COOPERATIVISMO DE CONSUMO
EMERGENTE EN EUROPA

Equipo investigador
Antonio Delgado Padial (Director)
Francisco Díaz Breton...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa

Índice General
1.
2.
3.
4.
5.
6.

Introducción ...............................
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa

1. Introducción
Entre las señas de identidad que caracterizan a nuestra act...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
A la vista de lo anterior, podemos decir que las cooperativas de consumo apa...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
Posteriormente, en el capítulo cuarto se realiza un análisis del cooperativi...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
A partir de esa exploración, se realizó una selección de los países europeos...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa

Tabla 2. Indicadores del cooperativismo en Europa. Año 2009

COD

País

Coo...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
En el ámbito de la UE, las cooperativas dan empleo a 4,7 millones de persona...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
5. Las cooperativas de consumo en Europa
Las cooperativas de consumo han ven...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
Tabla 3. Indicadores del cooperativismo de consumo en Europa. Año 2009

COD
...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
Gráfico 1. Importancia del empleo en el mundo cooperativo, año 2009

Fuente:...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
Mapa 2. Importancia del Cooperativismo de consumo en Europa, Año 2009. (% Co...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
Gráfico 2. Cooperativismo de Consumo, año 2009. Un intento de agrupación

Ma...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
6. Cooperativismo de consumo en el área escandinava
El cooperativismo de con...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
Estas cooperativas operan ofrecen diversos servicios a sus asociados que van...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
lleva un 45% del precio de venta (frente al 60% del porcentaje habitual de m...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
Finlandia es el único país nórdico que cuenta con una larga tradición en la ...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
mínima aunque si establece un fondo de reserva obligatorio (no repartible) d...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
ponderación está en función del tamaño de la cooperativa de primer grado o d...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
estas empresas cooperativas den un paso más hacia el logro de la excelencia ...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
Tabla 7. Evolución del volumen de negocios de las empresas cooperativas del ...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
Las cooperativas de consumidores se encuentran entre las empresas con mejore...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
recibieron 104 millones de libras de beneficios, en proporción al comercio g...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
cooperativas, con unas ventas totales de 3.800 millones de euros y 270.000 s...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
autoayuda se diera en el entorno económico de los afectados. La única forma ...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
reorientación de la actividad empresarial de los sindicatos, dirigiendo su e...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
todo, de la generación de energía fotovoltaica o eólica. Pero también existe...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
10. Cooperativismo de consumo en Italia
Los orígenes del cooperativismo en I...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
La cooperación en Italia
El movimiento cooperativo en Italia se vertebra a t...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
4. Unión italiana cooperativa

La Unicoop tiene como función la promoción, e...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
630.682

5.667

1.386.644.000

Coop Italia Societa' Cooperativa

7.436.226

...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
Las Cooperativas Sociales en Italia
En la actualidad funcionan aproximadamen...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
empresa que da empleo a unos 60 asalariados, de los cuales 25 son trabajador...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
En segundo lugar, se encuentra el grupo Conad. Conad es una organización que...
Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa
 Bancos cooperativos. los asociados son los clientes o sociedades beneficia...
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Informe final coop consumo ue 2010
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Informe final coop consumo ue 2010

488

Published on

UE y Cooperativismo.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
488
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Informe final coop consumo ue 2010"

