Riosdeasturias

1,634 views

Published on

Published in: Travel, Business
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,634
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
17
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Riosdeasturias

  1. 1. antonio vázquez · esteban álvarez
  2. 2. Antonio Vázquez · Esteban Álvarez
  3. 3. El agua nunca aguarda. Cambia de forma y fluye alrededor de las cosas y encuentra pasos secretos en los que no ha pensado nadie. Puede asolar la tierra, puede apagar el fuego, puede tragarse un trozo de metal y arrastrarlo. Ni la madera, que es su complemento natural, puede sobrevivir sin el alimento del agua. Arthur GoldenMemoirs of a Geisha© de la edición, cajastur. 2010plaza de la escandalera, 233003 oviedo, asturiastel. (34) 902 105 005 www.cajastur.esfotografías: Antonio Vázquez, Orlando F. Miranda y Juanjo Alonso fotos del archivo de antonio vázquez, excepto: orlando f. miranda: juanjo alonso:textos: pag. 10, 11 sup., 14, 34, 36 (ambas), 39 inf., pag. 65, 79, 84 sup., 98, 130 inf., 137 sup.,Antonio Vázquez y Esteban Álvarez 50 (ambas), 54 (ambas), 62 (ambas), 69 inf., 146 sup., 150 sup., 155, 170, 201, 203, 210 80 inf., 87, 90 inf., 92-93, 125, 126-127, izq., 212 sup., 226-227, 232, 249, 268, 272 129, 130 sup., 131 sup., 132 inf., 133, 142 inf., 276-277, 280 inf., 286 (ambas), 287diseño gráfico: izq., 150 inf., 168-169, 180-181, 183 sup., inf., 290 sup., 292, 294-295Eliasdg.com 196-197, 199, 200 (ambas), 204-205, 207 inf., 208 inf., 209 inf., 211 centro y dcha.,imprime: 212 inf., 213 sup., 215, 217 sup., 230, 236, 237, 248 inf., 254 sup., 255 inf., 259, 260­gráficas Eujoa 261, 264-265, 296, 297, 298 (ambas), 300­ 301, 303 inf., 304-305isbn: 978 84 7925 338 7 depósito legal: as-6075/2010
  4. 4. índice: índice: presentación ........................................................ 7 introducción: el Agua ........................................ 9 mapa de las Cuencas .......................................... 16 cuenca del río Eo .............................................. 21 cuenca del Navia ................................................ 49 cuenca del río Esva ............................................. 77 cuenca del Nalón ................................................ 99 ·subcuenca del nalón ·subcuenca del caudal ·subcuenca del narcea cuenca del río Sella ........................................ 171 cuenca de los ríos Deva–Cares ....................... 225 cuencas Costeras .............................................. 269 bibliografía ........................................................ 307
  5. 5. presentación Este es un libro esperado en nuestra región. Vivimos en un espacio natural privilegiado, lo sabemos, pero a menudo olvidamos tomar conciencia de todos los elementos que confor­ man este paraíso en el que la naturaleza nos abruma con su exhuberancia septentrional. Una cadena montañosa cercana al mar proporciona la humedad constante de nuestro clima, además de las fértiles nieves, y unas líneas fluviales que escriben nuestra geografía con renglo­ nes de abundancia, de energía hidráulica, de pesca, y de transporte para el aprovechamiento forestal y minero. Esta publicación versa sobre nuestros ríos, sus cuencas, los numerosos lagos, lagunas, acuí­ feros, cuencas subterráneas, etc., con el objetivo de poner de relieve su papel crucial como agentes de biodiversidad, y como motores de la vida socioeconómica de nuestras poblaciones, 7 con su aportación de señales de identidad, y la sensibilidad biológica y dinámica con que nos presentación alerta el agua cuando se produce una gestión incorrecta de los recursos. Debemos agradecer a los autores su admirable trabajo, pues han logrado hacer un auténtico retrato del mapa fluvial asturiano, un retrato que va más allá de una simple instantánea estadística. Empezaremos aplicando grandes elogios al repertorio fotográfico que nos regala la acertada visión de Antonio Vázquez -uno de los fotógrafos de naturaleza más aclamados de nuestro país-, que complementa de la forma más afortunada el texto del libro. La excelencia visual del libro está, por tanto, garantizada. Y con ambas provisiones, el texto y las imágenes, conta­ mos con el equipaje más adecuado para adentrarnos en el conocimiento de nuestros ríos. También hay espacio para la advertencia, para la preocupación por el futuro de nuestros cau­ dales: con objetividad, el libro se hace eco de los singulares problemas que afectan o pueden afectar a las aguas asturianas y a su entorno. ALBERTORUBIOMU#IZ Desde Cajastur confiamos en que este libro nos nutrirá de admiración por nuestro territo­ rio, provocando el deber del respeto hacia nuestras aguas, probablemente la mayor fuente CortesíadeCajasturpara de riqueza y bienestar, directa o indirectamente, con la que contamos todos los habitantes de Asturias. Cajastur
  6. 6. introducción rios de Asturias, cauces de vida El agua en la Naturaleza es un elemento en constante movimiento, en un ciclo de precipitaciones, evaporación y retorno a la atmósfera del que dependen todos los organismos vivos conocidos. En este persistente intercambio hay fases en las que el agua permanece temporal­ mente fluyendo o en un reposo aparente, dando lugar a los ríos, torrentes, arroyos, lagos, lagunas, charcas y otra buena parte que no vemos pero que existe y se insta­ 9 la en las profundidades del subsuelo dando origen a las capas freáticas. Casi la mitad de las aguas del territorio central de Asturias las recogen los valles del introducción río Nalón y del Narcea, que son los dos ríos principales de nuestra red fluvial. El resto se reparten principalmente entre el río Sella y el Cares-Deva que recogen las aguas que se vierten en el oriente y el río Eo, el Esva y el Navia que lo hacen con las del occidente. La mayor parte del invierno la zona alta de las cuencasde nuestros ríos permanece helada o con abundante nieve y a pesar de ser sus aguas cristalinas en estos tramos, la vida no es muy abundante, debido a las fuertes corrientes, las bajas temperaturas y la falta de nutrientes ALBERTORUBIOMU#IZ CortesíadeCajasturpara
  7. 7. El hielo presenta doce estructuras o fases cristalinas diferentes y en todas ellas su belleza es espectacular 11 Las cascadas y saltos de agua, Luego están una sucesión de pequeños ríos de muy corto recorrido que nacen en abundantes en los cursos altos, las sierras prelitorales y crean pequeñas cuencas, podríamos llamarlas costeras por introducción permiten que el agua se oxigene pero cuando son demasiado su proximidad al mar, que aunque no aporten caudales reseñables forman estuarios fuertes, impiden que se pueda de una importancia vital para muchas especies de animales y plantas, como pueden desarrollar el fitoplacton y ser los de las rías de Villaviciosa o de Barayo. que haya poca fotosíntesis, nosencontramos pues con un sistema heterótrofo, donde hay más respiración que producción Cuando la humedad del aire se condensa en forma de gotas de agua por la disminución brusca de la temperatura aparece el rocío, un fenómeno ALBERTORUBIOMU#IZ físico-meteorológico vinculado con la capacidad del aire para incorporar y retener CortesíadeCajasturpara vapor de agua
  8. 8. De una u otra forma, aunque parezca que no se mueve, siempre es un agente erosivo y bien sea por la oxidación, el rozamiento o por la disolución que ejerce sobre las sales y minerales que componen el suelo siempre presenta unas características quí­ micas o biológicas diferenciadas que son las que permiten a determinadas especies colonizar su entorno o vivir en ella. Una ligera variación en su equilibrio normal­ mente acaba en un desastre ecológico. Los meses estivales en Asturias no suelen ser excesivamente calurosos, sin embargo, en ocasiones vienen acompañados con prolongadas ausencias de lluvia que ponen al descubierto los suelos cuarteados de los embalses En invierno el hielo atrapa 12 bajo su manto a todo tipo de organismos ya sean vegetales o animales y como en la mayoría rios de Asturias de los sólidos, sus moléculas se acomodan en una formación ordenada, que dependen de la presión y la temperatura reinantes para adoptar una u otra forma de crecimiento En su totalidad desagüan la nada despreciable cifra de 6.800 millones de m3 de agua ALBERTORUBIOMU#IZ dulce que se vierte al mar Cantábrico y aunque no son cifras espectaculares compa­ rables a las de otros grandes ríos de nuestra península, como pueden ser el Duero, el Tajo o el Ebro, de mayor recorrido y caudal, si que mantienen una riqueza ecológi­ CortesíadeCajasturpara ca que prácticamente no tienen parangón. Lógicamente los meses en los que transportan más agua son aquellos en los que el deshielo une sus aguas a las lluvias y los que menos los estivales, en los que algunos arroyos y afluentes secundarios llegan incluso a secarse por completo.
