0
NIVEL DE CONOCIMIENTO DEL CUIDADOR INFORMAL DE USUARIO CON DEPENDECIA SEVERA, ADSCRITO AL  CONSULTORIO ULTRAESTACIÓN DE CH...
MARCO TEORICO <ul><li>Prestar cuidados a los miembros de la familia primero y a los del grupo mas tarde ha sido una activi...
<ul><li>Los cuidadores informales, constituyen uno de los recursos vitales para garantizar un atención de calidad, es por ...
<ul><li>Generalmente, la cuidadora es una mujer perteneciente a la familia y en la mitad de los casos presenta alteracione...
<ul><li>El perfil de éstas personas cuidadoras presenta las siguientes características básicas: el 83% son mujeres, de las...
<ul><li>El conocimiento de las características de los miembros de la familia en relación con su situación laboral aproxima...
<ul><li>En cuanto al cuidador informal, este se define como la atención proporcionada por la familia, un miembro de ella, ...
<ul><li>Generalmente, la cuidadora es una mujer perteneciente a la familia y en la mitad de los casos presenta alteracione...
<ul><li>Los cuidadores informales en España efectúan la mayor provisión de ayudas y cuidados a las personas mayores depend...
<ul><li>El conocimiento de las características de los miembros de la familia en relación con su situación laboral aproxima...
<ul><li>En cuanto al cuidador informal, este se define como la atención proporcionada por la familia, un miembro de ella, ...
<ul><li>El cuidado de las personas con dependencia severa está influido por las tendencias demográficas, las condiciones f...
<ul><li>Por este motivo, en Chile, la medida B6 intenta dar señales de preocupación y de acción ante tareas que han perman...
MARCO EMPÍRICO <ul><li>La acción educativa en salud es un proceso dinámico que tiene como objetivo la capacitación de los ...
<ul><li>En Barcelona España los años 2001 y 2002, C Ubiergo Ubiergo y colaboradores realizaron una investigación sobre “el...
<ul><li>En un estudio realizado en cuidadores de usuarios de atención domiciliaria geriátrica en Perú, se observó que en e...
BIBLIOGRAFÍA <ul><li>STAAB, A.S. y HODGES, L.C. 1997.  Enfermería Gerontológica. México, McGraw-Hill. 464 - 475p </li></ul...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

M A R C O

1,649

Published on

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,649
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
20
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "M A R C O"

