Arte paleocristiano para bachiller

1,139 views
860 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
1,139
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
42
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Arte paleocristiano para bachiller

  1. 1. EL ARTE PALEOCRISTIANO EL PRIMER ARTE CRISTIANO
  2. 2. EL ARTE PALEOCRISTIANO ARQUITECTURA ARTES PLÁSTICAS El primer arte cristiano es un puente entre dos culturas: la clásica de la antigüedad y la cristiana medieval. Su fin era estrictamente religioso. Se trata de un lenguaje al servicio de la liturgia y la verdad revelada. Por ello, la representación de la verdad espiritual predomina en detrimento de la verdad física. Por esta razón, el arte paleocristiano es un arte anticlásico: se subraya su sentido simbólico y expresivo. El arte plástico será una narración clara y concisa, con un fuerte carácter didáctico y pedagógico. Estéticamente sigue la línea marcada por el arte romano bajo-imperial: tendencia a la esquematización conceptual. NATURALEZA DEL ARTE PALEOCRISTIANO
  3. 3. CONSTANTINO: EDICTO DE MILÁN (313), Edicto de tolerancia religiosa. 27 a. C.- s. I y II d. C. MÁXIMO ESPLENDOR CONTEXTO HISTÓRICO EN QUE SE DESARROLLA EL ARTE PALEOCRISTIANO: IMPERIO ROMANO 27 a.C. - 476 d.C.  Augusto y la dinastía Julio-Claudia  Dinastía Flavia  Dinastía de los Antoninos  Dinastía de los Severos  Periodo de Anarquía militar  Bajo imperio y división: Oriente y Occidente  Decadencia y hundimiento de Occidente TEODOSIO: EDICTO DE TESALÓNICA (380), el cristianismo, religión oficial la expansión del cristianismo Los primeros cristianos Los primeros cristianos
  4. 4. EL CONTEXTO HISTÓRICO DONDE SURGE EL ARTE PALEOCRISTIANO HASTA EL AÑO 311 • ENFRENTAMIENTOS CON EL ESTADO ROMANO POR NEGARSE A RECONOCER EL CULTO IMPERIAL Y EL CARÁCTER DIVINO DEL EMPERADOR . • PERSECUCIONES DECRETADAS POR VARIOS EMPERADORES (NERÓN, DIOCLECIANO…) SE DESARROLLA UN ARTE CLANDESTINO, CON UN LENGUAJE SENCILLO Y SIMBÓLICO. ES UN ARTE POBRE DESDE EL PUNTO DE VISTA TÉCNICO Y MATERIAL. SE FORJA LA ICONOGRAFÍA CRISTIANA. EDICTO DE MILÁN (311) •LIBERTAD RELIGIOSA •TOLERANCIA DEL CULTO CRISTIANO (LA PAZ DE LA IGLESIA) EDICTO DE TESALÓNICA (380) EL CRISTIANISMO SE CONVIERTE EN LA RELIGIÓN OFICIAL DEL IMPERIO ROMANO. PROHIBICIÓN DE LOS CULTOS PAGANOS. REFORZAMIENTO DEL PODER DE LA IGLESIA Y FIN DE LA CLANDESTINIDAD
  5. 5. ICONOGRAGÍA CRISTIANA (imágenes que representan los contenidos dogmáticos de la fe cristiana) “La pintura puede ser para los iletrados lo mismo que la escritura para los que saben leer” (Gregorio el Grande). arquitectura
  6. 6. Responde a las directrices de la jerarquía cristiana. Los ciclos de imágenes evocaban la providencia de Dios para con los hombres, la salvación o los sacramentos. SÍMBOLOS: la Paloma (el bautismo y la pureza), el Pez (Cristo), el Cordero (el cordero pascual), Pavo real (la inmortalidad), Alfa y Omega (Principio y Fin), Crismón (anagrama de Cristo). TEMAS: el Buen Pastor, Adán y Eva en el paraíso, Madre con Niño, Orante Jesús…etc. TEMAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO: sacrificio de Abraham, Jonás y la ballena, Daniel entre los leones… TEMAS DEL NUEVO TESTAMENTO: la resurrección de Lázaro… TEMAS PAGANOS: amorcillos, victorias aladas, vides, etc. símbolos cristianos La Iconografía paleocristiana Iconografía paleocristiana
  7. 7. El pez fue uno de los primeros símbolos del arte cristiano. Los cristianos se identificaban entre sí a a través del dibujo del pez. Uno empezaba el dibujo y si la otra persona era cristiana lo completaba. Quien no fuera cristiano no sabia esté secreto. El símbolo del pez y el críptico "Ichthus" fueron adoptados por los cristianos de la iglesia primitiva para representar a Jesucristo y manifestar su adhesión a la fe. Este símbolo aparece en frescos y catacumbas. Pez en griego se dice ICHTHUS (ichthus). Con las letras iniciales de esta palabra los primeros cristianos formaron un acróstico, que rezaba Iesous Xhristos Theou Hyios Soter (Jesucristo, de Dios el Hijo, Salvador). I - Ihsou Iesous - Jesús X -Cristo  Christos- Cristo O - Teo  Theou - Dios Y - Yio  Yios - Hijo S - Sthr Soter - Salvador
