Antología Poética de Mario Benedetti pdf
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Antología Poética de Mario Benedetti pdf

on

  • 7,182 views

 

Statistics

Views

Total Views
7,182
Views on SlideShare
7,180
Embed Views
2

Actions

Likes
0
Downloads
77
Comments
0

2 Embeds 2

https://m.facebook.com&_=1385292234019 HTTP 1
https://www.facebook.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Antología Poética de Mario Benedetti pdf Antología Poética de Mario Benedetti pdf Document Transcript

  • ANTOLOGÍA POÉTICA MARIO BENEDETTItientasSe retrocede con seguridadpero se avanza a tientasuno adelanta manos como un ciegociego imprudente por añadidurapero lo absurdo es que no es ciegoy distingue el relámpago la lluvialos rostros insepultos la cenizala sonrisa del necio las afrentasun barrunto de pena en el espejola baranda oxidada con sus pájarosla opaca incertidumbre de los otrosenfrentada a la propia incertidumbrese avanza a tientas / lentamentepor lo común a contramanode los convictos y confesosen búsqueda tal vezde amores residualesque sirvan de consuelo y recompensao iluminen un pozo de nostalgiasse avanza a tientas/ vacilanteno importan la distancia ni el horarioni que el futuro sea una vislumbreo una pasión deshabitadaa tientas hasta que una nochese queda uno sin cómplices ni tactoy a ciegas otra vez y para siemprese introduce en un túnel o destinoque no se sabe dónde acaba.
  • Amor de tardeEs una lástima que no estés conmigocuando miro el reloj y son las cuatroy acabo la planilla y pienso diez minutosy estiro las piernas como todas las tardesy hago así con los hombros para aflojar la espalday me doblo los dedos y les saco mentiras.Es una lástima que no estés conmigocuando miro el reloj y son las cincoy soy una manija que calcula intereseso dos manos que saltan sobre cuarenta teclaso un oído que escucha como ladra el teléfonoo un tipo que hace números y les saca verdades.Es una lástima que no estés conmigocuando miro el reloj y son las seis.Podrías acercarte de sorpresay decirme "¿Qué tal?" y quedaríamosyo con la mancha roja de tus labiostú con el tizne azul de mi carbónico.Asunción de ti1Quién hubiera creído que se hallabasola en el aire, oculta,tu mirada.Quién hubiera creído esa terribleocasión de nacer puesta al alcancede mi suerte y mis ojos,y que tú y yo iríamos, despojadosde todo bien, de todo mal, de todo,a aherrojarnos en el mismo silencio,a inclinarnos sobre la misma fuentepara vernos y vernosmutuamente espiados en el fondo,temblando desde el agua,
  • descubriendo, pretendiendo alcanzarquién eras tú detrás de esa cortina,quién era yo detrás de mí.Y todavía no hemos visto nada.Espero que alguien venga, inexorable,siempre temo y espero,y acabe por nombrarnos en un signo,por situarnos en alguna estaciónpor dejarnos allí, como dos gritosde asombro.Pero nunca será. Tú no eres ésa,yo no soy ése, ésos, los que fuimosantes de ser nosotros.Eras sí pero ahorasuenas un poco a mí.Era sí pero ahoravengo un poco de ti.No demasiado, solamente un toque,acaso un leve riesgo familiar,pero que fuerce a todos a abarcarnosa ti y a mí cuando nos piensen solos.2Hemos llegado al crepúsculo neutrodonde el día y la noche se funden y se igualan.Nadie podrá olvidar este descanso.Pasa sobre mis párpados el cielo fácila dejarme los ojos vacíos de ciudad.No pienses ahora en el tiempo de agujas,en el tiempo de pobres desesperaciones.Ahora sólo existe el anhelo desnudo,el sol que se desprende de sus nubes de llanto,tu rostro que se interna noche adentrohasta sólo ser voz y rumor de sonrisa.3Puedes querer el albacuando ames.Puedesvenir a reclamarte como eres.He conservado intacto tu paisaje.Lo dejaré en tus manos
  • cuando éstas lleguen, como siempre,anunciándote.Puedesvenir a reclamarte como eras.Aunque ya no seas tú.Aunque mi voz te esperesola en su azarquemandoy tu sueño sea eso y mucho más.Puedes amar el albacuando quieras.Mi soledad ha aprendido a ostentarte.Esta noche, otra nochetú estarásy volverá a gemir el tiempo giratorioy los labios diránesta paz ahora, esta paz ahora.Ahora puede venir a reclamarte,penetrar en tus sábanas de alegre angustia,reconocer tu tibio corazón sin excusas,los cuadros persuadidos,saberte aquí.Habrá para vivir cualquier huiday el momento de la espuma y el solque aquí permanecieron.Habrá para aprender otra piedady el momento del sueño y el amorque aquí permanecieron.Esta noche, otra nochetú estarás,tibia estarás al alcance de mis ojos,lejos ya de la ausencia que no nos pertenece.He conservado intacto tu paisajepero no sé hasta dónde esté intacto sin ti,sin que tú le prometas horizontes de niebla,sin que tú le reclames su ventana de arena.Puedes querer el alba cuando ames.Debes venir a reclamarte como eras.Aunque ya no seas tú,aunque contigo traigasdolor y otros milagros.Aunque seas otro rostrode tu cielo hasta mí.
