Primera guerra mundial

612 views
542 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
612
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
190
Actions
Shares
0
Downloads
20
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Primera guerra mundial

  1. 1. La vida cotidiana en las trincheras«Esos tres días pasados encogidos en la tierra, sin beber nicomer: los quejidos de los heridos, luego el ataque entre losboches (alemanes) y nosotros. Después, al fin, paran lasquejas; y los obuses, que nos destrozan los nervios y nosapestan, no nos dan tregua alguna, y las terribles horas quese pasan con la máscara y las gafas en el rostro, ¡los ojoslloran y se escupe sangre!, Después los oficiales que se vanpara siempre; noticias fúnebres que se transmiten de bocaen boca en el agujero; y las órdenes dadas en voz alta a 50metros de nosotros; todos de pie; luego el trabajo con elpico bajo las terribles balas y el horrible ta-ta-ta de lasametralladoras.»Carta de un soldado francés. Verdún, marzo 1916.En: Prats, J., Historia del Mundo Contemporáneo, EditorialAnaya, Madrid 1996, p. 60.
  2. 2. “ Los Estados Unidos de América, imperio Británico, Francia, Italia, Japón, potenciasdesignadas por el presente tratado como las principales potencias aliadas y asociadas, deuna parte (…) y Alemania, por otra, han convenido las siguientes disposiciones (…):Art. 42. Se prohíbe a Alemania mantener o construir fortificaciones, sea sobre el ladoizquierdo del Rin, sea sobre su lado derecho.Art.43. Se prohíbe igualmente en la zona definida en el art. 42, el mantenimiento y laconcentración de fuerzas armadas(…)Art. 45. En compensación de la destrucción de las minas de carbón en el norte de Francia(…) Alemania cede a Francia la propiedad entera y absoluta de las minas de carbónsituadas en el Sarre.Art. 119. Alemania renuncia, a favor de las principales potencias aliadas y asociadas, atodos sus derechos y títulos sobre sus posesiones de ultramar.Art. 160. El ejército alemán será destinado exclusivamente al mantenimiento del ordensobre el territorio y a la policía de fronteras.Art. 231. Los gobiernos aliados y asociados declaran y Alemania reconoce que Alemania ysus aliados son responsables, por haberlos causado, de todas las pérdidas y todos losdaños sufridos por los gobiernos aliados y sus naciones como consecuencia de la guerra,que les ha sido impuesta por la agresión de Alemania y sus aliados.Art. 232. Los gobiernos aliados y asociados exigen y Alemania adquiere el compromiso deque sean reparados todos los daños causados a la población civil de las potencias aliadasy asociadas, y a sus bienes.Art. 233. La cuantía de estos daños, por cuya reparación debe pagar Alemania, será fijadapor una comisión interaliada que tomará el título de Comisión de Reparaciones.
  3. 3. “El día 3 de febrero les expuse el anuncio hecho por el gobierno imperialalemán (…) que dice que utilizaría sus submarinos para hundir todos losbarcos que se acercaran a (…) Gran Bretaña e Irlanda o a las costasoccidentales de Europa o a cualquiera de los puertos controlados por losenemigos de Alemania en el Mediterráneo(…)Barcos de todas clases y cualquiera que fuera su bandera, su carácter y sucarga, su destino o su misión han sido enviados al fondo del mar sin ningunaadvertencia y sin un solo pensamiento de ayuda para sus pasajeros, fueranbarcos de países beligerantes o de países neutrales (…). La guerrasubmarina de Alemania contra el comercio es una guerra contra la humanidad(…)Con absoluta conciencia de carácter solemne de la decisión que acabo detomar y de las graves responsabilidades que esta decisión comporta, peroobedeciendo a lo que considero mi deber constitucional, aconsejo que elCongreso declare que la reciente conducta del gobierno imperial alemán noes sino un cambio de dirección de la guerra contra el gobierno y el pueblo deEE.UU. Propongo que el Congreso acepte la posición de beligerante (…). Mensaje de guerra del presidente Wilson, 2 de abril de 1917.