  8. 8. El crismón o anagrama de Cristo aparece con frecuencia en los sarcófagos paleocristianos y en las catacumbas. Está formado por dos letras mayúsculas griegas del nombre de Cristo (cristo) c y r en griego X y P; generalmente junto a las dos letras aparecen alfa y omega a  (A W), el principio y el fin, símbolo de la omnipotencia y eternidad. A estas letras se solía añadir la cruz y todo ello era encerrado en un círculo. En este signo existe un simbolismo cosmológico, la rueda solar, que se asocia directamente con la idea de Cristo. La combinación del círculo, con el monograma y la cruz, se convierte en un símbolo complejo en el que se habla de un Cristo como síntesis espiritual del universo, como la luz que alumbra las tinieblas del paganismo grecorromano, sobre las que finalmente triunfa. Ya Constantino los utilizó en sus estandartes con este significado, como se muestra en una imagen de la victoria en el Lábaro constantineano.
  9. 9. • Antes del Edicto de Milán, año 313. – Ausencia de edificios públicos (prohibidos). • Búsqueda de lugares clandestinos: – Los cristianos utilizaban sus casas para las reuniones, pero existieron pequeñas iglesias denominadas tituli o domus ecclesiae. – Titulus: casas patricias que servían como lugar de reunión y culto. – Cementerios cristianos: primero, aprovechamiento de jardines privados; después, construcción de cementerios públicos fuera de las ciudades, en las vías de acceso: • Catacumbas: construidas en el subsuelo ante la imposibilidad de extenderse en superficie ampliaciones. • Galerías estrechas (ambulacrum), en cuyas paredes se situaban los espacios para los cadáveres (loculi). • Tumbas colectivas bajo un arco semicircular (arcosolium). • Las catacumbas más famosas se hallan en Roma: Santa Priscila, San Calixto, Santa Inés, Santa Constanza, San Pedro y Marcelino, Santa Domitila, Santa Cecilia, Santa Dimitia, San Sebastián y San Valentín. ARQUITECTURA
  10. 10. Catacumbas. Eran cementerios subterráneos destinados a las sepulturas de los cristianos. Los cristianos rechazaron la costumbre pagana de incinerar los cuerpos prefiriendo la inhumación por respeto al cuerpo que espera la resurrección y según la sepultura de Jesús. Durante las persecuciones pudieron utilizarlas como refugio en casos excepcionales para reuniones breves y para celebrar la Santa Misa. Hay varias razones por la que los cristianos no podían utilizar las catacumbas para evadir persecución: El gobierno romano ciertamente conocía la ubicación de las catacumbas y podía controlar los caminos de acceso. No era posible reunir en las catacumbas un grupo grande de personas por mucho tiempo por la falta de aire y por la descomposición de los cadáveres que hacía nocivo el poco aire existente. La entrada se hallaba en lugares inesperados y en su interior existían galerías muy estrechas, denominadas ambulacrum, que recorrían todo el espacio. En los laterales se abrían unos huecos rectangulares, los loculi, donde se colocaban los cadáveres. Los loculi de los mártires adoptaban forma de arco y eran conocidos como arcosolium. Al final de las galerías se abrían los cubiculum, donde se colocaban asientos corridos de piedra, se celebraban banquetes fúnebres de influencia pagana. Las catacumbas Las catacumbas de San Valentín
  11. 11. Catacumbas de San Calixto Roma LOCULI AMBULACRUM
  12. 12. San Calixto LOCULI AMBULACRUM
  13. 13. Catacumba de Santa Inés, galerías (ambulacrum) con loculi.