  • Ausencia de DiosDigamos que te alejas definitivamentehacia el pozo de olvido que prefieres,pero la mejor parte de tu espacio,en realidad la única constante de tu espacio,quedará para siempre en mí, doliente,persuadida, frustrada, silenciosa,quedará en mí tu corazón inerte y sustancial,tu corazón de una promesa únicaen mí que estoy enteramente solo sobreviviéndote.Después de ese dolor redondo y eficaz,pacientemente agrio, de invencible ternura,ya no importa que use tu insoportable ausenciani que me atreva a preguntar si cabescomo siempre en una palabra.Lo cierto es que ahora ya no estás en mi nochedesgarradoramente idéntica a las otrasque repetí buscándote, rodeándote.Hay solamente un eco irremediablede mi voz como niño, esa que no sabía.Ahora qué miedo inútil, qué vergüenzano tener oración para morder,no tener fe para clavar las uñas,no tener nada más que la noche,saber que dios se muere, se resbala,saber que dios retrocede con los brazos cerrados,con los labios cerrados, con la niebla,como un campanario atrozmente en ruinasque desandara siglos de ceniza.Es tarde. Sin embargo yo daríatodos los juramentos y las lluvias,las paredes con insultos y mimos,
  • las ventanas de invierno, el mar a veces,por no tener tu corazón en mí,tu corazón inevitable y dolorosoen mí que estoy enteramente solosobreviviéndote.Chau número tresTe dejo con tu vidatu trabajotu gentecon tus puestas de soly tus amaneceressembrando tu confianzate dejo junto al mundoderrotando imposiblesseguro sin segurote dejo frente al mardescifrándote a solassin mi pregunta a ciegassin mi respuesta rotate dejo sin mis dudaspobres y malheridassin mis inmadurecessin mi veteraníapero tampoco creasa pie juntillas todono creas nunca creaseste falso abandonoestaré donde menoslo esperespor ejemploen un árbol añosode oscuros cabeceosestaré en un lejanohorizonte sin horasen la huella del tacto
  • en tu sombra y mi sombraestaré repartidoen cuatro o cinco pibesde esos que vos mirásy enseguida te sigueny ojalá pueda estarde tu sueño en la redesperando tus ojosy mirándote.Como árbolesQuién hubiera dichoque estos poemas de otrosiban a ser míosdespués de todo hay hombres que no fuiy sin embargo quise sersino por una vidaal menos por un ratoo por un parpadeoen cambio hay hombres que fuiy ya no soy ni puedo sery esto no siempre es un avancea veces es una tristezahay deseos profundos y nonatosque prolongué como coordenadashay fantasías que me prometíy desgraciadamente no he cumplidoy otras que me cumplí sin prometérmelashay rostros de verdadque alumbraron mis fábulasrostros que no vi más pero siguieron
  • vigilándome desdela letra en que los pusehay fantasmas de carneotros de huesotambién los hay de lumbre y corazóno sea cuerpos en pena almas en júbiloque vi o toqué o simplemente pusea secar a vivir a gozar a morirsepero además está lo que advertí de lejosyo también escuché una palomaque era de otros diluviosyo también destrocé un paraísoque era de otras infanciasyo también gemí un sueñoque era de otros amoresasí puesdesde este misterioso confín de la existencialos otros me ampararon como árbolescon nidos o sin nidospoco importano me dieron envidia sino frutosesos otros estánaquísus poemasson mentiras de a puñoson verdades piadosasestán aquí rodeándome juzgándomecon las pobres palabras que les dihombres que miran tierra y cieloy a través de la nieblao sin sus anteojostambién a mí me mirancon la pobre mirada que les dison otros que están fuera de mi reino
  • claro pero además estoy en ellosa veces tienen lo que nunca tuvea veces aman lo que quise amara veces odian lo que estoy odiandode pronto me parecen lejanostan remotosque me dan vértigo y melancolíay los veo minados por un duelo sin llantoy otras veces en cambiolos presiento tan cercaque miro por sus ojosy toco por sus manosy cuando odian me agrego a su rencory cuando aman me arrimo a su alegríaquién hubiera dichoque estos poemas míosiban a serde otros.Como siempreAunque hoy cumplastrescientos treinta y seis mesesla matusalénica edad no se te nota cuandoen el instante en que vencen los cruelesentrás a averiguar la alegría del mundoy mucho menos todavía se te notacuando volás gaviotamente sobre las fobiaso desarbolás los nudosos rencoresbuena edad para cambiar estatutos y horóscopospara que tu manantial mane amor sin miseriapara que te enfrentes al espejo que exige
  • y pienses que estás linda y estés lindacasi no vale la pena desearte júbilos y lealtadesya que te van a rodear como ángeles o veleroses obvio y comprensibleque las manzanas y los jazminesy los cuidadores de autos y los ciclistasy las hijas de los villerosy los cachorros extraviadosy los bichitos de san antonioy las cajas de fósforote consideren una de los suyosde modo que desearte un feliz cumpleañospodría ser tan injusto con tus felices cumpledíasacordate de esta ley de tu vidasi hace algún tiempo fuiste desgraciadaeso también ayuda a que hoy se afirmetu bienaventuranzade todos modos para vos no es novedadque el mundo y yo te queremos de veraspero yo siempre un poquito más que el mundo.ConfidencialFueron jóvenes los viejospero la vida se ha idodesgranando en el espejoy serán viejos los jóvenes
  • pero no lo divulguemosque hasta las paredes oyenCorazón corazaPorque te tengo y noporque te piensoporque la noche está de ojos abiertosporque la noche pasa y digo amorporque has venido a recoger tu imageny eres mejor que todas tus imágenesporque eres linda desde el pie hasta el almaporque eres buena desde el alma a míporque te escondes dulce en el orgullopequeña y dulcecorazón corazaporque eres míaporque no eres míaporque te miro y mueroy peor que muerosi no te miro amorsi no te miroporque tú siempre existes dondequierapero existes mejor donde te quieroporque tu boca es sangrey tienes fríotengo que amarte amortengo que amarteaunque esta herida duela como dosaunque te busque y no te encuentrey aunquela noche pase y yo te tengay no.
  • CurriculumEl cuento es muy sencillousted nacecontempla atribuladoel rojo azul del cieloel pájaro que emigrael torpe escarabajoque su zapato aplastarávalienteusted sufrereclama por comiday por costumbrepor obligaciónllora limpio de culpasextenuadohasta que el sueño lo descalificausted amase transfigura y amapor una eternidad tan provisoriaque hasta el orgullo se le vuelve tiernoy el corazón proféticose convierte en escombrosusted aprendey usa lo aprendidopara volverse lentamente sabiopara saber que al fin el mundo es estoen su mejor momento una nostalgiaen su peor momento un desamparoy siempre siempreun líoentoncesusted muere.
  • De árbol en árbol a ambrosio y silviaLos árboles¿serán acaso solidarios?¿digamos el castaño de los campos elíseoscon el quebrancho de entre ríoso los olivos de jaéncon los sauces de tacuarembó?¿le avisará la encina de westfaliaal flaco alerce de tirolque administre mejor su trementina?y el caucho de paráo el baobab en las márgenes del cuanza¿provocarán al fin la verde angustiade aquel ciprés de la mission doloresque cabeceaba en friscocalifornia?¿se sentirá el ombú en su pampa de rocíocasi un hermano de la ceiba antillana?los de este parque o aquella floresta¿se dirán de copa a copa que el muérdagootrora tan sagrado entre los galosahora es apenas un parásitocon chupadores corticales?¿sabrán los cedros del líbanoy los caobos de corintoque sus voraces enemigosno son la palma de camagüeyni el eucalipto de tasmaniasino el hacha tenaz del leñadorla sierra de las grandes madererasel rayo como látigo en la noche?
