4 evaluación deportista alto rendimi

  • 1,590 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,590
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1

Actions

Shares
Downloads
43
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Menú principal ÍndiceCAPITULO 4.- EVALUACIÓN DEL DEPORTISTA DEALTO RENDIMIENTOEste capítulo ha sido divido en dos grandes apartados. Un primer bloque esta dedicadoal estudio de los principales procedimientos que se pueden utilizar hoy en día en laevaluación rutinaria del metabolismo aeróbico en los deportistas. Se presentan, por tantolos principales procedimientos, tanto directos como indirectos que pueden emplearsepara determinar la potencia y la capacidad aeróbica (Apartado 4.1.). En un segundoapartado, se describen las técnicas que se pueden utilizar para evaluar el metabolismoanaeróbico, igualmente en sus aspectos de potencia y capacidad (Apartado 4.2.). Estosson los únicos aspectos que serán considerados en la evaluación de esta parte de lamateria.No obstante, se ha considerado importante que el alumno tenga acceso a informaciónactualizada acerca de los aspectos metodológicos que deben presidir todo procesometrológico. Esta información se ha incorporado en un ANEXO al final del capítulo 4(ANEXO 3.a.) y no será objeto de evaluación, sólo se facilita la misma al alumno comomaterial complementario. Así mismo, dada la importancia que tiene la composicióncorporal, especialmente el porcentaje de grasa corporal, la distribución regional de lagrasa corporal y la masa muscular para el rendimiento deportivo, se ha juzgadoconveniente facilitar al alumno un resumen de las técnicas de análisis de la composicióncorporal con mayor reconocimiento por parte de la comunidad científica y que mayoresaplicaciones prácticas tienen, es decir la hidrodensitometría, los procedimientosantropométricos y la absorciometría fotónica dual de rayos X. Este apartado de análisisde la composición corporal se ha incorporado también como ANEXO al capítulo 4 y noserá objeto de evaluación (ANEXO 3.b.).1Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 2. 4.1. Evaluación de la resistencia aeróbica.El Colegio Americano de Medicina del Deporte (ACSM) (ACSM 1991) define laresistencia cardiorrespiratoria como la capacidad para realizar ejercicio dinámico,con la activación de grupos musculares de gran tamaño, a intensidad moderada o alta,por espacios de tiempo prolongado. El rendimiento en este tipo de ejercicio dependedel estado funcional de los sistemas respir atorio, cardiovascular y muscular.En múltiples ocasiones se emplea el término "resistencia aeróbica" o simplementeresistencia, para referirse a la resistencia cardiorrespiratoria. La resistencia se hadefinido como el máximo tiempo que una persona puede mantener una determinadafuerza isométrica, o el tiempo má ximo durante el cual se puede mantener cierto nivel depotencia en actividades musculares concéntricas y/o excéntricas (McArdle y col.2001b). En el ámbito del Entrenamiento, se utilizan con mayor profusión los términos"capacidad aeróbica" o "resistencia aeróbica" para referirse a la resistenciacardiorrespiratoria. La capacidad aeróbica o resistencia aeróbica viene definida por eltiempo durante el cual puede ser mantenido un esfuerzo de una determinada intensidad,cuando la energía necesaria es suministrada, de forma prácticamente exclusiva, porprocesos metabólicos aeróbicos. No obstante, el ejercicio ha de requerir la participaciónde buena parte de la masa muscular corporal. Si la masa muscular activa es pequeña,se estará midiendo la resistencia del grupo muscular activo, pero no la capacidad deresistencia o resistencia aeróbica.La capacidad aeróbica será tanto mayor cuanto más elevada sea la cantidad de energíaque pueda suministrar el metabolismo aeróbico. La capacidad de suministro de energía,por parte del metabolismo aeróbico al aparato contráctil, es el principal factordeterminante del trabajo mecánico que podrá efectuar el deportista en condicionesaeróbicas. Los sujetos con más resistencia aeróbica son capaces de efectuar más trabajomecánico, a expensas del metabolismo aeróbico, por lo que sus marcas son mejores.A la cantidad máxima de energía que puede suministrar el metabolismo aeróbico, porunidad de tiempo, se la denomina potencia aeróbica máxima. Los deportistas con granpotencia aeróbica máxima, son capaces de obtener una gran cantidad de energía y enpoco tiempo, a través de la oxidación de substratos energéticos. La potencia aeróbicamáxima se mide determinando el VO2 max, puesto que existe una relación lineal entre elVO2 y la cantidad de energía suministrada al aparato contráctil por el metabolismoaeróbico. El VO2 max depende de la capacidad máxima de suministro de oxígeno a lamusculatura y de la capacidad máxima de utilización de O2 . Claro está, el VO 2 maxnunca puede ser superior a la máxima capacidad de suministro de oxígeno. Numerososestudios han demostrado que existe una relación lineal entre el tiempo de resistencia y el2Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 3. VO2 max en esfuerzos de intensidades moderadas y altas (Coyle 1995; Coyle 1999;Lindstedt y Conley 2001; López Calbet 1997; López Calbet 1998; Robinson y col.1937).Así pues, la resistencia aeróbica depende de la capacidad de suministro de oxígeno a lostejidos y de la capacidad de utilización de O2 . A su vez, la capacidad de utilización deO2 depende de la cantidad de O2 que difunde efectivamente al interior de la matrizmitocondrial de las fibras musculares y del potencial oxidativo de la maquinariaenzimática mitocondrial.Cuando un sujeto realiza un esfuerzo de intensidad progresivamente creciente hasta elagotamiento se observa que, a partir de cierta intensidad de esfuerzo, la energíasuministrada por el metabolismo aeróbico es insuficiente para satisfacer completamentela demanda energética. Para poder mantener int ensidades de esfuerzo superiores esnecesaria la activación del metabolismo anaeróbico que actúa suplementando almetabolismo aeróbico. Como consecuencia se produce una acidosis metabólica, altiempo que aumenta la concentración de lactato en el interior del músculo y en lasangre. A la intensidad de esfuerzo a partir de la cual se inicia la acidosis metabólica sela denomina umbral anaeróbico (Wasserman 1987). Cuanto más elevada es laintensidad del esfuerzo, con respecto al umbral anaeróbico, antes se produce la caída delpH y la aparición de la fatiga. Múltiples experimentos han demostrado que cuantomayor es la intensidad relativa de esfuerzo a la cual se produce el umbral anaeróbico,mayor es la capacidad de resistencia.La cantidad máxima de energía que puede aportar el sistema aeróbico (y, por lo tanto, eltiempo máximo durante el cual se podrá mantener un esfuerzo) depende la intensidadrelativa del esfuerzo y de la disponibilidad de substratos energéticos. La intensidadrelativa del esfuerzo, es el principal factor determinante del tipo de substrato energéticoque va a ser oxidado durante el esfuerzo (Brooks 1997; Brooks y Mercier 1994). Enreposo, el músculo esquelético obtiene de un 70 a un 85 % de la energía que consume apartir de la oxidación de ácidos grasos y el 15-30 % restante, a partir de la oxidación deglucosa, cuerpos cetónicos y aminoácidos. A medida que las contracciones muscularesprovocan un aumento de las necesidades energéticas del músculo, la contribuciónrelativa de la oxidación de grasas al gasto energético total va disminuyendo, mientrasque aumenta la proporción de energía aportada por la oxidación de glucosa. Aintensidades elevadas casi la totalidad de la energía proviene de la oxidación de glucosa.Este desplazamiento del metabolismo aeróbico hacia una mayor utilización de glucosa,a medida que aumenta la intensidad del esfuerzo obedece a dos razones fundamentales.En primer lugar, la oxidación de grasas requiere más oxígeno por mol de ATPproducido y en segundo lugar, la cantidad de energía obtenida por litro de oxígenoconsumido en el proceso oxidativo, es mayor cuando se oxida glucosa. Los ejercicios de3Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 4. intensidad elevada se caracterizan por requerir un aporte elevado y continuo de energía,y por consumir cantidades igualmente altas de O2 .Puesto que el aporte máximo de O2 está limitado, parece coherente que la musculaturautilice un substrato energético que le permita obtener más energía con menos oxígeno,cuando la intensidad del esfuerzo es elevada. No obstante, en reposo las necesidadesmusculares de O2 son bajas, por lo que el músculo utiliza preferentemente grasas,reservado los hidratos de carbono para situaciones de mayor demanda metabólica.Además, al oxidar grasa se obtiene más del doble de la energía que proporcionaría laoxidación de una masa equivalente de glucosa (a partir de 1 g de grasa se obtienen 9Kcal, mientras que 1 g de glucosa sólo proporciona 4 Kcal). Pero la cantidad de ATPproducida por unidad de tiempo cuando se oxida grasa es menor que cuando se oxidaglucosa. O sea, la potencia máxima que puede desarrollar el músculo esquelético,cuando la energía consumida procede exclusivamente de la oxidación de grasas, esmucho menor que la potencia alcanzable oxidando únicamente glucosa. No obstante, lacantidad de glucosa disponible en el músculo es limitada, se agota en 90-120 minutoscuando la intensidad del metabolismo aeróbico muscular es tal, que la glucosaconstituye casi el único substrato energético oxidado por el músculo. Así pues, parecerazonable que la musculatura tienda a ahorrar glucosa en reposo y a intensidades deesfuerzo bajas, desplazándose el metabolismo hacia la oxidación de carbohidratoscuando la intensidad del esfuerzo es más elevada.Se ha demostrado que una disminución de la cantidad de glucógeno muscular, afectanegativamente a la capacidad de resistencia. Y viceversa, cuando el contenido muscularde glucógeno es elevado, aumenta el tiempo de resistencia, o mejora la marca enesfuerzos que producen el agotamiento en tiempos cercanos a las dos horas (Bergstromy col. 1967; Saltin y Gollnick 1983; Saltin y Hermansen 1967) (Figura 4.1.1). Por lotanto, la disponibilidad de substratos energéticos afecta a la capacidad de resistencia. 200 Tiempo hasta el agotamiento (min) 180 160 140 120 100 80 60 40 0 1 2 3 4 Glucógeno muscular inicial -1 (g · 100 g músculo )4Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 5. Figura 4.1.1. Relación entre las reservas musculares de glucógeno al inicio del esfuerzo prolongado y el tiempo de resistencia durante el ejercicio en cicloergómetro a una misma intensidad. (A partir de datos de Bergstrom y col. (1967)).Pero existen otros factores que influyen en el tiempo de resistencia. Así, para undeterminado VO 2 max, tendrán mayor tiempo de resistencia aquellos deportistas quesean capaces de convertir más eficazmente el ATP proporcionado por el metabolismoen trabajo mecánico. La relación que existe entre el trabajo producido y la energíagastada por la contracción muscular se denomina eficiencia mecánica. Cuanto mayor esla eficiencia mecánica, mayor es la capacidad de resistencia, puesto que con menosgasto (menos consumo de O2 , menor dispendio de sustratos energéticos) se puedeefectuar mayor cantidad de trabajo.La capacidad de resistencia también depende del grado de aclimatación al ambiente enel cual se realizará el esfuerzo y de la tolerancia al estrés térmico. Durante el ejerciciofísico en ambientes cálidos se produce un aumento progresivo de la temperaturacorporal, que se ha relacionado con la aparición de fatiga (Gonzalez-Alonso y col. 1998;Rowell 1974). El organismo trata de evitar la acumulación de calor mediantemecanismos homeostáticos termorreguladores. El principal mecanismo termolítico deque dispone el ser humano es la sudoración. Los sujetos entrenados en resistencia yaclimatados al calor sudan más y acumulan menos calor en el organismo (sutemperatura corporal se eleva menos) en respuesta al ejercicio en el calor. No obstante,la respuesta termolítica comporta un descenso de la capacidad de suministro de oxígenoa la musculatura activa, puesto que disminuye el gasto cardíaco (Gonzalez-Alonso y col.1998) y además, parte del gasto cardíaco es desviado hacia la superficie cutánea(Rowell 1974).Finalmente, la capacidad de resistencia depende de factores psicológicos. Así, cuantomayor es el grado de motivación mayor es la capacidad de resistencia. Algunos autoreshan estimado que la motivación puede llegar a explicar diferencias en los valores deVO2 max, medidos en laboratorio de hasta un 10 % (Astrand y Rodahl 1986).En resumen, los términos capacidad aeróbica, capacidad de resistencia, potenciaaeróbica máxima y VO2 max se han empleado para referirse a la resistenciacardiorrespiratoria, tal y como ha sido definida por el ACSM. No obstante, dichostérminos no deberían ser confundidos. Así, la capacidad aeróbica viene determinadapor la cantidad total de energía que puede suministrar el sistema aeróbico y varía enfunción de la intensidad del ejercicio. La capacidad de resistencia indica el tiempodurante el cual se puede mantener un esfuerzo de una intensidad determinada. Lapotencia aeróbica máxima es la cantidad máxima de energía que puede suministrar el5Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 6. metabolismo aeróbico por unidad de tiempo. El VO2 max es la variable que se utilizapara estimar cuál es la cantidad máxima de energía que puede suministrar elmetabolismo aeróbico por unidad de tiempo, puesto que existe una equivalencia entreVO2 y energía suministrada por el metabolismo aeróbico.Tal y como veremos a continuación, un deportista puede tener una gran potenciaaeróbica, pero poca capacidad de resistencia. Por ejemplo, si se determina la potenciaaeróbica máxima de un corredor de maratón un día antes de la carrera y el día despuésde la competición, se obtienen valores similares. Es decir, la potencia aeróbica máximadel corredor de maratón no ha cambiado como consecuencia de la competición demaratón. Si el mismo corredor efectúa una segunda maratón, 24 horas después de lasegunda determinación de potencia aeróbica máxima (es decir, 48 horas después de laprimera maratón), el tiempo invertido en cubrir la segunda maratón será mucho mayor.Por lo tanto, la capacidad de resistencia (en este caso el tiempo invertido en correr lamaratón) será menor en la segunda ocasión. Entre las razones que pueden explicar elfenómeno anterior destaca el agotamiento de los depósitos musculares de glucógenodurante la primera maratón. Diversos estudios han demostrado que los corredores demaratón necesitan de 7 a 21 días para restablecer completamente los niveles muscularesde glucógeno tras las competiciones de maratón (Costill y col. 1990; Sherman y col.1983), aunque siguiendo una dieta rica en hidratos de carbono la recuperación de losniveles musculares de glucógeno puede ser más rápida (Asp y col. 1999).Un estudio exhaustivo de la capacidad de resistencia de un deportista conlleva laevaluación de cada uno de los aspectos que están relacionados con la condición físicaaeróbica y que hemos ido analizando en los párrafos precedentes. Puesto que el estudiorutinario de todos estos factores sería muy difícil de realizar por razones prácticas yeconómicas, el control de la resistencia cardiorrespiratoria se suele reducir,generalmente, a la medición del VO 2 max y a la determinación del "umbral anaeróbico".No obstante, en el caso de deportistas que practican disciplinas claramente dependientesde la capacidad de resistencia, como por ejemplo los corredores de fondo, los ciclistas olos nadadores de larga distancia, el mejor procedimiento para conocer cuál es sucapacidad de resistencia es determinar el tiempo de resistencia en la prueba quepractican habitualmente. Por ejemplo, el mejor test de capacidad de resistencia para unmaratoniano consiste en determinar su marca en Maratón. Pero no siempre es posibleefectuar un test de capacidad de resistencia. Es evidente que durante el entrenamientohabitual no se pueden realizar asiduamente maratones con la finalidad de controlar larespuesta al programa de entrenamiento, máxime si tenemos en cuenta que tras correruna maratón, el corredor puede tardar en recuperarse de 1 a 3 semanas. No obstante, sepuede determinar indirectamente la capacidad de resistencia en pruebas de largaduración a partir del resultado obtenido en pruebas má s cortas. De esta forma es factiblecontrolar la evolución de la capacidad de resistencia sin tener que recurrir acompeticiones frecuentes o a tests, que por su dureza, pueden mermar las condicionesdel atleta y deteriorar su respuesta al programa de entrenamiento. Además, existe la6Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 7. posibilidad de estimar la capacidad de resistencia a partir de tests submáximos que, alno requerir que el deportista se esfuerce hasta el agotamiento, interfieren menos con elprograma de entrenamiento. Los tests submáximos facilitan un control más continuadoe incluso la evaluación de la capacidad de resistencia inmediatamente antes de lascompeticiones.Muchas veces interesa saber por qué ha mejorado o empeorado la capacidad deresistencia. ¿Ha aumentado la capacidad de transporte de oxígeno? ¿Se han producidoadaptaciones en el músculo que posibilitan una mayor utilización de oxígeno? ¿Hantenido lugar cambios metabólicos que permiten trabajar a intensidades relativas altasdurante más tiempo? ¿Ha mejorado el rendimiento mecánico? ¿Se ha aclimatado acondiciones ambientales adversas similares a las que se darán en la competición? etc.Algunas de estas cuestiones pueden ser contestadas, en mayor o menor medida,mediante los tests que expondremos en este capítulo.7Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 8. 4.1.1. Determinación de la potencia aeróbica máxima: el consumo máximode oxígeno.4.1.1.1.Valor del VO2max en la evaluación de la potencia aeróbica máxima.Desde la publicación del estudio inicial de Robinson y col. (1937) numerosasinvestigacione s han confirmado que el VO 2 max se relaciona linealmente con lacapacidad de resistencia. Varios estudios han demostrado que los atletas de elite eneventos dependientes de la capacidad de resistencia alcanzan VO 2 max, en generalsuperiores a 70 ml.kg-1 .min-1 , con valor máximo entre 85 y 90 ml.kg-1 .min-1 (Astrand yRodahl 1986; González Santander y Rubio Gimeno 1990; Lopez Calbet y col. 1993;MacDougall y col. 1991). En las figuras 4.1.2 y 4.1.3 se presentan los valores deVO2 max observados en varias disciplinas, en deportistas españoles de elite de ambossexos (González Santander y Rubio Gimeno 1990). Figura 4.1.2. Valores de VO2 max en deportistas españoles de elite, de sexo masculino. La zona sombreada representa la desviación estándar. Todos los datos8Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 9. fueron obtenidos en tapiz rodante, incluidos los correspondientes a los ciclistas. Entre paréntesis se indica el número de sujetos analizados de cada deporte. (Gráfica reproducida a partir de datos de González Santander y Rubio Gimeno (1990)). Figura 4.1.3. Valores de VO2 max de deportistas españoles de elite, de sexo femenino. La zona sombreada representa la desviación estándar. Todos los datos fueron obtenidos en tapiz rodante, incluidos los correspondientes a las ciclistas. Entre paréntesis se indica el número de sujetos analizados de cada deporte. (Gráfica reproducida a partir de datos de González Santander y Rubio Gimeno (1990)).Por otro lado, los sujetos con sedentarismo extremo tienen valores de VO 2 maxinferiores a 30 ml.kg-1 .min-1 (López Calbet y col. 1993b; Zavala 1985). En un estudioclásico efectuado por Saltin y col. (1968) se pudo constatar la gran adaptabilidad quemuestra el VO 2 max. Saltin y col. (1968) estudiaron a cinco sujetos (3 sedentarios y 2moderadamente activos) a los que sometieron a 20 días de reposo absoluto en cama,seguidos de 50 días de entrenamiento intenso. El VO 2 max descendió un 27 % tras los20 días de reposo en cama. Al final del programa de entrenamiento, los tres sujetossedentarios habían aumentado un 100 % su VO 2 max, con respecto al valor que tenían alfinalizar el período de reposo en cama y un 33 % con respecto al valor anterior al iniciodel período de reposo en cama. No obstante, los dos sujetos que efectuaban actividad9Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 10. física de forma regular, sólo mejoraron su VO 2 max un 4 % comparado con el que teníanantes de iniciar el período de reposo en cama. Este estudio, a pesar del escaso númerode sujetos analizados, es muy ilustrativo, ya que se observaron aumentos en el VO 2 maxque fueron desde el 4 al 100 %, dependiendo del nivel previo de actividad física.Tanto los estudios efectuados con animales, como con seres humanos, han puesto demanifiesto que existe una relación lineal entre capacidad de resistencia y VO 2 max(Figura 4.1.4). Figura 4.2.4. Existe una relación lineal entre el VO2 max y la velocidad media de carrera en eventos que producen el agotamiento en tiempos que van desde los 2-4 minutos hasta varias horas, tal y como se ha podido comprobar en disciplinas atléticas que van desde el 1.500 hasta la maratón.Esta relación es más intensa en grupos heterogéneos, mientras que puede no serconstatada en grupos homogéneos. Si se estudia la relación VO 2 max/capacidad deresistencia, en grupo integrado por sujetos sedentarios y corredores de fondo de nivelbajo, medio y alto, cabe encontrar una relación bastante intensa entre ambas variables(r=0.80-0.90). Pero si el grupo estudiado está integrado sólo por maratonianos de elite, ociclistas de ruta de elite, no es posible que no se encuentre ninguna relación entre elVO2 max y la marca en maratón. Efectivamente, varios investigadores han constatadoque el VO 2 max es una variable poco sensible para detectar cambios en la capacidad de10Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 11. resistencia en sujetos de alto nivel, o con un amplio historial de entrenamiento (Kohrt ycol. 1989; Lopez Calbet y col. 1993; Lucia y col. 2000; Minotti y col. 1990; Mizuno ycol. 1990; Sjogaard 1984; Terrados y col. 1988). Sjøgaard (1984) no encontró cambiossignificativos en el VO 2 max de 16 ciclistas profesionales controlados durante unatemporada. En otro estudio, también efectuado con ciclistas, tampoco se detectaroncambios significativos en el VO 2 max entre los meses de Febrero y Agosto, a pesar deun incremento de un 30 % en la capacidad de resistencia (Lopez Calbet y col. 1993).Mizuno y col. (1990) tampoco detectaron cambios importantes en VO 2 max de un grupode 10 esquiadores de fondo de elite, evaluados 4 ocasiones, durante un período deseguimiento de 5 meses. Lucía y col. (Lucia y col. 2000) tampoco observaron cambiossignificativos en el VO 2 max en 13 ciclistas profesionales, evaluados en Noviembre,Enero y Mayo. No obstante, Veicsteinas y col. (Veicsteinas y col. 1984) observaron, en11 ciclistas profesionales de nivel mundial, un incremento del VO 2 max, expresado entérminos relativos, de un 9 % entre el inicio de la pretemporada (tras 3 meses sinentrenar) y nueve meses después, hacia el final del período competitivo. Los estudiosanteriores concuerdan con otros, efectuados con animales de experimentación, en losque se ha demostrado que es posible incrementar la capacidad oxidativa muscular (y portanto la capacidad de resistencia) sin que se modifique ni el VO 2 max, ni la funciónmiocárdica (Cartee y Farrar 1987; Perez y col. 2002).En resumen, el VO 2 max es una variable poco sensible a los cambios en la capacidad derendimiento en deportistas de resistencia de alto nivel, mientras que es mucho mássensible en el control de la respuesta al entrenamiento de sujetos sedentarios. En estecontexto, cabe preguntarse si vale la pena determinar el VO 2 max en deportistas de altonivel. La respuesta es afirmativa, pues aunque la medición del VO 2 max sea de escasovalor para la programación y control del entrenamiento, aporta datos muy valiosos sobreel estado de salud cardiopulmonar del atleta. Además, durante los tests destinados a lamedición del VO 2 max se puede determinar el umbral láctico o los umbralesventilatorios. La determinación simultánea del VO 2 max permite calcular el porcentajede VO 2 max en los umbrales (VO 2 en el umbral · 100/VO 2 max). Cuanto mayor es elporcentaje de VO 2 en los umbrales, con respecto al VO 2 max, mayor suele ser lacapacidad de resistencia.4.1.1.2. Medición directa del VO2 max.El VO2 max puede ser determinado por procedimientos directos e indirectos, siendo losprimeros los más válidos y fiables. La medición directa del VO 2 max requiere deequipos sofisticados para el análisis de gases respiratorios y de la realización de un testde esfuerzo de intensidad creciente hasta el agotamiento (test de esfuerzo incremental).Los procedimientos indirectos permiten determinar el VO 2 max a partir de tests deesfuerzo incrementales hasta el agotamiento o de tests de esfuerzo submáximos.11Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 12. Describiremos a continuación las técnicas más empleadas y las características generalesde los instrumentos necesarios para la medición directa del VO 2 max. Posteriormente,abordaremos el estudio de los tests más utilizados en la determinación indirecta delVO2 max.El VO2 max puede determinarse a partir del control de parámetros ventilatorios duranteel esfuerzo o midiendo el gasto cardíaco y la diferencia arteriovenosa de O2 . Puesto queel último procedimiento sólo se utiliza en experimentación y en unidades de cuidadosintensivos, nos limitaremos a describir cómo se calcula el VO 2 max a partir deparámetros ventilatorios, las características generales de funcionamiento de losinstrumentos necesarios y las condiciones que debe reunir un test de esfuerzo a efectosde provocar una respuesta cardiorrespiratoria apropiada para alcanzar el VO 2 max.Cálculo del VO2 max a partir de variables ventilatorias.La determinación directa del VO 2 max se basa en la medición de la