  1. 1. COOPERATIVISMO DE CONSUMO EMERGENTE EN EUROPA Equipo investigador Antonio Delgado Padial (Director) Francisco Díaz Bretones José A. Camacho Ballesta Mª Jesús Hernández Ortiz Mª Carmen Ruiz Jiménez Elia García Martí
  2. 2. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Índice General 1. 2. 3. 4. 5. 6. Introducción ....................................................................................................................... 3 Objetivos del estudio .......................................................................................................... 4 Metodología de la investigación ........................................................................................ 5 El fenómeno cooperativo en Europa .................................................................................. 6 Las cooperativas de consumo en Europa ........................................................................... 9 Cooperativismo de consumo en el área escandinava ....................................................... 14 Suecia ................................................................................................................................... 14 Dinamarca ............................................................................................................................ 16 Finlandia ............................................................................................................................... 16 Noruega ................................................................................................................................ 18 7. El cooperativismo de consumo en el Reino Unido .......................................................... 19 El cooperativismo en el Reino Unido .................................................................................. 19 El cooperativismo de consumo en el Reino Unido .............................................................. 21 8. El cooperativismo de consumo en Irlanda ....................................................................... 23 9. Cooperativismo de consumo en Alemania ....................................................................... 24 El cooperativismo en Alemania ........................................................................................... 24 El cooperativismo de consumo en Alemania ....................................................................... 26 10. Cooperativismo de consumo en Italia ........................................................................ 28 Los orígenes del cooperativismo en Italia ............................................................................ 28 La cooperación en Italia ....................................................................................................... 29 Las Cooperativas Sociales en Italia ...................................................................................... 32 El cooperativismo de consumo en Italia .............................................................................. 33 11. Cooperativismo de consumo en Francia .................................................................... 34 Las cooperativas de consumo en Francia ............................................................................. 36 12. Nuevos desarrollos en cooperativismo de consumo .................................................. 40 13. Descripción de las cooperativas estudiadas ............................................................... 42 Las cooperativas de Finlandia .............................................................................................. 42 Caso 1: Cooperativa de productos ecológicos Ruoka ...................................................... 44 Caso 2: Cooperativa de artesanos, diseñadores y artistas de Fiskars ............................... 46 Caso 3: Cooperativa Annan Ostari ................................................................................... 49 Las cooperativas del Reino Unido ....................................................................................... 50 Caso 1. Green Energy Nayland Limited .......................................................................... 51 Caso 2: Twyford Village Stores Association limited ....................................................... 53 Caso 3: Community Energy Warwickshire Limited ........................................................ 55 Las cooperativas de Francia ................................................................................................. 57 Caso 1: Biocoop SA COOP ............................................................................................. 58 14. Conclusiones ............................................................................................................... 61 15. Recomendaciones ....................................................................................................... 62 16. Anexo I. Guion de entrevista ....................................................................................... 63 17. Anexo II. Plunkett Foundation .................................................................................... 64 18. Referencias bibliográficas: ......................................................................................... 81 2
  3. 3. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa 1. Introducción Entre las señas de identidad que caracterizan a nuestra actual sociedad podemos citar a las tecnologías de la información y de la comunicación y, de ahí, que a ésta se le haya denominado como “sociedad de la información y de la comunicación”. Pero también, otra característica –y no menos importante- es el consumo, motivo por el cual también se le ha dado en conocer como “sociedad de consumo”. Sin embargo, esta sociedad actual de consumo dista bastante de aquella basada en el consumo de las clase medias, de origen fordista, de producción en masa para la generación de economías de escala. En nuestros días, se podría decir que el consumo crea estilos de vida diferentes en función de las distintas formas de consumir de las personas, entendiéndose, pues, el consumo no ya desde un enfoque meramente individual como se venía haciendo, sino desde una perspectiva colectiva, a través de redes de consumidores. Esta nueva concepción del consumo ha hecho que aparezcan nuevas élites consumidoras, una forma de consumo solidario así como nuevos discursos que tienen como finalidad unir el mercado con otras expectativas sociales que no son simplemente mercantiles. En definitiva, aparece un consumidor mucho más reflexivo y exigente, más ahorrador y sensible al precio, dispuesto a renunciar a ese consumo de lujo, superfluo y que no aporte valor: surge un consumidor que apuesta por un consumo alternativo. De otra parte, hay que decir que la actual crisis financiera y económica en las que nos encontramos inmersos está golpeando a la mayor parte de los países del mundo, especialmente a los países de Europa. Pero lejos de soluciones satisfactorias que nos permitan ver la luz al final del túnel, las medidas de ajuste que los distintos gobiernos europeos están adoptando están debilitando el sector productivo así como reduciendo el poder adquisitivo de millones de consumidores europeos. Consecuencia, además, de esta crisis y las medidas de ajuste que se están tomando, es un descontento social por la reducción cada vez más acentuada de los servicios que los distintos Estados prestan a sus ciudadanos, empujándoles a buscar de manera colectiva formas de satisfacer las necesidades que o bien el Estado no cubre o bien no se confían en cómo éste las provee y, por tanto, establecen nuevos modelos de gestión para la prestación de esos servicios. Asimismo, los cambios demográficos que los países europeos están experimentando como consecuencia de un incremento de la esperanza de vida de los ciudadanos y de una reducción de los índices de natalidad, está conllevando a un envejecimiento de sus poblaciones, las cuales demandan nuevos servicios y prestaciones. Pero también, los consumidores quieren tener un papel más activo en el proceso de compra, exigiendo a las empresas una mayor información y trasparencia acerca de las operaciones que éstas llevan a cabo en términos de gestión responsable, tanto en temas medioambientales como de cuidado de la salud o vinculación con el territorio, lo cual les genera una mayor confianza en el producto o servicio que están comprando. Ante esta situación, las cooperativas de consumidores son una buena fórmula o estrategia que permita empoderar a los propios consumidores, pues de una parte reduce los costes de prestación del servicio y, por consiguiente, su precio a una escala más competitiva y, de otra parte, les hace partícipes de la gestión de la empresa que les provee de tal servicio. 3
  4. 4. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa A la vista de lo anterior, podemos decir que las cooperativas de consumo aparecen para un gran número de ciudadanos como respuesta no sólo a los procesos de exclusión sino también al debilitamiento del Estado de bienestar y la búsqueda de lo que Faura (2002) denomina “añorada maternidad estatal” o un sustituto de ella. En Andalucía, como en el resto de nuestro país, el cooperativismo de consumo tiene una larga tradición; sin embargo, se hace necesario conocer cuáles son las nuevas tendencias de cooperación de consumo en otros países europeos para, en la medida de lo posible, animar a los consumidores de nuestro territorio a seguir aquellas experiencias que puedan contribuir a la transformación social, a la sostenibilidad, al compromiso responsable y a los valores democráticos, y todo ello a pesar de que en otras regiones del Estado español ya existen modelos y experiencias cooperativas novedosas, aunque éstas sean todavía incipientes y minoritarias. Algunas de las que podemos citar son, por ejemplo, en el ámbito asistencial la Cooperativa Pi y Sunyer: una residencia de mayores en la que los socios pagan una cuota inicial y hacen aportaciones periódicas de manera que cuando necesitan ingresar en el futuro en la residencia tienen una plaza asegurada y su cuota de mantenimiento es más reducida; o la Cooperativa Estel: formada por padres con niños con algún tipo de discapacidad psíquica, y en la que los trabajadores pueden integrarse como socios si así lo desean. De otra parte, en el ámbito del consumo ecológico podemos citar la Cooperativa El Brot: cooperativa que firma acuerdos con productores locales para la producción de alimentos orgánicos según parámetros que establece la propia cooperativa. Pues bien, con la finalidad de conocer cuáles son las nuevas tendencias de cooperación de consumo en Europa, y por encargo de la Federación Andaluza de Cooperativas de Consumidores y Usuarios (FEDECCON), se ha realizado el presente trabajo basado en la identificación de casos de estudio relevantes dentro del ámbito del cooperativismo de consumo europeo a partir de entrevistas en profundidad. En total se han analizado 7 cooperativas de consumo de sectores que podemos considerar emergentes en Europa: en Finlandia se han estudiado tres cooperativas (dos de consumo ecológico y responsable y una cultural), en Francia una (de consumo ecológico y responsable), y en el Reino Unido tres (una de consumo ecológico y responsable, otra de energías renovables, y una tercera de entretenimiento y atención a personas). Aprovechamos para agradecer el apoyo y la confianza que desde FEDECCON se nos ha brindado desde el primer momento, haciendo mención expresa a su director gerente, Juan Márquez, que nos propuso la realización del trabajo. Asimismo, queremos dejar constancia de nuestra gratitud a las organizaciones y empresas cooperativas visitadas por su disposición a colaborar en todo momento, haciendo posible la finalización con éxito de este trabajo. 2. Objetivos del estudio El objetivo general que se persigue con el presente trabajo es identificar las nuevas tendencias de cooperación de consumo en Europa susceptibles de implantarse en la comunidad autónoma andaluza y que puedan contribuir a la transformación social, a la sostenibilidad, al compromiso responsable y a los valores democráticos. Para dar respuesta al objetivo planteado, hemos estructurado el trabajo en ocho capítulos. Así, tras los dos primeros dedicados a la introducción del trabajo y al establecimiento de los objetivos, le sigue un tercer capítulo en el que describimos la metodología aplicada en el estudio. 4