  • Defensa de la alegría a triniDefender la alegría como una trincheradefenderla del escándalo y la rutinade la miseria y los miserablesde las ausencias transitoriasy las definitivasdefender la alegría como un principiodefenderla del pasmo y las pesadillasde los neutrales y de los neutronesde las dulces infamiasy los graves diagnósticosdefender la alegría como una banderadefenderla del rayo y la melancolíade los ingenuos y de los canallasde la retórica y los paros cardiacosde las endemias y las academiasdefender la alegía como un destinodefenderla del fuego y de los bomberosde los suicidas y los homicidasde las vacaciones y del agobiode la obligación de estar alegresdefender la alegría como una certezadefenderla del óxido y de la roñade la famosa pátina del tiempodel relente y del oportunismode los proxenetas de la risadefender la alegría como un derechodefenderla de dios y del inviernode las mayúsculas y de la muertede los apellidos y las lástimas
  • del azary también de la alegría.Desde el almaValsHermano cuerpo estás cansadodesde el cerebro a la misericordiadel paladar al valle del deseocuando me dices/ alma ayúdamesiento que me conmuevo hasta el agobioque el mismísimo aire es vulnerablehermano cuerpo has trabajadoa músculo y a estómago y a nerviosa riñones y a bronquios y a diafragmacuando me dices/ alma ayúdamesé que estás condenado/ eres materiay la materia tiende a desfibrarsehermano cuerpo te conozcofui huésped y anfitrión de tus doloresmodesta rampa de tu sexo ávidocuando me pides/ alma ayúdamesiento que el frío me envileceque se me van la magia y la dulzurahermano cuerpo eres fugazcoyuntural efímero instantáneotras un jadeo acabarás inmóvily yo que normalmente soy la vidame quedaré abrazada a tus huesitosincapaz de ser alma sin tus vísceras
  • El amor es un centroUna esperanza un huerto un páramouna migaja entre dos hambresel amor es campo minadoun jubileo de la sangrecáliz y musgo/ cruz y sésamopobre bisagra entre voracesel amor es un sueño abiertoun centro con pocas filialesun todo al borde de la nadafogata que será cenizael amor es una palabraun pedacito de utopíaes todo eso y mucho menosy mucho más/ es una islauna borrasca/ un lago quietosintetizando yo diríaque el amor es una alcachofaque va perdiendo sus enigmashasta que queda una zozobrauna esperanza un fantasmita.Enamorarse y noCuando uno se enamora las cuadrillasdel tiempo hacen escala en el olvidola desdicha se llena de milagrosel miedo se convierte en osadíay la muerte no sale de su cuevaenamorarse es un presagio gratisuna ventana abierta al árbol nuevouna proeza de los sentimientos
  • una bonanza casi insoportabley un ejercicio contra el infortuniopor el contrario desenamorarsees ver el cuerpo como es y nocomo la otra mirada lo inventabaes regresar más pobre al viejo enigmay dar con la tristeza en el espejoEpigrama con muroEntre tú y yo/mengana mía/ se levantabaun muro de Berlín hecho de horas desiertasañoranzas fugacestú no podías verme porque montaban guardialos rencores ajenosyo no podía verte porque me encandilabael sol de tus auguriosy no obstante solía preguntarmecómo serías en tu esperasi abrirías por ejemplo los brazospara abrazar mi ausenciapero el muro cayóse fue cayendonadie supo que hacer con los malentendidoshubo quien los juntó como reliquiasy de pronto una tardete vi emerger por un hueco de nieblay pasar a mi lado sin llamarmeni tocarme ni vermey correr al encuentro de otro rostrorebosante de calma cotidiana
  • otro rostro que tal vez ignorabaque entre tú y yo existíahabía existidoun muro de Berlín que al separarnosdesesperadamente nos juntabaese muro que ahora es sólo escombrosmás escombros y olvido.Escondido y lejos¡Qué te ha dado el pasado?¿la fuga que te mira en el espejo?¿aquel fantasma que te desbarata?¿la sombra de tus nubes? ¿la intemperie?Rápido como el río ha transcurridopero ocurre que el río no envejecepasa con sus crujientes y sus ramassus duendes y su cielo giratorio.Quedaron armoniosos pero inmóvilestu mayo de piedad, tus artilugiostodo el prodigio se volvió espesuray la espesura se llenó de tedio;ya no llueve en tu olvido, ni siquieraen tu pobre redoma o en las tapias,aunque el pasado está escondido y lejosno tienes más remedio que mirarlo.
  • Ese gran simulacroCada vez que nos dan clases deamnesiacomo si nunca hubieran existidolos combustibles ojos del almao los labios de la pena huérfanacada vez que nos dan clases deamnesiay nos conminan a borrarla ebriedad del sufrimientome convenzo de que mi regiónno es la farándula de otrosen mi región hay calvarios deausenciamuñones de porvenir / arrabalesde duelopero también candores demosquetapianos que arrancan lágrimascadáveres que miran aún desdesus huertosnostalgias inmóviles en un pozode otoñosentimientos insoportablementeactualesque se niegan a morir allá en looscuroel olvido está lleno de memoriaque a veces no caben lasremembranzasy hay que tirar rencores por labordaen el fondo el olvido es un gransimulacronadie sabe ni puede / aunquequiera / olvidarun gran simulacro repleto defantasmasesos romeros que peregrinan porel olvido
  • como si fuese el camino desantiagoel día o la noche en que el olvidoestallesalte en pedazos o crepite /los recuerdos atroces y demaravillaquebrarán los barrotes de fuegoarrastrarán por fin la verdad porel mundoy esa verdad será que no hayolvidoEsperoTe espero cuando la noche se haga día,suspiros de esperanzas ya perdidas.No creo que vengas, lo sé,sé que no vendrás.Sé que la distancia te hiere,sé que las noches son más frías,Sé que ya no estás.Creo saber todo de ti.Sé que el día de pronto se te hace noche:sé que sueñas con mi amor, pero no lo dices,sé que soy un idiota al esperarte,Pues sé que no vendrás.Te espero cuando miremos al cielo de noche:tu allá, yo aquí, añorando aquellos díasen los que un beso marcó la despedida,Quizás por el resto de nuestras vidas.Es triste hablar así.Cuando el día se me hace de noche,Y la Luna oculta ese sol tan radiante.Me siento sólo, lo sé,
  • nunca supe de nada tanto en mi vida,solo sé que me encuentro muy sólo,y que no estoy allí.Mis disculpas por sentir así,nunca mi intención ha sido ofenderte.Nunca soñé con quererte,ni con sentirme así.Mi aire se acaba como agua en el desierto.Mi vida se acorta pues no te llevo dentro.Mi esperanza de vivir eres tu,y no estoy allí.¿Por qué no estoy allí?, te preguntarás,¿Por qué no he tomado ese bus que me llevaría a ti?Porque el mundo que llevo aquí no me permite estar allí.Porque todas las noches me torturo pensando en ti.¿Por qué no solo me olvido de ti?¿Por qué no vivo solo así?¿Por qué no solo...Esta ciudad es de mentiraNo puede ser.Esta ciudad es de mentira.No puede ser que las palmeras se doblena acariciar la crin de los caballosy los ojos de las putas sean tiernoscomo los de una Venus de Lucas Cranachno puede ser que el viento levante las pollerasy que todas las piernas sean lindasy que los consejales vayan en bicicletadel otoño al verano y viceversa.No puede ser.Esta ciudad es de mentira.No puede ser que nadie sienta rubor de mi perezay los suspiros me entusiasmen tanto como los hurrasy pueda escupir con inocencia y alegríano ya en el retrato sino en un señor
  • no puede ser que cada azotea con antenasencuentre al fin su rayo justiciero y puntualy los suicidas miren el abismo y se arrojencomo desde un recuerdo a una piscina.No puede ser.Esta ciudad es de mentira.No puede ser que las brujas sonrían a quemarropay que mi insomnio cruja como un huesoy el subjefe y el jefe de policía llorencomo un sauce y un cocodrilo respectivamenteno puede ser que yo esté corrigiendo las pruebasde mi propio elogiosísimo obituarioy la ambulancia avance sin hacerse notary las campanas suenen sólo como campanas.No puede ser.Esta ciudad es de mentira.O es de verdady entoncesestá bienque me encierren.Estados de ánimo A veces me siento como un águila en el aire ... (A propósito de una canción de de Pablo Milanés)Unas veces me sientocomo pobre colina,y otras como montañade cumbres repetidas,unas veces me sientocomo un acantilado,y en otras como un cieloazul pero lejano,a veces uno es
