Catalogo Objetual

645 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
645
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
147
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Catalogo Objetual

  1. 1. OBJETUAL SENTIMENTAL Objetual APLICACIONES DE MARCA SPARKLING PEOPLE PCdeV Parque Cultural de ValparaísoValparaíso, enero 2012. 1
  2. 2. SENTIMENTAL OBJETUALCHANTAL DE REMENTERÍAEl tercer criterio empleado por UNESCO/CLT/WHC para declarar a Valparaíso Patrimonio de la Humanidadha sido, textualmente, el siguiente: “Valparaiso constituye un testimonio excepcional de la primera fasede mundialización”. El punto de partida del trabajo es la ironía analítica ejercida sobre esta frase. Lapalabra excepción genera una obra de cinco bastidores cubiertos de moletón amarillo de fabricaciónnacional, usado en la confección de paños de sacudir. Lo sacudido, efectivamente, es la excepcionalidaddel gesto de limpieza de un interior hogareño. La fase de mundialización aludida sanciona el pasado comoruina. Primera fase apela al recurso del tiempo perdido. Mundialización opera como el precedente dela globalización. Esta última parece necesitar a la primera como una escena de origen. El testimonio esexcepcional, porque es único en el martirio. Es decir, de cómo se construye la caída. Desaparecidas lascondiciones económicas que sustentaban la primera fase, no queda más que recurrir a la explotación deldaño como política económica de la represión urbana. De este modo, se instala la fase Unesco en quela ruina hace objeto de los restos de la ruina, dando lugar a la representación de la ciudad como un objetoarruinado que ingresa en la historia de la recuperación urbana, como depósito de memoria edificada.Gerard Wajcman, en “El objeto del siglo”, declara que en el albor de los tiempos futuros, lo que cautivaes la afición a la memoria: “La ruina es el objeto más la memoria del objeto, el objeto consumido por supropia memoria”. Chantal de Rementería formula una historia de hilos, en que dibuja trayectos reguladospor la ejecución manual de la palabra, a través de un rápido punteado -como si marcara las prendaspara que no se pierdan en la lavandería-, para señalar novecientos treinta y cinco nombres de comercios,servicios y asociaciones vigentes en la ciudad de Valparaíso, proporcionando un testimonio excepcional deurbanización afectiva del mundo. Nombrar, para indicar el lugar. La ruina y el lugar: “nada tuvo lugar nuncasino el lugar” (Wajcman). 2 3
  3. 3. SENTIMENTAL OBJETUAL LUIS SALAS El montaje de Luis Salas contempla dos referentes perdidos: las copas de agua y el material documental relativo al incendio de la discotheque “Divine”. Las primeras están ubicadas en el sector “Puerto Barón”, a pocas cuadras del emplazamiento de la desaparecida discoteca. Formaron parte de su paisaje; su telón de fondo. Estos contenedores suministraban agua a los antiguos trenes “a vapor” o “a carbón” y se erigen como parte de los últimos vestigios de la revolución industrial en Valparaíso. Agua que también sofoca las llamas de los incendios en la ciudad. Estas construcciones son objetos en desuso y han sido reutilizados en el proyecto “Divine”, asociadas a la práctica del “objeto encontrado”. Luis Salas trabaja sobre dos ruinificaciones: la incapacidad de la industria para retener la caída de Valparaíso y el montaje encubridor de un cuasi delito de homicidio. En este sentido, articula dos momentos, en torno a lo erguido y lo yaciente (objeto caído). Las copas de agua sostienen una política de la energía hidráulica para uso urbano (ferroviario), que ya ha sido desmantelada. El incendio de la discotheque gay “Divine”, el 4 de septiembre de 1993 cobró la vida de 16 personas y dejó 29 heridos, siendo uno de los episodios más enigmáticos y oscuros de la historia del país. El enigma adquirió la forma de una paradoja cruel, ya que los propietarios, para encubrir sus responsabilidades relativas a la precariedad de instalaciones eléctricas que fueron causantes del incendio, atribuyeron su origen a un atentado homofóbico. La invención de este atentado distorsionó claramente los relatos y dificultó las investigaciones. El supuesto ataque homofóbico es un “objeto encontrado” a la medida del encubrimiento. La copa de agua, asociada al capitalismo termodinámico porteño, representa la densidad subjetiva de la ruinificación de los vínculos sociales, como un caso de la disolución de la cultura obrera porteña. 4 5
