Wiki ia ejemplo 2
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Like this? Share it with your network

Share

Wiki ia ejemplo 2

on

  • 506 views

 

Statistics

Views

Total Views
506
Views on SlideShare
506
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
3
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Wiki ia ejemplo 2 Document Transcript

  • 1. Ejemplo 2Ejemplo 2 La Guerra de los Cristeros: ¿Revolución o una simplerevuelta? INDICEA. Plan de Investigación 3B. Resumen de la Información Encontrada 3C. Evaluación de las Fuentes 7D. Análisis 8E. Conclusiones 10F. Bibliografía 1122 © Organización del Bachillerato Internacional, 2004
  • 2. Ejemplo 2LA GUERRA DE LOS CRISTEROS:¿REVOLUCIÓN O UNA SIMPLE REVUELTA? A. Plan de InvestigaciónEn el año de 1926, ocurrió en México una serie de sucesos que atentaron en contrade Ia vida económica del país. Todo empezó con la Constitución de 1917, Ia cuallimitaba en varios aspectos al clero, como adquirir propiedades, hacer actospúblicos, tener miembros extranjeros, etc. La promulgación de leyes para activar elcumplimiento de ésta, ocasionó el conflicto llamado “Guerra de los Cristeros”.El punto central de este trabajo es definir si esta guerra fue una revolución o fue unsimple movimiento que no pasó a más. Hay autores que así lo consideran, y otrosque antagonizan. Para llegar a una respuesta, analizaremos lo que es unarevolución desde un punto de vista jurídico, sociológico y social. Compararemosesto con lo que fue el movimiento cristero y llegaremos a conclusiones concretas. B. Resumen de la Información EncontradaEl Movimiento CristeroLa Iglesia en estas fechas se consideraba como independiente del gobierno y porello el clero pretendía no acatar las leyes impuestas en la Constitución. De estamanera el arzobispo de México protestó, en 1926, en nombre de la Iglesia, enMéxico, contra la Constitución de 1917 y contra la política laica de Plutarco ElíasCalles1. Estas medidas estaban encaminadas a disminuir las actividades educativasde la Iglesia católica, y también a reducir los aspectos más visibles del cultoreligioso.1 Angel Miranda Basurto, “La Evolución de México”, ed. Numancia, 3a edición, México 1992, Pág. 342.© Organización del Bachillerato Internacional, 2004 23
  • 3. Ejemplo 2El movimiento, estuvo compuesto básicamente por campesinos, quienes erandirigidos por antiguos militares revolucionarios y sacerdotes. El gobierno reaccionóexpulsando al delegado y ordenando la detención de varios obispos y sacerdotesrebeldes, además de la toma de posesión de algunos conventos y colegios decarácter religioso2.Como protesta contra estas medidas, el clero suspendió los cultos religiosos el 31de julio de 1926 y los católicos organizaron un boicot3 con el fin de paralizar la vidaeconómica del país. Hubo levantamientos en los estados de Michoacán, Jalisco,Nayarit, Zacatecas, Guanajuato y Colima, bajo el grito de “iViva Cristo Rey!”. A elloel gobierno respondió enérgicamente para poder dominar y controlar el movimientobajo el gobierno de Emilio Portes Gil. La rebelión se prolongó hasta el 21 de junio de1929.En esta fecha, el presidente Portes Gil acordó un pacto con la jerarquía católica4,que de alguna manera había apoyado el levantamiento, que acabó con el conflictodirecto de Iglesia – Estado, pero no así con las acciones de algunos de lossublevados. Estos siguieron combatiendo hasta que falleció el último jefe cristero,Laura Rocha, en 1936.2 “Como resultado de la aplicación de la ley constitucional, se clausuraron varios colegios y templos que nocumplían con las prescripciones legales”. Alfonso Toro, La Iglesia en Mexico”, Talleres Gráficos de la Nación,México, 1927, Pág. 386.3 “Se quería que todos los católicos disminuyeran sus consumos y dejaran de concurrir a diversiones públicas, afin de que se produjera una crisis econímica”. Alfonso Toro, La Iglesia en Mexico”, Talleres Gráficos de laNación, México, 1927, Pág. 388.4 “Muchos elementos del gobierno y los masones reclamaron airadamente a Portes Gil por los arreglos queacababa de celebrar con la Iglesia”. José Gutiérrez Casillas, “Historia de la Iglesia en México”, ed. Porrúa,México, 1974. Pág. 413.24 © Organización del Bachillerato Internacional, 2004