  4. 4. 1. Todos los tratados de paz son públicos (…) y no se pueden concertaracuerdos internacionales secretos. La diplomacia tiene que ser abierta yrealizarse ante el mundo entero.2. Completa libertad de navegación en los mares fuera de las aguasterritoriales (…)3. Eliminación, hasta donde sea posible, de todas las barreras económicas(…). Garantías mutuas para reducir el armamento de cada país.5. (…) Renuncia a todas las posibles pretensiones coloniales (…)8. (…) La injusticia que Prusia cometió en 1871 con la nación francesa,respecto a Alsacia y Lorena (…), tiene que ser reparada (…)10. Los pueblos de Austria-Hungría (…) deben tener la oportunidad dedesarrollo autonómico.11. Han de crearse garantías internacionales para la independencia políticay económica y la intangibilidad territorial de los Estados Balcánicos.14. Ha de construirse (…) una unión general de las naciones, de manera quepueda establecerse una seguridad mutua para la independencia política yla inseguridad territorial de las naciones grandes y pequeñas. Discurso del presidente Wilson, 8 de enero de 1918.
  5. 5. Desde todos los puntos de vista, me parece que debemosesforzarnos por establecer un acuerdo de paz como sifuéramos árbitros imparciales, olvidándonos de las pasionesde la guerra. Este acuerdo deberá tener tres objetivos: antetodo, hacer justicia a los Aliados, teniendo en cuenta laresponsabilidad de Alemania en los orígenes de la guerra y enlos métodos de guerra; seguidamente, el acuerdo debe ser detal manera que un gobierno alemán consciente de susresponsabilidades pueda firmarlo estimando que podrácumplir las obligaciones que hay suscrito; por último, esteacuerdo no deberá tener ninguna cláusula cuya naturalezapueda provocar nuevas guerras, y deberá ofrecer unaalternativa al bolchevismo, porque será para las gentesrazonables una solución igualitaria del problema europeo. Memorandum de Lloyd George, 25 de marzo de 1919
  6. 6. Espero que Vd. esté de acuerdo, en principio, como el Sr.Lloyd George en la moderación que es necesario mostrarcon Alemania. No queremos ni podríamos destruirla:nuestro mayor error sería darle razones poderosas paraque qusiera un día tomarse la revancha. Cláusulasexcesivas sembrarían la semilla segura de la guerra (...) Esnecesario que evitemos dar a nuestros enemigos laimpresión de injusticia. No temo para el futuro las guerraspreparadas por complots secretos de los gobiernos, sinomás bien los conflictos creados por el descontento de laspoblaciones. Si nos hacemos a nosotros mísmo culpablesde injusticia, ese descontento es inevitable. Presidente Wilson. París 1919.
  7. 7. Tomo acta de las palabras y de las excelentes intenciones del Presidente Wilson.Él elimina el sentimiento y el recuerdo: es ahí donde tengo una observación quehacer respecto a lo que acaba de decir. El presidente de EE.UU. desconoce elfondo de la naturaleza humana. El hecho de la guerra no puede ser olvidado.América no ha visto esta guerra de cerca durante los tres primeros años;nosotros, durante ese tiempo, perdimos un millón y medio de hombres. No nosqueda mano de obra. Nuestros amigos ingleses, que han perdido menos quenosotros, pero lo bastante para haber también sufrido mucho, mecomprenderán.Las pruebas que hemos debido pasar han creado un sentimiento profundo sobrelas reparaciones que nos son debidas; y no se trata sólo de reparacionesmateriales: la necesidad de reparaciones morales no es menos fuerte (...)Buscáis hacer justicia a los alemanes. No penséis que ellos nos van a perdonar,buscarán la ocasión de la revancha, nada destruirá la rabia de aquellos que hanquerido establecer su dominación en el mundo y que se han creído tan cerca deconseguirlo.George Clemenceau. Deliberaciones del Consejo de los 4. 1919.
  8. 8. “Si lo que nos proponemos es que, por lo menos durante unageneración Alemania no pueda adquirir siquiera una medianaprosperidad; si creemos que todos nuestros recientes aliadosson ángeles puros y todos nuestros recientes enemigos,alemanes, austriacos, húngaros y los demás son hijos de deldemonio; si deseamos que, año tras año, Alemania seaempobrecida y sus hijos se mueran de hambre y enfermen, yque esté rodeada de enemigos (...) Si tal modo de estimar a lasnaciones y las relaciones de unas con otras fuera adoptadopor las democracias de la Europa occidental, entonces, ¡que elCielo nos salve a todos¡ Si nosotros aspiramosdeliberadamente al empobrecimiento de la Europa central, lavenganza, no dudo en predecirlo, no tardará.”J. M. Keynes. Las consecuencias económicas de la paz. 1919.
