• Save
Res10
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
419
On Slideshare
419
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
0
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Marisol Rey Castillo © McCONNELL-GINET, Sally (1992) “Lenguaje y Género” en Newmeyer y otros. Panorama de la Lingüística Moderna Volumen 4. Visor. Madrid. Pp 99-126.La doctora McConnell-Ginet presenta los aspectos más importantes sobre la relacióngénero y lenguaje desde una perspectiva psicológica, lingüística y social.Para comenzar el texto, la autora nos habla de los escasos trabajos sobré género enlingüística, y su énfasis en la lengua misma y poca atención en el lenguaje 1. Para ellaes de vital importancia diferenciar los términos lengua y lenguaje para entender larelación existente entre forma y función, y su relación con los sistemas de género. Eltérmino género en las ciencias sociales se refiere al conjunto de fenómenos sociales,culturales y psicológicos que están vinculados al sexo, mientras que en la lingüísticase relaciona con clasificaciones de sustantivos que tienen implicaciones gramaticales.Tal ambigüedad muchas veces da un paso al equivoco en el estudio de género ylenguaje dando prioridad al aspecto lingüístico. Aun así, la investigación sobre géneroha traído a colación el viejo problema de los vínculos entre el lenguaje y los modelossocioculturales cuando se mira su faceta social.Posteriormente McConnell-Ginet pasa a hablarnos de la relación entre el género y losmodelos de expresión lingüística. Afirma que la máxima influencia no está entre lodicho y el género del emisor, sino entre el emisor y el género receptor en la situacióncomunicativa concreta. El estudio de la producción lingüística debe centrarse en loshablantes, primero porque es una forma de conducta y segundo porque los lingüistashan trabajado las gramáticas que están en la mente de los hablantes. El estudio delgénero sobre las formas lingüísticas no debe limitarse al estudio de cómo lascaracterísticas de los hablantes repercuten sobre sus mensajes, sin embargo, ese hasido el énfasis de la mayoría de los trabajos. Y aun, cuando los estudios varían y sefijan en el género de los hablantes, quedan muchas preguntas por responder. Lasdiferencias de género están manifestadas en sistemas gramaticales, manifestacionesgramaticales, sistemas pragmáticos, estrategias lingüísticas, intenciones del hablantey combinación de dos o más de las anteriores. La autora asevera que de la deixis degénero está en relación con los propósitos en una situación comunicativa, ademásnos remarca su importancia y su diferencia con los estereotipos, normas ymarcadores. Cita trabajos de Furtney que afirma que no se trata de meras diferenciasde códigos o gramáticas distintas y también menciona a Lakoff, que habla de la“lengua de las mujeres” (que propone marcas de feminidad en la estructura de la1 Durante todo el texto McConnell-Ginet usa la palabra “lenguaje” con la acepción de “uso de la lengua porparte de una comunidad”.
  • 2. Marisol Rey Castillo ©lengua de ellas). La importancia de su estudio radica no en juicios de estas formas ensí mismas, sino producidas por un tipo determinado de hablantes. Habla de Brown,quien propone vínculos explícitos entre variables lingüísticas y modelos estratégicosde un contexto etnográfico particular. Wolfson y Manes, por su parte, han estudiadoestrategias de formas de tratamiento entre sexos.A continuación la autora detalla el problema del significado al expresar un contenidoque dentro de sí manifiesta una actitud. El contenido es un mensaje, y éste vaacompañado de meta-mensajes que sitúan el contenido en contextos socialesparticulares que indican cómo interpretar dicha expresión. Aunque el contenidotambién es portador de intenciones muchas veces éstas están incubiertas. Ademásexisten actitudes ilocutivas o perlocutivas que manifiestan la intención del hablante.Grice las centra en el hablante, pero la McConnell-Ginet cree que su interés estásobre el oyente, ya que a él es el receptor. West y Zimmerman detallaron ladesigualdad que se presenta en algunas conversaciones entre personas de génerosdistintos cuando no había relación amistosa. Con todo esto la autora muestra partede mecanismos a través de los cuales el privilegio social se convierte en un ciertoprivilegio lingüístico, creando la apariencia de que el lenguaje mismo sostiene losintereses.Para concluir el texto, la doctora McConnell-Ginet destaca tres puntos: el género nosólo como aspecto individual, sino también como acciones y relaciones sociales; laproducción lingüística condicionada por situaciones sociales y estrategias en laconstrucción lingüística; y el significado como vínculo entre el fenómeno psicológicodel lenguaje con la noción abstracta y formal de una lengua.A nuestra manera de ver, el texto modifica importantes nociones tenidas en cuentahasta ahora y aporta a ellas aspectos que tal vez estas habían descuidado un poco.No cabe ninguna duda que el papel que el hombre y la mujer desempeñan en lasociedad es determinante básico en su habla, y en sus actitudes lingüísticas enciertas situaciones, tanto con personas de otro sexo como con personas del mismo.Para nadie es un secreto que aun la mujer es tomada como “inferior” en la sociedad,y que las falacias sobre igualdad de los últimos tiempos son sólo una fachada paraencubrir esa idea. Nos parece importante que estudios sobre género se siganhaciendo para poder determinar el papel que realmente tienen las mujeres en nuestrasociedad, y no caer (ni creer) en los engaños sobre igualdad. Marisol Rey Castillo