  1. 1. NIVEL DE CONOCIMIENTO DEL CUIDADOR INFORMAL DE USUARIO CON DEPENDECIA SEVERA, ADSCRITO AL CONSULTORIO ULTRAESTACIÓN DE CHILLÁN P. Burgos Garrido – V. Figueroa Rodríguez - M. Fuentes Verdugo - I. Quijada Hernández UNIVERSIDAD DEL BÍO BÍO FACULTAD DE CIENCIAS DE LA SALUD Y LOS ALIMENTOS ESCUELA DE ENFERMERÍA
  2. 2. MARCO TEORICO <ul><li>Prestar cuidados a los miembros de la familia primero y a los del grupo mas tarde ha sido una actividad que aparece en la historia de cualquier sociedad. Este papel es desarrollado mayoritariamente por los llamados cuidadores informales (padres, hijos parientes), ha precisado el complemento de individuos mas especializados a medida que la complejidad de las sociedades y de los conocimientos, así lo han requerido. Entonces aparecen los cuidadores formales, personas ajenas al núcleo íntimo del individuo, que desarrollan la actividad de cuidar de una manera más académica y profesional, siendo ésta remunerada. </li></ul>
  3. 3. <ul><li>Los cuidadores informales, constituyen uno de los recursos vitales para garantizar un atención de calidad, es por ello que el profesional de enfermería debe adoptar un modelo que obliga a valorar y recoger la información necesaria sobre el cuidador para así saber en que educar o reforzar la educación. Para ello es necesario dotarse de instrumentos de valoración que permitan estandarizar un alinea de pensamiento que garantice una buena recogida de datos. Virginia Henderson propone un modelo conceptual, en cual valora al usuario y cuidador en tres necesidades: Realización, Participar en actividades recreativas y aprender; con este modelo se puede planificar y ejecutar las actividades que son consecuencia de un proceso que se inicio en la recogida de datos y que da sentido a la actuación del profesional de enfermería.(6) </li></ul>
  4. 4. <ul><li>Generalmente, la cuidadora es una mujer perteneciente a la familia y en la mitad de los casos presenta alteraciones en las escalas de depresión y ansiedad utilizadas. </li></ul><ul><li>En España, el numero de visitas sanitarias/enfermo/año oscila entre 4.34 y 6.8 visitas por año, entre 2-4 son al medico y entre son al servicio de enfermería. </li></ul><ul><li>El abordaje de las necesidades de ayudas cotidianas requiere tomar en consideración las restricciones y también la importancia que conceden a las limitaciones. De este modo la ayuda y los cuidados domiciliarios pueden adaptarse a cada situación y desarrollarse a través de programas individualizados. Este tipo de abordaje es necesario para favorecer la complementariedad entre las intervenciones profesionales y el cuidado informal, y de este modo evitar la sustitución del apoyo informal por el sector formal o las tensiones entre los criterios de unos y las expectativas de los otros. </li></ul><ul><li>Los cuidadores informales en España efectúan la mayor provisión de ayudas y cuidados a las personas mayores dependientes; éstos atienden al 72% de las personas que necesitan ayudas. El 63.8% corresponde a la familia próxima (cónyuge e hijos/ hijas) y el 8.1 a otras personas cercanas (familiares, vecinos, amigos). </li></ul>
  5. 5. <ul><li>El perfil de éstas personas cuidadoras presenta las siguientes características básicas: el 83% son mujeres, de las cuales el 61% manifiesta que no reciben ninguna ayuda, el 70% tienen mas de 40 años (así el grupo de edad del potencial cuidador se sitúa entre los 45 y los 69 años), el 65% tiene un nivel de enseñanza muy bajo, el 75% no tienen actividad laboral y para el 63% de las que realizan un trabajo remunerado, éste es de jornada completa. </li></ul><ul><li>La ayuda informal se realiza mayoritariamente, en el 855 de los casos, con una frecuencia diaria de y con una duración superior a las 5 horas, en el 53% de las situaciones. La ayuda se dedica mas intensamente a las actividades domesticas y las relativas al cuidado personal (vestirse, acostarse, higiene). En la mayoría de casos, la ayuda se presta de forma permanente y se aplica a los distintos tipos de actividad (tares domesticas, cuidado personal, gestiones y visitas). </li></ul>
  6. 6. <ul><li>El conocimiento de las características de los miembros de la familia en relación con su situación laboral aproxima a una visión completa de la disponibilidad de la familia para cuidar. (6) </li></ul><ul><li>Cuidar en una noción familiar y cotidiana, difícil de definir ya que posee diferentes elementos como componentes. Se considera que cuidar es una forma de relación basada en el respeto por la otra persona. El cuidado incluye la propia experiencia, lazos afectivos de amor y cariño. Desde siempre el cuidar ha sido delegado principalmente a la mujer, siendo esto algo ya característico de la identidad femenina la cual abarcan un alto porcentaje de cuidadores informales. </li></ul>