  9. 9. CortesíadeCajasturpara introducción 13 ALBERTORUBIOMU#IZ
  10. 10. El oxígeno es el elemento funda­ mental para la vida de los peces y las plantas, mientras que un litro de aire contiene 300 mg de oxígeno, uno de agua dulce contiene 30 veces menos. Las cascadas en su caída lo arrastran al fondo, una buena parte vuelve a la superficie 14 pero otra se disuelve en el agua y favorece la diversidad rios de Asturias de la vida acuática En estas páginas trataremos de mostrarles la gran diversidad de especies que viven Los musgos, son junto a los líque­ en sus cuencas, tanto desde el exterior como desde el interior de sus aguas, mos­ nes los primeros colonizadores del ambiente terrestre y contribuyen trándoles por vez primera algunos de los comportamientos más íntimos de espe­ a formar el suelo donde más tarde cies tan escasas y amenazadas como pueden ser los salmónidos o las lampreas. Con se instalarán otros vegetales. el fin de que este conocimiento ayude a que sus aguas fluyan eternamente y que Para vivir y poder reproducirse estos verdaderos cauces de vida nunca se agoten, pues de ellos dependerán las gene­ sólo necesitan un ambiente raciones futuras. sombrío y cargado de humedad como el que encuentran en las riberas de nuestros ríosALBERTORUBIOMU#IZCortesíadeCajasturpara
  11. 11. La punta de la Cruz y su baliza marcan el límite occidental de Asturias;al fondo, la punta Niño do Corvo, la isla Pancha y su faro lo hacen en la zona gallega
  12. 12. El estuario del río Eo
  13. 13. cuenca del Eo Las citas que los cronistas romanos refieren a sus pobladores primitivos, dan idea de la fuerte unidad existente entre las distintas tribus preceltas que dieron origen a los asentamientos que hoy en día conocemos a lo largo y ancho del territorio astur­ galaico; durante siglos, decenas de tribus distribuidas de norte a sur hasta las tierras más altas de Fonteo, en el municipio lugués de Baleira, han ido modelando un pai­ saje que ha permanecido inalterado hasta nuestros días. La cuenca más occidental, al igual que su vecino río Navia, comparte una buena parte del territorio con la comunidad gallega; esta división administrativa no obe­ 21 dece asimismo al origen de su nombre; si bien es aceptada la raíz indoeuropea *aeg, *eg-, asimilable más tarde al latín ãqua (río), esta corriente fluvial sería conocida en la antigüedad con las denominaciones de Ego y Egoba: del primero de dichos nombres derivaría la denominación actual del río, mientras que del segundo lo hace el gentilicio egobarro, que equivale a habitante de las riberas del Egoba. El natura­ lista Plinio, de acuerdo con ciertos códices medievales, haría mención de dos gru­ pos étnicos distintos: los egos y los varros. Hoy en día Eo y Barres. De corto recorrido debido a las bajas cotas de las vertientes montañosas que deli­ mitan su recorrido, apenas 850 metros sobre el nivel del mar, recorre una dirección sur-norte estricta, alimentándose a su paso con casi trescientos cursos de agua per­ manentes sobre los cuales han ido surgiendo a lo largo de la historia distintas loca­ lidades que comparten raíces lingüísticas comunes así como costumbres ancestrales que permanecen intactas hasta nuestros días. No en vano los municipios asturianos ALBERTORUBIOMU#IZ que se integran dentro de la cuenca representan un tercio del total de la superficie, aunque presentan numerosas similitudes con los municipios gallegos, debido prin­ cipalmente al desarrollo de unos usos del medio adaptados a los recursos disponibles CortesíadeCajasturpara y las precarias comunicaciones existentes hacia la vertiente asturiana. Unido geológicamente al manto de Mondoñedo, caracterizado por la disposición perpendicular de los pliegues y su escasa elevación, el agua ha sabido modelar el relieve de las zonas bajas del río, creando valles extensos y profundos que abren paso a las aguas del mar cantábrico hasta la localidad de Ría de Abres, lugar donde llega la influencia de las mareas vivas, formando una de las rías de mayor extensión
  14. 14. La mayor parte de los materiales finos transportados por el río llegan al estuario donde se depo­ sitan debido a la escasa velocidad del agua fluvial formando las típicas llanuras fangosas que son más abundantes cuanto más alejadas estén de la influencia del oleaje e importancia biológica del norte peninsular. Zona silícea y pizarrosa del Paleozoico Inferior (Cámbrico y Ordovícico) con la excepción de acumulaciones de playas, En la cabecera del estuario son abundantes los juncales depósitos aluviales, rasas, y acantilados que son en su mayoría del Cuaternario. Estas y carrizales donde se refugian últimas son las estructuras morfológicas dominantes. la mayor parte de las aves 22 migradoras que llegan cada La escasa pendiente fluvial ha permitido el acúmulo de depósitos originados por la año a la reserva rios de Asturias erosión de las cotas más altas, favorecida por la existencia de un material geológi­ co dominante de fácil fractura y de grano fino, procedente del metamorfismo de arcillas que da origen a suelos poco evolucionados y someros, aptos para el pasto­ reo, la selvicultura o de vocación estrictamente forestal, pero poco adecuados para el cultivo, excepto en las llanuras y fondos de valle donde el acopio de sedimentos ha dado lugar a suelos de mayor espesor. De esta forma, la distribución superficial de los usos del suelo corresponde en un 70% a terreno forestal, el 20% a prados y pastizales y un 10% a distintos cultivos. No es extraño por tanto que la actividad ancestral de la zona se fundamentase en el aprovechamiento de las masas arbóreas y la aparición a lo largo del cauce de una completísima industria de transformación de la madera, principal base económica de los municipios ribereños hasta finales del siglo pasado.ALBERTORUBIOMU#IZCortesíadeCajasturpara
  15. 15. CortesíadeCajasturpara cuenca del Eo 23 ALBERTORUBIOMU#IZ
  16. 16. Las precipitaciones son abundantes, con una media anual de 1.200 mm de aportedirecto a los cauces en un volumen de 683 hectómetros cúbicos, pero la escasa alti­tud condiciona un régimen pluvial, siendo la presencia de nieve en las cumbres oca­sional y efímera; en primavera el agua, a consecuencia de la baja capacidad de infil­tración de los suelos, se une rápidamente al cauce principal, siendo frecuentes gran­des avenidas que inundan durante algunos días los valles inferiores y enriquecen desedimentos las tierras de labor, que son aprovechadas el resto del año por los habi­tantes ribereños para el cultivo de autoconsumo y silo para el ganado.