  14. 14. Catacumbas de Santa Domitila Roma ARCOSOLIUM
  15. 15. Catacumba de Santa Domitila.
  16. 16. Catacumba de Santa Inés con arcosolium.
  17. 17. Catacumbas de San Calixto
  18. 18. • Después del Edicto de Milán, año 313. – Necesidad de adoptar un tipo de edificio para sus nuevas construcciones públicas. Optan por la Basílica. • Modelo evolucionado de las basílicas romanas civiles. • Tenía capacidad suficiente para reunir mucha gente con el fin de celebrar el culto. • Consta de tres partes: – Parte pública (Atrio): cuadrado o rectangular descubierto y con una fuente simbólica en el centro. Una nave transversal, el Nártex, da paso al cuerpo de la iglesia, era el lugar de los catecúmenos (iniciados, no bautizados). – Parte semipública: cuerpo de la basílica (orientada al este, hacia los Santos Lugares). • Dividida en tres naves separadas por columnas y arcos de medio punto. – Parte privada: separada y reservada al clero por el Septum (un arco de triunfo). • Presbiterio separado por una fila de columnas (pérgola) o por un iconostasis: en el centro se sitúa el altar con baldaquino y la cátedra (silla del oficiante). • San Pedro, San Pablo Extramuros, Santa María la Mayor, San Juan de Letrán, Santa Sabina y San Clemente, todas ellas en Roma y la mayoría de los siglos IV y V, aunque han sufrido transformaciones posteriores. – Otros edificios: Baptisterio, Mausoleo y Martyrium (construcciones funerarias para mártires).
  19. 19. La basílica paleocristiana consta de un espacio longitudinal precedido por un atrio cuadrado o rectangular. En el nártex (parte porticada del atrio) se situaban los catecúmenos, personas que estaban iniciándose en el cristianismo y que todavía no habían sido bautizados. Las cubiertas son planas y de madera. Su interior se divide en tres o cinco naves separadas por columnas que sostiene entablamentos o arcos. La nave central es más alta y más ancha que las laterales y en la parte superior de ésta se abren ventanas que iluminan el interior del templo. Posteriormente se sitúan sobre las naves laterales una galerías llamadas matronium (por ser el espacio destinado a las mujeres) que oscurecen el templo, lo que obliga a elevar un poco más la nave central.
