para conseguir el objetivo. No se está invirtiendo en capacitar a los laicos en nuestros proyectos edu-cativos. Oportunidades. Como proyección de futuro, tenemos que pensar que los tiempos que vi-vimos exigen la preparación de estos laicos que puedan llevar las direcciones sinabandonar la calidad y los recursos humanos, cristianos y agustinianos. Se estáhaciendo. Hay que invertir en preparar personal para ser catequistas, directores espi-rituales y para dirigir grupos especiales de apostolado. 29
  • 27. Informe del Prior provincial 2010-2013 2.6.4. Apostolado social.  Doctrina. «Los signos de los tiempos exigen a la Orden una conciencia comprometida ante los problemas reales de la sociedad en cada momento histórico, que nos urgen a asumir la opción preferencial por los pobres, por la familia y por la vida, arbitrando desde un discernimiento compartido, las respuestas adecuadas en la evangelización y en la pasto- ral» (Const. 282). «Comprométanse los hermanos en aquellas iniciativas que promuevan la justicia social, la solidaridad, la paz y la integridad de la creación» (Const. 317). «Destinen las provincias un porcentaje de los ingresos anuales de las comunida- des a proyectos de desarrollo y promoción humana para atender a las necesidades de los más pobres y excluidos, en consonancia con el espíritu evangélico, la doctrina social de la Iglesia y la sana tradición agustiniana» (Const. 494). La voz del Capítulo nos ordenaba que teniendo en cuenta que muchos de nues- tros ministerios se llevan a cabo entre sectores de pobreza, nos pide a los religiosos tra- bajar por la promoción humana y el desarrollo para ofrecer una acción evangelizadora integral que ayude a mejorar localidad de vida de las personas a las que servimos. Y nos pedía que destináramos una cantidad no menor al 3% proveniente de los aportes de las casas al fondo común provincial para apoyar proyectos de desarrollo y promoción.  Vida. Fortalezas. En todas nuestras parroquias y colegios ocupa un lugar importante el apos- tolado social en sus distintas dimensiones: educación popular, centros de salud, ONG, etc. En República Dominicana, en todas las parroquias hay dispensario médico. En todas se están realizando proyectos de colaboración con ONG. En Guatemala, Totonicapán dispone de dispensario médico, oficina de De- rechos Humanos, medios de comunicación, promoción de la mujer y pastoral indígena. San Judas tiene un proyecto educativo en la parroquia de Sta. María Goretti, y el colegio San Judas que pertenece a la misma parroquia de Santa María Goretti. Panamá, en la prelatura funciona un centro de nutrición infantil, colegio de promoción, proyectos de caminos, huertos, comedores,… En España, en el Agustiniano funciona un grupo de obra social entre los alumnos y profesores, la ONG y apadrinamientos, lo mismo que en las parroquias de Madrid y Pamplona.30
  • 28. Análisis de la realidad Debilidades. Quizás todos estos trabajos sociales deban ser asumidos y programadospor toda la comunidad, no desde iniciativas individuales. Hay que cuidar la puntualidad y el cumplimiento de los informes y otrosdocumentos exigidos por los organismos de ayuda. Oportunidades. Es conveniente una mayor y mejor relación y coordinación con la ONGHaren Alde como organización propia de la Orden y, a veces, con la Provincia. Gran parte de nuestros ministerios se desarrollan en medios de gran po-breza y necesidad. El trabajo social adquiere una gran importancia como dimen-sión del trabajo pastoral.2.6.5. Pastoral juvenil.  