  5. 5. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Posteriormente, en el capítulo cuarto se realiza un análisis del cooperativismo en Europa, focalizando la atención en el cooperativismo de consumo. Asimismo, dentro de este capítulo se realiza un estudio detallado del cooperativismo, en general, y de las cooperativas de consumidores, en particular, de aquellos países europeos donde el cooperativismo de consumo se encuentra con un mayor nivel de desarrollo. En el capítulo quinto presentamos, de una parte, los nuevos desarrollos en el cooperativismo de consumo en Europa, identificados a partir de una serie de factores explicativos tales como la sostenibilidad, la innovación tecnológica, los cambios demográficos, o la actual crisis económica; y, de otra parte, los países europeos en los que han emergido estas cooperativas de consumidores. En el capítulo sexto se incluye una profunda descripción de los diferentes casos de estudio, analizando en cado uno de ellos las variables sociales y organizativas que inciden en que la cooperativa sea considerada como excelente, incidiendo en aquellos rasgos y características que la identifican como emergente en el ámbito del cooperativismo de consumo. El capítulo séptimo se dedica a la presentación y discusión de los resultados obtenidos en el estudio. Y, por último, en el octavo capítulo se recogen las conclusiones de la investigación y un conjunto de ideas, a modo de reflexión final. 3. Metodología de la investigación El desarrollo de este estudio requería un tipo de información precisa, oportuna y lo más exhaustiva posible. Por ello, y con el fin de realizar un análisis detallado en torno a nuestro tema de estudio, se optó por un enfoque cualitativo y descriptivo, enfoque que cada día cuenta con más adeptos (Ruiz-Olabuénaga, 1996; Valles, 1997; Shaw, 2003; Corbetta, 2007), ya que existe un mayor convencimiento de la importancia que tienen las dimensiones simbólicas de lo social y del papel que desempeñan los significados para su comprensión (Rodríguez, 1992) y, además, presenta una serie de características que lo hacen idóneo para nuestro objetivo: compromiso con la comprensión de los fenómenos a través del análisis desde la perspectiva de los participantes; se centra más en el proceso que en los resultados; permite recoger datos a través del contacto directo con las personas; presenta los datos recogidos, así como su análisis, en forma de un resumen descriptivo; o se centra en el análisis inductivo de los datos recogidos (Bodgan y Biklen, 2003; Denzin y Lincoln, 2005; Hayati, Karami y Slee, 2006). Los distintos pasos que seguimos en nuestro estudio fueron los siguientes: planteamiento de la investigación, recogida de los datos y análisis y discusión de los resultados. El planteamiento de la investigación consistió, básicamente, en el establecimiento de nuestro objetivo general que no fue otro sino el de identificar las nuevas tendencias de cooperación de consumo en Europa que pudieran ser susceptibles de implantarse en la comunidad autónoma andaluza. A continuación, y una vez marcado el objetivo principal, el siguiente paso fue la recogida de los datos para lo que seguimos el procedimiento que pasamos a describir. En primer lugar, y mediante el análisis de fuentes secundarias, realizamos una investigación exploratoria de nuestro objeto de estudio, es decir, que se llevó a cabo un análisis de la situación en que se encuentra el cooperativismo, en general, en Europa, y más concretamente, el cooperativismo de consumo. 5
  6. 6. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa A partir de esa exploración, se realizó una selección de los países europeos en los que el cooperativismo de consumo tiene unos mayores niveles de desarrollo y, de entre ellos, seleccionamos algunas cooperativas consideradas ilustrativas para nuestro objetivo por presentar unas características y prácticas que merecían ser analizadas en profundidad. Una vez identificadas las cooperativas, el siguiente paso fue establecer contacto con dichas entidades, lo cual se hizo mediante correo electrónico en el que nos presentábamos, se les explicaba el objetivo del estudio y se les solicitaba una entrevista con algún responsable; el motivo por el que optamos por esta “herramienta de excavar” Benney y Hughes (1970) se debió a que ésta se puede utilizar para transformar datos en información proporcionada directamente por los encuestados (Bogdan y Biklen, 2003). La muestra de entidades analizadas estuvo formada por un total de siete empresas, distribuidas sectorial y geográficamente tal y como se muestra en la siguiente Tabla 1. Tabla 1. Distribución sectorial y geográfica de las cooperativas estudiadas Sector Cooperativa País Consumo ecológico 4 Finlandia Francia Reino Unido Cultural 1 Finlandia Energías renovables 1 Reino Unido Entretenimiento y atención a personas 1 Reino Unido Con las entrevistas en profundidad realizadas a los directivos buscábamos que estas personas revelasen las experiencias llevadas a cabo en sus respectivas cooperativas, así como sus opiniones sobre los temas objeto de nuestro estudio. Para ello, recurrimos a preguntas específicas y preguntas abiertas de forma que las personas entrevistadas pudiesen expresarse con plena libertad y con sus propias palabras. La última fase del estudio fue el análisis de toda la información recopilada, tanto en la fase de investigación exploratoria como en la de trabajo de campo, permitiendo profundizar en los diferentes aspectos que aborda el presente trabajo, y pudiendo establecer las pertinentes conclusiones así como algunas propuestas de posibles actuaciones en nuestra comunidad autónoma. 4. El fenómeno cooperativo en Europa El mundo cooperativo en Europa es muy relevante, tal y como lo muestran las cifras de la Tabla 1, así como el interés de la UE por el desarrollo de la economía social, con especial atención al entorno cooperativo en la estrategia 2020 de la Comisión. 6
  7. 7. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Tabla 2. Indicadores del cooperativismo en Europa. Año 2009 COD País Cooperativas Socios Trabajadores Coop/ Habitante Ocupados Coop/Pobl. Ocupada AT Austria 2.339 4.866.148 105.989 58,2% 2,60% BE Bélgica 166 2.670.000 13.547 24,8% 0,31% BG Bulgaria 1.273 179.309 26.386 2,4% 0,81% CY 620 1.275.993 5.067 160,1% 1,33% CZ Chipre Republica Checa 1.395 897.899 71.939 8,6% 1,46% DE Alemania 7.415 20.509.973 830.258 25,0% 2,16% DK Dinamarca 523 1.840.803 70.757 33,4% 2,55% EE Estonia 1.604 410.000 4.800 30,6% 0,81% ES España 24.276 6.960.870 384.398 15,2% 2,04% FI Finlandia 380 3.164.226 69.953 59,4% 2,85% FR Francia 21.000 23.000.000 900.000 35,7% 3,51% GR Grecia 6.392 942.991 12.538 8,4% 0,28% HU Hungría 2.769 547.000 85.682 5,5% 2,27% IE Irlanda 183 152.000 18.869 3,4% 0,98% IT Italia 41.552 13.063.419 1.146.950 21,8% 4,98% LU Luxemburgo 18 5.203 476 0,2% 0,22% LT Lituania 490 221.858 8.971 45,0% 0,91% LV Letonia 74 17.330 440 0,8% 0,03% MT Malta 58 5.663 250 1,4% 0,16% NT Holanda 677 3.249.000 184.053 19,7% 2,14% PL Polonia 8.823 8.000.000 400.000 21,0% 2,52% PT Portugal 2.946 2.135.000 47.000 20,1% 0,93% RO Rumania 1.577 809.170 34.313 3,8% 0,37% SE Suecia 9.170 4.069.852 140.520 44,0% 3,12% SL Eslovenia 77 16.903 3.428 0,8% 0,35% SK Eslovaquia 383 570.845 26.334 10,5% 1,11% 977 8.434.538 129.130 13,7% 0,45% 137.157 108.015.993 4.722.048 21,6% 2,17% UK Reino Unido Unión UE27 Europea_27 NO Noruega 5.348 2.040.000 42.510 42,5% 1,70% SW Suiza 1.416 3.426.151 84.104 44,5% 1,97% Fuente: Elaboración Propia a partir de los datos de European Co-operatives, 2009. 7
  8. 8. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa En el ámbito de la UE, las cooperativas dan empleo a 4,7 millones de personas, ocupadas en un total de 137.157 cooperativas, que representan el 2% de la población activa europea. El fenómeno cooperativo abarca un total de 108 millones de socios cooperativistas, lo que equivale al 21,6% de la población de la UE. Los sectores en los que operan, fundamentalmente, son la banca, los seguros, la distribución alimentaria y la agricultura, si bien se está experimentando un rápido crecimiento en los sectores de los servicios sanitarios, los servicios a empresas, la educación y la vivienda. Por países, siguiendo el mapa 1 y la Tabla 1, podemos observar cómo el fenómeno cooperativo tiene un mayor arraigo en los países escandinavos, Lituania, Austria, Suiza y Chipre, donde el ratio cooperativista por habitante supera el 40%. El dato de Chipre, tan exageradamente elevado, se justifica por la metodología de cálculo donde el número de cooperativistas es la suma de los socios de cada sector, pudiendo la misma persona ser, a la vez, socio de una cooperativa de consumo, de trabajo asociado y de una financiera. Mapa 1. Importancia del Cooperativismo en Europa, Año 2009. Indicador Cooperativistas por habitante% Fuente: Elaboración Propia a partir de los datos de European Co-operatives, 2009. En el extremo opuesto, donde es muy reducida la presencia cooperativa, podemos observar el caso de Letonia, Irlanda y Luxemburgo, además del amplio grupo de países de reciente incorporación a la UE, desde la republica Checa hasta el mar Egeo, abarcando igualmente viejos socios como Malta y Grecia. Para finalizar, no podemos dejar de resaltar el potencial de fuente de riqueza del fenómeno cooperativo, para lo cual hemos utilizado como indicador su capacidad para generar empleo. En este sentido, Italia (4,59%) y Francia (3,17) registran unos valores sobresalientes sobre el conjunto de la UE, seguidos de los países nórdicos. En resumen, podemos avanzar que el movimiento cooperativo europeo tiene una importante vigorosidad e importancia sobre el tejido social y productivo de la Unión. 8
  9. 9. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa 5. Las cooperativas de consumo en Europa Las cooperativas de consumo han venido desempeñando un importante papel social en el ámbito europeo, llegando a tener una relevancia estratégica en algunos países. Representan el segundo gran sector del movimiento cooperativo en el Global300 (listado de las 300 mayores cooperativas mundiales elaborado por la Alianza Cooperativa Internacional) tras las cooperativas agroalimentarias, teniendo un 25% de presencia en dicho listado. Estas cooperativas de consumo se encuentran especialmente desarrolladas en países como el Reino Unido, Italia, países nórdicos y otros no europeos (Japón y Estados Unidos). Actualmente en Europa hay al menos 31.000 cooperativas de consumidores, con más de 32 millones de socios y que emplean a más de 1 millón de trabajadores. Existe, además, un órgano representativo de las cooperativas de consumidores: Euro Coop, creado en 1957 y, en la actualidad, representa a más de 3.200 cooperativas locales o regionales que son la base de 22 millones de consumidores de toda Europa. Los antecedentes del cooperativismo de consumo están íntimamente ligados al del movimiento cooperativo en general. Es preciso remarcar que la famosa cooperativa de Rochdale, la cual es considerada para diversos autores como la primera cooperativa en su acepción moderna, fue originalmente de consumo. Rochdale era una pequeña ciudad inglesa dedicada principalmente a la industria textil. En 1844, un grupo de trabajadores reclaman una serie de mejoras salariales y van a la huelga. Al no conseguir sus propósitos, veintiocho personas (seis de ellos discípulos de Robert Owen, socialista utópico considerado como padre del cooperativismo) deciden crear una cooperativa de bienes de consumo como primer paso dentro de un plan más ambicioso de acción. Los progresos de la cooperativa fueron rápidos y pronto extendieron su actividad a otros campos y a otras ciudades. El mérito de Rochdale no se debe a que fuera la primera cooperativa (en la propia ciudad de Rochdale ya había existido una cooperativa de consumo entre 1833 y 1835) sino a la configuración de ésta y al establecimiento de una serie de normas que constituirían los famosos principios cooperativos. A partir de estos inicios, el desarrollo de las cooperativas de consumo se extendió por toda Europa. Las Cooperativas de Consumidores tienen por objeto procurar, en las mejores condiciones de calidad, información y precio, bienes y servicios para el consumo o uso de los socios. Ventosa y Udina (2004) definen las cooperativas de consumo como sociedades que gestionan la distribución de productos o servicios de cualquier clase para los consumidores finales. Como seguidamente veremos, las cooperativas de consumidores desarrollan un papel social y económico muy importante en varios países europeos. Baste poner de ejemplo que el Grupo de Cooperativas, la cooperativa de consumidores más grande del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, emplea a 68.000 personas en todas sus sucursales, que abarcan los establecimientos de venta de alimentos, la banca, los seguros y los servicios funerarios, agrícolas y farmacéuticos; o Migros, la cadena de supermercados cooperativos más grande de Suiza, que emplea a 79.000 personas. 9
  10. 10. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Tabla 3. Indicadores del cooperativismo de consumo en Europa. Año 2009 COD Pais Cooperati Socios vas AT BE BG CY CZ DE DK EE ES FI FR GR HU IE IT LU LT LV MT NT PL PT RO SE SL SK UK UE27 NO SW Austria Belgica Bulgaria 826 Chipre 1 Republica Checa 59 Alemania 166 Dinamarca 382 Estonia 21 España 383 Finlandia 37 Francia 30 Grecia Hungria 290 Irlanda Italia 27.579 Luxemburgo Lituania Letonia 11 Malta Holanda 1 Polonia 274 Portugal 117 Rumania 945 Suecia 48 Eslovenia Eslovaquia 32 Reino Unido 39 Unión Europea_2731.241 Noruega 132 Suiza 10 Trabajadore Coop_co Socios_Coop- Coops nsumo/ Consumo / Consumo/ Total Socios Coop Habitante Coop 160.000 30.000 282.678 510.000 1.670.000 72.000 2.599.629 1.854.419 2.000.000 10.500 285 15.528 15.000 19.098 5.050 65.827 37.764 13.000 64,89% 0,16% 4,23% 2,24% 73,04% 1,31% 1,58% 9,74% 0,14% 50.000 30.000 10,47% 10.835.820 644.599 66,37% 9.900 14,86% 700.000 90.000 300.000 30.200 3.130.000 3.580 50.000 2.000 10.529 15.146 0,15% 3,11% 3,97% 59,92% 0,52% 246.177 4.679.500 29.250.323 1.200.000 2.055.044 14.231 82.400 1.034.537 22.000 84.096 8,36% 3,99% 22,78% 2,47% 0,71% 0 0 89,23% 2,35% 31,48% 2,49% 90,72% 17,56% 37,35% 58,61% 8,70% 0 9,14% 0 82,95% 0 0 57,13% 0 21,55% 1,13% 14,05% 3,73% 76,91% 0 43,13% 55,48% 27,08% 58,82% 59,98% 0 0 2,1% 3,8% 2,7% 0,6% 30,3% 5,4% 5,7% 34,8% 3,1% 0 0,5% 0 18,0% 0 0 0,4% 0 4,2% 0,2% 2,8% 0,1% 33,8% 0 4,5% 7,6% 5,9% 25,0% 26,7% Ocupados Coop Consum/ Pobl . Ocupada 0,32% 0,07% 0,31% 0,04% 0,69% 0,85% 0,35% 1,54% 0,05% 0,00% 0,79% 0,00% 2,80% 0,00% 0,00% 0,00% 0,00% 0,04% 0,32% 0,04% 0,11% 0,34% 0,00% 0,60% 0,28% 0,48% 0,88% 1,97% Fuente: Elaboración Propia a partir de los datos de European Co-operatives, 2009. Dentro del ámbito del cooperativismo en el conjunto de la UE, el cooperativismo de consumo representa en torno a la cuarta parte del movimiento cooperativo. En cuanto al número de cooperativas es el 22,78% y el número de socios llegan a representar el 27% del total de cooperativistas. 10