ventilación (flujo deaire a través del aparato respiratorio) y de la concentración de oxígeno en el aireinspirado (FIO2 ) y espirado (FEO2 ). Normalmente, los seres humanos respiramos aireatmosférico. La concentración de O2 en el aire atmosférico a nivel del mar es de 20.9%, por lo tanto cuando el test de esfuerzo se realiza inspirando aire atmosférico, la FIO2será de 20.9 % (ó 0.209, expresada en tanto por uno). Parte del O2 inspirado difunde ala sangre en los capilares pulmonares y es transportado hasta los tejidos. Parte del O2presente en los capilares es utilizado por las mitocondrias para oxidar substratosenergéticos. Como consecuencia del proceso oxidativo mitocondrial el O2 se une ahidrógeno o carbono, formándose H2 O y CO2 . Es decir, parte de las moléculas de O2suministradas a las células son “consumidas” por éstas, por lo que la FEO2 será siempremenor que la FIO2 . Conociendo el volumen de aire movilizado en un ciclo respiratorioes posible calcular el volumen de O2 que ha sido consumido. En definitiva, el consumode O2 en un ciclo respiratorio es igual a la diferencia entre el volumen de oxígenoinspirado y el volumen de oxígeno espirado.El volumen de O2 inspirado en un ciclo respiratorio es igual al volumen de aireinspirado multiplicado por la proporción de O2 en el aire inspirado (generalmente 0.209l de O2 por litro de aire atmosférico). Por ejemplo, si una persona tiene un volumencorriente de 500 ml (cantidad de aire que entra y sale de los pulmones en cadarespiración), el volumen de O2 inspirado en un ciclo respiratorio será igual a 500 x0.209, o sea 105 ml de O2 . Si la FEO2 es de 0.15 l de O2 por l de aire espirado y elvolumen de aire espirado es similar al volumen de aire inspirado, tendremos que elcontenido de O2 en el aire espirado será igual a 500 x 0.15, o sea 75 ml. Así pues, elvolumen de O2 consumido será de 25 ml (100-75). Si este mismo sujeto respira 1212Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 13. veces en un minuto, manteniendo los mismos valores de ventilación, FIO2 y FEO2 , lacantidad de oxígeno que habrá consumido en un minuto será igual a 12 x 25, es decir300 ml por minuto.En general, el consumo de O2 (VO 2 ) se obtiene a partir de la ecuación: VO2 = (VI x 0.209) - (VE x FEO2 ) Ecuación (1)Aunque el volumen de aire inspirado en un ciclo no es idéntico al volumen de aireespirado en ese ciclo, cuando se analiza el flujo inspiratorio (volumen de aire inspiradoen la unidad de tiempo, VI ) y el flujo espiratorio (volumen de aire inspirado en launidad de tiempo, VE), en un lapso temporal más amplio, por ejemplo 1 minuto, lamedia de los volúmenes inspirados en cada ciclo respiratorio es similar a la media de losvolúmenes espirados en cada ciclo respiratorio, por lo tanto se cumple que VI = VE. Asípues, la ecuación (1) podemos reescribirla como: VO2 = VE x (0.209 - FEO2 ) Ecuación (2)De ahí que el VO 2 se exprese como flujo, es decir en unidades de volumen por unidadde tiempo. Lo s tipos de notación más utilizados son la expresión del VO 2 en l.min-1 y enml.min-1 .Para poder determinar el VO 2 max es necesario medir el VO 2 , al menos durante losúltimos minutos de un test de esfuerzo incremental hasta el agotamiento. El VO 2 maxserá igual a: VO2 max = VE max x (0.209 - FEO2 ) Ecuación (3)Donde “V E max” es la máxima ventilación por minuto alcanzada, "F EO2 " es la fracciónespiratoria de O2 en la fase final del esfuerzo.En ocasiones el VO 2 max se expresa en METs (equivalente metabólico). Un METcorresponde aproximadamente al VO 2 en reposo, cuyo valor se ha estimado en 3.5ml.kg.min-1 . Así pues, si un sujeto tiene un VO 2 max de 35 ml.kg-1 .min-1 , su VO 2 maxexpresado en METs será de 10 METs.13Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 14. Instrumentos necesarios para la medición de l VO2 max: analizadores de gases.La determinación del VO 2 max requiere de la medición de la VI y/o de la VE, así comode la concentración de O2 . En la actualidad existen comercializados numerosos equiposautomáticos que miden simultáneamente la VI, la VE y la concentración de O2 en el aireinspirado y espirado. A estos equipos se les denomina analizadores ergoespirométricoso unidades de análisis de gases respiratorios para test de esfuerzo.Los equipos más modernos permiten medir el VO 2 en cada ciclo respiratorio, por quetambién reciben el nombre de analizadores respiración a respiración (breath by breath).Estos equipos permiten, como ventaja adicional, estudiar la cinética del VO 2 ,especialmente interesante en el control de las adaptaciones al entrenamiento deresistencia (Powers y col. 1985). Los sujetos entrenados en resistencia aeróbica tardanmenos tiempo en alcanzar el VO 2 correspondiente al estado estable e incrementan másrápidamente el VO 2 durante la realización de un esfuerzo supramáximo.Los analizadores respiración a respiración constan de un módulo de análisis de flujo, deun módulo de análisis de gases (O 2 y CO2 ) y un ordenador (Figura 4.2.5). La señal deflujo es integrada con respecto al tiempo, para así obtener el volumen. Al mismo tiempoque se determina el volumen, una muestra de aire es bombeada continuamente hacia elanalizador de gases, lo que permite obtener una curva de concentración o presión parcialde O2 y CO2 , respectivamente. A partir de las curvas de presión parcial de O2 y CO2 , ydel flujo correspondiente a cada respiración, el analizador calcula VO 2 de cadarespiración. El VO 2 obtenido en cada respiración se expresa en l.min-1 o ml.min-1 , por loque representa el valor de VO 2 que tendría el sujeto si todas las respiraciones efectuadasen 1 minuto fueran similares a la respiración analizada.14Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 15. Figura 4.2.5. Esquema de un ergoespirómetro (Tomado de Maud y Foster (1995)).Los analizadores respiración a respiración permiten al usuario decidir cada cuántotiempo desea promediar los resultados de VO 2 . Cuando el objetivo del test es medir elVO2 max, la mejor estrategia es programar el equipo para que calcule promedios de VO 2cada 15 segundos. Estudios efectuados en nuestro laboratorio han mostrado que elcoeficiente de variación del VO 2 max obtenido de este modo es de un 5 % (López Calbet1993), similar al que han observado otros autores empleando intervalos de 30 segundoso 1 minuto (Katch y col. 1982; Kuipers y col. 1985). No obstante, la obtención de datosde VO 2 cada 15 segundos permite seguir más de cerca la evolución del VO 2 durante eltest de esfuerzo, lo cual resulta especialmente interesante hacia el final del ejercicio, yaque puede apreciarse más fácilmente si existe, o no, aplanamiento en la relaciónVO2 /intensidad. Si no se aprecia aplanamiento en la relación VO 2 /intensidad no existeseguridad de haber obtenido, al final del esfuerzo, el valor de VO 2 correspondiente alVO2 max (Noakes 1988). En cualquier caso, los equipos modernos graban en lamemoria del ordenador todas las respiraciones analizadas, por lo que es posiblereexaminar el test una vez concluido y reprogramar la visualización de resultados, paraque proporcione valores promedio de VO 2 correspondientes a otros intervalos quepudieran ser de interés.El VO2 se puede determinar con equipos menos sofisticados, llamados analizadores de15Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 16. "caja de mezclas" (mixing chamber, en inglés). A diferencia de los analizadoresrespiración a respiración, los analizadores con caja de mezclas tienen un límite en elintervalo temporal mínimo que puede ser promediado, generalmente 30 segundos,aunque existen modelos que dan valores de VO 2 cada 15 segundos. Aunque estosequipos no permiten efectuar estudios de cinética del VO 2 , son más baratos que losanalizadores respiración a respiración e igualmente fiables en la determinación devariables como el VO 2 max o los umbrales ventilatorios (Lopez Calbet 1993).Tanto los analizadores respiración a respiración como los provistos de caja de mezclas,han de ser calibrados con gases de calibración. Las casas comerciales facilitan este tipode gases cuyo principal requisito es que su concentración de O2 y CO2 sea facilitada conuna precisión de, al menos, 0.01 %. Es muy importante conocer con gran exactitud laconcentración de O2 y CO2 en las botellas de calibración, pues un pequeño error en losgases de calibración puede invalidar completamente el test de esfuerzo. En los grandeslaboratorios de Fisiología del Ejercicio como por ejemplo, en el Instituto August Kroghde Copenhague, los gases de las botellas de calibración son comprobados semanalmentemediante sistemas, como el de Scholander, que a pesar de ser manuales son muy fiables.Si no se dispone de estos aparatos lo oportuno es comprar una botella de calibración dealta calidad a algún fabricante de confianza y utilizarla para comprobar las botellas quese usan habitualmente en la calibración del analizador de gases.Sin embargo, la mayoría de los científicos consideran que el procedimiento más fiablepara medir el VO 2 es el que se basa en recoger el aire espirado en una bolsaimpermeable a los gases del aire, llamada saco de Douglas, durante un intervalo detiempo determinado. Posteriormente se determina la concentración de O2 en el aire delinterior del saco y se mide el volumen contenido en el saco mediante un espirómetro degrandes volúmenes (espirómetro de Tissot). El VO 2 se obtiene a partir de la ecuación: VO2 = VSD x (0.209 - [O 2 ]SD) x 60t-1 Ecuación (4)Donde “VO 2 ” es el consumo de oxígeno en l.min-1 ; “V SD ” es el volumen de aire en elsaco de Douglas en litros, corregido a STPD es decir, a temperatura y presión estándar(0 ºC, 760 mmHg y sin vapor de agua); “[O 2 ]SD ” la concentración de O2 en el saco deDouglas; y “t” el tiempo de recogida de aire en el saco de Douglas en segundos. Noobstante, el método del saco de Douglas no está exento de errores y puede ser inclusomenos fiable que un analizador automático cuando no se tiene especial cuidado alefectuar las mediciones (evitar fugas de aire en el sistema, verificar la impermeabilidadde los sacos de Douglas, calibrar adecuadamente el espirómetro y el analizador degases, etc).Independientemente del sistema de análisis que se emplee, es fundamental que ofrezca16Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 17. poca resistencia a la inspiración y espiración de aire. En general, se recomienda que laresistencia de los tubos de conexión sea menor de 5 cm de H2 O a flujos comprend idosentre 0 y 10 l.s-1 . En el caso de emplear válvulas para limitar la dirección del flujo deaire, éstas han oponer una resistencia al flujo menor a 6 cm de agua a flujos de hasta300 l.s-1 (Jones 1988). Antes de empezar el test hay que comprobar que no existen fugasde aire en el sistema. Si el test se efectúa con una máscara facial hay que ajustarla paraque no haya fugas de aire a través de la máscara. Para evitar este inconveniente muchosautores prefieren emplear boquillas y una pinza nasal.Recientemente se han desarrollado sistemas portátiles provistos de telemetría quepermiten medir el VO 2 fuera del laboratorio, durante diversos tipos de actividadesdeportivas. Estos aparatos se basan principalmente en sistemas respiración a respiración,aunque algunos van provistos, además de microcámaras de mezclas. Aunque estosequipos son de menor fiabilidad y validez que los analizadores de laboratorio, han idomejorando paulatinamente. Hoy en día, se dispone de modelos cuya fiabilidad y validezson suficientes como para que puedan ser utilizados tanto en el control delentrenamiento como en investigación (Hausswirth y col. 1997). En cualquier caso, setrata de instrumentos delicados que deben por lo tanto estar sometidos a rutinas decontrol de calidad muy estrictas.Instrumentos necesarios para efectuar los tests de esfuerzo: ergómetros.Los ergómetros son aparatos que permiten medir el trabajo efectuado y graduar laintensidad de esfuerzo. El error en el ajuste de carga, velocidad o inclinación (en el casodel tapiz rodante) debe ser menor al 1 %. Por ejemplo, el ajuste de la velocidad a 10km/h, debe tener un error como máximo de 0.1 km/h, o sea la velocidad real debe estarcomprendida entre 9.9 y 10.1 km/h.El tipo de ergómetro más utilizado es cicloergómetro, que simula un esfuerzo casiidéntico al pedaleo en una bicicleta. Existen varios tipos de cicloergómetro, en funcióndel sistema de frenado y características de funcionamiento. Los más utilizados son loscicloergómetros de freno electromagnético que incorporan un microordenador. En laactualidad, los cicloergómetros de freno electromagnético pueden ser controlados desdeel ordenador del equipo de análisis de gases y pueden ser programados para larealización de tests de esfuerzo en rampa, en los que la carga es incrementada de formacontinua y no escalonada. Los cicloergómetros de freno electromagnético estánprovistos de un sistema de servocontrol, que ajusta la resistencia al pedaleo en funciónde la frecuencia de pedaleo. De este modo se puede programar la intensidad delesfuerzo (potencia que se desea desarrolle el deportista) sin necesidad de preocuparse enque la cadencia de pedaleo se mantenga constante. Es importante que el cicloergómetro17Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 18. sea estable en el rango de frecuencias de pedaleo requerido (generalmente de 40 a 130RPM) y que el rango de potencias que pueda alcanzar vaya desde 0 hasta 900 W (sidesean efectuarse tests supramáximos en deportistas). La principal limitaciónmetodológica que presentan los cicloergómetros de freno electromagnético reside en lacalibración. La mayoría de los cicloergómetros electromagnéticos carecen de sistemasde calibración o, a lo sumo, incorporan un sistema de calibración estática mediantemasas de calibración. No obstante, existen en el mercado aparatos para medir elmomento (torque meters, en inglés) que se pueden utilizar para comprobar de formadinámica los valores de potencia que registra el cicloergómetro. A pesar de estaslimitaciones, los valores de potencia medidos en los tests de esfuerzo son mucho másfiables que los valores de VO 2 (Kuipers y col. 1985; Lopez Calbet 1993).El tipo de cicloergómetro que inicialmente se empleó en la valoración de la condiciónfísica fue el cicloergómetro de freno mecánico. Son más baratos que los anteriores ymás fáciles de calibrar, no obstante el trabajo realizado en este tipo de cicloergómetrodepende linealmente de la frecuencia de pedaleo. Así para efectuar un test de esfuerzode intensidad progresiva hasta el agotamiento con un cicloergómetro de estascaracterísticas es necesario, antes que nada, familiarizar adecuadamente al sujeto, de talmanera que sea capaz de mantener frecuencias de pedaleo estables. El principalinconveniente de este tipo de cicloergómetro es que requiere de un control continuo dela posición del péndulo para ajustar las desviaciones que presente, ya que con elcalentamiento de la correa varía la fricción. Otra desventaja, reside en la necesidad deincrementar las cargas manualmente. En los últimos años se ha comercializado uncicloergómetro de freno mecánico, que dispone de un sistema de servocontrol queconvierte su funcionamiento en similar al que tienen los cicloergómetros de frenoeléctrico.El trabajo realizado con un cicloergómetro de freno mecánico puede ser calculado apartir de las ecuaciones: W=kxdxF Ecuación (5)Donde “W” es el trabajo realizado en julios, “F” es la fuerza de frenado en newtons, “d”es la distancia recorrida en metros y “k” es una constante debida a fricción interna. Ladistancia recorrida se obtiene a partir de la ecuación: d = fp x t x dp Ecuación (6)Donde “fp” es la frecuencia de pedaleo en herzios (revoluciones por segundo), “t” estiempo en segundos y “ds” es el desarrollo o distancia recorrida por el volante inercialen cada pedalada en metros.Sustituyendo los valores de las constantes correspondientes a un cicloergómetro18Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 19. Monark en la ecuación (5) obtenemos la ecuación (7) para calcular el trabajo con estetipo de cicloergómetro. W = 1.09 x 6 x fp x t x F W = 6.54 x fp x t x F Ecuación (7)Otros de los instrumentos clásicos en un laboratorio de ergometría es el tapiz o cintarodante. La valoración del VO 2 max mediante ergometría en tapiz rodante tiene dosventajas fundamentales. La primera es que permite medir con más facilidad el VO 2 maxreal, pues la mayoría de los sujetos sedentarios no son capaces de alcanzarlo al efectuarel test incremental en cicloergómetro (Astrand y Rodahl 1986). La segunda reside enque el patrón de movimiento que se utiliza, marcha o carrera, es conocido por todo elmundo. El tapiz rodante permite ajustar la velocidad de carrera y la pendiente durantelos tests de esfuerzo, pero no permite medir el trabajo mecánico efectuado. La ma yoríade los tapices rodantes modernos se pueden calibrar, además pueden ser programados ycontrolados desde el ordenador del analizador de gases. Por otro lado, la ergometría entapiz rodante presenta algunos inconvenientes como son:- Existe riesgo de caídas, por lo que raramente un persona no habituada a correr en tapizrodante será capaz de arriesgar hasta el agotamiento, lo cual puede dificultar lamedición del VO 2 max. Este problema lo hemos resuelto en nuestro laboratoriofamiliarizando adecuadamente a los sujetos y empleando un cinturón de seguridad. Sipor cualquier motivo, interrupción brusca del suministro eléctrico o error del deportista,éste sufre una caída, quedará suspendido del techo sin riesgo alguno para su integridadfísica. Otra alternativa para evitar este riesgo consiste en utilizar protocolos de esfuerzoen los que la carga se incrementa a expensas de aumentar la pendiente. Este tipo deprotocolo de esfuerzo, muy utilizado por los cardiólogos, no es apropiado para laevaluación de deportistas, ya que no se pueden extrapolar los resultados a la pista deatletismo. En este último caso es mejor emplear protocolos con pendiente fija entre el 1y el 2 %, en los que las cargas se incrementan a base de aumentar la velocidad (Heck ycol. 1985).- Los tapices rodantes no permiten un acceso tan fácil al sujeto experimental, ya que suposición es más inestable. Por estos motivos no es adecuado para determinado tipo deinstrumentaciones.- No permite medir el trabajo realizado ni la potencia desarrollada.Actualmente existen ergómetros específicos para varios deportes como: remo, canoakayak, esquí de fondo, natación, piragüismo, ciclismo etc. La similitud entre el gesto19Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 20. deportivo y el gesto ergométrico confieren mayor validez a estas mediciones y facilitanla extrapolación de resultados a la pista.Procedimientos para medir el VO2 max.El VO2 max puede ser determinado mediante tests de esfuerzo supramáximos omediante tests de esfuerzo de intensidad progresiva o incrementales.Los tests de esfuerzo supramáximos son tests rectangulares, es decir de intensidadconstante. Para que sea posible medir el VO 2 max mediante un test de intensidadconstante, es imprescindible que la intensidad de esfuerzo elegida provoque unademanda energética igual o superior a la máxima cantidad de energía que puedesuministrar el metabolismo aeróbico. Es decir, la intensidad del esfuerzo ha de sersupramáxima. Precisamente, se clasifican como supramáximas aquellas intensidades deesfuerzo superiores al 100 % del VO 2 max. Además es necesario que la intensidadelegida produzca el agotamiento en más de tres minutos. Si se eligen intensidadessupramáximas muy elevadas, el agotamiento se producirá antes de 3 minutos, por lo quees posible que no se alcance el VO 2 max (Astrand y Rodahl 1986). En nuestrolaboratorio hemos podido comprobar que es posible alcanzar el VO 2 max en esfuerzosque producen el agotamiento en < 80 segundos, a condición de efectuar previamente uncalentamiento que incluya ejercicios de alta intensidad. Los tests supramáximosraramente se utilizan con la finalidad de determinar el VO 2 max, por las siguientesrazones:- Puede haber aplanamiento del VO 2 sin que se haya alcanzado el VO 2 max durante eltest supramáximo (Lopez Calbet 1993). Es decir, nunca hay seguridad de haberalcanzado realmente el VO 2 max.- El control del test es más difícil y no permite determinar otras variables de interés enla valoración de la condición física aeróbica como el umbral anaeróbico.- Puesto que la intensidad de esfuerzo no es progresiva, está contraindicada lautilización de este tipo de tests con fines de diagnóstico médico, ya que no es posibledeterminar la intensidad umbral a partir de la cual aparecen síntomas limitantes, algunode los cuales podría obligar a interrumpir el test.- Resulta más estresante para el deportista.20Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 21. - Si el agotamiento tarda en producirse más de 10 minutos no hay seguridad de que lacarga elegida sea supramáxima (Wasserman y col. 1999).No obstante, los tests supramáximos son más apropiados para valorar la capacidadanaeróbica, tal y como comentaremos más adelante.Los tests de esfuerzo de intensidad progresiva o incrementales son los más apropiadospara determinar el VO 2 max (ACSM 1991). Además, ofrecen la ventaja de poder medirotras variables, de gran interés en el control de la condición física aeróbica, como son lapotencia o velocidad máxima alcanzada al final del test y los umbrales lácticos yventilatorios. Se distinguen dos tipos de intensidad progresiva: tests escalonados otriangulares y tests en rampa.Los tests escalonados se caracterizan por incrementos similares de intensidad aintervalos constantes de tiempo. Los tests en rampa se caracterizan por la progresividaden el incremento de la carga, de tal manera que se simula una pendiente continua deintensidad (sin escalones). Un test de esfuerzo en cicloergómetro en el que seincremente la carga 30 W cada minuto constituye un ejemplo de test escalonado, pero silos incrementos de carga se efectúan a un ritmo de 1 W cada dos segundos, se trataría deun test en rampa de 30 w/min.Requisitos que deben reunir los tests de esfuerzo orientados a la medición delVO2 max.Antes de realizar por primera vez un test de esfuerzo hasta el agotamiento hay queefectuar una historia clínica y una exploración física que permitan descartar laexistencia de contraindicaciones médicas a la realización del test de esfuerzo (Heyward1998). En función del examen médico, se decidirá si son precisas pruebascomplementarias antes de realizar el test de esfuerzo. En cualquier caso, si existe algunaduda sobre los beneficios que va aportar el test de esfuerzo o la seguridad del mismo, nodebe efectuarse (ACSM 1991; MacDougall y col. 1991). Así mismo, debe informarse alsujeto de los riesgos y beneficios que comporta el test que va a efectuar. Los tests deesfuerzo de intensidad progresiva deben plantearse atendiendo a los siguientes criteriosgenerales:- Desde el punto de vista de la determinación del VO 2 max, no importa el tipo deesfuerzo elegido, siempre y cuando requiera de la participación de grandes masas21Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 22. musculares y el sujeto esté familiarizado con el ergómetro. Son aceptables todasaquellas modalidades de esfuerzo que requieran la activación de la masa muscular de, almenos, ambas extremidades inferiores. No obstante, hay que tener presente que existendiferencias en los valores de VO 2 max alcanzados, en función del tipo de ergómetroempleado. Así, los sujetos no entrenados alcanzan valores de VO 2 max del orden un 4 a8 % superiores en el tapiz rodante que en el cicloergómetro (Astrand y Rodahl 1986).Tras un período de entrenamiento en cicloergómetro de 6 semanas las diferencias en losvalores de VO 2 max entre cicloergómetro y tapiz, prácticamente desaparecen (Chavarreny col. 1995). Por lo tanto, si se desea conocer el valor real de VO 2 max en sujetos que nohan practicado ciclismo, es conveniente realizar las mediciones en tapiz rodante.- Otro aspecto muy importante hace referencia a la especificidad del test, que deberespetarse al máximo. Así un corredor debería ser testado en el tapiz rodante y unciclista en el cicloergómetro. En el caso de un piragüista, debería emplearse unergómetro de brazos. Además, es conveniente que durante el test se reproduzcanvelocidades angulares y recorridos articulares similares a los que se dan durante lapráctica deportiva habitual. Así un ciclista debe ser evaluado a una cadencia de pedaleosimilar a la que utiliza en competición (90-100 RPM) y el mismo debe ajustar la alturadel sillín para que sea lo más parecida posible a la de su bicicleta.- Las intensidades iniciales han de ser suficientemente bajas como para servir decalentamiento. Los incrementos de carga no han de ser muy elevados, para evitar unaactivación importante de las vías metabólicas anaeróbicas con cada incremento decarga. Por ello, algunos autores recomiendan emplear protocolos con incrementos decarga cada minuto o en rampa (Wasserman y col. 1999). Es decir, es preferible utilizarun protocolo con incrementos de 25 W cada minuto que otro con incrementos de 50 Wcada 2 minutos. Es conveniente ajustar la carga inicial de tal manera que los 3-5primeros incrementos de carga sirvan de calentamiento, y la duración total de los testsse sitúe entre 8 y 12-14 minutos (período de calentamiento excluido, (Astrand y Rodahl1986; MacDougall y col. 1991; Wasserman y col. 1999).- Es importante que los incrementos de carga no produzcan modificaciones en el patrónmecánico del movimiento. Por ejemplo, si se realiza un test a un mediofondista en tapizrodante incrementando la carga a expensas de aumentar la pendiente, se produciránmodificaciones en la activación de los músculos de las extremidades inferiores con unamayor participación del tríceps sural y de los flexores plantares a medida que aumentala pendiente.