Doctrina. «La Pastoral de Juventud es la acción organizada de la Iglesia para acompañar alos jóvenes a descubrir y comprometerse con Jesucristo en su mensaje para que, trans-formados en hombres nuevos e integrando su fe y su vida, se conviertan en protagonis-tas de la construcción de una Civilización del amor, siendo los primeros evangelizado-res de los jóvenes. La Pastoral de juventud es una propuesta educativa y evangelizadora que surgecomo una respuesta de la iglesia a la situación de los jóvenes. Como tal, se fundamentaen una pedagogía pastoral; tiene una propuesta de procesos integrales de formación yuna metodología para realizarlos; supone una determinada forma de organización parahacerlos posibles; y exige agentes pastorales especialmente capacitados para acompa-ñarlos» (CELAM, Sec. Juventud, Civilización del Amor. Tarea y esperanza). «Los religiosos fomenten el conocimiento de las RAY/JAR, como movimiento yasociación, e intensifiquen su desarrollo» (54º CAPÍTULO GENERAL OAR, Ordena-ciones, 9. 1). La voz del Capítulo nos pedía que todos los religiosos participáramos en laelaboración del proyecto pastoral y que en comunidad se evaluara dicho programa. Sepedía, también que se promueban intercambios de experiencias pastorales.  Vida. Fortalezas. En los ministerios de Guatemala, Panamá y República Dominicana, existeuna pastoral juvenil bastante organizada. Funcionan los grupos JAR en los distin-tos ministerios. Sobre ellos se trabaja la Promoción vocacional. Entre ellos seestán formando líderes para perpetuar nuestro carisma agustino recoleto. Estánsurgiendo algunas vocaciones a la vida religiosa de estos grupos agustinianos. 31
  • 29. Informe del Prior provincial 2010-2013 Debilidades. La pastoral de Juventud deja mucho que desear en nuestros ministerios de España. No hay una programación «expresa» en los mismos, quizás debido a que por la edad de los religiosos, su trabajo está más enfocado a un ministerio de sa- cramentalidad. No hay mentalidad de grupos JAR; solamente la parroquia de la Paz trabaja con los grupos Scouts. Tampoco existe una formación de líderes se- glares capaces de perpetuar nuestro estilo de vida. Algo se está intentando hacer en el colegio Agustiniano. Oportunidades. Hay que aprovechar el tirón que están teniendo los grupos de jóvenes JAR en nuestros ministerios de Centroamérica. Habrá que rejuvenecer el personal de nuestros ministerios en España para estar más cerca de los jóvenes e implantar los grupos juveniles JAR. Habrá que integrar a los laicos, especialmente de la fraterni- dad seglar. Algunos proponen reestructurar las cosas para que la pastoral juvenil no sea un apéndice que se le encarga a los jóvenes a los que les «va eso» y a los que después les cuestionamos su trabajo. Aquello de «ni hacer, ni dejar hacer». 2.6.6. Otros apostolados.  Doctrina. «El apostolado cultural, al servicio de la misión de la Iglesia, es importante y debe ser promovido dentro de la Orden. Imitando a san Agustín, los religiosos entré- guense a la contemplación, búsqueda y difusión de la verdad: “Allí donde hallé la ver- dad, allí hallé a mi dios, la misma Verdad”» (Const. 316). «Atentos a los signos de los tiempos, los religiosos participen con la oración, la palabra y la acción, en las iniciativas ecuménicas, para que todos los hombres lleguen a formar un solo rebaño bajo un solo Pastor» (Const. 317). «Los medios de comunicación social, por su importancia para la formación y la cultura, contribuyen en gran manera a la acción pastoral de la Iglesia» (Const. 318).  Vida. Fortalezas. Algunos religiosos están contribuyendo al servicio de la misión de la Iglesia con el apostolado de la pluma o cultural. En algunas zonas en las que trabajamos, existen religiosos dedicados a ini- ciativas ecuménicas y al apostolado doctrinal. También hay algún religioso que realiza el apostolado con los recursos de comunicación social colaborando en la formación y la expresión de la cultura.32