  11. 11. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Gráfico 1. Importancia del empleo en el mundo cooperativo, año 2009 Fuente: Elaboración Propia a partir de los datos de European Co-operatives, 2009. Sin embargo, y como cabría esperar, su dimensión sobre indicadores globales en relación al conjunto de la sociedad son menos relevantes; aun así, podemos resaltar que las cooperativas de consumo generan el 0,48% del empleo directo de la UE, aunque con una aportación muy dispar entre los países, como muestra el Grafico 1. Por su parte, y como podemos observar en el Mapa 2, el volumen de socios cooperativistas alcanza el 6% de la población de la UE, aunque igualmente con una distribución dispar. 11
  12. 12. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Mapa 2. Importancia del Cooperativismo de consumo en Europa, Año 2009. (% Cooperativistas por habitante) Fuente: Elaboración Propia a partir de los datos de European Co-operatives, 2009. Del análisis comparado por países recogidos en la tabla 2 y el Mapa 2, y con relación al primer indicador de la densidad de cooperativistas por habitante, hay que resaltar la posición claramente destacada de los países nórdicos y Suiza. El segundo bloque en importancia lo conforma tan sólo Italia, país que a pesar de no registrar un gran dinamismo en el movimiento cooperativo general, sin embargo sí que el cooperativismo de consumo emerge de una forma singular, representando el 83% del conjunto del cooperativismo italiano según el número de cooperativistas. Por otro lado, la representatividad del cooperativismo de consumo en el mundo cooperativo, es especialmente importante en Dinamarca, Italia, Suecia y Bulgaria. Con el intento de sintetizar y aportar luz en nuestro análisis, en el Grafico 2 podemos ver cómo, efectivamente, al combinar los dos indicadores analizados para el cooperativismo de consumo, esto es, el número de habitantes del país y su relevancia en el entorno cooperativo, podemos realizar una clasificación de los países europeos atendiendo a su posición respecto a la media de UE –que es la que hemos utilizado como referente de los ejes cartesianos para dividir en cuatro cuadrantes la distribución de los países analizados-. Debemos de resaltar que los países para los que no hay datos no aparecen en nuestro gráfico. El resultado mapeado de este gráfico se recoge en el Mapa 3. 12
  13. 13. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Gráfico 2. Cooperativismo de Consumo, año 2009. Un intento de agrupación Mapa 3. Cooperativismo de Consumo, año 2009. Un intento de agrupación 13
  14. 14. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa 6. Cooperativismo de consumo en el área escandinava El cooperativismo de consumo en el área escandinava se encuentra bastante estructurado y vertebrado organizativamente. En términos generales, el cooperativismo en los países escandinavos tiene una fuerte presencia empresarial. Así, en Suecia las cooperativas de consumidores representan el 17,5% del mercado mientras que en Dinamarca ese tipo de cooperativa representa el 37% del mercado. Otra de las características de las cooperativas en esta área es la ausencia de una regulación legal específica (caso de Suecia o Dinamarca) o muy simple (caso de Noruega), por lo que las cooperativas se rigen por las mismas leyes mercantiles que el resto de sociedades. Un ejemplo de dicha vertebración organizativa es el grupo cooperativo Norden, cooperativa de "tercer grado" la cual está integrada por tres grupos cooperativos de segundo grado: la sueca KF (con el 42% de las participaciones), la danesa FDB (con el 38%) y la noruega NKL (con el 20%). Suecia En Suecia, como en la mayoría de los países nórdicos, no existe una legislación cooperativa, de manera que todas las sociedades se rigen por la misma regulación legal de 1987 (las últimas modificaciones a esta ley fueron aprobadas en el año 2009). De hecho el adjetivo "cooperativa" empezó a utilizarse en el país en la década de los 80 del siglo pasado, especialmente a la labor desarrollado por la Federación de agencias de desarrollo local Coompanion (Stryjan, 2010) En Suecia, las cooperativas son legalmente asociaciones económicas (ekonomisk förening) Estas, son definidas por la Ley como agrupación de miembros con el fin de conseguir un interés económico común, bien consumidores, proveedores o trabajadores. Estas asociaciones deben estar formadas por al menos tres miembros, su objetivo es el beneficio económico (de ahí que en muchos caso, los socios lo sean buscando esta meta). Sin embargo, no todas las asociaciones económicas pueden ser consideradas cooperativas, tal como las caracterizamos en otros países europeos. Todos estos hechos, dificultan la cuantificación y análisis del fenómeno cooperativo en este país. La cooperativa de consumo más importante en Suecia es el grupo cooperativo KF, estructura de segundo grado que agrupa a 47 cooperativas. Creado en 1896, actualmente posee 760 tiendas, de las que 373 son gestionadas directamente por KF teniendo el 100% de las acciones. El grupo controla el 21,5% del mercado minorista sueco con un volumen de facturación anual de 3.600 millones de euros y 7.300 empleados. En total KF agrupa a más de 3 millones de socios, aunque sus cooperativas miembro varían mucho en tamaño, desde los 600.000 socios de Stockholm Ktf hasta los 173 socios de Sörsjöns. Suecia Nº Socios Nº Trabajadores Coop Norden KF Group ( The Swedish Cooperative Union) 3.236.906 Total general 3.236.906,00 14.185,00 Volumen de Ventas 14.185 5.012.283.533 - 3.602.378.109 14 8.614.661.642
  15. 15. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Estas cooperativas operan ofrecen diversos servicios a sus asociados que van desde el sector inmobiliario, librerías, distribución de juegos electrónicos y material audiovisual hasta la organización de congresos y eventos. KF posee las siguientes marcas comerciales: - Coop Konsum: dedicada a la comercialización y venta a consumidores de productos frescos orgánicos. - Coop Extra: supermercados urbanos de tamaño medio de fácil localización en la mayoría de las ciudades del país. - Coop Nära: pequeños supermercados urbanos con una amplia franja horaria de venta al público - Coop Forum: Hipermercado ubicado en áreas comerciales con una amplia variedad de productos. - Coop Bygg: Supermercados dedicados a la venta de productos de jardinería y bricolaje. - Mattafären.se: Hipermercado on line que opera en la zona de Estocolmo y la región de Uppsala. - Coop Inköp & Kategori (Cikab): Distribución y venta de recambios de vehículos. - Medmera Bank: Dedicada a prestar servicios financieros en los diversos establecimientos del grupo. - Coop Marknad: Esta cooperativa se encarga de la estrategia de comunicación y marketing del grupo. - KF Media: Creada en el año 2010, comercializa libros. Entre el 20-25% de todos los libros de Suecia son vendidos a través de los canales de KF Media. - Bokus: librería on line. - Norstedts Publishing: grupo editorial. - KF Fastigheter: dedicada al mercado inmobiliario así como a la construcción de tiendas para el grupo. - KF Invest: su cometido es la función financiera del grupo. - Löplabbet: comercializa zapatos deportivos y ortopédicos a través de sus 20 tiendas así como su tienda virtual. - Läckeby Water Group: empresa dedicada a la ingeniería civil en el tratamiento de aguas así como la producción de biogás. Tiene plantas de producción en 70 países desde Escandinavia hasta Asia. - Leos Lekland: posee 6 parques infantiles interiores. - Pan Vision: distribución del mercado de entretenimiento (juegos de ordenador, películas y accesorios de ordenador). Opera en todos los países nórdicos. Como ya hemos dicho, Suecia no tiene una legislación cooperativa específica, por lo que en la práctica, las cooperativas son consideradas como "asociaciones económicas". Un sector novedoso en Suecia son las cooperativas de artistas. La primera de ellas fue Konsthantverkarna. Creada en 1951, actualmente es la cooperativa de artistas más grande en Suecia, agrupando a más de 166 artistas y artesanos en el centro de Estocolmo. La cooperativa cuenta con una sala de exposiciones para sus socios. Cada miembro de la cooperativa paga una tasa de 350 euros al año y hay dos empleados al cargo de la galería y la tienda. La cooperativa se 15
  16. 16. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa lleva un 45% del precio de venta (frente al 60% del porcentaje habitual de mercado). En cuanto a la tienda, funciona como una empresa no lucrativa, teniendo los márgenes comerciales más bajos posibles. Otra cooperativa de este sector es Blås & Knåda, (Blow y Knead). Localizada a 5 minutos de la anterior, fue creada en 1975 por artistas que trabajaban el vidrio y la cerámica, y posee la mayor colección de arte contemporáneo del país, especialmente en estos materiales. Posee también una tienda en el centro de Estocolmo así como una galería de arte. La cooperativa tiene más de 60 socios de todo el país, los cuales pagan una tasa de 90 euros anuales, además de trabajar en la tienda durante 15 días al año. Dinamarca En Dinamarca, tampoco existe una legislación específica para las cooperativas, estando éstas reguladas por las normas mercantiles generales que regulan la actividad económica, financiera, fiscales, de competencia y para la disolución de la empresas, entre otros. Así, aunque no hay una norma legal, para ser llamadas cooperativas, las empresas deben seguir una serie de prácticas y tradiciones basadas en los principios cooperativos de la Alianza Cooperativa Internacional (una persona un voto, distribución de beneficios, interés limitado al capital, etc.). Estas prácticas son supervisadas por la Agencia Danesa de Comercio y Empresas (dependiente del Gobierno danés) y las agencias de regulación fiscal donde podrán registrarse como empresas de responsabilidad personal limitada o ilimitada. Todo esto hace que no se tenga un conocimiento exacto del número de cooperativas danesas. La Agencia Danesa de Comercio y Empresas estima que existen unas 600 cooperativas aunque probablemente su número sea mayor. Dentro del cooperativismo danés, podemos caracterizar dos tipos de cooperativas: comerciales y no comerciales. Las cooperativas comerciales incluirían tanto al cooperativismo de servicios, trabajo asociado, consumo, crédito y agrícola, mientras que las no comerciales estarían integradas por las cooperativas de vivienda y las asociaciones de cooperativas (Jakobsen, 2010). El número mínimo de socios para crear una sociedad cooperativa en Dinamarca es de dos personas (físicas o jurídicas) como cualquier otra sociedad mercantil a excepción de las cooperativas de consumo en las que el número mínimo serán diez. En todos los casos, la legislación danesa no establece un capital social mínimo para la constitución de una cooperativa. En cuanto al grupo cooperativo FDB, es la mayor cadena de tiendas de Dinamarca, siendo la 5ª de Europa por volumen de facturación. Fundada en 1896, actualmente agrupa a casi dos millones de socios y tiene una cuota de mercado del 37% en el sector de la alimentación. En Dinamarca no hay legislación cooperativa, sino que éstas se regulan por leyes mercantiles y fiscales generales como cualquier otra empresa. Esta ausencia de legislación específica hace que la definición o no de una empresa como cooperativa venga definida por su concordancia con los principios generales de la ACI, distinguiéndose entre cooperativa comerciales (donde estarían las cooperativas de consumo o las de trabajo) y no comerciales (vivienda y asociaciones caritativas). Finlandia Finlandia es uno de los países con mayor desarrollo cooperativo. Actualmente, se estima que unos 3,5 millones de finlandeses (de una población aproximada de 5 millones) son socios de alguna cooperativa. Es por ello que las cooperativas tienen una fuerte presencia e impacto en la economía nacional. De hecho es el país con el mayor porcentaje de impacto donde la economía cooperativa representa el 16,1% de su PIB. 16
  17. 17. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Finlandia es el único país nórdico que cuenta con una larga tradición en la regulación legal sobre cooperativas. Se rigen por la Ley de Cooperativas del año 2001, que define a la “cooperativa” como una organización cuyo propósito es promover los intereses económicos y comerciales de sus miembros a través del ejercicio de la actividad económica en la que sus miembros hacen uso de los servicios proporcionados por la cooperativa o los servicios que la cooperativa concierta subsidiariamente a través de otra empresa. Sin embargo, su desarrollo cooperativo es bastante más antiguo, contando el país con una de las primeras legislaciones en materia cooperativa: la Ley de Cooperativas promulgada en 1901. Este hecho, obviamente está condicionado por otros acontecimientos históricos. De hecho, la cooperación y la búsqueda de la identidad nacional, y en particular la independencia, están estrechamente relacionadas. A finales del siglo XIX, Finlandia era parte del Imperio ruso aunque gozaba de cierta autonomía (en lo que se conocía como el Gran Ducado de Finlandia). Frente a este dominio del zar ruso, la cooperación era considerada como una señal de identidad nacional. En este contexto, las cooperativas empezaron a funcionar en Finlandia con un estatuto de autonomía que no serían tolerados en la Rusia zarista, por lo que sirvieron como catalizadoras para promover la identidad nacional de los finlandeses, promoviendo la democracia y el sufragio universal (algo impensable en el resto de los territorios de la Rusia zarista). Este hecho histórico explica de nuevo el resurgimiento del movimiento cooperativo finlandés a finales del siglo XX. De nuevo, la relación con Rusia, en este caso el colapso de la Unión Soviética en la década de 1990 provoca una grave recesión en Finlandia, al ser la Unión Soviética el mayor socio comercial de Finlandia en esa época. Abocada por su grave crisis económica, Finlandia solicita su ingreso en la Unión Europea, hecho que se produce en 1995. Pero dicha adhesión trajo la exigencia por parte de la UE de una mayor desregulación de su economía, bajando su protección económica nacional para convertir el país en un mercado cada vez más liberalizad produciendo graves consecuencias económicas y sociológicas en la sociedad finlandesa1. Pero frente a esta oleada liberal impuesta por su entrada a la UE así como la entrada de firmas extranjeras, la gente de Finlandia desarrolló de nuevo su espíritu cooperativo, buscando su identidad nacional en las empresas cooperativas. De hecho, las grandes cooperativas finlandesas no son empresas creadas en esa época (las cooperativas más conocidas son la cooperativa de consumo Grupo S y la cooperativa forestal Metsäliitto) sino que se trata de cooperativas de una larga tradición histórica. Por ello, los finlandeses se refieren a esta etapa como la "nueva ola" (new wave) de las cooperativas, la cual refleja un aumento de su número e importancia después de un período histórico de calma En la actualidad, el número mínimo de socios según la legislación cooperativa es de 3 personas (físicas o jurídicas). A este respecto, una de las peculiaridades es que permite la constitución de sociedades formadas por extranjeros. Este hecho hace que existan bastantes cooperativas formadas por ciudadanos suecos (el sueco es lengua co-oficial en Finlandia junto con el finés). Además, no existe ningún tipo de restricción sobre sobre la cantidad o proporción de socios capitalistas que puede tener la cooperativa. En cuanto al capital social, no existe una cantidad 1 El paralelismo con la situación actual española como vemos es alto. 17