  20. 20. RECONSTRUCCIÓN DE LA PRIMITIVA BASÍLICA DE SAN PEDRO EN ROMA (AÑO 323) BASÍLICA Nartex Atrio SeptumCrucero Transepto Nave BASÍLICA
  21. 21. Interior de la primitiva basílica paleocristiana de San Pedro en Roma techo plano de madera Septum (arco de triunfo) Baldaquino Naves laterales y central Ábside Con el tiempo se abren ventanas y se sitúan los matronium (mujeres)
  22. 22. Planta de basílica paleocristiana
  23. 23. La diferencia de altura permite ubicar una fila de ventanas que ilumina el interior. En la cabecera se sitúa el presbiterio (reservado a los sacerdotes) con el altar, lugar principal del templo, desde el que se oficia la misa. Suele tener forma de ábside o de exedra final y viene precedido por un arco de medio punto que remata la nave central, verdadero arco triunfal que recuerda los arcos conmemorativos romanos y se erige en clara alusión al triunfo de la Iglesia. Alzado y sección de una Basílica
  24. 24. BASÍLICA DE SANTA SABINA (ROMA) EXTERIOR DE LA BASÍLICA La sobriedad técnica es la nota característica. Se emplea el mortero para las paredes, que se recubren con ladrillo. Los muros exteriores son lisos y sin ornamentos. La apariencia general es la de un conjunto de bloques cúbicos unidos. La cubierta es de madera a dos aguas en la nave central y sencilla en las laterales ( con un armazón de vigas de madera en el interior que se suelen ocultar con tableros horizontales lisos o casetonados). Los elementos clásicos se emplean sin criterio arquitectónico. La gran diferencia con la basílica romana es la desaparición de la bóveda (que no volvería a utilizarse hasta el año 1000).
  25. 25. Basílica de Santa Sabina en Roma
  26. 26. La iglesia se desarrolla en torno a un eje longitudinal, desde la entrada hasta el altar. Así, la “acción humana” de los edificios romanos, se identifica con “el camino hacia Dios”. Basílica de Santa Sabina in Aventino. Roma, 422-432. Sirvió de modelo para las demás basílicas cristianas.
  27. 27. BAPTISTERIO DE SAN JUAN DE LETRÁN EN ROMA, SIGLO V
  28. 28. El papa Sixto III fue impulsor de la construcción de obras sobre formas anteriores, como ocurre con este baptisterio levantado sobre una antigua estructura octogonal de tiempos de Constantino. El baptisterio es de planta centralizada y está rodeado por un deambulatorio abovedado que recuerda a Santa Constanza. Constituye uno de los mejores ejemplos de planta centralizada levantados en el siglo V. Baptisterio de San Juan de Letrán (Roma) S. V
  29. 29. BAPTISTERIO DE LOS ORTODOXOS EN RÁVENA, SIGLO VI
  30. 30. Mausoleo de Santa Constanza en Roma
  31. 31. Mausoleo de Santa Constanza (Roma) año 350 El edificio se estructuraba en 3 círculos concéntricos: una columnata exterior hoy desaparecida; un segundo círculo, delimitado por un macizo muro cuyo paramento se ve aligerado por los numerosos nichos abiertos en él, cubierto por bóveda de cañón y separado del tercero por una doble columnata; y un tercer círculo, presidido por una cúpula, que acogía en el centro el lujoso sarcófago de la princesa. El edificio, planteado como una rotonda, responde a una concepción espacial diferente de la del Panteón romano. Si la cúpula de éste descansaba sobre un cilindro macizo, la de Santa Constanza se erige sobre un anillo de columnas que parece buscar la ingravidez, tan del gusto oriental.
  32. 32. Mausoleo de Santa Constanza (Roma) año 350 Erigido por el emperador Constantino para albergar los restos de su hija Constanza. Responde al modelo de edificio centralizado, alternativo a la basílica, que fue utilizado para baptisterios, mausoleos, martyria (restos sepulcrales de mártires), y que debían sus plantas circulares o poligonales a la necesidad de hacer accesible el objeto o persona venerada.
  33. 33. Mausoleo de Santa Constanza en Roma
  34. 34. MAUSOLEO DE GALA PLACIDIA Es un martyria del siglo V. Tiene planta de cruz griega con cuatro brazos iguales que se cruzan en el centro y que siempre aparece coronado por un cuerpo sobreelevado respecto a los brazos. Está realizado en ladrillo, como el resto de construcciones de Rávena, salvo alguna excepción, ya que no había canteras de piedra en la zona. El cuerpo elevado tiene sólo una pequeña ventana por lado, por lo que la iluminación es muy escasa. Es un edificio muy pequeño. La decoración exterior de los muros con arquerías ciegas. Esto va a tener muchísima repercusión en la Edad Medio y su finalidad es la de adornar el muro a través de los efectos del claroscuro que provocan las oquedades de los propios arcos, creando efectos cromáticos. Al mismo tiempo supone un refuerzo importante para el muro cuando tiene que sustentar, por ejemplo, el peso de unas bóvedas de cañón.