- El test debe continuar hasta el agotamiento y no debe ser interrumpido si no es porindicación médica o por algún problema sobrevenido.22Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 23. - Al finalizar el test, no es conveniente interrumpir el ejercicio bruscamente dado elriesgo de hipotensión por disminución del retorno venoso. Al final del esfuerzo existeuna gran vasodilatación en el territorio muscular activo. Al cesar la actividad contráctilla acción de bombeo de sangre hacia el corazón por parte de los músculos (bombamuscular) desaparece y, como consecuencia, disminuye el retorno venoso, cae elvolumen sistólico y desciende la presión arterial, pudiendo llegar a comprometerse laoxigenación cerebral, lo que podría causar una pérdida momentánea de conciencia. Porlo tanto, en caso de tener que interrumpir el ejercicio bruscamente, es convenientecolocar al deportista en posición semi-acostada o en decúbito. Se recomienda mantenerbajo control al deportista durante los 5 minutos siguientes a la finalización del esfuerzoo hasta que la frecuencia cardíaca sea de unos 100 latidos por minuto.- Una vez finalizado el test se puede comprobar si se cumplen los criterios para poderconsiderar que el valor de VO 2 alcanzado corresponde al VO 2 max. El criterio másválido para considerar que se ha alcanzado el VO 2 max es la observación de unaplanamiento en la curva VO 2 /intensidad (Noakes 1988; Wasserman y col. 1999). Estecriterio es especialmente válido cuando se constata que un incremento de intensidad nose acompaña de un aumento del VO 2 , por lo que es más fácil de detectar al utilizar testde esfuerzo en rampa. Algunos autores consideran que hay aplanamiento en la relaciónVO2 /intensidad cuando a pesar de haber incrementado la intensidad el VO 2 no haaumentado más de 150 ml.min-1 (Heyward 1998). Este criterio no siempre se pone demanifiesto debido a que el aplanamiento en la curva VO 2 /intensidad tiene lugar cuandoel deportista ya está muy cansado. Otros criterios sugestivos de haber alcanzado elVO2 max son:- Haber alcanzado la frecuencia cardíaca máxima (FCmax). Hay que tener en cuentaque el valor de la FCmax varía con la edad. El efecto del envejecimiento en lafrecuencia cardíaca máxima es más acusado en las personas sedentarias que en las quehan seguido estilos de vida físicamente activos (Cooper y col. 1975). El valor teórico deFCmax se puede obtener aplicando la fórmula de Tanaka (FCmax = 208- 0.7 x edad)(Tanaka y col. 2001). Alternativamente, que la FC no aumente a pesar de aumentar laintensidad del esfuerzo (ACSM 1995).- Que el cociente respiratorio al final del esfuerzo sea > a 1.15- Concentración de lactato en sangre venosa superior a 8 mmol.l-1 (ACSM 1995).- Percepción de fatiga calificada como superior a 17 en la escala de Borg (va desde 6hasta 20) (ACSM 1995).Cuando existen dudas acerca de si se ha alcanzado el VO 2 max, algunos autoresprefieren utilizar el término pico de VO 2 , o VO2 pico (VO 2 peak, en inglés), parareferirse al valor más elevado de VO 2 alcanzado durante el test de esfuerzo. Para tratar23Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 24. de evitar este problema, se ha recomendado efectuar un test supramáximo decomprobación, a los 10-15 minutos de la finalización del test de esfuerzo hasta elagotamiento (MacDougall y col. 1991).Protocolos para test de esfuerzo de intensidad progresiva.No existen protocolos estandarizados para tests de esfuerzo en cicloergómetro, puestoque éstos han de adaptarse a las condiciones de la persona que va a ser testada. Noobstante, cualquier protocolo de esfuerzo con incrementos moderados de carga (1-2METs) es aplicable. En nuestro laboratorio hemos obtenido valores de VO 2 max y depotencia máxima fiables (coeficiente de variación inferior al 5 %) utilizando tanto testsde esfuerzo en rampa como escalonados, con incrementos de intensidad de 20 a 40w/min (López Calbet y col. 1993a). Sin embargo, en sujetos sedentarios puede ser másapropiado emplear protocolos con incrementos de 15 w/min (Jones y col. 1985a;Wasserman y col. 1973). En otros ergómetros, o en los esfuerzos efectuados en tapizrodante, se pueden utilizar incrementos periódicos de carga que provoquen incrementosdel VO 2 comprendidos entre 1 y 2 METs, dependiendo del grado de condición física delsujeto testado. Si la condición física es extremadamente baja (en ancianos o enfermos,se recomiendan incrementos de intensidad más bajos, de por ejemplo 0.5 METs(Heyward 1998)).4.1.1.3. Determinación indirecta del VO2 max.La principal ventaja de la determinación indirecta del VO2 max es que no son necesarioslos analizadores de gases, con el consiguiente descenso de costes de infraestructura yfuncionamiento. No obstante, la determinación indirecta del VO 2 max tiene elinconveniente de un mayor error de medida. El VO 2 max puede determinarse de formaindirecta mediante dos tipos de tests: test submáximos y test de esfuerzo hasta elagotamiento. La estimación del VO 2 max a partir de test submáximos tiene comoprincipal ventaja una reducción del riesgo que entraña todo test de esfuerzo incremental,especialmente, si las personas sometidas a esfuerzo son cardiópatas o personas confactores de riesgo coronario. Como principal inconveniente los tests submáximospredicen el VO 2 max con un error que oscila entre el 10 y el 27 % del valor real(Astrand y Rodahl 1986; Coleman 1976; Rowell y col. 1964). Por lo tanto, la granmagnitud de este error hace que este tipo de tests no deba ser utilizado para determinarel VO 2 max en deportistas de alto nivel. Por ello haremos tan sólo referencia a los testsde predicción del VO 2 max de intensidad progresiva hasta producir el agotamiento.24Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 25. Predicción del VO2 max en el laboratorio a partir de tests de esfuerzo de intensidadprogresiva hasta el agotamiento.El VO2 max puede predecirse a partir de la velocidad máxima alcanzada durante un testde esfuerzo hasta el agotamiento en tapiz rodante, o el estadio alcanzado en el test deBruce o Balke (protocolos de esfuerzo en tapiz muy utilizados en Cardiología).También puede predecirse el VO 2 max a partir de la potencia máxima desarrollada enun test de intensidad progresiva en cicloergómetro (Wmax; (Arts y col. 1993; Hawley yNoakes 1992; Storer y col. 1990)). En ambos casos la predicción se establece a partir dela relación lineal existente entre la carga máxima soportada al final del test y elVO2 max, en sujetos con diferente nivel de condición física (Figura 4.2.6).25Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 26. Figura 4.2.6. Relación entre VO2 max y Wmax en un grupo de 61 sujetos, con diferente grado de actividad física. Por regresión lineal se obtuvo la siguiente ecuación: VO2max = 13.66 · Wmax - 317.0 (r=0.89; SEE=471 ml.min-1 ), que permite predecir el VO2max en ml.min-1. (A partir de datos de López Calbet (1993)).Las mejores ecuaciones de que disponemos en la actualidad para predecir el VO 2 max apartir de la Wmax son las que publicaron Storer y col. en 1990 (Storer y col. 1990).Estas ecuaciones fueron obtenidas por regresión múltiple a partir de los datosproporcionados por una muestra integrada por 115 hombres y 116 mujeres, de edadescomprendidas entre 20 y 70 años. La Wmax la obtuvieron mediante un test encicloergómetro con incrementos de 15 W/min hasta el agotamiento. Las ecuacionesStorer y col. (1990) toman en consideración la Wmax (vatios), la masa corporal en kg(MC) y la edad en años (E) y el sexo. Así, por lo que respecta a los hombres, elVO2 max (en ml.min-1 ) viene determinado por la ecuación: VO2 max = (10.51 x Wmax) + (6.35 x MC) - (10.49 x E) + 519.3 (SEE: ± 212 ml.min-1 ) Ecuación (8)Mientras que el VO 2 max de las mujeres puede ser calculado a partir de la siguienteecuación: VO2 max = (9.39 x Wmax) + (7.7 x MC) - (5.88 x E) + 136.7 (SEE: ± 147 ml.min-1 ) Ecuación (9)En el caso de los tests efectuados en tapiz rodante se puede estimar el VO 2 max26Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 27. utilizando las ecuaciones del Americal College of Sports Medicine (ACSM), utilizandola velocidad alcanzada en el último incremento de carga (ACSM 1995): VO2 = (3.5 + (0.2 x V) + (V x P x 0.9) Ecuación 10Donde "V" es la velocidad en m.min-1 y "P" la pendiente del tapiz (se expresa comoporcentaje divido por 100, por ejemplo 1 % de pendiente sería 0.01 en la ecuación 10).Si el test se efectúa andando cuesta arriba (pues en llano comete un error del 15 al 20%),entonces debe utilizarse la siguiente ecuación (ACSM 1995): VO2 = (3.5 + (0.1 x V) + (V x P x 1.8) Ecuación 11Hay que tener en cuenta, que las ecuaciones del ACSM fueron diseñadas para serutilizadas cuando las condiciones de ejercicio permiten alcanzar un en estado estable,por lo que cuando se aplican a la velocidad alcanzada al final de un test incrementalsobrestiman ligeramente el valor real de VO 2 (Heyward 1998). Por ello se hanpropuesto varios factores de corrección. Sirva de ejemplo el propuesto por Carl Foster(1996): VO2 max corregido = 0.869·ACSM-0.07 Ecuación 12Donde "ACSM" representa el valor de VO 2 max obtenido con la ecuación de estadoestable del ACSM (ecuaciones 10 y 11).La imprecisión en la predicción del VO 2 max a partir de la Wmax, o la velocidadmáxima (Vmax) alcanzadas al final de un test de esfuerzo incremental, se halla pordebajo del 10 % del valor real en el 95 % de los sujetos. Esta imprecisión es muchomenor que la imprecisión de la predicción del VO 2 max a partir de test submáximos.Predicción del VO2 max mediante test de campo.Anteriormente hemos visto que es posible predecir el VO 2 max, a partir de la potenciamáxima, o la velocidad máxima, alcanzada en un test de esfuerzo de intensidad deprogresiva hasta el agotamiento. La mayoría de los tests comentados requierenergómetros o tapices rodantes, por lo que su realización no está al alcance de todo elmundo. Este problema ha sido, en parte obviado, a través del diseño de tests de campo,también llamados tests de pista para distinguirlos de los tests que se efectúannormalmente en los laboratorios de Fisiología del Ejercicio. Algunos de los tests depista, como el test de Luc Léger o test de la Universidad de Montréal, reproducen en lapista un test de esfuerzo de intensidad progresiva hasta el agotamiento. Otros encambio, se basan en la relación que existe entre la marca conseguida en una27Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 28. determinada distancia o su equivale nte, la máxima distancia recorrida en un intervalo detiempo concreto, y el VO 2 max.Test de Cooper.El test de Cooper se basa en medir la máxima distancia recorrida en 12 minutos. Paraello es necesario familiarizar adecuadamente a los sujetos a correr en una pista deatletismo (o circuito llano, convenientemente medido) de tal manera que aprendan adosificar el esfuerzo en función de la duración del test. Este aspecto es sumamenteimportante. En nuestro laboratorio hemos constatado que la marca conseguida en un testde 2.000 m mejora un 7 % al repetir 6 veces el test en días diferentes, mientras que lamarca en un test de velocidad de 60 m permanece estable. En ambos casos los sujetosno fueron familiarizados. En el contexto de la evaluación de la capacidad de resistencia,los resultados del test de 2.000 m habrían sido interpretados como indicativos de unamejora de la resistencia, cuando en realidad son debidos al efecto aprendizaje(Chavarren y col., no publicado). Midiendo la distancia recorrida con un error inferior a1 m, es posible predecir el VO 2 max en ml.kg-1 .min-1 aplicando alguna de las fórmulasque han sido propuestas(Cooper 1968):VO2 max = (0.022 x d) - 10.39 (“d” = distancia recorrida en m) Ecuación 13.Otra posibilidad es emplear la ecuación 10, que al correr en llano se transforma en: VO2 = (0.2 x V) + 3.5 Ecuación 14Donde VO 2 es el consumo de oxígeno en ml.kg-1 .min-1 y “V” la velocidad en m.min-1(calculada a partir de la distancia recorrida y el tiempo emp leado). No obstante, algunosautores han observado que esta fórmula da un valor de VO 2 que es ligeramente inferior(un 7 %) al VO 2 max (McCutcheon y col. 1990). En cualquier caso, la estimación delVO2 max mediante el test de Cooper comporta un error, cuanto menos, del 10 %(Cooper 1968; Sidney y Shephard 1977).Tests de carrera en distancia fija.Se han comunicado coeficientes de correlación comprendidos entre 0.30 y 0.90, entre lamarca obtenida en distancias fijas de 1.000 m y 5.000 m y el VO 2 max (Jackson y col.1990; Javierre y col. 1993; Noakes 1991; Rasch 1974; Shaver 1975; Wiley y Shaver1972). Las diferencias entre unos estudios y otros están principalmente relacionadas con28Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 29. las características de las muestras estudiadas. En general, este tipo de test obtieneresultados más fiables en corredores que en sujetos que nunca han participado enpruebas atléticas de distancia fija. A título de ejemplo, puede predecirse el VO 2 max apartir de la marca en 5 km, aplicando la fórmula de Davies y Thompson (1979): VO2 max (ml.kg.min-1 ) = 129,73 - [3,617 x t (min)] Ecuación 15Donde “t” es el tiempo en minutos necesario para recorrer 5 km.Test de pista de la Universidad de Montréal.Es un test de esfuerzo de intensidad progresiva efectuado en una pista de atletismo. Lavelocidad es aumentada cada 2 minutos hasta provocar el agotamiento del sujeto. Elritmo correspondiente a cada velocidad es marcado por las señales acústicas emitidaspor una cinta de sonido y un reproductor convenientemente calibrados. Mucho mejor sise utiliza un grabación en "compact disk" (CD). El VO 2 max se obtiene a partir de laecuación: VO2 max = 14,49 + (2,143 x V) + (0,0324 x V2 ) Ecuación 16Donde el VO 2 max viene expresado en ml.kg-1 .min-1 y “V” es la velocidadcorrespondiente al último incremento de carga en km.h-1 completado (Leger y Boucher1980). El error en la predicción del VO 2 max con este test es de 2.8 ml.kg-1 .min-1(coeficiente de variación: 4.6%), cuando se administra a una población similar a la quese empleó para la obtención de la ecuación de regresión que relaciona la velocidadmáxima en el test y el VO 2 max.Test de Course Navette de 20 m o test de Luc Léger.El test de Course Navette es un test esfuerzo, de intensidad progresiva hasta elagotamiento, concebido para su realización en canchas deportivas (Leger y Lambert1982). Esencialmente consiste en correr, en viajes de ida y vuelta una distancia de 20 m,por un pasillo de 1 m de anchura. El ritmo de carrera es marcado por una cinta desonido, convenientemente calibrada. Los sujetos testados deben ajustar su velocidad decarrera de tal manera que a cada pitido se hallen en uno de los dos extremos del pasillo.Cuando un sujeto no es capaz de seguir el ritmo marcado por las señales sonoras debeabandonar la pista y se registra la velocidad o estadio que ha alcanzado. En su versiónoriginal el test se inicia a una velocidad de 7,5 km.h-1 (equivalente a 7 METs) que esincrementada en 0.5 km.h-1 cada 2 minutos. Cada 30 segundos la cinta sonora indica elestadio, de tal forma que los sujetos pueden decidir si están en condiciones o no, de29Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 30. continuar el test y completar otro 1/4 de estadio. El VO 2 max puede obtenerse a partir dela fórmula: VO2 max = (5.857 x V) - 19.458 (SEE: ± 5.4 ml.kg-1 .min-1 ; r=0.84) Ecuación 17Donde el VO 2 max viene expresado en ml.kg-1 .min-1 y “V” es la velocidad máximaalcanzada en km.h-1 .Existen varias versiones del test por lo que la ecuación anterior sólo es válida para laversión inicial. Cada versión tiene su propia ecuación para estimar el VO 2 max.Finalmente, debemos destacar que uno de los aspectos metodológicos más importantesen la administración de este tipo de test es la verificación de la velocidad dereproducción del equipo de sonido. Un error de 1 segundo en la velocidad dereproducción de la cinta de audio provoca un error de 2.5 % en la predicción delVO2 max.Aún a pesar que el error de predicción del VO 2 max de los tests de campo es bastanteelevado, la velocidad máxima alcanzada al final del test es tan reproducible como laWmax alcanzada al final de un test de esfuerzo incremental en cicloergómetro, siempreque no haya viento. Por ello, estos tests tienen interés para estud iar la evoluciónlongitudinal de la resistencia cardiorrespiratoria en ausencia de instrumentos de medidamás sofisticados.4.1.2. Valoración de la capacidad aeróbica mediante la determinación dela concentración de lactato en sangre durante el ejercicio.La determinación de la concentración de lactato en sangre, o lactatemia, constituyeunos de los procedimientos más utilizados en el control y planificación delentrenamiento de resistencia. La evolución de la lactatemia durante el ejercicio dependemúltiples factores como son: la intensidad del esfuerzo, la duración del ejercicio, ladisponibilidad de substratos energéticos, la cantidad de masa muscular activada duranteel ejercicio, el tipo de contracción muscular producido durante el ejercicio, lascondiciones medioambientales en las cuales se desarrolla el esfuerzo y el estado deentrenamiento que presenta el deportista (Shephard 1996; Shephard y col. 1989;Weltman 1995).En 1936 se publicó el primer estudio concienzudo en el que se analizaron los efectos dela intensidad del ejercicio y del estado de entrenamiento sobre la lactatemia durante elesfuerzo de intensidad constante (Bang 1936). Bang observó que, en los sujetos30Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 31. entrenados, la lactatemia empezaba a aumentar a intensidades de esfuerzo más elevadas.Así mismo, Bang (1936) constató que, a una misma intensidad absoluta de esfuerzo, lalactatemia aumenta más en los sujetos no entrenados. Estudios posteriores confirmaronestos hallazgos (Crescitelli y Taylor 1944; Holmgren y Ström 1959; Robinson yHarmon 1941). Sin embargo, no fue hasta la década de los 70 en que se empezó autilizar de forma sistemática la determinación de la respuesta lactatémica al esfuerzocomo criterio de capacidad de resistencia. En esta misma época (1970-80) surgen en laliteratura científica, numerosos términos para referirse a la intensidad de esfuerzo apartir de la cual la concentración de lactato en sangre empieza aumentar (o cambia deforma notoria su comportamiento) como, por ejemplo: umbral láctico, estado establemáximo, umbral anaeróbico ("anaerobic threshold", en inglés), umbral aeróbico, umbralanaeróbico individual, punto de ruptura del lactato ("lactate breaking point", en inglés),punto de camb io del lactato ("lactate turn point", en inglés), inicio de la acumulación delactato en sangre ("Onset of Blood Lactate Accumulation" o "OBLA", en inglés), iniciode la acumulación de lactato en plasma ("Onset of Plasma Lactate Accumulation" u"OPLA", en inglés) (López Chicharro y Legido Arce 1991; Noakes 1991; Weltman1995). No obstante, el término más utilizado ha sido, sin duda, el de umbral anaeróbico,que fue propuesto por Wasserman y col. (1964; 1973).Aunque estos términos tratan, en esencia, de describir fenómenos parecidos, utilizancriterios muy diferentes para identificar la intensidad de esfuerzo (o el VO 2 ) a partir dela cual se produce el aumento de la concentración de lactato en sangre. Comoconsecuencia, aplicando unos criterios u otros se obtienen intensidades de esfuerzo muydiferentes, lo que ha originado una gran confusión. Por esta razón se habla de “modelosde umbral anaeróbico”. Los distintos modelos de umbral anaeróbico se pueden clasificaren dos categorías conceptuales:a) Las que interpretan el umbral "anaeróbico" como la intensidad de esfuerzo, a partirde la cual se inicia el aumento de la lactatemia, tal y como habían preconizadoinicialmente Hollmann (Hollmann 1959; Hollmann 1985), Wasserman y McIlroy(Wasserman y McIlroy 1964) y Wasserman y col. (1973). Este fenómeno tiene lugar aintensidades de esfuerzo entre el 50 y el 70 % del VO 2 max (Shephard 1996; Wassermany col. 1973; Weltman 1995). Algunos autores denominan a este umbral como "umbralaeróbico" (Kindermann y col. 1979). No obstante, el término más adecuado desde elpunto de vista fisiológico es de “umbral láctico”.b) Las que consideran el umbral "anaeróbico" como la intensidad de esfuerzocorrespondiente a la máxima concentración de lactato, que puede ser mantenida establedurante el esfuerzo (concentración máxima de lactato en estado estable, MaxLact-st oMLSS). Este concepto fue propugnado inicialmente por los fisiólogos alemanes de laFacultad del Deporte de Colonia. Entre los partidarios de este enfoque hay que reseñar aMader y col. (1976), Kindermann y col. (1979), Keul y col. (1979), Sjödin y Jacobs(1981), Simon y col. (1981), Stegmann y col. (Schnabel y col. 1982; Stegmann y31Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 32. Kindermann 1982; Stegmann y col. 1981) y Heck y col. (1985). Aunque estos autoresconsideraron que el umbral "anaeróbico" corresponde a la intensidad de esfuerzo quecoincide con el MaxLact-st, discreparon entre ellos en los procedimientos a emplearpara determinar el MaxLact-st y su intensidad correspondiente. La principal causa de lacontroversia fue debida a algunos investigadores consideraron que el MaxLact-stcorrespondía a una concentración fija de 4 mmol.l-1 de lactato en sangre, pues en lamayoría de los estudios que efectuaron en esa época observaron que la lactatemia mediacorrespondiente a la intensidad del MaxLact-st era de 4 mmol.l-1 . Pronto se comprobóque la concentración de lactato en sangre correspondiente al MaxLact-st no era lamisma en todos los sujetos, es decir que había deportistas que presentaban lactatemiassuperiores o inferiores a 4 mmol.l-1 en el MaxLact-st. Como consecuencia de estas dostendencias se propusieron dos tipos de tests para determinar la intensidad de esfuerzocorrespondiente al MaxLact-st:- Métodos destinados a determinar la intensidad de esfuerzo correspondiente a 4 mmol.l-1 (Heck y col. 1985; Kindermann y col. 1979; Mader y col. 1976; Sjodin y Jacobs1981). A este tipo de umbral "anaeróbico" se le denominó umbral fijo de 4 mmol.l-1 .- Métodos para determinar el umbral anaeróbico individual o IAT ("IndividualAnaerobic Threshold", en inglés) para diferenciarlo del umbral fijo de 4 mmol.l-1(Baldari y Guidetti 2000; Coen y col. 2001; Keul y col. 1979; Simon y col. 1981;Stegmann y Kindermann 1982; Stegmann y col. 1981).En este texto y, en coherencia con la terminología adoptada en otros módulos delMaster de Alto Rendimiento, cuando utilicemos el término “umbral anaeróbico” sinmás, estaremos refiriéndonos al umbral anaeróbico individual o máximo estado establede lactato (MaxLact-st). En cambio, para referirnos a la intensidad de esfuerzo a partirde la cual se produce un incremento de la lactatemia por encima de los valores dereposo emplearemos el término "umbral láctico" o “umbral aeróbico”. Por otro lado,utilizaremos el término “umbrales lácticos” para referirnos a los distintos tipos deumbrales con carácter general.4.1.2.1. Determinación directa de los umbrales lácticos.Puesto que con el entrenamiento de resistencia los umbrales lácticos tiene lugar aintensidades cada vez más elevadas y puesto que, en general, los deportistas quepresentan este fenómeno a una intensidad de esfuerzo más alta, son los que muestranuna mayor capacidad de resistencia, la determinación del umbral láctico es uno de lostests más practicados en la valoración de la capacidad de resistencia aeróbica (Weltman1995). Los umbrales lácticos pueden ser determinados por procedimientos directos oinvasivos, que requieren la extracción de muestras de sangre y por técnicas indirectas o32Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 33. no invasivas. En este apartado nos ocuparemos únicamente de los procedimientosdirectos. Así para determinar el umbral láctico se pueden utilizar dos tipos de tests: testsde intensidad constante y tests incrementales.Tests de intensidad constante.Desde la publicación de la tesis de Bang (1936) se sabe que durante el ejercicio deintensidad constante, y duración superior a 15-20 min, se pueden observar tres tipos derespuestas en la concentración de lactato en sangre: que la lactatemia no aumente, queaumente y se estabilice a los pocos minutos de ejercicio (de 5 a 10 min) o que aumentede forma continua hasta la finalización del esfuerzo. El patrón de respuesta de lalactatemia durante el esfuerzo de intensidad constante depende de la intensidad relativadel esfuerzo:1) Así, cuando el esfuerzo es de baja intensidad (inferior al 50-70 % del VO 2 max) lalactatemia no aumenta (o aumenta transitoriamente, recuperando durante el propioejercicio los valores de reposo).2) Si el esfuerzo es de moderada intensidad (entre el 65 y el 90 % VO 2 max), lalactatemia aumenta al principio del esfuerzo y se mantiene elevada durante el resto delesfuerzo mostrando una concentración estable o decreciente.3) Finalmente, cuando la intensidad del esfuerzo es elevada (superior al 80-90 %VO2 max) la lactatemia aumenta desde el inicio del esfuerzo hasta su finalización, sinllegar a estabilizarse en ningún momento.Determinación del MaxLact-st mediante tests de intensidad constante: test deBillat.La intensidad de esfuerzo correspondiente al MaxLact-st o IAT se encuentra entre el 50y el 90 % del VO 2 max, siendo superior en los sujetos entrenados en resistencia. Duranteel ejercicio a la intensidad del MaxLact-st la concentración de lactato se ha depermanecer estable y la intensidad del esfuerzo se ha de poder mantener durante almenos 30 min (Heck y col. 1985; Stegmann y col. 1981; Urhausen y col. 1993). Noobstante, cabe plantearse ¿qué se entiende por una lactatemia de esfuerzo estable? Ensentido estricto la lactatemia no debería cambiar a lo largo del esfuerzo, es decir, que sideterminamos por regresión lineal la relación lactato duración del esfuerzo, la pendientede esta relación debería ser igual a 0, excluyendo del análisis la fase inicial del esfuerzo(los primeros 5 ó 10 min), durante la cual una parte importante del incremento de lalactatemia es debida al déficit de O2 inicial del esfuerzo. No obstante, Weltman33Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 