  17. 17. A los pies del último piso montañoso de la cuenca se encuentra la localidad de Vegadeo; importante núcleo industrial durante siglos, y puerta de conexión entre las comunidades gallega y asturiana hasta la construcción del puente de Los Santos a finales de los ochenta. reserva natural parcial de la ría del Eo El tramo final del río Eo supone el hermanamiento de las aguas continentales con las marinas en una extensión de doce kilómetros y una superficie de 14 km2. La paulatina mezcla de los componentes físico químicos de ambas aguas favorece el desarrollo de ecosistemas específicos a lo largo de su recorrido hacia mar abierto, formando un sistema básico para el asentamiento periódico de distintas especies de aves que buscan en este lugar refugio para todo o parte de su ciclo biológico.En la desembocadura de la zona asturiana se forman pequeñas 25playas de arenas mixtas con gra­ cuenca del Eovas y abundantes cantos rodados Playa de Arnao, al fondo el puente de Los Santos y Ribadeo Limonium humile o acelga salada, es una planta típica delas marismas y por su fragilidad figura catalogada como “sensible a la alteración de su hábitat” en el Catálogo regional de especies amenazadas de la flora del Principado de Asturias ALBERTORUBIOMU#IZ CortesíadeCajasturpara En 1988 el ICONA lo clasifica como Zona húmeda de importancia internacional para las aves acuáticas; un año más tarde sería designada por las autoridades españolas como Zona de especial protección para las aves. Ya en el año 1991 se contempla como un espacio natural protegido, proponiéndose para el proyecto BIOTOPOS-CORNE-CEE para su inclusión dentro de la Red Natura 2000 como sitio de interés por sus carac­ terísticas ornitológicas, ecológicas, geológicas, botánicas y paisajísticas.
  18. 18. 26 Desde el borde costero externo hasta la punta Veloso (al norte de la ensenada de El Barcas de pescadores en la bahía Torrón), el relleno sedimentario se encuentra flanqueado por acantilados estuari­ de Castropol al amanecer nos, sobre playas de cantos poco evolucionados y playas mixtas de cantos, gravas y rios de Asturias arenas generados por los oleajes internos causados por el viento sobre la superficie En las llanuras de fangos del agua durante los períodos cíclicos de pleamar. son abundantes los poliquetos, gusanos marinos segmentados, que se alimentan de la materia orgánica que queda retenida en el lodo o en la arena que ingieren aplicando directamente su boca contra el sustrato En la foto un xorrón o cagón Arenicola marinaALBERTORUBIOMU#IZCortesíadeCajasturpara
  19. 19. Al amanecer, la niebla inunda La ría es dinámica debido al gran flujo e intercambio entre el ambiente terrestre y 27los valles mientras las llanuras el marino, observándose dos factores ambientales de gran importancia, la cantidad fangosas son inundadas por y ritmo de flujo del agua dulce y las mareas. Esta interacción entre dos tipos de agua cuenca del Eo la pleamar que deposita en sus orillas abundante trae como resultado variaciones en la salinidad del sistema y, por consiguiente, los materia orgánica organismos presentes han tenido que adaptarse a tolerancias muy amplias de sali­ nidad y temperatura, dando lugar a endemismos con localizaciones muy concretas; o bien han especializado su ciclo biológico a la migración, utilizando el territorio en determinadas épocas del año, únicamente cuando las condiciones ambientales son adecuadas para su subsistencia. De Vegadeo a Castropol el río permite ver su impronta en la bajamar. Alimentado por innumerables canales que se abren paso entre el fango, establece unas pautas vitales necesarias para que se establezcan comunidades vegetales que consolidan sus orillas y forman las marismas internas súbhalofilas. En ellas, se distribuyen especies que han adaptado su persistencia a las específicas condiciones de salinidad del agua. ALBERTORUBIOMU#IZ Así, en las cabeceras nos encontramos con el malvavisco común o la Althaea offici­ nalis L.; es una de estas plantas que aparecen en marismas y juncales marítimos donde el agua es aún poco salobre; perenne, con tallos erectos de hasta 150 centí­ CortesíadeCajasturpara metros, poco ramificados y tomentosos en su parte superior; ha sido aprovechada en la antigüedad para la fabricación de papel y comúnmente por sus propiedades medicinales en el tratamiento de inflamaciones del aparato digestivo, picaduras de insectos y moratones. Su exigencia en humedad edáfica y un constante equilibrio de sales hace que su distribución sea puntual y limitada en Asturias, con citas en la ría del Eo, de Villaviciosa y de La Griega, en Colunga.