  35. 35. El monumento fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco. La importancia del mausoleo reside en su estilo romano tardío o paleocristiano con claras influencias bizantina y romana y en el hecho de que es el único ejemplo que se conserva de una tumba de un rey bárbaro de su periodo. Mausoleo de Teodorico. Rávena S. VI Mausoleo de Teodorico
  36. 36. • ESCULTURA – Práctica ausencia de escultura exenta. – Máxima valoración de la significación de las representaciones, en detrimento de la belleza formal. – Hieratismo, ausencia de perspectiva y de proporción. – Personajes colocados en la misma fila, a la misma altura (isocefalia) interesa resaltar el mensaje. – Simbología basada en la interpretación de animales o figuras. • Crismón: las dos primeras letras de Cristo, en griego. – Aparición de temas paganos reinterpretados: Buen Pastor. – Sarcófagos: importante soporte escultórico. • Decorados con molduras sinuosas y cóncavas: Strygiles. • Organizados en friso, como los relieves históricos romanos, o cobijando las figuras en escenas bajo arcadas.
  37. 37. Cristo aparece aquí representado como maestro, con el rollo de la ley en la mano derecha al modo de los antiguos filósofos griegos. Aparece imberbe y con pelo largo, sentado sobre la silla curul, que le otorga el poder de juez entre los romanos.
  38. 38. Cristo aparece aquí representado como maestro, con el rollo de la ley en una mano al modo de los antiguos filósofos griegos. Aparece imberbe y con pelo largo, sentado sobre la silla curul, que le otorga el poder de juez entre los romanos. Se representa joven e imberbe, pero con la majestad de un Zeus. Puede estar de pie o sentado, portando el rollo de los Evangelios en la mano. Es el antecedente del Cristo en majestad medieval. Cristo sedente S. IV Museo de las Termas de Roma. mármol CRISTO DOCTOR
  39. 39. Semejante modelo iconográfico pero cambio de significado. EL MOSCÓFORO: ARCAÍSMO GRIEGO EL BUEN PASTOR El Buen Pastor representa a Cristo como a un joven imberbe, vestido con una túnica corta, que lleva un cordero sobre sus hombros y un morral TRASPOSICIÓN DE LA ICONOGRAFÍA GRIEGAA LA CRISTIANA
  40. 40. El buen pastor Uno de los motivos más conocidos y populares del arte paleocristiano es el del Buen Pastor, representado como un pastor vestido con una túnica, que carga una oveja. Este tema simboliza a Cristo como salvador de su rebaño. En tiempos del cristianismo primitivo, la imagen del Buen Pastor se usó para decorar lápidas, sarcófagos y escultura funeraria, con el fin de mostrar la salvación del alma. Este tema también sirvió para ornamentar otros objetos, como las lámparas de arcilla que se encendían con aceite y que iluminaban los pasillos de las catacumbas.
  41. 41. Daniel en el foso de los leones Relieve del Buen Pastor S. III , catacumba de Pretestato, Roma.
  42. 42. LOS SARCÓFAGOS PALEOCRISTIANOS Los cristianos que podían mandarse hacer sarcófagos de mármol pedían que labraran en ellos símbolos y episodios tomados del Antiguo y del Nuevo Testamento. El común denominador que expresa el significado de estas obras artísticas es el de la certeza de la salvación a través de la Fe en Dios. Fragmento de la tapa de un sarcófago del siglo IV d. en donde se aprecia el motivo de la “nave mística”. Los nombres grabados cerca de cada uno de los personajes explican quiénes son: IESUS el timonel y los remeros: MARCUS, LVCAS y (IO)ANES. Esta escena que simboliza la Iglesia como la nave de la que Cristo es el timonel y a la cual guían los Evangelistas.