  9. 9. Artículo 6. Los miembros de la Sociedad reconocen que elmantenimiento de la paz exige la reducción de los armamentosnacionales al mínimum compatible con la seguridad nacional […].Artículo 10. Los miembros de la Sociedad se comprometen arespetar y a mantener contra toda agresión exterior la integridadterritorial y la independencia política presente de todos losmiembros de la Sociedad […].Artículo 16. 1. Si un miembro de la Sociedad recurriese a la guerra[…], se le considerará ipso facto como si hubiese cometido un actocontra todos los demás miembros de la Sociedad. Estos secomprometen a romper inmediatamente toda relación comercial ofinanciera con él […]. Pacto de la Sociedad de Naciones, abril de 1919
  10. 10. Cuando se piensa en las consecuencias de la Gran Guerra que acaba determinarse […], alguien puede preguntarse si la estrella de Europa no palidece ysi el conflicto no ha iniciado en ella una crisis vital que presagia su decadencia. Aldiezmar la multitud de hombres […]; al malgastar sus riquezas materiales […]; aldistraer durante varios años los espíritus y los brazos del trabajo productivo haciala bárbara destrucción; al despertar por este abandono las iniciativas latentes oadormecidas de sus rivales, ¿no habrá ocasionado la guerra un golpe fatal a lahegemonía de Europa sobre el mundo? Ya el final del siglo XIX había revelado lavitalidad y la potencia de algunas naciones extraeuropeas; una, como los EstadosUnidos, nutrida de la misma sangre de Europa, otras, como elJapón, conformadas por sus modelos y sus consejeros. Al avanzar rápidamente eldesarrollo de estos recién llegados, al producirse el empobrecimiento de lasvirtudes productivas de Europa, al crearse de este modo un profundodesequilibrio entre ellos y nosotros, ¿no ha abierto la guerra para nosotros unacrisis de hegemonía y de expansión? […] Albert DEMANGEON, El declive de Europa, 1920
  11. 11. l. Rusia dice: Si no se respeta la integridad territorial de Serbia,intervendré contra Austria. 2. Alemania dice: si Rusia pone un pie en Austria, apoyarémilitarmente a ésta.3. Inglaterra y Francia dicen: secundaremos a Rusia en su acci6n siinterviene Alemania.4. El Japón dice: enviaré dos escuadras al Mediterráneo y alAtlántico para apoyar a Inglaterra si se ve envuelta en una guerra.5. Rumania, Grecia y Montenegro dicen: apoyaremos a Serbia si seatenta contra su independencia.6. Bulgaria dice: apoyaré a Austria si intervienen Rumania y Grecia.7. Austria ha declarado que respetará la nacionalidad de Serbia, a¡a que s6lo quiere castigar.8. Italia secundará a sus aliados, Austria y Alemania, en caso deestallar el conflicto europeo.9. España permanecerá, en todo caso, neutral.10. Y mientras las naciones preparan sus ejércitos, se siguencelebrando en Viena, en San Petersburgo y en Berlín conferenciaspara que no se rompa la paz europea...» La tribuna, 31 Julio 1914.
  12. 12. PROPAGANDA
  13. 13. Las balas alemanas no matan.Nuestros soldados se han acostumbrado a las balasalemanas (...) Y la ineficacia de los proyectiles es el objetode todas las conversaciones.LIntransigent, 17 agosto 1914Excepto cinco minutos al mes, el peligro es mínimo, inclusoen las situaciones críticas. No sé como me las voy a apañarsin pegarme esta vida cuando la guerra acabe.PetitParisien, 22 mayo 1915La verdad es que algunos (los refugios de Verdún) sonrelativamente confortables: calefacción central yelectricidad (...) La verdad es que uno no se aburríamucho. Petit Journal, 1 marzo 1916
  14. 14. Esperábamos la hora del ataque como el queespera una fiesta.Petit Journal, 3 octubre 1915A propósito de Verdún: Las pérdidas han sidomínimas.Écho de Paris, 25 febrero 1916
  15. 15. “El soldado que regresó del pasado”www.wwar1.blogspot.com
  16. 16. http://www.edualter.org/material/pau/senderose.htm-www.educahistoria.com. (Materiales/Cine histórico)En You Tube hay múltiples trailers con partes del filmhttp://www.youtube.com/results?search_query=paths+of+glory
  17. 17. Flandes. Otto Dix, 1936
  18. 18. Inválidos de guerrajugando a lascartas. Otto Dix(1920).
  19. 19. Cañón enAcción. GinoSeverini, 1915
  20. 20. Tren blindado. GinoSeverini, 1915

×