Autorretrato en un
paisaje con el sol
poniéndose.
Allá cuelga mi
vestido.
Congreso de los
pueblos por la paz.
Dos desnudos...
AUTORRETRATO EN UN PAISAJE
CON EL SOL PONIÉNDOSE.
1954.
Esta pintura poco conocida y raramente
vista fue uno de los último...
ALLÁ CUELGA MI VESTIDO
1933.
Después de más de tres años en
América, Frida quería
desesperadamente volver a su México
nati...
CONGRESO DE LOS PUEBLOS
POR LA PAZ
1952 .
Hacia el final de su vida, Frida pintó
algunos cuadros desde la cama, y
como res...
DOS DESNUDOS EN UN BOSQUE
1939 .
La sexualidad ambivalente de Frida
podría servir como el motivo para esta
pintura. Frida ...
RAÍCES
1943 .
En este autorretrato, Frida vuelve al tema
de la naturaleza. Esta fusionándose con
una planta, convirtiéndos...
EL POLLITO
1945.
Para esta pintura, así como para otras,
hay dos escuelas de pensamiento en
conflicto, en lo que se refier...
EL SOL Y LA VIDA
1947 .
Como resultado de un terrible accidente de
autobús, a la edad de 18 años, Frida fue
incapaz de ten...
Galeria de arte3
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Galeria de arte3

661 views
458 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
661
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
141
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Galeria de arte3

  1. 1. Autorretrato en un paisaje con el sol poniéndose. Allá cuelga mi vestido. Congreso de los pueblos por la paz. Dos desnudos en un bosque. Raíces. El pollito. El sol y la vida. Aunque su vida en la tierra fue breve y a menudo bastante turbulenta y dolorosa, nos dejó un legado artístico que rivaliza con cualquier otro. Usando su único y personal estilo "folklórico", Frida pintó el diario de su vida. Cada pintura, en lugar de ser un simple autorretrato o naturaleza muerta recoge un momento de su vida. Reflejan las emociones de su turbulenta relación con su marido, el famoso muralista Diego Rivera, el dolor físico y emocional que tuvo que soportar a lo largo de toda su vida, como consecuencia de un trágico accidente de autobús y su incapacidad de tener hijos. Durante su vida, Frida pintó unas 200 obras directamente relacionadas con sus experiencias en su vida. FRIDA KAHLO
  2. 2. AUTORRETRATO EN UN PAISAJE CON EL SOL PONIÉNDOSE. 1954. Esta pintura poco conocida y raramente vista fue uno de los últimos cuadros de Kahlo. Fue encargado por uno de sus patrones y fue pintado a principios de 1954, mientras estaba confinada en su cama recuperándose de la amputación de su pierna derecha. Este "autorretrato/paisaje" muestra a Kahlo sentada con su cara en el centro de un gran girasol marchitándose. Cuando ya estaba casi acabado, lo destruyó diciendo que la pintura la mostraba con una energía y vitalidad que ella ya no poseía.
  3. 3. ALLÁ CUELGA MI VESTIDO 1933. Después de más de tres años en América, Frida quería desesperadamente volver a su México nativo. Representa un retrato irónico del capitalismo Americano. Lleno de símbolos de una sociedad industrial moderna Americana, muestra la degeneración de la sociedad y la destrucción de los valores humanos fundamentales. En esta pintura, Frida toma un punto de vista opuesto al de su marido, que expresaba su aprobación del progreso industrial en un mural en el Rockefeller Center. En lugar de hacer su autorretrato, su vestido de Tehuana cuelga vacío en medio del caos que se ve en el fondo. “Quizás estoy en América, pero solo mi vestido cuelga allá….mi vida está en México”
  4. 4. CONGRESO DE LOS PUEBLOS POR LA PAZ 1952 . Hacia el final de su vida, Frida pintó algunos cuadros desde la cama, y como resultado de todos los fuertes analgésicos y otros medicamentos, la calidad de su arte sufrió. Aquí, en esta pintura y otras del mismo periodo, podemos ver que no usa las precisas pinceladas y detalle que ella usó en el pasado. En 1952, Viena celebró el "Congreso de los pueblos por la paz" y artistas plásticos mexicanos, incluyendo Frida, crearon trabajos en homenaje al Congreso. Igual que con otras pinturas, Frida usó un fondo de noche y día, una batalla perpetua entre la luz y la oscuridad en la cultura azteca.
  5. 5. DOS DESNUDOS EN UN BOSQUE 1939 . La sexualidad ambivalente de Frida podría servir como el motivo para esta pintura. Frida tenía varias amigas lesbianas y nunca intentó esconder su bisexualidad, ni siquiera de su marido Diego. La mujer de piel clara reclina su cabeza en el regazo de la mujer desnuda con piel más oscura, mientras que desde la maleza, las mujeres están siendo vigiladas por un mono; tradicional símbolo de pecado, el diablo y sexualidad animal. O, quizás, la pintura podría no tener nada de sexual sino que en cambio, las dos mujeres son aspectos de la dualidad de Frida; la europea y la India Mexicana, la mujer que da consuelo y la que tiene necesidad de ser consolada.
  6. 6. RAÍCES 1943 . En este autorretrato, Frida vuelve al tema de la naturaleza. Esta fusionándose con una planta, convirtiéndose en parte de la Tierra. El sueño de fertilidad de una mujer sin hijos, en el cual su torso se abre como una ventana que da a luz una viña. La sangre de Frida fluye a través de la viña a los capilares rojos que se extienden más allá de la viña para alimentar a la tierra seca. En esta pintura, Frida parece aludir a sus raíces mexicanas.
  7. 7. EL POLLITO 1945. Para esta pintura, así como para otras, hay dos escuelas de pensamiento en conflicto, en lo que se refiere a su significado. Algunos dicen que el pollito en el cuadro es la frágil y amenazada Frida mientras otros están convencidos de que, debido a su majestuosa estatura y postura confidente, es el esposo de Frida, Diego. Si de veras es Frida, entonces el cuadro probablemente simboliza el frágil estado emocional de Frida y su estado físico en ese momento. Su relación con Diego que se estaba derrumbando, la muerte de su padre y su salud que estaba empeorando, así como la cirugía pendiente de su espalda, todo la dejó exhausta emocionalmente. El frágil pollito, Kahlo se ve amenazado por dos arañas y esta ahí de pie, impotente esperando el encontrarse con su destino.
  8. 8. EL SOL Y LA VIDA 1947 . Como resultado de un terrible accidente de autobús, a la edad de 18 años, Frida fue incapaz de tener hijos. Su obsesión con la fertilidad era a menudo un tema recurrente en sus pinturas. En este cuadro, el sol que da la vida está rodeado de plantas con forma de penes y matrices femeninas protegiendo un feto que se está desarrollando. La pintura también revela la tristeza de Frida por su infertilidad, tal como muestra el lloroso sol y el feto.

×