  43. 43. Sarcófago de Strigylos con el tema del Buen Pastor
  44. 44. Los sarcófagos paleocristianos Sarcófago de los Apóstoles FRONTAL EN FORMA DE FRISO CONTINUO En los SARCÓFAGOS se advierte una evolución: desde el que sólo decora su frente con molduras sinuosas y cóncavas (Strigylos), a la organización del frontal en forma de friso o cobijando las figuras y escenas bajo arcadas.
  45. 45. Escenas del sarcófago de Toledo procedente de Layos Titulo: Adán y Eva y la adoración de los Magos, Siglo IV Museo: Museo Marés de Barcelona Relieve SARCÓFAGO CON EL FRONTAL EN FORMA DE FRISO CONTINUO
  46. 46. Sarcófago del Buen Pastor Titulo: Sarcófago del Buen Pastor, Siglo IV Museos Vaticanos relieve
  47. 47. Sarcófago paleocristiano con escenas de la pasión de Cristo S. IV Museos Vaticanos relieve FRONTAL ORGANIZADO EN ESCENAS BAJO ARCADAS
  48. 48. Sarcófago de Junio Basso
  49. 49. SARCÓFAGO BORGHESE
  50. 50. Lápidas cristianas En las catacumbas se han encontrado múltiples símbolos e historias del cristianismo grabados en lápidas. Aquí vemos una lápida en donde se representó la existencia terrenal como un viaje peligroso que llega a la meta final que ilumina la luz del faro, alegoría de la Fe cristiana. Lápida con inscripción funeraria de Firmia Victoria. Mármol blanco. Siglo III
  51. 51. En 1600, el escultor Stéfano Maderno realiza una de las imágenes más patéticas de la iconografía cristiana: La Santa Cecilia yacente para el altar de la Basílica de Stª Cecilia in Trastévere. La singular escultura no fue ocurrencia del maestro; simplemente se limitó a trasladar al mármol la figura del cuerpo de la joven Mártir, tal y como fue hallado en el cúbiculo a ras del suelo de una de las capillas de las Catacumbas de San Calixto. El descubrimiento del cuerpo admirablemente (milagrosamente) conservado causó enorme conmoción por la forma en que se presentaba: Reclinado sobre la superficie del nicho, vestido con una simple túnica, con la cabeza envuelta en un lienzo y girada, mostrando el tajo mortal en el cuello. Pero en la disposición del cuerpo, más que las huellas del martirio, resaltaba la peculiar disposición de las manos: La derecha con el pulgar, índice y corazón extendidos; la izquierda, con el índice sólo. Era una forma cristiana de significar la fe en la Trinidad de Dios: Un Dios-Tres Personas. Un credo abreviado, tan plástico y comprensible como el lenguaje gestual de los mudos y los sordos, tan elocuente en la patética figura de Cecilia.
  52. 52. • PINTURA. – Soporte: paredes de las catacumbas y de las basílicas. – Técnica: al fresco en las catacumbas; mosaico en las basílicas. – Temas: evangélicos y alegóricos. – Ausencia de belleza formal sustituida por la importancia del mensaje. – Falta de perspectiva, hieratismo, colores, casi siempre, planos.
  53. 53. Orfeo amansando a las fieras. Este fresco de la catacumba de Domitila en Roma ejemplifica la introducción de la iconografía mitológica en el arte paleocristiano.
  54. 54. Catacumba de Santa Priscila El Buen Pastor
  55. 55. El Buen Pastor Catacumba de San Calixto Bautismo del Señor. Catacumba de San Marcelino y San Pedro, primeras imágenes de Cristo desnudo, es algo que no será común en el arte cristiano posterior.