  • 4. Ejemplo 2Definición de una Revolución5El concepto de revolución puede ser analizado desde varios enfoques, y es difícildarle una significación propia, ya que cada caso en la historia de las revoluciones hatenido sus particularidades que la hacen totalmente distinta de las otras.Revolución es, según el Diccionario de la Lengua Italiana, un cambio violento degobierno, sublevación, rebelión del pueblo; renovación de doctrinas, ideas, etc; yfinalmente, confusión y trastorno.Jurídicamente:La revolución siempre está ligada como lo opuesto al derecho, sin embargo, no estan así. Según Santi Romano y Umberto Melotti, “La revolución es en sí y por símisma un fenómeno jurídico ya que implica por su propia naturaleza una ciertaorganización que, al tender a reemplazar la organización del Estado, consta deautoridad, de poderes, de funciones más a menos correspondientes y análogos alos de este último. Por tanto, la revolución sería “una organización estatal enembrión que, si el movimiento es victorioso, se desarrolla cada vez más en esesentido”.Georges Gurvitch nos dice: “la revolución se presenta sobre todo bajo el aspecto deuna rebelión del derecho espontáneo contra el derecho organizado, rebelión quetermina con la implantación de un nuevo derecho organizado”.5 Todo lo referente a esta sección, incluyendo ideas de otros sociólogos, pertenecen a: Umberto Melotti,“Revolución y Sociedad”, ed. Fondo de Cultura Económica, México, 1971.© Organización del Bachillerato Internacional, 2004 25
  • 5. Ejemplo 2Sociológicamente:A veces se piensa de la revolución como si fuera “una gran persona” que mueve yconvence a la gente para lograr un objetivo o un fin común, como alguien que“acude a las urnas a votar en lugar de los electores”. Pero como dice Salvemini, “Elverdadero peligro, comienza cuando se piensa que la revolución opera como unapersona de carne y hueso, como una causa histórica, apartada de losacontecimientos y creadora de los mismos.”Tipológicamente:Las revoluciones políticas son aquellas en las que hay una transferencia violenta depoder de las manos de un grupo a las de otro, “quedando siempre el pueblo como labuena bestia que lleva la carga”, como dice Sorel.Las revoluciones sociales son las que atacan la estructura de la sociedad llevando acabo reformas económicas y sociales. Recordemos que la revolución se debe hacera favor del pueblo, y si este no se beneficia, no es legítima, como dice Manzini.Causas:Las revoluciones se dan generalmente por una causa común: la creciente divisiónentre las clases en las estructuras de poder y las clases excluidas de talesestructuras. Con esta razón, empiezan las huelgas, protestas, revueltas, etc. quelogran “difundir y generalizar la conciencia de la debilidad del poder central,suscitando el retiro progresivo de otras fuerzas que todavía lo sostenían”.26 © Organización del Bachillerato Internacional, 2004
  • 6. Ejemplo 2 C. Evaluación de las FuentesTenemos como primera fuente a lo expuesto por la Asociación Católica de laJuventud Mexicana (ACJM), en su escrito “La Guerra Cristera en México: 1926-1929”. También como fuente está la obra “Revolución y Sociedad” de UmbertoMelotti, publicada por primera vez en 1965, en el idioma italiano.La primera fuente está escrita por un órgano católico de renombre y de graninfluencia en los jóvenes del país. La ACJM fue fundada en 1913 y en 1917 seencontraba ya muy consolidada y fuerte. Tuvo además, un papel fundamental en laGuerra Cristera, ya que varios líderes católicos pertenecían a esta asociación,como: Manuel Bonilla y Heriberto Navarrete, entre otros. Es evidente, por obviasrazones, la tendencia a favor de la Iglesia presentada en el escrito. Sin embargo, esinteresante conocer la opinión de la parte “afectada” en el movimiento Cristero.Además de que para mi objetivo de trabajo es muy importante, ya que hacereferencia a este movimiento como revolución 6, no como revuelta. La informaciónestá actualizada hasta el 2002 y presenta material de apoyo, periódicos, fotos ytestimonios. También incluye algunos documentos históricos muy importantes, quesí tienen completa validez e importancia, como 3 declaraciones de Elías Calles,enviadas al periódico Word de Nueva York, al New York Times, al Arzobispo JoséMora y obispo Pascual Díaz, además de su mensaje de año nuevo del 1927,publicado por El Universal.La segunda fuente está escrita por un sociólogo novel y calificado, de naturalezaitaliana, reconocido por sus distinguidas contribuciones sobre el Tercer Mundo. Suestudio acerca de la revolución está fundamentado por una inmensa cantidad debibliografía y éste presenta varios enfoques, con los cuales analiza la naturaleza deIa revolución, sus etapas, y sus distintas manifestaciones.6 “El 3 de julio de 1926 la Secretaría de Gobernación expidió una Ley en que se reformaba el Código Penal delDistrito y Territorios Federales en lo relativo a delitos del fuero común y sobre delitos contra la Federación enmateria de cultos y disciplina externa. Esto fue también parte del inició de la Revolución Cristera.” “AsociaciónCatólica de la Juventud Mexicana, “La Guerra Cristera en México: 1926-1929”, México, 2000.http://usuarios.lycos.es/acjm/hist/gcristera1.html© Organización del Bachillerato Internacional, 2004 27