  4. 4. SENTIMENTAL OBJETUALVANESSA VASQUEZEl paseo, el callejeo, en esta pieza compleja de Vanessa Vásquez Grimaldi, coloca en esta escena local elproblema de la utilidad y pertinencia del conocimiento histórico: es necesario partir de Baudelaire, seguircon Benjamin, para luego ingresar a las actas urbanas de la Internacional letrista, para concluir con unasecuencia de antecedentes en el el Guy Débord de la teoría de las derivas. No es una broma. El artistaes quien está mejor ubicado para apreciar las imposturas que configuran la sostenibilidad de la ciudadmoderna; con la salvedad de que Valparaíso hipoteca su modernidad en una variación problemática ycriolla que traduce los pasajes a su complexión de arquitectura vernacular, en la que las señales distintivasde lo privado y lo público se autorizan en la violencia de una negociación aparente. El artista no descifrael espectáculo urbano, porque aquí, nada puede ser un espectáculo, a riesgo de permanecer como objetode un plan de desmantelamiento urbano concebido con todas las de la ley para ser entendido como plande desarrollo local. En la cima del texto de Chris Marker están los pobres de los pobres. Para accedera la cima, Vanessa Vásquez separa esta noción de ladera y plan, para hacer de su trabajo un ensayo depsicogeografía. En 1955, en su “Introducción a la crítica de la geografía urbana”, Guy Débord hizo por vezprimera referencia a eta noción, señalando que ésta “se proponía el estudio de las leyes precisas y de losefectos exactos del medio geográfico, conscientemente organizado o no, en función de su influencia directasobre el comportamiento afectivo de los individuos”. En el año 1952, Chombart de Lauwe, en su famosoestudio “Paris y la aglomeración parisina” señalaba que “un barrio urbano no está determinado solamentepor los factores geográficos y económicos sino por la representación que sus habitantes y los otros barriostienen de él”. Este fue, en parte, el origen del concepto situacionista de “mapa psicogeográfico”, que resultaclave para entender el trayecto de obra de Vanessa Vásquez; es decir, su obra como trayecto, asociada a lanoción de deriva, formulada por Gilles Ivain, en 1953, para quien la principal actividad de los habitantes deuna ciudad debía ser una deriva continua. Vanessa rastrea de manera metódica la ciudad en busca de focosde irradiación de emociones, construyendo situaciones transitorias, sensaciones de tracción y repulsión,conscientemente fugaces, como práctica de reapropiación del territorio. 6 7
  5. 5. SENTIMENTAL OBJETUALPAOLA CAROCAPaola Caroca trabaja el hogar como campo de ruinas. La fotografía es el dispositivo de recuperaciónfóbica de espacios recalificados, cuyo destino es la construcción de un patchwork de imágenes-turbias,obtenidas mediante la ruptura de un pacto de confiabilidad. La recalificación desplaza las micro-escenas ylas rejerarquiza en el orden de una configuración monstruosa, en que cada fragmento (mutilado) delata laimprocedencia del procedimiento de juntura posterior. Improcedente porque la sola juntura no hace unatotalidad unitaria, sino que hace evidente la monumentalidad de las procedencias dispares. El hogar no esuna suma de elementos afectuosos, sino una intensidad simbólica unificada por la Ley de la representación.A cada fragmento de esta pieza corresponde una escena que ha sido manejada en su encuadre y en suescala, tipificando distancias que no corresponden a la determinación habitual de determinados espaciosde acumulación de prendas y de alimentos, por ejemplo. El recambio y el acopio doméstico destinado ala reproducción de la vida mínima: lavo, plancho, cocino. Algunos de estos encuadres van a calzar con laprocedencia de algunos géneros de la pintura. En apariencia, todas las construcciones de encuadre estándeterminadas por el modelo (matricial) de la naturaleza muerta. De modo que en este ensayo sobre“cosas inmóviles”, lo que Paola Caroca ppone de relieve es un viejo tic de enseñanza de pintura clásica;digamos, siglo XVII, en que había una jerarquía de géneros fundada en la idea que el interés de una obra eraproporcional a la dignidad ontológica de su tema. En relación a lo cual, la naturaleza muerta era portadorade una deficiencia esencial; la de condenarse a no poder figurar (representar) ni la movilidad física nila emotividad psíquica. Es decir, excluye toda alusión a la temporalidad. Sin embargo, esta referenciahistoriográfica (encontrada) es elevada a una condición de pattern determinante por una visualidad cuyamecánica pone en evidencia el anverso de la “objetividad” buscada, mediante el recurso determinante deun encuadre en extremo cerrado, preparado para transformar toda idea (posible) de hogareño en un campode ruinas. 8 9
