8th captura de atahualpa y fundacion de ciudades
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

8th captura de atahualpa y fundacion de ciudades

on

  • 3,464 views

 

Statistics

Views

Total Views
3,464
Views on SlideShare
3,448
Embed Views
16

Actions

Likes
1
Downloads
13
Comments
0

1 Embed 16

http://socialsciencesperu.wikispaces.com 16

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

8th captura de atahualpa y fundacion de ciudades 8th captura de atahualpa y fundacion de ciudades Document Transcript

  • LA CAPTURA DE ATAHUALPA http://fichasdehistoria.blogspot.com/2009/04/la-captura-de-atahualpa.html Francisco Pizarro llegó a Cajamarca el 15 de noviembre de 1532. Envió a Hernando de Soto al campamento militar de Atahualpa en Pultumarca, quien entró en la cuidad el día siguiente. Después de ser "requerido" por fray Vicente de Valverde, el inca fue apresado por los hombres de Pizarro, en medio de una lucha con la población indígena que, se calcula, dejó unos dos mil muertos. Atahualpa, desde sus aposentos cerca de Cajamarca, celebraba los contundentes triunfos de sus tropas en la guerra contra su hermano Huáscar. Considerándose invencible, aquellos días de noviembre de 1532, permitió que unos extranjeros barbudos, que llegaron por las costas de Tumbes, ingresaran a la sierra norte y se entrevistaran con él: eran los españoles. En los Baños de Pultumarca, fue el primer encuentro entre hispanos y el nuevo Inca. Hernando Pizarro convenció a Atahualpa para asistir a una comida y entrevista con su hermano Francisco Pizarro, prometiendo devolver los bienes que habían tomado sin autorización. El 16 de noviembre de 1532 el Inca asistió a la plaza de Cajamarca acompañado por un impresionante cortejo de 8 mil personas, pero sólo con 200 guerreros con porras y sogas para matar a los barbudos que insolentemente se hacían pasar por enviados del dios Wiracocha y partidarios de Huáscar. Al atardecer de aquel día, en la plaza, el sacerdote español Vicente Valverde le exigió al Inca su conversión a la religión católica y sus sometimiento a la autoridad del Rey de España. Atahualpa rechazó aquel "requerimiento" por lo que las fuerzas invasoras atacaron sorpresivamente con armas de fuego, caballos y espadas. Ocurrió una horrenda masacre que ocasionó al menos 4000 muertos, en medio de la cual el Inca fue secuestrado y llevado al Amaruhuasi, donde soportaría un cautiverio de ocho meses. DE CAJAMARCA AL CUSCO http://amautacuna.blogspot.com/2008/06/el-viaje-de-francisco-pizarro-de.html El 26 de julio de 1533 los españoles habían estrangulado a Atahualpa en la plaza de Cajamarca, dos semanas después emprendieron el viaje al Cusco, acompañados del nuevo inca, el joven huascarista Túpac Huallpa. Siguiendo la ruta del Capac Ñan, Francisco Pizarro y sus aliados huascaritas marcharon llevando prisionero el general atahualpista Calcuchimac. Cuando llegaron a Jauja murió repentinamente Túpac Huallpa, los cristianos culparon a Calcuchimac de haberlo envenenado y más tarde lo enviaron a la hoguera en Jaquijahuana. Cabe resaltar que en este recorrido fue muy importante la colaboración de diversas etnias rivales de los cusqueños como los chachapoyas, cañaris y huancas. Sus curacas contribuyeron con soldados, cargadores y provisiones con la esperanza de destruir el imperio incaico y recuperar su independencia. En el tramo final del viaje los españoles y huascaristas combatieron juntos contra el general atahualpista Quisquis y lo vencieron en la batalla de Vilcashuamán. Solo así pudieron ingresar al Cusco el 15 de noviembre de 1533. Poco después se hizo una ceremonia encumbrando al joven Manco Inca como el nuevo soberano del Tahuantinsuyo que empezaba a desmoronarse rápidamente.
  • FUNDACIÓN DE CIUDADES ESPAÑOLAS http://www.educared.edu.pe/estudiantes/historia2/desestructuracion_3_a.htm La necesidad de dar un nuevo orden al territorio conquistado y de establecer el poder formal de la Corona española llevó a los conquistadores a fundar una gran cantidad de ciudades. Dentro del gran grupo de ciudades fundadas se pueden distinguir dos tipos: las nuevas ciudades fundadas para españoles y las reducciones. Las ciudades de españoles, en las cuales habitaron tanto peninsulares, criollos, mestizos, indígenas e indios, fueron estrictamente construidas teniendo en cuenta el trazado de damero o cuadricular. Este trazado tiene origen en la antigua Grecia y su objetivo inmediato fue el de proveer orden y diferenciación espacial, mientras que en un segundo nivel -más abstracto- opera como una representación social y cultural de la civilización entendida como jerarquización del orden. La ciudad de Lima, fundada el 18 de enero de 1535, responde a ese modelo. En cambio, las reducciones de indios, que también contaron con el modelo de damero y que se encuentran origen en la España de la reconquista, fueron el origen de transformaciones sociales y culturales significativas. A partir de 1550 se establecieron las normas coloniales para trasladar a poblaciones dispersas enteras, como era la costumbre tradicional andina, a nuevos poblados llamados reducciones. En estos poblados se concentró indiscriminadamente la población de una o varias etnias con la finalidad de dar orden y mejorar la administración de la población del nuevo reino, a la vez que facilitaba los censos, las tasas tributarias, la recolección del mismo tributo, la organización de la mita minera y la evangelización. Las consecuencias fueron diversas. Los asentamientos andinos prehispánicos estuvieron ubicados cerca de pacarinas (lugares de origen) y huacas, así como otros lugares sagrados, por lo cual el traslado a un lugar ubicado con un fin administrativo colonial provocó el desarraigo de la población con su pasado mítico, más aun si consideramos que durante el gobierno del virrey Toledo se quemaron muchos de estos espacios sagrados. Otra consecuencia directa fue la pérdida de recursos como el agua y las tierras cultivables, pues la geografía andina difiere mucho de la de Castilla, de donde se trajo el modelo. Además el traslado de mano de obra a través de pisos ecológicos fue uno de los principales baluartes de la complementariedad de recursos, modo que se vio también afectado por las reducciones. La falta de agua y de tierras para cultivo provocó que en muchos casos las primeras tasas tributarias fueran desproporcionadas, pues ellas se basaban en el volumen de productos que las etnias daban al Inca. Una consecuencia más fue la reunión en una reducción de más de una etnia o de poblaciones no oriundas trasladadas en tiempos del Tahuantinsuyo como mitimaes, lo cual trajo problemas culturales y conflictos entre poblaciones. Finalmente el fenómeno de la reducción trajo consigo la aparición de un nuevo rol en la sociedad colonial, el del forastero, personaje que fugaba de las reducciones y que en la mayoría de los casos vendía su mano de obra asalariada en las minas y en las haciendas de producción de coca.