  • manantial entre rocas,y otras veces un árbolcon las últimas hojas,pero hoy me siento apenascomo laguna insomne,con un embarcaderoya sin embarcaciones,una laguna verdeinmóvil y pacienteconforme con sus algassus musgos y sus peces,sereno en mi confianzaconfiando en que una tarde,te acerques y te mires..te mires al mirarme.Fuego mudoA veces el silencioconvoca algarabíasparodias de corajeespejismos de duendetangos a contrapelodesconsoladas rabiaspregones de la muertesed y hambre de vospero otras veces essolamente silenciosoledad como un robledesierto sin oasisnave desarboladatristeza que goteaalrededor de escombrosfuego mudo
  • Hablo de tu soledadHablo de tu infinita soledaddijo el fulanoquisiera entrar al saco de tu memoriaapoderarme de elladesmantelarla desmentirladespojarla de su último reducto.Tu soledad me abruma/ me alucinadijo el fulano con dulzuraquisiera que en las noches me añoraraque me echara de menosme recibiera a solas.Pero sucede que/dijo calmosamente la mengana/si tu bendita soledadse funde con la míaya no sabré si soy en voso vos terminás siéndome.¿Cuál de los dos serádespués de todomi soledad legítima?.Mirándose a los ojoscomo si perdonaranperdonarseadiósdijo el fulano;y la menganaadiós.Hombre que mira más allá de sus naricesHoy me despierto tosco y solitariono tengo a nadie para dar mis quejasnadie a quien echar mis culpas de quietud
  • sé que hoy me van a cerrar todas las puertasy que no llegará cierta carta que esperoque habrá malas noticias en los diariosque la que quiero no pensará en míy lo que es mucho peorque pensarán en mi los coronelesque el mundo será un oscuropaquete de angustiasque muchos otros aquí o en cualquier partese sentirán también toscos y solosque el cielo se derrumbarácomo un techo podridoy hasta mi sombrase burlará de mis confianzasmenos malque me conozcomenos mal que mañanao a más tardar pasadosé que despertaré alegre y solidariocon mi culpita bien lavada y planchaday no solo se me abrirán las puertassino también las ventanas y las vidasy la carta que espero llegaráy la leeré seis o siete vecesy las malas noticias de los diariosno alcanzarán a cubrir las buenas nuevasy la que quieropensará en mi hasta conmoversey lo que es muchísimo mejorlos coroneles me echarán al olvidoy no solo yo muchos otros tambiénse sentirán solidarios y alegresy a nadie le importaráque el cielo se derrumbey más de uno dirá que ya era horay mi sombra empezará a mirarme con respetoserá buenatan buena la jornada
  • que desde yami soledad se espanta.IncitaciónEn el muro quedaron los tatuajes del juego,el tiempo me conmina pero no me doblego,siento a pesar de todo brutal desasosiegoy el código de agobios lo dejo para luego.Antes de que el crepúsculo en noche se convierta,y se duerma la calle y se entorne la puertaa solas con mi pobre madurez inexperta,quiero que mi demanda se encuentre con tu oferta.No es bueno que la astucia me busque a la derivacomo si el amor fuera sólo una tentativay ya que ahora asombras a mi alma votiva,confío en que asombrado tu cuerpo me reciba.Nos consta que el presente es breve y es impuro,,pero cuando los torsos celebren su conjuroy llamen nuestros ojos cual brasas en lo oscuro,sólo entonces sabremos cómo será el futuro.Aspiro a que tu suerte de nuevo me rescatedel frío y de la sombra..... del tedio y el combate,la gloria nos espera sola en su escaparatemientras tú y yo probamos la sal y el disparate.Sola en su desafío nos espera la gloriay con su habilidad veterana y suasoriaentre nosotros borra la línea divisoriay nuestros pies se buscan para empezar la historia.
  • IntimidadSoñamos juntosjuntos despertamosel tiempo hace o deshacemientras tantono le importan tu sueñoni mi sueñosomos torpeso demasiado cautospensamos que no caeesa gaviotacreemos que es eternoeste conjuroque la batalla es nuestrao de ningunojuntos vivimossucumbimos juntospero esa destrucciónes una bromaun detalle una ráfagaun vestigioy un abrirse y cerrarseel paraísoya nuestra intimidades tan inmensaque la muerte la escondeen su vacíoquiero que me relatesel duelo que te callaspor mi parte te ofrezcomi última confianzaestás solaestoy solo
  • pero a vecespuede la soledadseruna llama.La culpa es de unoQuizá fue una hecatombe de esperanzasun derrumbe de algún modo previsto,ah, pero mi tristeza sólo tuvo un sentido,todas mis intuiciones se asomaronpara verme sufriry por cierto me vieron.Hasta aquí había hecho y rehechomis trayectos contigo,hasta aquí había apostadoa inventar la verdad,pero vos encontraste la manera,una manera tiernay a la vez implacable,de deshauciar mi amor.Con un sólo pronóstico lo quitastede los suburbios de tu vida posible,lo envolviste en nostalgias,lo cargaste por cuadras y cuadras,y despacitosin que el aire nocturno lo advirtiera,ahí nomás lo dejastea solas con su suerte que no es mucha.Creo que tenés razón,la culpa es de uno cuando no enamoray no de los pretextosni del tiempo.
  • Hace mucho, muchísimo,que yo no me enfrentabacomo anoche al espejoy fue implacable como vosmas no fue tierno.Ahora estoy solo,francamente solo,siempre cuesta un poquitoempezar a sentirse desgraciado.Antes de regresara mis lóbregos cuarteles de invierno,con los ojos bien secospor si acaso,miro como te vas adentrando en la nieblay empiezo a recordarte.Las primera miradasNadie sabe en qué noche de octubre solitario,de fatigados duendes que ya no ocurren,puede inmolarse la perdida infanciajunto a recuerdos que se están haciendo.Qué sorpresa sufrirse una vez desolado,escuchar cómo tiembla el coraje en las sienes,en el pecho, en los muslos impacientessentir cómo los labios se desprendende verbos maravillosos y descuidados,de cifras defendidas en el aire muerto,y cómo otras palabras, nuevas, endurecidasy desde ya cansadas se conjuranpara impedirnos el único fantasma de veras.Cómo encontrar un sitio con los primeros ojos,un sitio donde asir la larga soledad
  • con los primeros ojos, sin gastarlas primeras miradas,y si quedan maltrechas de significados,de cáscara de ideales, de purezas inmundas,cómo encontrar un río con los primeros pasos,un río -para lavarlos- que las lleve.Lo que necesito de tiNo sabes cómo necesito tu voz;necesito tus miradasaquellas palabras que siempre me llenaban,necesito tu paz interior;necesito la luz de tus labios! Ya no puedo... seguir así !...Ya... No puedomi mente no quiere pensarno puede pensar nada más que en ti.Necesito la flor de tus manosaquella paciencia de todos tus actoscon aquella justicia que me inspiraspara lo que siempre fue mi espinami fuente de vida se ha secadocon la fuerza del olvido...me estoy quemando;aquello que necesito ya lo he encontradopero aún !Te sigo extrañando!Los formales y el fríoQuién iba a prever que el amor ese informalse dedicara a ellos tan formales
  • mientras almorzaban por primera vezella muy lenta y él no tantoy hablaban con sospechosa objetividadde grandes temas en dos volúmenessu sonrisa la de ellaera como un augurio o una fábulasu mirada la de él tomaba notade cómo eran sus ojos los de ellapero sus palabras las de élno se enteraban de esa dulce encuestacomo siempre o casi siemprela política condujo a la culturaasí que por la noche concurrieron al teatrosin tocarse una uña o un ojalni siquiera una hebilla o una mangay como a la salida hacía bastante fríoy ella no tenía mediassólo sandalias por las que asomabanunos dedos muy blancos e indefensosfue preciso meterse en un bolichey ya que el mozo demoraba tantoellos optaron por la confidenciaextra seca y sin hielo por favorcuando llegaron a su casa la de ellaya el frío estaba en sus labios los de élde modo que ella fábula y auguriole dio refugio y café instantáneosuna hora apenas de biografía y nostalgiashasta que al fin sobrevino un silenciocomo se sabe en estos casos es bravodecir algo que realmente no sobreél probó sólo falta que me quede a dormiry ella probó por qué no te quedásy él no me lo digas dos vecesy ella bueno por qué no te quedásde manera que él se quedó en principio
  • a besar sin usura sus pies frío los de elladespués ella besó sus labios los de élque a esa altura ya no estaban tan fríoy sucesivamente así mientras los grandes temasdormían el sueño que ellos no durmieron.Lovers go homeAhora que empecé el diavolviendo a tu miraday me encontraste bieny te encontré más lindaahora que por finestá bastante clarodónde estás y dóndeestoysé por primera vezque tendré fuerzaspara construir contigouna amistad tan piolaque del vecinoterritorio del amorese desesperadoempezarán a mirarnoscon envidiay acabarán organizandoexcursionespara venir a preguntarnoscómo hicimos.