34. (Weltman 1995) considera que se ha alcanzado la intensidad correspondiente alMaxLact-st cuando la lactatemia aumenta menos de 1 mmol.l-1 entre el minuto 5 y el 20del ejercicio. Igualmente, Heck (Heck 1991) considera que se ha alcanzado el MaxLact-st cuando la lactatemia aumenta menos de 1 mmol.l-1 en los 20 últimos minutos de unesfuerzo de intensidad constante. A diferencia de otros (Billat y col. 1995; Weltman1995), Heck (1991) considera que la duración del test debe ser de 30 min y que no esadecuado tomar como valor inicial de la fase de estado estable el valor registrado en elmin 5, pues en algunos sujetos es posible observar que la evolución de la lactatemia estodavía ascendente entre el minuto 5 y el 10, a intensidades de esfuerzo que aún soninferiores a la del MaxLact-st (Heck 1991). Por ello, recomienda efectuar lacomprobación de la estabilidad de la lactatemia entre el minuto 10 y el minuto 30 delejercicio. Otros investigadores defienden criterios más estrictos y sólo consideran que ellactato está estable si el aumento en los últimos 15 minutos del ejercicio ha sido inferiora 0.5 mmol.l-1 (Urhausen y col. 1993).El test de Billat consiste en la determinación del MaxLact-st a partir de la respuestalactatémica observada en dos esfuerzos de intensidad constante, de 20 minutos deduración (15 en el caso de niños) separados por un intervalo de descanso de 40 minutos(Billat 1992; Billat y col. 1994; Billat y col. 1995). El primer ejercicio debe realizarse auna intensidad ligeramente inferior a la intensidad correspondiente al MaxLact-st (entreel 50 y 70 % el VO 2 max, dependiendo del grado de entrenamiento del deportista). Trasun período de recuperación de 40 min se efectúa otro esfuerzo de intensidad constante,pero a una intensidad ligeramente superior a la que correspondería al MaxLact-st (del70 al 90 % del VO 2 max). Durante los tests de intensidad constante se determina lalactatemia en sangre capilar a los 5 y a los 20 minutos de ejercicio. A continuación, secalcula la diferencia en concentración de lactato en sangre (? L) entre el minuto 20 y elminuto 5. Generalmente esta diferencia será negativa para intensidades de esfuerzoinferiores al MaxLact-st y positiva para las intensidades de esfuerzo superiores alMaxLact-st (Figura 4.2.7). La intensidad al MaxLact-st se determina hallando porinterpolación lineal la intensidad de esfuerzo en la que ? L=0 (Figura 4.2.8). Lalactatemia correspondiente al MaxLact-st también se puede calcular por interpolaciónlineal, entre los valores medios de lactatemia observados entre los 5 y los 20 min deesfuerzo en cada una de las dos intensidades (Figura 4.2.9).Supongamos que efectuamos un test de Billat en la pista de atletismo a un futbolistacuya velocidad aeróbica máxima es de 17.25 km.h-1 . Para ello elegimos dosintensidades de esfuerzo, una correspondiente a un 65 % de su VO 2 max (12 km.h-1 ), yaque sabemos que este futbolista es capaz de correr durante más de una hora a 12 km.h-1 .Arbitrariamente elegimos como segunda intensidad 15 km.h-1 (85 % del VO 2 max), puessabemos que es capaz de mantener esta velocidad de carrera durante, por lo menos, 20min. Tal y como puede apreciarse en la figura 4.13 (??), durante la carrera a 12 km.h-1 ,la lactatemia disminuyó, pasando de 3.5 a 2.8 mmol.l-1 (? L12 = -0.467 mmol.l-1 .min-1 ).En cambio, durante el esfuerzo a 15 km.h-1 , la lactatemia aumentó, pasando de 4.5 a 5.534Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 35. mmol.l-1 (? L15 = 0.0667 mmol.l-1 .min-1 ). Figura 4.2.7. Evolución de la lactatemia en futbolista al efectuar dos esfuerzos de 20 min, uno a 12 y el otro a 15 km.h-1 . Obsérvese que entre el minuto 5 y el 20, la lactatemia disminuye al correr a 12 km.h-1 (cuadrados negros), mientras que aumenta al correr a 15 km.h-1 (círculos negros).Para determinar la velocidad de carrera correspondiente al MaxLact-st se calcula porregresión lineal la relación existente entre el incremento de lactatemia (? L) y lavelocidad de carrera (figura 4.14). Por regresión lineal se obtiene que:? L = 0.0378·V - 0.5; donde “V” es la velocidad de carrera en km.h-1Una vez conocida dicha relación, se sustituye en la ecuación ? L por 0, puesto quedurante el esfuerzo a la velocidad correspondiente al MaxLact-st (VMaxLact-st ) lalactatemia tiene que permanecer constante. Así, en nuestro futbolista tendríamos: VMaxLact -st = 0.5/0.0378 = 13.22 km.h-135Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 36. 0,08 Incremento de lactatemia 0,06 y = 0.0378x - 0.5 (mmol.l .min ) 0,04 -1 0,02 -1 0,00 -0,02 V MaxLact-st -0,04 -0,06 11 12 13 14 15 16 -1 Velocidad de carrera (km.h ) Figura 4.2.8. Cálculo de la velocidad correspondiente al MaxLact-st (V MaxLact-st) mediante el test de Billat. El cuadrado negro corresponde a la velocidad de 12 km.h-1 , mientras que el círculo negro representa a la velocidad de 15 km.h-1 .Para determinar el valor de la concentración de lactato correspondiente al Maxlact-st, secalcula por regresión lineal la relación existente entre la concentración media de lactatoregistrada entre el minuto 5 y el 20 de cada velocidad (Lm), y el incremento delactatemia correspondiente a cada velocidad de carrera (figura 4.15). Así, laconcentración media de lactato en sangre durante el esfuerzo a 12 km.h-1 fue de 3.15mmol.l-1 , mientras que a 15 km.h- 1 fue de 5 mmol.l-1 . La ecuación resultante que definela relación entre la lactatemia media y el incremento de lactatemia (L) fue la siguiente: L = 0.0613·Lm - 0.24Puesto que a la intensidad de esfuerzo correspondiente al MaxLact-st ? L=0, tendremosque Lm en el MaxLact-st o “LmaxLact-st ” será: LMaxLact -st = 0.24/0.0613 = 3.92 mmol.l-136Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 37. 0,08 Incremento de lactatemia 0,06 y = 0.0613x - 0.24 (mmol.l .min ) 0,04 -1 0,02 -1 0,00 -0,02 LMaxLac-st -0,04 -0,06 3,0 3,5 4,0 4,5 5,0 5,5 -1 Lactatemia (mmol.l ) Figura 4.2.9. Cálculo de la lactatemia correspondiente al MaxLact-st (LMaxLact-st) mediante el test de Billat. El cuadrado negro corresponde a la velocidad de 12 km.h-1 , mientras que el círculo negro representa a la velocidad de 15 km.h-1 .Este test presenta algunas ventajas que deseamos resaltar. Por ejemplo, el test de Billatse puede efectuar tanto en condiciones de laboratorio como de campo. Permite evaluarde forma específica al deportista y además, permite determinar si la lactatemiaevoluciona en la dirección esperada, es decir, si va disminuyendo a una mismaintensidad absoluta de esfuerzo a medida que avanza el entrenamiento. No obstante,estos tests son más largos que los tests incrementales y no permiten determinar otrosíndices de interés en la valoración de la resistencia aeróbica como son el VO 2 max, laintensidad máxima alcanzada al final del test de esfuerzo, el pulso máximo de oxígeno,etc. De ahí que se hayan desarrollado tests incrementales que también permitendeterminar el MaxLact-st.Tests de intensidad progresivamente creciente hasta el agotamiento.En este contexto se ha juzgado conveniente describir los principales modelos que se hanpropuesto para describir el comportamiento de la lactatemia durante el esfuerzo deintensidad progresivamente creciente hasta el agotamiento. De acuerdo con Wassermany col. (1999), existen dos corrientes a la hora de describir el comportamiento de lalactatemia durante el esfuerzo de intensidad progresiva. Una que defiende la existenciade uno o dos puntos de ruptura en la relación lactatemia/intensidad (modelos deumbral). En contraposición, la otra corriente considera que la lactatemia aumenta de37Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 38. forma continua durante el esfuerzo incremental siguiendo un comportamientoexponencial o parabólico (modelos continuos). En este texto, nos vamos a referirfundamentalmente a los modelos de umbral y a los tests más apropiados para determinarlos umbrales lácticos, en función del modelo seleccionado. Los modelos de umbralláctico se clasifican en: modelos de inflexión única y modelos de doble inflexión. Losmodelos de inflexión única consideran que sólo es posible identificar un punto deruptura, o cambio, en la relación lactato/intensidad durante el esfuerzo de intensidadprogresivamente creciente hasta el agotamiento. En cambio, los modelos de dobleinflexión defienden la existencia de dos punto, o intensidades de esfuerzo, a partir de lascuales la lactatemia aumenta de forma más acusada, en el curso del esfuerzoincremental hasta el agotamiento.Modelos de inflexión única.Los modelos clásicos de transición del metabolismo aeróbico al anaeróbico definieronuna intensidad crítica a partir de la cual se produce un aumento de la lactatemia, conrespecto al nivel de reposo, detectado por inspección visual de las gráficas lactato-VO2 o lactato- intensidad de esfuerzo (Hollmann 1959; Wasserman y McIlroy 1964;Wasserman y col. 1973). La inspección visual es un procedimiento poco objetivo paraidentificar el umbral láctico, por ello se desarrollaron métodos basados enprocedimientos matemáticos. Beaver y col. (1986) propusieron emplear unatransformación logarítmica de la concentración de lactato arterial y el VO 2 (Beaver ycol. 1986). Para ello sometieron a 10 individuos de 19 a 39 años de edad, a un protocolode esfuerzo de intensidad progresivamente creciente hasta el agotamiento. Tras 4minutos de pedaleo sin carga, incrementaron ésta en 15 w.min-1 . Para medir laconcentración de lactato utilizaron muestras de sangre arterial obtenidas mediante uncatéter colocado en la arteria braquial, recogidas cada 2 minutos. Observaron que,tomando logaritmos de la concentración de lactato y del VO 2 , la representación gráficade los valores obtenidos se distribuye alrededor de dos rectas, que pueden ser ajustadaspor regresión lineal (Figura 4.2.10). El punto de intersección de ambas corresponde alumbral láctico. Originalmente, Beaver y col. (1986) decidían por inspección visual (osea, subjetivamente) qué puntos incluir en cada una de las dos rectas definidas. Por loque este procedimiento, tal y como fue concebido originalmente, no escapaba a lacrítica de la subjetividad en la identificación del umbral láctico. Este problema se haresuelto dejando que un ordenador, ajuste dos rectas tales que el error cuadrático mediosea mínimo. Posteriormente se calcula el valor de lactato e intensidad en la intersección(Morton 1989; Myers y col. 1994).Alternativamente, Coyle y col. (1991) definieron el umbral láctico como la intensidadde esfuerzo (o VO 2 ) correspondiente a una concentración de lactato en sangre venosa 1mM superior a la observada al 60 % del VO 2 max (Coyle y col. 1991). Para ello emplean38Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 39. un test escalonado, manteniendo cada carga durante 5 minutos, hacia el final de loscuales toman las muestras para lactato. Realmente, Coyle y col. (1991) no definen unpunto de inflexión en la relación lactato/intensidad, si no que toman un punto dereferencia arbitrario, pero claramente definido. Figura 4.2.10. Método de Beaver y col. (1986) para la detección del "umbral anaeróbico" (umbral láctico). En la gráfica superior se representa la evolución de lactatemia en función de la intensidad. La flecha indica la localización del umbral láctico. En la gráfica inferior se representa el logaritmo de la concentración de lactato en sangre frente al logaritmo de la intensidad de esfuerzo. La intersección de ambas rectas corresponde al umbral láctico. Datos obtenidos en un sujeto, tomando muestras de sangre capilar cada minuto durante la realización de un test de esfuerzo en cicloergómetro (rampa 20 w/min) (Calbet, datosno publicados).Modelos de doble inflexión.Los modelos de doble inflexión tienen sus orígenes en Alemania. A finales de los 70 losfisiólogos alemanes habían demostrado mediante tests de intensidad constante laexistencia del MaxLact-st, que denominaron “umbral anaeróbico” (Mader y col. 1976).Así mismo, constataron que el valor medio de la lactatemia durante el esfuerzoprolongado a la intensidad correspondiente al MaxLac-st era de 4 mmol.l-1 . Sin39Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 40. embargo, los valores de lactatemia en el “umbral anaeróbico” de Wasserman (inicio delaumento de la lactatemia durante el esfuerzo) se encontraban próximos a 2 mmol.l-1 .Los fisiólogos alemanes observaron que durante el esfuerzo prolongado a la intensidadque produce una lactatemia de 2 mmol.l-1 el metabolismo es, sobre todo, aeróbico(Kindermann y col. 1979). Kinderman y col. (1979) trataron de conciliar susobservaciones, basadas en tests de intensidad constante, con las propuestas deWasserman y col. (1964; 1973) que se basaban en tests de intensidad progresiva hasta elagotamiento. Por ello, Kinderman y col. (1979) adoptaron un modelo basado en dosumbrales: un aeróbico y otro anaeróbico. Así, consideraron que la intensidadcorrespondiente al “umbral aeróbico” es aquella que provoca un lactatemia de 2 mmol.l-1 , mientras que definen como “umbral anaeróbico” la intensidad de esfuerzo queprovoca una lactatemia de 4 mmol.l-1 (Figura 4.2.11). Este modelo permitió clasificarlos esfuerzos de intensidad constante en tres categorías (Kindermann y col. 1979): - Ejercicios exclusivamente aeróbicos, que serían aquellos que provocarían lactatemiasinferiores a 2 mmol.l-1 . -E jercicios aeróbico-anaeróbicos, que serían aquellos que provocarían lactatemiascomprendidas entre 2 y 4 mmol.l-1 .-Ejercicios anaeróbicos, que serían aquellos que provocarían lactatemias superiores a 4mmol.l-1 .Kindermann y col. (1979) aplicaron este modelo al control del entrenamiento.Defendieron que las intensidades de entrenamiento iguales o inferiores al umbralaeróbico permitirían, tan sólo, el mantenimiento de la condición física. Mientras que,intensidades de entrenamiento en la zona de transición aeróbica-anaeróbicapromoverían un aumento de la capacidad física. Sin embargo, no existen razonesfisiológicas que permitan defender concentraciones fijas de lactato para el umbralanaeróbico. Por otro lado, no es correcto considerar que las tres fases se puedenidentificar en función de concentraciones fijas de lactato en sangre (2 y 4 mmol.l-1 ). Laszonas de intensidad de esfuerzo descritas por Kindermann y col. (1979) son similares alas tres zonas metabólicas que pueden distinguirse durante el ejercicio incremental apartir de la respuesta de las variables respiratorias (VO2, VE, VCO2, RER, VE/VO2,VE/VCO2, frecuencia respiratoria, RER, FiO2, FEO2, PETO2 y PETCO2)ventilatorias que se utilizan para determinar los umbrales ventilatorios VT1 y VT2(Gaesser y Poole 1996; Skinner y McLellan 1980; Wasserman y col. 1999).40Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 41. Figura 4.2.11. Modelo de Kindermann, aplicado al esfuerzo de intensidad progresivamente creciente hasta el agotamiento. ZA: zona aeróbica (hasta una lactatemia de 2 mmol.l -1 ); zona de transición aeróbica-anaeróbica (de 2 a 4 mmol.l -1 ); zona anaeróbica (por encima de 4 mmol.l -1 ). Obsérvese que, según este modelo, las velocidades de carrera correspondientes al umbral aeróbico y anaeróbico son 15 m.s -1 y 18 m.s -1 , respectivamente.Tests incrementales para determinar los umbrales lácticos.Para el control y programación del entrenamiento es de gran interés determinar lasintensidades de esfuerzo que delimitan las tres zonas metabólicas comentadas en elapartado anterior. Generalmente, no es posible identificar dos puntos claros de rupturaen la relación lactato/intensidad (VO 2 ) durante el esfuerzo progresivamente crecientehasta el agotamiento, incluso en ocasiones es difícil hasta identificar uno sólo punto deinflexión (Heck 1991; Hughson y col. 1987; Myers y col. 1994; Yeh y col. 1983). Estoes debido a que el metabolismo muscular durante el ejercicio de intensidadprogresivamente creciente fluye paulatinamente de la oxidación de lípidos al consumode hidratos de carbono, en función de la intensidad relativa del esfuerzo (Brooks 1997;Brooks y Mercier 1994). Por ello, es necesario recurrir a otro tipo de variables como,por ejemplo variables respiratorias (Gaesser y Poole 1996; Skinner y McLellan 1980), oefectuar dos tests, un test incremental para determinar el “umbral aeróbico” (o primerumbral) y un otro test para determinar el MaxLact-st (o segundo umbral).41Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 42. ¿Qué características deben reunir los tests de esfuerzo de intensidad progresivamentecreciente para determinar los umbrales lácticos? En la actualidad se considera que elmejor procedimiento para determinar el umbral láctico (o “umbral aeróbico deKindermann”) es el de transformación logarítmica de Beaver (Myers y col. 1994). Noobstante, hay que tener en cuenta varios aspectos importantes. Primero, si desea medirtambién el VO 2 max, el test debe amoldarse a los requisitos que expusimos en elapartado 4.1.1.2. Segundo, que los tests más adecuados son los tests en rampa(Wasserman y col. 1999), programados con una tasa de incremento de carga tal, queproduzcan el agotamiento en alrededor de los 10 min (Myers y col. 1994). Tercero, quela intensidad de la rampa afecta al valor de la lactatemia en el umbral láctico y a larelación lactato/VO 2 (MacFarlane y col. 1983; Yoshida 1984) . Los tests más rápidos (rampas máselevadas) producen lactatemias en el umbral más bajas. Cuarto, que hay que extraer ungran número de muestras de sangre y así disponer de suficientes puntos por encima ypor debajo del umbral láctico, para la identificación matemática del umbral (Beaver ycol. 1986; Campbell y col. 1989; Myers y col. 1994). Aunque no existe una regladefinida al respecto, es conveniente disponer de, al menos, 5 ó 6 puntos por debajo delumbral láctico (esto implica recoger muestras de lactato cada 30-45 s, en el curso de untest en rampa hasta el agotamiento de unos 10 min de duración.Los tests escalonados son más adecuados para estudiar los efectos del entrenamientosobre la respuesta lactatémica al esfuerzo. En este último caso, lo ideal sería que en lascargas submáximas sean mantenidas durante suficiente tiempo como para que lalactatemia se estabilice. Por esta razón, los incrementos de carga deben efectuarse cada4 ó 5 min (Heck 1991; Heck y col. 1985). Cuando se realicen test escalonados esconveniente que la primera intensidad de esfuerzo sea superior al 30 % del VO 2 max.Los incrementos de carga deben ajustarse para que sean equivalentes a 1 MET o a un 5-8 % del VO 2 max. O sea, si la primera carga requiere un VO 2 de 25 ml.kg.min-1 , lasegunda debería requerir 28.5 ml.kg.min-1 y así sucesivamente. Es test debe sercontinuado hasta obtener por lo menos dos valores de lactato por encima de los 4 mM(MacDougall y col. 1991). Además, si se desea repetir el test, por ejemplo, tras unproceso de entrenamiento, se deberá emplear el mismo protocolo.Determinación del MaxLact-st mediante tests incrementales: Test de Tegtbur ycolaboradores o test de lactato mínimo.Este test se basa en realizar un test de intensidad progresivamente creciente 8 minutosdespués de efectuar un ejercicio supramáximo que haya inducido una acidosis láctica.El MaxLact-st corresponde a la intensidad de esfuerzo a partir de la cual la lactatemiadeja de disminuir y empieza a aumentar durante el ejercicio incremental (Figura 4.2.12).42Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 43. Este test fue diseñado inicialmente para tapiz rodante (Tegtbur y col. 1991) yposteriormente para pista de atletismo (Tegtbur y col. 1993). Para producir la acidosisláctica los sujetos deben efectuar dos repeticiones máximas de 200 m con un minuto derecuperación. En corredores de fondo, un 300 m seguido de un 200 m, también con 1minuto de recuperación. Tras efectuar el esfuerzo intermitente supramáximo los sujetosdeben caminar durante 8 min. Transcurrido el período de recuperación, han decomenzar el test incremental. El test incremental se inicia a la velocidad que losdeportistas utilizan habitualmente como recuperación activa (entre 3.00 y 4.33 m.s-1 ).La velocidad se incrementa cada 800 ó 1200 m en 0.33 m.s-1 hasta el agotamiento. Lasmuestras de sangre capilar se toman al minuto 7 de la recuperación (justo antes deiniciar el test incremental), y al final de cada incremento de carga mientras seinterrumpe el test durante 30 s.El lactato y la intensidad de esfuerzo correspondientes al MaxLact-st se determinanmatemáticamente.Tegtbur y col. (Tegtbur y col. 1993) validaron el test comprobando que durante elesfuerzo prolongado (8 km de carrera continua) a la intensidad correspondiente allactato mínimo la lactatemia permanece estable o aumenta muy poco (0.4 mmol.l-1 ). Asímismo, observaron que durante el ejercicio prolongado a una velocidad 0.2 m.s-1superior a la velocidad del lactato mínimo (en términos relativos, entre un 4.5 y un 5.2% superior a la velocidad del lactato mínimo), la lactatemia mostró una evoluciónascendente durante todo el test, por lo que muchos sujetos no fueron capaces decompletar los 8 km. Además, los autores comprobaron que la velocidad correspondienteal lactato mínimo es independiente de la lactatemia al inicio del test incremental y nocambia aunque los niveles musculares de glucógeno estén disminuidos (Tegtbur y col.1993).43Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 44. Figura 4.2.12. Determinación del MaxLact-st mediante el test de Tegtbur y col. (1993) o test de lactato mínimo.Finalmente, debemos destacar que en deportistas de elite los valores de frecuenciacardíaca en los umbrales ventilatorios 1 y 2 (que delimitan las tres zonas de respuestametabólica al esfuerzo) son estables a lo largo de la temporada, por lo que una soladeterminación de los mismos al inicio de la temporada podría ser utilizada paraprogramar el entrenamiento a lo largo de toda la temporada, tal y como demostrórecientemente Lucía en ciclistas profesionales (Lucia y col. 2000).4.1.3. Eficiencia energética y economía de movimiento.Los términos eficiencia metabólica, eficiencia energética, eficiencia mecánica,economía y ergonomía metabólica se han utilizado para referirse a la relaciónexistente entre la energía gastada y el trabajo producido durante la actividad física. Sedenomina economía a la demanda de O2 de un esfuerzo concreto, medida como larelación entre el VO 2 y la intensidad del esfuerzo, expresada en forma de velocidad decarrera, velocidad de nado, potencia desarrollada en el cicloergómetro, etc. Por ejemplo,si un ciclista pedalea con una carga de 200 vatios y mantiene un VO 2 estable de 2400ml.min-1 , su economía de pedaleo será de 12 ml de O2 por minuto y por vatio (2400/200ml.min-1 .w-1 ). Numerosos investigadores han demostrado que la economía de carrera, esdecir, la demanda aeróbica en VO 2 para una velocidad de carrera submáxima, constituyeuno de los factores discriminantes del rendimiento en los esfuerzos de resistencia,44Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 45. especialmente en sujetos con VO 2 max similar (Billat y col. 2001; Bransford y Howley1977; Conley y Krahenbuhl 1980; Conley y col. 1981; Daniels 1985; Hausswirth yLehenaff 2001; Krahenbuhl y Pangrazi 1983; Lucia y col. 2002; Morgan y col. 1989b;Noakes 1988; Saltin y col. 1995), de ahí que nos interesemos en su estudio.Dadas las grandes dificultades técnicas que acarrea la medición del gasto energético porcalorimetría directa y en vista de la escasa diferencia que existe entre lasdeterminaciones directas e indirectas, en general menor al 0.5 % (McArdle y col.2001a), la mayoría de los estudios basan sus cálculos en técnicas de calorimetríaindirecta, a partir del VO 2 . Conocido el VO 2 para una carga de trabajo concreta, sepuede obtener con bastante precisión el coste energético de dicha actividad. Para ello serequiere medir simultáneamente la VCO2 , de este modo se puede obtener el cocienterespiratorio o RQ RQ = (VCO2 /VO 2 ).A partir del RQ se puede calcular el gasto energético multiplicando el O2 consumidopor el equivalente energético o calórico del O2 . El equivalente energético del O2depende del RQ no proteico. Zuntz y Schumburg propusieron en 1901 una tabla deequivalencias energéticas del O2 en función del cociente respiratorio no proteico.Posteriormente fue modificada por Lusk (1924). Desde entonces se ha usadouniversalmente. Recientemente, Péronnet y Massicotte (1991) han corregido esta tabla,según los conocimientos bioquímicos y fisicoquímicos contemporáneos (Tabla 4.1.1).Sin embargo, para que estos cálculos del gasto energético a partir del RQ no proteico,sean válidos es necesario que se cumplan ciertas condiciones. En primer lugar, toda laenergía requerida por el esfuerzo analizado ha de haberse obtenido en condicionesaeróbicas. En caso contrario se subestimaría el gasto energético real al no podersecomputar adecuadamente la contribución de las vías anaeróbicas. Una segundacondición vinculada a la primera, es que la medición ha de realizarse en condiciones deejercicio en estado estable, o sea la intensidad del esfuerzo debe ser constante. En tercerlugar, la duración del esfuerzo debe ser corta (no más de 10-15 min), para evitar elfenómeno de desviación del VO 2 (VO 2 drift). En cuarto lugar, la contribución de lasproteínas como substrato energético ha de ser despreciable, o bien, tiene que sercuantificada para así determinar el RQ-no proteico.De lo expuesto se deduce que la energía gastada durante el ejercicio sólo puededeterminarse con suficiente precisión si el esfuerzo es submáximo, a una intensidadinferior a la del MaxLact-st (Gaesser y Poole 1996). Por lo tanto, el RER ha de ser < 1y la medición tiene efectuarse después de haberse alcanzado el estado estable. Cuandoalguna de estas condiciones no se cumple se producen errores en la estimación del gastoenergético y, por lo tanto, no es posible conocer cuál es la eficiencia.45Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 46. Tabla 4.1.1. Tabla de equivalencias energéticas del O2 en función del cociente respiratorio no proteico (Peronnet y Massicotte 1991).4.1.3.1. Contribución de los estudios sobre eficiencia energética a lavaloración de la condición física.Hasta hace poco, la valoración de los sistemas aeróbicos de obtención de energía sehabía limitado a la determinación del VO 2 max y del "umbral anaeróbico". Sin embargo,en los últimos 20 años han ido apareciendo investigaciones demostrativas del valorpredictivo y diagnóstico de los estudios sobre eficiencia energética y economía demovimiento. La mayoría de estos trabajos se han efectuado en corredores de fondo,siendo escasos los llevados a cabo en deportistas de otras disciplinas similares (Billat y46Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 47. col. 2001; Bransford y Howley 1977; Conley y Krahenbuhl 1980; Conley y col. 1981;Daniels 1985; Hausswirth y Lehenaff 2001; Krahenbuhl y Pangrazi 1983; Lucia y col.2002; Morgan y col. 1989b; Noakes 1988; Saltin y col. 1995). En 1970, Costill yWinrow (1970) sugirieron que las diferencias en rendimiento de dos corredores deultramaratón con VO 2 max similares, podían ser atribuidas a diferencias en economía decarrera. Posteriormente, otros autores han confirmado la hipótesis de Costill y Winrow(1970). Daniels (1974) observó que dos corredores de elite, cuyos tiempos en 2 millaseran de 1031 y 1035 respectivamente, mostraban una diferencia en VO 2 max superiora 10 ml.kg-1 .min-1 . La similitud en las marcas se achacó a diferencias en economía decarrera. Otros investigadores han descrito fenómenos parecidos (Scrimgeour y col.1986). . Figura 4.2.13. Coste energético y velocidad de carrera de dos atletas con diferente VO2 max. Obsérvese que ambos presentan una marca similar en la distancia de 2 millas. El corredor con menor VO2 max es el más económico (adaptado de Daniels y col. (1974)).Las investigaciones de corte transversal, demuestran que los sujetos entrenados enresistencia son más económicos que los no entrenados. Costill y col. (1973)47Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 48. encontraron, en 16 corredores de fondo, diferencias en economía de carrera entre sujetosde hasta un 12 %. Las cifras comunicadas por Williams (citado por Cavanagh y Kram(1985)), en 31 sujetos que corrían esporádicamente, son aún mayores alcanzando el 17%. También se ha verificado que los corredores de maratón son más económicos que losmediofondistas (Daniels 1985). La economía de carrera de los corredores de maratón deelite (tiempo medio 2h 16 min) es superior a la que presentan los corredores de maratónde alto nivel (tiempo medio 2h 38 min) (Billat y col. 2001). Aunque hay poco datospublicados sobre economía y eficiencia de pedaleo en ciclistas, los resultados de unestudio reciente de Lucia y col. (2002) muestra evidencias indirectas que sugieren unamayor eficiencia y economía de pedaleo en los ciclistas profesionales, mientras que elVO2 max es similar en ambos grupos (Lucia y col. 1998). No obstante, siemprepermanece la duda del sesgo de selección. Podría ser que los sujetos dotadosgenéticamente de características que los hacen virtualmente más económicos sedediquen a disciplinas de resistencia, o sean precisamente los que triunfen en estasdisciplinas. Al respecto, hay que destacar que los corredores de fondo y los ciclistas deelite presentan una distribución de fibras musculares con predominio de las fibras ST(Astrand y Rodahl 1986; Lucia y col. 2001), más eficientes que las fibras FT (Barclay1994; Barclay 1996). Conley y Krahenbuhl (1980) obtuvieron índices de correlaciónsuperiores a r=0.80 entre la economía de carrera y el tiempo invertido en recorrer 10km. Morgan y col. (1989a) analizaron la economía de carrera y el VO 2 max en 10corredores de fondo. A partir de estos datos, obtuvieron la velocidad correspondiente alVO2 max. Los autores verificaron que la economía de carrera, considerada aisladamente,mostraba un índice de correlación de r=0.64 con la marca en 10 km, mientras que elVO2 max, también analizado separadamente, sólo alcanzó una correlación de r=-0.45.No obstante, la correlación entre la velocidad correspondiente al VO 2 max y la marca en10 km, fue más intensa (r=-0.87). Se ha comprobado, recientemente, que una de lasprincipales diferencias que existen entre los corredores Keniatas de elite y loscorredores europeos de elite es la mayor economía de carrera de los corredores Keniatas(Saltin y col. 1995), que podría estar relacionada con la menor masa de susextremidades inferiores (mucho más delgadas que las extremidades inferiores de loscorredores blancos) (Henrik Larsen, comunicación personal).Noakes confiere mayor valor predictivo del rendimiento en maratón a la velocidadmáxima alcanzada en el test de esfuerzo en tapiz (r=-0.90) y a la velocidadcorrespondiente al umbral láctico (r=-0.88), que a la economía de carrera (r=0.20) y alVO2 max (r=-0.76) (Noakes 1988; Noakes 1991). Aún así, resalta la importancia deevaluar el conjunto de los parámetros anteriores para poder comparar a unos atletas conotros, o controlar la evolución de la condición física con el entrenamiento. Aplicandolos postulados de Noakes a la cicloergometría, resulta de especial interés en lavaloración de la condición física determinar la potencia máxima alcanzada en el test deesfuerzo hasta el agotamiento, el umbral láctico (en nuestro caso el MaxLact-st), elVO2 max y la economía de pedaleo.48Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 49. Aunque escasos, existen algunos estudios longitudinales sobre la evolución de laeconomía de carrera. Patton y Vogel (1977) observaron una ligera mejora de laeconomía de carrera, en 60 militares, tras 6 meses de entrenamiento. Svendenhag ySjödin (1985) constataron un aumento significativo de la economía de carrera en 16corredores de elite, seguidos durante 22 meses. Wilcox y Bulbulian (1984) noencontraron diferencias significativas en la economía de carrera, en 7 corredoras defondo, entre el inicio y el final del período competitivo, cuya duración fue de 8 semanas.Daniels y col. (1978), en un estudio de duración similar (8 semanas), realizado encorredores de fondo aficionados, que incrementaron su kilometraje semanal de 20-30 a50-70 km/sem. Sin embargo, ambas investigaciones, presentan en común un período deseguimiento que pudo ser demasiado corto para detectar cambios en sujetospreviamente entrenados.En ciclistas aficionados de alto nivel (VO 2 max medio de 75 ml.kg.min-1 ) se haobservado una mejora significativa de la economía de pedaleo entre la fase inicial yfinal de la temporada (Lopez Calbet y col. 1993). Cambios similares se observan en losciclistas profesionales a lo largo de la temporada (Lucía, comunicación personal).En resumen, tanto de los estudios de diseño transversal como de los de diseñolongitudinal se desprende que la eficiencia mecánica juega un papel crucial en ladeterminación de la capacidad de resistencia. Los estudios más recientes demuestranque a las velocidades de acortamiento muscular propias de las pruebas de resistencia(carrera de fondo, ciclismo, remo etc...), los sujetos con mayor % de fibras ST son losque presentan mejores niveles de eficiencia. Finalmente, existen pruebas suficientespara afirmar que el entrenamiento de resistencia permite mejorar la eficiencia mecánica.Por lo tanto, la valoración de esta variable puede ser de utilidad en la evaluación de lacapacidad de resistencia.49Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 50. 4.2. Evaluación de la potencia y de la capacidad anaeróbicas.Existe cierta confusión a la hora de establecer qué se entiende por potencia y capacidadanaeróbica. Por ello, en primer lugar vamos a concretar qué entendemos por potencia ycapacidad de un sistema. Posteriormente expondremos los principales procedimientosque se pueden seguir para medir la potencia y capacidad anaeróbicas.La potencia de un sistema es cociente entre el trabajo producido y el tiempo empleadoen producirlo. Desde el punto de vista físico se representa como el producto de la fuerzay la velocidad. Por lo tanto una misma potencia puede ser alcanzada por dosprocedimientos bien distintos y hasta cierto punto antagónicos. En uno la musculaturase contraería a gran velocidad, pero generando poca fuerza. La misma potencia podríaser generada contrayendo la musculatura a menos velocidad pero generando más fuerza.Esto es debido a la naturaleza parabólica de la relación fuerza/potencia. Sin embargo, lapotencia máxima se alcanza sólo a una determinada relación óptima de fuerza yvelocidad de contracción, que puede varia r entre personas e incluso puede ser diferentepara distintos grupos musculares de una misma persona (Izquierdo y López Calbet1999).La potencia máxima anaeróbica se define como: “la potencia máxima generadacuando la energía necesaria para contraer los músculos es proporcionada únicamentepor fuentes energéticas anaeróbicas.”Green (1994) ha definido la capacidad anaeróbica como la cantidad máxima de ATPresintetizada por el metabolismo anaeróbico (de la totalidad del organismo) durante untipo específico de esfuerzo máximo, de corta duración. Es decir, es condición "sine quaenon" que el ejercicio produzca el agotamiento en poco tiempo. Si el agotamiento tienelugar en menos de dos minutos, la cantidad de ATP suministrada por el metabolismoanaeróbico, probablemente no será máxima. El término capacidad anaeróbica indica elmáximo de ATP que puede llegar a suministrar el metabolismo anaeróbico en un sóloesfuerzo.La cantidad total de ATP que puede ser resintetizado por procesos metabólicosanaeróbicos y sin producción de lactato constituye la capacidad anaeróbica aláctica.Mientras que, a la cantidad total de ATP que puede resintetizar la vía glucolítica en unesfuerzo de máxima intensidad hasta el agotamiento se la denomina capacidadanaeróbica láctica o glucolítica. De igual modo, a la cantidad máxima de ATPresintetizada por unidad de tiempo, por parte del el metabolismo energético anaeróbico,sin producción de lactato, se la llama potencia anaeróbica aláctica. El términopotencia anaeróbica láctica se emplea para referirse a la cantidad máxima de ATPresintetizada por unidad de tiempo, por parte del la glucólisis.50Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 51. La potencia anaeróbica aláctica viene determinada por la velocidad máxima con que lamiosina ATPasa es capaz de hidrolizar ATP "in vivo", puesto que la velocidad desuministro de ATP por parte de la reacción de la creatina fosfoquinasa (CPK o CK) essuperior a la máxima actividad de la miosina ATPasa y, por lo tanto, no es limitante. Deahí que, la expresió n mecánica de la potencia anaeróbica aláctica sólo se manifestará enaquellos esfuerzos que reúnan las condiciones óptimas de velocidad y resistenciamecánica (fuerza), para que se pueda alcanzar la potencia mecánica máxima.La potencia anaeróbica láctica depende la actividad de la fosfofructoquinasa (PFK), queprobablemente alcanza su máxima actividad entre los 10 y 30 segundos de esfuerzo,debido al aumento de la temperatura y a la acumulación de metabolitos estimulantes dela PFK. Más allá de los 30-40 s, la caída del pH actúa inhibiendo a la PFK. Por ello,aquellos mecanismos capaces de retrasar la caída del pH intramuscular (capacidadtampón y capacidad de transporte de protones o hidrogeniones la espacio extracelular)podrían contribuir a la potencia y a la capacidad anaeróbicas. Para conocer el gradomáximo de activación de la PFK, la capacidad tampón o la capacidad de transporte deprotones, es necesario obtener una biopsia muscular. Aún así, no se puede determinar lamáxima actividad de la PFK durante el ejercicio, al no ser posible la reproducción fiablede las condiciones microambientales presentes durante el ejercicio “in vivo”. Encambio, es posible determinar la dinámica con la que se acumula lactato en el músculo,pero se requieren varias biopsias musculares (Bogdanis y col. 1996; Spriet 1995). Pararealizar cada biopsia habría que parar el esfuerzo, por lo que deberían utilizarse datosprocedentes de esfuerzos interrumpidos tras lapsos temporales cada vez más largos ydejando un tiempo de recuperación entre os esfuerzos suficientemente amplio. Aún así,se subestimaría la potencia anaeróbica láctica real al no tomar en consideración ellactato que ha pasado al espacio intersticial y de ahí, al torrente sanguíneo. Por lo tanto,sólo es posible tener una idea aproximada de cuál puede ser la potencia anaeróbicaláctica y para ello hay que utilizar métodos invasivos. Mientras que la determinacióninvasiva de la potencia anaeróbica láctica en seres humanos resulta extremadamentecomplicada, la evaluación de la potencia anaeróbica láctica mediante un test de esfuerzoo pruebas indirectas es prácticamente imposible, ya que no se puede deducir, a partir dela lactatemia, la cinética de producción muscular de lactato en pruebas de cortaduración, pues la mayor parte del lactato producido en esfuerzos de corta duración y altaintensidad se acumula en el propio músculo (Bangsbo y col. 1990). Posteriormente,durante la recuperación el lactato va siendo transportado desde el músculo hacia lasangre, por lo que el pico sanguíneo en concentración de lactato se alcanza durante larecuperación.Esta división del metabolismo energético y por tanto, de las cualidades físicasanaeróbicas, en sus componentes láctico y aláctico, con sus respectivas potencias ycapacidades, corresponde a la concepción clásica que en su día propugnó el eminentefisiólogo del ejercicio Rodolfo Margaria, ya fallecido (para revisión ver López Calbet1999). Di Prampero (1981; 1999) comunicó que la producción de energía por la vía51Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 52. glucolítica tenía una latencia de al menos 6 segundos, obligando a recurrir a otrossistemas de obtención de energía más rápidos (fosfágenos). En concordancia con loshallazgos de Di Prampero (1981; 1999), recientemente hemos observado que durante larealización de un test de Wingate (ver más adelante en que consiste este test) sólo seempieza a detectar un incremento significativo de lactato en sangre después de losprimeros 15 segundos (Calbet y col. 2001). Sin embargo, tanto los postulados deMargaria como los de Di Prampero se basaban en la evolución de la lactatemia y no endeterminaciones de la concentración muscular de lactato en biopsias musculares. Pocodespués, Jacobs y col. (1983) demostraron que a los 10 segundos de un esfuerzosupramáximo la concentración muscular de lactato es de 5 a 8 veces superior a laobservada en reposo.Datos más recientes demuestran que esta división es un tanto artificiosa y que inclusodurante el esfuerzo máximo de muy corta duración la contribución de la glucólisis almetabolismo energético alcanza proporciones considerables (Greenhaff y Timmons1998). La máxima actividad glucogenolítica y glucolítica se alcanza durante los 10primeros segundos del ejercicio de alta intensidad de tipo "all-out" (Gaitanos y col.1993; Greenhaff y Timmons 1998; Jones y col. 1985b; Spriet 1995), incluso durante elejercicio intermitente de tipo "all-out" (Bogdanis y col. 1996; Gaitanos y col. 1993).Además, Hultman y Sjöholm (1983) observaron que un 20 % de la energía utilizadadurante los primeros 1,28 segundos de una contracción muscular casi máxima,producida por estimulación eléctrica, provienen de la vía glucolítica; mientras que a los2.56 s la contribución de la vía glucolítica alcanza el 50 %. Los datos anterioresconcuerdan con los estudios de Jones y col. (1985b) y de Gaitanos y col. (1993)(1993).Jones y col. (1985b) observaron que los en los 10 primeros segundos de un esfuerzotipo "all-out", efectuado en un ergómetro isocinético a 140 RPM, la principal víaenergética fue la glucolítica, pues del total de energía aportada por las vías metabólicasanaeróbicas, de un 70 a un 75 % fue proporcionado por la glucólisis, mientras que lahidrólisis de PC y ATP suministró el resto. Incluso en esfuerzos de muy corta duracióncomo, por ejemplo, un salto vertical, se produce una activación importante de laglucólisis, que puede ser detectada fácilmente si se recogen muestras de sangreperiférica durante la recuperación (Chamari y col. 2001) (Figura 4.2.1).Hay que tener en cuenta que la fase de impulsión hacia arriba en un salto vertical enjugadores de voleibol de elite y en estudiantes de Educación Física dura, generalmente,entre 0.3 y 0.4 s (Ferragut Fiol y col. 2002). A pesar de esta corta duración la lactatemiamedida 3 minutos después del salto aumentó 0.75 mM. Aunque este incremento es muypequeño, representa más o menos un aumento de un 50 % sobre los valores de reposoprevios al salto. Además, teniendo en cuenta el escaso tiempo que dura la contracciónmuscular, la velocidad media a la que se produce lactato en un salto vertical esprobablemente considerable.Los hallazgos de Jones y col. (1985b) se basaron en los resultados obtenidos52Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 53. exclusivamente en sólo dos sujetos. Sin embargo, Gaitanos y col. (1993) corroboraronposteriormente los resultados de Jones y col. (1985b), al determinar la contribuciónrelativa de los fosfágenos y de la glucólisis (producción de lactato y acumulación depiruvato) a la resíntesis de ATP durante esprints en cicloergó metro de 6 segundos deduración.53Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 54. Figura 4.2.1. Concentración de lactato en una vena del antebrazo antes e inmediatamente despuésde un salto vertical similar al efectuado al realizar un bloqueo, en 11 jugadores de voleibol. Lasmedidas fueron tomadas inmediatamente antes del salto (Pre-ex), justo después del salto (t0 ), 1minuto después (t1 ), 3 minutos después (t3 ) y 5 minutos después del salto (t5 ). Los asteriscos indicandiferencias significativas con los valores observados antes del salto (Chamari y col. 2001).Gaitanos y col. (1993) observaron que la concentración intramuscular de lactatoaumentó casi 8 veces, pasando de 0.9 mM a 7 mM, mientras que la concentración de PCdisminuyó casi un 60 % y la de ATP un 13 %. Uno de los aspectos más interesantes delestudio de Gaitanos y col. (1993) es que demuestra claramente que casi la mitad (44 %)del ATP utilizado en un esprint de 6 segundos es aportado por la glucólisis anaeróbica,mientras que la PC contribuyó con un 50 % y el ATP con un 6 % (Figura 4.2.2). 1 er Esprint ATP 10º Esprint (n=8) (n=7) Glucólisis 6.3 PC 3.8 16.1 44.1 49.6 80.154Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 55. Figura 4.2.2. Producción total de ATP a través del metabolismo anaeróbico en esprints de 6segundos de duración, efectuados en cicloergómetro, repetidos tras pausas de 30 s. Los datospresentados se refieren al 1 er y 10º esprint (Gaitanos y col. 1993).55Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 56. 4.2.1. Evaluación de la potencia anaeróbicaLa evaluación de la potencia anaeróbica requiere crear una condición en la cual losmúsculos estudiados se puedan acortar en condiciones de velocidad y resistenciaóptimas Así mismo, es sumamente importante definir las características de lascontracciones musculares involucradas, pues el comportamiento mecánico es diferenteen las contracciones puramente concéntricas y en las contracciones muscularesprecedidas por un estiramiento. Deben considerarse, así mismo, las características delmovimiento efectuado con respecto a la participación de una o más articulaciones y elrecorrido articular. Finalmente, cabe tener presente si se trata de movimientos cíclicos oacíclicos. La consideración de los aspectos anteriores redunda en una mayorespecificidad de los tests destinados a evaluar la potencia anaeróbica máxima. Así unciclista de pista puede desarrollar gran potencia mecánica en contracciones muscularescíclicas, cuando son de tipo exclusivamente concéntrico y sólo involucran a lamusculatura de las extremidades inferiores, mientras que puede que desarrolle menospotencia en ejercicios de salto, o en carrera de velocidad a pie (van Ingen Schenau y col.1992).La potencia máxima en los esprints, independientemente de su duración, se alcanzadurante las primeras contracciones musculares. Desde el punto de vista energético, lapotencia máxima depende de la actividad ATPasa de la miosina y de la disponibilidadde ATP-PC. Por lo tanto, podríamos considerar que las mediciones de potencia máximainstantánea son determinaciones de la potencia anaeróbica aláctica, conforme a laclasificación tradicional. Sin embargo, las mediciones de potencia anaeróbica media,incluyen los componentes aláctico y láctico de la potencia anaeróbica. La contribucióndel componente láctico será tanto mayor cuanto más prolongado sea el intervalo detiempo analizado o promediado, teniendo en cuenta que en esprints de duración superiora 6 segundos, la contribución de la glucólisis ya es superior a la contribución de losfosfágenos (Gaitanos y col. 1993; Jacobs y col. 1983).Los valores de potencia instantánea pueden ser muy superiores a los de potencia media,incluso en esfuerzos de muy corta duración. Por ejemplo, durante la carrera de 100 mlisos un buen velocista que tenga una masa corporal de 80 kg para alcanzar unavelocidad máxima de 11.5 m.s-1 en 4 segundos, necesitaría desarrollar una potenciamedia durante los 4 primeros segundos de la carrera de 1300 W para acelerar su centrode gravedad (van Ingen Schenau y col. 1994). No obstante, se ha estimado que lapotencia máxima instantánea podría alcanzar valores de 3000 W en la salida, asumiendouna velocidad máxima en la salida de tacos de 3.6 m.s-1 y una aceleración media de 10-11 m.s-2 (van Ingen Schenau y col. 1994). Así mismo, en la carrera de 100 m, lavelocidad máxima se alcanza entre los 50 y los 60 m, instante en que finaliza la fase deaceleración. Suponiendo que la velocidad máxima alcanzada sea de 11.5 m.s-1 , unvelocista de 80 kg de peso necesitaría desarrollar una potencia media de 1330 W para56Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 57. mantener la velocidad máxima (van Ingen Schenau y col. 1994).Según cálculos de Van Ingen Schenau y col. (1994) los esprinters de elite en disciplinascomo la carrera a pie, el patinaje sobre hielo y el ciclismo, necesitan una potencia mediadurante la fase inicial de aceleración del esprint de unos 20 W.kg-1 , mientras quedurante un esprint prolongado de 30 s tienen que desarrollar una potencia media de 14-15 W.kg-1 y 10-11 W.kg-1 durante un esprint de 60 s. Recientemente medimos lapotencia máxima desarrollada por ciclistas de pista del equipo español de velocidad,tanto en test de laboratorio (mediante test de Wingate, ver más adelante) como enesprints de 500 m (mediante SRM). En el caso de los velocistas que compiten por lasmedallas en las Olimpiadas y en los Campeonatos del Mundo, las potencias máximas seencuentran entre 23 y 25 W.kg-1 de masa corporal (Calbet y col. 2001). La potenciamedia en el test de Wingate oscila entre valores medios de 14 W.kg-1 en los velocistas y12.8 W.kg-1 en los fondistas del Equipo Español de ciclismo en pista. Los ciclistas quecompiten por medallas en las Olimpiadas desarrollan potencias medias en el test deWingate próximas a 16 W.kg-1 (Calbet y col. 2001). Por lo tanto, los tests destinados amedir la potencia anaeróbica máxima deben ser tests de corta duración y orientados aproducir la contracción muscular a la máxima velocidad posible. Entre las pruebas quehan sido más preconizadas para medir la potencia anaeróbica máxima destacan: - Test monoarticulares para la valoración de la curva fuerza-velocidad. - Test de salto vertical con o sin sobrecarga. - Test de ascenso rápido de escaleras (Test de Margaria-Kalamen). - Determinación de la curva fuerza- velocidad en cicloergómetro (Vandewalle y col. 1987a). - Test anaeróbico de Wingate.De los anteriores sólo nos vamos a referir a los dos primeros y al test de Wingate. El testde Margaria-Kalamen no se utiliza en la actualidad.4.2.1.1. Test monoarticulares.Los ejercicios monoarticulares de tipo balístico, tales como la flexión o extensión delcodo, muestran curvas fuerza-velocidad de tipo exponencial o hiperbólico (Vandewalley col. 1987b). Este tipo de evaluación es relativamente sencillo, pero hacen faltainstrumentos sofisticados, que permitan medir simultáneamente la fuerza desarrollada yla velocidad de acortamiento del músculo. Para poder medir la potencia máxima esnecesario hacer pruebas con distintas resistencias e ir midiendo la potencia desarrollada57Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 58. frente a cada resistencia. Al final se obtendrá una curva parecida a la presentada en laFigura 4.2.3. Este tipo de test se puede hacer utilizando dinamómetros isocinéticos, conlo cual es posible estudiar la potencia desarrollada a distintas velocidades de flexiónarticular. Alternativamente, en el ámbito del entrenamiento deportivo, es preferibleutilizar ejercicios con “peso libre” y total libertad de movimiento, mucho más parecidosa las condiciones que se dan en la ejecución real de los movimientos, en los que lavelocidad de acortamiento muscular es variable y no fija. No obstante, losdinamómetros isocinéticos son adecuados para el seguimiento y evaluación en el ámbitode la Rehabilitacion y la Fisioterapia.En el terreno deportivo, la potencia ejercida en una acción muscular puede ser medidacon bastante fiabilidad y validez si se conoce con exactitud el peso con el que se estátrabajando y al mismo tiempo que se realiza el movimiento se mide la velocidad dedesplazamiento. Esto es relativamente fácil de hacer si se une el peso a un cable de untransductor de posición lineal. Este último aparato registra el desplazamientoexperimentado por el cable (que es retráctil) y la velocidad a la que se produce esedesplazamiento. Conociendo la resistencia (“peso”) y la velocidad del movimiento sepuede obtener un valor de potencia. Figura 4.2.3. Curva Fuerza-Velocidad de acortamiento durante la contracción isotónica del músculo esquelético (trazo continuo, círculos vacíos). En trazo discontinuo (círculos negros) se representan los valores de potencia máxima alcanzable, en función de la fuerza desarrollada. "Fo" es la fuerza isométrica máxima; "Vmax" es la velocidad máxima de acortamiento.58Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 59. Sin embargo, la mayoría de las acciones musculares que efectúa un deportista no soncontracciones musculares simples y aisladas, sino que implican a varios músculos comoocurre, por ejemplo, en los saltos. Además, muchas veces lo que más interesa es sabercuál es la potencia anaeróbica máxima que puede generar un deportista en determinadogesto deportivo como por ejemplo la carrera, el remo, el pedaleo, un lanzamiento. Paraello es necesario disponer de ergómetros específicos y hacer varias pruebas con distintasresistencias. En el caso del análisis de gestos deportivos específicos hay otro factorañadido que es crucial: el tiempo disponible para la aplicación de fuerza. Datosobtenidos en nuestro laboratorio demuestran que la principal diferencia mecánica quepermite a los jugadores de voleibol saltar más alto y generar más potencia mecánica enel salto vertical es su capacidad para generar más fuerza en menos tiempo, de tal maneraque aunque el tiempo empleado en aplicar fuerza para saltar es prácticamente el mismoen estudiantes de Educación Física (no saltadores) y en jugadores voleibol de elite, losjugadores de voleibol son capaces de, usando un mismo tiempo de impulso, saltar másalto, simplemente, porque sus músculos generan más fuerza en menos tiempo,permitiendo un mayor impulso mecánico con el mismo tiempo de aplicación de fuerza(Ferragut Fiol y col. 2002). Si tomamos como ejemplo la carrera de velocidad, loimportante, en términos de potencia, es la capacidad para generar fuerzas elevadasdurante el tiempo que dura la fase de impulsión (aproximadamente unos 40-50 ms, o seala mitad del tiempo de contacto que oscila entre los 90 y 100 ms en los mejoresvelocistas) (Kuitunen y col. 2002). SJ CMJ 0,48 0,54 0,46 r= 0.96 (p<0.001) 0,52 r= 0.92 (p<0.001) 0,44 0,50 Tiempo de vuelo (s) 0,42 0,48 0,40 0,46 0,38 0,44 0,36 0,42 0,34 0,40 0,32 0,38 0,30 0,36 0,35 0,40 0,45 0,50 0,55 0,60 0,65 0,18 0,20 0,22 0,24 0,26 0,28 0,30 0,32 -1 -1 Impulso (kp.s.kg ) Impulso (kp.s.kg )Figura 4.2.4. Relación entre el tiempo de vuelo en el salto desde la posición de semisentadilla, rodillasflexionadas a 90 y manos en las caderas con o sin contramovimiento o "squat jump" (SJ) y"countermouvement jump" (CMJ) y el impulso mecánico generado en salto por kg de masa corporal.Datos obtenidos en 14 estudiantes de Educación Física (López Calbet y col. 1998).59Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 60. 