  18. 18. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa mínima aunque si establece un fondo de reserva obligatorio (no repartible) del 5% del capital social. En cuanto al funcionamiento interno de las cooperativas en Finlandia, la asamblea general es el órgano máximo de decisión. Estas asambleas se rigen, en términos generales, por la premisa de una persona-un voto, aunque hay excepciones en las que un socio puede tener mayor poder de voto (hasta 10 veces más). En cooperativas de cierto tamaño, el poder de representación en la asamblea es ejercido delegados elegidos por todos los socios. Las cooperativas están obligadas a tener auditoría externa si cumple algunos de los siguientes requisitos: tener más de 3 trabajadores asalariados, tener una cuenta de resultados superior a 100.000 euros o exceder el volumen de ventas la cantidad de 200.000 euros. En cuanto al cooperativismo de consumo en Finlandia, la principal cooperativa es el grupo cooperativo SOK, la cual controla el 31% del mercado minorista, con dos millones de socios y 1.600 puntos de ventas repartidos por todo el país, aunque también posee centros en los países bálticos (10) y Rusia (7). El grupo posee varias marcas tales como Kodin Terra (dedicada a la decoración, construcción y jardinería), Prisma, S Market y Alepa. Otras cooperativas finlandesas son Tradeka así como HOK Elanto, ambas de distribución minorista. Finlandia Nº Socios Nº Trabajadores Volumen de Ventas HOK Elanto 5.600 6.154 1.779.500.000 SOK Corporation 1.993.779 - 11.280.200.000 Tradeka 285.000 2.291 554.700.000 Total general 2.284.379 8.445 13.614.400.000 Noruega Noruega no es un país de la Unión Europea pero pertenece al Área Económica Europea (EEA), por lo que se ha decidido incluir este país también en el estudio. En el área del cooperativismo, país posee cuatro grades sectores: vivienda (una de las más importantes) agricultura, pesca, y consumo. El país, a pesar de tener una larga tradición cooperativa, ha carecido de legislación específica hasta hace muy poco. La primera Ley noruega de cooperativas se aprobó en el año 2007 aunque ésta no será de aplicación hasta el año 2013 para las cooperativas ya en funcionamiento a la entrada de la Ley. Dicha Ley rigen el funcionamiento de todas las cooperativas noruegas, a excepción de las cooperativas de vivienda y las de seguros. El número mínimo de socios para crear una cooperativa es de dos. Estas deben estar registradas en el Registro Mercantil nacional y presentar sus cuentas anuales al mismo. Al igual que en el caso de otros países nórdicos, no existe un capital mínimo para su formación ni tampoco un fondo de reserva obligatorio. Asimismo, la legislación cooperativa permite que los socios tengan voto ponderado (especialmente en las de segundo grado, las cuales su 18
  19. 19. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa ponderación está en función del tamaño de la cooperativa de primer grado o de la ubicación de la misma). Una de las cooperativas de mayor solera es Coop Norway. Creada hace más de 130 años, está compuesta por más de un millón de socios en 130 cooperativas distintas con más de 1.000 puntos de ventas. Actualmente, Coop Norway ostenta el segundo puesto en el mercado detallista en Noruega con un 24% de la cuota de mercado. Se encuentra, también, el grupo cooperativo NKL, cooperativa de segundo grado perteneciente a Norden que agrupa a 177 cooperativas locales de consumo, contando con un total de más de un millón de socios. Otra cooperativa noruega es Norske Felleskjop. En Noruega la regulación legislativa de las cooperativas viene recogida en una sola Ley del año 2007 (a excepción de las cooperativas de vivienda y de seguros que tienen legislación específica). 7. El cooperativismo de consumo en el Reino Unido El cooperativismo en el Reino Unido La definición de empresa cooperativa en el Reino Unido es la siguiente: Empresa que es total o mayoritariamente poseída por sus miembros, que pueden ser empleados, consumidores, otros miembros de la comunidad o una combinación de todos ellos. Es una organización con estructura democrática que trabaja en beneficio de sus propietarios-socios, con la finalidad de construir un mundo mejor. En el Reino Unido hay 5,450 empresas cooperativas, que tienen 12,8 millones de miembros, lo que representa a una de cada 4 personas de la población de Reino Unido, generan 236.000 puestos de trabajo y un volumen de negocio de 33.2 billones de libras. El sector cooperativo ha tenido un crecimiento del 21%, por encima de la media de la economía de Reino Unido.2 Las empresas cooperativas en UK no son sólo la distribución alimentaria, las empresas de energía renovable, los servicios bancarios o los servicios funerarios, aunque estos sean los sectores más exitosos de las empresas cooperativas existentes. La realidad actual es que están presentes en todos los sectores de la economía desde la asistencia sanitaria, la vivienda, las granjas, los clubes de fútbol, el crédito y la intermediación financiera, las tiendas propiedad de la comunidad, los pubs, las relaciones públicas, los parques eólicos y el diseño web, entre otros. En el último año el crecimiento del sector cooperativo ha sido bastante importante. En concreto, en un entorno de recortes y disminución de presupuestos como el actual, la economía de las empresas cooperativas ha demostrado un progreso y desarrollo constante. Esta realidad, además, está unida al interés y compromiso con el sector cooperativo desde todas las áreas políticas, económicas y sociales del Reino Unido. Desde los responsables de la política nacional, hasta los propios ciudadanos que se han decidido a tomar el control de sus propias tiendas y servicios, con el objetivo de buscar y ofrecer un mayor desarrollo y beneficio para la comunidad de la que forman parte. En las empresas cooperativas del Reino Unido destaca la existencia de una misión clara, buenos productos y servicios y un lugar agradable para trabajar. Todas estas características hacen que 2 The UK co-operative economy 2011 – Britain’s return to co-operation. http://www.uk.coop 19
  20. 20. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa estas empresas cooperativas den un paso más hacia el logro de la excelencia empresarial. Como se ha observado en el estudio de campo realizado buscan crear lo que denominan “Transition town”, que son comunidades asentadas en una zona geográfica que tratar de gestionar sus necesidades en común desde la alimentación, servicios bancarios, energía, servicios funerarios… Desde este modelo de negocio, basado en la filosofía cooperativa, se intenta que los beneficios obtenidos de estas actividades sean repartidos entre toda la comunidad, que es socio de la empresa y que satisface todas sus necesidades, con el objetivo de que la comunidad mejore, crezca y se desarrolle con el tiempo. Michael Porter y Mark Kramer, en la revista Harvard Business Review en 2011, identifican que “el valor compartido”, es la gran idea de negocio en la actualidad, y es base de una serie de políticas y prácticas operativas que mejoran la competitividad de la empresa y avanzan en el desarrollo económico y social de las comunidades en las que trabajan. En esta idea de valor compartido en la comunidad se apoyarían las “transition town” que hemos encontrado en el trabajo de campo realizado. El número de empresas cooperativas en el Reino Unido ha crecido en los últimos años en un 15,1%, mientras que el número de socios ha crecido un 18% y el volumen de negocio un 21%. Como podemos observar el modelo empresarial cooperativo está ofreciendo una nueva manera de encontrar soluciones para los viejos problemas, satisfaciendo las necesidades de los diferentes grupos de personas implicados. Tabla 4. Evolución del número de cooperativas en el Reino Unido en los últimos tres años Año 2010 2009 2008 Nº cooperativas 5.450 4.992 4.820 Crecimiento 9,2% 3,6% 1,8% Fuente: The UK co-operative economy 2011 – Britain’s return to co-operation. http://www.uk.coop Tabla 5. Datos por zonas geográficas del Reino Unido del sector cooperativo Zona geográfica England Scotland Wales Northern Ireland Total Volumen de negocio (billones de libras) 27.5 3.4 1.3 0.9 33.2 Número de empresas cooperativas 4.352 473 386 239 5.450 Fuente: The UK co-operative economy 2011 – Britain’s return to co-operation. http://www.uk.coop Tabla 6. Evolución del número de socios de las cooperativas del Reino Unido Año 2010 2009 2008 Número de socios (millones de personas) 12.8 12.9 11.3 Incremento -1,5% 14,5% 4,5% Fuente: The UK co-operative economy 2011 – Britain’s return to co-operation. http://www.uk.coop 20
  21. 21. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Tabla 7. Evolución del volumen de negocios de las empresas cooperativas del Reino Unido y su aportación a la economía británica (PIB) Año 2010 2009 2008 Volumen de negocios del sector cooperativo (billones de libras) 33.2 31.8 28.9 Incremento Aportación a la economía británica 4,4% 10% 5,4% 1,3% -4,9% -0,1% Fuente: The UK co-operative economy 2011 – Britain’s return to co-operation. http://www.uk.coop El cooperativismo de consumo en el Reino Unido En la actualidad, las empresas cooperativas de consumo en el Reino Unido sirven a más de 9,5 millones de socios, y se espera que esta cifra se incremente progresivamente cifra en los próximos años hasta 20 millones de socios en el 2020, gracias a las campañas emprendidas por organizaciones como “Cooperatives uk” y diferentes empresas cooperativas entre ellas, la mayor empresa cooperativa de consumo del Reino Unido “The Co-operative Group”. La tipología de empresas cooperativas de consumo, según la legislación del Reino Unido es la siguiente:  Consumer Co-operative: los miembros y beneficiarios son clientes de la cooperativa  Consumer Retail Society: Concentrado en venta al por menor en régimen de cooperativa de productos alimenticios, productos y servicios farmacéuticos, servicios funerarios y agencias de viajes  Collective purchasing Co-operative: Los socios se reúnen, por lo general, para comprar en común y en grandes cantidades productos alimenticios, de limpieza e higiene y energía.  Credit Union: Registradas como cooperativas de crédito para sus miembros  Housing Co-operative: Donde los miembros y los beneficiarios son arrendatarios o copropietarios de la cooperativa  Consumer Mutual: Empresas cooperativas propiedad de los socios que no tienen que adherirse a todos los principios cooperativos  Building Society: Un tipo concreto de empresa cooperativa de consumo en el sector de la construcción.  Mutual Insurer: Un tipo concreto de empresa cooperativa de consumo en el sector de los seguros. En el ámbito de las cooperativas de consumo, se han producido en los últimos años procesos de concentración importantes. Se puede destacar que las grandes cooperativas de consumo, han conseguido generar importantes economías de escala y tienen capacidad económica y financiera suficiente para invertir en grandes hipermercados en las afueras de los núcleos urbanos. Su poder de mercado se puede reconocer en su control sobre las cadenas de suministro, con quejas periódicas de los proveedores acerca de la intensidad de la presión que ejercen las empresas cooperativas de consumo sobre los precios. 21
  22. 22. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Las cooperativas de consumidores se encuentran entre las empresas con mejores resultados y más numerosas en el Reino Unido. Están controladas por los socios-clientes que tienen muy claros cuáles son sus objetivos sociales y representan una manera diferente, exitosa y aceptada socialmente de hacer negocios. Tabla 8. Evolución de los socios de las cooperativas de consumo en UK Año Nº socios (millones de personas) 2010 9.6 2009 9.5 2008 8.7 Fuente: The UK co-operative economy 2011 – Britain’s return to co-operation. http://www.uk.coop Como se puede observar, en los últimos años se ha producido un incremento de un 9,9% en el número de socios de las empresas cooperativas de consumo en el Reino Unido. Tabla 9. Evolución del volumen de negocios en las cooperativas de consumo en UK Año Volumen de negocios (billones de libras) 2010 16.1 2009 15.2 2008 12.8 Fuente: The UK co-operative economy 2011 – Britain’s return to co-operation. http://www.uk.coop Asimismo, en los últimos años el volumen de negocios de las empresas cooperativas de consumo en el Reino Unido se ha incrementado en un 6,5%. La empresa “The Co-operative Group”3 es la mayor empresa cooperativa de consumo del Reino Unido, emplea a 110.000 personas, opera a través de 5.000 tiendas de comercio al por menor y sirve a 17 millones de clientes cada semana en una amplia gama de mercados, que incluyen productos alimenticios, agencias de viajes, productos y servicios farmacéuticos y servicios funerarios, entre otros. Destacando algunos datos de esta empresa cooperativa de consumidores del Reino Unido “The Co-operative Group”4, encontramos que agrupa a 4.990 empresas cooperativas independientes de todas las zonas de la geografía inglesa, que incluye empresas cooperativas de consumidores, de vivienda, agrícolas, de educación etc. Esta empresa tiene unas ventas brutas de 13,7 billones de libras, con un incremento en el último año del 9,1%, además tiene 5,8 millones de socios, que 3 4 www.co-operative.coop www.co-operative.coop 22