  • Luna congeladaCon esta soledadalevosatranquilacon esta soledadde sagradas goterasde lejanos aullidosde monstruos de silenciode recuerdos al firmede luna congeladade noche para otrosde ojos bien abiertoscon esta soledadinserviblevacíase puede algunas vecesentenderel amor.Mass mediaDe los medios de comunicaciónen este mundo tan codificadocon internet y otras navegacionesyo sigo prefiriendoel viejo beso artesanalque desde siempre comunica tanto
  • Me sirve y no me sirve...Me sirve y no me sirveLa esperanza tan dulce,tan pulida, tan triste,la promesa tan leve,no me sirve.No me sirve tan mansa la esperanzaLa rabia tan sumisa,tan débil, tan humilde,el furor tan prudenteno me sirve.No me sirveTan sabia tanta rabia.El grito tan exactosi el tiempo lo permite,alarido tan pulcrono me sirve.No me sirve tan buenoTanto truenoEl coraje tan dócilla bravura tan chirle,la intrepidez tan lentano me sirve.No me sirvetan fría la osadía.Si me sirve la vidaque es vida hasta morirse,y el corazón alerta sí me sirve.Me sirve cuando avanzala confianza.Me sirve tu miradaque es generosa y firme,y tu silencio franco sí me sirve.Me sirve la medida de tu vida.Me sirve tu futuroque es un presente libre,
  • y tu lucha de siempresí me sirve.Me sirve tu batallasin medalla.Me sirve la modestiade tu orgullo posible,y tu mano segurasí me sirve.Me sirve tu sendero,compañero.Medios de comunicaciónNo es preciso que sea mensajerala paloma sencilla en tu ventanate informa que el dolorempieza a columpiarse en el olvidoy llego desde mí para decirteque están el río el girasol la estrellarodando sin apuroel futuro se acerca a conocerteya lo sabes sin tropos ni bengalasla traducción mejor es boca a bocaen el beso bilingüevan circulando dulces noticias.Mengana si te vas con el zutano...
  • Mengana si te vas con el zutanoyo/tu fulano/ no me matarésimplemente los seguiré en la nochepor todos los senderos y las dunasvos gozando tal vez y yo doliéndomehasta que vos te duelas y yo gocecuando las huellas a seguir no seandos tamañas pisadas y dos brevessino apenas las de tus pies dulcísimosy entonces yo aparezca a tu costadoy vos /con esa culpa que te hacemás linda todavía/ te perdonespara llorar como antes en mi hombro.Mucho más graveTodas las parcelas de mi vida tienen algo tuyoy eso en verdad no es nada extraordinariovos lo sabés tan objetivamente como yosin embargo hay algo que quisiera aclarartecuando digo todas las parcelasno me refiero sólo a esto de ahoraa esto de esperarte y aleluya encontrartey carajo perdertey volverte a encontrary ojalá nada másno me refiero sólo a que de pronto digasvoy a llorary yo con un discreto nudo en la gargantabueno lloráy que un lindo aguacero invisible nos amparey quizá por eso salga enseguida el solni me refiero sólo a que día tras día
  • aumente el stock de nuestras pequeñasy decisivas complicidadeso que yo pueda o creerme que puedoconvertir mis reveses en victoriaso me hagas el tierno regalode tu más reciente desesperaciónnola cosa es muchísimo más gravecuando digo todas las parcelasquiero decir que además de ese dulce cataclismotambién estás reescribiendo mi infanciaesa edad en que uno dice cosas adultas y solemnesy los solemnes adultos las celebrany vos en cambio sabés que eso no sirvequiero decir que estás rearmando mi adolescenciaese tiempo en que fui un viejo cargado de recelosy vos sabés en cambio extraer de ese páramomi germen de alegría y regarlo mirándoloquiero decir que estás sacudiendo mi juventudese cántaro que nadie tomó nunca en sus manosesa sombra que nadie arrimó a su sombray vos en cambio sabés estremecerlahasta que empiecen a caer las hojas secasy quede el armazón de mi verdad sin proezasquiero decir que estás abrazando mi madurezesta mezcla de estupor y experienciaeste extraño confín de angustia y nieveesta bujía que ilumina la muerteeste precipicio de la pobre vidacomo ves es más gravemuchísimo más graveporque con estas o con otras palabrasquiero decir que no sos tan sólola querida muchacha que sossino también las espléndidaso cautelosas mujeresque quise o quiero
  • porque gracias a vos he descubierto(dirás que ya era horay con razón)que el amor es una bahía linda y generosaque se ilumina y se oscurecesegún venga la vidauna bahía donde los barcosllegan y se vanllegan con pájaros y auguriosy se van con sirenas y nubarronesuna bahía linda y generosadonde los barcos llegany se vanpero vospor favorno te vayas.Nadie lo sabeNadie lo sabenadieni el ríoni la calleni el tiemponi el espíani el poderni el mendigoni el juezni el labriegoni el papa
  • nadie lo sabenadieyo tampocoNo lo harás en vanoAh no lo harás en vanose te helarán los dedosy el corazón y los oloresse te helará la nochey la arrogancia y las rodillasse te helará la sangrey los crepúsculos y el humose te helará el bostezoy el ademán y la lujuriase te helarán los ojosla madrugada y el espermase te helará el ritualy las caricias y los signosse te helará la lunay el arbolito y la gargantase te helarán los labiosy los disfrutes y la vidatodo está listono lo harás en vano.