  • 7. Ejemplo 2 D. AnálisisSi queremos analizar el movimiento cristero en cuanto a causas, tenemos losiguiente. Sus verdaderas causas datan desde el surgimiento de las leyes deReforma, dadas el carácter de constitucionales por Lerdo de Tejada, en septiembrede 18737. Estas leyes eran parte de una política anticlerical, prohibiendomanifestaciones religiosas fuera de los templos, expulsando a miembros de laIglesia extranjeros y retirándole propiedades. En este tiempo, la Iglesia era unaInstitución poderosísima, pues tenía a más del 95% de la población del país unida aellos8. Sus riquezas eran inmensas e incalculables; sus líderes, por lo tanto,pertenecían a una clase social alta, aunque sus seguidores, campesinos y obrerosen su mayoría, eran parte de una clase baja. Pero el movimiento no fue ocasionadopor esta división, sino más bien por un deseo. Primero, por parte de la Iglesia, parapoder mantener su poder e influencia, y segundo, por parte del pueblo, quien era fielseguidor de la Iglesia católica, que apoyaba a su Institución en el sentido de quererexpresar su fe fuera de los templos, sin problemas, pero que más bien eramanipulada, y a veces obligada a actuar.Tipológicamente, tampoco el movimiento cristero cabe en la definición derevolución. No hubo una transferencia de poder, mucho menos violenta, de manosde un grupo social a otro. El gobierno, defendido por el ejército que no se tuvo queesforzar mucho, ya que los campesinos para nada estaban preparados paralevantarse en armas, mantuvo su estado de derecho y la Iglesia siguió siendo elmisma órgano influyente, ya que los fieles siempre estarán ahí, aunque con menospoder económico. Lo anterior políticamente hablando, socialmente, tampoco aplicala definición: las revoluciones sociales atacan la estructura de la sociedad, y logranuna reforma, en este caso, no se atacó la estructura, sino al gobierno, pero conintereses de la Iglesia, no en pro del pueblo, el cual no sólo no se benefició, sinoque salió lastimado por las muchísimas muertes que sufrió.7 Angel Miranda Basurto, “La Evolución de México”, ed. Numancia, 3a edición, México 1992, Pág. 342.8 “En un México de 16 millones de habitantes el 95% era católico”. “Asociación Católica de la JuventudMexicana, “La Guerra Cristera en México: 1926-1929”, México, 2000.http://usuarios.lycos.es/acjm/hist/gcristera1.html28 © Organización del Bachillerato Internacional, 2004
  • 8. Ejemplo 2Desde un punto de vista sociológico, tenemos que la revolución mueve y convencea la gente, a través de manifestaciones, para lograr un objetivo en común. En estecaso, aunque sí hubo varios movimientos en distintos centros del país, estos noestuvieron presentes en toda la república, sino solamente en unos cuantos estados,no incluyendo la capital del país. De igual manera, el conflicto no unió a todos loscatólicos y como ejemplo tenemos al fracaso del boicot económico. Tampoco todoslos campesinos quisieron colaborar con la guerra, sólo unos cuantos que terminaronmuertos, desalentando a los demás. Además, no estuvieron bien organizados porlos líderes, quienes eran ex revolucionarios y apóstoles católicos.Finalmente, desde el enfoque jurídico, no cabe el conflicto de los cristeros en lo quees una revolución. Esta reemplaza la organización y el derecho establecido por unonuevo, en caso de que el movimiento sea efectivo. En el movimiento cristero, nohubo tal organización, sino más bien hubo manipulación de un sector social a otro.El movimiento terminó con un acuerdo entre Emilio Portes Gil y el papa Pío XI,pactando que las propiedades de la Iglesia fueran devueltas, respetadas y que sediera amnistía a los cristeros que devolvieran sus armas. Pero las limitaciones a laIglesia continuaron, especialmente con la limitación de un número de sacerdotes ytemplos por estado. El gobierno no cumplió al pie de la letra sus promesas y lasleyes no cambiaron9. Este cambio sólo se dio hasta el año de 1992, a más de 60años de que surgiera el movimiento, con el presidente Salinas de Gortari. Esteacuerdo le dio personalidad jurídica a la Iglesia, modificando algunos artículos paraque ésta pudiera operar como una Institución respetada por el gobierno,permitiéndole adquirir propiedades, entre otras cosas. Pero tuvo que pasarmuchísimo tiempo, y las causas que originaron ese pacto fueron distintas,principalmente intereses del gobierno para tener a la Iglesia como amiga del estado.Pero la separación entre estos dos continúa y uno no se mete en los intereses delotro.9 “La disconformidad creció al ver que el gobierno violaba cada vez más sus compromisos... en su mayoría, loscristeros depusieron las armas, y a pesar de la amnistía, varios fueron asesinados”. José Gutiérrez Casillas,“Historia de la Iglesia en México”, ed. Porrúa, México, 1974. Pág. 414.