  7. 7. <ul><li>En cuanto al cuidador informal, este se define como la atención proporcionada por la familia, un miembro de ella, amigos o vecinos, a aquellas personas que se encuentran imposibilitadas de llevar a cabo actividades básicas de la vida diaria, entiéndase por ello cosas tan simples para la mayoría como lo es asearse, vestirse, comer, etc. Se trata de la entrega de cuidados no remunerados, para aquellas personas que se encuentran con una perdida significativa de su autonomía, incluyendo la asistencia de cuidados a personas con necesidades especiales y no únicamente a personas ancianas. El cuidador informal se caracteriza por tener algunos rasgos esenciales como obligación familiar con la persona dependiente o frágil. </li></ul><ul><li>Los cuidadores informales viven, con frecuencia, la situación a la que se enfrenta como un problema, debido a las exigencias que este tipo de personas dan, es allí donde radica la importancia del nivel de conocimiento que estos posean. (1) </li></ul>
  8. 8. <ul><li>Generalmente, la cuidadora es una mujer perteneciente a la familia y en la mitad de los casos presenta alteraciones en las escalas de depresión y ansiedad utilizadas. </li></ul><ul><li>En España, el numero de visitas sanitarias/enfermo/año oscila entre 4.34 y 6.8 visitas por año, entre 2-4 son al medico y entre son al servicio de enfermería. </li></ul><ul><li>El abordaje de las necesidades de ayudas cotidianas requiere tomar en consideración las restricciones y también la importancia que conceden a las limitaciones. De este modo la ayuda y los cuidados domiciliarios pueden adaptarse a cada situación y desarrollarse a través de programas individualizados. Este tipo de abordaje es necesario para favorecer la complementariedad entre las intervenciones profesionales y el cuidado informal, y de este modo evitar la sustitución del apoyo informal por el sector formal o las tensiones entre los criterios de unos y las expectativas de los otros. </li></ul>
  9. 9. <ul><li>Los cuidadores informales en España efectúan la mayor provisión de ayudas y cuidados a las personas mayores dependientes; éstos atienden al 72% de las personas que necesitan ayudas. El 63.8% corresponde a la familia próxima (cónyuge e hijos/ hijas) y el 8.1 a otras personas cercanas (familiares, vecinos, amigos). </li></ul><ul><li>El perfil de éstas personas cuidadoras presenta las siguientes características básicas: el 83% son mujeres, de las cuales el 61% manifiesta que no reciben ninguna ayuda, el 70% tienen mas de 40 años (así el grupo de edad del potencial cuidador se sitúa entre los 45 y los 69 años), el 65% tiene un nivel de enseñanza muy bajo, el 75% no tienen actividad laboral y para el 63% de las que realizan un trabajo remunerado, éste es de jornada completa. </li></ul><ul><li>La ayuda informal se realiza mayoritariamente, en el 855 de los casos, con una frecuencia diaria de y con una duración superior a las 5 horas, en el 53% de las situaciones. La ayuda se dedica mas intensamente a las actividades domesticas y las relativas al cuidado personal (vestirse, acostarse, higiene). En la mayoría de casos, la ayuda se presta de forma permanente y se aplica a los distintos tipos de actividad (tares domesticas, cuidado personal, gestiones y visitas). </li></ul>
  10. 10. <ul><li>El conocimiento de las características de los miembros de la familia en relación con su situación laboral aproxima a una visión completa de la disponibilidad de la familia para cuidar. (6) </li></ul><ul><li>Cuidar en una noción familiar y cotidiana, difícil de definir ya que posee diferentes elementos como componentes. Se considera que cuidar es una forma de relación basada en el respeto por la otra persona. El cuidado incluye la propia experiencia, lazos afectivos de amor y cariño. Desde siempre el cuidar ha sido delegado principalmente a la mujer, siendo esto algo ya característico de la identidad femenina la cual abarcan un alto porcentaje de cuidadores informales. </li></ul>
  11. 11. <ul><li>En cuanto al cuidador informal, este se define como la atención proporcionada por la familia, un miembro de ella, amigos o vecinos, a aquellas personas que se encuentran imposibilitadas de llevar a cabo actividades básicas de la vida diaria, entiéndase por ello cosas tan simples para la mayoría como lo es asearse, vestirse, comer, etc. Se trata de la entrega de cuidados no remunerados, para aquellas personas que se encuentran con una perdida significativa de su autonomía, incluyendo la asistencia de cuidados a personas con necesidades especiales y no únicamente a personas ancianas. El cuidador informal se caracteriza por tener algunos rasgos esenciales como obligación familiar con la persona dependiente o frágil. </li></ul><ul><li>Los cuidadores informales viven, con frecuencia, la situación a la que se enfrenta como un problema, debido a las exigencias que este tipo de personas dan, es allí donde radica la importancia del nivel de conocimiento que estos posean. (1) </li></ul>
  12. 12. <ul><li>El cuidado de las personas con dependencia severa está influido por las tendencias demográficas, las condiciones familiares, las características culturales y las políticas sociales y de salud implementadas por el Estado. </li></ul><ul><li>De acuerdo a los estudios realizados por INE (censo 2002, proyección 2006) y mideplan (casen 2003), el total de la población severa del país es de 104.875 de la cual la prevalencia de dependencia severa en población menor de 60 años es de un 0,3% y en la población mayor de 60 años es de 4%. </li></ul><ul><li>Las causas originarias de la dependencia severa de una persona son múltiples y, por ello, cada paciente tendrá indicaciones específicas que los cuidadores deberán conocer. </li></ul><ul><li>Hasta hoy, el cuidado de la persona con dependencia severa, ha sido asumido por la familia. La incorporación de esta tarea al rol tradicional de la familia, genera una crisis por sobrecarga. A las situaciones tradicionales de estrés vivenciadas por la familia, producto de la evolución de sus propios miembros y sistemas, se agrega la situación de dependencia severa de uno de sus integrantes. </li></ul>