  23. 23. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa recibieron 104 millones de libras de beneficios, en proporción al comercio generado por cada socio y su comunidad. Entre otras grandes empresas cooperativas de consumidores del Reino Unido, podemos encontrar “John Lewis Partnership PLC”5, que ha experimentado importantes aumentos en su facturación y rentabilidad en los últimos años. Por otra parte, nuevas empresas cooperativas de consumidores se siguen formando en todas las regiones y zonas geográficas de Reino Unido para satisfacer las necesidades de sus miembros y como una respuesta de estos a la realidad económica actual. También son importantes otras diez cooperativas de consumo que tienen un volumen de negocio superior a 50 millones de libras y que operan en Midlands, Midcounties, East of England, Scottish Midland, Anglia, Southern, Lincolnshire, Channel Islands, Heart of England y en Chelmsford Star. En el último año el crecimiento del sector cooperativo ha sido bastante importante. En concreto, en un entorno de recortes y disminución de presupuestos como el actual, la economía de las empresas cooperativas ha demostrado un progreso y desarrollo constante. Esta realidad, además, está unida al interés y compromiso con el sector cooperativo desde todas las áreas políticas, económicas y sociales del Reino Unido. Desde los responsables de la política nacional, hasta los propios ciudadanos que se han decidido a tomar el control de sus propias tiendas y servicios, con el objetivo de buscar y ofrecer un mayor desarrollo y beneficio para la comunidad de la que forman parte. En las empresas cooperativas del Reino Unido destaca la existencia de una misión clara, buenos productos y servicios y un lugar agradable para trabajar. Todas estas características hacen que estas empresas cooperativas den un paso más hacia el logro de la excelencia empresarial. Como se ha observado en el estudio de campo realizado buscan crear lo que denominan “Transition town”, que son comunidades asentadas en una zona geográfica que tratan de gestionar sus necesidades en común desde la alimentación, servicios bancarios, energía, servicios funerarios… Desde este modelo de negocio, basado en la filosofía cooperativa, se intenta que los beneficios obtenidos de estas actividades sean repartidos entre toda la comunidad, que es socio de la empresa y que satisface todas sus necesidades, con el objetivo de que la comunidad mejore, crezca y se desarrolle con el tiempo. 8. El cooperativismo de consumo en Irlanda En el caso de Irlanda, al obtener este país su independencia del Reino Unido en 1919, gran parte de la legislación así como de la concepción cooperativa parte de supuestos británicos. En general, la legislación cooperativa irlandesa establece los mismos criterios que el Reino Unido, pero al no existir una legislación cooperativa específica, estas organizaciones están reguladas por la legislación mercantil general (Industrial and Provident Societies Acts), a excepción de las cooperativas financieras que están bajo la supervisión de la Autoridad Reguladora Irlandesa de Servicios Financieros (IFSRA). En Irlanda, aunque existe un registro de cooperativas (Registrar of Friendly Societies, RFS), sin embargo su inscripción no es obligatoria. Esto hace que sea muy difícil cuantificar el número de cooperativas exactas que hay en el país, dándose múltiples particularidades (que estén registradas como empresa pero sigan los principios cooperativos, cooperativas que formen parte de empresas de capital, que no estén inscritas en el registro, etc.). En 2006, estaban registradas en el RFS 1.040 5 www.johnlewispartnership.co.uk 23
  24. 24. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa cooperativas, con unas ventas totales de 3.800 millones de euros y 270.000 socios (el 6% de la población total). En cuanto al movimiento cooperativo en Irlanda, éste se encuentra agrupado en la Irish Cooperative Organisation Society Limited (ICOS) a excepción de las cooperativas de vivienda y las de crédito que tienen sus propias organizaciones representativas (NABCo y ICLU, respectivamente). Entre los sectores económicos con mayor presencia cooperativa encontramos el de suministro de agua. En Irlanda casi 200.000 hogares no están conectados a la red de agua corriente, por lo que en muchas poblaciones este servicio es ofrecido por empresas privadas. En concreto, de las casi 600 empresas de suministro de agua, 343 están registradas como cooperativas. Otro de los sectores con presencia cooperativa es en el de desarrollo rural y comunitario, entre las que podemos citar las cooperativas turísticas y culturales, especialmente en áreas rurales remotas de los centros de población. En el año 2005, existían en Irlanda 177 cooperativas de este tipo, con cerca de 16.000 socios. 9. Cooperativismo de consumo en Alemania El cooperativismo en Alemania En Alemania, al igual que en la mayoría de los países europeos, las cooperativas desempeñan un importante papel en la economía. Incluso en nuestros días, en la actual crisis económica en la que nos encontramos, debido a que son organizaciones menos vulnerables por ser un modelo empresarial sostenible que no está orientado a una rentabilidad a corto plazo, las cooperativas actúan como un elemento estabilizador del sistema. Esta importancia se ve reflejada, entre otros aspectos, en el importante número de la población que está ligada a las cooperativas: cada cuatro ciudadanos uno es miembro de una cooperativa. Los orígenes del cooperativismo en este país se remontan a la segunda mitad del siglo XIX y están unidos fundamentalmente a las ideas de dos personalidades: Friedrich Wilhelm Raiffeisen (1818-1888) y Hermann Schultze-Delitzsch (1808-1883). En el transcurso de la revolución industrial, como consecuencia de las repercusiones negativas de la liberación de los campesinos y la introducción de la libertad industrial, muchos agricultores y pequeñas empresas artesanales se encontraban en una situación financiera desesperada al no poder acceder a los créditos bancarios y depender exclusivamente de los prestamistas privados (usureros). Ante esta situación y con el fin de aliviar la miseria que reinaba en el campo, en 1847 Friedrich Wilhelm Raiffeisen creó la asociación de primeros auxilios en Weyerbusch (Westerwald) para apoyar a la población rural pobre. Aunque esta asociación, basada en el principio de la beneficencia, no era todavía una cooperativa, sí que serviría de modelo para la futura actividad cooperativista de Raiffeisen. La primera cooperativa en la que el principio de autoayuda estaba claramente arraigada, fue creada por Friedrich Wilhelm Raiffeisen en 1864 en Heddesdorf, cerca de Neuwied; se llamaba "Heddesdorfer Darlehnskassenverein" (Asociación de Cajas de Préstamos de Heddesdorf). Por todo esto, Raiffeisen es considerado el padre de las cooperativas de crédito agrícolas, basadas en la responsabilidad solidaria e ilimitada. Pero al mismo tiempo, aunque independientemente de Raiffeisen, Hermann Schulze se percató de que las limosnas no eran suficientes para ayudar a los campesinos y a los artesanos a salir de la miseria, sino que se debían de crear las condiciones necesarias para que la 24
  25. 25. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa autoayuda se diera en el entorno económico de los afectados. La única forma de conseguirlo era reuniendo unas pocas fuerzas económicas de la comunidad. De acuerdo con los principios de la autoayuda, la autoadministración y autorresponsabilidad, Schultze-Delitzsch fundó en 1847 la primera "Asociación de las materias primas" para carpinteros y zapateros, y en 1850 la primera "asociación de anticipo", precursora del Volksbank de hoy. A estos dos precursores del cooperativismo alemán tendríamos que sumar la figura de Wilhelm Hass (1839-1913), quien fuese creador de cooperativas agrícolas de aprovisionamiento colectivo, de crédito y de lecherías colectivas, a la vez que dirigente de la central cooperativa más poderosa de Alemania. Su principal idea giraba en torno a la centralización de las cooperativas y la federación regional, ya que consideraba que las hacía más potentes. Haas sería, también, quien en 1904 fundase la primera escuela cooperativa, que aún sigue vigente, con la intención de preparar el personal necesario para las cooperativas agrícolas. A partir de estas primeras iniciativas, la idea de la cooperativa se extendería por toda Alemania teniendo como consecuencia inmediata la ampliación de las organizaciones cooperativas con un número cada vez mayor de socios. El desarrollo cooperativo, tanto a nivel rural como en el sector industrial, llevaría a que las cooperativas se organizasen en federaciones con el fin de que se les ofreciese asesoramiento y asistencia más profesional. En 1889, la promulgación de la Ley de Cooperativas, marcaría un hito importante para el posterior desarrollo del cooperativismo. No obstante, después de la Segunda Guerra Mundial, y al quedar Alemania dividida, los sistemas cooperativos se vieron obligados a adaptarse a la coyuntura política. Mientras que en la República Federal Alemana se reorganizaron las estructuras cooperativas originales en forma de cooperativas locales independientes y sus federaciones, en la República Democrática Alemana las cooperativas no estaban basadas en los principios de auto-responsabilidad y auto-administración, pero se integraron en el sistema de economía socialista planificada, convirtiéndose, por lo tanto, en instrumentos del Estado. Las organizaciones alemanas de cooperación se fusionaron en 1972, creando una sola organización cooperativa con una federación central y tres asociaciones federales. En la actualidad, la organización cooperativa trabaja principalmente en tres niveles: primario o local, regional y nacional, no estando estructurada como un grupo centralizado, sino de abajo hacia arriba, es decir, que el trabajo se divide de acuerdo con el principio de subsidiariedad por lo que las cooperativas de orden superior se crean cuando no es posible operar a nivel inferior. Hemos de señalar, que en los últimos años la organización cooperativa alemana ha experimentado un profundo cambio en su estructura. Con el fin de posicionarse como establecimientos fuertes ante la situación de creciente competencia, las cooperativas se han constituido en unidades más grandes, lo que les ha permitido bajar los costes y aumentar de forma notable el rendimiento y las prestaciones a sus socios. De esta forma, y como cabía esperar, no sólo ha aumentado la eficacia de las cooperativas sino también su importancia económica y las responsabilidades. El sector de las cooperativas en Alemania se puede subdividir en cinco pilares: los bancos cooperativos, las cooperativas agrícolas o rurales, las cooperativas de compra y comercialización, las cooperativas de vivienda y las cooperativas de consumo, en las que el desarrollo cooperativo se realizó principalmente. En lo que sigue, centraremos nuestra atención en las cooperativas de consumo que, como veremos, en muchos casos fueron propiciadas por los sindicatos de clase. Sin embargo la crisis en que se vieron inmersas estas cooperativas en la década de los años 50-60, produjo un parón y 25
  26. 26. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa reorientación de la actividad empresarial de los sindicatos, dirigiendo su esfuerzo hacia la constitución de sociedades mercantiles, principalmente anónimas (Courvoisier, 1991). El cooperativismo de consumo en Alemania El cooperativismo de consumo en Alemania cuenta con una larga tradición: ya a finales del siglo XIX se establecieron numerosas cooperativas de consumo como resultado de la industrialización y los problemas sociales que de ella se derivaron. Estas cooperativas tenían como objetivo principal mejorar la situación del suministro para los trabajadores y los artesanos. Tal fue el incremento en este tipo de cooperativas, que en 1903 se constituyó la Federación de Cooperativas de Consumo de Alemania. No obstante, el sector sufriría un brusco descenso un siglo más tarde, en el año 2002, aunque pudo recuperarse a partir de 2006 coincidiendo con la publicación por ZDK6 (Sindicato Alemán del Automóvil) de una web para orientar y apoyar la creación de nuevas empresas cooperativas. Las cooperativas de consumo pretenden satisfacer las necesidades desatendidas por el mercado, o crear nuevos mercados. En la actualidad existen en torno a 200 cooperativas7, produciéndose un buen ritmo anual de creación de nuevas entidades. Cada vez más cooperativas de consumo son de nueva creación, especialmente en zonas que parecen poco atractivas para las cadenas de distribución y donde las iniciativas están creciendo con el fin de garantizar el suministro. Han sido capaces de sobrevivir en el mercado por la calidad de sus productos, una orientación decidida hacia la demanda del consumidor, y han atraído un gran número de clientes a pesar de la feroz competencia. En Alemania, como en el resto de los países occidentales, los ciudadanos han incrementado en los últimos años su grado de sensibilidad medioambiental, social y hacia la salud, lo que les ha llevado, entre otras cosas, a buscar la manera de abastecerse de alimentos ecobiológicos, haciendo que el cooperativismo de consumo haya experimentado un importante crecimiento hasta el punto de situarlo como un actor relevante en los ámbitos de la economía social, consumerista y agroecológica. Pero hemos de señalar que este movimiento cooperativo, además de conseguir una alimentación sana, libre de residuos, de transgénicos, de pesticidas, etc., ayuda a revitalizar el campo y la economía local así como a fomentar el consumo responsable. Entre las actividades que desarrollan las cooperativas de consumo en Alemania, fundamentalmente se encuentran:  Las que promueven el comercio justo, cooperativas que en su mayor parte provienen de asociaciones que han sido impulsadas prioritariamente por sectores eclesiásticos. Algunos ejemplos de empresas son Fair-Grafing Weltladen eG, Weltladen Pankow eG, Café Libertad Kollktiv eG, o fairKauf eG.  Las cooperativas que promueven la energía eléctrica sostenible, en las que algunas de ellas se organizan para generar y otras para comprar y distribuir energía. Las primeras pretenden romper los monopolios de las grandes compañías a partir, sobre 6 Zentralverband deutscher Konsumgenossenschaften (ZdK) es una federación de 73 cooperativas de consumo y de servicios que representan a 350.000 miembros individuales. Provee servicios de representación ante el gobierno, los parlamentos y las autoridades para asegurar el derecho de las cooperativas de gozar de competencia justa. ZdK también provee un amplio rango de servicios de consulta sobre temas cooperativos además de servicios legales para sus miembros, a la vez que ayuda en la formación de nuevas cooperativas. ZdK es miembro de la ACI desde 1903. 7 Las cooperativas de consumo en Alemania cuentan con unos 400.000 socios y un volumen de negocio de unos 2 mil millones de euros. 26