  56. 56. El sacrificio de Isaac Predominio de lo lineal frente a lo pictórico. No hay volumen, es una pintura plana.
  57. 57. Catacumbas de Santa Priscila. Orante. Catacumbas de San Calixto. Orante.
  58. 58. En cuanto al estilo, estas pinturas llevan la marca de la tradición grecorromana. Esta figura (izquierda), que en el aspecto artístico no parece muy impresionante, resulta, a pesar de todo, profundamente conmovedora como imagen de fe. Posee una carga secreta de convicción que compensa cualquier incompetencia técnica. Orante
  59. 59. Catacumba de Santa Priscila. La orante.
  60. 60. Catacumba de Santa Priscila. Virgen con el Niño.
  61. 61. Catacumbas de Santa Domitila Roma
  62. 62. Noé en el Arca (Catacumba de Santa Domitila), símbolo de la Iglesia y la Salvación.
  63. 63. Jonás tragado por la ballena (Catacumba de Santa Domitila), simboliza los tres días en el sepulcro previos a la resurrección de Cristo.
  64. 64. Jonás en el Mar (Catacumba de los Santos Marcelino y Pedro)
  65. 65. Catacumbas de San Pedro y San Marcelino, frescos originalmente datados en la Roma del siglo VI.
  66. 66. Jonás en la Catacumbas de Priscila
  67. 67. Daniel en el foso de los leones (Catacumba de San Calixto), desnudo masculino pero nada sensual, lo que va a ser típico en el primitivo arte cristiano.
  68. 68. Detalle del cubículo de los cinco santos, fresco de la catacumba de San Calixto en Roma. Principios del siglo IV.
  69. 69. Adán y Eva. Catacumbas de San Pedro y San Marcelono. Los símbolos representados en los frescos son como un Evangelio en miniatura, una síntesis de la fe cristiana. El carácter simbólico se impone a la belleza formal.
  70. 70. • MOSAICO. – Soporte: pavimentos, muros, ábsides de las basílicas. – Técnica: teselas de mármol y vidrio. – Temas: evangélicos y alegóricos. – Ausencia de belleza formal sustituida por la importancia del mensaje. – Falta de perspectiva, hieratismo, colores, casi siempre, planos. – Fondos dorados que simbolizan el cielo y el resplandor divino.
  71. 71. Capillas del Sacramento de la catacumba de San Calixto, el pez era utilizado como un símbolo
  72. 72. Mausoleo de Santa Constanza en Roma Nave anular de Santa Constanza, en Roma. Detalle de los mosaicos del siglo IV que cubren las bóvedas de la nave anular. Se puede ver como se mantienen los temas propios de la ornamentación y del gusto clasicista, aún en un contexto específicamente cristiano. Los motivos de estos mosaicos consisten en representaciones de elementos vegetales, aves, "putti" o incluso Cupidos en la vendimia, dispuestos sobre un fondo de color blanco que contrasta con los fondos dorados que progresivamente se fueron difundiendo e imponiendo en los mosaicos paleocristianos y bizantinos.
  73. 73. Mausoleo de Santa Constanza en Roma
  74. 74. MOSAICOS: DECORACIÓN INTERIOR DEL MAUSOLEO DE SANTA CONSTANZA EN ROMA
  75. 75. Cristo soldado
  76. 76. MOSAICO ROMANO: "DANIEL EN EL FOSO DE LOS LEONES", MUSEO DEL BARDO A TUNISI. SIGLO IV
  77. 77. Guirnaldas de viñas, coronas de flores y cintas geométricas delatan la tradición clásica de este tipo de decoraciones. Mausoleo de Gala Placidia. Rávena S. V
  78. 78. Mausoleo de Gala Placidia. Rávena S. V
  79. 79. Mausoleo de Gala Placidia. Rávena S. V
  80. 80. MOSAICOS DEL MAUSOLEO DE GALA PLACIDIA MOSAICOS
  81. 81. MOSAICOS DEL MAUSOLEO DE GALA PLACIDIA
  82. 82. Frente a la austeridad del exterior, la decoración del interior del mausoleo de Gala Placidia es muy lujosa. La técnica del mosaico es de origen romano, aunque en el arte paleocristiano no se utiliza como pavimento sino como elemento decorativo y con una significación nueva. Cada brazo de la cruz está cubierto con bóveda de cañón. Todo el edificio está recubierto con mosaicos de simbología cristiana.