4.2.1.2. Tests de salto vertical.Sargent (Sargent 1921; Sargent 1924) propuso la determinación de la potencia musculargeneral a partir de la medición de la máxima altura alcanzada en un test de saltovertical. No obstante, la altura del salto es una dimensión del trabajo realizado y no de lapotencia desarrollada. Para estimar la potencia a partir de la altura de un salto vertical esnecesario conocer el trabajo realizado y el tiempo invertido en su ejecución. Por lotanto, para poder calcular la potencia instantánea durante la ejecución de un salto espreciso medir al mismo tiempo que el componente vertical de la fuerza, la velocidadvertical del centro de masas. Para medir la velocidad vertical del centro de masas, esnecesario un sistema de análisis 3D (tridimensional), goniómetros o una plataforma defuerzas. Así mismo, para medir el componente vertical de la fuerza se necesita unaplataforma de fuerzas. Además, las señales de velocidad del centro de masas y de fuerzadeben estar sincronizadas para poder obtener la potencia instantánea.Alternativamente, se han propuesto diferentes fórmulas que permiten estimar lapotencia desarrollada a partir de la altura alcanzada en el salto. Tomando la precauciónde estandarizar las condiciones de ejecución y efectuando tres o más intentos, se lograníndices de correlación test-retest altos (r=0.95) (Bosco y col. 1983). En nuestrolaboratorio (López Calbet y col. 1998) hemos observado que la altura alcanzada en un"squat jump" correlaciona muy bien con el impulso mecánico desarrollado por kg demasa corporal (r=0.96) (Figura 4.2.4). Por lo tanto, a efectos prácticos se puede utilizardirectamente la altura del salto como una estimación de la potencia máxima. De hecho,tal y como puede apreciarse en la Figura 4.2.5. Existe una buena relación entre la alturade vuelo en el SJ y la aceleración máxima que se puede alcanzar en la carrera de 30metros, medida mediante células fotoeléctricas. 6 Acel max en 30 m (m·s-2) 5 r = 0.78, p<0.001 4 3 2 0 0,0 0,3 0,4 0,5 0,660 Tiempo de vuelo en SJ (s)Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 61. Figura 4.2.5. Relación entre la aceleración máxima en una prueba de 30 m de velocidad con salida parada, medida mediante células fotoeléctricas dispuestas cada 5 metros y la altura de vuelo alcanzada en el SJ, determinada mediante una platafor ma de fuerzas.Es importante tener en cuenta que los tests de salto son muy fáciles de efectuar yaportan una información muy valiosa para muchos deportes. Es de capital importanciaque estos tests se efectúen en condiciones muy bien estandarizadas, pues el resultadoobtenido varía dependiendo de la temperatura muscular. Para evitar este últimoinconveniente es necesario efectuar siempre un calentamiento estándar (Sargeant 1987).61Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 62. 4.2.1.3. Test de Wingate.Este procedimiento fue elaborado en la década de los 70 en el Departamento deInvestigación y Medicina Deportiva del Instituto Wingate de Educación Física yDeportes de Israel (Bar-Or 1987). Desde su publicación inicial en 1974 ha sidoperfeccionado y adaptado a diversas poblaciones. El test de Wingate consiste enpedalear (con las manos o los pies, según modalidades) lo más rápidamente posibledurante 30 segundos. La fuerza de frenado se establece en función de la masa corporal ylas características del sujeto, tratando de buscar una relación óptima defuerza-velocidad. La Figura 4.2.6 representa un ejemplo de potencias desarrolladas pordistintos deportistas con diversas fuerzas de frenado. Bar-Or (1987) recomienda utilizaruna fuerza de frenado de 0.090 kp.kg-1 de masa corporal en adultos no deportistas y0.100 kp.kg-1 en atletas adultos. En el caso de sujetos obesos, mujeres o niños, estascifras han de ser algo menores. No obstante, un pequeño alejamiento de la fuerza óptimade frenado para la obtención de la potencia anaeróbica máxima, como por ejemplo de0.5 J.revolución-1 .kg-1 de peso corporal, tiene escasa influencia en la potencia medialograda. 1000 800 Potencia (w) 600 400 200 0 0 2 4 6 8 10 12 14 Fuerza de frenado (kp)Figura 4.2.6. Curvas de potencia fuerza de frenado (gráfica de la izquierda) y velocidad máxima depedaleo (RPM)/ fuerza de frenado en la (gráfica de la derecha) en 10 mujeres, estudiantes deEducación Física, aplicando los procedimientos descritos por Vandewalle y col. (1987a).Entre las variables que proporciona el test de Wingate las más utilizadas han sido lapotencia máxima, la potencia media y el índice de fatiga (Figura 4.2.7). La potenciamáxima se define como la mayor potencia desarrollada durante el test, promediada cada62Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 63. 3 ó 5 segundos. Se suele alcanzar antes del 10º segundo si el test está bien realizado.Con cicloergómetros electromagnéticos provistos de sensores de fuerza en los pedales ocon cicloergómetros mecánicos provistos de sensores de velocidad de pedaleo de altaresolución, es posible calcular la potencia máxima instantánea en una pedalada (LópezCalbet 1999; López Calbet y col. 1995), que es una buena medida de la potenciaanaeróbica máxima. Recientemente hemos modificado un cicloergómetro Monark paraque pueda medir directamente la potencia desarrollada por las bielas en el plato usandoel sistema SRM.La potencia media resulta de dividir el trabajo efectuado entre los 30 segundos que durael test. Algunos autores han hecho equivalente la potencia media producida a lacapacidad anaeróbica. No obstante, la duración del test es insuficiente para permitir lautilización de la totalidad de la capacidad anaeróbica del metabolismo anaeróbico(Calbet y col. 1997; Medbo y col. 1988). Para evitar este problema se ha propuestoalargar el test de Wingate hasta 45 s, pero aún así en la mayoría de los sujetos, 45 s sigue siendo una duración insuficiente como para permitir la utilización completa de la capacidad anaeróbica, tal y como demostramos recientemente (Calbet y col. 1997). Sin embargo, en ciclistas de pista de elite hemos observado que la totalidad de la capacidad anaeróbica podría ser utilizada un test de Wingate de duración entre 40 y 50 segundos (Calbet y col. 2001) (Figura 4.2.8).Figura 4.2.7. Test de Wingate. La zona rayada representael trabajo total realizado en los 30 segundos que dura eltest. "IF" es el índice de fatiga.Figura 4.2.8. La contribución del 100 Sprint normoxiametabolismo anaeróbico al gasto Anaerobic Energy Yield (%)energético durante el test de 90 Endurance normoxiaWingate disminuye 80paulatinamente a medida que el 70test se prolonga, de tal manera 60que es posible estimar a partir de 5063 40 30 20 10Centro Olímpico de Estudios Superiores 0 0 5 10 15 20 25 30 35 40 45 50 Time (s)
  • 64. qué duración el metabolismo anaeróbico ya no contribuiráal gasto energético (en este ejemplo entre los 40 y los 50 s).Datos obtenidos en ciclistas del equipo Nacional Español deciclismo en pista (Calbet y col. 2002, no publicado).El índice de fatiga representa la pérdida de potencia experimentada desde el momentoen que se alcanza la máxima potencia y la finalización del test. El índice de fatiga seexpresa como porcentaje de la potencia máxima o como la pendiente del ajuste lineal,por mínimos cuadrados, de la evolución de la potencia entre sus valores máximo ymínimo. Es el menos fiable y válido de los datos que proporciona el test de Wingate.Sin embargo, es muy sensible a efectos del entrenamiento y a la especialidad deportiva,de tal manera que los ciclistas de pista de elite especializados en disciplinas de Sprint normoxiaresistencia tienen índices de fatiga mucho menores que los ciclistas de pista de elite Endurance normoxia Sprint hypoxiaespecializados en disciplinas de velocidad (Figura 4.2.9). Endurance hypoxia 40.0 Fatigue Index (w.s ) -1 30.0 20.0 10.0 0.0 Normoxia Hypoxia Figura 4.2.9. Indice de fatiga en el test de Wingate, en ciclistas del equipo Nacional Español de ciclismo en pista (Calbet y col. 2002, no publicado). Obsérvese como el índice de fatiga de los velocistas es muy superior al observado en los fondistas.4.2.2. Evaluación de la capacidad anaeróbica.La medición de la capacidad anaeróbica presenta muchas más dificultades que ladeterminación de la potencia anaeróbica máxima, debido a que en los seres humanos lacapacidad anaeróbica no puede ser medida de forma directa y tan sólo puede ser64Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 65. estimada a través de procedimientos indirectos que se basan en presuncionesciertamente dudosas. Se han propuesto las siguientes técnicas para evaluar la capacidadanaeróbica:2.1. Determinar la lactatemia máxima de esfuerzo.2.2. Determinación de metabolitos musculares.2.3. Determinación “in vitro” de la capacidad tampón.2.4. Trabajo total en tests supramáximos de intensidad constante.2.5. Potencia media en test supramáximos tipo “all-out”.2.6. Determinación de la deuda de oxígeno.2.7. Determinación del déficit máximo de oxígeno acumulado.2.8. Test anaeróbico máximo de carrera “MART” (Maximal anaerobic running test).4.2.2.1. Lactatemia máxima de esfuerzo.Ha sido uno de los procedimientos más utilizados para tratar de evaluar la importanciadel metabolismo anaeróbico durante el ejercicio. Sin embargo este procedimientopresenta importantes limitaciones. Datos no publicados obtenidos en nuestrolaboratorio, en colaboración con el profesor Rafael Martin Varones demuestran que no 26 Acero,existe relación entre la lactatemia máxima y la capacidad anaeróbica, ni antes ni después Mujeresde seguir un programa de entrenamiento específico para la mejora de esta cualidad 24 Lactatemia (mM)(Figura 4.2.10). Tal vez lo más interesante de la Figura 9 es subrayar que, a pesar de lasimportantes diferencias en cuanto a las marcas conseguidas, el pico de lactato no fue útil 22para discriminar entre corredores buenos y malos. Mientras que el VO 2 max correlacionócon la marca en 400 20 (r=-0.64, p<0.001). m 18 16 14 55 60 65 70 75 80 85 90 Marca en 400 m (s)65Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 66. Figura 4.2.10. Relación entre la marca en una carrera de 400 m y el pico de lactato medido durantela recuperación (1, 3, 5, 7 y 10 minutos) en sangre obtenida del lóbulo de la oreja pretratado conFinalgón. Los círculos negros representan los valores correspondientes a los varones y los círculosblancos los valores correspondientes a las mujeres. El valor medio del pico de lactato en loshombres fue de 20.5±2.3 mM (cuadrado negro) y en las mujeres de 18.1±2.4 (cuadrado blanco)(p<0.05). Datos obtenidos en estudiantes de Educación Física.66Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 67. Sin embargo, algunos autores han observado correlaciones significativas, aunque nomuy altas (coeficientes de correlación entre 0.4-0.8) en deportistas de alto nivel. Lasmejores correlaciones entre la marca deportiva y la lactatemia máxima en corredores de400 y 800m son las comunicadas por Lacour y col. (1990). No obstante, estos autoresincluyeron en el cálculo de sus correlaciones varios valores de un mismo sujetomezclados con valores aislados de otros sujetos, lo cual no es correcto desde el punto devista estadístico. Otra limitación de este procedimiento es inherente a la técnica seguidapara efectuar la medición de lactatemia, el lugar en que se efectúa el pinchazo, el tipo desangre utilizada (arterial, venosa periférica, capilar del pulpejo de un dedo, capilar dellóbulo de la oreja, etc.) y la importante variabilidad que puede presentar el pico el delactato después del ejercicio de alta intensidad. En un estudio reciente efectuado enciclistas de pista de elite, en los que se midió la concentración de lactato en sangreobtenida de la vena femoral cada 5 segundos, durante un test de Wingate de 30 s, el picode lactato al final del test de Wingate no guardó relación con la potencia media nipermitió discriminar entre ciclistas especializados en pruebas de resistencia y ciclistasespecializados en pruebas de velocidad (Calbet y col. 2001).4.2.2.2. Metabolitos musculares.Son necesarias biopsias musculares, por lo que esta técnica sólo se emplea eninvestigación. Los metabolitos más importantes son: Lactato muscular, nucleótidos(ATP, ADP, IMP), creatina y fosfocreatina. No obstante, para poder medir conexactitud la contribución de las vías metabólicas anaeróbicas es necesario cuantificaralgunos intermediarios de la glucólisis que se acumulan durante el ejercicio de altaintensidad, como por ejemplo la glucosa 6 fosfato, el piruvato, etc. Para poder medirestos metabolitos hay que realizar biopsias musculares y el proceso analítico de lasmismas es bastante complejo. Algunos metabolitos se pueden determinar medianteespectroscopia de resonancia magnética nuclear (RMN). No obstante, la RMN sólopermite estimar el valor real, por lo que sólo es útil para estudiar cambios relativos en laconcentración (por ejemplo, velocidad de recuperación, etc). Otro inconveniente de laRNM reside en el tipo de ejercicios en los que se pueden efectuar estas mediciones y locostoso del equipo.4.2.2.3. Capacidad tampón “in vitro”.La capacidad tampón es uno de los factores que contribuyen a la capacidad anaeróbica(McNaughton y col. 1999; Saltin 1990; Saltin y col. 1995; Walter y col. 1999). Se mideen biopsias musculares por lo que su uso queda restringido a la investigación. Las67Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 68. principales limitaciones de esta técnica residen en la representatividad de la pieza debiopsia (los datos obtenidos sólo representan a una mínima parte de la musculaturaactivada, unos 50 mg) y en que no evalúa los sistemas de transporte de lactato yprotones (MCT, monocarboxylate transporter), que juegan un papel crucial en lacapacidad tampón muscular “in vivo” (Bonen 2001; Evertsen y col. 2001; Green y col.2002; Juel 2001).4.2.2.4. Trabajo total en tests supramáximos de intensidad constante.Si su duración es superior a 60 segundos son más aeróbicos que anaeróbicos (Medbo ycol. 1988; Medbo y Tabata 1993), por lo que su validez es escasa. Además son menosreproducibles que los tests de tipo “all out” (Calbet y col. 1998a; Coggan y Costill1984; Vandewalle y col. 1987b). Este tipo de test se usa poco en la actualidad paraevaluar la capacidad anaeróbica (el lector interesado puede encontrar una descripcióndetallada de los mismos en López Calbet (1999)).4.2.2.5. Potencia media en test supramáximos tipo “all-out”.El más utilizado es el test de Wingate. Se asume que la potencia media desarrollada enel test de tipo “all-out” depende principalmente de la capacidad anaeróbica. Esto escierto siempre y cuando la duración del test no se extienda más allá de los 60 s (Craig ycol. 1989). Desde una perspectiva práctica, los tests tipo “all-out” son los másadecuados para evaluar la evolución de la capacidad anaeróbica. Además permiten almismo tiempo obtener datos validos y fiables de potencia anaeróbica y fatigabilidad.4.2.2.6. Determinación de la deuda de oxígeno.Totalmente inútil a efectos de medir la capacidad anaeróbica por lo que ya no se utilizahoy en día (el lector interesado puede encontrar una descripción detallada delsignificado fisiológico y utilidad práctica de la deuda de oxígeno máxima en LópezCalbet (1999)).4.2.2.7. Determinación del déficit máximo de oxígeno acumulado.La determinación del déficit máximo de oxígeno acumulado plantea muchos problemaspero, hoy por hoy, es el único procedimiento que permite establecer una valoración68Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 69. aproximada de la capacidad anaeróbica (Bangsbo y col. 1990; Bangsbo y col. 1993;Gastin 1994; Medbo y Burgers 1990; Medbo y Tabata 1989; Medbo y Tabata 1993;Saltin 1990). Ninguno de los tests descritos para determinar el déficit máximo de O2acumulado da una medida totalmente válida y fiable de la capacidad anaeróbica, porrazones que han sido tratadas en profundidad con anterioridad (López Calbet 1999)(Figura 4.2.11). La medición del déficit máximo de O2 acumulado presenta numerosaslimitaciones (Bangsbo 1996; Medbo 1996). Por ejemplo, no se sabe si es correcto o noestimar la demanda de O2 a intensidades supramáximas a partir del VO 2 en intensidadessubmáximas (Dorado García y col. 1997a; Dorado García y col. 1997b). El défcitmáximo de O2 también se puede medir utilizando test de tipo “all-out” cuyo máximoexponente sería el test de Wingate (Calbet y col. 1997; Gastin y col. 1995; Gastin yLawson 1994). Los tests de tipo “all-out” presentan las ventajas adiciona les de ser másfiables, durar menos tiempo y permitir medir simultáneamente la capacidad anaeróbicay la potencia anaeróbica máxima (Calbet y col. 1997). El inconveniente que plantean esque su análisis es muy complejo, pues implica la utilización de modelos no lineales quepermitan contabilizar en la demanda de energía los cambios debidos a modificacionesen la frecuencia de pedaleo a lo largo del test supramáximo (Calbet y col. 2001). Sontan laboriosos que su aplicación está restringida al ámbito de la investigación o aldeportista de elite.69Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 70. Figura 4.2.11. Procedimiento descrito por Medbø y col. (1988) para determinar el déficit máximo de oxígeno acumulado. A partir de la recta de economía se calcula, por extrapolación, la demanda de oxígeno correspondiente a la intensidad del esfuerzo supramáximo (120-130 % del VO2 max). Durante el test supramáximo se determina el VO2 acumulado y el tiempo de resistencia. El déficit máximo de oxígeno acumulado se calcula substrayendo de la demanda acumulada de oxígeno (corresponde al área del rectángulo representado en la figura) el consumo acumulado de O (zona rayada 2 debajo de la curva).70Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 71. 4.2.2.8. Test anaeróbico máximo de carrera “MART” (Maximal anaerobicrunning test).Este test fue concebido en 1987 y estudiado inicialmente en el Instituto de Investigaciónde Deportes Olímpicos de Jyväskylä (Finlandia), bajo la dirección del profesor H. K.Rusko (Rusko 1996). Dicho investigador señaló que el test MART nació para intentarresponder a las preguntas de los entrenadores de los velocistas y mediofondistas quepensaban que los tests clásicos de evaluación de la resistencia aeróbica o los deevaluación del metabolismo anaeróbico existentes hasta esa fecha no suministraban unainformación práctica suficiente, ni para evaluar los puntos fuertes y débiles, ni paraprescribir ritmos individualizados de entrenamiento de series, ni para evaluar laprogresión de dichos deportistas. En este contexto, Rusko y col. (1993), desarrollaronun nuevo test, llamado test anaeróbico máximo de carrera (“maximal anaerobic runningtest” (MART)), que tenía por objeto cuantificar en un sólo test los componentesmetabólicos y los componentes neuromusculares de las solicitaciones máximasanaeróbicas de los deportistas. El objetivo de este test es evaluar el metabolismoanaeróbico del deportista en su conjunto y permitir prescribir el entrenamiento de seriesde modo individualizado.El protocolo original del MART (Rusko y col. 1993) consiste en realizar series de 20segundos de carrera en tapiz rodante, intercaladas con pausas de recuperación de 100segundos entre cada serie. Como los tapices rodantes necesitan unos segundos paraalcanzar la velocidad elegida, los sujetos suele n realizar una fase de aceleración previaque dura unos 5 a 10 segundos, en función de las características técnicas del tapizrodante. Esta fase de aceleración previa no se suele contabilizar como tiempo de carrera.En deportistas, la primera serie de 20 segundos (precedida de los 5-10 segundos deaceleración inicial) se realiza a 3.97 m.s-1 (14.3 Km.h-1 ) con una pendiente del tapiz de5o (8.75 %). En las siguientes series la velocidad del tapiz se va aumentando 0.35 m.s-1 (1.26 Km.h-1 ) en cada serie hasta que el sujeto se agote.Antes de comenzar el test, a los 15”, 25” y 35” de haber finalizado cada serie, y a los2.5, 5.0 y 15.0 minutos de haberse agotado, los sujetos realizan un test de salto verticalprecedido de contramovimiento (CMJ). En cada serie, se considera como valor de laaltura del salto vertical a la media de los dos mejores saltos realizados al terminar cadaserie. Además, para analizar la concentración sanguínea de lactato, se extraen muestrasde sangre arterializada antes de comenzar el test, a los 40” de haber finalizado cadaserie, y a los 2.5, 5.0 y 15.0 minutos de haberse agotado el sujeto.Como la potencia mecánica (W) es muy difícil de medir durante una carrera en tapizrodante, la potencia se expresa en equivalentes de oxígeno, usando la fórmula delColegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM 1986):71Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 72. VO2 (ml.Kg-1 .min-1 )=12.v(m.s-1 )+54.g(frac).v(m.s-1 )+3.5siendo:v: velocidad del tapiz rodante.g: pendiente del tapiz rodante expresada como la tangente del ángulo con la horizontal(en el caso del protocolo realizado sería el 8.75%(0.0875).El agotamiento en el test MART se define como el momento en el cual el sujeto nopuede seguir corriendo en el tapiz rodante. La potencia máxima de carrera (Wmax) secalcula teniendo en cuenta la potencia correspondiente a la última serie completa (20”)realizada por el sujeto, y el tiempo que ha podido aguantar durante la siguiente serieincompleta (< 20”). Si el sujeto pudo correr durante 10 segundos o menos de 10segundos en la última serie que le produce el agotamiento, su (Wmax) se calculaañadiendo 1 ml.Kg-1 .min-1 a la potencia de la última serie completa realizada, mientrasque su máxima velocidad (Vmax) se calcula añadiendo 0.06 m.s-1 (0.22 Km.h-1 ) a lavelocidad de la última serie completa. Por cada 2 segundos que el sujeto aguanta porencima de los 10 segundos antes de alcanzar el agotamiento en la última serieincompleta, la (Wmax) se aumenta de 1 ml.Kg-1 .min-1 , y la velocidad de 0.06 m.s-1 (0.22Km.h-1 ). Este cálculo de (Wmax) está basado en la relación que existe entre (Wmax) ytiempo de agotamiento en los sprints cortos realizados a máxima intensidad en el tapizrodante (Margaria 1971), y en la experiencia de Rusko y col. (1993) que habíanobservado que un atleta que realiza una serie completa (20”) a una determinadavelocidad, es siempre capaz de correr por lo menos unos 7-9 segundos a la velocidad dela siguiente serie.La concentración sanguínea de lactato de cada serie y del final de la prueba se utilizapara calcular la curva velocidad-concentración sanguínea de lactato. Esto permitecalcular la potencia o la velocidad a la que se alcanza una concentración sanguínea delactato de 3 mmol/l (W3mmol ó V3mmol, respectivamente), así como la potencia o lavelocidad a la que se alcanza una concentración sanguínea de lactato de 10 mmol/l(W10mmol o V10mmol, respectivamente). La concentración sanguínea de lactato de 3mmol/l representa el comienzo de la acumulación de lactato en la sangre (reflejo de lacapacidad aeróbica), mientras que la concentración sanguínea de lactato de 10 mmol/lrepresenta la concentración media de lactato encontrada durante una carrera de 400metros (Nummela y col. 1992).El protocolo modificado, es el que han recomendado los autores en una revisiónreciente sobre el test de MART (Rusko y Nummela 1996). Las modificaciones conrespecto al protocolo original son las siguientes:72Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 73. - El MART está precedido por 20 minutos de calentamiento compuesto por 5 minutosde carrera a baja velocidad en tapiz rodante, sprints cortos y saltos verticales. Después,se descansa durante 3 minutos y los sujetos realizan 3 saltos verticales máximos, que seconsideran como valores de reposo. A continuación se toma la primera muestra desangre para tener los valores de lactato sanguíneo de reposo.