  6. 6. SENTIMENTAL OBJETUAL MANUEL SANFUENTES Manuel Sanfuentes es un poeta visual que produce cuadernos únicos y auténticos, disponiendo el cuerpo de papel con el objeto de afirmar la amenaza constitutiva de lo borrable, de lo vulnerable de una inscripción gráfica, exponiéndose al accidente de tinta, a la mutilación de la punta de grafito, al corte de caja, a la censura implícita de los formatos de corte. Ese cuaderno sostiene las anticipaciones verbales y las líneas de fuga de su pensamiento y se instala como una pieza clave de su archivo personal original, para constituirse en el curso de un trabajo de despeje y de recuperación de escrituras perdidas. Por esta razón, hay que estar atentos a los detalles de la letra –cuasi taquigráfica- puesto que en su literalidad reside la materialidad que opera como una fuerza gráfica que sostiene el riesgo del acontecimiento textual. Sin embargo, lo que precede a los cuadernos resulta ser, simplemente, la anticipación material del papel dispuesto en su presencia de lámina, que antes que nada, se pone en evidencia como un “sudario impregnado de la sola imagen del resto”. Esta es una frase extraída de los carnets de Gérad Titus-Carmel, en que bajo el título de Notes d´atelier publica en 1990 chez Plon. En ellos se refiere, entre otras cosas, a la copia de inscripciones latinas que pasan a “soportar el drama”. Una hoja de papel soporta, siempre, un drama de inscripción. Es decir, la inscripción, como drama de su producción. De modo que dibujar implica depositar, mientras que grabar, supone un retiro, un desplazamiento, un quitar el objeto del lugar que ocupaba. Todo lo cual nos pone en contacto con un trabajo que se sitúa a medio camino, entre las dos formas de mutilación del soporte; es decir, maculación del papel (entintado) y surco matricial ejercido por el metal. Trazar una línea, simplemente, significa desde ya (re)cubrir. ¿Acaso la figura no sería la máscara del papel? Se pregunta Titus-Carmel. El dibujo sería, entonces, un trabajo de doble pérdida, porque por un lado, hay pérdida del blanco y, por otro lado, hay pérdida de la materialidad. 10 11
  7. 7. SENTIMENTAL OBJETUALOBJETUAL pulsional, mediante la invención de un tipo de asociatividad destinada a la reproducción del objetoJusto Pastor Mellado que las constituye: el baile. De este modo, si hay baile, hay culto del cuerpo; es decir, un cuerpo que se oculta en el cultivo de sus desbordes, inmediatamente reducidos y contenidos por la acción de protocolos de gestión del movimiento, produciendo un tipo de manejo de la gestualidad que edifica rituales públicos, de alto contenido relacional.LA HIPÓTESIS DE ENCUADRE. Es así como desde el equipo del Parque hemos concebido esta articulación, que debe contemplar una expresión visual (museografía), una política de asociatividad (relaciones comunitarias) y deSENTIMENTAL es la primera exposición de encuadre que tiene lugar en el Parque Cultural de unos mecanismos de mediación (que combinan dispositivos de intervención social y accionesValparaíso (PCdV). El concepto de encuadre delimita y expande, a la vez, lo que se puede entender educativas) que serán levantadas desde el reconocimiento del diagrama implícito en las prácticaspor una exposición en una institución que combina un centro cultural, un centro de arte y un coreográficas mencionadas. En definitiva, se trata de convertir en una propuesta expositivacentro comunitario. El encuadre delimita porque practica una lectura de un proceso significativo compleja, la regulada retórica corporal sobre la que se construye la sentimentalidad porteña.de productividad social local, como lo es el objeto de la primera gran exposición que tendrá lugarentre enero y marzo del 2012. El encuadre permite expandir la lectura en la medida que se ocupadel contexto en que ocurren los procesos, de manera singular, en la frontera formal que consolida CUERPO, HISTORIA, TERRITORIO.el fuera-de-cuadro. Las cosas y los procesos micro-sociales adquieren relevancia, también, por elesfuerzo invertido en colocarlos en dicha posición. De modo que un encuadre es una hipótesis A comienzos del noviembre del 2011, en el teatro del PCdV, en una sesión fuera-de-programa delque organiza un campo de trabajo, porque se presenta