  • 30. Análisis de la realidad Debilidades. La verdad es que, son pocos los religiosos disponibles para estos tipos deapostolado. La edad y los ministerios nos están llevando a tener pocas iniciativasen este campo. Oportunidades. Habrá que promover y dar oportunidades a los jóvenes que se acercan a lavida religiosa con estas inquietudes y con capacidades para las mismas.2.7. Gobierno de la Provincia.2.7.1. Estructura y organización.  Doctrina. «Las provincias, además de casas, pueden contener dentro de sus límites vicaríasy delegaciones» (Const. 322). «La provincia, que constituye una parte jurídica de la Orden, es el conjunto de,al menos, seis casas; está dotada de suficiente número de hermanos y de todo lo necesa-rio para una vida autónoma en lo religioso, formativo, administrativo y económico; yestá presidida por un prior ayudado por su consejo» (Const. 372). «La vicaría, que constituye una parte jurídica de la Provincia, es un conjunto de,al menos, tres casas» (Const. 420). «La delegación es un conjunto de casas de una provincia encomendadas a un re-ligiosos, el cual las administra según las normas y facultades recibidas del prior provin-cial» (Const. 429). La voz del Capítulo nos puso como objetivo: Elaborar un proyecto global de re-estructuración que favorezca la vivencia del carisma agustino-recoleto y el cumplimien-to de nuestra misión desde la realidad actual de la Provincia. Como medios, entre otros: Elaborar un proyecto global de reestructuración; es-tablecer los equipos de formación y responsables de pastoral vocacional; facilite y ani-me a la participación de la formación permanente; Ponga interés en publicar el Boletín,Noticias OAR y la página Web; Convoque asambleas zonales, a los priores locales, etc.  Vida. Fortalezas. Estamos cumpliendo con las normas constitucionales de respetar losnúmeros que marcan para existir como Provincia, Vicaría y Delegación. Se hanorganizado las comunidades para que todas estén formadas de, al menos, tresreligiosos. Para ello hemos tenido que cerrar algunos ministerios en los que nues-tra presencia no era tan significativa y potenciar aquellas zonas y comunidadesque sí son más significativas. Así se podrá entender que se cerrara la comunidadde San José en Panamá. Hablando con el Sr. Arzobispo se creyó que se debería 33
  • 31. Informe del Prior provincial 2010-2013 asistir desde Río Abajo, dada la historia de la casa para la recolección. No fun- cionó porque quizás no se supo o no se quiso entender el proyecto. Se acudió a las Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha, y se llegó a un acuerdo con un contrato renovable. El cierre de la comunidad y el ministerio de la parroquia Ntra. Sra. del Carmen en la Isla de Bocas, vino determinada, además de la razón apuntada, por el deseo del Obispo de introducir otros religiosos en la misión ante la propuesta del Nuncio de no limitarse sólo a la presencia de una Orden o Congregación, ya que si ésta se retira, se queda en cuadro. Es la razón que le llevó a entregar la parroquia de Chiriquí Grande a los religiosos del Verbo Divino. Se cerró también la casa de San Ezequiel en República Dominicana. No se podían mantener 8 ministerios con 10 religiosos. El inmueble ha pasado a ser la sede del aspirantado San Agustín, ya que está en el mismo recinto. En España se han tenido las reuniones anuales con los priores. Debilidades. Se nombraron los secretariados, pero hay que reconocer que han trabaja- do bajo mínimos. Los presidentes han participado en las reuniones a nivel de Or- den y de FAE y se convocaron actividades puntuales como ejercicios espirituales y jornadas de formación. En América sólo han funcionado algo en República Domi- nicana. Es cierto que el número de religiosos está disminuyendo con lo que supo- ne de inconveniente para mantener fuertes estos secretariados. El proyecto comunitario no está sirviendo suficientemente como instru- mento para la vida comunitaria. Es cierto que todas las comunidades lo elaboran pero después son pocas las que lo revisan y lo llevan a la práctica. Oportunidades. La revitalización de la Orden puede salir al paso, en un futuro próximo, de las dificultades para seguir presentes en algunos ministerios emblemáticos en los que llevamos muchos años de presencia. Dado el número de religiosos que componemos la Provincia, algunos opi- nan que debería desaparecer la Vicaría y funcionar con Delegaciones. 2.7.2. Comunión y comunicación.  Doctrina. «Las provincias son parte integrante de la Orden y, como tales, deben sentirse implicadas en las realizaciones y proyectos de la misma. Colaboren responsablemente con el gobierno general de la Orden.34