  20. 20. En las inmediaciones de Castropol, en la parte baja de los esteros, hace su presencia Buscando la protección que les 28 ofrecen los juncales y carrizales el Limonium humile Mill., o acelga salada en la que es su única cita conocida en Asturias. Planta perenne de pequeño tamaño, con apenas 20-40 centímetros y una que crecen en gran número en la rios de Asturias cabecera del estuario llegan cada característica roseta de hojas en su base, requiere suelos limosos o arcillosos muy año a la reserva más de 3.000 salobres y más ácidos que el malvavisco. Ambas especies se encuentran amenaza­ ejemplares de anátidas, lo que das, estando consideradas como especies sensibles a la alteración de su hábitat en hace que esta zona húmeda tenga el Catálogo regional de especies amenazadas de la flora del Principado de Asturias. una gran importancia En la foto, un porrón común Sólo emergiendo en la bajamar de las mareas más vivas nos encontramos también en (Aythya ferina) estira sus alas. esta zona de la ría la Zostera marina L., conocida con el nombre vulgar de seda de mar ancha o hierba de mar; forma praderas sumergidas en comunidades monoespecíficas Debido a su rareza y a sobre sustratos alcalinos, moderadamente pobres, no estando presente en suelos muy la fragilidad de los hábitats fertilizados. Es una planta perenne, con rizoma postrado de largos internudos, nume­ que ocupa, la altea común rosas raíces no ramificadas y una hoja en cada nudo. Su escasa presencia en Asturias, (Althaea officinalis) aparece de la que únicamente se tienen dos localizaciones hace que, al igual que las anterio­ catalogada en Asturias comoALBERTORUBIOMU#IZ “sensible a la alteración de su res, esté catalogada como especie sensible a la alteración de su hábitat. hábitat” en el Catálogo regional de especies amenazadas de la Los esteros de la ria del Eo ofrecen sustrato y alimento a un complejo número de flora del Principado de AsturiasCortesíadeCajasturpara invertebrados, en su mayoría poliquetos (gusanos marinos segmentados), con ojos y otros órganos sensoriales extremadamente sensibles y perfectamente adaptados a lo particular de su dieta. Si bien, todos ellos son carnívoros o carroñeros, algunos se desplazan entre el fango gracias a las protuberancias de sus segmentos, desarrolla­ das para favorecer el desplazamiento del animal y llegar hasta su presa que atrapan con una boca proyectable provista de dientes especializados, dejando construidos tras de sí pequeños túneles que no se derrumban debido a la mucosidad con la que
  21. 21. CortesíadeCajasturpara cuenca del Eo 29 ALBERTORUBIOMU#IZ
  22. 22. impregnan sus paredes. En otras ocasiones, los poliquetos aparecen en forma sésil, 30 es decir, adheridos a las escasas piedras que afloran sobre el fango o sobre conchas de moluscos, y cuya vida se desarrolla dentro de un tubo de sedimentos construido rios de Asturias por el propio animal; denominados tubícolas, presentan sus órganos sensoriales reducidos y en cambio, desarrollan extraordinariamente los apéndices encargados de la consecución del alimento, a modo de plumero. Estos gusanos son una de las bases fundamentales de la dieta de la variadísima avi­ fauna presente; se han descrito alrededor de cincuenta especies distintas, entre ánades, limícolas y láridos como las más abundantes, constituyendo en la actualidad la prin­ cipal área asturiana de invernada y reposo migratorio de las aves acuáticas europeas. De octubre a marzo, los chorlitos Considerada como de importancia internacional, en lo que se refiere a sus pobla­ dorados europeos que viven en ciones de anátidas, destacan especialmente las de ánade rabudo (Anas acuta), ánade las tundras árticas de Islandia, silbón (Anas penelope) y cerceta común (Anas crecca) junto con otras más escasas de norte de Escandinavia y Siberia pato cuchara (Anas clypeata), ánade friso (Anas strepera) o el porrón común (Aythya llegan al estuario del Eo en buscaALBERTORUBIOMU#IZ ferina) que se dejan ver en los meses invernales. Junto a estas también son impor­ de un clima más benigno aunque siempre en escaso número. tantes las poblaciones vadeadoras, aves de patas largas, sin membranas interdigita­ les o poco desarrolladas, que caminan incesantemente en busca de alimento por losCortesíadeCajasturpara fondos fangosos del estuario y que son muy frecuentes en el invierno y en su paso migratorio de otoño. Entre estas destacan, la aguja colipinta (Limosa lapponica), el ostrero común euroasiático (Heamatopus ostralegus), el correlimos común (Tringa totanus), el andarríos chico (Actitis hypoleucos), el chorlito gris (Pluvialis squatarola), el chorlito dorado europeo (Pluvialis apricaria), el zarapito trinador (Numenius phaeopus) y el zarapito real (Numenius arquata).
  23. 23. Algunas zonas próximas a la ría han sido humanizadas para el aprovechamiento de pastos para el ganado pero la mayoría presentan un excelete estado de conservaciónEn la foto, pastizales en el límite entre Asturias y Galicia El águila pescadora es un ave Cada vez más frecuente es la presencia del águila pescadora (Pandion haliaetus L.) enescasa y rara en Asturias, no obs­ el paso hacia sus cuarteles de invierno en el sur, debido probablemente al aumentotante cada año algún ejemplar se progresivo de las poblaciones del norte de Europa. Presenta un antifaz oscuro que deja ver en los estuarios del Eo o de Villaviciosa. Se trata siempre comienza en el pico y se une al dorso, resaltando el blanco de su cabeza; su pico gris de ejemplares que pasan unos azulado y sus garras de color marfil, que le sirven para capturar los peces que apre­ cuantos días alimentándose sa en un constante planeo cíclico sobre la superficie del agua, y que constituyen su y descansando para luego dieta exclusiva. Utiliza como atalaya durante la comida cualquier tronco o saliente continuar su viaje migratorio rocoso donde garantice una buena observación a su alrededor, no tolerando la pre­ sencia de intrusos, incluso de otras aves, que compiten en su territorio.
  24. 24. En las inmediaciones de Castropol, la ría se abre hacia la ensenada de la Liñeira.La escasa profundidad del agua a marea llena, así como los períodos de vaciado enbajamar, permiten la fácil penetración de luz solar promoviendo una fotosíntesis másactiva y la presencia de productores primarios (fitoplancton, micrófitos bentónicos ymacrófitos) que constituye la base alimenticia primordial de moluscos y pequeñoscrustáceos. En este área, la mezcla del agua dulce y salada es total y homogénea,creando un ambiente que el hombre ha sabido aprovechar para el cultivo de la ostray el mejillón.