  • No te rindasNo te rindas, aún estás a tiempoDe alcanzar y comenzar de nuevo,Aceptar tus sombras,Enterrar tus miedos,Liberar el lastre,Retomar el vuelo.No te rindas que la vida es eso,Continuar el viaje,Perseguir tus sueños,Destrabar el tiempo,Correr los escombros,Y destapar el cielo.No te rindas, por favor no cedas,Aunque el frío queme,Aunque el miedo muerda,Aunque el sol se esconda,Y se calle el viento,Aún hay fuego en tu almaAún hay vida en tus sueños.Porque la vida es tuya y tuyo también el deseoPorque lo has querido y porque te quieroPorque existe el vino y el amor, es cierto.Porque no hay heridas que no cure el tiempo.Abrir las puertas,Quitar los cerrojos,Abandonar las murallas que te protegieron,Vivir la vida y aceptar el reto,Recuperar la risa,Ensayar un canto,Bajar la guardia y extender las manosDesplegar las alasE intentar de nuevo,Celebrar la vida y retomar los cielos.No te rindas, por favor no cedas,Aunque el frío queme,Aunque el miedo muerda,Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
  • Aún hay fuego en tu alma,Aún hay vida en tus sueñosPorque cada día es un comienzo nuevo,Porque esta es la hora y el mejor momento.Porque no estás solo, porque yo te quiero.No te salvesNo te quedes inmóvilal borde del caminono congeles el júbilono quieras con desganano te salves ahorani nuncano te salvesno te llenes de calmano reserves del mundosólo un rincón tranquilono dejes caer los párpadospesados como juiciosno te quedes sin labiosno te duermas sin sueñono te pienses sin sangreno te juzgues sin tiempopero sipese a todono puedes evitarloy congelas el júbiloy quieres con desganay te salvas ahoray te llenas de calmay reservas del mundosólo un rincón tranquiloy dejas caer los párpadospesados como juicios
  • y te secas sin labiosy te duermes sin sueñoy te piensas sin sangrey te juzgas sin tiempoy te quedas inmóvilal borde del caminoy te salvasentoncesno te quedes conmigo.Nostalgia¿De qué se nutre la nostalgia?Uno evoca dulzurascielos atormentadostormentas celestialesescándalos sin ruidopaciencias estiradasárboles en el vientooprobios prescindiblesbellezas del mercadocánticos y alborotoslloviznas como penaescopetas de sueñoperdones bien ganadospero con esos mínimosno se arma la nostalgiason meros simulacrosla válida la únicanostalgia es de tu piel
  • Nuevo canal interoceánicoTe propongo construirun nuevo canalsin esclusasni excusasque comunique por fintu miradaatlánticacon mi natural pacífico.Papel mojadoCon ríoscon sangrecon lluviao rocíocon semencon vinocon nievecon llantolos poemassuelenserpapel mojadoParpadeoEsa pared me inhibe lentamentepiedra a piedra me agraviaya que no tengo tiempo de bajar hasta el mary escuchar su siniestra horadante alegría
  • ya que no tengo tiempo de acumular nostalgiasdebajo de aquel pino perforador del cieloya que no tengo tiempo de dar la cara al vientoy oxigenar de veras el alma y los pulmonesvoy a cerrar los ojos y tapiar los oídosy verter otro mar sobre mis redesy enderezar un pino imaginarioy desatar un viento que me arrastrelejos de las intrigas y las máquinaslejos de los horarios y los pelmaspero puertas adentro es un fracasoeste mar que me invento no me mojano tiene aroma el árbol que levantoy mi huracán suplente ni siquierasirve para barrer mis odios secos.PausaDe vez en cuando hay que haceruna pausacontemplarse a sí mismosin la fruición cotidianaexaminar el pasadorubro por rubroetapa por etapabaldosa por baldosay no llorarse las mentirassino cantarse las verdades.
  • Pequeñas muertesLos sueños son pequeñas muertestramoyas anticipos simulacros de muerteel despertar en cambio nos pareceuna resurrección y por las dudasolvidamos cuanto antes lo soñadoa pesar de sus fuegos sus cavernassus orgasmos sus glorias sus espantoslos sueños son pequeñas muertespor eso cuando llega el despertary de inmediato el sueño se hace olvidotal vez quiera decir que lo que ansiamoses olvidar la muerteapenas eso.Piedritas en la ventanaDe vez en cuando la alegríatira piedritas contra mi ventanaquiere avisarme que esta ahí esperandopero me siento calmocasi diría ecuánimevoy a guardar la angustia en un esconditey luego a tenderme la cara al techoque es una posición gallarda y cómodapara filtrar noticias y creerlasquien sabe donde quedan mis próximas huellasni cuando mi historia va a ser computadaquien sabe que consejos voy a inventar auny que atajo hallare para no seguirlosesta bien no jugare al desahuciono tatuare el recuerdo con olvidosmucho queda por decir y callary también quedan uvas para llenar la bocaesta bien me doy por persuadido
  • que la alegría no tire mas piedrasabriré la ventana.¿Por qué cantamos?Si cada hora viene con su muertesi el tiempo es una cueva de ladroneslos aires ya no son los buenos airesla vida es nada más que un blanco móvilusted preguntará por qué cantamossi nuestros bravos quedan sin abrazola patria se nos muere de tristezay el corazón del hombre se hace añicosantes aún que explote la vergüenzausted preguntará por qué cantamossi estamos lejos como un horizontesi allá quedaron árboles y cielosi cada noche es siempre alguna ausenciay cada despertar un desencuentrousted preguntará por qué cantamoscantamos porque el río está sonandoy cuando suena el río / suena el ríocantamos porque el cruel no tiene nombrey en cambio tiene nombre su destinocantamos por el niño y porque todoy porque algún futuro y porque el pueblocantamos porque los sobrevivientesy nuestros muertos quieren que cantemoscantamos porque el grito no es bastante
  • y no es bastante el llanto ni la broncacantamos porque creemos en la gentey porque venceremos la derrotacantamos porque el sol nos reconocey porque el campo huele a primaveray porque en este tallo en aquel frutocada pregunta tiene su respuestacantamos porque llueve sobre el surcoy somos militantes de la viday porque no podemos ni queremosdejar que la canción se haga ceniza.Por siempreSi la esmeralda se opacara,si el oro perdiera su color,entonces, se acabaríanuestro amor.Si el sol no calentara,si la luna no existiera,entonces, no tendríasentido vivir en esta tierracomo tampoco tendría sentidovivir sin mi vida,la mujer de mis sueños,la que me da la alegría...Si el mundo no girarao el tiempo no existiese,entonces, jamás moriríaJamás moriríastampoco nuestro amor...pero el tiempo no es necesarionuestro amor es eterno
  • no necesitamos del solde la luna o los astrospara seguir amándonos...Si la vida fuera otray la muerte llegaseentonces, te amaríahoy, mañana...por siempre...todavía.Preguntas al azar¿Cuánto me queda?¿siete? ¿diez? ¿quince setiembres?¿le pregunto al azaracaso porque séque el azar no responde?y así y todoel azar¿es realmente un azar?aún no he movido el reyy la torre está quietao sea que hasta aquípuedo enrocar mis riesgosno instruí a mi relojpara mañanano hay por lo tanto garantíade despertar a tiempopor otra partesé proteger el sueñocon mis gastados párpadosde manera que puedo arrimarme soñandoa esa espléndida nadanada prometedora
  • la misma nada en que se despeñaronmis hermanos de siempretambién los bienvenidosque un día se malfueronentre otros mi padre con su asfixiay su postrer miradade candoroso pánico¿qué diferencia podrá haberahí en tan hueco enigmaentre las vidas transparentesy las compactas de ascoentre los tiernos pechosde la hermosa lujuriay los verdugos con medallas?¿habrá acabado la noticia?¿terminado el pronóstico?¿borrada la memoria?¿degollado el futuro?la sobornable amnesiadel imposible dios¿será infinita?¿tal vez la única igualdad posibleentre yo mismo y la inminentecarava de prójimosserá el no serel no existir?¿nadie será ni más ni menosinexistente que otros?¿o por ventura o desventurahabrá tal vez un colmode oscura inexistencia?¿una nada más nadaque las otras?ante tan humillante incertidumbre¿no sería mejorconfiar tan sólo en nuestras huellasnuestro jadeo nuestro limo
  • en el amor que desentrañandos vértices de musgoen los odios y los mitos que inventamosen las palabras como noriasen las palabras como sueños?antes que el indecenterasero igualitariodel no pensarel no existirno amarno disfrutarno padecer¿no será preferiblela sideral distanciaque separalo justo de lo injusto?francamente me asqueala rara vecindad de mi no sercon el canalla ahora inexistentemi próximo no prójimoen el amplio vacío¿cúanto me queda?¿siete? ¿diez? ¿quince setiembres?¿y qué es después de todoeso que espera?¿la noche interminable?¿un sol sin atenuantes ni crepúsculos?¿la calima tediosa?¿la noche? ¿alguna noche?¿la noche como muro?lo cierto es que no tengocon respecto a esa noche sin murciélagosninguna expectativa o esperanza¿o será que la muerteno es realmente mi noche predilecta?