  • 32. Análisis de la realidad Foméntese una fluida comunicación entre las provincias y la curia general, sobretodo en la información sobre asuntos de mayor importancia» (Const. 378).  Vida. Fortalezas. La provincia creo que mantiene una colaboración responsable con el go-bierno de la orden y está dispuesta, en la medida de sus posibilidades, a colabo-rar con los medios de que dispone, personales y económicos, para el buen fun-cionamiento de la misma. Hay una buena mentalización de Orden que permiteuna buena fluidez. Debilidades. La escasez de personal impide una mayor colaboración. Oportunidades. Los trabajos que se están llevando a cabo a nivel de Orden y en concretoen nuestra Provincia, son oportunidades que se presentan para llevar a una revi-talización y reestructuración de la Orden.2.8. Economía y comunión de bienes.  Doctrina. «La Orden, las provincias y las casas, como personas jurídicas que son de propioderecho, pueden legítima y canónicamente adquirir, poseer, administrar y enajenar bie-nes temporales» (Const. 474). «En conformidad con el espíritu de san Agustín y de los fundadores, la comuni-dad se ha de distinguir por una honesta sobriedad en todo: es mejor tener pocas necesi-dades que abundar en riquezas. No sólo los religiosos en particular sino las mismas comunidades den testimoniocolectivo de pobreza evangélica ante el pueblo de Dios. Aunque tiene derecho a poseer lo necesario para la vida y las obras temporales,la Orden evite cuidadosamente toda apariencia de lujo, de lucro excesivo y de acumula-ción de bienes» (Const. 51; cf. PC 13). La voz del Capítulo. El objetivo marcado era el siguiente: «Promover la corres-ponsabilidad en la comunión de bienes y solidaridad provincial, y facilitar los mediosque favorezcan el desarrollo de los programas y planes de acción». Como medios se pedía que el Ecónomo provincial se reuniera con los ecónomoslocales con el fin de informar sobre la economía de la provincia, formarlos en ciertastécnicas, animarlos en sus funciones de servicio y promover mayor colaboración al fon-do común. Pedía, también, destinar el 3%, ya señalado antes en los proyectos sociales de laprovincia, para apoyar proyectos de desarrollo y promoción. 35
  • 33. Informe del Prior provincial 2010-2013  Vida. Fortalezas. La Provincia cuenta con una buena oxigenación económica. Sus bienes se destinan para los fines propios de lo que ordena la Iglesia, la Provincia y la Orden. En la administración económica de la Provincia, se puede asegurar que resplande- ce el espíritu evangélico en el uso de sus bienes. Se vive con cierta sobriedad, tanto a nivel individual como a nivel de las comunidades. Algunas destacan por su gran sobriedad. Debilidades. Algunos religiosos se resisten a colaborar al fondo común respaldando sus vidas en el trabajo y la abnegación de otros hermanos. Deberíamos, en lo posible, vivir de nuestro trabajo. Existe la percepción, en algunos, de que lo que cuenta es la economía y si hay dinero, todo va bien, aunque los ministerios tengan problemas; por eso hay que dejar ministerios «pobres», dicen, y quedarnos con los «productivos». Se echa en falta la información que las casas deben dar como acto de soli- daridad de unas con otras y con la Provincia. Oportunidades. La Provincia dispone de recursos suficientes para vivir honestamente y po- der estar muy atentos a los problemas sociales y a los de los más pobres. Se han tenido las reuniones de ecónomos y la información a las casas. No ha funcionado el equipo económico consultor a nivel de Provincia.36