  25. 25. De consumo tradicional en todas las poblaciones costeras -como testimonian los yacimientos prerromanos, la aparición de conchas en los castros celtas o su empleo como mortero para la construcción en la época romana- sus poblaciones naturales han llegado prácticamente a desaparecer debido al aumento de la demanda, el des­ El territorio que abarca el arrollo del comercio y la industria, produciéndose una explotación en exceso del estuario del Eo es una zona de recurso debido a su fácil recolección y la lenta regeneración de las colonias. A fina­temperaturas suaves, donde rara les del siglo pasado, coincidiendo con las importaciones de variedades foráneas por vez hiela, pero en los días más crudos del invierno la nieve parte de los acuicultores gallegos y el rápido desarrollo de los sistemas de cultivo en puede hacer acto de presencia bateas, se han ido instalando en la ría del Eo producciones de mejillones y ostras en los montes cercanos con óptimos rendimientos productivos y una excelente calidad culinaria. ▼ En la foto, Castropol y la ensenada de la LineraLos cultivos de ostras son uno delos recursos naturales permitidos 33 en la ría y su producción va cuenca del Eo destinada en su mayor parte al abastecimiento de los mercados franceses ALBERTORUBIOMU#IZ CortesíadeCajasturpara
  26. 26. La ostra cultivada aquí es de la variedad rizada (Ostrea gigas), llamada ostrón, ostión Para acceder a los cultivos de o simplemente gigas, con características morfológicas y gustativas distintas a las de ostras se emplean embarcaciones 34 las ostras planas. En estas instalaciones se reproduce el ciclo biológico de la especie de muy poco calado y anchas plataformas de trabajo, sobre en semilibertad, mediante la siembra en sacos de malla plastificada sumergidos en las que se depositan los sacos rios de Asturias zonas muy concretas de la ensenada; la siembra se realiza con ejemplares procedentes de este preciado molusco del preengorde en instalaciones situadas en tierra, con lo que en la zona natural úni­ camente se desarrolla la última etapa del cultivo, que será el engorde hasta alcanzar los tamaños adecuados para su comercialización. De forma natural, la ostra presenta una reproducción muy peculiar ya que es un claro ejemplo de hermafroditismo alternativo, de tal manera que en su primera maduración se comporta como macho, en la siguiente como hembra, volviendo posteriormente a ser macho y así sucesiva­ mente toda su vida. De forma general, en los moluscos la fecundación es externa; los huevos dan lugar a una larva planctónica que permanece errante hasta el momento de realizar la metamorfosis; pero en el caso de las ostras, la fecundación de los óvulos se realiza dentro de la cavidad branquial de la hembra, permanecien­ do en incubación por un período de tiempo de 8 a 14 días, al cabo de los cualesALBERTORUBIOMU#IZ aparece lo que se conoce como larvas veliger, que se liberan al mar. Cada ostra libe­ ra aproximadamente un millón de larvas, número que comparado con otros molus­ cos resulta bajo, pero esto es debido a que, como se ha indicado, la ostra incuba las larvas y las libera con un tamaño mucho mayor que otros bivalvos, como es el casoCortesíadeCajasturpara de la vieira, que es capaz de desovar hasta 14 millones de huevos. Las larvas per­ manecen de dos a tres semanas errantes, arrastradas por las corrientes, posterior­ mente se dejan caer hasta el fondo fijándose sobre un sustrato sólido, comenzando así su vida bentónica sedentaria, hasta alcanzar el estado adulto en el que pueden mantenerse libres sobre el fondo del mar, sin ser arrastradas por las corrientes. Soportan rangos de temperatura entre los 4 y los 22º C, con un óptimo en su des­ arrollo de 15 a 20º C; la salinidad aconsejable se sitúa entre el 25 y el 30 por mil.
  27. 27. 35 cuenca del EoLa extracción de las ostras se hace manualmente. Gracias a largas pértigas provistas de un gancho, los sacos son izados uno a uno a bordo, para luego pasar un minucioso proceso de selección ALBERTORUBIOMU#IZ Durante su cultivo, los ejemplares se van clasificando por tamaños y se depositan de nuevo sobre el fondo de la ría hasta que llega el momento de su recolección. Para ello, CortesíadeCajasturpara los operarios disponen de embarcaciones especialmente adaptadas para la navegación en fondos de escaso calado y anchas plataformas de trabajo, sobre la que depositan los sacos que extraen del agua con ayuda de pértigas. Una vez extraídos, los ejemplares se depositan sobre las mesas de trabajo donde se realiza la clasificación y limpieza previa, antes de ser trasladadas a la depuradora, donde permanecerán el tiempo suficiente para la filtración total previa a su consumo.
  28. 28. CortesíadeCajasturparaALBERTORUBIOMU#IZ rios de Asturias 36
  29. 29. Una a una las ostras son pasadas Los bancos de arena que emergen en marea baja reciben en esta zona el nombre dede mano en mano, seleccionándo­ 37 tesones, estando el mayor de ellos, denominado La Berlinga y el único visible a media las por tamaños. Las que no marea enfrente de As Figueiras; en torno a este banco de arena se aparejan unas cuenca del Eo cumplen las medidas mínimasson devueltas al mar hasta que se embarcaciones típicas en esta ría tradicionalmente dedicadas a la pesca, al cabotaje completa su total desarrollo o al transporte de personas, aunque actualmente se mantienen como herramienta de ocio para la pesca deportiva y la práctica de la navegación. Los botes autóctonos, de los que existen unos 70, se desplazan bien a remos o mediante el acople de un mástil La ostra cultivada en Asturias sobre el que se dispone una vela latina trapezoidal. Cada año se organiza una liguillaes la variedad rizada (Cacostrea gigas), llamada ostrón o ostión de cinco regatas por parte de los clubes náuticos de Ribadeo y Castropol. y su ciclo biológico se realiza en cultivos de sacos de malla El tramo último de la ría se abre hacia el mar con la ensenada de Llan, flanqueado que se sumergen apilados en por la playa de Arnao -la más occidental de Asturias- y los bastiones de las carrallas zonas muy concretas de en una anchura de 1.600 metros. Hasta el dragado de la ría en la vertiente gallega, la ensenada de la ría éste era el punto de refugio de los grandes buques y navíos comerciales; los botes y chalanas de las localidades ribereñas cargaban y distribuían a lo largo del río las mer­ ALBERTORUBIOMU#IZ Ribadeo, visto desde Figueras, cancías, mientras que la carga de los grandes barcos se realizaba por medio del torreón con una de las embarcaciones del cargadero, hoy en día restaurado como mirador desde el que se puede observar típicas de la zona todo el tramo asturiano, desde Castropol hasta el cabo de la Punta de la Cruz y su CortesíadeCajasturpara entrada en mar abierto. Pero no solo han recalado en este abrigo buques comercia­ les; en el siglo XIX esta zona de la ría ha escrito una breve reseña en la historia naval de la armada militar española. La gente que habita las riberas del Eo conoce la exis­ tencia de viejas leyendas que hablan de naufragios y tesoros escondidos en la ría; en el año 2007, cuatro submarinistas aficionados a la pesca localizaron, entre la playa de Arnao y la Punta de la Cruz, 14 cañones, municiones y vajilla antigua de lo que podría ser el pecio más importante hallado en Asturias tras el de Bañugues; si bien