- La pendiente del tapiz rodante ya no es de 5º(8.75%), como en el protocolo original,sino de 4º(7%). Este cambio se debe a que los autores creen que cuando la pendiente esmayor se está dando excesiva importancia a los factores metabólicos (capacidadanaeróbica) en los resultados del test, mientras que cuando la pendiente es menor se daexcesiva importancia a los factores neuromusculares.- La velocidad inicial, que en el protocolo original era de 3.97 m.s-1 (14.3 Km.h-1 ), esahora más variable, ya que puede oscilar entre 3 m.s-1 (10.8 km.h-1 ) y 5 m.s-1 (18 Km.h-1 ), dependiendo del nivel de aptitud física del sujeto evaluado. El aumento de velocidadde serie a serie es similar a la del protocolo original.- Una importante variación con respecto al protocolo original es que los saltos verticalesse realizan solamente antes de empezar la primera serie y al finalizar la última serie. Esdecir que no se recomienda realizar los saltos verticales durante la recuperación entreserie y serie. Esto se debe a que, según los autores, cuando se realizan muchos saltos,como ocurre en el protocolo original, los velocistas se pueden fatigar más rápidamente,y esto puede empeorar los valores máximos del test. Por eso recomiendan hacer saltossolamente antes de comenzar la primera serie y al terminar la última serie.Resultados e interpretación del MARTLa Figura 4.2.12 muestra los resultados gráficos del test de MART de dos atletasfinlandeses (S1 y S2), especialistas en 400 metros y, concretamente, la evolución de lacurva lactato- velocidad y del salto vertical. Se observa que el sujeto S1 salta más que elsujeto S2 y que la velocidad correspondiente a una concentración sanguínea de 3mmol.l-1 y de 10 mmol.l-1 es también superior en el sujeto S1. El pico de lactatosanguíneo de recuperación es similar en ambos sujetos (cercano a 18 mmol.l-1 ). Porúltimo, la evolución del salto vertical a lo largo de la prueba muestra que, en ambossujetos, los valores permanecen constantes y similares a los de reposo durante la mayorparte de la prueba, pero que a partir de una velocidad de 6.5 m.s-1 , coincidiendo con unaconcentración sanguínea de lactato cercana a 10 mmol.l-1 , se observa una disminuciónmarcada de los valores de salto vertical.Según Rusko y Nummela (1996), el objetivo del test MART es medir en un sólo test losfactores metabólicos y neuromusculares de las solicitaciones anaeróbicas máximas de73Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 74. los deportistas. Las diferentes variables medidas en el test MART y su significaciónson, según los citados autores, las siguientes:1) La potencia máxima de carrera (Pmax ó Wmax) o la velocidad máxima de carrera(Vmax ). El conocimiento de los valores de potencia máxima o de velocidad máximaalcanzados durante el test, es muy importante porque ambas están significativamenterelacionadas con la marca deportiva en ejercicios que provocan el agotamiento enmenos de 4 minutos. Rusko y Numela (1996) consideran que estos valores máximos depotencia o de velocidad serían un reflejo conjunto de la potencia láctica y de lacapacidad láctica, aunque esto todavía no ha sido demostrado experimentalmente. Hayque tener en cuenta que la duración del test de MART es superior a los 10 minutos, porlo que el metabolismo energético acumulado en el test de MART es fundamentalmenteaerobio. Aunque no se sabe lo que mide realmente la Pmax en el test de MART, locierto es que Rusko y col. (1993) encontraron una relación lineal directa significativa(r=0.89, p<0.001) entre la velocidad máxima (Vmax) o la potencia máxima (Pmax)alcanzadas en el test MART (protocolo original), y la velocidad de carrera en 400metros medida en la pista de atletismo en competición no oficial, en 13 atletasfinlandeses de 400 metros (marca comprendida entre 47.98s y 54.70s). Otros autoreshan encontrado también una relación lineal directa significativa entre Pmax y la marca en100, 800 y 1500 metros en atletismo (Emerick y col. 1995; Nummela y Rusko 1995;Rusko y col. 1993b). Esto sugiere que el test MART tiene una buena validez predictiva.Figura 4.2.12. Concentración sanguínea de lactato (la-) y altura de salto vertical (CMJ) en dosatletas finlandeses de 400 metros (S1 y S2), durante el test de MART y durante 15 minutos derecuperación. La velocidad está expresada en m.s -1 . La velocidad correspondiente a una74Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 75. concentración sanguínea de lactato de 3 mmol.l -1 y de 10 mmol.l -1 , está señalada en líneasintermitentes.2) El pico de lactato sanguíneo de recuperación. El valor del pico de lactatosanguíneo de recuperación no es un buen índice ni de capacidad ni de potenciaanaerobia, tal y como se ha comentado anteriormente. Además, es poco fiable (Bishop yGreenisen 1993; Calbet y col. 1998b; Gastin 1994; Jackson y col. 1990; Nummela y col.1996a). Además, la contribución del pico de lactato sanguíneo a la variabilidad en lamarca en una carrera de 400m, efectuada por un grupo heterogéneo de sujetos (21corredores de 400 m, 8 mediofondistas, 11 fondistas, 14 atletas de pruebas de potenciamuscular y 34 sujetos físicamente activos) fue marginal, siendo más importante lavelocidad de carrera en una prueba de 30 m (Nummela y col. 1996b).3) La potencia (P3mmol y P10mmol ) o velocidad (V3mmol y V10mmol ) de carrera a unaconcentración submáxima de lactato (3 mmol.l-1 y 10 mmol.l-1 ). Un parámetro nuevointroducido por el equipo de investigadores que estudiaron el MART es el de “economíade sprint” (Rusko y col. 1993). El término “economía de sprint” se ha llamado así paradiferenciarlo del término “economía de carrera” que se suele referir al consumo deoxígeno a una velocidad submáxima (inferior al 100% de VO2max). La denominaciónde economía de sprint se basa en la idea de que cuanto menos concentración de lactatosanguíneo se tenga a una intensidad supramáxima de ejercicio (intensidad superior al100% de VO 2 max), mejor será la economía y la técnica de carrera de un sprinter. Estaidea está fundada en el estudio de Schnabel y Kindermann (1983) que hicieron realizar aatletas un test de intensidad supramáxima en tapiz rodante pero sin provocarles elagotamiento, porque les obligaban a detenerse a todos en el mismo momento, antes deproducirse el agotamiento. Los autores encontraron que los atletas que tenían unosvalores de concentración de lactato sanguíneo más bajos en el momento de pararse, eranlos que tenían mejor marca en carreras de corta duración. Basándose en este estudio yen los realizados por ellos mismos, Rusko y col. (1993) sugirieron que el parámetroP10mmol del test de MART debería ser considerado como indicador de la economía desprint, mientras que P3mmol describe el comienzo de la acumulación de lactato, y estaríarelacionado con la capacidad aeróbica. El principal problema que presentan estasvariables es su baja fiabilidad (Nummela y col. 1996a), aunque la P10mmol guarda ciertarelación con la marca en la carrera de 400 m (Nummela y col. 1996b).4) La fuerza explosiva de los músculos de las piernas (CMJ). El objetivo de lamedición del CMJ es cuantificar la capacidad para generar fuerza de los sujetos yanalizar la aparición de la fatiga durante el test. Cuando se hace el protocolo original, el75Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 76. máximo valor de CMJ se suele obtener hacia la cuarta serie, coincidiendo con unosvalores de lactato sanguíneo cercanos a 5 mmol.l-1 , mientras que los valores de CMJcomienzan a disminuir cuando las concentraciones sanguíneas de lactato son cercanas a10 mmol.l-1 (Rusko y col. 1993). No obstante, el porcentaje de pérdida de altura devuelo en los CMJs realizados durante el MART es muy poco fiable (Nummela y col.1996a) y, además, la realización de CMJs en las pausas entre esprints ha sido suprimidaen las versiones revisadas del test.En resumen, el test MART ha sido diseñado para facilitar el control del entrenamientoen disciplinas con un alto componente anaerobio y puede que sea más válido en atletasque un test de Wingate. Sin embargo, su uso no se ha generalizado en el ámbito de laFisiología del Ejercicio y de la Evaluación de la condición física, posiblemente porqueno permite medir la potencia anaeróbica máxima ni tampoco la capacidad anaeróbica,tan sólo permite estimar una serie de variables que, tal vez cuando nuestro conocimientoacerca de este test mejore puedan ser aprovechables en la programación delentrenamiento, tal y como defiende sus autores.4.3. Síntesis de ideas fundamentales.- La capacidad de resistencia o tiempo durante el cual puede ser mantenido un esfuerzode determinada intensidad depende, principalmente de: el VO 2 max, de la intensidad a laque se alcanza el umbral anaeróbico, de la disponibilidad de sustratos energéticos, de laeficiencia mecánica, de la tolerancia al estrés térmico y de factores psicológicos(motivación).- El VO2 max es una variable poco sensible a los cambios en la capacidad derendimiento en deportistas de resistencia de alto nivel, mientras que es mucho mássensible en el control de la respuesta al entrenamiento de sujetos sedentarios. Encambio, la evolución de la respuesta lactatémica al esfuerzo es mucho más sensible a loscambios en capacidad de resistencia.- Los mejores tests indirectos de que disponemos para predecir el VO 2 max son los quese basan en la determinación de la potencia máxima o de la velocidad máxima al finalde un test de intensidad progresivamente creciente hasta el agotamiento.- Se han empleado numerosos términos para referirse a fenómenos similares, pero noidénticos, que tratan de definir la intensidad de esfuerzo a partir de la cual aumenta lalactatemia en sangre. No obstante, la mayoría de los investigadores aceptan en laactualidad, que durante el esfuerzo incremental se pueden distinguir tres fases: una faseaeróbica, una zona de transición aeróbico-anaeróbica y una zona anaeróbica. Loslímites entre tres zonas pueden ser establecidos mediante tests de esfuerzo.76Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 77. - Algunos autores, especialmente en el campo del entrenamiento, denominan umbralaeróbico a la intensidad que delimita el paso de la fase aeróbica a la zona aeróbico-anaeróbica. Esta intensidad corresponde a la intensidad de esfuerzo a partir de la cual seinicia el aumento de la lactatemia (o umbral láctico de Wasserman), por lo que eltérmino umbral láctico es preferible. Mientras que denominan umbral anaeróbico a laintensidad que delimita el paso de la zona aeróbico-anaeróbica a la zona anaeróbica.- La intensidad de esfuerzo durante la cual se puede mantener constate concentraciónmás elevada de lactato en sangre delimita el concepto moderno de umbral anaeróbicoindividual (concentración máxima de lactato en estado estable, MaxLact-st o MLSS; oumbral anaeróbico individual). También se define como la intensidad de esfuerzo máselevada en la que la producción de lactato es igual a la eliminación de lactato.- El Test de Course Navette o test de Luc Léger, es el mejor test de campo para predecirel VO 2 max.- La determinación indirecta de los umbrales lácticos es muy poco fiable. El test deConconi ha sido muy cuestionado.- La determinación de la economía de movimiento y de la eficiencia energética puedeser de interés en la evaluación de la capacidad de resistencia. No obstante, los cambiosque experimenta esta variable son de muy escasa magnitud y a largo plazo.- El término potencia se reserva para la velocidad a la cual se realiza trabajo, mientrasque el término capacidad tiene el significado de trabajo total efectuadoindependientemente del tiempo invertido en llevarlo a cabo.- La capacidad anaeróbica es la cantidad máxima de ATP resintetizada por elmetabolismo anaeróbico (de la totalidad del organismo) durante un tipo específico deesfuerzo máximo, de corta duración.- La potencia anaeróbica se define como la velocidad máxima a la cual metabolismoanaeróbico (de la totalidad del organismo) puede resintetizar ATP, durante un esfuerzomáximo de corta duración.- Dado el solapamiento que existe entre los diversos sistemas energéticos anaeróbicos esmuy difícil valorar sus componentes por separado. Realmente, no disponemos detécnicas no invasivas que nos permitan determinar los componentes aláctico y láctico dela capacidad anaeróbica por separado. Tampoco podemos medir la potencia anaeróbicaláctica. No obstante, a través de la medición de la potencia máxima instantáneapodemos determinar la potencia anaeróbica aláctica. Así mismo, también es posibledeterminar de forma indirecta la capacidad anaeróbica total.- La potencia máxima se obtiene a valores óptimos de fuerza y velocidad, que varían en77Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 78. función de la tipología muscular (composición de fibras) y del entrenamiento. Por lotanto, para poder medir con cierta fiabilidad la potencia anaeróbica es necesariocontrolar las condiciones de velocidad y fuerza en que se llevan a cabo las mediciones.- Los principales procedimientos que se han aplicado para medir la potencia anaeróbicamáxima son: tests monoarticulares para la valoración de la curva fuerza-velocidad; testsde salto vertical; tests de ascenso rápido de escaleras; determinación de la curva fuerza-velocidad en cicloergómetro y el test anaeróbico de Wingate. En general, estosprocedimientos son fiables y presentan coeficientes de variación próximos al 5 %.- La determinación del déficit máximo de oxígeno constituye, al menos desde el puntode vista teórico, el mejor procedimiento de que disponemos en la actualidad paradeterminar la capacidad anaeróbica de forma no invasiva. No obstante, la incertidumbreque aún rodea a la estimación de la demanda energética durante el esfuerzo deintensidad supramáxima, la variabilidad que presenta este tipo de mediciones y lavariabilidad en los resultados obtenidos según los procedimientos seguidos paradeterminar el déficit máximo de O2, limitan su utilidad práctica.- El test anaeróbico máximo de carrera (“maximal anaerobic running test” (MART)),tiene por objeto cuantificar en un sólo test los componentes metabólicos y loscomponentes neuromusculares de las solicitaciones máximas anaeróbicas de losdeportistas. El objetivo de este test es evaluar el metabolismo anaeróbico del deportistaen su conjunto y permitir prescribir el entrenamiento de series de modo individualizado.- A efectos prácticos se puede utilizar directamente la altura del salto como unaestimación de la potencia anaeróbica máxima.- La determinación de la curva fuerza-velocidad en cicloergómetro puede ser de interésen la evaluación de la potencia anaeróbica máxima, especialmente en ciclistas. Noobstante, para que el test tenga mayor validez es necesario determinar el trabajo deaceleración del vo lante inercial del cicloergómetro.- Sería conveniente determinar también en el curso del test de Wingate la potenciamáxima instantánea, como índice de potencia anaeróbica aláctica. La potencia máximaobtenida en intervalos de 5 segundos, no puede ser considerada una medida válida de lacapacidad anaeróbica aláctica, dado que casi la mitad de la energía requerida paraefectuar un esfuerzo máximo que dure 5 segundos procede de la glucólisis.- Un incremento del tiempo de resistencia, o del trabajo efectuado en un test de esfuerzosupramáximo, no siempre es debido a una mejora de la capacidad anaeróbica. Aquellostests supramáximos que produzcan la fatiga en 60 segundos o más dependenfundamentalmente del metabolismo aeróbico, tanto más cuanto más prolongado sea eltest.78Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 79. - La medición del déficit de oxígeno en tests de tipo “all out” puede ser de gran interésen la evaluación de las cualidades anaeróbicas, pues puede aportar información acercade la potencia máxima instantánea, de la potencia media, de la cinética del VO 2 , de lacinética del déficit de O2 y del déficit de O2 acumulado. Además, tienen un mayorparecido con las estrategias que siguen los deportistas que participan en eventos quedependen, en gran medida del metabolismo anaeróbico, es decir, son más específicos.79Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 80. Bibliografía del capítulo 4.ACSM (1991) Guidelines for exercise testing and prescription. Lea & Febiger, Philadelphia.ACSM (1995) Guidelines for Exercise Testing and Prescription. Williams & Wilkins, Baltinore.Arts FJ, Kuipers H, Jeukendrup AE, Saris WH (1993) A short cycle ergometer test to predict maximalworkload and maximal oxygen uptake. Int J Sports Med 14: 460-464.Asp S, Daugaard JR, Rohde T, Adamo K, Graham T (1999) Muscle glycogen accumulation after amarathon: roles of fiber type and pro- and macroglycogen. J Appl Physiol 86: 474-478.Astrand PO, Rodahl K (1986) Textbook of Work Physiology. McGraw-Hill Book Co, New York.Baldari C, Guidetti L (2000) A simple method for individual anaerobic threshold as predictor of maxlactate steady state. Med Sci Sports Exerc 32: 1798-1802.Bang O (1936) The lactate content of the blood during and after exercise in man. Skand Arch Phsysiol 74(Suppl): 1-208.Bangsbo J (1996) Oxygen deficit: a measure of the anaerobic energy production during intense exercise?Can J Appl Physiol 21: 350-363; discussion 364-359.Bangsbo J, Gollnick PD, Graham TE, Juel C, Kiens B, Mizuno M, Saltin B (1990) Anaerobic energyproduction and O2 deficit-debt relationship during exhaustive exercise in humans. J Physiol (Lond) 422:539-559.Bangsbo J, Michalsik L, Petersen A (1993) Accumulated O2 deficit during intense exercise and musclecharacteristics of elite athletes. Int J Sports Med 14: 207-213.Barclay CJ (1994) Efficiency of fast- and slow-twitch muscles of the mouse performing cycliccontractions. J Exp Biol 193: 65-78.Barclay CJ (1996) Mechanical efficiency and fatigue of fast and slow muscles of the mouse. J Physiol497: 781-794.Bar-Or O (1987) The Wingate anaerobic test. An update on methodology, reliability and validity. SportsMed 4: 381-394.Beaver WL, Wasserman K, Whipp BJ (1986) A new method for detecting anaerobic threshold by gasexchange. J Appl Physiol 60: 2020-2027.Bergstrom J, Hermansen L, Hultaman E, Saltin B (1967) Diet, muscle glycogen, and physicalperformance. Acta Physiol Scand 71: 140-150.Billat V (1992) Détermination dune puissance critique aérobie par lévolution de la lactatémie en régimecontinu déxercise musculaire. Science et Motricité 16: 3-11.Billat V, Dalmay F, Antonini MT, Chassain AP (1994) A method for determining the maximal steady80Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 81. state of blood lactate concentration from two levels of submaximal exercise. Eur J Appl Physiol OccupPhysiol 69: 196-202.Billat V, Gratas-Delamarche A, Monnier M, Delamarche P (1995) A test to approach maximal lactatesteady-state in 12-year old boys and girls. Arch Physiol Biochem 103: 65-72.Billat VL, Demarle A, Slawinski J, Paiva M, Koralsztein JP (2001) Physical and training characteristicsof top-class marathon runners. Med Sci Sports Exerc 33: 2089-2097.Bishop PA, Greenisen M (1993) Limitations to the study of man in space in the U.S. space program.Aviat Space Environ Med 64: 238-242.Bogdanis GC, Nevill ME, Boobis LH, Lakomy HK (1996) Contribution of phosphocreatine and aerobicmetabolism to energy supply during repeated sprint exercise. J Appl Physiol 80: 876-884.Bonen A (2001) The expression of lactate transporters (MCT1 and MCT4) in heart and muscle. Eur JAppl Physiol 86: 6-11.Bosco C, Luhtanen P, Komi PV (1983) A simple method for measurement of mechanical power injumping. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 50: 273-282.Bransford DR, Howley ET (1977) Oxygen cost of running in trained and untrained men and women. MedSci Sports 9: 41-44.Brooks GA (1997) Importance of the crossover concept in exercise metabolism. Clin Exp PharmacolPhysiol 24: 889-895.Brooks GA, Mercier J (1994) Balance of carbohydrate and lipid utilization during exercise: the"crossover" concept. J Appl Physiol 76: 2253-2261.Calbet JA, Chavarren J, Dorado C (1997) Fractional use of anaerobic capacity during a 30- and a 45-sWingate test. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 76: 308-313.Calbet JAL, De Paz JA, Cabeza de Vaca S, Garatachea N, Chavarren J (2001) Effects of severe acutehypoxia (FiO2=0.105) on oxygen deficit, performance and femoral vein lactate during 30-s Wingate testsin elite Spanish track cyclists. En: Mester J, King G, Strüder H, Tsolakidis E, Osterburg A (eds) Book ofAbstracts, 6th Annual Congress of the European College of Sports Science. Sport und Bunch StraussGmbH, Köln, pag: 1083.Calbet JAL, Dorado García C, Ferragut Fiol C, Chavarren Cabrero J (1998a) Causas de error yvariabilidad en la determinación del deficit máximo de oxígeno acumulado. Archivos de Medicina delDeporte 15: 105-114.Calbet JAL, Dorado García C, Sanchis Moysi J, Cortadellas Izquierdo J, Ferragut Fiol C (1998b) Validezdel déficit máximo de oxígeno acumulado como índice de capacidad anaeróbica. Motricidad 4: 27-43.Campbell ME, Hughson RL, Green HJ (1989) Continuous increase in blood lactate concentration duringdifferent ramp exercise protocols. J Appl Physiol 66: 1104-1107.Cartee GD, Farrar RP (1987) Muscle respiratory capacity and VO2 max in identically trained young and81Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 82. old rats. J Appl Physiol 63: 257-261.Cavanagh PR, Kram R (1985) The efficiency of human movement--a statement of the problem. Med SciSports Exerc 17: 304-308.Chamari K, Ahmaidi S, Blum JY, Hue O, Temfemo A, Hertogh C, Mercier B, Prefaut C, Mercier J(2001) Venous blood lactate increase after vertical jumping in volleyball athletes. Eur J Appl Physiol 85:191-194.Chavarren J, Dorado C, Espino LT, Jimenez J, Calbet JA (1995) Effects of six weeks of aerobic trainingon the maximal accumulated oxigen deficit. Med Sci Sports Exerc 27: S179.Coen B, Urhausen A, Kindermann W (2001) Individual anaerobic threshold: methodological aspects ofits assessment in running. Int J Sports Med 22: 8-16.Coggan AR, Costill DL (1984) Biological and technological variability of three anaerobic ergometertests. Int J Sports Med 5: 142-145.Coleman E (1976) Validation of a submaximal test of maximal oxygen intake. J Sports Med Phys Fitness16: 106-111.Conley DL, Krahenbuhl GS (1980) Running economy and distance running performance of highlytrained athletes. Med Sci Sports Exerc 12: 357-360.Conley DL, Krahenbuhl GS, Burkett LN, Millar AL (1981) Physiological correlates of female road racingperformance. Res Q Exerc Sport 52: 441-448.Cooper KH (1968) A means of assessing maximal oxygen intake. JAMA 203: 135-138.Cooper KH, Purdy JG, Friedman A, Bohannon RL, Harris RA, Arends JA (1975) An aerobicsconditioning program for the Fort Worth, Texas School District. Res Q 46: 345-350.Costill DL, Pascoe DD, Fink WJ, Robergs RA, Barr SI, Pearson D (1990) Impaired muscle glycogenresynthesis after eccentric exercise. J Appl Physiol 69: 46-50.Costill DL, Thomason H, Roberts E (1973) Fractional utilization of the aerobic capacity during distancerunning. Med Sci Sports 5: 248-252.Costill DL, Winrow E (1970) A comparison of two middle-aged ultramarathon runners. Res Q 41: 135-139.Coyle EF (1995) Integration of the physiological factors determining endurance performance ability.Exerc Sport Sci Rev 23: 25-63.Coyle EF (1999) Physiological determinants of endurance exercise performance. J Sci Med Sport 2: 181-189.Coyle EF, Hamilton MT, Alonso JG, Montain SJ, Ivy JL (1991) Carbohydrate metabolism during intenseexercise when hyperglycemic. J Appl Physiol 70: 834-840.82Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 83. Craig NP, Pyke FS, Norton KI (1989) Specificity of test duration when assessing the anaerobic lactacidcapacity of high-performance track cyclists. Int J Sports Med 10: 237-242.Crescitelli F, Taylor C (1944) The lactate response to exercise and its relationship to physical fitness. AmJ Physiol 141: 630-640.Danie ls J (1974) Physiological characteristics of champion male athletes. Res Q 45: 342-348.Daniels JT (1985) A physiologists view of running economy. Med Sci Sports Exerc 17: 332-338.Daniels JT, Yarbrough RA, Foster C (1978) Changes in VO2 max and running performance with training.Eur J Appl Physiol Occup Physiol 39: 249-254.Davies CT, Thompson MW (1979) Aerobic performance of female marathon and male ultramarathonathletes. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 41: 233-245.di Prampero PE (1981) Energetics of muscular exercise. Rev Physiol Biochem Pharmacol 89: 143-222.di Prampero PE, Ferretti G (1999) The energetics of anaerobic muscle metabolism: a reappraisal of olderand recent concepts. Respir Physiol 118: 103-115.Dorado García C, Chavarren Cabrero J, López Calbet JA (1997a) Influencia de la intensidad del esfuerzoen la variabilidad de la economía de pedaleo. Archivos de Medicina del Deporte : 9-15.Dorado García C, Chavarren Cabrero J, López Calbet JA (1997b) Influencia del procedimiento empleadopara determinar la recta de economía de pedaleo en el déficit máximo de oxígeno. Motricidad 3: 17-32.Evertsen F, Medbo JI, Bonen A (2001) Effect of training intensity on muscle lactate transporters andlactate threshold of cross-country skiers. Acta Physiol Scand 173: 195-205.Ferragut Fiol C, Cortadellas Izquierdo J, Navarro de Tuero J, Arteaga Ortíz R, Calbet JAL (2002) ¿Porqué saltan más los jugadores de voleibol? Archivos de Medicina del Deporte (En prensa) .Foster C, Crowe AJ, Daines E, Dumit M, Green MA, Lettau S, Thompson NN, Weymier J (1996)Predicting functional capacity during treadmill testing independent of exercise protocol. Med Sci SportsExerc 28: 752-756.Gaesser GA, Poole DC (1996) The slow component of oxygen uptake kinetics in humans. Exerc SportSci Rev 24: 35-71.Gaitanos GC, Williams C, Boobis LH, Brooks S (1993) Human muscle metabolism during intermittentmaximal exercise. J Appl Physiol 75: 712-719.Gastin PB (1994) Quantification of anaerobic capacity. Scand J Med Sci Sports 4: 91-112.Gastin PB, Costill DL, Lawson DL, Krzeminski K, McConell GK (1995) Accumulated oxygen deficitduring supramaximal all-out and constant intensity exercise. Med Sci Sports Exerc 27: 255-263.Gastin PB, Lawson DL (1994) Variable resistance all-out test to generate accumulated oxygen deficit andpredict anaerobic capacity. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 69: 331-336.83Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 84. González Santander M, Rubio Gimeno S (1990) Valores ergoespirométricos en de-portistas españoles deélite. Revista de Investigación y Documentación sobre las Ciencias de la Educación Física y del Deporte :9-51.Gonzalez-Alonso J, Calbet JA, Nielsen B (1998) Muscle blood flow is reduced with dehydration duringprolonged exercise in humans. J Physiol 513: 895-905.Green H, Halestrap A, Mockett C, OToole D, Grant S, Ouyang J (2002) Increases in muscle MCT areassociated with reductions in muscle lactate after a single exercise session in humans. Am J PhysiolEndocrinol Metab 282: E154-160.Green S (1994) A definition and systems view of anaerobic capacity. Eur J Appl Physiol Occup Physiol69: 168-173.Greenhaff PL, Timmons JA (1998) Interaction between aerobic and anaerobic metabolism during intensemuscle contraction. Exerc Sport Sci Rev 26: 1-30.Hausswirth C, Bigard AX, Le Chevalier JM (1997) The Cosmed K4 telemetry system as an accuratedevice for oxygen uptake measurements during exercise. Int J Sports Med 18: 449-453.Hausswirth C, Lehenaff D (2001) Physiological demands of running during long distance runs andtriathlons. Sports Med 31: 679-689.Hawley JA, Noakes TD (1992) Peak power output predicts maximal oxygen uptake and performance timein trained cyclists. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 65: 79-83.Heck H (1991) The importance of lactate measurement for the determination of the anaerobic threshold.En: Winter UJ, Wasserman K, Treese N, Höpp HW (eds) Computarized cardiopulmonary exercisetesting. Springer-Verlag, Darmstadt, pag: 41-55.Heck H, Mader A, Hess G, Mucke S, Muller R, Hollmann W (1985) Justification of the 4-mmol/l lactatethreshold. Int J Sports Med 6: 117-130.Heyward VH (1998) Assessing cardiorrespiratory fitness. En: Heyward VH (ed) Advanced FitnessAssessment and Exercise Prescription. Human Kinetics, Champaign, IL, pag: 47-81.Hollmann W (1959) The relatioship between pH, lactic acid, potassium in the arterial and venous blood,the ventilation (PoW) and pulse frecuency during increasing spiroergometric work in endurance-trainedand untrained persons Pan-American Congress for Sports Medecine, Chicago.Hollmann W (1985) Historical remarks on the development of the aerobic-anaerobic threshold up to1966. Int J Sports Med 6: 109-116.Holmgren A, Ström G (1959) Blood lactate concentration in relation to absolute and relative work load innormal men, and in mitral stenosis, atrial septal defect and vasoregulatory asthenia. Acta Med Scand 3:163-.Hughson RL, Weisiger KH, Swanson GD (1987) Blood lactate concentration increases as a continuousfunction in progressive exercise. J Appl Physiol 62: 1975-1981.84Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 85. Hultman E, Sjöholm H (1983) Substrate availability. En: Kunttgen HG, Vogel JA, Poortmans J (eds)Biochemistry of Exercise. International Series on Sports Sciences. Human Kinetics Publishers,Champaign, Illinois, pag: 63-75.Izquierdo M, López Calbet JA (1999) Tests de pista para la evaluación de la potencia y de la capacidadanaeróbica. En: Gonzalez Iturri JJ, Villegas García JA (eds) Valoración del Deportista. AspectosBiomédicos y Funcionales. FEMEDE, Pamplona, pag: 539-571.Jackson A, Der Weduwe K, Schick R, Sanchez R (1990) An analysis of the validity of the three-mile runas a field test of aerobic capacity in college males. Res Q Exerc Sport 61: 233-237.Jacobs I, Tesch PA, Bar-Or O, Karlsson J, Dotan R (1983) Lactate in human skeletal muscle after 10 and30 s of supramaximal exercise. J Appl Physiol 55: 365-367.Javierre C, Alvarez A, Calvo M, Riere J, Ventura JL (1993) Valoración del test de 3.000 metros comoindicador de la evolución de la potencia aeróbica. Apunts 30: 265-270.Jones NL (1988) Equipment. En: Jones NL (ed) Clinical Exercise Testing. WB Saunders, Philadelphia,pag: 269-286.Jones NL, Makrides L, Hitchcock C, Chypchar T, McCartney N (1985a) Normal standards for anincremental progressive cycle ergometer test. Am Rev Respir Dis 131: 700-708.Jones NL, McCartney N, Graham T, Spriet LL, Kowalchuk JM, Heigenhauser GJ, Sutton JR (1985b)Muscle performance and metabolism in maximal isokinetic cycling at slow and fast speeds. J ApplPhysiol 59: 132-136.Juel C (2001) Current aspects of lactate exchange: lactate/H+ transport in human skeletal muscle. Eur JAppl Physiol 86: 12-16.Katch VL, Sady SS, Freedson P (1982) Biological variability in maximum aerobic power. Med Sci SportsExerc 14: 21-25.Keul J, Simon G, Berg A, Dickhuth HH, Goertler I, Kübel R (1979) Bestimmung der individuellenanaeroben Schwelle zur leistungsbewertung und trainingsges-taltung. Dtsch Z Sportmed 30: 212-218.Kindermann W, Simon G, Keul J (1979) The significance of the aerobic-anaerobic transition for thedetermination of work load intensities during endurance training. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 42:25-34.Kohrt WM, OConnor JS, Skinner JS (1989) Longitudinal assessment of responses by triathletes toswimming, cycling, and running. Med Sci Sports Exerc 21: 569-575.Krahenbuhl GS, Pangrazi RP (1983) Characteristics associated with running performance in young boys.Med Sci Sports Exerc 15: 486-490.Kuipers H, Verstappen FT, Keizer HA, Geurten P, van Kranenburg G (1985) Variability of aerobicperformance in the laboratory and its physiologic correlates. Int J Sports Med 6: 197-201.Kuitunen S, Komi PV, Kyrolainen H (2002) Knee and ankle joint stiffness in sprint running. Med Sci85Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 86. Sports Exerc 34: 166-173.Lacour JR, Bouvat E, Barthelemy JC (1990) Post-competition blood lactate concentrations as indicatorsof anaerobic energy expenditure during 400-m and 800-m races. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 61:172-176.Leger L, Boucher R (1980) An indirect continuous running multistage field test: the Universite deMontreal track test. Can J Appl Sport Sci 5: 77-84.Leger LA, Lambert J (1982) A maximal multistage 20-m shuttle run test to predict VO2 max. Eur J ApplPhysiol Occup Physiol 49: 1-12.Lindstedt SL, Conley KE (2001) Human aerobic performance: too much ado about limits to V(O(2)). JExp Biol 204: 3195-3199.Lopez Calbet JA (1993) Valoración Fisiológica de la Condición Física en Ciclistas Altamente entrenadosDepartamento de Historia y Teoría de la Educación. Universidad de Barcelona, Barcelona.López Calbet JA (1997) Factores determinantes de la resistencia cardiorrespiratoria: papel del sistemacardiovascular. Revista de Entrenamiento Deportivo 11: 11-18.López Calbet JA (1998) Factores determinantes de la resistencia cardiorrespiratoria: papel del aparatorespiratorio. Archivos de Medicina del Deporte 15: 47-54.López Calbet JA (1999) Evaluación de la potencia y de la capacidad anaeróbica. En: Gonzalez Iturri JJ,Villegas García JA (eds) Valoración del Deportista. Aspectos Biomédicos y Funcionales. FEMEDE,Pamplona, pag: 457-536.López Calbet JA, Ferragut Fiol C, Cortadellas Izquierdo J, Arteaga Ortiz R (1998) Relación entre lacapacidad de salto y la aceleración. En: Aguado Jodar X (ed) Biomecánica Aplicada al deporte I.Universidad de León, León, pag: 187-206.López Calbet JA, Garcia Manso JM, Dorado Ga rcía C, Chavarren Cabrero J, Saavedra Millan I (1993a)Variability of the parameters commonly used as aerobic fitness indicators Resúmenes de conferenciasinvitadas, comunicaciones libres y posters. Congreso Mundial de Ciencias de la Actividad Fisica y elDeporte. Granada 1993, Granada.Lopez Calbet JA, Navarro MA, Barbany JR, Garcia Manso J, Bonnin MR, Valero J (1993) Salivarysteroid changes and physical performance in highly trained cyclists. Int J Sports Med 14: 111-117.López Calbet JA, Ortega Santana F, Dorado García C, Armengol Ramos O, Sarmiento Ramos L (1993b)Valoración antropométrica en ciclistas de alto nivel. Estudio de una temporada. Archivos de Medicina delDeporte 10: 127-132.López Calbet JA, Saavedra Millán I, Rodríguez Medina J, Atset Tormo R, Arteaga Ortiz R (1995)Reliability of measurement of maximal anaerobic power in active women Abstracts. VIIIth FIMSEuropean Congress of Sports Medecine. Granada, 23-27 Octubre de 1995. FEMEDE, Pamplona, pag: 49.López Chicharro J, Legido Arce JC (1991) Umbral anaerobio. McGraw-Hill Interamericana, Madrid.86Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 87. Lucia A, Hoyos J, Chicharro JL (2001) Physiology of professional road cycling. Sports Med 31: 325-337.Lucia A, Hoyos J, Perez M, Chicharro JL (2000) Heart rate and performance parameters in elite cyclists:a longitudinal study. Med Sci Sports Exerc 32: 1777-1782.Lucia A, Hoyos J, Santalla A, Perez M, Chicharro JL (2002) Kinetics of VO(2) in professional cyclists.Med Sci Sports Exerc 34: 320-325.Lucia A, Pardo J, Durantez A, Hoyos J, Chicharro JL (1998) Physiological differences betweenprofessional and elite road cyclists. Int J Sports Med 19: 342-348.Lusk G (1924) Animal calorimetry. Analysis of the oidation of mixtures of car-bohydrate and fat. Acorrection. J Biol Chem 59: 41-42.MacDougall JD, Wenger HA, Green HJ (1991) Physiological Testing of the High-performance Athlete.Human Kinetics, Champaign, Illinois.MacFarlane BJ, Hughson RL, Green HJ, Walters DJ, Ranney DA (1983) Effects of oral propranolol andexercise protocol on indices of aerobic function in normal man. Can J Physiol Pharmacol 61: 1010-1016.Mader A, Heck H, Hollmann W (1976) Evaluation of lactic acid and anaerobic energy contribution bydetermination of post exercise lactic acid concentration of the ear capillary blood in middle-distancerunners and swimmers. En: Landry F, Orban WAR (eds) The International Congress of Physical ActivitySciences. vol. IV, Montreal, pag: 187-200.Maud PJ, Foster C (1995) Physiological Assessment of Human Fitness. Human Kinetics, Champaing,Illinois.McArdle WD, Katch FI, Katch VL (2001a) Exercise Physiology : Energy, Nutrition, and HumanPerformance. Lippincott Williams & Wilkins, Baltimore.McArdle WD, Katch FI, Katch VL (2001b) Exercise Physiology: Energy, Nutrition, and HumanPerformance. Lippincott Williams & Wilkins, Baltimore.McCutcheon MC, Sticha SA, Giese MD, Nagle FJ (1990) A further analysis of the 12-minute runprediction of maximal aerobic power. Res Q Exerc Sport 61: 280-283.McNaughton L, Backx K, Palmer G, Strange N (1999) Effects of chronic bicarbonate ingestion on theperformance of high- intensity work. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 80: 333-336.Medbo JI (1996) Is the maximal accumulated oxygen deficit an adequate measure of the anaerobiccapacity? Can J Appl Physiol 21: 370-383; discussion 384-378.Medbo JI, Burgers S (1990) Effect of training on the anaerobic capacity. Med Sci Sports Exerc 22: 501-507.Medbo JI, Mohn AC, Tabata I, Bahr R, Vaage O, Sejersted OM (1988) Anaerobic capacity determined bymaximal accumulated O2 deficit. J Appl Physiol 64: 50-60.Medbo JI, Tabata I (1989) Relative importance of aerobic and anaerobic energy release during short-87Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 88. lasting exhausting bicycle exercise. J Appl Physiol 67: 1881-1886.Medbo JI, Tabata I (1993) Anaerobic energy release in working muscle during 30 s to 3 min ofexhausting bicycling. J Appl Physiol 75: 1654-1660.Minotti JR, Johnson EC, Hudson TL, Zuroske G, Fukushima E, Murata G, Wise LE, Chick TW, IcenogleMV (1990) Training-induced skeletal muscle adaptations are independent of systemic adaptations. J ApplPhysiol 68: 289-294.Mizuno M, Juel C, Bro-Rasmussen T, Mygind E, Schibye B, Rasmussen B, Saltin B (1990) Limb skeletalmuscle adaptation in athletes after training at altitude. J Appl Physiol 68: 496-502.Morgan DW, Baldini F Martin PE, Kohrt WM (1989a) Ten kilometer performance and predicted D,velocity at VO2max among well- trained male runners. Med Sci Sports Exerc 21: 78-83.Morgan DW, Martin PE, Krahenbuhl GS (1989b) Factors affecting running economy. Sports Med 7: 310-330.Morton RH (1989) Detection of a lactate threshold during incremental exercise? J Appl Physiol 67: 885-888.Myers J, Walsh D, Buchanan N, McAuley P, Bowes E, Froelicher V (1994) Increase in blood lactateduring ramp exercise: comparison of continuous and threshold models. Med Sci Sports Exerc 26: 1413-1419.Noakes TD (1988) Implications of exercise testing for prediction of athletic performance: a contemporaryperspective. Med Sci Sports Exerc 20: 319-330.Noakes TD (1991) Lore of running. Human Kinetics, Champaign, Illinois.Nummela A, Alberts M, Rijntjes RP, Luhtanen P, Rusko H (1996a) Reliability and validity of themaximal anaerobic running test. Int J Sports Med 17 (Suppl 2): S97-102.Nummela A, Mero A, Stray-Gundersen J, Rusko H (1996b) Important determinants of anaerobic runningperformance in male athletes and non-athletes. Int J Sports Med 17 (Suppl 2): S91-96.Patton JF, Vogel JA (1977) Cross-sectional and longitudinal evaluations of an endurance trainingprogram. Med Sci Sports 9: 100-103.Perez M, Lucia A, Rivero L, Serrano L, Calbet JAL, Delgado A, Chicharro L (2002) Effects oftranscutaneous short-term electrical stimulation on M. vastus lateralis characteristics of healthy youngmen. Pflugers Arch 443: 866-874.Peronnet F, Massicotte D (1991) Table of nonprotein respiratory quotient: an update. Can J Sport Sci 16:23-29.Powers SK, Dodd S, Beadle RE (1985) Oxygen uptake kinetics in trained athletes differing in VO2max.Eur J Appl Physiol Occup Physiol 54: 306-308.Rasch PJ (1974) Maximal oxygen intake as a predictor of performance in running events. J Sports Med88Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 89. Phys Fitness 14: 32-39.Robinson S, Edwards HT, Dill DB (1937) New records in human power. Science 85: 409-410.Robinson S, Harmon PM (1941) The lactic acid mechanism and certain properties of the blood in relationto training. Am J Physiol 132: 757.Rowell LB (1974) Human cardiovascular adjustments to exercise and thermal stress. Physiol Rev 54: 75-159.Rowell LB, Taylor HL, Wang Y (1964) Limitations to prediction of maximal oxygen intake. J ApplPhysiol 19: 919-927.Rusko H, Nummela A, Mero A (1993) A new method for the evaluation of anaerobic running power inathletes. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 66: 97-101.Rusko HK, Nummela A (1996) Measurement of maximal and submaximal anaerobic performancecapacity: concluding chapter. Int J Sports Med 17 (Suppl 2): S125-129.Saltin B (1990) Anaerobic capacity: past, present and prospective. En: Taylor AW, Gollnick PD, GreenHJ, Ianuzzo CD, Noble EG, Métivier G, Sutton JR (eds) Biochemestry of exercise. vol. VII. HumanKinetics, Champaign, Illinois, pag: 387-412.Saltin B, Blomqvist G, Mitchell JH, Johnson RL, Jr., Wildenthal K, Chapman CB (1968) Response toexercise after bed rest and after training. Circulation 38 (Suppl 5): VII1-78.Saltin B, Gollnick PD (1983) Skeletal muscle adaptability: significance for metabolism and performanceHandbook of Physiology. American Physiological Society, Bethesda, MD, pag: 555-631.Saltin B, Hermansen L (1967) Glycogen stores and prolonged severe exercise. En: Blix G (ed) Symposiaof the Swedish Nutrition Foundation V. vol. V. Almqvist and Wiksell, Uppsala, pag: 32-46.Saltin B, Kim CK, Terrados N, Larsen H, Svedenhag J, Rolf CJ (1995) Morphology, enzyme activitiesand buffer capacity in leg muscles of Kenyan and Scandinavian runners. Scand J Med Sci Sports 5: 222-230.Sargeant AJ (1987) Effect of muscle temperature on leg extension force and short-term power output inhumans. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 56: 693-698.Sargent DA (1921) The physical test of a man. American Physical Education Review 26: 188-194.Sargent LW (1924) Some Observations on the Sargent test of neuromuscular efficiency. AmericanPhysical Education Review 29: 47-56.Schnabel A, Kindermann W (1983) Assessment of anaerobic capacity in runners. Eur J Appl PhysiolOccup Physiol 52: 42-46.Schnabel A, Kindermann W, Schmitt WM, Biro G, Stegmann H (1982) Hormonal and metabolicconsequences of prolonged running at the individual anaerobic threshold. Int J Sports Med 3: 163-168.89Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 90. Scrimgeour AG, Noakes TD, Adams B, Myburgh K (1986) The influence of weekly training distance onfractional utilization of maximum aerobic capacity in marathon and ultramarathon runners. Eur J ApplPhysiol Occup Physiol 55: 202-209.Shaver LG (1975) Maximum aerobic power and anaerobic work capacity prediction from various runningperformances of untrained college men. J Sports Med Phys Fitness 15: 147-150.Shephard RJ (1996) Resistencia muscular y lactato en sangre. En: Shephard RJ, Åstrand PO (eds) LaResistencia en el Deporte. Paidotribo, Barcelona.Shephard RJ, Bouhlel E, Vandewalle H, Monod H (1989) Anaerobic threshold, muscle volume andhypoxia. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 58: 826-832.Sherman WM, Costill DL, Fink WJ, Hagerman FC, Armstrong LE, Murray TF (1983) Effect of a 42.2-km footrace and subsequent rest or exercise on muscle glycogen and enzymes. J Appl Physiol 55: 1219-1224.Sidney KH, Shephard RJ (1977) Maximum and submaximum exercise tests in men and women in theseventh, eighth, and ninth decades of life. J Appl Physiol 43: 280-287.Simon G, Berg A, Dickhuth HH, Simon-Alt A, Keul J (1981) Bestimmung der anaeroben Schwelle inAbhängigkeit vom Alter und von der leutungsfähigkeit. Dtsch Z Sportsmed 32: 6-14.Sjodin B, Jacobs I (1981) Onset of blood lactate accumulation and marathon running performance. Int JSports Med 2: 23-26.Sjogaard G (1984) Muscle morphology and metabolic potential in elite road cyclists during a season. Int JSports Med 5: 250-254.Skinner JS, McLellan TH (1980) The transition from aerobic to anaerobic metabolism. Res Q Exerc Sport51: 234-248.Spriet LL (1995) Anaerobic metabolism during high-intensity exercise. En: Haargreaves M (ed) Exercisemetabolism. Human Kinetics, Champaign, Ill, pag: 1-39.Stegmann H, Kindermann W (1982) Comparis on of prolonged exercise tests at the individual anaerobicthreshold and the fixed anaerobic threshold of 4 mmol.l(-1) lactate. Int J Sports Med 3: 105-110.Stegmann H, Kindermann W, Schnabel A (1981) Lactate kinetics and individual anaerobic threshold. IntJ Sports Med 2: 160-165.Storer TW, Davis JA, Caiozzo VJ (1990) Accurate prediction of VO2max in cycle ergometry. Med SciSports Exerc 22: 704-712.Svedenhag J, Sjodin B (1985) Physiological characteristics of elite male runners in and off-season. Can JAppl Sport Sci 10: 127-133.Tanaka H, Monahan KD, Seals DR (2001) Age-predicted maximal heart rate revisited. J Am Coll Cardiol37: 153-156.90Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 91. Tegtbur U, Busse MW, Braumann KM (1993) Estimation of an individual equilibrium between lactateproduction and catabolism during exercise. Med Sci Sports Exerc 25: 620-627.Tegtbur U, Busse MW, Braumann KM, Maassen N (1991) Measurement of an individual lactateequilibration point: comparison of constant time and constant distance step test. En: Bachl N, Graham TE,Löllgen H (eds) Advances in ergometry. Springer Verlag, New York, pag: 239-242.Terrados N, Melichna J, Sylven C, Jansson E, Kaijser L (1988) Effects of training at simulated altitude onperformance and muscle metabolic capacity in competitive road cyclists. E J Appl Physiol Occup urPhysiol 57: 203-209.Urhausen A, Coen B, Weiler B, Kindermann W (1993) Individual anaerobic threshold and maximumlactate steady state. Int J Sports Med 14: 134-139.van Ingen Schenau GJ, Bakker FC, de Groot G, de Koning JJ (1992) S upramaximal cycle tests do notdetect seasonal progression in performance in groups of elite speed skaters. Eur J Appl Physiol OccupPhysiol 64: 292-297.van Ingen Schenau GJ, de Koning JJ, de Groot G (1994) Optimisation of sprinting performance inrunning, cycling and speed skating. Sports Med 17: 259-275.Vandewalle H, Peres G, Heller J, Panel J, Monod H (1987a) Force-velocity relationship and maximalpower on a cycle ergometer. Correlation with the height of a vertical jump. Eur J Appl Physiol OccupPhysiol 56: 650-656.Vandewalle H, Peres G, Monod H (1987b) Standard anaerobic exercise tests. Sports Med 4: 268-289.Veicsteinas A, Samaja M, Gussoni M, Cerretelli P (1984) Blood O2 affinity and maximal O2consumption in elite bicycle racers. J Appl Physiol 57: 52-58.Walter G, Vandenborne K, Elliott M, Leigh JS (1999) In vivo ATP synthesis rates in single humanmuscles during high intensity exercise. J Physiol 519 Pt 3: 901-910.Wasserman K (1987) Determinants and detection of anaerobic threshold and consequences of exerciseabove it. Circulation 76: VI29-39.Wasserman K, Hansen JE, Sue DY, Whipp BJ, Casaburi R (1999) Principles of Exercise Testing andInterpretation. Linppicott, Williams & Wilkins, Baltimore.Wasserman K, McIlroy MB (1964) Detecting the threshold of anaerobic metabolism in cardiac patientsduring exercise. Am J Cardiol 14: 844-852.Wasserman K, Whipp BJ, Koyl SN, Beaver WL (1973) Anaerobic threshold and respiratory gas exchangeduring exercise. J Appl Physiol 35: 236-243.Weltman A (1995) The Blood Lactate Response to Exercise. Human Kinetics, Champaign, IL.Wilcox AR, Bulbulian R (1984) Changes in running economy relative to VO2max during a cross-countryseason. J Sports Med Phys Fitness 24: 321-326.91Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 92. Wiley JF, Shaver LG (1972) Prediction of ma ximum oxygen intake from running performances ofuntrained young men. Res Q 43: 89-93.Yeh MP, Gardner RM, Adams TD, Yanowitz FG, Crapo RO (1983) "Anaerobic threshold": problems ofdetermination and validation. J Appl Physiol 55: 1178-1186.Yoshida T (1984) Effect of exercise duration during incremental exercise on the determination ofanaerobic threshold and the onset of blood lactate accumulation. Eur J Appl Physiol Occup Physiol 53:196-199.Zavala DC (1985) Manual on Exercise Testing. A Training Handbook. Press of The University of Iowa,Iowa City.92Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 93. Autoevaluación del capítulo 4.1.- ¿Cuáles es la principal causa de error al medir el VO 2 max de forma directa?2.- ¿Cuáles son los mejores procedimientos para determinar el VO 2 max de formaindirecta?3.- ¿Cuál es el mejor criterio para saber si se ha alcanzado o no el VO 2 max en un testincremental hasta el agotamiento?4.- ¿Cuáles son los mejores procedimientos para determinar el umbral anaeróbicoindividual o umbral de lactato máximo en estado estable?5.- ¿Qué importancia tiene la economía de movimiento en la resistencia aeróbica?6.- Explica por qué el valor del pico de lactato después de un esfuerzo extenuante no esun buen indicador ni de la potencia ni de la capacidad anaeróbica.7.- ¿Por qué no es posible determinar la potencia anaeróbica láctica?93Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 94. Respuestas a las preguntas de Autoevaluación del capítulo 4.1.- La calibración incorrecta del analizador de gases.2.- La determinación de la potencia máxima o de la velocidad máxima al final de un testde intensidad progresivamente creciente hasta el agotamiento. A partir de la potenciamáxima o de la velocidad máxima se puede calcular el VO 2 max mediante lasecuaciones de Storer o de la ecuación del ACSM3.- El mejor criterio de que se ha alcanzado el VO2 max en un test de esfuerzoincremental es la observación de un aplanamiento en la relación VO 2 /intensidad, esdecir que a pesar de incrementar la intensidad, el VO 2 ya no aumenta.4.- Los mejores procedimientos para determinar el umbral anaeróbico ind ividual, oMaxLact-st, son los que se basan en tests de intensidad constante, como el test de Billaty colaboradores. En cualquier caso, dado que la respuesta lactatémica muestra una grandependencia del protocolo empleado, es imprescindible efectuar los t sts aplicando esiempre el mismo protocolo. Si se emplean tests escalonados, las cargas submáximasdeben ser mantenidas constantes durante, al menos, 4-5 min para que la lactatemia seestabilice.5.- Cuanto mayor es la economía de movimiento menos energía se requiere paraefectuar un determinado trabajo. El ahorro de energía implica un menor gasto desubstratos energéticos y una menor demanda de O2 durante el esfuerzo, por lo que lacapacidad de resistencia es mayor. De hecho, la economía de movimiento constituyeuna de las pocas variables fisiológicas que es claramente superior en los deportistas deelite comparados a otros de nivel alto con VO 2 max similar.6.- La primera razón es que fiabilidad es baja (un test que no es fiable no tiene validez),debido a que los valores de pico de lactato varían mucho en un mismo deportista entredistintas determinaciones. Segundo, que la concentración de lactato en sangre sólorepresenta una parte de todo el lactato que se ha producido durante el ejercicio.94Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 95. 7.- Debido al solapamiento que existe entre los distintos sistemas energéticos, no existeningún tipo de esfuerzo que sea puramente "láctico", por lo que tampoco disponemos deningún test de esfuerzo que sea puramente láctico. El pico de lactato durante larecuperación no guarda ninguna relación con la potencia anaeróbica láctica, quedepende de la velocidad máxima de la glucólisis "in vivo".95Centro Olímpico de Estudios Superiores
  • 96. 96Centro Olímpico de Estudios Superiores