Ensayo

205 views
180 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
205
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ensayo

  1. 1. qwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmrtyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmENSAYOEL SUICIDIO03/03/2011ANA JIMENEZ<br />INTRODUCCION<br />SUICIDIO, ocho letras que con tan solo oírlas o leerlas hacen un gran daño. El suicidio es la muerte provocada por uno mismo. El suicidio aparece en todas las sociedades desde los tiempos más remotos. Sin embargo, a lo largo de la historia ha variado la actitud de la sociedad hacia este acto, sus formas y su frecuencia. ¿Qué cosa tan mala puede pasar para que alguien piense en algo como esto? ¿Todos alguna vez estaremos o pensaremos sobre la posibilidad de hacer algo así?Estamos en los días en que el suicidio es la tercera causa de muerte entre los adolescentes. ¿Cómo puede ser esto posible? ¿Qué es lo que influye en una persona y la lleva a cometer un acto tan impúdico?Puedo preguntar ahora, el suicidio ¿es valentía o cobardía? el suicidio es ilegal en muchos países y está fuertemente condenado por la sociedad en otros, especialmente en países con mayoría de población católica. En el extremo contrario se encuentran otros países que honran ciertos tipos de suicidio. Antiguamente los japoneses, por ejemplo, respetaban el harakiri, práctica en la que una persona avergonzada compensaba un fallo o el incumplimiento de un deber clavándose una daga. Todos conocemos a personas cuyas vidas están llenas de problemas, desastres familiares, fracasos económicos, golpes emocionales, etc. pero a pesar de esto, la persona sigue con su vida, sigue luchando porque mejore, en lugar de buscar esa “salida rápida” a la que muchos acuden.Partimos de la base de que el suicidio no puede prevenirse, sólo podemos clasificar a determinadas personas o situaciones en la carpeta de "alto riesgo" pero su escasa prevención despertará en familiares y amigos sentimientos de culpa u hostilidad.<br />DESARROLLO<br />El interés del suicidio en la sociología es porque este hecho visto como un fenómeno independiente de naturaleza propia se da en toda las sociedades ya sea de manera individual o colectiva. Se debe saber que no todas las personas se quitan la vida por las mismas razones, por lo que no hay un patrón de conducta que nos guie a la raíz del problema para poder tratar con ella. A lo único que se ha llegado es a que la situación que pasa la persona es de contrariedades y disgustos, pero no se sabe que tan fuertes tienen que ser estas situaciones para llegar a pensar en el suicidio.Emile Durkheim, famoso sociólogo que habla sobre este tema señala que el suicidio ha sido presentado como la respuesta a un tipo de temperamento, y enfatiza algo que para mí, es el punto principal de todo esto: LAS RELACIONES SOCIALES; es así como nos encontramos con verdaderas leyes con las que se puede hacer una clasificación metódica de los tipos de suicidio. A menudo se piensa que el suicidio se comete por decisión individual, Durkheim encuentra algo desintegrador en su medio social que obliga a una persona a cometer el suicidio. Este medio social generalmente están integradas por personas que crean ideas, creencias y costumbres que influyen en una persona.El medio social expone que la manera optima para que un individuo este bien, sea su bienestar en la sociedad, cuando este pierde el bienestar, se ve obligado a recuperarla, si esta no llega o es difícil que llegue, entonces viene el suicidio. Durkheim clasifico a las personas suicidas en tres rubros: <br />Los suicidas egoístas: sucede casi siempre en ciudades con individualismo. Son personas egoístas que se suicidan por su propio ego<br />Los suicidas altruistas: la sociedad en la que se desenvuelven son sociedades en las que se les obliga a renunciar a su propio “YO”, pues son parte de un cuerpo social institucionalizado en la que predomina la impersonalización<br />Los suicidas anomicos: a este tipo de persona, más que estar influenciados por su sociedad, carecen de una, por lo que la falta de reglas y su desorientación moral se debe a la falta de ésta.<br />El suicidio altruista casi no es común, por lo que solo se toma en cuenta generalmente al suicida egoísta y anomico. Estos dos se caracterizan por ser anormales y patológicos.<br />CONCLUSION<br />Podemos decir en conclusión que Las personas que se suicidan se sienten perseguidos por su propia tortura. Es su culpa la que les hace no estar en paz consigo mismos, mas a un cuando el ambiente o sociedad en que se desarrollan no es optimo para su buena higiene mental.Las sociedades se han desintegrado día con día, las agrupaciones que hacían posible las relaciones entre las personas que lo conformaban, se ha ido cayendo al grado de que la única institución vigente es el estado. La moralidad social en lugar de ayudar, perjudica, y al estar en un ambiente así no cabe duda que las personas son tan influenciadas que llegan al suicidio<br />

×