  13. 13. <ul><li>Por este motivo, en Chile, la medida B6 intenta dar señales de preocupación y de acción ante tareas que han permanecido encubiertas y desatendidas por las políticas sociales. Esta medida es una de las 36 medidas definidas en el año 2007, la cual, entre una de sus medidas de operacionalización, apunta a dar un plan de apoyo al cuidador de personas en situación de dependencia severa y de este modo aportar en el conocimiento de éste a través de talleres de entrenamiento y/o asesoramiento directo en el domicilio en técnicas de manejo básico y apoyo psicosocial. (3) </li></ul>
  14. 14. MARCO EMPÍRICO <ul><li>La acción educativa en salud es un proceso dinámico que tiene como objetivo la capacitación de los individuos y/o grupos en busca de mejores condiciones de salud para la población. No basta sólo con seguir normas recomendadas de cómo tener mejor salud o evitar las dolencias sin realizar una educación en salud como un proceso que estimule el diálogo, la indagación, la reflexión, el cuestionamiento y la acción compartida. </li></ul><ul><li>Se torna fundamental que el enfermero/a realice estrategias de educación para la salud, pero es preciso que él tenga el entendimiento integral al respecto de la salud y de la calidad de vida, valorando la historia de vida de la población, estimulando la autoconfianza, practicando la solidaridad, etc. Una intervención educativa puede contribuir para variaciones en el estilo de vida, favoreciendo el conocimiento y también promoviendo el aprendizaje de nuevas formas de cuidar. (4) </li></ul>
  15. 15. <ul><li>En Barcelona España los años 2001 y 2002, C Ubiergo Ubiergo y colaboradores realizaron una investigación sobre “el soporte de enfermería y la claudicación del cuidador informal, cuya muestra fue de 65 cuidadores informales, de ambos sexos, de 65 años o más, con enfermedad crónica, terminal o demencia. La investigación concluyó que la media de edad de los cuidadores informales es de 60 años, y la mayoría son mujeres 86%, el grado de sobrecarga del CI presenta una media de 61,20 puntos en la escale de Zarit, y los CI con riesgo de claudicar fueron de 65% (2) </li></ul>
  16. 16. <ul><li>En un estudio realizado en cuidadores de usuarios de atención domiciliaria geriátrica en Perú, se observó que en el perfil CI la mayoría corresponde al sexo femenino (85.8%); respecto al grado de instrucción, sólo el 35.8% alcanzó a terminar estudios secundarios. La principal ocupación es la de dueña de casa (40.8%). La relación de parentesco del cuidador con el usuario receptor del cuidado, predominan las hijas y el cónyuge (34 y 23% respectivamente). El 85% de los cuidadores vive junto al usuario y el 70% lo realiza los 7 días de la semana. El impacto del cuidado sobre la salud del cuidador se determinó que el 87.6% refiere por lo menos una molestia asociada a su labor del cuidado, siendo las más referidas: alteraciones del sueño (33.3%), ansiedad (20.8%), aburrimiento (15.8%) y depresión (9.2%). El nivel de sobre carga, medido según escala de Zarit, muestra que el 51.7% de los cuidadores se encuentra sin sobrecarga (5) </li></ul>
  17. 17. BIBLIOGRAFÍA <ul><li>STAAB, A.S. y HODGES, L.C. 1997. Enfermería Gerontológica. México, McGraw-Hill. 464 - 475p </li></ul><ul><li>UBIERGO UBIERGO, M.C., REGOYOS RUIZ, S. VICO GAVILAN, M.V. y REYES MOLINA, R. 2005. El Soporte de Enfermaría y la Claudicación del Cuidador Informal. Revista Enfermería Clínica. 15 (4): 199-205. </li></ul><ul><li>CHILE. Ministerio de Salud. 2007. Plan de apoyo al cuidador de personas en situación de Dependencia severa. </li></ul><ul><li>MARTINS, Josiane de Jesus, ALBUQUERQUE, Gelson Luiz de, NASCIMENTO, Eliane Regina Pereira do “et al”. Necesidades de educación en salud de los cuidadores de ancianos en el hogar. Texto contexto - enferm. [en línea]. 2007, vol. 16, no. 2 http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S010407072007000200007&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0104-0707. [consulta:12 septirmbre 2007],pp.254-262. </li></ul><ul><li>JIMÉNEZ, Maria Victoria. Perfil epidemiológico del cuidador en el servicio de atención domiciliaria geriátrica de la clínica geriátrica “San Jose” PNP [en línea] Cybertesis Perú [Fecha de consulta: 27 septiembre 2007]. Disponible en http :// www.cybertesis.edu.pe / sisbib /2003/ jimenez_vm / html / index - frames.html </li></ul><ul><li>ATENCION DOMICILIARIA Organización y Practica. 1999. Por CONTEL J.C. “et al”. Editorial Barcelona. Pag 25-99/103-127 </li></ul>
  1. A particular slide catching your eye?

    Clipping is a handy way to collect important slides you want to go back to later.

×