© Organización del Bachillerato Internacional, 2004 29
  • 9. Ejemplo 2 E. Conclusiones¿Qué se consiguió entonces con este movimiento? Ciertamente una mayor uniónpor parte de los católicos, pero también miles de creyentes muertos, hechosmártires por su religión, pero muertos al fin y al cabo. Posiblemente el logro que sedio en 1992 fue en parte por este movimiento, pero más que nada fue por otrosintereses. Aún así, la relación Iglesia – Estado en la actualidad es totalmenteindependiente y la influencia que tiene el primero sobre el segundo es mínima.Claro, la Iglesia aún tiene mucho poder sobre la gente, especialmente las clasesbajas, pero ese no dejará de existir mientras los pobres encuentren consuelo en sureligión.Para terminar, después del análisis desde una variedad de enfoques: sociológico,jurídico y tipológico, podemos decir con tranquilidad que el movimiento cristero nofue una revolución, como algunas fuentes lo indican, sino que fue una simplerevuelta, que con el objetivo de un sector social – el mantener su poder, se enfrentóal ejército y al gobierno. Pero por falta de motivación, organización y recursos, porparte del pueblo, no cumplió su misión: conseguir una reforma constitucional. No. de Palabras: 199630 © Organización del Bachillerato Internacional, 2004
  • 10. Ejemplo 2 F. BibliografíaPrimaria:Umberto Melotti, “Revolución y Sociedad”, ed. Fondo de Cultura Económica,México, 1971.José Gutiérrez Casillas, “Historia de la Iglesia en México”, ed. Porrúa, México, 1974.Alfonso Toro, “La Iglesia y el Estado en México”, Talleres Gráficos de la Nación,México, 1927.Asociación Católica de la Juventud Mexicana, “La Guerra Cristera en México:1926-1929”, México, 2000. http://usuarios.Iycos.es/acjm/hist/gcristera1.htmlSecundaria:Angel Miranda Basurta, “La Evolución de México”, ed. Numancia, 3ª edición,México 1992. - LA CUESTIÓN RELIGIOSA Declaraciones. Publicada en el periódico World de Nueva York, el 23 de Febrero de 1926. Esperanza Velázquez Bringas, México ante el mundo. Ideología del Presidente Plutarco Elías Calles, 1927, s.p. - LA LEGISLACIÓN SOBRE CULTOS NO PRETENDE LA "DESCATOLIZACIÓN” EN MÉXICO Declaraciones. Mensaje a The New York Times para explicar el significado de Ia ” Carta pastoral del Episcopado Mexicano”. México D.F., Agosto de 1926. APEC., gav. 17-bis, exp. 28. Declaraciones del General Calles , ff. 99-107© Organización del Bachillerato Internacional, 2004 31
  • 11. Ejemplo 2 - LA OBSERVANCIA DEL ARTÍCULO 130 Carta. Enviada al Arzobispo José Mora y del Río y el obispo de Tabasco Pascual Díaz. México D.F., 19 de Agosto de 1926. APEC., gav 3. exp 137. “Arzobispos” ff. 30-36. - LA CUESTIÓN RELIGIOSA Declaraciones. Mensaje de Año Nuevo al pueblo de México México D.F. Periódico El Universal Año Xl, Núm. 3721, 1 de Enero de 192732 © Organización del Bachillerato Internacional, 2004
  • 12. Ejemplo 2Criterios de evaluación Criterio Puntuación Puntuación Comentarios del examinador total obtenida A 2 2 El alcance y el plan de investigación son adecuados y están claramente centrados. B 5 3 La investigación ha sido realizada adecuadamente y presenta cierta información de apoyo, a la cual se hace referencia. C 4 2 La evaluación de una de las fuentes es apropiada y adecuada pero en la segunda la referencia a su origen, propósito, valor y limitaciones es limitada. D 5 4 Hay análisis de la información encontrada como de la importancia de la investigación en su contexto histórico. E 2 2 La conclusión está clara y es coherente con la información histórica presentada. F 2 1 Se incluye una lista completa de fuentes, pero no se utiliza de forma sistemática un método estándar de listado de fuentes. La investigación está dentro del límite de palabras. Total 20 14 Investigación satisfactoria, aunque se pierden puntos en los criterios C y B.© Organización del Bachillerato Internacional, 2004 33