como un punto de partida editorial. Festival Puerto de Ideas, intervino el eminente sociólogo francés, Marc Augé, cuyos textos hanPara producir el montaje de este encuadre editorial e intervenir en dicho campo de trabajo, que sido suficientemente trabajados en espacios académicamente abiertos de las ciencias sociales. Enes el imaginario porteño, puse en movimiento tres conceptos: Cuerpo, Palabra e Imagen. Esta no ese encuentro fueron planteadas dos cuestiones que no dejaron indiferente al público. La primera,es una asignación a-priori, arbitraria, impositiva, sino que proviene del reconocimiento analítico referida a una expansión conceptual que se instaló la hipótesis de que el destino simbólico dede determinados relieves y estratos que configuran la superficie simbólica del territorio local. El una ciudad se verifica en las prácticas de producción de la vida misma de sus habitantes. Lacuerpo se repliega para resistir condiciones de habitabilidad, designadas como un malestar por segunda cuestión tuvo que ver con el combate de una noción autoritaria qu e ha promovido launa palabra que repercute de manera reparatoria en la edificación de una imagen. musealización de la ciudad; es decir, la conversión de la ciudad en un espectáculo para la industriaSENTIMENTAL es el primer encuadre. ¿De qué se trata todo esto? De poner en escena la del turismo.sentimentalidad porteña, a partir de la consideración de tres coreografías sociales significativas El encuentro con Marc Augé condujo la reflexión hacia una comprensión de ciudad en queque hilvanan la política de resistencia de los cuerpos locales. Se resiste ante la fuerza que se forzaba el término museo para describir una derrota simbólica. Si lo musealizable es esaconstriñe y desnaturaliza las condiciones de habitabilidad. Por política, aquí, simplemente hay que derrota simbólica, entonces, los movimientos sociales quedan excluidos de la conciencia que seentender la práctica orgánica mínima que reproduce situaciones de permanencia y de inscripción puede tener de un concepto dinámico de territorio simbólico. Justamente, desde la práctica desocial. Esto supone el manejo de un concepto práctico desde el cual sistematizar las experiencias conducción del PCdV, lo primero que pensé fue en combatir la sola posibilidad de escenografizardiversas a través de las cuáles una cierta “porteñidad” combate el “malestar de la cultura local”. las representaciones de la vida cotidiana, trabajando una expansión conceptual que significa pasarEstas experiencias se instalan y construye respuestas que se instalan como iniciativas colectivas del casco histórico, como categoría territorial urbana, al de cuerpo histórico, como dimensiónreparatorias, altamente reglamentadas. Estas iniciativas contienen la amenaza de un desborde simbólica anclada en el territorio. 12 13
  8. 8. SENTIMENTAL OBJETUALLa habitabilidad se entiende como el modo cómo los habitantes construyen y concretan un EL AGUA, EL AIRE, LA PASIÓN.imaginario corporal, en una temporalidad y en una espacialidad determinadas. Pero sobretodo, de los cuerpos que resisten. Lo vuelvo a repetir. Entonces, decimos que el reconocimiento Una de las escenas decisivas en “A Valparaíso” (Joris Ivens) es aquella en que un grupo de pobladores discutesimbólico de Valparaíso se materializa en la corporalidad de sus habitantes. Por eso he montado sobre el acceso al agua potable y a la vivienda. La circulación de la palabra tiene lugar en un descansoesta hipótesis de las coreografías sociales, tal como la he formulado en el ciclo SENTIMENTAL. horizontal, a media ladera. Existen los grandes viajes transoceánicos, y los pequeños viajes, arriba, abajo. EntreEn el fondo, esta es una manera de disolver la frontera entre “alta” y “baja” cultura, porque implica medio, un descanso aparente, la cancha de futbol, dispuesta solo para anticipar el trayecto del balón, cuestaapelar directamente a los comportamientos de la cultura corporal de la población, manifestada abajo. Su función retórica satisface el deseo de definir, aún más, a nivel del suelo, la dialéctica del ascenso yen el baile y el canto. Es decir, en Valparaíso, las cuestiones existenciales fundamentales se juegan del descenso; de manera análoga, los volantines, con imágenes impresas en xilografía, dibujan en el aire esaen unos determinados bailes y unas determinadas maneras de cantar. De este modo, el bolero, la misma dialéctica del ascenso y del descenso. En esta lógica vertical, se desenvuelve