  30. 30. El río Cabreira y el Turia bañan la parte meridional del concejo de Taramundi, recibiendo a su paso las aguas de diversos arroyos. Ambos se unen en la localidad de Mazo Novo donde forman una bella cascada, antes de su desembocadura en el Eo aún no ha sido constatado se podría tratar del bergantín San Francisco y la fragata El río Eo hace de frontera natu­ Galgo de Andalucía, que los propios españoles hundieron ante el ataque de los ingle­ ral entre Asturias y Galicia en ses en septiembre de 1719, en la guerra que mantenía España contra la Cuádruple una buena parte de su recorrido y su cauce principal se alinea alianza del Imperio Austriaco, Inglaterra, Francia y Saboya, por el objetivo de en dirección N-S, alimentándose Felipe V de recuperar los dominios españoles en Italia perdidos tras el Tratado de a su paso de casi 300 cursos 38 Utrech. Si bien la escuadra británica no permaneció más que cuatro días en la aguas de agua permanentes del Eo organizando el ataque de castigo a la costa gallega, sirvió para que 5.000 sol­ rios de Asturias dados ingleses abastecieran provisiones y emprendiesen el ataque sobre las ciuda­ El bosque de ribera está muy des gallegas de Marin y Vigo. En la actualidad, la consejería de cultura y turismo bien conservado a lo largo de del Principado de Asturias ha dado pasos precisos para conseguir su protección todo su curso fluvial pero las comunidades vegetales de legal, mediante la inclusión de este espacio en la Carta arqueológica de Castropol. (Zostera marina), “seda de mar de hoja ancha”, que forman pra­ deras submarinas en la ensenada de La Linera y que se encuentran catalogadas como “sensibles a la alteración de su hábitat” en la lista de plantas protegidas del Principado de Asturias, son sin duda las más destacables ya que son las más extensasALBERTORUBIOMU#IZ de todo el CantábricoCortesíadeCajasturpara
  31. 31. CortesíadeCajasturpara cuenca del Eo 39 ALBERTORUBIOMU#IZ
  32. 32. 40 usos y Tradiciones rios de Asturias Si en algún punto de la geografía asturiana destaca el uso del agua como desarrollo El museo de los molinos de de la industria artesana, estos son sin duda las localidades del occidente. La fuerza Mazonovo y el río Cabreira motriz del agua, canalizada desde las represas o caneiros de los ríos accionaban un forman uno de los conjuntos etnográficos más destacados conjunto de ingenios hidráulicos específicamente desarrollados para la elaboración del noroeste asturiano de herramientas y tejidos, o en otros para la transformación de materias primas, serrerías, molinos o pisones. Los molinos se dedicaban a elaborar el cereal, el trigo, la escanda principalmente e incluso el maíz en las casas menos pudientes, para la elaboración del pan y la boroña. Para el desgranado de la escanda, antes de llevarla al molino se utilizaba el pisón que, al ser menos pesado, podía ser movido a mano por varios hombres (de rabil) o solo mediante la acción del agua (hidráulico). Los ingresos para el dueño de un molino eranALBERTORUBIOMU#IZ muy importantes, de forma que en la baja edad media solían ser propiedad de los monasterios, más tarde de las casas nobles y después de las casas fuertes; en este tipo de molinos, denominados de maquila (porción de lo molido que corresponde alCortesíadeCajasturpara molinero) el propietario cobraba en especie por su utilización; los molineros, con el tiempo, adquirieron fama de maquilar demasiado y abusar de su exclusiva de forma que, en muchas zonas de Asturias, la población trató de luchar contra este monopo­ lio, construyendo los molinos de vecera, propiedad de varias casas y utilizado median­ te turnos o veces. Cuando el río no lleva abundante agua y los caneiros no consiguen derivar un caudal suficiente para el funcionamiento de las piedras, era habitual dis­ poner al final del canal de un cubo a modo de depósito elevado para acumular agua
  33. 33. 41 cuenca del Eo Teixois es un caserío que se encuentra a cuatro kilómetros de la villa de Taramundi Allí se puede ver un conjunto de ingenios hidráulicos para elaborar cereales, forjarherramientas o fabricar tejidos En la fotos, rueda del mazo (S. XVIII) y piedra de afilar ALBERTORUBIOMU#IZ CortesíadeCajasturpara
  34. 34. y crear de esta forma más presión sobre el orificio de salida del agua que mueve la Molino de Teixois, sala de la turbina; al final de ese depósito se encuentra el xiplu, un orificio por el que sale el molienda. Este molino era de agua a gran presión dirigido hacia las palas de la turbina, a modo de rueda. El agua, varios propietarios y se usaba siguiendo el sistema de kalendas al golpear en las palas de la turbina acciona un eje que hace girar la muela superior o quendas, es decir que cada (volandera) sobre la muela inferior (solera o durmiente) que permanece fija. propietario podía hacer uso de él en función de las mayores o Si fundamental era disponer de maquinaria para la transformación de los alimentos, menores propiedades que tuviera también lo era poder elaborar las herramientas necesaria para la labranza, el clavazón 42 o los utensilios domésticos. Durante los siglos XVI y XVII las ferrerías con rueda Fragua del mazo de Teixois. hidráulica se extendieron por toda la comarca; en ellas se fundía el mineral para Este mazo aparece documentado rios de Asturias obtener barras o agoas que posteriormente se trabajaban en los mazos, moldeando en el S. XVIII y en el se forjaban las barras a golpes sobre el metal incandescente mediante el accionamiento de dos las herramientas que eran nece­ piezas fundamentales: el martillo y los barquines. La rueda, dispuesta en posición sarias para la labranza de los campos, así como otros utensilios vertical transmite un movimiento rotatorio a un eje del que sobresalen unos dien­ de uso común, como sartenes, tes a modo de árbol de levas que, al girar, percuten sobre el extremo del mango del tijeras, braseros, etc. martillo haciendo que la cabeza golpee el yunque con fuerza y precisión cuatro veces por cada giro de rueda. Pero el agua derivada del río, además de accionar la rueda, acciona los barquines por medio de un mecanismo de biela excéntrica que transforma el movimiento rotatorio de la rueda en uno alterno de subida y bajadaALBERTORUBIOMU#IZCortesíadeCajasturpara
  35. 35. 43 cuenca del EoBodegón con los productos típicos que acciona los fuelles; este avance físico permitió aumentar el tamaño de los bar­que se confección en la actualidad quines y generar una corriente de aire mayor y continua lo que mejoró considera­ en el concejo de Taramundi blemente el proceso de fundición. Finalmente en la fragua, el ferreiro elaboraba los productos finales con una particular habilidad, llegando a obtener herramientas de uso cotidiano en nuestros días, de gran calidad y belleza, que ha dejado una impronta cultural, reflejada especialmente en la cuchillería del concejo de Taramundi, donde actualmente aún existen artesanos que elaboran las navajas y cuchillos de esta forma tradicional. Para esta última fase de la elaboración, el agua sigue siendo un elemento ALBERTORUBIOMU#IZ fundamental para el accionamiento de la muela de afilar. La combinación perfecta de estos elementos: metal, agua, aire y fuego (los cuatro elementos del universo según la CortesíadeCajasturpara mitología), unida a la particular pericia del ferreiro daba un temple perfecto al metal que se reflejaba en la calidad final de la herramienta durante años o incluso gene­ raciones. Esta facultad envolvía el oficio de ferreiro en una cierta atmósfera de mis­ terio, a modo del Demiurgo de Platón, creador y ordenador del mundo material. La importancia de estos ingenios a sido tal que ha trascendido a la toponimia local, encontrándonos por toda la geografía lugares como El Mazo (en Castropol, a ori­ llas del río Os Cobos), Mazo de Bres (Taramundi), Mazo de Mon (San Martín de Oscos, en el río Ahío) o Mazonovo (Santa Eulalia de Oscos), entre muchos otros.