  • 34. 3. RETOS Y NECESIDADES. Cada momento histórico tiene sus logros y sus dificultades. El nuestro estámarcado por un futuro incierto de la vida religiosa: crisis de vocaciones, abando-no de religiosos jóvenes, empobrecimiento progresivo, obras que nos desbor-dan,… La Provincia de la Consolación no escapa a esta realidad. La media de edadde la Provincia es de 63,7 años. En 1991 éramos 149 religiosos, en el año 2003seguíamos siendo 137 religiosos y en el año actual somos 106. Los ministerios quehemos mantenido son los mismos con 30 religiosos menos y con una media deedad mucho más elevada. Estos datos hicieron encender las alarmas en el capítu-lo pasado y aunque se ha intentado paliar el golpe, quedan retos por delante.3.1. Renovación y conversión personal. En estos tiempos de crisis y de reestructuración, tendremos que afrontar elfuturo volviendo a recuperar el encanto de la propia vocación. Para ello necesi-tamos redescubrir la interioridad apoyando la vida en una oración profunda ysincera que nos ayude a recuperar la esencia de nuestra vida consagrada, viviendocon alegría en la comunidad de hermanos que buscan el sólo corazón y alma enDios.3.2. Buscar a Dios en diálogo comunitario. La vida agustiniana es por antonomasia vida comunitaria. Y nuestra vida decomunidad no se ha de entender en límites meramente espirituales, por más su-blimes que estos sean. Exige hasta la cohabitación local como medio de contri-buir mejor a la misión espiritual. La misma REGLA nos manda vivir «en la casaunánimes». Pero poco valdrá la cohabitación local si no se da la cohabitación es-piritual. De nada sirve que nos cobije una misma casa si nos separa una diferentevoluntad e intereses. No busquemos sólo la paz y la calma porque la comunidadagustiniana es tal en cuanto es una comunidad consagrada a la búsqueda de Dios.Y cuando esto se consigue, se vive la paz y la calma. Estamos convencidos de quehay que recomponer y elevar el nivel de comunicación y diálogo entre nosotrospara que podamos testimoniar que somos comunidad, en una sociedad que sufrelas consecuencias del egoísmo, tanto a nivel familiar como social.3.3. La reestructuración como medio de revitalización. Ya el Capítulo anterior afrontó el problema y ha sido una constante a lolargo del trienio. Los pasos son lentos porque es difícil como lo estamos consta-tando tanto a nivel de las órdenes religiosas en la Iglesia como a nivel de nuestrapropia Orden. Tiene que quedar claro que reestructuración no es sólo reajuste, nise reduce a cerrar comunidades. Los técnicos nos dicen que reestructuración esalgo más profundo y mira a la raíz de nuestro ser de consagrados. Es, ante todo, 37
  • 35. Informe del Prior provincial 2010-2013 una revitalización que dé a la Provincia su propia fisonomía, que fortalezca nues- tra vida consagrada y la propia vocación y misión. Ni el número, ni la edad, ni lo ministerios debe ser lo más principal. La clave es otra y pasa por preguntarnos si seguimos suficientemente entonados en la pasión por Cristo, por su Reino y por la Iglesia. Salvaguardar el carisma, fortalecer la vida comunitaria, favorecer la forma- ción continua, promover vocaciones, ocuparse de lo que el mundo descuida y responder a las nuevas formas de pobreza y miseria (cf. Vita Consecrata, 63) son los criterios que nos ayudarán en el proceso de reestructuración y que nos ayu- darán a valorar nuestras presencias ministeriales. 4.4. La promoción vocacional. Es un tema que se repite como prioritario capítulo tras capítulo, pero debe ser así. El mantenimiento de la Provincia requiere nuevas incorporaciones y es tarea primordial de todos. Todos estamos invitados a echar las redes, a proponer a los jóvenes el estilo de vida que da sentido a nuestra existencia. Lamentable- mente nos desentendemos dejando esta labor a los responsables delegando en ellos lo que debería ser responsabilidad de todos. 5.5. Cuidar el ministerio educacional. Son muchos lo jóvenes que se educan en nuestros colegios. Tenemos cua- tro colegios propios (uno por nación en las que trabajamos) más dos atendidos como obra social. El alcance de nuestra labor instructiva y evangelizadora es grande. De nosotros depende el responder a los retos de calidad humanística, cristiana y agustiniana. Debemos implantar un proyecto de pastoral claro y reta- dor. 6.6. Afrontar el tema del apostolado misional. En el último capítulo General se planteaba que el futuro de las provincias pasaba por tener cada una de ellas un país de misión. La nuestra lo tiene y como de interés prioritario. Pues bien, si es así, habrá que plantearse el futuro próximo. Los religiosos que permanecen el la misión están cargados de años de trabajo y edad. Una preocupación justa de los mismos es la garantía de sacerdotes y reli- giosos que puedan incorporarse a la misión. Es claro que la situación de la Pro- vincia dificulta la continuidad; pero si es prioritario habrá que ver cómo podemos responder como Provincia o si hemos de esperar a la reestructuración de la Or- den.38