  • le pregunto al azaral mudosordociegole pregunto al azarle pregunto al azardesalentadamentele pregunto al azarque no responde¿estará mudo sordo ciego?¿opara nuestro escarniohabrá muertoel azar?Rostro de vosTengo una soledadtan concurridatan llena de nostalgiasy de rostros de vosde adioses hace tiempoy besos bienvenidosde primeras de cambioy de último vagón.Tengo una soledadtan concurridaque puedo organizarlacomo una procesiónpor colorestamañosy promesas
  • por épocapor tacto y por sabor.Sin un temblor de más,me abrazo a tus ausenciasque asisten y me asistencon mi rostro de vos.Estoy lleno de sombrasde noches y deseosde risas y de alguna maldición.Mis huéspedes concurren,concurren como sueñoscon sus rencores nuevossu falta de candor.Yo les pongo una escobatras la puertaporque quiero estar solocon mi rostro de vos.Pero el rostro de vosmira a otra partecon sus ojos de amorque ya no amancomo víveresque buscan a su hambremiran y mirany apagan la jornada.Las paredes se vanqueda la nochelas nostalgias se vanno queda nada.Ya mi rostro de voscierra los ojos.Y es una soledadtan desolada.
  • Saberte aquíPodés querer el albacuando quierashe conservado intactotu paisajepodés querer el albacuando amesvenir a reclamartecomo erasaunque ya no seas vosaunque mi amor te esperequemándose en tu azary tu sueño sea esoy mucho másesta noche otra nocheaquí estarásy cuando gima el tiempogiratorioen esta paz ahoradirásquiero esta pazahora podésvenir a reclamartepenetrar en tu nochede alegre angustiareconocer tu tibiocorazón sin excusaslos cuadroslas paredessaberte aquíhe conservado intactotu paisajepero no sé hasta dóndeestá intacto sin vospodés querer el albacuando quierasvenir a reclamartecomo erasaunque el pasado seadespiadado
  • y hostilaunque contigo traigasdolor y otros milagrosaunque seas otro rostrode tu cielo hacia mí.SeñalesEn las manos te traigoviejas señalesson mis manos de ahorano las de antesdoy lo que puedoy no tengo vergüenzadel sentimientosi los sueños y ensueñosson como ritosel primero que vuelvesiempre es el mismosalvando murosse elevan en la tardetus pies desnudosel azar nos ofrecesu doble víavos con tus soledadesyo con las míasy eso tampocosi habito en tu memoriano estaré solotus miradas insomnesno dan abasto
  • dónde quedó tu lunala de ojos clarosmírame prontoantes que en un descuidome vuelva otrono importa que el paisajecambie o se rompame alcanza con tus vallesy con tu bocano me deslumbresme basta con el cielode la costumbreen mis manos te traigoviejas señalesson mis manos de ahorano las de antesdoy lo que puedoy no tengo vergüenzadel sentimientoSirenaTengo la convicción de que no existesy sin embargo te oigo cada nochete invento a veces con mi vanidado mi desolación o mi modorradel infinito mar viene tu asombrolo escucho como un salmo y pese a todo
  • tan convencido estoy de que no existesque te aguardo en mi sueño para luego.SoledadesEllos tienen razónesa felicidadal menos con mayúsculano existeah pero si existiera con minúsculaseria semejante a nuestra brevepresoledad.Después de la alegría viene la soledaddespués de la plenitud viene la soledaddespués del amor viene la soledad.Ya se que es una pobre deformaciónpero lo cierto es que en ese durable minutouno se sientesolo en el mundo.Sin asiderossin pretextossin abrazossin rencoressin las cosas que unen o separany en es sola manera de estar soloni siquiera uno se apiada de uno mismo.Los datos objetivos son como sigue.Hay diez centímetros de silencioentre tus manos y mis manosuna frontera de palabras no dichasentre tus labios y mis labiosy algo que brilla así de triste
  • entre tus ojos y mis ojosclaro que la soledad no viene sola.Si se mira por sobre el hombro mustiode nuestras soledadesse vera un largo y compacto imposibleun sencillo respeto por terceros o cuartosese percance de ser buena gente.Después de la alegríadespués de la plenituddespués del amorviene la soledad.Conformeperoque vendrá despuésde la soledad.A veces no me sientotan solosi imaginomejor dicho si seque mas allá de mi soledady de la tuyaotra vez estas vosaunque sea preguntándote a solasque vendrá despuésde la soledad.Soneto kitsch a una menganaYo/ fulano de mí/ llevo conmigotu rostro en cada suerte de la historia.Tu cuerpo de mengana es una gloriay por eso al soñar sueño contigo.Luego/ si el sueño acaba te persigosoñándote despierto/ es una noria
  • que rodea tu eco en mi memoriay te cuenta esos sueños que te digo.Así/ sin intenciones misteriosassé que voy a elegir de buena ganade mi viejo jardín sólo tus rosas.De las altas ventanas tu ventanade los signos de mar tu mar de cosasy de todo el amor/ tu amor/ mengana.TalantesUn hombrealegrees uno másen el corode hombrealegresun hombretristeno se parecea ningún otrohombretristeTe esperoTe espero cuando la noche se haga día,suspiros de esperanzas ya perdidas.No creo que vengas, lo sé,sé que no vendrás.