  36. 36. 44 mansas aguas que olvidan sus pecados rios de Asturias mientras, hilan y cantan sus versos cuando siendo jóvenes, fueron inquietos en su nacimiento ahora riman con amoroso desespero los rodeos que gastan la alfombra de su lecho E. G. F. �ALBERTORUBIOMU#IZCortesíadeCajasturpara
  37. 37. I. SITUACIÓN Cuenca Eo III. GEOLOGÍA Y EDAFOLOGÍA UTM nacimiento coordenada x 6398 Material geológico dominante pizarras + filitas coordenada y 47700 Material geológico subdominante esquistos + areniscas coordenada z 805 Tipo de suelo dominante ránker dístrico 7. UTM coordenada x 6578 Tipo de suelo subdominante cambisol húmico desembocadura +ránker dístrico coordenada y 48153 coordenada z 0 IV. VEGETACIÓN Y USOS DEL SUELO Tierras de cultivo (Km2) 82,59II. TOPOGRAFÍA E HIDROLOGÍA (1:50.000) Prados y pastizales (Km2) 128,33 2 Extensión cuenca (A; Km2) 824,18 Superficie agraria útil (Km ) 210,92 Nº cursos fluviales permanentes 297 % Sau en cuenca 25,59 2 Frecuencia de drenaje 0,36 Superficie forestal (Km ) 597,22 2 Long fluvial total cuenca (Km) 1212,55 5.1. Frondosas (Km ) 202,64 2 Densidad de drenaje 1,47 5.2. Coníferas (Km ) 129,27 2 5.3. Eucaliptos (Km ) 101,95 Longitud lineal c. principal (LL; Km) 48,75 5.4. Matorral (Km2) 163,36 45 Longitud fluvial c. principal (Km) 86,00 Otras superficies (Km2) 16,04 Longitud de zona intermareal 5,00 cuenca del Eo 2 Superficie total cuenca (Km ) 824,18 Orden fluvial 5 % Superficie arbolada en cuenca 52,64 Altitud nacimiento cp (m) 805 Nº cabezas bovino 24.816 Altitud desembocadura (m) 0 Nº cabezas ovino 2.211 Diferencia de cotas (m) 805 Nº cabezas caprino 600 Coef. sinuosidad 1,76 Nº cabezas porcino 3.005 Pendiente fluvial (%) 0,94 Producción anual estiercol (Tm) 129.550 Pendiente lineal (%) 1,65 Densidad total ganado (equiv. bovino) 31,48 2 Lemniscato (LL / 4A) 0,72 Población 16.187 Superficie aforada (Km2) 824,18 Densidad población 19,64 Caudal medio anual (m3/s) 21,67 2 Superficie media anual quemada (Km ) 3,03 Caudal relativo medio anual (l/s/Km2) 26,29 % Sup. Anual quemada sobre cuenca 0,37 Precipitación media anual (mm) 1203,0 ALBERTORUBIOMU#IZ Aporte medio anual (Hm3) 683,40 V. CALIDAD DEL AGUA. Nº estaciones = Q. medio anual max. (m /s) 3 32,65 Valor Valor Valor Parámetro medio mínimo máximo CortesíadeCajasturpara Q. medio anual min. (m3/s) 13,72 Temperatura del agua (ºC) 12,82 3,88 21,01 Coeficiente de irregularidad 2,38 9,3 4,1 12,5 Oxígeno disuelto (mg/l) Q. max. mes más húmedo (m3/s) 16,24 Sólidos suspensión (mg/l) 4,45 1 64 3 Q. min. mes más seco (m /s) 10,18 Conductividad (µS/cm) 98,0 70 119 Coef. inmoderación (Cinm) 1,60 Dqo (mg/l) 7,51 6,2 8,4 Coef. de desague (%) 68,93 Dbo5 (mg/l) 1,34 0,2 3,2 Déficit de desague (%) 31,07 Coliformes totales (col/100) 5263 50 29400
  38. 38. Panorámica del embalse de Doiras, río Navia. Este embalse se sitúa en el concejo de Boal y se construyó enla década de años treinta, más tarde se amplió en la de los cincuenta. Alimenta las centrales de Doiras y Silvón, de las que salen dos líneas de conducción eléctrica, una hacia Ujo (Asturias) y otra a Villalba (Lugo)
  39. 39. cuenca del Navia Su territorio cubre gran parte de la Asturias occidental; desde las cotas más elevadas del concejo de Ibias, hereda las aguas de la provincia de Lugo que discurren a través de los Ancares gallegos desde su nacimiento en Piedrafita do Cebreiro. Su recorri­ do se hace cada vez más intenso y sinuoso a través de valles profundos que aseme­ jan el casco de un barco; no en vano en su origen, se trataría de una designación metafórica del río a partir del indoeuropeo *naus (barco). Martín Sevilla Rodríguez explica el término a partir de la voz, tal vez precéltica, nava (valle) relacionada con el antiguo indio nãvya (navegable). De esta forma, etimológicamente su nombre equivaldría a río navegable; posteriormente, con la romanización se designaría con 49 el nombre actual. En cualquier caso, la designación nav* es frecuente en Asturias: cuenca del Navia Navelgas, río Naviego afluente del Narcea, Naviella en Gijón, e incluso existen Navias en Lugo, León, Pontevedra y Álava, lo que indica el amplio campo toponímico de su nombre. La extensión de su cuenca vertiente se divide casi a partes iguales entre las comu­ nidades gallega y asturiana; tiene una longitud de 129 kilómetros por el que discu­ rren 2.122 hectómetros cúbicos aportados por casi trescientos afluentes que suman en su conjunto una red fluvial de 800 kilómetros. Esta amplia extensión de terreno combina en sus tradiciones los misterios y mitos derivados de su aislamiento, en la que surge una cultura propia que perduró hasta la invasión romana y que supuso la homogeneidad y surgimiento de un territorio que ha permanecido inalterable hasta mediados del siglo XX, con la llegada de la industrialización a las zonas costeras de occidente. ALBERTORUBIOMU#IZ CortesíadeCajasturpara
  40. 40. Sus aguas derivan por estrechos valles y recogen a su paso el despojo otoñal del monte, El río Ibias es el afluente con prisa, salvando las alturas a través de pequeñas cascadas y saltos de agua que rom­ más importante del Navia pen a plomo sobre el sustrato rocoso del lecho, envolviendo el ambiente de magia, y el más largo con sus casi 61 km de recorrido configurando un paisaje reverdecido por el tapiz de musgos y helechos que se adhieren eternamente a las piedras. El fluir del cauce forma entresijos de canales Aspecto otoñal horadando desde tiempos geológicos las cuarcitas mas duras de los puertos y valles altos de los concejos de Ibias y Degaña. Como una mordedura, el río se adentra de Cauce artificial en nuevo en Galicia por tierras de Negueira de Muñíz sobre el que destaca la gran cola el embalse de Doiras del embalse de Salime; el último gran embalse asturiano, fruto del dominio del río por 50 la mano del hombre como sacrificio de las exigencias energéticas de la era indus­ En el occidente de Asturias trial y que despertaron a todos los concejos occidentales de su eterno devenir fruto rios de Asturias se encuentran los rincones del aislamiento geográfico, entrando de golpe en la sociedad moderna e industrial más desconocidos de nuestra que floreció durante la última mitad del siglo pasado. geografía como esta bella Los profundos valles y la dureza del sustrato, dieron la oportunidad de conseguir cascada del río Vilanova, cerradas adecuadas para levantar grandes diques tras los que almacenar agua en afluente del Agüeria abundancia con desniveles elevados; todo un gran reto de ingeniería que precisó la construcción de infraestructuras de comunicación para el transporte de materiales de construcción, e incluso poblados para la residencia de los trabajadores.ALBERTORUBIOMU#IZCortesíadeCajasturpara
  41. 41. Obras faraónicas levantadas a base de capital humano, de las que han surgidoleyendas que narran la dureza de las condiciones de trabajo y el sacrificio pagadopor vencer al río. Una muestra pictórica de estas leyendas se observa en un granmural existente en la sala de turbinas de la presa de Grandas de Salime, que resu­me de forma gráfica los diez años que tardó en inaugurarse desde el comienzo de lostrabajos en 1946. Bajo sus aguas se encuentra el antiguo pueblo de Salime, ademásde 1.995 fincas, 25.360 árboles, 13.800 frutales y 14.051 pies de vid, 8 puentes y 5iglesias, con sus respectivos cementerios, valorado todo ello en 17 millones de pese­tas de la época.Para el transporte se diseñó un teleférico, desde el municipio de Coaña hasta lasestribaciones de Grandas, que recorría el río por las zonas altas del valle, y del quehoy en día quedan aún en pie estaciones de carga y apoyo dominando el paisaje,como únicos testigos del pasado y presente de las tierras anegadas.