  • 36. CONCLUSIÓN. Somos conscientes que la visión que tenemos de la Provincia es parcial. Detodos depende completar la realidad de la totalidad, sobre todo de los que nosrepresenten en el Capítulo Provincia. Vivimos tiempos de crisis y de precariedad en los miembros. Personalmen-te no es esto lo que nos inquieta si avanzamos en lo esencial de nuestro sersacándole el jugo al estilo de vida que nos caracteriza en la Iglesia volviendo asentir el corazón en ascuas, como los de Emaús. Animamos a afrontar el futurocon esperanza, pues a parte de saber de quien nos hemos fiado, la Provincia tienemás luces que sombras, más fortalezas que debilidades. El replegarnos de algunosministerios no debe ser un problema si apuntamos a lo esencial de lo que esnuestra vida religiosa. La realidad es que nos sentimos religiosos, hermanos quecompartimos dolores y alegrías, que nuestra vida está al servicio de la Iglesiasegún nuestras posibilidades y que con nuestras virtudes y defectos, con aciertosy errores estamos respondiendo a nuestra visión y misión. Creemos que se está trabajando bien al servicio de la Iglesia. Hay lugaresen los somos muy significativos y es de justicia reconocerlo. Pero hemos dicho alo largo del informe, y lo repitimos una vez más, que nos falta potenciar la di-mensión comunitaria. Hay muchos valores en las comunidades; pero existen algu-nas rémoras en la vivencia de valores comunitarios como son el diálogo, la cer-canía al hermano, el afecto y la programación y vivencia de lo común sobre losintereses propios. Que Ntra. Sra. de la Consolación sea para nosotros consuelo y esperanza, yvele con amor de madre sobre cada uno de nosotros y de nuestras comunidades. 39
  • 37. RELACIÓN DE RELIGIOSOS Y COMUNIDADES.1. República Dominicana Pamplona, Santa Mónica Elizari Arizcuren, Jesús María Bajos de Haina Ansó Kintana, José MiguelZaro Úcar, Juan José Azkárate San Martín, FélixBortiri Tabar, Ismael Felipe Calavia, EmilioLugo Dipré, José Luis Iturri Marchueta, Cecilio Maestrojuan San Martín, Eduardo San Cristóbal Olleta Lacosta, AurelioCiáurriz Labiano, Miguel Ángel Quintana Ibáñez, JoséEchavarría Taveras, Ramón Aníbal Rodrigo Lozano, RomualdoOrtiz de la Rosa, Lucas Villanueva Rodrigo, JesúsYax Pacheco, Arturo Sos del Rey Católico Santo Domingo, San Agustín Ayllón Aguado, Francisco JavierEguaras de Carlos, Bernardo Argomániz García, CelsoEcheverría Martínez de Muniain, Cruz María Estíbariz Sáenz, ÁngelXuruc Santizo, Santos Ismael Ruiz Moreo, Wenceslao2. España Torrent Hurtado García, Luis María Benigánim Muruzábal Liberal, JesúsSada Alegría, Felipe Sáenz Martínez de Antoñana, FélixAlegre Landa, Jacinto ValenciaElía Iriarte, José María Urriza García, José LuisMadrid, Agustiniano Agüeros Soñés, EnriqueAguerri Santos, José María Estíbariz Sáenz, JesúsAlvarado Salcedo, Carlos Alberto Galindo Rodrigo, José AntonioCasado Rodríguez, José Luis Martínez García, LuisGorri Sola, IsidroReinoso Jerez, Raúl Adíval 3. Repúbica de GuatemalaSánchez Encarnación, JesúsVélaz Esparza, Tomás Guatemala, San JudasZabalza Martínez, Ángel María Miguéliz Galdúroz, Jesús Madrid, Consolación López de Ciordia García de Vicuña, Eugenio Sánchez Cobar, AxelGarcía Remírez, Víctor Vidaurreta Ichaso, JesúsBaztán Basterra, TeodoroGarcía García, Jesús Guatemala, San AgustínGarcía Mauleón, Enrique Baines Sánz, Valerio Madrid, Orfeo Pérez de Eulate Bermejo, Lorenzo Sanz Amatrian, JavierYanguas Fernández, Miguel Ángel Sosa Madrid, Bolívar SalomónBeaumont Crespo, ManuelGutiérrez Díaz, Juan Manuel QuetzaltenangoZoco Salvador, Jesús Javier Mateo Zubiri, Pedro Lozano Rodrigo, Jacinto Mendi Vallejo, José Julio 41