  27. 27. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa todo, de la generación de energía fotovoltaica o eólica. Pero también existen otras cooperativas que lo que hacen es comprar la energía y posteriormente la distribuyen a partir de las redes de las grandes compañías. El objetivo de estas cooperativas es ahorrarse entre el 15 y el 20% de margen que tienen los monopolios. Algunas cooperativas significativas son Solarbürger-Genossenschaft eG, fairPla.net eG, Winfang eG–FrauenEnergieGemeinschaft, Energen Süd eG o Greenpeace-Energy eG.  Las cooperativas de compra de viviendas en el campo o en comunidad, que fomentan la participación de los ciudadanos en el diseño de las ciudades. Estas cooperativas reciben importantes apoyos del Estado, ya que contribuyen a la protección del nivel de vida de las personas de más edad. Algunos ejemplos de esta tipología de cooperativas son Bliestorfer Wohngenossenschaft eG, HinternHöfen eG o Bauen und leben eG.  Asimismo, en los pequeños municipios, donde el acceso a determinados productos se hace más difícil, ha surgido la organización de tiendas gestionadas por los propios vecinos o comercio de proximidad, cooperativas que tienen un marcado fin social y que están orientadas sobre todo a la distribución de productos ecológicos o de origen artesanal. Entre las principales cooperativas que actúan en este sector podemos destacar: Lädele Schienen Verbrauchergenossenschaft eG, Feldweg eG, o Dorfläden Schomburg eG. Nº Nº Socios Trabajadores Alemania Co-op Schleswig Holstein 48.781 Volumen de Ventas 9.039 1.245.663.940 Edeka Hessenring eG 302.000 43.500.000 Edeka Minden eG 302.000 43.500.000 Edeka Nordbayern-Sachsen-Thüringen eG 302.000 43.500.000 Edeka Südbayern eG 302.000 43.500.000 Edeka Südwest eG 302.000 43.500.000 Edeka Zentrale AG 302.000 43.500.000 HAGe Kiel (RHG Nord) - 1.400 1.428.235.775 Noweda eG Apothekergennossenschaft - 147.827 3.676.439.000 ReWe Dortmund eG 1.488 1.930.000.000 ReWe Group (Zentral-AktiengesellschaFU) - 335.992 38.970.000.000 Total general 2.307.746 47.511.338.714 48.781 27
  28. 28. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa 10. Cooperativismo de consumo en Italia Los orígenes del cooperativismo en Italia La idea cooperativa que nace en Rochdale a mediados del siglo XX llega entorno a 1800 a Italia. Torino, la zona de trabajadores por excelencia, ve nacer las primera cooperativa de consumidores, Il Magazzino di previdenza di Torino, (Almacén de Seguridad Social de Torino), y las primeras mutualidades paralelamente a la afirmación de la lucha de clases y de la conciencia socialista. Dos años más tarde en Altare, provincia de Savona, nace la "Artística Vetraria" una cooperativa de trabajo. En poco tiempo, esta idea se establece en todo el norte de Italia y en todos los lugares donde el choque social relacionado con la industrialización genera las primeras formas de organizaciones de las clases trabajadoras. La matriz socialista es la más prevaleciente a pesar de que, particularmente en las zonas agrícolas, se desarrollan cooperativas de inspiración católica. Como exponentes del movimiento cooperativo italiano se puede destacar entre otros a Giuseppe Mazzini, quien consideraba el cooperativismo como un principio fundamental de la organización social y gracias a quien el movimiento fue concebido como una fuerza en la que confluían capital y mano de obra. Cabe resaltar a Andrea Costa, uno de los militantes del naciente socialismo, quien luchó por la inserción del cooperativismo, en el contexto del movimiento político y sindical para la emancipación de los trabajadores. Por último el liberal y economista Luigi Luzzati, quien consideraba el cooperativismo como una herramienta de inserción no conflictiva de la clase trabajadora en el desarrollo económico. Luiggi Luzzati (1941-1929) fue el promotor del Cooperativismo de Consumo Italiano, estimuló y apoyó la formación de cooperativas de consumo y los bancos de personas inspirado en las ideas de Schulze Delitzche (promotor del movimiento de los llamados Bancos Populares en Alemania). Esta pluralidad de conceptos políticos e ideológicos que trataban de dar fondo al movimiento cooperativo, emergieron con claridad en el otoño de 1886 cuando 100 delegados en representación de 248 sociedades y 70.000 socios, se reunieron en el Congreso de Milano para darle vida a una estructura organizativa que asegurara el desarrollo y coordinación de un movimiento muy heterogéneo. Así nace la Federazione Nazionale delle Cooperativa que en 1893 se transformaría en la Lega delle Cooperativa (Liga de Cooperativas). Después de la Gran Guerra (1914-18), el cooperativismo había alcanzado una cierta solidez económica. Pero nuevamente se avecinan tiempos difíciles. A la separación del cooperativismo de inspiración católica y el cooperativismo de inspiración Laico-socialista (Confederazione delle Cooperative Italiane), en 1919, le siguió la avanzada incursión del Fascismo (que trajo consigo la destrucción de muchas cooperativas, la disolución de la Liga y la tentativa de que el cooperativismo se convirtiera en un modelo económico corporativo) y después la gran tragedia de la Segunda Guerra Mundial. El fin de la democracia había acabado también con la esperanza del movimiento, basada en la participación activa de los socios y en los principios establecidos en Rochdale. El renacimiento vino como una luz al final de un largo túnel de dictadura y guerra. Y fue de la mano con la voluntad de reconstruir el país sobre las bases de la democracia, la solidaridad y la participación. Por esta razón la Constitución de la República Italiana en el artículo 45 reconoce la función social de la cooperación con carácter mutual y sin ánimo de lucro. La ley promueve y favorece su crecimiento y desarrollo. 28
  29. 29. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa La cooperación en Italia El movimiento cooperativo en Italia se vertebra a través de las organizaciones que se desarrollan a continuación. 1. Legacoop Fundada en 1886, la "Liga Nacional de Cooperativas y Mutuales" es la más antigua de las organizaciones cooperativas italianas. Legacoop promueve el desarrollo del cooperativismo y el mutualismo en ese país, las relaciones entre las cooperativas y sus asociados y asume la propagación de los principios y valores cooperativos. Esta organización tiene funciones de representación, asistencia y protección del movimiento cooperativo y es competente para ejercer la supervisión de las cooperativas miembros, asegurar la coordinación y abordar las estrategias y políticas necesarias, manteniendo relaciones con el gobierno y demás órganos políticos competentes en materia de política económica y social. Actualmente Legacoop asocia aproximadamente a 15.000 organizaciones de todas las regiones y de todos los sectores productivos con importantes posiciones en sectores tales como la distribución, construcción, agroalimentario, servicios y manufacturas. Legacoop es miembro de la Alianza Cooperativa Internacional y está dividida en Legacoop Regional y Provincial (que se ocupa de la dimensión territorial) y en asociaciones sectoriales, que organizan las cooperativas en relación con las distintas esferas de actividad (ANCCAsociación Nacional de Cooperativas de Consumo, Legacoop Agronegocios, Legacoop Población, ANCD-Asociación Nacional de Cooperativas Minoristas, ANCPL-Asociación Nacional de Cooperativas de Producción y de Mano de Obra, Legacoop Servicios, Legapesca, Mediacoop, Legacoopsociali, Legacoopturismo). 2. La confederación de cooperativas italianas La Confederación de Cooperativas Italianas se creó en el año 1919. A nivel nacional se organiza en 22 uniones regionales, 80 uniones provinciales y 5 interprovinciales. Cuenta a su vez con 8 federaciones sectoriales nacionales (Federabitazione-vivienda, Fedagri-agricultura y agroalimentación, Federcasse-banca, Fedeconsumo-consumo, Federcoopesca-pesca, Federcultura sport turismo-cultura, turismo y deporte, Federlavoro y servicios-trabajo asociado industrial, artesanal y de servicios, Federsolidarietà-solidaridad social, mutualidades de salud y asistencia). 3. La asociación general de cooperativas italianas La AGCI -Asociación General de Cooperativas Italianas- fue fundada oficialmente en 1952. Es una organización sin fines de lucro, libre e independiente, que tiene como función la representación institucional, asistencia, protección y supervisión del movimiento cooperativo. Dentro de estos objetivos generales, la asociación promueve y gestiona, en nombre de sus asociados, el intercambio de información, servicios, la coordinación de la organización política y conciencia de la difusión de la formación cooperativa, técnica y profesional. Además del nivel nacional (la asociación tiene sus propios representantes regionales), se estructura en asociaciones regionales, interprovinciales, provinciales y delegaciones. La AGCI opera a nivel internacional en CECOP y COGECA, principalmente para delinear y discutir las directrices legislativas, económicas y sociales que afectan a la cooperación. Tiene presencia en sectores como agricultura, crédito y finanzas, cultura, publicidad, producción y distribución, trabajo, servicios y solidaridad. 29
  30. 30. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa 4. Unión italiana cooperativa La Unicoop tiene como función la promoción, el apoyo, y la representación y protección del movimiento cooperativo a través del desarrollo de estrategias para fomentar la cooperación, la promoción de leyes y reglamentos de la cooperativa de interés, la asistencia en la negociación y la acción concertada en las mesas de la representación institucional nacional y regional. La estructura territorial de Unicoop se divide de acuerdo a las diferentes zonas geográficas y diferentes tipos de cooperativas asociadas. Cuenta con 6 departamentos a nivel nacional además de las uniones regionales, provinciales e interprovinciales. Existen 11 uniones regionales. Cada unión regional se divide a su vez en uniones provinciales o interprovinciales (hay 63 uniones provinciales repartidas en 14 regiones). Cada unión regional y provincial adquiere la característica de una organización independiente que diseña, genera y promueve los distintos servicios de la asociación respecto de la misión, en coordinación y / o con el apoyo de la estructura nacional. Por otra parte, las cooperativas que se adhieren a esta organización se agrupan en categorías que incluyen todas las entidades que participan en el mismo negocio o actividades y servicios relacionados con: la vivienda, la agricultura, la producción y el trabajo, sociales, pesca, transporte. Italia C.M.B. Societa Cooperativa Muratori Braccianti di Carpi Abbrevia Nº Socios 1.465 Nº Trabajadores Volumen de Ventas 839 565.580.000 Conad (Consorzio Nazionale Dettaglianti) 3.048 37.000 2.200.000.000 Conad Adriatico 289 258 984.500.000 Conad Centro Nord 137 Conad del Tirreno Conad Romagna (Commercianti Indipendenti Associati) - 8.000 2.000.000.000 259 769 703.820.000 Conad Sicilia 133 1.480 - Consorzio Interregionale Cooperati - 631 1.138.641.000 Consorzio Nazionale Servizi - CNS Consorzio Sterratori Autotrasportatori Ravennati- Con.S.A.R. - - 578.010.218 346 55 82.072.000 Consumo Coopca 16.424 1.354 183.146.000 Co-op Adriatica 1.107.933 9.047 2.033.000.000 Coop Centro Italia 489.716 2.551 622.000.000 Coop Consumatori Nordest Coop Estense 572.819 4.326 996.800.000 30 13.946.670.000
  31. 31. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa 630.682 5.667 1.386.644.000 Coop Italia Societa' Cooperativa 7.436.226 374 5.616.300.000 Coop Liguria 505.097 2.815 730.000.000 Coop Lombardia 870.113 3.971 938.799.000 Coopservice - Servizi Di Fiducia Coopservice Societa Cooperativa per Azioni Abbreviabile in Coopservices 5.413 14.541 359.329.029 5.413 14.541 359.329.029 Day Ristoservice S.R.L. Di Produzione e Prestazione Accessoria Alla Produzione Facchinaggio e Trasporto Mercato Ortofrutt.Di Novoli Italia Consorzio Nazionale non Alimentare 100.000 - 500.000.000 - 3.202 87.089.390 1.173 1.180 60.390.000 49.161 6.841.552 11.914.300.000 Italiana di Ristorazione C.I.R. 5.516 10.000 448.615.000 Lavoratori ausiliari del Traffico - Cooplat - 3.045 88.331.068 Nordiconad 555 - 1.364.350.000 Novacoop 657.832 4.676 1.031.000.000 Operaie di Trieste, Istria e Friuli 110.358 726 144.020.000 PAC.2000 A. - 24.000 3.800.000 Reno S.A.I.T. - Consorzio Delle Cooperative di Consumo Trentine S.I.D.Al. Soc. Italiana Distribuzioni Alimentari 68.610 728 153.074.000 30.902 669 275.406.000 1 182 114.529.000 Soc. Consortile EUCLIDA A R.L. 1 8 448.602.815 Transcoop 390 82 97.535.000 Unicoop Firenze 1.137.160 7.836 2.306.000.000 Unicoop Tirreno 870.200 5.726 1.217.000.000 Unione di Trezzo Sull'adda 74.149 458 84.248.474 Total general 14.751.521,00 7.012.289,00 55.762.931.023 31