  • Sé que la distancia te hiere,sé que las noches son más frías,sé que ya no estás.Creo saber todo de ti.Sé que el día de pronto se te hace noche:sé que sueñas con mi amor, pero no lo dices,sé que soy un idiota al esperarte,pues sé que no vendrás.Te espero cuando miremos al cielo de noche:tu allá, yo aquí, añorando aquellos díasen los que un beso marcó la despedida,quizás por el resto de nuestras vidas.Es triste hablar así.Cuando el día se me hace de noche,y la luna oculta ese sol tan radiante,me siento sólo, lo sé;nunca supe de nada tanto en mi vida,solo sé que me encuentro muy sólo,Y que no estoy allí.Mis disculpas por sentir así,nunca mi intención ha sido ofenderte.Nunca soñé con quererte,ni con sentirme así.Mi aire se acaba como agua en el desierto,mi vida se acorta pues no te llevo dentro.Mi esperanza de vivir eres tu,y no estoy allí.¿Por qué no estoy allí?, te preguntarás...¿Por qué no he tomado ese bus que me llevaría a ti?Porque el mundo que llevo aquí no me permite estar allí,porque todas las noches me torturo pensando en ti.¿Por qué no sólo me olvido de ti?¿Por qué no vivo sólo así?¿Por qué no sólo...?Te quiero
  • Tus manos son mi cariciamis acordes cotidianoste quiero porque tus manostrabajan por la justiciasi te quiero es porque sosmi amor mi cómplice y todoy en la calle codo a codosomos mucho más que dostus ojos son mi conjurocontra la mala jornadate quiero por tu miradaque mira y siembra futurotu boca que es tuya y míatu boca no se equivocate quiero porque tu bocasabe gritar rebeldíasi te quiero es porque sosmi amor mi cómplice y todoy en la calle codo a codosomos mucho más que dosy por tu rostro sinceroy tu paso vagabundoy tu llanto por el mundoporque sos pueblo te quieroy porque amor no es aureolani cándida moralejay porque somos parejaque sabe que no está solate quiero en mi paraísoes decir que en mi paísla gente viva felizaunque no tenga permisosi te quiero es porque sosmi amor mi cómplice y todo
  • y en la calle codo a codosomos mucho más que dos.Testamento de miércolesAclaro que éste no es un testamentode esos que se usan como colofón de vidaes un testamento mucho más sencillotan solo para el fin de la jornadao sea que lego para mañana jueveslas preocupaciones que me legara el marteslevemente alteradas por dos digestioneslas usuales noticias del cono sury la nube de mosquitos casi vampiroslego mis catorce estornudos del mediodíauna carta a mi mujer en la que falta la posdatael final de una novela que a duras penas leolas siete sonrisas de cinco muchachasya que hubo una que me brindó tresy el ceño fruncido de un señorque no conozco ni aspiro a conocerlego un colorido ajedrez moscovitauna computadora japonesa sin pilasy la buena radio en que está sonandoel español grisáceo de la bibicíah la olivetti y el cepillo de dientesno los lego porsiacalego tropos y metáforas de uso privadoque modestamente acuñe en la tardepor ejemplo el astillero en que reparo mis sueñosel pájaro aleatorio que surge del crepúsculola cortina de lluvia que miro y no descorrolego un remordimiento porque es aleccionantey un poco de tristeza por que es inevitable
  • también mi soledad con la ilusiónde que el jueves resuelva no admitirlay me sancione con presencias variaslego los crujidos de mis viejas bisagrastambién una tajada de mi sombrano toda por que un hombre sin su sombrano merece el respeto de la gentelego el pescuezo recién lavadocomo para un jueves de guillotinauna maceta con hierbabuenay otra con un bionato que me hastíaya que esta cargante convolvuláceame está invadiendo el cuarto con sus hojaslego los suburbios de una ideaun tríptico de espejos que me agradeel mar allá al alcance de la manomis cóleras por orden alfabéticoy un breve y curioso estado de ánimoque todavía no se si es inocenciao estupidez malsanao alegríasólo ahora lo adviertoen paredes y anaqueles y venasen glándulas y techos y optimismosme quedan tantas cosas por legarque mejor las incluyoen otro testamentodigamos el del viernesTodavíaNo lo creo todavíaestás llegando a mi lado
  • y la noche es un puñadode estrellas y de alegríapalpo gusto escucho y veotu rostro tu paso largotus manos y sin embargotodavía no lo creotu regreso tiene tantoque ver contigo y conmigoque por cábala lo digoy por las dudas lo cantonadie nunca te reemplazay las cosas más trivialesse vuelven fundamentalesporque estás llegando a casasin embargo todavíadudo de esta buena suerteporque el cielo de tenerteme parece fantasíapero venís y es seguroy venís con tu miraday por eso tu llegadahace mágico el futuroy aunque no siempre he entendidomis culpas y mis fracasosen cambio sé que en tus brazosel mundo tiene sentidoy si beso la osadíay el misterio de tus labiosno habrá dudas ni resabioste querré más todavía.
  • Torturador y espejoMirateasíqué cangrejo monstruoso atenazó tu infanciaqué paliza paterna te generó cobardequé tristes sumisiones te hicieron despiadadono escapes a tus ojosmirateasídónde están las walkirias que no pudistela primera marmita de tus sañaste metiste en crueldades de once varasy ahora el odio te sigue como un buitreno escapes a tus ojosmirateasíaunque nadie te matesos cadáveraunque nadie te pudraestás podridodios te ampareo mejordios te reviente.TruequeMe das tu cuerpo patria y yo te doy mi río
  • tú noches de tu aroma / yo mis viejos acechostú sangre de tus labios / yo manos de alfarerotú el césped de tu vértice / yo mi pobre ciprésme das tu corazón ese verdugoy yo te doy mi calma esa mentiratú el vuelo de tus ojos / yo mi raíz al soltú la piel de tu tacto / yo mi tacto en tu pielme das tu amanecida y yo te doy mi ángelustú me abres tus enigmas / yo te encierro en mi azarme expulsas de tu olvido / yo nunca te he olvidadote vas te vas te vienes / me voy me voy te espero.Tu espejo es un sagazTu espejo es un sagazte sabe poro a porote desarruga el ceñote bienquierete pule las mejillaste despeina los añoso te mira a los ojoste bienquierete depura los gestoste pone la sonrisate transmite confianzate bienquierehasta que sin avisosin pensarlo dos vecesse descuelga del clavote destroza
  • Ustedes y nosotrosUstedes cuando amanexigen bienestaruna cama de cedroy un colchón especialnosotros cuando amamoses fácil de arreglarcon sábanas qué buenosin sábanas da igualustedes cuando amancalculan interésy cuando se desamancalculan otra veznosotros cuando amamoses como renacery si nos desamamosno la pasamos bienustedes cuando amanson de otra magnitudhay fotos chismes prensay el amor es un boomnosotros cuando amamoses un amor comúntan simple y tan sabrosocomo tener saludustedes cuando amanconsultan el relojporque el tiempo que pierdenvale medio millónnosotros cuando amamossin prisa y con fervorgozamos y nos valebarata la función
  • ustedes cuando amanal analista vanél es quien dictaminasi lo hacen bien o malnosotros cuando amamossin tanta cortedadel subconsciente piolase pone a disfrutarustedes cuando amanexigen bienestaruna cama de cedroy un colchón especialnosotros cuando amamoses fácil de arreglarcon sábanas qué buenosin sábanas da igual.¿Y si Dios fuera mujer?¿Y si Dios fuera mujer?pregunta juan sin inmutarsevaya vaya si dios fuera mujeres posible que agnósticos y ateosno dijéramos no con la cabezay dijéramos sí con las entrañastal vez nos acercáramos a su divina desnudezpara besar sus pies no de broncesu pubis no de piedrasus pechos no de mármolsus labios no de yesosi dios fuera mujer la abrazaríamospara arrancarla de su lontananza
  • y no habría que jurarhasta que la muerte nos separeya que sería inmortal por antonomasiay en vez de transmitirnos sida o pániconos contagiaría su inmortalidadsi dios fuera mujer no se instalaríalejana en el reino de los cielossino que nos aguardaría en el zaguán del infiernocon sus brazos no cerradossu rosa no de plásticoy su amor no de ángelesay dios mío dios míosi hasta siempre y desde siemprefueras una mujerqué lindo escándalo seríaqué venturosa espléndida imposibleprodigiosa blasfemia