  83. 83. BAPTISTERIO DE LOS ORTODOXOS EN RÁVENA, SIGLO VI
  84. 84. • Arte paleocristiano en España • El arte paleocristiano en España constituye la etapa final de la influencia romana. El cambio cultural que se opera durante los siglos II al IV tuvo en la Península poca vigencia, pues las invasiones de los pueblos germánicos se inician en el año 409. Pese a ello, y cada vez más, han aparecido abundantes testimonios de la vitalidad del arte paleocristiano hispano. • En arquitectura hay que citar las casas patricias de Mérida (Casa Herrera) y Fraga, adecuadas al culto, en Ampurias, una basílica de una nave; en San Pedro de Alcántara, en Málaga una basílica con dos ábsides contrapuestos; en Mallorca la iglesia basilical de Son Peretó; en Toledo la basílica de Carranque; y en Lugo la iglesia subterránea de planta basilical de Santa Eulalia de Bóveda. Edificios funerarios los hay en La Alberca, en Murcia y sobre todo el mausoleo de dos cámaras cubiertas por cúpulas en Centcelles (Tarragona). • La escultura de la época se halla especialmente representada por los sarcófagos decorados con temas del Crismón, estrígilos, escenas bíblicas y representaciones alegóricas. Entre ellos se destacan el de Leocadius en Tarragona y el de Santa Engracia en Zaragoza. También se conservan alguna estatuas exentas, como varias con el tema del Buen Pastor, laudas sepulcrales y mosaicos que por su técnica y sentido del color siguen los modelos romanos.
  85. 85. Construida a finales del s.V o principios del s.VI, presenta como principal característica dos ábsides enfrentados, uno en su cabecera y otro en sus pies. Posible pila bautismal. Basílica de Casa Herrera en Mérida
  86. 86. la basílica de Carranque reconstrucción la Basílica (comenzó siendo un edificio civil para pasar a ser un lugar de culto con cruces, pilas bautismales y sarcófagos, se puede decir que es uno de los más antiguos lugares de culto del cristianismo en la península).
  87. 87. Detalle del SARCÓFAGO DE MONASTIL, con escenas de Jonás y la ballena Sarcófago de la Huerta de San Rafael Museo arqueológico de Córdoba SARCÓFAGO PALEOCRISTIANO CON ESTRIGILOS DE TURIASO (SIGLO III ). Museo Arqueológico de Tarazona.
  88. 88. EN CONCLUSIÓN • El arte paleocristiano evoluciona desde el primitivo aniconismo hacia el descubrimiento de la utilidad de las imágenes. • La claridad y la sencillez son el eje del lenguaje plástico y de los programas iconográficos. Importa su significado, su valor conceptual. • Los artistas, educados en los métodos descriptivos romanos, se fueron concentrando progresivamente en lo esencial. • Como religión libertadora y salvadora, el cristianismo recurre a la representación visual para adoctrinar a los fieles. • Más que a la perfección plástica, recurre a símbolos, o a temas de la mitología clásica, pero dotándolos de un significado cristiano. La simbología y la iconografía cristiana comenzará, en consecuencia, por unificar dos tendencias: la realista romana y la abstracta oriental.
  89. 89. ARTE PALEOCRISTIANO Alberto Rubio Sánchez Departamento de Geografía e Historia IES Julio Caro Baroja Fuenlabrada - Madrid Elaborado por María del Pilar González, IES VALLE INCLÁN TORREJÓN DE ARDOZ pero basado en:

×