  32. 32. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa Las Cooperativas Sociales en Italia En la actualidad funcionan aproximadamente 2.000 cooperativas sociales en Italia en una fórmula que concilia la inserción de las personas en dificultad y los servicios a la población. En la práctica, las cooperativas sociales en Italia funcionan como auténticas empresas comerciales. Si se excluyen ciertas ayudas que reciben para el comienzo de su actividad, las únicas ayudas públicas directas que reciben corresponden a la exoneración de las cargas sociales por dar empleo a trabajadores con dificultades, que representan aproximadamente la tercera parte del personal de las cooperativas de inserción (conocidas como del tipo B, según la legislación italiana). La mayoría de las cooperativas sociales se han agrupado en consorcios organizados sobre una base territorial que equivale, a menudo, pero no forzosamente, a una provincia. Así, las 62 cooperativas sociales de la provincia de Brescia se han asociado en el seno del Consorcio Provincial de las Cooperativas Sociales (Sol.Co.), la más antigua asociación de cooperativas sociales en Italia. Del total de cooperativas censadas en Italia, casi el 40% están ubicadas en el norte del país, el 24% en el centro y el 29% en el sur y en las islas. Representan cerca del 13% de la parte del presupuesto nacional destinado a asuntos sociales. Las cooperativas de tipo A (gestión de servicios socio-sanitarios y educativos), representan el 78% de las cooperativas sociales italianas. Aportan su ayuda a discapacitados (el 30% de los usuarios), a las personas de la tercera edad (23%), a los jóvenes en dificultad (20%), a los adultos desfavorecidos (15%), a los enfermos mentales (8%). El 43% de estas cooperativas están especializadas en un sólo tipo de clientela. Los sectores de actividad de las cooperativas de tipo B (inserción profesional de las personas en dificultad) son: los servicios (el 30% de las cooperativas de este tipo), la artesanía (25%), la agricultura (24%), la industria (13%) y el comercio (8%). Estas dan empleo a los trabajadores desfavorecidos, legalmente al menos el 30% de los miembros de la cooperativa, es decir, adultos marginados (36%), discapacitados (33%), tratados psiquiátricamente (19%), jóvenes menores (4%) y otras categorías (8%). Muchos de estos trabajadores son jóvenes: casi el 40% tiene menos de 25 años y el casi el 65% tiene menos de 30 años. Un claro ejemplo de esta fórmula es la Cooperativa Fraternitá, que aunque no está situada exactamente en una zona rural frágil (está ubicada en Ospitaletto, en la periferia de Brescia), opera en una de la regiones más prosperas de la Unión Europea. Pero es una de las cooperativas sociales más antiguas de Italia. El hecho de ser una cooperativa muy rentable, ha facilitado que surjan numerosos adeptos en otras zonas del país y su modo de organización, así como el tipo de actividades que garantiza -horticultura, floricultura y mantenimiento del espacio-, son frecuentes en las zonas rurales desfavorecidas. Fraternitá fue fundada en 1979 y al principio se centró de manera exclusiva en el hospedaje y en el acompañamiento a personas con dificultad: jóvenes con problemas familiares, adultos sin hogar, excluidos etc. Pero en 1984 la ciudad de Brescia propuso al consorcio provincial de las cooperativas sociales (Sol.Co.), encargarse de la gestión y del mantenimiento de los espacios verdes municipales. Para poder hacer frente a esta solicitud, Sol.Co. designó a cuatro cooperativas sociales (una de ellas era Fraternitá), para que se especializaran en crear estructuras para la inserción profesional. Esta situación, junto a las subvenciones concedidas por la región de Lombardía, permitió que Fraternitá se desarrollara rápidamente, hasta convertirse en la empresa que es hoy día, una 32
  33. 33. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa empresa que da empleo a unos 60 asalariados, de los cuales 25 son trabajadores desfavorecidos, y que factura hasta 97, 2 millones al año. Otras cooperativas sociales importantes en Italia son: Coopsole (www.coopsole.org), San Saturnino (www.coopsansaturnino.org), Eureka (www.coopeureka.it), Futura (www.coopsocialefutura.it), Asistencia Social y Territorio, La Orilla Social, Social Cecilia, Ciss Cooperativa (www.cooperativeciss.it), o La Colmena (www.lacolmena.it). El cooperativismo de consumo en Italia El cooperativismo de consumo en Italia actualmente se encuentra estructurado bajo las organizaciones recogidas más arriba. Las más representativas son la ANCC -Asociación Nacional de Cooperativas de Consumo- (dentro de Legacoop, www.e-coop.it) y Federconsumo (dentro de la Confederación Nacional de Cooperativas). Federconsumo se creó en 1976 con el firme propósito de representar y apoyar a las cooperativas miembros y defender sus intereses. Esta organización, en su sección de consumo, está dividida en las siguientes áreas: cooperativas de consumo, cooperativas de comerciantes al por menor, cooperativas de productores, usuarios y distribución de energía eléctrica, servicios a las cooperativas. Federconsumo cuenta hasta la fecha con 731 cooperativas asociadas, de las cuales 503 son de consumo, 92 minoristas, 77 de usuarios de energía eléctrica y 59 de servicios. Mantiene un total de 300.000 miembros, 9.000 trabajadores y una facturación próxima a los 4,5 millones de euros. Al margen de las organizaciones propias de este tipo de cooperativas, cabe señalar algunas de las más representativas. En el sector de la distribución, el crecimiento económico del país durante los años 60, tuvo que rendir cuentas con un aparato de distribución viejo, ineficaz y costoso. Mientras en el norte de Europa se establecían, progresivamente, las nuevas tipologías de venta, fundadas en el libre servicio, Italia presentaba un profundo retraso que penalizaba, no sólo a la producción, sino especialmente al consumidor, sobre el cual recaían los costos causados por la ineficacia. Después de algunos momentos dudosos, la cooperación se puso a la vanguardia de los procesos de transformación (el primer supermercado se abrió en el 1965) y puso en práctica, con determinación, una política de desarrollo cuyo propósito era el de cerrar todos los negocios tradicionales, abriendo, contemporáneamente, áreas de libre servicio. Este proceso que se fue prolongando durante casi diez años hizo que Coop Italia se convirtiera en la mayor cadena de supermercados italiana. Las nuevas tipologías, unidas a una gestión de empresa muy dinámica y muy atenta a las necesidades del consumidor, consintieron elevados niveles de acumulación que se mostraron determinantes cuando, a mitad de los 80, se tomó la decisión de entrar en el sector de las grandes zonas de venta, especialmente en el de los hipermercados. Dicha tipología se encontraba ya presente en Europa, especialmente en Francia, desde los años 70 y parecía ser, gracias a sus características, la más idónea para ser "exportada" a todos los Países de la Unión Europea por parte de los grandes grupos de distribución. Coop anticipó este peligro y elaboró una estrategia de desarrollo, para dicha fórmula de venta, muy agresiva y difusa en todo el territorio nacional. En 1988 se abrió el primer hipermercado y durante la década siguiente, Coop se convirtió en líder nacional también en este campo. 33
  34. 34. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa En segundo lugar, se encuentra el grupo Conad. Conad es una organización que opera a través de centros de distribución con presencia en todo el territorio nacional. En 50 años Conad ha construido un sistema de distribución con fuertes canales de ventas diversificadas y una amplia gama de productos y servicios. En el campo de las energías renovables se encuentra Reternegie, una cooperativa que opera en el sector de la producción y distribución de energía. Retenergie Società Cooperativa nació el 19 de diciembre de 2008 en Fossano (Cuneo) por iniciativa de un grupo de personas que participan en el campo de auto-producción de energía procedente de fuentes renovables. La misión de esta cooperativa es producir energía renovable desde fábricas de bajo impacto ambiental a través de la denominación popular (como ampliación de la experiencia “adopta un kw" promovido por el colectivo Solar). El desafío del diseño del proceso es incluir a los usuarios finales de energía, cerrando un círculo virtuoso que incluya desde la producción hasta el consumo. Es una oportunidad ideal para quienes están preocupados por los problemas ambientales y sociales tales como la contaminación, recursos limitados o equidad en su distribución. Los sectores en los que actualmente opera la cooperativa son: energía fotovoltaica e hidroeléctrica, aunque entre sus proyectos de futuro se encuentra incorporar la energía eólica, la cogeneración y la biomasa. Otras cooperativas que operan en sectores emergentes son: Empedocle (energías renovables), Conprobio.ch (Coop de consumidores y productores orgánicos), o CEG. Societá Coop. Elettrica di Gignod, y SECAB, en el sector eléctrico. 11. Cooperativismo de consumo en Francia En el informe del Consejo Superior de Cooperación francés (2007) se indica que Francia cuenta con un total de 21.000 empresas cooperativas que emplean a más de 900.000 empleados, con 535.000 empresas asociadas. Un 75% de los agricultores están adheridos al menos a una cooperativa, el 60% de los depósitos bancarios y el 25% del comercio minorista. Las cooperativas se agrupan en diferentes familias. La tipología más simple tiene en cuenta dos criterios: de una parte, quiénes son los asociados, es decir, quienes son los miembros de la cooperativa o de al menos una parte del capital, y de otra, cuál es la actividad que ejercen esas cooperativas. A partir de dichos criterios podemos distinguir los siguientes tipos de cooperativas:  Cooperativas de empresas. Los asociados son los emprendedores. Dentro de este grupo se incluyen: Cooperativas agrícolas, cooperativas marítimas, cooperativas de artesanos (ejemplo: cooperativas de artesanos de servicios a las personas a domicilio; cooperativas y grupos de transporte; y cooperativas de comerciantes  Cooperativas de consumidores o usuarios. los asociados son los usuarios de bienes y de servicios producidos. Dentro de este grupo se incluyen: Cooperativas de consumidores, cooperativas escolares, cooperativas de copropietarios, cooperativas HLM.  Cooperativas de producción. los asociados son los trabajadores. Se incluye dentro de este grupo: SCOP (Sociedad cooperativa participativa), Cooperativas de actividades y de empleo. 34
  35. 35. Cooperativismo de Consumo Emergente en Europa  Bancos cooperativos. los asociados son los clientes o sociedades beneficiarias de servicios financieros.  Cooperativas multisocietarias. se asocian varias partes interesadas, con un mínimo de trabajadores y beneficiarios de la actividad. Se crean en 2001. En este grupo se incluyen las Sociedades cooperativas de interés colectivo (SCIC) Cifras clave de las familias cooperativas 2006 Cooperativas de consumidores y usuarios Cooperativas de consumidores y VPC Cooperativas de HLM Cooperativas de copropietarios Cooperativas escolares Grupo Banca Popular Grupo Cajas de Ahorro Bancos Cooperativos Grupo Crédito Agrícola Grupo Crédito cooperativo Crédito Mutual Cooperativas agrícolas Cooperativas de empresas Cooperativas artesanales Cooperativas de transportistas Cooperativas marítimas Cooperativas de producción SCIC Cooperativas de comerciantes detallistas Scop (cooperativas de trabajadores) Cooperativas Multisocietarias 3.281.388 miembros, 34 cooperativas, 14 .479 trabajadores. 43.196 miembros, 160 cooperativas, 1.000 trabajadores. 1.236 sindicatos de copropietarios y ASL, 400 sindicatos cooperativos. 4. 424. 299 alumnos cooperativistas, 49.407 cooperativas 3. 200. 000 socios, 20 Bancos Populares, 34.994 trabajadores. 3.400.000 socios, 30 Cajas de Ahorro, 440 sociedades locales de ahorro, 55.800 trabajadores. 5.700.000 socios, 2.588 cajas locales, 73.000 trabajadores (fuera de las filiales) 30.813 socios, 1.742 trabajadores. 6.900.000 socios, 1.920 cajas locales, 33.610 trabajadores. 450,000 socios, 3,200 cooperativas y 150.000 trabajadores. 55 000 empresas societarias, 329 cooperativas, 2.600 trabajadores. 1.007 socios, 100 cooperativas, 8.000 trabajadores. 16.800 socios, 158 cooperativas, 1.200 trabajadores. 28.100 socios, 49 grupos cooperativos y asimilados, 22.784 trabajadores. 21.343 socios, 1.688 Scop, 36. 297 trabajadores 97 SCIC En Francia, las cooperativas disponen de un cuadro legislativo de referencia: la ley de 10 de Septiembre de 1947. Además, existen un conjunto de textos particulares de cada una de las categorías de cooperativas que vienen a completar la ley general. Organizaciones representativas del cooperativismo francés Organizaciones Nacionales 1. El grupo Nacional de Cooperación. COOP FR: organización representativa del movimiento cooperativo francés, una asociación sin ánimo de lucro, al servicio de sus 15 federaciones miembro, entre otras la Federación Nacional de Cooperativas de consumidores. Creado en 1968 bajo el nombre de Grupo Nacional de la Cooperación (GNC), trabaja por la promoción y el reconocimiento de las formas cooperativas como modo de emprender. 35

×