  • 38. Informe del Prior provincial 2010-2013 Totonicapán 5. Curia general Ozuna Ortega, Max Vidal Arrondo Redrado, Jesús Roma, EUR López Reyes, Víctor Antonio Berástegui Zubiría, Martín Javier 4. República de Panamá 6. Otras Provincias Almirante Prov. de San Nicolás Marte García, Marco Antonio Las Rozas, San Agustín Herrero Ojanguren, José Antonio Racancoj Chaj, Daniel Eduardo Changuinola Cirauqui Armandáriz, Roberto 7. Arzobispos López de Ciordia García de Vicuña, Corpus Mendía Hernández, José María Guatemala, Los Altos Moriones Zubillaga, Fermín Molina Palma, Mario Alberto Saldaña Santamaría, Mons. Aníbal David 8. Obispos Marcelo Pantaleón, Jiovanny Panamá, Bocas del Toro Azanza Ataun, Jerónimo Beramendi Erice, Juan José Santamaría Saldaña, Aníbal Equisoain Villanueva, Jesús Panamá, David Kankintú Lacunza Maestrojuan, JoséLuis Arbizu Echávarri, Tomás Elizalde Matxin, Francisco 9. Obispos eméritos González Medina, José Tomás Villanueva Goikoetxea, Francisco Panamá, Bocas del Toro Panamá, San Agustín Ganuza García, José Agustín Lopenadía Baigorri, Francisco Javier 10. Difuntos Andújar Garcés, Juan Carlos Ayechu Garde, Benjamín Jesús García Hernández Beramendi Erice, Jaime ( 20 de enero de 2010) Cruz Jiménez, Gustavo Manuel José Ramón Vadillo Fernández de Ortega Ganuza García, Mons. José Agustín ( 11 de julio de 2010) Martínez Navarro, José Manuel Eusebio Lozano Laplaza Robles Alonso, Gabriel Antonio ( 18 de abril de 2012) Otazu Guillén, Antonio María Petrerena Galdúroz, Paulino Jaime Oneca Lozano ( 1 de junio de 2012) Panamá, Río Abajo Florencio Colomo Macaya Olmos Rodríguez, Rafael ( 7 de julio de 2012) María Cruceta, Víctor Manuel Polite Reina, Miguel 11. Datos diversos Rivas, Pedro Gregorio Novicios Daniel Eduardo Racancoj Chaj (13 de agosto de 2012)42
  • 39. Relación de religiosos y comunidades Profesos simples Profesos solemnesAnicet Samedi David César Augusto Encarnación Rodríguez (7 de agosto de 2010) (25 de junio de 2011)Daniel Eduardo Racancoj Chaj Dispensa del celibato sacerdotal (6 de agosto de 2011) y de las obligaciones inherentes Profesos solemnes al orden sacedotalBolívar Salomón Sosa Madrid Víctor Antonio Parra García (11 de diciembre de 2010) (25 de junio de 2010)César Augusto Encarnación Rodríguez Juan José Madoz Molina (21 de diciembre de 2010) (15 de febrero de 2011)Gustavo Manuel Cruz Jiménez Julio César Gordon Mcfarlene (1 de septiembre de 2012) (24 de mayo de 2012)Jesús Sánchez Encarnación (29 de septiembre de 2012) 13. CasasCarlos Alberto Alvarado Salcedo Cerradas 29 de septiembre de 2012)Raúl Adíval Reinoso Jerez Santa Mónica, (29 de septiembre de 2012) Cizur Menor, Navarra, Sacerdotes EspañaSantos Ismael Xuruc Santizo Isla Colón, (23 de enero de 2010) Bocas del Toro,Víctor Antonio López Reyes República de Panamá (2 de octubre de 2010) San Ezequiel Moreno,Bolívar Salóm Sosa Madrid Santo Domingo, D.N. (16 de julio de 2011) República Dominicana12. Casos personales Abiertas Santa Mónica, Situación irregular Pamplona, Navarra,Joaquín Hernández Cedeño(Ausencia desde el 2 de julio de 2009) EspañaJuan Carlos Martínez Iglesias 14. Ministerios(Ausencia desde el 19 de julio de 2009)Alfonso María Lorda Iñarra Dejados Defecciones Parroquia de San José, Profesos simples Chiriquí Grande, Bocas del Toro,Juan Francisco Feliz Almonte República de Panamá (2 de junio de 2010) Parroquia de San Ezequiel Moreno,Pedro Rolando Gutiérrez García Santo Domingo, D.N. (17 de enero de 2011) República DominicanaAnicet Samedi David Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen, (10 de febrero de 2012) Isla Colón, Bocas del Toro, República de Panamá 43
  • 40. Informe del Prior provincial 2010-2013 Seminario mayor-teologado Santo Tomás Asumidos de Villanueva, Torrent, Parroquia de Santa Mónica, San Cristóbal, Valencia, España República Dominicana44

×