la trama sinuosa quecueca, el tango, son los formatos en que se expresa el “cuerpo histórico” de Valparaiso. Ahora bien: sostiene el traslado de los cuerpos, jadeantes. Los pasos marcan la conquista del terreno, escalón por escalón,esas coreografías poseen una gastronómica correspondiente, que consolida una cultura popular centímetro a centímetro. La maquinaria del cuerpo y la maquinaria del ascensor se alternan para distribuirurbana determinada. Pero de lo que hablo es más que un recetario o una guía de picadas. El baile, las fuerzas de amarre de la subjetividad cotidiana. La cuestión del agua convierte el film en la exposición dela cocina, la convivialidad, convoca a las comunidades. un equilibrio imposible que permanecerá ajeno a toda ley de compensación. La reunión es conducida conOBJETUAL es a SENTIMENTAL, lo que una condensación es a un desplazamiento. El objeto, en el la cobertura de una Junta de Vecinos. El film fue realizado en la época de la institucionalización del término,contexto de las artes visuales de Valparaíso, se entiende como portador de carga afectiva que en la vida política chilena, como un elemento regulador en el triángulo amenazante de las luchas urbanas,sanciona una representación de temporalidad residual, difícilmente adscrita a una modernidad completado por los términos loteo brujo, toma de terreno y operación sitio. En esa articulación, la dialécticarecompuesta por la construcción de un recuerdo. Las imágenes de Joris Ivens repercuten en la del transporte contradice las competencias de la autoridad urbana: agua, luz, alcantarillado. Todo, aquí, designamasa crítica de los artistas, como un argumento que opera trayendo consigo la confirmación una temporalidad contradictoria en la que los aspectos aluvionales de la vida social deben ser contenidosde un pasado que no cesa de ejercer el dominio de su insuperabilidad. La invención del recuerdo mediante sublimadas formas de control. El adelanto se verifica en el establecimiento de condiciones jurídicascontemporáneo le atribuye a ese pasado una intencionalidad de carga que el propio pasado nunca para el dominio de un territorio, en léxico de hoy, vulnerable, en un marco de movimientos de masas que seestuvo en medida de sostener. Los objetos que pueblan el interior de los hogares son reconocidos asemejan a grandes maniobras militares, en que hay avances, retrocesos, y a veces, treguas.como la marca fantasmal de la continuidad frustrante de un viaje interminado, por interminable. Chris Marker ya había escrito que las escenas del plan se condensan en una placa de entidad bancaria, mientrasSin embargo, es el mismo suelo. El objeto señala un rumbo donde el deseo de reparación absoluta que las escaleras facilitan el acceso al cielo. La moneda dura está abajo, mientras que en la cima, los pobres;intenta restituir lo que no pueden ser más que ruinas. Frente a lo cual, la relatividad de la merma más aún, los pobres de los pobres –les pauvres des pauvres- porque las colinas están en su contra. Entonces, ¡aes apenas tolerada como una insuficiente compensación por abandono. Lo cual establece las qué precio, la voluntad de vivir! Es aquí, que para fijar una fenomenología de la residencia, en casas triangularesbases para el desarrollo de una singular narración sobre el rol de la represión original, en que un imposibles de amoblar, aparece la función retentiva del objeto. Las casas poseen repisas donde se ordenan lossuceso mítico tiene lugar en una especie de pasado puro, que aunque nunca fue presente sin souvenirs de Casablanca, los souvenirs de Singapur. Las repisas son plataformas hogareñas para la exhibiciónembargo define el gozo del sujeto, que troquela el modo de satisfacción y hace que éste intente de las pruebas mínimas de un viaje, e instalan la distancia con lo que estando fuera, sin embargo determina losen vano repetir esta experiencia de gozo primordial, que resulta ser por definición, lo perdido; flujos y las movilidades de los sujetos. ¿Cuántas casas no son como souvenirs de viejos navíos, hasta que nosiendo el objeto, en definitiva, el objeto de deseo inalcanzable, cuya materia es la propia textura soportando más, se vuelven ellas mismas , navíos varados, sometidos a las leyes del desguase, que anticipa ladel lenguaje. degradación y desmantelamiento de los lazos sociales. 14 15
  9. 9. SENTIMENTALPARQUE CULTURAL DE VALPARAISO / CATALOGO SENTIMENTAL - ObjetualValparaíso, enero 2012 / DISEÑO: VICENTE VARGAS ESTUDIO 16

×