  42. 42. La presa del embalse de Grandas de Salime es de tipo gravedad, tiene 128 metros de altura y su aprovechamiento es funda­ mentalmente hidroeléctrico. Durante su construcción unos 100 trabajadores perdieron su vida en accidentes de trabajo 53Restos del teleférico que se diseñó cuenca del Navia para llevar los materiales de la construcción del embalse desde el municipio de Coaña hastalas estribaciones de Grandas. La distancia que recorría era de unos 36 km. de longitud, algo impensable para la época Mural de Joaquín Vaquero Turcios, ubicado en la sala de máquinas de la central donde se relata pictóricamente la historia de la construcción del embalse ALBERTORUBIOMU#IZEl embalse de Arbón se construyó en 1962 y es el tercero de los CortesíadeCajasturpara grandes centros de producción hidroeléctrica del río Navia
  43. 43. A partir de aquí, la sucesión de embalses hasta el mar es continua; atraviesa Pesoz e Illano flanqueado por laderas montañosas de vegetación exuberante que parece flotar sobre las tranquilas aguas de Doiras. Desde estas estribaciones las vertientes se aso­ man al mar antes de sucumbir en su caída hacia el embalse, confiriendo a esta zona un espacio angosto y fácilmente navegable con pequeñas barcas que comunican los diferentes lugares desprovistos de caminos y rutas de acceso viables. La mayor parte de la cuenca del río Navia ha sido degradada por la construcción de los embalses y por la plantación de especies no autóctonas de rápido crecimiento, sin embargo en su cuenca aún son abundantes los bosques de castaños, rebollares y carbayos 54 Los musgos tapizan las umbrías de las laderas, dejando deslizarse el agua por ellos como si de grifos rios de Asturias naturales se tratara Valle del río NaviaALBERTORUBIOMU#IZCortesíadeCajasturpara
  44. 44. A caballo entre los concejos de Boal y Villayón surge el último de los embalses, lla­mado de Arbón, a las puertas de la rasa costera y sobre la que se distribuye la indus­tria favorecida por el sacrificio de las tierras altas. Los concejos de Coaña y Naviase hermanan a través de la carretera nacional 634 y el recientemente inauguradotramo de autovía del Cantábrico, que ha supuesto un alivio para el transporte devehículos que dependían del paso ceñido y urbano del puente de Navia.
  45. 45. Este último tramo se mezcla con el mar pese a la insistencia del río Meiro por Barcas de pescadores en 56 ganar aporte fluvial a la ría. En sus márgenes surgen las huellas de la industria que el embalse de Doiras dio lugar al crecimiento demográfico y económico de la comarca, además de ser el rios de Asturias sumidero de la mayoría de especies forestales de crecimiento rápido, como el euca­ El río Navia, a su paso lipto, que ha visto ampliada su área de distribución a la misma velocidad que lo por la población a la que hicieron los territorios urbanos e industriales, y que ha obligado a regular su plan­ ha cedido su toponimia tación ante la amenaza de expansión incontrolada a costa de otras especies arbóre­ as con exigencias más limitadas.ALBERTORUBIOMU#IZCortesíadeCajasturpara
  46. 46. Papelera del grupo Encepróxima a la desembocadura 57 del río Navia No cabe duda que la configuración actual del valle del río Navia sigue teniendo un cuenca del Navia hálito de misterio, quizá en recuerdo de tiempos pasados. En sus aguas han queda­ do sumergidos para siempre patrimonios naturales y culturales insustituibles. En un río donde la heterogeneidad de paisajes es tan amplia, la alternancia de especies de fauna y flora ha necesitado la paciencia que solo sabe otorgar la naturaleza, cre­ ando variedades y endemismos adaptados a la configuración sinuosa de sus aguas y que han desaparecido por el cambio de régimen hídrico; las presas han supuesto una barrera infranqueable para la comunicación fluvial de metapoblaciones que necesitan desplazarse a lo largo del río para desarrollar completamente su ciclo bio­ lógico, como es el caso del salmón atlántico (Salmo salar L.) y de otras muchas que precisan un régimen de aguas rápidas, oxigenadas y con una tolerancia escasa a las lentas aguas que constituyen los embalses. Pese a esto, la presencia de especies emblemáticas es frecuente. En las postrimerí­ as de la ría destaca la presencia de la seda de mar estrecha (Zostera noltii Hornem.), ALBERTORUBIOMU#IZ habitual en las marismas y juncales marítimos próximos a la desembocadura. Es una planta herbácea perenne, con rizoma postrado de largos entrenudos y hojas alternas con su base comprimida. Se distribuye sobre suelos muy húmedos y de CortesíadeCajasturpara salinidad elevada sobre las llanuras fangosas de la parte baja del estero, que única­ mente se descubren en la bajamar, formando comunidades monoespecíficas. Es una especie basófila y cuya presencia indica suelos con pH alto. Tolera moderadamen­ te el calor, distribuyéndose en áreas típicamente euroceánicas, con inviernos suaves y humedad elevada. Está recogida como especie vulnerable dentro del Catálogo regional de especies amenazadas de la flora del Principado de Asturias, debido a la alteración o destrucción de su hábitat.

×